You are on page 1of 36

778264

Artículo de investigación 2018


JIV XXX10.1177 / 0886260518778264Journal de la violencia interpersonal Pugh et al.

Investigacion original

Diario de la violencia interpersonal


1 -36
Las percepciones de por qué © El Autor (s) 2018
reimpresiones y permisos:
las mujeres permanecen en sagepub.com/journalsPermissions.nav
DOI: 10.1177 / 0886260518778264
https://doi.org/10.1177/0886260518778264

relaciones Abusivo: A journals.sagepub.com/home/jiv

Estudio comparativo de los estudiantes


chinos y de la universidad de EE.UU.

Brandie Pugh, 1 Luye Li, 1 e Ivan Y. Sun 1

Abstracto
Tanto en China y Estados Unidos, las actitudes públicas hacia la violencia del compañero íntimo (VCI) han
pasado de visualización IPV como una cuestión tolerable privado a verlo como un asunto de interés público que
debe ser tratado como un crimen. exámenes empíricos y comparativos de las percepciones de por qué las
mujeres permanecen en relaciones abusivas físicamente faltan. Para responder a esta cuestión exige una
investigación exhaustiva, metodológicamente riguroso. Utilizando datos de la encuesta recogidos de
aproximadamente 1.000 estudiantes universitarios de dos universidades chinas y dos estadounidenses, este
estudio comparó empíricamente y los factores que influyen en la percepción de los estudiantes chinos de Estados
Unidos y por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas físicamente contrastó. La utilización de un
marco teórico del construccionismo social, se evaluaron dos razones más comunes: Las mujeres permanecen en
relaciones abusivas físicamente a causa de indefensión aprendida y creencias positivas en la relación /
esperanza para el futuro. Los resultados muestran que el uso de IPV como un crimen, el género, y las creencias
de las causas de la IPV fueron predictores robustos de las percepciones de los estudiantes universitarios hacia
qué las mujeres permanecen en relaciones físicamente abusivas. estudiantes universitarios de Estados Unidos
tenían más probabilidades de

1 Universidad de Delaware, Newark, EE.UU.

Autor correspondiente:
Brandie Pugh, Departamento de Sociología y Justicia Penal, Universidad de Delaware, Newark, DE 19716, EE.UU.. E-mail:
bpugh@udel.edu
2 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

expresar simpatía y comprensión hacia qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas que los
estudiantes chinos. Se discutieron las direcciones para futuras implicaciones políticas y de investigación.

Palabras clave

la violencia del compañero íntimo (VCI), dormir / dejar IPV-relación, actitudes hacia los roles de género,
ideología dominio masculino, China

Introducción
En todo el mundo, la pareja de sexo masculino siguen siendo responsables de la mayor parte de la
violencia perpetrada contra las mujeres, a pesar de numerosas reformas y la conciencia pública
destacando la prevalencia y el impacto de la violencia del compañero íntimo (VCI mundial (Devries et
al, 2013.); Chibber y Krishnan ,
2011). La mayoría de los estudios sobre el IPV se han centrado en la prevalencia de
maltrato, ya sea como física y / o sexual (Devries et al, 2013;. García-Moreno, Jansen,
Ellsberg, Heise, y Watts, 2005; Parish, Wang, Laumann, Pan , y Luo, 2004; Straus,
2004), sus causas (Jewkes, 2002; Ringel y Bina, 2007; Uthman, Lawoko, y Moradi,
2009), las mejores prácticas de política y de prevención (Breiding, Chen, y Black, 2014;
Edleson , 2000), y la actitud del público asociados (L. Li, Sun, y Button, 2017; Lin, Sun,
Wu, y Liu, 2016; Sun et al, 2012;. Waltermaurer, 2012; Wu, botón, Smolter, y Poteyeva
, 2013). Aunque la investigación ha encontrado que las actitudes y percepciones de
IPV son uno de los indicadores cruciales de IPV (Straus, 2004; L. Wang, 2016), poco
se sabe empíricamente sobre la percepción del público en cuanto a por qué las
mujeres permanecen en relaciones abusivas.

Estudios internacionales no sólo revelan diferencias en un fenómeno específico de la


cultura y el país, pero también pueden ilustrar aún más matices a nivel nacional. Con los
datos de más de un país, los especialistas pueden descubrir aspectos únicos y / o similares
entre los países que no serían posibles con los datos de un solo país (Davidov, Meuleman,
Cieciuch, Schmidt, y Billiet, 2014; L. Li et al. , 2017; Lin et al, 2016;.. Nguyen et al, 2013).
China y Estados Unidos difieren en su, y la respuesta histórica, cultural, jurídica a la política
IPV, haciendo una comparación entre estos dos países interesante tanto a nivel teórico y uno
práctico. Lo que es más, aunque
Pugh et al. 3

hay un creciente cuerpo de literatura que examina IPV en China (Xu, Campbell, y Zhu, 2001), los
estudios que analizan las actitudes y percepciones hacia IPV en China son raras (Lin et al, 2016;. Tang y
Lai, 2008; L. Wang , 2017), y los estudios sobre la percepción de por qué las mujeres permanecen en
relaciones abusivas es, hasta donde sabemos, no existe.

La recopilación de una comprensión de las percepciones del público sobre por qué las mujeres
permanecen en relaciones abusivas es importante ya que estas percepciones reflejan la respuesta real a las
víctimas por los amigos, la familia, la policía, y los proveedores de servicios (García-Moreno et al, 2005;.
Lloyd & Emery, 2000; Rose, Campbell, y Kub, 2000; Tang y Lai, 2008) y afectan a la auto-construcción de la
víctima de su situación de abuso (Baly, 2010; Eckstein, 2011; Rose et al, 2000;. Tang y Lai, 2008) y ayudar
a la conducta de búsqueda (Liang, Goodman, Tummala-Narra, y Weintraub,

2005). En otras palabras, la percepción pública afectan a las víctimas, tanto directamente a través de influir
en sus interpretaciones de su situación (Eckstein, 2011; Tang y Lai,
2008) e indirectamente de las respuestas que reciben de otros a los que dan a conocer o buscar ayuda
(García-Moreno et al, 2005;. Knoth y Ruback, 2016; Tang y Lai, 2008). Además, la percepción de estudiantes
universitarios en particular, son importantes ya que representan las creencias de los individuos que estar
influyendo en la política y los valores de la sociedad de representación en el futuro (Wu et al., 2013). También
comprenden el futuro de las personas que operan en posiciones que responden a las víctimas de IPV como
los servicios sociales, la policía y los terapeutas. Para llenar el vacío que faltan estudios sobre la percepción
pública de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas, el presente estudio utilizó datos de los
estudiantes universitarios en China y los Estados Unidos para hacer frente a las siguientes cuatro preguntas
de investigación:

Pregunta de Investigación 1 (RQ1): ¿Cómo los estudiantes universitarios en su conjunto, y el chino y US


separado, percibimos las razones por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas físicamente
evaluados en este estudio?
Pregunta de Investigación 2 (PI2): ¿Los estudiantes universitarios chinos y estadounidenses difieren sobre los

predictores evaluados en este estudio (es decir, las creencias en algunas de las causas percibidas de IPV,

respuestas a IPV, ideología dominación masculina, y la igualdad de género percibida) que influyen en la

percepción de por qué las mujeres permanecen en relaciones físicamente abusivas?

Pregunta de Investigación 3 (PI3): ¿Qué factores predicen si los encuestados perciben que las
mujeres permanecen en relaciones abusivas físicamente a causa de indefensión aprendida? Estos
factores se diferencian entre estudiantes chinos y estadounidenses?

Investigación Pregunta 4 (PI4): ¿Qué factores predicen si los encuestados perciben que las mujeres
permanecen en relaciones abusivas físicamente a causa de la esperanza expresada en el futuro?
Estos factores se diferencian entre estudiantes chinos y estadounidenses?
4 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

Para contextualizar el estudio actual, comenzamos con un breve resumen de la investigación sobre por qué
las mujeres permanecen en relaciones abusivas, seguida de una descripción general de la prevalencia de,
respuesta y actitudes hacia IPV tanto en China como en Estados Unidos. Teniendo en cuenta los parámetros de
nuestro estudio, nuestro enfoque en el IPV se refiere específicamente al abuso físico solamente. entonces vamos
a ofrecer una perspectiva teórica sobre cómo examinar las percepciones de por qué las mujeres permanecen en
relaciones de abuso físico, seguido de la metodología y resultados. Por último, se proporciona una discusión de los
resultados, junto con una descripción general de las limitaciones, posibles futuras investigaciones y
recomendaciones de política.

Por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas

Se suele preguntar por el público y los profesionales es, “¿Por qué las mujeres permanecen en relaciones
abusivas?” (NR Rhodes y McKenzie, 1998; J. Wong & Mellor, 2014). Para determinar la respuesta a esta
pregunta, los estudiosos han tratado con el tiempo para entender las razones por las que las mujeres
permanecen en relaciones abusivas y para arrojar luz sobre las razones para el público y las personas
que directa o indirectamente interactuar y ayudar a estas mujeres, como psicólogos , trabajadores
sociales, y la policía. Décadas de investigación han puesto de manifiesto que la decisión de permanecer
en una relación abusiva es un proceso dinámico y está muy complicado (Eckstein, 2011). Por ejemplo, las
mujeres podrían permanecer en una relación abusiva, mientras se está en el proceso de dejar (Anderson
& Saunders,

2003), y la investigación ha encontrado que las mujeres dejan varias veces antes de salir de la relación
abusiva de forma permanente (Lacey, Saunders, y Zhang, 2011).
Empíricamente, hay varios factores individuales, interpersonales y comunitarias que han sido
identificados como predecir qué las mujeres permanecen relación abusiva: / preocupaciones
económicas de ingresos (Anderson y Saunders, 2003; Velonis et al, 2017)., Edad víctima (Cheung,
Tiwari , y Wang, 2015; Koepsell, Kernic, y Holt, 2006), el sentimiento de culpa (Eckstein, 2011;
Patzel, 2006), la presencia de los niños (estrellado y Loh, 2014; KV Rodas, Cerulli, Dichter, Kothari,
y Barg , 2010), el aislamiento y la falta de apoyo social (Estrellado y Loh, 2014;. Velonis et al, 2017),
el compromiso y la coherencia (Dare, Guadagno, y Nicole Muscanell, 2013), el miedo a las
represalias de abusador (Eckstein, 2011; Loke, Wan, y Hayter, 2012), las creencias positivas en el
futuro y la indefensión aprendida (Eckstein, 2011), el miedo (Eckstein, 2011), el amor (Estrellado y
Loh,

2014), disminución de la autoestima (Zlotnick, Johnson, y Kohn, 2006;. Loke et al, 2012), la falta de
recursos (Eckstein, 2011;. Estrellado y Loh, 2014), la salud y el estado de discapacidad (Velonis et
al, .. 2017), que no tienen otro lugar donde ir (Velonis et al, 2017), y la disonancia cognitiva (Dare et
al, 2013; Nicholson y Lutz, 2017), entre otros. Sin embargo, muchos de estos factores interactúan
entre sí y también están influenciados por la estructura social más amplia (Purvin, 2007;. Velonis et
al, 2017).
Pugh et al. 5

Los factores socioculturales también se han identificado como influyen en las mujeres que se alojen en
las relaciones abusivas (Velonis et al, 2017).:. creencias patriarcales normalización de abuso (Eckstein,
2011; Loke et al, 2012; Tang y Lai, 2008; Wood,
2001), los roles de género tradicionales (Truman-Schram, Cann, Calhoun, y Vanwallendael, 2000),
inadecuada respuesta de la justicia penal (Barnett, 2000), el estado migratorio (Lee, 2000;. Velonis et
al, 2017), el sexismo (Velonis et Alabama.,
2017), por temor a la estigmatización de la sociedad (Loke et al, 2012;. Tonsing, 2014), y una estructura
social más amplia representación mujeres económicamente y dependiente de otro modo en los hombres
(Barnett, 2000; Velonis et al, 2017), entre otros..
Mientras que la mayoría de los estudios han sido en mujeres en los Estados Unidos, esta línea
de investigación se ha expandido a otros países o grupos de mujeres, incluyendo, pero no limitado a,
Ghana (Adjei, 2017), Filipinas (Estrellado y Loh, 2014, 2016 ), Canadá (Velonis et al., 2017), Bolivia
(Heim, Ajzen, Schmidt, y Seddig, 2017), Reino Unido (Baly, 2010), Australia (S. Hayes & Jeffries,
2013), Jordania (Gharaibeh y Oweis , 2009), las mujeres del sur de Asia (Tonsing, 2014), y China
(Cheung et al, 2015;. Liu y Chan, 1999; Loke et al, 2012).. Estos estudios ponen de manifiesto que, si
bien muchos de los factores antes mencionados son similares entre las mujeres que sufren abuso a
pesar de su ubicación geográfica (por ejemplo, el patriarcado), cómo estos factores afectan el clima en
el que las mujeres permanecen en relaciones abusivas difieren (Adjei, 2017; Tonsing,

2014). Por ejemplo, aunque los Estados Unidos y China son los dos países considerados en el que
prevalece el patriarcado, los estudios empíricos han demostrado que China tiene creencias patriarcales
más fuertes / ideología dominio masculino de los Estados Unidos (L. Li et al, 2017;. Lin et al. , 2016; Wu
et al., 2013).
Tradicionalmente, China es una sociedad patriarcal (Tang, Cheung, Chen, y Sun, 2002; Tang, Wong, y
Cheung, 2002), uno que privilegia a los hombres sobre las mujeres (CLM Chan, 2000; Liu y Chan, 1999;
Tang y Lai , 2008). A pesar de que los principios confucianos en la China tradicional condenan la violencia,
que al mismo tiempo exigen que las mujeres deben obedecer a sus maridos, lo que hace violencia física
interpersonal aceptable, en muchos sentidos mediante el etiquetado no como el abuso, pero la disciplina
(CLM Chan, 2000; Tang, Cheung, et al., 2002; Tang y Lai, 2008). Estas creencias parecen tener un
impacto directo sobre las mujeres en China. Un estudio encontró que el 75% de los casi 4.000 mujeres
adultas en las zonas rurales de China, entrevistado en su conocimiento de la violencia doméstica (VD), ni
siquiera reconocer el significado del término DV (Zhao, Guo, Wang, Wu, y Wang, 2006).

Hasta donde sabemos, sólo ha habido un puñado de estudios a pequeña escala que se han
realizado en las mujeres en China y estos han encontrado que las mujeres chinas permanecen en
relaciones abusivas porque eran dependientes de su pareja (si era debido a su edad o finanzas;
Cheung et al, 2015;.. Loke et al, 2012), se adhieren a los roles de género tradicionales que requieren
que las mujeres permanezcan sujetas a sus maridos, soportar la violencia para preservar
6 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

familia, evitar el estigma social y la vergüenza, o no problematizar sus experiencias (Cheung et al, 2015;.
Liu y Chan, 1999; Loke et al, 2012;. Tiwari, Wong, y Ip, 2001; Zhao et al., 2006 ). En general, los
expertos examinaron las mujeres en China o similares culturas han puesto de manifiesto la influencia de
la cultura y la percepción más amplia hacia IPV en la difícil situación de las mujeres en el hogar y cómo
las mujeres construir el abuso que experimentan, ya sea que buscan ayuda, y en última instancia la
ayuda que reciben (por ejemplo, , Loke et al, 2012;. Tang y Lai, 2008).

Prevalencia y respuesta legal Hacia IPV en los Estados Unidos


y China

Estados Unidos

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) reportó que aproximadamente 4,8
millones, o 4%, de mujeres en los Estados Unidos fueron agredidos físicamente por su pareja en el año
2009. En las tasas de por vida que examinan, uno de cada tres (32,9%) mujeres en los Estados Unidos
informaron de que habían experimentado una pareja íntima ser físicamente violento hacia ellos
(Breiding et al., 2014). mujeres universitarias son particularmente vulnerables a la IPV, con un gran
número de estudios que encuentran que casi un tercio de los estudiantes universitarios han
experimentado alguna forma de violencia dentro de una relación íntima (Amar y Gennaro, 2005; Gover,
Kaukinen, y Fox, 2008; Luthra y Gidycz, 2006; Sabina y Straus, 2008; Straus, 2004, 2008).

A pesar de las leyes que prohíben DV en los Estados Unidos desde la década de 1800 y la mayor parte de la

década de 1900, no se ha abordado plenamente como un crimen digno de la intervención del Estado hasta la
década de 1970 (Boonzaier y de la Rey, 2004; Kelly, 2011). Las mujeres y los aliados llamaron la atención sobre el

hecho de que la IPV fue una preocupación pública, no es un asunto privado, y que debe ser tomado en serio por la

ley, por aplicación de la ley, y la sociedad en general. El movimiento de mujeres tuvo muchos éxitos, incluyendo el

paso de las múltiples formas de la legislación, los aumentos en el número de refugios para mujeres, una mejor

respuesta de la policía a IPV, y más (Pennington-Zoellner, 2009).

China

Las mujeres en China también son extremadamente vulnerables a la IPV. Un estudio nacional de las parejas
casadas encontró que uno de cada tres (37,2%) experimentaron parejas violencia conyugal durante el transcurso
de su matrimonio (P. Wang, 2003) y que entre el
16,8% a 19,7% de la masculina socios asalto sus contrapartes femeninas (Tang y Lai, 2008; P. Wang,
2003). Un estudio reciente encontró que el 7,7% de las mujeres embarazadas en China fueron víctimas
de IPV, que es uno de los más altos porcentajes reportados en Asia (T. Wang et al., 2017).
Pugh et al. 7

A pesar de la alta prevalencia de IPV, en comparación con Estados Unidos, China continental se está
quedando atrás en su respuesta formal a la IPV. De hecho, no fue hasta diciembre el año 2015 que se
aprobó la primera ley que prohíbe DV. Esta ley prohíbe la violencia entre las parejas que cohabitan y
casados ​y los que viven en familias de acogida, y que entró en vigor el 1 de marzo de 2016. Con esta ley,
las víctimas de IPV pueden por primera vez buscar protección legal a través del sistema judicial mediante la
solicitud de una orden de restricción orden, lo que requiere el autor para mantener una cantidad designada
de distancia de la víctima. Sin embargo, todavía hay lagunas en la ley y su aplicación como agentes de
policía no han sido entrenados sobre cómo responder a los casos IPV (L. Li et al., 2017). Además,
investigaciones anteriores han encontrado que la policía de China son reacios a intervenir en incidentes
IPV, con respecto IPV como más allá de sus responsabilidades y en ocasiones la disminución de las
peticiones de las víctimas para presentar quejas (Sun, Wu, Botón, Li, y Su, 2011; Sun et al, 2012)..
renuencia policías dados de intervenir en casos IPV y sin los conocimientos adecuados a los agentes de
policía después de la aprobación de la nueva ley, no está claro el impacto que esta nueva ley tendrá sobre
la prevalencia del IPV, la presentación de informes, y la respuesta en China.

Actitudes y percepciones hacia IPV en los Estados


Unidos y China
En comparación con las naciones occidentales, existe una escasez de investigación sobre las actitudes y
percepción de IPV en China (Tang y Lai, 2008; L. Wang, 2017; dos excepciones, véase L. Li et al, 2017, y Lin
et al. ., 2016), y hasta donde sabemos, no ha habido estudios publicados sobre la percepción de por qué las
mujeres permanecen en relaciones abusivas. La investigación disponible ha demostrado que a pesar de
muchos cambios en las prácticas legislativas chinos, el activismo y la creciente conciencia de IPV, las
creencias tradicionales del papel de sumisión de la mujer en la familia, y el patriarcado permanecen. De
hecho, muchas mujeres que son abusadas por sus esposos son vistos como objetivos legítimos de IPV y que
los hombres son justificados en el uso de la violencia, la legitimación de manera efectiva IPV simplemente
como el hombre manteniendo su esposa en línea mediante el uso de disciplina física (Tang, 1999; . Tang,
Cheung, et al, 2002; Tang y Lai, 2008). De esta manera, a pesar pública, la política y los cambios legislativos,
IPV no es problematizada por completo en China. Estos resultados se reflejan en la investigación
comparativa disponible en las percepciones y actitudes hacia el IPV entre China y Estados Unidos.

Estudios comparativos sobre los Estados Unidos y China

Cuando se presentan con una viñeta sobre la violencia conyugal, los estudiantes universitarios chinos eran
más propensos a culpar a la mujer, en comparación con los EE.UU.
8 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

estudiantes, un hallazgo atribuyen a las normas tradicionales de Confucio en China por


los autores (Nguyen et al., 2013). Otros estudios han encontrado que los estudiantes
chinos, en comparación con sus homólogos de Estados Unidos, reportaron un mayor
nivel de tolerancia hacia IPV (L. Li et al., 2017) y menos deseo de intervención de la
policía en el IPV (JC Li, Wu, y Sun, 2013 ; Wu et al, 2013).. estudiantes universitarios
chinos también estaban más a favor de un (reactiva) respuesta de la policía tradicional
a la IPV y menos a favor de una respuesta policial proactivo en comparación con sus
homólogos de Estados Unidos. estudiantes chinos sostuvieron que la respuesta policial
en situaciones de DV es más o menos sobre el control de la situación inmediata, pero
no intervenir o actuar como una influencia positiva (Sun, Li, y Wu, 2011;. Sun, Wu, et
al, 2011); por el contrario, los estudiantes universitarios de los EE.UU.

Las diferencias nacionales en las creencias tales como el dominio masculino, la igualdad de género, y la
sumisión de la mujer en el hogar (Nguyen et al., 2013) podría dar lugar a
actitudes menos tolerantes a los estudiantes estadounidenses hacia IPV, como estas creencias sociales influyen
en la conciencia pública sobre la realidad de IPV y la respuesta del Estado a la VPI en forma de programas de
servicios sociales (Pennington-Zoellner, 2009) la política y los cambios legales y de asistencia a las víctimas y. En
suma, dados los hallazgos de estudios previos sobre las actitudes y percepciones de IPV en China y los Estados
Unidos, las percepciones en cuanto a por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas lo más probable es
estar ligada a las creencias sobre las causas del IPV, el dominio masculino, la igualdad de género y el grupo (s)
responsable de la intervención.

Marco teórico
Para fines de comparación, la construcción social de la teoría de los problemas sociales es útil en la
interpretación de las similitudes y diferencias entre China y
estudiantes estadounidenses percepciones en cuanto a por qué las mujeres permanecen en relaciones
físicamente abusivas. Particularmente útil para el estudio actual es (2003) obra de Donileen Loseke en
los problemas sociales discurso y la noción de la gente-tipos. Loseke sostuvo que el discurso en torno a
problemas sociales tiende a colocar a las personas en dos categorías morales: la simpatía o la culpa
digna digna. Las evaluaciones de las víctimas y sus situaciones se refieren tanto a la voluntad individual
a ayudar (Loseke, 1992; Pugh, Ningard, Vander Ven, y Butler, 2017) y de la respuesta del público y
legal (Pennington-Zoellner, 2009). Por ejemplo, Loseke llevó a cabo una etnografía de los refugios para
mujeres golpeadas y encontró que los empleados construidas las mujeres que buscan ayuda refugio, ya
sea como víctimas “inapropiados” “apropiados” o, y esta construcción influenciada o no con el cobijo que
ayuda (Loseke, 1992).
Pugh et al. 9

Las evaluaciones de culpabilidad son fundamentales para la asignación de una víctima a una
categoría moral (Davis & Love, 2018; Holstein y Miller, 1990; Loseke, 2003). Las evaluaciones de
culpabilidad incluyen la evaluación de la víctima y las condiciones de su situación (Loseke, 1992, 2003).
Para una víctima para ser visto bajo una luz favorable, tienen que ser visto como alguien no se hace
responsable por el daño cometido contra ellos y también que no merecen daño. Sin embargo, las
víctimas que se considere que contribuyen al daño que experimentaron o merecedor del daño de alguna
manera son vistos como la culpa digna. En el caso del IPV, una mujer que se queda en una relación
abusiva porque teme un daño mayor caería en la categoría de simpatía-dignas de tipos de Loseke. De lo
contrario, la víctima de maltrato que se construye como una que provocó el abuso o podría dejar
voluntariamente en cualquier momento pero no lo más probable sería percibido como digno de culpa.
Las evaluaciones de las mujeres y sus situaciones son a menudo depende tanto de las fuerzas sociales
más amplias y de factores individuales como la experiencia de la vida y el género.

Por un modo de ilustración, una reciente sonado caso del IPV se produjo entre un jugador
profesional de fútbol, ​Ray Rice, y su esposa, Janay Rice. Lo que hace este caso interesante para la
discusión actual es que tras la publicación de un vídeo que mostraba Ray Rice agredir físicamente a
Janay y dejándola inconsciente, Janay lo defendió públicamente y de forma activa se quedó con él,
instigar el apoyo público y contragolpe. Un análisis de más de 3.000 comentarios de Twitter después
de este incidente publicitado a nivel nacional encontró que aquellos que ofrecen la simpatía
construido víctima de Janay mediante el reconocimiento de la dinámica más amplia que podría estar
en juego, tales como los efectos psicológicos del síndrome de IPV y mujeres maltratadas. Aquellos
culpar a Janay indicaron que creían que estaba con Ray únicamente por motivos económicos,
cuestionado su cordura, y más. Los autores analizaron estos comentarios dentro de una perspectiva
de trabajo moralidad que indica que las mujeres que se quedan en relaciones abusivas tienden a
“ocupar una posición moralmente ambigua” (Davis & Love, 2018, p. 13), donde ambos pueden ser
simpatizaban con y culparon. Este caso indica la forma en que la culpabilidad y las razones de la
construcción de las víctimas para permanecer en una relación abusiva en ciertas formas provoca la
simpatía o la culpa.

El construccionismo social se ha aplicado a contextos no occidentales, así, y relevante para el


presente estudio, se ha utilizado en el contexto chino (Tang, Wong, y Cheung, 2002). Tang y sus
colegas realizaron grupos de enfoque a través de tres sociedades chinas (Beijing, Hong Kong y
Taiwán) y se evalúan en qué medida respaldaron sus respuestas a los socialmente construido y culpar
a la víctima creencias que las mujeres les gustaba el dolor, que los hombres que abusaron están
“enfermos”, y que las mujeres provocan la violencia de los hombres. Los autores encontraron que las
tres sociedades suyas las creencias que hay algo patológicamente
10 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

mal con los hombres que abusan de sus esposas y que las mujeres provocan la violencia de su marido. Por
ejemplo, algunos participantes estimaron que los hombres que estaban preocupados por los problemas
financieros o trabajan estrés eran más susceptibles a golpear a su esposa si ella estaba molesta o no llevar a
cabo sus funciones hasta su expectativa (por ejemplo, hacer una buena cena; Tang, Wong, y Cheung, 2002).
En general, una construcción social de los problemas sociales marco se puede utilizar para ayudar a explicar
por qué ciertos factores predicen las percepciones de por qué las mujeres permanecen en relaciones
abusivas.

Método

Proyecto de Investigación y Sitios

Este estudio examina un fenómeno diferente de publicaciones anteriores utilizando el mismo


conjunto de datos (ver L. Li et al, 2017;.. Lin et al, 2016; Wu et al.,
2013). Los datos utilizados en este estudio fueron parte del Proyecto Internacional de las actitudes hacia
la justicia penal (IPACJ). IPACJ era un proyecto de colaboración que recoge los datos en varias
universidades chinas y estadounidenses. El propósito principal de la IPACJ era producir estudios
comparativos sobre las actitudes del público hacia y experiencias con el delito y la justicia penal.

Los datos específicos utilizados fueron reunidos en el otoño de 2009 de dos universidades chinas
con cada uno situado en Beijing y Hong Kong, respectivamente, y dos universidades de Estados Unidos
que se encuentra en Detroit, Michigan, y Newark, Delaware. Estos lugares fueron elegidos para reflejar
las posibles diferencias culturales entre los países y las diferencias regionales dentro de los países, y
cada universidad fue elegido basado en la comodidad y accesibilidad para el equipo de investigación.

Las dos universidades chinas son ambos, escuelas públicas de nivel nacional. Con una historia de más de
100 años, la Universidad de Pekín es una de las universidades más antiguas de China. En 2009, la universidad
proporciona el 95 de doctorado, 157 de maestría y 55 programas de licenciatura a una población estudiantil de
aproximadamente 20.000 en su mayoría procedentes de todo el país. Los estudiantes fueron admitidos en la
universidad, según los puntajes de la prueba de acceso a la universidad altamente competitivo. En comparación
con las universidades de Estados Unidos, esta universidad china tiene una tasa de matrícula muy baja, por lo
que es mucho más asequible para los estudiantes con bajos ingresos familiares. La universidad de Hong Kong
tiene una historia relativamente corta pero rápida expansión experimentada desde los años 1980. En 2009, la
universidad ofreció 140 estudiantes, graduados, y programas de grado asociado a un alumnado de
aproximadamente 20.000. La mayoría de sus estudiantes eran chinos residentes locales de todas las clases
sociales y aproximadamente el 9% eran estudiantes no locales compuestas principalmente por China
continental desde diferentes zonas del país.
Pugh et al. 11

La primera universidad de Estados Unidos es un gran tamaño, universidad pública de nivel nacional se
encuentra en una pequeña ciudad universitaria en la zona del Atlántico medio. Con una historia de más de 250
años, la universidad ofrece más de 260 programas de grado a través de una amplia gama de disciplinas y tenía
una matrícula de 21.000 en 2009, con la mayoría de sus estudiantes (61%) de los estados vecinos. Situado en
una metrópoli en un estado del medio oeste, la segunda universidad de Estados Unidos es un gran tamaño,
universidad urbana que tiene una historia de más de 140 años. La universidad ofrece más de 325 programas de
grado a una matrícula de 33.000 en 2009. La mayoría de sus estudiantes eran de la zona metropolitana y
estados vecinos.

Recolección de datos y muestras

Un cuestionario de la encuesta con aproximadamente 100 preguntas fue desarrollado por


primera vez en Inglés. Algunos artículos se medidas válidas utilizados y sugeridos por
estudios previos existentes (por ejemplo, Herbert, de plata, y Ellard, 1991; Swim, Aikin,
Hall, y Hunter, 1995), y se añadieron nuevos indicadores para reflejar el contexto único de
China y los Estados Unidos las sociedades. Dos investigadores bilingües fueron los
responsables de la traducción de la encuesta entre Inglés y chino usando el método de
traducción inversa: Un investigador bilingüe traduce la encuesta original Inglés al chino y el
otro investigador tradujo la encuesta china de nuevo a Inglés. Después de un examen de
las dos encuestas Inglés-versión de la incoherencia y el ajuste adecuado, tanto chinos
encuestas Inglés y se distribuyeron a un pequeño número de chinos y US

Con el permiso y apoyo de las cuatro universidades investigadas, todas las encuestas se
distribuyeron en las aulas y cada uno tomó aproximadamente 15 a 20 minutos para completar. Ambas
clases de iniciación y de nivel superior fueron encuestados para mejorar la representatividad de los
estudiantes que respondieron. Antes de que la encuesta comenzó, los investigadores introdujeron el
proyecto a los estudiantes, respondió a las preguntas que los estudiantes tenían, les aseguró su
participación fue totalmente voluntaria, y no participación no traería ninguna consecuencia punitiva a su
desempeño en estas clases o sus calificaciones en los cursos .

El salón de clases produce altas tasas de respuesta en las cuatro ciudades. Las universidades de Pekín y
Hong Kong tenían tasas de respuesta de 76% y 97%, respectivamente, y las tasas de respuesta de las dos
universidades de Estados Unidos fueron cada uno más del 90%. Aunque la selección al azar no se utilizó en el
proceso de muestreo, las muestras tanto de China y Estados Unidos tenían un grado razonable de congruencia
con las poblaciones de las universidades de la muestra con respecto al género de los estudiantes, edad, mayor, y
el estado de la universidad. El tamaño final de la muestra compuesta por 593 estudiantes chinos y 560
estudiantes universitarios de Estados Unidos. Las juntas de revisión institucional de cada universidad aprobó este
estudio.
12 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

medidas
Variables dependientes. Hay dos variables dependientes que evaluaron la percepción de por qué las mujeres
que son abusadas físicamente se quedaron en sus relaciones:
indefensión aprendida y cree positivamente en la relación / expresó su esperanza para el futuro ( véase la Tabla 1).
Ambos son escalas de aditivos que comprende varios elementos de tipo Likert. La Tabla 1 enumera elementos de
la encuesta específicos utilizados para la construcción de las variables dependientes. Un valor más alto de la
escala indica que los encuestados eran más propensos a creer que las mujeres permanecen en relaciones
abusivas debido a la indefensión aprendida o tener creencias positivas en la relación.

Variables independientes. Las variables independientes fueron divididos en cuatro grupos:


causas percibidas de IPV, preferencia por las respuestas a IPV, actitudes hacia los roles de género y la
violencia, y demografía. Los encuestados primer grupo medidos percepciones de causas IPV con cinco
elementos separados. Se les preguntó si estaban de acuerdo que (a) tanto IPV es causada por el
alcohol y / o drogas; (B) un montón de IPV es en realidad una reacción normal al estrés y la frustración
del día a día; (C) la mayoría de la gente que abusa de sus parejas tienen problemas mentales,
psicológicos, o de la personalidad; (D) las situaciones tensas financieros son una fuente principal del
IPV; y (e) IPV refleja la desigualdad de poder entre los socios. Para todos los artículos, las opciones de
respuesta variaron de muy en desacuerdo ( 1 a Totalmente de acuerdo ( 4).

El segundo grupo de variables independientes se indica encuestados preferencia por las respuestas a IPV. Se
pidió a los encuestados si están de acuerdo a cada uno de los cuatro siguientes tipos de respuestas que deben
desempeñar un papel importante en la respuesta a la vacuna: privada, comunitaria, sistema de justicia criminal, y profesionales
médicos y sociales. Cada uno de los tipos de respuesta fueron las escalas aditivas y constituida por varios
elementos. Un valor más alto de un tipo de respuesta indica un mayor nivel de acuerdo que este tipo de respuesta
debe desempeñar un papel importante en la respuesta a la IPV. La Tabla 1 enumera elementos de la encuesta
específicos utilizados para la creación de los cuatro tipos de respuesta a la IPV.

El tercer grupo, actitudes hacia los roles de género y la violencia basada en el género,
constaba de cuatro variables: (a) tolerancia para IPV, ( segundo) dominio masculino, ( do)
percepciones de la igualdad de género, y (d) DV como delincuencia. Estas variables fueron seleccionadas
sobre la base de estudios previos que los unían a las percepciones de DV (Sakall, 2001; Stalans y Finn,
2006). La primera variable evaluó el nivel de
tolerancia para IPV, que era una escala aditiva que comprende seis elementos de tipo Likert. Se pidió a
los encuestados si estaban de acuerdo que (a) la violencia se justifica si un socio insultos; (B) de
rebozado no es motivo para un divorcio; (C) la violencia se justifica si los tramposos socios / adultera; (D)
la sociedad debe esperar que las parejas a tener de vez en cuando peleas físicas menores; (E) un
marido puede
Pugh et al. 13

Tabla 1. La construcción de variables dependientes y la preferencia por respuestas a la VP. elementos de las encuestas

valor propio Alfa

Variables dependientes

¿Está de acuerdo mujeres permanecen en relaciones

abusivas porque: La indefensión aprendida

1.33 . 70

1. No tienen otro lugar a donde ir


2. Temen más violencia
3. Les falta confianza en sí mismo

4. Ellos son económicamente dependientes de


sus socios
Tener creencias positivas en relación 1.24 . 72

1. Ellos todavía aman a sus abusadores

2. Tienen la esperanza de que el matrimonio o


relación mejorará
3. Ellos creen que los niños necesitan a su padre
La preferencia por las respuestas a IPV

Lo siguiente debe jugar un papel importante en la respuesta


a la IPV: Privada
1.78 . 76

1. Familia de víctima
2. La familia del abusador

3. Amigos
4. Vecinos
Comunidad 2.20 . 80

1. Patrón de víctima
2. empleador del abusador
3. Los grupos de defensa de las mujeres

4. Escuela / maestros
5. Clero / iglesias
Sistema de justicia penal 6.
Toda la comunidad 1.19 . 82

1. La policía
2. La oficina del fiscal médicos y
profesionales sociales 1.17 . 82

1. la comunidad médica (enfermeras, médicos,


psicólogos)
2. servicios sociales (consejeros, sociales
trabajadores)

Nota. categorías de respuesta para todos los objetos: 1 = muy en desacuerdo, 2 = discrepar, 3 = de acuerdo, y 4 = Totalmente de
acuerdo. IPV = violencia en la pareja.
14 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

golpear a su esposa si ella no es razonable y se inicia el argumento / lucha; y (e) abusa de las mujeres tienden a
ser aquellos que no cumplen con sus responsabilidades de una esposa ( = muy en desacuerdo 1; Totalmente de
acuerdo = 4; Cronbach α = . 80). Un valor más alto de la escala de este modo indica un mayor nivel de tolerancia a
la IPV.
La segunda variable evaluada ideología dominio masculino. encuestados cuatro elementos a escala
nominal nivel de acuerdo a la ideología dominio masculino: (a) Un hijo en una familia debería fomentarse más
de hijas para ir a la universidad; (B) hay muchos puestos de trabajo en la que los hombres deben tener
preferencia sobre las mujeres; (C) un padre debería tener más autoridad que una madre cuando la crianza de
los niños; y (d) una mujer no debe esperar ir a los mismos lugares o tener la misma libertad que los hombres ( =
muy en desacuerdo 1 y Totalmente de acuerdo = 4; Cronbach α = . 68). Una puntuación más alta indica una
creencia fuerte en la dominación masculina.

La tercera variable en este grupo es percepciones de la igualdad de género; es una escala suma de tres
elementos: (a) La discriminación contra la mujer ya no es un problema en China (para los estudiantes chinos)
o Estados Unidos (para los estudiantes de los Estados Unidos), (b) la sociedad ha llegado a un punto donde
las mujeres y los hombres tienen igualdad de oportunidades para el logro; y (c) es difícil entender por qué los
grupos de mujeres siguen preocupados por las limitaciones sociales de oportunidades de las mujeres
(Cronbach α = . 69). Una puntuación más alta indica un mayor nivel de percepción de la igualdad de género en
la sociedad. La última variable en este grupo es DV como delincuencia, que era una variable ficticia y se mide a
través de un solo elemento: La violencia doméstica debe ser visto como un crimen (= 1).

Por último, un conjunto de atributos demográficos constituyó el último grupo de variables


independientes: el género, la familia de nivel socioeconómico (SES), y la zona de origen. Género fue
una variable dicotómica (Mujer = 1). SES familia era un factor de tres artículos (Cronbach α = . 67):
(a) el padre de y (b) más alto nivel de educación (analfabetismo = 1 de la madre; o título profesional
= 7), y (c) del hogar (padres) ingresos (menos de 1.000 RMB / mes para China o $ 20.000 / año
para los Estados Unidos = 1; 15.000 RMB / mes para china o $ 140.000 / año y por encima de los
Estados Unidos = 8). Los tres artículos cargados en un factor con un valor propio de 1,35 que
explica el 44% de la varianza. Finalmente, zona de origen fue una variable dicotómica con
originalmente de un área urbana = 1 o un área no urbana = 0.

Diagnósticos de colinealidad mostraron que no hay dos variables independientes están altamente
correlacionados entre sí y todos los factores de inflación de la varianza (IVFs) fueron inferiores a 3, que
es menor que el límite generalmente aceptado de 10 (Neter, Kutner, Nachtsheim, y Wasserman, 1996 ).

Estrategia analítica

El presente estudio se utilizó bivariado y multivariado para hacer frente a las cuatro preguntas de
investigación. Las estadísticas descriptivas y análisis bivariante de
Pugh et al. 15

Tabla 2 eran para abordar RQ1 y RQ2, que se refería a si o no


estudiantes universitarios chinos de Estados Unidos y diferían en sus percepciones en cuanto a por qué las
mujeres permanecen en relaciones de abuso físico y sobre los factores (por ejemplo, causas percibidas de
IPV), evaluados en este estudio, que la percepción de influencia de por qué las mujeres se quedan. El análisis
multivariado en la Tabla 3 se dirigió PI3, que evalúa qué factores influyen en la percepción de que las mujeres
permanecen en relaciones abusivas físicamente a causa de indefensión aprendida y si estos factores fueron
diferentes entre los estudiantes universitarios chinos y estadounidenses. Por último, el análisis multivariado en
la Tabla 4 abordado PI4, que evalúa qué factores influyen en la percepción de que las mujeres permanecen
en relaciones abusivas físicamente a causa de la esperanza expresada en el futuro y si estos factores fueron
diferentes entre los estudiantes universitarios chinos y estadounidenses.

La tabla 2 enumera los estadísticos descriptivos de la muestra en su conjunto (1153) y por separado para el

chino (593) y estudiantes universitarios de Estados Unidos (560). comparación de medias para todas las variables

derivadas de muestras independientes t las pruebas se presentan en la Tabla 2. Este Z- Se realizó un ensayo para

evaluar si los estudiantes universitarios chinos y los Estados Unidos diferían, estadísticamente, en sus niveles de

percepción de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas (las dos variables dependientes) y en las

variables independientes. En estos análisis, los estudiantes chinos fueron tratados como un grupo de referencia

para comparar con los estudiantes universitarios de Estados Unidos. A continuación, las Tablas 3 y 4 informaron de

los resultados de mínimos cuadrados ordinarios (MCO) regresiones. Tres regresiones se realizaron para toda la

muestra, y por separado para chino y

estudiantes de Estados Unidos en cada variable dependiente. La Tabla 3 muestra los resultados para las
primeras variables dependientes-mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión aprendida,
y la Tabla 4 muestra los resultados de la segunda mujer variable dependientes permanecen en relaciones
abusivas debido a las creencias positivas en la relación / esperanza para el futuro. En ambas tablas 3 y 4, Z- los
valores (Paternoster, Brame, Mazerolle, y Piquero, 1998) se incluyen para ilustrar si los efectos de todas las
variables independientes sobre las variables dependientes fueron estadísticamente diferentes entre los
estudiantes universitarios chinos y estadounidenses. Se realizaron todos los análisis utilizando Stata 13.

resultados

Las percepciones de por qué las mujeres permanecen en relaciones


Abusivo por país

Como se muestra en la Tabla 2, las muestras independientes t Las pruebas mostraron que los encuestados

estadounidenses tuvieron una mayor nivel de comprensión de por qué las mujeres permanecen en relaciones

abusivas físicamente que los encuestados chinos: En comparación con sus homólogos chinos, los estudiantes de

los Estados Unidos eran mucho más propensos a creer que las mujeres permanecen en relaciones físicamente

impertinentes por
Tabla 2. Estadística descriptiva y análisis bivariante de las variables en el análisis por la muestra entera, chino y estadounidense.

dieciséis
Todo ( N = 1153) China ( N = 593) ESTADOS UNIDOS ( N = 560)

Variable METRO Dakota del Sur Mínimo máximo METRO Dakota del Sur Mínimo máximo METRO Dakota del Sur Mínimo máximo Z Prueba

Variable dependiente

Indefensión aprendida 12,04 2,04 4 dieciséis 11,31 1,88 4 dieciséis 12,82 1,92 4 dieciséis 14.01 ***
Tener creencias positivas en la 9,47 1,47 3 12 9,04 1,32 3 12 9,94 1,47 3 12 1,67 ***
relación
Variables independientes

causas percibidas de IPV

Causada por drogas / alcohol 2,80 0,72 1 4 2,63 0,69 1 4 2,99 0,71 1 4 8,66 ***
Causado por el estrés diario / frustración 2,23 0,84 1 4 2,49 0,76 1 4 1,96 0,83 1 4 -12,32 ***
Causado por psych / problema 2,84 0,74 1 4 2,83 0,72 1 4 2,85 0,76 1 4 0.18
mental / personalidad

Causado por el estrés financiero 2,45 0,69 1 4 2,32 0,67 1 4 2,59 0,67 1 4 7.1 ***
Causado por la desigualdad de poder 2,76 0,73 1 4 2,76 0,70 1 4 2,76 0,76 1 4 0.21
La preferencia por las respuestas a IPV

Privado 11,65 2,32 4 dieciséis 11,35 2,14 4 dieciséis 11,97 2,46 4 dieciséis 5.11 ***
Comunidad 15,18 3,45 6 24 15,16 2,82 6 24 15.19 4.01 6 24 0.57
Sistema de justicia criminal 6,00 1,45 2 8 5,39 1,33 2 8 6,64 1,29 2 8 17.17 ***
Los profesionales médicos y sociales 6,45 1,26 2 8 6,28 1,23 2 8 6,63 1,26 2 8 5,62 ***
Actitud hacia el rol de género y la violencia

Tolerancia para IPV 1,07 2,98 6 24 1,87 2,84 6 20 9,23 2,90 6 24 -9.9 ***
ideología dominio masculino 5,93 1,84 3 12 6,58 1,61 3 12 5,24 1,81 3 12 -14,27 ***
La percepción de la igualdad de género 6,56 1,78 3 12 7,08 1,72 3 12 6,01 1,67 3 11 -11,24 ***
DV como delincuencia 0,88 0,32 0 1 0,82 0,38 0 1 0,94 0,23 0 1 7.2 ***
Demografía
Género 0,65 0,48 0 1 0,68 0,47 0 1 0,62 0,49 0 1 -1.81
SES 0.95 -0.02 -2.35 1.60 0,84 -0,53 -2.35 1.57 0,52 0,73 -2.13 1.60 23.79 ***
Originalmente de zona urbana 0,39 0,49 0 1 0,59 0,49 0 1 0,18 0,38 0 1 -16,39 ***

Nota. IPV = violencia en la pareja; DV = violencia doméstica; SES = estatus socioeconómico.


* * * p < . 001.
Tabla 3. La regresión multivariante para creer que las mujeres maltratadas físicamente por sus parejas estancia, porque de indefensión aprendida.

Todo ( N = 1153) China ( n = 593) ESTADOS UNIDOS ( n = 560)


z Valor por diferencia entre los coeficientes un Las
Variables Beta SE Beta SE Beta SE muestras de China y Estados Unidos

causas percibidas de IPV causadas por

drogas / alcohol . 07 * . 08 . 02 . 11 . 07 . 11 -0.32


Causado por el estrés diario / frustración -.03 . 07 . 03 . 10 -.01 . 10 0.30
Causado por psych / problema mental / personalidad -.01 . 08 -.03 . 11 . 06 . 10 -0.58
Causado por el estrés financiero . 10 *** . 08 . 04 . 12 . 08 . 12 -0.20
Causado por la desigualdad de poder . 11 *** . 08 . 14 ** . 11 . 13 ** . 10 0.10
La preferencia por las respuestas a IPV

Privado -.01 . 03 -.09 * . 04 . 04 . 04 -2,47 *


Comunidad -.03 . 02 . 04 . 03 -.08 . 02 3,23 **
Sistema de justicia criminal . 24 *** . 04 . 18 *** . 06 . 17 *** . 07 0.09
Los profesionales médicos y sociales . 18 *** . 05 . 21 *** . 07 . 17 *** . 07 0.30
Actitud hacia el rol de género y la tolerancia para la

violencia IPV -.08 * . 02 -.16 *** . 03 . 03 . 03 -4,58 ***


ideología dominio masculino -.05 . 04 . 06 . 05 .10 * . 05 2.11 *

La percepción de la igualdad de género -.04 . 03 . 02 . 05 -.09 . 05 1.55


DV como delincuencia -.02 . 17 . 00 . 20 -.09 ** . 34 0.22
Demografía
Género . 03 . 12 . 07 .dieciséis . 05 . 17 0.10
SES . 03 . 06 -.09 ** . 09 -.05 . 11 -0.28
Originalmente de zona urbana -.05 . 11 . 04 . 15 -.03 . 21 0.31
R2 . 25 . 19 .dieciséis

Nota. IPV = violencia en la pareja; DV = violencia doméstica; SES = estatus socioeconómico.


un Calculado sobre la base de la siguiente ecuación: z = cama y desayuno
1
- 2
/ ( 12
SE segundo
+ SE segundo
22 ) (Paternoster, Brame, Mazerolle, y Piquero, 1998).
* p < . 05. ** pag < . 01. *** p < . 001.

17
18
Tabla 4. La regresión multivariante para creer que las mujeres maltratadas físicamente por sus parejas estancia, porque de tener creencias positivas en la relación.

Todo ( N = 1153) China ( n = 593) ESTADOS UNIDOS ( n = 560)


z Valor por diferencia entre los coeficientes un Las
Variables Beta SE Beta SE Beta SE muestras de China y Estados Unidos

causas percibidas de IPV causadas por

drogas / alcohol . 05 . 06 -.01 . 08 . 07 . 09 -0.63


Causado por el estrés diario / frustración -.01 . 05 . 07 . 08 -.01 . 07 0.75
Causado por psych / problema mental / personalidad . 04 . 06 . 04 . 08 . 08 * . 08 -0.39
Causado por el estrés financiero . 06 * . 06 -.01 . 09 . 06 . 09 -0.61
Causado por la desigualdad de poder . 06 * . 06 . 00 . 08 . 13 ** . 08 -1.13
La preferencia por las respuestas a IPV

Privado . 08 * . 02 . 06 . 03 . 09 . 03 -0.64
Comunidad -.09 ** . 01 -.09 . 02 .10 ** . 02 0.50
Sistema de justicia criminal .dieciséis*** . 03 . 12 ** . 04 . 08 . 05 0.62
Los profesionales médicos y sociales . 17 *** . 04 . 15** . 05 . 17 *** . 06 -0.23
Actitud hacia el rol de género y la tolerancia para la

violencia IPV -.12 *** . 02 -.13 ** . 02 -.12 * . 02 -0.34


ideología dominio masculino -.03 . 03 -.01 . 04 . 00 . 04 -0.29
La percepción de la igualdad de género -.06 . 03 . 08 . 03 -.12 ** . 04 3,81 ***
DV como delincuencia . 01 . 13 . 10 * . 15 .10 * . 25 0.69
Demografía
Género . 01 . 09 . 01 . 12 . 06 . 13 -0.25
SES . 02 . 05 -.05 . 07 . 02 . 08 -0.71
Originalmente de zona urbana -.01 . 08 -.04 . 11 . 15*** .dieciséis -1.00
R2 . 18 . 11 . 18

Nota. IPV = violencia en la pareja; DV = violencia doméstica; SES = estatus socioeconómico.


un Calculado sobre la base de la siguiente ecuación: z = cama y desayuno
1
- 2
/ ( 12
SE segundo
+ SE segundo
22 ) (Paternoster, Brame, Mazerolle, y Piquero, 1998).
* p < . 05. ** pag < . 01. *** p < . 001.
Pugh et al. 19

de indefensión aprendida y creer positivamente en la relación del / expresó su esperanza para el futuro. Esto refleja

la respuesta de Estados Unidos más comprensivo de los estudiantes universitarios a las víctimas de maltrato.

Similitudes y diferencias por país sobre los factores que influyen Por qué las
mujeres permanecen en relaciones Abusivo

Con la excepción de dos causas percibidas de la violencia física (causada por la psicológica problema mental / /

personalidad y la desigualdad de poder) y el género, los estudiantes universitarios chinos y estadounidenses

difieren significativamente en todos los predictores de por qué las mujeres permanecen en relaciones físicamente

abusivas. En concreto, los estudiantes universitarios de Estados Unidos eran más propensos a creer que IPV fue

causado por el alcohol y / o drogas y el estrés financiero, pero menos propensos a creer que IPV fue sólo una

reacción normal al estrés diario y la frustración, en comparación con sus homólogos chinos. estudiantes

universitarios de Estados Unidos también eran más propensos a aceptar que una respuesta privada, el sistema de

justicia criminal y los profesionales médicos y sociales deben desempeñar un papel importante en la respuesta a la

IPV, en comparación con sus homólogos chinos. encuestados chinos tenían un mayor nivel de tolerancia para IPV,

una ideología más fuerte de la dominación masculina, y se percibe mayor igualdad de género en sus sociedades, en

comparación con sus homólogos de Estados Unidos. Una proporción considerablemente menor de estudiantes

chinos que los estudiantes de Estados Unidos informó percibir DV como un crimen. Entre las características

demográficas, el SES promedio de estudiantes de Estados Unidos fue mayor que la de los estudiantes chinos, y

una mayor proporción de estudiantes chinos vino originalmente de una zona urbana.

La indefensión aprendida percibido como una razón Las mujeres permanecen en


relaciones Abusivo

La Tabla 3 presenta las regresiones OLS para indefensión aprendida como una razón percibida por qué las
mujeres permanecen en relaciones abusivas. En toda la muestra, los encuestados que creían IPV es causada
por drogas / problema con el alcohol, el estrés financiero, o de poder desigual; quienes coincidieron en que el
sistema de justicia criminal y los profesionales médicos sociales deben desempeñar un papel importante en la
respuesta al IPV; y que tenían un menor nivel de tolerancia para el IPV y la ideología dominio masculino eran
más propensos a creer que las mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión aprendida.

En la muestra china, en la creencia de que los sistemas de apoyo privado debe desempeñar un papel

importante en la respuesta a la IPV, la tolerancia para IPV, y SES encuestados mostraron un efecto en la creencia

de que las mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión aprendida. Masculina ideología

dominante y la creencia de que DV es un crimen surgieron como predictores en la muestra de Estados Unidos. En

ambas muestras,
20 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

percibir IPV como la causada por la desigualdad de poder y la creencia de que el sistema de justicia criminal o

profesionales médicos y sociales deben ser una respuesta importante a la VPI, fueron predictores robustos sobre la

creencia de que las mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión aprendida.

Para explorar la diferencia entre los países, los resultados de regresión OLS por país
también se presentan en la Tabla 3. Con respecto a las causas percibidas de IPV, Z- valores
asociados a los correspondientes coeficientes indican que los siguientes efectos fueron en
direcciones opuestas a través de los dos países: de acuerdo en que la respuesta privada y
comunitaria debe desempeñar un papel importante en la respuesta a la IPV, la tolerancia para
IPV, y la ideología dominio masculino. En concreto, los estudiantes chinos desaprobados pero
los estudiantes universitarios de Estados Unidos aprobaron privada como una respuesta
importante a la VPI, y los estudiantes chinos de acuerdo, pero los estudiantes universitarios
de Estados Unidos opuesta comunidad como una respuesta importante a la IPV. El nivel de
tolerancia para el IPV impactado negativamente la percepción de que las mujeres
permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión aprendida en la muestra china,
pero estaba relacionada positivamente con la muestra en los Estados Unidos,

Las creencias positivas en la relación / expresó su esperanza para el futuro percibido


como una razón Las mujeres permanecen en relaciones Abusivo

La Tabla 4 presenta las regresiones OLS para las creencias positivas en las relaciones / expresó su esperanza para

el futuro como una razón percibida por qué las mujeres permanecen en relaciones físicamente abusivas. En toda la

muestra, en la creencia de que la IPV es causada por el estrés financiero y la desigualdad de poder, los cuatro tipos

de respuestas a IPV, la tolerancia para IPV, y la ideología dominio masculino influyeron en la percepción de que las

mujeres permanecen en relaciones abusivas porque expresaban la esperanza para el futuro.

Por otra parte, los estudiantes chinos que prefirieron el sistema de justicia criminal o profesionales médicos y
sociales como una respuesta importante a la VPI y que creían DV es un crimen eran más propensos a apoyar
que las mujeres permanecer en relaciones abusivas porque tienen creencias positivas en la relación. Ambos
encuestados estadounidenses y chinos con un alto nivel de tolerancia a la IPV fueron menos propensos a creer
que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque expresaban la esperanza para el futuro. estudiantes
universitarios de Estados Unidos que creían que el IPV es causada por problemas mentales / psicológico /
personalidad o poder desigual y que prefirió la comunidad o profesionales médicos y sociales como una
respuesta importante a la VPI eran más propensos a creer que las mujeres permanecen en relaciones abusivas
porque expresaban la esperanza de el futuro. estudiantes universitarios de Estados Unidos que percibían mayor
Pugh et al. 21

la igualdad de género en la sociedad, apoyó la creencia de que DV es un crimen, y vino de zona urbana eran
menos propensos a creer que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque expresaban la
esperanza para el futuro.
Tabla 4 también mostró la Z- valores asociados con los coeficientes correspondientes a través de las muestras
de China y Estados Unidos. La percepción de la igualdad de género en la sociedad mostró efectos opuestos en
estas dos muestras; mayores niveles de igualdad de género percibida, para los estudiantes chinos, se asoció con
ser más propensos a percibir que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque expresaban la esperanza
en el futuro, pero para los estudiantes de los Estados Unidos, la percepción de la igualdad de género tenido el
efecto contrario.

Discusión
Este estudio representa uno de los primeros intentos para examinar empíricamente la
percepción del público hacia qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas y
para comparar y diferencias de contraste en estas percepciones entre los estudiantes
universitarios chinos y estadounidenses. Los datos sobre los estudiantes universitarios
de dos dos universidades de Estados Unidos chino y también se utilizaron para evaluar
en qué medida las creencias en diferentes causas de IPV, la preferencia por las
respuestas (formales e informales) a IPV, las actitudes hacia los roles de género y la
violencia, y las características demográficas predijo dos razones por qué las mujeres
permanecen en relaciones de abuso físico: indefensión aprendida o tener creencias
positivas en la relación / expresó su esperanza para el futuro. Estos predictores fueron
evaluados en general entre todos los estudiantes universitarios y por separado para
determinar las diferencias entre los estudiantes universitarios chinos y
estadounidenses.

En este artículo se evalúa la percepción de dos razones por las que las mujeres permanecen en
relaciones abusivas en el marco del construccionismo social. De acuerdo con Loseke (2003), el primer
paso para la celebración de simpatía por las mujeres en relaciones abusivas es verlos como alguien
que no merecen daño y no voluntariamente contribuir a su abuso; que son vistos ya sea como alguien
que está en esa situación por razones nobles o por razones fuera de su control. Por el contrario, las
víctimas que se considere que contribuyen al abuso de alguna manera, como el inicio de la relación
con una persona abusiva, en primer lugar, lo que provocó el abuso mediante la intensificación de la
raya, o tener la posibilidad de dejar, pero que queda en el relación, será visto como la culpa digna.
22 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

En nuestro artículo, indefensión aprendida constaba de cuatro elementos: no tienen ningún lugar
a donde ir, el miedo a una mayor violencia, carecen de confianza en sí mismo, y dependen
económicamente de los socios. La otra razón evaluada por qué las mujeres permanecen en
relaciones abusivas, tener creencias positivas en la relación / expresó su esperanza para el futuro, compuesto
por tres elementos: todavía aman a sus parejas, esperan que el matrimonio o relación mejorarán, y
hijos creyentes necesitan a su padre. Si el público percibe que tales elementos se reflejan en estas
situaciones, el público puede obtener un mayor simpatía por la víctima. Por ejemplo, en la creencia
de que las mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión aprendida infiere
que estas mujeres no tenían más remedio que hacerlo, mientras que la esperanza que expresa en el
futuro podría ser percibida como una causa noble y cuando estén dispuestos a sacrificarse y
quedarse por el bien de la relación y / o familiar (Davis & Love, 2018). Por lo tanto, se procedió a la
suposición de que las puntuaciones más altas en estas dos escalas indican un mayor nivel de
simpatía y comprensión de por qué las mujeres permanecen en situaciones de abuso.

En primer lugar, en la investigación de nuestra primera pregunta de investigación, se encontró que los

estudiantes universitarios chinos y estadounidenses difieren en su percepción de por qué las mujeres permanecen

en relaciones abusivas, con los Estados Unidos los estudiantes universitarios que informaron puntuaciones más

altas en su percepción de que las mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la impotencia y aprendido

tener creencias positivas en la relación / expresó su esperanza para el futuro en comparación con los estudiantes

chinos. En otras palabras, en nuestro estudio, en comparación con los estudiantes chinos, los estudiantes de los

Estados Unidos eran más simpatía hacia qué las mujeres podrían permanecer en relaciones abusivas. Esto es

similar a investigaciones anteriores que han encontrado que en China, los individuos eran propensos a culpar a las

mujeres en relaciones abusivas (Tang, Wong, y Cheung,

2002) y más que sus homólogos de EE.UU. (Nguyen et al., 2013). Nuestra segunda pregunta de investigación

investigó Estados Unidos y creencias de los estudiantes universitarios chinos de los factores (por ejemplo, la

preferencia por las respuestas a IPV), evaluados en este estudio, que la percepción de influencia de por qué las

mujeres permanecen en relaciones físicamente abusivas. Estos análisis indicaron que Estados Unidos y los

estudiantes chinos diferían en muchos de estos factores. Por ejemplo, los estudiantes de los Estados Unidos en

comparación con sus homólogos chinos eran menos propensos a apoyar la ideología dominación masculina, más

de acuerdo con tener una respuesta de la justicia criminal para IPV, y menos probabilidades de acuerdo en que la

IPV es causada por el estrés o la frustración diaria.

En la investigación de los factores globales, independientemente de su ubicación geográfica, que la


percepción de influencia de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas, relativa a nuestras preguntas
segunda y tercera investigación, hemos encontrado algunas similitudes en los factores de predicción indefensión
aprendida y creencias positivas en la relación / expresaron su esperanza para el futuro. Creyendo que IPV fue
causado por el estrés financiero predijeron las puntuaciones más altas, o una respuesta más simpático, a
Pugh et al. 23

por qué las mujeres permanecen basan en estas dos razones. Percibiendo IPV como causadas por el estrés
financiero, puede provocar respuestas más simpático, ya que podría estar relacionado con la sensación de que las
mujeres permanecer en estas relaciones por razones económicas (Anderson & Saunders, 2003) y no tienen más
remedio que quedarse (Loseke,
1992, 2003). Esto también podría estar relacionado con la percepción de que las mujeres permanecer en
estas relaciones porque tienen esperanza en el futuro, porque los estudiantes universitarios podrían pensar
que el abuso es temporal y desaparecerán una vez que ya no hay presión financiera (Schwab-Reese,
PEEK- Asa, y Parker, 2016; Tang, Wong, y Cheung, 2002).

La creencia de que el sistema de justicia criminal y servicios médicos / sociales deben responder a IPV
también predijo una puntuación más alta entre las dos razones por las que las mujeres permanecen en
relaciones abusivas evaluados en este estudio. Percibiendo IPV como un problema social en el que las entidades
formales deben intervenir sugiere que los encuestados podrían ver a las mujeres que experimentan IPV como
permanecer en estas relaciones, ya que necesitan ayuda externa y formal a dejarlos. Aquellos que informaron de
una mayor tolerancia a la IPV mostraron puntuaciones más bajas en ambas de las dos razones evaluadas por
qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas.

Como parte de nuestros dos cuestiones tercera y cuarta de investigación, investigamos qué
conjunto de predictores mostró efectos similares y diferentes sobre la percepción de las dos razones
por las que las mujeres permanecen en relaciones abusivas los chinos y de la universidad
estadounidense de los estudiantes. Tanto para los estudiantes chinos y estadounidenses, creyendo
que la IPV es causada por la desigualdad de poder predecir las puntuaciones más altas en la
percepción de que las mujeres permanecen en relaciones abusivas debido a la indefensión
aprendida, pero esto fue significativo sólo para los estudiantes de los Estados Unidos en la predicción
de que las mujeres se mantienen debido a la esperanza expresada por la futuro. Sostiene que la IPV
es causada por la desigualdad de poder, permite un enfoque más comprensivo con las víctimas de
maltrato. Los autores especulan que si la relación fue visto como más iguales,

Sólo para estudiantes de Estados Unidos, percibiendo IPV que es causada por un
problema / psicológico / mental de la personalidad estaba relacionado con las puntuaciones
más altas en la percepción de que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque
expresan la esperanza para el futuro. Tal vez, estos estudiantes perciben que las
relaciones abusivas causadas por una psicológica problema mental / / personalidad
finalmente conseguir mejor una vez que el problema se aborda, llevándolos a ser más
favorable a las mujeres que permanecen en relaciones abusivas porque expresan la
esperanza de que la relación va a mejorar. La percepción de que la VP es causada por un
problema de personalidad / mentales / psicológicos también elimina la responsabilidad por
el abuso de la víctima, lo que permite una respuesta más simpático (Loseke, 2003).
24 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

podría estar relacionado con el hecho de que los individuos en China, en comparación con individuos de
otras naciones, tienen menores niveles de conocimiento sobre la salud mental, ya que son mucho menos
propensos a reconocer las enfermedades mentales como la depresión y la esquizofrenia temprana (DFK
Wong et al., 2017). Por el contrario, Tang, Wong, y Cheung (2002) encontró que muchos de sus
participantes en los grupos de enfoque creían que los hombres que abusan de sus esposas estaban
patológicamente enfermo y que había algo mal con ellos. Esto se debe examinar más a fondo en los
estudios futuros.

Prefiriendo una respuesta de la justicia penal a más IPV también predijo mayores
puntuaciones en la escala de indefensión aprendida por qué las mujeres permanecen
en relaciones abusivas entre ambos estudiantes universitarios chinos y
estadounidenses; Sin embargo, sólo se predijo puntuaciones más altas en la
esperanza expresada por el futuro escala para la muestra china. Esto se relaciona con
la investigación previa sobre los estudiantes universitarios estadounidenses que
encontraron que preferían una respuesta de la justicia penal a la VPI (JC Li et al.,
2013), mientras que se encontraron los estudiantes chinos no preferir una respuesta de
la policía a la VPI (JC Li et al. , 2013; Wu et al., 2013). La investigación ha sugerido
que las víctimas de IPV en China tienden sólo para ir a la policía, en los casos más
extremos (Tang y Lai, 2008). Por lo tanto,

Prefiriendo una respuesta privada a IPV, sólo para la muestra china, se asoció con menores
puntuaciones en la escala de indefensión aprendida. Prefiriendo una respuesta privada a IPV puede
estar asociada con menores puntuaciones en la escala de indefensión aprendida entre los encuestados
chinos porque no pueden creer que la IPV es problemático, sino más bien una parte natural de la mujer
sumisión y la dominación masculina en el hogar y por lo tanto debe ser una privada emitir y tratado en la
familia (Chan, 2000; Tang, Cheung, et al., 2002, Tang y Lai, 2008; Tang, Wong, y Cheung, 2002). Por
ejemplo, Loke y sus colegas (2012) encontraron que los profesionales de la medicina, incluyendo
enfermeras y los médicos tienen un entendimiento de que IPV-cuestiones son cuestiones privadas como
IPV a menudo implica lesiones físicas y enfermedades mentales que deben ser tratados dentro de la
familia y no ser reveladas a los de afuera de la víctima. Los encuestados que prefieren que la IPV se
debe responder a la comunidad (por ejemplo, los empleadores, las escuelas / profesores) predijeron una
menor puntuación en la escala de expresar la esperanza para el futuro como una razón las mujeres
permanecen en relaciones abusivas sólo encuestados en Estados Unidos. Estas respuestas pueden
tener la creencia de que si la comunidad debe responder a IPV, a continuación, las víctimas serían
menos propensos a permanecer en relaciones abusivas porque expresan la esperanza para el futuro, ya
que no tendría que permanecer en la relación por el bien de la familia o de la relación si tenían un
amplio apoyo comunitario. Además, si
Pugh et al. 25

los encuestados percibe que la comunidad debe y puede responder a las víctimas de IPV,
entonces es probable que la culpa de permanecer en relaciones abusivas en lugar de buscar
ayuda (Loseke, 2003).
Tanto los Estados Unidos y los encuestados chinos que informó de una mayor tolerancia a la IPV obtuvieron
calificaciones más bajas en la escala que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque expresaban la
esperanza en el futuro. Sin embargo, por la indefensión aprendida, sólo los chinos encuestados que informaron
una mayor tolerancia para el IPV a cabo percepciones menos comprensivo de por qué las mujeres permanecen
en relaciones abusivas. Esto sugiere que los estudiantes chinos eran más propensos a sentirse tolerante con
IPV y menos favorable a las mujeres que se alojen en las relaciones abusivas independientemente de la razón
percibida (es decir, impotente frente a la esperanza). La investigación ha encontrado que las personas ubicadas
en tres zonas diferentes en China informaron que los hombres son justificados en abusar de su esposa porque
provocado o merecía el abuso (Loseke, 2003; Tang, Wong, y Cheung, 2002). Estas creencias se asocian con
las percepciones menos comprensivo en cuanto a por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas, ya
que atribuyen menos responsabilidad al autor, y más responsabilidad de la víctima (Loseke, 2003). También
podría deberse a que es poco probable que reconocer que la violencia física, incluso se debe considerar el
abuso en el primer lugar (Tang y Lai, 2008).

estudiantes de Estados Unidos sólo se exhiben menores puntuaciones en la escala que las mujeres se quedan en

relaciones abusivas porque expresan esperanza en el futuro cuando perciben mayores niveles de
igualdad de género. Por lo tanto, cuando los encuestados estadounidenses eran más propensos a creer
que las mujeres en la sociedad mantienen una posición de igualdad en la sociedad, que son menos
propensos a creer que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque aman a su agresor, la
esperanza de que va a mejorar, o aprueba la creencia de que los niños necesitan a su padre. Tal vez,
creen que si las mujeres son más iguales, serían más capaces y capacitados para dejar una relación que
es perjudicial para ellos (Wall, 2014). Creer que son iguales que también sugieren que los encuestados
podrían creer que pudiera salir, pero no sale, lo que lleva a las atribuciones de culpa (Loseke, 2003).

estudiantes de Estados Unidos informaron fuerte ideología dominio masculino se asociaron

con tener puntuaciones más bajas en la escala de indefensión aprendida. Informes niveles más altos de la ideología

dominio masculino y menores niveles de simpatía por las mujeres que se quedan en relaciones abusivas podría

considerarse contrario a la intuición de que si los hombres eran más dominante, entonces se deben considerar a las

mujeres más impotente y carecen de culpabilidad por abuso y para permanecer en una relación abusiva (Loseke,

2003). Se evaluó la dominación masculina en este estudio como perteneciente a las ideas que los hombres deben

tener poder sobre las mujeres y que las mujeres no debemos esperar a tener la misma libertad, puestos de trabajo,

y la autoridad que los hombres. En este sentido, los encuestados respaldan la creencia en la ideología dominación

masculina no pueden percibir a las mujeres que se alojen en estas relaciones como impotente, sino más bien como

cómplices debido
26 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

a su condición de inferioridad y su deber como esposa y renderizar las mujeres poco probable que reciba
simpatía y comprensión (Loseke, 2003). Al tiempo que apoyaba la creencia de que la IPV es causada por la
desigualdad de poder se asoció con una percepción más simpáticos de las mujeres que se alojen en las
relaciones abusivas, los encuestados reconocen que como poder desigual, por lo tanto, problematizando la
distribución del poder, mientras que refrendar el dominio masculino promueve una distribución de poder que
favorece a los hombres .

estudiantes de Estados Unidos que vieron que DV es un crimen anotó menor tanto en el
indefensión aprendida y expresó esperanza para las futuras escalas. Viendo el DV como un crimen puede
conducir a niveles más bajos de la simpatía que los encuestados estadounidenses podrían creen que
debido a DV es reconocido como un crimen, las mujeres con facilidad, deben ser capaces de buscar
ayuda y que no son impotentes en permanecer en relaciones abusivas (Loseke, 2003) . Por el contrario,
los estudiantes chinos informan que ellos perciben como un crimen DV puntuaron más alto en la escala
que las mujeres permanecen en relaciones abusivas porque expresan la esperanza para el futuro.
encuestados chinos pueden creer que a pesar de DV es un crimen, que históricamente no ha sido
reconocido como tal (Tang y Lai, 2008) y las mujeres en relaciones abusivas puede mantenerse, ya que
siguen siendo víctimas de la violencia por el bien de la familia y / o la relación (Liu y Chan, 1999; Loseke,
2003; Tang, Wong, y Cheung, 2002; Tiwari et al.

Sólo se encontraron dos características demográficas ser predictores fuertes; Los estudiantes chinos que

informaron de un SES más alto, obtuvieron puntuaciones más bajas en la escala de indefensión aprendida, mientras

que los estudiantes de los Estados Unidos de una zona urbana obtuvieron calificaciones más bajas en la esperanza

expresada por la escala futuro. Dada la limitada investigación sobre las actitudes IPV en China, no está claro por

qué los encuestados chinos reportan una mayor SES tendrían menores puntuaciones en la escala de indefensión
aprendida. estudiantes de Estados Unidos, país de origen de una zona urbana eran menos propensos a creer que

las mujeres permanecerían en relaciones abusivas porque expresan la esperanza para el futuro. Sin embargo,

reside en zonas urbanas pueden estar relacionadas con menos actitudes de aceptación de IPV que los que viven en

zonas rurales como la investigación internacional encontró que las mujeres que viven en zonas urbanas reportan

menores niveles de aceptación hacia IPV (BE Hayes & Boyd,

2017). Las investigaciones futuras deberían examinar cómo y por qué estos factores demográficos influyen en la

percepción de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas.

Limitaciones e investigaciones futuras

Existen varias limitaciones del estudio que debe tenerse en cuenta. En primer lugar, IPV en este
estudio sólo se refiere a la violencia física en una relación de pareja. Otras formas importantes de
IPV, como el abuso psicológico, sexual y abuso económico, no se incluyeron. Los estudios futuros
para abordar la percepción pública de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas
deben abordar
Pugh et al. 27

otras formas de abuso, ya que se han encontrado para ser tan común como el abuso físico en
una relación íntima (Offenhauer y Buchalter, 2011; Taylor y Mumford, 2014).

percepciones En segundo lugar, este estudio sólo examinó de qué mujer permanecer en relaciones abusivas.

La prevalencia de IPV contra los hombres también es alarmantemente alto (por ejemplo, Breiding et al, 2014;.

Straus, Kantor, y Moore, 1997), y los investigadores debería seguir aumentando atención académica a esta área del

IPV. Sobre todo porque la investigación ha encontrado que la percepción pública tienden a tolerar la agresión de las

mujeres contra los hombres más de la agresión de los hombres contra las mujeres (Reeves y Orpinas, 2012; RTI

International, 2012;. Simon et al, 2001; Straus et al., 1997). Los estudios futuros sobre este tema deben explorar IPV

por y contra los hombres y las mujeres e identificar los factores similares y diferentes que determinan la tolerancia

para todos los tipos de maltrato.

En tercer lugar, este artículo sólo se evaluó la percepción de los estudiantes universitarios en dos razones,
que comprendía siete puntos de la encuesta, de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas. Los
artículos cubiertos por una serie de razones documentadas en la literatura: la dependencia económica (. Anderson
y Saunders, 2003; Velonis et al, 2017), el amor de la pareja (estrellado y Loh, 2014), expresó su esperanza
(Eckstein, 2011), la presencia de los niños (Estrellado y Loh, 2014;. KV Rhodes et al, 2010), que no tiene lugar a
donde ir, y el miedo (Eckstein, 2011) (Velonis et al, 2017).. Otras razones por las que las mujeres permanecen en
relaciones abusivas, como el miedo a la estigmatización por parte de la sociedad (Loke et al, 2012;. Tonsing,
2014), el estado migratorio (Lee, 2000;. Velonis et al, 2017), la disonancia cognitiva (Dare et al, 2013;. Nicholson y
Lutz, 2017), y la edad víctima (Cheung et al, 2015;. Koepsell et al, 2006),. no se evaluaron en este estudio. Por
ejemplo, Cheung y colaboradores (2015) señalaron la importancia de incluir la edad en los estudios sobre IPV, no
sólo para estudiar más a fondo las características del abuso, sino también por su estudio de caso plantea más
razones que influyen en las razones por las que las mujeres mayores se quedan en relaciones abusivas.

En cuarto lugar, que estaba fuera del alcance del presente artículo para evaluar la diversidad intracultural e
interétnica dentro de cada nación. Esta es una limitación del presente estudio ya que esta es una importante línea
de investigación como las percepciones en cuanto a por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas
están influidos no sólo por la sociedad en general, sino también por influencias locales. En China, por ejemplo, la
investigación ha observado diferencias en la tolerancia del IPV entre Hong Kong y Pekín (L. Li et al.,

2017). Del mismo modo, dentro de los Estados Unidos hay mucha diversidad intracultural e interétnica que se
relacionan con las percepciones y respuestas a IPV. Por ejemplo, Potter (2007) y Richie (2003) indicaron que
la mayoría de las investigaciones sobre IPV examina las mujeres como un grupo racial (es decir, las mujeres
blancas), a pesar de diversas diferencias culturales entre el blanco y las mujeres afroamericanas (Stark, 2003).
Las investigaciones futuras deberían examinar las percepciones de por qué las mujeres permanecen en
relaciones abusivas entre y dentro de los países y en todos los grupos étnicos ya que estas percepciones
probable que difieren.
28 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

En quinto lugar, dada la falta de estudios sobre este tema, muchas de nuestras interpretaciones de nuestros
hallazgos son especulativas y teóricamente impulsado. Este tema de investigación tiene que seguir para ser
probado empíricamente en estudios futuros. Otros estudios deben evaluar cómo las evaluaciones de las mujeres
que se quedan en relaciones abusivas se refiere a la forma en que han respondido o cómo podrían responder a las
personas que revelan IPV a ellos. Los estudios cualitativos también deben llevarse a cabo para comprender las
experiencias de la vida, las influencias culturales y el matiz de cómo las personas perciben las mujeres que
permanecen en las relaciones físicamente abusivas.

A medida que la primera ley anti-DV entró en vigor en China el 1 de marzo de 2016, finalmente IPV se ha

identificado esto como un crimen digno de la intervención del Estado. Dado que los medios legales para luchar

contra el IPV también está ahora disponible por la ley (por ejemplo, orden de restricción), ver IPV como un crimen

legítima, tal como se encuentra en este estudio, puede contribuir a las respuestas más comprensivo con las mujeres

que se alojen en las relaciones abusivas. Los estudios futuros deben examinar los efectos de la ley anti-DV sobre

las actitudes chinas hacia IPV.

Conclusión y Recomendaciones
La comprensión de los factores que influyen en los niveles más bajos de simpatía hacia las mujeres
permanecer en una relación abusiva es útil para las prácticas de prevención e intervención. No sólo la
percepción pública de por qué las mujeres permanecen en relaciones abusivas influyen en sus propias
percepciones y acciones hacia el abuso (Baly,
2010), pero también afecta las respuestas conductuales que las víctimas recibirán si revelan sus
experiencias (Loseke, 2003). actitudes públicas que condona IPV puede desalentar a las víctimas de
buscar ayuda externa, en particular el sistema de justicia criminal y servicios sociales, debido a las
interacciones negativas anticipadas y / o respuestas negativas o falta de apoyo de amigos y familiares
que en última instancia desalientan a informe (Loke et al., 2012).

Tang, Wong, y Cheung (2002) sugirió que la deconstrucción de experiencias de vida de las mujeres con
IPV a la luz de la dinámica de poder en la sociedad es necesaria para eliminar las actitudes culpando a la
víctima que en última instancia influyen en las interpretaciones de las mujeres de su propio abuso, su
decisión de buscar ayuda, y las respuestas que reciben de ambas fuentes informales y formales. Por lo tanto,
las iniciativas de sensibilización y educación pública, tanto en los Estados Unidos y China deben trabajar
principalmente para dar voz a las mujeres que experimentan IPV, tanto mediante la potenciación de ellos
para reconocer el abuso (Zhao et al., 2006) y por los miembros que influyen en el público para reunir una
comprensión de las fuerzas más amplias que ponen de relieve por qué las mujeres permanecen en
relaciones abusivas más completo (Velonis et al., 2017).

Teniendo en cuenta los niveles más bajos de la simpatía que los estudiantes chinos tenían en comparación con
sus homólogos de Estados Unidos (Loseke, 2003), es importante que China continúe teniendo en cuenta IPV por la
vía legal, para legitimar IPV como un crimen
Pugh et al. 29

y uno que es digno de la intervención estatal. China no tiene actualmente ningún justicia o respuestas
de la comunidad se centraron específicamente en la prevención de la IPV o para hacer frente a las
consecuencias sociales y psicológicas, de salud de IPV (Tam et al., 2016). El gobierno chino, después
de su ley anti-DV aprobada recientemente, también debe asegurarse de especificar cómo la policía
debe intervenir en casos IPV, ya que aún no se ha hecho (L. Li et al., 2017). El gobierno también debe
proporcionar entrenamiento de la sensibilidad a los oficiales de policía y otros individuos que
interactúan con las víctimas de maltrato. Por último, el gobierno debe continuar sus esfuerzos de
campaña para mejorar la percepción pública de las causalidades y consecuencias del IPV. Más
programas educativos serán útiles en el cultivo de actitudes saludables hacia IPV.

Los Estados Unidos, mientras que más progresiva en sus respuestas al IPV, debe seguir
formando a las fuerzas del orden que van a responder a la VPI, dedicar más recursos a los
servicios sociales y refugios para mujeres, y mejorar la ley de familia para proteger a los
supervivientes IPV y sus hijos (Goodmark, 2011). Por ejemplo, las leyes estatales con las
normas “padre” amigable enfatizan el contacto entre padre e hijo, que tiende a colocar a las
mujeres que han sido víctimas de maltrato en situaciones en las que tienen que mantener
contacto con su abusador (Zorza, 2007). Un estudio llevado a cabo con fondos del Instituto
Nacional de Justicia encontró que cuando había leyes que no requieren la aplicación de las
normas de padres amigables, los jueces eran más propensos a apoyar a las víctimas en sus
decisiones, mientras que los estados con los estándares de padres amigables eran más
propensos a provocar los resultados que favorecen el abusador,

Declaración de conflictos de intereses

El autor (s) declara no tener ningún conflicto de intereses potencial con respecto a la investigación, la autoría, y / o
publicación de este artículo.

Fondos
El autor (s) no recibió apoyo financiero para la investigación, la autoría, y / o publicación de este artículo.

referencias
Adjei, SB (2017). encallamiento socioculturales de atrapamiento de las mujeres maltratadas en
relación de pareja abusiva en Ghana. Diario de la agresión, malos tratos y Trauma, 26, 879-901.

Allen, M., y Devitt, C. (2012). La violencia de pareja y los sistemas de creencias en Liberia.
Diario de la violencia interpersonal, 27, Desde 3514 hasta 3531.
Amar, AF, y Gennaro, S. (2005). Violencia entre parejas en mujeres universitarias: Asociados
lesiones físicas, el uso de la asistencia sanitaria, y los síntomas de salud mental. La investigación de enfermería,

54, 235-242.
30 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

Anderson, DK, y Saunders, DG (2003). Dejando una pareja abusiva: Un empíricamente


Cal opinión de predictores, el proceso de dejar, y el bienestar psicológico.
Trauma, violencia, y abuso, 4, 163-191.
Baly, AR (2010). Dejando relaciones abusivas: Construcciones de uno mismo y de la situación
por las mujeres abusadas. Diario de la violencia interpersonal, 25, 2297-2315. Barnett, OW (2000). ¿Por qué las
mujeres maltratadas no se van, parte 1: inhibición externa
factores dentro de la sociedad. Trauma, violencia, y abuso, 1, 343-372. Boonzaier, F., & De la Rey, C. (2004).
abuso contra la mujer: La construcción de género en
las mujeres y las narrativas de la violencia de los hombres. Sur de África Diario de Psicología,
34, 443-463.
Breiding, MJ, Chen, J., y Negro, MC (2014). Violencia de pareja en el
Estados Unidos-2010. Atlanta, GA: Centro Nacional para la Prevención y Control de Lesiones, Centros para
el Control y la Prevención de Enfermedades. Chan, CLM (2000). La violencia familiar en China: pasado y
presente. Diario de
Comparada Bienestar Social, dieciséis, 74-87.
Chan, KL, Brownridge, DA, Tiwari, A., Fong, DY, y Leung, WC (2008).
La comprensión de la violencia contra las mujeres chinas en Hong Kong: Un análisis de los factores de riesgo
con un énfasis especial en el papel del conflicto en la ley. La violencia contra las mujeres, 14, 1295-1312.

Cheung, el horario de verano, Tiwari, A., y Wang, AXM (2015). La violencia de pareja
en la vejez: Un estudio de caso de las mujeres chinas mayores. Diario del Abuso y Maltrato y descuido, 27, 428-437.

Chibber, KS, y Krishnan, S. (2011). Hacer frente a la violencia de pareja: Un mundial


prioridad de salud. Mount Sinai Journal of Medicine: A Journal of Traslacional y Medicina
Personalizada, 78, 449-457.
Dare, B., Guadagno, R., & Nicole Muscanell, MA (2013). Compromiso: La clave
a las mujeres que se alojen en las relaciones abusivas. Diario de las relaciones interpersonales, las relaciones entre
grupos e Identidad, 6, 58-64.
Davidov, E., Meuleman, B., Cieciuch, J., Schmidt, P., y Billiet, J. (2014). Medición
la equivalencia en la investigación internacional. Annual Review of Sociology, 40, 55-75. Davis, JL, y amor, TP
(2018). Las mujeres que se quedan: Una perspectiva del trabajo moralidad.
Problemas sociales, sesenta y cinco, 1-15.
Devries, KM, Mak, JY, García-Moreno, C., Petzold, M., Niño, JC, Falder,
G.,. . . Pallitto, C. (2013). La prevalencia global de la violencia del compañero íntimo contra las mujeres. Ciencia,
340, 1527-1528.
Eckstein, JJ (2011). Razones para permanecer en las relaciones íntimamente violentos:
Las comparaciones de los hombres y las mujeres y los mensajes comunicados a sí mismo y otros.

Diario de la Violencia Familiar, 26, 21-23. Edleson, JL (2000). La prevención primaria y la violencia doméstica
adulta. San Francisco,
CA: Iniciativa de Prevención de la Violencia de colaboración.

Estrellado, AF, y Loh, J. (2014). Los factores asociados con las mujeres maltratadas de filipinos
la decisión de permanecer o dejar una relación abusiva. Diario de la violencia interpersonal, 29, 575-592.

Estrellado, AF, y Loh, J. (2016). Para permanecer o salir de una relación abusiva: Pérdidas
y las ganancias experimentadas por las mujeres filipinas golpeadas. Diario de la violencia interpersonal. La
publicación anticipada en línea. doi: 10.1177 / 0886260516657912
Pugh et al. 31

García-Moreno, C., Jansen, H., Ellsberg, M., Heise, L., y Watts, C. (2005). QUIEN
estudio en varios países sobre la salud de las mujeres y la violencia doméstica contra las mujeres: Los resultados iniciales
sobre la prevalencia, los resultados de salud y respuestas de las mujeres. Ginebra, Suiza: Organización Mundial de la
Salud.

Gharaibeh, M., y Oweis, A. (2009). ¿Por qué se quedan las mujeres jordanas en una abusiva
relación: implicaciones para la salud y el bienestar social. Journal of Nursing Scholarship, 41, 376-384.

Goodmark, L. (2011). Estatales, nacionales e internacionales iniciativas legales para hacer frente a la violencia

contra las mujeres. En CM Renzetti, JL Edleson, y RK Bergen (Eds.), Libro de consulta sobre la violencia
contra las mujeres ( Segunda ed., Pp.191-208). Los Ángeles, CA: SAGE. Gover, AR, Kaukinen, C., y Fox, KA
(2008). La relación entre la violencia
en la familia de origen y la violencia en las citas entre los estudiantes universitarios. Diario de la violencia
interpersonal, 23, 1667-1693.
Hayes, BE, y Boyd, KA (2017). Influencia de fac- individuo-y-nivel nacional
tores en las actitudes hacia la violencia de pareja. Perspectivas sociológicas, 60,
685-701.
Hayes, S., y Jeffries, S. (2013). ¿Por qué siguen volviendo? explorar wom-
experiencias discursivas de baño de la violencia de pareja. Revista Internacional de Criminología y
Sociología, 2, 57-71.
Heim, E., Ajzen, I., Schmidt, P., y Seddig, D. (2017). decisiones de las mujeres se queden en o
dejar una relación abusiva: Los resultados de un estudio longitudinal en Bolivia. La violencia contra las mujeres. La
publicación anticipada en línea. doi: 10.1177 / 1077801217741993 Herbert, T., Silver, R., y Ellard, J. (1991). El
hacer frente a una relación abusiva: ¿Cómo
y por qué se quedan las mujeres? Diario del matrimonio y la familia, 53, 311-325. Hester, M. (2005). La
violencia y la coerción sexual en las relaciones: Las vistas de uni
versidad estudiantes en China y el Reino Unido. Berliner China y Hefte, 29, 36-47. Holstein, J., & Miller, G.
(1990). Re-pensar la victimización: Un enfoque interactivo
a la victimología. La interacción simbólica, 13, 103-122. Jewkes, R. (2002). La violencia de pareja:
causas y prevención. La lanceta,
359, 1423-1429.
Kelly, UA (2011). Las teorías de la violencia en la pareja: A partir de culpar a la víctima
a actuar en contra de la injusticia: Interseccionalidad como un marco analítico. Avances en Ciencias de la
Enfermería, 34, E29-E51.
Knoth, LK, y Ruback, RB (2016). La denuncia de delitos a la policía depende de
redes de relación: Efectos de los lazos entre las víctimas, los asesores y los delincuentes. Diario de la
violencia interpersonal. La publicación anticipada en línea. doi: 10.1177 / 0886260516662848

Koepsell, JK, Kernic, MA, y Holt, VL (2006). Los factores que influyen maltratada
las mujeres a abandonar sus relaciones abusivas. La violencia y las víctimas, 21, 131-147. Lacey, KK,
Saunders, DG, y Zhang, L. (2011). Una comparación de las mujeres de color
y las mujeres blancas no hispanas de factores relacionados con dejar una relación violenta. Diario de la
violencia interpersonal, 26, 1036-1055.
Lee, MI (2000). Comprensión de las mujeres golpeadas chinas en América del Norte:
revisión de la literatura y la práctica implicaciones. Journal of Multicultural de Trabajo Social, 8, 215-241.
32 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

Li, JC, Wu, Y., y Sun, IY (2013). ¿Quién debe jugar un papel importante en la respuesta a la violencia de pareja? Una
comparación de las preferencias de los estudiantes universitarios chinos y estadounidenses. Trabajo Social
Internacional, 56, 743-776.
Li, L., Sun, IY, y botón, DM (2017). Tolerancia a la violencia en la pareja: un estudio comparativo de los
estudiantes universitarios chinos y estadounidenses. Diario de la violencia interpersonal. La publicación
anticipada en línea. doi: 10.1177 / 0886260517716941 Liang, B., Goodman, L., Tummala-Narra, P., y
Weintraub, S. (2005). Un teórico
marco para entender los procesos de búsqueda de ayuda entre los supervivientes de la violencia de pareja. American
Journal of Psychology Comunidad, 36, 71-84. Lin, K., Sun, IY, Wu, Y., y Liu, J. (2016). las actitudes de los
estudiantes universitarios hacia el INTI
la violencia de pareja mate: Un estudio comparativo de China y los EE.UU. Diario de la Violencia Familiar, 31, 179-189.

Liu, M., y Chan, C. (1999). Soportando la violencia y permanecer en las historias de la unión de murciélago

las mujeres cados en la China rural. La violencia contra las mujeres, 5, 1469-1492. Lloyd, SA, y Emery,
BC (2000). El contexto y la dinámica de agresión íntima
sión contra las mujeres. Diario de relaciones sociales y personales, 17, 503-521. Loke, AY, Wan,
MLE, y Hayter, M. (2012). La experiencia vivida de las mujeres
víctimas de la violencia de pareja. Journal of Clinical Nursing, 21, 2336-2346. Loseke, DR (1992). La
mujer maltratada y refugios: La construcción social de la
abuso de la esposa. Albany: State University of New York Press.
Loseke, DR (2003). condiciones, la gente, la moral y la construcción de la emoción:
La ampliación de la agenda del construccionismo. En J. Holstein y G. Miller (Eds.),
Desafíos y opciones: perspectivas construccionistas sobre los problemas sociales ( pp. 120-
129). Nueva York, Nueva York: Aldine De Gruyter.

Luthra, R., y Gidycz, C. (2006). Violencia entre parejas entre los hombres y las mujeres universitarias:

Evaluación de un modelo teórico. Diario de la violencia interpersonal, 21, 717-731. Neter, J., Kutner,
M., Nachtsheim, C., y Wasserman, W. (1996). esta- lineal aplicada
Statistical modelos. Chicago, IL: Irwin.
Nguyen, TT, Morinaga, Y., Hanson friso, I., Cheng, J., Li, M., Hirai, T.,. . . Li,
C. (2013). percepciones de los estudiantes universitarios de la violencia de pareja: un estudio comparativo
de Japón, China y los Estados Unidos. Revista Internacional de Conflicto y Violencia, 7 ( 2), 261-273.

Nicholson, SB, y Lutz, DJ (2017). La importancia de la disonancia cognitiva


en la comprensión y el tratamiento de las víctimas de la violencia en la pareja. Diario de la agresión, malos tratos
y Trauma, 26, 475-492. Offenhauer, P., y Buchalter, AR (2011). violencia entre parejas adolescentes: Una revisión de
la literatura
y bibliografía anotada. Washington, DC: Instituto Nacional de Justicia. Ozaki, R., y Otis, MD (2017). La
igualdad de género, las normas culturales patriarcales, y per-
petration de la violencia de pareja: Comparación de los estudiantes universitarios masculinos en contextos
culturales de Asia y Europa. La violencia contra las mujeres, 23, 1076-1099. Parish, WL, Wang, T., Laumann,
EO, Pan, S., y Luo, Y. (2004). Una población-
estudio basado en la violencia del compañero íntimo en China: prevalencia, determinantes y consecuencias para la
salud. Perspectivas Internacionales en Planificación Familiar, 30, 174-181. Paternoster, R., Brame, R., Mazerolle, P., y
Piquero, A. (1998). Utilizando el esta- correcta
Statistical prueba para la igualdad de los coeficientes de regresión. Criminología, 36, 859-866.
Pugh et al. 33

Patzel, B. (2006). Lo bloqueado las mujeres heterosexuales y lesbianas en salir de su


relaciones abusivas. Diario de las enfermeras Asociación Americana de Psiquiatría,
12, 208-215.
Pennington-Zoellner, K. (2009). La expansión de “comunidad” en la respuesta de la comunidad
a la violencia de pareja. Diario de la Violencia Familiar, 24, 539-545. Potter, H. (2007). golpeadas uso de
las mujeres negras de los servicios religiosos y espiritual-
dad de asistencia para dejar una relación abusiva. La violencia contra las mujeres, 13,
262-284.
Pugh, B., Ningard, H., Vander Ven, T., y Butler, L. (2016). Víctima ambigüedad:
intervención de los espectadores y asalto sexual en la escena consumición de la universidad. El comportamiento

desviado, 37, 401-418.


Purvin, DM (2007). En el cruce, y en el punto de mira: la política de bienestar social
y la vulnerabilidad de las mujeres de bajos ingresos a la violencia doméstica. Problemas sociales,

54, 188-210.
Reeves, PM, y Orpinas, P. (2012). Data normas y violencia en el noviazgo entre el noveno
grado en el noreste de Georgia: Informes de las encuestas de estudiantes y grupos de enfoque.

Diario de la violencia interpersonal, 27, 1677-1698.


Rhodes, KV, Cerulli, C., Dichter, ME, Kothari, CL, y Barg, FK (2010).
“Yo no quería ponerlos a través de ese”: La influencia de los niños en la víctima la toma de decisiones en
casos de violencia de su pareja. Diario de la Violencia Familiar,
25, 485-493.
Rodas, NR, & McKenzie, EB (1998). ¿Por qué se quedan las mujeres maltratadas? Tres
décadas de investigación. La agresión y el comportamiento violento, 3, 391-406. Richie, BE (2003).
atrapamiento de género y las mujeres afroamericanas: Un análisis
de raza, etnia, género, y la violencia íntima. En DF Hawkins (Ed.), El crimen violento: carrera de evaluación
y las diferencias étnicas ( pp. 198-210). Nueva York, Nueva York: Cambridge University Press.

Ringel, S., y Bina, R. (2007). La comprensión de las causas y las respuestas a íntima
socio de la violencia en una comunidad ortodoxa judía: Los sobrevivientes de líderes y perspectivas. La investigación

sobre la Práctica del Trabajo Social, 17, 277-286.


Rose, LE, Campbell, J., y Kub, J. (2000). El papel del apoyo social y fa-
ily relaciones en las respuestas de las mujeres a los golpes. Cuidado de la Salud de la Mujer, 21, 27-39. RTI
International. (2012). Prevención en materia de escuela intermedia: Un resumen de hallazgo

Ings en parejas adolescentes comportamientos de violencia y factores de riesgo asociados entre los
estudiantes 7thgrade. Obtenido de http://www.schoolhealthcenters.org/wp-content/ uploads /
2012/06/2012-RJWF-Start-Fuerte-Prevención-Matters.pdf Sabina, C., y Straus, MA (2008). Polyvictimization
por los socios de citas y mental
la salud entre los estudiantes universitarios de Estados Unidos. La violencia y las víctimas, 23, 667-682. Sakall, N. (2001).

Las creencias acerca de golpear a la mujer entre los estudiantes universitarios turcos: La

efectos de las diferencias patriarcado, el sexismo y el sexo. Papeles de los sexos, 44, 599-561. Saunders, DG (2017). Las

leyes estatales relacionadas con los jueces de familia y evaluadores de custodia


recomendaciones en los casos de violencia de pareja: visión general Resumen final
(Informe No. 250667). Obtenido de https://www.ncjrs.gov/App/Publications/ abstract.aspx? Id =
272835
34 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

Schwab-Reese, LM, Peek-Asa, C., y Parker, E. (2016). Asociaciones de finan-


factores de estrés ciales y la violencia del compañero íntimo comisión física. Lesiones Epidemiología, 3 ( dieciséis.

Simon, TR, Anderson, M., Thompson, MP, Crosby, AE, Shelley, G., y Sacks, J.
J. (2001). la aceptación de actitud de la violencia de pareja entre los adultos en Estados Unidos.

La violencia y las víctimas, dieciséis, 115-126.


Speizer, I. (2010). actitudes violencia de pareja y la experiencia entre las mujeres
y los hombres en Uganda. Diario de la violencia interpersonal, 25, 1224-1241. Stalans, LJ, y Finn, MA
(2006). del público y la interpretación de los policías y
manejo de casos de violencia doméstica divergente de los realidades. Diario de la violencia interpersonal, 21, 1129-1155.

Stark, E. (2003). Raza, el género, la mujer y el maltrato. En DF Hawkins (Ed.), Violento


crimen: la raza y la evaluación de las diferencias étnicas ( pp. 171-197). Nueva York, Nueva York: Cambridge
University Press.
Straus, MA (2004). La prevalencia de la violencia contra los socios de citas por hombres y
estudiantes universitarias de todo el mundo. La violencia contra las mujeres, 10, 790-811. Straus, MA (2008).
La dominación y la simetría en la violencia de pareja por hombres y
estudiantes universitarias en 32 países. Servicios para Niños y Jóvenes de la opinión,
30, 252-275.
Straus, MA, Kantor, GK, & Moore, DW (1997). Cambio en las normas culturales
la aprobación de la violencia conyugal entre 1968 y 1994. En GK Kantor y JL Jasinski (Eds.), Fuera de la
oscuridad: Perspectivas contemporáneas sobre la violencia familiar ( pp. 3-
dieciséis). Thousand Oaks, CA: Sage.
Sun, IY, Li, J., & Wu, Y. (2011). preferible estudiantes universitarios chinos y estadounidenses
rencia para la respuesta de la policía a la violencia doméstica. La policía y la sociedad, 21, 214-232. Sun, IY,
Wu, Y., Button, D., Li, J., y Su, M. (2011). respuesta policial apropiada
a la violencia doméstica: La comparación de las percepciones de los chinos y los estadounidenses.

Diario Internacional de Derecho, Crimen y Justicia, 39, 81-99.


Sun, IY, Wu, Y., Huang, L., Lin, Y., Li, JC, y Su, M. (2012). Las preferencias por
respuesta de la policía a la violencia doméstica: Una comparación de los estudiantes universitarios en tres sociedades

chinas. Diario de la Violencia Familiar, 27, 133-144.

Nadar, J., Aikin, K., Hall, W., y Hunter, B. (1995). El sexismo y el racismo: pasado de moda
y prejuicios modernos. Journal of Personality and Social Psychology, 68, 199-214. Tam, DM,
Schleicher, K., Wu, W., Kwok, SM, Thurston, WE, y Dawson, M.
(2016). intervenciones de trabajo social sobre la violencia de pareja contra la mujer en China. Revista de Trabajo
Social, dieciséis, 228-249.
Tang, CS (1999). abuso de las esposas en las familias chinas de Hong Kong: Una encuesta de la comunidad.

Diario de la Violencia Familiar, 14, 173-191.


Tang, CSK, Cheung, F., Chen, R., & Sun, X. (2002). Definición de violencia contra
las mujeres: un estudio comparativo en las sociedades chinas de Hong Kong, Taiwán y la República
Popular de China. Diario de la violencia interpersonal, 8, 968-996. Tang, CSK, y Lai, BPY (2008). Una
revisión de la literatura empírica sobre la preva-
lencia y marcadores de riesgo de violencia en la pareja masculina hacia la mujer en la China contemporánea,
1987-2006. La agresión y el comportamiento violento, 13, 10-28.
Pugh et al. 35

Tang, CSK, Wong, D., y Cheung, FMC (2002). La construcción social de las mujeres
como víctimas legítimas de la violencia en las sociedades chinas. La violencia contra las mujeres,

8, 968-996.
Taylor, BG, y Mumford, EA (2014). Un retrato descriptivo nacional del adolescente
abuso en las relaciones resultados de la Encuesta Nacional sobre las relaciones entre adolescentes y
violencia íntima. Diario de la violencia interpersonal, 31, 963-988. Tiwari, A., Wong, M., y Ip, H. (2001). Ren y
Yuan: Una interpretación cultural de
respuestas de las mujeres chinas a los golpes. Canadian Journal of Nursing Research Archive, 33 ( 3),
63-79.
Tonsing, JC (2014). La conceptualización de la violencia de pareja entre las mujeres del sur de Asia en

Hong Kong. Revista de Enfermería Transcultural, 25, 281-289.


Truman-Schram, MS, Cann, A., Calhoun, L., y Vanwallendael, L. (2000). Dejando
una relación de pareja abusiva: Una comparación de modelos de inversión de las mujeres que se quedan en comparación

con las mujeres que abandonan. Journal of Social y Psicología Clínica, 19,

161-183.
Uthman, OA, Lawoko, S., y Moradi, T. (2009). Los factores asociados con actitudes
hacia la violencia de pareja hacia las mujeres: Un análisis comparativo de 17 países del África subsahariana.
BMC Internacional de la Salud y los Derechos Humanos, 9 ( 1), artículo 14.

Velonis, AJ, Daoud, N., Matheson, F., Woodhall-Melnik, J., Hamilton-Wright, S.,
Y O'Campo, P. (2017). Formulación de una estrategia de seguridad: Marcos teóricos para comprender hacer frente
a la violencia de la pareja y las desigualdades sociales decisión de las mujeres. Diario de la violencia interpersonal, 32, 3.321-3.345.
Pared, L. (2014). La igualdad de género y la violencia contra las mujeres: ¿Cuál es la conexiones

ción? Melbourne, Australia. Retrived de https://aifs.gov.au/sites/default/files/ publicación de


documentos / ressum7.pdf
Waltermaurer, E. (2012). justificación pública de la violencia de pareja: Una revisión
de la literatura. Trauma, violencia, y abuso, 13, 167-175.
Wang, L. (2016). Educación, factores de percepción, y la prevención de la pareja
la violencia: La investigación empírica sobre las percepciones y actitudes de los estudiantes universitarios chinos en
relación con la violencia de pareja. Diario de la violencia interpersonal.
Epub ahead of print. doi: 10.1177 / 0886260516652263
Wang, L. (2017). Influencias de la exposición a los medios de acti- estudiantes universitarios chinos
tudes y percepciones de la violencia de pareja. El comportamiento desviado. La publicación anticipada en línea.
doi: 10.1080 / 01639625.2017.1410374
Wang, P. (2003). Policía adoptar una política favorable a la detención en respuesta a la violencia doméstica.

Delito y Justicia Penal Internacional, 1, 38, 148-204.


Wang, T., Liu, Y., Li, Z., Liu, K., Xu, Y., Shi, W., y Chen, L. (2017). Prevalencia de
la violencia del compañero íntimo (VCI) durante el embarazo en China: una revisión sistemática y meta-análisis. PLoS
ONE, 12 ( 10), el artículo e0175108.
Wong, DFK, Cheng, CW, Zhuang, XY, Ng, TK, Pan, SM, Él, X., y Poon,
A. (2017). Comparando el conocimiento sobre la salud mental de las personas chinas en Australia, China, Hong
Kong y Taiwán: Implicaciones para la promoción de la salud mental.
Psychiatry Research, 256, 258-266.
36 Diario de la violencia interpersonal 00 (0)

Wong, J., y Mellor, D. (2014). La violencia de pareja y la salud de las mujeres y


bienestar: Impactos, factores de riesgo y respuestas. Enfermera contemporánea, 46, 170-179. Madera, JT (2001). La
normalización de la violencia en PARENTESCO romántica heterosexual
buques: narrativas de amor y la violencia de las mujeres. Diario de relaciones sociales y personales, 18, 239-261.

Wu, Y., Button, DM, Smolter, N., y Poteyeva, M. (2013). las respuestas públicas a INTI
compañero de la violencia de pareja: La comparación de las preferencias de los estudiantes universitarios chinos y

estadounidenses. La violencia y las víctimas, 28, 303-323.

Xu, X., Campbell, JC, y Zhu, FC (2001). La violencia de pareja contra la china
las mujeres: El pasado, presente y futuro. Trauma, violencia, y abuso, 2, 296-315. Zhao, F., Guo, S.,
Wang, L., Wu, J., y Wang, L. (2006). Investigación sobre los patrones
y el conocimiento sobre la violencia doméstica entre las mujeres casadas en zonas rurales de China.
Zhonghua Liu Xing Bing Xue Za Zhi, 27, 664-668. (En chino) Zlotnick, C., Johnson, DM, y Kohn, R.
(2006). La violencia de pareja y largo
el funcionamiento psicosocial plazo en una muestra nacional de mujeres estadounidenses. Diario de la violencia
interpersonal, 21, 262-275.
Zorza, J. (2007). El “padre amigable” concepto: Otro legado del sesgo de género
Richard Gardner. Informe de la violencia doméstica, 12 ( 5), 65-78.

Biografías de los autores

brandie Pugh es un estudiante de doctorado de la sociología en el Departamento de Sociología y Justicia Penal en la


Universidad de Delaware. Sus intereses de investigación incluyen la criminología, los problemas sociales, la violencia
contra las mujeres, y la ley y la sociedad. Entre sus publicaciones aparecieron en El comportamiento desviado, Journal of
Allied Health, y American Journal of Abuso de Drogas y Alcohol.

Lüye Li es un estudiante de doctorado de la criminología en el Departamento de Sociología y Justicia Penal en la


Universidad de Delaware. Sus intereses de investigación incluyen la percepción pública de la violencia en la pareja,
la policía y la relación de la comunidad, y la ley y la sociedad en las sociedades asiáticas. Su más reciente
publicación sobre IPV apareció en
Diario de la violencia interpersonal.

Ivan Y. Sun es profesor en el Departamento de Sociología y Justicia Penal en la Universidad de Delaware. Sus intereses
de investigación incluyen la actitud de la policía y el comportamiento, la opinión pública a las autoridades legales y la
delincuencia y la justicia en las sociedades asiáticas. Entre sus publicaciones más recientes han aparecido en Justicia
trimestral, Revista de Investigación del Delito y la Delincuencia, Revista de la violencia interpersonal, y British Journal of
Criminology.