Sie sind auf Seite 1von 32

ECONOMÍA GENERAL

INTRODUCCION

Desde la infancia cada uno de los aspectos económicos están ejerciendo directa o
indirectamente influencia en nuestras vidas: los precios, los impuestos, los salarios, los
créditos, los problemas del desempleo la inflación, etc. Temas que nos permiten decir que en
muchos aspectos nuestra vida gira en gran parte alrededor de la economía.

Por ejemplo el agua que es un bien natural indispensable para la supervivencia se


transforma en un bien económico, al asignarle precio y se convierte en objeto de cambio a
través de la tecnología.

La gasolina se vuelve un bien que al subirle precio se convierte en un determinante del


crecimiento general de los precios.

Los ingresos que percibimos o los pagos que debemos realizar condicionan nuestra forma de
vida afectando otros ámbitos que están fuera de lo económico.

En general el hombre siempre está en función de hacer negocios y tomar decisiones, como
por ejemplo estudiar o trabajar, comprar una camisa nueva o un par de libros, son
decisiones de carácter económico relacionadas con la escasez de dinero y la limitación de
tiempo, involucrándonos de esta manera intuitivamente en el campo de la economía.

Pero interpretar sistemáticamente la economía para entender las relaciones causa-efecto, los
fenómenos económicos, requiere tiempo y esfuerzo que debe hacer toda persona con un
nivel aceptable de cultura si quiere sobrevivir en el mundo competitivo de hoy.

El manejar sabiamente o distribuir de manera correcta los recursos que nos brinda nuestro
medio económico, nuestra naturaleza, nuestra sociedad y disponer de otros recursos que son
escasos, se ha convertido en toda una ciencia llamada economía.

Porque estudiar economía.

Las diversos temas y asuntos de orden principalmente macroeconómico como son el


desempleo, la inflación, el crecimiento económico, la pobreza, el comercio internacional, los
impuestos, el desarrollo, el presupuesto público, la globalización, se convierte en asunto de
interés para todo ciudadano consciente y bien informado.

Así mismo entender los principios y fenómenos económicos básicos nos permiten:

Entender conceptos aplicables a la vida diaria.

El manejo de los conceptos económicos más importantes. La economía es útil para las
decisiones personales, de negocios y de política gubernamental. Facilita la toma de
decisiones, permite elegir con un menor riesgo entre diferentes decisiones de inversión,
considerar el costo de oportunidad, lo cual exige estar informado, tener amplios
conocimientos económicos, mantenerse actualizado sobre el comportamiento de las
empresas, el movimiento bursátil, etc.

Entender la sociedad y los asuntos mundiales.

Actualmente, el estudio de la economía se ha vuelto una necesidad casi para cualquier


persona, pero fundamentalmente para el estudiante universitario. A través de la historia las
decisiones económicas han marcado las sociedades y han determinado la organización de
éstas y su estilo de vida, desde el mercantilismo hasta el neoliberalismo.

De otra parte, la economía puede contribuir a que la gente lleve a cabo sus negocios y
controle sus finanzas, puesto que proporciona las bases para tomar mejores decisiones
financieras, cómo pueden protegerse y reducir el impacto de la inflación, en qué grado les
afectan las reformas fiscales y en general las políticas económicas gubernamentales, sin
embargo no puede entenderse como la rama del conocimiento que permite hacer dinero,
puesto que su objetivo está más orientado a buscar las implicaciones para la sociedad, no
para el beneficio personal.

Desempeñarse profesionalmente.

Todo profesional requiere conocimientos generales de economía. La ingeniería industrial en


particular requiere manejar los principales conceptos de la ciencia económica, familiarizarse
con los hechos, fenómenos y problemas económicos, que le permitan comprender las
interrelaciones macroeconómicas más importantes y abordar con profundidad la
microeconomía como conocimiento fundamental, la cual le permite comprender los
fundamentos de las decisiones económicas, decidir e qué momentos se debe emplear una
nueva tecnología, ampliar la producción, disminuir costos de producción, y en general
mejorar las utilidades de la empresa.

Entender la política y poder participar activamente en ésta, o al menos para ser simplemente
un votante informado y poder elegir con responsabilidad nuestros gobernantes.

EL CONCEPTO DE ECONOMÍA

Según la etimología griega oikonomias (economía) proviene de dos palabras griegas:

Aristóteles la definió como “la ciencia del abastecimiento que trata del arte de la
adquisición”.

Desde la antigüedad hasta el renacimiento las cuestiones económicas fueron ganando mayor
importancia y por lo tanto se fue ampliando su campo de acción, adquiriendo dimensiones de
la economía propiamente dicha.

Fue después del postrenacentismo en el que se le definió como la rama del conocimiento
enfocada esencialmente a la mejor administración del estado, pero solo hasta el siglo XVIII
ingresa en su fase científica a partir de dos grandes pensadores económicos SMITHy
QUESNAY, quienes se dedicaron al descubrimiento y análisis de los principios y teorías que
rigen los tres grandes aspectos de la actividad económica;

Producción, distribución y consumo de las riquezas

A partir de esta trilogía se fundaron las bases de las definiciones más clásicas de economía.

Los socialistas con la inspiración de Marx basaron toda la economía en el binomio


producción-distribución.

Los neoclásicos por su parte enfocaron la atención en la comprobación de que el proceso


económico tendía a satisfacer las aspiraciones humanas y la satisfacción de sus necesidades
materiales, lo que hizo que esta ciencia acogiera conceptos más extensos como los de
riqueza y bienestar social.

Federico Engels perteneciente a la corriente objetiva de la economía la definió como “la


ciencia que estudia las leyes que rigen la producción, la distribución, la circulación y el
consumo de los bienes materiales que satisfacen las necesidades humanas”.

La corriente subjetiva representada por L. Robbins la definió como “La Ciencia que estudia el
comportamiento humano como una relación entre fines y medios escasos que poseen unos
usos alternativos entre los cuales hay que optar”.
Con estas bases, diferentes autores la han definido como “El estudio de la manera en que los
hombres y las sociedades utilizan – haciendo uso o no del dinero- unos recursos productivos
escasos para obtener distintos bienes y distribuirlos para su consumo presente o futuro entre
las personas y grupos que componen la sociedad”, (Paul A. Samuelson).

“Ciencia social que se ocupa del uso eficiente de los recursos limitados o escasos para lograr
la máxima satisfacción de las necesidades ilimitadas de los seres humanos”, (Mc.Connell.
Brue).

En resumen, no se puede decir que existe una definición única de economía, sin embargo las
diferentes corrientes coinciden en varios elementos que se convierten en el objeto mismo de
la economía.

En la actualidad es una compleja ciencia que se ocupa además: del Desarrollo Económico,
de la Inflación, de los Precios, del Desempleo, del Nivel de ingreso social, de las Recesiones,
de la Utilización total de los escasos recursos del sistema económico, pero siempre dentro de
los asuntos fundamentales abordados tales como la producción de bienes y servicios
representados en el mercado de oferta para la satisfacción de las necesidades humanas y el
consumo representado en el mercado de la demanda.

OBJETO DE LA ECONOMÍA

El objeto de la economía evolucionó desde las primeras escuelas económicas del siglo XVIII
hasta la actualidad.

En un concepto general la economía se ocupa de:


- Los procesos sociales de producción (las relaciones que establecen los hombres para
transformar y utilizar la naturaleza).
- De las relaciones sociales de distribución (apropiación y consumo de los bienes y medios de
producción disponibles).
- Y de las necesidades y demandas de la sociedad, procesos definidos históricamente y con
relación al nivel de desarrollo técnico y tecnológico alcanzado.

En resumen la economía define y establece las relaciones entre la trilogía:

Para lo cual cada sociedad debe realizar como mínimo tres elecciones básicas:

El qué producir, refiriéndose a los bienes y servicios y a la cantidad de éstos que debe
producir la economía. Como los recursos son escasos y limitados no hay economía que pueda
producir tantos bienes y servicios como los que necesita la sociedad. Por ello la sociedad se
ve en la necesidad de elegir qué y cuántos bienes y servicios habrá de producir.

El cómo producir, refiriéndose a la elección de la combinación de los recursos y técnica que


se debe aplicar para la producción de un bien o servicio buscando emplear de la manera más
eficiente los recursos.

El para quién producir, refiriéndose a cuántas y cuáles de las necesidades de cada


consumidor se deben satisfacer, existiendo igualmente el problema de escoger entre
diversas alternativas, por la imposibilidad de satisfacerlas todas.

Además del tener que responder al qué, cómo y para quién producir, se requiere que las
sociedades procuren que todos sus recursos se empleen plenamente, que se aplique la mejor
tecnología disponible para la conservación, crecimiento y desarrollo del sistema económico
que depende del aumento de los recursos y de las mejoras técnicas y tecnológicas, lo cual
redunda en el poder atender el mayor número de necesidades posibles y buscar siempre la
mayor justicia distributiva.
ALCANCE DE LA ECONOMÍA

La economía deduce y aplica principios acerca del comportamiento económico en dos


grandes niveles o ramas: la macroeconomía y la microeconomía.

La Microeconomía

Tiene por objeto estudiar el comportamiento económico de las unidades específicas en forma
individual, como consumidores, propietarios de recursos, la empresa, la familia, la unidad
productiva propiamente dicha, la preferencia de bienes y servicios, el mercado en que
operan, los gastos en que incurren, es decir todo lo concerniente a la toma de decisiones
individuales en empresas y hogares, por lo cual el gobierno no ejerce directamente el control
sobre su actividad económica; en microeconomía se habla entonces de una industria, del
precio de un producto específico, del número de trabajadores empleados por una sola
empresa, de la renta o ingreso de un solo negocio o familia en particular, de los gastos del
gobierno, una entidad o la familia.

En resumen la microeconomía, denominada también la teoría de los precios y de la empresa,


estudia:

FAMILIA: el comportamiento en cuanto a:


- ¿Qué comprar? Y
- ¿Cuánto comprar?

EMPRESA: toma de decisiones en cuanto a:


- ¿Qué producir?
- ¿Cuánto producir?
- ¿Para quién producir?
- Utilidades, ingresos y gastos.

Igualmente la microeconomía estudia:


- La conducta del consumidor, de la cual se desprende la teoría de la demanda.
- La teoría de la producción y de los costos.
- La teoría de los precios y la producción y la formación de los precios relativos.
- El mercado, sus características y tipos.

La teoría de los precios, o microeconomía, explica cómo la interacción de la oferta y la


demanda en mercados competitivos determinan los precios de cada bien, el nivel de salarios,
el margen de beneficios y las variaciones de las rentas. La microeconomía parte del supuesto
de comportamiento racional. Los ciudadanos gastarán su renta intentando obtener la
máxima satisfacción posible o, como dicen los analistas económicos, tratarán de maximizar
su utilidad. Por su parte, los empresarios intentarán obtener el máximo beneficio posible.
Su propósito es entonces analizar cómo se realiza la determinación de los precios relativos
de los bienes y factores productivos y la asignación de estos últimos entre diversos empleos.

Macroeconomía

Es la rama de la economía que estudia el funcionamiento y los problemas de la economía


como un todo y las relaciones existentes entre variables agregadas; tales como el ingreso o
producto nacional, el consumo, el ahorro, la inversión, el gasto fiscal, los impuestos, el saldo
de balanza comercial, la oferta monetaria, la tasa de interés, el nivel general de precios, el
nivel de sueldos y salarios, el nivel de empleo, las inversiones privadas o públicas, las
importaciones y exportaciones de todos los bienes y servicios.

Igualmente estudia las subdivisiones o agregados básicos como los sectores económicos, el
gobierno, las familias, las empresas o negocios, las regiones, los consumidores, tratando
cada grupo como si fueran una unidad.

Su metodología consiste en definir y analizar las relaciones entre variables macroeconómicas


considerando simultáneamente todas las influencias que pueden determinar el
comportamiento económico global que no siempre coincide con la suma de las actividades
individuales, intenta explicar cómo se determinan estas variables agregadas, y sus
variaciones en el tiempo, investiga las causas y soluciones para frenar el desempleo, la
inflación, la balanza deficitaria de pagos de un país, el desarrollo económico de los países y
efectúa la comparación entre los diversos sistemas económicos.

No obstante, la línea divisoria entre ambas ramas de la economía no significa que siempre se
pueda definir con precisión, puesto que todos los temas no pueden ser clasificados
estrictamente en uno u otro nivel, muchos de éstos comparten ambos niveles, por ejemplo el
desempleo y la toma de decisiones de un individuo al buscar empleo.

Otros campos o especializaciones

El extraordinario desarrollo de la actividad económica ha conllevado a la profundización y


especialización en varios de los campos de la economía hasta convertirse en ramas de la
misma como:

 Economía agrícola: estudia todos los aspectos económicos relacionados con las
actividades agrícolas, la producción, la comercialización, los precios, etc.
 Economía industrial: estudia la organización industrial a través de estrategias
económicas.
 Economía urbana, laboral, regional, monetaria.
 Econometría.

En resumen, la utilización en forma plena y eficiente por parte de la sociedad de los recursos
disponibles y escasos para satisfacer las necesidades ilimitadas son los temas de la
economía. El pleno empleo de los recursos disponibles y el crecimiento de la producción en el
largo plazo, son el tema de la macroeconomía. El empleo eficiente de los recursos buscando
obtener la máxima satisfacción posible, es el tema de la microeconomía.

Economía Positiva y Economía Normativa

La macroeconomía y la microeconomía involucran hechos, teorías y políticas que pueden


subdividirse en dos segmentos distintos: economía positiva y economía normativa.

La Economía positiva: también conocida como economía descriptiva, es generalmente


considerada como la división responsable del reconocimiento de los hechos, de cómo se
comportan, del comportamiento de los productores, de los consumidores, de las instituciones
gubernamentales. Se apoya en la economía descriptiva para recopilar los datos que permitan
comprenderlos y describirlos.

La economía positiva es principalmente empírica o estadística por lo que carece de cualquier


posición ética o juicios de valor; el investigador se limita a interpretar los hechos conocidos y
observados en la realidad objetiva a través de la estadística, a describir el "Cómo son o cómo
se presentan”.
De otra parte, a través de la teoría económica se puede dar un ordenamiento lógico a los
hechos descritos por la economía descriptiva estudiando los postulados con sus causas y
efectos, acciones y reacciones, para producir generalizaciones que sean capaces de ligar los
hechos entre sí y establecer relaciones que identifiquen los grados de dependencia de un
fenómeno frente a otro y que a la vez puedan dar lugar a la formulación de nuevos principios
y teorías económicas.

La Economía normativa en contraste, se basa en los juicios valorativos de la sociedad


acerca de “cómo debería ser”, de lo cual surgen las políticas económicas.

Se basa en la economía positiva para analizar los comportamientos económicos y plantear


las medidas que deben implantarse para corregir y regular algunos problemas, a través de
las denominadas políticas económicas.

Los hechos conocidos e interpretados por la economía descriptiva tienen como finalidad
apoyar desarrollos de la teoría económica y éstas a su vez servirán para formular políticas
económicas. Los principios, las teorías , las leyes y los modelos de explicación de la realidad
dan a la pauta a seguir para dirigir la gestión económica orientada a conseguir uno o mas
objetivos para la posible maximización del bienestar.

Ejemplo: Enunciados positivos.

“La tasa de desempleo en algunas ciudades Colombianas es mayor que la tasa de desempleo
en Bogotá”.

“Cuando el nivel de precios de un determinado producto se eleva, las cantidades


demandadas tienden a caer“.

Enunciados normativos.

“El gobierno Colombiano debe adoptar políticas que propicien el empleo en las ciudades
intermedias, para evitar el desplazamiento de la población hacia el centro del país”.

“Se requiere orientar acciones que busquen un mayor equilibrio entre el crecimiento de los
precios y el estímulo a la producción.”

LA METODOLOGÍA DE LA ECONOMÍA

Las ciencias sociales estudian cómo está organizada la sociedad y cómo funciona. La
economía se clasifica como ciencia social por estudiar al hombre, su ambiente social y
natural y la participación tanto de las personas como de las organizaciones sociales en la
producción, en el intercambio y en el consumo de bienes y servicios.

Como en cualquier ciencia, está integrada por conceptos, categorías, teorías, postulados y
leyes que tienen como finalidad la explicación objetiva de la realidad.

La economía posee su propio método de estudio y un conjunto de herramientas de análisis y


medida, que le permiten describir, explicar y realizar predicciones sobre el comportamiento
de los fenómenos y hechos económicos, susceptibles de ser comprobados en la vida real,
que se traducen en principios, teorías o leyes que son abstracciones y generalizaciones de la
misma.

La metodología que se emplea generalmente descansa en tres principios mediante


los cuales la realidad puede ser juzgada:

La observación, compilación, clasificación y ordenación de toda la información relevante


para el problema de estudio. La economía como todas las ciencias, examina el
comportamiento observable y verificable de los individuos como consumidores o
trabajadores, de las instituciones públicas o privadas comprometidos con la producción,
distribución o consumo de bienes y servicios.

El uso de los métodos inductivo (de lo particular a lo general), para formular hipótesis sobre
los hechos y el comportamiento de los fenómenos conocidos y observados, o el deductivo,
para establecer generalizaciones sobre los no conocidos y sus posibles relaciones con los
observados.

La formulación de una teoría que describa las posibles relaciones de causa y efecto en el
hecho investigado y la verificación y validación de tales teorías para formular leyes o
principios que rijan estos fenómenos, o para determinar la predicción y tendencia de los
mismos y su revisión permanente para reformularlas.

De otra parte, en la economía el investigador debe aproximarse a los hechos y a la


interpretación de los fenómenos económicos y encontrar los procedimientos adecuados para
prevenir o corregir problemas como el desempleo, la inflación el deterioro de la capacidad de
los habitantes, etc. a partir de las fuentes que ofrecen otras disciplinas como la historia, la
sociología, la estadística, la matemática, y sobre esta información básica aplica los métodos
propios del análisis económico.

Grafico tomado del Libro "Introducción a la economía", de José Paschoal Rossetti.

Modelos económicos

Con el fin de explicar los hechos y observaciones económicas es necesario acudir a las
teorías económicas o a los modelos.

Los modelos económicos son abstracciones o simplificaciones del mundo real, que se usan
comúnmente para explicar cómo opera la economía o parte de ella, también se usan para
realizar predicciones sobre el comportamiento de los hechos y determinar los efectos o
tomar decisiones sobre los mismos.
La dificultad en economía de aislar el comportamiento de algunas variables como se hace en
un laboratorio para observar el comportamiento de la otra variable, el tener que tratar con
comportamientos humanos, hace necesario para poder predecir algunos comportamientos,
acudir a la suposición denominada a la suposición “ceteris paribus”, que significa “todas las
demás cosas permanecen constantes, o todas las demás variables permanecen constantes al
cambiar una de ellas”.

Los modelos económicos al igual que los utilizados por otras ciencias cambian, evolucionan y
se formulan algunos nuevos cuando los existentes no son capaces de explicar una realidad
específica, que son reexaminados y probados constantemente, para lo cual se utiliza la
metodología propia de la economía, explicada con anterioridad.

ENFOQUE MULTIDISCIPLINARIO DE LA ECONOMÍA

La economía limita con muchas disciplinas académicas muy importantes, tiene relaciones
bivalentes con otras ciencias como la historia, la geografía, la sociología, el derecho, la
estadística, y a su vez complementa los conocimientos de éstas y se entremezcla a veces su
objeto de estudio con el de otras ciencias sociales con el de la misma economía. Los
problemas económicos a diferencia de los problemas físicos no es posible delimitarlos, así es
muy difícil determinar si la causa o el impacto de un fenómeno es de carácter económico o
de carácter social siendo lo más probable que requiera para su explicación de una o más
ciencias.

La economía tiene grandes relaciones con la historia y permite a los analistas interpretar los
hechos económicos; no es gratuito que los precios se eleven en épocas de crisis o cuando
hay acontecimientos importantes. Por ejemplo el descubrimiento de América hizo que todos
los precios en Europa se elevaran

La estadística igualmente permite que la gran cantidad de información que el hombre recoge
en forma numérica tanto sobre hechos económicos, como sobre comportamientos sociales,
demográficos, puedan ser interpretados y relacionados. Un cuidadoso análisis estadístico
encuentran en el campo de la economía muchas de las aplicaciones más importantes. En
general los modernos modelos macroeconómicos, la teoría del crecimiento, la previsión de
las fluctuaciones económicas se basan en modelos matemáticos.

También la política y la economía se vuelven interdependientes, la acción económica se


subordina a la estructura política de la sociedad dominada por lo general por ciertos grupos y
estos grupos a la vez están subordinados a los grupos de poder económico, así mismo en
cualquier sociedad por lo general la inestabilidad política conduce a la inestabilidad
económica.

De otra parte, para el análisis económico es de gran importancia la geografía moderna, para
el estudio de las condiciones geoeconómicas de una población, la distribución de esa
población, las condiciones especiales de cada región determinadas por el espacio geográfico,
la localización de los factores de producción, los métodos regionales de producción, por lo
que esta rama se ha convertido en una de las que más ha auxiliado la tarea del análisis
económico, la política económica y la planificación.
LA ECONOMÍA Y LA PRÁCTICA

La multiplicidad de causas que intervienen en un problema o hecho, la dificultad de


independizar una causa de otra para determinar comportamientos, la imposibilidad de
realizar observaciones económicas a través de la experimentación controlada como lo puede
hacer el químico en un laboratorio, hace que el análisis de los hechos del mundo económico
sean de gran complejidad para el investigador.

La mayor parte de los hechos se encuentra interrelacionados mediante un encadenamiento


de reacciones , causas, motivaciones e influencias recíprocas, lo cual dificulta la posibilidad
de encontrar el hecho desencadenador del proceso, en otros casos ciertas acciones
aparentemente aisladas pueden conducir a todo un conjunto de situaciones no predecibles.
Esta complejidad limita los avances de los conocimientos en el campo económico e
igualmente hace que las leyes económicas no pueda tener el grado de precisión o de
exactitud que si pueden tener las leyes naturales.

Así mismo, la observación y cuantificación económica se vuelve un asunto complicado y


generalmente no es completa, puesto que pese a disponer de gran volumen de información
estadística con datos recogidos en censos, investigaciones de mercado, estadísticas
financieras, etc., la interpretación de los mismos puede estar influenciada por sesgos y
prejuicios que impiden pensar objetivamente, lo cual se evita apoyándose debidamente en
los hechos y confrontar adecuadamente la teoría y la práctica que no pueden estar en
contraposición.

Los escollos mas comunes para la reflexión económica son denominados “Falacias o trampas
de razonamiento económico” , que son proposiciones que parecen ciertas aunque no lo son y
en las que se puede caer fácilmente y extraer falsas conclusiones.

Las falacias económicas abarcan tres elementos principales: tiempo, composición y


otras variables.

La falacia referente al tiempo surge frecuentemente en las proposiciones económicas que no


especifican claramente si están sujetas al factor temporal, lo cual se presenta con relativa
frecuencia cuando los fenómenos o hechos económicos son producto de circunstancias
especiales.

La “falacia de la composición” deriva de la práctica de utilizar términos en un sentido


colectivo en una parte de la argumentación y en un sentido individual en otras partes. En
economía, un enunciado que es válido para un individuo o una parte, no es necesariamente
válido para el grupo o el todo.

Este tipo de confusión se crea también cuando se intenta afirmar que lo que es cierto para el
todo se cumple o se da para una sola de las partes, e igualmente, lo que se presenta en una
de las partes o individuos puede resultar cierto para los demás individuos. Por ejemplo si una
persona consigue una fortuna a través de un determinado negocio, esto no significa que
todos los que tengan negocios similares se harán ricos, o que una conducta indicada para
una empresa puede ser la indicada para todas las empresas.

La falacia post–hoc. Palabra latina que significa “después de” Que implica suponer que si se
da un fenómeno o hecho después de otro entonces el primero es causa del segundo,
pudiendo existir correlación entre los hechos pero no relaciones de causalidad. La correlación
significa que por lo general se observa la ocurrencia de un fenómeno junto con otro, lo cual
no significa que tal acontecimiento es el que lo produce.

Debido a que los experimentos controlados son muy difíciles en economía, el establecer la
causalidad es mas difícil que en otras ciencias, por lo que se puede caer fácilmente en esta
falacia. Por ejemplo, si se registra un alto precio en el suministro de un servicio no puede
deducirse del mismo que es debido a una mejor calidad en el mismo. Si la baja en el precio
de una mercancía sigue a la disminución de un arancel sobre las importaciones, no puede
deducirse que el arancel fue la causa en la baja en el precio.

Las falacias por lo tanto construyen trampas lógicas en las que fácilmente se puede caer por
parte de quienes las desconocen que para evitarlas se hace necesario:
Realizar un detallado análisis de los hechos.
Establecer relaciones y encontrar posibles causas.
Realizar esquemas que permitan las interrelaciones.
Entender correctamente las teorías económicas.
Hacer observaciones juiciosas.

Una teoría acertada ilumina los diversos datos empíricos por los conocimientos que acerca de
ello facilita, así mismo “el razonamiento lógico es la clave del éxito para dominar los
principios fundamentales, mientras que la ponderación sagaz de los datos empíricos es la
llave para dominar las aplicaciones económicas”. (Paul Samuelson).

LOS PROBLEMAS DE LA ORGANIZACIÓN ECONÓMICA

Dos problemas de las sociedades se convierten en el fundamento de la economía:

- La escasez o limitación de los recursos para la producción de bienes y servicios.


- Las necesidades materiales de la sociedad que son ilimitadas, crecientes e insaciables.

1. EL PROBLEMA DE LA ESCASEZ

El elemento dominante de todo problema económico reducido a su máxima expresión es la


escasez de recursos frente a las ilimitadas necesidades que deben ser atendidas.

El problema surge entonces de la interrelación entre las necesidades humanas y los recursos
disponibles para satisfacerlas. Las necesidades del hombre por consumir bienes y servicios
exceden la cantidad que de ellos la economía puede producir con los recursos disponibles,
quedando siempre algunas necesidades insatisfechas.

Los recursos económicos como la fuerza de trabajo, la tierra, el capital, son escasos o
limitados en cualquier sociedad, por lo que la cantidad de bienes o servicios que pueden
producirse son igualmente limitados.

De no haber escasez no tendría razón de ser el estudio de la economía, puesto que si fuese
posible que a cada individuo se le proporcionara lo que necesita entonces:

Las necesidades se volverían solo de coordinación y organización y mejora del trabajo para
una mayor eficiencia.

Las luchas de clases, los conflictos sociales por causas económicas y las negociaciones
comerciales internas y externas desaparecerían.

Los problemas existentes para la producción masiva así como las investigaciones científicas y
tecnológicas no se ocuparían del aumento de la producción, tomarían otros rumbos.

Pero la realidad es muy distinta, puesto que la más severa de las leyes milenarias es la
escasez, que en la etapa de la evolución económica, no significa “carencia de”, sino
insatisfacción.

Los seres humanos deben decidir cómo emplear unos recursos limitados para alcanzar la
máxima satisfacción posible de sus necesidades. A causa de que las necesidades no pueden
satisfacerse por completo y a que los medios disponibles pueden utilizarse de diferentes
maneras para obtener diferentes fines, debe darse una elección entre fines y medios. La
escasez implica que las personas tienen que hacer una elección - perder o renunciar a una
cosa a favor de otra.

Entonces el problema de la economización para lograr un uso eficiente de los recursos, se


convierte en la meta más importante de un sistema económico, que se formula como:

Emplear esos recursos escasos para producir bienes y servicios en la forma más eficiente
posible que permita satisfacer integralmente los deseos diversificados y a veces conflictivos
de todos los ciudadanos.
Dicha meta continúa desatendida por el grado de expansión y utilización de las capacidades
productivas, así como por la forma de distribución de los recursos y productos, por lo que
siempre será un desafió para la humanidad.

La lucha de las sociedades para superar los problemas de escasez y mejorar las condiciones
de equilibrio en la distribución, ha sido una constante en la historia económica de las
naciones. Todas las sociedades necesitan usar en forma eficiente sus limitados recursos y
producir tantos bienes y servicios como les sea posible con los recursos disponibles, para que
maximice la satisfacción total. Para obtener este resultado debe lograr el pleno empleo y la
plena producción.

Por pleno empleo se entiende el uso de todos los recursos disponibles tanto de tierra como
de capital y mano de obra, lo cual no significa el uso eficiente de los mismos. La eficiencia o
plena producción significa producir en la forma menos costosa y que satisfaga el mayor
número de necesidades de la población.

2. PROBLEMA DE LAS NECESIDADES ILIMITADAS

Se entiende necesidad como toda cosa que requiere o desea un consumidor para la
conservación de la vida cuya provisión causa satisfacción. El deseo puede ser satisfacer el
hambre, la sed, protegerse del frío, divertirse, estudiar, etc.

Las necesidades del hombre son ilimitadas, debido a que el progreso de la vida social y
material de la sociedad va imponiendo nuevas necesidades que satisfacer. A esto se suma el
hecho que los recursos son limitados y escasos respecto a las necesidades, de manera que la
sociedad no puede satisfacerlas todas, debiendo establecer una jerarquización de ellas,
desde las más esenciales hasta las más superfluas. Entonces los recursos escasos deben
destinarse a satisfacer las necesidades más urgentes, aunque ellas nunca pueden satisfacer
por completo. El centro del problema económico radica en el hecho que las necesidades son
múltiples e ilimitadas y los recursos son escasos.

La pregunta que surge permanentemente es si podrán las modernas economías con la


definitiva incorporación de la ciencia y la tecnología al aparato productivo superar la
milenaria ley de la escasez.

Aunque las necesidades primarias (alimentos, vivienda, vestuario) estén atendidas en


algunas naciones de economías avanzadas por una notable producción masiva, el problema
de la escasez se vuelve quizás más grave que en las economías primitivas, por la constante
creación de nuevas necesidades.

Las necesidades materiales , es decir el deseo de los consumidores de obtener y usar


diversos bienes y servicios que les proporcionen utilidad, placer o satisfacción son cada día
más diversas e insaciables; “la sociedad de consumo” hace que cada día aparezcan nuevos
productos que rápidamente se difunden a través de los medios publicitarios para crearnos
necesidades que antes no teníamos.

Además la experiencia histórica ha demostrado que “en la medida que los recursos
productivos se extienden y se perfeccionan los deseos, las necesidades humanas crecen más
que proporcionalmente”.

3. PROBLEMA DE RECURSOS FRENTE A NECESIDADES

Mientras los deseos materiales del hombre parecen insaciables, los recursos para atenderlos
permanecen escasos, entonces:

Lograr su plena utilización, el empleo racional y la correcta combinación y administración de


los recursos para lograr mejores resultados se convierte en otro de los grandes problemas de
la economía.

4. ALTERNATIVAS DE PRODUCCIÓN
Por la limitación de los recursos no es posible producir cantidades infinitas de los bienes
deseados, por lo que la sociedad debe elegir la forma de distribuir los recursos limitados
entre los miles de productos o servicios requeridos, la cantidad máxima que puede producir
con la tecnología y los recursos existentes y seleccionar entre las diferentes alternativas o
posibilidades de producción, de lo cual surgen dos leyes derivadas;

Ley de las posibilidades de producción o de los costos crecientes

Si los recursos no fueran escasos se producirían cantidades ilimitadas de cualquier producto


hasta satisfacer completamente las necesidades de la población pero como siempre existirá
insuficiencia de alguno, cuando los recursos se encuentran plenamente empleados, la
economía se encuentra en la frontera de las posibilidades de producción, por lo que se
requiere decidir entre invertirlos en una u otra alternativa o combinarlos adecuadamente,
disminuyendo la cantidad de uno para aumentar la del otro, o elegir entre satisfacer en
mayor grado una necesidad sobre la otra. Entonces la ley se formula:

Cuanta mayor cantidad se quiere obtener de un bien, en mayor proporción se tiene que
prescindir de los demás para lograrlo, cuando la economía ha empleado plenamente los
recursos disponibles para lograrlo.

Supuestos:

Pleno empleo y eficiencia productiva. La economía emplea plenamente los recursos


disponibles y produce bienes y servicios al menor costo posible.

Recursos fijos. La oferta disponible de los factores de producción es fija en cantidad y


calidad, pero los factores pueden tener usos alternativos, es decir pueden ser reasignados.
Tecnología fija. Se supone para efectos del análisis que los métodos de producir no cambian,
lo cual implica que la consideración es válida en cortos períodos de tiempo.

A partir de los supuestos se entiende claramente por qué la sociedad debe elegir entre
alternativas. Puesto que todos los recursos están plenamente empleados aumentar la
cantidad a producir de un bien significa que es necesario sacar recursos que se estaban
empleando en el otro, lo que significa tener que disminuir la producción del segundo puesto
que se tiene que emplear mayor cantidad de recursos en el aumento de la producción del
bien elegido.

Una restricción en el presupuesto obliga a tomar una decisión entre los diferentes productos
que se deseen. La cantidad de productos que se debe dejar de producir o sacrificar para
obtener la cantidad requerida de otro producto se denomina costo de oportunidad de ese
bien. El costo de oportunidad de una elección es el valor de la alternativa perdida que no se
eligió. Cada vez que se toma una decisión relacionada con la escasez hay un costo de
oportunidad.

El costo de oportunidad se considera creciente, dado que los recursos económicos que se
requieren para producir un bien no son completamente adaptables para usos alternativos.
Muchos recursos son mejores para producir un bien que para producir otros, esta falta de
flexibilidad en el uso de los recursos es la causa de los costos de oportunidad crecientes.

Curva de posibilidades de producción

Si por ejemplo tenemos solo dos productos, cuando la producción de uno de los bienes se
eleva, la del otro se reduce. La tabla siguiente enumera las diferentes combinaciones de dos
productos que se pueden fabricar con un conjunto específico de recursos, suponiendo el
pleno empleo y la eficiencia productiva.

PRODUCTO PRODUCTO
ALTERNATIVAS
X Y
A 0 14
B 2 12
C 4 9
D 6 5
E 8 0

Al trazar la gráfica de las posibilidades reales de producción del ejemplo anterior, cada punto
que está sobre la curva representa la producción máxima de ambos bienes, denominada
frontera de posibilidades de producción, que supone que la economía ha alcanzado el pleno
empleo y la eficiencia productiva es decir la economía está funcionando en su plena
capacidad. En este límite si se quiere producir 14 unidades del producto Y, no se podrá
producir ninguna unidad del X, a medida que se prescinde de algunas unidades del producto
Y se puede ir aumentando paulatinamente las unidades de X.

Debe anotarse que la curva de las posibilidades de producción es cóncava con respecto a su
origen, es decir se mueve hacia adentro. A medida que se pasa de la alternativa A a la
alternativa B y sucesivamente hasta la E, la producción de unidades adicionales de un bien,
implica el sacrificio en cantidades crecientes de los demás bienes. se incurre en costos de
oportunidad crecientes.

Los puntos situados fuera de la frontera son inalcanzables, la economía no tiene recursos
para alcanzar producciones superiores. Así mismo, si se encuentran puntos U dentro la curva
indica que algunos recursos no están utilizados plenamente, representan desempleo o
ineficiencia productiva.

Crecimiento económico: desplazamiento de la curva de posibilidades de producción.

Cuando el nivel máximo de producción potencial de la economía se modifica por incrementos


en los diferentes factores productivos (más trabajo, más capital o más tecnología) se
produce un desplazamiento de la curva hacia la derecha, indicando que la mayor abundancia
de recursos puede dar lugar a una producción potencial mayor de uno de los productos o de
ambos en cada alternativa. Cuando la curva de posibilidades de producción se desplaza hacia
afuera se dice que hay crecimiento económico.

Entonces la ampliación de la oferta de recursos , las mejoras en la calidad de los mismos y


los avances tecnológicos que supone nuevos y mejores métodos para incrementar la
producción , hacen posible que la sociedad produzca mas bienes, lo que representa un
crecimiento económico.
Ley de los rendimientos decrecientes

Las fronteras de las posibilidades de producción también pueden explicar la relación


existente entre los factores de producción y la cantidad de bienes resultante del proceso. A lo
cual se le denomina ley de los rendimientos decrecientes.

La ley de los rendimientos decrecientes es una de las leyes más importantes de la


producción. Esta ley establece que, a medida que usamos más y más unidades de algunos
de los insumos de la producción para trabajar con uno o más insumos fijos, después de un
punto determinado se obtiene menos y menos producción, o producto marginal extra, de
cada unidad adicional de los insumos variables empleados.

Se enuncia como: a partir de cierto momento la producción adicional resultante, o las


cantidades de producto, son sucesivamente menores al añadir dosis iguales de un factor a
una cantidad fija de otro.

¿Por qué?

Porque los factores variables tienen cada vez menor cantidad de los factores fijos para
trabajar, por lo que al añadir unidades sucesivas de un solo factor los incrementos
resultantes son cada vez menores.

Ejemplo

Para una hectárea de tierra en la que se produce un solo bien, se contrata inicialmente un
hombre quien solo logra cosechar 2000 unidades, al contratarse un nuevo hombre se
incrementa la cosecha a tres mil unidades, a medida que se van adicionando mas hombres
las unidades cosechadas por cada nuevo hombre en vez de aumentar irán disminuyendo,
puesto que la cantidad de tierra a cosechar no ha variado. Mientras mayor sea el número de
Trabajadores utilizados para obtener la producción sin aumentar la cantidad de tierra, es
menor la producción adicional que se obtiene de cada trabajador.

Nº UNIDADES DE
AUMENTO POR CADA
HOMBRES - PRODUCTO
UNIDAD ADICIONAL
AÑO OBTENIDO
0 0 -
1 2000 2000
2 3000 1000
3 3500 500
4 3800 300
5 4000 200
Una aplicación de la ley de los rendimientos decrecientes fue el postulado realizado por el
economista Thomas Robert Malthus uso esta teoría para hacer predicciones sobre el
crecimiento económico y el crecimiento de la población señalando que “ existe una tendencia
universal de la población a aumentar en progresión geométrica a menos de que sean
frenadas las disponibilidades de alimentos, puesto que al no crecer el mundo la comida y el
sustento estarán muy por debajo de las necesidades vitales“.

Malthus no previo los milagros de la revolución industrial que desplazarían las curvas de la
producción industrial y los aumentos significativos de la productividad alcanzados por el uso
de la tecnología.

CONCLUSIÓN

Frente a las leyes de la escasez de recursos y la limitación de las necesidades se presentan


grandes problemas en la actualidad;
Dilema entre el consumo y la inversión
Dilema entre gastos de seguridad nacional o bienestar social.
Relación adecuada beneficio / costo.
Producción más equilibrada para atender los diferentes grupos de población.

La economía es sinónimo de racionalidad y esta se expresa en términos de eficiencia que


consiste en la maximización de beneficios con minimización de costos, lo cual exige sea visto
en un contexto general y no particular (Ej. Contaminar por aumentar ganancias).

Frente a los diferentes dilemas aparecen las políticas económicas como maneras de resolver
los problemas para la priorización de uno u otro, y aparecen los diferentes regímenes de
precios y mercados para regular la oferta y la demanda así como las leyes para controlar los
desmanes de la eficiencia mal utilizada.

LOS SISTEMAS ECONÓMICOS

Un sistema económico se constituye como un conjunto de elementos y factores que busca:

- La interacción de los diversos procesos de producción de bienes y servicios para buscar la


eficiencia de los mismos.
- Las formas de combinar y distribuir esos recursos para el mejor aprovechamiento de los
recursos escasos.
- La satisfacción de las diversas necesidades que la sociedad demanda.
FACTORES DE LA PRODUCCIÓN

La producción es la etapa fundamental del proceso económico a través de la cual se generan


y transforman los bienes y servicios para acercarlos al consumo.

Producir desde el punto de vista económico es crear utilidad.

La utilidad puede lograrse mediante las transformaciones de forma, uso, uso de tiempo, de
lugar, o de posesión. Por ejemplo, la industria hace transformaciones de forma, una empresa
de almacenamiento logra la utilidad a través del manejo del tiempo de bienes almacenados,
los transportes logran utilidad a través del desplazamiento de lugar y el comercio de
posesión.

En un proceso productivo la combinación de los elementos tierra, trabajo, capital, tecnología


y conocimientos, empresa y capacidad empresarial, conforman el sistema productivo y se
denominan factores de la producción, siendo el hombre el que explica la existencia del
sistema por ser su trabajo el que permite la organización y ejecución de la misma.

Tradicionalmente los factores de producción se han clasificado en tres grandes categorías: la


tierra, el trabajo, el capital, de los cuales se obtiene unos ingresos denominados rentas,
salarios y beneficios. A estas tres categorías se han ido sumando nuevas categorías que con
el tiempo se fueron constituyendo en factor fundamental para la agregación de valor al
producto, como son la tecnología, el conocimiento y la capacidad empresarial.

La tierra

Está constituida por todos los dones de la misma utilizables en el proceso de producción y
que dan lugar a ingresos, se considera entonces como recurso en si misma, como fuente de
recursos para la producción y como proveedora de recursos, comprende:

El suelo
La agricultura, la ganadería, la silvicultura,
La caza, la pesca, el agua

El subsuelo
Metales, minerales no metálicos, el petróleo, el carbón, el gas

La atmósfera
El clima, el aire, la lluvia, la humedad,
Como medio de transporte

El trabajo

Es el término general para referirse a todas las actividades humanas bien sean físicas o
mentales que se pueden aprovechar para transformar y adaptar los elementos de la
naturaleza para producir bienes y servicios para satisfacer necesidades humanas. Se
representa por el esfuerzo intelectual y muscular aportado al proceso de producción por la
población económicamente activa de un país, puede ser trabajo calificado cuando se recibe
entrenamiento y no calificado cuando se carece de él.

En todas las épocas es válido el hecho fundamental de que el producto social es fruto del
trabajo humano.

El trabajo es más o menos productivo, de acuerdo con los medios de producción y los
instrumentos de producción que se disponga.

El capital

Lo conforman todos los bienes producidos por el hombre que ayudan a la producción de
otros bienes y servicios hasta llevarlos al consumidor final, se considera como sinónimo de
medios de producción.

Las fincas, los hatos ganaderos, las fábricas, las plantas generadoras de energía, los medios
de transporte, las carreteras, los puertos, los ferrocarriles, los inventarios, las herramientas
y equipos etc., se consideran entonces bienes de capital o de producción; se diferencian de
los bienes de consumo que son los que satisfacen directamente las necesidades, mientras
que los bienes de capital facilitan la producción de bienes de consumo.
La acumulación de capital producto de intensificar la actividad productiva genera una mayor
disponibilidad de los recursos y aumenta la capacidad total del sistema productivo.

La tecnología y el conocimiento

Son recursos producidos por la inteligencia del hombre, que se concreta en nuevos bienes de
producción y de consumo que sustituyen los bienes naturales, en nuevos procesos de
producción, de administración y de control, así como nuevos conocimientos para incorporar
al proceso productivo.

El concepto de factores de producción y de activos tangibles de la empresa ha evolucionado


para dar la prioridad al conocimiento, con lo cual se vuelven obsoletas la definición capitalista
y socialista de la propiedad.

La empresa y la capacidad empresarial

El sistema económico se organiza a través de unidades productivas o empresas que permiten


que se combinen los otros factores del proceso productivo con miras a una operación mas
eficiente que es ordenada intelectualmente por el hombre quien toma las decisiones
relacionadas con nuevos productos y procesos, nuevos mercados, asume riesgos, toma la
iniciativa para la combinación de recursos, cuantificar la cantidad de bienes a producir, etc.

SECTORES DE LA ECONOMÍA

Tradicionalmente la producción se ha organizado por unidades Productivas que se agrupan


en tres grandes sectores económicos como son:

Sector primario

Unidades agrícolas y forestales


Unidades extractivas
Selvicultura
Caza y pesca

Sector secundario

Unidades transformadoras de Bienes y servicios.

Sector terciario

Unidades económicas para la producción de servicios.

En la actualidad se está dando el fenómeno de la terciarización de las manufacturas y la


industrialización de los servicios, gracias al avance de la informática, de la robótica, de la
biotecnología, de la electrónica.

CLASIFICACIÓN DE LOS BIENES

El concepto teórico se refiere a cualquier cosa, tangible o intangible, que sea útil para el
hombre y le satisfaga alguna necesidad individual o colectiva o que contribuya al bienestar
de los individuos. No obstante por razones prácticas se restringe el uso del concepto a los
objetos corporales y tangibles. De esta forma, se puede hablar de bienes como algo distinto
de los servicios, a pesar de que estos últimos también satisfacen necesidades y contribuyen
al bienestar.

Los bienes se pueden clasificar según diversos criterios:


Los diferentes glosarios consultados (ver bibliografía) definen los diferentes tipos de bienes
como:

Bienes de consumo: Bienes destinados a satisfacer las necesidades del consumidor final
que están en condición de usarse o consumirse sin ninguna elaboración adicional, pueden ser
bienes duraderos o no duraderos.

Bien duradero: Bien que no se consume inmediatamente y que dura un largo tiempo
prestando, sucesivamente y muchas veces, el servicio para el que fue creado.

Bien no duradero: Aquel que se consume inmediatamente o en corto plazo. Se emplea una
o varias veces y su duración depende del uso y del material de que esté fabricado.

Bienes de capital: Son aquellos bienes que se utilizan para la producción de otros, y no
satisfacen las necesidades del consumidor final. Entre estos bienes se encuentran los
edificios, la maquinaria y el equipo.

Bienes finales: Son aquellos bienes que tienen el grado de terminación necesario para
entregarlos a los consumidores, no requiriendo ningún proceso posterior de transformación
para ser vendido a los consumidores

Bienes intermedios: Son bienes que requiere de procesos posteriores antes de ser vendido
a los consumidores. Se denominan así por el hecho, de servir a los consumidores de forma
indirecta en la satisfacción de sus necesidades, ya que representan etapas intermedias en los
procesos productivos. También conocidos como materias primas o insumos.
Bienes normales: Son bienes de consumo normal cuya demanda está estrechamente
relacionada con el ingreso, si este aumenta la demanda puede aumentar, o disminuir cuando
disminuye el ingreso.

Bienes inferiores: Son bienes para los que la demanda disminuye cuando el ingreso
aumenta y ésta se incrementa cuando el ingreso decrece.

Bienes privados: Bienes cuyo uso está sujeto al principio de exclusión y que las empresas
privadas suministran a quienes están dispuestos a pagar por él

Bienes públicos: Son bienes o servicios que tienen la característica de no poder excluir a
nadie de su uso y no existir rivalidad en el consumo, por estas características es
generalmente proporcionado por el gobierno.

Bienes complementarios: Son bienes y servicios que se usan conjuntamente; cuando el


precio de uno de éstos baja la demanda de los demás aumenta y viceversa.

Bienes sustitutos: Bienes o servicios que se pueden usar en lugar de otros, al proporcionar
algunos de los mismos usos o disfrutes que otro bien. Cuando el precios de uno baja, la
demanda de los otros disminuye, inversamente cuando el precio se incrementa.

Bienes no transables: Bienes cuyo consumo sólo se puede hacer dentro de la economía en
que se producen, no pueden importarse ni exportarse. Esto se debe a que estos productos
tienen costos de transporte muy altos o existe en la economía un alto grado de
proteccionismo.

Bienes transables: Aquellos bienes que se pueden consumir dentro de la economía que los
produce, y se pueden exportar e importar. Generalmente, tienen bajos costos de transporte
y pocos aranceles y cuotas de importación que puedan bloquear el libre flujo de bienes a
través de las fronteras nacionales.

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA ECONÓMICO

La base del sistema económico está en la forma como el individuo y la sociedad decide
utilizar sus limitados recursos con el fin de lograr sus necesidades y requerimientos. Difiere
de un País a otro, fundamentalmente por: la propiedad sobre los factores de la producción y
el método que se utilice para orientar la actividad económica.

En toda comunidad organizada se mezclan, en mayor o menor medida, los mercados y la


actividad de los Gobiernos. Es más, el grado de competencia de los mercados varía, desde
aquellos en los que sólo opera una empresa, ejerciendo un monopolio, hasta la competencia
perfecta de un mercado en el que operan cientos de minoristas. Lo mismo ocurre en cuanto
a la intervención pública, que abarca desde la intervención mínima al regular impuestos,
crédito, contratos y subsidios, hasta el control de los salarios y los precios de los sistemas de
economía planificada que imperan en los países comunistas.

Modelos de funcionamiento de la economía

Los tres modelos más conocidos para orientar la actividad económica son:

Sistema de libre empresa. Capitalismo puro

Es un sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción y en


la gestión empresarial libre y autónoma del control estatal, donde la asignación de los
recursos productivos se realizan en forma descentralizada obedeciendo a las decisiones de
miles de agentes económicos que actúan guiados por su propio interés.

Los principales procesos y operaciones económicas los lleva a cabo la empresa privada, libre
del control directo de la actividad gubernamental. Cada participante en el proceso busca
maximizar su satisfacción o beneficio a través de sus propias decisiones de consumo o
producción, decisiones que a su vez están limitadas por el mercado y regidas
fundamentalmente por la competencia y el sistema de precios.
La coordinación se da a través de los mercados, el gobierno se limita a proteger la propiedad
privada y no interfiere significativamente en los mercados, solo establece un entorno
apropiado para el funcionamiento de los mismos. No obstante el Estado fija ciertas leyes y
normas que regulan los límites de acción de los agentes económicos privados y a las cuales
todos deben someterse, sin exceptuarse ningún tipo de propiedad.

El capitalismo libremente competitivo se aplicó en grado diverso a muchos países


industrializados de mitad del siglo XX. En los últimos tiempos ha surgido un incremento
general de en las funciones económicas del estado y la mayoría de los de los países
occidentales poseen sistemas económicos mixtos de libre empresa que abarca a instituciones
públicas y privadas, reguladas por un conjunto de leyes marco e instituciones
gubernamentales que operan para mantener la libertad de productores, inversionistas,
trabajadores, consumidores, etc. para mantener la libertad de productores, inversionistas ,
trabajadores, consumidores, controlar la propiedad, los contratos, organización de
sociedades y monopolios, pero sin una detallada supervisión o dirección gubernamental.

La propiedad privada, la libertad de empresas, el interés propio como fuerza motivadora, la


competencia y la confianza en el sistema de mercado son las premisas en que descansa el
capitalismo.

Planificación central. Comunismo

La visión totalmente opuesta a la anterior es la que prevalece en Cuba y en otros países


comunistas, donde predomina la tendencia hacia la planificación centralizada de la economía
como contraposición extrema del capitalismo puro, que se caracteriza por la propiedad del
gobierno sobre la mayoría de los medios de producción y la toma de decisiones económicas
en forma centralizada. Las empresas son de propiedad del gobierno y es éste el que
mediante una junta central de planificación determina el qué, el cómo y cuánto producir.

Las principales diferencias entre la organización económica planificada y la capitalista radican


en quién es el propietario de los medios de producción, así como en sus diferentes puntos de
vista sobre la distribución de la renta o la forma de establecer los precios. Reglas de la
propiedad privada y de la fijación de precios a través de mercados competitivos

En teoría no existe ninguna razón que impida a una sociedad democrática optar por una
planificación centralizada de la producción, los precios y la distribución de la renta, sin
embargo, la experiencia demuestra que la planificación central de las economías también ha
tenido grandes problemas, no obstante existir importantes diferencias en el grado de control
entre los distintos países comunistas, e incluso en un mismo país a lo largo del tiempo.

Economías mixtas

En una situación intermedia entre la economía planificada y la economía de libre mercado. La


actividad económica recae en su mayor parte sobre el sector privado, pero el sector público
regula esta actividad, interviniendo para proteger a los trabajadores y redistribuir la renta
entre los de mayores y los de menores ingresos.

El gobierno desempeña un papel más decidido para buscar el mantenimiento estable del
nivel de precios e igualmente establece políticas que regulen la economía en general; los
controles de precios se limitan a las mercancías más esenciales. Los precios aumentan en los
sectores no controlados atrayendo hacia éstos a los mayores inversionistas para no frenar la
expansión de la producción a causa del control.

También las organizaciones no gubernamentales desempeñan un papel importante en este


tipo de economía, en la que se dan muchas interacciones entre agentes que están regidos
por fuerzas diferentes a las del mercado, con incentivos diferentes a la ganancia o al lucro
privado.

Economías en vías de desarrollo

Los Sistemas de economía mixta imperan en la mayoría de estos los países, los gobiernos
participan activamente en la economía , promueven la estabilidad y el crecimiento económico
, suministran bienes y servicios cuya producción sería escasa por parte de los propietarios
privados, modifican a través de diversos medios la distribución del ingreso y dependen de la
cooperación de los países mas desarrollados para poder generar el capital, la tecnología y la
organización necesaria para desarrollarse.

Asimismo, requiere hacer negociaciones y tratados para acceder con facilidad a los mercados
de los países industrializados para vender sus productos manufacturados y las materias
primas que poseen. Sin embargo, la capacidad política de los países ricos para atender estas
necesidades depende de que puedan solucionar sus propios problemas, como la inflación, el
desempleo y el estancamiento del crecimiento.

Principales problemas de los diferentes sistemas económicos

Los principales problemas a los que se enfrenta el capitalismo son el desempleo, la inflación
y las injustas desigualdades económicas, la falta de control sobre el crecimiento de la
población mundial, los enormes gastos en la industria militar y las reticencias de las naciones
más ricas para compartir su riqueza y su tecnología con los países más desfavorecidos.

Por su parte los problemas más graves de las economías planificadas son el subempleo o el
masivo empleo encubierto, el racionamiento, la burocracia y la escasez de bienes de
consumo.

Los países en vías de desarrollo tienen grandes dificultades para mantener un crecimiento
sostenido y aunque algunos han logrado elevar sus tasas de crecimiento, la inestabilidad
política, la corrupción endémica, y los grandes cambios de política económica hacen que las
previsiones para el futuro no sean tan optimistas.

Todos estos problemas han llevado a grandes debates y a formular a través de los tiempos
diversos modelos sobre la intervención que debe tener el gobierno en la economía y aunque
existe una fuerte oposición en los países industrializados con sistemas económicos donde
impera la libre empresa, al control de precios y a la planificación de la economía, los
Gobiernos han tenido que recurrir a este tipo de medidas en casos de emergencia.

Esquema de Funcionamiento de un sistema de economía mixta

La clase de organización social que se utiliza para esta coordinación de actividades entre
individuos es esencialmente un sistema de mercado de precios regulado por la intervención
del gobierno. En dicho sistema, los recursos tienden a fluir hacia donde obtienen la más alta
tasa de retorno o el mayor beneficio posible, haciendo un circuito entre Gobierno, Empresas,
Familia que actúan como unidades de consumo y de producción.

El siguiente esquema que presenta un sistema de economía mixta en forma simplificada


pues omite transacciones con el resto del mundo, permite entender su funcionamiento como
una compleja red de interrelaciones, de toma de decisiones y de actividades económicas,
entre las familias , el gobierno y las empresas, entre los cuales se establece un sistema de
mercado de recursos y productos, que propicia la redistribución del ingreso a través del pago
por el uso y consumo de los recursos, bienes o servicios y paga impuestos que el gobierno
emplea para utilidad común.
Principales características sobre las cuales descansan los sistemas económicos
actuales

La moderna sociedad económica se sustenta en cuatro pilares importantes:

La división social y especialización del trabajo.


El uso del dinero
El sistema de precios y mercados
El uso de la tecnología avanzada y de los bienes de capital
El carácter regulador de la competencia

Todas las economías modernas logran una mayor eficiencia en la producción mediante el uso
de bienes de capital con tecnología avanzada. La mayor eficiencia productiva se puede lograr
con el uso de mejores bienes de capital, lo cual a su vez genera grandes beneficios, de ahí
que en el capitalismo existan estímulos muy fuertes para el avance tecnológico, lo cual no
pasa en las economías dirigidas.

De otra parte, las sociedades dependen de un alto grado de división y especialización del
trabajo para poder usar las diferentes capacidades de los individuos, regiones y países, las
fortalezas de localización una región frente a otra y la experiencia individual o colectiva,
convirtiéndose en condiciones indispensables para el ahorro de tiempo y una mayor
eficiencia productiva y de uso de los recursos disponibles.

La generalización en el uso del dinero en sus diferentes formas como corriente vital del
sistema que facilita el comercio, la ampliación de los mercados internacionales, el mercado
de capitales y la especialización, unido al sistema de mercado como mecanismo para
transmitir las decisiones de productores, consumidores y proveedores de recursos,
impulsados por la competencia, se constituyen en las características mas importantes del
sistema económico actual.

La división del trabajo y especialización del trabajo

Se considera como una de las más antiguas conquistas del conocimiento económico de los
pueblos. En todas las épocas de la historia humana las sociedades recurrieron a los principios
de división del trabajo para lograr mayor eficiencia en sus tareas, con sistemas
rudimentarios que cedieron después de la revolución industrial del siglo XVIII con la
especialización y diferenciación de funciones individuales, originadas en la necesidad de una
mayor productividad.
La ampliación del comercio estimuló la producción y generó transformaciones en el proceso
de elaboración. La simplificación y especialización del trabajo, el desarrollo de la tecnología,
la diversificación de las necesidades humanas con el consecuente aumento de la demanda, el
desarrollo de los medios de transporte, condujeron a la moderna producción industrial con
ampliación en el concepto de mercados que en la actualidad esta integrado por complejas
redes de actividad económica.

La división del trabajo presupone un sistema de intercambios ágiles y bien estructurados, el


cual se basa en buena parte en la amplia utilización de los instrumentos monetarios y en el
sistema de precios como mecanismo regulador y estimulador de la competencia, permitiendo
el funcionamiento de los mercados.

Los instrumentos monetarios. Evolución

Sin los instrumentos monetarios sería imposible el cambio y nuestra actual división del
trabajo, así como el comercio y la internacionalización de los mercados.

En todas las culturas exceptuando las más primitivas, el hombre utilizó el dinero como medio
para adquirir las mercancías que requería y se constituyó en la forma de simplificar la vida
económica. Así mismo, la existencia de un medio adecuado para el intercambio de bienes se
convirtió en el prerrequisito para la especialización.

Históricamente se emplearon diferentes instrumentos monetarios, hasta llegar a los sistemas


modernos de dinero:

El trueque

Se constituyó en el primer sistema de intercambio, como producto de la división del trabajo.

Se intercambiaban productos por productos, productos por servicios y servicios por servicios.

Presentó múltiples inconvenientes pues en su operatividad se requería que hubiera


necesidades inversas entre los agentes de intercambio;

Si disponía de trigo y necesitaba lana se requería que alguien que tuviera lana deseara trigo,
además era necesario que ambos llegaran a un acuerdo sobre la relación exacta entre los
valores de intercambio y determinar cuantas unidades de un producto deberían darse en
cambio del otro.

Tal problema se complicó aún más cuando el número de productos disponibles para el
trueque era considerable.

Para superar tales dificultades se acude a los instrumentos monetarios

La mercancía moneda

La evolución fue lenta y durante siglos se utilizaron algunas mercancías como instrumentos
monetarios, procedimiento también bastante imperfecto.

Variaban mucho de una región a otra y de una época a otra. Debían ser raras para que
tuvieran valor de cambio y debían satisfacer importantes necesidades comunes para que
fueran aceptadas sin restricciones de tal manera que quien las recibiera podía estar seguro
de intercambiarla inmediatamente por cualquier otro bien o servicio deseado.

Ejemplo: las pieles, el tabaco, el algodón y el lino, la lana, el azúcar, la sal etc.

Los principales problemas además de su operatividad fueron:

La variabilidad de su valor, la imposibilidad de dividirlas, algunas eran productos perecederos


por lo que no podían ser reserva de valores.

La metalización
Se institucionaliza ocho siglos antes de Cristo, al ser los metales raros, durables,
fraccionables y homogéneos. Y presentaban un gran valor en relación con su poco peso.
Se utilizó el hierro, el cobre, y el bronce entre otros, pero se impusieron la plata, el oro.

La moneda- papel

Paralelamente al metalismo aparece en forma embrionaria el sistema bancario.

Con el desarrollo de los mercados y el aumento en el volumen de operaciones tanto


nacionales como internacionales, el volumen de la moneda en circulación aumenta
considerablemente durante el siglo XVIII.

Principalmente después de la revolución industrial la moneda se vuelve poco práctica para


ser transportada cuando eran grandes transacciones, entonces aparece como solución la
moneda- papel como las letras de cambio y los certificados de depósito de moneda metálica
emitidos por las casas de custodia de valores, que se remontan a la antigüedad y fueron las
precursoras del sistema bancario.

El papel moneda

La evolución de los instrumentos monetario conlleva a establecer que el respaldo metálico


para garantizar las reconversiones requeridas no debía ser necesariamente igual al total de
los valores de los certificados de depósito en circulación. Con un encaje metálico menor
podría darse el respaldo. Dado que mientras unos cambiaban otros depositaban.

Con esto aparecen las notas bancarias como una simple operación de crédito y no como
resultado de depósito de una especie metálica a lo cual se le denomina papel moneda o
moneda fiduciaria y con ésta la era del dinero bancario o cuentas corrientes.

Como el valor de las notas pasa a ser mayor que la garantía, se pierden las garantías plenas
del sistema.

Los riesgos implícitos de esto obligan a crear los bancos centrales controlados por el estado y
reglamentadas en su funcionamiento y respaldadas por ley en su valor, desvinculándose así
de cualquier garantía metálica.

La moneda escritural

Sustituye el manejo del papel moneda por operaciones bancarias escriturales más simples y
seguras a través de una operación de crédito y débito efectuada por los bancos de las
cuentas que poseían sus usuarios utilizándose como medio de pago y aun cuando no se
tuviera cuenta, se podría hacer utilizando como medio el cheque y posteriormente, las
tarjetas de crédito y el dinero plástico.
EL SISTEMA DE PRECIOS Y MERCADOS

Los sistemas de mercado y de precios se constituyen en la fuerza organizadora fundamental


para el funcionamiento de la economía capitalista.

A través del sistema de mercados y de precios, la sociedad decide cómo asigna sus recursos,
qué y cuánto se debe producir y como distribuye la producción resultante.

EL SISTEMA DE PRECIOS

La búsqueda de soluciones a los problemas económicos llevó a la economía a consolidar el


sistema de precios, por ser éste el que permite hacer la valoración necesaria para tomar
decisiones entre las diferentes alternativas de producción y efectuar la comparación de lo
que puede representar un recurso, un bien o un servicio frente a otro.

La libre expresión de las preferencias de los individuos se manifiesta por el libre juego de la
oferta y la demanda y es la que define en parte las equivalencias para el intercambio, que se
conocen como precios del mercado, en el cual intervienen además los precios relativos, las
relaciones entre la oferta y la demanda y la elasticidad de los precios.

El sistema de precios, permite además:

- Determinar la escasez o abundancia de los mismos en relación a lo requerido por la


sociedad.

- Efectuar la comparación de lo que puede representar un recurso y el trabajo involucrado en


un bien o un servicio frente a otro.

- Orientar las actividades de producción, determinando parcialmente la cantidad de bienes


que es posible producir, así como cuales son efectivamente deseados por la sociedad.

- Informar sobre preferencias de los individuos que se manifiesta por el libre juego de la
oferta y la demanda.

- Definir en parte las equivalencias para el intercambio, que se conocen como precios del
mercado, en el cual intervienen además los precios relativos, las relaciones entre la oferta y
la demanda y la elasticidad de los precios.

- Proporcionar incentivos tanto a los productores como a los consumidores.

- El precio se constituye en el vehículo a través del cual se distribuye el ingreso social.

Evolución del concepto de precio

La teoría del valor y la teoría de la distribución forman conjuntamente la teoría de los


precios. La teoría de la distribución trata de la determinación de los precios de los factores de
producción; la teoría del valor trata de la determinación de los precios de los bienes de
consumo.

La teoría del valor se refiere a los precios relativos o a los valores de cambio de una
mercancía y debido a que la demanda de bienes proviene de su capacidad para satisfacer las
necesidades humanas, los bienes poseen una utilidad diferente para cada persona, de la cual
se desprende diferentes conceptos sobre el valor: valor de cambio y valor de uso.
El agua por ejemplo posee un gran valor no a causa de su precio, sino por poseer gran
utilidad y capacidad de satisfacer necesidades humanas.

La mercancía se cambia cuando ha perdido total o parcialmente la utilidad o el valor de uso


para el que lo posee.

Concepto de utilidad

Para la economía la utilidad se define como la capacidad que tiene un bien o un servicio para
satisfacer una necesidad. A medida que una persona obtiene unidades adicionales de un bien
o servicio, la satisfacción o utilidad total que se obtiene de ella aumenta, pero no
proporcionalmente, puede llegar a un punto en el que ésta puede ir decreciendo en la
medida en que la persona posee unidades adicionales de esa mercancía o servicio.

Se denomina utilidad marginal a la utilidad que se obtiene por cada unidad adicional que se
tenga o se adquiera, se mide por el crecimiento o disminución de la necesidad por cada
unidad que se agrega.

Concepto de valor

La mercancía es en primer lugar un bien que puede satisfacer alguna necesidad humana, en
segundo lugar es algo que puede cambiarse por otro bien que satisfaga otra necesidad.

Desde este punto de vista, el valor es un concepto subjetivo, es decir depende de cada
persona, de la necesidad que le satisfaga, del lugar en donde se encuentre, del tiempo, etc y
de la utilidad que le proporcione.

El valor de uso

Valor que posee una mercancía por ser susceptible de satisfacer una necesidad, que puede
ser completamente diferente para cada individuo , por lo que el valor de uso no constituye
una cualidad intrínseca del bien o servicio, sino su capacidad de satisfacer una necesidad
humana. Dos valores de uso no son comparables por la valoración subjetiva que tiene para
cada individuo.

Valor de cambio

El valor de cambio es el poder que posee un bien de proporcionar utilidad para que pueda
desearse y de esta manera intercambiarse o comprarse. El valor de cambio expresa la
cantidad de una mercancía que puede intercambiarse por otra o por determinada suma de
dinero.

Concepto de precio

En la sociedad mercantil simple, caracterizada por poseer los productores los medios de
producción, el desarrollo de las fuerzas productivas crea un excedente del producto social
que sobrepasa las necesidades del hombre y por lo tanto es susceptible de ser cambiado por
el productor. Al valor de una mercancía se asocia el concepto de precio, que es entonces la
expresión monetaria del valor.

Pero la pregunta a través del tiempo fue el cómo determinar la naturaleza de tal valor para
que existieran equivalencias en el momento de que pudieran ser cambiados unos bienes por
otros?

Cuál es la actividad que crea el valor de cambio y que diferencia el valor de una mercancía
sobre otra?

Las diferentes escuelas económicas consideraron el trabajo como el elemento fundamental


en la creación de valor de las mercancías y el que permitía que éstas pudieran cambiarse
entre si; sin embargo para determinar el valor en términos cuantitativos es decir, medir el
valor de cambio incorporado a un producto o servicio, consideraron otros elementos que se
pueden resumir en:

Los primitivos establecían como referencia el trabajo necesario para obtener el bien.

Para los clásicos ( Ricardo): se considero la función del trabajo necesario para obtener un
bien en términos de unidades de tiempo de igual calidad.

Los marginalistas: lo determinaron en función de la escasez relativa de los bienes y su


utilidad , junto con las preferencias individuales.

Los subjetivistas el valor de cambio se determinaba en función de la demanda.

Para Stuart y Mill (Prekeinesianos). Tanto el valor como los precios del mercado, se
determinan por la utilidad combinada con la necesidad y la dificultad económica para
lograrlo, lo que se traduce en oferta (basada en costos de producción) y demanda (basada
en la utilidad).

Para Marx: “la magnitud del valor de toda mercancía es la cantidad de trabajo socialmente
necesaria para su producción”, pero estableció la distinción entre trabajo simple y trabajo
complejo:

Finalmente factores como: el capitalismo, la revolución industrial, la producción en masa, el


aumento de la productividad del trabajo debido a la incorporación de tecnologías más
avanzadas, ha llevado a introducir nuevas variables y ha significado cada vez más una mayor
separación entre la producción y el consumo , variando en forma significativa algunos de los
conceptos.

El fin de la producción se dirige al mercado y no al consumo. El capitalista industrial se


convierte en protagonista del desarrollo económico, el capital en su condición necesaria, y la
ganancia en su motor.

El mercado domina en esta sociedad completamente al productor.

En el mercantilismo simple el ciclo del mercado se iniciaba con un producto que se convertía
e en dinero para adquirir con éste otro producto para satisfacer una necesidad específica,
mientras en el mercado capitalista no se realiza la identificación entre el inicio y el fin del
proceso de circulación, pues el proceso inicia y termina con capital monetario solo
incrementado en su magnitud el cual se constituye en el incentivo del capitalista y no en la
satisfacción de las necesidades.

Estas nuevas relaciones que se establecen hacen variar también los conceptos de valor de
cambio y precio de los productos.

El precio de venta

Se determinara entonces con base en los costos de producción más la ganancia esperada,
que es mediatizada por la concurrencia de otros productores en el mercado, los precios ya
existentes, la demanda y las condiciones de producción que establece explícita o
implícitamente la sociedad.

Representa pues una tendencia del mercado, un precio de equilibrio y no el precio unitario de
una mercancía de una empresa específica, sino el costo de un sector productivo de acuerdo a
determinadas condiciones y momentos, lo que se traduce en la interacción de las fuerzas de
la oferta y la demanda.

De ahí que este concepto, como también el concepto de valor, se diferencie


significativamente con el concepto técnico de costos de producción desde el punto de vista
de la empresa.

Costos de producción

En el capitalismo se refieren a los gastos de producción, como la suma que se desembolsa


para pagar todos los factores de la producción que requiere el proceso productivo: materias
primas, energía, mano de obra, gastos generales, gastos de amortización y mantenimiento
de las instalaciones.

Precios del mercado

Es el precio al cual se vende el bien o el servicio en el mercado. En la determinación de los


precios actualmente influyen entre otros factores:

La demanda y la oferta y la relación entre éstas.


La elasticidad de la oferta y la demanda
Los precios relativos
Los gustos, actitudes, preferencias
Los costos de producción
La estructura industrial donde operan los mercados
Una hipótesis básica de la teoría de los precios es que los individuos responden más a los
precios relativos que a los precios absolutos. Siendo los precios relativos los portadores de
información en el mercado. Por ejemplo cuando aumenta el precio relativo de un bien de
alguna manera la información que se traduce es que el bien es más escaso y por lo tanto los
productores verán en esto una oportunidad para aumentar sus ganancias.

Los vicios del sistema de precios

El mecanismo de los precios también conduce a innumerables distorsiones en el mercado y


en la toma de decisiones, denominados los “vicios del sistema de precios”.

Gran parte de estos vicios se dan por la existencia de estructuras de mercado bastante
alejadas de la competencia perfecta y por lo tanto generan condiciones que pueden
distorsionar los resultados de las fuerzas libres de la oferta y la demanda.

Las modernas economías están constituidas por industrias oligopólicas o de competencia


monopolística y difícilmente se observa en la práctica la competencia perfecta con perjuicios
para los consumidores, por lo que se requiere permanentemente la acción correctiva del
estado.

En las economías occidentales por lo tanto, la defensa del liberalismo puro pierde su razón
de ser acudiendo a la construcción de los sistemas mixtos caracterizados por la acción
conjugada de la empresa privada y el estado.

El estado puede poner contrapesos y equilibrios que no son aportados por la competencia
perfecta, ya sea regulando el monopolio o regulando los precios u otros mecanismos como el
aumento artificial de la oferta.

EL SISTEMA DE MERCADOS

Las actividades económicas tienen lugar a través de los mercados. Definidos en su sentido
más amplio como “instituciones o mecanismos donde concurren oferentes o productores,
compradores o consumidores para realizar las diferentes transacciones comerciales” vale
decir, es el punto de encuentro entre los agentes económicos que actúan como oferentes y
demandantes de bienes y servicios.

El mercado no necesariamente debe tener una localización geográfica determinada; para que
exista es suficiente que oferentes y demandantes puedan ponerse en contacto, aunque estén
en lugares físicos diferentes y distantes.

Por lo tanto, el mercado se define en relación con las fuerzas de la oferta y de la demanda
constituyéndose en el mecanismo básico de asignación de recursos de las economías
descentralizadas.

Existen mercados de muy diversas formas. Todas las situaciones que vinculan a los
compradores o demandantes potenciales con los productores u oferentes potenciales
constituyen mercados, algunos son locales, otros son nacionales o internacionales. Ej, Las
estaciones de gasolina, las tienda de música y videos, las bolsas de valores, los mercados de
trabajo, etc.

Los mercados geográficos por su parte, son lugares físicos donde igualmente operan las
diferentes transacciones en la realidad e involucran un contacto directo entre el comprador y
el vendedor.

Las decisiones económicas que toman los compradores o vendedores de productos se hacen
efectivas a través del sistema de mercados, por lo cual, como se dijo anteriormente, el
sistema de mercados es el mecanismo de coordinación esencial en una economía capitalista.

El sistema de mercado competitivo es un mecanismo que transmite las decisiones de los


consumidores, productores y proveedores de recursos y los sincroniza para lograr los
objetivos de unos y otros, siendo la competencia el mecanismo de control.

Entonces, la capacidad del sistema de mercados para comunicar los cambios en datos
básicos, tales como gustos y preferencias del consumidor, sensibilidad hacia los precios, e
inducir respuestas adecuadas de las empresas y de los proveedores de recursos se denomina
función directriz o función indicativa de los precios.

Condiciones para la existencia de un mercado

Para poder hablar en economía de la existencia de mercados es necesario existan dos


grandes grupos: compradores y vendedores. Los compradores son los consumidores que
compran bienes y/o servicios para satisfacer una serie de necesidades; y los vendedores son
las empresas, que compran trabajo, capital y materias primas que utilizan para producir
bienes y servicios.

Es evidente que la mayoría de los individuos y de las empresas actúan como compradores y
como vendedores al mismo tiempo, pero para el análisis del mercado resulta más útil
estudiarlos por separado, es decir, simplemente como compradores cuando compren algo o
como vendedores cuando vendan algo.

Sin embargo para que pueda darse una interrelación entre compradores y vendedores debe
existir una serie de bienes y servicios con precios asignados, de tal manera que el
intercambio pueda ser efectivo; en otras palabras para que el intercambio entre
consumidores y vendedores sea real es necesario que exista una mercancía del interés de
ambos agentes y con un precio conocido, donde un agente esté dispuesto a entregar la
mercancía a otro si recibe a cambio el precio que pide por ella y aquel agente que quiere
disfrutar de la mercancía debe pagar su precio para poder obtenerla.

Así, los mercados constituyen el centro de la actividad económica y muchas de las cuestiones
y temas interesantes de la economía se refieren a su funcionamiento; por lo tanto en
desarrollos temáticos posteriores se hará una breve presentación de las estructuras de
mercado que son objeto de análisis económico.

Tipos de mercado

Los economistas agrupan los mercados de oferta en cuarto estructuras básicas: competencia
perfecta, monopolio puro, competencia monopolística y oligopolio.

Competencia perfecta

La idea teórica desarrollada por los economistas para establecer las condiciones bajo las que
la competencia lograría la máxima eficiencia se conoce como competencia perfecta. Aunque
es casi imposible que se produzca en la realidad, la competencia perfecta, como concepto,
proporciona el marco adecuado para analizar la funcionalidad de los mercados reales.

La competencia perfecta se caracteriza por:

La existencia de muchos productores o vendedores de un artículo, producto o servicio con


características similares, actuando en forma independiente y en completa libertad, de tal
forma que ninguno tiene el poder suficiente para modificar los patrones de la oferta o la
demanda y por ende no puede influir individualmente sobre los precios.

La libertad de elección se ejerce en la búsqueda de beneficios monetarios personales.

Los productos de la empresa en el mercado son homogéneos, o perfectamente


estandarizados, por lo que el consumidor no logra hacer distinciones significativas entre uno
y otro producto.

Existe facilidad de entrar o salir de un mercado, dado que no se requiere demasiado capital
para producir o vender el producto, los productos no requieren patentes y no poseen
ventajas competitivas en sus costos de producción, por lo que no les es fácil la disminución
de los precios por debajo del precio del mercado.

Hay libertad para que una industria o negocio se expanda o contraiga para ser más
competitivo, ajustándose a los cambios en los gustos del consumidor, la tecnología y la
oferta de recursos.
La competencia perfecta solo podría decirse que existe en algunos productos agrícolas, por lo
que puede considerarse como un modelo ideal, pero de gran utilidad para entender y poder
explicar muchos de los fenómenos económicos del mundo real, cuando los supuestos se
satisfacen aproximadamente.

Las demás estructuras de mercado que se apartan del modelo perfectamente competitivo
por lo que se les conoce como competencia imperfecta. Se presenta cuando cualquier
vendedor o comprador puede influir sobre los precios, por lo que se dice que tiene poder
sobre el mercado.

Monopolio

Es una estructura de mercado o forma de organización del mismo, en el que existe un solo
vendedor de un producto o servicio que no tiene sustitutos cercanos o donde la empresa es
la vendedora exclusiva de un producto o servicio.

Los monopolios se caracterizan por:

- Existencia de una sola firma o empresa dominando la oferta de productos de un sector


industrial.
- Inexistencia en el mercado de productos capaces de sustituir aquel producido por la
empresa monopolística.
- Inexistencia de competidores inmediatos por las barreras existentes para entrar, que
pueden ser económicas, técnicas o legales.

El monopolio representa la forma más clara de poder del mercado. El monopolista puede fijar
el precio de venta de sus artículos , sin embargo no tiene poder ilimitado en el mercado
puesto que se enfrenta a una competencia indirecta debido a la capacidad de compra de los
consumidores y con los demás productos similares y a su control y regulación por parte de
los gobiernos.

Los monopolios aparecen por:

- Una empresa puede controlar algo esencial que ninguna otra puede obtener por poseer una
patente que excluya a otras firmas de la producción del mismo artículo.
- Monopolio legal. Derechos exclusivos otorgados por el gobierno para el suministro de un
bien o servicio, pero queda sujeto en sus actividades al control del gobierno.
- Monopolio natural. Surge por ventajas de costo que puede ofrecer una empresa, con
rendimientos crecientes a escala que pueden operar sobre una gama suficientemente
amplia de productos, lo cual hace que ninguna otra esté en condiciones de competirle.
- Monopolio de coalición. Varios productores se unen para adelantar una operación única en
el mercado con el fin de elevar los precios.

Oligopolio

Es una situación de mercado en que unos pocos agentes económicos controlan la producción
y por ende, la oferta de mercado de un determinado bien o servicio. Por ser competencia
imperfecta, al igual que el monopolio y el duopolio ocasiona pérdidas sociales debido a que
se produce menos de lo socialmente óptimo y los consumidores deben pagar precios más
altos que los prevalecientes si se diera la competencia perfecta.

Debido a que hay pocas empresas, cada una de ellas se ve afectada por las decisiones de sus
rivales las cuales deben ser tenidas en cuenta para fijar el precio y el nivel de producción.
Las firmas de este mercado se vuelven prácticamente interdependientes Puede existir el
oligopolio puro en productos homogéneos o el oligopolio diferenciado cuando los productos
son similares o comparables pero no idénticos. Ejemplo: venta de automóviles,
electrodomésticos, gaseosas, cervezas, aluminio, cemento, etc.

Las características predominantes son:

- Pocas empresas dominan el mercado.


- Relativa libertad de precios y el control puede ser por acuerdo entre productores.
- Es difícil el ingreso de nuevas empresas.
- La competencia se prefiere hacer con calidad, servicio al cliente, diseño, publicidad y no a
través de la guerra de precios.

Competencia monopolística

Cuando existe algún grado de diferenciación del producto, recibe el nombre de competencia
monopolística.

Son estructuras de mercado donde hay un gran número de negocios competitivos que
producen artículos diferenciados , lo cual hace que la competencia no esté basada solo en los
precios, sino en otras características del producto o servicio como calidad, empaque,
atención personalizada, diseño, etc. por lo que sus acciones dependerían en última instancia,
de las reacciones de sus competidores.

Es una mezcla de competencia y monopolio, pero la disponibilidad de productos cercanos


limita en buena parte el poder monopolista de cada firma. Es la forma predominante en
nuestros mercados y principalmente de venta de productos y servicios “al por menor “,
ejemplo : bombas de gasolina, lavanderías, las diferentes marcas de jabones, de aceites y
margarinas , de productos de panadería, etc.

Cada compañía puede tener su propia patente o simplemente competir con productos
existentes puesto que las condiciones de apertura son relativamente fáciles, diferenciando su
producto de tal forma que crea un segmento propio de mercado que domina y procura
mantener, pero el consumidor tiene otros productos sustitutos por lo que no existe el
monopolio puro.

Tipos de mercados de demanda

Al igual que en los mercados de oferta, también en la demanda existen tres tipos de
estructuras básicas con las mismas características que se dan en cada una de las
e4structuras de los mercados de oferta, como:

Libre concurrencia o competencia

Muchos compradores o demandantes de un bien o servicio, por lo que ninguno de ellos


puede modificar el precio

Monopsonio

Un solo comprador o demandante de un bien o servicio, que le permite actuar como el


monopolista. Ejemplo, los productores de café de Colombia por lo general le venden su
producto únicamente a la Federación Nacional de Cafeteros a través de sus cooperativas de
caficultores.

Oligopsonio.

Pocos demandantes o compradores de un bien o servicio. Por ejemplo en Colombia el bagazo


de la caña de azúcar lo producen muchos ingenios y solo lo compran las pocas productoras
de papel del país,

Cómo resuelven los mercados los problemas económicos básicos

En el capitalismo, el sistema de mercado permite a través de la oferta y de la demanda


comunicar las necesidades de los consumidores y a las empresas y a través de ellas a los
productores o proveedores de recursos. Sin embargo, es realmente la competencia
combinada con la intervención del estado para algunos casos, la que obliga al sistema a dar
respuestas adecuadas a unos y otros, a adoptar técnicas de producción más eficientes y a
mantener los costos y precios en sus niveles más bajos.

La fuerza de la competencia controla o guía el interés propio, de tal manera que este
consigue en forma automática, y no intencional, lo que más le conviene a la sociedad, a lo
cual en 1776, Adam Smith, en su libro la riqueza de las Naciones denominó “La mano
Invisible”, la cual generaba el resultado económico óptimo al buscar los individuos su propio
beneficio.
Aunque los mercados están lejos de ser perfectos, han demostrado ser mecanismos eficaces
en la resolución de los problemas de el qué se produce, el cómo, el cuánto y el para quién se
produce. Las preferencias de los individuos que se expresan en el mercado influyen en la
fijación de los precios de los bienes, éstos precios sirven de guía para conocer las cantidades
que van a producirse de cada uno. Cuando el público demanda una mayor cantidad de un
bien, las empresas buscan ampliar sus beneficios produciendo una mayor cantidad y la
competencia las obliga a buscar el método más barato de producción para poder competir y
mantenerse en el mercado.

De otra parte, en épocas normales, el propio precio raciona las ofertas escasas. En los
períodos de escasez suben los precios del mercado frenando el excesivo consumo y
fomentando la producción; en los períodos de abundancia bajan, fomentando el consumo y
reduciendo los incentivos para producir.

Sin embargo, el mercado no consigue asignar en forma eficiente los bienes cuando hay
competencia imperfecta, la cual hace por ejemplo que los precios suban por encima del costo
y que las compras de los consumidores por efectos del precio se reduzcan hasta niveles
ineficientes, lo que genera niveles de desigualdad en la renta y en el consumo y una
distribución inequitativa de todos los bienes.

Para luchar contra esta situación, es necesaria la intervención del estado. En los últimos años
los gobiernos han tomado medidas para frenar el poder del monopolio , aprobando leyes
antimonopolio, regulando sus beneficios, o prohibiendo de algunas prácticas de los mismos ,
así mismo, el los gobiernos intervienen a través de la regulación de los precios , fija y
recauda impuestos por las rentas recibidas por la posesión de los diversos factores de
producción, regulan la oferta monetaria y las condiciones crediticias para fomentar el
crecimiento económico y la productividad y controlar la inflación y el desempleo de acuerdo
con las condiciones macroeconómicas de cada país .

Conclusión

La competencia es la fuerza reguladora de las economías capitalistas, nuestra economía pese


a ser una economía mixta en vía de desarrollo en la cual el gobierno tiene una fuerte
intervención, la globalización de los mercados que permitió la entrada a nuestro país de
grandes oligopolios , no permite que exista un mecanismo adecuado para regular los precios.

Si bien, la apertura de los mercados le permitió al país disponer de bienes con quizá una
mejor calidad y un mejor precio frente a los que ofrecía el país para ese entonces (1991), lo
cual trajo beneficios para el consumidor, también lo es que la poca capacidad de competir de
nuestras empresas, permite que sean los grandes productores los que terminan fijando todas
las condiciones al mercado.

Se presume que el gobierno al ampliar los mercados pretendía una mayor especialización en
el uso de los recursos , una competencia sana que obligara a nuestras empresas a
modernizarse para mejorar su capacidad competitiva, así mismo , intenta mejorar el
funcionamiento del sistema de mercados proporcionando un marco social y legal adecuado e
interviniendo para regular la competencia, modifica la distribución del ingreso mediante el
sistema de impuestos y transferencias , sin embargo, la soberanía de los grandes
productores se impone sobre los pequeños que tienen una menor capacidad productiva e
igualmente sobre el consumidor y, aunque el gobierno haya intentado diferentes formas de
regular el sistema de precios y mercados, existe y seguirá existiendo una desigualdad
considerable en la distribución del ingreso y por lo tanto en la distribución del ingreso total
entre las familias.

(Pág. 45)