Sie sind auf Seite 1von 12

TECNICAS DEL FÚTBOL

TÁCTICAS OFENSIVAS

En fútbol, atacar es en cierto modo hacer lo inesperado. A los jugadores creativos


a menudo se les describe como "artistas" y suelen tener una gran popularidad. Las
tácticas de fútbol ofensivo tienen como objetivo llevar el balón cerca de la portería
contraria y lograr el mejor ángulo posible para marcar.

1. Pase y movimiento

Es la táctica de equipo más básica. En cuanto el jugador tiene la posesión


del balón, debe ser rápido para decidir si debe pasar o no; tanto si pasan
inmediatamente como si no, necesitan moverse siguiendo el movimiento del
balón. Una vez que el jugador ha pasado la pelota, no debe permanecer
estático sino moverse a una posición donde pueda recibir un pase de vuelta
y así dar más opciones al jugador que tiene la posesión del balón.

2. Cambiar el juego

Dar pases de lado a lado del campo a un jugador con espacio libre es una
forma muy efectiva de aliviar la presión y construir un nuevo ataque. El
equipo defensor necesitará ajustar sus posiciones, y esto generalmente crea
espacios que pueden ser explotados. En el ejemplo de la imagen, el jugador
número 1 se ha movido fuera de su posición, permitiendo más espacio al
jugador contrario. Cambiando el juego hacia ese lado (la línea curva
representa un pase aéreo, permite al jugador que está libre explotar ese
espacio.

3. Romper el fuera de juego

Consiste en usar el espacio detrás de la línea defensiva del contrario. Dar


pases en esta área tiene diversas ventajas. Si un atacante alcanza el pase y
evita el fuera de juego, tiene la posibilidad de encararse en un uno contra
uno con el portero, o quedarse en una posición excelente para un ataque por
las bandas. Incluso si un defensa alcanza primero el pase, el resultado
podría ser bueno para el equipo que ataca. El defensor encara su propia
portería, lo que podría conducirle a regalar un córner, hacer una falta, pasar
de forma arriesgada a su portero o ser presionado cerca del banderín de
córner. Generalmente, los equipos con atacantes más rápidos que los
defensores contrarios intentarán este tipo de juego, mientras que los
defensores intentarán mantener vigilados a los delanteros para evitar que
ganen el espacio libre.

4. Balones en largo

Esta táctica ofensiva consiste en pasar desde el propio campo del equipo
atacante lanzando el balón en largo por encima de la cabeza de los
defensores contrarios. Los delanteros deben correr en una zona donde
puedan recibir el balón. La táctica funciona mejor con delanteros fuertes y
rápidos que tienen buenas posibilidades de de tomar control del balón,
superar a los defensas y, eventualmente, marcar. En el diagrama de la
imagen, el balón (línea roja) se lanza en frente del delantero más adelantado;
la línea de puntos azules muestra su carrera. En este ejemplo, un pase en
largo a ras de suelo sería interceptado por uno de los defensas (equipo
negro) a causa de la poca distancia entre los dos defensas centrales.

5. Agujero defensivo

Pasar el balón al espacio entre las defensas contrarias y los


centrocampistas. Normalmente, un delantero de espaldas a la portería
recibirá el balón e intentará girarse con el balón o distribuirlo a jugadores que
estén encarando la portería (en condiciones óptimas estos jugadores
receptores estarían delante de los centrocampistas contrarios o incluso en
movimiento en el espacio situado detrás de los defensas contrarios).

6. Triangulaciones.

Este es un movimiento táctico que permite un cambio rápido y seguro de los


flancos ofensivos mientras se mantiene el control del balón. En el juego
triangular (o triangulación), el balón se pasa entre tres jugadores para formar
un triángulo. Pueden crearse muchos triángulos con varias combinaciones
de jugadores de manera que el balón se mueva lentamente hacia delante sin
comprometer la posesión. Esta táctica funciona bien cuando se intenta ganar
el control del medio campo. Sin embargo, puede ser usada también para
propósitos de ataque. Su efectividad se debe a que los defensores son
incapaces de adaptarse rápidamente al estilo de juego del equipo que ataca.

7. Intercambio de bandas

Cuando un equipo tiene dos jugadores de banda flexibles, pueden


intercambiar sus posiciones durante el partido. El objetivo de esta táctica es
confundir a los defensores que están asignados para marcarles, lo que
puede conducir a errores si el defensa se despista en los córners, faltas,
saques de banda, etc, donde el jugador marcado se encuentra en posiciones
diferentes. Además, si los extremos tienen diferentes estilos de juego (por
ejemplo, un carrilero y un driblador), su utilización en bandas diferentes
puede provocar una desestabilización de la defensa contraria.

8. Sobrecargar una banda

Enviar más jugadores a una banda para que estén en superioridad numérica
pone en un aprieto al defensor de esa banda ya que uno de los atacantes
suele quedarse sin la cobertura adecuada a menos que un centrocampista
se ocupe de él. Esta táctica suele utilizarse cuando se detecta la debilidad
de uno de los laterales.

9. Hombre clave

Cuando un equipo tiene un goleador de gran calidad con capacidad de atraer


a dos defensas, esto crea espacios que pueden ser aprovechados por otros
jugadores. Situando a dos extremos rápidos que abran el campo y
desborden por las bandas se puede poner en aprietos a una defensa de
cuatro hombres.

1. Desmarques: Es escapar de la vigilancia de un adversario cuando


nuestro equipo se apodero del balón.
2. Ataques: Intentar llegar a la portería adversaria, con el balón, una vez
puesto en juego o cuando se ha recuperado.

3. Contra ataques: Robar el balón al adversario e intentar llegar


rápidamente a su portería, sorprendiéndole de forma que no pueda
replegarse ni organizar se defensivamente, y explotando los espacios
libres que dejó al adelantarse.

4. Desdoblamientos: Son una serie de acciones que permiten no perder


la ocupación racional del terreno de juego cuando se producen ataques
o contra ataques del equipo que posee el balón, cubriendo u ocupando
la espalda del compañero ofensivo.

5. Espacios Libres: Son aquellos lugares del campo que se encuentran


desiertos por abandonarlos previamente un compañero del poseedor del
balón y el adversario que le marca.
6. Apoyos: Es acercarse o alejarse del poseedor del balón sin obstáculo
alguno. Laterales, diagonales.

7. Ayudas Permanentes: Son todas aquellas soluciones favorables que


se le presentan al poseedor del balón, por sus compañeros de equipo, en
cualquier momento y circunstancia.

8. Paredes: Entrega y devolución rápida del balón entre dos o más


jugadores de un equipo.

9. Temporizaciones: Son todas aquellas acciones lentas hechas con


astucia durante el juego para obtener ventaja el equipo que las realiza.

10. Carga: Acción que realiza un jugador sobre el adversario empujándole


con el hombro cuando éste se encuentra en posesión del balón, o intenta
apoderarse del mismo.
11. Conservación del balón / Control del juego: Se manifiestan por las
reiteradas acciones que se realizan si perder la posesión del balón,
disponiendo de la iniciativa y del balón.

12. Ritmo de juego: Se manifiesta cuando se mantienen, desde principio


hasta final del partido, unos esfuerzos y acciones que no sufren durante
su desarrollo ningún cambio aparente en cuanto a intensidad.

13. Cambios de ritmo: Se caracterizan por los diversos movimientos, en


cuanto a lentitud y velocidad, de los hombres de un equipo que se
encuentran en posesión del balón y de las diferentes velocidades y
trayectorias de éste.

14. Cambios de orientación: Todos aquellos envíos cortos, medios o largos


del balón que cambian su trayectoria.

15. Velocidad en el juego: Todas las acciones rápidas realizadas por


los jugadores de un equipo, con golpeos de balón precisos y
oportunamente orientados.

16. Progresión en el juego: Todas las acciones realizadas por un equipo,


llevando o enviando el balón, en sentido perpendicular a la portería
adversaria. Profundidad en ataque: llegar al área contraria con
disposición de remate con varios jugadores.

17. Vigilancia: Evoluciones que realizan los defensores de un equipo


sobre sus adversarios, aun cuando el balón está en poder de un
compañero. Cuando se lanza un saque de esquina y no todos van al
remate.
TECNICA DEFENSIVA

Durante el desarrollo del juego defensivo, un jugador tiene que dominar varias
acciones tácticas defensivas. Esas acciones pueden ser totalmente individuales o
participar un compañero para poder realizarlas. Muchas veces, una correcta acción
defensiva evitará una jugada de ataque del equipo rival, por eso un entrenador tiene
que enseñar desde la base los conceptos tácticos defensivos más básicos.

Existen tres tipos de tácticas defensivas:

a) Defensa individual:

Donde la responsabilidad se establece con respecto a la relación directa


jugador defensor/jugador atacante, y no se tiene en cuenta la organización
racional del espacio.
Es una defensa agresiva, que posibilita la rápida recuperación del balón.
Requiere una gran condición física, provoca muchos espacios, dando
facilidad al equipo rival y con ella se cometen mayor número de faltas.

b) Defensa zonal:

Consiste en la asignación de un cierto espacio a cada jugador cuyas


delimitaciones variaran en función del movimiento del balón. La
responsabilidad deja de ser individual para ser espacial.

Es útil para proteger al máximo la portería, reduce al mínimo el número de


faltas así como el desgaste físico y permite salir al contraataque muy
fácilmente. Se puede romper con ataques rápidos; no es recomendable
utilizarla con el resultado en contra y es fácilmente atacable con el uso de 2
por 1 en zona por el equipo atacante.

c) Defensa mixta:

Consistiría en combinar el marcaje individual con el marcaje zonal.


Normalmente la marca individual se realizará sobre el jugador más válido del
equipo contrario, y el resto del equipo defenderá zonalmente.
Las tácticas más importantes son:

Permutas: Tiene estrecha relación con las coberturas porque podemos decir que
una permuta es la acción de ocupar el lugar dejado por el compañero que ha
hecho una cobertura. Cuando un defensa es superado por un rival, el compañero
le hará una cobertura.

El espacio que deja será ocupado por el defensa que fue superado al igual que
sucedía con las coberturas, es un trabajo de equipo y que sin sacrificio por parte de
los jugadores no se podrá dar. Para hacer una cobertura tiene que existir las ganas
de ayudar al compañero.

En el caso de la permuta es exactamente igual. Para que haya una permuta, tiene
que darse el sacrificio del defensor que ha sido desbordado para rápidamente
ocupar el lugar del compañero que le hizo la cobertura. Cuando el trabajo en equipo
está bien realizado, la permuta no tiene por qué ser directamente realizada por el
jugador desbordado. Muchas veces, otro compañero que este bien situado y
cercano a la jugada, será el que haga la permuta. Esto hace que sea una acción
mucho más rápida.
Podemos distinguir dos tipos de permutas
- Permuta al espacio: ocupar el espacio dejado por el jugador que realiza la
cobertura
- Permuta al hombre: hacerse cargo del espacio y la marca del contrario que
tenía el jugador que ha hecho la cobertura.

Cambio de oponente: El cambio defensivo de oponente durante el juego. Los


cambios de oponentes tiene como objetivo economizar esfuerzos y realizar
acciones defensivas lo más rápidas posibles.

Vigilancia: Podríamos decir que es el marcaje a los jugadores que no intervienen


directamente en la jugada.

Anticipación: Acción defensiva que intenta evitar que el balón llegue al atacante.
Para realizarla, el defensor tiene que tener en cuenta posición del adversario,
situación del balón y posición propia.
Interceptación: Estrechamente relacionada con la anticipación porque se basa en
lo mismo. Pero se diferencia en que en la anticipación el defensor se hace con el
control del balón y en la interceptación no es necesario, con desviar la trayectoria
del balón es suficiente

Entrada: Acción para intentar robar un balón al atacante que está en posesión del
mismo.

Carga: Acción del defensor sobre el atacante empujando hombro con hombro con
el fin de ganar la posición y robar el balón.

Marcaje: El defensa cubre al jugador rival para impedirle actuar con libertad durante
una jugada.

Repliegue: Se realiza cuando el equipo propio pierde el balón durante una acción
ofensiva, los defensas deben regresar a sus posiciones naturales para evitar que
el equipo rival pueda beneficiarse de la descolocación de los defensas.

Cobertura: Cuando un defensa se encuentra en una situación de agobio, un


compañero debe ofrecerse para recibir el pase y sacar del aprieto al defensa en
peligro.

Permuta: Cuando un jugador es desbordado, deberá cubrir el puesto del


compañero el que salió en su ayuda.

Desdoblamiento: Son una serie de acciones que permiten, ante todo, no perderla
ocupación racional del terreno de juego, cubriendo u ocupando la espalda del
compañero ofensivo cuando pierde el balón, volviendo éste para ocupar el lugar del
compañero que le ayudó.
Ayudas permanentes: Son una serie de soluciones favorables que se presentan
al jugador que posee el balón.
Vigilancia: Es cuando los defensas deben cubrir alguna zona del campo que,
aunque no esté ocupada por ningún contrario, sea importante para prevenir una
posible jugada del rival.

Temporización: Es una acción hecha con astucia para obtener ventaja en el juego
(tácticamente hablando).

Entrada: Acción directa que realiza un jugador para arrebatar el balón a un rival.

Carga: El defensa empuja hombro con hombro al jugador rival


(reglamentariamente) para arrebatarle el balón.

Anticipación: Es cuando un defensa lee la intención del rival y se anticipa a éste


desbaratando la acción que pretendía realizar.

Interceptación: Es cuando el defensa corta o desvía un pase del rival, acabando


así con la jugada.

Presión: Una vez perdido el balón, las defensas deben presionar al rival para
molestarle y obstaculizar sus movimientos.
INTRODUCCIÓN

Hay diversas habilidades individuales y tácticas de equipo para jugar al fútbol de


forma eficaz. En teoría, el fútbol es un juego muy simple, como queda ilustrado por
la famosa aseveración de Kevin Keegan de que "para ganar un partido sólo es
necesario marcar más goles que el contrario". Sin embargo, los equipos bien
organizados y preparados a menudo son capaces de vencer a equipos
con jugadores supuestamente más habilidosos. Las formaciones en fútbol son un
método de posicionar jugadores en el campo para permitir que un equipo juegue
según una táctica preestablecida.

Pueden usarse formaciones diferentes dependiendo de si la táctica va a ser más


atacante o más defensiva. Las formaciones pueden alterarse durante el juego, pero
esto requiere una adaptación de los jugadores para que se ajusten al nuevo
sistema. En fútbol, atacar es en cierto modo hacer lo inesperado.

A los jugadores creativos a menudo se les describe como "artistas" y suelen tener
una gran popularidad. Las tácticas de fútbol ofensivo tienen como objetivo llevar el
balón cerca de la portería contraria y lograr el mejor ángulo posible para marcar.
Los principios tácticos defensivos son todas las acciones tácticas que realiza un
equipo cuando la posesión del balón la tiene el equipo contrario con el objetivo de
recuperar el balón, retrasar o impedir el avance de jugadores rivales y proteger la
portería propia para evitar encajar un gol.
OBJETIVOS

 Identificar las técnicas defensivas y ofensivas del futbol en el transcurso


de un evento deportivo de fútbol.

 Conocer las técnicas defensivas y ofensivas del futbol.

 Establecer las principales técnicas ofensivas del futbol que se efectúan en


un partido.

 Determinar los factores más importantes que influyen a la hora de ejecutar


cada uno de las principales técnicas ofensivas y defensivas.

CONCLUSIÓN
TACTICA son todas aquellas acciones o evoluciones que un equipo realiza en el
trascurso de un partido, mientras el balón está en juego para superar al adversario
tanto en Defensa como en Ataque.

De esta definición se desprende que las evoluciones que se pueden realizarse


dividen en dos fundamentales grandes grupos:

1.- Acciones tácticas SIN balón (Principios Defensivos)

2.- Acciones tácticas CON balón (Principios Ofensivos)

Dentro del fútbol de salón es necesario saber cubrir a los compañeros del mismo
equipo para ayudar a que el balón llegue al gol del adversario, y del mismo modo
defender el balón. Manteniendo una buena estructura defensiva, se ubica a cada
uno de los jugadores en la posición correcta evitando los ataques y el contraataque.

Son coordinados de acuerdo con la posición del balón y los movimientos defensivos
del equipo contrario. Se trata siempre de estar lo más cerca posible tanto del balón
como del rival, para lograr su recuperación, ocupando las posibilidades estratégicas
para ello.

https://es.scribd.com/document/226294824/Tecnica-Ofensiva-y-Defensiva-Del-
Futbol