Sie sind auf Seite 1von 7

Cuidado, estos errores pueden agravar la ansiedad por

separación

Historia en Breve -
 Hoy en día, la ansiedad por separación es un problema grave y muy común en muchos
perros

 Existen varios síntomas típicos de ansiedad por separación; y es importante que los
dueños se percaten de que los perros con este padecimiento no pueden controlar su
pánico o comportamiento cuando se quedan solos en casa

 Hasta este momento no hay una causa especifica de la ansiedad por separación canina; lo
más probable es que en la mayoría de los casos sea una combinación de la naturaleza
(genética) y crianza (medio ambiente)

 La modificación en el comportamiento que se establece lo más temprano posible, es muy


importante para los perros que padecen ansiedad por separación, y por lo general incluye
atenuar el comportamiento de búsqueda de atención y hacer una desensibilización a las
señales de partida

 También, es crucial proporcionarle remedios relajantes naturales a los perros que padecen
estrés de ansiedad por separación

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Por desgracia, hoy en día, la ansiedad por separación es un problema extremadamente


común y grave en muchos perros (y sus dueños). Muchos propietarios de perros confunden
algunos de los síntomas más leves de ansiedad por separación con demostraciones de
devoción canina, pero un perro que al principio manifieste un poco de ansiedad por verte
podría desarrollar ansiedad por separación en un contexto idóneo.

De hecho, antes de que tu perro tenga su primer episodio de ansiedad total, es fácil
confundir su jadeo y saludos con la pata cada vez entras en la casa (incluso, si solo has
salido para recibir el correo) como gestos que solo parecen ser el amor incondicional de un
perro hacia su dueño.

Otro error que suelen cometer los dueños es suponer que las acciones destructivas de sus
perros durante un episodio de ansiedad por separación solo es un mal comportamiento. La
creencia errónea es que este perro aburrido y gruñón toma venganza hacia su dueño por
haberlo dejado solo.

Es importante que abordes la elevada sensación de estrés de tu perro cuando se presente,


ya que si esperas hasta que exhiba ansiedad total, podrías controlar la situación pero no
solucionarla.

Como se manifiesta una auténtica ansiedad por separación


Si tu perro realmente padece ansiedad por separación, experimentará un ataque de pánico
similar al de los seres humanos. Ese es un padecimiento que no puede controlar.

Los típicos despliegues de conducta en un perro con ansiedad por separación incluyen:

Necesidad de estar en la misma habitación en la que te encuentras y muy cerca de ti


Saludos frenéticos, ya sea que no te haya visto en 5 minutos o 5 horas

Notables cambios en su estado de ánimo cuando presiente que te preparas para salir
de casa

Expresar comportamientos cuando no estás en casa, que no realiza en tu presencia

Cuando un perro con ansiedad por separación se le deja solo en su casa, con frecuencia
realiza al menos una y, a menudo muchas de las siguientes conductas:

Vocalización. Esto suele ser un ladrido, lloriqueo o aullido que comienza antes o poco
después de que te vayas, y continúa durante la mayor parte del tiempo que estás
ausente. Lo más probable es que tus vecinos ya te hayan informado o pronto te harán
saber sobre este problema
Salivación. Los expertos consideran que el babeo excesivo es una señal de alerta de
ansiedad por separación, ya que el exceso de salivación solo ocurre cuando un perro
está o cree que está solo
Accidentes en casa. Tu perro podría tener accidentes en la eliminación de orina y/o
heces alrededor de la casa de forma aleatoria, en vez de hacerlo en un lugar definido, y
esto solo ocurre cuando está o cree que está solo.
Comportamiento destructivo. Por lo general, los perros con ansiedad por separación
dañan puertas o ventanas (puntos de salida) o artículos personales como el control
remoto de la televisión, ropa o almohadas. A menudo, encerrar a estos perros en una
jaula o transportadora podría agravar su comportamiento y llegar a autolesionarse.

Es muy importante que entiendas que cuando tu perro tiene un episodio de ansiedad por
separación no manifiesta intencionalmente tales comportamientos destructivos y
descontrolados—sino que todo eso es ocasionado porque tiene una verdadera sensación
de temor.

Por desgracia, muchos dueños de perros solo perciben las consecuencias del miedo de sus
mascotas cuando llegan a casa, o escuchan a un vecino enojado quejarse porque el perro ha
aullado durante horas.

¿Qué es la ansiedad por separación?


Si el único daño que hace tu perro cuando sales de casa es masticar un calcetín o tirar
algunos pedazos de papel del bote de basura, lo más probable es que no padezca
ansiedad. Es posible que esté aburrido o haga lo que los perros hacen naturalmente--
explorar el mundo con sus narices y bocas.

Es fácil distinguir un caso de ansiedad por separación del aburrimiento en los perros. Los
comportamientos que resultan de la ansiedad por separación solo ocurren cuando no te
encuentras y cada vez que no estás cerca. También, es probable que tu perro haya
aprendido tu rutina cuando te preparas para salir de casa y presente signos de ansiedad
antes de irte.

Debes considerar que algunos problemas de salud, como el hipotiroidismo y la vacinosis por
rabia, podrían causar síntomas de comportamiento similares a los de la ansiedad por
separación, por lo que si no estás seguro a que te enfrentas, haz una cita con el veterinario
de tu perro para exponerle tus inquietudes

Si tu perro tiene ansiedad por separación, es importante que entiendas el miedo tan real que
le ataca y desencadena su comportamiento destructivo. En primer lugar, ayudarle a tu perro
a superar este trastorno involucra lidiar con su ansiedad—y no con la conducta que lo
provoca. Cuanto antes abordes su ansiedad, mayor éxito tendrás para controlar su
comportamiento a largo plazo.

Causas de la ansiedad por separación


No existe una explicación definitiva de por qué algunos perros desarrollan ansiedad por
separación y otros no la manifiestan. Algunas razas podrían estar genéticamente
predispuestas a esta enfermedad; sin embargo, al parecer la crianza desempeña un rol más
importante que su naturaleza. Sin duda, son cruciales la socialización temprana y
experiencias de un cachorro antes de los 6 meses de edad.

He atendido a muchos dueños que me han comentado que conseguirían a un cachorro


cuando tuvieran vacaciones largas, para poder disfrutar cada momento con su nuevo
compañero. Considero que, a menudo así es como comienza el problema. Los humanos
están en constante contacto con el cachorro, a todas horas durante toda la semana, lo cual
establece el precedente en la mente en desarrollo del perro de que así será todos los días.
Muchas personas no hacen el entrenamiento con jaula ni le proporcionan un saludable
tiempo “a solas” al cachorro durante su período de desarrollo emocional, lo cual origina una
etapa adolescente que, cuando es dejado solo por primera vez, lo entristece.

Las mascotas de familia que fueron mimadas y terminan en un refugio debido a la muerte o
la enfermedad de un dueño, podrían entrar en pánico cuando su nueva familia les deja solas
en casa.

Además, se sabe que los cambios significativos en la rutina de un perro, como un traslado o
pérdida de otra mascota o un miembro de la familia, desencadenan trastornos de ansiedad
en algunos perros.

Los desastres naturales como tornados, terremotos o inundaciones, durante los cuales las
mascotas se separan de sus humanos también originan eventos de ansiedad por
separación en algunos perros.

Mi perra, Isabelle, estuvo encadenada a un árbol durante muchos años antes de que yo la
adoptara. Cada vez que llovía, manifestaba una respuesta de estrés en el interior de la casa.
Por fortuna pude abordar el problema inmediatamente y evitar que se convirtiera en un
comportamiento destructivo y que su sensación de estrés se agravara hasta tener un ataque
de pánico total.

Modificación del comportamiento en perros con ansiedad por


separación
El objetivo en el tratamiento de la ansiedad por separación de tu perro es disminuir su
dependencia hacia ti para que pueda sentirse seguro cuando no estés en casa. Los perros
deben sentirse protegidos ya sea que estén o no con ellos.

Para lograr que tu peludo miembro de la familia se sienta más independiente podrías
implementar una variedad de técnicas de modificación en el comportamiento y otras
estrategias.

1. Atenuar el comportamiento de búsqueda de atención

No respondas de ninguna forma a su intento por llamar tu atención si ladra, llora, salta
o patea. No mires, hables ni toques a tu perro cuando exhiba un comportamiento de
búsqueda de atención. Inicialmente, se espera a que estas conductas se agraven.

Eso podría parecer algo rudo, pero también es crucial ignorar a tu perro durante 30
minutos antes de salir de casa. Aguantar ese lapso de media hora evitará que
refuerces inadvertidamente su comportamiento de ansiedad cuando te preparas para
irte.
Unos minutos antes de salir, podrías darle un juguete relleno con alimento o premios
para distraerlo de cuando partas de verdad. Al salir, trata de hacerlo
insospechadamente. Te recomiendo moverte ligeramente mientras tu perro se
encuentra distraído con su juguete.

Reproduce música clásica mientras no estés en casa. Abre las persianas para que
entre luz natural y tu mascota pueda ver al exterior. Esconde por toda la casa sus
juguetes dispensadores de alimento llenos de premios para que pueda buscarlos a lo
largo del día, y considera la posibilidad de que contratar a un paseador de perros
para evitar su monotonía si planeas estar fuera de casa por más de 8 horas.

Cuando llegues a casa, ignora a tu perro hasta que se relaje. No lo saludes ni


interactúes hasta que calme su frenesí de bienvenida. Una vez más, podría parecer
rudo, pero si lo haces alimentarás ese comportamiento alocado de tu perro, como si
lo recompensaras.

No le grites ni le impongas castigos físicos si llegas a casa y encuentras ha hecho un


desorden o desastres en el piso. Es muy importante recordar que estos no son
signos de mal comportamiento, sino de ansiedad clínica, y tu perro no puede
controlarse cuando lo hace. Castigarlo, sobre todo después de haberlo hecho, sólo
aumentará su nivel de ansiedad.

2. Desensibilizar a tu perro para que no le produzca un conflicto tu salida de


casa

Haz una lista de las actividades que realizas antes de salir de casa que podrían
indicarle a tu perro que tu partida es inminente y desencadenar su ansiedad conforme
se acerca el momento de salir (recoger las llaves, abrigo, bolsa, etc.). Enseguida, haz
esta secuencia de actividades cuando no salgas de tu casa para desasociarlas de tu
partida inminente.

Cuando estés en tu casa, enséñale a tu perro a permanecer en calma y relajarse


durante las "separaciones", cuando estés en una habitación y él se encuentre en otra.
Primero, aléjate un poco (mientras están en la misma habitación) y luego regresa y
recompénsalo con un premio.

Repite este paso a la misma distancia hasta que estés seguro de que tu perro esté
muy relajado, y luego aumenta gradualmente la distancia hasta que casi hayas salido
de la habitación, mientras te aseguras de felicitarlo y proporcionarle premios cuando
permanezca relajado y en su sitio.

Una vez que hayas aumentado la distancia hasta que no te vea, puedes comenzar a
incrementar paulatinamente el tiempo que están en diferentes habitaciones. Si
sucede que al no verte corre a buscarte, significa que necesita más tiempo para
acostumbrarse a ese nivel de separación.

Considera que podría ser un proceso largo y algunas veces tedioso pero, a menudo es muy
efectivo. De su inicio hasta su término podría tomarles 8 semanas, en algunos casos incluso
mucho más tiempo.

Si no sientes que tu perro haya tenido un buen progreso o que necesitas recibir orientación,
te recomiendo que lo consultes con tu veterinario, entrenador de perros con refuerzo positivo,
o especialista en comportamiento canino.

Estrategias relajantes naturales para perros con ansiedad


En el caso de cualquier perro con estrés, una buena idea sería contar con algunos remedios
naturales como herramientas, para ayudarle a minimizar su sensación de ansiedad:

Los juguetes dispensadores de premios han tenido un gran éxito en la mayoría de los
perros. Hay juguetes para masticar que pueden ser rellenados con alimento húmedo.
Mientras son masticados, los alimentos se liberan gradualmente. Incluso, podrías llenar
uno y ponerlo en el congelador, lo que es particularmente útil para mantener a tu perro
ocupado por un período de tiempo más largo.

Impulsa a tu perro a realizar sesiones frecuentes de ejercicio todos los días. Hacer
ejercicio intenso es sumamente importante y beneficioso para abordar la sensación de
ansiedad. También, considera inscribirlo en una clase para utilizar su olfato, que es una
excelente forma de ayudar a tu perro a desarrollar seguridad en sí mismo. Llévalo a
caminar antes de salir de casa.

Invierte en un difusor de feromonas, como el difusor Adaptil para perros. Las feromonas
específicas para cada especie son sustancias químicas que pueden tener un impacto
positivo en el estado emocional y comportamiento de un animal.

Consulta con un veterinario holístico acerca de la medicina tradicional china


homeopática (TCM, por sus siglas en inglés) y remedios de flores de Bach, que podrían
ser útiles para aliviar la ansiedad de tu mascota.

Los productos que he utilizado, siempre en combinación con modificaciones en el


comportamiento, incluyen al acónito homeopático o Hyland’s Calms Forte, Bach Rescue
Remedy, Solutions Separation Anxiety, Green Hope Farms Anxiety, u otros recursos
similares, en función del animal.

Las hierbas y nutracéuticos relajantes que considero útiles son la albahaca santa (Tulsi),
valeriana, L-teanina, rodiola, ashwagandha, GABA, 5-HTP y manzanilla. Consulta con tu
veterinario holístico sobre las opciones que son adecuadas para tu mascota.

El aceite esencial de lavanda también ha demostrado disminuir la respuesta de estrés


en las mascotas. Te recomiendo poner algunas gotas en el collar o cama de tu perro, si
es posible, antes de que se suscite un factor estresante, o difundir el aceite alrededor de
tu casa para tener un efecto relajante general.

Reflexiones finales
Asegúrate de que tu perro haga mucho ejercicio, tenga suficiente tiempo de juego,
estimulación mental y amor y cuidado. Mientras más satisfactoria sea su vida cuando te
encuentras cerca, más tranquilo estará cuando no lo estés.

Si la ansiedad por separación de tu perro es tan severa que exhibe un comportamiento muy
destructivo cuando lo dejas solo o si te preocupa que pueda autolesionarse, tendrás que
hacer otros ajustes mientras tratas de resolver sus problemas.

Algunas sugerencias son:

Si te es posible, lleva a tu perro contigo

Déjalo con alguien que pueda cuidarlo--tal vez un amigo que trabaje en su casa, vecino
jubilado o familiar
Contrata los servicios de un cuidador de perros para que se quede en casa con tu
mascota

Llévalo a una guardería para perros

Considera adoptar a un compañero de juegos

Con tiempo, paciencia y persistencia, la mayoría de los perros con ansiedad por separación
pueden aliviar sus síntomas más problemáticos.