Sie sind auf Seite 1von 4

7 FORMAS DE EXPRESION DE LA ENERGIA CORPORAL

Ante esta perspectiva, nos proponemos ordenar de una forma lógica y fundamentada, el
"cajón desastre" de la Expresión Corporal, intentando seguir el camino del consenso en
cuanto a los contenidos a impartir en esta importante parcela de la Educación Física.

Existen varias razones por las que la Expresión Corporal sigue siendo uno de los
contenidos menos desarrollados por los docentes en sus clases, pese a estar
específicamente contemplados dentro de los distintos niveles educativos. Una de las
razones es la tradicional falta de formación en este ámbito, carencia que es cada vez
menor, por la progresiva importancia que se les está dando dentro de las diplomaturas y
licenciaturas dedicadas a la formación de especialistas en Educación Física, por la
proliferación de los cursos sobre esta materia que se ofrecen dentro de la formación
continua y que poseen gran aceptación entre los docentes, atrayendo a profesionales de
distintas especialidades, no sólo a los de Educación Física.

EL CLOWN

El Clown es el arte del placer por la tontería. Es una experiencia teatral apasionante con
la que recuperamos el placer de jugar y la capacidad de expresarnos espontáneamente,
libres de tabúes y prejuicios.

El clown hace reír con su mirada sobre el mundo y sus intentos de posarse por encima
de sus fracasos. La técnica del clown es profunda, alocada e inesperada.

Descubrir nuestro clown es un deleite que nos permite transitar el placer de jugar,
convertirlo en fuerza escénica y compartirlo con el público.

Confundido habitualmente con el payaso, se diferencia de éste en su vestuario y


maquillaje, pero la gran diferencia técnica es que el payaso trabaja sobre arquetipos del
ridículo universal (por ejemplo, el tropezón), mientras que el clown trabaja y compone a
partir de sus propios temores, sueños y obsesiones.
EL EXPRESIVO

En el campo de la didactica del teatro en la educación, la expresión junto a la


comunicación constituyen(gramaticalmente) la finalidad y el contenido básico. Ambos son
la esencia de cualquier taller basado en la creatividad expresiva como los talleres de
dramatización, danza, plástica y música

Etimológicamente se deriva de ‘exprimere’, que significa hacer salir presionando. El


sentido originario de expresión es el de movimiento del interior hacia el exterior, presión
hacia fuera. Pero este término adquiere sentidos muy precisos en las distintas disciplinas.
Así, en Estética: es la propiedad que posee una obra de arte para suscitar emociones,
sentimientos; en Lingüística: palabra o grupo de palabras utilizadas para manifestar
sentimientos, pensamientos, opiniones y también es el significante, lo que es dicho, esto
es, el enunciado; en Álgebra: conjunto de términos que representan una cantidad; en
Psicología: comportamiento exterior, espontáneo o intencional, que traduce emociones o
sentimientos (la expresión de alegría, de sorpresa, etc.) pues la manifestación de los
estados afectivos puede ser revelada por los gestos, la palabra, por los signos que
aparecen en el rostro. Y, también, es un término que se atribuye a hechos vagos, a ciertos
gestos más o menos vehementes de comunicación interpersonal: mover los brazos al
hablar, gesticular, subrayar las frases, etc.

MASCARA NEUTRA

La máscara neutra, o máscara de la calma y el silencio, es un instrumento pedagógico,


fabricado usualmente en cuero marrón, aunque también en papel maché. Algunas veces
se utilizan en color blanco, pero esto es completamente contrario al concepto de
neutralidad. El blanco en la piel humana es sinónimo de muerte.

La máscara carece de toda expresión, liberando así al actor de su propio gesto, y


permitiéndole expresarse en su conjunto, con todo el cuerpo. La máscara busca
incesantemente la utopía de la neutralidad y por consiguiente, la persona que la porta
debe seguir los mismos designios. Nada ni nadie puede ser neutro, sin embargo, su
búsqueda formula preguntas indispensables en el hecho teatral. ¿Que es lo que une a
toda la humanidad? ¿que nos diferencía?.

A diferencia de algunas creencias, debidas principalmente a una mala formación, la


máscara neutra no puede mostrarse al espectador, queda sólo y exclusivamente
relegada al hecho pedagógico. El motivo radica precisamente en su intrínseco equilibrio.
No tiene conflictos ni internos ni externos, no genera inflexiones, no posee
individualidades. El escenario es precisamente lo contrario. Es el desequilibrio, el detalle,
el individuo, la particularidad.

EL AUTOMATA

Autómata, del latín automăta y este del griego αὐτόματος autómatos, ‘espontáneo’ o ‘con
movimiento propio’. Según la RAE, «máquina que imita la figura y los movimientos de un
ser animado»,1 es un equivalente tecnológico en la actualidad; serían
los robots autónomos. Si el robot es antropomorfo se conoce como androide.

Históricamente los primeros autómatas se remotan en la prehistoria donde las estatuas


de algunos de sus dioses o reyes despedían fuego de sus ojos, como fue el caso de una
estatua de Osiris, otras poseían brazos mecánicos operados por los sacerdotes del
templo, y otras, como la de Memon de Etiopía emitían sonidos cuando los rayos del sol
los iluminaba consiguiendo, de este modo, causar el temor y el respeto a todo aquel que
las contemplara. Esta finalidad religiosa del autómata continuará hasta la Grecia clásica
donde existían estatuas con movimiento gracias a las energías hidráulicas. Esos nuevos
conocimientos quedan plasmados en el primer libro que trata la figura de los
robots Autómata escrita por Herón de Alejandría (10 d. C.-70 d. C.) donde explica la
creación de mecanismos, muchos basados en los principios de Philon o Arquímedes,
realizados fundamentalmente como entretenimiento y que imitaban el movimiento, tales
como aves que gorjean, vuelan y beben, estatuas que sirven vino o puertas automáticas
todas producidas por el movimiento del agua, la gravedad o sistemas de palancas.
También cabe destacar su “The automaton theatre” sobre su teatro de marionetas
mecánicas que representaban la Guerra de Troya.
EL TURISTA

Un turista es aquella persona que se traslada de su entorno habitual a otro


punto geográfico, estando ausente de su lugar de residencia habitual más de 24 horas y
realizando pernoctación en el otro punto geográfico.

Las características que lo definen como turista no responden a un sólo aspecto, por
ejemplo, el cultural. Aquella persona que visita distintos puntos de su país, o del planeta,
y que lo hace para aprender más o para aumentar su conocimiento cultural es turista. Sin
embargo, una persona que visita por motivos de salud, puede cumplir con otras
características que lo definen como turista, y sin embargo, no visitó un lugar para
aumentar su conocimiento, ni para aprender más.

Todo individuo que se moviliza de un lugar a otro es considerado viajero. Entre la figura
de "viajero" podemos distinguir al "visitante" de los "otros viajeros". Es visitante el que
viaja a un lugar fuera de su entorno habitual y no lleva a cabo en el destino una actividad
remunerada por residentes.

Entre los visitantes podemos distinguir a los turistas y a los excursionistas, y la única
característica que los diferencia es si pernoctan o no en el destino.

EL ABANDONADO

Participio pasivo del verbo “abandonar“. Se dice de algo que se encuentra es descuidado,
desatendido, perezoso, desaseado, desidioso, ocioso, negligente, indolente,
despreocupado. vicioso, adicto, entregado a los vicios. Este vocabulario se utiliza como
sustantivo. Se dice de un lugar que se encuentra despoblado. Esta palabra proviene del
verbo “abandonar” y del sufijo “ado”, en iodioma catalán “abandonat”, del frances
“abandonné” y del italiano “abbandonato”.