Sie sind auf Seite 1von 5

El cíclope es una obra de teatro clásica que cuenta en pocas páginas y en una

brevedad aún mayor la historia que se narra en el Canto IX de la Odisea, cuando


el astuto Odiseo (o Ulises, como quieran llamarlo), después de visitar el país de
los lotófagos, desembarca en una isla donde habitan los cíclopes y donde se
encuentra con Polifemo, el antropófago hijo de Poseidón, que vive en una
caverna. Éste, después de una serie de sucesos relevantes, quiere comerse a
Odiseo, pero él le ciega su único ojo quemándolo y al oír al gigante preguntar
quién había sido el culpable de aquella desgracia, su respuesta es “nadie”, por lo
que al llegar los cíclopes amigos de Polifemo, lo encuentran diciendo que nadie le
ha cegado, que nadie le ha atacado. Más adelante revelará Odiseo su verdadera
identidad al cíclope, y éste entonces apelará a su padre Poseidón para que
acompañe a Odiseo por su larga travesía marítima, provocándole constantes
contratiempos en su viaje.

Pues bien, esta obra retoma la historia del poema homérico para satirizar la
escena, y varía un poco la historia: unos piratas raptan a Dionisio, y Sileno, padre
de los Sátiros y seguidor del dios, parte en su busca, llegando por casualidad a
Sicilia, donde vive el cíclope Polifemo, quien aprovecha para exigirles servicios.
Odiseo llegará luego y se encontrará con Sileno y sus hijos, y es ahí donde se
desarrollará la acción en la que llega el cíclope, habla con Odiseo, se meten en la
cueva y después, para vengar la muerte de sus compañeros, Odiseo emborracha
al gigante y le quema su único ojo, revelando su identidad de “nadie”, para que
suceda exactamente lo que ocurre en el poema de Homero.

Es una obra de teatro bastante entretenida, que se lee en menos de una hora. Se
trata de un drama satírico, no es una tragedia. Y como sátira que es, atribuye
comentarios irónicos que, en tiempos de Eurípides, por la relación lingüística con
los dioses o con algunos mitos clásicos, provocarían carcajadas placenteras en los
espectadores.

Me ha parecido una obra muy divertida, y además ha sido un placer leerla en la


edición que tengo en mis manos porque es la que editan para el Festival de Teatro
de Itálica, cuya traducción es de Francisco Javier Ortolá Salas, mi profesor de
Griego Moderno durante este curso académico. Podrán buscar otras ediciones,
Cátedra, quizá, porque la que yo tengo es una edición no venal. Pero de cualquier
manera la recomiendo vivamente, se divertirán, si les gusta el teatro. Recuerden:
Eurípides, El Cíclope, un drama satírico y entretenido.
* EL CÍCLOPE es el único drama satírico del teatro griego que conocemos
completo. Otro fragmento de este mismo estilo, es de Sófocles y se titula "Ijneutai"
(husmeadores o sabuesos), allí aparecen Satírico, Apolo y una ninfa Celene. Hay
paralelismo entre este fragmento y el Cíclope de Eurípides.

SATÍRICO HACE REFERENCIA A

"Sátiro: Monstruo o genio silvestre, con cuerpo velludo y cuernos y patas de


macho cabrío, muy dado a la lascivia. Es propio de la mitología griega y tiene
muchas analogías con el fauno de la mitología romana. Junto con las ninfas y
bacantes se asociaban al cortejo de Dionisos"

DIONISOS: "DIONYSOS,

Una de las divinidades más importantes de la antigua Grecia, hijo de Zeus y


Semele. Simboliza la vida vegetal y en la historia de su culto hay que distinguir dos
aspectos: el del dios campestre y popular del vino y el del dios de los éxtasis,
arrebatos y misterios, culto que, procedente del Asia Menor, se introdujo en Grecia
en el s. VI a C y que dio lugar a diversos géneros poéticos (ditirambo y poesía
órfica) y fue la base del primitivo teatro griego."

*El tema de este drama satírico es propio de las leyendas antiguas, se refiere al
famoso hombre monstruoso, de una raza anterior a la que hoy ocupa la tierra y
generalmente habitante de las montañas . Es la reminiscencia de los "Hombres
gigantes", que hallamos en la Biblia, en viejas leyendas indostánicas,
en América según los primeros españoles, las cabezas colosales que los dan por
seres reales, la leyenda del Tepozteco. En nuestros días se habla del "hombre
abominable de las nieves", que viviría en el Himalaya.

Freud en Tótem y Tabú, habla del padre de la horda primitiva y en Moisés y la


religión monoteísta habla de la muerte del Jefe Judaico.

En la Odisea, canto IX , se narra la aventura de Odiseo (Ulises), con los cíclopes.

Trabajaremos bajo la suposición de que este tipo de leyendas son reminiscencia


precisamente del paso del pre-hominido a la cultura. Para tal efecto se debieran
trabajar los siguientes temas:

* Freud: Tótem y Tabú, Sófocles: Los husmeadores o sabuesos


* Moisés y la religión Leyendas de Indostán, Himalaya; Hombre
Monoteísta de las nieves y Tepozteco

*Píndaro: Introducción a las L. Straus "relaciones estructurales de


obras completas parentesco" capítulos 1 y 2.

* Eurípides: El cíclope. Lacan y los tiempos lógicos

EL CÍCLOPE:

Está Sileno, luego del naufragio que sufrió cuando iba en búsqueda de su príncipe
Bromio -llevado por los tirrenos- , con sus hijos; presos de Polifemo; un Cíclope
antropófago. Sileno y sus hijos deben criar y mantener para su Amo, el ganado de
chivos y ovejas. Sileno se encarga de la limpieza y mantenimiento de los
abrevaderos, los hijos deben recorrer las rocas del Etna, en cuyo pico, Silicia,
viven.

Sileno y Epodo, lamentan no estar con Bromio, y extrañan las fiestas báquicas, las
bacantes de blancos pies, el vino y las ninfas.

Orden de Evolución:

Pareciera ser que el orden de evolución de estos seres según y como los
caracteriza el drama Satírico de Eurípides, "EL CÍCLOPE", es:

Chivos y ovejas, Cíclope, Silenos: entre los silenos hay príncipes, Bromio por
ejemplo: criados por las ninfas, quizá también Epodo quien así se expresa:

"!lejos Bromio está! !Lejos los coros y las bacantes que llevan los tirsos, y en el
estruendo de los panderos cabe las fuentes rebosantes y las cubas de ardiente
vino! !Ya en Nisa no estoy con las ninfas que entonan el canto a Yaco, Yaco, y
que buscan a Afrodita: en pos de ella corría yo con las bacantes de blancos pies!
!Baco, Baco, amado Baco!, ¿dónde vas tan solitario agitando las rubias crenchas?
!Y yo aquí, tu siervo fiel, sometido al antojo del Cíclope tuerto, ando errante por las
montañas, ataviado con ruda túnica de chivo y privado de tus amores!"

A los silenos suceden los tirrenos o hijos de la tierra, a quienes tienen por raza de
piratas. Aquellos contra los que Bromio peleara y él (Sileno) le ayudara sirviéndole
de escudo. Esos mismos que lo obligaran a irse para venderlo en lejanas tierras.
A Ulises como a Sileno los vientos lo llevaron a Silicia al pico mas alto del Etna.
Ulises es de Ítaca, rey de los Cefalenios. Viene de Ilión y de las fatigas de Troya y
va hacia su patria pero naufraga y se encuentra con Sileno, razón por la cual, cree
que es en la tierra de Bromio, a la que ha llegado, pero Sileno lo saca del error
contándole que son Cíclopes los que ahí viven.

Ulises parece que no conoce de cíclopes, y pregunta a Sileno quienes son: Sileno
le dice:

"!Nómadas son: nadie nada de nadie acata mando! (...) Leche, queso, carne de
carnero ...esa es su pitanza". (...) No beben licor, ni jugo de viñedos, los bailes
entre ellos no existen. (....) "Dicen que el extraño tiene carne muy sabrosa".

Ulises le ofrece, vino y dinero a Sileno, para que les ayude, Sileno prefiere el vino,
el dinero no le interesa. Se queja sin embargo de tener que usar una túnica de
animal.

Sileno responde "A eso voy...!mi amo!, ¿a mí qué? Beba una copa, una sola, llena
y bien colmada, que me vuelva loco, y daré todos los ganados de los Cíclopes y
me echaré a bailar en el mar amargo, en la roca de Leúcade. Me basta un
momento de embriaguez en que las cejas mismas se hacen grandes... !Bien
borracho estoy y loco, pero quiero seguir bebiendo! Entonces esto puede estar
bien en guardia, ir de un lado para el otro y hallar mamilas qué palpar, a dos
manos, sin restricción... !El baile hace olvidar las penas...! ¿Y dónde podría yo
comprar tan rara bebida? !Ah, qué infeliz es el Cíclope con su ojo único en la
frente!."

El cíclope , hijo de Poseidón; Dios de los mares, pregunta a Ulises por su nombre
y procedencia ¿Quién eres? le dice. Ulises contesta que viene de Troya, no dice
aún su nombre, mas tarde le dirá que se llama Nadie. El cíclope opina respecto a
Troya -una manera Euripidiana de sacar en alto el nombre de sus amigos
troyanos- :

"!Vergüenza, por una hembra asolar, llenar de sangre la tierra de los frigios!".

Tal queda Ulises y su raza peor que bestias marinas, después de esta opinión de
Cíclope. Ulises enseguida suplica al Cíclope:

"!De un dios la obra fue: no hay que acusar a mortal alguno! Pero nosotros te
imploramos, hijo del dios de los mares; a ti la voz alzamos, como voz de hombres
libres. ¿A los que llegaron a tus cavernas en son de amigos, has de tener un alma
tan dura que a la muerte los condenes, para que sirvan de pasto a tus
mandíbulas? !Somos nosotros, oh rey, los que en vida de tu padre reservamos los
santuarios en las honduras de Grecia. Sacro quedó el Tenaro, sacro en campo de
Malea. Y Sunios ha quedado en salvo y también la roca de plata de la diosa Atena
y aun el refugio de Gereste. Grecia no cayó al poder de los frigios -ignominia y
hubiera sido- y no, porque ahora habitas tierra de la Hélade, a la abrigada falda del
Etna, roca que en fuego se deshace. Tal es la ley de los mortales. ¿Puede mi
palabra tener algún valor? Ley de acoger al que sufre por las olas desechado , y
darles ropas, y no destinarlos a ser devorados y como si fueran bueyes, para
hartar tu gañote y panza. !Bastante ya es el vacío que la tierra de Priamo ha hecho
en Grecia, y la sangre de que bebió de los hombres caídos al poder de la lanza!
!Esposas sin marido, ancianas sin hijos, y padres encanecidos que aniquiló
rabiosa! Y los que quedaron hoy tú cocer quieres para tragarlos en horrorosa
vianda... !No, Cíclope, créeme, olvida ya tu ansiosa gula de comer humanos y a la
impiedad sobrepón la justicia. Cuántos son los que han pagado con tremenda
pena la impía ganancia".

Para el cíclope lo importante es llenar la panza, ojalá con carne de extranjeros


(terrinos), no tiene dioses, Zeus es cualquiera que en nada a él le lleva ventaja.
Los rayos de Zeus son tanto como sus pedos. No conoce el vino, ni la
embriaguez..

El dios de los silenos es Dioniso, conocen el vino, la embriaguez y el baile,


también a las ninfas por quien son criados.

Cíclope en un ritual, que para Ulises fue como del Hades; horroroso!, se alimenta
de dos amigos de Ulises bien sazonados por su sirviente. El ritual fue en presencia
de Ulises quien obligado por Cíclope a servirle la vianda, fragua la idea de
emborracharlo y comienza a darle copas de vino.

Ulises planea la muerte de Cíclope. Entre todos los Silenos (padre e hijos), los
compañeros de Ulises que aún quedaban, y Ulises:

"Y cuando esté totalmente beodo y caído bajo el sopor de Baco, correré a tomar
una rama de olivo y con mi cuchilla la aguzaré la punta y la pondré a endurecerse
en el fuego. Y cuando esté ardiendo, ya hecha una ascua, así como Está, iré a
plantarla en ese precioso ojo único que tiene en media frente y con el ardor del
fuego le apagaré la antorcha. Como quien está amarrando las piezas de un navío,
que da vueltas y más vueltas, así yo dando giros en su ojo, acabaré por siempre
con su pupila"