You are on page 1of 6

02/05/2008 − AMPARO

1482−2006

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, CÁMARA DE AMPARO Y ANTEJUICIO:


Guatemala, dos de mayo de dos mil ocho.

I) Se integra esta Cámara con los Magistrados suscritos. II) Se tiene a la vista para dictar
sentencia el amparo solicitado por la entidad EXPORTCAFÉ, SOCIEDAD ANÓNIMA, a
través de su Gerente General y Representante Legal LUIS FERNANDO QUINTANAL
MENDOZA, contra el TRIBUNAL DE SEGUNDA INSTANCIA DE CUENTAS Y
CONFLICTOS DE JURISDICCIÓN. El compareciente actúa con el patrocinio del abogado
Axel Barrios Carrillo.

I. ANTECEDENTES

A) Fecha de interposición: el diecinueve de diciembre de dos mil seis.

B) Acto reclamado: auto dictado por el Tribunal de Segunda Instancia de Cuentas y


Conflictos de Jurisdicción de fecha veintiséis de octubre de dos mil seis, que declaró que no
existe conflicto de jurisdicción, dentro del proceso penal que sigue en el Juzgado de
Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente del municipio de
Amatitlán del departamento de Guatemala, por los delitos de estafa propia, apropiación y
retención indebidas que el señor Arturo Hernández, sin otro apellido sigue contra la
amparista.

C) Fecha de notificación a la postulante: veintitrés de noviembre del dos mil seis.

D) Uso de recursos contra el acto impugnado: recurso de reposición resuelto mediante auto
del treinta de noviembre de dos mil seis, el que por improcedente no se admitió para su
trámite, y notificado el diecinueve de diciembre de dos mil seis.

E) Violaciones que denuncia: de defensa y al debido proceso.

II. HECHOS QUE MOTIVAN EL AMPARO:

A) De lo expuesto por el postulante y de los antecedentes se resume lo siguiente: a) por


medio de memorial de fecha veinticinco de julio de dos mil uno, el señor Arturo Hernández
(único apellido), promovió querella y persecución penal en contra de Exportcafé, Sociedad
Anónima, por los delitos de Estafa Propia y Apropiación y Retención Indebida en el
Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del
municipio de Amatitlán del departamento de Guatemala; b) con fecha siete de agosto de dos
mil uno, el juez de primer grado, emitió resolución y ordenó en forma inmediata la
remisión de las actuaciones al Ministerio Público, a efecto de proceder con la investigación
de conformidad con la ley; c) con fecha dieciséis de octubre de dos mil seis, Exportcafé,
Sociedad Anónima, planteó conflicto de jurisdicción; d) con fecha diecisiete de octubre de
dos mil seis, el juez de primer grado, emitió resolución por medio de la cual tuvo por
planteado el conflicto de jurisdicción y en consecuencia suspendió todo trámite, mandando

1
remitir las actuaciones a la autoridad ahora impugnada; e) el amparista planteó en su
oportunidad conflicto de jurisdicción dentro de la causa penal promovida en su contra en el
Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del
municipio de Amatitlán, del departamento de Guatemala, ya que según lo argumentó, de
acuerdo lo establecido en el Código Civil en el artículo 1319 una obligación es aquella
resultante de un acto o declaración de voluntad que consiste en dar, hacer o no hacer alguna
cosa, lo cual encuadra perfectamente en lo que el señor Arturo Hernández (único apellido)
pretende hacer valer a través de un proceso penal relacionado, es decir, con el objeto de que
el amparista le haga efectiva una suma de dinero que supuestamente le adeuda a su favor,
hecho que no pertenece al ámbito penal y por ende no corresponde al conocimiento del
juzgado de primer grado por tratarse de una obligación pecuniaria que debe reclamar e
intentar establecer en un juzgado de naturaleza civil; f) con fecha veintiséis de octubre de
dos mil seis, el Tribunal de Segunda Instancia de Cuentas y de Conflictos de Jurisdicción,
emitió resolución por medio de la cual consideró: “…Que del análisis al proceso,
especialmente al memorial que contiene el planteamiento del conflicto de jurisdicción, este
tribunal advierte que el presente asunto no se enmarca dentro de ninguno de los supuestos
enumerados en el artículo 1ro. del Decreto 64-76 del Congreso de la República, la
postulante confunde los conceptos de competencia con jurisdicción y este tribunal no puede
suplir las deficiencias de su planteamiento; por lo que debe resolverse lo que en derecho
corresponde…”, y resolvió “…que no existe en el presente caso conflicto de
jurisdicción…”; g) el amparista manifiesta que la presente acción de amparo debe tener
como consecuencia dejar en suspenso la resolución de fecha veintiséis de octubre de dos
mil seis, acto reclamado, emitido por el Tribunal de Segunda Instancia de Cuentas y de
Conflictos de Jurisdicción, autoridad impugnada, por constituir una violación a los
derechos constitucionales de defensa y debido proceso de la entidad Exportcafé, Sociedad
Anónima, toda vez que de conformidad con la ley no hay prisión por deuda ni se puede
iniciar proceso penal ni tramitarse denuncia o querella, sino por actos u omisiones
calificadas como delitos o faltas por una ley anterior, por consiguiente, el Juez de Primera
Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente del municipio de Amatitlán
del departamento de Guatemala, no debe continuar conociendo del asunto sometido a su
conocimiento, por tratarse de materia civil y no de un hecho punible; y h) solicitó que al
dictar sentencia, se deje en suspenso en cuanto a la entidad postulante la resolución de
fecha veintiséis de octubre de dos mil seis, y se le restituya, en la situación jurídica anterior
a la resolución impugnada, ordenándosele a la autoridad impugnada resolver conforme a
derecho, respetando los derechos y garantías de la postulante.

B) Casos de procedencia: citó el artículo 10 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de


Constitucionalidad.

C) Leyes violadas: señaló los artículos 12, 17, 203, 204 y 265 de la Constitución Política de
la República de Guatemala; 1, 2, 5 y 6 del Código Procesal Penal; 10 del Decreto 64-76 del
Congreso de la República de Guatemala; y 1319 del Código Civil.

III. TRÁMITE DEL AMPARO

A) Amparo provisional: no se decretó.

2
B) Terceros interesados: Ministerio Público Sección Fiscalía Distrital del municipio de
Amatitlán, departamento de Guatemala, Luís Fernando Quintanal Mendoza en lo personal,
Jorge Mario Sun Santiago, Williams Haroldo López Sandoval, y Arturo Hernández (único
nombre y apellido).

C) Remisión de antecedentes: a) proceso trescientos seis – dos mil uno, del Juzgado de
Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos Contra el Ambiente del municipio de
Amatitlán departamento de Guatemala, y b) expediente cuatrocientos sesenta y uno – dos
mil seis, del Tribunal de Segunda Instancia de Cuentas y de Conflictos de Jurisdicción.

D) Pruebas: a) los expedientes que sirven como antecedentes del amparo; b) fotocopia
simple de la sentencia de fecha diecisiete de diciembre de dos mil dos, dictada por la Sala
Décima de la Corte de Apelaciones (ahora Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del
Ramo Penal), dentro del proceso cuatrocientos setenta y uno – dos mil dos; c) fotocopia
simple de la sentencia de fecha doce de octubre de dos mil cuatro, dictada por la Corte de
Constitucionalidad, dentro del expediente número mil seiscientos sesenta y siete – dos mil
cuatro y d) presunciones legales y humanas.

IV. ALEGACIONES DE LAS PARTES

A) El postulante, reiteró los conceptos vertidos en el memorial inicial.

B) El tercero interesado, el señor Arturo Hernández (único apellido), manifestó: a) el


sindicado desde hace seis años en que dio inicio el referido proceso penal que planteó en su
contra, viene pregonando en todos sus memoriales que para él y su representada, no está
tipificado como delito el recibir a consignación un producto para comercialización y luego
no devolver ni el dinero, ni los bienes entregados a consignación, y que el apropiarse del
producto de la venta es un asunto mercantil; y sin embargo haciendo gala de las argucias, la
amparista ha promovido a la fecha ocho acciones de amparo, pretendiendo retrasar la
administración de justicia, recurriendo a las tácticas dilatorias como medios de defensa; b)
la presente acción se deriva de que la juez de primer grado, señaló día y hora para que el
amparista se presentara a su primera declaración, fecha en la cual planteó conflicto de
jurisdicción, argumentando los mismos hechos que ha manifestando en todos y cada uno de
los amparos anteriormente interpuestos; c) el auto dictado por el Tribunal de Segunda
Instancia de Cuentas y Conflictos de Jurisdicción, al haber hecho el análisis
correspondiente del presente caso establece que la función jurisdiccional conlleva la
determinación de las facultades de los órganos de administrar justicia, así como las reglas
para la tramitación de los juicios, en virtud de lo cual la función resulta ser la potestad
conferida a los órganos para administrar justicia y debe de anotarse que los conflictos son
aquellos que surgen entre tribunales u órganos estatales pertenecientes a diferentes
jurisdicciones, concerniente a cuál de ellos corresponde conocer de un caso determinado; d)
el postulante al haber interpuesto recurso de reposición, en contra del auto de fecha
veintiséis de octubre de dos mil seis, trata el retardo malicioso de la administración de
justicia con sus mismos argumentos y la resolución dictada por el Tribunal de Segunda
Instancia de Cuentas, de fecha treinta de noviembre de dos mil seis, que también declara
que por improcedente no ha lugar, resolución que se encuentra apegada a derecho razón por
la cual debe confirmarse, por los motivos expuestos. Solicitó denegar el amparo.

3
C) Los terceros interesados, Ministerio Público del municipio de Amatitlán, departamento
de Guatemala, Luís Fernando Quintanal Mendoza en lo personal, Jorge Mario Sun
Santiago y Williams Haroldo López Sandoval, no alegaron.

D) El Ministerio Público, a través de la Fiscalía de Asuntos Constitucionales, Amparos y


Exhibición Personal, manifestó: a) la pretensión del amparista es que el tribunal de amparo
se constituya en un ente revisor, lo cual el tribunal de amparo no puede ni debe ser,
estableciéndose que la entidad postulante persigue convertir el amparo en vía paralela
revisora del acto de la autoridad cuestionada, que a criterio del Ministerio Público, fue
emitido conforme a derecho y en el ejercicio de las atribuciones establecidas en el artículo
203 Constitucional; b) el postulante estuvo sujeto a proceso relacionado con un conflicto de
jurisdicción, regulado en la Ley del Tribunal de un Conflicto de Jurisdicción, normado en
Decreto 64-76 del Congreso de la República, y con el cual el tribunal competente, sujeto
pasivo, resolvió “Que no existe en el presente caso conflicto de jurisdicción”, si el
postulante pretende que el hecho ilícito que se ventila en un proceso penal sea tramitado
como un proceso de carácter civil, hubo de accionar conforme lo regula el Código Procesal
Penal; c) lo resuelto está correcto en cuanto a la denegatoria de la inexistencia de conflicto
planteado y no vislumbra afectación alguna en los derechos que se invocan, en vista que el
procedimentalismo de segunda instancia, para entrar a conocer el conflicto planteado es una
facultad y acto potestativo que le confiere al sujeto pasivo la ley de la materia conforme los
artículos 1, 11 y 12 de manera que dentro de esa facultad potestativa, no se incurre en
agravio alguno y por consiguiente no hay acto reparador y por ello, el acto reclamado no es
motivo de agravio, y la resolución del juzgador ad quem es correcta. Solicitó denegar el
amparo.

CONSIDERANDO

-I-

El amparo se ha instituido con el fin de proteger a las personas contra las amenazas de
violaciones a sus derechos o para restaurar el imperio de los mismos cuando la violación
hubiese ocurrido. No hay ámbito que no sea susceptible de amparo y procederá siempre que
las leyes, resoluciones, disposiciones o actos de autoridad lleven implícito una amenaza,
restricción o violación a los derechos que la Constitución y las leyes garantizan. Por su
naturaleza subsidiaria y extraordinaria no debe utilizarse como un medio de revisión de lo
resuelto, sobre todo cuando la autoridad impugnada ha actuado en el uso de sus facultades
legales y no se evidencia violación a ningún derecho garantizado por la Constitución.

-II-

La entidad Exportcafé, Sociedad Anónima, promueve amparo contra el Tribunal de


Segunda Instancia de Cuentas y de Conflictos de Jurisdicción, argumentando la violación
a los derechos de defensa y al debido proceso, al haber emitido el acto reclamado, pues a
criterio del postulante lo resuelto con fecha veintiséis de octubre de dos mil seis, en el que
se resuelve que no existe conflicto de jurisdicción; le causa agravio toda vez que de
conformidad con la ley no hay prisión por deuda ni se puede iniciar proceso penal ni
tramitarse denuncia o querella, sino por actos u omisiones calificadas como delitos o faltas
por una ley anterior, por consiguiente, el Juez de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y

4
Delitos contra el Ambiente del municipio de Amatitlán del departamento de Guatemala, no
debe continuar conociendo del asunto sometido a su conocimiento, por tratarse de materia
civil y no de un hecho punible.

-III-

Hecho el estudio de la petición presentada y de los antecedentes, esta Cámara determinó


que el Tribunal de Segunda Instancia de Cuentas y Conflictos de Jurisdicción, al emitir la
resolución señalada como acto reclamado, actuó de conformidad con la Ley del Tribunal de
Conflictos de Jurisdicción, Decreto 64-76 del Congreso de la República, que la faculta para
resolver la resolución impugnada como en derecho corresponde, en consecuencia no hay
agravio que reparar.

Por consiguiente, en la presente acción de amparo, no se advierte violación alguna a los


derechos invocados, por lo que no puede ni debe estimarse que el sólo hecho de que lo
resuelto por el Tribunal de Segunda Instancia de Cuentas y conflictos de Jurisdicción, le
haya sido contrario a sus intereses, sea causa suficiente para la procedencia del amparo. Por
tales razones deberá denegarse la acción constitucional, tal como se declarará, debiendo
hacerse los demás pronunciamientos de ley, y dada la ausencia de fundamentación que
justifique la presente acción, pues salvo la inconformidad del postulante con lo resuelto, no
se esgrimieron argumentos sólidos en respaldo de las conculcaciones constitucionales que
se denuncian, lo cual hace que la improcedencia del amparo sea de manera notoria.

-IV-

Por la forma en que se resuelve la presente acción se condena en costas a la postulante y


sanciona con multa al abogado patrocinante.

LEYES APLICABLES

Artículos: Citados y 265 de la Constitución Política de la República de Guatemala; 1º, 3º,


4º, 7º, 8º, 10, 12 inciso c), 19, 20, 42, 44, 45 y 81 de la Ley de Amparo, Exhibición
Personal y de Constitucionalidad; 141, 142 y 143 de la Ley del Organismo Judicial; 2
inciso a) del Auto Acordado 2-95 de la Corte de Constitucionalidad; Acuerdos 44-92 y 9-95
de la Corte Suprema de Justicia.

POR TANTO

LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, CÁMARA DE AMPARO Y ANTEJUICIO, con


base en lo considerado y leyes citadas, al resolver DECLARA: I) DENIEGA por
notoriamente improcedente el amparo planteado por Exportcafé, Sociedad Anónima, y en
consecuencia: a) condena en costas a la solicitante; b) impone la multa de un mil quetzales
al abogado patrocinante Axel Barrios Carrillo, quien deberá hacerla efectiva en la Tesorería
de la Corte de Constitucionalidad, dentro de los cinco días siguientes a partir de estar firme
este fallo, cuyo cobro en caso de incumplimiento, se hará por la vía legal correspondiente;
d) oportunamente, remítase a la Corte de Constitucionalidad copia certificada del presente
fallo, para los efectos contenidos en el artículo 81 de la Ley de Amparo, Exhibición
Personal y de Constitucionalidad. Notifíquese, con certificación de lo resuelto devuélvanse

5
los antecedentes al lugar de su procedencia, y en su momento procesal archívese el
expediente.

Carlos Gilberto Chacón Torrebiarte, Magistrado Vocal Quinto; Luis Fernández Molina,
Magistrado Vocal Segundo; Jorge Gonzalo Cabrera Hurtarte, Magistrado Vocal Séptimo;
Rodolfo de León Molina, Magistrado Vocal Décimo Segundo. Jorge Guillermo Arauz
Aguilar, Secretario de la Corte Suprema de Justicia.