Sie sind auf Seite 1von 3

Texto de reflexión y análisis de la práctica

Durante la práctica pude analizar distintos aspectos que son relevantes en el acto
educativo. Estar presente en el aula del primer grado, grupo “A”, me ha permitido
conocer a los alumnos con todas sus características, necesidades e intereses y
de manera particular el enfrentar circunstancias y situaciones a resolver, ejemplo
de ello es que a pesar de que se cuenta con un cronograma para organizar el
tiempo entre cada asignatura en muchas ocasiones no se lograba cumplir con el
horario establecido, pues se presentaban actividades en la escuela que limitaban
el tiempo para el desarrollo de los objetivos propuestos, sin embargo al reajustar y
tomar en cuenta el tiempo efectivo durante esta jornada de prácticas, afirmo que
mis objetivos propuestos con los alumnos fueron los pensados. Así mismo al
presenciar las condiciones reales de trabajo pude conocer la escuela y su
funcionamiento. Dando como resultado la formación de un proyecto de enseñanza
que durante esta primera unidad me permitió recabar información descriptiva y
explicativa sobre los aspectos que considere como insumo para diseñar mi
proyecto de intervención, de tal manera que se identifiquen los conocimientos y
habilidades en la toma de decisiones sobre mi práctica docente.

Es importante resaltar que durante mi labor pedagógico al interactuar con los


alumnos y ayudarlos a comprender los contenidos observe dificultades, las cuales
son evidenciadas por medio de las actividades de los alumnos que desarrollaron
en el aula escolar; estó es provechoso para mi formación, porque me ha permitido
identificar retos que me proponga a vencer en la práctica docente, con el fin de
replantear las situaciones para aplicar innovaciones en la próxima visita a la
escuela.

Al término del periodo de práctica, en general los resultados que se obtuvieron


fueron satisfactorios, pues tanto el docente y los educandos se mostraron
interesados en las actividades, de tal forma que hasta los alumnos que nunca
participaban se incorporaron en la realización de las actividades por equipo o
pareja, escuchando indicaciones y respetando las reglas, por lo tanto la
convivencia mejoro con respecto a las anteriores jornadas de prácticas.

Las actividades y los recursos que se utilizaron, fueron atractivas a la vista de los
niños pues no las consideraron aburridas, por el contrario se mostraron
interesados en conocer el material, pues estos se enfocaron en textos narrativos
(cuentos), trabalenguas, videos, rimas etc. que son de su agrado; por lo tanto, al
término de la duración de la actividad pedían seguir trabajando. Durante la
realización de las actividades pude percatar que los alumnos que presentan
dificultades con respecto a la lectura, con ayuda de los recursos utilizados
(imágenes, hojas de trabajo, memorama de rimas, etc.) en la planeación didáctica
permitieron que se familiarizaran con el que se trabajó.

El tiempo que se le asignó a las actividades, fueron de provecho, principalmente


porque los alumnos se prestaron a realizarlas de acuerdo a las indicaciones, es
por esta razón que primero se aclaraba sus dudas antes de dar inicio a cualquier
actividad, por lo tanto a pesar de que se presentaban diferentes ritmos de
aprendizaje los alumnos tuvieron el compromiso de respetar el tiempo al
desarrollar las actividades.

Al llevar a cabo la planeación didáctica ocurrieron breves percances con respecto


al alumno con problemas de lenguaje, pues en ocasiones no realizaba el trabajo
que se le asignó, por lo tanto se identificó que la principal razón de esta actitud se
debía a la compresión de las indicaciones, sin embargo durante el transcurso de
los días se incorporó de manera voluntaria sin ningún otro contratiempo. También
surgió la situación al escribir las actividades, pues al no poder realizarlo se
desesperaba y llamaba la atención de sus compañeros, es por este motivo que se
le brindo actividades de acuerdo a su nivel de aprendizaje.

Afirmo que la práctica docente como acto eminentemente profesional, es más que
una permanente tarea de reconstrucción del rol profesional pedagógico. Es cierto,
que a veces, se torna un difícil y áspero, sin embargo este es el acto humano
más reconfortante que entre los seres humanos puede darse: la trasmisión de la
experiencia anterior acumulada por la humanidad.

Por lo tanto el camino para ajustar la respuesta educativa a las necesidades de los
estudiantes, es una tarea que exige primero el cambio de la postura de nosotros
los docentes en la conducción del proceso formativo, a razón de que si la mirada
no nos conduce a una autorreflexión a lo interior y más oculto del caudal “de
experiencias”, difícil es proceder al mínimo cambio de postura. Es por tal motivo
que se realizó esté texto de reflexión y análisis de la práctica.