You are on page 1of 3

El Libro más largo del AT es el Libro de Jeremías con 32,846 palabras el segundo lugar lo tiene

Génesis con 32,175, los Salmos tiene el tercer lugar con 29,899. El más corto es Abdías con 436
palabras.
La palabra berit, alianza aparece un total 287 veces en el AT hebreo. El honor de tener el primer
lugar en el mayor usos del vocablo berit del AT Libro le corresponde a dos Libros, por ser un
empate. Génesis y Deuteronomio con 27 vece cada uno. El segundo lugar le corresponde al Libro
de Josué con 22 veces. El capítulo del AT con mayor usos de la palabra berit lo tiene Génesis 17
con 13 veces.
El Libro del Éxodo antes de la renovación de la alianza en Ex 34 nos ofrece el corazón de la alianza:
Exo 33:16 Pues ¿en qué podrá conocerse que he hallado gracia a tus ojos, yo y tu pueblo, sino en
eso, en que tú marches con nosotros? Así nos distinguiremos, yo y tu pueblo, de todos los pueblos
que hay sobre la tierra.»
Josh. 4:7 les diréis: «Las aguas del Jordán se dividieron delante del arca de la alianza del Señor.
Mientras ella pasaba el Jordán, sus aguas se separaron». Estas piedras serán un memorial
perpetuo para los israelitas.
Jos 23,16 última vez os 23:16 «Si quebrantáis la alianza que Yahveh vuestro Dios os ha impuesto,
si vos vais a servir a otros dioses, y os postráis ante ellos, la ira de Yahveh se encenderá contra
vosotros y desapareceréis rápidamente de la espléndida tierra que os ha dado.»
2 Sam 7,13 la alianza del Mesías
El Libro de los Salmos emplea la palabra berit un total de 21 veces, tercer lugar tras el Libro de
Josué con 22. El Salmo que más lo emplea es el 89 con 4 veces (vv. 3.28.34.39). El día de hoy fiesta
de la exaltación de la cruz el Salmo 78,37 es citado: “Su corazón no era sincero con Él,ni se
mantenían fieles a su alianza”.
La palabra Alianza no tiene que estar presente como se puede ver en Is 1,2: Escuchad, cielos!
¡Tierra, presta oído, que ha hablado el Señor! «Hijos crié y eduqué, pero ellos se rebelaron contra
Mí.
Deut. 30:19 ¶ »Hoy pongo por testigos contra vosotros los cielos y la tierra: pongo ante vosotros la
vida y la muerte, la bendición y la maldición; elige, pues, la vida, para que tú y tu descendencia
viváis” la palabra alianza aparece en el contexto en Dt 31,9.
Is. 42:6 ¶ «Yo, el Señor, te he llamado en justicia, te he tomado de la mano, te he guardado y te he
destinado para alianza del pueblo, para luz de las naciones,
Is. 49:8 ¶ Esto dice el Señor: «En el tiempo oportuno te responderé, al tiempo de salvación te
socorreré, te protegeré y te pondré como alianza del pueblo, para restaurar el país, para repartir
las heredades devastadas,
1Mac. 1:11 ¶ En aquel tiempo, surgieron en Israel unos hijos malvados que sedujeron a muchos
diciendo: — Vayamos y establezcamos una alianza con los pueblos que nos rodean, pues desde
que nos hemos separado de ellos nos han sobrevenido infinidad de males.
1 Mac 2:27 Luego, con fuerte voz, gritó Matatías por la ciudad: «Todo aquel que sienta celo por la
Ley y mantenga la alianza, que me siga.»
Sirácida tiene 23 veces la palabra diatheke y en el NT Hebreos reina supremo con 17 usos como el
Libro del NT que más veces emplea esta palabra.
Junto a los Salmos, el libro de Isaías es el más citado en el Nuevo Testamento, explícitamente o en
alusiones: 93 referencias del Primer Isaías reaparecen en 151 textos neotestamentarios; 102 del
Segundo Isaías, en 161 textos; y 59 del Tercer Isaías en 90 textos. Algunos versículos son citados
más de una vez[68].
El mayor número de frecuencias corresponde a Is 6, 1 –«Vi al Señor sentado en un trono excelso y
elevado» (Jn 12, 41; Ap 4, 2.9.10; 5, 1.7.13; 6, 16; 7, 10.15; 19, 4; 21, 5)–, citado doce veces. Sigue
Is 53, 7, citado diez veces: «Fue maltratado, y él se dejó humillar, y no abrió su boca. Como
cordero
llevado al matadero, y como oveja muda ante sus esquiladores, no abrió su boca», texto recogido
en
los relatos de la pasión (Mc 14, 60-61; 15, 4-5 y par.), en Mc 5, 7, 1 P 2, 23 y Ap 5, 6; 13, 8.
Evangelios Mt 26,28 y par. Lucas es el Evangelista que más veces emplea la palabra con dos veces
(1,72 y 2,20). Juan no lo emplea nunca, pero si emplea la palabra mandamiento más veces que
ningún otro Evangelista con 10 veces y no es solo eso, sino que es el 8avo Libro de la Biblia con
más usos, superado por 1 Jn con 14 veces en 6to lugar (primer lugar Salmos con 44 y Deut con 40).
Hechos 2 veces por ejemplo en el tercer discurso de Pedro en Hch 3,25: “Vosotros sois los hijos de
los profetas y de la alianza que Dios estableció con vuestros padres cuando le dijo a Abrahán: En tu
descendencia serán bendecidas todas las familias de la tierra”.
Cartas de Pablo, es el primero en ofrecernos la palabra Alianza en el NT, pues nos narra la
institución de la Eucaristía en 1 Cor 11,25 y emplea esta palabra emplea diatheke Rom 9,4 unir
con Ef 2,12: “vivíais entonces sin Cristo, erais ajenos a la ciudadanía de Israel, extraños a las
alianzas de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo”. Otros usos obviamente Gal 3,15-18
específicamente 3.15.17 y 4,24 siendo la Carta Paulina con mayor cantidad. 2 Cor 3,6 el ministerio
de Pablo es de la nueva alianza y en 2 Cor 3,14 primer uso de la antigua alianza para referirse a la
lectura del AT.
En Hebreos aparece 17 veces, el mayor uso en el NT usos significativos los vemos en Heb 9,14-20 y
Heb 13,20 Dios resucitó a Su Hijo por la nueva alianza en Su sangre.
Mandamientos en 1 Jn 2,3s es fruto del conocimiento de Dios y 3,22s.
En el Apocalipsis aparece en Ap 11,19 Y se abrió el templo de Dios en el cielo y en el Templo
apareció el arca de su alianza; y se produjeron relámpagos, fragor de truenos, un terremoto y un
fuerte granizo
In a kinship covenant,1 kinship bonds are extended to bind two parties in a mutual relationship
based upon a joint commitment under divine sanctions.2 The purpose of this type of covenant is
to draw others who are potentially at enmity into a family circle where amity might prevail.3 It
may also serve to reinforce already existing familial relations.4 The element of mutuality is
prominent. This mutuality is often signified by a shared meal,5 an exchange of oaths,6 and/or
select terms denoting reciprocal affiliation (e.g., “peace,” “love,” and “loyalty”).7
Walter Brueggemann has shown how “in the world of Biblical faith, the family is the primary unit
of meaning which shapes and defines reality.”13 He then describes how the family is closely linked
to the covenant: “Biblical faith is essentially covenantal in its perception of all reality.… The family
is first of all a community of covenant-making, covenant-keeping, covenant-breaking, and
covenant-renewing. That is its principal mark, for being human is primarily concerned with
effective covenanting.”14 This family worldview is often associated with common discourse
surrounding human relations. Cross observes: “We have noted that the language of love (ʿahábāh)
is kinship language, the bond that holds together those in intimate relationships, the relationships
of family and kindred. Hesed (‘loyalty’) too, I should argue, originally was a term designating that
loyal and loving behavior appropriate to a kinship relationship.”
Hahn, S. W. (2009). Kinship by covenant: A canonical approach to the fulfillment of God's saving
promises. Revision of author's thesis (Ph. D.)--Marquette University, 1995. (38). New Haven;
London: Yale University Press.
Hahn, S. W. (2009). Kinship by covenant: A canonical approach to the fulfillment of God's saving
promises. Revision of author's thesis (Ph. D.)--Marquette University, 1995. (37). New Haven;
London: Yale University Press.