Sie sind auf Seite 1von 21

PRESIÓN LATERAL DE TIERRA.

Introducción

En ocasiones las construcciones civiles exigen que en un determinado terreno de superficie


infinita, sea retirado parte del macizo, sustituyendo su acción con la introducción de un
elemento vertical rígido. Si el elemento situado esta estático, no se desplaza horizontalmente y
por ende la masa de suelo no sufre deformaciones (ni de tracción ni de compresión). Si el
elemento rígido se desplaza, alejándose progresivamente del suelo, el macizo sufrirá
deformaciones de tracción; de lo contrario, o sea, si el elemento empuja contra el macizo
comprimiéndolo, las deformaciones son de compresión.
Existirán entonces dos tipos de empujes, los que llamaremos a seguidas empuje activo, cuando
las deformaciones horizontales que sufre el suelo son de tracción, y empuje pasivo, cuando las
deformaciones horizontales son de compresión (Figura 0).

1
Figura 0Variación de la magnitud de la presión lateral de tierra con la inclinación del muro.

El diseño y construcción apropiada de esas estructuras de retención requieren un pleno


conocimiento de las fuerzas laterales que actúan entre las estructuras de retención y las
masas de suelo que son retenidas. Esas fuerzas laterales son causadas por la presión
lateral de la tierra. Este tema se dedica al estudio de varias teorías sobre la presión de
tierra.

Para hacer el diseño de un muro de sostenimiento adecuadamente, los parámetros básicos


del suelo deben ser conocidos. Estos parámetros son peso unitario (γ), ángulo de fricción
interna () y cohesión (C).

Fases del diseño de muros


1. Conocido la presión lateral del suelo, la estructura debe ser chequeada por estabilidad
(vuelco, deslizamiento y capacidad soportante)
2. Chequeo estructural del muro para que soporte los esfuerzos con seguridad y se calcula
los refuerzos.
En lo adelante nos ocuparemos del punto 1

Presión o empuje de tierra en reposo

Como ya se conoce, un punto dentro de una masa de suelo a una profundidad (Z) dada
estará sometido a una presión vertical σv = ɣ*Z, debido a la propia sobrecarga natural y a
su vez, producto del confinamiento a una presión horizontal (σh), que no es más que un por
ciento de la presión anterior (σv).

Como no hay posibilidad de desplazamiento lateral, se produce una condición de equilibrio


conocida como condición k0 (coeficiente de empuje en reposo).

Luego podemos decir que:


Empuje de tierra en reposo es el empuje inicial que ejerce un terreno en la dirección
horizontal antes de ser excavado, o antes de que un muro adosado a él experimente
movimiento alguno.

2
Si se representa en un diagrama de Morh, el círculo correspondiente al estado de
esfuerzos descritos anteriormente (empuje en reposo), como resultado del ensayo triaxial,
que se obtendría?:

La relación entre las presiones efectivas horizontales y verticales (iniciales) cuando no hay
desplazamiento, recibe el nombre de coeficiente de empuje en reposo y se designa por Ko.

Consideremos la masa de suelo mostrada en la figura 1. La masa está limitada por un


muro sin fricción AB que se extiende hasta una profundidad infinita. Un elemento de suelo
localizado a una profundidad z está sometido a presiones efectivas vertical y horizontal de
𝜎0′ y 𝜎ℎ′ , respectivamente. Para este caso, como el suelo está seco, tenemos:
𝜎0′ = 𝜎0
y
𝜎ℎ′ = 𝜎ℎ

Donde 𝜎0′ y 𝜎ℎ′ son las presiones totales vertical y horizontal, respectivamente. Note
también que no hay esfuerzos cortantes sobre los planos vertical y horizontal.

Si el muro AB es estático, es decir, si no se mueve ni hacia la derecha ni hacia izquierda de


su posición inicial, la masa de suelo está en un estado de equilibrio estático; es decir, la
deformación unitaria horizontal es 0. La relación del esfuerzo efectivo horizontal respecto
del esfuerzo vertical se llama coeficiente de presión de tierra en reposo:
𝜎ℎ′
𝐾𝑜 = ′
𝜎𝑜

En otras palabras, si el muro y el terreno sobre el que se cimenta son tales que las
deformaciones son prácticamente nulas, se está en el caso de empuje al reposo. Algunos
muros de gravedad y de sótano pueden encontrarse en ese caso. Si el muro se desplaza,
permitiendo la expansión lateral del suelo se produce un fallo por corte del suelo y la cuña
de rotura avanza hacia el muro y desciende. El empuje se reduce desde el valor del
empuje al reposo hasta el denominado valor de empuje activo, que es el mínimo valor
posible del empuje.

Por el contrario, si se aplican fuerzas al muro de forma que éste empuje al relleno, el fallo
se produce mediante una cuña mucho más amplia, que experimenta un ascenso. Este

3
valor recibe el nombre de empuje pasivo y es el mayor valor que puede alcanzar el empuje.
El empuje al reposo es por tanto de valor intermedio entre el empuje activo y el empuje
pasivo.

Fig. 1 Presión de tierra en reposo

Como 𝜎ℎ′ = 𝛾 ∙ 𝑍, tenemos:


𝜎′ℎ = 𝐾𝑜 ∙ 𝛾 ∙ 𝑍,

Para suelos de grano grueso, el coeficiente de presión de tierra en reposo se estima por la
relación empírica:

𝐾𝑜 = 1 − 𝑠𝑒𝑛∅

Donde ∅ es ángulo de fricción drenada. Para suelos de grano fino, normalmente


consolidada Massarsch (1979) sugirió la siguiente ecuación para 𝐾𝑜 :

𝐼𝑃 (%)
K o = 0,44 + 0,42 [ ]
100

Para arcillas preconsolidadas, el coeficiente de presión de tierra en reposo se aproxima


por:
K o (𝑝𝑟𝑒𝑐𝑜𝑛𝑠𝑜𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑜) = K o (𝑛𝑜𝑟𝑚𝑎𝑙𝑚𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑐𝑜𝑛𝑠𝑜𝑙𝑖𝑑𝑎𝑑𝑜)√𝑂𝐶𝑅

donde:

OCR: es la relación de pre consolidación. Ya se conoce que la relación o tasa de


preoconsolidacion es igual a:
𝑝𝑟𝑒𝑠𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑐𝑜𝑛𝑠𝑜𝑙𝑖𝑑𝑎𝑐𝑖ó𝑛 𝜎𝑐′
OCR = = ′
𝑝𝑟𝑒𝑠𝑖ó𝑛 𝑑𝑒 𝑠𝑜𝑏𝑟𝑒𝑐𝑎𝑟𝑔𝑎 𝑒𝑓𝑒𝑐𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑝𝑟𝑒𝑠𝑒𝑛𝑡𝑒 𝜎

4
La magnitud de 𝐾𝑜 en la mayoría de los suelos varía entre 0.5 y 1.0, con tal vez valores
mayores para arcillas fuertemente pre consolidadas.

La figura muestra la distribución de la presión de tierra en reposo sobre un muro de altura


H. La fuerza total por unidad de longitud de muro, 𝑝𝑜 ,es igual al área del diagrama de
presiones, por lo que:
1
Po = 2 ∙ Ko ∙ γ ∙ H 2 (Empuje resultante efectivo en reposo, ubicado a una profundidad Z = 1/3
H.)

Figura 2 Distribución de la presión de tierra en reposo sobre un muro.

Presión de tierra en reposo para un suelo parcialmente sumergido

La figura 3a muestra un muro de altura H.El nivel del agua freática está localizado a una
profundidad H1debajo de la superficie del terreno y no hay agua compensante del otro lado
del muro. Paraz≤ H1, la presión lateral total de tierra en reposo se da como:

𝜎ℎ′ = 𝐾𝑜 ∙ 𝛾 ∙ 𝑍

5
Figura 3Distribución de la presión de tierra en reposo para un suelo parcialmente
sumergido.

La variación de 𝜎′ℎ con la profundidad se representa por el triángulo ACE en la figura 3a.
Sin embargo, para Z≥H1 (es decir, debajo del agua freática), la presión sobre el muro se
encuentra a partir de los componentes del esfuerzo efectivo y de la presión de poro, de la
manera siguiente:

𝑝𝑟𝑒𝑠𝑖ó𝑛 𝑒𝑓𝑒𝑐𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑣𝑒𝑟𝑡𝑖𝑐𝑎𝑙 = 𝜎𝑜′ = 𝛾𝐻1 + 𝛾 ′ (𝑍 − 𝐻1 )

donde: 𝛾 ′ = 𝛾𝑠𝑎𝑡 − 𝛾𝑤 = 𝑝𝑒𝑠𝑜𝑒𝑠𝑝𝑒𝑐í𝑓𝑖𝑐𝑜𝑑𝑒𝑙𝑠𝑢𝑒𝑙𝑜. Entonces la presión lateral efectiva en


reposo es:

6
𝜎ℎ′ = 𝐾𝑜 𝜎𝑜′ = 𝐾𝑜 [𝛾𝐻1 + 𝛾 ′ (𝑍 − 𝐻1 )] = 𝐾𝑜 [𝛾𝐻1 + 𝛾 ′ (𝐻2 )]

La variación de 𝜎′ℎ con la profundidad se muestra por CEGB en la figura 3a. De nuevo, la
presión lateral del agua de poro es:

𝑢 = 𝛾𝑤 (𝑍 − 𝐻1 )

La variación de u con la profundidad se muestra en la figura3b.

Por consiguiente, la presión lateral total de la tierra y el agua a cualquier profundidad z>
H1es igual a:

𝜎ℎ = 𝜎ℎ′ + 𝑢
= 𝐾𝑜 [𝛾𝐻1 + 𝛾 ′ (𝑍 − 𝐻1 )] + 𝛾𝑤 (𝑍 − 𝐻1 )

La fuerza por ancho unitario de muro se halla de la suma de las áreas de los diagramas de
presión en las figuras 3(a) y (b) y es igual a:

1 1
𝑃𝑜 = 𝐾𝑜 𝛾𝐻12 + 𝐾𝑜 𝛾𝐻1 𝐻2 + (𝐾𝑜 𝛾 ′ + 𝛾𝑤 )𝐻22
2 2

1
𝑃𝑜 = 𝐾𝑜 [𝛾𝐻12 + 2𝛾𝐻1 𝐻2 + 𝛾 ′ 𝐻22 ] + 𝛾𝑤 𝐻22
2

Existen varios métodos que permiten determinar el empuje de tierra, a saber:

 Teoría de Rankine para suelos granulares.


 Método gráfico de Poncelet.
 Teoría de Coulomb para suelos granulares.

Teoría de Rankine de las presiones de tierra, activa y pasiva

La teoría de RANKINE para el cálculo de empujes se basa en las hipótesis de que el


terreno presenta superficie libre plana y está en el llamado estado Rankine, en el cual
presenta dos series de superficies planas de rotura, formando ángulos de 45 + ϕ/2 con la
horizontal.

El término equilibrio plástico en suelos se refiere a la condición en que cada punto en una
masa de suelo está a punto de fallar. Rankine (1857) investigó las condiciones de esfuerzo
en el suelo en un estado de equilibrio plástico. Esta sección trata la teoría de la presión de
tierra de Rankine.
Rankkine desarrolló un método, que se designa de “Estado de equilibrio Límite de
Rankine”. Este método consiste en calcular las presiones que determinado elemento rígido
va a soportar cuando este se encuentra en contacto con un macizo en estado de equilibrio
límite. La teoría de Rankine acepta las siguientes hipótesis:

7
1. El macizo es de naturaleza puramente friccional.
2. La superficie del terreno (terraplén)es horizontal.
3. El elemento es vertical y rígido.
4. No existen tensiones tangenciales entre el elemento y el suelo.

Estado activo de Rankine

La figura 4a muestra la misma masa de suelo que se ilustró en la figura.1, la cual está
limitada por un muro AB sin fricción que se extiende hasta una profundidad infinita.Los
esfuerzos efectivos principales vertical y horizontal sobre un elemento de suelo a una
profundidad z son 𝜎′𝑜y 𝜎′h, respectivamente. Como vimos, si al muro no se le permite
movimiento alguno, entonces 𝜎ℎ′ = 𝐾𝑜 𝜎0′ . La condición de esfuerzo en el elemento de suelo
es representado por el círculo a de Mohr en la figura 4b. Sin embargo, si se permite que el
muro AB se mueva alejándose gradualmente de la masa del suelo, entonces el esfuerzo
efectivo principal horizontal decrecerá. Finalmente, se alcanzará un estado en el que la
condición de esfuerzo en el elemento de suelo es representada por el círculo b de Mohr, o
estado de equilibrio plástico, y ocurrirá la falla del suelo(en otras palabras, las presiones
horizontales disminuirán con respecto a las de reposo hasta llegar a un valor mínimo,
momento en cual el suelo detrás del muro alcanza su estado de falla), denominado estado
activo de Rankiney la presión σ'asobre el plano vertical (que es un plano principal) es la
presión activa de tierra de Rankine. A continuación obtendremos σ'aen términos de ɣ, z, c,
y ϕ. De la figura 4b, tenemos:

8
(b)

9
Figura 4. Presiones activa de tierra de Rankine

𝐶𝐷 𝐶𝐷
𝑠𝑒𝑛 𝜙 = =
𝐴𝐶 𝐴𝑂 + 𝑂𝐶
pero
𝜎𝑜′ − 𝜎𝑎′
𝐶𝐷 = 𝑟𝑎𝑑𝑖𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑐𝑖𝑟𝑐𝑢𝑙𝑜 𝑑𝑒 𝑓𝑎𝑙𝑙𝑎 =
2
𝐴𝑂 = 𝑐 cot 𝜙
y

𝜎0′ + 𝜎𝑎′
𝑂𝐶 =
2

por lo que:

𝜎0′ −𝜎𝑎′
2
𝑠𝑒𝑛 𝜙 = 𝜎𝑜′ +𝜎𝑎′
𝑐 cot 𝜙 + 2

𝜎𝑜′ + 𝜎𝑎′ 𝜎𝑜′ − 𝜎𝑎′


𝑐 cot 𝜙 + 𝑠𝑒𝑛∅ =
2 2

10
o

1−𝑠𝑒𝑛∅ cos ∅
𝜎𝑎′ = 𝜎𝑜′ − 2𝑐 (A)
1+𝑠𝑒𝑛∅ 1+𝑠𝑒𝑛 ∅

Pero

σ'o: presión de sobrecarga efectiva vertical = 𝛾𝑍

1 − 𝑠𝑒𝑛 ∅ ∅
= 𝑡𝑎𝑛2 (45 − )
1 + 𝑠𝑒𝑛 ∅ 2

cos ∅ ∅
= 𝑡𝑎𝑛 (45 − )
1 + 𝑠𝑒𝑛 ∅ 2

Sustituyendo la expresión anterior en la ecuación (A), obtenemos

∅ ∅
𝜎𝑎′ = 𝛾𝑍𝑡𝑎𝑛2 (45 − ) − 2𝑐 𝑡𝑎𝑛 (45 − ) (1)
2 2

La variación de σ'acon la profundidad se muestra en la figura 4c. Para suelos sin cohesión,
c= 0 y


𝜎𝑎′ = 𝜎𝑜′ 𝑡𝑎𝑛2 (45 − )
2

La razón de σ'arespecto a σ'ose llama coeficiente de presión de tierra activa de Rankine,


Ka..

∅ ∅
𝜎𝑎′ = 𝛾𝑍𝑡𝑎𝑛2 (45 − ) − 2𝑐 𝑡𝑎𝑛 (45 − ) = 𝛾𝑍𝐾𝑎 − 2𝑐√𝐾𝑎
2 2

𝐾𝑎 : empuje de tierra en estado activo. Según Rankine se obtiene como 𝑡𝑎𝑛2 (45 − 2)

Nuevamente, de la figura 4b, podemos ver que los planos de falla en el suelo forman
ángulos de ±(45° + ϕ/2)con la dirección del plano principal mayor, es decir, con la
horizontal. Esos planos de falla se llaman planos de deslizamiento, los cuales se muestran
en la figura 4d.

Estado pasivo de Rankine

El estado pasivo de Rankine está ilustrado en la figura 5. AB es un muro sin fricción que se
extiende hasta una profundidad infinita. La condición de esfuerzo inicial sobre un elemento

11
de suelo está representada por el círculo a de Mohr en la figura 5b. Si el muro es empujado
gradualmente hacia la masa de suelo, el esfuerzo efectivo principal σ'h se incrementará.
Finalmente, el muro alcanzará un estado en el que la condición de esfuerzo en el elemento
de suelo es representada por el círculo b de Mohr.

En este momento ocurrirá la falla del suelo, a lo cual se le llama estado pasivo de Rankine.
La presión lateral de tierra efectiva σ'p, que es el esfuerzo principal mayor, se llama presión
de tierra pasiva de Rankine. De la figura 5b se demuestra que:

∅ ∅
𝜎𝑝′ = 𝜎𝑜′ 𝑡𝑎𝑛2 (45 + ) + 2𝑐 𝑡𝑎𝑛 (45 + )
2 2
∅ ∅
𝜎𝑝′ = 𝛾𝑍𝑡𝑎𝑛2 (45 + ) + 2𝑐 𝑡𝑎𝑛 (45 + ) (2)
2 2

La derivación es similar a la del estado activo de Rankine.

La figura 5c muestra la variación de la presión pasiva con la profundidad. Para suelos sin
cohesión (C = 0), tenemos:


𝜎𝑝′ = 𝜎𝑜′ 𝑡𝑎𝑛2 (45 + )
2

𝜎𝑝′ ∅

= 𝐾𝑝 = 𝑡𝑎𝑛2 (45 + )
𝜎𝑜 2

Kpen la ecuación anterior se llama coeficiente de presión de tierra pasiva de Rankine. Los
puntos D y D' sobre el círculo de falla (figura 5b) corresponden a los planos de
deslizamiento en el suelo. Para el estado pasivo de Rankine, los planos de deslizamiento
forman ángulos de ±(45° - ϕ/2) con la dirección del plano principal menor, es decir, con la
dirección horizontal. La figura 5d muestra la distribución de los planos de deslizamiento en
la masa del suelo.

12
13
Figura 5

14
Efecto de la cedencia del muro

De todo la anterior se puede resumir que el valor de K, relación entre las presiones
efectivas horizontal y vertical, varía conforma las deformaciones horizontales sufridas por
una masa triangular de suelo cuando está sujeta a determinadas solicitaciones, de manera
que se tiene tres tipos de coeficientes de impulso, a saber: coeficiente de empuje en
reposo, Ko, coeficiente de empuje activo, Ka, y coeficiente de empuje pasivo, Kp. Queda
claro también que es necesario un movimiento suficientemente grande del elemento rígido
o muro para alcanzar un estado de equilibrio plástico. Sin embargo, la presión lateral de
tierra contra un muro es muy influenciada por la manera en que el muro realmente cede.
En la mayoría de los muros de retención simples, el movimiento ocurre por simple
traslación o, más frecuentemente, por rotación respecto a la base.
Para un análisis teórico preliminar, consideremos un muro de retención sin fricción
representado por un plano AB, como muestra la figura6. Si el muro AB, gira
suficientemente respecto al fondo a una posición A'B, una masa triangular de suelo ABC
adyacente al muro alcanzará el estado activo de Rankine. Como los planos de
deslizamiento en este estado forman ángulos de ±(45° + ϕ/2) con el plano principal mayor,
la masa de suelo en el estado de equilibrio plástico está limitado por el plano BC', que
forma ángulo de (45° + ϕ/2) con la horizontal. El suelo dentro de la zona ABC’ sufre la
misma de formación unitaria en la dirección horizontal en todas partes, que es igual a
∆La/La. La presión lateral de tierra sobre el muro a cualquier profundidad z desde la
superficie del terreno se calcula con la ecuación (1).

15
Figura X Rotación de un muro sin fricción respecto al fondo.

De manera similar, si el muro sin fricción AB (figura Xb) gira suficientemente en la masa del
suelo a una posición A"B, entonces la masa triangular de suelo ABC "alcanzará el estado
pasivo de Rankine. El plano de deslizamiento BC "que limita la cuña de suelo que está en
un estado de equilibrio plástico, forma un ángulo de (45° - Φ/2) con la horizontal. Cada
punto del suelo en la zona triangular ABC" sufre la misma deformación unitaria en la
dirección horizontal, que es igual a ∆Lp/Lp. La presión pasiva sobre el muro a cualquier
profundidad z se evalúa con la ecuación (2).
Valores típicos de la máxima inclinación del muro (∆La y ∆Lp) requeridos para alcanzar el
estado de Rankine, se dan en la tabla siguiente

16
La siguiente figura muestra la variación de la presión lateral de tierra con la inclinación del
muro.

Teoría de Rankine
La teoría de Rankine, desarrollada en 1857,3 es la solución a un campo de tensiones que
predice las presiones activas y pasivas del terreno. Esta solución supone que el suelo está
cohesionado, tiene una pared que está friccionando, la superficie suelo-pared es vertical, el
plano de rotura en este caso sería planar y la fuerza resultante es paralela a la superficie
libre del talud. Las ecuaciones de los coeficientes para presiones activas y pasivas
aparecen a continuación. Observe que φ' es el ángulo de rozamiento del suelo y la
inclinación del talud respecto a la horizontal es el ángulo β.

17
Para el caso en que β sea 0, las ecuaciones de arriba se simplifican como:

Teoría de Coulomb
Coulomb (1776) fue el primero en estudiar el problema de las presiones laterales del
terreno y estructuras de retención. Coulomb se limitó a usar la teoría de equilibrio que
considera que un bloque de terreno en rotura como un cuerpo libre (o sea en movimiento)
para determinar la presión lateral limitante. La presión limitante horizontal en fallo en
extensión o compresión se determinan a partir de Ka y Kp respectivamente.

La presión de poros
La presión s, que actúa en un suelo, es la suma de la presión s' transmitida a las partículas
(esqueleto del suelo) y aquella transmitida a través del agua, que halla en los porros del
suelo, m,, que se denomina presión de poros. O sea:

s = s' + m

Cuando un suelo esta sometido a presiones, solamente el esqueleto del suelo opone
resistencia a su deformación. El agua como es incompresible y no tiene resistencia al
corte,no se opone a la deformación, es "neutra"; de ahí que a la presión de poros se la
llame también "presión neutra" y a la presión intergranular se la denomine " presión
efectiva", pues esta última es la presión real que se opone a la deformación y posterior falla
de un suelo.

ECUACIONES HIDRODINAMICAS QUE RIGEN EL FLUJO DEL AGUA A TRAVES DE


LOS SUELOS

A continuación se presenta un tratamiento matemático que permitirá llegar en forma


sencilla a las ecuaciones básicas que se utilizan para plantear teóricamente el problema
del flujo de agua a través de los suelos.

18
Considérese un pequeño paralelepípedo de una región de suelo a través de la que fluye el
agua, de dimensiones dx, dy y dz, tal como se muestra en la figura:

Supóngase que la velocidad V con la que el agua pasa por el elemento posee tres
componentes Vx, Vy y Vz y que estas son solo función de x, y y z respectivamente pero no
del tiempo (suponiendo que se trata de un fluido permanente) ni de ninguna otra
variable. Suponiendo también que estas componentes son funciones continuas que
admiten cualquier orden de derivación necesario al razonamiento expuesto.

Dadas las condiciones, si en las caras I las componentes de la velocidad son Vx,
Vy y Vz, en las caras II las componentes de la velocidad serán, respectivamente:

Vx + (Vx/x) dx

Vy + (Vy/y) dy

Vz + (Vz/z) dz

Supóngase ahora que la porción de suelo a través de la que fluye el agua tiene sus vacíos saturados y
que además las partículas que la conforman son incompresibles. Así, durante el flujo, la cantidad que
entra al elemento tiene que ser igual a la que sale. Por lo tanto, teniendo en cuenta que el caudal que
pasa por una sección puede expresarse como el producto del área de la sección por la velocidad del
flujo, podrá escribirse:

Vxdydz + Vydxdz + Vzdxdy = (Vx + Vx/x dx)dydz + (Vy + Vy/y dy)dxdz + (Vz
+ Vz/z dz)dxdy

Donde el término del lado izquierdo representa el caudal que entra y el del lado derecho el que sale.

Simplificándola se obtiene:

Vx/x dxdydz + Vy/y dxdydz + Vz/z dxdydz = o

de donde:

19
Vx/x + Vy/y + Vz/z = o

Esta ecuación es de gran importancia en la teoría de flujo de agua y se conoce con el


nombre de ecuación de la continuidad. Es importante recordar que esta ecuación es solo
aplicable cuando se cumplen los supuestos anteriormente mencionados, los cuales son:

 Flujo permanente

 Suelo saturado

 El agua y las partículas son incompresibles

 El flujo no modifica la estructura del suelo

Ahora teniendo en cuenta la ley de Darcy (V = -Kh/l), tenemos que la velocidad de flujo
de agua a través del elemento es:

Vx = -Kxh/x

Vy = -Kyh/y

Vz = -Kzh/z

En estas ecuaciones el elemento de suelo se considera anisótropo en lo referente a su


permeabilidad K en la dirección de cada eje

Introduciendo estas ecuaciones en la ecuación de continuidad, obtenemos:

Kx 2h/x2 + Ky 2h/y2 + Kz 2h/z2 = 0

En algunos casos en los cuales la sección transversal (x-y) es mucho mayor que la altura,
el problema de flujo podrá estudiarse bidimensionalmente, escribiéndose en una forma más
simplificada la ecuación:

Kx 2h/x2 + Ky 2h/y2 = 0

Es esta la ecuación fundamental para el análisis de un flujo bidimensional en una


región de flujo dada.

De encontrarse en un suelo isótropo en lo referente a la permeabilidad, es decir Kx = Ky =


K, podrá ser simplificada para obtener la ecuación de Laplace:

2h/x2 + 2h/y2 = 2h = 0

20
Una función que satisface la ecuación de Laplace se le conoce como armónica.

Ecuación que para ser aplicada requiere:

 Suelo isótropo, en lo relativo a su permeabilidad

 Flujo bidimensional

Estos dos limitantes no son un gran obstáculo ya que un flujo bidimensional se ajusta a la mayoría de
los casos prácticos, en cuanto a la isotropía habrá que considerar que muchas de las estructuras de
tierra a través de las que interesa estudiar el flujo se construyen compactando por capas,
procedimiento que conduce a permeabilidades horizontales bastante mayores que las que se obtienen
para el flujo en la dirección vertical.

La ecuación general de Laplace está constituida por dos grupos de funciones que pueden ser
representados dentro de la zona de flujo en estudio como dos familias de curvas ortogonales entre sí.
La solución general que satisfaga las condiciones de frontera de una región de flujo específica
constituirá la solución particular de la ecuación de Laplace para esta región específica.

Es conveniente, a partir de la gráfica, una expresión que proporcione el caudal que pasa a través del
elemento en el tiempo dt.

dq = Kx h/x dydz + Ky h/y dxdz + Kz h/z dxdy

Si el suelo es isótropo en lo referente a la permeabilidad:

dq = K(h/x dydz + h/y dxdz + h/z dxdy)

En flujo bidimensional:

dq = K(h/x dy + h/y dx)

21