Sie sind auf Seite 1von 3

NIA 200: objetivos, naturaleza y alcance de la auditoría de estados financieros

La NIA 200 se crea con el objetivo de brindar las herramientas para que el auditor, en
medio del ejercicio de su labor, aumente el grado de confianza para los usuarios de la
información. Esta confianza se obtiene por medio de la opinión emitida en los informes
del auditor, en los que se alojan datos importantes sobre la fiabilidad de la información
encontrada en los estados financieros; dicha información describe si estos cumplen o no
con los nuevos marcos técnicos normativos de información financiera y si responden a
los principios contables.
En el proceso de auditoría se debe recopilar información y documentar el proceso a
través de evidencias que permitan soportar la opinión del auditor, con tal fin, se requiere
que este tenga una seguridad razonable (entiéndase esta última como un grado de
seguridad alto más no absoluto) para soportar esta opinión y que esta sea más
convincente hacia los administradores y responsables de gobierno, ya que la idea es que
se pueda minimizar el riesgo de dar una opinión inadecuada.
En esta NIA cobran relevancia los aspectos relacionados en la NIA 320 que se refieren a
que el auditor debe tener sumo cuidado en la determinación de la materialidad o
importancia relativa de los hechos económicos y transacciones de la entidad, así como
en la evaluación de las incorrecciones identificadas en los estados financieros, ya que el
auditor debe evidenciar su criterio profesional considerando si estos hechos son
materiales o no, y evaluar si estos influyen en las decisiones económicas que puedan
tomar los diferentes usuarios de la información.
ALCANCE: Esta norma nos habla sobre la responsabilidad global del auditor
independiente al realizar los exámenes de auditoría de estados financieros de
conformidad con las Normas Internacionales de Auditoría, especificando los objetivos
generales y globales del auditor independiente y explica el alcance y naturaleza de una
auditoría, diseñada para permitir al auditor encontrar los objetivos deseados. También
incluye los requisitos necesarios para su desarrollo, estableciendo la responsabilidad
general del auditor, el uso y obligación de las Normas Internacionales de Auditoría (NIA).
NIA 200: Objetivos de una auditoría:
• El propósito de una auditoría es aumentar la confianza en la información que se da a
los usuarios.
• Los estados financieros son preparados por la gerencia y son su responsabilidad.
• El auditor, debe obtener una razonable seguridad de que los estados financieros en
su conjunto, estén libres de error material, ya sea debido a fraude o a error.
• Para emitir un informe, el auditor debe haber cumplido con todas las NIAs de lo
contrario, no puede decir en su reporte que cumplió con las NIAs.
• El auditor, debe planificar y llevar a cabo el trabajo con escepticismo profesional,
reconociendo que pueden existir errores materiales.
• Si el auditor no puede lograr el objetivo de una NIA, esto significa un tema
significativo y hay que evaluar si se modifica la opinión o se renuncia al trabajo.
NIA 210: Acordando los términos de una auditoría.

El auditor continúa o acepta una auditoría, cuando las bases del trabajo han sido
aceptadas por la gerencia.
Estableciendo, si las precondiciones de la auditoría están presentes:
• Base contable aceptable,
• La gerencia reconoce su responsabilidad en la preparación de los estados financieros
y en el diseño e implementación del control interno, que asegure que los estados
financieros estén libres de error, ya sea por fraude, o error, y la gerencia le dará al
auditor, toda la información.
• Confirmando que hay un entendimiento entre el auditor y la gerencia de los términos
del trabajo. Los términos del trabajo deben ser acordados con la gerencia por escrito,
anualmente.
NIA 220: Control de calidad de la auditoria de estados financieros.
De acuerdo con la Norma de Control de Calidad Número 1, las firmas de auditoría deben
establecer y mantener un sistema de control de calidad para proporcionar razonable
certeza de que:
• La firma y sus profesionales, cumplen con las NIA y los requerimientos legales.
• Los reportes que se emiten, son apropiados en las circunstancias.
El firmante de la opinión, asume la responsabilidad de asegurarse que esto se cumpla.
Para las entidades listadas se requiere un socio de calidad y se debe documentar su
trabajo.

NIA 230: Documentos de auditoria.

• Se documenta para dejar evidencia de las conclusiones y de que la auditoría se planeó


y ejecutó de acuerdo con las NIAs.
• Debe documentarse, quién hizo la tarea, cuando, quién la revisó, cuando.

NIA 240: La responsabilidad del auditor en relación al fraude

• El auditor debe identificar y evaluar el riesgo de error por fraude en los estados
financieros y a nivel de aserciones, saldos y divulgaciones.
• Se presume riesgo de error significativo por fraude en el reconocimiento de ingresos
(si se refuta: documentarlo).
• El auditor debe incorporar imprevisibilidad en la naturaleza, extensión y oportunidad
de los procedimientos. Los procedimientos, deben tener conclusiones.
• El auditor debe asegurarse que al hacer los procedimientos analíticos finales no
surgen elementos de error por fraude.
• La carta de representación debe incluir una manifestación que la gerencia es la
responsable de prevenir y detectar el fraude y que han dado toda la información al
auditor.
NIA 250: Consideración de las disposiciones legales y reglamentarias en la auditoria de
estados financieros.

La gerencia es responsable de asegurarse que la entidad cumple con las leyes,


incluyendo su impacto contable.

• El auditor obtiene suficiente evidencia del cumplimiento con las leyes y regulaciones
que tienen efecto material en los estados financieros, identifica instancias de
incumplimiento que tengan efecto material en los estados financieros y responde
apropiadamente.

NIA 260: Comunicación con el gobierno corporativo

• El auditor debe comunicar con claridad a los miembros del gobierno corporativo las
responsabilidades del auditor y un resumen de su enfoque planeado y de la
oportunidad de los procedimientos.
• Obtener de los miembros del gobierno corporativo información relevante para la
auditoría.

El auditor debe:
 Proporcionar por escrito a los miembros del gobierno corporativo con
observaciones significativas surgidas de la auditoria y relevante para su
responsabilidad de supervisión del proceso de reportes financieros.
 Promover una comunicación efectiva y de doble vía entre el auditor y los
miembros del gobierno corporativo.
NIA 265: Comunicaciones de debilidades de control interno
• El auditor, debe comunicar las debilidades de control interno que lleguen a su
conocimiento en el transcurso de la auditoría y que de acuerdo con su juicio
profesional, requieren ser comunicadas.

Conclusión:
Esta NIA es importante porque regula las responsabilidades del auditor, establece y
brinda pautas sobre el control de calidad en el personal de las Sociedades de Auditoría
(SOA), procedimientos, información financiera, etc. Los procesos de auditoría, que se
llevan a cabo dentro de las entidades de una organización, se coordinan en función del
planeamiento, ejecución y supervisión. El control que provee la auditoría es parte de
dichos procesos y está integrado en ellos, permitiendo su funcionamiento adecuado y
supervisando su comportamiento y su aplicación de la normativa (NIA y NIIF) vigente a
la fecha.