Sie sind auf Seite 1von 2

Coleccion: Gaceta Civil - Tomo 6 - Numero 45 - Mes-Ano: 12_2013

Procede el cambio de placa voluntario de un vehículo con


medida cautelar de incautación inscrita
Rosa Isabel QUINTANA LIVIA*

[-]

Recientemente, el Tribunal Registral se ha pronunciado sobre la procedencia o no del


cambio voluntario de placa correspondiente a un vehículo que se encuentra afectado
con una medida cautelar de incautación. A nuestro parecer, con buen criterio, la
Resolución N° 460-2013-SUNARP-TR-T ordena la inscripción por los fundamentos que
serán analizados seguidamente.

El caso se inicia con un vehículo sobre el cual se traba la medida de incautación,


derivada de un proceso penal –que, según las evidencias, habría sido objeto de
clonación de placas, pues las características físicas de los vehículos no coinciden–; sin
embargo, al margen de los detalles, el tema controvertido se centra en determinar si es
posible que el propietario pueda solicitar el cambio de placa voluntario, a pesar de la
incautación.

Sobre el particular, cabe recordar que el Acuerdo Plenario N° 5-2010/CJ-116 de la


Corte Suprema de la República ha definido la incautación como una medida procesal
que cumple dos finalidades: i) de restricción de derechos, cuya función es
primordialmente conservativa; y, ii) de coerción, cuya función es prevenir el
ocultamiento de bienes sujetos a comiso y, de esa forma, lograr que la verdad sea
desvelada. En ambos casos, se trata de un acto de autoridad que limita las facultades
de dominio respecto de bienes o cosas relacionadas con el hecho punible.

Por su parte, ¿qué es el cambio de placa voluntario? El Decreto Supremo N° 015-


2009-MTC inició el Proceso General Extraordinario de Cambio de Placas, que consiste
en la variación del número de matrícula a través del cambio de la placa de rodaje
antigua por la Placa Única Nacional de Rodaje, para lo cual debe consignarse en la
calcomanía holográfica de seguridad, el número de matrícula de la placa anterior. Para
la procedencia del cambio, el propietario deberá solicitarlo1 al Registro Vehicular
mediante el formato de cambio de placa con firma certificada ante notario o fedatario
de la Sunarp, acompañado del formato tipo de uso del vehículo; por otro lado, en el
caso de servicio público de pasajeros, deberá presentarse el certificado que acredite
dicha habilitación; y en el caso de uso especial, se acompañará la documentación
prevista en el artículo 56 del Reglamento de Placa Única Nacional de Rodaje. Por tal
virtud, el registro expedirá una tarjeta de identificación vehicular que consignará la
nueva matrícula y también la antigua placa. Estas disposiciones del Ministerio de
Transporte y Comunicaciones fueron dictadas con el fin de alcanzar estándares de
seguridad internacional para evitar la falsificación, adulteración, destrucción o empleo
indebido de las placas.

¿Qué efectos tiene el cambio de placa en la incautación? Como sabemos, la


incautación se realiza sobre una cosa o bien, ya sea para conservarlo como medio de
prueba o para prevenir su ocultamiento y quizás, posteriormente, proceder al comiso
del bien, según las resultas del proceso penal. Por lo tanto, si bien la incautación limita
los poderes de disposición del propietario, sin embargo, no los elimina; por lo que este
puede ejercer determinados actos de administración que sean compatibles o que no
afecten los alcances de la medida de incautación.

En tal sentido, el cambio de placa no significa que el bien se haya transformado o


alterado, ni que haya sido objeto de algún acto de disposición a favor de tercero que
distorsione el objeto de la medida cautelar de incautación; por tanto, se trata de un
mero acto de administración, inocuo, que en nada afecta a la medida judicial de
incautación, pues aun cuando el vehículo cambie de matrícula, empero, el bien sigue
siendo el mismo, y no otro, pues aquí funciona una de las características típicas de los
derechos reales, como es la adherencia, por el cual el derecho o los gravámenes del
bien no se modifican por las alteraciones o cambios que sufra la cosa, en este caso, de
mera identificación (GONZALES BARRÓN, Gunther. Tratado de Derechos Reales.
Tomo I, Jurista Editores, Lima, 2013, p. 87).

Por lo expuesto, la incautación se mantiene inalterable sobre el vehículo, sea con la


antigua o con la nueva matrícula. En consecuencia, aunque el bien sufra una
incautación, la solicitud del propietario para el cambio voluntario de placas es
procedente, pues no solo se trata de un acto de mera administración, y no de
disposición, sino que, adicionalmente, la citada variación es coherente con la
incautación, pues solo busca incrementar las medidas de seguridad sobre el bien, con
lo cual el primer beneficiario es el propio Estado.

___________________________

* Abogada con título de Maestría en Derecho Notarial y Registral. Estudios de


Maestría en Derecho de la Empresa por la Pontificia Universidad Católica del Perú.
Registradora pública titular del Registro de Propiedad Vehicular de la Zona Registral N°
IX - Lima. Becaria del AECID.

1 Ver: Artículo 136 del Reglamento de Inscripciones del Registro de Propiedad


Vehicular, aprobado por la Resolución del Superintendente Nacional de los Registros
Públicos N° 039-2013-SUNARP/SN (publicada en El Peruano del 20/02/2013).

Gaceta Jurídica- Servicio Integral de Información Jurídica


Contáctenos en: informatica@gacetajuridica.com.pe