Sie sind auf Seite 1von 6

FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades

en el proceso de enseñanza-aprendizaje

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A;


Fombona, J.

Índice Abstract
1 Introducción
La aplicabilidad del foro en los sistemas formales
2 Funcionalidad del foro: usos y limitaciones
de comunicación didáctica, sean o no estos
2.1 Fines y contenidos
exclusivamente virtuales, requiere la
2.2 Procedimientos
consideración de una serie de criterios que no
2.3 La evaluación
siempre son observados con la atención que sería
3 Bibliografía
necesaria, o surgen dificultades que no siempre
es posible prever toda vez que los procesos
comunicativos son únicos, como lo son los
protagonistas que los establecen y los momentos en los que los realizan.
En consecuencia, podríamos decir que la presencia de los foros virtuales en un sistema didáctico
sustentado en las TIC es una herramienta imprescindible que no podrá ser eludida sin peligro de
poner en riesgo las posibilidades reales del sistema comunicativo virtual.
En esta comunicación pretendemos analizar aquellas condiciones bajo las cuales el foro puede
convertirse en una herramienta muy valiosa tanto para aquellos procesos de enseñanza aprendizaje
que formen parte de un sistema presencial como virtual. Para ello hemos tenido en cuenta las
aportaciones de nuestros alumnos en estos dos últimos cursos escolares.

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A; Fombona, J. FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades en el ... Pág. 1
1 Introducción
Una de las herramientas virtuales que, por el número de usuarios o la frecuencia de uso, más éxito ha tenido
después del correo electrónico y del chat consideramos que es el de los foros. En el ámbito no educativo existen
foros de todo tipo, desde grupos de científicos que trabajan sobre temas de alta especialización, hasta aquellos
otros de carácter más bien lúdico o de ocio, como pueden ser los turísticos, culinarios, deportivos, etc.

En el ámbito educativo enseguida se les ha hallado su alto grado de aplicabilidad, pues viene a poner en contacto
a personas que estando, alejadas o cerca, no tienen tiempo para reunirse, pero si desean, informar, discutir, o
reflexionar sobre aspectos generales o más específicos de su preocupación.

La aparición de las Plataformas como espacios virtuales específicos para la enseñanza no presencial han
incorporado y dado contenido de uso a tal herramienta como un mecanismo abierto a la colaboración, sobre todo
de carácter horizontal, entre los agentes educativos, muy especialmente en la parte de la acción del discente.

El análisis que algunos autores realizan sobre la funcionalidad del foro dentro de la acción instructiva pone en
interrogante el grado de efectividad que pueda llegar a tener con relación al proceso de aprendizaje, y sobre todo
con relación a la calidad de éste. Las razones más destacables para llegar a esta conclusión están en la base de
dos hechos irrefutables:

• Que bien el alumnado utiliza el foro en un alto grado para cuestiones que o nada tienen que ver
con el contenido de la actividad formativa de que se trate o si tienen que ver no pasa de ser
sobre tópicos genéricos del mismo, con escasa incursiones en aspectos sustantivos del contenido
de que se trate.

• O que son contadas las ocasiones en las que el docente interviene para orientar, conducir o
corregir las disfuncionalidades o desorientación que se produce en el curso de la evolución de las
aportaciones.

Sin embargo, consideramos que el foro tienen una alta potencialidad formativa que puede y debe ser conducida
al éxito de un proceso en el que los diálogos compartidos de estudiantes, docentes e invitados, si procediera,
deberían a elaborar procesos de reflexión compartida sobre aquellos temas que son objeto de estudio,
potenciando así, no solo apropiarse del discurso del docente, sino también de las interpretaciones o puntos de
vista que otros pudieran aportar.

2 Funcionalidad del foro: usos y limitaciones


Al margen de las consideraciones que pudiéramos hacer desde la iniciativa desarrollada por nuestro equipo de
trabajo en el diseño de la Plataforma Preseos, pretendemos dejar aquí definido el marco teórico-práctico que
viene a definir la dimensión metodológica del uso del foro.

Partimos de la consideración de que el Foro de Debate es una de las herramientas imprescindible, o casi
imprescindible, en las que se sustenta el trabajo colaborativo en un proceso de enseñanza-aprendizaje de
carácter virtual. No hay aula virtual que no cuente con un sistema de foros de debate y discusión orientados al
proceso de aprendizaje del alumno/a.

Pero también es cierto que un Foro de debate puede ser utilizado en una modalidad de enseñanza presencial que
incorpora como extensión de los procesos de diálogo o de colaboración el foro virtual. Así el alumnado tiene la
ocasión de seguir discutiendo aquello que no pudo terminarse en el aula, pero también colaborar desde distancias
geográficas en una tarea que habrán de compartir, bien sea porque requiere se reflexionada en conjunto o forma
parte de aportaciones que habrán de ser desarrolladas de modo colaborativo.

Por tanto, no se trata tanto de discutir si la herramienta es necesaria o imprescindible, si habrá de optar por un
formato u otro, sino más bien de establecer la estructura metodológica bajo la cual el Foro adquiere el máximo
de su potencialidad de acuerdo con la finalidad que se le ha asignado en una estructura de comunicación
formativa determinada.

Es más el uso y la productividad que del mismo hagan los alumnos, también los docentes, depende
especialmente de la estrategia metdológica que se haya adoptado, más allá de los propios interfaces que adopte
la estructura tecnológica, salvo que haya fallos graves del hardware o del software.

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A; Fombona, J. FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades en el ... Pág. 2
2.1 Fines y contenidos
En este sentido es importante determinar la finalidad, lo más precisa posible que cabe asignarle al Foro de
discusión como elemento base de la comunicación, sea exclusivamente virtual o mixta.
En nuestro diseño y uso hemos establecido las siguientes finalidades:

• El foro como un lugar de encuentro para abordar las cuestiones generales del curso o asignatura.
Esta finalidad solo pretende poner al alumno en condiciones de iniciar o seguir el trabajo. En ella
se recuerdan aspectos generales de procedimientos, se plantean problemas de reajuste de
calendarios o fechas, utilización de materiales, actividades, etc. En realidad vendría a ser el lugar
para discutir el modelo curricular y su desarrollo en cuanto a las dificultades.

• El foro como espacio de tutoría común o general. Entendiendo que se trata de una dimensión
distinta de la anterior, pues no debe orientarse tanto a discutir los aspectos estructurales del
curso o asignatura, sino aquellos otros más específicos de los problemas comunes que surgen con
relación a su desarrollo, al aprendizaje en general o al tratamiento de la materia en general. La
tutoría individualizada deberá desarrollarse a través de otras herramientas, y que pueden ser el
correo electrónico, video conferencia, Chat, etc.

• El foro como espacio de reflexión compartida, para abordar las cuestiones específicas del
contenido concreto de la asignatura. Este foro que proponemos debería desarrollarse con relación
a los procesos mismos del aprendizaje, permitiendo una reflexión compartida que lleve a resolver
los siguientes aspectos del aprendizaje:
o Conceptos
o Sistemas relacionales del contenido
o Estructuras conceptuales o metodológicas
o Usos y aplicaciones
o Otros.
Consideramos que estos foros deben ser monográficos, incluso dentro de una misma asignatura,
tomando como referencia unidades temáticas

• El foro como espacio para la colaboración en actividades compartidas. Permite que un grupo de
alumnos pueda llevar a cabo tareas compartidas, aún cuando esta tarea pueda ser llevada a cabo
a través del Chat, video-chat o correo electrónico.

• El foro anecdotario, espacio en el que el alumnado puede incorporar informaciones que tengan
que ver con la asignatura y cuya procedencia sea de lo más diverso, desde noticias de los medios
de comunicación, TV, radio o prensa, hasta reportes de la actividad científica relacionado con el
tema.

2.2 Procedimientos
La productividad del foro, tal y como hemos señalado está determinada por los procedimientos que se sigan para
el desarrollo del foro, esto significa que es necesario organizar el uso de los foros, establecer reglas claras de su
funcionamiento, y definir las obligaciones que cada sujeto contrae en su condición de alumno-usuario del mismo.

En esta normativización del foro, no se trata de establecer qué aportación concreta debe realizar cada alumno,
sino definir la calidad que deben tener sus aportaciones al foro para que puedan serle consideradas en la
valoración de su productividad como “alumno formado”, esto es, qué ha aprendido con relación a la exigencia
establecida para superar la asignatura, por ejemplo.

Claro, establecer esto, requiere que además de los criterios metodológicos estrictamente procedimientales
también se definan los mecanismos de supervisión y valoración de lo realizado, poniendo al alumno ante el mapa
de exigencias que deberá superar para poder acreditarse.

La diferencia sustantiva entre la exigencia de este sistema y las condiciones tradicionales que se dan
habitualmente en una enseñanza presencial con una metodología tradicional es que la actividad particular de
cada alumno/a se hace pública en buena medida, pues no solo va a ir interiorizando la “materia” objeto de
estudio, sino que además deberá compartir su aprendizaje con los demás.

Pero no es esto solo la única diferencia, sino que además al alumno/a se le pone en una situación muy cercana a
lo que entendemos por autoaprendizaje, en la el es quien monitoriza tanto su esfuerzo personal como la
selección de los itinerarios que habrán de conducirle al objetivo propuesto. Si bien no es menos cierto que en
esta tarea no se halla solo, pues puede ver como avanzan los demás compañeros, compartiéndolo con ellos, y
tiene la orientación constante de su profesor.

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A; Fombona, J. FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades en el ... Pág. 3
Esto añade una cierta dificultad al establecimiento de los foros, sobre todo cuando el alumnado debe
compatibilizar esta nueva metodología con la alfabetización propia del uso del foro, pues para muchos es sin
duda una herramienta novedosa.
Asimismo se dan las resistencias, lógicas en el contexto de la tradición de una enseñanza tradicional de carácter
directivo, que nosotros hemos catalogado según se presenta en la clasificación del la figura 1, teniendo en cuenta
que casi nunca son mayoritarias, pero generan “ruidos” en el ajuste del sistema.

1. Resistencia ante el esfuerzo. Este sistema de trabajo conlleva una mayor entrega a tarea
personal por parte del alumno. No solo hay que estudiar, sino que también hay que
“retratarse públicamente” demostrando qué se ha aprendido

2. Dificultades para la expresión escrita. A muchos alumnos les cuesta escribir con claridad
suficiente para ser comprendidos por todos

3. Dificultades para la lectura. Muchos alumnos se declaran incapaces de leer significativamente


variedad de documentos.

4. Timidez ante la opinión que los demás puedan hacerse a través de sus aportaciones o
simplemente miedo al ridículo.

5. Resistencia hacia el trabajo sistemático y calendarizado (es más cómo estudiar solo para los
exámenes)

6. Dificultades para estar actualizado (difícil acceso a bibliotecas, libros, consulta online, etc.)

7. Falta de autonomía, de criterios, etc. para superar la ausencia de la directividad que


proporciona la clase magistral

8. Otras dificultades derivadas de aspectos organizativos y de la disponibilidad de tiempo,


ligados habitualmente a situaciones personales o familiares del alumnado

Fig. 1.- Motivos de resistencia por parte del alumnado al foro como espacio de reflexión compartida en el desarrollo de la
enseñanza universitaria (Pérez Pérez, R. 2004)

Y aunque hay infinitas combinaciones posibles de estrategias para desarrollar un proceso de calidad, entendemos
que deben darse una serie de criterios que son comunes a todas ellas, esto es:

• Hay una serie de actividades que son obligatorias, pudiendo establecerse el mínimo según sea su
carácter individual o grupal.

• Hay unos tiempos que deberán ser respetados, si bien puede haber algún grado de flexibilidad en
la entrega de determinado tipo de actividades.

• Las tareas compartidas tienen unos niveles mínimos de compromiso y aportación personal, sin el
cual no puede ser considerada como una contribución colaborativa.

• Cada uno deberá hacer un mínimo de aportaciones públicas con criterios aceptables de calidad
que estará predeterminada

• No valen los plagios. El alumno deberá realizar aportaciones personales obtenidas de una
reflexión consciente y orientada

• Cada alumno deberá demostrar su capacidad de comprensión, análisis, reflexión y argumentación


a través de un mínimo de aportaciones en cada uno de los foros, demostrando que se han leído
las aportaciones de los demás

• El alumno deberá completar su portafolio con evidencias obtenidas de su tarea y participación en


el foro.

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A; Fombona, J. FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades en el ... Pág. 4
2.3 La evaluación
La evaluación es en buena medida un fiel reflejo del grado de ajuste de los demás elementos curriculares,
especialmente el metodológico.

Cuando llevamos a la práctica del proceso formativo el foro como espacio de integración de las distintas
propuestas metodológicas que van a orientar el trabajo del alumnado, también del docente, nos encontramos
que la tarea que mejor sintetiza el grado de coherencia de este proceso es el sistema arbitrado para la
evaluación.

Nuestra propuesta es que se arbitre el Portafolio (Pérez Pérez, R.: 2004) como herramienta evaluadora, que
además se integra muy bien a la tarea virtual, por cuanto, en su estructura y procesos, se adapta perfectamente
a este formato.

Nuestra experiencia en los dos últimos cursos escolares nos demuestra que los alumnos, aun cuando reconocen
un elevado coste en energía personal, tienen un elevado grado de satisfacción cuando utilizan este sistema, pues
al final de su itinerario por la asignatura son capaces de presentar una tarea personal que, mejor o peor
terminada, es resultado de su propia actividad.

Así pues la evaluación cobra una nueva dimensión cuando se realiza a través del Portafolio, en el que: diario de
campo, documentos, anexos, proyecto/s y actividades, evidencias y testimonios, constituyen un referente
contrastado del conjunto de las dimensiones que conforman un aprendizaje de calidad con vínculos contractuales
que le aportan mayor grado de significatividad (Perez Pérez, R.: 2004).

Los soportes documentales de los portafolios pueden ser tanto físicos (en papel) como digitales (CD/DVD) o
virtuales (la propia Plataforma puede alojar los materiales individuales del alumnado y los colectivos-en el mismo
foro-), incluso complementado con un sistema de webloggs.

Asimismo la evaluación en grupo es otro formato que permite aprovechar las potencialidades del foro, toda vez
que los referentes para contrastar el grado de valor de las calificaciones que otorgan los estudiantes a las
producciones de sus colegas son más objetivos.

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A; Fombona, J. FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades en el ... Pág. 5
3 Bibliografía

CABERO, J. (2000): “Las nuevas tecnologías al servicio del desarrollo de la Universidad: las teleuniversidades. En
ROSALES, C. (coord.): Innovación en la Universidad, Santiago de Compostela, NINO, 187- 216.

CABERO, J. (2000): “Principios, bases y preocupaciones”. En PÉREZ PÉREZ, R. (coord.): III Congreso
Internacional de Comunicación, Tecnología y Educación. Redes multimedia y diseños virtuales. Oviedo. Servicio
de Publicaciones de la Universidad. 83-103.

GALLEGO, D. y ALONSO, C. (2000): “Diseños virtuales on-line”. En PÉREZ, R. (coord.): III Congreso
Internacional de Comunicación, Tecnología y Educación. Redes multimedia y diseños virtuales. Oviedo. Servicio
de Publicaciones de la Universidad. 83-103.

GISBERT, M. y OTROS (1997): “Entornos de formación presencial, virtual y a distancia”. Red Iris, 40, 13-25.

PÉREZ PÉREZ, R (2004).- “Mida las tareas de aprendizaje” en L.M. Villar Angulo (coord.) Programa para la
mejora de la docencia Universitaria. Madrid: Pearson-Pretince Hall (pág. 523-542)

PÉREZ PÉREZ, R. y otros (coord.) (2000): III Congreso Internacional de Comunicación, Tecnología y Educación.
Redes multimedia y diseños virtuales. Oviedo. Servicio de Publicaciones de la Universidad.

RAMÓN-MENDOZA, E. (2000): “El desarrollo de los cursos a distancia en WWW mediante plataformas virtuales:
WebCT en el mundo universitario americano”. En VV.AA. Online Educa Madrid 2000. La formación virtual en el
nuevo milenio. Madrid. UNED. 21-25.

SALINAS, J. (2000): “Qué se entiende por una institución de educación flexible”. En CABERO, J. y OTROS
(coords.): Y continuamos avanzando. Las nuevas tecnologías para la mejora educativa. Sevilla. Kronos. 451-465.

SCHANK, R. (1997): Virtual Learning. A Revolutionary Approach to Building a Highly Skilled Workforce. New
York: McGraw-Hill.

Ramón Pérez Pérez


Universidad de Oviedo
rpp@uniovi.es

Emilio Álvarez Arregui


Consejería de Educación del Principado de Asturias
emilalva@educastur.princast.es

Marta Soledad García Rodríguez


Universidad de Oviedo
martagar@uniovi.es

Mª Angeles Pascual Sevillano


Universidad de Oviedo
apascual@uniovi.es

Javier Fombona Cadavieco


Consejería de Educación del Principado de Asturias
fombona@educastur.princast.es

Pérez, R; Álvarez, E; García, M.S; Pascual, Mª. A; Fombona, J. FORO VIRTUAL: Sus límites y posibilidades en el ... Pág. 6