Sie sind auf Seite 1von 146

COMENTARIO

SOBRE LA EDICIÓN 1996 DE LA


ESPECIFICACIÓN
PARA EL DISEÑO DE
MIEMBROS
ESTRUCTURALES DE
ACERO CONFORMADO
EN FRÍO

EDICIÓN 1996

Manual para el Diseño de Acero Conformado en Frío -


Parte VI
Preparado por
Wei-Wen Yu, Ph.D., P.E.
Profesor Emérito de Ingeniería Civil
Director, Center for Cold-Formed Steel Structures
Universidad de Missouri-Rolla
Rolla, Missouri
2 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

El material contenido en la presente ha sido desarrollado por el Comité del American Iron and Steel
Institute sobre Especificaciones para el Diseño de Miembros Estructurales de Acero Conformado en
Frío. El Comité se ha esforzado para presentar información precisa, confiable y útil relacionada con el
diseño de acero conformado en frío. El comité reconoce y agradece las contribuciones de los
incontables investigadores, ingenieros y otros profesionales que contribuyeron al cuerpo de
conocimientos sobre la materia. En el Comentario sobre la Especificación se incluyen referencias
específicas.
Con los adelantos que se esperan en la comprensión del comportamiento del acero conformado en
frío y el continuo desarrollo de nuevas tecnologías, es posible que este material eventualmente quede
desactualizado. Se anticipa que AISI publicará actualizaciones de este material tan pronto como haya
nueva información disponible, pero esto no lo podemos garantizar.
Los materiales presentados en la presente son exclusivamente a título informativo. No deben
reemplazar los consejos de un profesional competente. La aplicación de esta información a un proyecto
específicos debe ser revisada por un ingeniero matriculado. De hecho, en la mayoría de las
jurisdicciones esta revisión es exigida por ley. Cualquier persona que haga uso de la información
contenida en la presente lo hace bajo su propio riesgo y asume cualquier responsabilidad o
responsabilidades que surjan de dicho uso.

1ra Impresión - Junio de 1997

Copyright American Iron and Steel Institute 1997


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 3

PREFACIO

Este documento presenta un comentario sobre la edición 1996 de la Especificación AISI para el
Diseño de Miembros Estructurales de Acero Conformado en Frío. Se lo debe utilizar junto con las
demás partes del Manual de Diseño.

Los propósitos del Comentario incluyen: (1) proveer un registro del razonamiento detrás de los
diferentes requisitos de la Especificación y su justificación mediante referencias cruzadas a datos de
investigaciones publicadas y discutir las modificaciones introducidas en la edición 1996 de la
Especificación; (2) ofrecer a los ingenieros estructurales y otras personas interesadas una presentación
breve pero coherente de las características y comportamiento de las estructuras de acero conformado en
frío; (c) proveer a los docentes y alumnos antecedentes para el estudio de los métodos de diseño del
acero conformado en frío; y (d) proveerle a los que serán responsables de las futuras revisiones de la
Especificación la información necesaria. El lector que desee una información más completa o que
pudiera tener preguntas que no son respondidas en la presentación abreviada del Comentario deben
referirse a las publicaciones de las investigaciones originales.

Se agradece la asistencia y colaboración del Comité de Especificaciones presidido por el Sr. Roger
L. Brockenbrough y cuyo vicepresidente es el Sr. Jay W. Larson. Un agradecimiento especial para el
Profesor Wei-Wen Yu de la Universidad de Missouri-Rolla por preparar el borrador de este
Comentario y a los miembros del Comité de Especificaciones por su cuidadosa revisión del documento
y sus invalorables comentarios y sugerencias. También se agradecen los materiales y antecedentes
proporcionados por diferentes subcomités.

Finalmente, se agradecen los esfuerzos del personal de Computerized Structural Design, S.C.,
Milwaukee, Winsconsin, quienes coordinaron y procesaron la publicación de este Comentario.

American Iron and Steel Institute


Junio, 1997
4 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

TABLA DE CONTENIDOS
COMENTARIO SOBRE LA EDICIÓN 1996 DE LA ESPECIFICACIÓN
PARA EL DISEÑO DE MIEMBROS ESTRUCTURALES DE ACERO
CONFORMADO EN FRÍO
PREFACIO........................................................................................................................ 3
INTRODUCCIÓN.......................................................................................................................... 9
A. REQUISITOS GENERALES ................................................................................................. 9
A1 Límites de aplicación y terminología .................................................................................. 9
A1.1 Alcance y límites de aplicación .................................................................................. 9
A1.2 Terminología .............................................................................................................. 9
A1.3 Unidades de los símbolos y términos ......................................................................... 12
A2 Geometrías y formas constructivas no abarcadas por la Especificación.............................. 13
A3 Material ................................................................................................................................ 14
A3.1 Aceros aplicables ........................................................................................................ 14
A3.2 Otros aceros................................................................................................................. 14
A3.3 Ductilidad.................................................................................................................... 14
A3.4 Espesor mínimo entregado.......................................................................................... 16
A4 Cargas .................................................................................................................................. 16
A4.1 Cargas nominales ........................................................................................................ 16
A4.2 Estancamiento ............................................................................................................. 16
A5 Diseño por tensiones admisibles .......................................................................................... 17
A5.1 Fundamentos del diseño.............................................................................................. 17
A5.1.1 Requisitos de resistencia para ASD ................................................................ 17
A5.1.2 Combinaciones de cargas................................................................................ 17
A5.1.3 Cargas de viento o cargas sísmicas................................................................. 18
A5.1.4 Otras cargas..................................................................................................... 18
A6 Diseño por factores de carga y resistencia ........................................................................... 18
A6.1 Fundamentos del diseño.............................................................................................. 18
A6.1.1 Requisitos de resistencia para LRFD.............................................................. 19
A6.1.2 Factores de carga y combinaciones de cargas................................................. 25
A6.1.3 Otras cargas..................................................................................................... 27
A7 Límite de fluencia e incremento de la resistencia debido a la conformación en frío ........... 27
A7.1 Límite de fluencia ....................................................................................................... 27
A7.2 Incremento de la resistencia debido a la conformación en frío .................................. 30
A8 Serviciabilidad ..................................................................................................................... 33
A9 Documentos de referencia.................................................................................................... 34
B. ELEMENTOS ............................................................................................................... 35
B1 Limitaciones y consideraciones sobre las dimensiones ....................................................... 35
B1.1 Consideraciones sobre la relación entre el ancho plano de las alas y su espesor ....... 35
B1.2 Máxima relación entre la profundidad del alma y su espesor..................................... 37
B2 Anchos efectivos de los elementos rigidizados.................................................................... 38
B2.1 Elementos rigidizados uniformemente comprimidos ................................................. 41
B2.2 Elementos rigidizados uniformemente comprimidos con perforaciones circulares ... 43
B2.3 Almas y elementos rigidizados con gradiente de tensiones........................................ 43
B3 Anchos efectivos de los elementos no rigidizados............................................................... 44
B3.1 Elementos no rigidizados uniformemente comprimidos ............................................ 46
B3.2 Elementos no rigidizados y rigidizadores de borde con gradiente de tensiones......... 47
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 5

B4 Anchos efectivos de los elementos con un rigidizador intermedio


o un rigidizador de borde ..................................................................................................... 47
B4.1 Elementos uniformemente comprimidos con rigidizador intermedio ........................ 48
B4.2 Elementos uniformemente comprimidos con un rigidizador de borde....................... 48
B5 Anchos efectivos de elementos rigidizados en sus bordes con rigidizadores
intermedios o elementos rigidizados con más de un rigidizador intermedio ....................... 49
B6 Rigidizadores ....................................................................................................................... 51
B6.1 Rigidizadores transversales................................................................................ 51
B6.2 Rigidizadores de corte........................................................................................ 51
B6.3 Rigidizadores que no satisfacen los requisitos................................................... 52
C. MIEMBROS ................................................................................................................. 53
C1 Propiedades de las secciones ............................................................................................... 53
C2 Miembros traccionados........................................................................................................ 53
C3 Miembros flexionados ......................................................................................................... 54
C3.1 Resistencia para flexión exclusivamente..................................................................... 54
C3.1.1 Resistencia nominal de la sección................................................................... 55
C3.1.2 Resistencia al pandeo lateral ........................................................................... 58
C3.1.3 Vigas con un ala unida al tablero o revestimiento mediante
sujetadores pasantes ..................................................................................... 64
C3.1.4 Vigas con un ala sujetada a un sistema de cubierta con
juntas de plegado saliente ............................................................................... 65
C3.2 Resistencia para corte exclusivamente ....................................................................... 66
C3.3 Resistencia para flexión y corte.................................................................................. 67
C3.3.1 Método ASD ................................................................................................... 68
C3.3.2 Método LRFD................................................................................................. 68
C3.4 Resistencia a la abolladura del alma........................................................................... 68
C3.5 Resistencia a la combinación de flexión y abolladura del alma ................................. 73
C3.5.1 Método ASD ................................................................................................... 73
C3.5.2 Método LRFD................................................................................................. 76
C4 Miembros comprimidos con carga concéntrica ................................................................... 76
C4.1 Secciones no sometidas a pandeo torsional ni a pandeo torsional flexional .............. 88
C4.2 Secciones con simetría doble o simetría simple sometidas
a pandeo torsional o a pandeo flexional torsional....................................................... 88
C4.3 Secciones no simétricas .............................................................................................. 89
C4.4 Miembros comprimidos que tienen un ala unida al tablero
o revestimiento mediante sujetadores pasantes .......................................................... 89
C5 Combinación de carga axial y flexión ................................................................................. 89
C5.1 Combinación de tracción axial y flexión .................................................................... 89
C5.1.1 Método ASD ................................................................................................... 90
C5.1.2 Método LRFD................................................................................................. 90
C5.2 Combinación de compresión axial y flexión .............................................................. 90
C5.2.1 Método ASD ................................................................................................... 90
C5.2.2 Método LRFD................................................................................................. 94
C6 Miembros cilíndricos tubulares............................................................................................ 94
C6.1 Flexión ........................................................................................................................ 96
C6.2 Compresión................................................................................................................. 97
C6.3 Combinación de flexión y compresión ....................................................................... 98
D. CONJUNTOS ESTRUCTURALES.............................................................................. 99
D1 Secciones armadas ............................................................................................................... 99
D1.1 Secciones compuestas por dos perfiles C ................................................................... 99
D1.2 Separación de las conexiones en elementos comprimidos ......................................... 101
6 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

D2 Sistemas mixtos ................................................................................................................... 101


D3 Arriostramiento lateral ......................................................................................................... 102
D3.1 Vigas y columnas simétricas....................................................................................... 102
D3.2 Perfiles C y Z utilizados como vigas .......................................................................... 102
D3.2.1 Anclaje del arriostramiento para cubiertas sometidas a cargas
gravitatorias que poseen el ala superior conectada al revestimiento ............ 102
D3.2.2 Ninguna de las alas conectadas al revestimiento ............................................ 103
D3.3 Vigas tipo cajón sin arrostramiento lateral ................................................................. 107
D4 Montantes y conjuntos de montantes que integran un tabique ............................................ 108
D4.1 Montantes de tabiques comprimidos .......................................................................... 109
D4.2 Montantes de tabiques flexados.................................................................................. 111
D4.3 Montantes de tabiques sometidos a carga axial y flexión........................................... 111
D5 Construcción de diafragmas de acero para losas, cubiertas o tabiques................................ 111
E. UNIONES Y CONEXIONES ......................................................................................... 113
E1 Requisitos generales............................................................................................................. 113
E2 Uniones soldadas ................................................................................................................. 114
E2.1 Soldaduras de ranura en uniones a tope...................................................................... 115
E2.2 Puntos de soldadura por arco ...................................................................................... 115
E2.2.1 Corte................................................................................................................ 115
E2.2.2 Tracción........................................................................................................... 116
E2.3 Cordones de soldadura por arco ................................................................................. 117
E2.4 Soldaduras de filete..................................................................................................... 117
E2.5 Soldaduras de ranura biselada .................................................................................... 118
E2.6 Soldaduras de resistencia............................................................................................ 119
E3 Uniones abulonadas ............................................................................................................. 119
E3.1 Corte, separación y distancia a los bordes .................................................................. 121
E3.2 Tracción en cada una de las partes conectadas ........................................................... 122
E3.3 Apoyos........................................................................................................................ 123
E3.4 Corte y tracción en los bulones................................................................................... 123
E4 Uniones atornilladas............................................................................................................. 124
E4.1 Separación mínima ..................................................................................................... 125
E4.2 Distancias mínimas a los bordes y a los extremos...................................................... 125
E4.3 Corte ........................................................................................................................... 125
E4.3.1 Conexiones sometidas a corte ......................................................................... 125
E4.3.2 Tornillos sometidos a cortes............................................................................ 126
E4.4 Tracción ...................................................................................................................... 127
E4.4.1 Arrancamiento................................................................................................. 127
E4.4.2 Aplastamiento.................................................................................................. 127
E4.4.3 Tornillos traccionados ..................................................................................... 127
E5 Falla por corte ...................................................................................................................... 127
E6 Conexiones a otros materiales.............................................................................................. 128
E6.1 Apoyos........................................................................................................................ 128
E6.2 Tracción ...................................................................................................................... 128
E6.3 Corte ........................................................................................................................... 128
F. ENSAYOS PARA CASOS ESPECIALES.................................................................... 129
F1 Ensayos para determinar el comportamiento estructural ..................................................... 129
F1.1 Diseño por factores de carga y resistencia.................................................................. 129
F1.2 Diseño por tensiones admisibles................................................................................. 130
F2 Ensayos para confirmar el comportamiento estructural....................................................... 130
F3 Ensayos para determinar las propiedades mecánicas........................................................... 131
F3.1 Sección completa ........................................................................................................ 131
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 7

F3.2 Elementos planos de secciones conformadas ............................................................. 131


F3.3 Acero virgen ............................................................................................................... 131
REFERENCIAS ................................................................................................................ 132
8 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

INTRODUCCIÓN

Los miembros de acero conformado en frío se han utilizado en la construcción de edificios y otras
aplicaciones (Winter, 1959a, 1959b; Yu, 1991). Estos tipos de secciones son planchas, flejes, placas o
barras planas conformadas en frío utilizando plegadoras, prensas o máquinas formadoras. El espesor de
las planchas o flejes de acero habitualmente utilizadas para los miembros estructurales de acero
conformado en frío están comprendidos entre 0,0147 in. (0,373 mm) y ¼ in. (6,35 mm). Es posible
conformar en frío placas y barras de espesores de hasta 1 in. (25,4 mm) para obtener perfiles
estructurales.
En general, los miembros estructurales de acero conformado en frío pueden ofrecer diversas
ventajas (Winter, 1970; Yu, 1991): (1) se pueden fabricar miembros livianos para tramos con cargas
relativamente bajas y/o longitudes reducidas, (2) mediante las operaciones de conformación en frío se
pueden producir configuraciones poco habituales de manera económica y, en consecuencia, es posible
obtener relaciones resistencia / peso favorables, (3) los paneles y tableros portantes pueden constituir
superficies útiles para la construcción de entrepisos, cubiertas y tabiques, y en algunos casos permiten
formar conductos cerrados para instalaciones eléctricas u otras instalaciones, y (4) los paneles y
tableros no sólo soportan cargas normales a sus superficies sino que también actúan como diafragmas
de corte resistiendo esfuerzos en sus propios planos si están adecuadamente conectados entre sí y a los
miembros de apoyo.
Los miembros de acero conformado en frío se comenzaron a utilizar en la construcción de edificios
alrededor de 1850. Sin embargo, en los Estados Unidos estos miembros de acero no se utilizaron
ampliamente en la construcción de edificios hasta la publicación de la primera edición de la
Especificación del Instituto Norteamericano del Hierro y el Acero (AISI, 1946). La primera norma de
diseño se basaba fundamentalmente en las investigaciones auspiciadas por AISI en la Universidad de
Cornell desde 1939. Posteriormente fue revisada por el Comité AISI en 1956, 1960, 1962, 1968, 1980
y 1986 para reflejar los adelantos técnicos y los resultados de las investigaciones más recientes. En
1991 AISI publicó la primera edición de la Especificación para el Diseño por Factores de Carga y
Resistencia de Miembros Estructurales de Acero Conformado en Frío (AISI, 1991). En 1996 se
combinaron las especificaciones para el diseño por tensiones admisibles (ASD) y el diseño por factores
de carga y resistencia (LRFD).
Además de publicar la especificación de diseño, AISI también publicó la primera edición del
Manual de Diseño en 1949 (AISI, 1949). Este manual para el diseño por tensiones admisibles fue
posteriormente revisado en 1956, 1961, 1962, 1968, 1977, 1983 y 1986. En 1991 se publicó el Manual
de Diseño para LRFD para utilizar los criterios de diseño por factores de carga y resistencia. El
presente Manual de Diseño fue preparado y publicado por AISI en 1996 para las Especificaciones AISI
para ASD y LRFD.
Durante el período comprendido entre 1958 y 1983, AISI publicó Comentarios sobre diferentes
ediciones de la especificación AISI, los cuales fueron preparados por el Profesor George Winter de la
Universidad de Cornell en 1958, 1961, 1962 y 1970. En las ediciones de 1983, 1986 y 1996 del
Manual de Diseño se cambió el formato del Comentario a fin de utilizar la misma numeración de las
secciones de la Especificación. Al igual que las ediciones anteriores del Comentario, este documento
contiene una breve presentación de las características y el comportamiento de los miembros de acero
conformado en frío. Además, presenta los razonamientos que sirven de fundamento a los diferentes
requisitos de la especificación y su justificación. Se presentan referencias cruzadas entre diferentes
requisitos de diseño y los datos de investigaciones publicadas.
En este Comentario, las secciones, ecuaciones, figuras y tablas se identifican mediante la misma
notación utilizada en la Especificación, y el material se presenta en el mismo orden secuencial.
La Especificación y el Comentario deben ser utilizados por profesionales comprobadamente
competentes en su campo.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 9

A. REQUISITOS GENERALES

A1 Límites de aplicación y terminología

A1.1 Alcance y límites de aplicación

Las configuraciones de las secciones transversales, los procesos de manufactura y


las prácticas de fabricación de los miembros estructurales de acero conformado en frío
difieren en varios aspectos de los de los perfiles laminados en caliente. En el caso de
los perfiles de acero conformado en frío, el proceso de formación se lleva a cabo a
temperatura ambiente, o a una temperatura próxima a la misma, utilizando plegadoras,
prensas o máquinas formadoras. Algunas de las diferencias significativas entre los
perfiles conformados en frío y los perfiles laminados en caliente son (1) ausencia de las
tensiones residuales provocadas por el enfriamiento desparejo debido al laminado en
caliente, (2) falta de filetes en las esquinas, (3) aumento de la resistencia a la fluencia
con una disminución del límite de proporcionalidad y de la ductilidad provocado por el
conformado en frío, (4) presencia de tensiones reducidas en frío cuando el acero
conformado en frío no ha sido finalmente recocido, (5) predominio de elementos con
elevadas relaciones entre su ancho y su espesor, (6) esquinas redondeadas y (7) las
curvas tensión-deformación pueden ser de tipo fluencia brusca o de tipo fluencia
gradual.
La Especificación que combina ASD y LRFD (AISI, 1996) se limita al diseño de
miembros estructurales de acero conformado en frío a partir de láminas, planchas,
planchuelas o barras de acero al carbono o de baja aleación. El cálculo se puede
efectuar utilizando el método de las tensiones admisibles o el método de los factores de
carga y resistencia. Aunque ambos métodos son igualmente aceptables, no se los debe
mezclar al diseñar los diferentes componentes de una estructura.
La Especificación es aplicable exclusivamente a secciones conformadas en frío de
no más de una pulgada (25,4 mm) de espesor. Las investigaciones realizadas en la
Universidad de Missouri-Rolla (Yu, Liu y McKinley, 1973b y 1974) han verificado la
aplicabilidad de los requisitos de la especificación para estos casos.
Teniendo en cuenta que la mayoría de los requisitos de diseño han sido
desarrollados en base a trabajos experimentales con cargas estáticas, la intención es
que la Especificación se utilice para miembros estructurales de acero conformado en
frío que se utilizarán para soportar cargas en los edificios. Para otro tipo de estructuras
es necesario considerar adecuadamente los efectos dinámicos.

A1.2 Terminología

Muchas de las definiciones contenidas en la Sección A1.2 de la Especificación no


requieren ninguna explicación adicional. A continuación se discuten sólo aquellas que
no lo son, o que no están listadas.
(a) ASD (Diseño por Tensiones Admisibles)
El Diseño por Tensiones Admisibles (ASD) es un método para calcular
componentes estructurales de manera tal que, cuando la estructura está
sometida a todas las combinaciones de cargas nominales aplicables dadas en la
Sección A5.1.2 de la Especificación, no se supere el valor de cálculo admisible
(tensión, fuerza o momento) permitido por las diferentes secciones de la
Especificación.

(b) Ancho efectivo de cálculo


10 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

El ancho efectivo de cálculo es un concepto que facilita tomar en cuenta la


resistencia al pandeo localizado y resistencia posterior al pandeo de los
elementos comprimidos. El efecto del corte sobre las alas cortas y anchas
también se maneja utilizando un ancho efectivo de cálculo. Estos temas se
tratan en el Capítulo B de la Especificación y se discuten en el Comentario
correspondiente a dicho capítulo.

(c) LRFD (Diseño por Factores de Carga y Resistencia)


El Diseño por Factores de Carga y Resistencia es un método para calcular
componentes estructurales de manera tal que, cuando la estructura está
sometida a todas las combinaciones de cargas aplicables dadas en la Sección
A6.1.2 de la Especificación, no se supere el estado límite aplicable. En la
Sección A6.1.1 también encontrará requisitos de resistencia para LRFD.

(d) Elementos con rigidización múltiple


En la Figura C-A1.2-1 se ilustran dos elementos con rigidización múltiple.
Cada uno de los subelementos exteriores de la sección (1) están rigidizados
mediante un alma y un rigidizador intermedio, mientras que el subelemento del
medio está rigidizado por dos rigidizadores intermedios. Los dos subelementos
de la sección (2) están rigidizados por medio de un alma y el rigidizador
intermedio ubicado en el centro.
w1 w2 w3
1/2b e1 1/2b e1 1/2b e2 1/2b e2 1/2b e3 1/2b e3

b1

t
b2 E.N

(1)
Sección tipo sombrero con rigidización múltiple

w w

1/2b' 1/2b' 1/2b' 1/2b'

b1
b2 E.N. t

(2)
Sección tipo U invertida con rigidización múltiple

Figura C-A1.2-1 Elementos comprimidos con rigidización múltiple


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 11

w w
c 1b/2 c 1b/2 1/2b 1/2b
c 2 b/2 c 1 b/2 c 2b/2 c 2 b/2

b3 b1 b3 b1 b3 b1

E.N. b2 E.N. b2 b2 E.N. t

t t

(1) (2)
(3)
Canal con labios Viga doble T compuesta por
Sección tipo sombrero
rigidizadores dos perfiles tipo canal
con labios rigidizadores
w w

1/2b 1/2b 1/2b 1/2b

b1 b1
b2 E.N. t b2 E.N. t

(4) (5)
Sección tipo cajón Sección tipo U invertida

Miembros flexados, tales como vigas (ala superior comprimida)

w1

c2 b 1/2 c1 b1 /2 w1

1/2b1 1/2b 1
b3
1/2b 2
1/2b 2
w2 w2
t 1/2b 2
t 1/2b 2

(6) (7)
Canal con labios Sección tipo cajón
rigidizadores

w1 1 1
c1 b1 /2 c1 b1 /2
c2 b 1/2 c2 b 1/2
c2 b 1/2 c1 b1 /2

b3 3
1/2b 2

w2

t
t 1/2b 2
(9)
Ángulo con labios
rigidizadores
(8)
Viga doble T compuesta por
dos perfiles tipo canal
con labios rigidizadores

Miembros comprimidos, tales como columnas

Figura C-A1.2-2 Elementos comprimidos rigidizados


12 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

(e) Elementos comprimidos rigidizados o parcialmente rigidizados


En la Figura C-A1.2-2 se ilustran elementos comprimidos rigidizados con
diferentes secciones transversales, siendo las secciones (1) a (5) para miembros
flexados y las secciones (6) a (9) para miembros comprimidos. Las secciones
(1) y (2) poseen un alma y un labio rigidizador para rigidizar el elemento
comprimido (es decir, el ala comprimida), cuya porción no efectiva aparece
sombreada. Para la explicación de estas porciones no efectivas ver el ítem (b)
anterior, Ancho efectivo de cálculo, y el Capítulo B. Las secciones (3), (4) y
(5) muestran elementos comprimidos rigidizados por medio de dos almas. Las
secciones (6) y (8) muestran alas rigidizadas en sus bordes por un elemento
vertical (alma) y un rigidizador de borde (labio), mientras que a su vez el alma
está rigidizada por las alas. La sección (7) tiene cuatro elementos comprimidos
que se rigidizan entre sí, y en la sección (9) cada elemento rigidizado está
rigidizado por medio de un labio y por el otro elemento rigidizado.

(f) Espesor
Cuando se calculan las propiedades de la sección se ignora la reducción del
espesor que se produce en los pliegues de las esquinas, y para todos los
cálculos relacionados con elementos que soportan cargas se utiliza el espesor
base del elemento plano de acero, excluyendo los recubrimientos.

(g) Panadeo flexional torsional


La edición 1968 de la Especificación incluyó por primera vez métodos para
calcular las cargas de columnas de perfiles de acero conformado en frío con
tendencia a pandearse simultáneamente por torsión y flexión. Este
comportamiento complejo puede provocar que las cargas sobre las columnas
sean menores que las que se obtendrían a partir del pandeo primario debido
exclusivamente a la flexión.

(h) Elementos comprimidos no rigidizados


En la Figura C-A1.2-3 se ilustran elementos no rigidizados con diferentes
secciones transversales, siendo las secciones (1) a (4) para miembros flexados
y las secciones (5) a (8) para miembros comprimidos. Las secciones (1), (2) y
(3) tienen sólo un alma para rigidizar el elemento correspondiente al ala
comprimida. Cada canto de la sección (4) proporciona una acción de
rigidización a la otra a lo largo de sus bordes comunes. Cuando las secciones
(5), (6) y (7) actúan como columnas, tienen elementos rigidizados
verticalmente (almas) que proporcionan apoyo para un borde de los elementos
no rigidizados correspondientes a las alas. Cada canto de la sección (8)
proporciona una acción de rigidización a la otra.

A1.3 Unidades de los símbolos y términos

La intención del carácter no dimensional de la mayoría de los requisitos de la


Especificación es facilitar el cálculo en cualquier sistema de unidades compatibles
(unidades estadounidenses, sistema internacional o métrico). Las mismas
ecuaciones de resistencia nominal se utilizan para los enfoques de diseño por ASD
y LRFD.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 13

w w w
b b b b

b1 b1 b1

b2 h
b2 b2
h h h
b

w w

(1) (2) (3) (4)


Canal simple Perfil "Z" simple Viga doble T Perfil "L" simple
compuesta por dos
canales simples

Miembros flexados, tales como vigas

w w w
b1 b1 b1 b1

b/2 b/2 b/2

w
w w w
b1

b/2 b/2 b/2 w

(5) (6) (7) (8)


Canal simple Perfil "Z" simple Viga doble T Perfil "L" simple
compuesta por dos
canales simples

Miembros comprimidos, tales como columnas

Figura C-A1.2-3 Elementos comprimidos no rigidizados

A2 Geometrías y formas constructivas no abarcadas por la Especificación

La autoridad competente puede autorizar cualquier forma constructiva alternativa,


siempre y cuando la alternativa propuesta sea satisfactoria y cumpla con los requisitos
del Capítulo F de la Especificación y con el código de construcción aplicable.
Si no existe suficiente evidencia para demostrar que se cumplen los requisitos del
código de construcción correspondiente, la autoridad a cargo de la aplicación del
código puede exigir que se realicen ensayos, a cargo del solicitante, como prueba del
cumplimiento. Los procedimientos de ensayo deben cumplir con lo estipulado en el
Capítulo F de la Especificación. Si no existe un método de ensayo reconocido o
aceptado, la autoridad puede prescribir procedimientos de ensayo adecuados.
14 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

A3 Material

A3.1 Aceros aplicables

La ASTM (American Society for Testing and Materials) es la fuente básica de


las denominaciones del acero utilizadas en esta Especificación. La Sección A3.1
contiene el listado completo de las Normas ASTM para acero que son aceptadas por
la Especificación. En la Sección A9 se incluyen las fechas de publicación.
En 1996 la Norma ASTM A446 fue reemplazada por la Norma ASTM A653.
Simultáneamente la Norma ASTM A283 fue añadida al listado de la Sección A3.1
de la Especificación. Además, los aceros de alta resistencia y baja aleación (HSLA)
de Grados 70 y 80 de las Normas ASTM A653 y ASTM A715 también fueron
añadidos a la Especificación en su edición 1996.
Los propiedades del material que son importantes para el diseño de miembros de
acero conformado en frío son: límite de fluencia, resistencia a la tracción y
ductilidad. La ductilidad es la capacidad de un acero de sostener deformaciones
plásticas o permanentes antes de fracturarse, y es una propiedad importante tanto
para la seguridad estructural como para la conformación en frío. Generalmente se
mide por la deformación de una probeta de 2 in. (51 mm) de longitud. La relación
entre la resistencia a la tracción y el límite de fluencia es otra propiedad importante
del material. Es una medida del endurecimiento provocado por la deformación y de
la capacidad del material para redistribuir tensiones.
Para las Normas ASTM listadas los límites de fluencia de los aceros están
comprendidos entre 25 y 80 ksi (172 y 552 MPa) y las resistencias a la tracción
varían entre 42 y 100 ksi (290 y 690 MPa). Las relaciones resistencia a la tracción /
límite de fluencia no son menores que 1,13 y los alargamientos no son menores que
el 10 por ciento. Son excepciones los aceros ASTM A653 de calidad estructural
(SQ) Grado 80, ASTM A611 Grado E y ASTM A792 de calidad estructural Grado
80 que tienen un límite de fluencia mínimo especificado de 80 ksi (552 MPa), una
resistencia a la tracción mínima especificada de 82 ksi (565 MPa) y ningún
alargamiento mínimo especificado para una longitud de 2 in. (51 mm). Estos aceros
de baja ductilidad sólo permiten una limitada conformación en frío, requieren radios
de plegado relativamente grandes y existen otras limitaciones para su aplicación en
miembros de pórticos estructurales. Sin embargo, estos aceros han sido utilizados
exitosamente para ciertas aplicaciones específicas, tales como tableros y paneles
con grandes radios de plegado y baja concentración de tensiones. Las condiciones
para el empleo de estos aceros de calidad estructural Grado 80 y Grado E se definen
en la Sección A3.3.2 de la Especificación.

A3.2 Otros aceros

Aunque se alienta el uso de aceros con denominación ASTM listados en la


Sección A3.1 de la Especificación, en las estructuras de acero conformado en frío
también se pueden utilizar otros aceros, siempre que satisfagan los requisitos
establecidos en esta sección.

A3.3 Ductilidad

En la Sección A3.1 del Comentario se discutieron brevemente la naturaleza y la


importancia de la ductilidad y la manera de medir esta propiedad.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 15

Las planchas y flejes de acero cuyo límite de fluencia mínimo especificado está
comprendido entre 25 y 50 ksi (172 y 345 MPa) deben satisfacer los alargamientos
mínimos especificados por ASTM para una longitud de 2 in. (51 mm) de 11 a 26
por ciento. A fin de cumplir con los requisitos de ductilidad, a menudo los aceros
con límites de fluencia superiores a 50 ksi (345 MPa) son aceros de baja aleación.
Sin embargo, los aceros ASTM A653 de calidad estructural Grado 80, ASTM A611
Grado E y ASTM A792 de calidad estructural Grado 80 son aceros al carbono, para
los cuales la resistencia a la fluencia mínima especificada es 80 ksi (552 MPa) y no
se especifican requisitos de alargamiento. Estos aceros difieren de los listados en la
Sección A3.1 de la Especificación.
Debido a que se estaban desarrollando nuevos aceros con resistencias más
elevadas, en algunos casos con menores alargamientos, en 1968 en la Universidad
de Cornell se llevó a cabo un estudio cuyo objetivo era determinar cuánto
alargamiento realmente requiere una estructura. Se estudiaron aceros cuyas
resistencias a la fluencia variaban entre 45 y 100 ksi (310 y 690 MPa),
alargamientos en 2 in. (51 mm) de 50 a 1,3 por ciento y relaciones resistencia a la
tracción-fluencia comprendidas entre 1,51 y 1,00 (Dhalla, Errera y Winter, 1971;
Dhalla y Winter, 1974a; Dhalla y Winter, 1974b). Los investigadores desarrollaron
requisitos de alargamiento para aceros dúctiles. Estas mediciones son más precisas
pero su obtención es laboriosa; por lo tanto, los investigadores recomendaron la
siguiente determinación para aceros adecuadamente dúctiles: (1) La relación
resistencia a la tracción-resistencia a la fluencia no debe ser menor que 1,08 y (2) el
alargamiento total en una longitud de 2 in. (51 mm) no debe ser menor que 10 por
ciento ni menor que 7 por ciento en una longitud de 8 in. (203 mm). Además, la
Especificación limita el uso de los Capítulos B a E a los aceros con una ductilidad
adecuada. En vez de limitar la relación resistencia a la tracción-resistencia a la
fluencia a 1,08 la Especificación permite el empleo de requisitos de alargamiento
utilizando la técnica de medición dada por Dhalla y Winter (1974a) (Yu, 1991).
Debido a que existe poca verificación experimental del comportamiento estructural
de miembros de materiales que poseen una relación resistencia a la tracción-
resistencia a la fluencia menor que 1,08 (Macadam et al., 1988), la Especificación
limita el empleo de estos materiales a correas y cintas que cumplen los requisitos
para cálculo elástico de la secciones C3.1.1(a), C3.1.2 y C3.1.3. Por lo tanto, está
prohibido emplear estos aceros en otras aplicaciones (miembros comprimidos,
miembros traccionados, otros miembros flexados incluyendo aquellos cuya
resistencia se basa en la capacidad de reserva inelástica, etc.). Sin embargo, en las
correas y cintas son aceptables las cargas axiales concurrentes de magnitud
relativamente pequeña, siempre que se cumplan los requisitos de la Sección C5.2 de
la Especificación y que ΩcP/Pn no sea mayor que 0,15 para diseño por tensiones
admisibles y Pu/φcPn no sea mayor que 0,15 para diseño por factores de carga y
resistencia.
Los aceros ASTM A653 de calidad estructural Grado 80, A611 Grado E y
ASTM A792 de calidad estructural Grado 80 no poseen una ductilidad adecuada
según lo definido en la Sección A3.3.1 de la Especificación. En la Sección A3.3.2
de la Especificación se limita su empleo a determinadas configuraciones de
múltiples almas tales como tableros para cubiertas, tableros laterales o tableros para
losas.
Limitar la resistencia a la fluencia de cálculo al 75 por ciento del límite de
fluencia mínimo especificado, ó 60 ksi (414 MPa), y la resistencia a la tracción de
cálculo al 75 por ciento de la resistencia a la tracción mínima especificada, ó 62 ksi
(428 MPa), cualquiera sea la que resulte menor, introduce un mayor factor de
16 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

seguridad, pero aún así hace que los aceros de baja ductilidad, tales como los aceros
de calidad estructural Grado 80 y Grado E, sean útiles para las aplicaciones
mencionadas. Están permitidos los ensayos de carga, pero no a los efectos de
utilizar cargas más elevadas que las que se pueden calcular de acuerdo con los
Capítulos B a E de la Especificación.

A3.4 Espesor mínimo entregado

Las planchas y flejes de acero, tanto recubiertas como no recubiertas, se pueden


encargar según su espesor nominal o según su espesor mínimo. Si el acero se
encarga según su espesor mínimo, todas las tolerancias del espesor son por exceso
(+) y ninguna por defecto (-). Si el acero se encarga según su espesor nominal, las
tolerancias del espesor se dividen igualmente entre excesos y defectos. Por lo tanto,
a fin de obtener un material del mismo espesor encargándolo por cualquiera de los
dos métodos, se decidió exigir que el espesor entregado de un producto conformado
en frío sea al menos el 95 por ciento del espesor de cálculo. De este modo se puede
considerar que una parte del factor de seguridad cubre las pequeñas tolerancias
negativas del espesor.
En general las mediciones del espesor se deben efectuar en el centro de las alas.
Para los tableros y laterales, las mediciones se deben efectuar tan cerca como sea
posible del centro del primer elemento plano completo de la sección. El espesor no
se debe medir a una distancia de los bordes menor que las distancias mínimas
especificadas en la Norma ASTM A568.
Es evidente que la responsabilidad de cumplir este requisito para los productos
conformados en frío es del fabricante del producto, y no del fabricante del acero.

A4 Cargas

A4.1 Cargas nominales

La Especificación no establece los requisitos sobre cargas permanentes,


sobrecargas, cargas de nieve, cargas de viento, cargas sísmicas u otras cargas para
las cuales se debe calcular la estructura. En la mayoría de los casos estas cargas
están cubiertas adecuadamente por el código de construcción o la norma de diseño
aplicable. Si este no fuera el caso se recomienda utilizar la Norma ASCE 1995
como base para el cálculo.
Para reflejar los efectos de las cargas de impacto sobre una estructura se deben
emplear principios reconocidos de la ingeniería. Para el diseño de edificios es
posible referirse a las publicaciones de la AISC (AISC, 1989; AISC, 1993).
Cuando las cargas gravitatorias y laterales producen en los miembros fuerzas de
signo contrario, se debe considerar la mínima carga gravitatoria actuando en
combinación con las cargas de viento o las cargas sísmicas.

A4.2 Estancamiento

Cuando se calcula la carga sobre una cubierta relativamente plana es necesario


considerar la geometría deformada del miembro que se produce debido al
estancamiento del agua de lluvia o del agua de deshielo. En la Sección K2 de las
Especificaciones AISC (AISC, 1989; AISC, 1993) se pueden obtener lineamientos.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 17

A5 Diseño por tensiones admisibles

A5.1 Fundamentos del diseño

Desde 1946 el método de cálculo de los miembros y conexiones estructurales de


acero conformado en frío, tal como se prescribía en las ediciones anteriores de la
Especificación AISI, se basaba en el método de las tensiones admisibles. El método
ASD se incluye en esta Especificación combinada, junto con el método LRFD.

A5.1.1 Requisitos de resistencia para ASD

En el enfoque del cálculo por tensiones admisibles, las resistencias requeridas


(momentos flectores, fuerzas axiales y esfuerzos de corte) en los miembros
estructurales se calculan por medio de métodos de análisis estructural aceptados
para las cargas nominales o de servicio especificadas para todas las
combinaciones de cargas aplicables listadas en la Sección A5.1.2 de la
Especificación. Estas resistencias requeridas no pueden ser mayores que las
resistencias de cálculo admisibles permitidas por la Especificación. Según la
Sección A5.1.1 de la Especificación, la resistencia de cálculo admisible se
determina dividiendo la resistencia nominal por un factor de seguridad de la
siguiente manera:
Ra = Rn/Ω (C-A5.1.1-1)
donde
Ra = resistencia de cálculo admisible
Rn = resistencia nominal
Ω = factor de seguridad

La naturaleza fundamental del factor de seguridad es compensar las


incertidumbres inherentes al diseño, fabricación o armado de los componentes
de un edificio y las incertidumbres en la estimación de las cargas aplicadas. En
las diferentes secciones de la Especificación se especifican explícitamente los
factores de seguridad apropiados. A través de la experiencia se ha establecido
que los actuales factores de seguridad proporcionan un diseño satisfactorio. Se
debe destacar que el método ASD utiliza un solo factor de seguridad para una
condición dada, independientemente del tipo de carga.

A5.1.2 Combinaciones de cargas

En la Sección A5.1.2 de la Especificación se listan cuatro tipos de


combinaciones de cargas para el enfoque del Diseño por Tensiones Admisibles.
Estas combinaciones de cargas fueron adoptadas de la Norma ASCE 7-95,
"Cargas de diseño mínimas para edificios y otras estructuras." El cálculo se debe
efectuar en base a la combinación de cargas que produzca los efectos más
desfavorables. No es necesario suponer que las cargas sísmicas y las cargas de
viento actúan simultáneamente.
Cuando se utilizan tableros de acero para la construcción de cubiertas y losas
mixtas, los tableros de acero se deben diseñar para soportar el peso propio del
hormigón, el peso propio del acero y la sobrecarga correspondiente a la etapa de
construcción. La carga correspondiente a la construcción se basa en la carga
secuencial del hormigón como se especifica en la Norma ANSI/ASCE 3-91
(ASCE, 1991) y en el Manual de Diseño del SDI (Steel Deck Institute, 1995).
18 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

A5.1.3 Cargas de viento o cargas sísmicas

Cuando una carga de viento o una carga sísmica actúa simultáneamente con
una carga gravitatoria permanente, una sobrecarga, una sobrecarga de cubierta,
una carga de nieve o una carga de lluvia es poco probable que todas estas cargas
alcancen su valor máximo simultáneamente. En consecuencia, se pueden reducir
los efectos de las cargas combinadas multiplicando por un factor de
combinación de cargas igual a 0,75 (ASCE 7-95).
Históricamente el Método de las Tensiones Admisibles permitía incrementar
la tensión admisible aplicando un factor de un tercio cuando se consideraban los
efectos del viento o de los movimientos sísmicos. Ellifritt investigó el
fundamento del incremento de un tercio en las tensiones eólicas y sísmicas
(Ellifritt, 1977) y concluyó que la justificación histórica del aumento de las
tensiones provocadas por el viento era la siguiente: "La acción del viento sobre
una estructura es altamente localizada y de muy corta duración. Por lo tanto no
es necesario tener un factor de seguridad tan elevado al diseñar para cargas de
viento." El razonamiento que llevó al incremento de un tercio en las tensiones de
cálculo admisibles correspondientes a cargas sísmicas es similar al expuesto
para el caso del viento.
La Especificación reconoce la práctica generalizada de incrementar la tensión
admisible en un 33 por ciento para viento y acción sísmica. En la Especificación
esto se expresa permitiendo una reducción del 25 por ciento en los efectos de las
cargas combinadas. Esta reducción sólo se debe utilizar para el cálculo de las
resistencias.
La Sección A5.1.3 de la Especificación también establece que cuando el
modelo de cargas sísmicas es en base a estados límites la carga sísmica
resultante (E) se debe multiplicar por 0,67. Esta reducción es consistente con la
reducción del factor de carga de 1,5 (combinaciones de cargas (5) y (6) de la
Sección A6.1.2) a 1,0 tal como lo permite la primera excepción de la Sección
A6.1.2.

A5.1.4 Otras cargas

La Especificación requiere que también se consideren los efectos


estructurales provocados por otras cargas incluyendo (a) cargas debidas a
fluidos, (b) cargas debidas al peso y presión lateral del suelo y del agua del
suelo, (c) cargas, fuerzas y efectos debidos al estancamiento y (d) fuerzas
autodeformantes y los efectos provocados por los cambios de temperatura,
contracción, cambios de humedad, fluencia lenta y movimientos debidos a
asentamientos diferenciales. Para mayor información sobre el Estancamiento,
ver la Sección A4.2 del Comentario.

A6 Diseño por factores de carga y resistencia

A6.1 Fundamentos del diseño

Un estado límite es la condición en la cual la utilidad estructural de un elemento


o miembro portante se ve afectada a tal punto que deja de ser seguro para los
ocupantes de la estructura, o en la cual el elemento ya no es capaz de satisfacer la
función para la cual fue diseñado. Los estados límites típicos para los miembros de
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 19

acero conformado en frío son las deformaciones excesivas, la fluencia, el pandeo y


llegar a la máxima resistencia luego del pandeo localizado (es decir, resistencia
posterior al pandeo). Estos estados límites se han establecido en base a la
experiencia práctica o en laboratorio y han sido investigados exhaustivamente a
través de investigaciones analíticas y experimentales. Los antecedentes del
establecimiento de los estados límites están ampliamente documentados en (Winter,
1970; Pekoz, 1986b; y Yu, 1991), y los continuos esfuerzos en la investigación de
este campo nos permiten comprenderlos cada día mejor.
En el Diseño por Factores de Carga y Resistencia se consideran dos tipos de
estados límites: (1) el estado límite de resistencia requerido para resistir las cargas
extremas durante la vida útil de la estructura, y (2) el estado límite de la capacidad
de la estructura de desempeñar la función para la cual fue diseñada durante toda su
vida útil. Estos dos estados límites generalmente se conocen como estado límite de
resistencia y estado límite de servicio. Al igual que el método ASD, el método
LRFD se centra en el estado límite de resistencia en la Sección A6.1.1 y en el
estado límite de servicio en la Sección A8.

A6.1.1 Requisitos de resistencia para LRFD

Para el estado límite de resistencia el formato general del método LRFD se


expresa mediante la siguiente ecuación:

∑ γ ι Qi ≤ φR n (C-A6.1.1-1)
o
R u ≤ φR n
donde
Ru = ∑ γ i Qi = resistencia requerida
Rn = resistencia nominal
φ = factor de resistencia
γi = factores de carga
Qi = efectos de las cargas
φRn = resistencia de cálculo

La resistencia nominal es la resistencia del elemento o miembro para un


estado límite dado, calculada para las propiedades nominales de la sección y
para las propiedades mínimas especificadas del material de acuerdo con el
modelo analítico adecuado que define la resistencia. El factor de resistencia φ
toma en cuenta las incertidumbres y variabilidades inherentes en la Rn, y
generalmente es menor que la unidad. Los efectos de las cargas Qi son los
esfuerzos en la sección transversal (es decir, momento flector, fuerza axial y
esfuerzo de corte) determinados a partir de las cargas nominales especificadas
mediante análisis estructural y γi son los correspondientes factores de carga que
toman en cuenta las incertidumbres y variabilidades de las cargas. En la Sección
A6.1.2 de este Comentario se discuten los factores de carga.

Las ventajas del LRFD son: (1) las incertidumbres y las variabilidades de los
diferentes tipos de cargas y resistencias son diferentes (por ejemplo, la carga
permanente es menos variable que la carga de viento), y con este método estas
diferencias se pueden considerar utilizando diferentes factores; y (2) al utilizar la
teoría probabilística los diseños idealmente pueden lograr una confiabilidad más
20 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

consistente. Por lo tanto el LRFD proporciona la base para un método de diseño


más racional y refinado que el método ASD.

(a) Conceptos probabilísticos

Los factores de seguridad o factores de carga consideran las incertidumbres y


variabilidades inherentes al proceso de diseño. El cálculo estructural consiste en
comparar los efectos de las cargas nominales, Q, con las resistencias nominales,
R, pero tanto Q como R son parámetros aleatorios (ver Figura C-A6.1.1-1). Si R
< Q se viola un estado límite. Aunque la posibilidad de ocurrencia de este evento
nunca es nula, un diseño exitoso debería tener una probabilidad de superar el
estado límite aceptablemente pequeña. Si se conocieran las distribuciones
exactas de las probabilidades de R y Q se podría determinar con exactitud la
probabilidad de que (R - Q) < 0 para cualquier diseño. En general las
distribuciones de R y Q son desconocidas, y sólo podemos conocer los
promedios, Qm y Rm, y las desviaciones estándares, σQ y σR. Sin embargo, es
posible determinar las confiabilidades relativas de varios diseños mediante el
esquema ilustrado en la Figura C-A6.1.1-2. La curva de distribución ilustrada es
para ln(R/Q), y se supera un estado límite cuando ln(R/Q) ≤ 0. El área debajo de
la curva ln(R/Q) ≤ 0 es la probabilidad de violar el estado límite. El tamaño de
esta área depende de la distancia entre el origen y el promedio de ln(R/Q). Para
un conjunto de datos estadísticos correspondientes a Rm, Qm, σR y σQ, el área
debajo de la curva ln(R/Q) ≤ 0 se puede variar modificando el valor de β (Figura
C-A6.1.1-2), ya que βσln(R/Q) = ln(R/Q)m, de donde aproximadamente

ln(R m / Q m )
β= (C-A6.1.1-2)
VR2 + VQ2

donde VR = σR/Rm y VQ = σQ/Qm, coeficientes de variación de R y Q,


respectivamente. El índice β se denomina "índice de confiabilidad", y constituye
una medida relativa de la seguridad del diseño. Cuando se comparan dos
diseños, el más confiable será el que tenga mayor β.

Densidad de
la probabilidad Qm Rm

Efecto de las cargas Q Resistencia R

Figura C-A6.1.1-1 Definición de la aleatoriedad de Q y R


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 21

In(R/Q)
m
βσ In(R/Q)

In(R/Q)

Probabilidad de superar un estado límite

Figura C-A6.1.1-2 Definición del índice de confiabilidad β

El concepto de índice de confiabilidad se puede utilizar para determinar la


confiabilidad relativa inherente al cálculo actual, y se puede utilizar para ensayar
la confiabilidad de nuevos formatos de diseño, como se ilustra mediante el
siguiente ejemplo de vigas simplemente apoyadas, arriostradas, sometidas a
carga permanente y sobrecarga.

El requisito para el cálculo por ASD de la Especificación AISI para este tipo
de vigas es

Se Fy / Ω = (L2s s / 8)(D + L) (C-A6.1.1-3)


donde
Se = módulo elástico de la sección en base a la sección efectiva
Ω = 5/3 = factor de seguridad para flexión
Fy = límite de fluencia especificado
Ls = longitud del tramo
s = separación de las vigas
D y L son las intensidades especificadas en el código para la carga
permanente y la sobrecarga, respectivamente.

La intensidad promedio se define como (Ravindra y Galambos, 1978)

Rm = Rn (Pm Mm Fm) (C-A6.1.1-4)

En la ecuación anterior Rn es la resistencia nominal, que en este caso es

Rn = SeFy (C-A6.1.1-5)

es decir, el momento nominal pronosticado en base a la resistencia posterior al


pandeo del ala comprimida y del alma. Los valores promedio Pm, Mm y Fm, y los
correspondientes coeficientes de variación VP, VM y VF son los parámetros
estadísticos que definen la variabilidad de la resistencia:
22 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Pm = relación promedio entre el momento determinado experimentalmente y


el momento pronosticado para las propiedades del material y la sección
transversal real de las muestras ensayadas
Mm = relación promedio entre el límite de fluencia real y el valor mínimo
especificado
Fm = relación promedio del módulo resistente real de la sección y el valor
especificado (nominal)

El coeficiente de variación de R es igual a

VR = VP2 + VM2 + VF2 (C-A6.1.1-6)

Los valores de estos datos se obtuvieron examinando los ensayos disponibles


efectuados sobre vigas con diferentes alas comprimidas con alas y almas parcial
y totalmente efectivas, y analizando los datos sobre límite de fluencia obtenidos
mediante ensayo y las dimensiones de las secciones transversales obtenidas de
numerosas mediciones. Esta información se desarrolló a partir de
investigaciones (Hsiao, Yu y Galambos, 1988a y 1990; Hsiao, 1989) y se
presenta a continuación:

Pm = 1,11; VP = 0,09; Mm = 1,10; VM = 0,10; Fm = 1,0; VF = 0,05 y por lo tanto


Rm = 1,22 Rn y VR = 1,14.

El efecto de carga promedio es igual a

Qm = (L2s s / 8)(D m + L m ) (C-A6.1.1-7)


y
(D m VD )2 + (L m VL )2
VQ = (C-A6.1.1-8)
Dm + Lm

donde Dm y Lm son las intensidades promedio de la carga permanente y la


sobrecarga, respectivamente, y VD y VL son los coeficientes de variación
correspondientes.

Las estadísticas de las cargas fueron analizadas en un estudio efectuado por


la NBS (National Bureau of Standards) (Ellingwood et al., 1980), en el cual se
demostró que Dm = 1,05D; VD = 0,1; Lm = L; VL = 0,25.

La intensidad promedio de la sobrecarga es igual a la intensidad de la


sobrecarga que figura en el código si el área tributaria es lo suficientemente
pequeña como para no incluir ninguna reducción de sobrecarga. Sustituyendo las
estadísticas de las cargas en las Ecuaciones C-A6.1.1-7 y C-A6.1.1-8 se obtiene

L2s s  1,05D 
Q =  + 1 L (C-A6.1.1-9)
8  L 
(1,05D / L) 2 VD2 + VL2
VQ = (C-A6.1.1-10)
(1,05D / L) + 1
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 23

Por lo tanto Qm y VQ dependen de la relación entre la carga permanente y la


sobrecarga. Típicamente las vigas de acero conformado en frío poseen
relaciones D/L pequeñas, y a los efectos de verificar la confiabilidad de estos
criterios del LRFD se supondrá que D/L = 1/5 y entonces Qm = 1,21L(L2ss/8) y
VQ = 0,21.

De las Ecuaciones C-A6.1.1-3 y C-A6.1.1-5 se puede obtener la resistencia


nominal, Rn, para D/L = 1/5 y Ω = 5/3 de la siguiente manera:

Rn = 2L(L2ss/8)

Para determinar el índice de confiabilidad, β, de la Ecuación C-A6.1.1-2 se


requiere la relación Rm/Qm considerando Rm = 1,22Rn:

R m 1, 22 × 2,0 × L(L2s s / 8)
= = 2,02
Qm 1,21L(L2s s / 8)

Por lo tanto, de la Ecuación C-A6.1.1-2,

ln(2,02)
β= = 2,79
0,142 + 1,212

Por sí solo el hecho que β = 2,79 para vigas que poseen alas comprimidas
diferentes con alas y almas parcial y totalmente efectivas diseñadas conforme a
la Especificación AISI no tiene ningún significado. Sin embargo, cuando se
compara este valor con los β correspondientes a otros tipos de miembros de
acero conformado en frío y con los β correspondientes a diferentes tipos de
diseños que utilizan perfiles laminados en caliente o aún de otros materiales, es
posible decir que este tipo particular de viga de acero conformado en frío posee
una confiabilidad media (Galambos et al., 1982).

(b) Fundamentos para el LRFD de estructuras de acero conformado en frío

Se ha invertido gran cantidad de trabajo para determinar el índice de


confiabilidad β inherente en el diseño tradicional como lo atestiguan las actuales
especificaciones para el cálculo estructural como la Especificación AISC para
acero laminado en caliente, la Especificación AISI para acero conformado en
frío, el Código ACI para miembros de hormigón armado, etc. Los estudios
correspondientes al acero laminado en caliente fueron resumidos por Ravindra y
Galambos (1978), trabajo en el cual también hay referencias a otros trabajos que
contienen información adicional. La determinación de β para los elementos o
miembros de acero conformado en frío ha sido presentada en diferentes informes
de la Universidad de Missouri-Rolla (Hsiao, Yu y Galambos, 1988a; Rang,
Galambos y Yu, 1979a, 1979b, 1979c y 1979d; Supornsilaphachai, Galambos y
Yu, 1979), en los cuales se presentan detalladamente tanto los datos básicos de
los estudios como los β inherentes en la Especificación AISI. Los β calculados
en estas publicaciones fueron desarrollados con estadísticas de cargas
24 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

ligeramente diferentes a las de este Comentario, pero la conclusión fundamental


sigue siendo la misma.

Ellingwood, Galambos, MacGregor y Cornell (Ellingwood et al., 1980;


Galambos et al., 1982; Ellingwood et al., 1982) analizaron nuevamente la
totalidad del conjunto de datos para diseños de acero laminado en caliente y
acero conformado en frío, y también los datos correspondientes a hormigón
armado, aluminio, madera laminada y muros de mampostería, utilizando: (a)
estadísticas de cargas actualizadas y (b) un nivel más avanzado de análisis
probabilístico con el cual se pudo incorporar las distribuciones de probabilidad y
describir las distribuciones de manera más realista. Los detalles de este extenso
análisis fueron presentados por los investigadores. A continuación se resumen
sólo las conclusiones finales de su trabajo.

Los valores del índice de confiabilidad β varían considerablemente para los


diferentes tipos de cargas, diferentes tipos de construcción y diferentes tipos de
miembros dentro de una especificación de diseño para un material determinado.
Para lograr una confiabilidad más consistente Ellingwood et al. (1982)
sugirieron que los siguientes valores de β proporcionarían esta mayor
consistencia a la vez que, en general, permitirían lograr por el método LRFD
esencialmente el mismo diseño que se obtiene en la actualidad para todos los
materiales de construcción. Estas confiabilidades meta β 0 a utilizar en LRFD
son:

Caso básico: Carga gravitatoria, β 0 = 3,0


Para conexiones: β 0 = 4,5
Para cargas de viento: β 0 = 2,5

Estos índices de confiabilidad meta son los inherentes en los factores de


carga recomendados por la Norma ASCE 7-95 (ASCE, 1995).

Para las vigas simplemente apoyadas, arriostradas, de acero conformado en


frío con alas rigidizadas que se diseñan de acuerdo con el método de las
tensiones admisibles de AISI 1996 o con cualquier otra versión anterior de esta
especificación, se demostró que para la relación carga permanente-sobrecarga
representativa igual a 1/5 el índice de confiabilidad β = 2,79. Considerando que
para otras relaciones de cargas o para otros tipos de miembros el índice de
confiabilidad inherente en la construcción con acero conformado en frío podría
ser mayor o menor que este valor de 2,79 se recomienda tomar un índice de
confiabilidad meta β 0 = 2,5 como límite inferior para la Especificación AISI
para LRFD. Los factores de resistencia φ fueron seleccionados de manera tal que
β 0 = 2,5 es esencialmente el límite inferior de los β reales de los miembros. A fin
de garantizar que la falla de una estructura no se inicie en las conexiones, se
recomienda un índice de confiabilidad meta superior β 0 = 3,5 para las uniones y
los sujetadores. Estos dos valores meta de 2,5 y 3,5 para miembros y conexiones
respectivamente son algo menores que los recomendados por la Norma ASCE 7-
95 (es decir 3,0 y 4,5 respectivamente), pero son esencialmente las mismas
metas que constituyen el fundamento de la Especificación AISC para LRFD
(AISC, 1993). En la Especificación AISI para LRFD, para las cargas de viento
se utiliza el mismo valor meta β 0 = 2,5 que en la Norma ASCE.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 25

A6.1.2 Factores de carga y combinaciones de cargas

Los siguientes factores de carga y combinaciones de cargas fueron


desarrollados por Ellingwood et al. (1980 y 1982) para obtener esencialmente
los mismos β que los valores meta β 0, y se recomienda su uso con la Norma
ASCE 7-95 (ASCE, 1995) para todos los materiales, incluyendo el acero
conformado en frío:

1. 1,4 D
2. 1,2 D + 1,6 L + 0,5 (Lr o S o Rr)
3. 1,2 D + 1,6 (Lr o S o Rr) + (0,5 L ó 0,8 W)
4. 1,2 D + 1,3 W + 0,5 L + 0,5 (Lr o S o Rr)
5. 1,2 D + 1,0 E + (0,5 L ó 0,2 S)
6. 0,9 D - 1,3 W ó + 1,0 E)

donde
D = carga permanente
E = carga sísmica
L = sobrecarga debida a la ocupación;
peso del hormigón fresco en el caso de construcción mixta
Lr = sobrecarga de la cubierta
Rr = carga de lluvia sobre la cubierta
S = carga de nieve
W = carga de viento

Se debe observar que en la Sección A6.1.2 de la Especificación AISI se han


introducido ligeras modificaciones en los factores de carga y las combinaciones
de carga, a saber:

(a) Debido a que la carga permanente de las estructuras de acero conformado


en frío generalmente es menor que la de la construcción pesada, la primera
combinación de cargas incluida en la Sección A6.1.2 de la Especificación
es (1,4 D + L) en vez del valor de la ASCE igual a 1,4D. Cuando L = 0 este
requisito de AISI es idéntico al de la Norma ASCE.
(b) Para la tercera combinación de cargas, en la Especificación AISI el factor
de carga utilizado para la sobrecarga nominal de la cubierta, Lr, es igual a
1,4 en vez del valor de ASCE igual a 1,6 cuando la sobrecarga de la
cubierta se debe a la presencia de obreros y materiales durante las
operaciones de reparación, ya que este tipo de sobrecarga se puede
considerar como una especie de carga de construcción.
(c) Para la construcción de cubiertas y tabiques utilizando las combinaciones
(3), (4) y (6), el factor de carga para la carga nominal de viento W a utilizar
para el diseño de correas, cintas, paneles de tabiques y tableros de cubiertas
se debe multiplicar por un factor de reducción de 0,9 porque estos
elementos son miembros secundarios sometidos a una carga de viento de
corta duración y por lo tanto se pueden diseñar para una menor
confiabilidad que los miembros primarios tales como vigas y columnas. Por
ejemplo, con este factor de reducción el índice de confiabilidad de un panel
de tabique exclusivamente sometido a carga de viento es aproximadamente
26 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

1,5. Con este factor de reducción se obtienen diseños comparables con las
prácticas actuales.
(d) Para las combinaciones (5) y (6) la Norma ASCE 1995 utiliza un factor de
carga de 1,0 como factor de carga sísmica cuando el modelo de cargas
sísmicas se basa en estados límites. Debido a que la mayoría de los
miembros estructurales de acero conformado en frío actualmente se diseñan
aplicando el método de las tensiones admisibles, en la Especificación AISI
1996 se mantiene el factor de carga igual a 1,5 con una excepción que
permite el empleo de un factor de carga igual a 1,0 para las cargas sísmicas
cuando el modelo de cargas sísmicas especificado por el código o
especificación aplicable se basa en estados límites.

Además de las modificaciones mencionadas en el párrafo anterior, los


siguientes criterios de LRFD se aplican para losas o cubiertas mixtas que
utilizan acero conformado en frío:

1,2 Ds + 1,6 Cw + 1,4 C

donde
Ds = peso del tablero de acero
Cw = peso del hormigón fresco durante la construcción
C = carga de construcción, incluyendo equipos, obreros y encofrados, pero
excluyendo el peso del hormigón fresco.

Con esta combinación de cargas se logran prácticas constructivas seguras


para los tableros y paneles de acero conformado en frío que de otro modo
podrían resultar dañados durante la etapa de la construcción. El factor de carga
utilizado para el peso del hormigón fresco es igual a 1,6 debido a los métodos de
entrega y porque es posible que sólo una plancha individual esté sometida a esta
carga. El uso de un factor de 1,4 para la carga de construcción refleja una
práctica generalizada del enfoque del diseño por tensiones admisibles que
consiste en incrementar la resistencia en un 33 por ciento en el caso de cargas
concentradas.

Factores de resistencia

Se recomienda usar los factores de carga y las combinaciones de cargas


dados con los criterios del LRFD para acero conformado en frío. Los siguientes
párrafos de este Comentario presentan los antecedentes de los factores de
resistencia φ recomendados para los diferentes miembros y conexiones en los
Capítulos B a E. Estos factores φ se determinan de conformidad con los factores
de carga antes presentados para obtener un índice de confiabilidad meta β 0
aproximadamente igual a 2,5 para los miembros y 3,5 para las conexiones,
respectivamente, para la combinación de cargas 1,2D + 1,6L. Por motivos de
practicidad es conveniente tener relativamente pocos factores de resistencia
diferentes, y por lo tanto los valores reales de β serán diferentes de las metas
calculadas. Esto significa que:

φRn = c(1,2D + 1,6L) = (1,2D/L + 1,6)cL (C-A6.1.2-1)


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 27

donde c es el coeficiente de influencia determinístico que transforma las


intensidades de las cargas en efectos de las cargas.

Suponiendo D/L = 1/5 las Ecuaciones C-A6.1.2-1 y C-A6.1.1-9 se pueden


rescribir de la siguiente manera:
Rn = 1,84(cL/φ) (C-A6.1.2-2)
Qm = (1,05D/L + 1)cL = 1,21cL (C-A6.1.2-3)

Por lo tanto,

Rm/Qm = (1,521/φ)(Rm/Rn) (C-A6.1.2-4)

El factor φ se puede calcular a partir de la Ecuación C-A6.1.2-5 en base a las


Ecuaciones C-A6.1.1-2, C-A6.1.1-4 y C-A6.1.2-4 (Hsiao, Yu y Galambos,
1988b):

φ = 1,521(Pm M m Fm ) exp(−β0 VR2 + VQ2 (C-A6.1.2-5)

donde β 0 es el índice de confiabilidad meta. Los demás símbolos ya fueron


definidos anteriormente.

Conociendo el factor φ, el correspondiente factor de seguridad Ω para el


cálculo por tensiones admisibles se puede calcular para la combinación de
cargas 1,2D + 1,6L de la siguiente manera:

Ω = (1,2D/L + 1,6) / [φ(D/L + 1) (C-A6.1.2-6)

donde D/L es la relación entre la carga permanente y la sobrecarga para la


condición dada.

A6.1.3 Otras cargas

La Sección A6.1.2 de la Especificación presenta factores de carga y


combinaciones de carga para cargas permanentes, sobrecargas, cargas de viento,
cargas de nieve y cargas sísmicas. Cuando los efectos estructurales de otras
cargas (F, H, P o T) son importantes también se los debe considerar en el diseño.
Los factores de carga dados en la Sección A6.1.3 de la Especificación para otras
cargas se basan en la Norma ASCE. Estos factores de carga se han elegido de
manera de obtener diseños similares a los que se obtendrían con las
especificaciones existentes, si los factores de carga fueran ajustados de manera
consistente con las combinaciones de cargas de la Sección A6.1.2 de la
Especificación (ASCE, 1995)

A7 Límite de fluencia e incremento de la resistencia debido a la


conformación en frío

A7.1 Límite de fluencia

La resistencia de los miembros estructurales de acero conformado en frío


depende del punto de fluencia o la resistencia a la fluencia, excepto en los casos en
28 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

los cuales el pandeo elástico localizado o el pandeo global resultan críticos. Debido
a que la curva tensión-deformación de la plancha o fleje de acero puede ser de tipo
fluencia brusca (Figura C-A7.1-1(a)) o de tipo fluencia gradual (Figura C-A7.1-
1(b)), el método para determinar el punto de fluencia del acero de fluencia brusca y
la resistencia a la fluencia del acero de fluencia gradual se basan en la Norma
ASTM A370 (ASTM, 1994). Como se ilustra en la Figura C-A7.1-2(a) el punto de
fluencia del acero de fluencia brusca se define como la tensión correspondiente a la
meseta. En el caso del acero de fluencia gradual la curva tensión-deformación es de
forma redondeada en el "codo" y la resistencia a la fluencia se determina ya sea
mediante el método del corrimiento (Figura C-A7.1-2(b)) o bien mediante el
método de alargamiento bajo carga (Figura C-A7.1-2(c)). En esta Especificación el
término límite de fluencia se aplica tanto al punto de fluencia como a la resistencia
a la fluencia. La Sección 1.2 del Manual de Diseño AISI (AISI, 1996) lista las
propiedades mecánicas mínimas especificadas por las especificaciones ASTM para
diferentes tipos de acero.

La resistencia de los miembros regidos por el pandeo depende no sólo del límite
de fluencia sino también del módulo de longitudinal, E, y del módulo tangencial, Et.
El módulo de elasticidad se define como la pendiente del tramo recto inicial de la
curva tensión-deformación (Figura C-A7.1-1). Los valores medidos de E en base a
los métodos normalizados generalmente están comprendidos entre 29.000 y 30.000
ksi (200 a 207 GPa). A los efectos del cálculo, en la Especificación se utiliza un
valor de 29.500 ksi (203 GPa). El módulo tangencial se define como la pendiente de
la curva tensión-deformación para cualquier nivel de tensión, como se ilustra en la
Figura C-A7.1-1(b).

Para los aceros de fluencia brusca Et = E hasta el punto de fluencia, pero en el


caso de los aceros de fluencia gradual Et = E solamente hasta el límite de
proporcionalidad, fpr. Una vez que la tensión supera el límite de proporcionalidad, el
módulo tangencial Et se vuelve progresivamente menor que el módulo de
elasticidad inicial.

Rango Endurecimiento
inelástico por deformación
Fu

Rango
elástico
Fy
Tensión, σ

tan-1E
E=
σ
ε

Deformación, ε

Figura C-A7.1-1(a) Curva tensión-deformación de una plancha o fleje de acero al carbono


de fluencia brusca
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 29

Fu

tan-1E
ft
Et = dσ
σ
Tensión,
f pr

tan-1E
E= σ
ε
Deformación, ε
Figura C-A7.1-1(b) Curva tensión-deformación de una plancha o fleje de acero al carbono
de fluencia gradual

A n
n
R R R
r r
Límite de fluencia

Tensión
Tensión

Tensión

Deformación Deformación Deformación


o m o m o m

om = Corrimiento especificado om = Alargamiento especificado


bajo carga

(a) Muestra el punto de fluencia (b) Muestra el punto de fluencia o (c) Determinación de la
en correspondencia con la parte la resistencia a la fluencia por el resistencia a la fluencia por
superior del "codo" método del corrimiento. el método del alargamiento bajo
(También utilizado para el límite carga
de proporcionalidad

Figura C-A7.1-2 Diagramas tensión-deformación que ilustran los métodos para la


determinación del punto de fluencia y la resistencia a la fluencia

Diversos requisitos de la Especificación sobre pandeo fueron escritos para los


aceros de fluencia gradual cuyo límite de proporcionalidad no es menor que
alrededor del 70 por ciento del límite de fluencia mínimo especificado.
Los límites de proporcionalidad se pueden determinar a título informativo
simplemente utilizando el método del corrimiento ilustrado en la Figura C-A7.1-
2(b), con la distancia "om" igual a 0,0001 longitud/longitud (0,01 por ciento de
corrimiento) y llamando límite de proporcionalidad a la tensión R correspondiente a
la intersección de "mn" con la curva tensión-deformación en "r".
30 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

A7.2 Incremento de la resistencia debido a la conformación en frío

Las propiedades mecánicas de las planchas, flejes, placas o barras planas de


acero, tales como el límite de fluencia, la resistencia a la tracción y el alargamiento
pueden ser sustancialmente diferentes de las propiedades exhibidas por las
secciones de acero conformado en frío. La Figura C-A7.2-1 ilustra el incremento de
la resistencia a la fluencia y de la resistencia a la tracción con respecto al material
virgen en diferentes puntos de un perfil en forma de canal y en un cordón de una
vigueta de acero conformado en frío (Karren y Winter, 1967). Esta diferencia se
puede atribuir al trabajo en frío del material durante el proceso de conformación en
frío.
La influencia del trabajo de conformación en frío sobre las propiedades
mecánicas fue investigada por Chajes, Britvec, Winter, Karren y Uribe en la
Universidad de Cornell en la década de 1960 (Chajes, Britvec y Winter, 1963;
Karren, 1967; Karren y Winter, 1967; Winter y Uribe, 1968). Se descubrió que los
cambios de las propiedades mecánicas debidos al estiramiento en frío son
provocados principalmente por el endurecimiento por deformación y el
envejecimiento por deformación, como se ilustra en la Figura C-A7.2-2 (Chajes,
Britvec y Winter, 1963). En esta figura la curva A representa la curva tensión-
deformación del material virgen. La curva B corresponde a una descarga en el
rango del endurecimiento por deformación, la curva C representa la recarga
inmediata y la curva D es la curva tensión-deformación posterior al envejecimiento
por deformación. Es interesante observar que los límites de fluencia de las curvas C
y D son más elevados que el límite de fluencia del material virgen y que las
ductilidades disminuyen luego del endurecimiento y envejecimiento por
deformación.
Las investigaciones efectuadas en Cornell también revelaron que los efectos del
trabajo de conformación en frío sobre las propiedades mecánicas de las esquinas
generalmente dependen de (1) el tipo de acero, (2) el tipo de esfuerzo (compresión
o tracción), (3) la dirección del esfuerzo con respecto a la dirección del trabajo de
conformación en frío (transversal o longitudinal), (4) la relación Fu/Fy, (5) la
relación entre el radio interior y el espesor (R/t) y (6) la cantidad de trabajo en frío.
Entre los elementos enumerados las relaciones Fu/Fy y R/t son los factores más
importantes que afectan el cambio de las propiedades mecánicas de las secciones
conformadas en frío. Los materiales vírgenes con una gran relación Fu/Fy poseen un
elevado potencial para endurecimiento por deformación. En consecuencia, a medida
que crece la relación Fu/Fy el efecto del trabajo en frío sobre el aumento del límite
de fluencia del acero también aumenta. Las pequeñas relaciones R/t corresponden a
un mayor grado de conformación en frío en una esquina y por lo tanto, para un
material dado, mientras más pequeña sea R/t mayor será el incremento del límite de
fluencia.
Investigando la influencia de la conformación en frío Karren obtuvo las
siguientes ecuaciones para la relación entre la resistencia a la fluencia de las
esquinas y la resistencia a la fluencia del material virgen (Karren, 1967):

Fyc Bc
= (C-A7.2-1)
Fyv (R / t) m
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 31

R. última
virgen

Tensión, ksi
A K
1"
4

B J
1"
4
116
3"

C H Resistencia
5" 1"
16 4

D E F G a la fluencia
virgen
16
1"

5" 1" 3" 1" 3" 1" 3" 1" 5"


16 4 16 4 16 4 16 4 16

3"
216

Resistencia a la fluencia
Resistencia última
(a)

3,68"
0,90" 0,90"
0,25" 0,25" 0,25" 0,25"
A B G H
C C R. última
virgen
D F
0,25"
C EC
Resistencia
a la fluencia
virgen
0,25"

(b) Resistencia a la fluencia


Resistencia última

Figura C-A7.2-1 Efecto del trabajo de conformado en frío sobre las propiedades mecánicas de perfiles
metálicos de acero conformado en frío. (a) Perfil en forma de canal, (b) Cordón de una vigueta

donde
2
F F 
Bc = 3,69 uv − 0,819  uv  − 1,79
Fyv F
 yv 
y
Fuv
m = 0,192 − 0,068
Fyv
Fyc = resistencia a la fluencia en las esquinas
Fyv = resistencia a la fluencia del material virgen
Fuv = resistencia última a la tracción del material virgen
R = radio interno de plegado
t = espesor de la plancha
32 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Aumento de Fu
Envejecimiento
por deformación
D Envejecimiento
A por deformación

Tensión
Aumento C
de Fy

A Ductilidad luego
del envejecimiento
Endurecimiento
por deformación
B
C

Deformación
Ductilidad luego
del endurecimiento

Ductilidad del material virgen

Figura C-A7.2-2 Efecto del endurecimiento por deformación y envejecimiento por


deformación sobre las características de la curva tensión-deformación

Con respecto a las propiedades de la sección completa, la resistencia a la


fluencia a tracción de la sección completa se puede aproximar utilizando un
promedio ponderado de la siguiente manera:

Fya = CFyc + (1 − C ) Fyf (C-A7.2-2)

donde
Fya = resistencia a la fluencia a tracción de la sección completa
Fyc = resistencia a la fluencia a tracción promedio de las esquinas = BcFyv/(R/t)m
Fyf = resistencia a la fluencia a tracción promedio de las porciones planas
C= relación entre la superficie de las esquinas y la superficie total de la
sección transversal. Para los miembros flexados que poseen alas
desiguales, el ala determinante se considera aquella para la cual se obtiene
el menor valor de C

Karren y Winter (Karren y Winter, 1967) demostraron una buena correlación


entre las características de tensión-deformación calculadas y las ensayadas para un
perfil en forma de canal y un cordón de vigueta.
Durante las dos últimas décadas numerosos investigadores han llevado a cabo
estudios adicionales. Estas investigaciones se ocuparon de las secciones
conformadas en frío con mayores relaciones R/t y materiales de mayor espesor.
También consideraron la distribución de las tensiones residuales, la simplificación
de los métodos de diseño y otros temas relacionados. Para mayores detalles ver Yu
(1991).
En 1962 la Especificación AISI permitía el uso de la conformación en frío en
base a ensayos de sección completa. Desde 1968 la Especificación AISI ha
permitido que el límite de fluencia promedio incrementado de la sección, Fya, sea
determinado por (1) ensayos de tracción de la sección completa, (2) ensayos de
columna corta o (3) cálculo de acuerdo con la Ecuación C-A7.2-2. Sin embargo,
este incremento de resistencia se limita exclusivamente a secciones relativamente
compactas diseñadas de acuerdo con la Sección C3.1 de la Especificación
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 33

(resistencia a la flexión excluyendo el uso de la capacidad de reserva inelástica), la


Sección C4 (miembros comprimidos con carga concéntrica), Sección C5
(combinación de carga axial y flexión), Sección C6 (miembros cilíndricos
tubulares) y Sección D4 (montantes que integran un tabique). En la edición 1996 de
la Especificación AISI el incremento de resistencia debido a la conformación en
frío también está permitido para el diseño de miembros traccionados con carga axial
como se especifica en la Sección C2. El Ejemplo de cálculo I-15 demuestra el
empleo del incremento de resistencia debido al trabajo de conformación en frío para
un perfil tipo canal que será utilizado como viga (AISI, 1996).
En algunos casos, al evaluar la superficie efectiva del alma, el factor de
reducción ρ conforme a la Sección B2 de la Especificación puede ser menor que la
unidad, pero la sumatoria de b1 y b2 de la Figura B2.3-1 de la Especificación puede
ser tal que el alma resulte totalmente efectiva, y es posible utilizar la conformación
en frío.
En el desarrollo de la Especificación AISI para LRFD Rang, Galambos y Yu
(1979a y 1979b) desarrollaron los siguientes datos estadísticos correspondientes a
las propiedades de las secciones transversales a utilizar en la obtención de los
factores de resistencia φ:

(Fy)m = 1,10Fy; Mm = 1,10; VFy = VM = 0,10


(Fya)m = 1,10Fya; Mm = 1,10; VFya = VM = 0,11
(Fu)m = 1,10Fu; Mm = 1,10; VFu = VM = 0,08
Fm = 1,00 VF = 0,05

En estas expresiones m se refiere al valor promedio; V representa el coeficiente


de variación; M y F son, respectivamente, las relaciones entre la propiedad real del
material y la propiedad nominal o la propiedad de la sección transversal; y Fy, Fya y
Fu son, respectivamente, el límite de fluencia mínimo especificado, el límite de
fluencia promedio incluyendo el efecto de la conformación en frío y la resistencia a
la tracción mínima especificada.
Estos datos estadísticos se basan en el análisis de numerosas muestras (Rang et
al., 1978) y son valores representativos de las propiedades de los materiales y
secciones transversales utilizados en las aplicaciones industriales de las estructuras
de acero conformado en frío.

A8 Serviciabilidad

Los estados límites de servicio son condiciones bajo las cuales la estructura ya no
puede satisfacer las funciones para las cuales fue diseñada. En general las condiciones
de seguridad y resistencia no se ven afectadas por los estados límites de servicio. Sin
embargo, los criterios de serviciabilidad son esenciales para garantizar el
comportamiento estructural y la economía del diseño.

Las condiciones habituales que pueden requerir estados límites de servicio son:

1. Deflexiones o rotaciones excesivas que pueden afectar la apariencia o


funcionalidad de la estructura. Es necesario considerar las deflexiones que pueden
provocar daños en los elementos no estructurales.
2. Vibraciones excesivas que pueden incomodar a los ocupantes o provocar el mal
funcionamiento de los equipos.
34 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

3. Deterioro provocado por el tiempo que puede incluir la corrosión o aspectos


estéticos, la respuesta de la estructura y la reacción de los ocupantes del edificio.

Al verificar los estados límites de servicio el diseñador debe considerar las cargas
de servicio adecuadas, la respuesta de la estructura y la reacción de los ocupantes del
edificio.
Las cargas de servicio que pueden requerir consideración incluyen las cargas
estáticas, las cargas de nieve o de lluvia, las variaciones de temperatura y las cargas
dinámicas provocadas por las actividades de los ocupantes, los efectos inducidos por el
viento o la operación de maquinarias. Las cargas de servicio son las cargas reales que
actúan sobre la estructura en cualquier instante arbitrario. Las cargas de servicio
adecuadas para verificar los estados límites de servicio pueden ser apenas una fracción
de las cargas nominales.
Generalmente la respuesta de la estructura frente a las cargas de servicio se puede
analizar suponiendo un comportamiento elástico lineal. Sin embargo, es posible que
los miembros que acumulan deformaciones residuales bajo cargas de servicio
requieran la consideración de este comportamiento a largo plazo.
Los estados límites de servicio dependen de la función de la estructura y de la
percepción del observador. A diferencia de los estados límites de resistencia, no es
posible especificar estados límites de servicio generalizados que sean aplicables a
todas las estructuras. La Especificación no contiene requisitos específicos, pero en
general el código de construcción aplicable contiene lineamientos sobre este tema. En
ausencia de criterios específicos, es posible hallar lineamientos en Fisher y West
(1990), Ellingwood (1989), Murria (1991), Allen y Murria (1993).

A9 Documentos de referencia

En la Sección A9 se han listado y actualizado otras especificaciones y normas a las


cuales la Especificación hace referencia a fin de incluir las fechas efectivas de estas
normas al momento de la aprobación de esta Especificación.
Al final de este Comentario se incluyen referencias adicionales que el diseñador
podrá utilizar para obtener información relacionada.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 35

B. ELEMENTOS

En las construcciones de acero conformado en frío los elementos individuales de los


miembros estructurales de acero son de poco espesor y las relaciones ancho-espesor
son elevadas en comparación con los perfiles laminados en caliente. Estos elementos
de poco espesor pueden pandear de forma localizada a un nivel de tensiones menor que
el límite de fluencia del acero si están sometidos a compresión en flexión, compresión
axial, corte o apoyo. La Figura C-B-1 ilustra algunos patrones de pandeo localizado
para determinadas vigas y columnas (Yu, 1991).
Como el pandeo localizado de los elementos individuales de las secciones de acero
conformado en frío es un criterio de diseño de la mayor importancia, el diseño de estos
miembros debería proporcionar suficiente seguridad contra la falla por inestabilidad
localizada considerando debidamente la resistencia posterior al pandeo de los
componentes estructurales. El Capítulo B de la Especificación contiene los requisitos
de diseño para diferentes relaciones ancho-espesor y las ecuaciones de diseño para
determinar los anchos efectivos de los elementos comprimidos rigidizados, elementos
comprimidos no rigidizados y elementos con rigidizadores de borde o rigidizadores
intermedios. Se incluyen requisitos adicionales para el empleo de rigidizadores.

B1 Limitaciones y consideraciones sobre las dimensiones

B1.1 Consideraciones sobre la relación entre el ancho plano de las


alas y su espesor

(a) Máximas relaciones entre el ancho plano y el espesor


La Sección B1.1(a) de la Especificación contiene limitaciones para las
relaciones ancho plano-espesor de las alas comprimidas. En alguna medida
estas limitaciones son arbitrarias. Sin embargo, reflejan una gran experiencia y
su intención es delimitar rangos prácticos (Winter, 1970).
La limitación que establece una relación w/t máxima de 60 para las alas
comprimidas que poseen un borde longitudinal conectado a un alma y la otra
ala rigidizada por un labio rigidizador simple se basa en el hecho de que si la
relación w/t de esta ala es mayor que 60 sería necesario un labio rigidizador
simple con una profundidad relativamente grande para rigidizar el ala (Winter
(1970). La inestabilidad localizada del labio requeriría una reducción de la
capacidad de flexión para impedir el pandeo prematuro del labio rigidizador.
Por este motivo la relación w/t se limita a 60 para los elementos comprimidos
que poseen un borde longitudinal conectado a un elemento de ala o de alma y
el otro rigidizador por un labio rigidizador simple.

(b) Desplazamiento vertical de las alas


Las vigas que poseen alas inusualmente anchas y delgadas pero estables (es
decir, alas fundamentalmente traccionadas con relaciones w/t elevadas) tienen
una tendencia a desplazarse verticalmente cuando están sometidas a flexión. Es
decir, las porciones de estas alas más alejadas del alma (bordes de las vigas
doble T, porciones centrales de las alas de las vigas tipo cajón o sombrero)
tienden a deformarse hacia el eje neutro. Winter (1948b) presentó un
tratamiento analítico aproximado para este problema. La Ecuación B1.1-1 de la
Especificación permite calcular el máximo ancho de ala admisible, wf, para un
desplazamiento vertical de las alas dado, cf.
36 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Ala comprimida Ala comprimida

(a)

A A

Corte A - A

(b)

Figura C-B-1 Pandeo localizado de elementos comprimidos


(a) vigas, (b) columnas

Se debe observar que la Sección B1.1(b) no estipula el desplazamiento


vertical de las alas que se puede considerar admisible, pero un desplazamiento
del orden del 5 por ciento de la profundidad de la sección no es excesivo bajo
las condiciones habituales. En general el desplazamiento vertical de las alas no
es un factor crítico que determine el ancho de las alas. Sin embargo, cuando la
estética de la sección es importante, se debe controlar adecuadamente la
distorsión fuera del plano. el Ejemplo I-17 ilustra la consideración de diseño
para el desplazamiento vertical de las alas (AISI, 1996).

(c) Tramos cortos que soportan cargas concentradas


En las vigas de formas poco habituales las tensiones normales son inducidas
en las alas por medio de tensiones de corte transferidas desde el alma al ala.
Estas tensiones de corte producen en el ala deformaciones por corte que, para
las dimensiones habituales, tienen efectos despreciables. Sin embargo, si las
alas son inusualmente anchas (en relación con su longitud) estas tensiones de
corte provocan una disminución de las tensiones normales de flexión en las
alas a medida que aumenta la distancia desde el alma. El resultado de este
fenómeno es una distribución no uniforme de las tensiones en el ancho del ala,
similar a la de los elementos comprimidos rigidizados (ver Sección B2 del
Comentario), aunque por motivos totalmente diferentes. La forma más sencilla
de tomar en cuenta esta variación de las tensiones es reemplazar el ala con
tensiones no uniformes de ancho wf por una de un ancho efectivo, reducido,
sometida a una tensión uniforme (Winter, 1970).
Los análisis teóricos realizados por diferentes investigadores llegaron a
resultados que difieren numéricamente (Roark, 1965). Los requisitos de la
Sección B1.1(c) se basan en análisis y evidencia experimental obtenida
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 37

mediante mediciones detalladas de las tensiones en once vigas (Winter, 1940).


De hecho, los valores de los anchos efectivos dados en la Tabla B1.1(c) fueron
tomados directamente de la Curva A de la Figura 4 del trabajo de Winter
(1940).
Se debe observar que de acuerdo con la Sección B1.1(c) el uso de un ancho
reducido para alas anchas pero estables se requiere solamente para cargas
concentradas tal como se ilustra en la Figura C-B1.1-1. Como se puede ver en
la Curva B de la figura, para cargas uniformes la reducción del ancho para
relaciones ancho-longitud extremadamente grandes es tan pequeña que es
prácticamente despreciable.

Para carga uniforme


1,0
Ancho efectivo de cálculo

B
0,9
Criterio de diseño AISI
0,8
Ancho real

A
0,7
Para carga concentrada
0,6

0,5
0 10 20 30
L
w
f

Figura C-B1.1-1 Curvas analíticas para determinar el ancho efectivo de las alas
de vigas de poca longitud

Este fenómeno es particularmente importante en la ingeniería naval y el


diseño de aeronaves. Sin embargo, en las construcciones de acero conformado
en frío es muy poco habitual que las vigas sean lo suficientemente anchas como
para requerir reducciones significativas de acuerdo con la Sección B1.1(c). El
Ejemplo I-16 del Manual de Diseño (AISI, 1996) muestra un ejemplo de
cálculo.

B1.2 Máxima relación entre la profundidad del alma y su espesor

Hasta 1980 la máxima relación profundidad-espesor del alma, h/t, se limitaba a:


(a) 150 para miembros de acero conformado en frío con almas no reforzadas y (b)
200 para miembros provistos de medios adecuados para transmitir las cargas
concentradas y/o reacciones al alma. En base a los estudios realizados en la
Universidad de Missouri-Rolla en la década de 1970 (LaBoube y Yu, 1978a, 1978b
y 1982b; Hetrakul y Yu, 1978 y 1980; Nguyen y Yu, 1978a y 1978b), en la edición
1980 de la Especificación AISI las máximas relaciones h/t fueron incrementadas a
(a) 200 para almas no reforzadas, (b) 260 para el caso que se utilicen rigidizadores
de apoyo y (c) 300 para el caso que se utilicen rigidizadores de apoyo e
intermedios. Estas limitaciones de h/t son las mismas que se utilizan en la
Especificación AISC (AISC, 1989) para vigas placa y se mantuvieron en la edición
1996 de la Especificación AISI. Como en la edición 1986 de la Especificación AISI
se modificó la definición de "h" pasando de la "distancia libre entre alas" a la
"profundidad de la porción plana," medida a lo largo del plano del alma, puede
38 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

parecer que la máxima relación h/t es más liberal. Un estudio no publicado de


LaBoube concluyó que la definición actual de h tiene una influencia despreciable
sobre la resistencia del alma.

B2 Anchos efectivos de los elementos rigidizados

Es un hecho conocido que el comportamiento estructural y la capacidad portante de


los elementos comprimidos rigidizados tales como el ala comprimida de una sección
tipo sombrero dependen de la relación w/t y de las condiciones de apoyo a lo largo de
ambos bordes longitudinales. Si la relación w/t es pequeña la tensión en el ala
comprimida puede llegar al límite de fluencia del acero y la resistencia del elemento
comprimido está determinada por la fluencia. Para las alas comprimidas con relaciones
w/t elevadas el pandeo localizado (Figura C-B2-1) se producirá a la siguiente tensión
crítica de pandeo elástico:

kπ2 E
f cr = (C-B2-1)
12 (1 − µ 2 ) ( w / t )
2

donde
E = módulo de elasticidad del acero
k = coeficiente de pandeo de placas (Tabla C-B2-1)
k = 4 para elementos comprimidos rigidizados con cada uno de sus bordes
longitudinales soportados por un alma
t = espesor del elemento comprimido
w = ancho plano del elemento comprimido
µ = coeficiente de Poisson = 0,3 para acero en el rango elástico

Cuando la tensión crítica de pandeo elástico calculada de acuerdo con la Ecuación


C-B2-1 es mayor que el límite de proporcionalidad del acero, el elemento comprimido
pandeará en el rango inelástico (Yu, 1991).

a
b
c
d

Figura C-B2-1 Pandeo localizado del ala comprimida de una viga en forma de sombrero

A diferencia de los miembros estructurales unidimensionales tales como las


columnas, los elementos comprimidos rigidizados no colapsarán al llegar a la tensión
de pandeo. Luego del pandeo el elemento puede soportar una carga adicional gracias a
la redistribución de tensiones. Este fenómeno se conoce como resistencia posterior al
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 39

pandeo de los elementos comprimidos y es más pronunciado en los elementos


comprimidos rigidizados con relaciones w/t elevadas. El mecanismo de la acción
posterior al pandeo de los elementos comprimidos fue tratado por Winter en las
ediciones anteriores de este Comentario (Winter, 1970).
Por motivos de simplicidad imaginemos una placa cuadrada uniformemente
comprimida en una dirección, con los bordes no cargados simplemente apoyados. Ya
que es difícil visualizar el comportamiento de estos elementos bidimensionales,
reemplazaremos la placa por el modelo ilustrado en la Figura C-B2-2. Este modelo
consiste en una grilla de barras longitudinales y transversales en las cuales se considera
que está concentrado el material de la placa real. Como la placa está uniformemente
comprimida, cada uno de los montantes longitudinales representa una columna cargada
con P/5, siendo P la carga total que actúa sobre la placa. A medida que la carga
aumenta gradualmente la tensión de compresión en cada uno de estos montantes
alcanzará el valor crítico de pandeo de columna y los cinco montantes tenderán a
pandear simultáneamente. Si estos montantes fueran columnas simples, sin apoyos más
que los de los extremos, colapsarían simultáneamente al aumentar la deformación
lateral sin restricciones. Es evidente que esto no puede ocurrir en el modelo que
utilizamos para la placa. De hecho, tan pronto como los montantes longitudinales
comiencen a deformarse a sus tensiones de pandeo, las barras transversales a las cuales
están conectados se deberán estirar como tirantes para acomodar la deformación
impuesta. Como cualquier otro material estructural, estas barras transversales resisten
el estiramiento y por lo tanto su efecto es el de restringir las deformaciones de los
montantes longitudinales.
b

w
d

c w

Figura C-B2-2 Modelo para la resistencia posterior al pandeo

Los esfuerzos de tracción en las barras horizontales de la grilla del modelo


corresponden a las llamadas tensiones de membrana en una placa real. Estas tensiones,
exactamente como en el caso de la grilla del modelo, entran en juego tan pronto como
las tensiones de compresión comienzan a provocar el pandeo. Consisten
40 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

fundamentalmente en tracciones transversales, pero también algunos esfuerzos de


corte, que contrarrestan las deformaciones de pandeo, es decir, tienden a estabilizar la
placa de forma que no se produzca más pandeo bajo la compresión longitudinal en
aumento. Por lo tanto, el comportamiento resultante del modelo es el siguiente: (a) no
hay colapso por deformaciones no restringidas, como en las columnas no apoyadas, y
(b) diferentes montantes tendrán deformaciones diferentes, aquellos más próximos a
los bordes apoyados permanecerán casi rectos gracias a los tirantes mientras que los
más próximos al centro sufrirán las mayores deformaciones.
Como consecuencia de (a), el modelo no colapsará cuando se alcance la tensión de
pandeo (Ecuación C-B2-1); a diferencia de lo que ocurre en las columnas, simplemente
desarrollará pequeñas deformaciones pero continuará soportando cargas en aumento.
Como consecuencia de (b), los montantes (fajas de la placa) más próximos al centro,
que son los que más se deforman, "escapan" de la carga y casi no participan a medida
que la carga continúa aumentando. De hecho estas fajas centrales hasta pueden
transferir parte de su carga previa al pandeo a las fajas vecinas. Los montantes (o fajas)
más próximas a los bordes, que se mantienen rectas gracias a los tirantes, continúan
resistiendo cargas cada vez mayores casi sin incrementar su deformación. Para la placa
esto significa que la tensión de compresión que hasta ese momento había sido
uniforme se redistribuye como se ilustra en la Figura C-B2-3, siendo las tensiones
mayores en los bordes y menores en el centro. Como también se puede ver en la Figura
C-B2-3, a medida que aumenta la carga esta no uniformidad se vuelve más
pronunciada. La placa falla (es decir, ya no puede soportar ningún otro incremento de
carga) sólo cuando las fajas más solicitadas, próximas a los bordes apoyados,
comienzan a ceder (es decir, cuando la tensión de compresión fmax llega al límite de
fluencia fy).

fmax

b/2 b/2

Figura C-B2-3 Distribución de tensiones en elementos comprimidos rigidizados

Esta resistencia posterior al pandeo de las placas fue descubierta experimentalmente


en 1928, y Th. v. Karman presentó por primera vez una teoría aproximada para este
fenómeno en 1932 (Bleich, 1952). Desde entonces se la ha utilizado en el diseño de
aeronaves. En la serie de fotografías de la Figura 7 de Winter (1959b) se puede
encontrar una ilustración gráfica de este fenómeno de resistencia.
El modelo de la Figura C-B2-2 es representativo del comportamiento de un
elemento comprimido apoyado a lo largo de sus dos bordes longitudinales, como el ala
de la Figura C-B2-1. En realidad estos elementos pandean en ondas de forma
aproximadamente cuadrada.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 41

Para poder utilizar la resistencia posterior al pandeo del elemento comprimido


rigidizado, desde 1946 la Especificación AISI utiliza el enfoque del ancho efectivo de
cálculo para determinar las propiedades seccionales. En la Sección B2 de esta
Especificación se presentan ecuaciones de diseño para calcular los anchos efectivos
para los tres casos siguientes: (1) elementos rigidizados uniformemente comprimidos,
(2) elementos rigidizados uniformemente comprimidos con perforaciones circulares y
(3) almas y elementos rigidizados con gradiente de tensiones. Los antecedentes de los
diferentes requisitos de diseño se discuten en secciones posteriores.

B2.1 Elementos rigidizados uniformemente comprimidos

(a) Ancho efectivo para la determinación de la capacidad de carga


En el "enfoque del ancho efectivo de cálculo" en vez de considerar la
distribución de tensiones no uniforme en la totalidad del ancho de la placa w, se
supone que la carga total es soportada por un ancho efectivo ficticio b,
sometido a una tensión uniformemente distribuida igual a la tensión en el borde
fmax, como se ilustra en la Figura C-B2-3. El ancho b se selecciona de manera
tal que la superficie debajo de la curva de la distribución real no uniforme de
las tensiones sea igual a la sumatoria de las dos partes del área sombreada
rectangular equivalente con un ancho total b y una tensión cuya intensidad es
igual a la tensión en el borde fmax.
En base al concepto de "ancho efectivo" introducido por von Karman et al.
(von Karman, Sechler y Donnell, 1932) y las investigaciones sobre secciones
de acero conformado en frío efectuadas en la Universidad de Cornell, en 1946
Winter desarrolló las siguientes ecuaciones para determinar el ancho efectivo b
para elementos comprimidos rigidizados simplemente apoyados sobre sus dos
bordes longitudinales:

E   t  E 
b = 1,9t 1 − 0, 475    (C-B2.1-1)
f max   w  f max 

Esta ecuación se puede expresar en términos de la relación fcr/fmax de la


siguiente manera:

b f cr  f 
=  1 − 0, 25 cr  (C-B2.1-2)
w f max  f max 

Durante el período comprendido entre 1946 y 1968 el requisito de diseño de


AISI para determinar el ancho efectivo de cálculo se basó en la Ecuación C-
B2.1-1. Años de acumulación de experiencia han demostrado que es posible
utilizar una ecuación más realista para determinar el ancho efectivo b (Winter,
1970):

E   t  E 
b = 1,9t 1 − 0, 415    (C-B2.1-3)
f max   w  f max 

Yu (1991) ilustra la correlación entre los datos de ensayo correspondientes a


elementos comprimidos rigidizados y la Ecuación C-B2.1-3.
42 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Se debe observar que la Ecuación C-B2.1-3 también se puede expresar en


términos de la relación fcr/fmax de la siguiente manera:

b f cr  f 
=  1 − 0, 22 cr  (C-B2.1-4)
w f max  f max 

Por lo tanto, el ancho efectivo b se puede determinar como


b = ρw (C-B2.1-5)
donde ρ = factor de reducción
( )
= 1 − 0, 22 / f max / f cr / f max / f cr = (1 − 0, 22 / λ ) / λ ≤ 1 (C-B2.1-6)

En la Ecuación C-B2.1-6 λ es un factor de esbeltez que se determina de la


siguiente manera:

λ = f max / f cr = f max 12 (1 − µ 2 ) ( w / t )  / ( kπ2 E )


2

 
(
= 1,052 / k )(w / t) f max / E (C-B2.1-7)

La Figura C-B2.1-1 muestra la relación entre ρ y λ. Se observa que cuando λ ≤


0,673 ρ = 1,0.

1,0

0,9
0,8

0,7
Ec. C-B2.1-6
0,6 ρ = (1 - 0,22/λ)/λ ≤ 1
ρ
0,5

0,4

0,3

0,2

0,1

0
0 0,673 1 2 3 4 5 6 7 8
λ

Figura C-B2.1-1 Factor de reducción, ρ, vs. factor de esbeltez, λ

En base a las Ecuaciones C-B2.1-5 a C-B2.1-7 y el enfoque unificado


propuesto por Pekoz (1986b y 1986c), la edición 1986 de la Especificación
AISI adoptó el formato no dimensional de la Sección B2.1 para determinar el
ancho efectivo de cálculo, b, para elementos rigidizados uniformemente
comprimidos. Las mismas ecuaciones de diseño se utilizan en la edición 1996
de la Especificación AISI. En la Parte I del Manual de Diseño (AISI, 1996) se
presentan ejemplos de cálculo.

(b) Ancho efectivo para la determinación de la deflexión


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 43

Las ecuaciones para el ancho efectivo de cálculo discutidas en el párrafo


precedente para determinar la capacidad de carga también se pueden utilizar
para obtener un ancho efectivo conservador, bd, para el cálculo de las
deflexiones. Está incluido en la Sección B2.1(b) de la Especificación como
Procedimiento I.
Para los elementos comprimidos rigidizados soportados por un alma en sus dos
bordes longitudinales, un estudio efectuado por Weng y Pekoz (1986) demostró
que con las Ecuaciones B2.1-7 a B2.1-10 de la Especificación se puede obtener
una estimación más precisa del ancho efectivo, bd, para el análisis de las
deflexiones. Estas ecuaciones se incluyen en el Procedimiento II. El calculista
tiene la opción de utilizar cualquiera de los dos procedimientos para determinar
el ancho efectivo a utilizar en el cálculo de las deflexiones.

B2.2 Elementos rigidizados uniformemente comprimidos con


perforaciones circulares

En los miembros estructurales de acero conformado en frío, algunas veces hay


perforaciones en las almas y/o las alas de las vigas y columnas para la colocación
de ductos y tuberías o por otros motivos constructivos. La presencia de estas
perforaciones puede provocar una reducción de la resistencia de los elementos
componentes individuales y de la resistencia y rigidez global de los miembros
dependiendo del tamaño, forma y disposición de las perforaciones, la configuración
geométrica de la sección transversal y las propiedades mecánicas del material.
El análisis y cálculo exacto de las secciones de acero con perforaciones es
altamente complejo, en particular cuando las formas y las disposiciones de las
perforaciones son poco habituales. El requisito de diseño incluido en la Sección
B2.2 de la Especificación para elementos rigidizados uniformemente comprimidos
con perforaciones circulares se basan en un estudio realizado por Ortiz-Colberg y
Pekoz en la Universidad de Cornell (Ortiz-Colberg y Pekoz, 1981). En Yu y Davis
(1973a) y Yu (1991) hay información adicional disponible sobre el comportamiento
estructural de los elementos perforados.

B2.3 Almas y elementos rigidizados con gradiente de tensiones

Cuando una viga está sometida a momento flector, la porción comprimida del
alma puede pandear debido a la tensión de compresión provocada por la flexión. La
tensión crítica de pandeo teórica para una placa plana rectangular en flexión pura se
puede determinar utilizando la Ecuación C-B2-1, excepto que la relación
profundidad-espesor, h/t, se sustituye por la relación ancho-espesor, w/t, y el
coeficiente de pandeo de placas, k, es igual a 23,9 para apoyos simples como se
lista en la Tabla C-B2-1.
Antes de 1986 el cálculo de las almas de las vigas de acero conformado en frío
se basaba en la profundidad total del alma con la tensión admisible de flexión
especificada en la Especificación AISI. A fin de unificar los métodos de diseño para
los elementos del alma y las alas comprimidas, en base a los estudios de Pekoz
(1986b) y Cohen y Pekoz (1987) en la edición 1986 de la Especificación AISI se
adoptó el enfoque de la "profundidad efectiva de cálculo". Este es un enfoque
diferente al de la práctica anterior que utilizaba la totalidad de la superficie del
elemento del alma junto con una tensión reducida para tomar en cuenta el pandeo
localizado y la resistencia posterior al pandeo (LaBoube y Yu, 1982b; Yu, 1985).
44 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

B3 Anchos efectivos de los elementos no rigidizados

De manera similar al caso de los elementos comprimidos rigidizados, en los


elementos comprimidos no rigidizados la tensión puede llegar al límite de fluencia del
acero si la relación w/t es pequeña. Como el elemento no rigidizado tiene un borde
longitudinal soportado por el alma y el otro borde libre, la relación ancho-espesor
limitante de los elementos no rigidizados es mucho menor que la de los elementos
rigidizados.

Tabla C-B2-1 Valores del coeficiente de pandeo de placas


Tipo de Valor de k para placa
Caso Condición de borde
esfuerzo larga

S.A.
(a) S.A. S.A. Compresión 4,0
S.A.

Empotrado

(b) S.A. S.A. Compresión 6,97


Empotrado

S.A.
S.A. S.A.
(c) Compresión 0,425
Libre

Empotrado
S.A. S.A.
(d) Compresión 1,277
Libre

Empotrado

(e) S.A. S.A. Compresión 5,42


S.A.

S.A.
(f) S.A. S.A. Corte 5,34
S.A.

Empotrado

(g) Empotrado Empotrado Corte 8,98


Empotrado

S.A.
(h) S.A. S.A. Flexión 23,9
S.A.

Empotrado
(i) Empotrado Empotrado
Flexión 41,8
Empotrado

Cuando la relación w/t del elemento no rigidizado es elevada, habrá pandeo


localizado (Figura C-B3-1) a la tensión elástica crítica determinada mediante la
Ecuación C-B2-1 con un valor de k = 0,43. Este coeficiente de pandeo está listado en
la Tabla C-B2-1 para el caso (c). Para las relaciones w/t intermedias el elemento no
rigidizado pandeará en el rango inelástico. La Figura C-B3-2 muestra la relación entre
la máxima tensión para elementos comprimidos no rigidizados y la relación w/t, donde
la Línea A es el límite de fluencia del acero, la Línea B representa la tensión de pandeo
inelástico, las Curvas C y D ilustran la tensión de pandeo elástico. Las ecuaciones
correspondientes a las Curvas A, B, C y D fueron desarrolladas a partir de
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 45

investigaciones experimentales y analíticas anteriores y utilizadas para determinar las


tensiones de cálculo admisibles de la Especificación AISI hasta 1986 (Winter, 1970;
Yu, 1991). En la Figura C-B3-2 también se ilustra la Curva E, la cual representa la
máxima tensión en base a la resistencia posterior al pandeo del elemento no rigidizado.
En la Figura C-B3-3 se ilustra la correlación entre los datos de ensayos realizados
sobre elementos no rigidizados y las tensiones máximas pronosticadas (Yu, 1991).
Hasta 1986 la práctica generalizada consistía en calcular los miembros de acero
conformado en frío con alas no rigidizadas utilizando el enfoque del diseño por
tensiones admisibles. La ecuación para el ancho efectivo no se utilizaba en las
ediciones anteriores de la Especificación AISI debido a la falta de una exhaustiva
verificación experimental y a la preocupación por las excesivas distorsiones fuera del
plano bajo cargas de servicio.

Figura C-B3-1 Pandeo localizado de un ala comprimida no rigidizada

63,3/ Fy 144 / Fy
Pandeo Pandeo
Fluencia inelástico elástico

Fy
A
B w/t = 25

En base a la resistencia posterior al pandeo


Tensión
C
E
f cr
D

0 10 20 30 40 50 60
w
t
Figura C-B3-2 Máxima tensión para elementos comprimidos no rigidizados

En la década del 70 Kalyanaraman, Pekoz y Winter estudiaron en la Universidad de


Cornell la aplicabilidad del concepto de ancho efectivo a los elementos no rigidizados
uniformemente comprimidos (Kalyanaraman, Pekoz y Winter, 1977; Kalyanaraman y
Pekoz, 1978). Pekoz presentó la evaluación de los datos de ensayos utilizando k = 0,43
en el informe AISI (Pekoz, 1986b), el cual indica que con la Ecuación C-B2.1-6
desarrollada para elementos comprimidos rigidizados se obtiene un límite inferior
46 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

conservador para los resultados de los ensayos realizados sobre elementos


comprimidos no rigidizados. Además de determinar la resistencia, este mismo estudio
también investigó las deformaciones fuera del plano en elementos no rigidizados. En el
mismo informe Pekoz presentó los resultados de cálculos teóricos y los resultados de
los ensayos efectuados sobre secciones con elementos no rigidizados con w/t = 60. Se
descubrió que la máxima amplitud de la deformación fuera del plano en la falla puede
ser igual al doble del espesor a medida que la relación w/t se acerca a 60. Sin embargo,
las deformaciones son significativamente menores bajo cargas de servicio. En base a
las justificaciones y motivos indicados, en la Sección B3 de la Especificación AISI de
1986 se adoptó por primera vez el enfoque del ancho efectivo de cálculo.
1,2

Fluencia Pandeo inelástico Pandeo elástico

1,0
A

0,8 B

σ/Fy 0,6
C

0,4

Tensión de pandeo localizado D


0,2
Tensión de falla

0
63,3 144
0 50 100 150 200 250
w Fy
t
Figura C-B3-3 Correlación entre los datos de ensayo y las tensiones máximas
pronosticadas

B3.1 Elementos no rigidizados uniformemente comprimidos

En la presente Especificación se establece que los anchos efectivos, b, de los


elementos no rigidizados uniformemente comprimidos se pueden determinar de
acuerdo con la Sección B2.1(a) de la Especificación con la excepción de que el
coeficiente de pandeo k se tome como 0,43. Este es un valor teórico para placas
largas. Ver el caso (c) en la Tabla C-B2-1. Para la determinación de las deflexiones
los anchos efectivos de los elementos no rigidizados uniformemente comprimidos
sólo se pueden determinar de acuerdo con el Procedimiento I de la Sección B2.1(b)
de la Especificación, ya que el Procedimiento II fue desarrollado exclusivamente
para elementos comprimidos rigidizados. En la Parte I del Manual se presentan
ejemplos de cálculo (AISI, 1996).
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 47

B3.2 Elementos no rigidizados y rigidizadores de borde con gradiente


de tensiones

En los miembros comprimidos con carga concéntrica y en los miembros


flexados en los cuales el elemento comprimido no rigidizado es paralelo al eje
neutro la distribución de tensiones es uniforme antes de producirse el pandeo
localizado. Sin embargo, cuando los rigidizadores de borde de la sección de la viga
están dispuestos hacia adentro o hacia fuera, la tensión de compresión en el
rigidizador no es uniforme sino que varía proporcionalmente a la distancia al eje
neutro.
Existe muy poca información sobre el comportamiento de elementos no
rigidizados comprimidos con un gradiente de tensiones. Las investigaciones
realizadas en Cornell sobre el comportamiento de los rigidizadores de borde para
miembros flexados han demostrado que utilizando la ecuación del ancho efectivo
de Winter (Ecuación C-B2.1-4) con k = 0,43 se logra una buena correlación entre la
capacidad determinada mediante ensayos y la capacidad calculada (Pekoz, 1986b).
Esta misma tendencia también se verificó para la determinación de la deflexión. Por
lo tanto, en la Sección B3.2 de la Especificación los anchos efectivos de los
miembros no rigidizados y rigidizadores de borde con gradiente de tensiones se
tratan como elementos uniformemente comprimidos con una tensión f que debe ser
la máxima compresión en el elemento.

B4 Anchos efectivos de los elementos con un rigidizador intermedio o


un rigidizador de borde

En las vigas de acero conformado en frío tales como las secciones tipo sombrero,
cajón o U invertida (Secciones (3), (4) y (5) de la Figura C-A1.2-2) el ala comprimida
está apoyada a lo largo de ambos bordes longitudinales sobre las almas. En este caso,
si las almas se diseñan adecuadamente le proporcionan a los elementos comprimidos
una rigidez adecuada impidiendo que sus bordes longitudinales se desplacen fuera del
plano. Por otra parte, en muchos casos sólo una de las alas está rigidizada por el alma,
mientras que la otra ala es soportada por un rigidizador de borde. En la mayoría de los
casos el rigidizador de borde es un labio rigidizador, como en las secciones tipo canal y
doble T ilustradas en la Figura C-A1.2-2 (1) y (2).
La eficiencia estructural de un elemento rigidizado siempre supera la de un
elemento no rigidizado con la misma relación w/t por un margen considerable, excepto
en el caso de bajas relaciones w/t para las cuales el elemento comprimido es totalmente
efectivo. Cuando se utilizan elementos rigidizados con elevadas relaciones w/t el
material no se utiliza de manera económica porque una proporción cada vez mayor del
ancho del elemento comprimido se vuelve inefectivo. Por otra parte, en muchas
aplicaciones de las construcciones con acero conformado en frío, tales como paneles y
tableros, se busca la máxima cobertura y, por lo tanto, es necesario utilizar elevadas
relaciones w/t. En estos casos es posible mejorar la economía de la estructura
colocando rigidizadores intermedios entre las almas. Estos rigidizadores intermedios
proporcionan una rigidización óptima si no participan en la distorsión en forma de
ondas del elemento comprimido. En este caso interrumpen el patrón de ondas y las dos
fajas a cada lado del rigidizador intermedio se distorsionan independientemente la una
de la otra, cada una de ellas con un patrón similar al ilustrado en la Figura C-B2-1 para
un elemento simple rigidizado. Los elementos comprimidos provistos de estos
rigidizadores intermedios se denominan "elementos con rigidización múltiple." En la
Parte I del Manual de Diseño (AISI, 1996) se presentan ejemplos ilustrativos.
48 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

En lo que respecta a los requisitos de diseño, las ediciones de 1980 y anteriores de


la Especificación AISI incluían los requisitos para que el momento de inercia mínimo
de los rigidizadores proporcionara suficiente rigidez. Si el tamaño del rigidizador real
no satisface el momento de inercia requerido, la capacidad portante de la viga se debe
determinar ya sea considerando un elemento plano y despreciando el rigidizador o por
medio de ensayos.
En 1986 la Especificación AISI incluyó los requisitos revisados de la Sección B4
para determinar los anchos efectivos de los elementos con un rigidizador de borde o un
rigidizador intermedio en base a los hallazgos de las investigaciones de Pekoz sobre
rigidizadores (Pekoz, 1986b). Estos requisitos se basan tanto en los criterios de pandeo
localizado como de resistencia posterior al pandeo, reconociendo de este modo la
interacción de los elementos de las placas. Además, por primera vez los requisitos de
diseño se podían utilizar para analizar elementos comprimidos parcialmente
rigidizados y adecuadamente rigidizados utilizando rigidizadores de diferentes
tamaños.

B4.1 Elementos uniformemente comprimidos con un rigidizador


intermedio

El comportamiento de pandeo de las placas rectangulares con rigidizadores


centrales fue tratado por Bulson (1969). Para el diseño de vigas de acero
conformado en frío con rigidizadores intermedios la Especificación AISI de 1980
contenía requisitos para el mínimo momento de inercia requerido, el cual se basaba
en la hipótesis de que la rigidez de un rigidizador intermedio debía ser el doble que
la rigidez de un rigidizador de borde. Investigaciones posteriores efectuadas por
Desmond, Pekoz y Winter (1981b) desarrollaron expresiones para evaluar la rigidez
requerida del rigidizador en base a la geometría de los elementos planos contiguos.
Considerando que en algunos casos los requisitos de diseño para rigidizadores
intermedios incluidos en la Especificación de 1980 podían resultar excesivamente
conservadores, en 1986 los requisitos de diseño fueron revisados en base a los
hallazgos de las investigaciones de Pekoz (Pekoz, 1986b y 1986c). En este método
el coeficiente de pandeo para determinar el ancho efectivo de los subelementos y el
área reducida del rigidizador se debe calcular utilizando la relación Is/Ia. En esta
expresión Is es el momento de inercia real del rigidizador e Ia es el momento de
inercia adecuado del rigidizador determinado a partir de las ecuaciones AISI
aplicables.

B4.2 Elementos uniformemente comprimidos con un rigidizador de


borde

Los rigidizadores de borde se utilizan para proporcionar un apoyo continuo a lo


largo de un borde longitudinal del ala comprimida con el objeto de mejorar la
tensión de pandeo. Aunque en la mayoría de los casos el rigidizador de borde es
simplemente un labio rigidizador, también es posible utilizar otros tipos de
rigidizadores de borde para los miembros de acero conformado en frío.
Para proporcionarle al elemento comprimido el apoyo necesario, el rigidizador
de borde debe ser lo suficientemente rígido. Si no lo es existe la posibilidad que
pandee de forma perpendicular al plano del elemento a rigidizar.
En el pasado se han realizado tanto estudios teóricos como experimentales sobre
la estabilidad de alas comprimidas rigidizadas por medio de rigidizadores de borde.
Los requisitos de diseño incluidos en la Sección B4.2 de la Especificación AISI de
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 49

1986 se basaban en las investigaciones sobre elementos adecuadamente rigidizados


y parcialmente rigidizados efectuadas por Desmond, Pekoz y Winter (1981a), con
estudios adicionales de Pekoz y Cohen (Pekoz, 1986b). Estos requisitos de diseño
fueron desarrollados en base al criterio de pandeo crítico y al criterio de resistencia
posterior al pandeo.
La Sección B4.2 de la Especificación reconoce que la rigidez necesaria del
rigidizador depende de la esbeltez (w/t) del elemento rigidizado. Por lo tanto, los
Casos I, II y III contienen definiciones diferentes para el momento de inercia
adecuado del rigidizador.
La interacción de los elementos de una placa, así como el grado de apoyo de los
bordes, total o parcial, ha sido considerada en las expresiones para k, ds y As
(Pekoz, 1986b).
En la Edición 1996 de la Especificación AISI (AISI, 1996) las ecuaciones de
diseño para el coeficiente de pandeo fueron modificadas por motivos de claridad.
En el caso II la ecuación para ka = 5,25 - 5 (D/w) ≤ 4,0 sólo es aplicable para labios
rigidizadores simples porque el término D/w carece de significado para otros tipos
de rigidizadores de borde. Se debe observar que los requisitos de esta sección se
basan en estudios que sólo consideraban labios rigidizadores simples y su extensión
a otros tipos de rigidizadores es puramente intuitiva. El requisito que establece 140°
≥ θ ≥ 40° para que estos requisitos sean aplicables también se estableció de manera
intuitiva. En el la Parte I del Manual (AISI, 1996) se incluyen ejemplos de cálculo.
Los datos de ensayo utilizados para verificar la precisión del diseño de los labios
rigidizadores simples se recogieron de diferentes fuentes, tanto universitarias como
de la industria. Estos ensayos demostraron una buena correlación con las
Ecuaciones de la Sección B4.2. Sin embargo, ensayos patentados efectuados en
1989 revelaron que para labios con una relación d/t mayor que 14 se obtenían
resultados no conservadores.
Una revisión de los datos de las investigaciones iniciales evidenció una falta de
datos correspondientes a labios rigidizadores simples con relaciones d/t mayores
que 14. Por lo tanto, hasta que este tema se investigue con mayor profundidad, se
recomienda un límite superior de 14.

B5 Anchos efectivos de elementos rigidizados en sus bordes con


rigidizadores intermedios o elementos rigidizados con más de un
rigidizador intermedio

Como se discutió en la Sección B4 de este Comentario, los requisitos de diseño


actuales de AISI para los anchos efectivos de elementos con un rigidizador de borde o
un rigidizador intermedio se basan en los resultados de investigaciones anteriores
realizadas en Cornell. Debido a que no se han realizado investigaciones suficientes
para ahondar nuestra comprensión del comportamiento de los elementos con
rigidización múltiple, la edición 1996 de la Especificación AISI ha mantenido la
Ecuación B5-1 de las ediciones anteriores de la Especificación (AISI, 1986; 1991) para
evaluar la rigidez mínima requerida, Imin, de un rigidizador intermedio para elementos
con rigidización múltiple. Si el momento de inercia real de todo el rigidizador
intermedio, Is, no satisface el requisito mínimo de la Ecuación B5-1, el rigidizador
intermedio se desprecia a los efectos de la determinación del ancho efectivo de los
elementos rigidizados. El problema que se plantea en la determinación de las
capacidades portantes de los miembros que poseen estos elementos comprimidos
inadecuadamente rigidizados es complejo, ya que la onda de pandeo tiende a
propagarse por el rigidizador intermedio y no a limitarse a ondas individuales a ambos
50 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

lados del rigidizador. Una vez que ocurre una de estas ondas expansivas, el elemento
comprimido rigidizado no es mejor que un elemento sin rigidizadores intermedios. Por
este motivo las propiedades seccionales de los miembros con alas comprimidas con
rigidización inadecuada se determinan en base a los elementos planos, despreciando
los rigidizadores intermedios. Lo mismo es válido para los elementos rigidizados en
sus bordes con rigidizadores intermedios.

Además, la Sección B5(a) de la Especificación estipula que si la separación de los


rigidizadores intermedios entres dos almas es tal que para el subelemento entre
rigidizadores b < w, sólo dos rigidizadores intermedios adyacentes a las alma se deben
considerar efectivos. Los rigidizadores adicionales tendrían dos o más subelementos
entre los mismos y el elemento transmisor de corte más cercano (es decir, el alma) y
por lo tanto podrían no resultar efectivos. La Sección B5(b) aplica el mismo
razonamiento para los rigidizadores intermedios ubicados entre un alma y un
rigidizador de borde.

Si los rigidizadores intermedios están tan poco espaciados entre sí que los
subelementos son totalmente efectivos, es decir b = w, no se producirá el pandeo de los
subelementos. Por lo tanto, la totalidad del conjunto de subelementos y rigidizadores
intermedios entre las almas se comporta como un único elemento comprimido cuya
rigidez está dada por el momento de inercia, Isf, de la totalidad de la sección del
elemento con rigidización múltiple, incluyendo los rigidizadores. Aunque los cálculos
del ancho efectivo se basan en un elemento equivalente que posee un ancho bo y un
espesor ts, para calcular el módulo resistente de la sección se debe utilizar el espesor
real.

Con respecto al ancho efectivo de cálculo, los resultados de ensayos realizados


sobre secciones de acero conformado en frío con rigidizadores intermedios mostraron
que el ancho efectivo de cálculo de un subelemento de los elementos comprimidos con
rigidización múltiple es menor que el de un elemento simplemente rigidizado con la
misma relación w/t. Esto es particularmente cierto si la relación w/t del subelemento es
mayor que aproximadamente 60.

Este fenómeno se debe a que en las secciones de vigas las tensiones normales en las
alas son el resultado de tensiones de corte entre el alma y el ala. El alma genera las
tensiones normales por medio de la tensión de corte que transfiere al ala. Las porciones
más alejadas del ala obtienen su tensión normal a través del corte de aquellas próximas
al alma. Por este motivo existe una diferencia entre las almas y los rigidizadores
intermedios. Estos últimos no son elementos que resisten corte y no generan tensiones
normales por medio del corte. Cualquier tensión normal en el rigidizador intermedio
debe ser transferida al mismo desde el alma o almas a través de las porciones de ala.
Mientras el subelemento comprendido entre el alma y el rigidizador permanezca plano
o pandee muy ligeramente esta transferencia de tensiones no se ve afectada. En este
caso la tensión en el rigidizador es igual a la tensión en el alma, y el subelemento es
tan efectivo como un elemento regular simplemente rigidizado con la misma relación
w/t. Sin embargo, para los subelementos con relaciones w/t mayores, las ligeras ondas
de pandeo del subelemento interfieren con la transferencia total del corte y generan un
problema de "retraso del corte" que provoca una distribución de tensiones como la que
se ilustra en la Figura C-B5-1.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 51

Para elementos comprimidos con rigidización múltiple o elementos anchos


rigidizados con rigidizadores de borde, los anchos efectivos de los subelementos y las
superficies efectivas de los rigidizadores se determinan utilizando las Ecuaciones B5-3
a B5-6 de la Especificación.

Máxima
tensión

w w w

+ + + + + +

t
+ +

Figura C-B5-1 Distribución de tensiones en un ala comprimida con rigidizadores


intermedios

B6 Rigidizadores

B6.1 Rigidizadores transversales

Los requisitos de diseño para rigidizadores transversales adosados y para


rigidizadores de corte fueron agregados en la Especificación AISI de 1980 y no se
modificaron en la Especificación de 1986. En la Especificación AISI de 1996 se
mantienen las mismas ecuaciones de diseño. La ecuación para la resistencia
nominal dada en el Ítem (a) de la Sección B6.1 sirve para impedir el aplastamiento
de los extremos de los rigidizadores transversales, mientras que la ecuación para la
resistencia nominal dada en el Ítem (b) es para impedir el pandeo tipo columna de
los rigidizadores del alma. Las ecuaciones para calcular las superficies efectivas (Ab
y Ac) y los anchos efectivos (b1 y b2) fueron adoptadas de Nguyen y Yu (1978a) con
ligeras modificaciones.
Los datos experimentales disponibles sobre rigidizadores transversales de acero
conformado en frío fueron evaluados por Hsiao, Yu y Galambos (1988a).
Examinaron un total de 61 ensayos. El factor de resistencia igual a 0,85 utilizado
para el método LRFD se seleccionó en base a los datos estadísticos. El índice de
seguridad correspondiente varía entre 3,32 y 3,41.

B6.2 Rigidizadores de corte

Los requisitos para los rigidizadores de corte incluidos en la Sección B6.2 de la


Especificación fueron adoptados fundamentalmente de la Especificación AISC
(1978). Las ecuaciones para determinar el mínimo momento de inercia requerido
(Ecuación B6.2-1) y la mínima superficie bruta requerida (Ecuación B6.2-2) para
los rigidizadores intermedios adosados se basan en los estudios resumidos por
Nguyen y Yu (1978a). En la Ecuación B6.2-1 el valor mínimo de (h/50)4 fue
seleccionado de la Especificación AISC (AISC, 1978).
Para el método LRFD los datos experimentales disponibles sobre la resistencia
al corte de las almas de vigas con rigidizadores de corte fueron calibrados por
52 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Hsiao, Yu y Galambos (1988a). Los datos estadísticos utilizados para determinar el


factor de resistencia se resumen en el Manual de Diseño AISI (AISI, 1991). En base
a estos datos, se halló que el índice de seguridad era de 4,10 para φ = 0,90.

B6.3 Rigidizadores que no satisfacen los requisitos

En el programa experimental informado por Nguyen y Yu (1978) no se


realizaron ensayos sobre rigidizadores transversales estampados. En caso de falta de
información confiable, la resistencia de cálculo de los miembros y las cargas
admisibles se deben determinar mediante ensayos especiales.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 53

C. MIEMBROS

Este Capítulo contiene los requisitos de diseño para (a) miembros traccionados, (b)
miembros flexionados, (c) miembros comprimidos con carga concéntrica, (d)
combinación de carga axial y flexión y (e) miembros tubulares cilíndricos. Para
simplificar el uso de la Especificación, todos los requisitos de diseño para un tipo
específico de miembro se han ordenado en una sección determinada. En general, en la
Especificación se proporciona una ecuación común para la resistencia nominal
correspondiente a un estado límite dado con un factor de seguridad (Ω) para el diseño
por tensiones admisibles (ASD) y un factor de resistencia (φ) para el diseño por
factores de carga y resistencia (LRFD).

C1. Propiedades de las secciones

Las propiedades geométricas de un miembro (es decir, superficie, momento de


inercia, módulo resistente, radio de giro, etc.) se evalúan utilizando los métodos
convencionales del cálculo estructural. Estas propiedades se basan ya sean en las
dimensiones de la totalidad de la sección transversal, los anchos efectivos o la sección
neta, según corresponda.
Cuando se diseñan miembros traccionados se utiliza la sección neta para calcular la
resistencia nominal a la tracción de los miembros traccionados con carga axial.
En el caso de los miembros flexionados y miembros comprimidos con carga axial,
para calcular las propiedades de las secciones se utilizan tanto las dimensiones totales
como las dimensiones efectivas. Las dimensiones totales se utilizan para calcular la
carga o momento crítico, mientras que las dimensiones efectivas, evaluadas a la
tensión correspondiente a la carga o momento crítico, se utilizan para calcular la
resistencia nominal. Para el cálculo de las deflexiones se debe determinar la dimensión
efectiva para la tensión de compresión en el elemento correspondiente a la carga de
servicio. Pekoz (1986a y 1986b) discutió este concepto más detalladamente.
La Sección 3, Parte I, del Manual de Diseño (AISI, 1996) trata el cálculo de las
propiedades de las secciones tipo canal, perfiles Z, ángulos, secciones tipo sombrero y
tableros.

C2 Miembros traccionados

Los datos disponibles sobre la capacidad de los miembros traccionados de acero


conformado en frío son muy limitados. Debido a que los requisitos de las ediciones
anteriores de la Especificación AISI han sido comprobados en obra sin haber
descubierto deficiencia alguna, estos se han mantenido en la Especificación de 1996.
Como se describe en la Sección C2 de la Especificación, la resistencia nominal a la
tracción de los miembros traccionados de acero conformado en frío con carga axial se
determina por medio de la superficie neta de la sección transversal y la tensión de
fluencia del acero. Cuando se utilizan uniones abulonadas la resistencia nominal a la
tracción también está limitada por la capacidad especificada en la Sección E3.2 de la
Especificación para tracción en las partes conectadas. Recientemente se llevaron a
cabo investigaciones en la Universidad de Missouri-Rolla para estudiar el
comportamiento de las perforaciones en tresbolillo y el efecto del retraso del corte
sobre la resistencia a la tracción de los miembros de acero conformado en frío (Carril,
LaBoube y Yu, 1994; Holcomb, LaBoube y Yu, 1995). Se espera que los hallazgos de
estas investigaciones se utilicen para futuras revisiones de la Especificación AISI.
54 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Para el método LRFD el factor de resistencia φt = 0,95 utilizado para el cálculo de


miembros traccionados se derivó a partir del procedimiento descrito en la Sección
A6.1 de este Comentario y un valor de β o seleccionado igual a 2,5. Para determinar el
factor de resistencia se utilizaron las siguientes ecuaciones para Rm y Rn:

R m = A n ( Fy ) (C-C2-1)
m

R n = A n Fy (C-C2-2)

es decir R m / R n = (Fy )m / Fy (C-C2-3)

donde An es la superficie neta de la sección transversal; (Fy)m es igual a 1,10Fy como se


discutió en la Sección A7 del Comentario. Utilizando VM = 0,10; VF = 0,05 y VP = 0 el
coeficiente de variación VR es igual a:

VR = VM2 + VF2 + VP2 = 0,11

En base a VQ = 0,21 y un factor de resistencia de 0,95 el valor de β es igual a 2,4.


Este valor es próximo al valor meta fijado β 0 = 2,5.

C3 Miembros flexionados

Para calcular miembros flexionados de acero conformado en frío es necesario


considerar diversas características del diseño: (a) resistencia a la flexión y deflexión,
(b) resistencia al corte de las almas y combinación de flexión y corte, (c) resistencia a
la abolladura del alma y combinación de flexión y abolladura del alma y (d) requisitos
de arriostramiento. En algunos casos también es necesario considerar especialmente el
retraso del corte y el desplazamiento vertical de las alas provocado por el uso de
material de poco espesor. Los requisitos de diseño para los puntos (a), (b) y (c) se
presentan en la Sección C3 de la Especificación, mientras que los requisitos para el
arriostramiento lateral se incluyen en la Sección D3 de la Especificación. El retraso del
corte y el desplazamiento vertical de las alas fueron discutidos en las Secciones
B1.1(b) y (c) del Comentario, respectivamente.
En la Parte II del Manual (AISI, 1996) se presentan ejemplos del diseño de
miembros flexionados.

C3.1 Resistencia para flexión exclusivamente

Las resistencias a la flexión de los miembros flexionados se diferencian según el


miembro esté arriostrado lateralmente o no. Si estos miembros están arriostrados
lateralmente se los dimensiona de acuerdo con la resistencia nominal de la sección
(Sección C3.1.1 de la Especificación). Si no están arriostrados lateralmente el
estado límite es el pandeo lateral torsional (Sección C3.1.2 de la Especificación).
Para perfiles C o Z con el ala traccionada unida al tablero o revestimiento y con el
ala comprimida sin arriostramiento lateral, la capacidad flexional es menor que la
de un miembro totalmente arriostrado pero mayor que la de un miembro no
arriostrado (Sección C3.1.3 de la Especificación). De manera similar, para los
perfiles C o Z que soportan un sistema de cubierta con juntas de plegado saliente
bajo cargas gravitatorias, la capacidad flexional es mayor que la de un miembro no
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 55

arriostrado y puede ser igual a la de un miembro totalmente arriostrado (Sección


C3.1.4 de la Especificación). La resistencia a la flexión determinante es el menor de
los valores determinado de acuerdo con las condiciones aplicables.

C3.1.1 Resistencia nominal de la sección

La Sección C3.1.1 de la Especificación incluye dos procedimientos de diseño


para calcular la resistencia nominal de la sección de los miembros flexionados.
El Procedimiento I se basa en la iniciación de la fluencia y el Procedimiento II
en la capacidad de reserva inelástica.

(a) Procedimiento I - En base a la iniciación de la fluencia

En el Procedimiento I el momento nominal, Mn, de la sección transversal


es el momento efectivo de fluencia, My, determinado en base a las
superficies efectivas de las alas y el alma de la viga. El ancho efectivo del
ala comprimida y la profundidad efectiva del alma se pueden calcular
utilizando las ecuaciones dadas en el Capítulo B de la Especificación.

De manera similar al diseño de perfiles de acero laminado en caliente, el


momento de fluencia My de una viga de acero conformado en frío es el
momento en el cual la fibra extrema (traccionada, comprimida o ambas)
llega al límite de fluencia del acero. Esta es la máxima capacidad de flexión
a utilizar en el diseño elástico. La Figura C-C3.1.1-1 muestra diferentes
tipos de distribuciones de esfuerzos para momento de fluencia en base a
diferentes ubicaciones del eje neutro. Para secciones equilibradas (Figura C-
C3.1.1-1(a)) las fibras extremas de las alas comprimida y traccionada llegan
al límite de fluencia simultáneamente. Sin embargo, si el eje neutro está
ubicado de manera excéntrica como se ilustra en las Figuras C-C3.1.1-1(b)
y (c), la fluencia inicial ocurre en el ala traccionada en el caso (b) y en el ala
comprimida en el caso (c).

En consecuencia, la resistencia nominal de la sección para la iniciación


de la fluencia se calcula utilizando la Ecuación C-C3.1.1-1:

M n = Se Fy (C-C3.1.1-1)
donde
Fy = tensión de fluencia de cálculo
Se = módulo elástico de la sección efectiva calculado con la fibra
extrema comprimida o traccionada a Fy

Para el cálculo del acero conformado en frío Se generalmente se calcula


utilizando uno de los dos casos siguientes:

1. Si el eje neutro está más cerca del ala traccionada que del ala comprimida,
la tensión máxima ocurre en el ala comprimida y, por lo tanto, la relación de
esbeltez λ de la placa y el ancho efectivo del ala comprimida se determinan
utilizando la relación w/t y f = Fy. Obviamente este procedimiento también
es aplicable para aquellas vigas en las cuales el eje neutro está ubicado a la
mitad de la profundidad de la sección.
56 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Fy Fy Fy

Eje Eje Eje


Neutro Neutro Neutro

Fy Fy Fy
(a)

< Fy < Fy < Fy

Eje Eje Eje


Neutro Neutro Neutro

Fy Fy Fy
(b)

Fy Fy Fy

Eje
Eje Eje
Neutro
Neutro Neutro

< Fy < Fy < Fy


(c)

Figura C-C3.1.1-1 Distribución de tensiones para el momento de fluencia


(a) Secciones equilibradas, (b) Eje neutro próximo al ala comprimida,
(c) Eje neutro próximo al ala traccionada

2. Si el eje neutro está más cerca del ala comprimida que del ala traccionada,
la tensión máxima Fy ocurre en el ala traccionada. La tensión en el ala
comprimida depende de la ubicación del eje neutro, que se determina por la
superficie efectiva de la sección. Esta última no se puede determinar a
menos que se conozca la tensión de compresión. La solución de forma
cerrada de este tipo de diseño es posible, pero sería un procedimiento
tedioso y complejo. Por lo tanto la práctica habitual consiste en determinar
las propiedades de la sección por aproximaciones sucesivas.

Para determinar la resistencia flexional de cálculo, φbMn, utilizando el


enfoque del LRFD, se usan factores de resistencia ligeramente diferentes para
las secciones con alas comprimidas rigidizadas o parcialmente rigidizadas y
las secciones con alas comprimidas no rigidizadas. Estos valores de φb fueron
derivados a partir de los resultados de ensayos y una relación carga
permanente / sobrecarga de 1/5. Proporcionan valores de β entre 2,53 y 4,05
(AISI, 1991; Hsiao, Yu y Galambos, 1988a).

(b) Procedimiento II - En base a la capacidad de reserva inelástica


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 57

Antes de 1989 la capacidad de reserva inelástica de las vigas no se incluía


en la Especificación AISI porque la mayoría de los perfiles de acero
conformado en frío tienen relaciones ancho-espesor elevadas,
considerablemente superiores a los límites requeridos por el diseño plástico.

En la década del 70 y principios de la década del 80 Reck, Pekoz, Winter y


Yener efectuaron en la Universidad de Cornell trabajos de investigación
relacionados con el diseño inelástico de vigas de acero conformado en frío
(Reck, Pekoz y Winter, 1975; Yener y Pekoz, 1985a, 1985b). Estos estudios
demostraron que la capacidad de reserva inelástica de las vigas de acero
conformado en frío debida a la plastificación parcial de la sección
transversal y a la redistribución de momentos en las vigas estáticamente
indeterminadas puede ser significativa para ciertos perfiles utilizados
habitualmente. Con las consideraciones del caso, esta resistencia de reserva
se puede utilizar para lograr un diseño más económico de estos miembros.

Para poder utilizar la resistencia de reserva inelástica disponible de ciertas


vigas de acero conformado en frío, en la edición 1980 de la Especificación
AISI se incluyeron requisitos de diseño basados en la plastificación parcial
de la sección transversal. Los mismos requisitos se mantienen en la edición
1996 de la Especificación. De acuerdo con el Procedimiento II de la Sección
C3.1.1(b) de la Especificación, la resistencia nominal de la sección, Mn, de
aquellas vigas que satisfacen ciertas limitaciones específicas se puede
determinar en base a la capacidad de reserva inelástica con un límite de
1,25My, siendo My el momento efectivo de fluencia. La relación Mn/My
representa la resistencia de reserva inelástica de la sección transversal de
una viga.

El momento nominal Mn es la máxima capacidad de flexión de la viga


considerando la resistencia de reserva inelástica debida a la plastificación
parcial de la sección transversal. La distribución de tensiones inelásticas en
la sección transversal depende de la máxima deformación en el ala
comprimida, εcu. En base a las investigaciones realizadas en Cornell sobre
secciones tipo sombrero con alas comprimidas rigidizadas (Reck, Pekoz y
Winter, 1975), el requisito de la AISI limita la máxima deformación por
compresión a Cyεy, donde Cy es un factor de deformación por compresión
determinado utilizando las ecuaciones dadas en la Sección C3.1.1(b) de la
Especificación como se ilustra en la Figura C-C3.1.1-2.

En base a la máxima deformación por compresión εcu permitida por la


Especificación, el eje neutro se puede localizar utilizando la Ecuación C-
C3.1.1-2 y el momento nominal Mn se puede determinar utilizando la
Ecuación C-C3.1.1-3:

∫ σdA = 0 (C-C3.1.1-2)
∫ σydA = M n (C-C3.1.1-3)

donde σ es la tensión en la sección transversal.


58 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

En la Parte I del Manual de Diseño (AISI, 1996) y en el libro de texto de Yu


(1991) se ilustra el cálculo de Mn en base a la capacidad de reserva inelástica.

3  w / t − λ1 
Cy = 3 − 2  
 λ 2 − λ1 

2
ε
C y = cu
εy
1

0
0 λ1 λ2
1,11 / Fy / E 1, 28 / Fy / E
w
t
Figura C-C3.1.1-2 Factor Cy para elementos comprimidos rigidizados sin
rigidizadores intermedios

C3.1.2 Resistencia al pandeo lateral

La capacidad flexional de los miembros flexados no sólo está determinada por la


resistencia de la sección transversal, sino que también está limitada por la
resistencia al pandeo lateral del miembro si éste no está arriostrado adecuadamente.
En la Sección C3.1.2 de la Especificación se dan los requisitos de diseño para
determinar la resistencia nominal al pando lateral.

Una viga doble T de alas iguales que no está arriostrada lateralmente puede
fallar por pandeo lateral torsional. En el rango elástico el momento crítico de
pandeo lateral se puede determinar mediante la Ecuación C-C3.1.2-1:

π  π2 EC w 
M cr = EI y GJ  1 +  (C-C3.1.2-1)
L  GJL2 

En la ecuación anterior E es el módulo de elasticidad longitudinal, G es el


módulo de elasticidad transversal, Iy es el momento de inercia respecto al eje y, Cw
es la constante de alabeo torsional, J es la constante de torsión de St. Venant y L es
la longitud no arriostrada.

En consecuencia, se puede utilizar la siguiente ecuación para calcular la tensión


crítica de pandeo elástico (Winter, 1947a; Yu, 1991):

2
π2 E  Iy   JI y   L 2
σcr =   +     (C-C3.1.2-2)
2(L / d)  2I x   2 (1 + µ ) I x
2
  πd 
2
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 59

En la Ecuación C-C3.1.2-2 el primer término bajo la raíz cuadrada representa la


resistencia debida a la rigidez a la flexión lateral de la viga, mientras que el segundo
término representa la rigidez a la torsión de St. Venant. Para secciones de acero
conformado en frío de paredes delgadas en general el primer término es mucho
mayor que el segundo.

Para vigas doble T con alas desiguales, Winter derivó la siguiente ecuación para
la tensión de pandeo lateral (Winter, 1943):

π2 Ed  4GJL2 
σcr =  I − I + I 1 +  (C-C3.1.2-3)
2L2Sxc  
yc yt y
π2 I y Ed 2 

donde Sxc es el módulo resistente de la sección relativo a la fibra comprimida, e Iyc e


Iyt son los momentos de inercia de las porciones comprimida y traccionada de la
sección completa, respectivamente, respecto al eje baricéntrico paralelo al alma.
Los demás símbolos ya fueron definidos anteriormente. Para las secciones con alas
iguales Iyc = Iyt = Iy/2, las Ecuaciones C-C3.1.2-2 y C-C3.1.2-3 son idénticas.

Como se discutió anteriormente, en la Ecuación C-C3.1.2-3 el segundo término


bajo la raíz cuadrada representa la rigidez a la torsión de St. Venant, la cual se
puede despreciar sin sacrificar demasiado la economía. Por lo tanto las Ecuaciones
C-C3.1.2-3 se pueden simplificar como se muestra en la Ecuación C-C3.1.2-4,
considerando Iy = Iyc + Iyt y despreciando el término 4GJL2/π2IyEd2:

π2 EdI yc
σcr = (C-C3.1.2-4)
L2Sxc

La Ecuación C-C3.1.2-4 se derivó en base a un momento flector uniforme y para


los demás casos es conservadora. Por este motivo σcr se puede modificar
multiplicando el lado derecho por un coeficiente de flexión, Cb, es decir,

Cb π2 E
σcr = 2
(C-C3.1.2-5)
L Sxc / dI yc

donde Cb es el coeficiente de flexión, que de forma conservadora se puede tomar


igual a la unidad, o bien se lo puede calcular a partir de la siguiente expresión:

C b = 1,75 + 1,05 ( M1 / M 2 ) + 0,3 ( M1 / M 2 ) ≤ 2,3


2
(C-C3.1.2-6)

donde M1 y M2 son el menor momento flector y el mayor momento flector,


respectivamente, en los extremos de la longitud no arriostrada.

La ecuación anterior fue utilizada en las ediciones de 1968, 1980, 1986 y 1991
de la Especificación AISI. Como sólo es válida para diagramas de momento rectos,
en la edición 1996 de la Especificación se la reemplaza por la siguiente ecuación
para Cb:
60 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

12,5M max
Cb = (C-C3.1.2-7)
2,5M max + 3M A + 4M B + 3M C

donde
Mmax = valor absoluto del máximo momento en el segmento no arriostrado
MA = valor absoluto del momento en un punto ubicado a un cuarto del
segmento no arriostrado
MB = valor absoluto del momento en el centro del segmento no arriostrado
MC = valor absoluto del momento en un punto ubicado a tres cuartos del
segmento no arriostrado

La Ecuación C-C3.1.2-7, derivada de Kirby y Nethercot (1979), se puede utilizar


para diagramas de momento de diferentes formas en el segmento no arriostrado.
Con ella se obtienen soluciones más precisas para vigas empotradas en sus
extremos y diagramas de momentos que no son líneas rectas. Esta ecuación es igual
a la utilizada en la Especificación AISC para LRFD (AISC, 1993).

La Figura C-C3.1.2-1 muestra las diferencias entre las ecuaciones C-C3.1.2-6 y


C-C3.1.2-7 para un diagrama de momentos en forma de recta.
2
M1 M 
2,5 Cb = 1, 75 + 1, 05 + 0, 3  1  ≤ 2, 3
M2  M2 

2,0

1,5

Cb

1,0 12, 5Mmax


Cb =
2, 5Mmax + 3MA + 4MB + 3MC

0,5 MA MB MC
M2 M1

+, relación ilustrada

+1,0 +0,5 0 -0,5 -1,0

M1
M2
Figura C-C3.1.2-1 Cb para un diagrama de momentos en forma de recta

En base a la tensión crítica de pandeo elástico dada por la Ecuación C-C3.1.2-5,


el momento elástico crítico simplificado para el pandeo lateral de las vigas de
sección doble T se puede determinar utilizando la Ecuación C-C3.1.2-8 (es decir,
Ecuación C3.1.2-15 de la Especificación):

C b π2 EdI yc
(M cr )e = (C-C3.1.2-8)
L2

Se debe observar que la Ecuación C-C3.1.2-5 se aplica exclusivamente al


pandeo elástico de las vigas de acero conformado en frío cuando la tensión teórica
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 61

de pandeo calculada es menor o igual que el límite de proporcionalidad σpr. Cuando


la tensión calculada es mayor que el límite de proporcionalidad el comportamiento
de la viga estará determinado por el pandeo inelástico. La tensión de pandeo
inelástico se puede calcular utilizando la Ecuación C-C3.1.2-9 (Yu, 1991):

10  10  Fy ( L Sxc / dI yc )  
2

(σ cr )I = Fy 1 −   (C-C3.1.2-9)
9  36  Cb π2 E 


En consecuencia, la Ecuación C-C3.1.2-10 (Ecuación C3.1.2-3 de la


Especificación) se puede utilizar para determinar el momento crítico inelástico para
el pandeo lateral de las vigas de sección doble T:

10  10 M y 
(M cr ) I = M y 1 −  ≤ My (C-C3.1.2-10)
9  36 (M cr )e 

En la Figura C-C3.1.2-2 (Yu, 1991) se muestran los momentos críticos elástico e


inelástico para la resistencia al pandeo lateral.

1,0
(Mcr)
I
Mcr
My 0,56

0,5 (Mcr)e

0,36 1,79

0
0 1 2 3
My /(M cr)e
Figura C-C3.1.2-2 Momentos críticos elástico e inelástico para la resistencia al
pandeo lateral

Las Ecuaciones C-C3.1.2-5 y C-C3.1.2-9 se utilizaron para el diseño del acero


conformado en frío en las ediciones de 1968, 1989 y 1986 de la Especificación
AISI a fin de desarrollar las ecuaciones para el diseño por tensiones admisibles para
el pandeo lateral de las vigas doble T. En la edición 1986 de la Especificación AISI,
además de utilizar las Ecuaciones C-C3.1.2-8 y C-C3.1.2-10 para determinar los
momentos críticos, a modo de métodos alternativos se agregaron más ecuaciones de
diseño (Ecuaciones C3.1.2-6 y C3.1.2-7 de la Especificación) para el momento
crítico elástico. Estas ecuaciones adicionales fueron desarrolladas a partir de
estudios previos realizados por Pekoz, Winter y Celebi sobre el pandeo torsional
flexional de secciones de pared delgada bajo carga excéntrica (Pekoz y Winter,
1969a; Pekoz y Celebi, 1969b) y se mantienen en la edición 1996 de la
Especificación. Estas ecuaciones de diseño general se pueden utilizar para
secciones con simetría simple, simetría doble y simetría puntual. Se debe observar
que las secciones con simetría puntual tales como los perfiles Z de alas iguales
62 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

pandearán lateralmente a una resistencia menor que las secciones con simetría
doble y simple. En la Especificación se ha utilizado y se continúa utilizando un
enfoque de diseño conservador, en el cual el momento crítico elástico se toma igual
a la mitad del correspondiente a las vigas doble T.

En lo que se refiere al momento crítico inelástico, la siguiente ecuación se


utilizaba en la Sección C3.1.2(a) de la edición 1986 de la Especificación en lugar de
la Ecuación C-C3.1.2-10 para secciones con simetría simple, simetría doble y
simetría puntual:

 My 
(M cr )I = M y 1 −  (C-C3.1.2-11)
 4(M cr )e 

donde (Mcr)e es el momento crítico elástico. En 1996 la curva básica de pandeo


lateral inelástico para secciones con simetría simple, simetría doble y simetría
puntual de la Sección C3.1.2(a) de la Especificación fue redefinida para que fuera
consistente con la curva de pandeo lateral inelástico de secciones doble T o Z dada
en la Sección C3.1.2(b) de la Especificación. La forma general de la curva tal como
la representa la Ecuación C-C3.1.2-10 también es consistente con la edición
anterior de la Especificación (AISI, 1980).

Como se especificó en la Sección C3.1.2 de la Especificación, el pandeo se


considera elástico hasta un momento igual a 0,56My. La región inelástica está
definida por una parábola de Johnson entre 0,56My y (10/9)My en una longitud no
arriostrada igual a cero. El factor (10/9) se basa en la plastificación parcial de la
sección en flexión (Galambos, 1963). Se crea una meseta plana limitando el
momento máximo a My que permite calcular la máxima longitud no arriostrada para
la cual no hay reducción de momento debido a la inestabilidad lateral. Esta máxima
longitud no arriostrada se puede calcular fijando My igual a la parábola de Johnson.

Esta liberalización de la curva de pandeo lateral inelástico para secciones con


simetría simple, doble y puntual ha sido confirmada por investigaciones realizadas
sobre vigas-columnas (Pekoz y Sumer, 1992) y montantes que forman parte de un
tabique (Kian y Pekoz, 1994).

La discusión precedente se refiere exclusivamente a la resistencia al pandeo


lateral de vigas localmente estables. En el caso de vigas con inestabilidad
localizada, la interacción del pandeo localizado de los elementos comprimidos y el
pandeo lateral global de las vigas puede provocar una reducción de la resistencia al
pandeo lateral del miembro. El efecto del pando localizado sobre el momento
crítico se trata en la Sección C3.1.2 de la Especificación AISI, donde la resistencia
nominal al pandeo lateral se determina de la siguiente manera:

S 
Mn = Mc  c  (C-C3.1.2-12)
 Sf 

donde
Mc = momento crítico elástico o inelástico, según corresponda
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 63

Sc = módulo elástico de la sección efectiva calculado para una tensión Mc/Sf en


la fibra extrema comprimida
Sf = módulo elástico de la sección total, no reducida, calculado para la fibra
extrema comprimida

En la Ecuación C-C3.1.2-12 la relación Sc/Sf representa el efecto del pandeo


localizado sobre la resistencia al pandeo lateral de las vigas.

Utilizando la anterior resistencia nominal al pandeo lateral con un factor de


resistencia φb = 0,90 los valores de β varían entre 2,4 y 3,8 para el método LRFD.

Investigaciones recientes realizadas por Ellifritt, Sputo y Haynes (1992) han


indicado que, cuando la longitud no arriostrada se define como la separación entre
riostras intermedias, las ecuaciones utilizadas en la Sección C3.1.2 de la
Especificación pueden resultar conservadoras en los casos donde se utiliza sólo una
riostra ubicada a la mitad del tramo, pero pueden resultar no conservadoras si se
utiliza más de una riostra intermedia.

Las investigaciones mencionadas en el párrafo anterior (Ellifritt, Sputo y


Haynes, 1992) y el estudio reciente de Kavanagh y Ellifritt (1993 y 1994) han
demostrado que una viga arriostrada de manera discreta que no está unida al
tablero ni al revestimiento puede fallar ya sea por pandeo lateral torsional entre las
riostras o por pandeo distorsional en el punto de arriostramiento o cerca del mismo.
Recientemente Lau y Hancock (1987); Hancock, Kwon y Bernard (1994); y
Hancock (1995) han estudiado exhaustivamente la resistencia al pandeo distorsional
de los perfiles C y Z en la Universidad de Sydney.

Los problemas discutidos en los párrafos precedentes se refieren al tipo de


pandeo lateral de vigas doble T, vigas tipo canal y perfiles Z en las cuales la
totalidad de la sección transversal gira y se deforma en la dirección lateral de
manera conjunta, como una unidad. Pero este no es el caso de las vigas en forma de
U ni de las secciones que combinan una plancha con rigidizadores como se ilustra
en la Figura C-C3.1.2-3. Para este caso, cuando la sección está cargada de manera
tal que los bordes y las alas de los rigidizadores están comprimidos, el ala
traccionada de las vigas permanece recta y no se desplaza lateralmente; sólo el ala
comprimida tiende a pandear independientemente en la dirección lateral,
acompañada por flexión del alma fuera del plano como se ilustra en la Figura C-
C3.1.2-4, a menos que se proporcione un arriostramiento adecuado.

El análisis preciso del pandeo lateral de las vigas en forma de U es bastante


complejo. El ala comprimida y la porción comprimida del alma no sólo actúan
como una columna sobre fundación elástica, sino que el problema se complica por
la influencia debilitante de la acción torsional del ala. Por este motivo el
procedimiento de diseño delineado en la Sección 2 de la Parte VII (Información
Complementaria) del Manual de Diseño AISI (AISI, 1996) para determinar la
resistencia de cálculo admisible para alas comprimidas sin arriostramiento lateral se
basa en la considerable simplificación de un análisis presentado por Douty (1962).
64 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Figura C-C3.1.2-3 Secciones que combinan una plancha con rigidizadores

Figura C-C3.1.2-4 Pandeo lateral de una viga en forma de U

En 1964 Haussler presentó métodos rigurosos para determinar la resistencia de


vigas estabilizadas elásticamente (Haussler, 1964). En sus métodos Haussler
también trataba el ala comprimida no arriostrada como una columna sobre
fundación elástica y su desarrollo era más riguroso.

Una comparación entre el método de Haussler con el método simplificado de


Douty indica que es posible que con este último se obtenga una menor tensión
crítica.

Recientemente en la Universidad de Cornell se ha realizado otro estudio de las


alas comprimidas sin arriostramiento lateral (Serrette y Pekoz, 1992, 1994 y 1995).
Se ha desarrollado un procedimiento analítico para determinar la resistencia al
pandeo distorsional de los paneles de las cubiertas con juntas de plegado saliente.
Se han comparado las capacidades máximas pronosticadas con los resultados
experimentales.

C3.1.3 Vigas con un ala unida al tablero o revestimiento mediante


sujetadores pasantes

Para las vigas que tienen el ala traccionada unida al tablero o revestimiento y el
ala comprimida no arriostrada, por ejemplo, una correa de una cubierta o una cinta
de un tabique sometidos a la succión del viento, la capacidad de flexión es menor
que la de un miembro totalmente arriostrado pero mayor que la de un miembro no
arriostrado. Esta restricción parcial es una función de la rigidez rotacional provista
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 65

por la unión entre el panel y la correa. La Especificación contiene factores que


representan la reducción de la capacidad con respecto a una condición de
arriostramiento total. Estos factores se basan en resultados experimentales
obtenidos tanto para correas de un solo tramo como para correas continuas (Pekoz y
Soroushian, 1981 y 1982; LaBoube, 1986; Haussler y Pahers, 1973; LaBoube et al.,
1988; Haussler, 1988).

Como lo indica LaBoube (1986), la rigidez rotacional de la conexión entre el


panel y la correa es fundamentalmente una función del espesor del miembro, el
espesor de la plancha, el tipo y la ubicación de los sujetadores. Para una aislación
compuesta por una manta de fibra de vidrio comprimida con espesores iniciales de
entre cero y seis pulgadas (152 mm) la rigidez rotacional no se veía afectada de
forma mensurable (LaBoube, 1986). Para garantizar la adecuada rigidez rotacional
de los sistemas de cubierta y tabique diseñados utilizando los requisitos de AISI, la
Sección C3.1.3 de la Especificación establece explícitamente los paneles y tipos de
sujetadores aceptables.

Se efectuaron ensayos sobre vigas continuas de tres tramos iguales y los valores
de R se calcularon a partir de las cargas de falla utilizando un momento positivo
máximo, M = 0,08 wL2.

Los requisitos de la Sección C3.1.3 de la Especificación se aplican para vigas en


las cuales el ala traccionada está unida al tablero o revestimiento y el ala
comprimida está completamente no arriostrada. Las vigas arriostradas en puntos
discretos sobre el ala comprimida pueden tener una capacidad flexional mayor que
aquellas totalmente no arriostradas. Los datos disponibles de ensayos realizados
sobre tramos simples (Pekoz y Saroushian, 1981 y 1982; LaBoube y Thompson,
1982a; LaBoube et al., 1988; Laboube y Golovin, 1990) indican que para miembros
que poseen en su borde un labio rigidizador que forma un ángulo de 75 grados o
más con el plano del ala comprimida y riostras para el ala comprimida ubicadas en
los puntos correspondientes a los tercios de la longitud o con una separación menor,
las capacidades de los miembros pueden ser mayores que las de los miembros sin
las riostras discretas.

Para el método LRFD, utilizando la resistencia nominal a la flexión reducida


(Ecuación C3.1.3-1 de la Especificación) con un factor de resistencia φb = 0,90 se
obtienen valores de β que varían entre 1,5 y 1,60 que son satisfactorios para un
valor meta de 1,5. Este análisis se basó en la combinación de cargas 1,17W - 0,9D
aplicando al factor de carga correspondiente a la carga nominal de viento un factor
de reducción de 0,9; siendo W y D la cargas nominales de viento y permanentes,
respectivamente (Hsiao, Yu y Galambos, 1988a; AISI, 1991).

C3.1.4 Vigas con un ala sujetada a un sistema de cubierta con juntas


de plegado saliente

Para las vigas que soportan un sistema de cubierta con juntas de plegado saliente
sometidas a cargas gravitatorias, por ejemplo una correa de una cubierta sometida a
carga gravitatoria permanente más sobrecarga, la capacidad flexional es mayor que
la resistencia a la flexión de un miembro no arriostrado y puede ser igual a la
resistencia a la flexión de un miembro totalmente arriostrado. La resistencia a la
flexión está determinada por la naturaleza de las cargas, gravitatorias o de
66 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

levantamiento, y la naturaleza del sistema de cubierta con juntas de plegado


saliente. Debido a la disponibilidad de numerosos tipos de sistemas de cubierta con
juntas de plegado saliente, a la fecha (1996) no se ha desarrollado un método
analítico para determinar las capacidades flexionales positivas y negativas. Sin
embargo, a fin de resolver este tema para el caso de cargas gravitatorias, en la
edición 1996 de la Especificación se añadió la Sección C3.1.4 para determinar la
resistencia nominal a la flexión de vigas con un ala unida a un sistema de cubierta
con juntas de plegado saliente. En la Ecuación C3.1.4-1 de la Especificación el
factor de reducción, R, se puede determinar mediante los procedimientos de ensayo
establecidos en 1996 y que se incluyen en la Parte VIII del Manual de Diseño
(AISI, 1996). Actualmente se está evaluando la aplicación del método de ensayo
básico para cargas de levantamiento.

C3.2 Resistencia para corte exclusivamente

La resistencia al corte de las almas de las vigas está determinada ya sea por la
fluencia o por el pandeo, dependiendo de la relación h/t y de las propiedades
mecánicas del acero. Para almas de vigas con relaciones h/t pequeñas la resistencia
nominal al corte está determinada por la fluencia a corte, es decir,

Vn = A w τ y = A w Fy / 3 ≈ 0,60Fy ht (C-C3.2-1)

donde Aw es la superficie del alma de la viga calculada como (ht) y τy es el límite de


fluencia del acero a corte, que se puede calcular como Fy / 3 .
Para vigas con relaciones h/t elevadas, la resistencia nominal al corte está
determinada por el pandeo elástico por corte, es decir,

k v π2 EA w
Vn = A w τcr = (C-C3.2-2)
12 (1 − µ 2 ) ( h / t )
2

donde τcr es la tensión crítica de pandeo por corte en el rango elástico, kv es el


coeficiente de pandeo por corte, E es el módulo de elasticidad, µ es el coeficiente de
Poisson, h es la profundidad del alma y t es el espesor del alma. Usando µ = 0,3 la
resistencia al corte, Vn, se puede determinar de la siguiente manera:

Vn = 0,905Ek v t 3 / h (C-C3.2-3)

Para almas de vigas con relaciones h/t moderadas la resistencia nominal al corte
se basa en el pandeo inelástico por corte, es decir,

Vn = 0,64t 2 k v Fy E (C-C3.2-4)

Los requisitos de la Especificación son aplicables para el cálculo de las almas de


vigas y tableros ya sea con o sin rigidizadores transversales del alma.
Las ecuaciones para la resistencia nominal de la Sección C3.2 de la
Especificación de 1996 son similares a las ecuaciones para la resistencia nominal al
corte dadas en la Especificación AISI para LRFD (AISI, 1991). La aceptación del
uso de estas ecuaciones para calcular la resistencia nominal de secciones de acero
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 67

conformado en frío fue considerada en el estudio resumido por LaBoube y Yu


(1978a).
Las ediciones anteriores de la Especificación para ASD (AISI, 1986) empleaban
tres factores de seguridad diferentes para evaluar la resistencia al corte admisible de
un alma no reforzada, ya que su intención era utilizar los mismos valores admisibles
para las especificaciones AISI y AISC (es decir 1,44 para fluencia; 1,67 para
pandeo inelástico y 1,71 para pandeo elástico). Para simplificar el cálculo por
tensiones admisibles de los elementos sometidos a corte, en la Especificación de
1996 el factor de seguridad tanto para pandeo elástico como para pandeo inelástico
se toma igual a 1,67. A la vez, para la fluencia se utiliza un factor de seguridad
igual a 1,50 (en vez de 1,44) con el objetivo de eliminar la discontinuidad entre la
fluencia por corte y el pandeo inelástico. El uso de un factor de seguridad menor
igual a 1,50 para la fluencia por corte se justifica por su larga trayectoria y por las
consecuencias menores de la fluencia incipiente por corte en comparación con las
consecuencias asociadas con la fluencia a tracción y compresión.
Para el enfoque LRFD, debido a que no había datos de ensayos adecuados
disponibles sobre el corte, los factores φv empleados en la Sección C3.2 fueron
derivados a partir de la condición de que las resistencias nominales son iguales para
el método LRFD y para el método ASD (Hsiao, Yu y Galambos, 1988a; AISI,
1991).

C3.3 Resistencia para flexión y corte

En las vigas en voladizo y vigas continuas a menudo se combinan elevadas


tensiones de flexión con elevadas tensiones de corte en los apoyos. Las almas de
estas vigas se deben proteger contra el pandeo provocado por la combinación de
flexión y corte.
Para las placas planas rectangulares individuales, la combinación crítica de
tensiones de flexión y corte se puede aproximar mediante la siguiente ecuación de
interacción (Bleich, 1952):
2 2
 fb   τ 
  +   = 1,0 (C-C3.3-1)
 f cr   τcr 

donde fb es la tensión real de compresión por flexión, fcr es la tensión teórica de


pandeo en flexión pura, τ es la tensión real de corte y τcr es la tensión teórica de
pandeo en corte puro. Se halló que esta ecuación es conservadora para almas de
vigas con rigidizadores transversales adecuados, en las cuales se puede desarrollar
un campo de tensiones diagonales. En base a los estudios de LaBoube y Yu (1978b)
se desarrolló la Ecuación C-C3.3-2 para almas de vigas con rigidizadores
transversales que satisfacen los requisitos de la Sección B6.

fb τ
0,6 + = 1,3 (C-C3.3-2)
f bmax τmax

Esta ecuación se agregó a la Especificación en 1980. En la Figura C-C3.3-1 se


muestran las correlaciones entre la Ecuación C-C3.3-2 y los resultados de ensayos
realizados sobre almas de vigas con un campo de tensiones diagonales.
68 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

τ
τmax

Nota: Los símbolos sombreados


representan muestras de ensayo
sin planchas adicionales en las
alas superior e inferior

fb
fb max
Figura C-C3.3-1 Diagrama de interacción para τ/ττmax y fb/fbmax

C3.3.1 Método ASD

Desde 1986 la Especificación AISI para ASD utiliza relaciones de resistencia


(es decir, relación de momentos para flexión y relación de fuerzas para corte) en
vez de relaciones de tensiones en las ecuaciones de interacción. Las Ecuaciones
C3.3.1-1 y C3.3.1-2 de la Especificación se basan en las Ecuaciones C-C3.3-1 y
C-C3.3-2, respectivamente, utilizando el momento admisible, Mnxo/Ωb, y el
esfuerzo de corte admisible, Vn/Ωv.

C3.3.2 Método LRFD

Para el diseño por factores de carga y resistencia las ecuaciones para la


combinación de flexión y corte también se basan en las ecuaciones C-C3.3-1 y
C-C3.3-2, como se indica en las ecuaciones C3.3.2-1 y C3.3.2-2 de la
Especificación, utilizando las resistencias de cálculo requeridas.

C3.4 Resistencia a la abolladura del alma

No es frecuente que para las vigas de acero conformado en frío se utilicen


rigidizadores transversales y de corte. Las almas de las vigas se pueden abollar
debido a la elevada intensidad localizada de la carga o reacción. La Figura C-C3.4-
1 ilustra los tipos de falla provocados por la abolladura del alma de vigas de alma
simple no reforzada (Figura C-C3.4-1(a)) y de vigas de sección doble T (Figura C-
C3.4-1(b)).
Anteriormente el problema del pandeo de placas planas rectangulares
independientes y el problema de la abolladura de las almas de las vigas de acero
conformado en frío bajo cargas distribuidas localmente en los bordes fueron
investigados por numerosos investigadores (Yu, 1991). Se halló que el análisis
teórico de la abolladura del alma para miembros flexionados de acero conformado
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 69

en frío es bastante complicado porque involucra los siguientes factores: (1)


distribución no uniforme de tensiones bajo la carga aplicada y en las porciones
adyacentes del alma, (2) estabilidad elástica e inelástica del elemento del alma, (3)
fluencia localizada en la región inmediata a la aplicación de la carga, (4) flexión
producida por la carga (o reacción) excéntrica cuando está aplicada sobre el ala
portante a una distancia más allá de la transición curva del alma, (5) imperfecciones
iniciales fuera del plano de las placas, (6) diferentes restricciones de borde provistas
por las alas de la viga e interacción entre los elementos de ala y de alma y (7) almas
inclinadas para tableros y paneles.

(a) (b)

Figura C-C3.4-1 Abolladura del alma en vigas de acero conformado en frío

Por estos motivos los actuales requisitos de diseño de la AISI para abolladura
del alma se basan en exhaustivas investigaciones experimentales realizadas por
Winter y Pian (1946) y Zetlin (1955a) durante las décadas del 40 y del 50 en la
Universidad de Cornell y por Hetrakul y Yu (1978) en la Universidad de Missouri-
Rolla. En estas investigaciones experimentales los ensayos de abolladura del alma
se efectuaron sobre vigas con alma simple no reforzada y vigas doble T bajo las
cuatro condiciones de carga siguientes:
1. Carga en el extremo sobre un ala
2. Carga interior sobre un ala
3. Carga en el extremo sobre dos alas
4. Carga interior sobre dos alas
Todas las condiciones de carga se ilustran en la Figura C-C3.4-2. En las Figuras
(a) y (b) las distancias entre las placas de apoyo se mantuvieron a no menos de 1,5
veces la profundidad del alma para evitar la acción correspondiente a carga sobre
dos alas.
La Sección C3.4 de la Especificación incluye ecuaciones de diseño para
determinar la resistencia a la abolladura del alma de miembros flexionados que
poseen un alma simple plana (secciones tipo canal, perfiles Z, secciones tipo
sombrero, miembros tubulares, tableros de cubierta, tableros de losa, etc.) y de
vigas doble T (formadas por dos canales conectados alma contra alma, soldando
dos perfiles a un canal o conectando tres canales). Se utilizan diferentes ecuaciones
de diseño para diferentes condiciones de carga. Como se muestra en la Figura C-
C3.4-3, las Ecuaciones C3.4-1, C3.4-2 y C3.4-3 de la Especificación se utilizan
para carga en el extremo sobre un ala; las Ecuaciones C3.4-4 y C3.4-5 para carga
interior sobre un ala; las Ecuaciones C3.4-6 y C3.4-7 para carga en el extremo sobre
dos alas y las Ecuaciones C3.4-8 y C3.4-9 para carga interior sobre dos alas. Estas
ecuaciones de diseño se basan en evidencia experimental (Winter, 1970; Hetrakul y
Yu, 1978) y en las distribuciones de cargas o resistencias supuestas para el alma
como se ilustra en la Figura C-C3.4-4.
70 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Zona de falla

>1,5h >1,5h
>1,5h >1,5h

Zona de falla
Zona de falla
(a) (b)

(c) (d)

Figura C-C3.4-2 Condiciones de carga para los ensayos de abolladura del alma
(a) en el extremo sobre un ala, (b) interior sobre un ala,
(c) en el extremo sobre dos alas, (d) interior sobre dos alas

Las distribuciones de cargas o reacciones supuestas para el alma que se ilustran


en la Figura C-C3.4-4 son independientes de la respuesta flexional de la viga.
Debido a la flexión, el punto de apoyo variará en relación con el plano de apoyo,
provocando una distribución no uniforme de la carga de apoyo en el alma. El valor
de Pn variará debido a una transición entre la condición de carga interior sobre un
ala (Figura C3.4-4(b)) y la condición de carga en el extremo sobre un ala (Figura
C3.4-4(a)). Estas condiciones discretas representan la base experimental sobre la
cual se construyeron los requisitos de diseño (Winter, 1970; Hetrakul y Yu, 1978).
En la Edición 1996 de la Especificación AISI se añadieron los acero Grados 70
y 80 HSLA (Alta resistencia y baja aleación) de las Normas A653 y A715 en la
Sección A3.1. Estos dos grados de acero tienen límites de fluencia mínimos de 70
ksi (483 MPa) y 80 ksi (552 MPa), respectivamente. Debido a que los requisitos
AISI para la abolladura del alma anteriormente fueron desarrollados en base a
investigaciones experimentales sobre aceros en los cuales Fy era menor que 55 ksi
(379 MPa) (Hetrakul y Yu, 1978), las Ecuaciones C3.4-1, C3.4-2 y C3.4-6 son
aplicables solamente para Fy ≤ 66,5 ksi (459 MPa). Se puede demostrar que para las
tres ecuaciones antes mencionadas la resistencia nominal a la abolladura del alma
calculada para una sección dada aumenta a medida que el límite de fluencia del
acero aumenta sólo hasta 66,5 ksi (459 MPa); a partir de este punto la resistencia a
la abolladura del alma calculada disminuye a medida que aumenta el límite de
fluencia. Investigaciones actuales desarrolladas en la Universidad de Missouri-
Rolla indican que en las vigas la resistencia a la abolladura del alma aumenta si se
utiliza un límite de fluencia mayor que 66,5 ksi (459 MPa). Se espera que se
desarrollen requisitos de diseño mejorados cuando se completen estas
investigaciones. Mientras tanto, para no penalizar el uso de aceros de alta
resistencia, en una nota al pie de la Especificación de 1996 se especifica un valor
conservador constante de kC3 = 1,34 determinado para Fy = 66,5 ksi (459 MPa)
para los aceros de alta resistencia.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 71

(a)

> 1,5h < 1,5h


Ec. C3.4-4 ó -5 Ec. C3.4-1, -2 ó -3
Carga interior sobre un ala Carga en el extremo sobre un ala

Ec. C3.4-8 ó -9 Ec. C3.4-8 ó -9


Carga interior sobre dos alas Carga interior sobre dos alas

> 1,5h

(b)

< 1,5h
< 1,5h < 1,5h < 1,5h

Ec. C3.4-1, -2, ó -3 Ec. C3.4-8 ó -9 Ec. C3.4-6 ó -7


Carga en el extremo sobre un ala Carga interior sobre dos alas Carga en el extremo sobre dos alas

Ec. C3.4-1, -2, ó -3 Ec. C3.4-6 ó -7


Carga en el extremo sobre un ala Carga en el extremo sobre dos alas
Ec. C3.4-4 ó -5
Carga interior sobre un ala
< 1,5h < 1,5h

(c)

> 1,5h > 1,5h > 1,5h < 1,5h

Figura C-C3.4-3 Aplicación de las ecuaciones de diseño especificadas en la Tabla C3.4.1


72 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

<1,5h (a) Carga en el extremo sobre un ala <1,5h

>1,5h >1,5h

(b) Carga interior sobre un ala

<1,5h <1,5h
<1,5h
(c) Carga en el extremo sobre dos alas

>1,5h

<1,5h

(d) Carga interior sobre dos alas

Figura C-C3.4-4 Distribución supuesta para las cargas o reacciones


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 73

De las Ecuaciones C3.4-1 a C3.4-12 de la Especificación se puede observar que


la resistencia nominal a la abolladura del alma de las vigas de acero conformado en
frío depende de las relaciones h/t, N/t, R/t, el espesor del alma t, la tensión de
fluencia Fy y el ángulo de inclinación del alma θ. Para el enfoque del ASD las
reacciones y cargas concentradas admisibles se pueden determinar a partir de la
resistencia nominal utilizando un factor de seguridad de 1,85 para vigas con alma
simple no reforzada. El empleo de este factor de seguridad menor respecto a la
máxima capacidad obtenida de los ensayos se debió al hecho de que las probetas de
ensayo representan el menor grado de restricción del alma que probablemente se
encuentre en la práctica. Para las vigas doble T o secciones similares la resistencia
admisible se determina a partir de la resistencia nominal utilizando un factor de
seguridad igual a 2,0. Esto se basa en que los resultados de ensayo evidenciaron una
dispersión considerable y que las probetas ensayadas en el programa experimental
representan el grado óptimo de restricción del alma que probablemente se encuentre
en la práctica.
Con respecto al enfoque del LRFD, el uso de φ = 0,75 para almas simples no
reforzadas y φ = 0,80 para secciones doble T proporcionan valores del índice de
seguridad comprendidos entre 2,4 y 3,8.
Investigaciones recientes demostraron que un perfil Z con su ala de apoyo
extremo abulonada al miembro sobre el que apoya la sección mediante dos bulones
de ½ in. (12,7 mm) de diámetro experimentaría un incremento en su capacidad de
abolladura del alma bajo carga en el extremo sobre un ala (Bhakta, LaBoube y Yu,
1992; Cain, Laboube y Yu, 1995). Se demostró que el incremento de la capacidad
de carga está comprendido entre el 27 y el 55 por ciento para las secciones que
satisfacen las limitaciones prescriptas en la Especificación. Desde 1996 la Sección
C3.4 de la Especificación permite un valor límite para el incremento igual al 30 por
ciento.
Para dos perfiles Z anidados la Especificación de 1996 permite el empleo de un
factor de seguridad y un factor de resistencia ligeramente diferentes para la
condición de carga interior sobre un ala. En base a investigaciones realizadas en la
Universidad de Wisconsin-Milwaukee y en la Universidad de Missouri-Rolla, de
acuerdo con lo resumido por LaBoube, Nunnery y Hodges (1994), el
comportamiento de la abolladura del alma de elementos con almas anidadas no
reforzadas se mejora debido a la interacción de las almas anidadas. Las
investigaciones indican que la actual ecuación para carga interior sobre un ala
(Ecuación C3.4-4 de la Especificación) pronostica adecuadamente la resistencia a la
abolladura del alma. Una evaluación estadística de la correlación entre las
resistencias a la abolladura del alma calculadas y determinadas mediante ensayos
determinó que un factor de seguridad aceptable igual a 1,80 resulta adecuado. Este
factor de seguridad ligeramente inferior se atribuye a la mejor restricción rotacional
exhibida por la configuración Z anidada, y al pequeño rango de los parámetros de la
sección representados por las secciones normalizadas en la industria.

C3.5 Resistencia a la combinación de flexión y abolladura del alma

C3.5.1 Método ASD

La Especificación AISI contiene ecuaciones de interacción para la


combinación de flexión y abolladura del alma. Las Ecuaciones C3.5.1-1 y
C3.5.1-2 se basan en los estudios realizados en la Universidad de Missouri-Rolla
para determinar los efectos de la flexión sobre la reducción de las cargas de
74 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

abolladura del alma con los factores de seguridad aplicables utilizados para
flexión y abolladura del alma (Hetrakul y Yu, 1978 y 1980; Yu, 1981 y 1991).
Las Figuras C-C3.5-1 y C3.5-2 muestran la correlación entre las ecuaciones de
interacción y los resultados de ensayo. Para el caso de almas con relieve la
resistencia a la abolladura se podría determinar mediante ensayos de acuerdo
con el Capítulo F de la Especificación.

Pensayo Mensayo
1,07 + = 1,42
Pn calc Mn calc

Mensayo
Mn calc

Pensayo
Pn calc

Figura C-C3.5-1 Representación gráfica para abolladura del alma y combinación de


abolladura del alma y flexión para almas simples no reforzadas

Pensayo Mensayo
0,82 + = 1,32
Pn calc Mn calc

Mensayo
Mn calc

Pensayo
Pn calc

Figura C-C3.5-2 Interacción entre abolladura del alma y flexión para vigas doble T
con almas no reforzadas
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 75

La excepción incluida en la Sección C3.5.1 de la Especificación para almas


simples no reforzadas se aplica para los apoyos interiores de tramos continuos
que utilizan tableros y vigas, como se ilustra en la Figura C-C3.5.3. Los
resultados de ensayos sobre vigas continuas de tableros de acero (Yu, 1981) y
diferentes estudios independientes realizados por los fabricantes indican que,
para este tipo de miembros, el comportamiento posterior al pandeo de las almas
en los apoyos interiores difiere del tipo de modo de falla que ocurre bajo cargas
concentradas en las vigas de un solo tramo. Esta resistencia posterior al pandeo
le permite al miembro redistribuir los momentos en los tramos continuos. Por
esta razón la Ecuación C3.5.1-1 de la Especificación no es aplicable a la
interacción entre la flexión y la reacción en los apoyos interiores de los tramos
continuos. Esta excepción se aplica sólo a los miembros ilustrados en la Figura
C-C3.5-3 y situaciones similares explícitamente descriptas en la Sección C3.5.1
de la Especificación.

(a) Tableros

Tablero o revestimiento

<10"
(b) Vigas
Tablero, revestimiento
o riostras

Figura C-C3.5-3 Secciones a las cuales se aplica la excepción de la Sección C3.5 de la


Especificación

Esta excepción significa que no es necesario verificar los efectos de la


combinación de flexión y abolladura del alma para determinar la capacidad
portante. Además, la resistencia a la flexión positiva de la viga debe ser al
menos el 90 por ciento de la resistencia a la flexión negativa a fin de garantizar
la seguridad requerida por la Especificación.

Empleando este procedimiento, las cargas de servicio pueden (1) producir


ligeras deformaciones en la viga sobre el apoyo, (2) incrementar las tensiones
reales de compresión por flexión sobre el apoyo tanto como hasta 0,8Fy y (3)
provocar deformación adicional por flexión de hasta 22 por ciento debido a la
redistribución de los momentos elásticos.

Si debido a este comportamiento la capacidad de carga no es el factor


primario que determina el diseño, se sugiere que el diseñador utilice la Ecuación
C3.5.1-1 de la Especificación.
76 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Con respecto a la Ecuación C3.5.1-2, ensayos anteriores indican que cuando


la relación h/t del alma de una viga doble T no es mayor que 2,33 Fy / E y
cuando λ ≤ 0,673 el momento flector no tiene ningún efecto (o no tiene efectos
apreciables) sobre la carga de abolladura del alma (Yu, 1991). Por este motivo la
reacción o carga concentrada admisible se puede determinar empleando las
ecuaciones dadas en la Sección C3.4 de la Especificación sin ninguna reducción
debida a la presencia de flexión.

En 1996 se añadió información adicional en la Sección C3.5.1(c) de la


Especificación para el diseño de dos perfiles Z anidados. Estos requisitos de
diseño se basan en las investigaciones realizadas en la Universidad de
Wisconsin-Milwaukee, la Universidad de Missouri-Rolla y por un fabricante de
construcciones metálicas (LaBoube, Nunnery y Hodges, (1994). El
comportamiento de abolladura del alma y flexión de los elementos de almas
anidadas no reforzadas se mejora debido a la interacción entre las almas
anidadas. La Ecuación C3.5.1-3 de la Especificación se basa en los resultados
experimentales obtenidos ensayando catorce configuraciones de almas andadas.
Estas son las configuraciones típicamente utilizadas en la industria de las
construcciones metálicas.

C3.5.2 Método LRFD

Para el método de diseño por factores de carga y resistencia las Ecuaciones


C3.5.2-1 y C3.5.2-2 de la Especificación se basan en las ecuaciones originales
ilustradas en las Figuras C-C3.5-1 y C-C3.5-2 utilizando las resistencias
requerida y de cálculo.

En el desarrollo de las ecuaciones para LRFD se calibraron un total de 551


ensayos para determinar la resistencia a la combinación de flexión y abolladura
del alma. En base a φw = 0,75 para almas simples no reforzadas y φw = 0,80 para
secciones doble T, los valores del índice de seguridad varían entre 2,5 y 3,3 tal
como se resume en el Comentario AISI (1991).

La Ecuación C3.5.2-3 de la Especificación para dos perfiles Z anidados se


basa en el mismo trabajo de investigación discutido en la Sección C3.5.1 para la
Ecuación C3.5.1-3 de la Especificación.

C4 Miembros comprimidos con carga concéntrica

Los miembros comprimidos con carga concéntrica se deben diseñar para los
siguientes estados límites dependiendo de la configuración de su sección transversal,
espesor del material, longitud no arriostrada y restricción de los extremos: (1) fluencia,
(2) pandeo global de la columna (pandeo flexional, pandeo torsional o pandeo torsional
flexional) y (3) pandeo localizado de elementos individuales. En las Partes I y III del
Manual de Diseño (AISI, 1996) se incluyen tablas de diseño y ejemplos de cálculo de
columnas.

A. Fluencia
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 77

Es un hecho conocido que una columna compacta, muy corta, sometida a una
carga axial puede fallar por fluencia. La carga de fluencia se determina mediante la
Ecuación C-C4-1:

Py = A g Fy (C-C4-1)

donde Ag es la superficie bruta de la columna y Fy es el límite de fluencia del


acero.

B. Pandeo flexional de columnas

(a) Tensión de pandeo elástico

Una columna esbelta cargada axialmente puede fallar por pandeo flexional
global si la sección transversal de la columna tiene una geometría con
simetría doble, es de forma cerrada (tubo de sección cuadrada o rectangular),
de forma cilíndrica o presenta simetría puntual. Para las formas con simetría
simple el pandeo flexional es uno de los modos de falla posibles. Los
montantes que forman parte de un tabique conectados con el material de
revestimiento también pueden fallar por pandeo flexional.

La carga crítica de pandeo elástico para una columna larga se puede


determinar mediante la siguiente ecuación de Euler:

π2 EI
(Pcr )e = (C-C4-2)
( KL )
2

donde (Pcr)e es la carga de pandeo de la columna en el rango elástico, E es el


módulo de elasticidad, I es el momento de inercia, K es el factor de longitud
efectiva y L es la longitud no arriostrada. En consecuencia, la tensión de
pandeo elástico de la columna es

(Pcr )e π2 E
(Fcr )e = = (C-C4-3)
( KL / r )
2
Ag

donde r es el radio de giro de la totalidad de la sección transversal y KL/r es


la relación de esbeltez efectiva.

(b) Tensión de pandeo inelástico

Cuando la tensión de pandeo elástico de la columna calculada mediante la


Ecuación C-C4-3 es mayor que el límite de proporcionalidad, Fpr, la columna
pandeará en el rango inelástico. Antes de 1996 en la Especificación AISI se
utilizaba la siguiente ecuación para calcular la tensión de pandeo inelástico
de la columna:

 Fy 
(Fcr ) I = Fy  1 −  (C-C4-4)
 4(Fcr )e 
78 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Se debe observar que, como la ecuación anterior se basa en la hipótesis de


que Fpr = Fy/2, sólo es aplicable para (Fcr)e ≥ Fy/2.

Utilizando λc como parámetro de la esbeltez de la columna en vez de la


relación de esbeltez, KL/r, la Ecuación C-C4-4 se puede escribir de la
siguiente manera:

 λ2 
(Fcr ) I = 1 − c  Fy (C-C4-5)
 4 
donde
Fy KL Fy
λc = = (C-C4-6)
(Fcr )e rπ E

En consecuencia, la Ecuación C-C4-5 sólo es aplicable para λc ≤ 2.

(c) Resistencia axial nominal para columnas localmente estables

Si los componentes individuales de los miembros comprimidos tienen


relaciones w/t pequeñas, no habrá pandeo localizado antes de que la tensión
de compresión llegue a la tensión de pandeo de la columna o al límite de
fluencia del acero. Por lo tanto, la resistencia axial nominal se puede
determinar mediante la siguiente ecuación

Pn = A g Fcr (C-C4-7)

donde

Pn = resistencia axial nominal


Ag = superficie bruta de la columna
Fcr = tensión de pandeo de la columna

(d) Resistencia axial nominal para columnas localmente inestables

En los miembros comprimidos de acero conformado en frío con elevadas


relaciones w/t el pandeo localizado de las placas componentes individuales
puede ocurrir antes que la carga aplicada llegue a la resistencia axial nominal
determinada mediante la Ecuación C-C4-7. Los efectos de la interacción
entre el pandeo localizado y el pandeo global de la columna pueden resultar
en una reducción de la resistencia global de dicha columna. Desde 1946 y
hasta 1986 el efecto del pando localizado sobre la resistencia de la columna
era considerada en la Especificación AISI utilizando un factor de forma Q al
determinar la tensión admisible para el cálculo de miembros comprimidos
con carga axial (Winter, 1970; Yu, 1991). Aunque el método del factor Q fue
utilizado con éxito para el diseño de miembros comprimidos de acero
conformado en frío, los trabajos de investigación realizados en la
Universidad de Cornell y en otras instituciones han demostrado que este
método es perfectible. En base a los resultados de ensayo y estudios
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 79

analíticos de DeWolf, Pekoz, Winter y Mulligan (DeWolf, Pekoz y Winter,


1974; Mulligan y Pekoz, 1984) y del desarrollo de Pekoz de un enfoque
unificado para el cálculo de miembros de acero conformado en frío (Pekoz,
1986b), en la edición 1996 de la Especificación AISI se eliminó el método
del factor Q. A fin de reflejar el efecto del pandeo localizado sobre la
reducción de la resistencia de las columnas, la resistencia axial nominal se
determina mediante la tensión crítica de pandeo de la columna y la superficie
efectiva, Ae, en vez de la totalidad de la sección transversal. Cuando no es
posible calcular Ae, como cuando el miembro comprimido tiene dimensiones
o geometrías que exceden la aplicabilidad de la Especificación AISI, la
superficie efectiva Ae se puede determinar experimentalmente mediante
ensayos sobre columnas cortas aplicando el procedimiento expuesto en la
Parte VIII del Manual de Diseño AISI (AISI, 1996). Para un análisis más
profundo de los antecedentes de estos requisitos ver Pekoz (1986b). Por lo
tanto, la resistencia axial nominal de los miembros comprimidos de acero
conformado en frío se puede determinar mediante la siguiente ecuación:

Pn = A e Fcr (C-C4-8)

donde Fcr es la tensión de pandeo elástico o inelástico, según corresponda, y


Ae es la superficie efectiva a Fcr.

Hay una excepción para la Ecuación C-C4-8 en el caso de perfiles C y Z y


secciones formadas por un solo ángulo con alas no rigidizadas. Para estos
casos la resistencia axial nominal también está limitada por la siguiente
capacidad, la cual se determina utilizando la tensión de pandeo localizado del
elemento no rigidizado y la superficie de la totalidad de la sección
transversal:

Aπ2 E
Pn = (C-C4-9)
25,7 ( w / t )
2

Esta ecuación se incluyó en la Sección C4(b) de la edición 1986 de la


Especificación AISI cuando se adoptó el enfoque de diseño unificado. Un
estudio reciente realizado por Rasmussen en la Universidad de Sydney
(Rasmussen, 1994) indicó que los requisitos de diseño de la Sección C4(b) de
la Especificación AISI de 1986 conducen a resultados innecesaria y
excesivamente conservadores. Esta conclusión se basó en los estudios
analíticos cuidadosamente validados contra resultados de ensayos según lo
informado por Rasmussen y Hancock (1992). En consecuencia, en la edición
1996 de la Especificación se eliminó la Sección C4(b) (Ecuación C-C4-9).

En la edición 1996 de la Especificación AISI las ecuaciones de diseño para


calcular las tensiones de pandeo flexional inelástico y elástico han sido
modificadas y se han adoptado las utilizadas en la Especificación para LRFD
de AISC (AISC, 1993). Tal como figuran en la Sección C4(a) de la
Especificación estas ecuaciones son las siguientes:

(
Para λ c ≤ 1,5 : Fn = 0,658λC Fy
2

) (C-C4-10)
80 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

 0,877 
Para λ c > 1,5 : Fn =  2  Fy (C-C4-11)
 λc 
donde Fn es la tensión nominal de pandeo flexional que puede estar en el
rango elástico o en el rango inelástico, dependiendo del valor de
λ c = Fy / Fe , y Fe es la tensión de pandeo flexional elástico calculada
utilizando la Ecuación C-C4-3. En consecuencia, la ecuación para determinar
la resistencia axial nominal se puede expresar como:

Pn = A e Fn (C-C4-12)

que corresponde a la Ecuación C-4-1 de la Especificación.

Los motivos por los cuales se cambiaron las ecuaciones de diseño para la
tensión de pandeo inelástico pasando de la Ecuación C-C4-4 a la Ecuación C-
C4-10 y para la tensión de pandeo elástico pasando de la Ecuación C-C4-3 a
la Ecuación C-C4-11 son los siguientes:

1. Las ecuaciones revisadas para el diseño de columnas (Ecuaciones C-C4-


10 y C-C4-11) se basan en un modelo de resistencia diferente y Pekoz y
Sumer (1992) demostraron que son más precisas. En este estudio se
evaluaron 299 resultados de ensayos realizados en columnas y vigas-
columna. Las muestras de ensayo incluyeron miembros con elementos
componentes en el rango posterior al pandeo así como miembros
localmente estables. Las muestras de ensayo incluyeron miembros
sometidos a pandeo flexional como así también miembros sometidos a
pandeo torsional-flexional.
2. Debido a que las ecuaciones revisadas para el diseño de columnas
representan la máxima resistencia considerando adecuadamente las
deformaciones iniciales y que se ajustan mejor a los resultados de
ensayo, es posible reducir el factor de seguridad requerido. Además, las
ecuaciones revisadas permiten el uso de un único factor de seguridad
para todos los valores de λc aún cuando la resistencia axial nominal de
las columnas disminuye a medida que aumenta su esbeltez debido a la
falta de alineación inicial. Si se utilizaran el factor de seguridad y el
factor de resistencia seleccionados, los resultados obtenidos mediante los
enfoques del ASD y el LRFD serían aproximadamente iguales para una
relación carga permanente-sobrecarga igual a 5,0.

En las Figuras C-C4-1, C-C4-2 y C-C4-3 se comparan los requisitos de


diseño incluidos en la Especificación para ASD (AISI, 1986), la
Especificación para LRFD (AISI, 1991) y la Especificación combinada para
ASD/LRFD (AISI, 1996).

La Figura C-C4-1 muestra una comparación de las tensiones críticas de


pandeo flexional utilizadas en las Especificaciones de 1986, 1991 y 1996. En
la figura se indican las ecuaciones utilizadas para graficar estas dos curvas.
Debido a que en la Especificación de 1996 se usa un factor de seguridad
relativamente más pequeño, se puede ver en la Figura C-C4-2 que la
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 81

capacidad de diseño aumenta para columnas delgadas con bajos parámetros


de esbeltez y disminuye para parámetros de esbeltez elevados. Sin embargo,
las diferencias serían de menos del 10%. En la Figura C-C4-3 se ilustran las
diferencias entre las resistencias axiales nominales utilizadas para los
requisitos de diseño de 1991 y 1996 correspondientes al método LRFD.

(d) Factor de longitud efectiva, K

El factor de longitud efectiva K toma en cuenta la influencia de las


restricciones que impiden la rotación y la traslación de los extremos de una
columna sobre su capacidad portante. Para el caso más simple, es decir una
columna con ambos extremos articulados y arriostrada para impedir la
traslación lateral, el pandeo se produce en forma de una onda semisinusoidal
y la longitud efectiva, KL, que corresponde a la longitud de esta
semisinusoide, es igual a la longitud física real de la columna (Figura C-C4-
4); consecuentemente, para este caso K = 1. A esta situación se tiende si un
miembro comprimido dado forma parte de una estructura que está arriostrada
de manera tal que no existe la posibilidad que haya traslación lateral de un
extremo de la columna con respecto al otro. Este es el caso de las columnas o
montantes en una estructura con arriostramiento diagonal, arriostramiento por
medio de diafragmas, construcciones con muros de cortante o cualquier otra
disposición que impida el desplazamiento horizontal de los extremos
superiores de las columnas con respecto a sus extremos inferiores. En estas
situaciones tomar K = 1 resulta seguro y apenas ligeramente conservador.
1

AISI-1986-1991
0,8
Ec. C -C 4-4

Fcr E c. C -C 4-10
F y 0,6

o
A IS I 1996 Ec. C -C 4-3
Fn 0,4
Fy

0,2 Ec. C -C 4-11

0 0,5 1 1,5 2
λc
Figura C-C4-1 Comparación entre las ecuaciones para la tensión crítica de
pandeo

Si la traslación de las columnas está impedida y los miembros en los cuales


están empotrados uno o ambos extremos (incluyendo las fundaciones) están
rígidamente conectados a la columna de forma de proporcionar una
restricción que impida la rotación, algunas veces se justifica el empleo de
valores de K menores que 1 (uno). La Tabla C-C4-1 contiene los valores
teóricos de K para seis condiciones ideales que corresponden a rotación y
traslación totalmente impedidas o restricción totalmente inexistente. La
82 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

misma tabla también incluye los valores de K cuyo uso está recomendado por
el Consejo de Investigación de la Estabilidad Estructural (Structural Stability
Research Council, Galambos, 1988).

0,6
En base a la Especif. 1986 y F.S. variable

0,5

0,4 En base a la Especif.


1986 y F.S. = 1,92
Pd
Py 0,3

0,2 En base a la Especif. 1996 y F.S. = 1,80

0,1

0 0,5 1 1,5 2
λc
Figura C-C4-2 Comparación entre las resistencias axiales de cálculo, Pd

0,8
En base a la Especif. 1991 para LRFD

0,6
Pn
Py En base a la Especif. 1996
0,4

0,2

0 0,5 1 1,5 2
λc
Figura C-C4-3 Comparación entre las resistencias axiales nominales, Pn

En las cerchas la intersección de los miembros proporciona una restricción


que impide la rotación de los miembros comprimidos bajo cargas de servicio.
A medida que se aproxima a la carga de colapso las tensiones en los
miembros se aproximan al límite de fluencia lo cual reduce enormemente la
restricción que éstos pueden proporcionar. Por este motivo el valor de K
generalmente se toma igual a la unidad sin importar que los miembros estén
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 83

soldados, abulonados o atornillados. Sin embargo estudios recientes (Harper,


LaBoube y Yu, 1995) han demostrado que cuando hay un revestimiento
unido directamente al ala superior de un cordón de compresión continuo los
valores de K se pueden tomar como 0,75 (AISI, 1995).

KL = L

Figura C-C4-4 Pandeo global de una columna

Por otra parte, cuando no existe arriostramiento lateral que impida la


traslación lateral, como en el caso del pórtico de la figura C-C4-5, la
estructura depende de su propia rigidez flexional para obtener su estabilidad
lateral. En este caso, cuando la falla ocurre por pandeo de las columnas,
inevitablemente ocurre por el desplazamiento lateral ilustrado. Esto ocurre a
una carga menor que la que las columnas serían capaces de soportar si
estuvieran arriostradas contra el desplazamiento lateral y la figura muestra
que la longitud de la forma semisinusoidal que adoptan las columnas
pandeadas es mayor que la longitud real de la columna. Por lo tanto, en este
caso K es mayor que la unidad y su valor se puede obtener del gráfico de la
Figura C-C4-6 (Winter et al., 1948a y Winter, 1970). Como en la realidad las
bases de las columnas no están verdaderamente articuladas ni completamente
fijas, se deberían estimar valores de K comprendidos entre las dos curvas,
dependiendo del grado real de fijación de la base.

La Figura C-C4-6 también puede servir como guía para estimar K para otras
situaciones sencillas. Para los pórticos con múltiples vanos o múltiples pisos
en los Comentarios AISC (AISC, 1989; 1993) se presentan gráficas sencillas
para determinar K. Por información adicional sobre la estabilidad de pórticos
y efectos de segundo orden, ver la publicación Guide to Stability Design
Criteria for Metal Structures (Galambos, 1988) y las Especificaciones y
comentarios de AISC.
84 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Tabla C-C4-1 Factores de longitud efectiva, K, para miembros


comprimidos con carga concéntrica

(a) (b) (c) (d) (e) (f)

La geometría de la columna
deformada por pandeo se
indica en línea de puntos

Valor teórico de K 0,5 0,7 1,0 1,0 2,0 2,0


Valor de K recomendado
cuando la estructura se
0,65 0,80 1,2 1,0 2,10 2,0
aproxima a las condiciones
ideales
Rotación impedida, traslación impedida

Rotación libre, traslación impedida


Referencia de las condiciones
de los extremos Rotación impedida, traslación libre

Rotación libre, traslación libre

KL P P

Figura C-C4-5 Pórtico sin arriostramiento lateral


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 85

5,0

4,0

Base
3,0 articulada
(I/L) viga
(I/L) columna
2,0

Base
1,0 empotrada

0
1,0 2,0 3,0 4,0
K
Figura C-C4-6 Factor de longitud efectiva, K, en pórticos sin arriostramiento
lateral

Si en un edificio las losas de cubierta o entrepiso, ancladas a muros de


cortante o a sistemas de arriostramiento en el plano vertical, proporcionan
apoyo lateral para columnas individuales, se debe considerar su rigidez
cuando se comportan como diafragmas horizontales (Winter, 1958a).

C. Pandeo torsional de columnas

Se comentó al inicio de esta sección que el pandeo puramente torsional, es decir la


falla por una torsión brusca sin flexión simultánea, también es posible en el caso de
ciertas secciones abiertas de pared delgada. Estas son geometrías con simetría
puntual (en las cuales coinciden el centro de corte y el baricentro), tales como
perfiles I con simetría doble, perfiles Z antisimétricos y otras secciones poco
habituales tales como secciones en forma de crucifijo, esvásticas y similares.
Cuando están sometidas a carga concentrada, el pandeo torsional de estas formas
rara vez determina el diseño. Esto se debe a que los miembros de este tipo que
poseen una esbeltez realista pandean por flexión o por una combinación de flexión
y pandeo localizado a una carga menor que la que produciría pandeo torsional. Sin
embargo, en el caso de miembros de este tipo relativamente cortos, no se puede
descartar totalmente esta clase de pandeo. Si este pandeo es elástico ocurre a la
tensión crítica σt calculada de la siguiente manera (Winter, 1970):

1  π2 EC w 
σt =  GJ +  (C-C4-13)
( K t L t ) 
2
Aro2 

Esta ecuación es igual a la Ecuación C3.1.2-10 de la Especificación, en la cual A es


la superficie de la totalidad de la sección transversal, r0 es el radio de giro polar de
la sección transversal respecto al centro de corte, G es el módulo de elasticidad
transversal, J es la constante de torsión de St. Venant de la sección transversal, E es
el módulo de elasticidad longitudinal, Cw es la constante de alabeo por torsión de la
sección transversal y KtLt es la longitud efectiva para la rotación.
86 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Para el pandeo inelástico la tensión crítica de pandeo torsional también se puede


calcular conforme a la Ecuación C-C4-10 utilizando σt como Fe al calcular λc.

D. Pandeo flexional torsional de columnas

Como se discutió anteriormente, las columnas con carga concéntrica pueden


pandear en el modo de pandeo flexional por flexión respecto a uno de los ejes
principales; o en el modo de pandeo torsional por rotación respecto al centro de
corte; o en el modo de pandeo torsional-flexional por flexión y rotación
simultáneas. En las formas con simetría simple tales como las secciones tipo canal,
secciones en forma de sombrero, ángulos, perfiles T y perfiles doble T con alas
desiguales en las cuales el centro de corte no coincide con el baricentro, el pandeo
torsional-flexional es uno de los modos de pandeo posibles como se ilustra en la
Figura C-C4-7. Las secciones asimétricas siempre pandean en el modo torsional-
flexional.
P
Centro de Baricentro
corte

Figura C-C4-7 Pandeo torsional-flexional de una sección tipo canal


sometida a compresión axial

Se debe enfatizar que solamente se debe diseñar para pandeo torsional-flexional


cuando es físicamente posible que se produzca este tipo de pandeo. Esto significa
que si un miembro está conectado a otras partes de la estructura, tales como el
revestimiento de un tabique, de manera que sólo sea posible su flexión pero no su
torsión, sólo es necesario calcular dicho miembro para pandeo flexional. Por
ejemplo, un miembro con forma de canal que forma parte de un tabique o el cordón
de una cercha de una cubierta se conectan fácilmente a las cintas o correas de
manera tal que en estos puntos de unión la torsión está impedida. En este caso sólo
es necesario verificar el pandeo torsional-flexional para las longitudes no
arriostradas entre dichas uniones. De manera similar, un miembro comprimido con
simetría doble puede estar compuesto por dos canales espaciados conectados a
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 87

intervalos mediante placas de refuerzo. En este caso cada canal constituye un


"componente de un perfil armado sujetado de forma intermitente ". La totalidad del
miembro, debido a que posee simetría doble, no está sujeta a pandeo torsional-
flexional y por lo tanto sólo es necesario verificar este modo de falla para los
componentes individuales entre las uniones de refuerzo (Winter, 1970).

La carga de pandeo elástico torsional-flexional determinante de una columna se


puede determinar a partir de la siguiente ecuación (Chajes y Winter, 1965; Chajes,
Fang y Winter, 1966; Yu, 1991):

1 
( Px + Pz ) − ( Px + Pz ) − 4βPx Pz 
2
Pn = (C-C4-14)
2β  

Si se dividen ambos miembros de esta ecuación por la superficie de la sección


transversal, A, se obtiene la ecuación correspondiente a la tensión de pandeo
elástico torsional-flexional, Fe, de la siguiente manera:

1 
( σex + σ t ) − ( σex + σ t ) − 4βσex σ t 
2
Fe = (C-C4-15)
2β  

Para esta ecuación, como para todos los requisitos relacionados con el pandeo
torsional-flexional, el eje x es el eje de simetría; σex = π2E/(KxLx/rx)2 es la tensión
de pandeo flexional de Euler respecto al eje x; σt es la tensión de pandeo torsional
(Ecuación C-C4-13) y β = 1 - (x0/r0)2. Vale la pena observar que la tensión de
pandeo torsional-flexional siempre es menor que la tensión de Euler σex para
pandeo flexional respecto al eje de simetría. Por lo tanto, para estas secciones con
simetría simple el pandeo flexional sólo puede ocurrir (si es que puede ocurrir)
respecto al eje y, que es el eje principal perpendicular al eje de simetría.

Para el pandeo inelástico la tensión crítica de pandeo torsional-flexional también se


puede determinar utilizando la Ecuación C-C4-10.

Analizando la Ecuación C-C4-15 se puede ver que para calcular β y σt es necesario


determinar x0 = distancia entre el centro de corte y el baricentro, J = constante de
torsión de St. Venant y Cw = constante de alabeo, además de otras propiedades más
familiares de la sección transversal. Debido a estas complejidades, el cálculo de la
tensión de pandeo torsional-flexional no puede ser tan sencillo como el cálculo de
la tensión de pandeo flexional. Sin embargo, la variedad de ayudas para el diseño
incluidas en la Parte VII del Manual de Diseño (AISI, 1996) simplifican estos
cálculos, al menos para las secciones de acero conformado en frío más habituales.

Por una parte cualquier sección con simetría simple puede pandear flexionalmente
respecto al eje y o fallar por pandeo torsional-flexional, dependiendo del detalle de
sus dimensiones. Por ejemplo, un montante en forma de canal de alas angostas y
alma ancha generalmente pandeará flexionalmente respecto al eje y (eje paralelo al
alma); por el contrario, un montante en forma de canal de alas anchas y alma
angosta generalmente fallará por pandeo torsional-flexional. Es posible definir el
modo que determina el diseño utilizando las gráficas incluidas en la Parte VII del
Manual de Diseño. Estas gráficas fueron desarrolladas para las formas habituales.
Permiten determinar cuál de los dos modos de pandeo resulta determinante, en
88 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

función de una combinación sencilla de las dimensiones de la sección transversal y


de la longitud del miembro. Si el pandeo torsional-flexional es el que resulta
determinante, la información y ayudas para el diseño de las Partes I y VII del
Manual de Diseño (AISI, 1996) facilitan y agilizan los cálculos necesarios.

El análisis de los párrafos precedentes se refiere a miembros sometidos a pandeo


torsional-flexional, pero compuestos por elementos cuyas relaciones w/t son lo
suficientemente pequeñas como para impedir que se produzca pandeo localizado.
Para los perfiles lo suficientemente delgados, es decir aquellos con relaciones w/t lo
suficientemente elevadas, el pandeo localizado se puede combinar con el pandeo
torsional-flexional de manera similar a la combinación de pandeo localizado y
pandeo flexional. Para este caso el efecto del pandeo localizado sobre la resistencia
al pandeo torsional-flexional también se puede considerar utilizando la superficie
efectiva, Ae, determinada a la tensión Fn para pandeo torsional-flexional.

C4.1 Secciones no sometidas a pandeo torsional ni a pandeo


torsional flexional

Si los miembros comprimidos con carga concéntrica pueden pandear en el modo


flexional por flexión respecto a uno de los ejes principales, la resistencia nominal al
pandeo flexional de la columna se debe determinar aplicando la Ecuación C4-1 de
la Especificación. La tensión de pandeo flexional elástico está dada por la Ecuación
C4.1-1 de la Especificación, que es igual a la Ecuación C-C4-3 del Comentario.
Este requisito es aplicable para secciones con simetría doble, secciones cerradas y
cualquier otra sección que no esté sometida a pandeo torsional ni a pandeo
torsional-flexional.

C4.2 Secciones con simetría doble o simetría simple sometidas a


pandeo torsional o a pandeo torsional flexional

Como se discutió anteriormente en la Sección C4, el pandeo torsional es uno de


los modos de pandeo posibles para secciones con simetría doble y simetría puntual.
Para las secciones con simetría simple el pandeo torsional-flexional es uno de los
modos de pandeo posibles. El otro modo de pandeo posible es el pandeo flexional
por flexión respecto al eje y (suponiendo que el eje x es el eje de simetría).
Para el pandeo torsional la tensión de pandeo elástico se puede calcular
utilizando la Ecuación C-C4-13. Para el pandeo torsional-flexional la Ecuación C-
C4-15 se puede usar para calcular la tensión de pandeo elástico. La siguiente
ecuación simplificada para determinar la tensión de pandeo torsional-flexional
elástico es una alternativa permitida por la Especificación AISI:
σσ
Fe = t ex (C-C4-16)
σ t + σex
Esta ecuación se basa en la siguiente relación de interacción dada por Pekoz y
Winter (1969a):
1 1 1
= + (C-C4-17)
Pn Px Pz
ó
1 1 1
= + (C-C4-18)
Fe σex σ t
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 89

C4.3 Secciones no simétricas

Para las secciones abiertas no simétricas el análisis del pandeo torsional-


flexional se vuelve extremadamente tedioso a menos que su necesidad sea lo
suficientemente frecuente como para justificar el uso de programas de computación.
Para empezar, en vez de las ecuaciones cuadráticas es necesario resolver ecuaciones
de tercer grado. Además, el cálculo de las propiedades de la sección requeridas, en
particular Cw, se vuelve bastante complejo. En las Partes I y VII del Manual de
Diseño (AISI, 1996) y en el libro de Yu (1991) se presenta el método de cálculo. La
Sección C4.3 de la Especificación establece que cuando se trata de secciones
abiertas no simétricas el cálculo se debe efectuar de acuerdo con esta sección o bien
se deben realizar ensayos según el Capítulo F.

C4.4 Miembros comprimidos que tienen un ala unida al tablero o


revestimiento mediante sujetadores pasantes

Para perfiles C o Z cargados axialmente con una de sus alas unida a un tablero o
revestimiento y la otra no arriostrada, por ejemplo una correa de una cubierta o una
cinta de un tabique sometidas a fuerzas de compresión generadas por viento o
movimientos sísmicos, la capacidad de carga axial es menor que la de un miembro
totalmente arriostrado pero mayor que la de un miembro no arriostrado. La
restricción parcial relativa al pandeo respecto al eje débil es función de la rigidez
rotacional provista por las conexiones entre los paneles y las correas. La Ecuación
4.4-1 de la Especificación se utiliza para calcular la capacidad respecto al eje débil.
Esta ecuación no es válida para secciones unidas a cubiertas con juntas de plegado
saliente. La ecuación fue desarrollada por Glaser, Kaehler y Fisher (1994) y
también se basa en el trabajo contenido en los informes de Hatch, Easterling y
Murray (1990) y Simaan (1973).
En la Especificación no hay ninguna limitación para el máximo límite de
fluencia del perfil C o Z ya que la Ecuación C4.4-1 se basa en criterios de pandeo
elástico. La Especificación no contiene una limitación referida a la longitud mínima
porque la Ecuación C4.4-1 es conservadora para tramos de menos de 15 pies.
Como se indica en la Especificación, la capacidad de carga axial respecto al eje
resistente se determina suponiendo que el eje débil del miembro está arriostrado.
La capacidad axial determinante (respecto al eje débil o al eje resistente) se
puede utilizar en las ecuaciones para combinación de carga axial y flexión de la
Sección C5 de la Especificación (Hatch, Easterling y Murray, 1990).

C5 Combinación de carga axial y flexión

En la edición 1996 de la Especificación AISI se ampliaron los requisitos de diseño


para combinación de carga axial y flexión, incluyendo expresiones para el cálculo de
miembros sometidos a la combinación de tracción axial y flexión.

C5.1 Combinación de tracción axial y flexión

Los criterios de diseño incluidos en la Sección C5.1 de la Especificación son


requisitos nuevos. Estos requisitos se aplican para flexión y tracción axial
simultáneas. Si es posible que ocurra flexión sin la presencia de la carga de tracción
axial, el miembro también debe cumplir con los requisitos de la Sección C3 de la
90 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Especificación. Es necesario no sobreestimar la carga de tracción ya que hacerlo no


sería conservador.

C5.1.1 Método ASD

La Ecuación C5.1.1-1 de la Especificación proporciona un criterio de diseño


para impedir la fluencia del ala traccionada de un miembro sometido a una
combinación de tracción axial y flexión. La Ecuación C5.1.1-2 de la
Especificación proporciona un criterio de diseño para impedir la falla del ala
comprimida.

C5.1.2 Método LRFD

Al igual que para el método ASD, en la Sección C5.1.2 de la Especificación


se incluyen dos ecuaciones de interacción para el método LRFD. Las
Ecuaciones C5.1.2-1 y C5.1.2-2 se usan para impedir la falla del ala traccionada
y del ala comprimida, respectivamente.

C5.2 Combinación de compresión axial y flexión

Los miembros de acero conformado en frío sometidos a una combinación de


compresión axial y flexión generalmente se conocen como vigas-columnas. La
flexión puede ser el resultado de cargas excéntricas, cargas transversales o
momentos aplicados. Con frecuencia estos miembros se encuentran en estructuras
aporticadas, cerchas y montantes que forman parte de tabiques exteriores. Para
calcular estos miembros se han desarrollado ecuaciones para vigas-columnas
localmente estables e inestables en base a un análisis teórico riguroso verificado
utilizando los datos de ensayo disponibles (Pekoz, 1986a; Pekoz y Sumer, 1992).
El comportamiento estructural de las vigas-columnas depende de la forma y
dimensiones de su sección transversal, el punto de aplicación de la carga excéntrica,
la longitud de la columna, la condición de vínculo de los extremos y la condición de
arriostramiento.

C5.2.1 Método ASD

Cuando una viga-columna está sometida a una carga axial, P, y a momentos


en sus extremos, M, como se ilustra en la Figura C-C5.2-1(a), la tensión
combinada en compresión axial y flexión está dada por la Ecuación C-C5.2.1-1,
siempre que el miembro permanezca recto:
P M
f= + (C-C5.2.1-1)
A S
= fa + fb

donde

f = tensión combinada en compresión


fa = tensión de compresión axial
fb = tensión de flexión en compresión
P = carga axial aplicada
A = superficie de la sección transversal
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 91

M = momento flector
S = módulo resistente de la sección
P P

M B M

Lb C

M A M

P P
(a) (b)

Figura C-C5.2-1 Viga-columna sometida a cargas axiales y momentos


en los extremos

Se debe observar que cuando se calcula esta viga-columna utilizando el


método ASD la tensión combinada debe estar limitada por cierta tensión
admisible F, es decir,

fa + fb ≤ F
ó
fa fb
+ ≤ 1,0 (C-C5.2.1-2)
F F

Como se especifica en las Secciones C3.1 y C4 de la Especificación, el factor


de seguridad Ωc para el cálculo de los miembros comprimidos es diferente al
factor de seguridad Ωb para el cálculo de vigas. Por lo tanto, la Ecuación C-
C5.2.1-2 se puede modificar de la siguiente manera:

fa f b
+ ≤ 1,0 (C-C5.2.1-3)
Fa Fb

donde

Fa = tensión admisible para el cálculo de miembros comprimidos


Fb = tensión admisible para el cálculo de vigas

Si se utiliza la relación de resistencias en vez de la relación de tensiones, la


Ecuación C-C5.2.1-3 se puede escribir de la siguiente manera:

P M
+ ≤ 1,0 (C-C5.2.1-4)
Pa M a

donde
P = carga axial aplicada = Afa
Pa = carga axial admisible = AFa
92 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

M = momento aplicado = Sfb


Ma = momento admisible = SFb

De acuerdo con la Ecuación C-A5.1.1-1,


P
Pa = n
Ωc
Mn
Ma =
Ωb

En estas ecuaciones Pn y Ωc se dan en la Sección C4 de la Especificación,


mientras que Mn y Ωb se dan en la Sección C3.1 de la Especificación.
Reemplazando las ecuaciones anteriores en la Ecuación C-C5.2.1-4 se puede
obtener la siguiente ecuación de interacción (Ecuación C5.2.1-3 de la
Especificación):

Ωc P Ω b M
+ ≥ 1,0 (C-C5.2.1-5)
Pn Mn

La Ecuación C-C5.2.1-4 es una ecuación de interacción conocida, que ha


sido adoptada en diferentes especificaciones para el cálculo de vigas-columnas.
Se la puede utilizar con razonable precisión para miembros cortos y miembros
sometidos a una carga axial relativamente pequeña. Se debe observar que en las
aplicaciones prácticas, cuando al miembro se le aplican momentos en los
extremos, éste se flexionará como se ilustra en la Figura C-C5.2-1(b) debido al
momento aplicado M y al momento secundario que resulta de la carga axial
aplicada P y la deflexión del miembro. El máximo momento flector a la mitad de
la longitud (punto C) se puede expresar como:

M max = ΦM (C-C5.2.1-6)

donde
Mmax = máximo momento flector en la mitad de la longitud
M = momentos aplicados en los extremos
Φ = factor de magnificación

Se puede demostrar que el factor de magnificación Φ se puede calcular de la


siguiente manera:

1
Φ= (C-C5.2.1-7)
1 − P / PE

donde PE es la carga de pandeo elástico de la columna (carga de Euler) =


π2EI/(KLb)2. Aplicando un factor de seguridad Ωc a PE la ecuación C-C5.2.1-7 se
puede escribir de la siguiente manera:

1
Φ= (C-C5.2.1-8)
1 − Ωc P / PE
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 93

Si se utiliza el máximo momento flector Mmax en reemplazo de M, a partir de


las Ecuaciones C-C5.2.1-5 y C-C5.2.1-8 se puede obtener la siguiente ecuación
de interacción:

Ωc P Ωb M
+ ≤ 1,0 (C-C5.2.1-9)
Pn (1 − Ωc P / PE ) M n
Se ha descubierto que la Ecuación C-C5.2.1-9, desarrollada originalmente
para miembros sometidos a una carga de compresión axial y momentos iguales
en sus extremos, se puede utilizar con precisión razonable para miembros
arriostrados con sus extremos no restringidos sometidos a una carga axial y a
una carga transversal uniformemente distribuida. Sin embargo, resultaría
conservadora para los miembros comprimidos en pórticos no arriostrados (con
desplazamiento lateral) y para miembros flexionados con curvatura inversa. Por
este motivo la ecuación de interacción dada por la Ecuación C-C5.2.1-9 se debe
modificar adicionalmente como se muestra en la Ecuación C-C5.2.1-10
aplicando un coeficiente Cm que considera el efecto de los momentos en los
extremos:

Ωc P Ω b Cm M
+ ≤ 1,0 (C-C5.2.1-10)
Pn αM n

Esta ecuación es la Ecuación C5.2.1-1 de la Especificación, en la cual α = 1 -


ΩcP/PE.

En la Ecuación C-C5.2.1-10 Cm se puede determinar para uno de los tres


casos definidos en la Sección C5.2.1 de la Especificación. Para el Caso 1 el
valor dado para Cm es 0,85. Para el Caso 2 Cm se puede calcular mediante la
Ecuación C-C5.2.1-11 para miembros comprimidos restringidos arriostrados
contra su traslación conjunta y no sometidos a cargas transversales:

M1
C m = 0,6 − 0, 4 (C-C5.2.1-11)
M2

donde M1/M2 es la relación entre el menor momento de extremo y el mayor


momento de extremo. Para el Caso 3 Cm se puede aproximar usando el valor
dado en los Comentarios AISC para la condición dada de carga transversal y
restricción de los extremos (AISC, 1989 y 1993).

Cuando el máximo momento se produce en puntos arriostrados, se debe


utilizar la Ecuación C-C5.2.1-12 (es decir, la Ecuación C5.2.1-2 de la
Especificación) para verificar el miembro en los extremos arriostrados.

Ωc P Ω b M
+ ≤ 1,0 (C-C5.2.1-12)
Pno Mn

donde Pno es la carga axial nominal para KL/r = 0.


94 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Además, para la condición de pequeña carga axial, generalmente la


influencia de Cm/α es pequeña y puede ser despreciada. Por lo tanto, cuando ΩcP
≤ 0,15Pn, se puede utilizar la Ecuación C-C5.2.1-5 para calcular vigas-columnas.

C5.2.2 Método LRFD

El método LRFD utiliza las mismas ecuaciones de interacción que el método


ASD, excepto que para las resistencias de cálculo se utilizan φcPn y φbMn.
Además, la resistencia axial requerida Pu y la resistencia flexional requerida Mu
se deben determinar a partir de cargas factoreadas de acuerdo con los requisitos
de la Sección A6.1.2 de la Especificación.

Se debe observar que, en comparación con la edición 1991 de la


Especificación AISI para LRFD, en la edición 1996 de la Especificación se
modificó la definición del factor α eliminando el término φc debido a que el
término PE es un valor determinístico y por lo tanto no requiere ningún factor de
resistencia.

Las ecuaciones de interacción usadas en la Sección C5.2.2 de la


Especificación son las mismas que las usadas en la Especificación AISI para
LRFD (AISI, 1991), pero son diferentes a las de la Especificación AISC para
LRFD (AISC, 1993) ya que no hay evidencia suficiente sobre las columnas de
acero conformado en frío que permita adoptar los criterios de LRFD de AISC.

C6 Miembros cilíndricos tubulares

Los miembros cilíndricos tubulares de pared delgada son secciones económicas


para los miembros comprimidos y torsionados porque poseen una elevada relación
entre su radio de giro y su superficie, el mismo radio de giro en todas las direcciones y
una gran rigidez torsional. Al igual que otros miembros comprimidos de acero
conformado en frío, los tubos cilíndricos se deben diseñar para lograr una seguridad
adecuada no sólo contra el pandeo global de columna sino también contra el pandeo
localizado. Es un hecho conocido que la clásica teoría de pandeo localizado para
cilindros comprimidos longitudinalmente sobrestima la resistencia real al pandeo y que
las inevitables imperfecciones y tensiones residuales reducen la resistencia real de los
tubos comprimidos radicalmente por debajo del valor teórico. Por este motivo, los
requisitos de diseño de AISI para pandeo localizado se basan en gran parte en
resultados experimentales.

Tensión de pandeo localizado

Considerando el comportamiento posterior al pandeo de los cilindros comprimidos


axialmente y la considerable influencia de las imperfecciones iniciales, los requisitos
de diseño incluidos en la Especificación AISI originalmente se basaban en la
representación gráfica de Plantema y en los resultados adicionales obtenidos por
Wilson y Newmark en la Universidad de Illinois (Winter, 1970) al ensayar cáscaras
cilíndricas.
A partir del ensayo de tubos comprimidos Plantema halló que la relación Fult/Fy
depende del parámetro (E/Fy)(t/D), donde t es el espesor de pared, D es el diámetro
promedio de los tubos y Fult es la tensión última o tensión de colapso. Como se ilustra
en la Figura C-C6-1, la línea 1 corresponde a la tensión de colapso por debajo del
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 95

límite de proporcionalidad, la línea 2 corresponde a la tensión de colapso entre el


límite de proporcionalidad y el límite de fluencia y la línea 3 representa la tensión de
colapso ocurriendo en el límite de fluencia. En el rango de la línea 3 no habrá pandeo
localizado antes de la fluencia. En los rangos 1 y 2 ocurre pandeo localizado antes de
llegar al límite de fluencia. Los tubos cilíndricos se deben diseñar de manera de
garantizar que no se produzca pandeo localizado.
Pandeo
elástico Pandeo inelástico Fluencia

A1 3
1,0
2

0,8 Ec. (C-C6-2)


0,75 B1
0,6
Fult
Fy
0,4 1 Ec. (C-C6-3)

0,2
Para D/t = 0,441 E/Fy Para D/t = 0,112 E/Fy

0
2,27 8,93
0 2 4 6 8 10 12
 E  t 
  
 Fy  D 
 
Figura C-C6-1 Tensión crítica de los tubos cilíndricos para pandeo localizado

En base a un enfoque conservador, AISI especifica que cuando la relación D/t es


menor o igual que 0,112E/Fy el miembro tubular se debe diseñar para fluencia. Este
requisito se basa en el punto A1, para el cual (E/Fy)(t/D) = 8,93.
Cuando 0,112E/Fy < D/t < 0,441E/Fy, el cálculo de los miembros tubulares se basa
en los criterios de pandeo localizado inelástico. A los fines de desarrollar una ecuación
de diseño para pandeo inelástico, AISI seleccionó el punto B1 para representar el límite
de proporcionalidad. Para el punto B1:

E  t  Fult
    = 2,27 = 0,75 (C-C6-1)
 Fy  D  Fy

Usando la línea A1B1, la máxima tensión de los tubos cilíndricos se puede


representar de la siguiente manera:

Fult E  t 
= 0,037     + 0,667 (C-C6-2)
Fy  Fy
  D 
96 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Cuando D/t ≥ 0,441E/Fy, la siguiente ecuación representa la Línea 1 para la tensión


de pandeo elástico localizado:

Fult E  t 
= 0,328     (C-C6-3)
Fy  Fy
  D 

En la Figura C-C6-2 se muestran las correlaciones entre los datos de ensayos


disponibles y las Ecuaciones C-C6-2 y C-C6-3. En la Especificación de 1986 se
modificó la definición del símbolo "D" pasando de "diámetro promedio" a "diámetro
exterior" para que fuera consistente con las prácticas generalizadas.

1,2

A1
1,0

0,8
B1

Fult 0,6 Ec. (C-C6-2)


Fy

0,4
Universidad de Illinois
Universidad Lehigh
Ec. (C-C6-3) Universidad de Tokio
0,2 Universidad de Alberta

0
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18

 E  t 
  
 Fy  D 
 
Figura C-C6-2 Correlación entre los datos de ensayo y los criterios de AISI para
pandeo localizado de tubos cilíndricos comprimidos axialmente

Al igual que otros requisitos de la Especificación, los requisitos de diseño para


miembros cilíndricos tubulares han sido combinados para los métodos ASD y LRFD.
Se debe observar que los requisitos de la Sección C6 de la especificación sólo son
aplicables para miembros que poseen una relación diámetro exterior / espesor de
pared, D/t, no mayor que 0,441E/Fy; esto se debe a que el cálculo de tubos
extremadamente delgados estará determinado por el pandeo elástico localizado, lo que
provocará diseños no económicos. Además, los miembros cilíndricos tubulares con
relaciones D/t inusualmente elevadas son muy sensibles a las imperfecciones
geométricas.

C6.1 Flexión

Para los cilindros flexionados de pared gruesa, la iniciación de la fluencia no


representa una condición de falla como la que habitualmente se supone para carga
axial. La falla ocurre en la capacidad de momento plástico que es al menos 1,29
veces el momento en la primera fluencia. Además, las condiciones para el pandeo
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 97

localizado inelástico no son tan severas como en la compresión axial debido al


gradiente de tensiones.
Las Ecuaciones C6.1-1, C6.1-2 y C6.1-3 se basan en el trabajo informado por
Sherman (1985) y un factor de forma mínimo supuesto igual a 1,25. Esta ligera
reducción del rango inelástico se ha introducido para limitar la tensión máxima de
flexión a 0,75Fy, un valor típicamente utilizado en el método ASD para secciones
macizas flexionadas. Esta reducción también acerca el criterio a un límite inferior
para el pandeo inelástico localizado. Se ha incluido un pequeño rango de pandeo
localizado elástico de manera que el límite superior de D/t igual a 0,441E/Fy es
igual que para compresión axial.
En la Figura C-C6.1-1 se grafican las tres ecuaciones para determinar la
resistencia nominal a la flexión de los miembros cilíndricos tubulares. Estas
ecuaciones se han utilizado en la Especificación AISI desde 1986 y se mantienen en
la Especificación de 1996. El factor de seguridad Ωb y el factor de resistencia φb
son los mismos utilizados en la Sección C3.1.1 de la Especificación para la
resistencia flexional de la sección.
1,6

1,4
Ec. C6.1-1 de la Especif.
1,25
1,2 Ec. C6.1-2 de la Especif.

1,0

Mn Ec. C6.3-1 de la Especif.


0,8
My
0,75

0,6

0,4

0,2 D/t= D/t= D/t=


0,44 E/Fy 0,319 E/F y 0,70 E/F y

0
0 2 4 6 8 10 12 14 16
 E  t 
  
 Fy  D 
 

Figura C-C6.1-1 Resistencia nominal a la flexión de miembros cilíndricos tubulares

C6.2 Compresión

Cuando se utilizan tubos cilíndricos como miembros comprimidos con carga


axial la resistencia axial nominal se determina empleando la misma ecuación dada
en la Sección C4 de la Especificación, excepto que (1) la tensión nominal de
pandeo, Fe, se determina sólo para pandeo flexional y (2) la superficie efectiva, Ae,
se calcula mediante la Ecuación C-C6.2-1:
98 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

A e = 1 − (1 − R 2 ) (1 − A o / A )  A (C-C6.2-1)

donde
R = Fy / 2Fe (C-C6.2-2)

 0,037 
Ao =  + 0,667  A ≤ A (C-C6.2-3)
 DFy / tE 

y A = superficie de la sección transversal no reducida. El factor de seguridad Ωc y


el factor de resistencia φc son los mismos utilizados en la Sección C4 de la
Especificación para miembros comprimidos.
La Ecuación C-C6.2-3 se usa para calcular la superficie reducida debida al
pandeo localizado. Se deriva de la Ecuación C-C6-2 para tensión de pandeo
inelástico localizado (Yu, 1991).

C6.3 Combinación de flexión y compresión

Las ecuaciones de interacción presentadas en la Sección C5 de la Especificación


también se pueden utilizar para diseñar miembros cilíndricos tubulares cuando estos
miembros están sometidos a una combinación de flexión y compresión.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 99

D. CONJUNTOS ESTRUCTURALES

D1. Secciones armadas

D1.1 Secciones compuestas por dos perfiles C

Con frecuencia las secciones doble T formadas conectando dos perfiles C alma
contra alma se utilizan como miembros comprimidos o flexionados. Los Casos (2)
y (8) de la Figura C-A1.2-2 y los Casos (3) y (7) de la Figura C-A1.2-3 muestran
diferentes secciones doble T armadas.

(a) Miembros comprimidos

En las secciones doble T que se utilizarán como miembros comprimidos la


separación longitudinal de los conectores no debe ser mayor que el valor de
smax, calculado aplicando la Ecuación D1.1-1 de la Especificación. Esto
impide el pandeo flexional de los perfiles C individuales respecto al eje
paralelo al alma a una carga menor que aquella a la cual pandearía la
totalidad de la sección doble T. Este requisito se basa en el requisito que
establece que la relación de esbeltez de un perfil C individual entre
conectores, smax/rcy, no debe ser mayor que la mitad de la relación de esbeltez
correspondiente, L/rI, de la totalidad de la sección doble T (Winter, 1970; Yu,
1991). Así se toma en cuenta que uno de los conectores se puede aflojar o
volver inefectivo.

Aunque la Sección D1.1 de la Especificación sólo se refiere a secciones


doble T, la Ecuación D1.1-1 también se puede utilizar para determinar la
separación máxima de las soldaduras para miembros comprimidos de sección
tipo cajón construidas conectando dos perfiles C por los extremos de sus alas.
En este caso rI es el menor de los dos radios de giro de la sección tipo cajón.

(b) Miembros flexionados

En las secciones doble T que se usarán como miembros flexionados la


separación longitudinal de los conectores está limitada por la Ecuación D1.1-
2 de la Especificación. El primer requisito se selecciona como límite
arbitrario para impedir cualquier posible distorsión excesiva del ala superior
entre conectores. El segundo se basa en la resistencia y disposición de los
conectores y en la intensidad de la carga que actúa sobre la viga (Yu, 1991).

El segundo requisito para la separación máxima de los conectores requerido


por la Ecuación D1.1-2 de la Especificación se basa en que el centro de corte
del perfil C no coincide con el plano del alma ni está ubicado sobre dicho
plano; y que cuando se aplica una carga Q en el plano del alma ésta produce
un momento torsor Qm respecto a su centro de corte, como se ilustra en la
Figura C-D1.1-1. La tracción en el conector superior, Ts, se puede calcular
igualando el momento torsor Qm y el momento resistente Tsg, es decir

Qm = Ts g (C-D1.1-1)
100 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Qm
Ts = (C-D1.1-2)
g

Considerando que q es la intensidad de la carga y s es la separación de los


conectores como se indica en la Figura C-D.1.1-2, la carga aplicada es Q =
qs/2. La máxima separación smax usada en la Especificación se puede obtener
fácilmente sustituyendo el valor anterior de Q en la Ecuación C-D1.1-2 de
este Comentario. La determinación de la intensidad de la carga, q, se basa en
el tipo de carga aplicada a la viga.

Ts

C.C. g
m

Ts

Figura C-D1.1-1 Esfuerzo de tracción desarrollado en el conector superior de


un perfil C

s
g
s

Figura C-D1.1-2 Separación de los conectores

Además de las consideraciones anteriores sobre la resistencia requerida de las


conexiones, la separación de los conectores no debe ser tan grande como para
provocar una distorsión excesiva entre los conectores debida a la separación a
lo largo del ala superior. Teniendo en cuenta que los perfiles C están
conectados alma contra alma y están en contacto continuo a lo largo del ala
inferior, se puede utilizar una separación máxima de L/3. Considerando la
posibilidad de que uno de los conectores puede ser defectuoso, el primer
requisito de la Ecuación D1.1-2 de la Especificación es una separación
máxima smax = L/6.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 101

D1.2 Separación de las conexiones en elementos comprimidos

Cuando los elementos comprimidos están unidos a otras partes de un miembro


armado mediante conexiones discontinuas los conectores deben estar poco
espaciados a fin de desarrollar la resistencia requerida del elemento conectado. La
Figura C-D1.2-1 muestra una viga tipo cajón fabricada conectando una lámina
plana a una sección tipo sombrero invertido. Si los conectores se colocan
adecuadamente esta lámina plana actuará como un elemento comprimido rigidizado
con un ancho, w, igual a la distancia entre las filas de conectores, y las propiedades
de la sección se pueden calcular para estas condiciones. Esta es la intención de los
requisitos de la Sección D1.2 de la Especificación.
La Sección D1.2(a) de la Especificación requiere que la resistencia al corte
necesaria sea provista por el mismo procedimiento normalizado de cálculo
estructural utilizado para calcular las conexiones de las alas en correas con planchas
abulonadas o soldadas o estructuras similares.
La Sección D1.2(b) de la Especificación garantiza que la parte de la plancha
plana entre dos conectores adyacentes no pandeará como una columna (ver Figura
C-D1.2-1) a una tensión menor que 1,67fc, siendo fc la tensión en el elemento
comprimido conectado correspondiente a carga de servicio (Winter, 1970; Yu,
1991). El requisito de AISI se basa en la siguiente ecuación de Euler para pandeo de
columnas:
π2 E
σcr =
(KL / r)2
sustituyendo σcr = 1,67fc; K = 0,6; L = s y r = t / 12 . Este requisito es conservador
porque la longitud se toma como la distancia entre centros y no como la distancia
libre entre conectores, y porque el coeficiente K se toma igual a 0,6 y no igual a 0,5
(valor teórico para una columna con sus extremos empotrados).

Figura C-D1.2-1 Separación de los conectores en una sección compuesta

La Sección D1.2(c) garantiza una separación satisfactoria a fin de que una fila de
conectores actúe como una línea de rigidización continua para la lámina plana bajo
la mayoría de las condiciones (Winter, 1970; Yu, 1991).

D2 Sistemas mixtos

Cuando se utilizan miembros de acero conformado en frío junto con otros


materiales de construcción también se deben satisfacer los requisitos de diseño de la
especificación aplicable para el otro material.
102 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

D3 Arriostramiento lateral

En la edición 1986 de la Especificación se ampliaron los requisitos para el diseño


del arriostramiento a fin de incluir un requisito general referido al arriostramiento de
vigas y columnas simétricas y requisitos específicos para el cálculo de cubiertas
sometidas a cargas gravitatorias. Estos requisitos se mantienen en la edición 1996 de la
Especificación, con algunas revisiones de la Sección D3.2.2 sobre el número de
riostras requerido.

D3.1 Vigas y columnas simétricas

No existe ninguna técnica sencilla y de aceptación generalizada para determinar


la resistencia requerida y la rigidez de las riostras discretas utilizadas en las
construcciones de acero. Winter (1960) presentó una solución parcial y otros
investigadores han profundizado sus conocimientos (Haussler, 1964; Haussler y
Pahers, 1973; Lutz y Fisher, 1985; Salmon y Johnson, 1990; Yura, 1993; SSRC,
1993). Se aconseja al calculista consultar las referencias mencionadas donde
obtendrá lineamientos para el cálculo de una riostra o de un sistema de
arriostramiento.

D3.2 Perfiles C y Z utilizados como vigas

A menos que se dispongan apoyos laterales adecuados, los perfiles C y Z


utilizados como vigas soportando cargas transversales aplicadas en el plano del
alma se pueden torsionar y deformar lateralmente. La primera subsección (Sección
D3.2.1) trata los requisitos de arriostramiento para el caso que una ala de la viga
esté conectada a un tablero o material de revestimiento. La segunda subsección
(Sección D3.2.2) trata los requisitos de separación y diseño de las riostras para el
caso en que ninguna de las alas de la viga está arriostrada por un tablero o material
de revestimiento.

D3.2.1 Anclaje del arriostramiento para cubiertas sometidas a cargas


gravitatorias que poseen el ala superior conectada al
revestimiento

A menos que se proporcione un sistema externo de anclaje, las cubiertas de las


construcciones metálicas tienden a moverse lateralmente. Este anclaje o restricción
puede consistir en miembros unidos a la correa en puntos discretos a lo largo del
tramo y diseñados para soportar las fuerzas necesarias para impedir el movimiento
lateral del sistema. Las reglas de cálculo para los sistemas de cubierta apoyados en
correas en forma de Z se basan en un modelo de rigidez elástico de primer orden
(Murray y Elhouar, 1985). Para el cálculo del arriostramiento lateral se pueden
utilizar las Ecuaciones D3.2.1-1 a D3.2.1-6 de la Especificación para determinar las
fuerzas de restricción para sistemas de un solo tramo o de múltiples tramos con
riostras en diferentes ubicaciones. Estas ecuaciones están expresadas en términos de
las dimensiones de la sección transversal de las correas, del número de líneas de
correas, de la longitud de tramo en el caso de sistemas de múltiples tramos y de la
carga total aplicada al sistema. La exactitud de estas ecuaciones de diseño fue
verificada por Murray y Elhouar usando sus resultados experimentales de seis
prototipos y 33 ensayos a escala 1:4.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 103

En la edición 1986 de la Especificación AISI para ASD y en la edición 1991 de


la Especificación AISI para LRFD, las ecuaciones para determinar la fuerza de
arriostramiento incluidas en la Sección D3.2.1(b) se restringían exclusivamente a
sistemas de cubierta unidos mediante sujetadores pasantes. Los resultados de siete
ensayos realizados en un solo tramo y seis ensayos realizados en múltiples tramos
de sistemas de cubierta con juntas de plegado saliente han demostrado que las
Ecuaciones D3.2.1-1 a D3.2.1-6 de la Especificación también son aplicables para
este tipo de cubiertas (Rivard y Murray, 1986). Además, la Sección D3.2.1(b) de las
ediciones anteriores de la Especificación requerían que el sistema de cubierta
tuviera una rigidez como diafragma de al menos 2000 lb/in. (350 N/mm) en el caso
de los perfiles Z. Debido a que el máximo desplazamiento lateral del ala superior
con respecto a los puntos de reacción de la correa está limitado y no debe ser mayor
que L/360, el requisito de una rigidez mínima como diafragma no es necesario. Por
lo tanto, en la edición 1996 de la Especificación se eliminó este requisito.

D3.2.2 Ninguna de las alas conectadas al revestimiento

(a) Arriostramiento de perfiles C que actúan como vigas

Cuando se utilizan perfiles C individuales como vigas (en vez de utilizarlas


de a pares formando secciones doble T) es necesario arriostrarlas a intervalos
para impedir que roten de la manera indicada en la Figura C-D3.2.2-1. Por
motivos de simplicidad la Figura C-D3.2.2-2 ilustra dos perfiles C
arriostradas entre sí a intervalos. Evidentemente esta situación es similar a la
de la sección doble T compuesta de la Figura C-D1.1-2, excepto que la
función de los conectores ahora es desempeñada por las riostras. La
diferencia es que los dos perfiles C no están en contacto y que en general la
separación de las riostras es considerablemente mayor que la separación de
los conectores. En consecuencia, cada perfil C en realidad puede rotar muy
levemente entre las riostras, lo que provocará tensiones adicionales que se
superponen con las tensiones habituales de la flexión simple. El
arriostramiento se debe disponer de manera que: (1) estas tensiones
adicionales sean lo suficientemente pequeñas como para no reducir la
capacidad portante del perfil C (en comparación con la capacidad que tendría
si estuviera arriostrada de manera continua); y (2) las rotaciones se deben
mantener lo suficientemente pequeñas como para no resultar objetables, en el
rango de 1 a 2 grados.
Q Q

m
C.C.

Figura C-D3.2.2-1 Rotación de perfiles C utilizados como vigas


104 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Figura C-D3.2.2-2 Dos perfiles C arriostrados uno contra otro a intervalos

Con el objetivo de obtener información sobre la cual desarrollar adecuados


requisitos de arriostramiento, en la Universidad de Cornell se ensayaron
diferentes perfiles C (Winter, 1970). Cada uno de ellos fue ensayado con
arriostramiento continuo total; sin ningún arriostramiento; y con
arriostramiento intermedio con dos separaciones diferentes. Además de estos
trabajos experimentales se desarrolló un método de análisis aproximado que
se verificó contra los resultados de los ensayos. Winter, Lansing y McCalley
presentaron un resumen de estos trabajos (1949b). En esta bibliografía se
indica que los requisitos anteriores se satisfacen para la mayoría de las
distribuciones de cargas si entre los apoyos se colocan no menos de tres
riostras equidistantes (es decir, en los puntos correspondientes a los cuartos
del tramo o con una separación menor). La excepción es para el caso en el
cual una gran parte de la carga total que actúa sobre la viga está concentrada
en una pequeña porción del tramo; en este caso se debe colocar una riostra
adicional en el punto de aplicación de dicha carga. De acuerdo con esto, las
ediciones anteriores de la Especificación AISI (AISI, 1986; AISI, 1991)
disponían que la distancia entre riostras no debía ser mayor que un cuarto de
la longitud del tramo. También definían las condiciones bajo las cuales era
necesario colocar una riostra adicional en un punto de concentración de
cargas.

Para que estas riostras sean efectivas no sólo es necesario limitar su


separación adecuadamente, sino que además su resistencia debe ser suficiente
para proporcionar la fuerza requerida para impedir la rotación del perfil C.
Por lo tanto, también es necesario determinar las fuerzas que actuarán en las
riostras, tales como las fuerzas ilustradas en la Figura C-D3.2.2-3. Estas son
las fuerzas que se obtienen si se considera que la acción de una carga
aplicada en el plano del alma (que provoca un momento torsor Qm) es
equivalente a la de la misma carga aplicada en el centro de corte (donde no
provoca momento torsor) más dos fuerzas P = Qm/d que juntas producen el
mismo momento torsor Qm. Como se muestra en la Figura C-D3.2.2-4 y más
detalladamente en el trabajo de Winter, Lansing y McCalley, cada mitad del
canal se puede considerar como una viga continua cargada con las fuerzas
horizontales y apoyada en los puntos de arriostramiento. La fuerza horizontal
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 105

sobre la riostra es simplemente la reacción de esta viga continua. Los


requisitos de la Sección D3.2.2 de la Especificación representan una
aproximación sencilla y conservadora para determinar estas reacciones, las
cuales son iguales a la fuerza PL que debe resistir la riostra en cada ala.
Q
P=Qm
d
m
Q
C.C.
d
V
V

P=Qm
d
Figura C-D3.2.2-3 Fuerzas laterales aplicadas a un perfil C
Q

Figura C-D3.2.2-4 Mitad del perfil C tratada como una viga continua cargada
con fuerzas horizontales

(b) Arriostramiento de perfiles Z que actúan como vigas

La mayoría de los perfiles Z son antisimétricos con respecto a los ejes


baricéntricos verticales y horizontales, es decir, presentan simetría puntual.
Por este motivo el baricentro y el centro de corte coinciden y están ubicados
en el punto medio del alma. Por lo tanto, una carga aplicada en el plano del
alma no tiene brazo de palanca con respecto al centro de corte (m = 0) y no
tiende a producir el tipo de rotación que produciría una carga similar en un
perfil C. Sin embargo, en los perfiles Z los ejes principales son oblicuos con
respecto al alma (Figura C-D3.2.2-5). Una carga aplicada en el plano del
alma, resuelta en la dirección de los dos ejes, produce deflexiones en cada
una de estas direcciones. Proyectando estas deflexiones sobre los planos
vertical y horizontal se puede ver que un perfil Z que actúa como una viga
cargado verticalmente en el plano del alma no sólo se deforma verticalmente
sino también horizontalmente. Si se permite que ocurran esta deformación,
las cargas (que se desplazan lateralmente junto con la viga) ya no están en el
mismo plano que las reacciones en los extremos. En consecuencia, las cargas
producen un momento torsor con respecto a la línea que une las reacciones.
106 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Se puede ver que un perfil Z que actúa como una viga, no arriostrado entre
sus extremos y cargado en el plano del alma se deforma lateralmente y
también se torsiona. No sólo es probable que estas deformaciones interfieran
con el correcto funcionamiento de la viga, sino que las tensiones adicionales
que provocan llevan a la falla a una carga considerablemente menor que si la
misma viga estuviera totalmente arriostrada.
2 -y

1
-x +x

2
+y

Figura C-D3.2.2-5 Ejes principales de un perfil Z

Con el objetivo de obtener información sobre la cual desarrollar adecuados


requisitos de arriostramiento, en la Universidad de Cornell se ensayaron tres
tipos diferentes de perfiles Z, no arriostrados y también con riostras
intermedias con diversas separaciones. También se desarrolló un método de
análisis aproximado que se verificó contra los resultados de los ensayos.
Zetlin y Winter (1955b) presentaron un resumen de estos trabajos. En pocas
palabras, se demuestra que los perfiles Z con arriostramiento intermitente que
actúan como vigas se pueden analizar de manera muy similar a la utilizada
para secciones tipo canal con arriostramiento intermitente. Simplemente es
necesario aplicar una carga horizontal ficticia P = Q(Ixy/Ix) en el punto de
cada carga vertical real Q. Luego se pueden calcular las deformaciones
verticales y horizontales y las tensiones correspondientes de la manera
convencional utilizando los ejes x e y (en vez de los ejes 1 y 2 de la Figura C-
D3.2.2-5), excepto que para la sección es necesario utilizar ciertas
propiedades modificadas.

De este modo se ha demostrado que en lo que se refiere a la ubicación de las


riostras los mismos requisitos que se aplican para los perfiles C que actúan
como vigas también son adecuados para los perfiles Z que actúan como
vigas. También en este caso las fuerzas en las riostras se obtienen como
reacciones de vigas continuas cargadas horizontalmente con cargas ficticias
P.

(c) Separación de las riostras


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 107

Durante el período comprendido entre 1956 y 1996 la Especificación AISI


requería que las riostras estuvieran unidas tanto al ala superior como al ala
inferior de la viga, en los extremos y a intervalos no mayores que un cuarto
de la longitud del tramo, de manera tal de impedir el vuelco en los extremos
y la deformación lateral de cualquiera de las alas en cualquier dirección en
las riostras intermedias. Las ecuaciones para pandeo lateral dadas en la
Sección 3.1.2 de la Especificación se pueden utilizar para predecir la
capacidad de momento del miembro. Ensayos recientes realizados por
Ellifritt, Sputo y Haynes (1992) han demostrado que para las secciones
habituales una riostra colocada a la mitad del tramo puede reducir las
deformaciones horizontales y rotaciones bajo cargas de servicio en hasta un
80 por ciento con respecto a una sección totalmente no arriostrada. Sin
embargo, el efecto de las riostras puede modificar el modo de falla, pasando
de pandeo lateral-torsional a pandeo distorsional del ala y el labio rigidizador
en un punto de arriostramiento. Bajo carga vertical el miembro tiene una
tendencia natural a rotar y trasladarse de manera tal de aliviar la compresión
en el labio. Cuando las riostras intermedias impiden este movimiento la
compresión en el labio rigidizador no se alivia, y hasta es posible que
aumente. En este caso se puede producir pandeo distorsional a cargas
menores que las pronosticadas por las ecuaciones para pandeo lateral de la
Sección C3.1.2 de la Especificación.

Las investigaciones (Ellifritt, Sputo y Haynes, 1992) también han demostrado


que las ecuaciones para pandeo lateral de la sección C3.1.2 de la
Especificación pronostican cargas que son conservadoras cuando se utiliza
una riostra a la mitad de la longitud pero pueden no ser conservadoras cuando
se utiliza más de una riostra intermedia. En base a estos descubrimientos
experimentales, en 1996 se revisó la Sección D3.2.2 de la Especificación
para eliminar el requisito que exigía arriostramiento en los puntos
correspondientes a los cuartos del tramo. Se sugiere que se utilice al menos
una riostra a la mitad del tramo en los perfiles C y Z empleados como vigas
para controlar la deformación y la rotación bajo cargas de servicio. La
resistencia al pandeo lateral se debe determinar según la Sección C3.1.2 de la
Especificación, usando la distancia entre líneas de riostras "a" como longitud
no arriostrada del miembro "L" en todas las ecuaciones de diseño. En
cualquier caso como alternativa está permitido que el usuario realice ensayos
de acuerdo con la Sección F1 de la Especificación, o bien que realice un
análisis riguroso que tome en cuenta la flexión biaxial y la torsión.

La Sección D3.2.2 de la Especificación da las fuerzas laterales para las cuales


se deben calcular estas riostras discretas.

La Especificación permite omitir las riostras discretas cuando todas las


cargas y reacciones que actúan sobre una viga se transmiten a través de
miembros que se unen a la sección de manera tal que restringen eficazmente
la sección contra su rotación torsional y desplazamiento lateral. A menudo
este es el caso en los tabiques extremos de las construcciones metálicas.

D3.3 Vigas tipo cajón sin arriostramiento lateral


108 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Las vigas tipo cajón son más estables lateralmente que las secciones de una sola
alma con la misma relación profundidad-ancho. La Sección D3.3 de la
Especificación establece que cuando la relación entre la longitud sin arriostramiento
lateral y la distancia entre las almas de la sección (L/b) no es mayor que 0,086E/Fy
se pueden utilizar secciones tipo cajón sin ninguna reducción de la resistencia por el
pandeo lateral. Este requisito se basa en las publicaciones de Winter (Winter, 1944
y 1970), las cuales indican que en las vigas tipo cajón la tensión de falla
prácticamente no se ve afectada por el pandeo lateral para relaciones L/b de hasta
100 si se trata de un acero con un punto de fluencia de 33 ksi (228 MPa). En base a
este criterio de diseño, cuando las vigas tipo cajón están flexionadas respecto al eje
mayor, la longitud sin arriostramiento lateral no debería ser mayor que
aproximadamente 75 veces la distancia entre las almas para un acero con Fy = 33
ksi (228 MPa). Este enfoque conservador es idéntico al de la edición anterior de la
Especificación AISI.

D4 Montantes y conjuntos de montantes que integran un tabique

Es un hecho conocido que la resistencia de una columna puede aumentar


considerablemente si está arriostrada adecuadamente, aún cuando el arriostramiento
sea relativamente flexible. Esto es particularmente cierto para las secciones que
habitualmente se utilizan como montantes que integran un tabique portante con
relaciones Ix/Iy elevadas.
Los montantes de acero conformado en frío de sección doble T, C, Z o tipo cajón
generalmente se utilizan en los tabiques con sus almas perpendiculares a la superficie
del tabique. Los tabiques pueden ser de diferentes materiales, tales como tableros de
fibra, tableros de pulpa reconstituida, madera laminada o paneles de yeso. Si el
material de los tabiques tiene resistencia suficiente y la unión entre el material de los
tabiques y los montantes es adecuada para brindarle apoyo lateral a los montantes, el
material de los tabiques puede contribuir a la economía estructural incrementando
sustancialmente la resistencia utilizable de los montantes.
A fin de determinar los requisitos necesarios para proporcionarles un apoyo lateral
adecuado a los montantes del tabique, en la década del 40 Green, Winter y Cuykendall
(1947) realizaron investigaciones teóricas y experimentales. El estudio abarcó 102
ensayos sobre montantes y 24 ensayos sobre diferentes materiales utilizados para
tabiques. En base a los hallazgos de este trabajo previo AISI desarrolló requisitos para
el cálculo de los montantes que integran un tabique.
Durante la década del 70 el comportamiento estructural de las columnas
arriostradas mediante diafragmas de acero fue un tema especial estudiado en la
Universidad de Cornell y otras instituciones. Las nuevas investigaciones sobre los
montantes arriostrados que integran un tabique indicaron que el arriostramiento que le
proporcionan a los montantes los paneles de acero es de tipo diafragma de corte y no
de tipo lineal, como se creía en el estudio de 1947. Los trabajos de Simaan (1973) y
Simaan y Pekoz (1976), los cuales fueron resumidos por Yu (1991), contienen
procedimientos para calcular la resistencia de los perfiles C y Z utilizados como
montantes en un tabique y arriostrados por los materiales del revestimiento. La acción
de arriostramiento se debe tanto a la rigidez al corte como a la restricción de la rotación
proporcionada por el material del revestimiento. El tratamiento dado por Simaan
(1973) y por Simaan y Pekoz (1976) es bastante general e incluye el caso de los
montantes arriostrados tanto en una como en ambas alas. Sin embargo, los requisitos
de la Sección D4 de la Especificación AISI de 1980 sólo trataban el caso más simple
posible correspondiente a idéntico material de revestimiento a ambos lados del
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 109

montante. Por motivos de simplicidad se consideraba sólo la restricción debida a la


rigidez al corte del material del revestimiento.
En 1989 el Anexo a la Especificación AISI incluyó las limitaciones de diseño del
Comentario e introdujo los ensayos sobre columna corta y/o el análisis racional para el
cálculo de montantes con perforaciones (Davis y Yu, 1972; Rack Manufacturers
Institute, 1990).
En 1996 se revisaron los requisitos de diseño para permitir (a) el diseño todo de
acero y (b) el diseño arriostrado por el revestimiento de los montantes que integran un
tabique con alas macizas o perforadas. Para que el diseño todo de acero sea efectivo, el
revestimiento debe mantener su resistencia de cálculo y su integridad durante la
totalidad de la vida útil del tabique. Se debe tener particular cuidado cuando se utilizan
revestimientos de yeso en ambientes húmedos. Los valores correspondientes al yeso
indicados en la Tabla D4 de la Especificación se basan en condiciones de uso seco.

D4.1 Montantes de tabiques comprimidos

Los requisitos de esta sección de la Especificación se incluyen para impedir tres


posibles modos de falla. El requisito (a) es para pandeo de columna entre
sujetadores (Figura C-D4.1-1) aún si falta uno de los sujetadores o si hay un
sujetador no efectivo. El requisito (b) contiene ecuaciones para las tensiones críticas
para el pandeo global de la columna (Figura C-D4.1-2). Para estos requisitos es
fundamental la magnitud de la rigidez al corte del material de revestimiento. En la
Especificación hay una tabla de valores y una ecuación que permiten determinar la
rigidez al corte. Estos valores se basan en los ensayos a pequeña escala descritos
por Simaan (1973) y por Simaan y Pekoz (1976). Para otros tipos de materiales los
parámetros del revestimiento se pueden determinar aplicando los procedimientos
descritos en estas referencias.
P

6s
s

x x
y

Figura C-D4.1-1 Pandeo de montantes entre sujetadores totalmente efectivos


110 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

P Superficie tributaria del


material del tabique

Separación de Separación de
los montantes los montantes

P
Figura C-D4.1-2 Pandeo global de columna de los montantes

El requisito (c) es para garantizar que el revestimiento tenga suficiente


capacidad de deformación. El procedimiento implica suponer un valor para la
tensión última y verificar si la deformación por corte a la carga correspondiente a la
tensión última supera la deformación por corte admisible del material del
revestimiento. En principio este es un método de aproximaciones sucesivas. Sin
embargo, esta iteración no es necesaria si se verifica el menor entre Fe (requisito
(a)) y σCR (requisito (b)) y se demuestra que es satisfactorio.
En la Especificación 1986 se eliminó el método del factor Q para tratar los
efectos del pandeo localizado. Se recomendó el enfoque de hallar la tensión de
pandeo global en base a la sección no reducida. La carga última se determinaba
multiplicando la tensión de pandeo por la superficie efectiva determinada a la
tensión de pandeo.
En el Anexo de 1989 los factores de longitud efectiva Kx, Ky y Kt fueron
eliminados de las Ecuaciones D4.1-8, D4.1-10 y D4.1-11, respectivamente. Esto es
consistente con la Edición 1980 de la Especificación. Incluir los factores de
longitud efectiva podría llevar a diseños no conservadores cuando hay
arriostramiento tanto por el revestimiento como por barras o perfiles C. Las
ecuaciones se basan en ensayos realizados con arriostramiento exclusivamente por
el revestimiento.
El enfoque para determinar las superficies efectivas de acuerdo con la Sección
D4(a) de la Especificación actualmente se está utilizando en la Especificación RMI
(Rack Manufacturers Institute, 1990) para el cálculo de columnas perforadas y fue
verificado exhaustivamente para este tipo de estructuras como lo informó Pekoz
(1988a). La validez de este enfoque para los montantes que integran un tabique fue
verificado en un proyecto de la Universidad de Cornell sobre montantes en tabiques
informado por Miller y Pekoz (1989 y 1994).
Las limitaciones incluidas en la Sección D4(a) de la Especificación con respecto
al tamaño y la separación de las perforaciones y la profundidad de los montantes se
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 111

basan en los parámetros empleados en el programa de ensayos. La superficie


efectiva, Ae, de las secciones con perforaciones que no satisfacen estas limitaciones
se puede determinar mediante ensayos sobre columnas cortas.
En la Especificación el alma se define como el elemento componente de la
sección perpendicular al tabique, mientras que el ala es paralela al plano del
tabique.
Los montantes con revestimiento en una sola ala, o con revestimientos diferentes
en ambas alas, o que poseen una restricción contra la rotación que no es
despreciable, o que presentan cualquier combinación de estas condiciones, se
pueden diseñar de acuerdo con los mismos principios básicos de análisis utilizados
para derivar los requisitos de esta sección (Simaan y Pekoz, 1976).
Se debe observar que en la edición 1996 de la Especificación AISI se utiliza un
factor de seguridad constante igual a 1,80 para la secciones D4.1(a), D4.1(b) y
D4.1(c). De esta manera se logra consistencia con la Sección C4 en lo que se refiere
al cálculo de miembros comprimidos con carga concéntrica.

D4.2 Montantes de tabiques flexados

Los requisitos de diseño para montantes de tabiques flexados de la


Especificación de 1986 se mantienen en la edición 1996 de la Especificación,
excepto que la nota al pie referida a los casos poco habituales se ha trasladado a la
Sección D4.1 del Comentario. Se debe observar que la resistencia nominal a la
flexión de los montantes que integran un tabique se determina mediante el enfoque
del "diseño todo de acero" despreciando la contribución estructural del material del
revestimiento unido al tabique.

D4.3 Montantes de tabiques sometidos a carga axial y flexión

Las ecuaciones generales de interacción de la Sección C5 de la Especificación


también son aplicables para los montantes que integran un tabique, excepto que la
resistencia nominal a la flexión se debe evaluar excluyendo las consideraciones
sobre pandeo lateral.

D5 Construcción de diafragmas de acero para losas, cubiertas o tabiques

En la construcción de edificios una práctica habitual ha sido diseñar un sistema de


arriostramiento independiente para resistir las cargas horizontales debidas al viento,
explosiones o movimientos sísmicos. Sin embargo, los paneles de losa y cubierta de
acero (con o sin relleno de hormigón), además de su resistencia cuando actúan como
vigas bajo cargas gravitatorias, son capaces de resistir cargas horizontales si están
adecuadamente interconectadas entre sí y al pórtico resistente. Esto significa que si se
utilizan las losas y cubiertas de acero de manera efectiva es posible eliminar los
sistemas de arriostramiento independiente y por lo tanto reducir los costos de la
construcción. Por este mismo motivo, los tabiques pueden ser no sólo un cerramiento
resistente a cargas normales sino que también pueden actuar como diafragmas en su
propio plano.
El comportamiento estructural de una construcción con diafragmas se puede evaluar
ya sea mediante cálculos o ensayos. Existen diferentes procedimientos analíticos
resumidos en la bibliografía (Steel Deck Institute, 1988; Department of Army, 1985; y
ECCS, 1977). El comportamiento ensayado se mide mediante los procedimientos de la
Norma ASTM E455 (Standard Method for Static Load Testing of Framed Floor, Roof
112 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

and Wall Diaphragm Construction for Buildings). Yu (1991) presenta una discusión
general del comportamiento de los diafragmas estructurales.
Los factores de seguridad y factores de resistencia requeridos en la Especificación
se basan en estudios estadísticos de las resistencias nominales y medias obtenidas de
ensayos a escala real (Steel Deck Institute, 1981). El estudio concluyó que es más
simple controlar la calidad de los conectores mecánicos que la de las uniones soldadas.
La variación de la resistencia de los conectores mecánicos es menor que la de las
uniones soldadas, y por lo tanto su comportamiento es más predecible. Esto significa
que para las uniones mecánicas se justifica un menor factor de seguridad, o un mayor
factor de resistencia.
Los factores de seguridad para las cargas sísmicas son ligeramente mayores que los
utilizados para cargas de viento; esto se debe a la ductilidad que demandan las cargas
sísmicas. Los factores de seguridad para las combinaciones de cargas que no
involucran cargas sísmicas ni cargas de viento deben ser mayores que los
correspondientes a combinaciones de cargas que sí involucran cargas sísmicas o de
viento, por lo tanto la Especificación incluye factores de seguridad adecuados. Los
factores de resistencia también fueron determinados de manera similar.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 113

E. UNIONES Y CONEXIONES

E1 Requisitos generales

Las soldaduras, bulones, tornillos, remaches y otros dispositivos especiales tales


como costuras y adhesivos para metal son los medios de unión más difundidos en las
construcciones de acero conformado en frío (Brockenbrough, 1995). El Capítulo E de
la edición 1996 de la Especificación AISI contiene requisitos para las uniones
soldadas, uniones abulonadas y uniones atornilladas. Los requisitos de diseño para el
empleo de tornillos fueron desarrollados en 1993 y por primera vez se incluyen en esta
edición de la Especificación. Las siguientes observaciones tratan la aplicación de
remaches y otros dispositivos especiales:

(a) Remaches

Aunque el remachado en caliente es poco utilizado en las construcciones de


acero conformado en frío, el remachado en frío está considerablemente
difundido, particularmente en formas especiales tales como remaches ciegos
(para su aplicación desde un solo lado), remaches tubulares (para incrementar la
superficie portante), remaches de corte elevado y remaches explosivos. Para el
cálculo de uniones remachadas en frío a modo de guía se pueden utilizar los
requisitos de AISI para uniones abulonadas, excepto que la resistencia al corte
de los remaches puede diferir considerablemente de la resistencia al corte de los
bulones. Se puede obtener información adicional sobre la resistencia de los
remaches consultando a sus fabricantes o realizando ensayos.

(b) Dispositivos especiales

Los dispositivos especiales incluyen: (1) costuras metálicas para las cuales se
utilizan herramientas especialmente desarrolladas similares a las engrampadoras
comunes de oficina y (2) uniones por medio de herramientas especiales que
estiran las planchas para formar proyecciones que se encastran.

La mayoría de estas conexiones son dispositivos patentados; la información


sobre su resistencia se debe obtener de los fabricantes o a partir de ensayos
realizados o encargados por el usuario. Para estos ensayos se deben utilizar los
lineamientos dados en el Capítulo F de la Especificación.

Si en los planos de diseño no está detallada cada una de las conexiones, los
planos y/o especificaciones técnicas deben contener información adecuada y
datos sobre los requisitos de diseño para diseñar adecuadamente los detalles de
cada conexión.

Los requisitos para el cálculo por ASD de la Edición 1996 de la Especificación


AISI para uniones soldadas y abulonadas se basan en la edición 1986 de la
Especificación, con algunas revisiones y adiciones que se discutirán en las secciones
siguientes, mientras que los requisitos para el cálculo por LRFD se basan en la edición
1991 de la Especificación. En lo que se refiere al método LRFD, los factores de
resistencia fueron derivados para un índice de confiabilidad meta β 0 = 3,5 para las
uniones sometidas a cargas gravitatorias. Para la resistencia a la tracción de los
conectores utilizados para unir tableros de cubierta y paneles de tabiques a correas y
114 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

cintas, para determinar los factores φ se consideraron dos casos, es decir, (1) 1,2D +
1,6L con β 0 = 3,5 y (2) 1,17W - 0,9D con β 0 = 2,5. El Caso (2) representa las cargas
que actúan en sentidos contrarios conforme a la combinación de cargas (6) de la
Sección A6.1.2 de la Especificación, con la aplicación de un factor de reducción igual
a 0,9 para el factor de carga correspondiente a la carga de viento nominal en base a la
excepción de la Sección A6.1.2 (AISI, 1996). Los tornillos con carga de levantamiento
debida al viento también se pueden diseñar para un índice de confiabilidad meta β 0 =
2,5. Otros datos estadísticos para desarrollar los criterios de AISI para el diseño de
conexiones por LRFD fueron documentados por Hsiao, Yu y galambos (1998a) y
resumidos en el Manual de Diseño para LRFD (AISI, 1991).

E2 Uniones soldadas

Las soldaduras usadas en las construcciones de acero conformado en frío se pueden


clasificar como soldaduras por fusión (o soldaduras por arco) y soldaduras de
resistencia. Las soldaduras por fusión se utilizan para conectar entre sí los miembros de
acero conformado en frío y también para conectar estos miembros a pórticos de acero
laminado en caliente (como en las uniones de los paneles que forman las losas a las
vigas de un pórtico de acero). Se utilizan en soldaduras de ranura, puntos de soldadura
por arco, cordones de soldadura por arco, soldaduras de filete y soldaduras de ranura
biselada.
Los requisitos de diseño contenidos en esta Especificación para las uniones
soldadas por fusión se basan fundamentalmente en evidencia experimental obtenida a
partir de un extenso programa de ensayos realizado en la Universidad de Cornell. Los
resultados de este programa fueron informados por Pekoz y McGuire (1979) y
resumidos por Yu (1991). Estos requisitos cubren todos los modos de falla posibles,
mientras que los requisitos anteriores se ocupaban fundamentalmente de la falla por
corte.
En la mayoría de los ensayos informados por Pekoz y McGuire (1979) el inicio de
la fluencia no estaba bien definido o estaba muy próximo a la falla. Por lo tanto, en los
requisitos de esta sección se utiliza la rotura y no la fluencia como criterio de falla por
ser un criterio más confiable.
Además, las investigaciones de Cornell proporcionaron la base experimental para el
Código AWS de Soldadura Estructural para Planchas de Acero (AWS, 1989). En la
mayoría de los casos los requisitos del Código AWS coinciden con esta sección de la
Especificación.
Los ensayos de las uniones soldadas que sirvieron de base para los requisitos de las
Secciones E2.1 a E2.5 de la Especificación fueron realizados en secciones con una sola
plancha o con doble plancha. Ver la Figura E2.2 de la Especificación. El mayor
espesor total de las platabandas fue de aproximadamente 0,15 in. (3,81 mm). Sin
embargo, en la Especificación AISI se extendió la validez de las ecuaciones a las
uniones soldadas en las cuales el espesor de la parte conectada más delgada es de 0,18
in. (4,57 mm) o menos. Para los puntos de soldadura por arco el máximo espesor de
una sola plancha (Figura E2.2(C) de la Especificación) y el espesor combinado de dos
planchas (Figura E2.2(D) de la Especificación) se fijan en 0,15 in. (3,81 mm).
Los términos utilizados en esta sección de la Especificación coinciden con la
nomenclatura normalizada dada en el Código AWS (AWS, 1989).
En la Parte IV del Manual de Diseño (AISI, 1996) se incluyen tablas de diseño y
ejemplos de cálculo de uniones soldadas.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 115

E2.1 Soldaduras de ranura en uniones a tope

Las ecuaciones de diseño para determinar la resistencia nominal de las


soldaduras de ranura en las uniones a tope se tomaron de la Especificación AISC
para LRFD (AISC, 1993). Por lo tanto, la definición dada por AISC para el espesor
efectivo de la garganta, te, también es aplicable a esta sección de la Especificación.

E2.2 Puntos de soldadura por arco

Los puntos de soldadura por arco utilizados para conectar planchas delgadas son
similares a las soldaduras de tapón utilizadas para planchas relativamente gruesas.
La diferencia entre las soldaduras de tapón y los puntos de soldadura por arco es
que las primeras se efectúan con orificios preperforados, mientras que para las
segundas no se requieren estos orificios. En cambio con el arco se quema un
orificio en la plancha superior que luego se rellena con metal fundido para unirla
con la plancha inferior o con un miembro del pórtico.

E2.2.1 Corte

Los ensayos de Cornell (Pekoz y McGuire, 1979) identificaron cuatro modos


de falla para los puntos de soldadura por arco, todos los cuales se tratan en esta
sección de la Especificación. Estos modos de falla son: (1) falla por corte de las
soldaduras en el área fundida, (2) desgarramiento de la plancha a lo largo del
contorno de la soldadura que estira la plancha en el borde de ataque de la
soldadura, (3) desgarramiento de la plancha combinado con pandeo cerca del
borde de salida de la soldadura, y (4) corte de la plancha detrás de la soldadura.
Se debe observar que muchas fallas, especialmente los desgarramientos de la
plancha, pueden estar precedidas o acompañadas por considerables
deformaciones inelásticas fuera del plano del tipo indicado en la Figura C-E2.2-
1. Este comportamiento es similar al observado en placas anchas conectadas
mediante pasadores. Se debe evitar este comportamiento disponiendo las
soldaduras con una menor separación. Cuando se usan puntos de soldadura por
arco para conectar dos planchas a un miembro de un pórtico como se ilustra en
la Figura E2.2(D) de la Especificación, también se debe considerar la posible
falla por corte entre las planchas delgadas.

Figura C-E2.2-1 Distorsión fuera del plano de una unión soldada

El requisito que limita el espesor a 0,15 in. (3,81 mm) se debe al rango del
programa de ensayos que sirvió como base para estos requisitos. En las planchas
116 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

de menos de 0,028 in. (0,711 mm) de espesor se requieren arandelas para evitar
que las planchas se quemen excesivamente y se obtengan soldaduras de menor
calidad.
En comparación con las ediciones anteriores, en la edición 1996 de la
Especificación se introdujeron varias revisiones menores referidas a la
determinación de la resistencia nominal al corte de las soldaduras (Ecuación
E2.2.1-1 de la Especificación) y a la limitación de las relaciones Fu/Fsy para
utilizar las Ecuaciones E2.2.1-6a y E.2.2.1-6b. Se revisó la Ecuación E2.2.1-1 de
la Especificación para que fuera consistente con el informe de las
investigaciones (Pekoz y McGuire, 1979), y se modificaron las relaciones Fu/Fsy
limitantes para que fueran consistentes con la Sección A3.3.1 de la
Especificación.

E2.2.2 Tracción

Los requisitos de diseño del Anexo de 1989 para la capacidad de tracción de


los puntos de soldadura por arco se basaban en los ensayos informados por Fung
(1978) y en el estudio realizado por Albrecht (1988). Estos requisitos se
limitaban a la falla de las planchas, con limitaciones sobre las propiedades del
material y el espesor de las planchas. En 1996 se revisaron estos criterios de
diseño ya que los ensayos recientes efectuados en la Universidad de Missouri-
Rolla (LaBoube y Yu, 1991 y 1993) mostraron que se pueden producir dos
estados límites potenciales. El modo de falla más común es el desgarramiento de
las planchas alrededor del perímetro de la soldadura. Se descubrió que esta
condición de falla es influenciada por el espesor de las planchas, el diámetro
promedio de las soldaduras y la resistencia a la tracción del material. En algunos
casos se descubrió que puede ocurrir falla por tracción de la soldadura. Se
determinó que la resistencia de la soldadura es función de la sección transversal
del área fundida y de la resistencia a la tracción del material de la soldadura.
Algunos ensayos (LaBoube y Yu, 1991 y 1993) también han demostrado que
cuando están reforzadas con una arandela las uniones soldadas de planchas
delgadas también pueden lograr la resistencia de cálculo dada por las Ecuaciones
E2.2.2-2 y E2.2.2-3 usando el espesor de la plancha más delgada.
Las ecuaciones dadas en la Especificación se derivaron a partir de los
ensayos en los cuales la carga de tracción aplicada imponía una carga
concéntrica sobre la soldadura, como sería el caso, por ejemplo, de las
soldaduras interiores de un sistema de cubierta sometido al levantamiento
provocado por el viento. El levantamiento provocado por el viento originaría
una carga de tracción excéntrica sobre las soldaduras ubicadas sobre el
perímetro de una losa o cubierta. Los ensayos han demostrado que se puede
producir una reducción de hasta el cincuenta por ciento de la resistencia nominal
de la conexión debido a la aplicación de cargas excéntricas (LaBoube y Yu,
1991 y 1993). También pueden ocurrir condiciones de excentricidad en las
uniones solapadas ilustradas en la Figura C-E2.2-2.
En una unión solapada entre dos secciones de tablero como la ilustrada en la
Figura C-E2.2-2 la longitud del ala no rigidizada y la extensión del avance de la
soldadura sobre el ala no rigidizada tienen un efecto considerable sobre la
resistencia de la unión soldada (LaBoube y Yu, 1991). La Especificación
reconoce la capacidad reducida de este tipo de conexiones estableciendo una
reducción del treinta por ciento para la resistencia nominal calculada.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 117

Unión Soldadura interior Soldadura exterior


solapada sometida a carga sometida a carga
concéntrica excéntrica

Viga

Figura C-E2.2-2 Soldadura interior, soldadura exterior y unión solapada

E2.3 Cordones de soldadura por arco

El comportamiento general de los cordones de soldadura por arco es similar al


de los puntos de soldadura por arco. En los ensayos de Cornell no se observaron
fallas por corte simple de los cordones de soldadura por arco (Pekoz y McGuire,
1979). Por lo tanto, la Ecuación E2.3-1 de la Especificación, la cual considera la
falla de las soldaduras por corte, se adoptó de los requisitos AWS para soldaduras
de planchas de acero (AWS, 1989).
La intención de la Ecuación E2.3-2 es impedir la falla por combinación de
desgarramiento por tracción y corte de las platabandas.

E2.4 Soldaduras de filete

En las soldaduras de filete de las muestras con uniones solapadas ensayadas en


las investigaciones de Cornell (Pekoz y McGuire, 1979), la dimensión w1 del canto
sobre el borde de la plancha generalmente era igual al espesor de la plancha; el otro
canto, w2, con frecuencia era dos o tres veces mayor que w1 (ver Figura E2.4(A) de
la Especificación). En este tipo de uniones la garganta de la soldadura de filete
normalmente es mayor que la garganta de las soldaduras de filete convencionales
del mismo tamaño. Se halló que habitualmente la falla última de las uniones con
soldadura de filete ocurren por desgarramiento de la placa adyacente a la soldadura.
Ver Figura C-E2.4-1.

A-A

a. Desgarramiento de la plancha b. Desgarramiento de la plancha


con filete transversal con filete longitudinal

Figura C-E2.4-1 Modos de falla de las soldaduras de filete


118 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

En la mayoría de los casos la mayor resistencia del material de las soldaduras


impide la falla por corte de las mismas, y por lo tanto los requisitos de esta sección
de la Especificación se basan en el desgarramiento de las planchas. Debido a que en
las investigaciones de Cornell se ensayaron muestras de hasta 0,15 in. (3,81 mm) de
espesor (Pekoz y McGuire, 1979), el último requisito de esta sección es para cubrir
la posibilidad de que para espesores superiores a 0,15 in. (3,81 mm) la dimensión
de la garganta sea inferior al espesor de la platabanda y el desgarramiento se
produzca en la soldadura en vez de en el material de las planchas.

E2.5 Soldaduras de ranura biselada

Se halló que el modo de falla primario de las secciones de acero conformado en


frío soldadas mediante soldaduras de ranura biselada, cargadas transversal o
longitudinalmente, es el desgarramiento de las planchas a lo largo del contorno de
la soldadura. Ver Figura C-E2.5-1.

Desgarramiento transversal Desgarramiento longitudinal


de la plancha de la plancha

Figura C-E2.5-1 Modos de falla de las soldaduras de ranura biselada

A excepción de la Ecuación E2.5-4, los requisitos de esta sección de la


Especificación pretenden impedir la falla por desgarramiento por corte. La
Ecuación E2.5-4 cubre la posibilidad de que las secciones de mayor espesor tengan
gargantas efectivas menores que el espesor del canal y que la falla de la soldadura
se vuelva crítica.
En la edición 1996 de la Especificación la anterior Figura E2.5(D) fue
reemplazada por cuatro nuevas ilustraciones que describen más detalladamente las
aplicaciones de las soldaduras de ranura biselada. Las Figuras E2.5(D) y E2.5(E)
muestran la condición en la cual la soldadura está emparejada al nivel de la
superficie. Esta soldadura es una soldadura precalificada en AWS D1.1-96 (AWS,
1996) que provee la definición de garganta efectiva para este tipo de soldadura. En
estas figuras se ilustra la distinción entre requisitos para soldaduras de ranura
biselada de corte doble y corte simple. Las Figuras E2.5(F) y E2.5(G) muestran las
soldaduras de ranura biselada que se utilizan frecuentemente en las construcciones
de acero conformado en frío, las cuales no están emparejadas al nivel de la
superficie. El canto vertical de la soldadura puede ser mayor (Figura E2.5(F)) o
menor (Figura E2.5(G)) que el radio de la superficie curva exterior. Como se indica,
la definición del canto horizontal de la soldadura es ligeramente diferente para cada
uno de los casos. No fue necesario incluir modificaciones con respecto a las
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 119

ediciones anteriores de la Especificación excepto en las definiciones de garganta


efectiva a utilizar con la Ecuación E2.5-4 de la Especificación.

E2.6 Soldaduras de resistencia

Los valores de resistencia al corte listados para planchas exteriores de 0,125 in.
(3,22 mm) de espesor o menos se basan en la publicación "Recommended Practice
for Resistance Welding Coated Low-Carbon Steels," AWS C1.3-70, (Tabla 2.1 -
Soldadura de puntos para acero galvanizado de bajo contenido de carbono). Los
valores dados para espesores exteriores mayores que 0,125 in. (3,22 mm) se basan
en la publicación "Recommended Practices for Resistance Welding," AWS C1.1-
66, (Tabla 1.3 - Soldadura por pulsación de acero de bajo contenido de carbono") y
se aplican tanto a las soldaduras por pulsación como a las soldaduras de puntos. Son
aplicables para todos los grados estructurales de acero de bajo contenido de
carbono, sin recubrimiento o galvanizados con 0,90 oz/ft2 (2,7 N/m2) de plancha, o
menos, y se basan en valores seleccionados de AWS C1.3-70, Tabla 2.1; y AWS
C1.1-66, Tabla 1.3. Los valores correspondientes a los espesores intermedios se
pueden obtener interpolando linealmente. Los valores anteriores también se pueden
aplicar para aceros de contenido medio de carbono y de baja aleación. Para las
soldaduras de punto en estos aceros se obtienen resistencias al corte ligeramente
mayores que aquellas en las cuales se basan los valores anteriores; sin embargo, es
posible que requieran condiciones especiales de soldadura. En todos los casos las
soldaduras se deben realizar de acuerdo con AWS C1.3-70 y AWS C1.1-66 (AWS,
1966 y 1970).

E3 Uniones abulonadas

El comportamiento estructural de las uniones abulonadas en las construcciones de


acero conformado en frío es diferente al comportamiento en las construcciones de
acero laminado en caliente, principalmente debido al reducido espesor de las partes
conectadas. Antes de 1980 los requisitos incluidos en la Especificación AISI para el
cálculo de uniones abulonadas se basaban en los ensayos de Cornell (Winter, 1956a,
1956b). En 1980 se actualizaron estos requisitos para permitir una mejor coordinación
con las especificaciones RCSC (Research Council on Structural Connections, 1980) y
AISC (1978). En 1986 se agregaron a la Especificación AISI (AISI, 1986) requisitos
de diseño para el tamaño máximo de los orificios para bulones y la tensión de tracción
admisible de los bulones. En la edición 1996 de la Especificación se han introducido
algunos cambios menores para calcular la resistencia nominal a la tracción y la
resistencia nominal al corte de los bulones. La tensión admisible para los bulones
sometidos a una combinación de corte y tracción se determina mediante las
ecuaciones dadas en la Tabla E3.4-2 de la Especificación junto con el factor de
seguridad aplicable.

(a) Alcance

Estudios previos y la experiencia práctica indican que el comportamiento


estructural de las uniones abulonadas que unen miembros de acero conformado
en frío relativamente gruesos elevado es similar al de los bulones que unen
perfiles de acero laminado en caliente y miembros armados. Los criterios de la
Especificación AISI solamente son aplicables para elementos o miembros de
acero conformado en frío cuyo espesor es menor que 3/16 in. (4,76 mm). Para
120 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

los materiales cuyo espesor no es menor que 3/16 in. (4,76 mm), ver la
Especificación AISC (AISC, 1989 y 1993).

Debido a la falta de datos de ensayos adecuados y a la existencia de numerosas


condiciones superficiales, esta Especificación no contiene criterios de diseño
para uniones friccionales. Cuando se utiliza este tipo de uniones en miembros de
acero conformado en frío en los cuales el espesor de la parte conectada más
delgada es menor que 3/16 in. (4,76 mm), se recomienda realizar ensayos para
confirmar su capacidad de cálculo. Los datos de ensayo deberían verificar que la
capacidad de cálculo especificada para la unión proporciona una seguridad
contra el resbalamiento inicial por lo menos igual a la que implican los
requisitos de AISC. Además, la seguridad contra la capacidad última debe ser al
menos igual que la que implica esta Especificación para las uniones de tipo
portante.

Los requisitos de la Especificación se aplican solamente cuando no hay luces


entre las capas unidas. El diseñador puede observar que la unión de un miembro
tubular rectangular por medio de un bulón o bulones que atraviesan dicho
miembro puede ser menos resistente que si no existiera ninguna luz. El
comportamiento estructural de las uniones que contienen luces inevitables entre
las capas unidas requieren ensayos conforme a la Sección F1 de la
Especificación.

(b) Materiales

Esta sección lista cinco tipos de sujetadores diferentes que son los que
habitualmente se utilizan en las construcciones de acero conformado en frío.
Debido a que los bulones A325 y A490 sólo están disponibles con diámetros de
½ in. (12,7 mm) o mayores, si se requieren bulones de menor diámetro se deben
utilizar bulones A449 y A354 de Grado BD como equivalentes de los bulones
A325 y A490, respectivamente (diámetros menores que ½ in. (12,7 mm)).

En los últimos años se ha difundido el uso de otros tipos de sujetadores, con o


sin arandela, en las estructuras de acero conformado en frío. El diseño de estos
sujetadores se debe determinar mediante ensayos conforme al Capítulo F de esta
Especificación.

(c) Colocación de los bulones

En las estructuras de acero conformado en frío las uniones abulonadas utilizan


bulones de acero de bajo contenido de carbono o de alta resistencia y se diseñan
como uniones portantes. No es necesario pretensar los bulones porque la
resistencia última de una unión abulonada es independiente del nivel de precarga
del bulón. La colocación debe garantizar que el conjunto abulonado no se
desarmará mientras esté en servicio. La experiencia demuestra que los bulones
instalados con un buen ajuste no se aflojan ni "retroceden" bajo las condiciones
habituales de los edificios si no están sometidos a vibraciones o fatiga.

Sin embargo, en las uniones friccionales los bulones se deben ajustar de manera
tal de garantizar que en los bulones se desarrollen las fuerzas de tracción
requeridas por el RCSC (Research Council on Structural Connections, 1985 y
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 121

1988) para cada tipo y tamaño de bulón. Es posible que las rotaciones con giro
de tuerca especificadas por el RCSC no sean aplicables porque estas rotaciones
se basan en longitudes de agarre mayores que las que se encuentran en las
construcciones de acero conformado en frío habituales. Sería necesario
establecer valores de giro de tuerca reducidos para la combinación de agarre y
bulón dada. Un programa de ensayos similar (RCSC, 1985 y 1988) podría
establecer un valor final para las llaves calibradas. Para ajustar las uniones
friccionales se pueden utilizar indicadores directos de la tracción (ASTM F959),
cuyas fuerzas de apriete publicadas son independientes del agarre.

(d) Tamaños de las perforaciones

Los valores de la Tabla E3 de la Especificación correspondientes al máximo


tamaño de las perforaciones para bulones de diámetro mayor o igual que ½ in.
(12,7 mm) se basan en la Tabla 1 del RCSC (Research Council on Structural
Connections, 1985 y 1988), excepto que para el diámetro de las perforaciones
sobredimensionadas se permite un diámetro de perforación levemente mayor.

En el caso de los bulones cuyo diámetro es menor que ½ in. (12,7 mm), el
diámetro de una perforación estándar es igual al diámetro del bulón más 1/32 in.
(0,794 mm). Este tamaño máximo se basa en ediciones anteriores de la
Especificación AISI.

La información para el diseño de perforaciones sobredimensionadas y ranuradas


se incluyó en la Tabla E3 porque con frecuencia en la práctica se utiliza este tipo
de perforaciones para cumplir con las tolerancias dimensionales durante la etapa
de la construcción. Sin embargo, cuando se utilizan perforaciones
sobredimensionadas el diseñador debe garantizar que no habrá resbalamiento
bajo cargas de servicio. Las deformaciones excesivas que se pueden producir en
la dirección de las ranuras se puede impedir exigiendo el pretensado de los
bulones.

Las perforaciones con ranura corta habitualmente se tratan del mismo modo que
las perforaciones sobredimensionadas. A menos que mediante ensayos se
demuestre un comportamiento satisfactorio, se deben colocar arandelas sobre
las perforaciones sobredimensionadas o con ranura corta en un elemento
exterior. Para las conexiones con perforaciones con ranura larga la Sección E3.4
de la Especificación requiere el uso de arandelas o placas de refuerzo, y que la
capacidad de corte de los bulones se determine mediante ensayos porque es
posible que haya una reducción de la resistencia.

E3.1 Corte, separación y distancia a los bordes

En 1980 se revisaron los requisitos AISI sobre separación y distancias mínimas


a los bordes a fin de incluir requisitos adicionales para uniones abulonadas con
perforaciones estándar, sobredimensionadas y ranuradas. La distancia mínima al
borde de cada pieza individual conectada, emin, se determina empleando la
resistencia a la tracción del acero (Fu) y el espesor de la pieza conectada. En función
de los diferentes rangos de la relación Fu/Fsy, se utilizan dos factores de seguridad
diferentes para determinar la distancia mínima al borde requerida. Estos requisitos
122 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

de diseño se basan en la siguiente ecuación básica establecida a partir de los


resultados de ensayo:

P
e= (C-E3.1-1)
Fu t

donde e es la distancia mínima al borde requerida para impedir la falla por corte de
la pieza conectada para una fuerza, P, transmitida por un bulón, y t es el espesor de
la pieza más delgada conectada. A los fines del cálculo se utilizó un factor de
seguridad igual a 2,0 para Fu/Fsy ≥ 1,08 e igual a 2,22 para Fu/Fsy < 1,08, según el
grado de correlación entre la ecuación anterior y los datos de ensayo. En
consecuencia, cuando Fu/Fsy ≥ 1,08 el requisito AISI es igual al de la Especificación
AISC. Además, en 1980 se agregaron varios requisitos a la Especificación AISI
referidos a (1) la mínima distancia entre los centros de las perforaciones, según se
requiere para colocar los bulones, (2) la distancia libre requerida entre los bordes de
dos perforaciones adyacentes y (3) la mínima distancia entre el borde de la
perforación y el extremo del miembro. En la Especificación de 1986 se
mantuvieron estos mismos requisitos, que también se incluyen en esta edición 1996,
excepto que la relación Fu/Fsy limitante se redujo de 1,15 a 1,08 para ser consistente
con la Sección A3.3.1 de la Especificación. Los datos de ensayo usados para
desarrollar la Ecuación C-E3.1-1 están documentados en Winter (1956a y 1956b) y
Yu (1982, 1985 y 1992).

E3.2 Tracción en cada una de las partes conectadas

En la Especificación AISI la resistencia nominal a la tracción, Pn, en la sección


neta de las partes conectadas se basa en las cargas determinadas de acuerdo con las
Secciones C2 y E3.2 de la Especificación, cualquiera sean las que resulten menores.
Al utilizar las ecuaciones incluidas en la Sección E3.2 es necesario tener en cuenta
las siguientes observaciones:

1. Los requisitos solamente son aplicables cuando el espesor de la parte conectada


más delgada es menor que 3/16 in. (4,76 mm). Para los materiales de más de
3/16 in. (4,76 mm) de espesor, la tensión de tracción admisible para el método
ASD se determina mediante la Especificación AISC (1989), y la resistencia a la
tracción de cálculo para el método LRFD se determina mediante la
Especificación AISC (1993).

2. La resistencia nominal a la tracción Pn en la sección neta de un miembro


conectado se determina por la resistencia a la tracción de la pieza conectada
(Fu) y las relaciones de "r" y "d/s".

3. Se incluyen diferentes ecuaciones para uniones abulonadas con y sin arandelas


(Chong y Matlock, 1974).

4. La resistencia nominal a la tracción en la sección neta de un miembro


conectado se basa en el tipo de unión, ya sea una unión solapada de corte
simple o una unión a tope de corte doble.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 123

E3.3 Apoyos

Los datos de ensayo disponibles indican que la resistencia de apoyo de las


uniones abulonadas depende de diversas condiciones, tales como la resistencia a la
tracción y el espesor de las piezas conectadaza, si se trata de una unión con corte
simple o con doble corte, la relación Fu/Fsy y el uso de arandelas (Winter, 1956a y
1956b; Yu, 1982 y 1991; Chong y Matlock, 1974). En las Tablas E3.3-1 y E3.3-2
de la Especificación se dan las resistencias nominales de apoyo entre las piezas
conectadas correspondientes a diferentes condiciones. Para el método ASD la
resistencia de apoyo admisible se puede determinar usando la resistencia nominal
de apoyo y un factor de seguridad de 2,22. Para el método LRFD las tablas
proporcionan los factores de resistencia para diferentes tipos de uniones y
relaciones Fu/Fsy. Se debe observar que en la edición 1996 de la Especificación el
valor limitante de Fu/Fsy utilizado para las Tablas E3.3-1 y E3.3-2 también se
cambió de 1,15 a 1,08 a fin de ser consistente con la Sección A3.3.1 de la
Especificación.

E3.4 Corte y tracción en los bulones

La Especificación AISI para el diseño de acero conformado en frío incluye las


tensiones de corte admisibles de los bulones a utilizar en el cálculo de las uniones
abulonadas desde 1956. Sin embargo, hasta 1986 las tensiones de tracción
admisibles no estaban incluidas en la Sección E3.4 para el caso de bulones
sometidos a tracción. En la Tabla E3.4-1 de la Especificación las tensiones
admisibles especificadas para bulones A307 (≥ ½ in (12,7 mm)), A325 y A490 se
basan en la Sección 1.5.2.1 de la Especificación AISC (1978). Se debe observar que
los mismos valores también se utilizan en la Tabla J3.2 de la actual Especificación
AISC para ASD (1989). Para los bulones A307, A449 y A354 con diámetros
menores que ½ in. (12,7 mm) las tensiones de tracción admisibles se redujeron en
un 10 por ciento con respecto a las de los bulones con diámetros no menores que ½
in. (12,7 mm). Esto se debe a que para los bulones con diámetros de 1/4 in. (6,35
mm) y 3/8 in. (9,53 mm) el promedio de la relación (superficie traccionada) /
(superficie bruta) es igual a 0,68 - valor que es aproximadamente 10 por ciento
menor que la relación de superficies promedio igual a 0,75 correspondiente a
bulones de ½ in. (12,7 mm) y 1 in. (25,4 mm) de diámetro. En la Especificación
AISI para ASD/LRFD (1996) la Tabla E3.4-1 proporciona resistencias nominales a
la tracción para diferentes tipos de bulones con los factores de seguridad aplicables.
Las tensiones de tracción admisibles calculadas a partir de Fnt/Ω son
aproximadamente iguales a las permitidas por la Especificación AISI para ASD de
1986. Esta misma tabla también presenta los factores de resistencia a utilizar con el
método LRFD.
Los requisitos de diseño para los bulones sometidos a una combinación de corte
y tracción se añadieron a la Sección E3.4 de la Especificación en 1986. Las
ecuaciones de diseño dadas en la Especificación se basan en la Sección 1.6.3 de la
Especificación AISC (1978) para el diseño de bulones utilizados para uniones de
tipo portante. Las ecuaciones de diseño utilizadas para bulones A354, A449 y A307
con d < ½ in. (12,7 mm) se fueron derivadas de la siguiente ecuación para el
método ASD:

Ft′ = 1, 25Ft − Af v ≤ Ft (C-E3.4-1)


124 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

donde

F't = tensión de tracción admisible reducida para bulones sometidos a una


combinación de corte y tracción
Ft = tensión de tracción admisible para bulones sometidos exclusivamente a corte
A = 1,8 para filetes no excluidos de los planos de corte
A = 1,4 para filetes excluidos de los planos de corte
fv = tensión de corte en el bulón

En 1996, cuando en la Especificación AISI para ASD/LRFD se combinaron los


requisitos de diseño para el método de las tensiones admisibles y el método de los
factores de carga y resistencia, las ecuaciones para determinar la tensión de tracción
nominal reducida, F'nt, para bulones sometidos a una combinación de corte y
tracción fueron incluidas en las Tablas E3.4-2 y E3.4-3 para los métodos ADS y
LRFD, respectivamente. Además, se incluyeron las Tablas E3.4-4 y E3.4-5 en
unidades del sistema internacional.
Se debe observar que la Tabla E3.4-2 de la Especificación también proporciona
dos factores de seguridad para el método ASD. La Tabla E3.4-3 incluye un factor
de resistencia para el método LRFD. Utilizando las ecuaciones dadas con los
factores de seguridad y los factores de resistencia aplicables se obtienen valores de
diseño similares a los permitidos en las ediciones anteriores de la Especificación
(AISI, 1986 y 1991).
En el cálculo de las uniones abulonadas también se debe considerar la
posibilidad de aplastamiento de la plancha conectada bajo la cabeza del bulón, la
tuerca o la arandela si los bulones están traccionados, especialmente en el caso de
revestimientos de poco espesor. En los perfiles no simétricos, tales como los
perfiles C y Z utilizados como correas o cintas, este problema es aún más grave
debido a la acción de palanca que resulta de la rotación del miembro que
frecuentemente se produce como consecuencia de las cargas normales al
revestimiento. El diseñador debe consultar códigos de producto aprobados,
especificaciones de los productos, otras bibliografías o bien realizar ensayos.
En la Parte IV del Manual de Diseño (AISI, 1996) se presentan tablas de diseño
y ejemplos de cálculo de uniones abulonadas.

E4 Uniones atornilladas

Se analizaron los resultados de más de 3500 ensayos realizados en todo el mundo


para formular requisitos para las uniones atornilladas (Pekoz, 1990). Se consideraron
las Recomendaciones Europeas (1987) y las Normas Británicas (1992), las cuales se
modificaron según resultó adecuado. Debido a que los requisitos se aplican a
numerosas uniones atornilladas y tipos de sujetadores, éstos implican un mayor grado
de conservadurismo que lo habitual en el resto de esta Especificación. La intención es
que estos requisitos se utilicen cuando no haya una cantidad suficiente de resultados de
ensayos disponibles para una aplicación determinada. Se puede obtener un mayor
grado de precisión ensayando cualquier aplicación dada (AISI, 1992).
Para lograr un comportamiento satisfactorio es importante la adecuada colocación
de los tornillos. Generalmente se utilizan herramientas eléctricas con controles de
torque ajustables y limitaciones a la profundidad de penetración.
Los ensayos de uniones atornilladas utilizados para formular los requisitos
incluyeron probetas con un solo sujetador y también probetas con múltiples
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 125

sujetadores. Sin embargo, se recomienda utilizar al menos dos tornillos para conectar
elementos individuales. De esta manera se logra redundancia para el caso de falta de
torque, exceso de torque, etc. y se limita la distorsión de las uniones solapadas de
miembros planos no conformados tales como flejes.
Para mayor conveniencia del diseñador, la Tabla C-E4-1 presenta la
correspondencia entre la designación numérica utilizada habitualmente para los
tornillos y su diámetro nominal. En la Figura C-E4-1 se indica la forma de medir el
diámetro nominal.

Tabla C-E4-1 Diámetro nominal de los tornillos

Designación Diámetro nominal, d


numérica in. mm
0 0,060 1,52
1 0,073 1,85
2 0,086 2,18
3 0,099 2,51
4 0,112 2,84
5 0,125 3,18
6 0,138 3,51
7 0,151 3,84
8 0,164 4,17
10 0,190 4,83
12 0,216 5,49
¼ 0,250 6,35

Figura C-E4-1 Diámetro nominal de los tornillos

E4.1 Separación mínima

La separación mínima es igual a la especificada para los bulones.

E4.2 Distancias mínimas a los bordes y a los extremos

Los ensayos han demostrado que las uniones atornilladas sometidas a corte en
casi todos los casos exhibirán falla de borde si la distancia entre el centro del
tornillo y el borde libre es menor que tres veces el diámetro del tornillo.

E4.3 Corte

E4.3.1 Conexiones sometidas a corte

Las uniones atornilladas sometidas a corte pueden fallar en un solo modo o


en una combinación de varios modos diferentes. Estos modos son corte del
126 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

tornillo, desgarramiento de los bordes, inclinación y posterior arrancamiento del


tornillo y apoyo de los materiales conectados.

La inclinación del tornillo seguida por el arrancamiento de los filetes de la


plancha inferior reduce la capacidad de corte de la conexión con respecto a la
resistencia de apoyo típica de la conexión (Figura C-E4-3).
Inclinación
o yo
Ap

Pns
Ec. E4.3.1-3 de la Especif.

Ec. E4.3.1-1 de la Especif.

t2
Figura C-E4.3-1 Comparación de inclinación y apoyo

Estos requisitos se centran en los modos de falla por inclinación y apoyo. Se


dan dos casos que dependen de la relación de los espesores de los miembros
conectados. Normalmente la cabeza del tornillo está en contacto con el material
de menor espesor, como se ilustra en la Figura C-E4.3-2. Sin embargo, cuando
ambos miembros tienen el mismo espesor o cuando el miembro de mayor
espesor es el que está en contacto con la cabeza del tornillo, también es
necesario considerar la inclinación como se ilustra en la Figura C-E4.3-3.

t1 Inclinación N/A
apoyo Pns = 2,7 t1dFu1 ó
apoyo Pns = 2,7 t2dFu2
t2

Figura C-E4.3-2 Ecuaciones de diseño para t2/t1 ≥ 2,5

3 1/2
Inclinación Pns = 4,2 (t2 d) Fu2 ó
t1
apoyo Pns = 2,7 t1dFu1 ó
apoyo Pns = 2,7 t2dFu2
t2

Figura C-E4.3-2 Ecuaciones de diseño para t2/t1 ≤ 1,0

Es necesario determinar la menor capacidad de apoyo de los dos miembros


en base al producto de sus respectivos espesores y resistencias a la tracción.

E4.3.2 Tornillos sometidos a corte

La resistencia al corte del propio tornillo debe ser conocida y documentada a


partir de ensayos. El fabricante debe establecer y publicar la resistencia de los
tornillos. A fin de evitar la naturaleza frágil y brusca de la fractura por corte de
los tornillos, la Sección E4.3.2 de la Especificación requiere que la resistencia
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 127

del propio tornillo no sea menor que 1,25 veces la resistencia al corte
determinada aplicando la Sección E4.3.1 de la Especificación.

E4.4 Tracción

Las uniones atornilladas traccionadas pueden fallar ya sea por arrancamiento del
tornillo de la placa (arrancamiento) o por tracción del material por encima de la
cabeza del tornillo y la arandela, si es que se utilizan arandelas (aplastamiento), o
por fractura por tracción del tornillo. Los estados límites de servicio
correspondientes a distorsión bruta no están cubiertos por las ecuaciones dadas en la
Sección E4.4 de la Especificación.

El diámetro y la rigidez del conjunto de la cabeza del sujetador así como el


espesor y la resistencia a la tracción de la plancha afectan significativamente la
carga de falla por aplastamiento de una conexión.

En la actualidad se utilizan gran variedad de arandelas y tipos de cabeza. Las


arandelas deben tener un espesor de al menos 0,050 in. (1,27 mm) para soportar
esfuerzos de flexión con poca deformación o sin deformación alguna.

E4.4.1 Arrancamiento

Para el estado límite de arrancamiento, la Ecuación E4.4.1-1 de la


Especificación se derivó en base a las Recomendaciones Europeas modificadas
y los resultados de una gran cantidad de ensayos. Los datos estadísticos para el
cálculo al arrancamiento fueron presentados por Pejoz (1990).

E4.4.2 Aplastamiento

Para el estado límite de aplastamiento, la Ecuación E4.4.2-1 de la


Especificación se derivó en base a la Norma Británica modificada y los
resultados de una serie de ensayos informados por Pekoz (1990).

E4.4.3 Tornillos traccionados

La resistencia a la tracción de los tornillos también debe ser conocida y estar


documentada a partir de ensayos. A fin de impedir la falla por tracción frágil y
brusca del tornillo, la resistencia a la tracción del tornillo no debe ser menor que
1,25 veces el menor valor entre la resistencia al arrancamiento y la resistencia al
aplastamiento.

E5 Falla por corte

Las uniones ensayadas por Birkemoe y Gilmor (1978) demostraron que en las vigas
rebajadas es posible que se produzca una falla por desgarramiento como las que se
ilustran en la Figura C-E5-1 a lo largo del perímetro de las perforaciones. Los
requisitos incluidos en la Sección E5 de la Especificación para rotura por corte fueron
adoptados de la Especificación AISC (AISC, 1978). Se considera que con estos
requisitos se obtiene una estimación conservadora de la capacidad a rotura en el
extremo rebajado de una viga, despreciando la contribución de la superficie
traccionada. Para obtener información adicional sobre la resistencia a la rotura por
128 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

tracción y resistencia a la rotura de bloque por corte de las uniones (Figuras C-E5-1 y
C-E5-2), ver las Especificaciones AISC (AISC, 1989 y 1993).

Porción
rebajada Falla por
Viga desgarramiento
Falla por
de la porción
desgarramiento
Área de sombreada
de la porción Área de
corte sombreada Superficie
corte
Superficie traccionada
traccionada

Po

Figura C-E5-1 Modos de falla para rotura de bloque por corte

Po

Po

Pequeña
fuerza
Elevada
de tracción
fuerza
de tracción
Elevada
fuerza
Pequeña
de corte
Po fuerza
Po de corte
(a) (b)

Figura C-E5-2 Rotura de bloque por corte en tracción

E6 Conexiones a otros materiales

E6.1 Apoyos

Los requisitos de diseño para la resistencia nominal de apoyo sobre hormigón


fue adoptada de la primera edición de la Especificación AISC para LRFD (AISC,
1986). Los mismos requisitos de diseño se están utilizando en la actual
Especificación AISI (AISI, 1996).

E6.2 Tracción

Esta Sección se incluye en la Especificación para alertar a los calculistas sobre la


tracción en los sujetadores y en las piezas conectadas.

E6.3 Corte

Esta Sección de la Especificación se incluye para alertar a los calculistas.


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 129

F. ENSAYOS PARA CASOS ESPECIALES

Todos los ensayos para (1) determinar y confirmar el comportamiento estructural y


(2) determinar las propiedades mecánicas deben ser realizados por un laboratorio de
ensayos independiente o por el laboratorio de ensayos de un fabricante. Se puede
obtener información sobre los ensayos para diafragmas de acero conformado en frío en
la publicación Design of Light Gage Steel Diaphragms (AISI, 1967). En la publicación
Cold-Formed Steel Design (Yu, 1991) se presenta una discusión general sobre los
diafragmas estructurales.

F1 Ensayos para determinar el comportamiento estructural

Esta sección de la Especificación contiene requisitos para obtener evidencia del


comportamiento estructural por medio de ensayos. Esta sección se limita a los casos en
los cuales el cálculo de la resistencia segura no se puede efectuar de acuerdo con los
requisitos de la Especificación.
En las estructuras de acero conformado en frío (como en cualquier otro tipo de
estructura) existen tipos de construcciones perfectamente aceptables y seguras cuya
composición o configuración no están cubiertas por los requisitos de la Especificación.
Por lo tanto, no es posible demostrar que su comportamiento es adecuado aplicando la
Especificación. Por ejemplo, además de los métodos de unión cubiertos por la
Especificación, es habitual emplear diferentes tipo de medios de unión. El hecho de
que estos no están específicamente cubiertos por la Especificación no significa que su
uso queda excluido. Sin embargo, ya que las estructuras en las cuales se utilizan estos
medios de unión no se pueden calcular de acuerdo con la Especificación (al menos en
cuanto a la resistencia de las uniones), los ensayos realizados conforme al Capítulo F
son el único medio de obtener evidencia de lo adecuado que resulta su comportamiento
estructural. Sería posible citar otros ejemplos similares.

F1.1 Diseño por factores de carga y resistencia

La determinación de la capacidad de carga de los elementos, conjuntos, uniones


o miembros ensayados se basa en los mismos procedimientos utilizados para
calibrar los criterios de diseño para LRFD, para lo cual el factor φ se puede calcular
utilizando la Ecuación C-A6.1.2-5. El factor de corrección Cp se utiliza en la
Ecuación F1.1-2 de la Especificación para determinar el factor φ de manera de
tomar en cuenta la influencia del pequeño número de ensayos (Pekoz y Hall, 1988b
y Tsai, 1992). Se debe observar que, cuando el número de ensayos es lo
suficientemente grande, el efecto del factor de corrección es despreciable. En la
edición 1996 de la Especificación AISI se revisó la Ecuación F1.1-3 ya que la
antigua fórmula para CP podría no ser conservadora para combinaciones de VP
elevado y muestra de pequeño tamaño (Tsai, 1992). Esta revisión permite reducir
el mínimo número de ensayos de cuatro a tres muestras idénticas. En consecuencia,
el límite de ±10% establecido para la desviación se relajó a ±15%. El empleo de CP
con un VP mínimo reduce la necesidad de esta restricción. En la Ecuación F1.1-3 de
la Especificación para CP se halló un valor numérico de CP = 5,7 para n = 3, por
comparación con un método biparamétrico desarrollado por Tsai (1992). Este se
basa en el valor dado de VQ y otras estadísticas listadas en la Tabla F1 de la
Especificación, suponiendo que VP no será mayor que alrededor de 0,2. Los
requisitos de la Sección F1.1(a) de la Especificación para n = 3 ayudan a
garantizarlo.
130 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Cuando en la Ecuación F1.1-2 de la Especificación se utiliza el valor mínimo


para VP de 6,5% para el caso de tres ensayos, se obtienen factores de seguridad
similares a los de la edición 1986 de la Especificación para ASD, es decir,
aproximadamente 2,0 para los miembros y 2,5 para las uniones. Los informes de
calibración para LRFD de Hsiao, Yu y Galambos (1988a) indican que VP casi
siempre es mayor que 0,065 para los componentes habituales de acero conformado
en frío, y que algunas veces puede alcanzar valores de 2,0 o superiores. El valor
mínimo de VP ayuda a impedir la potencial falta de conservadurismo en
comparación con los valores de VP implícitos en los criterios de diseño por LRFD.
Cuando se evalúa el coeficiente de variación VP a partir de datos de ensayo se
debe cuidar de utilizar el coeficiente de variación para una muestra. Este se calcula
de la siguiente manera:

s2
VP =
Rm
donde
s2 = varianza de las muestras de todos los resultados de ensayo
1 n
= ∑ (R i − R m ) 2
n − 1 i =1
Rm = promedio de todos los resultados de ensayo
Ri = resultado de ensayo i de un total de n resultados

Alternativamente VP se puede calcular como la desviación estándar de n


relaciones Ri/Rm.
Para las vigas que tienen un ala unida mediante sujetadores pasantes a un tablero
o revestimiento y el ala comprimida sin arriostramiento lateral (sometida al
levantamiento provocado por el viento), la calibración se basa en una combinación
de cargas de 1,17W - 0,9D con D/W = 0,1 (para una discusión detallada, ver
Sección C3.1.3 de este Comentario).
Los datos estadísticos necesarios para determinar el factor de resistencia se listan
en la Tabla F1 de la Especificación. Los datos listados para las uniones atornilladas
fueron añadidos en 1996 en base al estudio de uniones abulonadas informado por
Rang, Galambos y Yu (1979b). Los mismos datos estadísticos correspondientes a
Mm, VM, Fm y VF fueron utilizados por Pekoz para desarrollar los criterios de
diseño para uniones atornilladas (Pekoz, 1990).

F1.2 Diseño por tensiones admisibles

La ecuación del factor de seguridad Ω (Ecuación F1.2-2 de la Especificación)


convierte el factor de resistencia φ de los procedimientos de ensayo para LRFD de
la Sección F1.1 de la Especificación en un factor de seguridad equivalente para el
diseño por tensiones admisibles. El promedio de los resultados de ensayo, Rn, luego
se divide por el factor de seguridad para determinar una resistencia de cálculo
admisible. Se debe observar que la Ecuación F1.2-2 de la Especificación es idéntica
a la Ecuación C-A6.1.2-6 para D/L = 0.

F2 Ensayos para confirmar el comportamiento estructural


Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 131

Los miembros, uniones y conjuntos que se pueden diseñar de acuerdo con los
requisitos de los Capítulos A a E de la Especificación no requieren ninguna
confirmación mediante ensayo de los resultados calculados . Sin embargo, es posible
que surjan situaciones especiales en las cuales sería deseable confirmar mediante
ensayos los resultados de los cálculos. Los ensayos pueden ser requeridos por el
fabricante, el ingeniero o una tercera parte interesada.
Debido a que el diseño se realiza de acuerdo con la Especificación, todo lo que se
requiere es que la muestra o conjunto ensayado demuestre una resistencia no menor
que la resistencia nominal aplicable, Rn.

F3 Ensayos para determinar las propiedades mecánicas

F3.1 Sección completa

En la Sección A7.2 de la Especificación se incorporan métodos explícitos para


utilizar los efectos del trabajo de conformación en frío. En dicha sección se
especifica que las propiedades mecánicas "conformadas", en particular la
resistencia a la fluencia, se pueden determinar ya sea mediante ensayos de la
sección completa o calculando la resistencia de las esquinas y calculando el
promedio ponderado para la resistencia de las esquinas y las porciones planas. La
resistencia de las porciones planas se puede tomar como la resistencia del acero
virgen antes de la conformación, o bien se puede determinar mediante ensayos de
tracción especiales sobre muestras cortadas de porciones planas de la sección
conformada. Esta sección de la Especificación detalla los tipos y métodos de
ensayo, y el número requerido para utilizar en relación con la Sección A7.2 de la
Especificación. Para detalles sobre los procedimientos de ensayo que se han
empleado para estos propósitos, pero que de ninguna manera deben ser
considerados como obligatorios, ver la Especificación AISI (1968), Chajes, Britvec
y Winter (1963) y Karren (1967). En la Parte VIII del Manual de Diseño AISI
(AISI, 1996) se incluye un método de ensayo de columna corta para determinar la
superficie efectiva de las columnas de acero conformado en frío.

F3.2 Elementos planos de secciones conformadas

La Sección F3.2 de la Especificación proporciona los requisitos básicos para


determinar las propiedades mecánicas de los elementos planos de las secciones
conformadas. Estas propiedades determinadas mediante ensayos se deben utilizar
en la Sección A7.2 de la Especificación para calcular el límite de fluencia promedio
de la sección conformada considerando el aumento de la resistencia debido al
trabajo en frío.

F3.3 Acero virgen

Para aceros diferentes a los de las Especificaciones ASTM listadas en la Sección


A3.1 de la Especificación, las propiedades relacionadas con la tracción del acero
virgen utilizadas para calcular el límite de fluencia incrementado de la sección
conformada también se deberían determinar de acuerdo con los Métodos
Normalizados de la Norma ASTM A370 (1994).
132 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

REFERENCIAS

Albrecht, R.E. (1988), "Developments and Future Needs in Welding Cold-


Formed Steel," Proceedings of the Ninth International Specialty Conference on
Cold–Formed Steel Structures, Universidad de Missouri–Rolla, Rolla, MO,
Noviembre de 1988.

Allen, D.E. y T.M. Murray (1993), "Designing Criterion for Vibrations Due to
Walking," Engineering Journal, AISC, Cuarto trimestre, 1993.

American Institute of Steel Construction (1978), Specification for the Design,


Fabrication and Erection of Structural Steel for Buildings, Chicago, IL,
Noviembre de 1978.

American Institute of Steel Construction (1986), Load and Resistance Factor


Design Specification For Structural Steel Buildings, Chicago, IL, 1986.

American Institute of Steel Construction (1989), Specification for Structural


Steel Buildings – Allowable Stress Design and Plastic Design, Chicago, IL,
1989.

American Institute of Steel Construction (1993), Load and Resistance Factor


Design Specification for Structural Steel Buildings, Chicago, IL, Diciembre de
1993.

American Iron and Steel Institute (1946), Specification for the Design of Light
Gage Steel Structural Members, New York, NY, 1946.

American Iron and Steel Institute (1949), Light Gage Steel Design Manual, New
York, NY, 1949.

American Iron and Steel Institute (1956), Light Gage Cold-Formed Steel Design
Manual, (Parte I - Especificación, Parte II - Información Suplementaria, Parte III
- Ejemplos Ilustrativos, Parte IV - Gráficos y Tablas de Propiedades
Estructurales,y Apéndice), New York, NY, 1956.

American Iron and Steel Institute (1960), Specification for the Design of Light
Gage Cold-Formed Steel Structural Members, New York, NY, 1960.

American Iron and Steel Institute (1961), Light Gage Cold-Formed Steel Design
Manual, (Parte I - Especificación, Parte II - Información Suplementaria, Parte
III - Ejemplos Ilustrativos, Parte IV - Gráficos y Tablas de Propiedades
Estructurales y Apéndice), New York, NY, 1961.

American Iron and Steel Institute (1962), Light Gage Cold–Formed Steel Design
Manual, (Parte I-Especificación, Parte II-Información Suplementaria, Parte III-
Ejemplos Ilustrativos, Parte IV - Gráficos y Tablas de Propiedades Estructurales,
Apéndice y Comentario sobre la Edición 1962 de la Especificación por George
Winter), New York, NY, 1962.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 133

American Iron and Steel Institute (1967), Design of Light Gage Steel
Diaphragms, Primera Edición, New York, NY, 1967.

American Iron and Steel Institute (1968), Specification for the Design of Cold-
Formed Steel Structural Members, New York, NY, 1968.

American Iron and Steel Institute (1977), Cold-Formed Steel Design Manual,
(Parte I - Especificación, Edición 1968; Parte II - Comentario por George
Winter, Edición 1970; Parte IV - Ejemplos Ilustrativos, Edición 1972, Marzo de
1977; y Parte V - Gráficos y Tablas, Edición 1977), Washington, D.C., 1977.

American Iron and Steel Institute (1983), Cold-Formed Steel Design Manual,
(Parte I - Especificación, Edición 1980, Parte II - Comentario, Parte II -
Información Suplementaria, Parte IV - Ejemplos Ilustrativos, Parte V - Gráficos
y Tablass), Washington, D.C., 1983.

American Iron and Steel Institute (1986), Cold-Formed Steel Design Manual,
(Parte I - Especificación, Edición 1986 con el Anexo de 1989, Parte II -
Comentario, Edición 1986 con el Anexo de 1989, Parte III - Información
Suplementaria, Parte IV - Ejemplos Ilustrativos, Parte V - Gráficos y Tablas,
Parte VI - Ayudas Informáticas, Parte VII - Procedimientos de Ensayo),
Washington, D.C.,1986.

American Iron and Steel Institute (1991), LRFD Cold-Formed Steel Design
Manual, (Parte I - Especificación, Parte II - Comentario, Parte III - Información
Suplementaria, Parte IV - Ejemplos Ilustrativos, Parte V - Gráficos y Tablas,
Parte VI - Ayudas Informáticas, Parte VII - Procedimientos de Ensayo),
Washington, D.C., 1991.

American Iron and Steel Institute (1992), "Test Methods for Mechanically
Fastened Cold-Formed Steel Connections," Informe CF92-2, Washington, D. C.,
1992.

American Iron and Steel Institute (1995), "Design Guide for Cold-Formed Steel
Trusses," Publicación RG-95-18, Washington, D.C., 1995.

American Iron and Steel Institute (1996), Cold-Formed Steel Design Manual,
Washington, D. C.,1996.

American Society for Testing and Materials (1994), "Standard Methods and
Definitions for Mechanical Testing of Steel Products," ASTM 370, 1994.

American Society of Civil Engineers (1991), Specification for the Design and
Construction of Composite Slabs and Commentary on Specifications for the
Design and Construction of Composite Slabs, ANSI/ASCE 3-91, 1991.

American Society of Civil Engineers (1995), Minimum Design Loads for


Buildings and Other Structures, Norma ASCE 7-95, 1995.

American Welding Society (1966), Recommended Practice for Resistance


Welding, AWS C1.1-66, Miami, FL, 1966.
134 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

American, Welding Society (1970), Recommended Practice for Resistance


Welding Coated Low Carbon Steels, AWS C1.3-70, (Confirmada en 1987),
Miami, FL, 1970.

American Welding Society (1989), Structural Welding Code – Sheet Steel,


ANSI/ AWS D1.3-89, Miami, FL, 1989.

American Welding Society (1996), Structural Welding Code - Steel, ANSI/AWS


D1.1-96, Miami, FL, 1996.

Bhakta, B.H., R.A. LaBoube, y W.W. Yu (1992), "The Effect of Flange


Restraint on Web Crippling Strength," Informe Final, Estudio de Ingeniería
Civil 92-1, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Marzo de 1992.

Birkemoe, P.C. y M.I. Gilmor (1978), Behavior of Bearing - Critical Double-


Angle Beam Connections, Engineering Journal, AISC, Cuarto Trimestre, 1978.

Bleich, F. (1952), Buckling Strength of Metal Structures, McGraw-Hill Book


Co., New York, NY, 1952.

British Standards Institution (1992), British Standard: Structural Use of


Steelwork in Building, "Parte 5 - Código para el Diseño de Secciones de Acero
Conformado en Frío," BS 5950: Parte 5: CF92-2, 1992.

Brockenbrough, R.L. (1995), Fastening of Cold-Formed Steel Framing,


American Iron and Steel Institute, Washington, DC, Setiembre de 1995.

Bulson, P. S. (1969), The Stability of Flat Plates, American Elsevier Publishing


Company, New York, NY, 1969.

Cain, D.E., R.A. LaBoube y W.W. Yu (1995), "The Effect of Flange Restraint
on Web Crippling Strength of Cold Formed Steel Z- and I- Sections," Informe
Final, Estudio de Ingeniería Civil 95-2, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla,
MO, Mayo de 1995.

Carril, J.L., R.A. LaBoube y W. W. Yu (1994), "Tensile and Bearing Capacities


of Bolted Connections," Primer Informe Sumario, Estudio de Ingeniería Civil
94-1, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, Mo., Mayo de 1994.

Chajes, A., S.J. Britvec y G. Winter (1963), "Effects of Cold-Straining on


Structural Steels," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 89, No. ST2,
Febrero de 1963.

Chajes, A. y G. Winter (1965), "Torsional-Flexural Buckling of Thin-Walled


Members," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 91, No. ST4, Agosto
de 1965.

Chajes, A., P.J. Fang, y G. Winter (1966), "Torsional-Flexural Buckling, Elastic


and Inelastic, of Cold-Formed Thin-Walled Columns," Engineering Research
Bulletin, No. 66-1, Universidad de Cornell, 1966.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 135

Chong, K. P. y R.B. Matlock (1974), "Light Gage Steel Bolted Connections


without Washers," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 101, No. ST7,
Julio de 1974.

Cohen, J.M. y T.B. Pekoz (1987), "Local Buckling Behavior of Plate Elements,"
Informe de Investigación, Universidad de Cornell, 1987.

Davis, C.S. y W.W. Yu (1972), "The Structural Performance of Cold-Formed


Steel Members with Perforated Elements," Informe Final, Universidad de
Missouri-Rolla, Rolla, MO, Mayo de 1972.

Department of Army (1985), Seismic Design for Buildings, U.S. Army


Technical Manual 5-809-10, Washington, D.C., 1985.

Desmond, T.P., T.B. Pekoz y G. Winter (1981a), "Edge Stiffeners for Thin-
Walled Members," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 107, No.
ST2, Febrero de 1981.

Desmond, T.P., T.B. Pekoz y G. Winter (1981b), "Intermediate Stiffeners for


Thin-Walled Members," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 107,
No. ST4, Abril de 1981.

DeWolf, J.T., T.B. Pekoz y G. Winter (1974), "Local and Qverall Buckling of
Cold-Formed Steel Members," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol.
100, Octubre de 1974.

Dhalla, A.K., S.J. Errera y G. Winter (1971), "Connections in Thin Low-


Ductility Steels," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 97, No. ST10,
Octubre 1971.

Dhalla, A.K. y G. Winter (1974a), "Steel Ductility Measurements," Journal of


the Structural Division, ASCE, Vol. 100, No. ST2, Febrero de 1974.

Dhalla, A.K. y G. Winter (1974b), "Suggested Steel Ductility Requirements,"


Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 100, No. ST2, Febrero de 1974.

Douty, R.T. (1962), "A Design Approach to the Strength of Laterally Unbraced
Compression Flanges," Boletín No. 37, Universidad de Cornell, Ithaca, NY,
1962.

Ellifritt, D.S. (1977), "The Mysterious 1/3 Stress Increase," Engineering


Journal, AISC, Cuarto Trimestre, 1977.

Ellifritt, D.S., T. Sputo y J. Haynes (1992), "Flexural Capacity of Discretely


Braced C’s and Z’s," Proceedings of the Eleventh International Specialty
Conference on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla,
Rolla, MO, Octubre de 1992.

Ellingwood, B., T.V. Galambos, J.G. MacGregor, y C. A. Cornell (1980),


"Development of a Probability Based Load Criterion for American National
136 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Standard A58: Building Code Requirements for Minimum Design Loads in


Buildings and Other Structures," U.S. Department of Commerce, National
Bureau of Standards, Publicación Especial del NBS 577, Junio de 1980.

Ellingwood, B., J.G. MacGregor, T.V. Galambos, y C. A. Cornell (1982),


"Probability Based Load Criteria: Load Factors and Load Combinations,"
Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 108, No. ST5, Mayo de 1982.

Ellingwood, B. (1989), "Serviceability Guidelines for Steel Structures,"


Engineering Journal, AISC, Primer Trimestre, 1989.

European Convention for Constructional Steelwork (1977), "European


Recommendations for the Stressed Skin Design of Steel Structures," ECCS-
XVII-77-1E, CONSTRADO, Londres, Marzo de 1977.

European Convention for Constructional Steelwork (1987), "European


Recommendations for the Design of Light Gage Steel Members," Primera
Edición, Bruselas, Bélgica, 1987.

Fisher, J M. y M.A West (1990), Serviceability Design Considerations for Low-


Rise Buildings, Steel Design Guide Series, AISC, 1990.

Fung, C. (1978), "Strength of Arc-Spot Welds in Sheet Steel Construction,"


Informe final para el CSICC (Canadian Steel Industries Construction Council)
,Westeel - Rosco Limited, Canadá, 1978.

Galambos, T.V. (1963), "Inelastic Buckling of Beams," Journal of the Structural


Division, ASCE, Vol. 89, No. ST5, Octubre de 1963.

Galambos, T.V., B. Ellingwood, J.G. MacGregor, y C.A. Cornell (1982),


"Probability Based Load Criteria: Assessment of Current Design Practice,"
Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 108, No. STS, Mayo de 1982.

Galambos, T.V. (Editor) (1988), Guide to Stability Design Criteria for Metal
Structures, Cuarta Edición, John Wiley and Sons, New York, NY, 1988.

Glaser, N.J., R.C. Kaehler y J.M. Fisher (1994), "Axial Load Capacity of
Sheeted C and Z Members," Proceedings of the Twelfth International Specialty
Conference on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla,
Octubre de 1994.

Green, G.G., G. Winter y T.R. Cuykendall (1947), "Light Gage Steel Columns
in Wall-Braced Panels," Boletín, No. 35/2, Universidad de Cornell, Estación de
Ingeniería Experimental, 1947.

Hancock, G.J., Y.B. Kwon y E.S. Bernard (1994), "Strength Design Curves for
Thin-Walled Sections Undergoing Distortional Buckling," Journal of
Constructional Steel Research, Vol. 31, 1994.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 137

Hancock, G.J. (1995), "Design for Distortional Buckling of Flexural Members,"


Proceedings, Third International Conference on Steel and Aluminum Structures,
Estambul, Turquía, Mayo de 1995.

Harper, M.M., R.A. LaBoube y W.W. Yu (1995), "Behavior of Cold-Formed


Steel Roof Trusses," Informe Sumario, Estudio de Ingeniería Civil 95-3,
Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Mayo de 1995.

Harris, P.S. y R.A. LaBoube (1985), "Understanding the Engineering Safety


Factor in Building Design," Plant Engineering, Agosto de 1985.

Hatch, J., W.S. Easterling y T.M. Murray (1990), "Strength Evaluation of Strut –
Purlins," Proceedings of the Tenth International Specialty Conference on Cold-
Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Octubre de 1990.

Haussler, R.W. (1964), "Strength of Elastically Stabilized Beams," Journal of


Structural Division, ASCE, Vol. 90, No. ST3, Junio de 1964; también ASCE
Transactions, Vol. 130, 1965.

Haussler, R.W. y R.F. Pahers (1973), "Connection Strength in Thin Metal Roof
Structures," Proceedings of the Second Specialty Conference on Cold-Formed
Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Octubre de 1973.

Haussler, R.W. (1988), "Theory of Cold-Formed Steel Purlin/Girt Flexure,"


Proceedings of the Ninth International Specialty Conference on Cold-Formed
Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Noviembre de
1988.

Hetrakul, N. y W.W. Yu (1978), "Structural Behavior of Beam Webs Subjected


to Web Crippling and a Combination of Web Crippling and Bending," Informe
Final, Estudio de Ingeniería Civil 78-4, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla,
MO, Junio de 1978.

Hetrakul, N. y W.W. Yu (1980), "Cold-Formed Steel I-beams Subjected to


Combined Bending and Web Crippling," Thin-Walled Structures - Recent
Technical Advances and Trends in Design, Research and Construction, Rhodes,
J. y A.C. Walker (Eds.), Granada Publishing Limited, Londres, 1980.

Hill, H.N, (1954), "Lateral Buckling of Channels and Z-Beams," Transactions,


ASCE, Vol. 119, 1954.

Holcomb, B.D., R.A. LaBoube y W.W. Yu (1995), "Tensile and Bearing


Capacities of Bolted Connections," Segundo Informe Sumario, Estudio de
Ingeniería Civil 95-1, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, Mo., Mayo de
1995.

Hsiao, L.E., W.W. Yu y T.V. Galambos (1988a), "Load and Resistance Factor
Design of Cold-Formed Steel: Calibration of the AISI Design Provisions,"
Noveno Informe de Progreso, Estudio de Ingeniería Civil 88-2, Universidad de
Missouri-Rolla, Rolla, MO, Febrero de 1988.
138 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Hsiao, L.E., W.W. Yu y T.V. Galambos (1988b), "Load and Resistance Factor
Design of Cold-Formed Steel: Comparative Study of Design Methods for Cold-
Formed Steel," Décimoprimer Informe de Progreso, Estudio de Ingeniería Civil
88-4, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Febrero de 1988.

Hsiao, L.E. (1989), "Reliability Based Criteria for Cold-Formed Steel


Members," Tesis presentada en la Universidad de Missouri-Rolla, Rolla,
Missouri, en cumplimiento parcial de los requisitos para el Doctorado, 1989.

Hsiao, L.E., W.W. Yu, y T.V. Galambos (1990), "AISI LRFD Method for Cold-
Formed Steel Structural Members," Journal of Structural Engineering, ASCE,
Vol. 116, No. 2, Febrero de 1990.

Johnston, B.G. (Editor) (1976), Guide to Stability Design Criteria for Metal
Structures, Tercera Edición, John Wiley and Sons, New York, NY, 1976.

Kalyanaraman, V., T. Pekoz, y G. Winter (1977), "Unstiffened Compression


Elements," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 103, No. ST9,
Setiembre de 1977.

Kalyanaraman, V., y T. Pekoz (1978), "Analytical Study of Unstiffened


Elements," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 104, No. ST9,
Setiembre de 1978.

Karren, K.W. (1967), "Corner Properties of Cold-Formed Steel Shapes," Journal


of the Structural Division, ASCE, Vol. 93, No. ST1, Febrero de1967.

Karren, K.W. y G. Winter (1967), "Effects of Cold-Work on Light Gage Steel


Members," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 93, No. ST1, Febrero
de 1967.

Kavanagh, K.T. y D.S. Ellifritt (1993), "Bracing of Cold-Formed Channels Not


Attached to Deck or Sheeting," Is Your Building Suitably Braced?, Structural
Stability Research Council, Abril de 1993.

Kavanagh, K.T. y D.S. Ellifritt (1994), "Design Strength of Cold-Formed


Channels in Bending and Torsion," Journal of Structural Engineering, ASCE,
Vol. 120, No. 5, Mayo de 1994.

Kian, T. y T.B. Pekoz (1994), "Evaluation of Industry-Type Bracing Details for


Wall Stud Assemblies," Informe Final, presentado al American Iron and Steel
Institute, Universidad de Cornell, Enero de 1994.

Kirby, P.A. y D.A. Nethercot (1979), Design for Structural Stability, John Wiley
and Sons, Inc., New York, NY, 1979.

LaBoube, R.A. y W.W. Yu (1978a), "Structural Behavior of Beam Webs


Subjected Primarily to Shear Stress," Informe Final, Estudio de Ingeniería Civil
78-2, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Junio de 1978.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 139

LaBoube, R.A. y W.W. Yu (1978b), "Structural Behavior of Beam Webs


Subjected to a Combination of Bending and Shear," Informe Final, Estudio de
Ingeniería Civil 78-3, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Junio de 1978.

LgBoube, R.A. y M.B. Thompson (1982a), "Static Load Tests of Braced Purlins
Subjected to Uplift Load," Informe Final, Midwest Research Institute, Kansas
City, MO, 1982.

LaBoube, R.A. y W.W. Yu (1982b), "Bending Strength of Webs of Cold-


Formed Steel Beams," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 108, No.
ST7, Julio de 1982.

LaBoube, R.A. (1983), "Laterally Unsupported Purlins Subjected to Uplift,"


Informe Final, Metal Building Manufacturers Association, 1983.

LaBoube, R.A. (1986), "Roof Panel to Purlin Connection: Rotational Restraint


Factor," Proceedings of the IABSE Colloquium on Thin-Walled Metal Structures
in Buildings, Estocolmo, Suecia, 1986.

LaBoube, R.A., M. Golovin, D.J. Montague, D.C, Perry, y L.L. Wilson (1988),
"Behavior of Continuous Span Purlin System," Proceedings of the Ninth
International Specialty Conference on Cold-Formed Steel Structures,
Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Noviembre de 1988.

LaBoube, R.A. y M, Golovin (1990), "Uplift Behavior of Purlin Systems


HaviIlg Discrete Braces," Proceedings of the Tenth International Specialty
Conference on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla,
Rolla, MO, Octubre de 1990,

LaBoube, R.A. y W.W. Yu (1991), "Tensile Strength of Welded Connections,"


Informe Final, Estudio de Ingeniería Civil 91-3, Universidad de Missouri-Rolla,
Rolla, MO, Junio de 1991.

LaBoube, R.A. y W.W. Yu (1993), "Behavior of Arc Spot Weld Connections in


Tension," Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol. 119, No. 7, Julio de
1993.

LaBoube, R.A., J.N. Nunnery, y R.E. Hodges (1994), "Web Crippling Behavior
of Nested Z–Purlins," Engineering Structures, (G.J. Hancock, Editor Invitado),
Vol. 16, No. 5, Butterworth-Heinemann Ltd., Londres, Julio de 1994.

Lau, S.C.W. y G.J. Hancock (1987), "Distortional Buckling Formulas for


Channel Columns," Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol. 113, No. 5,
Mayo de 1987.

Lutz, L.A. y J.M. Fisher (1985), "A Unified Approach for Stability Bracing
Requirements," Engineering Journal, AISC, 4to Trimestre, Vol. 22, No. 4, 1985.

Macadam, J.N., R.L. Brockenbrough, R.A. LaBoube, T. Pekoz, y E.J. Schneider


(1988), "Low-Strain-Hardening Ductile-Steel Cold-Formed Members,"
Proceedings of the Ninth lnternational Specialty Conference on Cold-Formed
140 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Noviembre de


1988.

Miller, T.H. y T. Pekoz (1989), "Studies on the Behavior of Cold-Formed Steel


Wall Stud Assemblies," Informe Final, Universidad de Cornell, Ithaca, NY,
1989.

Miller, T.H. y T. Pekoz (1994), "Unstiffened Strip Approach for Perforated Wall
Studs," Journal of the Structural Engineering, ASCE, Vol. 120, No. 2, Febrero
de 1994.

Mulligan, G.P. y T.B. Pekoz (1984), "Locally Buckled Thin-Walled Columns,"


Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 110, No. ST11, Noviembre de
1984.

Murray, T.M. y S. Elhouar (1985), "Stability Requirements of Z–Purlin


Supported Conventional Metal Building Roof Systems," Annual Technical
Session Proceedings, Structural Stability Research Council, 1985.

Murray, T. M. (1991), "Building Floor Vibrations," Engineering Journal, AISC,


Tercer Trimestre, 1991.

Nguyen, P. y W.W. Yu (1978a), "Structural Behavior of Transversely


Reinforced Beam Webs," Informe Final, Estudio de Ingeniería Civil 78-5,
Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Julio de 1978.

Nguyen, P. y W.W. Yu, (1978b), "Structural Behavior of Longitudinally


Reinforced Beam Webs," Informe Final, Estudio de Ingeniería Civil 78-6,
Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Julio de1978.

Ortiz-Colberg, R. y T.B. Pekoz (1981), "Load Carrying Capacity of Perforated


Cold-Formed Steel Columns," Informe de Investigación No. 81-12, Universidad
de Cornell, Ithaca, NY, 1981.

Pekoz, T.B. y G. Winter (1969a), "Torsional-Flexural Buckling of Thin-Walled


Sections Under Eccentric Load," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol.
95, No. STS, Mayo de 1969.

Pekoz, T.B. y N. Celebi (1969b), "Torsional-Flexural Buckling of Thin-Walled


Sections under Eccentric Load," Engineering Research Bulletin 69-1,
Universidad de Cornell, 1969.

Pekoz, T.B. y W. McGuire (1979), "Welding of Sheet Steel," Informe SG-79-2,


American Iron and Steel Institute, Enero de 1979.

Pekoz, T B. y P. Soroushian (1981), "Behavior of C- and Z- Purlins Under


Uplift," Informe No. 81-2, Universidad de Cornell, Ithaca, NY, 1981.

Pekoz, T.B. y P. Soroushian (1982), "Behavior of C- and Z- Purlins Under Wind


Uplift," Proceedings of the Sixth International Specialty Conference on Cold-
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 141

Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Noviembre


de 1982.

Pekoz, T. B. (1986a), "Combined Axial Load and Bending in Cold-Formed Steel


Members," Thin-Walled Metal Structures in Buildings, IABSE Colloquium,
Estocolmo, Suecia, 1986.

Pekoz, T.B. (1986b), "Development of a Unified Approach to the Design of


Cold-Formed Steel Members," Informe SG-86-4, American Iron and Steel
Institute, 1986.

Pekoz, T.B. (1986c), "Developments of a Unified Approach to the Design of


Cold-Formed Steel Members," Proceedings of the Eighth International Specialty
Conference on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla,
Rolla, MO, Noviembre de 1986.

Pekoz, T.B. (1988a), "Design of Cold-Formed Steel Columns," Proceedings of


the Ninth International Specialty Conference on Cold-Formed Steel Structures,
Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Noviembre de 1988.

Pekoz, T.B. y W. B. Hall (1988b), "Probabilistic Evaluation of Test Results,"


Proceedings of the Ninth International Specialty Conference on Cold-Formed
Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, Noviembre de 1988.

Pekoz, T.B. (1990), "Design of Cold-Formed Steel Screw Connections,"


Proceedings of the Tenth International Specialty Conference on Cold-Formed
Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Octubre de 1990.

Pekoz, T.B. y O. Sumer (1992), "Design Provisions for Cold-Formed Steel


Columns and Beam-Columns," Informe Final, presentado al American Iron and
Steel Institute, Universidad de Cornell, Setiembre de 1992.

Rack Manufacturers Institute (1990), Specification for the Design, Testing, and
Utilization of Industrial Steel Storage Racks, Charlotte, NC, 1990.

Rang, T.N., T.V. Galambos, W.W. Yu, y M.K. Ravindra (1978), "Load and
Resistance Factor Design of Cold-Formed Steel Structural Members,"
Proceedings of the Fourth International Specialty Conference on Cold-Formed
Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Junio de 1978.

Rang, T.N., T.V. Galambos, y W.W. Yu (1979a), "Load and Resistance Factor
Design of Cold-Formed Steel: Study of Design Formats and Safety Index
Combined with Calibration of the AISI Formulas for Cold Work and Effective
Design Width," Primer Informe de Progreso, Estudio de Ingeniería Civil 79-1,
Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Enero de 1979.

Rang, T.N., T.V. Galambos, y W.W. Yu (1979b), "Load and Resistance Factor
Design of Cold-Formed Steel: Statistical Analysis of Mechanical Properties and
Thickness of Material Combined with Calibration of the AISI Design Provisions
on Unstiffened Compression Elements and Connections," Segundo Informe de
142 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Progreso, Estudio de Ingeniería Civil 79-2, Universidad de Missouri-Rolla,


Rolla, MO, Enero de 1979.

Rang, T.N., T.V. Galambos, y W.W. Yu (1979c), "Load and Resistance Factor
Design of Cold-Formed Steel: Calibration of the Design Provisions on
Connections and Axially Loaded Compression Members," Tercer Informe de
Progreso, Estudio de Ingeniería Civil 79-3, Universidad de Missouri-Rolla,
Rolla, MO, Enero de 1979.

Rang, T.N., T.V. Galambos, y W.W. Yu (1979d), "Load and Resistance Factor
Design of Cold-Formed Steel: Calibration of the Design Provisions on Laterally
Unbraced Beams and Beam-Columns," Cuarto Informe de Progreso, Estudio de
Ingeniería Civil 79-4, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Enero de
1979.

Rasmussen, K.J.R. y G.J. Hancock (1992), "Nonlinear Analyses of Thin-Walled


Channel Section Columns," Thin Walled Structures (J. Rhodes y K.P. Chong,
Eds.), Vol. 13, Nos. 1-2, Elsevier Applied Science, Tarrytown, NY, 1992.

Ravindra, M.K. y T.V. Galambos (1978), "Load and Resistance Factor Design
for Steel," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 104, No. ST9,
Setiembre de 1978.

Reck, H.P., T. Pekoz, y G. Winter (1975), "Inelastic Strength of Cold-Formed


Steel Beams" Journal of the Structurai Division, ASCE, Vol. 101, No. ST11,
Noviembre de 1975.

Research Council on Structural Connections (1980), Specification for Structural


Joints Using ASTM A325 or A490 Bolts, 1980.

Research Council on Structural Connections (1985), Allowable Stress Design


Specification for Structural Joints Using ASTM A325 or A490 Bolts, 1985.

Research Council on Structural Connections (1988), Load and Resistance


Factor Design Specification for Structural Joints Using ASTM A325 or A490
Bolts, 1988.

Rivard, P. y T.M. Murray (1986), "Anchorage Forces in Two Purlin Line


Standing Seam Z-Purlin Supported Roof Systems," Informe de Investigación,
Universidad de Oklahoma, Norman, OK, Diciembre de 1986.

Roark, R.J., (1965), Formulas for Stress and Strain, Cuarta Edición, McGraw-
Hill Book Company, New York, NY, 1965.

Salmon, C.G., y J.E. Johnson (1990), Steel Structures: Design and Behavior,
Tercera Edición, Harper & Row, New York, NY, 1990.

Santaputra, C., M.B. Parks, y W.W. Yu (1989), "Web Crippling Strength of


Cold-Formed Steel Beams," Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol.
115, No. 10, Octubre de 1989.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 143

Serrette, R.L. y T.B. Pekoz (1992), "Local and Distortional Buckling of Thin-
Walled Beams," Proceedings of the Eleventh International Specialty Conference
on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO,
Octubre de 1992.

Serrette, R.L. y T.B. Pekoz (1994), "Flexural Capacity of Continuous Span


Standing Seam Panels: Gravity Load," Proceedings of the Twelfth International
Specialty Conference on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de
Missouri-Rolla, Rolla, MO, Octubre de 1994.

Serrette, R.L. y T.B. Pekoz (1995), "Behavior of Standing Seam Panels,"


Proceedings of the Third International Conference on Steel and Aluminum
Structures, Universidad de Bogazici, Estambul, Turquía, Mayo de 1995.

Sherman, D.R. (1976), "Tentative Criteria for Structural Applications of Steel


Tubing and Pipe," American Iron and Steel Institute, Washington, D. C., 1976.

Sherman, D.R. (1985), "Bending Equations for Circular Tubes," Annual


Technical Session Proceedings, Structural Stability Research Council, 1985.

Simaan, A. (1973), "Buckling of Diaphragm-Braced Columns of Unsymmetrical


Sections and Applications to Wall Studs Design," Informe No. 353, Universidad
de Cornell, Ithaca, NY, 1973,

Simaan, A. y T. Pekoz (1976), "Diaphragm-Braced Members and Design of


Wall Studs," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 102, ST1, Enero de
1976.

Steel Deck Institute, Inc. (1981), Steel Deck Institute Diaphragm Design
Manual, Primera Edición, Canton, OH, 1981.

Steel Deck Institute, Inc. (1988), Steel Deck Institute Diaphragm Design
Manual, Segunda Edición, Canton, OH, 1988.

Steel Deck Institute, Inc. (1995), Design Manual for Composite Decks, Form
Decks, Roof Decks, Cellular Deck Floor Systems with Electrical Distribution,
Publicación SDI No. 29, Julio de 1995.

Structural Stability Research Council (1993), Is Your Structure Suitably


Braced?, Universidad de Lehigh, Bethlehem, PA, Abril de 1993.

Supornsilaphachai, B., T.V. Galambos, y W.W. Yu (1979), "Load and


Resistance Factor Design of Cold-Formed Steel: Calibration of the Design
Provisions on Beam Webs," Quinto Informe de Progreso, Estudio de Ingeniería
Civil 79-5, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Setiembre de 1979.

Supornsilaphachai, B. (1980), "Load and Resistance Factor Design of Cold-


Formed Steel Structural Members," tesis presentada en la Universidad de
Missouri-Rolla, Missouri, en cumplimiento parcial de los requisitos para el
Doctorado, 1980.
144 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Tsai, M. (1992), Reliability Models of Load Testing, Disertación Doctoral, Dept.


of Aeronautical and Astronautical Engineering, Universidad de Illinois en
Urbana-Champaign, 1992.

von Karman, T., E.E. Sechler, y L.H. Donnell (1932), "The Strength of Thin
Plates in Compression," Transactions, ASME, Vol. 54, 1932,

Weng, C.C. y T.B. Pekoz (1986), "Subultimate Behavior of Uniformly


Compressed Stiffened Plate Elements," Informe de Investigación, Universidad
de Cornell, Ithaca, NY, 1986.

Winter, G. (1940), "Stress Distribution in and Equivalent Width of Flanges of


Wide, Thin – Walled Steel Beams," Technical Note No. 784, National Advisory
Committee for Aeronautics, Washington, D. C., 1940.

Winter, G. (1943), "Lateral Stability of Unsymmetrical I-beams and Trusses,"


Transactions, ASCE, Vol. 198, 1943.

Winter, G. (1944), "Strength of Slender Beams," Transactions, ASCE, Vol. 109,


1944.

Winter, G. y R.H.J. Pian (1946), "Crushing Strength of Thin Steel Webs,"


Cornell Bulletin 35, pt. 1, Abril de 1946.

Winter, G. (1947a), Discusión de "Strength of Beams as Determined by Lateral


Buckling," por Karl deVries, Transactions, ASCE, Vol. 112, 1947.

Winter, G. (1947b), "Strength of Thin Steel Compression Flanges," (con


Apéndice), Boletín No. 35/3, Universidad de Cornell, Ithaca, NY, 1947.

Winter, G. (1947c), "Strength of Thin Steel Compression Flanges,"


Transactions, ASCE, Vol. 112, 1947,

Winter, G., P.T. Hsu, B. Koo, y M.H. Loh (1948a), "Buckling of Trusses and
Rigid Frames," Boletín No. 36, Universidad de Cornell, Ithaca, NY, 1948.

Winter, G. (1948b), "Performance of Thin Steel Compression Flanges,"


Publicación Preliminar, Tercer Congreso de la International Association of
Bridge and Structural Engineers, Liege, Bélgica.

Winter, G. (1949a), "Performance of Compression Plates as Parts of Structural


Members," Research, Engineering Structures Supplement (Documentos Colston,
Vol. II), 1949.

Winter, G., W. Lansing, y R.B. McCalley, Jr. (1949b), "Performance of


Laterally Loaded Channel Beams," Research, Engineering Structures
Supplement. (Documentos Colston, Vol. II), 1949.

Winter, G. (1956a), "Light Gage Steel Connections with High-Strength, High-


Torqued Bolts," Publications, IABSE, Vol. 16, 1956.
Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996 145

Winter, G. (1956b), "Tests on Bolted Connections in Light Gage Steel," Journal


of the Structural Division, ASCE, Vol. 82, No. ST2, Febrero de 1956.

Winter, G. (1958a), "Lateral Bracing of Columns and Beams," Journal of the


Structural Division, ASCE, Vol. 84, No. ST2, Marzo de 1958,

Winter, G. (1958b), Commentary on the 1956 Edition of the Light Gage Cold–
Formed Steel Design Manual, American Iron and Steel Institute, New York,
NY, 1958.

Winter, G. (19S9a), "Development of Cold-Formed, Light Gage Steel


Structures," Documentos Técnicos Regionales de AISI, Octubre 1, 1959.

Winter, G. (1959b), "Cold-Formed, Light Gage Steel Construction," Journal of


the Structural Division, ASCE, Vol. 85, No. ST9, Noviembre de 1959.

Winter, G. (1960), "Lateral Bracing of Columns and Beams," Transactions,


ASCE, Vol. 125, 1960.

Winter, G. y J. Uribe (1968), "Effects of Cold-Work on Cold-Formed Steel


Members," Thin-Walled Steel Structures - Their Design and Use in Buildings,
K.C. Rockey y H.V. Hill (Eds.), Gordon and Breach Science Publishers, Reino
Unido, 1968.

Winter, G. (1970), Commentary on the 1968 Edition of the Specification for the
Design of Cold-Formed Steel Structural Members, American Iron and Steel
Institute, New York, NY, 1970.

Yener, M. y T.B. Pekoz (1985a), "Partial Stress Redistribution in Cold-Formed


Steel," Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol. 111, No. 6, Junio de
1985.

Yener, M. y T.B, Pekoz (1985b), "Partial Moment Redistribution in Cold-


Formed Steel," Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol. 111, No. 6, Junio
de 1985.

Yu, W.W. y C.S, Davis (1973a), "Cold-Formed Steel Members with Perforated
Elements," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 99, No. ST10,
Octubre de 1973.

Yu, W.W., V.A. Liu, y W.M. McKinney (1973b), "Structural Behavior and
Design of Thick, Cold-Formed Steel Members," Proceedings of the Second
Specialty Conference on Cold-Formed Steel Structures, Universidad de
Missouri-Rolla, Rolla, MQ, Octubre de 1973.

Yu, W.W., V.A. Liu, y W.M. McKinney (1974), "Structural Behavior of Thick
Cold-Formed Steel Members," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol.
100, No. ST1, Enero de 1974.
146 Comentario sobre la Especificación para Acero Conformado en Frío, AISI, 1996

Yu, W.W. (1981), "Web Crippling and Combined Web Crippling and Bending
of Steel Decks," Estudio de Ingeniería Civil 81-2, Universidad de Missouri-
Rolla, Rolla, MO, Abril de 1981.

Yu, W.W. (1982), "AISI Design Criteria for Bolted Connections," Proceedings
of the Sixth 1nternational Specialty Conference on Cold-Formed Steel
Structures, Universidad de Missouri-Rolla, Rolla, MO, Noviembre 1982.

Yu, W.W, (1985), Cold-Fonned Steel Design, Wiley-Interscience, New York,


NY, 1985.

Yu, W.W. (1991), Cold-Formed Steel Design, Segunda Edición, Wiley-


Interscience, New York, NY, 1991.

Yura, J.A. (1993), "Fundamentals of Beam Bracing," Is Your Structure Suitably


Braced? Structural Stability Research Council, Abril de 1993.

Zetlin, L. (1955a), "Elastic Instability of Flat Plates Subjected to Partial Edge


Loads," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 81, Setiembre de 1955.

Zetlin, L. y G. Winter (1955b), "Unsymmetrical Bending of Beams with and


without Lateral Bracing," Journal of the Structural Division, ASCE, Vol. 81,
1955.