Sie sind auf Seite 1von 2

Andrea Juan Gámez

Latín VI
Enálage e Hipalage
ENÁLAGE.

PALABRAS CLAVE: CAMBIO, FUNCIÓN SINTÁCTICA, CATEGORÍA GRAMATICAL.

La enálage es una figura retórica que consiste en utilizar una palabra con una función
sintáctica que no le es propia.

O fenómeno provocado por una categoría gramatical cuando tiene en el discurso una
función distinta a la que tiene asignada en el nivel de la lengua.

Ejemplo: «Mi amor es un será

o a veces, es un fue.

Pero no pasa nunca por el es»

Tenemos dentro de la enálage varias subdivisiones: Antimeria, Heterosis e Hipálage.

Antimeria, significa que se usa una parte de la oración por otra. Por ejemplo: un sustantivo
por un verbo, o un verbo por un sustantivo, etc.

Heterosis, sucede en cuanto al verbo, es decir, el cambio de un tiempo, modo, persona o


número por otro.

HIPÁLAGE.

PALABRAS CLAVE: CAMBIO, SUSTANTIVO, ADJETIVO.

Hipálage, o enálage de sustantivo. Consiste en aplicar a un sustantivo un adjetivo que


corresponde a otro sustantivo.

Objetivo: Este intercambio atrae la atención hacia lo que se está diciendo y, de este modo,
enfatiza el verdadero sentido de la frase.

Mueve la fantasía del público, enriquece semánticamente al adjetivo, hace un equívoco,


genera ambigüedad en el discurso poético.

Ejemplos:

• Camino por las lentas galerías.


• Shakespeare nos ofrece un bello ejemplo de hipálage, poniendo en labios de Casio la
siguiente frase, referente a Julio César: «Sus cobardes labios volaron de su color»

• Ibant obscuri sola sub nocte per umbram. (Virgilio, Eneida VI, 268)

• En su grave rincón, los jugadores

rigen las lentas piezas. El tablero

los demora hasta el alba en su severo

ámbito en que se odian dos colores (Ajedrez, Jorge Luis Borges)

• δίνης πτερωτὸς φθόγγος (Aristófanes, Aves, 1198)

• Et addis cornua pauperi, neque iratos trementi Regum apices, neque militum arma.
(Horacio, Odas, III, XXI)