Sie sind auf Seite 1von 22

LA SANGRE

INDICE

1 Definición 2

2 Composición de la sangre 3

2.1 Glóbulos rojos 4y5

2.2 Glóbulos blancos 5, 6, 7 y 8

2.3 Plaquetas 9

2.4 Plasma sanguíneo 10 y 11

3 Formación de la sangre y reacciones 12

3.1 coagulación 13 y 14

3.2 Reacciones homeostáticas 15

4. Enfermedades sanguíneas 16 y 17

5. Fisiología de la sangre 18

6. Hematopoyesis 19

7. Transporte de gases 20

8. Bibliografía 21

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

1. DEFINICIÓN
La sangre (humor circulatorio) es un tejido fluido que circula por capilares,
venas y arterias de todos los vertebrados, su color rojo característico,
debido a la presencia del pigmento hemoglobínico contenido en los
eritrocitos.

Es un tipo de tejido conjuntivo especializado, con una matriz coloidal líquida


y una constitución compleja. Tiene una fase sólida (elementos formes, que
incluye a los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas) y una fase
líquida, representada por el plasma sanguíneo.

Su función principal es la logística de distribución e integración sistémica,


cuya contención en los vasos sanguíneos (espacio vascular) admite su
distribución (circulación sanguínea) hacia casi todo el cuerpo.

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

2. COMPOSICIÓN DE LA SANGRE
Como todo tejido, la sangre se compone de células y componentes
extracelulares (su matriz extracelular). Estas dos fracciones tisulares
vienen representadas por:

 Los elementos formes: también llamados elementos figurados: son


elementos semisólidos (es decir, mitad líquidos y mitad sólidos) y
particulados (corpúsculos) representados por células y componentes
derivados de células.

 El plasma sanguíneo: un fluido traslúcido y amarillento que


representa la matriz extracelular líquida en la que están suspendidos
los elementos formes.

Los elementos formes constituyen alrededor del 45 por ciento de la sangre.


El otro 55 por ciento está representado por el plasma sanguíneo (fracción
acelular).

Los elementos formes de la sangre son variados en tamaño, estructura y


función, y se agrupan en:

 las células sanguíneas, que son los glóbulos blancos o leucocitos,


células que "están de paso" por la sangre para cumplir su función en
otros tejidos;

 los derivados celulares, que no son células estrictamente sino


fragmentos celulares; están representados por los eritrocitos y las
plaquetas; son los únicos componentes sanguíneos que cumplen sus
funciones estrictamente dentro del espacio vascular.
Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

2.1 GLOBULOS ROJOS (ERITROCITOS)


Los glóbulos rojos, hematíes o eritrocitos constituyen aproximadamente el
96 por ciento de los elementos figurados. Su valor normal (conteo) en la
mujer es de alrededor de 4.800.000, y en el varón, de aproximadamente
5.400.000 hematíes.

Carecen de núcleo y orgánulos, por lo cual no pueden ser considerados


estrictamente células. Contienen algunas vías enzimáticas y su citoplasma
está ocupado casi en su totalidad por la hemoglobina, una proteína
encargada de transportar oxígeno, constituye el 90 por ciento de los
eritrocitos y, como pigmento, otorga su color característico, rojo, aunque
esto sólo ocurre cuando el glóbulo rojo está cargado de oxígeno.

El dioxido de carbono, es transportado en la sangre .En la membrana


plasmática de los eritrocitos están las glucoproteínas (CDs) que definen a
los distintos grupos sanguíneos y otros identificadores celulares.

Los eritrocitos tienen forma de disco bicóncavo, deprimido en el centro;


esta forma aumenta la superficie efectiva de la membrana. Los glóbulos
rojos maduros carecen de núcleo, porque lo expulsan en la médula ósea
antes de entrar en el torrente sanguíneo (esto no ocurre en aves, anfibios y
ciertos animales). Los eritrocitos en humanos adultos se forman en la
médula ósea.

Tras una vida media de 120 días, los eritrocitos son destruidos y extraídos
de la sangre por el bazo, el hígado y la médula ósea, donde la hemoglobina se
degrada en bilirrubina y el hierro es reciclado para formar nueva
hemoglobina.
Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

2.2 GLOBULOS BLANCOS (LEUCOCITOS)


Los glóbulos blancos o leucocitos forman parte de los efectores celulares
del sistema inmunológico, y son células con capacidad migratoria que utilizan
la sangre como vehículo para tener acceso a diferentes partes de la
anatomía. Los leucocitos son los encargados de destruir los agentes
infecciosos y las células infectadas, y también segregan sustancias
protectoras como los anticuerpos, que combaten a las infecciones.

El conteo normal de leucocitos está dentro de un rango de 4.500 y 11.500


células por mm³ de sangre, variable según las condiciones fisiológicas
(embarazo, estrés, deporte, edad, etc.) y patológicas (infección, cáncer,
inmunosupresión, aplasia, etc.). El recuento porcentual de los diferentes
tipos de leucocitos se conoce como "fórmula leucocitaria" (ver Hemograma,
más adelante).

Según las características microscópicas de su citoplasm y su núcleo, se


Páá giná10

dividen en:
2º TSAAFD
LA SANGRE

 los granulocitos o células polimorfonucleares, poseen un núcleo


polimorfo y numerosos gránulos en su citoplasma, como son:

Neutrófilos, presentes en sangre entre


2.500 y 7.500 células por mm³. Son los
más numerosos, ocupando entre un 55% y
un 70% de los leucocitos. Se tiñen
pálidamente, de ahí su nombre. Se
encargan de fagocitar sustancias
extrañas (bacterias, agentes externos,
etc.) que entran en el organismo. En
situaciones de infección o inflamación su
número aumenta en la sangre. Su núcleo
característico posee de 3 a 5 lóbulos
separados por finas hebras de cromatina,
por lo cual antes se los denominaba
"polimorfonucleares" o simplemente
"polinucleares", denominación errónea.

Basófilos: se cuentan de 0,1 a 1,5 células por


mm³ en sangre, comprendiendo un 0,2-1,2% de
los glóbulos blancos. Presentan una tinción
basófila, lo que los define. Segregan sustancias
como la heparina, de propiedades
anticoagulantes, y la histamina que contribuyen
con el proceso de la inflamación. Poseen un
núcleo a menudo cubierto por los gránulos de
secreción.

Eosinófilos: presentes en la sangre de 50 a


500 células por mm³ (1-4% de los leucocitos)
Páá giná10

Aumentan en enfermedades producidas por


2º TSAAFD
LA SANGRE

parásitos, en las alergias y en el asma. Su núcleo, característico, posee dos


lóbulos unidos por una fina hebra de cromatina, y por ello también se las
llama "células en forma de antifaz".

 los agranulocitos o células monomorfonucleares: carecen de gránulos


en el citoplasma y tienen un núcleo redondeado como son: los
linfocitos y los monocitos.

Monocitos: Conteo normal entre 150 y 900 células por mm³ (2% a 8% del
total de glóbulos blancos). Esta cifra se eleva casi siempre por infecciones
originadas por virus o parásitos. También en algunos tumores o leucemias.
Son células con núcleo definido y con forma de riñón. En los tejidos se
diferencian hacia macrófagos o histiocitos.

Linfocitos: valor normal entre 1.300 y 4000 por mm³ (24% a 32% del total
de glóbulos blancos). Su número aumenta sobre todo en infecciones virales,
aunque también en enfermedades neoplásicas (cáncer) y pueden disminuir en
inmunodeficiencias. Los linfocitos son los efectores específicos del sistema
Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

inmunológico, ejerciendo la inmunidad adquirida celular y humoral. Hay dos


tipos de linfocitos, los linfocitos B y los linfocitos T.

Los linfocitos B están encargados de la inmunidad humoral, esto es, la


secreción de anticuerpos (sustancias que reconocen las bacterias y se unen
a ellas y permiten su fagocitocis y destrucción). Los granulocitos y los
monocitos pueden reconocer mejor y destruir a las bacterias cuando los
anticuerpos están unidos a éstas (opsonización). Son también las células
responsables de la producción de unos componentes del suero de la sangre,
denominados inmunoglobulinas.

Los linfocitos T reconocen a las células infectadas por los virus y las
destruyen con ayuda de los macrófagos. Estos linfocitos amplifican o
suprimen la respuesta inmunológica global, regulando a los otros
componentes del sistema inmunológico, y segregan gran variedad de
citoquinas. Constituyen el 70% de todos los linfocitos.

Tanto los linfocitos T como los B tienen la capacidad de "recordar" una


exposición previa a un antígeno específico, así cuando haya una nueva
exposición a él, la acción del sistema inmunológico será más eficaz.

2.3 PLAQUETAS

Las plaquetas (trombocitos) son fragmentos celulares pequeños (2-3 μm de


Páá giná10

diámetro), ovales y sin núcleo. Se producen en la médula ósea a partir de la


2º TSAAFD
LA SANGRE

fragmentación del citoplasma de los megacariocitos quedando libres en la


circulación sanguínea. Su valor cuantitativo normal se encuentra entre
150.000 y 450.000 plaquetas por mm³ (en

Las plaquetas sirven para taponar las lesiones que pudieran afectar a los
vasos sanguíneos. En el proceso de coagulación (hemostasia), las plaquetas
contribuyen a la formación de los coágulos (trombos), así son las
responsables del cierre de las heridas vasculares. Ver trombosis. Una gota
de sangre contiene alrededor de 250.000 plaquetas.

2.4 PLASMA
El plasma sanguíneo es la fracción líquida y acelular de la sangre. Está
Páá giná10

compuesto por agua el 90% y múltiples sustancias disueltas en ella. De éstas


2º TSAAFD
LA SANGRE

las más abundantes son las proteínas. También contiene glúcidos y lípidos,
así como los productos de desecho del metabolismo. Es el componente
mayoritario de la sangre, puesto que representa aproximadamente el 55%
del volumen sanguíneo total. El 45% restante corresponde a los elementos
formes (tal magnitud está relacionada con el hematocrito).

El suero, es el remanente del plasma sanguíneo una vez consumidos los


factores hemostáticos por la coagulación de la sangre.

Características:

 El plasma es salado arenoso y de color amarillento traslúcido.

 Además de transportar los elementos formes mantiene diferentes


sustancias en solución, la mayoría de los cuáles son productos del
metabolismo célular.

 La viscosidad del plasma sanguíneo es 1,5 veces la del agua.

 El plasma es una de las reservas líquidas corporales. El total del


líquido corporal (60% del peso corporal, 42 L para un adulto de 70 kg)
está distribuido en tres reservas principales: el líquido intracelular
(21-25 L), el líquido intersticial (10-13 L) y el plasma (3-4 L). El
plasma y el líquido intersticial en conjunto hacen al volumen del
líquido extracelular (14-17 L).

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

3. FORMACIÓN DE LA SANGRE Y REACCIONES


Los eritrocitos se forman en la médula ósea y tras una vida media de 120
días son destruidos y eliminados por el bazo. En cuanto a las células blancas
de la sangre, los leucocitos granulosos o granulocitos se forman en la médula
ósea; los linfocitos en el timo, en los ganglios linfáticos y en otros tejidos
linfáticos. Las plaquetas se producen en la médula ósea. Todos estos
componentes de la sangre se agotan o consumen cada cierto tiempo y, por
tanto, deben ser reemplazados con la misma frecuencia. Los componentes
del plasma se forman en varios órganos del cuerpo, incluido el hígado,
responsable de la síntesis de albúmina y fibrinógeno, que libera sustancias
tan importantes como el sodio, el potasio y el calcio. Las glándulas
endocrinas producen las hormonas transportadas en el plasma. Los linfocitos
y las células plasmáticas sintetizan ciertas proteínas y otros componentes
proceden de la absorción que tiene lugar en el tracto intestinal.

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

3.1 COAGULACIÓN
Una de las propiedades más notables de la sangre es su capacidad para
formar coágulos, o coagular, cuando se extrae del cuerpo. Dentro del
organismo un coágulo se forma en respuesta a una lesión tisular, como un
desgarro muscular, un corte o un traumatismo penetrante. En los vasos
sanguíneos la sangre se encuentra en estado líquido, poco después de ser
extraída adquiere un aspecto viscoso y más tarde se convierte en una masa
gelatinosa firme. Después esta masa se separa en dos partes: un coágulo
rojo firme que flota libre en un líquido transparente rosado que se denomina
suero.

Un coágulo está formado casi en su totalidad por eritrocitos encerrados en


una red de finas fibrillas o filamentos constituidos por una sustancia
denominada fibrina. Esta sustancia no existe como tal en la sangre pero se
crea, durante el proceso de la coagulación, por la acción de la trombina,
enzima que estimula la conversión de una de las proteínas plasmáticas, el
Páá giná10

fibrinógeno, en fibrina. La trombina no está presente en la sangre


2º TSAAFD
LA SANGRE

circulante. Ésta se forma a partir de la protrombina, otra proteína


plasmática, en un proceso complejo que implica a las plaquetas, ciertas sales
de calcio, sustancias producidas por los tejidos lesionados y el contacto con
las superficies accidentadas. Si existe algún déficit de estos factores la
formación del coágulo es defectuosa. La adición de citrato de sodio elimina
los iones de calcio de la sangre y por consiguiente previene la formación de
coágulos. La carencia de vitamina K hace imposible el mantenimiento de
cantidades adecuadas de protrombina en la sangre. Ciertas enfermedades
pueden reducir la concentración sanguínea de varias proteínas de la
coagulación o de las plaquetas.

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

3.2 REACCIONES HOMEOTÁTICAS

Ciertas características de la sangre se mantienen dentro de estrechos


Páá giná10

límites gracias a la existencia de procesos regulados con precisión. Por

2º TSAAFD
LA SANGRE

ejemplo, la alcalinidad de la sangre se mantiene en un intervalo constante


(pH entre 7,38 y 7,42) de manera que si el pH desciende a 7,0 (el del agua
pura), el individuo entra en un coma acidótico que puede ser mortal; por otro
lado, si el pH se eleva por encima de 7,5, el individuo entra en una alcalosis
tetánica y es probable que fallezca. De igual manera, un descenso de la
concentración de glucosa en sangre (glucemia), en condiciones normales del
0,1% a menos del 0,05%, produce convulsiones. Cuando la glucemia se eleva
de forma persistente y se acompaña de cambios metabólicos importantes,
suele provocar un coma diabético. La temperatura de la sangre no suele
variar más de 1 ºC dentro de un intervalo medio entre 36,3 y 37,1 ºC, la
media normal es de 37 ºC. Un aumento de la temperatura de 4 ºC es señal
de enfermedad grave, mientras que una elevación de 6 ºC suele causar la
muerte.

4. ENFERMEDADES SANGUÍNEAS
Los trastornos de la sangre proceden de cambios anormales en su
Páá giná10

composición. La reducción anómala del contenido de hemoglobina o del

2º TSAAFD
LA SANGRE

número de glóbulos rojos, conocida como anemia, se considera más un


síntoma que una enfermedad y sus causas son muy variadas. Se cree que la
causa más frecuente es la pérdida de sangre o hemorragia. La anemia
hemolítica, un aumento de la destrucción de glóbulos rojos, puede estar
producida por diversas toxinas o por un anticuerpo contra los eritrocitos.

La anemia puede ser también consecuencia de un descenso de la producción


de hematíes que se puede atribuir a una pérdida de hierro, a un déficit de
vitamina B12, o a una disfunción de la médula ósea. Por último, existe un
grupo de anemias originada por defectos hereditarios en la producción de
glóbulos rojos (hemoglobina). Estas anemias comprenden varios trastornos
hereditarios en los que los eritrocitos carecen de algunas de las enzimas
necesarias para que la célula utilice la glucosa de forma eficaz.

El aumento del número de eritrocitos circulantes se denomina policitemia:


puede ser un trastorno primario o consecuencia de una disminución de la
oxigenación de la sangre o hipoxia. La hipoxia aguda se produce con más
frecuencia en enfermedades pulmonares avanzadas, en ciertos tipos de
cardiopatías congénitas y a altitudes elevadas.

La leucemia se acompaña de una proliferación desordenada de leucocitos.


Hay varias clases de leucemia, cuyas características dependen del tipo de
célula implicada.

La Hematología es la especialidad médica que se dedica al estudio de la


sangre y sus afecciones relacionadas. El siguiente es un esquema general de
agrupación de las diversas enfermedades de la sangre:

 Enfermedades del sistema eritrocitario


 Enfermedades del sistema leucocitario

 Enfermedades de la hemostasia

 Hemopatías malignas (leucemias/linfomas, discrasias y otros)

Las enfermedades de la sangre básicamente, pueden afectar elementos


celulares (eritrocitos, plaquetas y leucocitos), plasmáticos
(inmunoglobulinas, factores hemostáticos), órganos hematopoyéticos
Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

(médula ósea) y órganos linfoides (ganglios linfáticos y bazo). Debido a las


diversas funciones que los componentes sanguíneos cumplen, sus trastornos
darán lugar a una serie de manifestaciones que pueden englobarse en
diversos síndromes.

Los síndromes hematológicos principales:

 Síndrome anémico
 Síndrome poliglobúlico

 Síndrome granulocitopénico

 Síndrome de insuficiencia medular global

 Síndrome adenopático

 Síndrome esplenomegálico

 Síndrome disglobulinhémico

 Síndrome hemorrágico

 Síndrome mielodisplásico.

 Síndrome mieloproliferativo crónico

 Síndrome linfoproliferativo crónico (con expresión leucémica).

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

5. FISIOLOGÍA DE LA SANGRE
Una de las funciones de la sangre es proveer nutrientes (oxígeno, glucosa),
elementos constituyentes del tejido y conducir productos de la actividad
metabólica (como dióxido de carbono).

La sangre también permite que células y distintas sustancias (aminoácidos,


lípidos, hormonas) sean transportados entre tejidos y órganos.

La fisiología de la sangre está relacionada con los elementos que la


componen y por los vasos que la transportan, de tal manera que:

 Transporta el oxígeno desde los pulmones al resto del organismo,


vehiculizado por la hemoglobina contenida en los glóbulos rojos.
 Transporta el anhídrido carbónico desde todas las células del cuerpo
hasta los pulmones.

 Transporta los nutrientes contenidos en el plasma sanguíneo, como


glucosa, aminoácidos, lípidos y sales minerales desde el hígado,
procedentes del aparato digestivo a todas las células del cuerpo.

 Transporta mensajeros químicos, como las hormonas.

 Defiende el cuerpo de las infecciones, gracias a las células de


defensa o glóbulo blanco.

 Responde a las lesiones que producen inflamación, por medio de tipos


especiales de leucocitos y otras células.

 Coagulación de la sangre y hemostasia: Gracias a las plaquetas y a los


factores de coagulación.

 Rechaza el trasplante de órganos ajenos y alergias, como respuesta


del sistema inmunitario.

 Homeostasis en el transporte del líquido extracelular, es decir en el


líquido intravascular.
Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

6. HEMATOPOYESIS
Las células sanguíneas son producidas en la médula ósea; este proceso es
llamado hematopoyesis. El componente proteico es producido en el hígado,
mientras que las hormonas son producidas en las glándulas endocrinas y la
fracción acuosa es mantenida por el riñón y el tubo digestivo.

Las células sanguíneas son degradadas por el bazo y las células Kupffer del
hígado (hemocateresis). Este último, también elimina las proteínas y los
aminoácidos. Los eritrocitos usualmente viven algo más de 120 días antes de
que sea sistemáticamente reemplazados por nuevos eritrocitos creados en
el proceso de eritropoyesis.

Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

7. TRANSPORTE DE GASES
La oxigenación de la sangre es medida según la presión parcial del oxígeno.
98,5% del oxígeno es combinado con la hemoglobina. Solo el 1,5% es
físicamente disuelto. La molécula de hemoglobina es la encargada del
transporte de oxígeno en los mamíferos y otras especies.

Con la excepción de la arteria pulmonar y la arteria umbilical, y sus venas


correspondientes, las arterias transportan la sangre oxigenada desde el
corazón y la entregan al cuerpo a través de las arteriolas y los tubos
capilares, donde el oxígeno es consumido; luego las venas transportan la
sangre desoxigenada de regreso al corazón.

Bajo condiciones normales, en humanos, la hemoglobina en la sangre que


abandona los pulmones está alrededor del 96-97% saturada con oxígeno; la
sangre "desoxigenada" que retorna a los pulmones está saturada con
oxígeno en un 75%.

Un feto, recibiendo oxígeno a través de la placenta, es expuesto a una


menor presión de oxígeno (alrededor del 20% del nivel encontrado en los
pulmones de un adulto), es por eso que los fetos producen otra clase de
hemoglobina con mayor afinidad al oxígeno (hemoglobina F) para poder
extraer la mayor cantidad posible de oxígeno de su escaso suministro.

Transporte de dióxido de carbono

Cuando la sangre sistémica arterial fluye a través de los capilares, el


dióxido de carbono se dispersa de los tejidos a la sangre. Algo del dióxido
de carbono es disuelto en la sangre. Algo del dióxido de carbono reacciona
con la hemoglobina para formar carboamino hemoglobina. El resto del
dióxido de carbono es convertido en bicarbonato e iones de hidrógeno. La
mayoría del dióxido de carbono es transportado a través de la sangre en
forma de iones de bicarbonato.

Transporte de iones de hidrógeno

Algo de la oxihemoglobina pierde oxígeno y se convierte en


deoxihemoglobina. La deoxihemoglobina tiene una mayor afinidad con H + que
Páá giná10

2º TSAAFD
LA SANGRE

la oxihemoglobina por lo cual se asocia con la mayoría de los iones de


hidrógeno.

BIBLIOGRAFÍA

http://es.wikipedia.org/wiki/Sangre

http://es.encarta.msn.com/encyclopedia_761578429_3/Sangre.html

http://monografías.com/trabajos/sangre/sangre.shtml

Páá giná10

2º TSAAFD