Sie sind auf Seite 1von 3

No hay que utilizar la misma zapatilla de deporte para la vida cotidiana que para el deporte.

Se
debe guardar un calzado para la práctica deportiva. Para este tipo de practicas hay que tener en
cuenta tres puntos: el primero es la suela, que tiene que absorber el golpe contra el suelo, debe
tener grosor en la parte delantera y trasera del pie y ser diferente en la parte central. El segundo
punto es la plantilla que adapta el pie a la suela y el tercer punto es la parte externa de la zapatilla,
que cumple la función de sujetar el pie.

El deportista debe saber si tiene un pie pronador, que cae hacia dentro o un pie supinador, que es
el que se gira hacia fuera. Existen zapatillas para correr pronadores o supinadores. Si un corredor
tiene un pie muy pronador necesitará un plantilla ortopédica para compensar este defecto. Un
mal calzado puede ser el causante de un esguince de tobillo.

Las botas idóneas para mantener los pies en buen estado deben ser de punta redondeada y de
talón cuadrado y ancho.

Podología - La importancia de un calzado


que respete la forma del pie
Última actualización de la noticia: 19/08/2010

Buen calzado

Los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo y, sin embargo, es la zona
a la que menos atención prestamos. Los pies soportan nuestro peso y nos permiten
desplazarnos, así que es necesario cuidar su salud. Con el cambio de estación y la llegada
de frío, el calzado de verano se sustituye por el de invierno, quedando así nuestros pies
más protegidos aunque a veces sea de forma incorrecta.

Josep María Carnero, Secretario del Colegio de Podólogos de Catalunya, incide en la


importancia de usar un calzado adecuado para que nuestros pies no sufran consecuencias
negativas.

Existen dos conceptos diferenciados en cuanto al uso del calzado. Por un lado hay personas
que lo consideran un elemento de comodidad y, por tanto, su finalidad es que el pie se
sienta de la mejor manera posible. En contraposición, nos encontramos con otro grupo de
gente que prima la parte estética antes que la práctica, y utiliza un calzado determinado
porque está más de moda. Son estas presiones sociales las que hacen que se calcen zapatos
que no respetan la fisiología del pie y que, por tanto, no resultan saludables para esa zona
del cuerpo. Unos de los zapatos más utilizados en invierno son las botas. La caña protege
la pierna y aporta un grato calor a las extremidades. Las botas idóneas para mantener los
pies en buen estado deben ser de punta redondeada y de talón cuadrado y ancho. Esta es la
forma correcta porque es la que más se aproxima a la morfología del pie. En cuanto a la
caña, es necesario que ésta no comprima la pierna ya que de lo contrario podrían aparecer
problemas de retorno venoso. Tal y como apunta el señor Carnero, no es necesario un
zapato caro para calzar bien. En la mayoría de los casos, cuanto mayor es el precio del
calzado, más inadecuado es para el pie. ¿Por qué? La razón radica en que un precio elevado
se corresponde a una mayor sofisticación del diseño, un zapato caro es normalmente más
extremado. Aquí ya no entra en juego la importancia de los materiales, sino la forma que
tiene la prenda. Los zapatos más sofisticados no suelen respetar las formas fisiológicas del
pie, por lo que se convierten en auténticos enemigos de esta parte del cuerpo. Vestir un
calzado inadecuado puede causar muchos trastornos en los pies. Muchas veces, sobre todo
con los zapatos acabados en punta, los dedos se apelmazan porque no caben. También se
pueden producir lesiones de uñas, metatarsianas por el tacón, callosidades, problemas de
rodilla y hasta dolores lumbares. Recordemos que usando tacones se varía en centro de
gravedad ya que la pelvis cambia de posición. Un gran número de pacientes que presentan
fuertes dolores de espalda usa un calzado inadecuado que le provoca ese sufrimiento. Y
muchos de ellos ni siquiera lo saben. Según los especialistas, el calzado con cordones es el
mejor que existe. Los dedos adquieren mayor libertad de movimientos, y la sujeción no es
por presión, como sería en el caso de los zapatos abrochados.

El calzado para Correr

Exigencias

 Moderado nivel de impacto


 Alto nivel de movimientos repetitivos
 Bajo nivel de movimiento laterales
 Bajo riesgo de torcedura de tobillo

Características de diseño

 Empeine flexible
 Amortiguación amplia y específica
 Suela durable
 Liviano
 Soporte de talón (contrafuerte)
 Diseño de corte bajo

El calzado para Aerobics

Exigencias

 Moderado nivel de impacto


 Alto nivel de movimientos repetitivos
 Moderado nivel de movimiento laterales
 Moderado riesgo de torcedura de tobillo

Características de diseño

 Amortiguación amplia y específica


 Suela de base amplia (especialmente ancha)
 Empeine flexible
 Liviano
 Diseño de corte mediano

http://www.vivirmejor.es/es/dermatologia/noticia/v/145/categoria/13/actualidad/accion-
psoriasis-asociacion-de-ayuda-a-los-pacientes-05131.html

http://ropa.idoneos.com/index.php/Calzado_deportivo/Gu%C3%ADa_calzado#El_calzado_para_A
erobics

Verwandte Interessen