Sie sind auf Seite 1von 8

24

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

VIOLENCIA
INTRAFAMILIAR
DOMESTIC VIOLENCE
emilio velazco gamboa PALABRAS CLAVE / KEYWORDS
Agresividad | Violencia doméstica |
Familia | Mujeres | Niños

Aggressive Behavior | Domestic Violence |


Family | xWomen | Children

RESUMEN / ABSTRACT
Según los especialistas, la agresividad de
algunas personas proviene de unas relaciones
familiares altamente conflictivas o que han
sufrido el rechazo o la ausencia de amor por
parte de sus padres. La violencia intrafamiliar
es un problema que ha existido desde la
antigüedad, cuando el pater familias sometía
a su mujer e hijos a su voluntad. Hoy en día, a
pesar de las leyes para combatirla, también se
necesitan programas prácticos y mecanismos
de ejecución que atenúen sus efectos.
According to experts, the aggressive behavior
of some people coming from highly conflictual
family relationships or who have suffered
rejection or lack of love from their parents.
The problem of domestic violence has existed
since ancient times, when the pater familias
submitting to his wife and children at will. Today,
despite laws against it are also needed practical
programs and delivery mechanisms that
mitigate its effects.

AUTORÍA DEL ARTÍCULO


Emilio Velazco Gamboa.
Presidente del Consejo de
Directores de la Cátedra Iberoamericana de
Ingeniería Política AC.
emiliovelazco@hotmail.com
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

25

H
“Casos como los ablé de este tema, por primera vez, a revivir errores cometidos en otros tiempos
asesinatos de en 1997, en la revista Asamblea, por otros actores; errores que sólo le harían
las mujeres en cuando colaboraba con el Comité daño a él y a los suyos. Es por eso que lo
Ciudad Juárez de Asuntos Editoriales de la Asamblea de dejo a su consideración, amable lector.
me han hecho Representantes del Distrito Federal Pri-
Quizá cuando nuestros congéneres –y
pensar que es mera Legislatura (1).
nosotros– tomemos conciencia de lo im-
mentira que haya
Muchas cosas han pasado desde en- portante que resulta esa armonía interior
grandes avances
tonces, no sólo para mí como investiga- que comienza en uno mismo y en la familia,
en materia
dor social y como ser humano, sino para y que se hace extensiva al resto de la gente,
de derechos
México en general. Casos como los ase- entonces la humanidad empiece a escribir
humanos.”
sinatos de las mujeres en Ciudad Juárez una nueva historia y puede ser que el final,
–y, desgraciadamente, ahora también en si no feliz, al menos no resulte tan crudo.
Morelos– me han hecho pensar que es
mentira que haya grandes avances en Introducción
materia de derechos humanos. En un mundo como éste, donde vio-
Me atrevo a criticar aquí el eslogan del lencia es el verbo, el adjetivo, el sustan-
gobierno del presidente Fox que hablaba tivo incluso; el todo de una sociedad
de “Seis años defendiendo los derechos de irónicamente decadente a la vez que do-
las mujeres”. No han resuelto un solo caso tada con todos los medios y recursos para
de los muchos que conforman el expe- conquistar el universo conocido y flore-
diente negro de las muertas de Juárez; lue- cer como raza, conviene hacer una breve
go, entonces, ¿qué seis años de defender- pausa para reflexionar sobre tal hecho.
las? Como muchas cosas en este sexenio, Violencia, como acabo de decir, es el
dichas palabras han quedado meramente todo de la sociedad globalizada, pos-
en eso: en un eslogan, en una frase publici- modernista y complejamente virtual del
taria, en una falacia de anuncio comercial. naciente tercer milenio. Hay violencia en
Por ende, el tema no ha perdido actua- el cine, en la televisión, en la música, en
lidad porque, además, ¿cuántos casos de las series y caricaturas infantiles, en los vi-
violencia intrafamiliar(2) conocemos o de deojuegos, en la internet, en las revistas
cuántos hemos –al menos– escuchado y demás prensa escrita, etc. Pero si acaso
y, por desgracia, aún seguimos siendo no la hubiera, basta con alcoholizarse un
impotentes para evitarlos y erradicarlos? poco –ni siquiera hay necesidad de dro-
Actualmente, este fenómeno –muy des- garse– para transformarse en un ser dig-
afortunadamente– se sigue reproducien- no de las películas de Bela Lugosi o Peter
do con bastante frecuencia en el México Cushing, e inclusive más terrorífico.
contemporáneo. Es por ello que esta
Hablando sobre Santo Tomás de Aqui-
aportación no ha perdido vigencia.
no, Ernest L. Fortin dice que “el hombre es un
No obstante, conservo la esperanza de prodigio de la naturaleza, pues ésta lo man-
que en algún momento alguien lo lea, crea da más indefenso e inerme que ningún otro
en este escrito y empiece a vivir una vida di- animal: desnudo, descalzo y desarmado, pero
ferente, o cuando menos, no esté dispuesto que en cambio, le ha dado la razón, el habla
26

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

y las manos”(3). Efectivamente, para sobrevi- Y es que, una cosa es el uso de la fuer-
vir, el hombre ha tenido que recurrir a toda za, por extrema que pueda ser, en pos de
la violencia de que puede ser capaz, sobre la supervivencia y la evolución; y otra, la
todo si se le compara con especies mejor aplicación de la crueldad a sangre fría, de
dotadas para la lucha y capaces de adaptar- la violencia por la violencia misma, de la
se mejor a los rigores climáticos. furia, del odio, y de la maldad por puro
placer, incluso sin justificaciones ni pre-
Incluso, es aceptable pensar que, ac-
textos de ningún tipo. Así, con desfacha-
tuando metainstintivamente –y que me
tez y cinismo.
perdone la Real Academia de la Lengua
por la palabra acuñada– el hombre ha uti- Pero si la crueldad y la violencia hacia
lizado su imaginación, creatividad, genia- los desconocidos no se perdonan y no se
lidad y talento para someter al mundo y a comprenden, la violencia hacia el interior
los habitantes de éste en beneficio suyo. de nuestras familias, menos. ¿Acaso en
Pienso que cualquier especie evoluciona- ésta se encuentra el principio de la des-
da sería capaz de todo para lograrlo, so- composición social que se vive en este
bre todo, si se trata de una raza conquis- mundo de parafernalia? Y, de ser así, ¿de
tadora como la humana. dónde viene semejante fenómeno?

Sin embargo, las atrocidades que a dia- Personalmente, es factible creer que
rio se ven en los periódicos y la televisión –como casi todo en la raza humana– el
rebasan la peor noche de delirio y pesadilla origen de dicha violencia es parte de una
de cualquier loco, pues mientras que éste cuestión cultural, o mejor dicho, tiene sus
se encuentra enfermo de la mente, aquellos raíces en los conocimientos, tradiciones,
que secuestran, que torturan, que hieren, usos, costumbres y manifestaciones de
que violan o que matan como a veces nos los pueblos, quizá desde hace miles de
toca ver o saber, están enfermos del alma, o años. Al menos así lo sugiere la revisión
quizá peor: ni siquiera la tienen ya. documental realizada al respecto.
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

27

Preámbulo sobre el
término violencia
Antes de comenzar, cabe preguntarse,
¿acaso hemos pensado lo que es la violen-
cia más allá de la terminología y la doctri-
na? Es un mal de las mismas dimensiones
que el cáncer y el SIDA; que corrompe y
destruye a las personas y sociedades de
manera lenta y gradual pero efectiva. Y es
un mal más antiguo que los mencionados.
Ahora bien, hay muchas clases de vio-
lencia, aunque todas desembocan en la
violencia física o psicológica: segregación
racial, adicción al alcohol y a los enervan-
tes, delincuencia menor, vandalismo, delin-
cuencia organizada, etc. Este terrible mal
da pauta para que el hombre se destruya a
sí mismo, irremediable y tristemente.
El objetivo de este análisis es la violen-
cia intrafamiliar, ya que si “la familia es la El hombre, dada su capacidad cerebral
célula básica de la sociedad”, ¿no está ahí el y, consecuentemente, su raciocinio, actúa
origen del mal? Quizá cuando tomemos más con base en las normas de conducta
plena conciencia de todo lo que encierra social que por mero instinto, así que cual-
esa pequeña frase, empezaremos a actuar quier predisposición genética al delito o
tal y como se debe, no cortando, sino ali- la violencia puede ser moderada gracias
viando el mal desde la raíz. a sus vínculos familiares, los cuales redun-
dan en las relaciones sociales del sujeto.
Antecedentes Así, me atrevo a suponer que el plantea-
históricos y filosóficos miento de la teoría biológica de la delin-
cuencia puede ser superado por los facto-
“Las relaciones familiares determinan el
“Una cosa es el res familiares.
carácter del sujeto, aunque inciden en ello
uso de la fuerza, otros factores como la herencia (según la La investigadora Laura Salinas nos
por extrema teoría biológica del comportamiento) o el dice que la violencia quebranta los dere-
que pueda ser, medio socio-cultural (teoría sociológica). En chos humanos de las mujeres, y que hay
en pos de la el caso de la gente con tendencias agresivas, dos tipos de violencia: la intrafamiliar y
supervivencia y la diremos que la primera teoría atribuye una la sexual. “Ambas –según la autora– no
evolución; y otra, personalidad antisocial a caracteres innatos son privativas de México, sino que se dan
la aplicación de producidos por la herencia genética, y la se- en todo el orbe y tienen su origen en una
la crueldad a gunda, que todo joven es normal, pero el me- tradición discriminatoria profundamente
sangre fría...” dio ambiente, sus relaciones, la educación y arraigada, según la cual, la mujer, por ser
la familia lo pueden inducir a la violencia” (4). diferente al hombre, es menos que él”(5).
28

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

“Los especialistas
han podido
comprobar que
las personas,
cuyo carácter se
torna agresivo,
provienen de
relaciones
familiares
altamente
conflictivas o han
sufrido rechazo
o ausencia de
amor por parte
de sus padres.”
Esta actitud –desafortunadamente– se al de Roma, e incluso en la Biblia –Número,
encuentra presente en casi todas las cul- 5, 11-31– se especifica el castigo aplicable
turas con sistemas patriarcales. (las aguas amargas, es decir, la muerte por
envenenamiento) a las mujeres acusadas o
“En Roma”, por ejemplo, “la mujer era
tratada como un objeto de poca valía, y esa simplemente sospechosas de adulterio, in-
condición de sometimiento era consecuen- culpadas por sus maridos sólo por la deno-
cia de la división que los romanos había he- minada ley de los celos de esa época, sin que
cho de las personas en alieni iuris y sui iuris, las infortunadas pudieran defenderse”(7) .
según estuvieran o no sujetas a la autoridad La psicóloga Sonia Araujo, en 1997,
de otro”(6) . Como las mujeres, los niños y los directora del Centro de Atención a las Víc-
esclavos eran alieni iuris, el pater familias timas de la Violencia Intrafamiliar (CAVI),
–consecuentemente– era sui iuris, es decir, órgano que depende de la Procuraduría
con autoridad suficiente sobre sus descen- General de Justicia del Distrito Federal,
dientes y todos aquellos que dependieran dijo que “éste es un problema ideológico
de él. Así, la mujer podía ser repudiada e basado en la desigualdad que se reproduce
incluso asesinada sin mayores problemas
en el dominio de las formas tradicionales de
para el hombre, independientemente
la educación, donde el jefe o los jefes de fa-
de la causa que motivase su fin. De igual
milia ejercen el control por medio de la fuer-
modo, en la cultura árabe, la mujer era
za, considerando esto no sólo como algo
considerada una esclava y podía sometér-
normal sino como un privilegio”(8) .
sele sin que ésta tuviera ningún derecho
a rebelarse. “En la cultura judía antigua A través de muchos estudios, los espe-
existía un régimen patriarcal muy parecido cialistas han podido comprobar que las
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

29

personas, cuyo carácter se torna agresivo, quemaduras, cortadas y mutilaciones


provienen de relaciones familiares alta- que pueden llegar al homicidio; mal-
mente conflictivas o han sufrido rechazo trato sexual –que incluye tocamientos,
o ausencia de amor por parte de sus pa- exhibicionismo, violación–; prostitu-
dres. También han podido determinar si ción del menor, agresiones emocionales
sus padres son gente normal y equilibra- –que comprenden humillaciones, insul-
da o no, y que, al servir como modelos de to, descrédito, daño a sus propiedades
identidad al niño, le enseñan a vivir en esa (juguetes, dibujos, ropa)–; y, por último,
clase de ambiente. “A esto se añade inevita- la conducta de negligencia y abandono,
blemente la situación del medio en que han comprobándose, además, que sus fami-
vivido (marginación y pobreza, o bien, exce- liares u otras personas cercanas abusan
so y abundancia, que suelen ser los peores de la confianza, posición de poder y re-
extremos) y en el que se han educado”(9). Así, lación afectiva para agredirlos. Estos pe-
comprobamos que “la violencia encuentra queños crecen con una grave imagen de
en el ámbito familiar su núcleo de reproduc- fragilidad, inseguridad y amenaza cuan-
ción, dado que el patrón de relaciones socia- do su personalidad es introvertida. Si son
les se arma e inculca dentro de la familia”(10) . extrovertidos, crecen con un modelo de
“En México hay muchos –podría decirse que
impulsividad agresiva, reacciones violen-
demasiados– hogares donde el ambiente
tas, alcoholismo, drogadicción e incluso
familiar es adverso, pues hay problemas de
vandalismo y delincuencia.
maltrato, alcoholismo y drogadicción entre
sus miembros, que repercuten y se manifies- Perspectivas
tan en los niños como inseguridad, agresivi-
Tanto el Estado como la sociedad civil
dad y falta de autocontrol”(11) .
adoptan medidas para erradicar toda for-
De ese modo, resulta que no sólo la ma de violencia intrafamiliar, con lo cual
mujer es víctima de la violencia sexual, coinciden la ONU-México y las comisiones
daños físicos y crueldad mental, sino de Derechos Humanos nacional y locales,
también los niños, quienes sufren golpes, que ya han promulgado los derechos de
las mujeres, los niños, los ancianos y otros
grupos vulnerables.
Sonia Araujo Osorio, quien fuera direc-
tora del CAVI, en 1997 señalaba que sólo
existían once centros de apoyo y alber-
gues para las víctimas de la violencia intra-
familiar distribuidos en la capital del país y
en algunas entidades federativas, dirigidos
por organismos de la sociedad civil (12).
Sin duda, el esfuerzo para sostener y
operar dichos centros es enorme, pero, al
menos hasta ese momento, se podía ver
la falta de atención del Estado mexicano
30

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

y de las autoridades locales para apoyar o Presidente de la República– pues en el Es-


responsabilizarse de esa tarea. tado de Puebla el único esfuerzo palpable
ha residido en el DIF y en la Comisión de
La Asamblea Legislativa del Distrito Fe-
deral (ALDF) ha sido precursora de muchas Derechos Humanos de Puebla. En el Con-
leyes y programas en favor de los sectores greso del Estado se crearon algunas leyes
más desprotegidos, e integró en su Prime- en materia de grupos vulnerables, pero no
ra Legislatura (1994-1997) la Comisión de existe ni la más remota comparación con
Atención Especial a Grupos Vulnerables el caso del Poder Legislativo capitalino.
como comisión ordinaria permanente (13). En la referida Ley de Asistencia y Pre-
Esta Comisión promovió la Ley de vención de la Violencia Intrafamiliar para
Asistencia y Prevención de la Violencia el Distrito Federal se define de mane-
Intrafamiliar, la cual fue aprobada por ra clara y precisa lo que es este tipo de
unanimidad por la entonces Asamblea de violencia, quiénes son sus generadores,
Representantes el 26 de abril de 1996, y quiénes sus receptores y cuántas clases
publicada en la Gaceta Oficial del Distrito de violencia hay.
Federal el 8 de julio del mismo año.
Asimismo, prevé la creación de un
Dicha ley fue pionera en la materia, Consejo para la Prevención de la Violen-
pues no tiene precedentes de orden le- cia Intrafamiliar integrado por el DIF, las
gislativo, ya que realmente la Asamblea secretarías de Gobierno, Salud, Desarrollo
Legislativa del Distrito Federal, la Procura- Social y Educación del Distrito Federal; el
duría General de Justicia del D.F y el DIF (14) jefe de gobierno capitalino y las delega-
han sido los únicos órganos preocupados ciones políticas, que son las responsables
por el tema (15), junto con las comisiones directas en la aplicación de la citada ley.
nacional y locales de Derechos Humanos. También prevé penas y sanciones para
Al menos, han sido los únicos órganos los transgresores y, afortunadamente, el
oficiales –y últimamente algunos legisla- Senado ha trabajado en una serie de re-
dores federales y, en ocasiones, el propio formas al Código Penal Federal.
VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

31

Consideraciones finales
(1) 
La violencia intrafamiliar es un fenóme- Hoy, Asamblea Legislativa del Distrito Federal
no que existe desde las civilizaciones Segunda Legislatura.
más antiguas, cuyos prejuicios e intere- (2) 
Tanto en México, como en otros países de
ses desembocaron en la subcultura del Iberoamérica se emplea la expresión “violencia
sometimiento de la mujer y los hijos a la intrafamiliar” para designar lo que en España
voluntad y caprichos del pater familias. conocemos como “violencia doméstica”.
Luego entonces, como problema cultural (3) 
Fortín, E. L. Santo Tomás de Aquino. Historia
es una enfermedad social muy antigua y de la filosofía política de Leo Strauss y Joseph
de profundo raigambre en la humanidad. Cropsey (Compiladores), p. 248. México: Fondo
de Cultura Económica, 1996.
La gradual promulgación de leyes para
(4) 
Adolescencia y marginación: la delincuencia
combatir este mal no es suficiente por sí
juvenil. Enciclopedia de la Psicología (T. III. Págs.
misma para atenuar sus efectos e iniciar
213-288). Madrid: Grupo Editorial Océano, 1983.
su extirpación. Es necesario crear progra-
(5) 
mas operativos y mecanismos ejecutores Salinas Beristáin, L. Los derechos humanos de
la mujer en México. Pág. 11. México D.F.:
que permitan dotar de practicidad a di-
Comisión Nacional de Derechos Humanos, 1994.
chas leyes.
(6) 
Vargas Alvarado, E. Medicina forense y
También es necesario iniciar un pro-
“La violencia deontología médica. Pág.. 597. México D.F.:
ceso que nos dé la oportunidad de crear Trillas, 1991.
intrafamiliar es
conciencia y fomentar una cultura del res-
un fenómeno (7) 
Velazco Gamboa, E. Violencia intrafamiliar
peto a la familia. Su practicidad devendrá
que existe desde mal social, mal universal. Pág.. 23.
de una serie de campañas publicitarias,
las civilizaciones Asamblea N° 26. México: Asamblea Legislativa
siendo éstas de alta intensidad y cobertu-
más antiguas, del Distrito Federal, 1997.
ra extensa a través de medios de comu-
cuyos prejuicios (8) 
Alarcón, A. Aprobada la ley contra la violencia
nicación masiva en México (televisión,
e intereses intrafamiliar. Pág.. 13. Asamblea N° 15. México:
internet, prensa escrita, radio, etc.).
desembocaron Asamblea Legislativa del Distrito Federal, 1996.
en la subcultura Es imposible erradicar este mal de (9) 
Adolescencia y marginación: La delincuencia
del sometimiento raíz, pero la instrumentación de me- juvenil. Op. Cit.
de la mujer didas contundentes y efectivas para (10) 
Salinas Beristáin, L. Op. Cit. p. 12.
y los hijos a disminuir su presencia y efectos, es un
(11) 
la voluntad y buen comienzo. También es necesario, Sabugal Torres, T. Grupo de especial atención:
caprichos del los niños y las niñas. Pág. 12. México: Mineo, 1995.
como ya se dijo, crear una cultura de res-
pater familias.” peto y comprensión hacia la pareja y la (12) 
Pérez Fons, R. y Alamilla Sandoval, N. Op. Cit. p. 15.
familia para derrumbar los mitos y prejui- (13) 
Art. 49 fracc. I de la Ley Orgánica de la ALDF.
cios de la subcultura machista. México, 1995.
(14) 
Soy un convencido de que sólo así po- Sistema de Desarrollo Integral de la Familia
dremos desterrar la tendencia destructi- (www.dif.gob.mx)
va que padece el hombre en contra de sí (15) 
Morales Lechuga, I. La violencia en la familia.
mismo: No cortando, sino aliviando el mal La República. México: Partido Revolucionario
desde su origen. Institucional, 1996.