Sie sind auf Seite 1von 5

Los problemas con los preventivos del gusano del corazón, es

que no previenen nada

Historia en Breve -
 Abril es el mes nacional de la concientización sobre el gusano del corazón, pero a
diferencia de la comunidad veterinaria convencional, no estoy de acuerdo con la
recomendación de suministrarle a todas las mascota un preventivo contra el gusano del
corazón todos los meses del año

 Es importante que evalúes el verdadero riesgo de tu mascota de adquirir la enfermedad de


gusano del corazón, en función de dónde viven y su estilo de vida

 Si viven en un área endémica de mosquitos, también es crucial saber cuáles son los
mejores meses para empezar y dejar de suministrarle preventivos contra el gusano del
corazón a tu mascota, y utilizar productos químicos preventivos contra el gusano del
corazón en la dosis efectiva más baja, y enseguida proporcionarle agentes naturales de
desintoxicación hepática

 Las medidas para poder evitar que tu mascota adquiera la enfermedad del gusano del
corazón incluyen, aplicar preventivos naturales y hacer pruebas de seguimiento
adecuadas, así como mantener el sistema inmunológico de tu mascota en excelentes
condiciones

 Lo más importante es que a tu mascota se le realicen pruebas para detectar el gusano del
corazón y otras enfermedades parasitarias al inicio y nuevamente al término de la
temporada de plagas

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Abril es el mes nacional de concientización sobre el gusano del corazón, por lo que si en las
próximas semanas tienes una cita con un veterinario convencional, probablemente debas
anticipar un discurso de venta sobre los productos preventivos contra el gusano del corazón.

Esto se debe a que la Sociedad Americana del Gusano del Corazón recomienda que le
administres a tu mascota un producto preventivo contra este padecimiento los 12 meses del
año, sin importar dónde vivas o el riesgo de exposición de tu mascota.

No es necesario decir que no estoy de acuerdo en que a todas las mascotas se les aplique
un insecticida químico una vez al mes, año tras año (enseguida proporcionaré algunas
recomendaciones). Ningún medicamento es completamente inofensivo. Los productos
preventivos contra el gusano del corazón son insecticidas químicos con el potencial de tener
efectos secundarios a corto y largo plazo, que pueden dañar la salud de tu mascota.

Muchos dueños de mascotas no se percatan de que estos productos preventivos, en


realidad no previenen nada. Envenenan a las larvas del gusano del corazón en la etapa
microfilaria del desarrollo, lo que causa que mueran dentro del cuerpo de tu mascota. Y
además de la preocupación por la toxicidad de estos insecticidas, también hay evidencia de
que los gusanos del corazón han empezado a desarrollar resistencia a estos productos.

Primero evalúa el riesgo particular de tu mascota de adquirir el


gusano del corazón
La justificación para recomendar productos preventivos contra el gusano del corazón para
todas las mascotas durante todo el año es que, según la Sociedad Americana del Gusano
del Corazón, este padecimiento se ha diagnosticado en 50 estados, y los factores de riesgo
son imposibles de predecir.

Sin embargo, aunque es posible que al menos un perro en los 50 estados haya sido
afectado, no significa que este padecimiento sea una amenaza significativa en todos o
inclusive la mayoría de los estados.

Es verdad que las variaciones climáticas y la presencia de portadores de enfermedades de


la vida silvestre podrían ser elementos impredecibles, pero un cambio en uno o dos factores
de riesgo no aumenta el peligro de exposición en todos los ámbitos.

De acuerdo con el más reciente mapa de prevalencia del gusano del corazón, publicado por
el Consejo Para los Parásitos en Animales de Compañía (CAPC, por sus siglas en inglés), 1
de cada 70 perros en los Estados Unidos -- menos del 1.5 % -- dará positivo en la prueba de
dirofilariosis.

Y a pesar del hecho de que los gatos no son portadores naturales del gusano del corazón,
ahora también se recomienda suministrarles productos preventivos durante todo el año.

Solo hay 14 estados en los que se considera que los perros tienen un alto riesgo de
infección por gusano del corazón -- una situación que no ha tenido prácticamente ningún
cambio durante años. Esos estados se encuentran principalmente en la parte Sureste del
país, donde las altas temperaturas y humedad durante los meses más cálidos del año,
proporcionan un entorno ideal para que los mosquitos se desarrollen.

Puedes utilizar el mapa de prevalencia del gusano del corazón que aparece en el vínculo
anterior para indagar detenidamente no solo en tu estado, sino también en tu condado, y
obtener información sobre la frecuencia de este padecimiento (y otras enfermedades
parasitarias) en la zona donde vives.

El mejor momento para suministrar y detener el uso de preventivos


en áreas endémicas de mosquitos
Solamente hay unas cuantas zonas en los Estados Unidos donde sería recomendable
administrar productos preventivos contra el gusano del corazón durante todo el año -- esas
áreas se encuentran en la parte Sur de Texas, al Sur de Florida y en algunos otros lugares a
lo largo de la costa del Golfo.

En el resto de los Estados Unidos, el período de alto riesgo de exposición podría variar entre
3 y 7 meses. En la mayoría de los estados es durante un período de 6 meses o menos.

Si te preocupa que tu perro esté en riesgo de una infección a causa del gusano del corazón,
podrías consultarlo con tu veterinario holístico o integrativo, y utilizar los siguientes mapas
para orientarte sobre cuándo suministrar y detener el uso de productos preventivos contra
este padecimiento.

6 recomendaciones para poder evitar que tu mascota adquiera la


enfermedad del gusano del corazón
Si vives en una zona de los Estados Unidos donde es común encontrar mosquitos y sabes
que tu perro tiene un riesgo significativo de exposición a la enfermedad del gusano del
corazón, estas son mis recomendaciones para proteger al peludo miembro de tu familia:

Si no vives en una zona endémica de garrapatas (por ejemplo, si resides en Dakota del
Norte), obtén la orientación de un veterinario holístico o integrativo y trata de utilizar
productos preventivos naturales como nosodes del gusano del corazón, en vez de
productos químicos.

Asegúrate de hacerle la prueba de dirofilariosis cada 3 o 4 meses (y no de forma anual),


ya que los productos preventivos contra el gusano del corazón no pueden garantizar que
tu mascota no adquirirá la enfermedad.

Es importante señalar que, dado que el gusano del corazón vive en el torrente sanguíneo,
los antiparasitarios gastrointestinales (GI) naturales como la tierra de diatomeas y las
hierbas antiparasitarias (por ejemplo, el ajenjo, semilla de calabaza, tinturas de nuez de
nogal negro) no son eficaces para matar las larvas en el torrente sanguíneo.

Enfócate en fortalecer la función inmunológica de tu mascota al proporcionarle una


alimentación a base de alimentos frescos, nutricionalmente equilibrada, apropiada para
su especie que le ayude a reforzar sus defensas naturales.

Las carnes sin procesar tienen un alto contenido de vitaminas B (y son una opción
menos alergénica que la levadura de cerveza). Además, puedes incluir alimentos
antiparasitarios específicos, como el ajo fresco en pequeñas cantidades, para proveerle
un apoyo antiparasitario adicional.

Si los riñones y el hígado de tu perro son saludables, prueba con un producto químico
preventivo con la dosis efectiva más baja. Esto significa que en caso de ser necesario
podrías darle Ivermectin compuesto, para perros con la cantidad más baja que indiquen
las instrucciones de dosificación.

Adminístrale el tratamiento en intervalos de 6 semanas, en vez de cada 4 semanas, por


el número mínimo de meses requeridos durante la temporada de mosquitos.

Evita los productos químicos todo en uno que afirmen eliminar múltiples tipos de
gusanos gastrointestinales, así como parásitos externos. El objetivo es utilizar la menor
cantidad de producto químico necesario para tratar exitosamente la enfermedad del
gusano del corazón.

Incluir otros productos químicos en la mezcla podría incrementar la carga tóxica con la
que el cuerpo de tu perro tiene que lidiar. También, debes evitar darle a tu mascota un
producto químico preventivo contra pulgas/garrapatas en la misma semana.

Consulta con tu veterinario y haz un seguimiento de todos los medicamentos contra el


gusano del corazón que contengan agentes naturales para desintoxicar el hígado, como
el cardo mariano y SAMe, durante la semana posterior al tratamiento químico.

Siempre debes insistir en que se le realice la prueba de dirofilariosis antes de comenzar


cualquier tratamiento preventivo. Si vives o pasas tiempo con tu mascota en zonas
donde predominan los mosquitos y otras plagas, especialmente las garrapatas, solicita
a tu veterinario una prueba SNAP-4Dx o Accuplex, para comprobar la enfermedad de
Lyme, erliquiosis y anaplasmosis, así como la enfermedad del gusano del corazón.

Me gusta realizar el análisis sanguíneo SNAP 4Dx que mencioné anteriormente cada 6
meses, en perros que pasan mucho tiempo al aire libre durante temporadas más
cálidas. La razón por la que realizo pruebas semestrales es porque los parásitos cada
vez son más resistentes a las sustancias químicas para combatir el gusano del corazón y
las pulgas/garrapatas.

Cuanto antes se detecte una infección en tu mascota, más rápido se podrá implementar
un protocolo para tratarla de manera segura y con menos efectos secundarios a largo
plazo.
Si vives en la parte del Medio Oeste o en la costa Este de los Estados Unidos, sería una
buena idea hacer análisis de estas enfermedades a principios de año y al final de la
temporada de plagas, ya que estos padecimientos podrían ser resistentes a las
medidas preventivas y son relativamente fáciles de tratar y curar cuando se identifican
antes de producir una enfermedad crónica.