Sie sind auf Seite 1von 9

ASUNTO: SE PROMUEVE

CONTROVERSIA CONSTITUCIONAL

CIUDADANOS MINISTROS QUE INTEGRAN LA SUPREMA CORTE DE LA


NACIÓN.

LIC. VERÓNICA REYES GUTIÉRREZ, en mi carácter de síndico municipal


del H. Ayuntamiento de Puebla, personalidad que acredito con copia certificada, del
nombramiento, otorgado en Sesión de Cabildo de fecha diecisiete de febrero del dos
mil catorce, expedida ante la fe del licenciado Jaime Juárez Hernández Notario
Público número 99 del Distrito Judicial de Puebla, Con Cédula Profesional número
11246365, debidamente expedida por la Secretaría Pública Federal a través de su
Dirección General de Profesiones y debidamente registrada en el Registro Nacional
Único de Profesionales del Derecho del Poder Judicial de la Federación, con número
de registro 45652214, así mismo autorizando para oir y recibir notificaciones, e
imponerse de los autos a la LICENCIADA EN DERECHO MARÍA VICTORIA
AGUIRRE VÁZQUEZ profesionista que cuenta con Cédula Profesional 567432
debidamente expedida por la Secretaría de Educación Pública Federal, a través de
su Dirección General de Profesiones, y debidamente registrada Registro Nacional
Único de Profesionales del Derecho del Poder Judicial de la Federación, con número
de registro 44256839, y señalando como domicilio para oír y recibir toda clase de
Notificaciones el ubicado en Avenida Juan de Palafox y Mendoza, Portal Hidalgo No.
Catorce, Col. Centro, Puebla, Puebla. Código Postal 72430, por medio del presente
ocurso vengo a promover CONTROVERSIA CONSTITUCIONAL por lo cual a
efecto de cumplir con los requisitos que exige el Artículo 22 de la Ley Reglamentaría
de las Fracciones I y II del Artículo 105 de Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, me permito expresar lo siguientes datos:

1.-ENTIDAD, PODER U ORGANO ACTOR: Honorable Ayuntamiento de Puebla


por conducto del Síndico Municipal, quien funge como su representante en términos
de lo establecido por el Artículo 100, Fracciones I, III Y XVIII de la Ley Orgánica
Municipal vigente.

1.1.-REPRESENTACIÓN Y LEGITIMACIÓN ACTIVA: la Suscrita como ya he


hecho mención en líneas anteriores y a mayor abundamiento justifico mi carácter de
Síndico Municipal de Puebla con las copias certificadas del Acta de Cabildo de fecha
de diecisiete de febrero del año dos mil catorce, en donde consta mi designación
aceptación y toma de protesta al cargo que ocupo actualmente, lo anterior en
términos de los Artículos 46, 48, 100 y demás relativos y aplicables de la Ley
Orgánica Municipal vigente, mismos que al efecto establecen:

ARTÍCULO 46.- Los Ayuntamientos estarán integrados por un Presidente


Municipal, Regidores y Síndico, que por elección popular directa sean designados de
acuerdo a la planilla que haya obtenido el mayor número de votos. El número de
Regidores para cada Ayuntamiento se establecerá conforme a las bases siguientes:

I. En el Municipio Capital del Estado, con dieciséis Regidores de mayoría,


además del Presidente Municipal;
II. En los Municipios que conforme al último Censo General de Población tengan
sesenta mil o más habitantes, por ocho Regidores de mayoría, además del
Presidente Municipal; y

1
III. En los demás Municipios, por seis Regidores de mayoría, además del
Presidente Municipal.

ARTÍCULO 48.- Para ser electo miembro de un Ayuntamiento, se requiere:

I. Ser ciudadano poblano en ejercicio de sus derechos;


II. Ser vecino del Municipio en que se hace la elección;
III. Tener dieciocho años de edad cumplidos el día de la elección; y
IV. Cumplir con los demás requisitos que establezcan los ordenamientos
aplicables.

ARTÍCULO 49.- No pueden ser electos Presidente Municipal, Regidores o Síndico


de un Ayuntamiento:

I. Los servidores públicos municipales, estatales o federales, a menos que se


separen de su cargo noventa días antes de la jornada electoral;
II. Los militares que no se hayan separado del servicio activo cuando menos
noventa días antes de la jornada electoral;
III. Los ministros de los cultos, a menos que se separen formal, material y
definitivamente de su ministerio cuando menos cinco años antes de la
jornada electoral;
IV. Quienes hayan perdido o tengan suspendidos sus derechos civiles o políticos,
conforme a lo establecido en la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de
Puebla;
V. Los inhabilitados por sentencia judicial o resolución administrativa firme;
VI. Los declarados legalmente incapaces por autoridad competente;
VII. Las personas que durante el periodo inmediato anterior, por elección popular
directa, por elección indirecta o por designación, hayan desempeñado las
funciones de Presidente Municipal, Regidor o Síndico o las propias de estos
cargos, cualquiera que sea la denominación que se les dé. Los funcionarios
antes mencionados, cuando tengan el carácter de propietarios no podrán ser
electos para el periodo inmediato con el carácter de suplentes, pero los que
tengan el carácter de suplentes, si podrán ser electos para el periodo
inmediato como propietarios, salvo que hayan estado en funciones; y
VIII. Los que sean proveedores o prestadores de servicios directos o indirectos
del Municipio de que se trate, a menos que dejen de serlo noventa días antes
de la jornada electoral.

ARTÍCULO 100.- Son deberes y atribuciones del Síndico:


I. Representar al Ayuntamiento ante toda clase de autoridades, para lo cual
tendrá las facultades de un mandatario judicial;
II. Ejercer las acciones y oponer las excepciones de que sea titular el Municipio;
otorgar poderes, comparecer a las diligencias, interponer recursos, ofrecer
pruebas, articular posiciones, formular alegatos, en su caso rendir informes,
actuar en materia civil, administrativa, mercantil, penal, laboral, de amparo
y de juicios de lesividad y demás inherentes a las que tiene como mandatario
judicial por sí o por conducto de los apoderados designados por él.
III. Seguir en todos sus trámites los juicios en que esté interesado el Municipio
por sí o por conducto de los apoderados designados por él;51 IV. Presentar
denuncia o querella ante la autoridad que corresponda, respecto de las
responsabilidades en que incurran los servidores públicos del Municipio, en

2
el ejercicio de sus encargos, por delitos y faltas oficiales por sí o por conducto
de los apoderados designados por él;52 V. Promover ante las autoridades
municipales, cuanto estimaren propio y conducente en beneficio de la
colectividad; VI. Cuidar que se observen escrupulosamente las disposiciones
de esta Ley, denunciando ante las autoridades competentes cualquier
infracción que se cometa por sí o por conducto de los apoderados designados
por él;
VII. Asistir a los remates públicos en los que tenga interés el Municipio, para
verificar que se cumplan las disposiciones aplicables;
VIII. Manifestar oportunamente sus opiniones respecto a los asuntos de la
competencia del Ayuntamiento;
IX. Promover la inclusión en el inventario, de los bienes propiedad del Municipio que
se hayan omitido;
IX. Gestionar el pago de los créditos civiles del Municipio, incluyendo sus
accesorios;
X. Tramitar hasta poner en estado de resolución los expedientes de
expropiación;
XI. Convenir conciliatoriamente con el propietario del bien que se pretende
expropiar, el monto de la indemnización, en los casos que sea necesario;
XII. Dar cuenta al Ayuntamiento del arreglo o la falta de él, sobre el monto de
la indemnización, a fin de que el Cabildo apruebe el convenio o autorice
al Síndico a entablar el juicio respectivo;
XIII. Sustanciar y resolver el recurso de inconformidad en los términos de la
presente Ley;
XIV. Vigilar que en los actos del Ayuntamiento:
a) Se observen las leyes y demás ordenamientos legales.
b) Se promuevan, respeten, protejan y garanticen los derechos humanos, de
conformidad con los principios previstos en la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.
c) Se colabore con los organismos públicos nacional y estatal encargados de la
protección, respeto, vigilancia, prevención, observancia, promoción, defensa,
estudio y divulgación de los derechos humanos, de conformidad con el orden
jurídico mexicano.
XVI. Emitir laudos en materia de Régimen de Propiedad en Condominio, imponer
multas, realizar inspecciones, constituirse en árbitro y demás facultades que se
señalan en las leyes respectivas;
XVII. Prever y aplicar mecanismos alternativos de solución de controversias; y
XVIII. Las demás que les confieran las leyes.

Así mismo los artículos 10 Fracción I y 11, Primer Párrafo de la ley Reglamentaria
de las fracciones I y II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
señalan:

ARTICULO 10. Tendrán el carácter de parte en las controversias constitucionales:

I. Como actor, la entidad, poder u órgano que promueva la controversia;

3
ARTICULO 11. El actor, el demandado y, en su caso, el tercero interesado
deberán comparecer a juicio por conducto de los funcionarios que, en términos de
las normas que los rigen, estén facultados para representarlos.

En todo caso, se presumirá que quien comparezca a juicio goza de la representación


legal y cuenta con la capacidad para hacerlo, salvo prueba en contrario.

En este sentido el primero de los preceptos transcritos dispone que tendrá el carácter
de actor, “la entidad, poder u órgano que promueva la controversia”, el segundo por
su parte, regula dos medios para tener por reconocida la representación de quienes
interpongan dicho medio de impugnación a nombre de las partes bajo los siguientes
lineamientos:

1. Representación consignada en la ley:


El actor, el demandado y en su caso el tercero interesado podrán comparecer a juicio
por conducto de sus funcionarios, quienes tendrán en su caso facultades de
representación, mismas que estarán establecidas en la ley que rija su
funcionamiento, como en la especie lo establece la Ley Orgánica Municipal vigente
de Marzo del dos mil uno, en sus numerales que ya he citado en líneas anteriores.

Amen de lo anterior cobra aplicación analógica el siguiente criterio:

CONTROVERSIA CONSTITUCIONAL. EL SÍNDICO TIENE LA REPRESENTACIÓN ORIGINAL


DEL MUNICIPIO EN LOS LITIGIOS EN QUE ÉSTE FUERE PARTE, SALVO QUE EL
LEGISLADOR O EL AYUNTAMIENTO EXPRESAMENTE SE LA CONFIERA AL PRESIDENTE
MUNICIPAL EN LOS CASOS ESPECÍFICOS SEÑALADOS (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE
SONORA).
Los artículos 64, 65, fracciones V y VIII, y 70, fracciones I y II, de la Ley de Gobierno y Administración
Municipal del Estado de Sonora, señalan que tanto el síndico como el presidente municipal son
representantes legales del Ayuntamiento, sin embargo, aquél lo será en todos los litigios en que éste
fuere parte, mientras que el presidente municipal lo será solamente conforme a las facultades que le
confieran el propio Ayuntamiento y la indicada Ley. De lo anterior se advierte que es necesario que
el cuerpo colegiado del Ayuntamiento le otorgue determinadas facultades al presidente municipal
para que pueda considerársele representante legal del Municipio en los casos específicos sobre los
que versen esas atribuciones, o bien, que estas últimas se desprendan de la ley indicada, para
considerarlo en esos supuestos como representante del Municipio. Fuera de estos casos, por
disposición expresa de la Ley citada, corresponde al síndico la procuración, defensa y promoción de
los intereses municipales, recayendo en éste su representación legal en los litigios en que fuese parte.
Bajo este tenor, si no existe norma legal o acuerdo del Ayuntamiento del que se advierta que el
presidente municipal está facultado para conocer como representante legal de los actos que puedan
afectar al Municipio e interponer en su nombre los medios de defensa que estime pertinentes, debe
considerarse que sólo al síndico le corresponde impugnar tales actos a partir de que tenga
conocimiento de ellos, lo que se justifica atendiendo al principio de no obstaculizar la debida defensa
del Municipio contenido en el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Controversia constitucional 42/2007. Municipio de San Luis Río Colorado. 28 de octubre de 2009.
Mayoría de tres votos. Disidentes: Genaro David Góngora Pimentel y José Fernando Franco González
Salas. Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretario: Óscar Palomo Carrasco.

II.- ENTIDAD, PODER U ÓRGANO DEMANDADO: Poder Legislativo de los


Estados Unidos Mexicanos, por medio del:
- H. Congreso de la Unión con domicilio en su sede oficial ubicado en Av. Congreso
de la Unión #66, Col. El Parque, Ciudad de México, C.P. 15960.
-H. Cámara de Senadores con domicilio en su sede oficial ubicada en Tabacalera,
06030 Ciudad de México, Ciudad de México.

4
C. Titular del Diario Oficial de la Federación con domicilio ubicado en calle Río
Amazonas número 62, Colonia Renacimiento, Delegación Cuauhtémoc en la Ciudad
de México.

III.- ENTIDADES, PODERES U ÓRGANOS TERCEROS INTERESADOS:

1.- Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, cuya sede se


encuentra en Palacio Nacional con domicilio en Plaza de la Constitución S/N, Centro,
Cuauhtémoc, Ciudad de México.

2.- Titular de la Secretaría de Gobernación Federal, con domicilio ubicado en


Abraham González Número 48, Colonia Juárez, Delegación Cuauhtémoc, Ciudad de
México.

3.- Titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, con domicilio ubicado en Lomas


de Sotelo Delegación Miguel Hidalgo Ciudad de México.

IV.- NORMA GENERAL O ACTO CUYA INVALIDEZ SE DEMANDA:

Del Honorable Congreso de la Unión reclamo la Expedición de la Ley de Seguridad


Interior, publicada en el Diario Oficial de la Federación el veintiuno de Diciembre de
dos mil diecisiete.

V.- PRECEPTOS CONSTITUCIONALES VIOLADOS:

En el presente caso se estiman violados, en perjuicio del H. Ayuntamiento de Puebla


los artículos 115 Fracción III inciso H y 21 Párrafo Noveno de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, mismos que a la letra señalan:

Artículo 115. Los estados adoptarán, para su régimen interior, la forma de


gobierno republicano, representativo, democrático, laico y popular, teniendo como
base de su división territorial y de su organización política y administrativa, el
municipio libre, conforme a las bases siguientes:

III.- Los Municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos


siguientes:

H) Seguridad pública, en los términos del artículo 21 de esta Constitución,


policía preventiva municipal y tránsito.

Artículo 21 Párrafo Noveno.- La seguridad pública es una función a cargo


de la Federación, las entidades federativas y los Municipios, que comprende
la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla
efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los
términos de la ley, en las respectivas competencias que esta Constitución
señala. La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por
los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez
y respeto a los derechos humanos reconocidos en esta Constitución.

5
A partir de los artículos en cito, se afirma que la Seguridad Pública es analizada
desde dos perspectivas, la primera esencialmente como un servicio público, que por
mandato Constitucional y en reconocimiento a su autonomía es brindado por los
Ayuntamientos, por lo que las bases mínimas para el funcionamiento de dicho
servicio corresponde instrumentarlas al municipio, la segunda perspectiva es la
concepción de la seguridad Pública como una función Pública dada su trascendencia
si bien es cierto que para el cumplimiento efectivo de la misma, es necesario que
los municipios libres auxilien a las Entidades Federativas y a la Federación en tan
importante labor, por tal motivo el hecho que constitucionalmente en el artículo 21
se consagre el actuar tripartito de la Federación, El Estado Libre y Soberano de
Puebla y el Municipio de Puebla, no significa que en el Pacto Federal se estatuya en
favor de la Federación una facultad Legislativa y Ejecutiva en materia de Seguridad
Pública, por lo que no es dable que el H. Congreso de la Unión legisle en la materia
al no ser su facultad, ni que el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de la Defensa
Nacional instrumente la aplicación de una normatividad cuyo objeto de aplicación y
de regulación corresponde al Ayuntamiento.

VI.- SEÑALO COMO HECHOS O ABSTENCIONES QUE A ESTE H.


AYUNTAMIENTO EN SU CARÁCTER DE ACTOR LE CONSTAN Y QUE
CONSTITUYEN LOS ANTECEDENTES DE LA NORMA GENERAL O ACTO CUYA
INVALIDEZ SE DEMANDA LOS SIGUIENTES:

1.- En noviembre del año dos mil dieciséis se Presentaron ante el Senado de la
República dos iniciativas con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de
Seguridad Interior, tomando en consideración los siguientes aspectos:
Es de los años 70´s, las misiones de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad
interior han evolucionado con la propia concepción de seguridad nacional en el
ordenamiento y doctrina del Estado Mexicano. Pasando en esos años de la guerra
fría de enfrentar amenazas generadas por Estados y otros sujetos de derecho
internacional a enfrentar amenazas emergentes de naturaleza no estatal como el
narcotráfico, el terrorismo y el cambio climático en épocas más recientes. Las
Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Fuerza Aérea Mexicanas) tienen como mandato
constitucional y legal la defensa exterior y seguridad interior del país, así como
defender la integridad territorial, la independencia y soberanía de la nación. Por
mandato legal, los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina participan en el
Consejo de Seguridad Nacional (establecido desde 20041) y en el Consejo Nacional
de Seguridad Pública (establecido desde 1996 como sucesor a la Coordinación de
Seguridad Pública de la Nación establecida en 19943).
Ante la inflación cualitativa y cuantitativa de la violencia de tipo criminal durante las
décadas de los noventas y dos miles, aunado a la crisis de confianza institucional en
las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia a nivel local y federal,
los Presidentes de la República desde la época de Carlos Salinas de Gortari hasta
Enrique Peña Nieto, pasando por las administraciones panistas de Vicente Fox y
Felipe Calderón, tuvieron que ordenar el despliegue de la Fuerza Armada
Permanente, tanto en funciones y misiones relativas a la seguridad interior,
verificación en materia de armas y explosivos, así como de apoyo a las funciones
civiles en materia de seguridad pública.

6
Así mismo Desde la década de los noventas, la legalidad y constitucionalidad del
despliegue de fuerzas militares en nuestro país para el combate a grupos criminales
o la atención de amenazas y riesgos a la seguridad nacional de naturaleza no
convencional ha estado en tela de juicio. El punto culminante de esta discusión se
dio en el seno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación cuando varios diputados
de la LVI Legislatura interpusieron una acción de inconstitucionalidad en contra del
artículo 12, fracciones III y IV de la entonces vigente "Ley General que Establece las
Bases de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública", antecesora de la
actual "Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública", que, como la ley
vigente de la materia, incluía a los secretarios de la Defensa Nacional y Marina como
integrantes del Consejo Nacional de Seguridad Pública. Dicho diferendo se basaba
en la premisa de la intervención de los titulares de las secretarías de la Defensa
Nacional y Marina en el Consejo Nacional de Seguridad Pública, y por ende que la
coordinación y potencial intervención de las Fuerzas Armadas en materia de
seguridad pública era violatorio de los artículos 21 y 129 constitucionales.

2.- Con fecha doce de Diciembre del año dos mil diecisiete se aprobó en la Cámara
de Senadores con cambios en la minuta enviada por la Cámara de Diputados la
iniciativa con proyecto de decreto por la cual se expide la Ley de Seguridad Interior.

3.- Con fecha catorce de Diciembre del año dos mil diecisiete la Ley de Seguridad
Interior fue aprobada en todos sus puntos, remitiéndose al titular de poder ejecutivo
para su promulgación.

4.- Con fecha veintiuno de Diciembre del año dos mil diecisiete fue publicada en el
Diario Oficial de la Federación la Ley de Seguridad Interior.

5.- Con fecha veintidós de Diciembre del año dos mil diecisiete entró en vigor la Ley
de Seguridad Interior.

VII.- CONCEPTOS DE INVALIDEZ:

ÚNICO.- Desde el Origen de los Estados Modernos en el Siglo XVI, la


Seguridad Publica ha sido un tema trascendental para el desarrollo de los mismos,
pues la amenazas a lo que hoy conocemos como la paz pública siempre han sido
latentes, sin embargo es de precisar que dado al carácter multívoco que posee el
concepto Seguridad Pública, resulta necesario precisar que el concepto en alusión,
en primer término es relativo a la función Tripartita a cargo de la Federación, los
Estados y Los Municipios a fin de garantizar el orden público y la paz pública.

En otro matiz encontramos que la Seguridad Pública puede ser concebida como el
conjunto de políticas y acciones coherentes y articuladas tendientes a garantizar la
paz pública a través de la persecución de los delitos y de las faltas contra el orden
público, mediante el sistema de control y el de policía administrativa.

En otro sentido la Seguridad Pública es concebida desde la Teoría Mexicana de los


Servicios Públicos, como una contraprestación a cargo del Municipio libre que en
ejercicio de su autonomía municipal proporciona para la protección de su población,
amen de este esta postura y en base a lo establecido por el artículo 115 Fracción III

7
inciso H de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, constituye una
obligación a cargo del H. Ayuntamiento de Puebla la protección de la población del
municipio y la salvaguarda del interés colectivo del mismo, por lo que si el Pacto
Federal claramente confiere dicha obligación, No es dable que la Federación a través
de la Secretaría de la Defensa Nacional y mediante una ley secundaria suprima las
facultades que por mandato constitucional CORRESONDEN ORIGINARIAMENTE AL
MUNICIPIO, pues si bien es cierto que la Federación y el Estado Libre y Soberano
de Puebla en auxilio a los municipios pueden actuar tripartitamente en materia de
seguridad pública, NO MENOS CIERTO es que dicha colaboración tal y como lo
establece el artículo 21 párrafo noveno de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos se constriñe en su caso la solicitud que el propio municipio realice
o en su caso dado la magnitud del peligro o amenaza que se presente, sin embargo
la ley que se combate por medio de la presente Controversia Constitucional se aparta
completamente de lo establecido por nuestra norma fundamental, pues el hecho de
darle intervención legal a las fuerzas armadas en las labores de seguridad interior
como lo es la seguridad pública municipal, constituye además una invasión a la
esfera de competencia que este ayuntamiento es dotada.

Así mismo la ley de Seguridad Interior que se combate por el presente Medio de
Control Constitucional constituye un instrumento para la invasión de competencias
del municipio de Puebla, pues la facultad atribuida al titular del poder ejecutivo
federal y a la Secretaría de la Defensa Nacional en términos del artículo 11 de la
citada ley para realizar la declaratoria protección a la seguridad interior, y su
ejecución constituye una violación directa a lo preceptuado por el artículo por el
artículo 115 fracción tercera inciso H de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, pues se esta permitiendo que otro ente lleve a cabo la función y servicio
público de seguridad público y ejerza el control directo sobre las referidas funciones.

Por lo anteriormente Expuesto y Fundado a Ustedes Ciudadanos Ministros que


integran la Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación, atentamente pido se
sirvan:

PRIMERO.- Tenerme por medio del presente promoviendo Controversia


Constitucional en contra de los actos y autoridades que he precisado en el cuerpo
de este ocurso.

SEGUNDO.- Admitir a trámite la presente Controversia Constitucional,


ordenándose correr traslado a los demandados a efecto que produzcan contestación
en los términos que a su derecho e interés convenga.

TERCERO.- Seguido que por sus trámites legales corresponda se decrete la


invalidez de la norma que se impugna por el presente Medio de Control
Constitucional.

8
“PROTESTO A USTEDES MI RESPETO”

Puebla, Puebla a los Veinticuatro días del mes de Marzo de dos mil
dieciocho.

LIC. VERÓNICA RÉYES GUTÍERREZ


SÍNDICO MUNICIPAL DEL
MUNIICPIO DE
PUEBLA