You are on page 1of 17

Invernadero

Un invernadero (o invernáculo) es un lugar cerrado, estático y accesible a pie


que se destina a la horticultura, dotado habitualmente de una cubierta exterior
translúcida de vidrio o de plástico, que permite el control de la temperatura, de
la humedad y de otros factores ambientales, que se utiliza para favorecer el
desarrollo de las plantas. En la jardinería antigua española, el invernadero se
llamaba estufa fría

Características
El invernadero aprovecha el efecto producido por la radiación solar que, al
atravesar un vidrio o un plástico traslúcido, calienta el ambiente y los objetos que
hay dentro; estos, a su vez, emiten radiación infrarroja, con una longitud de
onda mayor que la solar, por lo cual no pueden atravesar los vidrios a su regreso,
y quedan atrapados y producen el calentamiento. Las emisiones del Sol hacia la
Tierra son de onda corta, mientras que de la Tierra al exterior son de onda larga.
La radiación visible puede traspasar el vidrio, mientras que una parte de la
infrarroja no lo puede hacer.
El cristal o plástico trabajan como medio selectivo de la transmisión para diversas
frecuencias espectrales, y su efecto consiste en atrapar energía en el
invernadero, que calienta el ambiente interior. También sirve para evitar la
pérdida de calor por convección. Esto puede demostrarse abriendo una ventana
pequeña cerca de la azotea de un invernadero: la temperatura cae
considerablemente. Este principio es la base del sistema de enfriamiento
automático (autoventilación).
En ausencia de un recubrimiento, el calor absorbido se eliminaría por corrientes
convectivas y por la emisión de radiación infrarroja (longitud de onda mayor que
la luz visible). La presencia de los cristales o plásticos impide el transporte del
calor acumulado hacia el exterior por convección y obstruye la salida de una
parte de la radiación infrarroja. El efecto neto es la acumulación de calor y el
aumento de la temperatura del recinto. Ver, en invernadero solar (técnica), una
discusión más detallada sobre un invernadero solar.
Los vidrios tienen muy poca resistencia al paso del calor por transmisión (de
hecho, para el acristalamiento sencillo, el coeficiente de transmisión térmica se
considera nulo y solo se tiene en cuenta la suma de las resistencias
superficiales), de modo que, contra lo que algunos creen, al tener dos
temperaturas distintas a cada lado, hay notables pérdidas por transmisión (el
vidrio tiene una transmitancia de U = 6,4 W/m²·K, aun mayor si está en posición
inclinada respecto a la vertical). El resultado es que, a mayor temperatura, menor
será el efecto de retención del calor, es decir, al aumentar la temperatura
aumentarán las pérdidas y disminuirá el rendimiento del sistema.
Un ejemplo de este efecto es el aumento de temperatura que toma el interior de
los coches cuando están al sol. Basta una chapa metálica (los sombrajos
habituales de los estacionamientos, sin ningún tipo de aislamiento térmico) que
dé sombra, impidiendo el paso del sol por el vidrio, para que no se caliente tanto.
Desde la antigüedad se ha aprovechado este efecto en la construcción, no sólo
en jardinería. Las ventanas de las casas en países fríos son más grandes que
las de los cálidos, y están situadas en los haces exteriores, para que el espesor
del muro no produzca sombra. Los miradores acristalados son otro medio de
ayudar al calentamiento de los locales.
Actualmente se desarrolla esta práctica para el cultivo de hortalizas, tanto de
hojas verdes (acelga, apio, espinaca, lechuga, perejil)
como brasicáceas (brócoli, coliflor, nabo y rábano). De esta manera, al
protegerlos de ciertas variaciones del clima, se logra una mejor cosecha. En
estos casos, se incluyen sistemas de control automático de humedad y
temperatura, para proporcionar sistemas automáticos de riegos y ventilación.

HISTORIA

Los primeros invernaderos de horticultura neerlandeses se construyeron


alrededor de 1850, para el cultivo de uvas. Se descubrió que el cultivo en
invernaderos con calefacción y con el más alto nivel de cristal incrementaba el
rendimiento. Las plantas crecían más rápidamente cuando se les daba más luz
y cuando el entorno cálido era constante. Esto significa que, si no hubiera
invernaderos, en los Países Bajos no se podrían explotar plantaciones que
únicamente se cultivaban originalmente en países cálidos.
En Westland se enarenaron las tierras morrénicas arenosas áridas. La arena se
llevó a las turberas y arcillas mojadas y, por lo tanto, se creó un
buen subsuelo para la horticultura. Finalmente, se creó la mayor concentración
de horticultura e invernaderos de todo el mundo, en Westland. Esto fue por la
influencia moderadora del agua circundante, la gran cantidad de luz solar cerca
de la costa, la cercanía de grandes concentraciones de habitantes y las
innovaciones del sector de construcción de invernaderos.
Las tormentas de 1972 y 1973 fueron la razón para llevar a cabo investigaciones
científicas técnicas y sistemáticas en la construcción de invernaderos.
Conjuntamente con pioneros de la industria y comercio, se redactó la
primera normativa para la construcción de invernaderos neerlandesa, NEN
3859. Desde entonces, se han hecho muchas más investigaciones que han
generado modelos matemáticos (por ejemplo, la construcción de invernaderos
Casta), con el que los requisitos en cuanto a la calidad se traducen en un diseño
arquitectónico. Estos modelos matemáticos se modificaron y se ajustaron de
manera continua, y son una de las razones por la que los invernaderos
neerlandeses tienen tan buena reputación.

Tipos de Invernadero
Podemos definir un INVERNADERO, como una instalación cubierta y cerrada
artificialmente con materiales transparentes, en la mayoría de los casos, con él
fin de proteger las plantas de las malas condiciones climáticas (bajas
temperaturas, fuertes vientos, granizo, tormentas, baja humedad del aire o
excesiva radiación solar).
Los cultivos se benefician durante su ciclo productivo de un microclima creado
dentro del invernadero, que ayuda no solo a cultivar en periodos diferentes al
origen climático del invernadero, si no que también aumenta la producción en
comparación con los cultivos al aire libre, debido entre otras cosas a un mayor
control sobre las condiciones climáticas.

Tipos de Invernaderos
Según diferentes parámetros podríamos tener clasificaciones diferentes de los
invernaderos, como las siguientes, algunos son tipos que hoy en día ya no se
utilizan.

1. Según el rango de temperaturas a mantener en el invernadero:

 Invernaderos fríos
 Invernadero templados
 Invernadero cálidos
2. Según Materiales de Cubierta
3. Según su estructura
4. Según su forma

Actualmente se podría hacer una clasificación que mezcla varias de las


clasificaciones anteriores y que son los modelos más comunes a nivel mundial.

A. Invernaderos de cristal:
 Invernaderos Tipo Venlo.
B. Invernaderos de plástico
 Invernaderos tipo Parral o tipo Almería (Raspa y Amagao)
 Invernaderos tipo Capilla
 Invernaderos tipo Gótico
 Invernaderos tipo Asimétrico o Tropical
 Invernaderos tipo Túnel
C. Invernaderos de malla:
 Invernaderos tipo Malla Sombra.
Ventajas de un cultivo en invernadero
 Cultivos fuera de temporada y en períodos más cortos de tiempo.
 Nos permite establecer las condiciones climáticas más adecuadas para cada
cultivo.
 Mayores producciones y de mejor calidad.
 Mayor control sobre las plagas.
 Mayor protección y/o control frente a condiciones climatológicas extremas.
 Permite una mayor seguridad y comodidad en la realización de tareas propias
del cultivo.
Materiales empleados en las
estructuras.
Los materiales de las estructuras deben ser económicos, ligeros, resistentes y esbeltos;
deben formar estructuras poco voluminosas, a fin de evitar sombras de las mismas
sobre las plantas, de fácil construcción, mantenimiento y conservación, modificables y
adaptables al crecimiento y expansión futura de estructuras, sobre todo cuando se
planean ensamblar en batería.

 Anclas para cimentación, columnas, arcos, flechas, largueros y refuerzos: De perfil


tubular cuadrado o redondo de acero galvanizado a base de una capa G-90 por
ambas caras. Metalizado a base de Zinc en la costura de la soldadura. Diferentes
secciones.
 Canalones y perfil sujetador. Lámina de acero galvanizado a base de una capa
G-90 por ambas caras, varios calibres.
 Cable. De acero galvanizado capa G-90, varias medidas.
 Alambres. De acero bajo carbón galvanizado G-90 varios calibres.
 Resorte sujetador o lambre zig zag. De acero de alto carbón galvanizado.
 Tornillería. Galvanizada alta resistencia G-5 varias medidas.
Cabe mencionar que se debe utilizar concreto con resistencia f’c=150 Kg./cm2 para la
fabricación de las bases donde se ahogarán las anclas y columnas para cimentarlas.

Ventilación.
Para que se dé una ventilación efectiva, es recomendable que el área de ventilas sea
aproximadamente igual del 15% al 30% del área del piso ocupado por la nave de
invernadero. El nivel de enfriamiento es mejorado cuando las cortinas de las paredes
laterales son incluidas en el área total de ventilación.

Normatividad de los materiales.


En lo referente a las normas a cumplir en aspecto de materiales, para el acero a utilizar
en la estructura de un invernadero, se deberá cumplir con las siguientes
especificaciones de acuerdo al fabricante:

 Perfil cuadrado o redondode acero fabricado según norma NMX-B-009, con


acero grado 30 (Fy=2,320 Kg. /cm2); rolado en frío.
 El recubrimiento de éstos perfiles debe ser de Zinc-Aluminio galvanizado en
caliente, capa AZ-90 (0.90 Oz/Ft2 = 274 gr. /m2 = 0-0015 in., según norma NOM-
B-469, ASTM-792), el cual debe proporcionar resistencia del material a ambientes
corrosivos.
 Además se debe de cumplir con que las estructuras deben de tener de 5 a 6 kg/m2
de acero. Las columnas deben de ser mínimo de 2” y los arcos de 1 ¾”.
 Manual de Diseño de Obras Civiles de la C.F.E. (sección C-14), la cual define
las condiciones de viento y sismo a considerar de acuerdo a la ubicación de la
estructura dentro de la República Mexicana.
 Cubiertas. Polietileno Cal. 720 tratado contra rayos ultravioleta UV II, diferentes
porcentajes de sombra y color.
Norma Mexicana para el Diseño y Construcción de Invernaderos. (NMX-E-255-CNCP-2008)

Formas de los invernaderos.


Las características y formas del invernadero estarán dispuesta por las condiciones
climáticas (temperatura, luz solar, lluvia y aire) y orografía, conforme a lo mencionado
se establece la orientación de la estructura
Oeste –Este como se muestra en las figuras.

Debido a esto puede intentarse una clasificación según criterios (por ej. materiales para
la construcción, tipo de material de cobertura, características de la techumbre, etc.).
Partiendo de esto nos basaremos en los más utilizados tipos de invernaderos o comunes
en el mundo se encuentran:

A. Invernadero-túnel.
B. Invernadero capilla (a dos aguas).
C. Invernaderos en diente de sierra.
D. Invernadero capilla modificado.
E. Invernadero con techumbre curva.
F. Invernadero tipo “parral” ó “almeriense”.
G. Invernadero “holandés” (tipo Venlo).

A. Invernadero-túnel.
Es difícil establecer una línea divisoria entre lo que es un invernadero y un macro túnel,
por no existir un parámetro definido, en México gracias a la norma mexicana que da
definido como invernadero.

En general, de acuerdo a diferentes opiniones al respecto, podemos definir como


invernadero aquella estructura que supera los 2,75-3,00 m3/m2.

Se trata de invernaderos que tienen una anchura y altura variable, encontrándose en el


mercado modelos importados con las siguientes dimensiones:
Ancho (m) Altura del cenit (m) Altura total (m)
3-5 1.5 ------

6 2.5 1.3

8 3.2 1.7

9 3.3 1.7

Ventajas Desventajas
Alta resistencia a los Relativamente pequeño volumen de
vientos y de fácil aire retenido (escasa inercia térmica)
instalación. pudiendo ocurrir el fenómeno de
Tiene un alto grado inversión térmica.
de paso de luz solar. Solamente recomendado para cultivos
Apto tanto para de bajo a mediano porte (lechuga,
materiales de flores, frutillas, etc).
cobertura flexible
como rígidos
B. Invernadero capilla (a dos aguas).
Se trata de una de las estructuras más antiguas, empleadas en el forzado. La pendiente
del techo (cabio) es variable según la radiación y pluviometría (variando normalmente
entre 15° y 35°).
Las dimensiones del ancho, varían entre 6 y 12 m (incluso mayores), por largo variable.
Las alturas de los laterales varían entre 2,0-2,5 m y la de cumbrera 3,0-3,5 m (también
se construyen más bajos que los señalados, pero no son recomendables).
La ventilación de estos invernaderos en unidades sueltas, no ofrece dificultades; solo
se hace difícil cuando varios de estos invernaderos se agrupan formando baterías.

Ventajas Desventajas
Construcción de media a baja Problema de ventilación con
complejidad. invernaderos en batería.
Utiliza materiales de bajo costo Misma altura cenital, tiene menor
dependiendo de la zona (postes de volumen encerrado que invernaderos
madera pinos , eucaliptos , etc). curvos.
Apto tanto para materiales de Mayores números de elementos que
cobertura flexible como rigidos. disminuyen la transmisión de luz solar.
Elementos de soportes internos que
dificultan los desplazamientos y el
emplazamiento de cultivos.
C. Invernaderos en dientes de sierra.
Una variación de los invernaderos tipo capilla, que se comenzó a utilizar en zonas con
muy baja precipitación y altos niveles de radiación, fueron los invernaderos a una
vertiente.
Estos invernaderos, contaban con una techumbre única inclinada en ángulos que
variaban entre 5° y 15° (orientados en sentido este-oeste y con presentación del techo
hacia la posición del sol - norte para el hemisferio sur-).
El acoplamiento lateral de este tipo de invernaderos da origen a los conocidos “dientes
de sierra”. La necesidad de evacuar el agua de precipitación, determinó una inclinación
en las zonas de recogida desde la mitad hacia ambos extremos.

Ventajas Desventajas
Construcción de Sombreo resulta mayor que en capilla debido al
complejidad. número de elementos.
Excelente ventilación.
Empleo de materiales de
bajo costo.

D. Invernaderos tipo capilla modificado.


Se trata de una variante de los tipo capilla la modificación (respecto al capilla) consiste
en el ensamble a diferentes altura de cada cabio, lo que permite generar un espacio
para una ventana cenital (lucarna). Las dimensiones más comunes de estos
invernaderos son:
*Ancho de cada módulo: 6,0 m.
*Altura lateral: 2,4 m.
*Altura cenital: 3,6 m.
*Abertura cenital (lucarna): 0,3-0,5 m.
Los postes se plantas cada 2,0 m (tanto en el lateral como en la parte central),
utilizándose postes sulfatados o bien, impregnados con brea al menos en los 0,40-0,60
m que van enterrados).

Ventajas Desventajas
Construcción de media Mayor capacidad de sombreo por el número de
complejidad. elementos estructurales y menor capacidad de
Excelente ventilación sombreo comparado con el tipo sierra.
apropiada por la Elementos de soporte que dificultan los
conformación de baterías. desplazamientos y emplazamientos del cultivo
Empleo de materiales de
bajo costo

E. Invernaderos con techumbre curva.


Este tipo de invernaderos, tienen su origen en los invernaderos-túneles. Por lo común,
son de tipo metálicos (caños de 2”a 2,5” de diámetro ó bien perfiles triangulares con
hierro redondo trefilado de 8-10 mm de diámetro) o bien con techumbres metálicas y
postes de madera.
Dentro de este tipo de invernaderos, pueden encontrarse diferentes alternativas según
la forma que adopta el techo (circulares, semi elípticos o de medio punto, ojivales, etc.).
Las dimensiones más comunes de estos invernaderos van de 6,0-8,0 m de ancho por
largo variable. En la zona del cinturón hortícola de la ciudad de Santa Fe, existe una
alternativa de muy bajo costo (más próxima al tipo semielíptico) construida con postes
de madera y techumbre de madera arqueada o caña. Se trata de estructura muy endeble
y de baja altura, tornándose en una importante limitante para el clima de la zona.

Ventajas. Desventajas.
Estructuras con pocos obstáculos en su estructura. Elevado coste.
Buena ventilación. No aprovecha el agua de
Buena estanqueidad a la lluvia y al aire. lluvia
Permite la instalación de ventilación cenital a
sotavento y facilita su accionamiento mecanizado.
Buen reparto de la luminosidad en el interior del
invernadero.
Fácil instalación.
F. Invernadero tipo parral
(almeriense).
Son invernaderos originados en la provincia de Almería (España), de
palos y alambres, denominados “parral” por ser una versión
modificada de las estructuras o tendidos de alambre empleados en los
parrales para uva de mesa
Actualmente existe una versión moderna a los originales, que se
construyen con caños galvanizados como sostenes interiores,
permaneciendo el uso de postes para los laterales de tensión o aún,
siendo reemplazados también éstos por muertos enterrados, para
sujeción de los vientos constituidos por doble alambre del 8.
Estos invernaderos suelen tener una altura en la cumbrera de 3,0 a
3,5 m, la anchura variable, pudiendo oscilar en 20 metros o más por
largo variable. La pendiente es casi inexistente, o bien (en zonas con
pluviometría de riesgo) suele darse 10°-15°, lo que represente altura
de los laterales del orden de 2,0-2,3 m. Se ventila solamente a través
de las aberturas laterales.
En la techumbre sólo se utiliza un doble entramado de alambre, por
entre el cual se coloca la lámina de polietileno, sino otra sujeción.

Ventajas Desventajas
Es económica su construcción. Poca existencia de aire.
Gran adaptabilidad para la geometríaMala ventilación.
del terreno. La instalación de ventanas cenitales
Mayor resistencia al viento. resulta difícil.
Aprovecha el agua de lluvia enEnvejece rápido la estructura
periodos secos. Difícil mecanización para las labores
Presenta uniformidad luminosa de cultivo.
G. Invernadero tipo Venlo
(holandés).
Son invernaderos de vidrio, los paneles descansan sobre los canales
de recogida del agua pluvial. La anchura de cada módulo es de 3,2 m
y la separación entre postes en el sentido longitudinal es de 3 m.
Estos invernaderos carecen de ventanas laterales (puede ser debido
a que en Holanda no existen demasiadas exigencias en cuanto a
ventilación).
En vez, tiene ventanas cenitales, alternadas en su apertura (una hacia
un lado y la siguiente hacia el otro) cuyas dimensiones son de 1,5 m
de largo por 0,8 m de ancho.

Ventajas Desventajas
Buena estanqueidad lo que facilita La abundancia de elementos
una mejor climatización de los estructurales implica una menor
invernaderos. transmisión de luz.
Su elevado coste.
Naves muy pequeñas debido a la
complejidad de su estructura

Condiciones a mantener en un
invernadero.
Una característica esencial de un invernadero va en función del clima de la zona para
generar el diseño sin olvidar la orientación de este buscando que sea maleable,
económico y que sostenga al cultivo con el equipo necesario para satisfacer las
necesidades fisiológicas como:

*Agua: Elemento cuya función es controlar la temperatura de la planta y movilizar


los nutrientes que implica.
-Sistemas de riego (localizado, nebulización y aspersión).
-Automatización del sistema de riego.
*Nutrición.
-Fertilización o fertirriego.
*Humedad relativa: factor esencial para el control de temperaturas para mantenerla
se utiliza
-Riego por nebulización
-Paredes húmedas
*Temperatura : Factor que incide en el desarrollo eficiente del planta en cada uno de
sus etapas para controlarla par tiendo del clima podemos utilizar
-Termohigometros (Te permire conocer las temperaturas dentro del invrenadero).
-Extractores.
-Calefactores.
-Ventiladores
-Mallas sombras.
-Plásticos (Cobertura).
-Malla antiafidos.
-Ventanas cenitales
*Ventilación. Es la renovación del aire dentro del invernadero con la finalidad de aportar
CO2 necesario para el desarrollo de los cultivos y disminuir la temperatura interna
 Colocar ventilas, existiendo 3 posibilidades de hacerlo
o En la parte alta del invernadero (ventilas cenitales).
o En los costados (ventilas laterales) .
o En la parte alta de los frentes y posteriores o (ventilas frontales). Las ventilas
deben de protegerse con malla anti-áfidos para impedir el paso de insectos
y aves.
-Las ventajas de la circulación del aire son:
o La temperatura del invernadero se homogeniza.
o La condensación de humedad se reduce.
o Bajo costo inicial y de operación.
o La utilización del CO2. (Bióxido de Carbono) se mejora.

Recomendamos utilizar malla ground cover para suelo con la cual generamos
mayor sanidad evitando malezas e insectos de tipo cavador o larvas de estos
(escarabajos y gallinas ciegas) y a su vez nos permite monitorear que tipo de
plagas se tiene presente ayudando al foto periodo de las plantas , sin embargo
debemos de tomar encuenta la distribucion dentro del invernadero con esto nos
referimos a distancia entre pasisllos y plantas para evitar daños mecanicos y que
te permita realizar las labores culturales sin problemas como se muestra en los
diagramas.
¿Qué es un invernadero?

Un invernadero está formado por una estructura metálica o de


plástico cubierta por materiales translúcidos para conseguir la máxima
luminosidad en el interior. Dentro de este invernadero obtendremos
unas condiciones artificiales (microclima) que genera a las plantas una
mayor productividad con un mínimo coste y en menos tiempo.

Resguarda a las plantas o cultivos que están en su interior de daños


ambientales como heladas, fuertes vientos, granizo, plagas de
insectos…

Por tanto podremos cultivar en invernadero en cualquier época del


año y serán mucho más productivos.

¿Qué pautas debo seguir para colocar mi Invernadero?

 Luminosidad: la luz solar es fundamental a la hora de cultivar en el


interior del invernadero. Debe tener un mínimo de 6 horas de luz
al día, tened este dato en cuenta para la colocación del invernadero
y no lo coloquéis en un lugar con excesiva sombra, si no, os
perjudicará vuestro cultivo.
 Temperatura: La temperatura ideal para gran variedad de cultivos
oscila entre 20º por el día y 7º por la noche. Si en el invernadero la
temperatura es más elevada podemos abrir puertas y ventanas para
que la temperatura descienda.
 Humedad: La mayor parte de las plantas o cultivos necesitan una
humedad relativa en el aire de entre 45% a 60%. Es muy importante
que la humedad no sea superior porque favorecería la aparición de
plagas de insectos y hongos.
 Aireación: Como anteriormente ya hemos comentado, debemos
tener en cuenta, la importancia de las ventanas y las puertas para
conseguir bajar la temperatura en el interior y conseguir tener una
ventilación correcta para las plantas. En las puertas y ventanas
podremos instalar telas mosquiteras para evitar la entrada de
insectos al interior. Si con la apertura de puertas o ventanas no
conseguimos que la temperatura baje, podremos instalar
ventiladores en el interior para favorecer la bajada de la
temperatura. En épocas de mucho frío también podemos instalar un
calefactor o bomba de calor en el interior.
 ¿Qué tipo de planta puedo Cultivar en Invernadero?
 Los invernaderos son una herramienta muy rentable y
provechosa en nuestros huertos o jardines. En el invernadero
podemos realizar cualquier tipo de cultivo, especialmente
aquellos que sean más delicados.
 Se utiliza para proteger la germinación y el crecimiento de las
semillas. En el huerto realizaremos semilleros y cultivos fuera de
su temporada habitual. Con ello conseguiremos más
rentabilidad y mejoraremos la calidad del fruto.

Agricultura protegida sedienta


de recursos en Nicaragua
Garantizar la aprobación de un producto crediticio que financie la instalación
de estructuras bajo techo para producir hortalizas o plántulas de estas y otros
cultivos es la meta de algunas cooperativas del horticultores del norte del país.
“En la cooperativa elaboramos un producto crediticio para poder analizar en
cuántos años, a qué tasa de interés y con qué porcentaje de la producción se
puede pagar la inversión. Entonces este año lo que nos toca es buscar el
financiamiento para promover entre los socios su instalación”, explica Gerardo
López, gerente de la Cooperativa de Servicios Múltiples de Productores de
Jinotega (Coosmprojin RL).

Según López, la meta es que la organización obtenga el financiamiento para


trasladarlo a sus socios, ya que a partir de la experiencia que acumularon el
año pasado con el uso de estas estructuras, muchos de los 78 socios de
Coosmprojin están interesados en instalarlos.

“El problema es que la banca está cada vez más renuente a financiar la
producción agrícola, por los riesgos que la actividad implica. Entonces en lugar
de suavizar los requisitos cada vez son más estrictos en cuanto a las garantías
y protección de los riesgos. Pero obtener este financiamiento es uno de los
retos de este año para esta empresa cooperativa”, afirma.

Decidieron “probar”
Hasta el año pasado los socios de esa cooperativa se dedicaban
exclusivamente a la producción de lechuga americana y toda su cosecha, entre
2,000 y 2,500 docenas semanales durante todo el año, la entregan a dos
cadenas de supermercados y otra de restaurantes de comida rápida.

Sin embargo, el año pasado los invitaron a formar parte de un proyecto de


innovación que promueve el uso de estas estructuras. “La única referencia que
teníamos del uso de estas estructuras era la de la empresa Hidropónica, que
producía chiltomas de colores en Sébaco. Pero decidimos probarla y elegimos
el tomate manzana y la tecnología de invernadero”, relata López.

“El proyecto nos proporcionó seis invernaderos de 8 por 35 metros cuadrados,


que en total suman unos 1,600 metros cuadrados de estructura. Fue instalado
por Vecoma con una contrapartida de la cooperativa y así nos convertimos en
la primera cooperativa en usar invernaderos para producir hortalizas”, sostiene
López.
Los resultados, tanto en productividad como en calidad, fueron tan exitosos que
este grupo de productores se ha fijado la meta de conseguir el financiamiento
para dotar de esta tecnología a sus socios.

No es comparable
“Ni siquiera quisimos comparar los incrementos de productividad con los
obtenidos con la producción tradicional que en Nicaragua se hace a campo
abierto porque eso no era justo. Ellos miden en cajillas por manzana y la
variedad que escogimos, que es especial para producir en invernadero, se
hace en libra por metro cuadrado”, detalla López.
Añade que obtuvieron hasta 25 libras por metro cuadrado con una vida útil de
entre 12 y 18 días, cuando la producida de forma tradicional promedia unos
seis días. “Eso permitió que lográramos vender la mayoría de esa cosecha a
Walmart y que nos pagara a 12 córdobas por libra y el resto a una cadena de
restaurantes que nos pagó 15 córdobas por libra”, expone López.

Estos resultados, según López, confirman que la inversión —pese a ser muy
alta— es recuperable. Además, permite producir durante todo el año de forma
continua, aún en condiciones adversas, de exceso o escasez de lluvia, y a la
vez obtener cosechas de mejor calidad.

Hace cuatro años experiencias similares a estas estimularon a los socios de la


Cooperativa Agropecuaria de Servicios Tomatoya, Chagüite Grande RL
(Tomatoya) de San Rafael del Norte, en Jinotega, para invertir en esta
tecnología.

Existe variedad de precios


“Optamos por lo más accesible, que son las casas mallas; cuestan unos nueve
dólares por metro cuadrado, los invernaderos valen hasta 40 dólares por metro
cuadrado, ya que cuentan con alta tecnología. Eso significa que para un cuarto
de manzana que son 2,000 metros (cuadrados) hay que invertir unos 18,000
dólares si es instalado por el productor”, dice Norvin José Centeno, asesor
técnico de Tomatoya.

En cuatro años instalaron tres estructuras que suman 1,300 metros cuadrados,
en ellas producen anualmente 1.20 millones de plántulas de todo tipo de
hortalizas que requieren trasplante. Son utilizadas por sus 43 socios (que
entregan su producción a cadenas de supermercados) y por otros productores
que las compran o solicitan el servicio de germinación de semilla, que en el
caso de las hortalizas son importadas.

“De la que construimos hace cuatro años ya recuperamos la inversión, por eso
el año pasado logramos instalar otra… Pero obviamente si hubiera
financiamiento, aunque sea a mediano plazo, tendríamos más porque
especialmente los pequeños productores no tienen ese capital”, afirma
Centeno.
Ambos dirigentes confirman que de manera individual sus socios han solicitado
financiamiento a varias instituciones para instalar esta tecnología, pero ninguna
gestión ha prosperado por lo que ahora planean hacerlo como organización.
Consideran que por sus características debería ser financiada con cuotas
semestrales o que coincidan con la salida de las cosechas.

También reconocen que este tipo de crédito solo puede pedirse cuando se
tienen clientes fijos, como las cadenas de supermercados o restaurantes, ya
que los precios en el mercado convencional son demasiado fluctuantes y se
corre el riesgo de perder incluso la inversión en la siembra.
Cambio de cultura
Además de la ausencia de productos crediticios que financien la instalación de
estructuras techadas para la agricultura, la “adversión de los productores al
riesgo de invertir también ha evitado que se generalice su uso, a pesar de los
visibles beneficios que ofrecen”, dice Fausto Rodríguez, coordinador regional
de programas de Veco Mesoamérica (Vecoma).

“Otro aspecto que también ha influido son los proyectos gubernamentales y


privados que en otras oportunidades los han proporcionado de forma gratuita,
entonces el resto de productores prefiere esperar que también a ellos llegue
alguien y también se los regale en lugar de invertir en su instalación”, señala
Rodríguez.

Mercado puede ayudar


A raíz de la experiencia de un proyecto que ejecutan en Honduras donde un
banco (en alianza con una cadena de supermercados garante) financia la
instalación de estructuras techadas para la producción de hortalizas, “hemos
retado a la banca a poner un capital de riesgo para financiar este tipo de
infraestructura pidiendo garantías más suaves o solidarias a través de sus
organizaciones, pero hasta ahora no hemos logrado nada”, dice el coordinador
regional de programas de Veco Mesoamérica (Vecoma), Fausto Rodríguez.
Otra propuesta es seguir el ejemplo de Honduras, pidiendo que los
compradores intervengan pagando al banco parte de la cosecha que el
productor le entrega y devolviendo al productor el dinero restante.

Related Interests