Sie sind auf Seite 1von 2

AREQUIPA: LANZAN PLAN PARA REFORESTAR BOSQUES DE QUEÑUAL

- 26 FEB 2018 | 23:03


Especie forestal que contribuye a regular el clima está en peligro de extinsión en
algunas zonas altoandinas. Sernanp y Desco buscan preservar árbol que
soporta la temperatura más baja del mundo.

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) puso


en práctica hoy un ambicioso plan para reforestar los bosques de queñual,
especie de flora silvestre típica de la cordillera que corre peligro de extinción en
algunas zonas altoandinas de la región Arequipa.
Para recuperar las grandes extensiones perdidas en la Reserva Nacional de
Salinas y Aguada Blanca, Sernanp inició las labores de reforestación con apoyo
de la Organización Para el Desarrollo Sostenible y la Cooperación (Desco),
actual administradora de esa área protegida.
La meta es reforestar 25 hectáreas en la zona de Cabrerías, las cuales se
sumarán a las 85.8 hectáreas recuperadas en los últimos años.
Técnicos de Sernanp explicaron que la Queñua es el árbol más resistente al frío
en el mundo. Suele crecer incluso en áreas que están por encima de los 5 mil
metros sobre el nivel del mar.
Esta especie -dijeron- es muy importante en las zonas altoandinas porque tiene
funciones ecológicas claves. Por ejemplo, regula el clima y previene la erosión
de los suelos. También almacena grandes cantidades de agua que, tras ser
filtrada por la tierra, alimenta los manantiales.
Se informó que para este plan de reforestación se vienen utilizando plantones
cultivados por los conservacionistas de los anexos de Cacayaco y Tuctumpaya,
en los distritos de Chiguata y Pocsi, Arequipa.
TRES MIL ÁRBOLES DE QUEÑUA DARÁN OXÍGENO A AREQUIPA
Paucarpata. Tres mil árboles de queñua, plantados ayer en la parte alta de
Paucarpata, serán el futuro pulmón de Arequipa, pues dotarán de oxígeno a
miles de personas.

1
Los árboles fueron sembrados por los familiares y trabajadores de la Sociedad
Eléctrica del Sur Oeste S.A. (Seal) en cinco hectáreas de tierra del almacén que
tiene Seal en este distrito, por la zona de Jesús.
Esta arborización forma parte de su programa de Responsabilidad Social
Empresarial y pudo realizarse luego de 10 años.
Para poder regar los árboles sacarán agua de tanques subterráneos que ya se
instalaron en la parte alta de este lugar. El sistema de riego será por microgoteo,
para eso se instalaron en todo el lugar pequeñas canaletas que pasan por cada
árbol. “En Arequipa no hay una zona de respiro, un lugar lleno de árboles donde
ir con nuestra familia a respirar aire puro, es por eso que hicimos este proyecto
para que sea un pulmón para Arequipa”, dijo el presidente del directorio de Seal,
Hernán Vela Lazo.
PROHIBIDA SU TALACIÓN.

El ingeniero Luis Felipe Gonzáles Dueñas, administrador técnico


del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), cuenta que este
árbol estuvo en peligro de extinción en los años 70. Y desde 1974 está prohibida
su deforestación a nivel nacional.

“Nosotros como Serfor tenemos la responsabilidad de seguir salvando esta


especie, el año pasado hemos sembrado cerca de 5 mil árboles de queñua en
otras provincias y este año plantaremos otras 15 mil”, dijo Gonzáles.
A la fecha existen en Arequipa 56 mil hectáreas de queñuales en diversos
bosques. “Hay dos tipos de queñuales, los polylepis y los lepis incana, estos
últimos son los que se han sembrado hoy porque el terreno de este sector es
seco”, añadió el ingeniero Gonzáles Dueñas. Serfor, además, tiene pensado
plantar otro tipo de árboles como el molle, en los cuarteles de Arequipa.
¿AGUA A FUTURO?

Una de las características de este árbol es que crece hacia los costados y en
temporada de lluvias el agua que cae de sus hojas y es absorbida por su raíz
puede dar a futuro agua de subsuelo. Esto sería viable si en la zona llovería
constantemente. “Podría ser un proyecto a futuro el dotar de agua del subsuelo
a las familias mediante pozos. Pero también es casi imposible porque en esta
zona casi nunca llueve y el terreno es seco, por ahora solo se busca que ayude a
mitigar los efectos del cambio climático y que sea un pulmón para Arequipa. No
hay estudios aún de cuánto oxigeno puede dar, recién se hará con estos
queñuales”, añadió Luis Gonzáles.
En Seal señalaron que si en el futuro se saca agua del subsuelo sería para regar
los mismos árboles.