Sie sind auf Seite 1von 20

El sistema digestivo es el conjunto

de órganos (boca, faringe, esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso)


encargados del proceso de la digestión.

La digestión es el proceso de transformación de los alimentos para que puedan ser


absorbidos y utilizados por las células del organismo.

La función que realiza es la de transporte (alimentos), secreción (jugos


digestivos), absorción (nutrientes) y excreción (mediante el proceso de defecación).

En el proceso de digestión se transforman los glúcidos, lípidos y proteínas en


unidades más sencillas, gracias a las enzimas digestivas, para que puedan ser
absorbidas y transportadas por la sangre.

Órganos fundamentales
2.1- Boca
Es una cavidad hueca en la cual se encuentran los dientes, que son los encargados
de triturar el alimento. Los dientes se pueden clasificar en caninos, incisivos,
premolares y molares. En la boca encontramos también la lengua, un músculo con
gran cantidad de papilas gustativas, que ayuda en la masticación y mezcla de los
alimentos, facilitando su tránsito hacia el esófago.

En todo lo anterior participan las glándulas salivales, productoras de un líquido


llamado saliva, que actúa como lubricante, destruye las bacterias ingeridas con los
alimentos e inicia la digestión química de los glúcidos, gracias a la acción de la
enzima llamada amilasa o ptialina, que rompe el almidón en maltosa. La saliva se
encuentra compuesta por un 95% de agua y un 5% de solutos tales como iones de
sodio, potasio, cloruro, bicarbonato, y fosfatos.

El resultado de la masticación es una masa homogénea de alimento llamada bolo,


cuyos componentes ya han comenzado el proceso de fermentación.

2.2- Faringe
Es un musculo en forma de tubo que ayuda a respirar y está situado en el cuello y
revestido de membrana mucosa; conecta la nariz y la boca con la tráquea y el esófago
respectivamente, y por ella pasan tanto el aire como los alimentos, por lo que forma
parte del aparato digestivo así como del respiratorio.

2.3- Esófago
Es una parte del tubo digestivo de los seres humanos formada por un tubo muscular
de unos 30 centímetros, que comunica la faringe con el estómago. A través de este
conducto los alimentos son transportados hasta el estómago para continuar su
proceso digestivo.

2.4- Estómago
Podría describirse como un reservorio temporal del bolo alimenticio deglutido hasta
que se procede a su tránsito intestinal, una vez bien mezclado en el estómago. Se
ubica en la porción superior de la cavidad abdominal, debajo del hígado. Su superficie
externa es lisa, mientras que la interna presenta numerosos pliegues que favorecen la
mezcla de los alimentos con los jugos digestivos.

2.5- Intestino delgado


Es la parte del tubo digestivo que inicia después del estómago y acaba en el ciego
del colon. Se divide en tres porciones: duodeno, yeyuno, e íleon.

a) Duodeno: Es el primer segmento del intestino, mide unos 25 cm de longitud.


Ocupa una posición fija en la cavidad abdominal, sostenido en su lugar por ligamentos
que lo aseguran al hígado y al estómago. Se encarga de la digestión de los alimentos
y de la absorción de los nutrientes. De hecho, es el lugar principal para la absorción
de hierro. Varios de los conductos del páncreas, el hígado y la vesícula biliar, se abren
en el duodeno para facilitar sus funciones principales.

Además de digerir los alimentos, es responsable de regular la velocidad del vaciado


gástrico, así como de la activación de las señales de hambre.

b) Yeyuno: Mide aproximadamente entre 1,5 a 2,5 metros de largo. Se sitúa entre el
Duodeno y el íleon, su función es realizar la absorción de las sustancias de los
alimentos. En este trozo de intestino delgado actúa el jugo intestinal, que degrada al
mínimo los hidratos de carbono, las proteínas y los lípidos.

c) Íleon: El íleon, que es de aproximadamente de unos 7,5 metros de largo, tiene un


diámetro menor que el yeyuno (3 cm el yeyuno, 2 cm el íleon) y tiene una tonalidad
más clara. Su principal función es absorber los nutrientes (vitamina B12) del quimo, o
los alimentos digeridos.

2.6- Intestino grueso


Es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego, el colon, el
recto y el canal anal.

a) Ciego: Es la primera porción del intestino grueso. Denominado así por constituir
una especie de fondo de saco donde implanta el apéndice cecal, y en el cual
desemboca el intestino delgado a través del esfínter ileocecal. Realiza diferentes
funciones y aportes al proceso de digestión, ya que este posee numerosas bacterias
que contribuyen a la reducción de algunas sustancias de difícil absorción por otras
estructuras.

b) Colon: Es la parte más grande del intestino grueso y se divide en tres


secciones: colon ascendente, colon transverso y colon descendente.

El colon ascendente, llega hasta el borde del hígado (glándula que produce y secreta
la bilis), en este punto se incurva, formando el colon transverso, que se extiende
horizontalmente hasta las inmediaciones del bazo (órgano linfático muscular). A partir
de aquí se incurva nuevamente hacia abajo, y se denomina colon descendente.
Después describe una curva en forma de s, recibiendo el nombre de colon
sigmoide o sigma.

La principal función del colon es convertir en heces el líquido del intestino delgado,
llamado quimo. Junto con esto, interviene en las siguientes acciones:

- Las bacterias que habitan en él producen vitaminas K y B.

- Crea anticuerpos que protegen el sistema contra posibles enfermedades.

c) Recto: Es el tramo final del intestino grueso. Mide entre 15 y 20


centímetros. Recoge los residuos cuando se ha eliminado la mayor parte del agua que
contienen, y los retiene hasta que son expulsados.
d) Canal anal: De unos 4cm de longitud, revestido de crestas verticales llamadas
columnas anales. En las paredes del canal anal hay dos fuertes capas planas de
músculos llamados esfínteres interno y externo, que actúan como válvulas y que se
relajan durante la defecación.

2.7- Ano
Situada en el extremo del aparato digestivo, es por dónde se eliminan los gases y las
heces. Se ubica al lado de los genitales, en la zona perineal.

3- Las glándulas anexas

Las glándulas anexas, son órganos que segregan los líquidos digestivos capaces de
transformar los alimentos más simples para facilitar su digestión. Estos líquidos
contienen sustancias llamadas enzimas, que son los encargados de simplificar los
alimentos.

Las enzimas son un tipo de proteínas que aceleran la descomposición de los


alimentos en sus componentes más sencillos, los nutrientes.

Las principales glándulas anexas de la digestión son: Son las glándulas salivales, el
páncreas y el hígado.

3.1- Glándulas Salivales


Segregan saliva, la que sirve para humedecer los alimentos dentro de la boca y así
facilitar la digestión. Comprenden tres pares de glándulas cuyos conductos
desembocan en el interior de la boca. Un par está situado debajo de la lengua
(glándulas sublinguales), otro debajo de la mandíbula inferior (glándulas
submaxilares) y el tercero delante de las orejas (glándulas parótidas).

3.2- Hígado

El hígado es la glándula más grande del cuerpo y tiene varias funciones importantes:

Elaboración de la bilis (necesaria para la digestión y absorción de las grasas), función


desintoxicante, almacén de vitaminas, etc. Además, es el responsable de eliminar de
la sangre las sustancias tóxicas.

Tiene otro órgano añadido, la vesícula biliar, que es donde se almacena la bilis. La
bilis es vertida al tubo digestivo en el duodeno.
Pesa alrededor de 1,5 kg, es de color rojo oscuro y está situado en la parte superior
derecha de la cavidad abdominal, justo bajo el diafragma.

3.3- Páncreas
El páncreas es una glándula con forma de lóbulo grande que tiene la función de
secretar la hormona insulina y un fluido alcalino que ayuda al proceso de digestión. La
insulina es importante en la utilización de azúcar en la sangre y la carencia de esta
hormona produce la diabetes mellitus. El fluido digestivo se secreta directamente al
duodeno, justo debajo del estómago en el tracto digestivo.

Sistema respiratorio

El sistema respiratorio es el encargado de proporcionar el oxígeno que el cuerpo


necesita y eliminar el dióxido de carbono o gas carbónico que se produce en todas
las células a través del proceso llamado respiración.

La respiración es un proceso involuntario y automático, en que se extrae el oxígeno


del aire inspirado y se expulsan los gases de desecho con el aire espirado. Los
órganos que forman parte del sistema respiratorio son: nariz, faringe, laringe,
tráquea, bronquios, pulmones y diafragma.

Proceso de respiración
Cuando respiramos, lo que estamos buscando es captar oxígeno, un gas que es
esencial para que nuestras células puedan vivir y desarrollarse. El sistema respiratorio
permite que el oxígeno entre en el cuerpo y que luego elimine el dióxido de
carbono que es el gas residual que queda después que las células han usado el
oxígeno.

El aire ingresa a nuestro organismo a través de la inspiración y el CO2 (dióxido de


carbono) es eliminado por la espiración.

Cuando el aire que inhalamos llega a los alvéolos, el oxígeno entra a la sangre a
través de pequeños capilares localizados en las paredes de los alvéolos. Ahí es
llevado al corazón desde donde es enviado a todo el resto del cuerpo. En sentido
inverso el dióxido de carbono, que sale de las células del cuerpo, viaja por los
capilares de vuelta al corazón que luego mandará esta sangre a los pulmones y se
llevará a cabo el proceso contrario para que el CO2 pueda ser exhalado.

El aire se inhala por la nariz, donde se calienta y humedece. Las fosas nasales están
conectadas con los senos paranasales o cavidades sinusales, unos espacios huecos
del interior de algunos huesos de la cabeza que contribuyen a que el aire inspirado se
caliente y humedezca.

Después el aire pasa a la faringe, sigue por la laringe y penetra en la tráquea. A la


mitad de la altura del pecho, la tráquea se divide en dos bronquios que se dividen de
nuevo, una y otra vez , en bronquios secundarios, terciarios y, finalmente, en unos
250.000 bronquiolos.

Al final de los bronquiolos se agrupan en racimos de alvéolos, pequeños sacos


de aire, donde se realiza el intercambio de gases con la sangre.

3- Órganos del sistema respiratorio

En el proceso de la respiración participan los siguientes órganos:

3.1- Nariz
Consiste en dos amplias cavidades cuya función es permitir la entrada del aire, el cual
se humedece, filtra y calienta a una determinada temperatura a través de unas
estructuras llamadas cornetes.
3.2- Faringe
Conducto muscular, membranoso que ayuda a que el aire se vierta hacia las vías
aéreas inferiores.

3.3- Epiglotis
Tapa que impide que los alimentos entren en la laringe y en la tráquea al tragar.
También marca el límite entre la orofaringe y la laringofaringe.

3.4- Laringe
Conducto cuya función principal es la filtración del aire inspirado. Además, permite el
paso de aire hacia la tráquea y los pulmones y se cierra para no permitir el paso de
comida durante la deglución si la propia no la ha deseado y tiene la función de órgano
fonador, es decir, produce el sonido.

3.5- Tráquea
Brinda una vía abierta al aire inhalado y exhalado desde los pulmones.

3.6- Bronquio
Conduce el aire que va desde la tráquea hasta los bronquiolos.

3.7- Bronquiolo
Conduce el aire que va desde los bronquios pasando por los bronquiolos y terminando
en los alvéolos.

3.8- Alvéolo
Hematosis (Permite el intercambio gaseoso, es decir, en su interior la sangre elimina
el dióxido de carbono y recoge oxígeno).
3.9- Pulmones
La función de los pulmones es realizar el intercambio gaseoso con la sangre, por ello
los alvéolos están en estrecho contacto con capilares.

3.10- Músculos intercostales


La función principal de los músculos respiratorios es la de movilizar un volumen de
aire que sirva para, tras un intercambio gaseoso apropiado, aportar oxígeno a los
diferentes tejidos.

3.11- Diafragma
Músculo estriado que separa la cavidad torácica (pulmones, mediastino, etc.) de la
cavidad abdominal (intestinos, estómago, hígado, etc.). Interviene en la respiración,
descendiendo la presión dentro de la cavidad torácica y aumentando el volumen
durante la inhalación y aumentando la presión y disminuyendo el volumen durante la
exhalación. Este proceso se lleva a cabo, principalmente, mediante la contracción y
relajación del diafragma.

Sistema circulatorio
Quinto básico - Actividad Nº 13

1- ¿Qué es el sistema circulatorio?

Es el sistema corporal encargado de transportar el oxígeno y los nutrientes a las


células y eliminar sus desechos metabólicos que se han de eliminar después por
los riñones, en la orina, y por el aire exhalado en los pulmones, rico en dióxido de
carbono (CO2).
El aparato circulatorio está conformado por el corazón y los vasos sanguíneos,
incluyendo las arterias, las venas y los capilares.

La sangre

La sangre es el fluido que circula por todo el organismo a través del sistema
circulatorio. Es un tejido líquido, compuesto por agua y sustancias orgánicas e
inorgánicas (sales minerales) disueltas, que forman el plasma sanguíneo y tres tipos
de elementos formes o células sanguíneas:

- Glóbulos rojos
- Glóbulos blancos
- Plaquetas

Una gota de sangre contiene aproximadamente unos 5 millones de glóbulos rojos, de


5.000 a 10.000 glóbulos blancos y alrededor de 250.000 plaquetas.
Los glóbulos rojos
También denominados eritrocitos o hematíes, se encargan de la distribución del
oxígeno molecular (O2). Tienen forma de disco bicóncavo y son tan pequeños que en
cada milímetro cúbico hay cuatro a cinco millones, midiendo unas siete micras de
diámetro. No tienen núcleo, por lo que se consideran células muertas. Los hematíes
tienen un pigmento rojizo llamado hemoglobina que les sirve para transportar el
oxígeno desde los pulmones a las células. Una insuficiente fabricación de
hemoglobina o de glóbulos rojos por parte del organismo, da lugar a una anemia, de
etiología variable, pues puede deberse a un déficit nutricional, a un defecto genético o
a diversas causas más.

2.2- Los glóbulos blancos


También denominados leucocitos tienen una destacada función en el Sistema
Inmunológico al efectuar trabajos de limpieza (fagocitos) y defensa (linfocitos). Son
mayores que los hematíes, pero menos numerosos (unos siete mil por milímetro
cúbico), son células vivas que se trasladan, se salen de los capilares y se dedican a
destruir los microbios y las células muertas que encuentran por el organismo.
También producen anticuerpos que neutralizan los microbios que producen las
enfermedades infecciosas.

2.3- Las plaquetas


Son fragmentos de células muy pequeños, sirven para taponar las heridas y evitar
hemorragias.

3- El corazón

El corazón es el principal órgano del sistema cardiaco y uno de los más importantes
del ser humano. Es un órgano muscular, responsable de recibir y bombear la sangre
para que ésta circule por todo el cuerpo, alrededor de unas 60 a 100 veces por
minuto.
3.1- El corazón por fuera
El corazón consiste principalmente, en una masa muscular llamada miocardio o
músculo cardiaco. Está cubierto por una capa de endotelio llamada endocardio y lo
recubre una membrana de doble pared llamadas epicardio y pericardio. Además,
existe la llamada cavidad pericárdica, ubicada entre las dos paredes, en la que se
encuentra un líquido lubricador, que permite que el corazón lata sin rozamientos.

3.2- El corazón por dentro


En el interior del corazón se encuentran cuatro cavidades: dos aurículas y dos
ventrículos. Estas están conectadas entre sí mediante válvulas. La que conecta al
ventrículo izquierdo con la aurícula izquierda se llama válvula mitral o bicúspide, y la
que comunica al ventrículo derecho con la aurícula derecha se llama válvula
tricúspide. Las válvulas están formadas por dos y tres membranas, respectivamente,
que se encuentran conectadas a las paredes del corazón.

El corazón está conectado a los vasos sanguíneos, que son los tubos por los que
circula la sangre. Son de tres tipos: arterias, venas y capilares.
a- Las venas
Las venas son las que llevan la sangre al corazón, desde los órganos del cuerpo.
Las que llegan al corazón son las dos venas cavas y las cuatro pulmonares. Las
venas cavas llegan a la aurícula derecha y las pulmonares, a la aurícula izquierda.

Las venas llevan sangre continuamente al corazón y se abren libremente en sus


paredes.

Las venas cavas son dos de las venas mayores del cuerpo. Su característica principal
es que cuenta con una vena cava superior o descendente, y otra inferior o
ascendente.

- Vena cava superior: Recibe la sangre de la mitad superior del cuerpo.


- Vena cava inferior: Recibe la sangre de los órganos situados debajo del diafragma.

b- Las arterias
Las arterias son los vasos que llevan la sangre desde el corazón hacia los órganos.
Salen del corazón la arteria pulmonary la gran artería aorta, una del ventrículo
derecho y la otra, del ventrículo izquierdo. A diferencia de las venas, estas arterias no
trabajan libremente, ya que la administración de sangre hacia ellas, está regulada por
las válvulas sigmoideas, que dejan salir sangre sólo cuando se ejerce presión en los
ventrículos cuando se contraen.

c- Los capilares
Los capilares son vasos microscópicos de finas paredes que llevan la sangre a todas
las células de los órganos del cuerpo.

3.3- Cuida tu corazón, el gran trabajador


El corazón es una bomba que hace circular la sangre mediante una
contracción (sístole) y relajación (diástole) constante y rítmica. A diferencia de los
otros músculos sometidos a la voluntad, el corazón realiza su movimiento de manera
automática. Si llegara a parar, significa la muerte de la persona. El corazón entonces,
produce la fuerza necesaria para la circulación continua de la sangre y está sujeto a
las necesidades del organismo, que podrían requerir la variación de su movimiento.
Por ejemplo, ciertas emociones del ser humano, hacen que el corazón trabaje de
manera más rápida.

Ya que es un órgano tan importante, es muy importante llevar una vida saludable para
cuidarlo. Hacer ejercicios regulares, alimentarse sanamente, sin muchas grasas,
evitar el tabaco, las drogas y el alcohol, entre otras, son muy buenas maneras de
ayudar al corazón a mantenerse fuerte el mayor tiempo posible.
4- La circulación

El proceso circulatorio es un círculo cerrado que se inicia y finaliza en el corazón.

Las cavidades derechas son las que impulsan la sangre que contiene los desechos
del organismo hacia los pulmones, para su eliminación. En los pulmones se recoge el
oxígeno captado por el aparato respiratorio y la sangre oxigenada se introduce en el
corazón por la aurícula izquierda, siendo impulsada hacia el organismo desde el
ventrículo izquierdo. Así, la sangre con residuos llega a la aurícula derecha a través
de las venas cavas, mientras que la sangre oxigenada llega al corazón a través de las
venas pulmonares y se reparte por todo el cuerpo a partir de la aorta.

Todo el proceso circulatorio se divide en dos partes que se denominan:

Circulación mayor o general: La circulación de la sangre oxigenada por todo el


cuerpo y el retorno de la sangre venosa de todo el organismo hacia el corazón.

Circulación menor o pulmonar: La circulación que envía la sangre venosa a los


pulmones y que recogiendo el oxígeno de éstos, introduce en el corazón la sangre
oxigenada.
Niveles de organización de los seres vivos

La materia se organiza en diferentes niveles de complejidad creciente


denominados niveles de organización.
Cada nivel proporciona a la materia propiedades que no se encuentran en los
niveles inferiores.

Los sistemas vivos tienen bases químicas, pero la cualidad de vida por sí misma
surge a nivel celular. Las interacciones entre los componentes de cada nivel y de
los niveles debajo de él, permiten el desarrollo del siguiente nivel de organización.

Los niveles van desde las partículas subatómicas hasta organismos complejos, los que
a su vez forman comunidades que se relacionan unas a otras por el flujo de la
energía y la materia. Cada una de las partes que componen a los seres vivos cumplen
una función determinada.

El último nivel de organización biológica, la biósfera, resulta de las interacciones


reciprocas entre arqueobacterias, eubacterias, protistas, hongos, plantas, y animales
y de sus interacciones con los factores físicos del ambiente.

Los niveles son los siguientes:


- Subatómico, formado por las partículas constituyentes del átomo (protones,
neutrones y electrones).

- Atómico, compuesto por los átomos que son la parte más pequeña de un elemento
químico. Ejemplo: el átomo de hierro, el de carbono, nitrógeno u oxígeno.

- Molecular, formado por las moléculas que son agrupaciones de dos o más átomos
iguales o distintos. Por ejemplo ADN, proteínas, agua, glucosa, etc.

- Celular, la unidad más pequeña de vida. ej. células epiteliales, células nerviosas,
células bacterianas, etc.

- Tejido, Grupo de células que desempeñan una función específica. Ej Tejido


nervioso.

- Órgano, Estructura compuesta por varios tipos de tejidos que forman una unidad
funcional. Ej. cerebro,

- Sistema de órganos, dos o más órganos que actúan juntos para realizar una función
corporal específica. Ej. sistema nervioso.

- Organismo multicelular, Ser vivo individual formado de muchas células. Ej,


elefante.

- Especie, Organismos muy similares que, en potencia pueden cruzarse.

- Población, conjunto de individuos de la misma especie que viven en una misma


zona y en un mismo tiempo. Ej. manada de elefantes.

- Comunidad, dos o más poblaciones de diferentes especies que viven e interactúan


en la misma área. Ej. víbora, antílope, halcón, arbustos, pasto.

- Ecosistema, una comunidad, junto a su ambiente inanimado y las relaciones que


establecen entre ellas. Ej. riachuelo, víbora, antílope, halcón, arbustos,
pasto, piedras.

- Biósfera, La parte de la Tierra habitada por seres vivos, incluye los componentes
tanto vivos como no vivos, es decir, la superficie de la Tierra.

Ahora nos centraremos en el análisis específico de los seres vivos, es decir a nivel
celular.

2- Los seres vivos están formados por células

El cuerpo de todos los seres vivos están compuestos por células. La célula es la parte
más pequeña de la que están formados los seres vivos y es capaz de actuar de
manera autónoma, es decir, realizan las funciones de nutrición, relación y
reproducción. Se miden en centésimas o milésimas de milímetro. Para observarlas se
precisa un microscopio.

Algunos seres vivos se componen de una sola célula (unicelulares), pero la mayoría
tienen muchas más células (pluricelulares): por ejemplo en nuestro cuerpo, hay al
menos unos diez billones de células.

Existen diversas clases de células, con formas y tamaños muy diferentes.

2.1- Partes de la célula


Aunque parezcan muy diferentes, todas las células poseen la misma estructura:

- La membrana: Es una cubierta que rodea la célula y la separa del exterior.

- El núcleo: Es la parte que controla el funcionamiento de la célula. Tiene forma


redondeada y se encuentra dentro del citoplasma.

- El citoplasma: Es un material gelatinoso. Es la parte que queda entre la


membrana y el núcleo. Está formado por agua con numerosas sustancias disueltas.
Además en él encontramos diversos orgánulos, que son distintas partes de la célula,
cada una con una función.
Las células vegetales poseen, además, una pered dura por fuera de la membrana.
Por eso los tallos de algunas plantas son tan duros (ramas y troncos). Son
normalmente más grandes que las de los animales y su forma es más regular,
prismática. Además las células vegetales poseen unos orgánulos llamados
cloroplasto.

Las células animales tienen formas muy variadas: Esféricas, cúbicas, estrelladas, y a
veces son muy irregulares.

2.2- Organización de los seres vivos


Todos los seres vivos, como decíamos, están formados por células. Los animales y las
plantas están formados por un número muy alto de células y reciben el nombre de
seres pluricelulares.

Otros seres vivos en cambio, están formados por una sola célula. Se llaman
seres unicelulares. Su única célula lleva a cabo todas las funciones vitales. Son
unicelulares las bacterias y los protozoos, como los paramecios y las amebas.
También ciertos hongos, como las levaduras y algunas algas.

Los seres pluricelulares, ya sean animales o plantas, están formados por células de
muchos tipos diferentes. Estas células se organizan y se unen entre sí de un modo
determinado, como las piezas de un puzle.

Las células diferenciadas y especializadas pueden organizarse formando:

- Las células forman tejidos. Los tejidos están formados por células similares que
realizan la misma función. Por ejemplo, el tejido muscular se forma por la unión de
numerosas células musculares. Estas células son especializadas en producir
movimientos.

- Los tejidos forman órganos. Los órganos están formados por varios tejidos que
trabajan conjuntamente para realizar una función. Por ejemplo, los músculos, el
corazón y los huesos son órganos.

-Los órganos forman sistemas. Los sistemas están formados por órganos que
realizan la misma función. Por ejemplo el sistema óseo está formado por los huesos.

- Los sistemas y los órganos forman aparatos. Los aparatos están formados por
sistemas y órganos diferentes que realizan coordinadamente una función. Por
ejemplo el sistema óseo y el sistema muscular constituyen el aparato locomotor.

- La unión de los aparatos y sistemas da lugar a un organismo. Un organismo es un


ser vivo completo.

En resumen, en los seres pluricelulares, las células se agrupan y pueden formar


tejidos, órganos, aparatos y sistemas.