Sie sind auf Seite 1von 16

Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

“AÑO DEL DIÁLOGO Y LA


RECONCILIACIÓN
NACIONAL”

 CURSO: Taller de apreciación.

 PROFESOR: Manuel Rijalba.

 TRABAJO DE EXPOSICIÓN: Literatura Peruana y


Quechua.

 INTEGRANTES:

-Guerrero Tejada, Marcia.


-Mauricio Pintado, Adriana.
-Paiva Silupú, Daysi.
-Córdova Cruz, María Fransheska.
-Chamba Campos, Neyser.
-Antón Tasara, Carlo.
-Hidalgo Girón, Paul.

 FECHA DE EXPOSICIÓN: Grupo 01(15-05-2018)

1
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

ÍNDICE

Introducción ...................................................................................................... 3
Agradecimiento ................................................................................................ 4
Objetivo del trabajo .......................................................................................... 5
El Romanticismo .............................................................................................. 6
Características ................................................................................................. 6
Representantes ................................................................................................ 7
Romanticismo Español ..................................................................................... 8
Costumbrismo Literario .................................................................................... 12
Definiciones ...................................................................................................... 12
Los cuadros de costumbre ............................................................................... 12
Origen del Costumbrismo ................................................................................. 13
Autores Costumbristas ..................................................................................... 14

2
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

INTRODUCCIÓN

El romanticismo nació en Europa y fue la corriente literaria y cultural y su característica


fundamental es la ruptura con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas
estereotipadas. La libertad auténtica es su búsqueda constante, por eso su rasgo
revolucionario es incuestionable.

Debido a que el Romanticismo es una manera de sentir y concebir la naturaleza, así


como a la vida y al hombre mismo, es que se presenta de manera distinta y particular
en cada país donde se desarrolla, e incluso dentro de una misma nación, se manifiestan
distintas tendencias, proyectándose ello también en todas las artes.

El costumbrismo por su parte, nació en Francia y se expande de España a


Latinoamérica a mediados del siglo XIX y es una composición que retrata las
costumbres populares de un país o una región, representado por Honoré de Balzac en
su Comedia humana.

Tanto ambas corrientes forman parte importante de la Literatura Universal como así
como sus representantes, de los cuales hablamos en este trabajo.

3
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

AGRADECIMIENTO

A nuestros padres, por su apoyo,


a nuestros maestros, por encaminarnos.

4
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

OBJETIVO DEL TRABAJO:

El presente trabajo tratará de exponer los temas del Romanticismos y del


Costumbrismo como corrientes literarias, y a sus más logrados
exponentes, de manera concisa y práctica para su mayor comprensión, y
ser de lectura amena para los lectores de la presente.

5
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

EL ROMANTICISMO

El Romanticismo fue una corriente literaria que surgió en Alemania hacia fines
del siglo XVIII como una reacción contra el carácter frío y racional del
Neoclasicismo. Este movimiento se difundió por toda Europa durante la primera
mitad del siglo XIX.

CARACTERÍSTICAS

a. Predominio del sentimiento sobre la razón.

b. Búsqueda de libertad en la creación literaria; nada de reglas clásicas que


traben la inspiración.

c. Exaltación del yo personal, de sus pasiones, sus angustias, sus emociones.

d. Predilección por los temas de la época medieval, la época formativa de las


naciones europeas.

e. Revaloración del espíritu nacionalista y de las tradiciones locales.

f. Las obras revelan un profundo subjetivismo.

g. Los temas preferidos son el amor, el culto a la amada, la naturaleza, el


pasado; que se expresan con un desborde de imaginación y fantasía.

6
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

REPRESENTANTES

Alemania
 Johann W. Goethe: “Fausto”
 Novalis: “Himnos de la noche”
 Federico Schiller: “Los bandidos”, “Guillermo Tell”

España
 Gustavo A. Bécquer: “Rimas” “Leyendas”
 José de Espronceda: “El estudiante de Salamanca”
 José Zorrilla y del Moral: “Don Juan Tenorio”

Inglaterra
 Lord Byron: “ La Peregrinación de Childe Harold”
 Walter Scott: “Ivanhoe”
 Percy Bysshe Shelley: “Alastor”

Francia
 Víctor Hugo: “Los miserables”
 Alejandro Dumas: “El Conde de Montecristo”
 Alfonso Lamartine: “Meditaciones”
 Francisco Renato, vizconde de Chateubriand: “Atala”

7
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

EL ROMANTICISMO ESPAÑOL

Gustavo Adolfo Bécquer

Nace en Sevilla en 1836. Sus verdaderos apellidos eran españoles: Domínguez


Bastida, pero él firmaba siempre como el de sus antepasados; unos holandeses
llegados a Sevilla en el siglo XVII. Quedó huérfano desde pequeño y estuvo al
cuidado de su madrina quien lo inicia en la lectura de los poetas románticos. Se
establece en Madrid en donde inicia su verdadera carrera literaria.
Estuvo casado con Casta Esteban Navarro, pero su verdadero amor fue Julia
Espín, a quien dedica sus poemas. Muere en 1870 víctima de la tuberculosis en
Zaragoza.

Romántico tardío: Su romanticismo difiere del de Espronceda y Zorrilla. No es


ardiente y combativo como el primero no trovadoresco como el segundo.
Bécquer es un poeta esencialmente lírico y su poesía tiene el encanto de la
íntima dulzura de lo que nace espontáneamente del corazón. Fue romántico,
pero del romanticismo tomó solo lo esencial y dejó lo falso, lo exterior, lo
exagerado. Su vida fue breve y dolorosa, sin aventuras ni alegrías. Romántico
puro, vivió y sintió su poesía antes de escribirla. Bécquer, históricamente
considerado, es un romántico tardío un postromántico, porque su obra aparece
cronológicamente cuando ya el Romanticismo declinaba.

Bécquer es uno de los poetas más representativos de su época, de honda


personalidad inaugura una poesía sin precedentes en la Literatura Española. Es
un poeta esencialmente lírico con un tono íntimo. Pertenece a la corriente
romántica, pero de ella sólo tomó la esencial, dejando lo falso, lo exterior, lo
exagerado. Fue sobre todo un poeta. Su obra literaria es escasa, vivió alejado
del ambiente literario “oficial de España escribiendo sus versos y frases que
aparecieron en diarios y revistas donde colaboraba dentro del periodismo. Su
muerte pasó inadvertida y sólo al año siguiente de su muerte cuando se publicó

8
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

en dos tornos “Rimas y leyendas y fantasías”, gracias a la colaboración de


algunos amigos, el público lo consagró como un gran poeta.

Su obra se puede dividir en tres grupos:


a) Rimas
b) Leyendas y fantasías
c) Otras obras.

Rimas
Las escribió entre 1860-1861, son en total setenta y seis, aunque luego se han
agregado otros publicados en diarios y revistas. Las Rimas, son composiciones
breves, algunas de cuatro versos, en los que el poeta expresa su inquietud, sus
sueños, amargura y dolor. El contenido temático puede dividirse así:
a) Las primeras rimas se refieren a la poesía como destino y expresión del
poeta.
b) Rimas de amor, historia de una frustrada pasión, en lo que los bellos y
dulces momentos primeros, suceden la duda, los celos, el amargo dolor
de quien ve derrumbados sus sueños.

Características de su obra:
1) Poeta de la intimidad, vivió su poesía, de tono sincero, a través de él
hablará el corazón.
2) Concepción y presencia constante del amor y la mujer como fuente de
inspiración.
3) Presencia de paisaje, sin escenarios sino como descripción romántica de
la naturaleza.
4) Presencia métrica de versos hexasílabos y heptasílabos fáciles al símil y
en la enumeración.
5) Rima generalmente asonante.

9
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

Leyendas y fantasías

Están escritas en prosa con asuntos de la tradición popular. Son dieciocho


leyendas en total, entre las más conocidas tenemos “La ajorca de oro” “El rayo
de luna” “El miserere” “Los ojos verdes” “La venta de los gatos”. Aborda asuntos
tomados de la tradición popular, tiene influencia de Zorrila y de Holfman.

Otras obras

Las “Cartas desde mi celda” escritos en el monasterio de Veruela y publicados


en uno de los diarios donde colaboraba, en total son nueve cartas.
Acerca de la Poesía

Gustavo Adolfo Bécquer, poeta esencial, se plantea en varios momentos de su


obra el problema de qué cosa era, en esencia la poesía. Suelen citarse, a este
efecto, las palabras insuperables de su prólogo al libro “La Sociedad de Augusto
Ferrán” “Hay una poesía magnífica y sonora; una poesía hija de la meditación y
del arte, que se engalana en todas las pompas de la lengua que se mueve con
una cadenciosa majestad, habla a la imaginación completa de sus cuadros y la
conduce a su antojo por un sendero desconocido, sucediéndola con su armonía
y hermosura. Hay otra natural breve, seca, que brota del alma como una chispa
eléctrica que hiere el sentimiento con una palabra y huye, y desnuda de artificio,
desembarazada dentro de una forma libre, despierta, con una que las toca, las
mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía... La una es el fruto
divino de la unión del arte y de la fantasía. La otra es la centella inflamada que
brota del choque del sentimiento y la pasión.

Bécquer describe aquí, certeramente, la poesía de base formal que se produce


desde el Renacimiento para oponerle a la manera honda, puramente sentida,
expresión desnuda de su intimidad espiritual. En una palabra: se contrapone aquí
la poesía, concebida a la manera aristotélica, como un mimesis, como una
imitación en la que cuenta el arte, a la poesía que se produce en el espíritu del
lírico como una misteriosa embriaguez, o como dicen los románticos, por una

10
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

inspiración; entonces el poeta siente “un himno gigante y extraño” inexpresable


en un lenguaje que no sea “con palabras que fueran a un tiempo suspiros y risas,
colores y notas”. La dificultad de que el poeta exprese su mundo interior es tanta
como la de reducir la inspiración a la razón. “Tan sólo el genio puede a un yugo
atar las dos”, exclama el poeta. Su placer -y su angustiase cifran en esta
reducción de lo inefable a lo verbal, la poesía se encuentra en el espectáculo de
la naturaleza, en la presencia del misterio, en la lucha entre el sentimiento y la
razón y, finalmente, en el amor.

RIMA LIII

Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar, y otra vez con
el ala a sus cristales jugando llamarán. Pero aquellas que el vuelo refrenaban tu
hermosura y mi dicha a contemplar, aquellas que aprendieron nuestros
nombres... ¡esas... no volverán! Volverán las tupidas madreselvas de tu jardín
las tapias a escalar, y otra vez a la tarde aún más hermosas sus flores se abrirán.
Pero aquellas, cuajadas de rocío cuyas gotas mirábamos temblar y caer como
lágrimas del día... ¡esas... no volverán! Volverán del amor en tus oídos las
palabras ardientes a sonar; tu corazón de su profundo sueño tal vez despertará.
Pero mudo y absorto y de rodillas como se adora a Dios ante su altar, como yo
te he querido...; desengáñate, ¡así... no te querrán!

RIMA XXXVIII

Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar. Dime,
mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú adónde va?

RIMA XXIII

Por una mirada, un mundo;


por una sonrisa, un cielo;
por un beso… ¡yo no sé
que te diera por un beso!

11
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

COSTUMBRISMO LITERARIO

Género pictórico y literario que pone especial atención en la representación de


las costumbres típicas de un país o región. El costumbrismo es una corriente
literaria del Siglo XIX de carácter romántico que se manifestaba en periódicos y
revistas. Se escribe en prosa y observa las “costumbres” (de ahí su nombre) y
tipismo de su sociedad. También puede considerarse la prosa del romanticismo,
pero será precursor del realismo.

Definiciones
Según Raquel Chang-Rodríguez y Malva E. Filer, el costumbrismo es una
tendencia o género literario que se caracteriza por el retrato e interpretación de
las costumbres y tipos del país. La descripción que resulta es conocida como
"cuadro de costumbres" si retrata una escena típica, o "artículo de costumbres"
si describe con tono humorístico y satírico algún aspecto de la vida.

Según José Jesús Bustos Tovar, (1985). Diccionario de literatura universal.


Madrid: El costumbrismo literario consiste en reflejar los usos y costumbres
sociales sin analizarlos ni interpretarlos, ya que de ese modo se entraría en el
realismo literario, con el que se halla directamente relacionado. Así, se limita a
la descripción, casi pictórica, de lo más externo de la vida cotidiana. Por lo
general se da en prosa más que en verso, lo cual no quiere decir que sea
privativo, el género teatral ha dado grandes obras costumbristas.

Concepto: los cuadros de costumbre

Obra literaria donde se pone de manifiesto el costumbrismo literario

Según Orlando Gómez Gil, los cuadros de costumbres, llamados también


artículos de costumbres son bocetos cortos en los que se pintan costumbres,
usos, hábitos, tipos característicos o representativos de la sociedad, paisaje,
diversiones y hasta animales, unas veces con el ánimo de divertir (cuadros

12
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

amenos) y otras con marcada intención de crítica social y de indicar reformas


con dimensión moralizadora.

El artículo de “costumbre” es uno de los géneros más ampliamente leídos en el


Mundo Hispánico, al parecer porque interpretan raíces hondas de la raza y
corresponden al gusto por estos estudios de la realidad circundante. Son
características de los cuadros de costumbres: acendrado localismo en sus tipos
y lengua, color local, énfasis en el enfoque de lo pintoresco y representativo,
popularismo, sátira y crítica social, con intención de reforma, infiltración del tema
político-social, reproducción casi fotográfica de la realidad con escenas a veces
muy crudas y vocabulario rudo y hasta grosero, colorido, plasticidad. Constituye
el costumbrismo el punto de partida para el realismo y el naturalismo que
vendrían después. El cuadro costumbrista nació indisolublemente ligado al
periodismo, quizás por su carácter popular y su anhelo de resaltar costumbres
contemporáneas.

Origen del costumbrismo

Surge por los continuos cambios en la sociedad de principios del Siglo XIX,
consiste en la descripción de objetos, tipos, diversiones, personas, costumbres.
etc... Siempre típicas.

Como género literario específico, alcanza vida plena en la literatura española del
siglo XIX, pero sus antecedentes tradicionales podrían buscarse en ciertos
autores del Siglo XVII (Santos, Zabaleta, etc.) y del Siglo XVIII (Torres Villarroel,
Clavijo, Cadalso, Mercadal) o en aquellos autores dramáticos de este tiempo
que, como Ramón de la Cruz o González del Castillo, reflejan en sus obras el
color típico de ciudades o regiones determinadas.

Procede, directamente, del movimiento romántico Romanticismo, en lo que éste


tuvo de exaltación de lo típico. Es, además, un género moderno, tanto por el
interés de autores y público como por los vehículos de expresión utilizados, pues
la mayor parte de los costumbristas se manifestaron por medio de los periódicos
y se dirigieron a todo el público. Las grandes remociones sociales reclaman la

13
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

atención del costumbrista que puede llegar, observándolas, a consideraciones


más hondas que la mera descripción y en ese caso su arte puede lindar con el
ensayo de tipo inglés moderno o bien puede quedarse en un género más.
La estructura del «cuadro de costumbres» es, como dice Correa Calderón, «de
una extraordinaria elasticidad y variedad», debido a su profusión y no puede
cómodamente circunscribirse. Muchos de estos cuadros y escenas podrían hoy
considerarse reportajes e incluso encuestas de tipo folklorístico, pero en todas
ellas hay intencionalidad, afán de sorprender, de captar algo que se tiene
conciencia de que es cambiable y efímero, todo ello dentro del vasto panorama
del siglo pasado.

No obstante su adscripción a esta época, la revisión cada vez más concienzuda


de la literatura decimonónica ha puesto de relieve la importancia del género,
destacando en él dos aportaciones fundamentales. La primera documental e
histórica: los costumbristas presentan fragmentos de vida urbana o rural. La
segunda, artística y de enorme valor. Porque, desde dentro del costumbrismo se
asiste al nacimiento de otro género de más amplitud, la novelamoderna, cuyo
vestíbulo, como ha señalado la crítica, es el realismo que los costumbristas
aportan.

AUTORES COSTUMBRISTAS

Cuadro donde se refleja la corriente literaria

Los autores más representativos de esta corriente son: Larra (su pseudónimo:
Fígaro) con sus artículos y cuadrosdescriptivos en la “Revista Cartas Españolas”
y Fernán Caballero (pseudónimo de Cecilia Bölh de Faber) con sus novelas de
costumbres y Pereda y Alarcón.

Mariano José de Larra era madrileño, tuvo una vida muy agitada, emigró a
Francia por razones políticas (era liberal) y tras la separación de su mujer se
suicidó a los 28 años. Escribía bajo el pseudónimo de Fígaro, para protegerse
de la represión política sobre sus escritos, y publicó gran número de artículos
periodísticos: su estilo es crítico, patriótico y satírico. Observa con ironía el

14
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

retraso y los defectos de la sociedad en la que vive, pero lo observa desde el


dolor de quien quisiera que fuera de otra manera.

Sus artículos más importantes son “Casarse pronto y mal”, lo que le pasó a él,
“El castellano viejo”, una crítica al tradicionalismo, y “Vuelva a usted mañana”,
en el que critica el funcionamiento burocrático. Está considerado como un
periodista referencial por su aguda visión crítica y su independencia. Es
lamentablemente asombrosa la vigencia de gran parte de sus observaciones
acerca de la sociedad española.

Algunos autores consideran el más antiguo costumbrista del Siglo XIX a


Sebastián Miñano y Bedoya (1779-1845) por sus “Lamentos de un pobrecito
holgazán” (1820), "Cartas del madrileño" y "Don Justo Balanza", pero, según
Lomba, no es propiamente costumbrista, sino escritor político.

En los periódicos de las primeras décadas del Siglo XIX, tan importantes para
descubrir las primicias literarias de la época, se encuentran los primeros artículos
de costumbres. Ingenios oscuros intentaron el bosquejo de la sociedad
contemporánea, utilizando apropiados seudónimos (El Observador, El Mirón) o
anónimos. En estos primeros autores destacan «un espíritu de curiosidad
acogedor y benévolo, que busca cierta trascendencia entre recreativa y
científica» (Lomba).

Los considerados universalmente como costumbristas mayores son Serafín


Estébanez Calderón (1799-1867), Ramón de Mesonero Romanos y Mariano
José de Larra. El primero, vuelto hacia lo pasado, a la España genuina y
pintoresca, preferentemente regional. Cronista el segundo de su Madrid natal,
su atención no se dirige a una clase social, sino que abarca todas, aunque
principalmente la suya, la clase media. El tercero se escapa del trío, porque,
como con acierto destaca Lomba, es «Costumbrista sólo en la forma, en el fondo,
político y psicólogo».

Costumbristas menores. Después del trío Mesonero, Estébanez y Larra, se llama


costumbristas menores a todos los cultivadores del género, aunque algunos

15
Corrientes literarias del costumbrismo y el romanticismo

hayan destacado en otros aspectos de las letras. Las vinculaciones a los


periódicos y revistas continúan. Así, Antonio María Segovia, El Estudiante, y
Santos López Pelegrín.

En el Siglo XX el costumbrismo no desaparece. En primer lugar, porque lo siguen


cultivando muchos autores rezagados, provincianos, anclados a regiones de
tradición costumbrista, como Andalucía, o en el plano madrileño, casticista. En
segundo lugar, porque otras zonas que se incorporan a la literatura, como
Castilla, descubierta por la generación del 98, reclaman nueva atención. Por
último, la masa, los perfiles sociales de las ciudades o los campospueden venir
a reflejarse en pergeños costumbristas, aparentemente casi idénticos a los del
siglo anterior, en el fondo, muy distintos.

16