Sie sind auf Seite 1von 4

El lugar sin límites

1. «EL LUGAR SIN LÍMITES» DE JOSÉ DONOSO

2. «La vida está hecha de fragmentos, y a duras penas uno logra reunirlos» Nace en
Santiago el 5 de octubre de 1924. Fallece en la misma ciudad, el 7 de diciembre de
1996. • Escritor, profesor y periodista chileno. • Formó parte del llamado boom
latinoamericano de los años 1960 y 1970. • Recibió el Premio Nacional de Literatura en
1990.

3. CARACTERÍSTICAS DE SU OBRA •No escribe para catarsis, que es liberación que


purifica el alma. •No hace literatura utilitaria: No deja las cosas fáciles al lector. •Estilo
generacional del ’50: (Boom latinoamericano) Superrealismo, la literatura se desplaza
del exterior al interior: Novela psicológica. •Se rompe con el concepto de escritor
cronista. •La preocupación del ser humano está en el mundo interno (laberíntico), no
externo. •Tiempo subjetivo: Interior. •Influencias: T° de la relatividad (Einstein);
Psicoanálisis (Freud). •Lo racional: Es reemplazado por lo irracional, por lo onírico.

4. El lugar sin límites / José Donoso • Estructura: 12 capítulos: - Los 5 primeros:


presente. - Los dos centrales: racconto. - Los 5 últimos: presente. - La obra dura aprox.
19 horas, desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la madrugada del día siguiente. •
Narrador: - En 3ra persona. Un narrador neutral se vuelve personal. - Hay diálogo:
narrador personaje. - Estilo indirecto libre (confunde voz del narrador y personaje).

5. Fausto: Primero te interrogaré acerca del infierno. Dime, ¿dónde queda el lugar que
los hombres llaman infierno? Mefistófeles: Debajo del cielo. Fausto: Sí, pero ¿en qué
lugar? Mefistófeles: En las entrañas de estos elementos. Donde somos torturados y
permaneceremos siempre. El infierno no tiene límites, ni queda circunscrito a un solo
lugar, porque el infierno es aquí donde estamos y aquí donde es el infierno tenemos
que permanecer... MARLOWE, Doctor Fausto

6. “Los violentos, torturados en una lluvia de fuego” / El infierno Gustave Doré (La
Divina Comedia, Dante)

7. Argumento • En el Olivo vivía don Alejandro «Alejo» Cruz, quien era un latifundista.
Poco a poco este hombre se apodera del pueblo, aunque todos sabían de su ambición,
sin que nadie se opusiera, debido al respeto y temor que le tenían los lugareños. •
Dentro de este pueblo, bastante poco avanzado, se encuentra la casa de remoliendas
que le pertenecía a la Japonesa, Regenta fallecida del lugar, y en donde encontramos a
un personaje bastante llamativo para el entorno: “La Manuela”, un travesti, quien a su
vez es padre de la poco agraciada Japonesita. • El conflicto se produce con el regreso
de Pancho Vega, quien provoca tensiones de todo tipo, y que desencadena el final del
relato. • Debemos considerar que el entorno a “La Manuela” es el de un pueblo
alejado de toda civilización, y esta provoca celos, rencores (y deseos ocultos) entre
algunos hombres, sobre todo de aquellos brutos (de campo), ya que puede vivir
libremente su homosexualidad.

8. El Espacio: •- El epígrafe: remite al infierno como un lugar sin límites espaciales ni


temporales, donde no se entra ni se sale. •- Intertextualidad: La Biblia. Si hay un
infierno, hay un cielo. Motivo del ángel caído, la rebelión ante Dios. •- El pueblo “El
Olivo”, lugar donde Jesús dice “Padre, por qué me has abandonado”. Metáfora del
abandono, de la búsqueda de identidad. •- Espacio degradado: El mundo que se
muestra es el del burdel que se va hundiendo, no el del campo esplendoroso, lleno de
vida. •- No hay cementerio, porque viven “en la muerte”. •- El espacio: se “devora” a
los personajes.

9. Motivos: • - La inversión: El mundo al revés (Edad Media). • Ej: El Dios de la novela:


Alejandro Cruz / cruz= vida y muerte; Dios destructor: promete la luz, los caminos…
“vamos a subir como la espuma”, pero no cumple. • - Señor feudal, a punto de morir:
patrón de fundo. • Es omnipresente: “veo hasta debajo del alquitrán”. Omnipotente:
“tengo todos los hilos en mi mano”. • - Los cuatro perros negros: ¿Jinetes del
Apocalipsis? Tienen nombres musulmanes: Otelo, Moro, Sultán, Negus.

10. Motivos: • La autenticidad (ambigüedad): ¿Qué o quién es auténtico? • La


Manuela: Es auténtica, porque actúa siguiendo sus sentimientos. Se van dando pistas
sobre su sexualidad, pero no es evidente hasta que la llaman “papá”. • La Japonesita:
No. “Era pura ambigüedad” – según Manuela. A los 18, no menstrúa, dueña de un
burdel y no es prostituta: es virgen, hija de travesti.

11. Una tarde estaba yo en casa de un amigo que siempre sospeché de ser
homosexual, sin haberlo confirmado. Llegó entonces el ex marido de una prima mía,
un muchacho muy buenmozo, y pude advertir que había algo entre ellos, algo que era
amor. Me conmoví hasta los huesos, me dio una envidia, una desesperación, unas
ganas de tener exactamente lo que esos dos tenían —y, sin embargo, un deseo
vehemente de no ser como ellos... Es esa envidia lo que está en la base de todos mis
problemas, gorda. ¿De dónde viene, por qué es, qué significa? ¿Hasta dónde puede
llegar a destruir nuestra vida, esa envidia mía por una situación homosexual? [...] La
tentación es inmensa, terrible, pero resulta que eso (asumir una vida homosexual) me
produciría tanto o más dolor que el no hacerlo. Mi neurosis es debida, ahora, a esa
sensación de estar viviendo sobre arena movediza." Carta de José Donoso a su
entonces novia María Ester Serrano, 30 de agosto de 1960. SECRETO A VOCES
«Pancho, de pronto, se ha callado mirando a la Manuela. A eso que baila allí en el
centro, ajado, enloquecido, con la respiración arrítmica, todo cuencas, oquedades,
sombras, quebradas, eso que se va a morir a pesar de las exclamaciones que lanza, eso
increíblemente asqueroso y que increíblemente es fiesta, eso está bailando para él, él
sabe que desea tocarlo y acariciarlo, desea que ese retorcerse no sea sólo allá en el
centro sino contra su piel, y Pancho se deja mirar y acariciar desde allá... el viejo
maricón que baila para él y él se deja bailar y que ya no da risa porque es como si él,
también, estuviera anhelando. Que Octavio no sepa. No se dé cuenta. Que nadie se dé
cuenta. Que no lo vean dejándose tocar y sobar por las contorsiones y las manos
histéricas de la Manuela que no lo tocan, dejándose sí, pero desde aquí desde la silla
donde está sentado nadie ve lo que le sucede debajo de la mesa, pero que no puede
ser, no puede ser y toma una mano dormida de la Lucy y la pone allí, donde arde.»

12. • “El descubrimiento de nosotros mismos se manifiesta como un sabernos solos;


entre el mundo y nosotros se abre una impalpable, transparente muralla: la de nuestra
conciencia”/Octavio Paz [1] En El laberinto de la soledad, cap I: “El pachuco y otros
extremos”.

13. Motivos: -Esperanza v/s desesperanza: -El pueblo vive de la espera, una espera sin
esperanza. Ej: El tren que ya casi no pasa. La búsqueda de identidad: -Personajes que
viven en el préstamo. - Pancho Vega: personaje en tránsito. Va y viene en su camión
rojo (símbolo sexual: Freud). Quiere independizarse de Don Alejo, sin embargo le debe
dinero.

14. Motivos generacionales: • La angustia: Metafísica. Tiene honda repercusión la


filosofía existencialista, ansiedad ante el vacío, ante la nada. • El tedio/hastío:
(Taedium vitae) relacionado con lo espiritual. Amenazan de precipitar al individuo
hacia el sinsentido, incluso al suicidio. • La desesperación: Se presenta en las obras
como suicidio o locura; en otros casos se da como alienación. • La melancolía:
Ausencia del ser amado; frustración e incomprensión. • La soledad: El ser humano se
siente aplastado por la sociedad o por el grupo social. La solución= buscar aislamiento
(se aleja hacia su propia espiritualidad). Desamparo ante el vacío existencial.

15. Motivos generacionales: • La libertad: Ausencia de libertad y los personajes se


lamentan por ello. Ser significa “ser libre” (según los existencialistas). • Pérdida de la
inocencia: Dolor del “paraíso perdido”, se conserva aquella nostalgia. Se echa de
menos las cosas positivas que ya no están. • Dios: Pasa a ser un problema, que se
manifiesta como presencia o ausencia. Ocurre el deicidio: el matar a Dios para tomar
su papel de creador. • El amor y el sexo: El amor se da en todas sus manifestaciones,
excepto en lo platónico (ideal). Va desde lo puro a lo impuro, de lo heterosexual a lo
homosexual. • La muerte: Se ve como una destrucción e imposibilidad de salir de la
existencia, de salvación.

16. «No alcanzó a moverse antes que los hombres brotados de la zarzamora se
abalanzaran sobre él como hambrientos. Octavio, o quizá fuera Pancho el primero,
azotándolo con los puños... tal vez no fueran ellos, sino otros hombres que penetraron
la mora y lo encontraron y se lanzaron sobre él y lo patearon y le pegaron y lo
retorcieron, jadeando sobre él, los cuerpos calientes retorciéndose sobre la Manuela
que ya no podía ni gritar, los cuerpos pesados, rígidos, los tres una sola masa viscosa
retorciéndose como un animal fantástico de tres cabezas y múltiples extremidades
heridas e hirientes, unidos los tres por el vómito y el calor y el dolor allí en el pasto,
buscando quién es el culpable, castigándolo, castigándola, castigándose deleitados
hasta en el fondo de la confusión dolorosa, el cuerpo endeble de la Manuela que ya no
resiste, quiebra bajo el peso, ya no puede ni aullar de dolor, bocas calientes, manos
calientes, cuerpos babientos y duros hiriendo el suyo y que ríen y que insultan y que
buscan romper y quebrar y destrozar y reconocer ese monstruo de tres cuerpos
retorciéndose, hasta que ya no queda nada y la Manuela apenas ve, apenas oye,
apenas siente, ve, no, no ve, y ellos se escabullen a través de la mora y queda ella sola
junto al río que la separa de las viñas donde don Alejo espera benevolente.»