Sie sind auf Seite 1von 1

La bioética y su relación con los derechos humanos

La bioética es una disciplina del campo de los derechos humanos. Los elementos centrales del concepto de
bioética son los mismos que se aplican a los derechos humanos: dignidad humana, libertad, justicia, bien
común y participación.

La bioética encuentra su fundamento en el derecho a la vida, por ejemplo, la insuficiencia de la infraestructura


sanitaria afecta el derecho a la vida, y "se aplican a ella tres principios sustantivos: justicia, beneficio y
autonomía, que algunos autores relacionan con las siguientes cuestiones:

a. la introducción del objeto ético, es decir del paciente, como agente ético de la totalidad de sus
derechos;
b. la evaluación de la vida humana en términos de calidad de vida;
c. la justificación del derecho a la salud".

Salud es igual a calidad de vida, igual a bienestar.

Para la bioética, la salud es un derecho fundamental de todos los seres humanos; implica que todos estén en
igualdad de condiciones para planificar su vida y para recibir prestaciones médicas fundadas en la necesidad y
no en los medios económicos que disponga una persona para pagar los servicios, pero también le damos una
fundamental importancia al acceso a la salud, es decir, al cómo y al cuándo llega una persona a resolver un
problema de salud determinado.

El derecho a la salud es importante sólo si va acompañado con que las personas puedan acceder a él
dignamente. Que en todos los aspectos y ámbitos relacionados a la salud el sujeto reciba el debido respeto y
el trato que como ser humano merece. No es lo mismo acceder a un turno para realizar una ecografía, por
ejemplo, inmediatamente, que en tres meses. No sólo por los riesgos médicos que esa demora conlleva, sino
además porque no es una situación equitativa, digna y humana en comparación con la que viven quienes
cuentan con recursos para solucionar sus problemas de salud en el ámbito privado.

Según Mainetti (1994), ética, salud y ambiente definen la bioética. Estos tres elementos son significativos
en el concepto integral de los derechos humanos. estos principios significan tres novedades en la medicina:

1. La introducción del sujeto moral, el agente racional y libre en las decisiones terapéuticas.
2. La evaluación de la vida humana a través del cálculo costo-beneficio (fundamentalmente los temas
del morir, la calidad de vida).
3. La justificación moral del derecho a la salud entendida como un derecho y un bien social primario.

La ética es relativa, no hay criterios permanentes en cuanto al bien y al mal. En consecuencia, ¿cómo
defender los derechos humanos, si es cierto que todo contenido valorativo es relativo y carece de
validez universal?

Los principios fundamentales de los derechos humanos (universalidad, no discriminación, indivisibilidad e


inalienabilidad) deben orientar la defensa y promoción del derecho a la salud, El paciente debe ser
considerado como sujeto, pleno de derechos, lo que convierte a la salud en un ámbito fundamental para la
construcción de ciudadanía. Toda práctica, institucional o profesional, debe respetar y hacer valer los
derechos humanos.