You are on page 1of 3

ALTO A LA INSEGURIDAD

C. GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE GUANAJUATO


LXIII LEGISLATURA DEL CONGRESO DEL ESTADO DE GUANAJUATO
PRESIDENTES MUNICIPALES DE IRAPUATO, CELAYA, SALAMANCA
A LA OPINIÓN PÚBLICA.
Los Irapuatenses, Celayenses y Salmantinos, reclamamos de las
autoridades municipales y estatales, acciones inmediatas y eficaces para
poner un ALTO A LA GRAVE INSEGURIDAD que se vive en la Entidad.
Lejos estamos de la visión contemplada en el “Plan Estatal de
Desarrollo Guanajuato 2040”, de que en Guanajuato ciudadanía y visitantes
transiten con plena confianza en las autoridades que deben prevenir,
procurar y administrar justicia, y más lejos de que se abatan los índices
delictivos.
Con tristeza vemos la incapacidad del GOBIERNO ESTATAL, de los
GOBIERNOS MUNICIPALES DE IRAPUATO, CELAYA y SALAMANCA, para
solucionar este grave problema de inseguridad que aqueja nuestra entidad
desde hace varios años y que en los últimos meses ha cobrado un alto
número de víctimas, entre otras, de servidores públicos de cuerpos
policiacos y de ciudadanos inocentes. Hoy vemos que no han cumplido con
su responsabilidad, mientras que el ciudadano no ha dejado de cumplir con
la suya.
Es notoria la falta de inteligencia y coordinación entre los distintos
órdenes de gobierno, ya sea para prevenir el delito, para procurar justicia y
los pobres resultados en la impartición de justicia, que se traduce en
impunidad.
En estos tiempos de renovación de poderes, en donde elegiremos a
quienes ejercerán el poder público en los próximos años, vale reflexionar lo
que ustedes nuestros representantes populares, deben realizar
cotidianamente hasta el último día de su mandato, para que su actuar
responda a las necesidades de sus electores y sea en su beneficio.
Hoy los Guanajuatenses y las organizaciones libres que hemos
formado, LES EXIGIMOS AFRONTAR EL PROBLEMA DE LA INSEGURIDAD,
con decisión y firmeza, no vale argumentar que “los tiempos electorales
impiden la acción”, o “que esto o aquel delito no me corresponde”, por el
contrario, el cumplimiento del deber y el cumplimiento de sus promesas de
campaña, es un buen argumento para volver a tener la confianza de los
electores.
Es insólito, el deslinde de la autoridad cuando dice “que no le
competen asuntos de seguridad”, cuando los ciudadanos de Celaya,
Irapuato y Salamanca gritan auxilio y apoyo inmediato.
No entendemos la falta de colaboración entre servidores de los
distintos órdenes de Gobierno, Federación, del Estado y del Municipio de ahí
la urgencia de un trabajo coordinado, una estrategia común y operaciones
inteligentes en el ámbito de sus responsabilidades, para tener resultados en
el corto plazo.
Guanajuato demanda SEGURIDAD y PAZ, es el primer deber de los
gobernantes, y no se puede posponer para las siguientes administraciones.
En el escenario que vivimos, Guanajuato aparece, como nunca antes,
en los primeros lugares de los índices delictivos a nivel nacional, es claro el
fracaso de las estrategias implementadas, pues ni el Programa Escudo, ni la
instalación del Cuartel de la Policía Militar, ni las acciones de la Secretaria de
Seguridad Pública del Estado, han dado resultados. Somos la Entidad
Federativa con más homicidios del país, en época reciente.
Urge pues, Señor Gobernador, Diputadas y Diputados de la LXIII
Legislatura, señores Presidentes Municipales, señores candidatos y aquellos
que quieren repetir en el cargo de alcaldes, la implementación inmediata de
políticas públicas, acciones coordinadas y eficaces para restablecer la
seguridad y la paz.
La sociedad, las familias, los Celayenses, Irapuatenses y Salmantinos
les demandamos el cumplimiento cabal de su deber, recuerden que cuando
realizaron campañas hace 6 y 3 años respectivamente, ofrecieron trabajar en
la seguridad como una de sus prioridades, y cuando tomaron protesta de
sus cargos protestaron cumplir sus cargos leal y fielmente. HOY LOS
CIUDADANOS DEMANDAMOS QUE EN GUANAJUATO SE CUMPLAN ESAS
PROMESAS DE CAMPAÑA Y SE REESTABLEZCA LA SEGURIDAD Y LA PAZ.
AL GOBIERNO FEDERAL hacemos un llamado urgente para que
apoyen al Estado de Guanajuato y a nuestros Municipios. Es necesario
revisar el Código Nacional de Procedimientos Penales, cuestionamos si era
el momento correcto para implementarlo y si todo el personal involucrado en
su implementación está capacitado y preparado para aplicarlo, incluye
policías, ministerios públicos y jueces. Es urgente hacer los cambios legales
necesarios para que los delincuentes se queden en la cárcel. Es urgente
tener la presencia de la policía militar en operativos en Irapuato, Celaya y
Salamanca, “en ellos hoy se confía”.

Nosotros, sus mandantes, CIUDADANOS DE IRAPUATO,


CELAYA y SALAMANCA, LES EXIGIMOS A USTEDES NUESTROS
MANDATARIOS, el cumplimiento cabal de su primer deber, el de
tener un Guanajuato Seguro.
Atentamente.

14 de junio del 2018