Sie sind auf Seite 1von 4

Epicentro: es el punto ubicado en la superficie terrestre y está situado en la

posición vertical del foco de un movimiento sísmico.

El epicentro es usualmente el lugar con mayor daño. Sin embargo, en el caso de


grandes terremotos, la longitud de la ruptura de la falla puede ser muy grande, por
lo que el mayor daño puede localizarse no en el epicentro, sino en cualquier otro
punto de la zona de ruptura.

Replica: Las réplicas de un terremoto son movimientos sísmicos que ocurren en


la misma región en donde hubo un temblor o terremoto central (generalmente
dentro de una longitud cercana de ruptura). Estos temblores son una
consecuencia de readecuaciones de la corteza terrestre alrededor de la falla en
que se dio el sismo principal.

Una réplica siempre es de menor magnitud que el sismo principal. En el caso de


que una réplica tuviera una magnitud mayor que el sismo principal, es catalogada
como el nuevo sismo principal, y el sismo principal original es considerado un
sismo premonitor.
Las réplicas de un terremoto son fenómenos sísmicos de menor intensidad que
acontecen en la misma zona donde hubo un movimiento telúrico anterior.

Son de menor intensidad que el terremoto principal, pero las características donde
se producen pueden añadir daños gravísimos en las zonas afectadas.

La mayoría de las réplicas ocurren en toda el área de ruptura de la falla y se


producen sea a lo largo del plano de falla mismo, sea a lo largo de otras fallas
dentro de la región afectada por la tensión asociada con el sismo principal.
Típicamente, las réplicas se producen dentro de una distancia que equivale a la
longitud de la ruptura fuera del plano de falla.

Las réplicas suelen obedecer a una serie de patrones comunes relativos a la


frecuencia y magnitud en que ocurren.

Ley de Omori
Las réplicas ocurren con un patrón común que sigue la ley de Omori, que es una
relación empírica para la decadencia temporal de tasas de réplicas.

sus patrones describen sólo el comportamiento de la masa de las réplicas; la


cantidad de réplicas, el momento exacto de su ocurrencia y su ubicación son
aleatorias, aunque tiendan a seguir dichos patrones. Como esta es una ley
empírica, los valores de sus parámetros se obtienen cuadrando los datos
obtenidos luego que el sismo principal ocurra, y no tiene una base o significado
físico.

Ley de Bath
Otra ley, conocida como ley de Bath, describe que cualquier sismo típico tiene
réplicas de aproximadamente 1 magnitud (en promedio 1.2) menor que el
movimiento principal que las origina.
Ley de Gutenberg-Richter
Las secuencias de las réplicas también suelen seguir la ley de Gutenberg-Richter,
que se refiere a la relación entre la magnitud y el número total de terremotos en
una región en un determinado período de tiempo.

Puntos de observación de Bolivia: en Bolivia existe el Observatorio San Calixto


siendo como institución una de las pioneras en el inicio de diversas disciplinas en
Bolivia, que han marcado su investigación en meteorología, astronomía, geodesia,
contribución del servicio de la hora oficial para Bolivia, radiotelecomunicación y
actualmente la sismología.

El Observatorio San Calixto, es una institución privada sin fines de lucro, forma
parte de las obras de la Compañía de Jesús. Fue fundada por recomendación de
la Segunda Asamblea General de la Asociación de Sismología, realizada en
Manchester en julio de 1911, iniciando sus actividades el 1º de mayo de 1913.
Su principal actividad es el monitoreo y vigilancia de la actividad sísmica en Bolivia
lo que permite la investigación de la sismología para el conocimiento de la
amenaza sísmica del país.

Actualmente el Observatorio San Calixto cuenta con una red de 15 estaciones, 11


de las cuales son sismómetros, 3 son acelerómetros y 1 de infrasonido:
En que parte se siente más el sismo: Cuando ocurre un temblor, la vibración
genera un conjunto de ondas. Unas viajan por la superficie y otras por debajo del
suelo. Las ondulaciones causarán más movimiento dependiendo del camino que
tengan que recorrer. Generalmente, en suelos de arcilla o muy arenosos se
produce una amplificación de la onda sísmica. Esto ocurre “porque el material es
más suelto y las ondas lo pueden mover más fácilmente”, Por ello en un suelo
compacto la vibración se siente menos.