Sie sind auf Seite 1von 197

 

   

BLOQUE TEMÁTICO I   
INTRODUCCION 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
TEMA 1.  EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL Y EL  TRABAJO DE LA ARQUEOLOGIA CLASICA

 Concepto de Cultura Material y Método de trabajo de la Arqueología Clásica 
 Arqueología Clásica y cultura material. Síntesis de una evolución conceptual 
 La Arqueología Clásica ante el debate teórico 
 Relaciones de la Arqueología Clásica con otras disciplinas afines 
 Las fuentes de conocimiento de la Arqueología Clásica 
 El método y las técnicas de trabajo en la Arqueología Clásica 
 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 1 
   
 

   

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL Y EL  TRABAJO 
DE LA ARQUEOLOGIA CLASICA 
INTRODUCCION  

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 2 
   
TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL Y EL  TRABAJO DE LA ARQUEOLOGIA CLASICA 

1. ARQUEOLOGIA CLASICA Y CULTURA MATERIAL. BREVE SINTESIS DE UNA EVOLUCION CONCEPTUAL. 

1.1. LOS CONCEPTOS Y SU CONTEXTO TEORICO 

“Arqueología” del griego «ἀρχαίος» archaios, viejo o antiguo, y «λόγος» logos, ciencia o estudio de lo antiguo).  
Son diversas las definiciones que se han aplicado al término:  
 Es  una  disciplina  académica  que  estudia  los  cambios  que  se  producen  en  la  sociedad,  a  través  de  restos 
materiales distribuidos en el espacio y contenidos en el tiempo.  
 El punto de partida arranca de los siglos XVII y XVIII, cuando la Arqueología apareció ligada de forma práctica al 
coleccionismo como ciencia anticuaria, llegando al momento actual en que se define como una disciplina histórica 
autónoma, con un objeto y unos objetivos de estudio, un método de trabajo y un procedimiento de verificación 
propios.  
 Actualmente,  la  Arqueología  es,  pues,  una  disciplina  histórica  cuyo  objeto  de  estudio  está  constituido  por  las 
sociedades del pasado empleando para su análisis las fuentes materiales. Para ello hace uso del método científico 
y así poder reformular los planteamientos viejos o reinterpretar el hecho histórico hasta situarlo en su contexto 
histórico y cultural.  
Arqueología Clásica: El adjetivo “Clásica” identifica la Antigüedad griega y romana 
 Nacimiento de la disciplina de la mano de WincKelmann (1717‐1768) que la vinculo a los planteamientos estéticos 
de la Historia del Arte. 
 WincKelmann fue el primero en situar la obra de arte dentro de un contexto histórico y el primero en sentar las 
bases de una ordenación cronológica. Lo hizo bajo la óptica de lo estético de ahí la confusión de Arqueología e 
Historia del Arte. 
 La Arqueología Clásica  evoluciona al margen de los cambios teóricos que se producen en otras áreas como la 
Prehistoria durante el s. XX. 
 Lo  que  hizo  romper  esta  tendencia  fue  la  introducción  de  los  principio  del  Materialismo  Histórico‐  Se  crea  un 
modelo  que  consiste  en  explicar  la  transformación  social  empleando  como  método  la  dialéctica,  con  el  fin  de 
mostrar la dinámica interna que  origina  los  procesos  históricos  de  las  sociedades  pasadas.  En  relación  a  la 
Arqueología enfatiza en el análisis de las jerarquías socio‐política, las tensiones entre clases  y  las  relaciones  de  
poder  estudiando  y  reconstruyendo  las  relaciones  de producción a partir de los elementos materiales. 
 El  desarrollo  occidental  de  esta  tendencia  ha  sido  el  de  la  Escuela  Italiana  encabezada  por Bianchi 
Bandinelli y Carandini. 
- A  partir  de  los  años  60‐  Bianchi  Bandinelli  –  revista  Dialoghi  di  Archaeologia‐  inician  una renovación 
de los principios de la Arqueología clásica. 
- Bianchi   Bandinelli   primero   defiende   la   interpretación   de Arqueología  como  Historia  del  Arte  (senda 
winckelmaniana),  luego  evoluciona  viendo  la  obra  de  arte  como  producto  de  la  sociedad  reflejando  la 
dialéctica entre grupos sociales y gustos. La obra de arte transciende las cuestiones puramente estéticas. 
- Carandini  critica  que  los  estudios  de  la  arqueología  romana  habían  girado  en  torno  a  la Historia del 
Arte olvidando los aspectos sencillos de la vida cotidiana de la gente. Al hilo de esto se pondera el concepto 
de  Cultura material. Expone la necesidad de ampliar el margen de estudio a todos los contextos antiguos no 
solo  a  los  objetos  con  valor  estético  que  además  en  muchas  ocasiones  no  están  debidamente 
contextualizados.  Ataca  a  las  relaciones  entre  Historia  del  Arte  y  Arqueología  clásica  la  separación 
idealista  de  funciones  donde  el  trabajo  de  la  arqueología  se  había  convertido  en  una  mera  técnica  de 
excavación para obtener objetos que eran valorados por sus cualidades estéticas. 
- Se defiende el papel de lo ordinario (objeto sin valor estético) como elemento para reconstruir la historia 
 
 
 
 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 3 
   
Historia de la Cultura Material: El Objetivo es la reconstrucción histórica en las que se tiene en  cuenta  las  relaciones 
sociales  y  económicas más que  la  mera  sucesión  de acontecimientos. 
 E. Giannichedda la define como: La búsqueda de la reconstrucción histórica desde  el  punto  de  vista  de  quien  la 
ha vivido sin poder transmitirla  a la posteridad, a no ser inconscientemente con sus propios restos materiales. 
 Es  la  investigación  relativa  a  las  condiciones  de  vida  de  la  mayoría  de  la  población,  no limitándose  a  hechos 
aislados  centrada  en las infraestructuras y evidentemente  en  el estudio de objetos concretos. 
 Dentro de los objetos a estudiar: 
‐ Objetos y elementos producidos por una sociedad 
‐ Practicas ideadas para producirlos, distribuirlos, usarlos, desecharlos…. 
Es decir artefactos, manera, causas por la que se han hecho y su función y significado dentro de la sociedad. Para 
ello es necesario el análisis del contexto donde estos han aparecido 
1.2. MARGENES GEOGRAFICOS Y TEMPORALES DE LA DISCIPLINA 
El término “Clásico” abarcaría el desarrollo de las culturas griega y romana, desde la perspectiva de un clasicismo de 
cuño occidental relacionado con el mundo mediterráneo.  
El  ámbito  territorial  de  la  Arqueología  Clásica  se  inscribe  así  en  una  perspectiva  eminentemente  mediterránea  y, 
durante el período romano, la expansión de estos límites territoriales trae consigo una ampliación del marco espacial de 
la disciplina, incorporando la Europa continental y atlántica.   
Por su parte, los márgenes temporales de la Arqueología Clásica incorporan el período histórico en el que tuvo lugar el 
desarrollo de las sociedades griega y romana, abriendo su campo cronológico con los desarrollos culturales que tuvieron 
lugar en el mar Egeo durante la Edad del Bronce, ya que se considera que estas sociedades representan los orígenes del 
mundo  griego.  Su  límite  temporal  de  cierre  no  es  unánime,  pues  el  concepto  de  “Tardía  Antigüedad”  es  un  espacio 
transicional, que reclaman para sí tanto la Arqueología Clásica como la Medieval. 
4. LAS FUENTES DE CONOCIMIENTO EN LA ARQUEOLOGIA CLASICA 
El registro del material junto con su contexto son las fuentes de conocimiento de la Arqueología Clásica, pero se puede 
ampliar  las  posibilidades  de obtención  de datos,  así  que se  puede considerar  también  documentación  material toda 
aquella información que se obtiene indirectamente a través del análisis de muestras por diferentes procedimientos  o 
soportes, teniendo entonces distintas fuentes de conocimiento además de las materiales 
FUENTES MATERIALES 
a) Fuentes  Arqueológicas:  En  teoría  son  todos  los  restos  materiales  que  se  pueden  obtener  o  estudiar  con 
metodología arqueológica, pero en la actualidad se define dentro del término «cultura material» y son testimonios 
de naturaleza variada, como enseres domésticos (mobiliario, vajilla, instrumentos, etc.), aperos y herramientas, 
residuos de actividades productivas o domésticas (vertederos, basureros, etc.), elementos y estructuras funerarias, 
edificios monumentales, viviendas sencillas, talleres, asentamientos, espacios productivos y el territorio. 
El  registro  del  material  junto  con  su  contexto  amplía  las  posibilidades  de  obtención  de  datos  y,  por  ello, 
actualmente,  el  concepto  de  material  comprende  ambos  componentes.  Por  tanto,  se  considera  también 
documentación material toda aquella información que se obtiene a través del análisis de muestras por diferentes 
procedimientos físicos, químicos, polínicos, etc.  
Dentro de las fuentes arqueológicas está la arquitectura  

b) Fuentes Epigráficas: Son Documentos escritos sobre soportes de piedra, o bronce… 
La documentación epigráfica tiene un carácter arqueológico por su soporte material y modo 
de hallazgo (la excavación), y documental por su contenido  
El  epígrafe  es  al  mismo  tiempo  texto  y  monumento  participando  de  la  naturaleza  y 
características de las fuentes escritas y de las materiales.  
Como fuente escrita ofrece da información sobre la organización político‐social, la economía, 
el derecho o la religión 
Como fuente material da información sobre los comportamientos funerarios, modas… 
Los  epígrafes  datados  históricamente  pueden  fechar  acontecimientos  históricos  y  si  no 
cuentan con datación su hallazgo en un contexto arqueológico permite su enmarque cronológico relativo 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 4 
   
c) Fuentes  Numismáticas:  Nos  proporcionan  información  por  medio  del 
estudio de las monedas. 
Las  monedas  son  objetos  arqueológicos,  con  una  información  interna 
(iconográfica,  cronológica,  económica  y  política,  etc.),  cuyo  valor  como 
fuente de conocimiento aumenta en proporción directa a la fidelidad con 
que se conozca el contexto en que se hallaron. 
La moneda siempre posee un valor cronológico intrínseco que posee ceca 
y fecha de acuñación. A efectos de datación arqueológica, la fecha de la moneda implica siempre un terminus post 
quem ya que se trata de la data de acuñación y puede existir un desfase temporal con el lugar donde se localice. 
d) Fuentes Etnográficas: Es la observación directa del comportamiento de grupos tradicionales actuales  sobre unos 
efectos  visibles  y  analizables  por  el  arqueólogo  y  la  comparación  de  esos  efectos  con  el  registro  arqueológico 
observado. 
Renfrew y Bahn definen el procedimiento etnográfico como la base de una de las ramas de la Antropología Cultural 
De manera general la Etnología es un método de investigación que consiste en observar las prácticas culturales de 
los grupos sociales. 
FUENTES ESCRITAS 
Dentro de las fuentes escritas tenemos:  
a) Los textos: son documentos escritos independientemente de su naturaleza literaria, 
jurídica,  geográfica,  etc.,  que  ayuda  a  encaminar  o  completar  la  investigación  al 
arqueólogo e historiador 
Las  fuentes  escritas  se  han  considerado  la  fuente  primaria  del  conocimiento 
histórico, asociando el análisis histórico con el documento textual. Se han reconocido 
piezas y yacimientos gracias a sus citas en textos antiguos. 
Pero pueden existir limitaciones o matices en la lectura de la documentación textual 
que nos puede llevar a errores 
b) Fuentes Bibliográficas: Son fuentes escritas o literarias de carácter secundario.  
Todo  arqueólogo  que  realiza  una  intervención  arqueológica  debe  efectuar  una  labor  de  documentación  que 
complete sus conocimientos generales. De este modo, la Bibliografía se convierte por sí misma en una fuente de 
la  disciplina,  tan  importante  como  el  propio  registro  arqueológico,  ya  que  pone  al  científico  sobre  la  pista  de 
materiales  o  estructuras  similares  a  los  que  él  investiga,  o  bien  de  contextos  bien  datados  que  pueden  ser 
empleados como referencia. La Bibliografía, entendida como fuente de información, puede dividirse en: 
• Publicaciones  de  carácter  técnico  sobre  intervenciones  concretas  (memorias  de  excavación,  informes 
preliminares, publicaciones de colecciones o catálogos, etc...). 
• Trabajos específicos sobre problemas concretos (artículos y monografías) 
• Estudios de síntesis o puestas al día 
• Repertorios de consultas (enciclopedias...) 
 

c) La  Cartografía  y  otras  fuentes  graficas:  Incluye  las  representaciones  gráficas  de  edificios,  de  superficies 
geográficas, de elementos materiales que se aplican al trabajo arqueológico o que son generadas por éste.  
La Arqueología emplea habitualmente la Cartografía a la hora de ubicar yacimientos, realizar análisis espaciales o 
estudiar las potencialidades del entorno de un lugar en proceso de investigación.  
El  análisis  cartográfico  es  fundamental  en  las  etapas  previas  de  estudio  para  la  realización  de  prospecciones 
arqueológicas.  
Pueden ser Planos topográficos; mapa geológico; mapa de Cultivos y Aprovechamientos; mapa Hidrogeológico; 
mapas antiguos; cartografía arqueológica; Cartas Arqueológicas; catastros del lugar. 
Por otro lado, la toponimia es el estudio del origen del nombre de una ciudad o pueblo que aporta importante 
información 
 
 
 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 5 
   
5. MÉTODO Y TÉCNICAS DE TRABAJO EN LA ARQUEOLOGÍA CLÁSICA 
Se identifica la metodología arqueológica con las reglas que rigen el planteamiento y ejecución de un trabajo práctico 
de investigación arqueológica, en especial la excavación, confundiendo el método con una de sus técnicas.  
A efectos de su sistematización, S. Gutiérrez divide las técnicas arqueológicas en: 
 Técnicas  de  recuperación  de  testimonio  arqueológico,  Dentro  de  estos  procedimientos  están  las  técnicas  de 
excavación como las formas de investigación arqueológica no destructiva 
 Técnicas que se circunscriben al estudio de los vestigios previamente obtenidos. Los procedimientos empleados 
aquí son la datación, la clasificación y análisis de resultados 
TECNICAS DE RECUPERACION DE TESTIMONIOS ARQUEOLOGICOS 

a) La excavación arqueológica:  
Constituye  el  procedimiento  fundamental  de  recuperación  de  testimonios 
materiales del pasado, ya que permite conocer la secuencia de estratificación 
de los depósitos arqueológicos. 
Los  pasos  previos  a  la  excavación  son  la  consulta  de  la  documentación 
existente (trabajos previos, fuentes literarias, cartografía…..), la prospección 
arqueológica,  y  prosigue  con  el  manejo  de  técnicas  modernas  como  la  Corte estratigráfico de un yacimiento 
fotografía  aérea,  satélites,  prospección  geológica,    y  la 
prospección visual. 
La  excavación  permite  al  arqueólogo  analizar  las  actividades 
humanas  en  un  periodo  determinado  del  pasado,  así  como  los 
cambios experimentados por esas actividades de una época a otra. 
El  fundamento  de  la  excavación  como  técnica  arqueológica  de 
basa en el concepto de estratificación geológica, que establecía la 
disposición de los estratos de un terreno en capas superpuestas, 
fruto de una secuencia cronológica 
El teórico fundamental de los principios modernos de estratigrafía 
arqueológica  fue  el  británico  E.C.  Harris.  A  él  se  debe  la  ley  de 
sucesión  estratigráfica  que  establece  que  una  unidad  de 
estratificación arqueológica ocupa su lugar exacto en la secuencia 
estratigráfica de un yacimiento, entre la más baja (o antigua) de 
las unidades que la cubren y la más alta (o más moderna) a las que 
cubre,  teniendo  contacto  físico  con  ambas  y  siendo  redundante 
cualquier otra relación de superposición.  
Las  unidades  estratigráficas  pueden  ser  positivas,  cuando  son 
fruto de acciones de construcción o acumulación que suponen un 
aumento  físico  de  la  estratigrafía;  o  negativas,  si  se  han  originado  merced  a  un  proceso  de  erosión,  saqueo  o 
destrucción, que, físicamente, han supuesto una disminución del volumen de la estratigrafía.  
Por  tanto  una  estratigrafía  arqueológica  está  compuesta  por  una  secuencia  de  unidades  positivas  y  negativas 
acumuladas por efecto de un proceso temporal, donde las unidades más antiguas aparecerán  progresivamente en 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 6 
   
sentido descendente a medida que se excava. 
Las  estrategias  de  excavación  son  diversas  y  se  adaptan  siempre  a  las 
necesidades y características del yacimiento. 
Durante  un  tiempo  se  hizo  uso  de  las  trincheras  y  las  cuadrículas,  en  las 
últimas décadas se han impuesto la estrategia del área abierta (open área) o 
de excavación en extensión, desarrollada por Barker y supone la excavación 
completa de un gran espacio que se acomete sin ningún tipo de interrupción 
física.  
Pero ningún sistema es universalmente inutilizable, pues los sondeos o las 
trincheras  no  deben  desterrarse  sin  más  del  ejercicio  arqueológico,  porque  serán  estrategias  convenientes  a 
determinadas actuaciones ligadas al desarrollo de la arqueología profesional. Así, en la práctica, el único objetivo 
que debe guiar al arqueólogo en el desempeño de su profesión es la recuperación de las evidencias del Pasado para 

escribir Historia. 

b) Técnica ligeras o no destructivas de investigación arqueológica 
Son un conjunto de sistemas de investigación centrados en los análisis de los vestigios existentes sobre la superficie, 
surgidos  para  contrarrestar  los  inconvenientes  económicos  y  técnicos  que  supondría  la  aplicación  del 
procedimiento de excavación a toda investigación arqueológica. Entre estos sistemas de trabajo se encuentran la 
prospección  y  el  análisis  estratigráfico  de  los  restos  arquitectónicos  no  enterrados,  también  conocido  como 
«Arqueología de la Arquitectura» 
 Prospección arqueológica: es el conjunto de métodos y técnicas que se emplean para la localización de  
yacimientos arqueológicos, ya sean restos aislados o yacimientos de gran extensión. 
La aplicación inmediata de este sistema se orientó a la confección de las primeras Cartas Arqueológicas, 
concebidas  inicialmente  como  una  recopilación  de  yacimientos  arqueológicos  en  una  unidad  territorial 
dada. 
También se puede definir como el conjunto de trabajos de campo y de laboratorio que son previos a la 
excavación arqueológica, y que incluyen sobre todo el estudio de una zona geográfica con el fin de descubrir 
el mayor número posible de yacimientos allí existentes (Fernández Martínez) 
A la prospección sistemática de la superficie se han sumado otras 
técnicas como las prospecciones electromagnéticas, geoeléctricas 
y  geomagnéticas,  el  georradar,  la  detección  aérea  o  la 
teledetección,  que  permiten  perfeccionar  la  capacidad  de 
detección de yacimientos y acciones antrópicas sobre el territorio 
La  prospección  arqueológica  se  puede  dividir  en  dos  tipos  de 
trabajo: 
‐ Laboratorio:  Análisis  de  la  Cartografía,  Fotografía  aérea, 
Imágenes de Satélite, Análisis de la toponimia/Publicaciones 
y descripciones 
‐ Campo: y puede ser Prospección en superficie y Prospección 
en  el  subsuelo  (Geofísica,  conjunto  de  procedimientos 
técnicos realizados en la aplicación de sensores terrestres al 
subsuelo  para  localizar  y  caracterizar  restos  arqueológicos 
enterrados. Prospección geoquímica (análisis de fosfatos). 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 7 
   
 
 Arqueología de la Arquitectura: Es el análisis estratigráfico de los restos arquitectónicos no enterrados. 
Se trata de documentar las diferentes actuaciones sufridas por un edificio, procediendo a la lectura de la 
información contenida en sus muros. Para ello se aplican técnicas de lectura estratigráfica, considerando 
el edificio como un depósito vertical que contiene información de todas las acciones de que ha sido objeto 
desde su construcción hasta el momento e n que es sometido a estudio 
TECNICAS DE DATACION, CLASIFICACION Y ANALISIS 
La datación consiste en la ubicación de restos materiales o de culturas en un período determinado 
Las formas para ubicar un fenómeno en el tiempo suele ser de dos tipos: estableciendo relaciones del tipo "más moderno 
que" o "contemporáneo a"; o haciendo referencia a fechas de calendario. A la primera forma se le llama cronología 
relativa, con este sistema no interesa el momento exacto sino el orden en que se dieron los acontecimientos. El segundo 
sistema es mucho más preciso, consiste en medir la edad real y se llama datación cronométrica o cronología absoluta. 
La arqueología trabaja con vario sistemas de datación.  
Existen tres sistemas de datación: 
a) Métodos de referencia cronológica. Son a partir de la disposición estratigráfica del registro arqueológico, que 
proporciona una datación relativa. 
b) Métodos de cuantificación. Se realiza aplicando técnicas que proporcionan dataciones absolutas (Carbono 14, 
termoluminiscencia,….). 
c) Haciendo uso de la cronología histórica conocida, a través de calendarios, listas reales, dinastías, listados de 
cónsules, etc. 
La clasificación constituye el punto de partida para establecer la cronología relativa de los contextos. 
Una  tipología  se  construye  realizando  una  clasificación  en  categorías  que  definen  tipos  arqueológicos  a  partir  de 
atributos cuantificables. 
Mención aparte merecen las técnicas de investigación como la Arqueología Subacuática. En el presente, el interés por 
obtener  información  sobre  las  condiciones  ecológicas  en  que  se  desenvolvieron  los  yacimientos  ha  desarrollado 
enormemente la aplicación de técnicas analíticas sobre restos de origen animal, vegetal o sedimentológico. Así, los restos 
arqueobotánicos  pueden  ser  objeto  de  análisis  palinológicos,  paleocarpológicos,  o  antracológicos.  Por  su  parte,  la 
arqueozoología  (tipos  de  corte)  y  la  Paleoantropología  (estudio  de  las  necrópolis)  pertenecen  a  la  denominada 
«Arqueología de la Muerte». 
En cuanto a los materiales arqueológicos de naturaleza cerámica, metálica o lítica, se aplican análisis químicos para saber 
su composición y saber así su origen. 
 
 
 

TEMA 1. EL CONCEPTO DE CULTURA MATERIAL                                                                             Juanjo Ponti                                                           pág. 8 
   
 
   

BLOQUE TEMÁTICO II  
PROLEGÓMENOS DEL MUNDO GRIEGO  
CULTURA MATERIAL EN EL ÁMBITO EGEO (II MILENIO a.C.) 

TEMA 2.     LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL
• Progreso de la complejidad social a comienzos de la Edad del Bronce 
• Surgimiento de los primeros palacios 
• El sistema palacial y su reflejo en la arquitectura y el urbanismo 
• Los desarrollos decorativos: la pintura mural 
• La esfera funeraria: estructuras y ritos 
• Las producciones artesanales 
• Hundimiento del sistema palacial  
• Continentalización de la cultura material cretense 
• La Creta Postpalacial 

TEMA 3.     LA CULTURA MICÉNICA 
• El periodo de las Tumbas de Fosa y la formación del mundo micénico 
• Arquitectura y obras públicas 
• Los programas ornamentales: la pintura mural 
• La Arqueología de la muerte en Micenas 
• Las producciones artesanales 
• El colapso del sistema palacial. Testimonios arqueológicos e interpretación 
 
 

   

TEMA 2. CRETA MINOICA Y SISTEMA PALACIAL 
DESARROLLO CULTURAL EN LA ISLA DE CRETA DURANTE LA EDAD DEL BRONCE  

(3100 a.C. – 1200/1100 a.C.)  

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 1 
 
 
TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL 

EL EGEO EN ÉPOCA MINOICA 

1. EL PROGRESO DE LA COMPLEJIDAD SOCIAL Y EL SURGIMIENTO DE LOS PRIMEROS PALACIOS (NEOLITICO EN CRETA) 
1.1. ENTRE LAS PRIMERAS OCUPACIONES DE LA ISLA Y EL PERIODO MINOICO III (7000‐2000 a.C.) 
La más temprana evidencia sobre la población de la isla se produce a inicios del Neolítico. Las excavaciones practicadas 
en Knossos han revelado la existencia de un asentamiento remontable al 7000 a.C., o quizá ligeramente anterior. Se 
trata del establecimiento permanente más antiguo de las islas del Egeo. Los pobladores podrían proceder de Anatolia, 
ya que los análisis revelan que el tipo de grano empleado es el mismo en ambos lugares, en tanto que es diferente al 
existente  en  el  continente griego  durante  esta  misma  época.  Posteriormente  surgieron  nuevos  asentamientos  hasta 
ocupar toda la isla con pequeñas aldeas y donde el intercambio de material constataba su contacto con el exterior. 
En  el  Neolítico  Medio  (4800‐4300  a.C.),  surgen  nuevos  asentamientos,  como  Katsambás  (Heraklio)  o  Mitopodis  de 
Gortina (Mesara). 
En  el  Neolítico  Tardío  (4300‐3800  a.C.)  los  asentamientos  se  extienden  por  toda  la  isla,  formándose  pequeñas 
comunidades del tamaño de una aldea. Los datos arqueológicos procedentes de Knossos y Phaistos indican que las casas 
eran rectangulares, construidas con adobe y madera, con suelos de tierra batida y hogares fijos para cocinar y calentarse. 
También se detecta comercio de obsidiana con el exterior de la isla, en especial con la isla de Melos (Milos). 
Antes de continuar con el proceso evolutivo del minoico, habría que hacer un comentario a la cronología de Creta, 
para la cual no existe una homogeneización entre los investigadores, aunque principalmente se sigue la dada por Levi –
Prepalacial, Paleopalacial, Neopalacial y Postpalacial–, que se sincroniza con la dada por Evans–Minoico Antiguo, Medio 
y Reciente –, así como con la cronología heládica. 
 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 2 
 
La cronología que se sigue es la dada por Evans, que utilizando la estratigrafía y 
la cerámica como fósil director, estableció una cronología absoluta y la divide en: 
 Minoico Antiguo (I, II, III): 3100 ‐ 2000 a.C. 
 Minoico Medio (IA, IB, II, III) 2000 ‐ 1450  
 Minoico Reciente (I, II, III) 1450 ‐ 1000 
Otra  cronología  es  la  que  propone    Levi,  que  estableció  cuatro  periodos 
cronológicos  según  la  evolución  del  edificio  más  importante  de  la  sociedad 
cretense, el centro administrativo, religioso, social y la vivienda del rey: el palacio. 
 Prepalacial: 2600 ‐ 2000 
 Primeros palacios: 2000 ‐ 1700 
 Segundos palacios: 1700 ‐ 1400 
 Postpalacial: 1400 ‐ 1000 
N. Platón sugirió otra división más acorde con los acontecimientos históricos muy 
parecida a la de Levi. 
Actualmente para estas cronologías se toma como referencia la erupción del volcán Thera hacia 1.625 a.C.,  
El  Periodo  Prepalacial  en  Creta  equivale  al  período  Minoico  Antiguo  (3100‐2100  a.C.),  etapa  donde  cristalizan  los 
cambios que darán lugar a la aparición de los primeros palacios. 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 3 
 
Minoico Antiguo I (3100‐2700 a.C.):  
Introducción de la metalurgia del  bronce. La producción y uso de artefactos de bronce se va imponiendo gradualmente, 
compartiendo espacio con la piedra y obsidiana procedente de Melos. 
La economía se basaba principalmente en agricultura y ganadería sobretodo en el interior y sur de la isla añadiendo 
centros de pesca y actividad comercial en la zona oriental. 
La cerámica es de tradición neolítica, pero se comienza a pintar, marcado 
lo que serán los estilos minoicos. 
Aparecen  nuevas  construcciones  características  del  mundo  minoico:  la 
tumbas “tholos” (plural Tholoi, en la arquitectura de la Antigua Grecia, es 
una  construcción  de  forma  circular.  Las  primeras  casas  de  este  tipo  se 
remontan  al  Neolítico.  Se  denomina  tholos  a  ciertas  construcciones 
funerarias de planta circular, finalmente, también designa a un templo de 
estilo clásico, griego, de planta circular rodeado de una columnata) de la 
llanura de Mesara, con posibles orígenes fuera de la isla de Creta, como los 
de la cultura siria de Halaf, tumbas circulares de Nubia, tumbas abovedadas 
del Imperio Antiguo Egipcio o incluso su génesis interna como emulación 
Planta de tumbas de tipo tholos de Koumasa (Mesara) 
de las cuevas de uso funerario. 
 
 
 
 
 
 
 
Tholos de Kamilari  Tholos de Koumasa 
 
 
Minoico Antiguo II (2700‐2200 a.C.)  
Se consolidan los logros anteriores y se producen avances en la tecnología del bronce y de otros sectores que conlleva 
cierto grado de especialización y mayor complejidad social aunque la mayoría de la población sigue dependiendo de la 
agricultura. 
Se produce un gran desarrollo de la agricultura con la introducción de nuevos cultivos como la vid y el olivo. 
Knossos y Phaistos empieza a destacar como centros de control social, político y económico y 
se produce un aumento del nivel de vida de un sector de la población que empieza a consumir 
artículos de lujo 
En Fournou Korifi (Myrtos), el asentamiento se encuentra emplazado sobre una colina en la 
costa sureste de Creta. Protegido por una muralla en la zona oriental, el poblado cuenta con 
casas con espacios para cocinar y almacenes provistos con grandes tinajas o pithoi (Pithos, el 
plural  es  Pithoi,  es  una  tinaja  grande  de  forma  ovoide  y  panzuda  que  se  utilizaba  para 
conservar  cereales  y  aceite.  Fabricados  la  gran  mayoría  de  cerámica,  con  una  decoración 
tosca,  típica  del  periodo  minoico),  elemento  indicativo  de  la  generación  de  excedentes  Pithos del yacimiento 
agrícolas.  minoico de Cnosos. 

Por lo que respecta a los enterramientos, continúan las tumbas‐tholoi en Mesara y el sur de la isla, mientras que en el 
norte  resultaron  frecuentes  las  tumbas‐casa.  Se  trata  de  construcciones  que  emulaban  las  edificaciones  domésticas, 
construidas, como éstas, con piedra, adobes y madera. Poseían una o varias habitaciones, conteniendo la inhumación 
en la tierra, en grandes jarras o en cajas de piedra o larnakes (larnax, plural larnakes, es un tipo de pequeño sarcófago 
cerrado, caja o "cofre de cenizas" utilizado a menudo en la Antigua Grecia como un contenedor de restos humanos, ya 
sea del cuerpo doblado sobre sí mismo o de las cenizas de la cremación). 
Durante este período, se advierte un aumento importante en el nivel de vida de algunos segmentos poblacionales que 
se expresa en el consumo de objetos de lujo incluidos en una koiné de símbolos de prestigio presente en todo el ámbito 
egeo en esta época. 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 4 
 
Minoico Antiguo III (2200‐2000 a.C.) 

Esta época arranca con un horizonte de destrucción en el continente griego, las Cicladas y Anatolia. Esta inestabilidad se 
detecta en la parte oriental de Creta a través del abandono de las zonas de cementerio, lo que puede indicar cambios y 
restricciones en la práctica funeraria. 
La  población  comienza  a  agruparse  en  aldeas  más  grandes  y  complejas,  sobre  todo  en  la  zona  central  de  la  isla, 
apareciendo  edificios  individuales  que  parecen  indicar  una  jerarquización  progresiva  de  la  sociedad;  y  los  lugares  de 
función ritual de épocas anteriores se transforman centros ideológicos rectores de sus respectivos territorios.  
El progreso de la agricultura generaría excedentes, dando lugar al surgimiento del orden centralizado característico del 
sistema palacial. 
También se detecta en estas épocas pequeñas aldeas ubicadas en zonas favorables para la agricultura, bien fortificadas 
o bien asentadas en localizaciones defendibles. 

1.2. LA FORMACION DE LOS PALACIOS Y LAS HIPOTESIS INTERPRETATIVAS 
En  el  Minoico  Medio  IA  (2000‐1900  a.C.)  (Bronce  Medio)  se  desarrolló  la  talasocracia  minoica  con  asentamientos 
comerciales en el Egeo y comercio marítimo documentado con Egipto, Asia Menor, Próximo Oriente, Chipre y Siria. 
Este desarrollo favorece la aparición de la escritura jeroglífica y más tarde el Lineal A como sistema para controlar y 
anotar todo este comercio y se crean patrones y medidas estándar para facilitarlo. 
A  nivel  de  organización  la  fuerte  competencia  socio‐política  por  el  control  de  las  distintas  regiones  y  sus  bienes 
desemboca en núcleos de poder con estructuras jerarquizadas complejas como en Knossos o Phaistos que más tarde 
darán lugar a los complejos palaciales. 
Los desarrollos urbanos más relevantes se producen en los centros principales que en el Minoico Antiguo III atrajeron  a 
su alrededor la vida cotidiana, un ejemplo son Knossos, Phaistos o Mallia. 
En el Minoico Medio I B (1900‐1800 a.C.) coincide con la formalización de la arquitectura de los primeros complejos 
palaciales en Knossos, Mallia y Phaistos, aunque en el caso de Knossos algunas partes de los edificios se remontan  etapas 
anteriores. 
Los primeros datos sobre los palacios minoicos fuero obtenidos por Evans a principios del s. XX, a raíz de sus excavaciones 
en Knossos. 
Pese al estudio de la Creta minoica en la actualidad se desconoce cómo y por qué las sociedades cretenses del Bronce 
Antiguo se transformaron en sociedades palaciales. El hecho de que se produzca una intensificación de los contactos 
exteriores  inmediatamente  antes  de  la  construcción  de  los  Primeros  Palacios  hace  pensar  a  algunos  autores  en  una 
importación del concepto de «palacio». El propio surgimiento de los Primeros Palacios es todavía objeto de importantes 
discrepancias entre los investigadores.  
Existen tres hipótesis: 

1º. Hipótesis: Algunos  autores piensan que el desarrollo interno que experimenta Creta a lo largo de los períodos es 
suficiente para explicar este fenómeno. Entre los argumentos que manejan, se encuentra:  
‐ El aumento de tamaño y complejidad de los asentamientos mayores  
‐ Aparición de edificios individuales que parecen indicar una jerarquización progresiva de la sociedad. 
‐ El progreso de la agricultura que generaría un proceso de enriquecimiento cuyo reparto desigual destacaría a 
grupos determinados o individuos.  
Este panorama de fondo alumbraría el surgimiento del orden característico del sistema palacial. A esta explicación  
puede objetarse que estas circunstancias están presentes en otros lugares del mundo antiguo sin que desemboquen 
en un sistema palacial. Por esta razón, otros autores opinan que el concepto de palacio hubo de llegar desde el 
Próximo Oriente o Egipto. 
2º. Hipótesis:  Postura  de  M.A.  Fitton.  No  excluye  las  explicaciones  anteriores,  y  plantea  que  el  aumento  de  la 
prosperidad y de la complejidad de la sociedad minoica, junto con la intensidad en el ritmo de los contactos con el 
exterior  fueron  elementos  necesarios  para  alumbrar  la  génesis  de  los  palacios.  Es  evidente  que  los    minoicos 
pudieron haber conocido en otros lugares la existencia de edificios singulares que albergaban poderes políticos y 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 5 
 
religiosos,  con  un  sistema  organizativo  complejo  basado  en  empleo  de  los  sellos  y  de  la  escritura.  Pero  no  se 
limitaron a adoptar sin más esta idea, Fitton destaca el carácter único de los palacios minoicos, tanto en su forma 
arquitectónica  como  en  su  función  —que  combinaría  los  poderes  religiosos,  políticos,  económicos  y 
administrativos—, ya que no debe olvidarse que templo y palacio son dos entidades separadas espacialmente en 
las culturas antiguas contemporáneas. 
3º. Hipótesis: S.W. Manning, destaca que los Primeros Palacios se desarrollaron a partir de áreas con patios — algunas 
preexistentes— donde se realizaban ceremonias rituales asociadas con el consumo de comida y bebida. De este 
hecho se infiere que los Primeros Palacios fueron centros ideológicos y que, como tales, invistieron de un poder 
político y social importante a quienes lograron el control de estas prácticas rituales 

2. EL SISTEMA PALACIAL Y SU REFLEJO EN LA ARQUITECTURA Y EL URBANISMO 

2.1. LOS PRIMEROS PALACIOS. TECNICAS ARQUITECTONICAS 

Nos encontramos en la etapa de los Primeros Palacios o Periodo Protopalacial. Las tres principales características de ese 
periodo son: 
 La construcción de los palacios,  
 El desarrollo de la cerámica de Camares  
 La aparición de la escritura 
La  revolución  de  la  Creta  palacial  se  explica  por  una  evolución  económica  y  política  natural  interna,  sin  que  haya 
necesidad de recurrir a la hipótesis de una invasión masiva de nuevas poblaciones.  
Gracias  a  su  posición  estratégica  se  desarrolla  fuertemente  el  comercio  marítimo,  a  los  que  se  suma  el  aumento 
demográfico,  y  se  da  inicio  a  la  etapa  denominada  Minoico  Medio  o  de  los  Palacios  Antiguos  o  Protopalacial 
(2000/1900‐1700 a.C. aprox.), desembocando en la fundación de ciudades y en donde se empieza la construcción de los 
grandes palacios de Festos, Mallia, Hagia Triada, y el más conocido e importante de todos, Cnosos.  
La economía se basa en este periodo, además de en el comercio, en el cultivo del trigo, la vid y la oliva, y en la ganadería, 
resultando una economía rica, que mantiene a esta sociedad a salvo de revueltas sociales. 
A finales del Minoico Medio IA, se construye el primer palacio de Knossos, seguido de los de Mallia, Zakros y Phaistos. 
Knossos  domina  la  zona  central‐norte  de  la  isla,  Phaistos  la  zona  central‐sur,  Mallia  la  central‐oriental,  y  Zakros  la 
oriental; posiblemente existía un palacio que controlaba la zona centro‐occidental. 
También existían otras áreas de la isla que dependían de centros más pequeños, con edificios de características palaciales 
en  las  que  se centralizaba  el  almacenamiento y  la  administración  de  la  zona  bajo  su control. Estas evidencias hacen 
pensar que existían palacios mayores y pequeños centros subordinados a estos. 
Arqueológicamente no es posible apreciar las construcciones de los primeros palacios ya que han sido enmascarados y 
destruidos con otros estilos arquitectónicos de épocas posteriores. 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 6 
 
Todos los palacios se caracterizan por: 
 Ser tan solo una parte de la ciudad, donde se cumplían múltiples funciones: centro 
de  gobierno,  santuarios,  espacios  para  el  almacenamiento,  talleres  y  residencia 
dinástica en el cual reside el monarca, y en torno a estos palacios se extiende el 
resto  de  la  ciudad,  que  componen  núcleos  de  gran  complejidad,  a  los  que 
tradicionalmente se les llamó ciudades‐palacio. 
 Carecen de murallas, erigidos en colinas de suave relieve y con fácil acceso a las 
vías de comunicación, orientados de norte a sur, como los palacios orientales 
 Urbanismo escalonado y se integran en la naturaleza  
 Los  patios  se  convierten  en  el  núcleo  arquitectónico  del  palacio  y  un  centro  de 
concentraciones de festejos y actos religiosos. 
 En torno al patio se añadían las habitaciones, adosadas unas a otras y de forma casi 
laberíntica. Este tipo de construcción recuerda a los asentamientos neolíticos que  Columnas invertidas del 
giraban en torno a un patio central.  Palacio de Knossos 
 El templo del palacio es una pequeña dependencia‐santuario que ocupa 
un lugar marginal dentro del palacio y reproduce y recuerda a las cavernas.  
 Los palacios cuentan con dos y, a veces, tres pisos; y tienen generalmente 
un gran número de habitaciones y dependencias unas en torno a otras, 
comunicadas por escaleras, y rampas.  
 Para  iluminar  las  habitaciones  construyeron  patios  interiores  y  abrieron 
enormes tragaluces, que a su vez valían para la ventilación. 
 Entre  las  diversas  salas  de  estos  palacios  destacaba  la  sala  del trono en 
donde  se  puede  observar  una  cátedra  en  piedra.  Se  les  dio  el  nombre  Kouloures" del Palacio de Phaistos 
griego de mégaron.  
 Las  dependencias  principales  estaban  decoradas  con 
frescos que representaban escenas de la vida cotidiana 
o escenas lúdicas.  
 Uso de las llamadas “columnas invertidas”, más ancha 
en  la  parte  alta  que  en  la  parte  inferior.  Se  la  suele 
denominar  columna  minoica  o  "invertida".  Estaban 
también  hechas  de  madera,  y  eran  generalmente 
pintadas de rojo. Se elevaban sobre una simple basa 
de piedra y se remataban con un capitel en forma de 
moldura redonda, de aspecto similar a una almohada. 
 Los residuos eran eliminados mediante un sistema de 
alcantarillado.  
 En  los  patios  existen  estructuras  cilíndricas  llamadas 
Kouloures  revestidas  de  enlucido  impermeable  para 
almacenar grano o agua 
Las características técnicas de la arquitectura palacial son: 
 Trabajo de  especialistas y gran cantidad  de  mano  de 
obra con una planificación previa y alguna unidad fija 
de medida.  
 Técnicamente,  las  construcciones  destacan  por  el 
ahorro  de  esfuerzo.  Esto  explica  la  ausencia  de 
cimientos  importantes;  o  el  hecho  de  que  la 
mampostería  cuidada  sólo  se  aplicara  a  las  zonas 
visibles de los edificios. 
 Se emplean bloques de piedra irregulares con retoque en los bordes para que encajen con los adyacentes. 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 7 
 
 La técnica edilicia difería según la zona del edificio de que se tratara:  
‐ Las  plantas  construidas  al  nivel  del 
suelo  se  realizaron  con  paramentos 
levantados con cascotes cogidos con 
mortero, con un refuerzo de vigas. En 
los pisos altos se aligeraba el peso del 
muro  sustituyendo  la  fábrica  de 
cascotes  por  ladrillos  también 
reforzados con vigas. 
‐ El  aparejo  de  sillería  se  reservaba  a 
las fachadas principales. 
‐ En  los  Primeros  Palacios  se 
emplearon  ortostatos,  bloques 
rectangulares  de  piedra  mucho  más 
altos que gruesos, que generalmente 
se incluían en la parte inferior de un 
muro encima de los cimientos de los 
sillares.    
‐ Los  muros  podían  realizarse  con 
doble cara de mampostería y relleno 
interno,  o  bien  con  una  sola  cara 
apoyada sobre un relleno de escombros.  
‐ La madera se aplicó con profusión en los marcos de puertas y ventanas, en los forjados de las entreplantas y 
también  en  las  columnas,  llamadas  a  convertirse  en  uno  de  los  elementos  más  característicos  de  la 
arquitectura minoica. 
 No existe diferencia de calidad del material usado para el palacio u otras construcciones de menor rango. 
 Los  adornos  eran  en  piedra  o  madera  como  la  construcción  en  sí  aunque  el  material  decorativo  utilizado  por 
excelencia fue el yeso pintado de un solo color para después convertirse en soporte de decoraciones geométricas 
y culminar en los desarrollos figurativos característicos de los Segundos Palacios. 
 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 8 
 
2.2. LAS CIUDADES DE LOS PRIMEROS PALACIOS 

Poco se sabe de las ciudades donde estaban situados estos palacios a efecto de su ordenación urbana. 
Las ciudades minoicas eras abiertas y sus constructores dieron prioridad a los valores decorativos, estaban conectadas 
con caminos pavimentados de piedra. Las calles tenían alcantarillado y el agua y las instalaciones de aguas residuales 
estaban disponibles para las clases altas, mediante tuberías de arcilla. 
Las  ciudades  minoicas  estaban  formadas  por  un  trazado  de  calles  sinuosas,  con  casas  pequeñas  de  no  más  de  dos 
habitaciones. Parece ser que habría una plaza pública a la que llegaban 
todas las calles de la ciudad. Se ha podido constatar que ya en la época 
Prepalacial  había  cuidados  diseños  urbanísticos  de  estas  ciudades  y 
que en la Época de los Palacios se siguen las mismas estructuras de los 
periodos  anteriores  adaptando  el  trazado  viario  a  los  imperativos 
topográficos y funcionales. 
En el centro de cada ciudad había un palacio con suministro de agua, 
decoraciones, ventanas y asientos de piedra 
Ninguna de las ciudades minoicas disponía de murallas, salvo la ciudad 
de Mallia, construida sobre una llanura costera fácilmente accesible 
desde el mar, por esta razón debido protegerse con una muralla. 
Calzada Cripta Hipóstila. Mallia 
Cada ciudad era una pequeña ciudad‐estado. 
Una de las ciudades mejor estudias de esta época es la ciudad de Mallia estructurada en una serie de barrios y casas, 
que  irradiaban  desde  el  Palacio  hacia  el  mar,  las  llamadas  Cripta  Hipóstila  (recintos  arquitectónicos  subterráneo 
sostenidos  por  columnatas)  y  el  Ágora  (centro  del  comercio,  de  la  cultura  y  la  política  de  la  vida  social),  una  serie 
necrópolis y un posible puerto en la Playa del Molino, y al sur, un santuario.  
Dentro de los barrios está el Barrio de Mu, en el que se localizan dos edificios donde presumiblemente se realizaron 
actividades palaciales tipo taller. 
Otras  estructuras  contiguas  al  palacio  y  que  pudieron  tener  funciones  públicas  son  “la  cripta  hipóstila”  edificio 
semisubterraneo situada junto a lo que se le ha llamado ágora, algunos autores sugieren que la conexión entre estos dos 
espacios fueron utilizados como sede de la Cámara del Consejo 

2.3. LOS SEGUNDOS PALACIOS 
Palacio de Knossos 
A  finales  el  Minoico  Medio  II  (1700  a.C.)  los  palacios 
sufrieron un colapso generalizado. Sobre las causas hay 
varias  hipótesis  que  van  desde  fenómenos  sísmicos 
hasta  guerras  civiles.  Lo  más  seguro  es  que  se  deba  a 
fenómenos  sísmicos  ya  que  con  la  recuperación  no  se 
detectan cambios en la sociedad minoica. 
Tras la destrucción de los Primeros Palacios, empieza 
el  periodo  Neopalacial,  fundándose  nuevas  ciudades  y 
se construyeron nuevos palacios más majestuosos sobre 
las ruinas de los antiguos. Los centros administrativos controlaban extensos territorios, fruto de la mejora y desarrollo 
de las comunicaciones terrestres y marítimas, mediante la construcción de carreteras y de puertos. 
Estos  nuevos  palacios  son  más  grandes  que  los  anteriores  y  se  incorporan  o  adaptan  a  las  antiguas  estructuras, 
convirtiéndose  en el símbolo de la cultura cretense; son como pequeñas ciudades con patios, estancias, corredores. 
A nivel social se detecta una centralización del poder que recae en  el rey de cada palacio,  jefe supremo oficial y religioso. 
Este poder se concreta en cuatro grandes centros palaciales, pero, frente a estas ciudades y sus palacios, existen también 
núcleos rurales o mixtos, puertos, ciudades, villas reales o residenciales, lo que deja ver una cierta descentralización 
respecto  a  los  palacios.  Este  modelo  refleja  una  jerarquización  social  piramidal,  donde  el  palacio  es  el  corazón  del 
sistema.  
Los Segundos Palacios presentan unas dimensiones superiores a los conjuntos de la época anterior, destacando el de 
Knossos, el cual amplía sus dimensiones y su altura. Las nuevas construcciones  incorporaron las anteriores estructuras 
o, al menos, cimentaron sobre ellas.  

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 9 
 
Con independencia del tamaño del palacio se sigue una estructura similar: 
 Patio  central: Rectangular, con orientación N‐S, en él se podrían hacer las celebraciones o ceremonias. Orientación 
N‐S. Punto focal del palacio. 
 Patio occidental: es un gran espacio pavimentado delante de la fachada O, y puede que inclusive más importante 
que el central; podría ser el lugar de reunión del pueblo. 
 Fachada oeste: es la que alinea los santuarios y habitaciones nobles. 
 Almacenes: son grandes espacios que almacenan los productos a nivel del suelo dentro de unas vasijas (pithoi) 
Knossos se han encontrado más de 400 pithois. 
 Conjuntos  residenciales:  son  habitaciones  que  serían  usadas  como  vivienda;  tendrían  buena ventilación y luz 
natural. Se distinguen varias estancias: 
 La sala del rey y de la sala reina (megaron). 
 Una piscina lustral (para celebraciones) abierta a las habitaciones privadas. 
 Un aseo 
Para  algunos  autores  debido  a  la  magnificencia  de  estas  estancias  apuntan  a  un  uso  público  para  realizar 
ceremonias. 
Dentro de los refinamientos arquitectónicos de esta zona se encuentra:   
 Polythyron, habitación con múltiples puertas en tres de sus lados, cuya finalidad pudo ser proporcionar aire 
abundante o bien la regulación del acceso a determinados actos ceremoniales. 
 Pozo de luz, apertura practicada en el techo que proporcionaba luz y aire fresco a las zonas internas del 
edificio. 
 Sala  de  banquetes:  Provista de ocho o más pilares o columnas, se encontraba en el segundo piso, separada de 
otras estancias   para  aislar  de  las  posibles  molestias  de  las celebraciones.. 
 Zona de recepción: Estancias ubicadas en la segunda planta decoradas con pinturas murales. 
 Estancias culturales del lado oeste del patio central: es una cripta con pilares en el sótano situado al oeste del 
patio central. 
 Los palacios tenían diversas entradas y la mayoría llevaban al patio central pero ninguna parecía la principal. 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 10 
 
Las posibles funciones de los palacios son: 
Centros  de  poder  civil  y  religioso,  con  un  sistema  basado  en  el almacenamiento y administración del excedente 
agrícola producido por el territorio situado bajo su control. Así en época de recolección la función seria la recepción 
de  la  cosecha  y  su  almacenamiento,  y  el  resto  del  año  la  actividad  seria  la  administración  de  los  productos 
conservados en el almacén para el consumo del palacio, tiendas y distribución en puntos más lejanos.  
También  bajo  el  estricto  control  del  palacio  debieron  encontrarse  los artesanos especializados en el trabajo de 
materiales costosos como el oro, el marfil, etc. 
Otra  actividad  artesanal  destacada  por  los  documentos  escritos  en  Lineal  B  (sistema  de  escritura  más  antiguo 
empleado para transcribir la lengua griega) es la producción de textiles. 
Se detecta un avance en la complejidad burocrática de los palacios, según se deduce a partir de los archivos en Lineal A 
(sistema de escritura silábico que empieza a utilizarse en la etapa final de los primeros palacios), reemplazando el sistema 
jeroglífico de los primeros palacios a causa de su inferior funcionalidad para el control administrativo. 
 

 
Pórtico del Palacio de Knossos  Sala de la Reina (Knossos) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Sala del trono. Palacio de Knossos  Zona de almacenes con pithois 
 
 
2.4. LAS CIUDADES DE LOS SEGUNDOS PALACIOS  
Este  periodo  Neopalacial  es  un  periodo  estable  y pacífico,  lo  que  se puede constatar  por  la  falta  de  cercados  en las 
ciudades.  
Durante este periodo existían varias ciudades‐palacio principales en Creta que controlaba y gestionaban toda la isla. 
Estas ciudades‐palacio tenían otros asentamientos dependientes, en los cuales existía un administrador. Las ciudades de 
este periodo se asentaban sobre unas del siglo anterior que podrían haber sufrido un terremoto o incluso una revolución, 
aunque parece poco probable esta última opción, lo que había supuesto un colapso generalizado 
Un elemento característico del poblamiento en este periodo de los Segundos Palacios son las “villas” o “casas de campo”. 
Se  caracterizan  porque  son  construcciones  de  gran  tamaño,  influenciadas  su  diseño  arquitectónico  por  los  centros 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 11 
 
palaciales. Entre sus funciones estaban la de almacenar el excedente de productos 
y  la  administración  de  la  zona,  contando  con  lugares  para  el  culto.  Algunos 
historiadores las consideran centros de segundo orden dentro de la jerarquía del 
poblamiento minoico. 

El diseño urbanístico del asentamiento de Knossos presenta un  plano en el que el 
palacio está en el centro del entramado de calles que dan al campo y al puerto; ya 
hay alguna vivienda o villa de gran construcción como la “Villa Real”.  
En  Phaistos  en  cambio  no  se  han  encontrado  restos  de  grandes  construcciones 
comparables al palacio en los alrededores, ni tampoco en Mallia, donde el palacio 
también es el centro.  
El lugar que da más información sobre la construcción urbanística de esta época es 
la ciudad Neopalacial de Gournia, esta ciudad aprovecho su ventajosa posición para 
aprovechar  los  recursos  marinos  y  como  soporte  de  las  comunicaciones.  El 
ordenamiento  de  la  ciudad era  siguiendo  las  calles  principales  y  alrededor  de  un 
pequeño  palacio.  Presenta  una  estructura  desordenada  y  apiñada  adaptada  a  la 
topografía  del  terreno.  En  el  centro  de  la  ciudad  existe  un  notable  edificio  llamado  “Casa  del  gobernador”,  que  es 
considerada  como  un  palacio,  tiene  estancias  muy  cuidadas,  almacenes,  áreas  de  culto  y  una  elaborada  fachada 
occidental. Se nota cierta diferenciación de clases social por el tamaña de las viviendas así como las viviendas parecen 
estar repartidas por gremios. Tiene unas calles principales que estaban pavimentadas y con red de alcantarillado. De su 
calle  principal  adoquinada  salen  callejones  por  los  que  se  acceden  a  las  viviendas.  Las  casas  variaban  en  tamaño  y 
complejidad. Gournia no tiene un carácter defensivo y muestra la sofisticación  económica alcanzada por Creta en este 
periodo a través de las calles pavimentadas y el alcantarillado. 
 
   

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 12 
 
3. LOS DESARROLLOS DECORATIVOS: LA PINTURA MURAL 

La  pintura  mural  surge  en  el  Neolítico  cretense  y  aunque  no  se 
puede especificar parece que el pigmento se aplicaba directamente 
en  un  enlucido  de  cal  húmeda  a  diferencia  de  la  técnica  que  se 
empleaba en Egipto y el Próximo Oriente. 
En la época de los Primeros Palacios hay grandes avances referentes 
a la preparación del enlucido y a la variedad de pigmentos, aunque 
generalmente se usaban los frescos en Knossos algunas pinturas se 
realizaron  cuando  los  enlucidos  murarios  estaban  ya  secos  y  los 
colores más usados eran amarillo, gris, blanco y azul. Los diseños 
encontrados son geométricos ejecutados sobre fondos claros. 
Ya en el Minoico Medio IIIA se empiezan a usar los fondos oscuros 
y se amplía la gama de colores con el naranja y el verde; un buen 
ejemplo de fresco es el de “Los recolectores de azafrán” donde se 
imponen los temas naturistas. En este periodo se alternan diseños  Los recolectores de azafrán 
geométricos y  florales. 
En general al final de los primeros Palacios se imponen los temas naturalistas en la pintura mural minoica 

Para la etapa de los Segundos Palacios ya hay decoración pintada en cualquier pared, 
cubierta o pavimento pero todavía mantienen los colores de la primera etapa (rojo de 
tierra, amarillo del ocre, negro del carbón, azul del óxido de cobre y óxido de calcio y el 
blanco del yeso). Características de este periodo son: 
 La decoración de los muros se hace en tres partes horizontales, la central era la más 
importante que concentraba el desarrollo figurativo. 
 Se usaba el color rojo para los hombres y el blanco para las mujeres. 
 El tamaño de las pinturas es muy variado, desde grandes obras a miniaturas.  
 Temática variada (naturaleza o figurativos) 
 Los temas marinos eran sólo para los suelos. 
 Representaciones con carácter ritual o simbólico. ¿Relación argumental? 

La pintura al fresco de Creta se difundió rápidamente a sus áreas de influencia durante 
esta época de los segundos palacios, como por ejemplo a la vecina isla de Thera y donde 
gracias a las cenizas del volcán  que  la  cubrió  tenemos  conservadas  una  pinturas  
murales  extraordinarias,  como  “Los boxeadores”.  
Los boxeadores 
 
4. LA ESFERA FUNERARIA: ESTRUCTURAS Y RITOS 

4.1.  LAS ESTRUCTURAS FUNERARIAS EN EL PERIODO DE LOS PRIMEROS PALACIOS 
No es muy fácil realizar análisis sobre la ritualidad funeraria de este periodo debido a 
la poca información arqueológica de la que se dispone. 
Diferenciaremos entre las estructuras individuales y las colectivas.  
a. Estructuras de enterramiento individuales: en el Minoico Antiguo III los tipos  Pithoi 
más  utilizados  son grandes  vasos  de arcilla  llamados  “pithoi” y  las cajas  de 
piedra llamadas “larnakes” de forma elíptica.  
Durante  el  Minoico  Medio  los  pithoi  varían  de  tamaño  dependiendo  del 
cuerpo y se podían colocar levantados o de lado; y los larnakes se hacen más 
cortos  y  profundos  y  va  cambiando  la  forma  a  rectangular  y  fueron  muy 
habituales en Creta central y el este de la isla. Este sistema de enterramientos 
se mantuvo desde el Minoico reciente I hasta el Minoico reciente III  
 
Larnakes 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 13 
 
b. Estructuras  de  enterramiento  colectivas:  se  continúa 
usando las de tipo “tholos” del Minoico Antiguo I hasta el 
Minoico  Medio  III;  su construcción  es  circular  y  sus  muros 
contienen  una  abertura  para  la  puerta,  que  es  pequeña; 
estas tumbas circulares podían estar solas o en grupos, un 
ejemplo es el conjunto de Archanes, al sur de Knossos. 
También las tumbas de cámara coinciden con los Primeros 
Palacios  y  fueron  las  más  comunes  del  Minoico  Reciente, 
pueden  aparecer  aisladas,  en  grupos  de  dos  o  tres,  o  bien 
formando  parte  de  cementerios  de  mayor  entidad.  El 
conjunto más importante se ha documentado en Archanes 
(Furni), al sur de Knossos. Son estructuras excavadas en la 
roca o el subsuelo con las siguientes características:  
 Poseían un pasillo de entrada o dromos, que cerraba el 
acceso a la tumba mediante una puerta.  
 El acceso o stomion solía ser más estrecho que el dromos y se abría a una cámara 
redonda o rectangular con una cubierta plana o convexa.  
 Las  tumbas  de  cámara  normalmente  contenían  múltiples  enterramientos  de 
inhumación. Se conocen inhumaciones en pithoi, larnakes, ataúdes de madera o, 
simplemente, depósitos sobre el suelo de la cámara 
Desde el Minoico Antiguo hasta el Minoico Medio II también se usaban las tumbas 
casa que serían una copia de la casa real del difunto con cimientos más sólidos que 
Tumba Tholos con dromos y stomion 
los de las viviendas y fueron muy comunes en la zona noreste y este de la isla.  

Referente a los rituales funerarios, los cuerpos se enterraban orientaban E‐O con la cabeza hacia el E y acompañando al 
cuerpo dejaban el ajuar, este dependería del nivel social y estaba integrado por cerámicas, armas, recipientes de piedra 
y  ocasionalmente  algún  objeto  de  prestigio  que  daba  el  rango  del  enterrado.  Cuando  el  cuerpo  se  descomponía 
trasladaban el cadáver a una zona secundaria  y finalmente sólo el cráneo y algún otro hueso mayor se conservaba; se 
han encontrado vestigios de fuego en las cámaras lo que hace suponer una finalidad higiénica. 
4.2. LAS CONSTUMBRES FUNEBRES DURANTE EL PERIODO NEOPALACIAL 
No hay muchas evidencias sobre esta época y las pocas que hay son de la clase alta.   
Continúan  los  tipos  de  enterramientos  en  tumbas  de  cámara  de  épocas 
anteriores. En los enterramientos de la elite destacan dos tipos de tumbas: 
la Tumba‐templo de Knossos (MM IIIB y reconstruida en el MR IA) y la tumba 
Real de Isopata en la zona de Knossos. 
La estructura  de la Tumba‐ Templo tenía dos pisos: 
 El inferior, compuesto de una cámara rectangular excavada en la roca, 
cuyo extremo occidental apoyaba sobre un pilar. Los muros estaban 
revestidos de piedra y el suelo pavimentado con losas. 
 En el segundo piso se encontraba una habitación de culto. 
En  otras  zonas  de  Creta  seguirán  utilizándose  tumbas  construidas  en 
períodos anteriores. Tal es el caso de algunas tumbas‐casa de Mochlos o los 
cementerios de pithoi de Esfungaras y Pachiamos.  Tumba‐templo de Knossos 

5. LAS PRODUCCIONES ARTESANALES 
 
 

 
 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 14 
 
6. EL HUNDIMIENTO DEL SISTEMA PALACIAL Y LA CONTINENTALIZACION DE LA CULTURA MATERIAL CRETENSE 

Hacia el 1450‐1430 a.C. se producen una serie de destrucciones que afectaron a la mayoría de los centros minoicos y 
todos los palacios, salvo Knossos, fueron destruidos y abandonados.  
Los investigadores se han preguntado por las causas, que son de dos naturalezas distintas:  
 Una basada en un cataclismo natural.  El estallido del volcán de la isla de Thera (Santorini), que provocó un tsunami 
que barrió la costa norte de la isla; además una nube de ceniza y gases tóxicos oscureció el cielo y enrareció el aire 
provocando enfermedades y muertes. Es probable que el volcán estallara entre el 1630 a. C. y el 1550 a. C, durante 
la Edad del Bronce. Los últimos datos de los científicos griegos lo sitúan en el 1613‐ 14 a. C. 
 La  otra  que  fue  provocado  por  los  propios  hombres,    posiblemente  los  micénicos  fueron  los  responsables,  es 
posible pensar que se beneficiaron de un desastre natural para tomar Knossos como su centro de operaciones. 
Esto explicaría la “micenización” de Creta a partir del MR III.  
 Cabría concluir la posible combinación de diversos factores, ya que los procesos de destrucción parecen haberse 
escalonado a lo largo de una década 
Tras  las  destrucciones,  sólo  Knossos  resurge  como  un  floreciente  centro  que  controla  casi  toda  la  isla,  también  es 
indudable que hacia su destrucción final (1375‐1350 a.C.) se encontraba bajo el control micénico, tal y como se deduce 
del hecho de que el lenguaje administrativo de esta fase fuese ya griego (tabletas en Lineal B). 
La etapa que va desde el Minoico Reciente II y el Minoico Reciente III A2 se denomina Periodo Monopalacial (1450‐
1375 a.C.) por la supervivencia de Knossos como único superviviente del sistema palacial cretense. 

6.1. ELEMENTOS CULTURALES DEL PERIODO MONOPALACIAL 

Período  Monopalacial  [equivalente  al  Minoico  Reciente  II  (1450  –  1375  a.C.)],  es  un  periodo 
donde se perciben claras influencias de la cultura continental micénica, y engloba los periodos 
que van del Minoico Reciente II al Minoico Reciente IIIA2 (1450‐1375 a de C.). El periodo Minoico 
Reciente IIIA,  ve una intensificación de la fusión entre los rasgos propios de la cultura minoica 
con las aportaciones micénicas  Copa Efirea 

Tras las destrucciones se abandonaron los palacios y se encuentran tanto elementos de continuidad como de cambio en 
las manifestaciones culturales de la isla. Arqueológicamente el Minoico Reciente II es una época mal conocida, por lo 
que uno de los restos encontrados que proporciona mucha información de la época es la copa Efirea que es una copa 
de beber con dos asas característica de la cultura material del continente, que a partir del Minoico Reciente III A1 se 
reemplaza por una copa con una sola asa. El estilo decorativo que se impone es el Estilo del Palacio, producción en la 
que  se  incluyen  jarras  y  tinajas  de  gran  tamaño.  Sus  motivos  decorativos  incluyen  elementos 
florales, abstractos, geométricos y marinos muy estilizados 
Desde el Minoico Reciente III A se puede encontrar en la isla edificaciones 
que combinan rasgos minoicos con micénicos. 
En lo referente a pintura mural casi todas las evidencias son encontradas 
en Knossos y Hagia Triada. En el palacio de Knossos destacan los frescos 
procesionales  del  corredor  de  entrada  al  ala  oeste  del  palacio  o  el 
fragmento que contiene la figura femenina conocida como la Parisina o la 
escena del salto del toro.   Jarra del estilo del Palacio 
Otro elemento cultural es la incorporación de 
nuevos  tipos  de  estructura  funeraria,  tales 
como las típicas tumbas de cámara micénicas 
La parisina, Palacio de  con  un  largo  dromos.  Solían  contener  tres  o 
Knossos 
cuatro enterramientos.  
También  son  características  las  tumbas  de  guerrero,  en  las  que  se 
disponía el armamento personal de individuos de alto status, así como 
vasos  de  bronce  y  recipientes  cerámicos  idénticos  a  los  usados  en  la 
Grecia continental. La decoración de las espadas revela contactos con la 
Argólida. 
La escena del salto del toro 
Knossos cae definitivamente en torno a 1375 o 1350 a.C. –incendio 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 15 
 
7. CRETA POSTPALACIAL 
Tras la caída definitiva de Knossos, Creta pierde la posición preminente que tenía desde el Bronce Medio. Y la destrucción 
del palacio tras un gran incendio pudo ser provocado por varios agentes o factores. 
Sobre 1200 a.C., muchos centros fueron abandonados o destruidos como sucedió también en el  continente. Las tablillas 
de  Lineal  B  de  Knossos  ofrecen  datos  sobre  los  lugares  que  mantuvieron  cierta  importancia  durante  el  período 
Postpalacial,  entre  ellos  se  encuentran  La  Canea,  que  pudo  funcionar  como  puerto  para  las  nuevas  rutas  de  larga 
distancia ente el Mediterráneo central y oriental; unos fragmentos de tablillas de Lineal B y sellos testimonian el ejercicio 
de funciones administrativas, convirtiéndose en la capital de Creta tras la destrucción de Knossos 
 La Canea se convierte en la capital de Creta tras la destrucción del palacio.  
Sobre el 1200 a.C. hay unos movimientos en los pueblos del Mediterráneo que ponen fin a la Edad del Bronce.  
Tras  el colapso  del  mundo micénico, durante  la Edad  Oscura,  Creta  mantuvo  una  prosperidad  superior  a  la de otras 
regiones. 
 
 

TEMA 2. LA CRETA MINOICA Y EL SISTEMA PALACIAL                                            Juanjo Ponti                         pág. 16 
 
 
 
   

TEMA 3. CULTURA MICÉNICA 
GRECIA CONTINENTAL ENTRE LOS SIGLOS XVII – XIII a.C. 

(1600 a.C. – 1200 a.C.)  

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 1 
 
TEMA 3. LA CULTURA MICENICA 
Los  micénicos  o  aqueos,  como  se  denominaban  a  sí  mismos,  fueron  el  primer  pueblo  propiamente  griego  que  se 
estableció en Grecia. 
La cronología del período micénico: 
‐ 1550‐1500: Heládico Reciente I (círculos de tumbas de fosa A y B de Micenas); 
‐ 1500‐1450: Heládico Reciente II A; 
‐ 1450‐1425: Heládico Reciente II B (llegada de los micénicos a Cnosos); 
‐ 1425‐1380: Heládico Reciente III A1 (destrucción de Cnosos, comienzo de los palacios micénicos continentales); 
‐ 1380‐1300: Heládico Reciente III A2 (apogeo de la construcción de palacios micénicos); 
‐ 1300‐1250: Heládico Reciente III B1; 
‐ 1250‐1200: Heládico Reciente III B2 (destrucción de los palacios micénicos continentales a finales del periodo); 
‐ 1200‐1125: Heládico Reciente III C1; 
‐ 1125‐1100: Heládico Reciente III C2. 
El HR I corresponde a la transición entre el Heládico Medio y el Heládico Reciente. Las características culturales de la 
civilización micénica se constituyen en este periodo 
1º. EL PERIODO DE LAS TUMBAS DE FOSA Y LA FORMACION DEL MUNDO MICENICO 

El paso del Heládico Medio al Reciente (2000‐1500 a.C.) se percibe como un cambio en la organización de las comunidades 
de la Grecia continental que permanecerá vigente hasta el siglo XII a.C. 
Los cambios detectados son una organización más centralizada, con una creciente diferenciación social y el surgimiento 
de una elite dirigente. Estos cambios suponen el arranque de la cultura micénica y la evidencia arqueológica se observan 
en la esfera funeraria, concretamente  en las excavaciones de los Círculos A y B de Micenas en el “Periodo de las Tumbas 
de Fosas”, convertidos en el centro del debate interpretativo: 
 El  Círculo  A  (1876  H.  Schliemann)  fue  relacionado  con  el  periodo 
dorado  de  la  realeza  micénica,  Agamenón  y  su  corte,  pero  son 
anteriores en unos dos siglos. 
El recinto funerario se encuentra junto a la Puerta de  los Leones y 
se  ha  comprobado  que  inicialmente  se  encontraba  fuera  de  la 
ciudadela; fue a raíz de una ampliación de las murallas en el s. XIV 
AC, cuando se convirtió en un cementerio intramuros 
La estructura original contenía seis tumbas excavadas en el terreno 
y  consistía  en  una  estructura  excavada  en  el  fondo  de  un  pozo 
generalmente  de  forma  rectangular  y  de  variadas  dimensiones,  el 
suelo  estaba  recubierto  de  gravilla  y  las  paredes  recubiertas  con 
mampostería o adobe. Dentro de cada tumba los cuerpos se dejaban 
sobre los guijarros, cubierto materialmente por su ajuar: ofrendas de 
alimentos,  joyas,  armas,  cerámicas,  etc.  La  tumba  se  cerraba  por 
medio de vigas de troncos apoyadas en los muretes y una cubierta de 
ramaje y barro. Por último, se rellenaba la fosa con tierra hasta formar 
un pequeño montículo sobre ella, en el que se clavaba una estela de 
piedra  y  rodeadas  por  un  muro  circular  que  fue  sustituido  por  un 
doble muro de caliza hacia el 1300 a.C., año en que se amplió la ciudad 
y este conjunto funerario quedó inscrito dentro del núcleo urbano. En 
su  interior,  se  encontraron  lujosos  ajuares  pertenecientes  a  las  19 
personas allí enterradas. La cronología esta entre el 1600‐1500 a.C.  
 El Círculo B (1951, Blegen), situado fuera de los muros, es mayor, más 
pobre y más antiguo. Se encontraron 24 tumbas que, aunque estaban 
muy  deterioradas  por  la  construcción  de  la  tumba  Tholos  de 
Clitemnestra, se encontraron indicios de tumbas más antiguas que las 
del Círculo A. La cronología es entre el 1650‐1550 a.C.   Tumbas  círculo B.

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 2 
 
En  lo  que  respecta  al  ritual  funerario,  algunos  cuerpos  estaban  cubiertos  con  un 
sudario  al  que  se  fijaban  hojas  recortadas  en  oro,  y  también  se  han  encontrado 
mascaras  de  oro  hechas  mediante  el  martilleado  de  láminas  de  oro  y  pueden  ser 
retratos de los fallecidos.  
Los  enterramientos  estaban  señalizados  en  el  exterior  con  estelas  decoradas  con 
motivos  abstractos,  y  otras  representan  escenas  de  carros  interpretadas 
posiblemente como asuntos guerreros o juegos funerarios, y constituyen las primeras 
manifestaciones  del  relieve  en  Grecia  continental  durante  la  Edad  del  Bronce.  Son 
elementos de estilo continental que se alejan de la elegancia minoica. 
Mascaras encontradas en el  círculo A.
Los ajuares, encontrados son los más ricos y variados de todo el periodo: 
 Espadas,  dagas,  puñales,  puntas  de  lanza  y  flecha.  Los  puñales  presentan  la  hoja  decorada  con 
técnica de damasquinado o pintura en metal, técnica que empleaba oro, plata y una especie de 
barniz negro llamado niello, técnica ornamental que se obtiene mediante la incrustación en plata 
y otros metales, de un esmalte (generalmente de color negro hecho de plata y plomo fundidos con 
azufre) en ranuras o incisiones practicadas en el material. .  
 Entre los  vasos  de  metal,  destacan  los  realizados en oro, de estilo típicamente minoico, como 
los de plata, entre los que se encuentra un rhyton (vaso o recipiente en el cual los fluidos esperaban 
a ser bebidos, o bien, vertidos en alguna ceremonia como la libación) en forma de cabeza de toro. 
 Las máscaras funerarias de oro, realizadas por martilleado sobre láminas de oro. 
La  procedencia  de  los  objetos  citados,  así  como  los  diversos  estilos  artísticos  muestran  un  amplio 
contacto comercial del mundo micénico con territorios muy alejados entre sí, desde Centroeuropa hasta  Rhyton encontrado 
Tumba Circulo A 
Egipto, y desde Anatolia y Mesopotamia hasta Creta. 
A la hora de buscar explicaciones a esta gran riqueza, que contrasta con la pobreza encontrada en el periodo Heládico 
Medio, se barajan teorías muy diversas:  
1º. Un grupo proponen que es debido a una invasión extranjera, que produjo  
2º. Arqueología Procesual (intenta  reconstruir completamente, de manera virtual, los «procesos culturales» del ser 
humano),  explica  que  los  factores  internos,  aumento  demográfico  y  el  aumento  de  la  potencialidad  agraria, 
favorecieron el surgimiento de una sociedad palatina. 
Quienes  quiera  que  fuesen  los  hombres  y  mujeres  enterrados  en  estas  tumbas,  no  hay  duda  de  que  poseían  una 
estructura de poder económica y política diferente a todo lo que Grecia había conocido hasta entonces. Si fueron nativos 
procedentes  del  Heládico  Medio  hay  que  tratar  de  explicarse  cómo  llegaron  a  poseer  tantas  riquezas  y  por  qué  se 
apartaron tanto de la tradición. 
Si son extranjeros, sus vínculos apuntan especialmente hacia el norte. De lo que no cabe, duda es que esta aristocracia 
guerrera abrió nuevos horizontes a medida que se posesionó de Grecia con lo que puso los cimientos de lo que podemos 
llamar ya civilización micénica. 
De modo general el desarrollo de las sociedades complejas en la Grecia continental pudo deberse a factores internos que 
se  desarrollaron  cuando  las  elites  se  hicieron  con  el  control  de  las  vías  de  aprovisionamiento  de  materias  primas  de 
Europa centro‐occidental junto con el despegue demográfico, que hizo posible que las comunidades se reorganizaran (E. 
Davis).  Estos    nuevos  centros  acogen  las  nuevas  actividades  de  especialización  económica,  al  mismo  tiempo  que  se 
convierten en las sedes de la elite que ostenta el poder. 
Micenas  pudo  tener  un  papel  importante  como  intermediario  entre  la  Creta  minoica  y  las  aéreas  de  producción  de 
productos estratégicos, como el oro o el estaño. 
EL  período  que  comprende  desde  la  aparición  de  las  tumbas  de  fosa  hasta  la  caída  de  Knossos  se  suele  denominar 
Micénico Antiguo y se corresponde con el Heládico Reciente I y II. El declive de la cultura minoica en el siglo XIV a.C. 
marca la etapa de mayor esplendor de la cultura micénica, coincidiendo con lo que algunos autores llaman “Imperio 
Micénico” 
El apogeo de los centros micénicos  se mantuvo hasta finales del siglo XIII‐principios del XII a.C. (En este momento se 
acaba el sistema palacial). 
Hasta finales del siglo XII a.C., hubo unas comunidades económicamente inferiores a las de la fase anterior y más aisladas 
unas de otras, aunque seguían siendo fieles a las tradiciones micénicas. 

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 3 
 
2. ARQUITECTURA Y OBRAS PUBLICAS 
2.1. LAS CIUDADES FORTIFICADAS: EDILICIA Y RECURSOS DEFENSIVOS 

A través de las fuentes arqueología y la documentación contenida las tabillas de Lineal B conocemos el paisaje político de 
la cultura micénica en los s. XIV‐XIII a.C. Existirían varios reinos y cada uno tendría su capital administrativa en la que 
residiría un rey (Wanax) siendo además el centro económico y religioso de cada reino. 
El modelo urbano que prevalece es el de la ciudad‐palacio, ubicadas sobre una elevación en el terreno, principalmente 
una colina, en posición estratégica de fácil defensa que consta de una ciudadela (acrópolis, zona alta) fortificada donde 
estaría el palacio, los edificios de culto y algunas casas de nobles, en tanto que la ciudad se desarrolla en torno al núcleo 
fortificado, posiblemente tenia construcciones defensivas para la población dispersa como se ve en las fortalezas de Gla 
(Beocia) y de Krisa (Fócida). Además está la muralla hecha con grandes bloques de piedra sin 
tallar, conocido como muro ciclópeo, el acceso se realizaba mediante rampas, y las entradas eran 
monumentales,  alternando  con  otros  accesos  protegidos  con  torres.  Las  ciudades  mejor 
conservadas son Micenas, Tirinto y Pilos 
Características constructivas: 
 Las fortificaciones combinan la construcción artificial con la defensa natural.  
 Los muros se apoyan en una cama excavada directamente en la roca y en su fabricación se 
emplea el llamado aparejo ciclópeo, formado por grandes bloques de piedra sin devastar, 
que llegan a alcanzar los 8 metros de altura, cogidos con tierra y los huecos entre los bloques 
se rellenan con piedras. 
 Cubiertas mediante la aproximación de las hiladas, ya sean espacios circulares o de planta 
rectangular.   Muralla ciclópea junto a la 
Puerta de los Leones 
 Destaca  el  triángulo  de  descarga,  abertura  de  forma  triangular  para 
aminorar el peso del dintel, y que suele servir como soporte a un relieve 
realizado en un material más ligero (Puerta de los Leones). 
 La  ciudadela  incluía  en  el  noreste  una  construcción  a  modo  de  túnel 
escalonado  con  la  cubierta  obtenida  por  aproximación  de  hiladas,  que 
ponía  en  contacto  la  ciudadela  con  una  cisterna  subterránea  existente 
fuera de la misma 
 Otro sistema peculiar de las construcciones defensivas de Micenas y Tirinto 
consiste  en  la  construcción  de  unas  pequeñas  cámaras  (casamatas) 
cubiertas con falsa bóveda por aproximación de hiladas, practicadas dentro 
de  los  propios  muros  de  la  fortificación.  Pudieron  servir  como  almacén,  Triángulo de descarga. Puerta de los Leones
puestos de guardia o puntos de tiro para los arqueros.  
 También contaba con accesos camuflados poternas (Puertas secundarias camufladas en la muralla) que permitían 
hostigar a las fuerzas atacantes 
 También hay una construcción a modo de túnel escalonado con la cubierta obtenida por aproximación de hiladas, 
que unía la acrópolis con una cisterna subterránea que había fuera de la misma, con la función de abastecer de agua 
a la ciudadela en caso de asedio. 

   

  Poternas y Casamatas de la fortaleza de Tirinto 

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 4 
 
2.2. LOS PALACIOS MICENICOS: ORIGENES Y ESTRUCTURAS CONSTRUCTIVAS 
Los  palacios  son  los  edificios  más  distintivos  de  la cultura 
micénica. Se conocen nueve, los mejores son el de Tirinto, 
Pylos  y  Gla,  Micenas  (se  conoce  parcialmente)  y  Atenas 
(sólo sabemos que existió).  
Todos,  o  casi  todos,  estaban  ubicados  sobre  pequeñas 
cimas  o  crestones  rocosos  estratégicos  dotándose  de  un 
potente sistema defensivo.  Esto puede ser por el deseo de 
los gobernantes de que sus residencias fuesen un referente 
en el paisaje como símbolo de status social. 
En cuanto al origen existe el problema de disponer de poca 
información de los palacios más antiguos.  
Algunos historiadores creen en la Influencia minoica otros 
en  las  tradiciones  continentales  durante  el  III  milenio,    a 
medio  camino  puede  estar  la  solución  considerando  la 
influencia minoica y la continental al mismo tiempo. 
Planta del palacio de Pilos 
 
Constantes constructivas de los palacios micénicos:  
Un eje axial organiza la disposición de los elementos en el palacio y el megaron es el elemento 
que ordena y jerarquiza los espacios. 
Planta del Megaron
El palacio contaban espacios básicos:  
 Conjunto constructivo del megarón central,  es el antecedente de los templos griegos. Es un Gran Salón, Solía estar 
a un lado del patio central y frente al altar. Constaba de tres partes: el pórtico o porche abierto con dos columnas 
in antis; el vestíbulo también llamado pronaos, y la sala principal, también llamada cella o naos, donde había un 
hogar circular, rodeado de cuatro columnas. 
Los suelos estaban revocados en yeso y decorados con pinturas, al igual que las paredes y muy probablemente los 
techos. 
En sus orígenes era el lugar de reunión de los jefes de los genos, también pudo tener funciones ceremoniales 
 Patio principal, es un espacio abierto que conduce al conjunto del megarón pudiendo estar rodeado con columnas 
en tres de sus lados (Tirinto), en dos (Pylos) o solo en uno (Micenas). Se accede al patio a través de un “pròpylon” 
(atrio o pórtico monumentalizado en el acceso a un edificio)) de tipo clásico. 
 El  llamado  “megarón  de  la  Reina”,  se  trata  de  una  construcción  semejante  al  megarón  principal  aunque  más 
pequeño y más sencillo. 
 El baño, solo arqueológicamente documentado en Tirinto y Pylos siendo de este último lo más característico  y  
completo:  la  bañera  (cuba  de  barro  cocido  empotrado  en  una  banqueta  sin desagüe). 
 Otras habitaciones, que serían las destinadas a actividades administrativas, almacenes, de servicio… 
A diferencia de los palacios minoicos, se trata de una concepción arquitectónica de tipo unitario, centralizada en torno a 
un módulo dominante: el mégaron que ordena y jerarquiza los espacios. 
Técnicas constructivas de los palacios micénicos: 

 Uso de troncos de madera en los muros para la realización de moldes, para ir levantando secciones formadas por 
piedras irregulares y mortero. Una vez se había endurecido la estructura, se quitaban las maderas y se rellenaban 
los agujeros con barro para así poder usarlas en la siguiente sección. 
 El segundo piso se construía con adobes. 
 Indicios de ventanas, algún pozo de luz y sistemas de desagüe. 
 Los accesos entre estancias están adornados con dinteles y jambas de piedra, y las puertas son dobles. 
 Alrededor  del  hogar  central  que  había  en  el  megarón,  en  los  porches  y  en  la  columnata  que  rodea  al  patio  se 
emplearon columnas estucadas. 
 Las cubiertas tenían tejas planas. 

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 5 
 
La  organización  administrativa  del  palacio  se  conoce  gracias  a  las  tablillas  en  Lineal  B  encontradas.  Hubo  un  control 
contable rigurosamente centralizado de la producción de textiles, objetos metálicos, aceite de oliva o perfumes. 
Estos palacios siguen reflejando una sociedad mercantil y comercial de base agraria ocupando el centro de la vida de las 
ciudades y en ellos se concentra el almacenamiento de productos con su manufactura a través de los talleres. 
La pirámide social puede ser: 
‐ Wanax: el soberano. Nombra a los funcionarios y dirige la administración y política del Estado.  
‐ Tras él hay una aristocracia guerrera con funciones militares. 
‐ Damo: Campesinos y artesanos libres 
‐ Esclavos 
2.3. ARQUITECTURA DOMÉSTICA 

No se puede decir que exista un modelo único de construcción de vivienda privada en este periodo, en base a esto se 
tiene  que  los  ejemplos  más  sencillos  serían  de  planta  absidiada,  construcciones  de  planta  cuadrada,  con  una  o  más 
habitaciones y de pequeña dimensión. Las casas de varias habitaciones serían de dos tipos, el más sencillo consta de una 
planta y las habitaciones están alineadas unas junto a otras siguiendo el mismo eje  y el tipo más complejo son varias 
habitaciones yuxtapuestas. Entre estas construcciones sencillas y los palacios hay una gama intermedia con casas más 
complejas y que indican el status social alto y suelen tener un mobiliario y un ajuar domestico acorde al nivel. 
 2.4. OBRAS PÚBLICAS: OBRAS DE DRENAJE Y VÍAS DE COMUNICACIÓN 
El  mundo  micénico  tiene  un  gran  sistema  organizativo  a  nivel  regional  y  microregional  que  se  demuestra  con  la 
construcción de:  
 Un sistema de drenaje, lo que va a permitir tener el agua en los cultivos y en las ciudades  
 De vías de comunicación, que van a favorecer el tránsito de carros, animales o las comunicaciones a pie. 
 

3. LOS PROGRAMAS ORNAMENTALES: LA PINTURA MURAL 

La decoración pictórica en los palacios micénicos se desarrolla tanto en los muros, como 
pavimentos, techos, columnas, pilares…y están relacionadas técnica y estilísticamente con 
las minoicas.  
Técnicamente  las  pinturas  murales  se  realizaban  sobre  una  superficie  de  fino  yeso  aún 
fresco y algunos detalles se hacían una vez se había secado el enlucido. No hay trazas de 
aglomerante orgánico (como la clara de huevo). Los colores usados son los obtenidos de 
Fresco Palacio de Tirinto
productos minerales 
Existen unas normas de pintura: 
 Utilización  de  los  colores,  así  se  usaba  el  rojo  para  el  hombre,  el  blanco  para  las 
mujeres y esfinges, el amarillo para los leones, y el azul para los monos. 
 A las mujeres se las podía representar con doble barbilla o papada para identificarlas 
como mujeres maduras cuyos cabellos se pintaban en azul 
 Los ojos de frente en cabezas de perfil 
 Carácter extremadamente conservador. 
 La repetición iconográfica de ciertos temas sugiere la existencia de algún repertorio 
de  diseños  en  circulación  por  Grecia  continental  en  la  segunda  mitad  del  Bronce 
Reciente 
Sus temas más frecuentes eran: 
 Escenas procesionales: representación de ceremonias, o desfiles diplomáticos…se 
suelen encontrar en zonas de escaleras 
 Escenas de caza, batalla y sacrificio: suele tratarse de miniaturas  
 Animales: interacción de animales y humanos en escenas familiares… 
De  modo  general  las  pinturas  de  los  palacios  micénicos  son  un  proyecto  decorativo 
unitario.  La  selección  de  temas  y  la  composición  de  las  imágenes  dependían    de    las  
funciones  de  la  sala  y  al  status  social  de  los destinatarios de ese mensaje 
El arte del fresco fue transmitido al continente desde Creta a través de las cicladas. 

La Micénica. Fresco Casa 
del Sumo Sacerdote 

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 6 
 
4. LA ARQUITECTURA DE LA MUERTE EN MICENAS 
En el Heládico Medio (2000 ‐ 1550 a.C.) la inhumación es en tumbas de fosa o de pozo concentradas en el exterior de las 
ciudades, señaladas con estelas hincadas en el suelo. Recinto rodeado de un muro circular.  
Las Tumbas de fosa son rectangulares, están excavadas en la roca, recubiertas con muros de piedras pequeñas o ladrillos. 
Cierre de vigas de troncos sobre los muretes, cubierta de ramaje y barro. La tierra forma un pequeño montículo con estela 
de piedra. 
El cadáver se deposita sobre el suelo cubierto de guijarros. Pueden presentar ajuar funerario formado por alimentos, 
joyas, armas, cerámicas... 
A las tumbas de fosa le sucedieron, entre finales del siglo XVI y finales del XIII a.C. (Micénico Pleno)  dos tipos principales 
de tumbas monumentales: las tumbas de cámara para la sociedad común y las tumbas tholos para la clase noble. 
4.1. ESTRUCTURAS MORTUORIAS: LAS TUMBAS DE CAMARA Y LOS THOLOI 
 

a) Tumbas de cámara. Son hipogeos excavados en la roca. Constan de 
una  cámara,  precedida  de  un  corredor  de  acceso  o  dromos)  que 
desemboca en una entrada o stomion, sellada por piedras. La forma 
de  la  cámara  y  su  techo  son  variadas  (cuadrangular,  elipsoidal  o 
semicircular) y dependen de la dureza de la roca. 
La cámara funeraria de este tipo de tumbas servía como lugar para el 
almacenamiento  de  los  muertos  de  un  grupo  familiar  o  social  y  se 
utilizaron  a  menudo  para  enterramientos  múltiples  durante  largos  Tumba de Cámara 

períodos. En el caso de enterramientos individuales, significaba que 
el muerto tenía un mayor estatus que el que se encontraba en una 
tumba más simple 
Decoradas con motivos simples (líneas, discos y rosetas). No se sabe 
bien  cuál  es  su  origen,  aunque  pueden  estar  relacionadas  con  las 
cámaras egipcias del Imperio Medio.  
b) Las  tumbas  tipo  tholos  tienen  una  cámara  circular  funeraria 
subterránea  (thalamos)  precedida  de  un  corredor  (dromos)  que 
termina  en  la  entrada  (stomion)  que  va  a  la  cámara.  La  estructura 
exterior  se  cubría  con  un  túmulo  o  un  montículo  de  tierra  que 
protegía la cubierta interna de la cámara. La entrada (stomion) era el 
punto más débil y se recurría al triángulo de descarga para aliviar el 
peso. Respecto al corredor (dromos) variaba de tamaño en función 
Tumba tipo Tholos 
de la cámara. La cámara  solía estar revestida con fábrica pétrea y 
Esquema de un tholos.
estaba rematada con un sistema de falsa cúpula por aproximación de 
hiladas. Un ejemplo de este tipo de tumba es el Tesoro de Atreo en 
Micenas 
Su origen es debatido, podrían ser la “petrificación” de los túmulos 
de tradición heládica, o que estuvieran conectadas con las tholoi de 
la  llanura  de  Mesara,  o  una  evolución  de  los  túmulos  del  Heládico 
Medio en el Peloponeso meridional. 
Las  tumbas  más  impresionantes  de  la  época  micénica  son  las  tumbas  El tesoro de Atreo
reales monumentales de Micenas. La más célebre es el «Tesoro de Atreo» 
en Micenas, que tiene forma de tholos. Cerca se encuentran otras tumbas 
llamadas del «círculo A y B», las llamadas «de Clitemnestra» y «de Egisto». 
Todas han dado impresionantes tesoros.

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 7 
 
4.2. RITOS FUNERARIOS 
En el periodo micénico el rito principal fue la inhumación y normalmente colocaban el cuerpo con sus joyas y adornos 
directamente en el suelo aunque en algunas ocasiones el cuerpo estaba dentro de un sarcófago de terracota (larnakes), 
otras sobre plataformas o en ataúdes de madera.  
Alrededor del difunto se dejaban ofrendas (comida, bebida, armas…) y alguna vez hacían sacrificios de animales; tras las 
ceremonias se llenaba el dromos con tierra, la cual era necesaria quitar si había un nuevo enterramiento. 
4.3. LA LECTURA DE LAS ESTRUCTURAS FUNERARIAS DEN CLAVE SOCIAL 
Son diversas opiniones sobre la clase de personas enterradas en los distintos tipos de tumbas.

5. LAS PRODUCCIONES ARTESANALES 
 

6. EL COLAPSO DEL SISTEMA PALACIAL. TESTIMONIOS ARQUEOLÓGICOS E INTERPRETACIÓN 
En la primera a mitad del siglo XIII a.C. se ampliaron las fortificaciones de numerosos Palacios, como en Micenas, Tirinto 
y Atenas y se construyen también en las acrópolis aljibes subterráneos, tal vez en previsión de futuros asedios lo que 
evidencia una situación de inquietud en determinadas áreas como la Argólida y el Ática, al mismo tiempo que se fortifico 
el istmo de Corinto.  
Se ignora si estas actuaciones estuvieron motivadas por luchas internas, alguna epidemia, sequias o terremotos que no 
afectaron por igual a las diferentes áreas, ya que mientras Atenas y Yolcos no sufrieron destrucciones fueron incendiados 
y destruidos los Palacios de Midea en Mesenia, Tebas en Beocia y Micenas, Tirinto en la Argólida.  
Además,  el  hasta  entonces  prospero  comercio  micénico  su  frio  un  colapso  general  por  los  trastornos  que  en  toda  la 
cuenca oriental del Egeo, tuvieron lugar en este siglo XII, provocados por las denominadas incursiones de los Pueblos del 
Mar. 
Parece que en este siglo XII se poblaron las costas en detrimento de las zonas centrales de la Hélade y existen centros 
muy prósperos en el Ática y en el Peloponeso, desarrollándose un próspero comercio con las Cicladas  y la isla de Creta  

6.1.  LA DESTRUCCIÓN DE LOS PALACIOS MICÉNICOS. 
Las estratigrafías demuestran que una gran destrucción del sistema palacial durante el s. XIII y que no fue una catástrofe 
global en un corto espacio de tiempo. También hay datos sobre grandes incendios y el posterior abandono de la zona. 
Hay tres grupos de hipótesis para explicar el fin de la época micénica:  
1º Hipótesis invasionistas:  
 El  retorno  de  los  Heráclitas  (los  dorios):  Las  grandes  migraciones  dóricas  que  llegaron  al  Mediterráneo 
hicieron  que  la  cultura  y  economía  que  los  micénicos  habían  alcanzado  comenzara  a  descender 
rápidamente. El motivo puede estar que los dorios desplazaron a un gran número de pueblos al emigrar 
provocando un  caos  en  Grecia.  Esta posible  “invasión”  se  puede justificar con  el  cambio  de  costumbres 
funerarias, ahora se encierra con el método de inhumación en cista y la fabricación de una cerámica llamada 
“cerámica bárbara”. En contra de esta teoría esta que los enterramientos en cista pueden tratarse de un 
resurgimiento de estructuras funerarias conocidas en el continente desde inicios del Bronce Medio y sobre 
la “cerámica bárbara”, se discute su origen 
 La  invasión  de  los  “Pueblos  del  Mar”:  Provocan  el  rompimiento  de  la  estabilidad  comercial  en  el 
Mediterráneo,  de  la  que  tanto  dependía  la  prosperidad  micénica.  En  contra  esta  que  la  destrucción  de 
centros  micénicos  afecta  con  mayor  frecuencia  a  centros  alejados  de  la  costa  y  las  islas  no  muestren 
evidencias de arrasamiento. En contra de esta teoría  
2º Hipótesis catastrofistas:  
 Tesis del cambio climático: Defiende la existencia de un cambio climático repentino en Grecia a fines de la 
Edad del Bronce que habría originado una gran sequía que provocó una grave crisis agraria que acabó por 
hundir el sistema   
 Tesis del movimiento sísmico  
 Tesis de las enfermedades  
 
 

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 8 
 
3º Hipótesis  de  desequilibrios  y  conflictos  internos:  Hooker  atribuye  la  caída  del  sistema  palacial  bien  al 
enfrentamiento  entre  estados  micénicos,  bien  entre  las  diferentes  categorías  sociales  que  conforman  la 
organización micénica. En este último caso, su tesis enlaza con la presencia de elementos dorios en la sociedad 
micénica 
En principio, una economía basada en la agricultura y dependiente del aprovisionamiento exterior de ciertas materias 
primas,  está  extremadamente  expuesta  al  desequilibrio  en  el  momento  en  que  se  produzcan  aumentos  bruscos  de 
población, enrarecimiento de las relaciones comerciales, disensiones sociales internas o presiones en sus fronteras. La 
suma de todos estos factores pudo estar en el fin del sistema palacial... 
6.2. EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN MICÉNICA. 
Todas las tesis anteriores son los análisis de los posibles rompimientos del sistema palacial micénico, pero no el fin de la 
civilización micénica, que se producirá un siglo después del rompimiento del sistema palacial, al parecer de forma gradual. 
La Arqueología muestra una importante disminución de núcleos activos a partir del Heládico Reciente IIIC. 
Desde el punto de vista de la cultura materia, la cerámica de esta etapa es el gran logro de los estilos locales. La cerámica 
del  periodo  final  (llamado  Submicénico)  se  caracteriza  por  un  empobrecimiento  de  los  repertorios  formales  y  las 
decoraciones; otros campos artesanales también muestran este empobrecimiento. 
Las costumbres funerarias van cambiando, ya no hay inhumaciones colectivas tipo tholoi ni de cámara y se sustituyen por 
sencillas deposiciones en cista y las cremaciones aumenta en número a lo largo de la época, hasta convertirse en muy 
importante hacia el HR III C, quizás sea la prueba de la llegada de un pueblo nuevo a Grecia. 

Buena  parte  de  los  investigadores  coincide  en  que  una  sociedad  puede cambiar y crear nuevos modos de vida a 
partir de su evolución interna. 
 

TEMA 3. LA CULTURA MICÉNICA.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 9 
 
 

 
BLOQUE TEMÁTICO  III
 
LA CULTURA MATERIAL EN LA GRECIA ANTIGUA 

4. CIUDAD Y PAISAJE RURAL EN LA GRECIA ANTIGUA. NUEVAS CLAVES PARA EL ESTUDIO DE UNA 
DIALÉCTICA HISTÓRICA 
 La fórmula de lo urbano en el mundo griego  
 Surgimiento de la polis desde una perspectiva arqueológica 
 El urbanismo griego. Conceptos teóricos y evolución histórica 
 El concepto de lo rural en la Grecia antigua y su análisis arqueológico 
 Investigaciones sobre el paisaje rural en el Ática 
 Otros modelos regionales: Beocia, Mesenia, Laconia y el ámbito colonial 
 
5. ELEMENTOS PARA UNA HISTORIA DE LA ARQUITECTURA GRIEGA 
 Fuentes de conocimiento 
 Materiales y técnicas de construcción 
 Los órdenes griegos 
 Arquitectura religiosa y análisis arqueológico del espacio de culto: templos y santuarios 
 La Arquitectura civil de la polis 
 
6. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS 
 La escultura griega: materiales y técnicas. Tipología y funcionalidad 
 La pintura griega. Técnicas de ejecución y soportes 
 El mosaico en Grecia. Técnicas, temática y evolución 
  
7. LA ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN GRECIA 
 El concepto de la muerte entre los griegos y las fuentes para su estudio 
 Las fases del ritual funerario 
 La expresión arqueológica del ritual funerario 
 El paisaje funerario griego 
 Aspectos sociales de la Arqueología de la Muerte en Grecia 
  
8. LAS PRODUCCIONES ARTESANALES EN EL MUNDO GRIEGO 
 La cerámica griega. 
 Otras artesanías en la Grecia antigua: orfebrería, metalistería y glíptica 
 
 

   

TEMA 4. CIUDAD Y PAISAJE RURAL EN LA ANTIGUA GRECIA 
GRECIA CONTINENTAL ENTRE LOS SIGLOS VIII – VII a.C. 
(700 a.C. – 600 a.C.)  

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 1 
 
TEMA 4. CIUDAD Y PAISAJE RURAL EN LA GRECIA ANTIGUA. CLAVES ARQUEOLOGICAS PARA EL 
ESTUDIO DE UNA DIALECTICA HISTORICA 

 
1. LA  FORMULA  DE  LO  URBANO  EN  EL  MUNDO  GRIEGO  Y  EL  SURGIMIENTO  DE  LA  POLIS  DESDE  UNA  PERSPECTIVA 
ARQUEOLOGICA. 
El concepto de polis en el mundo griego no significa “núcleo urbano y comunidad política” sino que hay un concepto 
mucho más amplio. 
No hay unanimidad para determinar cuando aparece la polis; pero algunos historiadores consideran que marca el final 
de la Edad Oscura y el inicio de la Grecia histórica (s. VIII a.C.).  
Algunos autores destacan el papel de los santuarios y sus monumentaciones con el nacimiento de las polis (Ejemplo el 
Heraion, templo dedicado a la diosa Hera, debió ser un santuario ligado a una polis), así se ve que en el áreas de Grecia 
central es donde hay mayor número de santuarios y donde se ha defendido el surgimiento de la polis; por el contrario en 
la zona occidental de Grecia existía la fórmula “ethnos”, organización de variable de aldeas para formar un Estado.  Un 
hecho común a estas dos situaciones es la separación de los espacios sagrados respecto a los profanos.  
Otra importante novedad es el surgimiento del culto heroico.  
En definitiva el paso de una práctica religión individualista a una colectiva, trae consigo el paso del individualismo en la 
vida a una colectivización de las funciones, poniendo de manifiesto el proceso de la formación política, en definitiva el 
desarrollo de la religión y su nueva manera de practicarla proporciona la base sobre la que se construye la identidad 
comunitaria.  
Otro criterio del surgimiento de la polis es la separación de las áreas funerarias respecto de las residenciales; esto apunta 
una  clara  división  conceptual  de  lo  que  está  dentro  del  área  urbano  y  que  está  fuera;  en  este  aspecto  las  murallas 
protegen  y  además  definen  el  espacio  de  la  ciudad.  Según  esto  el  hombre  homérico  vive  en  las  polis,  que  son  una 
comunidad  organizada  y  un  espacio  físico  definido,  donde  existen  unas  murallas  alrededor,  casas,  para  los  hombres, 
templos para los dioses y campos para subsistir.  
Las necrópolis aportan otros datos sobre la formación de las polis al evidenciar  en la segunda mitad del s. VIII a.C. un 
aumento de las tumbas, lo que hace pensar en el crecimiento de la población implicando un incremento del tamaño y 
número de los lugares de hábitat; también evidencian que ciertas formulas funerarias reservadas en épocas anteriores a 
las  clases  altas  se  comienzan  a  usar  en  otros  extractos  de  la  sociedad  y  se  enriquecen  los  ajuares,  dando  paso  a  la 
ostentación de la riqueza, lo que puede hacer pensar en conflictos internos de la sociedad reafirmando a las polis 

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 2 
 
En general los factores que hacen el nacimiento de las polis pueden ser: 
 Neta separación entre espacios sagrados y profanos. 
 Surgimiento del culto Heroico. 
 Separación del área funeraria del residencial. 
Y las polis se caracterizan por: 
 Una  definición    física  de  un  territorio  común,  separada  por  una  muralla  y  dentro    casas,  para  los  hombres, 
templos para los dioses 
 Unión del territorio bajo un poder reconocido. 
 Reconocimiento  identidad colectiva 
La polis griega está formada por dos elementos inseparables, la ciudad (astu/asty) y su territorio (chora), en definitiva era 
el conjunto comprendido por el núcleo urbano y su entorno: 
a) El  Asty,  parte  de  la  ciudad  (polis)  donde  están  agrupados  los  cultos  cívicos  y  las  instancias  políticas.  En  otros 
términos, se trata de la villa principal del territorio de la ciudad. Aquí se encontraban: 
 Las murallas defensivas que rodeaba la ciudad. 
 La Acrópolis, lugar refugio para sus habitantes y que se convertiría en el centro religioso de la ciudad. 
 Los Templos 
 El Ágora, centro de la vida ciudadana. 
b) La Jora (Chora), zona periférica que rodea al asty, el campo donde vive una buena parte de la población y se dedica 
a la ganadería y agricultura. Es, a menudo, una zona rural que puede estar, sin embargo, compuesta de pequeños 
pueblos (que no tiene el estatuto de ciudad) y de santuarios importantes para los ciudadanos. La chora no estaba 
sometida a la ciudad; era complementaria interactuando en las funciones de defensa, ritos funerarios, economía…, 
a excepción de la política que es exclusivamente urbana. 
De modo general el campo es el soporte necesario de la polis 
 
 

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 3 
 
2. EL URBANISMO GRIEGO. CONCEPTOS TEORICOS Y EVOLUCION HISTORICA 
La  estructura  urbana  constituye  una  fuente  de  información  primordial  sobre  la  ciudad  y  su  evolución,  definiendo 
mediante la observación arqueológica los diferentes momentos que refleja la organización de sus espacios. 
Los  núcleos  de  población  de  la  Edad  Oscura  y  el  periodo  arcaico  muestran  unos  asentamientos  sin  una  organización 
aparente y con espacios vacíos entre las casas que probablemente se fueron cubrieron después. 
Grecia, estaba formada por una serie de ciudades‐estado independientes. La ciudad era el elemento esencial del Estado. 
Una ciudad estaba compuesta de: 
 Acrópolis: ciudad alta, fortaleza que se construía aprovechando alguna elevación de terreno (cima de una colina), 
era el lugar donde, en caso de emergencia, se resguardaban los ciudadanos y se construían los edificios religiosos y 
políticos de la ciudad: templos, altares, santuarios. A su alrededor se construyen los edificios más emblemáticos de 
la ciudad, Odeón, Stoa, Teatro etc. 
 Ágora: es la gran plaza pública, donde gira la vida económica (mercado), social, cultural y política de los griegos. El 
ágora  estaba  rodeada  de  los  edificios  privados  y  públicos  más  importantes:  Stoa  (galerías,  pórticos),  pritaneos 
(oficinas  administrativas),  Bouleterión  (edificio  para  las  reuniones  de  la  Boulé),  Palestras  (gimnasio),  Odeón 
(acontecimientos musicales, canto, poesía), altares, templos.  
 Murallas:  se  tendía  a  edificar  en  lugares  altos,  fácilmente  defendibles,  esta  protección  se  completaba  con 
fortificaciones, fosos, terraplenes, torres. 
 Las fuentes: la presencia de una fuente de agua, o cualquier recurso hídrico, explican la localización de la ciudad 
griega,  la  irregularidad  de  las  precipitaciones,  la  sequía  y  aridez  del  clima,  daban  a  las  obras  públicas,  fuentes, 
cisternas etc., una especial importancia. 
 

2.1. LA ESTRUCTURACION DE LOS ESPACIOS URBANOS EN LOS SIGLOS VIII Y VII a.C. 

Es difícil definir un modelo urbano y sería de gran ayuda ya que la estructura urbana nos aporta información sobre los 
procesos de evolución, los cambios sociales y políticos… 
En los inicios de la ciudad, los edificios fueron construidos desordenadamente, sin plan urbanístico, por lo que la mayoría 
de las calles eran estrechas, retorcidas y muchos barrios padecían el hacinamiento, provocado por el abigarramiento de 
talleres, viviendas etc. Los griegos viven en el exterior, calles, plazas y lo que caracteriza al área urbana es el bullicio. 
Luego las características de las polis de esta época pueden ser: 
 Asentamientos sin una organización aparente. Es difícil definir un modelo urbano único. 
 Desde  mediados  del  s  VIII  a.C.  a  mediados  del VII  a.C.  hay  u n a   serie de ciudades creadas ex novo (núcleo de 
nueva  formación)  que  tienen  la  particularidad  de  una  organización  en  lotes  de  terreno,  como  Megara,  Hyblacea 
situada en la costa oriental de Sicilia que poseía una trama regular de calles paralelas, con un sitio reservado al ágora 
y con espacios vacíos entre las casas que aunque podrían ser de cultivo poco a poco se fueron construyendo más casas.  
 Separación  de  los  espacios  públicos  y  privados;  los  públicos  tienen  tres  grandes  sedes:   
‐ El  ágora  como espacio para los ciudadanos (adultos masculinos) donde debatir las cuestiones de la ciudad,  
‐ El santuario donde rendir  honores  a  sus  dioses  y  realizar  sus  ritos  religiosos   
‐ Las  necrópolis  donde  evocar  a  los  antepasados mediante ritos postdeposicionales (son ritos que se hacen 
periódicamente después del enterramiento). 
En lo referente a la momumentalización del ágora en la época arcaica, este pasa de ser un espacio abierto y sin ninguna 
arquitectura a una zona cada vez más monumental, (ejemplo es Metaponto, donde su ágora poseía asientos de madera; 
Selinunte (Sicilia) tiene dos calles axiales que tienen 9 metros de ancho y de donde salen el resto de calles menores).  
En general la momumentalización arquitectónica revela el deseo de mostrar la vitalidad económica y el esplendor de las 
ciudades. 
De modo general el urbanismo racional se inició en la época arcaica, en las colonias,  en la nueva  construcción de la 
ciudad,  se  impone  un  plano  regular‐ortogonal,  sencillo  y  ordenado.  Un  ejemplo  en  la  Magna  Grecia,  es  Paestum  y 
Agrigento, donde el plano en cuadrícula (ortogonal) es una realidad a lo largo del s. VI a. C. 
 
 
 
 

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 4 
 
2.2.  LA ORDENACION DE LOS ESPACIOS URBANOS EN EPOCA CLASICA 
En este periodo se empieza a pensar en  los problemas de la ciudad y se comienza a trabajar para lograr una ciudad más 
monumental y ordenada, para ello se aprovecha la experiencia urbanística desarrollada en las colonias. En esta época se 
desarrollan y perfeccionan debido al interés del pueblo griego por la razón y el orden, dando lugar al nacimiento del 
urbanismo, entendido como ordenación racional de la arquitectura en el espacio urbano.  
Las primeras teorías urbanísticas conocidas se han atribuido a Hippodamos de Mileto (siglo V a.C.), estas consistía en la 
distribución  racional  de  viviendas  y  edificios  públicos  en  un  plano  en  cuadricula  o  en    damero,  conocido  como  plan 
hipodámico u ortogonal. La ciudad se organiza en calles rectilíneas y largas que se cruzaban en ángulo recto, propone 
una planta, clara, lógica y funcionales, dándole a la ciudad un perfecto orden racional. Los dos grandes ejemplos del plano 
hipodámico son Mileto y el puerto de Atenas, El Pireo.  
Las ciudades que presentan este tipo de planeamiento urbano tienen una morfología urbana perfectamente distinguible 
en su trazado vial, la polis tiene un sistema de división de la ciudad acorde a las categorías de los ciudadanos y destinando 
lugares para los ritos religiosos, otros para las funciones públicas y privadas. 
La retícula hipodámica es más bien un instrumento práctico para facilitar la planificación y la construcción de nuevas 
colonias y no es aplicable a ciudades antiguas como puede ser Atenas 
El Pireo es el puerto de Atenas, la ciudad situada a varios kilómetros  Plano puerto Pireo 

hacia el interior, contaba en el s. V a.C. con dos puertos, el primitivo 
de Falero y El Pireo que empezó a ser habilitado a principios del s. V 
a.C. El Pireo contaba con tres puertos, uno comercial, el de Cántaro y 
dos  militares,  los  de  Cea  y  Muniquia.  El  puerto  comercial,  el  más 
amplio,  ocupaba  la  parte  noroeste.  Es  Pericles  quien  encarga  la 
remodelación de El Pireo a Hippodamos, dividiendo el área en tres 
zonas: el puerto comercial, con los pórticos de Pericles del s. V a.C., la 
zona del muerto militar de Cea, con su arsenal y por último la zona comercial con el ágora entre las dos primeras. A su 
vez relacionada con los templos y santuarios por una vía monumental. El Pireo expresaba perfectamente el concepto de 
planificación hipodámica, retícula ortogonal, organización del espacio en damero etc. 
El  otro  ejemplo  la  ciudad  de  Mileto,  presenta  un  plano  regular  u  ortogonal  con  tres  barrios  principales  de  viviendas 
trazando una retícula de calles y manzanas cuadradas o rectangulares que variaban de tamaño en función del terreno 
disponible o del destino que se les asignaba. Estas zonas residenciales 
estaban separadas por las profundas bahías donde creó dos puertos 
y una zona baja que dedicó a los edificios públicos y al ágora principal 
(llamada del Sur). 
El puerto más abierto, el comercial, estaba enmarcado por el teatro 
apoyado en las pendientes de la colina y por el santuario de Atenea y 
el estadio al sur. El otro puerto, el militar, tenía como patrón a Apolo 
Délfico al que se le rendía culto en un santuario cercano. La bahía se 
completaba con dársenas y almacenes. 
Justo en la confluencia de todas las zonas el gran ágora del sur, que 
articulaba toda la vida ciudadana. Esta plaza, adornada con fuentes y 
estatuas, era el núcleo de la vida comercial, de los negocios y de la 
administración pública. A su alrededor se fueron levantando durante 
la etapa helenística y romana algunos edificios como el Bouleuterion 
(175 a. C:), de graderío semicircular a imitación del nuevo de Atenas, 
destinado al consejo de los quinientos; el Pritaneo, lugar de reunión 
de los magistrados en el que se guardaba el fuego sagrado de Hestia, 
diosa del hogar; las stoas; el gimnasium, etc. 
La muralla sigue por el lado de tierra un trazado en cremallera, que 
facilita  la  defensa.  Los  caminos  de  salida  se  dirigen  a  la  antigua 
acrópolis y al cercano santuario de Apolo en Dídimo. 
 

Plano ciudad de Mileto

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 5 
 
2.3. EL CONCEPTO DE “PAISAJE URBANO” EN EL CLASICISMO TARDIO Y EL HELENISMO 
El sistema urbanístico hipodámico experimento 
gracias  a  que  era  práctico  y  funcional  un  gran 
avance durante el Clasicismo tardío y el periodo 
helenístico.  
Lo más característico en esta etapa es el uso de 
la  decoración  para  transformar  el  paisaje 
urbano, con influencia oriental que se expresará 
a  través  de  la  ostentación,  el  barroquismo 
decorativo  y  la  grandiosidad,  que  alejaran  la 
ciudad helenística del principio racional clásico 
La ciudad helenística tiene pórticos columnados, 
bellas  calles  y  destacan  y  valoran  los  lugares 
externos  de  los  espacios  comunes,  este 
desarrollo está vinculado al evergetismo, ciertas 
personas con poder y económicamente fuertes 
que emplean dinero en la ciudad para que se les 
reconozca.  
Los  edificios  en  esta  época  son  cada  vez  más 
numerosos y complejos.  
Un ejemplo de ciudad de este periodo es Priene, 
en  Asia  Menor,  se  inició,  en  350  a.C.,  en  una 
estribación  del  Monte  Mycale.  La  ciudad  se 
emplazaba  sobre  cuatro  amplias  terrazas  que 
permitían  escalonar  el  desnivel  de  casi  100 
metros existente entre la acrópolis, el estadio y 
el gimnasio sitos en su extremo sur. El templo de 
Atenea,  el  teatro,  un  segundo  gimnasio  y  el 
ágora  se  encuentran  situados  en  dos  terrazas 
intermedias. El plano se basa en una retícula formada por siete calles dispuestas de este a oeste que siguen las curvas de 
nivel, y un total de quince caminos escalonados de dirección norte‐sur que establecen el acceso entre ellas, adaptándose 
a la pendiente de la ladera. Las calles principales son más anchas. Las calles y caminos tienen orientación este/oeste y 
norte/sur, respectivamente; las manzanas contienen una media de cuatro viviendas.  
El ágora está en el centro de la ciudad, ocupa una superficie de dos manzanas enteras y parte de otra a ambos lados de 
la calle principal que conduce a la puerta occidental. Esta calle se ensancha frente al ágora. A lo largo del lado norte una 
escalinata da acceso a la Stoa (espacio arquitectónico cubierto, de planta rectangular alargada, conformado mediante 
una sucesión de columnas, pilares u otros soportes (columnata), y, en su caso, muros laterales. En el urbanismo griego 
solía formar parte de espacios públicos como gimnasios y jardines; aunque su localización preferente era el ágora (la 
plaza pública de las ciudades griegas))  sagrada. Detrás de este pórtico se emplaza la hilera de oficinas de los magistrados. 
El Bouleuterion (lugar de reunión del consejo que representa a la asamblea de ciudadanos) y el Prytaneion (residencia de 
los primeros dignatarios de la ciudad) se encuentran en el extremo 
este de la stoa. En el otro extremo (oeste), una escalinata de acceso 
conduce al pórtico occidental de la parte meridional al aire libre del 
ágora. Justo al oeste del pórtico occidental se encuentra el mercado 
central de alimentos. El pórtico se prolonga a lo largo de los lados sur 
y este del espacio, y luego gira hacia el este dando frente a la Stoas 
Sagrada,  situada  al  otro  lado  de  lo  que  en  realidad  es  una  calle 
porticada. El Templo de Zeus se halla emplazado en su propio recinto 
religioso inmediatamente al este" 
 

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 6 
 
Otro  ejemplo  es  la  ciudad  de  Pérgamo  se  hallaba 
situada en el noroeste de Asia Menor (actual Turquía), 
a 30 km de la costa del mar Egeo y frente a la isla de 
Lesbos, en la región llamada Eólida. Sus ruinas rodean 
a la actual ciudad de Bergama, construida sobre una 
cima,  el  principal  problema  que  plantea  la 
construcción de esta ciudad es adaptar la planta de la 
ciudad a un terreno quebrado. La cima es una especie 
de plataforma ligeramente inclinada hacia el oeste y 
que baja hacia el sur a modo de terrazas, cada una de 
las  cuales  presenta  su  independencia  funcional  y 
arquitectónica, como adaptación de la arquitectura al 
terreno;  de  esa  manera  las  terrazas  llegan  a  ser  un 
elemento más de la construcción, adaptando la ciudad 
a  tres  terrazas  paralelas  y  haciendo  edificaciones  en 
altura que permitió la construcción de pórticos dóricos 
en  el  ágora  y  amurallaron  la  ciudad  siguiendo  la 
quebradiza  línea  del  terreno.  Siguieron  fórmulas 
tradicionales pero además incorporaron una novedad 
en la historia de la arquitectura y del urbanismo griego 
que  es  la  integración  del  paisaje  en  la  composición 
arquitectónica.  La  idea  es  totalmente  nueva  y 
diferente  del  sistema  de  construcción  de  la  ciudad 
Plano ciudad de Pérgamo 
griega anterior a esta época.  
La ciudad se fue edificando y que quedó configurada en tres cotas superpuestas: en la cima la acrópolis, formada por el 
teatro, el ágora alta, los santuarios de Zeus, Atenea y Dionisos, el edificio de la Biblioteca, el palacio. Bajando llegamos a 
la  llanura,  donde  encontramos,  la  terraza  de  Demeter,  un  gimnasio,  dos  estoas.  Finalmente,  el  ágora  baja,  con  el 
Asclepeion y los gimnasios. 
Oro  dato  es  que  ya  usaban  infraestructuras  de  abastecimiento  de  agua  con  canalizaciones  de  más  de  40  Km.  y  de 
evacuación aguas por conductos subterráneos  
3. ALGUNAS PRECISIONES SOBRE EL CONCEPTO DE LO RURAL EN LA GRECIA ANTIGUA Y SU ANALISIS ARQUEOLOGICO 
La polis griega está formada por dos elementos inseparables, la ciudad (astu) y su territorio (chora); donde la chora griega 
fue tan importante para sus ciudadanos que el mismo centro de la cuidad. 
Los miembros de la comunidad tenían las parcelas en la chora, y este es un rasgo característico de la organización social, 
el estar basada en la propiedad privada de tierras de cultivo. 
La  chora  es  el  soporte  rural  de  las  polis,  su  complemento  no  estaba  sometida  a  la  ciudad;  era  complementaria 
interactuando en las funciones de defensa, ritos funerarios, economía…, a excepción de la política que es exclusivamente 
urbana. 
Las tierras que correspondían a la ciudad eran propiedad de individuos y estaban constituidas por una o varias llanuras 
fértiles y también por campos no cultivados. 
En general la chora no era un espacio vacío sino  una zona predominantemente rural, con pequeñas ciudades y aldeas, 
incluso  pequeñas  poblaciones  que  no  tenían  el  estatus  de  ciudad  y  que  dependían  de  otra  más  importante,  estaba 
habitada  permanentemente  y  con  estructuras,  entre  las  que  se  han  encontrado  pozos,  hornos,  molinos,  cisternas, 
basureros, canalizaciones  
 
 
 
 
 
 

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 7 
 
4. INVESTIGACIONES SOBRE EL PAISAJE RURAL EN EL ATICA 
La  investigación  sobre  el  paisaje  rural  no  es  muy  extensa  pero  han  generado  dos  líneas  diferentes  y  contradictorias 
explicativas: 
‐ Modelo de asentamiento nuclearizado (Osborne) donde muchos de los habitantes del Ática (excluyendo Atenas y 
El Pireo) vivirían en  aldeas que pertenecen a antiguos “demoi” (centros administrativos en los que se dividían las 
polis). La arqueología esta demostrando que estos demoi estuvieron  formados por aldeas más que por grupo de 
granjas aisladas y estas granjas parece que no fueron concebidas como residencias permanentes. (Ej. Casa Vari)  
‐ Modelo disperso de ocupación (Lohmann) que tendrían asentamientos permanentes con la existencia de granjas 
aisladas. 
De modo general el campo del Ática es un paisaje formado por aldeas en unas áreas y granjas ocupadas permanente 
mente en otras, de manera que era una región de producción, un lugar de trabajo 
5. OTROS MODELOS REGIONALES: BEOCIA, MESINA, LACONIA, Y EL AMBITO COLONIAL 
Otros modelos de espacios rurales son:  
a) Beocia: En esta región se han constatado 66 asentamientos, muchos de ellos con superficies pequeñas que podrían 
representar granjas o caseríos. 
b) Mesenia: Está situada en la zona occidental del Peloponeso y también hay dos líneas de investigación realizadas por 
dos  equipos.  El  primer  proyecto  muestra  un  gran  número  de  asentamientos  en  la  época  clásica,  cosa  que  no 
corrobora el segundo equipo. 
c) Laconia: En esta zona parece bastante alta la densidad de asentamientos rurales en época clásica, con un patrón 
parecido  a  Mesenia  De  estas  investigaciones  surgen  dos  grandes  modelos,  el  Beocia  caracterizado  por  un 
poblamiento denso pero disperso y el de Mesenia, con un doblamiento disperso que comienza a incrementarse 
hasta la época helenística. Aun así de estos dos modelos no es posible generalizarlos a todo el territorio griego. 
d) Ciudades coloniales: Las tierras se repartían entre los colonos en lotes (kleroi), más tarde se agrupaban en grandes 
parcelas. 

Tema 4. Ciudad y paisaje rural en la Grecia Antigua.                                                               Juanjo Ponti                                                                                 pág. 8 
 
 
   

TEMA 5. FUNDAMENTOS PARA UNA HISTORIA DE LA 
ARQUITECTURA GRIEGA 
          MONOGRÁFICO DE LA ARQUITECTURA GRIEGA 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 1 
 
1. FUENTES DE CONOCIMIENTO 
El estudio de la arquitectura griega que se realiza desde una perspectiva arqueológica recaba la información derivada de 
las  fuentes  escritas  y  epigráficas  y  la  aportada  por  el  propio  edificio  —materiales  constructivos,  técnicas  edilicias, 
funcionalidad, etc.—, pero lo que realmente contribuye a diferenciarle de las aproximaciones efectuadas desde otras 
disciplinas es el interés por su contexto estratigráfico, obtenido, bien a través de la excavación arqueológica, bien a través 
de la aplicación de las técnicas de análisis de la Arqueología de la Arquitectura. 
Las principales fuentes son: 
 Los mismos edificios.  
 Documentos escritos, que relatan la forma y las condiciones en las que se  erigieron y así como sus autores. Ejemplo 
son Pausanias  y  Tucídides o Heródoto, los libros de arquitectura de Vitrubio 
 Fuentes epigráficas relativas a la construcción en una ciudad griega 
 Primeros viajeros de la Edad Moderna, que realizan gráficos de muchos edificios. 
 Primeras  colecciones  del  siglo  XVIII,  también  con  la  realización  de grabados. 
 

2. MATERIALES Y TECNICAS DE CONSTRUCCION 
 

2.1. MATERIALES 
Al principio, madera y adobe, a las que se sumarían la terracota y la piedra. Esta última, a partir de la segunda mitad del 
siglo VII a.C., posiblemente gracias a las relaciones con Siria, Fenicia y Egipto y la difusión de su trabajo por los canteros 
de las islas del Egeo. 
A  partir  del  siglo  VI  a.C.  comenzó  a  utilizarse  el  mármol  en  los  lugares  donde  era  abundante:  Asia  Menor,  Grecia 
continental e islas como Naxos, Paros y Tasos. 
Se usan las canteras cercanas para abaratar costes y podían ser propiedad de una 
ciudad, santuario y se arrendaba a los demoi para su gestión. 
Una vez extraída la roca había que transportarla; si la cantera estaba cerca del mar se 
deslizaba por pendiente hasta la orilla donde la levantaban y cargaban la piedra, si por 
el contrario la cantera estaba en el interior una de las maneras de moverlas era 
haciendo un empedrado donde a modo de trineo deslizaban los bloques, si la 
pendiente no era pronunciada usaban la fuerza animal para el transporte 
Los postes de madera serán sustituidos por pilastras de sección cuadrangular o por 
fustes cilíndricos. 
La tablazón que cerraba los extremos o formaba la estructura de las paredes de tapial 
será sustituida por pilastras incorporadas en el propio edificio. 
Habrá un periodo de transición con la mezcla de materiales diversos 

2.2.  LA CONSTRUCCION 
 
Sistema de transporte de los bloques pétreos
a) Los materiales 
Los bloques de piedra previamente labrados en la cantera llegan a la obra y se realiza una primera talla en la que se 
preparan los lechos. 
Para las piedras de aparejo, lo que se les hace es en la cara que se unirá al último bloque ya asentado en el muro; en la 
parte central se pica y se deja una banda alrededor cuidadosamente pulimentada, denominada «marco de anathyrosis», 
que es la forma de unir los extremos de los bloques de piedra. El resto de las caras de la piedra se finalizan una vez puesta 
en el muro para poder mantener el plano.  
 

 
 

 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 2 
 
Para desplazar e izar los bloques mediante poleas había varios métodos; el más 
sencillo era rodearlos de cuerdas e intercalar tacos de madera para proteger 
las aristas; otros procedimientos implicaban la utilización de pinzas o tenazas, 
por lo que era necesario hacer muescas profundas o incisiones, existían tres 
tipos principales para colocarlos: 
 Un agujero tubular tallado en el centro de la pieza. 
 Muescas en las caras laterales. 
 Una incisión a lo largo del sillar 
Por su dureza, el mármol permitía usar tenazas para colocarlo en su lugar. Las 
Sistema de elevación de los bloques pétreos
incisiones para las tenazas se solían realizar en el lecho del sillar o en los lados, 
cerca de la parte superior 
Para reconocer el orden o donde iba cada bloque se pintaban o grababan alguna marca 
sobre ellos.  
Los  griegos  no  usaban  argamasa  por  lo  que  las  uniones  se  hacían  con  hueso,  y  para 
asegurar  que  encajaban  hacían  muescas  con  la  misma  forma  que  se  rellenaban  de 
madera  o  plomo  fundido  en  un  molde.  Así  para  unir  las  piedras  horizontalmente  se 
usaban grapas, y clavijas para las uniones verticales 
b) Cimentación y aparejos murarios 

Los  griegos  utilizaban  dos  tipos  de  cimentaciones  para  las  construcciones 
monumentales: 
 Cimentaciones continuas bajo las partes sustentantes (como muros, columnas…)  
 Cimentación discontinua, que era más económica y sólo presentaba un pilar bajo  Sistema de unión entre sillares
cada columna.  

Desde la Edad del Bronce, en Grecia, se utilizaron los muros realizados con adobe sobre un zócalo de piedra y revestido 
con mortero, este tipo de muros se utilizaba para la arquitectura doméstica y para las murallas 
Los muros del interior de la casa se fabricaban con tierra apisonada en un encofrado de madera.  
Las cubiertas se realizaban mediante dos estratos de vigas dispuestas perpendicularmente sobre los que se añade un 
revestimiento de arcilla y un manto vegetal y en los edificios públicos se sustituye por tejas de cerámica 

Hay cuatro tipos de aparejos pétreos:  
 muros de mampostería, de piedras irregulares y se llama ciclópeo cuando son piedras de gran tamaño,  
 aparejo poligonal, es una versión más cuidada del de mampostería,  
 aparejo trapezoidal, lados superiores e inferiores son horizontales y los laterales oblicuos 
 aparejo rectangular isódomo, las piedras son iguales y las hiladas de la misma altura  
 aparejo pseudoisódomo, las piedras son de distinto tamaño de bloques y de hiladas. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 3 
 
c) Techos, arcos y bóvedas 
El  descubrimiento  de  los  arcos  y  bóvedas  de  dovelas  es  una 
innovación en la arquitectura griega, la cronología es de mitad del 
s. V a.C.  
En lo referente a tejados aunque los más característicos en Grecia 
son  los  de  dos  aguas  también  hay  tejados  planos  con  una  leve 
inclinación para las aguas e incluso tejados de tres o cuatro aguas.  
Las cubiertas estaban realizas con tejas, ya utilizadas en la época 
micénica.  Las  tejas  planas  constituían  la  cubierta  y  las  uniones 
entre  ellas  se  hacían  con  tejas  curvas  que  garantizaban  la 
impermeabilidad. En los aleros las tejas curvas estaban rematadas 
por una antefija pintada o en relieve (pieza vertical que se coloca 
el extremo inferior de las tejas, en las cubiertas).  
Sobre  el  frontón  a  las  tejas  planas    se  le  añade  algún  tipo  de 
desagüe  
Los extremos del frontón estaban decoradas con acróteras, detalle que remata los bordes del frontón.  
Las tejas, antefijas y acróteras estaban hechas por moldes, aunque existían de mármol aunque mucho más costosas y 
para edificios de cierto nivel. 
Los tejados eran muy pesados y debían tener una estructura sólida de soporte hecha en madera y constituida por vigas 
horizontales que van de un muro aguilón (Angulo que forma en su parte superior la pared de un edificio con cubierta dos 
aguas) al otro  que reciben los cabríos (Viga transversal a los pares de una armadura de tejado) y finalmente los listones 
o viguetas sobre los que van las tejas.  

Los griegos han identificado diversos sistemas de tejado según están colocadas las tejas; protocorintio, corintio, laconio 
y mixto o híbrido.  
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
3. ORDENES GRIEGOS 
Un orden arquitectónico se podría definir como un sistema constructivo organizado que permite destacar las fuerzas 
arquitectónicas en juego dando una solución arquitectónica y ornamental a este contexto estructural. 
El orden arquitectónico surge de la necesidad de fijar una relación entre cada una de las partes del edificio, consiguiendo 
definir un patrón estético que reproduzca el ideal de belleza del periodo histórico de qué se trate. 
En la arquitectura griega clásica el orden fijaba la relación entre el elemento que sustenta (la columna) y el sustentado 
(dintel). Para la mayoría de la gente, el elemento más reconocible, el que diferencia un orden de los demás es el capitel, 
en el que no se sigue ningún patrón de trazado geométrico, sino que su composición era diseñada libremente. A medida 
que se va produciendo la diferenciación del edificio religioso se irán desarrollando estilos regionales, el dórico y el jónico, 
que durante los siglos VI y V a.C. serán los más usados; el orden corintio es una variante del jónico. 
 
 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 4 
 
a.  ESTILO DÓRICO: 
Este estilo clásico responde a una de las dos raíces del arte griego, la 
Doria, que está en relación con las culturas de los metales europeas. 
Su  decoración  se  caracteriza  por  preservar  la  mayor  austeridad 
posible. El pedestal está formado por una grada de tres escalones, los 
dos inferiores se denominan estereóbatos y el superior estilóbato. La 
columna  no  tiene  basa.  Tiene  de  16  a  20  estrías  longitudinales 
conocidas  que  son  aristas  vivas.  Tiene  un  ensanchamiento  en  su 
centro, conocido como éntasis. 
Entre  otros  rasgos  estilísticos,  se  caracteriza  por  un  capitel  de  gran 
sencillez, formado por collarino, equino y ábaco cuadrado, así como 
por un friso en el que se alternan metopas y triglifos; el entablamento 
lo completan el arquitrabe, el friso y la cornisa. El arquitrabe dórico es 
como  una  gran  viga  recostada  sobre  las  columnas,  carece  de 
decoración.  En  el  friso  sí  existe  decoración  donde  se  alternan  los 
triglifos y las metopas. La cornisa sobresale del friso y está decorado 
con mútulos. Las columnas son esbeltas y carecen de basa. El estilo 
dórico era más formal y austero. 
Se  cree  que  tuvo  su  origen  en  las  construcciones  en  madera,  cuyas 
formas pasan a la piedra. Así, los triglifos responderían a las cabezas 
de las vigas transversales en las construcciones de madera. 
b. ESTILO JONICO 

Este segundo estilo clásico se relaciona con la otra raíz del arte griego, la 
Jonia, en relación con Asia Menor. Se usó en las ciudades de Jonia (hoy 
costa occidental de Turquía) y algunas islas del Egeo. El orden jónico se 
hizo  preponderante  durante  el  período  helenístico,  pues  es  más 
decorativo y apropiado a la estética de este período que el más severo 
dórico. La documentación demuestra que la evolución del orden jónico 
se encontró con resistencias en muchos estados griegos, pues entendían 
que representaba el dominio de Atenas. 
El rasgo más representativo de este estilo es el capitel con dos volutas o 
espirales encuadrando el equino. Del entablamento destaca el hecho de 
que  el  arquitrabe,  que  se  muestra  usualmente  descompuesto  en  tres 
fajas  horizontales,  llamadas  platabandas  y  que  el  friso  sea  una  banda 
continua,  sin  metopas  ni  triglifos.  Las  columnas  son  más  esbeltas  y 
ocasionalmente  son  sustituidas  por  estatuas  de  muchachas  llamadas 
cariátides, como ocurre en el Erecteión. 
Al orden jónico pertenecen dos templos construidos en la Acrópolis de 
Atenas: el de Atenea Niké (427‐424 a. C.) y el Erecteión. El Erecteión es 
un  triple  templo,  con  las  cariátides  jónicas.  Algunos  de  los  edificios 
helenísticos  mejor  conservados,  como  la  Biblioteca  de  Celso,  pueden 
verse  en  Turquía,  en  ciudades  como  Éfeso  (templo  de  Artemisa)  y 
Pérgamo. Pueden citarse los templos de Atenea Polias en Priene y el de 
Apolo en Dídima 
 
 
 
 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 5 
 
c. ESTILO CORINTIO 
Al igual que el estilo jónico, el corintio se empleaba en interiores o en 
exteriores de templos dedicados a divinidades femeninas, sin embargo 
su capitel se encuentra decorado con hojas de acanto, y su friso puede 
estar  decorado  o  no.  El  estilo  corintio,  más  ornamentado,  fue  un 
desarrollo tardío del jónico en el siglo V a. C. 
Es el más ornamentado o recargado. Destaca como rasgo estilístico el 
capitel en forma de campana invertida o cesta, en cuya parte inferior 
hay  una  doble  fila  de  hojas  de  acanto,  de  las  cuales  surgen  unos 
calículos  o  tallitos  que  se  enroscan  en  las  cuatro  esquinas  y  en  los 
centros. 
Entre  los  templos  de  este  orden,  destaca  el  de  Zeus  Olímpico  en 
Atenas (174 a. C.). También cabe mencionar la Linterna de Lisícrates 
en  Atenas,  monumento  conmemorativo  que  fue  encargado  por  el 
poeta Lisícrates para exponer el trofeo obtenido en un certamen de 
teatro 
 
4. LA  ARQUITECTURA  RELIGIOSA  Y  EL  ANALISIS  ARQUEOLOGICO  DEL 
ESPACIO DE CULTO: TEMPLOS Y SANTUARIOS 
 

4.1. EVOLUCION DEL EDIFICIO DE CULTO EN LA GRECIA ANTIGUA 
 

4.2. LA NATURALEZA DE LOS LUGARES DE CULTO Y LA ARQUEOLOGIA DE 
LOS SANTUARIOS GRIEGOS 
El santuario es el lugar privilegiado donde el hombre se encuentra con la divinidad.  
Los santuarios griegos se encuentran en lugares dotados de cierta magia y serán montañosos, lugares de agua, valles o 
zonas  con  árboles  sagrados  (olivos,  laurel,  roble…);  también  otros  lugares  serían  de  culto  como  campos  de  batalla, 
antiguas tumbas…  
En  cualquier  caso  los  espacios  griegos  de  culto  están  ligados  a  un  paisaje  que  evoluciona  a  lo  largo  de  la  historia; 
comenzaremos a partir de un primer acondicionamiento que podría ser un altar o una fosa donde realizar los sacrificios 
que evolucionaría hasta llegar a los templos.  
El espacio sagrado (témenos) está perfectamente definido y separado del espacio profano mediante una delimitación 
perimetral (períbolo) que puede tomar forma de muro de piedra o adobe,  
Otro  elemento  asociado  a  la  separación  de  los  espacios  son  los  périrrhantéria,  que  pueden  tener  forma  de  grandes 
cuencos de piedra colocados en las entradas de los santuarios.  
La separación del espacio sagrado está datada hacia mediados del siglo VI a.C. con la separación neta entre el mundo del 
hombre y el de los dioses. 
Las estelas con las prescripciones o reglamentos sagrados formaban parte del paisaje del santuario y advertían de un 
lugar sacro dando cuenta de las penas impuestas en caso de quebranto de las normas. 
El acceso al santuario se hacía a través de un pórtico o pròpylon  
Una de las partes más importantes era el altar ya que posibilitaba el contacto de los hombres con los dioses a través del 
sacrificio. Loa altares en los santuarios helénicos podían ser simples altares de cenizas (eschara) de sacrificios, altares 
circulares, cuadrangulares o estructuras monumentales (Pérgamo).  
Alrededor o sobre el altar se hacían los rituales y sacrificios, donde después se repartía el animal entre hombres y dioses 
y se procedía al banquete.  
Otro elemento ligado a los santuarios es el depósito de ofrendas para los dioses, las cuales eran muy  variables.  
Y otro elemento, del que se desconoce su función, es el tholos, que se trata de una cámara de planta circular con anillos 
concéntricos de columnas.  
Las funciones del santuario y su ubicación dependían de la divinidad a la que estuviera dedicado;  
Los santuarios oraculares tenían un sancta sanctorum inaccesibles para los hombres y era donde el dios se comunicaba 
con su sacerdote, que posteriormente lo comunicaba, estos oráculos se situaban más lejos y aislados de las ciudades. 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 6 
 
Santuario de Delfos
 

 
Templo de Apolo
  Tholos del santuario de Atenea
Tesoro de los Atenienses
 
 
 
 
1. Propileo noreste  12. Edificio de Ptolomeo II y Arsinoe  24. Taller  de  Fidias  y  basílica 
2. Pritaneo  13. Stoa de Hestia  paleocristiana 
3. Filipeo  14. Edificio helenístico  25. Baños del Cládeo 
4. Hereo  15. Templo de Zeus  26. 26: Baños griegos 
5. 5: Pelopio  16. Altar de Zeus  27. Hostal 
6. Ninfeo de Herodes Ático  17. Exvoto de los aqueos  28. Hostal 
7. Metroón  18. Exvoto de Micito  29. Leonideo 
8. Zanes  19. Niké de Peonio  30. Baños del sur 
9. Cripta (sendero con arcos, hacia  20. Gimnasio  31. Bouleuterión 
el estadio).  21. Palestra  32. Stoa Sur 
10. Estadio  22. Teocoleón 
11. Stoa del Eco  23. Heroon 
 

 
 
 
 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 7 
 
5. LA ARQUITECTURA CIVIL DE LAS POLIS 
5.1  LA DEFENSA DE CIUDADES Y TERRITORIOS 

En  un  primer  momento  las  fortificaciones  estaban  destinadas  a  proteger  la 
acrópolis y a la elección de lugares fácilmente defendibles, ya en tiempos de las 
colonias la construcción de recintos amurallados se convierte en algo frecuente. 
En el siglo VI a. C. los recintos amurallados experimentan un cambio radical como 
consecuencia  de  la  presión  imperialista  ejercida  por  los  grandes  reinos 
orientales,  inicialmente  se  levantan  grandes  escudos  de  muros  para  frenar  el 
avance  de  los  enemigos,  siendo  una  defensa  pasiva,  pasando  a  una  defensa  Murallas de Mesene (9 Km. de perímetro), con 
activa  torres semicirculares y almenadas.

Berrocal ha sistematizado el estudio de las fortificaciones en dos grandes tipos 
atendiendo a su emplazamiento, cronología y función genérica: 

 Fortificaciones Urbanas: destinadas a proteger una ciudad o parte de ella 
como  la  acrópolis,  los  recintos  urbanos  y  los  circuitos  exteriores.  Las 
acrópolis,  es  uno  de  los  elementos  defensivos  por  excelencia.  Estaba 
situada en una zona elevada. En sus inicios las acrópolis contenían la casa 
del gobernador, los edificios religiosos y económicos, pero a partir del siglo 
VII  a.C.  estas  construcciones  comenzaron  a  ubicarse  en  zonas  de 
población. Una vez perdidas las funciones militares iniciales los recintos de 
las  antiguas  acrópolis  mantienen  su  uso  como  enclave  militar  o  como 
zonas religiosas como sucede en Atenas. 
Por su lado los recintos urbanos necesitaban una defensa eficaz que 
en  algunos  casos  la  acrópolis  no  aseguraba;  así  que  se    empezó  a 
realizar  cercados  de  piedra  o  adobe;  hasta  la  época  clásica  donde 
como  respuesta  a  una  potencial  conflictividad  se  construyeron 
murallas hasta el punto de que polis y muralla sean una unión en la 
construcción; también se desarrollan las tácticas defensiva colocando 
estratégicamente las torres, bastiones, fosos…  
La  época  helenística  supuso  la  realización  de  complejas  estructuras 
amuralladas.  
Los circuitos exteriores (diateichismai) se construyeron con el fin de 
proteger territorios exteriores que eran de vital importancia para las 
ciudades ya que solían estar relacionados con el control de las vías de comunicación o con el aprovisionamiento, 
Como el circuito “Murallas Largas” creado en Atenas (s. V a.C.) para proteger el acceso del Pireo a la Ciudad 

 Fortificaciones  Territoriales:  diseñadas  para  custodiar  un  territorio.  Serán  los  fortines,  atalayas  y  barreras 
fronterizas  que  caracterizan  el  paisaje  rural  griego.  En  algunos  casos  eran  obras  costosas  que  sólo  las  polis  con 
recursos  podían  costear  por  lo  que  era  más  practico  construir  fortines  comunicados  entre  si  por  atalayas  o 
phryktoria, que utilizaban un sistema de señales de fuego desde las atalayas para avisar de los peligros 
5.2. LOS CENTROS DE LA VIDA PÚBLICA. DESARROLLO Y FUNCIONES DEL AGORA.  
El ágora es un espacio para el desarrollo de la vida pública; se solía ubicar en el centro simbólico de la ciudad y también 
podía  ser  el  centro  geométrico  de  la  red  de  calles.    El  ágora  adopta  diversas  funciones  como  políticas,  religiosas, 
económicas… y es el símbolo de la polis.  
El origen se remonta hacia el 750‐700 a.C. Homero señala que es el lugar donde se discutían asuntos públicos 
La momumentalización de estos lugares se hace de manera lenta y progresiva. 
En  la  segunda  mitad  del  siglo  VII  a.C.  ya  están  presentas  todos  los  elementos  esenciales  para  el  desarrollo  de  sus 
funciones: templos, lugares de culto, pórticos, edificios administrativos y explanadas para las reuniones de ciudadanos y 
asambleas. 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 8 
 
La primera ágora de Atenas se encontraba en el lado 
NE  de  la  Acrópolis,  pero  en  el  siglo  VI  a.C.  el  centro 
político comienza a alejarse de la Acrópolis y se sitúa 
en la confluencia de las calles principales de la ciudad y 
se  construyen  los  primeros  edificios:  Stoa  Real, 
Bouleuterion, etc. En el siglo V prosigue su desarrollo 
arquitectónico  junto  con  el  de  la  ciudad.  Durante  el 
periodo  helenístico  la  pérdida  de  la  independencia 
política  reduce  el  papel  inicial  del  ágora  (sede  de  las 
asambleas  jurídicas  y  populares  y  religiosas), 
incrementándose  ahora  las  comerciales.  También  en 
este periodo se cerrará el espacio del ágora mediante 
pórticos  (stoa).  El  desarrollo  de  la  stoa  es  uno  de  los 
elementos  más  característicos  del  paisaje  urbano  de 
este  momento.  A  sus  propiedades  escenográficas  se 
une el proteger de la lluvia y el sol a los viandantes.  

5.3 EDIFICIOS DE REUNION Y REPRESENTACION CIUDADANA: BOULEUTERION, PRYTANEION Y EKKESIASTERION 
Hasta  el  siglo  VI  a.C.  no  hay  diferencia  de  la  arquitectura  pública  y  civil.  Los  pórticos  debían  de  servir  de  sede  a  los 
magistrados, un ejemplo es la Stoa del Ágora de Atenas (fines del s.VI a.C.) se hallaba el asiento del arconte basileus. A 
raíz de las reformas de Clístenes debió tomar forma el primer edificio destinado a las reuniones del Consejo o Boulé. 
El bouleuterion de Atenas es el más antiguo y pudo ser una sala casi cuadrada, provista de un vestíbulo abierto al exterior 
a través de un porche de columnas de orden dórico. En el interior de la sala, los asientos estarían repartidos en tres de 
sus lados  
Prytaneion: construcción con estructuras de gradas destinado a la asamblea de magistrados, por su construcción podría 
fácilmente confundirse con una casa, por lo que solía presentar una columnata dórica en su fachada. 

Ekklésiasterion:  es  otra  construcción  con  gradas  destinada  para  reunión  de  la  Eklesía  o  Asamblea.  Estas  reuniones 
inicialmente se realizaban al ágora pero el gran número de asistentes de grandes ciudades necesitó de otro lugar 

 
 

 
 
 
 
 
 
 
Ekklésiasterion de Paestum 
  Bouleuterion. 

 
 
 

 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 9 
 
5.4 EDIFÍCIOS PARA ESPETÁCULO: TEATROS, ESTÁDIOS, ODEÓNES E HIPÓDROMOS.  
El teatro es uno de los edificios que forma parte por excelencia del paisaje urbano de las ciudades griegas. Nació en 
Atenas en la segunda mitad del siglo VI a. C. Sus inicios estarían relacionados con el culto al dios Dionisos.  
Las  primeras  estructuras  fueron  de  madera,  hasta  que  en  el  siglo  V  a.C.  un  incendio  obligo  a  construir  graderías 
permanentes. 
El teatro griego consta de tres partes diferenciadas:  
 El auditorio o koilón: de forma curva, generalmente semicircular y está estructurado en graderío descendente. 
Suele  apoyarse  sobre  el  desnivel    proporcionado  por  las  laderas  de  una  colina,  con  el  fin  de  evitar  una 
construcción exenta de apoyo posteriormente desarrollado por los romanos. 
 La  orchestra: Es  el  espacio circular ubicado  al nivel  del  suelo  en  el  que  se desarrollan  las  evoluciones  de  los 
actores y el coro. 
 La  skene: estructura erigida detrás de  la  orchestra y separada  del  auditorio  por  dos  pasillos,  “parodoi”,  que 
facilitaba también el acceso a la orchestra desde el exterior. Sus funciones eran facilitar la entrada y salida de 
los  actores  y  servir  de  vestuario.  Inicialmente  fue  de madera pero más tarde fue creciendo hasta contar con 
un desarrollo arquitectónico propio. Las propiedades acústicas están muy bien estudiadas al punto de poder 
oírse una moneda al caer en la skene.  

Los  estadios  se  apoyaban  en  una  colina  al  igual  que  los  teatros.  Representaban  espectáculos  deportivos.  Con  forma 
alargada con los extremos rectangulares o redondeados. 
El más antiguo identificado es el de Olimpia de los siglos V y IV a. C. Sus dimensiones eran de 600 pies, equivalente a un 
estadio.  
Hacia el siglo I a. C. se construyeron los primeros estadios rodeados de gradas por todos los lados.  

Estadio griego.  Odeón de Herodes Ático de Atenas.

Los  odeones  son  edificios  destinados  a  albergar  actuaciones  musicales  que  comenzaron  a  celebrarse  en  tiempos  de 
Pericles. Inicialmente se pensó en ellos con forma circular pero la identificación del odeón de Atenas demostró un edifico 
de planta rectangular con varias hileras de columnas para sujetar la cubierta y pórticos al menos en dos de sus lados. El 
edificio de Pericles se cree que fue de madera y se levantó al lado del teatro de Dionisos.  
Se diferencian de los teatros porque estaban parcial o totalmente cubiertos y eran de pequeño tamaño. 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 10 
 
Los  hipódromos‐ El  vocablo  Hipódromo  significa  “carrera  de  caballos”: hipos  "caballo", y dromos "carrera". Donde 
se hacían las carreras de caballos y carros. En principio eran estructuras rudimentarias. Solía consistir en un terreno llano 
con los extremos redondeados y con un talud poco acondicionado para los espectadores 
5.5 Edificios para la práctica de ejercicios físicos: gimnasios y palestras 
Gimnasio: era en origen  el lugar donde se realizaba el adiestramiento militar 
hasta que acoge nuevas funciones como la formación atlética de los jóvenes, 
lo que le lleva a convertirse en la sede de la educación (paideia). Es un edificio 
autónomo y organizado que acabará por ubicarse en el corazón de la ciudad, 
donde los espacios públicos. A partir de la formulación de una planta tipo el 
gimnasio consta de tres partes: la palestra con forma de peristilo precedido de 
un pròpylon rodeado de varias estancias provistas de bancos e instalaciones 
para desarrollar la actividad que fuera, la pista cubierta (xyste) y la pista al aire 
libre (paradromis).   Palestra. 
Palestra: algunas ciudades tenían una palestra donde se practicaba deportes como la lucha y era un edificio parcialmente 
cubierto con alguna estancia para el baño, vestuarios… 
5.6 LA CASA GRIEGA 

Su interpretación no es tan sencilla, y su evolución debe tener en cuenta los siguientes factores:  

 Que los materiales puedan ser locales o importados 
 El nivel técnico 
 La organización interna de espacios 
 La relación entre los espacios privados  
 Las estructuras sociales. 
 

a) La casa griega durante la Edad Oscura y el período arcaico 
En  esta  época  se  construían  las  casas  con  materiales  perecederos;  podían  tener  forma  ovalada,  absidazas, 
cuadradas…y a menudo sólo tenían un ambiente (una sola estancia) lo que hace pensar en una indiferenciación del 
espacio.  
En  una  segunda  fase  se  impone  un  modelo  de  planta  rectangular  con  zócalo  de  piedra  pasándose  más  tarde  a 
modelos  ovales. A partir del siglo VIII a.C. los contactos con el exterior y la colonización generan pequeños núcleos 
en las islas, que son concentraciones de viviendas de planta rectangular que están agrupadas y protegidas por un 
muro  defensivo  y  que  pudieron  tener  un  uso  generacional  que  las  fue  dotando  de  mejoras  y  pasó  a  tener  áreas 
separadas dentro de la casa.  
En  esta  época  en  las  construcciones  domésticas  no  se  refleja  la  majestuosidad  de  los  monumentos  religiosos, 
funerarios, públicos, etc. El s. VI no aporta novedades arquitectónicas. 

Casa oval de la antigua Esmirna 

Propuesta de casa en Zagora (Andros)

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 11 
 
b) La casa griega de época clásica  
Los  inicios  del  siglo  V  a.C.  aportan  importantes  cambios  que  se  traducen  en  una  racionalización  de  los  espacios 
privados en el interior de la ciudad y en una concepción nueva de la casa, donde únicamente los ciudadanos podían 
ser propietarios de suelo y de una casa. Ambos fenómenos van ligados a las ciudades creadas ex novo, como El Pireo 
o Mileto, ya que en estos núcleos la ordenación de la trama urbana en torno a un módulo establece y regula las 
dimensiones de las manzanas ocupadas por las viviendas. Surge de este modo una planta de casa prototípica que 
reparte el espacio correspondiente a cada una de las funciones domésticas asignándoles su lugar. A esta ordenación 
de los espacios exteriores se hizo corresponder una articulación organizada del espacio interior de la vivienda 
A esta ordenación de los espacios exteriores se hizo corresponder una articulación organizada del espacio interior de 
la vivienda, que serían de dos tipos según Vitrubio:  
 la de tipo megaron,  con un hogar interior flanqueado por dos postes y un porche sobre dos pilares o columnas. 
 las de pastas o casa con pórtico; estas se organizaban alrededor de tres elementos, un patio con su pasillo de 
acceso  desde  la  calle,  el  andrón  o  sala  de  recepción  de  los  hombres  y  un  pórtico  o  pastas  abierto  al  patio; 
también contaban con cocina y aseo.  
 Hubo también villas suburbanas, más ricas, que se distinguían por sus dimensiones (La Casa de la Buena Fortuna, 
de Olinto) y eran símbolo del status social de los propietarios.  
Las casas se organizaban en relación a tres elementos: 
1º El  papel  del  patio  en  la  casa  griega  es  destacado  siendo  el  núcleo  social  que  concentra  las  actividades 
domésticas relacionadas con el fuego y religiosas alrededor de un altar fijo o móvil. 
2º El andrón era el espacio de los hombres,  
3º Vestíbulo o pastas, abierto con un pórtico al patio 
Algunas casas de Olinto poseían también pequeñas tiendas abiertas a la calle sin comunicación directa con el interior 
de la vivienda. 
La  arqueología  no  ha  podido  establecer  distinciones  entre  las  distintas  estancias  para  su  identificación,  aunque 
algunas  son  identificables  como  el  andrón  por  tener  un  suelo  impermeable,  bancos  corridos  o  un  vestíbulo;  el 
gineceo no ha podido ser identificado.  
Lo que sí queda claro es que al hombre le pertenece el mundo urbano exterior (polis) a las mujeres se las vincula con 
la casa (oikos).  
Referente a los materiales de construcción en el periodo clásico, los muros se levantaban con adobe sobre un zócalo 
de piedra de altura variable;  en  general  los  materiales  eran  bastante  pobres.  En  algún  caso  se  intentaba 
impermeabilizar  el  mármol  no  se  utilizó  hasta  época  helenística,  las  cubiertas  estaban  realizadas  en  terracota.  Y 
parece ser que no tenían grandes ventanas. 
 
 
 

 
Casa Clásica. Villa de la Buena Fortuna. Olinto
 
 
 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 12 
 
c) La casa griega de la época helenística 
Tienen  una  gran estancia precedida por un porche in antis y están basadas en el concepto planimétrico del mégaron. 
Aunque algunas fueron construidas enteramente con piedra, lo habitual era que se levantaran con adobes sobre un 
zócalo pétreo para preservarlas de la humedad. 
Las casas se hacen más lujosas. Las casas de los ricos están hechas a base de materiales nobles.              
Desde  el  siglo  IV  a.C.  el  patio  se  ha  convertido  en  un  enorme  peristilo  con  columnas  dóricas,  que  es  la  mayor 
aportación arquitectónica del periodo helenístico; en el centro podía tener un pequeño estanque que recogía agua 
de lluvia; las estancias principales estaban alrededor del peristilo (patio).  
Estancias con decoración de mosaicos y mármoles (salas de acogida y recepción) 
Hay otras construcciones para la realeza con todo boato acorde a las dinastías en el poder, como el palacio de Aigai‐
Vergina.  
La importancia de esta construcción y de otras similares erigidas en Macedonia desde el siglo IV a. C. reside en la 
creación de un modelo de edificio revolucionario dentro de la arquitectura griega. 
Sus  aportaciones  se  complementan  en  el  surgimiento  de  una  arquitectura  de  fachada,  desarrollo  de  complejos 
residenciales que rodean a inmensos patios y el la articulación de estancias con funciones públicas y privadas 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Tema 5. Fundamentos para una historia de la arquitectura griega                                                 Juanjo Ponti                                                             pág. 13 
 
 
   

TEMA 6. DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS:  
ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS 

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      1 
 
TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS 
 
1. LA ESCULTURA GRIEGA 
 
2. LA PINTURA GRIEGA  
El estudio de la pintura griega se ha centrado en la pintura vascular y en la funeraria, y sobre todo a raíz de restos 
arqueológicos descubiertos en el pasado siglo; el conocimiento de sus artistas se debe casi por entero a los antiguos 
historiadores, pues no se conserva de ella ni un solo cuadro. En el mundo griego el color no sólo se aplicaba a la 
decoración parietal, sino que también arquitectónicamente servía de revestimiento, y se usaba sobre mármol, caliza, 
terracota… 
Es evidente que puedan existir paralelos entre la cerámica y la pintura, sobre todo de carácter  iconográfico, pero 
mientras en la pintura vascular lo esencial es el trazo, las características de la pintura mural o de caballete son el color 
y la perspectiva. 
El análisis de las fuentes escritas permite afirmar que la pintura era la forma artística más apreciada y difundida 
2.1. TÉCNICAS DE EJECUCIÓN Y SOPORTES 
Arqueológicamente tenemos constancia de 3 técnicas distintas relacionadas con el tipo de soporte de las pinturas: 
a) Fresco: consistía en aplicar los colores sobre un enlucido húmedo, compuesto de cal y arena o de polvo de 
mármol. 
b) Temple:  se  disolvían  los  colores  en  agua  y  se  le  añadía  un  aglutinante  para  fijarlos  a  un  soporte  seco.  Se 
utilizaba generalmente para un tipo de cuadro llamado pinakes. 
c) Encáustica:  los  colores  se  diluyen  en  cera  y  se  disolvían  con  calor  antes  de  aplicarlos  con  espátulas; 
generalmente su usaba sobre madera. 
 Los pigmentos utilizados para pintar eran: 
i. De origen mineral  
 Naturales: el blanco procedía del carbonato cálcico y el amarillo y rojo de tierras ocres elegidos, otros 
pigmentos eran la malaquita y el rojo cinabrio, 
 Artificiales: el azul egipcio y el blanco de plomo. 
ii. De origen orgánico: el negro de carbón y de humo y el rosa y violeta obtenidos a partir de lacas orgánicas, 
son menos números. 
Referente a la  técnica la pintura se aplicaba sobre el soporte de mármol, a veces sin pulir, y no era necesaria una 
capa de preparación. 
 La primera operación realizada es el denominado dibujo preparatorio, realizado con pincel y color negro. 
 Siguiendo este dibujo, se pinta la superficie de los objetos y de los personajes en un tono uniforme, sobre el 
cual se aplican las luces y las sombras, aclarando u oscureciendo el color. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pintura sobre vasija, cerca 500 a.C.
 
Hoplita corriendo. Autor Anónimo. 510 a.C.

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      2 
 
2.2. LA POLICROMIA ARQUITECTONICA 
La mayoría  de los edificios estaban pintados siguiendo unas normas 
de  aplicación  de  los  colores,  sobre  todo  en  las  construcciones 
dóricas y jónicas. 
 El estilóbato (escalón superior sobre el que descansa el templo 
griego;  forma  parte  de  la  crepidoma:  una  plataforma 
escalonada  que  eleva  el  edificio  por  encima  de  la  cota  del 
terreno para darle realce y mayor prestancia) y los fustes (parte 
de la columna que se encuentra entre el capitel y la basa) se 
dejaban blancos, se comenzaba a pintar a partir del capitel. 
 La  policromía  tiene  una  norma  establecida:  las  líneas  de  las 
articulaciones horizontales son rojas, las verticales son azules; 
el  amarillo  y  verde  sólo  se  usaban  para  resaltar  molduras  y 
para motivos vegetales. 
 Las piezas de terracota que bordeaban los tejados se rigen por 
las normas de la cerámica (primera mitad del s. V a.C. en rojo 
o  negro;  en  la  segunda  mitad  se  aplican  las  normas  de  las 
figuras negras; hacía el año 500 a.C. se hará la decoración clara 
sobre fondo oscuro). 
 También se ha constatado el uso de láminas de oro, plata o  Templo B de Selinunte, según Hittorff 
bronce e incrustaciones de vidrio coloreado 

2.3. LA PINTURA PARIETAL 
Disponemos de dos tipos de documentos arqueológicos: 
I. Pinturas parietales de tipo decorativo, que son la imitación de arquitecturas. 
Constatada por primera vez en Ágora de Atenas en el s. V y en el siglo IV se extiende 
por todo el Mediterráneo. Consiste en una imitación arquitectónica mediante estuco 
en relieve o inciso y posteriormente pintado. El ejemplo más significativo está en Delos 
(s. I y II a.C.) y los muros pintados hallados se articulan en cuatro zonas o franjas: 
1º La zona inferior consta de dos partes, el plinto y los ortostatos, que pueden ser 
lisos o pintados con imitación de mármoles. 
2º La  zona  media  se  divide  en  dos  o  tres  bandas  separadas  por  molduras,  que 
pueden  ir  en  rojo,  blanco  o  con  imitaciones  de  mármol,  tipo  meandros, 
guirnaldas o con escenas de animales, o temas mitológicos… 
3º 3La zona superior está formada por hileras de imitación de aparejo isódomo, que 
generalmente van pintadas del mismo color 
4º La zona de coronamiento suele estar pintada de azul o blanco.  
Los techos son en general lisos, aunque existen algunos decorados y el conjunto parece ser 
la imitación pintada de una alfombra 
 

Restitución de una pared pintada de 
la Casa de los Comediantes (Delos) 

  Fragmentos pintura de la Casa de la 
Espada (Delos) 

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      3 
 
II. Pinturas funerarias, donde la figura humana es el tema esencial. 
Los primeros restos conservados son del s. VI e inicios del V, proceden de Licia y el sur 
de Italia. La iconografía licia es un ejemplo de asociación de elementos orientales y 
griegos. 
Ejemplos de tumbas en la época clásica: 
 Tumba de Kilzilbel, en Licia (525 a.C.): Se puede considerar como el testimonio 
más antiguo de pintura parietal griega.  Las paredes están decoradas con frisos 
superpuestos de gran riqueza iconográfica. La gama cromática se reduce al azul, 
rojo,  negro  y  blanco,  haciendo  uso  de  un  trazo  preliminar  rojo  recubierto 
posteriormente del negro que contornea a la figuras. 
También el techo está decorado con una especie de damero pintado en rojo y 
azul que parece la imitación de un tejado 
 Tumba de Karaburum (475 a.C.): Se utilizan más colores se incorpora el violeta y  Pintura de la Tumba de Kilzibel 
el verde.  
La tumba está organizada en tres escenas:  
- Un banquete representando al dueño, su familia y los sirvientes, 
- Escena de combate 
- Personaje  sentado  en  un  trono  y  trasladado  en  procesión  fúnebre,  tal  como  describe 
Heródoto.  

  Pintura de la Tumba de Karaburum 
 
 Tumba de Tuffatore de Paestum (480 a.C.): es de época clásica y de tipo cista, la decoración cubre las 
lajas pétreas que forman las paredes y la cubierta; en las paredes se pintan escenas del banquete final  
denominado simposium o rito colectivo de beber, animada por músicos. En la  laja de la cubierta hay 
un joven pintado que se lanza al agua desde un pilar que simbolizan las columnas de Hércules y se trata 
del salto de la vida al más allá.   

Tumba del “Tuffatore” (Paestum) 

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      4 
 
El  estudio  de  las  tumbas  monumentales  de  la  segunda  mitad  del  siglo  IV  y  de  Época  Helenística  ha  permitido 
comprobar la diversidad de estilos y la presencia de todas las técnicas pictóricas que serán propias del Helenismo. 
La  figura  del  caballero  heroizado  aparece  en  las  tumbas  tracias,  en  las  tumbas  de  la  Italia  meridional  y  en  las 
necrópolis alejandrinas. 
En época helenística las tumbas se centran en otras regiones como en Macedonia donde se han documentado 70 
ejemplares que datan entre el siglo IV y III a.C. y se las denominan tumbas macedonias. Se pueden englobar en dos 
grupos: 
I. Tumbas de cámara recubiertas con túmulo, decoradas con pinturas figurativas en las fachadas y cámaras. 
Ejemplos de Tumbas de este tipo son: 
 Tumba del Juicio o tumba de Lefkadia (finales siglo IV e inicios 
del III), situada en la Grecia continental, en la fachada se mezclan 
figuraciones  pintadas  y  representaciones  arquitectónicas  en 
estuco  que  se  articulan  en  dos  pisos  coronados  por  un  frontón 
triangular;  el  inferior  de  orden  dórico  imita  la  fachada  de  un 
templo tetrástilo in antis y las columnas soportan el entablamento 
con  metopas, decoradas con  centauros,  y el  friso,  decorado  con 
una  batalla  entre  persas  y  macedonios.  En  los  intercolumnios 
inferiores se representa al difunto con traje militar y a Hermes que 
lo lleva hacia los jueces 
 Tumba de las Palmetas, en Lefkadia, de inicio del s. III a.C., se 
articula en dos cámaras abovedadas con fachada tipo jónico. Sobre 
el  tímpano  hay  una  representación  de  la  pareja  difunta.  La 
decoración  interior  es  muy  simple  pintada  sólo  de  negro  en  la 
parte baja y rojo o amarillo la superior. El techo tiene las pinturas 
más significativas con motivos vegetales sobre fondo azul, lo que 
Tumba del Juicio 
podría significar un lago. 
 Tumba de Lyson y Calliclés (finales s. III y mediados del s. II a.C.), 
de Lefkadia, la decoración es únicamente  pictórica. Los lunetos 
están  decorados  con  armas  y  armaduras  (representando  el 
ajuar)  y  por  primera  vez  se  representan  pilastras  vistas  en 
perspectiva. Éstas sostienen guirnaldas, mientras que el zócalo 
es una imitación marmórea.  
 Túmulo  de  la  necrópolis  de  Aigai,  tumbas  de  Vergina,  en 
Macedonia.  Se  encontraron  3  tumbas,  donde  se  cree  que  la 
mayor perteneció a Filipo II (padre de Alejandro Magno) y tiene 
una  fachado  con  friso  pintado  que  está  colocado  sobre  una 
columnata  dórica  con  su  correspondiente  friso  de  metopas  y 
triglifos. En el friso se representa una escena de caza.  Tumba de Lyson y Calliclés.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      5 
 
 
 Tumba  de  Perséfone:  de  tipo  cista,    las  paredes  están  decoradas  con  escenas 
mitológicas;  pertenece  a  una  de  las  mujeres  de  Filipo  y  los  cuatro  muros  están 
pintados hasta la mitad de rojo y el resto de blanco, sobre esta hay representación 
figurada de Perséfone. El artista, Nicómaco según algunos autores, evitó el uso de 
las líneas de contornos y en la pincelada se acerca a la técnica “impresionista”. 

 
Interior de  la tumba de Perséfone en  Vergina (Macedonia, Grecia) s. IV a.C. 
 
 

 Tumba de Aghios Athanassios: tiene una sola cámara y la decoración se centra en el exterior; sobre la puerta 
hay un friso con una escena del banquete y en el centro del frontón hay un disco pintado sostenido por dos 
grifos y a ambos lados de la entrada a la tumba hay dos jóvenes que serán los guardianes del guerrero 
muerto 

  Tumba de Aghios Athanassios
 
II. Tumbas de cista, donde sólo en el interior hay decoración pintada. 
Ejemplos de tumbas de este tipo son: 
 Tumbas de la necrópolis de Amphipolis, fundada en el s. V a.C. y que perduro hasta la época romana y se 
han contabilizado unas 800 de diferentes status sociales. En una de las tumbas se ha pintado el interior de 
una  estancia  femenina:  la  mujer  sentada  vestida  con  chitón  e  himation.  Estos  descubrimientos  permite 
estudiar la clase media de la población 
 Tumbas del sur de la Península Itálica, en las regiones de Lucania y Campania, que pertenecen a una élite 
indígena fuertemente helenizada, las pinturas se realizaron sobre el siglo IV a.C. y tuvieron una evolución 
progresiva de una técnica basada en el dibujo de los contornos que se rellenan de color, a otra mucho más 
complicada con superposiciones de colores que da una gran plasticidad a las representaciones. 
 Tumbas de la necrópolis de Spinazzo en Paestum, sus pinturas son de gran tamaño y ocupan casi el total de 
la pared de fondo, los rostros tienen una gran naturalidad y realismo. El lenguaje simbólico de estas pinturas 
está claramente estandarizado y expresa la ideología de un grupo social diferenciado 
 
 
 
 
 
 
 
 

Paestum. S. IV a.C.

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      6 
 
2.4. LOS PINAKES 
Pínax es el nombre que recibía en la antigua Grecia la pintura de caballete. Se trataba de pequeñas obras sobre tabla 
o terracota. Se fijaban a las paredes mediante grapas de metal. El lugar en el que se exponían  (stoas, viviendas de 
personajes importantes y palacios) recibían el nombre de Pinacotecas. 
Destacan los pinakes de Pitsá (560‐500 a.C.), la madera de las tablas se recubrió de yeso disuelto en agua con cola y 
sobre esta preparación se trazaron los contornos de las figuras que posteriormente se pintaron. 
 

 
  Pínax en madera. Sacrificio a las Cárides. Escuela corintia. 540‐530 a.C
Pínax de terracota. Taller de alfarero. Figuras negras
Museo Arqueológico Nacional de Atenas 575‐550 a.C.
 
 
2.5. LA POLICROMIA ESCULTORICA  
Existen escasos restos, lo que dificulta su reconstrucción.   
Antes de aplicar el color se hacía una capa muy fina de preparación, compuesta por una materia blanca homogénea 
y de granulometría muy fina que servía para aumentar la adherencia de los pigmentos. 
Se ha constatado el uso de láminas de oro para uso arquitectónico, escultural y mobiliario; las 
láminas se pueden aplicar directamente sobre el mármol o sobre una primera capa muy fina 
de ocre rojo, amarillo o blanco de plomo. Las pequeñas piezas de terracota una vez cocidas 
aplicaban una capa de preparación compuesta de caolinita o de carbonato cálcico y después 
de pintaban. 
 
2.6. LAS ESTELAS FUNERARIAS 
Tuvieron  una  gran  difusión  durante  la  Época  Helenística.  Señalaban  las  tumbas  y  estaban 
destinadas a un status social bajo. Las más famosas son las estelas denominadas de Demetrias 
y sus escenas representan banquetes o despedidas al difunto. 
 
2.7. EL MOBILIARIO FUNERARIO: 
En el interior de las tumbas macedonias se han encontrado restos de dos tipos de muebles realizados en madera o 
mármol: los tronos y los klinai  (El kliné y en plural klinai es un antiguo tipo de mueble, especie de diván o lecho).Los 
muebles estaban pintados y decorados con incrustaciones de piedras o materiales preciosos. La conservación ha sido 
difícil ya que los klinai servían para exponer el cuerpo y se quemaban en la pira. 
 
2.8. PAVIMENTOS PINTADOS: 
Algunos pavimentos de mortero podían estar pintados en un solo color o en varios, también podían estar decorados 
o utilizar dicho color para resaltar algunas zonas del pavimento de opus tessellatum donde las teselas de terracota 
se han pintado de color rojo; en el opus vermiculatum el color se ha usado para camuflar las uniones entre teselas y 
para ciertos detalles. 
 
 
 
 
 

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      7 
 
2.9. EL MOSAICO GRIEGO 
La palabra mosaico proviene del latín y aludía a los mosaicos que adornaban las paredes y bóvedas de las grutas 
naturales  o  artificiales,  y  las  fuentes  arquitectónicas  de  los  jardines  romanos,  lugares  consagrados  a  las  Musas 
(musaea). Su técnica es la aplicación de guijarros o pequeños cubos de materia dura en una base de mortero que 
sirve para decorar grandes superficies interiores. A estas piezas e las llama teselas y son piezas de forma cúbica, 
hechas de rocas calcáreas o material de vidrio o cerámica, muy cuidadas y elaboradas y de distintos tamaños. El 
artista las disponía sobre la superficie, como un puzzle, distribuyendo el color y la forma y aglomerándolas con una 
masa de cemento. 
Desde el punto de vista de la técnica se distinguen dos grandes grupos: los mosaicos de guijarro y los mosaicos de 
teselas: 

 Mosaicos  de  guijarros:  Su  apogeo  se  centra  en  el  siglo  IV  a.C.  y  la  primera  mitad  del  siglo  III  a.C.  Decoran 
exclusivamente edificios privados y son poco numerosos, lo que significa que es una decoración de prestigio.  
La técnica consiste en la unión mediante mortero de guijarros procedentes de playas o lechos de ríos.  
No hay un acuerdo entre investigadores obre el origen del mosaico o pavimentos.  
Existe una clara evolución en la composición e iconografía en la corta vida de los mosaicos; los más antiguos 
parecen copias de alfombras y son en negro y blanco, además tienen una clara imitación a los tejidos orientales; 
tras esta fase oriental se produce el cambio hacia la copia de la pintura y el repertorio temático se centra en la 
mitología, los colores pasan a ser cuatro, blanco, negro, rojo y amarillo.  
Los mejores ejemplos proceden de Olinto y Pella. En Olinto están en casas privadas y son de guijarros blancos y 
negros de tamaño muy regular y de escenas mitológicas. En Pella el edificio debió pertenecer a un conjunto 
palaciego, y hay una gran innovación ya que se usa la inclusión de hilos de plomo que delimitan las figuras, lo 
que das más profundidad.  
A pesar de las innovaciones en las técnicas la forma circular de los guijarros daba sensación de discontinuidad, 
por lo que a mediados del siglo III a.C. se crea una nueva técnica consistente en la talla cúbica de las teselas de 
mármol,  piedra,  cerámica  y  pasta  vítrea  que,  incrustadas  en  el  mortero,  se  asemejan  más  a  una  superficie 
pictórica, ya que no solo evita los intersticios entre las teselas, sino que permite incrementar la gama cromática. 
El paso de una técnica a otra debió de incluir un momento de transición, con pavimentos realizados con lascas 
poligonales de mármol o de una mezcla de guijarros y lascas. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Caza de un león en un mosaico de Pella.
 
 
  Mosaico de La caza del ciervo, Casa del 
rapto de Helena, siglo IV a. C. Obra firmada 
 
por el mosaiquista Gnosis.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mosaico de una casa de Olinto, con una 
Dioniso sobre una pantera, mosaico de Pella.
representación de Belerofonte.

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      8 
 
 Mosaicos teselados: Algunos autores consideran que la técnica nace en Sicilia, otros que tiene origen alejandrino 
o griego.  
La técnica es la siguiente: Una vez creado el opus tessellatum, en el que las teselas miden entre 1 y 3 cm3, 
comienza una evolución que culmina con el opus vermiculatum, en el que las teselas diminutas (a veces de 1 
mm de lado) se disponían en líneas curvas, como gusanos, de donde proviene su nombre, el ejemplo más claro 
es el mosaico de Alejandro.  
La diferencia entre los dos modelos está en su funcionalidad, el tessellatum es para grandes superficies mientras 
que el vermiculatum es para pequeños cuadros, que inclusive algunas veces se incrustan en los anteriores.  
El cambio de técnica trae consigo nuevos temas, como los teatrales, con máscaras, escenas de paisajes, de la 
vida cotidiana con gatos, peces, fuentes…  
Existen varias ciudades que conservaron sus mosaicos en época helenística, como en Delos donde los temas 
representados son marinos y de teatro; también en Pérgamo trabajó Sosos que creó un género denominado 
asarotos oikos (casa sin barrer) donde representaba los restos y objetos que los invitados tiraban al suelo en un 
banquete; también Pompeya conserva un conjunto de gran calidad en la Casa del Fauno y donde la variedad de 
temas  (teatro,  comida,  diversión,  política…)  excluye  lo  mitológico  y  el  más  representativo  es  el  mosaico  de 
Alejandro, también los de la Villa de Cicerón tienen temática teatral 
 
 

 
 
Alejandro Magno a lomos de su caballo Bucéfalo. Mosaico romano del siglo I a.C. descubierto en Pompeya.
 

  Asarotos oikos
  Escena cómica con músicos ambulantes. Fresco de la Villa del 
  Cicerón (Pompeya).

La gitana. Mosaico helenístico original del siglo II a.C. 
Zeugma (Seléucida, Turquía).

TEMA 6: LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS.                        Juanjo Ponti      9 
 
 
 
   

TEMA 7. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN LA ANTIGUA GRECIA 
                   CLAVES ARQUEOLÓGICAS PARA EL ESTUDIO DE UNA 
DIALÉCTICA HISTÓRICA 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 1 
 
TEMA 7: LA ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN GRECIA 
 
1. EL CONCEPTO DE LA MUERTE ENTRE LOS GRIEGOS Y LAS FUENTES PARA SU ESTUDIO: 
 

La muerte en el mundo antiguo se estudia como un hecho cultural.  
El estudio de la ideología funeraria se mueve en dos direcciones: 
 Por un lado se ocupa de entrar en las relaciones entre la sociedad, el individuo, la muerte y las opiniones respecto 
al “Más Allá” 
 Por otro  debe asumir el estudio de los actos que surgen en torno a la muerte y que pueden concretarse en tres 
fórmulas expresivas: 
‐ La palabra, que llega hasta nuestros días a través  de un conjunto de testimonios escritos cuya valoración a 
veces no resulta fácil 
‐ La imagen, que transciende a través de la iconografía 
‐ La tumba, que es la única que posee un carácter material y deja huellas en el registro arqueológico 
Hay dos fuentes fundamentales de información para conocer el significado de la muerte para los griegos: 
 Las referencias de los autores griegos, aunque no siempre tengan descripciones minuciosas 
 Los  datos  obtenidos  en  las  investigaciones  arqueológicas  de  las  estructuras  funerarias,  que  es  la  fuente más 
fecunda aunque tienen ciertas limitaciones: 
- Las investigaciones ¨sobre los usos funerarios helénicos se han polarizado en torno al Ática, región a la que 
pertenece la mayor parte de las necrópolis estudiadas 
- La  ausencia  de  reflejo material  en  el registro  arqueológico  de  todos  y cada  uno  de  los  actos  pre  y post ‐
deposicionales relacionados con las ceremonias funerarias,  
- La antigüedad de las excavaciones que priva a los resultados de la credibilidad de una intervención sistemática 
en la que se hubieran aplicado modernas técnicas  de análisis y un enfoque metodológico. 

No se puede olvidar como fuente  la documentación epigráfica (epitafios)  que proporciona cierta información sobre 


el sentimiento ante la muerte, así como los datos  sobre  el  nombre  del  difunto  o  el  del  familiar  que  realiza  la dedicatoria 

En el concepto griego del universo, la posición del Hades (lugar donde reposan las almas de los muertos) se halla en relación de 
contigüidad con el Ecúmene, o espacio habitado por los vivos. Los muertos no encuentran en el Más Allá ninguna esperanza. 
La única preocupación de los personajes homéricos es la de permanecer insepultos. De ahí la importancia cobrada por el acto 
fúnebre y la construcción de la tumba para asegurar la sepultura. La atención prestada al muerto viene a ser una compensación 
por su papel representado para la comunidad. 

Hacia fines del siglo VI a.C., en el interior de la polis van teniendo cada vez más peso las preocupaciones de carácter  escatológico. 
Se cree que la iniciación en los misterios garantiza al individuo un destino mejor en el Más Allá. 
En la Atenas de fines de siglo V a.C. se enfatizará más la comunidad que el individuo, por lo que el rescate ante la muerte 
dependerá ahora formalmente de la memoria colectiva. 
Ya  entrado  el  siglo  IV  a. C.  comenzamos  a  percibir  una  tendencia  a  la  divinización  del  difunto heroizado.  Este  concepto  
abrió  la  puerta  a  la  divinización  de  los  monarcas  helenísticos,  desde Alejandro a los Diadocos, y encuentra una repercusión 
material en la transformación de la tumba en una construcción de carácter monumental. 
 

2. LAS FASES DEL RITUAL FUNERARIO: 
 

Es importante para la mentalidad de un griego poder disponer de una ceremonia digna y, en el caso de los atenienses, 
ser enterrados en su patria. 
El    ritual    funerario    griego    se    resuelve    en    el    ámbito    funerario    familiar,    sin    la    participación    de  sacerdotes  
profesionales.    Este  carácter  familiar  se  explica  si  tenemos  en  cuenta  que  el  proceso ceremonial fúnebre se inicia 
con los preparativos para la muerte y finaliza mucho tiempo después, una vez se pierde la memoria del difunto y deja de 
honrarse su tumba. 
Este  largo  proceso,  lógicamente,  deriva  de  un  concepto  de  la  muerte  sensiblemente  distinto  al  actual,  ya  que,  tras 
producirse el óbito, la psyché (el espíritu del difunto) no se encuentra ni en el cuerpo ni en el Hades. El período de tránsito 
entre uno y otro será objeto de una serie de ritos. 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 2 
 
Los ritos se inician desde el momento mismo en que el moribundo se enfrenta al final, momento en el que  se encontraba  
rodeado de allegados y sirvientes. 
Las  fuentes  principales  para  reconstruir  las  fases  del  ritual  fúnebre  son  los  relatos  homéricos  y  el  rico  repertorio  de 
imágenes presente en la cerámica griega 
Existen varios tipos de ritos: 
1. Ritos pre‐deposicionales 
- Prothesis 
- Ekphora 
- Ritos deposicionales 
2. Ritos deposicionales 
3. Ritos post‐deposicionales  Ekphora 
- En el cementerio 
- Fuera del cementerio  Lebes 

4. Ritos posteriores al fin del duelo 
 
 Ritos pre‐deposicionales: 
• Prothesis: es la exposición del cadáver, posibilita asegurar el fallecimiento real del individuo, 
facilitaba la realización del duelo y honrar al difunto en un momento clave en que su  psyché 
vagaba entre el mundo de los vivos y el de los muertos. 
El cadáver era preparado por las mujeres de la familia, de la siguiente manera: 
- Un baño, tras el cual el cuerpo era ataviado con una vestimenta específicamente de 
uso funerario (kosmos). 
- Los ojos se cerraban y se disponía una sujeción para la barbilla, de la que encontramos 
noticia en alguna representación sobre cerámica. 
- El cuerpo se depositaba en una sala de la casa, sobre una especie de catafalco o lecho 
(kliné), con los pies orientados hacia la puerta. 
- Se realizaban actos ritualizados de demostración pública de dolor, tales como cánticos 
o los lamentos, a veces exagerados, de plañideras contratadas a las que vemos tirando  Lutróforo 
de sus cabellos en las representaciones de los vasos funerarios del Dipylon. 
El  agua  como  elemento  de  purificación  se  ponía  a  disposición  de  quienes  iban  a  mostrar  sus  condolencias, 
situando en la entrada recipientes ad hoc, como la lebeta ‐vasija de cuerpo profundo, inicialmente de base 
redondeada, por lo que precisaba de un soporte para su sujeción, en época clásica se le añadió un pie‐ y el 
lutróforo‐  vaso  cerámico  de  cuello  abocinado,  muy  desarrollado,  y  dos  asas,  empleado  en  los  rituales  de 
purificación relacionados con el matrimonio y con el mundo funerario‐.  
• Ekphora:  es  el  traslado  del  cadáver  al  cementerio,  andando  o  en  carro,  durante  la  noche  y  acompañado  de 
música en un desfile de acompañantes; los hombres van delante de las mujeres. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cratera del Dipylon con escenas de Ekphora. Periodo geométrico 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 3 
 
 Ritos  deposicionales:  apenas  existen  datos  de  este  rito,  pero  es  posible  que  se 
realizaran  libaciones  (probar  algún  tipo  de  licor  y derramarlo sobre el ataúd o la urna 
de  las  cenizas).  Además  del ataúd  o  de  la  urna  con cenizas  en  la  tumba  se depositaba 
el ajuar. 

 Ritos post‐deposicionales de carácter inmediato: 
- En el cementerio: desde  fines  del  siglo  VIII  a.C.,  existe  constancia  arqueológica  
de    la  realización  de  ofrendas  en  las  que  se  sacrificaban  pequeños  animales  y  se 
quemaban  objetos.  No  se  trataba  de  un  banquete  en  el  que  tomaran  parte  los 
acompañantes  vivos,  sino  que  parece  que  alimentos  y  objetos  eran  reducidos  por 
medio del fuego, más que cocinados para su consumo 
- Fuera  del  cementerio:  se  trata  de  una  ceremonia  de  refuerzo  de  los  vínculos 
comunitarios. Tenía lugar en la casa de la familia, después de regresar del cementerio, 
y actuaba como anfitrión el propio difunto representado  en el pariente más próximo; 
este banquete se  hacía el tercer día de  la  muerte  y treinta días después tenía lugar 
otro  rito  en el que entre otras cosas se depositaba en la tumba  parte de  la  basura 
acumulada en ese periodo en la casa (tenía carácter purificador) y volvía a celebrarse 
otro  banquete  pero  los  asistentes  se sentaban  en  la  mesa  en  vez  de  reclinarse. 
Estos  actos  marcaban  el  final  del  duelo  aunque  las  fechas  y  la duración podían 
experimentar diferencias. 

 Ritos  posteriores  al  fin  del  duelo:  después  de  realizar  todos  los  ritos  funerarios  la 
memoria  del  difunto  se  mantenía  viva  mediante  visitas  a  la tumba durante al menos  Lécito 440 a.C. Hipnos y Tánatos 
una generación y no más de tres, pudiendo constatarse por las agrupaciones familiares de  colocan en la tumba el cuerpo 
de Sarpedon
tumbas encerradas en un mismo  períbolos (zona situada alrededor del templo griego que 
se solía adornar con estatuas y monumentos)  o  reciento  delimitado.  Esta  actitud  de  piedad  hacia  los  muertos 
constituía incluso un valor moral exigible a los cargos públicos. 
Del  análisis  de  la  iconografía  de  los  lecitos  de  fondo  blanco (vaso de cuerpo esbelto, con cuello alargado u un 
asa que contenía ungüentos o aceites),  F.  Quesada  propone  actos  como: decoración con flores y cintas de tela de 
las estelas funerarias, colocación de ofrendas no alimenticias, libaciones de  vino,  agua, leche,  miel  o  aceite  sobre 
la  tumba  y  la  posterior  rotura  de  los  vasos  empleados  sobre  la  tumba, sacrificio de animales, convocatoria del 
difunto por el familiar más próximo 
 
 

 
 
 
 
 
 
 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 4 
 
3. LA EXPRESIÓN ARQUEOLÓGICA DEL RITUAL FUNERARIO. ESTRUCTURA Y AJUARES 
3.1. Ritos y estructuras funerarias durante la Edad Oscura: en el paso del II al I milenio 
a.C. hay cambios en el ámbito funerario, donde lo más característico es: 
‐ Abandono de sepulturas comunes del periodo micénico por la adopción de 
la  tumba  individual,  generalmente  de  tipo  de  cista  (monumento 
megalítico funerario individual, de pequeñas dimensiones. Básicamente 
está formada por cuatro piedras planas o lajas, colocadas verticalmente 
formando  un  rectángulo.  Sobre  ellas  solía  colocarse  otra  piedra 
horizontal  a  modo  de  tapa.  En  el  interior  se  depositaban  los  seres 
difuntos)   Inhumación en cista (Protogeométrico, s. X a.C.)
‐ El retroceso de la inhumación a favor de la cremación, salvo  en  el  caso  de  
los  niños,  a  los  que sistemáticamente se inhuma en cistas o en fosas. 
En el periodo Protogeométrico (1050‐900 a.C.), destacan los hallazgos del Cerámico 
de Atenas (Cerámico: parte de Atenas al noroeste de la Acrópolis a las orillas del río 
Eridanos), utilizado como cementerio desde el tercer milenio antes de Cristo, donde 
predomina  la  cremación  salvo  en  los  niños  a  los  que  se  inhuma  en  cistas.  La 
estructura funeraria es una fosa cuadrada o  rectangular de pequeñas dimensiones 
y con un orificio en el fondo por donde  colocar la  urna (ánforas),  a  veces  también 
se  depositaban  los  restos  de  la  pira  donde  se  había  realizado la cremación 
(cremación secundaria) y se remataba la tumba con un túmulo de poca entidad.  
A finales del periodo (Protogeométrico) el túmulo empieza a ser  señalado  por una  
piedra  caliza  hincada  a  la  manera  de una estela.  Ánforas destinadas a enterramientos
Las  ánforas  donde  se  guardaban  las  cenizas  tenía  relación con  el  sexo,  para  los  masculino y  femenino

hombres  se  usaban  con  asas  en  el cuello y  para las  mujeres  con  las  asas  al 
hombro.   
Los ajuares no son ricos aunque a menudo  las armas (lanzas y espadas de bronce o hierro) 
en los enterramientos masculinos  podían  tener  la  hoja  doblada  enrolladas  en  el cuello  del 
ánfora  y  la  empuñadura  introducida  en  la misma,  mientras  que  los  femeninos  tenían 
fíbulas,  anillos y  agujas.   
Las  urnas  se  cubrían  con  vasos  de  bronce,  lajas de piedra o con platos 
de cerámica. 
Cremaciones primarias, corresponde a los enterramientos en los que la 
pira en que se quemaba el cadáver se encontraba en el mismo lugar en 
el que posteriormente se enterraban los restos. 
Cremaciones  secundarias,  en  las  que  la  combustión  del  cuerpo  tenía 
lugar  en  un  punto  específico  de  la  necrópolis  (ustrinum)  y,  Detalle enterramiento masculino
posteriormente, se depositaban los restos en la tumba. 
Los restos del difunto, una vez finalizado el ritual de la cremación, se introducían en el interior de la 
urna  cineraria  junto  con  objetos  de  uso  personal  del 
difunto. 
Urna cineraria   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Desarrollo  de  los  tipos  de  tumbas  de  cremación  en  Atenas  desde  fines  del  
  Submicénico (A) a lo largo del Protogeométrico Medio (B) y Reciente (C), comienzos  Reconstrucción de monumentos con crátera de las tumbas 
del Geométrico (D), Geométrico Antiguo (E) y Medio (F).Según A . M. Snodgrass. del Cerámico ateniense 900‐800 a.C Según S. Langdon 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 5 
 
 
En  el  periodo  Geométrico  (900‐700  a.C.)  existe  un  mayor  
distanciamiento de las necrópolis del núcleo urbano.  
En  el  caso  de  Atenas,  además  del  Cerámico  se  encuentran  los 
espacios funerarios  en  la zona del  Ágora (plaza, centro del comercio –
mercado‐, de la cultura y la política de la vida social de los griegos)  y  en 
el  Areópago (monte situado al oeste de la Acrópolis de Atenas).   
El rito  de  la  cremación  secundaria  sigue  siendo  predominante  hasta 
final  del periodo,  cuando  reaparece  la  inhumación  y  la  convivencia 
de  ambos  ritos  se  puede  deber  a  una  preferencia  personal.  La 
cremación  sigue  asociada  a  la  tumba  de  fosa,  ahora  de  menor 
profundidad emergiendo parte de la urna  en  el  fondo,  manteniéndose 
la  distinción  de  urna  según el  sexo del difunto.  Las  inhumaciones 
serán  de  tipo  cista,  a excepción de los niños que siguen estando en 
cementerios o bajo la casa. 
Aumenta la complejidad de los túmulos y los elementos de señalización 
externa  de  las  tumbas,  donde  las  estelas  de  piedra  aumentan  de 
tamaño y se pone de moda  desde el 800 a.C. la señalización mediante 
vasos  cerámicos  (ánforas  para  mujeres  y  cráteras  para  hombres)  de 
La tumba de una mujer rica" (Areópago) 
grandes  dimensiones  que  podían  tener perforada la base y decoración 
del Geométrico tardío. 
En  lo  referente  a  ajuares  hay  un  cierto  aumento  en  la  calidad  de 
las  joyas,  se  encuentran  láminas  de  oro  estrechas  y  alargadas 
decoradas  con  motivos  orientalizante  de  animales  o  con  figuras 
geométricas  repujadas  sobre  una  matriz,  pudiéndose  encontrar 
enrolladas  en  las  urnas  o  sobre  el  cuerpo  del  difunto.  Siguen 
apareciendo  armas  como  en  el  periodo  anterior.  No  se  conocen 
expresiones de riquezas en los ajuares salvo en una tumba encontrada 
en el Areópago de Atenas, en el que se halló, entre otras piezas, una 
representación en miniatura de un conjunto de graneros. Esto revela la 
emergencia de elites locales.  
Fuera  de  Atenas  también  se  encuentran  indicios  de  ostentación 
funeraria como se ve en  la  cista  de  Argos (finales del S. VIII a.C.)  donde 
había  un  completo  ajuar  de  casco  y  coraza  de  bronce, varios  vasos, 
anillos  y  hachas  de  oro  y en  la  necrópolis  de  Eleftherna  se  encontró 
una tumba de cremación primaria con restos calcinados de un guerrero 
con  un  acompañante  u  otro  esqueleto  sin  cabeza  (que  podría  ser un 
sacrificio). 
3.2. Ritos y estructuras durante el periodo arcaico: 
A fines del siglo VIII o inicios del VII a.C. se detecta en el Ática unos cambios: 
‐ Una importante recesión en el número de tumbas. 
‐ Abandono de algunas necrópolis. 
‐ Documentación  de  nuevos  tipos  de  tumba  y  de  cambios  de  la  cultura  material  que  pueden  desvelar 
transformaciones en la estructura social. 
Se sigue observando una separación del territorio de los vivos y los muertos y se eligen lugares cerca de caminos para 
facilitar el acceso y que las tumbas sean visibles. 
A lo largo de este período conviven el rito crematorio y el inhumatorio, detectándose en Atenas un predominio de las 
cremaciones, tratándose ahora de cremaciones primarias (en la propia fosa), lo que explica que sean de mayor tamaño 
para poder albergar la pira y que tengan canales subterráneos para facilitar la combustión y la circulación del aire.  
Las inhumaciones se suelen realizar en fosas o pozos excavados en la roca. Las más frecuentes son las infantiles, que 
pueden aparecer también dentro de tinajas o en el interior de una bañera de arcilla cubierta con otra. 
 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 6 
 
Sobre  los  dos tipos  de tumbas  (cremación e  inhumación)  se  usan túmulos de planta circular o cuadrangular 
que van aumentando progresivamente de tamaño, hasta casi ser un problema de  espacio. 
A comienzos del siglo VI a.C. los túmulos de tierra serán poco a poco sustituidos por  tumbas rectangulares 
con paredes verticales de adobe que se agrupan en calles, confiriendo mayor orden y un 
ahorra de espacio en los cementerios. Algo después, las paredes externas más visibles se 
levantaron en mampostería, con lo que la monumentalidad va en aumento. 
En  la  señalización  externa,  los  grandes  vasos  dan  paso  a  grandes estelas  de  piedra 
decoradas  o  incluso  estatuas  humanas  de  bulto redondo, llamadas Kouroi y Korai (es una 
tipología escultórica de la Época Arcaica de la Antigua Grecia, que consiste en una estatua 
femenina o masculina en posición de pie) 
Este aumento de monumentalidad no va en conjunción con  los ajuares,  ya que  las  joyas  y 
armas  prácticamente  desaparecen  y  sólo  hay  una  copa,  un  vaso  para  verter  y  un 
ungüentario;  aunque  también  será  característico  de  este  periodo  el  desarrollo  de 
depósitos de ofrendas junto a la tumba lo que permite distinguir  dos espacios, los lugares 
de ofrendas (de forma irregular contienen capas alternas de tierra quemada  y limpia) y las 
zanjas  de  ofrendas  (depósitos  más  elaborados,  excavados  y  forrados  de  adobe  que  se  Kouroi 

utilizan una sola  vez para quemar gran cantidad de ofrendas y se sellan). 
Kouroi 
 
Estela funeraria de 
  Aristión 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Korai

 
Planta y sección de una sepultura de cremación con túmulo, 
 
señalizador y canal de ofrendas 
 
 
3.3. Ritos y estructuras funerarias durante la época clásica y el período helenístico: la etapa clásica supone una uniformidad 
de ritos y estructuras en toda Grecia aunque la mayor parte de los datos proceden todavía del Ática y del Cerámico de 
Atenas. Las características de este periodo son: 
 Continuidad de los ritos de cremación e inhumación, así como la de la estructura básica de tumba individual. 
 Las cremaciones siguen siendo predominantemente primarias. Las inhumaciones infantiles mantienen la tradición 
del  empleo  de  recipientes  o  bañera,  y  los  adultos,  aparecen  ahora  en  sarcófagos  monolíticos  o  compuestos, 
trabajados en piedras como el mármol o la caliza. 
 Los monumentos anteriores se mantienen pero con algunas variantes y aparecen algunos modelos nuevos, así los 
túmulos seguirán siendo circulares y las tumbas cuadrangulares, algunas de las cuales tienen muros con cuidada 
fábrica de sillería. 
 A fines del s. V a.C.,  aparece un nuevo modelo de enterramiento consistente en un recinto, llamado peribolos, y 
en cuyo interior hay varias tumbas señalizadas exteriormente con estelas, y hacia el 430 a.C. se instaurara un nuevo 
modelo con relieves de individuos o parejas en diferentes actitudes. 
 Otro modelo nuevo de tumba, que se inicia en el periodo clásico, tiene carácter estatal y fue levantado para los 
caídos en combate, se denominan Tumbas del Pueblo (Demosión Sema). 
 Los ajuares, en general, son sobrios, aunque en las tumbas por cremación aparecen más vasos cerámicos y en las 
inhumaciones hay más objetos de oro y vasos de alabastro; en ambos se mantienen los depósitos de ofrendas. 
Dentro de los objetos cerámicos destacan los lécitos de fondo blanco. 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 7 
 
 Fuera de Atenas hay una clara distinción: 
‐ En la Grecia del Este las tumbas tienen una gran monumentalidad, y se funden elementos orientales y griegos; 
abundan  las  tumbas  de  cámara,  las  fachadas  arquitectónicas  y  los  grandes  mausoleos,  un  ejemplo  son  la 
tumba de las Arpías, las Nereidas o el de Caria en Halicarnaso (antigua maravilla del mundo) 
La tumba de las Arpías son una serie de tumbas en forma de pilar monolítico montado sobre un basamento 
La tumba de las Nereidas está construida a la manera de un templo jónico 
La Tumba del Mausoleo de Caria,  tiene cuatro plantas adornadas con relieves escultóricos creados por cuatro 
escultores griegos importantes. 
‐ En  otras  zonas  de  la  periferia  como  Macedonia  también  existe  gran  monumentalidad  en  las  estructuras 
funerarias y el lujo es característico hasta inicios de la época helenística, ejemplos de ello son las Tumbas 
Reales del Gran Túmulo de Vergina (Filipo II y su familia).  
El túmulo cubre cuatro tumbas, tres de ellas de la modalidad de cámara y una de cista (tipo Tuffatore). La 
tumba  de  Filipo  II  presenta  una  fachada  dórica  con  un  friso  decorado  con  pinturas  que  representan  una 
cacería. La tumba comprende dos sepulturas. En la cámara principal se encontraba el rey y en el vestíbulo su 
esposa. Sus restos se depositaron en dos larnakes (larnax o lárnax, plural larnakes o lárnakes, es un tipo de 
pequeño  sarcófago  cerrado,  caja  o  "cofre  de  cenizas"  utilizado  a  menudo  en  la  Antigua  Grecia  como  un 
contenedor de restos humanos, ya sea del cuerpo doblado sobre sí mismo o de las cenizas de la cremación) 
de oro dentro de un sarcófago de piedra. Los objetos se dispusieron en el suelo, ordenados sobre el lecho 
(espada y puñal) o sobre una mesa 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 8 
 
 Hacia el 323 a.C. se abre un nuevo periodo con una multiplicación de las manifestaciones funerarias donde se 
siguen  manteniendo  ambos  ritos  (cremación  e  inhumación)  aunque  la  inhumación  con  ataúdes  de  madera, 
bañeras y tumbas de teja serán más abundantes. 
‐ En  el  Ática  la  legislación  impuesta  por  Demetrio  de  Falero  (317  o  307  a.C.)  puso  fin  a  la  ostentación 
monumental y a la producción de estelas. Esta prohibición surtió efecto hasta el siglo II a.C., momento a partir 
del  cual  comenzarán  otra  vez  a  aparecer  las  estelas  con  relieves  y  las  grandes  tumbas  de  carácter 
monumental.  Los  ajuares  serán  muy  sencillos  y  los  lécitos  de  fondo  blanco  sustituidos  por  ungüentarios 
menos elaborados. Lo que sí se comienza a usar el la moneda sobre el difunto para pagar su paso a Caronte 
en la laguna Estigia. 
‐ En Asia Menor, en tiempos helenísticos, se conocen tumbas con fachadas inspiradas en los templos o en las 
grandes mansiones, como el inacabado de Bélevi o el Archocrateion de Lindos, el individuo de alto rango será 
valorizado y heroizado a través de una tumba imponente. Estas construcciones se empleaban para indicar un 
prestigio social y económico de las aristocracias helenísticas 
‐ En Alejandría encontramos construcciones de cámaras hipogeicas dispuestas alrededor de un peristilo (patio 
columnado) y provistas de nichos para ubicar los sarcófagos, aquí convergen el empleo de los órdenes clásicos 
y de cornisas de inspiración puramente helénica, así como en una asimilación del esquema de la casa griega 
que se convierte en este contexto en una auténtica “casa de los muertos”. Este tipo de estructuras nos dan 
información sobre status sociales menos acomodados. 
 
 
 

 
 
 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 9 
 
4. LOS AJUARES: 
En principio la función que desempeñaba el ajuar depositado en el interior de las tumbas, es por ser propiedad del difunto 
y ser necesarios tanto en vida como en el paso hacia el Hades. 
Podemos diferenciar tres categorías: 
1. Objetos personales del difunto: son elementos relacionados con la vestimenta, fíbulas que sujetaban el vestido, 
o las joyas. Objetos que  dan información  sobre la sobre extracción social del difunto o sobre su sexo como las 
armas (fueron inutilizadas para darles muerte en relación al difunto), las estrígilas (utensilio en forma de S para 
quitar el sudor o aceites del cuerpo), los espejos. 
2. Objetos  de  uso  cotidiano  con  valor  funerario:  Serian los vasos  cerámicos  destinados  a  contener  o consumir 
agua con el fin de saciar la sed de los muertos en el Hades. En las tumbas infantiles han aparecido biberones. 
También había lucernas, tanto para iluminar el entierro ya que se hacía por la noche, como para guiar el viaje al 
Hades. A partir de época helenística se difunde la práctica de introducir un óbolo en la tumba para pagar el viaje 
al Barquero Caronte. 
3. Objetos  específicamente  funerarios:  elementos  realizados  ex  profeso  para  acompañar  a  los  muertos  en  la 
tumba, como copias en miniatura de vasos cerámicos, animales o alimentos que acompañan o sustituyen a los 
animales quemados como ofrenda. 
Con un uso más práctico se encuentran las barbilleras empleadas para la sujeción de la mandíbula del cadáver 
en la ceremonia de exposición. 
Dentro  de  los  vasos  cerámicos  de  uso  específicamente  funerario  destacan  los  lécitos  de  fondo  blanco  que 
contenía aceites perfumados, y cuya decoración es una descripción de las ceremonias y sentimientos. 
 
5. EL PAISAJE FUNERARIO 
Entendemos por “paisaje funerario”  la apariencia de los cementerios desde el punto de vista de su organización y de los 
espacios destinados  a los ritos. 
Sólo en el cementerio ateniense del Cerámico se pueden sacar conclusiones, el aspecto es de agrupamiento y desorden 
provocado por la cantidad de tipos de tumbas y sus señalizaciones, todo ello en un espacio reducido. El querer marcar el 
status produjo una carrera de ostentación y competencia en las estructuras. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Cementerio del Cerámico, Atenas
 
 
 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 10 
 
Los elementos más característicos de las necrópolis atenienses son: 
 Los periboloi, que eran recintos que albergaban varias tumbas (que podrían ser familiares) y que se hacían, bien 
para  facilitar  la  ubicación  de  las  tumbas  en  las  visitas  periódicas  o  para  indicar  más  status,  empiezan  a  ser 
frecuentes a fines del s. V a.C. 
 Las Tumbas del Pueblo o Demosión Sema son caminos sepulturales a cuyos lados se levantan las tumbas de los 
caídos en combate, ya que su cultura establecía que debían ser enterrados en Atenas (patrios nomos) y no en el 
campo de batalla. 
 Los  Cenotafios,  monumentos  conmemorativos  destinados  a  honrar  la  memoria  de  los  que  no  pudieron  ser 
enterrados en su patria, son tumbas normales pero sin cuerpo en el interior con una piedra que encarnaría al 
difunto y una referencia en la estela. 
 Las estelas, son elementos característicos del paisaje funerario griego, y su función básica es la de señalizar la 
tumba  y  facilitar  su  localización,  es  donde  se  realizarán  las  ceremonias  y  ritos  periódicos;  entre  las  más 
difundidas  están  las  que  terminan  en  un  animal  real  (toro  o  león),  las  fantásticas  (esfinge)  o  las  de  relieve 
humano. También en las tumbas encontramos grandes vasos de piedra que imitan las formas cerámicas, como 
los lutróforos (empleado en ritos matrimoniales y puesto en tumbas de solteros) 
 

  Periboloi 
 
 
Tipos de estelas 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Necrópolis 
 
 
 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 11 
 
 
6. ASPECTOS SOCIALES DE LA ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN GRECIA: 
El modo de cómo tratar el  cuerpo, de disponer los restos y de perpetuar su memoria mediante la tumba permite describir 
una comunidad y su composición (clase sociales, genero, jerarquía...) la estructura social. 
El  análisis  estructural posibilita  reconstruir el  sistema  por  el que  se  organiza  la necrópolis  lo que  permite  entrever  la 
estructura social. 
Parece que en el mundo griego las costumbres de enterramiento fueron un sistema de medida de la extracción social del 
individuo pudiendo convertir el acto fúnebre en un acto de ostentación del poder y riqueza de los grupos sociales más 
favorecidos destinada a ser entendida por los vivos según se deduce de la presencia de ajuares raramente espectaculares 
y de tumbas monumentales, y que incluso diferentes legislaciones tuvieron que hacer frente, como Solón (comienzos S. 
VI a.C.) o Demetrio de Falero (fines del S. IV a.C.). 
Es interesante saber si el enterramiento es un derecho extensivo a todos los miembros de la sociedad o si hubo grupos 
sin capacidad de acceder a un enterramiento formal en la necrópolis. Hay autores que plantean que según épocas se 
percibe una variación en este derecho, así, entre el 1050‐760 a.C. y desde 700‐575 a.C. el enterramiento se reservó a la 
elite, aunque sin embargo, se extendió a grupos inferiores durante el Geométrico Tardío (760‐700 a.C.) y después del S. 
VI a.C. Tesis que se apoya en tres fundamentos: 
1. El número de tumbas en ciertos periodos no es representativo de toda la población ni por edades. 
2. Las leyes demográficas no pueden extraerse de las variaciones del número y tamaño de los cementerios, ni de 
los grupos familiares que se identifican en ellos. 
3. Ordenados  en  el  tiempo  las  variables,  la  periodización  proporciona  datos:  a  medida  que  las  tumbas  y  sus 
contenidos  son  más  uniformes,  menor  es  el  número  de  personas  con  derecho  a  sepultura.  Uniformidad 
acompañada de un descenso en la calidad del ajuar. Pero al contrario, la multiplicación de signos de diferencia 
se corresponde con épocas en las que el derecho a la sepultura está más extendido. 
Del cruce de estos datos en Atenas indica que las fases de mayor extensión del derecho a sepultura corresponde con los 
momentos en que las capas básicas se integran en las estructuras ciudadanas de la polis (760‐700 a.C.) en tanto que los 
de mayor restricción (700‐575 a.C.) marcan el paso de una parte de la población (kakoi: clase popular griega) bajo la 
dependencia de algunas familias aristocráticas (agathoi) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Lutróforos
 

TEMA 7. ARQUEOLOGIA DE LA MUETE EN GRECIA                                                       Juanjo Ponti                                                                                      pág. 12 
 
 

JUANJO PONTI  13 
 
 
   

 BLOQUE TEMÁTICO IV  
ARQUEOLOGÍA DE LOS FENÓMENOS 
COLONIZADORES EL MEDITERRÁNEO  
(I MILENIO a.C.) 

9. LA EXPANSIÓN FENICIO‐PÚNICA EN OCCIDENTE 
 Las ciudades fenicias en Oriente 
 La expansión fenicia. 
 Las colonias fenicias del Mediterráneo Cartago. 
 
10. LA  COLONIZACIÓN  Y  EL  COMERCIO  GRIEGO  EN  EL  MEDITERRÁNEO  CENTRAL  Y 
OCCIDENTAL 
 Antecedentes 
 Las causas de la colonización griega en Occidente 
 El debate de la colonización 
 Los ámbitos de la colonización griega 
 Datos arqueológicos 
 
   

TEMA 9. LA EXPANSIÓN FENICIO—PÚNICA EN OCCIDENTE 
DESARROLLO CULTURAL Y COMERCIAL EN EL MEDITERRÁNEO  
(750 a.C. – 500 a.C.)  

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 1 
 
TEMA 9. LA EXPANSION FENICIO‐PUNICA EN OCCIDENTE 

 
1. LAS CIUDADES FENICIAS EN ORIENTE 
1.1. LOS FENICIOS 
El interrogante sobre quiénes eran los fenicios ha tenido varias respuestas opuestas:   
O son autóctonos de la zona o son inmigrantes. Las teorías y aportaciones más significativas sobre este asunto son 
las siguientes:  
a) Los fenicios son semitas, inmigrantes venidos del desierto con un estilo de vida y cultura propios, según los 
escritos de Heródoto. Estrabón y Justino.  
b) La  formación  de  la  nación  fenicia  parece  fruto  de  una  evolución  en  el  área  sirio‐palestina,  de  sus  primeros 
habitantes. En modo alguno los fenicios son el producto de una inmigración de gentes procedentes del exterior.  
Hacia el año 1200 a.C. la invasión de Canaán por los israelitas y la inestabilidad que provocaron los “Pueblos del Mar” 
hizo que Fenicia quedara reducida a una pequeña franja en las costas de Siria. 
Las características de este pueblo: 
 Excelentes comerciantes. 
 Dominan la navegación de altura. 
 Tienen el monopolio de fabricación de la púrpura, la salazón de pescado y la pasta de vidrio. 
 Su alfabeto 
Según la documentación existente su desarrollo cronológico sería: 
 1200‐900 a.C.: entre el 1200 y el 1050 a.C. los fenicios pasan por un momento oscuro en sus actividades y su 
política,  aunque  algunas  ciudades,  como  Sidón  y  Biblos  se  recuperaron  de  las  invasiones  y  reanudaron  su 
comercio. Otras ciudades, como Tiro, fue destruida violentamente y reconstruido por los sidonios durante el 
1191 a.C., son reconocidas las llamadas “flotas de Tarsis” que regresaban con oro, marfil, piedras preciosas… 
 900‐750 a.C.: este periodo está marcado por el expansionismo del Imperio neoasirio hacia Siria y Palestina, y las 
ciudades  fenicias,  como  Tiro,  Biblos,  Sidón…deben  pagar  tributo;  al  mismo  tiempo  comienza  la  expansión 
comercial y colonial hacia Occidente. 
 750‐573 a.C.: las ciudades fenicias pierden su independencia por los Imperios neoasirio y babilónico; es el rey 
babilónico, Nabucodonosor el que conquista Tiro y pone fin al desarrollo de las ciudades fenicias en oriente. 
 573‐333 a.C.: hay un dominio del Imperio babilónico, finalizan las relaciones económicas de las ciudades fenicias 
orientales con el Mediterráneo occidental y Alejandro Magno conquista Tiro. 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 2 
 
1.2. ORGANIZACIÓN URBANA 
Las  antiguas  ciudades  fenicias  están  hoy  cubiertas  por  la 
continuación  de  hábitat  en  ellas,  por  lo  que  no  han  podido  ser 
excavadas 
Por regla general se ubicaban en zonas altas costeras, en pequeñas 
islas cercanas a la costa o lugares cercanos a desembocaduras de 
ríos.  
Tenían  puertos,  tanto  naturales  como  artificiales  y  estaban 
protegidas por sólidas murallas, terminadas en arco y con almenas. 
En  estas  ciudades  había  barrios  dedicados  a  los  servicios  y 
comercios y las viviendas tenían varios pisos.  
Los  fenicios  no  constituyeron  un  estado  urbano;  la  separación  y  configuración  geográfica  de  sus  ciudades 
favoreció una política de ciudades‐estado que estaban dirigidas por monarquías locales hereditarias, que tenían 
todo bajo su control y poder, incluido el religioso como gran sacerdote de la deidad de la ciudad.  
El palacio era el reflejo del poder monárquico; en Tiro y Biblos existió un Consejo de Ancianos que asesoraba al 
rey; y en otros casos como en Cádiz y Cartago había sufetes, que estaban al cargo del Estado.  
Desde  el  punto  de  vista  económico,  tenían  una  pequeña  e  insuficiente  producción  agrícola  para  su  densa 
población sobre todo a partir del siglo X a.C. Carecían de materias primas y gran riqueza procede de la madera 
de los bosques de cedros del Líbano. 
Las ciudades fenicias más importantes del Levante Mediterráneo son: Tiro, Biblos, Sidón y Sarepta 
Las ciudades fenicias más importantes del Levante Mediterráneo son:  
 Tiro:  
- La gran capital del dios Melkart 
- Es una ciudad situada en el sur del Líbano, 
cerca de Beirut y de Sidón 
- Estuvo  en  una  isla  fuertemente 
fortificada,  hoy  unida  a  tierra  firme, 
originalmente  consistía  en  dos  distintos 
centros urbanos, uno en una isla y el otro 
en  la  costa  adyacente  antes  de  que 
Alejandro Magno conectase la isla con la 
costa durante su asedio de la ciudad. 
- En  la  ciudad  isleña  existían  dos  puertos 
unidos por un canal interno.  
- Se  han  encontrado  los  restos  de  los 
templos  de  Melqart,  de  Astarté  y  el  de 
Baal Shamen (el Zeus griego).  
- Arqueológicamente se ha encontrado un 
barrio  industrial  y  grandes  edificios  con 
cerámica  fenicia  y  varias  necrópolis  con 
sepulturas de pozo. 
- La ciudad de Tiro fue célebre por la producción 
de  un  tipo  único  de  tinte  púrpura,  conocido 
como púrpura tiria 
- El  comercio  del  mundo  antiguo  era 
almacenado en Tiro, llegando a dominar todo 
el  comercio  en  el  Mediterráneo,  desde  el 
estrecho  de  Gibraltar  hasta  Egipto, 
inclusive pasando al Atlántico. 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 3 
 
 Biblos:  
- Es también conocida como Gubla o Gebal 
- La  Ciudad  de  la  Colina,  la  más  antigua  de  todas  ellas,  que 
mantuvo durante siglos una privilegiada relación con el Egipto 
faraónico, de donde importaba el papiro 
- Situada unos 40 kilómetros al norte de Beirut, en el Líbano, en 
un promontorio, entre dos ensenadas que se habilitaron como 
puertos 
- Sus orígenes pueden remontarse, cuando menos, al VI milenio 
a.C  Templo de los obelisco. Biblos 

- Estuvo protegida por una muralla y tenía un gran barrio de viviendas  
- Contaba con dos grandes templos monumentales dedicados a Baalat Gebal, la «Señora de la Ciudad», y 
a su consorte, Baal Shamin 
 Sidón:  
- Fundada en la misma época que Tiro, Biblos Beritos (hoy Beirut), en el III milenio a.C. 
- Situada sobre un promontorio costero.  
- Sobresale sus necrópolis con ricos ajuares donde destaca la tumba real que está excavada en la roca 
con magníficos sarcófagos antropoides de basalto negro fechados en el s. IV a.C. 
 Sarepta:  
- Situada entre Sidón y Tiro 
- Se dedicaba a la manufactura a gran escala de cerámica, aceite, pan y púrpura.  
- Aquí  se  encontró  el  primer  templo  fenicio  del  I  milenio,  dedicado  a  Tania‐Astarté,  que  tenía  planta 
rectangular con una capilla en el muro norte; en uno de los lados del interior había un banco corrido 
donde se depositaban las ofrendas y el altar estaba al fondo, delante había una peana que servía de 
base a una columna donde se quemaban aceites o perfumes.   

1.3. ASPECTOS FUNERARIOS Y RELIGIOSOS 
- Las necrópolis fenicias estaban situadas siempre lejos del hábitat y se practicaba tanto 
la inhumación como la cremación.  
- Se  tiene  muy  poca  documentación  sobre  las  necrópolis  de  las  ciudades  fenicias  de 
Oriente.
- Por regla general las tumbas son individuales y podían estar señalizadas por estelas.  
- Existen cinco tipos de tumbas:
 El cuerpo inhumado se coloca en el suelo sobre algunas piedras, está rodeado de 
ofrendas  y  pueden  llevar  estelas;  en  las  inhumaciones  infantiles  se  enterraban  Necrópolis de Al Bass. 
Urnas cinerarias
aparte y se colocaban en ánforas (enterramiento en marmita). En el caso de las 
cremaciones, las cenizas se colocaban en una cavidad de la roca.
 Otro  tipo  es  en  un  pozo  estrecho  y  profundo  que  se  ensanchaba  en  la  base;  el 
cuerpo se colocaba en el fondo.
 Sepulturas en fosas rectangulares; valían para inhumación y cremación
 Tumbas excavadas en la roca y accesibles por un dromos (pasillo de acceso) 
 Tumbas de cantería, tanto de fosa como de cámara.
 
  Necrópolis Kerkouane. Entrada 
tumba en forma de dromos 
 
 
 
 
 
Detalle  del  orificio  que  servía  para 
conectar  el  mundo  de  los  vivos  con  el 
más allá y a través del cual  se realizaba 
Necrópolis de Utica. Tumba pozo el  ritual  de  libación  como  ofrenda  al 
Necrópolis de Gadir. Tumbas de 
difunto. Necrópolis de Gadir
inhumación en cista

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 4 
 
Los textos sumerios nos indican que pensaban que había un lugar subterráneo 
en el que el difunto tenía una vida fantasmal; en ese lugar están la sombra 
(rp´m) y los seres o espíritus divinos (ibnym). Creían en la resurrección y por 
eso había un gran cuidado con el cuerpo y el lugar de enterramiento. Además 
creían en las maldiciones por las profanaciones de tumbas.
Su ritual funerario constaba de seis fases:  
1º Preparación del cadáver (lavado, embalsamiento, maquillaje…). 
Necrópolis AL‐HAFA. Tánger. Marruecos 
2º Introducción del cuerpo en la tumba e inicio de la descomposición. 
3º Sacrificios funerarios. No se puede determinar que se realizara esta práctica 
aunque  un  testimonio  de  ello  aparece  en  las  tumbas  o  imágenes  de  las 
estelas del mundo cartaginés. 
4º Clausura de la tumba. 
5º Preparación del banquete funerario, ejemplo en el Sarcófago de Ahirom en 
Biblos aparece un festín real. 
6º Culto a los muertos.   PUIG des MOLINS. Ibiza. Interior 
de una tumba fenicia en hipogeo.
En el aspecto religioso tenían sus divinidades, cada ciudad elegía la suya. Así en Tiro es 
Melqart, en Sidón la triada por Baal, Astarté y Eshmún, en Biblos son Baal y Baalat Gubal 
Los lugares de culto debieron ser numerosos pero no se conservan; aun así sabemos 
que estaban en recintos cerrados (templos) o en lugares altos como colinas, que además 
tenían los característicos bosques, puede que incluso hubiera jardines y tuvieran un altar 
o bestilo en el centro que simboliza a la divinidad. 
El  ritual  del  sacrificio  podía  ser  público  o  privado,  y  los  fieles  tenían  que  pagar  para 
realizarlo.  
Existía  una  jerarquización  en  la  estructura  del  clero,  además  del  rey  y  la  reina,  que 
actuaban  como  sacerdotes  principales,  estaba  el  sacerdote  supremo  y  otros  con  las 
tareas de controlar los sacrificios, ofrendas, cultos…y junto a estos cargos estaban otros  Sarcófago antropomorfo 
encargados de los servicios y la contabilidad del templo (panaderos, canteros…)   fenicio hallado en Cádiz. 

Un elemento básico en el culto de los fenicios es el sacrificio infantil, por el 
fuego, en lugares específicos llamados tophet, recinto al aire libre donde se 
depositaban las urnas con las cenizas de los niños sacrificados. Estaba situado 
a  las  afueras  de  las  colonias  y  en  él  se  depositaban  gran  número  de  urnas 
conteniendo  los  restos  de  niños  calcinados  y  se  señalaban  con  bétilo  o 
pilastras  de  piedra  y  más  tarde  con  estelas.  El  término  tofet  aparece 
únicamente en la Biblia. Con esta palabra se designa en algunos pasajes del 
Antiguo Testamento (2Re, 23, 10; Jer. 7, 13s; 19, 6 11‐14) el lugar, situado a 
las afueras de Jerusalén, en el valle de Ben Hinnóm, donde los hebreos hacían 
"pasar  a  sus  hijos  e  hijas  por  el  fuego". En ninguna  otra parte  se  menciona 
dicho término y su significado ha sido y es objeto de discusión.  Tophet de Sulcis. Cerdeña 
   

Tophet de Salambó, Cartago 
Sarcófago del rey Ahiram de Byblos, donde se halla el festín real 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 5 
 
2. EXPANSION FENICIA 
2.1. LAS CAUSAS DE LA EXPANSION 
Las causas pueden ser: 
 Según los textos antiguos la causa principal es la obtención de metales, por contrapartida de los perdidos en los 
mercados del Mar Rojo. Los fenicios obtenían oro, plata, bronce y estaño de Iberia; de Chipre, bronce; de Gran 
Bretaña, estaño y en África, oro, madera de sándalo, marfil, piedras preciosas, monos, pavos reales… 
 Otra causa es la presión que los asirios ejercían sobre las ciudades fenicias; también hay un debilitamiento de 
los filisteos, que desaparecen en el siglo IX a.C. 
 También puede ser por la escasez de alimentos provocada por un cambio climático. 
Pero,  sin  duda,  todas  estas  causas  implican  la  búsqueda de  nuevos  mercados, que  además  fue  propiciada por  el 
interés económico de la realeza y aristocracia, que querían devolver el esplendor a las ciudades fenicias. 
2.2.  COMERCIO 
A  partir  del  I  milenio  a.C.  la  organización  del  comercio  pasa  de  ser  un  monopolio  estatal  a  manos  privadas;  y  la 
principal ciudad será, Tiro. Esta estrategia mercantil consistía en obtener beneficios y crear demanda de objetos con 
afán de lucro. 
La base de este comercio era el intercambio de materias primas por productos elaborados; y se pueden establecer 
varios tipos de mecanismo comercial según Domínguez Monedero: 
 El llamado “silencioso o invisible”, donde los mercaderes descargan en la playa y se alejan, para que aparezcan 
los  compradores  que  dejan  el  valor  de  la  carga  en  oro;  esta  operación  se  podía  realizar  varias  veces  
hasta satisfacción de ambas partes.. 
 Otro modo sería transportar el cargamento hasta tierra firme y que se comerciara directamente con la otra 
parte, pero en un lugar neutral. No dejan huella arqueológica 
 El modo más desarrollado pero esporádico es el que se hacía en lugares específicos, como edificios, casas, 
zonas portuarias…que estaban ubicados en zonas costeras, promontorios… 
Estos  establecimientos  fenicios  se  ubican  en  promontorios  costeros,  islotes,  etc.  También  existían  barrios  de 
comerciantes fenicios integrados en los hábitats indígenas donde se podían realizar las transacciones 

2.3. RUTAS DE LA EXPANSIÓN  
Los fenicios iniciaron su expansión por el Mediterráneo con un proyecto planificado que se fue modificando según 
las circunstancias.  
El proceso de colonización se hizo de Oriente a Occidente. 
La principal ruta comercial, que divide el Mediterráneo oriental y occidental, pasa por Egipto y llega por la costa 
africana a Túnez, Cartago, donde se produce la bifurcación: 
a) Seguir por las costas hasta el estrecho de Gibraltar y pasar el Atlántico con varias posibilidades: 
• Seguir por la costa de Portugal hacia el norte 
• Bajar a lo largo de la costa atlántica marroquí 
• Hacer la costa mediterránea de la Península Ibérica 
b) Llegar costeando a Malta y Gozo, con dos alternativas 
• Pasar por Sicilia y sur de Italia 
• Pasar por Sicilia, Baleares y encontrar la ruta de la costa de la Península Ibérica. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 6 
 
2.4. TÉCNICAS Y MECANISMOS DE NAVEGACIÓN  
Los fenicios fueron grandes navegantes y a ellos se atribuye la invención de la quilla, el 
espolón, el calafateo con betún de las juntas…  
Desconocían  la  brújula,  lo  que  les  obligo  a  realizar  dos  sistemas  de  navegación.  El 
primero era navegar de día, bordeando la costa, sin perder de vista el litoral, atracando 
de noche en puntos de la costa, practicando una navegación de cabotaje. Inicialmente, 
se  guiaban  y  orientaban  siguiendo  los  accidentes  orográficos  costeros,  como  eran 
penínsulas, estuarios, cabos o simples salientes costeros. Las escalas nocturnas tenían 
Espolón 
lugar en atracaderos costeros, separados unos de otros, por un día de navegación. Con 
el  transcurrir  del  tiempo  se  extendió  su  funcionalidad,  convirtiéndose  en  puntos  de  comercio  con  la  población 
indígena y como lugares de almacenaje de sus mercancías 
El  segundo  sistema  era  el  de  altura,  de  noche  y  en  mar  abierto,  se    orientaban  por  las  estrellas,  siguiendo  la 
constelación de la osa mayor o estrella fenicia, como se conocía en la antigüedad.  

Construyeron diferentes modelos de embarcaciones en función de la actividad a la que estaba destinada.  
 De transporte local y pesca eran pequeñas y se apoyaban en uno o dos remos, tenían los extremos redondeados 
y el mascarón de proa con forma de caballo (hippoi);  
 Las  de  transporte  de  mercancías  (gaulas),  eran  panzudas  y  anchas,  con 
timones laterales y 18 ó 20 remos auxiliares y una gran vela cuadrada en el 
mástil central; era fácilmente gobernable gracias a sendos timones laterales 
a modo de remos, situados a popa. Poseía una gran capacidad de carga 
 Las naves de guerra, pentecónteras,  eran de popa de cola de pez con una 
proa  afilada  y  saliente  del  agua  con  espolones  para  romper  las  defensas 
enemigas, a los lados de la proa estaban los característicos ojos y encima 
los agujeros por donde salía el cable del ancla.  
Las  corrientes  marinas  además  de  proporcionar  estabilidad  y  velocidad  eran 
decisivas y era necesario conocerlas.  
 
 
  Nave mercante o gaulas 
 
 
 
 
 
 
  Hippoi  Nave de guerra 

3. LAS COLONIAS FENICIAS DEL MEDITERRANEO CENTRAL Y OCCIDENTAL 
3.1.  PATRONES DE ASENTAMIENTO Y BASES ECONÓMICAS  
Las colonias fenicias estaban subordinadas a la metrópoli, tanto administrativamente como en política. 
La expansión fenicia se hace en etapas, primero utilizaron los puertos como apoyo a su comercio y más tarde se 
establecieron en la costa, desde donde, ocasionalmente, se internaron al interior del continente. 
Los asentamientos fenicios de ultramar sólo buscaban las materias primas y garantizar una clientela indígena; sólo 
Cartago podría tener el rango de colonia. En los asentamientos fenicios hay varias categorías desde la más inferior 
como  establecimiento  temporal  para  conseguir  las  materias  primas,  hasta  la  superior  que  sería  un  centro 
redistributivo con almacenes, habitado por mercaderes y girando en torno a un templo. 
Los puertos mercantiles tenían grandes almacenes y funcionaban como lugares de explotación y distribución de las 
mercancías;  se  les  consideraba  los  centros  intermedios  del  comercio  de  larga  distancia,  y  su  población  estaba 
compuesta por profesionales, políticos, gremios… 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 7 
 
Para el Mediterráneo central y occidental hay tres modelos de asentamientos: 
 Modelo  mercantil  de  Gadir:  fue  una  metrópoli  mercantil  en  función  de  los  recursos  de  la  Baja  Andalucía 
(Tartessos), con la que tenían un comercio directo. La actividad mercantil estaba controlada por el Estado y los 
comerciantes privados. Los fenicios no intervinieron en el hinterland (interior de un país) tartésico, que ya estaba 
muy desarrollado. 
 Centros mixtos de tipo comercial, artesanal y posiblemente agrícola: representados en los asentamientos de 
Andalucía oriental, Toscanos, Morro de Mezquitilla y Almuñécar, tenían una rica clase social mezcla de oligarquía 
mercantil y terratenientes; las colonias del suroeste de Cerdeña, Sulcis y Tharros controlaría el comercio agrícola 
y minero del interior del país. 
 Modelo aristocrático de Cartago: fue una colonia aristocrática, con instituciones cívico‐religiosa 
3.2. LA CULTURA MATERIAL RELACIONADA CON LA COLONIZACION 
3.3. LOS FENICIOS EN EL NORTE DE AFRICA, CARTAGO Y LAS COLONIAS AFRICANAS 
La expansión fenicia en el norte de África debió de iniciarse hacia finales del siglo IX a.C.; y los inicios de Cartago se 
datan en el 814 a.C., la importancia de esta ciudad ha llegado hasta nosotros a través de los relatos griegos y romanos. 
Entre sus restos arqueológicos destaca el tophet y las necrópolis de Byrsa, Junon y Dermdech‐Douïmès. Cartago es 
un centro comercial de primer orden y produce cerámicas de diversos tipos;  
Otros centros fenicios del norte de África no se conocen tan bien, como ocurre en Útica, donde no se ha confirmado 
ningún resto. Y uno de los puntos más occidentales de los establecimientos fenicios fue Lixus (Marruecos), la cual 
tenía una estrecha vinculación con Cádiz. 

 
3.4. LA COLONIZACION DE LAS ISLAS MEDITERRANEAS: CHIPRE, EGEO Y CRETA, MALTA, SICILIA Y CERDEÑA 
Las áreas de la expansión fenicia por el Mediterráneo serian:  
El Egeo y Creta: 
 Aunque hay una cierta ruptura en las relaciones con las costas sirio‐palestinas sigue habiendo contactos con 
la isla de Eubea, demostrado por las cerámicas encontradas.  
 Aunque no existen, por lo menos hasta el momento, establecimientos fenicios en la isla, si debieron ser 
importantes las relaciones comerciales por las minas de plata.  
 En Rodas también hay presencia fenicia por los restos de vasos de fayenza encontrados, e igualmente ocurre 
en la isla de Tasos donde hay muchos recursos mineros (oro).  
 La isla de Creta fue un punto estratégico para los barcos procedentes de Egipto 
 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 8 
 
Chipre: 
 Importante por su situación privilegiada, por su 
proximidad a las ciudades fenicias orientales y 
su  riqueza  en  cobre,  oro  y  plata,  esto  la 
convierte en un punto clave de la red comercial 
fenicia. 
 Antes del siglo IX a.C. es difícil establecer una 
cronología  pero  se  ha  localiza  un  enclave  en 
Kition,  con    numerosa  cerámica  fenicia  y  un 
santuario. Todo esto hace pensar la existencia 
de  una  estación  Tiria  permanente  en  el 
sudoeste de la isla. 
 En el aspecto político parece demostrado por 
algunas inscripciones que el gobernador de Kition dependía del rey Hiram III de Tiro, lo que demuestra la 
dependencia con la metrópoli. 
SICILIA:  
 Según  antiguos  relatos  los  fenicios  llegaron  a  la  isla  antes  que  los  griegos,  pero  no  existen  datos 
arqueológicos de ello hasta el siglo VIII a.C.; ocuparon el extremo occidental, Motya, que fue su enclave 
principal, luego Panormo (Palermo) y Solunto. Estos tres puertos fueron los enclaves estratégicos para las 
rutas de navegación; y no parece que hubiera una penetración interior en la isla.  
 El asentamiento de Motya (Mozia, Mothia) las excavaciones demuestran la existencia de una ciudad con una 
calzada de varios metros que unía la costa en Birgi y acababa en la puerta norte, que era la entrada principal 
y estaba amurallada y reforzada por torreones, la otra puerta, al sur, estaba junto al cothon (pequeño lago 
artificial comunicad con el mar); el santuario denominado Cappidazzu fue construido en varias fases y la 
necrópolis , en su fase más antigua, tiene incineraciones en urnas, cajas de piedra, huecos en la roca…con 
ricos ajuares de cerámica fenicia; El tophet es de forma rectangular con una gran cantidad de urnas y unas 
700 estelas, la mayoría antropomorfas. De los otros dos asentamientos, Panormo y Solunto, no se conoce 
casi nada de esta época, pero sí de la púnica; Panormo es el verdadero centro púnico de Sicilia, y en su 
necrópolis hay tres niveles y la peculiaridad de sus ajuares es la cerámica de imitación griega. 
 De los otros dos asentamientos, Panormo y Solunto, no se conoce casi nada de esta época, pero sí de la 
púnica;  Panormo  es  el  verdadero  centro  púnico  de  Sicilia,  y  en  su  necrópolis  hay  tres  niveles  (urnas 
cinerarias, inhumaciones  (loculi o  sarcófagos  y cámaras hipogénicas) y la  peculiaridad de sus ajuares es la 
cerámica de imitación griega. 
 En general Sicilia fue un centro importante fenicio y posteriormente púnico, y griego en la Sicilia oriental  

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 9 
 
MALTA:  
 Existen restos fenicios de finales del siglo VIII o principios del VII a.C. 
 Actuaron sobre los restos arquitectónicos de  culturas  indígenas, como lo demuestra el santuario de Tas Silg 
dedicado a Astarté, que está  ubicado sobre restos de la fase megalítica y Bronce Final  maltés;  este  templo 
consta  de  varias capillas, pozos,  reservas de agua, una gran balsa  monolítica  adosada  a  un  bétilo (piedra 
sagrada)  y  un grueso muro que rodea toda la zona sacra y  a  la  que  se  accedía  a  través  de  una rampa. 
 De época posterior es el santuario de Ras‐il‐Wardija, en la pequeña isla de Gozo, en  una  cueva  natural  que 
fue  moldeada  a una  forma  rectangular,  con  bancos  y nichos laterales. 
CERDEÑA:  
Durante  el  II  milenio  esta  isla  estuvo  muy  vinculada  al  Mediterráneo 
oriental, como indican las numerosas figuras de bronce encontradas, y lo 
que mejor testimonia esta presencia es la estela de Nora y es una ofrenda 
de los navegantes al dios Pumay (divinidad chipriota) 
Los yacimientos más importantes de la isla son: 
 Nora: situada al sur de la isla sobre una pequeña península, los restos 
más  antiguos  son  de  la  plaza  del  mercado,  algunas  casas  y  tres 
puertos. En el tophet hay más de 200 urnas, casi todas con estelas. La 
necrópolis tiene un sector del siglo VII a.C. con incineraciones en urnas 
y otro del siglo V a.C. con inhumaciones en cámaras hipogénicas de 
forma paralepipédicas, con pozo de acceso; también hay un área de 
enterramientos infantiles en ánforas. 
 Sulcis:  en  la  isla  de  Sant´Antioco.  La  ciudad  ha  proporcionado  los 
restos arqueológicos más antiguos de la isla. Los templos de Tania y el 
denominado Fortín Saboyano son recintos al aire libre con un bétilo 
(piedra, de grandes dimensiones que representa a una divinidad). 
 Bithia: en el extremo sur de la isla. La ciudad antigua estaba ubicada al borde de un puerto interior lagunar, 
y parece que estaba fuertemente amurallada. El tophet estaba en un pequeño islote y no se han encontrado 
estelas. La necrópolis también tenían las inhumaciones en cámaras hipogénicas, donde destaca el templo 
de Bes, de planta tripartita con varias capillas a los lados. 
 Monte Sirai: está sobre una pequeña colina sobre la que se alza una fortaleza, la muralla está construida en 
técnica  megalítica y  la  puerta  de  acceso  tiene dos  torres  trapezoidales.  El  tophet  destaca  por  las  estelas 
locales, de forma femenina vista de frente con un disco sobre el pecho o el ankh. La necrópolis tiene hipogeos 
de  planta  cuadrada  con  dromos  de  acceso  y  nichos  laterales,  también  se  ha  encontrado  un  pequeño 
santuario con un altar para los sacrificios. 
 Tharros:  en  el  centro de  la  costa  occidental,  sobre  un  promontorio.  La  necrópolis  tiene  gran  número  de 
hipogeos con los ajuares más ricos de la cultura fenicia. El tophet está adosado a la muralla y estuvo activo 
del siglo VII al II a.C. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 10 
 
3.5. LOS FENICIOS EN LA PENÍNSULA IBÉRICA 
A partir del siglo IX a.C. cuando parece que los comerciantes fenicios decidieron establecerse en numeras puntos del 
litoral hispano. Las construcciones que se han encontrado en estos yacimientos demuestran que no se trataba, ni 
mucho menos, de establecimientos transitorios, sino que tuvieron la idea de consolidar su presencia en dichas zonas. 
Cuentan, incluso, con necrópolis –situadas por lo general al otro lado de los ríos‐, las cuales han arrojado, por otra 
parte, una organización social compleja. Desde luego, cuando los fenicios llevaron a cabo tales fundaciones ya existía 
una actividad comercial con las poblaciones indígenas. 
Esta  colonización  se  caracteriza  por  la  concentración  de  asentamientos  en  la  costa  mediterránea  de  Andalucía, 
organizados en poblados o instalaciones portuarias.  
Sus  establecimientos  responden  a  una  serie  de  pautas  geográficas,  como  promontorios  costeros  próximos  a 
desembocaduras, islotes cercanos…  
En  la Península Ibérica las fundaciones que los fenicios crearon eran en muchos casos pequeños establecimientos, 
dedicados al intercambio y producción de diversos objetos, a los que podemos llamar factorías. Únicamente algunas 
fundaciones de la actual zona de Andalucía llegaron, más adelante, a convertirse en auténticas ciudades o colonias 
que establecieron influencia en el territorio y, en cierta manera, una dependencia de la población indígena. 
Una de sus novedades es el ordenamiento urbano, donde las viviendas de planta cuadrada o rectangular se levantan 
a los lados de las calles. 
Los vestigios arqueológicos nos muestran una economía con una producción diversificada que aprovecha los recursos 
locales,  con  actividades  pesqueras,  obtención  de  púrpura,  y  explotación  agrícola,  también  se  trabajaba  en  la 
metalurgia, que en muchos casos era una producción para el autoabastecimiento, y en otros estaba destinada al  
comercio del cobre y hierro 
Por  tanto,  la  creación  de  estos  establecimientos  no  tuvieron  como  objetivo  el  asentamiento  de  población,  sino 
meramente el tener bases propias para el comercio. Diferencia sustancial con la colonización griega, la cual sí que 
tuvo como principal fin el traslado de un exceso de población a nuevas poleis. 
Los  fenicios  siempre  buscaban  para  sus  asentamientos  lugares  en  el  litoral,  ciertamente  aislados  respecto  a 
poblaciones indígenas, como penínsulas, islas o montículos; pero a su vez que fueran fácilmente accesibles a dichas 
poblaciones.  Por  esta  última  razón  se  prefería  zonas  de  llanura,  en  concreto  las  desembocadura  de  los  ríos,  que 
dieran al interior peninsular y salvaran las cadenas montañosas. Se buscaba, del mismo modo, lugares con buenos 
vientos para la navegación y terrenos que permitieran la agricultura. 
El establecimiento de factorías implica también la necesidad de abastecimiento, por lo que se buscaba también que 
fueran lugares aptos para la agricultura, la ganadería y la. En estos lugares se laboraban manufacturas especializadas 
desconocidas por la población indígena, especialmente en lo que al tratamiento del metal se refiere, la producción 
púrpura y la cerámica a torno. De hecho, fueron los fenicios los introductores del hierro en la Península Ibérica, lo 
que era uno de los principales productos para intercambiar con las poblaciones indígenas.  
La aparición de estructuras defensivas en estos asentamientos, que no se encuentran en el momento en que estos 
centros  se  crearon  en  el  siglo  VIII  y  VII  a.C.,  lleva  a  pensar  que  existían  algún  tipo  de  conflicto  con  la  población  
indígenas 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 11 
 
Las ciudades más importantes son:  
Gadir y su radio de acción:  
 Es la colonia fenicia más importante en el Península Ibérica.  Fundada por navegantes fenicios de Tiro, fue 
establecida con el nombre de Gadir, sobre lo que antaño era un pequeño archipiélago (formado por las islas: 
Erytheia, Antípolis y Kotinousa) y en la actualidad el conjunto de Cádiz y San Fernando, para explotar las ricas 
rutas atlánticas del estaño, del cobre y el mercado tartésico‐turdetano. 
 Desde el primer momento monopolizó el comercio con la metrópoli al hacerse con el control de las rutas 
marítimas comerciales mediante pactos y alianzas con las tribus indígenas, además tenía un comercio en un 
amplio territorio que utilizaba como intermediario y distribuidor. 
 La elección de Gadir como enclave fenicio en la Península, tiene su justificación en el desarrollo de un gran 
comercio con el pueblo tartésico, que dominaba un amplio territorio, incluida la vega del Guadalquivir. 
 La colonia antigua está bajo la actual Cádiz.  
 El acceso a los recursos minerales y agropecuarios tartésicos mediante el intercambio de baratijas y bienes 
exóticos (joyas, esencias, marfil…) le confiere a Gadir el rango de gran centro comercial y en poco tiempo 
monopoliza el comercio junto con Tiro. 
 A partir del siglo VII a.C. cuenta ya con una amplia infraestructura de centros de distribución, tanto costeros 
como de interior (castillo de Doña Blanca, Huelva, Peña Negra, Medellín…) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Castillo de Doña Blanca:  
 Ubicado en un montículo artificial (tell) de 34 metros sobre el nivel del mar, está próximo al cauce del río 
Guadalete; y antiguamente estaba en primera línea de costa.  
 Probablemente se trata más de un asentamiento indígena que fenicio, debido a la proximidad de Gadir 
 Estaba rodeada de un sistema amurallado y foso, las viviendas las mejor conocidas datan del siglo VIII a.C. y 
son de planta rectangular que se alzan sobre un zócalo de piedra con paredes de adobe enlucidas con cal y 
a veces, pintadas de rojo, se accedía a través de unos escalones decorados con conchas marinas.  
 Entre las actividades económicas destacan el comercio portuario, productos en salazón como el pescado, 
vinos, cebada, habas, lentejas… En cuanto a la cerámica se han encontrados restos fenicios en forma de 
platos,  jarros  de  boca  de  seta  y  trilobulada,  cuencos,  quemaperfumes,  phitoi,  ánforas,  lucernas…joyas, 
cuchillos de hierro y cerámica de Grecia y Samaria.  
 La  necrópolis está  ubicada  en  Las  Cumbres,  y  sólo  se ha excavado un  túmulo con 63 enterramientos  de 
cremación con un ustrinum (lugar donde se realizaban las cremaciones); el cadáver era incinerado con sus 
objetos  personales  y  también  se  han  encontrado  objetos  hechos  a  mano,  como  ollas,  cuencos,  vasos…y 
objetos de torno, como trípodes, cuencos, ungüentarios, vasos de alabastro, cuchillos de hierro, broches de 
cinturón… 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 12 
 
Toscanos 
 Ubicado en Vélez‐ Málaga. Se sitúa en un promontorio en la desembocadura del río Vélez y su cronología 
data del último tercio del siglo VIII a.C. hasta mediados del s. VI a.C. 
 En el poblado fenicio destaca por la aparición de un edificio identificado posiblemente con un almacén,  su 
estructura sugiere, además de la de almacenamiento, una función más compleja de tipo administrativo. En 
sus proximidades se levantan las mejores viviendas del asentamiento que se distinguen por su gran tamaño 
y elevado número de habitaciones. Consta, además, de un sistema defensivo.  
 Según los estudios realizados, se puede considerar como el principal centro de almacenaje y distribución de 
mercancías  de  la  zona.  También  de  este  asentamiento  se  reconoce  entre  otras  estructuras  una  zona 
industrial destinada a la metalurgia del cobre y del hierro, así como un embarcadero  
 La  cerámica  encontrada  hecha  a  mano  es  escasa,  y  la  realizada  a  torno  es  más  característica,  se  han 
encontrado cerámicas decoradas policromadas (bandas rojas y líneas negras) o con engobe rojo. 
 En relación con su necrópolis parece demostrado que hubo dos lugares de enterramiento. 
Morro de Mezquitilla 
 Situado al este de la desembocadura del río Algarrobo (Málaga), y sobre una cima de 30 metros sobre el 
nivel del mar.  
 Por las excavaciones se adivina un trazado regular del poblado, con calles y viviendas compartimentadas en 
habitaciones; construidas con zócalos de mampostería y paredes de tapial.  
 Por las observaciones cronológicas de la cerámica encontrada, sobre todo platos, se puede datar el poblado 
en la primera mitad del siglo VIII a.C.  
 Entre sus actividades económicas destaca la metalurgia.  
 A este establecimiento se vincula la necrópolis de Trayamar, situada al otro lado del río 
Chorreras:  
 Situado a 800 metros al este de Morro de Mezquitilla, sobre dos elevaciones separadas por una vaguada. 
 Su cronología puede ser desde la segunda mitad del siglo VIII a comienzos del VII a.C. 
 Se  ha  encontrado  gran  cantidad  de  ánforas  y  jarras,  y  por  el  tamaño  se  puede  pensar  que  era  un 
establecimiento dedicado al almacenaje industrial y mercantil.  
 La estructura urbana se caracteriza por la construcción de grandes casas aisladas y situadas a ambos lados 
de la calle, construidas mediante zócalos de piedra y paredes de adobe. Por el momento no se ha encontrado 
restos de fortificaciones; y las cerámicas encontradas son similares a las de Morro de Mezquitilla y Toscanos.  
 Este  asentamiento  está  relacionado  con  la  necrópolis  de  Lagos  a  escasa  distancia  al  este  de  su 
emplazamiento. 
Almuñécar:  
 Está  ubicado  en  la  costa  granadina  y  debió  ser  el  primer  punto  de  contacto  de  los  fenicios  con  la  costa 
peninsular, conocida como Sexi, Ex o Eks  
 El primer asentamiento debió de ser una pequeña guarnición poco poblada  
 Su población podría haber sido en un principio indígena hasta la llegada colonizadora de los semitas. 
 Actualmente los restos están bajo la actual ciudad  
 Consta de dos necrópolis situadas en dos cerros adyacentes a la ciudad. 
 Por la cerámica encontrada hecha a mano y fenicia, la sitúan en el Bronce final, sobre el s. VIII a.C. 
 Un punto de interés es la factoría de la salazón, El Majuelo, lo que indica una gran prosperidad económica 
en este establecimiento. 
 
 
 
 
 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 13 
 
Villaricos:  
 Es un yacimiento fenicio‐púnico, llamado Baria, que está situado sobre la actual Villaricos (Almería) 
 Dentro  del  yacimiento,  sobre  una  colina  a  30  metros  del  nivel  del  mar,  se  distinguen  dos  zonas,  el 
asentamiento y la necrópolis.  
 Las  casas  estaban  hechas  con  gruesos  muros  de  piedra  y  suelos  de  pizarra,  ladrillo…y  para  mejorar  las 
defensas  excavaron  fosos  alrededor  de  las  zonas  más  vulnerables  y  es  posible  que  también  existiera  un 
recinto amurallado. 
 Su fundación está establecida sobre el siglo VII a.C. y su máximo esplendor es sobre los siglos V y IV a.C.  
 Su actividad económica es la metalúrgica debido a la cercanía de las minas de plata y plomo, además de la 
pesca, por las salazones encontradas. 
Cerro del Villar:  
 Ubicada sobre una pequeña isla en la desembocadura del río Guadalhorce a finales del s. VIII a.C. 
 Fundada en el siglo IX a.C. y abandonada posiblemente en el año 584 a.C 
 Las  excavaciones  nos  indican  una  trama  urbana  compleja,  con  una  estructura  formada  por  grandes 
viviendas,  con  calles  porticadas  con  posibles  áreas  de  mercado,  restos  de  edificaciones  portuarias,  una 
posible muralla y un cinturón industrial. Todos ellos rasgos urbanísticos más propios de una ciudad que de 
una simple colonia. 
 Al parecer estuvo especializado en la producción agrícola y en la manufactura de cerámicas 
 
La Fonteta:  
 Es el asentamiento portuario más septentrional de la península y demuestra la fuerte presencia fenicia en 
el Levante peninsular.  
 Fundada en la desembocadura del Segura a mediados del siglo VIII a.C. 
 La existencia de una mezquita islámica sobre los restos impide conocer más detalles, pero se conoce sus 
dimensiones, sus defensas y una serie de edificaciones construidas con sillares.  
 Se cree que la actividad comercial fue muy grande en este establecimiento debido a la gran cantidad de 
material arqueológico encontrado, indicando una gran población y las transacciones comerciales realizadas  
 Se ha  localizado  un  santuario  y  pequeño  asentamiento  metalúrgico  lo  que  indica  que se  trabajaba  en  la 
metalurgia,  que  en  muchos  casos  era  una  producción  para  el  autoabastecimiento,  y  en  otros  estaba 
destinada al comercio del cobre y hierro. 
Ibiza:  
 La llegada fenicia en la primera mitad del s. VII a.C. a la isla supone una nueva etapa, y pasa a convertirse en 
un  gran  enclave  comercial  e  influyente  debido  a  su  estratégica  posición  en  las  rutas  marinas  como 
fondeadero y lugar de avituallamiento de los barcos. 
 Las excavaciones, en las necrópolis y lugares ya antes estudiados, ahora no dejan lugar a dudas sobre la 
colonización fenicia de la isla y no de Cartago, como antiguamente se creía. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 14 
 
4. CARTAGO 
4.1. LA FORMACION DE LA CIUDAD 
Según  el  relato  mítico,  Cartago,  fue  fundada  en  el  año  818 
a.C.  por  la  familia  real  de  Tiro, Pigmalión y Elissa, los restos 
arqueológicos encontrados no son de antes del siglo VIII a.C. 
La  ciudad  estuvo  ubicada  en  una  península  del  Golfo  de 
Túnez,  y  controlaba  las  rutas  de  navegación  del 
Mediterráneo  central.  Su  topografía  es  similar  a  la  del  resto 
de  ciudades,  sobre  colinas,  donde  también  estaban  las 
necrópolis. 
En la ladera oriental de la colina de Byrsa está el primer asentamiento fenicio fechado en el s. VIII a.C., que será 
más tarde  ocupado  por  una  necrópolis;  desde  aquí  y  hasta  la  colina  de  Juno  la  ciudad  se  extiende hacia la 
llanura litoral. 
Del  siglo  VII  a.C.  se  han  datado  un  grupo  de  viviendas  y  un  sector  industrial  con  talleres metalúrgicos, 
cerámicos  y  de  obtención  de  púrpura;  a  este  asentamiento  le  corresponden  las necrópolis  de  la  colina  de 
Byrsa,  Juno,  Demerch  y  Douimes,  con  ritos  de  inhumación  y cremación;  también  tiene  un  gran  tophet 
delimitado  por  muros  y  al  aire  libre  con  varios estratos de utilización y señalizado con estelas y cipos. 
Del siglo V a.C. también hay restos de barrios residenciales entre las colinas de Byrsa y Juno.  
Arqueológicamente  no  tenemos  constancia  del  urbanismo,  pero  las  fuentes  literarias  nos  dan información 
sobre  la  existencia  de  plazas,  fuentes,  calles  anchas  con  casas,  y  tres  murallas; tampoco se conoce la 
ubicación de los puertos y templos. 
4.2. LA EXPANSION CARTAGUINESA EN EL MEDITERRANEO 
En el Mediterráneo occidental del siglo VI 
a.C.  nos  encontramos  con  una  serie  de 
cambios  que  tendrán  su  origen  en  la 
expansión  llevada  a  cabo  por  los  grandes 
imperios  en  las  costas  orientales.  Hasta 
estas  fechas  el  mundo  fenicio,  y 
concretamente  la  ciudad  de  Tiro,  había 
mantenido una clara hegemonía sobre las 
rutas comerciales que unían el oeste con el 
este, formando una red comercial en base 
a la consecución del estaño y la plata, que 
les  unía  con  el  mundo  indígena  de 
Occidente. Se puede hablar de la existencia 
de  una  colonización  fenicia  en  Occidente 
que,  a  diferencia  de  la  griega,  no  tiene  aspectos  de  una  conquista  territorial  y  sus  objetivos  son  meramente 
comerciales. 
La decadencia de Tiro después de la capitulación de la metrópoli fenicia ante el ejército del babilonio Nabucodonosor   
(Tiro  ‐incorporada  al  Imperio  Neobabilónico  en  el  573  a.C.‐),  supuso  que  las  ciudades  de  la  Fenicia  occidental 
perdiesen el apoyo de las ciudades fenicias de oriente y que de esta forma Cartago comenzase su expansionismo 
militar interviniendo en los territorios de marcada influencia fenicia.  
Cartago desarrolló una alianza o liga con otras ciudades púnicas del Mediterráneo. La extensión territorial de sus 
dominios formaron un verdadero Imperio púnico o cartaginés. 
En sus inicios su territorio comprendía únicamente la ciudad y una pequeña área a su alrededor, lo que obligó a los 
cartagineses  a  especializarse  en  el  comercio  marítimo  para  asegurarse las  materias  y recursos  necesarios  para  la 
subsistencia.  A  partir  del  siglo  VI  a.C.,  los  cartagineses  fueron  ocupando  gradualmente  la  región  que  hoy 
identificaríamos con Túnez, que constituiría el corazón de la nación. Partiendo de esta área, que se suele denominar 
metropolitana, se expandieron para crear entre los siglos V y III a. C. un gran imperio mercantil. En su expansión 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 15 
 
absorbieron  las  factorías  y  ciudades  fundadas  por  los  fenicios  y  establecieron  otras  nuevas  en  Hispania,  Sicilia, 
Cerdeña, Ibiza y en el norte de África, consolidando además su poder sobre las regiones de Numidia y Mauritania. 
Su crecimiento territorial y comercial causó por todo el Mediterráneo diversas guerras con las polis griegas. En esta 
época Cartago alcanzó su mayor apogeo siendo la primera potencia económica y militar del Mediterráneo occidental. 
A  finales  del  siglo  III  a.C.  entró  en  contacto  con  Roma,  la  cual  también  estaba  inmersa  en  un  gran  proyecto  de 
crecimiento territorial. Las aspiraciones opuestas de ambas repúblicas provocaron una gran rivalidad entre ambos 
pueblos.  Su  enfrentamiento  se  materializó  en  las  tres  Guerras  Púnicas,  consideradas  como  las  guerras  más 
trascendentes de la antigüedad clásica. Cartago siempre resultó derrotada y los enfrentamientos no cesaron hasta el 
desmantelamiento de Cartago y la destrucción de su capital en el 146 a.C. 

A. NORTE DE AFRICA  
Es  una  región  de  gran  complejidad  donde  se  observan  las  influencias  de Cartago o la pervivencia fenicia. 
Asentamientos importantes son: 
Túnez 
 Son  importantes  los  restos  de la ciudad  Kerkouane,  cerca  de  Cartago, con dos murallas, calles  amplias 
y  casas  con pórticos en torno a patios, con vestíbulo y cuarto de aseo con bañera de asiento. 
 También se ha localizado un templo  en  el centro  de la ciudad  y  varias necrópolis  con tumbas de pozo de 
su población bereber (los difuntos llevan pintura roja 
 Existe un tophet  (tophet de Hadrumento) con restos desde el siglo V a.C. También hay una necrópolis con 
tumbas de pozo y cámara en Leptis Minor. 
Argelia 
 En  Tipasa  se  han  localizado  dos  necrópolis  de  población  libia  o  bereber  del  siglo  VI  a.C.  y  un poblado en 
Mersa Madakh. 
 En  el  islote  de  Rachgoum  también  hay  un  poblado  y  una  necrópolis  que  denotan  la  influencia fenicia, 
están datados en el siglo VII a.C. Esto denota que las partes más occidentales de Argelia están vinculadas al 
ámbito fenicio 
Marruecos 
 La  influencia  cartaginense  aquí  es  más  difícil  de  detectar,  pero,  en  Tingi  (Tánger)  se  han encontrado 
restos  de  un  hábitat  y  una  necrópolis  típicamente  cartaginenses,  ya  que  las  tumbas son de cámara y hay 
restos de huevos de avestruz (influencia de Cartago). 
 También en Banasa y Kuass hay restos de talleres cerámicos con influencias de Gadir. 
B. CERDEÑA Y SICILIA 
A finales del siglo VI a.C. Cartago inicia la conquista de Cerdeña, su acción altero los centros fenicios allí presentes 
como a las poblaciones indígenas. 
La  presencia  cartaginense  en  la  isla  se  observa  en  las  fortificaciones  que  hizo  en  puntos  estratégicos  para 
controlar a la población indígena y defender los territorios de los centros costeros; una de las más importantes 
fue en Monte Sirai, que era un asentamiento fenicio, desde donde la influencia cartaginense se extendió por la 
isla. 
En Sicilia, aunque lo intentó con anterioridad no es hasta inicios del siglo VI a.C. cuando consiguen dominar la 
parte occidental de la isla, su influencia se deja notar en ciudades como Lilibeo, Solunto… 
C. IBIZA 
Uno  de  los  enclaves  cartagineses  más  importantes  de  la  Península  fue  sin  duda  Ebeussus,  una  nueva  ciudad 
levantada en la isla de Ibiza. Al parecer, ya desde una fecha tan temprana como el siglo VII a.C. Las baleares 
constituían una escala obligada en los intercambios marítimos.  
El crecimiento de la ciudad, impulsado por los púnicos, comenzó a finales del siglo VI a.C., entre el 540 y el 500 
a.C., convirtiendo a Ebeussus en un gran centro urbano. Da idea de la importancia del enclave su necrópolis, 
localizada en Puig d’es Molins, y que es una de las mayores de occidente, con más de 4000 tumbas localizadas 
hasta el momento. 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 16 
 
D. PENÍNSULA IBÉRICA: 
Coincidiendo  precisamente  con  esta  crisis  del  siglo  VI  a.C.  y  el  abandono  de  muchos  asentamientos  fenicios, 
comenzaron  a  llegar  importantes  contingentes  de  población  púnica,  procedente  del  norte  de  África,  que  fueron 
ocupando el lugar que habían dejado los fenicios en algunas ciudades como Gadir o Sexi. 
Como  sus  predecesores  fenicios,  los  cartagineses  se  concentraron  en  la  explotación de  las  minas  del  interior,  las 
factorías  pesqueras,  la  producción  de  salazones  y  el  intercambio  de  productos  con  el  Mediterráneo  Oriental, 
actuando como intermediarios en la importación de considerables cantidades de cerámica griega. 
Desde el siglo VI a.C., con la difusión de nuevos aperos de labranza, empezó a producirse también una importante 
explotación agrícola del territorio, que ya habían iniciado los fenicios, pero que con los cartagineses adquiere una 
dimensión mucho más importante. En las cercanías de los grandes puertos comerciales comenzó a extenderse una 
amplia red de pequeños asentamientos rurales, que se internaban cada vez más en el interior de la Península y desde 
los que se empezó a exportar al resto del Mediterráneo cantidades crecientes de aceite, cereales o lana. 
Además de ocupar muchos de los asentamientos fenicios (recordemos que la propia Cartago era una colonia fenicia) 
los  púnicos  también  fundaron  algunos  asentamientos  en  la  Península,  aunque  muchas  veces  resulte  difícil 
diferenciarlos de las fundaciones fenicias. Uno de los enclaves cartagineses más importantes de la Península fue sin 
duda Ebeussus, una nueva ciudad levantada en la isla de Ibiza. 
Los  propósitos de la colonización púnica en esta primera etapa eran sobre todo comerciales, aunque se comenzara 
una explotación de las tierras del interior. En esta etapa, no parece que los cartagineses iniciaran una ocupación 
sistemática  del  territorio  o  que  buscaran  el  sometimiento  de  los  pueblos  peninsulares.  El  considerable  potencial 
militar del reino púnico se empleó durante los siglos VI y V a.C. en la conquista de Sicilia y Cerdeña, que enfrentaron 
a los cartagineses con las prósperas colonias griegas de la región. Tras el precedente de estas sangrientas guerras 
greco‐púnicas se firmaron numerosos tratados entre los siglos VI y III a.C. entre Roma y Cartago, que delimitaban las 
áreas de influencia de las dos grandes potencias en expansión. 
Mientras  tanto,  y  durante  varias  centurias,  los  cartagineses  limitaron  su  presencia  en  la  Península  a  las  regiones 
costeras  y  los  puertos  de  intercambio  de  mercancías.  Sin  embargo,  las  cosas  cambiarían  sustancialmente  tras  la 
Primera Guerra Púnica, y la pérdida de Sicilia y Cerdeña a finales del siglo III a.C. 

TEMA 9: La expansión fenicio‐púnica en occidente                                          Juanjo Ponti 17 
 
 
 

 
TEMA 10. LA COLONIZACIÓN Y EL COMERCIO GRIEGO EN EL 
 
MEDITERRÁNEO CENTRAL Y OCCIDENTAL 
  DESARROLLO CULTURAL Y COMERCIAL EN EL MEDITERRÁNEO   

  (750 a.C. – 500 a.C.)  
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 1 
 
TEMA 10. LA COLONIZACIÓN Y EL COMERCIO GRIEGO EN EL MEDITERRÁNEO 
 
1. ANTECEDENTES 

El  mundo  micénico  de la segunda  mitad  del  II  milenio  a.C.  se  había  extendido  al  Mediterráneo central y oriental. 
Encontramos  cerámicas  micénicas  en  la  Península  Ibérica  (Montoro,  Córdoba),  aunque no  hay constancia de 
navegantes micénicos en las costas de la Península. 
Después del hundimiento del mundo micénico la densidad de población de la Grecia disminuye considerablemente 
provocando  a partir del siglo XII a.C. un periodo de decadencia. La navegación  y los intercambios comerciales en 
este  periodo  disminuye  pero  en  cambio  existe  una  cierta  emigración  de  gentes  de  orígenes  muy  diversos  del 
Mediterráneo 
En los siglos X y IX a.C. (etapa Protogeométrica), se inicia una etapa de recuperación, sobretodo en la isla de Eubea 
y algunas de las Cícladas, que se unen a las redes comerciales que comenzaban a establecer los fenicios en los siglos 
IX y VIII a.C. 
Tras las civilizaciones minoica y micénica, en los siglos oscuros (entre el XIII y el XII a.C.) la fragmentación existente 
en la Hélade constituirá el marco en el que se desarrollarán pequeñas  comunidades vecinas se  agrupan formando 
pequeños  núcleos  políticos  organizados  en  ciudades  que  darán  lugar  a  las  poleis  y  nace  con  ello  una  nueva 
aristocracia  llamada  basiléis, todo esto será la matriz de la democracia.  
A lo largo del período arcaico (siglos VIII al V a. C.) y del clásico (siglo V a. C.), las polis fueron la verdadera unidad 
política, con sus instituciones, costumbres y sus leyes, y se constituyeron como el elemento identificador de una 
época 
A  finales  del  siglo  IX  y  comienzos  del  VIII  a.C.  los  griegos  extienden  su  comercio  por  el  Mar Tirreno  entrando 
en  contacto  en  Italia  continental  y  Sicilia,  y  estableciéndose  en  la  isla  de  Ischia  (Pitecusa)  siendo  el  primer  
asentamiento  de  creación  exnovo,  independiente  de  autoridades  indígenas,  con  una  orientación  comercial, 
autosuficiente y destinada a ser el punto de una nueva red de intercambios que controla otros puntos  
La  Península  Ibérica  quedó  al  margen  de  este  proceso,  aunque  no  se  debe  excluir  la  presencia esporádicamente 
de marinos eubeos.  sin olvidar que tanto griegos como fenicios sí compartían el interés por los metales de nuestra 
península.   

2. LAS CAUSAS DE LA COLONIZACION GRIEGA EN OCCIDENTE 
Las causas son: 
Búsqueda de metales (cobre, plata, oro…). 
Gran aumento demográfico de finales del s. VIII a.C. debido al resurgimiento económico, lo que provoca la necesidad 
de tierras para la explotación agrícola 
Escasez de tierras, que provoca que los colonos abandonen sus parcelas y se trasladen a los centros urbanos con el 
fin de realizar otras actividades. 
Problemas  políticos  (Stasis)  de  las  ciudades  griegas,  con  la  salida  de  población  hacia  las  colonias  alivia  tensiones 
sociales en la ciudad. 
Las fuentes informan sobre causas concretas que explicarían dichas empresas coloniales: 
Situación de hambre provocada por la sequía (Cirene) 
Conflictos políticos internos (Tarento) 
Finalidad comercial (Massalia) 
Evasión de un sistema despótico (Siris, Lipara) 
Obediencia a un oráculo (Alalia) 
De índole estratégico (Posidonia) 

La colonización habría sido un movimiento de población dirigido a la adquisición de nuevas tierras de explotación agrícola 
por problemas demográficos y de subsistencia en el país de origen. Por lo tanto, la colonización se halla en función de la 
constitución de la polis griega y al servicio de ella. 
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 2 
 
3. EL COMERCIO GRIEGO 
 

3.1. ORGANIZACIÓN 
Existen dos tipos de figuras para las relaciones comerciales: 
1. El naucleros o armador, que organizaba la expedición y podía o no realizar el viaje. Solía ser un aristócrata dueño 
del barco y de la carga y maneja en persona todo lo concerniente a la transacción. 
2. El emporos era el comerciante profesional de bajo status, que viaja en un barco que no es suyo y comercia con 
mercancías que tampoco son suyas. 
Para realizar la empresa comercial se necesitaban fondos para sufragarlas, para ello se podía pedir un préstamo que se 
garantizaba con el barco o la carga y los intereses dependían de la carga, el destino, la duración del viaje.  
3.2. LOS SISTEMAS DE NAVEGACION 
 

La navegación en el mundo griego hay que analizarla en el I milenio a.C.  
Tenían periodos favorables y no favorables para navegar: 
- Periodos favorables para navegar (theros)  
- Periodos no favorables (cheimôn).  
- Hesiodo apunta que la estación favorable es corta y es a mediados de septiembre, para otros autores era desde 
principios de marzo a mediados de noviembre. El periodo nefasto era con el inicio de la primavera. 
La dirección de los barcos griegos era difícil de manejar ya que no tenía el timón en la popa y era más difícil mantener 
el equilibrio de la nave. 
La dirección de los timones laterales reducía la posibilidad de navegar con barcos grandes o sobrecargados  
La velocidad de los barcos dependía de la fuerza del viento y de las corrientes.  
 

3.3.  MODELOS DE EMBARCACION 
 

En el mundo griego existen diferentes tipos de barcos según su función sea  militar o comercial. 
La diferencia estructural entre unos y otros era si tenían espolón o no, y la diferencia funcional era que unos tenían 
mástil  abatible  y  otros  no.  los  barcos  comerciantes  tenían  forma  más  redondeada  y  no  tienen  espolón  ni  mástil 
abatible. 
Tipos de embarcaciones: 
 Embarcaciones militares: Entre ellas destacan: 
 La pentecontera o barco remero del siglo IX a.C.  
- Estaba construido en madera de pino,  
- Era alargado, 20 m de eslora y 8 m de manga  
- Tenía  doble  espaladora  (remos  grandes  que  van  situados    a  los  costados) 
gobernada por un piloto, un castillo de proa, espolón para el abordaje y botes 
auxiliares 
- Disponía de 50 remeros en una sola fila (25 a cada lado) 
- La tripulación estaba formada por un capitán (keulestes), 50 remeros y 4 o 5 
tripulantes especializados 
 La birreme (dirreme, driere, o diere) 
- Origen fenicio, fechada a principio s. VIII a.C. 
- Su nombre deriva de las dos hileras de remeros que había a cada costado del barco 
- Consta de 56 remeros (28 por cada lado) en dos filas 
- Tenían doble espaladora (remos grandes que van situados  a los costados) gobernada por un timonel, 
un castillo de proa, un mástil con vela cuadrada, un espolón cubierto de bronce y a veces decorado con 
motivo zoomorfo 
 
 
Birreme
  Pentecotera 
 
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 3 
 
 La trirreme. 
- Buque de guerra dominante en el mar Mediterráneo desde 
finales  del  siglo  VI  hasta  el  siglo  IV  a.  C.  A partir  de  estas 
fechas fue desplazado por el quinquerreme 
- Inventada  hacia  el  siglo  VII  a.C.,  desarrollado  a  partir  del 
pentecóntero, era más corto que su predecesor  
- Consta  de  una  vela  cuadrada  desmontable,  doble 
espaladora, espolín decorado con un ojo y contaba con tres  Trirreme 

bancos  de  remeros  superpuestos  a  distinto  nivel  en  cada 


flanco, de ahí su nombre. 
- Estaba  equipado  con  170  remeros,  repartidos  por 
categorías: 62 en la superior (tharanitas), 54 en la central 
(zygitas) y 54 en la inferior (talamitas) 
 Otras buques de guerra son la tetrera (cuatro filas de remeros) 
y la pentera  o quirreme (cinco filas de remeros) 
 Embarcaciones comerciales, existen tres tipos: 
o Barcos  reducidos  y  abiertos: según  las fuentes literarias: ymbe, shaphe y Kydarion. 
o Barcos  de  puerto, utilizados para el  remolque  y  para cargar  embarcaciones  grandes  (kymbai, skaphai, 
lemboi). 
o Barcos  propiamente  de  comercio  que  tienen  tamaños  diferentes  y  con  un  número  de  remeros 
importantes  (akatia,  keletes, kerkouoroi, lembos). 
3.4. DIFERENTES RUTAS 
Entre las rutas más utilizadas por los navegantes griegos y que ya se conocían del s. VIII a.C. estarían las siguientes: 
Ruta euboico‐calcídica: Desde Eubea al istmo de Corinto hasta la Península Itálica por el Mar Jónico y bifurcando 
entre el estrecho de Mesina o la costa oriental de Sicilia. 
Ruta corintia: Desde Corinto por el istmo al mar Adriático, a Ítaca y Corcira para llegar a la costa oriental de la 
Península Itálica. 
Ruta rodia occidental: Desde Cumas por la costa de Abulia y Magna Grecia hacia Sicilia, luego Cerdeña, Ibiza y la 
Península Ibérica a Huelva. 
Otras rutas definidas ya en el siglo VI a.C. serían la calcidia (entre Cumas y el norte de Sicilia), la milesia con sus 
dos variantes —la que unía Mileto y Corinto a través del Egeo, e Ítaca y Tarento por el Adriático— y la focea, que 
seguía la costa de Alalia (Córcega) hasta Massalia, costa del Golfo de León y la Península Ibérica hasta Cádiz 
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 4 
 
4. EL DEBATE DE LA COLONIZACION 
 

4.1. PRECOLONIZACION 
 

No es posible fijar cronológicamente las primeras fases de la colonización. 
Se llama precolonización, a una seria de exploraciones costeras e inicios comerciales sin intento de fundar colonias 
y como mucho establecerse en pequeños asentamientos que dependían de otro superior que tienen lugar en el 
periodo que va entre los s. XI‐IX a.C. 
Las características de la precolonización griega son repeticiones de viajes hacia zonas determinadas a través de las 
cuales tendría lugar la creación de unas relaciones  de conocimiento y confianza personales basados en los regalos 
facilidades de asentamiento y relaciones de exclusividad comercial. 
Una vez establecidas las relaciones se realizan expediciones para la fundación de una apoikia, asentamiento agrícola 
o poblamiento (era una ciudad nueva, con todos sus derechos y con nuevos ciudadanos, los cuales ya no pertenecía 
a su polis de origen sino a la nueva fundación, frente a la apoikia se encontraba la klerouchia, que hacía referencia 
a  los  asentamientos  fundados  por  los  atenienses  fuera  del  territorio  de  la  polis  pero  que  permanecían  siendo 
dependientes  de  esta  en  lo  que  se  refiere  a  la  política  y  la  administración)  o  un  emporion,  factoría  o  punto  de 
intercambio de mercancías. 
La presencia de productos griegos en el s. VIII a.C. anteriores a las más antiguas fundaciones griegas son debidas al 
comercio fenicio. 
Las fuentes  sitúan  los  primeros  contactos  griegos con  occidente  entre  los  siglos  VIII‐VII  a.C.  (poemas homéricos, 
Hesiodo) sin que haya unanimidad sobre la ubicación de estos episodios  
Heródoto (s. V a.C.) hace referencia a los viajes de Colaios de 
Samos  y  su  llegada  a  Tartessos  en  640‐630  a.C.  que  es  la 
primera  noticia  histórica  de  la  llegada  de  los  griegos  a  la 
península. Arqueológicamente este hecho se refrenda con los 
restos cerámicos de procedencia samia en el Cerro del Villar 
en Guadalhorce (Málaga) (s. VII‐VI a.C.). 
Otro  texto  de  Heródoto  nos  informa  de  los  contactos 
establecidos  por  los  foceos  en  Iberia  y  Tartessos  y  que  se 
producen  ante  la  presión  del  reino  de  Lidio  en  las  ciudades 
jonias que obliga a los griegos de Asia Menor a buscar otros 
lugares de abastecimiento.  
 

4.2. METROPOLIS, COLONIAS y EMPORIA 
 

Metrópolis: Polis a la que se pertenecían los colonos que hacían la fundación. 
Colonia: Nueva ciudad fundada. Dentro de las colonias, en la época arcaica, había dos tipos: 
 Apoikia:  Asentamientos  agrícolas  con  pactos  para  la  convivencia con la población local,  cuando se aseguraba 
la convivencia se fundaba la ciudad nueva,  independiente  de  su  metrópolis  aunque  solía  seguir  manteniendo 
buenas relaciones de tipo económico y simbólico con ella.  
Frente  a  la  apoikia  se  encontraba  la  klerouchia,  que  hacía  referencia  a  los  asentamientos  fundados  por  los 
atenienses fuera del territorio de la polis pero que permanecían siendo dependientes de esta en lo que se refiere 
a la política y la administración 
 Emporion:  Factoría  o  lugar  donde  se  intercambian  objetos,  y  donde  no  hay  ninguna pretensión política ni 
territorial. Su Origen en el P.O. donde los fenicios tenían lugares específicos para el intercambio comercial, y serán 
los griegos del este los que difunden este modelo a occidente. 
Lo  característico  del  emporio  es  la  existencia  de lugares con carácter sagrado propio/compartido  ya  que  los 
objetos recaudados se consideran ofrendas a las divinidades, a la vez que se dotaba de una liquidez económica 
al emporion.  
Al ser lugares estables y concretos daban más seguridad y garantías a ambas partes como se ve en Ampurias y 
Naucratis. 
 
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 5 
 
5. LOS AMBITOS DE LA COLONIZACION GRIEGA 
 

La expansión griega por el Mediterráneo central y occidental 
tuvo como escenarios diversas áreas: Magna Grecia y Sicilia, el 
Ponto Euxino y sus accesos, el norte de África, sureste de la 
Galia e Iberia 
En  la  creación  de  las  colonias  griegas  se  observan 
generalmente una serie de características comunes a todas y 
son:  
- Evitar  a  los  países  bastante  estructurados  en  el  plano 
político  como  Egipto  o  la  costa  sirio‐palestina,  (Asiria  y 
Fenicia), aconsejándose partir hacia el oeste o el este. 
- El lugar será de fácil acceso por mar; 
- El  lugar  será  fácil  de  defender,  en  una  isla  próxima  a  la 
costa, sobre un promontorio o una colina 
- El lugar estará rodeado de un territorio rico 
- El lugar dispondrá de un aprovisionamiento de agua permanente 
De modo general todas las colonias fueron importantes centros comerciales y focos de expansión helenismo. 
Las colonias griegas no eran, como las fenicias, meros establecimientos comerciales, sino verdaderas polis que vivían 
independientes de la metrópolis  
Es evidente que si entre los colonizadores griegos y la raza indígena no se realizó una verdadera fusión, sí que tuvieron 
relaciones amistosas y tratos comerciales. En algunas de las ciudades fundadas por los griegos vivían éstos al lado de los 
nativos separándoles una simple muralla 

5.1  MAGNA GRECIA Y SICILIA 
 

La presencia griega en la península italiana y Sicilia 
se produce en el s. VIII a.C. y principios del siguiente, 
obedeciendo posiblemente a intereses agrícolas 
Ocupan  los  valles  fluviales,  llanuras  y  lugares 
estratégicos,  para  comerciar  con  los  indígenas  del 
interior,  sin  olvidar  los  lugares  costeros  que 
facilitara su salida al exterior. 
Las colonias que forman son: 
- Los  euboicos  fundan  las  primeras  colonias 
como  Pitecusa,  Naxos,  Cumas,  Catana, 
Leontinos, Regio y Zancle 
- Los corintios  Siracusa 
- Los espartanos  Tarento 
- Los aqueos  Síbaris, Metaponto, Crotona 
- Los rodios y cretenses: Gela… 
Durante  el  s.  VIII  a.C.  surgen  nuevas  ciudades 
fundadas  por  las  metrópolis  egeas  o  por  las 
ciudades  italiotas  o  siciliotas  (Himera,  Selinunte, 
Acras, Agrigento...), finalizando el proceso ene l s. VI 
a.C. 

5.2  NORTE DE AFRICA 
Tera funda Cirene en 632 a.C. punto importante papa la llegada de las rutas de caravanas del alto Nilo. Está situada 
en un territorio fértil, su economía es agrícola además elabora productos medicinales hechos a base de plantas que 
después exporta. Desde Cirene se fundan nuevas colonias como Barca, Evespérides y Tarquira. 
Naucratis (Egipto) emporio de comercio con los egipcios‐ trigo, lino, sal, oro, marfil, alabastro y los griegos madera, 
hierro, vino, objetos de lujo, plata durante s. VI a.C. 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 6 
 
5.3  EL PONTO EUXINO Y SUS ACCESOS 
Los primeros en asentarse en el s. VIII a.C. fueron 
los euboicos en la región de Calcídica. 
Los jonios en la región de Propóntides (Cícico) 
A  partir  del  s.  VI  a.C.  se  produce  una  presencia 
masiva de griegos por todas las costas que alcanza 
su auge en el s. VI a.C 
Mileto monopoliza las fundaciones del Mar Negro 
y sus accesos (Abidos, Apolonia,  Póntica, Sinope, 
Panticapeo, …) 
No  existe  penetración  territorial  debido  a  la 
presencia  escita  (pueblos  nómadas  y 
seminómadas  habitando  las  estepas  de  la  costa 
norte, en los territorios de las actuales Ucrania y 
Rusia fundamentalmente 

5.4  SUDESTE DE LAS GALIAS 
Los  contactos  griegos  con  el  sur  de  la  Galia 
comienza en el s. VII a.C. y podría estar en la fase 
de  precolonización  como  bases  de 
aprovisionamiento de los rodios al igual que ocurría con Rhodes (Rosas) en el nordeste peninsular. 
Las fuentes y la Arqueología indican que Massalia (Marsella) fue  fundada por los foceos en el s. VII a.C. adquiriendo 
la categoría de Polis desde el principio. 
- Con anterioridad en este núcleo existía un importante punto de comercio etrusco que perdurara hasta la 1º 
mitad de s.VI a.C. 
- No tuvo un gran hinterland (dependencia), únicamente en el s. III a.C. 
- Controlaba el territorio a través de subcolonias de la región costera del sur de la Galia y e enclaves. 
- Tenía un reducida chora impidió abastecer la ciudad lo que favoreció que fuera desde el s. VI a.C. un centro 
distribuidor de las producciones cerámicas y metalúrgicas de la Grecia del Este, el Ática, y de su propia ciudad. 
- Su caída comercial se debe a problemas internos y el auge de Emporion. 

5.5  PENÍNSULA IBÉRICA 
 

Existe una fase de contactos previos produciéndose un proceso de consolidación de la presencia griega en la Península Ibérica.  
Se aprovechan de los problemas fenicios del s. VII a.C. (Tiro asediada por Nabucodonosor) e intentan sustituir en parte 
al elemento fenicio. Esto se ve en la existencia de barrios de comerciantes griegos en los asentamientos fenicios como 
ocurre en la ciudad de Panormos en Sicilia. 
Fuentes griegas y latinas hablan de fundaciones de colonias o emporia por parte de Massalia (Marsella, 650 a.C.) 
fundada por los focenses, como una etapa en su ruta con Tartessos. Se funda Rhode (Rosas) en el siglo VIII a.C., 
Emporio (Ampurias) hacia el 600 a.C. Se supone que fundaron más colonias (Hemeroskopeion ‐Denia o Calpe‐ , Baria, 
Malaka, Alonis), pero probablemente no fueron más que centros comerciales, más o menos estables o referencias 
que  los navegantes  griegos hacían  a  lugares  a  los  que  se  debía prestar  interés  a  la hora  de  establecer  contactos 
comerciales o accidentes geográficos que les permitía navegar con tranquilidad, de los que no quedan restos.  
Rhode y Emporio funcionaron como ciudades estado y acuñaron moneda.  
No es de extrañar que entre las ciudades fenicias y las griegas hubiese un intenso comercio. 
El comercio con los indígenas fue del mismo tipo que el que tuvieron los fenicios: iban buscando lo mismo, metales, 
principalmente  cobre  y  estaño,  y  en  menor  medida  oro  y  plata.  Estos  metales  se  cambiaban  por  tejidos,  joyas, 
adornos,  perfumes  y  cerámica.  Pero  las  colonias  griegas  de  Rhode  y  Emporio  tuvieron  una  mayor  vocación  de 
permanencia y de explotar el espacio circundante. 
A los griegos se atribuye también haber importado a España el cultivo de la vid y el olivo 
 
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 7 
 
En algunos poblados se puede notar la influencia griega en su urbanismo, un ejemplo es La Pícola (Santa Pola, Alicante). 
En  su  levantamiento  se  puede  ver  una  planimetría  perfectamente  planificada,  con  calles  y  casas  perfectamente 
regulares, también tiene un sistema defensivo que recuerda al de las ciudades griegas (muros y foso) distinto al de 
los pueblos iberos. Pero hay escasa presencia de cerámica griega lo que hace pensar que posiblemente fuese una 
fundación indígena que sirve de apoyo a la actividad del puerto de Elche. 
Según Bendala, no se puede poner en duda que la presencia griega en el sudeste peninsular fue más allá que simples 
contactos, esto no es suficiente para explicar la adopción de la escritura jonia  por las poblaciones Iberas de la zona de Alicante 
y Murcia entre los s. V‐III a.C., para escribir documentos en lengua ibérica en láminas de plomo. 
De  modo  general  el  sistema  colonial  griego  en  la  Península  Ibérica  no  ha  conocido  el  desarrollo  técnico  que  se 
observa en otros lugares:  
- no existe especialización, ni organización.  
- Se trata de estructuras ligeras, abiertas.  
- Los  establecimientos  de  la  costa  deben  ser  entendidos  como  establecimientos  abiertos,  punto  de 
encuentro  entre  dos  sistemas  económicos  diferentes,  entre  individuos,  dentro  de  una  región  donde 
pueden desarrollar además del comercio una actividad artesanal.  
- Tales establecimientos no debieron disponer de una gran extensión geográfica. 
 
 
 

 
 
 
 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 8 
 
Emporion: 
- Fundada por los foceos sobre el año 600 a.C. en 
el  Golfo  de  Rosas,  consolidando  su  posición  y 
extendiendo su área de influencia comercial por 
las costas mediterráneas españolas. 
- El  primer  asentamiento  se  produce  en  un 
pequeño  islote,  Palaiapolis  o  ciudad  antigua,  la 
Arqueología constata la existencia de un poblado 
indígena fechado entre los s. XII y VII a.C. cuyos 
últimos estratos revelan cerámica de importación 
griega fruto del comercio, lo que hace pensar que 
era un puerto franco frecuentado por indígenas, 
fenicios,  etruscos  y  griegos,  hasta  que  los 
massaliotas  se  adueñan  del  lugar  en  la  primera 
mitad del s. VI a.C 
- A  mediados  del  s.  VI  a.C.  (550  a.C.),  según 
Estrabón,  se  establece  una  segunda  fundación, 
ésta  en  tierra  firme,  en  detrimento  de  la 
Palaiapolis. La nueva ciudad se sitúa hacia el sur 
dando origen a la Neapolis 
- La  nueva  ciudad  posee  un  trazado  hipodámico 
con  algunas  irregularidades,  rodeadas  de 
murallas y defendidas por torres 
- En el siglo V a.C. se produce una época de gran 
prosperidad  basada  sobre  todo  en  el  comercio 
griego,  en  especial  con  el  aprovisionamiento 
ateniense. Se establecieron acuerdos políticos y 
comerciales  con  la  población  indígena,  (que 
fundó en las cercanías la ciudad de Indika). Debido a su situación en la ruta comercial entre Massalia y Tartessos, 
la  ciudad  se  convirtió  en  un  gran  centro  económico  y  comercial  además  de  la  mayor  colonia  griega  en  la 
península Ibérica 
- Fuera del recinto amurallado de la nueva ciudad se levantó un santuario que se utilizaba como territorio neutral 
entre los griegos y los indígenas (indiketes) que vivían en la colina. Este lugar estaba formado por un altar y un 
pozo junto a los cuales se construyó lo que pudiera ser el templo de Artemis Efesia 
- En la zona exterior de la muralla también se han localizado las casa de los indígenas 
- A partir del siglo IV a.C. la ciudad ya crece de forma considerable y es conocida como Emporión. Sigue habiendo 
mucho comercio griego con la península y se empiezan a acuñar las primeras monedas. 
- En la primera mitad S. IV a.C. se rehace la muralla reforzándose el sistema defensivo con un foso y una torre en 
la  entrada  sur,  con  esta  remodelación  se  destruye  el  santuario  del  s.  V  a.C.  y  parte  del  poblado  indígena, 
integrándose ambas comunidades dentro del mismo hábitat. 
- Sobre el templo más antiguo de la ciudad se levantó uno nuevo posiblemente dedicado a Asclepios 
- La muralla se desplazó en el siglo II a. C., seguramente debido a la necesidad de ganar espacio para construir 
un conjunto de nuevos templos. 
- En el espacio ganado con la ampliación de la muralla hacia el sur de la ciudad en el siglo II a.C. se construyeron 
diversas construcciones de carácter religioso que, en parte pueden ser identificadas con un Asclepeion, con la 
ampliación  de  la  muralla,  el  primitivo  recinto  de  Asclepios,  del  siglo  IV  a.C.,  fue  totalmente  modificado, 
quedando a partir de ahora intramuros. El Asclepeion era un centro terapéutico y religioso consagrado al dios 
de la Medicina, Asclepios. El recinto parece ser que estaba formado por los tres templos que se encuentran al 
oeste del conjunto, junto a unas cisternas, un pozo hallado, y por último un edificio porticado o ábaton, un 
edificio donde los enfermos experimentaban el sueño sagrado a partir del cual los sacerdotes establecían el 
tratamiento terapéutico a seguir.  

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 9 
 
- A mediados del siglo II a.C., al mismo tiempo que se construía la muralla externa de la ciudad y se demolían la 
muralla griega del siglo IV a.C. se decidió construir una plaza porticada en el espacio ganado al desplazar la 
muralla. Más adelante probablemente en la primera mitad del siglo I a.C., se construye en su zona occidental 
un templo consagrado seguramente a la divinidad de Serapis 
- Las excavaciones han sacado a la luz un centro urbano helenístico compuesto por un ágora, una stoa, y un 
mercado, edificios situados en la zona central de la Neapolis, donde confluyen las dos vías principales de la 
misma, siendo construidos estos edificios a mediados del siglo II a.C 
- Apenas se tiene información sobre cómo eran las casas entre el siglo VI y el siglo III a.C., mientras que del siglo 
II a.C. en adelante la información es bastante más completa. En la Neapolis nos encontramos dos tipos de casas, 
por  un  lado  las  casas  llamadas  de  peristilo,  de  clara  tradición  griega,  mientras  que  por  otro  lado  nos 
encontramos con las casas llamadas de atrio, las cuales se desarrollan tras la llegada romana a Ampurias en el 
218 a.C. 
- La zona portuaria no ha sido localizado todavía, parte principal de la ciudad 
- Las  necrópolis  estaban  situadas  fuera  de  la  ciudad  al  sur  y  al  oeste.  El  rito  funerario  es  de  inhumación,  las 
tumbas están excavadas directamente en tierra y los cadáveres se colocan en el interior con la cabeza orientada 
hacia oriente. Como ajuar se deposita los objetos personales del difunto además de ungüentarios de vidrio y 
cerámicas usados en la ceremonia fúnebre 
- Se cree que nunca tuvo un territorio circundante (Chora). 
- El periodo de esplendor continúo hasta la llegada de los Bárcidas. Los emporitanos envían una embajada a 
Roma pidiendo ayuda. Roma cierra el Tratado del Ebro con Asdrúbal el Bello en el 226 a.C., según el cual los 
púnicos no podían pasar el río. Con la Segunda Guerra Púnica Ampurias se significa como fiel aliada de Roma. 
En  el  218  a.C.  los  romanos  envían  un  ejército,  que  desembarca  en  Ampurias,  con  la  misión  de  cortar  los 
suministros de Aníbal. 
Rhode 
- Se encuentra en el extremo norte de la bahía de Rosas a 17 Km de Emporion. 
- Estrabón señala que es un poblado perteneciente a los emporitanos. Otros autores señalan que la fundaron los 
rodios antes del 776 a.C. Desde el punto de vista arqueológico se testimonia su existencia en el s. V a.C. 
- Hasta la fundación de la ciudad debió de servir como lugar de aprovisionamiento de los griegos. 
- Otra posible explicación de su fundación es que fuese promovida por  Massalia en la mitad del siglo IV a.C. 
- La fundación de Rhode podría haber obedecido a motivaciones estratégicas. Si hacemos caso de esta hipótesis, 
los griegos habrían intentado controlar así el acceso por tierra a las regiones más meridionales de la Galia 
- En un primer momento la colonia habría subsistido gracias al comercio con otros asentamientos próximos 
- De los s. V‐ IV a.C. aparece cerámica griega y restos de viviendas que tendrán continuidad hasta el s. III a.C., 
cuando se remodela la ciudad con un trazado ortogonal propio de las ciudades griegas. 
- El desarrollo de este enclave coincidió con una época de gran expansión económica en los s. III.‐II a.C. que 
atestiguan  una  intensa  actividad  artesanal,  por  el  creciente  dinamismo  de  su  puerto  y  por  la  acuñación  de 
moneda propias en el siglo III a.C 
- Mantiene sus propias relaciones comerciales con el sur peninsular y con el norte con Massalia 
- Desde su fundación estuvo a la sombra de Emporion, finalizando como tal ciudad en el s. III a.C. a consecuencia 
de la II Guerra Púnica. 
 

6. DATOS ARQUEOLOGICOS 

Tema 10. La colonización y el comercio griego en el Mediterráneo.                                                         Juanjo Ponti                                                         pág. 10 
 
 

  BLOQUE TEMÁTICO  V 
 

LA CULTURA MATERIAL EN LA ROMA ANTIGUA 

11. LA CULTURA MATERIAL ETRUSCA 
 Problemas generales de la Etruscologia 
 Fundamentos de urbanismo y arquitectura etrusca 
 Arqueología de la muerte en Etruria 
 La pintura mural 
 Las producciones artesanales 
 
12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PRIMITIVO 
 La antigua topografía de Roma y el Lacio 
 Formación y desarrollo de la cultura lacial 
 Periodización y rasgos de caracterización arqueológica 
 Datos arqueológicos sobre Roma pre‐republicana 
 
13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA 
 Ciudad y campo en el mundo romano 
 La ciudad de Roma 
 El paisaje rural en el mundo romano 
  
14. ELEMENTOS PARA UNA HISTORIA DE LA ARQUITECTURA ROMANA 
 Materiales y técnicas constructivas 
 Arquitectura religiosa 
 Edificios con función administrativa, política y comercial 
 Edificios para espectáculos y ocio 
 Arquitectura honorifica y conmemorativa 
 Arquitectura domestica 
 Establecimientos comerciales, de alojamiento y restauración 
 Ingeniería y obras publicas 
 Ingeniería militar 
  
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
TEMA 11. LA CULTURA MATERIAL ETRUSCA 
 
DESARROLLO CULTURAL  EN EL MEDITERRÁNEO  
 
(VILLANOVIANO 800 a.C. – 396 a.C. ASEDIO A VEIO)  
 
 
 

   
   

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 1 
 
LA CULTURA MATERIAL ETRUSCA 

1. PROBLEMAS GENERALES DE LA ETRUSCOLOGIA 
Desde la fundación en 1727 de la «Accademia Etrusca», las investigaciones que se han llevado a cabo 
sobre los numerosos aspectos de esta cultura, han dado lugar a la creación de una disciplina histórica 
concreta,  la  Etruscología,  que  integra  los  métodos  de  la  investigación  arqueológica,  histórica, 
filológica  y  lingüística  para  recuperar,  desde  una  perspectiva  unitaria,  una  civilización  que  cubre 
desde el siglo IX a.C. hasta el siglo I a.C.  
Los dos puntos clave del «misterio etrusco» son su lengua y sus orígenes.  
1.1  ORIGENES 
1727 se funda la “Accademia Etrusca” a investigando la cultura etrusca dando lugar a la disciplina 
histórica Etruscología. Según P. Thuillier la clave del misterio etrusco son dos: la lengua y sus orígenes. 
Hay diversas teorías sobre sus orígenes: 
 Heródoto que creía que los etruscos eran lidios llegados de Asia Menor (Teoría Oriental) 
 Dionisio  de  Halicarnaso  creía  que  eran  autóctonos  dada  la  originalidad  de  sus  costumbres  y 
lengua 
 En el siglo VXIII, nace la Teoría nórdica, que dice que los etruscos llegaron por el norte de Italia basándose en la 
analogía entre el nombre de los Rhaeti ya presentes en la región del mismo nombre y la palabra Rasenna, nombre 
de los Etruscos en su lengua. Esta tesis se mantiene hasta finales del siglo XIX y defiende una migración común de 
itálicos y etruscos desde los Alpes réticos al final del II Milenio 
 Teoría del  origen  autóctono, busca los  orígenes  etruscos en la época neo‐eneolítica sobre las que se impusieron 
los protoitálicos, portadores de la incineración, así de la fusión de ambas surge la civilización etrusca en la que no 
puede olvidarse las influencias orientales.  
 M. Pallottino analiza la escasa validez de las teorías (clásicos, nórdica y autóctono) basándose en datos arqueológicos 
y lingüísticos, y plantea la teoría más aceptada en la actualidad que pone el acento sobre la formación histórica más 
que  sobre  los orígenes. El concepto de  “etrusco”  se  limita  a  una  época concreta  entre  el  siglo  IX y  el  I  a.C. y  es 
resultado  de  un  proceso  de  formación  que  debe 
retrotraerse  a  la  época  de  la  Edad  de  Bronce, 
momento  en  que  se  atestiguan  relaciones  con 
pueblos  limítrofes  y  otros  más  lejanos  (Sicilia, 
Cerdeña y el Egeo) y es el ambiente en el que se 
forma  la  cultura  etrusca,  confluyendo  diferentes 
aportaciones culturales y étnicas. 
En  la  actualidad,  tienden  a  conciliarse  las  tres  teorías 
tradicionales  con  los  últimos  descubrimientos 
arqueológicos  y  se  habla  de  inmigrantes  orientales  y 
europeos que llegaron en distintos momentos al centro 
de Italia y se mezclaron con la población nativa dando 
lugar  a  la  etnia  etrusca  como  resultado  de  una  larga 
evolución 

1.2 AREA GEOGRAFICA 
La llamada Cultura Etrusca se encuadrada en la Segunda 
Edad de Hierro, se desarrolló entre 750‐350 a.C., en la 
misma  región  que  la  anterior  Cultura  Villanoviana  y 
presentando  continuidad  con  esta  desde  el  punto  de 
vista  arqueológico.  Ocupaba  inicialmente  el  triángulo 
contenido  entre  los  Apeninos  del  Norte,  entre  los  ríos 
Tíber y Arno y el Mar Tirreno (antigua región de Etruria, 
que se corresponde más o menos con la actual Toscana).  

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 2 
 
1.3 PERIODIZACION 
Con  estas  teorías  unificadas  se  detectan  lo  que  se  llaman  las  fases  de  la  historia  etrusca,  que  Histórica  y 
arqueológicamente  va  desde  el  surgimiento  de  la  civilización  hasta  su caída  en  manos  de  Roma.  Dichas  fases  son  las 
siguientes: 
Periodo Villanoviano (S. IX – VIII a.C.). Corresponde a la I Edad del Hierro y es el inicio de la historia etrusca. 
Supone continuidad del Bronce Final.  
En la Toscana y en otros sitios de Italia se desarrolla la llamada cultura de Villanova. La denominación de cultura 
villanoviana procede de la necrópolis donde se encontraron los restos más antiguos de la civilización etrusca. En 
esta  época  se  experimenta  un  auge  demográfico  en  el  siglo  VIII  a.C.,  coincidente  con  el  desarrollo  de  una 
aristocracia y el comienzo de las tumbas "principescas", cambios que también se manifiestan en el abandono de 
la choza villanoviana y el paso a la casa. Surge el pueblo etrusco 
Periodo Orientalizante (720‐580 a.C.). Denominado también como “cultura de los príncipes”. Los inicios de esta 
fase se constata a finales de la I Edad del hierro con las primeras importaciones de objetos de lujo de Oriente 
que llegarían en naves griegas y fenicias aunque no implica la llegada de gentes procedentes de Oriente.  
Se desarrolla la civilización etrusca, en cuyo arte predomina el estilo “orientalizante”. Esplendor de la orfebrería 
y los marfiles. Auge marítimo y económico etrusco. Se funda Roma, ciudad en la que se inicia el dominio de la 
dinastía etrusca. En el sur de Italia (Magna Grecia) y en Sicilia se establecen y florecen las colonias griegas 
Periodo Arcaico (580‐475 a.C.). Es el siglo de oro de la cultura etrusca, adquiriendo la civilización urbana su 
máxima extensión y es el momento de la talasocracia etrusca e instalación en Roma de una dinastía llegando a 
dominar gran parte de Italia. 
Periodo Clásico (480‐320 a.C.) y Helenístico (320‐27 a.C.). A partir del s. V, y en concreto de la derrota de Cumas 
(474 a.C.) que cierra a los etruscos la parte meridional del mar Tirreno, comienza su declive. Aunque hay zonas 
con cierto auge como la zona padana y tiberina.  
La transformación de Etruria, de una nación hegemónica en el Mediterráneo occidental a una región de Italia romana, es 
un proceso histórico que dura tres siglos. La conquista de Etruria por Roma no implica su total desaparición.  

2. FUNDAMENTOS DE URBANISMO Y ARQUITECTURA ETRUSCA 
El conocimiento de la arquitectura etrusca es muy limitado por dos motivos complementarios:  
1) La conservación de los edificios es parcial debido al empleo de materiales deleznables  
2) Porque  tradicionalmente  las  investigaciones  se  han  centrado  en  las  necrópolis,  mejor  conservadas  y  que 
permiten el hallazgo de ricos ajuares. 

2.1 ARQUITECTURA CIVIL 
A. URBANISMO Y CIUDADES 
 

Las ciudades se sitúan en lugares cercanos a la costa, pero nunca al borde del mar por miedo a la piratería y también 
cerca  de  los  ríos  que  facilitan  el  acceso  al  mar  y  al  interior,  garantizando  la  llegada  y  distribución  de  bienes 
materiales. 
La situación de estas ciudades conlleva tener instalaciones portuarias para facilitar el comercio y las transacciones 
comerciales. 
Hay que distinguir dos tipos de ciudades: 
- Las creadas de forma espontánea: La mayor parte de las ciudades etruscas pertenecen a este modelo, son 
centros urbanos producto del sinecismo entre varios asentamientos habitados desde la Edad del Hierro. 
- Los asentamientos que son fundaciones. Son producto de una planificación 
Los asentamientos habituales se construían según la naturaleza del terreno y adaptándose a 
ella (secundum naturam soli) 
Las ciudades etrusca a partir del s. VI a.C. se urbanizaban siguiendo rituales fundacionales, en 
un intento de racionalizar las ciudades de nueva planta.  

Detalle del sacerdote con los bueyes Gromatici con groma

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 3 
 
El ritual consistía en varias fases: 
1º Antes de proceder a trazar el perímetro, el augur consultaba los 
presagios  para  comprobar  que  el  lugar  elegido  era  aprobado 
por los dioses,  
2º Tras  el  augurio,  delimitación  de  la  ciudad  mediante  el 
pomerium (se trataba de una línea imaginaria, definida legal y 
religiosamente  y  marcada  con  mojones.)  trazando  un  surco 
realizado por un buey y una vaca blancos uncidos a un arado, se 
debía  intentar  que  la  tierra  levantada cayese  hacia  el  interior 
del surco de manera de que quedase simbolizada la muralla y el 
foso.  La  hendidura  hecha  por  el  arado  era  lo  que  se  llamaba 
fossa  y  la  tierra  sacada  por  el  arado  se  llamaba  "muro",  este 
muro era sagrado 
3º Ya en el interior del pomerium se trazaban dos calles que serían la base de la retícula, esta operación se 
llama  limitatio  y  que  era  realizada  por  los técnicos  gromatici  (Técnico que  realiza  mediante  la groma  las 
tareas  de  parcelación de  la  tierra  y  del trazado del  eje principal de  las ciudades y de los  campamentos), 
nombre que le viene por el instrumento utilizado: la groma (aparato de nivelación) 
Un ejemplo de ciudad de nueva fundación es Marzabotto (s.VI a.C.)  
- Estaba situada en una terraza y se prolongaba hacia una colina donde estaba su 
lugar sagrado.  
- Su  urbanismo  es  una  estructura  ortogonal  y  orientada  según  los  puntos 
cardinales;  
- El recinto está protegido por una muralla con dos puertas de acceso  
- Diseño ortogonal. Su eje es una calle con orientación norte‐sur que está cortada 
en ángulo recto por tres calles, que se usaban con fines comerciales. Las ocho 
regiones que surgían de esta división se dividían en ínsulas, lo que recuerda al 
urbanismo griego, pero la rigurosa orientación de las calles es de origen etrusco. 

B. VIVIENDAS 
 

La  arquitectura  etrusca  se  caracteriza  por  la  pobreza  de  los  materiales  de 
construcción 
Los muros presentan una cimentación de cantos rodados y los alzados son de adobe 
o de barro y piedras con travesaños de madera (opus craticium). 
Los  elementos  decorativos  estructurales:  como  las    columnas,  son  de  piedra  o 
madera revestidas con cerámica y los techos se cubren con tejas. 
Evolución de la vivienda etrusca 
- En  el  Periodo  Villanoviano,  existen  cabañas  ovales  o  rectangulares  con 
superficie de 35‐45 m2 construidas de arcilla y de una sola estancia en la que el 
hogar ocupaba el centro. 
- En el Periodo Orientalizante, entre los siglos VIII y VII a.C. la evolución social 
hace que la arquitectura doméstica evolucione hacia plantas rectangulares con 
divisiones internas y que están construidas con cimientos pétreos y muros de 
adobe  o  ladrillo.  En  la  primera  mitad  del  siglo  VII  a.C.  la  casa  es  de  planta 
rectangular y se divide en dos estancias y el techo a doble vertiente con tejas. 
Casa periodo villanoviano
A finales del siglo VII a.C. las casas tienen varias estancias alineadas. 
Durante el siglo VI a.C. evolucionan a dos o tres estancias alineadas precedidas 
de  un  vestíbulo  exterior,  a  veces  porticado,  dispuesto  de  forma  transversal, 
que parece derivado de las casas griegas del S. VIII y en Sicilia en el S. VII a.C., 
siendo  su  elemento  distintivo  ese  vestíbulo  transversal  relacionado  con 
actividades  agrícolas  aunque  en  Etruria  parece  más  relacionado  con  las 
ceremonias aristocráticas. 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 4 
 
- Periodo  Clásico.  En  el  siglo  V  a.C.  coincidiendo  con  el  declive  de  la 
civilización etrusca hay un cambio en las estructuras de hábitat doméstico, 
que se documenta en una ínsula (barrio o manzana de viviendas creada 
por la división del cruce de los ejes) de Marzabotto formadas por varias 
unidades  que  mantienen  cierta  uniformidad.  Se  constatan  casas  con  un 
corredor de ingreso que está recorrido por un canal de desagüe y un patio 
central en torno a un pozo para la recogida del agua. Alrededor del patio 
se abren cuatro estancias, siendo una de ellas el antecedente del tablinum 
de  la  casa  romana  (sala  donde  se  guarda  el  archivo  familiar).  Las 
cimentaciones que se conservan son de piedra y el alzado sería de adobe, 
y  hay  indicios  de  cuatro  vertientes  ya  que  se  adapta  la  cubierta  al  patio 
abierto. 
- La  aparición  de  una  nueva  clase  aristocrática  lleva  consigo  una  nueva 
creación arquitectónica doméstica que sirve de representación del poder, 
el palacio. Surge en Etruria entre finales del siglo VII a.C. y principios del  Ínsula  de Marzabotto
siglo VI a.C. Generalmente aislados, los palacios eran habitados por la nueva 
clase aristocrática: los princeps de pequeños centros rurales de poder que 
se enriquecían con la explotación de la tierra y materias primas abundantes 
en la región. Destacan Murlo situada en un lugar apartado y poco habitado 
de  cronología:  650  a.C.  /  550‐530  a.C.  y  Acquarossa  está  datada  entre 
finales del siglo VII a.C. y principios del VI a.C. es muy similar a Murlo, pero 
situado  en  el  centro  de  la  ciudad  y  el  templo  separado  del  palacio  que 
sugiere la posible división de los poderes políticos y religiosos.  
Las residencias aristocráticas descubiertas en los centros etruscos menores 
de  Murlo  y  Acquarossa  que  se  articulan  alrededor  de  un  patio  central 
porticado, junto al que se disponen ambientes destinados a la vivienda, al 
culto y al almacenamiento de los productos del campo. El patio porticado,  Planta palacio de Murlo
al igual que en Asia Menor y en Chipre, era el lugar donde se desarrollaba 
la  vida  “elitista”  del  soberano  que  en  Etruria  respondía  a  instancias  muy 
precisas  en  el  ámbito  de  la  representación  y  el  ejercicio  del  poder.  El 
conocimiento de estas residencias podría haber llegado a Etruria a través 
de  maestros  llegados  de  regiones  orientales,  o  bien  mediante  los  ya 
florecientes intercambios comerciales con las islas griegas y la costa turca. 
Los  techos  y  los  pórticos  de  los  edificios  palatinos  se  embellecían  con 
decoraciones arquitectónicas de arcilla, pintadas en blanco, rojo, negro y 
marrón. Los temas ornamentales reflejaban cuestiones de tipo ideológico 
seleccionadas  específicamente,  que  exaltaban  el  estatus  social  de  quien 
había  encargado  la  obra.  En  el  caso  del  palacio  de  Murlo  las  lastras 
muestran  escenas  de  banquete  y  carreras  de  caballos  y  en  el  caso  de 
Acquarossa la presencia de Heracles en las escenas de cortejo lleva a pensar 
en  la  autoidentificación  del  soberano  con  el  héroe,  lo  que  supone  un 
Planta palacio de Acquarossa
conocimiento “culto” del mito griego.  
 
 

 
Reconstrucción  palacio de Acquarossa 

Reconstrucción  palacio de Murlo 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 5 
 
2.2 ARQUITECTURA RELIGIOSA: EL TEMPLO ETRUSCO 
Algunos componentes de la fachada de los templos griegos 
 Naos o cella: Sala rectangular generalmente con tres 
naves separadas por columnas con la estatua de la 
deidad. 
 Pronaos: Vestíbulo abierto que conduce a la cella y es 
simétrico al opistodomos. 
 In antis: las paredes laterales de la cella se proyectan 
encerrando  dos  columnas  y  forman  así  un  porche.  El 
más sencillo se llama templo in antis, quiere decir con 
antae  (prolongación  de  los  muros  de  la  naos  hacía 
delante para formar el pórtico). 
Este  templo  consiste  en  una 
única habitación 
 Frontón  o  frontis:  Remate 
triangular  de  una  fachada  o  de 
un pórtico en los lados menores 
de  los  templos  griegos  con 
tejado a dos aguas. El fondo se 
denomina  tímpano  y  se  decora 
con relieves y esculturas. 
 Tímpano:  Espacio  triangular 
comprendido  entre  las  dos 
cornisas  inclinadas  de  un 
frontón  y  la  horizontal  de  su 
base. 
 Entablamento  o  cornisamento:  Conjunto  de  molduras  horizontales  sostenidos  por  columnas  o  pilares  que 
coronan un edificio. Se compone de arquitrabe, friso y cornisa. 
 Arquitrabe: Parte inferior del entablamento que descansa directamente sobre los capiteles de las columnas y 
está formado por una única pieza de piedra que cubre los intercolumnios. 
 Friso: Parte central del entablamento, entre el arquitrabe y la cornisa. Se decoraba con metopas y triglifos. 
 Metopa: Espacio entre dos triglifos del friso dórico, que generalmente se decora con relieves. 
 Triglifo: Decoración con tres bandas verticales en el friso dórico. 
 Cornisa: Parte superior del entablamento situada en saledizo sobre el friso. 
 Krepis o Crepidoma: Tres escalones donde descansa la construcción 
- Estilóbato: Último escalón 
- Estereóbato: Los dos escalones que forman la base. 
En un primer momento el culto se celebraba en casas o tumbas y a partir de los cambios sociales de los siglos VII y 
VI a.C. se crean áreas sagradas en el interior de las ciudades,  relacionadas con una clase media que quiere ser 
participe en los cultos colectivos. 
El templo más antiguo es el de Veio, de los primeros años del siglo VI a.C. con una sola estancia rectangular cubierta 
con  tejado  a  doble  vertiente  que  estaba  decorado,  junto  con  el  frontón,  de  placas  de  terracota 
decoradas en relieve.  
Solo la parte inferior era de piedra, el resto de se levantaba con madera o ladrillo 
Los templos construidos en Etruria desde finales del siglo VI a.C. se suelen dividir en dos tipos desde 
el punto de vista de la planimetría:  
a) Templos tipo oikos, que serían una continuación de los primeros edificios de culto y están 
constituidos por una sala precedida por un pórtico de cuatro columnas o dos in antis;  
 
Templo tipo oikos
 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 6 
 
b) Templos  tipo  etrusco‐itálico,  eran  de  planta    casi 
cuadrada. Se alzaban sobre un basamento o podio de 
piedra.  Estaban  destinados  a  no  verse  más  que  de 
frente, único lugar por el que se accedía, a través de 
una escalinata, en lugar de mediante un crepidoma 
perimetral.  
La superficie del templo se dividía en dos zonas: 
- El  pórtico  in  antis  con  columnas;  es  la  parte 
antecedente  o  pronao,  con  ocho  columnas 
dispuestas en dos filas de cuatro. A veces había 
columnas  en  los  laterales  de  la  cella  pero  en 
ningún caso en su parte trasera. 
- La  parte  posterior,  con  una  cella,  que  en  a‐c  Templos de tres naves 
algunas ocasiones se hace triple, recordando la  d‐f  Templos con alas 
creencia en una tríada de dioses, dedicándose 
cada cella a una divinidad en particular. 
La  estructura  era  adintelada.  La  cubrición  a  doble  Templo de Pyrgi
vertiente, es única para las tres cellas, pese a que la 
central es más ancha, diferenciándose del griego por 
la  falta  de  krepis,  la  ausencia  de  proporciones,  la 
triple cella y la falta del pórtico trasero. 

Arqueológicamente los templos de tres naves se datan en el s. V a.C., 
son tan escasos que hace pensar en que no eran un modelo común; 
por eso es posible la sustitución de las naves laterales por una simple 
expansión del muro creando dos ambulacros laterales con columnas.  
Existen,  otros  templos  que  se  alejan  del  modelo  de  Vitrubio  y  se 
aproximan  más  a  los  modelos  griegos  de  tipo  períptero  (tiene  un 
vestíbulo de acceso en la parte delantera llamado pronaos; la morada 
del dios en la parte central, que es la cella o naos; y el opistodomos en 
la parte trasera, que es la sala donde se ponían los exvotos u ofrendas 
a los dioses.) , un ejemplo el templo B de Pyrgi. 
Para conocer los alzados de los templos es imprescindible la obra de Vitrubio, según el cual el orden arquitectónico 
etrusco  es  el  toscano  y  tiene  relación  con  el  dórico,  aunque  con  características  que  permiten  diferenciarlo;  las 
columnas son de fuste liso y están coronadas por un capitel formado por un equino y un ábaco, y están apoyadas 
sobre una basa compuesta de toro y plinto. De modo general es un orden que deriva del dórico caracterizado por 
las columnas y basas lisas, y capiteles y entablamento carentes de decoración, excepto la de las molduras 
 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 7 
 
El techo de los templos, también estudiado por Vitrubio, consiste: 
- Sobre  las  columnas  está  el  arquitrabe  que  soporta  las  vigas  transversales  (mutuli)  que  sobresalen  y  cuyos 
extremos estaban protegidos de la humedad con lastras cerámicas, sobre estas vigas estaba el tejado a doble 
vertiente y en el ángulo superior del tímpano había una gran viga (columen), y sobre esta y los mutuli había 
otras más pequeñas transversales (cantherií) donde se clavaban las longitudinales (templa), finalmente hay una 
superficie de tablones y las tejas planas y curvas. Toda esta estructura lígnea se recubría con terracota para 
protegerla de la intemperie.  
La cubierta estaría realizada con un tejado a dos aguas que apoyaría en una gran viga longitudinal, denominada 
columen, sobre la que se ubicarían estatuas de terracota 
Hacia  finales  del  siglo  VII  a.C.  las  placas  del  revestimiento  se  colocan  en  el  tímpano  y  en  el  arquitrabe,  y  se 
decoran con motivos aristocráticos; las terracotas que decoran los extremos del columen y de los mutuli son 
geométricas y fitomorfos, las antefijas son cabezas femeninas y prótomos de león en los canalones. 
A finales del siglo VI a.C. se inicia una nueva fase de decoración que se caracteriza por la desaparición de frisos 
figurados que se sustituyen por motivos fitomorfos. 
En la tercera fase, desde los inicios del siglo IV a finales del I a.C. falta la policromía y los frontones son cerrados.  
   

Antefijas

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 8 
 
3. ARQUEOLOGIA DE LA MUERTE EN ETRURIA. 
3.1.  NECROPOLIS 
 

En la civilización etrusca conviven los rituales de inhumación y la incineración.  
En la Época Protovillanoviana, a finales de la Edad del Bronce (3 000 ‐ 1 500 a.C.) se difunde 
la incineración que sustituye a la inhumación. Los restos cremados se guardan en urnas que 
Tumba del pozo (s. X) 
se colocan en pozos individuales, que pueden estar revestidos de piedras o lajas.  
En la Época Villanoviana, (IX‐VIII a.C.) (950‐ 525 a.C.), Edad del hierro, aparecen necrópolis 
de incineración en lugares de gran concentración poblacional, que más tarde se convertirá 
en centros urbanos. Los enterramientos de estos pueblos se hacían al pie de las colinas y sin 
diferencias de clase, edad o sexo, en sencillos pozos simples o dobles y en ellos se depositan 
urnas cinerarias bicónicas de barro que contenían las cenizas de la incineración junto con 
restos del traje u objetos personales del difunto, cubiertas en muchos casos con cascos de 
cerámica o de bronce, especialmente en el caso de los varones. En el área toscolacial las 
urnas tienen forma de cabaña oval o rectangular, y reproducen las cabañas en las que se 
habitaba. 
Respecto  a  los  ajuares  tomando  como  ejemplo  la  necrópolis  de  Tarquinia,  se  pueden 
Enterramiento tipo 
establecer las características y evolución de estos:   villanoviano(s IX) 
- En la primera mitad del siglo IX a.C. las urnas son bicónicas cubiertas con un cuerno 
invertido; en las tumbas masculinas las urnas se podían cubrir con cascos de cerámica, 
y  el  ajuar  está  formado  por  navajas  de  afeitar  en  el  caso  de  los  hombres  y  en  las 
femeninas había objetos de hilar. 
- En la segunda mitad del siglo ya aparecen objetos de guerrero en las tumbas masculinas 
y en las femeninas hay más adornos personales.  
- Durante  el  siglo  VIII  los  ajuares  funerarios aumentan,  para  el hombre  son  objetos  de 
guerreros hechos en bronce, y para las mujeres son objetos de mayor prestigio, también 
de  bronce,  como  cinturones  además  de  un  mayor  número  de  objetos  ornamentales 
Urna en forma de cabaña  
algunos realizados en metales preciosos lo que indica a pensar en una clase aristócrata.  

Urna bicónica con casco 
  Enterramiento tipo villanoviano   Ajuar funerario masculino  
como tapa

 
 
 
 
 
 
Cementerio villanoviano de Emilia 
Ajuar funerario femenino. S. X 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 9 
 
En la época Orientalizante (VIII‐VI a.C.)(800‐650 a.C.) cuando se introduce 
gradualmente la inhumación, aparecen en las necrópolis de los túmulos de 
gran diámetro rodeados de otras tumbas más modestas;  
Las tumbas abiertas en los túmulos son simples con una sola estancia o 
dos máximos donde la sencillez de la planta contrasta con la decoración 
interior  y  los  ajuares,  encontrándose  objetos  en  metales  preciosos 
orientales,  así  como  cerámica  inspirada  en  prototipos  griegos,  lo  que 
indica un progresivo aumento de la riqueza de los propietarios de estas 
tumbas.  
El  tholo  etrusco  es  una  construcción  semienterrada,  de  planta  circular, 
Túmulos de la Necrópolis de Cerveteri 
levantado con sillares de piedra caliza blanda o tufa, bien 
labrados  y  escuadrados.  Estos  anillos  de  sillería  se 
alzaban,  con  escasa  altura,  sobre  cimentaciones  y 
plataformas  pétreas  cuadradas,  bien  dotadas.  El  tholo 
tomó grandes espesores en sus muros de arranque y se 
cubrió  por  una  falsa  cúpula  sobre  la  que  se  situaba  un 
túmulo  o  montículo  artificial.  Dentro  de  este  anillo  se 
abrían las galerías de enterramiento, pudiendo, en cada 
tholo, haber una o varias tumbas, del mismo modo que 
cada tumba podía disponer de una o de varias cámaras. El 
túmulo que estamos describiendo es el modelo típico de 
los  que  constituyen  la  necrópolis  de  Cerveteri, 
"Necrópolis de la Banditaccia" 
- En  el  siglo  VII  a.C.  aparecen  las  tumbas  de  cámara 
que pueden acoger a varios miembros de la familia, 
este tipo de tumba está cubierta por un túmulo de forma cónica rodeado de un muro pétreo en la parte inferior 
(Tumba del Capitelli necrópolis de Cerveteri)  
- La planta característica del siglo VI a.C. tiene un corredor de acceso, dromos, una estancia a modo de atrio 
cuadrada o rectangular y una cámara sepulcral donde se colocan los sarcófagos sobre lechos fúnebres; en este 
tipo de tumbas el matrimonio titular estaba en la estancia principal y los enterramientos consecutivos se ubican 
en otras estancias que se van abriendo en torno al atrio. 

Tumba del Capitelli necrópolis de Cerveteri 
Túmulo de la Montagnola: planta , sección  y  vista  del dromo s

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 10 
 
En las necrópolis de la Época Arcaica (VI‐V a.C.) (580‐480 a.C.) ya aparecen 
tumbas  de  clase  social  intermedia,  son  las  de  tipo  dado  que  se  alinean  a 
ambos  lados  de  la  calle  o  en  torno  a  pequeñas  plazas  y  tienen  cuerpo 
cuadrangular con atrio y dos estancia, más antecámara y cámara donde se 
colocaban las sepulturas, además tienen una escalera en el exterior para subir 
a la parte alta del túmulo donde se realizaban las ceremonias funerarias.  
Junto con este tipo de sepulturas continúa el enterramiento en urna colocada 
en una fosa, para un status social bajo.  
Tumba tipo edícula de Populonia 
 

  Tumba tipo dado de la necrópolis de Cerveteri 
 

Además existen diversas variantes dependiendo del área geográfica.  
 En Veio hay tumbas‐fosa cuadrangulares a las que se entra descendiendo por una escalera. 
 En Populonia son tumbas tipo edícula, con una sola estancia cubierta y construida con bloques calizos. 
 En  Vulci  son  tumbas  de  cajones  que  se  articulan  en  dromos  en  pendiente  y  un  vestíbulo descubierto 
donde se abren las estancias escavadas a distintos niveles. 
 La necrópolis de Tarquinia del siglo V a.C. tiene las tumbas pintadas de arquitectura muy simple  
 En  Cerveteri  en  el  siglo  IV  a.C.  hay  grandes  hipogeos  de  cámara  única,  hechas  con  bloques pétreos y 
falsas puertas, interiormente están  decoradas con pinturas o estuco 
En  Época  Helenística  las  tumbas  son  de  forma  de  T,  compuestas  por  un  dromos  con  pequeñas  estancias  para 
enterramientos secundarios, que conducen a una sala central con planta en forma de T en la que se abren estancias 
con elementos esculpidos y pintados (Tumba François de la Necrópolis de Vulci)  
También de esta época son las tumbas rupestres con fachadas en forma 
de edículos o de templetes con columnas talladas en la roca.  
A mediados del siglo II a.C. las necrópolis se abandonan.  
La tipología funeraria etrusca, unida a las  aportaciones helenísticas, será 
la base de muchos monumentos funerarios de la época republicana e 
imperial romana. 

  Reconstrucción de la Tumba François de Vulci Época helenística.

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 11 
 
3.2. RITUAL FUNERARIO 
Periodo Orientalizante  750 – 580 a.C: 
- Exposición del cadáver en la casa 
- Lamentos: familiares y plañideras 
- Transporte a la tumba 
- Incineración o inhumación 
- Depósito con ajuar 
s. VI  y V a.C.  
- Ceremonias funerarias en honor del difunto: 
• La primera parte consistía en banquetes y competiciones de caballos, de carros y atléticas. La segunda 
parte incluye manifestaciones escénicas:  danzas, acrobacias, canto 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Fresco etrusco de las danzantes de Ruvo 
  Siglo  V  a.  C.  Museo  Arqueológico  Nacional  de  Nápoles.  Extraordinaria  pintura  mural  de  una  tumba  de  Ruvo,  joya  del  arte  etrusco.  Los 
danzantes formando una cadena unida por los brazos entrecruzados miran a su izquierda girando la cabeza velada. Los cuerpos, cubiertos 
  por túnicas y mantos de colores variados y alternados, están en rítmico movimiento, parece como si se oyese al joven citarista que no se ve 
en el fragmento. No expresa alegría, sino la concentración propia de las danzas fúnebres o trenodias (threnodies). 
 
4. LA ESCULTURA 
 

5. PINTURA MURAL 
El hombre etrusco vivía plenamente la existencia terrenal confiado en una vida dichosa de ultratumba. Los vestigios de 
su arte así lo confirman, porque están dedicadas casi en exclusiva a la creencia del más allá. 
La pintura mural conservada es de carácter exclusivamente funerario. 
La necrópolis de Tarquinia es la que presenta el mayor número de tumbas pintadas (¾ partes de los restos conocidos). 
5.1. LA TECNICA 
 

En las tumbas más antiguas la técnica es muy simple aplicación  de  la  pintura  directamente  sobre  el  muro  de  tufo 
alisado con color uniforme y liso y existe una línea oscura que bordea las figuras. Los colores utilizados son el negro 
de carbón, rojos y amarillos de óxidos de hierro, blanco de cal 
Durante los siglos VI y V  a.C. se enluce la pared con una capa arcillosa o de cal y se realiza un dibujo previo o boceto 
mediante incisión o con líneas pintadas de color marrón. Se incorporan los colores azul y verde de lapislázuli, y los 
tonos medios de mezclas 
A partir del S. IV a. C. se produce la incorporación de un enlucido compuesto de tres capas de mortero y en la última se 
utiliza la técnica al fresco  cuando aún está húmeda (cal carbonatada) 
En el S. IV a. C y en época helenística aparecen innovaciones técnicas consecuencia del contacto con Grecia como el 
sombreado y el “sfumato” que implican el abandono de la línea de contornos 
Estuco: Pasta de grano fino utilizada para enlucir paredes y techos, compuesta de cal apagada mármol pulverizado y 
pigmentos naturales, que se endurece por reacción química al contacto del carbonato cálcico de la cal con el dióxido 
de  carbono  (CO2).  Permite  el  modelado  y  tallado  para  obtener  formas  ornamentales,  el  pulido  para  darle  una 
apariencia similar al mármol y el pintado polícromo 
Fresco: Técnica pictórica en la que se aplican los pigmentos sobre la última capa húmeda de una superficie cubierta 
con una delgada y suave capa de yeso en la que se va aplicando cal apagada (CaOH2) 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 12 
 
5.2. TEMÁTICA  
Las pinturas más antiguas datan de la primera mitad del siglo VI a.C. proceden de la necrópolis de Veio y están en 
mal estado por la precariedad de su técnica. Ejemplos son la Tumba delle Anatre y la Tumba dei Leoni 

  Tumba delle Anatre  Tumba dei Leoni Tumba delle Pantere de Tarquinia,


  Se remonta a finales del siglo VII a.C. 
y es "orientalizante" 
Hay diferentes fases en la temática:  
1. Fase orientalizante: la necrópolis de Cerveteri proporciona las mejores tumbas pintadas donde hay animales 
luchando  con  un  claro  origen  oriental  y  que  quizás  simbolizan  la  victoria  sobre  la  muerte.  Un  ejemplo  es  la 
Tumba delle Pantere de Tarquinia  
2. Fase en época arcaica: la necrópolis de Tarquinia. Las paredes se decoran con un zócalo, una serie de bandas y 
un friso figurado; en la pared del fondo y de la entrada  los  frontones  albergan  la  representación  de animales 
contrapuestos y en el techo la decoración es meramente ornamental recordando la de los tejidos. 
El repertorio: escenas relacionadas con los ritos fúnebres (juegos funerarios, banquetes, vida del difunto…) y la 
escena se desarrolla al aire libre o en  lugares próximos a la tumba, un ejemplo es la tumba degli Auguri y la 
Tumba dei Leopardi de Tarquinia 
Los artistas que realizaron estas obras eran griegos, tal vez de Jonia, aunque existen elementos propiamente 
etrusco como vestimenta, costumbres funerarias.  
Comienzos  del  s.  V  a.C.:  hay  cierta  decadencia  y  sobre  todo  pérdida  de  originalidad  en  las  pinturas  de  la 
necrópolis  tarquinienses.  Aparecen  imágenes  con  juegos  y  danzas.  Ejemplo  es  la  Tumba  del  Triclinio  de 
Tarquinia 

 
Tumba degli auguri de Tarquinia. Se documenta una función típica de la religión etrusca, la interpretación de la voluntad de los dioses mediante 
 
la lectura de los signos de la naturaleza. La decoración de la tumba se centra en la pared del fondo, donde a los lados de las puertas del Hades, 
 
hay dos figuras con barba, en la actitud de despedida. En las paredes laterales  hay dos luchadores desnudos y Teitu Latithe. (Siglo VI a.C.) 

 
Tumba dei Leopardi de Tarquinia,  data de la primera mitad del siglo V a.C. La  Tumba del Triclinio de Tarquinia (s. V  a.C.). La exquisitez y la 
 
escena del banquete, asume una posición central, en la pared trasera y paredes  delicadeza de la pintura decorativa sugiere que el autor era 
laterales  aparecen 
  figuras  de  músicos  y  bailarines  que  "mirar"  a  la  escena  posiblemente  un artista griego 
principal. En el tímpano son dos leopardos que dan el nombre a la tumba. Estas 
pinturas parecen marcar el punto culminante de la influencia del griego 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 13 
 
3. Fase  Clásica  y  Helenística:  las  escenas  de  symposio  y  ágora  sustituyen  al 
banquete, y se incorporan temas relacionados con la muerte y la vida  (lucha 
de  pigmeos  y  grullas,  erotismo/fecundidad),  con  la  aportación  de  otros 
elementos griegos como los genios infernales o el Hades poblado de héroes, 
que  simboliza  el  destino  heroico  a  los  dueños  de  la  tumba.  Ejemplo  son 
Tumbas dell' Orco I y II en la necrópolis de Tarquinia. 
Segunda  mitad  del  siglo  IV  a.C.:  La  iconografía  ya  no  se  relaciona  con  el 
mundo funerario sino son el social y político. Enlazan los temas heroicos con 
Tumba François en la necrópolis de Vulci.
el  mundo  social  y  político,  con  la  introducción  de  retratos  realistas  y  Representa a Charun, (h.350‐325 a.C.) 
procesiones de magistrados que tendrán gran influencia en el retrato y el 
relieve romano. Un ejemplo es  la tumba François en la necrópolis de Vulci 

 
Tumba François en la necrópolis de Vulci. Escena de la Liberación de Celio Vibenna  Fresco de Vel Saties y Arnza. Tumba 
  François. Vulci finales s. IV a.C

 
Tumba Dell ‘Orco. Acontecimientos de la mitología griega, de la escena de la ceguera de Polifemo, la representación de Hipnos, el dios del sueño, en particular, 
  Averno, Hades el dios del infierno y el retrato de Charun (tiene el papel de conducir las almas de los difuntos  
 
4. El centro de referencia para estudiar la pintura funeraria del siglo II a.C. continúa siendo Tarquinia, como las 
procesiones de magistrados que se pintan en la Tumba Bruschi  y del Convegno 
5. Segunda mitad del siglo III y II: supone el inicio de motivos iconográficos que tendrán  continuidad en época 
romana, como los desfiles triunfales y procesiones de magistrados. Ejemplo son las Tumba Bruschi y la Tumba 
del Convegno 

 
Tumba del Convegno. Fechada en el siglo II a.C. El tema de los frescos es un largo cortejo fúnebre de personajes que son los jueces y las 
insignias del poder judicial 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 14 
 
5.3. INTERPRETACIÓN  
Las  pinturas  etruscas  tienen  una  función  ritual  e  incluso  mágica  y  religiosa,  ya  que  las  escenas  de  banquete,  fiestas, 
danzas… otorgaban al difunto la alimentación y el bienestar.  
A partir del siglo IV hay grandes cambios en la iconografía y se extiende la creencia en un “reino de las sombras” que se 
corresponde con el Hades griego.  
Relacionado  con  la  iconografía,  aun  con  diversas  opiniones,  se  podrían  considerar  como  la  evocación  de  los  juegos 
funerarios, un claro ejemplo es la tumba delle Bighe donde se representan tribunas repletas de espectadores, por lo que 
se trata de auténticos juegos públicos. 
 

Tema 11. La cultura material etrusca.                                                 Juanjo Ponti                                                                          pág. 15 
 
 
   

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO


PROTOHISTÓRICO
DESARROLLO CULTURAL EN EL MEDITERRÁNEO
(REGIÓN LACIAL 1000 a.C. – 540 a.C. REINADO DE SERVIO TULIO)

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 1 
 
TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO 

1. LA ANTIGUA TOPOGRAFIA DEL LACIO PROTOHISTORICO 
La región incluida en el concepto de “Lacio protohistórico” es el Latium Vetus, comprende la llanura que se extiende al 
sur del Tiber, excluyendo Etruria al norte y la Sabina al noroeste, así como el Latium adiectum o novum al sur. 
Los límites geográficos del Lacio Antiguo eran:  
 Los montes Lepinos, Prenestinos y Corniculanos por el Este,  
 Los montes de Terracina por el Sur,  
 El mar por el Oeste  
 El Tíber por el Norte.  
Los asentamientos eran: 
 En la margen derecha del Tíber estaban asentados los etruscos 
 En Nomentum comenzaba la Sabina.  
 Hacia el Este se encontraba el país de los ecuos, al que pertenecían las ciudades ‐así consideradas al menos 
desde el siglo VIII a.C.‐ de Tibur (Tívoli) y Preneste (Palestrina).  
 Desde los montes Lepini hasta el mar se extendían los Volscos  
 Hacia el Sur, en la actual Ciociaria, habitaban los hérnicos. 
Las condiciones climáticas del Lacio eran rigurosas y el ambiente muy húmedo. El Tiber y sus afluentes experimentaban 
fuertes crecidas en invierno provocando inundaciones, por eso existían grandes zonas pantanosas. Las fuentes antiguas 
hablan de lo empatando del valle del foro por lo que se construyó la “Cloaca Máxima” para desecarlo 
El valle del Lacio era una llanura que ofrecía excelentes condiciones para la explotación agrícola y ganadera debido a sus 
condiciones climáticas  
Esta región se encontraba entre dos zonas muy ricas, Etruria y Campania, con un notable desarrollo comercial y, por 
tanto, más civilizadas. En cambio, el Lacio no era un país rico y, además, carecía de buenos puertos naturales. 
Sin embargo, su situación privilegiada lo constituía en un paso obligado para el comercio entre Etruria y Campania. Dos 
de las rutas serán La Vía Apia y la Latina 
En torno al 1100 a.C. una tribu indoeuropea llega a Italia y se asienta en su región central, que lleva el nombre de Lacio 
(Latium). Surgen así los primeros asentamientos latinos en la región. Las primeras aldeas aparecen en el Lacio a principios 
del  primer  milenio,  en  los  Montes  Albanos,  donde  luego  surgirían  Roma,  Praeneste,  Tíbur,  Lavinio…  Los  núcleos  de 
población surgidos en torno a los Montes Albanos constituían una federación de aldeas, la Liga Latina, a la cabeza de la 
cual estaba Alba Longa. Algunas de ellas se convirtieron en importantes ciudades, como Roma. 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 2 
 
2. FORMACION Y DESARROLLO DE LA CULTURA LACIAL. PERIODIZACION Y RASGOS DE CARACTERIZACION ARQUEOLOGIA 
PERIODO LACIAL I/FASE I (1000‐900 a.C.): 
 Esta fase está dentro del Bronce Final y es paralela al periodo Protovillanoviano que 
florece en lo que será Etruria.  
 Lo  que  se conoce  de  este  periodo  es  a  través  del  mundo  funerario,  en  el  que  la 
cremación en pozo es el método utilizado para los enterramientos.  
 Los  restos  se depositaban  en  ollas  ovoides  o  en urnas  con  forma  de cabañas,  se 
puede suponer lo de utilizar urnas en forma de cabañas es la de dotar al difunto 
una morada parecida a la que tuvo en vida. 
 Los ajuares contenían ídolos en terracota, miniaturas de objetos cotidianos (vasos, 
joyas, armas…) y en algunos casos se han documentado restos de vasijas con comida y bebida, pudiendo pertenecer 
al ajuar o a los banquetes fúnebres. Algunos de estos objetos estaban realizados en bronce y ámbar, lo que puede 
significar comercio con otras regiones, como Etruria.  
 En esta fase extrapolando los datos de las necrópolis los hábitats se sitúan junto a montes (Montes Albanos) y no 
en lugares costeros, como por ejemplo  Lavinium, Antium, Roma… 
PERIODO LACIAL II/FASE IIa (900‐830 a. C):  
 Coincide con el inicio de la I Edad del Hierro y es contemporánea del periodo Villanoviano  
 Es una fase de transición y lo más característico es un aumento de la inhumación frente a la cremación.  
 La  necrópolis  de  Osteria  Dell’  Osa  nos  da  información  sobre  el  mundo  funerario  a  través  de  dos  agrupaciones 
contemporáneas de tumbas de dos familias diferentes. Ambos grupos de tumbas tienen un núcleo de tumbas de 
cremación rodeadas de un número mucho mayor de tumbas de inhumación. Las cremaciones se corresponden con 
hombres que posiblemente era el cabeza de familia (Pater familias), y los restos de dejaban en un gran dolium 
(Recipiente  de  barro  grande,  usado  para  almacenar  y  transportar  alimentos  en  el  Mediterráneo  o  para 
enterramientos), que tenía la urna cineraria y el ajuar (vasos miniaturizantes, fíbulas, pie de disco…) y las  tumbas 
de  inhumaciones  son  más  sencillas,  pertenecen  a  mujeres,  niños  y  hombres  jóvenes  (todavía  dependientes  del 
hogar familiar), por lo que las diferencias a la hora de los enterramientos vienen dadas por el sexo y la edad. 

 
 Los  asentamientos  de  esta  fase  tienden  a  la  agrupación  de  cabañas  en  lugares  que  reunían  determinadas 
condiciones e intereses comunes para el desarrollo de la vida ((protección, alimento…), ejemplo de esto son Ardea, 
Gabii o Roma. 
Sin constancia de estas viviendas debido a los materiales que debieron ser perecederos, parece ser que se ubicaban 
en lugares abiertos, como faldas de montañas, siempre en contacto con los terrenos de los que se derivaba su 
economía. 
 
 
 
 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 3 
 
Periodo Lacial IIb y III/FASE IIb Y III (830‐720 a.C.) 
 Indicios de transformaciones socio‐económica 
 el  siglo  VIII  a.C.  trae  una  serie  de  cambios  y  transformaciones  que 
posibilitan la entrada del área latina dentro del concepto protourbano. 
 Los cambios repercuten en los poblamientos y en la situación social y 
económica de las comunidades laciales. 
 El  nacimiento  de  centros  habitados  trajo  consigo  un  crecimiento 
demográfico,  formándose  nuevos  asentamientos  (Castel  di  Decima, 
Ficana…) y potencializándose los ya existentes (Roma, Ardea, Gabii…). 
 El modelo de vivienda sigue siendo la cabaña de las etapas anteriores, 
de planta rectangular, con un porche que da al acceso de la cabaña, las 
paredes estaban hechas de arcilla amasada para reforzar la estructura 
de madera y se descubrieron canales excavados para el desagüe. 
 Aparecen las primeras fortificaciones, que tienen un foso y un terraplén 
(agger). 
 El mundo funerario sufre cambio gradualmente, si en la fase IIb todavía 
hay  una  continuidad  de  tumbas  de  inhumaciones;  en  la  Fase  III  se 
produce  una  aumento  en  la  riqueza  de  los  ajuares:  cerámicas 
importadas, gran cantidad de armamento, objetos de prestigio…; todo 
esto indica una desigualdad con las fases anteriores e indica que ya hay 
una aristocracia que identifica la riqueza con el poder. 
 El gran desarrollo de la Fase III está vinculado a la fundación por colonos 
eubeos, hacia el año 775 a.C., de Pitecusa (isla de Ischia) y de Cumas en 
el 750 a.C.; esto es debido a que los contactos se hacen más fuertes y 
además se unen a este proceso las fundaciones de Córcega, Siracusa (Sicilia) y zonas orientales, aportando a los 
latinos la adopción de los avances tecnológicos (torno de alfarero), nuevas ideas provenientes de Grecia y de las 
zonas orientales y la entrada de nuevos objetos materiales. 

Periodo Lacial IVa y IVb/FASE IVa e IVb (730/720‐580 a.C.) 
 Las  dos  fases  pertenecen  al  Periodo,  similar  al  de  otras  culturas  del 
Mediterráneo. 
 En la segunda mitad del siglo VII a.C. se empieza a reemplazar la cabaña 
realizada  con  materiales  perecederos  y  barro  para  construir  en 
materiales  duros,  los  ejemplos  más  antiguos  están  relacionados  con 
estructuras de carácter religioso. Los casos mejor conocidos son en Ficana 
y Satricum. 
- En Satricum se excavó un edificio de piedra con planta rectangular 
y una cubierta decorada con terracotas. 
- En Ficana, se encontró una construcción de planta rectangular y 
con  dos  estancias,  con  una  cubierta  de  tejas  y  posiblemente  un 
pórtico  precediendo  a  la  puerta,  aquí  se  encontró  una  vajilla 
completa que podría pertenecer a la aristocracia.  
Así las casas de piedra, adobe y cubiertas de tejas se correspondían con 
las clases altas y las cabañas seguían siendo para estatus social bajo.  
 La  Fase  IVb  es  la  consolidación  de  la  construcción  con  piedra,  adobe  y 
tejas, y surgen las primeras actuaciones urbanísticas con mano de obra 
cualificada y una organización de trabajo. 
 Se organiza el espacio interior de los núcleos habitados haciéndose una 
separación de áreas públicas y privadas y se hace una trama viaria que 
pone en contacto un área de otra. 
 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 4 
 
 En el mundo funerario hay cambios y reflejan la estratificación social existente ya en la época. Detectándose así  
transformaciones que atañen a las estructuras de enterramientos como en los rituales fúnebres. 
 Respecto  a  las  estructuras  de    enterramiento  hay  una  variedad  en  los  tipos  de  tumbas  entre  las  que  se 
encuentran las tumbas de fosa simple, las tumbas de cista, los túmulos y las  cámaras reservadas a las clases 
sociales aristocráticas  
 Desde el punto de vista del ritual funerario se observa un gran aumento de la cantidad y calidad de los ajuares, 
estos objetos se sitúan junto al lado derecho del difunto, obligando a veces a realizar nichos laterales para 
albergarlos. Los objetos encontrados son de orfebrería, bronces, marfiles, vasos fragmentados y restos de 
comida carbonizada que dan a entender en estos casos cierto rito de liberación antes de cerrar el depósito o 
algún tipo de banquete. Ejemplo de necrópolis excavadas son la de Lavinium, Praeneste y Decima 
- Lavinium: Destaca la tumba tumular de Heroon de Eneas. La estructura original es de mediados del siglo 
VII a.C. y era de tipo cista realizada con bloques de tufo y cubierta por un gran túmulo. 
Presenta un rico ajuar integrado por grandes cantidades de cerámica, objetos de bronce y hierro, entre 
lo que destacan armas 
En el siglo IV a.C. es reformada la tumba con una cella cuadrangular cerrada por una lastra pétrea a 
modo de puerta y precedida por una estancia rectangular, la tumba contiene una gran riqueza en el 
ajuar. Se cree que la reforma estuvo relacionada con la instauración del culto a Eneas en esta ciudad  

- Praeneste  (Palestrina):  aquí  se  encontraron  tumbas  principescas  de  mayor  categoría  de  todo  el 
territorio lacial, entre las que destaca la tumba de Barberini, de Castellani y de Bernardini. 
Son tumbas de inhumación en pseudocamaras datadas en el primer tercio del s. VII a.C., con ajuares 
espectacularmente ricos, tanto en cantidad como calidad, formados por vasos egiptizantes, copas de 
plata, calderos de bronce, fíbulas de oro…, la explicación de toda esta concentración de rico material y 
de  distintas  zonas  podría    haber  estado  causada  porque  la  élite  de  esta  sociedad  tuvo  importantes 
contactos comerciales que los hicieron prosperar. 
- Decima: se han excavado unas trescientas tumbas que pertenecen a la Fase IVa y todas son de fosa con 
cubiertas de piedra o tierra, los ajuares son sencillos aunque se han encontrado algunos objetos de 
importación y un pequeño grupo de ellas pueden recibir el apelativo de principescas, donde destaca 
una de ellas, llamada Tumba de la Princesa, por el gran ajuar que contenía inclusive restos de un carro.  
Por lo general las tumbas femeninas ricas tenían el cadáver adornado con sus mejores ropajes y las 
masculinas tenían distintos tipos de armas. 
 El final de la época orientalizante  muestra cambios en la esfera funeraria advirtiéndose un descenso en la riqueza 
de  los  ajuares,  que  no  debe  asociarse  con  una  posible  quiebra  en  el  sistema  político‐económico,  sino  con  la 
promulgación de leyes suntuarias (Normativa que limita el lujo y el gasto excesivo)., intentando controlar los excesos 
de las clases nobles, otra causa puede ser el desvió de capital a la financiación de obras públicas o de entrega a los 
santuarios 
 
 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 5 
 
3. DATOS ARQUEOLOGICOS SOBRE LA ROMA PRE‐REPUBLICANA 
Existe una gran variedad de opiniones e ideas sobre el origen de Roma.  
La fórmula menos compleja para entender el periodo comprendido entre el surgimiento de la Urbe y la proclamación de 
la República consiste en contrastar los datos de los autores antiguos con la arqueología.  
Es importante conocer la topografía antigua de Roma: 
 La zona donde surgió Roma tenía siete colinas con 
sus  respectivos  valles  y  estaba  muy  cerca  de  la 
desembocadura del río Tíber 
 La proximidad a la desembocadura del Tiber hacia 
posible la comunicación rápida con el mar 
 Está situada tierra adentro, lo que le daba un gran 
papel en sus relaciones con las áreas del interior.  
 Las colinas mayores eran siete: Palatino, Capitolio, 
Viminal, Quirinal, Esquilino, Celio y Aventino. 
 Entre  las  colinas  hay  una  zona  de  los  valles  bajos 
pantanosos debido a la presencia de afluentes del 
río;  esta  zona  por  lo  tanto  no  presentaba  unas 
condiciones  muy  buenas  de  vida  por  las  crecidas 
(algo  que  se  solucionaría  posteriormente  con  la 
creación de la Cloaca Máxima).  
 Esta situación geográfica explicaría que los diversos 
asentamientos surgidos en época protohistórica en 
las  diversas  colinas  acabaran  por unificarse,  en  el 
valle del Foro. 
 
3.1. LOS  CONTENIDOS  DE  LA  TRADICION  SOBRE  LA  EPOCA  PRE‐
ROMULEA Y LA FUNDACION DE LA URBS 
Sobre la etapa pre‐romúlea existen dos líneas de explicación 
que han llegado a través de poetas e historiadores:  
a)
una  de  ellas  es  la  derivada  de  un  conjunto  de  reyes 
indígenas  que  habrían  reinado  en  el  Lacio  en  épocas 
remotas,  
b) la otra son los relatos más antiguos que unen Roma con 
el  mundo  helénico  a  través  de  relatos  mitológicos.  a 
través de relatos mitológicos, Eneas que se casa con la 
hija de un rey latino une las sangres griegas y romanas; 
también hay relatos sobre la ocupación de algunas de las 
colinas por dioses y semidioses antes de la fundación. 
Pero  la  historia  y  fundación  de  Roma  tiene  su  mayor 
exponente en la narración de Rómulo y Remo; hijos del dios 
Marte y de Rea Silvia, hija de Numítor, Rey de Alba Longa; este 
fue depuesto por su hermano Amulio que mandó a Rea Silvia 
a hacerse vestal para evitar descendencia, pero Marte la forzó 
y nacieron los gemelos. 
Tras enterarse Amulio del nacimiento mandó matar a los niños, pero la persona encargada no fue capaz y los abandonó 
en una cesta en el río, que fue a parar a una gruta donde acudió una loba al oído de los llantos, allí los amamantó hasta 
que un pastor los descubrió y se los llevó; una vez fueron mayores volvieron a Alba Longa donde mataron a Amulio y 
repusieron en el trono a su abuelo Numítor. Éste les entregó territorios al noroeste del Lacio.  

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 6 
 
En el 753 a. C. los dos hermanos decidieron fundar una ciudad en ese territorio en una llanura del río Tíber, según el rito 
etrusco, en el preciso lugar en donde embarrancó la cesta. Delimitaron el recinto de la ciudad (pomerium) con un arado 
que sería la supuesta Roma Quadrata del Palatino. Rómulo juró matar a todo aquel que traspasara los límites sin permiso. 
Discutiendo sobre el nombre de la ciudad decidieron que lo elegiría aquel que avistase más pájaros, prueba que superó 
Rómulo y otorgó a la ciudad el nombre de Roma (muy similar a su nombre y en parte basado en la heroína Roma). Remo, 
enojado, discutió con Rómulo y borró el surco de los límites de la futura ciudad. Cumpliendo el juramento, Rómulo lo 
mató. 
La ciudad fue levantada en el pomerium palatino, y Rómulo quedó como único soberano. Creó el senado, compuesto por 
cien miembros (Patres) cuyos descendientes fueron llamados patricios y dividió la población en 30 curias. Para poblar la 
ciudad, Rómulo aceptó todo tipo de gente (asylum): refugiados, libertos, esclavos, prófugos, etc. 

3.2. EVIDENCIAS ARQUEOLOGICAS SOBRE LA EPOCA PRE‐ROMULEA Y LA FUNDACION DE LA URBS 
Los hallazgos materiales de lo que será Roma nos lo proporcionan elementos cerámicos remontados a la Edad del Bronce 
Medio, y se encuentran en el área del Capitolio, donde existe continuidad en el Bronce Reciente además de un nuevo 
asentamiento en la zona del Arco de Augusto, en la colina de la Velia, límite de la zona pantanosa del Foro.  
La Fase I de la cultura lacial (1000‐900 a.C.) en Roma se ha testimoniado por los enterramientos 
localizados  del  Foro  Romano,  encontrados  en  pequeños  lugares  de  enterramiento 
(sepolcreto) y que demuestran un asentamiento estable; las tumbas son de pozo con rito de 
cremación, y las urnas cinerarias empleadas son ollas o urnas con forma de cabaña, la urna y 
los ajuares se metían juntos en el interior de una vasija (dolium) y después se sellaban con una 
losa o una capa de piedras. Los ajuares estaban formados por vasos cerámicos, algunos con 
restos de comida, tazas, vasos trípodes…miniaturas; la cerámica usada era de baja calidad y la 
superficie estaba rematada con un alisado grosero y con alguna decoración. Los materiales 
metálicos eran muy escasos, como mucho una fíbula por tumba.  
La Fase IIa (900‐830 a.C.) nos deja hallazgos de enterramientos del sepolcreto, son una tumba bajo una casa y dos tumbas 
en la zona del Foro de Augusto; convive la cremación en hoyo y la inhumación en fosa con el muerto colocado en decúbito 
supino. Los ajuares siguen siendo de cerámicas pero más ricamente decoradas, además aparecen objetos de bronce. A 
finales de este periodo se comienza a usar la colina de Esquilino para uso funerario.  
En  la  Fase  IIb  (830‐770  a.C.)  la  zona  del  futuro  Foro  dejará  de  ser  un  lugar 
funerario y se traslada a Esquilino, donde todas las tumbas son de inhumación 
de formas rectangulares revestidas de bloques de tufo, con el cuerpo del difunto 
en decúbito supino y con los ajuares alrededor. En las tumbas femeninas hay 
objetos  relacionados  con  el  huso  de  hilar  (fusayolas)  y  las  masculinas  tienen 
armas de bronce o hierro. De esta fase es la identificación del fondo de la cabaña 
más antigua de Roma, situada en la colina del Palatino llamada la cabaña nº 1 o 
casa del jefe; es de planta oval y las paredes exteriores se construyeron con un 
entramado de postes verticales y ramas revestidas de arcilla mezclada con paja y finalmente decoradas pictóricamente 
La Fase III (770‐730/20 a.C.) tiene una continuidad de procesos, las tumbas del Esquilino siguen siendo de inhumación 
(fosa y cista) y también en la colina de Quirinal se han encontrado más tumbas, pero estas estaban en sarcófagos que 
imitaban un tronco de árbol vaciado para meter el cadáver, los ajuares son vasos de impasto y la cerámica hecha de arcilla 
es más depurada. En las áreas de poblamiento hay evidencias de agrupaciones de cabañas. Y la cabaña hallada en la Fase 
IIb del Palatino es sustituida por dos cabañas, donde además hay vestigios de una muralla en la colina y de una puerta de 
acceso con un sistema de cierres.  
La Fase IVa (730/20‐630/20 a‐C) no tiene grandes cambios, los enterramientos continúan en el Esquilino y las tumbas de 
adultos  son  de  pozo  o  con  sarcófagos  en  forma  de  tronco  y  entre  los  ajuares  se  encuentras  restos  de  cerámica 
protocorintias e imitaciones de Etruria.  
En la Fase IVb (630/20‐580 a.C.) hay cambios importantes y ya aparecen las primeras pavimentaciones del Foro para 
convertirlo en el centro político, social…y además esto fue posible gracias al drenaje y canalización de las aguas que se 
estancaban en este valle (Cloaca Máxima). La delimitación de zonas de uso común y la planificación de los espacios marca 
el principio de Roma como centro urbano. 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 7 
 
3.3. INTERPRETACION SOBRE EL ORIGEN DE ROMA 
Existen varias y dispares propuestas sobre el origen de la ciudad, algunas de ellas son: 
 Teoría  del  sinecismo:  según  la  cual,  Roma  surge  de  la  fusión  de  varios  poblados  de  misma  categoría  que  se 
distribuían  por  las  diversas  colinas.  La  pavimentación  del  foro  representaría  el  final  de  dicho  proceso,  pues 
representa la puesta en marcha de un proyecto común de gran envergadura. 
 Teoría  del  desarrollo  unitario:  se  cree  en  la  existencia  de  un  núcleo  primitivo  que  estaría  compuesto  por 
agrupaciones de cabañas localizadas en el Palatino y su correspondiente necrópolis en la zona del Foro; Este único 
núcleo iría expandiéndose por el resto de colinas, hasta alcanzar la llanura del foro en el siglo VIII a. C., trasladándose 
entonces la necrópolis al Esquilino  
 Teoría de la fundación romúlea: se hace una revisión de las anteriores teorías; y según los autores ya existía una 
fase  protourbana  comprendida  entre  mediados  del  siglo  IX  y  de  la  primera  mitad  del  siglo  VIII  a.C.  que  se 
identificaba  con  un  asentamiento  unitario  que  ocuparía  los  límites  de  la  ciudad  arcaica,  con  el  Palatino  como 
localización del centro de poder político. Siguiendo con la tradición etrusca, en la segunda mitad del siglo VIII, se 
realizaría un acto ritual de fundación marcando con un surco el pomerium. 
3.4. LA TRADICION HISTORICA SOBRE LA MONARQUIA ROMANA 
Todas las fuentes establecen un primer periodo monárquico de siete reyes; agrupados en dos etapas: 
1º La primera latino‐sabina (con los reyes Rómulo, Numa Pompilio, Tulio Hostilio y Anco Marcio)  
2º La  segunda  etapa  (incorrectamente)  denominada  etrusca  (con  Tarquinio  Prisco,  Servio  Tulio  y  Tarquinio  el 
Soberbio).  
Donde no hay unanimidad es a la hora de la historia de estos reyes, donde algunos autores creen que son arquetipos 
transmitidos  por  la  tradición;  también  se  ha  planteado  que  a  sus  cuatro  primeros  mandatarios  se  les  atribuyeron  las 
funciones ideológicas de la soberanía, la bélica y la producción  comercial y económica, estas funciones estaban dentro 
de la cultura indoeuropea. La segunda etapa podría surgir de la unión de cultura y fuentes griegas y latinas, como por 
ejemplo la fundación de Massalia (Marsella). 
 LOS REYES LEGENDARIOS 
 Rómulo (753‐715 a.C.), fundador de la ciudad según la tradición y primero de los siete reyes de Roma, es su 
primer  rey  latino,  según  la  tradición  es  el  artífice  de  algunas  instituciones  típicamente  romanas  como  las 
gentes, curias y tribus.   
 Numa Pompilio (715‐676 o 672 a.C.),  Fue el segundo rey de Roma. Miembro de la tribu de los Sabinos, fue 
elegido a los 40 años de edad para ser el sucesor de Rómulo, el fundador de Roma.  
 Tulo Hostilio (673‐641 a.C.), según la tradición, su reinado está marcado por la lucha de Roma contra Alba, su 
metrópolis, que pasará a ser su vasalla.  
 Anco Marcio (641‐616 a.C.), el constructor. Era sobrino de Numa, por tanto sabino Según la tradición, amplió 
el espacio de roma trazando un puente sobre el Tíber y extendió su influencia sobre el mar, creando el puerto 
de Ostia. 
 REYES HISTÓRICOS 
 Tarquino Prisco (616‐578 a.C.), el Antiguo, o el Advenedizo, fue el verdadero "Rómulo", al parecer originario 
de  la  ciudad  etrusca  de  Tarquinia,  y  descendiente  de  una  familia  griega.  Se  convirtió  en  rey  de  los latinos, 
sabinos y etruscos establecidos en torno al Palatino. Verdadero fundador de la ciudad a fines del siglo VII a.C.  
 Servio Tulio (578‐534 a.C.), segundo rey histórico de Roma. Entre los etruscos, llevó a cabo grandes reformas 
políticas, militares y sociales del senado y la organización del ejército centuriado. Según la tradición establece 
la  primera  constitución  política  de  Roma  y  el  primer  censo,  dividiendo  la  población  en  cuatro  tribus 
territoriales.  
 Tarquino el Soberbio (534‐510 a.C.), último rey de Roma. Los datos atribuidos a su reinado son polémicos, 
pero  tres  no  suelen  ser  refutados:  la  reforma  del  calendario,  la  dedicación  de  un  templo  a  Júpiter  en  el 
Capitolino y la caída de la Monarquía. Según la tradición, tras una revuelta de la nobleza al sentirse ultrajada 
por  el  rapto  de  Lucrecia  por  Sexto,  hijo  del  rey,  Tarquino  y  su  familia  fueron  expulsados  y  tuvieron  que 
refugiarse en el palacio de Aristodemo de Cumas, que acogería a Tarquino hasta su muerte, Sexto, el hijo del 
rey, huyó a Gabbi, donde murió. 
 La tradición sitúa el establecimiento de la República entre los años 509‐510 a.C.  

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 8 
 
3.5. LAS PRINCIPALES EVIDENCIAS ARQUEOLOGICAS DE LA ROMA ARCAICA 
A mediados del s. VIII a.C. hay una desaparición 
del  modelo  protourbano  caracterizado  por 
pequeñas  agrupaciones  de  cabañas  hacia  una 
agrupación  en  el  Palatino  que  gradualmente  y 
debido a la topografía de la zona se deriva a la 
colina del Capitolio y el valle del Foro.  
Este  nuevo  asentamiento  necesitaba  de  un 
acondicionamiento,  que  comenzó  por  el 
drenaje,  la  canalización  y  el  pavimentado  del 
terreno.  La  pavimentación  se  atribuye  a 
Tarquinio  Prisco  y  la  canalización  y  la  Cloaca 
Máxima a Tarquinio el Soberbio.  
Cuando el valle del Foro ya estaba saneado se 
comienza con la separación de espacios dentro 
de  la  ciudad  para  uso  comercial  y  residencial, 
también  adjudicado  a  Tarquinio  Prisco.  Los 
primeros se localizaron cerca del Tiber, en las tabernae veteres. En cuanto a las viviendas  se han localizado restos de 
esta época junto a la Vía Sacra 
Según los restos arqueológicos en la Roma pre‐republicana hubo dos importantes zonas, el Comitium y la Regia.  
El Comitium era la sede de la actividad ciudadana y reunión de la Asamblea ciudadana, la primera adecuación de esta 
zona es un pavimentado del año 630 a.C. y una segunda a inicios del siglo VI a.C. que coincidió con una monumentalización 
de la plaza e inclusivo con la realización de un graderío, aunque estas propuestas no son unánimes. 
La Regia era el lugar que albergaba las funciones religiosas y era donde vivía el Rey (rex), la secuencia del edificio sitúa su 
construcción y uso entre los fines de siglo VII a.C. y IV a.C.; también se ha estudiado los restos de la denominada muralla 
serviana, y que es objeto de debate entre científicos.  
Es posible que los restos de la primera muralla (muralla serviana) atribuidos a Servio Tulio, estén construidos de opus 
quadratum y sean bloques de tufo gris y los segundos sean de tufo 
amarillo y tengan una altura distinta; pero como hemos dicho no hay 
unanimidad 
Las  evidencias  religiosas  se  centran  en  el  Templo  de  Júpiter  en  el 
Capitolio, el inicio de la construcción se atribuye a Tarquinio Prisco y 
su finalización a Tarquinio el Soberbio; es de planta casi cuadrada y 
está elevado en un podio y sólo se accede desde el frente por una 
escalinata que da paso a un pórtico con tres filas de seis columnas, 
al fondo está la triple cella dedicada a Júpiter, Juno y Minerva.  
Otro hallazgo importante relacionado con la tradición religiosa es el 
complejo de Lapis Níger, en la zona del Comitium, la transformación de la plaza comicial de época cesariana y augustea 
olvido un lugar sacro cuya ubicación fue  señalada en el nuevo pavimento con un recuadro de lastras de mármol negras. 
De aquí salió un pequeño complejo monumental formado por un altar, una base de una columna y un cipo paralelepípedo 
con la inscripción Rex. También se halló un depósito votivo con materiales de la época en  estudio. La tradición ubica en 
este lugar tumba de Rómulo 
 
 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 9 
 
Por último se encontró un espacio en la zona del Foro Boario junto a una iglesia dedicada a S. Omobono; este lugar es 
empórico, estaba próxima al río y la tradición situaba los Templos de la Fortuna y Mater Matuta atribuidos a Servio Tulio, 
que  tenían  su  vinculación  al  comercio  y  la  economía.  La  estratigrafía  demuestra  diversas  fases  que  preceden  a  los 
mencionados templos; la más antigua podría ser un lugar primitivo de culto, la siguiente fase estaría dedicada al culto 
pero en un espacio al aire libre con fosas para sacrificios y material votivo, la siguiente fase está representada por la 
construcción  de  un  primer  edificio  coincidiendo  con  el  reinado  se  Servio  Tulio  en  el  que  una  fase  sucesiva  hizo  una 
remodelación total del edificio ya con Tarquinio el Soberbio; es difícil establecer las dimensiones y la planimetría pero 
podemos destacar el nivel técnico y la decoración arquitectónica, sobre todo en lastras y acróteras. La destrucción de 
este edificio ya dio paso a los Templos de Fortuna y Mater Matuta, datados a finales del siglo VI a.C. donde ya se produce 
el paso de la monarquía a la República. En unos doscientos años Roma se convirtió en la ciudad más grande e importante 
del territorio de Italia central. 

TEMA 12. LA CULTURA MATERIAL DEL LACIO PROTOHISTORICO.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 10 
 
 
   

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA 
DESARROLLO CULTURAL  EN EL MEDITERRÁNEO  
(500 a.C. – 100 a.C.)  

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA.                                                               Juanjo Ponti                                                                        pág. 1 
  
 TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA 
1. CIUDAD Y CAMPO EN EL MUNDO ROMANO 
La civilización romana es urbana por antonomasia 
De modo general: 
 Privilegiaron las ciudades tanto desde el punto de vista monumental como jurídico. 
 El Imperio romano surge en el contexto de un núcleo urbano: Roma (la Urbs). 
 Impondrán su modelo urbano en los territorios y ciudades conquistadas como “miniaturas de Roma”. 
 En el mundo antiguo el concepto de ciudad incluye el de población: la ciudad es el espacio que sustenta la unión 
cívica,  es  donde  viven  las  gentes,  luego  la  ciudadanía  es  un  derecho  adquirido  que  permite  el  sentimiento  de 
pertenencia a una comunidad y que queda reflejado en el urbanismo de modo que urbis y orbis se equiparan. La 
ciudad es la cima del progreso del hombre. 
 Ciudad y campo son dos realidades inseparables. 
 El ámbito rural es un espacio habitado y formado por calzadas, canales, puentes, acueductos y cultivo de grandes 
extensiones de parcelas bien delimitadas 
 

2. LA CIUDAD ROMANA 
 

2.1. LA ELECCION DEL EMPLAZAMIENTO Y EL RITUAL DE FUNDACION 
La elección del lugar donde se iba a levantar un núcleo urbano no dependía del azar en el mundo romano, salvo en los 
casos en que se reutilizaran lugares previamente habitados. 
La fundación de ciudades ex novo responde a dos tipos de imperativos a la hora de seleccionar su ubicación: 
 Condicionantes estratégicos: debían ser lugares bien situados para tener controladas las necesidades de control 
territorial y político; algunas veces se reconvertían antiguos emplazamientos militares. 
 Condicionantes económicos: una vez que el poder político controlaba los territorios conquistados se imponía el 
poder económico a la hora de seleccionar un lugar donde ubicar una nueva ciudad; por ejemplo era muy común 
que estuvieran en las confluencias de rutas comerciales (viarias, marítimas, fluviales…) 
Las fuentes clásicas comentan la celebración de un ritual fundacional con motivo de la creación 
ex novo de una ciudad. Son ceremonias enraizadas en la tradición etrusca y unidas a los principio 
de la urbanística griega.  
Los pasos son: 
1. Se consulta a un augur para comprobar que el lugar elegido es el idóneo 
2. Inauguratio:  en  el  centro  del  lugar  elegido  se  cavaba  una  fosa  circular  (mundus)  y  se 
El sulcus primigenius, 
introducían ofrendas y tierra traída del origen del fundador. Luego delimitaban el perímetro  diferenciación entre espacio 
con  un  arado  de  bronce  tirado  por  bueyes  blancos  guiado  por  un  sacerdote,  el  surco  interior y exterior
realizado (sulcus primigenius) lo ocupara la muralla y delimita el espacio urbano sagrado 
(pomerium), en su interior estaba prohibido hacer enterramientos 
3. Limitatio: en este proceso un agrimensor (técnico que realizaba las mediciones) efectuaba el plano de la ciudad 
usando la groma desde lo que iba a ser el centro de la ciudad (umbilicus urbis o locus gromae), de ahí partirán los 
dos ejes de la futura ciudad coincidiendo con los puntos cardinales (decumanus maximus y kardo maximus) y la 
ciudad queda dividida en cuatro zonas (siniestra, dextra, antica y postica).  
El  cierre  del  perímetro  de  la  ciudad  sólo  se  interrumpía  por  las  cuatro  puertas  que  coincidían  con  las  calles 
principales.  
Es posible que en algunos casos pese a estos rituales los planos de algunas ciudades no pudieran ser tan estrictos 
por la topografía del lugar, como líneas de costa, ríos… 
 
 
 
La primera fase de trazado era 
 
la  obtención  de  la  dirección 
  Sur  solar,  mediante  el 
Norte 
 
gnomon 

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA.                                                               Juanjo Ponti                                                                        pág. 2 
  
4. Orientatio: En la intersección de las calles mayores se sitúa el foro (forum), plaza pública dónde se disponen los 
edificios religiosos, de la vida municipal y del ocio.  
A partir de estos ejes mayores se trazan otros paralelos y bautizados como decumani o kardines según los casos y 
son los límites secundarios. Los espacios delimitados por sus intersecciones dan lugar a las manzanas o insulae, que 
son el solar para los edificios privados y otras construcciones públicas como las termas, el gimnasio... 
5. Consecratio. Para finalizar el pontifex realizaba un sacrificio consagrado a la tríada capitolina.  
En esta imagen ideal se combinan aspectos religiosos y topográficos interrelacionados pero en la realidad no se podía 
realizar de forma tan estricta porque la orientación se adaptaba de forma práctica a los condicionantes del relieve. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2.2.  FUENTES PARA EL ESTUDIO DE LA TOPOGRAFIA DE LA ROMA ANTIGUA 
Desde el Renacimiento hasta nuestros días se ha trabajado intensamente para identificar y estudiar los edificios de la 
ciudad antigua; las fuentes utilizadas son de tres tipos:  
1. Fuentes escritas. Son de los autores antiguos como Varrón o Frontino, que recoge el tramado de infraestructuras 
de Roma. También los Catálogos Regionales del tiempo de Diocleciano han llegado hasta nosotros y contiene el 
listado de monumentos que había en cada una de las catorce regiones de Roma; también hay escritos de itinerarios 
de peregrinos de los s. VII y XII, pero no son tan fiables. 
2. Fuentes figuradas: se podrían citar las monedas, relieves arquitectónicos, relieves de los arcos conmemorativos, 
monumentos funerarios, diseños de mosaicos… 
Por ejemplo entre los edificios del Foro Romano se pueden reconocer edificios 
como el Templo de Saturno, la Basílica Julia, el Templo de Vespasiano…y también 
podemos nombrar los frisos del Arco de Constantino 
3. Fuentes  epigráficas:  el  documento  epigráfico  más  importante  es  la  Forma 
Urbis, un gigantesco puzzle con el plano de Roma elaborado en tiempos de 
Séptimo Severo (193‐211 d.C.) y colocado en uno de los muros del Foro de la 
Paz, construido por Vespasiano. El puzzle estaba realizado con grandes lastras 
de mármol y su reconstrucción aún no está completa, y muestra el norte hacia 
abajo, en el que figura cada calle, edificio o casa de la ciudad recogidos con 
habilidad cartográfica mostrando con un alto grado de detalle las plantas de 
cada  templo,  termas,  ínsula,  etc.  de  la  ciudad  de  Roma  en  el  siglo  III  d.C. 
Muchos  de  los  edificios  llevan  también  su  nombre  grabado,  haciendo  del 
Forma Urbis
mapa un documento excepcional. 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA.                                                               Juanjo Ponti                                                                        pág. 3 
  
3. EL PAISAJE RURAL EN EL MUNDO ROMANO 
La arqueología del paisaje nos proporciona un marco teórico y metodológico para poder interpretar los espacios rurales. 
Hay  diversos  enfoques  en  las  modalidades  de  asentamientos  y  paisajes  agrarios  (donde  entendemos  las  relaciones 
sociales, económicas y ecológicas realizadas en un paisaje a través del tiempo). 
3.1. LA ORDENACION DEL ESPACIO RURAL. REPARTOS DE TIERRAS Y CENTURIACIONES 
El territorio que rodeaba la ciudad tiene una ordenación tan cuidada como la de la misma ciudad.  
Una ciudad es una dualidad, la Urbs y sus tierras ager, que conforman el territorium.  
Una vez establecidos los límites del territorio se hacía la división interna de las tierras coloniales o municipales mediante 
el sistema de centuriatio o limitatio, que estaba basado en el cruce ortogonal de líneas y ángulos rectos, los encargados 
de hacer estas divisiones eran los agrimensores (que tenían conocimiento de geometría, matemáticas…).  
A través de los tratados de agrimensura conocemos la distribución de los campos, que seguían el mismo procedimiento 
que las fundaciones ex novo, por lo que el territorio queda dividido en cuatro partes tras el cruce de los ejes principales.  
El locus gromae o punto de intersección fundamental de estos ejes podía localizarse en el centro del núcleo cuyo ager 
iba a ser parcelado o posiblemente estas líneas maestras podían varias, al igual que en la ciudad, por el relieve o el tipo 
de  tierra  (estéril,  acuosa…)  e  inclusive  estar  vinculadas  a  los 
caminos ya existentes (Vía Apia, Latina, Emilia…).  
Desde el punto de vista del estructural el entramado básico del 
catastro  se  obtenía  a  partir  del  trazado  de  una  red  ortogonal 
mediante líneas paralelas a dos ejes mayores (kardo maximus y 
decumanus maximus). 
El  modulo  más  empleado  fue  la  centuria  equivalente  a  un 
cuadrado de 20 actus de lado, ósea aproximadamente entre 703 
y  714  metros  de  lado  y  una  superficie  de  unas  50  ha;  aunque 
antes de la centuria existieron otros modelos (per strigas y per 
scamna).  
El catastro se convirtió en un instrumento jurídico y ejercía una 
transformación  evidente  en el  terreno  mediante  el  trazado  de 
caminos, extensión de parcelas, tipos de uso de esas parcelas. 
Sin embargo existían espacios sin asignar porque eran poco adecuados para el cultivo (subseciua); tierras de particulares 
(fundus) o de templos (lucus) o de pastos o bosques (siluea et pascua publica) o se reservaban para futuras reparticiones 
Las  categorías  de  las  tierras  y  su  estatuto  jurídico  serán  distintas  dependiendo  del  tipo  de  la  comunidad;  una  de  sus 
modalidades  era  de  uso  agrícola  complementada  con  bosques  y  pastos  que  se  adjudicaba  en  propiedad  privada  al 
beneficiario y recibían el nombre de ager diuisus adsignatus.  
Todavía hoy en día se pueden observar los trazados de las centuriaciones en torno a ciudades de origen romano. 
3.2. EL POBLAMIENTO RURAL 
Los datos arqueológicos y documentación literaria y epigráfica indican que el poblamiento rural (zona occidental) estaba 
caracterizado por la existencia de numerosas fórmulas de ocupación, pero podemos agruparlas en dos tipos, de carácter 
agrupado y disperso. 
a) ENTIDADES RURALES COLECTIVAS DE CARÁCTER AGRUPADO: son lugares de habitación colectivos emplazados en 
el ámbito rural, donde distinguiremos entre aglomeraciones secundarias y aldeas. 
 Aglomeraciones  secundarias:  designamos  así  a  un  hábitat  colectivo  permanente  y  agrupado  de  carácter  no 
urbano; entre las más comunes están: 
 Vici  (vicus):  después  de  la  ciudad y  la  villa  es  la  fórmula  más  común,  y  consiste  en  un  grupo  de casas  y 
edificios localizados en el campo pero sin que esto suponga una función agraria.  
Los vici debieron ser lugares de mercado…y serían como una protociudad, dependientes de la ciudad capital 
pero con una cierta autonomía. 
 
 

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA.                                                               Juanjo Ponti                                                                        pág. 4 
  
 Fora: el análisis de estos lugares nos dan ciertas características a la hora de definirlos, como es el escaso 
número de habitantes (sobre 40), que su distribución está centrada en Italia, seguida de Galia Cisalpina, 
Hispania…,  que  usa  nombres  con  apelativos  personales,  tienen  una  cronología  relativamente  antigua  y 
tienen relación directa con el sistema viario.  
Todos estos rasgos hacen pensar que surgen por voluntad política de Roma y serían como centros cívicos 
con funciones administrativas, políticas, comerciales… 
 Conciliabula: espacio para celebrar asambleas cívicas (políticas o administrativas). 
 

 Aldea: Es un núcleo agrupado de pequeño tamaño, generalmente pobre aislado, y alejado de los ejes viarios. 
Su  función  es  exclusiva  agropecuaria  y  suelen  ser  consideradas  un  residuo  de  los  modelos  de  ocupación 
prerromanos. Esta modalidad era muy usada en Britania, donde se agrupaban en varias granjas. 
b) ENTIDADES RURALES INDIVIDUALES DE CARÁCTER DISPERSO 
 Las Villae: El termino villa se aplica a dos formas distintas de establecimiento ubicado fuera de la ciudad, así 
podría  ser  una  mansión  señorial  (villa  urbana)  o  una  construcción  más  modesta  dedicada  a  la  explotación 
agropecuaria (villa rústica).  
De modo general se distingue tres grandes partes en una villa, dependiendo de su utilidad: 
- Parte urbana, o vivienda del dueño. 
- Parte rustica, o vivienda de esclavos, cocina y establos. 
- Parte fructuaria, dedicada al almacenamiento y transformación de productos. 
Cada una de estas partes tenía las dependencias necesarias para su desarrollo y un modelo muy característico 
de arquitectura. 
Casi siempre se construían alrededor de la vivienda del dueño, centrada a su vez en un plano porticado en torno 
al cual se organizaban todas las dependencias 
El matiz económico del establecimiento está presente de manera muy significativa en todas las villae romanas, 
y siempre se refieren a un fundus que designa el territorio de explotación y las construcciones presentes en ella; 
la villa es por tanto un centro de producción.  
 
 

 
 
 
 
 
 

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA.                                                               Juanjo Ponti                                                                        pág. 5 
  
Evolución Histórica: 
 Los precedentes de la villa romana vienen de las residencias aristocráticas griegas situadas en las afueras 
de las ciudades en los s V y IV a.C. En la zona de Lacio se localizan villas del s. IV a.C. 
 En  el  siglo  III  a.C.  apenas  varían  sus  características,  las 
zonas  de  habitación  son  minoritarias  en  el  conjunto  y 
están agrupadas en torno a un patio central. 
 La evolución de la villa se hace a lo largo de los siglos II y I 
a.C. Se produce un crecimiento económico debido  a los 
nuevos  mercados  en  el  Mediterráneo  Oriental  lo  que 
genera un aumento de los dominios agrícolas y al que se 
junta  la desaparición  de  los pequeños  agricultores  libres 
que dejan sus tierras a la nobleza, que ya tienen capataces 
y siervos. 
 En los últimos años de la República la grandes villae ya están 
completamente dotadas de todo lo necesario y los pequeños 
dominios  casi  han  desaparecido.  Las  villas  continúan  su 
evolución y desarrollo hasta época de los antoninos. 
 A finales del siglo II d.C. comienza su progresivo abandono.  
 Uno de los mejores ejemplos es la Villa de Sattefinestre: 
- Se edifica alrededor del 40‐30 a.C. Y su fundus está 
formado por unas 125 ha.  
- En una primera fase se llegaba a la parte residencial a 
través  de  un  patio  rústico  rodeado  de  establos, 
bodegas y alojamientos de esclavos;  
- La  casa  señorial  estaba  concebida  como  un  domus, 
con atrio toscano y un peristilo al fondo.  
- En  la  segunda  fase  que  podría  corresponder  a  un 
cambio de propietario el conjunto del dominus (pas 
urbana)  engloba  ya  todo  el  cuerpo  central,  se  crea 
una  pars  rústica  con  alojamientos  de  siervos,  que 
están en torno a un patio central; también hay una 
porqueriza, granero, establos 
 La época tardorromana es un periodo de florecimiento en 
las  grandes  propiedades  rurales,  que  se  refleja  en  la 
construcción  de  grandes  residencias  rurales  que  son  el 
espejo del nuevo modelo económico.  
 El mejor ejemplo es la Villa del Casale, donde hay tres ejes 
que agrupan los edificios con diferentes funciones; el eje 
principal es la entrada  a la casa y tiene un vestíbulo que 
da acceso al peristilo, donde tras un pasillo transversal se 
llega a la sala absidiana o de recepción oficial del dominus, 
a los lados del peristilo están las habitaciones privadas. Del 
peristilo  sale  el  segundo  eje  que  se  corresponde  con  las 
termas  y  el  tercer  conjunto  son  las  habitaciones 
destinadas    a  la  recepción  de  las  personalidades  de  alto 
rango. 
 
c) LAS ENTIDADES RURALES MENORES:  
Hay  una  gran  cantidad  de  entidades  rurales  de  características  arquitectónicas  y  funcionales  muy  diversas  de  las 
tradicionalmente admitidas, entre ellas se encuentran las construcciones de pequeñas casetas como simples lugares 
de almacenaje, cobijo…o inclusive de explotación agropecuaria de muy pequeñas dimensiones. 

TEMA 13. CIUDAD Y CAMPO EN LA ROMA ANTIGUA.                                                               Juanjo Ponti                                                                        pág. 6 
  
 
   

TEMA 14. FUNDAMENTOS PARA UNA HISTORIA DE LA 
ARQUITECTURA ROMANA 
DESARROLLO CULTURAL  EN EL MEDITERRÁNEO  
(500 a.C. – 100 a.C.)  

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 1 
 
TEMA 14. FUNDAMENTOS PARA UNA HISTORIA DE LA ARQUITECTURA ROMANA 

1. MATERIALES Y TECNICAS CONSTRUCTIVAS  
Para conocer la manera de construir los romanos se tiene: 
 Fuentes arqueológicas‐ canteras o restos arquitectónicos. 
 Fuentes escritas, como  “De Architectura” de Vitrubio de época de Cesar y Augusto, que aporta información 
técnica, metodológica e histórica. 
 

a) MATERIALES 
 

El uso del material de construcción varía dependiendo del destino del edificio, y sus características, pudiéndose emplear: 
 

‐ Los materiales pétreos que se utilizan en la construcción son: 
‐ Tufo, existen siete tipos,  extraídos de la región e incluso de la propia ciudad, desde el S. VI a. C. 
‐ Travertino, piedra caliza de las canteras del Tivoli, que es más sólido y duradero, se comienza a usar a finales 
del S. II a.C. 
‐ Mármol de Carrara, de la canteras de Luni, se empieza a utilizar a mediados del s. I a.C.,  y llegaba a Roma por 
mar. Otros mármoles venían importados de Grecia, Egipto, África y se utilizaban para las partes decorativas de 
los edificios. 
A mediados del S. IV d. C. comienza a disminuir la importación y se empieza a reutilizar el mármol decorativo 
de edificios imperiales, durante el Medievo se usó el mármol de los edificios en ruinas para la construcción de 
los templos cristianos. 
‐ Piedras locales para la mampostería. 
‐ La    arcilla:  Las  propiedades  que  tiene  como  su  maleabilidad    que  permite 
realizar  formas    diversas,  su    solidez    tras    el    secado  y  la    cocción  la 
convirtieron en un material esencial. 
La fabricación de tapial y de adobe consistía en colocar la arcilla en una fosa 
con agua para amasarla junto con un desengrasante vegetal (paja, hierba) o 
mineral (arena, gravilla). 
Los adobes son paralelepípedos de arcilla que se dejan secar al sol y se unen 
al muro mediante una lechada de arcilla húmeda 
El ladrillo se realizaba mediante cocción en hornos parecidos a los cerámicos. 
La difusión del ladrillo comienza en época de Augusto utilizándose sólo en 
estancias con humedad; con Tiberio se generaliza su uso en los paramentos 
(cada una de las caras de todo elemento constructivo vertical, como paredes 
o lienzos de muros), denominados opera testácea.  
Los  ladrillos  se  fabricaban  según  medida  estandarizadas  pudiendo  ser: 
bessales, semilaterales, bipedales… y existe una forma específica destinada a 
las termas son los tubuli de forma tubular y sección rectangular y los tegulae 
utilizados para la eliminación de humos y circulación de aire caliente en las paredes 
de las estancias calientes. 
Al igual que la cerámica los fabricantes de ladrillos marcan sus producciones en las 
estampillas con el nombre, el lugar de procedencia de la arcilla, las fechas 
‐ El  mortero:  Es  una  argamasa  formada  por  una  mezcla  de  cal  y  arena.  Una  vez 
fabricado el mortero se traslada  a la obra y se coloca entre las juntas de piedras o 
ladrillos y se enlucen las paredes.  
El mortero se mezcla con de arena, agua y cantos rodados o fragmentos de ladrillo 
para la fabricación del opus caementicium u hormigón romano. Había variedades 
de opus caementicium, en función de que se usara puzolana –arena volcánica más 
fuerte  y  que  incluso  fraguaba  debajo  del  agua‐,  ideal  para  los  cimientos  de  un 
edificio, o toba volcánica –arena más ligera como la piedra pómez, ideal para las 
bóvedas‐;  y constituía el núcleo de los muros y de los arcos de los edificios 
Armazón del opus caementicium.

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 2 
 
b) CIMENTACIONES 
Son las que soportan el peso de la estructura del edificio y según Vitrubio para 
que sean adecuadas es necesario excavar hasta llegar a un suelo sólido (roca).  
Las cimentaciones pueden estar realizadas: 
‐ Con  piedras  irregulares  dispuestas  a  seco, generalmente edificios  
de  poco  peso  y  van evolucionando hacia el uso de piedras de cierto 
tamaño unidas con mortero, dándole la consistencia para permitir el 
apoyo de sillares 
‐ Un segundo tipo son grandes bloques de piedra escuadrados en seco 
que se usan con anterioridad al opus caementicium.  
  Construcción de un muro con  opus caementicium.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

c) APAREJOS MURARIOS 
El  muro  es  el  elemento  que  sujeta  al  edificio.  Llamamos  "aparejo"  a  la  forma  y  disposición  de  los  materiales  de 
construcción. Los aparejos romanos suelen designarse con la palabra "opus" (obra), seguida de un adjetivo que identifica 
el tipo de aparejo.  
Los más destacados son: 
a.1 Grandes aparejos, realizados con bloques de piedra de grandes dimensiones (fortalezas de las ciudades del sur de 
Lacio). Los bloques de piedra suelen ser de forma irregular y a este paramento (muro) se le llama aparejo poligonal 
u opus siliceum. 
El más utilizado en Roma es el opus quadratum, hecho con bloques paralelepípedos 
regulares    dispuestos  uno  sobre  otro  en  hiladas  horizontales,  atendiendo  al  tipo  de 
sillares se tiene:  
‐ todas las hiladas son de igual altura, se denomina "opus isodomum";  
‐ si alternan hiladas de dos alturas, se suele llamar "opus pseudoisodomum".  
Atendiendo a la presentación de los sillares 
‐ Es vistos por la cara mayor, se llama  a soga 
‐ Es vistos por la cara menor se le llama a tizón  
‐ Si va alternando las caras, se le llama a soga y tizón 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 3 
 
b.1 Estructuras  mixtas:  En  estos  aparejos  se  utilizan  distintos  materiales  y 
emplean sistemas constructivos que mezcla varias técnicas.  Aquí se tiene: 
 Aparejo en damero: alterna bloques de sillar y rellenos de mampuesto, 
utilizado entre los s. IV‐II a.C. 
 Opus  africanum:  Está  conformado  por  cadenas  verticales  de  sillares 
alternando hiladas verticales y horizontales y rellenos de mampuestos 
cuadrangulares 
 Opus  craticium:  Es  un    entramado  que  va  combinando  cuadros  de 
maderos cuyo interior se rellena de morteros de cal o barro, ladrillos, adobes o piedras o de opus incertum 
(mampostería,  hecha  de  piedras  desiguales  en  las  que  sólo  se  cuida  un  poco  su  cara  exterior.  Suele  estar 
compactada con mortero de cal.) 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
c.1 Pequeños aparejos 
Son los aparejos formados por opus caementicium revestido con parámetros de piedras o ladrillos dando lugar a 
diversos aparejos, que detallamos:  
 Opus caementicium: es el hormigón compuesto de un mortero de cal y arena con guijarros o trozos irregulares 
de  piedra.  Con  el  paso  del  tiempo  estos  materiales  "fraguan",  reaccionando  entre  sí,  y  adquieren  una 
consistencia y solidez extraordinarias. Su gran plasticidad y baratura difundieron extraordinariamente su uso, de 
tal forma que lo encontramos formando el núcleo de gran parte de los muros y bóvedas romanas. Como su 
apariencia  es  pobre,  suele  estar  cubierto  por  paramentos  más  vistosos.  Es  frecuente  que,  ya  en  la  propia 
construcción, se realicen las cajas del hormigón (el encofrado) con los sillares o ladrillos que han de aparecer al 
exterior. Se rellenaría el hueco con el cascote o piedra picada (caementum) y por fin se vertería el mortero de 
cal que rellenaría los intersticios y haría fraguar el conjunto. Como este proceso es lento, se va haciendo por 
capas o tongadas, que suelen apreciarse cuando queda al descubierto el núcleo de hormigón en los restos de 
monumentos romanos 
 Opus incertum: mampostería, hecha de piedras desiguales en las que sólo se cuida un poco su cara exterior. 
Suele estar compactada con mortero de cal. Revestimiento de pequeños bloques de tufo dispuestos de forma 
irregular en ambas caras del muro 
 Opus  reticulatum:  bloques  pequeños  piramidales  con  la  punta  clavada  en  el  mortero  fresco  y  las  bases  en 
oblicuo bien ajustadas al exterior, con aspecto de cuadrícula regular, dando al paramento un aspecto de red. 
 Opus vittatum: sillarejo o mampuesto escuadrado colocado regularmente en hiladas horizontales, alternando a 
veces con hiladas de ladrillo 
 Opus  mixtum:  aparejo  mixto  de  diversos  tipos.  Puede  estar  compuesto  por:  mampostería  con  verdugadas 
(hiladas  horizontales)  de  ladrillo;  o  por  opus  reticulatum  con  tongadas  o  cadenas  (machones  verticales)  de 
ladrillo o piedra. 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 4 
 
 opus testaceum : ladrillos cubriendo muros de mampuestos con variaciones de dimensiones, forma y calidad 
para crear ornamentaciones diversas 
 opus latericium: construcción solo con ladrillos, compactados con mortero de cal. 
 opus spicatum: pavimentos de ladrillos colocados oblicuamente con hileras en direcciones opuestas. El diseño 
resultante es una espiga o espina de pez. 

 
d.1 Arcos, bóvedas y cubiertas 
 Arcos:  se  pueden  construir  con  distintos  tipos  de  aparejos,  donde  el  gran 
aparejo puede consistir en un gran bloque que flanquea la distancia entre 
dos  soportes  y  cuya  cara  interior  está  tallada  de  forma  curva;  también 
pueden ser dos bloques que hagan una estructura triangular y varios bloques 
unidos por aproximación de hiladas.  
El arco de dovelas son piezas pétreas en forma de cuña que se colocan de 
manera radial.  
Hay  ocasiones  en  que  se  construye  con  la  misma  estructura  mixta  de  los 
muros,  pero  de  manera  que  el  ladrillo  o  la  piedra  está  en  la  cara  vista 
mientras el interior se recubre con opus caementicium. 
 Bóvedas: es cualquier estructura de cubierta cuya principal característica es 
la concavidad de la superficie interna y el empuje lateral de los elementos 
que la constituyen.  
La disposición y los tipos derivan de la planta del espacio a cubrir (de cañón 
para  estancias  rectangulares,  de  cúpula  en  circulares,  esquifada  en  las 
cuadradas…). 
Dependiendo de su construcción hay dos tipos; la bóveda de dovelas que se 
hace con bloques pétreos de diferentes tamaños y la bóveda concrecionada, donde es necesario una cimbra 
para su construcción y está constituida por dos arcos de círculos de madera triangulados y unidos por un tablado 
semicilíndrico que hace de molde de la bóveda. El conjunto apoya en el suelo mediante postes o a la altura del 
nivel del  arranque, haciendo unos salientes que pueden tener valor decorativo de cornisa 
Para la construcción de las bóvedas concrecionada el operario vertía el opus caementicium y después de quitar 
la cimbra se remata. La técnica de construir cúpulas se adoptada con rapidez por los romanos, como por ejemplo 
en el Templo de Agripa, a finales del siglo I a.C. la cúpula está ya instalada en la arquitectura romana. 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 5 
 
 Cubiertas:  los  armazones  de  los  tejados  son  muy  simples,  y  consisten  en 
vigas horizontales (cathenae) que van de un muro aguilón al otro, estas vigas 
soportan a los cabrios que sobresalen de los muros y finalmente los listones 
donde van las tejas. 
Este tipo de cubierta es para pequeños espacios. Para grandes espacios se 
utiliza la estructura triangulada, que son dos grandes vigas colocadas según 
la inclinación de las vertientes, unidas en la parte superior y la inferior apoyada en una gran pieza horizontal.  
‐ Los materiales para el revestimiento de las cubiertas son tejas que generalmente se colocan de la misma 
forma: las tegulae, piezas planas con reborde  
‐ Imbrices, tejas curvas situadas sobre las uniones.  
 

 Los techos interiores estaban construidos mediante un armazón de vigas de madera que apoyan en voladizos y 
sobre estas se clavan  piezas de madera más pequeñas y que forradas de carrizo se extendía el enlucido.  
 

2. ARQUITECTURA RELIGIOSA 
 

2.1. LUGARES Y ESTRUCTURAS DE CULTO EN EPOCA ROMANA 
Antiguamente se consideraba lugar sagrado los lugares donde se sentía la presencia de alguna divinidad, estos lugares 
podían permanecer en su estado original o construirse estructuras como un altar, un edículo o un templo. 
 El altar o ara: Es la construcción más simple, donde los dioses recibían las ofrendas (comida, bebida, libaciones.). Al 
aire libre, en viviendas, edificios… 
Su apariencia inicial recuerda a los templos griegos in antis con planta en forma en U. En época republicana sería un 
bloque prismático de unos 50 o 100 cm. que tenía un zócalo liso, seguido de unas molduras, luego el cuerpo, luego 
más molduras y un coronamiento del bloque liso o con volutas a los lados (pulvini). 
 Los edículos (aedicula): pequeños edificios que reproducían la fachada de un templo, similares a capillas o templetes 
(sacellum)  que  albergaban  imágenes  de  dioses  o  héroes.  Se  ubican  en  el  cruce  de  calles.  También  los  lararios 
destinados al culto doméstico muestran una estructura similar y tipología variada. 
 El  templo:  es  el  edificio  religioso  más  importante,  dedicado  a  una  o  varias  divinidades.  Los  ritos  se  hacían  en  el 
exterior, delante del edifico había un altar donde el sacerdote hacía las celebraciones. 
 Otros lugares de culto son los que estaba destinado a las ofrendas votivas (objeto dejado en un 
lugar sagrado por motivos rituales), que se hacía para solicitar al dios un favor, dar gracias… Las 
ofrendas (exvotos) eran sagradas y por eso no podían ser destruidas, robadas…y se guardaban en 
fosas  excavadas  específicamente  dedicadas  a  su  depósito  junto  al  edificio  o  en  su  interior 
(favissae). 

Larario de la Casa de
Menandro, Pompeya 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 6 
 
2.2. TIPOLOGIA Y CARACTERISTICAS GENERALES DEL TEMPLO ROMANO 
 

 La  fórmula  arquitectónica  del  templo  romano  está  más  cercana  a  la 
etrusca que a la griega debido al concepto religioso 
 Un elemento característico en su concepto constructivo fue el Podio: 
‐ Basamento  elevado  con  un  único  acceso  mediante  una  escalera 
frontal y donde se edificaba el templo,  
‐ Trata de diferenciar el plano divino del humano.  
‐ La estructura era de piedra (solidez) rellena de cascotes o mortero  
‐ El muro exterior era en opus quadratum y se decoraba con molduras en las partes inferiores y superiores.  
‐ Realza la frontalidad del edificio frente al valor escultórico del templo griego, haciendo la preeminencia d ela 
fachada 
‐ Pórtico de gran profundidad: doble línea de columnas 
‐ Frontón 
 

 Tipos: 
‐ Próstilo:  Es  el  mas  difundido.  De  forma  rectangular 
preceddido de un portico soportado por dos pilares in antis 
(carece  en  su  facahada  de  portico.  Los  muros  laterales  o 
antas se prololongan y entre ellos se  colocan dos columnas). 
La version mas repetida tenia un pronaos columnado 
‐ Etrusco‐itálica (templo de Júpiter Capitolino de Roma). S. VI 
y V a.C. Con tres cellae 
‐ Períptero sine postico (fines s. IV ‐I a.C.). Templo de planta 
periptera  pero  sin  las  columnas  en  la  fachada  posterior. 
Sustituye las cellae laterales por alae y el pórtico posterior 
‐ Pseudo‐períptero.  A  mediados  del  s.  II  a.C.  proceso  de 
helenizacion,  que  hace  que  sobre  la  planta  del  templo 
próstilo se decoren los muros exteriores con medias columnas adosadas 
‐ Períptero con pórtico reales en los cuatro lados 
‐ Tholos. Templo con cella única circular y pórtico con frontón destacado 
 

 Materiales:  
‐ En los primeros tiempos sólo se utilizó la piedra en cimientos y en el podio, las paredes eran de adobe y las 
columnas primero fueron de madera y después de tufo, el arquitrabe y la estructura de la cubierta también 
eran de madera; entre los s. VII  y VI a.C. estos dos últimos elementos fueron revestidos de terracota con 
finalidad decorativa y para proteger de la humedad.  
‐ A partir del siglo V a.C. Se construye el edificio en piedra y el aparejo empleado es el opus quadratum.  
‐ El mármol se utilizó por primera vez en un templo a mediados del siglo II a.C.  
‐ Un  gran  avance  fue  la  aplicación  del  opus  caementicium,  aunque 
reservado para los cimientos ya se utiliza en el podio, bóvedas y cúpulas.. 
 

 Ornamentación:  Los  recursos  ornamentales  de  los  edificios  romanos  se 


limitaban  a  terracotas  arquitectónicas,  que  disminuyen  en  el  siglo  II  a.C.  a 
causa del contacto con el mundo helenístico.  
Debido a los contactos con el mundo helenístico se incorporan los órdenes 
arquitectónicos griegos a los edificios construidos en piedra: 
‐ El  dórico  está  poco  representado  y  su  versión  romana  es  el  orden 
toscano, que tenía el capitel más pequeño y sin estrías en el fuste.  
‐ El orden jónico tampoco estuvo muy representado.  
‐ El  orden  representativo  fue  el  corintio  por  su  mayor  capacidad 
decorativa.  
‐ También se creó un orden, denominado capitel compuesto y que tenía 
las volutas jónicas y hojas de acanto del orden corintio 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 7 
 
2.3. LA EVOLUCION DE LA ARQUITECTURA RELIGIOSA 
 

2.4. EL SURGIMIENTO DE LA TIPOLOGÍA ARQUITECTÓNICA DE LAS IGLESIAS CRISTIANAS 
 

La arquitectura cristiana primitiva, se entiende como 
la que se realizó entre finales del siglo III hasta el siglo 
VI y nacida principalmente como una necesidad para 
la construcción de estructuras propias para la religión 
cristiana. 
Fue en Roma como centro de la cristiandad, donde se 
produjeron  las  primeras  manifestaciones  de 
monumentos  de  arquitectura  en  el  ámbito  de  los 
cementerios  o  catacumbas,  dentro  de  una  etapa  de 
clandestinidad debido a las persecuciones de que eran 
objeto los que practicaban la religión cristiana. En esta 
misma  época  para  celebrar  las  asambleas  de  culto 
religioso se utilizaron viviendas privadas, adaptándose 
algunas de sus salas para este fin, (domus ecclesiae), 
y no se diferenciaban externamente del resto de casas 
del vecindario.  
El reconocimiento de la religión cristiana por Constantino en el año 
313  d.C.,  hace  que  aparezcan  tres  nuevos  modelos  arquitectura 
cristiana, si bien son reinterpretaciones de modelos anteriores: las 
basílicas,  los  baptisterios  (edificios  para  los  bautizo)  y  los 
mausoleos.  
El  termino  basílica  para  la  arquitectura  romana  eran  salas  de 
reunión comercial y administración de justicia, los arquitectos de la 
época de Constantino adaptaron estas construcciones para el culto 
cristiano. 
Al final del s. IV  los templos cristianos tenían planta rectangular y 
se  dividía  longitudinalmente  en  varias  naves,  donde  la  central 
acogía  a  los  fieles  y  separaba  a  los  catecúmenos  en  las  naves 
laterales, además tenía un ábside en el remate de la nave central 
donde  estaba  el  clero,  existía  además  una  nave  transversal,  un 
vestíbulo  (nártex)  y  un  atrio  porticado.  También  como 
construcción cristiana es el edificio de veneración de los mártires, 
estas conservan las reliquias de algún santo 
Durante  el  reinado  de  Constantino  se  construyeron  basílicas 
cementeriales,  con  función  de  cementerios  cubiertos  donde  se 
celebraban  los  banquetes  fúnebres;  estaban  situados  en  las 
cercanías de las catacumbas y tienen una planta con nave central 
absidiada, rodeada de un pasillo que gira alrededor del 
ábside. 
Constantino ordenó levantar sobre la tumba de Pedro 
una  basílica  con  esta  función  que  tenía  dos  cuerpos: 
uno  longitudinal  (con  cinco  naves),  precedido  de  un 
atrio  y  otro  transversal  (transepto)  cuyo  centro 
coincidía  con  el  sepulcro  de  Pedro.  El  transepto  se 
utilizaba  para  los  ritos  y  las  naves  funcionaban  como 
cementerio cubierto. 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 8 
 
3. EDIFICIOS CON FUNCION POLITICA, ADMINISTRATIVA Y COMERCIAL 
En todas las ciudades existían espacios de uso público que albergaban edificios de carácter público. 
3.1. EL FORO: Viene a ser como la réplica de ágora griega. Es un conjunto de construcciones distribuidas alrededor de una 
plaza rectangular porticada, en las fundadas ex novo solía estar en el centro de la ciudad donde se producía el cruce del 
kardo y el decumanus maximus.  
El foro estaba constituido por una plaza rectangular porticada, dominada en uno de los lados cortos por un templo y en 
el opuesto por el edificio de administración de justicia (basílica), en los espacios restantes se sitúan edificios como el de 
gobierno municipal (curia), lugares comerciales (tabernae), la cárcel (carcer), el archivo (tabularium) o el tesoro público 
(aerarium). 
‐ El  templo:  es  indispensable  en  el  periodo 
republicano dedicado a la triada Capitolina. Con 
el  reinado  de  Augusto  se  introduce  el  culto  al 
emperador  y  se  construyen  edificios  para  dicho 
culto (Aedes Augusti). 
‐ El Comitium (comicio): espacio donde se reunía la 
Asamblea de Ciudadanos en reuniones políticas o 
para  comicios  electorales.  Constaba  de  un 
graderío circular en un espacio cuadrangular. 
‐ La  curia:  sede  del  Senado  o  de  los  magistrados 
locales.  Solían  ser  construcciones  rectangulares, 
sin columnas. En algunas de estas construcciones el lado opuesto a la entrada tenía un ábside rectangular y en los 
lados había bancos para los miembros, además en la cabecera había un estrado sobreelevado donde se colocaba el 
orador. 
‐ La  basílica  forensis  (basílica):  Dedicado  a  la  administración  de  justicia,  también  se  realizaban  negocios  y 
transacciones  económicas.  Tiene  el  esquema  de  planta  rectangular  dividida  en  varias  naves  longitudinales  por 
hileras de columnas, que sujetaban una cubierta de madera. Algunas tenían la fachada porticada y era frecuente 
que  hubiera  otro  piso  sobre  las  naves  laterales.  La  planta  podía  completarse  con  un  ábside  donde  estaban  los 
escaños de los magistrados (tribunal). 
‐ Los  pórticos:  se  aplica  este  término  a  todo  edificio  más  largo  que  ancho,  abierto  en  toda  su  longitud  con  una 
columnata. El muro del fondo solía ser liso o tener ventanas. 
LA EVOLUCIÓN MOMUMENTAL DE LOS ESPACIOS FORENSES:  
Se distinguen varias etapas en la construcción de los Foros.  
 En los más antiguos, el comitium y curia, dominaban el complejo, pero esta ordenación se vio modificada por la 
presión de lo político sobre lo religioso que acaba imponiendo su volumen arquitectónico al templo.  
 En el siglo I a.C. comienzan a crecer los aspectos jurídicos y administrativos por encima de las actividades políticas 
que representa el comicio, lo que supone el triunfo del modelo arquitectónico regido por la basílica forensis y el 
templo.  
 La etapa augustea trae novedades, y la basílica toma más fuerza junto con la introducción del culto al emperador, 
por lo que la curia pierde su antiguo protagonismo y pasa en algunos casos a ser incorporada a la arquitectura de 
la basílica. Además el culto a la triada capitolina disminuye a favor de los cultos al emperador.  
 La evolución de la época imperial ya consagra los esquemas constructivos al culto del emperador, donde aparecen  
unos grandes complejos llamados Foros Imperiales. 
LA EVOLUCIÓN CONSTRUCTIVA DEL FORO ROMANO:  
Una vez que adaptaron las zonas pantanosas en el s. VIII a.C. esta se convierte en el centro de la vida romana.  
Desde las épocas más antiguas la función político‐religiosa se localizaba al pie del Capitolio, en la zona norte, y en la sur 
estaba la función económico‐comercial.  
El cambio de la Monarquía a la República (509 a.C.) supone el crecimiento y consolidación de esta zona; una parte muy 
importante de las construcciones de edificios se orientó, primeramente, a reforzar las relaciones políticas y religiosas en 
ese espacio, ya se construyen los primeros templos.  

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 9 
 
El periodo comprendido entre finales del siglo V a.C. y todo el IV a.C. está marcados por continuas luchas vecinales, lo 
que disminuye la actividad constructora.  
En el siglo III a.C. terminan las Guerras Púnicas y la hegemonía de Roma en el Mediterráneo es un hecho; por lo que deben 
embellecer su ciudad con nuevos y mejores edificios, hacen cambios de funciones relegando el área comercial a otras 
zonas de la ciudad en aras del crecimiento político de la ciudad; las construcciones religiosas no tuvieron grandes cambios 
y se reconstruyeron algunos edificios. Donde sí hay una mayor innovación es en los edificios civiles, sobre todo en los 
edificios administrativos y judiciales.  
Durante el siglo II a.C. se construyen cuatro basílicas que además por su estilo arquitectónico mejoraban notablemente 
la apariencia del Foro, después se construye el Tabularium para guardar los archivos oficiales. La crisis republicana y la 
subida al Estado de personalidades con poder vuelven a tener reflejo en la reforma arquitectónica y las funciones del 
Foro. 
La intervención de César supone la pérdida del papel y del espacio del Comicio que sería ocupado por la nueva Curia Julia, 
que acabará por convertirse en un apéndice del Foro de César.  
Desde Augusto a Trajano su multiplican las plazas forenses (foros) que están concebidas para la gloria del emperador, 
pero el viejo foro republicano sigue sufriendo las reconstrucciones; Augusto construyó un templo a César divinizado y un 
arco a sus nietos (Gayo y Lucio), Tiberio reconstruyó, también, templos y sólo Domiciano introdujo un nuevo elemento, 
que rompía la estructura del Foro, con su gigantesca estatua ecuestre en el centro de la plaza, a la muerte del emperador 
se retiró.  
A comienzos del siglo III d.C. se levanta el arco de Septimio Severo y con la Tetrarquía se celebra el último capítulo de la 
arquitectura del Foro romano. Diocleciano restaura la Curia y en el año 303 d.C. se levantan las Decenales (columnas 
conmemorativas a los diez años de mandado de la Tetrarquía).  
La historia del foro romano se cierra con la colocación de la columna del emperador bizantino Focas, en el año 608 d.C. 

LOS FOROS IMPERIALES DE ROMA:  
Son  una  sucesión  de  ampliaciones  del  foro  romano 
realizadas  durante  el  final  de  la  época  republicana  y  el 
principio de la época imperial. 
El complejo consta de cinco foros imperiales: Foro de César, 
Foro de Augusto, Foro de Vespasiano, Foro de Nerva (Forum 
Transitorium)  y  Foro  de  Trajano,  realizados  debido  a  la 
creciente  demanda  de  centros  políticos  y  administrativos 
tanto  para  el  estado  como  para  la  ciudad,  y  también  por 
deseo de contar con centros representativos más solemnes. 
El Foro de César es el primero de los Foros Imperiales, Cesar 
ordenó ampliar el antiguo centro de la ciudad con un nuevo 
foro aunque probablemente estaba aún incompleto y 
fue terminado posteriormente por Augusto. La nueva 
construcción  se  edificó  al  pie  del  monte  Capitolino, 
lindando con el antiguo centro y el proyecto parte de 
una plaza rectangular rodeado por pórticos en tres de 
sus lados donde el lado norte estaba presidido por un 
templo  dedicado  a  Venus  Genetrix.  En  frente  del 
templo  situó  una  estatua  de  sí  mismo  montando  a 
Bucéfalo, el espacio público se subordina a la difusión 
del concepto de poder 
Augusto  sigue  por  el  camino  abierto  por  César  y 
remata  las  obras  de  su  padre  adoptivo  y  ordena  la 
construcción  de  un  templo  en  honor  de  César 
divinizado, aunque su obra cumbre es el Foro de Augusto una segunda plaza monumental, y donde la plaza también es 
rectangular y orientada en sentido perpendicular al Foro de César, estaba flanqueada en los lados largos por pórticos 
columnados en los que se abrían simétricamente dos exedras (construcción descubierta, de planta circular, con asientos 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 10 
 
y  respaldos  fijos  en  la  parte  interior  de  la  curva)  para  hacer  la  circulación  periférica  y  contemplar  los  retratos  de  los 
grandes hombres de Roma.  
El  siguiente  paso  en  los  Foros  Imperiales  está  representado  por  el  Foro  de  Vespasiano,  que  se  construyó  para 
conmemorar el restablecimiento de la paz tras los desórdenes del año 69 d.C. y su victoria sobre los judíos. El espacio 
creado  está  cerrado  con  pórticos  y  donde  el  templo  se  concibe  como  una  gran  exedra  (sala)  cuadrangular,  con  una 
fachada imbuida en el pórtico; este edificio y sus anexos guardaron los archivos de la ciudad.  
Entre los tres foros ya creados (César, Augusto y Vespasiano) se creó el Foro de Domiciano, que se llamó Foro Transitorio 
por ser el foro que conectaba todos los demás.   
El  último  y  más  grandiosos  fue  el  Foro  de  Trajano, 
realizado sobre el Quirinal (hubo que desmontar parte 
de  la  colina).  La  gran novedad  es  la  utilización  de  un 
nuevo material: el hormigón. Sólo las partes externas 
de los muros se realizaron en pierda maciza, mientras 
que los huecos se llenaron con cemento. Los edificios 
resultantes  eran  resistentes  al  paso  del  tiempo  y  de 
paso evitaban la propagación de los incendios en esta 
zona.  El  conjunto  constaba  de  una  gran  plaza 
porticada,  con  exedras  circulares  y  presidida  en  el 
centro con una estatua ecuestre del emperador; en el 
límite oriental de la plaza estaba la Basílica Ulpia y tras 
la  cual  se  accedía  a  otra  plaza  donde  estaban  las 
bibliotecas y entre ellas la columna de Trajano; finalmente había un cerramiento porticado en forma de herradura donde 
había un templo dedicado al emperador divinizado (ya construido por su sucesor).   

3.2. EDIFICIOS PARA LAS ACTIVIDADES COMERCIALES Y EL ALMACENAMIENTO 
 

 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 11 
 
4. EDIFICIOS PARA ESPECTACULOS Y OCIO 
 

4.1. SIGNIFICADO Y FUNCIÓN DEL OCIO EN LA SOCIEDAD ROMANA:  
A la sociedad romana no le gustaba trabajar, y la vida ociosa era sinónimo de clase social donde practicaban actividades 
que comportaban la diversión o el cultivo del cuerpo; pero junto a esta vida ociosa de las elites de Roma también se 
generaba el ocio para las clases bajas como método de control y manipulación política.  
El tiempo de ocio se ofertaba como espectáculos, los más importantes datan del siglo IV a.C. y eran en honor de Júpiter 
(Ludi Romani), también los Juegos Plebeyos (Ludi Plebeii) se hacían anualmente desde el siglo III a.C.  
Junto a estos juegos programados en su calendario se podían hacer otros extraordinarios para celebrar algún edificio, 
victoria, aniversario del emperador…  
Cada forma de espectáculo tenía su edificación, como teatros, luchas de gladiadores 
4.2. LOS TEATROS:  
La representaciones teatrales formaban parte de los juegos públicos celebrados en honor de los dioses y eran la expresión 
de la vida cívico‐religiosa.  
Hasta finales de la República no había en Roma ningún teatro estable en piedra; el primero lo construyó Pompeyo en el 
Campo Marcio en el año 55 a.C. y se construyó de manera que la cavea era la estructura de acceso al Templo de Venus, 
también construido por él.  
Al teatro de Pompeyo le siguió el que Augusto dedicó a su nieto Marcelo y que ya constaban con todos los elementos 
propios  del  teatro;  en  la  actualidad  se  conservan  dos  de  los  tres  pisos  con  columnas  dóricas,  jónicas  y  podría  haber 
albergado a unos 15.000 espectadores. Este teatro sirvio de modelo para los ques e construyeron en los años siguientes 
dentro y fuera de la Peninsula Italica. 
Las normas de construcción de los teatros vienen dadas por Vitrubio en su libro del Tratado de Arquitectura. La planta 
canónica de estos edificios poseía las siguientes fases: 
 La cavea: es el graderío de forma semicircular y dividido en tres alturas: ima, media y summa cavea, donde debían 
colocarse los espectadores por su rango. En los asientos inferiores se situaba la aristocracia, en la media cavea era 
el grueso de la plebe, las mujeres debían ver el espectáculo desde la summa cavea a excepción de las clases social 
altas y en la zona más alta estaba las clases sociales más humildes y sobre ellos los esclavos. Toda la cavea estaba 
dividida en forma de cuñas (cunei) por hileras de asientos con corredores radiales (scalarias) y longitudinalmente 
por un pasillo (praecinctio) 
 Balteus: murete de separación entre la orchestra y el graderío. 
 Orchestra: de forma semicircular era el lugar reservado a los asientos de los altos magistrados. 
 Pulpitum: es el escenario, su frente estaba articulado en nichos y decorado con relieves, bajo el escenario estaba 
el telón (aulaeum)  
 Scaena:  Espacio  situado  sobre  un  pódium  que  la  elevaba  de  la  orchestra,  conteniendo    todos  los  elementos 
necesarios para el funcionamiento correcto de las representaciones.  
 Scaena frons: es la fachada monumental que sirve de fondo al escenario y que generalmente está formada por dos 
o tres pisos cubierta por un tejadillo que facilitaba la resonancia. Estaba muy decorada y tenía tres puertas por 
donde entraban y salían los actores: una central (valva regia) y dos laterales: valva hospitalium 
 Proscænium: Espacio donde actuaban los actores 
 Versurae:  es  una  estancia  que  estaba  entre  los 
dos extremos del hemiciclo y el cuerpo escénico; 
su función al no aparecer en el tratado de Vitrubio 
no  está  muy  clara  y  podría  tratarse  de  un  lugar 
para los espectadores más egregios (ilustres). 
 Post  scaenam:  situado  detrás  de  la  fachada 
(scaena frons) sería un pórtico para albergar a los 
espectadores  en  caso  de  lluvia  y  donde  estarían 
los locales de servicio para los actores y el teatro. 
Algunos teatros podían tener una cubierta móvil de lino 
o seda para proteger el espectáculo (velum). 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 12 
 
4.3. LOS ODEONES: 
Destinado a las audiciones musicales y recitales; se piensa que era un teatro cubierto con la particularidad de la mejor 
acústica. 
4.4. LOS ANFITEATROS:  
Construcciones, creadas a partir del siglo I a.C., de gran capacidad, con buena visibilidad y un escenario muy versátil para 
todo  tipo  de  espectáculos:  combates  de  gladiadores  (numera);  luchas  o  cacerías  de  animales  salvajes  (venationes)  y 
combates navales (naumachiae).  
Eran de planta elíptica impuesta por su núcleo escénico, la arena, o patio central, donde se desarrollaban los juegos y 
contiendas. 
El graderío (cavea) estaba dividido por tres muretes (baltei) en 
cuatro  secciones  superpuestas,  y  la  última  de  ellas  estaba 
dividida a su vez en dos. La sección inferior (pódium) eran dos 
gradas que llegaban hasta la arena pero separadas por un muro 
de  mármol  (este  material  evitaba  que  las  fieras  salvajes  se 
agarraran),  este  espacio  estaba  reservado  a  senadores, 
magistrados…;  a  continuación  había  una  zona  para  los 
miembros  ecuestres,  y  sobre  ellos  los  tribunos  y  después  los 
ciudadanos; las partes más altas estaba destinadas por orden  
los  ciudadanos  desprovistos  de  derechos  de  ciudadanía  y  las 
mujeres  plebeyas,  todo  este  grupo  estaban  de  pie  en  las 
gradas.  
Para el rápido desalojo en caso de necesidad había un sistema de comunicación horizontal con pasadizos que rodeaban 
el edificio y escaleras verticales (cunei).  
La característica más destacada de estas construcciones era la búsqueda topográfica de un lugar donde construirlos, y 
sólo en caso de que las condiciones no fueran las idóneas se utilizaban elementos de sostén para las gradas.  
El mejor anfiteatro conservado es el de Pompeya, donde la obra apoya parte en el terreno y parte en una estructura de 
arcadas y contrafuertes, la arena tiene una forma bastante alargada y tenía dos accesos principales con escaleras.  
La evolución técnica de estos edificios tiene como punto de partida la cávea tallada en la toca, la seguiría la obra mixta 
que combina la cávea tallada con hormigón macizo, se trataba de acumular tierra para asentar un armazón de madera y 
colocar encima la grada, pero este sistema no soportaba bien la lluvia, por lo que se impuso seguidamente la estructura 
maciza, donde el gradería estaba construido sobre estructuras compuestas por muros rellenos de tierra. 
El  primer  anfiteatro  estable  de  Roma  fue  mandado  construir  por  Augusto  en  el  Campo  Marcio  y  tras  una  serie  de 
modificaciones y adecuaciones de Calígula, Nerón y Flavio, Roma tuvo su anfiteatro. Su ubicación en el centro de la ciudad 
y su gran tamaño supusieron la culminación del nuevo poder político, la dinastía Flavia. En la antigüedad era conocido 
como Anfiteatro Flavio, y ya en la Alta Edad Media se lo conocía como Coliseo. El proyecto fue iniciado por Vespasiano 
(71‐72 d.C.) e inaugurado por Tito (80 d.C.), aunque los trabajos finales son de Domiciano; es el anfiteatro más grande 
del mundo y sus principales estructura eran de travertino con opus quadratum, las estructuras secundarias eran de opus 
caementicium  revestido  con  ladrillo,  los  cimientos  eran  de  hormigón  sobre  el  que  apoyaban  pilastras  de  travertino 
enterradas  a  gran  profundidad.  El  anillo  de  la  fachada,  también  en  travertino,  estaba  formado  por  tres  órdenes 
superpuestos encuadrados en semicolumnas de orden toscano, jónico y dórico en sentido ascendente. La fachada estaba 
coronada  con  un  ático  abierto  con  ventanas  rectangulares  y  el  graderío  estaba  dividido  en  cinco  sectores  para  las 
diferentes  categorías  sociales.  La  arena  estaba  compuesta  por  el  subsuelo  (fossa  bestiario)  que  contenía  toda  la 
infraestructura de las jaulas, montacargas…que permitían la subida a la arena tanto de las bestias como de escenario 
impresionantes. Y por último nos referimos la cubierta móvil que protegía a los asistentes y que era una inmensa carpa 
(velum) que cubría el anfiteatro.  
 
 
 
 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 13 
 
4.5. LOS CIRCOS:  
En los primeros momentos los juegos ludi circenses se celebraban en lugares al aire libre, posteriormente se 
realizó algún acondicionamiento temporal con gradas móviles de madera. 
La arquitectónica del circo romano no tuvo lugar hasta el año 174 a.C. de la que son las primeras estructuras 
estables del Circo Máximo de Roma; con planta rectangular y un lado semicircular. En el lado recto estaban 
las carceres (boxes) donde los carros esperaban la salida. El edificio constaba de una pista de tierra batida que 
estaba  dividida  en  su  eje  longitudinal  por  un  muro  de  baja  altura  (spina)  que  tenía  función  decorativa 
(obeliscos, estatuas, fuentes...), y en los extremos de esta spina se colocaban las bases semicirculares (metae) 
en torno a las cuales giraban los carros en las carreras. En los lados largos de la pista y el hemiciclo opuesto a 
las carceres estaba la cavea con gradas divididas por corredores que llevaban a las escalares de acceso. 

4.6. LOS ESTADIOS:  
Derivan de las formas griegas, y aunque tiene parecido con el circo sus funciones son distintas, también sus 
dimensiones y su estructura interna.  
Constructivamente consta de una pista de tierra batida con el lado de partida rectilíneo y el opuesto curvilíneo, 
y rodeada de un graderío.  
En Roma el primer estadio se construyó por Domiciano 
4.7. TERMAS 
Eran construcciones lujosas, amplias y magníficamente decoradas interiormente con ricos mármoles y pavimentos de 
mosaicos de vivos colores con motivos  alusivos a la natación.  
Las bóvedas estaban cubiertas de artísticos artesonados.  
Eran edificios para baños públicos y recintos de reunión y conversación. 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 14 
 
5. ARQUITECTURA HONORIFICA Y CONMEMORATIVA 
 

6. ARQUITECTURA DOMESTICA 
Tradicionalmente se han clasificado en cuatro grupos fundamentales: 
 Domus: consideradas casas unifamiliares, propiedad de familias solventes, 
 Insulae:  en  su  acepción  más  general  se    identifican  con    residencias  plurifamiliares    de  varios  pisos  de  alquiler 
denominados cenacula. También designa una casa grande a cuyos pisos superiores se accede por escaleras desde 
la calle y que está compuesta por viviendas independientes. 
 Villae: grandes residencias urbanas o rústicas, habitadas por familias acomodadas. 
 Palatium: residencia del Emperador. 
 

6.1. DOMUS 
Las domus eran las viviendas de las familias de un cierto nivel económico, cuyo cabeza de familia (paterfamilias) llevaba 
el título de dominus. 
El modelo habitual constaba de una sola planta. A la entrada de la casa había una puerta vigilada por un esclavo portero. 
Esta puerta no daba directamente a la calle, sino que se encontraba al medio de un vestíbulo (vestibulum), de reducidas 
proporciones.  Tras  acceder  a  la  casa  por  el  vestíbulo  se  llegaba,  a  través  de  las  fauces,  al  atrio  (atrium),  elemento 
característico de la domus, un patio cubierto y con una abertura central (el compluvium) por la que entraba el agua de 
lluvia que se recogía en el impluvium. El atrio constituía el centro de la vida doméstica, en él se exhibían las estatuas de 
los antepasados (imagines maiorum) y se hacían ofrendas a los dioses protectores de la domus en el lararium. También 
tenía lugar en el atrio la salutatio matutina de los clientes vinculados al dueño de la casa.  
El tablinum (anexo al atrio) fue inicialmente la pieza donde dormía el dueño de la casa, pero se terminó convirtiendo en 
su despacho, lo que incluía la función de archivo.  
El triclinio (triclinium) era estancia donde se celebraba la cena, la comida vespertina, que se celebraba como reunión 
familiar o con los amigos, y disponía de klynai para que los comensales se recostaran.  
Los cubiculum o cubicula servían de dormitorios.  
Una estancia que daba cierto prestigio era el oecus, que es un salón que servía para reuniones o como comedor cuando 
los invitados eran numerosos 
Otras estancias eran la cocina (culina), junto a estas estaban las letrinas conectadas a un pozo de evacuación  y los baños 
(balnea) situados en el mismo espacio que la cocina.  
Durante el s. II a.C. las estancias se calientan con braseros (Apodyterium/Tepidarium y el Caldarium) y más tarde con el 
hipocaustum y permite la construcción de termas 
También existían una parte subterránea formada por los cryptoporticus que son galerías subterráneas instaladas bajo los 
peristilos y las bodegas, espacios abovedados destinadas a almacenar alimento y bebidas.  
A partir del siglo II a. C. comienzan a construirse peristilos (peristylium) por influencia griega; eran patios ajardinados 
rodeados de columnas, que irán ganado protagonismo en detrimento del atrio, que pierde su función hacia el siglo I d.C. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 15 
 
EVOLUCIÓN:  
Su forma arcaica es conocida por las urnas funerarias 
encontradas  en  las  necrópolis  del  antiguo  Foro 
Romano,  las  cuales  tenían  forma  de  una  cabaña 
redondeada con una única habitación. Los vestigios de 
encontrados en el Monte Palatino y datados en el siglo 
VIII  d.  C.  confirman  este  planta  arquitectónica  tan 
modesta. 
La  influencia  etrusca  de  finales  del  periodo  de  la 
monarquía  romana  ve  nacer  la  domus  con  una 
estructura  rectangular  y  con  varias  habitaciones,  al 
fondo  del  patio  central,  se  encontraba  el  tablinum, 
originalmente la habitación donde dormía el padre de 
familia.  En  esta  sala  también  se  situaba  el  pequeño 
santuario  dedicado  a  los  Lares  y  Penates,  muchas  veces  situado  en  un  nicho  en  la  pared.  Sin  embargo  la  morada 
permanecía con un estilo rústico, que se traduce en la relación aún estrecha entre la vivienda y su jardín cerrado. 
En el s. III a.C. las casas de esta época republicana son una planta rectangular desde cuyo centro, el atrium tipo toscano 
provisto de un impluvium, se desarrollan los cubicula o habitaciones (disposición atrio‐tablinum). Frente a la entrada se 
desarrolla el tablinum con sus alae o pequeñas habitaciones adosadas y desde aquí salir al hortus, especie de jardín–
huerto. Es la casa patricia por excelencia. Un ejemplo de casa de esta época es la casa del cirujano de Pompeya.  
A comienzos del siglo II a. C. el peristilo se convierte en el centro de la actividad social de sus habitantes. Un ejemplo de 
esta época es la Casa del Fauno de Pompeya. Las domus comienzan a ser cada vez más suntuosas y se construyen varios 
triclinio) alrededor del peristilo.  
El salón de reuniones columnado (oecus), cubierto por bóvedas, aparece en el siglo I a. C. y con él se multiplican las 
estancias  dedicadas  al  ocio  que  ahora  se  distribuyen  en  torno  al  peristilo  en  lugar  de  en  torno  al  atrio,  que  pierde 
protagonismo. Aparecen los mármoles para decorar las estancias principales y el hipocausto (hypocaustum) que calienta 
las habitaciones de la casa y permite la construcción de termas. 
En el siglo I aparecen impresionantes casas cuyos peristilos con fuentes, grandes jardines e incluso lagos artificiales son 
sitios para el paseo y la tertulia.  
Ya en época altoimperial se transforma el peristilo, quedando éste abierto y con una fuente monumental en su centro. 
Las grandes ventanas y habitaciones para banquetes son características de ésta época a la que pertenece la "Casa de 
Amor y Psique" en Ostia. 

6.2. LAS INSULAE 
Hace referencia al grupo de edificios delimitados por vías, una 
propiedad inmobiliaria articulada en pisos 
Eran  bloques  de  viviendas,  normalmente  en  régimen  de 
alquiler, de varios pisos en el periodo imperial romano. Eran 
utilizadas por los ciudadanos que no podían permitirse tener 
viviendas particulares (domus). 
En la parte inferior se instalaban tiendas y talleres. Las insulae 
se construían de ladrillo y argamasa, similares a los edificios 
de apartamentos actuales. Los ejemplos mejor conservados, 
fechados en los siglos II y III, están en Roma cerca del Capitolio 
y en Ostia (el puerto de Roma), donde se han clasificado dos 
tipos: 
 Primer tipo: en el que se sitúan tiendas y talleres en 
la planta baja. En el entresuelo se disponían los alojamientos para los trabajadores de estos negocios y las plantas 
superiores se dividían en apartamentos. 
 Segundo tipo: en la planta baja en lugar de tiendas y talleres se disponían las viviendas en torno a un jardín o a 
un pasillo. 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 16 
 
7. ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES, DE ALOJAMIENTO Y RESTAURACION 
 

a) LAS  TABERNAE:  De  manera  general  se  denominan  así  a  las  tiendas  y 
generalmente, estas tabernaes podían tener una o dos plantas, usándose la 
planta  inferior  como  zona  de  venta,  mientras  que  la  planta  superior  era 
usada como vivienda del propietario de la tabernae o bien como almacén, y 
a la cual se accedía a través de unas escaleras muy sencillas, dispuestas por 
lo general al fondo del local.  
La mercancía se exponía al público en la zona delantera sobre un mostrador 
que  ocupaba  toda  la  fachada,  excepto  en  la  zona  de  acceso  que  estaba 
tapada  con  un  biombo  encastrado  al  suelo  por  una  ranura.  Estas 
características son comunes, por lo que no podemos diferenciar los tipos de 
negocio, luego las tabernae eran un espacio de venta y producción 
Las tabernae se situaban generalmente en los bajos de las insulae, abiertas 
a las vías principales de las ciudades. 
A veces, las tabernae se agrupaban, dando lugar a los mercados. Ejemplo de 
ello son los mercados de Pompeya y Ostia, o el Mercado de Trajano.  Estos 
mercados  revelan  la  siguiente  tipología:  local  de  planta  baja  con  gran 
apertura a la calle, y un altillo al cual se accede mediante una escalera de 
madera. Si el mercado no estaba cubierto, de la fachada podía emerger un 
elemento de sombra, una pérgola. 
b) HOTELES, BARES O RESTAURANTES 
Se pueden diferenciar dos grupos: 
1) Hoteles u otros establecimientos de alojamiento, a los que se añade comida y bebida:  
 Hospitium:  son  hostales  para  comerciantes  de  buena  posición  y 
poseen  comedores,  triclinia,  cocinas  y  dormitorios  en  el  piso 
superior e inferior.  
 Stabulum: son establecimientos con establos que se componen de 
un patio abierto rodeado de comedores, letrinas, cocinas mientras 
en el piso superior estaban los dormitorios (mesones). 
 Caupona  era  un  alojamiento  para  viajeros  de  clase  popular. 
Popina
También se utilizaba este término para referirse a tiendas donde se 
servía  vino  y  comida  ya  lista  para  servir  o  a  lugares  de 
entretenimiento.  Un  Caupo  era  la  persona  encargada  de  una 
caupona. 
2) Locales en los que se sirve comida y bebida: 
 Popina:  son  construcciones  dedicadas  a  la  venta  de  comida  y 
bebida. 
 Taberna: la cocina es sustituida por un pequeño hornillo con el que 
calentar  las bebidas y  el  agua.  Con  un    mostrador con  los  dolia, 
recipientes  muy  porosos  para  almacenar  líquidos  o  alimentos 
sólidos  encastrados  al  que  se  añade  un  dispositivo  en  forma  de 
escalera  de  obra  o  de  madera  para  colocar  los  recipientes,  para 
guardar el vino se usan las ánforas dispuestas en estanterías en la pared o bien en diversas estancias de la casa. 
Otro  tipo  del  ocales  son  los  Cellae  meretriciae  (casas  de  prostitución)  en  algunos  establecimientos  hoteleros,  así  en 
Pompeya se conserva un edificio completo destinado a la prostitución en un cruce de dos calles estrechas y con dos 
plantas y 5 estancias en cada una, de pequeño tamaño en  las que únicamente se conserva un lecho de obra.  
 
 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 17 
 
8. INGENIERIA Y OBRAS PUBLICAS 
 

8.1. UNA RED VIARIA AL SERVICIO DEL SISTEMA URBANO:  
Las vías romanas han ejercido una serie de funciones diferentes a lo largo de la historia: 
 Imprescindible el rol militar relacionado con la conquista y pacificación del territorio. 
 Un medio esencial del proceso de romanización tras la conquista. 
 Referencia para la implantación del hábitat y el desarrollo y cohesión de los núcleos urbanos. 
 Influye en la delimitación del territorio. 
 Papel económico a través de los intercambios comerciales. 
 Vehículo difusor de ideas políticas, religiosas y artísticas. 
En definitiva la red viaria fue imprescindible para garantizar la implantación romana en las provincias conquistadas y 
pueden considerarse como uno de los medios esenciales de la romanización. 
FUENTES PARA EL ESTUDIO DE LAS VÍAS ROMANAS:  
Para el conocimiento del trazado de las vías del Imperio se tienen las fuentes escritas y las arqueológicas. 
La fuentes escritas responden a distintas épocas: Antiguas (literarias o epigráficas), medievales, y modernas. 
Las fuentes literarias antiguas  detallan el recorrido e informa del nombre de la vía, indicando el punto de partida y destino 
final, las mansiones o puntos de parada en el recorrido y las millas que separan una mansión de otra.  
Las más significativas son: 
 El Itinerario de Antonino, no hay unanimidad de fecha pero se cree que era de la época de Caracalla (s. III) y es un 
documento  de  índole  privada.  En  el  que  aparecen  recopiladas  las  rutas  del  Imperio  romano,  y  en  cada  ruta  se 
identificaban mansiones, correspondencias y millas. Por sus características e indicaciones, parece más ideado con 
el fin de facilitar la localización de los núcleos de población con fines recaudatorios que como ayuda al viajero. A 
pesar de ello, las indicaciones sobre distancias del citado itinerario han permitido localizar una gran multitud de 
emplazamientos desaparecidos por toda la antigua red de vías romanas, así como de algunas calzadas romanas no 
documentadas por otras fuentes. 
 El  anónimo  de  Ravena,  es  un  texto  compilación  de  un 
cosmógrafo  cristiano,  hecho  en  el  siglo  VII 
(aproximadamente  sobre  el  año  670),    en  el  que  se 
describen itinerarios romanos. No obstante no proporciona 
las  distancias  entre  una  mansión  y  otra,  limitándose 
solamente  a  consignar  el  nombre  de  éstas  y  las  líneas  de 
ruta 
 La Tabula Peutingeriana, es un itinerario que muestra la red 
de  carreteras  del  Imperio  romano.  Muestra  muchos 
asentamientos romanos, las carreteras que los unen, ríos, 
montañas y mares. También incluye las distancias entre los  La Tabula Peutingeriana 

asentamientos 
De las fuentes epigráficas destacaremos:  
 Vasos  de  Vicarello,    son  cuatro  vasos  de 
plata  descubiertos  en  las  termas  de 
Vicarello, junto al lago de Bracciano (Acquae 
Apollinares),  cerca  de  Roma,  en  1852. 
Tienen forma de miliario y se cree que son 
exvotos  de  algún  gaditano  que  buscaba  la 
salud en las aguas del lago. En sus paredes 
están grabados los nombres y las distancias 
entre  las  distintas  estaciones  de  la  vía  que 
llevaba de Gades a Roma, con una longitud 
de unas 1.841 millas romanas. 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 18 
 
 Los Miliarios (mojones). Es una columna cilíndrica, oval o paralelepípedo que se colocaba en 
el  borde  de  las  calzadas  romanas  para  señalar  las  distancias  cada  mil  passus  (pasos  dobles 
romanos) es decir, cada milla romana, lo que equivale a una distancia de aproximadamente 
1.481 metros. 
La mayor parte de los miliarios llevaban inscripciones grabadas directamente, dependiendo de 
la  importancia  de  la  calzada  o  de  la  cercanía  o  alejamiento  de  Roma,  o  de  las  ciudades  de 
origen y destino. La inscripción constaba siempre de una serie de partes bien definidas: 
1º El  título  completo  del  emperador  bajo  cuyo  mandato  se  construía  o  modificaba  la 
calzada. 
2º La distancia hasta Roma o la localidad más importante de la vía. 
3º El gobernador o/y la unidad militar responsable de las obras en la calzada.  Miliario en la Vía 
Claudia Augusta 
4º La expresión refecit o reparavit si se trataba de una obra de mantenimiento de la vía 
De  las  fuentes  arqueológicas    se  utilizan  técnicas  como  la  prospección, fotografía  aérea,  excavaciones…que permiten 
localizar las vías en el terreno y sus elementos asociados (puentes…).  
CARACTERÍSTICAS DE LAS VIAS ROMANAS 
Existen distintas categorías de vías según su importancia y función, clasificación que se conoce gracias a un documento 
administrativo del s. I d.C., redactado por Siculus Flaccus: 
 Vías públicas: construidas por el estado y llamadas con el nombre del constructor. 
 Vías  militares:  construidas  por  el  ejército  con  fines  estratégicos  pero  que  acaban  desempeñando  una  función 
pública. 
 Vías vecinales: construidas y mantenidas por una comunidad. 
 Vías privadas: construidas por particulares en fincas privadas 
 La construcción de una vía requiere ciertos trabajos previos, como allanar el suelo o excavar una amplia zanja donde 
ubicarla; una vez realizado esto se coloca un capa de guijarros (statumen) y sobre ella se pone otra capa de guijarros, 
arenas y arcilla (rudus nucleus) y encima se coloca la última capa que es el pavimento de losas o guijarros bien colocados 
(summum dorsum o summa cresta).  
Además de este tipo de vías hay otras que no requieren preparación, como las vías de tierra.  
A los lados de las vías se colocaban una serie de piedras para flanquearla y una zanja que recogía el agua de lluvia y 
evitaba que las vías se inundasen; en su anchura influyen determinados factores como la importancia, naturaleza del 
terreno…  
Se ha calculado que sólo la red principal de vías romanas debía ser de 120.000 km. y a lo largo de ellas había mansiones, 
edificios oficiales…; las mansiones eran posadas con patios porticados para el acceso de carruajes, tenían abrevaderos, 
establos, termas, talleres, templos.  
También estaban las mutationes que eran lugares para cambiar de montura y sólo se podía acceder si tenías sello imperial 
o una ficha acreditativa (tesserae hospitales). 
Otro tipo  de edificios que se encontraban a los lados de las vías eran santuarios y necrópolis 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 19 
 
8.2. LOS PUENTES 
Son la obra más espectacular de la red de comunicaciones.  
Su rasgo principal es su cuidada construcción destinada a la consecución de una 
gran solidez, y se pueden definir algunos rasgos comunes a todos como son sus 
grandes  arcos,  la  presencia  de  arquillos  de  aligeramiento  y  de  tajamares  que 
evitan  el golpe directo del agua con la base y la amplitud de las vías. 
La cimentación se podía hace de dos maneras: 
 En seco, válido para las gargantas encajadas o los lugares con afloramientos 
rocosos en los que las obras pueden realizarse a pie seco, o en periodos de 
caudal normal, estiaje o tras el desvío de las aguas. 
 Cimentación en el agua, donde había dos maneras según Vitrubio: Construir un encofrado de madera donde meter 
el hormigón con mortero de puzolana que se fragua en el agua o hacer un encofrado de madera de doble pared 
rellena de sacos de arcilla para crear un lugar estanco, una vez hecho el cajón y con ayuda de maquinaria se vacía 
de agua. 
En relación a los materiales empleados en la construcción se pueden establecer varios tipos de puentes, además de los 
de piedra hechos con opus caementicium revestido de paramentos pétreos 
Los primeros modelos eran de madera (ligneos) mediante un sistema de pilotaje unido a la parte superior para construir 
la pasarela. 
Como evolución de este tipo surge el puente mixto que lleva el pilotaje de piedra y la estructura superior de madera. 
También existen los puentes de ladrillo (latericios) pero el ladrillo no resiste los embistes de agua en una crecida. 

8.3. OBRAS HIDRÁULICAS 
Existen cuatro apartados: la captación de aguas, la conducción hasta las ciudades, los distintos medios de distribución 
urbana y la evacuación. 
 La captación de las aguas:  
Cuando no existían acueductos para trasladar el agua a las ciudades, las 
cisternas y los pozos son el recurso más habitual. 
Las  cisternas  recogían  y  almacenaban  el  agua  de  lluvia.  En  la  casa  se 
situaban  bajo  el  atrio  ya  que  el  agua  caía  a  través  del  compluvium,  se 
depositaba  en  el  impluvium  y  desde  allí  se  dirigía  a  la  cisterna.  En  los 
peristilos el agua se recogía en los canales que bordeaban los pórticos y 
pasaban a las cisternas. El acceso a las cisternas domésticas se hacía por 
un orificio que se cubría con un cilindro de piedra o cerámica (puteal). 
Otro  sistema  eran  las  fuentes  naturales,  que  estaban  decoradas  con 
fachadas  y  precedida  de  un  estanque,  aunque  la  distribución  debía 
hacerse manualmente o con máquinas elevadoras. 
Las presas permitían el almacenamiento de aguas en lugares donde llovía 
poco. Estaban hechas con tierra y con muros de albañilería revestidos de gran aparejo y el tamaño era variado. 
 Los acueductos 
La  construcción  de  un  acueducto  exige  el  estudio  minucioso  del  terreno  que  permitirá  escoger  el  trazado  más 
económico para permitir una pendiente suave y sostenida sin alargar demasiado el recorrido de la obra. 
Consta  de  un  lugar  de  captación  (presa,  fuente…),  una  canal  (specus),  sifones,  substructiones  y  opera  arcuata, 
arquetas de decantación y castella aquarum. 
Un acueducto arranca en un sistema de captación de agua. El agua pasa de forma controlada a la conducción desde 
un depósito de cabecera (caput aquae). 
Se  usan  canales  abiertos  siempre  que  resultaba  posible  y  únicamente  en  contadas  ocasiones  se  recurre  a  la 
conducción bajo presión. El canal se acomoda al terreno por distintos procedimientos. Siempre que fuese posible, 
transcurría  sobre  el  suelo  apoyado  en  un  muro  (substructio)  en  el  que  se  practican  alcantarillas  para  facilitar  el 
tránsito normal de las aguas de superficie. Si el terreno se eleva, el canal queda soterrado (riuus subterraneus) y 
forma una galería subterránea (specus) excavada directamente en la roca o construida dentro de una zanja.  

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 20 
 
El specus es un canal de abastecimiento, que iba cubierto si era de consumo urbano y a cielo abierto si era de uso 
agrícola. Su sección podía ser rectangular, ovoide…y lo más frecuente era una conducción de opus caementicium. 
Las substructiones y opera arcuata se construían cuando el desnivel del terreno obligaba a despegar el canal del 
suelo, si el desnivel era pequeño el canal se elevaba sobre muros (substructiones) pero si el desnivel era muy alto se 
recurría a la opera arcuata cuya robustez dependía de la fuerza del agua y equivalían a puentes. 
Para salvar los desniveles se construyeron los sifones, pero no tuvieron un papel muy importante debido a su elevado 
coste y mantenimiento. Y además si un punto se interponía en la construcción se utilizaban túneles. 
En todo caso, siempre que el agua se destina al consumo humano, el canal está cubierto por bóvedas, falsas bóvedas, 
placas de piedra o tégulas. 

 La distribución urbana 
Las aguas llegaban al punto más alto de la ciudad y desde allí se distribuían por una red organizada. Pero en lugares 
con estaciones secas se construían cisternas para almacenar el agua que traían los acueductos y podían ser de tres 
tipos: 
‐ Grandes salas con pilares y columnas. 
‐ Depósitos en galerías abovedadas. 
‐ Cisternas formadas por una serie de galerías abovedadas paralelas que se comunican entre sí. 
El specus del acueducto desembocaba en el castellum aquae que estaba en al punto más alto de la ciudad, allí el 
agua atraviesa una rejilla para filtrar impurezas y pasaba bajo una lámina de plomo para ir a tres conductos que eran 
los tres ramales principales de la distribución del agua: 
‐ Uso doméstico y particular. 
‐ Aprovisionamiento de monumentos públicos como termas. 
‐ Fuentes decorativas, esta salida era la primera que se cortaba en caso de 
sequía. 
Las canalizaciones eran tubos de plomo por su maleabilidad y así se podían adaptar 
al trayecto. Los tubos también se podían hacer en cerámica sellando las uniones con 
mortero de cal. 
La distribución de la canalización con tuberías de plomo discurría bajo las aceras y atravesaban otros castella aquae 
secundarias que rompían la presión provocada por el desnivel y cuyo sistema era el de sifones. Consistían en pilares 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 21 
 
de mampostería por los que ascendían los tubos de agua, que llegaban a una cubeta de plomo sita en la parte superior 
y volvían al descender para continuar su recorrido por la ciudad. 
 La evacuación de las aguas 
El excedente de agua y los restos contaminados debía evacuarse por lo 
que en las ciudades había una red de cloacas que desembocaban en una 
mayor (en Roma, Cloaca Máxima) y solían seguir el trazado de las vías 
principales y pueden cubrirse mediante una bóveda cuando son de gran 
tamaño,  con  dos  tegulae,  dos  losas  en  triángulo  o  bien  con  una  losa 
plana. 
Sistema de evacuación de aguas y tuberías de 
  distribución de agua
9. INGENIERIA MILITAR 
 

9.1. MURALLAS Y FORTIFICACIONES:  
Las murallas era una línea de carácter mágico delimitada mediante 
el rito del augurio en la fundación de la ciudad, que marca el paso 
del  agger  y  la  urbs,  de  una  manera  más  general  de  quien  es 
ciudadano o no. De esta manera las murallas  tienen otro significada 
además del de defensa.  
Los  recintos  amurallados de  época  republicana  están  construidos 
con aparejo poligonal y las puertas son grandes bloques dispuestos 
por aproximación de hiladas o cubiertas con un gran dintel.  
A partir del siglo III a.C. se desarrollarán las formas monumentales de amurallamiento donde se ve la influencia griega, 
en Paestum la muralla se construye por la técnica del emplecton es decir con dos muros, el exterior de opus quadratum. 
A  finales  del  siglo  II  a.C.  las  murallas  de  Perusia  son  ya  de  aparejo  regular  donde  las  puertas  inician  el  proceso 
monumentalización que culmina en época julio‐claudia. 
La generalización del fenómeno de municipalización lleva consigo la transformación de las urbes en auténticos recintos  
amurallados (moenia), además la muralla no sólo se realizaba por definición estructural sino por seguridad (bandidaje). 
Las puertas de esta época se llaman cavaedium y es la evolución de las dobles puertas con un patio abierto entre ellas, 
estas puertas se cierran en la fachada exterior mediante un sistema batiente o con rastrillo que transforma el interior en 
un patio cuadrangular rodeado de altos muros, que tiene dos concepciones: 
 Una defensiva (los atacantes quedaban atrapados)  
 Otra ideológica (separaba rus y urbs). 
Las puertas interiores y las exteriores estaban flanqueadas por altas torres 
En la época augustea los recintos tienen unas características comunes, como son las torres cuadrangulares, las puertas 
cavaedium, y la monumentalidad de las puertas. 
A partir de la segunda mitad del siglo III d.C. se constata en todo el Imperio la construcción de murallas de nueva planta 
y la refortificación de las antiguas, sobre todo siguiendo modelos militares. También se puede asociar el fenómeno del 
amurallamiento tardío a invasiones bárbaras del s. III d.C.  
9.2. LOS CAMPAMENTOS 
Las fuentes para el conocimiento de los campamentos son de dos tipos: 
 Fuentes escritas, que dan información de carácter teórico 
 Restos arqueológicos que nos acercan a la realidad de estos recintos y de la vida que en ellos se realizaba. 
Entre los autores latinos tenemos a Higinio o Polibio que detalla cómo es un campamento en el s. II a.C.  
Los datos arqueológicos en su mayoría son de lugares fronterizos donde se construyen defensas y fortificaciones con la 
misión de vigilar las fronteras. 
Se definen un campamento como un recinto fortificado que alberga tropas, bien de forma estable que son de mayor 
tamaño y con defensas o de forma temporal, más pequeño y de madera. 
Primitivamente  los  campamentos  romanos  de  la  época  monárquica  eran  regulares  y  atrincherados  y  las  tiendas  se 
distribuían sin orden y eran como cabañas y empezaron a construir mejores campamentos.  

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 22 
 
En tiempos de paz se utilizaban como centro de disciplina. 
Para la construcción de estos campamentos se aplicaba la 
ciencia augural y se daba enorme importancia al estudio de 
la castrametación 
Por lo que se refiere a su planta: 
 En época republicana son de forma cuadrada  
 en  época  imperial  son  más  rectangulares 
redondeándose en las esquinas. 
La construcción del agger (terraplén) empieza excavando un 
foso y levantando el terraplén con su empalizada o muralla.  
Las  fosas  (fossae)  consisten  en  una  o  varias  zanjas  que 
rodean todo el perímetro y pueden ser simples en forma de 
V o con uno o dos lados verticales o compuestas en forma 
de W o la sucesión de varias trincheras. 
El  terraplén  se  construye  con  bloques  de  arcilla  cubiertos 
con tierra y sobre él se levanta la empalizada (vallum) que 
son postes de madera clavados al suelo y atados entre sí. 
El  camino  interior  de  ronda  se  forra  con  madera  y  tiene  accesos  por  las  escaleras  que  suben  por  la  cara  interna  del 
terraplén. 
La muralla puede estar hecha de diversos materiales (piedra, madera, tierra…) o por la técnica de emplecton, que consiste 
en dos muros paralelos con un relleno de opus caementicium, y a lo largo del perímetro de la muralla van las torres de 
guardia. 
En los recintos de madera las torres también son de madera y en los pétreos las torres son cuadrangulares y ya aparecen 
las redondeadas en el siglo II. 
Otro sistema de refuerzo son el titulum o muro situado frente a la puerta para defenderla.  
Las cuatro o seis puertas de la muralla están flanqueadas por torres con paseos de ronda entre ellas. 
Desde las puertas de entrada partían dos calles (vía Praetoria y vía Principalis), cerca de su cruce se erigía la tienda del 
general  o  Praetorium.  La  vía Principalis  dividía  la  ciudad  en dos,  situándose  a  un  lado de  ella  las tiendas de  los  altos 
mandos y  al  otro  las  del  resto  del  ejército. Al  igual que  en  las  ciudades  romanas,  junto  a  este  cruce  se  levantaba un 
pequeño  foro,  pero  además  en  los  campamentos  se  añadía  el  Questorium  o  sede  de  la  intendencia.  También  estos 
complejos contaban con dos grandes vías más (vía Quintana y vía Decumana), almacenes, los graneros (horrea), termas, 
hospitales (valetudinarium), talleres y fábricas…; los barracones están distribuidos por todo el recinto y crean manzanas, 
además hay establos y almacenes, y finalmente a lo largo de la cara interna de la muralla están las letrinas y los hornos. 
9.3. LOS LIMITES 
Son línea de fortificaciones que delimita la frontera y que une campamentos y fortines y se conoce con el nombre de 
limes. 
Para completar esta frontera natural, los romanos construyeron grandes murallas fronterizas que se levantaron a partir 
de finales del siglo I en aquellas zonas que no se podían defender eficazmente de las cada vez más frecuentes invasiones 
bárbaras, aunque las defensas más importantes y más estructuradas son del siglo II. Cada cierta distancia, se unía una 
torre o cualquier otra fortificación a la muralla. Los limes solían atraer a los comerciantes, y las familias de los soldados 
se instalaban también en las cercanías, por lo que a la larga se convirtieron en núcleos de población romana (a pesar de 
estar expuestos a las incursiones extranjeras) y en centros de intercambio comercial y cultural entre latinos y bárbaros. 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 23 
 
Los principales limes fortificados durante el Imperio fueron los siguientes: 
 Muro de Adriano, Muro de Antonino y Muro de Septimio Severo en Britania. 
 Limes Germanicus, en las provincias de Germania Inferior y Germania Superior, siguiendo el curso del río Rin hasta 
las estribaciones de los Alpes. El Castillo de Saalberg (montaña de sal), al norte de Fráncfort, formaba parte del 
limes romano en una especie de provincia romana que penetraba hacia el este del Rin, con el fin de obtener sal en 
unos yacimientos cercanos del macizo del Taunus, en el Estado federado de Hesse. Varios castillos construidos por 
los romanos en esta zona aprovechan esta especie de cordillera o más bien, macizo, para penetrar hacia el este 
allende el Rin. 
 Limes Alutanus, en algunos tramos al norte del Danubio a su paso por Dacia y Panonia, que eran provincias del 
Imperio romano. 
 Limes Transalutanus, la frontera en el bajo Danubio. 
 Limes Moesiae, la frontera al este de Rumanía y Moldavia. 
 Limes Tripolitanus, separando el África romana de los territorios controlados por tribus bereberes en el Sáhara y la 
cordillera del Atlas. 
 Limes  Arabicus,  separando  el  territorio  romano  del  desierto  de  Arabia,  consistente  en  una  cadena  de  fuertes 
construidos en los puntos de aguada, comunicado por una densa red de vías, para defender de las incursiones de 
los nómadas del desierto y proteger la llegada de las caravanas. 
 Limes oriental: apoyado en el curso del Éufrates, separando las provincias Siria y Capadocia del Imperio Parto y, 
más tarde, del Imperio sasánida, formado por una cadena de ciudades y puestos fortificados controlando los puntos 
de aguada y los vados del río, con las fortalezas legionarias a retaguardia, a unos tres a cinco días de marcha. 
 

TEMA 14. FUNDAMENTOS ARQUITECTURA ROMANA.                                     Juanjo Ponti                                                         pág. 24 
 
 
   

TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, 
PINTURAS Y PAVIMENTOS 
DESARROLLO CULTURAL  EN EL MEDITERRÁNEO  
(500 a.C. – 100 a.C.)  

TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 1 
 
TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS: ESCULTURAS, PINTURAS Y PAVIMENTOS 
Al igual que sucedía en el mundo griego, la ornamentación era consustancial a la arquitectura romana y se plasmaba 
mediante la pintura, el mosaico y la escultura. 
2. LA PINTURA  
La  pintura  romana,  descendiente  y  heredera  de  la  griega,  poseía  una  técnica  depurada.  Ya  desde  la  época  de  César 
llegaron pinturas griegas que se arrancaban de las paredes y se llevaban a Roma. Ésta es una de las razones por las que 
apenas se conservan pinturas murales griegas. 
Al igual que en otros lenguajes, la pintura en Roma tenían una finalidad práctica: decorar las casas y palacios.  
La condición social del pintor era la de artesano, aunque los que pintaban sobre tabla tenían mayor prestigio social. 
2.1.  FUENTES PARA EL ESTUDIO DE LA PINTURA ROMANA 
Como ocurre con otros restos de la cultura material, existen dos tipos de fuentes de conocimiento: las fuentes escritas 
(Vitrubio, Plinio…) y las arqueológicas hay que destacar las ciudades de Pompeya, Herculano, gracias a la erupción del 
Vesubio en el año 79, que ha hecho que se conserven numerosas estancias pintadas. Otras ciudades con yacimientos 
importantes son Ostia y la propia Roma. 
2.2. LOS ORIGENES DE LA PINTURA ROMANA 
Los primeros restos pictóricos romanos son del siglo III a.C.,  hasta ese momento la información que se tiene se reduce a 
referencias de las fuentes escritas. 
Las  pinturas  más  antiguas  que  se  conocen a  través  de  Plinio  son  las  del  templo  de  Ceres  en  Roma. La  decoración se 
limitaba a la cella del templo y estaba realizada sobre placas de cerámica.  
A finales del siglo IV a.C. el pintor Fabio decoró el Templo de la Salud del Quirinal donde utilizó una agradable combinación 
cromática y una buena composición.  
La pintura triunfal aparece en Roma en la primera mitad del siglo III a.C. con una marcada influencia etrusca y surge como 
una pintura en caballete de grandes dimensiones realizada sobre tela o tabla y se exhibía en los cortejos triunfales para 
instruir al pueblo sobre las hazañas realizadas, también se practicó en la decoración de las tumbas.  
El documento más antiguo conservado de este estilo data de finales del siglo III a.C. y procede de la tumba de los Fabii, 
donde la decoración se escalona en cuatro registros donde aparecen figuras vestidas con toga o vestimenta militar y 
escenas de guerra (podría ser las Guerras Samnitas).  
También la decoración del Esquilino nos da una idea de la pintura triunfal, cuyo carácter es descriptivo y representan 
episodios narrados en diferentes registros pero sin modelado y el contorno de las figuras es con pintura oscura, no existen 
reglas de perspectiva ni de las proporciones naturales. 
Al mismo tiempo de la decadencia de la pintura triunfal, siglo II a.C. Roma se hace con el control total del Mediterráneo 
y adquieren gran importancia un tipo de revestimiento parietal decorado con colores monocromos e imitaciones del 
mármol, que en el área helenística se conocen como I estilo estructural y en la zona occidental es el I estilo pompeyano 

2.3. LA TECNICA DE EJECUCION 
Los artesanos romanos se adaptaban a las particularidades técnicas de 
cada obra, a los recursos geológicos y a las posibilidades económicas del 
propietario. 
Existen  dos  fases  para  la  realización  de  la  pintura  romana,  la 
preparación de la pared que se va a pintar y la ejecución de la pintura. 
Dependiendo  de  cómo  estuviera  hecho  el  muro,  este  recibía  un 
revestimiento de mortero aplicado en varias capas, según Vitrubio en 
total  debían  ser  siete  las  capas  aplicadas.  La  primera  capa  llamada 
trullisatio  sirve  para  regularizar  la  pared,  las  restantes  se  llaman 
directiones y son cada vez más finas tanto en su espesor como en el 
grosor de sus componentes. 
 
 
 

TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 2 
 
Para asegurar y aumentar la adherencia del enlucido a la pared se 
utilizaron varios sistemas de sujecion: 
 Uno de ellos era que sobre la primera capa de mortero que 
regulaba  la  superficie  se  hacía  un  entramado  de  juncos  o 
cañas  que  reforzaba  los  muros  o  daba  armazón  a  las 
bóvedas;  
 Otro  sistema  era  hacer  incisiones  en  forma  de  V  sobre  la 
primera  capa  de  mortero  que  servía  para  mejorar  la 
adhesión  del  resto  de  capas,  este  método  era  empleado 
comúnmente sobre las paredes  
 Por último se podían introducir ladrillos o fragmentos de cerámica en la primera 
capa  de  mortero  para  reforzar  la  conexión  entre  capas  o  para  evitar  la 
humedad. 
Lo último que se hacía antes de aplicar la pintura son los trazos preparatorios, los cuales 
se  trazan  sobre  el  enlucido  todavía  húmedo  y  marcaban  el  esquema  básico  de  la 
composición. Existen tres maneras de realizarlos: 
1) La incisión con punzón de metal o hueso 
2) Con un compás de punta seca para los elementos curvos 
3) Con un cordel mojado en ocre que dejaba una impronta sobre el muro 
Las técnicas empleadas en la aplicación de la pintura son el encausto (se caracteriza por 
Trazos preparatorios 
el uso de la cera como aglutinante de los pigmentos), el temple y el fresco. Aunque se 
sabe que los romanos desarrollaron la pintura sobre tabla, los restos pictóricos conocidos más importantes son de tipo 
mural, frescos protegidos con una capa de cera que avivaba los colores. 
El fresco consiste en aplicar sobre el enlucido húmedo los colores disueltos en agua y existen dos variantes, una es aplicar 
una mano de cal sobre el enlucido seco y luego pintar o bien se podían aplicar los colores disueltos en agua de cal cuando 
el enlucido ya está seco. 
En  el  temple  los  colores  se  aplican  disueltos  en  un  aglutinante  como  el  huevo  y  la  técnica,  aunque  no  ha  podido 
demostrarse, es la encáustica que consiste en aplicar los colores disueltos en cera caliente. 
Tras terminar de pintar las paredes comienza el trabajo de los alisadores para tratar la pared pintada.  
Vitrubio nos informó de los pigmentos utilizados y enumeró siete colores minerales y nueve compuestos. 
Los artesanos dedicados a la pintura debieron estar agrupados en talleres, donde debía haber un asistente para hacer las 
preparaciones del muro, los pigmentos…y el maestro pintor 
3. PAVIMENTOS Y MOSAICOS 
El mosaico se considera un revestimiento cuya función consiste en hacer lisa, robusta e impermeable una superficie.  
Al mosaico del suelo o pavimento se le denomina opus tessellatum y el mosaico de pared y techos se denomina opus 
musivum. 
3.1. TECNICAS DE EJECUCION 
Antes  de  colocar  las  teselas  hay  que  crear  una  superficie  estable  e 
impermeable que se conseguía con la elaboración de distintas capas: 
1º Entre el mosaico y el suelo natural, existe una capa apelmazada de 
tierra  en  la  que  se  insertan  otros  materiales  como  conchas,  cal, 
pequeñas piedras…  
2º Capa que se denomina statumen  hecha  con  mortero  compacto  de 
tierra,  cal  y  grandes  cantos  rodados  y  sirve  para  regular  la  capa 
anterior. 
3º La siguiente capa Rudus, está formada por mortero duro compuesto de cal, arena, fragmentos, piedras… 
4º La capa superior en la que se colocan las teselas se llama nucleus, es la más homogénea y está compuesta por 
mortero de cal, arena y polvo de ladrillo. 
5º Es posible la existencia, de una capa muy fina de mortero donde se colocan las teselas y se llama supranucleus 
 

TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 3 
 
Una vez preparado el suelo o la pared y la capa superior del mortero ya lisa y fraguada 
se realizaba el mosaico. 
En una primera fase un pintor dibujaba un boceto sobre el suelo primero a carboncillo 
por si se equivocaba y luego con pintura para evitar que se borrase. Sobre el dibujo el 
musivario perforaba el mortero y el teselario colocaba las teselas. 
Las teselas se disponían mediante dos técnicas: 
 Puesta directa sobre la capa de mortero. 
 Puesta indirecta, donde primero se pegaban las teselas al cartón del diseño 
unido a una tabla que se presionaba sobre la capa de mortero y una vez secas 
se despegaban las teselas del cartoncillo. 
Esquema capas mortero de un 
Para colocar las teselas hay tres procedimientos: 
pavimento 
 Disposición paralela mediante la yuxtaposición de las teselas rectas.  
 Colocación diagonal u oblicua, que se obtiene por alineación de teselas opuestas por el vértice o los lados. 
 Para  hacer  la  líneas  curvas  variaban  las  posiciones:  yuxtaposición  de  elementos  cuadrados  dejando  que 
aparezcan entre ellos triángulos de lecho; elementos cortados en forma de dovelas y yuxtapuestos; elementos 
triangulares o poligonales; teselas cortadas en formas complementarias y colocadas siguiendo un cierto orden. 
Los materiales usados para realizar las teselas son mármol, piedras semipreciosas, vidrio, esmalte…y para que fueran más 
brillantes y lisas se pulían con polvo de mármol, arena, cal. 
3.2. TIPOS DE PAVIMENTOS 
Los romanos distinguían diferentes tipos de mosaicos dependiendo del material y la técnica: 
 Opus signinum: pavimento realizado con mortero y cal y mezclado con fragmentos de cerámica que le da un 
aspecto  rojizo;  a  veces  se  le  inserta  teselas  blancas  o  rojas  que  se  alinean  formando  motivos  geométricos, 
figurados o inscripciones. Es de gran impermeabilidad. 
 Opus sectile: Esta realizado con fragmentos de diferentes colores y calidades de mármol y cortados en formas 
geométricas.  Los  ejemplares  más  antiguos  son  de  cubos  tridimensionales  y  luego  pasan  a  composiciones 
geométricas. 
 Opus scutulatum: Es una variante del opus sectile pero con piezas en forma de rombo. 
 Opus  tessellatum:  Realizado  con  teselas  cuadradas  y  rectas,  puede  ser  bicromo  (blanco  y  negro),  tricromo 
(blanco, negro y rojo) o policromo. Hay dos variantes: 
- Opus tessellatum: recubre grandes dimensiones con teselas de 0.5‐1.5 cm³ 
- Opus vermiculatum: teselas muy pequeñas, de 1‐5 mm, se hacía en el taller sobre paneles cuadrangulares 
llamados emblemata.  
Es frecuente que ambos tipos estén combinados. 

 
EVOLUCIÓN 
Los primeros mosaicos figurados son policromados y aparecen al final del siglo II a.C.  
A partir del siglo I a.C. predominan los mosaicos en blanco y negro y su temática es la mitología y la vida cotidiana; en 
Roma son característicos de estancias modestas, y en las domus más ricas los pavimentos de incrustaciones marmóreas 
habían suplantado al mosaico. 
Tras la expansión del blanco y negro los ejemplos de mosaicos policromos en Roma son escasos, aunque la tradición 
helenística perdura en los mosaicos del tipo suelo sin barrer. 

TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 4 
 
A  finales  del  siglo  I  d.C.,  está  caracterizado por pequeños cuadros negros  aislados o agrupados por pares para formar 
rectángulos negros o de escamas. 
En época de Adriano a los motivos tradicionales se añaden los vegetales. 
En la época de Séptimo Severo el color negro predomina sobre el blanco y aparecen nuevos motivos, como las cruces 
griegas inscritas en discos blancos, vasos en forma de campana… 
Los  pavimentos  bicromos  con  decoración  ornamental  son  muy  escasos  en  Roma  en  los  siglos  III‐V  d.C.  y  sólo  hay 
constatados en las termas de Diocleciano. 

3.3. LA TEMATICA 
Los temas están relacionados con la estancia donde estén colocados: 
 Los temas más representados son las divinidades y sus ciclos míticos. 
 La representación del mar y las aguas, en forma realista, simbólica o divinizada. 
 Representaciones de los juegos, el circo o espectáculos. 
 Temas que ponen de relieve la fuerza del dueño o que conmemoran algún día. 
 El paso del tiempo, como estaciones, calendarios, horóscopos… 
 La naturaleza y los jardines 
 Temas cotidianos en las villas rústicas, como la vendimia, caza… 
 Representaciones  de  xenia  (naturaleza  muerta),  como  legumbres,  frutos, 
animales… 
 Y representaciones geográficas, islas, ciudades… 
 
 
 
 
 
 
Yacimiento ibero‐romano de Cástulo, teselas de pequeño tamaño, algo 
  propio del Alto Impero, realizado probablemente a finales del siglo I o 
  principios del II d.C. Entre las figuras representadas se encuentran mitos 
como “Paris” o “Selene” 
 
 
3.4. EL MOSAICO PARIETAL O MURAL 
Se denomina opus musivum. 
Fue  una  contribución  original  romana,  no  tiene  precedente  en  la  época 
helenística. 
A partir del siglo I a.C. en Italia encontramos mosaicos parietales que decoran 
jardines con materiales diversos como conchas, vidrio, esquilas de mármol…. 
Los motivos más usados en esta primera época son los acuáticos, vegetales, y 
ya a mediados del siglo I d.C. hay imitaciones de representaciones pictóricas 
para las que se usa la técnica del opus vermiculatum. 
Durante los siglos II y III d.C. se desarrolló el mosaico parietal en los edificios 
particularmente en termas, bóvedas de tumbas, santuarios… 
En  el  siglo  IV  d.C.  los  mosaicos  murales  decoran  los  palacios  imperiales  y 
comienza  su  uso  en  paredes  y  bóvedas de  iglesias  cristinas, comenzando un 
nuevo repertorio en los símbolos y temas  Mosaico casa di Neptuno

TEMA 15. LA DECORACIÓN DE LOS EDIFICIOS.                                                                    Juanjo Ponti                                                                                 pág. 5 
 
 
   

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE


EN EL MUNDO ROMANO
DESARROLLO CULTURAL EN EL MEDITERRÁNEO
(500 a.C. – 100 a.C.)

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 1 
 
TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO 
1. LA MUERTE EN ROMA Y SU ANALISIS 

EL CONCEPTO DE LA MUERTE EN LA CULTURA ROMANA 
Los romanos creían que para que su alma perviviera por siempre, debían ser recordados, por eso existía la necesidad de 
asegurarse el tránsito mediante la realización de un ritual regulado por la costumbre y el derecho, esta inquietud ante lo 
desconocido encuentra consuelo en el rito, la disposición del lugar funerario y el mantenimiento de la memoria entre los 
vivos. Esta cadena de gestos, ordenamientos y actitudes parece orientarse a la conservación de la individualidad en el 
Más Allá.  
Desde el punto de vista de las creencias, el concepto del tránsito era individual y, como tal, podía ser asumido por cada 
persona en función de sus creencias. Sin embargo, se acude a buscar la protección de los dioses o a la realización de un 
ritual purificador, aspectos que ligan la religión y mundo funerario. Con todo esto se aseguraba la protección del difunto 
por los dioses que reinaban en el otro lado y una cierta tranquilidad por parte de quienes quedaban en éste lado.  
La  muerte  es  un  total  cambio  de  estado  para  el  individuo  que  pasaba  de  la  realidad  de  los  vivos  a  una  realidad 
desconocida, extraña y llena de sombras: el mundo de los muerto, para cuyo bien transcurrir era necesario toda una serie 
de rituales por parte de los vivos para, por una parte facilitar al difunto ese paso, así como para los vivos, puesto que se 
entendía que el difunto se aferraba a la vida, a un mundo al que ya no pertenecía, pudiendo suponer un peligro para los 
vivos si el transito al más allá no se realizaba de una forma correcta de acuerdo a la tradición. 
Las actuaciones sobre el cuerpo del fallecido buscaban el descanso de su alma y el no llevar a cabo los ritos funerarios, 
como por ejemplo no dar sepultura al difundo, suponía para éste la imposibilidad de llegar al mundo de los muertos, los 
Manes, espíritus de antepasados, que oficiaban de protectores del hogar, se niegan a acogerlo por no estar purificado, 
pero  al  mismo  tiempo  tampoco  puede  volver  al  de  los  vivos;  atrapados  entre  dos  mundos  tornan  a  una  actitud  de 
venganza contra los vivos convirtiéndose los espíritus de los difuntos insepultos en lemures,  que vagan entre los vivos 
asustándoles, debiendo éstos realizar una serie de ritos para ahuyentarles 
Por lo que respecta al lugar de descanso eterno, la tumba lazo de unión entre los dos mundos, se concibe como la morada 
perpetua y un monumento a la memoria del difunto, ya que para los romanos fue importante no caer en el olvido entre 
sus  allegados  y  amigos.  Este  es  uno  de  los  motivos  por  el  que  surgieron  los  collegia  funeraticia,  una  especie  de 
asociaciones funerarias que mediante el pago de una cuota, se aseguraban un lugar de enterramiento y el mantenimiento 
periódico de los ritos per mortem.  
En caso de  morir  sin  testamento  o no  haber  dispuesto  los  medios  para  afrontar  los  gastos, debían  hacerse cargo  los 
familiares o amigos en el orden de sucesión para acceder a las propiedades del difunto. Para las clases privilegiadas, que 
tenían asegurados estos menesteres merced a su posición social y económica, la tumba fue también una fórmula de 
ostentación de su riqueza. 
Existieron  opiniones  de  pensadores  de  la  época  en  contra  de  la  tradición  y  a  superstición.  Existen    varias  vías  de 
interpretar la muerte de una manera distinta, son: 
1º La escuela epicúrea se enfrenta al momento final intentando despojarlo de supersticiones e instando a eliminar el 
miedo a la muerte, con la consideración de que el alma moría con el cuerpo como culminación natural de un proceso 
biológico.  
2º El pensamiento estoico, con gran influencia en las mismas épocas que el anterior, llegará a negar la existencia de 
un más allá, y son partidarios de enfrentarse a la muerte desde la razón y negaban la efectividad del ritual para 
evitar la muerte del alma o de la capacidad de reconducir su destino a través del mantenimiento de la piedad entre 
los vivos.  
3º Una postura filosófica totalmente opuesta a las que acabamos de citar fue el cristianismo, que defendía la vida 
después de la muerte y basaba parte de su pensamiento en la existencia de un plan de salvación colectivo.  
4º Otra vía de acercamiento a la consideración de la muerte en Roma viene dada por el ordenamiento legal. A tal 
efecto, es muy conocida la prohibición que figura en la ley de las XII tablas sobre la realización de enterramientos 
dentro de los recintos urbanos. Su efectividad debía irse relajando en el tiempo, ya que se conoce una disposición 
de ratificación del senado en el siglo III a.C., dicha ley también  marca el carácter individual de la propiedad de la 
tumba,  prohibiendo  su  uso,  disposición  o  venta  a  los  herederos  quienes  debían  de  hacerse  cargo  de  su 
mantenimiento. El incumplimiento se penaba con multas impuestas por el propio difunto en su testamento. 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 2 
 
LA ARQUEOLOGIA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO 
La  arqueología  de  la  muerte  en  el  mundo  romano  estudia  todos  los  ámbitos  relacionados  con  el  mundo  funerario, 
analizando tanto la sociedad, la religión y la cultura en el que se adscribe al cementerio objeto de estudio, como las 
características formales y morfológicas de las sepulturas e individuos allí enterrados. 
2. EL PAISAJE FUNERARIO 
La situación de las necrópolis fuera del recinto urbano como se establece en el siglo V a.C. en la Ley de las XII tablas que 
prohíbe la realización de enterramientos dentro del pomerium, es uno de los aspectos que más contribuyen a definir el 
paisaje funerario de Roma. De esta prohibición quedaban exentos los altos cargos políticos, militares y niños menores de 
40 días. Los demás individuos eran enterrados a lo largo de las principales vías de salida de la ciudad, situándose más 
próximos  a  la  calzada  y  la  ciudad,  las  sepulturas  de 
miembros de la aristocracia romana. 
El  paisaje  funerario  romano  relacionado  con  la  esfera 
urbana está, por tanto, conformado por verdaderas «vías 
mortuorias»,  dispuestas  en  las  márgenes  de  los  caminos. 
Esta  cercanía  con  la  ciudad  favorecía  también  que  ésta 
ejerciera una cierta protección del espacio funerario.  
Además de ocupar las vías de entrada o salida de la ciudad, 
las necrópolis podían situarse también en vías construidas 
a  tal  efecto.  En  todo  caso,  solía  tratarse  casi  siempre  de 
caminos  públicos  para  facilitar  el  acceso  a  las  tumbas  sin 
necesidad  de  atravesar  terrenos  privados,  aunque  este 
último aspecto también estaba contemplado en la ley.  
Desde  el  punto  de  vista  material,  estos  cementerios 
extraurbanos  solían  presentar  distintos  tipos  de 
enterramientos condicionados por el status del difunto. La 
opción  por  una  modalidad  u  otra  de  estructura  funeraria 
está  condicionada  por  la  capacidad  económica  del 
individuo.  
El paisaje real de estas necrópolis aún se percibe en lugares 
como la Vía Appia de Roma, en Ostia o en Pompeya.  
Un rasgo interesante en su configuración es el del tamaño 
de  las  tumbas,  aspecto  sumamente  variable  de  unos 
lugares a otros en función del precio del suelo ya que la Ley 
de  las  XII  Tablas  establecía  que  los  enterramientos  no 
invadieran  los  terrenos  agrícolamente  fértiles  lo  que  Reconstrucción fantasiosa del siglo XIX de la vía Apia.
encarecería el precio de los terrenos disponibles.  
El crecimiento habitual de las necrópolis a partir del pomerium y de la vía suele proporcionar una estratigrafía horizontal, 
por lo que los enterramientos más cercanos a las murallas y a la vía generalmente son los más antiguos. Pero también 
habría que introducir una variable socio‐económica en la configuración de esta «estratigrafía», ya que es factible pensar 
que, dado el elevado precio del terreno funerario, la proximidad al núcleo urbano lo encarecería. 
Por último, como un ingrediente más en la conformación de este paisaje debemos hacer mención a los elementos de 
delimitación del espacio funerario. La imposición de límites tiene su razón de ser en el carácter de lugares religiosos —
loca  religiosa—  que  poseen  las  zonas  funerarias,  pero  también  en  la  propiedad  privada  del  terreno  fúnebre.  Existen 
diversos  elementos para  marcar  la  delimitación  de  las  tumbas que  varían  en  función de  las  épocas,  lugares y formas 
monumentales adoptadas. Los sistemas más comunes fueron los cipos de límite pilastra, pedestal, o trozo de columna 
que se colocaba en las tumbas en honor de un difunto que servía para marcar el lugar de una sepultura o como urna 
cineraria, que tuvieron  el  aspecto de  una estela  redondeada.  Estos  cipos  pudieron estar  asociados  o  no  a  un  recinto 
murado—maceria— o cerramiento, donde se disponían en las extremidades frontales o en los cuatro ángulos. En ellos 
podían  constar  las  dimensiones  del  espacio  funerario,  indicando  en  pies  romanos  el  largo  y  la  profundidad  del 
emplazamiento. Los cerramientos pudieron tener carácter familiar o bien pertenecer a un collegium funeraticium. 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 3 
 
3. RITUAL Y LOS AJUARES 
La  palabra  latina  funus  define  el  conjunto  de  todos  los  ritos  funerarios  que  culminaban  con  el  sepelio,  cuya  práctica 
aseguraba el tránsito feliz al Más Allá e impedía la condena del alma a vagar por la tierra bajo la forma de un fantasma 
maligno.  
Aunque las características del funus varían en relación a las condiciones sociales y económicas del difunto, existen una 
serie de ceremonias comunes e imprescindibles para asegurar la inmortalidad y mantener la memoria del fallecido. Se 
pueden reconstruir gracias a la ingente información que nos suministran las fuentes literarias, epigráficas y arqueológicas. 
Las  primeras  ceremonias  se  llevaban  a  cabo  en  la  propia  casa  y  comienzan  en  el  momento  de  la  muerte,  cuando  se 
deposita el cadáver en la tierra cerrando así el ciclo iniciado con el nacimiento, momento en que se efectuaba la misma 
acción. Tras algunos gestos de piedad, como dar el último beso y cerrar los ojos al difunto, y otros de carácter higiénico, 
como lavar y cubrir el cuerpo con sustancias aromáticas, comenzaba la ceremonia principal o velatorio, que reunía a 
parientes y amigos y durante el cual se expresaba el dolor por la pérdida. Durante esta velada los presentes gritan el 
nombre del difunto repetidamente para comprobar su ausencia, acto denominado conclamatio; también se coloca una 
moneda en la boca para pagar al barquero Caronte el paso de la laguna que separaba el mundo de los vivos del de los 
muertos y finalmente se expone el cadáver en el atrio de la domus sobre el lectus funebris un catafalco adornado con 
flores, antorchas, velas, etc., con los pies mirando siempre hacía la puerta. Ante el lecho fúnebre se entonaban las neniae, 
cantos fúnebres entonados por la parefica.  
Una vez terminado el velatorio, se realizaba la pompa o procesión fúnebre que se 
celebraba por la noche hasta el lugar del entierro y que, en los casos de personas 
adineradas, era una auténtica ostentación de su riqueza, hasta el punto de que se 
promulgaron leyes para limitarla. El cadáver era trasladado en un feretrum, una 
caja o estructura de madera, que podía ser mayor o menos rica.  
Acto seguido, el cadáver era llevado a la necrópolis donde empezaría la segunda 
fase del ritual fúnebre, en donde la familia realizaría un rito para purificar el agua 
y  el  fuego,  procediéndose  a  depositar  el  cadáver  en  una  pira  o  rogus, 
normalmente con forma rectangular, junto con otras ofrendas. Antes de prender 
la pira, se le abrían los ojos al difunto para que viera por última vez la luz, y se 
pronunciaba en voz alta su nombre por última vez, ya fuera en bustum, es decir, 
en  el  mismo  lugar  donde  luego  quedaría  la  tumba,  o  en  ustrinum,  un  lugar 
destinado  solo  a  la  incineración,  tras  lo  cual  se  recogían  las  cenizas  para 
depositarlas en algún tipo de recipiente.  En caso de que no hubiera incineración, 
sino inhumación, el cadáver podía ser desde depositado en un féretro o sarcófago 
para ser enterrado en la tierra. 
Al retorno del funeral los parientes deben someterse a rituales de purificación 
con  fuego  y  agua  y  ese  mismo  día  comienzan  las  celebraciones  destinadas  a 
mantener la memoria del difunto y se realizan alrededor de la tumba y en la casa 
del difunto desarrollándose una serie de ceremonias, que comenzaban con un banquete ritual, el silicernium, y duraban 
nueve días. Con posterioridad, el banquete se repetía periódicamente, o bien el día del cumpleaños del difunto ‐dies 
natalis‐ o bien el día de los difuntos, durante las fiestas llamadas parentalia y lemuria. En estas ceremonias participaba 
figuradamente el propio difunto, a quien se invocaba de diversas maneras y al que se ofrecían alimentos y bebidas ‐
libationes. 
La cremación y la inhumación son los dos rituales característicos, si bien en determinados 
momentos predomina uno sobre el otro.  
Desde  el  s.  VI  a.C.  los  romanos  incineraban  a  sus  muertos,  aunque  algunas  familias 
utilizaban la inhumación como se comprueba en el sepulcro de los Escipiones del s. III a.C. 
Para llevar a cabo la cremación existían dos fórmulas diferentes: 
 El bustum, es  una cremación directa— es característico de las clases más humildes 
ya sean siervos o libertos y la cremación se lleva a cabo en el lugar de la sepultura 
 El ustrinum. consiste en un simple agujero u oquedad o en una construcción destinada a la cremación situados en 
lugares específicos de las necrópolis; podían ser particulares y estar unidos a la tumba o bien colectivos. Tras la 
cremación, las cenizas se trasladaban a una urna que se depositaba en la tumba.  

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 4 
 
A partir de finales del s. I d.C. y sobre todo durante el s. 
II,  la  inhumación  comienza  a  reemplazar  de  forma 
progresiva  a  la  incineración  y  la  sustituye 
definitivamente en los siglos III y IV, este cambio hace 
cambiar  el  tipo  de  tumba,  se  necesita  ahora  mayor 
espacio  para  cada  individuo;  cambia  también  el 
recipiente  en  el  que  se  deposita  el  cadáver  de  una 
pequeña  urna  cerámica  o  de  piedra,  se  pasa  ahora  a 
una caja de madera o, en los casos de mayor riqueza, 
de  piedra,  se  da  el  paso  de  la  urna  cineraria  al 
sarcófago. Las motivaciones ideológicas del cambio de 
la cremación a la inhumación todavía no están claras, si 
bien  se  relacionan  con  la  introducción  de  nuevas 
corrientes religiosas, cuyos adeptos intentaban así diferenciarse de los usos tradicionales. Cualquiera que fuese el rito 
elegido, se realizaban ofrendas que podían arrojarse al fuego o depositarse con el difunto.  
Los  elementos  más  característicos  del  ajuar  son  vasos  cerámicos  que  contenían  alimentos,  ungüentarios  de  vidrio 
destinados a aceites, lucernas que simbolizan la luz como signo de supervivencia, divinidades protectoras de bronce o 
terracota, monedas que son el recuerdo del pago del viaje al Más Allá y, en muchos casos, clavos de bronce que se han 
interpretado tradicionalmente como pertenecientes a los ataúdes de madera, pero que su aparición en enterramientos 
infantiles en ánforas permite intuir un valor profiláctico. 
No  existen  referencias  claras  en  relación  al  ritual  funerario  de  los  cristianos  del  Bajo  Imperio.  El  ritual  de  la  época 
paleocristiana comenzaba por el lavado del cadáver con agua mezclada con sustancias aromáticas y después se amortaja 
con prendas de color blanco. El traslado del cadáver se acompaña con un cortejo formado por familiares y personas de 
la comunidad vestidos de negro que entonan salmos y oraciones. 
En el momento del enterramiento se llevaba a cabo el vertido de líquidos o rito de purificación del cadáver con agua; el 
cadáver se disponía orientado con la cabeza hacia el occidente. Finalmente los funerales terminan con un banquete ritual 
que se lleva a cabo el noveno día y que está claramente entroncado con la tradición pagana, si bien se transforma el 
sentido espiritual. Aunque este banquete pone fin a los actos funerarios de tipo social, las mujeres de la familia continúan 
con el luto para guardar la memoria. 
4. NECROPOLIS Y MONUMENTOS FUNERARIOS 
El locus sepulture (Tumba) podía obtenerse por diversas vías: 
 compra a la ciudad, 
 compraventa 
 donación o concesión entre particulares 
 admisión en tumba privada 
 pertenencia a un collegium funeraticium. 
La prohibición de enterrar en los límites de la ciudad era una norma que se imponía en todas las ciudades del Imperio. 
Además de estas razones legales existen otras de carácter higiénico y de seguridad ante los incendios provocados por las 
cremaciones, que justifican la situación extramuros. 
En algunos núcleos se constatan necrópolis ocupadas de forma temporal y que se trasladan a otros lugares con el paso 
del tiempo, tal y como se puede observar en Ostia 
Aunque la utilidad de los enterramientos era albergar a los difuntos, no podemos olvidar que para las clases altas de la 
sociedad eran lugares de ostentación y de autorepresentación, que se manifiestan en la grandiosidad del edificio, en el 
esplendor de la decoración y también en la elección del lugar  
La diversidad de monumentos funerarios en el mundo romano es espectacular y esta variedad depende de las tradiciones, 
de los ritos funerarios, de la posición social del difunto o simplemente de la moda. 
Las sepulturas son una fuente de información de primer orden de las desigualdades sociales que trascienden a la muerte 
ya que el rico continua mostrando su poder con un monumento y el pobre debe contentarse con una tumba modesta, a 
menudo colectiva.  

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 5 
 
La importancia dada a esta última morada en el mundo romano se manifiesta 
en la constitución de los denominados colegios funerarios que aseguraban, tras 
el pago de una cotización, un lugar en el cementerio. 
TUMBAS Y MONUMENTOS MENORES 
En el estudio de las tumbas hay que distinguir dos zonas diferentes: 
 Por un lado el lugar que alberga el cadáver en el subsuelo, el tipo más 
simple es la sepultura directa en la tierra bien sea en una fosa excavada 
para  tal  fin  o en  un pozo. En  el  primer  caso  los  restos  incinerados  o el 
cadáver se disponen en una fosa cuyas dimensiones varían según el ritual 
y el ajuar. Los pozos funerarios son de tradición indígena y se encuentran 
sobre todo en la Galia.  
El  receptáculo  donde  se  introducía  el  cadáver  podía  ser  de  distintos 
tipos. Cuando el rito es la incineración se utiliza frecuentemente la urna 
cineraria que puede ser de cerámica, mármol o vidrio, en cuyo caso y 
dada la fragilidad del material se encierra en un recipiente de plomo.  
En el caso de la inhumación, existen diferentes tipos de sepulturas: 
- El ánfora que suele estar rota por el cuello para poder introducir el 
cadáver y luego tapada por un fragmento de terracota.  
- El ataúd de madera que no suele conservarse, pero la presencia de 
clavos es claro indicio de su existencia; a veces estos ataúdes ligneos 
están protegidos por otros de plomo o de piedra. 
- La cista es una caja construida con tegulae, placas de cerámica o lajas 
de piedra de forma rectangular o cuadrada y con cubierta plana o a doble vertiente. 
- El sarcófago de plomo o piedra, liso o decorado. Algunos sarcófagos no estaban enterrados en el suelo, sino 
expuestos en una cámara sepulcral en la que la decoración está siempre visible. 
 El monumento visible que señalaba el enterramiento. Estas formas de enterramiento debían de tener algún tipo de 
símbolo exterior erigiéndose para ello diversos tipos de monumentos. Constan de una forma arquitectónica, un 
campo epigráfico con inscripciones que recuerdan a l difunto y decoraciones alusivas: 
- Placa: para señalar un emplazamiento.  
- Cipo: bloque de piedra cilíndrico o prismático decorado en 
un lado donde hay una inscripción. 
- Estela:  evolución  del  cipo.  Bloque  monolítico 
paralelepípedo con inscripciones y decorados. 
- Edículo  templiforme:  Representa  la  fachada  de  un 
templo.  
- Ara  funeraria:  cuerpo  cuadrangular  con  basa  para  las 
ofrenda.  A  veces  en  el  interior  se  abre  una  cavidad 
(loculus) donde se deposita la urna 
- Cuppae: sillares que presentan una cara redondeada y que 
suele  encerrar  las  cenizas,  con  inscripciones  y  orificios 
para las libaciones 

MONUMENTOS FUNERARIOS 
La monumentalización de los ámbitos funerarios es consecuencia de la intención de perpetuar el recuerdo, sobre todo si 
tenemos en cuenta que la palabra monumento deriva del término griego mimnesko, mnemo que significa recordar de 
donde pasa al latín monumentum aplicada a los edificios de carácter funerario.  
Se puede definir la monumentalización como el proceso de construcción de edificios en piedra u otros materiales sólidos 
con el objeto de perpetuar la memoria de quienes los edifican.  
Los monumentos funerarios deben considerarse construcciones de prestigio y de auto‐representación social destinadas 
a la exaltación del difunto y de la memoria del mismo en la sociedad, a la vez que recuerdan a quienes los observan 
valores esenciales como la virtus, la pietas y el honor del difunto.  

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 6 
 
Las tumbas de Roma de los siglos IV y III a.C. están casi destruidas, a 
excepción de la tumba de los Escipiones, excavada en tufo presenta una 
fachada arquitectónica con una puerta abovedada que da acceso a un 
vestíbulo. En el interior se encuentran los sarcófagos de los Escipiones. 
Las transformaciones sociales del siglo II a.C. tienen su reflejo ante la 
muerte.  La  igualdad  ante  la  muerte  desaparece  con  la  exhibición  de 
fortuna  y  rango.  Los  restos  de  la  época  son  escasos.  Destaca  el 
monumento  funerario  de  Servio  Sulpicius  Galba,  el  monumento 
funerario es un cubo formado por 4 hiladas de tufo sobre zócalo y al que 
le falta la parte superior, en el centro hay un epitafio flanqueado por las 
fasces de un lictor y una silla curul.  

Tumba de los Escipiones 

Monumento funerario de Servio 
Sulpicius Galba 

A partir del s. I a.C. aparecen los edificios colectivos construidos por libertos haciendo 
así  gala  de  su  nueva  condición  jurídica,  un  ejemplo  son  las  tres  tumbas  de  la  Via 
Celimonta o edificio de la Porta Nocer de Pompeya 
Durante  los  años  del  final  de  la  república  e  inicio  de  la  época  augustea  aparecen 
nuevos tipos de monumentos funerarios: 
 Altar funerario es el más simple aunque a veces tiene una gran monumentalidad. 
En  líneas  generales  consta  de  una  base,  un  cuerpo  con  forma  cuadrangular  Tumba Colectiva: Tumba de la 
rematado en un friso dórico y una cornisa que da paso a la mesa del altar. A partir  Necrópolis de Porta Nocera 
(Pompeya)
de la época augustea evoluciona cambiando el friso por otro de motivos vegetales 
aumentando el tamaño. 
 Las tumbas de edículo sobre pódium son las más representativas y las elegidas por 
las clases ricas. Están constituidas por dos elementos superpuestos: Un alto pódium 
con  pilastras  adosadas  que  sostienen  un  edículo  en  forma  de  naïkos,  un  pabellón 
circular o un nicho próstilo que alberga las esculturas del difunto. 
Los  edificios  con  tholos  son  los  de  mayor  difusión  en  Italia.  Presentan  un  pódium 
sobre el que se dispone la construcción redonda monóptera o pseudomonóptera con 
espacios libres para esculturas. 
Durante los años 30‐20 a.C. pistor redemptor Eurisaces se hizo construir en Roma un 
edifico con pódium y un naïskos. El pódium tiene pilastras en los ángulos y elementos 
circulares  y  cuadrangulares  como  recipientes  para  la  masa  o  medidas  de  grano.  La 
parte superior se ha perdido, en el friso superior muestra las fases en la fabricación del 
pan  y  en  la  oriental  un  nicho  para  dos  esculturas.  Este  edificio  se  considera  un 
importante hito en la historia de la arquitectura funeraria y no tanto por su estructura 
formal, sino por la exhibición de las actividades que han enriquecido al propietario y le 
han procurado el ascenso social. 

Las tumbas de edículo y tholos 
sobre pódium. Pompeya

Tumba de Eurisaces (Roma) 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 7 
 
 Los  tumuli  derivan  de  los  etruscos,  aunque  no  se  debe  olvidar  la  influencia  de 
túmulos reales helenísticos. El más simple es una cámara funeraria recubierta de 
tierra. Las urnas se depositaban en el interior de la cámara o directamente bajo el 
túmulo.  
 Los monumentos funerarios en forma de exedra son construcciones semicirculares 
que cuando tienen bancos se llaman scholae. Este tipo de edificios se encuentra en 
Grecia en las ágoras, gimnasios y santuarios como zonas de descanso y meditación 
en Roma son utilizados como tumbas, las urnas se ubicaban en el muro cóncavo y a 
las que se accedía por una escalera. En los edificios más elaborados puede haber 
nichos para colocar las estatuas. Son las necrópolis de Pompeya las que tienen un 
mayor número de este ejemplo. 
 Las pirámides son un tipo de carácter exótico. Se conserva la pirámide de C. Cestius 
Tumba tumuli Casal 
en Roma  Rotonda (Roma)
En  la  segunda  mitad  del  siglo  I  d.C  los  usos  funerarios  sufren  variaciones.  Los 
cambios se manifiestan en la importancia que reviste la pertenencia a una categoría 
social más que a la individualidad. Se retoma la moda de enterrar a los miembros 
de una misma familias en un mismo edificio con todos los elementos para poder 
celebrar los rituales periódicos por lo que son recintos cerrados con muros. 
A fines del S. I d.C.‐S.II d.C. aparecen las tumbas‐templo: con apariencia de templo. 
Otros edificios de la época son las Tumbas de cámara: más simples y reproducen el 
esquema  de  una  casa.  Construida  de  ladrillos  y  cubierta  de  bóveda  o  tejado  de 
doble pendiente, en su interior una única cámara con nichos para las urnas.  
A finales del siglo II y III las tumbas de cámara dejan de ser edificios asilados y se  Tumba con forma exedra. 
edifican en bloques de tres o cuatro. Desaparecen los triclinios y los hogares, lo que  Tumba Eumachia. Pompeya)
implica una pérdida de importancia del ritual del banquete. Destaca la necrópolis 
de “Isola Sacra” en Ostia.  
Finalmente  están  los  Columbarios  que  aparecen  a  mediados  del  siglo  I  a.C.,  y 
constan de una gran sala abovedada, semisubterránea y a la que se desciende por 
una escalera habiendo en sus paredes pequeños nichos de forma cuadrada donde 
se depositaban las urnas. Son  enterramientos múltiples y modestos.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 8 
 
4.3. NECROPOLIS Y MONUMENTOS CRISTIANOS 
Durante el siglo I d.C. no se constata ninguna necrópolis cristiana y son muy pocas las datadas en el siglo II, ya en el siglo 
III adquieren una considerable extensión y la mayor parte se datan en el siglo IV.  
En  los  primeros  siglos  las  estructuras  funerarias  no  se  distinguen  de  las  utilizadas  por  los  paganos  y  los  cementerios 
pueden ser a cielo abierto. Paralelamente también aparecen las inhumaciones bajo tierra, hipogeos y tumbas de cámara 
heredadas del mundo pagano que en ocasiones se extendían a los lados de un corredor central 
Las formas de enterramiento son muy variadas, como la simple deposición en la tierra, cubierta con lajas de piedra o de 
ladrillos que pueden disponerse a doble vertiente, conocidas en la arqueología italiana como tumbas de «cappuccina», 
las ánforas y los sarcófagos a partir del siglo III, realizados en mármol para las clases altas de la población y también en 
madera o plomo. 
CATATUMBAS 
Aunque  tradicionalmente  se  han  considerado  como  lugares  de  refugio  de  los 
cristianos  frente  a  las  persecuciones,  la  realidad  es  que  fueron  exclusivamente 
áreas destinadas a la sepultura y al culto funerario de los miembros de las primeras 
comunidades.  
Desde  un  punto  de  vista  arquitectónico  las  catacumbas  se  caracterizan  por  los 
largos corredores subterráneos, a lo largo de cuyas paredes se situaban las tumbas 
(loculi o arcosolia) y en ocasiones estos pasillos daban acceso a estancias de planta 
cuadrada  o  rectangular  (cubicula)  destinadas  a  familias  o  asociaciones  y  que  Pasillo con loculi Catatumba de Priscila (Roma)
podían cerrase mediante puertas.  
Los loculi, cavidades alargadas y horizontales excavadas a lo largo 
de las paredes de las galerías, podían disponerse en varias filas y las 
galerías podían estar superpuestas y formaban una amplia red de 
corredores y cámaras sepulcrales.  
Su nacimiento, se remonta a finales del siglo II d.C. y en su creación 
se conjugan una serie de hechos tales como el crecimiento de la 
comunidad,  la  conciencia  de  constituir  un  colectivo  solidario,  la 
disposición  de  lugares  propios  para  la  celebración  de  rituales  y 
sobre todo el poder garantizar una sepultura cristiana incluso para 
los  más  desfavorecidos.  Además,  existen  también  motivos  de 
carácter  económico  ya  que  la  práctica  de  la  inhumación  llevaba 
consigo la necesidad de mayor espacio para las sepulturas, con lo 
que se encareció notablemente el suelo y así ya durante los siglos I 
y II d.C. se construyen hipogeos para aprovechar el espacio.  
En  las  vías  Portuense,  Triunfal,  Flaminia,  Latina  y  Apia  se 
encuentran  numerosos  hipogeos  familiares,  por  lo  que  los 
cristianos  no  hicieron  si  no  adoptar  un  tipo  de  sepultura  ya 
existente,  si  bien  con  algunas  características  plenamente 
innovadoras como la mayor extensión y la utilización intensiva y racional del espacio.  
En algunas zonas cercanas a las catacumbas se han documentado hipogeos familiares de mayor monumentalidad, que 
pueden  ponerse  en  relación  con  los  fundadores  de  las  áreas  funerarias,  de  clase  social  más  elevada,  convertidos  al 
cristianismo en una fase temprana y que concedían un terreno o los medios para sufragarlo. 
La segunda mitad del siglo III, que se conoce como «la pequeña paz de la iglesia» entre la última persecución de Valeriano 
en  257‐258  y  la  de  Diocleciano  (303‐304),  es  testigo  de  un  aumento  del  número  de  cristianos  y  de  su  capacidad 
organizativa.  Como  consecuencia  aumentan  las  áreas  de  cementerios  ya  sea  con  una  ampliación  de  las  catacumbas 
existentes o la creación de otras nuevas en las cercanías.  
La segunda mitad del siglo III y los inicios del siglo IV es también la época de mayor difusión de las catacumbas con plano 
de espina de pez, en las que una escalera de acceso desemboca en una larga galería a lo largo de la cual se abre a ambos 
lados una serie de ramificaciones. En esta época se registra un aumento de sepulturas monumentales como los arcosolios 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 9 
 
y grandes nichos y también los cubicula son de mayores proporciones, cubiertos con bóveda de cañón e iluminados con 
grandes lucernarios y arcosolios en las paredes.  
El siglo IV supone un aumento importante de los espacios ocupados por las catacumbas, paralelo a las condiciones cada 
vez  más  favorables  del  cristianismo  que  tienen  como  consecuencia  un  aumento  del  número  de  adeptos.  Se  amplían 
catacumbas y también se crean amplias regiones para enterrar a los más pobres con millares de sepulturas dispuestas en 
galerías en forma de espina de pez. De la misma época son también otros sectores con tumbas de carácter monumental 
que  corresponden  a  clases  sociales  elevadas,  que  suelen  consistir  en  amplios  cubículos  con  pinturas  que  albergan 
sarcófagos de mármol decorados. En estos cubículos se construyen estructuras relacionadas con el refrigerium o comida 
fúnebre,  como  bancos,  asientos,  cátedras  y  mesas  constituidas  por  bloques  de  mampostería  rematados  por  platos 
cerámicos o marmóreos donde se colocaban las ofrendas para el difunto o la comida para los participantes en el ritual. 
Es posible que los espacios carentes de sepulturas y con bancos fuesen salas de banquetes de carácter colectivo.  
En las zonas más pobres de las catacumbas continúa la utilización de loculi de dimensiones cada vez más reducidas para 
permitir un mayor aprovechamiento del espacio. En la argamasa que cierra los loculi se impone la costumbre de fijar 
pequeños objetos de índole personal ya sean adornos o cerámicas que individualizan la tumba y sirven como pequeños 
adornos. Esta costumbre se puede considerar que servían para individualizar la tumba, pero los nuevos descubrimientos 
permiten constatar que los materiales se repiten por lo que poco podrían contribuir a la individualización del sepulcro. 
También puede ser que se intente emular las decoraciones que ornamentaban los cubículos de los cristianos de grado 
social o jerárquico elevado. Por ello, los materiales escogidos son los objetos prestigiosos del difunto, entre los que es 
imprescindible citar los vidrios decorativos, objetos dignos de una mención especial dado su significado. Estos recipientes, 
cuya  decoración  se  sitúa  en  el  fondo  con temas  iconográficos  e  inscripciones diversas,  se  fracturaban ya  que  sólo  se 
disponía el fondo en la argamasa. Además de su función decorativa es posible que también tuviesen un papel esencial en 
los rituales funerarios, sobre todo en las comidas o refrigerio, y que su fragmentación sea el gesto ritual de ruptura mística 
de los recipientes, ritual constatado en las ceremonias funerarias de distintas religiones.  
De todo lo expuesto se puede deducir que el concepto de ajuar ha sufrido un importante cambio simbólico ya que los 
objetos que habitualmente se guardaban en el interior del sepulcro individual, pasan al exterior con lo que se ponen a 
disposición de toda la comunidad.  
La segunda mitad del siglo IV no presencia la ampliación o creación de áreas catacumbales y muchas de las sepulturas 
de este periodo se llevaron a cabo en las basílicas edificadas hacia mediados del siglo, como San Pedro, San Sebastián, 
Santa Inés y San Lorenzo, citando sólo algunas de las más importantes. Esta nueva costumbre fue la que contribuyó al 
paulatino abandono de los enterramientos en catacumbas.  
En  los  siglos  V  y  VI  las  catacumbas  solamente  fueron  visitadas  por  motivos  de  devoción,  centrándose  en  las  áreas 
martiriales, convertidas en auténticos santuarios, lo que propició la restauración y la creación de itinera ad sanctos que 
eran los caminos seguidos por los devotos y que se acondicionaron con 
muros de mampostería y lucernarios, cerrando incluso los accesos a 
las galerías circundantes. 

MARTYRIA 
Eran  construcciones  o  simplemente  lugares  donde  había  sido 
enterrado  un  mártir  o  donde  se  guardaba  una  reliquia  o  cualquier 
testimonio de la fe cristiana. 
Estos lugares se constituían en centros de congregación y peregrinaje, 
y  por  ello  se  han  construido  muchas  basílicas  e  iglesias  cristianas, 
albergándolos  o  colocándose  sobre  ellos  mismos.  Sin  duda,  el  más 
notable de todos los martyrium, en razón al mártir allí enterrado, fue 
el de San Pedro, sacado a la luz en el siglo XVI bajo el suelo de la basílica 
que  Constantino  mandó  levantar  en  honor  del  Santo,  en  el  mismo 
lugar que hoy ocupa en el Vaticano 
Las  tumbas  de  los  mártires  comienzan  en  época  de  Constantino  un 
proceso  de  monumentalización.  Uno  de  los  primeros  martyria  es  la 
Santa Cruz de Jerusalén en Roma. 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 10 
 
Es en época del pontificado de Dámaso (366‐384) cuando se desarrolla de manera manifiesta el denominado «culto a los 
santos» que de alguna manera se oficializa en un intento de control de la devoción popular.  
Arqueológicamente la actuación de Dámaso se manifiesta en la reestructuración de los sepulcros y de los recintos. Hay 
que destacar la inclusión de ampulosas inscripciones mármoreas colocadas sobre frontispicios arquitectónicos que se 
apoyan en una de las paredes de los sepulcros, revistiendo con mármoles las restantes.  
Junto a las tumbas se situaron mensae en las que los devotos depositaban las ofrendas.  
Otra  de  las  características  arquitectónicas  del  período  damasiano  es  la  construcción  de  itinerarios  dentro  de  las 
catacumbas que conducían a las tumbas de los mártires, convertidas en auténticos santuarios, y que se realzaban con 
pintura blanca y con lucernarios que creaban un juego de luces y sombras que conmovía a los visitantes.  
Esta  veneración  a  los  mártires  tuvo  como consecuencia  la  ampliación de  las  zonas de  las catacumbas  situadas  en  las 
proximidades de las tumbas ya que los fieles querían ser enterrados junto a los sepulcros venerados. 
También es consecuencia de este culto martirial la creación de áreas denominadas retro sanctos situadas en las cercanías 
y a espaldas de los sepulcros venerados y que son utilizados por individuos de condición particularmente elevada, como 
lo demuestra la decoración del sepulcro situado a espaldas de la tumba del Papa Cayo en S. Calixto. En otros casos las 
condiciones sociales de los difuntos no permitían enterrarse en las áreas retro sanctos y por ello se idearon profundos 
pozos para enterramientos múltiples excavados en las cercanías de las tumbas martiriales 
5. LOS MAUSOLEOS IMPERIALES Y LA APOTEOSIS 
Son los monumentos funerarios imperiales y a los rituales funerarios de los emperadores muertos (funus imperatorum). 

5.1. EL FUNUS IMPERATORUM 
Aunque cada emperador dejaba escritos sus mandata de fúnebre, es decir, la normativa para sus funerales, existen una 
serie de características generales que hasta el siglo IV son prácticamente idénticas: 
Las ceremonias funerarias comienzan con la translatio o procesión del cadáver hasta la pira funerario instalada en el 
Campo Marcio.  
En  la  procesión  hay  músicos  abriendo  el  cortejo;  suele  haber  un  coro  sustituyendo  a  las  plañideras.  Hay  actores 
representando actos de la vida cotidiana del sujeto.  
El lecho fúnebre conducido en un carro adornado con oro y marfiles, en cuyo interior no sólo se transporta el cuerpo sino 
también una imago de cera.  
Además de todos estos elementos, que en menor medida también están presentes en los funerales privados, existen 
otros exclusivos de los imperiales, como la presencia del Senado, el ordo ecuestre, los sacerdotes, lictores, soldados y el 
pueblo y también la exhibición de objetos o símbolos como la representación de las provincias vencidas y los tituli con 
las leyes promulgadas, entre otros. La presencia del sucesor tras el lecho mortuorio es un gesto político de afirmación de 
la legitimidad sucesoria.  
Las manifestaciones de duelo son muy distintas y en contextos militares se llega al suicidio por fidelidad, pero lo más 
común es la renuncia voluntaria a objetos personales como joyas, insignias o alimentos que se arrojan a la pira.  
El logus o pira funeraria se levantaba en el Campo Marcio y era una estructura de madera recubierta de telas doradas, 
marfiles y sustancias aromáticas que constaba de varios pisos, en los que se situaban las esculturas del emperador.  
En  el  transcurso  de  la  ceremonia  también  desfilaba  una 
procesión de caballería y de carros sobre los que se instalaban 
imágenes  de  cera  del  emperador  y  de  los  generales  más 
famosos. 
Cuando la acción del fuego destruía el logus surgía de la parte 
alta  del  mismo  un  águila  que  simbolizaba  la  admisión  del 
difunto  entre  los  dioses,  tradición  que  se  instaura  en  los 
funerales de Augusto.  
Con el paso de la cremación a la inhumación, el cadáver se 
sustituye  por  una  imagen  de  cera,  siguiendo  un  rito  de 
sustitución ya que desde Augusto se mantiene la idea de que 
la divinización del soberano lleva implícita la incineración del 
cadáver.  
Piras o logus imperiales 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 11 
 
El análisis realizado por J. Arce sobre este tema considera que la divinización del emperador o consecratio no se llevaba 
a cabo en el momento de la incineración, sino que para que un emperador recibiese el título de divus se requería un 
acuerdo del Senado, tras una valoración de los méritos y acciones y ocurre después del funeral, por lo que no es una 
ceremonia o ritual, sino una decisión senatorial.  
Aunque las descripciones sobre los funerales de los emperadores cristianos no son muy numerosas, desde Constantino 
hasta Teodosio apenas se perciben cambios en las características de los rituales, aunque sí se constatan sustituciones ya 
que la laudatio en honor del emperador pasa a denominarse consolatio y es pronunciada por el obispo y los senadores 
y otros miembros del cortejo se sustituyen por monjes, clérigos o vírgenes. El auténtico cambio se observa en la idea de 
la consecratio, ya que el emperador no puede convertirse en un dios, sino que es recibido en el cielo por Dios, lo que 
supone en realidad una especie de beatificación. Sin embargo, sabemos que Constantino es proclamado divus y además 
se emiten las tradicionales monedas con la escena de consecratio, si bien con evidentes cambios iconográficos ya que no 
existe el águila tradicional, sino que es una mano divina la que emerge de los cielos. Los emperadores cristianos son 
proclamados divi porque son excepcionales y merecen un lugar en el cielo 
LOS MAUSOLEOS IMPERIALES 
Los mausoleos imperiales se ubican fuera de la ciudad o residencias  suburbanas del emperador. 
Época  Constantina  cambios  estructurales  como  el  predominio  de  plantas  centrales  con  cúpula    y  unidos  a  basílicas 
situadas junto a ellos. 
Roma  existen  cuatro  grandes  mausoleos:  el  de  Augusto,  el  de  Adriano,  el  de  los  Flavios  (que  no  se  conserva)  el  de 
Majencio en la Via Appia. 
Todos ellos tienen como característica común su forma circular y otras tumbas imperiales construidas fuera de Roma, 
como la de Diocleciano en Spalato, Galerio en Tesalónica o Maximiano en Milán presentan la misma planta. La forma 
arquitectónica circular expresa el triunfo del emperador y en su interior se deposita las urnas cinerarias o los sarcófagos. 
La única excepción arquitectónica es la columna de Trajano, que también corrobora la idea de triunfo 
 

TEMA 16. ARQUEOLOGÍA DE LA MUERTE EN EL MUNDO ROMANO                                                 Juanjo Ponti                                                                  pág. 12 
 

Das könnte Ihnen auch gefallen