You are on page 1of 1

4 siete días el nacional domingo 8 de abril de 2018

Susana Benko:  Álvaro Mata:  Mariela Provenzali: 


HOY en la web:// Mis recuerdos menudos
con Perán
Una memoria prodigiosa,
un archivo fundamental
En el laberinto de Perán

Dirección Nelson Rivera Investigación, Coordinación Editorial Graciela Yáñez Vicentini • Diseño y diagramaciónDavid González • Correo electrónicopapelliterario@el-nacional.com / @papeliterario

Víctor Guédez
HOMENAJE >> Perán Erminy (1929-2018) eventos de la plástica que acontecían

N Presencia, memoria
o queremos repetir lo que en la ciudad, pero también en otras
muchos han dicho respec- partes del país, incluidas las más re-
to a que Perán Erminy fue cónditas y de más complicado acceso.
un ser fecundo, inquie- Los medios para llegar no eran obs-
to, agudo, ingenioso, tenaz, rebel- táculos ni tampoco los inexistentes
de, generoso, humilde, colaborador, o precarios reconocimientos econó-
controversial, anarquista, peleador, micos. Pero igualmente, sabía com-

y trascendencia
transgresor, promotor, vehemente, partir en los espacios de teatro, o de
contestatario, locuaz, honesto y va- cine o de la literatura, sin descartar las
liente a lo largo de su vida. Pero tam- reuniones sociales del más variado es-
poco deseamos disimular ni desva- pectro. No deja de ser interesante que
lorizar esas características y menos disfrutaba y se sintonizaba con todos
podemos negar las contradicciones los ambientes que compartía con lo

de Perán Erminy
propias de alguien con un perfil tan cual vivenciaba aquella exclamación
plural. Sin duda, la coherencia de que reza: “Dios mío, hazme estar en
Perán Erminy procedía de la acepta- donde estoy”.
ción de las paradojas y se proyectaba El segundo rasgo que debemos re-
hacia la preservación de las parado- señar es el de su prodigiosa memoria
jas. En este sentido legitimaba las te- que, no en pocas ocasiones nos remi-
sis de Edgar Morin, en tanto que solo tía al Funes de Borges, así como al
podemos crecer y avanzar al alimen- concepto de pensamiento rizomático
tar y aprovechar nuestras propias El pasado 6 de marzo falleció Perán Erminy, pintor, curador, crítico de Deleuze/Guattari. En efecto, nues-
contradicciones.
En medio de esa actitud de no querer
de arte y de cine, investigador y profesor universitario. Fue parte tro amigo nos sorprendía, al tiempo
que nos agradaba y también nos an-
repetir sus características y de, al mis- del grupo El Techo de la Ballena, así como autor de numerosos gustiaba, porque en sus conferencias
mo tiempo no disimularlas, se produce improvisadas consumía casi la totali-
un umbral en donde pensamos ubicar- ensayos y textos críticos, publicados como libros o en catálogos dad del tiempo en pormenores de na-
nos para acercarnos a tres propieda- turaleza introductoria y en ideas de
des muy definidoras de nuestro queri- Perán Erminy / Vasco Szinetar ©
contextualización con lo cual demo-
do colega. Nos referimos al ejercicio de raba la llegada al núcleo central del
su consecuente presencia, al desplie- asunto. Esta peculiaridad, sin embar-
gue de su capacidad memoriosa, y fi- go, compensaba a la audiencia por la
nalmente, a la fecunda trascendencia riqueza y significación de sus explica-
de su legado. La presencia, la memoria ciones así como por la manera amena
y la trascendencia formaron parte de de sus disertaciones. La razón de esta
su vida y de su obra, en tanto que atra- peculiaridad era su enjundiosa y rizo-
vesaron su trayectoria personal y su mática memoria que se corporizaba
quehacer intelectual. En efecto, entre en un pensamiento vital y de acele-
sus vivencias y sus logros no se nota- rada versatilidad para establecer re-
ron desarticulaciones porque era un laciones. En su cabeza, cada idea se
hombre transparente: siempre espon- multiplicaba en brotes que se exten-
táneo y sincero sin descartar ni siquie- dían tanto en su expansión como en
ra la impronta de sus intervenciones su profundidad. Le costaba llegar a
y opiniones que no en pocas ocasiones la almendra porque la concha siem-
lo sorprendían a él mismo. Dejó que su pre estaba tramada y entreverada por
conducta hablara permanentemente datos que se enraizaban en significa-
de él y que sus palabras corroboraran ciones de análoga importancia. En su
su conducta. caso las dinámicas de lo múltiple y de
Cuando aludimos a su consecuente lo generativo, en lugar de ser especu-
presencia nos referimos a que él se en- lación complementaria, eran apor-
contraba en todos los sitios en los cua- tación significativa que le permitían
les era requerido y en todos los lugares disfrutar más el camino que la llega-
en los cuales su influencia encontraba da al igual que lo regocijaban por de-
resonancia. Perán Erminy, en cierta mostrar que Dios está en los detalles.
forma, encarnaba la aseveración de Y lo determinante en el ejercicio de
Octavio Paz, según la cual los poetas, esta peculiaridad fue que –y pido ex-
los artistas y los creadores saben lo cusas por el retruécano– él siempre
que significa “el manantial de presen- tenía la inteligencia para afrontar in-
cias”. En su caso, este “manantial de teligentemente las urdimbres y los
presencias” no era solo el ejercicio de nudos de su propia inteligencia.
un presente en donde se conjugaban Dejó que su conducta hablara permanentemente
todos los tiempos, sino que más bien *La versión completa de este texto
representaba la vocación de una om- de él y que sus palabras corroboraran está disponible en la sección de
nipresencia solidaria y estimulante.
Por eso, lo encontrábamos en todos los su conducta” Papel Literario en el-nacional.com

retrato >> ranza a nuevos valores de la plásti-


ca nacional, sobre todo del interior,

Perán Erminy: Una luz así, debido a los escasos recursos


Bélgica Rodríguez
económicos de las instituciones in-

P
erán fue el adentro y el afue- vitantes y los propios, no tomaba un
ra de un imaginario univer- avión, hizo del autobús el transporte

siempre encendida
sal que muy bien conocía y ideal para llegar a muchos rincones,
pormenorizaba a partir de a veces bastante apartados, de la geo-
una sabiduría enciclopédica, de rea- grafía del país. No faltó a las expo-
lidades e irrealidades, de verdades, siciones de artistas mayores y jóve-
de proyectos realizados y no realiza- nes, su presencia infundía respeto y
dos, de amigos, alumnos, colegas y agradecimiento.
otros, siempre respetado y querido de culturas, de diatribas ideológicas, Pensamientos vigentes en el presen- No puedo finalizar sin recordar al
en pasado y en futuro. Perteneció a y paradójicamente, de concepciones te de su tiempo histórico recorrido Perán “sindicalista aguerrido” en las
un tiempo que nunca se detuvo. En distintas de mundos iguales. El su- por caminos inéditos. Vital en su in- muchas reuniones de AICA Venezue-
su largo recorrido trajinando una in- yo fue un macro universo aceptado telecto, concluyente en la expresión la que realizamos a finales de los años
tensa vida, se hizo propietario del co- e integrado a partir de la fuerza de la oral, fuerza en los argumentos: todo ochenta, junto a Rafael Pineda, Ro-
nocimiento profundo de la historia palabra, de la “gloriosa palabra in- pudo expresarlo con el talante de una bles Piquer (RAS), Roberto Monte-
moderna y contemporánea de la cul- teligente” que todo lo concluye para cosmovisión universal del mundo y ro Castro y yo, para que el país al fin
tura, del arte, del hombre social; co- colocarse como signo conflictivo, a el Ser. considerara la crítica de arte como
nocimiento que cada día, satisfecho, la vez conciliatorio de pensamientos eterno enamorado de Con respeto Perán nombró las co- una profesión propia de las ciencias
entregaba con la generosidad y bon- distintos. No fue Perán el “opositor” sas y los temas por su nombre. Hom- sociales, digna de tener honorarios
dad (y también paciencia) del eterno retórico a los dislates de presentes la vida, la suya bre plural, versátil, enamorado apa- profesionales por su trabajo, batalla
educador, del eterno enamorado de culturales. Su coherencia fue tanto sionado de la actividad docente, de que ganamos desde esos años.
la vida, la suya y la del otro. en la palabra escrita como en la ora-
y la del otro” la promoción cultural, del análisis Por todas sus muchas facetas, Pe-
El espejo trascendente en el que lidad enciclopédica manifiesta en el cinematográfico. Dispuesto siempre rán Erminy “plural e inclusivo”, no
puede interrogarse, uno se mira y análisis y reflexiones de lo leído, de a resarcir la emblemática orfandad podrá ser olvidado por la historia
reconoce receptor de la generosa en- lo visto, de lo oído, todo aumentado cultural de nuestro país, cada vez se cultural de Venezuela. Esperemos
trega del hombre sabio que conoce de con una inteligencia ética y estética hizo más radical en la necesidad de que en la oscuridad del presente, no
tradiciones y rupturas, de encuentro autónoma de pensamientos ajenos. difundir el saber, en infundir espe- desaparezcanlasbibliotecasdelpaís.