You are on page 1of 25

Experiencia con la violencia

Entrevistado: Luis

L: Con los barrios, más que todos con los partidos, las peleas desde tiempo, los
campeonatos todos los barrios del Callao, ahí todos nos veíamos las caras, y de ahí en
discotecas también.

N: ¿Cómo funcionaban las redes, como captaban?

L: A los mejores jugadores les llevaban a comer ceviche y les ofrecían trabajo, ya sabíamos
en que estaban, negocios tipo mafia, todo lo que es mafioso, la verdadera mafia.

Lo que conozco es en Bellavista y el puerto también, habrán más o menos unos 10,
también están metidos los de Lima, hay líneas línea 1, línea 2 y línea 3, son salidas del
puerto vía marítima, los estibadores que trabajan casi todos son chalacos. Ellos trabajan
para políticos, policías, el ejército, gente de la sierra, alcaldes, jueces mandan 700 mil Ton
de cocaína, saben que con una maletita de 10 kg, o una embarcación de 500, es corto, (es
chico así q lo pueden hacer), los que tienen billetes y empresa les da ambición de meterse
en ese negocio.

Si tú tienes palta te dicen que van a meter la droga y va a llegar allá, vas a ganar tanto,
inviérteme, el negocio no es del empresario, sino del mismo estibador, que se está
desarrollando ahí porque va a comprar y ese empresario no va a tener otro proveedor
para hacer eso y se va a llenar los bolsillo el proveedor, porque no solo trabajan para uno,
trabajan para varios entonces en Lima en todos los barrios.

Las mismas rutas a la Sierra, a Ecuador, México, Colombia, Venezuela, casi todos los países
acá la misma ruta que se manda para allá droga la traen para acá. Yo había hablado con un
familiar (de cariño) del clan Leguía, pero a él le dicen "Lejía", él me dio todos los nombres,
te digo porque yo lo sé porque esa familia yo lo conozco de niño, sus hijos y sobrinos son
amigos míos, él me dice que las armas por la misma ruta las traen para acá, dice que los
mexicanos compran armas allá en EEUU y así como mandan droga de acá para allá traen
armas con las misma rutas.

Acá más se mata porque es una cadena, de 700 kg a 10 kg , el que manda 10 kg tiene
billete el kilo gramo acá esta barato, pero en otros países esta caro, entonces cuando te
manda tu dinero acá sabes que hay otros igual que tú porque así como ese proveedor te
hace ganar dinero en otros países hay otros proveedores y casi todo el mundo se conoce,
del hampa del narcotráfico, hasta del menudeo más pequeño (el que vende 1g de quete
de cocaína, una bolsa de marihuana).

Los políticos, los policías controlan todo los que es El Callao, los marineros, los policías que
son manejados por los políticos, hasta por el presidente, este país en un narco país. Todo
quien está metido en este negocio sabe que así, ellos quieren hacerte ver algo que no es,
ellos controlan las rutas, también las venta de toda la ruta, que pasa por todos los policías
quienes trabajan para los paramilitares, ellos son los principales negociadores quienes
esta con los políticos, ahí meten campaña, invierten en el APRA, en toda la política, como
en otros países.

N: ¿A los que jugaban fútbol como los captaban?

L: No los captaban, dependía de la ambición de cada uno, la gente era parte, era como
estar con la familia, si tu aceptas la propuesta de trabajar, es como trabajar con mi familia
y sabes que estaban metidos en un negocio ilegal y que como familia tú debes responder,
tomar la decisión de si entrar o si ahí nomás queda ya depende de cada uno, el que no
quería no le pasaba nada y al que aceptaba sabia a lo que se metía.

N: ¿Tienes algún conocido que se haya metido en ese mundo?

L: Un amigo tenía su billete, sus hijos, en un… traían de llevar los kilos en una mochila,
unos “tombos” lo apanaron y le metieron 10 balazos, eso paso en la v Boca Negra, estaba
dejando a un barrio, a una de las barras bravas.

Las barras influyen en lo que es el narcotráfico porque los líderes delas barras que venden
entradas, la gente de ahí se "vocea", esos patas que tienen entradas lo venden así a 5
soles y hacen que la gente se pase la voz a sus "patas" y "causas", el "voceador" va y él es
el que manda en el barrio, y ese pata que tiene tickets y está asociado al , por ponerte un
ejemplo el Sporting Cristal compran drogas también, armas, en el hampa todos se
conocen, compran "fierros" también, pero de donde viene es de más arriba, de lo que es
el narcotráfico, toda esa situación de violencia es bastante.

N: ¿Cómo fue experiencia con las armas y sicariato?

L: El sicariato no tiene anda que ver con lo ilegal, sicario es alguien que te puede matar por
dinero, o puede bailar por dinero, ¿entiendes?, es una persona que no le importa que
cuando le pagas 200 soles o 400 soles matan por pobreza. Les falta humildad, pero no
todos son así, existe esa gente así en todos los barrios, pero también existe gente que está
metido siempre, pero jamás harían nada malo a un inocente. Esa es mi opinión del
sicariato.

Todo se "vocea" las armas se compran de las familias, de las mismas barras, siempre todo
es familiar.

Te digo "vocea" porque yo estoy en el negocio, tengo mi primo que pretende hacer barra
a "La Tropa" en SJL yo voy a ese primo y como yo conozco a esa gente , tengo una amistad
que su tío vende ponte cocaína en kilos y él puede comprar medio kilo y me dice a mí para
comprar medio kilo de su tío y a mi primo de SJL le estoy vendiendo 1/8 de esa cocaína,
así como se "voceo" todo eso, mi primo un día me dice quiero un arma o quiero una
granada, yo consigo y se "vocea".

El que está metido, el que compra un arma o el que va a delinquir tiene una regla no
hablar nunca y si habla o relata se muere porque así como se "voceo" se sabe se graba,
¿quién fue? , hasta los policías llegan a un ladrón sabes porque, el ladrón compra el arma
y cree que, o ya alguien compró el arma y se la dio al ladrón o al sicario y cree que porque
lo compro en tal lugar no está registrado, eso no quiere decir que porque no tenga muerto
no pueda dispararla, lo tiene registrado otro, ven en las noticias que vendió el arma el que
está arriba, el que le vendió vio la noticia que con que arma, y el policía le pregunta ¿esta
arma a quién se la vendiste? ... llegan a la casa de él... "¡habla! fue el yo le di el arma para
que lo matara", llegan al sicario y lo atrapan. Entrevistado en la tele.
La gente del Callao no es ostentosa, viven los justo como debe ser, cuando se pierde eso
ya está de más vivir. Así como yo te lo digo, en lo personal, yo sé que ellos también saben
eso, se dan su s comodidades, las armas las guardan en cualquier casa.

La policía ya saben quién lo vende, "rompemata" dicen, mira general te pago 100 mil
dólares mensual, el general o el comandante, quien este ahí detrás de él, no va a decir que
no, lo va a soplar en todo, va a hacer capturas por él, se van a hacer amigos y él va a
presentarles a otros que están en el "hampa" y van a ser socios y el general va a ganar
más dinero y va a hacer más capturas del menudeo, porque así como se llega al menudeo,
los que están arriba soplan, tú tienes 2 kilos y vendes a 3 barrios, ¿no?, 3 distritos, porque
todo Lima esta cagada, no hay ni un rincón ni un lugar donde haya un sitio tranquilo
siempre, siempre tiene que haber algo de droga, y por la culpa de la droga por eso lleva el
arma. La droga te cambia de pensamiento, la cocaína, el pbc y demás drogas, entonces te
lleva a matar , quiere vengarse se vuelve un psicópata quiere vengarse, pasa algo y quiere
matar a alguien , y sale en las noticias que mataron a alguien, yo he estado ahí porque yo
he estado trabajando en el puerto yo he vivido en Puerto Nuevo, yo tengo amigos ahí, casi
todos están metidos ahí, pero y a pesar de que sea un negocio así grandazo ellos se
mantienen así perfil abajo entre familias, la gente es callada, todo el mundo, allí en el
Callao hay rateros, violadores, locos, porque existe pobreza, pero ya cada quien ha
tomado ese camino de ese negocio, porque saben que van a morir saben que lo pueden
matar de varios balazos, no de uno, o de una muerte decente, en tu cara te destrozan el
rostro para que tu familia no te vea.

N: Coméntame más del joven que llevaba dos kilos

L: Él era sobrino de alguien pesado, y en venganza fue. ¿Por qué un policía mataría a
alguien que le está ayudando?, lo "plantaron" con armas, por eso sacamos que fue la
policía por eso fue, porque lo "plantaron", le pusieron un arma, le pusieron quetes de
pasta, y nosotros sabíamos que no, que lo querían agarrar de cojudo, pero se
equivocaron.

En ese negocio puedes estar con la mejor persona, como las que dicen, ten tu hijo vamos
a bautizarlo, o ¿cómo estás?, que te besa tu mano; hasta la peor persona que te mira
como perro así con ganas de matarte, que quiere cortarte la cabeza, yo me he cruzado
con gente así porque han estado así en pobreza, y el dinero lava cerebros, se creen más,
se creen poderosos, hasta el menos pesado de acá que son de la familia Torres , los
Gálvez, los Espinozas, Zavaletas, los Leguias tiene millones de dólares, y debajo de ellos
hay familias que también tienen millones de dólares, millones, no estamos hablando de
200 mil soles o dólares, 10 millones de dólares, llevan, llevan, llevan, transportan
transportan, tienen terrenos, ¿cómo lavaran su dinero? o ¿cómo lo manejaran?, pero eso
es lo que ganan, eso lo que ganan, es lo que se tiene.

A ver, ya de ahí ya vienen los extorsionadores, de esos salen de ahí también, yo pienso
que cuando tienes poder quieres hacer de todo, ya no es solo tu ciudad, tu eres poderoso,
tienes dinero, tienes policías, puedes estar con la mujer que quieres, te movilizas donde
quieres, tienes seguridad vas a cualquier lugar, puedes ir a cualquier restaurante, puedes
tomar lo que quieres, puedes entrar a cualquier lugar, vas a un lugar y no hay ningún lugar
que no entre, puedes hacer lo que quieras y eso te lleva a delinquir a querer robar, a
querer crear bandas que roben bancos, como tú no eres atrevido, como tú no lo vas a
hacer, tú nunca te vas a ensuciar las manos, tú vas a pagar todo lo que quieras hacer con
dinero, vas a pagar para que maten, vas a pagar para que roben bancos, también lo van a
hacer por ti, engañándolos, así como eres poderoso, los que están debajo te van a tener
respeto y así hay bastante gente que sigue viva hasta ahorita y han pasado 11 años
matando gente inocente, niños y siguen hasta ahorita teniendo poder, y la policía lo sabe,
todo El Callao lo sabe, todos saben el nombre, todos saben el apellido, pero nunca pasa
nada, nunca va pasar nada, así es, ese el mundo del narcotráfico.

N: ¿Le conviene al narcotráfico contratar a chicos jóvenes porque cobran menos?

L: No, el narcotráfico no trabaja con jóvenes, trabajan así con gente bien, el narcotráfico
es como la familia, si tú estás metido en eso sabes que es este mundo tu no fías en nadie,
y para confiar en alguien tengo que pasar bastante tiempo, o tengo que ver en él que me
inspire confianza, que me diga que él es de buen corazón porque eso se ve en una
persona, tú sabes quién es leal, quien va a dar la vida por ti, entonces ese que da la vida
por ti, tú también das la vida por él y lo ayudas y se hace tu socio después, porque así
como has entrado sin nada, se hace tu socio después, porque es un "taita" también ps, así
como tú eres un "taita él también es un "taita" porque también viene de ahí de donde tú
vienes y así todo el mundo está metido.

"Taita" es pesado, un bandido así que, no se necesita matar sino pensar así, si no piensas
estás en la cárcel o estás muerto, solo los astutos, por eso están convictos, "taita" pesado
es.
No estoy hablando de un barrio, todos los barrios conforman un solo nombre Callao,
Bellavista, todo es como que en tu barrio sepan quien está matando la gente de tu
esquina, de tu cuadra, de tus 10 cuadras y tú no puedes haces nada y si vas a hacer algo,
te quejas a la policía y después te llega un mensaje de soplón y dicen ¿cómo llego este
mensaje?, ¿cómo supieron que yo soy un soplón o quiero delatar?, entonces te dices ah
pero le dijo a la policía nada más, no está cojudo , no me meto he visto, ¿cierto?, ya la
gente de ahí, todo el mundo de acá al costado de todas las casas saben dónde están
metidos en el narcotráfico o robo, hay gente que decente también , estibadores limpios
también, un 50% de estibadores limpios que son honrados, que no se meten, ¿entiendes?,
después ya como te digo la decisión depende de cada persona, y por cada decisión mal
tomada pagan pato un montón, así en cadena, yo creo eso también y sé que es así porque
cuando tú me hablaste del mercado negro yo no me había dado cuenta de eso, hasta que
hable con Leguía, y me di cuenta de que es así también porque yo lo he visto, todo viene
así de abajo, ellos andan armados, unos que vende 1' kilos anda armado, ponte que atrás
lo sigue un carro y adelante otro, que están yendo 3, y dentro de ese carro tienen rifles,
armas largas, granadas y así como él varios también, ¿entonces de donde vienen esa
armas?, tú no lo vas a ver, ¿cierto?, no las a ver, ¿sí o no?, y así ,si lo ves… fue a traición,
los policías fueron pagados por un narco, para que lo atrapen ,para que no lo limpien, el
policía va limpiar que estén metidos los dos, ¿entiendes?, hasta el de más abajo, hasta a
los familiares, a uno que vende, porque todo es familia, ¿entiendes? Todo y todos.

En Lima y en El Callao todos los barrios son picantes, tiene ahí su gente así que picante no
le gusta, ¿qué te digo?, se cansó de vivir así en esa sociedad, en ese sistema y buscan de
otra manera en el narcotráfico o en el robo, y todo seguir a "bucear", y si en todo Lima es
así, entonces toda la familia, si tú tienes un familiar en tal lugar entonces quizás puede ser
que ese familiar tenga algo en común con tú, que vas a su barrio y te das cuenta que su
gente es también como su gente, ¿cierto?, o diferente, que yo vaya a Miraflores o La
Molina o Jesús María, donde sea, llegue y otra gente, ¿no?, así, otra gente, otra gente, un
saludo todo cordial todo respeto, pero llega otro familiar que vive en, ¿dónde a ver?...
Barrios Altos o Comas o SJL, escuchando timba y su gente ahí fumando, otra vida
¿entiendes?, ya depende de cómo te sientas cómodo, no se trata de que tu elijas esa vida,
si no que tú creciste con esa vida, tú eres así, te gusta, no es que tu sepas lo malo y tú
digas yo opto por esto, por lo malo, tu naciste así, tú lo ves así y es bueno, no es normal,
no es natural, debe ser natural para los que asesinan, para mí no es natural, pero si tú
dices natural si pues hay asesinos que matan y están así como sí no les importa nada, yo
conozco a gente también que hablaban que no les importaba nada, fríos sin sentimientos,
o llegaba ponte, conocidos así del entorno donde estés buena gente un buen pata así con
todos, regalos a sus hijos todo, y ese "ese conchasumare me llega al pincho" y otro o ya
que tranquilo si ese pata es así, porque si es la cagada, "no ta huevón me llega" y al día
siguiente aparece muerto, así de locos de la nada, ahí te das cuenta que te has metido con
gente que son frías que no les importa nada, no les interesa, hacen y deshacen, pero
también se mueren, gente así se muere, como gente buena se muere gente así también se
muere.

30:52

(CONTINUACIÓN)

N: Ya sigue. Me estabas contando que son gente fría.

L: Yo he ido a la sierra en el camión. Mi mamá trabajaba en el camal de yerbateros, y ahí


con mis primos de la sierra a traer todo, pero trabajábamos y los metíamos a ellos, a los
estibadores. Y así un contacto “chévere”, ahí yo me retiraba tranquilo, porque éramos
“chibolos”, todos mis tíos. Siempre sacábamos lo justos, lo necesario en ese negocio. Si yo
me quedo, se me da la ambición porque es verdad cuando dicen que es una adicción ese
negocio, mandas 1 mandas 2 y ya quieres mandar siempre ya. Ves dinero, ves que está
fácil. El trajín de tener en la sierra, vas a la sierra, el calor, el esfuerzo, el dinero, todas las
sensaciones. Esa alegría cuando llegas, o cuando te enteras que llego bien todo. Una
sensación única. Lo fácil es que, así de todo el trajín sabes que, así como empiezas, cuando
te tiene que tocar todo eso, sabes que existe un final, que ese día va a llegar. Que te van a
decir que llego todo bien, entonces tú te vas para adelante también, vas a estar bien. Y es
un vicio, ahí viene lo fácil. Ese trajín de lo difícil se vuelve fácil. La gente dice dinero fácil, y
lo dicen por decir, porque piensan que es fácil, me refiero a que nosotros decimos que, a
pesar de que sea difícil todo ese camino, sabes que existe un éxito. Y ahí ves lo fácil.
Quieres ir más, quieres invertir tu dinero para ganar más dinero. Así te vayas a la quiebra,
quieres ganar más, te haces préstamos, cuanta gente ha muerto, hasta han vendido sus
casas para eso, vicio ¿cierto? Kilos de cocaína para vender, pero no lo han podido hacer
porque han estado “voceado”, que habrá sido, y han terminado muertos. Pero vicio, no se
pueden retirar, que se cayó mi droga, no tengo más dinero para invertir, ya fue. Pero es
así es un vicio. Es que entra miles de dólares. Un arma en tu cintura y dinero puedes hacer
hasta los peores demonios. Yo cuando tenía un arma, quería matar así, no que sacara mi
arma y matar a alguien, ni tampoco lo haría, jamás hice eso. Pero hablo de matar porque
alguien te miraba mal o se te cruzaba o conversabas con una amiga y alguien la miraba así
y ya se me veía esas ideas de matar. Este en el Callao hay bastantes muertos por temas así
de mujeres también. Ósea te hablo eso porque también me ha pasado eso, porque ha
habido que a algunos se le ha pasado la mano, les ha ganado y por eso así han matado.
Yo te decía para ir allá porque ahorita el callao está en zona de emergencia, está así al
cuidado, entonces todos los jirones están cuidados. Todos todos, nadie se va a matar,
todo está en paz. Todos pueden caminar tranquilos. Por eso yo te decía para ir. Lo malo es
que no tengo DNI, los policías cuando no tienes DNI te plantan y si te olvidas tu número o
dices mal tu numero te plantan y no les interesa, o si quedaste registrado o quedaste
manchado. No les importa si eres inocente. Me gustaría ir, bueno no me gustaría, pero te
puedo acompañar, pero era ese motivo porque los policías hacen eso. También los
policías estos, los sicarios también son policías, los policías también hacen trabajo de
sicariato. Los policías saben dónde venden el arma, donde venden drogas. Antes de entrar
a una casa, saben de quien es. Y lo liberan y le pican, le piden plata, y si no pagan, caes, te
vas a la cárcel. En la cárcel es otra cosa. Te cobran también plata, dices no tengo, te dicen
“haber en tu negocio cuanto ganabas”. Yo te lo cuento porque tengo amistades, también
he ido a visitarlos. Ellos en la cárcel trabajan con todos los que están adentro, entras a la
cárcel y te llamo a ti, “mira tengo este dinero y anda a tal lugar y ayúdame por favor”. Si tú
eres pata, mío mi hermano vas a ir tranquilo y lo vas a hacer. Porque tú vas a ir normal
porque eres del entorno. Vas a agarrar y vas a caminar tranquilo. Pero si eres alguien
tranquilo y no eres de ese entorno, te amenazan para robar, y si tienes a un familiar que
trabaja en una empresa te amenazan y si dices si o si voceas una pequeñez, te joden te
llaman y mandan a sus patas de barrio para que rodeen la casa, escriban notas.
¿Entiendes? Y si ese pata de barrio dice “este está webon porque me va a dar órdenes de
la cárcel, si está preso, yo la voy a hacer linda acá. Le llaman los tombos y lo acribillan,
porque son sicarios, son como hermanos los policías con los ampones, con los pesos
pesados. Hay una lealtad. Pero, así como existe eso, también existe la traición, se
traicionan. Tú sabes que van a hacer el trabajo, es leal, tú sabes que te van a hacer leal.
Pero si tú traicionas, también te pueden traicionar. Entre todos, tu familia, todos te van a
traicionar. Todo el mundo, por dinero.

N: ¿Tú conoces a un amigo que se haya metido al mundo del sicariato?

L: Yo conozco a bastantes personas que han matado, pero no ha sido por plata sino
porque han matado así a otro pata. Otro amigo o a su papá, a su tío. Así, pero no por el
sicariato.

(Ruidos de sillas y puertas, al parecer el ingreso de otras personas al ambiente de la


entrevista)
N: Ya, dime.

L: Acá Leguía, es un peso pesadazo. Él ha enseñado a tomate, a caracol, a mí, a Zavaleta, a


Jairon, a los Torres, ahorita todos los que están metidos en mafia. Leguía nos ha
enseñado. Leguía tiene como dos hermanos, varones, ya, imagínate ese clan. Tengo un tío
que se apellida Juan Taype, pero no tiene nada que ver con la familia de mi mamá. Es de la
familia de mi papá, de la familia de mi papá, el único que está metido en el narcotráfico.
Es de Ayacucho. Es juez, él puede liberar allá a un narcotraficante que ha caído, él los
libera. Verdad cuando pase algo así, me avisas, de verdad. El si es leal, porque es familiar.

N: Ojalá no me lleven.

L: Si, Juan Taype. Ese es su nombre. Lo delatas, que trabajas del CAEN.

N: (Risas)

L: Lo delatan, que me caigan a mí. Juan Taype, él es. El hace pasar a la gente de Ayacucho,
del Vraem. Ahí con mi familia, mis todos, todos que yo veo, los he conocido, ese entorno
no es chalaca pero que yo los he ido conociendo en la gente del Callao, del puerto. Y ellos
son “chicheros” pues. Gente chichera, gente así, limeña. Chicheros, bulleros. No son
apagados. Esa es la parte de la familia de mi mamá, con mis primos, mis tíos. Ya y yo los he
ido a conocer en la gente de puerto, yo he vivido en puerto, tenía allá un cuarto. Conocí a
Leguía por mi tío Máximo. Mi tío máximo Huamán. Tendrá 60 años o 62 años. Pero ya, yo
me imagino que, esa amistad la han tenido desde tiempo, cuando habrán tenido 18 años.
Habrán delinquido, que habrán hecho para tener esa amistad. Ese acercamiento de la
familia Torres y la familia Huamán, de parte de la familia de Leguía, es el acercamiento de
la familia Torres y Huamán, por mi tío Máximo, y por mi abuelo Inocencio Huamán Torres.
Mi abuelo se crio con los Torres, con sus primos Torres. Y esas dos familias, los Torres y los
Huamán, no del todo, yo creo que mi tío Máximo, y aparte está Fermín también. Hay
gente metida, pero éstos son ajenos a lo que hay. Ósea tu puedes enterarte que tu un tío
tuyo está vendiendo tal pero no quiere saber nada de ti.

N: ¿Cómo que no quiere saber nada de ti?

L: Como que no, Osea yo sé que estas metido en eso, pero ahí nomás, no cruzamos
negocio.
N: Pero los dos están metidos en eso. ¿Me entiendes?

L: Si

N: En el mismo negocio

M: Si ese fue el caso de mi tío Máximo con los Torres porque el acercamiento de los
Torres era hacia mi abuelo, pero no hacia mi tío Máximo. Y mi tío máximo muere y queda
Jairon, a él yo lo conocí, jugábamos desde chibolos. Él estaba metido en el narcotráfico.
Con que mandes unos kilitos a otro país, ya es dinero. Bastante dinero, estamos hablando
de 100 000 dólares. Ya que lo mandes una vez al mes, estamos hablando de fajos. Ya te
puedes comprar rifles, todo. En Lima tienes distintos barrios, y te peleas la plaza con otros
patas, matas matas matas. Y eso, casi ese negocio como los mexicanos, con los EE. UU
tienen bastante poder en política y eso.

N: Te acuerdas que me dijiste de las armas, que las familias te las pueden dar.

L: Los Torres, los Zavaleta, todos los que tienen que ver con su seguridad, van a tener eso.
Y si viste una oferta y mejores armas, compras.

N: Y ¿en dónde podrías ver las ofertas?

L: Los “taitas” pues, los marineros, el ejército, ellos compran todo lo paramilitar. En donde
más van a sacar dinero, como los traes, es obvio. Van para ellos y a los taitas, y también
van para los peces gordos, pero donde los peces gordos también van a ver tiburones, y
por los tiburones van a ver horcas. Las horcas tienen cara de bueno, pero son peor,
porque se comen tiburones.

N: Y las horcas, ¿cómo de quién estaríamos hablando?

L: De la gente de acá, los que compran alcaldes, acá de Bellavista. Entonces esos alcaldes
conocen a esos extorsionadores, a los policías, marineros, todos. Y quién los compraba a
ellos. Hay otros peces gordos que están con la marina, más poderosos. Y ese que está
pequeño, va a ser pequeño. Y ese que está poderoso está comprando las armas. Pero ese
está asociado con los mexicanos. Los mexicanos trabajan con los de Estados Unidos.
N: ¿Los Z me dijiste?

L: Los Z controlan el norte, todo lo que ves del norte, son los Z.

N: ¿México?

L: Acá en Trujillo, todo el norte del Perú.

N: ¿Y acá que otro cartel?

L: En Nichuacan, en Chincha, en Ica. Eso no lo escuche de Leguía, lo he escuchado hace


poco.

N: ¿Y dónde lo escuchaste?

L: Comentarios.

N: Una persona así que maneja esa información.

L: Si casi todos. Difícil es saber los apellidos, tu puedes saber eso, pero tú no sabes quién
está por arriba de quien. O quien es fuerte. Yo sé quiénes son fuertes.

N: ¿Y los Lejía, enseñan a meterse en el mundo del narcotráfico o hacerlo?

L: Te conocen y si ven en ti una oportunidad. Ven en ti y no ven algo en otras personas y


eres leal a él. Y te meten al negocio y haces cosas por él. Es amigable, te ofrece amistas
como un familiar. Claro si das la vida por él, porque él no ha buscado lo malo para ti,
busco ayudarte. Elijas el camino que elijas ya es decisión tuya.

N: y él te enseña a manejar las armas, cómo moverte si quieres ser sicario.

L: Es que está metido en ese negocio es frio, como te dije, no sabes con quien te has
metido. Y así como te hablo de una persona de puta madre, pero puede ser un terrible
demonio. Sabe su ubicación. Hace ultimo cayeron ellos porque Puerto Nuevo le puso
presión a Leguía. De delatar allá a los sicarios. Por Puerto Nuevo está la paz ahorita. No
por el barrio, sino por los que están metido en el negocio.
N: Y porque le pusieron peso a los lejía? ¿Por qué los delata a los sicarios?

L: te decía eso porque, tú dices que lejía. Leguía sabe las ubicaciones de ellos porque han
matado niños inocentes. Y a ellos no les importa. Mientras tenga dinero no le importa.

N: Pero ¿por qué les puso presión?

L: Porque es otro cartel, es otro negocio.

N: ¿Y porque ellos querían que sus sicarios caigan? ¿Por qué?

L: Porque los policías no llegan a hacer nada pues. Porque están comprados.

N: Osea yo me refiero a por qué querían que ellos caigan. ¿Y porque ellos querían que
sus sicarios caigan?

L: Lo que hace Leguía, sus amistades son fuertes. Y todos son así, son astutos. Tienen
controlados policías todos. Son inteligentes, pero matan niños e inocentes. No les
interesa. Una cosa es llevar remordimiento, que les llamen y les digas “miras lo que has
hecho, has matado un niño” y te digan “a mí que chucha me importa conchatumare”. Y te
das cuenta que es un tipo frio, y te das cuenta que, así como eres frio, ya tienes millones
de dólares. Ya compras policías, y la policía no va a ser nada. Entonces a quien voy, al pez
gordo de todo eso. El que está por encima de todo eso. Pero yo sé a quién le va a hacer
daño eso, al viejo. Leguía, le pones presión a él, y tú te mueres. Todos tienen poder. Tú no
sabes, y alguien a tu costado está disparando. Así es. Ese tema es fuerte. Tú me contaste
del mercado negro. Y tiene todo que ver con eso.

N: Claro, ese es el contexto.

L: Influye bastante. Te acuerdas ese día, ¿influye o no influye?

N: Claro, el señor.

L: Yo me di cuenta, ese día que fuimos ahí porque el viejo dijo, ese pata que insinúa a su
hijo. Y me hizo acordar eso del futbol y eso. Como te llega una persona, y tu pisas el
palito. Pisas el palito y te jodes. Tienes que estar por arriba del palo.
N: Entonces ¿lejía?

L: Si así fue con lejía, así fue con toda la familia Leguía

N: ¿por qué?

L: te digo que, no por ser familia todos llevan un mandado. Cada uno está en lo suyo. Cada
quien es taita. Cada quien sabe lo que hace. Cada quien se manda como quiere y gasta su
dinero como quiere. Y lo pierden como quieren o se meten en amenazas de muerte.
Quién sabe.

N: Entonces, quien. ¿Lejía mato a los sicarios?

L: No mato, les entrego, los delato. Como un soplón. Eso solo te lo digo a ti porque yo lo
sé. No todo el mundo sabe. Ya pues y por debajo de eso está Oropeza, está caracol,
bastante gente, pero esa gente tiene sus millones de dólares, aunque no lo creas. Uno no
se da cuenta que sea millonario, pero el negocio es así.

N: A verdad me contaste una vez de Oropeza.

L: Si, pero, para que hablar de él, no tiene nada que ver con las armas. Con el mercado
negro.

N: porque él fue sicario.

L: Ah no el solo es un empresario que invirtió su dinero. Es una cadena, eres empresario y


vas a querer tener más dinero. Chocas con un alcalde, y negocian e invierten para otros
países. Queda en un trato con la palabra. Y si no pasa nada, te lo devuelve después de un
mes. Te doy mi palabra.

N: ¿Y si pasa algo?

L: tú dices no ta webon, no me voy a meter a ese negocio, pero hay otra gente que dice
que sí. Y esa gente sale ganando. Se vuelve poderosa, un empresario narcotraficante que
pueda ostentar. Pero si ya ostentas de más, ya te vas de cara. ¿Eso a quien no le gusta?, a
los de arriba pues. Porque si caen por ostentoso, van a caer los de arriba. Entonces le das
una amenaza, y si no recibe la amenaza, vas y lo matas.
N: ¿Una amenaza de quién?

L: o lo tienes ahí o lo atrapa la policía y llevan a la cárcel y le dicen “quédate callado”, ya la


cagaste ya. Pero ¿Quién es el taita ahí? ¿Quién se quedó con sus casas, con su dinero, sus
clientes? Los de arriba pues porque se bajaron a todos, y después hicieron la paz al último.
Esos son los reyes del puerto.

N: ¿no saben que Leguía ha hecho eso?

L: Ellos no se han quedado con el negocio, ellos aparecieron ya, tendrán un negocio a lo
lejos, pero no es lo mismo estar a lo lejos que estar acá. Ellos pueden mandar su droga a la
sierra, así como hacen los paramilitares. Pero el que más disfruta es que la ve. Porque el
deshace y hace, les pone un precio. Te puedes vender y todo, pero quien ve eso. Tienes
que tener contactos. Acá están mexicanos todos, comprando políticos.

N: ¿Quién crees que mato al amigo de Oropeza?

L: Jairol, aunque no lo creas Jairol también tenía el mismo poder que Oropeza. Nada más
que no era ostentoso. Y si era ostentoso, habrá sido a su manera. Pero ambos tenían el
mismo poder. La prensa engaña. A él le conviene decir que “soy ladrón”, a que lo
extraditen, es feo. No he tenido esa sensación, porque no he tenido ese límite. Lo mío no
fue ambición, lo mío fue curiosidad. Ya si tienes ambición, pierdes.

N: Pero ¿no conoces a nadie que sea sicario?

L: Si conozco, en San Miguel hay uno, por chincha, por el me enteré. De la familia
Michoacán. Te lo voy a presentar ya. Para que le hagas entrevista, se llama Carlos
Velázquez, vive en San Miguel, su familia trabaja en lo que es mecánica, su casa es una
cochera. En mi barrio también era así, cochera, y esos departamentos que ves ahí,
también eran cocheras. Así como esta en la derecha. Ahí vivía gente, estaban mis
amistades también. Buenos amigos, que iban a dar la vida por mí. Pero corría riesgo.

N: ¿Por qué Corrías riesgo?

L: porque iba a todas yo, sabía que estaba con ellos. Es que necesitas apoyo de bastante
gente. A eso me refiero.
N: Claro, es que para que no caigas también.

L: Ah también de Leguía, algo que no había escuchado. De la selva, enchapan pistolas de


oro. De acá de Perú vende las armas para los mexicanos. Los mexicanos tienen armas de
largo de oro. Son muy ostentosos. En la selva hacen de poner diamantes en las armas. Eso
también he visto, en pocas personas de acá. Pistolas con oro, o brillosas, pocas personas.

N: ¿Quiénes son los que hacen eso? ¿Las que tienen más dinero?

L: Te hablo de antes, antes yo veía eso. Cuando hable con Leguía, con Jacob, me dijo eso. Y
yo no sabía que de Perú mandan eso hasta allá. En la selva hacen ese negocio. En Tingo
María, lo tenía apuntado en el papel. Los nombres. Creo que era de Tingo María o de
Pucallpa. No me acuerdo. Pero es de la selva, llega acá y se va limpia. Ya las rutas están
limpias por los paramilitares. Llega tranquilo y se va tranquilo hasta México. A veces uno
antes de meterse lo ve difícil, pero después te das cuenta que el mundo es chico. Esta acá
nomas, cerca. El que es empresario están metido al negocio del narcotráfico. En el
aeropuerto, los pilotos, las aeromozas. Siempre tiene que ver alguien que este metido. Te
hablo de un 5 % o 10 %.

N: ¿Tu amigo el sicario, cuántos años tiene?

L: Él tiene mi edad, era de mi colegio

N: 24? 23?

L: No tiene 22. Él era relajado en el colegio. Ahora ultimo lo vi, quería fumar. A mí me llega
ahora marihuana bastante, es algo que no lo compro. Por las amistades es bastante hasta
cocaína, aunque no me gusta, nunca he probado, a pesar de que haya trabajado con eso.
Pero este pata Carlos me dice por Facebook, “oe invítame quiero fumar he llegado de
viaje”, y cuando le invite me dijo que estaba en Chincha trabajando, que había matado
empresarios. En lo personal cuando escucho hablar eso no le creo mucho, no creo del
todo lo que me dicen. Sea quien sea. Me decía que por 1000 soles lo hacía. Yo me reía. Yo
me la pego de tranquilo, uno cuando está metido en eso tiene que ser reservado. Yo
pienso que él debería ser reservado, pero él me dice eso. Yo digo, así será su personalidad,
se sentirá en confianza conmigo y me suelta rápido. Y se metía su cocaína y hablaba más
frio, así como “ese conchasumare”, te habla de que quiere comprar su pistola acá y que
quiere matar.
N: ¿No tenía pistola?

L: No allá se lo dan

N: Ahh ya, los que están metidos en eso.

L: Si los que cobran cupos.

N: Tú me dijiste que le dan, como que le alquilan el arma.

L: si, eso hacen bastante. Uno de esos casos es el de Carlos.

N: ¿Quiénes la alquilan el arma?

L: No sé, Yo no le he preguntado, me dijo que fue para Chincha a hacer unos trabajos. Que
estaban matando empresarios por 1000 soles o 1200 soles. Ahora me dice que quiere
comprar su arma, que quiere matar así. Al primer webon que se le acerque, lo quiere
matar así de frio. El que está metido en ese negocio en droga ya pierde la cordura. Por eso
hablan así. Hablando fuerte. Yo no lo conozco de nada. Él no ha caminado conmigo mucho
en el negocio, él ha estado en el colegio. De ahí que yo haya sabido que esta de sicario, yo
nunca le hubiera dicho que me haga un trabajo. O jamás me hubiera dicho que le haga un
trabajo a mí. O caminar o Salir a comer. Ahora sí, porque lo veo de años. Y me conto que
estaba en chincha, en su borrachera. Me dijo que trabajaba con un mexicano, para un
cartel. De un sitio de México que se llama Michoacán. Ya de ahí, por eso te decía. En
Michoacán deben mandar acá y llegan por los puertos. Me imagino que allá en los puertos
deben hacer, así como en el Callao. En otros países debe ser así.

(Acordando con el entrevistado si otra persona puede acercarse para apoyar la entrevista)

L: Y abre nacido pobre, pero, en mi caso siempre he tenido miedo de disparar a alguien.
No es que me tiembla la mano, pero he sabido que no debo matar a nadie. Esa arma era si
alguien me hacía daño. Pero si he sabido de personas que lo han correteado por cuadras
y se ha escondido en parques.
N: ¿Lo perseguían para que lo maten?

L: Si. He visto que en el Callao. En una cancha de gras, estaba corriendo y se agarraba la
cintura y corre y pla pla pla, y se metió a una banca de concreto, y todos nos abrimos y
aparecen dos patas con rifle y uno con pistola. Y comienzan a buscarlo por toda la cancha,
en ese momento los patas tenían todo el tiempo para buscarlo y ya pues, yo me
imaginaba que hubiera sido diferente. Y lo encontraron ah. Lo remataron bien, así como
cancha de popcorn, igualito. La escena era asquerosa. Eso paso en Cercado. Y en esta
zona, así tú la veas tranquila, también sucede eso y tienen sus muertos. Bellavista influye
bastante con Puerto Nuevo. Son distritos hermanos, pero no lo dicen. La Perla Baja
también tiene que ver con Puerto Nuevo. Los jirones son temas así de sicariatos. Pero esos
distritos tienen que ver con esos casos. Ventanilla tiene que ver con extorsión. A lo último,
lo que me dijo Leguía, en Canta Callao. No sé cómo se llama ese distrito, no sé qué calles,
pero a partir de canta Callao por ese lado, hay este un cartel nuevo. Dicen que se matan
ahí todos los días. Lo mismo que pasa acá en cercado pasa por ese lado. Debe ser fuerte
porque no sale en las noticias seguro.

N: No se acaba la gente cuando los matan.

L: ¿No? No se acaban. Yo también digo eso, no se acaban. Pero la verdad pues.

N: Paran matando a la gente y no se acaban. Viene otro de atrás, otro reemplazo.

L: No pues, hay gente bastante. Hay bastantes carteles. Cada organización debe haber
metido 200 personas. Pero siempre hay un primero, el que está arriba. Los que están
abajo no conocen al que esta arriba. Entiendes? El que está en el menudeo no va saber lo
que te digo. No sabe quién es Leguía, así como no sabe, sabe que está por debajo de
Leguía. Es un perro más o de caracol o de Espinoza.

N: ¿Quién es la familia Espinoza?

L: Es un clan también, tíos, ahijados, sobrinos, padrinos.

N: ¿Que hacen ahí, a qué están dedicados?

L: Licor, droga, pases a otro país, todo. ¿Si tú quieres dinero, tienes que invertirlo si o no?
N: Claro.

L: Escuchas un comentario del puerto de licor, zapatillas Nike, originales, dices “ya pásame
unas cuantas para mi familia”. Para que estén achorados, porque otras no tienen, ya otra
para Lima, para polvos azules. Ya te lo vendo barato, ya empresario. Ya el país crece, pero
de narcotráfico. Ahí crecen los empresarios, de poco en poco. Gran parte de lo malo tiene
que ver en el narcotráfico. Porque tú me tocaste ese tema y me doy cuenta que es verdad.
Gran parte, como dice Leguía, influimos en las muertes de inocente, pero que importa, yo
vivo mi vida y, yo no pienso así, pero como te digo, puedes ser la mejor persona todo,
pero cuando algo no te importa no te importa. No tienes sangre en la cara. Para matar, en
el último momento sale la sensibilidad y si ya perdiste, ya perdiste. Lo último de ti, la
última sensibilidad de ti. Nunca he perdido eso. Pero perder eso, ya no matas 100 matas a
200. Matas a niños y a tu familia. Es triste cuando matan así a tu familia. Por eso la paz,
por eso la paz. La gente dice “la calle está picante, roban como mierda”. Eso es poco. “Que
muy picante, que el presidente, el narcotráfico, todo”, por los niños más que todo. Ellos
no pueden salir a jugar. Ellos pagan pato, me entiendes? A los que están ahí en el cercado
pagan pato.

N: ¿Por qué pagan pato?

L: porque ahí hacen el tema de lo del sicariato. En el cercado es más donde hacen eso. Son
más frio.

N: ¿Los de Cercado son más fríos?

L: Osea, están más metido al trabajo del sicariato y cuando hacen plata se meten a la
extorsión. Pero a pesar de eso, así tengan millones de soles, hay un taita, y van a tener
que hacerle el trabajo a él. Así tenga lo que tenga. Si o si, tiene que hacerlo.

N: ¿cómo hacerle el trabajo?

L: Osea tu eres mi sicario y con mi dinero que has matado gente, te vuelves extorsionador
también. Tienes el poder, tienes policías. Así tengan debajo sicarios, igualito tu eres mi
sicario. Cada mandado que yo te hago, porque puede ser que no mando la droga por
puerto y no pasó, ya mándalo a matar. Tu no lo matas, sino mandas a tus perros, que son
leales a ti.
N: Es como una empresa ya.

L: Claro.

N: Pero tú le debes lealtad al que te ha hecho.

L: yo No, tú me debes lealtad a mí.

N: A yo te debo lealtad porque tú me has hecho millonaria.

L: Si, sino nos vamos en guerra, no hay problema. Tú sabes que te toca. Tu no me vas a
decir que no porque entras en guerra conmigo. Nos vamos en guerra entonces. Y a pesar
de que haya deslealtad las guerras son decentes ahí. Antes de matar a alguien, ya se sabe
ya. Ya han puesto precio a su cabeza. Tarde o temprano tenía que llegar. Pero diferente a
los que se salvaron, nunca se escuchaba ese comentario, porque supieron cómo salvarse.

N: ¿Cómo se salvan algunos?

L: Con poder también, matando al enemigo. Y lo haces porque tú sabes que tienes que
proteger a tu familia. ¿Entiendes o no? No es lo mismo que matar por dinero. O matar a
alguien porque te traiciono en su trabajo, ahí ya matas para defenderte. Entonces si te
salvas también te puedes quedar con ese negocio y después te puedes retirar, y darle
paso a otra persona, a un amigo tuyo y que lo haga bien o un socio tuyo y tú ya estas más
tranquilo.

N: ¿y cómo te puedes retirar?

L: Haciendo eso, poniendo otro en tu lugar. Haciendo socios, y decirle bien que haga el
negocio. Es que también tú tienes que saber a quién decirle. La vida de alguien de un
narcotraficante, a alguien que ha estado rodeado de gente buena, de gente de confianza,
esa gente no quiere retirarse del todo porque quieren que sus hijos hereden ese negocio.
Y quieren que su apellido pese. Pero tomas otra opción y dices “yo no me voy a quedar en
este negocio para siempre”, ya tú eres mi hermano retírate, tú los guías y le das las rutas,
se gana un poco pero más gano la amistad. Mas gano el amor, la amistad. Esa gente que
te conoció y los que vieron tu rostro saben que, ya no haces mandados, ya no lo ves, no se
cruza. Cada quien está en lo suyo. Está en fiestas, con mujeres, pero ya se pierde a esa
persona. Y esa persona se salvó. Se retiró tranquilo. Porque nadie lo quiso matar. Acabo
algo que pudo evitar y tranquilo. Pero hay casos que no, se retiran y mueren. Claro,
algunos traicioneros. Amigos desleales. El que no quiere arriesgar, solo mata.

N: ¿y un sicario también se puede retirar o no?

L: El sicario no sigue órdenes o no sigue una cadena. El que está metido en el negocio si
porque tiene que llevar encargos, te llega drogas, te hacen llamadas para que compres. Te
dicen, “tal día va a ver un cierre, ¿te mandas o no?” si dices no, Van a tu casa, un amigo
mío, van a su casa porque ya no compraba y lo amenazaron.

N: A ya no compraba y lo amenazaron.

L: Si, le decían que era un soplón de la policía. ¿Estas soplando a la policía no?, le dijeron.
Me acuerdo que él me decía, “Manuel esos webones me joden, me tienen webon” y “lo
que me llega al pincho es que me dedean, me ponen el dedo en el estómago” “me exigen,
me dicen que yo soy soplón” pero no le paso nada. Pero si lo jodieron como mierda. Lo
bueno de mi es que yo, he sido bien sincerado y les decía las cosas como son. Les hacía
entender lo bueno y lo malo de las cosas y de las consecuencias también. Y ellos sabían
que, a pesar de mi corta edad, yo tenía razón. Y ellos, no te hablo que tenía 20 sino que
tenía 40. Yo conocía a sus hijos, mayores que yo por dos años, y sus hijos ya seguían sus
pasos de ellos. Y ahora tienen 24 y son narcotraficantes. En Miraflores repartían ahí. Pero
tú sabes de donde vienen, sabes de donde salieron. Tu sabes que anduvieron en zapatillas
de lona, ¿entiendes? Y así, todo ese tema es así, esa es mi experiencia. Yo te pensaba
hablar de Leguía, lo que él me habló. Pero ahorita se me hace difícil porque no me
acuerdo, sino ahorita te estuviera diciendo los nombres de tal en cadena, quién le vende a
quien, pero no me acuerdo pues. Te estuviera diciendo, si esto trasciende así, porque él
me decía como trascendían las familias, y me decía y entonces yo ya sacaba mis
conclusiones y decía ah con razón este tenía el arma de oro. O con razón este tenía este,
esas armas largas. Por eso.

N: ¿cuándo me podrías decir para hacerle la entrevista?

L: ¿A quién a Carlos? A Carlos no sé. Voy a hablar con él, se ha ido a ver a sus papás.

N: ¿A dónde?

L: A Chincha.
N: ¿en Chincha está trabajando?

L: Él vive acá en la cochera, siempre ha vivido acá. Pero el me conto eso, que en Chincha
había hecho esos trabajos. Y ahora por Facebook me dijo eso, que el 5 le pagaban. Me
decía para hacerla, me dijo eso, que se iba a ver a sus viejos. Se habrá ido, seguro. O tal
vez se habrá ido a Chincha, pero para no ver a sus papás.

N: ¿Y otro amigo?

L: No, como te dije, tengo amistades que habrán matado, pero han matado por un motivo.

N: ¿Ah no por sicarios?

L: Si, y no creo que hablarían porque ..

N: Ah claro.

L: si y él es el único. Que lo conocía de tiempo y ha estudiado conmigo, pero es lo que le


me ha contado. Que yo me enteraba.

N: Ah bueno, después, lo que te acuerdas me dices eso lo de Leguía.

L: No creo que me acuerde, no he encontrado el papel en mi casa. No está. Es que yo iba a


veces, cuando ya no iba ya para que estaba. Yo te dije que, si regresaba a casa iba a estar
con Joselyn y con mi papá, como retroceder, porque ya no iba a poder hacer lo que yo
quisiera. Eso es lo que me pasa.

N: No puedes hablar con lejía

L: no, yo hablo personal si tú me lo dices. Para sacar lo nombres. Yo digo si haces eso para
un trabajo en la universidad, debes tener los nombres y te metes en peligro. Ya depende
de ti si lo expones. Pero por eso yo fui, y la sabía eso de ese proceso de las armas. Ah ya,
no te dije. También me dijo eso, de los colombianos, de Tantamayo en Chuquitanta. Está
en San Martín de Porres. Ahí están las armas largas, ya de ahí, él dice, que sale el mercado
para las Malvinas. Los de las Malvinas van a comprar a ahí. Y en ese distrito están los
maras, todo lo que tiene que ver con la extorsión de tiendas así. Hay una pequeña mafia,
esos que matan niños también, son salvajes. Tienen ese salvador, salva trucha. Y dicen que
acá en el Perú también hay. Y que ellos les compran, dicen, venden granadas así, se van a
chambear a ofrecer. Es como que tu llegues, tu sabes de los barrios picantes y tú eres
picante también. Ahí vas con tu gente, tú sabes que si te sacan de ahí también vas a
responder. Vas a morir o a ganar, llegas a ese barrio y ofreces droga o pistolas y el que es
maleado le gusta ese ambiente, y se junta sus monedas para comprar su pistola. Y se va a
robar, igualito me imagino. Puede ser. Es lo que hacen ellos. Ya pues, igual también las
barras bravas. Los tickets eso, las entradas. Ya, pero uno de los puntos es eso, a mí me
dicen eso, que sus principales compradores son los maras. Los maras y ya de ahí otros. No
me acuerdo si me dijo lo de las Malvinas o todos los distritos compraban ahí, bien me dijo
eso, que todos iban para allá o bien me dijo que, ese grupo, eran los proveedores de todos
ellos. Osea para evitarse problemas los colombianos los tienen chambeando como perros.
Eso lo que él me dice, me dice, si tú quieres que tu amiga llegue a ese punto, porque ese
es el punto exacto de la venta, la vas a pasar mal, porque esos son locos, son rayados.
Pueden cortarle la cara, pueden hacerle daño, pueden secuestrarla. Puedes llegar ahí y
que se hagan los amistosos y de un lado para otro te cambian la cara y comienzan a
drogarse en tu cara y tú no vas a poder ni moverte. Eso es lo que me dijo. Y por eso te hice
ese mapa, para evitarnos. Cosa que ahí estaba ese punto de arriba para abajo. Los
nombres no me acuerdo, pero tú y to sabemos lo que estaba apuntado ahí era bastante.
Eso es lo que me dice él. No sé si te sabría decirte si los Huamán son los que todos Lima
sabe ese punto o no, o van a comprar las armas o revolver o hasta pequeños narcos que
van allá a comprar armas con esa información y compran, en Chuquitanta, Tantamayo, en
San Martín de Porres. Bueno y ahí se las venden los colombianos y parte de ello, sus
mayores compradores son los maras. Pero no me acuerdo bien lo que me dijo, que los
maras eran sus mayores compradores. Entonces yo creo que los maras son los que
distribuyen a todo Lima. Ellos mismos, deben tener sus trabajadores que reparten, ya ese
es un tema de ya de mercado, ya eso si no te podría especificar o como llega, pero por
nombre llega así. Ya sus trabajadores, sus modalidades, como los transporta, ya ellos lo
saben pues. Cada quien, con su maña, con sus ideas, con sus locuras. Ya pues, ese es el
tema de ellos. Ese es el tema del mercado negro de armas, pero a los colombianos le llega
porque, a tras de los colombianos, ¿Cómo llega las armas a los colombianos? Por el
narcotráfico lo compran, por la selva, por seguridad. En la sierra también, haciendas, casas
grandes, mansiones, todo, lujos grandes. En una entrada, 5 personas con rifle, mas allá, en
tu mansión, personas manejando con rifles. O quieres que la policía te patrulle, le das a la
policía los rifles, escopetas. Quieres que tu gente arme armada con granadas. Y ya los
colombianos deben también estar metidos en el narcotráfico, entonces también piden
armas, entonces como tienen el mercado de las armas, tienen la gente que les compra,
tienen los números, han crecido, compran más armas también a los narcos y al ejército, a
los policías. El ejército también tiene su narco, los policías y los marineros también. Y el
hampa de acá también lo mismo. Mismo peso, igual todo. Compran armas y los venden,
porque ya tienen el mercado, los números, me imagino. Yo iría, pero, como él dice pues,
para que me voy a meter con esa gente. Esa gente es así, yo he conocido gente así. Una
cosa es ir para que me peguen y otra cosa es ir con gente miserable, que me van a cortar
la cara, que se van a reír. Tu podrías ir a las Malvinas, hemos ido a las Malvinas. Porque yo
antes quería comprar un arma a las Malvinas. Fui con mi pata, y me dijo, no quería
comprarle a alguien que estaba metido en el negocio, yo no sabía, si hubiera comprado un
arma en la Malvinas, me hubieran caído en una, porque ahora yo sé que el narcotráfico
tiene que ver con todo eso. Pero antes yo no compraba un arma a mis allegados o a mis
amistades porque, pucha si hago algo con esta arma, este, no quería hacerle daño a
alguien con esta arma. No que me quería hacer daño, sino que me quería sacar del
camino. No es me habíamos tenido un problema, sino que habíamos chocado antes. Y
como habíamos chocado y como teníamos el mismo poder, tenía que salir armado, y yo
sabía que no podía mandar a alguien porque no confiaba en otra persona, entonces tenía
que hacerlo yo. Como iba a ir con un amigo migo del barrio, que me daba la movilidad que
manejaba, y con él sabía que, si yo disparaba a alguien, podía escaparme tranquilo,
porque él me iba a esperar. Porque si lo hacía con otro, disparaba y ese otro se ponía
nervioso y arrancaba y me dejaba. Y esos casos pasan bastante. Y no hay confianza y cada
quien por su lado. Y por eso no compre pues, y me fui a las Malvinas, y le dije a mi pata, y
fuimos y nos llevaron pues, por cárcamo, por el tren. Si si vamos vamos, y nos dimos
cuenta que nos estaban metiendo a una quinta y que ahí había pasteleros, gente pues así,
sucia, tenía la pinta, uno ya lo saca, quien se droga. Y tenían esa pinta, así que no
quitamos nomas. A pesar de que tu seas lo que seas, a pesar de que tú puedas tener un
millón de dólares, puede venir uno que tenga 200 soles y puede matarte y el dinero no te
vuelve poderoso. Eso es lo que uno cree en su mentira, y si tú crees en tu mentira,
pierdes. Porque te ves con la realidad, y ya pues, fuimos y nos chocamos con eso en las
Malvinas y por eso no compramos el arma. Le compre a un allegado mío, a una amistad.
Siempre quise hacerlo, pero me psicoceaba, y decía “no ese me va a delatar y no confié”.
Y nunca hice nada. Y por eso te decía, que cuando mire la cintura me di cuenta de esa
realidad, esa sensación de que veían algo a mi amiga y se me daba así de sacar el arma y
pum conchatumare, dispararle en la pierna, no matarlo, y que digan ese es loco, como le
va a disparar de la nada. Y así, pues, yo me imagino que cada quien tenga si arma que
locura debe llevar. Yo no le hice daño a nadie, ese miedo me hizo perder esa guerra, esa
mala vibra que tenía. Cuando estas en ese negocio y ves el dinero fácil, tu mandas 100
kilos y quieres mandar más y no puedes porque, tu comprador te dice,
“no ya tengo un trato con esa persona y también le vendo 100 kilos”, y entonces tu estas
asado y la piensa pues por meses, no ha este webon lo mato, lo voy a matar y se muere y
ya pues. En los carteles hay bastante, a este webon lo mato y ya no son 100 kilos son 200.
N: ¿cómo 200 kilos?

L: Tú vendes 100 kilos aun mexicano, argentino o italiano. Le vendemos al argentino 100
kilos, pero el argentino tiene sus socios, y sus socios contigo tienen un tratado sin firma.
Porque si no se da el tratado de palabra, es muerte. Y si tu negocio para, me paras mi
negocio. Y si tú no me vendes, me cagas mi negocio. Y esa es mi excusa, así sea tonta, a no
me vas a vender, te jodiste, entramos en guerra. Esto es una guerra. Y tu vendes pues, ya
estas hecho.

N: ¿y cómo sabes?

L: Yo ya estaba cansado ya, aburrido, otros se vuelven ambiciosos. Y el que es ambicioso,


para él es el negocio. Y el que es exquisito, le vacilara la guerra y eso. Plum te mato y eso.
Eso es lo que pasa en el Callao. No me entendiste. Le digo al argentino, el otro también
necesita porque en la sierra venden. Entonces yo ya sé, porque le digo que yo te he visto
en una discoteca y yo te he visto paseando en carro que andas con gente de peso. Ya se
quién eres. Y el argentino, por más que sea buena, el argentino me va decir que “mira
Manuel, yo soy tui amigo, te juro, no te desprecio el producto pero yo también tengo
socios, y esos socios tienen un tratado con él, y decirles que no a ellos es como darle la
espalda. Y ellos también es una organización como la tuya”. Yo no sé a quién le venden los
100, tal vez le haya vendido a otra organización, ¿me entiendes? Yo solo sé que, él sabe y
yo sé lo que vamos a hacer. Los demás no. Y tu apareces muerto, después de tres meses
apareces muerta, 70 balazos, yo después de esos 3 meses al día siguiente, llego con el
argentino y le doy la mano, ya hay un tratado de 200 kilos. ¿Entiendes?

N: Osea, el que le quería vender como no le puede vender porque hay otros dos que le
venden al argentino, entonces lo que hacen es, los mata para que se quede con más
producto.

L: Ajá. Y al argentino no llego a este negocio porque, ah ya, yo te compro aquí porque yo
quiero 500, y les compra en otros lados, a otros dealers, en Carabayllo, en una casa otros
100, y en otra 100 y así. Y eso ya se vuelve un cartel, una sociedad. Si el argentino los
quiere juntar, los junta, pero tú sabes que no se van a juntar. El argentino va a juntar a su
organización y se va a juntar conmigo y contigo, pero nosotros nunca nos vamos a cruzar.
Por eso te digo, los reyes están acá. Los pesados están acá, ¿dónde más a ver? ¿Donde
más se produce droga?
N: En la selva se produce droga

L: no, te hablo de que todo eso se va a Europa y a Norteamérica. En México no se va la


droga, ni en Japón. Ni en España, ni Italia. En todas las discotecas, ya pues, imagínate que
en el país hay esa mala maña de la droga del menudeo, porque a las finales así haya
menudeo, y haya un adicto en rehabilitación, todo es por culpa del narcotráfico, porque
llego de ahí. Ya pues lo mismo así con un rico que tenía dinero era de familia adinerada, en
discotecas se relaciona con amistades de dinero, se metieron en cocaína y en otros países
también se da esa diversión. Por eso es un negocio rentable. Tanta droga se metes por
allá, tanto dinero gastan, igual que el tabaco, igual que el alcohol, Japón en todos lados. En
todos los países. En Uruguay, en todos lados. Es un negocio, si tú ahora tienes un kilo vas a
tener dinero. Y si tienes dos kilos vas a tener bastante dinero. Así no lo mandes al
extranjero, así tengas dos kilos mensuales y lo trabajes acá. Me dices “mira Manuel, tengo
esto vamo a trabajarlo” y yo te digo “ya Nélida vamos a trabajarlo, vamos a conseguirnos
un carro, unas armas y nos vamos por Lima, a las quintas a ofrecer esta droga a buen
precio”. Llegamos y nos dicen “no yo le compro a tal”, -entonces decimos - ¿de quién es?
“Es de tal, y lo matamos a ese pata, esta webon estamos yendo a todos y nos dicen que él
les vende, está en todas. Y lo matamos y plam plam plam. Y ese pata era un empresario
que vendía cortinas en La Mar, tenía su dinero pequeño. Y no es pequeño porque dos kilos
mensuales es minero, ya pues lo trabajas acá y es inmenso. En todas las características del
mundo. Gente de dinero de droga por diversión, con la cocaína. Tienen su arma ilegal
también, anda por la calle y amenaza a la gente. Es la verdad. Algo más ¿Qué más quieres?
Es todo.

N: Ya. Listo

(Fin de la entrevista)