Sie sind auf Seite 1von 2

CARTA AVAL PARA PROFESORES DE RELIGION

ANTES DE RESPONDER POR FAVOR LEA EL ANEXO 2 que va adjunto. Puede también bajarlo de Internet
:www.obispadosanfelipe.cl, ingresando a Área de Educación, y luego a Profesores. Su respuesta es de
gran importancia para otorgar el Certificado de Idoneidad para desempeñarse como Profesor de Religión
Católica.

Yo________________________________________________________________________________________,

teléfono : _______________________E-mail: _____________________________________________________,

en mi calidad de _________________________________________________ , por el conocimiento que tengo de

Don(ña)_____________________________________________________________________________ a quien

conozco desde (fecha) ___________, en su actividad en (la parroquia, movimiento, colegio u otro):

__________________________________________________________________________________________.

Me consta que:

a) Participa en la Eucaristía el (los) día(s) _____________________________________________ en la Iglesia

______________________________________________________, desde (año) ______________________

b) Además, participa como agente evangelizador en: _____________________________

Marque según lo que usted sepa del solicitante:


d) Es coherente con las enseñanzas de la Iglesia Católica: si no no sé
e) Es una persona que tiene acompañamiento espiritual si no no sé
f) Es casado por la Iglesia soltero viudo separado

En conclusión, puedo decir que el Profesor de Religión avalado:


Es moralmente idóneo (a), para comunicar la fe en Jesucristo y su Iglesia
No le conozco lo suficiente para afirmarlo

Por favor, haga un comentario al P. Claudio Acevedo de lo que considere relevante sobre la persona
avalada. En lo posible entregue esta carta en sobre cerrado al Profesor y si le parece oportuno,
además envíe un mail al Secretario Ejecutivo, Sr. Marcelo Solar Tobar
educacionsanfelipe@gmail.com:
___________________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________________________

________________________________________________________________________________________

Fecha: ____________________
_____________________________________
Firma y Timbre
ANEXO 2 a Carta Aval

Estimado Sacerdote que entrega la carta aval:

Tres aspectos forman la identidad del Profesor de Religión tanto desde la Legislación
canónica como del Ministerio de Educación: a) recta doctrina o conocimientos sobre
religión, b) testimonio de vida cristiana o moralidad y c) una formación mínima en
pedagogía.

La carta aval busca tener una referencia más cercana y objetiva sobre la recta doctrina y
la moralidad del profesor.

A continuación transcribimos algunos párrafos que pueden interesar a este respecto.

I. Del Código de Derecho Canónico:

c. 804,2: "el Profesor de Religión se debe destacar por su recta doctrina; testimonio de
vida cristiana y aptitud pedagógica"
c. 805: "El Ordinario (Obispo) del lugar, dentro de su diócesis, tiene el derecho de
nombrar y aprobar los Profesores de Religión, así como exigir que sean removidos
cuando así lo requiera una razón de religión o moral"

II. De la Conferencia Episcopal de Chile, Leg. Complementaria R. 804, 1:

“2. Los referidos educadores deberán mantenerse unidos a la vida y labor de la Iglesia,
según la organización que, para su formación permanente y mejor desempeño de su
misión, señale el Obispo diocesano y procurarán que los alumnos se integren en forma
viva a la comunidad eclesial”. SERVICIO n. 139 (noviembre de 1989) p. 2
[Comentario] La norma pretende evitar que los profesores de religión realicen su labor a
modo de funcionario independientes, sin preocuparse de vivir la comunión con la
comunidad eclesial y sin el adecuado testimonio.

2. Programa de Religión Católica (2005): Identidad del Profesor de Religión.

Si hay una convicción en el ámbito de la EREC es que el “alma” de la educación de la fe


no es un texto ni los métodos, por espectaculares que sean, sino la persona misma del
educador. No basta con ser experto transmisor de cultura cristiana. El Profesor de
Religión es, primero que todo, un evangelizador. Concibe su tarea como vocación, como
una hermosa misión dada por el Señor Jesús que él o ella agradece y cuida todos los
días. Su gran dicha y pasión es comunicar con el testimonio de su vida y con sus
palabras la buena y bella nueva del infinito amor del Padre Dios por todos sus hijos.

Para vivir esta vocación con entusiasmo y fecundidad, el profesor de Religión se


preocupa permanentemente de su formación humana, profesional y, sobre todo,
espiritual. Tiene plena conciencia de, al menos, dos polos que esbozan su identidad, la de
pastor, a quien se le ha asignado el cuidado de la fe de sus hermanos; y la de maestro,
quien se esfuerza por desarrollar todas las competencias propias de su servicio y dominar
a cabalidad la ciencia de la educación.

En el área de la formación religiosa, más que cualquier otra, la calidad testimonial del
educador es condición absolutamente necesaria para asegurar el éxito". ("I. Fundamento
Teológico Pastoral del Programa de Religión, 1. Identidad de la Educación Religiosa
Escolar Católica Nº 11)