Sie sind auf Seite 1von 3

ANTROPOLOGIA

Esta ciencia analiza al hombre en el contexto cultural y social del que forma parte.
Así analiza el origen del ser humano, su desarrollo como especie social y los
cambios en sus conductas según pasa el tiempo.

Se dice que Georges-Louis Leclerc, en 1749, fue el primer estudioso en postular a


la antropología como una disciplina independiente. Su desarrollo se asentó sobre
dos posturas: el estudio de las diversas características físicas del ser humano y la
comparación descriptiva de los distintos pueblos.
La antropología es una ciencia comprensiva general que estudia al hombre en el
pasado y en el presente de cualquier cultura. Esta se divide en dos grandes campos:
la antropología física, que trata de la evolución biológica y la adaptación fisiológica
de los seres humanos, y la antropología social o cultural, que se ocupa de las
personas viven en sociedad, es decir, las formas de evolución de su lengua, cultura
y costumbres.

RAMAS DE LA ANTROPOLOGIA

Antropología física:

Ciencia que estudia al hombre en sus aspectos biológicos (antropología


físico-biológica), es decir, estudia al hombre en cuanto organismo animal. En la
medida en que el hombre es fruto del proceso evolutivo, la antropología física
estudia también el conjunto de los homínidos. Además, se centra también en el
estudio de las diferencias o variaciones físicas entre las poblaciones humanas a lo
largo del tiempo y de sus distribuciones en el espacio. Una de las cuestiones
fundamentales de la antropología física es la de situar al hombre dentro del sistema
de los otros seres vivos, y esclarecer su origen y evolución; otra cuestión
fundamental es la del estudio de las variaciones existentes entre grupos y razas
humanos, para establecer su significación y su importancia para el conjunto de la
especie, así como estudiar cuales son los factores que originan estas diferencias.

Para su desarrollo, la antropología física o biológica precisa del concurso de


otras ciencias, tales como la anatomía, la fisiología, la paleontología humana, la
biología molecular y la genética.
Históricamente la antropología física es una ciencia reciente, aunque desde
la antigüedad se puede constatar el interés por el estudio de la especificidad física
y biológica del hombre. Aristóteles mismo hizo estudios comparativos entre el
hombre y los simios, y algunos historiadores antiguos, como Herodoto, daban
especial importancia a la descripción de los rasgos físicos de algunos pueblos. Pero
solamente a partir de Linneo se hizo posible la aparición de una antropología física
como ciencia. Linneo, al clasificar al hombre y el conjunto de los simios en el grupo
de los primates, dio el paso fundamental para poder considerar al hombre como
objeto de estudio de las ciencias naturales. J.F.Blumenbach, con su obra De generis
humani varietate nativa (publicado en 1775), originó una corriente de estudios
antropométricos, que serían la base taxonómica y descriptiva de la antropología
física.

Antropología cultural:

Rama de la antropología que estudia las características del comportamiento


aprendido en las sociedades humanas, es decir, ciencia de la cultura humana. En
general, es la ciencia que estudia el origen, desarrollo, estructura, características y
variaciones de la cultura humana tanto de las sociedades del pasado como de las
del presente. La etnografía, la etnología, la arqueología, la lingüística y la
antropología física son las disciplinas sobre las que se funda la antropología cultural.

Antropología social:

Nombre que se da en Inglaterra a la antropología cultural. De hecho, la


denominación de antropología social, preferida en Inglaterra, se basa en el hecho
de que en dicho país se ha acentuado el estudio de los aspectos relacionados con
las estructuras políticas, sociales, económicas y de las relaciones de parentesco,
dejando en un segundo plano el estudio de los ritos, los mitos, el arte, las técnicas
y la producción de utensilios, y ello debido a que Radcliffe-Brown consideró que el
tema específico de la antropología debía ser el estudio de la estructura social. No
obstante, no hay motivos para una auténtica diferenciación entre antropología social
y antropología cultural: son dos términos distintos para expresar una misma
disciplina, aunque con uno de ellos se pone más énfasis en el estudio de las
estructuras sociales y, en el otro, se tiende a abarcar un campo de estudio más
amplio. Por ello, puede considerarse la antropología social como una
especialización de la antropología cultural. En Francia designa a la Escuela
sociológica francesa, que se inició con Émile Durkheim, y continuó con M. Mauss y
Lévi-Bruhl.
Antropología filosófica:

Reflexión filosófica que considera al hombre (anthropos) como objeto de


estudio en una perspectiva global. Como reflexión filosófica no es una ciencia, sino
un análisis de los fundamentos de la misma noción de ser humano, y de la
consideración de éste como punto de partida de todo conocimiento sobre sí mismo
y sobre el mundo. En este sentido es, como dice Max Scheler, un puente entre las
ciencias y la metafísica. Por ello, no es una disciplina filosófica que trate de
establecer apriorísticamente las características de una pretendida esencia humana
inmutable, sino que parte de las ciencias humanas, tales como la antropología física,
la antropología cultural, la psicología, la lingüística, la sociología, etc., para elaborar
una reflexión sobre el ser humano en su globalidad, capaz de explicar cómo este
ser humano es la condición de posibilidad de tales ciencias y, en general, de la
conducta humana: lenguaje, arte, ciencia, religión, mitos, acción moral, agresividad
(ver texto ). Por ello, no se trata de un estudio particular sobre las características
humanas, sino una reflexión filosófica y holística acerca del ser humano.