Sie sind auf Seite 1von 128

--

javier corrales • michael penfold

Un dragon
1* en ci trornco.2.

1 i*
t
1F4•
p

4
h LA HOJA DEL NORTE

I
agradecimientos

Diversas instiruciones c individuos hicieron posibie Ia pre—


paraciOn de este libro y contribuyeron a fortalecer nuestras
destrezas como investigadores y escritores. Mauricio Car
denas, del Brookings Institution, acogiO ci proyecto dcs
de ci inicio. Su cuidadosa revisiOn y sus comentarios a los
primeros borradores fucron fuente de inspiraciOn y apor
taron ideas originales. Su ofrecimiento de auspiciar una
incubadon de libros en Brooldngs, fue nada menos que
un magnifico obsequio; nos permitiO acudir a Ia valiosa
retroalimentaciOn de especialistas de ciase mundial, tales
Cynthia Arnson, Miriam Kornblirh, Abe Lowen
thai, Mejandro Grisanri, Fidel Jaramiiio, David Myers,
Moises Naim y Michael Shifter. En diferentes momentos,
a medida que adelantabamos ci libro, también recibimos
1. edicuso en La [luja dci Nurte: 2012
l’thiIn original: Dragon in the tropics comentarios igualmente generosos de otros colegas: Fran
Tradueciris: Michael l’enfoId y Floury Gninev Samper cisco Rodriguez, Boris Munoz, Ricardo Hausmann, Ma
Qpedan rigurosamenie prnhihidas, sin Ia auu,rizacidu’ escrita de Ins rin’Iares del copyright, hajo las ria Victoria Murillo, Enrique Ochoa Reza, Jon Eastwood,
sanciones establecidas en las ‘eyes, Ia reprsxliiennn meal o paitial do eats obra 1)or cualquicr metlin
o procediniieisio, cisinprendidos Ia reprografia y ci stalainientu informatico, y is Wstribucion do
Larry Diamond, Virginia Lopez, Kurt Weyland, Steve
ejeinpiares do ella snesliapite aiquiler 0 prestainn publiro. Levitsky, Christopher Chambers-Ju, Maxwell Cameron,
© B rssokangs I issii 5w ion, 2010 Anibal Romero, Michiel Baud, Barbara Hogenhoom,
© Dc is presenic edicioss, Cvngsslar Asess,ria 357, CA. 2012 Sergio Dahbar y Daniel Ahschuler.
DJas’ier Corrales v Nlicisaci J’cisjbld
Amherst College, a lo largo de los aflos, ha proporcionado
Deposito legal: Ifi 90201111003853
ISBN:978-980-7212-I1-3
amplios recursos para nuestra investigación sobre Vene
zuela, El Fondo de Investigaciones dcl Instituto de Estu—
Coneccisin do pruelsas: Alberto Mart1uez
I supreso en Editi,riai N ielvin, CA. dios Superiores de Administracion (IESA), en Caracas,
impreso en Vessezuela (Printed in UnezswLs)

L
nos suministrO valioso apoyo financiero pan terminar
de redactar la obra. Adriana Arreaza, Raman Espinasa,
Maikel Bello y AsdrCbai Oliveros aportaron datos invalo
rabies sobre ci petrOleo, la pobreza y Ia economfa. Carlos
Sabatino, Tara Shabahang, Mariana Urbina, Mejandro
Caceres, Luis Pulgar, Ricardo Suarez, Daniel Mogollon y
John Yarchoan, todos ellos excelentes estudiantes, ofrecie—
ron su valioso apoyo investigativo. Henry Oómez Samper
cumpliO Ia labor editorial y de revisiOn minuciosa del ma
nuscrito. Y estamos agradecidos con Andy Anderson por
su ayuda en ci diseño del mapa del capitulo 5. Durante los No sirve dejarfuera de tus planes
quince afios de nuestra investigaciOn sobre Venezuela nos a un dragon vivo,
Si en verdad resides
han apoyado muchas otras instituciones: el Centro Carter, cerca de uno.
ci Centro de Investigacion sobre America Latina (CE
DLA) de Ia Universidad de Amsterdam, Ia Universidad de J. 1?. R. T0LKIEN
Columbia, Ia FundaciOn Fulbright, el Instituto Sociedad
Abierta, Ia Escuela de Gobierno de Ia Universidad de los
Andes (Bogota), la Universidad del Sur de California y Ia
FundaciOn Tinker. Asimismo, agradecemos a los colegas
con quienes hemos preparado conjuntamente trabajos, ca
pitulos y libros sobre Venezuela: Imelda Cisneros, Rosa
Amelia Gonzalez, Manuel Hidaigo, Francisco IVionaldi,
Richard Obuchi, Daniel Ortega, Roberto Vainrub y Car-
los Romero. Sin ci apoyo de estos amigos e instituciones,
este libro habria permanecido en nuestra mente como una
colecciOn de ideas inconclusas.
Por ukimo, queremos hacer menciOn de la ayuda recibida
del personal de Brookings Institution Press, quc colabora
ron estrechamente con nosotros a fin de presentar Ia obra
aI mundo.

I
1
jntroducción. Ia revolucion chavista
en perspectiva

Este libro se enfoca en una de Las transformaciones politicas


más dramáticas e inesperadas de Ia politica contemporánea la—
tinoamericana. El presidente Hugo Chavez Frias liegO al podcr
democráticamente en 1998 y fue reelegido en 2000 y 2006 y
gracias a unos ingresos petroleros espectaculares asI como a un
amplio apoyo electoral, transformO una democracia fragil, pero
piuralista, en un regimen hIbrido. Los regimenes hIbridos son
sistemas politicos donde ci mecanismo para determinar ci ac
ceso a cargos del Estado combina prácticas tanto democráticas
como autocráticas: existen libertades, y a Ia oposiciOn se Ic per-
mite competir en elecciones; pero ci sistema de frenos y contra—
pesos se torna inoperante permitiendo un dominio absoluto del
poder ejecutivo. fvIás precisamente, tales sistemas presentan las
siguientes caracteristicas’:
• Raras veces se celebran negociaciones entre ci gobierno
y las fucrzas de oposicián.
• Seguidores incondicionales del gobierno se colocan en
cargos oficiaies del más alto nivel, tales como las cor—
tes, de forma que terminan debilitando el sistema de
contrapesos.
• El Estado se proponc socavar activamente in autono
mia de las inscituciones civicas.

Ii

I
• La Icy se aplica principalmente pant penalizr a los cI chavismo, tCrmino que usualmente se refiere a las metas y
opositores y dificilmente sancionar al gobierno. metodos del sistema politico de Chavez, manifiesta tres rasgos
• El mandatario puede cambiar y pasar por alto la cons— adicionales que lo distinguen de otros regimenes hfbridos de
tituciOn. America Latina.
• El campo electoral es disparejo yei partido gobernante Primero, hay una evidente inclinaciOn militar, más marta
hace uso de artimañas que sistemáticarnente Ic son ne— da aun a Ia que hubo en el gobierno de Fujimori. Los militares
gadas a la oposiciOn. están presentes en el gabinete ejecutivo, en ci manejo de cada
vez más empresas del Estado, yen la administraciOn de progra
Sin lugar a dudas, el surgirniento de un regimen hibrido mas gubernamentales en las regiones. El chavismo echO para
en Venezuela partid de un significativo soporte electoral. Bajo atrás la tendencia observada en America Latina hasta fines de
Chavez se ha celebrado un sinfin de elecciones, trece en total los años noventa, de contener, antes que expandir, el papel de
hasta septiembre de 2010, resultando ganador ci chavismo en los militares en el gobierno y en el gasto destinado a rubros aje—
todas salvo uno de los comicios. Tan amplio uso de elecciones nos a Ia seguridad nacional.
es sin duda impresionante —lo que muchos consideran como Segundo, en términos de politica econOmica, el gobierno
una prueba de vitalidad democrática, no obstante el hecho de es fuertemente estatista. Más allá del ofrecimiento de amplios
que las instituciones han sido abiertamente manipuladas. Esta estimulos fiscales e importaciones baratas, el Estado hace poco
supremacia electoral ha sido utilizada por el presidente para por promover Ia inversiOn privada e impone uno de los sistemas
justificar la concentración de poderes institucionales y hasta Ia regulatorios más severos del mundo. El control del Estado se
eliminacion de limites a Ia duraciOn del cargo. Como resukado, ha expandido a una variada gama de industrias, que van desde
Ia RevoluciOn Bolivariana de Chavez ha reducido Ia rendicion Ia electricidad y las telecomunicaciones hasta sectores ordina—
de cuentas, limitado Ia akernancia del gobierno y expandido rios, como ci cemento y los hoteles. Las expropiaciones se ban
los poderes dcl ejecutivo más allá de casi cualquier otro sistema extendido de un punado de lotes abandonados, a industrias re
electoral latinoamericano. levantes y altamente rentables.
Lo anterior es tipico de una “autocracia electoral”, término Tercero, el gobierno ha adoptado una pohtica exterior cen
acuflado duranre los Okimos afrns para describir regImenes en trada en contrarrestar Ia influencia de Estados Unidos en Ia re
donde un partido dominante o una coalicion impera sobre los giOn y, a Ia vez, diseminar una policica ideolOgica estatista un
demas actores politicos2. Diversos estudios han identificado ci tanto radical. Chavez se ha convertido en uno de los aliados
surgimiento de este tipo de sistemas politicos en todo el mun más cercanos de Iran y uno de los mayores compradores de ar
do durante Ia primera decada del milenio, y el caso chavista es mas a Rusia; tornandose en un lider abiertamente conflictivo,
ci más pronunciado en America latina desde los años ochenta, no solo frente a Estados Unidos sino hacia cualquier otrojefe de
aunque otros paises de ‘a regiOn han tenido experiencias simila— estado a quien desprecie.
res en ci pasado reciente. A menudo denominados neopopuhistas, En sintesis, en tCrminos de su discurso y la polftica hacia
Ia supremacia electoral aunada a partidos politicos debiles ha sus detractores —dentro y fuera del pals, tanto en las buenas
ilevado a mandatos fuertemente personalistas, como en el caso como en las malas— ci gobierno de Chavez no es menos que un
de Alberto Fujimori en PerO durante los años noventa3. Pero dragon en el trOpico, que arroja fuego. Son pocos los dragones

12 13

I
politicos comparables a Chavez que hayan surgido en America factores principales: ci debilitamiento de la democracia liberal a
Latina en su historia reciente. Ciertamente muchos otros 11- partir de 1970 y su crisis final a partir dci Caracazo de 1989, las
deres de Ia region han desplegado algunas prácticas similares, reformas econOnjicas faibdas de los aflos noventa y los elevados
pero ningün otro ha socavado los poderes de las instituciones y precios dcl petrOleo a partir dci atlo 2000. Aigunos estudiosos
gobernado tanto con los ,9iilitares como Chavez. Algunos pal han argumentado que, durante los ahos ochenta, el supuesto
ses han girado a Ia izquierda en materia de polftica econOmica, éxito iegendario de Ia democracia en Venezuela se tornO en
especialmente si hacemos Ia comparaciOn con los aflos noven una “partidocracia”. Durante este lapso, dos partidos politicos,
ta4, pero ninguno ha logrado ci mismo grado de control estatal AcciOn Democratica (AD) y ci partido Social Cristiano (on
de ia economla. Aunque varios paises han abandonado Ia poll ginaimente ci Comite de OrganizaciOn Poiftica Electoral In
tica de reencuentro con Estados Unidos adelantada a finales dci dependiente, Copei), dominaron ia arena poiltica. Demasiados
siglo XX5, ningün otro desde Cuba durante la guerra fria se ha actores provenicntcs de diferentes estratos fueron excluidos de
embarcado en una campaña mundial tan sostenida para reducir un pacto entre losjefcs de estos dos partidos, io cual restningiO,
la influencia estadounidense en ci hemisferio y otras regiones. con ci correr dci tiempo, ci acceso a instituciones democraticas
Los siguientes capitulos presentan un analisis pormenori e imposibilitO ci manejo econOmico, una vez que los recursos
zado de cOmb tuvo lugar tan inmensa transformaciOn poiltica fiscales petroleros comenzaron a disminuir. Esto ilevo a que se
en Venezuela. Principaimente, sintetizamos los estudios que ciamara por instituciones poilticas más participativas, io que
ambos autores hemos realizado durante los ühimos quince años. terminO en una marea quc conduciria a Chavez ai poder. En
Los dos, como academicos, enfocamos gran pane de nuestra cambio, otros autones han argumentado que los ensayos de re
carrera en ci estudio de Venezuela. Ambos preparamos tesis forma econOmica de los años noventa, al impiantar pohticas de
doctoraies sobre la pohtica venezolana previa a Ia RevoluciOn austeridad, impulsaron la pobreza sin recuperar el crecimiento
Bolivariana desde una perspectiva comparativa (Corraies frente econOmico, io cual demandO un tipo de desarroilo econdmico
a Argentina y Penfold frente a Colombia). Desde que Chavez más izquicrdista, populista y nacionalista. Por lo demás, Ia flue
ilegO al poder, hemos escrito en conjunto y por separado arti— va oia de aitos precios del petrOieo a partir del aflo 2000 bnindO
cuios pubiicados en revistas academicas, capiwios de libros, in a Chavez los medios necesanios para hacer realidad los cambios
formes comisionados, y articuios de opiniOn en Ia prensa. Con que exigia ia sociedad. En esencia, muchos estudios aseguran
este libro buscamos resurnir varias ideas dave, generadas por que ia inoperante democracia y economia liberal exphcan ci
nuestra experiencia politica e investigativa, hacerias asequibies vuelco hacia el tipo de sistema que se implanto en Venezuela, y
a una audiencia menos especializada que Ia de pubiicaciones los ingresos petroleros simpiemente proporcionaron ci combus
anteriores, y actualizarias al tomar en cuenta nuevos hechos e tible real y figurado para iogrario.
indagaciones. Nuestra cxphcaciOn es ligeramente diferente. Primero, res—
pecto a las instituciones pohticas, no discutimos ci grado de
Cor4o EXPLICAR EL CHAVISMO exclusion que se vivia en ci pais durante los gobiernos que pre
Nuestro propósito es ci siguiente. Primero, proveer una cedieron ci de Chavez; pero sostenemos quc fue ia dramatica
explicaciOn del carnbio politico venezoiano. Las afirmaciones apertura institucional de los aflos noventa, antes quc las hmita
convencionales respecto al sistema de Chavez se enfocan en tres ciones democraticas, lo quc creO ia oportunidad para ci cambio

14 15

t
de sistema. En los aflos ochenta ci viejo pacto dcmocrático en 1996, enfrentaron inmensos atascos politicos que previnieron
trO en profunda crisis, tanto en lo politico como en lo social, in su implementacidn y más nun su consolidacion. Más alla de
que Uevó a In reforma y Ia descentralizacion polirica —a tal punto in liberaciOn del comercio y algunas privatizaciones, Ia mayor
que para 1989, más de 300 alcaldes y 20 gobernadores fueron pane de Ia actividad econdmica, especialmente del lado expor
elegidos por voto popular A su vez, Ia descentralizacion poll tador, permaneciO en manos del Estado. Es más, no hay cvi
tica detona no uno, sino dos terremotos politicos: dio pie a que dencia alguna de que Ia mayoria de Ia poblacion repudiara las
emergieran nuevas fuerzas politicas, que en seguida captaron reformas de apertura econdmica con Ia vehemencia despiegada
gobernaciones y alcaldias, especialmente el partido Causa-R a por Chavez una vez que, gracias a Ia democracia, liegara ai po
finales de los noventa y en años subsiguientes, ci Movimiento Estamos de acuerdo en que las dificukades económicas
Quinta Republica (IVIVR) del mismo Chavez —io cual pondria de Venezuela flieron el resultado de otros factores, diferentes al
fin a ia rancia partidocracia a Ia que estaba sometido ci pals6. “neoliberalismo”: a saber, Ia persistente dependencia de la ex—
La descentraiización tambien debiliró ci control de los partidos portacidn de petrdleo, lo cual causaba inestabilidad macroeco
tradicionales, AD y Copei, lo cual desato una fragmentacion ndmica; Ia fragmentacion de los partidos politicos, que generd
sin precedentes de los partidos. Estamos convencidos de que incoherencia y riflas internas; el mal manejo de Ia economla por
el espacio abierto por la descentralizacion y la fragmentacion pane del gobierno, lo que llevd a una mayor contraccidn del
partidista fue una de las razones de fondo más importantes que sector privado en los años noventa; y la crisis asiática de 1997,
explica Ia Ilegada de Chavez al poder, quien siendo un adve la cual arrasd Ia economia venezolana justo en momentos de
nedizo aicanzd la presidencia en 1998 y en apenas pocos aflos la campaña presidencial de Chavez. Es una exageracidn culpar
logro sobreponerse facilmente al sistema politico. El punto en ünicamente a las reformas del mercado por ios padecimientos
el que hacemos hincapie es que fue la mayor democratizacion, de in economia hasta 2003; más relevantes flieron los trastornos
antes que Ia menor liberrad polirica, lo que permitid Ia entra econdmicos de otra mndole, de mayor envergadura.
da de nuevos actores; y la fragmentacidn de los partidos flue Nuestra postura respecto al tema petrolero es algo más
lo que dio paso a que, una vez en la presidencia, esta nueva comphcada, por do ie dedicamos un capitulo aparte. No des
fuerza consolidara su poder en tan corto lapso7. En ausencia cartamos ci consenso general de los estudios sobre ci desarrollo,
de Ia descentralizaciOn (que abrio Ia puerta) y la fragmentacion que senalan cdmo Ia dependencia en los recursos naturaies crea
de los partidos (que despejd ci sendero), Chavez probabiemente toda suerre de distorsiones econdmicas y politicas —lo que se ha
hubiera tropezado con barreras infranqueables en ci momento denominado la maidición de los recursos naturales o in “parado
de las elecciones y ciertamenre a ia hora de formuiar politicas. ja de Ia abundancia”—. Pero pensamos que ci efecto del petrdieo,
En lo que respecta a las reformas econOmicas, es cierto que por si solo, no basta para exphcar ci rumbo que mmd Ia politica
La pobreza y ci desempeno errdtico de La economfa prevalecid venezolana en tiempos recientes y, menos nun, ci cambio en La
en los aflos ochenta y noventa, pero no estamos de acuerdo en direccidn dci sistema politico.
que ci “neoliberalismo” fuera el ñnico culpable. Las reformas El petroieo ha sido ci factor econdmico dominante en Ve
de mercado realmente nunca se dieron en Venezuela. Los in nezuela desde que se iniciara su produccion a gran escaia en
tentos de apertura econdmica adeiantados por Carios Andres los años veinte; y en las décadas subsiguientes ci pals vivid bajo
Perez, en 1989, y luego de un retraso, por Rafael Caldera, en todo tipo de regimenes politicos (dictaduras, democracias 3’

17

I
cuasi—autocracias); arreglos partidistas (bipartidista, unipar— general cuantitativos) sobre la “maldiciOn de los recursos natu
tidista, multipartidista y antipartidista); y multiples poifticas rales”; pero mantiene la venerable tradiciOn de los estudios cua
económicas, que van desde Ia industrializacion y sustitución de litativos sobre Venezuela, asI como de los estudios cualitativos
importaciones de los aflos cincuenta y sesenta hasta la fuerte del desarrollo en general. For ejemplo, algunos de los inejores
inversion en servicios publicos en Ia decada de los setenta, los trabajos acerca de los paises que logran escapar de la maldiciOn
ajustes econOmicos no ortodoxos de los ochenta, las fuertes re de los recursos naturales —independientemente de cOmo se le
formas de mercado a comienzos de los noventa, las reformas defina— tienden a enfatizar variaciones entre las caracterIsticas
timidas hasta 2003, y ci gasto fiscal agresivo desde 2003 hasta institucionales de los estados petroleros9. De la misma mane—
el presente. Una y otra vez se recurre al petróleo para explicar ra, algunos de los mejores estudios politicos en Venezuela han
ci statit quo; lo irOnico es que, durante los ültimos cien aflos, ci puesto enfasis no solo en el petrOleo, sino en el papel de las ins
stah’ quo ha cambiado repetidamente. tituciones al explicar los origenes de la democracia a finales de
Proponemos, más bien, que para explicar por qué surgiO los aflos cincuenta, la incoherencia polItica de los ochenta y el
un sistema como ci de Chavez, nos centremos en lo que podria cambio politico de sistema en los primeros años del siglo XXI’°.
denominarse Ia “la maldicion de los recursos naturales”: ci cam— Todos estos estudios consideran las variaciones tanto de varia
bio de regimen ciertamente tiene que ver con ci petrOleo, pero bles estatales como de partidos politicos e inclusive de ambos.
en combinacion con diversos arreglos institucionales. En parti Este libro se fundamenta en Ia tradicion de examinar las insti
cular, Chavez logro obtener ci control politico directo sobre la tuciones y ci petrOleo de manera conjunta, y no por separado.
empresa estatal Petroleos de Venezuela S.A. (PDVSA), lo cual Reconocemos, sin embargo, que independienternente de
refieja Ia erosiOn del balance de poder que ya estaba en marcha las instituciones, Ia dependencia petrolera genera una demanda
antes del boon, petrolero de 2003-2008. A partir de 2004, este rentista, por parte de los agentes econdmicos, quiza mas pro
arrebato institucional por parte del poder ejecutivo permitiO nunciada que en otras sociedades1t. Definimos ci “rentismo”
distribuir Ia renta petrolera directamente a la poblacion sin la impulso de actores sociales, econOmicos y politicos por
intermediacion de otros actores polIticos. Sin este cambio ins extraer recursos fiscales con fines privados antes que pñblicos,
titucional, ci cual a Ia vez formaba parte de profundos cambios mediante un cabildeo efectuado con miras a reducir la compe
constitucionales que fortalecieron el poder presidencial, la bo tencia. Este comportamiento crea un fuerte sesgo a favor de
nanza petrolera en Venezuela bajo Chavez hubiera podido tener polIticas perversas, orientadas a asegurar Ia extracciOn de estas
efecto politico totalmente diferente —con menor incremento rentas por parte de un amplio espectro de actores. Es mas, no
del poder presidencial y menor dano a la oposiciOn. Por tanto, hay duda de que ci petrOleo ha sido el combustible que permitiO
nuestro enfasis esta basado en identificar el tipo de instituciones empoderar al chavismo, como lo hace con Ia coaliciOn gober
que, en combinacion con la dependencia del petrOleo, luego de nante de cualquier otro petroestado al darse un sübito aumento
que Chavez llegara al poder, conilevaran a una transformaciOn de ingresos. Fero una vez más, entender ci porquC este sistema
tanto del tipo de regimen como de las politicas aplicadas. adquiriO las caracterIsticas actuales, y mas importante aun, por
Examinar el petroleo conjuntamente con las instituciones qué se ha movido en una direcciOn particular (ataca a unos y
relacionadas, antes que el petroleo por Si solo, se aparta del en— no a otros, protege ciertos valores politicos y no otros), requiere
foque utilizado por lo comün actualmente en los estudios (en

18 19
conocimientos que van más alla de que haya grandes recursos distribucion dc Ia propiedad más un vasto programa dc dádivas
petroleros. sociales extraidas dc Ia industria petrolera. El chavismo es un
Además, al enfocarse Onicamente en ci petrolco, como proyccto politico “antiliberal”, por cuanto utiliza a las mayorias
ocurre por lo general en Ia literatura sobre Ia maidiciOn de los clectorales para debilitar las estructuras horizonralcs y vertica—
recursos naturales, no se logra explicar uno de los rasgos más ks dc rcndimicnto dc cucntas, tal como ocurriO con anteriores
notables de la politica de Chavez: ci declive del sector petrolero movimicntos populistas en America Latina.
bajo su gobierno. Demás está decir que tanto en Ia retOrica como Segun Robert DahI, Ia idea clasica dc una dcmocracia li
la práctica, Chavez coloca ci petrOleo en ci corazOn de Ia estra beral combinaba alta impugnaciOn con alta inclusion; en cstos
tegia de desarrollo del pals; no obstante, ci hecho de que haya términos, ci chavismo no sale bien librado en cuanto al primer
permitido ci decaimiento del sector, en Ia proporciOn que lo ha crirerio y se mucstra probiematico rcspccto al segundo12. En
hecho desde 1999, es absolutamente asombroso. SerIa posible io concernientc a Ia impugnaciOn, ci chavismo ha minado la
pensar, más bien, que Chavez debiO brindar su apoyo al sector compctencia politica por los cargos, al colocar los recursos dcl
petrolero de forma incondicional. Es más, dada Ia concentra Estado y los servicios de seguridad a disposicion del partido de
nOn de poder en Ia rama cjecutiva, no tenia probiema alguno gobierno, micntras ic son ncgados a la oposiciOn. En lo relativo
en proteger este activo. Sin embargo, los indicadores revelan a Ia inclusion, ci chavismo ha movilizado en Ia arena electoral
un serb deterioro de Ia economla petrolera venezolana a partir actores tanto nucvos como no tradicionales (en particular los
de 1999. Chavez no ha sido ci Onico presidente hipnotizado scctorcs populares), lo quc ciertamcntc fortalccc Ia dcmocra—
por las promesas dcl petroleo, pero se convertiO en ci presidente cia; pero tambien ha relegado en forma dciibcrada a amplios
que permitid su mayor debilitamienro productivo. El mistenio segmcnros dc Ia socicdad, al tildarlos de oligarcas, escualidos
radica no en que se haya apoyado tanto en ci petrOleo (debido ai y enemigos dci pueblo. A Ia luz de Ia falta dc rcndimicnto dc
aumento en los precios), sino en que a pesar de tal dependencia cuentas y ci trato a la oposiciOn, ci regimen cstá lcjos dc ser una
haya permitido quc ci sector declinara. En ci capitulo sobre pe democracia liberal, segOn ci conccpto dc Dahi.
trOlco intentamos cxphcar este deciive, volviendo una vez más a Lo que subyacc en estos cambios, en marcria dc inclusiOn
nuestra tesis de “la maldiciOn de los recursos naturales”. e impugnaciOn, es una perdida total del cquilibrio dc podercs.
Pongamos un ejemplo dc esta erosiOn: se han dado a conocer
LA POLITICA BAJO EL CHAVISMO muy pocos casos dc actores sociales quc hayan demandado al
Otro objetivo de este libro es dcmostrar quc para enten— Estado y menos ann, aiguno quc haya ganado. Bajo ci chavis
der ci sistema politico actual dc Venezuela, no solo cs nccesario mo, ci conccpto dc los limites del poder de las mayorias —que
atender el lado de Ia demanda —es decir, las prefercncias de los todo estudioso de la calidad de Ia dcmocracia postula como
ciudadanos— sino también observar la ofcrta: Ia mancra como condiciOn minima que Los sisremas politicos deben cumplir
los actores estratCgicos del Estado lograron manipuiar las poh 2 para calificar como tales— ha colapsado en Venezuela.
ticas y regias formales. La medula dcl chavismo podria concep Los saltos autoritarios han sido el pan de cada dia en Ia po
tualizarsc como siguc: un proyecto politico quc busca socavar utica dc America Latina, asi como en otros paises dcl mundo en
cI cquilibrio de podcrcs al construir una mayoria electoral, con desarroilo. Durante los aflos ochcnta, nuevos mcdios para hmi
base en un discurso de inclusion social radical, mediante Ia re— tar esta tendencia emergieron en Ia region yen verdad, funciona—

20 21
ron por un tiempo. Ademas, Ia izquierda radical perdiO.impetu lo 3 se enfoca en asuntos pertinentes al desarrollo cconOmico —

con ci quebrantamiento dcl comunismo curopeo, los militares más precisamente, el uso de mano fuerte en materia de polIticas
retrocedieron en cuanto a su presencia en Ia actividad politica y estatistas para el manejo de asuntos econOmicos.
sufrieron recortes de presupuesto, la sociedad civil se fortaleció Argumentamos quc si bien Chavez introdujo en Venezuela
y obtuvo apoyo internacignal, ci periodismo de Ia regiOn iogro una nueva forma de poiftica, rambien reciclO viejos conceptos de
mayor autonomia y fucrza gracias a nuevas tecnoiogias y nuevos economia. Hasta 2008, Ia poiltica econOmica de Chavez puede
mercados, y en ci mundo entero se impuso un clima favorable ser etiquctada como un retorno modificado pero frustrado a Ia
a Ia oposiciOn y al respeto por los derechos humanos. Mas aün, sustituciOn de importaciones (SDI), definida como un intento
los movimientos radicales de derecha que habian patrocinado de utilizar medidas de orden protcccionista como via para in
grupos paramilitares o gobiernos militares han estado bajo ci centivar Ia producción local. La intervenciOn del Estado ha sido
escrutinio de las organizaciones de derechos humanos. Por con maximizada, a mcnudo con la intenciOn de expandir la autosu
siguiente, los medios tradicionales por los cuales se imponia ficiencia. Tal como ocurrió en casos antcriores de sustituciOn de
el poder en Ia regiOn —golpes, insurgencia, represiOn, terror y importaciones en Venezuela y por lo general en Latinoamerica,
aboliciOn de Ia libertad polItica— fueron neutralizados por estas este tipo de polIticas ha gcnerado kertcs ineficicncias, consi
barreras, de orden tanto nacional como internacional. guiendo más bien expandir las importaciones en lugar de con
Pero ci caso venezolano muestra lo contrario. Antes que tenerlas. Adcmas, en un intento por socializar Ia produccion,
desaparecer, ci impetu autocrárico simplemente se adaptO a las Ia renta petrolera se destinO a ampliar ci rol del Estado me—
tendencias de origen local y mundial opuestas a este tipo de diante Ia nacionalizaciOrf y tambien Ia expropiaciOn, a menudo
sistema. Anres que retroceder, los movimientos politicos que en sectorcs que iban mucho más allá de lo quc abogaban otros
buscan Ia concentraciOn dcl poder pueden descubrir y concebir gobiernos de izquierda en la regiOn. Este tipo de estrategia SDI,
nuevas fonnas para expandirse, ann en un contexto que aparenta en el contexto de una economia petrolera —más estatista y más
barreras cada vez mayores. El chavismo Sc adapto a esta coyun— favorable a las importaciones que las versiones anteriores— ha
tura, como Jo describe ci capitulo 2, mcdiante ci cierre selectivo Ilevado a quc ci chavismo logre arraer a los vorantcs para obte
de cierras instiruciones, Ia cooptaciOn de otras o Ia creaciOn de ncr el apoyo de scaores y grupos de interés incsperados, lo quc
nuevas. Por lo tanto, dirigimos Ia atenciOn a la manera como ci ayuda a explicar sucesivos éxitos electorales alcanzados a partir
poder ejecurivo rnanipulO con agilidad las instituciones civiles de 2003. Desde 2008, Ia politica econOmica de Chavez se ha
y del Estado, con el propOsito de mostrar cOmo un proyecto tornado más radical, mostrando un dcsprecio flagrante hacia
quc podria verse como un retroceso al pasado latinoamericano, las fucrzas del mercado y los derechos de propiedad. Aunque
logra superar circunstancias adversas y forjar futuro. es muy temprano para saber lo que este radicalismo ha de traer,
todos los signos apuntan hacia una crisis cconOmica más larga
LA ECONOMIA POLITICA NACIONAL que las sufridas en otros palses afectados por Ia recesiOn global
E INTERNACIONAL de 2008-2009.
Ademas, queremos expiorar cOmo cl chavismo implico un En ci capftulo 4 analizamos Ia politica petrolera. Por su
replanteamiento de preguntas, no solo sobre Ia politica radical, puesto quc este aspecto es central al chavismo, pero vamos más
sino tambien sobre el desarrollo en general. Por tanto, ci capItu— alia dc lo obvio, con el propOsito de ahondar en dos aspectos

22 23
poco conocidos acerca del papel del perraleo enla construcción mente, “balanceo suave” o “biando”) y Ia diplomacia de poder
del sistema politico. Primero, en lugar de aceptar Ia tesis de que social. El balanceo suave se refiere a los esfiierzos que adelanta
ci petróleo explica tanto ci origen de las instituciones politicas y una naciOn, sin recurrir ala acciOn militar, para fmstrar los ob
econémicas bajo Chavez como las caracteristicas de su regimen jetivos de politica exterior de otras naciones, presumibiemente
—ci hecho de que sea hibrido y el liderato del Estado en lo eco was poderosas; se trata de una variaciOn del comportamieiito
nOmico—, sostenemos que las insfituciones poiIticas moldearon tradicional de balanceo, un concepto medular del realismo po
la manera como ci gobierno vino a utilizar ci petroieo a su favor. litico. Mientras que el hard—balancing (balanceo duro) implica
Más precisamente, ci aprovechamiento por parte de Chavez esfuerzos, por lo general de naturaleza militar, dirigidos a re
para modificar las instituciones de igual forma que el sector pe configurar el sistema internacional —por ejemplo, ponerle fin al
trolero durante ci perIodo 1999-2004, que ilevaron a la erosion predominio de una gran potencia. En este sentido, las metas
dci equilibrio de poderes y a Ia reestructuración de PDVSA, fijadas para ei balanceo suave son menos ambiciosas; principal
le permitiO a Chavez convertir a la industria más importante mente, se utilizan para aumentar los costos de Ia acciOn desple
del pals, en esencia, en Ia chequera del sistema. Sin esta toma gada por el Estado más poderoso.
institucional previa, el impacto del inesperado aumento en los Sin embargo, insistimos en que no todo aspecto de la poll
ingresos petroleros durante ci periodo 2003-2008 hubiera sido tica exterior de Chavez se puede tipificar como balanceo suave.
muy diferente; es decir, menos beneficioso para el mandatario. Mgunos, como Ia retOrica hueca, son demasiado suaves. Otros
El segundo enigma que discutimos en ci capItulo 4 es ci de son demasiado fitertes, como su dispendioso gasro miiitar o sus
bilitamiento del sector productivo (mas alla de los precios), lo pactos con naciones u organizaciones que auspician ci terroris
cual es evidente si se analizan los indicadores disponibles. Este mo. fvlás aOn, Chavez tiene varias metas de polftica exterior (di
declive es ci resultado de la creaciOn de nuevas instituciones, ferentes a Ia de desafiar a Estados Unidos) y varios paises obje
con el propOsito de manejar este sector menos como inversiOn tivo, algunos de los cuales son menos poderosos que Venezuela
y más como ministerio de acciOn social. Pero a La vez es un misma. No obstante, Venezuela ha despiegado rodos los signos
sintorna de Ia debilidad crOnica más evidente del chavismo y usuales del baianceo suave frente a Estados Unidos, de modo
potencialmente uno que Ic puede hacer daflo: Ia combinacion que vale Ia pena estudiar lecciones de los origenes, Ia práctica y
de politicas econOmicas perversas y un Estado con capacidades los efectos de este tipo de polftica en las relaciones Norte—Sur.
disminuidas. El sector petrolero es ci ejemplo ideal para ilustrar En linea con ci resto del libro, discutimos cOmo las instituciones
Ia mengua de comperencias administrativas: precisamente por nacionales, en especial Ia pérdida del rendimiento de cuentas y
tratarse del sector que mãs se destaca y donde menos se espera La concentraciOn del poder en la rama ejecufiva, interactüan con
ba, dada su importancia para ci gobierno. ci petrOieo tanto para facilitar como para obstaculizar las inicia—
En ci capitulo 5 volcamos nuestra atenciOn hacia Ia po— tivas de balanceo suave desplegadas por Venezuela.
utica exterior. Salvo un sinfin de articulos de opiniOn, no se
ha escrito mucho de forma analitica sobre las implicaciones de LA CARA SOCIAL DEL CHAVISMO

Ia politica exterior de Chavez. Sostenemos, hasta cierto punto, Sin lugar a dudas, Ia poiftica social del chavismo —en ci
que an rasgo dave de esta ha sido conrrarrestar Ia influencia de pals y en ci exterior— es su rasgo más comentado; sin embar
Estados Unidos mediante Ia estrategia de soft—balancing (literal go, tampoco es un tema del todo comprendido. Hay quienes

24 25
ban advertido que las politicas sociales de Chavez muestran un capitulo ofrece tambiCn una explicacion de porquC un sistema
compromiso democratico rara vcz visto en America Latina, con como este, ni del todo democratico ni totaimente autoritario,
lo que no estamos de acuerdo. Es evidente que la pobreza ha generO montos de gasto social por encima de lo que se espera
disminuido: algunas estimaciones señalan que la población p0- tanto en democracias como dictaduras. El tipo de competen
bre se redujo de 48,6 pot ciento del total, en 2002, a 27,6 por cia poiftica permitido en un regimen hibrido, crea un incentivo
ciento, en 2OOS. No obstante esra mejoria de los indices, nues para que el gobierno gaste en forma discrecional, mientras la
tro mensaje es que en ciertas circunstancias Ia ayuda se desem erosiOn dcl equilibrio de poderes permite al Esrado gastar en
bolsa solo a un sector de los pobres y casi nunca a través de pro exceso. Aunadas, las dos situaciones generan un nivel de gasto
gramas sociales sostenibles; peor ann, la manera como se hace alto, ineficiente, y con sesgo politico. El capitulo 3, sobre
acaba por ayudar, rnás que a nadie, al presidente y a sus aliados. nomla politica, muestra cOmo el gasto social también funciona
En general, la politica social es concebida como instrumento como un paquete económico de estimulo permanente; y por si
dave para construir una coaliciOn pohtica radical, tanto nacio fuera poco, sirve para generar demandas por parte de los isa
nal como internacionalmente; es decir, para mantener tanto el bajadores para que empresas privadas sean expropiadas. El ca
apoyo electoral como Ia legitimidad internacional del regimen pitulo 4, sobre el petrOleo, muestra que el gasto social tambien
hibrido de Chavez. Esta es una práctica muy poco feliz para la juega un rol importante en determinar ci manejo del sector pe
democracia; aunque desde una perspectiva superficial, podria trolero. Mas precisamente, el capitulo ilustra que Ia decisiOn de
calificarse como progresivamente distributiva. favorecer el gasto social (esencialmente gastos de operaciones
Con todo, no hay duda de que Chavez ha canalizado fon y subsidios masivos converridos en transferencias en efectivo)
dos sin precedentes hacia programas sociales, muy por encima significo un devastador costo de oportunidad para el sector pe
de lo que generalmente logran las democracias liberales en pal— troiero en términos de inversiOn e infraestructura, tecnologia y
ses en Was de desarrollo e inciuso ‘arias autocracias paternalis producciOn. El capItulo 5, sobre politica exterior, analiza uno
tas entre los estados petroleros del Goifo Pérsico. Argumenta— de los mas innovadores usos del gasto social bajo Chavez: como
mos que los fondos destinados a estos programasjuegan un rol herramienta para balancear Ia influencia de Estados Unidos,
mucho mas grande de lo que convencionalmente se entiende. ganar aliados en Ia regiOn, y hasta silenciar las criticas por parte
En lo esencial, esta dimension social juega un papel destacado de gobiernos latinoamericanos yr hasta de intelectuales interna
en Ia politica interna, en Ia economia, en el sector petrolero y cionales. En sintesis, el petroleo y ci gasto social han jugado un
en la politica exterior. Asi, cada uno de nuestros capftulos de rot importante no solo en Ia polftica sino en todas las dimensio
dica amplia arenciOn a Ia poiltica social. Mientras un estudio nes del chavismo. Fue asi como Ia politica social se convirtiO,
convencional sobre Chavez tendria an capitulo referente exclu anres que en objetivo mismo, en un poderoso instrumento de
sivamente a poiftica social, pensamos más iluminador discutir consolidacion politica.
este tema, corno un elemento transversal que traspasa todo ci
provecto hegemOnico del chavismo. REFLEXIONES
Entretanto, ci capitulo 2, sobre polkica interior, muestra Este libro analiza cOmo el petrOleo y las instituciones han
cOrno las prácticas clienrelistas subyacentes, junro con Ia polirica interacruado al generar un sorpresivo cambio de sistema, ci po
social, actuaron para desarmar toralmente a la oposiciOn. Este pulismo radical, el declive del sector petrolero yr una politica cx-

26 27
r

tebor antiestadounidense en Venezuela. Esperamos queofrezca 2


algo de valor a un amplio pñblicn de lectores, desde ci pOblic
o ci arrebato del podery el surgimiento
en general basta los estudiosos no especializados y los aficion a de un regimen hIbrido en venezuela,
dos a la politica. 1999-2&09
A Los especialistas en Venezuela, ellibro les ofrece argu
meows que se diferencian de algunas de Las teorias más acep
tadas sobre ci surgimiento y los efectos del chavismo. A los
comparativistas, les brinda suficiente material para provocar ci
interrogante de si ci chavismo es reproducible, anticipándose al
futuro de Ia polltica en paises afligidos por partidos decaIdos,
Qué ocurrid para que un movimiento de base, iniciado en
capacidades del Estado crónicamente debilitadas y economfas
1998 con ci propOsiro de profundizar Ia democracia en Vene
volatiles; 0 si, por ci contrario, ci chavismo no es reproducible,
zuela, se transformara en un proceso cuya ünica intenciOn fuera
bien porque es demasiado anacrónico o demasiado dependiente
colocar ci poder ejecutivo por encima de los demas poderes? El
del petroleo. A los latinoamericanistas, proporcionamos mate
surgimiento de un regimen hibrido en Venezuela no se expli
rial para alimentar un debate acerca de si ci chavismo es Ia ola
ca fácilmente mediante las teorIas funcionales. Sus argumentos
del futuro de Ia regiOn —por cuanto apunta a un regimen “pos
postulan que el colapso de las instituciones democraricas pm
democratico”, corno en efecto denominO ci movimiento uno de
viene de una crisis crdnica de gobernanza, que ileva a los actores
los primeros mentores más influyentcs de Chavez— 0 5 ci cha
politicos —tanto los del gobierno como los de Ia oposiciOn— a
vasmo es una propuesta sin salida, justamente por ser demasiado
apropiarse del poder y centralizarlo, con el objetivo de lidiar con
anridemocrática’. A quienes les interesan las relaciones Norte—
asuntos sobrecogedores’.
Sur, ofrecemos una exphcaciOn del balanceo suave, que se con
Entre 1999 y 2001, sin embargo, mientras se introduje
ha mds en Las necesidades polIticas del pais retador que en las
ron algunos de los cambios más importantes del nuevo sistema,
medidas tomadas por el que ejerce Ia hegemonia. Y a quienes
Hugo Chavez disfrutá de un gran éxito politico, con tasas de
les interesa el desarrollo en general, esperamos darles algunos
aprobacion y resultados electorales que despertaban envidia en
criterios para ayudar a cahbrar las condiciones bajo las cuales
tre los mandatarios de Ia region. Estos primeros cambios insti—
los paises que liegan a disfrutar fortuna económica pueden real
tucionales, que permitieron a Chavez ampliar sus poderes presi—
mente manejar esas bendiciones en bien de la sociedad como un
denciales, ocurrieron con anrerioridad a Ia bonanza petrolera de
todo, antes que ci mandatario de turno y sus seguidores.
2003-2008 y no estaban direcramente vinculados con Ia riqueza
del petrOleo. Dc hecho, ampliar los poderes presidenciales ge
nerO una crisis: hacia fines de 2001, el pals se polarize entre
chaviscas y detractores, situaciOn que se ha mantenido hasta boy
dia. Bien podria debatirse si la crisis de gobernanza que emergiO
era de orden estructural o fabricada (argumentamos que hubo
bastante fabricacion), y ello, en alguna medida, justificO ciertos

29
28
incrementos de poder por parre del ejecutivo entre 2002 y 2003. en lo clean al adverrir que Venezuela se aleja de Ia democracia
Despues de 2004, sin embargo, cuando Chavez sobrevivió a liberal, pero el pals no se ha movido necesariamente hacia una
un reñido referendo revocatorio, nuevamente superó cualquier mayor participaciOn (mas alla de lo electoral) y a una mayor
temor en cuanto a amenazas o impedimentos de orden politico, rendiciOn de cuentas. Al contrario, Chavez ha mostrado cOmo
al recuperarse en formaspectacu1ar su tasa de aprobación, su un lIder democraticamente electo puede manipular las institu—
capital electoral y su dominio de las instituciones; las protestas ciones nacionales para arrinconar a grupos sociales y politicos, y
callejeras en contra del gobierno más nunca se aproximaron a por extensiOn, reducir los espacios de convivencia. Este objetivo
las de 2002 y 2004. Y no obstante, una vez más, Chavez res se alcanzo mediante Ia adopciOn de diferentes estrategias en
pondió a este respiro posterior a 2004 mediante una aceleracion distintos momentos.
dcl ritmo de concentración de poderes y un aumento en las res No obstante Ia variedad de estrategias despiegadas, emerge
tricciones a la oposición y a los grupos civiles independientes. un patrOn discernible que explica cOmo se pasO a un regimen
Nuestro relato de Ia transformacion de Venezuela en un hibrido: lo usual ha sido que el gobierno arrebate gradualmente
regimen hibrido se fundamenta, primew, en argumenros ha ci poder al tomar una o algunas instituciones, pero no todas,
sados en “intenciones elitistas”, es decir, las preferencias de los y luego desmantele su autonomia. La oposiciOn respondia de
politicos electos, que con base en sus propias ideologias yen su diferentes maneras: primero mediante la protesta, luego con un
lectura de las preferencias de ciertos grupos electorales, buscan intento de derrocar al mandatario mediante un golpe de Es
imponer su particular vision del mundo2. Pero vamos más allá, tado, posteriormente se mantuvo quieto y, más recientemente,
al mostrar ciue este salto tambien fue fruto de Ia disponibilidad optO por estrategias electorales más efectivas —todo do casi en
de “oportunidades politicas”, principalmenre Ia presencia de re vano. Y el gobierno, Ia mayor de las veces, replica con many
cursos econOmicos al alcance del Estado,junto con instituciones dura y medidas de exclusiOn, para concentrar al final más fuerza
de representaciOn de por si frágiles, que se fueron debilitando en ci poder ejecutivo y dejar a los demas grupos politicos cada
a raiz de politicas implantadas con ml fin por parte del Estado. vez con menores espacios institucionales3.
La mera disponibilidad de recursos econOmicos (especialmente Sin embargo, ci sendero hacia Ia consolidacion de un régi—
petroleros) no habria bastado como condiciOn para facilitar ci men hIbrido en Venezuela a partir de 1999 es un cuento intrin
surgimiento de en regimen hibrido. De haberse conrado con cado, cuyos acontecimientos no han seguido necesariamente
partidos politicos mis fuertes y con instituciones de rendicion una secuencia direcra. En este capftulo tratamos de describir
de cuentas, ci impacto politico de un repentino aumenro de los este proceso en términos de sucesivos “actos” —recurrimos a
ingresos fiscales habria sido diferente. El impulso hacia en ré— una metáfora teatral— con ci propOsko de que renga sentido Ia
gimen hibrido tambien fue resultado de estrategias desplegadas extraordinaria metamorfosis de Ia politica venezolana median
por el Estado, es decir, el uso deliberado de la polarizaciOn por te diversas etapas a lo largo de una decada. El telon de fondo
parre dcl poder ejecurivo, ci clientelismo politico, Ia impunidad tie estos “actos” ha sido Ia profunda polarizaciOn polItica que,
frente a la corrupciOn y Ia discriminacion en ci empleo. en algunos momentos, ha inducido a Ia oposiciOn a recurrir a
Los defensores de Ia RevoluciOn Bolivariana nunca han medios no democraticos para despiazar al chavismo del poder
dejado de proclamar sit compromiso con la democracta parti— (tales como el fallido golpe de 2002), que a la vez permitiO al
cipativa, como alternativa a Ia democracia liberal. Chavez está chavismo justificar la manipulacion del orden constitucional

30 31
para su proplo beneficio politico (mediante medidas tales como —primew el movimiento Causa-R y, a finales del siglo, el movi
proscribir oponentes, permitir al partido de gobierno gastar miento impulsado por Chavez (el MVR).
fondos pnblicos discrecionalmente, eiminando los limites al Es un conseñso reconocer el pésimo desempeno econOmi
periodo presidencial en 2009 o crear leyes electorales sesgadas a co y social anterior a Chavez. Ya para 1998, el FIB per capita
favor del partido de gobierno). A continuación narramos come habia retornado al nivel de comienzos de los años cincuenta.
emergió este regimen hIbrido y en la ukima secciOn intentamos • La pobreza extrema y moderada habia aumentado de 44,4 por
explicar cámo ci gobierno ha logrado consolidar su poder, aun ciento de los hogares en 1989 a 57,6 por ciento en 1998, y du
que de una manera frágil, por su excesiva personalización. rante ci mismo periodo la extrema pobreza creció de 20,1 por
• ciento a 28,8 por ciento. Tan fuerte caida tanto en lo econOmico
ACTO 1: CREACION DE UNA CONSTITUCION come en lo social explica, en parte, que los electores se mos
HI PERPRESI DENCIALISTA traran dispuestos a apoyar un candidate que prometiera reor
El primero de Ia serie de arrebatamientos de poder, al poco denar el sistema politico6. Un bajon en el precio del petrOleo
tiempo de posesionarse Chavez, fue ci de reescribir Ia Cons venezolano en 1998, a casi 8 dOlares per barril (ci menor precio
tituciOn. Chavez ganó Ia presidencia en 2008 tras una crisis en decadas) propiciO el golpe final a la fortaleza electoral de los
de veinte años del liamado sistema puntofijista. Dicho terminG partidos tradicionales. El sistema se aprestaba a cualquier adve—
proviene del Pacto de Punto Fijo, una scrie de acuerdos firmados nedizo y, efectivamente, en 1998 se postularon a las elecciones
en 1958 por las principales fuerzas democráticas dcl momento, varios politicos recién llegados. Pero el clima electoral favorecla
que sentaban las reglas de la contienda politica luego de aflos de al candidate que prometiera Ia politica más punitiva e contra
dictadura4. Al cierre de los años noventa, Ia gran mayorIa de los de los partidos existentes —y aquel candidate era Chavez.
venezolanos estaba convencida de que ci sistema puntofijista era Al asumir Ia presidencia, Chavez podrIa haberse enfoca
inepto, inestable, rigido y corrupto. Chavez ofreciO desmantelar do de una vez en lo econOmico, lo cual estaba en caos, segün
radicalmente este sistema, empezando por los mismos partidos todos sabian. En cambio, enfoco sus esfuerzos en redactar las
que lo habIan fundado: AcciOn Democrätica (AD) y Copei. leyes que gobernarlan las relaciones entre las ramas de los p0-
Desmantelar ci sistema anterior no resulto dificil. En lo deres publicos, con miras a expandir los poderes presidenciales.
econOmico, ci pals estaba en medio de dos “decadas perdidas”, Chavez aprovecho el ampllo sentimiento antipartidista del dcc
las de los aflos ochenta y noventa, frente al resto de America torado, tendencia que prevalecia en Ia regiOn durante la decada
Latina, que solo habia perdido el decenio de los años ochenta. del 2000, para convocar una Asamblea Nacional Constituyente
For lo demás, las nuevas reformas descentralizadoras, introdu dirigida expresamente a ponerle fin a Ia “partidocracia”, término
cidas en Venezuela en 1989, dieron paso ala elecciOn popular de local que describia el sofocante poder de los partidos tradicio
alcaldes y gobernadores, lo cual engendrO nuevos movimientos, nales en Venezuela. En razOn de que estos partidos mantenlan
que estremecieron Ia estructura de poder de los partidos tra algo de poder en las demas ramas del gobierno, Ic resuho facil
dicionalcs5. La crisis econOmica y Ia apertura pobtica fueron a Chavez en 1999 justificar ci debilitamiento de estos poderes,
las principales razones por las cuales nuevas fuerzas politicas, aunque no fuera sine para, como él mismo afirmaba, “apunalar
algo opuestas al statis quo, surgieron durante los ahos noventa a muerte a los partidos moribundos”.
Una de las primeras medidas administrativas de Chavez

32 33
F

fue decretar la convocatoria a un referendo consultivo, bajo ci tampoco tenia Ia suficiente entereza como para rechazar a un
cual serian elegidos los delegados a una Asamblea Nacional presidente tan popular. Chavez gozaba de uno de los mayores
Constituyente. La redaccion dcl referendo Ia realizó una comi niveles de populáridad de cualquier presidente desde Ia decada
sión especial designada por ci presidente y lideradapor Ricardo de 1960. Fue asi como comenzO el proceso de aprovechare del
Combellas, Ernesto Mayz Vallenilla y Oswaldo Alvarez Paz, -: poder de las mayorias para inrimidar a las diferentes ramasde
todos reconocidos intelcctuales o politicos quienes, años atrás, gobierno.
habian apoyado Ia idea de modificar la Constitucion de 1961. Otra asombrosa hazaña de Chavez en 1999 fue la de
En aquei momento se requerIan dos tercios del voto parlamen apoderarse totaimente de la Asamblea Constkuyente. Este ob
tario para cambiar un articulo constirucional a ilamar a una jetivo se logró mediante una habilidosa manipulacion institu
asamblea nacional constituyente. Sin embargo, el Ivlovimiento cional: Ia comisiàn presidencial idea una regla para seleccionar
Quinta Republica (IVIVR), partido politico de Chavez en ese los delegados (bajo un sisrema de pluralidad con distritos de di
entonces, contaba con apenas el 20 por ciento de los escaños en ferente tamaño en los estados) junto con una ingeniosa estrategia
la Camara de Diputados y 22 por ciento en ci Senado; por lo de nominación. La regla permitió que el nümero de candidatos
tanto, carecia de los votos requeridos. pertenecientes a su coalición a ser nominados en cada distrito,
De alli que Chavez necesitara un mecanismo legal para no excediera ci nümero de escaños asequibles —evitándose que
saltarse a! Congreso, no simplemente para modificar Ia Consti los vows se desperdiciaran mediante el uso de un “Idno” que
tución sino tambien para gobernar. Como medio para evadir el ayudaba a coordinar ci voto entre sus filas. La oposiciOn hizo lo
Congreso, Ia comisión presidencial especial recomendo el uso contrario: los candidatos compitieron de forma individual, en
de un referendo consuicivo, instrumento novedoso aprobado en Jugar de hacerlo en un misma plataforma politica, sin tener en
1997 dentro de una reforma legislativa a la ley electoral para cuenta cuántos candidatos de oposición habria en cadajurisdic
ampliar los mecanismos de consulta popular. Chavez acogió la ción. Esta combinacion de reglas formales con procedimientos
idea y de inmediato se desato un conflicto entre las ramas del informales (unidad del partido regente y fragmentacion de la
poder; el Congreso argurnentd que caulquier modificacion a Ia oposicion) permitid que ci gobierno, con apenas ci 53 par ciento
ConstituciOn debia permanecer en sus propias manos, mientras de los votos, obtuviera ci 93 por ciento de los puestos. Los vows
que Ia presidencia exigia un referendo popular sobre la materia. de la oposición se dispersaron entre demasiados candidatos y
En marzo de 1999, elTribunal Supremo dejusticia se alineO con solo un punado de elios logró Ilegar a La Asamblea, frente a un
el ejecutivo, dejando via libre a un referendo consultivo. En ei chavismo perfectamente coordinado.
referendo, celebrado el 25 de abrfl de 1999, un 87 por ciento de Dada Ia homogeneidad ideológica de Ia Asamblea Cons
los votantes apoyO la idea de convocar a una Asamblea Nacional tituyente, no era de sorprender que Ia nueva constitución se re
Constituyente, asI como las reglas electorales establecidas pot Ia dactara en menos de tres meses, con un aporte insignificante
presidencia para designar a los delegados a la Asamblea. Me de Ia oposición. El resultado fre una formidable ampiiacion de
ses más tarde, el Tribunal Supremo acordó suspender el Con los poderes presidenciales en relacion con las demas ramas del
greso mientras que estuviesen vigentes las deliberaciones de la poder. Esto no significa que la sociedad civil dejara de obtener
Asamblea Constituyente, ml como buscaba Chavez. Aunque nuevos derechos; pero en comparaciOn con los demas poderes
el Tribunal dudo en atreverse a reducir ei poder del Congreso, y el debilitamiento final de los partidos politicos tradicionales,

35
34
ci ejecutivo fue ci que rnás beneficio obtuvo. Hasta el dia de ci Fiscal General, ci Contraior General y ci Consejo Nacional
hoy, la Constitución de 1999 es Ia más presidencialista de toda Electoral (CNE).
America Latina7. El periodo presidencial se amplio de cinco El control del CNE, en particular, representO un punto
a seis años, permitiéndose ademas la reelección inmediata. El crucial, pues acelerO el proceso para lograr ci mantenimiento de
presidente obtuvo discreción absoluta sobe los ascensos de ofi— cargos e incrementar las barreras a ios opositores. Chavez ‘ai—
ciales de la Fuerza Armda, sin requerirse la aprobacion legis canzó ci control sobre el CNE mediante ia creaciOn de un con
lativa. El Senado fue eliminado, lo que erosionó Ia fiscalizacion sejo transitorio, que gobernO los asuntos legislativos durante ci
dentro del parlarnento y los contrapesos entre las ramas legisla periodo de la aprobaciOn de la nueva constituciOn, en diciembre
tiva y ejecutiva. El presidente ahora podrIa liamar a referendo de 1999, y las elecciones de un nuevo parlamento en agosto de
sin necesidad de aprobacion legislativa. Sc proscribió ci finan— 2000. Este consejo transitorio, denominado ci Congresillo, es
ciamiento pablico de los partidos politicos. Asimismo, la nueva tuvo conformado por miembros de Ia Asambiea Constituyente
constitución introdujo la posibiidad de revocar los mandatos de
y aigunos representantes no elegidos, en su mayoria chavistas.
alcaides, gobernadores y ci mismo presidente, aunque sujeto a Con base en una serie de prerrogativas transitorias, fijadas por
condiciones altamente restringidas. ia Constituyente, ci Congresillo nombrO ci CNE y promuigO ia
La Constitucion de 1999 produjo lo que los estudiosos de legisiaciOn dave en este tema.
nominan un sistema politico de altos costos y beneficios (high En sintesis, ci éxito de Chavez al redactar la nueva cons
stakes: en tai sistema, aumentan de manera significativa las tituciOn a favor de los poderes presidenciales, y los metodos
ventajas de mantenerse en el poder y, a la inversa, los costos de por los cuaies io logrO, elevO los beneficios de mantenerse en
permanecer en Ia oposición8. Al ser tan grandes los beneficios el poder y amenazO a quienes permanecicran en la oposiciOn.
de mantenerse en ci poder, disminuyen los incentivos del man Por primera vez en la historia democratica de Venezuela, la to
datario y sus seguidores para compartirlo con lo oposición; a la talidad de la oposiciOn (no solo unos pocos grupos opositores
vez, se va reduciendo Ia aceptación del stafle quo por parte de ia marginales sintieron profundas dudas sobre la ecuanimidad de
oposicion debido a los altos costos de mantenerse come adver las instituciones y especiaimente del sistema electoral9.
sario. Una vez ratificada la nueva constitución, la oposición se Pero Chavez no se detuvo. El siguiente paso seria reorde
vio desmoralizada al sufrir los efectos de Ia exclusion, y se sintiO nar las relaciones Estado—sociedad.
privada de medio aiguno para influir sobre Ia politica a seguir.
El sistema politico que emcrgiO en Venezuela como resul— ACTO II: POLARIZAR Y CASTIGAR
tado de Ia Constitucion de 1999 difiere totalmente del puntofi En 2001, Chavez aprovechO sus nuevas prerrogativas
jista. El punto de partida de aquel sistema fueron los acuerdos constitucionales y la decreciente autonomia de varias ramas de
entre fuertes partidos politicos. Con la ConstituciOn de 1999, gobierno, al obtener de Ia legislatura una Icy habiitante quc Ic
ci foco en los partidos fue reempiazado por una Optica que pri permitia manejar una serie de politicas por decrcto, principal
vilegia la presidencia. Una vez debilitadas las prerrogativas le mente los derechos de propiedad en los sectores agricoia y de
gislativas, se le facihito al presidente nombrar ala mayoria de los hidrocarburos. Previamente, en agosto de 2000, habIa obtenido
magistrados del Tribunal Supremo y estrechar su control sobre ci control de la Asamblea Nacional, ci nuevo parlamento uni
cameral, ai aproximarse las nuevas elecciones de Ia totalidad de

36 37

L
F

los puestos electivos, incluida la del mismo presidente, a travCs Luis Miquilena, politico habilidoso quien habria cimentado la
de Ia ilamada megaelección del 2000. La improvisada coali ilegada de Chavez al poder, liderO una amplia escisiOn del cha
cion polIrica de Chavez, denominada Polo PatriOtico, obtuvo vismo que denunciO Ia falta de consuka sobre importantes cam-
más del 59 por ciento de los votos para Ia presidencia y 60 por bios legislativos. El 13 de noviembre de 2001, en una reuniOn
ciento de Los escaños enja Asamblea Nacional. Valiendose de de gabinete que duraria casi carorce horas, el presidente aprobO
su dominic sobre Ia rama legislativa, Chavez rambien amenazó cuarenra y nueve leyes, de las cuales casi ninguna habia sido
con utilizar su poder para cambiar Ia Ley de EducaciOn y dane discutida con ningün ente social, empresanial o laboral. La na
via libre al gobierno central para nombrar y despedir maestros turaleza abrupra de tales decisiones creO una faccion politica: un
a discreción, asI como cambiar el plan de estudios tanto del grupo dentro de Ia Asamblea Nacional, liderado por Alejandro
sistema publico como privado. Este intento tocá un tema his Armas y Ernesto Mvarenga, organizO una comisiOn especial
tOricamente sensible en el pals, que recordo Ia exitosa lucha de para revisar el contenido de la nueva legislaciOn. Sin embargo,
los aflos cuarenta y fines de los cincuenta por la autonomIa de el dano ya se habla hecho. Organizaciones de la sociedad civil,
las escuelas privadas, y el apoyo a las escuelas y universidades partidos politicos, grupos empresariales y medios de comuni
püblicas durante los aflos sesenta. cación manifestaron su descontento hacia el presidente. Luis
La ley habilitante, La erosion de las instituciones de con Miquilena abandonO el gobierno. A lo largo y ancho del pals
trapeso y el proyecto de reforma de la educaciOn, provocO una se celebraron marchas de Ia oposiciOn y paros civicos. Mgunos
rcacciOn en cadena por pane de amplios sectores de la sociedad, grupos opositores, en especial aquellos cercanos al empresaria—
alarmados por lo que percibieron como Ia toma arbitraria de po do y los partidos tradicionales, comenzaron a conspirar abier
den’°. La oposiciOn, formada por diversos sectores, que no siem tamente en contra del gobierno; cortejaron a oficiales de alto
pru coincidian en asuntos politicos —grupos empresaniales y del rango a participar en un posible golpe. Las fuerzas de oposiciOn
movimiento laboral, organizaciones de Ia sociedad civil, viejos dieron inicio a una gran campafla internacional para erosionar
y nuevos partidos politicos, asociaciones de padres y maestros, Ia legitimidad democratica del gobierno. Acaso pot anreceden
como tambiën un nutnido grupo de exchavistas— comenzaron a tes en otros paises, como Argentina en 1989 y 2001, Brasil en
organizar protestas en todo el pals, entre ellas tin paro general 1991, Guatemala en 1993, Ecuador en 1996 y 2000, Paraguay
de dos dias en diciembre de 2001. Para 2002, el pals vivia la en 1999, Peru en 2000 y hasta la misma Venezuela en 1992,
peor polarizaciOn que se habia registrado en America Latina cuando las fuenas opositoras desbancaron mediante protestas
desde los dias del regimen sandinista en Nicaragua, durante callejeras a mandatarios elegidos, la oposiciOn venezolana pen
los años ochenta. En vez de retroceder, el presidente desaflo el sO que podrian lograr lo mismo con Chavez.
creciente descontento, descalificO a los detractores y se mostrO El 11 de abril de 2002, casi un mullen de personas marcha
aOn más indispuesto a cambiar de rumbo. ron frente al palacio presidencial, en una de las mayores protestas
Durante un lapso de dos aflos, de 2001 a 2003, Ia oposi civicas en Ia historia de Venezuela a partir de Ia transiciOn a Ia
ciOn parecia Ilevar Ia ventaja ante el conflicto que emergia entre democracja con Ia caida de fvlarcos PerezJimenez. Al acercarse
el Estado y Ia sociedad. La coaliciOn gobernante sufrio impor— la marcha at palacio, Ia violencia se desarO: murieron diecinueve
tantes deserciones —en el gabinete ejecutivo, la legislatura, los personas y más de ciento cincuenta keron heridas. Los milita
votantes y hasta entre los militates. El ministro del Interior, res se rehusaron a cumplin las Ordenes de Chavez de reprimir

38 39

I
Ia manifestación y este supuestamente habrIa renunciado a la más resentida, al darse cuenta de que ci poder, en lugar de ser
presidencia. Al dia siguiente, Pedro Carmona, presidente de la Ii,? reformado, fue restaurado”.
Federación de Camaras de Comercio e Industria (Fedecamaras Precisamente por el dano a la reputaciOn de Ia oposiciOn,
lidero un golpe de Estado: con ci apoyo de una pequefla facción la serie de golpes de 2002 brindaron al gobierno una lecciOn
militar, tomó posesión qpmo presidente transitorio a Ia cabeza acerca de las ventajas de conducir ala oposiciOn hacia posiciones
de un gobierno ukraconservador y proclama la invalidez de la extremas. A partir de este momento, Chavez nunca más buscO
-

Constitucion de 1999, la disolución de la Asamblea Nacional y la reconciliaciOn; calculaba que al provocar actos irracionales
la revocación de los gobernadores. Pero los civiles que anterior por parte de la oposiciOn, podria hasta fortalecer la popularidad
mente apoyaban las protestas en contra de la naturaleza antide de la presidencia, ai menos en uno de los dos polos del espectro
mocrática de las leyes de Chavez, asombrados por la igwdmente ideolOgico del pals.
antidemocratica proclamacion de Carmona, pronto lo abando En vano, la crisis de 2002 trajo la mediaciOn de la comu
naron. Los militares retrocedieron de inmediato, los sindicatos nidad internacional. Cesar Gaviria, secretario general de la Or
laborales se distanciaron del golpe, los chavistas salieron a las ganizaciOn de Estados Americanos (OEA), permaneciO en Ca
calles —y de forma inusual para las presidencias truncadas en racas durante varios meses para promover negociaciones entre
America Latina a partir de 1980— y el presidente depuesto fue las fuerzas chavistas y opositoras, con representantes del Centro
restaurado al poder. Unidades militares lideradas por algunos Carter en calidad de observadores. Pronto, los encuentros se es
de los mismos oficiales que habIan repudiado a Chavez en dIas tancaron. Chavez no estaba dispuesto a renunciar ni a cambiar
anteriores, lo reinstalaron en menos de setenta y dos horas. el rumbo de sus politicas, y la sociedad venezolana se mantu
Esta serie de golpes, como preferimos denominarlos (ci vo polarizada. Bajo Ia Coordinadora Democratica, organiza
golpe de Chavez frente a las instituciones de contrapeso, ci gol U chin paraguas que agrupaba partidos politicos y movimientos
pe militar frente a Chavez, el golpe de Carmona frente a Ia de la sociedad civil, la oposiciOn se mantuvo opuesta a aceptar
Constitucion, y ci golpe civico-militar para restaurar a Chavez) Ia espera de las elecciones, como lo establecia la Constitucion.
dejó libres de culpa a muy pocos de los lideres politicos. Sin En términos de la teoria de juegos, el gobierno y la oposiciOn
embargo, los hechos terminaron por manchar la reputación, jugaban al “menos cobarde”, una peligrosa situaciOn en la que
mas que de ningün otro grupo, de Ia oposición. Ya en 2002, ninguna de las partes esta dispuesta a ceder, estancamiento que
en America Latina, las manifestaciones civiles y las crisis entre lleva a ambos lados al peor de todos los mundos.
las ramas del poder póblico, seguidas de presidencias trunca Al menguarse la posibilidad de ilegar a un arreglo, la opo
das, se habian tornado frecuentes y fortalecIan a las fuerzas de sición eligiO una nueva estrategia de ataque no electoral: un
oposición; pero en Venezuela, fortalecieron a Ia presidencia y a paro de tres meses, apoyado por trabajadores y gerentes de Ia
los militares. Esto ocurrió en pane debido a Ia gran polariza empresa petrolera estatal, PDVSA. Desde su nacionalizaciOn
ción dcl pals: Chavez aün mantenia bastante apoyo y los miii en 1974, PDVSA habia sido adininistrada en forma bastante
tares, para evitar una escalada de Ia tension social, optaron por autOnoma, a menudo tildada de ser un “estado dentro del es
restaurar el statie quo antes que Ilamar a nuevas elecciones. El tado” (ver capitulo 4 para ci analisis de la industria petrolera).
conflicto civil fue evitado, pero Ia polarizaciOn se agudizo. Los Luego del failido golpe de abril de 2002, Ia alta gerencia de
chavistas se tornaron mas hostiles a la oposiciOn y esta se volviO PDVSA temia que se pondria fin a su autonomia. En efecw, ci

40

11 41
gobierno culpo a Ia cupula administradva de PDVSA de apoyar al gobierno. Debido a ia posterior recesión econOmica, que 11e
y participar en ci ievantamiento politico de comienzos de 2002, v6 a una contracción del 17 por ciento dci PIB en el primer
y Chavez hizo evidente que queria tener tanto el control politi trimestre de 2003, la opinion pOblica culpo a los huelguistas,
co como operacional de la industria petrolera. La aita gerencia quienes empezaron a ceder. El paro, para comienzos de marzo,
de PDVSA, con el fin 4e protegerse a si misma, organizó un tildado por ci gobierno de “golpe petrolero”, the polIticamcñte
cuasi sindicato, denominado Gente del Petrolco, que recluto a derrotado.
numerosos gerentes de nivel medio y alto. Este grupo pronto A partir del paro petrolero, Ia oposiciOn opto por un tercer
forjO vInculos con Ia Coordinadora Democrática, a la que in angulo de ataque: un referendo revocatorio. Por primera vez,
tentó presionar para que abandonara las negociaciones a cambio Ia oposiciOn planteO una posiciOn verdaderamente electoral sin
de una huelga nacional. Para finales de noviembre de 2002, se ambigfledades y un desaflo constiwcionai a Chavez, en parte
impuso la Gente del PetrOleo y convenciá a la ConfederaciOn porque anteriormente no existla tal mecanismo (la constituciOn
de Trabajadores de Venezuela (CTV) a Uamar a paro. El 2 de fijaba que un referendo revocatorio solo podria hacerse luego de
diciembre de 2002, las fuerzas vivas del pals convocaron un tres ahos de iniciarse el periodo presidencial). El problema era
pam nacional. que Ia constitución fijaba akas barreras para este tipo de desaflo.
Aunque siguieron funcionando los seiwicios publicos, los Al iniciar el referendo, los proponentes debian obtcner firmas
medios de comunicaciOn, los bancos, los principales producto vahdas del 20 por ciento de los votantes registrados. Ademas,
res de alimentos y los supermercados, muchas compañias y casi para remover a Chavez del cargo, ci referendo requeria obtener
Ia totalidad de la industria petrolera cesaron actividades durante más votos en su contra de los que huhiera obtenido en las elec—
Ia mayor parte de estos tres meses. La produccion petrolera de ciones anteriores —las de agosto de 2000, cuando Chavez fue re
Venezuela se parO. En cosa de semanas, ci pals cayO en una elegido con un triunfo electoral aplastante. Pero en 2003, todas
profunda crisis econOmica. las encuestas sugerlan que Ia oposiciOn no tendria probiema al
Dc nuevo, en lugar de negociar, Chavez respondió con guno para obtener las firmas y los votos. La tasa de aprobaciOn
el castigo. Arbitrariamente despidio casi a! 60 por ciento del de Chavez liegO al más bajo nivel histOrico (vcr el grafico 2-1).
personal de PDVSA, inciuyendo la mayorIa de los gerentes, y En respuesta, con ci propOsito de desaientar la recoiecciOn
asignO ci control de Ia industria a los militares. La distribucion de firmas, ci gobierno sacO de Ia manga varias barreras lega
de gasohna coiapsó. En los grandes centros urbanos escaseaban les y administrativas —otro ejemplo del uso de ia manipulacion
o simplemente se agoraron ciertos aiimentos y otros bienes de institucional para confrontar las presiones eiectorales. Primero,
consumo. Chavez persuadio a los militares y a Ia comunidad in ci CNE declarO nub y sin valor ci proceso inicial mediante ci
ternacional de que PDVSA habia sido utilizada con fines sub cual Ia oposiciOn habia recolectado las firmas, realizado con ci
versivos y ci interés nacional exigia al Estado ci control directo apoyo de organizaciones de ia sociedad civil especializadas en
de Ia industria. Los militares gustosamente aceptaron sus nue asuntos eiectoraies. En cambio, el CNE ideO reglas estrictas
vas responsabilidades y con ci apoyo de militantes chavistas, asi para recoger las firmas y anunciO que supeiwisaria directamente
corno gerentes de bajo nivel de PDVSA, lentamente Sc recuperé el proceso. Aun bajo tan estrictos procedimientos, Ia oposiciàn
Ia producciOn. logrO recolectar de nuevo las firmas necesarias.
Una vez más, ci extremismo golpeO a Ia oposición más que

42 43
• Sin embargo, ci regimen manwvo su desaffo; no suavizO
poifticas exciuyentes al responder at refercndo. Por ci contrario,
GRAFICO 21 ai hdiar con Ia athenaza, introdujo una vicja treta de Ia politica
Creci,niento delgastopriblico en valores constantes.frente a lii tasa de latinoamericana: ci clientehsmo clásico. -

aprobacion de Qhdvez, agosto 2001 ajulio 2009


ACTO IlL GASTO PUBLJCO Y DEFLACIóN ELECTORAL
Populandad —Cwomienlo do! gasto Antc ci desaflo dc un imparable referendo revocatorio,
60

50
Chavez dcspiegO su boy dia celebre programa de misiones.
40
J-Iasta comicnzos dc 2004, Chavez habla dcjado relativamente
30 de lado ci gasto social. Desmantelo Ia mayoria de los progra
20 nias sociales hercdados de gobiernos antcriorcs: hasta recortO
10 Ia ayuda a los muy recurridos centros de cuidado diario de Ia
0 a nificz. En efecto, ia politica social era minima; io que habia, se
a -Ia
delegaba mayormente a los militates, bajo ci Plan Bolivar 2000.
-20 °
Todo cambiO a finales de 2003. Alarmado por ci movi
-30
n C C I I C
00000990000099990090
C 0, 0, miento masivo a favor dcl referendo, Chavez tomO ventaja de Ia
< W Z< OIL 0202< uS 2<
Sn
Cl) CL
subita aiza de los precios dcl pcrrOleo para poner en marcha una
scrie de programas sociaics, quc éi mismo describia como “hi
Fuente: i\linistcriu cit Finansas, Ba ncu Central de Venezuela, Dacaitilisis Encues • misiOn para salvar ai pueblo”. Una vcz programado ci rcfercndo,
ta Omnibus, 2001-2009. urn avalancha de gasto publico, casi ci 4 por cicnto del PIB, fue
vciozmente canalizado a cstas misioncs’2. El aicance y Ia pro
fundidad de los programas gencrO una sensaciOn de inclusiOn
Seguidamente, ci CNE dcclaro invalidas a buen nümero social, que simbOlicamcnte contrastaba con las iltimas dos de
de firmas, no obstante quc Ia oposición cumplió con los pro cadas del regimen puntofijista y los primcros años dci chavismo.
cedimientos establecidos para ci rcferendo. El CNE oblige a Por largo tiempo, se sentirian Jas consccuencias politicas dc esta
Ia oposición a validar de nuevo las firmas, lo que Ic requirió a nueva táctica de gasto social.
Ia oposicion movilizar a los votantes una vez más. A finales de No obstante Ia incficiencia, las misiones ayudaron al go—
rnarzo de 2004, ci CNE por fin acordo que Ia oposiciOn habia bierno a construir una base popular más fuerte y privaron a Ia
recolectado ntis que suficientes firmas validas para celebrar un oposicion de medios para competir frentc al Estado, quc gas
refcrcndo, lo que dio P° al inicio de las preparaciones y pro— nba en forma esplendida a favor de los pobrcs. Sin duda, csto
gramar ci acto pant agosto de 2004. influyO sobre los rcsukados electorales: en ci referendo revoca—
A comienzos de 2004, Ia oposiciOn ilevaba Ia dciantcra torio, Chavez logrO transformar su baja tasa de aprobaciOn de
cn las encuestas de opiniOn —ci peor rnomcnto dci gobicrno de 2003, Ia cual giraba alredcdor dci 45 por cicnto, en un triunfo
Chavez. No era de sorprender, piles, que ci gobierno acordara en cI que ganO con ci 59 por ciento de los vows.
cumplir con Ia icy en rcspucsta a las presiones de Ia oposiciOn. Consternada, Ia oposición reclamO ci fraude. Pero iuego de

44

1
realizarse una auditoria superficial, los observadores internacio postre Chavez logro hacerse de veintiuna de las veintitrés go
nales (principalmente la OEA, el Centro Carter y el Programa bernaciones de estado, asi como la gran mayoria de las alcaldias.
de Naciones Unidas para el Desarrollo) desestimaron los car or si fuera pocO, el gobierno procedió a nombrar doce ma
gos. Parte del problema fue que se utilizo un nuevo sistema de it gistrados adicionales al Tribunal Supremo, de los cuales todos
votación electrónica, y nila oposicion ni Ips observadores sabian : habian sido previamente calificados como auténticos “revolu
con certeza cómo auditarlo; mientras el gobierno, por supuesto, %: cionarios”.
carecia de interés alguno para realizar una verificacion exhaus— En apenas unos meses, el clima politico de Venezuela ha
tiva. “‘
bia cambiado de una reñida competencia por el poder en 2003,
Independientemente de la posibilidad de un fraude o de a una asimetria de poder a finales de 2004: los triunfos elec
auditar un sistema de votos automatizado, no hay duda de que, torales y ci control obtenido sobre todas las ramas del poder,
al aproximarse ci dia de la votación, la expansión del gasto pü— envalentonaron al gobierno y desalentaron a la oposición, que
blico y del gasto social en particular impulsó la popularidad de sentla que cualquier estrategia seria simplemente inutil.
Chavez. Semanas antes de las elecciones, encuestas indepen
L%
‘ Es más, el gobierno buscO vengarse de quienes habian fir
dientes revelaron el alza de la popularidad del presidente. mado la petición revocatoria; publicO en internet una lista de
Aturdidos por los resultados del referendo, el apoyo inter las preferencias electorales de los votantes, compilada mediante
nacional al triunfo de Chavez y la falta de una auditorla con tecnologia sofisticada. Se le conocia como la lista Tascon, por
fiable, la oposiciOn cayó en un prolongado “coma”. Tan grande haber sido difundida por Luis Tascén, diputado chavista de Ia
fue el cambio de circunstancias, en apenas cuatro meses, que Ia Asamblea Nacional. El documento provenia de una base de da
energia de Ia oposición se fue al piso. El chavismo se habia con tos digital, que el CNE entregó a Tascon para transmitirlo a
vertido en un nuevo tipo de máquina —no solo con inclinación la Asamblea Nacional. La lista fue deliberadamente utilizada
a concentrar el poder, sino de propender al gasto püblico como para inducir a los ciudadanos a retirar sus firmas o aceptar la
ningñn otro gobierno desde los aflos setenta. Hasta la situación perspectiva de ser destituidos, negandoles el acceso a contratos
internacional cambio. La mayoria de los observadores recono publicos y a sus prestaciones sociales.
ció Ia victoria democratica de Chavez y mostró poco interés Este castigo a la oposición ha sido una de las más descara—
en darle curso a los reclamos de la oposición. La oposiciOn se das violaciones de los principios democráticos en la Venezuela
desmoralizo tanto por esta nueva situación y Ia nueva postura de Chavez: el derecho al voto secreto y el derecho a votar segün
internacional, que casi no logro movilizar los esfuerzos que se su propia conciencia, sin temor a represalias. La medida ins
requerian frente a las elecciones de gobernaciones y alcaldIas, tauró ci temor tanto entre los votantes de Ia oposiciOn como de
que se celebrarlan dos meses después, en octubre de 2004. aquellos que mantenian cierta ambivalencia.
Exahado e impulsado por su victoria en el referendo, Agotados, desalentados y sin esperanza de beneficio algu
Chavez mantuvo un nivel de gasto sin precedentes, destinado no al participar en votaciones, Ia oposición falló en prepararse
a apoyar a los candidatos de los chavistas en las gobernaciones adecuadamente para otra eleccion más, esta vez de los delega
y alcaldias. Para un pals que habia sufrido casi veinficinco aflos dos a la Asamblea Nacional, fijada para diciembre de 2005. La
—l
con dificuhades económicas, este nuevo ciclo de abundancia, mayoria de las encuestas mostraban que la oposición se absten—
aunque condicionado, tentó a gran parte de la poblacion. A la dna de votar; de alli que, a ukimo momento, los lideres de los

46 47
r
cinco partidos opositores más importantes decidieron bQicotear prácticamentc dejó de respirar. En 2006, a diferencia de 2003,
las elecciones, bajo ci argumento de que el gobierno nunca tomó ia oposición se sentia desolada.
en cuenta los reclamos más importantes sobre Ia inequidad del
sistema electoral. El boicot demostra ser una solucion torpe y ACTO IV: LA ELECCIóN PRESIDENCIAL DE zoo6 -

temeraria: Chavez terminó por tomar ci control total de Ia le Y LOS DILEMAS DE LA OPOSICIóN

gislatura. Al acercarse las elccciones de 2006, Ia oposicidn debio


En retrospecciva, ci boicoteo de las elecciones de 2005 the hacer frente a una serie de dilemas. Para empezar, opcraba en
ci error más grave que pudo hacer Ia oposicidn para lidiar con tin campo de juego disparejo, a causa de las normas electorales
Chavez. En efecto, esto tuvo como consecuencia Ia entrega del desfavorables y ci gasto sesgado dci Estado. Un reto aun mayor
poder legislativo a la rama ejecutiva. La razán por Ia cual se era ci de idear y articular un enfoque unificado ante Ia evidente
opto por el boicot era doble. Primero, la oposición sabia que, crccida de un regimen hibrido, quc ofrecIa algunos canales de
de todos modos, iba a perder terreno en la Asarnblea Nacional. mocráticos mientras cercaba muchos otros. La oposición esen
Y segundo, esperaba que ci boicot hiciera la suficiente presiOn cialmente sc dividio en tres grupos —cl que crcia en una cstra
sobre Ia comunidad internacional para que, por fin, escuchara F
tcgia beigcrante hacia ci gobicrno, ci que optaba por abstenersc
y obligara a Chavez a ceder a sus demandas. Pero la comuni de votar, y ci que preferia scguir las reglas constitucionales, a
dad internacional no respondlo como Ia oposición esperaba. No pesar dc la escasa garantia de equidad.
hubo convocatoria internacionai pant que Chavez pospusiera y El primer gmpo sostcnIa que Ia mejor estrategia a seguir
negociara; asi que Chavez ni pospuso ni negoció. era Ia dc “deslegitimar” al regimen y presionarlo mediante pro
A comienzos de 2006, Ia oposición se habla derrumbado testas. El segundo, argumentaba que Ia abstencion era Ia ünica
casi por completo. Habia fracasado todo esfuerzo de concrarres— opción racional, ya quc el juego estaba sesgado irremediable
tar ei paso hacia Ia hibridez: desde Ia movilizaciOn de amphas mente a favor del gobierno. El tercero, pensaba que las protestas
manifestaciones pubhcas, hasta conspiraciones con las facciones y Ia promoción de Ia abstención electoral solo favorecerian a
militares, ci pam de Ia industria petroiera mediante una huelga Chavez. Ademas, hubo divisiones internas en ci tercer grupo
nacional, la celebracion de un referendo revocatorio, ci boicot (los que tenian Ia intención de participar clectoralmcnte) den—
de una eleccion, las denuncias de supuesto fraude y el que se vadas dc sus difcrcntes orientaciones ideologicas y estilos poli
arrebatara ci poder. Nada funcionó. La oposiciOn logro poco ticos.
apoyo de la comunidad internacional. Sucesivas elecciones de Al inicio de la carrera presidencial de 2006, se enfrcntaron
bilitaban su poder cada vez más, lo cual fue seguido por cada ties candidatos de ia oposición ampliamente conocidos, con di
vez menos concesiones del gobierno. En Venezuela, como en ferentcs antecedentes ideologicos: Teodoro Petkoff, un exiidcr
cualquier pals productor de petrolco donde ci Estado maneja Ia gucrriUcro de los años sesenta, quien a finales de los noventa
industria, ci gobierno controla el “tanque de oxIgeno” —el dinero habia sido ministro de Planificacion de Caldera y, bajo Chavez,
que fluyc dcl petrOleo— y Ia mayor pane del oxigeno se asignó editor del respetado diario ml Cuaf, Julio Borges, ci lider de
a los partidarios de Chavez. Privada de oxigeno, Ia oposición Primero Justicia, un nuevo partido con algunos aicaidcs co
nocidos por su labor efectiva en ciertos municipios; y IVianuel
Rosales, ci entonces gobernador de Zuha, ci estado petrolero

49
48
fronterizo. Durante un tiempo parecia imposible poder Ilegar a al mandatario, por cuanto mantiene a Ia oposiciOn en desacuer
un acuerdo para seleccionar un candidato de unidad. do permanente.
Sin embargo, sorprendentemente, los tres contendientes En relacion con las listas de vorantes, por ejemplo, el CNE
acordaron en acuerdo amistoso para seleccionar un candidato permitiO a CAPEL (Centro para Ia Promocion y Asistencia de
mediante una encuesta deopiniOn, que alser realizada apunta Elecciones), organismo electoral afihiado al Sistema Interame
ba a IVianuel Rosales coma el favorito de los votantes. Los can ricano de Derechos Humanos, auditar el sistema de registro
didatos restantes optaron par apoyar su campaña. Esto resolviO electoral. Dc igual manera, el CNE autorizO a un grupo de
eJ problema de unidad a nivel de liderazgo. universidades nacionales a auditar el listado de votantes. Sin
Los otros dos problemas de quienes pertenecian al tercer embargo, las tres universidades más prestigiosas del pals —Uni
grupo eran más difldiles de resolver: coma superar la tendencia versidad Simon Botivar, Universidad Central de Venezuela y
de los posibles votantes del primer y segundo gmpo, de insistir Universidad Catolica Andres Bello— se negaron, por conside
en Ia protesta a de abstenerse a votar. Attn pan Ia rardia fe rar inváhda Ia metodologla estadIsrica propuesra par el CNE.
cha de mediados de 2006, muchos de Ia oposicion, plenamente Ni CAPEL ni el estudio de votantes registrados realizado par
conscientes de su falta de fuerza politica, se mantenlan mdcci las instiwciones universitarias, encontraron evidencia de listas
sos de si debian votar a no. Dificilmente se darian condiciones amafladas —pero confirmaron que el sistema no ofrecla plena
para celebrar elecciones justas y transparentes. Asi, los miem— protecciOn frente al voto de electores no registrados.
bros de Ia oposiciOn señalaban los siguientes problemas: Las reformas relativas a las máquinas “captahuellas”, insta—
• El Consejo Nacional Electoral no era independiente ladas en los puestos de votaciOn para recoger de forma electréni
• La percepciOn sobre el sistema electronico del voto era ca las huellas dactilares de los votantes, también fuerón parcia
que podia ser susceptible a la manipulacion les. En las elecciones de 2005, correspondientes a la Asamblea
• La lisra de vorantes habia sido inflada por ci registro Nacional, analistas de La oposiciOn hablan descubierto que bajo
mndiscrimmnado de en inusitado nümero de vorantes’3 determinadas condiciones, estas máquinas podrian ser secuen
• El acceso a los medios era desigual y abrumadoramen ciadas con las máquinas de votaciOn de pantalla táctil, de modo
te viciado a favor del mandatario1 que los funcionarios del gobierno pudieran identificar cOmo
• El Estado habia sobrepasado con creces los limites de votO cada quien. La oposiciOn pidio el voto manual, pero el
gasto en La campafla poiitica CNE negO Ia peticiOn, con el argumento de que Ia Icy electoral
requerla Ia automatizaciOn del sistema, factor que contflbuyO a
LAS REFORMAS PARCIALES DEL GOBIERNO provocar ci famoso boicot. Para Ia elecciones presidenciales de
Durante los meses que precedieron Ia elecciOn presiden— 2006, la OEA brindo asistencia técnica al CNE con el propOsi
cial de 2006, ci gobierno se habia dirigido a algunos de estos to de reducir La posibitidad de rastrear los registros de votaciOn a
reciamos, pero no a todos. Esta respuesta parcial complicO las través de huellas dactilares, pero Ia oposición presionO par más
posibilidades de unificar a Ia oposiciOn, puesto que se debatla cambios.
acaloradamente silas reformas eran o no satisfactorias. Es im— A Ia postre, ci gobierno acordo remover las maquinas de
portante emender este proceso de reformas parciales, que pare— hueflas dactilares de ciertos puestos de votaciOn, pero mantu
cc set Un instrurnento favorito de los regimenes hibridos: atrae vo aquellas ubicadas en lugares densamente poblados, adonde

so 5I
predominaban los pobres. La oposiciOn aiegO que, a! mantener gobierno. La oposiciOn carecia de acceso a esta ampliada infra
máquinas de huellas dactilares en estas zonas dave, ci gobierno estructura de comunicaciones.
ocultaba un juego “psicologico”: despertar la duda de si ci vow La reformá parcial del sistema electoral colocO a la oposi—
era o no secreto, lo cual aumentaria las tasas de abstenciOn entre ciOn en un dilema. Dc mantenerse callada, muchos de sus se
los votantes de Ia oposicin. -
guidores se habrian sencido traicionados por sus lideres. Pero si
El CNE abordO ci problema dcl financiamiento sesgado de Ia oposiciOn rechazaba las reformas con base en su insuficiencia,
Ia campaña, pero se ocupO ünicamente de la regulaciOn, antes reforzaria su imagen de recalcitrante y desleal, ml como habia
que de su cumplimiento. Debido a que esta seria Ia primera ocurrido en el pasado deteriorando aOn más su imagen inter
elecciOn general bajo Chavez en ci marco de un auge petrolero, nacional.
‘a cuestión dcl inequitativo nivel dcl gasto del Estado era lo que Ala postre, los lideres de Ia oposiciOn se lajugaron a favor
más preocupaba a Ia oposición. En respuesta, ci CNE acordO de Ia primera opciOn: se conformaron con Ia reforma parcial,
prohibir a funcionarios pablicos aprovechar los actos y eventos compitieron en Ia elecciOn y aceptaron los resultados. Aunque
oficiales con fines clectorales, asi como limitar el tiempo diario aceptar la reforma parcial trajo un costo. La oposiciOn tenia que
de pubhcidad televisiva de cada candidato; pero no cumpliO el atraer a las urnas no uno, sino dos grandes bloqucs electorales:
seguirniento. El mejor ejemplo de esto fue capturado por las los electores que se mantenian ambivalentes acerca de a quién
cámaras de televisiOn: en noviembre de 2006, Rafael Ramirez, apoyar (los Ilamados ni—nis) y los anrichavistas que estaban a
presidente de PDVSA, exhortO a los empleados de Ia empre— favor de Ia abstenciOn.
sa estatal, reunidos en asamblea, a votar por Chavez en razOn A fin de cuenras, Rosales ejecutO una buena campaha, a
de que Ia corporaciOn era “roja, rojita’ refiriendose al coLor del pesar de que perdiO las elecciones. El hecho de que Ia oposiciOn
parrido chavista. En vez de despedir o sancionar al ministro hubiera proclamado Ia unidad entre los diferentes candidatos y
por violar Ia Icy, Chavez lo felicitO e insto a otros ministros y competido en las elecciones no obstante las reformas parciales,
funcionarios publicos a repetir el mensaje. Esta vez incluso Ia Ic abriO el carnino para voiver ala arena electoral —un cambio de
comunidad internacional enricO al gobierno. estrategia que posteriormente dio fruto, tanto en 2007 y 2008
Ahora bien, algunas condiciones de Ia voraciOn mejoraron como en 2010: las fuerzas de oposiciOn vencieron ci esfuerzo de
en las elecciones presidenciales de diciembre de 2006, en corn Chavez por reformar Ia ConstituciOn y en años subsiguientes
paración con las elecciones legislativas de diciembre de 2005 ganaron varias alcaldias y gobernaciones e incluso volvieron a
y el referendo revocatorio de agosto de 2004. Pero deteriora ganar una amplia representación en la Asamblea Nacional. Sin
ron las condiciones de financiamiento de las campañas, porque embargo, Ia oposiciOn primero debiO hacerle frente a
nada se hizo para frenar la máquina de gasto politico creada ronda de restricciones.
por Chavez en 2003 y 2004. La oposiciOn estaba en desventaja
aun en el acceso a los medios: ci regimen invirtió más de US ACTO V: LA INTERPRETACIóN CHAVISTA
$40 millones en Ia mejora de Ia cadena estatal de televisiOn y DE LAS ELECCIONES DE zoo6
Ia agencia estatai de noticias; instalO tres nuevos canales de te Las elecciones presidenciaies de 2006 significaron el re
levision; adquirio unas 145 ernisoras de radio y 75 periOdicos nacimiento politico de Chavez, frente a Ia situaciOn que vivió
cornunitarios; y puso en marcha unos 66 sitios de internet pro en 2003, mientras desrnoralizO parcialmente a la oposiciOn.

52 53
El presidente ganO Ia reeleccion por un periodo de seis años, tidos habia causado Ia fragmentacion politica, que debilitaba ci
con 62,9 por ciento de los vows, frente al 36,9 por ciento de Ia poder de negociaciOn de la sociedad frente al Estado, lo cual
oposicián. Chavez ganO con ci margen más amplio y el mayor beneficiaba a Chavez15. En 2006, disminuyo la fragmentacion
nOmero de votantes en la historia venezolana, a pesar de una de Ia oposiciOn: la mayoria de los vows de Ia oposiciOn se con
abstencion de por lo menos 25 por ciento. Obtuvo al menos centrO en dos partidos no tradicionales: Un Nuevo Tiempo y
ci 50 por ciento de los votos en todos los estados, incluyendo Primero Justicia.
A pesar del momento de gloria obtenido por el gobierno,
Zulia, ci estado natal de IvIanuel Rosales, candidato de la opo
sición. Esta vez la oposición no alegO fraude. El CNE aprobO se podria argumentar que Chavez interpretO de manera muy
una auditoria manual de vows que confirmaron Ia cifra oficial, parcial ci significado de los resultados electorales del 2006. La
segün obsenadores internacionales como la Union Europea y gran mayoria de los venezolanos que votaron por el, a excep
una organizaciOn no gubernamental local, Ojo Electoral. Aun chin de sus partidarios más extremistas, percibia Ia reeleccian
que hubo una serie de irregularidades en Ia amplicaciOn del re como una aprobaciOn de lapo/itica existente, antes que un llama-
gistro clecwral (por ejemplo, un aumento sin precedentes de do a cambios más radicales; al mandatario se le premiO por su
31 por ciento de votantes registrados entre 2003 y 2006), todos inmenso gasto püblico, luego de casi veinticinco años de con
coincidieron en que estos no superaban ci margen por ci cual ci tracciOn econOmica, y por restablecer Ia paz poiltica tras tres
gobierno ganó las elecciones. ahos de intensa inestabilida&6. Chavez, en cambio, percibio su
Tan decisiva victoria en Ia reelecciOn de 2006 Ic dio mayor reelecciOn como un mandato abierto para acelerar Ia radicaliza
impulso al presidente. Chavez habIa ampliado su margen de ciOn, y pronto anunciO cuän lejos estaba dispuesto a proceder.
victoria desde su primera eleccion, en 1998; esta vez incrementO
ACTO VI: EL GOBIERNO SE RADICALIZA,
su cuota de votos en los estados rurales de Amazonas, Apure,
MIENTRAS LA OPOSICION SE MODERA
Cojedes, Delta Amacuro, Gudrico y Sucre. La oposiciOn solo
se mostrO competitiva en los centros urbanos. En Petare, por Entre 2001 y 2004, podria argumentarse que la radicali
ejemplo, ci barrio de Caracas con Ia mayor concentraciOn de zación politica del gobierno sen’Ia de respuesta al creciente cx—
votantes pobres, Rosales perdio por solo 19.000 votos. Por otra tremismo de la oposiciOn. Aunque no aceptamos del todo este
parte, el apoyo electoral a Chavez se mantuvo alto en los es argumento de causación, reconocemos que difIcilmente puede
tados productores de petrOleo: Anzodtegui, Falcon, Monagas refutarse, pues ocurrian a un mismo tiempo tanto la radicaliza
ciOn del gobierno como de la oposiciOn. Es más propicio rebatir
y Zulia. El parrido politico de Chavez, Movimienw Quinta
Repnbhca (MVR), obtuvo una abrumadora mayoria de votos. ci argumento de causaciOn para ci periodo transcurrido a partir
Otros partidos que apoyaban a Chavez —Podemos, Patria Para de Ia campaha electoral de 2006: el gobierno se tornO cada vez
Todosy Partido Comunista de Venezuela (PCV), sacaron solo más radical, mientras que La oposiciOn realmente avanzO hacia
14,6 por ciento de los vows. Ia moderaciOn.
En cambio, el Unico rayo de esperanza para Ia oposiciOn Asi, por ejemplo, ci discurso de Ia oposiciOn se hizo me
pudo haber sido que los votantes manifestaron una tendencia nos extremo: en Jugar de liamar al boicot o a la destituciOn de
menos pronunciada a alejarse de los partidos politicos, Ia cual Chavez, hizo hincapie en promover a sus mismos candidatos.
venia observandose desde 1992. El desalineamiento de los par- En lugar de salir a Ia calle, se centrO en la bOsqueda de la unidad

55
54
F:

y en movilizar la votaciOn, dando lugar a una justa contienda nales e internacionales, Chavez siguiO adelanre con esta deci
electoral. No obstante que Ia oposiciOn planteO formas más ins sión en mayo de 2007, convirtiéndose en el primer gobierno de
rirucionalizadas de discurso y comportamiento, el Estado res— clecciOn popular en America Latina desde los años ochenta en
pondiO con mayores contraataques. prohibir descaradamente el firncionamiento de un medio. La
En 2006, Chavez celebrO su Victoria presidencial con Ia unica razOn que ofreiO para no renovar Ia licencia flue que el
proclamaciOn de que “nada puede parar la revoluciOn!” Lleno canal era “golpista”. Ningun tribunal se ha prnnunciado en esta
de confianza en si mismo, durante un celebre discurso de Navi martha, por lo que el cierre de RCTV fue una clara evidencia
dad después de las elecciones, anunciO planes para organizar un de su sesgo politico en Ia gestiOn de asuntos económicos, su
referendum constitucional expresamente destinado a promover desprecio por Las libertades civiles básicas y su menosprecio del
agenda socialism. Esta reforma constitucional formO parte debido proceso de derecho. Chavez tambien anunció Ia nacio
de una fase más radical de Ia revoluciOn, que involucrO cinco nalizaciOn de los sectores de telecomunicaciones y electricidad,
nuevos “ejes”: el primero consistia en utilizar una nueva ley ha asi como una mayor participaciOn del Estado en otras areas de
bilitante para cambiar más de sesenta leyes. El segundo, mo Ia economia, como la banca y la agroindustria.
dificar la Constitucion mediante un comité presidencial —pero Curiosamente, fue un nuevo sector de la sociedad civil el
sin ningOn miembro de Ia oposiciOn— que generara propuestas que dio respuesta a esta ronda de arrebatos de poder: los estu
a ser someridas a referendo, que iban desde eliminar los lImi diantes de las universidades publicas y privadas. Organizaron
tes del periodo presidencial a condiciones más estrictas para los protestas en contra del cierre de RCTV, asi como frente a los
referendos revocatorios. El tercer eje redibujaria el mapa poli planes de Chavez para adelantar una reforma constitucional
tico administrativo a nivel regional y local, con el propOsito de que, segOn diversos especialistas en derecho, habria requerido
reducir Ia influencia de los gobernadores y alcaldes. El cuarto convocar una nueva Asamblea Constituyente. Chavez deses
eje se centraba en expandir las directrices ideolOgicas para Ia timó el movimiento estudiantil como “elitism” y alento a sus
contrataciOn y formaciOn de maestros de escuelas püblicas. El partidarios chavistas a protesrar en su contra, lo que ilevO a que
quinto crearia centros de poder a nivel submunicipal, los ila ocurrieran algunos enfrentamientos violentos.
mados consejos comunales, que desafiarian Ia autoridad de los En ñltimas, el gobierno procediO a cerrar RCTV, a pesar
alcaldes y otros funcionarios locales. El nuevo vicepresidente de las protestas por parte de varias organizaciones no guberna
de Chavez, Jorge Rodriguez, quien habia sido presidente del mentales inrernacionales, como la OEA, la Asociacion Inte
CNE al iniciarse el referendo revocatorio, denomino esta nueva ramericana de Prensa y Human Rights Watch. Sin embargo,
etapa de Ia revolucion como una “dictadura de la democracia Ia importancia de este momento de protesta no debe subesti
verdadera”. marse. Por primera vez en años, los estudiantes venezolanos
El discurso de Chavez tambiCn contenia algunas decisio— lograron organizar un movimienro nacional, con puntos de vis
nes de politica un tanto audaces. Primero, anunciO Ia decision ta contrastantes, pero unidos por su vision de Ia necesidad de
arbitraria de no renovar Ia licencia dc RCTV, el canal de tele lirnitar Ia revolucion chavista. Organizaron una impresionante
vision más antiguo y de mayor sintonia dcl pals, de propiedad campafla quc [lamO a movilizarse en contra de Ia reforma cons
privada; Ia licencia estaba a punto de vencerse, al igual que las titucional anunciada, especialmente Ia eliminacion de los limi
de otros canales de television. A pesar de las protestas nacio— tes del perlodo presidencial y diluir el concepto de propiedad

56 57
privada mediante Ia introducciOn, en el textoconstitucional, de
conceptos tales como Ia propiedad “sociaL” y “comunal”.
Poco a poco, el movimiento en contra de la reforma cons
titucional empezO a atracr algunos destacados exchavistas. Dos
meses antes dcl referendum constitucional de diciembre de
r pam socavar ci liderazgo de la oposición: el contralor general,
clodosvaldo Russian, presentO una lista de ciudadanos inhabi
litados para ser eiegidos, alegando que estaban bajo sospecha
de corrupciOn. Más de cuatrocientos politicos (cifra que poste—
riormente se redujo a doscientos setenta) fueron inhabihtados,
2007, ci general Raüi Isalas Baduei, exministro de Defensa, de los cuales más de doscientos eran candidatos de Ia oposiciOn.
nocido por haber colaborado con ci regreso de Chavez al poder A pesar de las nuevas barreras, en las elecciones de 2008 Ia
tras los referidos goipes de abril de 2002, leyO una declaraciOn oposiciOn rriunfo en algunos de los estados urbanos más pobla
publica oponiCndose a Ia reforma constitucional. En su discur dos del pals, inciuyendo Carabobo, Miranda, Nueva Esparta,
so, Baduel informO del creciente descontento entre los oficiales Tachira, Zuha y el Distrito Capital (aunque perdio en los
dcl ejército hacia Ia idea de reformar la Constitucion y Ia elimi tados más rurales y pobres). Un caso notable fue ei triunfo del
naciOn de los limites dcl periodo presidencial, y recomendO al partido Primero Justicia en Sucre, uno de los municipios más
püblico votar por ci “No”. Los gobernadores y alcaldes chavistas pobres de Ia Gran Caracas. Esto no significO que a las fuerzas
tambien se sentian incOmodos con Ia reforma. A ellos no les del gobierno les fuera mai. El nuevo partido de Chavez, ci Par
gustaba el hecho de que In prohibiciOn de los lImites del manda tido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ganO en diecisiete
to fuera .ma prerrogativa solo presidencial, sin que se extendiera estados, derrotando a todos los disidentes, e incluso ganO en los
a las autoridades regionales y locales. Esta vez los gobernadores estados donde Ia oposiciOn habIa previsto ganar —Falcon, An
y alcaldes chavistas no estaban dispuestos a movilizar a los vo zoátegui y ?vlerida— demostrando una vez más que los chavistas
tantes. segulan siendo una fuerza politica importante.
Chavez perdiO el referendum de reforma constitucional por No obstante los triunfos del chavismo, las elecciones de
on estrecho margen, so primera derrota electoral. Dc acuerdo 2008 revelaron un camblo en su demografia. Antes de las dcc-
con resultados extraoficiales, que aparecieron en Ia pdgina web clones de 2008, ci gobierno podrIa afirmar que su base electoral
del CNE en horas de Ia madrugada despues del referendum, el en la poblaciOn del pals consistla en Ia totalidad del “pueblo”.
margen entre ci No y el Si escasamente alcanzaba 1,4 par cien Pero en 2008 un nümero creciente de los más pobres en las
to; sin embargo, nunca se publicaron los resuhados oficiales. Se zonas urbanas e industriales votaron por Ia oposiciOn. La fuer
rumoraba que Chavez aceptO Ia derrota como resuhado de Ia za electoral de Chavez se limitO a zonas rurales, ames que in—
presiOn militar —aunque lo negO, alegando que Cl no era “presio dustriales. Entretanto, dio fruto la decision de la oposiciOn de
nabie”. El secretario general de Ia OEA, José Miguel Insuiza, volver a Ia arena electoral a partir de 2005; elevo su posiciOn en
elogio a Chavez, afirmando que Venezuela si renia una “demo las encuestas y ilevo a triunfos en algunos sectores importantes,
cracia que funciona”. A partir de ese momento, los estudiantes que otrora habian sido basriones del chavismo.
continuaron siendo intimidados; cerca de ochocientos oficiales Sin embargo, la oposiciOn aün tenia que superar las limi
militates fueron despedidos y Baduel fue condenado en abril de taciones impuestas por instituciones sesgadas, arremetidas del
2009, acusado dc corrupciOn’. presidente, una prensa cada vez más en maims del Estado y un
Al aproximarse las siguientes elecdones —las de 2008, de campo de juego parcializado. Esta simaciOn se mantuvo, im
gobernadores y alcaldes— el gobierno anunciO nuevas medidas
59
58
r

poniendole barreras importantes a Ia viabilidad electoral de la en Ia reelecciOn indefinida; y a finales de 2008, percibia que su
popularidad estaba en declive y tenIa que actuar con rapidez
oposicion.
para alcanzar tan importante meta. La ConsrituciOn de 1999
En 2009, Ia persecuciOn politica IlegO a su pinto culmi
fiabia amphado Ia duraciOn del mandato y ademas permitido,
nante una vez que ci chavismo puso en la mint a alcaldes y
por un periodo, la reelecciOn consecutiva; y en 2007, Ia cláusula
gobernadores ya elegidos. Manuel Rosales, ci exgobernador y
referente a eliminar los limites del mandato del presidente ha-
excandidato presidencial, ahora alcalde de Maracaibo en 2008,
bin sido incluida en Ia derrotada reforma constitucional. Diver-
fue acusado de corrupciOn; debid abandonar el cargo y exiliar
sos obsenadores sosruvieron que se trataha de Ia clausula que
se en Peru. Chavez amenazó publicamente a otros gobernado
Chavez más apreciaba. Que los limites del periodo presidencial
res con acusaciones similares. Tambien en 2009, Ia Asamblea
fueran derrotados llevO a varios observadores a afirmar que ila
Nacional coartO al alcalde recién electo de Ia Grin Caracas,
mar a un nuevo referendum sobre este asunto era inconstitu
Antonio Ledczma, de sus responsabilidades administrativas —

cional, puesto que Ia ConstituciOn prohibe volver a presentar a


dejandolo en el cargo, pero limitado al ejercicio de prerrogati—
referendum, en un mismo perlodo de gobierno, un articulo que
vas insignificantes. Es más, ese año el gobierno promulgo una
ya habia sido derrotado. Chavez Ic dio la vuelta al argumento
nueva Icy electoral que reorganizó los distritos electorales de
legal: sostuvo que el objeto de la votaciOn era una versiOn modi
forma parcializada, sin ningOn tipo de supervisiOn de Ia oposi
&ada de los lImites de plazo —se extendfa a todos los funciona
ciOn. Estudios realizados con base en los resultados electorales
rios elegidos, no solo Ia presidencia, de modo que no aplicaba Ia
de 2008, revelaron que Ia nueva Icy produciria menos escaños
prohibiciOn constitucional.
en Ia Asamblea de lo que hubiera sido el caso antes de ser pro
La segunda razdn por Ia que Chavez promoviO el referen
mulgada.
dum fue dar respuesta a las divisiones internas que emergieron
dentro de su partido en las elecciones primarias del PSUV, cuyo
ACTO VII: LA REELECCION PRESIDENCIAL
fin era seleccionar los candidatos a alcaldes y gobernadores a
IN D E FIN IDA
postularse en el siguiente mes de diciembre de 2008. Facciones
Tras in reelecciOn de Chavez en 2006, quizá el más desta
del partido desafiaron a varios de los candidatos escogidos poe
cado carnbjo de circunstancias en el sendero de Venezuela hacia
Chavez, discordia que HevO a deserciones importantes y causO
un regimen hibrido, fue ponerle fin a los lImites del periodo
rupturas; fue asI como en once estados, se postuld a la elecciOn
presidencial, en 2009. Al eliminar los limites del mandato,
de gobernador más de un candidato chavista. (La oposiciOn su
Chavez en efecto acabO con uno de los pocos contrapesos p0-
friO lo mismo, pero en apenas cinco estados). La inseguridad de
tenciales aün disponibles sobre los poderes presidenciales, asi
Chavez se profundizO despues de las elecciones de diciembre:
como con algunos retos que habian surgido dentro de su propio
dos de sus mas cercanos aliados fueron derrotados, Diosdado
movimiento.
Cabdllo, en la gobernacion de Miranda, estado en gran pant
Poco despuCs de las clecciones de 2008, Chavez anunciO
urbano, y AristObulo IstOriz, que se habia postulado como al
planes para celebrar un nuevo referendum, esta vez con ci cx
calde del Distrito Metropolitano de Ia Gran Caracas.
preso propOsito de buscar Ia aprobaciOn de su “reeleccion mdc
Tanto los resultados de las primarias como de la misma
finida”. Su decision de acometer otro referendum, respondia a
elecciOn convencieron a Chavez de Ia urgencia de restaurar y
dos necesidades poifticas: primero, siempre se habia interesado
61
60
preservar su dominio indiscutible sobre ci partido. Por prime como Juan Manuel de Rosas, quien utilizo su apoyo popular
ra vez desde 2003, se hablaba en Venezuela del chavismo sin para prolongar su permanencia en el cargo y se convirtió en dic—
Chavez, un debate abierto acerca de un posible sucesor, e inclu tador. El principle de no reeleccion fue tambien el lema inicial
: de la RevoluciOn Mexicana de Ia decada de 1910, contra ci dicta-
so ci surgimiento de un movimiento bolivariano reformado, de
izquierda, que rivahzara con el PSUV. -
I dor Porfirio Diaz. En paises dondé los frenos y contrapesos son
La ingeniosa salida de Chavez a esta nueva amenaza,justo debiles, como en gran parte de America Lacina, los limites del
después de las elecciones de 2008, fuc proponer Ia eliminacion mandato son indispensables para proteger los sistemas politicos
de los limites al periodo presidencial. Con ello, se pondria fin a [ de lideres populares que se perpetüan en ci poder. Al ser débi
las disputas internas en ci PSUV sobre ci asunto de Ia sucesión. 15c les las instituciofles econOmicas y educativas, asi como las cortes
Con ci propOsito de obtener ci apoyo de los ilderes del partido f judiciales y los partidos, estos limites al menos ayudan a frenar
para este cambio en Ia Constitucion, Chavez también propuso ci personalismo. En 2009, al eliminarse los hmites del mandato
ia reeleccion indefinida de todos los mandatarios regionales y en Venezuela, este controi sobre ci poder presidencial también
locales, además dcl presidente. El tmco funciono: Ia direcdán desaparecio. Chavez sostuvo que los mecanismos de frenos y
del partido, especialmente aqueUos que ya habian sido elegidos contrapesos de Venezuela (todos bajo el control de su partido) y
popularwente, de inmediato dieron la bienvenida a esta modi • ci sistema electoral (también parcializado) bastaban pan come
ficacián; y Ia campaña del PSUV se unió, a diferencia del desor ner Ia expansiOn de los poderes presidenciales en el pals.
den quc habia caracterizado Ia misma campafla dcl partido en • Asimismo, ci perlodo indefinido de los mandatos cambiO
2008. j 1-a forma en que los hderes dentro del PSUV interactuaban con
Al acercarse ci referendum de febrero de 2009, el PSUV ci presidente y entre eilos mismos. Dc haber posibilidad de su
disfrutaba una vez más del acceso prácticamente ilimitado de cesiOn, es evidente que ci partido tendria más debate abierto y
fondos pdbhcos asi como dcl apoyo parcializado del CNE. Pre mayor competencia intema por el cargo más alto. Los limites ai
sidido por Tibisay Lucena, el CNE estaba de acuerdo en orga periodo alientan a que los lideres del parrido formen facciones,
nizar Ia consWta, inciuso ames de ser aprobada formalmente por cada una con la espcranza de convertirse en ci equipo ganador,
Ia Asamblea Nacional. Se buscaba reducir el tiempo necesario • tal como empezaba a ocurrir en 2008. Ahora, los lideres del
para preparar el plebiscito y evitar las potenciales consecuencias partido sabian quc Chavez siempre se podrIa postular y pocos
adversas a la popularidad de Chavez, que pudicran resultar de • lIdcres se atreverian a perder su tiempo hbrando batallas por Ia
Ia caida de los precios del petróieo y Ia crisis financiera mundial succsiOn. En cambio, dedicarian su tiempo a la mejor forma de
desatada en septiembre de 2008. El cambio a Ia Constitución I promover su propia carrera dentro del movimiento; es decir, de—
fue aprobado por 55 por ciento de ios votances. mostrando su leakad al prcsidente. La competencia continuarla
Al eliminar los lirnites dcl mandato presidencial, Venezuela en ci PSUV, pero estaria menos dirigida hacia ci presidcnte, en
en efecto puso fin a un principio fundamental del pensamien Ia medida quc este siguiera siendo competitivo como candidato
to latinoamericano democratico, que se remonta a Ia Argentina o no tuviese algün otro tipo de impedimento. A Ia postre, cii
de mcdiados del siglo XIX. En aquel tiempo, a los democratas minar los ilmites dci mandato fortaleciO Ia disciplina interna
argentinos se les ocurrió ci concepto de limitar el perIodo pre— dcl partido y el apoyo ai prcsidcnte, y disminuyo la posibilidad
sidencial como mecanismo que protegiera al pals de caudilhlos de fisuras dcntro del partido, pero aumentO considcrablemcntc

62 63

•1
9-
r
mds Ia personalizaciOn del movimiento politico revoluçionario. eCom0 logra Chavez en aflos subsiguientes evitar ser derrocado
Por lo tanto, redujo los desafios a las poifticas preferidas por ci por este sentimiento electoral, tan marcado en los ahos noventa?
mismo Chavez. Al comienzo, Chavez se vio favorecido por el antiparti
Al ganar la enmienda constitucional que eliminaba los 11- dismo generalizado y ci sentimiento en contra dcl puntofijismo
mites a los mandatos de todos los cargos de elección popular, imperante en ci pals; y despues de 2004, lo favorecicron los altos
Chavez logro convertir a Venezuela en el sistema politico hibri— precios del petrOleo. Para entender su suerte electoral a partir
do más hiperpresidencial en la region. La ConstituciOn de 1999 de 2004, cabe seflalar Ia relacion simbiOtica entre el gasto clien—
ya habIa garantizado el plazo más largo de cualquier presidente telista y la disminucion de Ia efectividad de las instituciones de
de America Latina (dos periodos de scis afios). Ninguna cons contrapesos. Al reducirse la eficacia de estas instituciones en
tituciOn de una democracia presidenciabsta de America Latina una economla que mejoraba, ci mandatario se acerca a Ia envi—
permite Ia reelecciOn indefinida. Dc hecho, en razOn de quc diable posiciOn de poder aumcntar ci gasto y ejccutarlo cada vcz
existen limites a los mandatos en la gran mayoria de las demo más en forma discrecional. Esto ampliaba Ins oportunidades dc
cracias presidenciales, hoy en dia los limites de mandato se han clientelismo, y por tanto de ganar más vows, mientras al mismo
convertido en uno de los rasgos “que definen la democracia”19. • tiempo erosionaba las insdtuciones de contrapcso21.
En sIntesis, el proceso de transformaciOn politica, de • En aras de Ia discusion, proponemos cuatro tipos de gas-
acuerdo con in que hemos argumentado, se produjo en diferen to social: gasto insuficiente, coiisiOn, chenrelismo, y gasro en
res etapas y mediante vIas alternas, empezando por Ia Constitu pro de los pobres. El gasto social insuficiente ocurre cuando
cion de 1999. La trama seguida en cada etapa o acto es pareci los gobiernos no proporcionan los suficicntes fondos a un de
da. Las mayorias electorales circunstanciales se utilizaron para rerminado programa social. La colision sc refiere a los gastos
conquistar y manipular las instituciones. En cada acto algunas sociales ocultos que, de hecho, son subvencioncs directas a las
instituciones fueron atacadas, mientras otras se dejaron de lado. elites, mayormente “amigos” y “familia”, tanto en el sentido li
Esta estrategia de transformacion por medio de ataqucs sucesi— teral como figurado, transformando el gasto en corrupciOn. El
vos conjuntos de instituciones demostro su eficacia. clientelismo se rcfiere al gasto que, a difcrencia de Ia colisiOn, se
Esta historia plantea aigunas propuestas teOricas sobre Ia dirige hacia aqucllos que no forman parte de las elites, pero sc
forina en que los regimenes hibridos emergen y consolidan su ofrecen en forma condicional: el Estado espera a cambio algun
poder, que presentamos a continuaciOn. tipo de favor politico. Por Ultimo, el gasto a favor de los pobrcs
se produce cuando In ayuda se ofrece con base en Ia verdadera
EL APOYO ELECTORAL Y LA EROSION DE necesidad econOmica, sin condiciones, ni a cambio de acciOn
LOS CONTRAPESOS SE REFUERZAN MUTUAMENTE politica alguna22.
En los ahos comprendidos entre 1989, cuando se introdujo Todas las democracias incurren en los cuatro tipos de gas
Ia descentralizaciOn en Venezuela mediante la elccciOn por voto to, aunquc las proporciones varian de un programa a otro, 0
popular de los gobernadores de estado y los alcaldes de muni entrc una u otra democracia. La pregunta dave es si un gobier
cipio, y 1998, al ser Chavez elegido por primera vez, los votan— no recién elegido se las arregla para cambiar las proporciones
tes repetidamente se manifestaron en contra de los intentos de preexistentes. Sugerimos quc Ia respuesta dependc de Ia pre
los presidentes de concentrar ci poder en la rama ejecutiva20.

64 65
Pr

sencia de dos condiciones: el grado de competencia poiftica y Ia de los pobres solo se produce al cumplirse dos condiciones: am
fortaleza de las instiruciones que proporcionan los contrapesos. competencia politica y fuertes restricciones institucionales.
La competencia politica se refiere a la distancia entre el
mandatario y la oposicion como fuerza politica. Si la oposición GRAFIc02-z
es pequeña en tCrmino de votos, cuenta con poco acceso a car Gthno infiuye sob,? e/gizsto social/a campetencia pa/It Ira
gos publicos o carece dla oportunidad inmediata de desafiar y ci ,-endinzienta Se earn/as institucional
al gobierno electoralmente, podemos afirmar que la oposicion
es debil en relacion con el mandatario. La otra variable demo Constrenida No constrenida
crática es el rendimiento de cuentas institucional. Toda vez que I por instituciones per instituciones
los presidentes se enfrentan a hmitaciones impuestas por la le -

gislatura, la oposición se torna cada vez más capaz de supeMsar


--

Campetencia Sn4ftnanciamiento Compinchismo


al gobierno, asignar el gasto social a quien deba ser destinado po/ltka baja (amigos yfam i/ia resj
y conrener Ia tentaciOn del mandarario de urilizar Ia polftica
social para sus propios fines. Estas presiones se combinan para Competencia Gasto enfavor 5e lospobres i C/ic,ite/ismo
favorecer el gasto en pro de los pobres, antes que a Ia compra del poll/ira a/ta
voto mediante Ia ejecución del gasto social con fines politicos.
Aplicar diferenres valores a estas dos variaciones en el gra Fuente: Javier Corrales y Michael Penfold, “Venezuela: Crowding our the oppo
do de la democracia (limitaciones institucionales alias o bajas, sition” (Venezuela: arrinconar Ia oposicion) Journal ofDemocracy 18(2), abril 2007.
alia o baja competencia polkica) puede producir diversos re—
suhados en funcion de cambios en las tendencias del gasto so Estas propuestas ayudan a explicar Ia politica social de Ia
cial (t’Case el grafico 2-2). La peor situación, al menos para los Venezuela de Hugo Chavez. La primera etapa, 1999 a 2003,
pobres, es la baja competencia politica. Dc haber poca presión representó el cambio politico tras Ia aprobacion de la nueva
politica por ser debil Ia oposición, el mandatario tiene poco o Constitucion de 1999, pasandose de una etapa de alta rendicion
ningán incentivo pant cultivar ci voto y expandir el gasto. El de cueneas a una de baja rendicion de cuenras y escasa compe
gasto social seguirá siendo escaso o facilmente desviado hacia tencia electoral. No es de extrañar, pues, que durante estos años
el compinchismo, especialmente si las instituciones de rendi prevaleciera el subfinanciamiento del gasto social. La segunda
ción de cuentas tambien son debiles. Por el contrario, la mayor etapa, 2003 a 2008, luego de que la oposición se enfocara en el
competencia politica incentiva al mandatario a cultivar el voto y referendum revocatorio de 2004, ilustra el cambio de una situa—
ejecutar el gasto entre un grupo más amplio de posibles votan ción de baja a una de mayor competencia politica. El aumento
tes. Sin embargo, este incentivo no ofrece garantia aiguna de de Ia competencia polftica presionó al poder ejecutivo a gastar,
que el gasto, antes que clientelista, sea favorable a los pobres. La y Ia reducida rendicion de cuentas le permiriO gastar de forma
mejor prorección en contra del clientelismo proviene de Ia otra oporrunista.

variable dave: los contrapesos a las acciones arbitrarias de los No se dispone de mediciones precisas de Ia magnitud del
funcionarios del Estado. Dicho de otra forma, el gasto en favor gasto social bajo el regimen de Chavez. Un indicador es el de
ficit fiscal acumulado de 2006, que alcanzó el 2,3 por ciento

66 67
r

del PIB a pesar de que, en los ákimos tres años, los precios del democracia (mayor competencia poiltica), Ia cual cornienza a
petrOleo se muhiplicaron cinco veces23. Como se muestra en ci 5ocavarse luego de un cierto umbral de irregularidad, mediante
capitulo siguiente, el gobierno estableció un fondo especial no la creación de coidiciones desiguales entre ci mandatario y los
transparente, en ci que parece haberse depositado más de US opositores. Es asi como el gasto pübhco ha brindado al chavis
$15 mil millones proveuientes de Ia subita bonanza petrolera. mo una ventaja en la competencia por los votos: su gobierno
Hubo escasos pot no decir ningñn control iegisiativo. Este fon compite tanto con palabras como con dinero; mientras Ia opo
do especial se colocó bajo ci control del poder ejecutivo a través sición solo con palabras.
del Ministerio de Finanzas, en iugar de hacerlo en el Banco
Central. El control directo de Ia presidencia sobre PDVSA LIDIAR CON GRUPOS AMBIVALENTES:
tambien pcrrnitió que el Estado canalizara fondos hacia pro ALGO MAS QUE DINERO DEL PETROLEO
gramas sociales de forma masiva y discrecional (ver ei capitulo A partir de 2004, Cs cvidcnte que el gasto chenteiar ha
4). Con relacion a los cuatro tipos de gasto social comentados - sido crucial para Chavez a Ia hora de ganar ciecciones y domar
anteriormente, Chavez parece haber distribuido los recursos se— a Ia oposición —pero ci gasto no fue ia ünica herramienta a su
gun diferentes criterios politicos, en funcion del tipo de progra disposición. El chavismo también ha confiado en una doble es
ma; pero las cifras sugieren que ci ciientelismo fue ci principal trategia, menos tangibie pero igualmente poderosa, orientada
tipo de gasto24. Si bien algunos programas fucron influenciados a sostener su coalicion electoral: ofrecer a quienes io apoyen
por consideraciones dc pobreza, Ia mayoria se utilizaron para la impunidad para participar en actos de corrupción y discrimina
compra de votos a nivci municipal. ción en ci empieo. Estas dos palancas no dejan de asemejarse a
Por consiguiente, ci clientelismo y ci gasto enfocado en Ia Ia famosa estrategia de “premio y castigo”, que caracterizaba ai
pobreza interactuaban entre si. Dc hecho, al repartir dincro en tradicional corporativismo popuhsta iatinoamericano25. La di—
efectivo, el chavismo logro ia compra masiva de votos a Ia vez fcrcncia estriba en quc, en ci corporativismo ciasico, los premios
que distribula los ingresos del petroleo entre los rnás pobres. En y los castigos se aphcaban principaimente a ios trabajadores or—
otros programas (Barrio Adentro y Mcrcai), el gasto obedecio a ganizados, pero bajo Chavez y otros neopopuhstas ever ci capi
considcraciones dernograficas y criterios politicos —a saber, si ci tub 6), estas herramientas se vinieron a despiegar mayormente
gobernador o ci alcalde estuvieran o no a favor dcl gobierno. En con grupos menos organizados, que no necesariamente estaban
esros casos particuiarcs, las variables de pobreza no contaban estructurados de manera formai26. En Venezuela, ci compo
con influencia aiguna en Ia dcrcrminación de Ia distribucion de ncntc ciave de estos grupos estaba constituido principalmente
recursos en los estados y inunicipios. por los votantes no ideologicos, es decir, los que no se habian
Lo quc cabe notar Cs quc Ia cornbinaciOn dci gasto social comprometido con Chavez, ni tampoco con la oposición —ios
oportunista y Ia disminucion de la rcndiciOn dc cuentas genera “ni—nis”.
efectos politicos dccisivos: por un iado, fomcnta ci clientelismo; La prcsencia significativa de los ni-nis fue revelada por las
por el otro, quizá lieva a un gobierno quc sea prácticamcntc primeras encuestas ilevadas a cabo entre los votantes. En ju
imposiblc de derrotar electoralmente. La oposición nunca p0- lio de 2001, por ejemplo, un reputado encuestador comenzO a
dra igualar ci voiumen de recursos desplegados por ci Estado. clasificar algunos votantes como “chavistas arrepentidos”; para
En sintesis, ci gasto dcl Estado es producto de Ia práctica de Ia diciembre de 2001, este grupo habia crecido ai 32,8 por cien

68 69

I.
to de los votantes2. Mgunos de estos votantes se tornaron en La discriminacion en el empleo requerIa conocer las pre—
opositores “ligeros” y otros en “ligeros” seguidores; es decir, su ferencias de los votantes. El ejemplo más notable de acceso al
apoyo no era ni ciego, iii intenso, ni fijo. En 2006, tanto coma ‘comportamiento de los votantcs por parte del gobierno cs Ia
ci 30 por ciento de los votantes win permanecian “ligeramente” fista dc Tascon, ya descrita, que se utilizaba para presionar ar
-

de acuerdo o “ligerame,jte” en desacuerdo con las poilticas del bitrariamentc a los votantes con anterioridad al rcferendo re’o
gobierno. Esto sugiere que los gobiernos radicales de izquierda, %catorio y, posteriormente, para penalizarlos. La diseminación
ante un electorado politizado, también necesitan forjar estra— pCblica del comportamiento de los votantcs de por si era de
-

tegias diferentes al gasto para lidiar con este tipo de electores i piorable, pero aigunos meses más tarde fue win mds Lejos. Con
ambivalentes. La respuesta de Chavez fue doble: Ia impunidad evidente in creencia comün de que ci
frente a actividades corruptas y Ia discriminacion en ci empleo.
1 ci propésito dc hacer más
gobierno tcnIa acceso directo al voto, se publico informacion
La impundad difiere del clientelisino en ci sentido de que
Los beneficios provienen de actores poderosos (en este caso ci
{ que permitia correlacionar datos provenientes de la lista de Tas—
con, con ci listado del registro electoraiyla cedula de idcntidad
Estado) y se distribuyen entre actores tambien poderosos (los de ciudadanos que participaran en las ya comentadas misiones,
militares, grupos empresariales, burdcratas). Al igual que con [* mediantc el uso de un software conocido como Maisanta. Esta
ci clientelismo, la oportunidad de practicar la corrupción puede lista creO Ia impresiOn creible de que el chavismo de veras vi
servir de estrategia al atraer a grupos no ideOlogos. En Ia me
j gilaba ci voto, brindándolc una herramienta sofisticada al dis
dida en que grupos de actores poderosos pueden vetar asuntos criminar en el empieo en ci sector pubiico y en incrementar La
de politica o aun poner en peligro Ia misma supervivencia dcl efectividad de la compra masiva de vows. -

sistema, es importante para los gobiernos de terrenos politicos Dc modo que, antes que ocultar su imagcn como vigilante
polarizados, desplegar importantes recursos orientados a lidiar de todo, el chavismo lo publicitaba. Lo irOnico cs que esw sig
con estos actores26. Es más, en terrenos radicalizados, La oposi— nificaba el reverso de roles de una democracia, donde son los
chin se torna tan galvanizada quc resuita crucial tener a mano I! ciudadanos y las instituciones quienes deben vigiiar al Estado
un mecanismo para cooptar las elites (militares y grupos cm—
presariales) como escudo potencial frente a Ia posibilidad dc un
goipe.
‘1 y no al contrario. A Chavez le convenia proyectar la imagen
de un gobierno quc vigilaba; pues sugerIa que podrIa traerles
importantes bencficios econOmicos a quienes fueran leales, al
La discriminacián en ci empleo tambien ha sido seilo dci H a igual quc perdidas importantes a los disidentes. Un analisis de

I
chavismo. Repetidamente, ci mismo Chavez se ufanaba de que las encucstas de hogar y un listado de firmantes de peticiones
los mayores beneficios de su gobierno —el empleo, los contra— creado por el gobierno revelO que los votantes identificados
tos con ci Estado, los subsidios— se asignaban exciusivamente como opositores de Chavez sufrieron una caida de ingresos del
a quienes io apoyaran. No se requiere dar empleo preferenciai 5 por ciento y una caida en Ia tasa de empieo del 1,5 por cienro
a los chavistas para mantener su leahad; tampoco es de esperar en ci periodo posterior a la divulgacion de la lista de votantes29.
que los opositores radicales cambien de pensar en función de Esta estrategia de favorecer a los seguidores y hacerle daño a

I
.

oportunidades de empleo. Dc modo que esta práctica de dis los detractores funcionaba entre los grupos ambivalentes y no
criminar en ci empieo se aprovechaba mayormente al lidiar con polarizados, quienes despues de 2004 bien podrian esperar per-
grupos integrados por indecisos.
2.

70 F- 71
-F

I-.-,
r I

didas económicas personales en caso de que se supiera que eran clones desiguales. En Venezuela, esca desiguaidad no obedecia
miembros de La oposición. simplemente a los abundantes recursos con los que contaba el
El gasto social de Chavez, aunado a su ofrecimiento de Estado. Fue más bien el resultado del despliegue de más re
impunidad y discrirninaciOn en el ernpleo, llevó a una trans 3 cursos fiscales, en combinacion con otras pricticas polIticas, en
formacion de su base de apoyo inicial. Años atrás, en 1998, ci j el contexto
de un sistema instirucional totalmenre erosionado.
movimiento habia ofrecido una ideologia progresista: prometia { Tales prácficas vinieron a incluir hasta Ia persccuciân de fun—
librar a Venezuela del sofoco organizacional de partidos poll- I i cionarios elegidos y la inhabilitacion polItica de candidatos p0-

ticos estancados y de las repetidas crisis económicas y sociales. tencialmente exitosos. La erosiOn de los constreñimientos ins—
Esta agenda en favor del cambio, sin ser radical, atrajo a Ia gran jucionales, a nuestro modo de ver, fue lo que generO Ia crisis
.

mayorIa de los votantes. Pronto, sin embargo, La agenda se tor politica de 2002 a 2004, antes que lo contrario. El chavismo
né radical. Esta movida complacia a Ia cxtrema izquierda, pero IogrO superar esta crisis con politicas que abarcaban La polariza
su costo lo evidenciaba Ia polarización y ci alienamiento dcl im ciOn, la impunidad selectiva y Ia discriminaciOn en ci empleo.
portante segmento de votantes indecisos, quienes rechazaban Dicho con franqueza, en las elecciones de 2006, Chavez
ambos extremos. Las estrategias de derroche, que permitian la lrgrO construir una coalicion formada por ideologos radicales y
corrupciOn, la impunidad y Ia discriminación en el empleo, hizo
1
t ganadores económicos. Es claro que algunos de estos ganadores
que grupos ambivalentes no desertaran; permitieron at chavis grupos de bajos recursos; pero In paradOjico es que otros
cran elites de La vieja guardia, que no dejaban de parecerse a Los
I
mo aumentar el apoyo de los votantes más allá de lo que propor
cionaban, por si solos, los grupos de La izquierda radical. , ganadores de Ia era puntofijista: oficiales militares, funcionarios
dcl gobierno y las empresas publicas, y contratistas del Estado.
REFLEXIONES I-: No hay duda de que era una coaliciOn de mayorias. Pero no fue
El socialismo del siglo XXI de Chavez, para 2006, se ase— movilizada con fines democraticos —resukado que se hizo cada
mejaba más at “corporativis mo duro” latinoamerica no de me vez más evidente a medida que se removIan los contrapesos,
diados del siglo XX —pero sin la represiOn generahzadaJ u. Dado entre ellos los Ilmires al perlodo del mandato presidencial. En
el contexto, la oposición contaba con cada vez menos mecanis I otras palabras, ci gasto social, ejecutado en el contexto de insti—
mos, o aun incenrivos, de asumir ci costo de detener La escalada tuciones democraticas deficientes, puede servir para neutralizar
autoriraria. El problcma iba más alla de las divisiones internas el papel que se Ics asigna y convertirlas en herramientas de un
de La oposición y Ia presencia dentro de sus filas de grupos des sistema con caracteristicas hibridas.
leaks, por paralizantes que estos pudieran ser. En el Fondo, el
meollo del problema de Ia oposición era una desigualdad fun
damental en la distribucion de recursos polIticos. La actividad
disidente se financia solo con contribuciones privadas, fuente
que peligra una vez que el Estado owrga a Ia elite empresarial
que Ic colabore, impunidad y flivoritismo en los contratos.
I,
En pohtica es comdn decir que financiar campañas sin to
pes perjudica Ia deniocracia. Peor es financiarlas bajo condi
n

72 r 73
r
3
la poiltica económica y la cornucopia
petrolera
U I

Los aflos 2003 a 2008, que implicaron una profunda trans


formación del sistema politico de Venezuela, coincidieron con
la bonanza petrolera más espectacular en la historia del pals.
El alza del ingreso petrolero detoné un cambio en Ia polItica
-: económica de Chavez. Al asumir la presidencia, en 1999, la
politica económica de su gobierno, particularmente frente a la
inversion extranjera, era conservadora, aun amigable. Pero una
vez que los precios del petrOleo se dispararon, el gobierno des
piegO una politica fiscal y monetaria expansiva, acompaflada de
nacionalizaciones y otras medidas de acoso a las empresas, que
sofocaron Ia inversiOn privada.
Los estudios sobre Ia polftica econOmica de Venezuela a
menudo dejan de lado el juego politico; o buscan enquetar a
Chavez, desde el mismo comienzo de su gobierno, como refor
mista antimercado radical, u ofrecen una visiOn favorable de sit
• poiftica orientada al estatismo, fundamentandose casi exclusi
• vamente en unos pocos indicadores sociales. Todos los indica—
dores en los que suelen basarse las visiones econOmicas más be
nevolas del chavismo están infiados por el tamaflo del repentino
aumenro de los ingresos petroleros y sit impacto sobre algunas
estadisticas sociales. Estos mismos analisis dedican poca awn—
ciOn a las distorsiones generadas por el petrOleo o minimizan el
sesgo clientelar del gasto oficiaP.
Nuestro andlisis presenta otra mirada. La polirica econO
mica de Chavez se tome radical —altamente antimercado y dis

75
tributiva— solo una vez que fucron removidas las limitaciones deio subestima o no roma en cuenta el riesgo inflacionario, los
institucionales nsf como alcanzado ci aumcnto de ingresos pe ciioqUes externos y las reacciones negarh’as de in comunidad
troleros, permitiendole aprovechar la oportunidad que se pre— de inversionistas hacia politicas intervencionistas agresivas3.
senraba de apretar ci juego politico, tal como planteamos en ci ThI combinaciOn de poifticas tiende a anciarse en tasas dc cam
capftulo anterior. Un Esjado que depende fuertemenre de algán bio fljadas artificialmente. Con ci ricrnpo, esras tasas generan
sector, especialmenre dci perróieo, tiene pocos incentivos para distorsiones de precios, promueven fuga de capirales y gcncran
esrimular ci crecimienro de orros secrores. Hasta cierto punto, presiones sobre Ia balauza de pagos. A medida quc aumenta in
este ripo de estados pucdcn moverse con mayor facilidad hacia prcsiOn, los gobicrnos temen Ia resaca polirica: desdenan Ia de—
regulaciones anrimercado: no dependen exciusivamente de los valuaciOn dc la moneda, impulsan ci desorden en Ia economia
impuestos a las empresas, corno es el caso de los estados que c introducen mayor control sobre el sector privado y hasta m’ãs
gobiernan econoinias más diversilicadas y menos dependientes nacionalizaciones, lo cual causa considerabtes distorsiones. Asi,
de recursos naturales. No todos los estados petroleros adoptan cada vez más estatismo se utiliza para aliviar las distorsiones
polIticas anriempresariales —de hecho, anics que algün recur- creadas por Ia ronda inicial del estatismo discrccional. Vene
so natural en espcciflco, Ia ideologia representa una razén más zuela bajo Chavez siguiO este bien conocido guiOn cconOmico,
valedera para exphcar esta actirud—, pero no hay duda de que con el rasgo afladido y disrinrivo de que el ingreso petrolero
ci petrOieo Ic permite a los estados interesados en poifricas an Ic permitid al Estado sostcner esras politicas por un lapso de
tiempresariales, impiementarlas más faciltnente. tiempo mãs iargo.
iMñs aWl de una polirica fiscal y monctaria expansiva, Una razOn evidente por la que esta combinaciOzi de po
Chavez implanto la nacionalizacion de empresas, ci control de liticas puede sostenerse por mayor tiempo en las economias
cambio y de precios, dispendiosos contratos del Estado y ci ma - petroleras es porque ci ingreso petrolero cstimula las importa—
sivo reparro dci gasto social, canalizados principairnenre hacia ciones, lo coal suaviza las presiones inflacionarias. Este es on
sus scguidorcs. Hasra 2009, ninguna de estas poifticas repre— aspecto de Ia Hamada “enfermedad holandesa” —ia reorIa de que
scnto ci abandono marcado de las prácticas desplegadas por go on aumento en los ingresos derivados de los rccursos natura—
biernos anteriores, particularmente en cornparaciOn con los go les generan in desindustrializacion de Ia economIa mediante un
biernos populistas de Carlos Andres Perez (1974-1979) y Luis aurnento en Ia tasa de cambio real, lo que a su vez hace me
Herrera Campins (1979-1984), quc tambien experimentaron nos competitivo al sector manufacturero y estimula sectores no
altos precios petrolcros, aunquc cicrtamcntc muestra un rostro transables de Ia economia. Estas condiciones se analizan en ci
mucho más radical. El modelo cconómico de Chavez encaja a capftuio 4. Ademas, ci acceso a un mayor ingreso fiscal que
Ia perfeccion con lo que, en America Latina, rradicionalmcnte proporciona el aumento de los precios dcl petraleo permite al
ha sido denominada Ia macroeconornia del estatismo clasico y • gobierno hacer uso de “mecanismos de mercado” para adquirir
dci popuiisrno2. parres del sector privado, antes que incurrir exclusivamente en
Bajo esre modelo tradicional, el Estado busca crear una expropiaciones sin lajusra compensacidn. Bajo un modelo fiscal
coalicion social amplia, con un enfoquc cconómico dirigido al expansivo en una economia petrolera, a medida que se dcteriora
esrimulo fiscal, Ia expansiOn dc las empresas dcl Esrado y’ In ci clima de inversiOn, ci sector privado correja ni Estado como
rcdistribuciOn dci ingreso. Sin embargo, en Ia práctica el mo— porencial comprador, quien actóa como invcrsionista o banque

76 77
portado. Sin embargo, pronto se disparé la tasa de inflación, lo
ro de ultimo recurso; por su parte, el Estado tiende a contar
que ayudaria a socavar Ia confianza de los votantes.
con suficientes divisas acumuladas en fondos soberanos y está En sintesis, el modelo econOmico de Chavez entre 2003
dispuesto a destinarle a los activos un sobreprecio, a cambio de
2009, al ser comparado con su modelo politico, significaba
una salida “silenciosa” del pals. Pero en in Venezuela de 2009,
para Venezuela ‘mis condnuidad que originalidad. Al prfvile
a medida que se nacionjilizaba una tras otra empresa exitosa,
giar el control del Estado de la economla y confiar en el pe
las empresas se tornaban más temerosas de Ia politica y de las
tróleo, el modelo se asemejaba a muchos modelos populistas
reguiaciones microeconOmicas bajo Chavez, que de su polItica
—aunque más radical— que se practicaban en los aflos setenta: el
macroeconómica.
de la industrializacion, mediante la sustitución de importacio
Ante este entorno tan adverso, se esperaba que las empre—
nes (DSU; eran tiempos, por cierto, en los que Venezuela tam—
sas que siguieron operando en Venezuela mantuvieran un bajo
bién disfmtó de una bonanza petrolera. Esta vez lo que cambio
perfil politico, aun 51 varias de ellas participaban en negocios
fue Ia magnitud del sabito aumento del ingreso petrolero y la
que eran altamente lucrativos: los controles estimulaban que al
magnitud de las medidas antiempresariales. Pero, al igual que
gunas empresas manipularan Los procedimientos administrati—
en el pasado, ci estatismo no logra el objetivo que se buscaba
vos, se sobornara a funcionarios publicos al adquirir divisas o se
de disminuir las importaciones. Al contrario, las importaciones
practicara el arbitraje en el mercado paralelo de divisas. Gracias
aumentaron, se expandiO Ia fuga de capirales y se comprimió
al control de cambios y in tasa de cambio fija, Ia intermediacion
Ia diversificacion industrial —casi conformandose Ia definicion
financiera se convirtió en un negocio para todos; el resuitado
clásica de la enfermedad holandesa. Esta combinacion de nueva
fue que una coaliciOn cada vez mayor de agentes privados que se
polItica (concentración del poder en el Ejecutivo y restricciones
confabularon con funcionarios publicos, lo cual elevé la apuesta
polIticas a la oposicion) con vieja economia (control estatista y
por prolongar estos controles, incluso silas consecuencias socia—
• dependencia del petroleo), en lugar de corregir lo peor del his
les y económicas de tal combinación de poilticas se tornaba cada
tOrico malestar econOmico venezolano, lo agravé.
vez más onerosa.
Convivir con este arreglo no deja de ser facil para ci pi—
POLARIZACION POLITICA Y UNA POLITIC,.
blico en general. Cracias a los ingresos petroleros, se contaba
ECONÔMICA MODERADA
con subsidios para toda suerte de bienes y servicios de consumo
No obstante su actual fama de ser un anticapitalista fu—
—desde los alimentos y ci combustible, hasta la electricidad y
• ribundo, Ia flegada de Chavez a Ia presidencia obedeciO más
las telecomunicaciones, por no mencionar Ia gran variedad de
a su campaña politica en contra del regimen puntofijista que
importaciones a bajo precio. Por supuesto que los economis
a ma crItica de Ia economIa. Al inicio del gobierno, su objeti
tas auguraban que tal carnaval no podia durar. Dc hecho, una
vo politico era más radical que sus planes económicos. Aunque
caida en el prccio mundial del petróleo, originado por la crisis
el equipo que idea su primer programa económico durante la
global de 2007-2009, creó Ia necesidad de devaluar Ia moneda
• campana electoral de 1998 estaba constituido por economistas
para ajustar la balanza de pagos e —igualmente importante des
de izquierda, todos ellos profesores de Ia Universidad Central
de Ia perspectiva polIrica— mantenery expandir el ingreso fiscal,
de Venezuela (Adina Bastidas, Jorge Giordani, Francisco IVIie
para poder sostener ci gasto populista, mediante Ia generacidn
res, J. J. Iviontilla yJorge Perez, el primer programa econdmico
de mayor cantidad de bolivares por cada dólar de pctrOleo cx-
79
78
r
de Chavez era vago y los planes se percibian coma contingentes no de Caldera intentó comportarse responsablemente ai reducir
ante la conformación de la nueva Asamblea Nacional Constitu— el gasto publico, fijar la tasa de cambio y proteger los egresos de
yente3. El proyecto econOmico de Chavez para aquel momenta, orden social. -

tal coma el mismo lo describia, era el de reforzar la intervenciOn No obstante Ia penuria económica, los inversionistas en
del Estado sin desmantelar las reformas econOmjcas de merca 1998 compartIan una vision positiva del pals a mediano lazo,
do; hasta llegó a comparar sus ideas conla Tercera Via de Tony a raiz dcl éxito de PDVSA (aunque con base en concesiones
Blair, del Reino Unido. En palabras de Chavez: fiscales significafivas) en atraer inversiOn extranjera destinada a
Ia exploraciOn y el desarrollo de ia industria petrolera. A corto
Esta visidn comprende ties aspectos básicos: primero el Estado, Li plazo, sin embargo, los mercados financieros temlan un posible
necesidad de un Estado efectivo que regule, promueva e impulse incumplimiento de Ia deuda externa, especiaimente luego de
ci desarrollo económico; segundo, Ia necesidad dcl mercado, que Chavez afirmara que Venezuela habla sacrificado derechos
mercado justo, adonde las leyes de Ia oferta y Ia demanda puedan soberanos al firmar contratos petroleros con empresas extranje
subsistir, no un mercado oligopélico y monopolizado; y finalmente ras. For otra parte, Chavez tambidn comentO que estaba corn
ci individuo, ci 5cr humano. Es por elio que hemos hablado de un prometido a mantener el programa de ajustes acordado con el
proyecto humanism5. Fondo Monetario Internacional.
Chavez, al tomar posesiOn, mantuvo en el cargo a Ia mi
En 1998, en visperas del triunfo electoral de Chavez, ci nistra de Hacienda de Caldera, Maritza Izaguirre, con ci pro
gobierno de Rafael Caldera buscaba impulsar la estabilizacion pOsito de seguir apaciguando a los mercados6. Del equipo mi
económica del mercado y las reformas microeconómicas, bajo cial de economistas que figuraban en la campafla electoral, solo
el nombre de Ia “Agenda Venezuela”. Los precios del petroleo se unio al gabinete ejecutivo el ministro de PlanificaciOn, Jorge
estaban por el suelo, cerca de US $8 por barril, lo que generO un Giordani. Los primeros esfuerzos dcl gobierno se enfocaron en
recorte fiscal y esfimulo Ia fuga de capitales. Teodoro Petkoff, el proceso de ajuste fiscal, lo que incluyO ci desmantelamiento
pant entonces ministro de Pianificacion, intentó apaciguar los de las poilticas sociales existentes7. En cambio, se asignó finan—
mercados, que de por si estaban siendo afectados por las crisis ciamiento a redes de apoyo más amplias, como el Seguro Social
asiática y rusa, mediante Ia obtencion de apoyo por parte de y un nuevo Fondo Social, ci Plan Bolivar 2000, que seria ma
los organismos multilaterales, incluyendo el Fondo Monetario nejado directamente por las Fuerzas Armadas. Los contratos
Internacional (F1V1I). En 1996, Venezuela habia acordado con petroleros con empresas extranjeras se respetaron y PDVSA
el FIVII un programa de ajuste orientado a reducir Ia inflacion, mantuvo su compromiso de inversiOn en los nuevos proyectos
ahviar Ia pobreza y restaurar el crecimiento económico, en un acordados con socios extranjeros, centrados en Ia Faja Bitumi
esfuerzo por completar las reformas económicas abortadas de nosa del Orinoco. Chavez incluso aprobO un decreto de promo
los aflos 1989-1992. Asimismo, con el apoyo del Banco Inte don y protecciOn a Ia inversiOn, que garantizaba Ia estabilidad
rarnericano de Desarrollo y ci Banco Mundial, fueron implan de los contratos y ci acceso al arbitraje internacional en caso de
tadas polIricas sociales de transferencias condicionadas, tales surgir disputas8.
coma transferencias de efectivo a famillas pobres con niflos, Estas y otras medidas sugieren que Chavez, durante su
orientadas a elevar Ia asistencia escolar. Dc modo que el gobier— primer aflo de gobierno, buscaba asegurar Ia continuidad eco—

80 81
ndmica. Es más, en ci año 2000 abrid ci sector de Las relecomu La baja de los precios petroleros devasté Ia economia: en 1999,
nicaciones a Ia inversiàn privada, proceso que tuvo lugar dentro ci PIB descendio en 6 por ciento y el gasto püblico cayó de 21,4
de un marco regulatorio amigable con ci mercado. Liderado por ciento del PIB en 1998, a 19,8 por ciento en 1999. Y sin
por Diosdado Cabello, hasta hoy dia uno de sus colaboradores embargo, no obstante este ajuste fiscal, ci gobierno central. con
más cercanos, Ia medida fue aplaudida ampliamente tanto por rinuó registrando un deficit fiscal del 1,7 por ciento dcl PIB; lo
ci sector privado como pr los organismos multilaterales9. De cual evidenciaba una vulnerabilidad estructural en sus ingresos.
modo que es incorrecto afirmar que las tensiones politicas de los El gobierno enfrentaba una situación agobiante. Bajo el li
años 2001 a 2003 fueron fmto de politicas económicas radica derazgo dcl ministro de Energia y Minas, All Rodriguez Ara—
les. Tales poifticas emergieron más adelante. que, se buscó realinear la cuota petrolera venezolana con las de
dCórno Ic fue a la economia durante esta temprana etapa Ia Organizacion de Paises Exportadores de Petróleo (OPEP).
dcl gobierno de Chavez? En general, los nümeros fueron des Esta medida Ic significo un trago amargo a PDVSA en dos
concertantes (ver ci grafico 3—1), en gran pane porque la eco— frentes —abandonar su politica de elevar Ia producción y a la vez
nomia mundial se mantuvo en recesión, con recaidas en Rusia, reducir su propia produccion— por cuanto ía produccion de las
Turqula, Estados Unidos y Ia mayor parre de America Latina. empresas petroleras extranjeras, que operaban inversiones con—
juntas con PDVSA, est-aba protegida por limitaciones pautadas
GRAFIc0 3-I en los contratos. Peor adn, el ingreso pObiico se despiomo por
Creci,,zienlo econdmico e iufiacidn, 1998—2008 que las regalias de produccián de PDVSA eran más elevadas en
pozos de crudo liviano (totalmente en manos de Ia empresa es
tatal) que aquellas correspondientes a Ia extracción de petrOleo
pesado de Ia Paja (expiotada bajo iniciativas conjuntas con in
30
versioniscas extranjeros y con cláusulas fiscales preferenciales).
Chavez apoyó el esfuerzo de Rodriguez Araque de realinear los
20 intereses de Venezuela con los de la OPEP, por tratarse de un
0
actor internacional dave en relación con los precios del petrd—
10
C
Li
leo. En 2000, por primera vez en veinticinco aflos, se celebró en
0
Caracas una reunion cumbre de la OPEP, lo cual significo un
paso importante para apuntalar estos esfuerzos internaciona
-10 ‘Cs —pero a Ia vez representaba un nuevo distanciamiento de Ia
politica de “apertura” petrolera. Apenas unos meses antes de Ia
o 01 0 — N C’) LCD (0 1- 0
invasiOn estadounidense a Irak, Chavez viajO por todo ci Medio
0) 0) 0 0 0 0 0 0 0 0 0
0)

0)

0
N
0
N
0
N
0
N
0
N
0
N
0
N
0
N
0
N Oriente, adonde desafio las sanciones de Naciones Unidas al
realizar una ampliamente publicitada visita a Saddam Hussein,
Fuente: Calculus propius, con base en datos dcl Banco Central de Venezuela. justificada con ci argumento de que Irak segula siendo un im
portante miembro de Ia OPEP.
Al cierre de 2001, ci crecimiento econOmico sin preceden

82 83
1
r
en forma excesiva, más que todo para vigilar estrechamente a
tes de China c India, junto con Ia guerra en contra del terroris—
La empresa privada. De manera abierta amenazd con naciona
mu emprendida por Estados Unidos lucgo del 11 de septiembre lizar las empresâs quc participaran en lo que ‘lamé actividades
que conlievO a Ia invasion de Irak, permitiO que los prccios del
de “conspiraciOn”, especialmente por pane de los productores
pctrOleo se triplicaran. Venezuela ecpandiO ci gasto pdblico al de alimentos —en aparente rcprcsalia a varios productores de
25,1 por ciento dcl PIB y-tomo Ia decision en 2001 —por cicrto alimcntos y bebidas, quc durante el paro petrolero habian sus
equivocada— de fijar su tasa de camblo nominal en vez de per— pendido sus opcraciones.
mirir su dcprcciacion, con ci propOsito de reducir las presiones El paro perrolero Ic vino a Chavez como una bendiciOn:
in fi acionarias10. le permitiO cuipar a Ia oposiciOn y a Ia elite tecnocrdtica de
El gobierno, a la vez que emprendid gastos pubhcos más PDVSA por lo quc, de hccho, habia sido un pésimo manejo
audaces, siguiO adelante con su hasta entonces latente agen dc Ia economia desde ci momento en que liege al poder. Dc
da poiltica. Mediante una Icy habilitante, se aprobO una scrie 1998 a 2003, ci crccimicnto econOmico fue negativo: 5,6 por
de cambios legales quc desarO Ia incertidumbre institucional y ciento del NB. La inflacion surgiO a an promedio de 24,3 por
activO Ia poiarizaciOn politica (descrita en el capftuio 2). Dos ciento (aunque por debajo de Ia registrada durante ci segundo
paros generales y una moneda sobrevalorada, crearon fuertes gobierno tanto de Carios Andres Perez, de 1989 a 1992, como
incentivos tanto a Ia fuga de capitales como ataques especulati— de Rafael Caidera, de 1993 a 1998). Por otra pane, Ia pobreza
vos ai bolivar. Aunado a otros factores politicos, este contexto sc rcdujo en mds de 10 puntos porcentuales, gracias al repen
econOmico facilith las condiciones que IlevO al golpe fallido de tino aumento de ingresos petroleros y Ia apreciaciOn real dc Ia
abril de 2002. moncda, que frenO el costo de los bienes transablcs consumidos
Para febrero de ese año, las reservas internacionales hablan por los pobrcs. El haber culpado a Ia industria petroicra y a las
deciinado de US S21 miHardos a poco más de US $16 millar principales empresas de haber sabotcado Ia revolucion le per
dos; al gobierno no le quedO ntis remedio que devaluar. Otro miriO a! chaviswo promover una mayor polarizaciOn politicay
impuiso a Ia devaLuaciOn ocurriO luego del goipc de abrii de control sobre la economia. Entrecanto, los precios del petrOlco
2002. El Citirno revés vino con ci paro petrolero de diciembre sc dispararon, pcrmitiéndole al gobierno emprender una etapa
de 2002, que paralizO Ia economia’1. Los ajustes econOmicos, populisca radical.
junto con ia poiarizaciOn politica, resukaron devastadores: ci
año 2002 terminO con arm contracciOn econOmica del 8,9 por EL ALCANCE DE LA BONANZA PETROLERA
ciento dcl PIB, y a fines de 2003 Ia economia se habla contraido 1’ LA EXPANSIoN DEL ESTADO
en un 7,8 p’ ciento adicional. Dc 2003 a 2008, Venezuela disfruto dc Ia mayor bonanza
Va para aquel entonces Chavez habia perdido confianza petrolera en Ia historia dcl pais. El grañco 3-2 muestra la pro—
en Ia posibilidad de una recuperaciOn rapida. Decidio cercar a duccien petrolera de 1968 a 2008, junto con los precios de Ia
PDVSA y estrechar ci control sobre Ia economia de mercado. ccsta petrolera vcnezoiana, en dOlares constantes. La produccion
Es de suponer quc, luego dci paro petrolero, al gobierno Ic que— de petrOleo cayO en 50 por ciento de 1968 a 1985, de 3,6 a 1,8 mi
daban pocas opcioncs salvo introducir ci control de cambio para Hones de barriles por dia (mbd), rcvirtiCndose en 1998, ci afto en
lidiar con ci coiapso de las exportaciones V proteger las reservas que Chavez fue elegido, a 3,3 mbd. A raiz del embargo petrolero
de divisas. Peru Chavez tambiCn utilize ci control de precios
85
84
____

de itt OPEP, en 1973, los precios de Ia cesta petrolera se dispa Dc 2004 a 2008, ci ingreso petrolero per capita se man—
raron. Dc 1978 a 1982, alcanzaron, en promedio, 29 ddlares por tuvo elevado, up obstante el crecimiento pobiacional (ver grá—
barril en términos reales’2. De 1985 en adelante, Ia producciOn fico 3-3). En 1974, durante el pico del embargo petrolero de
aumentó pero los precios bajaron, pisando suelo en 1998. la OPEP, el ingreso petrolero per capita alcanzó US S1.774
Dc 2004 a 2008, ej segundo quinquenio de Chavez, el en moneda constante. Luego de desplomarse durante los ahos
precio de la cesta petrolera venezolana, en dolares constantes, ochenta y noventa, ci ingreso petrolero per capita surgió de
alcanzo el doble de lo obtenido durante sus primeros cinco años nuevo, a partir del 2000, hasta alcanzar US $1.454 en moneda
de gobierno. La escala de Ia bonanza excedid Ia que ci pals ha— constante, a 2008. Entre 1981-1989 y 1998, Venezuela sufriO
bla disfrutado a fines de los aflos setenta, pues ci volumen de una profunda caida en el ingreso petroiero per capita, recupe
produccián era apreciablemente mayor. Dc hecho, en 2008 Ve randose al dispararse ci precio del petróleo, despues de 2004.
nezuela produjo un miilon de barriles diarios más que ci pro
mcdio alcanzado de 1974 a 1982, no obstante una caida en Ia GRAFICO 33
produccion de PDVSA dc casi 700.000 bpd, durante ia primera Ingreso petrulers per cilpita e ingressfiscalper capi/a tie Venezuela,
decada de Chavez en ci poder13. En 2008, ci ingreso petroicro 1968-2008
aicanzO ci 155 por ciento más que en ci pico previamente logra
do, en 1981.
2000
inaeso peedero irgrnos tsIes pehtiecos
GRAFICO 32

P,’oduccjth, pc/i-s/cray precios de hi ca/a pc/ru/era de Venezuela, I400-


1968-200&

10 45,0
Prcth,co;, peoiesa Preoo od 40,0
3.5
0
35.0
3.0 0
30.0 0
-b

3 2.5 25.0

r 20,0 a
2,0 C
15,0 CD
CD
1.5
10.0
1,0 5,0 -

- Fueme: Calculus propios con base en darns dcl Banco Central de Venezuela, ci
0,5 - Aiinistcrio tie Energia y Minas, el Ministerin tic Finanzas ye] Instiruto Nacional
a a a a CD CD 0
S0 0 0 0 dc Estadisrica.
o 01 CD 0 0 CD CD 0 01 0

El crecimienro del ingreso petrolero tuvo un poderoso e


inmediato impacto sobre las finanzas püblicas. El sübito au
Fuentc: Cálcoios propios coil base en datos dcl Ministcrio dc Energia y l\linas mento en los precios Ic permitió al gobierno desplegar el gasto
pro—ciclico, orientado a contrarrestar Ia contracción económica

86 87
t.

sufrida en 2002-2003, con 10 cual elevo ci gasto püblico y am


‘I
diversos anaiistas, se mantuvieron al mismo nivel rciativo las
publico aicanzo un asignaciones preupuestarias en vivienda, educaciOn y progra
p’16 Ia demanda agregada. En 2004, ci gasto
I; maS sociales especiales, mientras quc otros sectores crecieron,
I

robusto 26 por ciento del PIB. Sc mantuvo ci estimulo masivo


ic Ia demanda agregada a lo largo de los cuatro aims subsi
I
} aics como la infraestructura y el gasto militar. Aciarar este
guientes. Para 2006, ios’gascos dcl gobiirno central superaron asunto es crucial para medir dc verdad ci esfuerzo real del go
ci 29 por ciento del PIB, cifra significativamente mayor a la bierno para redistribuir ci ingreso. Pero hacerlo requeriria to
registrada en 1999, de casi 20 por cicnto. Esta nueva cifra no in mar en cuenia los inmensos desembolsos no incluidos en ci pre
cluye los gastos fuera del presupuesto, financiados mediante ci : supucsto, comenzando con ci apoyo a PDVSA y otros fondos
soberanos destinados a los programas de las misiones, además
Fondo Nacional de Desarrollo (Fondcn) y PDVSA. Dc poderse
disponer de los egresos de estas dos Was de financiamiento no ,i de las transferencias directas no contabilizadas a los consejos
auditadas, el gasto pabilco estimado, en 2006, superarIa ci 35 comunaies, las empresas de producciOn social y las cooperativas
3..4)15
(ver grafico
por ciento dcl PIE. I
I. Los fondos soberanos, como el Fonden, se utilizaban para
S

GRAFICO 3.4 [t canalizar los desembolsos no presupuestados, alimentándose de


Guslos dcl Gohierno Central comoporcentaic de/PIB, 1998—2008
transfcrencias en moncda dura, tanto de las reservas internacio
nales como dc PDVSA. El Fonden era manejado directamentc
por Ia Presidencia a través dcl Banco dc Desarroflo Nacional
40.0 (Bandes), sin vigilancia alguna por parte de Ia Asamblea Na—
35.0
7 cional. Se armO un esquema sencillo para maximizar ci ingreso
? del Fondcn: sistemáticamentc, clMinisterio de Finanzas subcs
30,0
4;
timaba ci prccio dci pctrOleo urilizado en Ia prcparaciOn del
25.0 presupuesro nacional, con ei propOsito de reducir ci monto de
I las transferencias que, de acuerdo con la Constiwcion, debian
20.0
asignarse anualmente a los estados y municipios. Asimismo,
ISO
1•• se transferia ai Fonden ci ingreso petroiero no desemboisado,
que normaimente debia ser canalizado a través de PDVSA o ci
it Banco Central.
El mecanismo utilizado para canalizar fondos al Fonden
Fuenie’ Calculos prupios cuts base cii darns dcl Minhirrio tic Finanzas. 7 se faciiito mediante diversas ieyes aprobadas pot Ia Asamblea
Nacionai: en 2005, por cjcmpio, Ia Asambica aprobo un cambio
La composicion dci gasto publico dci gobierno de Chavez —I en Ia Lcy del Banco Central para permitir Ia transferencia ai
Cs motivo de amplia poiemica14. Aigunos especialistas consi— Fonden de US S6 miliardos dc las reservas internacionales de
deran que, bajo Chavez, ci gasto social aumcntd; otros argu— ([ Ia nacrOn; y en febrero de 2006, Ia Asamblea aprobo una trans
mentan que, a excepción de Ia expansion de las transferencias .
fercncia adicionai de US $4 mililardos. Ese mismo año ci pre
menos constante. SegOn sidentc anunciO que PDVSA procederia a transferir más dc US
al Seguro Social, permaneció más o

89
88
r s

pilfarro pábiico y La corrupcián, en momenros cuando ci precio


66,8 millardos directamente al Fonden. Dado ci nivel de apoyo Jel petroieo se disparaba, se expandio a un nivel sin preceden
requerido por las misiones y otras causas socialcs, no es de sor
tcs. Un ejemplo dotable del despilfarro se descubriO en 2010, al
prender que ci ñnanciamiento de PDVSA canalizado direcra ftallarse 100.000 toneladas dc alirnentos podridos en galpones
mente al Fonden alcanzara sumas masivas (vet ci grafico 3-5). pcrtenecientes al Estado —hecho que ocurriO mientras ci pals
sufria de una severa escascz de alimentos. Las ineficiencias en
-

GRAFIco 35
:el sector petrolero cran aán más serias, como Sc muestra en ci
Aportes de PD VS.J at Fonda Se Desarrollo National (Fozden,)y otras
capftulo siguiente. Lo evidente es que al gobierno de Chavez,
inversiones satiates, 2003—2008 /mi//ardos de do/ares EE. UU
--

r {producto de los controles de precio y de cambio, lo marcO la


12000 incompetencLa administrativa.
10.000
1; Más allá de los controles, Ia incompetencia tambien se cx
0.000
1: plica por Ia falta de conocimiento por parte de los ministros, que
-‘

sc rotaban con frecuencia. Entre 1999 y 2005, para ci momento


de su designaciOn, casi ci 47 por ciento de los ministros carecian


-

4000 dc estudios de posgrado en cualquier carrera. Algunos ministros


-.

2000 sc mantuvieron pot largo tiempo, pero Ia mayoria se rotaban a


0 menudo. El ministro promedio, entre 1999 y 2008, duro dieci
séis meses en ci cargo16 —Ia más aita tasa de rotaciOn en Ia historia
democrácica de Venezuela, mayor aun que Ia del segundo go
Fticnrc: PctroIccps de \‘e,iczuela S.A. y cálculos propios. bierno de Carlos Andres Perez (19894993), el más inestable de
todos’. Aunada ala falta de competencia ministerial y ala alta
A cuánto ilegaba La escala de los fondos no contabilizados, tasa de rotaciOn se agregaba Ia falta de contrapesos, lo que gene
que iban a ser utilizados a discreción, provenientes de transfe ‘I raba ci caos en la administradOn páblica —todo do magnificado
rencias canalizadas a los fondos soberanos? He aquf un ejemplo: pot ci peso expandido del sector püblico bajo Chavez.
ci presupuesto de 2008 proyectaba ingresos con base en un pre 1 La corrupciOn es otro rasgo destacado dcl nuevo sistema
cio de US $35 por barril de pctroieo, pero durante tres semanas, I t politico. Es dificil de medir, pero los medios han documenta
.4
en 2008, Ia cesta venezolana se vendio a, por lo menos, US $116 :1 do diversos ejemplos. Asi, ci lviinisterio de Finanzas sistemáti—
ci barril —un precio que es 233 pot ciento superior a Ia presu
.

camente evitaba cumplir con las leyes que exigian Ia licitaciOn


-

•1 .

puestada. El ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, justifi


-

competitiva al fijar ci precio y financiar bonos de la deuda pñ


caba Ia subestimacion al afirmar quc se trataba de “minimizar blica. A menudo, al colocar bonos en el mercado local, Ia banca
ci riesgo” de un choque externo; prometiO destinar cualquier intcrnacionaj y Las institucioncs financicras locales se confabula
superavit para bencficio “del pueblo y solo para ci pueblo”. Tan ban con diversos funcionarios, asignándoles precios por debajo
sistemática subesrimación generaba un ingreso superavitario dcl mercado y luego rcvendiCndolos a un precio superior al de su
promedio del 20 por cicnto por aflo —monto dci que, en efecto, colocaciOn en Wall Street’5. En diciembre de 2009, se desatO un
Chavez podia disponer libremente sin que fuera contabilizado. cscándalo de corrupciOn relacionado con una serie de pequchos
Pero Ic saliO caro al pals Ia faha de transparencia. El des—
g
91
90
1!
bancos fracasados; se descubriO que tenian extensos negocios como Ins tclecornunicaciones y los servidios financieros, que su
con eL gobierno y durante los años de bonanza prescaban dincro eraron con creces ci aumento en Ia produccian de bienes. Esta
a sus accionistas y gerentes. El ininistro de Ciencia y Tecnologia, brccha entrc Ia oferta y Ia demanda fue cubierta por las impor
Jesse Chacon, por largo tiempo miembro del gabinete y amigo I Itaciones y ía inflacidn. -

personal del presidente, debio renunciar luego de que su herma— * Dc 2004 a 2008, en general, ci descmpeno econOmico
no, Arne Chacan, quien presidia uno de los bancos implicados, foe desequilibrado (“er grafico 3-6). Las exportadioncs cayeron
fue arrestado por cargos de corrupcidn. Otro escandalo involu 2,3 por ciento interanuai, mientras las iinportaciones se dispa
craba a in Fuerza Armada: una pianta refinadora de azücar iba a raron en 25,2 por ciento. El consumo privado credO 14,8 por
ser construida en ci estado Barinas, para Ia cual ci Fonden erogó ‘ciento y ci consumo pábhco, 7 por ciento. La inversiOn directa
los fondos, pero Ia planta nunca se construyO’9. extranjera experimentO una caida sustanciai, pero Ia inversiOn
Segun Transparencia Internacional, organismo ubicado en en general, impulsada por Ia inversiOn pdblica en proyectos de
Berlin que mide ci grado de corrupciOn percibido por analistas infraestructura, se cxpandio en 21 por ciento; pero ci estImulo
e inversionistas, Venezuela en 2008 aparecIa como ci Segun fiscal no logrO afecrar a todos los sectorcs ni de igual manera ni
do pals rnás corrupto de Ia regiOn despues de Paraguay, cuya tampoco io su&iente. La dramatica expansiOn en ias importa
Ciudad dcl Este se considera el mayor centro de contrabando ciones y Ia contracciOn en las exportaciones, puso en evidencia
en Sudamerica. En 1996, ia pcrccpciOn de Venezuela era muy tin caso agudo de ia enfermedad holandesa.
superior aunquc tenin un desempeno bajo: el 25 por cienro de ic
los paises tenian un descmpeno peor, comparado con apenas 10 GRAFIC0 3- 6
por cienro en 2004. Coniponentes c/ave Set crecimiento del PIB Se Venezuela, 2004—2 008
No obstanre ci despiltàrro püblico y Ia corrupcidn, Ia eco
nomia creciO vertiginosamente cntre 2004 y 2008. En 2004,
partiO de una base baja debido ai paro petroicro, ci PIE creciO
en 18,3 por ciento. En años subsiguientes se mantuvo la expan
sión: tanto en 2005 como en 2006, aicanzO más del 10 por cien
to dci PIB; y 8,4 por ciento en 2007. En ci segundo semestre de
2008, a medida que los precios del petrOleo calan, Ia economla
aán crecia. Durante cste periodo, mientras ci sector petroiero
declino a 8,1 por ciento dci PIB, el sector no petrolero credO en
12,8 por diento.
Ei desempeno negativo del sector perroiero ocurrió a raiz
de Ia baja de las cuotas de Ia OPEP, decision comada para evitar
una caida en los precios, como también por ci descenso en Ia ca—
ill
pacidad de producciOn de PDVSA. Por so parte, ci crccimiento
en ci sector no petrolero obedcciO a una marcada expansiOn en
In demanda agregada, principalmente para bienes no rransabies, .1 Fuenre: Cakujos prupios con base en datos dcl Banco Central de

*
93
92
Central, rerrasó en más del 60 por ciento Ia entrega de divisas
Al cierre de 2008, Ia apreciación de la moneda, aunada a j los actores privados (en comparación con el año anterior), re
la nsa de cambio fija controlada y Ia elevada inflacion, elevo los corta ci presupuesto en 6 por cienro, elevo ci impuesto de valor
costos locales —lo cual desplazo a Ia industria nacional y disparo agregado por tres puntos porcentuales e incumplia la deuda de
las importaciones. Con las importaciones al alza y los precios PDVSA a las empresas de seiwicios petroleros y otras emp?esas
del petroleo a Ia baja, labalanza de pagos se debilitd; ademds, :locales (muchas de las cuales fueron posteriormente expropia
Ia fuga de capitales sobrepaso los US S20 millardos. El hecho das)
de mantener una nsa de cambio apreciada administrada bajo Curiosamente, salvo que ocurra una peor caIda de los pre
un sistema de controles, dejo al gobierno con apenas dos op dos del petroleo, Ia actual fase de colapso en Venezuela po
ciones de politica: o gastaba las reservas internacionales para drk1 ser menos severa que las del pasado. Dc 1981 a 2003, los
evitar distorsiones de precios impulsadas por Ia tasa dcl cambio colapsos econOmicos fueron especialmenre agudos, por cuanto
paralelo —de casi tres veces Ia tasa oficial— o limitaba Las impor
-

Venezuela vivIa una escasez crónica de ingresos petroleros, lo


taciones a Ia tasa oficial en aras de proteger las cuentas externas. que impedla al Estado desplegar medidas anriciclicas para res
ponder a Ia contracción económica. Hasta el momento en que
COLAPSO DE NUEVO [ se escribe, las tensiones econOmicas no han sido, por mucho,
Tal como ocurria con los ciclos de bonanza y colapso del tan severas como en el pasado, puesto que hasta 2008 los pre
pasado, la etapa expansionism pronto cedió al malestar ma cios del petrOleo alcanzaron montos nunca antes vistos en la
croeconOmico: deuda local creciente, inflacion, distorsiones de I hiscoria de la industria perrolera venezolana. Si bien Los predos
Ia tasa de carnbio, produccion petrolera decreciente, escasez de del petroleo cayeron ames de nivelarse en 2009, para mediados
los bienes de consurno y fuga de capitales. A 2008, ci Estado • I de 2010 se mantenian historicamente elevados.
habia perdido el control dcl lado de los gastos a medida que los No obstante, Ia crisis económica venezolana —fines de 2008
pasivos sobrepasaban los ingresos y creaban presión fiscal. El hasta pasar este libro a imprenra en octubre de 2010— resuké
gobierno respondio apretando el control de los precios y Ia tasa
-t
ser una de las peores del mundo. Se caracterizó por una de las
de cambio y de interés, asi como limitando Ia liquidez bancaria, más elevadas tasas de inflacian, a pesar de haberse aplicado un
todo ello en un esfuerzo por evitar medidas profundas de auste 4
control de precios de los más extensivos en decadas; por la esca—
ridad, tales como recortes de gasto severos, devaluacion masiva sez generalizada de bienes de consumo, aun con importaciones
y mayores impuestos. El apretdn de Ins controles a su vez gene
rO escasez de los bienes de consumo, contracción económica y :1 masivas; por ci estancamiento agricola y la escasez de alimen—
tos, no obstante abundanres subsidios agricolas; y por Ia fain
mayor fuga de capitales. En casi todos los palses, es a los grupos de credito, aunado a tasas de interés reales negativas, pese a la
de bajos ingresos a quienes más afecta una condicion de aIm
4

ampliacion de la banca estatal. Estas distorsiones fueron lo su


inflacidn aunada ala escasez de bienes de consumo, aun cuando j: ficientemente severas como para impulsar mayor incomodidad
haya crecimiento económico —lo cual en parte explica por qué, 4
a
social y aJgo de desconrento politico. Sin embargo, el ingreso
en 2008, cesá en Venezuela Ia mitigaciOn de Ia pobreza. petrolero fue lo suficientemente elevado como para mantener el
A comienzos de 2009, el gobierno de Chavez estaba enca gobierno a fiote en lo fiscal.
rrilado hacia ci colapso: retiró divisas de los fondos soberanos,
forzO transferencias de las reservas internacionales del Banco
95
94 1
i
r

Jiendo con la estrategia de DSI, el regimen impulsO fuertes dis


FIERRE DR NACIONALIZACIONES torsiones provenientes de los controles de precios y cambio; esra
A pesar de que Chavez critica todo lo del pasado, lo irónico ukima llevo a que se dieran dos tasas de cambio, una oficial y Ia
es que su gobierno ha seguido de cerca los preceptos económi otra paralela o flotante, no oficial. En 2010, se anunciO una ter
cos de los partidos politicos tradicionales. Entre 1970 y 1980, cera tasa de cambio oficial, junto con Ia devaluacion del bolivar.
las empresas del Estado y los organismos vinculados al mismo A menudo, Chavez justificaba el crecimiento de las em—
se incrementaron de unos 148 a 26821; y bajo Chavez, Vene presas del Estado como necesaria para recuperar ci control sobre
zuela regresá a un tipo de estatismo similar aunque más radical sectores que denominaba “estratégicos’ Sin embargo, al igual
de Ia industrializacion por sustitución de importaciones (DSI), que con episodios previos de Ia DSI, Ia expansiOn del Estado se
el modelo de desarrollo econOmico que prevalecia en La mayor desplegaba con fines polIticos, ames que estratégicos —más que
pane de America Latina entre los aflos treinta y ochenta. El rodo para cortejar ciertos grupos de trabajadores: el gobierno
gobierno emplea un nuevo término para este modelo económi incitaba a sindicatos vinculados con los chavistas a entorpecer
co —“desarrollo endOgeno”— pero en realidad no difiere mucho ci trabajo, lo que flevaba ala empresa a la bancarrota, que luego
del otrora estatismo orientado hacia adenero. Se caracterizaba servia para que ci gobierno justificara su toma. Esto ocurriO con
por Ia expansiOn del Estado en casi todos los sectores de Ia eco Ia Constructora Nacional de Válvulas, proveedora de la indus
nomia, por medio de nacionalizaciones, compra de empresas, • tria petrolera, y con Venepal, que fabricaba productos de pa
expropiaciones, subsidios directos a ciertos grupos corpontivos, pci22. A veces se superaba Ia resistencia a las nacionalizaciones
crCditos especiales y Ia expansiOn dcl gasto, al que Chavez le al ofrecerle a los trabajadores mayor oportunidad de empleo y
sumO Ia regulacion antagOnica a los negocios. Al igual que en el menores estandares de productividad, una vez estatizada Ia em
pasado, estas politicas incumpheron su promesa. En el pasado, presa —justo lo que ocurriO con Ia acerera SIDOR.
iii contrario de 10 que buscaban los planificadores econO
micos, Cualquiera que fuera Ia ruta, el resukado era el mismo: el
a menudo se expandian las importaciones y la industria poco se Estado se transformaba en el principal agente econOmico de
diversificaba. Esta vez ocurriO Lo mismo. una region 0 sector en particular o ernie un grupo de traba—
Las empresas del Estado comenzaron a estar presentes en jadores, lo cual incrementaba la capacidad de cooptaciOn del
todos los sectores econOmicos del pals. Nuevas empresas del gobierno. Mgunos analistas de los procesos utilizados para for-
Estado incluyeron Ia aerolinea Conviasa yr fihiales agricolas de • talecer el poder del Estado sostienen que el fin politico hace las
PDVSA como PDVAL, que manejaban programas sociales. nacionalizaciones de Chavez “cualkativamente diferentes” a las
Las primeras nacionalizaciones fueron desde CANTV, la em vias previas de lograr tal objetivo, pero esta diferencia luce exa
presa de relecomunicaciones cotizada en bolsa, a AES-Ehec gerada23. Intenciones politicas parecidas han sido identificadas
tricidad de Caracas, Ia siderurgica SIDOR y cuatro empresas en episodios previos del estatismo en America Latina24.
de cemento. Las expropiaciones tambien incluyeron setenta y El motivo politico tras estas nacionalizaciones se hace cvi—
cuarro proveedores de servicios petroleros y más de cuarenta • dente al tomar en cuenta el tamano de Ia fuerza laboral bajo con
fábricas y empresas. Empresas petroleras internacionales que trol del Estado. Desde 2007y hasta mediados de 2008, cuando
operaban proy’ectos conjuntos en Ia Faja Perrolifera del Orinoco el ritmo de las nacionalizaciones se acelerO, eI Estado incorporO
fueron obligadas a entregárselos a PDVSA. Asimismo, coinci a su nOmina casi 41.400 nuevos trabajadores, un aumento del

97
96

J
7,2 por ciento desde comienzos de 2007 y dcl 53,5 por ciento Importaciones, de 1973 a 1978, registraron un aumento anual
desde ci iuicio dci gobierno de Chavez; en total, se incrementó promedio dc 33,7 por ciento27. Dc hecho, a) implantarse las rc
ci nümero de trabajadores en la nómina dcl Estado de 1,4 a
2,1 formas económicãs del segundo gobierno de Carlos Andres Pe
millones. En cambio, ci sector privado, desde 1999, expandio
su fez (1989 a 1993), lapso que a menudo se tilda dc desindustriali
nOmina de 7,3 millones j 9,4 millones, apenas 28 par
ciento25. nciôn impuisada par Ia politica tie apertura, las imporraciones
Debido al sensible retraso que ha sufrido La creación de ernpleo • en realidad bajaron.
Aun mayor diferencia entre Ia politica de Chavez frente a
par pane del sector privado frente a! sector publico, Ia cconomIa
ha sufrido un deficit, dci 8,7 por ciento dc la fuerza laboral
para Ia DSI tradicional se deriva de Ia carencia de inversiOn privada
-

comienzos de 2009, no obstante el masivo estimuio fiscal de los en manufactura y demás actividadcs industriales. Esto contras
años 2003-2008. ta frente a Ia pohtica seguida en ci pals entre los años sesenta y
Los resultados del nuevo impulso de estatismo venezola setenta, cuando la inversiOn en la industria se expandiO y desa
no, no menos que los fines, parecen haber repetido los
vicios fiaba la teorIa de Ia maldiciOn de los rccursos naturales, segén
de modelos del pasado. El sector publico se co[mó
de traba Ia cuai una bonanza petrolera genera Ia dcsindustrjalizacidn25.
jadorcs, pero Ia productividad Sc desplomo. PDVSA brinda el Bajo Chavez, Ia caida de la inversiOn privada fue marcada, tanto
mejor cjeinplo: en 2009 ci ministro de Energia y presidente de en Ia actividad petrolera como en Ia no petrolera.
PDVSA anunció que Ia ndmina de Ia empresa habia aumenta Al menospreciar Ia inversiOn privada, ci Estado Ic pasaba
do en 266,7 por ciento, de 30.000 a 80.000 empleados desde al sector publico dcl pals todo el peso de satisfacer las necesida—
asumir Chavez ci poder en 199826. Todo do a pesar de que la t des de inversiOn. La inversiOn privada se estancO, en gran pane
productividad de Ia empresa bajó, medida en funcion de barriles porquc ci gobicrno hizo muy poco, más aiM del estimulo fiscal,
de petroieo producidos por dia (ver ci capitulo 4). para crear un entorno amigable a los negocios. El indice Doing
No obstante Jas similitudcs entre Ia DSI tradicional y ci B,,si,,ess, del Banco Ivlundiai, que ciasifica los paises en funcion
“desarroilo endOgeno” de Chavez, hay al menos dos importan de su clima de inversiOn y Ia facilidad para hacer negocios, para
tes diferencias. Primero, ci gobierno de Chavez hizo muy poco - 2008 coiocaba a Venezuela casi en ci piso del listado de paises
para restringir las importaciones. Los arancelcs y las cuotas de a nivel global 29
importación existian (por ejemplo, para repuestos de vehiculos, Estas politicas econOmicas —apertura a Ia importaciOn,
pero no cran ni elevados, ni extensivos, ni rigidos. Dc hecho, junto a una regulaciOn cmpresarial no amigable— IlevO, por su
con miras a combatir Ia inflación y mitigar Ia recurrente escasez -puesto, a quc Ia industria privada se redujera. Dc 2001 a 2006,
de I ci nñmero de empresas manufactureras privadas en Venezuela
dc bienes de consumo, ci gobierno permitia una avalancha
importaciones. Dc limitarlas, se recurr(a al control de camblo: cayO en 13 par ciento, mientras que in industria tie alimentos y
bebidas descendiO en 8,4 por ciento30. A partir de 2006 se ob
los importadorcs debian solicitar divisas a través de un organis
mo oficial —Cadivi— que limitaba ci monto dc divisas a vender. serva, ademas, Ia fuga de capitales. Esta combinacion —Ia caida
en ci nümero de empresas aunada a una mayor fuga de capi
Dc modo quc Venezuela vivio una bonanza de importaciones
asc tales— es asombrosa, tratãndose de un pals que disfrutaba de
que no se correspondia con la DSI tradicional, aunque se
primera bo Ia mayor bonanza de biencs dc consumo en decadas; pero era
mejó al derroche importador ocurrido durante Ia
las ahamcnte predcciblc en ci contexto de un modelo econOmico
nanza petroicra del pals, bajo Carlos AndrCs Perez, cuando
-

99
98

L.
r

que promovia la importación y desincentivaba Ia inversiOn. Las Casi siempre, los contratos dci Estado con ci sector privado se
peores consecuencias econOmicas de Ia maldiciOn de los recur .otorgaban sin ningün tipo de licitaciOn. Adicionalmente, el crc
505 —bonanzas petroleras que conducen a Ia
desindustrial iza cirniento de diversas empresas privadas durante ci quinquenio
ciOn— nunca habian ocurrido en Venezuela con tanto ahinco, de bonanza, de 2004 a 2008, prosperaron a través de fusipnes
aI menUs hasta los anoswchenta. Bajo Chavez, estos efecros se y adquisicioncs, entre las cuales figuraban dh’ersas personas y
desataron3t. empresas poifticamente vinculadas con ci gobierno. Algunas
Al igual que en Ia mayoria de los modelos estatistas de dc estas fusiones y adquisiciones ocurrieron en ci sector finan—
mano dura, Ia politica econórnica chavisra contenia un me ciero.33 Tal transferencia de activos entre ci sector privado y el
canismo interno para generar su propia demanda. La polItica Estado, donde los privados estaban estrecharnente iigados al
econOmica produjo un clima de negocios adverso en diversos gobierno, llevó a que se les denominara “boliburgueses” y a que
sectores, que elevaba ci costo de hacer negocios a raiz del con Ia prensa se refiriera a la “robolucion” en vcz de la “revoluciOn”
trol de precios en tiempos de inflacion, ci engorroso control del de Chavez.
cambio, ci malestar laboral y las regias contradictori as. La res
puesta de las empresas no se hizo esperar: inedidas de reducciOn t. LAS CRISIS DEL CONTROL DE CAMBIO
de personal o subutilizacion de su capacidad instalada, o ambas. V LA ELECTRICIDAD: ESCASEZ Y OSCURIDAD
t
expropiar 1 A fines de 2008, al desatarse La crisis financiera mundial, ci
Luego ci gobierno se vaidria de ello como excusa para
0 simpiemente estatizar a las empresas.
L 3 fracaso anunciado de la politica macrocconOmica dcl gobierno
Charles Lindblom, en una celebre critica al capitalismo, hizo evidcntc. Mayor inflaciOn y fuga de capitales fue lo que
argumentaba que el sector privado podria secuestrar al gobier resulto de haber mantenido Ia tasa de cambio bajo un sistema de
lit
no, por cuanto siempre puede amenazar a los politicos con el controles, expandido Ia demanda agregada mcdiante un gasto
desempieo y asegurar que adoptaran poilticas amigables al sec fiscal insostenible y haber aplicado una regulaciOn hostil a las
tor privado32. Pero los lideres del movimiento chavista descu
brieron que un petroestado podia revertir esta relacion: el Esta—
I empresas. Como hemos mencionado, un bolivar sobrevaluado
bajo un sistema de controles promovia un nivel de importacio
I
do puede arrinconar al sector privado y reducir su desempeflo, nes que ei Banco Central no aicanzaba a cubrir. Esto se hizo
precisamente para generar la demanda laboral que conlleve a patente una vez quc los precios dcl petroleo giraron a Ia baja y
mayor inten’ención estatal. los ingresos comenzaron a caer, lo cual incidia sobre Ia balanza
En una economia que no dependa de recursos naturales, ci de pagos. Pronto, a las autoridades no les quedO más rernedio
modelo chavista seria insostenible; en aigán momento ci
do careceria de fondos. Pero en un petroestado que disfrute de
una bonanza como Ia que ocurriO en Venezuela de 2003 a
Esta

2008,
ci modelo rcsultó ser rnás duradero, porque tanto la oferta como ‘4$1
I que permitirle a! sector privado pagar por las importaciones
mediante la compra de divisas en cl mercado paraleio de cam—
bio, lo cual generO inmensas presiones inflacionarias y disparo
in tasa de cambio no olicial. Como era de suponer, In especta
cular bonanza de consumo de Venezuela se parO en seco. En
Ia demanda se alimentaban mutuamente.
For ultimo, un aspecto de la poiltica econOmica que exa 2009, la economIa se contrajo en 3,3 por ciento del PIB.
.4
cerbO los vicios politicos que antecedian a Chavez fue el corn El gobierno tambien enfrentaba una crisis fiscal, que solo
pinchismo —favores econOmicos concedidos a los privilegiados . U
podia manejarse mediante una devaluaciOn masiva. Los egresos
Ii
101
100

L
r
se habian multiplicado. Abarcaban ci aumento de Ia nOmina y gados a ajustar los precios de nuevo. Fueron anunciadas estric
prestaciones sociales del sector pdblico, pagos por las sucesivas tas medidas en contra dci aumento de los precios al decal. Se les
nacionalizaciones y expropiaciones, ci apoyo a las misiones y encargO a los militares vigilar los precios de las tiendas ai por
otros gastos sociales, y las perdidas generadas por empresas dcl menor y el gobierno procedió a expropiar una importante qide
Estado mal manejadas. &sirnismo, a PDVSA Ia tasa de cambio na de supermercados, perceneciente a Casino, La mukmnacional
oficial, aunada a Ia elevada infiaciOn, Ic significaba un inmenso • francesa. Tales tomas, a nivel de ventas al por menor, carecian
aumento en costos operacionales, pagaderos en moneda local • de precedentes, salvo ci caso reciente de Ia expropiaciOn de un
—Ia anti redujo Ia capacidad de Ia empresa petrolera de aportar centro comercial, propiedad de una destacada empresa de cons
al fisco. Para el ultimo trimestre de 2009, el deficit fiscal pro trucción, el Grupo Cohen.
yectado aicanzo ci 5,7 por ciento del PIB y la incertidumbre en En general, Chavez respondio a los problemas económi
el mercado financiero internacional hmitaba Ia posibilidad de cos mediante la aceleraciOn de las nacionalizaciones, que au
financiar ci deficit mediante Ia ernisión de más deuda externa. mentaron de diecisiete en 2007, a 174 para mediados de 2010.
Al tcrminar el afto, emergieron mayores presiones fiscales, Anteriormente, a mediados de Ia decada del 2000, las nacio
derivadas del inadecuado control regulatorio del sector finan nalizaciones de Chavez se enfocaban principalmente en tierras
ciero. Los depositos de varios bancos pequeños fueron apro “improductivas”; pero a partir de 2007, se centró más que todo
vechados por compinches vinculados con ci chavismo, para en empresas induseriales, en Los sectores de energia, procesa—
financiar Ia adquisicion de algunas instituciones. Pronto ci go mienro de alimentos y tiendas al por menor. La cuenta total de
bierno intervino, buscando evitar que los bancos manejaran Ia las nacionalizaciones alcanza ci 11 por ciento del P1B37, segün
transferencia de estos fondos; pero, segñn fuentes informales, el estimaciones de Ia Confederacion Venezolana de Industria
gobierno debio reemplazar varios mifliardos de dolares en fon • les (Conindustria). El resultado de esta estampida estatista ha
dos ptiblicos y privados depositados en estos bancos33. La crisis sido un clima de inversion deteriorado; hoy dia, toda empresa
bancaria que se desató provocó un conflicto entre las facciones grande está preocupada por la soia posibilidad de convertirse en
chavistas, lo cual exigió al Presidente tomar medidas represi— blanco dcl gobierno.
vas sobre algunos boliburgueses: fueron arrestados tanto Arné Junto con la devaluacion de 2010, Chavez anunciO Ia nece
Chacon y Ricardo Fernández Barrueco (conocido agroindus sidad de racionar Ia electricidad. La escasa inversiOn pübhca en
trial, cercano a la Fuerza Armada y a MercaO35. Como conse generaciOn térmica, junto con una sequIa causada por ci fenO
cuencia de Ia crisis bancaria, varias casas de boisa fueron cerra— meno climático El Niño, que afectO la capacidad hidroelectrica
das y sus duchos arrestados y acusados de fraude. • instalada, amenazd con no poder sarisfacerla demanda de ener
A comienzos de 2010, ilego por fin la largamence antici gia. Al aumentarse los apagones, hasta las oficinas y las tiendas
pada megadevaluaciOn: Ia tasa de cambio oficial (fijada hasta • debieron cerrar. La industria existente y Ia economia en general
entonces a 2,15 por dOlar fue devaluada a una nueva tasa dual: sufriO un daflo enorme, lo que redujo el apoyo al gobierno en las
una tasa oficial fija de Es. 2,60 y otra, tambien oficial, de Bs. encuestas. Como medida desesperada para ahorrar electricidad,
4,30, más una tasa no oficiai flotante, que el gobierno prometió el gobierno declara feriada la Semana Santa entera, tanto para
mantener baja —aunque sin Cxito alguno36. No obstante que Ia • los trabajadores del sector pábbco como del privado. Durante el
devaluacion se esperaba, los agentes económicos se vieron obil primer semestre de 2010, los analistas enfocaron su atenciOn en

103
102
ci nivel de agua de Ia represa del Gun y su planta hidroelectrica; En Ia politica, Chavez ha introducido el cambio radical —ma
ci nivel del lago detras de Ia represa bajaba hacia la peligrosa yores restricciones y obstaculos a la oposiciOn, menor transpa
corn de 240 metros por encima del nivel del mar, punto en ci rencia en ci gobierno y mayor concentraciOn de poder. Por otra
que Ia mayorIa de las turbinas deberian apagarse, in cual hubiera parte, en ci reino econOmico, ha repetido los viejos viciqs —Ia
privado al pals de su principal fuente de energia. El sector ter dcpendencia del Esrado de Ins ingresos petroleros, el ejercicio
moelectnico también entró en crisis. Apenas una de las cuatro del poder del Estado para obtener metas politicas más que de
unidades de Planta Centro, Ia principal planrn termoeléctrica desarrollo, y Ia adopciOn de policicas econdmicas insostenibles
del pals, se encontraba operativa —y evidenciaba fallas técnicas, que conilevan a ciclos de tipo cortar-reiajar-colapsar39.
lo cual causaba mayor presión sobre las demas plantas dcl pals. En reiaciOn con Ia sostenibilidad, algunos consideran que
El mal tiempo explica una parte de Ia crisis sufrida en ci sistema está prOximo a desmoronarse. Diversos analisras se
electnicidad. Pero tambien contnibuyeron a em ties factores que nalan que Chavez repite los errores econOmicos del pasado, tal
marcan Ia economia politica de Chavez: ci descuido de Ia in como sucediO con los gobiernos adecos y copeyanos de los aflos
version, Ia incompetencia y Ia tolerancia de La corrupciOn entre ochenta y noventa, victima del mal manejo de Ia economia. Sin
quienes la manejaban. Un ejemplo de la tendencia del gobierno embargo, esta vez ci gobierno podra resultar más ãgil, al menos
de descuidar Ia inversiOn en infraestructura, es que a pesar de pun dos razones: primero, para 2010 los precios del petrOleo
las alertas, se despreocupO por hacer las inversiones en ci sector se mantenian relativamente cievados; y segundo, diversos es
electrico hasta que ya era tarde. Es más, Ia corrupción hacia tudios han mostrado que los descensos econOmicos ponen en
dano a las operaciones de reparación. Se cree que muchas de mayor peligro La supervivencia de las democracias, que Ia de las
las facturas por equipos de electricidad ilevaban sobreprecio, autocracias40. Clam esta, antes que autocracia, el chavismo es
lo cual permitia a los funcionanios que realizaban los pedidos un regimen hIbnido. No cabe duda de que un colapso econOmi
embolsarse pane importante de los pagos. Aparentemente, los co haria daub a Ia competitividad de un regimen hibnido; pero
funcionarios hacian pedidos sin consultar con ingenieros, io que ci sistema ha adquinido suficientes caractenisticas autocráticas
lievaba a Ia adquisicion de equipos inservibles, que permitian el como para que bien pueda superar Ia crisis, aunque con algunas
enriquecimiento de los actores invoiucrados38. Dc modo que, en grietas en su estructura politica.
2010, un pals rico en energia se oscureciO a causa dcl tiempo y En tal sentido, si bien La consolidacion del regimen hibnido
de las prioridades politicas del gobierno, de favorecer el consu de Chavez obedeciO, en parte, a su elevada dependencia de flu
mo sobre Ia inversiOn y aplicar el peso de Ia Icy principalmente jos petroleros, su permanencia en el poden podra o no depender
a sus enemigos y rara vez a sus amigos. tanto del petrOieo como se pensaria. Una quiebra petnolera o una
recaida econOmica, ciertamente conducira a resquebrajamientos
REFLEXIONES en el sistema y quizá hasta engendre opontunidades politicas
La palabra “revoluciOn” ciene dos significados: ci cambio entre sus oponentes; pero no necesariamente significara que ci
radical y los ciclos repetitivos. La “revolucion bolivariana” de chavismo ha de colapsar, al menos en el corto plazo. Durante
Chavez abarca ambos significados, pero en sentidos diferentes. Una bonanza petrolera, los agentes econOmicos en esre tipo de
enrorno tienden a arrimarse al gobierno, puesto que mantenerse
en Ia oposiciOn no siempre paga. Y al entrar en la fase de co

105
104

L
lapso, ci gobierno, con sit ampiio rcpertorio de poderes, puede 4
recurrir a toda suerte de medidas: reprimir a quienes carguen hi maldicioninstitucional del petroleo: la
con ci costo —Si es que protestan—, culpar actores extcrnos por toma del control politico de PDVSA
Ia penuria económica y continuar ofreciendo a compinches e
ideólogos gran parte de jo que buscan —activos tanto tangibies
(transferencias gubernamentales y pagos al margen) como in
tangibles (la impunidad de rendir cuentas c ideologia radical).
Esta es una razón por Ia que ci chavismo, a partir de 2008, se
ha tornado más radical en lo econOmico hacia ci sector priva
do: ha ampiiado las nacionahzaciones, implantado tin control
de cambio más estricto, limicado ci credito y constantemente El pctrOleo ha dcsempenado un papel arrollador en Ia eco
atacado al sector empresarial. Estos pasos podrian conducir a nomia poiltica de Venezuela y su reievancia no ha menguado
mayor deterioro econémico, ai estrés del gobierno o hasta a un bajo Chavez1. Desde inicios del miienio, Ia escaia y duraciOn
mayor descontento politico, pero no necesariamenre a ponerie de Ia bonanza petroiera han sido demasiado evidentes como
fin al sistema. La conexión entre ci petroleo, ci desarrollo eco— para pasarias por alto. Thomas Friedman, ai tratar de captar ci
nOmico y la flexibilidad de los regimencs hibridos es un asunro vInculo entrc ci pctróleo y Ia democracia en diversos paises, se
complicado, como lo rnuestra ci próximo capitulo. hizo famoso a! argumentar que, invariablemente, ci precio del
petráleo y ci grado de hbertad se mueven en direcciones con—
trarias2. Esto es io quc Friedman denomina “Ia primera icy de
‘I Ia ‘petropoiltica” e invoca, como ci ejempio perfecto, ci caso de
Venezuela bajo Chavez. No obstante, serIa un simplismo pos
tular una relacion causal c independiente entre ci pctroieo y Ia
erosion de Ia hbertad poiItica, más aün si uno mira Ia poiltica
venezolana desde una perspectiva historica c institucionai.
No cabe duda de que el petroleo ha venido a ser definido
como ci ejempio más patente de Ia “maldiciOn de los recursos
naturales”, tanto para ci desarrollo económico como politico.
La maldicion de Los recursos se refiere a Ia idea de quc las eco
nornias dependientes dc los rccursos naturaies, como el petró
leo, son propensas a sufrir distorsiones crónicas, que retrasan
la eficiencia, ia diversificaciOn y el crecimiento económico a
largo piazo. Tai maldiciOn se manifiesta de varias maneras: en
Ia apreciaciOn de ia tasa de cambio, Ia desindustrializaciOn, ci
alto nivei de endcudamiento, Ia sobreespecializacion de Ia pro
ducciOn, Ia erosion institucional y Ia corrupciOn rampante3. Las

106 107
politicas pübIicas dirigidas a corregir esta maldicion son igual de los recursos en tres panes. Primero, analizamos ci papel del
mente diversas, aunque dificiles de implementar, principalmen— cambio institucional que ocurriO en Ia industria petrolera con
re por razones politicas. Figuran entre tales politicas los fondos anterioridad a la bonanza. Entre 1999 y 2003, Chavez promul
de estabilizaciOn económica, las reglas de responsabilidad fiscal, - go una serie de medidas que socavaban Ia autonomia, n solo
Ia transparencia en los cotratos petroleros ylos programas para de los demds poderes del Estado (como se argumenta en capftu
fortalecer las instituciones4. La dependencia dcl petroleo no solo los anteriores sino tambien del sector petrolero. Asi, Perroleos
impide encontrar soluciones poifticas a problemas económicos; de Venezuela S.A. (PDVSA) antes de Chavez, disfrutaba de
tarnbien hace que Ia politica se tome más contenciosa de lo que amplia autonomia desde la perspectiva del funcionamiento de
seria en otmos contextos, en razOn de que los beneficios deriva— su gobierno corporarivo. Despues dcl paro petrolero de 2002-
dos dcl petrOleo elevan Ia apuesta de niantenerse en ci poder. 2003, Chavez desrnantelo Ia capacidad gerencial de Ia empresa
Desde la simple perspectiva de la maldición de los recur y tome pleno control de todas las operaciones de Ia industria.
sos, Ia espectacular escalada electoral de Chavez y la conso— Estos cambios institucionales, a nivel del sistema politico y den
hdacidn de su poder fácilmentc podrian lucir expilcables en tro de Ia industria del petroleo, ocurrieron antes de Ia bonanza
términos relativos; ci petroleo le brindo a Chavez tanto las pre— petrolera. Sin ella, Chavez no habria podido utilizar el repenti
condiciones corno las oportunidades para concentrat el poder no aumento en los ingresos petroleros para reorganizar Ia rela—
en Ia presidencia e incluso, Ia habilidad de financiar una polftica clan entre el Estado y Ia sociedad de Ia manera como lo hizo a
fiscal expansiva, que en otro tipo de economla hubiesen resul partir de 2004, iii consolidar su poder entre 2004 y 2008.
tado insostenibles. Segundo, mostramos cOmo Ia politización de PDVSA
Sin embargo, Ia historia flU es tan sencilla. A menudo, ci terminO por debiiitar su desempeno y, en Citima instancia, Ia
impacto del petroleo sobre Ia economia y la poiftica depende capacidad del gobierno de satisfacer varios de sus objetivos so-
de factores institucionales. Esto vale para la Venezuela bajo cialistas. El empeño de Chavez de ponerle fin a los contrapesos
Chavez, razOn por Ia cual en este capftulo cornentamos de nue dentro del sector, extraerle recursos a Ia empresa para financiar
vo Ia relacion entre los arreglos institucionales y Ia renta petro campaflas politicas y poner en peligro las relaciones entre la
lera. Mostramos que Ia influencia del petroleo, al menos sobre empresa y los inversionistas privados, Ic costO caro a Ia produc
ci desarrollo politico, resulta afectada por multiples variables, rividad de PDVSA. En 2009, Venezuela sufriO no uno, sino dos
varias de elhLs de orden institucional, lo cual genera consecuen chascos petroleros: uno en 2008, a raiz de la repentina caida de
cias no necesariamente sirnilares en todos los paises —o attn en los precios del petroleo; otro, Ilevar a PDVSA a su deterioro
un mismo pals cii diferentes momentos histdricos. Dc alli quc operativo y financiero.
proponemos ‘a nociOn de una “maldicidn institucional de recur- Por ñkimo, consideramos el asunto de Ia sostenibilidad
sos” en vez de una simple perspectiva derivada de Ia maldición del petraleo y dcl sistema politico chavista. Acordamos que el
de los recursos narurales. Dc acuerdo con nuestra visián, las petrOleo (junto con las instituciones ayudo a Chavez a conso
condiciones institucionales preexistentes dan forma al efecto lidar el podcr. La pmegunta es si una caida perrolera —inducida
del petróleo, tanto en riempos de bonanza como en otros tiem desde adentro o desde afuema— tiene Ia capacidad de socavar un
pos de menores ingresos. regimen hibmido como el de Chavez. Nuestra respuesta es: no
Presentamos este argumento de hi maldicion institucional • necesariamente. De nuevo, ci impacto de una caida petrolcra

108
log

J
depende de las instituciones y, más precisamente, del. tipo de un regimen, mediante multiples mecanismos potenciales. Un
arreglos existentes. En las democracias, un colapso petrolero sin mecanismo a menudo mencionado es que, por definicion, en
duda pone en peligro al mandatario y quizà al mismo gobierno. las economias dekendientes dcl petróleo, ci Estado no está obli
Sin embargo, en un entorno donde ci poder está fuertemente gado a recaudar sus ingresos por vias impositivas tanto de las
concentrado, un quiebredel ingreso petrolero quizá no amena empresas como de los ciudadanos, dependiendo más bien del
cc de forma definitiva ni al mandatario ni al regimen hibrido, comportamiento de los mercados internacionales del petroleo
aunque puede crear oportunidades para la oposición. Dc modo —condición que termina por apartar las instituciones pCblicas
que concluimos con una serie de argumentos que apoyan la pro de la vigilancia de los ciudadanos. En este tipo de sistema eco
posición de que los ciclos petroleros tienen un impacto diferen nOmico, ci Estado puede subsistir sin Ia aprobacion y el control
te, segün las caracteristicas institucionales del contexto politico. de la ciudadania y los agentes econémicos, lo cual aumenta las
caracteristicas autoritarias y demas falios en materia de rendi—
EL PETROLEO, LAS INSTITUCIONES Y EL GOBIERNO ción de cuentas, debilitando las instituciones9.
Gran variedad de argumentos aparecen en la literatura so Otro mecanismo potencial mediante ci cual ci petróleo
bre la relaciOn entre ci petroleo y los regimenes polIticos. La puede afectar Ia calidad del sistema politico es por la via de au
evidencia empirica muestra que, por lo general, es negativa la mentos en ci gasto pñblico, especialmente del gasto clientelista,
relacion lineal entre ci nivel de ingreso petrolero y ci grado de que aumenta durante los periodos de bonanza pero dificilmen
democratización5. Se debaten diferencias acerca de cómo medir it puede recortarse al bajar el ingreso. La captación de rentas

la importancia del pctróleo en una economia; pero emergen re por partc de los agentes püblicos y privados tambien eleva Ia
sultados estadisticos robustos al emplear los mismos datos para corrupciOn en forma significativa y termina por debilitar la ca
determinar ci impacto del petrOlco sobre Ia democracia en dife— lidad institucional’°. En tCrminos generales, la dependencia del
rentes paises. Existe evidencia empIrica adicional que demues petroleo brinda amplias oportunidades a los mandatarios para
tra que ci petroleo afecta en forma negativa Ia calidad de las pracficar ci clientelismo y Ia corrupción, sea con ci fin de cons
instituciones económicas y pobticas en general6. truir coaliciones ganadoras de carácter electoral o de fortalecer
Sin embargo, algunos estudios econométricos recientes su capacidad represiva.
han cuestionado esta correlación, con base en diversos proble Es evidente que ci control dcl Estado sobre Ia renta petro
mas de especificacion; argumentando que esta relacion es espu lena eleva Ia apuesta de poder del mandatario frente a Ia oposi—
na, especiaimcnte ponque ci efecto del petróieo debe ser medido ción11. El conflicto politico en las economias dependientes del
a lo largo de series de tiempo histónicas —no solo entre paises, petroleo se centra pnincipalmente en el acceso a Ia renta, que a
sino dentro de los mismos7. Otros estudios han tratado de des su vez es mediada por los arreglos institucionales existentes. En
tacar Ia contingcncia de esta relaciOn y especificar más bien las los paises autoritarios, este acceso es más que todo monopolis
condiciones bajo las cuales el petroleo puede generar resuitados tico, lo cual refuerza el poder del mandatario; mientras que en
democraticos o autonitarios5. una democracia, ci acceso cs más abierto y al menos en teoria,
A cxcepción de este debate sobre la metodologia, el petró sujeto a Ia supervision del parlamento y otras instituciones pC
leo puede, ai menos en teoria, socavar ci funcionamiento de una blicas —aunque siempre podra ser convertido en un cartel por un
democracia —mientras fortaiece las caractenisticas hibnidas de grupo de partidos12. A Ia hora de determinar cOmo competir en

110 U’

L
I
r
ci esradio politico o electoral, Ia importancia de Ia rent’4 petro recursos naturales, especialmente los petroleros, los mejores es—
lera significa que ci control de las instituciones del Estado hace tudios cuahtativos de Ia dcmocracia venezolana muestran que
que Ia oposición Sc sienta más amenazada de lo que serIa ci caso ci petroleo interäctCa con diversas configuraciones institucio—
en estados democraticos no petrolcros; es decir, salvo que el Es— naics, lo que con el tiempo conduce a diferemes resukados. Por
tado tome pasos para seçmás inclusivo, las fuertas de oposición ejemplo, Terry Lynn Karl, en su libro La paradoja de its akin
probablemente sc sentirãn aiTh más desechadas. dancia: bonanzaspet rule rasypehvestados, anota quc Ia estructura
Sin embargo, no está dcl todo claro bajo cmii combinación del Estado venezolano, para el momento dc Ia bonanza petrole
de circunstancias ci petróleo conduce, antes que a una demo ía de los ahos setenta, fue factor dave para explicar los excesos
cracia estabie y a favor de los pobres, al ataoritarismo duro, a politicos de aqucl decenio y el subsiguiente debilitamiento de
sistemas politicos hibridos o a Ia democracia disfuncional. Es Ia capacidad institucional del pals15. Juan Carlos Rey y Daniel
tudios recientes senalan que Ia relacion entre ci petroieo y el Levine hallaron que el pctráleo facibtO Ia transición dcmocrati
autoritarismo es compleja y condicionada tanto por factores so ca en 1958 solo porque los partidos politicos establecidos, cuyo
cioeconOmicos (por ejemplo, in desigualdad) como por factores poder se asemejaba, lograron alcanzar un pacto que favorecia Ia
institucionales (por ejemplo, Ia configuración de los partidos)’3. democracia, iuego de haber transcurrido un historico proceso
Esta relacion no necesariamente es lineal. Este tipo de argu politico conflictivotS. Moises Naim y Ramon Pinango analiza
mento es bastante consistente con los estudios sobre Venezuela, ron el ingreso petrolero como un instrumento bajo ci control de
en los quc arreglos institucionales vigentes hacIan que ci efecto los partidos para crear “una ilusion de armonia”, que ocultaba el
democratico o autoritario dcl pctrólco se manifcstara en una u cartel forjado por los partidos politicos tradicionales para dis—
otra dircccion’3. tribuirse Ia renta, principaimente entre si mismos17. En sintesis,
Por ejempio, una y otra vcz el pctroleo ha sido invocado, en los mcjores estudios sobre Venezuela siempre han insisddo en
Ia hiscoria de Venezuela, para cxplicar virtualmente todo tipo que ci petroleo tiene una capacidad explicativa solo al tomar
dc configuracion politica, desde el tipo de regimen existente en cuenta las variables instincionales, las cuales a menudo son
(democrCtico o auroritarie) hasta Ia naturaleza dcl sistema de formadas por factores politicos ajenos al petroleo, tales como Ia
partidos (unipartidista, bipartidista o multiparridista). mdc— idcoiogia dci mandatario, el poder partidista, las presiones del
pendientemente del resultado politico, todas las explicaciones cabildeo y los inccntivos electoralcs.
dcstacan el papel del petroleo. Esto comprueba que ci petrOleo Dc acuerdo con esta tradicion, sugerimos que las institu
pucde vincularsc con una gran variedad de regimcncs politi ciones existentes ejercen un efecto decisivo sobre In materia
cos. Es ntis, los pecroescados en general difieren en cuanto a su lizacion, o no, dc Ia maldicion de los recursos naturalcs18. Al
economia poiftica; algunos rnoviéndosc, durante los aflos 2000, examinar Ia dinamica de la concentración de poder politico
hacia una oricntación de mercado —por cjernplo, Kuwait, Qtar su ausencia, Ia interacciOn entrc los arreglos institucionales y Ia
y Arabia Saudita— y otros —Venezuela, Iran, Nigeria y Ecua renta petrolera se convierte en aspecto central. Por Io general, Ia
dor— en direccion opucsta. Dc modo que pareciera ser un razo configuracion institucional existente es el resultado del conflic
narniento equivocado o excesivamente determinante, imputarle to politico histOrico, independiente del petrOleo, mientras que

dernasiado significado al petróleo por sI solo. ci ingreso petrolero dcpende de los mercados internacionales
Frente a Los argumenlos simplistas de La maldician de los ‘
los arreglos fiscales acordados entre ci Estado y las empresas

113
112
ser en el gobierno corporarivo de PDVSA tuvo lugar antes de que
petroleras presentes. Dc modo que Los dos aspectos deben
Chavez flegara al podcry por supucsto, fue anterior ala bonan
analizados por separado.
za pctrolera.
Una vez que los arreglos institucionales aseguren la con
em Venezuela nacionahzo Ia industria petrolera en 1976, en
centraciOn de poder en el ejecutivo, los mandatarios logran
de i-ncr momcntos cuando ci podcr politico estaba en su mayoria. en
pleas Ia renta petrolera (siempre que las condiciones
en ci manos de los dos partidos politicos tradicionales, Accion Dc
cado sean favorables) como mecanismo para mantencrse
como autocrá ticas. mocrática y Copei. Los hdcres de los partidos buscaban prote
poder mediante medidas unto clientelares
ger tan vahosa industria dc ia manipulacion politica: qucrian
Por otra parte, cuando los arreglos institucionaics establecen un
o no que PDVSA estuviera subordinada al Estado, pero a Ia vez ase
campo politico en el que hay unbalance de poder, el petrole
-

aunque por gurar una gestiOn profesional. Para alcanzar esta autonomia,
necesariamente promueve un resultado semejante,
de ci control operacional de PDVSA se descentrahzo mediantc Ia
supuesto puede Ilevar a Ia corrupción, Ia busca de rentas y ci
ciones del Estado —justo creaciOn de empresas filiales, que compitieran unas con otras; a
bilitamiento de la calidad de las institu
Ia vez, la supervision de la industria sc le otorgó a una junta di
lo que ocurrió en Venezuela durante los años setenta.
rectiva, encabezada por un prcsidente nombrado directamenre
PDVSA par ci poder ejecutivo. Asimismo, se formularon nuevos estatu
EL GOBIERNO DE
anahza mos cómo Chavez obtuvo ci con tos: Ia junta directiva de PDVSA estaba a cargo de supervisar
En ci capitulo 2
cI desempeno general de Ia induscria, mientras el control ope
trol politico de los diferentes poderes publicos. Aqui nos en
racional sc delegaba a los gerentes profesionales de cada una de
focamos en cómo obtuvo ci control politico sobre Ia industria
a las empresas fihaics. El aspecto politico del acceso a Ia renta
petrolera. Como vcremos, los cambios en La estructura corpor
a aqueflo s petrolera se manejaba mediante el proceso de formular el pre
tiva de PDVSA que ocurrieron en los años novent y
supuesto pObbco, antes que mediante ci control dcl partido o
introducidos por Chavez durante sus primeros años en ci poder, — I dci mismo presidente de Ia Repablica sobre las opcraciones de
fuc lo que posibilitó que obtuviera ci manejo politico sobre la
Ia empresa20.
empresa estatal.
-i Dc comOn acuerdo con las empresas petroleras interna
• cionales, se Ilego a un arreglo novedoso para la recién creada
C-,twrnos PREI’JOS A OMi ez
PDVSA. Gerentcs dc las empresas Exxon, Shell y Gulf se que
A comienzos dc los años 2000, Ia estructura corporativa
daron en ci pals por un año, trabajando iado a lado con sus
que gobernaba a PDVSA ya no se asemejaba a La impiantada
conrrapartes recién dcsignados en los campos petroleros y las
iucgo de Ia nacionalizacion de La industria petrolera, a media—
• oficinas, respectivamente, de Lagoven, IViaraven y Mime Gran
dos de los años setenta. La estructura inicial buscaba cvitar que
de. Cada filial tenia su propia junta directiva, integrada por Ia
los politicos se metieran con Ia industria petroicra. Pero con ci
aka gercncia. El funcionamiento de estas emprcsas operativas
tiempo, esta configuracion institucional —las rcglas dci control
estaba escudado en Ia introniisiOn pohtica y ci control de Ia in
de La industria— habian cambiado en forma apreciabl&9. Sc ha
dustria como un todo. Esta estructura de gobierno corporativo
dedicado poca atención a este cambio, Ia precondicion de fondo
llevó a que las cmprcsas operativas compiticran entre si y ase—
que pcrmutiO a Chavez ponerle coto a que sus oponentcs corn
partieran Ia renta petroicra venezolana. Esta transformacidn
fl5
114

1.
V
guraba Ia innovaciOn y la gestiOn profesional efectiva, sin quc se manejando las diferentes fillales en forma autOnoma. Pero lue
sacrificara ci control politico del Estado sobre Ia industria. go del cambio corporativo en los años noventa, ci control de Ia
junta directiva implicaba el control decisivo sobre las empresas
Todo esto cambiO en los años noventa. Luego de Ia aper
tura de Ia industria petrolera a Ia inversiOn extranjera, PDVSA fihiales y per tanto, de Ia induscria. Todo ello significaba que ci
adquiriO una nueva estructura de gobierno. Luis Giusti, presi poder ejecutivo podria terminar por controlar Ia totahdad de la
dente de La empresa, argurnentaba que PDVSA competia con industria a través de los mandos superiores de PDVSA.
las empresas internacionales tanto en Venezuela wino en ci ex La designaciOn de sucesivos presidentes de PDVSA por
terior; por tanto, las empresas operativas debian fusionarse para parte de Chavez durante sus primeros aflos —Hector Ciavaldi
formar un solo gigante petrolero —grande, magro, eficiente y ni, All Rodriguez Araque, Guaicaipuro Lameda, Gaston Parra
orientado al mercado. Fueron creadas unidades independientes Luzardo y Rafael Ramirez— generO bastante incertidumbre y
en reempiazo de las fihiales: servicios, finanzas, procuradurla, tensiOn entre Ia gerencia y el Estado. Por lo general, Ia mayoria
gas, producciOn, exploraciOn y demás. Luego de este cambio, la de los miembros de Ia junta directiva designados por Chavez
junta directiva de PDVSA asumiO un papel mucho mayor en ci contaban con poca experiencia en Ia gerencia de empresas y sus
funcionarniento y control de la industria y sus anteriores fihia visiones ideologicas eran muchas veces contrapuestas con las de
les. Dc igual manera, el presidente de PDVSA, anteriormente La alta gerencia, que habia sido formada en Ia industria. El con
la cabeza de un ho/ding, ahora era en la práctica tanto presi flicto se tornO inevitable.
dente como presidente ejecutivo. Este cambio, justificado por El paro petrolero de 2003 brindo al primer mandatario una
razones tecnocráticas, quizá sin intenciOn premeditada dejO a la oportunidad histOrica. Para aquel momento Chavez era un pre
industria sin la debida protecciOn institucional frente al mundo sidente en peligro de caer. Se acercaba un referendo revocatorio,
politico —una toma de la aita gerencia significaria entregar el
•1
su tasa de aprobacion bajaba y cundian las protestas callejeras;
control total sobre Ia cstrucwra corporativa. Chavez tenia apenas un objetivo: luchar por sobrevivir. El con
trol de PDVSA Ic significaria ci control de una gran chequera
.1

GA,l tWOS Rajo cJIwEZ


para la campaña politica. Obtener ci control de PDVSA reque
A partir del mine de su campaña electoral en 1998 y luego .1
riria desplazar no solo al presidente sino a Ia gerencia entera y
de asumir Ia presidencia, Chavez y sus asesores en materia pe— gran parte del personal. La medida era riesgosa, pero Ic ofrecia
trolera abogaban por una industria petrolera nacionalista, estre a Chavez Ia promesa del acceso sin restricciones al ingreso pe
chamente alineada con el poder ejecu6vo21. No es de sorprender trolero. Los beneficios politicos eran por demas evidentes. Dc
quc esta postura, desde el comienzo, HevO a una relaciOn algo modo que tomO Ia decision de tomarse Ia empresa. Desde una
menos que cordial con Ia estructura corporativa de PDVSA. 1
perspectiva técnica, Ia medida resultO ser costosa, puesto que
‘I
Sucesivas confrontaciones surgieron entre Chavez y Ia geren PDVSA comenzO a sufrir una crisis de productividad que se
-

cia sobre Ia designaciOn dci presidente de Ia empresa. Anterior mantiene hasta hoy en dia. Pero desde Ia perspectiva politico-
mente, en los años setenta y ochenta, el proceso de nombrar al electoral, los beneficios que obtendria Chavez al tomarse a Ia
presidente de PDVSA invariablemence causaba cierca incomo empresa cran mayores que los costos a corto y mediano piazo,
aun si no lo fueran a largo plazo. Asumir el control operativo
didad a Ia aha gerencia; pero no se habia llegado a un clima de 5-

amenaza, en razOn de que Los gerentes profesionales segulan

116
11 rl
117
$ II

de PDVSA bien podria ser una de las movidas estratégicas más GRAFICO 41
provechosas de los primeros años de su gobierno. Force;ztaje tie despidos depersonaide PD VSA heego de/paropetro/ero,
por departamento
EL CONTROL POLITICO DE “LA NUEVA PDVSA”
Chavez tomO una se4e de medidas para alcanzar ci control
Aprovisionamienlo
operativo total de PDVSA, todas ellas después del paro petro
Planiftacion
lero. Primero, nombré a seguidores leales a Ia junta directiva y
posteriormente fusionó al Ministerio de Energia con PDVSA. Recursos humanos
Segundo, despidio a unos 18.000 empleados, ernie ellos Ia ma Finanzas
yoria de la gerencia alta y media. Tercero, modificó el arreglo Operaciones
financiero entre PDVSA y el Banco Central. Cuarro, amplió Ia
Manlenimienlo
gama de actividades, más aIIá del sector energetico y Ia indus
tria petrolera, en las que PDVSA podria participar. Maikeling
Quizá to que mas dano causó a las operaciones de PDVSA ExploratIon
fueron los cambios de personal que ordeno Chavez. PDVSA 0 20 40 60 80 100
era considerada como una de las más destacadas empresas del
mundo energético, raro ejemplo de empresa estatal competitiva
Fuente: Asociaclan Civil Gente dcl Petrdko, 2003
internacionalmeLite y a Ia vez, actor reLevante en Estados Uni
dos, tanto en ci negocio mayorista corno al por menor. Chavez
despidió a casi cuatro de cada cinco de los ingenieros de Los cambios de personal flieron significativos; pero igual
mente relevantes y ann menos comentados flieron los cambios
zos y exploración de Ia empresa; más o menos igual proporción
fue despedida en los departamentos de planeación y recursos en la manera como PDVSA interactuaba con los demás poderes
dcl gobierno. Previo al paro petrolero, PDVSA operaba bajo la
humanos, y un porcentaje ann mayor en el departamento de
supervision de cuatro entes diferentes: ci lVlinisterio de Hidro—
finanzas (ver ci grafico 4-1). Despidos menores, pero de toda
carburos, el Banco Central, una Contralorla General Interna
forma significativos, ocurrieron en los departamentos de man
tenimiento, mercadeo, procura, y operaciones. La perdida de y la Comision de Valores (SEC) de Estados Unidos22. Carla
ente se ocupaba de un objetivo particular, relacionado con los
capital humano, de tejos el personal mejor entrenado y de mayor
inrereses dcl mando directivo de PDVSA, de forma tal que se
experiencia de cuaiquier empresa petrolera en un pals en vias
aseguraran la separaciOn de los poderes y los contrapesos. Por
de desarrollo, fue devastador para las operaciones de PDVSA.
ejemplo, el Ministerio de Hidrocarburos supervisaba el presu
puesto; Ia Contraloria preparaba auditorias que se divulgaban
al pablico en general; Ia SEC aseguraba Ia fortaleza crediticia
de los bonos de PDVSA; y ci Banco Central aseguraba que
PDVSA vendiera en el mercado de capitales todos los dolares
pmvenientes de Ia exportaciOn de petrOleo y a Ia vez mantuvie

118 119
1

orden de los US otros tipos de contratos acordados a fines de los años noventa,
ra activos en ci exterior, en moneda dura, del cuando se abrid la industria petrolera a Ia inversion extranjcra.
a pagar deudas
$800 millones, en un fondo rotatorio destinado
fuera de Vene zuela. El fraseo de Ia Constitucjón era lo suficientemente flexible para
y facturas por sewicios contratados de con permitir Ia continuacion de Ia apertura petrolera a Ia inversion
Gradualmente, Chavez terminó con este sistema
Contraloria Ge extranjera; para modificarla, el gobierno promulgo la Ley de
trapesos. La junta directiva de la empresa y la Hidrocarburos de 2001. Esta Icy restringio más ci papel de Ia
dices del gabinete
neral Interna se convirtieron en meros apen empresa privada en Ia industria petrolera aunquc no la prohi
cambio los tér
ejecutivo. En abril de 2004, ci Banco Central
PDV SA se le permitia bid. Establecla que cualquier proyccto a funiro, desarrollado
minos del convenio cambiario: ahora a por PDVSA, requcria contar con una propiedad accionaria
s de dála
expandir so fondo en moneda dura a varios miHardo
estructura, del Estado de al menos 51 por ciento, y no podria sometcr
res y financiar proyectos sociales, agrIcolas y de infra
, PDV SA liquida sc al arbitrajc intcrnacional. Se crcO un solo instrumento legal
tanto en ci pals como en ci exterior. Yen 2006 para el desarroilo de Ia industria petrolera. El texto no aplicaba
expilcita de no
su deuda en Estados Unidos con Ia intenciOn una regulacion explicita a los proycctos existentes, peru dejaba
estar sometida a divulgar informacion al SEC. abierto ci camino para hacerlo posteriormente. La Icy del 2001
es, ci cam
En lo que concierne a Ia ampliacidn de actividad
empresa en ci tambien eievo las regailas aphcadas a todos los proyectos dci
bio más importante en PDVSA fue convertir Ia 16,66 a! 30,0 por ciento. La legislacion anterior cstablecia que,
do. Poco despues
ente de politica social más relevante del Esta en circunstancias especiales (tales como el desarrollo de proyec
al (Fondes
del paro, PDVSA cred ci Fondo de Desarrollo Soci
onal (Fonden). tos costosos en Ia Faja Bitumjnosa del Orinoco), las regallas a
pa), independiente del Fondo de Desarrollo Naci serle reconocidas al Estado podrian rebajarse sustancialmente
e de PDVSA
Fondcspa operaba bajo Ia dircccidn dcl president con ci propOsito de facilitar su financiamiento. La nueva Icy no
autorizada para
(por tanto, era miembro del gabinete) y estaba contenia ninguna provisiOn ai efecto. El impuesto sobre Ia renta
misi oncs) en Vene
financiar programas sociales especiales (las a todas las empresas petroleras, incluyendo PDVSA, se rcdujo
s. Estas refor
zuela y proycctos de ayuda externa en otros paise dcl 60 al 50 por ciento, tomandose en cuenta cI aumento de las
mbolsar fondos
mas administrativas pcrmitian a PDVSA dese regalias.
te ni al Banco
en ci pals y ci exterior, sin informar oportunamen
alto incluso a Wa vez que Chavez obtuvo el control total de Ia industria
Central ni a Ia Asambica Nacional, pasando por
de Ia mcdida perrolera y expandlo el papel de PDVSA como brazo ejecutor
los funcionarios dci Poder Ejecutivo. El resultado del gasto del gobierno central, no se volviO a hacer referenda
te claw de
foe que PDVSA subitarnentc se convirtiO en fuen a los contratos existentes con las empresas petroicras extran—
de cuentas.
gastos directos dcl gobicrno central, sin rendimiento jeras. Dada Ia extendida naturaleza de las reformas, cundiO
lacion que
Previarncntc, Chavez habia impuisado una legis
alla de las en el sector La incerddumbre legal y fiscal. En tanto que no se
aprctaba ci control dci Estado sobre Ia industria, más anuncid provision aiguna sobrc los contratos cxistentes y no se
. La Consti
pro’is1o1es incluidas en Ia Constitucidn dc 1999
Ia industria cspecificaban las condicioncs para Ia inversion extranjera en ci
tución prevenia la privatización, ai cstablccer que
n de su impor sector petrolcro, los dueños y gercntes dc las cmpresas privadas
petrolera dcbia ser propiedad dcl Estado, en razd
nes cstraté extranjeras en ci sector energérico sc preguntaban si las nuevas
tancia estratégica; pero cran aceptadas las asociacio reglas contenidas en Ia Icy de 2001 podrian ser aplicadas de
r priva do, al igual que
gicas cntrc PDVSA y empresas dcl secto
121
120

-J
rido prevela en los contratos iniciales, ci Estado exigió el pago dcl
forma retroactiva. Estas empresas privadas habian acome
ex ingreso fiscal en forma retroactiva. Salvo EnonlViobil, todas
inversiones de millardos de dólares para ci desarrollo y La
Orinoc o ope las transnacionalés aceptaron las nuevas condiciones.
tracción dcl pctrólco de Ia Faja Biturninosa del
y
La siguiente inedida anunciada por el Estado sorprendio a
raban estaciones de servicio en todo ci territorio nacional, asi
-

Ia industria petrolera mundial. A mediados de 2007, mientras


como refinerIas de gas yotras instaiaciones.
se mantenia elevado ci precio del petraleo, ci gobierno anunciO
CONTROL POLITICO DEL SECTOR PR! VADO
Ia nacionalizacion de todos los proyectos de Ia Faja Biruminosa
del Orinoco. A las empresas extranjeras quc operaban en Ia Faja
PETROLERO
Una vez que la estructura interna del sector energético per • Se ics exigió unirse a empresas mixtas, creadas bajo control del
• Estado. Las condiciones fiscales serian adaptadas a Ia Ley de
teneciente al Estado habia sido modificada, Chavez acelero ci
flidrocarburos de 2001. Esta segunda ronda de cambios llcvo a
cambio total dcl sector energénco privado. A fines de 2003,
las empresas Conoco y ExxonMobil a retimrse del pals y acu
Ia bonanza de los precios del petroleo Ic ofrecicron una nueva
dir al arbitraje internacional en busca de su compensaciOn. En
oportunidad para introducir mayor control por parte del Esta
iOn cambio, Total y Chevron aceptaron voiuntariamente las nuevas
do sobre los operadores privados, mediante la reestruccurac
temian las empres as reglas dci jucgo.
de los concratos petroleros. Tal como lo
ras por Tambien en 2001 ci gobierno desecho los contratos de
extranjeras, Chavez decidiO elevar las regalias pagade
mi serviclo entre 32 emprcsas privadas y PDVSA, sosteniendo
aquellas empresas extranjeras que operaban en Ia Faja Bitu
con PDVS A, que estos arreglos contractuales no habian sido previamente
nosa del Orinoco bajo “asociaciones estratégicas”
aprobados por el parlamento. PDVSA crela que renia autori
entre ellas ExxonMobil, Conoco, Total y Chevron. La razón
-

dad para suspender aquellos contratos y pidiO a Las empresas


dada fue quc los altos y sostenidos precios del petrdleo habian
-

be extranjeras que se unieran voluntariamente a un nuevo csquc—


alterado susrancialmente las condiciones del mercado y los
ma bajo el control de PDVSA. Todas las empresas extranjeras,
neficios fiscales otorgados no eran sostenibles.
salvo EnonMobil y ENI, aceptaron ci nuevo esquema. Antes
Para el momento de este cambio, el petrOleo pesado cx
que desafiar este nuevo arreglo de propicdad ante los eribunales
traido por las empresas extranjeras que operaban en Ia Faja al
-

• internacionales, ci gobierno presionO a EnonMobil a que yen-


canzaba casi ci 20 pot ciento de Ia produccion petrolera total
• diera su participacion en el proyecto. ENI optO por explorar Ia
del pals. Aunque se elevaron las regallas y se modificaron las
ci posibilidad de negociar un acuerdo amigable, antes que desafiar
condiciones sin previa consulra con las empresas extranjeras,
regalia se fijd a Venezuela en un proceso de arbitraje; pero nunca se divulga
gobierno realizo su medida habilmente: Ia nueva ron los montos acordados.
ala misma tasa que establecia La Ley de Hidrocarburos de 1943,
re Cabe notar que Chavez no Ic puso fin ala participaciOn in
cuyas condiciones fiscales regian los contratos iniciales. Las ternacional en Ia industria petrolera venezolana. En 2008, die
n
galias para todos los proyectos de petrOleo pesado se clevaro ciocho paises parricipaban activamente en el negocio petrolero,
del 1 al 16,66 por ciento, culminando una fase de otorgamiento
os. segdn Bernardo Alvarez, embajador de Venezuela en Estados
un tanto benevola de condiciones fiscales en dichos contrat Unidos. Lo que Chavez cambiO fue Ia preponderancia de em
que
Tambien se introdujeron otros cambios. A causa de
o del que se presas intcrnacionales privadas, ahora sustituidas por empresas
estas empresas extranjeras producian más pctrolc
123
122

A
estatales, varias de ellas con sede en paises no democraticos, maria, cousrrucciOn de Was, limpieza de oficinas, produccion de
como China, Iran y Rusia. Este cambio de sistema, desde uno alimentos o fabricacion de productos sencillos. PDVSA tam
en que PDVSA interactuaba con empresas privadas (que rin bién se ocupO de apoyar Ia MisiOn Mercal, Ia cadena de tiendas
den cuenta a sus accionistas) a otro de interacciOn con empresas dc alimentos a precios subsidiados, y a crear a PDVAL, empre
principalmente estatalea, ubicadas en palses no democráticos sa que producia, adquiria y distribuIa alimentos al por mayor.
(que solo rinden cuenta a jefes de Estado) disminuyO aün más PDVSA tambien financio Ia construcciOn de Barrio Adentro I
ci grado de transparencia del negocio petrolero en Venezuela. y II, centros de salud preventiva ubicados en instalaciones mãs
Bajo el nuevo arreglo internacional petrolero del pals, las nego sofsticadas que las utilizadas para los servicios de salud pri
ciaciones secretas entre ci Estado y empresas transnacionaies maria, y manejaba directamente las relaciones con Cuba para
tienen mayor probabilidad de mantenerse secretas. asegurar in disponibilidad de equipos medicos, medicinas y
medicos destinados a estos centros.
LA PDVSA SOCIALJSTA
Dc 2003 a 2008, PDVSA asignO más de US $23 millardos
Rehacer a PDVSA significO convertir Ia empresa en ci a programas sociales. Ciertamente in escala del gasto dio lugar
principal mecanismo del gobierno para distribuir Ia renta pe a una sensaciOn de inclusion social y de empoderamiento a Ia
riviera, pñvilegidndose Ia inversiOn social por eñcima de aque pobiaciOn, que Venezuela no habia experimentado en dCcadas.
Ila requerida para mantener Ia productividad de Ia produccion Y por supuesto, Ia transferencia de tan vastos recursos a los po
de petroleo. Su nuevo lema era “Ahora PDVSA es del pueblo”, bres se constituyO en una via significativa para Ia redistribucion
con ci propOsico de difundir el plan del gobierno de canalizar del ingreso.
recursos a iniciativas sociales tanto en Venezuela como ci ex El despliegue masivo de recursos publicos a programas so
terior. En Ia prdctica, PDVSA despiazo a los ministerios tm ciales —posibilitado por In magnitud del repentino aumento dcl
dicionales a cargo del gasto social. Durante Ia era puntofijista, ingreso petrolero— llevo a mejorar los indicadores sociales bási—
PDVSA habia sido censurada por ser un “Estado dentro del cos. Segun ci Instituto Nacional de EstadIstica (INE), en poco
Estado”; ahora podria decirse que la empresa se habia converti tiempo Ia pobreza general y Ia pobreza exerema descendieron
do prácticamente en un Estado paraiclo. verfiginosamente (ver ci grafico 4-2). La proporciOn de hogares
La escala de acrividades de Indole social emprendida por quc Vivian en pobreza cayO, de mãs de 49 pot demo en 1998,
PDVSA significO que la gerencia de Ia empresa cambiO de en a 29 por ciento en 2009. Los hogares en codiciOn de pobreza
foque. Su iniciativa dave ya no se dirigIa exclusivamente a bus extrema tambien bajaron, de 21 por ciento en 1998 a cerca de
car, extraer, refinar y comercializar ci petrOieo, sino mds bien a 9 por ciento en 2008 —aunque desde entonces han crecido. En
manejar innumerabies iniciativas sociales, incluso fuera de Ve poco menos de una dCcada, más de 3,5 millones de personas
nezuela. PDVSA también comenzó a sen’ir como ci financis superaron Ia linea de pobreza, de las cuales casi 3 millones sa
ta de Oltimo recurso, principalmenre para los chavistas. Entre heron de Ia pobreza extrema. El aumento en Ia riqueza petro
las acrividades directamente manejadas por PDVSA en todo lera evidentemente ayudO a mejorar ci ingreso de los hogares
ci pals, figuraban Ia Mision Ribas Ia i\Iisidn Vucivan Caras. pobres. Asimismo, haber reorientado a PDVSA hacia Jo social
‘‘

Esta ultima financiaba la puesta en marcha de cooperativas a aseguro Ia transferencia de los ingresos petroleros a grupos de
nivci de Ia comunidad para proporcionar servicios de salud pri bajos ingresos.

125
124

r

insostenibles ylos Condos que se les asignaron fucron desperdi

u.
GRAFICO 4-2
ciados y no contabilizados En sIntesis, ci retorno de Ia inversiOn
1998—2009 quc representan estos desemboisos sociales Cue apreciablemen—
Parcentafr tie hogan’s en pobrezu en ci tern/orb national,
te menos positivo de lo que pregonaban las fuentes oficiales.
* Hogates en pobreza • Hogarvs en ethema po&eza .Aun Ia misma neduccion de la pobreza fue rnás ci producto de
70 un vasto aumento en la niqueza petrolera y de transferencias a
60 corro plazo, que de un cambio escructural en las condiciones
50
1que subyacen en Ia pobreza2. Dc hecho, aigunos analistas han
senalado que, dada Ia magnitud dcl repentino aumento en in
40
gresos petroleros, Ia tasa de pobreza en ci pals deberia haberse
30 reducido más de lo aicanzado27.
20

10 1- Los COSTOS OPERACIONALES BE SOCIALIZAR


A PDVSA
00
La polirizacion de PDVSA, al desviar sus ingresos hacia
coahciones electorales y otorganle un papel central en Ia politica
ta tic Hogares, 1998-2009. ‘S social, llevO a una inmensa caida de Ia inversiOn en ci sector
Fuente: Instituto Nacional de Estadistica (INE), Encucs
S. petroiero y en la productividad de Ia empresa. Con ci paro, Ia

No todos los resultados sociales eran transparentcs. El -z


-4’1 produccion petrolera habla descendido a 500.000 barriles dia
a
clienrelismo gobernaba ci dcstino de muchos desemboisos; y
“I
1’ 1. nios, recuperdndose poco despues a 2.800.000; pero a partir de
Ia hora de decidir a quiënes ayudar, no siempre prevalecian en .4 enronces, PDVSA yb caer su produccion en forma sosrenida.
terios de pobreza21. Los programas se concebIan como ayudas Anos despues de terminarse ci paro, varias refinerias aün no
de corto piazo, antes que como componentes de una vision es operaban a plena capacidad a causa de faita de preparaciOn téc
Ia
tructural, orientada a reducir Ia pobreza mediante ci acceso y nica y suñcientc presiOn de gas. MtIsima competencia técnica
calidad de los servicios sociaies21. Por ejemplo, Ia calidad
de Ia r es nequerida al extraer petrOieo de campos maduros y geográfi
educacion continuada que impartia Ia Mision Ribas, con titulo carnente complejos, como los dcl Condo dcl lago de Maracaibo,
de secundaria, era cuestionada tanto pot aigunas ONG
por instituciones academicas25. Los puestos de salud
de Barrio Adentro, a menudo terminaban por sen abando
PDVAL, la empresa a cargo de distnibuir alimentos, estuvo
como
primania
nados.
in
I 1-; I inyectandoies a los pozos tanto gas asociado como no asociado
para elevar Ia produccion. Fallas técnicas obligaron a Ia empre
sa a cerrar diversos pozos, y muchos de los campos reabiertos
luego dcl paro no regresaron a su anterior nivel de produccion.
aron
volucrada en divensos escandalos de cornupciOn, que debilir 5
Por limitaciones gerenciaies, algunas reservas conrabilizadas,
n Cats
Ia efectividad de Ia MisiOn MencaL La Mision Vuelva correspondientes a estos pozos, probabiemente Sc perdieron en
solo
repartia dinero a miles de cooperativas organizadas con ci
.4
Los intentos de exrraccjOn,
de hecho, cran
propOsiro de acceder a préstamos “blandos” que, Otra baja de PDVSA Cue Ia infraestructura de recnologia
eran
simples donaciones; Ia gran mayorIa de estas cooperativas de informacion (TI). Con In excusa de que ci personal técnico

Ii
127
126

1•
se unid al paro, PDVSA suspendió relaciones con la empre facilitar a los inversionistas extranjeros cierta informaciOn de
sa a Ia que tercereaba su TI —Intesa, iniciativa conjunta con Ia naturaleza operacional y flnanciera. Para 2005, PDVSA aOn no
estadounidense SA1C. Solo se recuperó ci 5 por ciento de su habia terminado de auditar sus estados financieros y operacio
personal. A raiz dcl dano causado por los huelguistas al sis nales correspondientes a 2003 y 2004. A comienzos de 2006,
tema de información y l faha de competencia gerencial de Ia
-

Ia estatal perrolera facilitO a la SEC los estados financieros de


nueva PDVSA, Ic resultó virtualmente imposible a la empre— 2004, auditados por Ia empresa auditora internacional KPMG.
-

sa contabilizar las inmensas perdidas y multiples transacciones Hubo otros problemas ademas de la falta de documenta
realizadas mientras duro ci paro. Las ventas y los despachos se chin. PDVSA estaba renuente a divulgar informacion relacio
anotaban a mano, sin las debidas aprobaciones . Instrucciones nada con desembolsos vinculados con sus programas sociales.
de comercializar o cotizar se daban manualmente a corredo Chavez, en forma rutinaria, ordenaba a Fondespa a financiar
-

res fuera dcl control de PDVSA. Los militates despachaban la -.


y aun manejar directamente ciertos programas, entre dos la
gasolina a las estaciones de servicio sin emitir factura y buques MisiOn Ribas, que ofrecla aprendizaje a distancia para estu
tanque sallan de los puertos sin autorización alguna. La falta dios de secundaria, y la MisiOn Vuelvan Caras, que brindaba
de informaciOn veraz y de documentos de respaldo, además de adiestramien to a los desempleados y financiaba cooperativas re
los opacos procedimientos administrativos, hicieron imposible i cién creadas. La MisiOn Ribas era manejada directamente por
L.
auditar la empresa incluso meses después dcl paro petrolero. 1-
PDVSA, ames que por ci Ministerio de Educacion —Un ejem
La auditoria se tornó en un problema agudo una vez que se it plo dcl nuevo papel de PDVSA en instrumentar los programas
supo que PDVSA babia dejado de proporcionar estados finan- ;f sociales del pals. En 2004, al celebrarse el referendo revocatorio
cieros al SEC. Segun sus reglamentos, PDVSA estaba obligada del presidente Chavez, PDVSA habia invertido más de US $4
a divulgar información para brindarles datos financieros a los millardos en prognmas sociales, monto que creciO en alias sub
tenedores de bonos de la empresa. En abril de 2003, ci SEC Ic siguientes. Estos desembolsos no ban sido sometidos a audito

I
recordo a PDVSA quc enviara sus estados financieros y Ia cm na independiente hasta ci dia de hoy.
presa solicitó una extension de uii mes, hasta mayo. En mayo, Todo lo anterior coiocó a PDVSA en aprictos financieros.
PDVSA pidiO tLna extension adicional de treinta dias. No cum Dc 2004 a 2008, su contnibucion al ingreso fiscal sobrepasO
plir con los requisitos dcl SEC daba lugar a multas. Ante Ia im los US $175 millardos, pero durante este lapso se deteniorO Ia
posibdidad o indisposiciO n de divulgar Ia informacion, PDVSA I estructura de costos de Ia empresa, se retrasaron los proyectos
optO por la recompra de toda su deuda extranjera existente, dcl de inversion y bajaron los gastos en mantenimiento (ver ci gráfl—
orden de los US 52,7 millardos, a fin de eludir los requisitos del i co 4-3). Los costos operacionales alcanzaban nueve dolares por
SEC. Antes de que ci anunclo se hiciera publico, Ia decisiOn 4, barril en 2001, pero para 2008 se habian doblado. El costo total
de recompra se filtrO a Ia prensa de manera estratégica, lo cual I por barril de petrOleo (excluyendo ci gasto social y las transfe
bencficio a varios invcrsores. it rencias al Fonden) habian subido de US $13 por barril en 2001
No obstante, PDVSA babia brindado garantias adiciona aUS $29 en 2008. Durante este lapso, el costo total, incluyendo
les tanto financieras como en activos a proyectos no controlados el gasto social y las transferencias al Fonden, sakaron de US
por Ia emprcsa, ubicados principalmen te en Ia Faja Bituminosa $32 a US $101 por barnil. Es más, Ia apreciaciOn de Ia moneda
dcl Orinoco. Dc modo que Ia empresa permanecIa obligada a 3 exacerbaba las presiones financieras sufridas por Ia empresa.

128 ‘1 129

41
por debajo de US $60 por barril, lo que afectaba ci flujo de caja
GRAPICO 43 dc Ia empresa. No obstante, Rafitel Ramirez, presidente dc PD
VSA, en lugar de pagarles a los acrecdorcs, priviicgiO las trans
Gastos opel-ativos k PD VSAy Gasto total nuts desenthoiso social.
2 001-2008 ferencias al Fonden y al Fondespa, con ci propOsito de proteger
çosoos par bardi (US$1b)-
ci gasto social y los pagos a tenedores de bonos. En ci Segun
do trimestre de 2009, PDVSA debia a sus suplidores casi US
ThtaI costas màs gaslo socaI
.CosIos operai.voSI P,oducción
101 $9 millardos, lo cual colocaba en riesgo casi toda su operaciOn.
Estas prioridadcs de pago mostraban ci vcrdadero impacto dcl
control politico sobre la industria perrolera, al punto de que p0-
drian amenazar Ia viabilidad financiera y gercncial de PDVSA.
En 2009, las presioncs dc flujo de caja eran tan severas
que Ia Asamblea Nacional aprobo una icy, en ci mes de mayo,

IiJLJUJJI
permitiendo Ia estatizaciOn dc los contratistas dc sen’icios pe—
trolcros, entre elias las pequeñas empresas quc operaban en ci
iago dc ?vlaracaibo —tales como los transportistas de obrerosy
F-
2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 las que hacian manrenimiento de equipos bajo agua. Algunas
2001
de esras empresas cnn cxtranjeras. Supucstamentc, algun dia se
Pttc,ite; PDVSA, I,.[orioics tic Audituria, 2001—2008. Ics compensarã a los anteriorcs dueños de cstas empresas casi un
-. año de retraso en ci pago de servicios prestados. -

A Ia vcz, aumcntO sustancialmente ci peso dci subsidio ai En slntcsis, socializar a PDVSA desencadenO un preocu
mercado inrerno de Ia gasolina. No obstante Ia marcada infla paine descenso en ci desempeno operarivo dc Ia empresa, que a
ciOn, por años ci prccio de la gasolina en ci mercado interno Ia postrc hizo dano a Ia misma meta sociahsta dcl gobierno de
de la
sc mantuvo nominaimente constante. A 2008, ci precio ayudar a los pobres. El grafico 4-4 muestra Ia contracciOn del
gasohna en valor constante habia caido más dci 70 por ciento P1B del sector petroicro a partir de 1998, asi como Ia caida en
dcl nivel dc 2002; para PDVSA, era cada vcz más oncroso ci ci nñmero de taladros utilizados para extraer petrOleo. Ambas
costo financiero de cstc subsidio directo25. Mientras, el consu variables son indicadorcs fchacientes de Ia inversiOn y actividad
mo internode gasolina credO sostenidamente, impuisado por la • petrolera. Claro está, esta contracciOn es parcialmente atribui—
expansiOn de Ia actividad econOmica y Ia
disparada importaciOn bic al recorte ordenado por Ia OPEP. Sin embargo, ci grado de
de vehiculos. Scgiin algunas estimaciones, en 2007 Venezuela contracciOn es sustancialmente mayor a tal recorte y muestra
consumia más dc 800.000 barriles En razOn dc que una caida sistemática en Ia capacidad real dc producciOn dc la
PDVSA carecia de capacidad ociosa, reducir las exportaciones empresa. Cabe recordar quc urge a PDVSA elevar su inversiOn
era la ñnica forma de atender Ia demanda interna. - en Ia producciOn de petrOlco si ha de cumplir su papei funda
A fines dc 2008, en momentos cuando reventaba Ia crisis mental de contribuir al ingrcso fiscal dci pals.
de
jinancicra mundial, los aprietos opcracionales y financieros
PDVSA se hicicron evidentes. Los prccios del petrOleo cayeron

131
130

.4
V

GRAFICO 44 A fines de 2009, era tan penosa la situaciOn de PDVSA


PIB petro/e;-oy ta/adros de exlraccidn pen-a/n-a, 1998—2009 —no obstante Ia recuperacion dcl precio del petroleo— que el go
bierno optO por ablandar su retOrica nacionalista. Con miras a
—.0u0.0.
80 atraer de nuevo Ia inversiOn extranjera, ci gobierno anunciO un
U . — — —
70
proceso de licitaciOn para otorgar licencias de explotacion en
8000.0 00
•%•%4%••_
50
Ia Faja dci Orinoco. A comienzos de 2010, con ci propOsito de
7.000,0
40 tentar a posibies inversionistas, presentO ci ilamado Proyecto
B
0.000,0 — 30
p Carabobo ante reuniones celebradas en Vfashington. Diversas
20
5 000.0 10 n.
condiciones establecidas en Ia icy fueron relajadas con el fin de
00 que el proyecto resultara rnás atractivo a inversionistas inter—
nacionales. Inciulan concesiones por produccion temprana, ci
recurso de arbitraje para los flujos financieros aunque no para Ia
Fijente: Banco Central tie Venezuela, Blooinberg.
propicdad, y Ia posibilidad de otorgar cicrtos beneficios fiscaies,
tales como reducciones temporaics dci impuesto sobre Ia renta.
El problema es que PDVSA ya no cuenta con Ia capaci En febrero de 2010, Chevron y Repsol, entre otras empresas
dad gerencial, tecnoiOgica y financiera para elevar Ia produccion internacionales, mostraron interés en invertir en el proyecto.
petrolera. Se requiere de millardos de dólares en inversion y Un aspecto que favorece Ia extracciOn de bitumen de Ia Faja del
de conocimiento especializado para convertir ci bitumen de la Orinoco Cs quc no despierta Ia preocupacion de los ambienta
Fa en petrOico pesado a refinar —yet ünico petrOleo cuya pro listas, como es ci caso de extraer petrOleo pesado de las arenas
duccion Venezuela puede aumentar es ci pesado. Reconstruir Ia bicuminosas del Athabasca, en Canada.
industria hace quc Ia empresa sea cada VCZ mis dependiente de El Servicio GeolOgico de Estados Unidos ha certificado las
la inversiOn extranjera. reservas petroleras de Venezuela en casi 513 miflardos de barn—
El ünico rayo de esperanza CS que la Ley de Hidrocarbu— les, principalmente petrOieo pesado de Ia Faja del Orinoco. Re—
ros de 2001, promulgada por Chavez, no impide Ia inversiOn servas de ml tamano significan que ci pals siempre podrá atraer
extranjera; solo establece que ci control de las iniciativas con— inversiones al sector petrolero. Pero más desafiante, por lejos,
juntas en ci sector petrolero debe permanecer mayorrnentc en será reconstruir a PDVSA como empresa lider en Ia produccion
manos dcl Estado. Pero dificilmente emergerá una mayor cola de energia. Apenas unos aflos atrás, PDVSA se destacaba por
boraciOn entre IDVSA y las empresas extranjeras privadas SI SC su capacidad gerencial y tecnolOgica frente a Ia brasilera Petro—
mantienen restricciones como altas regalias, escasos beneficios bras y Ia colombiana Ecopetrol, pero hoy dia estas dos empresas
fiscales y thin de acceso at arbitraje. El riesgo politico de Ia estatales estãn mejor posicionadas que PDVSA en los mercados
expropiaciOn enfrentado por empresas extranjeras en Venezuela mundlales
hace que superar estas dificultades sea mds dificil, aunque no En sintesis, ci regimen hIbrido logrO consolidar su poder,
imposibie, especialmenre para ci tipo de proyceto intcnsivo de no solo gracias at precio dci petrOieo; lo consiguio mediante
capital que sc requiere para ci desarrollo de los depOsitos de Ia carnbjos institucionaics reahzados con anterioridad a in bo
Faja Biturninosa dci Orinoco. naliza petroicra, junto con el boa,,,. Dc iguai manera, en 2008

132
133
r

Ia literatura sobre Ia Ia respuesta de Ia sociedad. Veamos primero las bonanzas pe


y 2009, ml como lo habria pronosticado precio dcl pc troleras.
maldicion de los recursos, no fue solo Ia caida dcl
posteriormen te, al
troleo lo que lIevd a una crisis cconómica —y BONANZAS PETROLERAS
Fue más
ablandamiento de las condiciones a los inversionistas. Las bonanzas petroleras les brindan abundantes recursos a
10 que llevo
bien Ia caida de Ia capacidad producuva & PDVSA los mandatarios, pero también les plantean inmensos desafios:
pues ci precio del
ci pals a una de sus peores crisis económicas, Foiftica económica. Las bonanzas petroleras causan un efec—
petróleo se recuperó en 2010. to embriagador sobre jefes de Estado tanto autocráticos como
LA SUPERVIVENCIA
democrãticos, scgün lo evidencian Terry Karl y Fernando Co
SOSTENIBILIDAD ECONOMICA Y
ronH32. Tales bonanzas llevan a que los mandatarios gasten en
P0 UTICA
de Ia de— exceso, tipicamente en proyectos de “mega-infraestructura”, a
Nos dirigimos ahora a las implicaciones teóricas menudo desestimando su viabilidad económica y financiera.
politico. Na-
pendencia del petrélco, segün el tipo de regimen Una diferencia dave Cs que, en una democracia, el gasto hipe
su modelo eco
die disputa quc Chavez ha logrado construir ractivo del Estado ocurre bajo el escrutinio de los partidos po
dave es SI una
nornico gracias al petróleoM’. Pero Ia pregunta liticos y del cuerpo legislativo —mientras que en un regimen de
una crisis
baja severa del prccio dcl petrolco, acompanada de concentración de poderes, no existe institucián mediadora entre
Chavez a a cual
económica, pondria en peligro al sistema de el poder ejecutivo y los agentes económicos que reciban fan-
respuesta Cs: “no
quier otro gobierno de tipo hibrido. Nuestra dos pCblicos. Par tanto, en democracia, las bonanzas perroleras
necesariame nte”. pueden promover Ia competencia entre los partidos —al menos
Ia cai—
Una quiebra petrolera no necesariarnente provocará inicialmenre— puesto que los partidos grandes, no solo ci de
Esro se debe —a
da dcl actual modelo politico de Venezuela. gobierno, pueden beneficiarse de Ia generosidad dcl Estado33.
regimen, el im
nuestro juicio— a quc difiere, segán ci tipo de Esta es una manera como las bonanzas petroleras ayudan a Ia
Ia soste—
pacto de las fluctuaciones dcl flujo dcl petroleo sobre democracia; de hecho, los esrudios sabre Venezuela a menudo
petrolera puede o
nibilidad económicay politica. Una bonanza • señalan los años cincuenta y sesenta como evidencia de que, con
predecirlo. Sin
no fortalecer un regimen dcmocrático; es dificil base en los partidos, ci petraleo puede fortalecer Ia competencia
regimen con
embargo, ml bonanza cierramente ayuda a que tin democratica. Por otra parte, en un regimen con concentración
En cambio,
caracteristicas más autoritarias consolide su poder. de poderes, el mandatario cuenta con un monopolio virtual
como a
una quiebra dcl petrOleo afecta tanto a las democracias sobre el gasto del Estado y aplica pollticas de clientelismo y
ser devastador
las autocracias, aunque su impacto tiende a más
compinchismo —lo cual reduce al minimo la posibilidad de que
quiebra petro
pan las democracias31. No está claro cOrno una rivales capmren los recursos petroleros.
tiene caracte
lera afectaria al regimen de Chavez, por cuanto No obstante que, en una democracia, los parddos de opo
estos
risticas tanto democráticas como autocráticas. Entender sición mitiguen el poder monopolico del mandatario, con ci
s tanto de
diferentes impactos requiere analizar las consecuencia tiempo las bonanzas petroleras pueden resultar en una colusion
dimensio
las bonanzas como de las quiebras petroleras en tres de partidos, una vez que los partidos tradicionales comienzan a
ejecutivo y
nes: Ia politica económica, los contrapesos al poder cooperar, uno con otro, en compartir las prebendas del podcr34.

135
134
Al competir, los partidos sobreenfatizan ci patronazgo y des I ideoiOgica entre los partidos se viene a mcnos: todos los parti
estiman inversiones razonables de capital —lo cual es especial— dos tcrminan por defender una u otra visiOn del Estado fuerte.
mente infortunado para ci desarroilo: puede impedir ci creci Algunos analistas se quejan abiertamente de que, durantc
miento econOmico y hasta lievar a sentimientos antipartidistas ci regimen puntofijista de Venezuela, no habia nadie —ni parti
y en contra del staizi qzzçentre ci elcctorado35. Los estudios sobre do politico, ni grupo mediatico, ni siquiera algun politico— 4ue
Venezuela señalan como ejemplo de este argumento la politica abicrtamente defendiera cualquier otra ideologia diferente al
durante los afrns setenta y ochenta —cuando ci petrOleo tuvo estatismo37. En una democracia, donde comparten el ingreso
efectos nocivos sobre la competencia entre los partidos. - derivado de Ia renta tanto las fuerzas de oposiciOn como ci man
Contrapesos a/pot/er ejecutivo. Los mandatarios pueden ha I datario, quienes persiguen la renta pueden satisfacer su apeti
cer uso del gasto pubhco para ampliar su capacidad de cooptar to al caprurar tanto las fuerzas del mandatario como las de la
actores politicos —especialmente al ser debiles las instituciones. oposiciOn. En cambio, en un entorno sin contrapesos solo hay
Dc aliI que, durante las bonanzas petroleras, resuite más difIcil una forma de satisfacer dicho apetito: unirse al mandatario. Por
restringir o ganarle electoralmente a los mandatarios. Su am cuanto la oposiciOn, si es que se mantiene algo activa, carece dc
phado poder de gastar ileva, sin quererlo, a reducir las principa pisibilidad de ganar y son deblics los incentivos para que los
les caracteristicas democraticas, tales como Ia idea de gobierno -4 buscadores de renta apoyen a la oposiciOn, a la que consideran
limitado, la transparencia en asuntos fiscaies, ci trato justo a los una apuesta perdida y posiblemente pehgrosa. Dc modo que en
partidos que disientan y la competencia balanceada entre man i• I un regimen hibrido, en ci cuai la oposiciOn tiene poca posibili
datario y oposición. El aspecto dave es que estas tendencias van -1 dad dc prevalecer, una bonanza petrolera ampha Ia tendencia de
en detrimento de la democracia, aunque no necesariamente de los actores a unirse con ci mandatario, lo cuai tambien fortalece
otro tipo de regimen. Fortalecer al mandatarlo frente ala oposi los rasgos autocráticos.
ciOn puede no ser necesariamente bueno para ci desarrollo de ia -í En sintesis, tarde o temprano las bonanzas petroleras po
democracia y Ia alternancia en ci poder; pero en un regimen con nen en riesgo ci debihtamiento de los regimenes democraticos;
concentradiOn de poderes, siempre le viene bien ai mandatario. pero pueden fortalecer tanto a las autocracias como a los regI
Respuesta de Ia sociedad. En los petroestados, a la hora de menes hIbridos. Las bonanzas reducen los contrapesos al po
una bonanza, los actores econOmicos tienden a convertirse en 15: der ejecutivo e incrementan Ia demanda de renta por parte de
adictos a la renta36. Para extraer Ia renta derivada del petrOleo, Ia sociedad. Puede que se mantenga la competencia entre los
dedican su energia a buscarla. Esta respuesta de la sociedad se partidos por cargos ciectoraics, pero se expande la colusiOn y

t1-. i
traduce a una demanda por mayor involucramiento dcl Estado -4 mengua Ia competencia. Por consiguiente, las bonanzas tam
en los asuntos econOmicos, debido a que ci Estado controla ci --4
bien ponen en riesgo ci debilitamiento de los partidos politicos
sector petrolcro. En las democracias, en cambio, la creciente en ci tiempo y a medida que los ciudadanos se van apartando
demanda por la renta derivada dci petrOico no necesariamente I- de los partidos, provocan Ia insatisfacciOn de los votantes con
ebmina la competencia politica: en su busca de poder estatal, todos cilos. Por otra parte, en un marco politico con mayor con
los partidos politicos compiten por los votos y cada partido abo centraciOn de podcres, estos mismos efectos se combinan para
ga por su vision de lo que constituye la mejor o más justa mane fortaleccr su hegemonfa, en razOn de que, por definiciOn, ci po
ra de distribuir la renta. Pcro invariablemente, la competencia der ejecutivo prospera en un contexto donde la sociedad exige

136 137
‘1

un mayor control del Estado, sobre todo al estar desnivelada Cowraperos alpoder ejecutivo. Los presidentes de petroesta—
la distribución de recursos entre ei mandatario y la oposición. dos democraticos, al enfrentar Ia urgencia de lidiar con una se
Ademàs, las bonanzas petroleras permiten a estos regimenes Vera crisis fiscal, pero atados a una sociedad o congreso que no
acoger un mayor clientelismo y compinchismo, lo cual amplIa está dispuesto a aceptar el costo dcl ajuste, se scntirán tentados
su apoyo y propicia mayor hegemonia sobre la distribución de a adelantar profundas reformas por mandato —a menudo e<’a
los beneficios de Ia renta. Esto impulsa ci efecto de unirse al diendo canales dcmocraticos existentes, mediante ci gobierno
regimen, lo cual aumenta su capacidad de cooptar otros grupos por decreto u obviando Ia consulta con los partidos40. A medida
y convertirse en un actor ann más dominante. que el poder ejecutivo se sienta presionado para que adquiera
mayor fuerza y consulte menos, las caidas dramaticas de los in—
QUIEBRAS PETROLERAS gresos petroleros tienden a debilitar Ia democracia.
Dc igual manera, el colapso de los ingresos petroleros pue A menudo en las democracias una caida econOmica au
de poner en peligro a las democracias, más que a cualquier otro menta Ia demanda de la sociedad a concentrar mayor poder en
tipo de regimen. manos del ejecutivo. Por ejemplo, una encuesta de venezolanos
Politica económica. Los petroestados son más susceptibles a tomada entre 1995 y 1998 —Un lapso de desempeflo econOmico
las quiebras petroleras, en tanto que —salvo ci petroleo— cuentan pobre, aunado a Ia inestabilidad politica— muestra que, en todos
con otras fuentes de ingresos publicos. Tales quiebras suelen los estratos de ingresos, se disparO el porcentaje de los encuesta—
generar otras recesiones y crisis fiscaics, que Ilevan al poder eje— dos que apoyaron la “intervcnciOn del gobierno en Ia economIa”:
cutivo a instrumentar cortes de gasto, lo que acarrea un costo del 29 al 80 por ciento, entre aquellos de ingresos altos, y entre
importante a Ia popularidad dci mandatario. Para las demo • los de ingresos bajos, del 68 al 86 por ciento41. La proporción
cracias, las medidas de ajuste económico son potencialmente de los encuestados quc apoyaba “cambios politicos radicales” se
rnuy desestabilizadoras, en tanto que Ia mayoria de las refor ampliO tambien, particularmente entre los encuestados de altos
mas (reducción de gastos, mayores impuestos, privatizaciones, ingresos, del 8 al 17 por ciento42.
desrcgulación y, peor aun, devaluación o suspension de pagos) En entornos politicos no democraticos, las quiebras petro
requieren adherirse al dcrecho3. Para implantar la mayorIa de • leras limitan Ia capacidad del gobierno a ser generoso —de gas-
estas reformas el poder ejecutivo debe buscar Ia aprobaciOn de tar fuertemente en el clientelismo— pero técnicamcnte no hacen
la iegislatura, lo quc a su vez requicre el apoyo de los partidos que el ejecutivo tenga menos poder, en razOn de que el punto de
politicos y sus constituyentes —todos los cuales tienden a estar partida no es un regimen politico competitivo. Las demandas
adicros a Ia renta petrolera y, por tanto, adversos a las reformas. por el cambio radical a lo largo de la poblacion bien pueden au
En cambio, en un entorno donde ci poder ejecutivo carece de mentar, especialmente entre aquellos más afectados por el costo
contrapeso institucionai, puede más facilmente gobernar por de las reformas econOmicas; pero los grupos ajenos al gobierno
decreto, o ai menos desechar ciertas demandas politicas. Esto temerán el costo de protestar o carecerán de vIas institucionales
Ic brinda a este tipo de regimenes mayor posibibdad de super para manifestar su descontento.
vivencia frente a las quiebras petroleras. Y puede ser una razOn Respuesta tie its sociedad. En las democracias, ci ajuste eco—
por la que los estudios encuentran que las autocracias sobrevi nómico tiene el potencial de generar el conflicto politico en dos
yen las crisis econOmicas más a menudo que las democracias39. sentidos. Un area de conflicto surge entre el Estado y los acto

138 139
I

e económico. quizá fortaleciéndose aün inds. Esto puede ocurrir si ci regimen


res sociales, quienes cargan con ci costo dcl ajust intensifica sus rasgos autoritarios —por ejemplo, reprimiendo las
las organiza
Orro conflicto emerge entre ci poder ejecutivo y protesras de quincs carguen con los cosros o previniendo Ia
gobierno a
clones politicas, que se oponen a los esfuerzos dcl desercion de sus aliados. El otro resuirado posibic cs que QI eje
entre las fuerzas
concentrar mayor poder43. Un choque severo cutivo no sobreviva en ci gobierno. Esto ocurre 51 se hace may
e ocurrir en si
democraticas de Ia socic-dad y ci Estado pued dificil reprimir a quienes carguen con los costos a cuando sus
res que, al 5cr
macjones dondc se le delegan al presidcnte pode
situa ciones donde aliados optan par abandonar In coalicion polftica que sostiene
desplegados, pasan por alto a los partidos. En
ndra ci con— ci regimen.
ci presidente monopoliza ci poder, ci ajuste enge Este libro sostiene que Venezuela, bajo Chavez, sc ha mo
con ci costo . Dc menor
flicto mayorrnente con quienes cargan vido hacia un regimen de mayor concentracion de poder. Dc
s politicas. En
imporrancia Cs ci conflicto con las organizacione
r, este tipo ocurrir una quiebra pcrrolcra prolongada, cual de los dos rc
el supuesto caso de que se haya estabilizado ci pode
sido resueho. suhados arriba descritos es ci que más probablemente ocurrirá
de conflicto o antecede ci choque petrolero o ya ha
pctro en Venezuela? IViuchos analisras contienden que una quiebra
En efecto, ci impacto más probable de una quiebra
or riesg o de su dete petrolera pronto pondra fin a su gasto populista, lo que podrd
lera en un regimen democratico es ci may
ción de poder desarmar a Chavez. Pero varios aspcctos sugieren que ello no
rioro: La imposibilidad de gobernar, Ia concentra
instituclo ocurrirá pronto. Prirnero, aun si Ia ausreridad llcva a prorestas
—democracia delegada— o Ia inestabilidad. Todas las
ica vene zoiana por quienes carguen con los costos de ello, Chavez bien podrIa
ncs sufren tcnsiones, ml como ocurrid en Ia pobt
ómico en los años ochenta y fortalecer su capacidad de reprimir, dada ci inmenso gasto en
entre 1989 y 2002. El ajuste econ
icas y sucesivas rorpezas. armamentos y en medidas orientadas a fortalecer Ia lealtad de
novcnta genera urn paralisis de polir
ciudada las fuerzas armadas y demas grupos armados. Segundo, ei cha
El conflicto entre ci Estado y in sociedad ilevé a los
s urbanas, a vismo controla importantes instituciones que —por temor a una
nos, especialmente a los pobres ubicados en zona resaca del cambio dc situación polItica— probablemente no se
mar Ia
protesrar en contra de los esfuerzos dcl gobierno de rcfor
segui acercarian a Ia oposiciOn. Tercero, ci apoyo de Chavez no está
economia. Los partidos politicos tradicionales perdieron
dc los vota ntes con exclusivamente vinculado al clientelismo; tambjen sc confla en
dores, haciendose evidente ci desconrenro
Ia crisis grupos dc intcrës, quienes necesiran exrraer renra, y en on-os
los politicos profcsionalcs. Debido a quc sc prolongo
espe cialm ente agud o el quc lo apoyan, por lo comün grupos radicales que reciben re
cconómica (de 1979 a 2001), sc tornó
A ning una compensas intangibles por Ia via de su compromiso ideologico.
resenrimiento frente a los partidos y sus politicos.
menos Dc modo quc Ia quicbra petrolera no necesariamenre socavará
masa politica Ic agradan las mcdidas de austeridad —y In capacidad del chavismo pam brindar estas ott-as maneras de
c a ann
aun gustan de politicos que luzcan ser inmaviles frent
estados recompensar a sus segnidores, aunque cierramente podra dar
crisis. Desde casi cualquicr punto de vista, en los petro
ad las pie ala entrada de nuevos grupos que ejerzan presiOn a favor del
democráticos Ia poiftica de ajustes pone en riesgo Ia calid y carnbio econOmico y politico. Las quiebras petroleras pueden
bases institucionales de Ia denjocracia.
ion de socavar Ia hegemonia del mandatarlo y bien podrian lograrlo
Por orra parte, en tin medlo que carece de Ia divis
uno de dos con ci chavismo, pero no necesariamente asegurarán su repen
poderes, una quiebra perrolera puede llevar a
it

ci gobierno, tino colapso.


suirados. El poder ejecutivo puede mantenersc en
141
140
REFLEXIONES
efecto del petrOieo sobre los resultados económicos y ci tipo de
sistema politico, depende del marco institucional preexistente.
Durante los afios 2000, ci sübito aumento de los ingresos
La combinaèion del cambio institucional con ci subito au
petroleros jugó un papel importante en Ia transición de Vene
memo del ingreso petroicro facilito ci cambio hacia un .régi
zuela hacia un regimen hibrido, si bicn contribuyo a mejorar
men hIbrido, pero las peores heridas, por cierto autoinfligidas,
las condiciones de vida cit los pobres y dio lugar, entre amplios
social. provinieron del ahInco ideolOgico del gobierno y de los excesos
sectores de la poblacion, a una sensación de inclusiOn
antojo politicos. Iniciaimentc, ci pueblo venezolano se entusiasmO con
Sin embargo, in que permitió a Chavez manipular a su
de cambios politicos Ia dispendiosa inversiOn socbl que ocurria al cabo de decadas
tan amplio caudal de recursos, fue fruto
los de desespero —de alli que Ic generara al gobierno dividendos
e institucionales que ocurrieron antes de que aumentaran
ingresos petroleros: el colapso de los partidos a comienzo de electorales sin precedentes. La “nueva PDVSA’ç ahora bajo ci
bajo la control total del presidente y privada de los contrapesos institu—
los noventa, Ia concentraciOn de poder en ci ejccutivo
ConstituciOn de 1999, Ia erosiOn de autonomia de las diferentes cionales, jugO un papel central en asegurar este resuitado poli
ramas de gobierno entre 1999 y 2003, la Ley de Hidrocarbu tico. Sin embargo, ‘a basqueda de ganancias politicas y electo
ros de 2001, y la reestructuraciOn y remociOn del personal de rales por pane de Chavez, descuidandosc casi todo lo demas,
PDVSA, en 2003. El control politico de la industria petrolera JogrO a un precio inmenso: Ia caida asombrosa en la productivi
permitiO que ci dad de PDVSA. Lo que una vez ken una transnacionai estatal
y el poder disponer de los ingresos dci pctrOleo,
chavismo lograra fuerte apoyo popular. Sin embargo, ci costo vcnezolana de primera, para 2009 se encontraba deteriorada
opcrativa y financieramente. Al gobierno Ic gusta culpar de sus
de esta estrategia politica se refleja en Ia caida sostenida de Ia
productividad de Ia empresa petrolera estatal. En cosa de cuatro pesares econOmicos tanto a actores locales —Ia liamada ohgar
quia— como a fuerzas externas: el capitalismo, ci hbre comercio.
a cinco años, PDVSA llegó a un estado de desorden financiero
Lo paradOjico es Pero en ültima instancia, fue el enfoque que Chavez mismo Ic
y operacional que nunca se habia producido.
que ello coincidiO con momentos en que Ia industria petrolera dio al sector petrolero —su desden por los contrapesos a su aire
mundial vivio un auge sin precedentes. dedor— lo que hizo ia mayor parte del daño. Lo irOnico es que
A primera vista, ci reduento venezolano aparenta confir este daño se concentrO precisamente en su tesoro más preciado:
mar algunas de las teorias simplistas de Ia maldiciOn de
los el negocio petrolero.
recursos naturales, quc postulan una relaciOn inversa entre el El petrOleo puede haber impuisado ci fuego del dragon;
petrOleo y ia libertad polirica. Sin embargo, nuestro anáhsis di— pero al final, el dragon terminO quemandose con sus mismas
flew. Tratamos de demostrar que esta relaciOn cstá mediada y llamas. Quizá, para este tipo de dragon hIbrido, Ia quemadura
que no sea letal; pero Ia herida no sanarã facilmente.
matizada por configuraciones insutucionales existentes —lo
denorninamos Ia maldiciOn de los recursos institucionales. Los
los
cambios institucionales, tanto anteriores a Chavez como en
primeros afrns de su gobierno, dicron pie a que tomara ci control
En
tanto dcl sistema politico como de Ia industria petrolera.
per
años subsiguientes, Ia sObita ola de ingresos petroleros ie
ci
mitiO saivar su gobierno y consohdar su control. Entretanto,
143
142

L
r

S
Ia nueva poiltica exterior de venezuela:
balanceo suave *

y diplomacia de poder social

El chavismo origind un nuevo modelo no solo apoyado en los


cambios en el sistema politico y la industria petrolera, sino tam—
bien a través de la promoción de una transformación de toda
su polItica exterior. Este akimo cambio Cs más que todo un
resultado natural de las caracteristicas politicas del chavismo
y de su propia ideologia. El giro hacia un regimen hibrido y el
sdbito aumento del ingreso petrolero permitiô a Chavez trans
formar la historica alianza de Venezuela y Estados Unidos en
una relacion de desconfianza y antagonismo. A mediados de los
aflos 2000, la candente postura antiestadounidense de Chavez
se conocia en el mundo entero, especialmente luego de su céle
bre discurso en las Naciones Unidas, en 2006, declarando que
le olia a azufre, tras una presentación “del diablo” George W.
Bush. Chavez se convirtiO en uno de los lideres politicos de
America Latina más reconocidos por el püblico mundial, gra
cias a su retórica mordaz en contra de Estados Unidos, en un
contexto mundial de profundos cambios como los que suponia
el surgimiento de China, la inestabilidad del Medio Oriente y
Ia apariciOn de Brasil como un poder subregional en America
Latina.
No obstante su fama internacional, Ia polftica exterior de

• -
. Saft—balancing se refiere a! esfoerzo por parte de on Estado por contener v frostrar, en
• lugar tie limirarse a negociar, Ia politica exterior tic on Estate más podernso.

145
.1

t
C

del balanceo suave como de Ia diplomacia de poder social. En


Chavez no siempre ha sido entendida del todo. Algunos, espe
I

cialmente sus simparizantes, piensan que representa un esfuer 1 algunos aspectos, Ia politica exterior de Venezuela encaja muy
bien con esros dos conceptos; caprar otros objerivos de Ia poll
zo descomplicado y casi deseable, por rerar La unipolaridad y
tica exterior de Venezuela requeriria de un analisis diferente.
promover formas democráticas akernas a lo lingo y ancho dcl
ue Chavez tomara una posición antiesradounidense y
plancta. Por otra pane, QU5 más fuertes criricos declaran que
reparriera Ia renta petrolera en el exterior, a manera de ayuda
Venezuela se ha convertido nada menos que en un estado fora
jido, que solo busca alterar Ia seguridad de La region al promover internacional, le ha significado riesgos y costos, tanto en el pals
como en el extranjero. Este capitulo estudia algunos de estos
una guerra ideoldgica partiendo de causas radicales y anacrOni—
• factores. Entre los electores, tanto el balanceo suave como Ia di—
cas. En un piano más amplio, ninguna de estas dos visiones
plomacia de poder social han sido impopulares; y en lo inrerna
ajusta por completo a Ia realidad. Chavez no es ci campeOn al
cional han desatado un conflicto innecesario en Ia regiOn, pues
truism y desinteresado de la paz y el desarrollo, correspondiente
a Ia primera imagen, ni tampoco ci actor irracional de Ia se • muy pocos paises han seguido Ia postura radical de Venezuela.
Dc modo que estos instrumentos de politica exterior ni han
gunda, ajeno a las limiradones internacionales. En este capitulo
unido al pals en apoyo a Chavez, ni han inspirado una poderosa
presentamos un analisis más detallado de la politica exterior
coalición antiestadounidense en America Latina.
de Venezuela, hacienda hincaple en Ia forma como interactñan
No obstante los costos y contratiempos, ci chavismo ie ha
entre si Ia poiftica internacional y algunos factores pertinentes,
sacado provecho tanto al balanceo suave como a Ia diplomacia
en especial, las exigencias del mercado petrolero.
Los objetivos de Chavez en el piano internacionai parecie
ran estar orientados hacia la expansiOn de su influencia mun—
dial con un fuerte alcance latinoamericano, sacandole provecho
a los extraordinarios ingresos del petrOleo y desequilibrando
H3
de poder social. Quiza el beneficio politico más importante ha
sido obtener apoyo de los radicales del pals y del exterior. Ade
más, a grandes sectores dcl pOblico latinoamericano les atrae
el sentimiento antiestadounidense del balanceo suave, mientras
Ia diplomacia dcl poder blando seduce a diversos lideres lad
cua(quier intento regional que desafle su control del poder en
noamericanos electos, dispuestos a utilizar las transferencias de
Venezuela, particularmente por parte de Estados Unidos. Para 13
o, Venez uela ha forjado dos herram ientas dave de poifti efectivo ylos subsidios —a manera de cheques en blanco para
lograrl
poder propios fines. Tales herramientas han contribuido a que Chavez
ca: ci “baianceo suave” y lo que ilamamos “diplomacia de
ente como el haya limitado la critica internacional, inhibiera posibles coali—
social”. El balanceo suave se define convencionalm
ciones politicas regionales, y debilitara las instituciones multila—
esfuerzo por parte de un estado por contener y frustrar, en lugar -r
Ii
otro más podero— terales existentes que pudieran dar lugar a criticas de su politica
de limirarse a negociar, Ia pohtica exterior de p.h’ I.’
este caso Estado s Unidos . La diplom acia de poder social interna. lVlosrramos cOmo estos logros alcanzados, minimos en
so, en I.

(en este caso un petroes ta comparacion con el objetivo más amplio de contener a Estados
se refiere a los esfuerzos del Estado
a
•1

It Unidos o montar una cruzada regional bolivariana en contra


do) de gastar o invertir en el extranjero, ostensiblemente para I
pero en realida d, coma se explica en este del imperialismo, son sin embargo suficientemente beneficiosos
ci desarroflo social, I como para sostener su costosa polidca exterior.
capftulo, con fines que poco tienen que vet con ci mismo. El
Tambien se discuten las razones por las cuales Estados
presente capitulo analiza la inedida en que puede ser interpre
Unidos no ha reaccionado tan agresivamente como podria ha-
tada Ia nueva politica exterior de Venezuela, en funcion tanto
147
146
I

,1
1

a Ve Nuestro objerivo en ci presente capftulo es discutir no solo


herb hecho, por ejemplo, mediante sanciones comerciales
La politic a los origenes, sino también las consccuencias y contradicciones
nezuela. Esto impilca abordar ci papel del pecrOleo en
s es inherentes a Ia pdlItica exterior de Venezuela. Al igual que cual
exterior. Un elemento evidente quc detiene a Estados Unido
—que bajo ci quier otro iIder de polkica exterior con una estrategia global a
que no quiere deshacerse del petróleo venezolano
inter rup gran escala, Chavez trata de hacer maiabarismos con multiples
gobierno de Chavez se ha mantenido recibiendo sin
provee dor más grande de objetivos ala vez. Nuestra conclusion final es que ha aprovecha
ciOn alguna. Venezuela es ci quinto
explica cierta do las oportunidades ofrecidas por factores internacionales (el
petrOleo a Estados Unidos, y esta dependencia
Cara mayor antagonismo hacia Estados Unidos bajo el gobierno de
pasividad en Washington a los excesos de Caracas. En
mercad o estad ouni Bushy Ia demanda de nuevas formas de desarrollo participativo
cas, por ci contrario, Ia dependencia del
Esta en todo ci mundo) asi como el tipo de regimen inremo (alta
dense genera cierto nerviosismo. Chavez se queja de que
ras; sin concentraciOn de poder en ci ejecutivo) y la creciente demanda
dos Unidos busca plena posesiOn de sus reservas petrole
Estado s Unidos mundial de petroleo —pero sin embargo está atrapado por las
embargo, ci verdadero temor cs quc, algün dia,
de contradicciones inherentes de tratar de ser un suplidor de petrO
pudiera dejar de comprar ci petroieo venezolano con el fin
a. leo, justo at pals que busca socavar polfticamenre.
castigar Ia sustentabilidad dci sistem
Desde 2003, Venezuela ha estado interesada en prote
no io
gerse y ponede fin a esta dependencia financiera, pero
EL ORJGEN DEL BALANCEO SUAVE
da depend encia Bajo Chavez, Ia poiftica exterior de Venezuela din un giro
ha bogrado por razones compiejas. La arraiga
dramático. Historicamente, la polItica exterior tuvo como ob
del petroleo y de su mercado, y Ia calda de la produccion, han
en jetivo promover movimientos democraticos en paises con dic
colocado a Venezuela, en comparación con diez años atrás,
o de taduras y apoyar a gobiernos que buscaran Ia reconciliacion
una situación dc mayor dependencia de su principal mercad
con fuerzas de oposiciOn, en lugar de La confrontacian2. Los
exportaciOn. Este factor restrictivo es avergonzante para un go
a presidentes de Venezuela valoraban mucho La colaboracion con
bierno que manifiesta su interés en hacervalersu independenci
Estados Unidos, especiabmente en proyectos que promovieran
de Estados Unidos y del capitalismo.
Ia democracia en ci hemisferio, sin sacrificar su independen
Incapaz de romper su dependencia, Venezuela ha buscado
cia. Antes de Chavez, Venezuela se autopercibIa como un 50cm
aprovechar la polItica exterior con miras a maximizar el precio
como de “buena conciencia”, dispuesto a asesorar a presidentes es—
del pecrOleo en ci mercado mundial —lo cual ha ilevado,
Iran Rusia. Opta r tadounidenses sobre cOmo lidiar de manera constructjva con
exphca este capitulo, a estrechar lazos con y
pro— las kerzas sociales democraticas en Ia region, y desalentar un
por maximizar los precios implica tambidn algunos costos:
picia desacuerdos con Arabia Saudita y, en alguna medida
, comportamiento de mucha similitud con Ia “guerra fria” o “pro
un prob ie capitalista”. Nunca se adhirio a una poiltica de alineamiento
con China. Esro de por si Ic genera a Venezuela
niza incondicional con Estados Unidos, ni de trabajar exciusiva
ma: contradice el manifiesto objetivo de fortalecer Ia Orga
P), dom inad a por mente con las democracias, a pesar de que esto übtimo era lo
ciOn de Paises Exportadores de PetrOleo (OPE
que alguna vez aspirO Romubo Betancourt, licler fundador de
los sauditas; mientras China, at contrario de Venezuela, busca
conocer Ia democracia venezolana y presidente de 1945 a 1948, y de
bajar ci precio dcl petroleo. Pocos analistas evidencian
del pals.
esta contradiccion interna en Ia poiftica exterior

149
148
F

ingeniosos Unidos y Venezuela, asi como en Ia medida que Venezuela opta


1959 a 19642. Hubo algunas tensiones e intentos por tomar el lado opuesto frente a cualquier debate en el que
Chavez,
de mostrar independencia diplomatica; pero ames de Estados Unidosmanifieste su preferencia de politica exterior.
una
Venezuela nunca se propuso en serb la idea de perpetuar La nueva politica exterior de Venezuela hacia Estados Unidos
poiltica que evitara Ia cooperación con Estados Unido s.
irtió puede caracterizarse como de “balanceo suave”, término rela—
Bajo Chavez, Venezuela cambiO de rumbo. Se conv rivamenre nuevo en las relaciones internacionajes Se refiere a
a, menos coop erab a
en ci pals de Ia regiOn que, despues de Cub * los esfuenos de un pals para frustrar los objetivos de Ia politica
de casi
con Estados Unidos, asi como en un estridente crItico exterior de otro, presumiblemente más poderoso, peru sin flegar
palses
todas las iniciarivas de sit poiftica exterior. Frente a otros a utilizar Ia acciOn milira?. El balanceo suave es una variacidn
ulos con mo
de America Latina, Caracas estrechaba sos
vimientos sociales y lideres politicos que buscaran
vinc
el cambio
I [ del comportamiento de equilibrio tradicional. En cambio, el
hard—balancing —balanceo duro— implica esfuerzos, por lo ge
“revcilucionario”, ames que Ia conciliaciOn poiltica y las reform
erad o Lula ,
as
en 3; ;i
F neral de naturaleza militar, orientados a configurar el sistema
graduales (la excepciOn foe el relativamente mod internacional (por ejemplo, poner fin al predominio de una
2
Brash). ..t, I gran porencia). Asi, el balanceo suave refleja objetivos menos
de Ia polit ica exter ior
Esto no significa que todo aspecto •_4n j

ra desvia ciOn dcl pasado . Entr e los ainbiciosos, centrados principalmenee en aumentar los costos
de Chavez repre senta iLna ;LI 5
desple gO una polftic a exter ior de Ia acciOn tomada por ci estado más poderoso5. Precisamente
años treintay ochenta, Venezuela il
porque sos objetivos son menos ambiciosos, el balanceo suave
acriva. Bajo Chav ez, ci activ ismo de Venez uela en po
bastante
n puede convertirse en una herramienta particularmenre arracriva
utica exterior ha cambiado solo en grado, sobre todo en relaciO para Ia polifica exterior de aquellos palses de segunda fila que
centr al era aseg urar
con los años noventa, cuando ci objetivo • 1
estCn en franco desacuerdo con las naciones más poderosas.
de Ia democ racia3. Es más, Venez uela siempr e
Ia supen’ivencia El balanceo suave debe disringuirse de Ia negociaciOn di
ades
desplegO una agenda nacionalista, en busca de oportunid
nacio nales plomatica convencional. Bajo Ia negociacion tradicional, nm
para fomentar los lazos Sur-Sur y apoyar foros inter guna de las dos partes evita Ia cooperacion de manera sistemá
relacio
alternativos. Dc modo que Venezuela cultivaba buenas rica. En camNo, las naciones seleccionan un listado de temas a
encia s polit icas, inchiso
nes con poderes de las más diversas tend
o, negociar, algunos de los cuales podran dar lugar a cooperaciOn
aquellos quc no concordaban con Estados Unidos. Por ejempl y otros hasta seguir en desacuerdo. La polftica de Brasil hacia
paces
Venezuela foe miembro fundador de Ia OPEP, hizo las
osid ad, y ‘1 Estados Unidos durante el segundo mandato de Lula constiruye
con Cuba en los años setenta tras una decada de anim
organizó una serie de conferencias entre paises del terce mun—
r r on claro ejemplo de este tipo de negociacion tradicional: Lula
iado con Chav ez, decidio desafiar algunas politicas vitales de Estados Unidos,
do. Esta orientaciOn nacionalista no ha camb incluidas las del libre cornercio en las Americas, los subsidios
s se
salvo quizá en el grado de radicalismo. Aun menos cambio ill agricolas, Ia pohtica de linea dura hacia Iran y las relaciones con
han producido en el ámbito econOmico: Venezuela se ha man
Honduras luego del golpe de 2009; pero encontrO muchas otras
tenido tan dependiente como siempre de los ingresos del petrO U
areas de cooperaciOn de largo alcance, tales como Ia inversiOn,
leo, principalmente cubiertos por Estados Unidos.
ac Ia invcsrigacion sobre el eranol, Los asuntos militares y los de
Sin embargo, no hay precedente alguno en cuanto a!
dos seguridad. Bajo ci balanceo suave, en cambio, hay
tual nivel de tension y Ia disminuciOn dcl apoyo entre Esta
una negariva

I, 151
ISO 1
1
r
1-

en Cuba o Venezuela, asI como inmiscuirse en las ne


constante por lo menos de una de las partes a negociar, ymucho
gociaciones entre Bogota y las FARC
menos a cooperar, en gran nümero de asuntos politicos y de
Acusar ábiertamente a Estados Unidos de amenazas
seguridad. I
econOmicas y militares la revoluciOn, o de planifi
Los estudiosos debaten cuáles son las causas del balanceo I
car el asesinato de Chavez o invadir a Venezuela desde
suave, si realmente funciona, si acaso es algo nuevo o qué tan Colombia, Aruba o Costa Rica; y ordenar a los milita
extendida es su utilización por los paises6. Especialistas en las
res a prepararse para una “guerra asimétrica” contra el
relaciones entre Estados Unidos y Venezuela podrIan sostener
imperialismo
que el concepto no describe adecuadamente Ia situación entre C
las dos naciones, con lo cual en cierto modo estamos de acuer
NingCn otro pals en Latinoamerica, excepto Cuba, ha
do. A veces, por ejemplo, Ia politica exterior de Venezuela hacia
apuntado en contra de Estados Unidos de una manera tan ex
Estados Unidos es demasiado blanda para ser considerada “sua
plicita e insistente.
ve” —hay mis retórica que medidas concretas. En otras areas,
como Ia compra de armas y los presuntos vinculos secretos de
LA DIPLOMACJA LW PODER SOCIAL
Venezuela con estados y movimientos que apoyan el terrorismo
Chavez se ha Implantar el balanceo suave ha ilevado a Chavez a emplear
y Ia investigación nuclear, Ia polItica exterior de
vueko demasiado “dura”. Por otro lado, el balanceo suave no
siempre está en el centro de la polItica exterior de Chavez; a
N una serie de instrumentos de polItica exterior. Qiizá Ia más dis
tintiva es Ia que denominamos “diplomacia de poder social”8.
Consiste en desplegar importantes inversiones en el extranjero,
menudo recurre a otros objetivos, como veremos mis adelante.
ostensiblemente para promover el desarrollo y mitigar la po
No obstante, bajo Chavez han sido desplegadas las carac
breza, pero en realidad para impulsar una agenda diferente. De
teristicas usuales del balanceo suave7:
2004 a 2009, Chavez ofreciO inversiones, ayudas y subvencio
• Negar Ia cooperación sistemáticamente, por ejemplo,
nes a gran nCmero de paises, especialmente mediante descuen
en la lucha contra Ia droga
si tos de petrOleo asi como inversiones sociales directas. Tales in—
• Construir alianzas con otros paises de orientación
versiones han sido realizadas en paIses como Nicaragua, Cuba,
milar, como con Irak antes de la invasion de Estados
Argentina, Ecuador, Honduras y Bolivia, a menudo por medio
Unidos, asi como Iran, Libia, Cuba, Siria, Biclorrusia
de fondos soberanos binacionales. T’ambien se ha invertido por
y Zimbabue I, via indirecta en Mexico, Peril, Colombia y El Salvador, paises
• Crear obstáculos a foros internacionales, por ejemplo,
en los que Caracas ha intentado influir en Ia situaciOn local con
organizar un congreso antiestadounidense paralela
miras a favorecer a candidatos opositores de Ia clase politica
mente a la Cumbre de las Americas en 2005
dirigente. Chavez aun llegO a desplegar inversiones sociales en
• Promover contrapropuestas a Ia politica estadouniden’ I t paises desarrollados, como Estados Unidos
se, tales como el tratado de la “Alternativa Bolivariana” I! y Gran Bretaña, con
el fin de obtener atenciOn mundial a sus esfuerzos por aplicar el
al mercado libre en las Americas (ALBA), en 2006, I-,
8’ balanceo suave a destacados lideres mundiales como George W.
que se opone al libre comercio y a las privatizaciones
Bush y Tony Blair, quienes para aquel momento eran objeto de
• Generar enredos diplomáticos, como ofrecer a Rusia Ia
severa critica interna.
instalaciOn de bases militares y Ia colocaciOn de misilcs
H
153
152
lider mundial millones. Para mediados de 2008, el propio Chavez habIa rca
Bajo Chavez, Venezuela se ha convertido en
reciente del apoyo al lizado 225 visitas al extranjero desde que asumió el cargo, en
de ayuda enema. Segün una estimaciOn promedio 22 por añ&3.
organizacio
desarrollo Sur-Sur, más aiiá dcl auspiciado por
Ia OCDE), Venezuela Algunas estimaciones anotan que Venezuela, entre 19.99 y
nes multilaterales (de paises ajenos a
puestos, por no decir 2007, hizo un total de US $ 43.000 millones en “compromises”
ha pasado a ocupar uno-de los primeros
desarrollo como con el exterior, incluidas las inversiones directas, inversiones
el primero, en e1 rango de ayuda destinada al
véase ci cuadro 1.5). indirectas, subvenciones, préstamos y donaciones diversas. Del
porcentaje del ramaflo de su economia
reales, el gasto total, se estima que 17 mil millones de dolares (40,1 por ciento)
Algunas estimaciones sugieren que, en términos
de ayuda a otros pueden ser clasificadas como inversiOn social’5. Si Venezuela
total de las ofertas de Chavez o sus promesas
programa de cumpliO o no con estos compromisos Cs otro asunto (segura
paises es tan grande como el Plan Marshall, ci
Segunda Gue menre no lo hizo), pero el monto seria inmenso aun si apenas Ia
EE.UU. destinado a reconstruir Europa tras la
representa un subsidio tercera parte de esras oferras SC materializaron.
rca Mundial’°. PetroCaribe, pot si solo,
petráieo a paises El gasto de Venezuela en ci exterior abarca una amplia car
anual de US $1.700 millones en descuentos de
venezolana a la tera de proyectos: los subsidios al petroleo destinados a Cuba y
del Caribe y America Central; ubica la ayuda
Austria, BCl los descuentos al precio del petrOleo a varios paises del Caribe;
par con Ia de los siguientes paises de Ia OCDE:
Suiza, respec Ia adquisiciOn de deuda comercial de Argentina para evitar Ia
gica, Dinamarca, Noruega, Portugal, Espaha y
que determinar una necesidad de que ese pals Ic hiciese pagos al Fondo ivioneta
tivamente”. Sin embargo, debe actararse
es dificil, rio Internacional; ayudas en efecrivo a Bolivia; donaciones de
cifra exacra de los gastos de Venezuela en ci extranjero
secreto los compromiso s no equipos medicos a Nicaragua; subvenciones de gasoil para ca
pues la cantidad se mantiene en y
ha alcanzado lefacciOn a más de 1 millOn de consumidores estadounidenses,
siempre se materializan. Con Chavez, Venezuela
extranjera US $20 millones canalizados a Haiti para inversiones en educa
sit pico tanto en Ia ayuda brindada como en inversion
Naciones Unidas ciOn, saiud y vivienda, y varios millones de dOlares de inversiOn
directa. Dc acuerdo con Ia Conferencia de las
extran con China e Iran por medio de fondos binacionales especiales,
sobre Comercio y Desarroilo (UNCTAD), Ia inversion
en 2006, fue de creados para promover el desarrollo o la creación de “bancos de
jera directa originada desde Venezuela (lED),
Ia media de 3 desarrollo”.
8 por ciento de su capital fijo, muy por encima de
200012. Esta cifra
pot ciento registrada pot ci pais entre 1990 y
auspi
notabiemente superior ai promedio del 2 por ciento,
en el
ciada por petroestados semejantes y refleja cI activismo
como de
exterior en Ia adquisición de acrivos tanto dcl gobierno
internacio
PetrOleos de Venezuela (PDVSA)’3. Las inversiones
te por
nales de Venezuela han sido llevadas a cabo principalmen
de las razones
el Estado, antes que por Ia empresa privada —una
al exterior de
por las que ci presupuesto asignado para viajes
por ciento
funcionarios dcl gobierno venezolano creció en 50
a US $46
entre 2006 y mediados de 2008, de US $30 millones
155
154
A veces ia ayuda se ofrecio a diversos gobiernos a través de
CUADRO 5. I
mecanismos muk’ilaterales, como ocurrió con PetroCaribe, una
Desembo/sos de ayuda Star—SI,?; pales se/ecewnados alianza petrolera dc paises del Caribe con Venezuela, iniciada
P18 Total ayuda en junio de 2005. PetroCaribe busca brindar a pequeflos palses
Paises ManIa
(millones USs) (parcentajes) Sur-Sur dcl Caribe y America Central un máxirno de 200.000 barriles
(parcentajes)
diarios de petróleo y productos derivados, en condiciones pre—
40,0
‘cabin Saudila’ 5.564 1.5 -

ferenciales de pago, a través de las empresas estatales de estos


14,4
China’ 1.500-2.000 0.06-008
paises. Este tipo de ayuda tambiCn fue ofrecida directamente a
0,71-1,52 18.0
1116-2.500
ciudadanos de otros paiscs. En 2003, cuando Chavez se enteró

venezuela’
0,11 5,6
— 760
de que una fabrica dc plásticos de Brash habia cerrado porque
-

Tu,quia’ -
0,09 5,8
802
los duenos estaban endeudados, ofrecia a los trabajadores des

Corea del Sur’


0.05 4,1
plazados materia prima subsidiada, a cambio de tecnologia para

India1 586
435 0.11 3,1
Taiwant
2.6
producir viviendas en Vcnezuel&6. En el Peru rural, de acuerdo
356 0.04
Brasil’
2.0
con el presidente Alan Garcia, Venezuela financio aproximada
Kowailt

mente doscientas Casas del ALBA, asociaciones administradas


263 — — ... —

194 07 —— 1,4
Suratrica’
desde los hogares beneficiarios, supuestamente para proporcio

--

178 1,3
Tails nd
Israel’
Emirates
138 -z 0.07 - . -
nar servicios de alfhbetización y salud. A menudo dichas casas
eran atendidas por medicos cubanos17. Segun las autoridades
Arabes Unidos’ 88 ...
— 0.6 peruanas, en realidad servian como unidades de “adoctrina
Malasia 16 — 0,01 —
— 0,1
miento”, que propagaban Ia ideologia radical de izquierda y
0,07
Argentina’ 5,1-10 — 0.0025-0,005 provocaban protestas polkicas.
Chile’ 3-3,3 0,0026-0.0029 0,02 --

Nada de esto se ha hecho con discrecion; de hecho, Chavez


915,9
TOTAL 12.076 76.13 alardea de su generosidad. CITGO, una empresa estadouni
Cooperation: A Cha dense del Estado venezolano, ha auspiciado publicidad en tele
Fuente: La realidad de Ia ayuda. “South-South Development
llenge to the Aid System?” I La realidad de Ia ayuda, South—Smith Development visiOn y anuncios en prensa de pdgina completa, prociamando
to the aid system?” I oforme 2010 (www.realityofaid. que 228.000 hogares en Estados Unidos recibieron petrOleo
Cooperation: A challenge
/ Organization for
orgfaideffecriveness). I a. D-atos PIB utilizadns son de 2007 subsidiado para calefaccion como “regalo dcl pueblo de Vene
Development/Developmeist Assistance Committee,
Economic Cooperation and zuela”. Cuando Haiti vivio diswrbios por faita de alimentos a
Cooperation Report, table 33 (anexo estadistico). / c. United
2010 Development
Nations Economic and Social Council (ECOSOC),
Background Study for the - principios de 2008, Chavez enviO una flota de aeronaves que
South—South and Triangolar Deve— • transportaron 364 toneladas de alimentos, mientras que Brasil
Development Cooperation Forurn:Trends in
cuadro 2 (vww.un.org/en/ec0soc/docilpJ’J
lopnient Cooperation (Abril 2008),
de Intlia,
obsequiO apenas 18 toneladas. En reuniones de Ia OPEP, Ve
soutlm_snurh,cooperation.pdfl. / tI’it,iscerio fe Relaciones Exterti,res nezuela reprendiO a Arabia Saudita por “no hacer lo suficiente”
Annual Report 2008-2009, Antxo VII,
para ayudar a los pobres Chavez a menudo ha pregonado que ci
ALBA (Alianza Bolivariana pant los Pueblos de Nuestra AmC
rica) es un bloque comercial con “orientación social”, compro
‘5

157
156
En Bolivia, el gobier mundialmente y muchos consideran como la parte deseable de
metido con la erradicación de la pobreza. Ia polftica exterior del pals. Al hacer alarde del gasto social, Ve
mediante la distribución de
no desembolsa Ia ayuda venezolana nezuela ha desarrollado un tipo de poder blando —Ia imagen de
auspiciados por Ia
cheques a nombre de aicaides y ciudadanos, que el regimen, en ci fondo, esta comprometido con el desarro
Venezuela establecie
Embajada de Venezuela. En 2006, Iran y Ho social. Esta imagen internacional atrae buenos sentimientos
con un capital inicial de
ron un banco de desarrollo conjunto, y aun admiración.
socavar los esfuerzos de
US $ 1.200 millones —Un intento de financieras contra Sin embargo, la diplomacia de poder social de Venezuela
Estados Unidos de fortalecer las sanciones no tiene como ünico objetivo ci desarrollo social. Los gobiernos
armas nucleares.
Iran por sus supuestos planes de producir diplomática extranjeros o los politicos que reciben Ia ayuda venezolana han
Promover ci poder social como herramienta podido utilizar estos fondos como mejor les ha parecido. Por
principales poderes del
no es una innovación venezoiana. Los lo tanto, desde su punto de vista, Ia ayuda venezolana compite
como tambien los pe
S

mundo lo han hecho por largo tiempo, favorablemente con la opción alternativa: obtener ayuda de los
poderes como Cuba.
troestados del Medio Oriente y pequehos organismos muhilaterales. Esta uitima viene con condicionali—
incluidos los de Rafael -1
Los anteriores gobiernos de Venezuela, dades estrictas y esta sujeta a auditoria. En cambio, Ia ayuda de
setenta, tambien utiliza
Caidera y Carlos AndrCs Perez en los k

Venezuela es incondicional, a Ia manera de un cheque en blan


lo nuevo de Chavez
ron este tipo de estrategia. Sin embargo, co, utilizable para cualquier tipo de gasto interno —y los fondos
principal anclaje de Ia polItica
fue convertir ci poder social en ci no siempre terminan por beneficiar a los pobres.
enorme, y ofrecerlo
exterior del pals, asignarle un presupuesto En cierto sentido, Chavez ha desarrollado un nuevo tipo
con pocas condicionalidades. de modelo de exportación: el discurso social, acoplado con la
despliegue de p0-
Muy pocos palses se comparan con ci :
posibilidad de expandir formal e informalmente los poderes
exterior de Cuba durante
der social de Venezuela. La politica presidenciales para los mandatarios beneficiarios. Los recursos
componente social: exportar
Ia guerra fria contenia un fuerte : petroleros desplegados en el exterior ayudaron a movimientos
embargo, se destaca
medicos y entrenadores deportivos’8. Sin sociales y a diversos gobiernos a alcanzar apoyo politico para
entrenamiento de t
ban más por sus envios de guerrilla, armas, y una estrategia de desarroflo más proteccionista, orientada por
al exterior más de
insurgentes’9. En aquella Cpoca, se enviaron el Estado. Estos fondos tambien han permitido a movimien
fin de asistir a mo
350.000 militares cubanos y personal civil, a tos sociales y a diversos gobiernos promover reformas, algunas
socialistas o combatir
vimientos insurgentes, apoyar dictaduras tan importantes como reformas constitucionales, que a menudo
Che Guevara, Ia p0-
a favor de dictadores. Como lo proclamaba han terminado por expandir los poderes presidenciales (dismi—
fria era crear “dos, tres,
Iftica exterior de Cuba durante la guerra j nuyendo los poderes de los partidos tradicionales y las legislatu
adaptación venezolana
muchos Vietnam”; se podria decir que Ia ras), todo esto presentado como una nueva forma de democracia
muchas... clinicas”10.
de esta politica exterior es crear “dos, tres, “participativa”.
poder social de Vene t
A primera vista, Ia diplomacia de La ayuda venezolana tambiCn permitió fomentar Ia expan
que muy pocos querrian
zuela Cs un tipo dc pohtica exterior sión de los poderes presidenciales a través de Ia corrupción. Los
respuesta de Venezuela
censurar. En cierto modo, constituye Ia fondos soberanos binacionales creados por Venezuela con Ar
—ci conjunto de valores
al “poder blando” de Estados Unidos gentina y Nicaragua, por ejemplo, eran especialmente vulnera
Unidos defiendC
politicos, liberales y económicos, que Estados
159
158
t
p
‘I.
I

bles aI fraude generalizado. Además, estos fondos ofreclan una en Venezuela. El pals no se ha centrado en Ia exportaciOn de
oportunidad de arbitraje de divisas tanto en Venezuela coma Ia guerrilla, como hizo Cuba durante Ia guerra fria, ni en Ia
en los paises receptores. En principio, estos fondos soberanos exportación de armas, coma Rusia aün lo hace. A diferencia

se iban a utilizar coma garantia para prestamos de exportación de paises de la OCDE, ciertamente no se ha enfocado en Ia

facilitados a los paIses b5neficiarios. Sinembargo, dada la gran exportaciOn de know-how tecnolOgico, ni en Ia exportación Ue
brecha ernie la tasa de cambio oficial de Venezuela y Ia tasa dcl proyectos “have en mano”, como China. Mediante sus ofertas
mercado paralelo de divisas, se abrian posibilidades de arbitraje de ayuda y de negocios, Venezuela ha exportado una forma par
a los funcionarios publicos a cargo del acceso a los fondos en ticular de cormpciOn y apoyo politico-social. Anunciada como
moneda dura, asi como a beneficiarios potenciales en el pals inversiOn en sen’icios sociales, en realidad ha consistido en gran
receptor. En Uruguay, surgió un escandalo relacionado con Ia medida en la financiacion, sin rendicion de cuentas, de campa
sobrefacturaciOn de vivienda social y libros de texto que supues ñas polkicas, movimientos sociales no electos, tratos de nego—
tamente iban a ser exportados a Venezuela; y en Argentina, las cios y dlientelismo politico por parte de funcionanios estatales.
exportaciones de camiones y apoyo tecnológico para Ia agroin En tiempos cuando las elecciones en casi toda America Latina
dustria fueron objeto de acusaciones similares. De hecho, ci on son fliertemente competidas, este tipo de ayuda es poco menos
gen del escandalo por Ia lmdeta de Guido Alejandro Antonini que irresistible.
Wilson en Argentina, estd estrechamente vinculado con fun
cionarios publicos de ambos paises que manejaban el acceso al EXPLICACIONES AL CAMBIO DE LA POLIT1CA
fondo binacional. (Antonini Wilson es un empresario venezo EXTERIOR DE VENEZUELA
lano-estadounidense, detenido en el aeropuerto de Buenos Ai Opé explica tanto conflicto politico y competencia en las
res en 2007; portaba en su maleta US $ 800.000 en fondos no relaciones ernie Estados Unidos y Venezuela bajo Chavez, y el
declarados, asignados para ser utilizados para apoyar el finan usa tan discrecional de los recursos del pals en el exterior? No
ciamiento de la campafia de Cristina Kirchner a la presidencia). basta con una sola explicacion, pero algunas razones son más
En 2010, un exembajador de Argentina en Venezuela, Ernesto convincentes que otras. Nos centramos en tres vias de analisis
Sadous, declaro publicamente ante las aucoridades argentinas para explicar par qué surgiO el balanceo suave, comenzando con

que empresas privadas pagaban comisiones del orden del 15 al un enfoque fundamentado en los individuos.

20 por ciento, para obtener ci permiso de exportar a Venezuela. Una fuente importante de la politica exterior de Venezuela

Ernie 2004 y 2008, ci valor total de las importaciones venezo bajo Chavez es Ia ideologia y la personalidad del mismo man

lanas procedentes de Argentina alcanzO más de 4 mil millones datario. La postura antiestadounidense tal coma
de Chavez,

de dolares, to cual sugiere que, si es cierto lo que afirma Sadous, senala La mayorla de has biografos, tiene un componente ideo
ci alcance de la corrupción era extraordinario21. lOgico que es anterior a su eleccion coma presidente. Durante
Esta posibilidad de expandir los poderes presidenciales los aflos setenta estuvo atraido por ideas marxistas; conociO y
tanto formal coma informalmente, en si producto de Ia baja se convirtiO en entusiasta de regimenes militates de izquier
condicionalidad aplicada a Ia ayuda y los acuerdos de negocios da, y durante un viaje a Peru tuvo Ia oportunidad de conocer
entre el Estado y empresas extranjeras, es una de las razones personalmente a Juan Velasco Alvarado, en 1974. A fines de
por las que Ia region ha tolerado Ia concentraciOn de poderes los setenta, Chavez se encapricho con Ia formacion de grupos

160 161
armados de izquierda y a comienzos de los ochenta, fue tildado cambiar Ia tradicional polItica exterior de Venezuela, reajdstan
por sus superiores como “subversivo peligroso”, que participaba dola tan estrechamente a lo que él prefiere como lider.
en grupos armados dentro del ejército22. Continuó participando Otra via de analisis se centra en factores internacionales
en diversos cursos ofrecidos por los militares, y al seguir un y especialmente en las interacciones politicas entre los estados.
posgrado en ciencias politicas en Ia Universidad Simon Bolivar, Varios estudiosos argumentan que Estados Unidos tiene La nil-
en Caracas (de 1989 a 1990), manifestaba todas las inclinacio pa de que Venezuela radicalizara su politica exterior; afirman
nes ideologicas de la izquierda latinoamericana en contra del que Ia faha de cooperaciOn entre los dos paises es resultado
imperialismo23. Chavez nunca expresó remordimiento alguno de la intolerancia de Estados Unidos hacia Ia personalidad de
por so fallido golpe de 1992, y poco despues de salir de Ia cared Chavez. En esta hipOtesis subyace Ia idea de que Chavez habria
en 1994, emprendia una larga visita a Cuba. cooperado de no ser por Ia actitud antagOnica de Washington.
Tan pronto llegO a la presidencia, expresO sentimientos Se afirma que a Washington nunca Ic han gustado los gobier
antiestadounidenses al manifestar adulaciOn pablica por Fidel nos nacionalistas que busquen Ia independencia, especialmen
Castro y visitar regimenes enfrentados con Estados Unidos, re entre paises ricos en petroleo. Robert Pape ha argumentado
como los de Iran, Iraky Libia21. En 2000, luego de que ci mi que Ia probabilidad dcl balanceo (suave) aumenta el equilibrio
nistro de Defensa de Venezuela solicito Ia asistencia de Esta con cada ronda de unilareralismo agresivo por pane de Estados
dos Unidos durante los deslaves ocurridos en ci estado Vargas, Unidos26.
Chavez se negO a recibiria —a pesar de que ya estaban en trán La evidencia que apoya este argumento se centra en gran
sito. Suspendid la participaciOn del pals en Ia Operacion Ban medida en ci papel desempenado por Estados Unidos en los
dera Roja, on programa de ejercicios aéreos milirares de Ia que hechos previos y posteriores al golpe de abril de 200227. Aun
Venezuela habia formado parte desde los años noventa. Un dia que Estados Unidos no precipitO el golpe contra Chavez, de
despues de Ins ataques terroristas del 11 de septiembre, declarO: inmediato dio la bienvenida al nuevo gobierno encabezado por
“El mismo Estados Unidos llevO a los ataques, por su polItica Pedro Carmona —a diferencia de Ia mayoria de los lideres del
exterior imperialista y arrogante”. En 2001, fue también uno de hemisferio, que condenaron los hechos. Ademas, el Departa
los pocos lideres que condenaron duramente las represalias de mento de Estado culpO páblicamente a Chavez por Ia crisis y si
Estados Unidos contra los talibanes en Afganistan25. guiO culpándolo de Ia turbulencia posterior, que culmino con la
Es evidente que Chavez estaba predispuesto ideolOgica huelga petrolera de 2002-2003. Es más, se citan como razones
mente a enfrentarse con Estados Unidos y asi Jo ha hecho desde por las que Chavez se siente amenazado por Estados Unidos Ia
el inicio de su gobierno. Sin embargo, factores como Ia ideologia recurrente discusiOn del gobierno norteamericano en ci send—
do de que Venezuela coopera con organizaciones terroristas, Ia
y Ia personalidad no pueden explicar otros aspectos importantes
de Ia polinca exterior de Venezuela: por qué ci sentimiento en prohibicion de Estados Unidos a La yenta de armas a Venezuela
contra de Estados Unidos de Chavez nunca se atenuá, como y las sanciones por corrupción contra aigunos funcionarios ye
ocurriO con muchos otros iIderes de Ia izquierda latinoameri— nezolanos.
cana en los años noventa. Factores personales tampoco pueden Un corolario de Ia hipOtesis “Estados Unidos como agre
sor”, es que el gobierno estadounidense apoya a enemigos in
explicar las diferentes estrategias que ha adoprado pam aplicar
el balanceo suave. Ni pueden explicar cámo Iogro el éxito en ternos de Chavez —a quienes él denomina la “oposiciOn gol

163
i62
pista”— as! como a Colombia, ci rival regional de Venezuela, de 2004, Ia ayuda de Washington a Ia promociOn de Ia demo
mientras alberga intenciones secretas —segün afirma Chavez— cracia (de hccho, Ia ayuda de Occidente en general destinada al
para asesinarlo o derrocar a su gobierno. Algunos analistas de apoyo dc Ia sociedad civil) ha disminuido o adoptado un “perifi
Estados Unidos concuerdan con este argumento; senalan que muy bajo” en Venezuela29. -

el National Endowment for Democracy- (NED) incrementó Ia Mas importante aun, desde 2005 Ia poiltica y retOrica anti
asignación de fondos ala oposición venezolana. Aigunos relatos venezolana de Estados Unidos ha disminuido, inciuso frente al
indican quc esta ayuda aumentO de US S232.831 en 2000 a casi incremento de cstos mismos elcmcntos por pant de Venezuela.
US $10 miillones en 200328. Chavez acusO ala ONG venezola Una forma de evaluarlo es comparar la retOrica estadounidense
na Sumate, que ayudO a organizar el referendum revocatorio de ante Venezuela e Iran. El grafico 5-1 muestra el nümero de veces
2004, de haber recibido US $53.000 de Ia NED y US $84.840 aI mcs que un vocero de alto nivel de Ia Casa Blanca o dcl Dc
de Ia Agenda de EE.UU. para ci Desarroilo Internacional. En partamento de Estado emitiO una declaracion pubhca escrita o
2005, al ser publicada en primer piano de los diarios de Caracas verbal en contra de Iran o Venezuela. Iran fue seleccionado por
Ia celebre foto de la lider de Sumate, MarIa Corina Machado, tratarse dcl pals que se percibia, durante ci segundo mandato
reunida con el presidente George W. Bush en Ia Casa Bianca, ci de Bush, como ci de mayor amenaza a Ia seguridad de Estados
argumento venezolano de que Estados Unidos prestaba solido Unidos. Reconocemos que la mediciOn dcl alcance de la hosti
apoyo a Ia oposiciOn era dificil de refutar. ildad estadounidense es imperfccta: no hace refcrencia alguna
Aun as!, ciertas failas empiricas dificultan explicar tanto al tono o Ia intensidad dc las afirmacioncs estadounidcnses, ni
ci antagonismo de Venezuela hacia Estados Unidos como su da detalles de politica; simplemente mcnciona el disci.irso. Sin
respuesta a Ia hostilidad estadounidense. Primero, Venezuela embargo, los datos prescntados proporcionan cvidencia dc la
comenzO a aiejarsc de Washington antes del goipe de 2002. disminuciOn de la critica püblica hacia Venezuela despues de
Hasta podria argumentarse que, en 2002-2003, las criticas de 2006. Entre enero de 2004 y diciembre de 2005, Estados Uni
Washington constituyeron una respuesta a Ia postura antiesta dos criticO a Venezuela en ia misma proporciOn que Iran (0,79 y
dounidense y a Ia falta de cooperaciOn por parte de Venezuela. 0,75 vcces al mes, respectivamente). Pero entre enero de 2006 y
Segundo, Ia ayuda concedida por Estados Unidos a los actores diciembre de 2008, la critica de Estados Unidos a Venezuela se
no estatales en Venezuela luce insignificante en comparaciOn rcdujo (a 0,59), mientras quc la critica a Iran aumentO (a 1,82).
con ia que asigna a otros paIses, por no mencionar ei gasto en el Este resuhado no fue coincidencia, pues se deriva de una pobti
exterior por pant del gobierno venezolano. Estas comparacio ca establecida por Tom Shannon, secretario adjunto de Estado
nes hacen dificil sostener Ia idea de que Ia ayuda estadounidense para ci Hcmisferio Occidental, ideada deliberadamente para
a Ia oposición haya sido desestabilizadora. En todo el mundo, evitar disputas con Venezuela30.
ci gobierno de Estados Unidos habitualmente brinda ayuda a La iniciativa de Washington de reducir la retOrica no dismi
organizaciones de Ia sociedad civil, muchas de cllas vincuiadas nuyó los pronunciamicntos antiestadounidenses emanados desde
a las fucrzas dc oposiciOn en palses a favor de Estados Unidos. Wnezuela. Dc hecho, algunas de las poilticas más antagOnicas
Dc modo que Cs dificil pensar que ci caso venezolano sea tan sucedieron despues de 2006: el acercamicnto con Rusia e Iran,
cxcepcional como para cxphcar la notablemente agresiva politi el gasto desatado en armamento, Ia creciente beligerancia ha—
ca exterior de Chavez hacia Estados Unidos. Adcmas, a partir cia Colombia y la expulsion del embajador de Estados Unidos.

165

j
164
1

gia de GRAFICO 51
Las medidas tomadas por Washington, junta con Ia ideolo .Nunzero de Vecespor flies qise EE. UU em /116 Isna i/cc/a radon
venezo lana —aunq ue,
Chavez, contribuyeron ala polifica exterior pab/ica en co;ztns de laIn y Pknezue/a, 2004—2008
de nuevo, no bastan para explicar su crecida radicalizacian.
Puede que los datos presenrados en el grafico 5-1 no con t0,04

venzan a las autoridades-en Caracas de an cambio en Ia actitud maY04


-04

de Estados Unidos, pero dan pie ala posibilidad de que otra hi


s
pótesis explique la posición agresiva de Venezuela hacia Estado
sep-04
—4

Unidos: que Venezuela persigue el balanceo suave porque bien


en. 05
i”*-OS

sabe lo improbable que seria Ia retaliacion de Estados Unidos, may-OS


op-OS

tal como un embargo económico a una invasion militar. Por lo sep-OS

de
tanto, ci balanceo suave sucede no tanto par Ia provocaciOn
‘0,-OS
tnt-OS

Estados Unidos, sino por lo poco que respon de a ella. Chave z nw-OS
• an, -OS

quisiera que Estados Unidos reaccionara, para asi desatar con p.aeOG

frontaciones verbales. Al no haber reacciOn alguna, aumenta Ia


sep-OS
non-OS

seguridad de mantenerse como provocador pero tamblén ci de


- eoe.O7

sea de seguir provocando. Pensamos que esra dinaniica pen’er TWO?


paP-Oh

sa es aria de las razones por las cuales ha escalado Ia hostilidad sen 07

hacia Estados Unidos, aun al haber disminuido el antagonismo


nn-O7
tnt-OS
man-Go
de este. “an-OS
jonas
sep05

-a 4 -2 0 2 4
•t,ncadnuskalran 000cadnUSAa

Fuente: Cálculos propios, Con base en nvw.tipieIjnesdb.eom / Non: Estos darns


registran ci nümero de veces que una critira püblica de los gobiernos de Iran y Ve
nezuela fue emitida por Ia Casa Blanca oiler no alto funcionario o documento del
Departamento de Estado. A cada pals se It anon un punto cuando un funcinnarin
de gobierno emite una declaracion püblica o non de prensa cririca del gobierno cx
tranjero (EE.UU.—irdn/EEUU-Venezuela) Esras criticas abarcan diversos temas:
respecrn a Iran, desarrollo ic armas nucleares, terrorismo, Israel, Irak, antiameri—
canismo, violaciOn de sanciunes, produccion petrolera, politica exterior politica
eeonómica, espacio aëreo, derechos humanos; respecto a Venezuela, abarcan pro
duccion petrolera, antiamericanismo, desarrollo de armamentos, espione, politi
Ca exterior, narcotrafico, espacio aéreo, derechos hurnanos, polItica económica. La
critica Ia genera ci buscador denominado nnvtimdinesdfrcorn, con base en no
ticias publicadas en diversos medios internacionales. Se ingresaron determinadas
referencias de büsqueda para hallar datos pertinenres a Ia critica.

167
166
Una tercera via de análisis para explicar Ia politica exterior dounidenses. En sintesis, los venezolanos podrian no ser tan
de Venezuela se relaciona con factores internos, como las carac abrumadoramente pro Estados Unidos como, por ejemplo, los
teristicas del regimen. Un sistema politico hIbrido, que opera ciudadanos de algunos pulses africanos; pero la mayoria de los
en una region con muchas democracias, se enfrenta a un desa— venezolanos no son ciertamente tan antiestadounidenses como
fib particular de pollticaexterior: combarir el ostracismo y las
su gobierno. Una prueba más tie la disonancia entre Ia polItica
amonestaciones de pulses vecinos. Esta situaciOn obliga al régi exterior de Venezuela y las opiniones de Ia ciudadania provie
men hibrido a hacer un esfuerzo por neutralizar posibles fuen ne de encuestas locales, que muestran consistentemente que Ia
tes de crftica e incluso a ganarse aliados entre los vecinos. Una mayoria de los venezolanos desaprueba gran parte de Ia politica
forma de hacerlo es con ayuda externa profusa. Precisamente exterior, como Ia compra de armas a Rusia, el subsidio de Cuba
porque America Latina es predominantemente democratica, y Ia ayuda a Evo Morales en Bolivia. Los venezolanos tambien
Chavez debe invertir fuertemente, mediante obsequios, en es se deslindan de Ia postura del gobierno chavista en contra de
fuerzos por inhibir expresiones de preocupaciOn y adelantarse a cooperar con Estados Unidos en Ia lucha contra los narcOticos.
reproches procedentes de estos paises. Asimismo, evitar Ia cen— Dos puntos emergen de esta discusiOn. Primero, Ia politica
sura de actores progresistas sociales en el exterior, requiere que eaerior del gobierno no es del todo impulsada por la demanda
la ayuda extranjera tenga Ia apariencia de valores progresistas. —al menos no depende del deseo de Ia mayorfa de los ciudada
Entretanto, gran parre de la ayuda exterior de Venezuela se pre nos. Segundo, precisamente porque las politicas de Chavez di
senta como apoyo destinado al desarrolloy a mitigar Ia pobreza. vergen dcl sentir publico, es claro que sin el crecimiento de una
Venezuela puede darse el lujo de gastar profusamente en gran concentraciOn de poder en Ia rama ejecutiva, no hubiera
el exterior debido a los ingresos del petrOleo y Ia recién creada sido posible cambiar de forma tan drastica Ia poiftica exterior
estructura institucional esbozada en capitulos anteriores. Por tie Venezuela.
lo tanto, una segunda manera por La cual el cambio politico Sin embargo, hay quienes aprueban y acaso exigen una
ha dado forma a la pohtica exterior es mediante Ia expansiOn postura más agresiva frente a Estados Unidos: los miembros
de Ia capacidad del Estado para romper tanto con Ia tradiciOn más radicales del partido gobernanre. Chavez bien puede ha
como con Ia opiniOn publica. Esto es evidente a partir de son ber concluido, a mediados de su primer mandato, quc desplegar
deos realizados por encuestadores locales e internacionales, que una polkica exterior antiestadounidense sen’ia como instru—
demuestran una discrepancia significativa entre varias de las meMo fiable para unificar un movimiento especialmente sen
iniciarivas de politica exterior de Chavez y Ia opiniOn mayori sible a peleas sobre Ia politica interna. Como se explica en el
taria3. En 2007, un cstudio de las actitudes hacia las potencias capftulo 1, Chavez siempre ha debido luchar contra Ia falta tie
mundiales en cuarenta y siete paises anotO que el 56 por cien disciplina interna y las deserciones de su movimiento. Antes
to de los venezolanos afirmO tener “una imagen positiva” de flue el comOn de los venezolanos, son los chavistas quienes más
Estados Unidos31. Esce nivel tie buena voluntad hacia Estados fdcilmente comprarán el argumento de Chavez, de que los re
Unidos es similar al encontrado entre aliados estadounidenses yeses del gobierno obedecen a Ia oposiciOn imperialism. En Ia
en el hemisferlo, como Canada, Mexico i’ Chile. Por lo de medida en que la reedrica antiestadounidense y Ia politica tie
más, Venezuela registrO una de las tasas mas ahas del mundo balanceo suave de Chavez satistitce un propOsito interno, quizá
de respuestas favorables a las exportaciones cukurales esta— sin’a de factor unihcador excusa conveniente, confeccionada

168 169
1

principalmente para ci consumo de su propio movimiento. Este ha funcionado. Las rigideces del mercado y de Ia industria ha
factor de orden interno no explica por completo la politica de cen que simplemente sea dificil que Venezuela encuentre otros
Chavez de desplegar ci balanceo suave radical, peru sin duda mercados. El crudo de Venezuela no puede colocarse facilmente
tiene sentido. fuera de Estados Unidos: por ser pesado e impuro, con alto con
tenido de azufre, requiere de refinerlas especialmente consttui—
EL PETROLEO COMO FACILITADOR Y LIMITANTE das para procesarlo, las cuales SC encuentran principaimente en
Si bien Ia relacion de Venezuela con Estados Unidos es lo ‘I norteamCrica. Ningün otro pals tiene amplias necesidades de
que atrae mayor atención entre los estudiosos, es crucial tener energia y a Ia vez Ia capacidad de refinacion para procesar gran
t
en cuenta que Ia politica exterior venezolana nunca se ha cen -

parte del petróleo venezolano.


trado exciusivamente en sus relaciones con este pals. Venezuela I
Posiblemente, el ñnico mercado que podria absorber Ia
es, ante todo, un petroestado, tal vez el ñnico en ci Hemisfe cantidad de petroleo que Venezuela vende a Estados Unidos
rio Occidental. Por tanto, gustele o no, debe navegar entre las es China, peru está kera de su alcance por razones técnicas,
posibilidades y limitaciones ofrecidas por ci mercado mundial -4 econémicas y poifticas. En cuanto a lo técnico: China no tiene
dcl petráieo yr su propia dependencia de Ia explotacion de este F las refinerias necesarias para procesar ci crudo venezolano. En
recurso. La mayoria de los observadores entienden que el pe lo económico: el costo del transporte de petrOleo de Venezue
troieo Cs el recurso que le permite, más que a ningán otro pals la a China es prohibitivo; requiere un viaje por el estrecho de
de America Latina, ejercer la diplomacia de poder social y as Magallanes y luego cruzar el Pacifico, o alrededor del Cabo
pirar al balancco suave frente a Estados Unidos. Son pocos los de Hornos y luego el estrecho de IvIalaca. Cualquiera de estos
estudiosos que aprecian la medida en que Ia economia politica viajes toma, como minimo, cuarenra dias en alta mar, en buques
internacional dci petráleo restringe a Venezuela, aun bajo Ia extremadamente grandes que son costosos de construir, alqui
aparentemente incontenible politica de Chavez. lar y operar. China ann tiene suficiente acceso a petroleo en
El petroleo Ic impone a Venezuela dos tipos de dependen Asia central y Africa, y el costo de transporte desde Venezuela
cia: primero, Ia dependencia de un solo producto —el petroleo— y no parecejustificarse desde el punto de vista chino. Sin embar
segundo, Ia dependencia de un monomercado —Estados Uni go, China ye en el pals un potencial suplidor de reserva en caso
dos— que hasta ci dia de hoy sigue siendo con gran ventaja ci de un conflicto en algunos de los paises de los que actualmente
más importante comprador de petroleo venezolano. Esta doble importa, tales como Iran o Nigeria. En lo politico: Cluna se ha
dependencia hace a Venezuela vulnerable: para estrangular a negado repetidamente a coiaborar con Venezuela en so enfoque
Venezuela, Estados Unidos apenas tendria que dejar de corn de baianceo suave ante Estados Unidos, aunque se ha compro
prarle petróleo. metido a invertir en su produccion petrolera. Si China apoya
Ante esta vulnerabilidad, Chavez ha liegado a entender ra Ia politica exterior de Venezuela, podria de pronto comprar
que debe reducir su doble dependencia. Pero como discutimos
en el anterior capitulo, el mandatario venezoiano ha optado por
aurnentar, en vez de reducir, su dependencia dci crudo, lo coal
lo deja con apenas una salida: tratar de liberarse de Ia depen
dencia de Estados Unidos. Sin embargo, este esftierzo tampoco

170 171
su petrOleo, a perdida, y colocarlo en mercados terciarios. Pero GRAFIcO 5-2
Exportaciones depetro/eo Sc Venezuela a Estajos Unidos
China ha sido renuente a dar esre tipo de apoyo a Ia escala que
Chavez desearia33. y otros ,nercados, 1998—2 008 (mI//ones Sc ben-ri/ca)
La cornparaciOn con Cuba ayuda a ilustrar ci apuro vene—
zolano. En los años sesenja Cuba realizO un importante cambio Exportaciones de petroleo a EEUU
politico al cortar sus lazos de largo tiempo con Estados Uni— Exportaciones de petroleo a otros mercados

dos y alinearse con la Union Sovietica. Esto funcionO porque 100%

aquel pals era un poder desracado, con Ia voluntad de servir de


90%
80%
cornprador de tUtima instancia. De esta forma, Ia Union Sovie— 70%
tica actuO corno patrocinador politico de Cuba, brinddndole su 60%

principal mercado de azücar y subsidios en seccores corno 50%


40%
gin, capital y armamentos. Este patrocinlo posibilitO el quiebre 30%
de lazos cornerciales, establecidos desde hacia mucho con Esta— 20%
dos Unidos, como ranthien lazos politicos, pasando totalmente 10%

por afro Ia eficiencia econOmica. A mediados de los años 2000, 0%


1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008
Chavez abrigaba Ia esperanza de que China se convirtiera en
Ia Union Sovietica de Venezuela, pero China no curnpliO este
papel por las caracteristicas tCcnicas, econOmicasy politicas ya Fuenre: Agenda tie Informacion tie Energia; Ramdn Espinasa, ‘The Performance
mencionadas. En 2008, Venezuela colocd a lo sumo 380.000 of the Venezuelan Oil Sector 1997—2008: Official vs. International and Estimated
Figure?’, seguimidnro iii trabajo presentado ala Conicrencia de Ia Fuerza tie Tra
barriles de petroleo al dia en China, suma insignificante corn bajo sobre Polinca tie Seguridad y Cooperación en ci Hcmisfcrio, Universidad de
panda con Jos 1,36 millones de barriles al dia de crudo y pro— Miami, Ocrubre 2008 (Febrero 26, 2009).
ductos perroleros que Venezuela vende a Estados Unidos ever el
gráfico 5-2). Este aspecto de Ia poiftica econOrnica mundial del perrOleo
—Ia dependencia de Venezuela de Estados Unidos, Ia desesti
maciOn de In politica exterior de Venezuela por parte de Clii
In y su relativarnente baja demanda por el petrolco venezola
no— se convirtid quiz-i en una de las lirnitaciones rnás serias
que enfrentO Chavez a mediados de los años 2000. Lo forzo
a soportar una vergonzosa situacion de hipocresia: ser el mas
ispero crftico de Estados Unidos y a Ia vez manejarle uno de los
negocios más lucrauvos —Ia yenta de petrOleo y sus derivados.
Tan paradojica siruaciOn, junto con Ia caida en Ia productivi—
dad de PDVSA, IlevO a Venezuela a buscar herramienras de
polftica exterior diferenres a Ia diplomacia del balanceo suave

173
172
1
para contrarrestar a Estados Unidos. La solucion de Chavez mapa para baiancear la politica de precios estables de Arabia
fue enfocarse en maximizar ci precio del petróleo en ci mercado Saudita es Iran (y’ en menor medida, Nigeria).
mundial, a! promover restricciones a la oferta mundial de pe La comphcada relación de Venezuela con Arabia Saudita
trdieo. Pero esta poiltica de maximización de precios tampoco ayuda a explicar ci surgimiento de un vinculo especial, no. solo
estaba libre de costo. Sigpifico entrar enconfiicto con Arabia con Iran sino tambien con Rusia36. Desde 2005, Venezuela y
Saudita, ci más destacado petroestado de la OPEP y, en cierto Rusia han firmado más de doce acuerdos de compras de armas,
sentido, dci mundo. Desde ci final de la crisis de la OPEP en que ascienden a US $4,4 miiiardos, cubiertos por pagos en efec
los aflos setenta, la poiltica central de Arabia Saudita respec • tivo de Venezuela y una ilnea de credito de US $1 millardo por
to al petroleo ha sido mantener un precio mundial estable y parte de Rusia37. En 2007, Venezuela se convirtió en ci tercer
asequible34. AsI que al contrarrestar a los sauditas dentro de comprador más grande de armas a Rusia, despues de China
la OPEP, Venezuela encontró beneficios al aliarse con Iran. e India. En términos per capita de importaciones de armas,
Dentro de la OPEP, Iran y Venezuela son ci segundo y quinto Venezuela es de iejos ci mejor comprador: en 2007, Venezuela
mayores productores de petróleo, respectivamente. Aliarse con gastO US $33 por persona en armas rusas. Otros compradores
Iran convirtiO a los dos paises en un poderoso bloque dentro de • se quedaron cortos: China apenas gastó US $0,96 per capita e
la OPEP, el cual efectivarnente podria contrarrestar la volun India tan solo US 50,79. En 2008, Venezuela se coloco como ci
tad de Arabia Saudita por mantener ci precio estable. Dc modo octavo importador mundial de armamento, escaiando a partir
que Iran y Venezuela han firmado tratados sobre temas como dci puesto 39 en 199938. En noviembre de 2008, Rusia y Vene
ci comercio, las inversiones y la coordinación diplomatica. Ve zuela reahzaron cuatro dias de maniobras tacticas y ejercicios
nezuela ha apoyado a Iran en su disputa con Naciones Unidas navales, Ia ilamada operación Venus. Dos meses antes, ci go-
respecto al programa nuclear, y fue el ünico pals que se opuso a • bierno ruso anunció que dos bombarderos estratégicos saidrian
las resoluciones adoptadas por Ia Agenda de Energia Atomica de una base militar venezoiana a voiar sobre ci espacio aéreo dci
Internacional, al sancionar a Iran en septiembre de 2005 y fe Caribe.
brero de 2006. Aunque Ia cooperación de armamento nuclear
(especialmente de yenta de uranio) entre Caracas y Teheran no
ha sido confirmada, ha sido fuente de amplias especulaciones35.
Una forma de explicar Ia logica de esta cercana alianza de Ve
nezuela e Iran, es constatar el tamaflo de los dos paises con base
en sus reservas de petróleo (gráfico 5—3), aunque no incluye la
reciente certificación de mayores reseiwas de crudo pesado en Ia
Faja Bituminosa del Orinoco. Cabe notar varios aspectos desta
cados en ci mapa: primero, Arabia Saudita se mantiene como ci
poder preeminente respecto a los estados petroieros; y segundo,
la mayoria dci poderlo petrolero —Kuwait, Qatar, Iraq, Canada
y Emiratos Arabes Unidos— es amiga de Estados Unidos y de
Arabia Saudita. El ünico poder significativo que aparece en ci

174 ‘75
________

GRAFICO 5.3 Unidos —aunque el tipo de armas que se compraron no servirian


Los pet roestados del ,nundo: los princzales veinticincoproductores para contraatacar una guerra hipotetica con Estados Unidos ni
tie petroleo seglin reser-vas prohadas tampoco con Colombia. Posiblemente ci gobierno estaba bus
cando protecciOn polItica, especialmente si Ia atenciOn inter
nacional se volteara en su contra por ci aiza armamenusca. Sin
embargo, pensamos que una expiicaciOn más contundente es
que Chavez ha buscado ser uno de los compradores más impor
C-
I—
tantes de Rusia, porque necesita que Ic coopere con su polItica
exterior petrolera. Rusia es ci segundo exportador más grande
EEUU
4 de petroleo y produce ci 10 por ciento del total mundial. Si
€9—U
a-a
Rusia se negara a cooperar con los esfuerzos de Ia OPEP en
• restringir Ia oferta, neutralizarfa de inmediato ci objetivo de Ia
pohtica exterior venezolana de aumentar los precios dcl crudo.
Chavez necesitaba a Rusia de su lado, asi significara comprarle
U—
más armamento del cud Ia revolucion bolivariana necesitaba o
• estaba en capacidad de comprar. En sintesis, uno de los prin
cipales propOsitos de los lazos de Venezuela con Iran y Rusia
fuc no solamente contrarrestar a Estados Unidos, sino influir
sobre ci mercado de petroleo mundial y contener algo a Arabia
Naciones OPEP aitnes alias naciofles atlas grandes Saudita.
paises peiroleros
a Arabia Saudita OPEP
For otra parte, Chavez no podia ser demasiado conffictivo
con Arabia Saudita, a riesgo de provocar una grave fisura en la
OPEP, lo que borrarIa Ia influencia del cartel en Ia negociaciOn
Fucnrc: CIA World Factbook, esrinsado a I enero de 2009, salvo iran, a 1 enero de internacional. Venezuela ha desarrollado una dobie pohtica,
2010 yyslagoyilibrar/pnbIications/thc_worldSactok/t30k0rdtrf217Bra0k. aigo precaria, en sus relaciones con los sauditas: retarlos a recor—
inmi). El mapa, ideado pot Andy Anderson, Cs on cartogratssa isomór&o que Cs tar ia produccion y aprender a vivir con cualquier decisiOn que
dma ci r.irnaño dcl pals deac uerd,, con sus resenas petroleras probadas; brinda
uoa imagen visual dc Ia insportancia geopolinca de los paises, inedida en FLLnCiÜn tomen —con el fin de conservar Ia unidad dentro de Ia OPEP.
de st’s reservas petroleras. Ta,,sbien muesna, cii negro, los paises alineados con Dc modo quc el mercado internacional del petrOleo ha
Arabia Saodira; ones palses tIc Ia OPEIa c’s gris oscuro y otros panes productores generado alianzas complejas, tácitas y a menudo mutuamente
de petrUico, en gris clam.
conflictivas. Venezuela e Iran son ahados compatibles, puesto
que comparten los mismos objetivos de politica: fortalecer Ia
Hay varias formas de explicar Ia decision de Chavez de OPEP y aumentar los precios dcl petrOleo y ser suplidores ac
convertirse, en 2009, en comprador importante de armarnento tuales (Iran) o potenciales (Venezuela) de China. Estados Uni
ruso. Sc podria argüir, como lo hizo Chavez, que solo sc trata dos y China son aliados tácitos al perseguir objetivos contrarios
ba de una respuesta prcvcntiva a un posibie ataque de Estados tanto a los de Venezuela como de Iran: diluir ci poder de hi

177
176
OPEP y reducir ci precio del petroleo. Aunque China y Esta
dos Unidos se perciben generalmente como rivales geopoliticos
en Ia busqueda de las mermadas fuentes de petroleo en todo ci
mundo, ambos paises comparten ci deseo de mantener bajos los
precios del petroleo y el ssiminisrro estabk39. Arabia Saudita es
7 &oa QUÉ VENEZUELA ESTA DE ALGUNA PORMA
ATRAPADA?
Con miras a sintetizar, es ütil tener en cuenra las contra—
dicciones internas en la politica exterior de Venezuela. El nuevo
objetivo, contrarrestar a Estados Unidos, ha puesto at descu
ci jugador intermedio: concuerda con Venezuela e Iran sobre bierto una serie de necesidades de politica exterior que a veces
Ia idea de fortalecer ia OPEP, pero en alguna medida apoya a se contradicen o se contrarrestan entre si. El éxito en alcanzar
Estados Unidos y China en evitar alzas excesivas del precio dcl alguna meta de politica exterior puede frustrar otra. Por ejem
petróleo10. plo, Venezuela desearIa poner fin a su dependencia de Estados
Tal combinacion de preferencias entre estos paises sugiere Unidos como mercado petrolero, pero esto implicaria sacrificar
que Estados Unidos no es del rodo impotente al contrarresrar a Ia diplomacia de poder social —porque Venezuela no tiene al
Venezuela: en la medida en que logra mantener a China y Ara ternativa de mercado para su perroleo, no hay ninguna flienre
bia Saudita de su lado, prevalece un entorno de economia politi ahernativa de ingresos. De all que se haya comprometido a
ca internacional en el quc aigunos de los objetivos de Ia polItica ampliar su yenta de petróleo a China. Sin embargo, un esfuer
exterior de Venezuela han sido efecrivamente conrenidos. zo decisivo de construir este mercado exigirla una importante
No obstante, mi enfrentamiento totalmente plausible entre inversion en refinerias para procesar crudo pesado, por no men
Estados Unidos e Iran podrIa deshacer este equilibrio mediante cionar Ia necesidad de costos de envio más bajos. Construir un
la interrupción de las entregas de petrOleo irani a China, to que oleoducto a través de las cordilleras de Colombia hasta Ia costa
obligaria a China a acercarse a Venezuela. China ha aumentado del PacIfico serIa una tarea épica —ademas dcl rem de lidiar con
significativamente sus lazos petroleros con Iran durante Ia ill— complejas cuestiones de polItica exterior con su vecino, que tal
tima dacada: Iran despacha cerca de 8 por ciento de sus expor proyecto plantearia. Mientras, Ia caida en Ia produccion de PD
taciones de petróleo a China y se ha convertido en su segundo VSA, ci gasto fiscal a gran escala y limitaciones en cuanto a po
proveedor de petrdleo importado. De ocurrir un enfrentamien sibles aumentos del precio del petroleo en ci mercado mundial
to entre Iran y Estados Unidos que lievara a una interrupción hacen que, incluso, su politica nacionalista hacia las compañias
en Ia entrega de petroleo irani a China, Ia alianza tácita entre petroleras extranjeras haya sido relajada. Con ganancias muy
Estados Unidos y China seria afectada. Por lo menos, China bajas despues de impuestos (US $4,5 mu millones en 2009),
desearia encontrar nuevos proveedores, to que converriria a Ve Ia nueva PDVSA es simplemente incapaz de cumplir sus pro
nezuela en una opcidn más atractiva. Esto probablemente ex pbs objetivos de inversiOn para mantenerse competitiva, de US
plica porqué enjulio de 2010 China estaba dispuesta a abriruna $124 millardos en los prOximos seis aflos (es decir, $21 millar
lmnea de credito a PDVSA por casi US $20 millones destinada dos anuales), lo que obligO a Venezuela a volver a abrir ci sector
a realizar posibles inversiones en petroleo pesado de Ia cuenca petrolero un tanto, a finales de 2010: el gobierno comenzO a
del Orinoco. ofrecer participaciones a empresas privadas en dos proyectos de
petrOleo en el area de Carabobo de Ia Faja del Orinoco y en
cuatro proyectos en La zon’a de Junin.
Asi, en casi todos los ámbiros, Ia rigidez ideologica del go-

179
178
bierno ha tenido que enfrentar Ia realidad de las compensacio quizd no ha proveido a Venezuela todos los beneficios recibidos
nes impuestas por su ma’ manejo dcl petrOleo. A fin de cuentas, de sus relaciones con China, Iran y Rusia, especialmente en
ci presidente venezolano se encuentra en una especie de trampa rérminos de inversiOn y annas, pero ha cumplido dos objetivos
de polItica exterior, derivada de las contradicciones que surgen que ninguna otra alianza ha brindado. Primero, ha per.miti
de Ia cada vez mayor dependencia de Venezuela del perrOieo, do a Chavez ganarse sus credenciales de revolucionario. Al La
del mercado de Estados Unidos y de la OPEP. En ci contexto de ho) muchos de los radicales latinoamericanos idealizan Ia
de Ia caida de Ia productividad y Ia merma en las inversiones, ci Revolucion Cubana como el epitome de Ia resistencia de Ia it
resultado es que muchos de los objetivos de la politica exterior giOn al imperialismo. Acercarse a Cuba ha permitido a Chavez
de Chavez han skin redimensionados, en contra de Ia voluntad !4 posicionarse como heredero de Ia tradiciOn revolucionaria de
ideolOgica del mandatario. Ia isla. Esta es una razOn por Ia cual Chavez, incluso antes de
ser reelegido presidente, asignO alta prioridad a Ia relacion del
SiMuoLisMo Y REALISMO: CUBA Y COLOMBIA pals con Fidel Castro. Cuba ofrece asi una ganancia simbOlica
La politica exterior de Venezuela bajo Chavez no solo está a Venezuela.
condicionada por los objetivos de su politica interna y los in— Sin embargo, no todo es simbolico. La relacion de Vene
tereses econOmicos derivados dcl perrOleo. Hay un fuerte dc zuela con Cuba tambien ha cumplido un papel de asesoria y
mento de señales simbOlicas en Ia poiftica exterior. Esto se hace de inteligencia, especialmente en Ia politica. El mismo Chavez
evidente en las relaciones de Venezuela con Estados Unidos, afirma que a menudo consulta con los hermanos Castro en todo
donde busca proyectar una imagen de David frente a Goliat, lo referente tanto al ambico nacional como internacional. Sc cree
pero ann más en sus relaciones con Cuba y Colombia. que Fidel Castro fue quien personalmente ideo y recomendo el
Con Cuba, Venezuela persigue Ia más estrecha colabora concepto de las misiones a Chavez, y por canto salvo a su go
ciOn imaginable, hasta el punto de que los crIticos se preguntan bierno durante el referendo revocatorio de 2004. Gran nOmero
si Chavez está interesado en una fusion transnacionai. Con Co de asesores politicos cubanos, militares y de inteligencia están
lombia, Venezuela persigue incremenrar el grado de tensiOn, y asignados a Venezuela. Y las politicas adoptadas por Chavez,
los analistas se preguntan si una guerra es inevitable. Por ahora, por no hablar de consignas retOricas, a menudo han tenido gran
tanto Ia fusion con Cuba como Ia guerra con Colombia parecen parecido con las cubanas Ccl ñltimo lema de Chavez, “Patria,
demasiado inverosimiles; pero no hay duda de que, bajo los es socialismo o muerte... venceremos’ç Cs casi un plagio del lema
tandares latinoamericanos, se trata de ejemplos extremos —en el famoso de Cuba, “patria o muerte... venceremos”).
caso de Cuba de “oportunismo” (o asociaciOn), y en el caso de Debido al valor simbolico e informativo de Ia conexiOn cu
Colombia de “balanceo”. Mas allá de asuntos politicos y econO bana, Chavez ha dedicado bastante tiempo a cultivar las rela
micos concrecos, ci simbolismo juega un papel importance en clones con Ia isla. Hasta puede dibujarse una anaiogIa entre La
las relaciones de Venezuela con ambos paises. relacion de Cuba con la UniOn Sovietica durante Ia guerra fria
y los lazos de Cuba con Venezuela. Para Cuba, Venezuela se ha
EL CASO ESPECIAl. liE CuIH convertido en Ia Union Sovietica 2.0, supliendo el suministro
Enrrc las relaciones de Venezuela con autocracias, con de petrolco con subsidios que exceden por mucho sus necesi
Cuba ha sido Ia más cercana y a Ia vez Ia más simbolica. Cuba dades de consumo interno. PDVSA mantiene una oficina de

181
180
muy valioso para Ia contraparto, lo quo sugiere quo hay pocas
ventas en La Habana, y se cree que la reexportacion do petroleo
razones econOmicas para poner fin a esta relacion.
alcanza hasta el 40 pot ciento de las importaciones do petroleo
Dc hecho, hay evidencia reciente do que Ia rclacion se ha
originadas desde ci pals, lo cual tambien habia sido ci caso con
fortaiccido. En los ministerios de Salud y Agricultura, sç dice
ci pecroleo soviCtico enviado a Cuba. Este subsidio venezola
quo los asosores cubanos ejercen más poder que los funcionarios
no so otorga sin casi ninguna condicionabdad politica, lo cual
venezolanos33. Esta situaciOn creO disgusto en el gobierno e in
supera cualquier ayuda o inversion que Cuba pudiera recibir - r
do Venez uela, cluso obligo a Ia renuncia de un ministro que supuestamente se
do cualquier otra fuenre. Al referirse a la ayuda
habia quejado en privado de Ia situaciOn. Se decia que Barbara
Yoani Sanchez, La blogger más famosa do Cuba, describiO a Ve
Castillo, una exministro do comorcio do Cuba, asesoraba al Mi—
nezuela acertadamonte como “ci viagra do Cuba”. -4!
nisterio de Agricuitura do Venezuela sobre Ia toma de decisio
A cambio, Cuba Ic ha suministrado a Venezuela Ia cerufi
nes de cu’ales granjas de cultivadores de café expropiar, y cOmo
caciOn do set un “radical”, lo que permite a Chavez hacer alarde
hacerlo44. Ramiro Valdes, quien ocupaba ci tercor lugar en Ia
de diatribas en contra del imperialismo y ganar puntos con los
sectores más radicales do Ia izquierda latinoamericana. Cuba “1
tambien ha proporcionado activos tangibles, tales como cer -44
h jerarquia cubana, a principios de 2010 fue invitado por Chavez
a una estadia técnica. Algunos miembros de Ia oposición veno
zolana creen quo Valdes, quien es bien conocido en Cuba por
ca do 40.000 técnicos, incluidos medicos, onfermeras, maes
haber ideado e implantado politicas para restringir ci acceso a
tros y ontrenadores deportivos, asI como personal mibtar, de ‘4
internet, vino a avudar a Chavez en visperas de las elecciones
seguridad y de inteligencia, que en Venezuela ayudan a manejar
legislativas de septiembre45. Y en abril de 2010, cuando ci pro—
los puertos, las telecomunicaciones, Ia capacitaciOn do Ia poli—
sidente Raul Castro concluyO su visita a Caracas, al declarar
cia, Ia expediciOn de documentos do identidad y ci registro de
püblicamente quo Cuba y Venezuela eran cada vez “mas y más
los negocios.
parecidas”, nadie en ci gobierno do Venezuela so molesto. Sea
Desde quc RaOi Castro se convirtiO en presidenre de Cuba,
cierto o no, todo esto revela Ia proflindidad do los lazos politicos
ban circulado diversos rumores: que so sentla incOmodo con Ia
de ambas naciones.
dopendoncia de Venezuela, que Chavez no le cala bien y que
opto por despedir al canciller Fdlipe Perez Roque y al vicepre
sidente Carlos Lage por ser demasiado cercanos a Venezuela.
CONFLICTOS CON COLOMBI4. ESCAbIR, RETROCEDER...
REPETIR
Flay motivos para pensar quo Ia relacion especial entre Cuba y
Venezuela so va a mantener, a pesar de las resorvas. La razOn es Contrastan las rolaciones acogedoras do Venezuela con
Cuba, con las que so dan con Colombia, las más tensas do Ame
que cada pals proporciona al otro recursos baratos, dobido a sit
rica del Sm-. Para ci momento que se escribe, Venezuela rompiO
abundancia en ci pals do origon42. El petroleo enviado a Cuba
relaciones con Colombia cuatro veces (en 2005, 2008, 2009 y
ropresenta solo una pequoña fraccion (3,5 por ciento en 2005),
2010), amenazO dos veces con acción militar (2008 y 2009) e
de la produccion de petroleo do Venezuela. A Ia vez, los tCcni
impuso restricciones al comorcio en 2009-2010. Algunos ana
cos exportos do Cuba abundan, debido a Ia baja productividad
listas piensan quo esras rensiones son ofimeras: los beneficios
dcl pals y el excedente do personal capacitado —poco se pierde y
econOmicos del comercio, en aiza dosde finales do 1980, por no
mucho se gana al enviados a Venezuela. A la postre, cada pals
hablar de Ia numorosa pobiadOn do colombianos residenres en
estabicce un subsidio que es do bajo costo para si mismo, pero
183
182
ambos palses. pane de los años 2000 las relaciones se mantuvieron estabies
Venezuela, impulsa Ia paz y la cordialidad entre
temprano Vene y a menudo cordiales. Una breve crisis estallO en 2005 cuan
El hecho es que en las cuatro crisis, tarde o
suponen que la do agentes colothbianos, sin permiso de Caracas, penetraron
zuela busco Ia reconciliaciOn. Otros estudiosos
seguridad de cada territorio venezolano para capturar a Rodrigo Granda, ci ila
tension tiende a empeorar: las amenazas de
Senalan el em mado “ministro de relaciones exteriores de las FARC” (ci grupo
pals frente al otro son vistas como incontenibles.
de lo que se esperaba y guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).
bargo comercial de 2009, que durO más
de cuán En respuesta, Venezuela rompiO relaciones con Colombia, pero
significO un costo enorme para Venezuela, como senal
opiniOn no por mucho tiempo, pues un mes más tarde volvieron a la
dispuesto está Chavez a castigar a Colombia. Nuestra
miSs factible es normalidad. En 2007, Uribe incluso invitO a Chavez a partici
es que ni Ia paz ni la guerra son probables. La
Maria par en un esfuerzo por iiberar a los secuestrados de Las FARC.
un alto grado de tensiOn, pero bajo control. Segün sehala
que ganar ai mancener Este incidente terminO en un fracaso vergonzoso, pero ambos
Teresa Romero, Venezuela tiene mucho
crisis gobiernos acordaron evitar que se empeorara Ia situaciOn al no
cierto grado de tensiOn con Colombia, al armar pequeñas
dane trascendencia47.
seguidas rapidamente de conciliaciones fragiies36.
Esta época de reiativa cordialidad terminO abruptamente
La interdependencia econOmica, que creciO rapidamente
en las en marzo de 2008, una vez que las fuerzas armadas colom
desde finales de los ochenta, juega un papel importante
noventa, una agenda bi bianas allanaron y destruycron tin campamento guerriliero de
tensiones entre ambos paises. En los
conflictos las PARC ubicado en Ecuador. Venezuela al instante se puso
lateral dipiomárica se centrO casi exciusivamente en
co de pane de Ecuador —miembro dcl ALBA—, rompiO relaciones
fronterizos y luego se extendiO para abarcar Ia seguridad, ci
el camino con Colombia y ordenO el despliegue de diez batallones miii
mercio, la infraestructura y Ia inmigraciOn, allanando
segundo tares a Ia regiOn fronteriza. No pasO a mayores: al iguai que en
para ampliar el comercio. A 2009, Venezuela era ci
Los proyectos 2005, las relaciones se restablecieron rapidamente, pero despues
mayor mercado de exportaciOn de Colombia.
se de este incidente las tensiones han persistido. Hasta 2008, Ia
de infraestructura, especialmente en ci sector energético,
los nivalidad politica entre Venezuela y Colombia parecia relativa
convirtieron en el foco de varias alianzas estratégicas entre
más de mente inocua. En un determinado momento, los dos gobiernos
dos paises. Dc acuerdo con estimaciones oficiales, hay
hasta participaron en una causa noble, para ver cuál pals tendria
650.000 colombianos que Ilevan años residiendo en Venezuela,
éxito en Ia liberaciOn de Ingrid Betancourt, excandidata presi—
muchos de ellos luego de ingresar ilegalmente al pals.
dencial secuestrada por las PARC. Pero con Ia crisis dc 2008,
Durante un tiempo, esta creciente interdependencia ga
del las relaciones tomaron tin giro desagradable, hablándose inclu
rantizO una iciaciOn cordial entre ci gobierno consen’ador
favor so de guerra por primera vez en niempos de Chavez.
presidente Aivaro Uribe (2002-2010), cuya postura a
radical No hay duda de quc ambos paises tienen diferencias. La
de Estados Unidos contrastaba con ci cada vez was
palses a raiz de seguridad y ci narcorráfico son temas sensibles para ambos, y
Chavez. Sc creO unit disputa seria entre los dos
ci inicio del Plan Colombia agudizO Ia problemática; se trata
los gesros amistosos de Chavez hacia la guerrilla colombiana,
guerrilla, de un programa financiado conjuntamente entre Estados Uni
frente al prograina miiitar de Uribe en contra de Ia
dos y Colombia para luchar contra ci narcotráfico y la guerrilla.
parcialmente financiado par Estados Unidos —iniciativa cono—
mayor En 2005, Chavez anunclO su negativa a cooperar con Estados
cida como Seguridad Democrática. Ann asi, durante Ia

t84
Unidos en Ia contenciOn del narcotrafico, redujo ci
personal del disfrutado de ventas record. Chavez entendiO que las restriccio—
no emitiO más nes comerciales pod(an herir a Colombia, y a menudo ha utili
Drug EnJbrcement Agency (DEA) y Venezuela
con zado esta herramienta. Primero, Venezuela se retirO del Pacto
visas a agentes de Ia DEA. La cooperación venezolana
Colombia sufriO por extensiOn, lo que complicO ci objetivo de Andino, una vez que Colombia comenzO a negociar un acuerdo
seguridad nacional del hermano pals de contener ci trafico de de libre comercio con Estados Unidos, decision que aumentO la
Ecuador, incertidumbre comercial y permitiO a Chavez poner en práctica
drogas. En mar20 de 2008, durante su incursiOn en
Colombia capturO las computadoras del lider de las FARC Raul medidas unilaterales que obstaculizaran ci comercio. Segun
Reycs y afirmO haber encontrado pruebas irrefutables
del apo do, Venezuela restringiO el comercio en Ia frontera mediante
yo de Venezuela a la guerrilla —acusaciOn que Bogota nunca ci cierre de carreteras, a veces inmediatamente despues de un
en forma intercambio püblico entre los dos presidentes. iVlás importante,
ha dudado, pero que Caracas se ha negado a aceptar
Chavez ha optado por utiiizar ci control de cambio pam ilmitar
sistemática.
Del mismo modo, Ia creciente dependencia de Colombia severamente ci acceso de los exportadores colombianos a dOla
de Vene res ala tasa oficial, lo que favorecio a los exportadores de Brasil
de los militares estadounidenses exacerba ci sentido
zuela de que su seguridad estaba en vilo48. Este fue ci
contexto y Argentina. Uribe respondio mediante ci corte del suministro
de Ia tercera crisis importante en las relaciones entre los dos de gas a la zona de Maracaibo, donde ci gas es esencial para Ia
paises: en agosto de 2009, se filtrO un informe indicando
que extracciOn de petrOleo y el suministro local de piantas indus
armadas de EE.UU. triales.
Colombia habia concedido a las fiierzas
esta Ill— A pesar de las graves amenazas de seguridad, no hay que
el acceso a siete bases militares. Como era de esperar,
Estados exagerar Ia probabilidad de un conflicto armado. No obstan
traciOn y su manejo inadecuado tanto por parte de
Unidos como por Colombia, dio a Chavez pretexto para anun te que Venezuela ha ruin relaciones con Colombia en cuatro
ciar publicamente que Ia acción estadounidense estaba
dirigida ocasiones, poco despues las ha abierto de nuevo, a menudo a
directamcnte a derrocar su gobierno. Aunque ci acuerdo entre cambio dc conccsioncs muy suaves. La uitima crisis cs un ejem
Estados Unidos y Colombia en realidad no es una escalada
de plo perfecto de este patrOn de escalada y retiro. A mediados de
operaciones militares, era predecible que Venezuela se
sintiera 2010, Colombia prcsentO pruebas ante Ia OEA de quc Vene
cercada. Chavez proccdiO a romper relaciones con Colombia
e zuela toleraba y quizá daba refugio a actividades de la guerrilla
instO al Ejerciro a prepararse para Ia guerra. Esta vez fue
más en tcrritorio venezolano. Venezuela rcspondiO a las rcveiacio
Aunque nes de Colombia con la ruptura de rclaciones de nucvo. Pero al
aIM, al imponer restricciones comerciales a Colombia.
no salio nada de Ia amenaza de acciOn militar, las barreras
co igual que en 2005 y 2008, Ia crisis dc 2010 se resolviO rapida
merciales se mantuvieron. El comercio bilateral se redujo de US mente. Tan pronto como Juan Manuel Santos asumiO ci cargo
como presidcnte de Colombia, dias despues de las rcvelacioncs
$7 mu millones al aho a cerca de mil millones en 2010.
Con Ia crisis de 2009, Venezuela transmitiO claramente
a de Colombia, Chavez buscd Ia reconcillacion. Colombia apenas
Bogota que la forma mãs efectiva para castigar a Colombia era dio su brazo a torcer, excepto para decir que no intervendria en
mediante restricciones comerciales. Gracias a Ia bonanza
pe— los asuntos internos de Venezuela; no se comprometiO a aban
de textiles, donar sus planes de presentar cargos en contra dc Venezuela
trolera de Venezuela, los exportadores colombianos
productos agroindustriales, automOviles y otros bienes hablan en el ámbito internacional. En los mescs subsiguicntcs, Chavez

187
186
hizo entrega a Colombia de sucesivos lideres guerrilleros co— dores ambulantes con latas de gasolina de contrabando del lado
loinbianos capturados en Venezuela; y no obstante el fuerte colombiano, donde el precio de Ia gasolina es varias ‘eces ma
desagrado por pane de Ia oposicion en Venezuela, Santos en yor. Si hay algünmerito en Ia teoria de que Ia interdependencia
tregé a Chavez, antes que a Estados Unidos, a un destacado econórnica cs una fuerza de paz, bien deberia darse en estos dos
ernpresario y narcotraficante venezolano reclamado por los dos paises cuyo comercio y poblacion están bastante integrados.
A pesar de su estrecha relacion, no hay duda de que los
palses. Asimismo, en 2011, Chavez y Santos lideraron conjun—
dos paises han encontrado que tienen las de ganar, en el sentido
tamente Las negociaciones para permitir ci retorno a Honduras
dcl expulsado presidente Manuel Zelaya y de reincorporar ci simbolico, al mantener Ia tensiOn alta. La cuestiOn de las bases
pals a La OEA. Sin embargo, queda por verse cuán pronto el militares y Ia falta de interés en la lucha contra las drogas, favo
comercio entre Colombia y Venezuela retornará a un volumen rece a Chavez con una nueva oportunidad de utilizar las tensio
significativo. Asi pues, bastO poco para que Venezuela bajara Ia nes con Colombia como una manera de enmarcar una postura
guardia. antiestadounidense, en lugar de limitarse a una postura anti
Este ciclo de frecuente escalada y rapido retiro tiene su Bush. Ahora que el internacionalmenre acogido Barack Obama
logica. Hay grandes conflictos de interés, pero ninguno de los ha sustituido a Bush, Chavez tiene que restarle importancia a
dos paises quiere un conflicto armado, pues no hay mucho que Ia oposiciOn a Bush en favor de Ia oposiciOn al imperialismo y
ganar. Los militares colombianos tienen demasiados problemas el militarismo de Estados Unidos. Las tensiones con Colombia,
como para buscar un conflicto en Ia frontera, y los venezolanos vinculadas con el militarismo estadounidense en Ia regiOn, Ic
estdn poco preparados para enfrentarse a uno de los ejércitos sirven de argumento.
con mayor experiencia en ei hemisferio, que está listo para dar Colombia tambien obtiene un beneficlo sirnbOhco al man
batalla. Dc hecho, las fuerzas armadas de Venezuela reaccio tener las tensones con Chavez. A pesar de sus frecuentes co
naron negativamente a los ilamados a Ia guerra de Chavez en mentarios sobre los candidatos de Colombia durante Ia campafla
marzo de 2008 y noviembre de 2009. Esto tiene sentido. Las presidencial de 2010, que podria haberse pensado favorecerian
fuerzas armadas venezolanas no comparten Ia actitud belicosa a alguno de los candidatos, Chavez es una figura impopular en
de Chavez hacia Colombia, ni tampoco hacia Estados Unidos. Ia mayor pane de Colombia. De hecho, todos los candidatos,
Primero que todo, Ia amplia presencia de emigrantes colom entre ellos uno cuyo partido ha sido vinculado a Chavez, con
bianos en Venezuela sugiere que muchos venezolanos tienen denó sus comentarios como una intromisiOn indebida. Criticar
parenteia en Colombia. a Chavez por su presunto vinculo con la guerrilla y ci narcotrá
Otra razOn por la que una guerra Cs poco probable es que flco Ic permitiO a Uribe conseguir apoyo para su lucha contra
las fuerzas armadas de Venezuela son los principales beneficia estos enemigos, convirtiendolo en terna electoral a favor de su
rios del comercio licito e ilicito con Colombia. El auge corner candidaro.
cial bilateraL entre 2003 y 2008 arnplio inmensamente tanto el En smntesis, hay razones para pensar que Ia relacian entre
comercio legal como el ilegal, y las tropas venezolanas aposta Venezuela y Colombia permanezca tensa, pero dentro de cier—
das a lo largo de Ia frontera figuran entre los principales bench— tos ilmites. Ambos palses se benefician de Ia tensiOn, siempre y
ciarios e intermediarios de este intercambio. Incluso en los dias cuando no se convierta en una guerra transfronteriza. Al igual
en que se cerró oficialmente la frontera, se presenciaban vende— que con las relaciones con Estados Unidos, Chavez sabe quc

189
188
1

animosidad asi ra ha producido un reajuste importante en Ia polirica mundial.


existen beneficios de mantener un discurso de
reales. Para En 2006, Chavez no pudo obtener el apoyo de Ia Asamblea Ge
como ci inmenso costo de perturbar las relaciones
expiatorio en neral de Nacioneñ Unidas cuando rratO de conseguir un puesro
Chavez, Colombia se ha convertido en un chivo
a una para Venezuela en el Consejo de Segunidad, no obstante visitas
su esfuerzo por Ia transición de una politica anti-Bush
postura antiimperiali s de ultima hora a varios paIses, incluso algunos en Africa, donde
más amplia de autodefensa, es decir, de
gobierno a se reportaron ofertas de petrodOlares como recompensa por el
ta. Para Colombia, Chavez refuerza ci ilamado del
ci narco apoyo. Hasta Brasii se ha acercado a Estados Unidos en Ia dé
un enfoque más fuerte en Ia lucha contra Ia guerrilla y
con Estados cada del 2000, con Ia firma de una serie de acuerdos de desarro
trafico, y en forjar una coiaboración mds estrecha
carreras lb en 2007 (bajo Bush) y de seguridad en 2010 (bajo Obama).
Unidos. Chavez no tiene ningün interés en ayudar a las
rivales ideologicos —asI sea Tambien hay evidencia de fracasos en el uso del balanceo suave
de los politicos colombianos que son
en man para provocar deliberadamente una confrontaciOn con Estados
Uribe o Santos, y esto mantiene ci interés de Chavez
mancra de Unidos, que hasra ahora se ha adherido a Ia poiltica de restarle
tener un cierto nivel de tension (como una posibie
fin de evitar que importancia a la retOrica agresiva de Venezuela.
eclipsar estos rivales pero sin ir a la guerra (a
lo tanto, la Dc igual manera, la diplomacia de poder social no ha dado
se genere un efecto nacionalista en Colombia). Por
poten lugar a que se realizaran las visiones grandiosas de Chavez de
paz total no liegara a pesar de los beneficios econOmicos
a pesar de un cambio de paradigma en America Latina. No se ha cons
dales; pero Ia guerra total es igualmente improbable,
representa truido una gran coaliciOn de naciones latinoamericanas en con
Ia enorme amenaza a Ia seguridad que cada pals Ic
tra de Estados Unidos. Venezuela no ha frenado el ritmo al
al otro.
que los paises firman acuerdos de libre comercio. Pocos de los
? FRACASOS actuales candidatos politicos de America Latina quieren iden—
SERA QUE ESTA POLITICA FUNCIONA
MAYORES Y LOGROS SECUNDARIOS
tificarse abiertamente con Chavez. Si bien jugO un papel en
ayudar a elegir a gobiernos de izquierda en Bolivia, Ecuador y
Pasamos ahora a! asunlo de la retribuciOn. dfla beneficiado
del pals? La Nicaragua, y en mantener ci poder en Cuba, no está claro que
al gobierno venezolano Ia nueva politica exterior
la influencia de Venezuela, antes que asuntos de Indole interna,
respuesta es complicada. En funciOn de los objetivos expuestos
expliquen el triunfo y Ia supervivencia de estos gobiernos. Fuera
explicitamente por su politica exterior, Ia respuesta es negativa.
hay del hemisferlo, no ha dado fruto ci esfuerzo de Venezuela por
Pero en términos secundarios, aun de metas no declaradas,
en mate elevar el precio del petrOleo mediance el balanceo de Arabia
evidencia de amplias recompensas. Estas ganancias
incentivos a Saudita en Ia OPEP. Pocos miembros de la OPEP se han unido
Ha de metas sccundarias han seguido brindándole
exte al eje Venezuela—Iran en contra de los saudies, y el precio del
Chavez para mantener varias de sus acciones de politica
cumplirse. petrOleo sigue siendo detenminado por Ia oferta, Ia demanda y
rior, aun si sus objetivos más grandiosos siguen sin
secundarios. los factores especulativos, mas que por las movidas geopoifticas
Echemos un vistazo a los errores crasos y aciertos
balancear de Venezuela o Iran.
Los errores son evidentes: ci intento de Venezuela de
de ninguna ma No obstante estas importantes falias, las recompensas son
o contrarrestar la postura de Estados Unidos,
del evidentes en ci piano de los objetivos secundarios. A pesar de
nera ha disminuido el poder y las acciones de Ia potencia
siquic que el balanceo suave no ha unido ni a Ia regiOn ni al pals, ci ha-
none a nivel mundial o en ci Hemisferio Occidental. Ni
191
190
del petrOieo subsidiado, sumado a préstamos en condiciones favo
ber mantenido una politica exterior fuertemente en contra rabies segdn una revisiOn de los documentos oficiales firmados
ci pals como en
imperialismo ha unido a los radicales tanto en en 2006. El infotme divide Ia ayuda entre un limite inferior
z.
el mundo, lo cual ha sido beneficioso para Ia politica de Chave Ce’ minimo que un gobierno recibe de Venezuela) y un limite
con
En Venezuela, esta unificacion de los chavistas (que ahora superior (Ia mayor cantidad de ayuda posible si el pals receptor
trolan todas las instituciones politicas dave) brinda Ia energia
aprovechara todos los beneficios estipulados en el acuerdo). El
que tanto necesita su agenda poiltica interna, a medida que su cuadro 5-2 compara Ia ayuda venezolana a Ia estadounidense,
desempeno en ci cargo pierde algo de brillo y busca frenar el sobre la base de cifras medias anuales para los años 2005 a 2007.
ente,
poder de los politicos moderados del chavismo. Igualm La comparacion es asombrosa. La ayuda venezolana a los paises
impresionar a los radicales en ci extranjero es ütii por al menos de PetroCaribe ha superado con creces Ia de Estados Unidos,
sto
dos motivos. Primero, arrae un publico internacional dispue a excepciOu de Ia prdtada a Haiti. En la cuenca del Caribe,
a perdonar a Chavez por sus excesos y fracasos de gobernanza. histOricamente considerada como ci “lago estadounidense”, Ia
Luego, hay un segundo beneflcio, menos directo, con respec ayuda venezoiana a las pequenas naciones insulares crea una
to a las relaciones con otros gobiernos de America Latina: Ia influencia poiftica formidable.
mayoria de los gobiernos de la region, sean de izquierda o de
derecha, no quieren tener problemas con el sector radical de sus
respectivos paises; todos utilizan sus relaciones cordiales con
Venezuela como manera de apaciguar a sus propios grupos ra
dicales internos.
Los efectos secundarios de Ia diplomacia de poder social,
son aOn mãs evidentes. El poder social ha servido como truco
pubiicitario de gran impacto, pues ha permitido a Chavez ga
narse dos tipos de aliados internacionales: los estados quc se
niegan a criricar a Venezuela, sobre todo si se benefician de
petrodolares, sea mediante ci comercio o Ia ayuda, y los jute—
lectuales de izquierda, sobre todo en Europa e incluso Estados
Unidos17. La proyecciOn de poder social permiriO a Chavez ga
oar punros entre los formadores de opiniOn que, de otro modo,
se mostrarian consternados por las fallas internas e internacio
nales de Chavez.
Una comparaciOn de Ia ayuda venezolana y estadounidense
a otras nadiones muestra Ia agresividad con que Venezuela tratO
de jugar este juego competitivo con Estados Unidos. Es dificil
medir el alcance de Ia ayuda venezolana, pues no se dispone de
cifras oficiales o no son flaMes. Un informe del Eanco Mtin
el
dial intentO estirnar Ia ayuda bilateral de Venezuela mediante
93
192

CUADRO 5-2 Dc modo que Ia diplomacia de poder social permite a


Unidos a Macjones tie Pet rotwibe Chavez confeccionar Jo que podria Ilamarse mm coalicion de
Ayuda externa tie f7eneziieia y Estados
silenciosos, inc1uo entre aquellos a quienes él molesta. Hay di
Total ayuda
Pais Promedlo Total ayuda
venezolana, versos ejemplos de actos de molestia, incluso insuhos, de cuyas
do asistencia venezolana,
de EEUU, 2006 -
2006 consecuencias Chavez se las arregla para zafarse y salir relati—
(franja superiorj (Iranja Inferior)
2005-2007 vamente indemne. Pot ejemplo, Chavez insulto a Chile par no
Antiguay Bwbuda 0,01 134,94 45.0 concederie a Bolivia ci acceso al mar, reprocho al presidenre
Bahamas 5,78 -
-
Lula da Silva, de Erasil, por haber creado una amenaza am
Sauce 2,77 122,60 40,9
bienral mediante Ia elaboracion de eranol, acusd ai presidenre
2.621,5
Cuba 14.03 2.759,40 Alan Garcia, de Peru, de ser un “cachorro dcl imperialismo” y
10,2
Dominica 004 30,66 afirmo que ci gobierno de Colombia se asemejaba al regimen
RepUblica 511,0 “genocida” de Israel. De acuerdo con los estándares dipiomari
4396 1.533,00
Onminicana
10,2 cos normales, estos son episodios escandalosos, pero en Ia ma
30,66 —
— —

0,47
Grenada
159,50 53.2 yoria de los casos, Ia respuesta de America Latina ha sido leve;
Guyana 25.35
143,10 143,1 ——
luego de una disculpa rápida por parte de Chavez, las relaciones
Haiti 224,45
643,90 214,6 generalmente vuelven a su cauce normal,
Jamaica 44,26
521.20 173,7 Un ejemplo de ral deferencia ocurrid durante la celebre
Nicaragua 132,41
1,29 306,60 102.2 Cumbre Iberoamericana de 2007, cuando ci rey Juan Carlos de
Surinam
0_UI
- Espana le dijo a Chavez, ‘Por qué no te callas?” El reproche del
Sla Lucia
0,00 30,66 10,2 rey se debia a que ci presidente dci Gobierno espanol, José Luis
St Kills y Nevis
Rodriguez Zapatero, estaba siendo intcrrurnpido par Chavez,
SI Vincent 10,2
30,66 quien interponfa insulcos contra el anterior presidente de Go-

0,03

y las Granadinas

3.946,0
Total 494,85 6.446,68 bierno, José Maria Aznar, tildändolo de fascista y más bajo que
presentados en US-
una serpiente. La frase del rey se convirtió de inmediato en una
Fucnce: Ayuda EE.UU. estimada con base en tonics
Je
sensación de YouTube y un ring/one favorito tanto en Espana
a, de Banco Mundial, Estraregia Jr
AID: Latin American... ayuda venezolan
deuda tic paiSes pubres altainente endeudad y
os Programs tie anilisis Jr loin como en Venezuela. Lo que es notable acerca de este incidente
fiies /en/o pen/ GuidejoDonors/Vcnczuc no es que el rey reganara a Chavez ante las cámaras, sino que
lecer su capackiad vww.hipc-cbp.urg/
superior c inferior se emplearon canto
la_3004J008.pdfl. Notas: Las franjas cads ninguno de los demas presentes se atreviera a pronunciar una
los préstamos a ser concedidos, para
para ci subsidiu petroicro y ci total tie El valor de Is franja amonesracion similar. Pant de este compromiso tácito se debe
icados dato s por paises.
pals, en razOn de quc no han sidsi publ
idad dcl subsidio perroicro y présramos a Ia tradicion, entre los presidentes latinoamericanos, de evitar
superior supone que ci pals acepta Ia total El
os dcl acuerdo tie Petrocaribe tie 2005. Ia rcprobacion entre si en la escena internacional. Pero esra cor—
oturgar Jr los que disporie bajo los rérniio ins paises apro vech an ‘a
supuesco tie qua que
valor tie Ia franja inferior se basa en ci o y los présr amo s a otor tesia de “vivir y dejar vivir” normalmente soio funciona si es re—
pcrnitida de petro lco vene zulan
tercera pane tie si, cunta ciproca. Lo quc es inusual en ci caso de Chavez es pie no suele
franja inferior significaba ci 95 pot’ dent
,
gar. Pars Cuba, ci l-IIPC supuso que Ia emal a
tie Ia ayuda maxima. Haiti se unió
a Petrocaribe en 2006. Hon dura s y Guat corresponderla, y sin embargo hay una rolerancia diplomarica
a Perrocaribe despues tie 2007. El
costo dci
luernil excluidns pon1ue se unieron genera1izad. Esto tienc mucho que ver con su diplomacia so-
$60/barril.
petrolco se estinsó en aproximadamenre US
195
194
cial y la imagen positiva ciue dicha diplomacia le ha conferido Juan Manuel Santos, el sucesor elegido de Uribe, ayudo a que
a! chavismo. derrotara a su rival con una ventaja impresionanre de cuarenta
Entretanto, Ia politica exterior de poder social ha otorgado y un puntos en Ia segunda ronda. En Argentina, Ia oposicián
a Venezuela un imponente escudo diplornatico, que ha proregi y la prensa denunciaron el escándalo de las contribuciones en
do a Chavez ante Ia crftica internacional .aun entre los más in efectivo que Venezuela hizo al apoyar Ia campafta electoral de la
formados —atribuyendole ante aquellos menos informados una presidenta Cristina Kirchner.
reputación de humanitario. Esto puede ser considerado como El uso de la diplomacia de poder social, por parte de
un importanre logro de politica exterior. Chavez, puede haber ilegado a un punto de inflexiOn en Hon
No obstante los beneficios, es absolutamente esencial te duras. En enero de 2008, casi roda Ia dirigencia polItica de
ner en cuenta que existen enormes costos a muchas de estas Honduras dio la bienvenida al acuerdo del presidente iViel Ze
politicas. Por ejemplo, cuando Chavez acusO a Bush de ser el laya de unirse a Petrocaribe. La gente pensaha que el subsidio
“diablo” en las Naciones Unidas, alienó a tantas otras naciones perrolero de Venezuela generaria ahorros y financiaria una mul
que quizá sacrifico Ia oportunidad de alcanzar un puesto en el titud de proyectos de desarrollo. Pero cuando quedd claro que el
Consejo de Seguridad. Las propuestas de Chavez a Iran, junto presidente Zelaya aprovechaba ilegalmente fondos venezolanos
con el apoyo que ofrece a ciertos estados, ONG y personas que para construir su base poiltica, y lo que era aun mds grave, fi
participan en oscuros tratos internacionales y actos de violencia, nanciar un referendum para cambiar Ia Constitución y permi
crea un nerviosismo innecesario, incluso entre algunos de sus tir su reeleccion, todo el sistema politico se volco en su contra.
simpatizantes. En Ia primavera de 2009 Honduras se sumió en una enconada
La politica aparentemente más exitosa de Chavez, Ia diplo confrontacion entre el Ejecutivo y los demás poderes constitu
macia social, ha conducido a errores enormes. Chavez, a menu- cionales y partidos politicos. A finales de junio, se encontraron
do, no ocufta ci hecho de que gasta en algunos politicos y no en pruebas de que Zelaya habia obtenido dinero en efectivo de Ve
ocros, y este prejuicio politico abierto genera respuestas airadas nezuela para llevar a cabo una “consulta”, una especie de refe
de politicos latinoamericanos que no se benefician de su gene rendum electoral para preguntar a los votantes si les interesaba
rosidad o a quienes les ha causado daño50. En 2006, durante las una asamblea constituyente. El Tribunal Supremo considero la
elecciones presidenciales de Peru y Mexico, cuando saliO a Ia consulta como ilegal y pidió a Zelaya que la suspendiera, sin
Iuz que Chavez supuesramente apoyaba a uno de ins candidatos, éxito alguno. El tribunal luego ordeno a los militares detener
todo el espectro politico se indignO, lo cual benefició las cam al presidente, quien fue expulsado del pais. La comunidad in
pañas de aquellos a quien Chavez no apoyaba. Resentimiento ternacional condeno enérgicamente el golpe de Estado, Jo que
similar ha surgido de otras situaciones. En Peru, el Congreso precipitó Ia peor crisis diplomatica en el hemisferio en los ülti—
inicid una investigacidn de casos de negligencia mCdica en Ia mos años. Sin embargo, mientras Ia mayoria de los hondurenos
Mision Milagro, un programa de clInicas oculares patrocinado (58 por ciento de los encuestados) no estuvo de acuerdo con Ia
por Venezuela. En Colombia, los ataques de Chavez al pre forma en que Zelaya fue destituido de su cargo, una mayoria
sidente Alvaro Uribe, el mandatario más pro-estadounidense win más grande (maTh del 75 por ciento) no estaba de acuerdo
de America Latina, terminaron por elevar su popularidad. Dc con Ia consulta popular de Zelaya5t.
igual manera, sus araques en 2010 at candidato presidenchil En Honduras, por tanto, Ia diplomacia de poder social de

196 197
Chavez lIevé al presidente Zelaya a embarcarse en un camino ponerie fin a Ia dependencia del pals en ci mercado de petrO
de reforma poiltica tipo chavista: ci uso de referendos (y de fon ieo de Estados Unidos socavaria en gran medida Ia meta de
dos venezolanos) para movilizar a los votantes a favor de una Chavez de distribuir La riqueza —por no mencionar la bonanza
asamblea constituyente, ml y como anteriormente habia hecho de consumo tanto en Venezuela como en el extranjero— puesto
Chavez (con Evo i\loralps en Bolivia y con Rafael Corrca en que Chavez no tiene alternativa de mercado para el petrOleo
Ecuador). Precisamente porque Chavez y Zelaya Ilegaron a 5cr por tanto, ninguna otra fuente de ingresos. Desarrollar ci
tan politicamente cercanos, las ftierzas no zelayistas en Hon mercado de perrOleo de China rcquerirá de grandes inversiones
duras tenian amplias razones para temer que, en ci fondo, ci en refinerIas y costos de envio, lo que tambien puede socavar
objetivo de Zelaya era chavista: una ampliacion de los poderes ci generoso gasto social. Cabe notar que el auge continuado dc
presidenciales. La ayuda de Chavez a Honduras, In que en rca consumo mediante Ia inversiOn social ha producido un enorme
lidad hizo foe enemistar a Ia mayoria de los actores politicos en costo de oporrunidad: no se han hecho las inversiones nece
contra —lo cual dio lugar ai golpe de junio de 2009. sarias en infraestructura, lo que ha reducido Ia productividad
Debido a Ia intrusion sesgada de Venezuela en los asuntos del pals. Promover altos precios para ci petrOleo provoca fisuras
politicos internos de paises de Ia region —o a que, gracias a Ia ranto con China como con Ia OPER Al preferir trabajar con las
ayuda de Chavez, los mandararios se tornan imprudentes en empresas perroleras internacionales de propiedad estatal, y no
in que respecta ci gasto publico y los contrapesos al poder eje ampliar su reiaciOn con empresas de propiedad privada, Chavez
cutivo— no es de extrañar que las encuestas de opiniOn publica Ic niega a Venezuela ci capital y el know—how necesarios para
realizadas en Ia regiOn hayan mostrado que a Chavez se Ic con ampliar su propia produccion de petroleo. La diplomacia de
siderara corno ci hder mundial más “ampliamente desconfiado’, poder social, al desplegarse con un énfasis demasiado politico,
a Ia par con las cahficaciones de George \V. Bush en 2007. A produce la desuniOn antes qne Ia unidad en Ia regiOn; buscar Ia
pesar de los esfuerzos de Chavez, Ia mayoria de los paises de Ia confrontaciOn internacionai con Estados Unidos polariza tanto
regiOn ho3’ en dia quieren relaciones más estrechas tanto con a los paIses dcl hemisferio como a su mismo electorado.
Estados Unidos como con poderes regionales emergentes como La inusitada polirica exterior de Chavez y Ia imagen que
Brasil3. proyecta la diplomacia de poder social, de ser el protector de
actorcs más debiles, ha generado inmensas recompensas, prin—
REFLEXIONES cipalmente en términos de metas secundarias, a menudo desar
Debe quedar ciaro que Chavez, al igual que Ia mayorla de ticuladas. Pero junto con estas recompensas, vienen aitos costos
los adores internacionales más activos, persigue objetivos mill— asociados. El balance no es insignificante. Eilo ayuda a expli—
tiples en so politica exterior, y que muchas veces los objetivos car algunos de los mãs relevantes contrapesos al radicalismo de
secundarios consiguen mejores resultados que los primarios. Chavez —especialmenre por qué él no pareciera liegar ran lejos
Eso explica Ia supen’ivendia de pohticas aparentemente costo con su politica exterior, como uno pudiera esperar de una rerO
sas, como el balanceo suave o Ia diplomacia de poder social. rica tan extrema.
Pero las recompensas no son ci Onico factor pot considerar.
Tambien destacamos las contradicciones de los objerivos de Ia
politica exterior de Venezuela, que Ia neutralizan. Por ejemplo,

198 199
conclusiones; los regImenes hIbridos
• tit y ci populismo en venezuela

• Q_ue nos enseña sobre Ia poiftica económica del desarrollo


t. nuestro análisis de más de una decada de chavismo en Venezue
Ia? En este capItulo de conclusiones, analizamos varias leccio—
nes que emergen de tres grandes areas. Primero, resumimos lo
que aprendimos de Ia naturaleza y forma como operan los regi
menes hIbridos —aquellos que no son ni del todo democraticos
ni tampoco totalmente autocráticos. Senalamos, especialmen—
te, cómo Chavez logró mantenerse electoralmente competitivo,
mientras adelantaba un proceso gradual de clausura politica.
Segundo, enfocamos el asunto del populismo —aquella práctica
latinoamericana de largos aflos, de desplegar recursos del Esta
do para debilitar las instftuciones, supuestamente a favor de los
intereses del pueblo. Analizamos cómo Ia version del populis
mo de Chavez emula y a Ia vez actualiza el modelo tradicional
del populismo latinoamericano. Y, finalmente, exploramos el
asunto de Ia medida en que el regimen de Chavez es reproduci
ble: quC tipo de condiciones podrian ilevar a otras sociedades,
dentro o fuera de Ia regiOn, a ser vulnerables si emergiera un
regimen hibrido y populista, parecido al de Chavez?

Los REGIMENES HIBRIDOS


Los regimenes hibridos —algo menos presentes en el mun—
do del siglo XX— han proliferado en los aflos 20001. Durante la
Guerra Fria, la mayor parte del mundo estaba dividido en dos
campos: las democracias plenas, principalmente en el Atlantico

200 201
Norte y unas pocas en Asia, y las autocracias —más que rodo en antes que negociar con uno u otro grupo de interés o perder el
ci este y ci sur. Por un tiempo, en los noventa, durante ci auge tiempo en busca del consenso, es el de apodcrarse de los poderes
de la ilamada tercera ola de democratizacion, parecia ser que Ia establecidos para actuar audazmente a favor de algün interés
balanza se inclinaria a un mayor nâmero de democracias. Pero general, tal como Ia seguridad nacional y Ia redistribucion dcl
a partir de comicnzos dcl jiuevo siglo, Ia tendencia ha sido hacia ingreso.
los regImenes hIbridos. Muchos de estos regimenes —ya sea las Lo enigmdtico de estos regfmenes es cómo logran obte
anteriores democracias, como Venezuela, o pasadas autocracias, ncr mayorias electorales, no obstante su evidcnte despliegue de
como Rusia— se han movido hacia una posición intermedia: prácticas antidemocraticas —a menudo en medio de resuhados
una zona gris, en Ia que los gobernantes introducen prácticas de politicas poco efectivas. El regimen de Chavez es ilustrativo
autocráticas sin eliminar dcl todo las instituciones democráti— de esta paradoja. Su movimiento ha ganado todas, menos una,
cas, particularmente las clecciones libres. Con base en datos de de las contiendas electorales celebradas desde que asumió ci po
Freedom House, organización quc clasifica los derechos politi der, no obstante que los resultados de Ia gestión alcanzados por
cos y las libertades civiles de los paises, Henry Hale encontró su gobierno no tienen nada de imprcsionante. Sin lugar a dudas,
quc, en 2008, ci 32 por ciento dc todos los paises podlan con Ia economia es lo que explica su exito electoral: Ia bonanza pe
siderarse hibridos; muchos de sus gobiernos han resultado see trolera de 2003-2008 Ic permitiO al Estado generar un festin de
duraderos y estables, lo cual desafia Ia idea de que son inevita— consumo impresionante y ademas hacer uso del gasto dirigido,
bles las transiciones y consolidaciones dcmocraticas2. todo lo cual Ic brindo una herramienta de cooptación dificil de
Los regimenes hibridos no sotarnente son cada vcz más igualar. Que un regimen hibrido se consolidara en Venezuela
numerosos; tienen más confianza en si mismos. En su informe en medio de una bonanza petrolera, no es mera coincidencia.
de 2010, Freedom House scñala que los regimenes “no libres” y Aun asi, hemos mostrado que, junto con Ia economia del
“parcialmente libres” no solo se cstán incrementando, sino quc petroleo, varios factores institucionales y herramientas de p0—
son cada vez mãs influycntcs en Ia politica mundial —menos sus Iftica jugaron un papel igualmente decisivo. Algunos de estos
ceptibles a las presiones de Occidente y más efectivas en man factores y herramientas son analizados a menudo en Ia literatu
tener Ia oposiciOn a raya. Segñn Freedom House, estamos en ra sobre regImenes hibridos de otros paises1. Abarcan:
medio de una “rccesión de Ia libertad”3. • Llenar los cargos dcl Estado con seguidores declarados
El de Chavez es quizá ci rCgimen hibrido más evidente (los tribunales, Ia contralorla general, los cuerpos elec—
y pronunciado que hava ernergido en America Latina, al me torales, las burocracias dave)
nos a partir dcl gobierno de Alberto Fujimori en Peril duran • Hablar mal de Ia oposición, tildandola de desleal, anti
te los años noventa —o incluso antes. La caracteristica dave de democratica, oligarquica, antipatriótica y otros
los regImenes hibridos cs Ia utilización de mecanismos legales • Excluir sistemáticamente a Ia oposición de las negocia
e ilegales para erosionar los contrapesos al poder ejecutivo. A ciones politicas
menudo, los mismos gobernantes de estos regimenes, en forma • Socavar Ia autonomia de la sociedad civil, al trabajar
franca y dcsvcrgonzada, rechazan el concepto del “gobierno Ii exclusivamente con grupos leales (al comienzo, los dir
mirado”. Sostienen quc los problemas heredados de gobiernos cubs bolivarianos y posteriormente, los consejos co
anteriores son tan inmensos, que su tarea comb gobernantes, munales)

202 2D3
• Reducir ci alcance de los medios de comunicaciOn pri egresos, tanto en e1 pals como en ci exterior, sin control alguno
vados mediante diversas medidas: negarles ingresos ni rendimiento de cuentas. Gran parte de este gasto se brindo
por publicidad auspiciada por empresas y organismos a Ia población de bajos recursos, especialmente entre 2004 y
del Estado, revocar o no renovar su licencia de ope 2008. Esta estrategia proyectaba una sensacidn de extender La
rar, evitar Ia aprobacidn de divisas y adquirir pequeftas mano a los pobres más aHá de lo que jamás habIan logrado los
ernisoras en zonas rurales gobiernos anteriores. La escala del gasto social ayudO a reducir
• Invocar Ia ley a Los oponentes y aplicarles medidas dis los indicadores de pobreza y proyectó una imagen favorable del
crecionales, con miras a penalizarlos, y ofrecer impu— gobierno en el exterior. El hecho de que hubo gran desperdicio
nidad a funcionarios dcl gobierno e intereses empresa y favoritismo en el manejo de estos recursos no deslució Ia ima
dales amigables al gobierno gen positiva de tanta generosidad.
• 1’vloviiizar a los votantes €hvorables al gobierno en mo La aplicacion desigual de la Icy es tambien una táctica uti
mentos de elecciones y emplear La polItica social como hzada a Ia vez por otros regimenes hIbridos. Aunque ci estimu
mecanismo de comprar votos (brindar a empleados pU lo fiscal y social aumentó ci ingreso de Ia población, el debilita
blicos ci transporte a los centros de votación, amena miento del estado de derecho causado por la aplicacian desigual
zarlos de perder su empleo si votan por La oposición, de Ia icy elevo ci riesgo a los ciudadanos, mediante todo tipo
repartirles dinero a cambio del voto) de arbitrariedades incluyendo discriminacion en ci empico; es
• Pasar por alto La autoridad de los funcionarios regio decir, ernpleo ororgado o negado por motivos politicos. Ade
nales y locales elegidos por La oposición, y limitar su mãs, el chavismo ha coincidido con una epidemia de crimen
participación en el presupuesto por doquier. Bajo Chavez, Ia tasa de asesinatos se cuadrupiicó,
• Idear reglas electorales que sean deliberadamente des— de 4.550 homicidios en 1999, a 16.047 en 2009 —lo que llevo al
ventajosas a Ia oposición, redisenar el sistema electoral pals a ser tan inseguro como Ia Franja de Gaza bajo Ia ofensiva
para que los resultados sean desproporcionados a favor israeli de ese año6. Solo en Caracas, la nsa de asesinatos llego
de las fuerzas oficiales e impedir a algunos candidatos a 140 por 100.000 habitantes, convirtiendola en Ia ciudad más
rivales que participen en los procesos electorales insegura del hemisferio despues de Ciudad Juarez, en Mexico.
• Ampliar las prerrogativas de los militares y liberarlos Es más, hay evidencia de Ia complicidad del Estado en esta im
del escrutinio de las autoridades civiles, salvo las del plementacion tan errática del estado de derecho; Ia pohcia se
poder ejecutivo ha visto involucrada, son pocos los detenidos, y de cada cuatro
arrestados, tres quedan libres7.
Otras tácticas empleadas por el gobierno de Chavez, me— + A 2010, Venezuela alcanzo un record mundial en restric
nos evidentes, no han recibido mayor
atención en Ia literatura ciones formales e informales a! hacer negocios, entre ellas el
sobre regimenes hibridos; algunas han sido desplegadas solo cada vez mayor riesgo de expropiación —todo lo cual es caracte
por ci chavismo o por un pequeño grupo de sistemas polIti ristico de un regimen hibrido dci tipo chavista. El Indice Doing
cos hIbridos. Una de tales táccicas —poco usual para este tipo Business, del Banco Mundial, que clasifica a los paises de acuer
de regimen— fue Ia de promover el gasto masivo junto con Ia do a cuán favorable es su cntorno regularivo para los negocios,
arbitrariedad legal5; Chavez emprendio un vasto programa de coloca a Venezuela en el puesto 177, de 183 paises clasificados

205
204
—ci más bajo de un pals latinoamericano o de ingresos media-
floss. En los aftos 2000, mientras algunos regImenes hibridos
iI Si estos regimenes son capaces de conccntrar tanto poder en
el ejecutivo, por qué no crear una autocracia plena? 0 por el
contrario, si son tan exitosos en lo electoral, dpor qué no se
—como los de Armenia, Georgia, Kuwait, Rusia, Singapur y
Turquia— buscaban legitimidad poiltica mediafite Ia promoCiófl F mantiencn democráticos y dejan de imponerle rcstriccione in—
debidas a la oposición? La Venezuela de Chavez brinda refuer
del orden civil y un entorno amigable a los negocios, o ambos,
zos a ciertas respuestas convencionalcs a cste interrogante, pero
en Venezuela ocurria in contrario: ci chavismo parecla expan—
tamblén ofrece otras razones que no son del todo reconocidas
dirse clectoralmente en momentos cuando ci acatamiento de Ia
por Ia literatura.
ley y ci entomb de los negocios se dcterioraba.
La primera respuesta convcncional a dicho intcrrogante es
A nuestro parecer, la explicación del surgimiento de este
Ia presiOn internacional —ei hccho de que, a partir de los años
tipo de regimen hibrido —tanto en lo que respecta Los rasgos
ochenta, ha prevalecido una poderosa norma internacional que
idiosincrásicos comb los convencionales— no està dcl todo fun
condena las manifestaciones más evidentes dcl autoritarismo.
damentado por las preferencias ideologicas; es decir, no fue
exciusivamente ci resukado de las intenciofles y acciones del Orra fuente de presión, más ámbito de influencia que norma, ha
mandataño. El surgimiento de estas prácticas fue favorecido sido Ia prohfcraciOn de las Organizaciones No Gubcrnamenta
L; les (0NG). A partir de los aflos ochenta Ia mayoria de los paiscs
por condiciones institucionales preexistefites, no solo Ia predis
posición presidencial. En Ia Venezuela de 1999, luego de dos han venido poblandosc de toda una gama de ONG, muchas de
decadas de crisis econOmica y politica, estaban extremadamente las cuales se apoyan en potentes actores tanto internacionales
debihiados tanto los grupos econOmicos como los partidos poli como locales. Eliminar del todo a estas ONG, tal como se in
ticos y las burocracias estatales —frente a Ia relativa fortaleza del proponen ias autocracias convenctonales, seria hoy dia dema
sector petrolero y de los militares9. Este entomb institucioflal
N siado costoso —tanto en energia (hay muchas) como reputación
facilito que el presidente, con diflero del petroleo y apoyo mdi— (pertenecen a redes intcrnacionales). Los regImenes hibridos
tar, liderara un ataque sistcmático a las empresas, los partidos y acosan a las ONG, pero no las extinguen. Por mucho que las
golpean, las ONG sobreviven; de all quc ofrezcan mecanismos
los organismos dcl Estado.
Sin embargo, no todos los paises afligidos por un marco a las sociedades para aguantar los pcorcs excesos invasivos dcl
institucional desigual responden de la forma como lo hizo ci Estado.
chavismo durante los años 2000. Algunos gobiernos —ya sean El caso dc Venezuela sugicre que hay una razón más por
de izquicrda (como el dcl Partido de los Trabajadores en Brasil) Ia que los estados preficren mantcnerse en Ia zona gris: scguir
a prácricas mixtas bien puede contribuir a victorias electorales.
o de derecha (Arena en El Salvador)— de hecho respondieron 7-

las debihdades de instiruciones comparables mediante ci forta


& Electoralmente, las prácticas mixtas pueden resukar más be—
lecimiento de la calidad institucional y de la democracia liberal. neficiosas que la aurocracia ordinaria o Ia liberalizacion politi
El surgimiento de lo hibrido en Venezuela puede no haber sido ca absoluta. He aqul cómo: estas politicas polarizan el entorno
exciusivamente producto dc Chavez; pcro tampoco fue ci resul politico; y Chavez ha cncontrado que, en ciertos momentos, Ia
tado inevitable de las estructuras e instituciones preexistentes. polarizaciOn puede ser clectomalmente provechosa. En particu
Otro aspecto enigmãtico de los regimcnes hibridos con lar, puede que al Estado Ic convenga movcrse hacia el extremo
temporãncos es por qué permanecen en Ia llamada zona gris. del lado ideolOgico prevalecientc; y en Venezuela, durante los

207
206

‘-I
años noventa y los 2000, Ia mayoria del electorado se inclina teará exigencias y el gobierno debe responder. En ci caso de
Chavez, la oposiciOn participante exigiO mayor transparencia
ba a Ia izquierda. Al moverse hacia ci lado extremo del gran
bloque izquierdisca, Chavez indujo a que el bloque de derecha electoral. La respuesta táctica del gobierno flue otorgar conce
siones minimas, tales como acordar, para la siguiente ronda, la
se radicalizara. Esto llevó a que muchos votantes del centro y
centro-izquierda, o bien se apartaran de la politica (los ilamados descontinuacion de ciertas practlcas irregulates, dejandoe.de
ni-ni —ni de un lado ni del otro— o se aliaran con Chavez, pues lado muchas otras demandas’2. Este tipo de reformismo parcial
tiende a generar otra ronda de divisiones en Ia oposiciOn y da
Ia oposición parecIa estar demasiado a Ia derecha.
Algunos podran sostener que Ia radicalizacian del Estado lugar a que el gobiernojuegue, en cada elecciOn, al mismo truco
fue simplemente una respuesta a Ia oposiciOn desleal. De 2000 • de “dividir Ia oposiciOn”. Al final, el gobierno detiene a la opo
sición de desertar del todo, lo coal es uecesario para mantener
a 2004, Ia oposiciOn ciercamente buscO socavar a) gobierno.
Pero despues de 2005, hay evidencia de un cambio significativo una semblanza de legitimidad frente a la comunidad interna
en ci comportamiento de la oposicion, que se alejo de posruras cional, mientras se asegura la “improbabilidad” (antes que la
radicales y se mostró mãs dispuesta a aceptar canales formales “imposibilidad”) de una victoria de Ia oposiciOn.
de participaciOn. En cierto modo esto podrIa denominarse un Chavez aprovecho este mismo esquema para manejar los
aprendizaje politico. Sin embargo, justo en ese mismo ann ci medios de comunicaciOn. Casi desde el comienzo de Ia revo
radicalismo de Chavez, en vez de retroceder, se expandiO —lo : lucion bolivariana, se aplico un sistema mixto de libertades de
coal sugiere que Ia lOgica del radicahsmo estatal no ha sido mc • prensa: los medios podian operar, pero se impusieron estrictas
ramente reacfiva’°. regulaciones sobre ci contenido (Articulo 58 de Ia ConstituciOn
Chavez tambien descubriO ci beneficio de acometer irre de 1999, Ley Organica de Telecomunicaciones, Ley de Respon
gularidades en vIsperas o después de las elecciones, en lugar de sabilidad Social, reforma del Codigo Penal de 2005)’. Ademas,
hacerlo el dIa de Ia votaciOn. Esta peculiar conducta en Ia forma ci gobierno deja de colocar publicidad en medios que le fueran
de maniobrar funciona por varias razones. Primero, la comu desleales y sus corresponsales eran abiertamente excluidos de
nidad internacional no estä lo suficientemente bien preparada las conferencias de prensa. Estas medidas dividieron los “cuatro
como para vigilar y menos aun sancionar las irregularidades caballos del Apocalipsis”, el apodo que le puso Chavez a los
pre y poselectorales. Segundo, tales irregularidades dividen a principales canales de television. Dos de dos (GiobovisiOn y
Ia oposiciOn. Un lado de La oposición adopta La respuesta de Radio Caracas Television-RCTV) condnuaron sits reportajes
“salida” (como famosamente lo explicO Hirschman): abstenien criticos, mientras otros (Televen y VenevisiOn) optaron por mo
dose o haciendole un boicot a las elecciones. El otro Iado decide derar el contenido politico de sos programas.
participar, negociar con ci oficialismo y hasta votar11. Esta divi El conocido caso de RCTV es ilustrativo dcl enfoque mix
siOn dcl electorado Ic conviene a los mandatarios: fragmenta a la 4 to. Este era un canal privado independiente —ci más antiguo
oposiciOn, in que reduce su oportunidad de vencer al gobierno; del pals y de mayor sintonia— que a menudo transmitia progra
mientras que aquellos de Ia oposiciOn que participen, terminan mas crIticos del gobierno. En 2007, el gobierno opto por cerrar
por legitimar ci proceso electoral. RCTV al no renovar arbitrariamente su licencia de transmi
Al gobierno no necesariarnente le queda facil lidiar con siOn. A otros canales de televisiOn, menos beligerantes, se les
Ia facciOn de Ia oposiciOn que opte por participur; esta plan- • permitió seguir operando —una clara señal de que el gobierno

209
208

I,
buscaba premiar Ia moderacian y ci aurocontrol por parte de nómicas insostenibles puede aplicarse a casi cualquier modelo
los medios14. Dc nuevo, ci resuhado fue divisorio. Una encues politico; no ayuda a distinguir entre los modelos populistas y
ta dcl Instituto de Prensa y Sociedad revelo el alcance de Ia los demas. Otroenfoque analiticamente más provechoso es el
division: luego del caso RCTV, algunos reporteros renovaron de Kurt Weyland, que permite pensar en el populismo conto un
su compromiso de planteainterrogantes duros, peru no menus fenomeno eminentemente politico, antes que econOmico17. Dc
del 30 por ciento dijeron que reconsiderarian lo que en adelante acuerdo con esta concepciOn politica, ci populismo se refiere a
informaran’5. Ia forma como ci Estado, particularmente ci jefe de Estado, se
En sIntesis, ci caso de Chavez muestra que, pan los man— dirige politicamente a los actores de Ia sociedad, especialmente
datarios, las prácticas mixtas pueden resultar más provechosas a los seguidores y opositores. El populismo clasico, resumiendo
electoralmente que las de indole estricramente democratica; di diversas fuentes, puede definirse al interrelacionar cuatro dc—
viden Ia oposiciOn y son menus ofensivas que las prácticas au mentos:
tocráticas para ci publico local e internacional. Cambiar cons— • un esfuerzo sistemático por parte del lider de socavar
tanternente las regias del juego y difamar Ia disensiOn, logra ci papel de las institudiones formales que median entre
más que “desorientar a Ia oposiciOn”: engendra tambien un cia Ia sociedad y el Estado, el llamado vinculo lider-masa
to efecto pro-gobierno’’. Un sector de Ia oposiciOn opta pot Ia o el hiper—personalismo en Ia polifica
salida —silenciado o arrinconado, se aparta de Ia polItica. Otro • Ia tendencia a utifizar y abusar de los recursos del Es
sector participa, pero es debilitado por las divisiones internas y tado (aunque esto no es exciusivo de los modelos po
Las reglas de juegn desfavorables. Dc modo que los regImenes pulistas)
hibridos descubren que hay beneficios en mantener una mez • construir y mantener una base de apoyo electoral mul
cla pohtica de concesiones y libertades en algunas areas y, en ticlasista, fuertemente sesgada ala moviizacion radical
orras, severas restricciones y prácticas impredecibles. Mientras de los grupos de Ia sociedad quienes se oponen a las
los mandatarios se maraengan electoralmente competitivos —es elites
decir, capaces de reunir suficiente nOmero de voWs— mantener • introducir sucesivas limitaciones a los grupos organi
un sistema mixto puede hasta detener Ia oposición por pensar zados que sean autOnomos frente al Estado asi como a
que jamds podrá vencer a! gobierno en las elecciones. Ia oposición.

EN CUANTO AL POPULISMO Estos son los elementos medulares del populismo. Pero Ia
El chavismo tambien ofrece Lecciones sobre cOmo se adap mayoria de Los estudiosos concuerdan en que el populismo ha
ta ci populismo a los tiempos modernos. El populismo Cs un evolucionado en el tiempo, lo cual ha flevado a algunos a ha
término utilizado en forma conspicua, pero a menudo confu blar de la version de populismo clasico, que prevaleciO desde los
sa. iViuchos piensan que ci populismo significa cierto ripo de anus treinra a los ochenta, y Ia version contemporánea, vigente
politica econOmica, que promete y a menudo brinda al pueblo desde los aflos noventa19. El cuadro 6-I presenta nuestra im
beneficios sociales y econOmicos, aun sin contar con los recursos presiOn de cOmo el populismo ha variado a lo largo de los años.
para hacerlo. Sin embargo, en urn democracia, definir el p0- Aunque los elemenros meduiares se mantienen constantes, sin
pulismo como ofrecerle a los votantes promesas sociales y eco duda han cambiado los componentes individuales y algunas de
sus manifestaciones.
212
210
Lo peculiar del chavismo cs que combina ciementos ranto
a 6-i
de la version clasica del populismo, corno de Ia contemporánc
CUADRO
Definicionespo/ticas delpopti/ismo rids ito y colztempordneo
—nil como lo muestra el cuadro 6—1.
p

Rasgos Clasico -

Comcnzamos con ci principal objetivo dcl populismo, el (mitad aOos 30-anos 70) (desde los 90)

de socavar los mecanismos quc median entre ci lider y ci pue Metas Personapismo (los lideres Personaljsn,o (los lideres torpe
de
blo. Quienes analizan ci populismo por lo general parten
I lorpedean las inslituciunes quo dean las instilucianes qua median
median entro elba y Ia genie) enire altos y Ia genie)
esta afirmaciOn. Hacen hincapie en quc un movimiento popu
lista busca, fundarnentalmente, expandir los poderes del lider,
Usoyabuso Uso y abuso
Medios de recursos del Estado do recursos del Eslado
ci caudillo, mientras se socava Ia autonomIa de las instituciones Privilegios pars bales; gaslo
electoral en circuilus
Privilegios para leales; gasia

quc median entre ci Estado y Ia socicdad2°. Esta es otra forma


electoral en Circuitos
elecloraimenie competitivos electorabmenie competittivos
e
de decir que ci meollo dcl populismo es socavar los contrap
SOS quc incidcn sobre cl funcionamicnto
dci poder cjecutivo. La Bases Contra -& lies Contra-Elites
pcrsonaiizaciOn dc [a polItica inhcrcntc al popuhsmo implica, deapayo obreros Deserlores y
campesinos huérianos tie parlidos
casi por defluicion, quc debe luther un proceso equivalente al de Seciores medlos ONG/movimienios sociales

deshacer las institucioncs intermcdias. Esta dcsinstitucionali gropos uthaoos Trabajadores informales
clases medias Desempleados
zaciOn se traduce en una erosion de los contrapesos. Y tai como p 10 10 a a no be a
Pobres exiremos

argumcntamos en el capitulo 1, ci chavismo cs nada menos quc Elites Sedates medbos


fuorzas arn,adas menos imporlanies
un auténtico cjcmplo dc esta erosiOn. Indusiriales Elites pro Populistas
El populismo abarca tanto fines como medios, de modo do izquierda
Caniratisias del Esiado;
que Ia dcfinicion aharca varios componcnrcs. Un elemcnto vital especuladores financiejos

cs ci uso y abuso de los recursos dcl Estado, que pueden ser


inielectuales radicales
Elites propopullatas
activos econOrnicos tangibies (ci nivel del gasto, o las politicas • dederecha
fiscales, monctarias o industriales, nsf como activos intangibles
Lideres tie negodos compelitivos
y orientados a Ia exportacion; ole
(por ejempio, Ia aphcaciOn dcsiguai de Ia Icy, un discurso agre lectuales liberates; lecnacraias

sivo Erente a los oponenics, ci liamado a una sociedad hbrc dc


privilcgios). Pocos gobicrnos latinoamcricanos elcgidos a partir Oligarquia Partidos politicos
de los años ochenta han usufructuado tan fuertementc como
Obje tI vo
Sector agricola expartador ONG auldoomas
politico
Chavez ci uso de los rccursos del Estado para provccho elec Iglesia
Imperialismo
Medlos
Llderes regionales electos
toral2t. Pero pat-a denorninarlo populismo, ci Esrado dcbe des GlobalizatIon I fibre
plazar recursos selcctivamcntc y favorecer a los seguidorcs mãs Comercja(FMI

que a los oponentcs. Tal como hcmos argumcntado, ci proceso


Fuenre: compilacion do los sutures
dc nublar Ia linea que scpara los rccursos dcl Estado dcl partido
gobernante, tan inhcrcnrc al populismo, tambien ha marcado
ci chavismo.
213
212
inciuyen mente estaban privados de derechos civites —no necesariamente
Las definiciones dci populismo. en su mayoria,
en teoria, ni exciusivamente pot ser perdedores cconOmicos. A io largo de
un anáiisis de Ia base de apoyo al mismo. Al menos este hbro, brin&imos evidencia de que el movimiento chavista
que
el populismo busca consrruir una coalicion muiticiasista, pronto evoiucionó a una coaliciOn.integrada principalmente pot
comienzo; no hay duda
atraviese sectores. Asi era ci chavismo a!
de todos estos dos polos. Con ci correr dcl tiempo Ia coaliciOn se tornó
de que en 1998 contaba con ci apoyo de venezolanos más estrecha, pero al inicio incluia miembros de todos estos
ci chavismo
los estratos sociales. Con ci tiempo, sin embargo, grupos contraelites —lo cual explica por qué alcanzo ci poder
ciase media ur
perdia ci apoyo de algunos grupos —primero Ia con tanta energia y en menos de dos años, iogró generar tan
aunque no
bana— mientras mantenia ci apoyo de otros grupos,
elites y con— marcado cambio institucional hacia un modeio hiperpresiden
todos, entre dos polos opuestos constituidos pot
una cialista.
traClites. Podria argumentarse que csta transformación,
ha Tambien presentamos evidencia de desproporcion en ci pa
coalición muhiclasista convertida en una coalición bipolar,
versiones del der de las elites en Ia coalicion de Chavez. Un populista de de
caracterizado no solo al chavismo sino a diversas
desempenaron recha movilizaria a elites pertenecientes a Ia clase tecnocrática,
populismo. Estos dos polos, elites y contraClites,
populismo. Las la que algunos denominan “actores dci conocimiento”, asf como
un papel crucial aun en las versiones clasicas dcl
trabajadores las dcl sector privado competitivo y orientado a la exportación;
contraéiites estaban integradas principaimente pot
elites pcro ci chavismo obtuvo apoyo de algunos ducños de bancos y
urbanos emergentes y campesinos. mientras los grupos de
empresas, que hicieron fortuna mediante contratos y acuerdos
eran industriales y a menudo, militares.
con ci Estado2. En Ia hteratura de los ahos serenta, cstas elites
Esta bipolaridad tambiCn existe en Ia version conteLflpO
derecha, habrian sido ciasificadas como buscadores de renta; pero en hi
ránea dci populismo de los alias noventa, tanto Ia de Tr
Lo que en venezucia Ge navez se ies conocia como oiiurgueses
I I I’ II If “73

de Fujimori, como Ia de tipo izquierda, de Chavez.


polo. Los otro grupo elite que Chavez cortejO abiertamente fuc ci de los
alguna medida cambia es Ia composición de cada
abarcan, antes militates, quizá uno de los elementos populistas más “clasicos”
grupos contraéhtes a panic de los aflos noventa
econOmicos: en su base de apoyo. Segun ci militar de más alto rango, ci
que trabajadores industriales, nuevos perdedores
pobiadores de tugurios, general Henry Range! Silva: “Las fuerzas armadas venezola—
trabajadores informales, descmpieados,
subempleados. nas están casadas con ci proyecto politico dcl prcsidente Hugo
crabajadores incapacitados y pobladores rurales
poli Chavez, a quien tienen leakad compieta, no tienen lealtades a
Pero tambiCn incluyen un grupo algo nuevo: los huerfanos
subrepresentados par medias, sino compietas hacia un pueblo, un proyccto de vida y
ticos, votantes quc comenzaron a sentirse
son una un comandante cnjefc. Nos casamos con este proyecto de pais...
los partidos politicos existentes. Los huerfanos politicos
la etiqueta quc Ia es dificil quc Ia oposición a Chavez Ilegue aI poder. Scria vender
manifestación dc Ia “crisis de representación”
masivo ci pais, eso no Ia va a aceptar la gente, Ia FANB ni ci pueblo”.
literatura asigna a! fenomcno que impuisa ci abandono
paises Confiarse en los militares ha sido una constante dcsde
de los partidos22. Durante los años noventa, en varios
un grupo ci comienzo de Ia revolucion bolivariana y continua siendolo.
latinoamericaflos, los huérfimos politicos formaban
constitu En 2008, militates activos o retirados se desempenaban en no
inmenso —ci caso venczoiano siendo tipico; inciulan
menudo adoptaban menos de veinticuatro gobernaciones de estado y nueve de las
yentcs de todos los niveies de ingreso. A
polItica aproximadamentc treinta carteras dcl gabincte ejecutivo25. Has—
iana actitud en contra de Ia ciase dirigente, por cuanto
215
214
implementar lapol& elites desertoras, que para comienzos de 2002 salieron a pro
ta Sc han reclutado militares para ayudar a testar en Ia calle, han atraldo mayor atenciOn de los estudiosos
de 2010, Chavez
tica economica: luego de Ia mega_devaluaciOn que los desertores pobres, aunque Ia incidencia de los ultimos
que su
oficialmente designO a los militates a vigilar empresas ha sido bastante significativa. Asi,el apoyo al chavismo entre la
mediante Ia
bieran los precios. Chavez abordO a los militares poblacion de más bajos ingresos cayO, de 94 por ciento en 1999
2004, el
formula tradicional de purga y derroche. Entre 2001 y a aproximadamente 45 por ciento a mediados de los aflos 2000;
dane Ia ba
lapso de mayor descontento, ci gobierno aprovechó y desde entonces se ha mantenido en ese orden. El chavismo y
jugosos premios, tales
a oficiales desleales. A otros les ofreciO el populismo en general es una kerza polarizante —porque di
los generales
como ascensos rapidos y aumentos de sueldo. A vide al pals entre los grupos menitorios y el resto—, division que
para que los ad
tambiCn se les asignaron presupuestos amplios está presente dentro de Ia misma clase movilizada inicialmente
de los
ministranan. En el proceso, Chavez redujo Ia autonomia por ci chavismo. Es tan proflinda la division interna entre los
la ideologia
militares, eliminO el control civil y buscO reorientar pobres en Venezuela, que los estudios han mostrado que ci ser
“Patria, socialismo
de los oficiales, al punto de imponer el lema pobre no es pronosticador confiabie, en los comicios del 2000,
militares en contra del
o muerte”. Chavez tambien exhortO a los 2004 y 2006, de si ei elector votO o no por Chavez27.
nuevo encmigo nacional, “los oligarcas”26. En sIntesis, el chavismo muestra que el populismo ni re
populis—
Entretanto, ci caso de Chavez muestra que en ci
quizá más aspiraciOfl quiere ni genera apoyo arrollador a través de todos los sectores.
mo moderno, el apoyo multisectorial es Mas bien, el populismo fácilmente obtiene suficiente apoyo de
es que hoy
quc mera alcanzada. Si algo muestra el chavismo los dos polos de contraélites y elites, para contrarrestar algunas
de un movimiento
en dia, en America Latina, Ia base de apoyo perdidas electorales —especialmente desertores de sectores me—
bipolar, antes
populista rapidamente se conviertc en coaliciOn dios. El apoyo que brinden los dos polos no requiere ser masivo.
que en muhisectonial. Por ültimo, el populismo generalmente identifica los ila
bipolari
El caso de Chavez tambien evidencia que esta
durante los mados enemigos del pueblo: grupos y sectores a ser atacados
dad basta para sostener ci gobierno, especialmente polIticamente. Los hderes populistas no vacilan en desplegar
gobierno Ia
descensos económicos. El polo de elites brinda al
otros grupos un discurso agresivo y aplicarles poiiticas punitivas. En el po—
capacidad de rcsistir posibics asahos por parte de
los votos para pulismo clasico, los blancos tIpicos eran los oligarcas —en su
que lo veten; mientras ci grupo contraéhte provee
declararse repre mayor parte exportadores de productos agricolas, junto con sus
ganar elecciones asi como lajustificaciOfl pam aliados “imperialistas” y en algunos casos, Ia Iglesia catolica.
oposiciOn
sentante del pueblo —y por extensiOn, declarar a la
mantengan Por supuesto, ci populismo de Chavez, al igual que ci clásico,
como enemigo del pueblo. Mientras los dos polos se
perder los scctores se ha dirigido a los oligarcas y en ciertos momentos a Ia Iglesia;
a bordo, ci populismo puede darse ci lujo de pero a Ia vez ha agregado nuevos blancos: los partidos politicos
dci mcdio y mantcnerse en ci poder.
Ouc el populismo moderno requiera y trate de
satisfacer a y demás grupos organizados de Ia sociedad civil, las ONG que
apoye ai man abogan por Ia democracia y, en forma conspicua, los medios. La
una coalicion bipolar no significa que cada polo
o sin excepciones. nueva cohorte de blancos es un aspecto del chavismo más en
datanio popubsta, sea en forma arrolladora
que amplios see sintonia con las versiones contemporáneas del populismo.
En Venezuela, no tomO mucho tiempo para Algunos estudiosos del populismo sostienen que hay di-
gobierno. Las
tores de ambos polos se voltearan en contra del
217
216
ci dc iz CUAN REPRODUCIBLE ES LA EXPERXENCIA
ferencias irrefutables entre ci populismo de derecha y YEN EZOLANA?
ri a Hug o Chavez.
quierda; como ejemplos, schalan a Fujimo y Los asaltos a La democracia en America Latina a partir
dc derecha
Sin duda existe alguna difercncia entre ci populismo de los años noventa, antcs que montar regimenes esrrictamentc
de lo que a me—
y ci dc izquierda, pero es menos consecuente I autocráticos, han adoptado ciertos rasgos hibridos. En Vcnc
diferen cia entre ci
nudo Sc argumenta. Nuestni visiOn es que Ia zucla, al igual quc en muchos otros casos, ci resultado ha sido

:
almente
populismo de derecha y ci de izquierda depende princip una mczcla de caracreristicas dcl populismo tanto ciäsicas como
n la coalici ón bipo
dc Ia composiciOn de las elites que integre contemporaneas, ml como acabamos de sostener. Entrctanto,
discurs o.
lar. Asimismo, hay claras distincioncs en funciOn dcl tiene sentjdo terminar csta obra con aria rcflexjan sobrc Las con
ad dc
El populista dc izquierda tipicamente enfatiza Ia necesid dicioncs que pudiesen propiciar, en otros paises, Ia flcgada de
aldad social,
hmitar las fucrzas dcl mcrcado, rcducir Ia desigu una versiOn popuhsta radical del hibridismo.
qui—
disrribuir riqucza, luchar en contra del capitalismo global y Cabe notar, por supuesto, quc algunos aspcctos de Ia cx
cambio , los popu hstas de
za contencr a Estados Unidos. En
insur— pcricncia chavista son imposibics de reproducir en otros paises.
derccha se ocupan más dc Jo temas de inseguridad, Ia El más evidenre es ci pcrrOico o, más bien, el monopolio dci
ralidad
gencia, cl caos cconOmico, Ia inmigraciOn y aun Ia inmo Estado sobrc un producto quc Ic genera un ingrcso cxtraordi
sos a dcstinar recurso s fiscale s a Ia
—y ticnden a ser más propcn nario de divisas. Que Venezuela sea an petroestado significa
infracstruciura qtie a Ia disrribuciOn dc Ia riqueza. que cualquier provecto politico ftzndado en el uso y abuso de
su
No obstante cstas difcrcncias, juzgadas en funcion de los recursos dcl Estado tendra a su disposicion abundantes re—
de iz—
impacto en las caracreristicas dcl modelo, los populistas cursos25. En tiempos de bonanza, un pcrroestado no rcquiere
a la
quierda y dc dcrccha ticncn más en comOn de Jo que salta cnfrentar Ia condicionalidad de los prestamistas multiiatcrales,
vista. En tCrminos politicos, aunquc no neccsariamcu te discur—
nte, ni temer an rcpcntino congelamiento financicro —como ci que
sivos, se accrcan más ci uno al otro de Jo quc, respcctivame suelc ocurrir una vcz quc los mercados de bonos entran en päni
o de dcrcch a. Su
sc parcccrfan a un dcmOcrata de izquicrda co por aigun acontecimiento en los mercados emergentes29. Dc
dc
impulso a conccntrar ci poder mcdiante una alianza bipolar aili que Venezuela, ci ünico autCntico petroestado de America
dcl
clascs, sosrcnida a travCs dcl aso y abuso de los recursos Latina, bajo una bonanza es más susceptible ala consoiidacion
Esrado, representa an proyecto politico quc serb inacep tablc
da como de dcrecha. En dci populismo quc otros paiscs de Ia regiOn30. Ciaro estã que Ia
tanto para los (Icinocratas de izquicr
o, mayoria de los demas paIses de Ia regiOn tambien sacan ingresos
tal sentido, en funciOn dcl impacto sobre ci regimen politic de Ia cxportaciOn de productos a grand por pane de empresas
Fu
Chivcz Sc aproxima más a los populistas dc derecha, como dcl Estado —Bolivia mds que ningdn otro, con ci gas como pro
jirnori en Pcrd, quc a los dcmocratas dc izquicr da como Tabare
A ducto ñnico. Entrc los demás paises, Mexico es cada vez mcnos
Vásquczy Pepe Mujica en Uruguay o Lula y Dilma en Brasil. dependiente dcl pcrrOlco, Chile recibe de su industria de cobrc
ier
fin dc cucntas, ranro los populistas dc dcrccha como dc izqu una proporciOn dccrccicntc dc su ingreso fiscal y Ia industria
movili zan
da mucvcn los regimcnes en dirccciOn al hibridismo: petrolera de Brasil ni es tan grande en términos de cxportacio

las rnayonas, mientras cortcjan ciertas elites cruciales y abierta ncs totales ni es tan dcpendicntc dcl poder cjecutivo.
acion dc
mente cxcluycn a sus oponcntcs dcl proceso dc formul El milirarismo cs otro aspecto casi tan dificil de reprodu—
politicas.
219
218
IN ESTAB 1 LI DAD
cir como Ia bonanza petrolera. En la mayoria de los paises hay
La inestabilidad macroeconOmica es Ia segunda condiciOn
una cultura general de repudio a! gobierno militar o al involu
que puede condu&r al populismo. El populismo se alimenta de
cramiento de los militares en Ia poiftica. Por consiguiente, Ia
sentimientos en contra de Ia clase dirigente, que pueden czecer
posibilidad de una alianza civico-militar, nil como la ideada por
en tiempos de grandes crisis econdmicas —como los que viviO
Chavez, pareciera poco probable —a! menos en Sudamérica.
Salvo estos rasgos, que son particulares a Venezuela, Va Venezuela a lo largo de más de dos decadas a partir de 1982.
Venezuela fue uno de los pocos paises latinoamericanos que su
rias de las condiciones policico-economicas que impulsaron ci
friO no una, sino dos decadas perdidas; y esta abultada pCrdida
chavismo existen o podrIan exisfir tambien en otros paises, lo
explica, al menos inicialmente, ci atracrivo del chavismo. No
que haria concebible alguna variaciOn dcl modelo chavista. A
tablemente, Ia mayoria de los paises latinoamericanos se han
nuestro juicio, las cinco condiciones más imporrantes que puc
alejado de la inescabilidad econOmica crdnica. Durante Ia dif
den conducir at populismo y a su vez a un regimen hibrido, son
ma crisis econOmica, entre 2008 y 2009, todos los paises salvo
Ia desigualdad, Ia inseguridad, la intolerancia y ci resquebraja
\renezuela evitaron hi inestabilidad macroeconOmica
miento del sistema de partidos politicos.
severa, sin

duda un record historico. La tendencia hacia una mayor estabi


DESIGUALDAD
lidad macroeconómica en Ia regiOn ha reducido Ia vulnerabili—
dad de los paises a regimenes hibridos de corte populista. Pero
Si ci surgimiento y Ia consohdacion del populismo depen
mientras America Latina se mantenga dependiente de Ia cx—
den de sostener una coalicion bipolar, tiene sentido postular
portaciOn de productos a grand y dcl capital financiero volatil,
que le son más suscepribles al populismo aquellas sociedades
economias estarán a riesgo de Ia inestabilidad cconOmica, lo
que padecen de extrema desigualdad. America Latina es una • sus

cuai hace que sus sistemas politicos se mantengan algo suscep


de las regiones económicamente más desiguales del mundo, en
tibles a movimientos populistas.
funcion tanto de ingresos como de activos31. Mientras tat con
dicion se mantenga, los paises de la regián continuarán siendo
INSEGURIDAD E INCAPACIDAD
vulnerables al populismo. Sin embargo, insistimos que el yIn
El populismo tambithn se alimenca de Ia inseguridad, que
cub no es automático y a menudo exagerado32. Por decadas,
es

Venezuela y otras sociedades latinoamericanas han experimen puede tomar Ia forma de inseguridad económica o inseguridad
tado variaciones significativas de regimenes y politicas con un personal, esta üluma por el crimen y Ia violencia politica. Las
alto nivel de desigualdad, lo cual hace dificil pensar que Ia desi— reformas econOmicas de los aflos noventa, si bien fucron mode
gualdad ci determinante mds relevante dcl tipo de regimen33.
es
radas en algunos aspectos y más radicales en otros, brindaron a
Brasil y Chile, dos de los palses más desiguales de Ia region, los latinoamericanos inéditas oportunidades económicas, pero
ban disfrutado de bastante estabilidad democratica por espacio a Ia vez nuevas formas de inseguridad a raiz de Ia erosiOn de
de casi dos dCcadas. Aunque varios estudiosos hacen hincapie Ia seguridad del trabajo. Las sociedades capitalistas avanzadas
en ci fuerte vinculo entre Ia desigualdad y el crecimiento dci cuentan con instftuciones ayudan a los ciudadanos a lidiar
que

popuhsmo, pensamos que esta conexiOn existe pero no es tan con Ia inseguridad que generanlos mercados: brindan mejor

relevance como orras causas. educaciOn y formacion destrezas


en que ayudan al trabajador a

ajustarse al cambio, conrrarrestan el desempleo, operan siste—

221
220
de Ia dis INTOLERANCIA
mas judiciales confiables, que protegen al trabajador Frente a la oposiciOn, el populismo es tIpicamente agresivo
ci bien
criminación laboral y de una y otra manera, promueven y dcspreciativo; de alli quc tiene mayor probabilidad de emerger
pero Ia
estar. Algunos paIses latinoamericanos han progresado, al prevalecer un chma de intolerancia. Los gobernantes popu
que amor
mayoria se quedan cortos en materia de instituciones listas a menudo cukivan y promueven un clima de intolerancia,
del sindrome de
tigüen la inseguridad34. Esta falla forma parte y Chavez no ha sido Ia excepciOn. Pero a menudo ese clima
segün Scott
las “deficiencias” o incapacidades dcl Estado que, ya está presente, al menos en forma incipiente, lo cual facilita
sometidos a Ia in—
P. Mainwaring, manrienen a los ciudadanos la tarea del populism. SegOn las encuestas de opiniOn pOblica
inseguridad
seguridad econOmica. La dave del asunto es que Ia de Americas Barometer, los niveles de intolerancia en America
impul—
econOmica, junto con la incapacidad del Estado, puede Larina son asombrosamente altos-36. Las respuestas a las en
sar Ia demanda porel populismo35. cuestas de 2006 y 2007 revelaron que, en todos los paises, Ia
el p0-
La inseguridad personal también puede engendrar gran mayoria manifiesta actitudes pobticas intolerantes hacia
de de
pulismo, aunque tiende a favorecer el tipo de popuhsmo sus oponentes —que hasta incluyen renuencia a otorgarles ci de
crecer las con
recha antes que el de izquierda. Los votantes, ai recho de protestar, aparecer en television y aun postularse como
criminal,
diciones en que se sienten asediados por Ia actividad candidatos. El análisis de los datos provenientes de las encues
cheque en blanco para
buscan otorgarle a los mandatarios un tas muestra quc el principal pronosticador de si una persona
comün
reprimir el desorden. Roy en dIa tanto la delincuencia abriga actitudes intolerantes, es si el o ella apoya al mandatario;
ha elevado los indices de
como el cnmen organizado es lo que es decir, quienes apoyan al mandatario son los más intoleran
Casi todo analista
Ia inseguridad personal en America Latina. tes frente a sus oponentes37. Puede que los latinoamericanos le
alarmante propagaciOn dcl crimen en
está de acuerdo en que la tengan aka estima a la democracia; sin embargo, una vez que
significativa enfren—
la regiOn es Ia amenaza a Ia scguridad más gobiernan sus favoritos, son muchos los que se muestran into
señales de
tada por los ciudadanos y los Estados, y no muestra leranres hacia los oponentes. Este chma de intolerancia puede
de
amainarse. Esta situaciOn contribuirá a alimentar demandas servir como terreno fCrtil para lideres populistas, todos los cua—
populismo, especialmente dcl tipo de derecha. les tratan a los oponentes de manera poco amigabie —lo cual, en
Hasta 2006, a ojos de la mayoria del electorado venezo un clima donde prevalece Ia intolerancia, detona interés entre
ei
lano, Ia inseguridad econOmica probablemente superaba amplios sectores de votantes.
el éxito
problema de Ia inseguridad personal —lo cual explica
de Chavez hasta
electoral del tipo de populismo izquierdista PARTIDOS POLITICOS
inver—
entonces. Ahora que las prioridades del electorado se han Antes que las condiciones sociales, posiblemente cuente
no
tido, con la seguridad publica asumiendo mayor prioridad, más Ia salud de los partidos politicos a Ia hora de analizar el
poco atento a
seria dc sorprender que ci chavismo —hasta ahora crecimiento del populismo. Los cuatro requisitos para el de
electoral.
Ia inseguridad personal— haya perdido competitividad sarrollo de un regimen hibrido como el que acabamos de pre
haber menguado
El atractivo del populismo de izquierda puede sentar —desigualdad, inestabilidad, inseguridad e incapacidad, e
haya ocurrido,
en Venezuela, pero no est;i claro que lo mismo intolerancia— pueden percibirse como permisivos; es decir, fac—
hacia futuro, respecto a algnn ripo de populismo de derecha.
tores que permiten o aun animan el populismo. En cambio, los

223
222
ismo Dc igual manera, seria equivocado concluir que Ia regiOn,
partidos politicos pueden considerarse barreras al popl4l como un todo, está libre de al menos alguna versiOn del cha
su surg i
—factores institucionales que pueden ayudar a prevenir vismo. Podria sen difidil encontrar otro caso donde coincidan
pueden
miento. Las ambiciones politicas de un ilder populista rodos los aspectos tanto estructurales, dcl lado de Ia demanda,
de parti dos po
terminar frustradas por Ia fortaleza dcl sistema como institucionales, del lado de Ia oferta, que distingulan a
senci
Ifticos. En cambio, los paisidos de oposicion debiles son, Venezuela duranre los aflos novenra y los 2000 —pero no seria
de
ilamente, menos habiles para resistir la invasiOn instftucional dificil encontrar casos en los que prevalezcan al menos algunos.
entre 1998
un Estado populista, ml como ocurriO en Venezuela Hasta tanto no sean superadas las cinco condiciones que hacen
donde el deterioro
y 2000 —una de las experiencias de ‘a regiOn a America Latina vulnerable al populismo, no podremos estar
del sistema de partidos fue más pronunciado. seguros de que el resultado ocurrido en Venezuela, cal como se
Las señales de debilidad partidista abarcan Ia desalinea ha analizado en este libro, se mantendra como un fenomeno
ntacion
cion de los votantes, Ia volafihidad electoral, Ia fragme estrictamente venezolano.
repentina dcl sistema de partidos, la faka de mensa jes claros y ci
a lideres
dane demasiado poder al cogoilo del partido, aunado SOBRE EL CAMBIO POLITICO: nos VISIONES
iento a colaps o de
con excesivo tiempo en ci cargo. El debilitam Chavez ha logrado consolidar un regimen politico hibnido
ofrece a
un partido destacado, sea en ci poder a en Ia oposiciOn, y personalista y sus seguidores se radicalizan y atrincheran cada
ilderes populistas más espacio para surgir y domin ar.
vez más. En qué medida podra Venezuela escapar del chavis
Al sopesar estas condiciones facilitadoras o restnictivas mo en el flituro? Ofrecemos primero una visiOn pesimista, se
poca
para la creaciOn de regImenes hibnidos, pareciera haber guida de una perspecdva más oprimista.
ad carac teris
o ninguna oportunidad para reproducir a cabalid
.
ticas como las que desarrollo Venezuela en los años 2000 La LA VISION PESIMISTA
mayoria de los paises de la regiOn no sufren de Ia conste lacion
Sin lugar a dudas, el colapso del chavismo no es inminente,
de males que, para Ins alias noventa, afligian a Venezuela y per— en parte por su estrategia de inclusion social y su ferreo control
mitieron ci surgimiento de un regimen hibrido y populista. No institucional. Al igual que con otros fenomenos populistas en
obstante, seria un error creer que el cambio de modelo en Vene la regiOn, especialmente el peronismo en Argentina, las raices
zuela fue el resultado de factores idiosincrasicos. Mas al grano, sociales del chavismo son profundas aunque exageradamente
de Ia
ci cambio de regimen no fue exciusivamente el resuhado personajistas. su legado será más extendido de lo que sus opo
dependencia de producros energCticos a grand en años de bo nentes tienden a suponer.
de Ia
nanza —cual es Ia condiciOn ünica que separa a Venezuela Es más, Chavez no se ha querido arriesgar. En 2009, lo
mayonia de sus pares, con excepciOn de Trinidad y Tobag y,
o en
grO introducir una enmienda constftucional que permitiO Ia
alguna medida, Ecuador y Bolivia. El petrOleo no creO el régi reeleccion indefinida —lo cual significa que, hoy en dia, Vene
men hibrido de Chavez. El cambio fue más bien el resukado de zuela es el Onico pals latinoamericano que, siendo formalmen—
demandas planteadas al Estado por parte de ciudadanos insa te democratico, ha eliminado del todo los ilmites al pedodo
tisfechos y de polIticas que se hicieron posibles a raIz de rasgos presidencial. Este camblo implico la personalizacion absoluta
an del
institucionales preexistentes y manipulaciones que partf del sistema politico y del mismo partido de gobierno. Quiza
misno Estado.
225
224
institucional cargo mas de lo debido. Mgunos paises, como Mexico, incluso
más que otras movidas del regimen, este cambio abolieron todo tipo de reelección. En los años noventa, varios
—pues reduce,
bien pudiera terminar pot set una jugada decisiva mandatarios intentaron relajar los referidos limites y algunos
ahernabilidad
como pocas otras medidas, la probabilidad de la
conflictos por su excesi lo lograron, pero solo para permitir una reelección. La reelec—
presidencial pero aumenta sin duda los ciOn indefinida nunca fue otorgada. Los intentos de Carlos Me-
va personalización. en Argentina (1989-1999) y de Mvaro Uribe en Colombia
erosiona la
El fin de los lImites al perlodo presidencial (2002-2010) en busca de un tercer periodo, flieron rechazados
Primero,
alternabilidad del poder mediante dos mecanismos.
del partido por las cortes, la opinion püblica y aun por sectores del mismo
reduce que surjan retos al chavismo provenientes partido de gobierno. Fujimori logro ser elegido al tercer periodo
Chavez siempre ha de
de gobierno. El conocimiento de que en Peru, pero ello contribuyo a desestabilizar el pals y llevO a
de los
competir por la presidencia casi garantiza que la mayoria
competir por que pronto debiera renunciar.
chavistas se enfocaran, antes que en retarlo, en
incrementa el Desde una perspectiva estrictamente electoral, elimi
cargos politicos de menor jerarquIa; con ello, se nar lo limites del periodo presidencial no implica eliminar la
la disci
verticalismo del movimiento chavista, entendido como
Seguiran surgiendo democracia. Diversos analistas consideran que silos politicos
plina de arriba hacia abajo y el culto al lider.
que Chavez compiten electoralmente en condiciones relativamente equita
facciones dentro del movimiento, pero la certeza de
que tales tivas, los ciudadanos terminan por encontrar la solucio&S. La
postulará de nuevo hace cada vez menos probable
(todo ello reelecciOn hasta podria servir como mecanismo para mejorar el
facciones se promuevan como alternativas a Chavez
compe rendimiento de cuentas. El argumento consiste en que los presi
mientras se mantenga su estado de salud). En cambio,
tirán por cargos dentro del movimiento, presentandose
faccion “más leal” o “la favorita” de Chavez. Haber
como
puesto fin
facciones
la
a I dentes en busca de reelecciOn son mas dados a rendir cuentas al
electorado; aquellos a punto de finalizar su mandato sin haberse
postulado, no tienen que preocuparse de satisfacer a los votan—
los limites del periodo presidencial significará que las
del manda tes39. Patricio Navia ilega a argumentar que el problema no es
internas seran mas proclives a cortejar la autoridad
Ia reeleccion sin limites, sino el excesivo poder presidencial; se
tario, antes que a retarlo.
go requieren medidas que limiten el poder del presidente mediante
Segundo, haber desechado los lImites al periodo de
institucionales, el fortalecimiento de ‘a independencia de otros centros de poder
bierno permite al presidente adquirir ventajas
que podra desplegar para neutralizar rivales politicos dentro y y recorten el abuso de las prerrogativas del mandatario40.
breve Sin embargo, pensamos que entre más permanezca el pre
fuera de su partido. Para constatarlo, debemos revisar
sidente en el poder, mayor será el riesgo de erosiOn en la se
mente el debate sobre los méritos y peligros de la reelección.
La paraciOn de poderes, Ia independencia de la rama judicial, la
La reeleccion es un tema polemico en America Latina.
una [ neutralidad de las autoridades electorales y aun la autonomia
constitución ha sido modificada para permitir al menos
de las organizaciones de la sociedad civil y las empresas que
reelección sucesiva en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia y
indefinida. interactñan con el Estado. En otras palabras, el tiempo esta
Ecuador, pero ninguna para dat paso a la reelección causalmente vinculado con incrementos en el poder presiden
Latina
Lo irónico es que, durante el siglo XIX, flue en America
presidencial cial: entre mas tiempo permanezca en el poder, hará más nom
donde se inventó la idea de fijar lImites al periodo
el bramientos y firmará más contratos, lo cual hace que grupos
—justamente para evitar que los presidentes se quedaran en
t
227
226
complacer las
civiles y empresariales se tornen más dispuestos a paises con mecanismos de rendimiento de cuentas mats debiles,
preferencias de Ia rama ejecutiva41. se torna abrumador.
puede
El debate sabre los ilmites del periodo presidencial En sintesis, tanto Ia evidencia teOrica coma empirica su
que Ia falta
analizarse de forma empirica. La evidencia sugiere giere que, en paises con instituciones débiles de rendimiento
alternar ci poder. de cuentas, la alternabilidad del poder no se alcanza fadilmente
de dichos limites reduce hi probabilidad dç
desarrollo,
Estudios estadisticos de las democracias en vias de mediante Ia competencia electoral. Se requiere también de un
a menudo los periodos factor exOgeno: o una crisis econOmica devastadora, la ausencia
principalmente en Africa, donde se dan
en
ilimitados, muestran aka probabilidad de que los presidentes no volunraria del ilder supremo, un error craso por parte de las
estimaciones
ci poder contináen siendo reelegidos42. Escasean autoridades o estrictos lImites al periodo presidencial. Puede
estadIsticas sobre America Latina, pero pareciera que el resul— que una eleccion sea ci mejor mecanismo de seleccionar candi
vencidos. Una
tado es el mismo: los mandatarios rams veces son datos a liderar un pals, pero las elecciones sucesivas, por 51 so—
del siglo las, no garantizan que otros puedan competir equitativamente y
serie de datos históricos anota que, desde mediados
poder pudiendo ser eventualmente reemplazar al mandatario. Clara estat, ci proceso
XIX, solo dos presidentes que ocupaban el
Hipolito
reelegidos no lograron Ia victoria electoral: en 2004, electoral debe organizarse de tal forma que ofrezca la debida
Daniel Ortega protecciOn a la oposición. Esto significa brindar informaciOn
MejIa en Ia Republica Dominicana y en 1990,
en Nicaragua4. adecuada, permitir el debate abierto, idenfificar asuntos dave
Diversos factores infiuyen para que, en ausencia de lImi— que preocupan al pals, asegurai ci acceso equitativo a recursos y
Los
tes al periodo, sea probable Ia continuaciOn presidencial. un campo nivelado en lo que se refiere a Ia competencia politi
mandatarios pueden aprovechar un arsenal de herramientas ca. Incluso, esta larga lista de protecciones quizat no baste para
competi
para mantenerse competitivos o al menos, reducir la asegurar Ia alternabilidad en el poder. El tiempo simplemente
am
tividad de sus rivales: desplegar recursos del Estado para estat del lado de los mandatarios, especialmente silos contrape
de influir sobre Ia agenda sos son debiles o están decayendo. Permanecer en el gobierno Ic
pliar el clientelismo; utilizar su poder
en
de la legislatura; nombrar seguidores en Ia rama judicial y permite a los mandatarios acumular mats y mats poder institu—
como
toda la burocracia estatal; amenazar tanto a los activistas cional, aun Si pierden aigo de poder electoral. En razón de que
medios
a los votantes mediante tecnologias de información y Ia eliminacion del periodo presidencial brinda excesivo poder
de gobier
de coercion f(sica, especialmente dencro del partido al ejecutivo y reduce Ia oporrunidad de renovar el Iiderazgo del
no34. Dicho de otra forma, ci tiempo permite a los presidentes partido de gobiemo, socava seriamente la probabilidad de po
perder
incrementar su poder institucional, aun en el caso de ner fin al periodo del mandatario. Por do, consideramos que
con los
pane de su competitividad electoral, como suele ocurrir el haber abolido los limites al periodo presidencial en 2009 the
en el poder. Sc
gobiernos que permanecen demasiado tiempo uno de los momentos mats cruciales y decisivos en pro del man
den
poder institucional puede utilizarse para socavar a rivales datario en Ia historia del chavismo en Venezuela. Este cambio
de que aun los paises
tro y fuera de su mismo partido. El hecho implico la personalizacion absoluta de la politica del pals.
problema del
con fuertes mecanismos de contrapeso sufren el
en
“ventajismo dcl mandatario”, significa que tal ventajismo,

228 229
cidn de caida económica y mayor crItica internacional podria
LA PERSPECTIVA ALGO OPTIMISTA
politico, cUb engendrar un conflicto politico doméstico.
No obstante las actuales barreras al cambio
factores ejercerän Lo cual planta un interrogante vital: cua1es factores tIen—
no deja de set posible. Inevitablemente, dos
económico y el otto den a debilitar y a erosionar el control institucional que actnal
presiones hacia un posible cambio —uno
han debilita mente comanda Chavez? Dos factores politicos podrIan contñ
estrictamente politico. Dc hecho, tres corrientes
la reciente recesión buir a la erosion: dentro del chavismo, una mayor brecha entre
do las bases del sistema que Chavez creó:
equivocada politica los moderados y los radicales; y la unidad de Ia oposición, sobre
ocasionada por la crisis financiera global, la
macroeconomica y microeconomica del gobierno, y el miii ma todo si supera Ia tendencia a la abstencion por pane de los ni
memento que se escri ni. Salvo que fiierzas internas moderadas se muestren dispues
nejo de Petróleos de Venezuela. Para el
econOmica —posible tas a promover su apertura, es poco probable que un regimen
be, Venezuela padecia de una severa crisis
potente combinación hibrido se tome más democratico. Si el movimiento hacia Ia
mente la peer del mundo— en razón de Ia
de las exportaciones apertura se deja en manes de los chavistas radicales, el gobierno
de “estanfiación”, endeudamiento, caida
de capital. Todo esto, au probablemente se mantendra opuesto al cambio politico. Ahora
y escasez de bienes de consumo y
interés dave para los que Ia oposición ha ganado fuerza, es concebible que los mo
nado al manejo inefectivo de asuntos de
las escasez de derados dentro del chavismo —a quienes pudiera interesar un
ciudadanos, tales como Ia inseguridad personal,
seriamente Ia tasa de mayor acercamiento con la oposición a fin de reducfr tensiones
electricidad y el desempleo, ha afectado
pudieran generar innecesarias— tambien resurjan, lo cual reproduciria Ia feliz in
aprobacián dcl presidente —pesares que bien
decididamente Ia perma teracciân entre el ala moderada del chavismo y su contraparte
el tipo de malestar que podria afectar
esta debil gestiOn gu moderada en la oposicián —el celebre argumento que algunos
nencia de Chavez en el poder. Dc hecho,
de la oposición politologos consideran requisite previo para una liberalización
bernamental ha impulsado el mayor crecimiento
el voto popular en politica15.
desde 2003 —permitiendole en 2010 ganar
de los votos (6,1 El debate entre los chavistas moderados y los radicales ha
las elecciones legislativas, con el 52 por ciento
de los votos (5,1 side descrito come optar entre Jas fuerzas del “chavismo sin
millones de votantes), frente a) 45 per cienro
Chavez” y las de “no hay chavismo sin Chavez”. Este debate
millones de votantes) en el referendo de 2009.
a su reduci pone en evidencia Ia mayor debilidad del PSUV: la personali
Sin embargo, Chavez bien podria responder
al intentar todavIa zación absoluta de la politica. El actual foco de esta confron
da competitividad electoral y evitar su calda
medidas de orden tación está en las Fuerzas Armadas; y en menor medida, entre
mayor dominio de la ciudadania, mediante
ci capitulo 4). En los gobernadores de estado —y en un future quizá la legislatura,
social y politico (ver el análisis presentado en
menos competitivo ahora que las elecciones de septiembre de 2010 abren de flue
otras palabras, si una caIda económica hace
podrá estar tentado a ye las puertas a representantes de la oposición. En las Fuerzas
al regimen hibrido en el ambito electoral,
Armadas, Ia presencia de técnicos cubanos que ocupan cargos
tornarse más restrictive politicamente.
pobti— infiuyentes ha creado tensiones, especialmente en los mandos
Dc hecho, es concebible que, si Chavez se muestra
petrolero colocara en superiores. Es difIcil calibrar cuin arraigadas puedan ser estas
camente más cerrado y Ia caida del ingreso
emerger presión preocupaciones, pero hay aiguna evidencia tangible de proffin
peligro su diplomacia de poder social, pudiera
Una combina— das divisiones entre el personal venezolano y el cubano. Gene-
internacional para promover diversos cambios.
231
230
los Si Ia oposición mantuviera su tendencia hacia un frente
rales chavistas retirados han manifestado su desconfianza en
de uno de unido —es decir, uno que permita coordinar estrategias— y sigue
tCcnicos cubanos y se ha rumorado que Ia renuncia
vicepresidentes, también general y de bastante peso, estuvo reduciendose Ia abstencion entre los opositores, los chavistas
moderados podran comenzar a propiciar, en forma creible, ci
relacionada con la influencia cubana.
Con relación a los gobernadores de estado, ci exacerbado equilibrio entre los radicales dcl gobierno y de Ia oposiciOn. Si
centralismo y la demora en procesar ci situado constitucional bien el chavismo —mediante la icy electoral de 2009— aseguró
aun que Ia oposiciOn, en 2010, no obstante haber ganado el voto po
que les corresponde a los estados ha generado descontento
pular, alcanzara apenas ci 40 por ciento de Ia Asamblea, al me
entre los gobernadores chavistas —no solo en los de la oposición.
de los nos no logrd detener un renacer del pluralismo en Ia legisiatura.
En 2010, el gobernador del estado Lara, considerado uno
movi En efecto, fue quizá Ia primera victoria a favor del pluralismo
más influyentes, se retirO dcl PSUV y dio apoyo a otro
desde que Chavez llegO al poder. De ahora en adelante, la urea
miento revolucionano.
Las perspectivas a futuro de los chavistas moderados de de la oposición sera evitar Ia fragmentacion —lo cual siempre es
unida. un riesgo dada su heterogeneidad y la miriada de tácticas que
penden de Ia capacidad de la oposición de mantenerse
No hay duda de que una de las mayores proezas poilticas de la Chavez emplea para dividirla. Pero de evitar la fragmentación,
oposición durante las elecciones de 2008 y 2010 ke el haber la oposiciOn podria liegar a fortalecer a los chavistas modera
ofrecido un amplio menu de “candidatos unificados”; es decir, dos —lo cual darla paso a una apertura significativa del sistema
designar a no más de un candidato a cada puesto disponible. politico.
de la
En 2010, Chavez pensó que podrIa dividir ci liderazgo
oposición y disuadir a los votantes opositores mediante una REFLEXIONES

ley electoral. La nueva Ley Orgänica de Procesos Electorales Los mitOlogos, humanistas, paleontologos y cripto-zoólo
(LOPE) cambio el sistema electoral: otorga mayor nümero de gos que estudian los dragones están de acuerdo en que, no obs
puestos “nominales”, con base en mayorIas, a los distritos ma— tante algunas variaciones, los dragones comparten ciertas ca
yormente chavistas; y modifica, a favor del oficialismo, los dis— racteristicas que los distinguen de otras especies, ya sean reales
tritos electorales que habIan votado por la oposición en 2008 y o imaginarias. Los dragones son criaturas de inmenso tamaflo,
2009. Esta ley se ideó para asegurar que Ia oposición obtuviera que a menudo despliegan poderes supernaturales. Poseen pie
mucho menos puestos en la Asamblea de los que le correspon les gmesas, que se asemejan a los reptiles. Arrojan fuego a sus
derIan segün la votación. Sin embargo, Ia movida de Chavez ie enemigos. Tienen a menudo alas de pájaro o de murcielago y se
rebotO: animó a que los lideres de Ia oposición se unieran win deslizan como las serpientes. Y protegen ciertos tesoros ala vez
mäs y a que participara en Ia votación un nñmero record de que destruycn otros, aun dandose un banquete con los produc
electores. En abril de 2010, con base en lecciones derivadas de tos más preciosos de Ia tierra y a veces las más bellas virgenes
las elecciones presidenciales de 2006 asi como en las de alcaldes del pals.
Mesa de Unidad A nuestro modo de ver, esta imagen describe el regimen
y gobernadores de 2008, ia oposición creó la
Democrática (IVIUD) para competir en las elecciones de sep hibrido de Chavez casi a Ia perfeccion. La habilidad de Chavez
tiembre. Esta Mesa coordinó el nñmero justo de candidaturas de resucitar y reinventarse —despues de 1992 y de nuevo en
para cada puesto. 2002-2003— sin mencionar ci hecho de que transformo una de

233
232
las democracias más consolidadas de America Latina en
un ré nos bajo estándares venezolanos —donde ci extremismo politi
gimen politicamente duro y aun asi, triunfar en las elecciones, co, historicamente, habia sido Ia excepciOn ames que la norma.
sugiere cierros poderes sobrenaturales de los cuales carecen
los Aunque el manejo de la economia se parece más al reciclaje
lideres y movimientos politicos comunes y corrientes. Su belige que a Ia invenciOn y hasta ha exacerbado las equivocaciones de
rancia hacia los enemigos, tanro en casa como en Washington, gobiernos anteriores, Chavez ha logrado mantener una coali
quema como ci fuego. Su habilidad pan desviar ci rumbo de Ia ción bipolar dificil de vencer electoralmente, sin par frente a
politica y de cubrir tanto terreno politico, a menudo aprerando presidente alguno en Ia historia de las elecciones venezolanas
agenda al punto que ni siquiera sus ministros Ia conocen, desde 1958.
sugiere que esce dragOn rambién debe tener alas que le
permiten Un dragon totalmente benigno o totalmente malevolente,
volar alto y a gran velocidad. Su obsesiOn de proteger su
publico no habria sido capaz de tal proeza. Las inmensas barreras quc
bipolar de seguidores mediante ci gasto dirigido, sugiere que debiO enfrentar este dragon, a raiz de los que defendian el statti
este dragon también cuida sus tesoros. Y su enfoque
sobre ci quo y otros que aspiraban a un futuro mejor, requerla de un dra
sector petrolero, destruido por su apetito de gastar màs y
mds gOn poco bondadoso. Y las oportunidades a la mano, en térmi
banquete voraz con lo nos de recursos econOmicos e institucionales, eran demasiado
recursos, revela que esta criatura se da un
mejor que produce la tierra. abundantes para que este dragon fuera exclusivamente mons
Pero no todos los dragones comparten tan aterradoras ca truoso. Chavez consolidO el poder al combinar tanto el apoyo
pacidades. En Ia mirologia china, por ejemplo, los dragones popular como Ia traiciOn popular,junto con una buena dosis de
simbolizan poderes favorabies y hasta pueden augurar Ia bue trampa. Es un regimen hibrido, con raices incuestionablemen
na suerte. Los dragones chinos tipicamente no arrojan fuego; te tropicales y iatinoamericanas, y por lo mismo excesivamente
tal
de hecho, le temen al fuego. En cambio, vomitan agua, de personalista.
forma que crean Ia mu)’ requerida Iluvia, brindándoies la repu Para Ia oposiciOn —que para el momento en que se escri
taciOn de ser proveedores de lo bueno. El regimen de Chavez, be es tan numerosa como los chavistas— no hay duda de que
tambiCn argumentamos, abarca algunos de estos elementos estc dragon solo ciene una cara. Desde 1999 Ia oposiciOn ha
benignos. Ciertamente, asi lo yen los chavistas. Para elios, ci estado en busca de caminos para vencer o ai menos domar el
se monstruo, pero apenas recientemente han surgido las condicio
chavismo es Ia esencia o a! menos ci simbolo de suefios que
hacen realidad, ya sea por el acceso a la educaciOn, un trabajo nes Optimas, a saber, el caos econOmico y de gobernanza —un
añorado, un contrato con el Estado, un favor especial o una cambio en las condiciones exOgenas— y la realizaciOn por parte
sensaciOn personal de sentirse empoderados. de la misma oposiciOn de Ia necesidad de unidad electoral, una
En verdad, Chavez no es ni el primer dragon ni ci otro, retOrica menos extremista y una campafla concertada frente al
sino una combinaciOn de los dos. Es un regimen hibrido que abstencionismo —Un cambio en las condiciones endogenas.
ha adaptado a los riempos modernos autCnticas tradiciones Ia Los esrudiosos cit los dragones tamblCn están desconcer
tinoamericanas: ci populismo agresivo, ci nacionalismo antics tados por otro misterio: por qué tantas cuituras, con tan poco
tadounidense, Ia politica econOmica cstatista, el militarismo y o ningün conracto entre unas y otras, han desarroilado la idea
una impaciencia con la desigualdad. Esto permitiO al chavismo de los dragones16? Los dragones han sido registrados en Ia mi
ilevar a cabo nada menos que una revoluciOn en el pals, ai me- tologia griega, Ia cristiandad europea, las Ieyendas vildngas, el

235
234
folcior chino, en ci Medio Oriente, en India y en la Amen- notas
ca precolombina. Diferentes versiones de esta extrafla cniatura
ocurren en diversas cuituras.
Asimismo, pensamos que ci fenomeno del chavismo —o
una versiOn del mismo— tambien puede emerger en orras cul
turas. Es evidente que una reproducciOn exacta es improbable,
pero identificamos condiciones —inestabilidad económica, inse—
guridad personal, intolerancia de los seguidores y decaimiento
de los partidos— bajo las cuales ciudadanos de otros lares po—
drán añorar un dragon en ci horizonte. Una vez que ci dra
gOn aparece, segün nuestro análisis, el paisaje cambia de forma CAPITULO I

dramática. El dragon se convierte en Ia ünica figura dominante


en el pals. Ouien sea parte de los tesoros que proteja, se alegra.
Pero 51 es bianco de su apetito y su fuego, probablemente mal- . Thomas Carothers, “The Backlash against Democracy Promotion”, ForeignAf
decirá pan siempre ci momenro cuando manifesto su deseo de fairs 58 (2; 2006): 55-68; Larry Diamond, “Thinking about Hybrid Regimes”,
Joun;alofDemocragi 13 (abril 2002): 21-35.
que apareciera en Ia rierra.
2. Thomas Carothers, “The End of the Transition Paradigrd’,JournalnfDemoc
ru9 13 (2002): 5-21; Marina Ottaway, Denwcracy Challenged: The Rise of Semi—
Authoritarianis,n (Washington, D.C.: Carnegie Endowment for International
Peace, 2003); Audreas Schedler, cd., ElecloralAzsthoritarianism: The Dynamics of
Urfree Co;;;petstion (Boulder: Lynne Rienner, 2006); Steven Levitslg’ y Lucan
Vay, “The Rise of Competitive Authoritarianism”,Journal ofDenorracy 13, no.
2(2002): 51-65; Beatriz Magaloni, VotingforAutorracy:Hegemonic Party Survival
and Its De,nise in Mexico (Cambridge University Press, 2006).

3. Kenneth Roberts, “Neoliber.alism and the Transformation of Populism in Latin


America?The Peruvian Case”, ITfrldPolitks48 (ocmbre 1995): 82-116; Maxwell
Cameron, Democracy andAnthoritarianism In Pens: Pofihral Coalitions and Social
Change (Lundres: Palgrave Macmillan, 1991); Carlos Ivan DeGregod, “Pens:
The Vanishing of a Regime and the Challenge of Democratic Building”, en Con
structing Democratic Governance, segunda edicion, editado por Jorge I. Domin—
guez y Michael Shifter (Johns Hopkins University Press, 2003).
4. Nora Lustig, “Povert Inequality and she New Left in Latin America”, infonne
de investigacirin (Washington, D.C.: Woodrow Wilson Center, Latin America
Program, ocmbre 2009) (tnvw.wilsoncenrer.orgltopicslpubslLAP_090716_
Lustig Bulletin ENGJ.pdfl.
5. Jorge I. Donsizsguezy Rafael Fernández de Castro, editores, Contemporary US.—
Latin Angerican Relations: Cooperation or Conflict in the 21st &ntury? (New Thrk
Rnutlcdge, 2010).

237
236
6. Michael Penfold, “Federalism and Institutional Change in Venezuela”, en CAPITULO 2
Federalism and Dnno,yag’ in Latin America, editado pot Edward Gibson (Johns
Hopkins University Press, 2004).
1. Guiflermo O’Donnell, A-Iodernization andBureaucratic—Authorirarianisns: Studies
7. Pan mat informacitin sobre La crisis de los panidos y ci ingreso tie las nuevas in South American Politics (Berkeley: University of California, Institute of Inter
fuerras politicas, vet: Javier Corrales,”llse Backlash Against I1arket Reforms”, national Studies, 1973).
en Constructing Democratic Governance in Latin America, editado por Domin—
guez y Shifter. 2. Nancy Bermeo, Ordinary People in Extraordinary Times: The Citizenry and the
Breakdown ofDemocracy (Princeton University Press, 2003).
8. José Antonio Gil Yepes, “Public Opinion, Political Socialization, and Regime
Stabilization”, en The Unrat-tling of Rep resentative Democrag’ in J1mezs,elu, ed 3. javier Cornies,”In Search of a Theory of Polarization”, European Rn’ina ofLat
itado porJenisifer L. l’.lcCoy y David j. Myers (Johns Hopkins University Press, inA,nerican and Caribbean Studies., no.79 (2005): 105-118.
2004). 4. Francisco Monaldi y Michael Penfold,instimtional Collapse:The Role of Gov
Macas-tan Hunsphreys y Martin Sanbu, “The Political Econonsy of Natural ernance in Explaining Venezuela’s Economic Decline 1975-2005”, en Venezuela:
9.
Resource Funds”, en Escaping the Resource Curse, editado por Macastan Hum— Anatomy of a Collapse, editado por Ricardo Haussmann y Francisco Rodriguez
phreys,Jeffrey Sachs yjoseph Sriglitz (Columbia University Press, 2007);James (Pennsylvania Stare University Press, por publicane).
Robinson, Ragnar Torvik y Thieriy Verdier, “Political Foundations of the Re 5. Michael Penfold, “Electoral Dynamics and Decentralization in Venezuela”, en
source Curse”,Journal ofDevelopment 79(2006): 447—68. Decentralization and Democracy in Latin America, editado pot Alfred Montero y
10. Ver, por ejemplo: Daniel Levine, conflict and Political change in Venezuela David Samuels (University of Norre Dame Press, 2004), pp.155-79.
(Princeton University Press, 1973); Terry Karl, The Paradox ofPlenty: Oil Booms 6. Daniel Fleffinger, “Political Overview: The Breakdown of Puntofijismo and the
and Petro States (University of California Press, 1997); Moisis Naim, Ripe’; Rise of Chavismn”, en Venezuelan Politics in the Chavez Era: Class, Polarization,
Tsgen aml sl!inotaun: The Politics of I’nezuelai Economic Rrforms (Vashington, and Conflict, editado per Steve Ellner y Daniel HeUinger (Boulder, CO, Lynne
D.C.: Carnegie Endowment for International Peace, 1993); Unraveling of Rep— Rienner Publishers, Inc.). -

resenhthve Democracy in Venezuela, editado lxsr l\lcCoy y fs’ers; Jonathan Di


John, From Il ‘indfs II to Curse? Oil and Industrialization in Venezuela, 1920—2005 7. Michael Coppcdge, “Venezuela: Popular Sovereignty Versus Liberal Democ
(Pennsylvania State University Press, 2009). racy”, en Constructing Democratic Governance in Lain A,nerica, edirado porJorge
DomInguez y Michael Shifter (Baltimore: Johns Hopkins University Press,
11. Michael Ross, “How Mineral—Rich States Can Reduce Inequality”, en Hum 2003), pp. 165-92; Javier Corrales, “Power Asymmetries and the Rise of Presi
phreys v onus, Escaping the Resource Curse, editado por Humphreys, Sachs yS— dential Constitutions”, informe presentado en In reuniOn annual tie Ia American
tiglitz; Kurt Weytand, “Politics and Policies of Latin America’s Two Lefts: The Political Science Associarion (Philadelphia, 2006).
Role of Party Systems vs. Resource Bonanzas”, informe presentado en Ia reunion
annual de la American Political Science Association, en el Hyatt Regency Chi 8. Douglas C. Nortls, William Summerhilly Barry R.Weingast,”Order,Disorder,
cago ye1 Sheraton Chicago Hotel and Towers, Chicago, agosto 30,2007. and Economic Clsange: Latin America Versus North AsneHca”, en Governing
for Prosperity, editado pot Bruce Bueno de Iviesquita y Hilton L. Root (Yale
12. Robert A. DahI, Polyarchy: Participation and Opposition (Yale University Press, University Press, 2000), pp. 17-58; Adam Pneworski, Democracy andthe Market:
1971). Political and Econonnc Reforms in Eastern Europe and Laein America (Cambridge
13. Comisión Economica de las Naciones Unidas pan America Latina yel Caribe, University Press, 1991). Pan una versiOn de este asgumento aplicada al caso
Social Panorama ofLatin America, 2009 (Santiago, Chile: 2009). venezolano, ver: Francisco Monaldi y Michael Penfold, “Institutional Collapse:
The Role of Governance in Explaining Venezuelas Economic Decline 1975—
14. Norbeno Cescrole, Caeediio, Ejirato, Pisebla Li Ii’nezuela del Presidente Chavez 2005”, en l,seznela: Anato,ny ofa Collapse, editado por Ricardo Haussmann v
(Madrid: Ediciotses Ai-Andalu4 1999) (tambien dispunible en www.analitica. Francisco Rodriguez (Pennsylvania State University Press, pot publirarse).
comlbitbliotecalcereso le/caudillo.asp).
9. Miriam Kornhlith, “Elections vs. Democracy”, Journal of Democracy 16, no. I
(2005): 124-37.

238 239
ing Out the Opposition”,JournalofDemocrag’, 18, (2007), pp. 99-1 13.
10. Javier Corrales, “In Search of’lheoq of Polarization.. -
no.2

ii. Para ut I relato derallado dcl fugaz golpe contra Chavez, ver: Brian
Nelson, The 22. World Bank, Making Sendces tIrkfor Poor People (Washington, D.C.: 2004).
Siknce,s,ul the Scorpion: ihe coup against Chavez and the shaking ofM odern Fin—
23. Francisco Rodriguez, “An Empty Revolution: The Unfulfilled Promises of
cane/a (New Ilirk: Nation Books, 2009).
Hugo Chavez.” Foreign Affaires 87, no.2(2008): 49-62.
invertidas
12. El gusto social por motivos politicos en 2004 refleja las,cant,dades 24. Michael Penfold, “Chenrelism and Social Funds: Empirical Evidence from
las
par a defender al oficialis,sio tanto ante ci referendo de agosto como ante Chavez’s Misiones Prngrams”,LatinArneriran Politics and Society 49, no.4(2007):
cetebraron en ocNbre tIe ese niisrno
eleceiones tIe gobernadores y alcaldes quest 63-84.
anus.
and 25. Ruth Beñns Collier y David Collier, “Inducements Versus Constraints: Dis
13. javier C,,rr;des, ‘Strong Societies, Weak Parties: Regime Change in Cuba aggregating ‘Corporathm,”‘ American Political Science Review 73,
no. 4 (1979):
in the 1950s and Today”, Lath, America,, Politics and Society 43, no.2
Veisezucla 967- -986
(2001): 81-112.
radicales y 26. Kurt Weyland, ‘Neopopulism and Neoliberalism in Latin A.mecica: How Moch
14. L’ara LitI:i discusi,in acerca tIe Ia division dentin del cliavismo entre Affinity?” Third FlorId Quarterly 24, no.6(2003): 1095-1115.
flweznelan Politic (Boulder: Lynne
nsoderados, ver: Steve Elloer, Rethinking
LUcisner, 2008). 27. José Antonio Gil Yepes, “Public Opinion, Political Socialization, and Regime
tIe los Stabilization”, en Unraveling of &presentative Dnnocrag’ in Venezuela, editado
15. La opnsiciOn se preguntO sobrc el especracular salto de 11.7 Pot ciento por McCoy y Myers.
vistantes registrados cii los apenas seis metes que pasaron entre abril y ocn,bre
Ia
tIe 2004. La prensa reportd Un tiOmerti aün mayor de votantcs registrados con 28. Bruce Bueno de Mesquita y ouos, The Logic of Political Surv.dval (Cambridge,
nsisma direccion que dilicilnsentc podian residir cii Ia locididad que ci registro Mass.: MIT Press, 2003).
electoral decia quc liabiraban. 29. Chang-Tai Hsieh, Edward Miguel, Daniel Ortega y Francisco R. Rodriguez,
16. Para septiembre tIe 2006, ci presidente hsabia auspiciado tres veces más minutos “The Price of Political Opposition: Evidence from Venezuela’s Maisanta’,
de ca’npana -al aire que lo que lair)’ Ic permitia, sin incluir ci programa dominical NBER Working Paper No. w14923, (abril 2009), disponible en SSRN: http://
Va:
tIe TV A/a P,esidente, d,nde Cl,:ivez Se dirige a La naciOn pot varias hnras. ssrn.comlabstracr=1394830.
“Ahuso presidencial en Ins medios de comunicació n dcl Estado’, en Ciudadanfa
30. Aifred Stepan,”Snte Power in the Southern Cone of Latin America”, en Bring
zlctiva / Qiracas), dicicnsbre 2006, snnv.ciodadaniaactis’a.org. ing the State Rack in, edirado pot Peter Evans, Dietrich Rueschemeyer y Theda
17. Vicepresidente Jorge Rodriguez, en Un discurso que inspartlo en Ia Asamblea Skocpol (New York Cambridge University Press, 1985).
Nacional ci 31 tIe enero de 2007: “Clam que querensos instaurar una dictadura,
Ia dicradjira de Ia democracia s’erdadera via dc,nocrac,a es Ia dictadora de rodos”.
CAPITULO 3
El texto enrern del discurso esri disponible en http://venezuelareaLzoomblog.
com/archivo/2007/02/OI/jorge- Rndriguez-Qyeremos—instaorar—la.himl.
1. Mark Weisbror, Rebecca Ray y Luis Sandoval, “The Chavez Administration
18. Simon Romcro,CI,ivez Seeks Tighter Grip on Military”, 7he New York Times, at 10 Years: The Economy and Social Indicators’ (Washington, D.C.: Center
“saw 29,2009, p. for Economic and Policy Research, febrero 2009). Para un enfoque similar al
nuestro, ver: Leonardo Vera, “Po[iticas sedates y pmducrivas en on Estado pat
19. Gideon Maltz, “The Case for Presidential Term Limits’, Journal of Democraty
flmonialista petrolero 1999-2007”, Nueva Sociedad, No.245 (mayo-junio 2008):
18. no.1 (2007): pp. 128-142.
111-128; para una vision mds einpárica con ci chavismo vet Gregory Vilperr,
20. Jennifer L. i\lcCr,y, “From Representative ui Participatory Democracy? Regime changing Venezuela by Thking Power (Londres y Nueva York Verso, 2007).
Transforr,sation iii Venezuela”, en The Unraseling of Representative Democracy
2. Sebastian Edwards y Rudiger Dnrnbusch, The Macroeconomics of Populism in
in 11,nezueh,, editado porJenisifrr L. McCoy y DavidJ. Myers (Johns Hopkins
Latin America (Chicago University Press, 1991); Rosemary Thoqi, Progress.
University Press, 2004), pp. 263-296.
Poverty and Exclusion: An Economic Histoiy ofLatin America in the 20’ Century
21. Esta secciân Sc basa en J..vier Cnrrales y Miclsael Peniold, “Venezuela: Crowd- (Washington, D.C.: Banco Interamericano de Desarrolln, 1998).

241
240
3. Thorp, Progress, Poverty and Exclusion. -
15. Javier Conales, “‘Hugo Chavez: uso, abuso y desuso de las insdtuciones politi
cas”, en Means liderazgosy democracies enAngirka Latina, editado porJesus Tovar
4. Francisco Rodriguez Caballero, “Las coosecuencias econOmicas de Ia revolutiOn (Mexico DR Universidad Nacional AutOnoma tIe Mexico, 2010).
bolivajiana”, Revista Nunja Econo,nia, no. 19 (abril 2003): 85-142.
16. Francisco Monaldi, Rosa Amelia Gonzalez, Richard Obuchi y Michael Penfold,
5. Rodriguez Caballcro,”Consecuencias econdmicas”, p. 95, tnduccion del autor “Political Insbmtions and Policymaking in Venezuela: The Rise and Collapse
6. Janet Kelly y Pedro Palma, “The Syndrome of Economic Decline and the Quest of Political Cooperation”, en Policymaking in Latin A,nerka: How Politics Sba?,es
for Change”, en The Unraveling ofRepresentative Democracy in nezuela, editado Policies, editado par Ernesco Stein, MarianoTommasi, Pablo.T. Spiller y Cabs
porlennifer McCoyy David ?vlyers (Johns Hopkins University Press, 2004). Scanascini (Washington DC y Cambridge, Banco Interamericano de Desano
Ho y Harvard University David Rockefeller Center for Latin American Studies,
7. Michael Penfold, “Clientelism and Social Funds: Empirical Evidence from 2O10):pp. 371-417.
Chavez’s A-!Idones Programs”, LatinAmerican Politics and Society 49, no.4(2007):
17. Por ejemplo, AnaJuliaJatar, en “Guiso ala Chavezca”, El Nacional, abril 8,2008,
63-84.
p 4., esfimO ganandas privadas de cerca de 80 mifiones tIe dolares en Ia cob
8. Lay de Protección y Promoción de inversiones, DecianciOn 356, Gaceta oficial cx— caciOn de deuda pOblica por pane de Ia companfa energCtica EDC luego de su
traordinaria No. 5.3901999. nacionalizadOn en 2007. Otras transacciones garantizadas por el Mhñsteflo tIe
Finanzas y PDVSA siguiemn procedimientos similares.
9. Luego de so apertura, entre 2000 y 2002, ci sector de las telecomunicaciones
atrajo más de dos mifiardos de dOlares en inversiOn cxtranjera directa. 18. Francisco Olivares, “CAAEZ: Solo militares”, El Universal, Julio 9,2008, p.4.
10. RodrIguez Caballero, “Consecuencias econOmicas.” 19. Pan un breve panorama de los cidos tIe prosperidad de Venezuela (descritos
11. Dc acuerdo con las esrimaciones de Ia Ofidna National de Presupuesro tIe Ia como ticks “corte-relajamiento-colapso”), ver: javier Corraies, “The Repeating
Asamblea Nacional, ci impacto econOmico del faffido golpe de 2002 flue de 136 Revolution: Chavez’s New Politics and Old Economics”, en Leftist Covennnents
in Latin America, editado por Kurt Weyband, Rafil 1%iadrid y Wendy Hunter
por demo del PTB; ci uecimienro negadvo causado por ci palo petrolero tIe
2002-2003 foe de 7.59 pot cienro del MB. (New Yoric Cambridge University Press, 2010).

12. Venezuela no Se sumO al embargo promovido pot Ia OPEP y permanecio coma 20. Basado en data de Miriam Kornblith y Thais Maingon, “Contenidos y formas
un proveedor de Estados Unidos. de Ia acciOn esratal en ci periodo 1936-1980”, Ceeadernos del Cendes 4: pp. 67-94.

13. Francisco Rodriguez Caballero, “An Empty Revolution: The Unflaffihled Prom 21. “Veneconomy Weekly” (newsletter online), Veneconomia, October 2008.
ises of Hugo Chavez”, Foreign Affairs. mano-abril 2008, p. 49-62; Mark Weis 22. Teodoro Pedroff, “A Watershed Moment: Venezuela”, Andean Working Paper
bror, “An Empty Research Agenda: The Creation of Myths about Contempo (Washington: Inter-American Dialogue, 2008).
rary Venezuela” (Washington, D.C.: Center for Economic and Policy Research,
2008). 23. Barbara Smllings y Robert Kaufman, “The Political Economy of Latin Ameri
ca’s PopuJism”, en The Marcroeconomics ofPopulism in Latin America, editado par
14. Dc acuerdo con datos provistos por ci Banco Central de Venezuela, Ia categoria Sebastian Edwards y Rudiger Dornbusch (Chicago University Press, 1991).
sin fines de lucro bajo Ia cual estos beneficiarios serian incluidos creciO mis de
16.5 por ciento en 2006, 10.9 par ciento en 2007 y 9.2 por cienro en 2008. 24. SuheisTejero,”Sector pOblico absorbe a 41.400 trabajadores por estafizaciones”,
Las cooperativas flieron vigorosamense promovidas pan consrmir ci modelo del El Universal, 2008.
“Socialismo del Sigo YOU” y fiseron generosamente financiadas por ci Estado 25. “Veneconomy iVee%’(newsietrer online), abril 20,2008.
via capital seinilli, equipamienro y contrutos conei sector pOblico; su nOmero Sc
incrementO desde 1.336 en 2001 a 102.568 en 2005. Sin embargo, un estudio 26. AfiNinfolatam (nnusletteronline),julio 19,2009.
en proflindidad de on pequetio nOmero de coopentivas mostrO que In may 27. Oscar Ethevania, La econon,ia venezolana, 1944—1994 f (Caracas: Editorial
aria flieron incapaces de recuperar Ia inversiOn inicial. Ver:Jusefina Bnmi-CeUi, Ane/Fedecthnans, 1995).
“Viabilidad econOmica y desempeno coopcrativo”, en Estrategias en tiempos de
turbulencia: Las empresas venezolanas, editado por IJichacl Penfold y Roberto 28. Jonathan DiJohn, From Windfall to Curse? Odandlndwfrialization in Venezuela,
Vaincab (Caracas: Edidones IESA, 2009). 1920--2005 (Pennsylvania State University Press, 2009).

242 243
Baptista y Benard Ivlommer, Elpeeroleo eo elpensamiento economico venezolano
29 Doing Biai,,ess (base de datos online del Banco Mundial), 2008 (www.doing
(Caracas: Ediciones JESA, 1992).
business.org)
2. Thomas Friedman, “The First Law of Petropolitics’, Foreign PoEsy (mano-abrd
30. Feipe Pãrez, “Revision, rectfficaciOn y reimpulso ec000mico’. Reimpuiw Produc—
2006), disponible en .nvw.foreignpohcycom/anicies/2006/04/25/she_first_
tivo es Ursa publicaciOn dd Islinisterio del Poder Popular pan Ia ConsunicaciOn
law_of_petropolitics. -

y Ia Informacion. 2003.
3. Jeffrey Sachs y Steve Werner, “Natural Resource Abundance and Economic
31. DiJohn,From JVindfallto Curse?
Growth’, NBER Working Paper 5398 (Cambridge, National Bureau of Eco
32. Charles Lindblom, Politics and Markets: The Ilfsrldi Political—Economic Systems nomic Research, 1993); Osmel Manzano y Roberto Rigobrin, “Resource Curse
(New YorL Basic Books, 1977). or Debt Overhang?’ NBER Working Paper 8390 (Cambridge, National Bureau
of Economic Research, 200fl; Francisco Rodriguez y Jeffrey Sachs, “Why Do
33. ‘Jesse Chacon deja su cargo por anesto de su hermano’, El Universal, &ciembre
Resource-Rich Economies Have Slower Growth Rates? A New Explanation
7,2009, P.7.
and an Application to Venezuela”,Joun,al ofEconomic Growth 4, no. 3(1999):
34. Segrin ursa version, ci casio fiscal deja crisis finan&ra en esros pequeOos buncos 277-303; Xavier Sala-i-Martin y Arvind Subrasnanian, “Addressing the Natural
causada pot Ia fraudulenta extracciOn de depasitos pOblicos y prindos dcanza Resource Curse: An Illustration from Nigeria.’NBER Working Paper No 9804’
los siete miUardos de dolares. Vet: Juan Curios Zapara,’El fin de Ia hissoria bo (Cambridge, National Bureau for Economic Research, 2003).
nita’, El Mundo Economia &Negocios, febrero 26,2010, p. 26.
4. Macartan Humphreys,Jeffrey Sachs yJoseph Stiglitz, editores, Escaping the Re
35. Ibid. source Course (Columbia University Press, 2007).
36. La rasa paralela supuestaissente set ía contenida por ía emisiOn de deuda denomi 5. Michael Ross, “Does Oil Hinder Democracy?’ World Politics 53, no. 3 (abrd
nada en dOlares, o permitiendo que PDVSA vendiera divisas en el mercado no 2001), 325-61; Nathan Jensen y Leonard Wantcheckon, “Resource Wealth and
oficia) pan incrementar Ia eantidad tIe moneda local disponible pan cubit ci Political Regimes in Africa’, Comparative Political Studies 37, no.7(2004): 816-
costo de sus operaciones. 41.
37. Stratmor, “Wnezucla: Gun Dam Drops to Lowest Level”, mayo 7,2010. 6. Sala-i-Mardn y Subramanian, “Addressing the Natural Resource Curse: An II
lustntion from Nigeria”; Jonathan Isham, Michael Woolcock, Lant Pritchet y
38. Javier Corrales, “use Repeating Revolution.’
Gwen Busby’, ‘The Varieties of the Resource Experience: How Natural Resource
39. Adam Przeworsh y onos, D,,nccract’ stud Davlopment: Political Institutions and Export Structures Affect the Political Economy of Economic Growth’, informe
WY—Being in the II’orhl, 1950—1990 (Cambridge University Press, 2000). issediro (Washington, DC, Banco Mundial, 2003); Ross, “Political Economy of
the Resource Curse”; Paul Collier, The Bottom Billion (Oxford University Press,
2007).
7. Stephen Flaber y Victor Menaldo, “Do Natural Resources Fuel Authoritarian
CAPITULO 4 ism? A Reappraisal of the Resource Curse’, informe de trabao no.351 (Stan
ford University, 2008).
1. Manuel Hidalgo, “A Petro State: Oil, Politics and Democracy in Venezuela’, 8. ‘Iliad Dunning, Crude Democracy: Natural Resource iJalth and PoUt kal Regimes
Working Paper Series 49/2007 (Madrid: Real Instituso Mcano, 2007); Man (Cambridge University Press, 2008); James Robinson, RagnarTorvik and Ihi
uel Hidalgo, ‘lingo Chavez’s Petro-Socialisin’,Journssl of Densoaacy 20, no. 2 cay Verdier, “Political foundations of the resource curse’,Journal ofDnielopment
(2009): 78-92; Francisco i’tlonaldi y Michael Penfold, “Institutional Collapse: Economics 79 (2006): 447-668.
The Role c,fCovernassce in Explaining VenczueIas Economic Decline 1975
2005’, en limezuela: Ansilomy of a Collapse, editado por Ricando Haussmann 9. Terry Karl, “Petroleum and Political Pacts’, Latin %,nerican Research Review 22,
y Francisco Rodriguez (University’ Park, Pennsylavia State University Press, no. 1 (January 1987): 63—94.
2010), por publicarse; Leonardo Vera, “Politicas sociales y producrivas en Un 10. Sala-i-Mantin y Subramanian, “Addressing the Natural Resource Curse.’
Estado patrimoniaiisra petrolero 1999-2007’, Nueva Sociedad, no. 245 (mayo
junio 2008):11 1—128. Para una perspective clisica sobre este rema, ver:
AsdrUbal II. Pan una aplicaciOn de estc concepto sabre Ia conquista y posesiOn del poder, ver

245
244
Douglass C. North, William Sumnierhifi y Bacay R.Weingasr,”Order, Disorder, 25. DElia y Cabeza, “Las misiones sociales en Venezuela”
and Economic Change; Latin America versus North America”, en Governing 26. Espana, Detrds de hi pobreza.
for Prosperity, editado por Bruce Bueno de Mesquita y Hilton L. Root (Yale
University Press, 2000), pp. 23-29. 27. Francisco Rodriguez, “An Empty Revolution: The Unfulfilled Promises of Hugo
Chavez”, Foreign Affairs, mano-abril 2008, disponible en www.foreignaffalrs.
12. SaJa-i-Manin y Subramanian, “Addressing the Natural Resource Curse.” com/anicl&63220/francisco-rodrA%C2%ADgiieWan-empty-revoludon.
13. Haber y Menaido, “Do Natural Resources Fuel Authoritarianism?”; Dunning, 28. Ranon Espinasa, “The Performance of the Venezuelan Oil Sector, 1997-2008:
Crude Democracy. Official versus International and Estimated Figures”, informe presentado en
14. Juan Carlos Re>, Problemas sociopaliticos i/c America Latinis; (Caracas: Editorial Ia Conference on Energy Cooperation and Security in the Hemisphere Task
Ateneo de Caracas, 1980); Daniel Levine, C’a,iJlict and Political Change in I’en— Force, University of Miami, Center for Hemispheric Poliqi octubre, 2008.
cane/a (Princeton University Press, 1973).; Diego Bautista Urbaneja, Pueblo y 29. Ibid.
petrdleo en lii politias venezo/ana dcl siglo XV (Caracas: Cenrm de Formacitin y
Adiesrransienio tie PerrOleos tie Venezuela, 1992). 30. Esra secciOn estã basada en:Javier Corrales, “The Repeating Revolution.”

15. Terry Lynn Karl, The Paradox ofPlenty: 01/Booms and Petro States (University of 31. Benjamin Smith,”The Wrong Kind of Crisis:Why Oil Booms and Busts Rarely
California Press, 1997). Lead to Authoritarian Breakdown”, Studies in Comnparative International Devel
opnient 40(4): 55-76, alcanza una conclusiOn similar, pew cirando causas dis
16. key, Problemmias sociopoliticos i/c Amnerica Latina; Levine, ‘om!ftict and Political tinras. Ver tambien: Collier, “Bottom Billion.”
Ghange in la,ez,w/ii -

32. Karl, Paradox ofPlenty, Fernando Comnil, The Magical State.


17. l\loises Naim y Ramon Pinango, editores, El caw Venezuela: Una ifusion dear—
monia (Caracas: Ediciones IESA, 1984). 33. Levine, Conflict and Political Change in Venezue&, Karl, “Petroleum and Political
Pacts: The Transition to Democracy in Venezuela.”
18. l\lonaldi y Penfold, “Institutional Collapse.”
34. Deborah Norden, “Parry Relations and Democracy in Latin America”, Party
19. Para una revisiOn interesante sobre Ia dimension politica tie los esfiaerzus pan Politics 4, no.3 (1998): 432-34; Monaldi y Penfold, “Institutional Collapse.”
intenlacionalizar PDVSA, ver: Cesar Buena, The Policy Process in a Petro State
(Lunches; Asligate Publishing, 1999). 35. Collier, Bottom Bit/ion; Moises Naim, Paper Tigers and Alinotaurs (Washington,
D.C.: Carnegie Endowment for International Peace, 1993); Henry A. Dicta y
20. Para una descripciOn del proceso presupuestario durante este periodo, ver: José David J. Myers, “From Thaw to Deluge: Party System Collapse in Venezuela and
Manuel Puenre, Gcrmth Rios y Abelardo Daza, “The Pnliflcal Economy of the Pens”, Latin American Pulitict and Society 49, no.2 (2007): 59-86.
Budget Process in Venequela”, Research Network Working Paper (Washington,
D.C., Banco Incerameticano de Desanolio 2007). 36. Sobre Ia adiccion rentista en Venezuela, ver: Anital Romew, “Rearranging the
Deck Chairs on the Titanic: The Agony of Democracy in Venezuela”, Latin
21. Ver: Bernard Mommer, “Subversive Oil”, en Venezuelan Politics in the Ghdvcz Amnerkan Research Review 21, no. 1(1997): 7--36.
Era: class, Polarization, and Conflict, edirado por Steve Ellner y Daniel Hellinger
(Boulder, Lynn Rienner Publishers, 2003): 131-146. 37. HugoJ. Faria,”Socialismo demncradco contra socialismo totalitario”, disportihle
en winv.hacer.org/currenUVene22l.php [July 22, 2010; Hugo). Faria, 2008.
22. Luis Giusri, en “Oil and Revolution; Viewpoints”, ReVista, Haruardfltvinv of “Hugo Chavez Against the Backdrop of Venezuelan Economic and Political
Latin America 8, 1 (otono 2008), p.24. History”, Independent Review 12, no.4 (2008).
23. Michael Penfold, “Clienreism and Social Funds: Evidence from Chavez’s Mis- 38. Stephan Haggard yRobcrt R. Kaufman, The Political Economy of Democratic
jones”, Li/in %n,ericau Politics and Society 49, no.1(2007); 63-84. Transitions (Princeton University Press, 1995); Banco Inrenmericano de Desar—
24. Yolanda DELIa y Luis Francisco Cabeza, “Las misiones sociales en Venezuela”, rnUo, “The Politics of Policies: Economic and Social Progress in Latin America,
\Vorbng Paper Series (Caracas: Latinamerican Institute for Social Research 2006 Report” (Washington, D.C., y Cambridge, BID y David Rockefeller Cen
Press, 2008). Ver rambiin: Luis Pedro Espana, Detras de Ia pobreza: Diez atios ter for Latin American Studies, 2006).
despuis (Caracas: Universidad Casolica Andres Bulb, 2009).

247
246
4. Para urta discusión sobre el balance moderado, ver: Robert A. P-ape, “Soft Bal
Institutions all’!
39. Adam Przewonki y otros, Denoaacy and Develop ,nent: Political ancing against the United States.” International Security 30, no. 1 (2005); T. V.
(Cambridge University Press, 2000).
g
ITWI—Bein in the World, 195——1990 Paul,”Soft Balancing in the Age of U.S. Primacy” International Secnrity30, no.1
Democracy 5, no. (2005): 46-71. Andrew Hunch, “Hegemony, liberalism, and global order: what
40. Guiilermo O’Donnell, “Dclegatht Democracy”, Journal of
space for would-be great powers?” InternationalAJIairs 82, 00.1(2006): 1:19.
1(1994); 55-69.
Devaluation; 5. Stephen ?‘l. ‘Walt, “Can the United Stares Be Balanced? If So, HowrAmerica,,
41. Javicr Corraics, “Reform-Lagging-_Stares and the Question of
Venezuela’s Response to the Exogenous Shocks of 1997-98”, en Exchange Rate Political Science Association AnnualA Jeeting. Chicago, 2004.
por Carol Wise y Riordan Roert (Washington ,
Politics in Latin America, editado 6. Para una revisitin proflinda sobre el tema del balance, en Ia que so autor argu
D.C.: Broohngs Institution Press, 2000), pp. 123-158 menia que Ia diferencia de -alcance dentro del balance es dilicil de establecer, ver:
Unraveling Daniel El. Nexon, “The Balance of Power in the Balance”, Ti-i rId Politics 61, no.2
42. Damarys Canache, 2004. “Urban Poor and Political Order”, en The C. Wohslfnrth,
I’dcCoy y David (abril 2009); 330—59. Ver rambien: Stephen G. Brooks y
ofRep rejentative Democracy in H’newela, editado por Jennifer L.
“International Relations Theoq’ and the Case ag,insr Unilateralism”, Penpectivea
J. Myers (Johns Hopkins University Press, 2004), pp’33—39. on Politics 3 (3) (2005): 509—24; Keir A. Lieber y Gerard Mexander, “Waiting
(New Bruns
43. Joan Nelson, Fragile Coalitions: The Politics ofEconomicddjustment for Balancing: Why the World Is Not Pushing Back”, Internatio,,al Security 30,
19889); Adam Przewotsb, Democracy arid the Market:
wick, NJ.: Transaction, no. 1 (2005): 109—39; Robert Kagan, “The September 12 Paradigm: America,
Eastern Europe and Latin America (Cambridge
PolitkalandE cononnc Re/’arnn in the World and George V. Bush”, Foreign Affinrs 87, no.5 (septiembre-octubre
ReJbrm:
University Press, 199fl; Stephan Haggard y Steven B. Webb, Votingfor 2008).
EconomicAd j’ustment (New York Oxford
Democracy. Political Liberalization, and
University Press, 1994); Susan Eckitein, editor, Power and Popular ProteatLatin 7. Williams, Mark E. (2007) “International Relations Theory and Venezuela’s Soft
American Social AIove,nents, edicion ampliada y actualizada (University of
Cali Balancing Foreign Policy” Montréal, Latin American Stadies Association; Wil
liams, Mark E. (por publicarse) “The New Balancing Act: International Re
fornia Press, 2001).
lations Theory and Venezuela’s ‘Soft Balancing’ Foreign Policy”, en Jonathan
Latin Amen
44. Barbara Ceddes, 1995,”The Politics of Economic Libethaafion”, Easrwoud y ihoinas Ponniah, editores, The Revolution in Vinezuela, Duke Uni
can Research Review 30, no.2 (1995): 195-214. versity Press; Gregory \Vilpcrt, Changing I’e,,nnela: The Hhto0’ and Policies ofthe
£“havez Government. Verso, 2007.
8. Corrales, “Using Social Power to Balance Soft Power: Venezuela’s Foreign
Policy.”
9. Reality of Md Management Comminec,”South-South Development Coopera
CAPITULO 5 tion: A challenge to the aid system?” reporsc (Quezon City, Filipinas: IBON
Foreign Books, 2010).
1. Javier Corrales, “Using Social Power to Balance Soft Power: Venezuela’s
Quarterly 32, no. 4(2009), 97-114; y Carlos Romero 10. Richard Feinberg, “Chavez Conditionality”Perspecrives on the Americas Series,
Policy”, The Tlsshington pp.
Venezuela, 2001— University of lsiiami, Center for Flemispheric Policy (mayo 31, 2007).
y Javier Corrales, “Relations between the United States and
2009”, en ontemporarj’ US. ——Latin America Relations: Cooperation or GoiVlict in
Duminguez Rafael Fernández de Castro 11. Seals XV. Burges, “Building a global southern coalition: the competing ap
the 21st Century?, editado porjorgc 1. y
218-246. proaches of Brazil’s Lola and Venezuela’s Chavez.” Third Iiirbl Quarterly 28,00.
(Londres: Routledge,20 10), PP. 7(2007): 1343-1358.
2. En 1959, Rtimuln Betancourr proclamo Ia farnosa “Doctnna Betancourt”, que
12. UNCT&D, “World Investment Report.” United Nations Conference on Trade
clamaha por no reconocer regimenes formados por golpes de Estado. Pan finales
en and Development: FDI Country Profile: Venezuela, 2007.
de los ahos 60, ipoca en Ia que las autocracias Se habian macito prevalentes
todo ci mundo, Ia Doctrina Betancoun flue abandonada. 13. lncluye perro-Esradns coma data csta disponible: IrAn, Oman, Qatar, Arabia
venezo!ana en Saudita, Siria, Emiratos Arabes Unidos, Yemen, Argeia, Angola, Republica del
3. Teresa Cardozo, Cimtro escritos, cuatro monientos: Lipolitica exterior
(a segunda mital del siglo LV (Caracas; Univcrsidad Merropolitan a, 2007).

249
248
Congo (Bnzzaville), Egipto, GabOn, Libia y Nigeria. Kuwait, con 47 por ciento com (December 31, 2002), disponible en http://wsvw.freerepublle.com/foeusl
de salida de inversiOn extnnjera ditecta, flue excluido. news/814934/posts.

14. Isiaruja Tarre Briceno, “Abandonados en Grandes Ligus: Chavez quiere aliora 26. Pape, “Soft Balancing against the United States.”
codearse con los grandes de Ia politica mundial”, El Universal, agusto 24,2008. 27. La idea de Ia intervenciOn estadounidense en el golpe Se basa en dos argumentos.
15. Gust’avo Coronel, “Pediguenos de mdc ci mundo: Absreneosl” Las armas de Primero, qne Estados Unidos sabia de Ia asonada al menos desde el 6 de abril
coronel blog, agosto 4,2007, disponible en hrtp://lasarmasdecoronel.blogspot. y qoe no advirtio sobre ella al gobierno venezolano (ver: http://www.democ
com/2007/08/pedigueos_de_todo_el_mundo_abstenensta.htmt mcynow.org/2004/1 1/29/cia_documents_show_bush_knew_of). Segundo, que
ía Casa Blanca lanzd una declaration premarura que foe interpretada como de
16. Natalie Obiko Pearson y Ian James, “Venezuela Offers Billions to Countries in apoyo al golpe. El seeretario de prensa de Ia Casa Blanca, An Fleischer, dijo que
Latin America”, Associated Press, agosto 28,2007. “los seguidores tie Chavez, sigsaiendo sus Ordenes, dispararon sobre manifestan
17 Andrés Oppenheimer, “Man Garcia, Chavez y las casas del ALBA”, ElNuevo tes desarmados y pacificos”, en referencia a los hechos violentos del jueves 11
Herald. Miami, mar70 16,2008. Ver rambien: James lvi. Roberts y Edwar En en los que murieron 12 penonas y fijeron heridas docenas más. “El ejército y
rique Escalante, “Fighting for Freedom in Rural Peru: ‘ALBA Houses’Threaten Ia policia de Venezuela se neguron a disparar... y a respaldar al gobierno en las
Democracy”, Backwounder 2173 (Washington, D.C.: Heritage Foundation, violaciones de derechos humanos.” Ver: www.venezuelana1ysis.com/news/560.
agosto 18,2008). 28. Gregory Wilpen, Lhanging Venezuela by Taking Power, pp. 169-174,
1%. Sobre Ia diplomacia médica de Cuba, ver: Julie Feinsilver, “Cuba’s Health Poli 29. Lois Flecht Oppenheim, Politics in Chile: Democracy, Aothoritariania,u, and the
tics At Hosne, and Elsewhere”, Council on Hemispheric Affairs, 2010 (nvw. SearchforDevelopment (Boulder: Weswiew, 1993):lOfi.
coha.otg/cuha%E2%80%99s_health_politics_at_home_and-abtoadñ.
30. Susanne Gratius, “Venezuela: Assessing Democracy Assistance”. Project on
19. Jorge 1. Domingucz, Th Alakea TV rid Safe for Revohstion: Cuba’s Foreign Policy Assessing Democracy Assistance, FRIDE (julio 23,2010), disponible en http://
(Harvard University Press, 1989). www.fride.org/publlcation/792/venezuela.
20. Ernesto “Che” Guevara, “Vietnam and the \Vorld Struggle for Frccdom, lIes 31. Shannon, Tom. 2008. “Testimony of Thomas A. Shannon, Assistant Secretary
sage to theTricontinental. Publicado en abril de 1967”, en David Deutschmann, of State for Western Hemisphere Affairs, hearing on “Venezuela: Looking
editor, he Guevara iii:,! the Cuban Revolution: Writings and Speeches ofErnesto Ahead”.” House C’ommittee on Foreign iffairs, Subco,nmittee on the I Vntern Hemi
Che Guevara (Sydney: Pathfinder/Pacific and Assa, 1987), p’359. sphere. Washington, DC.
21. Joseph Poliszuk, “‘Die Argencinean Bribe”, El Universal (mayo 14,2010); MaId 32. Harold Trinkunas, “Venezuela’s Strategic Culture: Findings Reporr 1” (Miami,
Kikuchi,”Asgentina: Paralela y pan... lelos”, i-lACER LatinAmerican New Go— Applied Research Center, Florida International Universityy U.S. South Com
ho 1,2010), disponible en brtpji/nnv.hacer.org/latamPp=3923 mand, 2009).
22. Richard Gott, in the Shadow ofthe Liberator: Hugo Chavez and the Transforma 33. Pew Global Attitudes Project. “Global Unease With l\’lajor World Powers; Ris
tic,, of Tnezuela (New Yorlc Vetso, ing Environmental Concern in 47-Nation Survey” (Washington, DC, Pew Re
23. RepOblica Bolivariana de Venezuela, Gobienrn en linea, “Hugo Rafael search Center, 2007).
Clsávez Frias” (Caracas, febrero 2005), disponible en http://web.archive.org/ 34. J-avier Corrales, “China and Venezuela’s Search for Oil Markets, or Why Ven
web/20050208005741/http://nngobietnoenlinea.gOb.ve/venezuelaJpresi- ezuela is Trapped, for Now”, en Alex Fernández y Barbara Hogenboom, edi
dente.Ist,sil totes, Latin America Facing China: South—South Relations beyond the iffzshington
24. Carlos Blanco, Rtvolucijn y desduswn. La H’nezuela le Hugo Chavez (Madrid: Consensus (Berghahn Books, por publicame).
Catarata, 2002). 35. Arabia Saudita entiende, como todo proveedor de commodities, Ia relaciOn en
25. Ivan C. Osorio, “Chavez Bombslsell?” National Review Online (enero 8,2003), tie precios en ascenso y demanda descendente. Si el predo del petrOleo sube
disponible en bnp://v.natiosraireview.conUaUicles/20544l/chavezbOmh— demasiado, Se incrementa ci atractivo de los combustibles alternativos y baja Ia
dwlVivan-L’-Qri_o; ver también: Johan Freitas y Luis Garcia, “Chavez fi— demanda de crado, el resultado que el produetor no quiere. Los sauditas pre
nanced Al Qiseda, details of S1M donation emerge”, en MilitaresDemocriticos. fieren establecer precios aecesibles pan el petroleo, mientras que Venezuela e

250 251
Iran —ambos con su production en baja- claman par Ia maximización de Ins 48. Ivlaria Teresa Romem, “El fragil y pendular entendimiento entre Venezu
precios. Para una declaracion de politicas petroleras sauditas, vet: Prince Turk ela y Colombia”, API no. 40, Real lnstimto Elcano, Madri