You are on page 1of 3

Unidades morfométricas del relieve mexicano, a escala 1:250 000: plataforma

geomorfológica para la ordenación ecológica territorial

José Luis Pérez Damián*, José Ramón Hernández Santana**, Fernando Antonio Rosete
Verges*, Mariano Villalobos Delgado*** y Ana Patricia Méndez Linares**

*Instituto Nacional de Ecología, SEMARNAT,


Periférico Sur 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, C. P. 04530, México, D. F.

**Instituto de Geografía, Universidad Nacional Autónoma de México,


Circuito Exterior s/n, Ciudad Universitaria, C. P. 04510, México, D. F.

***Instituto Nacional de Estadística y Geografía,


Av. Patriotismo 711 C, Col. San Juan, Delegación Benito Juárez,
C. P. 03730, México D. F.

jldamian@ine.gob.mx, santana@igg.unam.mx, frosete@ine.gob.mx,


mariano.villalobos@inegi.org.mx, patyml@igg.unam.mx,

1
Unidades morfométricas del relieve mexicano, a escala 1:250 000: plataforma
geomorfológica para la ordenación ecológica territorial

Las condiciones geólogo-geomorfológicas del espacio geográfico constituyen el basamento


de su esqueleto medioambiental, descansando sobre éste las peculiaridades estructurales y
las dinámicas de cada uno de los restantes componentes de los geosistemas naturales,
antropo-naturales o antropogénicos existentes sobre la superficie terrestre. Por tal razón,
para el desarrollo de un país, la cartografía de su relieve representa uno de los primeros
pasos para la definición y delimitación de unidades sintéticas naturales, indispensables para:
el establecimiento de modelos de ordenamiento ecológico territorial, la optimización del uso
del suelo y el desarrollo de múltiples actividades sociales y económicas..

Históricamente, la temática morfométrica del relieve y su expresión cartográfica sólo fue


encontrada, según orden cronológico, en el Atlas Nacional de Cuba (1970), en el Atlas de la
República Socialista de Eslovaquia (1983), en el Atlas Nacional de Hungría (1989), en el
Nuevo Atlas Nacional de Cuba (1989) y en el Atlas Nacional de México (1990). En tanto que
en otros atlas nacionales, como los de España, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos de
América, China, la antigua Checoslovaquia, Colombia, y otros, sólo aparecen mapas
altimétricos o hipsométricos y de la inclinación de la pendiente del terreno.

El presente trabajo persigue precisar, aun más, tanto los métodos como las interpretaciones
geomorfológicas sobre la profundidad de disección del relieve mexicano, considerando
categorías morfométricas de disección vertical, con expresión numérica, calculadas por
procesamiento automatizado de los valores máximo y mínimo de altura del relieve por
unidad de área (km2), así como el método morfográfico original de análisis espacial de la
densidad de curvas de nivel por unidad de área (km 2), obtenidos en el software para SIG
ArcGis, v. 9.3, a partir de la información topográfica digital del INEGI, a escala 1:250 000.

Los objetivos del trabajo son los siguientes: (a) Precisar la morfografía del terreno, a escala
1:250 000, mediante el procesamiento automatizado de la densidad de las curvas de nivel
km/km2); (2) Elaborar el mapa de disección vertical del terreno, a escala 1:250 000, a partir
del análisis espacial del Modelo Digital de Elevación (MDE); y (3) Obtener el mapa de
unidades morfométricas del relieve (UMR) mexicano, a partir de la correspondencia espacial
entre la morfografía, como base hipotética de las categorías básicas del relieve (montañas,
lomeríos y llanuras) y la disección vertical del relieve, como reflejo de la energía diferenciada
entre estos tres grandes complejos geométricos del relieve.

La obtención del mapa de las unidades morfométricas del relieve (UMR), apoyada en
herramientas SIG, está dividida en tres etapas fundamentales:
1. Construcción del mapa de la morfografía del terreno: a) Cálculo de la densidad de curvas
de nivel de la carta topográfica (en formato vectorial), escala 1:250 000, por unidad de área
(km/km2), para obtener una cobertura raster con resolución de 100 m, con los valores
continuos de densidad de curvas de nivel por km2; b) Análisis y reclasificación de datos:
aplicación de análisis estadístico espacial a los valores continuos de la densidad de curvas de
nivel, utilizando la desviación estándar de los mismos, con el objeto de obtener aquellos
rangos que mejor representaran la manifestación espacial de los datos, de acuerdo con el
insumo cartográfico que les dio origen -verificando consistencias espaciales-, lo que requirió
varios ensayos de agrupación de valores y de número de rangos; al final el mapa quedó
clasificado en los siguientes nueve rangos (expresados en km/km2). De esta forma se obtuvo
la primera aproximación para la delimitación de las UMR; c) Generalización espacial por área
mínima cartografiable; y d) Suavizado de límites geográficos. De esta forma quedó

2
constituido el mapa final de los contornos morfográficos del terreno, sobre el que más tarde
se realizó el vaciado de los datos (rangos) de disección vertical correspondiente.
2. Elaboración del mapa de la disección vertical del terreno: a) Construcción del MDE: se
obtuvo un mapa raster, con resolución 100 m; b) Cálculo de la disección vertical: a partir del
MDE, se obtuvo la diferencia altimétrica por km 2 (equivalente a una matriz de 10 por 10
pixeles), consistente en la búsqueda espacial de los datos de las alturas máxima y mínima
por km2; y c) Reclasificación de datos: a partir de los datos continuos de la disección vertical,
se generaron 8 rangos, en m/km2.
3. Obtención del mapa de las unidades morfométricas del relieve: a) Superposición o cruce
de los mapas de la morfografía del terreno con el de disección vertical; b) Análisis del
comportamiento de la disección vertical sobre los contornos morfográficos, con apoyo en una
tabla de frecuencias; y c) Identificación y asignación por contorno morfográfico del par de
clases de disección vertical con la mayor superficie ocupada (principal y secundaria;. De esta
manera se estableció la clasificación siguiente (Tabla 1):

Disección vertical Carácter morfológico del relieve, de acuerdo con su Categoría del relieve
(m/km2) disección vertical (Aproximación)
Más de 500 Relieve montañoso, muy fuertemente diseccionado Montañas medianas y altas
401 - 500 Relieve montañoso, fuertemente diseccionado Montañas bajas
301 - 400 Relieve montañoso, moderadamente diseccionado Premontañas altas
201 - 300 Relieve montañoso, en ocasiones alomado, ligeramente Lomeríos grandes y
diseccionado Premontañas bajas
101 - 200 Relieve muy alomado, muy fuertemente diseccionado Lomeríos medianos y grandes
51 - 100 Relieve muy colinoso y alomado, fuertemente Llanuras altas y Lomeríos
diseccionado pequeños
21 - 50 Relieve colinoso, moderadamente diseccionado Llanuras medianas
Menos de 20 Relieve plano, en ocasiones ondulado, débil o ligeramente Llanuras bajas y muy bajas
diseccionado

La elaboración del mapa de las UMR establece las categorías de disección del relieve, de
gran utilidad para investigaciones de tipo geomorfológico, edafológico, geobotánico,
paisajístico, de ordenamiento ecológico territorial e incluso para estudios sociales en el
ámbito rural, agrícolas de eficiencia productiva, de conservación de suelos y vegetación, para
evaluaciones de factibilidad para la construcción de infraestructuras hidráulicas, de soporte
para los cálculos ingenieriles en el trazado de viales, entre múltiples aplicaciones.