Sie sind auf Seite 1von 4

Voluntad de DIOS o mi voluntad.

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro


entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta"
Romanos 12:2
"...venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra..." Mateo 6:10

¿Que es la voluntad de Dios?

La voluntad de Dios es la que se encuentra descrita en las Santas Escrituras.


El rey David en uno de los salmos relaciona estrechamente cumplir la ley de Dios con el cumplir la
voluntad de Dios.
En Salmos 40:8 dice: "El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de
mi corazón".
De la misma forma el apóstol Pablo relaciona el conocimiento de la ley como el conocimiento de la
voluntad de Dios.
En Romanos 2:17-18 dice: "He aquí, tu tienes el sobrenombre de judío, y te apoyas en la ley, y te
glorías en Dios, y conoces su voluntad, e instruido por la ley apruebas lo mejor".
De esta manera los cristianos tenemos una referencia cierta en las Escrituras.

¿Todo lo que ocurre en el mundo está dentro la voluntad de Dios?

Es muy necesario discernir en la Palabra de Dios, de que existen hechos que ocurren en el mundo
que no se hallan dentro la perfecta voluntad de Dios, pero que el Señor lo permite dentro de su
voluntad permisiva.
Por tanto de acuerdo con la Biblia existe una voluntad perfecta de Dios y una voluntad permisiva
de Dios.

• VOLUNTAD PERFECTA DE DIOS


La que se desarrolla de acuerdo con su Palabra.
Por ejemplo: Es la voluntad perfecta de Dios que nadie se pierda y que todos vengan al
conocimiento de Cristo Jesús.
En Juan 3:16 dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito
Jesucristo, para que todo aquel que en El cree, no se pierda y tenga vida eterna".

• VOLUNTAD PERMISIVA DE DIOS


Se encuentra en los hechos que se suceden diariamente en el mundo entero y aunque van contra
lo que estipula su Palabra, el Señor permite que sucedan.
A los pueblos de la tierra, muchas veces no les interesa tomar en cuenta a Dios en sus acciones y
el Señor lo permite. Sin embargo esto no será siempre así, sino que cuando llegue el tiempo
estipulado por El, vendrá juicio sobre la tierra de pecado.
Hoy, vemos que la violencia, maldad, iniquidad se incrementan día que pasa. Muchos moradores
de la tierra se preguntan porque Dios supuestamente no hace nada, expresando de esta manera
una terrible ignorancia de la Palabra de Dios. Nuestro amado Dios manifiesta su voluntad
permisiva, no porque sea un Dios tolerante al pecado o mire con indiferencia como el ser humano
se pierde rumbo al infierno; sino porque El ha puesto en el ser humano el libre albedrío o poder de
escogimiento. Aunque su voluntad perfecta es que nadie se pierda, habrá muchos que rechazarán
el llamado al arrepentimiento y no quieran recibir en sus corazones al Salvador Jesucristo para ser
salvos.
En Salmos 2:1-5 dice: "¿Porqué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas?. Se
levantarán los reyes de la tierra, y príncipes consultarán unidos contra el Señor y contra su ungido,
diciendo: Rompamos sus ligaduras, y echemos de nosotros sus cuerdas. El que mora en los cielos
se reirá; el Señor se burlará de ellos. Luego hablará a ellos en su furor, y los turbará con su ira".
En Romanos 1:22-23 dice: "Profesando ser sabios se hicieron necios, y cambiaron la gloria del
Voluntad de DIOS o mi voluntad.
Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de
reptiles".

¿Existen hechos aislados en el mundo que ocurren fuera de la voluntad de Dios, y que entran
dentro de lo casual?

De ninguna manera.
Muchas veces se piensa que ocurren algunos hechos fuera del control y la voluntad de Dios. Este
pensamiento es contrario totalmente a las Escrituras, ya que a nuestro Dios no se le escapa
absolutamente nada.
En Lamentaciones 3:37 dice: "¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no
mandó?
Es necesario discernir de acuerdo a la Palabra de Dios, que existe un Plan de Salvación en
desarrollo a través de las edades y los tiempos de la humanidad.
La Historia secular escrita, hacer ver que los acontecimientos históricos nada más son producto de
decisiones tomadas por los pueblos y sus líderes. No se menciona para nada a Dios.
Enseña que la historia humana la escriben y desarrollan los pueblos y quienes los componen y el
destino futuro de los pueblos estará marcado por esas decisiones.
La Biblia por el contrario enseña que todo lo que ha ocurrido y está ocurriendo y aún todavía
ocurrirá en el futuro se encuentra profetizado en las Escrituras y responde a la voluntad de Dios.
Del Señor proviene la autoridad que detentan los gobernantes y líderes mundiales. En realidad
toda autoridad proviene de El.
En Daniel 2:21 dice: "El muda los tiempos y las edades ; quita los reyes, y pone los reyes; da la
sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos".
En Juan 19:10-11 dice: "Entonces le dijo Pilato: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo
autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte?. Respondió Jesús: Ninguna
autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado,
mayor pecado tiene".
En Romanos 13:1-2 dice: “1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay
autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que
quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean
condenación para sí mismos”.
La Biblia enfatiza que lo más importante para los pueblos no radica en su conocimiento tecnológico
o adelanto económico que en sí puede tener su bendición; sino que antes, lo más urgente y
necesario para los pueblos del mundo es conocer al Dios Todopoderoso y darle la gloria y honra
que se merece buscando vivir de acuerdo a sus mandamientos es decir su perfecta voluntad.
En Salmos 33:12 dice: "Bienaventurada la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que El escogió
como heredad para sí".
La Biblia de principio a fin manifiesta la perfecta voluntad de Dios a través de su Plan de Salvación.
En el transcurso de la historia de la humanidad hasta su cumplimiento final, este Plan Divino se
manifestó en el llamado al arrepentimiento de las personas y para que estas procedan a
convertirse al Dios vivo y verdadero.
El evangelio eterno se predicará hasta el fin de la historia. Todo este Plan Divino de Salvación está
bajo el control de Dios. Nada de lo que pueda hacer el enemigo de las almas, Satanás o sus
demonios lo impedirán, ya que él mismo y sus huestes de maldad se encuentran bajo la potestad
del Señor y no pueden hacer absolutamente nada si el Señor no le permite. Ver: Job 1:6-12.
En Apocalipsis 14:6 dice: "Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio
eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo".

¿La maldad y violencia que existe en el mundo actualmente es producto de la voluntad de Dios?

La maldad en abundancia que se ve en todo el mundo no está dentro de la voluntad perfecta de


Voluntad de DIOS o mi voluntad.
Dios ni es producto de que el Señor haya dejado de controlar a Satanás, sino que el hombre
natural siguiendo los instintos de su naturaleza caída le da lugar al diablo para manifestar
exteriormente esta maldad a través del pecado que provoca muerte espiritual (violencia,
borracheras, robo, engaño, asesinatos, adulterio, fornicación, lascivia, etc.). Obras de la carne.
Ver: Gálatas 5:19-21
Desde la caída en el Huerto del Edén - Génesis 3, el hombre natural no convertido al Señor, por su
pecado se encuentra bajo la potestad de Satanás - Hechos 26:18.
El mundo entero se encuentra bajo el maligno.
La violencia, maldad, crueldad creciente en el mundo estaba profetizado que ocurriría en mayor
grado conforme nos acerquemos al final de los tiempos y la Segunda Venida del Señor Jesucristo.
En 1 Juan 5:19 dice: Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno".
En Santiago 1:13-15 dice: "Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios;
porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni El tienta a nadie, sino que cada uno es tentado,
cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después
que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado siendo consumado, da a luz la muerte".
En Mateo 24:12 dice: "...y por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos se enfriará..."
El hombre natural es un ser con libre albedrío dado por Dios. Es el hombre en sí mismo, promovido
por su naturaleza caída y carnal, quien decide voluntariamente hacer estas obras perversas. De
ahí que en su amor y buena voluntad nuestro amado Dios decidió enviar a su Hijo unigénito
Jesucristo, para deshacer las obras del diablo y rescatar al hombre de su miseria espiritual.
Aquellos que respondan al llamado hecho por Dios a convertirse se salvarán y los demás se
perderán.
En Isaías 61:1-2 dice: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió el Señor; me ha
enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a
publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena
voluntad del Señor, el día de venganza del Dios nuestro, a consolar a todos los enlutados".
Ver: Hechos 4:12; Filipenses 2:10-11.

¿Esta situación de violencia y maldad en el mundo tendrá un final?

Definitivamente, sí.
La Biblia enseña que aunque por el momento el mundo impío y pecador se encuentra en una
posición rebelde contra Dios y esclavizado a Satanás, no siempre será así.
La voluntad perfecta de Dios es que muy pronto este sistema mundial impío y rebelde a Dios con
todas sus costumbres, tradiciones y culturas impías y paganas sea totalmente destruido. El profeta
Daniel recibió de parte de Dios la interpretación de un sueño de un rey babilónico llamado
Nabucodonosor, en ella le muestra que al final de los tiempos se instaurará sobre toda la tierra un
reino que jamás será destruido y es el Reino Mesiánico de Nuestro Señor Jesucristo. Entonces
toda la tierra pasará a estar totalmente sujeta al Señor y a su Cristo. Por el momento, en su
soberanía al Señor le ha placido ejercitar su voluntad permisiva. En este momento de la historia
Dios ha limitado su supremo poder y gobierno sobre el mundo, permitiendo la autoridad y los
gobiernos del mundo y que estos ejerzan autoridad sobre las naciones; pero solo es temporal,
porque tan pronto como lo determine en su perfecta y soberana voluntad destruirá a Satanás, sus
demonios, la autoridad de las naciones impías y toda la maldad instaurando sobre toda la tierra el
Reino Milenial de su Cristo.
En Daniel 2:35 y 44-45 dice: "...entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido,
el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras de verano, y se los llevó el viento sin
que de ellos quedara rastro alguno. Más la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte
que llenó toda la tierra...Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no
será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos
estos reinos, pero el permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada
una piedra no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran
Voluntad de DIOS o mi voluntad.
Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero y fiel su
interpretación".
Ver: Colosenses 2:8.
Hay mucha gente que piensa que el Señor no tiene una participación directa en su creación y
todas las cosas suceden porque tienen que suceder sujetas a un destino. Con esta afirmación
relacionada con la filosofía del fatalismo e inspirada por el enemigo de las almas, la persona busca
simplemente librarse de la responsabilidad por sus pecados y transgresiones y por ello evitar el
tener que comparecer delante del único Dios, Santo y Justo. Nuestro Dios tiene control sobre todos
los acontecimientos históricos de la humanidad hasta su total cumplimiento.
La Biblia es muy clara cuando registra las palabras eternas de nuestro Señor y Salvador
Jesucristo.

“EL CIELO Y LA TIERRA PASARAN MAS MIS PALABRAS NO PASARAN”


(Mateo 24:35)

¿Es necesario pedir hacer la voluntad de Dios?

La Biblia enseña que el cristiano verdadero y lavado en la preciosa sangre de Cristo debe anhelar
con todo su corazón hacer la voluntad perfecta de Dios. Asimismo encontramos pasajes de siervos
del Señor que le pedían que les enseñara a hacer su voluntad. Y otros que pedían oración para
que el Señor les conceda poder hacer su voluntad perfecta.
En Salmos 143:10 dice: "Enséñame a hacer tu voluntad, porque tu eres mi Dios; tu buen Espíritu
me guíe a tierra de rectitud".
En Romanos 15:30-32 dice: "Pero os ruego , hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor
del Espíritu, que me ayudéis orando por mí a Dios... para que con gozo llegue a vosotros por la
voluntad de Dios, y que sea recreado juntamente con vosotros".

Definitivamente, para todo hijo de Dios, el mayor gozo será el vivir buscando estar siempre en el
centro de la voluntad de Dios

Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1
Juan 2:17