Sie sind auf Seite 1von 30

6

Eficiencia de Barrido
Volumétrico

Los valores típicos del aceite residual y de las saturaciones de agua conocidas indican que
la eficiencia de desplazamiento final debería estar normalmente entre el 50 y el 80% del
aceite contactado en una inundación de agua. También es superior a la eficiencia de la
recuperación en la mayoría de los proyectos EOR (véase la sección l-4). Por supuesto, la
razón de la eficiencia de desplazamiento es mayor que la eficiencia de recuperación es que
no todo el aceite es contactado por el agente de desplazamiento. Este efecto está presente en
la ecuación de recuperación de aceite. (2.5-5) donde la eficiencia de desplazamiento se
multiplica por la eficiencia de barrido volumétrico E. Basándose en estas cifras
aproximadas, la eficiencia de barrido volumétrico está entre el 40% y el 60% para un flujo
de agua. Para muchos procesos EOR, puede ser mucho menor, y para otros, la realización
de un Ev grande es un objetivo de diseño primario
En este capítulo ofrecemos tanto una visión general de la eficiencia de barrido volumétrico
como técnicas para combinar barrido vertical, vertical y de desplazamiento para llegar a
una eficiencia de recolección. Nos ocupamos casi exclusivamente del desplazamiento de
agua y aceite inmiscible, ya que esta literatura sobre eficiencia de recuperación es bien
establecida y muchas de las características más importantes también se transfieren a EOR.
En capítulos posteriores, se discute la eficiencia de barrido volumétrico de los procesos
EOR específicos. Para distinguir aún más entre la eficiencia de barrido volumétrico y de
desplazamiento, generalmente tratamos con desplazamientos indiferentes o auto afilados en
los que los efectos dispersivos son pequeños. Para estos casos, las técnicas de cálculo son
igualmente válidas si el desplazamiento es erróneo o inmiscible, ya que no hay flujo
simultáneo de componentes.

188
Sec. 6-1 Definiciones
189

6-1 DEFINICIONES

Basado en el balance material total de la Sec. 2-5, la masa acumulada de aceite recuperado
es

De la ecuación (2.5-3) sin inyección de aceite. Deseamos convertir esta ecuación en una
forma más estándar mediante las siguientes transformaciones; Eliminar la recuperación de
ER2 a través de la Ecu. (2.5-5a), y reemplazar w21 with 0 (p2S2w22)1 que asume que el
aceite está solamente en la fase oleica líquida. Esto da.

A continuación, eliminar (p2w22), con la definición del factor de volumen de formación de


aceite Ecu. (2D-5), y sea Vb 0 = Vp, el volumen de poro, y Np, = Np2/ P2, la producción
de aceite en volúmenes estándar.
Estas sustituciones producen

En la ecuación (6.1-1), ED es la eficiencia de barrido de desplazamiento definida en la Ecu.


(5.1-1), y Ev es la eficiencia de barrido volumétrico definida como

Volúmenes de aceite contactados por el agente de desplazamiento


𝐸𝑣 =
volumenes de aceite originalmente en su lugar

El término representa el aceite en su lugar al inicio del desplazamiento en


volúmenes estándar. También hemos eliminado el subíndice i = 2 porque todas las
eficiencias de este capítulo se refieren a la recuperación de petróleo.

La eficiencia de barrido volumétrico puede descomponerse en el producto de una


eficiencia de barrido de superficie y una eficiencia de barrido vertical

La definición de la eficiencia de barrido de área es


Área contactada por el agente desplazador
𝐸𝐴 =
Superficie total

La figura 6-1 (a) muestra un esquema de un modelo altamente. Desplazamiento idealizado


del pistón cuatro capas son reservorios realmente homogéneos. Fig. 6- 1. (b) es una vista
aérea figura 6-1 (a). Basado en la definición de Ecu. (6.1-4), EA es doblemente cruzado.
(en t2) dividido por la única zona de sombreado cruzado. La eficiencia de barrido vertical,

También se define de forma similar con la Fig. 6-1 (a) en un momento determinado.
190 Eficiencia Del Barrido Volumétrico Cap.6

Figura 6-1 Esquema de la eficiencia de barrido

Las definiciones de las ecuaciones (6.1-3) a (6.1-5) tienen varias dificultades


sutiles. Ambos área y la eficiencia de intercambio vertical son proporciones de las áreas:
por lo tanto, su producto Ev debe ser una relación de las áreas al cuadrado. Esta
observación contradice la definición de la Ecu (6.1-2). Que dice EA debe ser una relación
de longitudes en cubos. La dimensión redundante de la ecuación (6.1-4) o (6.1-5) es la
dimensión paralela a la dirección de desplazamiento. Esta dirección es no lineal y varía con
la posición y el tiempo. Así, la descomposición Ecu. (6.1-3) transforma EV en un producto
de dos flujos planos.
Una segunda consecuencia de la dimensión redundante en Ev, es que tanto Et
como E dependen entre sí. Nota de la Fig. 6-1 que EA depende de la posición vertical. Del
mismo modo, aunque no tan obviamente. Et, será diferente de la sección transversal
mostrada para cada sección transversal entre el inyector y el productor. Si nos limitamos a
las secciones transversales definidas por trayectorias. Entre el tirador y productor (líneas
punteadas en la figura 6-1b) Et será la misma para cada sección transversal si puede
expresarse en una forma adimensional independiente de la velocidad. Pero para el caso
general, & es una función de la velocidad y será diferente para cada sección transversal.
Como vemos en la Sec. 6-7, la práctica.

Sec. 6-2 Eficiencia de Barrido 191

Consecuencia de esta observación es que ni el área ni la eficiencia de barrido vertical en la


Ecu. (6.1-3) pueden ser evaluados al mismo tiempo para los cuales los valores volumétricos

Para usar la Ecu. (6.1-1). Incluso con las complicaciones anteriores, debemos tener
estimaciones intermedias de EA y Et Para ciertos casos muy especiales -concluidos los
desplazamientos en patrones regulares homogéneos con una comunicación vertical muy
baja o muy buena- están disponibles a través de la correlación (véase la sección 6-2) o el
cálculo (véanse las secciones 6-3 a 6- 5). Cuando estas condiciones no se cumplen. EV
debe estimarse a través de experimentos de laboratorio escalados o simulación numérica.
En este último caso, aunque ciertamente es posible obtener estimaciones de la eficiencia de
barrido, la recuperación de petróleo en sí puede obtenerse directamente, y la Ecu. (6.1-1) es
innecesario. La ecuación proporciona una mejor comprensión de los conceptos de
eficiencia de barrido y los factores necesarios para maximizar EV que la simulación sola.

6-2 EFICIENCIA DE BARRIDO AREAL

A través de la eficiencia de barrido será determinado mediante la simulación o por métodos


analíticos (Morel-Seytoux, 1966), la fuente más común de datos de eficiencia de barrido
areal es de desplazamientos en modelos físicos a escala. Las figuras 6-2 a

Figura 6-2 Eficiencia de barrido areal para un patrón de cinco puntos confinado (de
Dyes et al., 1954)
192 Eficiencia Del Barrido Volumétrico Cap. 6

Figura 6-2 Eficiencia de barrido regional para un patrón de unidad de línea directa
confinada. D / a = 1 (de Dyes et al., 1954)

6-4 presentan tres de estas "correlaciones" de barrido. De la obra de Dyes et al (1954) para
tres patrones de pozos regulares diferentes, y varias más de estas correlaciones se
encuentran en la obra de Craig (1971), y Claridge (1972) ofrece una extensa bibliografía
sobre la eficiencia de barrido areal. Los patrones mostrados en la esquina inferior derecha,
las figuras 6-2 a 6-4 trazan EA en el eje y en comparación con la relación de movilidad
recíproca en el eje x con el tiempo como parámetro. Desdé que la relación de movilidad y
el tipo de patrón se fijan para un desplazamiento dado el tiempo es en realidad la variable
dependiente. El tiempo adimensional en las figuras 6-2 a 6-4 es volúmenes de poros
desplazables acumulativos del agente desplazador infundido. Puesto que el tiempo es la
variable dependiente en estas correlaciones, una representación más directa sería un
diagrama de EA en función del tiempo adimensional con una relación de movilidad fija y
un tipo de patrón (véase el ejercicio 6A). Debe recordar que estas correlaciones son para
desplazamientos de pistón en patrones regulares, homogéneos, confinados. Cuando los
patrones de pozos no están confinados, el área de referencia en la Ecu (6.1-4) puede ser
mucho mayor. Y EA menor. Craig (1971) determinó que la proporción de movilidad
apropiada para las correlaciones de barrido de superficie es la relación de movilidad de
saturación media M dada por la ecuación (5.2 - 25a).
De las correlaciones. EA aumenta con el aumento del tiempo, o el rendimiento, y la
disminución de la relación de movilidad. Con una relación de movilidad fija, EA es igual al
desplazable

Sec. 6-3 Medidas de Heterogeneidad 193

Figura 6-4 Eficiencia de barrido areal un patrón de unidad de línea escalonada d / a = I (de
Dyes et al., 1954.

Los volúmenes de poros se inyectaron hasta la ruptura y luego se dieron por las curvas
indicadas en las Figs. 6-2 a 6-4 a continuación. EA también aumenta a medida que el patrón
se aproxima mucho al flujo lineal, pero esta sensibilidad no es grande para las pautas más
comunes.) La disminución en la EA con el aumento de M está en la misma dirección que el
cambio En la Sec. 5-2, por lo que grandes relaciones de movilidad son perjudiciales tanto
para el areal como para el desplazamiento.
6-3 MEDIDAS DE HETEROGENEIDAD

Teniendo en cuenta la forma en que se depositan depósitos y los cambios diageneticos que
ocurren a partir de entonces, no debería sorprender que ningún reservorio sea
homogeneoso. Esto no implica que todos los reservorios estén dominados por la
heterogeneidad, ya que en muchos casos, un mecanismo es tan fuerte que eclipsa por
completo a todos los demás. Por ejemplo, la gravedad puede ser tan pronunciada en un
depósito de alta permeabilidad que puede considerarse homogénea a buena aproximación.
Sin embargo, la heterogeneidad siempre está presente en los embalses, es la
característica más difícil de definir, y suele tener el mayor efecto sobre la eficiencia de
barrido vertical. Por lo tanto, antes de explorar la eficiencia de barrido vertical, se discuten
las medidas más comunes de heterogeneidad y las limitaciones.

194 Eficiencia Del Barrido Volumétrico Cap. 6

Definiciones

Las tres formas principales de los reservorios M de no-finalidad son anisotropías, no-
uniformidades y heterogeneidades. Estos términos pueden aplicarse a cualquier propiedad,
pero usualmente describen la permeabilidad, la porosidad y ocasionalmente la
permeabilidad relativa. Una propiedad aniso trópica varía con la medida de la medición y,
por tanto, tiene un carácter tensorial intrínseco (véase Sec. 2-2). Siguiendo a Greenkorn y
Kessler (1969), las definiciones de no uniformidad y heterogeneidad están estrechamente
relacionadas (Fig. 6-5). Una propiedad homogénea y homogénea se representa en una
gráfica de distribución de frecuencia como una función delta única (espiga) y una
propiedad heterogénea y uniforme por un número finito de funciones. Una propiedad
homogénea, no uniforme no puede ser representada por un número finito de estas
funciones, pero puede ser una función continua que sólo tiene un pico. Una propiedad
heterogénea no uniforme es representada por una función de distribución continua que tiene
dos o más picos. La mayoría de los desplazamientos de laboratorio son homogéneos y no
uniformes. La mayoría de las técnicas de cálculo suponen que el yacimiento es uniforme y
heterogéneo. Frecuentemente las "no uniformidades" reales se "promedian" por presión
capilar o dispersión.
Figura 6-5 Funciones de distribución de probabilidad para el parámetro A (de Greenkorn y
Kessler, 1965)

Sec. 6-3 Medidas de Heterogeneidad 195

Flujo y Capacidad de Almacenamiento

Puesto que la permeabilidad puede cambiar varios factores de 10 a una corta distancia en
un depósito, mientras que la porosidad cambia sólo un pequeño porcentaje sobre la misma
escala, es común ver el depósito como homogéneo con respecto a la porosidad y
heterogéneo con respecto a la permeabilidad. Aunque la mayoría de las medidas
tradicionales de heterogeneidad adoptan esta convención, no es necesario e incluso puede
conducir a errores ocasionales. En la discusión siguiente, incluimos variaciones de
porosidad en las definiciones; Las definiciones más tradicionales pueden ser recuperadas
permitiendo que la porosidad y los espesores sean constantes.
Imaginemos un conjunto de elementos de medios permeables, cada uno de los
cuales tiene diferente permeabilidad kr, espesor Hr, porosidades 0r. Los elementos se
disponen como resistencias paralelas al flujo. De la ley de Darcy, la velocidad intersticial
del flujo monofásico de un trazador conservador es proporcional a la relación de
permeabilidad a la porosidad rr= Kr, / 0r. Por lo tanto rr, si es una variable aleatoria,
podemos reordenar los elementos en orden decreciente re (esto es equivalente a ordenar en
orden decreciente de la velocidad del fluido), y podemos definir una capacidad de flujo
acumulativa en una sección dada como
Donde H, es el espesor total,

Las cantidades medias se definen como

Y de manera similar para la porosidad. Una capacidad acumulativa de almacenamiento


sigue de una manera similar

La interpretación física de F. es que si los elementos NL están dispuestos en paralelo, Fn. es


la fracción del flujo total de velocidad, o más rápido. Cn es la fracción de volumen de estos
elementos. Un gráfico de Fn. frente a Cn da la curva mostrada en la Fig. 6-6 (a); Si NL, se
hace muy grande, el conjunto se aproxima a la distribución contınua mostrada en la Fig. 6-6
(b). Designamos la distribución continua por F y C sin subíndices. A partir de las
definiciones F, C y r, la pendiente de cualquiera de las curvas en cualquier C es la
velocidad intersticial en ese punto dividida por la velocidad intersticial media de todo el
conjunto

196 Eficiencia Del Barrido Volumétrico Cap. 6

Figura 6-6 Esquema de gráficos de capacidad de almacenamiento de flujo discreto y


continuo
Debido a que los elementos fueron reordenados, la pendiente es monótonamente
decreciente y, a partir de las definiciones, Fn = Cn = 1. Cuando n = NL

MEDIDAS DE HETEROGENEIDAD

Una medida común de la heterogeneidad del yacimiento es el coeficiente de Lorenz L,


definido como el área entre la curva F-C y un 45 grados. Línea (curva F-C homogénea) y
normalizada por 0,5,

Para la curva continua. El coeficiente de Lorenz varía entre 0 (homogéneo) y 1


(infinitamente heterogéneo). Una segunda medida, tal vez más común, que se encuentra
entre los mismos límites es el coeficiente de Dykstra-Parsons (1950).

Tanto Lc. Y VDP, son independientes de la forma particular de la distribución k / 0, y


ambos dependen del reordenamiento de esta relación. Tal como se definió originalmente, el
VDP se toma realmente de una línea recta ajustada a los datos K-0 trazados en una escala
de probabilidad logarítmica. Este procedimiento introduce una no unicidad (dos
distribuciones diferentes que tienen el mismo VDP) en VDP cuando los datos no son
lognormal (Jensen y Lake, 1986). Para los datos lognormal, la ecuación (6.3-4) es único.
Para confiar F a C suponemos que el conjunto de permeabilidad es lognormalmente
distribuido; Por lo tanto, la relación entre la frecuencia acumulada A y r es (Aithison y
Brown, 1957)
Sec. 6-3 Medidas de Heterogeneidad 197

Para relacionar F con C, asumimos que el conjunto de permeabilidad está lognormalmente


distribuido; Por lo tanto, la relación entre la frecuencia acumulada A y r es (Aithison y
Brown, 1957)

Para relacionar F con C, asumimos que el conjunto de permeabilidad está lognormalmente


distribuido; Por lo tanto, la relación entre la frecuencia acumulada A y r es (Aithison y
Brown, 1957)

Donde es la media geométrica o logarítmica de la distribución, y VLN es la varianza de la


distribución. La relación entre r- y r- está dada por

Si identificamos A con la capacidad de almacenamiento C y usamos las Eqs. (6.3-2), (6.3-


5) y (6.3-6), obtenemos

La ecuación (6.3-7) puede ser resuelta para F, y luego integrada, sujeta a la condición de
contorno F = C = 0,

Integramos la Ec. (6.3 / 8) Numéricamente para dar el F / C curvado para VLN fijo. Figura
6 y 7 que usa VDP en lugar de VLN. Muestra los resultados de tal integración donde él.

Figura 6-7 curvas de capacidad de


almacenamiento de capacidad de flujo (de
Paul et al., 1982)
198 Eficiencia Del Barrido Volumétrico Cap. 6

Los puntos llenos son los resultados de la integración. De las ecuaciones (6.3-4) y (6.3-5)
que

Y, además, que la relación entre el coeficiente de Lorenz y Dykstra-Parsons y VLN es

Nota de la Ecu. (6.3-10) que L, y Vdp son limitados, mientras que VLN no lo es.

Considerando las tres medidas de heterogeneidad de la ecuación (6.3-10), debe


parecer extraño proponer una cuarta, pero ninguna de las medidas discutidas hasta ahora se
relaciona directamente con el flujo en medios permeables. Para mejorar esto, Koval (1963)
propuso un factor de heterogeneidad Hk como una cuarta medida de heterogeneidad. Hk se
define por

La ecuación (6.3-11) se obtiene observando la similitud entre una curva de flujo fraccional
de medios homogéneos que tiene permeabilidades relativas en línea recta y cero de
saturación de fase residual, y los puntos generados en la Fig. 6-7. De hecho, las líneas
continúas de la Fig. 6-7 se calculan a partir de la Ec. (6.3-11), con HK ajustado para ajustar
los puntos calculados. Por lo tanto, existe una correspondencia única entre Vdp y Hk, que
se muestra en la Fig. 6-8 como los puntos llenos. De las ecuaciones (6.3-8) y (6.3-11), se
sigue

Figura 6-8 Relación entre la movilidad efectiva y la

Heterogeneidad (de Paul et al., 1982)


Sec. 6-3 Medidas de Heterogeneidad 199

Hk →∞ Como 𝑉𝐷𝑃 →1 (infinitamente heterogéneo) y entre estos límites, la relación entre


VDP y Hk dada por el siguiente ajuste empírico a los puntos de la Fig. 6-8:

Lo cual también se muestra en la Fig. 6-8.


Usando la curva F-C en la ecuación (6.3-11), la eficiencia de barrido vertical de
un desplazamiento de la relación de movilidad de la unidad puede calcularse mediante la
teoría unidimensional de la Sec. 5-2 (véase el ejercicio 5E).

La Tabla 6-1 muestra diversas informaciones estadísticas de varias formaciones


productoras. VDP varía entre 0,65 y 0,89 para estas formaciones. Este intervalo bastante
ajustado corresponde al intervalo de la Fig. 6-7 donde Hk comienza a ser una función
extremadamente fuerte de VDp. Dado que E, disminuye con el aumento con los
desplazamientos en la mayoría de los embalses deberían verse afectados por la
heterogeneidad. La Tabla 6-1 también muestra el VDp areal basado en la distribución de las
permeabilidades promedio de los pocillos. En sólo tres de las entradas mostradas son las
variaciones de área mayores que las variaciones verticales. Esto además de la falta de
sensibilidad de las permeabilidades E heterogéneas dispuestas en serie explica en parte la
popularidad del modelo estratificado, o "capa-torta", para reservorios. Utilizamos el modelo
de pastel de capa (uniforme y heterogéneo) en las dos secciones siguientes para calcular El.
Por último, la Tabla 6-1 muestra el número de pocillos en cada formación cuyas
permeabilidades de los machos se corresponden más con las distribuciones normal,
lognormal y exponencial. Al se puede ver, los pozos son normalmente anormales aunque
hay excepciones significativas (véase Jensen et al., 1987). Si las permeabilidades se
distribuyen normalmente, el procedimiento para calcular Vdp y L. sigue siendo correcto,
pero la forma de la función de distribución (Ecu. 6.3-5) cambia (véase el ejercicio 6B).
Ninguna de las medidas de heterogeneidad dadas anteriormente es enteramente
satisfactorias para predecir el desempeño del desplazamiento. Puesto que todas las medidas
captan heterogeneidades y no uniformidades, existe una pregunta persistente, y en gran
parte ignorada, acerca de cómo usarlas M cálculos de desplazamiento. Parece razonable que
ninguna uniformidad altere los valores de las propiedades de los medios permeables tales
como dispersidad y presión capilar; Sin embargo, la escala de la no uniformidad es
diferente entre las mediciones de campo y de laboratorio, y hay poco para sugerir cómo las
propiedades medidas en laboratorio se pueden cambiar para reflejar estas no uniformidades.
Por esta razón, no suelen ignorarse uniformidades, y los cálculos de desplazamiento se
basan en modelos de medios permeables uniformemente heterogéneos. Una segunda razón
para las insuficiencias en las medidas de heterogeneidad es que para muchos reservorios es
inadecuado tratar la permeabilidad y la porosidad como variables independientes. Existen
correlaciones entre permeabilidad y porosidad (correlaciones bivariadas), y estas mismas
variables pueden tener estructura espacial (auto correlación). Cuando existe tal estructura,
la respuesta de desplazamiento de un conjunto de capas reordenado no será la misma que la
de la distribución original de capas. Determinar cuándo existe la estructura, y separarla del
componente estocástico aleatorio, son tareas que normalmente se dejan a la interpretación
geológica en la práctica actual.

2OO
Sec. 6-4 Desplazamientos sin comunicación vertical 201

6-4 DESPLAZAMIENTOS SIN COMUNICACIÓN VERTICAL

En esta sección, se ilustran los efectos de la relación de movilidad y la heterogeneidad


de los reservorios no comunicantes. Tratamos los desplazamientos de aceite de pistón (i =
2) por el agua (i = 1) en modelos de torta horizontal uniformemente heterogéneos (ver el
Ejercicio 6C). Además, no permitimos la permeabilidad o transmisibilidad en la dirección
vertical, una condición que podría aplicarse en la práctica si el reservorio contiene roturas
de esquistos impermeables y continuos en el intervalo total. El depósito ahora consiste en
un conjunto de elementos unidimensionales dispuestos en paralelo. Puesto que no hay
comunicación vertical, podemos reordenar las capas en k/c decreciente, como en Sec. 6-3.
También ignoramos los efectos disipativos para derivar el modelo de desplazamiento de no
comunicación propuesto por Dykstra y Parsons (1950).

Sujeto a las suposiciones anteriores, la eficiencia de barrido vertical del

Donde xDℓ es la posición delantera adimensional (xfℓ/L) entre el fluido de desplazamiento


(agua) y el fluido desplazado (aceite). El índice n denota la capa que acaba de pasar al
productor en un tiempo adimensional tD.

Cuando xDℓ para ℓ>n es mayor que 1, W es la anchura de la sección transversal, y L es la


longitud.

Dos capas
Primero, consideremos el caso de un reservorio que tiene solamente dos capas (NL =
2) como se muestra en la Fig. 6-9 con cambio de saturación de agua ΔS =Sw-Sw. El k/ΔS
para la capa superior o rápida es mayor que para la capa inferior o lenta. La posición frontal
en cada capa puede determinarse a partir de la ley de Darcy.

Donde ve es la velocidad x intersticial en la capa ℓ, y rel es la movilidad relativa efectiva en


la capa ℓ definida por

2002 Eficiencia de barrido volumétrico Cap. 6

Tomar la relación de las velocidades intersticiales en las dos capas eliminará el tiempo y la
caída de presión ya que ambas capas experimentan el mismo ΔP. Esta igualdad implica
comunicación en los pozos aunque no haya comunicación en otro lugar. Debido a que ΔP
cancela, el cálculo es válido si el desplazamiento es a tasa constante o constante ΔP. Así,
antes de la ruptura (xD1 <1), tenemos
Cuando r12, el contraste de heterogeneidad (K12∆S2/K21∆S1), es mayor que 1. Después de
la ruptura (XD1> 1), la misma cantidad es

En ambas ecuaciones, Mº es la relación de movilidad de punto final definida en la Ec. (5.2 -


3c). Antes de El avance xD1 y xD2 son menores que 1, podemos integrar la ec. (6.4-5a)
sujeto a la condición límite que xD1, = O cuando xD2 = O para dar

La posición
frontal en la capa inferior a la salida XºD2 se deduce de la ecuación (6.4-6) estableciendo xD1
=1

Después de la ruptura, el frente en la capa superior (fuera del depósito) se da mediante la


integración de la Ec. (6.4-5b) con la condición límite xD2 = XºD2 cuando XD1 = 1.

La "posición" frontal en la capa superior en el barrido completo está dada por la Ec. (6.4 -
7b) con XD2 = 1
Para valores fijos de la relación de movilidad, y el contraste de heterogeneidad, se puede
obtener E1 en una inyección acumulativa adimensional dada sustituyendo las posiciones
frontales calculadas a partir de las ecuaciones (6.4-6) y (6.4-7) en las definiciones (Eq. 6.4-
1 y 6.4-2). La Figura 6-10 muestra los resultados de este procedimiento para tres valores de
M° y dos valores del contraste de permeabilidad.
Eficiencia de barrido volumétrico Cap. 6

Para aumentar el contraste de permeabilidad Er disminuye (Fig. 6-10a). Un Mº decreciente


mejora, y un Mº creciente empeora E1, igual que hacen cambios similares para las
eficiencias de barrido de superficie y de desplazamiento. Higo. 6-10 (b) representa la
relación entre el caudal volumétrico en la capa 1 y el caudal total en función de tD. Esto se
deduce de las ecuaciones (6,4 - 6) y (6,4 - 7)

La ecuación (6.4-8) muestra la razón de los cambios en El. Para Mº <1, la capa rápida se
está llenando con un fluido de baja movilidad más rápido que la capa lenta. Por lo tanto, la
resistencia de la capa rápida al flujo está aumentando más rápidamente que la resistencia de
la capa lenta, haciendo que la capa de flujo rápido disminuya. Para M°> 1, la situación se
invierte exactamente. Por supuesto, para M° = 1, no hay cambios en la movilidad, y la
relación de velocidad de capa rápida a velocidad total permanece constante. La relación de
movilidad puede tener un efecto sobre E1 incluso si no hay comunicación vertical. Este
efecto tiene cualitativamente la misma tendencia que el barrido areal y de desplazamiento.

NL Capas

Los resultados anteriores pueden generalizarse fácilmente a un conjunto de capas NL.


Primero, generalizamos el contraste de heterogeneidad entre dos capas ℓ y n.
En un momento particular, si n es el número de la capa que se rompe, la posición frontal en
todas las capas más rápidas está dada por

De la ecuación (6,4 - 7c). De manera similar, la posición en todas las capas más lentas es

De la ecuación (6,4 - 7a). Al dejar que n tome valores entre 1 y NL, calcular todas las
posiciones frontales de NL y sustituirlas por ecuaciones. (6.4-1) y (6.4-2), podemos
construir una gráfica de E1 frente a tD (véase el Ejercicio 6D). El diagrama de Er-tD se
deduce de esto conectando estos puntos por segmentos de línea recta. Que este
procedimiento no es riguroso se puede ver en la Fig. 6-10, donde las curvas entre el avance
y el barrido están curvadas. Pero si NL es grande, el error introducido por este
procedimiento será pequeño. El procedimiento puede ser fácilmente modificado para
calcular E1 en un conjunto que tiene la distribución continua de F-C discutida en la Sec. 6-
3. Utilizando la relación agua-aceite

Sec. 6-5 Equilibrio vertical


Como variable de tiempo en lugar de tD, Johnson (1956) ha presentado la eficiencia de
barrido vertical en función de VDp y M° en forro gráfico.

6-5 EQUILIBRIO VERTICAL

Un procedimiento sencillo para realizar cálculos generales de recuperación de


petróleo es invocar la suposición de equilibrio vertical (EV) a través de la sección
transversal del reservorio de las eficiencias de barrido de desplazamiento en un barrido de
pseudo disposición, que luego puede estimarse mediante la teoría unidimensional de Sec. 5-
2. Esta combinación significa que la eficiencia de recuperación ER se convierte en

ER = EAE1ED = EAED

Donde ED es la eficiencia de barrido de pseudo desplazamiento. Por supuesto, la eficiencia


de barrido de superficie EA debe ser estimada y utilizada en la Ec. (6.5-1). Discutimos
cómo combinar EA y ED en Sec. 6-7. Otra consecuencia de la suposición de EV es que
representa un estado de movimiento de fluido transversal máximo, o flujo cruzado. Así, los
cálculos basados en EV son útiles para estimar la tendencia del flujo cruzado a afectar los
desplazamientos cuando se comparan con los cálculos no cruzados de Sec. 6-4.

La Suposición de EV

Formalmente, el equilibrio vertical es una condición en la que la suma de todas las fuerzas
de impulsión del flujo de fluido en la dirección perpendicular a la dirección del flujo de
fluido a granel es cero. Vemos que esta condición se encuentra más cerca del flujo en los
reservorios que tienen grandes relaciones de aspecto (longitud a espesor) y buena
comunicación vertical. Además, Sec. 6-6 muestra que varios cálculos de desplazamiento
clásico en la literatura petrolera son, de hecho, subconjuntos de la teoría más general del
equilibrio vertical.

De hecho, subconjuntos de la teoría más general del equilibrio vertical.


Para derivar una teoría general de EV, nos limitamos a desplazamientos inmiscibles
incompresibles del aceite por agua y derivamos el perfil de saturación de agua en la
dirección transversal (dirección z) en una sección transversal fija (posición x). Para los
supuestos enumerados anteriormente, la ecología de conservación (2D-1) para el agua se
convierte en coordenadas x-z.

Si introducimos la ley de Darcy (Ec. 2.2-5) en la Ec. (6.5-2) y escalar las variables
independientes x y z como

Ec. (6.5-2) Se Convierte

Los términos de esta ecuación representan la acumulación de agua, flujo de dirección x y


flujo en dirección z, respectivamente (ver Fig. 6-11). Suponemos que el flujo en la
dirección z es finito; por lo tanto. Si el grupo es grande, se deduce que el
término que se multiplica debe ser pequeño. Esto significa que el flujo de agua en la
dirección z es una función de x solamente, o

Ya que el flujo de agua en la dirección z es finito, si KZ es grande, Ec. (6.5-5) implica


Es evidente que el razonamiento anterior se rompe en las saturaciones de agua cerca de la
saturación de agua irreducible donde r1 es cero. Pero es cierto que el intervalo de
saturación en el que se descompone la ecuación (6.5-6) es precisamente el rango en que la
ecuación análoga para la fase oleosa es más relevante. Por lo tanto, los argumentos que
conducen a la ecuación (6.5-6) deberían ser válidos en algún sentido medio, cuando se
aplica tanto al agua como a las fases.

Suponiendo que el grupo es grande es razonable para muchos casos prácticos.


Pero suponiendo que KZ es una gran credibilidad de las deformaciones ya que para la
mayoría de los medios naturales KZ es menor que K para los medios permeables que tienen
barreras de pizarra dispersas, Kz puede ser mucho menor que K.

Los requisitos de y Kz grandes pueden ser combinados en un solo


requisito de la relación entre longitud y grosor efectiva.

Ser grande. En la ecuación (6.5-7), las permeabilidades son un promedio aritmético para

Y un promedio armónico para


Un desplazamiento se aproxima a EV asintóticamente cuando RL se hace grande. Basados
en la simulación numérica (Zapata 1981) y en soluciones analíticas (Lake y Zapata, 1987),
un RL mayor que 10 es suficiente para asegurar que EV pueda razonablemente describir la
eficiencia de barrido en dirección z. Usted puede fácilmente. Verifique que R L puede ser
grande para una amplia variedad de depósitos. Por ejemplo, para un espaciado de 16,2
HM2 (40 acres) de patrones de cinco puntos, la distancia inyector-productor es de 285 m
(933 pies). Si tomamos esto como L, entonces para Ht = 6,1 m (20 pies) y Kz = 0,1 K,
tenemos RL = 14,8, que es lo suficientemente grande como para que VE sea una buena
aproximación. Tomando el intervalo del depósito, está claro que Kz = RL = 0 si hay una o
más barreras impermeables (por ejemplo, capas de pizarra continua) dentro del intervalo Ht.
Es evidente que el supuesto de EV no se aplicará en este caso. Pero la eficiencia de barrido
de pseudo desplazamiento de los intervalos entre las barreras puede estimarse basándose en
EV, y la respuesta combinada de todos estos intervalos puede estimarse por los métodos no
comunicantes de sec. 6-4.

RL puede EV como una relación de un tiempo característico para que el fluido cruce el
depósito en la dirección x a la de la dirección z, Si RL es grande, las fluctuaciones de
saturación o de presión en la dirección z disminuyen mucho más rápido que las de la
dirección x. Por lo tanto, descuidamos las perturbaciones de la dirección z. Por lo tanto,
cuando decimos que la suposición EV manzanas o que los reservorios sujeto está en
equilibrio vertical, estamos diciendo, para la mayor parte de los embalses, Z-direcciones
Las fluctuaciones de las direcciones son insignificantes. Los argumentos basados en el
tiempo de decaimiento de las perturbaciones fueron ayudados originalmente por G.I: Taylor
para el flujo en tubos capilares (Lake y Hirasaki, 1981). Para RL grande, el perfil P1 en la
dirección Z está dado por la ecuación (6.5-6) para la mayoría de las secciones transversales
en el depósito. Este procedimiento se aplica igualmente bien al aceite. Fase, dando.
Cuando se introduce en esta ecuación la definición de presión capilar de aceite-agua Pc =
P2-P1, tenemos

La ecuación (6.5-9) describe implícitamente el perfil de saturación de agua en la dirección z


dado que PC es una función conocida de saturación de agua. Pero esta distribución de
saturación es exactamente lo que se observaría en la zona de transición entre el aceite y el
agua en condiciones estáticas. Comparar ecuaciones (6.5-9) y (2A-1), nada el PC zand
aumenta en dirección opuesta. Por lo tanto el perfil de saturación de la dirección Z dado
suponiendo que no hay flujo en la dirección z. Declaramos que EV es una condición que
causa el máximo flujo cruzado de fluido, por lo que es sorprendente, por decir lo menos,
que la misma ecuación describa el perfil de saturación bajo condiciones de flujo cero y
máximo de dirección z.

La situación es análoga a la conducción de calor en una meta barra donde la fuerza


motriz para la transferencia de calor es un gradiente de temperatura a largo del eje de la
varilla (Coats et al., 1971). Si la conductividad termal de la barra no es cero y no hay caudal
de cabeza a lo largo de la varilla, la diferencia de temperatura entre los extremos de la
varilla es cero. Pero si la cabeza fluye a una velocidad finita fija a lo largo de la varilla y la
conductividad térmica de la varilla es grande, la diferencia de temperatura es de nuevo
pequeña. Este último caso es análogo al flujo de EV en la dirección Z de la fig. 6-11 donde,
dado que la conductividad termal es grande, la velocidad de transferencia de la cabeza es
máxima; El primer caso es el análogo del equilibrio hidrostático.

Clasificación de desplazamiento

Una de las consecuencias de EV es la clasificación de los desplazamientos según el grado


de segregación. Les S1+ tiene alguna saturación de agua ligeramente por debajo de 1-S2r y
S1- ligeramente por encima de S1r-. Podemos definir un espesor de zona de transición
capilar ZCTZ como la distancia de la dirección Z sobre la cual la saturación de agua cambia
entre estos dos límites.

De la ecuación (6.5-9) y la Fig. 6-12, esto es:

Hemos hecho la integración de la ecuación. (6.5-9) que asocia la relación de saturación de


agua por presión capilar aplicada a través de ZCTZ. En general, la zona de transición capilar
definida por la ecuación (6,5-10) no es la misma que la que se extiende en el contacto agua-
aceite original, abajo de la estructura a la izquierda. 6-11. La idea de la zona de transición
capilar en un reservorio de VE permite la definición de dos amplias clases de expediciones
(Dake, 1978). Si ZCTZ >> Ht> los perfiles de saturación de agua en la dirección Z son
esencialmente planos y se dice que el flujo es difuso. Si ZCTz << Ht, la zona de transición
capilar es pequeña con respecto al espesor del yacimiento y el flujo está segregado, estas
definiciones sugieren ideas similares a las definiciones de afilado y extensión en Sec. 5-2,
excepto que las últimas definiciones se aplican a las ondas de saturación media en sección
transversal. Las zonas de mezcla o de transición de la Sec. 5-2 estaban en el dirección X
solamente.

Perfil de saturación

Consideremos ahora la integración de la Ec. (6.5-9) en las tres diferentes secciones


transversales A, B y C de la Fig. 6-13. En esta figura, el flujo es de derecha a izquierda para
facilitar la ilustración. Tomamos Su, S1A y S1B como las saturaciones de agua en la parte
inferior (z = 0) del depósito en las secciones transversales indicadas x = XA, XB y xc.
Debido a la dirección del flujo y porque la saturación de agua inicial está próxima al valor
irreducible S1A> S1B> S1c El perfil de saturación de agua en cada una de estas secciones se
da implícitamente a partir de la Ec. (6.5-9)

En este punto, no conocemos la posición de la dirección x de las saturaciones de agua z =


O, que determinamos indirectamente a continuación. Pero podemos esbozar
esquemáticamente en líneas que conectan valores constantes de S1, como se indica en la
Fig. 6-13. Para valores positivos de la

Eficiencia de barrido volumétrico Cap. 6

La diferencia de densidad, el caso habitual, las líneas de iso-saturación sugieren un


debilitamiento del aceite por el agua inyectada. Esta subyacente, o lengua de la gravedad,
es una característica persistente de los depósitos en los cuales las fuerzas de la gravedad
están suting. Tonguing ocurre incluso en los depósitos que no tienen ningún clip cos a = 1
(Dz = -z). La extensión de la lengua está fuertemente influenciada por la forma de la curva
de presión capilar. En Sec. 6-6, describimos un caso especial de la teoría de VE en el que
las fuerzas capilares son despreciables, y la tonificación de gravedad ocurre como flujo
segregado.

Pseudo Propiedades

Para usar el perfil S1 de la dirección z1 debemos convertir la ecuación bidimensional


original. (6.5-2) a una ecuación unidimensional equivalente. Vamos a integrar la ec. (6.5-2)
sobre el espesor de intervalo Ht y divida la ecuación por Ht

Puesto que H, es una constante, la integración y diferenciación en el primer término


conmuta, y la ecuación (6.5-12) se convierte en