Sie sind auf Seite 1von 2

El movimiento rectilíneo, es aquél cuya trayectoria es una línea recta.

En la recta
situamos un origen O, donde estará un observador que medirá la posición del
móvil x en el instante t. Las posiciones serán positivas si el móvil está a la derecha
del origen y negativas si está a la izquierda del origen.

La posición x del móvil se puede relacionar con el tiempo t mediante una


función x=f(t). Supongamos ahora que en el tiempo t, el móvil se encuentra en
posición x, más tarde, en el instante t' el móvil se encontrará en la posición x'.
Decimos que móvil se ha desplazado Dx=x'-x en el intervalo de tiempo Dt=t'-t,
medido desde el instante t al instante t'.

Un movimiento rectilíneo uniforme es aquél cuya velocidad es constante, por tanto,


la aceleración es cero. La posición x del móvil en el instante t lo podemos calcular
integrando o gráficamente, en la representación de v en función de t.

Un movimiento uniformemente acelerado es aquél cuya aceleración es constante.


Dada la aceleración podemos obtener el cambio de velocidad v-v0 entre los
instantes t0 y t, mediante integración, o gráficamente.

Dada la velocidad en función del tiempo, obtenemos el desplazamiento x-x0 del


móvil entre los instantes t0 y t, gráficamente (área de un rectángulo + área de un
triángulo), o integrando

Una ecuación de movimiento es la formulación matemática que define la evolución


temporal de un sistema físico en el espacio. Esta ecuación relaciona la derivada
temporal de una o varias variables que caracterizan el estado físico del sistema, con
otras magnitudes físicas que provocan el cambio en el sistema.
En la dinámica del punto material, la ecuación de movimiento determina la posición
futura de un objeto o partícula móvil en función de otras variables como, su
velocidad, su aceleración, su masa y cuantas variables le puedan afectar en su
movimiento junto con las condiciones iniciales

La caída libre de los cuerpos se te trata de movimiento de un cuerpo bajo la acción


exclusiva de un campo gravitatorio. Esta definición formal excluye a todas las caídas
reales influenciadas en mayor o menor medida por la resistencia
aerodinámica del aire, así como a cualquier otra que tenga lugar en el seno de
un fluido; sin embargo, es frecuente también referirse coloquialmente a éstas como
caídas libres, aunque los efectos de la viscosidad del medio no sean por lo general
despreciables.

El movimiento curvilíneo a aquel movimiento que


es parabólico, oscilatorio o circular.
Cuando se conoce la trayectoria a lo largo de la cual viaja una partícula, es
conveniente describir el movimiento por medio de los ejes de coordenadas n y t, los
cuales actúan de manera normal y tangente a la trayectoria, respectivamente, y en
el instante considerado tienen su origen localizado en la partícula. Si su trayectoria
es curva este movimiento puede ser elíptico.
Considerando una partícula que se desplaza en un plano a lo largo de una curva
fija, en un instante dado esta estará en la posición s, medida con respecto al punto
O. Considere un sistema de coordenadas con su origen en un punto fijo de la curva,
y en el instante considerado este origen coincide con la ubicación de la partícula. El
eje t es tangente a la curva en el punto y es positivo en la dirección de s creciente.
El eje normal n es perpendicular al eje t con su sentido positivo dirigido hacia el
centro de curvatura. El plano que contiene los ejes n y t se conoce como plano
abrazador u oscilante y en este caso está fijo en el plano del movimiento.
La velocidad de la partícula se mueve, s es una función del tiempo. La dirección de
la velocidad v de la partícula siempre es tangente a la trayectoria, y su magnitud se
determina por la derivada con respecto al tiempo de la función de la trayectoria
s=s(t), es decir, v=ds/dt3
Teniendo en cuenta que en el plano XY un movimiento curvilíneo viene determinado
por la componente del eje x y por la componente del eje y. Entonces, escribimos las
ecuaciones de un movimiento curvilíneo como podemos ver en la siguiente imagen.
Donde x indica el desplazamiento de una partícula, t el tiempo, v la velocidad y a la
aceleración.
Las magnitudes que utilizamos para describir un movimiento curvilíneo son las
siguientes:
Vector posición: sabemos que la posición en la que se encuentra una partícula o
un móvil depende del tiempo en el que nos encontremos, es decir, que varía en
función del tiempo. Por tanto, como podemos observar en la siguiente imagen, la
partícula se encuentra en el punto P cuando estamos en el instante t, y su posición
viene dada por el vector r.
Vector desplazamiento: Cuando nuestra partícula pasa de estar en el punto P en
el instante t, al punto P´en el instante t´, diremos que ésta se ha desplazado, y lo
indicamos con el vector Dr., que como podemos observar en la imagen anterior, es
el vector que une P y P´.
Vector velocidad media: llamamos velocidad media al cociente entre el
desplazamiento y el tiempo que emplea en desplazarse.

Entendemos por sólido rígido un sistema de partículas en el que la distancia entre


dos cualesquiera de ellas permanece invariable en el transcurso del tiempo. Los
cuerpos sólidos que manejamos se deforman siempre, en mayor o menor grado,
cuando están sometidos a las acciones de las fuerzas; sin embargo, si éstas son
suficientemente pequeñas, las deformaciones producidas son despreciables y,
entonces, hablaremos de cuerpos rígidos o indeformables. La definición de sólido
rígido es sólo conceptual, por cuanto que el sólido rígido, en todo rigor, no existe.
En este sentido, el sólido rígido es sólo una idealización y extrapolación del sólido
real, al igual que lo es la partícula o punto material.