Sie sind auf Seite 1von 7

Tema 6. Amós (760 a.C.): “La Justicia de Dios”.

Introducción

Ya hemos visto de manera cronológica los profetas Abdías (841 a.C.), Joel (830
a.C.) y Jonás (770 a.C.), y en ellos se ha destacado la misericordia del Señor
llamando tanto a judíos como a gentiles al arrepentimiento. Dios es tardo para la
ira y grande en misericordia. Pero, ¿acaso pasará el Señor por alto los pecados
del mundo? ¿Es que acaso Dios es solamente un Dios de amor que no pasará
juicio sobre sus criaturas?

Algunos profetas trataron de manera especial el tema de la justicia de Dios, y de


su justo juicio sobre todas las naciones, incluyendo a Israel y Judá. Ese es el
caso del profeta Amós.

I- El Contexto Histórico y Geográfico del Libro de Amós

 Según Amós 1:1 y 7:10 el profeta vivió para la época de Jeroboam II de


Israel del Norte (793 – 753 a.C.), y de Uzías rey de Judá (792 – 740 a.C.)
 Según Am.7:11 predijo la muerte de Jeroboam II a causa de la espada y
también predijo la posterior cautividad de Israel.
 El éxito comercial de Jeroboam II trajo riquezas y prosperidad de las que
Amós y Oseas hacen referencia. La Biblia dedica poco espacio a este rey.
 Amós profetiza contra 8 naciones aledañas a Israel: Siria, Filistea, Tiro,
Edom, Amón, Moab, y sobre la misma casa de Israel, tanto el reino del
sur (Judá) como el reino del norte (Israel).

II- Síntesis del Libro de Amós

A. Nombre del libro y autor.

El nombre del libro viene de su personaje principal, el profeta Amós. En la


introducción del libro (Am.1:1-2) incluye el nombre del autor, su ocupación, su
ciudad, su época, y el punto principal de su mensaje.

 Nombre: Amós, que significa “Carga”.


 Ocupación: Amós era pastor (1:1) y cultivador de higueras, y es muy
posible que cuidara ganado (según se deduce del término bōqēr,
“boyero”, en 7:14, que significa que “conduce bueyes”. Amós criaba
ovejas, pues se refiere a sí mismo como un nōqēd (1:1) es decir, un
pastor de una variedad de oveja pequeña y salpicada de manchitas,
llamada nōqōd. Además se ganaba la vida cultivando sicómoros, o sea,
higueras silvestres (šiqemim, 7:14), un árbol que al hacerle una incisión en
una fecha determinada exuda una cantidad de savia que al endurecerse
lo podían comer las clases más necesitadas, por su reducido costo.
 Ciudad: Amós era de Tecoa, ciudad de Judá (1:1), a 10 kms al sureste de
Belén.
 Época: El texto de Amós 1:1 da una fecha precisa para su misión de
predicación en Bet-el: “dos años antes del terremoto”, es decir, el
tremendo terremoto que se produjo durante el reinado de Uzías, que fue
recordado siglos después (ver Zacarías 14:5 “Huiréis de la manera que
huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías, rey de Judá”).
Aunque no es posible fijar la fecha exacta del terremoto, esta referencia
sirvió como un signo preliminar de parte de Dios. Lo afirmado en 1:1
también sirvió para indicar que el libro de Amós no fue publicado sino dos
años después de haber anunciado oralmente su mensaje.
 Por lo que expresa el profeta sobre sí mismo en la sección de Amós 7:10-
17 parece que viene de un contexto humilde, no educado
académicamente; también parece que viajaba mucho.

Cito a Gleason Archer comentando sobre el ministerio de Amós:


“Aparentemente era un concienzudo estudiante de los libros de Moisés, pues su
estilo muestra una fuerte influencia del Pentateuco. Sin embargo, nunca disfrutó
de las ventajas de una educación formal en una “escuela de profetas” como las
sostenidas por Samuel, Elías y Eliseo), ni fue jamás oficialmente ungido para su
ministerio profético. Al llamado de Dios, abandonó su hogar en Judea como un
mero laico para proclamar un hostil mensaje a la orgullosa capital del Reino del
Norte de Israel, sin contar con autorización eclesiástica alguna. Carente del
rango de un reconocido profeta, desafió el prejuicio de un público efrainita para
llevar adelante fielmente la comisión encomendada por Dios. Hombre de firmes
convicciones y voluntad de hierro, no pudo ser desviado de su propósito ni
siquiera por el más alto funcionario de la jerarquía samaritana.” 1

B. Fecha en que fue escrito.

 Amós profetizó en el tiempo de Uzías (Azarías) el 10 mo rey de Judá que


fue contemporáneo a Jeroboam II el 13mo rey de Israel.
 La fecha es el 760 a.C.
 Por lo tanto, Amós es contemporáneo de Jonás, de Oseas y de Isaías.

C. Tema Central

"El juicio inevitable de Dios por el pecado."

Amós profetizó sobre 8 naciones, y de manera especial sobre Israel del Norte. A
1
Archer, Gleason. Reseña Crítica de una Introducción al Antiguo Testamento. Editorial Portavoz, Grand
Rapids, Michigan, USA; revisión 1987, p.352.

2
cada una de ellas recuerda la causa del juicio “por el pecado sobre pecados”.

 Textos claves:
o 4:11-12 “Os trastorné como cuando Dios trastornó a Sodoma y a
Gomorra, y fuisteis como tizón escapado del fuego, mas no os
volvisteis a mí, dice Jehová. Por tanto, de esta manera te haré a ti,
oh Israel; y porque te he de hacer esto, prepárate para venir al
encuentro de tu Dios, oh Israel.”
o 5:24 “Pero corra el juicio como las aguas, y la justicia como
impetuoso arroyo”.
 Palabras claves:
o “Pecado” y “pecar” – aparece 12 veces
o “No revocaré su castigo” – aparece 8 veces.
 Importancia del libro:
o Muestra el que Dios no es solamente amor y misericordia, sino que
en su perfección El es justo, así que el libro nos advierte sobre el
juicio de Dios a todas las naciones y de manera especial muestra
el juicio de Dios sobre su pueblo Israel.
o Aquí vemos la imparcialidad de Dios, que no tendrá por inocente al
que es culpable.

D. Bosquejo y comentarios

I. Condenación de las naciones (Cap. 1 – 2)


A. Introducción (1:1-2)
B. Juicio sobre Damasco y los sirios (1:3)
 La frase “por tres pecados... y por el cuarto...” significa “pecado
sobre pecados”.
 Damasco tuvo crueles batallas contra Israel, en especial Galaad.
C. Juicio sobre Gaza y los filisteos (1:6-8)
 Los filisteos estuvieron todo el tiempo peleando contra Israel.
D. Juicio sobre Tiro (1:9-10)
 Esta ciudad fenicia rompió el pacto con Saúl y vendió israelitas
como esclavos.
E. Juicio sobre Edom (1:11-12)
 Abdías había profetizado contra ellos que Edom había traicionado
a su hermano Israel.
F. Juicio sobre Amón (1:13-15)
 Amón es descendiente de Lot (hija menor) y peleó cruelmente
contra Israel su hermano.
G. Juicio sobre Moab (2:1-3)
 Moab también desciende de Lot (hija mayor) y quemó al rey de
Edom.
H. Juicio sobre Judá (2:4-5)

3
 Judá abandonó la ley de Jehová y por eso es juzgada.
I. Juicio sobre Israel (2:6-16)
 Israel maltrató a los pobres (2:6)
 Pecó de incesto
 Pecó de ingratitud para con Dios
 Corrompió al justo (2:12)
II. Condenación de Israel (Cap. 3 – 6)
A. El gran privilegio de Israel significa gran castigo (3:2)
B. Condenado por el ceremonialismo (4:4)
C. Religión vacía (5:21-22)
D. La cautividad como último castigo (5:27; 6:7)
III. Cinco (5) visiones sobre el destino de Israel (7:1 – 9:10)
A. Visión de la plaga de langostas (7:1-3)
 Amós oró y Dios no la envió.
B. Visión de juicio por fuego (7:4-6)
 Amós oró y Dios no lo envió.
C. Visión de la plomada de albañil (7:7-9)
 Para probar su rectitud
 Israel no estaba recta
 No hubo más oración de Amós.

(Interludio. Encontronazo de Amós con Amasías) (7:10-17).


 Amasías, sacerdote de Bet-el, acusó a Amós delante del rey
Jeroboam II.
 Amós respondió que Dios lo había enviado a él.

D. Visión del canastillo de fruto de verano (8:1-14)


 Ilustración del corto tiempo hasta el juicio
 La razón del juicio: la codicia de los ricos (8:4-14).
E. Visión de Jehová sobre el altar (9:1-10)
 La destrucción del templo (de Betel) – Jehová el Juez de Israel.
 El trato de Israel será como las otras naciones que pecaron (9:7)
IV. El Reino de Dios (9:11-15)
A. “En aquel día” – El día de Jesucristo, cuando el Mesías venga como
segador, y ya no más como sembrador.
B. Prosperidad (9:13) Cristo vendrá a cosechar la buena cosecha.
C. La bendición plena para el Israel de Dios (9:14-15).

Comentarios:
 La frase “por tres pecados... y por el cuarto” significa que Dios estaba
juzgándolos por una lista de pecados. La frase equivale a decir “por pecados
sobre pecados”.

4
 Es interesante notar la gran cantidad de naciones que habían hecho mucho
daño a Israel a lo largo de la historia, como el caso de los filisteos y de los
edomitas, y cómo Dios había reservado su ira para enviar juicio en su tiempo.

E. Lecciones Aprendidas

1. Aunque sabemos que Dios es amor, es tardo para la ira y grande en


misericordia, también es JUSTO y no tendrá por inocente al que es
culpable.

El juicio de Dios es un tema que corre a lo largo de toda la Biblia. Los hombres
confunden la paciencia de Dios con la “impunidad”. Y como nuestro sistema
judicial terrenal muchas veces es deficiente, la gente se engaña pensando que
burlará a Dios. Dice Eclesiastés 8:11 que “por cuanto no se ejecuta sentencia
sobre la mala obra, el corazón de los hijos de los hombres está en ellos
dispuesto para hacer el mal”.

Como dice Pedro “el Señor no retarda su promesa según algunos la tienen por
tardanza sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno
perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor
vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande
estruendo, y los elementos ardiendo serán desechos, y la tierra y las obras que
en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser
desechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,
esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos,
encendiéndose, serán desechos, y los elementos, siendo quemados, se
fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra
nueva, en los cuales mora la justicia. Por lo cual, oh amados, estando en
espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e
irreprensibles, en paz. Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es
para salvación” (2Pe.3:9-15a)

2. El tiempo es corto, no en función de los años que faltan para el día de


Jesucristo, (tiempo que solo el Padre conoce), sino que es corto porque después
de la muerte viene el juicio (He.9:27). Solo tenemos una breve existencia sobre
esta tierra para que sea determinado dónde pasaremos la eternidad, en el cielo
o en el infierno.

3. Debemos estar preparados para el juicio de Dios, porque comienza por


la casa de Dios. Dice Pedro en 1Pe.4:17-19. “Porque es tiempo de que el juicio
comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el
fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?”

Por tanto, dice Amós, “porque te he de hacer esto, prepárate para venir al
encuentro con tu Dios, oh Israel”. (Am.4:13b).

5
Anexo 1. Contexto cronológico de Amós.

6
Anexo 2. Ciudades mencionadas por Amós.