Sie sind auf Seite 1von 14

COMITÉ OLÍMPICO DE PUERTO RICO

TRIBUNAL APELATIVO Y DE ARIBITRAJE DEPORTIVO


TAAD

IN RE: WALTER HODGE Apelación Procedente de la Comisión


de Apelaciones de la Federación de
Baloncesto (Resolución Núm. 2018-
006)

Sobre:

Sanciones Disciplinarias impuestas


por el Baloncesto Superior Nacional

APELACIÓN

AL HONORABLE COMITÉ OLÍMPICO DE PUERTO RICO Y SU TRIBUNAL


APELATIVO Y DE ARBITRAJE DEPORTIVO.
Comparece el Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico (en adelante
“BSN”), por conducto de su Presidente quien suscribe y, muy respetuosamente,
Expone y Solicita:

DECISIÓN DE LA QUE SE RECURRE


El Baloncesto Superior Nacional recurre de la “DETERMINACIÓN DE LA
COMISIÓN DE APELACIONES EN CUANTO A LA SOLICITUD DE
RECONSIDERACIÓN PRESENTADA POR EL JUGADOR WALTER HUDGE SOBRE
RESOLUCIÓN NÚM. 2018-004”, emitida el 6 de junio de 2018 por la Comisión de
Apelaciones de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Resolución Núm. 2018-
006. (ANEJO I de este escrito)

JURISDICCIÓN DEL COMITÉ OLÍMPICO DE PUERTO RICO (COPUR) Y DE


SU TRIBUNAL APELATIVO Y DE ARBITRAJE DEPORTIVO (TAAD)

El Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico (BSN) es una liga afiliada a la


Federación de Baloncesto de Puerto Rico (FBPUR), mediante Acuerdo de Afiliación
firmado por el Lcdo. Henry Neumann, entonces Presidente del BSN, y el Sr. Héctor
Reyes, entonces Presidente de la FBPUR. Esta afiliación, actualmente, tiene su marco
legal en el Artículo 11.2 del Capítulo III de la Constitución de la FBPUR (ANEJO II).
La Federación de Baloncesto de Puerto Rico, a su vez, es una Federación
Afiliada al Comité Olímpico de Puerto Rico, y sujeta al cumplimiento de todas las
reglamentaciones, sustantivas y procesales, del Comité Olímpico y sus organismos.
Finalmente, el Baloncesto Superior Nacional, mediante su “Reglamento de
Procedimientos Adjudicativos del BSN” (ANEJO III), establece los foros de
Apelación para las decisiones tomadas en el BSN. El Artículo XV de dicho reglamento
establece lo siguiente:
XV. FOROS DE APELACIÓN:

a. Director de Torneo
b. Presidente del BSN
c. Comisión de Apelación de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico
d. Tribunal Apelativo Deportivo del COPUR

i. Las determinaciones disciplinarias de los Equipos serán revisables


ante el Director de Torneo del BSN. De alguna de las partes estar
inconforme, con la decisión del Director de Torneo, podrá apelar ante
el Presidente del BSN. La Resolución que emita el Presidente será
final y firme.
ii. Las Resoluciones emitidas por el Director de Torneo u Oficial
Examinador serán apelables ante el Presidente del BSN.
a. En los casos relacionados a procedimientos disciplinarios conforme al
Reglamento de Disciplina del BSN, la determinación del Presidente
será final y firme. Las partes deberán atenerse a la misma sin dilación
alguna
iii. Las Resoluciones emitidas por el Presidente del BSN serán apelables
a la Comisión de Apelación de la Federación de Baloncesto de Puerto
Rico sujeto a lo establecido el Reglamento de la Comisión de
Apelación de la Federación.
iv. Las Resoluciones emitidas por la Comisión de Apelación de la
Federación de Baloncesto de Puerto Rico serán apelables ante el
Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo del COPUR.

En base a lo anterior, este Honorable Foro tiene jurisdicción sobre este asunto
de acuerdo al Artículo 3.1 del reglamento del TAAD, al tratarse de una apelación de un
asunto deportivo no técnico que surge de una de sus Federaciones, y de acuerdo al
Artículo 3.2 del mismo reglamento, Arbitraje Voluntario, toda vez que los Reglamentos
del BSN, y específicamente su Reglamento de Procedimientos Adjudicativos, al que se
sujetan todos los miembros del BSN, le otorgan voluntariamente al TAAD (y por ende,
al COPUR) la jurisdicción sobre asuntos como el de autos.

TRASFONDO FÁCTICO Y PROCESAL


El Baloncesto Superior Nacional cuenta actualmente con 11 franquicias, 8 de las
cuales están participando en el Torneo correspondiente al año 2018, el cual comenzó
el sábado 5 de mayo. Uno de los 8 equipos participantes es el de “Capitanes de
Arecibo” (en adelante “Capitanes”). El 31 de mayo de 2018 el equipo Capitanes
presentó, ante la consideración del Director de Torneo, el contrato del jugador Walter
Hodge para su aprobación. La aprobación de contratos es una de las facultades del
Presidente del BSN conforme a sus reglamentos, y es una de las facultades que se
delegan en el Director de Torneo. Previo a la presentación del contrato por parte de
Capitanes, el jugador Hodge estuvo envuelto en un incidente de índole penal, aún sin
resolver, cuyos elementos de acuerdo a la información publicada por la prensa son los
que se detallan más adelante. El contrato no fue aprobado al momento de recibirse, y
comenzó el proceso que tuvo como resultado la Resolución de la que se recurre. Los
hechos más relevantes, en orden cronológico, son los siguientes:
1. 7 de septiembre de 2017 – “La División de Violencia Doméstica de Aguadilla
radica cargos contra Walter Hodge Muñoz por el Artículo 3.2 D de la Ley 54 de
Violencia Doméstica, un delito grave de tercer grado, por maltrato agravado
delante de un menor.” (EL Nuevo Día, jueves 7 de septiembre de 2017). De la
nota periodística surge que “El reporte declara que el incidente ocurrió cerca de
las 8:00 de la mañana de hoy en el pueblo de Isabela, cuando Hodge Muñoz
agredió en diferentes partes del cuerpo a su pareja en su residencia”.
2. “El caso fue consultado con la fiscal Zulirma Méndez y llevado ante el juez
Rafael Ramos, quien encontró causa, impuso una fianza de $10,000 y emitió
orden de arresto” (El Nuevo Día, mismo artículo citado en el párrafo anterior).
3. Alegadamente Hodge, por conducto de su representante legal, indicó a las
autoridades que se entregaría, pero para el día 9 de septiembre de 2017 eso no
había ocurrido: “De acuerdo con la sargento Katherine Hernández de la División
de Violencia Doméstica de la Comandancia de Aguadilla, ni Hodge ni su
representante legal, a quien describió solo como el licenciado López, se
personaron ayer tal y como habían dicho “Hasta el momento no hemos tenido
contacto con el caballero. Se hicieron gestiones. El precinto que refiere (Isabela)
había tenido contacto con él y había informado que en una hora llegaba, pero
nunca se personó al cuartel de Isabela”, señaló Hernández”. (El Nuevo Día, 9 de
septiembre de 2017, por Víctor Pillot Ortiz)
4. El 5 de mayo de 2018 comenzó el Torneo 2018 del BSN.
5. Luego de transcurridos sobre 8 meses de que se expidiera la orden de arresto,
sin que Hodge se entregara a las autoridades, el 26 de mayo fue arrestado a su
llegada al Aeropuerto Luís Muños Marín procedente del Líbano. (El Nuevo Día,
26 de mayo de 2018)
6. Luego de su arresto Hodge prestó una fianza de $10,000.00 y quedó libre bajo
fianza y sujeto a supervisión electrónica (Grillete), y se señaló Vista Preliminar
en su caso para el 11 de junio de 2018. (Primera Hora, de Agencia EFE, 26 de
mayo de 2018)
7. El 30 de mayo la jueza Aixa Rosado Pietri ordena quitarle la supervisión
electrónica (grillete) a Hodge, y le impuso otras condiciones a su libertad bajo
fianza (Primera Hora, 30 de mayo de 2018, por Sara Del Valle).
8. La noche del 30 de mayo de 2018 el equipo Capitanes de Arecibo pierde un
partido ante los Atléticos de San Germán por marcador de 83 a 72.
9. El 31 de mayo de 2018 Capitanes, por conducto de su Coapoderado y Gerente
General, envía ante la consideración del Director de Torneo el contrato de
Hodge para su inscripción para el torneo BSN 2018 en curso.
10. El mismo 31 de mayo el Presidente del BSN quien aquí suscribe emitió una
Resolución Parcial y Orden (Anejo IV) sobre la solicitud de Capitanes para
inscribir al jugador Hodge en el Torneo, con las siguientes determinaciones:
1) No se aprueba, en este momento, la participación del jugador Walter
Hodge en el Torneo de Baloncesto Superior Nacional
2) Se le concede un término de 5 días laborables al jugador para que
exponga, por escrito, las razones por las que no debe ser suspendido del
restante del Torneo de Baloncesto Superior Nacional 2018.
3) En el mismo término de 5 días se nombrará un Oficial Examinador, quien
será la persona a cargo de atender el procedimiento prospectivamente, y
emitirá su informe y recomendaciones al Presidente para la adjudicación
final de la controversia.
11. En la Resolución Parcial antes indicada se apercibe a las partes de su derecho a
recurrir de la misma ante la Comisión de Apelaciones de la FBPUR.
12. El 1 de junio de 2018 Hodge y Capitanes, por conducto del Lcdo. Ricardo
Carrillo Delgado, recurren ante la Comisión de Apelaciones de la FBPUR (en
adelante (la Comisión). (Anejo V)
13. El 2 de junio de 2018, en respuesta al escrito antes citado, la Comisión emite la
Resolución Núm. 2018-004 (Anejo VI), en la que indica que:
• El Presidente tomó una determinación para, a su juicio, proteger la
imagen de la liga, al amparo de los poderes que le confiere el párrafo (t)
del Artículo 6.4 del Reglamento del BSN.
• … no cuestiona las facultades que el Reglamento del BSN le ha otorgado
al Presidente
• …entiende pertinente devolver este caso ante la atención del BSN para
que el mismo se resuelva sujeto a los términos que se resuelven a
continuación.
• Y Ordena al BSN deberá seguir un procedimiento expedito para dilucidar
la controversia del Jugador dentro de las siguientes fechas:

(1) El BSN deberá designar un oficial examinador en o antes del


lunes, 4 de junio de 2018.
(2) El oficial examinador deberá celebrar una vista donde las partes
tengan oportunidad de presentar sus respectivos planteamientos
en o antes del miércoles, 6 de junio de 2018.
(3) El oficial examinador deberá emitir un informe no más tarde del
viernes, 8 de junio de 2018.
14. No conforme con dicha determinación, Capitanes y Hodge recurren mediante
“Segunda Moción de Reconsideración” ante la Comisión. (Anejo VII)
15. La Comisión emite entonces una segunda Resolución, Núm 2018-005 (Anejo
VIII), en la que “Se ordena al Presidente del BSN a presentar ante la Junta de
Gobierno de dicha liga en un término no mayor de 24 horas sus determinaciones
sobre el Jugador Walter Hodge para que dicho organismo confirme, rechace o
modifique las mismas.”
16. Tanto el BSN como Capitanes y Hodge recurren de dicha orden (Anejos IX y X),
por entender que la misma es improcedente, al pretender referir el caso a un
organismo sin jurisdicción, la Junta de Directores del BSN, compuesta por los
apoderados del BSN que en este momento se encuentran en medio del Torneo,
y quienes tienen todos un claro e ineludible conflicto de intereses de ser
forzados a decidir sobre un asunto como éste.
17. El 6 de junio de 2018 la Comisión emite entonces su tercera resolución en el
caso, La Resolución Núm. 2018-006 (ANEJO I)

SEÑALAMIENTO DE ERRORES

1. Erró la Comisión de Apelaciones de la FBPUR al emitir una Resolución sobre


una decisión del Baloncesto Superior Nacional, toda vez que de dicha Comisión
no está constituida conforme a los requisitos específicos que establece la
Constitución de la FBPUR, por lo que cualquier determinación que realice es
Nula Ab Initio.
2. Erró la Comisión de Apelaciones al determinar que el BSN carece de los
mecanismos para imponer una sanción en estas circunstancias, y que la misma
se tomó bajo “poderes omnímodos para sancionar conducta que no está
definida, tipificada o reglamentada por las normas particulares que reglamentan
la entidad”, lo que “concedería una arbitrariedad y amplitud insólita para que el
director, a su sola discreción, sancione sin contrapesos”.
3. Erró la Comisión al resolver en sus méritos, a nivel apelativo, una controversia
que no estaba madura toda vez que la Vista en Instancia nunca se llegó a
celebrar, usurpando a su vez las prerrogativas que tiene el Baloncesto Superior
Nacional de Puerto Rico para Reglamentarse y Resolver sus Controversias.
4. Erró la Comisión Apelativa al tomar una determinación, sin autoridad para
hacerlo, que va en contra de los mejores intereses y de la Política Pública del
Baloncesto Superior Nacional, de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico,
del Comité Olímpico de Puerto Rico, del Comité Olímpico Internacional, de las
Naciones Unidas, y de toda organización, entidad o sociedad que crea en la
equidad, los derechos humanos, y que condene la violencia en todas sus
manifestaciones

DISCUSIÓN DE LOS ERRORES SEÑALADOS

1. PRIMER SEÑALAMIENTO DE ERROR


Erró la Comisión de Apelaciones de la FBPUR al emitir una Resolución sobre
una decisión del Baloncesto Superior Nacional, toda vez que de dicha Comisión
no está constituida conforme a los requisitos específicos que establece la
Constitución de la FBPUR, por lo que cualquier determinación que realice es
Nula Ab Initio.
La Comisión de Apelaciones de la Federación de Baloncesto de Puerto
Rico es un organismo de nueva creación, al amparo de la nueva Constitución de
la Federación aprobada en el año 2015. EL artículo 26 de la Constitución
establece que “La Junta de Gobierno podrá ordenar la creación de aquellas
Comisiones que entienda necesarias que puedan facilitar la implementación de
los objetivos y propósitos de la Federación” (Artículo 26.1).
La composición de dichas comisiones se regula por el Artículo 26.2, el

cual establece que “26.2 Las Comisiones se compondrán de un mínimo de

cinco (5) miembros. El Presidente de la Federación designará a los miembros y

al presidente de cada comisión con la aprobación y ratificación de la Junta de

Gobierno.” (énfasis suplido)

La Comisión de Apelaciones de la FBPUR, según surge de las tres

resoluciones citadas en este escrito, está compuesta solamente por tres (3)

personas, los señores Ángel Toro, Ferdinand Ocasio y Alex O. Rosa. Esto es

dos (2) menos del mínimo de cinco (5) miembros que debe tener toda

comisión de la FBPUR. Este hecho no requiere mayor discusión ni análisis. La

Comisión de Apelaciones de la FBPUR nunca ha estado debidamente

constituida, al faltarle, cuando menos, dos miembros para tener el mínimo que

exige la Constitución que hace posible su creación. Por lo tanto, cualquier acto

de dicho cuerpo es nulo ab initio

2. SEGUNDO SEÑALAMIENTO DE ERROR


Erró la Comisión de Apelaciones al determinar que el BSN carece de los
mecanismos para imponer una sanción en estas circunstancias, y que la misma
se tomó bajo “poderes omnímodos para sancionar conducta que no está
definida, tipificada o reglamentada por las normas particulares que reglamentan
la entidad”, lo que “concedería una arbitrariedad y amplitud insólita para que el
director, a su sola discreción, sancione sin contrapesos”.

La decisión emitida en este caso fue una temporera, tomada bajo las facultades
que específicamente proveen los reglamentos del BSN. El hecho de que el BSN no
tenga una disposición que específicamente tipifique la violencia de género e
imponga sanciones a los que incurran en tan deplorable conducta, no significa que
no haya una reglamentación aplicable a este caso.

La decisión de la Comisión es diametralmente opuesta a su primer escrito al


respecto (Véase Resolución Núm. 2018-004, Anejo VI), en la que indican que:

• “El Presidente tomó una determinación para, a su juicio, proteger la imagen


de la liga, al amparo de los poderes que le confiere el párrafo (t) del Artículo
6.4 del Reglamento del BSN”,
• Que la Comisión:
o “no cuestiona las facultades que el Reglamento del BSN le ha
otorgado al Presidente”
o “… entiende pertinente devolver este caso ante la atención del BSN
para que el mismo se resuelva sujeto a los términos que se resuelven
a continuación.
o “Y Ordena al BSN deberá seguir un procedimiento expedito para
dilucidar la controversia del Jugador dentro de las siguientes fechas:

(1) El BSN deberá designar un oficial examinador en o antes del


lunes, 4 de junio de 2018.
(2) El oficial examinador deberá celebrar una vista donde las partes
tengan oportunidad de presentar sus respectivos planteamientos
en o antes del miércoles, 6 de junio de 2018.
(3) El oficial examinador deberá emitir un informe no más tarde del
viernes, 8 de junio de 2018.
El Baloncesto Superior Nacional tiene una serie de Reglamentos que rigen todas
las actividades del organismo, y aplican a todos cuantos formen parte del BSN de una
manera u otra. La decisión del Presidente del BSN de no aceptar el contrato del
jugador, y comenzar un proceso de querella contra el mismo para determinar las
sanciones a aplicarse, se tomó siguiendo los Reglamentos aprobados por el BSN, y no
de manera caprichosa y fuera de cualquier marco reglamentario.
El principal reglamento aplicable lo es Reglamento General, que tiene varias
disposiciones que aplican en este caso, y que faculta al BSN a crear otros reglamentos
adicionales que también son de aplicación.
Todo aquel que asuma el cargo de Apoderado o Co-Apoderado, Gerente
General, Árbitros, Oficiales de Mesa, Dirigentes, Jugador, de cualquier equipo de la
LIGA SUPERIOR NACIONAL DE BALONCESTO DE PUERTO RICO, reconocen que
se someten a las disposiciones reglamentarias de cualquier tipo que rijan el organismo
y sus torneos, que estén vigentes o que sean aprobadas de tiempo en tiempo por la
Junta de Directores de la Liga y que darán fiel cumplimiento a las mismas.
La Junta de Gobierno y el Presidente tienen la facultad reglamentaria para
ordenar y/o crear los reglamentos que sean necesarios para la administración y
funcionamiento adecuado del BSN. Entre estos, se encuentran los siguientes:
a. Reglamento para las Reglas del Torneo
b. Reglamento de Dopaje
c. Reglamento de Disciplina
d. …

El Reglamento de Disciplina, (ANEJO XI) creado al amparo del Reglamento


General, expone que “[P]ara efectos de este Reglamento, las personas,
instituciones y organizaciones siguientes son consideradas miembros del BSN y
están bajo la jurisdicción del BSN en los términos aquí establecidos, quedando
obligados a acatar las decisiones de los órganos de autoridad competentes:
• ...

• Los equipos y sus apoderados, co-apoderados, gerentes, dirigentes, asistentes,


directores (manager de equipo), jugadores, entrenadores, encargados de
propiedad y todo otro personal del equipo. (énfasis suplido)

Este mismo Reglamento, en el Capítulo II: Reglas de Conducta, dispone que:

Regla 1: Principios Fundamentales,


1) Los miembros del BSN (ver Capítulo I: APLICABILIDAD) están obligados
a regirse conforme al Reglamento General del BSN, al presente
Reglamento de Disciplina, demás Reglamentos, a las decisiones tomadas
por las instituciones competentes del BSN y a seguir estrictamente sus
términos y provisiones.

Regla 2: Ética, Actitud y Comportamiento

1) Los Miembros del BSN deben comportarse de acuerdo con los


principios de dignidad, integridad, lealtad y responsabilidad en todas
sus relaciones de naturaleza competitiva, económica, social y moral.
(énfasis suplido)

2) Con el fin de asegurar el respeto de los principios arriba mencionados, se


espera que los miembros del BSN basen su actitud y comportamiento en
los criterios siguientes:

a) DIGNIDAD: significa el respeto apropiado de los derechos del


individuo incluyendo el derecho de su privacidad.

b) INTEGRIDAD: significa ser recto de carácter, refrenándose de todo


comportamiento incorrecto y haciendo frente a las circunstancias de
la vida con entereza, honradez e incorruptibilidad moral.

c) En virtud de lo anterior:

i. ...

ii. ...

iii. Los miembros del BSN deben ejercer el debido cuidado y diligencia en el
cumplimiento de su misión. No deben actuar de una manera que
pudiese poner en entredicho la reputación del BSN. (énfasis suplido)
De las disposiciones antes citadas surge que sí existe un marco reglamentario
general que aplica en el caso de toda actuación de un miembro del BSN que sea
contraria a los principios de Integridad y Dignidad, y que no deben actuar de una
manera que pudiese poner en entredicho la reputación del BSN.
No nos cabe duda de que, de ser ciertas las alegaciones, que en síntesis son
una acusación de violencia de género contra la pareja, por alegadamente golpearla en
varias partes del cuerpo frente a un menor de edad, lo que requirió que recibiera
atención médica, y luego de que se emitiera una orden de arresto en su contra
abandonar el país y no responder hasta ser arrestado 8 meses más tarde, es una
actuación que, de acuerdo a las definiciones reglamentarias anteriores:

• No constituye comportarse de acuerdo con los principios de dignidad,


integridad, lealtad y responsabilidad en todas sus relaciones de
naturaleza competitiva, económica, social y moral.
• No es respeto apropiado de los derechos del individuo,
• No es ser recto de carácter,
• Es un comportamiento incorrecto
• No constituye hacer frente a las circunstancias de la vida con entereza,
honradez e incorruptibilidad moral
• Tampoco nos cabe duda, dada la cobertura mediática que ha recibido el
asunto en los medios, y las reacciones del público en cuanto a la noticia de la
orden de arresto primero, y la noticia de la Orden de la Comisión de permitir
su contratación, así como las reacciones del público hacia la participación del
jugador en un partido el pasado 6 de junio, que esta situación ha puesto en
entredicho la reputación del BSN.

Los seis (6) puntos anteriormente expuestos son todos y cada uno de ellos
violaciones específicas al Código de Disciplina del BSN, debidamente aprobado por la
Junta de Directores del BSN, y aplicable a todos los miembros del BSN. Por lo tanto, la
actuación del Presidente del BSN, lejos de ser una “arbitraria” y de darse en ausencia
“de los mecanismos para imponer una sanción en estas circunstancias,” y que la
misma se tomó bajo “poderes omnímodos para sancionar conducta que no está
definida, tipificada o reglamentada por las normas particulares que reglamentan la
entidad”, lo que “concedería una arbitrariedad y amplitud insólita para que el director, a
su sola discreción, sancione sin contrapesos”, es una actuación sobre conductas
expresamente proscritas por el Reglamento de Disciplina del BSN, tomada al
amparo de los mecanismos para imponer una sanción en estas circunstancias, y
la misma se toma bajo los poderes específicamente concedidos al Presidente, por
la Junta de Directores, y sujetos a revisión ante la Comisión de Apelaciones de la
FBPUR y el COPUR y TAAD, lo que constituye contrapesos más que suficientes
para las actuaciones del Presidente.
Específicamente sobre este último punto, la facultad del Presidente para ser
quien imponga estas sanciones (y no la Junta de Directores, en revisión, como en un
momento pretendió la Comisión), surge del Propio Reglamento de Disciplina del BSN, y
de su Reglamento de Procedimientos Adjudicativos, los que disponen que el
Presidente del BSN tendrá la Potestad Disciplinaria y Jurisdicción en casos como el
que nos ocupa. A esos fines, indica la Regla 6: “Las sanciones que no sean
competencia exclusiva de la Junta de Directores, pueden ser impuestas por el
Presidente o, por delegación, el Director de Torneo del BSN, de conformidad con las
provisiones de este Reglamento y de otros Reglamentos establecidos.”

Reglamento de Disciplina del BSN

Capítulo III: Potestad Disciplinaria


Regla 4: Jurisdicción
1. Las instituciones del BSN investidas con competencia jurisdiccional son:
a) La Junta de Directores
b) El presidente
c) El Director de Torneo
Regla 5: Junta de Directores
La Junta de Directores, tiene la competencia exclusiva en:
a. Todos los casos de expulsión del Presidente o apoderados del BSN.
La Junta de Directores del BSN tiene la competencia para imponer
sanciones referentes a las violaciones a las reglas 2 y 3 de Este
Reglamento.
b. Después de oír a la persona involucrada, ya sea mediante la celebración
de una vista o mediante la presentación y evaluación de documentos, la
Junta del BSN podrá decidir la suspensión y/o expulsión de un miembro
del BSN que ha violado las reglas de ética y/o de conflicto de intereses.
Regla 6: Las sanciones que no sean competencia exclusiva de la
Junta de Directores, pueden ser impuestas por el Presidente o, por
delegación, el Director de Torneo del BSN, de conformidad con las
provisiones de este Reglamento y de otros Reglamentos establecidos.
El Presidente o por delegación el Director de Torneo, es competente para
dictar las siguientes sanciones:
a) Suspensión temporal de equipos y sus líderes, encargados de equipo
(manager), jugadores, entrenadores y cualquier otro oficial o personal.

De estas Reglas surge que, en cuanto a la Jurisdicción sobre las personas, la


Junta de Directores tiene jurisdicción primaria en dos casos, (1) de expulsión del
Presidente o, (2) de un Apoderado. Surge también que el Presidente (o la persona que
el delegue) la tiene en cuanto al resto de las personas.
En cuanto a la alegada ausencia de “contrapesos” que cita la Comisión, nada
más lejos de la verdad, toda vez que como vimos, previo a la determinación del
presidente hubo una reglamentación aprobada por la Junta de Directores, y luego de
tomada la decisión, la misma puede ser apelada de acuerdo al propio Reglamento de
Procedimientos Adjudicativos del BSN, que dispone específicamente cuales son los
foros para apelar las disposiciones de cada una de las entidades facultadas a emitir
resoluciones:

XV. FOROS DE APELACIÓN:


e. Director de Torneo
f. Presidente del BSN
g. Comisión de Apelación de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico
h. Tribunal Apelativo Deportivo del COPUR

v. Las determinaciones disciplinarias de los Equipos serán revisables ante el


Director de Torneo del BSN. De alguna de las partes estar inconforme,
con la decisión del Director de Torneo, podrá apelar ante el Presidente del
BSN. La Resolución que emita el Presidente será final y firme.
vi. Las Resoluciones emitidas por el Director de Torneo u Oficial Examinador
serán apelables ante el Presidente del BSN.
a. En los casos relacionados a procedimientos disciplinarios conforme al
Reglamento de Disciplina del BSN, la determinación del Presidente será
final y firme. Las partes deberán atenerse a la misma sin dilación alguna
vii. Las Resoluciones emitidas por el Presidente del BSN serán
apelables a la Comisión de Apelación de la Federación de
Baloncesto de Puerto Rico sujeto a lo establecido el Reglamento de
la Comisión de Apelación de la Federación.
viii. Las Resoluciones emitidas por la Comisión de Apelación de la Federación
de Baloncesto de Puerto Rico serán apelables ante el Tribunal Apelativo y
de Arbitraje Deportivo del COPUR.
Habiendo explicado ya como la decisión tomada es una en la que se aplica una
Reglamentación existente y la Figura reglamentariamente llamada a hacerlo (el
presidente) es quien toma la decisión, nos parece procedente examinar la revisión de
dicha determinación por parte de la Comisión de Apelaciones. La interpretación de las
reglas y reglamentos del BSN está reservada al Presidente del BSN y, mediante
delegación al Director del Torneo. Como parte del proceso de interpretar las reglas y
reglamentos del BSN, los oficiales del BSN que tienen a cargo dicha encomienda
tienen discreción para interpretar las mismas y a sus interpretaciones se les provee
deferencia de forma significativa.
Dicho ejercicio no requiere que los oficiales del BSN sean infalibles o perfectos.
Si requiere que actúen dentro del marco de sus funciones y que al hacerlo no se
incurran en fraude, arbitrariedad, discrimen o corrupción. De la discusión de este
segundo error se desprende que la interpretación hecha en este caso por el presidente
es una cónsona con los estatutos invocados, por lo que los foros apelativos deben
guardarle deferencia a la misma.

3. TERCER SEÑALAMIENTO DE ERROR


3. Erró la Comisión al resolver en sus méritos, a nivel apelativo, una
controversia que no estaba madura toda vez que la Vista en Instancia nunca se
llegó a celebrar, usurpando a su vez las prerrogativas que tiene el Baloncesto
Superior Nacional de Puerto Rico para Reglamentarse y Resolver sus
Controversias.

Insólitamente la Comisión de Apelaciones de la FBPUR se convirtió, motu proprio


y sin facultad alguna para hacerlo, en Foro de Primera Instancia del BSN, una liga
privada que aunque está afiliada a la FBPUR, no es una Liga Federativa y tiene su
identidad jurídica independiente, al igual que sus propios foros de adjudicación. La
Comisión, que se supone sea un foro apelativo, en una actuación sin fundamento
reglamentario y, francamente, sin precedentes, resolvió una controversia del BSN:

• sin que se presentara prueba alguna de las partes,


• sin celebrar una vista, (y cancelando la que se celebraría)
• sin ni tan siquiera reunirse los miembros de la Comisión
• y sin tener acceso (por no solicitarlos) a los Reglamentos del BSN, que se
supone que se apliquen al resolverse una controversia del BSN.

La Comisión, que como hemos visto no está ni tan siquiera debidamente


constituida:

• usurpó los poderes del Baloncesto Superior Nacional y de sus oficiales,


• dejó sin efecto el proceso de querella que celebraría el BSN ante un Oficial
Examinador, de acuerdo a la reglamentación aplicable,
• se constituyó como foro de primera instancia en un caso en el que no tiene, y
nunca puede tener, dicha jurisdicción,
• decidió en los méritos un caso en que no se ha celebrado la vista ni se ha
presentado toda la evidencia y los argumentos reglamentarios
• hizo todo esto ignorando por completo la reglamentación aplicable, al
extremo de que ni tan siquiera solicitó copia de los reglamentos que se
supone aplicara, ni se reunió a los fines de analizar el caso y discutirlo

Esta actuación de la Comisión es una ultra vires, que atenta contra el orden y
respeto que se supone exista entre las instituciones, al ser contraria a los Reglamentos
del BSN, a la Constitución de la FBPUR y al acuerdo de afiliación entre ambas
entidades, por lo que debe ser revocada.
4. CUARTO SEÑALAMIENTO DE ERROR

Erró la Comisión Apelativa al tomar una determinación, sin autoridad para


hacerlo, que va en contra de los mejores intereses y de la Política Pública del
Baloncesto Superior Nacional, de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico,
del Comité Olímpico de Puerto Rico, del Comité Olímpico Internacional, de las
Naciones Unidas, y de toda organización, entidad o sociedad que crea en la
equidad, los derechos humanos, y que condene la violencia en todas sus
manifestaciones

Si bien el BSN no ha establecido específicamente una política en contra de la


violencia doméstica, no es menos cierto que las políticas establecidas por el BSN
condenan y sancionan todo tipo de violencia y de actuación contraria a los
principios de dignidad, respeto, o comportamiento anti-social. Por lo tanto, la
violencia de género, que es uno de los tipos de violencia, es una de las muchas
conductas prohibidas por el código de disciplina del BSN, como lo es la violencia contra
ancianos, niños, o contra cualquier persona, al igual que se prohíbe toda conducta que
no cumpla con los parámetros discutidos en el Segundo Señalamiento de Error.
La decisión de la Comisión obvia la reglamentación existente y aplicable, y es
contraria a la política del BSN de condenar la violencia. También es contraria a la
política establecida por la directiva de la FBPUR de equidad e inclusión, que ha traído,
entre otros cambios positivos impulsados por parte de su presidente, el distinguido
compañero Lcdo. Yum Ramos Pereles, el nombramiento de la primera Vice-Presidenta
de la FBPUR, la licenciada y ex canastera nacional Yanira Liceaga, la inclusión de la
figura femenina en el Logo de la Federación, y un énfasis en la inclusión de las féminas
en todos los niveles del ámbito federativo.
Nos costa también que la FBPUR ha hecho énfasis en combatir la violencia y
comportamiento agresivo en sus ligas, sobre todo por parte de padres, público y
entrenadores, y ha aplicado sanciones a los que incurren en dichas conductas. Todo
esto cónsono con la política del propio COPUR y hasta el COI, organismo que ha
trabajado junto a las Naciones Unidas en una serie de foros e iniciativas en contra de la
violencia y en pro de los derechos de la mujer. Resulta entonces insólito que la
Comisión, luego de decidir dos cosas distintas anteriormente, deje sin efecto una
primera decisión correctamente tomada (aunque sin jurisdicción) y, por razones que
solamente los Comisionados entenderán, ordene la inclusión del jugador en el Torneo
BSN 2018. Todo esto sin un marco reglamentario aplicable y en un claro menosprecio
a la autonomía del BSN, a sus Reglamentos, y al daño que con ello causa al BSN y su
imagen.
Terminamos nuestra exposición repitiendo los fundamentos que nos llevaron a
emitir la Resolución Parcial y Orden del 31 de mayo de 2018:
El BSN no está pasando juicio sobre la veracidad o no de los hechos imputados al
Sr. Hodge. Dicho juicio lo pasarán las instituciones llamadas a hacerlo, que lo son las
cortes de justicia. No obstante lo anterior, el BSN tiene una responsabilidad social, no
solo con su público y los fanáticos de los equipos que lo componen, si no con todos los
puertorriqueños que trabajan día a día para tratar de hacer de ésta, nuestra patria, un
mejor lugar. Nuestra institución tiene la obligación, reglamentaria sí, pero más
importante aún, moral, de comportarse a la altura de los tiempos y poner el bienestar
social por encima de cualquier consideración competitiva.
Por todo lo anterior, se solicita muy respetuosamente del Comité Olímpico de
Puerto Rico, o de su Tribunal de Arbitraje y Apelaciones Deportivas, que:
1) Determine que la Comisión de Apelaciones no está debidamente constituida, por
lo que sus actuaciones son nulas y carecen de eficacia sobre el BSN,
2) En su consecuencia, o como consecuencia de cualquiera de los otros tres
errores señalados, deje sin efecto la Resolución Núm. 2018-006 de la Comisión
de Apelaciones, y permita que el BSN prosiga con el transcurso normal de sus
procesos de acuerdo con sus reglamentos aplicables.
CERTIFICO, que en el día de hoy he enviado copia fiel y exacta de esta Resolución
al jugador Walter Hodge y a la franquicia Capitanes de Arecibo, por conducto de su
representante legal el Lcdo. Ricardo E. Carrillo Delgado, a la Comisión de
Apelaciones de la FBPUR por conducto de su Presidente el Sr. Ángel Toro, y al
Presidente de la FBPUR, el Lcdo. Yum Ramos Pereles.
Respetuosamente sometida,

En San Juan, Puerto Rico, hoy 8 de junio de 2018.

Fernando M. Quiñones Bodega


Presidente, Baloncesto Superior Nacional