Sie sind auf Seite 1von 4

LEY DEL FEMICIDIO… Y AHORA

¿ ACOSO SEXUAL CALLEJERO?


Miradas, palabras y toque físico.
El acoso sexual callejero en contra de
las mujeres resulta un tema muy
controversial y complejo, lo cual
debemos hacer un acercamiento SIN
TAPUJOS y SIN RESERVA ALGUNA,
puesto que las consecuencias son
altamente delicadas para una sociedad
que se mantiene tensa y que profundiza
la lucha de sexos. Desde ya pido
disculpas a las mujeres lectoras que
pudieran sentirse ofendidas por la franqueza o expresiones a las que nos
vemos obligados a referirnos, asunto necesario para provocar un análisis y
reflexión más profunda.

*** La dificultad de este tema se profundiza por la intencionalidad de


establecerla como LEY, por tanto, nos incumbe a todos los guatemaltecos,
pues la posibilidad de ser involucrados indebidamente en la tipificación de
un DELITO es muy alta y sus consecuencias extremas.

Las virtudes de la legalidad deben enmarcarse en lo general (para todos) y


precisión (claridad que evita la ambigüedad), cuyo fin último será proteger al
ser humano, quien fuera este, de toda acción de agresión y violación a los
derechos naturales y legales establecidos.

Debemos hacer un esfuerzo de Objetividad e Imparcialidad, la cual puede


ser vulnerada en forma abierta y tendenciosa. Sin olvidar “los principios,
valores, acciones y relaciones que conservan a una sociedad que cada día se
desfigura”. Con la premisa fundamental que la Constitución Política de
Guatemala defiende las raíces profundas de un pueblo, llamado “valores
espirituales y morales de la sociedad, y al Estado como
responsable de la promoción del bien común... inspirados en los
ideales de nuestros antepasados… decididos a impulsar la plena
vigencia de los Derechos Humanos dentro de un orden
institucional estable…”

LEY DE FEMICIDIO Y OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA CONTRA


LA MUJER.
Dentro de la ley de Femicidio y otras formas de violencia contra la mujer, se
conceptúa la “VIOLENCIA PSICOLÓGICA”, que ha recaído totalmente en la
SUBJETIVIDAD, provocando “graves injusticias” mediante “supuestas
víctimas” que han utilizado la simplicidad e imprecisión de la ley para
victimizarse e intencionalmente hacer de los varones víctimas de
“ACUSACIONES Y DENUNCIAS FALSAS” y efímeras.

Debe ser declarada NULA IPSO IURI POR INCONSTITUCIONAL


1. Porque asume que el varón es el agresor por excelencia, HACE
DISCRIMINACIÓN AL GENERO MASCULINO, basta una “simple
acusación verbal de una mujer para perseguir indiscriminadamente al
supuesto varón-agresor. Por el contrario, cuando el varón resulta ser el
denunciante-víctima, las(os) fiscales del MP y las Juezas se resisten a
una investigación y sentencia Pronta y Eficaz, y lo que es peor violentan
el Debido Proceso con plena actitud FEMINISTA ANTI “MACHISTA”.
(NOTA ESPECIAL: El número de víctimas-varones sujetos a violencia
social y en todas sus formas, es tres veces superior al de las mujeres)
2. Porque carece de precisión y claridad, por lo que facilita la Acusación y
Denuncia Falsa y promueve la Simulación del delito. Existen casos
concretos en donde las mujeres se Auto-agreden e inventan el delito.
3. Porque violenta el derecho de igualdad, pues a la mujer-denunciante se
le otorga medidas de seguridad inmediatas, mientras que al varón-
víctima, las Juezas deniegan dichas medidas bajo el argumento que la
ley favorece solo a la mujer-agraviada.
4. Porque la ley constitucional tipifica la violencia como tal, y no hace
distinción entre género. En este sentido, debe existir una ley en contra
de la violencia sexual en todas sus formas, sin distinción de sexo.
5. Porque se violenta la garantía de inocencia y el valor de la prueba
sustentable, puesto que la “violencia psicológica” recae en lo efímero o
pasajero por su poca precisión y subjetividad.

CON ESTO, NO pretendemos minimizar las acciones cobardes, de aquellos


varones que haciendo uso de su fuerza, menosprecio y poca dignidad, con la
cual ultrajan a muchas respetables mujeres.

ACOSO SEXUAL CALLEJERO


Me es necesario indicar que “no haré una defensa de los varones, sino
visualizar las realidades con objetividad e imparcialidad, y menos aún,
justificar las agresiones que se hacen en contra de honorables mujeres, sin
olvidar también, que hoy en día, las mujeres también agreden a los hombres
en las diferentes formas de violencia”. Pero… ES necesario enfatizar la
VULNERABILIDAD DE UNA PRETENDIDA LEY, que por salvar a las mujeres
víctimas auténticas, también producirá un atentado irreparable en contra de
hombres inocentes de una “supuesta violencia en contra de las mujeres.

Un aspecto fundamental y descuidado en este dilema es: LA VIOLENCIA


SEXUAL PSICOLÓGICA QUE CAUSA LA MUJER EN CONTRA DE LA
NATURALEZA PROPIA DE LOS HOMBRES. Es de vital importancia
incorporar en esta discusión los principios de: La DECENCIA, el DECORO, el
PUDOR, el RECATO entre otros, en el vestir y actuar de las mujeres. El
sentido común y la moral natural nos indican que mostrar las partes íntimas
corresponde en la INTIMIDAD DE PAREJA.

RESPETO MUTUO
Ningún biólogo o psicólogo refutarían la afirmación de que: “la naturaleza
sexual del hombre se ve sumamente influenciado y atraído por el impacto
visual que produce la mujer”. Se han hecho suficientes pruebas, en donde
los hombres ven pasar a una mujer vestida “decente, con decoro, pudor y
recato” y la reacción natural o respuesta fisiológica está muy alejada de un
“acoso sexual callejero”, por lo general, digo del varón que sabe valorar y
respetar a una mujer, y que a lo sumo se dan “halagos respetuosos”.

Por el contrario, cuando las mujeres, bajo el argumento de su “libertad


individual”, se expresan con poco pudor e indecencia o proyección vulgar,
produciendo como respuesta fisiológica miradas “excitadas” y reacciones
“insolentes”. Y esta reacción se agrava, por la influencia pornográfica y
publicitaria utilitarista que hacen de la mujer un instrumento sexual.

¿Por qué no podríamos llamar a esto también ACOSO O VIOLENCIA SEXUAL


PSICOLÓGICA DE LAS MUJERES EN CONTRA DE LOS HOMBRES? No
pretendemos justificar un acto de violencia, NINGUNA VIOLENCIA SE
JUSTIFICA, pero también debe tipificarse como VIOLENCIA LA FALTA DE
DECORO, INDECENCIA, DESHONESTIDAD O IMPUDICIA O
DESVERGÜENZA CALLEJERA porque se atenta contra los mismos valores
sociales y atenta contra la naturaleza de los hombres, estímulo sexual -
respuesta sexual.

INCITACIÓN SEXUAL
Mirar, hablar y tocar son reacciones. Miramos lo que “nos gusta”, “nos
atrae”, “nos exita”. Hablamos con “respeto o irrespeto”, según la
comunican silente, el estímulo. Tocamos lo que “se nos permite” por el
mensaje psicológico que nos trasmiten.
Entonces, la libertad sexual o sensual individual debe
encontrar sus límites en los valores
del DECORO, DECENCIA, PUDOR Y
EL RECATO. Trasmitir
“sensualidad” no debe confundirse
con lo “vulgar, corriente y grosero”,
asunto que algunas sociedades
europeas y norteamericanas lo han
confundido gravemente. Hoy
hablamos de playas nudistas, de
parejas que hace el sexo en la vía pública, mujeres
etiquetadas como “calienta huevos” (vos populum), esta
es nuestra triste realidad contemporánea.

Interesante lo que opina una mujer guatemalteca:


“La mujer quiere imponer su libertinaje en su forma de vestir y no
quiere hacerse cargo de las consecuencias”.

Debemos admitir que la SEXUALIDAD entre hombre y mujer tiene su propio


ámbito natural o institntivo, es decir, a la mujer le resulta ser muy agradable
ser vista, alagada, admirada y, por qué no decirlo “deseada”, cuando está
dentro del marco del respeto y caballerosidad. Mientras que el hombre
disfruta del “mirar, alagar, sentirse el conquistador”. Al respecto,
comparto la opinión de otra distinguida guatemalteca:
“Por supuesto que nos gusta que nos alaguen, pero por el hombre
que nos gusta o agrada”. Por esta razón poderosa, la provocación debe
ser exclusiva, privada y NO callejera, esto es con su pareja o con quien le
guste hacerlo. Pero NO públicamente, puesto que esto autoriza una reacción
pública callejera.

Guatemala, 30 de mayo del 2018