Sie sind auf Seite 1von 15

Bombas folklóricas de Honduras

ÉL ELLA

Desde lejos he venido Si desde lejos llegaste

rodando como una tusa a yo no me digas eso

solo por venirte a ver mejor andá restregate

niña ojitos de guatuza. esas costras del pescuezo.

Las mujeres de este tiempo Los muchachos de este tiempo

son como el café molido, son como el café tostado

apenas tienen quince años se la tiran de jailosos

ya quieren tener marido. y andan todos acabados.

La mujer que ama a dos hombres Un hombre con dos mujeres

no es tonta sino entendida de papo se pasa a veces

si una vela se le apaga no cumple con sus deberes

la otra ya está encendida. y al final paga con creces.

Ayer me dijiste que hoy Yo no te he dicho que sí,

hoy me decís que mañana, indio curtido y mugroso;

cuando me digas que sí como bien lo ves a ti,

ya no voy a tener ganas. no te quiero por piojoso.

Las muchachas de este tiempo Los muchachos de este tiempo

son como los blancos quesos; solo andan de aparentones

pintaditas de la cara con un arito en la oreja

y chorreadas del pescuezo. más parecen maricones.

Las muchachas de Progreso Las muchachas de la Ceiba

no les gusta dar ni un beso, son bonitas y graciosas

en cambio las de San Pedro en cambio las de este pueblo

hasta estiran el pescuezo. son picudas y babosas.

Una pitaya madura Un huevo güero podrido

es tu boquita jugosa, es tu apestosa trompota,


escucha linda criatura escúchame indio jodido

te ando buscando pa esposa. yo no te quiero ni jota.

Si mi mama no me ha casao

Las piñas en el piñal es por que no me ha

de maduras se pasan, convenido,

así te pasará a vos si no me caso con vos

si tu mama no te casa. no es de tu cuenta, metido.

Ya días vengo soñando Ni lo sueñe, Don Prudencio

que tu boca será mía, que esta boca será suya,

Filomena agora es cuando pues la reservo en silencio

se cumple mi profesía. para alguien que haga bulla.

Las ramas del tamarindo Las ramas del sunzapote

se juntan con las del coco, se enredan con las del mango,

si tu amor va precisado si tu amor va despacito

el mío va poco a poco. el mío desburrungando.

En lágrimas de mujer En lágrimas de hombre viudo

y en el canto de sirena, nunca debes de creer,

nunca debes de creer, así como este tapudo

porque no vale la pena. que solo viene a joder.

Desde que te conocí Desde que te conocí

te tengo muy bien presente, siempre te he visto risueño

por ese colocho de oro pero es que tal vez no sabés

que te cuelga de la frente. que el colocho tiene dueño.


Poema de María Elena Walsh
El cielo es de cielo,la nube es de tiza.La cara del sapome da mucha risa.

La luna es de quesoy el sol es de sol.La cara del sapome da mucha tos.

Poema de Manuel Felipe Rugeles


Luz de la mañana y verde mansedumbre en todo el campo. Suelta va la vieja copla sobre los lentos
rebaños.
¡Ay, la vaquita de ordeño, tan mansa, tan silenciosa! ¡Cómo lame al becerrito y cómo mueve la cola!

Panzuda y con esos ojos claros que el cielo retratan, ¡ay, cómo todas las tardes vuelve del campo a la
casa!
¡Ay, la vaquita de ordeño, con las dos orejas blancas y un lucerito en la frente! ¡Parda piel y negras
manchas!

Poema de Nicolás Guillén

¡Ay, señora, mi vecina, se me murió la gallina!


Con cresta colorada,y el traje amarillo entero, ya no la veré atareada, paseando en el gallinero, pues,
señora, mi vecina, se me murió la gallina, domingo de madrugada.
Sí señora, mi vecina, ay, señora, mi vecina, domingo de madrugada.
¡Míreme usted como sudo, con el corral enlutado, y el gato viudo!
¡Míreme usted como sudo, con el corral enlutado, y el gallo a coro!
¡Ay, señora, mi vecina; como no voy a llorarsi se murió mi gallina!

Poema de Felipe Rugeles

El niño de la montaña, lejos, muy lejos del mar, hizo barcos de papel y el agua los puso a andar
Por los caminos del agua los barcos de papel van. Salieron de un mismo puerto. ¡Quién sabe hasta
dónde irán!
Sopla los barcos el niño y navegan al azar. ¡El niño de la montaña, nacido lejos del mar!

Poema de Yolanda Reyes

Un día en la cocina un plato resbaló, rodó sobre una olla y el ruido comenzó. La tapa de la olla de un
brinco se zafó, cayó sobre los vasos y a todos los rompió. Y clink, que los cristales volaron al mesón, y
clink, las cacerolas siguieron la función. Y zas, que se encontraron cuchillo y tenedor, y zas, que se
enredaron con un gran cucharón. Y swing, la licuadora de pronto se encendió, lanzó un cortocircuito con
chispas de neón. La salsa de tomate del frasco se salió y dio a los condimentos su toque de sabor. Y el
horno microondas también se conectó, quemó mil calorías bailando rock and roll. Silencio en la cocina la
fiesta se acabó, la dueña entra en escena por poco le da un shock. Catástrofe en el piso termina la
función, la escoba se desliza con un suave rumor. La esponja y el cepillo susurran su canción, no vuela ni
una mosca no se oye ni el jabón.

Poema de Mirta Aguirre

Caballito sin crines, caballito de mar, dime si los delfines pueden llorar.
Dime si donde habitas, habita el colibrí: dime si hay sirenitasde ajonjolí.
Dime si dan granadas Los huertos de coral; Dime si donde nadas Dulce es la sal.
Caballito juguete, caballito arlequín, ¿por qué vas sin jinete, soliandarín?
Poema de Federico García Lorca
Amanecía en el naranjel. Abejitas de oro buscaban la miel. ¿Dónde estará la miel? Está en la flor azul,
Isabel. En la flor, del romero aquel.

(Sillita de oro para el moro. Silla de oropel para su mujer.)


Amanecía en el naranjel.

Poema de Carlos Marianidis


Con lo frágil que soy, tierna y pequeña, de a poco llevaré toda esta leña.
El invierno será ventoso y frío; por eso vengo y voy por piedra y río.
Cuando empiece a llover tendré todo hecho y cantaré feliz bajo el helecho.

Poema de Carlos Marianidis


A dónde vas, paloma, cuello verde y violeta, ojos anaranjados, misteriosa y coqueta...
Alas grises y blancas y negras y azuladas, pico oscuro y brillante, patitas coloradas...
Cuando emprendas tu vuelo, llévame en una pluma y suéltame en el mar donde haya mucha espuma.
Poema de Carlos Marianidis
Despacio, despacio, que nadie me apura. El junco se hamaca, el río murmura.
Despacio, despacio, sin ninguna prisa. Viene olor a rosas si sopla la brisa.
Despacio, despacio, sin desesperar: manteniendo el ritmo, siempre he de llegar.

Poema de Carlos Marianidis


Soy el Gato Trovadorque maúlla en los tejados, en galpones y tinglados cuando nadie puede verme,
porque medio mundo duerme y sólo quedan despiertos los gatos enamorados.
Yo le canto a todo el barrio, a chiquitos y a grandotes, loros, lauchitas, perrotes y, sobre todo, a la luna
que quiero más que a ninguna, porque gracias a ella veo si me tiran con cascotes.
Y aquí me pongo a cantar, al compás de las estrellas, que son las cosas más bellas que hay en el
firmamento y ahora me voy, atento, mientras trepo a mi terraza para encontrarme con ellas...

Poema de Carlos Marianidis


Soy un bicho todo verde, delgado como un palito. Salté al lado de una niña y la pequeña dio un grito.

Yo puse mis patas juntas como si fuera a rezar y en vez de tranquilizarse, la niña empezó a llorar.
Moví apenas la cabeza para besarla en un dedo y la niña se escapó... ¡casi me muero de miedo!
ADIVINANZAS

1. Dos hermanas diligentes que caminan a compás, con el pico por delante y los ojos
por detrás.
2. En la mano de la dama casi siempre estoy metido, unas veces estirado otras veces
encogido.
3. Hablo y no tengo boca, corro y no tengo pies, soy blanca y negra y se aprecia en
mí lo que negro es.
4. Una vieja tonta y loca con las tripas en la boca.
5. Una vieja con un diente que llama a toda la gente.
6. Por una calle va caminando un animal que no es gente; adivínalo, imprudente, que
el nombre se queda atrás.
7. Capita sobre capita, color de paño francés; apuesto que no me adivinas ésta ni en
todo un mes.
8. Agua pasa por mi casa. Cate de mi corazón, que si no me adivinas ésta eres un
buen orejón.
9. Oro no es, plata no es, abre las cortinas y verás qué es.
10. Cuál es la cosa que nace sin tener pies ni cabeza, crece sin comparación, y no se
le ve cuando nace figura ni perfección.
11. Santa soy, pero no bautizada, traigo conmigo el día, tengo el corazón colorado y la
sangre fría.
12. Blanco adentro, verde afuera, si quieres que te lo diga, espera.
13. A pesar de tener patas yo no me puedo mover; llevo encima la comida y no la
puedo comer.
14. Chiquita como un ratón y guarda la casa como un león.
15. Soy un palito muy derecho, sobre la frente llevo un mosquito.

Respuestas

1. Las tijeras.
2. El pañuelo.
3. La carta
4. La guitarra.
5. La campana.
6. La vaca.
7. La cebolla.
8. El aguacate.
9. El plátano.
10. El amor.
11. La sandía.
12. La pera.
13. La mesa.
14. La llave.
15. La letra i.
Canciones de cuna

Letra de la canción Estrellita


dónde estás
Estrellita donde estás
me pregunto quién serás.
Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.

En el cielo o en el mar
un diamante de verdad.
Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.

Estrellita dónde estás


me pregunto quién serás.
Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.

En el cielo o en el mar
un diamante de verdad.
Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.

Letra de la canción de La
pancita
Desde que yo estaba en la

pancita de mamita

tu me veías, tu me veías.

Y cuando estoy jugando


o durmiendo en mi camita

tu me ves y nunca me dejas.

Por eso yo digo gracias Señor,

por estar conmigo

y cuidarme con amor.

Por eso yo digo gracias Señor,

por estar conmigo

y cuidarme con amor.

Letra de la canción 'Es hora de ir a la cama'

Hasta mañana si Dios quiere,

que descansen bien

llegó la hora de acostarse

y soñar también

Porque mañana será otro día

hay que vivirlo con alegría

Todas las horas del día

hay que pasarlas muy bien

a la mañana la escuela

para estudiar y aprender


Y cuando llega la tarde

jugar o ver la TV

luego cenar en familia

y buenas noches

porque el día ya se fue

Hasta mañana si Dios quiere,

que descansen bien

llegó la hora de acostarse

y soñar también

Porque mañana será otro día

hay que vivirlo con alegría

Antes de ir a la cama

no hay que olvidarse también

de cepillarse los dientes

y del pisito después

Pedir a Dios por los niños

y por la gente con fe

por este mundo travieso

que se olvidó de querer.

Letra de la canción Los cochinitos


Los cochinitos ya están en la cama,
muchos besitos les dio su mamá,
y calientitos los tres en pijama
dentro de un rato los tres roncarán. Uno soñaba que era Rey
y de momento quiso un pastel
su real ministro le hizo traer
quinientos pasteles nomás para el.

Otro soñaba que en el mar


en una barca iba a remar
más de repente a embarcar
se cayó de la cama y se puso a llorar.

Los cochinitos ya están en la cama,


muchos besitos les dio su mamá,
y calientitos los tres en pijama
dentro de un rato los tres roncarán.

El más pequeño de los tres


un cochinito lindo y cortés
ese soñaba con trabajar
para ayudar a su pobre mamá.

y así soñando sin descansar


los cochinitos pueden jugar
ronca que ronca y vuelve a roncar
a país de los sueños se van a jugar

Letra de la canción de
Pin Pon
Pin pon es un muñeco,
muy guapo y de cartón, de cartón,
se lava la carita
con agua y con jabón, con jabón.
Se desenreda el pelo,
con peine de marfil, de marfil,
y aunque se da tirones
no grita y dice ¡uy!, dice ¡uy!

Pin Pon toma su sopa


y no ensucia el delantal
pues come con cuidado
como un buen colegial

Apenas las estrellas


comienzan a salir, a salir,
Pin pon se va a la cama
se acuesta y a dormir, a dormir.

Y aunque hagan mucho ruido


con el despertador
Pin Pon no hace caso
y no vuelve a despertar

Pin Pon dame la mano


con un fuerte apretón
que quiero ser tu amigo
Pin Pon, Pin Pon, Pin Pon

Letra de la canción Palmas


palmitas
Palmas, palmitas,

higos y castañitas,

azúcar y turrón

para mi niño/a son.

Palmas, palmitas,

que viene papa


palmas palmitas

que luego vendrá

Palmas, palmitas,

que viene papa

palmas palmitas

que en casa ya está

Un elefante se balanceaba
Un elefante se balanceaba

sobre la tela de una araña

Como veía que no se caía

fue a buscar otro elefante.

Dos elefantes se balanceaban

sobre la tela de una araña

Como veían que no se caían

Fueron a buscar otro elefante

Tres elefantes se balanceaban

sobre la tela de una araña

Como veían que no se caían

fueron a buscar otro elefante, ....


Letra de la canción Los pollitos
Los pollitos dicen
pío, pío, pío

cuando tienen hambre

cuando tienen frío.

La gallina busca

el maíz y el trigo

les da la comida

y les da abrigo.

Trabalenguas

Trabalenguas infantiles cortos para niños


Lado, ledo, lido, lodo, ludo,
decirlo al revés lo dudo.
Ludo, lodo, lido, ledo, lado,
¡Qué trabajo me ha costado!

La sucesión sucesiva de sucesos


sucede sucesivamente con la sucesión del tiempo.

Si el caracol tuviera cara como tiene el caracol,


fuera cara, fuera col, fuera caracol con cara.

A Cuesta le cuesta subir la cuesta,


y en medio de la cuesta, ¡¡va y se acuesta!!

Compré pocas copas, pocas copas compré,


como compré pocas copas, pocas copas pagaré.

Toto toma té, Tita toma mate,


y yo me tomo toda mi taza de chocolate.
Ejemplos para niños de onomatopeyas y su significado
¡Toc toc!
¿Hay alguien ahí?

Brrrrr, ¡qué frio hace aquí!

Uuuuhhhh, ¡cómo sopla el viento!

Ploc, ploc, ¡empieza a llover!

Tictac, tictac, da el reloj las tres.

Ñam ñam ¡Me voy a comer!,


después en silencio, Shisss, shisss

he dormido un rato. Zzzzz, Zzzzz

Riiiing, riiiing, riiiing

(suena el teléfono)

¡Miau! y ha maullado el gato.

¡Puf! ¡Se acabó el descanso!

Verwandte Interessen