Sie sind auf Seite 1von 1

Derechos de los Trabajadores:

Podemos diferenciar tres tipos de derechos:

Derechos básicos de los trabajadores (reconocidos en la Constitución): Art. 4.1 del Estatuto de los Trabajadores:
1. Al trabajo y libre elección de profesión u oficio.
2. Libre sindicación.
3. Negociación colectiva
4. Adopción de medidas de conflicto colectivo.
5. Huelga.
6. Reunión.
7. Participación en la empresa.

Derechos derivados de la relación laboral (Art. 4.2 ET):


1. A la ocupación efectiva.
2. A la promoción y formación profesional en el trabajo.
3. A no ser discriminados.
4. A su integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene.
5. Al respeto a su intimidad y a la consideración debida a su dignidad.
6. A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.
7. Al ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato.
8. Todos aquellos que se deriven de su contrato de trabajo.

Derechos en materia de Prevención de Riesgos (Ley de Prevención de Riesgos Laborales Ley 31/1995, de 8 de noviembre):
1. Protección de la salud.
2. Información, consulta y participación.
3. Formación.
4. Vigilancia periódica de la salud.
5. Abandono del puesto de trabajo en caso de peligro grave e inminente.

Deberes de los Trabajadores: (Art. 5 ET)


1. Cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo de buena fe y diligentemente.
2. Observar las medidas de seguridad e higiene que se adopten.
3. Cumplir las órdenes e instrucciones del empresario.
4. No concurrir con la actividad de la empresa (no competencia).
5. Contribuir a la mejora de la productividad.
6. Cuantos se deriven del contrato de trabajo.

Obligaciones del Empresario en relación al trabajador:

Podemos afirmar que todos los derechos que anteriormente hemos mencionado que tiene reconocidos por ley el trabajador,
constituyen obligaciones para el empresario.

Obligaciones en relación al contrato de trabajo:


1. Registro del contrato en el Servicio Público de Empleo, en un plazo máximo de 10 días hábiles.
2. Entrega a los representantes legales de los trabajadores de una copia básica del contrato de trabajo.
3. Afiliación del trabajador a la seguridad social en caso de ser su primer trabajo.
4. Solicitud del alta del trabajador en la Tesorería General de la Seguridad Social (previa al inicio del trabajo).