You are on page 1of 68

Revista de Información y Debate n Primer cuatrimestre de 2018 n Nº 76

www.revistapueblos.org

Tratados
comerciales,
ofensiva contra
nuestras vidas

> Claves para interpretar la nueva oleada de acuerdos


de comercio e inversión > La Unión Europea como epicentro
> ¿Cómo nos afectarán los tratados? Clase trabajadora, servicios públicos,
agua, agricultura y finanzas > Movilizaciones y alternativas
Portada del número 76

Andrea López Álvarez Primer cuat


rimestre
de 2018
n Nº 76

y Debate
n

ción
de Informa
Revista istapueblos.org
www.rev

s
Tratado
Autónoma precaria en busca de proyectos. Madre de dos polluelos. Cuando consigo neutralizar ales,
comerci ra
nt
las obligaciones cotidianas me afano en crecer como ilustradora. Impaciente pero minuciosa. He co
ofensiva das:
vi
nuestras
trabajado muchos años como maquetadora y soy una entusiasta aunque inexperta diseñadora
gráfica. Me confieso indolente cuando los vientos son favorables, pero diligente en condiciones
adversas. Me gustaría tener más tiempo para trabajar, leer o ir al cine pero el tiempo es oro y yo
soy pobre, en tiempo y en oro. También soy una habitante sureña agradecida pero circunstancial y
busco el camino que me devuelva a casa. Rumbo noroeste.
andrealopezalvarez.blogspot.com.es
erdos
ada de acucentro
nueva ole epi
rpretar la Europea como
para inte ón públicos,
> Claves ersión > La Uni a, los servicios rnativas
erc io e inv
se trab ajador one s y alte
de com
ados a la
cla vilizaci
s? > Mo
rán los trat a y las finanza
o afecta ltur
> ¿Cóm agua, la agricu
el

www.revistapueblos.org

PUEBLOS - revista de información y debate


Nº 76 (II época). Primer cuatrimestre de 2018
Fundada en 1995. n Segunda época: 2002. n Editada por Paz con Dignidad (C/Gran Vía, 40 - 5º Oficina 2. 28013 - Madrid / Gardoki, 9, 5ºD, Bilbao, 48008).
Depósito legal: M.47.658-1999. ISSN: 1577-4376
Dirección: Luis Nieto Pereira. Consejo Editorial: Eugenio Pascual Coruña (Asociación Paz con Dignidad) n Marco Gandarillas (Cen-
tro de Documentación e Información, CEDIB Bolivia) n Edgardo Mira (Centro de Investigación Sobre Inversión y Comercio - CEICOM, El Salva-
dor) n Elena Nagore Cordón (Centro de Iniciativas para la Cooperación Batá, CIC Batá) n Rosaura Audi (Comunicadores de la Argentina - CO-
MUNA) n Carmen Sala (Entrepueblos) n Silvia Piris (Plataforma Elkartasuna Eraldatuz-Plataforma por una Cooperación Crítica) n Patxi Zabalo
(Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional Hegoa - Universidad del País Vasco UPV/EHU) n Xulio Ríos (Instituto Galego de Análise
e Documentación Internacional, IGADI) n Puri Pérez Rojo (Mugarik Gabe) n Pedro Ramiro (Observatorio de Multinacionales en América Latina, OMAL)
n Andrea Momoitio (Píkara Magazine) n Amaia Naveda (Red de Economía Alternativa y Solidaria, REAS Euskadi) n Mikel De La Fuente (Escuela Universi-

taria de Relaciones Laborales de la UPV/EHU) n Amparo Merino (Universidad de Castilla-La Mancha) n Fidel Nieto (Universidad Luterana de El Salvador)
n Teresa Aranguren n Sonia Herrera n Jule Goikoetxea n Roberto Montoya n Magdalena León n Isaac Rosa n Pascual Serrano n Carlos Taibo.

Coordinación: Andrea Gago Menor. Consejo de redacción (redaccion@revistapueblos.org): José Alberto Andrés Lacasta n Asier Andrés n Davide
Angelilli n Marina Blesa n Eneko Calle n Laura Daudén n Magdalena Ferrín n Maddi Goikoetxea n Javier González n Álex Guillamón n Itziar Hernández
n Suso López n Elizabeth Masero n Alba Onrubia n Mikel Otxotorena n Sebastián Ruiz n Alejandro Pedregal n Susana Pérez Sánchez n Beatriz Plaza Escrivà

n Mª Cruz Tornay. Agradecimientos: A Alicia Rocha, Urbano de la Cruz, Ecuador Etxea y a todas aquellas otras entidades y personas que han hecho posible

este número. Diseño: Andrea Gago y Silvia M. Pérez. Maquetación: Alba Onrubia García. Administración Ángela Martín (info@revistapueblos.org).

Pueblos se realiza con el apoyo de...


Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) n Agencia Extremeña para
la Cooperación Internacional al Desarrollo (AEXCID) n Garapenerako Lankidetzaren Euskal Agentzia /
Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo (Eusko Jaularitza / Gobierno Vasco) n Bizkaiko Foru
Aldundia / Diputación Foral de Bizkaia n Gipuzkoako Foru Aldundia / Diputación Foral de Gipuzkoa.

El contenido de esta publicación no refleja necesariamente la opinión de ninguna de las entidades que la editan
ni de ninguna de las instituciones que la apoyan económicamente.
Monográfico coordinado con el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL) - Paz con Dignidad. www.omal.info.

Pueblos es una apuesta por la solidaridad que ofrece una mirada crítica sobre las diferentes realidades sociales, políticas, económicas y culturales del mundo.
Busca consolidar un instrumento de comunicación que sirva para fortalecer e impulsar nexos entre organizaciones del Norte y del Sur que trabajan en procesos
de transformación social. Fundada en 1995 (segunda época, 2002) y editada por Paz con Dignidad, la edición en papel de Pueblos se publica en la actualidad
cuatrimestralmente. Todos o prácticamente todos los artículos publicados en las revistas son originales. Pueblos - Revista de Información y Debate no se hace
responsable de las opiniones de los autores y autoras de los artículos.
Esta revista se publica en papel reciclado.
Los contenidos de Pueblos – Revista de Información y Debate están bajo una licencia de Creative Commons 3.0 España License. Pueden ser utilizados de
acuerdo a los términos de la licencia “Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License de Creative Commons”.
CONTENIDOS

4
INTRODUCCIÓN
Tratados comerciales, ofensiva contra nuestras vidas
(Pueblos - Revista de Información y Debate) ............................................................................ 4

5
PANORAMA GENERAL
Claves para interpretar la nueva oleada de tratados y acuerdos de comercio e inversión
(Gonzalo Fernández-Ortiz de Zárate) ....................................................................................... 5
Manual de instrucciones para leer un tratado (Amaia Pérez Orozco) ........................................... 9

14
UNIÓN EUROPEA
La Unión Europea, epicentro de la nueva oleada de tratados de comercio e inversión
(Tom Kucharz) ........................................................................................................................... 14
Entrevista a Juan Hernández Zubizarreta: “Se está decidiendo quién es titular
de derechos humanos y quién no” (Andrea Gago Menor) ........................................................ 19
Acuerdo UE-Mercosur, o el viejo proyecto neoliberal europeo para América Latina
(Gorka Martija) .......................................................................................................................... 22
Acuerdo UE-México: fomento de inversiones que ignoran la violación sistemática
de los derechos humanos por parte de las multinacionales (Cecilia Olivet) ................................ 25

27 DOSSIER: ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?


La OMC, los tratados de comercio e inversión y sus consecuencias en
la agricultura europea (Andoni García) ..................................................................................... 28
El agua frente a la embestida de los nuevos tratados: ¿elemento de vida o recurso económico?
(Ruth Pérez Lázaro) ................................................................................................................ 31
Impactos sobre la clase trabajadora de los tratados de comercio e inversión
(Laura González de Txabarri) .................................................................................................. 34
Sobre finanzas y acuerdos de comercio e inversión. Los capitales son mucho
más libres que tú (Yago Álvarez Barba) ..................................................................................... 37
Impactos de la nueva oleada de acuerdos comerciales en los servicios públicos:
Estado mínimo, mercado máximo (Viviana Barreto) ................................................................... 40

43
APRENDIZAJES: Alternativas a la nueva oleada de tratados
Regular a las empresas para defender los derechos humanos: un desafío global
(Erika González, Juan Hernández y Pedro Ramiro) .......................................................... 43
“Ayuntamientos del cambio” frente al poder corporativo: límites y posibilidades
(Pedro Ramiro y Erika González) ........................................................................................ 48
Euskal Herrian TTIP/CETA-ri ez! La experiencia vasca contra los tratados
de comercio e inversión, (Gorka Martija y Marije Etxebarria) .............................................. 53
Feminismo contra el capitalismo: acumulado de las mujeres en lucha
en América Latina (Tica Moreno) ........................................................................................... 57
La soberanía feminista: repensando las soberanías desde la vida (Uzuri Aboitiz Hidalgo) ..... 60
Alternativas alimentarias para las mayorías (Javier Guzmán) ................................................. 64

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 3


INTRODUCCIÓN

Tratados comerciales,
ofensiva contra nuestras vidas

Pueblos – Revista de Información y Debate

A
cuerdo económico integral y de comercio entre la La nueva oleada de tratados de comercio e inversión
Unión Europea y Canadá (CETA, por sus siglas en es una de las puntas de lanza para la reproducción de la
inglés); Acuerdo de comercio de servicios (TISA); agenda capitalista en este siglo XXI, una agenda que nos
Acuerdo trasatlántico de comercio e inversión (TTIP); conduce al colapso ecológico, al abismo social y a un ré-
Acuerdo transpacífico (TPP); Acuerdo de libre comercio gimen autoritario global. Por lo tanto, este monográfico se
Japón-Unión Europea (JEFTA). Estos son solo algunos entiende, además de como un análisis político e integral
de los principales tratados de comercio e inversión actual- sobre la nueva oleada, también como un llamado urgente a
mente en negociación o recientemente aprobados, la punta priorizar políticamente la confrontación directa y sin am-
del iceberg de un fenómeno político de enorme trascen- bages con la misma, así como a impulsar agendas y estra-
dencia. tegias alternativas al modelo que esta sustenta e impulsa.
El objetivo de este monográfico que tienes en tus ma- Comenzamos ofreciendo un panorama general, si-
nos es precisamente el de contribuir al debate sobre el tuando a la nueva oleada como parte esencial del proyecto
significado e intensidad de esta nueva oleada, tratando así de redefinición del capitalismo en este siglo XXI, y se nos
de entender en qué proyecto se inserta; qué objetivos per- sugieren una serie de claves políticas para enfrentarla. En
sigue; cuáles podrían ser sus principales impactos sobre un segundo apartado abordamos el rol que está jugando
nuestras vidas; quién la protagoniza e impulsa y qué se
la Unión Europea como protagonista de la nueva oleada.
puede hacer para enfrentarla.
Realizamos así una radiografía del conjunto de tratados
Defenderemos a lo largo de las siguientes páginas que
y acuerdos en los que está involucrada (deteniéndonos
nos enfrentamos efectivamente a una nueva oleada, y no
especialmente en los que negocia con América Latina),
a la suma de una serie de iniciativas parciales y aisladas,
que trata de recuperar el viejo sueño de un mercado único vinculándolos con un proyecto general europeo que des-
global y autorregulado; que, más allá de la maraña de ane- cubre su identidad más autoritaria, mercantilista, violenta
xos y miles de páginas de supuesto contenido técnico, su e inhumana. En el dossier se exponen de manera secto-
carácter es netamente político, centrado en derribar toda rial algunos de los principales impactos previsibles de la
frontera geográfica, sectorial y política a los mercados y implementación de los tratados (trabajo, bienes naturales,
al poder corporativo; que su impacto sobre nuestras vidas finanzas, servicios públicos, agricultura y alimentación),
concretas será muy agresiva, frente a su consideración complementando las miradas más generales del primer
como una cuestión alejada y etérea, no solo ahondando ló- bloque del monográfico. Por último, el cuarto apartado
gicas de insostenibilidad, desigualdad y desposesión direc- recoge diferentes aprendizajes y propuestas alternativas a
tamente vinculadas a la mercantilización capitalista, sino la nueva oleada, al poder corporativo y al sistema capita-
también incluso poniendo en jaque los mínimos democrá- lista, destacando la centralidad de la apuesta feminista en
ticos aún vigentes. Es un proyecto político que tiene un la construcción de agendas y relatos contrahegemónicos.
claro impulsor, el poder corporativo, inscrito en una dispu- Esperamos que este número nos ayude a entender me-
ta geopolítica global en la que la Unión Europea juega un jor qué supone esta nueva oleada de tratados y que nos
rol protagonista. anime e impulse a desmantelarla. Nos va la vida en ello.q

4 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


PANORAMA GENERAL

Claves para interpretar la nueva oleada


de tratados y acuerdos
de comercio e inversión

Gonzalo Fernández-Ortiz de Zárate*

La nueva oleada de tratados y acuerdos de comercio e inversión es uno de los principales hitos de
la agenda de reconfiguración del capitalismo en el siglo XXI. Este, en un contexto de profunda crisis,
necesita garantizar su reproducción y lanza una ofensiva definitiva de mercantilización y dominación del
espectro completo de la vida, eliminando toda traba al comercio y a la inversión.

L
a nueva oleada representa la El proyecto de capitalismo tico, la pérdida de biodiversidad, el
punta de lanza de esta apuesta del siglo XXI agotamiento de ciertos materiales y,
global: por un lado, trasciende Quienes defienden la primacía del ca- muy especialmente, de las fuentes de
las fronteras sectoriales de los merca- pital son conscientes de la gravedad energía fósil (petróleo, gas, carbón),
dos, incluyendo nuevos ámbitos hasta de la crisis que atravesamos. Tal es así hoy en día hegemónicas. La premisa
el momento no completamente absor- que ya están implementando un pro- ambiental del capitalismo en el siglo
bido por estos; por el otro, persigue XX (la inexistencia de límites en un
yecto de redefinición del capitalismo
el desmantelamiento de las fronteras planeta con infinitos recursos dispo-
del siglo XXI. Este, en un momen-
políticas definidas por la democracia nibles y capacidad perfecta de absor-
to crítico como el actual, mantiene
liberal-representativa, amputando las ción de toda actividad económica)
inercias civilizatorias de mercantili-
capacidades institucionales en favor ha mostrado ser rotundamente falsa.
de un gobierno de facto de las grandes zación y dominación, pero incorpora
Quienes detentan el poder asumen la
empresas, vía convergencia regula- notables transformaciones políticas inevitabilidad de este escenario y se
dora y tribunales de protección de las y culturales. Se trata en definitiva de plantean el reto de cómo garantizar el
inversiones. La principal aspiración cambios estructurales para ampliar las flujo de la renta con una base física
de esta ofensiva encarnada en la nue- condiciones de reproducción del capi- menor. A su vez, fuerzan los procesos
va oleada consiste, en definitiva, en tal, hoy en día bajo amenaza. de innovación tecnológica para des-
apuntalar y extender al límite el ra- Dicha amenaza proviene funda- materializar la producción y encontrar
dio de acción de un sistema biocida, mentalmente de dos fenómenos com- nuevas fuentes de energía.
trastocando radicalmente los sentidos plementarios. Por un lado, la drástica Por otro lado, la expectativa de
comunes sobre el mercado, el gobier- reducción de la base física en la que lánguido crecimiento económico para
no y la democracia desde una mirada opera (y operará) el sistema, fruto del las próximas décadas destaca como
estrictamente corporativa. efecto combinado del cambio climá- preocupación central del capital (la

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 5


PANORAMA GENERAL

Andrea López.

propia OCDE, Organización para la como de primacía de un ingente exce- digital y la esfera de lo público. Estos,
Cooperación y el Desarrollo Econó- dente especulativo. Cuadrar el círcu- además de extender la frontera mer-
micos, predice un desempeño global lo, en definitiva. cantil global, garantizan negocio al
muy bajo en este sentido al menos Para enfrentar este momento, cubrir necesidades básicas humanas
hasta 2060). Si el crecimiento repre- como ya hemos adelantado, el capital y, por tanto, permanentes (educación,
senta el indicador de la salud de un redefine su agenda. Que todo cambie salud, vivienda, alimentación, bie-
sistema que necesita expandirse de para que nada cambie, otros paráme- nes naturales, etc.), ahondando en el
manera permanente, se evidencia su tros para fortalecer el crecimiento férreo control de territorios y bienes
incapacidad para impulsar una nue- económico y los mercados. Ya no pue- naturales escasos. Complementaria-
va onda expansiva que permita ge- den permitirse trabas a un comercio y mente, y ante las escasas vías de re-
neralizar y aumentar productividad, a una inversión seriamente amenaza- producción en otras esferas, se redo-
rentabilidad, inversión, empleo y das. La apuesta reside en el desman- bla la apuesta especulativa mediante
consumo. Es un problema en la línea telamiento del conjunto de fronteras el blindaje de la desregulación finan-
de flotación del capitalismo, además sectoriales, geográficas, políticas e ciera, que bien pudiera generar otro
en el marco de una notable asimetría incluso culturales que aún limitan la estallido como el de 2008. Por último,
entre el ingente excedente generado actuación del poder corporativo, una y con una mirada de largo alcance, se
(máxime en un modelo marcado por ofensiva absoluta y definitiva. Lo que prefigura una nueva onda expansiva
la primacía del crédito, la deuda y las antes era posible (ámbitos y dinámi- a partir del desarrollo de la automa-
finanzas) y las cada vez mayores di- cas ajenas y/o en la periferia de la tización, la robotización, la economía
ficultades para encontrar espacios de reproducción del capital) ya no lo es digital y el capitalismo verde.
reproducción del mismo. y se postula un nuevo-viejo proyecto En la dimensión política, se trata
Quienes abogan por apuntalar esta económico, político y cultural de so- de eliminar toda traba democrática
cosa escandalosa en la que vivimos ciedad global. al natural desempeño económico. La
tienen el reto de abrir nuevas sendas Respecto a la dimensión económi- democracia no puede poner ya freno
al capital si no quieren que el siste- ca de este proyecto, se pretende mer- a los negocios y estos deben realizar-
ma colapse, y han de hacerlo además cantilizar todo ámbito de la vida que se bajo una absoluta seguridad jurí-
en un contexto de reducción drástica sea rentable, con especial énfasis en dica. Este principio se convierte en
de la base material y energética, así los bienes naturales, los servicios, lo valor supremo, por lo que se revisan

6 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


PANORAMA GENERAL

los fundamentos del modelo liberal- a costa del individualismo de la casta vado pero no olvidado, como pone de
representativo en lo que respecta a las privilegiada. manifiesto el encuentro de diciembre
capacidades legislativas y judiciales. En definitiva, el sistema articulado de 2017 en Argentina, se pretende
La tensa relación entre capitalismo y en torno al capitalismo muta y plantea mantener vivo por esta vía indirecta
democracia explota por los aires, y en un nuevo-viejo proyecto que incorpo- de sumar múltiples acuerdos.
el altar de la reproducción del capital ra notables transformaciones a partir Se trata de un objetivo claramente
se derriba la arquitectura institucional del objetivo de que nada estorbe a una político de gran alcance. Así, pese al
básica de parlamentos, tribunales pú- reproducción del capital amenazada ex profeso carácter complejo y confu-
blicos y estructuras multilaterales de por la crisis. La nueva oleada de tra- so de cada uno de estos acuerdos, a
derechos humanos. tados y acuerdos juega un rol estraté- la diferente literalidad de cada inicia-
El comercio y la inversión se gico. tiva, a su lectura en clave tecnocráti-
esencializan, se metapolitizan, im- ca y a la diversidad de compromisos
plantando una lex mercatoria direc- Gobierno de facto cuantitativos, ámbitos y anexos resul-
tamente vinculada a la nueva oleada. de las grandes empresas tado de cada negociación, podemos
La democracia empezaría ahí donde en un mercado global identificar el hilo conductor que de-
terminan los mercados capitalistas. sin trabas fine la identidad de la nueva oleada.
En esa misma lógica, las decisiones Los tratados y acuerdos de comercio Esta combina inercias de oleadas an-
políticas estratégicas se elevan y cor- e inversión de última generación, tan- teriores que se actualizan y amplían a
porativizan aún más, priorizando los to los aprobados en los últimos años nivel global (principios, tribunales de
ámbitos regionales y multilaterales de como los actualmente en negociación, protección de las inversiones) con in-
decisión (alejados de la ciudadanía) se cuentan por decenas. Su carácter es novaciones como juntar acuerdos de
y la participación activa de las gran- tanto global como regional y, de entrar comercio e inversión, la convergen-
des empresas, ya no solo de manera en vigor, abarcarían el conjunto del cia reguladora, la mercantilización
indirecta (lobbies, corrupción), sino planeta, al menos el más relevante en de nuevos sectores y la apuesta por la
directa, dentro del mismo proceso de términos de mercantilización (inclui- armonización a la baja de barreras no
elaboración política y contando con da China, y con el papel protagónico arancelarias.
una justicia ad hoc. de la Unión Europea). La nueva olea- En síntesis, la nueva oleada toma
Se impulsa, finalmente, un relato da se sumaría así a los más de 3.000 como referencia el sueño del mercado
cultural que cierra el círculo. Fren- acuerdos actualmente operativos y autorregulado, empeñándose de ma-
te a la deslegitimación de la agenda haría real el viejo sueño de un único nera directa y prioritaria en el derribo
de colores neoliberal, que pretendía mercado autorregulado (o ultrarregu- de las trabas sectoriales, geográficas
trasladar una mirada progresista y lado, según se mire). Dicho sueño, que y políticas a la mercantilización capi-
universalista sobre la globalización hasta el fracaso de la Ronda de Doha talista, a través fundamentalmente de
(en la que podían defenderse agendas representaba la Organización Mundial dos vías complementarias.
y derechos de todo tipo), se va posi- de Comercio (OMC), proyecto archi- Por un lado, la ampliación de la


cionando otro imaginario, más acorde frontera mercantil, incluyendo en su
con la realidad de violencia y exclu- lógica global los servicios, la compra
sión generalizada. Gana espacio un pública, los bienes naturales (especial-
discurso de fascismo social, de miedo mente la energía), el comercio digital,
y confrontación con el otro que, inclu- la propiedad intelectual y un capítulo
so manteniendo cierto pluralismo po- específico de inversiones de todo tipo.
lítico, preconiza la ley de la selva. Ya El comercio y la inversión Por el otro, y aquí nos detendre-
no hay sitio para todos y todas, solo se esencializan, mos especialmente, al ser el elemento
algunas vidas son vivibles, y se ahon- más novedoso, se implanta un gobier-
da en la guerra con lo diferente desde
se metapolitizan, no de facto de las transnacionales que
sentidos comunes explícitamente re- implantando una amputa las capacidades instituciona-
accionarios: odio de clase, racismo, lex mercatoria directamente les (principalmente las legislativas
violencia machista, ética reaccionaria y judiciales). Las empresas imponen
del cuidado, des-ciudadanización de vinculada a la nueva una agenda política y una nueva es-
las personas migrantes, etc. A su vez, oleada. La democracia tructura en defensa de dicha agenda
se proyecta un individualismo extre- empezaría ahí donde que posiciona un modelo de gober-
mo, moderno, conectado y con acceso nanza corporativa a través de una
a todo (como ejemplifican algunos ca- terminan los mercados triple apuesta: la primacía político-
sos de la economía colaborativa) pero capitalistas jurídica de principios corporativos


que invisibiliza, en el voluminoso ice- fuertes, exigibles y justiciables, de al-
berg oculto bajo el agua, una realidad cance global; la convergencia regula-
de servidumbre e hipersegmentación dora como lógica de creación de nue-

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 7


PANORAMA GENERAL

vos espacios de decisión, en los que


las empresas participan directamente,
en detrimento del legislador, y los tri-
bunales de protección de inversiones,
una justicia privatizada al servicio de
los negocios y del poder corporativo.
El resultado: una democracia de bají-
proceso administrativo. El procedi-
miento de creación de normativa se
altera, incluyendo nuevos espacios con
un gran poder para poner en práctica
la armonización (regulación a la baja
en derechos, en realidad). La participa-
ción empresarial en estos espacios es

Los tribunales de protección
de las inversiones son
espacios ajenos a la
institucionalidad pública,
sima intensidad. directa, por lo que se naturaliza su rol
Respecto a la primera apuesta, la político en la toma de decisiones. con una asunción
nueva oleada explicita la hegemonía Por supuesto, no hay una única absoluta de los principios
de los siguientes principios: la seguri- versión de convergencia reguladora
mercantiles hegemónicos


dad jurídica de las inversiones frente en los diferentes tratados, pudiendo
a cualquier otra consideración política; ser esta obligatoria o no, afectando
las expectativas legítimas, que sitúan solo a las competencias regionales o al
los beneficios empresariales (presen- conjunto de instituciones, etc. En todo
tes y futuros) por encima del mandato caso, e indiferentemente de la versión
popular; la armonización normativa, aprobada, se trastoca el procedimien-
eliminando progresivamente toda tra- to político en favor de espacios mul- En conclusión, la nueva oleada se
ba arancelaria y no arancelaria al co- tilaterales alejados de la ciudadanía vincula directamente a la eliminación
mercio y la inversión; el trato nacional y corporativizados, y se dota de gran del conjunto de trabas al comercio y
para toda empresa extranjera; el trato poder a ciertos espacios de decisión. a la inversión, principalmente en los
de nación más favorecida, ampliando Esto queda claro por ejemplo en el ámbitos político y económico, pero
las mejores condiciones de cualquier caso del Comité Mixto del CETA, con también en el cultural, ampliando
acuerdo a los nuevos que se pudieran amplia capacidad de interpretación de definitivamente los espacios al rela-
firmar; y la cláusula ratchet, que impi- lo que dice (y no dice) el acuerdo, ge- to corporativo. Avanza en la frontera
de la reversión de procesos de liberali- nerando así presión y doctrina propia. sectorial y geográfica a la mercantili-
zación a partir de la firma del tratado. Por último, la nueva estructura po- zación, impulsa una agenda política
Dicha agenda se posiciona sobre lítica se completa con la tercera apues- que entroniza los negocios como va-
una nueva estructura política sustenta- ta, los tribunales de protección de las lor civilizatorio supremo y desman-
da en la segunda apuesta corporativa, la inversiones. Se implanta un modelo tela los mínimos democráticos al ge-
convergencia reguladora. Su meta con- de justicia privatizada global, ya vi- nerar una estructura político-jurídica
siste en armonizar normativas superan- gente en muchos tratados bilaterales, basada en el gobierno de facto de las
do barreras arancelarias y no arancela- mediante el cual las corporaciones de- empresas y en la justicia privatizada.
rias, e incide así en la desregulación nuncian a los Estados (nunca al revés) La democracia se hunde en el altar
laboral, ecológica, social y sanitaria si ven lesionados sus intereses. Son del capitalismo y del poder corpora-
derivada de la competencia extrema espacios ajenos a la institucionalidad tivo. Las instituciones persisten, pero
por atraer inversiones. Se crean nue- pública, con una asunción absoluta de amputadas y amenazadas por nuevos
vas estructuras multilaterales (como los principios mercantiles hegemóni- organismos. Un relato, en definitiva,
consejos mixtos o comités sectoriales) cos y cuyo fin principal consiste en de fascismo social y hegemonía em-


que participan preceptivamente en el aplicarlos de manera altamente coer- presarial, ya sin intermediaciones ins-
citiva, exigible y justiciable, sin ga- titucionales.
rantías en términos de derecho de las Los impactos de este hito central
personas y los pueblos. del capitalismo del siglo XXI no solo
Coexisten diferentes versiones de trascienden la insostenibilidad, exclu-
tribunales (que debaten sobre el nú- sión y desposesión de todo proceso
Gana espacio un discurso mero y carácter de los árbitros, el sis- de mercantilización capitalista, sino
de fascismo social, tema de apelación o incluso a la posi- que además incorporan una mirada
bilidad de crear una Corte Multilateral de largo plazo que pretende alterar los
de miedo y confrontación de Inversiones). Pese a ello, todas las sentidos comunes en favor del poder
con el otro que, incluso propuestas rompen la lógica pública y y del relato corporativo. Es más que
manteniendo cierto garantista, crean espacios privados que estratégico impedir su aprobación e
vacían la justicia y sitúan a las empre- implantación: es imprescindible.q
pluralismo político, sas como actor principal con amplias
preconiza la ley de la selva capacidades para defender sus intere-


ses que, en sentido contrario, no están *Gonzalo Fernández-Ortiz de Zárate
es coordinador de Paz con Dignidad - Euskadi
en la obligación de cumplir el marco e investigador del Observatorio de Multinacionales
internacional de derechos humanos. en América Latina (OMAL).

8 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


PANORAMA GENERAL

Manual de
instrucciones
para leer un tratado
Amaia Pérez Orozco*

Una nueva oleada de tratados de comercio e inversión


(en adelante, TCI) se cierne sobre nosotrxs1. ¿Cómo abordarla?
Este texto lanza propuestas basadas en los aprendizajes de las
resistencias feministas en Abya Yala a la anterior oleada2.
Está escrito desde el norte global, aunque desearía establecer
diálogos más amplios. Como los acuerdos son, al fin y al cabo,
un montón de páginas escritas, nos hemos preguntado:
¿cómo leerlos? Van aquí unas instrucciones para abrir el debate.

1
No te leas base, vista como mera población afec- los han leído, ¡qué poca gente podrá
las 1400 páginas de anexos tada y no como sujeto político. hablar!
Sí, el CETA, el acuerdo de libre Adentrarnos en los tecnicismos Lo técnico es un instrumento para
comercio entre la Unión Europea y puede volverse cortina de humo. Los el accionar político y alguien debe ha-
Canadá, tiene 1400 páginas de ane- TCI son un laberinto enrevesado; re- cerlo, pero sin perderse ahí. El objeti-
xos. O eso dicen. ¿Es indispensable sulta muy fácil perderse en el detalle vo debe ser claro y limitado: conocer
detalles, vincular aspectos aparen-
leerlas para poder rechazarlo? Sí y no. y desdibujar el conjunto. Nos arries-
temente inconexos y descifrar com-
El trabajo técnico de revisar el articu- gamos a caer en el desaliento: cuando
plicados enunciados para saber qué
lado es fundamental. Pero hay riesgos se ve en toda su crudeza lo que está está en juego y cómo se está jugando
si lo sobredimensionamos. Podemos en juego, es muy fácil desanimarse y la partida. Se trata de identificar el
acabar funcionando en dos pisos: el optar por un enfoque de minimización proyecto de fondo; y este varía poco
piso técnico, que desde arriba decide del daño. Y hay un último riesgo pu- o nada de versión en versión, aunque
cuándo, cómo y en torno a qué temas ramente material: si de los TCI solo intenten despistarnos cambiando las
debe movilizarse el piso de abajo, la pueden hablar con propiedad quienes comas y pretendiendo obligarnos a

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 9


PANORAMA GENERAL

leernos todo otra vez. Así que sí: tú


y yo, que no hemos leído los anexos,
también podemos criticar el CETA.

2
Léelo desde tu lenguaje
Evita usar su lenguaje plagado
de referentes de mercado. No
a hablar desde la amplitud y diversi-
dad de lo que somos: vida colectiva.
Nuestra pregunta es qué sucede con
la sostenibilidad de la vida en común
y en un planeta vivo. Nuestro lengua-
je es otro: ¿cómo profundizan estos
acuerdos la mercantilización de lo
“ Los TCI son un laberinto
enrevesado; resulta muy
fácil perderse en el detalle
y desdibujar el conjunto.
nos pensemos como simple mano de vivo?, ¿en qué medida nos amputan la
obra: ¿se creará empleo? Como si el capacidad de decisión sobre los pro- Nos arriesgamos a caer
empleo fuera lo único a lo que aspi- cesos vitales personales y colectivos?,
en el desaliento


ramos y no nos importara qué pasa ¿las vidas de quiénes se nos imponen
con los servicios públicos, los bienes a costa de los malos-vivires del resto?
comunes y la cara oculta del empleo: y ¿qué aspiraciones vitales nos confi-
los cuidados. Menos que menos debe- guran? No vamos a leer los TCI bus-
mos leerlos desde una óptica de clien- cando el dato de la variación en la ba-
tes: ¿van a bajar los precios? Como lanza de pagos, sino comprendiendo
si el consumo fuera principio y fin de el papel que juegan en la posibilidad vante es identificar ese proyecto que
nuestra existencia. Y, definitivamente, de vivir vidas que merezcan ser vivi- subyace y precede.
no desde una perspectiva emprende- das hoy y a futuro. Estos acuerdos establecen normas

3
dora. Nos dirán que nos atrevamos que asientan lo que ya estaba en cons-
a convertirnos en jefas de nosotras No lo leas por fascículos trucción. No surgen de la nada, sino
mismas y aprovechemos las oportuni- ¿Nos interesa hacer análisis de de un modelo instalado que busca
dades de exportación que nos abre el impacto? Fascículo 1: “qué su- ampliarse y reforzarse. No contienen
tratado. Responderemos que, por mu- cedería si el TTIP se aprobara”. Fas- en sí el todo del problema, son un
cho que nos llamen emprendedoras, cículo 2: “qué sucedería si cambiara instrumento. Y no vienen de uno en
seguimos siendo esclavas del salario; una coma”. De nuevo, sí y no. Para uno, son una oleada que forma par-
que el negocio es para las grandes cor- posicionarnos, necesitamos anticipar te de un proyecto. Por todo ello, no
poraciones y que no queremos expor- los efectos que tendría la firma de necesitamos contraponer un modelo
tar, sino involucrarnos en el tejido so- un acuerdo desde marcos analíticos econométrico alternativo para recha-
cioeconómico vivo del territorio que no economicistas y sin miedo a sa- zar una letra impresa que, lo sabemos,
habitamos. car conclusiones catastrofistas (ya nos vende.
No caigamos en la trampa de re- hemos visto en el pasado que todos Los análisis de impacto pueden
batir sus argumentos desde su terreno, los peores presagios se cumplieron, ser un instrumento útil si se enfocan
aquel en el que estamos vendidas de y más). Pero no podemos quedarnos a una movilización política que no
antemano porque existimos en la me- ahí, pensando que los impactos pue- se oponga a un acuerdo aislado, sino
dida en que aparecemos en los mer- den ser buenos o malos (y, por tanto, que lo combata en tanto que herra-
cados. Vamos a hablar de empleo, intentemos mejorar su redacción), o mienta que esta cosa escandalosa
precios y acceso a medios de vida. De que si el acuerdo no se firmara nos usa en un momento dado. Y decimos
todo eso y mucho más. Pero vamos libraríamos ya del problema. Lo rele- cosa escandalosa porque el proyecto
político-hegemónico que se asienta
no es solo capitalista. Es también he-
teropatriarcal, colonialista, racista y
Andrea López.

medioambientalmente destructor. Por


eso la resistencia, además de anticapi-
talista, ha de ser feminista, ecologista
y decolonial.

4
Léelo en múltiples idiomas
Que no nos enfrenten: pymes
españolas frente a pymes cana-
dienses, campesinado a un lado y otro
del Pacífico. No los leamos en la lengua
imperialista de los países en competen-
cia. Los acuerdos asientan un proyec-
to que confronta al poder corporativo
con la gente, la clase trabajadora, los
pueblos, las mayorías sociales, la vida

10 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


PANORAMA GENERAL

5
en común o como queramos llamarlo. No lo leas en soledad nos da la alternativa: “vamos a expul-
Hemos de entenderlos desde esta pers- Léelo junto a otras. Busca lo sar a los otros y a ordenar bien a los
pectiva internacionalista. común desde la parte que me- de dentro”. Pero los cuentos aún son
El conflicto entre pueblos y capi- jor entiendas. Si tú comprendes la di- necesarios para dormirnos. Los trata-
tal atraviesa fronteras. Sabemos que mensión campesina, o la energética, dos aún juegan ese juego.
no es lo mismo habitar las zonas de o la de salud sexual y reproductiva, Tanto si lidiamos con el cuento
acumulación del planeta que las zo- aporta eso al colectivo. Apuesta por infantil de los acuerdos que asientan
nas de despojo. Quienes nos creíamos una interpretación compartida desde el proyecto como si se trata de nue-
en el centro vemos cómo nos vamos lo sectorial en lugar de empeñarte en vos modos abiertamente de terror,
quedando en la periferia, porque el que tu mirada o tu tema son lo prio- no perdamos de vista este punto: en
centro no son los territorios ni quienes ritario. Ni siquiera la oposición a los este proyecto, al final, nos comen. De
los habitan, sino el poder corporativo acuerdos es prioritaria: es imprescin- aquí derivamos una actitud de clara
que los gobierna. Desde ese centro en dible… en el marco de una moviliza- confrontación: no hay que reformar,
descomposición tenemos tareas pen- ción política mucho más amplia, que suavizar, meter cláusulas sociales,
dientes: comprender qué sucedió con atraviese todo, desde la cotidianeidad ambientales o de género al tratado X
la vieja oleada en ese sur global que que podemos subvertir hasta estas o Y. Hay que rechazar de plano todo
se expande para entender qué sucede normativas biocidas que se nos quie- acuerdo, como paso imprescindible
hoy en ese norte global que se diluye; ren imponer. para apostar por esos otros mundos
responsabilizarnos de nuestros modos Para leer junto a otrxs necesitamos distintos, mejores, posibles. Y, para
privilegiados de vida (instalados a cos- partir de nuestra común condición de ello, necesitamos un relato diferente,
ta, entre otras cosas, de los acuerdos vidas enfrentadas al poder corporati- en oposición directa.

7
firmados en el pasado), aunque ni mu- vo. Pero sabemos que no es lo mismo
cho menos esos modos hayan sido ac- haber sido racializada que nombrada Quémalo en la hoguera
cesibles para la totalidad de gentes en como sujeto sin marca de raza; ser y escribe otra historia
el norte. La oposición a la nueva olea- leída y leerte como hombre que como Leer los acuerdos nos es útil
da requiere una lucha internacionalista mujer; pertenecer a la clase que media para identificar el proyecto biocida de
que se responsabilice del colonialismo entre patronos y sirvientes que ser tú fondo. Ni los tratados ni el proyecto
histórico y el neocolonialismo actual. misma quien sirve. La suma de voces del que forman parte son enmenda-


diversas no resulta automáticamente bles. Debemos rechazarlos de plano.
en una sola voz armoniosa y más fuer- ¿Cuál es la alternativa? No la tenemos
te: es más bien distorsionante, obliga clara, pero sí contamos con pistas:
a enfrentar las desigualdades que nos debe ser una historia en ruptura con
atraviesan. Queremos abordarlas para la que nos han contado hasta ahora:
constituirnos como sujeto político in- frente a la expansión global del capi-
No caigamos en la trampa cluyente: un nosotrxs que reconstrui- tal, la defensa del territorio; frente a la
de rebatir sus argumentos mos en la lucha, y no un nosotros pre- mercantilización de la vida, la apuesta
existente que espera a ser movilizado. por la vida en común; frente al secues-
desde su terreno, aquel

6
tro de la política, la construcción de
en el que estamos vendidas Busca el final violento soberanía.
del cuento
de antemano porque
existimos en la medida
Los acuerdos se asemejan a un
cuento infantil de aquellos en los que 7.1 S i nos dicen CETA,
decimos territorio
en que aparecemos se devora a niñas y niños. Esa seme- El capital tiende a expandirse glo-
janza no se debe a la sencillez de su balmente y a tener unos ciclos cada
en los mercados. Vamos narración (¡bien al contrario!), sino a vez más cortoplacistas. Impone esta
a hablar de empleo, precios la violencia oculta tras las letras apa- concepción del tiempo y del espacio
rentemente inocentes. No dejes que te totalmente desvinculada de los pro-
y acceso a medios de vida. adormezcan con palabras engatusado- cesos vitales. Nuestra contrapropues-
De todo eso y mucho más. ras. La anterior oleada vino con pro- ta es que el territorio sea el núcleo
Pero vamos a hablar desde mesas de empoderamiento económico de organización socioeconómica y
y de derechos culturales que el neo- política.
la amplitud y diversidad liberalismo de colores iba a colmar. El territorio es la tierra (que tam-
de lo que somos: El proyecto del que la nueva oleada bién está bajo el asfalto) con los eco-
es punta de lanza parece ser violento sistemas que alberga y los cuerpos que
vida colectiva


de una manera mucho más abierta. Se la pueblan, junto a las relaciones que
han caído las máscaras. Ahora se nos tejen. Es el territorio cuerpo-tierra,
avisa: “aquí no cabemos todos”. Y se atravesado de conflictos. Defenderlo

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 11


PANORAMA GENERAL

no significa sacralizarlo, sino recons- Frente al avance de esta lógica insostenible en una matriz reproducti-
truirlo para que, en él, quepamos to- biocida, la apuesta pasa por un mo- va en la que desaparezcan los sectores
dxs en nuestra diversidad. vimiento doble: desmercantilizar la socialmente perniciosos y los necesa-
Defender el territorio es luchar vida y construir una responsabilidad rios se organicen en circuitos cortos,
contra el (neo)extractivismo, evitar colectiva en torno a los procesos que donde el dinero sea menos relevante y
el acaparamiento de tierras y la pri- la sostienen, desprivatizando y desfe- sirva estrictamente al intercambio.
vatización de los comunes, garantizar minizando esa responsabilidad. Esto Significa también cambios en las
vidas libres de violencias, reconstruir requiere reapropiarnos de los medios estructuras subjetivas: deshacer el
la relación rural-urbano, refundar la de (re)producción. Es decir, reconver- género, cuestionando la masculinidad
ciudad para ponerla al servicio de tir los medios de producción (de ca- asociada a un delirio de individualis-
quienes la habitan. Es apostar por la pital) en medios de reproducción (de mo y autosuficiencia, por un lado, y la
relocalización y la descomplejización la vida en común). A estos podemos feminidad a la ética reaccionaria del
de los procesos socioeconómicos. Fo- llamarlos comunes, entendidos como cuidado, por otro. Borrar la lógica de
mentar los circuitos cortos, acercar la recursos que permiten la reproduc- servidumbre por la cual la clase pa-
producción al consumo y el trabajo a ción (ampliada) de la vida y/o como trona da por hecho que hay otra clase,
su sentido social. Esto es imprescin- tejido social (humano y no humano) identificable por sus marcas raciales,
dible para avanzar en sostenibilidad que se responsabiliza de sí mismo y se cuyo único sentido vital es servirle.
ambiental y en soberanía. Y para acer- articula para auto-sostenerse.
car las acciones y sus consecuencias:
dejar de ser parte de una maquinaria
cada vez más compleja e inmensa en
Todo esto implica apostar por los
servicios públicos, los espacios de au-
to-gestión y de organización comuni-
7.3 S i nos dicen TPP,
decimos soberanía
Si la nueva oleada implica un secues-
la que es tremendamente fácil desres- taria como forma de sacar de las casas tro de la capacidad de decisión al ex-
ponsabilizarnos de las implicaciones la responsabilidad de cerrar el ciclo pandir el espectro de lo metapolítico,
de lo que hacemos. económico. Significa no solo avan- necesitamos propuestas en sentido
Defender el territorio es hacer las zar en el reparto radical de la riqueza, contrario: que la política no empiece
paces con la biosfera: comenzar a sino cuestionar la propiedad privada donde acaban los mercados, sino que
funcionar bajo los principios de bio- y reconstruir la idea de riqueza como los mercados comiencen donde lo de-
mímesis, precaución, ecoeficiencia y aquello que permite el buen convivir cidamos, desde una concepción de la
sobriedad; garantizar que el inevitable y no como un dinero que se acumula a política que desborde con mucho lo
decrecimiento de la esfera material de costa del despojo. institucional. Se trata de conseguir
nuestras sociedades se dé de forma Significa un reparto radical de los soberanía sobre la vida misma, la de
justa entre territorios y dentro de los trabajos (reducción drástica de la jor- cada unx de nosotrxs y la colectiva.
territorios. nada laboral, erosión de la división se- Una soberanía que podríamos definir
xual del trabajo dentro y fuera de los como feminista.

7.2 S i nos dicen TISA,


decimos comunes
Los acuerdos eliminan trabas a la po-
hogares…), pero, más allá, una reor-
ganización de los trabajos socialmen-
te necesarios que permita acabar con
Soberanía significa caminar hacia
una democracia fuerte (directa, partici-
pativa) o, incluso, un cuestionamiento
sibilidad de convertir todo en nicho las formas de trabajo alienadas de esa de la noción de democracia. Significa
de negocio. La vida, transformada en cosa escandalosa (el trabajo asalariado cuestionar el carácter imperialista de
mercancía, está sometida a ataque. y los cuidados inmolados). Significa muchos Estados y denunciar las es-
Para sanarla y sostenerla como con- transformar la actual matriz productiva tructuras supranacionales que, como la


junto vivo, más allá de su faceta de Unión Europea, alejan la toma de de-
mano de obra o consumidora, es im- cisiones de las manos de las gentes y
prescindible una base invisibilizada abren un terreno muy fácilmente coop-
de cuidados privatizados (metidos en table por el poder corporativo. Signi-
las casas) y feminizados. La mercan- fica aprender a manejar la autonomía
tilización de la vida no abarca todo lo entendida como un proceso colectivo
vivo, sino que deja un reguero de des- La oposición a la nueva y no meramente individual; significa
pojos: vidas no rentables que son des- oleada requiere tanto eliminar los tribunales de arbitra-
plazadas y expulsadas, o eliminadas je como revisar las dinámicas de poder
porque solo valen como cuerpos sobre
una lucha internacionalista intra-hogar y los modos en los que se
los que escribir el mensaje de quién es que se responsabilice nos normativizan los cuerpos.
del colonialismo histórico

8
dueño de la vida. Dimensiones vitales
de las que no puede hacerse negocio: Un manual está muerto,
y el neocolonialismo actual


la gente pobre vive demasiados años, escribamos una historia viva
según el Fondo Monetario Internacio- Los manuales suponen la exis-
nal (FMI). tencia de un lugar cerrado de llegada

12 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


PANORAMA GENERAL

“ Tanto si lidiamos con


el cuento infantil de
los acuerdos que asientan
el proyecto como
si se trata de nuevos modos
abiertamente de terror,
no perdamos de vista
este punto:
en este proyecto,
al final, nos comen

cribir otra historia, una que, usando


otros referentes (no los de su lengua-
je mercantil, sino los de la vida, los
de nuestro lenguaje plural), nos sirva
para construir un mundo donde sí que-

pamos todxs: donde tengamos sobera-
nía sobre el buen convivir, articulado
como responsabilidad común y arrai-
gado en el territorio cuerpo-tierra.
Esta historia en ruptura con el
poder corporativo y con su punta de
lanza, la nueva oleada de tratados, ha
de ser un relato vivo. Vivo porque res-
ponda ya a las necesidades de la vida
y no sacrifique el presente por un ho-
rizonte soñado. Y vivo porque no esté
Andrea López.
cerrado, sino articulado en clave de
transición: transformar radicalmente
el presente desde lo que tenemos, con
y de un camino perfectamente diseña- llevar la transición en la que nos en- lo que tenemos y lo nuevo que vaya-
do por el que caminar. Son prototípi- contramos y cómo hacerlo. mos creando en la construcción de un
cos de esta cosa escandalosa que ha Al leer los acuerdos queremos ir horizonte de buen convivir. En esa
sustituido la discusión política sobre tejiendo un lenguaje de confronta- lógica de transición precisamos de ac-
cuál es nuestro proyecto colectivo por ción, internacionalista, que nos inclu- ciones de resistencia (impedir la firma
una miríada de sueños de éxito indi- ya en lo que tenemos en común y en de un solo tratado más), de regulación
viduales (cada país, cada empresa, la diversidad, que llegue a cualquiera (revisar los tratados ya firmados, es-
cada sujeto) que se logran si sigues y cualquiera pueda usarlo, que nos sea tablecer un contra-tratado vinculante
bien las instrucciones, si lo mereces. útil para oponernos al poder corpora- que obligue a las grandes empresas
La urgencia es la contraria: repolitizar tivo a la par que abordamos nuestras a respetar derechos humanos) y de
el debate sobre hacia dónde queremos desigualdades. Con él, queremos es- puesta en marcha de alternativas que
subviertan el statu quo respondiendo
a las urgencias. ¡En ello estamos!q
1 En la complicada tarea de escribir en un lenguaje no heteropatriarcal, en este texto hemos optado por combinar
opciones: mezclar femenino y masculino, y utilizar tanto el femenino genérico como formas no binaristas como la
“x” o la “e”. El masculino genérico lo usamos cuando parafraseamos la voz hegemónica. *Amaia Pérez Orozco es economista
2 Amaia Pérez Orozco (2017), Aprendizajes de las resistencias feministas latinoamericanas a los tratados de comercio y autora de Subversión feminista de la economía.
e inversión. Del no al ALCA al cuestionamiento del capitalismo patriarcal. Publicado por el Observatorio de Multinacio- Aportes para un debate sobre el conflicto capital-vida
nales en América Latina (OMAL) – Paz con Dignidad. Ver en: www.omal.info. (Traficantes de Sueños, 2014).

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 13


UNIÓN EUROPEA

La Unión
Europea,
epicentro de
la nueva oleada
de tratados
de comercio
e inversión

Tom Kucharz*

La Unión Europea negocia


actualmente con una veintena
de países nuevos tratados
de comercio e inversión,
similares a los que firmó
con Canadá (CETA) e intentó
pactar (infructuosamente)
con Estados Unidos (TTIP).
“La UE quiere abrir nuevos
mercados con un tratado
comercial cada seis meses”:
así de avaricioso se expresó
recientemente Jyrki Katainen1,
vicepresidente de la Comisión

Europea, ante el Consejo


Jo

Co

Atlántico en Washington, un
me
nd
ei

lobby corporativo influyente en


ro
.

las relaciones transatlánticas.

14 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Protagonista de la nueva oleada b UNIÓN EUROPEA

E
n las últimas décadas, la políti- El panorama geopolítico se aclara dos a lo largo y ancho del planeta con
ca comercial europea se ha ido aún más si consideramos que China la meta de contener el poder de China
centrando cada vez menos en pretende sellar la Asociación Econó- y ampliar el del poder corporativo con
intercambiar bienes y cada vez más mica Integral Regional (RCEP) para sede europea.
en suprimir derechos sociales, labora- dominar Asia. El tratado comercial Todo ello, por supuesto, sin es-
les y ambientales en la búsqueda de con países del sudeste asiático3 agluti- cuchar a la ciudadanía. Ignoran a los
beneficios empresariales. La UE ya naría a la mitad de la población mun- millones de ciudadanos y ciudadanas
tiene aproximadamente 30 acuerdos dial y el 24 por ciento del PIB global. que se han manifestado en estos últi-
comerciales con 60 países y 1.400 Japón, por su parte, impulsa la ratifi- mos años contra su política comercial.
acuerdos de protección de inversión, cación del Acuerdo Transpacífico de Prosiguen en sentido contrario con su
autodenominándose “campeona de los Cooperación Económica (TPP), que mantra: el sistema de comercio global
tratados bilaterales”. quedó en punto muerto tras la retirada genera un bienestar del que todos y
Cada día, la comisaria de Comer- de EEUU tan solo tres días después de todas se benefician. “Creemos en un
cio de la UE, Cecilia Malmström, asumir su cargo Trump. Su antecesor, comercio justo y abierto basado en re-
continúa expandiendo la política co- Barack Obama, no logró la mayoría glas que fortalece el orden mundial, y
mercial y de inversión como si no suficiente para ratificarlo en el Con- una economía de mercado que resuel-
hubieran tenido lugar enormes mo- greso gracias a una fuerte moviliza- ve los desafíos de nuestros tiempos,
vilizaciones de millones de personas ción social y sindical. como desempleo, cambio climático
en contra del TTIP y el CETA. En su “El sistema multilateral de comer- y política”. Además, el comercio es
larga lista de prioridades está la rati- cio y la actividad que lo rodea es rá- la forma de “aumentar la riqueza, el
ficación de los acuerdos con Canadá, pido y furioso. Y no se ha ralentizado bienestar, la productividad y la com-
Vietnam y Singapur, la conclusión de ni un poco”, dice Robert Holleyman4,
petitividad”, según Jyrki Katainen. La
las negociaciones con Japón, Méxi- representante comercial bajo la ad-
UE, de este modo, enfatiza su carácter
co y Mercosur, el impulso de nuevas ministración de Barack Obama. “Lo
colonialista y su orientación económi-
negociaciones con Australia y Nue- nuevo es que Estados Unidos se ha
co-exportadora, inherente al ADN del
va Zelanda, así como la ambiciosa excluido de las conversaciones”. Se
proyecto europeo.
apuesta por la creación de un Tribunal suele repetir en los debates sobre el
Multilateral de Inversiones2. comercio mundial que con Trump en
“A muchos países les preocupa el la Casa Blanca, que, EEUU abando- La agenda bilateral,
creciente proteccionismo y las entida- nó su papel como protagonista y que ¿una Europa neocolonial?
des que socavan el sistema multilate- China quiere ser campeón de las rela- A partir de las movilizaciones histó-
ral, por eso se han puesto en contacto ciones comerciales. La UE se presen- ricas en Seattle en 1999, la Organi-
con nosotros”, afirma Katainen. Pero ta como alternativa entre el naciona- zación Mundial de Comercio (OMC)
la congelación del TTIP y la deriva ra- lismo económico del America First y entra en crisis. La OMC supuso la vía
cista, neoliberal y pro-empresarial de el modelo chino, pero lo cierto es que multilateral para imponer el neolibe-
la administración Trump no explican los tres siguen patrones de desarrollo ralismo a nivel global, partiendo de la
el verdadero trasfondo de esta ofensi- muy similares, dependiendo todos de apuesta de los países más industria-
va. Para comenzar, habría que señalar los mercados globales. En definitiva, lizados para liberalizar aún más sec-
que el 34 por ciento del Producto In- se necesitan mutuamente. tores, como los servicios, la contra-
terior Bruto (PIB) de la UE depende En el caso de la UE, lo que más tación pública y la protección de las
del comercio exterior, mientras que preocupa a sus élites es que más del inversiones. Ante ello, los países del
el comercio intra-UE ha disminuido. 90 por ciento del crecimiento mundial Sur global buscaron proteger ciertos
Además, la UE importa más del 50 se generará fuera de Europa. Asia está sectores estratégicos, como la agri-
por ciento de su consumo energético. desplazando en este sentido a EE UU cultura y la incipiente industria, man-


La dependencia europea de las impor- y a la UE en lo referente al dinamis-
taciones de petróleo no ha dejado de mo económico, contando además con
aumentar desde principios de siglo. un reforzamiento de su gasto militar
Esto supone un gasto de 215.000 mi- y en innovación tecnológica. En este
llones de euros en importaciones de contexto, la UE ha celebrado en 2017
petróleo y unos 40.000 millones en el 60 aniversario del Tratado de Roma
gas natural, siendo Rusia el mayor con la publicación del Libro Blanco La UE enfatiza su carácter
proveedor (30 por ciento en 2015). sobre el futuro de la región, a partir
Otro dato: ocho de las diez multina- de cinco escenarios posibles. En todos
colonialista y su orientación
cionales que exportan petróleo y gas ellos, la apuesta por ampliar los acuer- económico-exportadora,
a la UE no son europeas. Por último, dos con otros países no solo se con-
la cuota de importación de muchas solida sino que se acrecienta, con la
inherente al ADN del
materias primas para sectores clave justificación de mantener los intereses proyecto europeo


tales como el automóvil, electrónica, europeos en una coyuntura geopolíti-
energías renovables, etc., llega al cien ca muy compleja. Se plantea una ca-
por ciento. rrera desbocada por la firma de trata-

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 15


UNIÓN EUROPEA

teniendo a su vez cierto margen de reforzada para facilitar el acceso a los actualmente bloqueado por Nigeria,
actuación política. Las negociaciones mercados, constituyéndose en dece- Gambia y Mauritania, que se niegan a
multilaterales se detuvieron finalmen- nas de países equipos de la UE con re- firmar. En África Oriental, el año pa-
te, y ello obligó a la UE y a otras po- presentantes de las delegaciones de la sado Tanzania demandó a Kenia por
tencias comerciales a iniciar negocia- Comisión, de las embajadas de los Es- su firma, mientras que Uganda quiere
ciones bilaterales y regionales, lo que tados miembros y de organizaciones abordar nuevas cuestiones.
provocó una explosión en el número empresariales. Un neo-colonialismo En general, casi todos los países
de tratados en discusión. bajo el manto de diplomacia empresa- ACP temen el posible impacto nega-
En este contexto se presentó en rial que también persigue el acceso de tivo en sus economías y, por lo tanto,
2006 una hoja de ruta, la comunica- las materias primas de terceros países. detienen su implementación. Después
ción Una Europa global - Competir En 2007 se inició una nueva eta- de las reducciones arancelarias im-
en el mundo, basada en la Estrategia pa de acuerdos, siendo Corea del Sur puestas, los aumentos repentinos de
de acceso a los mercados de 1996, el primero que entró en vigor bajo las importaciones agrarias destruye-
mediante la cual se eliminaron obs- la estrategia Europa Global, con una ron la agricultura local. Además, la
táculos a los intercambios de bienes fuerte incidencia en los ámbitos naval industrialización incipiente del conti-
y servicios, la propiedad intelectual y automovilístico. Posteriormente se nente esté en riesgo.
y las inversiones, sirviendo para que centraron en América Latina (Centro- Como los acuerdos regionales
empresas europeas accedieran a los américa, por un lado, Colombia-Perú, están estancados, la Comisión ahora
mercados de terceros países, como por el otro, y al que recientemente se negocia acuerdos bilaterales. Ghana,
México y Chile. Diez años más tar- ha sumado Ecuador), sin importar las Madagascar y Costa de Marfil firma-
de, la Comisión Europea redoblaba graves violaciones a los derechos hu- ron acuerdos provisionales por temor
esta dinámica bajo el amparo de esta manos en ambas regiones. A su vez, a perder el acceso preferencial al mer-
comunicación y comenzó a negociar se aprobó un mandato para negociar cado europeo. El comercio con sus
acuerdos comerciales con la mayoría un ambicioso tratado con los países vecinos es ahora más difícil que el co-
de las regiones del mundo. del Sudeste Asiático (ASEAN), pero mercio con la UE, lo que está creando
Así, y ante el parón en la vía mul- que tardará aún otros diez años en nueva fronteras dentro de África, ha-
tilateral, se retoman los grandes temas concretarse. Además, por aquel en- ciendo saltar por los aires los procesos
de esta apuesta global, pero desde un tonces se intensificó la presión sobre de integración regional.
enfoque bilateral y regional:
los 79 países de África, Caribe y el La política comercial de la UE
• La protección de las inversiones
Pacífico (ACP) para firmar acuerdos destruye empleo en África y es una de
para expandir los privilegios de
de asociación económica a raíz de la las causas de la migración forzada. El
los inversionistas mediante tribu-
renovación del Acuerdo de Cotonú. futuro de los acuerdos de asociación
nales que privatizan la justicia;
económica entre la UE y sus antiguas
• La ofensiva sobre la mercantiliza-
Convenios diabólicos


ción de servicios a través de listas
negativas que permiten abordar con los países ACP
cualquier proceso de liberaliza- Desde su independencia, las antiguas
ción salvo los expresamente indi- colonias europeas tenían un acceso
cados; preferencial al mercado europeo a
• El acceso al mercado de la contra- cambio de exportar barato sus recur-
tación pública, que pudiera exten- sos naturales y abrir sus propios mer- La UE se presenta
derse también a ámbitos locales, cados a las exportaciones europeas.
y que trata de impedir cláusulas Cuando en 2000 la OMC consideró como alternativa entre
sociales y ambientales; que esta relación era ilegal, la UE y el nacionalismo económico
79 países ACP comenzaron a nego-
• La ampliación de la normativa de
ciar acuerdos comerciales recíprocos. del America First y
propiedad intelectual, fundamen-
talmente del capital intangible Así, estos podrían teóricamente seguir el modelo chino, pero
protegiendo el 20 por ciento de sus
(información, comunicación, in-
productos, principalmente agrícolas,
lo cierto es que los tres
vestigación, innovación, marcas,
formas organizativas, etc.); con aranceles. El resto se liberalizaría siguen patrones de
• La cooperación reguladora para gradualmente en los 20 años posterio- desarrollo muy similares,
armonizar normativas y eliminar res a la ratificación.
barreras al comercio, alterando Diecisiete años después, solo dependiendo todos de
los procesos legislativos y legales dos de los siete acuerdos negociados los mercados globales.
en la toma de decisiones. se han firmado, ratificado e imple-
En definitiva, el principal objetivo de mentado, uno con la Comunidad de En definitiva,
la UE es que sus grandes empresas Desarrollo de Sudáfrica (Botswana, se necesitan mutuamente


compitan en mejores condiciones en Lesotho, Namibia, Sudáfrica y Swa-
un contexto económico y geopolítico zilandia) y otro con el Caribe. El
complejo. Se impone una cooperación acuerdo con África Occidental está

16 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Protagonista de la nueva oleada b UNIÓN EUROPEA

colonias parece más en entredicho en los mercados de Asia-Pacífico, de en Europa de los petróleos pesados de
que nunca: ojalá que la mayoría de rápido crecimiento”, señaló el pre- Canadá y otras empresas mineras de
los socios comerciales sigan negán- sidente ruso, Vladimir Putin, en un este país.
dose a firmar y que la Unión Africana artículo con ocasión de la cumbre En la misma línea se iniciaron las
anuncie una moratoria para todos los del Foro de Cooperación Económica negociaciones con Japón a partir de
acuerdos. Asia-Pacífico (APEC) en la ciudad 2013 y las del TTIP (actualmente en
vietnamita de Danang. un cajón, pero que pudiera recupe-
Buscando la guerra con Putin rarse desde una lógica más bilateral
Hacía el Este, la UE creó con seis Es- Acuerdos de nueva generación EEUU-Alemania, para después ex-
tados de la antigua Unión Soviética A partir de 2009 se negoció con Ca- tenderse a todo el continente).
(Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, nadá el CETA, en secreto y fuera del El acuerdo con Japón, el JEFTA,
Georgia, Moldavia y Ucrania ) la Aso- control parlamentario, abordando fun- por sus siglas en inglés, crea el merca-
ciación Oriental. El objetivo era ace- damentalmente barreras no arancela- do más grande del mundo, cubriendo
lerar reformas políticas y económicas, rias y la protección de los inversores. prácticamente el 30 por ciento de la
reforzar el dominio de las compañías El CETA supone un giro significativo producción mundial. Tras los gran-
europeas y beneficiarse de los recur- en la gobernanza europea, dando un des debates generados por el sistema
sos energéticos, pero, por el momen- salto cualitativo para secuestrar a la de resoluciones del TTIP (ISDS) y el
to, solo los tres últimos países citados democracia. CETA (ICS), se ha negociado bajo una
han concretado acuerdos. El de Ucra- Este acuerdo quebranta el Estado nueva estrategia, en la que se separa el
nia5 se rubricó en julio de 2012; los de Derecho por el efecto combina- acuerdo comercial (que es el que aho-
de Moldavia y Georgi, en 2014, para do de la convergencia reguladora y ra se firma) del sistema de protección
frenar el poder de Rusia en la región los tribunales de arbitraje. Las críti- de inversiones (pospuesto).
con su Unión Euroasiática6. cas son tan amplias que el Gobierno De esta manera, la mayor parte de
Rusia, por otra parte, respalda los belga se ha visto obligado a pedir un contenidos quedarían como compe-
planes de China en Asia-Pacífico. dictamen al Tribunal de Justicia de la tencias exclusivas de la UE y reque-
“Esto favorecería nuestros intereses Unión Europea sobre si la protección rirían solo la votación del Consejo y
prácticos y representaría una oportu- al inversor en el CETA es compatible el Parlamento Europeo, sin pasar más
nidad para fortalecer nuestra posición o no con el derecho comunitario. Di-
por los parlamentos nacionales. La
cho sistema (ICS, por sus siglas en in-
UE impide mediante esta maniobra
glés) marca una profunda desigualdad
que a partir de ahora los parlamentos
ante la ley, siendo incompatible con
nacionales o regionales puedan vetar
el monopolio en la interpretación del
los tratados comerciales y evitar la
derecho europeo que tiene el Tribunal
repetición de lo ocurrido en octubre
Europeo. Además, es discriminatorio
de 2016, cuando cuatro parlamentos
porque proporciona un tratamiento
regionales de Bélgica bloquearon la
diferencial entre empresas del mismo
ámbito, al poder utilizarse únicamen- firma del Gobierno belga al CETA en
te por parte de grandes inversionistas el Consejo Europeo.
extranjeros. Además de estos tratados regio-
El CETA, firmado en octubre de nales, la UE también participa acti-
2016 y aplicado provisionalmente vamente en un acuerdo estratégico
desde el 21 de septiembre de 2017, es centrado en los servicios (TISA, por
el primer tratado de la UE que hace sus siglas en inglés). Este acuerdo,
de la liberalización de los servicios menos conocido pero incluso más
la regla y de la regulación del interés peligroso, aborda de manera integral
público la excepción. Esto amenaza el uno de los ámbitos de especial inte-
acceso a servicios tales como el agua, rés, los servicios, complementando lo
el transporte y la asistencia social y ya incluido en otros acuerdos (como
sanitaria, atentando contra los servi- CETA o JEFTA), pero de manera inte-
cios públicos. El sector financiero está gral y más agresiva, con el ánimo final
incluido en el acuerdo, con lo que ello de imponerlo a la OMC en función de
supone de apuntalamiento de la lógi- hechos consumados. Participan más
ca desreguladora actual, impidiendo de 50 países (incluidos los de la UE),
cualquier atisbo de control de capita- que representan el 70 por ciento de la
Fotografía de Ecuador Etxea.

les o posibles propuestas de reestruc- economía global, y tendría un efecto


turación de deuda. Por último, destaca muy significativo en consolidar los
el efecto que tendrá sobre la seguri- procesos de privatización de servicios
dad alimentaria y la posible entrada públicos y favorecer nuevos; abrir el
de carne hormonada y/o tratada quí- comercio electrónico para los grandes
micamente, así como sobre la entrada campeones empresariales; asegurar la

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 17


UNIÓN EUROPEA

desregulación total del sistema finan- actualización del acuerdo de aduana nible con la que la UE nos acerca al
ciero; promover la mercantilización con Turquía, a pesar de la guerra colapso ecológico.
de datos sin control ni regulación pú- contra el pueblo kurdo, las graves Las políticas comerciales neoli-
blica y liberalizar las telecomunica- violaciones a los derechos humanos berales son intrínsecamente injustas
ciones, puertos y transporte aéreo. (detenciones arbitrarias, casos de y vacían el estado de derecho: mien-
Más allá de estos grandes acuer- tortura, desaparición forzada) y au- tras se protegen los intereses de los
dos, y para completar la fotografía, la sencia del estado de derecho bajo el inversores, se desprotejen los dere-
Comisión Europea está negociando régimen de Erdogan. chos fundamentales de las personas.
una serie de tratados aún menos cono- El régimen de comercio e inversión
cidos y discutidos: Algunas conclusiones pretende apuntalar un modelo econó-
• Vietnam. Será el primero basado La UE está en una carrera hacia el pre- mico y de sociedad global y dar una
en el modelo CETA y ratificado cipicio, a un ritmo cada vez más ace- vuelta de tuerca más en el proceso
después del canadiense. Corre el lerado, destruyendo vidas, medios de de división internacional de trabajo,
riesgo de favorecer la agroindus- subsistencia, comunidades y la demo- de adquisiciones y concentración en
tria orientada a la exportación y cracia. Es una de las fuerzas motrices grandes actores económicos y finan-
extender el problema del acapa- en la imposición de la globalización y cieros, privatizaciones y mercantiliza-
ramiento de tierras y los conflic- la negociación de tratados de comer- ción de la vida en un sistema múltiple
tos socio-ambientales. Pone en cio e inversión. Conforma el mayor de dominación.
peligro el acceso a medicamentos bloque económico del mundo, aun- En un escenario de crecientes ten-
para el pueblo vietnamita y asig- que esto cambiará con el Brexit, sobre siones geopolíticas, de agotamiento
na al país el rol de exportador de todo por el peso del ámbito financiero de recursos, crisis ambiental y nuevos
productos de bajo valor agregado, de la City, y el desplazamiento del po- colapsos financieros, habrá mayores
disminuyendo su capacidad de su- der económico a Asia-Pacífico. impactos negativos en lo social, labo-
bir en las cadenas de valor y desa- La UE mantiene una gran cohe- ral y ambiental. Solo un cambio polí-
rrollar su mercado interno. rencia interna y externa. La política tico puede contribuir a que la adapta-
• Singapur, el “mayor puerto del comercial y de inversiones es un bra- ción a los futuros escenarios se haga
mundo”. Tendrá impactos sobre la zo más de su dinámica de primacía de con criterios de justicia e igualdad.
liberalización y privatización del un mercado único para el capital. La En este sentido, las campañas contra
sector portuario, con grave inci- extensión de las normas comunitarias el TTIP y CETA han mostrado que
dencia en las condiciones labora- a terceros países se ejecuta vía acuer- tenemos grandes potencialidades para
les. La liberalización de la estiba dos de asociación o tratados comer- consolidar un movimiento por la justi-
en el Estado Español guarda un ciales y de protección de la inversión. cia global que no solo impida la firma
vínculo muy estrecho con las di- El régimen de comercio e inver- de nuevos tratados neoliberales, sino
námicas de este acuerdo. sión se utiliza como un sistema de que, además, extienda modelos de
• Indonesia, Malasia, Filipinas y control para promover los intereses de re-localización de la producción, una
Tailandia. Aunque los dos últimos las élites. La eliminación de los con- economía social y solidaria, de corte
están parados, generarían graves troles sobre el capital y la liberaliza- feminista y ecologista, y un comercio
impactos sobre los derechos hu- ción de los servicios financieros, que justo con terceros.q
manos (expansión del extracti- permitieron especular y crear deudas
vismo) y sobre el sector textil y impagables (sumadas a las normas co-
calzado, agropecuario y pesquero merciales de la UE, que han dado lu-
y servicios. gar a enormes desequilibrios comer-
• Mercosur y México. Afectarían ciales entre sus Estados miembros), *Tom Kucharz es activista, investigador social y
gravemente a la agricultura, ali- han creado y profundizado la crisis miembro de Ecologistas en Acción.
mentación y energía (incidiendo multidimensional europea.
de manera prioritaria en la priva- La huella ecológica de la UE (re- 1 Vídeo “Why Multilateral Trade Matters”, publicado
tización del petróleo mexicano), sultado de su ADN colonial, su régi- por Atlantic Council en YouTube: www.youtube.com/
watch?v=zp56w7XaTuI.
así como a los servicios, compra men comercial y su modo de vida im- 2 Comisión Europea. Ver en: http://trade.ec.europa.eu/
pública y sector automotriz. perialista) es una de las más grandes doclib/press/index.cfm?id=1395.
3 Asociación Económica Integral Regional (RCEP):
Además, se negocia un acuerdo de del mundo. Esto ha llevado a que co- China, Japón, Corea del Sur, India, Australia, Nueva
inversiones con China (con el que munidades de todo el globo se hayan Zelanda, Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tai-
actualmente se establece una política visto desposeídas de tierras, aguas y landia, Brunei, Vietnam, Laos, Myanmar y Camboya.
4 Declaraciones a Financial Times, www.ft.com.
proteccionista de aranceles) y se es- otros bienes comunes; a la vez que ha 5 La firma del acuerdo con Ucrania precipitó a partir de
tán negociando acuerdos de comercio abocado al planeta a un agotamiento noviembre de 2013 los dramáticos acontecimientos
en Minsk.
e inversión con Túnez y Marruecos de los recursos y al cambio climático. 6 Proyecto de integración económica y política basado
que solo buscan exigir intereses pri- La inclusión retórica del concepto de en la unión aduanera de Bielorrusia, Kazajistán y Ru-
vados europeos y desprecian los de- desarrollo sostenible en los diferentes sia, ampliable a otros Estados. Parte de la estrategia
rusa de recuperar el protagonismo en el escenario
rechos de los pueblos tunecino, ma- acuerdos y tratados no es más que una político internacional y como contrapeso a la Unión
rroquí y saharaui. Se trabaja en una trampa que oculta la lógica insoste- Europea.

18 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


ENTREVISTA

Juan Hernández Zubizarreta,


profesor, investigador y activista en Ongi Etorri Errefuxiatuak:

“Se está decidiendo quién es titular


de derechos humanos y quién no”
Las transnacionales aumentan
Andrea Gago Menor*
su poder y beneficios gracias
a mecanismos como los
acuerdos de comercio e - ¿Por qué deben preocuparnos los tomando fórmulas muy agudizadas. En
inversión; los acuerdos tratados de comercio e inversión nuestros países hablamos de precariza-
permiten la explotación de que se pretenden firmar? ción, de incremento de las relaciones
- Porque atentan directamente contra laborales informales y de trabajadores
recursos y personas; las la democracia. Privatizan el poder le- y trabajadoras pobres. A esto hay que
personas buscan otros lugares gislativo y el judicial. Apuntalan un añadir las discriminaciones extra que
donde vivir. Profesor en la modelo económico capitalista y pa- sufren las mujeres en el mercado de tra-
triarcal, profundamente injusto, que bajo e incorporar la división sexual del
Universidad del País Vasco atropella los derechos de las mayorías trabajo y las cadenas de cuidados. El
(UPV/EHU), investigador del sociales. capitalismo sabe que tiene dificultades
Observatorio de Multinacionales para reproducirse, pero los ricos quie-
- En ciertos ámbitos se escucha ren mantener su tasa de beneficios. Es
en América Latina (OMAL) - hablar cada vez más de colapso un beneficio que en Derecho llamamos
Paz con Dignidad y activista civilizatorio, ecofascismo y necro- “enriquecimiento injusto”, claramente
en Ongi Etorri Errefuxiatuak, política. ¿Definen estos términos el ilegal, pero, si quieren mantenerlo, los
Juan Hernández Zubizarreta momento actual? mecanismos de apropiación de la plus-
- Estas tres categorías nos dicen que valía tienen que crecer.
argumenta en esta entrevista la el capitalismo ha decidido que sobra La acumulación por desposesión se
necesidad de desobedecer las gente en el mundo: quien no consume une a la explotación. Las transnacio-
leyes que vulneran los derechos y quien no produce no sirve. Se elimi- nales penetran en los territorios para
na. Es así de cruel. hacerse con todo tipo de recursos na-
humanos. A las personas que La explotación es un término clási- turales y se echa a la gente. El tercer
huyen de lo que este sistema co, utilizado por el marxismo, que está elemento es la necropolítica. Es dejar
provoca “vamos a seguir
llevándolas a vivir a nuestras
casas, se pueda o no”.

Información y Debate n PUEBLOS b Cuarto trimestre n 2017 n 19


Juan Hernández Zubizarreta.
Fotografía: Nora Arroita.
ENTREVISTA

morir. Se deja morir a las personas en más expulsadas, porque normalmen- están ratificados por los gobiernos,
el Mediterráneo, en el Sahara... Necro- te trabajan la tierra pero no tienen su son de obligado cumplimiento, pero
política es que las patrullas fronterizas titularidad. no se está cumpliendo, los gobiernos
de Estados Unidos rompan los bidones están cometiendo actos ilegales. Esto
de agua que las ONG dejan en el de- - ¿Por qué las instituciones ponen contrasta con lo aplicados que son,
sierto de Arizona para que las personas tanto empeño en distinguir entre como buenos alumnos, en cuanto a
migrantes no mueran de sed. migraciones voluntarias, desplaza- los acuerdos de comercio, el pago de
mientos forzados o la llamada “cri- la deuda, el rescate de la banca… Hay
- ¿Cómo están vinculados los des- sis de los refugiados”? que recordar lo que le hicieron al pue-
plazamientos y los acuerdos de co- - Cuando hablan de crisis, mienten. blo griego, hay que recordar la Troika.
mercio e inversión? Decir crisis da la sensación de algo Por otro lado, la Convención no
- Cuando se habla de desplazamientos que de repente ha ocurrido, pero sa- cubre todos los desplazamientos for-
forzados, muchas personas se pregun- ben perfectamente que con un tipo zados. Se sitúan en una ficción: los
tan cómo atender a la gente y cuáles de políticas comerciales, con las desplazamientos por causas econó-
tienen que ser las políticas en frontera. prácticas de las transnacionales, es micas son… porque quieren. Pero no,
Es lógico. Sin embargo, se habla poco imposible que no se produzcan des- las causas son económicas, huyen de
del porqué. Se da por hecho que vienen plazamientos, porque la gente quiere la miseria, de los efectos de los acuer-
voluntariamente, pero tenemos que ver dos de comercio, de la persecución
vivir. Las personas, aunque mueran
las causas, los motivos de las biografías por motivos de género. Hay un vacío
de sed, aunque mueran en el Medite-
del horror y de las travesías terribles. legal, un limbo normativo, entre las
rráneo, aunque se corten sus manos
Una de las múltiples razones son los leyes de extranjería y el refugio.
y sus pies en las vallas de Melilla,
acuerdos de comercio, los mecanismos Habría que estudiarlo, pero se po-
que afianzan políticas comerciales y de aunque mueran en el desierto del Sa-
dría modificar la Convención de Gi-
inversión de la UE para que las transna- hara, siguen saliendo. ¿Por qué? Hay nebra y aumentar las causas, quizás,
cionales aumenten sus beneficios. que analizar todo: el modelo econó- por ejemplo, por cuestión de sexo,
Establecen reglas en contratos mico, las prácticas de las empresas, orientación sexual, por la miseria, en
asimétricos, por ejemplo, Unión Eu- la política neocolonial… Como dice toda su expresión, o, incluso, por el
ropea con distintos países africanos, Yayo Herro, si pusiéramos fronteras cambio climático.
que provocan que estos países no no a las personas sino a los recursos
puedan establecer políticas propias de naturales, la gente de la Unión Euro- - Pero si todavía se pone en cuestión
desarrollo y de comercio. Desequili- pea no durábamos nada. Nos íbamos continuamente el cambio climático,
bran, desestructuran las sociedades y a ahogar en nuestros residuos y no veo difícil que se incluya a refugia-
provocan pobreza. Las transnaciona- iban a llegar los recursos naturales, dos y refugiadas ambientales.
les en África se están haciendo con moriríamos de frío, de sed; no tene- - Si tu modelo de desarrollo da lugar
extensiones inmensas de terreno, a mos nada. al calentamiento global y provoca
muy largo plazo, por muy poco dine- La Convención sobre el Estatuto tierras muertas, crecimiento de los
ro, lo que hace que los campesinos y de los Refugiados es el mecanismo ríos, que la gente pierda su entorno,
campesinas sean expulsados de sus jurídico que tiene la Unión Europea su hábitat, y, por tanto, se desplace…
tierras. Si son mujeres, son todavía para estas cuestiones. Sus protocolos En realidad, estamos en un momento
crítico desde un punto de vista jurí-
dico también. Se están “suprimiendo
derechos”, pero, sobre todo, se está
dando un paso más, se está decidiendo
quién es titular de derechos humanos
y quién no. Es un retroceso brutal.
Los ministros lo dicen, aunque sea
de manera indirecta: “si en el Medi-
terráneo se producen rescates, viene
más gente”. El gran delito de Helena
Maleno, a quien se acusa de crimen de
tráfico de personas, es que está aten-
diendo llamadas de seres humanos
angustiados porque van a naufragar.
Están diciendo: “que no vengan” y,
si vienen, “vamos a dejarles morir,
porque ya no van a venir tantos”. Un
verdadero disparate. La sociedad está
narcotizada. Me recuerda al nazismo,
imagino que habría gente alemana
Juan Hernández Zubizarreta. Fotografía: Nora Arroita que no era partidaria de los campos de

20 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Juan Hernández Zubizarreta b ENTREVISTA

concentración pero que miraba para un retroceso de derechos normativos comercio con la UE, ¿significa que
otro lado. muy fuerte. Se ha visto cómo las refor- volvemos a la armadura?
mas constitucionales han colocado en En cuanto a nuestro país, sí creo
- Antes hablabas de que si aquí tu- el vértice de la pirámide el no endeuda- que hay posibilidad de hacer cosas, no
viésemos que hacernos cargo de miento, el pago de la deuda, el rescate creo en un determinismo total. Pero
nuestros propios residuos, esto se de la banca... para que se consiga algo tiene que ha-
rompería. ¿Crees que va a tener al- ber confrontación y desobediencia.
gún efecto la declaración de China - Incluso a las personas más con-
de no seguir importando grandes cienciadas les resulta imposible ha- - Se están logrando algunos avances
cantidades de basura? cer un seguimiento de los textos, los en algunos ayuntamientos sobre, por
- Puede ser un juego de la geopolí- anexos, lo que se va negociando... ejemplo, remunicipalización de agua.
tica. Su modelo combina sesgos del ¿Qué pueden hacer los movimien- - Sí, es un tema clave. Cuanto más se
antiguo comunismo con un modelo tos sociales para no desesperar? haga ahora, mejor. Cuando entre en
económico muy agresivo. ¡Tendría - Una de sus herramientas de domina- vigor el acuerdo con Canadá, con las
que ser un cambio de rumbo de 360 ción y explotación es la opacidad, la empresas canadienses va a haber pe-
grados! Creo que lanza órdagos a Eu- complejidad, para que la gente quede lea. Cuanto más vayamos apuntalan-
ropa y Estados Unidos para pactar la fuera y crea que no va con ella. No he- do la gestión pública, mejor.
coexistencia económica, ante la agre- mos conseguido trasladar del todo la Esto está vinculado a la desobe-
sividad sobre todo de Trump. importancia de estos acuerdos, quizás diencia también. Las leyes hay que
porque es de una dificultad altísima. cumplirlas, pero si no vulneran de-
- En Europa hablamos de cambio Tampoco tenemos en Europa, por lo rechos humanos. Con respecto a los
climático, sostenibilidad, bienestar menos en Euskal Herria, las lógicas desplazamientos forzados, me pare-
animal y alimentación sana. La de la educación popular de América ce muy importante la idea socrática
Unión manda un mensaje a la ciu- Latina, la traducción de los textos de que me preocupe lo que le pasa al
dadanía y negocia lo contrario. ¿Es para que la gente los pueda digerir. otro, esté lejos o esté fuera. Creo que
también un juego? Hay que equilibrar el rigor y concre- hay que rescatar la parte humanitaria
- Venden un espacio de democracia, tar de manera sencilla. Además, los y, a la vez, unirla a la denuncia.
derechos humanos, protección del acuerdos tienen detrás miles de abo- Muchos de los que estamos en este
medio ambiente y consumo saluda- gados y abogadas redactándolos y movimiento con las personas despla-
ble, con valores que universalizar por quienes estamos estudiándolos aquí zadas vamos a desobedecer. Lo que no
la vía de los acuerdos de comercio a somos muy pocas personas. hagan las autoridades lo vamos a hacer
otras partes del planeta… Es la tesis nosotras y nosotros. Vamos a empa-
de la derecha e incluso de la socialde- - En este desafío, ¿crees que los lla- dronar gente en casa, se pueda o no;
mocracia, como se vio en los debates mados “gobiernos del cambio” pue- vamos a seguir llevando a estas perso-
del CETA. den hacer algo o están atrapados? nas en coches, se pueda o no; vamos a
Los acuerdos de comercio se sos- - Si hablamos de América Latina hay seguir llevándolas a vivir a nuestras ca-
tienen en todo lo contrario. El que se que evaluar qué le ha ocurrido a Ve- sas, se pueda o no. Vamos a hacer todo
está firmando con México es asimétri- nezuela, Ecuador y Bolivia. Más allá lo posible para que esa gente viva dig-
co. Los daños más profundos van con- de las dificultades internas, han tenido namente. ¿Esto supone criminalizarte?
tra la sociedad mexicana y los benefi- problemas desde el principio. Sue- Creo que hay ya 48 procesos abiertos
cios son para la oligarquía mexicana y, lo llamarlo “la armadura jurídica y en la Unión Europea.
sobre todo, para las transnacionales eu- económica de la dominación”. Consi-
ropeas. Si analizas un tratado más “ho- guen expulsar a gobernantes neolibe- - Crece la desobediencia.
rizontal”, como lo que preveíamos con rales, pero heredan la armadura, que - Sí, y además están empezando a
el TTIP, o como el que se ha firmado va desde la deuda hasta los tribunales criminalizarla. Cuanta más desobe-
con Canadá, los beneficiarios son las arbitrales o los acuerdos de comercio. dicencia, más represión. Pero la des-
transnacionales y las clases dominan- Cuando, por ejemplo, Evo Morales obediencia no es, como dicen algunos
tes canadienses y europeas, a costa del trataba de renegociar con Repsol los tertulianos, “dejo de pagar impuestos”,
pueblo canadiense y del europeo. acuerdos de comercio e inversión, se es algo mucho más fuerte. El feminis-
Esto quiere decir que los “dere- le echaban encima el Gobierno espa- mo lo sabe, las sufragistas, el racismo.
chos clásicos” del estado de bienestar, ñol y los medios de comunicación. El lema de muchas personas que esta-
que ya están muy quebrados por po- Hay un choque de legitimida- mos en los desplazamientos forzados
líticas internas, van a quebrarse más. des. Jurídicamente, los acuerdos de es: “desobedecemos normas injustas
El sistema legislativo y judicial que- comercio chocan con los derechos para obedecer las normas de derechos
da profundamente privatizado, por humanos. Algunos gobiernos se han humanos”.q
lo que se avanza hacia una expresión ido desprendiendo de parte de la ar-
muy utilizada pero muy gráfica: la madura, pero están muy pegados al
mercantilización de la vida. extractivismo y eso no les permite
Y eso es “por arriba”. En 2008, deshacerse de la misma. Que Ecua- *Andrea Gago Menor coordina Pueblos -
“por abajo”, la Unión Europea inicia dor firme de nuevo un acuerdo de Revista de Información y Debate.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 21


UNIÓN EUROPEA

Acuerdo UE-Mercosur,

o el viejo proyecto neoliberal europeo


para América Latina
“Tenemos la firme intención de firmar un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea durante
el segundo semestre de este año1”. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se mostraba así
de categórico en una entrevista a un diario suizo en abril de 2017. Estas manifestaciones
se producían en la antesala de una visita del mandatario al país centroeuropeo y en el marco de
una intensa actividad diplomática al máximo nivel que ha venido desplegando a lo largo de todo
2017, con la revitalización de este proyecto como punta de lanza.

Gorka Martija*

E
n su visita al Estado Español regional que se remonta a la firma del de la estrategia exterior comunitaria.
hace un año también dejó cons- Tratado de Asunción (1991). Merco- Una estrategia basada, desde el año
tancia de una férrea voluntad po- sur ha sido desde entonces objeto de 2006, en la multiplicación de acuer-
lítica de dotar de un nuevo impulso a la atención preferente por parte de la dos de comercio e inversión a nivel
negociación de un tratado UE-Merco- UE en su estrategia de expansión en bilateral o birregional, con un número
sur, para lo que solicitaba la intermedia- la región, que incluye la promoción de creciente de sujetos, y que desde 2015
ción del gobierno de Rajoy. De la mis- acuerdos políticos, comerciales y de se viene volcando en acrecentar esta
ma manera, trasladó esta intención en inversión. Al menos, así ha sido en los dinámica, ante el relativo impasse en
su encuentro bilateral con el presidente periodos en los que la orientación polí- que se encuentra EEUU en esta mate-
francés Emmanuel Macron en el marco tica de los gobiernos latinoamericanos ria a raíz de la llegada de Trump.
de la Cumbre del G-20 de Hamburgo ha oscilado hacia una mayor sintonía
en julio de 2017, cuya actitud receptiva con los parámetros de desregulación Una negociación
fue recibida con alborozo por Clarín y y priorización del mantra de la seguri- que viene de lejos
otros medios hegemónicos argentinos2. dad jurídica que defiende la UE. Los movimientos para la firma de un
Macri representa la avanzadilla Nacido originalmente como una acuerdo UE-Mercosur se remontan al
de la ofensiva conservadora y neoli- organización que bebía del llamado comienzo de la década de los 90 del
beral en América Latina, para lo cual “regionalismo abierto” de matriz neo- siglo pasado. El Tratado de Maastri-
cuenta con el apoyo de su homólogo liberal, y con la UE como ejemplo cht inauguraba una nueva etapa en la
brasileño Michel Temer. Ambos paí- inspirador, incluye en su seno a las construcción europea, con dos ejes
ses conforman, junto con Uruguay y dos principales potencias económicas principales: por una parte, una vo-
Paraguay, el núcleo central de Merco- regionales, lo que la convierte en uno luntad de expansión de la influencia
sur, una organización de integración de los principales objetos de deseo económica y política de la UE hacia

22 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Protagonista de la nueva oleada b UNIÓN EUROPEA

nuevas regiones, tratando de consti- se trasladaron al espíritu fundacional Análisis de un primer fracaso
tuir sus propios espacios y áreas de de Mercosur. Varios de los elementos de fricción
influencia; por otra, un impulso defi- En este contexto, la búsqueda de del actual proceso ya despuntaban en
nitivo a la asunción del modelo neoli- un acuerdo interregional parecía lo aquella primera intentona. Existe con-
beral, con la incorporación de nuevos más natural, y los acercamientos entre senso en señalar la cuestión agraria
mecanismos supranacionales encar- ambas organizaciones a lo largo de los como el nudo gordiano. Los grupos
gados de velar por el mantenimiento 90 estuvieron caracterizados por el op- técnicos que se constituyeron a partir
de este nuevo orden económico en el timismo e interés mutuo. Tras la firma de la firma del AMIC realizaron a fi-
espacio comunitario. del Acuerdo de Cooperación Inter-insti- nales de los 90 un análisis del comer-
En América Latina los noven- tucional en 1992 y del Acuerdo-Marco cio entre los dos bloques que reflejaba
ta fueron la “década perdida”, que de Cooperación Interregional (AMIC) los patrones clásicos de los términos
se caracterizó por la sumisión a los de 1995, en 1999 se inauguró el proceso de intercambio de América Latina con
dictados de instituciones financieras de negociación formal de un acuerdo de países industrializados: exportación de
internacionales a través de los llama- asociación, con la Cumbre Unión Eu- bienes primarios y bienes industriales
dos planes de ajuste estructural, en un ropea - América Latina y Caribe (UE- tradicionales, e importación de bienes
contexto en el que la totalidad de la ALyC) de Río como escenario. El ob-
industriales de alto valor agregado.
región (salvo Cuba) abrazaba la orto- jetivo era institucionalizar una relación
En este contexto de intereses dife-
doxia de la Escuela de Chicago, con que incluiría como pilar fundamental
renciados, el problema estriba en la re-
terribles consecuencias para los sec- el establecimiento de un área de libre
sistencia de la Unión a realizar conce-
tores populares. La asunción de este comercio. Cuatro años después, en oc-
siones que supusieran un descenso del
esquema por parte de economías peri- tubre de 2004, se oficializaba el estanca-
nivel de protección comercial derivado
féricas llevaba aparejada una apuesta miento del proceso, quedando en estado
de la Política Agraria Común (PAC): la
por situar a EEUU y UE en el centro de hibernación, salvo un breve repunte
UE se negaba a rebajar los estándares
de sus alianzas económicas y políticas en 2010, hasta el intento de revitaliza-
de protección para productos en los
internacionales. Estas características ción que vivimos en la actualidad.
que precisamente son competitivos los
sectores exportadores de Mercosur, al
tiempo que pretendía forzar una aper-
tura sustancial en otros de su interés
(servicios, facilitación de comercio,
inversiones, políticas de competencia,
compras gubernamentales). La llegada
al poder del Partido dos Trabalhadores
(PT) en 2003 supuso un endurecimien-
to de la posición negociadora de Bra-
sil. La consiguiente situación de blo-
queo llevó al embarranque definitivo
del proceso en octubre de 2004.

Perspectivas actuales
Tal y como ocurrió entonces, la re-
vitalización del proceso desde 2016
viene originada por la recuperación
de una sintonía perdida durante la
oleada progresista latinoamericana.
Efectivamente, es la llegada al poder
de Temer, y, sobre todo de Macri, lo
Mª José Comendeiro. que permite recuperar la atención de
la UE hacia Mercosur.
No deja de ser cierto que los dife-
rentes gobiernos progresistas latinoa-
mericanos, en distintos grados y ma-
neras, han tenido relaciones oscilantes
y en ocasiones ambiguas respecto a
las “reglas de juego” que regulan los
flujos de comercio e inversión globa-
les. Así, Brasil se destacó en el últi-
mo periodo de Dilma Roussef por su
apuesta enérgica a favor de acelerar

PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 23


UNIÓN EUROPEA b Protagonista de la nueva oleada

las negociaciones con la UE, lo que


provocó roces de calado con una Ar-
gentina más reticente.
Pero la UE promueve forzar a sus
contrapartes a una adhesión total a los
criterios de gobernanza neoliberal que
tanto le benefician como economía
central. Así pues, no es hasta la llegada
lización arancelaria del bioetanol por
parte de la UE constituye un segundo
caballo de batalla del bloque Merco-
sur. Por su parte, Francia ha anun-
ciado su oposición categórica a una
sustancial apertura de la UE a los pro-
ductos agropecuarios de Mercosur.
Parece que 2018 será el año decisivo.
“ Sean mayores o menores
las cuotas que finalmente
se establezcan para
posibles importaciones
de la nueva oleada derechista a Merco-
sur que el proceso adquiere verdadero Posibles impactos de Mercosur hacia la UE,
impulso. En este contexto, Venezuela, Una primera previsión de impactos de sin duda el impacto
que había entrado a formar parte del un hipotético acuerdo UE-Mercosur será importante sobre
organismo, está suspendida, y Macri tiene que contemplar prioritariamen-
ha señalado como objetivo preferente te las consecuencias sobre el sector un ya de por si
estrechar lazos con la Alianza del Pa- agropecuario. Así, sean mayores o agonizante sector agrícola
cífico, buque insignia de este modelo menores las cuotas que finalmente se
que prioriza la satisfacción de los in- y ganadero europeo


establezcan para posibles importacio-
versores transnacionales privados y la nes de Mercosur hacia la UE, sin duda
liberalización comercial. Un escenario el impacto será importante sobre un
idóneo para la UE. ya de por si agonizante sector agrícola
Las conversaciones se han desa- y ganadero europeo.
rrollado en 2017 con declaraciones Este impacto podría manifestarse
desde diversas instancias que empu- de manera diferente en el ámbito de la Asimismo, sectores de enorme
jan hacia una pronta conclusión del producción y comercialización agrí- importancia quedarán sujetos a unos
acuerdo. La Cumbre de la OMC de cola vinculada a redes de soberanía términos de intercambio ampliamen-
Buenos Aires (10-13 de diciembre) alimentaria, que, al estar articuladas te beneficiosos para la parte europea.
parecía un escenario idílico para la en torno a criterios de proximidad y Ámbitos como los productos industria-
escenificación de un acuerdo, pero circuitos cortos, con redes de abaste- les de alto valor agregado, la contra-
finalmente se frustró tal expectativa, cimiento, producción y distribución tación pública o los servicios podrían
posponiéndose a principios de 20183 en parte propias y diferenciadas, se quedar a merced de la competitividad
. De nuevo, el centro de las disputas ha señalado que pudieran quizá abs- de las transnacionales europeas, con
se encuentra en la negativa europea a traerse parcialmente del impacto de las lo que esto supone en materia de dete-
promover una apertura sustancial en exportaciones del agronegocio merco- rioro de las condiciones de existencia
el sector agropecuario. sureño. En cualquier caso, resulta in- de los sectores populares, así como de
En octubre, funcionarios argenti- genuo pensar que no existirá impacto merma de la soberanía pública y co-
nos y brasileños calificaban en pren- alguno en este ámbito. Probablemente munitaria sobre los propios recursos y
sa de “decepcionante” la última pro- los habrá, y tendrán, en caso de entrar la propia organización de la vida.
puesta de la UE, que incluía, entre en vigor, consecuencias sustanciales En definitiva, estamos ante un
otros, una cuota con bajos aranceles sobre los procesos presentes y futuros acuerdo cuyo desarrollo histórico ha
para 70.000 toneladas de carne de res. de construcción de alternativas contra- revelado una profunda matriz neolibe-
“Le dejamos claro a la UE que para hegemónicas en materia alimentaria. ral y que trata ahora de reproducirse de
que exista un acuerdo debe haber una Por otra parte, que un acuerdo re- manera acelerada ante el relativo reflu-
mejora sustancial. No solo en el tema sulte beneficioso en términos de inter- jo que en toda América Latina padece
de la carne, sino de muchos otros pro- cambio para los países de Mercosur el impulso transformador de la primera
ductos que son de interés del Merco- no nos puede alejar del hecho de que década de este siglo. Que forma parte de
sur4”, dijo Horacio Reyser (secretario este beneficio revertiría fundamen- una potente ofensiva de la UE por tejer
de Relaciones Económicas Interna- talmente en un sector, el de la gran una amplia red de tratados que extien-
cionales de la Cancillería argentina), industria agropecuaria orientada a la da su influencia política y económica
que agregó que entre esos productos exportación, en la que transnacionales a zonas de interés estratégico para sus
se encuentran los granos, la carne de con matriz en el Norte global causan propias corporaciones transnacionales.
ave y el arroz. Por otro lado, la libera- graves impactos en estos países. Y que, en definitiva, trata de reproducir
una arquitectura de la impunidad al ser-
vicio del poder corporativo y, por ello,
completamente ajena a los intereses de
1 Busch, Alexander (14/04/2017): “Argentiniens Präsident im Gespräch: ‘Wir werden weltweit am schnellsten wach- las mayorías de aquí y de allí.q
sen”, en Neue Zürcher Zeitung AG, www.nzz.ch.
2 “Macri recibió un guiño de Macron para avanzar con el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”, publicado el 8
de julio de 2017 en Clarín, www.clarin.com.
3 “No habría acuerdo entre el Mercosur y la UE hasta al menos febrero”, 13/12/2017, www.lapoliticaonline.com. *Gorka Martija es investigador del
4 “Se tensan las negociaciones entre el Mercosur y la UE por acuerdo comercial”, 6 de octubre de 2017, El Cronista, Observatorio de Multinacionales en América Latina
www.cronista.com. (OMAL) - Paz con Dignidad.

24 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


UNIÓN EUROPEA

Acuerdo UE-México:
fomento de inversiones que ignoran
la violación sistemática
de los derechos humanos
por parte de las multinacionales
En los últimos años, el espectacular incremento de la oposición pública a las negociaciones comer-
ciales de la Unión Europea ha sorprendido a analistas y personas de todo el espectro político. Tal es
así que incluso el año pasado se llegó a poner seriamente en duda la firma del Acuerdo Económico
y Comercial Global entre la UE y Canadá (CETA). Actualmente, la ratificación del CETA en los parla-
mentos nacionales de todos los Estados miembros de la UE parece afrontar un futuro incierto1.

Cecilia Olivet*

L
o que quizá no se conoce tanto mecanismo de solución de controver- demandas arbitrales contra México.
es que la UE está negociando sias entre inversores y Estados (ISDS), Las inversiones de la UE en México
otros acuerdos que comprenden que ha perdido todo crédito. A pesar de no solo están creciendo de forma no-
muchas de las mismas disposiciones ello, el examen en detalle realizado por table (se han triplicado desde 2000),
controvertidas y que, sin embargo, no expertos y expertas jurídicas y personas sino que los inversores con sede en
están sujetos a ningún tipo de control investigadoras especializadas pone de la UE son quienes han interpuesto el
mediático. Las negociaciones que manifiesto que el ICS sigue garanti- mayor número de demandas ISDS en
mantienen en estos momentos la UE y zando a las grandes empresas amplios todo el mundo (53 por ciento).
México para modernizar el tratado de derechos para demandar a los gobiernos De manera destacada, las grandes
libre comercio (TLCUEM) que am- cuando estos adoptan medidas en pro empresas petroleras se beneficiarán del
bas partes firmaron hace quince años del interés general2. acuerdo. El tratado blindará las refor-
es un ejemplo paradigmático en este Precisamente, México es ya uno mas que en 2013 abrieron la explota-
sentido. de los países más demandados del ción de la industria del gas y el petróleo
Uno de los principales elementos de mundo (ocupa el séptimo lugar, se- a compañías extranjeras. Así, empresas
dicha modernización pasa por incorpo- gún estadísticas de la Conferencia de del sector de la energía de la UE, como
rar al texto un polémico capítulo rela- las Naciones Unidas sobre Comercio Shell, BP y Total, tienen un importante
tivo a la protección de las inversiones, y Desarrollo, UNCTAD) y ha sido interés en el mercado petrolero mexica-
que tendría las mismas características condenado a pagar 246 millones de no. A los futuros gobiernos mexicanos
que el que se incluyó recientemente en dólares en indemnizaciones, sin con- les resultará muy difícil revertir estas
el CETA. Este sistema de tribunales de tar los costos procesales. Un tratado políticas sin correr el riesgo de ser de-
inversiones (ICS) que está promovien- con las condiciones previstas en estos mandados ante tribunales internaciona-
do la Comisión Europea se ha presen- momentos desencadenará casi con les de inversión, aunque cuenten con el
tado como una reforma significativa del toda seguridad una nueva oleada de mandato popular para ello.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 25


UNIÓN EUROPEA b Protagonista de la nueva oleada

a las violaciones de los derechos hu-


manos perpetradas por compañías eu-
ropeas. En la propuesta de la UE no se
impone ninguna obligación a los inver-
sores, con lo que se acentuará aún más
el desequilibrio entre la legislación vin-
culante para que las grandes empresas
puedan proteger sus beneficios, por un
lado, y las directrices meramente volun-
tarias e inaplicables en lo que se refiere
al respeto de los derechos humanos por
parte de los inversores, por el otro.

Derechos humanos
y frustración popular
En este sentido, el historial de México
en materia de derechos humanos se ha
deteriorado en los últimos años. Se-
gún el Alto Comisionado de la ONU
para los Derechos Humanos3, México
es “un país en que el 98 por ciento
de los delitos cometidos quedan sin
resolver, la mayoría de ellos nunca
son debidamente investigados”. Ade-
más, varias grandes empresas de la
UE, como Holcim, Unión Fenosa y
Continental AG, han sido acusadas de
violar derechos humanos y ambien-
tales en México. Incluso Ecorys, una
consultora que elaboró la evaluación
del impacto sobre la sostenibilidad del
acuerdo para la Comisión Europea,
llegó a la conclusión de que “se han
producido violaciones de los derechos
humanos por parte de empresas multi-
Paula Cabildo. nacionales de la UE en México”.
La frustración popular con res-
pecto a una clase política que no asu-
me sus responsabilidades no cesa de
Demandas arbitrales años ha efectuado catorce adquisiciones aumentar en toda la UE, lo cual está
Pero México no es el único que se arries- por un valor de casi 2000 millones de dando lugar al auge de los partidos de
ga a ser objeto de demandas en el marco dólares en los sectores de automoción, extrema derecha y a la posible salida
de este tratado. Los gobiernos europeos, químico, cementero y bienes de consu- inminente del Reino Unido. Si la UE
y el Estado español en particular, tam- mo. Entre estas figuran inversiones de desea recuperar su legitimidad, debe
bién podrían enfrentar demandas arbi- los conglomerados empresariales del dejar de negociar acuerdos comercia-
trales interpuestas por transnacionales multimillonario Carlos Slim, el cuarto les escritos por y para las multinacio-
mexicanas. México se convirtió en el hombre más rico del mundo. nales y escuchar a los tres millones de
quinto mayor inversor en el Estado Mientras tanto, la Comisión Euro- personas de toda Europa que le han
español en 2015, y en los últimos dos pea sigue haciendo la vista gorda frente pedido que celebre unas negociacio-
nes comerciales basadas en los princi-
pios de la cooperación, la solidaridad
1 Los argumentos que se presentan en este artículo son el resultado de las investigaciones recogidas en el informe
y los derechos humanos.q
Desenmascarados: Los derechos corporativos en el renovado TLC México-Unión Europea, www.tni.org/derechos-
corporativos-renovadoTLCUEM.
2 El Sistema de Tribunales de Inversiones puesto a prueba. La nueva propuesta europea perpetuará los ataques de los
inversores a la salud y el medio ambiente, www.tni.org/icsaprueba. *Cecilia Olivet es investigadora
3 Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (2015): Mexico’s relentless wave of del Transnational Institute y está especializada
human rights violations. Disponible en: www.ohchr.org. en el ámbito del comercio y la inversión.

26 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Revista de Información y Debate Dossier n Número 76
www.revistapueblos.org Primer cuatrimestre n 2018

¿Cómo nos afectarán


los acuerdos comerciales?
> Consecuencias sobre la agricultura europea > El agua, ¿elemento
de vida o recurso económico? > Impactos sobre la clase trabajadora
> Capitales libres > Servicios públicos: Estado mínimo, mercado máximo
DOSSIER

La OMC, los tratados de comercio e inversión

y sus consecuencias
en la agricultura
europea
Andoni García*

La Organización Mundial
del Comercio (OMC)
y los acuerdos de comercio
e inversión apuntalan
un modelo de agricultura y
alimentación convertido
en negocio, no en derecho.
En la actualidad
la Unión Europea
está embarcada en
la negociación de nuevos
acuerdos que representan
la mayor amenaza para
la agricultura campesina,
pequeña y de mediana escala;
la pérdida de
la soberanía alimentaria,
del derecho a la alimentación
sana para toda la población
y de la vida
en nuestros pueblos.
Andrea López.

28 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales? b DOSSIER

P
ara hablar de los impactos de marcha limitaciones en la producción, quién se beneficia de la producción:
la OMC y de los acuerdos de no se abordó de fondo este problema lo que pagaba una persona por un ali-
comercio e inversión en Euro- estructural. mento a un agricultor/a ha pasado de
pa debemos remontarnos a 1992, año un 50 a menos de un 23 por ciento.
en el que se aprobó la primera reforma PAC, precios y ayudas Todo ese margen ha ido directamente
de la Política Agraria Común (PAC). En 1992, por tanto, comienza el des- a la industria o la distribución, en fun-
Esta fue notablemente condicionada mantelamiento de la política agra- ción de la correlación de fuerzas en
por las negociaciones multilaterales ria europea basada en la preferencia cada momento. La intensificación de
de la ronda del GATT (Acuerdo Ge- comunitaria, en la regulación de los la producción provocada por los bajos
neral sobre Aranceles Aduaneros y mercados y en una cierta protección precios ha provocado graves proble-
Comercio), cerrándose definitivamen- de los precios a los agricultores/as y mas medioambientales y una pérdida
te un acuerdo definitivo en 1995. al mercado interno. Esto es, una in- en la calidad de los alimentos.
Con anterioridad a esta fecha, el tervención pública basada en unos Las consecuencias para las y los
modelo de PAC impulsado desde la precios de referencia para el mercado agricultores son muy graves, ya que
Conferencia de Stressa (1958) cosechó exterior, en aranceles, en el control el binomio precios y ayudas de la
un gran éxito, teniendo en cuenta que de la producción y en excepciones a PAC no sostiene el mantenimiento
su principal objetivo fue el de abas- la competencia en ciertos sectores. A de rentas ni es suficiente para frenar
tecer las necesidades alimentarias de partir de este momento, es el mercado la competencia de los mercados in-
la población europea tras la II Guerra internacional quien marca los precios ternacionales. La pérdida de renta es,
Mundial. No obstante, se generaron para los y las agricultoras, compen- de esta manera, uno de los problemas
grandes excedentes de producción, sándose la bajada de precios median- fundamentales que tienen los agricul-
así como notables dificultades de ges- te un sistema de ayudas a la renta en tores en toda Europa.
tión y gastos derivados de los mismos. función de lo producido y/o cultivado. En este sentido, desde el 2003 la
Aunque en los años 80 se pusieron en De esta manera, y aunque exis- renta agraria se redujo en el Estado
tían en el sector agrario problemas español entre el 27 y el 30 por cien-
de calado sin resolver, la UE se lanza to, fenómeno similar en el conjunto
sin freno a partir de 1992 a impulsar de Europa. La reducción del núme-
y aplicar políticas neoliberales de li- ro de agricultores y agricultoras ha
beralización. El mercado, dominado sido brutal. Desde el año 2000, por
por las grandes transnacionales y por ejemplo, ha caído un 80 por ciento el
la especulación, es quien determina número de ganaderos productores lác-
el presente y futuro de la agricultura teos en Euskal Herria, un porcentaje
campesina, familiar, sostenible, que de bajada parecido al estatal.
se convierte en una cuestión periféri- Este modelo industrial se sigue im-
ca y vulnerable. Hasta hoy, que segui- poniendo a marchas forzadas. En algu-
mos en la misma dinámica. nos sectores ganaderos, como el aviar,
Tal es así que la UE ha condicio- el porcino y, parcialmente, el vacuno,
nado las sucesivas reformas de la PAC se ha sustituido al ganadero/a por gran-
a las negociaciones en la OMC y a la des empresas integradoras. Se ha con-
firma de tratados de comercio e inver- centrado la producción en estas empre-
sión, convirtiéndose en la actualidad sas, destruyendo miles de pequeñas y
en el mayor exportador e importador medianas explotaciones que eran y son
de producción agraria del mundo. Y el motor económico de los pueblos y,
esto bajo la apuesta por la eliminación por lo tanto, su futuro. En este momen-
de los instrumentos que regulaban el to, por poner otro ejemplo, es más que
mercado interior, lo que, junto con el notorio el proceso de concentración y
planteamiento agroexportador de la de sustitución de la pequeña y media-
UE, ha impulsado un modelo agrícola na agricultura también por modelos
industrial y supeditado a los intereses industriales en la producción hortofru-
de las empresas agroexportadoras. tícola. En definitiva, grandes empresas
Esta política de reducción continua y fondos de inversión están haciéndose
de precios trajo y ha mantenido unos con enormes extensiones de terreno
alimentos más baratos para la pobla- para producir.
ción, pero, a la vez, una materia prima
barata cuyos mayores beneficiarios La UE y la nueva oleada
han sido la industria y la distribución, de tratados
que han ido fortaleciendo su poder en La OMC y los tratados están provo-
la cadena agroalimentaria en detri- cando también una deslocalización a
mento de campesinado y consumido- nivel mundial. Se concentran determi-
res. En muy pocos años ha cambiado nadas producciones en aquellas zonas

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 29


DOSSIER b ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?

donde más barato resulte producir y


donde más laxas sean las normativas
higiénico-sanitarias, medioambienta-
les, sociales y laborales. Estas grandes
producciones, dirigidas al negocio de
la agroexportación, primero han ex-
pulsado a las comunidades campesi-
nas de sus tierras para, posteriormen-
Eliminación
de estándares básicos
La UE está dispuesta a negociar están-
dares básicos que regulan la produc-
ción en Europa, como ciertas norma-
tivas higiénico-sanitarias que son muy
determinantes del modelo agrario y ali-
mentario: el principio de precaución, la
“ En el norte global las
ayudas a la agricultura
están sirviendo para
exportar a precios por
te, destruir miles de explotaciones
campesinas familiares en los lugares
prohibición del uso de hormonas en la debajo de los costes,
producción de carne y leche, antibió-
de envío de las mercancías. ticos, normativas medioambientales, contribuyendo así al
En ese contexto se enfrentan mo-
delos absolutamente opuestos, con
pesticidas, normativas en el bienestar dumping que destruye la
animal y en los derechos laborales.
reglas diferentes. Por ejemplo, en En el CETA, por ejemplo, se dice agricultura campesina en
los paises del norte global, UE y en
EEUU específicamente, las ayudas
que la importación de carnes de vacuno los países que importan
y ovino debe cumplir la normativa eu-
dichas mercancías


a la agricultura están sirviendo para
ropea, aún basada en el principio de pre-
exportar a precios por debajo de los
caución y en el control fitosanitario a lo
costes al mercado internacional, con-
largo de todo el proceso de producción.
tribuyendo así al dumping que des-
Sin embargo, vemos que Canadá no tie-
truye la agricultura campesina en los
ne un sistema de seguimiento y control
países que importan dichas mercan-
que garantice el no uso de hormonas, las elites económicas que están detrás
cías.
antibióticos y transgénicos. Por lo tan- de esas negociaciones. El mensaje a la
Paralelamente a este proceso, pero
to, no puede garantizar que el envío de ciudadanía europea es uno y lo que se
como parte del mismo, se han ido for-
carne a la UE cumpla las normativas. Al decide y negocia es lo contrario.
jando leyes en la agricultura que bene-
mismo tiempo, la UE no tiene un siste- Las personas agricultoras, campesi-
fician a las empresas multinacionales,
otorgándoles cada vez más poder so- ma de control sistemático en fronteras nos y campesinas en Europa y el mun-
bre los medios de producción. Ejem- para evitar la entrada de producciones do pertenecientes a La Vía Campesina,
plo de ello son las normativas referi- realizadas bajo estas premisas. junto con miles de personas de otras
das a las semillas y las patentes, leyes En la negociación con Mercosur, la organizaciones sociales, medioam-
que dificultan a las y los agricultores UE está ofreciendo 78.000 toneladas bientalistas y ONG, hemos rechazado
y campesinos conservar, reproducir e de carne de vacuno para importación estos acuerdos y tratados. Defendemos
intercambiar sus semillas, y que im- a un arancel reducido, lo que equivale y construimos la soberanía alimenta-
ponen transgénicos sobre la agricultu- a dos millones de cabezas nodrizas. Si ria como el derecho de los pueblos a
ra campesina y en Europa, sin respetar se llega a un acuerdo, este sería abso- decidir sobre sus políticas agrarias y
el principio de precaución. lutamente demoledor para el modelo alimentarias, a proteger las pequeñas y
La OMC y los acuerdos de comer- más social y medioambiental en la medianas agriculturas y modelos más
cio e inversión convierten la agricul- ganadería. El acuerdo de libre comer- autosuficientes en la agricultura y la ali-
tura y la alimentación en un negocio cio entre la UE-Mercosur provocaría mentación. Rechazamos dar más “liber-
en el que todos los elementos que in- un impacto muy grave sobre el 20 por tad” para las empresas, más “facilidad”
tervienen en la producción son pasto ciento de la producción final ganade- para explotar a trabajadores, campesi-
del mismo, concentrándose cada vez ra en el Estado español, esto es, 2.700 nas, indígenas, tierras y territorios.
en menos manos privadas y corporati- millones de euros al año, según datos Además, queremos resaltar que
vizadas: recursos naturales, tierra, se- de la Coordinadora de Organizaciones las personas campesinas que produ-
millas y patentes, agua, investigación de Agricultores y Ganaderos (COAG). cen para los mercados locales alimen-
e innovación, alimentos, etc. Ante esta inmensa amenaza que tan al 70 por ciento de la población
Podemos incluso afirmar que la representan los tratados de comercio mundial y producen esa comida con
UE está desbocada en la negociación e inversión para la agricultura cam- menos del 25 por ciento de los recur-
de nuevos acuerdos de libre comercio. pesina, pequeña y de mediana escala, sos (agua, tierra o combustibles). La
TTIP, CETA, Mercosur, Australia y resulta increíble el cinismo y la gran agricultura social, sostenible, resi-
Nueva Zelanda, Japón, etc. Todo ello hipocresía que practican la UE y los liente, la agricultura campesina, es la
tendría graves impactos sobre la agri- gobiernos y partidos que apoyan estas respuesta a los retos que hoy tiene el
cultura y la alimentación. En todos negociaciones. Al mismo tiempo que planeta. La agricultura es alimenta-
ellos el modelo de agricultura social, en Europa hablamos de sostenibilidad, ción, y la alimentación es un derecho
sostenible, de pequeñas y medianas de resiliencia, de alimentación sana, innegociable aquí y en todos los pue-
explotaciones, mayoritario todavía de medioambiente, cambio climáti- blos del mundo.q
en Europa, se pone como moneda de co o bienestar animal, la UE negocia
cambio para los intereses del modelo entregar esos mismos conceptos a los *Andoni García forma parte de EHNE-Bizkaia
industrial y del agronegocio. intereses que dominan el mercado y a (www.ehnebizkaia.eus).

30 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales? b DOSSIER

Mª José Comendeiro.

El agua frente a la embestida de los nuevos tratados:


¿elemento de vida o recurso económico?
Ruth Pérez Lázaro*

E
n un mundo globalizado que La crisis global del agua se enmar-
juega con los límites de la bio- ca en una crisis sistémica mucho más
diversidad del planeta, esta amplia. Sus causas son múltiples y es-
El agua, recurso mágico, cultura del agua ha quedado reducida tán interrelacionadas, siendo su análisis
fuente de vida y emociones, al único valor que parece importar: el crítico una tarea compleja. El cambio
económico. El sistema capitalista y he- climático, los procesos de privatiza-
ha sido lealmente custodiada teropatriarcal en el que nos vemos in- ción, la construcción de grandes obras
por nuestros ancestros. mersas ha intentado, con cierto éxito, hidráulicas, la agricultura intensiva, el
Su importancia para los pueblos simplificar todas sus dimensiones has- modelo productivo y energético basado
ta convertirla en un recurso producti- en combustibles fósiles, son solo algu-
del mundo la ha elevado vo, en el oro azul. Como consecuencia, nos de los factores más relevantes que
a categoría de diosa, como cerca de 700 millones de personas ca- dibujan este escenario. Estas causas res-
recen de acceso al agua potable y 2.600 ponden al modelo capitalista neoliberal
Chalchiuhticue, en la cultura millones de un saneamiento adecuado, imperante, en el que la sostenibilidad de
tlaxcalteca (México), Ganga, en situación especialmente alarmante ha- la vida se encuentra en la cuerda floja.
biéndose declarado en 2010 derecho
la India, o Njord, en la mitología humano por parte de Naciones Uni- El proceso de apropiación
nórdica. La historia nos muestra das1. Estos datos, que nos pueden pa- Bajo la lógica del libre mercado y con
el fuerte vínculo entre el agua recer vacíos, generan sufrimiento a mi- las empresas transnacionales como
llones de personas que conviven con la agente central, el poder corporativo
y la identidad de las personas, carencia de oportunidades, la pobreza, se está apropiando de los bienes co-
sus creencias, sus lazos la falta de sustento o los desplazamien- munes como el agua, los bosques, la
tos forzados, incrementando la brecha tierra, o bienes más intangibles, como
emocionales y su visión entre el norte y el sur global y poten- el conocimiento, amparándose en una
de la belleza. ciando las desigualdades de género. arquitectura jurídica de la impunidad.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 31


DOSSIER

elemento de servicio que estuvo bajo


dominio público. A menudo son im-
plantadas por los gobiernos locales
con la esperanza de reducir la deuda
pública, aumentar la eficiencia del ser-
vicio e introducir nuevas tecnologías e
inversiones en las infraestructuras.

Monopolios e ineficiencia
Las ventajas de las APP son bastantes
cuestionables, y más cuando hablamos
de la gestión del agua. Se considera
que los servicios de abastecimiento
constituyen lo que se denomina un
monopolio natural, estado tremenda-
mente peligroso para someterse a un


proceso de privatización. Las APP, en
este caso, pueden promover opciones
de competencia por el mercado, pero
no de competencia en el mercado. Es
decir, existe una efímera competencia
para conseguir la concesión en con-
Una pulsión entre una curso público, cuando no se produce
una adjudicación directa. Una vez ad-
gestión pública, ecofeminista judicada la concesión, el servicio pasa
y participada, vinculada al a ser gestionado en régimen de mono-
polio privado por largas décadas, en
territorio, que mantenga el condiciones difícilmente revisables y
agua como bien común, Mª José Comendeiro. con duras cláusulas de reversión.
Lo que suele ocurrir en la práctica
frente a otra en la que los es que se reduce el nivel real de com-
procesos de privatización petencia en los mercados. Cuando la
son aliados en la obtención teniendo un pulso entre, por un lado, gestión es municipal, la adquisición
una visión holística del recurso (que de nuevas tecnologías, los trabajos
de beneficios de las entiende el agua como un activo eco- de mantenimiento y modernización,
transnacionales del sector social, poniendo en valor sus funciones así como otras múltiples acciones


de biodiversidad, identitarias, emocio- específicas, suelen ser contratadas
nales) y, por el otro, una visión reduc- acudiendo al mercado, donde com-
cionista en la que se presenta como un piten, en concurso público, multitud
input económico. Una pulsión entre de pequeñas y medianas empresas al-
una gestión pública, ecofeminista y tamente especializadas. Es lo que se
participada, vinculada al territorio, que conoce como el mercado de inputs se-
Los organismos multilaterales, el Ban- mantenga el agua como bien común, cundarios, en el que suele producirse
co Mundial (BM), el Fondo Monetario frente a otra en la que los procesos de un volumen de negocio mayor que en
Internacional (FMI) y la Organización privatización son aliados en la obten- la gestión misma del servicio.
Mundial del Comercio (OMC), junto ción de beneficios de las transnaciona- Sin embargo, cuando el servicio
con gran parte de los Estados, sostie- les del sector. Como muestra, un botón: queda concesionado a alguno de los
nen este modus operandi. La nueva solamente las grandes empresas Veolia grandes operadores transnacionales, el
oleada de tratados de comercio e inver- y Suez controlan el acceso al agua de mercado de inputs secundarios suele
sión (TCI) es la herramienta perfecta más de 100 millones de personas, ocu- quedar bloqueado y blindado a la com-
para este engranaje. pando el lugar 97 y 153 respectivamen- petencia, en la medida que estas empre-
Para comprender los impactos po- te en la lista de Fortune2. sas disponen de sus propios recursos
tenciales que los TCI pueden generar Los procesos de privatización a para cubrir tales necesidades. El resul-
en los bienes comunes y en concreto en nivel mundial se han establecido por tado final es que se reduce la competen-
el agua, es importante realizar un repa- medio del sutil modelo francés, la cia de mercado. De esta forma, queda
so de lo que han supuesto los procesos asociación público-privada (APP). Se en evidencia la situación de monopolio
de privatización. “Las guerras de para- puede definir como el contrato entre natural, dado que el argumento del con-
digmas del agua”, como las define Van- un gobierno y una empresa privada trol de la ciudadanía sobre el operador,
dana Shiva, han cobrado fuerza man- que financia, construye y opera algún a través de sus derechos como clientes,

32 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales? b DOSSIER

tampoco funciona, pues tales derechos


suelen ejercerse en la medida que pue-
da cambiarse de proveedor, opción que
en este caso no es posible.
En este andamiaje, las APP, habi-
tualmente conformadas por filiales de
las grandes transnacionales del agua,
obtienen sus beneficios de forma segura
ca (RAP), con el Pacto Social por el
Agua. De estos movimientos subyace
la importancia de definir un modelo de
gestión pública determinada, un mode-
lo democrático y ecofeminista.

Los TCI frente a las


remunicipalizaciones
“ En el CETA el agua no es
considerada mercancía
ni producto en su estado
natural, pero sí podría
para poder especular en otros sectores.
El tribunal portugués de auditores reve-
Pero esta apuesta se encuentra fuerte- considerarse, con lo
mente amenazada por los diferentes
ló la falta de transparencia en los contra- tratados de comercio e inversión, que que esto implica, en
tos entre los municipios y las empresas o bien están sobre la mesa de nego- prácticamente todos sus
privadas, lo que hace complicado eva- ciaciones opacas, como Mercosur, o
luar la calidad de las inversiones y las bien han sido ratificados recientemen- usos: consumo humano,
implicaciones financieras. Investigacio- te, como el CETA. Estos no negocian saneamiento, usos
nes empíricas basadas en la experien- de manera directa la forma en la que
productivos o regadío


cia de comunidades en todo el mundo la administración pública se organiza,
muestran que son un fracaso en materia pero, transversalmente, las reglas para
de eficiencia de los servicios ofrecidos, el comercio internacional de servicios
incrementando además las tarifas3. tienen un gran impacto en la autono-
mía de cada municipio.
Remunicipalización Si nos centramos en el CETA,
y control democrático aprobado por el Senado a finales de bloquear la aprobación de legislación
Tal es así que la respuesta colectiva a octubre, la ambigüedad y los térmi- en materia de servicios públicos. Con
los procesos de privatización abande- nos legales confusos tienen un impor- la aplicación del efecto trinquete, una
rados por las APP ha sido la remunici- tante peso en el texto. El agua no es vez que un sector es liberalizado no
palización de los servicios. Es decir, el considerada mercancía ni producto hay marcha atrás. Es decir, se bloquea
retorno de la gestión del ciclo integral en su estado natural, pero sí podría toda la tendencia actual a la remunici-
del agua, abastecimiento y saneamien- considerarse, con lo que esto impli- palización. Se favorecen entonces las
to, a la gestión pública y el pleno con- ca, en prácticamente todos sus usos: APP en monopolio natural, blindando
trol democrático. En los últimos quince consumo humano, saneamiento, usos los mercados secundarios y subiendo
años son 235 los casos de remunicipa- productivos o regadío. las tarifas a las personas para obtener
lización del agua, lo que involucra a El CETA es el primer TCI nego- beneficios seguros con los que espe-
más de 100 millones de personas4, in- ciado por la Unión Europea bajo el cular en otros sectores. Por si esto
cluyendo ciudades emblemáticas como enfoque de la lista negativa, es decir, no fuera suficiente, bajo el arbitraje
Berlín, París o Buenos Aires. Existen que todo lo que no está recogido en entre inversor y estado, las empresas
fuertes evidencias de que la remunici- esa lista está afectado por el tratado. transnacionales pueden acudir a un
palización aporta un ahorro inmediato Así, ni en abastecimiento, ni en sanea- tribunal privado para demandar a los
de costos. Por ejemplo, París economi- miento (a excepción de Alemania) se gobiernos, si consideran que sus be-
zó 35 millones de euros5 en el primer puede aplicar una reserva que proteja neficios se ven afectados por un cam-
año. Además, aumenta la eficacia y los a los servicios de su privatización. bio de legislación.
niveles de transparencia, permitiendo Junto a esta ambigüedad, otra de las Los TCI son un tremendo instru-
construir modelos de gestión sosteni- cuestiones más preocupantes es el muro mento del poder corporativo con el
bles para la naturaleza y las personas. infranqueable que este y otros tratados que las empresas transnacionales se
Esta esperanzadora fuerza ha sido imponen a la remunicipalización, a tra- manejan en su zona de confort, priori-
alentada por los deseos en clave de vés de los mecanismos de cooperación zando sus beneficios y tensionando el
justicia climática de la ciudadanía, or- regulatoria, efecto trinquete y arbitraje conflicto capital-vida6. Es un reto ur-
ganizada en iniciativas a nivel europeo privado inversor-Estado. gente proteger los bienes comunes con
como Right2water, o a nivel estatal Con la cooperación regulatoria, la energía e inteligencia que los movi-
de la mano de la Red de Agua Públi- las empresas transnacionales pueden mientos sociales han manifestado en la
construcción de alternativas contrahe-
gemónicas. El agua, recurso extraor-
dinario, necesita reconocerse en una
1 OMS (2016): “Progress on sanition and drinking-water”.
2 Fortune Magazine (2015). Nueva Cultura del Agua, como la diosa
3 EPSU (2014): Public and Private Sector Efficiency: a briefing for the EPSU congress by PSIRU. Informe disponible Chalchiuhticue, poniendo en el centro
en www.psiru.org. la vida de las personas y el planeta.q
4 Kishimoto S., Lobina E. & Petitjean O. (2015): Our Public Water Future. The global experience with remunicipalisa-
tion. Ver en: www.tni.org.
5 EPSU (2016): Water Remunicipalisation Tracker, Paris.
6 Pérez Orozco, A. (2017): Aprendizajes de las resistencias feministas latinoamericanas a los tratados de comercio e *Ruth Pérez Lázaro, investigadora en gestión integrada
inversión. Del ‘No al ALCA’ al cuestionamiento del capitalismo patriarcal. Observatorio de Multinacionales en América de aguas, forma parte de la Fundación
Latina (OMAL) – Paz con Dignidad. Disponible en www.omal.info. Nueva Cultura del Agua.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 33


DOSSIER b ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?

Impactos sobre la
clase trabajadora
de los tratados de comercio e inversión

Laura González de Txabarri*


La nueva oleada de tratados de comercio e inversión
supondrá un paso más en la presión a la baja también
en materia de derechos laborales, en la medida en que
son considerados un obstáculo para los intereses de
las transnacionales, que priman la maximización de sus
beneficios por delante de los derechos de las personas y
de la sostenibilidad de la vida.

E
l impacto de los tratados de el CETA (Comprehensive Economic de unos sectores a otros, sin tener en
comercio e inversión sobre la and Trade Agreement), ya firmado y cuenta sus impactos negativos (pérdi-
clase trabajadora va mucho actualmente en proceso de ratificación, da definitiva del empleo, disminución
más allá de sus efectos en materia de y sobre otros acuerdos en negociación. de la calidad de los nuevos empleos,
empleo y condiciones laborales, pero coste social, etc). Los estudios cifran
este artículo se centrará fundamental- Objetivos claros y compartidos entre 680.000 y 1,3 millones las per-
mente en estos dos aspectos. Bajo unas siglas u otras, todos estos sonas trabajadoras que serán tempo-
Como consecuencia del bloqueo acuerdos buscan los mismos objeti- ralmente desplazadas en la Unión Eu-
de las negociaciones en el seno de la vos: acabar con los obstáculos que ropea, y entre 325.000 y 715.000 en
Organización Mundial del Comercio quedan para la total liberalización del EEUU. En total, al menos un millón
(OMC), estos últimos años se ha pro- comercio internacional y garantizar, de trabajadores y trabajadoras perde-
ducido una considerable proliferación por encima de todo, los derechos de rán sus empleos.
de acuerdos de libre comercio1. Los estudios independientes están
las transnacionales, creando un marco
Probablemente el TTIP (Transat-
regulatorio a la medida de las mismas. resultando menos optimistas. Uno de
lantic Trade and Investment Partner-
Los promotores de estos acuerdos ellos concluye que, teniendo en cuen-
ship Agreement), cuya negociación
prometen grandes beneficios en forma ta el contexto de políticas de austeri-
entre la Unión Europea y los EEUU
de crecimiento del Producto Interior dad, tasas elevadas de desempleo y
se encuentra en stand-by, sea el más
conocido y analizado, aunque paradó- Bruto (PIB) y generación de empleo, bajo crecimiento, se perderán más de
jicamente las negociaciones se hayan y se basan para ello en estudios eco- 600.000 empleos sólo en la UE y que
llevado en el más absoluto secreto. nómicos encargados al efecto. los salarios sufrirán una bajada impor-
Con el TTIP se nos encendieron to- En el caso del TTIP, la Comisión tante. Además, bajarán las exportacio-
das las luces de alarma al ver las impli- Europea se apoya en diferentes estu- nes y el PIB, al igual que los ingresos
caciones que tendría sobre todas las fa- dios que, pese a estar financiados por para todos los gobiernos3.
cetas de nuestra vida. Aunque el debate ella misma2, prevén beneficios muy
sobre los tratados de libre comercio no moderados: un crecimiento del 0,48 La experiencia, un grado
es nuevo y las movilizaciones sociales por ciento del PIB Europeo para 2027 Por otra parte, tenemos la experiencia
contra los mismos tampoco, la respues- en el escenario más ambicioso. previa del TLCAN (Tratado de Libre
ta social al TTIP marcó un hito y nos Además, hablan de “desplaza- Comercio de América del Norte sus-
permitió poner también el foco sobre mientos” de personas trabajadoras crito por EEUU, Canadá y México),

34 n 2017 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


DOSSIER

Andrea López.

en vigor desde 1994. Tras el mismo, Derechos laborales, Por el contrario, lo que sí cons-
el crecimiento del PIB per cápita en burocracia y regulaciones tituye un contenido esencial de este
México fue de tan solo un uno por Además del impacto en el empleo, tipo de acuerdos es la eliminación
ciento en los siguientes 23 años. Entre estos acuerdos empeoran también las de las regulaciones que supongan un
1994 y 2007 hubo una pérdida neta de condiciones de trabajo. Las cuestiones obstáculo al comercio. De hecho, se
1,9 millones de puestos de trabajo, los laborales en los tratados de libre co- estima que un 80 por ciento de las ga-
salarios aumentaron solo un 4,1 por mercio, al igual que las relacionadas nancias que generará el TTIP vendrán
ciento en 20 años y la tasa de pobre- con el desarrollo sostenible, se vienen fundamentalmente de la reducción
za superó la de 1994. Como conse- abordando a través de cláusulas socia- del “coste” que implican la burocra-


cuencia de todo ello, la emigración a les que se integran en los acuerdos o se
EEUU aumentó un 79 por ciento entre añaden a los mismos en un documen-
los años 1994 y 20004. to anexo. El número de acuerdos co-
El TLCAN también tuvo un im- merciales que incorporan este tipo de
pacto negativo sobre la clase traba- cláusulas ha pasado de cuatro en 1995
jadora estadounidense. Se estima que a 76 en 20157. Aunque tanto la UE
se perdieron un millón de empleos como EEUU los vienen incorporando Las cuestiones laborales
netos en Estados Unidos. Datos del de forma generalizada en los acuerdos en los tratados de libre
propio gobierno norteamericano so- que suscriben, estas cláusulas se limi-
bre ayudas a personas trabajadoras tan a contener una referencia general
comercio, al igual que
despedidas como consecuencia del a los instrumentos de la Organización las relacionadas con el
TLCAN a través del programa TAA
(Trade Adjustment Assistance) hablan
Internacional del Trabajo (OIT), sin
capacidad vinculante real.
desarrollo sostenible, se
de 720.000 empleos perdidos debido Se da la paradoja de que EEUU, vienen abordando a través
al incremento de las importaciones uno de los países que menos conve- de cláusulas sociales
y deslocalizaciones. Si tenemos en nios de la OIT ha ratificado, es pio-
cuenta que solo una décima parte de nero en el impulso de estas cláusulas que se limitan a contener
las personas que perdieron su empleo y llega a establecer como condición una referencia general
por esta razón recibió asistencia del para sus contrapartes respetar conve-
programa TAA, las cifras resultan de- nios que ellos mismos no han suscrito a los instrumentos de la
vastadoras. La escasa eficacia de estas cláu- Organización Internacional
Además, más de un tercio de estos sulas, que responden más a motivos
trabajadores y trabajadoras que per- de imagen, es evidente8. Baste decir del Trabajo (OIT), sin
dieron su empleo no volvió a traba- que el primer Tratado con una cláusu- capacidad vinculante real


jar5. Los salarios cayeron hasta un 20 la social significativa fue el TLCAN,
por ciento6 para aquellas que encon- cuyas consecuencias en materia de
traron un nuevo empleo. empleo acabamos de analizar.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 35


DOSSIER b ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?

cia y las regulaciones. Se busca hacer


compatibles las diferentes regulacio-
nes existentes a través de diversos
mecanismos, como el reconocimiento
mutuo o la armonización, que abrirán
la puerta a la convergencia a la baja
cuando existan diferencias entre las
regulaciones.

En EEUU, Canadá
y México, el empleo
se han precarizado,
materia de política pública. El riesgo
a ser demandado puede provocar que
se renuncie a regular para mejorar las
condiciones laborales. El ejemplo de
Veolia y Egipto es muy ilustrativo: la
multinacional francesa demandó al
gobierno egipcio porque sus márge-
nes de beneficio en la gestión de re-
Así se entiende que los convenios
las desigualdades han siduos en Alejandría se vieron reduci-
colectivos se mencionen entre las crecido y la protección dos al aumentar este último el salario
medidas que representan un obstácu- mínimo.
lo para el comercio entre la UE y los
social y las tasas Por todo lo anterior, no podemos
EEUU9. Teniendo en cuenta las dife- de sindicalización se han sino esperar que estos tratados incre-
rencias existentes entre las regulacio- debilitado. La productividad menten la presión a la baja también
en materia de derechos laborales. Las
nes de la UE y de los EEUU en materia
laboral, y siendo en términos generales aumentó, pero sin que esa cláusulas sociales no son la solución.
más protectoras las normas europeas, riqueza fuera a parar Estos acuerdos no son enmendables.
parece evidente que el TTIP entrañaría La lógica a la que responden es aplas-
a las y los trabajadores


un serio riesgo de empeoramiento de tante: priman los intereses comercia-
nuestras condiciones laborales. les de unos pocos sobre la soberanía
Volvemos a referirnos en esta de los pueblos, de sus gobiernos, de
cuestión a lo ocurrido con el TLCAN. los derechos de las personas y la sos-
Desde su entrada en vigor se produjo tenibilidad del planeta.
una presión a la baja sobre los sala- Hay que pararlos y revertir este
rios en Estados Unidos, forzando a Esta presión existe ya en el seno proceso de mercantilización de la
las personas trabajadoras en el sector de la UE, donde, como consecuencia vida. Lograr una nueva perspectiva
manufacturero con salarios decentes de las diferencias entre sus miembros frente al comercio, que ponga en el
a competir con las importaciones de y la falta de voluntad política, se pro- centro los derechos de las personas
productos hechos por trabajadoras y duce el llamado dumping salarial y y la sostenibilidad de la vida y el
trabajadores mal pagados en México. social. A esto contribuye la Directiva planeta, en línea con la contenida
Esto presionó también a la baja los sa- de Desplazamiento de Trabajadores11, en el Mandato de Comercio Alter-
larios del sector servicios, al aumentar que posibilita la discriminación sala- nativo, es posible y absolutamente
el excedente de personas demandan- rial de las personas trabajadoras des- necesaria.q
tes de empleo. plazadas.
La mera amenaza de deslocaliza- La estrategia de las instituciones
ción supuso igualmente una enorme europeas se enmarca en la misma ló- *Laura González de Txabarri es responsable
presión sobre los procesos de negocia- gica que estos tratados, al considerar de Relaciones Internacionales de Euskal Langileen
Alkartasuna (ELA).
ción salarial. En términos generales, se las regulaciones como una “carga”.
produjo un declive del empleo estable Un programa estratégico de la Comi-
y de altos salarios. También bajaron los sión Europea es la agenda Better Re-
salarios en México, donde la enorme gulation, que busca “aligerar” el “ex- 1 Myant, M. (2017): The impact of trade and investment
pérdida de empleos en el sector agríco- ceso” de reglamentación en la UE. No agreements on decent work and sustainable develo-
pment, European Trade Union Institute (ETUI). Ver
la desplazó a millones de campesinos y es casualidad que las primeras normas en www.etui.org.
campesinas, presionando a la baja los que se han echado atrás sean de pro- 2 VVAA (2009): Non-Tariff Measures in EU-US Trade
and Investment. An Economic Analysis, ECORYS.
ya reducidos salarios en las maquilas tección medioambiental y laboral. 3 Capaldo, J. (2014): The Trans-Atlantic Trade and
fronterizas. Es necesario subrayar tam- Parece que con este programa la UE Investment Partnership: European Desintegration,
bién que estos fenómenos tienen un estaba preparando el camino al TTIP, Unemployment and Instability, Global Development
and Environment Institute.
impacto mayor sobre las mujeres, más para avanzar en el objetivo común de 4 Weisbrot, Mark (2014): ¿El TLCAN ayudó a México?
numerosas en los puestos de baja cua- acabar con las regulaciones “excesi- Una valoración tras 20 años. Washington, Center for
lificación y de bajos salarios. vas”, las que protegen nuestros dere- Economic and Policy Research.
5 AFL-CIO (2014): NAFTA at 20.
La conclusión es que tanto en chos12. 6 Public Citizen (1997): Executive Summary NAFTA’s
EEUU como en Canadá y en México Otro factor de riesgo para los de- Broken Promises: Fast Track to Unsafe Food.
el empleo se ha precarizado, los sala- rechos laborales se deriva del proce- 7 Myant, M.; op. cit.
8 Guamán, A. (2016): “Cláusulas laborales en los acuer-
rios han perdido poder adquisitivo, las dimiento de resolución de conflictos dos de libre comercio de nueva generación”, en Revis-
desigualdades han crecido de forma inversor- Estado, que implica la crea- ta de Trabajo y Seguridad Social.
9 Ver cita 2.
alarmante y la protección social y las ción de un sistema judicial paralelo. 10 Ver: http://stats.oecd.org/.
tasas de sindicalización10 se han de- Los inversores extranjeros pueden 11 Directiva 96/71/CE.
bilitado. La productividad aumentó, denunciar a los Estados por las pérdi- 12 Ponce del Castillo, A. (2015): TTIP: fast track to dere-
gulation and lower health and safety protection for EU
pero sin que esa riqueza fuera a parar das que sufran o puedan sufrir como workers, European Trade Union Institute (ETUI). Ver
a las y los trabajadores. consecuencia de sus decisiones en en www.etui.org.

36 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


DOSSIER

Sobre finanzas y acuerdos de comercio e inversión

Los capitales son


mucho más libres que tú
Si algo ha demostrado la
crisis financiera mundial
que arrancó con la caída del
gigante Lehman Brothers es
la interconexión del sistema
financiero mundial. El 15 de
septiembre de 2008, el que
había sido un estandarte de
la gran industria financiera
norteamericana se precipitaba
a una bancarrota instantánea
provocada por la gran cantidad
Andrea López.
de productos financieros
compuestos por créditos
hipotecarios de baja calidad.
Yago Álvarez Barba*
Las hipotecas subprime o
hipotecas basura se habían

L
expandido con rapidez por los a rápida expansión y conta- El principal cometido de los tra-
gio mostró que el mercado tados de libre comercio es eliminar
balances de bancos, fondos de capitales mundial ya esta- las barreras arancelarias y no arance-
de pensiones y empresas ba unido, pero que la regulación fi- larias, pero los sistemas financieros,
nanciera no. Esa interconexión y la gracias a la libre circulación de capi-
financieras de todo tipo en todo falta de regulación bancaria en am-
tales, no tienen ningún tipo de impedi-
el planeta, arrastrando sus bos lados del Atlántico mostraron la
debilidad de un sistema financiero mento impositivo. Esto nos lleva a la
cuentas y provocando mundial que vive sobre una burbuja conclusión de que el gran empeño por
especulativa constante. Pero parece parte de los sectores financieros por
la caída en cadena de incluir estos servicios dentro de este
que para los grandes poderes finan-
los parqués bursátiles. cieros no es suficientemente libre. tipo de tratados es la eliminación de

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 37


DOSSIER b ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?

las barreras no arancelarias: las regu- entrenado duro en África, Latinoamé- no podía realizar operaciones de emi-
laciones del sistema financiero. rica y Asia. Ahora quieren acabar de sión y comercio de valores, mientras
La investigadora de la ONG ho- repartirse el pastel. que la segunda directamente no podía
landesa SOMO Myriam Vander Sti- Tras una de las reuniones de ne- aceptar depósitos de clientes.
chele lleva años analizando las im- gociación entre la Comisión Europea Esta legislación fue edulcorándo-
plicaciones de este tipo de tratados en y miembros del Gobierno de Esta- se y aflojando su restrictiva separa-
los mercados financieros y sus efectos dos Unidos en 2015, un comunicado ción mediantes ligeras modificacio-
sobre la ciudadanía y la democracia. emitido de manera conjunta por las nes y “excepciones” pedidas por los
Al ser preguntada sobre las negocia- dos partes explicaba que una vez es- grandes lobbies financieros. Pero no
ciones del TTIP, declaró que lo que tandarizados y favoreciendo su plena se derogó por completo, al chocar con
los negociadores europeos están pla- expansión en la UE, los mercados de las regulaciones de otros países, hasta
neando para los servicios financieros capitales europeos estarán en mucha la administración de Bill Clinton, en
es alarmante porque muestra lo poco mejor disposición de ser “armoni- 1999, coincidiendo con el proceso de
que se aprendió de la gran crisis fi- zados” con los del otro lado del At- negociación del Acuerdo General so-
nanciera que arrancó con la caída de lántico. Es decir, que una vez que los bre el Comercio de Servicios (AGCS)
Lehman Brothers. grandes actores del mundo financiero en el marco de la recién formalizada
europeo tengan libertad y control de Organización Mundial del Comercio
Etapas de un plan Europa, estarán mejor preparados (OMC). Como se ha observado en
llamado neoliberalismo para una apertura entre las dos poten- este y otros casos, la armonización
El acceso a los mercados ha sido el cias mundiales que les dé un control fue a la baja, eliminando la restricción
principal objetivo de los poderes fi- aún mayor sobre el mercado global. estadounidense. Aquello fue el pisto-
nancieros desde que la economía glo- En el otro lado del charco, las ac- letazo de salida de una nueva etapa de
bal, de la mano de Margaret Thatcher ciones para desregular el mercado fi- desregulación bancaria.
y Ronald Reagan, diera el giro neo- nanciero tuvieron sin duda un punto
liberal hacia una globalización que de inflexión: la derogación de la Ley ¿Qué les falta por desregular?
derribe cualquier tipo de barrera al Glass/Steagall. Esta ley, aprobada por Para Sol Sánchez, economista y co-
libre comercio. Las dos instituciones el presidente Roosevelt en 1932 para portavoz de Izquierda Unida en Ma-
de Bretton Woods, el Banco Mundial recuperar la confianza y regular un sis- drid, las intenciones ocultas de este
y el Fondo Monetario Internacional, tema financiero desbocado que había tipo de tratados en cuanto al sistema
han funcionado como brazo ejecutor llevado al país al crack del 29, estable- financiero parecen responder a una
perfecto de este cometido en los paí- cía que la banca de depósitos y la banca dinámica opuesta al resto de materias
ses, la gran mayoría del Sur global, de inversión actuasen como entidades que se están negociando: la armoni-
que se han visto atrapados en espi- independientes las unas de las otras. zación a la baja de los estándares eu-
rales de deuda y crisis económicas y Así, se prohibía que los depósitos de ropeos frente a los norteamericanos.
han recurrido a estos organismos para los clientes de los bancos fueran utili- Tal y como explica la economista en
pedir ayuda financiera. La “apertura” zados por las entidades en operaciones el libro Las amenazas del TTIP y el
de sus economías exigida a cambio de especulativas en bolsa. Al separar ban- CETA1, del que es coautora, los sis-
recibir esas líneas de crédito siempre ca comercial y de inversión, la primera temas financieros estadounidenses


ha exigido abrir las puertas al capital están más regulados que los europeos
financiero y la eliminación de cual- porque en las últimas décadas el pro-
quier traba a los grandes poderes fi- ceso desregulatorio ha sido mayor en
nancieros y a aquellas empresas que Europa y, pese a su naturaleza desre-
han mercantilizado y extraído todo lo gulatoria y liberalizadora, la econo-
que han podido en decenas de países. mía estadounidense se protege mucho
Pero la regulación de los países más de algunos riesgos sistémicos.
occidentales sigue siendo un escollo
Los grandes Los documentos filtrados en 2014
para la gran banca y el libre movi- poderes financieros sobre las negociaciones entre la CE y
miento de capitales. Los supertrata- han entrenado duro la administración estadounidense mos-
dos como el TTIP, CETA o TISA, son traron la inconformidad entre las dos
la nueva herramienta desregulatoria en África, Latinoamérica partes en cuanto a la regulación y los
para obtener una mayor libertad de y Asia. posibles acuerdos firmados. La Casa
movimiento y actuación en aquellos Ahora quieren acabar Blanca se negaba a ser ella la que tu-
mercados donde los valores demo- viera que bajar los estándares en cuan-
cráticos han podido, de momento, de repartirse el pastel to al control de la banca se refiere.


prevalecer por encima de los intereses Vander Stichele coincide en que
de los grandes poderes económicos. los grandes bancos europeos están
Los grandes poderes financieros han presionando para que este tipo de tra-

38 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales? b DOSSIER

tados salgan adelante, ya que les abri- préstamos en la industria armamen- la estructura de los circuitos financie-
rá las puertas al mercado norteameri- tística. Otros ayuntamientos, como el ros en detrimento del crédito bancario
cano, pero también alarma del gran de Zaragoza o A Coruña, han apro- tendría, según Cutillas, un impacto
interés de gigantes de inversión como bado incluir en los pliegos para ser- negativo sobre ellas. Muchas pymes
Goldman Sachs que, según ella, están vicios financieros no admitir ofertas no podrían asumir los costes de adap-
deseando que se eliminen barreras re- de empresas que tengan presencia en tarse a las exigencias de los merca-
gulatorias para este tipo de empresas paraísos fiscales. dos, lo que conllevaría un alto índice
no bancarias, la llamada shadow ban- Las cláusulas sociales de este de quiebras y fracasos en el sector de
king o banca en la sombra, que esca- tipo no existen en Estados Unidos. la economía productiva, algo que solo
pan de la regulación para entidades La liberación continua del mercado beneficiaría a los sectores más pode-
financieras. norteamericano no hace distinciones rosos y concentrados del capital.
de ningún tipo entre proveedores o
El capital es más libre productores. Sin duda este es uno de Too big to fail
que las urnas los principales escollos que quieren para todo el planeta
“Ningún proveedor o inversor extran- derribar los grandes tratados de libre Según la Asociación de inspectores
jero será tratado de manera diferente a comercio. No se trata de eliminar des- del Banco de España, la regulación
uno nacional”. Esta es una de las prin- regulaciones, sino de un ataque fron- no ha cambiado nada desde 2008 y la
cipales premisas que va ligada a todos tal a las medidas tomadas de manera tendencia de la regulación española y
los tratados de libre comercio que se democrática para usar la política y la europea nos puede llevar a un mayor
han firmado y negociado en las últimas economía en favor de la ciudadanía. desastre del que hemos sufrido. Las
décadas. Lo que ellos llaman discrimi- Los mercados están por encima de los medidas tomadas para sobrepasar la
nación es la primera barrera a derribar, derechos sociales en el imaginario de crisis financiera han promovido la
aunque dicha barrera haya sido levan- los negociadores de los tratados de concentración bancaria. En España, el
tada de manera democrática. este tipo y defensores del libre comer- proceso de rescates y fusiones forza-
En los últimos años, sobre todo cio. El beneficio económico está por das por el Fondo de Reestructuración
tras la entrada de nuevas fuerzas elec- encima de las urnas. Ordenada Bancaria (FROB) con dine-
torales en los ayuntamientos de todo ro público ha llevado a maquillar un
el Estado, se ha hablado y desarrolla- Jugadores más grandes, sistema lleno de entidades en quiebra
do mucho la idea de la compra pública desigualdad creciente técnica.
responsable. La licitación y uso de las Las economías de escala también se La interrelación del sistema finan-
compras del Estado (que representan aplican al sistema financiero. La aper- ciero mundial sigue creciendo. Los
más de un 15 por ciento del PIB espa- tura de mercados favorece siempre a productos derivados resultantes de
ñol) son una potente herramienta para los más grandes y aplasta a los más fórmulas financieras se multiplican.
modificar e impulsar la economía. pequeños. Para el economista Sergi El mundo financiero, cada vez más os-
Las cláusulas sociales incluidas en Cutillas, la firma de tratados de libre curo, se mueve libre por todo el plane-
los pliegos de contratación de los con- comercio podría ponderar el sistema ta sin que nadie lo controle; mientras
cursos públicos pueden favorecer las legal anglosajón por el gran peso de las pocas barreras que quedan son la
empresas locales, menos contaminan- Estados Unidos y Reino Unido en las principal diana de los tratados de libre
tes, que paguen y traten mejor a sus negociaciones, que favorece los inte- comercio. Los Too big to fail ya son
empleados u otros factores positivos reses de los propietarios de títulos en muchos y esparcen sus tentáculos por
sobre la sociedad. los dos lados del Atlántico. Según el todo el mundo. Los mercados finan-
En los servicios financieros usa- informe se Sergi Cutillas TTIP y fi- cieros son los dueños del flujo de la
dos por las administraciones públicas nanciarización2, este cambio en el economía, de la deuda externa de los
ya podemos encontrar alguna expe- sistema financiero podría afectar di- países y de nuestras casas. Quieren
riencia en esta línea. En noviembre rectamente a un sector tan importante seguir acumulando y no les importa
de 2015, el ayuntamiento de la lo- para nuestra economía como son las correr riesgos, ya que, como hemos
calidad catalana de Terrassa aprobó empresas de pequeño y mediano ta- visto en la crisis del 2008, no tienen
en pleno por unanimidad pasar todos maño. nada que perder. La desregulación
sus servicios y productos contratados Las pymes dependen fuertemente solo puede conducir a un desastre ma-
a bancos éticos que no ejecutaran del sistema bancario para financiarse yor y estos tratados de libre comercio
desahucios ni tuvieran inversiones o y producir, por lo que un cambio en son termitas que siguen royendo los
cimientos democráticos sobre los que
nos encontramos.q

1 Pol.len, 2016.
2 Cutillas, Sergi (2016): TTIP y Financiarización: Impactos económicos y financieros del tratado. Observatori del *Yago Álvarez Barba, periodista de El Salto, coordina la
Deute en la Globalizació (ODG). Ver en: www.odg.cat. sección de economía El Salmón Contracorriente.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 39


DOSSIER b ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?

Impactos
de la nueva oleada de acuerdos comerciales en los servicios públicos:

Estado mínimo,
mercado máximo
Viviana Barreto*

En los últimos años hemos comen-


zado a discutir sobre instrumentos
que, bajo la engañosa idea de mo-
dernidad, representan una nueva
ofensiva por asegurar cada vez
más la presencia del mercado en
todas las esferas de la vida de las
personas y limitar el espacio so-
berano para las políticas públicas
en favor de las mayorías sociales.
El objetivo es el blindaje de los
esquemas de acumulación de las
empresas transnacionales (ETN).

D
iseñados para bypasear a la el intento de resucitación de la OMC
Organización Mundial del Co- en la XI Conferencia Ministerial de
mercio (OMC), los llamados Buenos Aires2.
acuerdos mega regionales instalaron Las dinámicas de las negociacio-
nuevos estándares en las negocia- nes comerciales internacionales res-
ciones internacionales. La crisis de ponden a la lógica de acumulación
los dos pioneros, el Acuerdo Trans- dominante. Esta etapa del capitalismo
pacífico de Cooperación Económica neoliberal se caracteriza por la con-
(TPP) y la Asociación Transatlántica solidación de las cadenas globales de
de Comercio e Inversión (TTIP), y producción, conducidas por empresas
el estancamiento del Acuerdo sobre trasnacionales que en general tienen
el Comercio de Servicios (TiSA), sede en el centro capitalista. La bús-
demuestran que más allá de las es- queda constante por expandir la fron-
tructuras las cláusulas han llegado tera de explotación lleva al extremo la
para quedarse. Se transformaron en presión por la desaparición del Estado
impulsos renegociadores de trata- de la vida social y económica de las
dos bilaterales1 y son la clave para comunidades. Las empresas presio-

40 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


DOSSIER


Las empresas presionan
por una mínima regulación
de actividades humanas
para asegurar su voracidad
nan por una mínima regulación de
actividades humanas (servicios) para
asegurar su voracidad de lucro: en las
finanzas, las telecomunicaciones, el
transporte, las relaciones laborales,
la salud, las normas de protección
del ambiente, la protección social3.
del capítulo sobre Empresas del Esta-
do que se diseñó inicialmente para el
TPP. Finalmente, ante el fracaso del
TTIP y el TPP, TiSA cobra importan-
cia por la dimensión de su cobertura
territorial y, por tanto, por su mayor
potencialidad para presionar por la in-
Al mismo tiempo, los sectores tradi- clusión de su ofensiva agenda en las
de lucro: en las finanzas, cionalmente reservados para la pres- negociaciones multilaterales.
tación pública de los servicios son La exclusión de los servicios pú-
las telecomunicaciones, crecientemente disputados como es- blicos de las obligaciones de los trata-
el transporte, las relaciones pacios de negocio para las trasnacio- dos es una farsa, tal como ya dejaron
laborales, la salud, nales. claro las discusiones que tuvieron lu-
En palabras de la profesora Jane gar en ocasión del AGCS. La nueva
las normas de Kelsey: ¨El neoliberalismo enfrentó oleada de acuerdos reitera una vieja
protección del ambiente, el imperativo económico de regular fórmula por la cual se exceptúan los
la protección social los servicios en función de la acumu- “servicios suministrados en ejerci-


lación de capital contra el imperativo cio de facultades gubernamentales”.
social de bienestar humano, distribu- Estos se definen como aquellos que
ción de la riqueza y consolidación de- no se suministran en condiciones co-
mocrática”4. Las reformas implanta- merciales ni en competencia con uno
das a nivel nacional fueron reforzadas o varios proveedores de servicios7,
y blindadas con tratados internaciona- pero, con el nivel de privatización cre-
Mª José Comendeiro.
les que imponen rigurosas obligacio- ciente sufrido en las últimas décadas,
nes a los Estados5. muy pocos servicios quedarían excep-
Ante el estancamiento del Acuer- tuados. ¿Quizás la defensa nacional y
do General sobre el Comercio de la justicia?8. En la lógica de los trata-
Servicios de la OMC (AGCS), los dos, la exclusión de un servicio se de-
lobbies trasnacionales presionan con termina por la condición de mercado
esta nueva oleada de instrumentos del en que es prestado y no en atención a
neoliberalismo, que lleva al extremo su función social9.
la voracidad corporativa sobre las po- Esta fórmula importada del AGCS
líticas públicas en general y los servi- se ve reforzada con otros instrumen-
cios públicos en particular. tos que tienden a debilitar aún más la
protección de los servicios públicos y
La farsa de la exclusión presionan para la privatización. Una
de los servicios públicos innovación de la agenda corporativa
La pretendida liberalización del co- de nuevo tipo es la negociación a tra-
mercio de servicios ha sido la coar- vés de listas negativas para establecer
tada utilizada por las corporaciones las excepciones a las obligaciones de
para intensificar las restricciones a la no discriminación y de no regulación
acción de los Estados. El TiSA, qui- de los mercados de servicios.
zás el instrumento que mejor conso- Esta es una modalidad altamente
lida esta estrategia, resulta clave por exigente, ya que reduce al máximo las
varios aspectos. capacidades de preservar los espacios
En primer lugar, como acuerdo para la regulación pública, actual y fu-
especialmente dedicado a las nego- tura. Los equipos negociadores deben
ciaciones sobre servicios ha sufrido ser conscientes de la completa gama
un particular lobby de las trasnaciona- de actividades sensibles que requieren
les del sector, como muestra el Team ser exceptuadas e incluso deben poder
TiSA6, creado en el marco de la Global prever las mutaciones tecnológicas y
Services Coalition y liderado por gi- de las dinámicas societarias para ase-
gantes como Google, Microsoft, AIG, gurar las exclusiones a futuro. Esta
Intel UPS, CitiGroup y Wallmart. Por modalidad de lista negativa implica
otra parte, TiSA se ha servido de las que los servicios que no se listan al
condiciones impuestas por Estados momento de la negociación quedarán
Unidos en otros foros, como es el caso sujetos al mercado10.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 41


DOSSIER b ¿Cómo nos afectarán los acuerdos comerciales?

La exitosa presión de las corpora-


ciones por asegurar el blindaje de su
espacio de lucro se manifiesta además
en la inclusión de cláusulas como las
de status quo (standstill) y trinquete
(ratchet). A través de la primera los
Estados se comprometen a mantener
el nivel actual de penetración del ca-
de energía, telecomunicaciones, se-
guridad social, transporte y servicios
postales, o la más reciente experien-
cia de las remunicipalizaciones en
diversos sectores de servicios públi-
cos desarrollada con especial fuerza
en Europa, serían imposibles con la
vigencia de las cláusulas status quo

En la lógica de los tratados,
la exclusión de un servicio
se determina por la
condición de mercado en
pital privado en los servicios públi- y trinquete11. Se hace permanente que es prestado y no en
cos, al congelar el nivel de regulación cualquier experimento privatizador y
atención a su función social


vigente al momento de la firma. La los gobiernos quedan de manos ata-
cláusula trinquete asegura la perma- das para la introducción de reformas
nencia e irreversibilidad de cualquier que busquen recuperar el rol del Es-
innovación en el nivel de regulación tado en la protección de los derechos
que opere en un sentido más privati- más básicos, como el acceso a la sa-
zador. lud, educación, energía, agua potable,
Las importantes experiencias de transporte público y saneamiento, por que se refiere a la fijación de precios,
renacionalización introducidas por nombrar solo algunos. los estándares de calidad, la distribu-
países latinoamericanos en sectores ción y el marketing en la prestación
Omnipresente de servicios.
pero oculto Quedan cubiertas las empresas del
El término “privatización” no se en- Estado que se dediquen ¨principalmen-
1 La renegociación del Tratado de Libre Comercio de cuentra en ninguno de los textos ofi- te a actividades comerciales¨, es decir,
América del Norte (NAFTA), la renegociación del ciales, pero el sentido atraviesa todos aquellas que consistan en la produc-
Acuerdo de Asociación Unión Europea - Chile o la
negociación de un Tratado de Libre Comercio UE - ellos12. Desde fines de los setenta se ción de una mercancía o la provisión
MERCOSUR son ejemplos en este sentido. inició un fuerte proceso de corpora- de un servicio vendido a los consumi-
2 Son clave las disposiciones en materia de comercio
electrónico y reglamentación nacional. Ver: ¨Carta
tivización de las empresas públicas, dores y por las cuales se obtenga una
de la Sociedad Civil Mundial acerca de la agenda de promoviendo su vaciamiento finan- ganancia14. Se excluye a las entidades
la OMC en camino hacia la undécima Conferencia ciero para instalar la idea de su inefi-
Ministerial” en: http://notforsale.mayfirst.org.
que realicen actividades sin fines de
3 Barreto, Viviana y Chávez, Daniel (2017): El TiSA y ciencia y excesiva burocratización. lucro, pero la definición de lucro es
las empresas del Estado. Las lecciones de la salida Este proceso culminó con acciones restringida y débil, por lo que se pue-
de Uruguay para otros países del Sur, Transnational
Intitute (TNI) – REDES Amigos de la Tierra Uruguay. directamente privatizadoras como la de afirmar que prácticamente todas las
Disponible en: www.tni.org. asociación con privados, la terceriza- empresas del dominio industrial y co-
4 Traducción libre del original en inglés.
5 Kelsey, Jane (2008): Serving Whose Interests? The ción o externalización de actividades mercial del Estado quedan incluidas15.
Political Economy Of Trade In Services Agreements, y la venta directa de activos públicos. En el mismo sentido, se reconocen
Routledge-Cavendish.
6 Ver: https://servicescoalition.org/about-csi/team-tisa.
Se fijó como dogma que las empresas ciertas excepciones a las empresas dedi-
7 TiSA, texto central, artículo I-1.3 (b) y (c). públicas deben operar con criterios de cadas a la prestación de servicios públi-
8 Barreto, V. y Chávez, D.: Óp. cit. mercado para ser eficientes y que el cos, pero se les restringe la posibilidad
9 Kelsey, J. (2008): Óp. cit.
10 Kelsey, Jane (2017): TiSA. Juego sucio, UNI Global Estado es ineficiente para la presta- de discriminar a los servicios o provee-
Union. ción de servicios públicos13. dores de otros países16. De esta forma,
11 Kishimoto, Satoko; Petitjean, Olivier; et al (2017):
Remunicipalización. Cómo ciudades y ciudadanía se inhabilita cualquier política pública
están escribiendo el futuro de los servicios públicos, Empresas estatales para favorecer el empleo, la innovación
Trasnational Institute (TNI).
12 Kelsey, J. (2015): The US proposed Annex on State-
y lobbies institucionalizados tecnológica o la justicia social.
Owned Enterprises for TiSA, Wikileaks. Disponible Estados Unidos impuso en el TPP un En nombre de la ¨transparencia¨,
en: wikileaks.org. capítulo especialmente dedicado a las
13 Kelsey, J. (2008): Óp. cit.
la nueva oleada de acuerdos contiene
14 TiSA, Anexo Sobre Empresas del Estado, artículo empresas del Estado. Un par de días diversos mecanismos para la institu-
X.1. después de la conclusión de las nego- cionalización del lobby corporativo17.
15 Kelsey, J. (2015): Óp. cit.
16 Kelsey, J. (2017): Óp. cit. ciaciones en el área transpacífica, las En muchos casos, los gobiernos pro-
17 TiSA, anexos sobre transparencia; disponibles en: obligaciones contenidas en ese capí- mueven el lobby y lo usan de coartada
https://wikileaks.org/tisa. TPP, capítulo sobre trans-
parencia y anticorrupción; disponible en: www.mfat. tulo fueron incorporados a la nego- para la implementación de sus agen-
govt.nz. ciación del TiSA. Estas cláusulas son das de ajuste18.q
18 Fritz, Thomas (2015): Public services under attack
TTIP, CETA, and the secretive collusion between bu-
instrumentos diseñados para avanzar
siness lobbyists and trade negotiators, Association en la agenda de la privatización tem-
Internationale de Techniciens, Experts et Chercheurs pranamente marcada por el Consenso
(AITEC), Corporate Europe Observatory (CEO),
European Federation of Public Services Unions de Washington. Las empresas del Es- * Viviana Barreto es integrante de REDES - Amigos
(EPSU), Instytut Globalnej Odpowiedzialności (IGO), tado son forzadas a operar bajo estric- de la Tierra Uruguay y directora de Proyectos de la
Transnational Institute (TNI), Vienna Chamber of La- Fundación Friedrich Ebert en Uruguay.
bour (AK Vienna) y War on Want. tas consideraciones comerciales en lo Twitter: @bm_viviana.

42 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Cintillo si necesario b SECCIÓN
APRENDIZAJES

Regular a las empresas para defender


los derechos humanos:

un desafío global
Erika González, Juan Hernández y Pedro Ramiro*

Las voces de activistas y comunidades afectadas por los impactos de las empresas trasnacionales se
volvieron a expresar en octubre del pasado año en la sede de Naciones Unidas en Ginebra. Era la tercera
sesión del grupo de trabajo intergubernamental que tiene el mandato de crear normas que obliguen a las
compañías multinacionales a respetar los derechos humanos.

J
oércio Pires da Silva, habitan-
te de un quilombola, territorio
ancestral de las comunidades
afrodescendientes de Brasil, era una
de estas voces. Afirmaba que la ma-
yor parte de las comunidades que
habitan los quilombolas sufren ac-
El control sobre
las transnacionales
en Naciones Unidas
El grupo de trabajo intergubernamen-
tal de control sobre las transnaciona-
les de Naciones Unidas tiene su ori-
gen en una resolución aprobada por
“ Una de las formas
más utilizadas para
descarrilar las propuestas
tualmente violaciones continuas de el Consejo de Derechos Humanos de en la ONU es eternizar
los derechos humanos por parte de la ONU en 2014. Hasta ese momento, los procesos a través
las empresas transnacionales. Como la lógica de la voluntariedad y la res-
él, numerosas personas procedentes ponsabilidad social corporativa había de la burocracia,
de todos los continentes constata- prevalecido, aunque en los últimos la ambigüedad en los
ban, a través de sus testimonios, la
ausencia de mecanismos eficaces
cuarenta años no ha dejado de haber textos, los cuestionamientos
propuestas para que este organismo
que frenen los impactos de las gran- apruebe normas internacionales de del procedimiento utilizado
des corporaciones, y reclamaban la carácter vinculante para las grandes y las diferentes formas de
necesidad y la urgencia de aprobar corporaciones.
interpretar las resoluciones


un instrumento jurídico de estas El primer intento se presentó en la
características en el ámbito interna- década de los setenta, con el encargo
cional. de elaborar un código de conducta

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 43


APRENDIZAJES

obligatorio para estas compañías y la en 2012. De ellos no se deriva ningu- lebrada del 23 al 27 de octubre de
creación de instancias que tenían por na nueva obligación jurídica. Pero dos 2017. Llegó a su momento de mayor
objeto el seguimiento de sus activi- años después, este mismo órgano apro- alcance el último día, cuando se debía
dades. Veinte años después no había bó la resolución que permitía avanzar aprobar un informe que recogía las
ni código ni instancias. Todo fue des- hacia un instrumento vinculante. conclusiones de los debates y estable-
mantelado por las presiones y la opo- ¿Cómo fue posible que el Consejo cía los siguientes pasos a dar. Los paí-
sición de las potencias económicas cambiara tan rápidamente de orienta- ses de la UE no dejaron de mostrar su
y los lobbies empresariales como la ción? Uno de los factores que influye- oposición al mandato del grupo hasta
Cámara Internacional de Comercio y ron en la decisión fue una alteración el último minuto. De hecho, cuando el
la Organización Internacional de Em- en la correlación de fuerzas al interior presidente del grupo de trabajo golpeó
pleadores. En su lugar, la ONU creó el de este órgano de Naciones Unidas. su mazo para expresar la aprobación
Global Compact, basado en códigos Como su composición va rotando, en por consenso del informe, el repre-
voluntarios de conducta. 2014 había una presencia mayoritaria sentante de la UE estaba levantando
A principios del siglo XXI, en la de países que ven necesario incremen- su tarjeta para seguir interponiendo
Subcomisión de Promoción y Protec- tar el control sobre las empresas trans- trabas. Vaciló unos minutos, tras la
ción de los Derechos Humanos se plan- nacionales y los derechos humanos. incorporación de una propuesta suya,
teó una nueva tentativa de superación Entre ellos, quienes encabezaban la y el intervalo fue aprovechado por el
de la voluntariedad, basada en un pro- propuesta: Ecuador y Sudáfrica. presidente para cerrar la sesión con la
yecto de normas sobre multinacionales Además, la Alianza por el Trata- mirada puesta en 2018.
y derechos humanos. Su recorrido fue do, una amplia articulación de más de “Es una victoria para quienes de-
el mismo que en las anteriores déca- 1.000 organizaciones sociales y de de- fendemos el proceso encaminado a
das: la oposición de las grandes pa- rechos humanos de todo el mundo, esta- un tratado”, decía la campaña global
tronales, Estados Unidos y la UE, dio ba desarrollando una intensa actividad Desmantelemos el poder corporativo
como resultado que esta iniciativa se de incidencia a favor de la resolución. en un comunicado2. Celebraba que se
metiera en un cajón. Al mismo tiempo, El mismo representante de Ecuador había superado un momento crítico y
se aprobaron los Principios Rectores reconoció entonces que “nada de esto veía la oportunidad de centrar la aten-
sobre Empresas y Derechos Humanos hubiera sido posible sin el apoyo de las ción en lo más importante, el conte-


organizaciones de la sociedad civil”1. nido del futuro tratado. Sin embargo,
Tras aprobarse la resolución sobre mucho nos tememos que el debate
el instrumento vinculante, volvieron a que se plantea ahora va a girar en tor-
escenificarse las conocidas posiciones no a la burocracia y los largos proce-
de los países centrales y las empresas dimientos que han caracterizado este
transnacionales. Estados Unidos no tipo de procesos en Naciones Unidas.
Ahora, la mayoría de reconoció la votación y dijo que no No se puede ignorar qué ha ocurrido
los Estados que han asumiría el resultado que tuviera el en anteriores ocasiones cuando se
entrado a ocupar proceso. ha tratado de controlar a las grandes
Por su parte, la UE sí decidió par- corporaciones. Tampoco la actual
un asiento permanente ticipar y ha estado en las tres sesiones relación de poder, que favorece de
en el Consejo hasta 2020, de trabajo realizadas hasta ahora. Eso forma dominante a las elites político-
incluido España, son sí, lejos de contribuir al objetivo del económicas.
mandato, se ha empleado a fondo para Una de las formas más utilizadas
hostiles al instrumento bloquearlo a través de la imposición para descarrilar las propuestas en la
vinculante. Parece probable de cuestiones que desvirtúan y enma- ONU es eternizar los procesos3 a tra-
rañan los debates. Aunque el objetivo vés de la burocracia, la ambigüedad
que los países alineados de la resolución es elaborar un instru- en los textos, los cuestionamientos del
con la UE y EEUU mento vinculante, continuamente se procedimiento utilizado y las diferen-
presenten resoluciones desacredita este debate y se intenta tes formas de interpretar las resolucio-
imponer los Principios Rectores como nes. Las potencias económicas y las
para hacer caer este única propuesta legítima de la ONU. corporaciones no han hecho más que
proceso de creación de Se afirma que un mayor control sobre empezar su estrategia de bloqueo. El
mismo informe aprobado tiene varias
normas que obliguen a las las grandes corporaciones es discrimi-
interpretaciones.
natorio frente al resto de empresas.
transnacionales a cumplir Según Alejandro Teitelbaum, ju-
los derechos humanos ¿Cómo continúa el grupo rista que ha trabajado durante varias


de trabajo intergubernamental ? décadas en Naciones Unidas, hay
La sombra del bloqueo definitivo razones para preocuparse4 por el fu-
acompañó toda la tercera sesión ce- turo del proceso: en las conclusiones

44 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

de este informe se recomienda un


cuarto periodo de sesiones, mientras
en anteriores informes se convocaba
directamente a la siguiente sesión. A
su vez, el documento plantea consul-
tas informales a las partes interesadas
sobre “el camino a seguir para la ela-
boración de un instrumento jurídica-
especial. Tras 19 años de debates, se
aprobó un Protocolo muy diluido y
claramente insuficiente.
Es lo que puede ocurrir en las
próximas reuniones del Consejo de
Derechos Humanos, que tendrán lugar
en marzo y junio del presente año. El
cuestionamiento del grupo de trabajo
“ Es necesario invertir
la pirámide jurídica
internacional, es decir,
crear un marco normativo
mente vinculante”. Eso le recuerda a puede ser esta vez más eficaz porque que exprese claramente
Teitelbaum cómo se diluyó el proyec- ha habido un cambio en la composi- que el Derecho
to de Protocolo Facultativo del Pacto ción de ese organismo. Ahora, la ma-
Internacional de Derechos Económi- yoría de los Estados que han entrado Internacional de
cos, Sociales y Culturales, presentado a ocupar un asiento permanente en el los Derechos Humanos
en 1990. En vez de aprobar el proyec- Consejo hasta 2020, incluido España,
to de Protocolo, lo que hizo el Comi- son hostiles al instrumento vinculan- es jerárquicamente superior
té del Pacto fue nombrar a un relator te. Así, parece probable que los países a las normas de comercio
e inversiones

alineados con la UE y EEUU presen-


ten resoluciones para hacer caer este
proceso de creación de normas que
obliguen a las transnacionales a cum-
plir los derechos humanos.

¿Qué hacer?
Las organizaciones sociales que han
venido trabajando para la aprobación
de esta normativa internacional vincu-
lante siguen apostando por ella, inclu-
so en un escenario que se torna cada
vez más adverso. Pero parece priori-
tario reflexionar sobre las estrategias
a seguir para no perderse en procesos
largos y burocráticos, así como para
no generar falsas expectativas y, a la
vez, poder fortalecer la capacidad de
denuncia, movilización e incidencia.
Lo primero es valorar el espacio
que se da a las Naciones Unidas en las
campañas contra el poder corporativo.
No puede ser central, sino una herra-
mienta más de trabajo. El objetivo de
este planteamiento es evitar que la ac-
ción social y política de los colectivos
y movimientos en resistencia quede
condicionada a los tiempos del Con-
sejo de Derechos Humanos.
La apuesta, entonces, puede di-
rigirse a seguir potenciando lógicas
contrahegemónicas en lo local, regio-
nal, nacional y global. Algunos buenos
ejemplos en este sentido son las alian-
Juan Fender. zas frente a los acuerdos y tratados de

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 45


APRENDIZAJES

comercio e inversiones, frente a las


privatizaciones y por la remunicipali-
zación de servicios públicos, el apoyo
a la huelga global de las mujeres y la
lucha contra la Organización Mundial
del Comercio. Todo ello, sin renunciar
a la aprobación de normas internacio-
nales de carácter obligatorio.
En el plano jurídico la propues-
ta se sostiene en tres claves. Prime-
ro, fortalecer la idea de un Derecho
Internacional desde abajo, un uso
alternativo del Derecho construido
por organizaciones y redes sociales,
comunidades afectadas por las trans-
nacionales y sectores críticos de la
academia. Segundo, poner límites al
enriquecimiento de las élites econó-
micas a través de un nuevo acuerdo
internacional que deje fuera de la acu-
mulación del capital a los derechos
humanos, medioambientales y labo-
rales. Y, tercero, invertir la pirámide
jurídica internacional, es decir, crear Mª José Comendeiro.
un marco normativo que exprese cla-
ramente que el Derecho Internacional
de los Derechos Humanos es jerár-
quicamente superior a las normas de


comercio e inversiones. Estas ideas fuerza pueden plas- vulnerado derechos humanos de los
marse en campañas y demandas para incentivos previstas y ampliar la par-
la incorporación de cláusulas socioam- ticipación en este ámbito a entidades
bientales en la contratación pública de sociales y sindicales5.
las administraciones locales y regiona-
les, como primer criterio de selección. Fortalecer
Se orienta especialmente También en el trabajo dentro de los el discurso y crear leyes
a las organizaciones plenos municipales y parlamentos au- El contexto en Naciones Unidas pue-
tonómicos para llevar adelante decla- de favorecer la creación de leyes na-
sociales en sus raciones institucionales y mociones a cionales sobre el control de las gran-
reclamaciones a favor de este tipo de normas. des corporaciones y el cumplimiento
que sean pragmáticas Se puede seguir la senda iniciada de las obligaciones extraterritoriales
por las organizaciones sociales que en de los Estados. El debate sobre la
y tengan ‘altura de miras’ Catalunya consiguieron introducir el necesidad de avanzar hacia normas
si quieren llegar a algún debate y dar los primeros pasos para vinculantes ha dejado de ser una
crear un centro público con el objetivo cuestión exclusiva de organizaciones
acuerdo. El problema es de vigilar la actividad internacional de sociales y de derechos humanos: aho-
que la idea de realismo las empresas con sede en su territorio. ra ha vuelto a estar en el centro de la
de movimientos y Una instancia así, que además agenda internacional y, por lo tanto,
asegure la participación social, es un la propuesta de replicar este proceso
comunidades no es buen primer paso. El siguiente puede en la escala estatal puede tener una
la misma que tienen ser la presión para la completa trans- entrada más fácil en los parlamentos
formación de las políticas autonómi- nacionales.
los gobiernos de los países cas y estatales de internacionalización El ejemplo de Francia y su ley
centrales y las empresas de la empresa, con situar los derechos de debida diligencia de las empre-
transnacionales humanos el marco de actuación eco- sas transnacionales en su cadena de


nómica internacional, la eliminación suministro puede servir de aprendi-
de medidas que vayan en su contra, zaje. El proceso de elaboración de
la exclusión de compañías que hayan esta ley duró varios años hasta que

46 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

Estos planes, basados en los Prin- opacos y a las interpretaciones muy


cipios Rectores, tienen como medidas formales y restrictivas y, además, vin-
centrales para el sector empresarial culadas al poder corporativo del Dere-
los incentivos y la sensibilización. Así cho Internacional.
ocurre con el Plan de Acción Nacio- El inicio de la negociación marca
nal de Empresas y Derechos Huma- el momento en el que la colaboración
nos aprobado por el gobierno español de juristas especializados en diferen-
en 2017. Como se dice al inicio del tes ramas del Derecho puede ser clave
documento, el Plan “contribuye a for- para la traducción al lenguaje jurídi-
talecer la ventaja competitiva de las co de sus propuestas. Esa traducción
empresas españolas en el mercado podrá consistir en la adaptación de las
global”. Su aprobación, además, se mismas al derecho internacional exis-
ha caracterizado por el secretismo y tente, en la búsqueda de grietas del
su contenido consolida la lógica de la mismo para forzar interpretaciones
autorregulación6. favorables o en apostar por modifica-
ciones normativas de carácter contra-
¿Cómo seguir hegemónico.
en Naciones Unidas? En este tipo de negociaciones hay
La campaña global Desmantelemos el que cuestionar el consejo del “realis-
poder corporativo ha venido acom- mo”. Se orienta especialmente a las
pañando el grupo de trabajo inter- organizaciones sociales en sus recla-
gubernamental de Naciones Unidas, maciones a que sean pragmáticas y
poniendo sobre la mesa diferentes tengan “altura de miras” si quieren
propuestas para avanzar hacia el tra- llegar a algún acuerdo. El problema es
tado vinculante. Desarrolló seis prin- que la idea de realismo de movimien-
cipios fundamentales que deben ser tos y comunidades no es la misma que
una guía para este tratado. Entre ellos tienen los gobiernos de los países cen-
están las obligaciones de las corpora- trales y las empresas transnacionales7.
fue aprobada en 2017 y, tras nume- ciones, los Estados y las Instituciones El realismo del que hablan se basa en
rosas negociaciones para impedir su Económico Financieras Internacio- una negociación asimétrica que suele
bloqueo, la ley resultante ha quedado nales, así como las instancias y los terminar en resultados vacíos y poco
muy diluida en sus exigencias y no mecanismos necesarios para hacerles precisos. Se necesita un tratado con
tiene mecanismos de sanción ante su cumplir con su responsabilidad. contenidos, no un tratado a cualquier
incumplimiento. A partir de estas premisas elaboró precio.q
Por lo tanto, el estudio de este pro- su propuesta de Tratado sobre em-
ceso puede ayudar a identificar y defi- presas transnacionales y derechos
nir estrategias ante las barreras políti- humanos, que recoge la participación
*Erika González, Juan Hernández y Pedro Ramiro
cas y jurídicas que van a interponerse de numerosos movimientos, colecti- (@pramiro_) son investigadores del Observatorio
en la creación de una normativa esta- vos y especialistas. Es un reflejo del de Multinacionales en América Latina
(OMAL) – Paz con Dignidad.
tal más exigente. Hay que contemplar, derecho creado desde abajo, desde
en función de cómo evolucione la tra- las luchas y resistencias de las co-
mitación de una ley de este tipo, que munidades. Queda por delante toda
1 González, E.; Kucharz, T.; Marco, I.; Palacios, A.M.;
es mejor no aprobar una mala norma una tarea de divulgación del texto Martí, J.; y Vargas, M. (2014): “Un pequeño paso contra
a tener una que pueda cercenar las po- de forma pedagógica y cercana a las la impunidad de las transnacionales”, Diagonal, nº 226.
2 Comunicado de prensa de 2 de noviembre de 2017
sibilidades a futuro de conseguir un bases de los movimientos sociales y de la Campaña Global para Reivindicar la Soberanía
resultado más ambicioso. comunidades. de los Pueblos, Desmantelar el Poder Corporativo y
Poner Fin a la Impunidad: “El tratado sobre empresas
En el ámbito internacional es im- Hasta el momento de la negocia- transnacionales y derechos humanos entra en modo
prescindible contrarrestar el discurso ción de un tratado al uso en las Na- de negociación”.
3 Hernández Zubizarreta, J.; y Ramiro, Pedro (2017):
empresarial e institucional que limita ciones Unidas, la campaña global “Naciones Unidas y el consenso de los poderosos”, La
la responsabilidad empresarial a la se puede mover con documentos y Marea.
voluntariedad de los Principios Rec- propuestas alternativas con textos 4 Teitelbaum, Alejandro (2017): “Activismo triunfalista
vs. realidad de los hechos”, Rebelion.org.
tores. Por ejemplo, señalando la au- contundentes, claros, precisos y con 5 Martija, G.; Fernández, G.; Plaza, B.; y Hernández, J.
sencia de mecanismos e instancias de ideas-fuerza muy nítidas al margen de (2017): Análisis de la política de internacionalización
empresarial del Gobierno Vasco, Coordinadora de
control en los planes nacionales sobre la lógica voluntaria. Cuanto más de- ONGD de Euskadi.
empresas y derechos humanos que se tallado y complejo jurídicamente sea 6 Hernández Zubizarreta, J.; y Ramiro, Pedro (2017):
“Los derechos humanos como ventaja competitiva”,
están aprobando en la UE y en diver- el texto que proponen más se exponen La Marea.
sos países de América Latina. a las críticas, a los procedimientos 7 Ver nota 3.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 47


APRENDIZAJES

“Ayuntamientos
del cambio”
frente al poder
corporativo:
límites y posibilidades
Pedro Ramiro y Erika González*

Gobernismo o confrontación. Ese ha sido el dilema estratégico


que desde el principio ha atenazado a los llamados
“ayuntamientos del cambio”. Y es que a la hora de llevar
a la práctica sus programas electorales se han topado una
y otra vez con una disyuntiva que, en el caso de Madrid,
se ha resuelto definitivamente con el cese del responsable
de Economía y la aceptación de los recortes presupuestarios
exigidos por el ministro de Hacienda.

L
legados al punto de inflexión del y autonómicas de mayo de 2015, las
ciclo político, han terminado por candidaturas municipalistas pudieron
imponerse las tesis que abogan formar gobierno en buena parte de los
por ser un ejemplo de “orden y respon- principales ayuntamientos del país:
sabilidad” frente a aquellas que pro- Madrid, Barcelona, Zaragoza, Cádiz,
mueven el conflicto con los poderes es- A Coruña, Santiago de Compostela...
tablecidos como forma de avanzar en la Y desde el primer momento, como se
transformación real de la ciudad. Des- vio especialmente en el caso de la ca-
pués de todo, la estrategia de presión pital del Estado, quedó claro que los
económica se ha revelado como la vía nuevos gobiernos municipales iban
más eficaz para que los “gobiernos del a estar sometidos tanto a una fuerte
cambio” retomen la senda de la gestión oposición de la derecha como a un
institucional y descarten la aplicación escrutinio constante de los grandes
de políticas que puedan poner en riesgo medios de comunicación.
los beneficios empresariales. Todo ello en el marco de una ar-
El contexto es más o menos cono- quitectura política, económica y jurí-
cido. Tras las elecciones municipales dica que delimita las posibilidades de

48 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

acometer transformaciones estructu- elecciones y promovía, asumiendo bre esas guerras culturales que tan bien
rales desde las instituciones públicas. las limitaciones a las que se enfren- explota la derecha y tan mal gestiona la
Sabiendo que la re-regulación a favor tan las administraciones municipales, izquierda progre) no hace falta recordar
de las grandes empresas llegó a los la adopción de políticas económicas aquí los casos de los tuits de Guillermo
ayuntamientos de la mano de la Ley y urbanísticas que posibilitaran un Zapata, el encarcelamiento de los titiri-
de Estabilidad Presupuestaria y de la cambio en las relaciones de poder. teros o las críticas a la cabalgata de los
reforma de la Ley de la Administra- Confrontación, ruptura, radicalidad reyes magos), puede decirse que se han
ción Local, ¿qué papel pueden jugar democrática, pongámosle la etique- producido avances fundamentalmente
estas instituciones para contrarrestar ta que queramos. Y que también se en dos terrenos.
la fuerza de la lex mercatoria y servir enfrentaba a un riesgo claro: que los En el de las cuestiones sobre las que
de contrapeso al poder empresarial?1 grandes propietarios del capital y la el Ayuntamiento tiene pocas compe-
tencias, promoviendo
Responsabilidad o medidas de carácter
ruptura básicamente simbóli-
Tomemos como re- co: declararse muni-
ferencia el Ayunta- cipio libre de TTIP,
miento de Madrid. unirse al Manifiesto
Desde el minuto uno de ciudades por el
se constató que había agua pública, sumar-
dos estrategias po- se a las Zonas libres
sibles para enfrentar de paraísos fiscales3.
la presión de quienes Y en el de los ámbi-
habían estado gober- tos en los que sí hay
nando la capital y el competencias, propo-
país durante los últi- niendo alternativas:
mos cuarenta años. impulsar una audito-
Una, la que apos- ría ciudadana de la
taba por ejercer una deuda, no renovar los
gestión responsable contratos de las agen-
y eficaz como tác- cias de calificación de
tica electoral para riesgo cuando expi-
fidelizar a las clases raba su vencimiento,
medias y, al mismo incorporar cláusulas
tiempo, lograr algu- sociales y ambienta-
nas mejoras en tér- les en la contratación
minos de transporte pública, restringir el
y movilidad, medio tráfico privado cuan-
ambiente y contra- do se superen los um-
tación pública. Es brales de contamina-
lo que se ha dado en ción del aire o apoyar
llamar gobernismo, la economía social y
con sus reclamacio- solidaria a través de
nes a la “gestión res- proyectos como Ma-
ponsable” y a “go- res4.
bernar para todos”2. A la vez, todo hay
Tiene, naturalmente, que decirlo, en otras
su correspondiente cuestiones en las
contrapartida: que, que el Ayuntamiento
a pesar de los programas electorales, clase político-empresarial que han he- también dispondría de competencias
quienes en realidad mandan en las cho fortuna con el milagro del capita- para revertir la situación heredada de
grandes ciudades (bancos y fondos lismo español explotasen sus contra- los anteriores gobiernos neoliberales,
de inversión, constructoras e inmobi- dicciones internas y los hicieran caer. la realidad es que ha preferido no dar
liarias) no van a ver reducidas sus ex- En los dos primeros años de legisla- esa pelea. La renuncia a la remuni-
pectativas de negocio ni su influencia tura ambas posiciones pudieron coexis- cipalización del servicio de recogida
sobre las políticas públicas. tir, no sin fuertes tensiones internas. Si de basuras y limpieza de las calles de
Otra, la que exigía cumplir el ponemos el foco en la economía políti- la ciudad, que siguen ejecutando en
mandato con el que se ganaron las ca y dejamos de lado las polémicas so- concesión las mayores constructoras,

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 49


APRENDIZAJES


Como sucedió en Grecia
hace dos años
y en Catalunya
hace unos meses,
la presión económica
y el bloqueo financiero
son el espejo en el que se
pueden mirar
los ‘gobiernos del cambio’
que pretendan avanzar
en una transformación real
de las estructuras de poder

Carteles elaborados en los últimos meses contra los recortes impuestos por Hacienda a Madrid.

es un ejemplo de ello. La denuncia y


reversión de los contratos adjudica-
dos en condiciones muy perjudiciales
interpuestos y la destitución del máxi-
mo responsable de haber saneado las
cuentas del Ayuntamiento, al fin y al

micos y chanchullos de todo tipo que
han sido y son la práctica habitual de
la clase político-empresarial españo-
la. Pero el problema está un poco más
allá, cuando se trata de llevar ese relato
para el ayuntamiento y la ciudadanía cabo, no hacen sino certificar el final a la práctica cotidiana de las institucio-
madrileña, como el caso del Open de de un ciclo. nes y las políticas públicas.
Tenis, es otro. La renuncia a continuar con la lu- Por decirlo con un ejemplo con-
Y de ahí hasta llegar a la política cha político-administrativa contra las creto: la indignación ante las políticas
de grandes operaciones urbanísti- imposiciones del poder financiero (en- laborales de Coca-Cola y el cierre de
cas, el gran campo de batalla donde carnado en este caso en la figura del su planta embotelladora en Fuenla-
tampoco se ha querido cuestionar el ministro Cristóbal Montoro), no diga- brada, unánime en la “nueva política”,
modelo económico dominante. De la mos ya a la posibilidad de desobedecer se convierte en un silencio generaliza-
demolición del Taller de Precisión de sus dictados, nos sitúa pues ante otro do si se intenta promover alguna pro-
Artillería a finales de 2016 a la firma escenario distinto. Parecido, aunque puesta institucional que haga mella en
del acuerdo sobre el proyecto Madrid obviamente a otra escala, al que tuvo la empresa por sus abusos sobre los
Nuevo Norte (lo que siempre se lla- que afrontar Zapatero tras volver de derechos humanos6.
mó Operación Chamartín) el pasado Bruselas en mayo de 2010 y tener que En septiembre de 2015, cuando
verano, pasando por la aprobación de empezar a aplicar drásticos recortes. el concejal-presidente del distrito
la Operación Mahou-Calderón y la Salamanca, Pablo Carmona, dene-
Quinta Torre de Villar Mir, el hecho es Relato vs. práctica gó la cesión de unas instalaciones
que al final lo que han prevalecido son Seguramente, el discurso del tramabús deportivas a la multinacional más
los intereses de los grandes bancos y (aquel autobús decorado con las caras conocida del mundo para grabar un
constructoras. de los protagonistas de los mayores anuncio publicitario, la mayoría del
El cese del delegado de Economía casos de corrupción en España que equipo municipal se puso de perfil.
y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, Podemos utilizó como parte de una Mientras El País cargaba en portada
y la aceptación del Plan Económico campaña para difundir las críticas a las titulando “Madrid, territorio vedado
Financiero impuesto por el Minis- instituciones que nos gobiernan) será a Coca-Cola” y El Gran Wyoming se
terio de Hacienda (aprobado con los ampliamente compartido. preguntaba en El Intermedio “¿qué
votos de Ahora Madrid y el PP)5 han A saber: casos como los de Bankia, consigue el concejal con este asunto
terminado por decantar la situación el Canal de Isabel II o las “donaciones” además de abrir una absurda polémi-
hacia un lado. Los fuertes recortes en de las grandes constructoras al PP vie- ca?”, apenas hubo voces de cargos
el presupuesto municipal para 2018, nen a demostrar cómo funciona el en- electos que salieran públicamente en
la retirada de los recursos judiciales tramado de corruptelas, delitos econó- defensa del concejal.

50 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES


Esa tendencia por la que
los gobiernos deben acatar
‘normas inviolables’ que
sustraen las reglas
Desde el crash de 2008 se ha
ido consolidando esa tendencia por
la que los gobiernos deben acatar
“normas inviolables” que sustraen
las reglas del mercado al control
de la democracia representativa. Se
trata de aprobar y constitucionalizar
una serie de límites no negociables
oscuridad y “confusión democrática”.
Todo ello va alejando a la ciudadanía
del control de los centros reales de po-
der, consolidando mecanismos autori-
tarios y debilitando la legitimidad de
las instituciones representativas.
Con toda esta privatización de las
normas jurídicas y la mercantilización
por la soberanía popular. Así la de- de la democracia lo que se está pro-
del mercado al control mocracia queda como un mero pro- vocando es que los derechos humanos
de la democracia cedimiento de designación de go- sean expulsados del imaginario colec-
bernantes, cuyas decisiones están tivo, procediendo a una reconfigura-
representativa


forzadas por una armadura jurídica ción de quiénes son sujetos de derecho
infranqueable al margen de la alter- y quiénes quedan fuera de la categoría
nancia electoral. de seres humanos. Eso nos conduce a
Son normas que permiten al mer- una nueva etapa en la descomposición
cado actuar sin límites y garantizar la del sistema internacional de los dere-
acumulación de riqueza por parte de chos humanos: las normas privadas
las grandes corporaciones. Desde esta desplazan a los derechos humanos,
Pasa algo parecido cuando se perspectiva, las normas privadas pa- protegiendo la “seguridad jurídica” de
comparan las críticas en abstracto san a situarse en la cúspide de la pirá- unos pocos frente a los intereses de la
a los bancos y constructoras por su mide normativa y se convierten en una mayor parte de la población.
papel en la burbuja inmobiliaria con “constitución económica” que se im- En ese contexto, frente a la hege-
las valoraciones concretas sobre sus pone (en la mayoría de las ocasiones monía del proyecto neoliberal, desde
nuevos macroproyectos en las zonas sin ninguna oposición de los gobier- los movimientos sociales y las comu-
ricas de la ciudad, con la Operación nos) a los poderes ejecutivo y legisla-
nidades en resistencia nos enfrentamos
Chamartín como caso más evidente. tivo, sometiendo la soberanía popular
al reto de diseñar nuevas formas de
Apoyar la economía social y soli- al sistema económico dominante9.
participación para todas aquellas per-
daria y dedicar recursos al fomento de Desde la reforma del artículo 135
sonas que viven en los márgenes del
nuevas formas de gestión de la alimen- de la constitución española hasta la
tación, la movilidad, la energía y los modelo político y económico. Lo que
aprobación del CETA, pasando por


cuidados, sin duda, es una iniciativa el acuerdo comercial entre la Unión
que hay que aplaudir. Como lo es in- Europea y Japón que se ha anuncia-
cluir cláusulas sociales y ambientales do hace poco10, se trata de normas
en las licitaciones públicas, para poder que se sustraen a la democracia y a
penalizar a las grandes empresas que los derechos de las mayorías socia-
más contaminan y discriminan a sus les. Un nuevo marco institucional que
trabajadores y trabajadoras. Lo que fortalece el mercado, la propiedad Con toda esta privatización
ocurre es que, al compararlo con un privada, la privatización y la desre-
proyecto inmobiliario-financiero en el gulación de los derechos sociales. Y de las normas jurídicas
que se prevé construir una nueva city que se vincula, al mismo tiempo, con y la mercantilización
con 26 rascacielos y once mil vivien- acciones públicas que incorporan a la
das7, parece quedarse poco menos que armadura jurídica de dominación la
de la democracia lo que
en el terreno de lo anecdótico. estabilidad monetaria, el control de se está provocando es
la inflación, la austeridad fiscal, el no
Democracia mercantilizada endeudamiento, la “independencia”
que los derechos humanos
La estrategia de los grandes capitales de los bancos centrales, el pago de la sean expulsados
y los poderes financieros está clara.
Como sucedió en Grecia hace dos años
deuda… Normas privadas constitu-
cionalizadas que todo el mundo debe
del imaginario colectivo,
y en Catalunya hace unos meses, la obedecer, al margen de los vaivenes procediendo a
presión económica y el bloqueo finan- de la democracia representativa. una reconfiguración
ciero son el espejo en el que se pueden La fragilidad de los mecanismos
mirar los “gobiernos del cambio” que de control, la irresponsabilidad de los de quiénes son sujetos de
pretendan avanzar en una transforma- poderes públicos, la sustitución de derecho y quiénes quedan
ción real de las estructuras de poder. instituciones democráticas por insti-
Quien se atreva a desafiar la ortodoxia tuciones tecnocráticas, la aprobación fuera de la categoría
de la austeridad y la disciplina fiscal de técnicas y procedimientos que eva- de seres humanos


sabe que se enfrenta a la “fuga de em- lúan los derechos en función de su efi-
presas”, la huida de inversores y los cacia económica, además, provocan
posibles cortes de financiación8. que las legislaciones se impregnen de

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 51


APRENDIZAJES

requiere, para empezar, reconstruir la


democracia y los derechos humanos
desde abajo y para las de abajo.

Conflicto y alternativas
“El capitalismo de los últimos treinta
años, y muy en particular el español,
ha estado dominado por el lumpenem-
trabajo que previamente han hecho
desde los gobiernos.
Y todos ellos, naturalmente, no
van a renunciar a sus privilegios así
como así. Tampoco parece que una
gestión institucional que se reclame
de “orden y responsabilidad” vaya a
servir de mucho para avanzar de ma-
“ Son esos inversores
que antes engordaron
sus fortunas con
sus acciones
presariado”, afirma el filósofo César nera efectiva en una transformación
Rendueles11: “Personas y empresas estructural de las relaciones de poder. en constructoras y
que han amasado gigantescas fortunas Como puede verse en el caso pa- petroleras y ahora hacen
radigmático de Madrid, que sin duda
estafando, saqueando los recursos pú-
va a marcar la línea a seguir al resto negocio con los alquileres
blicos, utilizando toda clase de ayudas
y privilegios de la clase política”. de “gobiernos del cambio”, una ges- y la turistización de
tión de los recursos públicos que ha
Son esos supermillonarios que las grandes ciudades


llevado a que el consistorio amortice
concentran en sus cuentas en paraí-
deuda, aumente las inversiones so-
sos fiscales los beneficios empresa-
ciales y aun así tenga superávit no ha
riales mientras demandan austeri-
sido suficiente para contentar a “los
dad a sus conciudadanos y exigen el
mercados”.
pago de las deudas ilegítimas a las
Si se trataba de poner sobre la
administraciones públicas. Son esos mesa alternativas concretas y políti- las posibilidades de efectuar transfor-
inversores que antes engordaron sus camente viables, eso estaba hecho: maciones sociales que pudieran alterar
fortunas con sus acciones en cons- sobre la Operación Chamartín, el pro- la actual correlación de fuerzas.
tructoras y petroleras y ahora hacen pio Ayuntamiento presentó en 2016 la Arrancar privilegios a las élites
negocio con los alquileres y la turis- contrapropuesta Madrid Puerta Norte, dominantes, conseguir frenar y rever-
tización de las grandes ciudades. Son en la cual rebajaba la edificabilidad y tir las desigualdades y la destrucción
esos ejecutivos que, a la vez que los el número de viviendas a construir en de los ecosistemas, avanzar hacia una
trabajadores con rentas más bajas no el proyecto; sobre el Plan Económico redistribución justa de la riqueza…
han dejado de ver cómo se deprecia- Financiero, las posibilidades de pro- son objetivos que van a requerir de
ban sus salarios, han incrementado rrogar los presupuestos otro año para una dura confrontación por parte de la
sus retribuciones un 63 por ciento12 mientras tanto continuar con los re- ciudadanía organizada. Para sostener
en los últimos años. Son esos políti- cursos judiciales estaban abiertas. ese conflicto seguramente no queda
cos que tienen un asiento asegurado Pero ambas vías, al final, se deses- otra que trabajar para a medio y largo
en los consejos de administración de timaron. Porque lo que estaba en dis- plazo lograr la acumulación de fuer-
las compañías del Ibex-35 cuando cusión no era qué interpretación técni- zas y el apoyo popular necesarios,
decidan retirarse de la vida pública y co-jurídica se ajustaba más a la norma, tanto dentro como fuera de los “go-
quieran pasar a recoger los frutos del sino cómo se cercenaban políticamente biernos del cambio”.
Enfrentarse a la fortaleza de la lex
mercatoria y al poder de las empre-
sas transnacionales no es algo senci-
llo. Pero si existe alguna posibilidad
1 Ramiro, Pedro (2016): “Resistencias y alternativas a las empresas transnacionales desde lo local: el caso de Madrid”,
Pueblos, nº 71. de llevar a cabo cambios que mejo-
2 Como dice Emmanuel Rodríguez, la idea de gobernismo “básicamente apunta a dos cosas. En primera instancia, lo ren realmente la vida de las personas
que podríamos llamar el ‘complejo de mala gestión’, esto es, que los gobiernos del cambio deben ante todo ‘gestionar más desfavorecidas, que sirvan para
bien’ y ‘hacerlo para todos’. La segunda cuestión se entiende a partir de lo que está detrás de todo complejo, una
sorprendente falta de confianza, en este caso en las propias energías sociales y políticas que llevaron a las candida- convivir en paz con el planeta y que
turas al gobierno y que podrían no conformarse con una simple gestión ‘progre’ de las administraciones municipales”. apuesten por una transformación ra-
(Entrevista de Carlos Prieto en El Confidencial, 12 de enero de 2017.)
3 “Un total de 25 ciudades se comprometen a ser Zonas Libres de Paraísos Fiscales”, 25/10/2016. Ver en: www.oxfa-
dical de nuestro modelo socioeconó-
mintermon.org. mico, eso pasa, de una u otra manera,
4 Ver: maresmadrid.es. por el camino de la confrontación. Y
5 El 18 de diciembre se aprobó el Plan Económico Financiero en el pleno del Ayuntamiento de Madrid con los votos a
favor de catorce concejales de Ahora Madrid y veinte del PP. PSOE y Ciudadanos votaron en contra. Seis ediles de en él nos seguiremos encontrando.q
Ahora Madrid se ausentaron de la votación.
6 Ramiro, Pedro (2015): “Madrid y la mosca en la botella de Coca-Cola”, La Marea.
7 VV.AA. (2018): “Operación Chamartín”, Papeles DM, nº 6.
8 Fernández, Gonzalo (2017): “Empresas contra el procés, entre la farsa y la amenaza”, El Salto.
9 Al respecto, recogemos aquí algunas ideas que hemos analizado con más detalle en: Hernández Zubizarreta, Juan;
y Ramiro. Pedro (2017): “La mercantilización de la democracia”, La Marea.
* Pedro Ramiro (@pramiro_) y Erika González son
10 Tejero Martín, María (2017): “La UE cierra con Japón su mayor acuerdo de libre comercio hasta la fecha”, El Confi-
investigadores del Observatorio de Multinacionales en
dencial, www.elconfidencial.com.
América Latina (OMAL) – Paz con Dignidad.
11 Huelbes, Elvira (2016): “El capitalismo español ha estado dominado por el lumpenempresariado”, Cuarto Poder, www.
cuartopoder.es. Este artículo refleja exclusivamente la opinión de las
12 Viñas, Jaume (2017): “La masa salarial se estanca en la década, pero la retribución a consejeros sube un 63%”, en personas que lo firman, que no tiene por qué coincidir con
cincodias.elpais.com. la posición institucional de Paz con Dignidad al respecto.

52 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

Euskal Herrian TTIP/CETA-ri ez!


La experiencia vasca contra los tratados
de comercio e inversión

Gorka Martija y Marije Etxebarria*

Una simpática estampa se ha tornado familiar en los últimos años para el tejido asociativo, social y
político vasco: un enorme caballo de cartón-piedra a la cabeza de una marcha de protesta por las
calles de una ciudad cualquiera de Euskal Herria. Es el “caballo de Troya” de los tratados de comercio
e inversión, un cachivache que entraña una gestión logística cuando menos complicada, pero que
genera un indudable impacto visual y simbólico, y que se ha convertido en el “amuleto” de la campaña
vasca contra la arquitectura de la impunidad que representa la nueva oleada de tratados de comercio
e inversión.

Fotografía de Ecuador Etxea.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 53


APRENDIZAJES

E
s la Campaña Euskal Herrian
TTIP-CETAri Ez! A continua-
ción desgranaremos algunos
aspectos fundamentales que han ca-
racterizado su andadura, porque las
alternativas al modelo hegemónico
no adquieren carta de naturaleza úni-
camente en torno a un horizonte final
rante la segunda mitad de 2014 acoge
unas primeras reuniones que tratan de
hacer frente al desconcierto general
respecto a estos asuntos, aparentemen-
te lejanos, ininteligibles e inaccesibles
para el común de las mortales.
En octubre se produce un primer
encuentro impulsado por el sindicato
“ Frente al clásico modelo
de plataforma como mera
agregación de sujetos
previamente organizados
que queremos alcanzar, sino que se campesino EHNE-Bizkaia, cuyo pa- (las conocidas ‘sopas
van construyendo desde el primer mi- pel dinamizador en los siempre difíci-
nuto en que cobra vida una experien- les comienzos hemos de destacar. La de siglas’), se estableció
cia compartida de movilización. Este decisión de organizar un espacio es- como punto de partida
es un resumen de nuestra experiencia pecífico para la lucha contra el TTIP
como aporte a este proceso. surgió como consecuencia de una
la reflexión de que era
reunión que diversos agentes mantu- necesario trascender ese
Origen de la iniciativa vieron en diciembre de 2014 con una modelo y sus limitaciones
La Campaña Euskal Herrian TTIPari representación del GUE/NGL y EH
Ez se constituye, como en tantos otros Bildu, en la que se trasladó la infor- inherentes. Surgió así
lugares de Europa, como consecuencia mación de manejaban sobre el conte- la idea de articularse
directa del salto a la palestra mediática nido de las negociaciones. El GUE-
como campaña


en 2013 de la negociación del trata- NGL también dispuso los medios
do entre la Unión Europea y Estados para que una serie de personas del
Unidos, el TTIP. 2013 es el año en el tejido social, político y sindical vasco
que se hace pública su existencia, pero viajaran poco después a Bruselas para
lo cierto es que venía pergeñándose participar en una dinámica europea en
desde varios años atrás. Al comenzar torno al TTIP. Al regresar comenza- va mucho más allá del TTIP. En con-
en 2013 las negociaciones formales ron las reuniones de la campaña, ya secuencia, tuvimos que ir ampliando
del tratado (la primera ronda oficial constituida formalmente. progresivamente nuestro ámbito de
tuvo lugar entre el 7 y el 12 de julio Y decimos bien, TTIPari Ez, por- actuación como campaña, incluyendo
en Washington DC), las autoridades que este es el nombre original de una nuevas casuísticas, nuevos tratados,
de ambas partes se vieron en la obliga- campaña sometida a un proceso acele- incorporando el reflejo de este apren-
ción de hacer pública la existencia de rado de aprendizaje respecto a lo que dizaje también en el nombre de nues-
un proceso hasta entonces desarrolla- representan este tipo de acuerdos. Así, tra dinámica. Como veremos, esta mi-
do en la más absoluta clandestinidad. aunque el TTIP es un tratado impor- rada más amplia e integral este es uno
En ese momento suenan todas las tante, forma parte de una lógica que de los principales horizontes estraté-
alarmas del movimiento social, político lo trasciende. En este sentido, la apro- gicos que nos planteamos a futuro.
y sindical a ambos lados del Atlántico, bación y ratificación del CETA entre
comenzando inmediatamente a darse la UE y Canadá supuso un hito cen- ¿Por qué una campaña?
las primeras articulaciones colectivas. tral que nos llevó a caer en la cuenta Como es natural cada vez que se co-
También en Euskal Herria, que ya du- de que estamos ante un proceso que mienza a articular un nuevo espacio

Fotografías de Ecuador Etxea.

54 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

colectivo de movilización, uno de plenas sobre todos los aspectos de


los primeros debates que surgieron nuestra existencia cobran una rele-
fue precisamente el de la forma que vancia de primer orden.
debía adquirir el espacio. Un debate
aparentemente metodológico pero Diversidad de pluralidades
con profundas implicaciones políti- La construcción de movilización y al-
cas, en la medida en que afectaba a ternativas requieren de la participación
cuestiones nucleares: formas y vías de de sujetos diversos, que respondan a
participación, agentes involucrados, y las distintas expresiones que adopta el
una determinada perspectiva respecto modelo de dominación capitalista im-
a cómo permeabilizar al conjunto de perante. Así, la campaña se ha situado
la sociedad vasca. Así, frente al clási- ante el reto de articular la gestión de
co modelo de plataforma como mera la pluralidad existente en su seno, en
agregación de sujetos previamente distintos ámbitos y dimensiones.
organizados (las conocidas “sopas de En cuanto a los agentes involucra-
siglas”), se estableció como punto de dos, es preciso señalar que estamos
partida la reflexión de que era necesa- ante uno de los espacios que mayor
rio trascender ese modelo y sus limi- inclusividad ha podido concitar en el
taciones inherentes. Surgió así la idea contexto del movimiento popular vas-
de articularse como campaña. co en los últimos tiempos. Esto que-
La noción de campaña nos remi- da de manifiesto especialmente en el
te a un intento expreso por impulsar ámbito sindical, pues Euskal Herrian
dinámicas más ágiles de participación TTIP-CETAri Ez! cuenta con la parti-
y, sobre todo, más amplias, tanto en cipación activa de ELA, LAB, CCOO,
lo que respecta a la metodología de CGT, STEILAS y ESK. Lo mismo
funcionamiento como a los sujetos. podemos señalar respecto a las orga- del taxi, que cuenta en nuestro terri-
Son dos los ejes fundamentales de nizaciones políticas participantes, en- torio con una serie de agentes muy
esta apuesta. Por un lado, la campaña tre las que se cuentan EH Bildu, Ahal movilizados en torno a la lucha contra
no respondería únicamente por las ini- Dugu-Podemos o Ezker Anitza. Junto los tratados. El movimiento feminista
ciativas que de su seno surgieran ex- a ellas, participan activamente organi- también ha tenido un papel en nuestro
presamente, sino que se convertiría en zaciones sociales referenciales en sus desarrollo, y el hecho de que la Cara-
una palestra colectiva que daría sopor- respectivos ámbitos sectoriales, como vana Feminista de la Marcha Mundial
te también a las iniciativas autónomas REAS-Euskadi, Ekologistak Mar- de las Mujeres (que recorrió Euskal
que, en torno a la cuestión concreta de txan, Eguzki, Ernai, Feministalde!, Herria en septiembre de 2015) inclu-
los tratados, impulsasen los diferentes Coordinadora de ONGD de Euskadi y yera la lucha contra los tratados entre
colectivos, organizaciones o personas Komite Internazionalistak entre otras. sus reivindicaciones tuvo gran impor-


que forman parte de la misma. Por el Destaca la presencia activa del sector tancia a la hora de socializar nuestras
otro, el espacio estaría abierto no solo demandas y movilizaciones.
a organizaciones sociales, políticas y En segundo término, uno de los
sindicales, sino también a otro tipo hitos fundamentales en la andadura
de espacios y, sobre todo, a personas de la campaña en estos cuatro años
individuales que desearan participar ha sido el esfuerzo por ampliar aún
en la lucha contra la nueva oleada de El objetivo permanente más este espectro de participación,
tratados.
Un espacio más elástico en su me-
es tratar de ampliar trabando alianzas con otros espacios
y sujetos de relevancia en el escenario
todología organizativa, con el fin de cuantitativa y vasco. Especialmente destacada fue
potenciar dinámicas de mayor parti- cualitativamente tanto la decisión de articularse con la Carta
cipación, es decir, la democratización de Derechos Sociales de Euskal He-
misma del espacio de movilización.
el grado y profundidad rria, proceso colectivo que aglutina a
Como decíamos al comienzo, las al- de la participación como más de un centenar de organizaciones
ternativas se comienzan a construir y el volumen de movilización sociales y sindicales vascas, y que ya
dibujar desde el momento en que se desde sus comienzos señalaba al TTIP
pone la primera piedra del proceso de social contra la arquitectura como un objetivo de movilización de
movilización, y no únicamente al fi- de los tratados relevancia. El objetivo permanente es


nal del mismo. Y en la lucha contra tratar de ampliar cuantitativa y cuali-
los tratados, la democratización de la tativamente tanto el grado y profundi-
vida y la construcción de soberanías dad de la participación como el volu-

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 55


APRENDIZAJES

men de movilización social contra la positivo. Han sido varias y diversas saria reflexión estratégica. Tras la
arquitectura de los tratados. las dificultades vividas, no siendo la aprobación y entrada provisional en
Tercero y último, hemos de hacer menor de ellas la propia naturaleza de vigor del CETA, en el impasse en el
una mención a la gestión de la diver- estos tratados de comercio e inversión, que parece encontrarse la negociación
sidad territorial dentro de la campaña, farragosos en su contenido, repletos de del TTIP y dado el surgimiento de
ya que es quizá el ámbito que mayo- tecnicismos expresamente orientados a toda una oleada de tratados bilaterales
res dificultades ha suscitado a lo largo dificultar su comprensión, y que inclu- que la UE quiere cerrar con una gran
de nuestra trayectoria. La campaña so en ámbitos militantes se observan multitud de sujetos (Japón, Mercosur,
asumió como ámbito de intervención en ocasiones desde una cierta lejanía. etc.), nos enfrentamos al reto de refor-
el territorio de Hegoalde, es decir, el Aun así, se ha conseguido estruc- mular el contenido, el discurso y las
comprendido por las provincias de turar un espacio estable de articula- formas de intervención en torno a dos
Bizkaia, Gipuzkoa, Araba y Nafarroa. ción, compuesto por agentes de muy ejes de reflexión.
Al existir dos instancias o niveles diversa procedencia y que representan En primer lugar, sabemos que la
diferenciados de organización y debate a sectores estratégicos de peso en el lucha no afecta únicamente al TTIP,
(el articulado a nivel nacional, por un tejido político, social y sindical vasco. sino que abarca toda una serie de tra-
lado, y el desarrollado a un nivel más También se ha mantenido un ritmo de tados de menor proyección mediática.
apegado al territorio en cada una de las movilización que ha permitido res- Entre todos conforman una tupida
provincias, por el otro), se han produ- ponder a todos y cada uno de los hi- red que pone en cuestión soberanía y
cido algunos problemas, como las dis- tos que se han planteado en la agenda derechos. Lo que comenzó como una
crepancias puntuales entre los ámbitos europea contra los tratados en forma lucha frente a un tratado concreto ha
nacional y provincial/local de decisión, de movilización aterrizada en nuestro alcanzado una amplitud que lo tras-
la existencia de diferencias respecto a territorio, habiendo participado tam- ciende ampliamente, algo que eviden-
la mayor o menor autonomía entre bién directamente en movilizaciones ció claramente la entrada en escena
estos dos niveles o la dificultad para como la desarrollada en Estrasbur- del CETA en 2016 y 2017.
trasladar dinámicas de movilización a go con motivo de la aprobación del De la misma manera, la lucha no
alguno de esos territorios en concreto. CETA por el Parlamento Europeo el es solo contra los tratados entendidos
En cualquier caso, se trata de proble- 15 de febrero de 2017. Asimismo, al en un sentido estrecho. Los tratados
mas relativamente habituales en este margen de las dinámicas generales, se son un mero instrumento del capita-
tipo de iniciativas en un país tan plural ha conseguido dotar de sustantividad lismo que viene, y no al revés. Son
y diverso como el nuestro, donde el en- a una agenda vasca de lucha contra la manifestación, el síntoma, la con-
raizamiento de base de las dinámicas los tratados, con iniciativas propias, y secuencia, y no causa originaria. Es
de movilización es tan agudo. desarrollar un trabajo de formación a necesario incorporar esta reflexión
nivel local a través de charlas y talle- en nuestra orientación estratégica e
Balance y perspectivas res bastante extenso. insertar las dinámicas de la campaña
El balance de estos cuatro años de De cara al futuro, la campaña se en el marco de la lucha global con-


andadura de la campaña es sin duda encuentra en un momento de nece- tra el poder corporativo. Es la agen-
da corporativa para el siglo XXI la
que da sentido a la nueva oleada de
tratados, sin la cual no tendría razón
de ser.
Disponemos de un acumulado de
Se ha conseguido dotar experiencias y aprendizajes que nos
permite enfrentar una nueva etapa de
de sustantividad a sensibilización y movilización con un
una agenda vasca bagaje potente y una mayor claridad
de lucha contra estratégica, dar un salto cualitativo
en formas de lucha y contenidos, y
los tratados, con iniciativas continuar aglutinando a cada vez más
propias, y desarrollar sectores contra esta arquitectura de
los tratados al servicio de las grandes
un trabajo de formación corporaciones transnacionales.q
a nivel local a través de
charlas y talleres
bastante extenso *Gorka Martija (@TMcMartiman) es investigador del


Observatorio de Multinacionales en América
Latina (OMAL) – Paz con Dignidad.
Marije Etxebarria forma parte de Steilas.
Ambos son activistas de la campaña TTIP/CETA Ez.

56 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

Paula Cabildo.

Feminismo contra el capitalismo:


acumulado de las mujeres en lucha
en América Latina
Tica Moreno*

La resistencia feminista a los procesos de mercantilización de los cuerpos y la vida de las mujeres es uno
de los hilos conductores entre las luchas populares que llevaron a la derrota del Área de Libre Comercio
de las Américas (ALCA) y el enfrentamiento a la actual contra-ofensiva neoliberal y conservadora. Desde
la auto-organización, la movilización en las calles, el enfrentamiento a transnacionales poderosas en
los territorios y las prácticas políticas y económicas impulsadas por las mujeres, el feminismo se vuelve
cada vez más una exigencia en los procesos de lucha anti-capitalistas. Como solemos decir en América
Latina, lucha es un sustantivo femenino y un verbo que se conjuga en plural.

S
on muchos los acumulados teó- produjo en nuestro continente desde que constituyen aún hoy nuestra base
ricos y políticos que la lucha fe- principios del siglo XXI. En estas de actuación. Todos se nutren de la
minista contra el libre comercio líneas se presentan algunos de ellos, experiencia militante de la Marcha

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 57


APRENDIZAJES

Mundial de las Mujeres, que enmarca acciones. La estrategia de hacer un identificar los negativos e intentar
las alianzas y construcciones colecti- amplio proceso de debates, giras y reducirlos, es una trampa. Lo es no
vas con las mujeres de los movimien- talleres locales, de poner en marcha, solo porque obvia las desigualdades
tos sociales, campesinos y sindicales. en definitiva, una campaña masiva y estructurales de clase y raza, sino por-
popular, tuvo como fruto una posición que opera acentuándolas, ampliando
Feminismo anticapitalista muy fuerte, consolidada y victorio- la opresión sobre muchas en nombre
desde la auto-organización sa. En los espacios de discusión de del empoderamiento de algunas.
Una mirada en retrospectiva nos lle- las mujeres resultaba evidente que el
va a considerar que decir no al ALCA ALCA y los TLC no crearían nuevas ¡El mundo no es
tuvo dos consecuencias simultáneas. formas de explotación, sino que gene- una mercancía,
Una fue la definición política de cons- ralizarían las ya existentes: las condi- las mujeres tampoco!
truir desde el feminismo un proceso ciones de precariedad de la vida, los Una nueva generación política del fe-
más amplio de articulación y lucha trabajos a domicilio, las largas jorna- minismo se formó en la lucha contra
con los movimientos sociales mixtos. das laborales, la ausencia de derechos el neoliberalismo, rechazando vivir
A nivel continental, pero también en y la sobrecarga de trabajo doméstico bajo las reglas del mercado. Los talle-
los países, ciudades y pueblos, las y de cuidados, así como del trabajo res y las intervenciones urbanas cues-
mujeres fueron sujetos activos de la cotidiano de tejer lazos sociales y co- tionaban la invasión y control de los
construcción cotidiana de la campaña munitarios que garantizan el sostén de cuerpos y los comportamientos por
contra el ALCA. la vida en sociedades regidas por el las industrias farmacéuticas, de cos-
A su vez, en el ámbito del femi- dominio del mercado. méticos y la publicidad; así como la
nismo implicó no aceptar que la agen- Desde el enfrentamiento al libre heteronormatividad, la violencia y la
da de género fuera instrumentalizada comercio, la economía feminista se
prostitución, como instrumentos del
para legitimar los acuerdos de libre volvió una herramienta clave para
patriarcado para mantener el control
comercio. Las mujeres no aceptamos cuestionar el neoliberalismo: por un
individual y colectivo de los hombres
la incorporación de cláusulas de gé- lado, para plantear otras formas de
sobre las mujeres.
nero en los tratados de libre comercio organizar la producción-reproducción
La ocupación colectiva de los es-
(TLC) propuestos porque el neolibe- y el consumo; por el otro, con el obje-
pacios públicos las acciones directas y
ralismo y sus instrumentos estaban re- tivo de avanzar hacia agendas econó-
la irreverencia de las batucadas femi-
organizando nuestras vidas. Decir no micas que reconozcan que la econo-
al neoliberalismo significó denunciar nistas fueron estrategias construidas
mía no es reducible a lo monetario. Se
que no basta con el reconocimiento para impulsar las síntesis políticas y
debe ir más allá del salario y avanzar
de que ese modelo impacta de manera hacia el reconocimiento y reorganiza- ampliar el diálogo con los movimien-
diferenciada en las mujeres: él mismo ción del trabajo doméstico y de cui- tos sociales en lucha y con la sociedad
solo es posible porque se articula en dados, lo que sigue siendo un desafío en general. Hoy enfrentamos el desa-
sus prácticas de dominación y explo- que el feminismo plantea a las luchas fío de mantener juntas esas dimensio-
tación con el patriarcado y el racismo. anticapitalistas. nes: la radicalidad de las formas de
Ese posicionamiento se constru- Los debates, las divergencias y, lucha y la radicalidad del contenido.
yó desde una práctica militante vin- por fin, los consensos producidos en Cuestionamos los intentos de pasteu-
rización del feminismo, que descons-


culada a la teoría, a los análisis y las torno al rechazo del libre comercio
por amplios sectores del movimiento tituyen los sujetos colectivos en nom-
feminista ya han sido sistematizados bre del empoderamiento individual,
desde diversas perspectivas. Hacer sacando la potencia de movimiento
hincapié en el rechazo a propuestas transformador del feminismo y ca-
tramposas de reducir o minimizar los nalizándolo hacia comportamientos
individuales que mantienen intactos
Nuestro reto es cambiar impactos negativos del sistema so-
bre la vida de las mujeres sigue sien- los procesos de acumulación del capi-
las formas y los fondos, do una enseñanza y una orientación, talismo racista y patriarcal.
Las corporaciones transnacionales
incidir en cómo se organiza porque en la actualidad diferentes
(farmacéuticas, de los cosméticos, del
actores defensores del neoliberalismo
la sociedad, en cómo (corporaciones transnacionales, ins- sector textil, tecnología y comunica-
de nuestros tiempos se tituciones gubernamentales, ONGD ciones, entre otras) incorporan en sus
y ONU) utilizan la misma estrategia discursos la responsabilidad social
apropian otros, en cómo del maquillaje violeta para enmasca- empresarial direccionada a las muje-
decidimos sobre rar los mecanismos de dominación y res. Mientras tanto, garantizan sus ga-
explotación de ese modelo. nancias mediante el acaparamiento de
la reproducción y Una perspectiva de género que tierras y el control de los territorios, la
la producción plantea que la sociedad de mercado contaminación del suelo y el agua con


tiene impactos positivos y negativos la minería, la superexplotación en el
sobre las mujeres y que, por lo tan- empleo y en el trabajo no remunerado
to, deberían hacerse estudios para de las mujeres, así como con la priva-

58 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

tización de los conocimientos bajo re-


glas estrictas de propiedad intelectual.
Si en su momento un feminismo
liberal se contentaba con incluir a las
mujeres en legislaciones que anun-
ciaban una igualdad de derechos y
oportunidades, hoy nos encontramos
con un feminismo (neo)liberal que
Esa es una fortaleza y un acumu-
lado. Cuando las mujeres afirman en
la lucha por soberanía alimentaria,
por ejemplo, que sin feminismo no
hay agroecología, nos enseñan que las
propuestas y los cambios deben ser
integrales. Hay que producir sin ve-
neno, con diversidad, con relaciones
“ Para frenar el ALCA
la educación popular
fue una estrategia clave.
Lo fundamental era
aplaude cada vez que una empresa de trabajo basadas en la solidaridad y
hace propaganda incorporando la di- la autogestión, en articulaciones defi- desvelar la estrategia
versidad de mujeres y que asimila la nidas por la igualdad y sin violencia, neoliberal y de dominio de
visión “nosotras podemos con todo” afirmando que somos ecodependien-
para convencernos de que es posible tes e interdependientes, a la vez que las élites corporativas que
conciliar la responsabilidad con el autónomas y libres. Es desde ahí que se encontraba detrás
cuidado con la disponibilidad para el enfrentamos el poder de las transna-
de esa propuesta


trabajo remunerado. Se mantienen in- cionales del agronegocio y la alimen-
tactas la división sexual del trabajo y tación.
la no responsabilización de los hom-
bres ni del Estado con la reproducción Enfrentar la violencia
y el cuidado. patriarcal y del capital
Desde el feminismo anticapitalis- La violencia y la militarización son
ta partimos de las experiencias de las instrumentos del capitalismo que ALCA era nefasto y que debía ser de-
mujeres y por eso nuestro horizonte avanza sobre nuestros cuerpos, traba- rrotado. No era necesario ser expertas
no es incorporar más mujeres en un jos y territorios. Es evidente que las que manejan muchos números y fór-
poder constituido (ya sea en el merca- transnacionales en esta nueva oleada mulas: lo fundamental era desvelar la
de acuerdos quieren imponer y legi- estrategia neoliberal y de dominio de
do, en el Estado o en los capítulos de
timar su sistemática de violaciones. las élites corporativas que se encon-
género de los TLC). Nuestro reto es
Nuestra experiencia es que donde traba detrás de esa propuesta.
cambiar las formas y los fondos, inci-
hay sujetos colectivos en lucha hay Los pueblos latinoamericanos
dir en cómo se organiza la sociedad,
violencia, intentos de cooptación, comparten una historia de dominación
en cómo de nuestros tiempos se apro-
persecución y asesinatos de personas colonial, de injerencia estadounidense
pian otros, en cómo decidimos sobre
líderes. bajo las dictaduras y de imposiciones
la reproducción y la producción.
Con las estructuras del Estado al del Fondo Monetario Internacional
servicio de las élites corporativas, la (FMI) y del Banco Mundial. Así que
Construir alternativas criminalización de la pobreza y de luchar contra el libre comercio es ser
desde la lucha quienes luchan contra ella se amplía anti-imperialista y poner la soberanía
Derrotamos al ALCA, pero se firma- en el continente, en especial en los popular en el centro.
ron muchos tratados de libre comercio países gobernados por la derecha. El La lucha contra el libre comercio
y muchas corporaciones transnaciona- genocidio de la juventud negra en se fortalece cuando se concreta en las
les avanzaron en su dominio, explota- Brasil, la violencia contra las pobla- resistencias que ya existen frente a
ción y acaparamiento. En resistencia ciones indígenas y el encarcelamiento las privatizaciones de servicios como
desde los territorios, las mujeres en- masivo evidencian el racismo de ese el saneamiento y el agua, frente a las
frentan permanentemente la lógica sistema. Al mismo tiempo, la lucha reformas laborales y de los sistemas
del capital afirmando en la práctica la contra la violencia y los feminicidios de pensiones. No es una lucha más, o
centralidad de la sostenibilidad de la nos convocan a cada vez más mujeres. una lucha nueva. Es una batalla difícil,
vida. La construcción cotidiana de la No es una cuestión individual, como pero no se debe complicar enredando
auto-organización, la solidaridad, la la violencia sexista nunca lo ha sido. con términos técnicos que nadie com-
agroecología y la economía feminista Un reto es lograr avanzar en la com- prende: los pueblos rechazan el libre
y solidaria son estrategias para garan- prensión de las causas de la violencia comercio porque es un instrumento del
tizar las condiciones de sobrevivencia sistémica y enfrentar esta como un capitalismo y ese sistema no nos sirve.
y para construir la autonomía de las todo contra la vida y los cuerpos, no Contra el capitalismo patriarcal
mujeres sobre el cuerpo, la sexualidad separar las luchas contra la violencia y racista nuestras estrategias son el
y una vida libre de la violencia ra- patriarcal y racista de las luchas anti- internacionalismo militante, la soli-
cista y patriarcal. Así, las mujeres en capitalistas. daridad activa y la auto-organización
movimiento siguen expandiendo las y construcción de alianzas concretas
fronteras de lo posible, construyendo Feminismo desde las luchas anticapitalista, femi-
condiciones para transformar en lo en las luchas populares nista, negra y popular.q
concreto sus vidas, al mismo tiempo Para frenar el ALCA la educación
que señalan caminos de cambio de popular fue una estrategia clave. En *Tica Moreno es militante de
modelo. todos los lados, la gente sabía que el la Marcha Mundial de las Mujeres en Brasil.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 59


APRENDIZAJES

La soberanía feminista:
repensando las soberanías desde la vida
Uzuri Aboitiz Hidalgo*

El poder corporativo gobierna cada vez sobre más dimensiones de nuestras vidas. La nueva oleada de
tratados de comercio e inversión es uno de los instrumentos que utiliza para limitar nuestra capacidad
de transformar las condiciones de vida. En este contexto, este artículo propone pensar en formas
de recuperar el control sobre la propia vida. Es esta una apuesta intelectual y política de resignificar
la soberanía desde los aprendizajes feministas y analizar su capacidad transformadora en el marco
capitalista actual.

L
o que sigue es una instantánea busca ser receta, pero que está hecha entender dos movimientos: expansión
de un proceso de discusión entre desde la convicción de que podemos y recogimiento.
las personas que formamos Bil- cambiar las cosas. Empecemos explicando a qué nos
gune Feminista1. Al mismo tiempo, es La fantasía capitalista se está referimos por el movimiento de expan-
una propuesta que trasciende el pro- rompiendo. Pasamos de un capita- sión capitalista. Por una parte, vemos
pio marco de Bilgune, porque recoge- lismo que nos quería seducir bajo la que el capital intenta mercantilizar
mos aprendizajes de otros espacios de promesa del progreso y bienestar a cada vez más dimensiones de la vida,
discusión. Lo que tienes entre las ma- un capitalismo que reconoce abier- siempre y cuando puedan ser transfor-
nos es una propuesta para la transfor- tamente que solo hay espacio para madas en dinero. Esta mercantiliza-


mación social. Una propuesta que no unos pocos. Ante esta deriva, nos ción genera que cada vez sea más difí-
preocupa que la derecha sea la úni- cil el acceso sostenido a los medios de
ca que esté consiguiendo movilizar vida para amplias capas sociales. Hoy
el descontento social, impulsando en día, esta mercantilización de nues-
precisamente una noción de sobera- tras vidas ha llegado a límites antes in-
nía en su vertiente más autoritaria, sospechados: hemos llegado a ponerle
Nuestros deseos, conservadora y racista. Urge crear precio a un vientre, a una vejez digna o
propuestas de emancipación social, a un río. Por otra parte, el capital bus-
aspiraciones, sueños y pero para eso necesitamos entender ca continuar expandiéndose en nuevos
anhelos están vinculados al a qué nos enfrentamos. El enfoque espacios geográficos. En lo inmediato,
feminista nos permite lanzar nuevas esto pasa por estructurar las poblacio-
capitalismo. Resistir desde preguntas a viejos dilemas. nes y los territorios según sus intereses.
la vida supondrá también Precisamente, la nueva oleada de
subvertir los valores y A qué nos enfrentamos tratados de comercio e inversión es la
Como sucediera en las anteriores herramienta para impulsar la expan-
la racionalidad grandes crisis del capitalismo, lo que sión capitalista. Se valen de una inge-
estamos viviendo es un conjunto de niería jurídica que refuerza el poder
del sistema procesos estructurales que intentan corporativo y actúa desde la impuni-
económico neoliberal reestablecer los procesos de acumula- dad, así como de unos instrumentos


ción del capital. Para que esto pueda que reorganizan los territorios, deslo-
ocurrir, para que el sistema capitalis- calizan y cohartan nuestra capacidad
ta pueda reestructurarse, necesitamos de hacer proyectos de vida.

60 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

El otro movimiento que necesita la articulación del capitalismo y del Por todo esto decimos que ya
hacer el capital para reestructurarse es heteropatriarcado, así como la articu- no tiene sentido articular la resis-
el de recogimiento. Para que el capital lación entre lo que hacen los capitalis- tencia solo desde el trabajo asala-
pueda seguir expandiéndose, necesita tas para aumentar sus beneficios y lo riado. Tampoco nos llevará muy
de esferas subalternas e invisibilizadas que hacen las personas para ganarse la lejos separar el trabajo productivo
de la economía. Es decir, necesita que vida. Es necesario que comprendamos del trabajo reproductivo. Hay que
en la medida en que se dificulta el con- cómo conseguimos sacar la vida ade- arriesgarse a pensar de forma inte-
trol sostenido de los medios de vida, al- lante en un contexto mundial donde gral acerca de los procesos econó-
guien se encargue de sacar como pueda la acumulación del capital se presenta micos que sostienen la vida: cuál es
al conjunto de la sociedad adelante. material e ideológicamente como el la noción de vida que se nos ofrece
Desde un análisis feminista lo que motor de la sociedad; darnos cuenta de en el capitalismo y en qué o quién se
vemos es que la responsabilidad de que la vida no la sacamos adelante solo sostiene esta. Para entender la forma
sostener la vida se feminiza no como estableciendo relaciones de empleo/ de dominio capitalista, tenemos que
consecuencia, sino, más bien, como capital, que esta no es la única relación. hablar de vida.
estrategia político-económica para po- Es más, las otras relaciones que es- Por tanto, si lo que está en juego
der reestablecer los procesos de acu- tablecemos para sacar la vida adelante es la vida, es desde la vida desde don-
mulación del capital. La agudización deben ser explicadas como partes fun- de se tenemos que organizar la resis-
de la rehogarización de la reproduc- damentales del proceso de reproduc- tencia. Esto nos lleva, por un lado, a
ción que estamos viviendo ahora es ción social de las sociedades capitalis- democratizar la lucha, ya que todas
posible gracias a la articulación con tas. Para entender, en definitiva, cómo nos convertimos en sujetos políticos
el sistema patriarcal. O, lo que es lo conseguimos salir adelante, tenemos y todos los espacios se convierten en
mismo, este sistema capitalista necesi- que tener en cuenta cuál es la articu- espacios de resistencia.
ta producir y reproducir desigualdades lación entre las posiciones de produc- Por otro lado, resistir desde la vida
de género para seguir expandiéndose. ción y reproducción de una persona o nos lleva a interrogarnos no por la
grupo social en la estructura social. En Vida en mayúsculas, si no por la vida
La articulación entre última instancia, es esta articulación de concreta. Mirarnos, escucharnos, re-
capitalismo y heteropatriarcado posiciones productivas y reproductivas conocernos en nuestras vidas cotidia-
Si queremos crear propuestas políticas lo que nosotras entendemos por clase nas significa poner la atención en la
emancipadoras, tenemos que entender en un sistema capitalista2. precariedad del día sí y día también.

Marcha feminista y antimilitarista convocada por el Euskal Herriko Mugimendu Feminista. Diciembre de 2017. Fotografía: Ecuador Etxea.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 61


SECCIÓN b Cintillo si necesario

“El neoliberalismo ha terminado”, lema en la Marcha Fuera OMC. Argentina, diciembre de 2017. Fotografía: Emergentes.

Mirarnos, escucharnos, reconocernos La apuesta dueñas de nosotras mismas, de nues-


en la desorbitada factura de la luz, en por la soberanía feminista tros cuerpos y de los medios de vida.
la soledad no deseada, en los permi- Con todo lo expuesto, para nosotras Pero en tanto que no sacamos solas
sos de residencia que no llegan, en queda claro que la lucha anticapitalis- la vida adelante, en tanto que la vida
el piso de 30 metros cuadrados, en la ta tiene que atacar al eje heteropatriar- solo es posible en relación, la sobe-
maternidad no elegida, en las relacio- cal del sistema. Tenemos claro tam- ranía tiene que ser al mismo tiempo
nes que asfixian, en el empleo a dos bién que la propuesta transformadora colectiva, tiene que posibilitar la re-
meses vista. producción social. Por ello, para no-
tiene que construirse desde la concre-
La apuesta radical por la vida no sotras la soberanía es un proceso que
ción de la vida cotidiana. Pero, ¿qué
consiste en reivindicar la Vida en ma- se arraiga en el territorio, el lugar in-
propuesta emancipadora podemos ha-
yúsculas sino en tomar una posición mediato de la vida.
cer en esta nueva deriva capitalista en
en torno a los límites de la vida dig- Ser dueñas de nuestro futuro es lo
la que estamos inmersas?
na. La politización de la vida no es que todo proyecto emancipador debe-
otra cosa que la comprensión de la Nosotras creemos que esta pro-
puesta pasa por reapropiarnos de las ría posibilitar. Ante un sistema eco-
vulnerabilidad propia y las ganas de
soberanías desde los aprendizajes fe- nómico que sostiene la vida (o lo que
establecer los nuevos umbrales de la
ministas. Queremos construir la Sobe- queda de ella) de forma injusta, urge
dignidad colectiva3.
ranía Feminista. Una soberanía que reapropiarnos de los medios de vida.
De pronto, al darnos cuenta de
que el capitalismo no es solo un sis- hay que poner en marcha más allá o, En tanto que no es la separación de los
tema económico, descubrimos que mejor dicho, más acá de los Estados. medios de producción la que empuja a
el capitalismo es una forma de vida, Porque, como Grecia nos ha enseña- las personas a las relaciones explota-
un sistema cultural. Descubrimos que do, la soberanía no se consigue me- doras con el capital, sino la separación
nuestros deseos, aspiraciones, sueños diante los Estados, los gobiernos o las de los medios de reproducción de su
y anhelos están vinculadas al capita- fronteras. No se acuerda en los despa- medio de vida. Tenemos que convertir
lismo. En este sentido, resistir desde chos ni se construye de arriba a abajo. los medios de producción de capital
la vida supondrá también subvertir los Como Grecia nos ha enseñado, el ca- en medios de reproducción de la vida
valores y la racionalidad del sistema pital nunca está afuera. La soberanía colectiva; orientar la economía a la
económico neoliberal. Tenemos que hay que pelearla desde la vida misma. satisfacción de las necesidades del
llevar hasta sus últimas consecuen- En este sentido, la soberanía es conjunto social y no a la acumulación
cias aquello que ya llevamos tiempo para nosotras un proceso individual y del capital. Para ser soberanas hoy ne-
diciendo desde los feminismos: lo colectivo. Es una soberanía que pasa cesitamos tener las capacidades, los
personal es político. por el cuerpo, porque hablamos de ser recursos (materiales, afectivos y rela-

62 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

cionales) y las instituciones sociales


que nos permiten construir las vidas
que queremos vivir.
Sin embargo, estamos muy lejos
de disputarle la hegemonía al capital.
Ante un Estado al servicio del poder
corporativo, urge tomar el poder de
decisión sobre la propia vida. Para
tos y los movimientos sociales. Este
es un reto que tiene el movimiento fe-
ministas desde sus inicios, el recono-
cimiento como agente principal que
defiende los intereses de las mujeres
como clase.
En definitiva, la soberanía femi-
nista no es una soberanía particular ni
“ Como Grecia nos ha
enseñado, el capital nunca
está afuera. La soberanía
hay que pelearla
ser soberanas hoy, necesitamos tener un paraguas que englobe el resto de
desde la vida misma


el poder de movilizar y decidir sobre soberanías. Al mismo tiempo, la pues-
los recursos o elementos que son in- ta en marcha de las soberanías parti-
dispensables para la reproducción de culares la constituye. Es, más bien,
la vida. Esto implica que necesitamos el proceso de transformación global
cuestionar y reinventar las institucio- de las relaciones sociales capitalistas
nes sociales mediante las cuales orga- que son en sí mismas heteropatriarca-
nizamos y sostenemos nuestras vidas, les. Es el marco común de subversión subvertir las relaciones coloniales y
desde la institución de la familia a la que debe articular el cambio hacia una racistas en las que se asienta el capita-
del Estado. economía orientada a la satisfacción lismo. Una experiencia global a des-
En este sentido, la soberanía fe- de las necesidades sociales y al bien- tacar son los paros internacionales de
minista es también un proceso radical estar colectivo. mujeres como modalidad inédita de
de democratización política, pues sig- lucha.
nifica que los sujetos subalternos nos La transición feminista Estos tres caminos nos permiten
transformemos en sujetos políticos y Los caminos hacia la Soberanía Femi- afirmar que la transición feminista ya
protagonistas del cambio de nuestras nista son diversos. Lo que encontrarás está en marcha. Ahora toca pasar del
vidas. Por eso estamos trabajando a continuación son los caminos que no- contrapoder al poder. Para ello apos-
hacia el empoderamiento de las mu- sotras hemos empezado a transitar para tamos por crear una red permanente
jeres, porque el ejercicio del poder es construir esa Soberanía Feminista. entre feministas de espacios diversos
más bien un proceso en el cual están El primero de los caminos es el de Euskal Herria para marcar priori-
involucradas cuestiones tales como la de la autoorganización de mujeres. dades, abordar urgencias e ir constru-
autoestima, la concienciación y los Partiendo de la vida concreta de las yendo las estrategias para la consoli-
miedos. Pero, además, pensar el poder mujeres, hemos empezado a carac- dación de la Soberanía Feminista. En
desde el feminismo significa que el terizar colectivamente qué significa sí, lo que hemos realizado es un salto:
movimiento feminista sea reconoci- en el contexto de Euskal Herria una hemos pasado de entender y ejercer
do como interlocutor político ante las buena vida y cómo organizarnos para el feminismo simplemente como una


instituciones, los partidos, los sindica- conseguirla. Al mismo tiempo, hemos ideología o una forma de lucha, a con-
empezado a ahondar en las diversas vertirlo en un proyecto político desde
experiencias económicas protagoni- donde construir y plantear alternativas
zadas por mujeres. Experiencias que, reales de vida. Buscamos hacer un fe-
aunque dispersas, ya están en marcha, minismo con incidencia política y eco-
y que si bien están lejos de crear un nómica, con capacidad de transforma-
Mirarnos, escucharnos, modelo alternativo, si que pueden ción social. Un feminismo que entra en
desestabilizar el proyecto hegemóni- conflicto. En definitiva, un feminismo
reconocernos en la co capitalista. que subvierta las relaciones sociales
desorbitada factura de El segundo de los caminos lo es- del capital.q
tamos haciendo con los movimientos
la luz, en la soledad no sociales y los sindicatos, desenmas-
deseada, en los permisos carando la dimensión patriarcal del *Uzuri Aboitiz Hidalgo es investigadora predoctoral
en Antropología Social (Universitat de Barcelona).
de residencia que no sistema capitalista e intentando cons- Forma parte de Bilgune Feminista.
truir un proyecto político compartido
llegan, en el piso de 30 que tenga una noción de la economía
metros cuadrados, en la más amplia. Una muestra de ello es la 1 A las compañeras de Bilgune Feminista, porque ellas
Carta de Derechos Sociales de Euskal son, en última instancia, las autoras de la propuesta
maternidad no elegida, Herria. política. Agradecer a Amaia Zufia Erdozain, Saioa
Iraola Urkiola y Amaia Perez Orozco las lecturas y los
en las relaciones El tercer camino es el global, por- comentarios de este texto durante su elaboración.
que las respuestas al capitalismo tie- 2 Esta conceptualización de clase puede encontrarse
que asfixian, en el empleo nen que articularse a la altura de su entre otros textos en: Susana Narotzky (2004): An-
tropología Económica nuevas tendencias, Melusina.
a dos meses vista ofensiva. Para ello, la red de solidari-


Barcelona. p.303-304.
dad de la Marcha Mundial de las Mu- 3 La relación entre la vida y la política la han repensa-
do extensamente desde el colectivo Espai en Blanc
jeres es la herramienta que utilizamos (2006) Vida y Política. Materiales para la subversión
para reconocer nuestros privilegios y de la vida. Bellaterra. nº1-2.

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 63


APRENDIZAJES

Alternativas alimentarias
para las mayorías
Javier Guzmán*

Las políticas alimentarias y


agrícolas de las últimas
décadas, tanto globales
como estatales, han
provocado una
crisis dramática
en el ámbito de
lo alimentario.
Esta situación
se convertirá
definitivamente
en un callejón
sin salida si logra
triunfar la actual
oleada de tratados
internacionales de
Paula Cabildo.
libre comercio.

L
as políticas agrícolas y alimen- lizado. Podemos decir, sin miedo a 38 millones con respecto al año ante-
tarias a las que hemos hecho equivocarnos, que la salud y la ali- rior. Por otro lado, las cifras indican
referencia se basan en tres pila- mentación suponen ya los dos campos que en el mundo hay ya 124 millones
res: acaparamiento de los recursos de de batalla más importantes entre el de niños y jóvenes (entre cinco y die-
producción y sistemas de distribución capital y los derechos de las mayorías. cinueve años) que sufren obesidad,
por parte de grandes empresas, desre- Los efectos de estas políticas ya diez veces más que lo que se regis-
gulación de los mercados alimenta- los conocemos. Se estima que 815 mi- traba hace cuatro décadas. Si estas
rios y trasferencia de la gobernanza llones de personas sufren hoy hambre, tendencias continúan en los próximos
alimentaria al sector privado globa- lo que corresponde a un aumento de años, en 2022 habrá en el mundo más

64 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Alternativas a la nueva oleada de tratados b APRENDIZAJES

niños y jóvenes obesos que desnutri- perfectos desiertos alimentarios, don- la existencia de políticas alimentarias
dos. Solo estas cifras son suficientes de la densidad y cercanía de puntos de que potencien estas nuevas realidades
para evidenciar que las actuales polí- venta de alimentación industrial e in- y maneras de producir y alimentar,
ticas han supuesto un absoluto fracaso sana es hegemónica y cada vez mayor, que aseguren el control de la alimen-
en cuanto al cumplimiento del dere- mientras se pierde la red de distribu- tación por parte de la ciudadanía a
cho a alimentación. ción de alimentos frescos en mercados través de la creación de espacios de
Ya sabemos, por las propias decla- locales, tiendas de barrio, etc. participación política y gobernanza de
raciones de la Organización Mundial Esta dinámica actual, que a buen los actores involucrados en la alimen-
de la Salud (OMS), que la alimenta- seguro será incrementada exponen- tación, campesinado, consumidores,
ción insana basada en productos pro- cialmente por los tratados de libre padres y madres de alumnos, ONG,
cesados es el mayor problema de salud comercio, supone una amenaza insos- organizaciones sanitarias, medioam-
pública a nivel mundial, y el causante tenible para las generaciones futuras bientales, etc. Es decir, reivindicar el
del 21 por ciento de las muertes por y hace necesario reivindicar y poner papel de lo público en nuestra alimen-
enfermedad evitables. En el Estado sobre la agenda de debate público la tación. En este punto toma especial
español también: su impacto ya pro- creación y desarrollo de alternativas trascendencia la ciudad y su rol en la
voca más de 90.000 muertes y con- que desde el punto de vista de la pro- cadena agroalimentaria, y por tanto el
sume más del 20 por ciento del total ducción, distribución y consumo per- poder municipal como punta de lanza
del gasto sanitario. Nos encontramos mitan una vida vivible. para la transformación, en algo que
en una situación de emergencia social. Este artículo incide específicamen- podríamos denominar como munici-
te en todo lo que tiene que ver con el palización o remunicipalización de lo
¿Comemos lo que queremos? acceso a la alimentación sana, que se ha alimentario.
Es obvio que el conglomerado ali- convertido en el actual cuello de botella Para transformar el actual sistema
mentario industrial ha creado y desa- para extender un modelo de alimenta- alimentario hemos ido respondiendo a
rrollado un sistema dual de alimenta- ción basado en la soberanía alimentaria. las preguntas ¿qué producimos?, ¿dón-
ción en el que unas élites se alimentan Aunque hable de la necesidad de alter- de producimos? y ¿quién produce?
cada vez mejor y una inmensa mayo- nativas, no quiero decir en absoluto que Ahora debemos dar respuesta a la úl-
ría lo hace cada vez peor, pagando con estas no existan, ya que disponemos de tima de ellas: ¿para quién producimos?
su salud. Una estrategia, la suya, que una red importante de alternativas eco- El gran reto es cómo organizar
se vehicula a través de dos ejes claros. nómicas y sociales trabajando desde lo el abastecimiento de alimentos para
En primer lugar nos encontramos real, muchas de ellas desde hace años, amplias capas de la población de las
con lo “narrativo”: nos han hecho y que no han esperado a que existieran grandes ciudades de una manera sos-
creer a todos y todas que el discur- políticas ni presupuestos. tenible, tanto en términos de flujos
so neoliberal sobre la alimentación energéticos como logísticos especia-
es cierto, donde pareciera que comer Lo público lizados. La alimentación de las ciu-
cada día fuera una elección libre, un en la alimentación dades depende en la actualidad de
tema individual, de gusto, de decisión La primera reivindicación, por tanto, manera mayoritaria de las grandes


propia, como quien compra un reloj o y aunque parezca una perogrullada, es cadenas de distribución. En el Estado,
un teléfono, comparándolo con cual- más del 70 por ciento, provocando
quier mercancía. La salud y la ali- una rápida desaparición de miles de
mentación aparecen como una mera tiendas de barrio. Este tipo de consu-
opción de vida, un estilo. Enfrente se mo ha ido transformando las ciuda-
encuentra “la práctica real”, que inci- des, desconectando la alimentación
de en el acceso de la mayor parte de la El conglomerado de los propios barrios y llevándonos
población a una alimentación insana alimentario industrial inexorablemente hacia una forma de
e industrial, por motivos de renta o consumo que es insostenible tanto
físicos. ha creado y desarrollado para las y los agricultores, en términos
En cuanto a la renta, los estudios un sistema dual de económicos, como para las personas
que disponemos hablan de que en el consumidoras, en términos de salud.
Estado español el 45 por ciento de la
alimentación en el que unas En el Estado español, por ejem-
población no posee lo necesario para élites se alimentan cada plo, el 60 por ciento del beneficio del
acceder a una dieta saludable. A esto vez mejor y una inmensa precio final del producto se queda en
hay que sumarle que los alimentos eco- la gran distribución, mientras la renta
lógicos son de media entre un 30 y 35 mayoría lo hace cada vez agraria media se encuentra por debajo
por ciento más caros que los conven- peor, pagando con su salud de la de 1990. Del lado de las y los


cionales. En cuanto al acceso físico, consumidores, vemos cómo el precio
podemos comprobar cómo numerosos de alimentos como las frutas y las ver-
barrios populares se han convertido en duras ha aumentado un 300 por cien

Información y Debate n PUEBLOS b Primer cuatrimestre n 2018 n 65


APRENDIZAJES b Alternativas a la nueva oleada de tratados

durante los últimos años en la mayor


parte del mundo. En cambio, el precio
de los alimentos calóricos, que favo-
recen el sobrepeso y la obesidad, se ha
reducido a la mitad en el mismo perío-
do, lo que ha provocado una crisis de
obesidad y de enfermedades relacio-
No obstante, a nivel internacio-
nal merece la pena pararse y ver qué
iniciativas están llevándose a cabo
en otros países, para observar cómo
una de las más viables e innovadoras
es la creación de centros regionales
de distribución alimentaria o HUB
“ En el Estado español
el 45 por ciento de
la población no posee
la renta necesaria
nadas con la mala alimentación. alimentarios, apoyados por las ad-
ministraciones públicas. Llevan años para acceder a una
Los retos de las funcionando en ciudades de Estados
dieta saludable


alternativas en marcha Unidos y de Europa, como es el caso
A pesar de este poder hegemónico de la ciudad de Turín, con su Food
de la distribución, los últimos años Hub To Connect (FHTC). Se trata de
hemos visto cómo la tendencia por un proyecto de innovación social, ga-
el consumo ecológico y local se ha nador de la convocatoria Smart Cities
abierto paso a través de diferentes al- and Communities and Social Innova- ver con la necesidad de compensar
ternativas, como cooperativas de con- tion de 2013, gestionado por el MIUR la distribución de puntos de venta de
sumo y compra pública de alimentos. (Ministerio de Educación e Investiga- alimentación saludable en barrios po-
No obstante, todas ellas se encuentran ción italiano). Otro ejemplo de inicia- pulares. Si a todo el mundo nos pare-
con el limitante de la propia capaci- tiva innovadora ha sido la creación en ce obvio que por cada mil habitantes
dad de expansión de su experiencia y, Vancouver de una red de almacenes exista un centro de salud, algo similar
por tanto, de su multiplicación. logísticos alimentarios por barrios en debería ocurrir con la alimentación.
Nos encontramos así en estos manos campesinas. La administración pública (en es-
modelos alternativos algunas para- El objetivo de estas iniciativas es pecial los ayuntamientos) debería rea-
dojas difíciles de resolver. Por un el de superar los límites del sistema de lizar un diagnóstico de su territorio y
lado, la fragmentación de las expe- alimentos local, con el fin de garanti- establecer medidas de acción concretas
riencias, que dificulta la coordina- zar una mayor sostenibilidad y favo- que aseguren un número suficiente de
ción; las “deseconomías”, debidas a recer una creciente localización de la puntos de venta de alimentación cer-
la pequeña escala, que en ocasiones producción y del consumo. Este tipo cana y fresca a un precio adecuado.
encarecen el producto; la necesidad de proyectos puede realizar diferentes En países como Francia, por ejemplo,
de tiempo y voluntarismo, que no servicios que ayuden a racionalizar existen numerosas iniciativas desde la
siempre es posible para las personas el proceso logístico de los productos economía social y solidaria que conec-
productoras y consumidoras, y, por locales con cadena de distribución tan esta necesidad con la vinculación de
último, las carencias a nivel logísti- corta. Lo hace a través de una doble producción local a través de circuitos
co, que provocan un mayor impacto vía: agregar oferta y demanda, por un cortos. Puntos de venta que, además, se


en costes. lado, y por el otro poner en contacto convierten en focos de irradiación de
a todos los actores para generar una educación y conocimiento alimentario,
sistema distribución que llegue a pun- así como de reconexión con el entor-
tos de venta clave como los mercados no rural. Se trata de entender que esta-
locales, tiendas de barrio y compra blecer proyectos como la creación de
pública de alimentos. Además, este redes de mercados campesinos, merca-
La tendencia por modo de hacer podría resolver el limi- dos municipales o tiendas de barrio es
el consumo ecológico y tante del acceso por causa del precio, en realidad un servicio básico para la
ya que ha demostrado su eficacia para población. Los ayuntamientos tienen
local se ha abierto paso abaratar costes. competencia sobre ello.
a través de diferentes Junto a estas medidas, hay otras que Necesitamos, por tanto, una am-
deben acompañar una verdadera políti-
alternativas. No obstante, ca pública de alimentación saludable,
plia y diversa red de abastecimiento
de alimentación dirigida a las mayo-
todas se encuentran con que deshaga el actual marco normativo, rías sociales, que se articule desde la
el limitante de la propia agresivo, y que cambie la actual narra- economía social y solidaria y que sea
tiva de elección libre de productos a un apoyada por políticas públicas que
capacidad de expansión de enfoque basado en derechos. vuelvan a incluir el derecho a la ali-
su experiencia y, por tanto, Estas medidas son de dos tipos: mentación como una obligación.q
de su multiplicación unas, limitadoras, como eliminar to-


dos los máquinas de vending de los
centros públicos, hospitales, escuelas; *Javier Guzmán,
otras, más complejas, que tienen que director de VSF - Justicia Alimentaria Global.

66 n 2018 n Primer cuatrimestre b PUEBLOS n Información y Debate


Cómo colaborar con la revista
Escribir o ilustrar
De acuerdo con el criterio de horizontalidad señalado en sus principios editoriales (ver www.revistapueblos.org), Pueblos está abierta a
la participación de todas aquellas personas que deseen escribir artículos o aportar dibujos, fotografías, viñetas, etc. Para ello pueden
contactar con el consejo de redacción en redaccion@revistapueblos.org.
Suscribirse
Pueblos se financia gracias a los apoyos de distintas instituciones mediante proyectos de educación para la transfor-
mación y cooperación, así como a través de suscripciones. Con el objetivo de lograr cierta estabilidad para el proyec-
to, hemos creado un boletín único de “suscripción de apoyo” con un coste anual de 32,5 euros para el Estado español
y 35 euros para otros países de la Unión Europea (consultar precios para otros países en info@revistapueblos.org). El boletín (según
el modelo inserto en esta página) ha de enviarse a la dirección de Pueblos. También se puede cumplimentar en la página web
www.revistapueblos.org o llamar al 915233824 (Madrid) o al 946552944 (Bilbao).
Distribuir
Aunque la revista se distribuye fundamentalmente a través de suscripciones, queremos estar en algunos puntos de venta próximos a
los movimientos sociales. También se puede encontrar en numerosas librerías públicas y universitarias. Si quieres distribuir Pueblos
escríbenos a: info@revistapueblos.org.

Puntos de venta
Andalucía > Librería La Fuga (Sevilla). Asturies > Local Cambalache (Oviedo). Castilla-La Mancha > El Rincón Lento (Guadalajara),
librerías Hojablanca y Taiga (Toledo). Castilla y León > Librería del Burgo (Palencia). Comunitat Valenciana > Librería Primado
(Valencia). Euskadi > Librería Lagun (Donostia), Librería Cámara, Louise Michel liburuak, La Tienda Comprometida y tienda de Píkara
Magazine (Bilbao), Librería del Campus UPV/EHU de Leioa. Extremadura > Librería Tusitala (Badajoz). Galicia > Librería Lume (A
Coruña), Librería Paz (Pontevedra). Comunidad de Madrid > Librería Asociativa Traficantes de Sueños, Librería La Central de Callao.

PUEBLOS - REVISTA DE INFORMACIÓN Y DEBATE


C/ Gran Vía, nº 40, 5ª planta, oficina 2, 28013 Madrid. 91 523 3824
C/ Cardenal Gardoki, 9, 5ºD, 48008 Bilbao - Bizkaia. 946 552 944
www.revistapueblos.org / info@revistapueblos.org / redaccion@revistapueblos.org

Suscripción anual

FICHA DE SUSCRIPCIÓN - PUEBLOS


Estado español: 32,5 euros - Unión Europea: 35 euros
Número de suscripciones:

Datos de la persona suscriptora


Con cada nueva
Nombre: suscripción
Dirección: se remitirá un
Población: ejemplar de uno
Provincia: de los libros o
Teléfono/s - fax: audiovisuales
Correo electrónico: editados por las
organizaciones
Formas de pago: que componen el
1.Domiciliación bancaria consejo editorial
Banco / caja: de Pueblos.
Domicilio sucursal. Calle y nº:
Código postal y localidad:

Ruego a ustedes se sirvan pagar los recibos que presente


la Asociación Paz con Dignidad-Revista Pueblos en mi cuenta/libreta:
IBAN - Entidad - Oficina - D.C. - Número de cuenta

2.Transferencia
Asociación Paz con Dignidad- Revista Pueblos.
Triodos Bank. Número de cuenta: ES64 1491 0001 2321 3000 3425
No olvide enviarnos una copia de la operación. Concepto: Suscripción revista Pueblos.
NOTA: La suscripción incluye los tres números cuatrimestrales de la revista y los números especiales que se publiquen. Con cada nueva suscripción se
remitirá un ejemplar de uno de los libros o audiovisuales publicados por las organizaciones que componen el consejo editorial de Pueblos.