You are on page 1of 3

POESIA

Dime por favor madre mía


MI MADRE Dime cómo es posible que quién te ha enseñado a ser
te dividas en tantas partes mamá, quién te dio la
Fue aquel día en que abrí para darle amor y felicidad a maestría para llegar a la
mis ojos, una bella sonrisa mí, mis hermanos y a mi felicidad con sufrimiento.
me daba la bienvenida, Padre.
duros momentos pasaste
pero con la dicha que me Eres envidia de las flores
tendrías en tus brazos. Tus palabras son el más bellas, tu sonrisa de
alimento, y la cura para mi interminable dulzura, que
alma desgarrada, tu amor el las aves canten en esta fecha
Hoy quiero expresarte un regalo más maravilloso, pues hoy te celebramos por
poco del agradecimiento por que la vida me ha brindado. tu día.
tus esmeros, tu gran cariño
de madre y aún más, tu
tiempo de inagotable amor a Dime por el amor de Dios No olvido que tus palabras
mi lado. cuando tomaste clases de son oro, tus consejos son
psicología si siempre has también mi alimento y aún
estado a mi lado más tus regaños son la
Dime cómo tú le has hecho compartiendo mis tristezas fuente que forja mi
para escaparte del día a día, y alegrías. fortaleza.
Dime madre mía el secreto
para darme horas de amor a
cada momento. Innumerables ansiedades Gracias por tu esfuerzo,
has vivido, más aún siendo gracias por convertirme en
provocadas por mí, desde lo que soy. Nunca podré
Tienes el corazón más puro, mis arrebatos de carácter devolverte el esfuerzo...
y tus brazos dan consuelo, hasta en mis momentos de esfuerzo sin medida,
tus manos son tan suaves, ingratitud. esfuerzo sin interés.
las siento en tus caricias.

Dime cuando estudiaste Por eso digo al mundo en


Dime qué le ofreciste a la enfermería si siempre que este momento que la mujer
vida a cambio de sus favores me caía tú corrías a quien más amo es la que
por mí, porque de noche no despavorida y curabas mis va a mi lado en mi camino
duermes y de día trabajas el heridas. y ella tiene por nombre MI
doble. MADRE.

Es inagotable y admirable tu
Tus ojos son estrellas, que energía tu fidelidad y
iluminan mis noches de entrega conmigo, nada se
angustia, y tus labios me compara con tu cariño pues
confortan, cada vez que incondicional es el amor de Autor
tropiezo y siento, el dolor en madre. Raúl Rodríguez Álvarez
mi pecho.
POESIA
Dime por favor madre mía
MI MADRE Dime cómo es posible que quién te ha enseñado a ser
te dividas en tantas partes mamá, quién te dio la
Fue aquel día en que abrí para darle amor y felicidad a maestría para llegar a la
mis ojos, una bella sonrisa mí, mis hermanos y a mi felicidad con sufrimiento.
me daba la bienvenida, Padre.
duros momentos pasaste
pero con la dicha que me Eres envidia de las flores
tendrías en tus brazos. Tus palabras son el más bellas, tu sonrisa de
alimento, y la cura para mi interminable dulzura, que
alma desgarrada, tu amor el las aves canten en esta fecha
Hoy quiero expresarte un regalo más maravilloso, pues hoy te celebramos por
poco del agradecimiento por que la vida me ha brindado. tu día.
tus esmeros, tu gran cariño
de madre y aún más, tu
tiempo de inagotable amor a Dime por el amor de Dios No olvido que tus palabras
mi lado. cuando tomaste clases de son oro, tus consejos son
psicología si siempre has también mi alimento y aún
estado a mi lado más tus regaños son la
Dime cómo tú le has hecho compartiendo mis tristezas fuente que forja mi
para escaparte del día a día, y alegrías. fortaleza.
Dime madre mía el secreto
para darme horas de amor a
cada momento. Innumerables ansiedades Gracias por tu esfuerzo,
has vivido, más aún siendo gracias por convertirme en
provocadas por mí, desde lo que soy. Nunca podré
Tienes el corazón más puro, mis arrebatos de carácter devolverte el esfuerzo...
y tus brazos dan consuelo, hasta en mis momentos de esfuerzo sin medida,
tus manos son tan suaves, ingratitud. esfuerzo sin interés.
las siento en tus caricias.

Dime cuando estudiaste Por eso digo al mundo en


Dime qué le ofreciste a la enfermería si siempre que este momento que la mujer
vida a cambio de sus favores me caía tú corrías a quien más amo es la que
por mí, porque de noche no despavorida y curabas mis va a mi lado en mi camino
duermes y de día trabajas el heridas. y ella tiene por nombre MI
doble. MADRE.

Es inagotable y admirable tu
Tus ojos son estrellas, que energía tu fidelidad y
iluminan mis noches de entrega conmigo, nada se
angustia, y tus labios me compara con tu cariño pues
confortan, cada vez que incondicional es el amor de Autor
tropiezo y siento, el dolor en madre. Raúl Rodríguez Álvarez
mi pecho.

Related Interests