You are on page 1of 142

Profesora de Derecho Procesal

de la Universidad Cardenal Herrera * CEU (España)


y Profesora de Posgrado de la UAGRM

LOS RECURSOS EN EL CÓDIGO


DE PROCEDIMIENTO PENAL

@
RECURSOS EN EL
cóolco DE
PROCEDIMIENTO PENAL
BOLIVIANO
INDICE
SIGLAS YABREVIATURAS
9
INTRODUCCIÓN
11
CAPÍTULOPRIMERO.RÉGIMENGENERAL..... .........,.................
13
I. EI derecho a recr¡rrir como derecho condicionado 13
II. LaAdhesión.................. ............. 23
1' Concepto
........... 24
2. Presupuestos y Requisitos de
..,...............
Admisibilidad ........ 26
3' Efectos
.............. 2z
III.EfectosdelosRecursos....................
................ . 2g
1. Exclusión de la fi¡meza
.. ....... .. 2g
2. Efecto suspensivo.....
.

................ 2g
3' Efecto extensivo
...................... 33
IV. Desistimiento del recurso
.. .. ........ 34
V_. Facultadesdelórgano,,Adeuem,,....
................. 35
Vl.Prohibiciónde,,Reformatiolnpeius,, .................39
CAPÍTULO SEGUNDO. EL RECURSO DE REpOSrcróN
.................................... 4s
I. ConceptoyCaracterísticas ........... 45
II. Procedimiento................ ........... . 50

3' Algunas consideraciones sobre la apelación incidental


contra la resolución sobre
personales ............
-_ _ -"dldur cautelares
II. Laapelaciónrestringida
........-..... 75
............... 77
1' Concepto .......... 77
2' Motivos ............ 79
............
A. Errores procesales
.......................... g1
fondo
B' Errores de
.................. g4
3. Procedimiento..................
....... gg
A. Características generales
B' tamitación
...... gg
......................... 89
Ill.Apelaciónysegundainstancia........ ....................110
1. Concepto de segunda instancia......_...
A.Dobre"""-Ád";;;,tó"ili;t;;;..... ...... ... .: :....:: .::.... :...... 1i3
B.Enjuiciamientoporórganojurisdiccionaldistinto.........................,...........
113
2. Imposibilidad de equiparación . . .............. .. .... . 113
CAPITULO CUARTO EL RECUT{SO DE CASACION l1s
.
[. Conceptcr
.115
II. P¡oceclimiento
. 131
CAPÍTULO QUI NTO. EL "RECURSO" DE REVISIÓN 135
I. Concepto ..
135
II. Presupuestos y requisitos de actmisibilidad ,......... '137
IlI. Motivos 739
IV" P¡oceclirniento
743
RESEÑA
t47
I. Resoluciones citaclas t47
SIGLAS Y ABREVIATURAS

ART. Artículo

CEDH Convenio Europeo de Derechos Humanos

CPP Código de Procedirniento Penal Boliviano

LTC Ley del Tribunal Constitucional Boliviano

OB. CIT. Obra citada

PÁG./PAGS. Página/Páginas

PIDCYP Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

RDPC Revista de Derecho Procesal Civil

SC Sentencia del Tiibunal Constitucional Boliviano

STCE Sentencia del Tribunal Constitucional Español


INTRODUCCION

Una primera aproximación al ordenamiento jurídico boliviano


tuvo como fruto la monografía "La impugnación en el Derecho Boliuiano".
La importancia de la impugnación y el interés por completar el estudio
sobre la materia me llevó a continuar profundizando al respecto.

En este trabajo me he centrado en el ámbito penal, en el sistema


de recursos previsto en el Código de Procedimiento Penal Boliviano, en
concreto en su Libro III.

Está estructurado en cinco capítulos. En el primero, se han tratado


Ias normas generales sobre los recursos -afts.394-400 CPP-, profundi-
zando en los siguientes sobre cada uno de los recursos penales. El capí-
tulo segundo corresponde al recurso de reposición; el capítulo tercero se
ha nrbricado "el recurso de apelación" y en él se ha distinguido las dos
modalidades de apelación -incidental y restringída-, y también se ha
tratado de aclarar el concepto de segunda instancia. El capítulo cuarto
está dedicado a la casación, incidiendo especialmente en el requisito de
admisibilidad previsto en el art. 41.6 CPP -"EI precedente contradictorio
deberá inaocarse por el recurrente a tiempo de interponer la apelación restrin-
gida"- y la doctrina del Tribunal Constitucional Boliviano al respecto.
Por último, el capítulo quinto versa sobre el mal llamado "recurso" de
revisión.

En su realización se ha utilizado bibliografía española, espe-


cialmente las observaciones realizadas por la Dra D'Mu Pía Calderón
Cuadrado en el Programa de Diplomado de Derecho Procesal Penal, en

11
,a universidad Autónoma René Moreno,
Facultad de Ciencias Jurídicas,
Políticas y sociales, u¡ridad de postgrado.
También se ha examinado
la jurisprudencia del Tribunar constíucional
Boliviano sobre aspectos
tratados.

I2
CAPÍTULO PRIMERO

nÉcwruN GENERAL

EL DERECHO A RECURRIR COMO DERECHO CONDICIO.


NADO

La Constitución Boliviana no contempla de forma expresa la exis-


tencia de un derecho a recurrir como derecho fundamental. No obstan-
te, La Ley de Necesidad de Reforma a la Constitucién Política del Esta-
tlo incluía en su art. 16.III como derecho de toda persona, en igualdad
cle condiciones y en todo proceso judicial o administrativo, el derecho a
" recurrir Ia sentencia condenstoria ante eI
Juez o Tribunal Superior" .
En el ámbito de los Tratados Intemacionales, la Convención Ibe-
roarnericana sobre Derechos F{urnanos suscrita en la Conferencia Espe-
cializada krteramericana sobre Derechos Flumanos (Pacto de San josé,
rroviembre de 7969, ratificado por Bolivia el 20 de junio de 7979), en su
irrt. 8.2 incluye entre las garantías judiciales: "Toda persona inculpada de
tlclito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientrqs no se estqblezca
Itgalmente su culpabilidsd. Durante el proceso, todn persona tiene derecho, en
¡tlcnn igualdad, a las siguientes garantías mínimas: (...) h) dereclrc a recurrir eI
lnllo ante juez o tribunsl superior".
En el ámbito intemo, el art. 1 del Código de Procedimiento Penal
tlispone que "nndie será condenndo n sanción alguna si no es por sentencia
,'jacutoriada, dictada luego de haber sido oído preuinmente en juicio oral y pú-
!,lico, celebrado conforme q ln Constitución, las Conuenciones y Tratados Inter-

13
Ros¿ Pascua/ Seffats

nacionales T)igentes y este Códiga", reconociendo al imputado en su art. s,


la facultad de "ejercer todos los derechos y garantías qute Ia ConstittLción, lqs
Conuenciones y los Tratados lnternacionales aigentes y este Código le reconoz-
can, desde el primer acto del proceso hasta su
finalización,'
.

Por su patte, el rribunal Constitucional Boliviano viene afirman-


do:

"El derecho a recurrir del falio ante Juez o Tribunal Superior, es


un derecho universalmente reconocido; a tal punto q.te áe mane-
ra expresa lo consigna el inc. H) del art. B de la convención Ame-
ricana sobre Derechos Humanos de 22 de noviembre de 1969;
habiendo sido asumido por la doctrina y jurisprudencia como un
derecho inviolable, sin que formalismos pro-esales sin trascen-
dencia práctica puedan privar de este derecho; principios estos
que guardan coherencia con el texto y sentido del artículo 16.Ii
de la Constitución Política del Estado,, [Auto núm. 306/1999, d,e
8 de noviembrel.

"TTL FLNIDAMENTOS JUnÍprCOS DEL FALLO.


(...)
III.3 (...) El derecho del imputado a la revisión del fano condena-
torio encuentra su fundamento jurídico en el reconocimiento cons-
titucional de los derechos fundamentales que pudiesen ser afecta-
dos a consecuencia de rm fallo condenatorio q.re se origine en una
errónea aplicación de la normativa del sistema penal; derecho que
ha sido desarrollado por el art. 407 cpp,c.ryos alcunces encuentran
congruencia y son compatibles con los acuerdos intemacionales
suscritos por el Estado boliviano (art. 14.5. del pacto Intemacional
de Derechos Civiles y Políticos, art. 8.h) de la convención Ameri-
cana sobre Derechos Humanos o pacto de san José de Costa Rica)
lsc 1075l2003R1.

El derecho a recurrir es un derecho condicionado, su ejercicio va


a depender de la concurrencia de los presupuestos y requisitos legal-
mente establecidos. El código de procedimiento penal al establecer las
normas generales sobre los recursos se refiere a este derecho, disponien-
do en su art.394:

14
ry
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO
PENAL BOLIVIANO

"Las resoluciones judiciares


serán recurribres en ros casos expresamente
cstablecidos por este Código.
EI derecho de recurrir corresponderá a quien re
sea expresarncnta permr
tido por ley, incluida la aíctima aunque no se hubiese
constituido cn parte,,.
Tál limitación tiene su razón de ser en que
este derecho se con_
ftq"li como "garantía de las partes en el proceso y no
sólo cle una de
ellas", debiendo "acomodarse a lo estable.ido po,
lá" leyes que lo, ,"g.r_
lan, sin limitaciones infurrdadas, pero también sin
corrcesiónes que las
eliminen" ISTCE 757 /Igg9, de 5 de octubre].
Por tanto, la admisibilidad de un recurso está
sujeta a ra concu-
rrencia de determinados presupuestos corno la imprrgnaúilidad
de la re-
solución, la legitimación y el gravamen así como de
requisitos de tiempo
y forma. Vamos a examinar sucintamente algunos
de éllos,

a) Irnpugnabilidad de la resolución_

principio todas las resoluciones son recurribles sarvo que


ra
ley disponga lo contrario. Frente a ras providencias
cabe recurso de re-
posición, frente a los autos se prevé lalpelación incidental,
las senten-
cias son recurribles en apelación restringida y ros
denominados autos
"de vista" en casación.
Ahora bien, para que el recurso se admita es necesario,
no sólo
que la resolución sea recurrible sino gue además
lo sea a través del re-
curso interpuesto.
En este sentido, el Tiibunar Constitucionar Boriviano
manifiesta:

"III. FLINDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
rrr'2.1'- sobre la recurribilidad de ra resolución
impugnada. El juez
recurrido invocó para sostener su petitorio ae t rpócedencia
del
prrente recurso, que la recurrente no hizo uso del recurso de
re-
posición que estaría previsto por ley para er caso en análisis.
sobre
el particular cabe precisat q.re, d" uniado, el recurso
de reposición
sólo procede contra las providencias de mero tr¿ímite
1art. +'Ot Cff,¡,
y la resolución impugnada -como quedó establecido
líneas arribá_
es un auto interlocutorio, sin que exista previsión
expresa en el CG

l5
Rosa Pascual Se¡ra¡s

digo de procedimiento penal sobre la recurribilidad de ra misma,


como lo exige el aft.394 del Código procesal aludido; consiguien_
temente, conforme ar sistema de recursos establecido en el Cédigo,
contra dicha resolución no cabía ningún medio de impugnación.
De otro lado, debe también precisarse que el Código de procedi_
miento penal establece una cláusula de seguridad, tanto"paru i-p.r-
tado como para los acusadores, conforme á h cual el juzgador"ttiene el
deber jurídico de advertir si su resolución es recurribre, poi quiénes
y en
qué plazo (art. 123 cPp); resultando incoherente que el récurrido invoque
como medio de clefensa, Ia no utilización, por parle del recurrente del re-
curso de reposición, siendo que él tenía la obligación de prevenir sobre la
procedencia o no del mismo; consiguientemente, el recuirente, con
su ac-
tuación, no ha desconocido el carácter subsidiario del recurso de amparo
constitucional" [sC 803 /2009-R, en el mismo sentido, entre otras, las sscC
9 3 4 / 2003-R, 7772 / 20 03 _Rl.

"rrr. FUNDAMENTOS JunÍnrcos DEL FALLO.


(...)
El art. 394 cPP establece que ras resoluciones judiciales serán re-
curribles en los casos expresarnente establecidos por ese Código.
Dentro de ese contexto, el art. 403 cpp determinaias resoluciones
contra las que procede el recurso de apelación incidental, no es_
tando en ninguno de esos supuestos laJresoluciones que deciaran
el abandono del proceso. Consiguientemente, tanto el reclamo del
recurrente sobre la supuesta presentación del recurso incidental en
el plazo de ley, co-o lu nulidad de obrados que planteó por este
motivo, carecen de asidero regar y tto .ort"spotrdé su anáLsis, as-
pecto que no fue advertido por el rribunal de amparo a tiempo de
dictar la resolución venida en revisión,, tSC 6BZl2bm_Rl.

b) Legitimación.

En principio y como regla general, legitimadas est¿án las partes


del proceso en que se haya dictado la resolución recurrida.
Así el Código de Procedimiento penal reconoce legitimación de
-
forma expresa a la víctima en su art. rr: "La aíctima podrá interaenir en
el proceso penal conforme a lo establecido en este Código, tendrá
derecho a ser

16
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOIIV]ANO

rccuchada nntes de cada decisión que implique la extinción


o suspensión de Ia
rrcción penal y, en su caso, impugnaila,,.

Thmbién la reconoce de forma imprícita al imputado en su art.


1
- "Nadie será condenado sanción alguna si no es
por sentencia ejecutoriada,
-n
dictada luego de haber sido oído preoiimente en juióio orat y públiio, celebrado
('onfonne a la Constitución, Ias Conaenciones
y Trntados- Internacionales ai-
,yentys y este Código"-; y en su art. S _,,(...) EI imputado podrá ejercer todos
l.os derechos y garantías que ra Constitución,
ras Cánaenciones y íos Tratados
Internacionales aigentes y este Código le reconozcan, desde
eI wimer acto del
prlceso hasta su finalización. (...)"-, en relación con la
Convención lbero-
¡mericana de Derechos Flumanos.
Por tanto, no cabe duda de que están legitimados para recurrir
las partes acusadora
-Ministerio Fisial y ofendiáo por el d'elito- y acu-
sada.
Sj ésta es la regla general, cabe señalar excepciones en las que
. .
ley legitima para recurrir a determinadas personas que no son parte
la
en
cl proceso. Es el caso, por ejemplo, de la víétima qrru rro
se hubiese cons_
tituido en parte a través de querela, no obstante lo cuar se re reconoce
cxpresamente esta legitimación en el párrafo segundo del art.
394 cpp:
" El derecho
a recurrir corresponderó a quien le sea erpresamente permitido por
Ict¡, incluida la aíctima aunque no se hubiere constituido
en querlilante',.
Aeste presupuesto de legitimación se refiere el rribunal Constitu-
cional Boliviano al manifestar:

"rrr. FLTNDAMENTOS IUnÍOICOS DEL FALLO.


(...)
III.2 (...) El Juez recurrido al haber dispuesto la anulación o la nuli-
dad de [a minuta de transferencia, reaüzada por vicente Caba Mon-
tero a favor de los recurrentes y haber dispuesto la nulidad de la
Partida Computarizada7.0.r.2.0.1.000161g de 02 de abril de 2001,
correspondiente a dicha transferencia, ha vul¡rerado el derecho a
la seguridad jurídica y la garantía der debido proceso de los acto-
res, puesto que la autoridad judicial no podía disponer derechos
de
terceros que no eran parte en el proceso, quienes precisamente por
este motivo se encuentran impedidos de interponer el recurso de
apelación previsto por los arts.3g7 y a8.10) C-pp, pot cuanto con-
forme al párrafo segundo der art. 394 del indicado bóaigo, el dere-

l7
Rosa Pascuai Senats

cho a recurrir corresponderá a quien le sea expresamente permiti-


do por Ley, razón por la cual los recurrentes no tienen otro rnedio
o recurso legal para hacer valer sus derechos, abriéndose la com-
petencia y protección inmediata del amparo constitucional, frente
a la vulneración de derechos fundamentales que requieren de su
tutela" ISC 1260l2003-R].

c) Gravamen

No basta con estar legitimado para que el recurso sg¿ ¿drnitido,


además resulta necesaria la concurrencia de gravamen o interés, esto es,
que la resolución cause un perjuicio al recurrente.
La exigencia de gravamen se ha integrado en muchas 6¡¿giones
en el concepto de legitimación, afirmándose que está legitimada pata
recurrir la parte que se haya visto perjudicada por la resolución que
pretende impugnar. En este sentido se ha afirmado que "la legitimación
para ser parte activa en un recurso de apelación tiene dos vertientes:
-una de carácter procesal: ser parte en el proceso; -otra dg s¿¡{gfgr ma-
terial: que la resolución del juez cause perjuicio" [GISBERT POMATA,
M., Tratado de la apelación ciail (Doctrina, lurisprudencin, Formularios),Ma-
drid 1996, págs. 186 y ss.l. En la misma línea, se ha manifestado que
"están legitimadas para apelar las partes en el proceso perjudicadas por
la resolución o sentencia objeto del recurso" IALMAGRO NOSETE, J.,
Derecho Procesal I. Proceso Ciail II, Madrid 1996,pág.242].
Consideramos que la legitimación activa y el gravamen consti-
tuyen dos presupuestos distintos, independientes pero qs¡qu¡1s¡tes. Si
bien en materia de recursos ambos son necesarios para poder recurrir,
resultan perfectamente diferenciables. Como manifiesta Calderón Cua-
drado, "de la legitimación, aun entendida como titularidad alel derecho
al recurso, podrá afirmarse su condición de presupuesto de admísibili-
dad de la impugnación y además su carácter previo al interés. Irrterés,
por otra parte, que tendrá como referencia inexcusable la persona legi-
timada para recurrir" [CALDERóN CUADRADO, Nt" V., Apetación de
sentencias en eI proceso penal abreaiado, Granada 1996, pág. 1281.
La Ley Procesal Penal Boliviana no se refiere al mismo, qrizápor-
que como se ha afirmado: "La subordinación de la facultad del ejercicio
del derecho al recurso a la existencia de un interés de la parte es antes

18
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDII\¡IENTO PENAL BOLIVIANO

'lrf(' una norma jurídica un canon lógico",lo cual viene a explicar la


, onsicieración del gravamen como presupuesto consustancial a los re-
( rf lsos [PETRELLA, Le impugnazioni nel processo penale I Milano 1965,
¡,,rg. 1291.
No cabe duda que "si los medios de impugnación son instrumen-
los lcgales puestos a disposición de las partes y destinados a atacar una
rt'solución judicial, para provocar su modificación, anulación o decla-
r.rt'itin de nulidad" IORTELLS RAMOS, con OTROS, Derecho Procesal
t 'l¿ril, Navarn2000, pág. 5011, parece lógico pensar que "tal posibilidad
:;olo podrá ser utilizada en tanto en cuanto se pretenda a través de di-
t lra modificación, anulación o declaración de nulidad, la eliminación
,lt'l perjuicio que la parte ha sufrido o que puede sufrir, en cuanto el
¡r'currente se halle verdaderamente necesitado de tutela" [CALDERÓN
( UADRADO, Apelación de sentencias...., Ob.Cit., pág.Ia9l.
El gravamen se identifica con la idea de vencimiento, no obstante
t'sta afirmación debe ser matizada:
1".- La idea de vencimiento se asocia a la desestimación de la pre-
Ir'nsión, a las sentencias de fondo, cuando el gravamen se exige en el
:;rrpuesto de recursos frente a resoluciones interlocutorias, meramente
¡rrocesales. Como señala Chiovenda, aunque con relación al proceso ci-
vil, "el perjuicio del que nace el interés en apelar está contenido, sobre
Iodo, en la sentencia de fondo que sea no sólo teórica sino prácticamente
clesfavorable, esto es, que niegue a uno de los litigantes, en todo o en
parte, un bien de la vida, o que se lo reconozca al contrario. Análoga-
rnente, puede impugnarse la sentencia que versa sobre los presupues-
tos procesales, sea la que declara la constitucién regular y válida de la
relación procesal (sólo podrá en este caso impugnarla el demandado) o
la que declare no poder fallarse la cuestión de fondo, y esta sentencia
podrá impugnarse tanto por el actor como por el demandado que haya
¡redido ser "absuelto en juicio" pues también él tiene interés en obtener
trna sentencia de fondo" ICHIOVENDA, Curso de Derecho Procesal Ciuil,
traducción de Figueroa Alfonzo, E., Méjico 1995,pág.5271.
T.-Laidea de vencimiento presupone la condición de parte. Con-
secuentemente, la víctima que no ha sido parte, no se ha personado en
cl proceso hasta el momento de recurriq, difícilmente puede afirmar que
haya sido vencida. La sentencia no ha sido dictada en confrontación con
la misma no obstante, dada su condición, tiene interés en impugnar en

t9
Rosa Pascua/ Senals

la medida en que ha resultado perjudicada por una determinad.a reso-


lución.
3".- El vencimiento, no en cuanto acción de vencer siro como efec-
to de-ser vencido, parece exigir totalidad; no obstante, nadie dud.a que
una derrota parcial supone un interés de la parte en recurrir.
La estimación será parcial cuando la sentencía conceda menos de
lo solicitado por la parte acusadora. rjn ejemplo de ello sería el supuesto
en que impusiese una pena inferior a la solicitada o cuando formula-
das varias peticiones tan sólo sea estimada alguna de elras, o cuando
habiendo varios acusados se condena a algunó de elos y se absuelve
a los demás. En estos casos, ambas partes iesultan perjuáicadas por la
sentencia, concurriendo en ambas el presupuesto del gravamen.
Habría que añadir que también existe gravamen cuando "la dife-
rencia entre lo pretendido y concedido por la sentencia afecta tan sólo
a cuestiones accesorias como las costas"
IVARELA Gó]ly''EZ, El recurso
de apelación penal, Yalencia 1997, pág. 1671. Existirá por ejemplo interés
en recurrir cuando la resolución estime la pretensión principáI, pero no
aprecie la solicifud de condena en costas.
4o.- sea cual sea el sentido que quiera darse a ra idea de venci-
miento, se cuestiona si cabe predicarlo del Ministerio Fiscal. Si bien res-
pecto a la legitimación no cabe duda que la ostenta dado que tiene la
condición de parte y como tal, se encuentra legitimado para iecurrir; las
pueden surgir en torno al gravamen y elo porque el Ministerio
9:dlt
Fiscal no es ofendido por eI hecho delictivo, no intérviene en el proceso
para defender un interés propio e individ.ualizado. No obstanie, si su
misión es promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de
los derechos de los ciudadanos y der interés tutelad.o por la le"y, desde el
momento en que alguno de esos intereses resulte afectado por la reso-
lución judicial, concurrirá el presupuesto del gravamen. Aun cuando la
resolución no le perjudica directa y personalmónte, como lo hace al resto
de partes, sí que puede afectar al interés social y público cuya defensa
le corresponde. Por tanto, y como manifiesta Calderón Cuádrado, ,,el
interés se predica de todas las partes, aunque con relación a los recur-
sos del Ministerio Fiscal adquiere tm significado especial en virtud del
principio de legalidad que debe informar su actividad-
ICALDERóN
CUADRADO, Apelación de sentencias..., Ob. Cit., pág. 1531.

20
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDII\¡IENTO PENAT BOLIVIANO

A modo de conclusión, el gravamen podrá causarlo tanto una


''r'rl('ncia como una resolución interlocutoria -providencia y auto-,
l',r;lirrá con la existe-ncia de un perjuicio para entender que los sujetos
h'¡',ilirnados tienen interés en recurrir. Con carácter general no puede
rrlr'rrtificarse interés o gravamen con vencimiento resu]tando necesario
.rl(.nder a cada caso concreto.

d) Requisitos de tiempo y forma

El art. 396.3 CPP establece:


"Los recursos se interpondrán, en Ins condiciones de tiempo y
formn que
:;t determinan en este Código, con indicación específica de los aspectos cuestio-
tttttlos de Ia resolución; (...)".
El recurso debe interponerse en el plazo legalmente establecido
l)ues/ en otro caso, deberá inadmitirse y la resolución impugnada devie-
ne firme. se trata de un requisito insubsanable. Dicho plazo es distinto
¡rara cada uno de los recursos, iniciándose su cómputo el día siguiente
al de la notificación de la resolución.
En cuanto a la forma, ha de atenderse a cada uno de los recur-
sos. El aú. 396.3 CPP establece como regla común a todos ellos que se
interpondrárt "con indicqción específica de los aspectos cuestionados de la
resolución". Requisito común del escrito de interposición de todos los
recursos es la exigencia de fundamentación, debiendo indicarse los pro-
nunciamientos que se impugnan así como la infracción que se entiende
cometida.
El incumplimiento de un requisito formal determina la inadmi-
sión a trámite del recurso salvo que sea subsanable en cuyo caso deberá
concederse previamente al recurrente un plazo para ello. En este senti-
do, el art. 399 CPP dispone: " Si existe defecto u omisión de forma, el tribunal
de alzada lo hará saber al recurrente , dándole un término de tres días oara que
lo arnplíe o corrija, bajo apercibimiento de rechnzo.
Si el recurso es inadmisible lo rechazará sin pronunciarse sobre el fon-
do".
El tibunal Constitucional Boliviano se ha pronunciado al respec-
to:

2l
Rosa Pascua/ Se¡rals

"CONSIDERANDO.
(...) los art.399 y 406 del Código de Procedimiento Penal, también
han previsto la facultad del tribunal de alzada de rechazar el re-
curso sin pronunciarse sobre el fondo cuando sea inadmisible y de
admitirlo cuando la apelación reúna los requisitos exigidos por ley
y esté prevista en la misma.
Que, en el caso de autos, si bien el Juez recurrido conforme al art.
405 del Código de Procedimiento Penal remitió el expediente a la
Corte Superior, sin dictar ninguna disposición porque no le ha sido
impuesta tal exigencia como tampoco la atribución para admitir o
rechazar el recurso, el acto ilegal en el que incurrió, se evidencia en
la viabilidad que otorgó al trámite no obstante 1o dispuesto en el
art.24 in fine referido. Que, asimismo los recurridos vocales tam-
bién infringieron la misma disposición, en cuya observancia no de-
bían conocer ni resolver en el fondo el recurso, al contrario debieron
rechazarlo en aplicación del art. 399 del Código de Procedimiento
Penal.
Que, al margen de ello, los vocales recurridos también han contra-
venido el citado art. 406, en cuanto al plazo que esta disposición
prescribe para resolver el recurso de apelación, dado que admitie-
ron el recurso el 13 de diciembre de 2001 y lo resolvieron el 28 del
mismo mes y año, sobrepasando el plazo de los diez días siguientes
estipulados a partir de la admisibilidad.
Que, al haber actuado en dicha forma, los recurridos han vul¡rerado
el derecho a la seguridad jurídica, el cual como derecho fundamen-
tal garanüza la certidumbre y certeza a todas las personas de que
todos los actos y resoluciones serán realizados y dictados conforme
disponen las normas jurídicas aplicables a cada caso, sin que las
autoridades puedan actuar a su libre arbitrio ignorando la Consti-
tución y las Leyes" íSC 649 /2002-Rl.

"III. FUNDAMENTOS TURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.6. (...) Si bien las formas exigidas por ley [...], tienen la finali-
dad de contribuir a la celeridad procesal, mediante la claridad y
precisión en la formulación de la apelación restringida, y por ell<r

22

I
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

,,1 ('ocligo de procedimiento penal faculta al superior (de alza-


rl,r) tlisponer que el recurrente corrija los defectos de forma de su
,rlrr'lación, bajo apercibimiento de rechazo, no es menos evidente
tlut' cl rechazo sólo puede ser dispuesto cuando previamente se
lrir concedido el plazo establecido en el art. 399 CPP; pues, si se
licnen en cuenta que los requisitos de forma tienen por finalidad
lircilitar a la autoridad judicial el conocimiento del objeto de im-
¡rrrgnación, la misma ley, para lograr esta finalidad, sin violar el
lrrincipio pro actione (SC 1044/2003-R), establece que no se debe
lcchazar un recurso por defectos de forma in limine, sino que se
clcbe conceder el plazo establecido por ley y, si la parte recurrente
rro corrige o amplía su recurso/ corresponde recién su rechazo;
consiguientemente, al no haber procedido así, las autoridades re-
curridas han sometido a la recurrente a un proceso indebido, el
mismo que está vinculado con su derecho a la libertad, por ope-
rar como causa y ser inminente la ejecución del mandamiento de
condena, por 1o que es preciso brindar la protección que brinda
el art. 18 constitucional" [SC 7075 /2003-R, en el mismo sentido la
sc 1146l2003-Rl.

Como ya veremos al examinar cada uno de los recursos/ la funda-


rcntación no es un requisito meramente formal, se trata de un requisito
r r

t'scncial, entre otras razones dado el carácter no preceptivo de la vista,


l)or lo que entendemos que su falta no es subsanable y determina la
irradmisión del recurso.

il. LA ADHESIÓN

El art. 395 CPP dispone: "Quien tenga derecho a recurrír, podrá ad-
lrcrirse fundamentadamente aI recurso concedido a cualquiera de las partes,
dentro del periodo de emplazamiento".
La Ley después de establecer esta posibilidad con carácter gene-
ral, reconoce en concreto la facultad de adhesión en el recurso de apela-
ción, tanto incidental -art. 405.1 CPP- como restringida -art. 409 CPP-.
Así, al regular la apelación incidental, el art. 405.1 CPP dice: "Pre-
sentado el recurso, el juez emplazará a las otras partes para que en el plazo de

L)
Rosa Pascua/ Seflals

tres días contesten al recurso y, en su


caso, a.cunpañen y ofrezcan prueba.
se producen adhesiones dur,tnie er emplazamtento, Si
correrá trnsrado a ras otres
pnrtes para que contesten lo adhesión
en el mismo plazo,,.
Y con relación a la apelación restringicla,
el art. 409.7" y 2" Cpp
dispone: "Interpuesto,er.recurn, se pondrá
er"rororimirrto-ií ú, otuas par_
tes, para que dentro del término de
di'ez díqs lo contesten
fundamei:n-tadamente.
si se ha producido una adhesión, se emprazará a contestaila dentro de
los cinco días".

1. Concepto

El código de procedimiento penar,


en ros preceptos trascritos, se
limita a reconocer ta posib'idad de adhesión
de las partes no recurren-
tes sin determinar el posible contenido
de la misnü, .onsiste,
cuál es su objeto. ""-qr?
El silencio legal y la utilización del término ,,adhesión,,
.
lugar a distintas intórpretaciones. Así ha dado
cabe entenderla:

a) Como un recurso dirigido a apoyar,


coadyuvar o reforzar el
inicialmente interpuesto. peticiJn de
revocaciór-r, coadyuvando a la pe-
tición principal apoyándola enteramente.
Tendría esta posibilidad, por
ejemp]g, cualquiera de ras acusaciones
cuando siendo varias hubiescr
recurrido tan sóro alguna o cualquiera
de los acusados respecto a la ape
lación formulada por uno de eilós.
Así entendida y dado su carácter accesorio,
su tramitación estarí¿r
supeditada a la de la apelación principal.

b) Como un nuevo recurso, una nueva


oportunidad que la Lt,y
concede a aquella o aquellas personas
que reuniendo las condicior.rt,:,
para recurrir no 10 hicieron' A través
de lá adhesior, preder, h".erlo t,,,
díamente al conocer la apelación interpuesta
por la otra parte y dad. t,l
mayor perjuicio que la resolución de li
mismá pudiera irroguríe.
Se trata, pues, de una ocasión que
la Ley brinda al apelado pir r,
que' después de conocer la impugnacián r

de su oponente, pueda rectrrr.ir


también él contra la sentencia en-aquellos
extremos que le son per¡rrtri
ciales' Con esra actitud se abre el exirnen
del tribunáláu uf"iLiír., r,,,,,,.
extremos, en otro caso consentidos.

)^
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDI[,4IENTO PENAL BOLIVIANO

l)c este modo el inicialmente apelado amplía el ámbito de cono-


, rni('rrto del tribunal "ad quem" con la alegación de nuevos motivos,
l,r lorrlrulación de nuevas peticiones, aunque ello entrañe una reforma
l','yor¿rtiva para el apelante principal.
El legislador en el Código de Procedimiento Penal parece con-
lrl'rrrar: la adhesión de este segundo modo, como un nuevo recurso. Y
r'llrr, cntre otras razones, dada la exigencia establecida en el art. 405 CPP
,ll tlar traslado a las otras partes para que contesten por escrito antes de
rcrnitir las actuaciones a la Corte Superior, trámite que no se prevé para
r'l t .rso en que el apelado simplemente se oponga al recurso.
Así entendida, la apelación adhesiva es independiente de la ape-
l,rt'itin principal y su tramitación no queda supeditada a la de esta últi-
¡nir. Consecuentemente, el no mantenimiento de la apelación principal
, r su inadmisión no debe impedir que la apelación adhesiva se tramite

v rcsuelva.
Su fundamento y propósito quedan reflejados en las siguientes
I'irlabras de Vicente y Caravantes:
"La parte que no apela de la sentencia en algún artículo que le
l,crjudica, se acerca más al espíritu de las leyes que desean la brevedad
y fenecimiento de los pleitos, pues en cuanto á sí toca, ha contribuido á
(
lue logren estos fines con el hecho de no apela¡, prefiriendo pasar por el
tlaño que le causa la sentencia, á continuar el pleito con grave perjuicio
tle la causa.
Estas loables intenciones quedan fustradas por la apelación de la
parte contraria, y no aparece justo por lo mismo hacerla de mejor condi-
ción que á la bien intencionada.
La aprobación que se induce del hecho de no apelar no pasa de
una presunción; el consentimiento no fue absoluto y expresivo, ni deter-
minado á reconocer la justicia de la sentencia; tuvo por causa y objeto
evitar mayores gastos y dilaciones acabándose el pleito con aquella sen-
tencia: faltó por la apelación contraria esta condición insita y natural;
justo es pues en estas circunstancias que la parte que calló quede por la
adhesión en aptitud de gozar de las mismas ventajas que el apelante" I
VICENTE Y CARAVANTES, 1., Tratado histórico, crítico y filosóJico de los
procedimientos judiciales en materia ciail,Madrid 1956-58, pág. al3-l.

25
Rosa Pascual Senals

2. Presupuestos y Requisitos

La posibilidad de adherirse a la apelación y su consiguiente


ad-
misión depende de la concurrencia de las circunstancias sigriientes:

1'.- La existencia de una apelación previa


si la posibilidad de impugnación tardía viene justificada por ra
existencia de una apelación principal resulta evidente que requerirá
para su procedencia de esta última. sin elra, sin ese p.o."iirrri"'rto
im-
pugnatorio ya iniciado, la adhesión carecería de sentido.
cabe cuestionarse si el desistimiento del apelante principar in-
fluye en la apelación adhesiva dejándola sin efecto. El aüandono
del
recurso por aquél no puede determinar el de la apelación
adhesiva. La
facultad de adherirse nace desde el momento en que el recurso
de ape-
lación sea admitido. si se desiste de éste, el ámbitó de conocimiento
del
tribunal "ad qrtem" se verá limitado a lo que fue objeto de ra apelació'
adhesiva, debiendo respetar tan sólo respecto del apelante
adhesivo la
prohibición de "refo¡matio in peius" y deiaparecienáo h misma
respec-
to.del primer apelante. La aperación adheiiva tan sólo depende
de rir
principal en el sentido de que necesita de esta última, de sL admisión,
para poder interponerla, su sola existencia es base suficiente para
rec()_
nocer la posibilidad de adhesión; pero, al margen de ello, i'd"p",..'
diente en cuanto a su tramitación. por tanto, el desistimiento ", del ipt,
lante principal no impide el mantenimiento y resolución de
la apelaci<irr
adhesiva ya interpuesta.

2".-La condición de apelado e interés en la reforma


Presupuesto indispensable para ra validez y consiguiente
admisi
bilidad de la apelación adhesivu ei t, interposición por del ap.rir
do con interés en la reforma de la sentencia, en la müidá
farte
qrru restr I rr r
perjudicado por ella y puede resultarlo más por el recurso "r, iit"rpr"r,,,
aun, cuando, en un principio, no apeló. La concurrencia
de un intercs r;r,
traduce en la necesidad de que la ientencia no le haya
sido plenamt,rrt,,
satisfactoria.
Resulta pues necesario que se reúnan los requisitos subjetivos rr.
cesarios para haber apelado con carácter principal.

26
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

3'.- Requisitos de tiempo y forma


Como también sucede para la interposición del recurso principal,
t'sLrlta necesario que el apelado impugne en el momento procesal y en
l,r lorma legalmente establecida.
En cuanto al momento, la Ley establece un momento preclusivo
r lt' rnodo que si la adhesión se lleva a cabo transcurrido el mismo perde-

r',r c{icha posibilidad y será inadmitida. Se trata de un requisito de "ius


, ogens" sin que sea susceptible, como cualquier condición temporal, de
:;rrbsanación.
El momento en que debe interponerse es en el trámite de contes-
lirción al recurso, siendo el plazo distinto según se trate de apelación
incidental -3 días (art. 405 CPP)- o restringida -10 días (art. 409 CPP)-.
lit' trata de un momento preclusivo, presentado una vez transcurrido el
plazo señalado procederá su inadmisión, sin posibilidad de subsana-
r'ion.
En cuanto a la forma, la Ley no establece especialidad alguna,
rtmitiéndose a los requisitos del escrito de interposición del recurso.

3. Efectos

La adhesión produce los efectos siguientes:

En primer lugar, el que apela con carácter principal y el apelado


t¡ue lo hace con posterioridad poseen la misma condición de recurren-
[es, como si ambos hubieran recurrido inicialmente. De este modo, ad-
rnitida la apelación tardía, el apelado ocupa la posición de verdadero
apelante con todas las facultades inherentes a tal condición.

En segundo luga1, excluye la prohibición de "reformatio in peius",


pudiendo resultar perjudicial la resolución del recurso para cualquiera
de las partes. Consiguientemente, se amplían las facultades del tribunal
"ad quem" a la hora de resolver.

27
Rosa Pascual Senals

III. EFECTOS DE LOS RECURSOS

1. Exclusión de la Firmeza
El primer efecto de todo recurso es evitar la firrneza de la resolu-
ción impugnada, es decir, la resolución impugnada no deviene firme.
si una resolución es recurrible, no adquiúrá firrneza durante el plazo
legaLmente establecido para poderla recurrir.
Lógicamente, si la resolución no es firme no producirá el efecto
de cosa juzgada formal ni material, que se anuda a la firmeza. Esta regla
no tiene excepciones, cualquier recurso producirá esta consecuencia, 1o
indique o no el legislador de forma expresa. La cosa juzgada formal es
"un efecto interno de las resoluciones judiciares, en cuantó que se refiere
al proceso en el que la resolución se dicta, en virtud del cuai las partes y
eI tribunal, en el desarrollo posterior del proceso, no podrán desconocer
lo decidido en la resolución que lo ha producido" [vtoNTERo ARo-
CA, con OTROS, Derecho Jurisdiccional II, Valenc ia 2005, pág. 4681, ,,es
la preclusión de los medios de impugnación respecto u .rnu i"rolución
jurisdiccional penal" [GOMEZ COLOME& J.L., con OTROS, Derecho
lurisdiccional r11, valenci a200b, pág. 409.4 quien pertenecen los entreco-
millados siguientes, pág. a701.
En cambio, la cosa juzgada material es ,,la vinculación en otro
proceso penal que produce la resolución de fondo firme. se trata de un
instituto procesal, consistente en un vínculo, de naturaleza jurídico-pú-
blica, que obliga a los jueces a no juzgar de nuevo lo ya decidldó y,
derivadamente, a no admitir controversias de ras partes á"ur.u de ello,,.
La hrrneza es presupuesto de la cosa juzgada material. una vez firme
la sentencia no podrá iniciarse un nuevo proceso penal contra la misma
persona por los mismos hechos.
El recurso además puede producir efecto suspensivo y extensivo.

2. Efecto Suspensivo

El efecto suspensivo supone raparalización de ra eficacia jurídica


propia de la resolución recurrida. La cuestión que se plantea es si dado
el perjuicio que produce la resolución recurridu, ¿prlud" ésta producir
sus efectos con independencia del recurso o debe esperurr" u
su contenido para actuar en consecuencia? [MONTóN REDONDO, "orro.".
con

28
RECURSOS EN EL CÓDlGO DE PROCEDII\¡IENTO PENAL BOLIVIANO

( | I l(( ):i, l)crccJn


lurisdiccional 1I1, Valencia 2005, pág. 3611.
l',1 ,rt. 396.1 cPP dispone'. "Los recursos se regirán por
las siguientes
t ,'.ltt';: I . 'ti,ndrán efecto
' suspensiuo, salao disposición contraria; (...)',.
Att'.diendo al tenor literal der citado precepto, no cabe la ejecu-
' r'rr ¡r¡1¡visional de la resolución recurrida, salvo que la ley disponga lo
, ,'rrlr',r|io cn el caso concreto.
lrrr el supuesto de que se trate de un recurso frente a sentencias, a
I r lr,r',r tle cleterminar si prciduce o no efecto suspensivo, resulta
necesa-
r r,
' , lr:;lirrguir según se trate de sentencias absolutorias o condenatorias.
Ii.r el primer caso, la Ley dispone la eficacia inmediata, consti-
t'ir\(.(l() una de las excepciones a la regla general. En este sentido, el
rrrft,'l CPP al regular los efectos de la absolución dice: "La sentencia
',1' ,,lttlt¡tia ordenará Ia libertod del imputado en eI ncto,la cesnción de todas las
"t, 'lt,ltt:: c&utelares personales (...). tg libertad del imputado se ordennrá qun
' tt,ttttlrt l¡ sentencia qbsolutorio no esté ejecutoriada y se cumplira directamente
,1, .,l, ltt ssla de nudiencia (...)".
l'.r el contrario, tratándose de sentencias cond.enatorias, no cabe
Ir rrcióÍr de 1as mismas hasta que no hayan adquirido firmeza. Así
r'1r'r

' , , 'r I t rtre del art. 340 cPP: " Ejecutoriada ra sentencia condenatoria se remi-
I

!' ,1 ltr't copias nutenticsdas de los autos al juez de ejecución penal para que
¡'t,,t r'r lrt ::t:gún este Código (...)".
t(cspecto de la responsabilidad civil, el art.365 de ra citada Ley en
,, r¡ lo párrafo establece que " la sent encia condenatoria o la que imponga
l i rr
¡, t, t' t l d a de seguridad ej ecutoriada hobilitará el procedimiento
'
t r ¡
especial para
t.t t'rlttrtocíón de los daños y perjuicios que correspondan". La resolución
' | ¡ r, | ( '( il iga en este procedimiento entendemos que será
susceptible de
' ¡, , rr, itirl provisional cuando se den los requisitos establecidos para ello
, , l. r | ,t'y, y ello porque el art. 387.2 de la misma
' dice que ',el juez ejecutará
! t, , r:;¡ti, en sujeción a las normns
' del Código de procedimiento Ciail".
( )tra cuestión que cabe plantearse en torno a este efecto es qué
'",¡r. si el recurso se hubiere interpuesto por tan sólo uno o alguno
' l' l, , t.ndenados.
' ¿Podrá hacerse efectiva la sentencia respecto de los
'I' ll¡.ll,r

lrr-r tal caso, ante el silencio legal, entendemos que podrán eje_
'¡t,rr',r' aquellos pronunciamientos que afecten a los condenados que
¡
" ' |, r r r rrieron, sin perjuicio de que puedan aprovecharse de lo que de

29
Rosa Pascua/ Sefials

favorable para ellos contenga la resolución que en su día se dicte. Como


manifiesta Calderón Cuadrado, "ello no es sino consecuencia de la si-
tuación de acumulación que se produce cuando son más de uno los acu-
sados. Refiriéndose a ellos la sentencia de instancia lo hará en pronun-
ciamientos distintos, apelado uno el resto resultan consentidos sin que
se permita la posterior adhesión al recurso planteado" ICALDERÓN
CUADRADO, Apelación de sentencias ..., Ob. Cít., pá9. 1.871.
El Tiibunal Constitucional Bolivi¿¡no en Sentencia 0244/2006-R
manifiesta:

"III. FUNDAMENTOS ruRIDICOS DEL FALLO.


(...)
III.5. Finalmente, en cuanto a la dem.rncia formulada en sentido
de que habiendo apelado de la Resolución que dispuso la revo-
catoria del beneficio de extramuro y de la orden de aprehensión,
la autoridad recurrida estaba impedida de ejecutar la detención
dispuesta; corresponde señalar que en función de la previsión
contenida en la última parte del art.32 de la LEPS, interpuesto el
recurso de apelación , el juez de ejecución penal lo tramitará y re-
solverá, de conformidad a lo previsto para la apelación incidental
en el Código de Procedimiento Penal.
Que sobre la naturaleza de los recursos que se encuentran pre-
vistos en el Código de procedimiento penal, el art. 396 del CPP
establece las reglas generales que rigen a estos recursos. Así el
inc. 1) señala que los recursos tendrán efecto suspensivo, salvo
disposición contrariai de donde resulta, que en aquellos casos en
los que este Código no determine expresamente que el efecto de
la apelación es el devolutivo, la ejecución del fallo promrnciado,
que fue recurrido de apelación, queda pendiente en tanto se re-
suelva Ia alzada; teniendo en cuenta, que por regla general los
únicos recursos que tienen efecto devolutivo o no suspensivo, son
los expresamente señalados por ley; que tratándose de la resolu-
ciones pronunciadas dentro de los incidentes de revocatoria dc'
los beneficios de salida prolongada, del extramuro y la libertacl
condicional, el art. 776 de la LEPS, ni el 403 inc. 4 del CPP no
prevén en forma expresa que el recurso de apelación contra lir
resolución que resuelva ese incidente sea en el efecto devolutivo,

30
RECURSOS EN EI, CÓDlGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

Io r¡lre implica, su carácter suspensivo; por ende, dicha resolución


rro podrá ser ejecutada entre tanto el recurso de apelación no haya
r;irlo resuelto.
l,lrr el caso de análisis, se constata que en la audiencia de 12 de
cncro de 2006, la autoridad recurrida pronunció la Resolución
Ol /2006, mediante la cual, una vez escuchados los justificativos
,lcl representado del recurrente, resolvió.revocar el beneficio de
t'xtramuro otorgado a su favor, señalando que de acuerdo con lo
irrformado por la trabajadora social, el condenado incumplió con
ln segunda condición impuesta, al no haber retornado desde el 5
t lc septiembre de 2005 a la penitenciaria de "San Antonio", duran-

Ic más de cuatro meses, ordenando cumpla el resto de su condena


y rleterminando se notifique al Director áe la penitenciaría para su
t'umplimiento. En la misma audiencia, el recurrente formuló ape-
lación contra Ia Resolución de revocatoria, solicitando se ordene
sr-r libertad entre tanto se resuelva ese recurso enrazón al efecto
srlspensivo de la apelación. La autoridad recurrida, tuvo por pre-
scnte la interposición del recurso, ordenando que lo formalice de
¡cuerdo a ley, disponiendo al mismo tiempo "que el mandamien-
to de detención del representado del recurrente dispuesto por
Auto de 14 de enero, dejará de tener vigencia una vez se efectúen
l¿rs notificaciones con la presente resolución"(sic), no existiendo
constancia de que el mandamiento de detención hubiese sido de-
jirdo sin efecto y que el recurrente hubiere sido puesto en libertad
hasta que se resuelva la apelación; por el contrario, conforme ha
manifestado elrecurrente enla audiencia dehábeas corpus, -hecho
rro desvirtuado-, la autoridad demandada no puso en libertad a
su representado mientras se tramitó el recurso de apelación inter-
¡ruesto; que si bien es evidente, que tampoco existe constancia de
rlue el recurrente hubiese formalizado la apelación de esa Resolu-
r:ión; no es menos evidente, que el recurso fue anunciado en la au-
c{iencia de revocatoria del extramuro y del que tomó nota la Jueza.
Consiguientemente, queda claro que la autoridad judicial deman-
clada en lugar de dejar en suspenso la ejecución de la Resolución
que dispuso la revocatoria del beneficio del extramuro, hasta que
se resuelva dicha apelación, continuó indebidamente con los ac-
tos de ejecución de esa resolución, no obstante estar suspendida
su competencia y por lo mismo, ejecutó una resolución que aún

-)l
Rosa Pascua/ Sena¡s

no estaba ejecutoriada, vulnerando el derecho a la libertad del


tecurrente, ello en razón a que eventualmente la resolución de
revocatoria del beneficio de extramuro puede ser modificada o
dejada sin efecto, por el Tribunal de alzaáa,lo que supondría que
aI ejecutarse en forma inmediata la primera Resolución se estaiía
restringiendo indebidamente la libertad del condenado. extremo
que no resulta conforme a derecho.
En el mismo sentido se ha pronunciado este Tiibunal en las SSCC
7697 / 2003- R y 776 / 2006-& al resolver una problemática similar,
aunque no esté referida al beneficio del extramuro, empero/ se
pronunció respecto a una revocatoria al beneficio de suspensión
condicional de la pena. Así en laSC 169I/2003-R, de 24 de no-
viembre, se señaló lo siguiente:
"En el caso que se examina, la Sentencia por la cual se suspendc,
condicionalmente la pena impuesta al recurrente, fue impugnada
a través de un recurso de apelación restringida, el cual conformt,
a las reglas previstas en el art. 296.1) Cpp tiene efecto suspensivo,
motivo por el cual dicha Resolución no se encuentra eiecutoria
da, por lo que aún no le corresponde al beneficiado cumplir l.r:,
obligaciones impuestas en la misma, ya que ello sólo será posibL,
cuando la Sentencia haya adquirido la calidad de cosa juzgada.
Consiguientemente, el eventual incumplimiento por parte del rt,
currente a las reglas de conducta impuestas en una Sentencia qrr,.
no se encuentra ejecutoriada, no pueden acarrearle consecue^(.r,r
alguna, menos la privación de su libertad. por ello, la exigerrt i,r
de que todos los lunes se presente al Juzgado a firmar asisterr,,i,,.
constituye un acto arbitrario de los recurridos que desconoccrr ,.
principio de presunción de inocencia consagrado por el art. lr, I

CPE, situación que se agrava al haberse expedido mandam it,r , rI ,

de condena, y como consecuencia de ello procedido a la c.lt,lcrr


ción del actor, por inobservancia a 1o dispuesto en una Set-lt.., ,.,
que no tiene aún el valor de cosa juzgada por encontrars(,
l,r,rl
diente de resolución el recurso de apelación restringida ,¡,,,, 1,.,
sido interpuesto, habiéndose atentado así contra su dereclr, ,r l,r
libertad, en franco desconocimiento de los preceptos conr(,rril,l..
en los arts. 16.IV de la Ley Fundamental v j. CPp que est¿lbL,, ,,r¡
"Nadie será condenado á sanción alguná si no es po. s(.nt.rr, r,r
ejecutoriada (...)".

)L
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDI]\¡IENTO PENAL BOLIVIANO

Iin el mismo sentido, laSC 716/2006-R, de 1 de febrero determi-


nó: "Consiguientemente, al estar apelada la determinación de la
revocatoria de la suspensión condicional de la pena que no revis-
te la calidad de cosa juzgada, ante la inminencia de la ejecución
del mandamiento de condena, expedido por la autoridad recu-
rrida, se atenta contra el derecho a la libertad, acto ilegal sumado
al hecho de que, la referida revocatoria no fue dispuesta en au-
diencia pública, donde el recurrente, haya tenido la oportunidad
en virtud de los principios de oralidad e inmediación de ejercer
el derecho irrestricto a la defensa, por lo que el Juez alhaber de-
terminado directamente esta medida, sin poner en conocimiento
del condenado la denuncia del incumplimiento que se le atribuye
para darle la oportunidad de defenderse, ha vulnerado también
el derecho a la defensa vinculado a la libertad, por cuanto en ese
actuado procesal se define su situación jurídica (...)".
Por lo expuesto, corresponde por este extremo otorgar la tute-
Ia solicitada, al evidenciarse que se ha ejecutado una Resolución
no obstante estar pendiente un recurso de apelación, por lo que
el Tiibunal de hábeas corpus al haber declarado improcedente
el recurso en cuanto a todos los actos demandados ha efectua-
do en forma parcial una adecuada compulsa del mismo" [SC
0244/2006-Rl.

3. Efecto Extensivo

El art. 397 CPP dispone: "Cuando en una causa existan coimputados,


cI recurso interpuesto por uno de ellos, fauorecerá a los demás, a menos que los
motiaos en que se base sean exclusiaamente personales".
Se reconoce "en beneficio del acusado no recurrente que, en
determinadas circunstancias, puede verse favorecido en su situación,
"aprovechándose" de los resultados de un recurso interpuesto por un
coacusado que mejoran los pronunciamientos de la resolución recurri-
da" [MONTÓN RnpOmOO, A., Derecho lurisdiccional lll, Ob. Cit., pág.
368)
Evitar contradicciones lógicas entre situaciones procesales simila-
res y el principio de humanidad justifica, entre otras razones, este efec-
to.

JJ
Rosa Pascua/ Sena¡s

El efecto extensivo viene delimitado:


a)-Desde el punto de vista subjetivo: Afecta única y exclusiva_
mente a los acusados no recurrentes.

, b) Desde el punto de vista objetivo: Este efecto surge con relación


a los recursos previstos frente a sentencias. Además tai sólo procede
cuando la resolución del recurso sea favorable al recurrente y ,i"*pr"
que su pretensión impugnatoria no se hubiese basado en motivos
excl r-
sivamente personales.

IV. DESISTIMIENTO DEL RECURSO

"Los recursos se regiránpor las siguientes


reglas generales: (...)
2.- Podrán ser desistidos con costas por la parte que los haya interpues-
to, sin perjudicar a los demás recurrentes o a los que oportunamente
se úayarr
adherido. Para desistir de-un recurso, el defensor deberá tener mandato
expreso
del imputado" (art. 396.2 Cpp) _

El desistimiento consiste en la declaración de voluntad del recr¡


rrente por la que retira su petición de reforma de la resolución inicial
p:lt" recurrida. supone la finalización de la tramitación del recurso y
la firmeza de la resolución impugnada.
Puede desistir-del recurso la parte que lo haya interpuesto y rr,
requiere la conformidad de la otra parte en la mediáa qrr" no resurr,r
perjudicada por el mismo, el desistimiento es unilateral. "tt
En el caso de que la resolución hubiese sido recurrida por más rr,.
una parte, el desistimiento de uno de los recurrentes no aféctará a 1,,,,
recursos interpuestos por las demás que seguirán su tramitación
or,rr
naria, incluyendo la apelación adhesiva. si que limitará las facultatr,..,
del órgano " ad qttem" al no poder entrar u ,erolrre, lo que fue obiet. , r, .
I
recurso afectado por el desistimiento.
Para desistir, "el defensor deberá tener mandato expreso d.el imouttt,t,,
(aft.396.2 CPP), es decir, el abogado deberá tener reéonocida dá fr¡,,,,,
expresa tal facultad. si bien la Ley se refiere tan sólo al imputacio, ('( )r r:.1
deramos extensible tal exigencia al supuesto en que el reóurrerrtc s(,,r r.r
ofendido por el hecho delictivo. euizá el citado
frecepto se rcfi.r. r;,,r,,
al imputado porque eI legislador estaba pensand-o purt" ¿r(.rs,r( r(,
ra en el Ministerio Fiscal. "oÁo

34
RECURSOS EN EL CÓDIOO DE PROCEDIIT/IENTO PENAL BOLIVIANO

no establece la forma ni límite temporal al ejercicio de esta


[-a Ley
| . r, Poniéndolo en relación con otros preceptos, cabe entender que
rrII ¿rd.
, l ,lcsistimiento debe ser expreso, pues el art. 472.4" CPP al regular el
r,'r ur'so de apelación restringida, en concreto la audiencia de prueba o
l r r n r l,rmentación, dispone que: " La inasistencia a la audiencia no proaocará

'lt ,t'tcíóft del recurso, pero quien lo solicitó y no concuriera, será responsable
l",t ltts costas".

El desistimiento conlleva la expresa imposición de costas al recu-


l t{,ntC.

V. FACULTADES DEL ORGANO "AD QUEM"

"Los tribunales de alzada circunscribirán sus resoluciones a los aspectos


, t t rttionados de ln resolución" (art. 398 CPP).

El ámbito de conocimiento del órgano "ad quem" queda limita-


rlo, €fl todo caso, por lo impugnado por los recurrentes principales o
.r,llresivos, por el objeto del recurso o pretensión impugnatoria.
El fundamento o razón de ser de tal limitación no se encueritra
,'r r el principio de oportunidad y su derivado, el principio dispositivo,
.rl rro regir éstos en el ámbito penal. El proceso penal está inspirado en
los principios de necesidad y oficialidad, no obstante 1o cual existe tal
rr.stricción.
Por ello, su fundamento no puede independizarse de la finalidad
|
,r"opia de cualquier recurso. No se trata tan sólo de un instrumento para
( )rregir los posibles errores en que hubiera incurrido el juzgador, si así
(

lrrera toda resolución debería ser examinada de oficio por otro tribunal.
,\ ello debe añadirse, Ia insatisfacción subjetiva de una parte con la reso-
Itrción recaída, siendo precisamente dicha insatisfacción la que le lleva
,r impugnarla. A través del recurso puede que el recurrente no pretenda
un nuevo examen de la pretensión deducida en la instancia, sino tan
r;tilo de ciertos extremos de la sentencia que le resulten perjudiciales.
Por tanto, su razón de ser es lo que se conoce como justicia roga-
,la. En este sentido Calderón Cuadrado afirma que "es lógico que si sólo
l,r parte es quien, con la interposición de su recurso, hace realidad esa
rloble posibilidad de enjuiciamiento de la cuestión litigiosa, también sea

35
Rosa Pascua/ Se¡ra¡s

únicamente ella quien delimite el ámbito de conocimiento del tribunal


"ad quem" respecto del objeto procesal de la instancia,,
[CALDERON
CUADRADO, Apelación de sentencias..., Ob. Cit., pág.1061. El tribunal
de arzada deberá siempre atender a la pretensión ó pretensiones in-r
pugnatorias para saber hasta dónde puede conocer. Tal pretensión lt,
vincula en un doble sentido:
- Positivo, en cuanto que le impone un deber de pronunciars.'
necesariamente sobre todo aquello que se haya sometido pt,,
las partes a su enjuiciamiento.
- Negativo, dado que le prohibe extender su resolución más ail,r
de lo solicitado por las partes y resolver sobre algo distint. ,r
las pretensiones y demás cuestiones que se hayan planteatl,r,
incurriendo en otro caso en incongruencia.
La resolución que decida el recurso habrá de adecuarse a la r,¡¡,
tensión impugnatoria y demás peticiones deducidas oportunamt'rrr,.
por los litigantes, debiendo el tribunal resolver sobre todo lo que lr,¡r.,,
sido objeto del recurso sin pode¡, por otto lado, excederse de l,o .¡,,,, ,.,.
someta a su enjuiciamiento a través de la impugnación.
Delimitado por eI recurrente el ámbito de conocimiento del t r.il r , r

nal de alzada, incurrirá en incongruencia :


- Cuando no respete los límites fijados por el recurrente. l!,r r,.,,
mos/ por ejemplo, en aquellos supuestos en que contenit,¡r,1,,
la sentencia varios pronunciamientos tan sólo se recur^' , r Ir: , ,

no de ellos, no obstante lo cual, la resolución del recurs. r,r r r , ,,


a decidir sobre los demás. El conocimiento del órgano jtrr.r:,, tr,
cional no puede extenderse a aquellos extremos que, .,¡.1
l)()r
aceptados por las partes al no ser impugnados, han dt,vtr r r, t, ,

firmes.
- Cuando concede algo distinto de lo solicitado por al¡,,rrn,r ,l,
las partes o que no se corresponde con la pretensiór1 () r.tr
¡r r r

siones impugnatorias.

El rribunal Constitucional Boliviano se ha pronunciad. ir I r,... ¡,,,


to en sus resoluciones:

36
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIiVIENTO PENAL BOLIVIANO

" rI r. TUNDAMENTOS IURÍDTCOS DEL FALLO.


()
lll.7. (...) Los Vocales recurridos, en observancia del art.398 Cpp,
stilo podían resolver y pronunciarse sobre los agravios expresados
crr la apelación del auto de 17 de diciembre de 2002 dictado por el
inferioq, que concedió la cesación de la detención preventirrá d" lu
irnputada y le impuso medidas sustitutiva's. De ahí que en cum-
plimiento de la disposición legal aludida, y en aplicación del art.
406 CPP, los Vocales recurridos, señalaron audiencia y realizaron
la misma en la fecha señalada, en ausencia de la imputada y de su
abogado, quienes no se presentaron pese a su legal notificación.
De esa manera, una vez escuchado al Ministerio público como
parte apelante, dictaron la resolución pertinente debidamente
motivada, en la que compulsando correctamente los elementos
de juicio existentes, revocaron el auto recurrido, manteniendo fir-
me y subsistente el auto de detención preventiva, sin que con ello
hubieran cometido ningún acto ilegal.
La revisión de oficio prevista por el art. 15 LOJ, sólo podía ex-
tenderse, en su caso, a los antecedentes que dieron lugar al auto
apelado, es decir, a la documentación y actuados realizados sobre
la cesación de la detención preventiva, pero no remontarse a ac-
tuados anteriores, como pretende erradamente el recurrente,, [SC
760/2003-Rl.

"III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2. En cuanto al Auto de Vista 23/2002 dictado por los Vocales
recurridos y ahora impugnado, se establece que no se adecua al
art. 398 CPP que ordena que "Los tribunales de alzada circuns-
cribirán sus resoluciones a los aspectos cuestionados de la reso-
lución", puesto que es evidente que en el mismo, los Vocales no
se pronunciaron sobre ninguno de los aspectos apelados, justi-
ficando su fallo en aspectos ajenos que no fueron cuestionados
en el recurso de apelación, con lo que han infringido el derecho
al debido proceso del recurrente así como a la seguridad jurídi-
ca, sin que pueda invocarse la existencia de una supuesta cosa
juzgada; dado que conforme a la jurisprudencia sentada por este

JI
Rosa Pascua/ Senals

Tiibunal, cuando en un proceso se afecta aI contenido esencial de


un derecho fundamental o una garantía constitucional, se abre
inexcusablemente el ámbito de protección que brinda el orden
constitucional a través del amparo Constitucional. Así lo han de-
clarado las Sentencias Constitucionales II7 / Ig99 -F., 922 / I99g -F',
703/2007-R,727/2007-R, y 982/2002-R, entre otras, por lo que
corresponde en el caso presente otorgar la tutela solicitada,, [SC
13s8/2002-Rl.

"CONSIDERANDO
(...)
3. (...) Que, por otra parte, los vocales recurridos han dado cum-
plimiento al art. 398 de la Ley N" 1920, que al establecer su com-
petencia señala que los tribunales de alzada circunscribirán sus
resoluciones a aspectos cuestionados de la resolución, como lo
han hecho en el caso que se examina por cuanto en su fallo no han
considerado ni incluido otros hechos que no se hallen denuncia-
dos en la querella, como tampoco han vul¡rerado el principio de
la "reformatio in peius" que en el Código de Procedimiento penal
está previsto por el art. 400 al referirse a la "reforma en perjuicio,'
y que determina que cuando la resolución sólo haya sido impug
nada por el imputado o su defensor no podrá ser modificada en
su perjuicio, no siendo aplicable cuando ambas partes hubierarr
apelado. Consiguientemente, las autoridades judiciales demar-r
dadas procedieron conforme a derecho, sin incurrir en acto ilegir I

que requiera la tutela constitucional solicitada por no encontrarsr,


el caso dentro de las previsiones del art. L9 constitucional,, [S(
857 /2002-R1.

"III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2 Que, por otra parte, si bien es evidente que el art. 250 ('l'll
dispone que el Auto que imponga o rechace una medida r:s r¡,
vocable o modificable aún de oficio, esta prescripción legal ricl,,.
vinculársela con el aft.247 CPP, pues son las circunstancias l)r(.
vistas en este artículo las que darán lugar ya sea a revoc¿lr (),r
modificar las medidas cautelares impuestas.

38
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

t-)L¡c, el citado precepto también deja colegir claramente que


(lrrión podrá revocar o modificar de oficio, es el
Juez que esté en
( ()nocimiento de la causa, es decir el que
esté a cargo del proce-
:;o, cle modo que deberá entenderse que el Tlibunal de Apelación
., tiene esa permisibilidad estatuida en el art. 250 referido, pues
r ¡¡ricamente podrá dejar sin efecto ya
sea la detención preventiva
. las medidas sustitutivas de la misma cuando conoce un recurso
,lc apelación, en cuyo caso por mandato del art.398 de la citada
l,t;y 7970, no puede extender su determinación más allá de lo im-
l)ugnado como ya se ha referido" ISC IIZ6/ Z00Z-R].
,,III.
FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.
(.)
III.3 Que, de igual forma, este Tribunal ha sentado jurisprudencia
.r-rsentido de que otra de las garantías procesales básicas dentro
tle un proceso en instancia de apelación, es que el tibunal que
('onozca tal recurso debe circunscribirse a los puntos expresamen-
[c recurridos, vale decir, que deberá resolver cada uno de ellos,
.rsí también ha sido estipulado por Ia nueva normativa adjetiva
penal, pues el art. 398 CPP vigente, prescribe: ,,Los tribunales de
,rlzada circunscribirán sus resoluciones a los aspectos cuestiona-
tlos de la resolución".
(]ue, en la especie, las recurridas al margen de no haber sustenta-
rlo conforme a Ley los puntos cuestionados, también obviaron re-
solver la nulidad de obrados por notificación irregular, de modo
tlue han incurrido en omisión indebida vutrerando no sólo la
rrorma adjetiva que les exige la forma en que deben resolver una
irpelación, sino también el derecho ya referido, pues el mismo su-
pone la motivación suficiente de una resolución como también la
compulsa y resolución de cada uno de los aspectos o puntos que
lrubiesen sido objeto de los alegatos del apelante,, lSC1,g0g/2002-
Rl.

\'l PROHIBICIÓN DE'REFORMATIO IN PEIUS'

En estrecha relación con la congruencia surge el criterio prohibiti-


,
' ,lt' la "reformatio in peius".

39
Rosa Pascual Se¡ra¡s

Se trata de una exigencia enunciada en sentido negativo a tent,r


en cuenta por el órgano jurisdiccional en el momento de resolver cl rl
curso/ en virtud de la cual, no podrá modificar la sentencia impugn¡t1.,
en perjuicio del recurrente. Esto es, tan sólo podrá reformarla en su 1,,,
neficio o, en su caso, desestimar el recurso, pero nunca revocarlar ¡,irr,,
empeorar su situación respecto de la sentencia impugnada.
El Código de Procedimiento Penal prevé expresamente €st¿r pr i,
hibición en su art. 400 al disponer: "Cuando lq resolución sóIo hnryo :;t,t,
impugnadn por el imputado o su defensor no podrá ser modificada efl su ltr.t
juicio".
Atendiendo a tal exigencia negativa, cabe señalar:

1'.- El tribunal que resuelva el recurso, aun cuando no ('sl(, ,1,


acuerdo con la resolución impugnada por considerar que debía lr,rl,, r

sido menos favorable para la parte recurrente, se ve impedido pir | , r r lr


cidir empeorando su situación.

2".- Tal prohibición se refiere sólo al recurrente pudiénrlo,;,.. , ,,


todo caso, agravar la situación jurídica de la parte recurrid¿r l)u{.:,. ,,l
realidad, eso es lo que se pretende aunque con un sentido distirrto r,,
jorar su posición-, tras la interposición del recurso.

3o.- No puede mantenerse con carácter general que el tril rr r r,.',,


¡,,,
conoce del recurso se encuentra en la misma posición que el jtrt'z , 1,. ,,,
tancia, pues, tan sólo cabrá hablar en tal sentido cuando los rt,t r ¡ r ¡,.r , r,
hayan llevado al órgano "ad quem" el conocimiento de la tot,rlr,l,¡, | ,l,
las cuestiones juzgadas en la instancia.
El fundamento de tal prohibición se encuentra €n la t'xi1,,r.rr, r.r , L
congruencia. Se ha afirmado que la interdicción de la refornr,l | ,r.\ ( ,r ., r ,
va tiene plena justificación dogmática en la combinación dt' t l, ,:, ¡ ,, ,, ,, ,
pios: el principio dispositivo (nemo iudex sine actore; ft€ prot'r,rlrtt trt,l, t , ,
officio) con el principio del gravamen como condición cle la lr'¡,,rrr¡r.¡! r{,i,
para impugnar. En este sentido afirma Calamandrei qur"'si r(.( ,r r, l.r
parte que se ha visto perjudicada por la sentencia, no v¿l ir l,r.r,l,.rr, r, ¡ .,
través de su recurso empeorar su situación, sino en el pcor tL. 1,,.. , ,, ,,.,
mantenerla. De este modo el tribunal de apelación debcrii ('\,rnr¡r , !..

40

J
RECURSOS EN Et CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

,,.,,trr'\'('r'siil sólo en aquellos extremos en que en primer grado el ape-


| ,rrtr, ,r' lr,rvisto perjudicado, eliminando en segundo grado, si es posi-
r'1, t,rl ¡'t'r'jtricio (...)" ICALAMENDREI, "Appunti sulla "Reformatio in
f rlr'.
,¡ ", t'rr IIDPC núrn. 4, pág. 301].
I'or' [anto, la causa que justifica tal prohibición hay que buscarla
, ¡, L r r, r I id ¿rcl propia del recurso. A través del mismo no se pretende la
I r r

,, r l r,, r, i,rr de una justicia en interés público sino satisfacer el interés de


|
' l',tr lt's cl-I €l reCuISO.
I ,r cxclusión de reforma peyorativa es una garantía procesal de
,lir, lr)r; l)ronunciamientos de la resolución recurrida no impugnados
t.,'r ilil rl',uno de los litigantes quedarán fuera de la función revisora del
¡,rr',.rn() jrrrisdiccional competente. De tal forma, que el recurrente que-
I !, , ,r :,,rlvo de la posibilidad de que Ia resolución del recurso exceda de
i,, t, r,rinos en que lo formula y, en consecuencia, que éste no servirá
, | , ,
¡ ¡ ¡1 1'
Para que los pronunciamientos de la sentencia que le son favo-
,

r rl ,lr. , :,t' revoquen en su perjuicio, al menos en los supuestos en que la


',tr.r ¡r.¡¡ 11' se limite a pedir su confirmación.
l,sta prohibición tan sólo impide que la situación del recurrente
, ' ('nrpeorada a consecuencia exclusiva de su propio recurso, admi-
\ ,r
r !¡ r r¡ l, )r;(¡ l¿r reforma peyorativa a raíz del recurso
o recursos, principales
"', l l r': ; i vos, interpuestos por cualquiera de las otras partes. Tán
r
sólo en-
r, ,r,r ('n juego esta limitación a la potestad de resolver cuando haya un
( | r'('('urrente pues, en caso
r!
' ! r, contrario, cuando recurra la contraparte
,1, l,'un.r principal o posteriormente se adhiera, quedará en principio
,,', rr',rrlir dicha interdicción. Lógicamente, al recurrir también los liti-
¡ ,irr,:, (llre ocupan la posición procesal de recurrido, se amplía el ám-
l '¡1, , , ll t'onocimiento del tribun al ad que en la medida en que defienden
i¡,r, |,.,(.s contraPuestos.
Al respecto se ha pronunciado el Tiibunal Constitucional Bolivia-
,!,,, ¡r nrrmerosas ocasiones:

,,(]ONSIDERANDO.
( .) Que en el caso de autos, las autoridades demandadas al asumir
( ()rlocimiento de las excepciones planteadas en grado de apelacióry
¡,,rra el cómputo de la prescripción actuaron correctamente al tomar
t'rr cuenta Ia agravante prevista por el art. 346 bis del Código Penal
' lue
eleva la pena de 3 a 10 años de privación de libertad cuando

4l
Rosa Pascua/ Senals

el abuso de confianza se realiza en perjuicio de víctimas múltiples,


por cuya normativa no se ha operado la prescripción conforme lo
establece el art.29-1) del Código de procedimiento penal que señala
el plazo de ocho años para la prescripción de la acción en l,os delito"
qne tengan una pena privativa de libertad cuyo máximo legal sea
de seis o más años.
Que, por otra parte, los vocales recurridos han dado cumplimient.
al art. 398 de la Ley N" 1970, que al establecer rr.r.o-p"t".,cia sc_
ñala que los tribunales de alzada circunscribirán sus resorucioncs
a aspectos cuestionados de la resolución, como lo han hecho en r'l
caso que se examina por cuanto en su fallo no han considerado lri
incluido otros hechos que no se hallen denunciados en la quert,
lla, como tampoco han vul'erado el principio de la ,,reformaiio i,,
peius" que en el Código de procedimiento penal está previsto por r,l
art. 400 al referirse a 1a "reforma en perjuicio,, y que áetermina qtr,.
cuando la resolución sólo haya sido impugnada por el imputactir .
su defensor no podrá ser modificada en su perjrri.io, ,ro siendo ap l,
cable cuando ambas partes hubieran apelado. Consiguient"*",.,t,,.
las autoridades judiciales demandadas procedierorr
u ,1,,
recho, sin incurrir en acto ilegal que requiera ra tutela-rrfo.*"
constituci.¡r,r
solicitada por no encontrarse el caso dentro de las previsiones ,r,'l
art. 19 constitucion al ISC 857 / 2002-Rl.

"rir. FLTNDAMENTOS IUnÍOICOS DEL FALLO.


(. ..).
III.2. Las autoridades demandadas, al haber promrnciado el Aut,,
de vista de 21 de abril de 2003 -ahora cuestionado- no han v.rrr,,
rado el principio de la "reformatio in peius,, que es aplicable t.rr,r,,
do la resolución sólo haya sido impugnada por el iirputado ,, ,.,,
defensoq. caso que no es el de autos en el que ambas partes a¡,,,1,,
ron de la resolución. En este sentido el Trib'nar constituci...rr r,,,
sentado jurisprudencia al señala1, entre otras, en laSC g67
/200., t:
que: "(...) tampoco han vulnerado el principio de la ,,refor.rrr,rtr,,
in peius" que en el Código de procedLúento penal está prt,r,¡,,t,,
por el art. 400 al referirse a la ,,reforma en perjuicio,, y qur, .h,r,,r
mina que cuando la resolución sólo haya sido impugnaida
¡,,,, ,.1
imputado o su defensor no podrá ser modificaaa eniu p"rj,,,, ,,,

42
F
RECURSOS EN €L CÓDIGO DE PROCEDI¡/IENTO PENAL BOLIVIANO

t( ) si('.do aplicable cuando ambas partes hubieran apelado. consi-


1' r it'ntemente, las autoridades iudiciales demandadas nrocedieron
r

( ( )r l ()rme a derecho, sin incurrir en acto ilegal que ruqrri"ru


f
la tutela
r'rrrstifucional solicitada por no encontrarse el caso dentro de las
I'rtvisiones del art. 19 constitucional" [SC 907 /2009-F-].

" il t ITUNDAMENTOS IIJnÍUCOS DEL FALLO.


()
lll.3 (...) se constata que se ha vulnerado el derecho a la libertad del
',, rr('r)te/ por cuanto en Ia audiencia de medidas cautelares elluez de
l. .rr rrr't ií)fl Mixto Liquidador si bien estableció no proceder la detención
r , r'r 'r r t i vá del imputado (recurrente), imponiéndole
¡
,
medidas sustitutivas
, , Il. r t'rrnforfre al art. 240 CPP, sin embargo condicionó su libertad al cum-

¡ ' l r r r.n to de las mismas, sin tener presente que se encontraba aprehendi-
r r

' I )r' no haberse dispuesto su detención preventiva mediante resolución


, l( ,(

, l, l'r,lirmente fundamentada, cuando 1o


que correspondía era ordenar su
lrl','rl¡rcl y concederle r;n plazo prudencial para el cumplimiento de las
',,,', lrtl¿ls sustitutivas a la detención preventiva que le impuso.
III.4 La situación se agrava, cuando la parte querellante solicita al
irr.z nhor? demandado- //revoque de oficio las medidas sustitutivas" im-
¡ 'r rr':;tils al recurrente, motivando que la autoridad jurisdiccional suspen-
,l,r t'. forma indefinida Ia audiencia para la constifución de los garantes
|
,,'rsonales, prolongando indebidamente la privación de libertad del im-
I'r¡t.rdo, en errónea interpretación del art.250 Cpp, que sibien dispone
l,¡ t'vocatoria aún de oficio de las medidas sustitutivas, esta norma tiene
.r¡'licación en los casos de cesación de la detención preventiva, en la que el
rrrrP¡¡f¿d6 está detenido por resolución judicial debidamente fundamen-
l,rtlir, que aI ser sustituida por las medidas previstas en el art. 240 cpp, las
rr rt trmple estando en libertad, caso que no es el presente por
cuanto contra
,'l irnputado no se ordenó su detención preventiva. consiguientemente el
Ir¡t'z demandado, incurriendo en acto ilegal ha vul¡rerado el derecho a la
lrlri'¡¡¿d del recurrente, más aún cuando es aplicable en autos, el principio
"r'cformatio in peius", por el que no es posible modificar
la medida en su
l)r'rjuicio, al establecerse que después de imponerle medidas susütutivas a
l,r detención, el recurrente sigue siendo objeto de privación de libertad in-
, k'bida, lo que determina la procedencia del recurso otorgándole la
tutela
,;olicitada" ISC 318/2003-R].

+J
Rosa Pascuai Se¡ra¿s

"CONSIDERANDO.
(...) Que, de los antecedentes del caso,se evidencia que el recurren-
ha cumplido la pena de dos años a los que fue conáenado; empe_
fe
{o, no ha sido liberado por el incumplimiento de la hanza de T,es
millones de Bolívianos que le fue impuesta cuando solicitó la cesa-
ción de la detención preventiva. Asimismo, está constatado que la
pena para el delito dé defraudación no puede ser más que la i1j"d",
porque es la máxima para el citado ilícito penal aduaneio y también
porque el recurrente ha interpuesto recurso de nulidad y casación
ante.la Corte Suprema contra el Auto de Vista que confirma la sen_
tencia que lo condenó, en cuyo caso se debe respetar el principio
de prohibición de modificar ra resorución impugnada (reformátio
in peius), en perjuicio del acusado solamente él iecurre y no así la
parte querellante, civil o el Ministerio público como ya se estable-
ció en la sentencia Constitucional N'621/2000-R de ág d" i,*io d"
2000 que dice: "... el Auto de Vista impugnado vulnera el principio
que prohíbe la "reformatio in peius,, o del empeoramiento dé h
posición del apelante, salvo que mediare también apelación de la
parte contraria o del representante del Ministerio público, constitu-
yéndose en un acto ilegal que restringe el derecho a la defensa y a la
libertad consagrados en los arts. 6-IIy IGIIde la Carta Magna...,,.
Que, el aft.76 constitucional, asume la protección del derecho a la
presunción de inocencia en tanto que no se haya dictado sentencia
que tenga la calidad de cosa juzgada, estableciendo expresamente:
"Nadie podrá ser condenado a pena alg'na sin habeisido oído y
juzgado previamente en proceso legal; ni la sufrirá si no ha sidL
impuesta por sentencia ejecutoriada y por autoridad competente,,.
Que, en el caso de autos, el recurrente aún sin existir la sentencia
ejecutoriada ya ha cumplido la pena que se le impuso por el delito
que le fue imputado, por lo que resulta contrari,o a lo-s principios
y derechos constitucionales, seguir privando de su libeitad ai re-
currente, manteniéndolo en reclusión con el argumento de que no
cubre la fianzaeconómica, dado que en este caJo, h misma puede
ser disminuida en un monto que el procesado pueda cumplir y
además puede ser acompañada por todas o cualesquiera otüs d!
las medidas previstas en el art. 240 d,elCódigo de Érocedimiento
Penal" [SC 306/2002-R].

44
CAPÍTULO SEGUNDO

EL RECURSO DE REPOSICIÓN

CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS

La reposición es un recurso no devolutivo, de carácter ordinario,


(
[le procede frente a resoluciones de mero trámite, en concreto frente a
¡rrovidencias.
Es un recurso no devolutivo en cuanto que se conoce y resuelve
Por el mismo órgano jurisdiccional que dictó la resolución impugnada.
lis el único recurso con este carácter en el ámbito penal. si biental carac-
tcrística podría llevar a considerarlo como un recurso de escasa utilidad,
.¡l entender que el conocimiento por el mismo órgano de una cuestión
ya resuelta puede constituir un obstáculo para la modificación de la re-
solución objeto del recurso, en aquellos casos en que el error es evidente,
a través de la reposición se puede obtener rápidamente la modificación
c{e la resolución gravosa, residiendo precisamente su utilidad en la no
intervención de un órgano jurisdiccional distinto.
En cuanto a su calificación como ordinario, si bien tal carácter
tiene sentido planteárselo en los supuestos de recursos frente a senten-
cias, no cabe negarlo a la reposición. y ello porque no existe limitación
en cuanto a los motivos en que puede fundarse, a través d.el mismo se
puede alegar cualquier infracción, se trata de solicitar la revisión de una
resolución de mero trámite que se considera errónea o no ajustad.a a
derecho, bastando que perjudique al recurrente.

45
Rosa Pascua/ Senals

Por último, a través de este recurso pueden irnpugnarse resolu-


ciones interlocutorias, en concreto, tan sólo providenciár d" ttt"to trámi-
te excluyéndose tácitamente los autos interlocutorios. Así se deduce del
art. 40L CPP: "Procederá solamente contra prauidencias de mero trámite".
El Tiibunal Constitucional Boliviano se ha pronunciado en nume-
rosas ocasiones sobre las resoluciones recurribles a través de este recur-
so. Al respecto, ha manifestado:

"III. FUNDAMENTOS ruRÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.4. Por otra parte, el art. 401 CPP establece la procedencia del
recurso de reposición contra las providencias de mero trámite,
a fin de que el mismo juez o tribunal, advertido de su error, las
revoque o modifique, debiendo ser interpuesto fundamentada-
mente, por escrito, dentro de las veinticuatro horas de notificada
la providencia al recurrente, y verbalmente cuando sea planteado
en audiencias. El juez deberá resolverlo sin sustanciación en el
plazo de veinticuatro horas o en el mismo acto si se plantea en
audiencia, sin recurso ulterior.
III.5. En la especie, el recurrente plantea amparo constitucional
porque supuestamente los recurridos habrían conculcado sus
derechos de petición, al debido proceso y a la defensa, al no ha-
ber deferido su solicitud de anticipo de prueba. Sin embargo, de
acuerdo a la norma legal anotada en el numeral precedente, el
sindicado, si consideraba que, ilegalmente, no se estaba estiman-
do su solicitud, tenía la potestad de plantear reposición, 1o que
no hizo, inviabilizando la otorgación de la tutela que brinda este
Recurso, puesto que de acuerdo al art. 96-3) de la Ley 1836, del
tibunal Constitucional (LTC) es improcedente contra las resolu-
ciones judiciales que por cualquier otro recurso puedan ser modi-
ficadas o suprimidas aún cuando no se haya hecho uso oportuno
de dicho recurso ISC 1,078 / 2002-R].

"III. FUNDAMENTOS IURÍDTCOS DEL FALLO.


(. ..) Es evidente que la providencia de 2 de julio de 2002 se aparta
de lo previsto por el aú. 297 CPP al no haberse convocado a las

46
RECURSOS EN EL CÓOIGO DE PROCEDI[/IENTO PENAL BOLIVIANO

partes a una audiencia oral dentro de los tres días de presentada


la objeción, además que el decreto de 22 del mismo mes y año,
señala audiencia conclusiva sin tomar en cuenta que el art.325
CPP fue modificado por la Disposición Final Quinta de la Ley
Orgánica del Ministerio Público y que la audiencia sólo procede
en el caso del numeral 2 del art. 323 CPP.
Sin embargo, no es menos cierto que contra aquellas providencias,
la recurrente debió interponer dentro del plazo de ley el recurso
de reposición previsto en el art. 401 CPP, a fin de que el juzgadoq,
advertido de su erro¡, lo repare o modifique, / al no haberlo he-
cho asi la recurrente dejó precluir su derecho, 1o que implica que
aceptó libremente los actos ahora impugnados, circunstancias
que determinan la improcedencia del presente amparo por las
causales contenidas en el art. 96.2) y 3) LTC ÍSC 1759 /2002-Rl.

"III. FUNDAMENTOS TURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2 De la revisión de obrados, se evidencia que no const¿rn las di-
ligencias de notificación con el Auto de 11 de jutio de 2002 que de-
clara tanto la nulidad de obrados como la devolución de la causa
al Fiscal de Distrito y el levantamiento de las medidas cautelares
que pesan sobre los imputados, y cuando Ia recurrente solicitó al
Juez demandado que en cumplimiento a aquel Auto se oficie a la
entidad bancaria para que proceda a habilitar la cuenta corriente
de su mandante, esa autoridad, por providencia de 15 de julio de
2002, denegó la petición formulada; que, el 20 de julio del pre-
sente año, se interpuso el recurso de amparo que se analiza, sin
que la recurrente hubiera acreditado que contra la providencia
impugnada hubiera interpuesto algún recurso ordinario.
III.3 Que, el art. 401 CPP establece que el recurso de reposición
procederá contra las providencias de mero trámite a fin de que
el juez o tribunal que las hubiere dictado, advertido de su error,
pudiere revocarlas o modificarlas.
Al no haberse hecho uso de este recurso ordinario, se ha incurrido
en la causal de improcedencia prevista en el art. 96.3) de la Ley
del Tlibunal Constitucional (LTC) 15C11,67 /2002-Rl.

47
Rosa_ Pascua/ Se¡ra¡s

"III. FUNDAMENTOS ruRIDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2. En la especie, la determinación de laJueza recurrida de no
permitir que la procesada se ubique junto a su abogada defenso-
ra, y en el lugar que coüesponde a la parte acusada, sino en el pú-
blico, en la audiencia de constitución del Tiibunal de Sentencia,
constifuye un acto que vulnera su derecho a la defensa material,
ya que desde el primer momento del proceso toda persona tiene
la facultad de defenderse por si misma, conforme determina el
art. 8 CPP, toda vez que es la imputada quien debe decidir, en el
caso que nos ocupa, la recusación o no de un ciudadano, no pu-
diendo dejarse esa determinación exclusivamente a su abogado
defensor.
Asimismo, la autoridad recurrida incurrió en una ilegalidad al
no dejar que el abogado José Romero Maldonado, defensor de
la encausada, intervenga, participe y ocupe el lugar respectivo
en la audiencia mencionada, coartando de esa forma el derecho
a la defensa técnica de la imputada, que tiene la potestad de con-
tar con los abogados que estime conveniente, según su prudente
criterio.
III.3. No es cierto que la recurrente podía plantear el recurso de
reposición que prevé el art. 401 CPP, pues las referidas decisiones
de la Jueza, no fueron adoptadas a través de providencia alguna,
siendo una determinación asumida -verbalmente- al inicio de la
audiencia de 12 de octubre, con lo que se desvirtúa lo esgrimido
por la recurrida, asumido por el Juez de amparo según lo resumi
do en el numeral I.2.3-1) de la presente Sentencia, porque al no
existir providencia alguna -no consta en ninguna parte del expc
diente, ni en el acta de la audiencia tantas veces citada- mal podí.r
intentarse hacer valer dicho recurso [SC 1603/2002-R].

"III. FUNDAMENTOS IURÍDICOS DEL FALLO.


(...) el recurso de reposición reconocido en el art. 401 CPP, es trrr
medio de impugnación de providencias de mero trámite. En t;rl
situación, con un recurso de esa nafuraleza mal se puede imptr¡i

48
RFCURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCED¡MIENTO PENAL EOLIVIANO

n¿rr un Auto con el que se cambia la constitución de un Tribunal


cle Sentencia, como lo es Auto de 27 de enero de 2003 -que no es
r-rna providencia de mero trámite-; en consecuencia, Ios iecurren-
tes, no tienen otra vía expedita de impugnación que el presente
¿rmparo ISC 52812003-R].

"III. FUNDAMENTOS ]URÍDICOS DEL FALLO


(...)
11I.2.7. Sobre larecurribilidad de la resolución impugnada. El juez
recurrido invocó, para sostener su petitorio de improcedencia del
presente recurso/ que la recurrente no hizo uso del recurso de re-
posición que estaría previsto por ley para el caso en análisis. So-
bre el particular cabe precisar que, de un lado, el recurso de repo-
sición sólo procede contra las providencias de mero trámite (art.
401 CPP), y la resolución impugnada -como quedó establecido
líneas arriba- es un auto interlocutorio, sin que exista previsión
expresa en el Código de procedimiento penal sobre la recurribi-
lidad de la misma, como 1o exige el art. Z94 del Código procesal
aludido; consiguientemente, conforme al sistema de recursos es-
tablecido en el Código, contra dicha resolución no cabía ningún
medio de impugnación [SC 803/2003-R].

"rrr. FUNDAMENTOS JUnÍOTCOS DEL FALLO.


(...) si bien las partes tienen el derecho de solicitar la explicación,
complementación o enmienda, se refiere a las resoluciones dicta-
das por autoridades judiciales no siendo aplicable la citada dis-
posición legal (art. 125 CPP) a las pronunciadas por los fiscales,
quienes ejercen otra función que no es la jurisdiccional -como en
el caso presente- en la que el fiscal está facultado para rechazar
la denuncia o querella mediante resolución fundamentada como
lo dispone el art.304 CPP, concordante con el art.47, numeral
7) LOMP. Esta resolución es susceptible de objeción ante el fiscal
que la emitió quien debe remitir antecedentes al fiscal superior en
jerarquía -en este caso el Fiscal de Distrito- dentro de las veinti-
cuatro horas siguientes, de conformidad con el art. 305 Cpp, a fin

49
Rosa Pascua/ Ser¡als

de que sea revocada o ratificada. Esto quiere decir que el Fiscal


de Materia demandado, al no pronunciarse sobre la complemen-
tación, explicación y enmienda solicitada, actuó conforme a ley
sin vulnerar los derechos invocados por el recurrente, quien in-
terpuso de forma inadecuada el recurso de reposición, previsto
por el art. 407 del citado cuerpo de leyes que solamente procede
contra las providencias de mero trámite a fin de que el juez o tri-
bunal advertido de su error, las revoque o modifique. Resulta en
consecuencia, que las resoluciones dictadas por los fiscales no son
susceptibles de complementación, explicación y enmienda ni de
reposición, de acuerdo con las disposiciones legales citadas [SC
818/2003-& en el mismo sentido laSC934/2003-Rl.

-III. FUNDAMENTOS ruRÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2. Por otra parte, corresponde señalar que el recurrente ha
realizado un uso inapropiado de los recursos previstos por ley,
puesto que contra el Auto de 2 de mayo de 2003, que impugnan
nuevamente a través del amparo, interpuso un "recurso de re-
posición con altemativa de apelación" invocando los arts. 401 y
siguientes del Código de Procedimiento Penal vigente, cuando
conforme a la citada disposición dicho recurso está reservado úni-
camente contra las providencias de mero trámite, el mismo que
conforme al párrafo segundo del art. 402 CPP no admite recurso
ulterior. Sin embargo, el recurrente interpuso apelación inciden-
tal, que fue rechazada por extemporánea, no pudiendo salvar su
negligencia con la interposición del presente recurso, siendo de
aplicación el art. 96.3) UIC ISC 1325/2003-R].

II. PROCEDIMIENTO

El procedimiento viene regulado en el art. 402 CPP pudiendo des-


tacar del mismo la falta absoluta de contradicción, no se da traslado del
recurso a la otra parte para que pueda realizar alegaciones en contrario,
se tramita inaudita parte.

50
F
RECURSOS EN FL CÓDIGO DE PROCEDI[4IENTO PENAL BOLIVIANO

I rr r r r,rnto a la forma de interposición puede ser mediante escrito


,,l,,rlrrrt'rrtc, dependiendo de la forma en que haya sido dictada Ia
¡ ,, r'lr'r, i,r l'rente a la que se dirige. Así, se rcalizará mediante escrito
,,,,,'1,':,r'tlirija frente a resoluciones escritas y deberá hacerse "dentro
: . ¡tttrt ttttlrt¡ horns de notificada la proaidencia al recurrente". La Ley es-
¡,i,1,,, ,l plazo de veinticuatro horas sigr-rientes a la notificación de la
,. , ,!,¡, ¡, rn ¡1 recurrente, siendo pues el "dies a quo" distinto para cada
' ',, , , l, l,rs partes atendiendo al momento en que aquella haya sido noti-
¡,, ,, l r No es aplicable en este caso el art. 130.5 CPP: "los plazos comunes
, .t,t, .urrt'trtc determinados en este Código colrrenzaran a correr apartir de la
,, i t,, ¡ ¡, t ttt ¡ I íficación que se prnctique n los interesados" .

:it' interpondrá oralmente cuando la resolución impugnada haya


, 1,',lir't.rdá verbalmente en la audiencia. En tal caso, se planteará en
. I . | | ¡:j nto trámite sin que lógicamente sea necesario el establecimiento
r r

t, ¡'l.rzo alguno para ello.


lndependientemente de Ia forma -verbal o escrita-, requisito ne-
,
'''
o c{e su interposición es la fundamentación. El art. 402 CPP dis-
,,

,
'rrc rf Lr€ "este recurso se interpondrá fundadnmente", pero no establece
,' r lu(i debe consistir, planteándose el interrogante de cuándo puede
, !,t, n(lcrse cumplido este requisito. De lo que no cabe duda es de que
rr, , 1,,¡sf¿ con que el recurrente identifique la resolución y manifieste su
,' I r tad de recurri4, tampoco basta con que se limite a solicitar la modi-
rr r

t , ,¡1 iii¡ o revocación de una determinada providencia. Atendiendo a la


t r'irleza del recurso, su finalidad y plazo o incluso ausencia de plazo
r r¡
",
,rrtcrposición verbalmente-, tal fundamentación deberá consistir en la
',lrt'ación del precepto que se entiende infringido o erróneamente apli-
',
' .',lo, de la infracción que se ha apreciado por la parte y que le ha cau-
.,r lo Lrrl perjuicio. El incumplimiento de tal requisito no constituye un
, lr'lt'cto meramente formal por 1o que no lo consideramos subsanable.

Presentado el recurso, es resuelto sin sustanciación alguna. Así


tlispone el art. 402 CPP:. "el juez o tribunal deberá resolaerlo sin sustan-
l, r

' t,tt ión en el plazo de aeinticuatro horas o en eI mismo acto si se plantea en


,t I i ancia, sin ulterior recurso".
t t r

Como ya indicábamos, no existe contradicción previa a la resolu-


,
'tin del recurso. El órgano jurisdiccional resolverá a la vista de Io ma-
rr if cstado por el recurrente en el escrito de interposición o de lo alegado

,'rr la audiencia al interponer eI recurso. No existe posibilidad de ale-

51
Rosa Pascuai Senals

g¿rciones escritas por la otra parte, no existe vista o juicio oral en el que
ósta pueda oponerse oralmente, ni cabe recurso frente a la resolución
decidiendo la reposición.
En cuanto alplazo para resolver, en el supuesto de recurso escri-
to, el juez o tribunal resolverá en el plazo de veinticuatro horas y en caso
de impugnación oral, lo hará en la misma audiencia.
La Ley no establece la forma que debe adoptar la resolución del
recurso de reposición, limitándose a señalar que se dictará sin sustancia-
ción alguna , el pLazo y la irrecurribilidad de la misma. Ante tal silencio
Iegal, cabe plantearse si debe resolverse mediante providencia o auto.
Para dar respuesta a este interrogante debemos atender al aft.722
CPP en el que se establecen las distintas resoluciones judiciales y cuándo
procede cada una de ellas. Conforme a lo dispuesto en dicho precepto,
cabe concluir que la resolución del recurso de reposición debe adoptar
la forma de providencia y ello porque, como establece el citado precep-
to, las providencias "ordenqrón actos de mero trámite, que no requieran sus-
tanciación", mientras que adoptan la forma de autos interlocutorios las
resoluciones de "cuestiones incidentales que requieran sustanciación", "las
decisiones que pongan término al procedimiento o las dictqdns en el proceso de
ejecución de la pena".
En cuanto al contenido de la resolución del recurso:
- Si es estimatoria por apreciar la infracción alegada por el recu-
rrente: Modificará o revocará total o parcialmente la resolución recurri-
da y la sustituirá por la nueva resolución.
- Si se desestimatoria: Confirmará la resolución impugnada.
Por último, la resolución del recurso de reposición es irrecurrible.
Así lo dispone el reiterado art. 402 CPP en su párrafo 2" in fine, el juez
deberá resolverlo "sin ulterior recurso". Dicha resolución adquiere efec-
tos de cosa juzgada formal, 1o cual significa por un lado, que no cabe la
posibilidad de modificación posterior de la misma y, por otro, que tanto
el órgano jurisdiccional como las partes se encuentran vinculadas por el
contenido de la misma en la tramitación posterior del proceso.

52
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

I{I1( IJITSO DE REPOSICIÓN

INTERPOSICIÓN:

- Por escrito o verbalmente


- Ante el órgano jurisdiccional que dictó la
resolución recurrida
- Plazo: 24 horcs siguientes a la notifica-
ción o en la misma audiencia
- Fundamentada

RESOLUCIÓN:

- Por el órgano jurisdiccional que dictó la


resolución recurrida
- Verbal o escrita

53
;

CAPÍTULO TERCERO

EL RECURSO DE APELACIÓN

El Código de Procedimiento Penal establece dos modalidades de


'¡','l,rción, con un régimen distinto y una denominación también dis-
tr¡rl,r -incidental y restringida-. En ambos casos se pretende que por un
¡
'¡r',rro jurisdiccional distinto y superior al que dictó la resolución recu-
rrr,l,r, s€ dicte una nueva en sentido más favorable para el recurrente.
¡', ro cxisten importantes diferencias entre una y otra.
Entre ellas y con carácter general, cabe señalar que mientras el
r de apelación incidental se dirige frente a resoluciones interlocu-
¡ r u r"so
t,r'iirs por lo que, dada la naturaleza de las resoluciones impugnables, a
tr.rvós del mismo no se pretende una nueva decisión sobre eI fondo que,
,',, lLlso, puede que no se haya llegado a dictar; la apelación restringida
',,'¡rrevé frente a sentencias, pudiendo solicitarse a través de la misma
"rr ssqunda decisión sobre el fondo.

LA APELACION INCIDENTAL

1. Concepto
El recurso de apelación incidental es un recurso devolutivo, de
( .rrácter ordinario que procede frente a resoluciones interlocutorias.

55
Rosa Pascua/ Ser¡als

Devolutivo en cuanto que es resuelto por un órgano jurisdicci.r-


nal distinto y superior del que dictó la resolución ,"..rr.idu. Este recurs.
cabe frente a resoluciones dictadas por el
Juez de Instrucción, ]uez clt,
Sentencia oJwez de Ejecución, atribuyéndose competencia para resol
verlo a la Corte superior de Justicia. Este carácter áevolutivt no es rir
compatible con el hecho de que se interponga y tramite en buena partc
ante el órgano " a ql)o" .
Aunque el carácter de ordinario o extraordinario de un recurs( )

cabe planteárselo respecto de los que se dirigen frente a resoluciones ri,,


fondo, no podemos negárselo a la apelación incidental en cuanto qrr,
basta para su interposición que la resolución impugnada haya causercr,,
un perjuicio al recurrente, no estableciendo la Ley los motivos en q.(,
éste último puede fundar su impugnación. Dado que se dirige frentr, ,,
resoluciones de contenido procesal lo que se pretende ur q.ru L., órga rr, ,

jurisdiccional distinto y superior examine su adecuación á derech., r-.,,.,,


cediendo, en su caso, a revocarlas.
La apelación incidental se dirige frente a resoluciones interiocr | , , r

rias, en concreto autos interlocutorios, enumeradas en el art. 403 CI'1,

1u.- La que resuelva la suspensión condicional del proceso.

Así lo establece también el aú.24 Cpp en su párrafo tercer.: / ,,


suspensión condicionel del proceso sólo será apelable por el imputado y rrttr,,,
mente, cuondo las reglas sean ilegítimas, afecten a su dignid.ad o ,ron ,,.r, ,. ,
aas".

2u.-La que resuelve una excepción.

El Tiibunal Constitucional Boliviano se ha pronunciado al rr,:,¡ ,, ,

to:

"III. FUNDAMENTOS IURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2. El art. 403-2) CPP establece que la apelación incidcnl,r |
¡,,,,
cede contra las resoluciones que resuelven una excepciírrr.
En el caso sometido a examen, el Auto de 15 de mayo dc ?()o r ,,
solvió la excepción de falta de acción y omitió pronunciir rs( , .,, ,t ,i ,

56
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDI[4IENTO PENAL BOLIVIANO

l,r ,'rccpción de incompetencia también formulada por el recu-


r rcrrtc, frente a 1o cual, según la norma citada, el nombrado tenía

l, r rotestad de interponer recurso de apelación incidental pero no


¡

lo lrizo, pretendiendo subsanar su error a través del amparo cons-


l rt ucional que es un recurso extraordinario y subsidiario, procede

r rr ica y exclusivamente cuando se han agotado los recursos y me-


r

,lios existentes para que la persona exija se respeten los derechos


y g¿rrantías que estima lesionados, cuando la Ley no contempla
rrirrgún otro recurso o medio, o cuando existiendo esos medios,
rro le aseguren la inmediatez y eficacia necesaria en la protección
llcnte a un inminente e irreparable daño, lo que no ocurre en la
{'specie, lo que acarrea su improcedencia" [5C7089/2003-R].

,,III.
FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.
\.'./
llI.2. En el caso presente los recurrentes solicitaron la exclusión
cle la prueba obtenida por el Ministerio Público alegando su ile,
galidad por la vía incidental, pretendiendo se tramite como si se
Iratara de una excepción, sin tomar en cuenta que las excepciones
cstán claramente señaladas en el art. 308 del CPP entre las que no
se encuentra la exclusión de prueba que resulta una petición que
sí debe ser tramitada por la vía incidental pero no como una ex-
cepción sin interrumpir la investigación y debe ser propuesta por
escrito fundamentado en la etapa preparatoria y oralmente en el
juicio, conforme señala el art. 314 del CPP, pues no está previsto
para las exclusiones la apelación incidental conforme a lo señala-
do por el art. 403 del CPP, puesto que si en ellas se considera que
existe errónea aplicación de la Ley o el hecho constituye un de-
fecto de procedimiento, la Ley establece la apelación restringida
contra la sentencia que valoró una prueba ilegal, para lo cual se
debe realizar reserva de recurrir como señala el art. 407 del CPP"
[sc777/2004-R].

3".- La que resuelve medidas cautelares o su sustitución.

El Tiibunal Constitucional Boliviano en Sentencia 1298/2004-F.


'
r r,lrifiesta:

57
Rosa Pascua/ Serals

"III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.


El recurrente alega que se han vurr-rerado sus derechos
a la defen-
sa, a la libertad de locomoción, a la presunción
de inocencia y ia
garantía del debido proceso, por cuanto fue sometido a veiucio_
nes y torturas en la policía de concepción, fue acusado
de háchos
que no cometió y a consecuencia de ello, fue indebidamente pro_
cesado' En la audiencia de lectura de la parte resolutiva
de la serr-
tencia, el tibunal de sentencia de ra próvincia Nuflo
de chávez,
sin revocar las medidas sustitutivas que le impusieron, dispuso
zu detención preventiva, apoyándose en la ex-istencia d" .isgo
de fuga por el pronunciamiento de la sentencia, dando
aplicacián
a la norma contenida en el art. 234 del Cpp, modificaáo
po, el
art. 1,5 del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana
6SñSC;,
sin que en audiencia expresen suJfundamentos de hecho y clc
derecho a efectos de asumir esta determinación, sifuación
qr" r.,
fueatendida por el Tribunal de alzada que conoció el recurso clt,
apelación restringida presentada contra ia sentencia dictada
en sr¡
contra. En consecuencia, en revisión corresponde anarizar
si talc-
actos so_n evidentes y si se debe otorga, o .o la tutela
que brind,r
el art. 18 de la CPE.
(...)
III.2. Por otra parte, antes de ingresar al análisis de fondo tlt,
presente recurso, corresponde indicar que de acuerdo a ra
norllr,,
contenida en el art. 403 del Cpp, referidá a la aperación incide.r,rr
se establece que la misma procede, entre otrai causas,
contr¿r r.¡,,
resoluciones que resuelven las medidas cautelares o su susrir.
ción, debiendo ser interpuesta ante el mismo Tribunal
eue rlir.t,,
la Resolución dentro del plazo de los tres días de notiiicatr,,,.l
recurrente, conforme establece el art.404 del Cpp; luego, el r,,.
f
emplazará a las otras partes, para que en el plazo dJ tr", ,1,.,..
contesten el recurso, debiendo remitir en el piazo de veirri,,.,
tro horas de vencido el término ante la Corte Superior de rr:;tr, r.r
f
para que resuelva. Asimismo, la apelación restringida srikr ,, l, ,,
¡,,
ser planteada contra las sentenciai conforme disfone la
1r,r, t,, ,,,
fine del aú. 407 del CPP, debiendo observarse en iu inter¡.,()r;r( r.rr
los requisitos establecidos en el art. 408 del procedimienrr¡ , rr.,, r,,
Consiguientemente, se entiende que la detención prevt,rrtir,,r .,,,
licitada dentro dei juicio oral debe ser tratada y resiuelta ( ( )r I r( | |,
I

58
RECURSOS EN Et CÓDIGO DE PROCEDII\¡IENTO PENAL BOLIVIANO

irrcidente, contra cuya resolución debe interponerse el recurso de


apelación incidental en los términos anteriormente citados (...)"
lsc 7298/2004-Rl.

['ara la apelación frente a resoluciones sobre medidas cautelares


¡', r,,orrales la Ley establece un procedimiento específico en su art.251
{ I'll

4'.- La que desestime la querella en delitos de acción privada.

Conforme a lo previsto en el art. 376 CPP "La querella será desesti-


nrttrltt por nuto (...)", frente a éste último podrá interponerse el recurso de
,' l','lrrción incidental.

5u.- La que resuelve la objeción de la querella.

La objeción de la querella está regulada en el art. 29I CPP estable-


, l( r)do: "El fiscal o el imputado podrán objetar la admisibilidad de Ia querella
t ) [,n objeción se formularó ante el juez (...).
EI juez conaocará a las partes a una qudiencia orql (...) y ln resolaeró
ttnttctliatamente deJinalizadalq qudiencia".Es frente a esta resolución, que
,l, lrcrá adoptar la forma de auto, contra la que podrá interponerse la
,'l't'lación incidental.

6".- La que declara la extinción de la acción penal.

El Tribunal Constitucional Boliviano en numerosas ocasiones, al


r(':rolver sobre la procedencia del recurso de amparo, se ha pronunciado
,'l lcsDecto:

"III. FUNDAMENTOS TURIDiCOS DEL FALLO.


(...)
IiI.2. Que en el caso presente, el recurrente pretende a través del
presente amparo lograr la extinción de la acción penal seguida
en su contra, cuando tal situación no la reclamó oportunamente
ante el ]uez recurrido, pues cuando éste pronunció el auto de 8
de junio de2002 declarando la extinción de la acción penal contra

59
Ros Pascoal Ssfals

los demás imputados, el recurrente no solicitó comprementación


y enmienda para ser incluido en esa decisión y pranteó re-
curso de apelación en el plazo de ley, conforrne ^"rt,
at art. iog.o) cpp,
dejando precluir su derecho y permitiendo Ia ejecutoria de esa re-
solución adversa, sin que pueda utilizar el amparo en sustitución
de los medios legales señalados, aún cuando no hubiera hecho
uso oportuno de ellos, cayendo el recurso por estas circunstan-
cias, en la causal de improcedencia contenida en eI art. 96.3) de
la Ley del Tribunal Constitucional (LTC),, $t: IZg3/2002_R, en el
mismo sentido la SC BS4 / 200&Rl.

se ha cuestionado si la resolución que decrara el abandono de la


querella es impugnable a través cle este .ei.rrso. Al respecto ha manifes-
tado el Tiibunal Constitucional:

"irr. FUNDAMENTOS ]URÍDTCOS DEL FALLO.


(... )

rrr..2. La impugnación de la resolución que declara el abandono


de querella. según la norma prevista por el art.292 del Cpp, el
abandono de querella no se opera de hécho sino de derecho, pues
deberá ser declarado exp-re'amente por el juez o t¡ibun4i
4e otcio
o a petición de parte, ello signifiea que debe emitirse r¡ra resolu-
ción expresa, esta norma tierre su coherencia en la medi{a en que
concuerda con la prevista por eI aú. 27.s del Cpp, toda vez quá si
eI efecto del abandono de la querella es la extincién es opvio qu.
debe ser declarado expresamente por el juez o tribunal
mediank,
una resolución motivada; de otro trado, la mencionada norma ti.
ne un objetivo que es el de preservar el dereeho der querelante ir
impugnar la decisión ante el sgperior en grado, ello en el marct,
de la protección de los derechos y garantías de la víctima que n,l
previsto el legislador media¡te la rrorma prevista por el art. Il
del CPP.
según la norma prevista por el art.394 der cpp ras resoluciorr,',,
judiciales serán recurribles en los casos expresamente establt,r r

dos por dicho Código; esa noÍna concuerdá con las prevlstas
1,,,,
el art.403 del cPP, en las que no se menciona de *u.,éru expres,r \
exclusiva la resolución que declare er abandono de querelia; ,,,,,,
interpretación literal y aislada de dichas normas podria concj,( rl

60
RECURSOS EN EL CODIGO DE PROCEDI[,IIENTO PENAL BOLIVIANO

,r una conclusión errónea de afirmar que la resolución que decla-


r'.r cl abandono de querella no es impugnable o recurrible. para
t'vitar esa conclusión corresponde efectuar una interpretación
sistematizada de las norrnas procesales referidas, aplicando el
principio de la concordancia práctica, de manera que en esa labor
hermenéutica deberiín considerarse el conjunto de normas que
rcgulan la sustanciación de la acción penal privada, incluyendo
en ellas las que regulan 1o referido a la querella, el abandono de la
cluerella, los efectos de dicho abandono y, finalmente, lo referido
a los derechos y gaiantías de Ia víctima.
En esa interpretación sistematizada deberá tomarse en cuenta lo
siguiente: a) según la norma prevista por el último párrafo del
art.292 del CPP el abandono de la querella impide toda posterior
persécuciórn penal por parte del querellante; b) según la norma
prevista por el art. 18 del citado Código la acción penal privada
se ejerce exclusivamente por la víctima que resulta ser la quere-
llante; c) según la norma prevista por el aú.27.5 del CPP la acción
penal se extingue por el abandono de la querella en los delitos
de acción privada; y d) coñforme a la norma prevista por el art.
403.6 del citado Código el recurso de apelación incidental pro-
cede contra la resolución judicial que declara la extinción de la
acción penal. Éfectuada la interpreLción se llega a la conclusión
de que la resolución judicial que declara el abandono de querella
en la acción penal privada es irñpugnable o recurrible por la vía
de la apelación incidental. Esta conclusión implica un cambio de
la línea jurisprudencial establecida en la SC 687/2003-& de 21
de mayo y la modulación de la SC 1803/2003-& de 5 de diciem-
bre, en el sentido de que no es exigible {ue elluez, al declarar el
abandono de querella en los delitos de orden privado, deba ne-
cesariamefite declarar en forma exprésa la extinción de la acción
penal para que se active la impugnación por la vía de la apelación
incidental" [SC 665 / 2004,R].

7".-La que coriceda, reyoque o rbchace lá libertad condicional.

En est'e sentido, el art. 435 CPP al re$ular la revocación de Ia li-


l,trrtad condicional dice que "eI auto que reaocd la libertad condiciorutl es
,t¡rclable".

61
Rosa Pascua/ Ser¡als

8".- La que niegue o revoque la solicitud de ampliación de la etir


pa preparatoria en delitos relacionados con organizaciones criminales.

El art. 134 CPP reconoce al Fiscal la posibilidad de solicitar, cuan


do la investigación sea compleja en razón a que los hechos se encuen
tren vinculados a delitos cometidos por organizaciones criminales, "/,i
ampliación de la etapn preparatorin". ElJuez de Instrucción resolverá t;rl
solicitud mediante Autq que será susceptible de ser recurrido en apelir
ción incidental.

9".-La que admita o niegue la suspensión o extinción de la penl

El art. 432CPP regula los incidentes que pueden plantearse en l,r


ejectrción, los cuales se resolverán mediante Auto que "podrá ser apelstlt,
ante Ia Corte Superior de lusticia".

10'.- La que resuelva la reparación del daño.

La Ley Procesal Penal al regular el procedimiento para la rep,r


ración del daño dispone en su art. 387 que "la resohtción será apelablt: rtr
efecto deaolutiao, sin ulterior recurso (...)".

1L'.- Las demás señaladas por este Código.

La relación de resoluciones recurribles en apelación incidental rr,


'
es tasada, no constituye un "numerus clausus", siendo impugnablcs ,r
través de la misma otras resoluciones que el propio Código declare a1,r,
Iables en otros de sus preceptos.
A sensu contrario, no son recurribles a través de la apelaciorr
incidental aquellas resoluciones que no se encuentren previstas e.rr r.r
trascrito art.403 CPP o que la misma Ley de forma expresa no decr,rr,.
impugnables a través de este recurso en otros de sus preceptos. El fiil r r ¡

nal Constitucional Boliviano, entre otras, en la sentencia 0265/200r, ti


manifiesta:

"III. FUNDAMENTOS ruRÍDICOS DEL FALLO.


[I.1. Previo a ingresar al análisis de la problemática plantearlir, r,,,
preciso referirse a lo señalado por el recurrido en sentido dt,,¡rr,,

62
r RECURSOS EN EL CODIGO DE PROCEDJMIENTO PENAL EOLIVIANO

, )nlla la resolución que resuelve el incidente de nulidad por de-


(

Ir 'l os ¿rbsolütos procede el recurso de apelación, por


'r cuanto así lo
, rrlt.rltlió la Sala Penal Primera de la Corte Superior al haber con-
,,', litln, tramitado y resuelto una apelación en un caso similar al
l'l,sente, confirmando elAuto apeládo, lo que a su juicio implica-
r r,r la improcedencia de este recurso en aplicación al principio de

',rrlrsidi¿.i"¿ad que caracteriza al amparo constitucional. Al res-


l)('('to/ corresponde señalar que este ?ibunal en la SC 737/2A05-
li, cle 29 de junio, refiriéndose a si contra las resoluciones que re-
r;rrclven un incidente nulidad por defectos absolutos procede el
11'('Lrrso de apelación incidental generó el siguiente razonamien-
lo: "(...) El sistema de recursos adoptado por el legisiador, en el
vigente Código de procedimiento penal, comprende: el recurso
,lo reposición, el recurso de apelación incidental, el recurso de
,rpelación restringida y el recurso de casación. A su vez, el dere-
r'ho a recurri¡, es decir, a impugnar las resoluciones judiciales no
t'jecutoriadas, se encuentra limitado expresamente por el art.394
clcl CPP, a los casos expresamente señalados por el mismo cuerpo
normativo, cuando señala: "las resoluciones judiciales serán re-
curribles en los casos expresamente establecidos por este Código.
lil derecho a recurrir corresponderá a quien le sea expresarnente
permitido por ley, incluida la víctima aunque no se hubiera cons-
tituido en querellante".
De la disposición legal transcrita, se concluye que: "solamente
puede recurrirse, en materia penal, de las resoluciones que están
expresamente señaladas en la ley, así el art. 403 del CPP, establece
las resoluciones que.pueden ser objeto de apelación incidental,
entre las que no se encuentra la que rechaza el incidente de de-
fecto absoluto. En consecuencia, los vocales recurridos obraron
legalmente al haber rechazado el recurso interpuesto por el re-
currente al no estar prevista la impugnación contra el Auto que
rechaza un incidente". En tal virtud, la Resolución ahora impug-
nada en la presente acción futelar, no tiene otro recurso o vía legal
a través de la cual pueda ser revisada; por consiguiente, en la
presente acción no concurre la causal de subsidiariedad, por lo
que corresponde ingresar al análisis de fondo de la problemática
planteada por la recurrente".

63
Rosa Pascuai Senats

2. Procedimiento

A. Características Generales

De forma sucinta cabe destacar como características generales las


siguientes:

a) La competencia para resolver la apelación incidental se atri-


buye a la Corte Superior de Justicia, quien resolverá sobre su
admisión y estimación.
b) El procedimiento es predominantemente escrito.
c) El recurso se tramita fundamentalmente ante el juez gue dic-
tó la resolución recurrida limitándose, en ocasiones, lá Corte
superior de ]usticia a resolver a la vista de los documentos
presentados ante el órgano "a quo,'.
d) Las partes pueden proponer cualquier prueba sin más limi_
tación que la necesaria concurrencia de los presupuestos ge_
nerales de admisión, esto es, proposición en tiempo y forma,
legalidad del medio propuesto, que el dato puedi ser objeto
de prueba y que ésta sea pertinente. La proposición debeni
realizarse en el escrito de interposición, contestación y / o ad
hesión, momento que se configura como preclusivo y sobre str
admisión resolverá el tribunal ,,ad quem,,.
e) se prevé la posibilidad de que la parte no recurrente interporr
ga apelación adhesiva.
f) La vista no es preceptiva. Tán sólo se celebrará cuando por algr r
na de las partes se haya propuesto prueba y haya sidó admirr
da.

B. Tlamitación

a.- ANTE EL ÓRGANO -A QUO.

1".- lnterposición

La apelación.incidental se interpone mediante escrito rlotiv,r,r,r


ante el órgano jurisdiccional que dictó la resolución que se recurr(',

64
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

( | )r)ro requisitos de admisibilidad del recurso cabe señalar:

,r) l'lazo

| ,r rrpelación debe interponerse dentro de los tres días siguientes


l,
rr,,t¡f ir'¿rda la resolución al recurrente. Este plazo se computa de for-
',, r rrrrlt'P€fldiente para cada una.de las partes, desde el momento de la
',,,1'lr,,tr'ióñ.
lianscurrido el plazo precluye la posibilidad de impugnar y ad-
' l, r r(.r' I irmeza la resolución impugnada.

b) Contenido del escrito de interposición

l.a Ley exige que el escrito de interposición esté ',debidamente


fun-
,t'trtt, rrlodo", por lo que no basta que el recurrente manifieste su discon-
l, ,r rrriclad con la resolución impugnada y su voluntad de recurrirla,
ade-
,','r'; ,leberá concretar la pretensión impugnatoria, cuál es la infracción
r
¡ ' ,'t iilda y alegaciones en que funda el recurso y que estime necesarias
r

¡
,.i r,r su estimación.

El rribunal Constitucional Boliviano ha afirmado en reiteradas


., r||('ncias:

,,III. FUNDAMENTOS
IURÍDICOS DEL FALLO.
(...)
III.6. (...) Si bien las formas exigidas por ley, como quedó expre-
sado líneas an7ba, tienen la finalidad de contribuir a la celeridad
procesal, mediante la claridad y precisión en la formulación de
la apelación restringida, y por ello el Código de procedimiento
penal faculta al superior (de alzada) disponer que el recurrente
corrija los defectos de forma de su apelación, bajo apercibimiento
de rechazo, no es menos evidente que el rechazo sólo puede ser
dispuesto cuando previamente se hi concedido el plazo estable-
cido en el artículo 399 CPP; pues, si se tiene en cuenta que los
requisitos de forma tienen por finalidad facilitar a la autoridad
judicial el conocimiento del objeto de impugnación, la misma ley,
para lograr esta finalidad, sin violar el principio pro actione (SC
7044/2003-R), establece que no se debe rechazar un recurso por

65
l.F( .tlaSCS EN LL CODTGO DE PROCFDI[¡lEN lO PTNAL BOLIVIANO

, ti ' , i Ju(' guardan coherencia con eI texto y sentido del Art. 16.II
,l, l,r ( orrstitución Políiica del Estado".

i I l¡ rlrunal Constitucional Bclliviano, tal y como se deduce de las


l¡ .. ,i ,r ¡( .; I rascritas, considera subsanables los defectos de forma. No
¡ i 'rrr l.r trrrdamentación del recurso constituye un requisito esen-
f

i,r ,,¡' nr(,r'(lrnente formal pues, por un lado, permite al órgano "ad
,,
'n{ )( (}r los motivos de impugnación y, por otro, el apelado pue-
i.,,, l lrl u rl€iltar frente a los alegatns del apelante y ejerceq, en con-
r r . r, r

.. ,,, ,,, ,,r. ,r,lccuadamente su derecho de defensa. Además, si tenemos


rr ,¡, ¡,t.r r.l rrromento en que se prevé el control de este requisito, su
, ,,iii¡,1¡¡¡¡i1'rrto puede dejar al apelado en una situación de indefen-
: ,, l', '¡ ,'llo resulta necesario distinguir entre falta absoluta de funda-
,.,' I ¡, rr'¡ r, tlefecto que no estimamos subsanable y defecto formal en su
¡ . ,,,, ,I r, r( )n, en cuyo caso debería darse posibilidad de subsanación.

l)i ,r('Lrerdo con lo previsto en el art. 404CPP, el apelante en el


. , ¡r' ' ,lr. irrterposición deberá:

l ' l)elimitar los promrnciamientos de la resolución recurrida


,1,,1 recurso, no siendo posible su ampliación en un trámite pos-
,.',: :;'
| )(' cste modo se concreta el objeto del recurso y se delimita el
:'.,1'¡rr, ,lt'conocimiento del tribunal "ad quem". Este requisito será es-
, .,, r lr r rt'ntc exigible en aquellos supuestos en que la resolución impug-
.,' |,',,rrlt,r1g? varios pronunciamientos.

I{ealizar las alegaciones en que funde su recurso, indicar la


: ,, ,, , r ,, | (
Ir re considere infringida. Se trata de justificar la impugnación.

'i.- Proponer la prueba de que intente valerse.


lit' configura como momento preclusivo, así se deduce del párrafo
,, ,,rr,lt) del art.404 CPP: "Cuando el recurrente intente producir prueba
', ,'.'unda instancia la acompañará y ofrecerá junto con el escrito de inter-
,, t' tttn '. Pero no basta con la indicación de los medios de prueba sino
r',, ,,,lt'rnás debe concretar el hecho o hechos que pretende acreditar a
!, ,', ( i (lc los mismos. Tiatándose de prueba documental la acompañará
, . 1,, lrr I CSCfitO.

67
Rosa Pascua/ Seía¡s

A su carácter preclusivo se refiere el Tlibunal


constitucional Bo_
rlvlano en Sentencia 1776/2004-R, al resolver
un recurso de amparo in-
terpuesto por vulneración der derecho de
defensa al haberse aámitido
por el Tiibunal de aperación pruebas presentadas
después del trámite
de interposición del re.,rrso. Dice dicht
Tribunal:
"III. FUNDAMENTOS IURÍDICOS DEL FALLO.
(...)
III'2' ("') De ras,disposiciones legales glosadas
es craro que Ia
prueba en segunda instancia debe necesiriamente
ser presentada
junto al escrito de interposición der recurso
señalando qué hecho
se pretende probar,la que debe ser puesta
en conocimiento de la
r:?!uru:fr":"., su pruebá u objerar la ofrecida garan
::TJ1t,;.
l'"::lÍ:,j::::-T:9" er dereciro a ra ig.,uíau;
j
;"-il;;3, y
p rincipio d e inmedi ac:áJffi 1":
:? ¡ilijTl:i
T.lXT:,ff ",]
que existe un momento procesalluru tfr".",
v¿liaam'ente;;;;;:;
en segunda instancia; resultando en consecuencia
inadmiribt" 1.,
pT*u que se presente fuera de este plazo, pero aun si el Tribu
ryf de apelación debe valorar la misÁa pará fundar Resolución;
( \,'

Por último, deberá estar firmado por el defensor


del recurrentc.
2". Traslado a I&s otras partes

Presentado el recurso, sin más trámite, el juez


emplaza a las otr.,r:,
pafies para que en el plazo de tres días contesten
al mismo.
quo" no examina los requisitos ni resuelve sobrt, t,r
, . .f1.9l81o'-'a
aqmrsrbrlrdad del recurso. Así se deduce tanto del art. 405.1" ,,
CpIr: 1,t,,
sentado el recurso, el juez emprazará a ras otras
partes para que en el prazt, ,r,
tres días contesten aI recurso (...),,, como del
art. 406 del *ír_o texio lt,¡i.,1
"Recibidas las qctuaciones,
la Corte superior de lusticia decidirá, in Ltnu ,,,,r,,
resolución,ln admisibilidad der recurso'y ra procedencia
de to ,irít¡an prnrrt,.,t
da (...)".
No obstante, consideramos que er órgano ante el
que se inter.r ,,,r,,
.".."t:g_debería poder llevar a ,rr, pri*er control áe los reqtr i:;,r,,,,
:l
de admisibilidad -su interposición "uÉo
en el plaro legar, la recurribilild., | , r,
Ia resolución, si el escrito óstá fundado sin
entrar a valorarlo-, y rr. , rr,

68
F
RECURSOS EN Et CÓDIGO DE PROCEDI¡\4IENTO PENAL BOLIVIANO

. ,, l' ' 'r ( ()rtpleto al tribunal "ad quern,', cuando ya se han presentado
| ',

,,', lr rrtr',rs partes los escritos de impugnaciÍny/o adhesión y ello,


, ¡¡i,' ,rrr,¡r *lzones, en virtud del principio de econornía
procesar. Con-
rr ¡' lr, r' , :;lr' principio el que se resuelva sobre su admisión cuando ya se
I' r r r
" rt.rclo la práctica totalidad del recurso. parece que lo procedente
,

, ¡ ¡., I | | rrimer examen por el juez " a qL70" de ciertos requisitos sin per-
r
¡

i¡,,r r, ' ( lr' ruCor-roC€r la posibilidad de recurrir una posible resolución de


,,, ,,1'¡rr;ior1 y de un ulterior control por el tribunal ,,ad quem,,.
l l 'fribunal Constitucional Boliviano en sentencia 649/2002-R
.i,,,

"1...1 los aú. 399 y 406 del Código de procedimiento penal,


tam-
lrión han previsto la facultad del tribunal de alzada de rechazar el
*'curso sin pronunciarse sobre el fondo cuando sea inadmisible
y de admitirlo cuando la apelación reúna los requisitos exigidos
l''or ley y esté prevista en la misma.
Que, en el caso de autos, si bien el Juez recurrido con{orme al
art. 405 del Código de Procedimiento penal remitió el expediente
a la Corte Superio4 sin dictar ninguna disposición porque no le
l-ra sido impuesta tal exigencia como tampoco la atribución para
admitir o rechazar el recurso, el acto ilegal en el que incurrió, se
evidencia en la viabilidad que otorgó al trámite no obstante lo
dispuesto en el art. 24 in fine referido. Que, asimismo los recurri-
dos vocales también infringieron la misma disposición, en cuya
observancia no debían conocer ni resolver en el fondo el recurso.
al contrario debieron rechazarlo en aplicación del art. 399 del Có-
digo de Procedimiento Penal".

La lectura de los preceptos trascritos plantea numerosos interro-


rl.rntes: qué ocurre, ¿si se interpone ante órgano jurisdiccional distinto
,lt'l que dictó la resolución impugnada?, ¿sila resolución recurrida no
, :; susceptible de apelación?, ¿si se interpone transcurrido el plazo esta-
l'lt'cido en la ley?, o ¿el escrito de interposición no está fundamentado?.;
,lrf nque el órgano "a q1ro" aprecie tales defectos,
¿debe dar traslado de
l.rs actuaciones a las otras partes y posteriormente remitirlas al órgano
",rd quem"?. Atendiendo al tenor literal de la Ley la
respuesta sería po-
',itiva.

69
Rosa Pascua/ Ser¡als

3o, Contestación aI reauso

La parte apelada, conocida la interposición del recurso, puede


contestar o no. Su contestación es potestativa, constituye una carga pero
no una obligación. Si decide contestar habrá de hacerlo dentro del pe-
ríodo durante el que fue emplazada y por medio de escrito, que deberá
cumplir los requisitos de forma y contenido previstos para el escrito de
interposición, pudiendo adoptar alguna de estas actitudes:
- Oponerse al recurso interpuesto
- Oponerse e impugnar también la resolución apelada
- Impugnar la resolución apelada
Como manifiesta Calderón Cuadrado, "con esta disposición se da
entrada al principio de contradicción permitiendo a los sujetos pasivos
de la apelación tomar postura frente a la misma alegando lo que a su
derecho convenga. Ello sin perjuicio de un posible silencio. Dejar trans-
currir el plazo sin presentar el escrito de contestación o adhesión impli-
ca abandonar el único cauce de que disponen para formular su oposi-
ción o para adherirse al recurso, precluyendo también las posibilidades
de proposición, y práctica en consecuencia, de prueba" ICALDERÓN
CUADRADO, Apelación de sentencins..., Ob. Cit., pág.1891.

a) Oposición

El apelado puede simplemente oponerse al recurso interpuesto


por la otra parte, solicitando su desestimación y la confirmación de la rt'
solución recurrida. En la medida en que puede resultar perjudicado por
la decisión del recurso, le corresponde alegar razones o motivos que, ('r r

caso de ser apreciados, pueden determinar una resolución desestimalo


ria de la apelación.
En tal caso, lo rcalizará mediante escrito motivado, formulantlo
las alegaciones que considere oportunas, tanto en relación con la irtl
misibilidad del recurso como con su estimación. También podrá mirrrr
festar lo que estime oportuno sobre la prueba propuesta o documcrrlo',
aportados por el apelante, así como aportar y solicitar la práctica tlr' l,r
prueba que interese a su derecho.
Del escrito de impugnación se dará traslado al apelante po'() n,,
para que pueda formular contraalegaciones sino tan sólo para d¿rr'h' ,r

10
IiI {JI]RSOS EN FL CODIGO DE PROCEDINlIENTO PENAL BOLIVIANO

,r l,r('1;('nt'rción y contenido. No prevé la Ley un trámite de


i. ¡, ¡ r .rl .r¡rt'l¿¡1[g
posterior a la presentación del escrito de impug-
' ,, , i, I l{.( uls(). Así el art. 405 CPP establece: "Presentndo el recurso,
: ,,t l,t ,tt ti tt los otras partes pnra que en el plnzo de tres días contesten
', ,' t/ L u :;u c7so, aconlpaíien y ofrezcan la prueba. Si se producen adhe-
, ,iti¡,tttlt rl t:mplazamiento, correrñ traslado n las otras partes para que
1, t,t ltt tttlltt:sión en el mismo plazo".
t

| | ,rl,r'lrrnte debería tener posibilidad de alegar en torno a los do-


..',' ,,!,, , Irrl'sL'ntados o pruebas propuestas por el apelado pero la ley
: i !, i, tr',rrrite alguno al efecto, ni siquiera en la posible vista, en el
,,! ,,, t' t'r¡.t,t" se haya propuesto y admitido prueba, pues limita su
,,i,, rr' lr,,r li-r práctica de la misma.

l') Adhesión

| ,r ()tra posibilidad es que el apelado se adhiera. El Código de


i ,,,. , , lrrrit.rlto Penal se refiere a ella al señalar en su art. 405: "Si se pro-
,. , '¡ ,t,lltrcíot7es durante el emplnzamiento, correrá traslado alas otras partes
j, ¡ ,ltrt t tnttesten h sdhesión en el mismo plazo".
( orno ya hemos dicho al examinar con carácter general la adhe-
,, | , ,( ' I rata de una segunda oportunidad para recurrir que la Ley con-
! ¡

' ' l, r rt ¡urella o aquellas partes que inicialmente no lo hicieron reunien-


, ,

l,' l.r', tondiciones para ello. El apelado, ante la apelación interpuesta


, ' ', l.r otra parte y el mayor perjuicio que pudiera irrogarle, puede pos-
|, ¡,,,r r rrlnte impugnar. Es una ocasión que la Ley brinda al apelado para
I

¡' r, . r lr'spués de conocer la impugnación de su oponente, pueda recurrir


t rrl ritin él contra la sentencia en aquellos extremos que le son perjudi-
rr

, ,,,1,':;. (--on esta actitud se abre el examen dei tribunal sobre extremos,
, ¡ r oI t'() CaSO Consentidos.

El momento en que debe formularse viene establecido en el art.


trt''('l)P'"(...)el juezemplazaráalqsotraspartesparaqueenelplazodetres
(...)".f,s decir, podrán adherirse dentro de los tres
,lt,t , t ontesten el recurso
,lr,rs siguientes a aquél en el que se les dé traslado del escrito de inter-
':;ición del recurso.
| ',

En cuanto a la forma, no se establece especialidad alguna, remi-


tr('ndose la Ley a los requisitos previstos para el escrito de interposi-
r l()tl.

'71
Ru5d Pascua/ Ser¡als

b.- ANTE EL TRIBUNAL -AD QUEM'

El art. 405.2 cPP dispone: "Con la contestqción o sin ella, dentro de


las aeintíuuttro horas siguientes, remitirá lss actuaciones s la Corte superior
de lusticia para qt4e éstq resuelua".

Con la remisión de los correspondientes escritos de las partes - dc


interposición en todo caso y, en su caso, de impugnación y/o adhesión,
así como de contestación a esta última-, finaltza la primerá fase del pro
cedimiento, competenci.r del órgano "a quo" y comienza la segunáa ,,
desarrollar íntegramente ante el tribunal iuperior.
De conformidad con el art. 406 Cpp: "Recibidqs las actunciones, rtt
Corte superior de lusticia decidirtí, en ttna sola resolución, lo admisibitidtttl
del recurso y Ia procedenciq de la cuestión planteada (...)',, con o sin visl,r
previa.
Dada la no obligatoriedad de la vista, la actuación del órgano ,'ir, I
quem" puede quedar limitada a la puramente decisoria, a pronuncia,,,,.
sobre la procedencia o improcedencia de ros motivos aduiidos, si' {r,r
mite intermedio alguno. De este modo, las actuaciones procesales.r,,,,
se desarrollan ante el tribunal ,,ad quem,, varían según ," p.opong,, ,
admita o no prueba y, consecuentemente, se celebre ó no visia. ^
LaLey, como ya hemos dicho anteriormente, no establece u. t,.,
mite de admisión ante el jwez "a quo". Todas las cuestiones, incltri,r.,.
las relativas a la admisibilidad del recurso, se resuelven en la nr,,,,,,,
resolución al finalizar la tramitación del recurso. En primer lugar d.l ,, , .
. ,

examinar la concurrencia de los requisitos de admiiibilidad y seg,,,, r,,


mente, una vez apreciada su concurrencia, entrará a resolver el .l ,rr.r,,
del recurso.
Así, recibidas las actuaciones la corte deberá comprobar sr r r r ¡rrr
petencia, si Ia resolución es recurrible, la observancia d-el plaz., l,r r,
gitimación y el gravamen, así como si el escrito de interptsicion ,..r.¡
fundamentado y se han cumplido los demás requisitos fo-rmart',' r ,, ,,,,
concurre alguno de estos presupuestos o requisitos y su defecto r.:, ..¡rl,
sanable, concede¡á un plazo de 3 días para su subsanación. N.:,r,.,,,r,,
subsanable o subsanado deberá desestimar er recurso mediant. r\ r rr, ,

Comprobada la concurrencia de los presupuestos y rec'¡rr:,rrr, , rr.


admisibilidad, si no se ha propuesto prueba no se celebrorá vir,t., ,
¡,,,

72
IIECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCED]I\4IENTO PENAL BOLIVIANO

!.,, t,, l,.ut,r(l.r sll actuación a Ia resolución de1 recurso. Si se ha pro-


!, r. ' ¡ 'r r r, l ).r y es inadmitida, igualmente el tribunal resolverá directa-
::..,,r, , | i rl'so. La Leyno prevé una vista de fundamentación -como
'
,, | ' ¡', Lr, itjrr restringida-, tampoco establece la posibilidad de que el
¡..r ,,,r ,l ,rrn(lue no se haya propuesto prueba o haya sido inadmitida,
. , ,. , , 1,. , l. olricio o a instancia de parte la celebración de vista por con-
' l ' 'l r ,r'r ('sdria a efectos de que las partes pueddn realizar aclaracio-
, ,, r,.1,¡t ii)r1 con sus respectivos escritos.
l,r prueba solicitada es admitida, en la misma resolución se-
,,,i, r"r,lr,r ¡rara la celebración de la vista, debiendo también disponer
, , '
r
'r, , I u('rc necesario para la
práctica de aquélla.
l'ol tanto, caben dos posibilidades:
t]tre el recurso se decida a la vista de los escritos de interpo-
,, i,,n \. ('r-r su caso, contestación, sin celebración de vista. La vista no
' I,',, ('l)tiva, en este sentido se manifiesta el Tribunal Constitucional
i;.'i,r r,rrrr), en Sentencia 1358/2002-R:

,,
II I. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.
Il.l. La audiencia oral que reclama el recurrente para resolver la
.rpelación no constituye una actuación obligatoria e inexcusable,
.rl contrario, su señalamiento es una facultad del juzgador para el
caso que estime necesaria y útil la prueba ofrecida por alguna de
las partes, tal como prescribe el art. 406 CPP, por lo que los Voca-
les recurridos al no haber realizado tal audiencia no cometieron
ninguna omisión ilegal [SC 1358/2002-R].

- Que se resuelva tras una audiencia oral, cuando propuesta prue-


I ', lr,rya sido admitida. Así lo dispone el aú.406.2" CPP: "Si alguna de las
r

¡,' t t Ir's ha ofrecido prueba y el tribunal la estima necesaria y útil, señalará una
, t, I irttcia oral ( ...)" .
'

Parece pues que el objeto exclusivo de la vista es la práctica de la


| 'r r ¡cba propuesta y admitida. No está prevista para dar audiencia a las
r ltes, no se configura como cauce de los actos de alegación de los recu-
| ',
t r('ntes, no establece la ley la posibilidad de formular conclusiones tras
l,r 1rráctica de la prueba. La fundamentación del recurso debió realizarse
I '(
)r escrito/ al interponer y contestar el recurso, sin que quepan en la au-
, lrt'ncia oral alegaciones complementarias. Por ello, la incomparecencia

t)
Rosa Pascua/ Sena¡s

de las partes no puede equivaler a desistimiento o allanamiento dado


que los respectivos escritos debieron estar fundados. si la vista no es
preceptiva en todo caso, Ia no asistencia de alguna de las partes supone
la no participación en la rnisma y la no rearización de lai pruebas que
exigían su presencia.
Por ello, si bien la Ley se remite respecto a la vista a las reglas del
iuicio oral y público, tal remisión debe entenderse referida a la
fráctica
de las pruebas, no a la integridad del acto mismo de la vista del iecurso,
no siendo de aplicación lo dispuesto acerca de los efectos de la inasisten-
cia de las partes a la misma.
Como ya hemos dicho, concluida la práctica de la prueba, no se
prevé expresamente en la ley, si bien consideramos que podría contri-
buir a facilitar la decisión del tribunal, un trámite de audiencia a las par-
tes, en el que se conceda la palabra a apelante y apelado, por este oráerr,
para que formulen las conclusiones que a su dereiho.or,rr"ngu, tanto en
lo relativo al resultado de las pruebas practicadas en dichoácto, como
en lo concemiente al fundamento de la apelación, exponiendo los argu-
mentos que sirvan de base a sus respectivas pretensiones de estimación
del recurso y de oposición del mismo.
Por tanto, el procedimiento se configura de modo predominantcr
escrito, siendo necesaria la vista sólo cuando se debe p.uiti.ut prueba,
en ausencia de ésta todos las actuaciones que lo integrán serán elcritas.
El tribunal resolverá atendiendo a las alegaciones realizadas e.
los respectivos escritos y, en su caso, a la prueba piacticada en la audien-
cia oral. La resolución puede ser escrita u oral dependiendo de si se hir
celebrado o no audiencia oral. En el primer caso, iesolverá en la mismir
audiencia oralmente, tras la práctica de la prueba. En otro caso, decidir.ir
por escrito, dentro de los 10 días siguientes a la recepción de las actua
ciones. La resolución adopta la forma de Auto, al que se denomina Autr r
"deYista", pudiendo ser estimatoria o desestimatoria del recurso:
- Si lo desestima, confirmará la resolución impugnada.
- Si lo estima, revocará la resolución apelada y su pronunciir
miento dependerá del objeto del recurso:
- Cuando el auto recurrido en apelación es de los definitiv.s,
de los que ponen fin al proceso en la primera instancia, corrr.
el que admite la extinción de la acción penal, su estimaci.¡r
comportará la decisión relativa a la continuación del proc('s()

14
F
RECURSOS EN EL CÓDIGO OE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

- Si se trata de autos no definitivos, la decisión dependerá del


contenido de cada uno de estos autos. Por ejemplo, si se esti-
ma el recurso contra el auto por el que se acuerda la suspen-
sión condicional del proceso, con revocación de lo resuelto se
ordenará la continuación del misrno; si se trata de un auto que
deniega una medida cautela¡, la estimación de la apelación
comportará que se acuerde la misma.

Algunas consideraciones sobre la apelación incidental contra la


resolución sobre medidas cautelares personales

El Código de Procedirniento Penal en su art. 251 prevé una re-


'irrl.rción específica para el supuesto en que la apelación se dirija frente
,rl ,rr-rto que acuerde o rechace una medida cautelar personal. Así cabe
'.,'r ralar entre las especialidades:

1".- Plazo de interposición


EI citado precepto establece que la resolución que disponga, mo-
,lilique o rechace las medidas cautelares será apelable en el término de
'.r'tcnta y dos horas; frente alplazo de tres días que con carácter general
',r' prevé para la interposición de la apelación incidental.

2'.- Procedimiento
- Sobre la forma de interposición, nada dice la Ley por lo que
,rlrlicando 1o dispuesto para la apelación incidental en su art. 404 CPP,
('ntendemos que deberá ser escrita.
- No se prevé un trámite de audiencia al apelado previo a la reso-
lr¡ción del recurso, de modo que no se le da traslado para alegaciones en
, ontrario. Se trarnita inauditaparte.

- Interpuesto el recurso, dentro de las veinticuatro horas siguien-


It's se remitirán las actuaciones a la Corte Superior de Justicia.
- La Corte resolverá sin más trámite dentro de los tres días si-
r;uientes, siendo oral la resolución al establecer el art. 251 en su último
¡riirrafo "el tribunal resolrserá, sin más trámite u en audiencia (...)".Frente a
, I icha resolución no cabrá recurso.

75
Rosa Pascual Sermts

APELACION INCIDENTAL

INTERPOSICIÓN

- Ante el órgano jurisdiccional que dictó la resolución recu-


rrida
- En elplazo de 3 días siguientes a la notificación de la reso-
lución.
- Mediante escrito motivado
- Fundamentada

TRASLADO A LA PARTE APELADA PARA QUE CONTESTE (Plazo de


3 días)

- No contesta: - Remisión actuaciones a la Corte Superior de


Justicia.
(
- Contesta:
r - Oponiéndose al recurso
I

l- - a¿niriéndose al recurso:
v
taslado a las otras partes para que contesten.

REMISIÓN DE LAS ACTUACIONES A LA CORTE SUPERIOR DE ruS-


TICIA
/ -
j

Audiencia OraL Si se ha propuesto y admitido prueba


(
\ - Resolución:
- Oralmente: si se celebra vista

- Por escrito: - Si no se celebra vista.


- Dentro de los 10 días siguientes.

rFrs¡F* *

76
r RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

I APELACIÓN RESTRINGIDA
^
l. (ioncepto

L,r .pelación restringida es un recurso devolutivo, de carácter or-


l¡,r,u ro (lue se dirige frente a sentencias.
l'ls un recurso devolutivo, en cuanto que se resuelve por órgano
i ,tu rto y superior del que dictó la resolución impugnada.
Ilcspecto a su carácter ordinario, en principio y atendiendo a lo
| ,¡ \'r';f o en el art. 407 cPP, cabría ponerlo en duda al establecer el citado
r '!'
( i'l)to: "El recurso de apelación restringida será
interpuesto por inobser-
,t, rtt o errónea aplicación de laley". su lectura puede llevar a una primera
' , 'rr, lrrsión: el único motivo alegable es la infracción legal, no pudiendo
r'', r,'rrclerse a través del mismo un nuevo enjuiciamiento por órgano
r' ,, r ., I it cion?l distinto.

No obstante lo dispuesto en el art. 407 CPp, el art. 320 de la misma


l , i' viene a confirmar su carácter ordinario. Dicho precepto dispone:
L'; defectos de la sentencia que habilitan la apelación restringida serán ros
(..)", ncluyéndose entre ellos tanto la infracción de una norrna
t,.'.tti¿ntes
rr',l,rntiva, como procesal así como también el error en la valoración de
l.r ¡,r'¡1sf¿. La amplitud de los motivos enumerados determina su carác-
t, r .rdinario, el tribunal de apelación puede revisar todo lo actuado,
r r, lrrso la valoración de la prueba llevada a
r
cabo por el órgano " a q1ro" ,
'rl t'stablecerse entre las alegaciones que puede realizar el recurrente el
" rrrr del juez de instancia al valorar la prueba practicada, pudiendo al-
tr"¡.rrs€ la declaración de hechos de la sentencia apelada. por lo tanto, en
r " l t' Cáso¡ la existencia de motivación
' tasada no determina su naturaleza
,.r traordinaria.
En cuanto a las resoluciones recurribles, la apelación restringi-
,l.r tan sólo puede dirigirse f¡ente a sentencias, no cabe frente a provi-
,lt'ncias ni autos interlocutorios. Así se deduce del art. 407.9" Cpp "Este
tt'turso sólo podrá ser planteado contrn les sentencias v con las limitaciones
, :;l qblecidas en los artículos siguientes" .

Al respecto se ha pronunciado el Tiibunal Constitucional Bolivia-


rro/ entre otras, en Sentencia 1298/2004-R, en recurso de amparo funda-

77
do en la vulneración del derecho de defens4 al no habq¡se pronunciado
la Corte Superior de Justicia en el Auto de vista resolviendo un recurso
de apelación restringida sobre la violación de su de¡g6¡o de libertad.
Dice dicho Tribunal:

" III. F'UNDAMENTOS IURÍDICOS pEL FALLO.


(...)
III.2. Por otra parte, antes de ingresaf al análisis de fondo del pre-
sente recurso, corresponde indicar qrre cle acua¡ds con la norma
contenida en el art. 403 del Cpp, refefida a la apelación incidental
se establece que la misma procede, ¿ntre otras causas, contra las
resoluciones que resuelven las medid'as cautel¿¡gs o su sustitu-
ción, debiendo ser interpuesta ante 9I mismo ]¡i6snal que dictt'
la Resolución dentro del plazo de los tres di¿5 de notificado t'l
recurrente, conforme establece s1 ¿¡1. 404 CPC;1...¡.
Asimismo, la apelación restringida sólo podrá ser planteada corr
tra las sentencias conforme dispone la parte ur fine del art' 40,'
del CPP, debiendo observarse [¡ rv interposición los requisitt,
establecidos en el art. 408 del proce/imiento citado. Consigui.',,
temente, se entiende que la detención preventiv¿ solicitada dt'rr
tro del juicio oral debe ser tratada y resuelta como un incidcrrt,
contra cuya resolución debe interpoferse el reqrr¡ss de apelat i,,,'
incidental en los términos anterioimente citados 1...¡.
III.4. (...) el recurrente denunció que los Vocalqs demandaclt,:,. .'
tiempo de dictar el Auto de Vista d¿1 recurso de apelación ir t, r ,

puesto contra la Sentencia condenatoria, no se pronunciart,rr ' "


bre la violación de su derecho a la libertad, leiionando ¡sr, ,,
derechos y garantías constitucion¿les, empe¡o, conformt' , "1.'
blece la normativa procedimental a1'Iteriormente citada, cl ,r, l, ',
erróneamente pretendió que la dslención Preventiva dis¡',,, r '
en su contra sea revocada a través /el recursg de apelacit,r' ,,
tringida que interpuso contra 1¿ 5s¡tencia cohdenatorifl, r t t ttr' l'
lo cónveniente erá interponer gl ¡s6urso de apelación int itl, r,l ,l
cumpliend o el mandato d el at. 403,9) del,CPP, consigu it' t r' r,,,,'
r I

te, los Vocales recurridos al haber ¿¿ecuado su conducta ir l ,, ' ,, ' "
normativo procedimental, no han lggionado los derechcls y ): t| ¡"
tías ctel acto4, puesto que sus ual,ru6iones no r¡rfieren tlt'r,t,," '
alguna en la piivación de libertad 69 éste" '

78
RECURSOS EN EL CÓDIGC DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

I rr r'l rnismo sentido, en Sentencia 100/2004-R manifiesta:

III. IIUNDAMENTOS TURÍDICOS DEL FALLO"

lll l. El art. 407 CPP señala: "El recurso de apelación restringida


',, r .i interpuesto por inobservancia o errónea aplicación de la ley.
t uludo el precepto legal se ilvoque como inobservado o erró-
rrr'.rrnente aplicado constituya un defecto del procedimiento, el
rt't uxso sólo será admisible si el interesado ha reclamado oportu-
rr,rrnente su saneamiento o ha efectuado reserva de recurrir, (...).
| ,ste recurso sólo podrá ser planteado contra las sentencias y con
l,rs Iimitaciones establecidas en los artículos siguientes".
I )t' la norma procesal citada, se establece que el recurso de apela-
, itin restringida procede únicamente con relación a sentencia, las
(
lue pueden emerger como consecuencia de: 1) la realización del
¡rricio ordinario sujeto a las previsiones contenidas en los arts. 329
¡l 37?- CPP; y,2) la aplicación del procedirniento especial deno-
rrrinado abreviado conforme a las disposiciones señaladas en los
,rrts. 373 y 374deI cuerpo legal citado. Consecuentemente emitida
l¡ sentencia por el Juez de Instrucción en el ejercicio de la com-
lretencia asignada por el art. 54.3) CFP, puede ser impugnarla a
lravés del recurso de apelación restringida por inobservancia o
t'rrónea aplicación de la ley
tlI.2. En la especie, el recurrente no interpuso el recurso de apela-
ción restringida respecto a la sentencia condenatoria emitida por
la autoridad judicial demandada en aplicación del procedimiento
cspecial abreviado, no pudiendo pretender subsanar su negligen-
cia mediante el presente amparo constitucional, que es rln recurso
cxtraordinario y subsidiario, que procede única y exclusivamente
cuando se han agotado los recursos y medios existentes para que
la persona exija se respeten los derechos y garantías que estima
lesionados, (...)" ISC 100/2004-Rl.

2. Motivos
El recurso de apelación restringida, conforme dispone el art. 407
t'l', " será interpuesto por inobseraancia o errónea aplicación de la ley" .

79
Rosa Pascua/ Sena¡s

El rribunal Constitucional Boliviano en sus sentencias ha seña-


lado qué debe entenderse por inobservancia o errónea apricación de ra
ley:

" rrl. FUNDAMENTOS IURÍDTCOS DEL FALLO.


(...)
IiI.4. significado de la expresión "inobservancia o errónea aplica,
ción de laley" utilizada en el art. 407 cpp.- Conviene precisar qué
alcances tienen, en el contexto delCódigo, las expresiones ,,inóU_
servancia de la ley" y "errónea aplicación de la ley,,. El primer
supuesto se presenta cuando la autoridad iudicial no ha obser-
vado la norma o, lo que es lo mismo, ha créado cauces paralelos
a los establecidos en la ley (así, sc r0s6/2003-R). En er segundo
caso, si bien se observa la norma, la autoridad judicial la aplica
en forma errónea. En este punto, corresponde puntualizar que la
inobservancia de la ley o su aplicación errónea, puede ser tanto
de Ia ley sustantiva como la ley adjetiva. Así, ra r',órrr,u sustantiv¡
puede ser erróneamente aplicada por: 1) errónea calificación dt,
los hechos (tipicidad), 2) errónea concreción del marco penal .,
3) errónea fijación judicial de la ley penal (SC 727/200á_R) Lr¡:,
supuestos de errónea aplicación de la ley adjetiva son: 1) los dt'
fectos de procedimiento en general y 2) los expresamente establt,
cidos en los arts. 1'69 y 370 Cpp. Conforme a esto, los supuest.:,
previstos en los dos preceptos referidos -excepto el incisó t) ct..t
art.370, que alude a la inobservancia o errónea aplicación dc l,r
ley sustantiva- están referidos a: 1) inobservancia-de la ley aciit,
tiva,2) errónea aplicación de la ley adjetiva, cuand.o .o ,L .,,,,,
prueban los hechos acusados conforme a los parámetros exigitl,,.,
por ley (de modo integral, conforme a las reglas de la sana crrtr
ca). Esto significa que los hechos acusados ¿éuen ser probad.:, 1

que sólo es válida la comprobación realizada conforÁe a ley. r,r,


este sentido, una acusaciíny/o querella, no estará comprob,r,r.r
conforme a ley cuando: 1. El hecho no existió. 2. El hecñ. n,, ,,,.
ha probado en forma suficiente (inc. 3 al 11 del art.370, a¡t. r(,,¡ r
demás defectos de procedimiento impugnados oportunanr(,ntr. l
3. El hecho existió pero no se puede individualizai al agentt'
1',,
2 del art. 370) (...)" [S 1025l2003-R].

80
IiECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

l'i !nrr'n( lo cn relación el precepto trascrito con el art. 370 del mis-
r , Í,
' lr l, I l, c¿rbe afirmar que
.r
t- - la -_r -_-_.-_- restringida puede fundarse
--_ apelación
(.r r( )r'('s procesales como de fondo.

\, lrrrores Procesales

\ tr.rr,ós de la apelación restringida puede alegarse la infracción


procesales bien en la tramitación del proceso bien en la sen-
,:,, : ::,,",'r
( ()rlto manifiesta Calderón Cuadrado,
se trata de "errores que,
,
',,,¡ l()s por el órgano jurisdiccional en su proceder, bien durante la
rr(

t,¡,,,¡',r,r tase (juicio oral, sobre todo), bien en el momento de dictar sen-
,' !,' r r, :.c presentan como fundamento de una mayoritaria solicitud de
' I, , L r r'.rción de nulidad del juicio"" ICALDERóN CUADRADO, Mu. p.,
¡
' , '.,t t tttla instancia penal, Navarra 2005, pág. 9Tl.
.

lil recurso, en este supuesto, se funda en los denominados errores


' ¡r ¡¡s6ls¡do", esto es, errores cometidos por el órgano judicial, bien
r r ¡ 1

,l¡r¡'rrtc la tramitación del proceso de instancia, bien en el momento de


'lr, t,r¡ sentencia. De modo que aunque el legislador en el art.30Z Cpp
' .t.rl,lt'C€ una relación de los defectos de la sentencia alegables en ape-
I i, r( )r r restringida, se trata de una enumeración casuística pudiendo de-
i , r r( i¿r r cualquier vulrreración de esta naturaleza producida en la trami-
¡
'
t,,, r.rr del proceso en la prirnera jnstancia, tal y como cabe deducir del
,t t 107.2" del mismo texto legal. Así por ejemplo, podría fundarse en la
,, ,, I nisión indebida de la prueba solicitada en la instancia, la infracción
, , r

, l'
n()rmas que rigen los actos procesales, así como el incumplimiento de
1,, . r'cquisitos de la sentencia.

La Ley Procesal Penal establece, en este supuesto, como requisito


,l, ,rclmisibilidad del recurso que en el escrito de interposición se cite
l,r ,r)r-rrr? que se considere infringida y, además, se acredite que se ha
,,littitado su subsanación o se ha formulado la oportuna protesta, si fue
I ' | )cesalmente posible, es decir, si se dispuso de trámite para ello. Este
(

r r'r ¡rriSito no se exige en dos supuestos:

a) En los casos de nulidad absoluta previstos en el art. 769 Cpp,


esto es, defectos concernientes a: 1. La intervención del juez y
del fiscal en el procedimiento y a su participación en los actos
en que ella sea obligatoria; 2. La intervención, asistencia y re-

81
Rosa Pascua/ Ser¡als

presentación del imputado, en los casos y formas que este Có-


digo establece;3. Los que impliquen inobservancia o violación
de derechos y garantías previstos en la Constitución Política
del Estado, las Convenciones y Tratados Internacionales vi-
gente y en este Código; y, 4. Los que estén expresamente san-
cionados con nulidad.
b) Cuando se trate de vicios de la sentencia, 1o cual es lógico dado
que el recurrente no ha tenido oportunidad de reclamar.
Sobre ello se ha pronunciado eI Tiibunal Constitucional Bolivia
no en numerosas ocasiones al resolver recursos de amparo. Dice dicho
Tribunal:

" III. FUNDAMENTOS IURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
III.1. (...) el legislador ha incorporado en el Código de proct.
dimiento penal, entre otros, el recurso de apelación restringitl,r
previsto en el art. 407 del CPP, el que podrá ser interpuesto por
inobservancia o errónea aplicación de la ley, sustantiva o adjetir,,r,
esta disposición legal señala que cuando el precepto legal qut',,,
invoque como inobservado o erróneamente aplicado constitrrl.,
una defecto del procedimiento, el recurso sólo será admisiblt'
','
el interesado ha reclamado oportunamente su saneamieflto o lr.r
efectuado reserva de recurrir, salvo en los casos ¿" tl,tlid¿d alr:;r,
luta o cuando se trate de vicios de la sentencia, de conformidir, | ,r
1o previsto por los artículos 169 y 370 de este Código.

Consiguientemente, cuando en el desarrollo del juicio las ¡r,r' r, .

advierten una actividad procesal defectuosa o infracción dc r,,,,


mas procesales, deben reclamar oportunamente su soneanrir.rrt,,
y en su defecto, efecfuar reserva de recurrir-€alvo los cas,r,,,.,.
presamente señalados por los arts. 169 y 370 del citado critlrl',,
si la parte interesada hubiese ammciado la interposiciórr tlr. , ,r,
recurso/ el mismo deberá ser oficializado a tiempo de plarrlr',r' | ,

apelación restringida, misma que deberá ser resuelta por.r.l t,,


bunal de alzada, en una de las formas establecidas por t'l ,u I | | r

del CPP.
En el caso presente, el recurrente interpone el preser-rlt'ri,( rrr ,.
denunciando, por una parte/ que las autoridades dcrrr.ur,l.,,t ,,

82
i ]i (;I]IiSOS EN EL CÓD]GO DE PROCEI]IfuIIENTO PENAT
BOI IVIANO

'l¡ ¡rlri) (l('l l)roceso penal qlle sigue su representadtr contrtr (...),
"'|
j',,r()' iirclebidamente recibir la cleclaración testifical
cle (...) por
r rr, I r, l rt'l presentaclo
¡
su documento de iclentificación, interpreün_
'1. 111'11¡¡1¡¿ errór-le¿i el art.3s1 crer CI,pp (...), al respecto-corres-
| '{ 'n( l(' precisar que contra dicha negativa, la parte a}ectada _hoy
r' (,r'r'cr1te-/ así como el representante clel ministerio púbrico,
de
'r( r('rLlo a procedimiento, prantearon recurso de reposición, Iue-
'l( ,'r')ienda y comple'lentación
' dc la Resolucióll-.le rechazo y
lrrr'rl.rente, en la audiencia de 13 rle meryo de 2001,
efectuaron
r('r('.va de rec*rrir; consiguientemente está expbdita
la vía del
r('('rrrso de apelación restringida, en la que la iecurlente
podrá
lr,r.cr valer sus pretensiones y será el Thitunal de Arzada
át o.,"
o¡re¡fun¿fi'rgnte, se pronuncie sobre el extremo
denunciado (....),,
I:;C 1562/2004-R1.
,,III.
FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FAI-LO.
\.../.
IlI.3 En la especie, consta que el recu¡rente interpuso
el recurso de
.rpelación restringida dentro del plazo establecido por
lev ante la
supuesta inobservancia o errónea aplicación cle ra rey
susíantiva y
porque la sentencia se hubiera basado en hechos inexistentes
o nL
¿rcreditados en valoración defectuosa de la prueba. por consi-
'
guiente, así formulado el recurso, no era exigibie de ningún modo
el requisito de reclamo oportuno o reserva de recursolcomo
in-
debidamente interpretaron los recurridos a tiempo de
declarar la
inadmisibilidad del recurso de apelación restringida, vulnerando
el derecho a la defensa der recuirente, entre cuyas manifestacio-
nes se hallael de impugnar las resoluciones que le
causen agravio
durante el desarrollo de un determinado proceso.
Apropósito, el Tribunal Constitucionar, a través d erasCg2s
R, afirma que "el derecho a recurrir cle un fallo ante
/ 2007-
el juez o tti_
bunal superior, es universarmente reconocido y así lo establece
el art. 8, inciso h) de la Convención Americana sobre Derechos
F{umanos de22 denoviembre d,e 7969,derecho inviorabre
del que
la persona no puede ser privada por formalismos
procesaier,, ['SC
954/2003-Rl.

83
Ros¿ p"scuJ/ SeÍa¡s

"rir. FUNDAMENTOS IURÍDTCOS DEL FALLO.


(...)
III.2 En el caso de-autos, los presupuestos enunciados que
hacerr
a su procedencia. fueron cumplidos por el imputado,
q.rien en 1.,
audiencia del juicio oral, efectuó for*u óport.rnaia reservir
"t
de recurri., la que fue reiterada posteriorment'e, desvirtuando dt,
esta manera el fundamento der Auto de 17 de septiembre
de 200:l
de haber sido omitida. De manera que consütüyendo
el fund¡
mento de este amparo, ra nulidad deiAuto que ámite
el recurs,
de apelación restringida, cumplido como hisido
el saneamient.
como la reserva de recurriq. se evidencia que las autoridades
crt,
mandadas actuaron ilegalmente al no haber dispuesto
se impr r

ma el trámite señalado por er aú.4rr del nuevo óoaigo


de pror,,,
dimiento Penal que estabrece: "Recibidas las actuacio"nes,
si se rr,,
ofrecido prueba o se ha soricitaclo expresamente la audiencia
,r,.
fundamentación, el Tribunal convocará a una audiencia
públit,r
dentro de los diez días de recibidas las actuaciones,,. ,,Concluiri,r
la audiencia o si no se convocó a la misma, la resolución
se crict¡r r , r

en el plazo de ¡zeinte días". por el contrario, apartándose


de dir l,.,
normativa aplican erróneamente el art. 406 d;l mismo Cü€rpo r lr.
I

leyes que es aplicabre en los casos de apelación incidentar,lelr,,


,, ,
l
do prcsente que lo previsto por el art. 41t cpp párrafo
teáro ,,,r,, I
es aplicable para la recepción de prueba. I
III'3. Las autoridades demandadas, pretenden justificar su irt.ri,,r
I
actuación amparándose en el art. 16g Cpp, quá dispone, ,,S,,1,', ,
I
pre que sea posible el juez o tribunal, de oficio o á peticit,r, ,t,
parte, advertido el defecto, deberá subsanarlo inmeáiatarrr,,,,r, II
renovando el acto, rectificando el error o cumpliendo
el act, , ,r,, ,
tido"' El texto citado no constituye un fundámento válid, r,r,, II
noexiste effor que subsanarsinomásbien que alhaber decr.,,.,, t,,
inadmisible un recurso de aperación, contradiciendo su ¿r,,r,.,,,,,
I
I
resolución, han vulnerado el derecho a la seguridad jurícl ir r ,, ,
¡ .
I
visto por et aú.7.a) CpE t...1 15C1.467/2002_ñ1. I
B. Errores de fondo I
fondo H ;r:f::t lH:T,T*#:t j';?*:: Ji#;:: ;l;l l;1, : ;I
I
RECURSOS EN EL CÓD]GO
DE PROEFN
jh¡ltNto PFj\A. BO,,,,ANO

i :..,i, ¡ | rr,l,lr)(-ia/ al dictar la sentencia


, r,,, in
riviclad,prob atorja.y / o""j,i:,p":f;i?,1;íi,L1Xl,l'J::;::t;
'' r l r
" ';o c{e apelación justificando
rrt
posibles solicitudes de reforma
' r' ¡,,J1rlr'1.¡ 5€,n1 o
, ! ;,,,! t,t i,1staft#:üi¿?üií{3á."ERóN cuADRADo, M"

,t ) L'rror en Ia apreciación de la
prueba

r ' r ,egación de este


'r motivo permite un nuevo enjuiciamiento
' I r¡ r""r'rr de apelación de la por
cueiión litigiosa. Es el rácurso á" up"ru_
" " | '¡'¡ r'rc1o en este motivo er que podria
'¡t
"""
abrir r;;;;;;irturr.iu.
l'rr cste caso, a través de la
apelación, se pretende una modifica-
" ,, , l¡ hechos t{i*: la senLncia y consecuentemente
r '¡ '|'r('llcrer
'rs que el órgano
-". de instancia'ha del fallo,
incurrido en un error a la
i ¡ L' varorarros, de modo que la reforma
' ' '
' '
se basaría en una actividad
r '
, 'l ', rtoria ya practicadu p"ro1rl.orrectamente
apreciada.
I¿r modificación podría basarse
en la existencia de nuevas prue-
t r , .r
¡r¿¡fi¡ de las cuales podrían declarar
, ,
, rrcnte no constaba., io*o
,"1"r,;;;;"":;*:Sñ:::iTrff""
. '¡l '| r r¿f sentencia impugnada eran conocidos
áomo prrl"a"r. És.u úl-
il;
¡,,',,' r,osibilidad no pal:ce
dado que el art.4i0 Cpg uf ."g.rtu,
Ll .'crimiento d5 nnleb-a, f.:ibl: lo limita al su'puesto en que el recurso ..se
,'rt'lt1r¡¡¡¡¡snfs
en defecto de
forma o procedimieito", pudiend,o deducirse de
' ll" rJ11s tan sólo cabe proponer pruebas
,l, l,¡Ll¿rmente denegadas, solicitadas en ra instancia e in-
ásí coÁo pruebas propuestas,
admitidas pero
"' ' r'r'¿cticadas por causas no impuiabres a ra parte
que las soricita.
En este sentido, el rlibunar
Constitucional Boliviano en sentencia
I ;t l/2003-& manifiesta:

"rir. FUNDAMENTOS
JURÍDTCOS DEL FALLO.
(...)
El recurrente sostiene que fue
sometido a proceso penal en el que
no se observaron_las formas legales
y por hecho, ,ipifl.uJo, ,..o_
rrectamente, proceso en el que
se oúrá.rru.or, desigualdades
mitiendo el uso de celulareJ a los per_
quere,antes y hacer señas a los
testigos de cargo para que ,erporráurl
positiva o negativamente,
impidiendo la producción de prueba
pericial y testifical de des_

85
Rosil Fesc{/ai Soffa¡.s

cargo; asirnisrno, señala que el recLrrso de apelación restringida


que interpuso fue rechaz¿rdo por supuesto incumplimiento de re-
quisitos formales referentes a la prueba que pretendía incorporar
y por no haber solicit¿rdo aucliencia de fur-ldamentación, audien
cia que en su cliterio ciebió señaiarse de oficio; actos que según él
han lesionado su derecho a la defensa"
(...)
III.S. En cuanto a la denuncia hecha en sentido de que las autori
dades recurridas han iesionado su derecho a la defensa al habt'r
declarado la inadmisibilidad de su recurso de apelación restrirr
gida, no obstante guerrdar tras formalidades legales y haberle inr
pedido producir su prueba pericial; es necesario precisar, quc .l
nuevo sistema procesal penal, en los arts. 394y sgts. CPP, establ,'
cen las normas generales y los requisitos de tiempo y forma c¡r',
se deben observar a tiempo de interponer los diferentes recursr '"
siendo facultad privativa de los Tribunales de apelación o alzatl,r
velar por el cumptrimiento de las norrnas que regulan el trárnit,' r
resolución de dichos recursos/ y por ende, pronunciars€ sobrt' l,r
admisibilidad de los mismos.
Que por previsión expresa del art. 407 CPP, el recurso de it¡,,'
lación restringida se interpondrá por inobservancia o ernirr, ,

aplicación de la ley sustantiva o adjetiva, esto es cuando el v,, ', '

versa sobre 1a incorrección del juicio contenido en la sentt'tt, r'


o violación de ley sustantiva, o sobre la irregularidad en lir ,,'
tividad procesal, en el segundo caso, el recurso será admir;rl'1,
si el interesado ha reclarnado oportunamente, su s?neamit'rrl,' "
ha efectuado reselva de recurrir durante la sustanciación clt'l ¡rl
cio, salvo en los casos de nulidad absoluta o vicios de selll,'r,,,'
previstos en los arts.'169 y 370 CFFP. Conforme señalan lo:; .rrl
408 y 410 CFP, a tiempo de interponer el recurso de apt'I,r,,,"'
restringida deberá citarse inexcusablernente, de manera .,,',, ,'
ta y precisa las <lisposiciones legales que se consideran viol.r,l ' '
o erróneamente aplicadas, además de expresar cual es la,r¡'1,, ,

ción que se pretende, indicando separadamente cada vr()1.r, r,¡rt


con sus fundamentosr con el advertido de que posteriorrll('ttlr tr"
poclrá invocarse otra violación; esta exigencia se explica, l'(rr¡l¡¡'
el Tiibunal tiene que saber cual es la norma procesal o str:;l,rrrl¡' =

86
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIi\¡IENTO PENAL BOLIVIANO

,lrr' ('l procesado considera inobservada o erróneamente aplica-


,l.r r,, f r-rndamentalmente, cuál es su pretensióni por otra parte, si
I'rcn cs cierto, que el recurrente tiene derecho de ofrecer prueba
.n 1r,r¿ldo de apelación; empero, esta prueba únicamente puede
,,r'r
¡rroducida para acreditar defectos de procedimiento y de nin-
J,r rna manera para acreditar o desvirtuar los hechos juzgados, en
r,rzón de que en el nuevo sistema de impugnación, el tribunal se
linrita a revisar el juicio de derecho y por lo mismo, desaparece
l,r posibilidad de la doble instancia que permita al Tribunal de
r\ pelación, ingresar a considerar los hechos debatidos en el juicio
orai y público, y tnenos, admitir o incorporar pueda encaminada
,r clemostrar o desvirtuar los hechos que fueron objeto del debate.
lin el caso de análisis, de antecedentes se establece que el recu-
lrente, al margen de no haber cumplido en la interposición de la
apelación restringida con los requisitos de contenido, pretendió
incorporar pmeba pericial , ante el Tribunal de alzada en franca
contravención a las citadas notmas procesales que al ser de orden
público son de cumplimiento obligatorio. De donde resulta, que
las autoridades demandadas al haber declarado la inadmisibili-
dad de la apelación interpuesta por el recurrente no han incurri-
clo en acto ilegal alguno y menos, han vulnerado su derecho a la
defensa, con mayor razón si se tiene en cuenta, que tenía expedita
la vía para interponer el recurso de casación contra el auto de vis-
ta que declaró Ia inadmisibilidad dei referido recurso en función
a los dispuesto por el art.416 CPP, situación que también inviabi-
liza el amparo en virtud del principio de subsidiariedad".

b) Infracción de norma sustantiaa

A diferencia del supuesto anterior; la apelación fundada en este


n¡otivo no pretende una modificación de la declaración de hechos pro-
l,,rclos contenida en la sentencia de primera instancia sino que partiendo
, lt. tal declaración, se alega error en la interpretación o apiicación de nor-

rrra legal sustantiva. Se puede fundar, entre otras razones, en un error en


l,r calificación jurídica de los hechos, en la determinación de la pena o de
l,r medida de seguridad.
En tal caso, lo que se pretende es una modificación de la senten-
r'ia por entender que el órgano judicial a la hora de dictar sentencia no

87
Rosa Pascua/ Sena¡s

ha aplicado la norma procedente o la ha aplicado incorrectamente. No


se cuestiona la declaración de hechos probados sino la norma aplicada
partiendo de la misma.
"La verificación de dicho error (...) conducirá inevitablemente a
su reforma (...) ni su alegación instaurará una segunda instancia ni por
ello, permitirá un nuevo y pleno conocimiento Jer objeto del proceso.
Mediante este motivo tan sólo puede solicitarse una révisión dlt
¡ulclo
jurídico realizado por el órgano de instancia, nunca de la base fáctica
que condujo a la aplicación de la norma en cuestión. En el fondo es un
eror in indicando in iure lo que se quiere corregi¡, no un nuevo juicio lo
que se pretende obtener,, [CALDERóN CUADRADO, La,rs;ndo inr-
tancia ..., Ob. Cit., pág.1071.

3. Procedimiento

A. Características Generales

De forma sucinta cabe destacar como características generales las


siguientes:

a) La competencia para resolver la apelación incidental se atri


buye a la Corte Superior de Justicia, quien resolverá sobre sr¡
admisión y estimación
b) El procedimiento es predominantemente escrito.
L,I El recurso se tramita fundamentalmente ante el juez
que c1 i,
tó la resolución recurrida limitándose, en ocasiones, lá Cor r,.
Superior de Justicia a resolver a la vista de los document,,.,
presentados ante el órgano " a qtto,, .
d) La prueba queda limitada a los supuestos en que en
euc r.l
recurso se funde en un defecto de forma o de procedirnit'rrr,,
debiendo proponerse y aportarse junto al escriio de inter1r,,,,,
ción del.recurso.
e) se prevé la posibilidad de que la parte no recurrente inter¡,,,r'
ga apelación aclhesiva.
f) La vista no es preceptiva. Se regula dos clases de vista: atrt lr,.rr
cia de prueba y audiencia de fundamentación.

88
RECURSOS EN EL CODIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

r') | ,¡ ¡'¡':selqción del recurso adopta ra forma de auto


de vista.

li lr¡rnitación

¡ A NTE EL ÓRGANO .A QUO.

t' lnterposición

| | r't'curso de apelación restringida se interpone ante el órgano ju_


' 'l " '{ r.rral que dictó la sentencia impugnada. se rlevará a cabo Áedian-
,' ' I tr( ) rnotivado en el plazo de 15 días de notificada la sentencia.
li.tluisito esencial de dicho escrito es la f'ndamentación. No
, I r ,lrr) el recurrente manifieste su disconformidad
con la resolución
, ' !'|rrr(l.r sino que además debe concretar la pretensión impugnatoria,
!'|r 'iI,('en ningún caso pueda entenderse
que la falta de árgumenta-
" ¡ , ( 'r t re otras cosas porque tal defecto conduce a la inadmisión, esté
'

'r ' ' r:' ¡ rlo de manera impricita al rribunar


'
r r
superior los mismos poderes
'r",r:,rtl.s al órgano inferior,, ICALDERóN CUADRADO, La-segunda
'¡ t,ntt irt ..., Ob. Cít.,pág.3291.
lirr cuanto al contenido del escrito de interposición:

Iin primer lugar, el encabezamiento en el que deberá identificarse


I i r.tc recurrente y, en su caso, su defenso¡, así como la sentencia
, r.r'.rrr€, indicando la fecha de su notificación efectos de facilitarque
¡"

, , ,r rt rrrl del plazo-.


-a el

En segundo lugar, la fundamentación. Er art. 40g Cpp dispone:


',, t itarán concretamente las disposiciones
legales que se consideren aiolidas o
t I ttlrc,mente aplicadas y se
expresará cuál es la aplicación que se pretende,,.
El recurrente deberá indicar cuál es la norma procesar y o mate-
/
i r,rl 11'€ entiende infringida, concretando
además qrré ror*u ,ería apli-
, ,rl,lc o cuál es la interpretación
que estima correcta.
Dado que el recurso puede fundarse en varios motivos, se exige
,¡rr,r
exposición ordenada de los mismos, debiendo indicarse de forma
','Parada cada uno ellos. Así lo establece el art. 40g Cpp en su párrafo
.' ': " Deberá indicarse separadnmente cada aiolnción con sus fundamentos ( ...)', .

89
Rosa Pascual Sera¡s

Por tanto, en el escrito deberá manifestarse de forma separada, y aunque


la ley no lo diga resr-rlta aconsejable también numerada, los motivos del
recurso. "En primer lugal, se comenzaría con las alegaciones referidas
al quebrantamiento de norma o garantía procesal, teniendo en cuenta la
necesidad de citar el precepto que se considere infringido, de expresar
las razones de Ia indefensión aJí como de acreditar la realización de Ia
correspondiente petición de subsanación.
A continuación se expresarían.los posibles errores en la aprecia-
ción de la prueba, razonándose la equivocación cometida por eI juzga-
dor.
Se finalizaría haciendo referencia a la infracción del ordenamien-
to jurídico sobre la que sustente la impugnación" [CALDERóN CUA-
DRADO, La segunda instancin..., Ob. Cilt., pág. Zg7l.
Respecto a la posibilidad de subsanación o no de la falta de fun-
damentación, el Tribunal Constitucional Boliviano ha manifestado:

" III. FUNDAMENTOS TURÍDICOS DEL FALLO.


(...)
I[.1. Con carácter previo, es necesario remitimos a la figura jurr
dica de la apelación restringida, contenida en los arts. 407 al 41!,
del CPP, estableciendo el art. 407 que este medio de impugnacitirr
podrá ser planteado contra las sentencias y observando deternr i
nados requisitos que regulan su planteamiento.
En ese entendido, en la interposición del recurso debe indicar:,,.
las leyes inobservadas o erróneamente aplicadas, se trate de k,y
sustantiva o adjetiva, fundamentando en qué consiste esta inol,
servancia y cómo debería ser aplicada, esto con el fin de qut' r.l
medio de defensa, puntualice claramente los errores absolt¡tr,,,
que se hubieren cometido en la emisión de la sentencia, par¿r ( r |
¡(
,

aquéllos puedan ser corregidos en segunda instancia.


Asimismo cuando se trate de invocar defectos de forma o,1,
procedimiento, el apelante deberá acompañar y ofrecer prut'l ,,r .r
objeto de probar lo invocado y también deberá expresar antcl,rr t.r
mente su voluntad de fundamentar oralmente el recurso. (...)
III.2. Precisados los requisitos y alcance de la figura jurídir,,r, ,1,
los datos que informan el proceso, se evidencia que €l recL¡ r.r.r ,r t, ¡

interpuso apelación restringida contra la Sentencia Conderr.rt,,r r.'

90
F RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDII\4IENTO PENAL BOLIVIANO

('lniticla el 20 de enero de 2005, a través de la cual se le condenó


(...), alzada que mereció el Auto de 18 de marzo de 2005, emiti-
t la por la Vocal recurrida, conminando o emplazando al apelante

l)ara que a tercero día computable a partir de su notificación, sub-


s¡rne las omisiones extrañadas, concemientes a la especificación
tlc las disposiciones legales que considera violadas o errónea-
rnente aplicadas, debiendo señalar separadarnente cada violación
dc la ley sustantiva con sus fundamentos y no en la forma gene-
ralizada expresada en el memorial de apelación. Con dicho Auto,
\('notificó al ahora recurrente en tabtero el l8 de marzo a horas
14:05, responcliendo por memorial de 20 del indicado mes, se-
ñalando que la apelación interpuesta ha sido fundamentada con
cspecificación de las disposiciones legales violadas, por lo que no
existe razón alguna para la subsanación; pidiendo en consecuen-
cia se admita el recurso (....).
III.3. (....) la Sala Primera conformada por los vocales ahora re-
curridos, rechazaron el recurso de apelación restringida con el
fundamento de: a) no haberse subsanado las omisiones de forma
cientro del plazo concedido (...).
Por consiguiente, los vocales recurridos al rechazar el recurso de
apelación restringida, han vulnerado el derecho de recurrir una
resolución judicial, que el recurrente considera que no se halla
enmarc¿rda dentro de los preceptos adjetivos y sustantivos del
Código de procedimiento penal y Código Penal, afectando sus
intereses. Así en lo que concierne al derecho a la doble instancia
o a recurrir de un fallo que afecte a los intereses y derechos de la
persona/ debe recordarse que el AC 0306/ I999-R, de 8 de noviem-
bre, señaló:
"(...) es un derecho universalmente reconocido; a tal punto que
de manera expresa lo consigna el inc. H) del art. B de la Conven-
ción Americana sobre Derechos Humanos de 22 de noviembre de
1969; habienclo sido asumido por la doctrina y la jurisprudencia
como un derecho inviolable, sin que formalismos procesales sin
trascendencia práctica puedan privar de este derecho; principios
estos que guardan coherencia con el texto y sentido del Art. 16.II
de Ia Constitución Política del Estado" ISC 0338/2006-R].

91
Rosa Pascua/ Senals

"III. FUNDAMENTOS JURIDICOS DEL FALLO.


(....). Sobre la determinación de los requisitos de forma para la
apelación restringida.- La ley señala ciertas exigencias en la inter-
posición de los recursos, referidas a requisitos de forma o de fon-
do. Son requisitos de forma todos aquellos medios a través de los
cuales se comunica una inobservancia o errónea aplicación de la
ley. A su vez, elfondo del recurso está constituido por el objeto de
comunicación, es deciq, el hecho o motivo por el cual se impugna
la sentencia (Ej: defectuosa valoración de la prueba).
La impugnación a una resolución judicial definitiva no ejecuto-
riada (apelación restringida en nuestro sistema) es, ante todo, un
planteamiento ante el mismo juez pero está dirigida al tribunal
stiperio¡, invocando (haciendo saber) que en el procedimiento dc
aplicación de la sanción penal se ha inobservado o se ha aplicado
en "forma errónea la ley. Por imperativo del art. 408 CPP, la apc
lación restringida debe efectuarse de la siguiente forma: 1) por
escrito, 2) citando, por separado y en forma fundamentada la:,
disposiciones legales que se consideren violadas o erróneamenlt'
aplicadas y 3) expresando la aplicación que se pretende.
Estas exigencias, tienen la finalidad de que el Tribunal eü€ t'o
nozca el recurso no tenga que indagar qué ha querido decir. ,'l
recurrente, cuál ha podido ser la norma procesal o sustantiva r¡r rr
el procesado entiende inobservada o violada. Pues, una tarel ,r:,r
para el tribunal que debe conocer el recurso, dada la recargatl,r ,,
intensa actividad judicial, podría determinar el colapso (la nr,,'.,
judicial), imposibilitando el cumplimiento de las exigencias t-orr'.
titucionales de celeridad procesal.
Sobre el objeto de impugnación en el caso de autos / sü inirtlrrrr
sión.- En el caso analizado, el objeto del recurso de apcl,r, r,,,,
restringida, no obstante su ampuloso y desordefl?do argurrrl't,,
expositivo, se reconduce a la supuesta valoración defectuor,,' ,1,
la prueba, sin embargo la recurrente no precisó la concrt'l,r ,1,
posición legal violada, lo que comporta una errónea a¡rli,,r, ,,,,,
de la ley adjetiva. Consiguientemente el recurso fue inatlnrr¡, t,, I

porque la recurrenteno expresóen forma concreta la dis1,,,,.,,,,,,, I


legal violada o erróneamente aplicada y tampoco señllo ,,,,,,,,
entiende que debería ser aplicada. En concreto, la rectn'r'r.nt, ¡,,,
I

92

J
qcuR!qE!!!qóprgg_DEpRocE¡il\4rENTo pENAL EoLrvrANo

' " rr)rlo


( I,P.
trlti
con uno de los requisitos de forma
estabrecidos en er art.
' ,r t,i1'¡-1
las formas.e"r.qr-du_, por ley, como
quedó expresado líneas
'rrr rrr., tienen ra finaridad de coitribuir
a la c"leriduJ procesal,
'''ttiante la claridad y precisión en ra formul".ñ;;i;ó;;r;;
r''r;rringida, y por ello el Código de
procedimr"",o p""ur faculta
'rr superior (de alzada) disponer que er recurrent"
t.t tos de forma de su apeláción, bajo ¿;;t" los de-
apercibimiento de,rechazo,
es lrr€fios evidente que el rechazo
"rr¡ndo ió10 puede ser dispuesto
' previamente se ha concedido el plazo
establecrao eñ el
'¡r'i' 399 Cpp; pues, si se tienen en cuenta qle los requisitos
rr'r tienen por finalidad facilitar a la de for-
autoridad judiciar el conoci_
,riento del objeto de impugnación, ta
I irralidad, sin
*ir_; [;,;u.Jioi.u,
violar el pr*ápio rá u.ttor," (SC 7044
t¡blece que no se debe rechaiar i.,r_,
f / 2003_R),"r.u
es_
,".rrro por defectos de forma
in limine, sino que se debe conceder
el plazo establecido
si la parre recurrente no corrige fo, t"y y,
o
recién su rechazo; consiguientementé,
u*püu ,; *.";;;;;;árpo'au
al no haber pro."áiao uri,
las autoridades recurridás han
sometido a ra ,ecr.ánte a un pro-
ceso indebido, el mismo que está
vinculado con su derecho a la
libertad, por op€rar como causa y ser
inminente la ejecución del
mandamiento de condena, por lá que
es preciso brindar la pro_
tección que brinda el art. 18 constit'cion
ar[sC7o7s/2003-n, en el
mismo sentido las SSCC tt46 2003_R,
/ tt +i I ZOOS_I<J

Como ya indicábamos al examinar el


recurso de apelación inci_
' l' rt¿rl, la falta de fundamentación
es un requisito insubsariaut" qrr".orr-
ll' r''r la inadmisión del recurso.
otra cosa es que la fundamentación no
'' 'r clara y ordenada en cuyo caso deberá
concederse al recurrente un
¡,l.rzo para su subsanación éon carácter previo a
su inadmisión.

Por últirno y en tercer lugar, el suplico.


Su contenido clependerá
,lr'l motivo alegado:
- si el recurso se fundó en un
error procesal: se soricitará la anula-
' rti. de las actuaciones salvo que el mismt sea subsanable
I ¡cmplo de esto último es el en apelación.
supuesto del recurso de apelación fundado
' rr la indebida inadmisión de un prueba er-, ru pri*e.a instancia, en cuyo
r ,rso s€ solicitará de
nuevo su práctica en el recurso.

93
Rosa Pascua/ Seffals

- Si el recurso se fundó en errores de fondo - error en la apre-


ciación de la prueba y /o infracción de norrrra sustantiva-: La petición
consistirá en la revocación de la sentencia y una nueva resolución por el
órgano "ad quem".

Además del contenido anterior, que se configura como esencial


de toda apelación, en el escrito de interposición el recurrente podrá:

a) Solicitar la celebración de vista de fundamentación

El art. 408 en su párrafo tercero dispone: "EI recunente deberó ma-


nifestar si fundamentará oralmente su recurso" "

Este precepto, en principio, podría interpretarse como una opción


que el legislador concede al recurrente de fundamentar el recurso en
el escrito de interposición o en un momento posterior/ oralmente en lir
vista, pero si lo ponemos en relación con el art.412 CPI, llegamos un,l
conclusión distinta.
En todo caso, el escrito de interposición debe ser fundado y con
independencia de ello, el recurrente puede solicitar la vista para un,l
fundamentación complementaria sin que en la misma pueda variar 1,,,,
motivos inicialmente alegados ni añadir nuevos.
Como manifiesta Caiderón Cuadrado, "si bien es cierto qtrr' l.r
vista ha dejado de ser el cauce principal de los actos de alegación c1t' r,.
currentes y recurridos en apelación, el legislador permite una cierta ¡rr I r

vidad en relación con el fundamento de sus pretensiones. Esta acti v ir | . r, I

catecerá, con carácter general, de contenido innovativo. Las portt.:, ,r


limitarán a argumentar, profundizar y concluir en apoyo de strs ¡',.r,
ciones antes formuladas de anulación, revocación o modificación ,1,. l, ,

pronunciamientos impugnados o también de sus alegaciones favor.rl'1,


o desfavorables a la pretensión impugnatoria o a Ia sentencia r('( rr r r,I I
En este sentido será inadmisible que aproveche la oportunidatl , ¡",
les brinda para realizar novedosas solicitudes o exposicion€s, l,r.t,, ,
refieran a la primera instancia, cuya preclusión es indudable, ('or I r¡ , r I ,
,

segunda, desde el momento en que por mandato legal debcrr iru, ,.,1 ,
positivamente concretar sus respectivas posiciones. Por coflsi¡',rrr.rrt, , I
apelante, habiendo determinado exactamente los pronunc i¿r r r ir r r , , , ,
r
,
r

curridos, no podrá extender su impugnación al resto, que s(' ('nrr, r,, i, ,,

94
il cURSOS EN EL CóüGq gE pRocEDtultENl o pENAL BOLtVtANO

,,, l,',. l,l,r'clado, por su parte, no podrá ir más


r,,
allá de lo alesado
"i' . ,'l .t'crrrrso y así, si no hizo uso de la facultad conceclid"a cle
I
"':1 rr 'rlr'r",ltiiones no podrá en el trámite de
il
vista rcaTizar tal activi_
r l' Ir izri su inte¡vención no podrá exceder de
'¡ ros puntos concre-
l |
' '
l' ( ¡i |( )s e. er escrito respectivo" [cALDERórv cúanna Do, Lo
i t t t t,.t tilt(:¡a...,Ob. Cit., pág. 2571.
I r'lt'bración de audiencia de fundamentación
r
' requiere en todo
t.rrrt iir de parte.
Así lo establece el art.411 Cpp en este sen_
.l
' 'rr'r¡rifiesta el Tribunal Constitrrcional Bolivianoi en sentencia
il 't ){ )t li:

TTIJNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.


IIr.

I I rlcurrente sostiene que fu5 sometido


a proceso penal en el que
rr. s¡' elrsg¡varon las formas legares y por
ñechos tiprficados inio-
r r ct:tamente, proceso
en el que se observaron desigualdades per_
r r itiendo el uso
¡
de celulares a ros querellantes y hJcer señas
á los
It'stigos de cargo para que ,"spor.ráu., positiva
o negativamente,
rrnpidiendo la producción de prueba pericial
y testificat cle des_
( irrgo; asimismo,
señala que el ."..rrró de apélación restringida
(lLre interpuso fue rechazado
por supuesto iniumplimiento dá re_
'lLrisitos formales referentes a-la prutba que pretendía incorporar
y por no haber solicitado audiencia de
fundámentación" uái"r.,-
('ra que en su criterio debió
señalarse de oficio; actos q,e según él
han lesionado su derecho a la defensa. (...)

(...)
III'6 En lo referente al señalamiento de aucriencia
a petición de
parte o de oficio, el art. 411 Cpp enseña que ,,t{.ecibidas
tas actua_
ciones, si se ha ofrecido prueba o se ha solicitado
expresamen-
te la audiencia de fundamentación, el tribunal
convocará a una
audiencia dentro los diez días de recibidas
las actuaciones,,, al
respecto es necesario señalar que la conjunción ,,o,,
r-to debe ser
entendida como conjuntiva, sino disyuntiva, lo
que nos lleva a,
entendimiento de que, si la parte reclrrente
que debe
realizar fundamentación complementaria de"orrrid".u
su apela.ió.,, ért"
d¡ferá solicitar expresamente que se señale audiJncia
puru
objeto, si por el contrario, simplémente ha
ofrecido prueüa, dicha "r"

95
Rosa Pascual Senals

audiencia deberá ser señalada aún de oficio con la finalidad de


incorporar la prueba conforme a las reglas del juicio oral, enten-
dimiento que se extrae de la interpretación conjunta de los arts.
471,y 472 CPP, que hacen referencia a la audiencia de prueba o au-
diencia de fundamentación, que nos lleva a la conclusión de que
la audiencia de fundamentación complementaria de la apelaciórr
restringida tiene que ser necesariamente pedida por el interesado
y, la audiencia de prueba, puede ser señalada de oficio y, cuando
el pedido sea simultáneo la audiencia tiene que ser única, bajo t'l
principio de concentración y celeridad".

En la audiencia de fundamentación no es sólo se realizan p, "


las partes las alegaciones que estimen necesarias y a iniciativa propi,r,
sino que también se prevé la posibilidad de que el tribunal de apelacion
plantee aquellas cuestiones que no tenga claras a la vista de los €scrilo:,
presentados. Así lo establece 412.3" CPP: "En la audiencia de fundnmertl,r
ción complementnria, los miembros del tribunal podrán interrogar librenttttt,
a los recurrentes sobre los aspectos insuficientes de la fundamentación o dL l,'
solución propuesta, la doctrina que sustenta sus pretensiones o la jurisprtrrh tt
cia que se utilizó, sin que implique prejuzgamiento"

b) Solicitar y aportar prueba


El art. 410 CPP establece: 3".- "Cuando el recurso s€ fundamt:rtt, ',,
un defecto de forma o de procedimiento, se podrá acompañar y ofrecer lu rt, t .t
con ese objeto".
Se configura como momento preclusivo. En este sentido s(' I't,'
nuncia el Tribunal Constitucional Boliviano en recurso de ampalr, 1,,"
dado en la vulneración del derecho de defensa al haberse adnrilr,i,, '

valorado por el tribunal de apelación prueba propuesta tras dit lr,, t'
mite.

"III. FUNDAMENTOS TURIDICOS DEL FALLO.


(...)
III.2. (...) es claro que la prueba en segunda instanci¿r tl,'l ',',"
cesariamente ser presentada junto al escrito de interposrr r¡ r r ' l¡ I
recurso señalando qué hecho se pretende probar, la qrrr' ,l, l,, r:

96
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDI[/IENTO PENAL BOLIVIANO

I'u(':it(r cn conocirniento de la otra parte (...). Lo que significa que


, \ r:;t(' un momento procesal para ofrecer válidamente prueba en
',, 1'unda instancia; resultando en consecuencia inadmisible la
| 'r rrr-rba que se presente fuera de este plazo, peor aún si el Tribu-
rr,rl de apelación debe valorar la misma para furndar Resolución;
( .)" [sc 7176/2004-R]

;". Traslqdo s las otras partes

" ltrterpuesto
el recurso, se pondrti en conocimiento de las otras partes,
| ,tt,t tlut' tlentro del término de diez díns Io contesten fundadnmente" hrt. 409
¡l'l')
finalidad de esta actuación es "ofrecer (...) la ocasión de for-
l.¿r

' '
l alegaciones mediante la presentación del correspondiente escrito
, , r I, r

, r, ,.1 ¡rl¿26 estabdeóido al efecto" [CALDERÓN CUADRADO, La se4un-


.1,¡ nt:;loncia..., Ob. Cit., pág.235].

Las partes recurridas, una vez se les ha notificado el escrito de


¡ ¡ r lr'r'Posición del recurso, pueden:

a) Abstenerse de contestar

En tal caso, transcurrido el plazo de 10 días, "se remitirán las qc-


trttt iorl€s en el término de tres díqs al tribunal de alzada y se emplazará n las
¡,ttt lt's para que comparezcan en el plazo de 10 días a contar desde la remisión"
t.,¡ l. 409 CPP).
Dicha conducta no afecta a la tramitación del recurso/ en tal caso
l.rs partes apeladas pierden la posibilidad de formular las alegaciones
( )ponerse, impugnar tardíamente-
y proponer Ia prueba que interese a
',r r derecho.

b) Contestar al recurso impugnándolo

El apelado se opone alegando la no procedencia del mismo, o su


tlcsestimación. Lo llevará a cabo mediante escrito motivado.

97
Rosa Pascua/ Ser¡afs

c) Adherirse al recurso

. El apelado puede a su vez impugnar la sentencia, en cuyo caso se


darátraslado al apelante principal para que conteste dentro de los cinco
días siguientes a su notificación. Así lo dispone e1, aft. 409.2" Cpp: "Si se
hn producido adhesión. se emplazará a contestaila dentro de los cinco días" .

b.- ANTE EL ÓRGANO .AD


QUEM.

Remitidas las actuaciones al tribunal de apelación, la celebración


de vista no es preceptiva. Se convocará a las partes a una audiencia
oral:
- Cuando propuesta prueba haya sido admitida.
- Cuando el recurrente haya manifestado su voluntad de funda
mentar oralmente el recurso.
En cualquier otro caso, la Corte Superior se limitará a resolver el
recurso a la vista de los escritos presentados por las distintas partes.

b.1. Vista

La Ley distingue dos clases de vista: la vista de prueba y la vista


de fundamentación; si bien, ambas se concentran en un solo acto.
Por tanto, la vista puede tener por objeto:
- Thn sólo la práctica de Ia prueba propuesta y admitida -atr
. diencia de prueba-. La Corte Superior de Justicia "resolrJer,t
únicamente con Ia que se incorpore y con los testigos que se hallcrt
presentes"(art. 412.2" CPP). Por tanto, tan sólo se practicarir
aquélla que pueda realizarse en el mismo acto.
- Tan sólo la realización de alegaciones complementarias -arl
diencia de fundamentación-. Las partes manifestarán, por
propia iniciativa, aquello que interese a su derecho con el línri
te de no ampliar la pretensión impugnatoria y además contc;
tarán a las cuestiones que les sean planteadas de oficio por t.l
tribunal de apelación. En ella "los miembros del tribunal podrtttt
interrogar libremente a los recurrentes sobre los aspectos insuficictr
tes de la fundamentación o de la solución propuesta, la doctrina r¡tt,

98
RlcuRSog El,l EL qoliG0iE pRocFDilr,llENTO pENAL BOLtvtANO

',:;r('nta ;LLS pret(.nsiones o la jurisprtrdencia que se túilizó, sirr qrtc


I i q r¡' pr ej uzgarnient o " (art. 41 2.3" CPI).
r t r r t
¡

| ,,r práctica de prueba y la realización de alegaciones comple_


nr('rltarias -audiencia de prueba y de fr,rndamentación_.
l' '. licsolución

t ,'lt'brada la audiencia o, en sll defecto, recibidas las actuaciones


I
',, li ilr¡1¡¿1 "ad qLrelTt",resolverá en el plazo máximo de veinte días.
i ¡ ¡, .r'lrrr:ión del recurso de apelación restringida adopta la forma de
,,r,,,l,.Vista"

I t.2.1. C ar acterístic as gener ales

l '.- La Corte Superior de Justicia resolverá tanto sobre su admi-


', 'rr r ( )rr1o sot,re el objeto del recurso
2''.- El legislador es favorable a la subsanación o reparación de los
. i , I r
.r 'l rls en apelación.
si es posible corregir la infracción en la tramitación del recurso,
, !¡ rctrotraerán las actuaciones sino que, una vez subsanado, eI Tiibu-
' ,('
rr,rl tlc ap€loción resolverá de nuevo sobre el objeto del proceso.

3".- Si no cabe la subsanación en apelación, se anularán total o


1',rn iirlmente las actuaciones de la primera instancia reponiéndolas al
,r r,nl€frto en que se cometió la infracción. En este
último caso, la reitera-
, ,, clel juicio no se lleva a cabo ante el mismo órgano jurisdiccional que
'rr
, r,rrt)Ció en la instancia sino que se atribuye su
conocimiento a órgano
1'rr isdiccional distinto. El art. 413 CPP establece: "Cuando no sea posible
, l)ttrar d.irectamente la inabseraancict de la ley o su erróneq
|
aplicación, el tribu-
,t,tl de qlzsda anulará total o parcialmente la sentencia y ordenará la reposición
,l, l juicio por otro juez o tribunql".

Larazón de ser de tal norma puede encontrarse en la posible par-


, i.rlidad del juzgador de instancia. En España, ,,el Tiibunal Supremo en
',t'rrtencias de 24 junio de1997, de 29 de enero de 1991,y de 5 de febrero
,l. 1993, recogidas por Montero, se manifiesta contrario a que el juicio
l)ueda repetirse por los mismos Magistrados que dictaron la sentencia
rcvocada. De igual modo las Audiencias provinciales respecto del juez
,le lo penal de quien procede la resolución anulada. No obstante, plan-

99
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDII\IIENTO PENAL BOLIVIANO

i,, , ,r (rspectos cuestionados de la resolución, como lo han hecho


' rr r'l caso que se examina por cuanto en su fallo no han conside-
r,r,l. incluido otros hechos que no se hallen denunciados en
^i
l.' ,¡rrerella, como tampoco han vulnerado el principio de la ,,re_
t,
'r.¿rtio in peius" que en el Código de procedimiento penal está
I'rtvisto por el art. 400 al referirse a la ,,reforma en perjuicio,, y
,¡rrt' determina que cuando la resolución sólo haya sido i*prg_
rr,r,-la por el imputado o su defensor no podrá ser modificada
en
,rr perjuicio, no siendo aplicable cuando ambas partes hubieran
,,1'clado. Consiguientemente, las autoridades juálciales deman_
,l,rclas procedieron conforme a derecho, sin incurrir en acto ilegal
ILre requiera la tutela constitucional solicitada por no encontrar-
(

';t'el caso dentro de las previsiones del art. 19 constitucional [sC


357 /2002_Rl.
,,III.
FUNDAMENTOS JURÍDiCOS DEL FALLO.
(...,
lII.2 Las autoridades demandadas, al haber pronunciado el Auto
cle vista de 21 de abril de 2003 -ahora cuestionado- no han vul-
rrerado el principio de la "reformatio in peius,, que es aplicable
cuando la resolución sólo haya sido impugnada por el imputado
o su defensor, caso que no es el de autos en el que ambas partes
apelaron de la resolución. En este sentido el rribunal constitu-
cional ha sentado jurisprudencia al señala{, entre otras, en la sC
867/2002-R que:"(...)tampoco han vulnerado el principio de la
"reformatio in peius" que en el Código de proceáimiento penal
está previsto por el art. 400 al referirse a la ,,reforma en perjuicio,,
y que determina que cuando la resolución sólo haya sido irnpug_
nada por el imputado o su defensor no podrá ser modificada en
su perjuicio, no siendo aplicable cuando ambas partes hubieran
apelado' Consiguientemente, las autoridades iudiciales deman-
dadas procedieron conforme a derecho, sin incurrir en acto ilegal
que requiera la tutela constitucional solicitada por no encontrarse
el caso dentro de las previsiones del art. 19 constitucional,, [SC
907 /2003-Rl.

6".- "Cuando sea eaidente que para dictar una nueua sentencin no es
ttecesaria ln realización de un nueao iuicio, el tribunal de alzada resok;erá direc-

101
Rosa Pascua/ Senals

tamente" (art. 313. 4'CPP). Por ejemplo en el supuesto en que el recurso


se haya fundado en la infracción de norma sustantiva o en un error en
Ia valoración de la prueba.

7'.- Efecto extensivo. Está previsto, con carácter general, en el art.


397 CPP: "Cuando en una causa existnn coimputados, eI recurso interpuesto
por uno de ellos, faaorecerá a los demás, a menos que los motiaos en que se bas(
se[an exclusiaqmente personales" .

8'.- Si la sentencia impugnada ha incurrido en errores de derecho


en la fundamentación que no han influido en su fallo, no se anular¿i
aquélla sino que serán corregidos en la nueva sentencia. Lo mismo ocu
rrirá en relación con los errores u omisiones formales y los que se refic
ran a la imposición o el cómputo de penas.
Igualmente, sin anular la sentencia recurrida, podrá realizar unir
fundamentación complementaria. I

I
9'.- Congruencia. La congruencia es un requisito de la sentenci,r I
y debe entenderse en un doble sentido: a) Como deber cle pronuncir I
miento exhaustivo: el tribunal debe responder a todas las cuestiont',, I
planteadas por los litigantes; b) Como límite a la facultad de resolvt'r I
en virtud del principio "tantum appellatum quantum devolutum", ,.1
|
conocimiento del órgano jurisdiccional de apelación no puede ext(.n I
derse a aquellos extremos que, por ser aceptados por las partes al rr,'
I
ser impugnados, han devenido firmes, de modo que la sentencia rlr¡(
l
resuelva sobre estos últimos será incongruente por exceso.
I
-III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO I
h.l. Or-, de los antecedentes del caso, se evidencia que el rt,, rr I
rrente ha ctunplido la pena de dos años a los que fue conden.r,1,,
I
empero/ no ha sido liberado por el incumplimiento de la fi.rnz., I
de Tres millones de Bolivianos que le fue impu€st? cuando I
',,1,
citó la cesación de la detención preventiva. Asimismo, está con,, I
tatado que la pena para el delito de defraudación no puedt, ,,,.r
I
más que la fijada, porque es la máxima para el citado ilícito ¡r,'r r,rl I
aduanero y también porque el recurrente ha interpuesto rec''|

102
I
F RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCED]MIENTO PENAL BOL]VIANO

,lc rrrrlidad y casación ante la Corte Suprema contra elAuto de


Vrsta que confirma la sentencia que Io condenó, en cuyo caso se
,lt'be respetar el principio de prohibición de modificar la resolu-
, rtin impugnada (reformatio in peius), en perjuicio del acusado
,;ol¿rmente é1 recurre y no así la parte querellante, civil o el Minis-
tt'rio Público como ya se estableció en la Sentencia Constitucional
N" 621l2000-R de 28 de junio de 2000 que dice: "... el Auto de
Vista impugnado vulnera el principio que prohíbe la "reformatio
in peius" o del empeoramiento de la posición del apelante, salvo
c1r-re mediare también apelación de la parte contraria o del repre-

sentante del Ministerio Público, constituyéndose en un acto ilegal


clue restringe el derecho a la defensa y a la libertad consagrados
en los arts.6-II y 76-ll de la Carta Magna...".
Que, el art. 16 constitucional, asume la protección del derecho a
la presunción de inocencia en tanto que no se haya dictado sen-
tencia que tenga la calidad de cosa juzgada, estableciendo expre-
samente: "Nadie podrá ser condenado a pena alguna sin haber
sido oído y juzgado previamente en proceso legal; ni la sufrirá si
no ha sido impuesta por sentencia ejecutoriada y por autoridad
competente".
Que, en el caso de autos, el recurrente aún sin existir la sentencia
ejecutoriada ya ha cumplido la pena que se le impuso por el delito
que le fue imputado, por lo que resulta contrario a los principios
y derechos constitucionales, seguir privando de su libertad al re-
currente, manteniéndolo en reclusión con el argumento de que no
cub¡e la fianza económica, dado que en este caso/ la misma puede
ser disminuida en un monto que el procesado pueda cumplir y
además puede ser acompañada por todas o cualesquiera otras de
las medidas previstas en el art. 240 del Código de Procedimiento
Penal [SC 306/2002-R].

b.2.2. Contenido

La Corte Superior de Justicia a la hora de resolver controlará, en


l)rimer lugar, el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad y, apre-
t i¿rda su concurrencia, examinará los motivos en que se haya fundado
r,l recurso.

103
Rosa Pascual Sefrals

La apelación restringida será desestimada tanto


si se aprecia una
causa de inadmisión como si considera inexistente
er motivo o motivos
en los que se fundó el recurso. "Er rechazo del recurso
y la confirmación
de la sentencia impugnada se podrán producir
tanto por la falta de al_
q"lo q" los presupuestos de admisibiiiclad de la apeiación, las causas
de inadmisión se convierten en el momento de
dictar sentencia en cau-
sas de desestimación, como por no apreciar
ra existencia
de los motivos
planteados" [CALDERótrl óUaORipO, La segunda.instanciq
..., Ob.
Cit., pág.2601.
Por el contrario, será estimada cuando apreciada la
concurren-
cia de-dichos requisitos además aprecia el error procesar
y / o defondo
alegado' En este último caso el sentido de ros pror,.,.,cru*ientos
de la
resolución dependerá de los motivos alegados:

1".- Error procesal

si se invocó en el recurso ra vulneración de una norma


o garantí.
procesal, el tribunal deberá resolver en primer lugar
sobre la"misma,
debiéndose distinguir según dicha infracción
se ha-ya producido en rir
tramitación del proceso o en la sentencia:

a) En la trarnitación

si la apelación
se fundó en un defecto procesar cometido duranl,,
-la tramitación
de la primera instancia, ,ro ,.,bru.uble en apelación, s,,
anularán las actuaciones y se repondriín ar momento
en que se comerit r
la infracción, volviéndose a tramitar ante órgano jurisdiicional
distirr
to.
Ia anulación puede ser total o parcial. En este último caso, tal
1,
como dispone el art. 479.2" Cpp: "Cuando ra anuración
sea parcial, se itt,rt
cará el objeto concreto del nueao
iuicio,'.
El Tiibunal constitucionar Boliviano se ha pronunciado
sobre r, r,,
efectos de este recurso como consecuencia del recurso
a" u*fu- i,-',.,,
puesto alegando violación del principio ,,non bis in
idem,,:

104
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIl\4IENTO PENAL BOLIVIANO

III. FUNDAMENTOS TURIDICOS DEL FALLO.

lll. t. Con relación a la garantía del principio non bis in idem, con-
',,rsrado en la norma del art. 4 CPP y su vinculación con la norma
,lcl art. 413 CPP que regula la función del Tribunal de alzada de
,rnular total o parcialmente una sentencia, cuando constata que el
¡nferior no observó la ley o la aplicó erróneamente, este Tribunal
cnSC727 /2003-& de 3 de junio, ha manifestado lo siguiente:
"Sobre la supuesta violación al principio non bis in idem.- Bajo
l¿r rúbrica de "Persecución penal única", el art. 4 CPP, consagra la

garantía del non bis in idem, cuando señala que "Nadie será pro-
cesado ni condenado más de una vez por el mismo hecho, aunque
se modifique su calificación o se aleguen nuevas circunstancias".
Del contenido del precepto glosado, se extrae que la norma no
prohíbe el desarrollo de un nuevo juicio oral (...) a consecuencia
de la nulidad determinada por un Tribunal Superior en la función
de control de la correcta aplicación de la norma, que la ley le asig-
na; dado que, la realización de un nuevo juicio oral no comporta
la realización de un nuevo proceso, por cuanto que el primero es
sólo una fase del segundo". Del entendimiento jurisprudencial
referido se tiene que el principio non bis in idem *según el cual
se prohibe a las autoridades investigaq juzgar o condenar a una
persona más de una vez por el mismo hecho respecto del cual
ya se tramitó un proceso y se pronunció una decisión final -no
se vulnera como emergencia de una resolución de un recurso de
apelación restringida, que ha dispuesto la anulación total o par-
cial de una sentencia y ha ordenado la reposición del juicio por
otro tribunal vía reenvío; por cuanto ello no implica que vuelva a
tramitarse todo eI proceso, es decir las tres partes que lo compo-
nen (preparatoria, intermedia y juicio propiamente dicho), sino
sólo una de ellas que es la última y relativa al juicio oral que por
si sola y desde ningún punto de vista puede comportar larealiza-
ción de un nuevo proceso.
En el caso que motiva la presente acción extraordinaria, a tiem-
po de resolverse el recurso de apelación restringida se dispuso
la anulación de la sentencia y su reposición ante otro tribunal,
en cumplimiento a esa determinación los jueces recurridos como

105
Rosa Pascua/ Se¡r¿ls

miembros del Tribunal Cuarto de Sentencia dictaron nuevo auto


de apertura de juicio contra el recurrente y otros, eI primero que
al considerar que su persona no puede ser nuevamente procesa-
da por haber sido absuelto en la primera sentencia ejecutoriada,
planteó vul:rerado el principio non bis in idem. Conforme al en-
tendimiento jurisprudencial mencionado, el criterio del recurren-
te es totalmente equivocado, pues como emergencia de la anu-
lación dispuesta en la resolución de la apelación restringida, no
vuelve a tramitarse en su contra (ni en la de los otros acusados)
un nuevo proceso penal, sino la última parte del mismo que es la
relativa al juicio oral y público, vale decir que no se quebranta la
norma contenida en el art. 4 CPP, según el cual "Nadie será pro-
cesado ni condenado más de una vezpor el mismo hecho" y corr
ello menos se desconoce el principio non bis in idem
III.2. Con relación al argumento del recurrente en sentido de qtrt'
su persona no planteó recurso de apelación restringida por ha
berse dictado a su favor una sentencia absolutoria que le fue fa
vorable y que por ello no le alcanzarían los efectos de la decisiírn
de anulación de sentencia, corresponde manifestarse que es cierlr r

lo afirmado por el recurrente en sentido de que su persona n()


fue quién planteó recurso de apelación, pero no es menos cierto
que la anulación dispuesta no es parcial, como entiende equivo
cadamente el recurrente, pues en esa decisión no se dispuso r,l
reenvío discriminando los procesados que apelaron de los r1tr,.
no apelaron.
Además debe tenerse presente la afirmación realizada por el l.
currente, en sentido de que no puede desconocerse los benefit'ir
':,
que le otorgaron en la sentencia que se anuló, con lo que se halrr ¡,r
vulnerado el art.413 CPP, cuyo párrafo tercero expresa: (...). I,,r;r,,
tibunal, en este recurso de amparo constitucional, se encucrrtr,r
imposibilitado de establecer los alcances e interpretación dc t'r,,r
norma respecto al caso concreto, pues esa labor deberá ser crr"'
plida en primer lugar por las autoridades judiciales ordinirr i.¡,,
competentes (...)
III.3. Finalmente no podrá dejarse de considerar el argumen [o , , 'l
|

recurrente en sentido de que la Sentencia 001/2002 de 22 dc rr,',


zo -que dispuso a su favor la absolución de culpa y pena- n() lm

106
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

apelada ni por el Fiscal tampoco por el acusador particular, razón


por la que el 7 de mayo de 2002 el Tribunal Segundo de Sentencia
declaró la se.tencia ejecutoriada en su favor, pero pese a existir
una sentencia absolutoria ejecutoriada se tramita en su contra un
nuevo proceso (...).
Debe tenerse en cuenta que la anulación de la sentencia fue por
un defecto procesal contemplado en el art.3T0 inc, 11) Cpp con
relación al art. 169.3) del mismo cuerpo adjetivo de la materia,
defecto absoluto que no era susceptible de ser convalid ad"o, razón
por la que se dispuso la anulación y se ordenó la reposición del
juicio por otro tribunal anulación y reposición que irnplica nue-
vamente se realice una de las etapas del proceso, relativa al juicio
oral en toda su extensión: actos preparatorios, sustanciación clel
juicio o debate y nueva sentencia, quedando sin efecto jurídico
todos los actos y decisiones que se dictaron antes y como conse-
cuencia de la primera sentencia que fue anulada, retrotrayéndo-
se el juicio al momento de iniciarse uno nuevo; es deciq, que la
emisión de la Resolución de T de mayo de 2002 quedó sin valor
y dejó de tener existencia jurídica, razón por la que mal puede el
recumente apoyarse en la misma para pedir protección, que por
las razones arnpliamente expuestas no es viable otorgársele,,
[SC
1799/20A3-P.l.

b) En la sentencia

si la infracció. procesal estimada se hubiera cometido por er juez


',r t1uo"
aldictar sentencia en la instancia, eI tribunal de alzada, tras re-
..t ¿rr la apelada en el particular de que se trate, resolverá d"e nuevo.
No obstante, como dispone el art. 414.1. Cpp, los errores u omi-
'¡,r¡tes formales, que no hayan influido en la parte dispositiva, no anula-
r,rr la sentencia recurrida y serán corregidos en la nueva sentencia.

2".- Error de fondo

"Cuando la apelación se aceptara por entender concurrente un


¡ ..or €n la apelación de la prueba o una infracción de norma del orde-
'r,rrniento jurídico (...) en la que se basa la impugnación, la sentencia

t07
Rosa Pascua/ Seffals

entrará a resolver sobre el fondo del asunto. y lo hará bien efectuando


un nuevo juicio fáctico y jurídico -situación que asimismo acaecerá si
se practicaron en esta sede nuevos medios de prueba-, bien sólo este
último" ICALDERON CUADRADO, Ls segundn instancia..., Ob. Cit.,
pág.2661.
Cuando se aprecie por el tribunal "ad quem,, error en la fijación
o apreciación de los hechos jurídicamente relevantes, o en la califica-
ción jurídica de los mismos o en la interpretación o la aplicación de las
normas jurídicas llevadas a cabo en la sentencia, la de apelación deberá
resolver y pronunciarse sobre tales extremos, decidiendo en definitiva la
cuestión o cuestiones que sean objeto del pleito mediante nuevo examen
de las actuaciones, dando respuesta congruente a los solicitud.
Como dice el párcafo cuarto del art. 413 Cpp: "Cunndo sea euidentt,
que para dictar una nueaa sentencia no es necesaria la renlización de un nuet,,,
juicio, el tribunal de alzada resolaerá directamente".
Asimismo, la Corte Superior de Justicia podrá rectificar error(,:.
de derecho en la fundamentación de la sentencia recurrida, que no i¡t r

dan en el fallo o parte dispositiva, sin necesidad de anularla y completir r

la fundamentación jurídica de la sentencia sin necesidad de revocarra.

APELACIÓN RESTRINGIDA

INTERPOSICION

r -
I

I Escritomotivado.
If fI - Ante el órgano jurisdiccional que dictó la resolución im¡,,,,.
nada.
| - - E1 el plazo.de 15 días siguientes a la notificación de la rt,:u,1,,
I ción recurrida.
Y
TRASLADO A LA PARTE APELADA PARA SU CONTESTACIÓN

f - No contestación.
F - Oposición.
L - Aáhesión.
+
,o Tiaslado a las otras partes para su contestaciiir-r

REMISIÓN DE LASACTUACIONESALACORTE SUPERIOR DE JUS'I It I I

108
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDII\4IENTO PENAL BOLIVIANO

Audiencia Oral

Si se ha solicitado y admitido prueba -Audiencia


de Prueba-.

Si se ha solicitado por alguna de las partes para

alegaciones complementarias -Audiencia de


Fundamentación-.

Resolución:

. Plazo de 25 días desde la conclusión de la au-

diencia o desde la recepción de las actuaciones

109
Ros¿ Pascua/ Seta/s

III. APELACION Y SEGUNDA INSTANCIA

1. Concepto de segunda instancia

El criterio del doble grado de jurisdicción responde a ,,un sistema


de organizar el proceso en virtud del cual se establecen dos sucesivos
exámenes y decisiones sobre el tema de fondo, por obra de clos órganos
jurisdiccionales distintos, de modo que el segundo debe prevalecer so-
bre el primero" [MONTERO AROC A,J., Los rectrsos ,, e[ proceso nnte el
Tribunnl del lurado, Granada 7996, pág. Z7l.
La segunda instancia instancia consiste en un segundo y nuevo
exan-Ien y resolución de las cuestiones planteadas en la instancia
-objeto
del proceso y de debate-, se trata de una nueva toma en consideración
por órgano jurisdiccional distinto. No es un nuevo proceso, distinto del
iniciado en la instancia sino una nueva etapa del mismo que/ aunque en
cierta rnedida autónoma, no supone en ningún caso Ia apertura de un
proceso nuevo. siempre se encuadra en un proceso pendiente el cual se
estructura con una doble posibilidad de enjuiciamiento de la cuestión
litigiosa.

A. Doble examen de la cuestión litigiosa

Lo esencial es que "se trate de un examen reiterado, esto es, dt,


una revisión de todo cuanto se hizo la primera yez, y esa reiteración
permite evitar errores, suplir lagunas en que eventualmente se incurri'
en el examen anterior" ICARNELUTIIT, Instituciones del proceso Ciaí|,
traducción de Sentis Melendo, Buenos Aires 1959, pág.2271.

. , Desde el punto de vista positivo, el principio de doble grado rl,,


jurisdicción va a suponer un n,evo enjuiciamiento del fondo del asunt.,
un juicio reiterado de todo aquello sobre 1o que se proyectó la activid,r, t

jurisdiccional de instancia, tanto sobre el objeto del proceso serne seb.,


aquellos elementos fácticos y jurídicos ajenos al miJmo planteados
P.r
las partes en aquélla.
Desde un punto de vista negativo, este principio supone la irrr
posibilidad de modificar el objeto del proceso, de proponer e. seg.,, r, ,, ,

instancia cuestiones litigiosas no planteadas en primera instancia.

110
RECURSOS EN EL CODIGO DE PROCEDIIViENTO PENAL BOLIVÍANO

La finalidad de estructurar el proceso bajo este criterio es una ga-


,,r¡¡lí.r de justicia. Si existe un doble examen por órgann jurisdiccional
' lr';li'rto hay más posibilidad de obtener una resolución justa, en cuanto
,
¡ ' s€ pueden corregir equivocaciones de hecho o de derecho eventual-
rrr

¡rrcr)te cometidas en la instancia.


se trata de una mera posibilidad, es deci4 la controversia dispone
¡ ',
rlcncialmente más no necesariamente de dos grados jurisdiccionales y,
, il consecuencia, de un doble y completo examen de la cuestión litigiosa
I 't
rr parte de dos jueces diversos IMONTELEONE, G., Diritto processusle
t ioile II, Padova 7995, pág.285]. previsto por eI legislador una estructu-
r,rción del proceso similar, es la parte, o las partes, quienes deterrninan
';rr existencia al interponer el correspondiente recurso.

a. Una resolución de fondo como punto de partida

si la segunda instancia se configura como un nuevo examen de la


i uestión litigiosa, el punto de partida es que la instancia haya finaliza-
tlo con un resolución de fondo. No podemos habrar de doble grado en
,rquellos supuestos en que la resolución impugnada fuera meramente
¡rrocesal, no hubiese resuelto sobre el objeto del proceso haciéntlose por
lrrimera vez al decidir la impugnación.
Pero no basta con ello, también resulta necesario que el recurso se
funde en un error de fondo y consecuentemente la resolución del mismo
sea igualmente de fondo. "En una función totalmente ajena a la segunda
instancia, el legislador autoriza a la parte para que, en aperación y me-
cliante la alegación de quebrantamiento de normas y garántías procesa-
les, pueda poner de manifiesto los tradicionalmente denominados erro-
res in procedendo. rndudablemente el acceso al doble graclo resulta aquí
imposible de materiali zar (. . .) una argumentación similar sólo permite
reclamar dos cosas: 1. aquella sanción de ineficacia (...) qre conducirá
a la repetición de la primera instancia; y 2, una nueva resolución tras la
subsanación de la falta con lo que en rigor esta decisión sería la primera
válidamente emitida (...) etr uno y otro caso, no existirá un auténtico
segundo enjuiciamiento de la cuestión litigiosa. si fuera posible sanar
durante la tramitación del recurso de apelación esa privación del dere-
cho de defensa -denegación indebida de pmeba- la pretensión ir.,prg-
natoria consistirá en la reforma de Ia resolución recurrida y en un nuevo

111
Rosa Pascua/ Sefra¡s

enjuiciamiento del objeto del proceso. Tampoco estaríamos ante la vi-


gencia del doble grado de jurisdicción, faltaría un presupuesto esencial
cual es una primera declaración válida" ICALDERON CUADRADO,Lq
segundn instoncin ..., Ob. Cit., pág.991.
Thmpoco cabe hablar de segunda instancia cuando se conocen
en la misma cuestiones planteadas pero no resueltas en la primera, Así
ocurriría en el caso de que se alegase incongruencia omisiva o falta de
exhaustividad.

b. EI carácter sustitutiz¡o de la segunda decisión

Como señala Montero Aroca, "el carácter sustitutivo es el qut'


mejor identifica el principio del doble grado, en el sentido de que la
segunda instancia ha de poder tener el mismo efecto que la primera"
[MONTERO AROCA, J., "De los medios de impugnación en La nuet,tt
Ley de procedimiento laboral", Comentarios a las leyes laborales dirigido:,
por Borrajo Dacruz, XX[I- 2o, Madrid 1990, pág.7276].
Inherente al doble examen en que se traduce la segunda instanci,r
es el hecho de que la sentencia recaída en esta última venga a sustituir ,r
la que dictó el juez"a quo". Con exclusión de aquellos pronunciamit,r'
tos de la sentencia que no hayan sido recurridos, la de segundo gratl,'
está destinada a sustituirla en todos aquellos que si 1o fueron.
El sentido que debe darse al carácter sustitutivo no es el propio ,l,
la expresión -poner algo en lugar de otro-, pues si así fuese podría ctrt'.,
tionarse como elemento identificador de la segunda instancia. La str:,tr
tución se producirá siempre que el recurso que introduzcala s€gurrrl.r
instancia sea estimado pero no parece ocurrir lo mismo cuando se tr',r1,
de una resolución denegatoria. En este caso, el órgano "ad quem"
',,,
dicta una nueva resolución de idéntico contenido a la recurrida,:,r,,,,
que simplemente declarará no haber lugar al recurso confirmando,",t,'
última y condenando, en su caso, en costas al recurrent€. Pero, 1'r,, i

samente esa confirmación de la resolución impugnada, que flo prrr', 1,

entenderse sino como una implícita reproducción de su tenor litcr',r1. r '


precedida de un nuevo examen de la cuestión litigiosa.
Por tanto, el carácter sustitutivo es consustancial al doblt'¡,',',,,,
de jurisdicción. La decisión del tribunal "ad quem" sustituye ir l,r ,1, I

inferio¡, tanto cuando la resolución del recurso sea estimatori,r ,,,r',',

lt2
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDI[¡IENTO PENAL BOLIVIANO

, l, , ,Iirnatoria. En este úitimo caso, también fue necesario un nuevo jui-


,,' \' .lunque éste se concreta en aquella confirmación de la sentencia
',rr¡,r¡11¡1¿'¡d¿, implícitamente está repitiendo y sustituyendo su fallo.

B. Enjuiciamiento por órgano jurisdiccional distinto

Se ha afirmado que el carácter devolutivo es consustancial a la


r'rrrda instancia y que la segunda instancia tiene como condición la
,
,lrrt'rsidad del juez a quien se confíe el litigio con respecto al que pro-
,,, ¡rrrrió la sentencia impugnada.

En este sentido, Carnelutti señala que "la experiencia enseña que


r rrrr mismo juicio se formula por personas distintas la probabilidad
,l,' injusticia disminuye en razón directa del número de quienes lo han
¡'ronunciado (...)" ICARNELUTTI, Sistema de Derecho Procesal Ciaillil,
tr,rclucción de Alcalá-Zamora y Castillo y Sentis Melendo, Buenos Aires
I' )' t4, págs. 723-7241.
La cuestión que se plantea es si basta el enjuiciamiento por órga-
rro distinto o además es necesario que sea superior aI que dictó la reso-
lrrción recurrida. Como afirma Calderón Cuadrado, "desde el punto de
r ista de identificación del doble grado, nada obstaría a que la segunda
urstancia fuera conocida por órgano jurisdiccional de la misma clase o
i¡rcluso por el mismo con diferentes magistrados. Otra cosa es que fue-
ra conveniente" [CALDERON CUADRADO, Apelación de sentencias ...,
( )b. Cit., pág. 58] . En principio, la respuesta parece ha de ser negativa,

¡rudiéndose concluir a favor de la inexistencia de un vínculo de exigen-


cia entre el principio de doble grado y el establecimiento de una disposi-
ción jerárquica en la organización judicial a efectos del segundo juicio.

2. Imposibilidad de equiparación

Estudiada la configuración del recurso de apelación en el Código


de Procedimiento Penal y el concepto de segunda instancia cabe afir-
mar:

1".- Apelación y segunda instancia no son términos equivalentes.

113
Rosa Pascua/ Ser¡als

Los términos apelación y segunda instancia se vienen utilizando


indistintamente por el legislador, la doctrina y la jurisprudencia cuando,
en realidad y como intentaremos demostra¡, responden a realidades di-
ferentes, estrechamente relacionadas pero de imposible equiparación.
Entre las razones por las que cabe afirmar que apelación y segun-
da instancia no son términos equivalentes, cabe señalar:
- Sólo podemos hablar de segunda instancia cuando la resolución
recurrida sea una sentencia definitiva sobre el fondo o resolución equi-
valente. En cambio, el ámbito de aplicación del recurso de apelación es
más amplio en cuanto que puede dirigirse también frente a resoluciones
interlocutorias, es el caso del recurso de apelación incidental.
- Aun cuando la resolución impugnada fuera una sentencia de
fondo, en la medida en que la impugnación puede basarse en errores
in procedendo, en la infracción de normas procesales, en tal caso la ape-
lación no abriría una segunda instancia [En este sentido, CALDERON
CUADRADO, Apelación de sentenciqs...., Ob. Cit., págs. 49-501.
2".- El recurso a través del que se puede abrir la segunda instanci.r
es la apelación restringida.
Atendiendo al concepto de segunda instancia, el recurso que pu('
de abrir la segunda instancia debe reunir las siguientes condiciones:
a) Ser un recurso
b) Tener carácter devolutivo y ordinario

Thles caracteres los reúne el recurso de apelación incidental y rr':,


tringida. Pero la segunda instancia supone un nuevo conocimiento clr' 1,,
pretensión, tanto de las cuestiones fácticas como jurídicas, posibilitl,',1
que tan sólo puede darse con el recurso de apelación restringida
Quedan pues excluidos como recursos para abrir la seguncla irr'
tancia: la reposición, la apelación incidental, la casación y la revisiorr

It4
CAPÍTULO CUARTO

RECURSO DE CASACIÓN

CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS ESENCIALES

La casación es un recurso extraordinario que se dirige frente a


I.s denominados Autos "de vista" dictados por ius Cortes
Éuperiores
'lc Justicia al resolver la aperación restringida y tiene como principar
li^¿rlidad, además de la corrección de errores y la satisfacción
de ia parte
l,c4udicada, la unificación de jurisprudencia.
Entre sus características cabe señalar:

a) Es un recurso o medio de impugnación en sentido estricto


en
t uanto que se dirige frente a resoluciones no firmes.

b) Es un recurso extraordinario en la medida en que ra ley limi-


t. los motivos en que puede fundarse. sóro puede interponerse
contra
tleterminadas resoluciones y por un determinado motivó, esto es,
error
cn la aplicación e interpretación de la norma, se trata de revisar la
apli-
cación de la ley penal partiendo de ros hechos declarados probadoJen
la resolución impugnada. Tál error se funda en la
existencii de un pre-
cedente contradictorio, esto es, que ante una situación de hecho sirnilar
se ha aplicado una norlna distinta o la misma norma
se ha interpretado
cle forma diferente.

115
Rosd P¿scuái Serrdts

La infracción de la norma aplicable, si bien es el írnico motivo en


que este recurso debe fundarse, no será suficiente para su procedencia,
necesitándose la infracción de la doctrina jurisprudencial, que la senten-
cia impugnada se oponga a ella. Tiene que existir jurisprudencia contra-
dictoria de las Cortes superiores de |usticia o de la sala penal de la Corte
suprema. La Ley no delimita el número de resoluciones discrepantes
que deben citarse para poner dc relieve la contradicción, no obstante,
entendemos que al menos deben existir dos en sentido distinto y ade-
más deben ser firmes.

c) No es una nueva o tercera instancia. No cabe a través de la ca-


sación un nuevo examen del asunto sino que, a partir de la declaración
de hechos probados, se trata de revisar la aplicación de la norma reali-
zada por el órgano " a quo".
No constituye una tercera instancia en la que puedan debatirse de
nuevo todas las cuestiones planteadas por las partes en el proceso y va-
lorarse de nuevo el material probatorio aportado a los autos. partiendcr
de los hechos declarados probados en la sentencia recurrida, el Tribunar
de casación ha de pronunciarse sobre la corrección de la solución jurídi-
ca que en ella se dio a la cuestión de fondo procediendo a casarla, si se
infringió la norma aplicable.

d) El objeto o finalidad del recurso es fundamentalmente la uni


ficación de la jurisprudencia, de la interpretación y aplicación de la rey
por los tribunales ante situaciones de hecho similares. Dada su finalidacl.
debe existir una divergencia sustancial que determine un tratamient.
desigual de un mismo supuesto de hecho.
En este sentido, la Sentencia del Tribunal Constitucional Bolivia
no 1402l2003-R:
"III. FUNDAMENTOS IURÍDICOS DEL FALLO.
(...)
III.3 En cuanto al otro punto invocado en la expresión de agravirr:,,
referida a que el recurso de casación interpuesto por el Fiscal del , ,, ,
ser rechazado por no haber éste apelado, carece de fundament,,
válido en derecho, por cuanto los principios que dan vida a uno r
otro recurso, son de naturaleza distinta. Pues, mientras que el ri.
curso de apelación se estructura como un mecanismo para revi,,,l

116
I RECURSOS EN EL CÓD]CO DE PROCEDII\4]ENTO PENAL BOLIV|ANO

decisiones jucliciales probablemente errónea s (sC 0727 /2003-R);


mediante el recurso de casación se pretende uniformar criterios
interpretativos. Es más, dos decisiones judiciales contradictorias
debidamente motivadas puede. resultar correctas; sin embargo,
ei legislador ordinario ha instituido este recurso, bajo la idea de
que la ausencia de un mecanismo que uniformice los criterios
jurisprudenciales de las distintas cortes del país, provocaría una
dispersión jurisprudencial, creando un sentimiento de inseguri-
dad jurídica colectiva, con ras consecuencias perniciosas que ello
podría conllevar para la seguridad jurídica; sin embargo, convie-
ne aclarar, que si bien el fin que se persigue con el t".n.io de casa-
ción es el de uniformar la jurisprudencia, en forma consecuenciar,
instituido como está el recurso, se constituye en un mecanismo
idóneo de defensa, al que las partes tienen er derecho a acceder,
en los términos establecidos en la ley,, [SC 1401/2003-R].

e) Las resoluciones recurribles en casación vienen establecidas en


cI art. 476 CPP, al disponer: "El recurso de casnción procede para impugnar
tnttos de aista dictados por las Cortes superíores de
lusticia contrarios' n otros
¡rrecedentes pronunciaclos por otras Cortes superiores de lusticia o por la sala
l'cnal de la Corte Sultrema".
No cualquier Auto de vista puede ser objeto de este recurso, tan
scilo los dictados por la Corte superior de Justicia en apelación restrin-
gida que sean contrarios a otros anteriores de las Cortés superiores de
lusticia o de la sala Penal de la Corte suprema. En este sentiáo se mani-
l'iesta el Tribunal Constitucional Boliviano:

" CONSIDERANDO: (..), si bien el art. 4t6 de la Ley N" 1970 reco_
noce el recurso de casacióry es necesario advertir que únicamente
procede "para impugnar Autos de vista dictados por ras cortes
superiores de Justicia contrarios a otros precedentes pronunciados
por otras Corte Superiores de Justicia o por la sala penal de la Corte
suprema. El precedente contradictorio deberá invocarse por el re-
currente a tiempo de interponer la apelación restringida". se enten-
derá que existe contradicción cuando ante una situación de hecho
simila¡, el sentido jurídico que le asigna el Auto de vista recurrido
no coincida con el del precedente, sea por haberse aplicado noÍnas
distintas o una misma norma con diverso alcance.

t1l
Rosa Pa.scuál Senals

De lo anterior se colige que no todos los Autos de Vista pueden


ser recurridos de casación, sino solamente aquellos respecto de
los cuales se evidencie jurisprudencia contradictoria. Entonces,
al demostrarse Lrn flagrante acto ilegal como es la falta de sorteo
de la car-rsa para dirimir la apelación, no puede negarse la pro-
tección del Amparo Constitucional bajo el argr,rmento de que la
parte no interpuso el recurso de casación que la Ley prevé, dado
que para ello imprescindiblemente debe encontrar un precedente
al que contradiga el nuevo Auto de Vista, y el no encontrarlo no
es motivo suficiente para no otorgar la tutela de este Recurso Ex-
traordinario, puesto que ciertamente la recurrente carece de otra
instancia para solicitar el respeto de sus derechos [9C370/2002-.
Rl.

"III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.


(...) La parte recurrente afirma que las autoridades judiciales de-
mandadas violaron el derecho de la entidad a la que representa il
la seguridad jurídica, así como a la garantía del clebido proceso,
pues admitida la excepción de prescripción opuesta por el imprr-
tado a través del Auto de Vista de 27 de febrero de 2004 pronun
ciada por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distritt,
Judicial de Cochabamba e interpuesto de su parte el recurso rlt'
casación, lo declararon inadmisible extralimitando sus atribucio
nes jurisdiccionales al complementar y moclificar literalmentc t'l
art. 476 del CPP, pretendiendo eludir el conocimiento del fonrl,,
del recurso de casación. Corresponde considerar si en Ia espcr'',
es viable otorgar la tutela pretendida
III.1. Antes de ingresar al análisis de fondo, es menester señu1,"
que si bien la parte recurrente en su demanda hace mención ,'l
Autcr de Vista de 27 de febrero de 2004 dictada por la Sala I't'n,rl
Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochab.r','
ba y que dio origen al recurso de casación presentado de su piu l,
no es menos evidente que la presente acción tutelar se hall¿r t lr' ,

gida únicarnente a los ministros de la Sala Penal de Corte Sr ¡ r r , ,

ma de justicia, lo que imposibilita a este Tribunal compuls,rr i.'


actuación de los miernbros de Ia referida Corte de Distrito.
III.2. Respecto a la decisi.ón asumida por las autoridades juclir r, l,
r

recurridas es necesario hacer re-fe¡encia a las disposiciones t or, t,

118
RECURSOS EN Et CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

,,,,l,rs (t11 el Código de procedimiento penal, al planteamiento de


' \( ('l)ciones, al recurso que la ley reconoce respecto a la decisión
,¡rrr'las resuelve y a los recursos de apelación restringida y de
, ,r:;irción. En ese entendido, el art. 388 del Cpp establece que las
l',rr'tcs podrán oponerse a la acción penal, mediante excepciones
,lt' ¡rrevio y especial pronunciamiento, entre las que se encuentra
l,r "cxtinción de la acción penal según lo establecido en los Artí-
t ulos 27 y 28 de este Código" , a su vez el citado art.27 inc. g) del
('l'P prevé la prescripción como motivo de extinción de la acción
Irtlnal.
l':'l art.394 del CPP al hacer referencia al derecho de recurrir dis-
pone que: "Las resoluciones judiciales serán recurribles en los ca_
sos expresamente establecidos por este Código", en coherencia
con esta disposición de la parte in fine el aú. 299 del Cpp señala
que si el recurso es inadmisible el tribunal de alzada lo rechazará
sin pronunciarse sobre el fondo.
Ahora bien, el actual sistema procesal penal prevé como medios
de impugnación, eI recurso de reposición, la apelación incidental,
la apelación restringida, el recurso de casación y el recurso de
revisión (...).
Con relación al recurso de casación, el art. 416 d,el Cpp señala:
"El recurso de casación procede para impugnar Autos de Vista
dictados por las Cortes superiores de Justicia contrarios a otros
precedentes pronunciados por otras Cortes Superiores de
Justi-
cia o por la Sala Penal de la Corte Suprema,,. En ese orden la SC
370/2002 de 2 de abril señaló: "eue por otra parte, si bien el art.
416 de la Ley N" 1970 reconoce el recurso de casación, es necesario
advertir que únicamente proced e',para impugnar Autos de Vista
dictados por las Cortes superiores de Justicia contrarios a otros
precedentes pronunciados por otras Corte superiores de
Justicia
o por la sala Penal de la Corte suprema. El precedente contradic-
torio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de interponer
la apelación restringida". se entenderá que existe contradicción
cuando ante una situación de hecho similar, el sentido jurídico
que le asigna el Auto de Vista recurrido no coincida con el del
precedente, sea por haberse aplicado normas distintas o una mis-
ma norma con diverso alcance".

ll9
Ro,sa Pascra/ Seffa/.s

De lo anterior se colige qLre no todos los Autos de Vista pueden


ser recurridos de casación, sino solamente aquellos respecto de
los cuales se evidencie jurisprudencia contraclictoria,,.
Por su parte el aú. 4I7 segundo párrafo ctel Cpp señala que:
"En el recrlrso se señalará la contradicción en términos Drecisos
y como única prueba acl misible se acompañ.tri copia del recur-
so de apelación restringicla en el quc se invocó el precedente,,.
De lo relacionado se establece en primer término que respecto
a la determinación que resuelve la excepción de preicripcién, la
Ley reconoce como medio impugnativo únicamente la apelación
incidentai a través de la cual corresponde a la Corte superior se-
gún el art. 51 inc. 1) del CPP valorar eI contenido de la decisió'
impugnada; en segundo término, teniendo en cuenta el trámite,
y los requisitos previstos por los afts. 4L6 y 4r7 delCpp respect.
al recurso de casación que exigen por un rado la existencia áe u¡r
precede.te contradictorio que debe ser invocado por el recurren-
te a tiempo de interponer la apelación restringida y que como
única prueba admisible se tiene la copia del recurso de ápelación
restringida en el que se invocó el precedente, se infiere que el re
curso de casación únicamente procede para irnpugnar autos do
vista dictados por las cortes superiores en ejercicio cle la compe
tencia reconocida por el art. 51 inc. 2) del Cpp, es decir, en la sus.
tanciación y resolución del recurso de apelación restringida qut.
como se tiene referido procede únicamente respecto a sentencias
emergentes de juicios sustanciados ante el tribunal de sentencia v
juez de sentencia o como consecuencia de la aplicación del proc.:
dimiento abreviado por parte del juez de instrucción.
III.3. En el caso de autos, de los antecedentes que informan el cua
demo procesal, se evidencia que dentro del juicio seguido por t,l
Banco Ganadero S.A. contra Gonzalo Córdova Camacho, por I,,
presunta comisión del delito de abuso de confianza previsto r.
sancionado por el art. 346 del Cp, el imputado durante el des,r
rrollo de la audiencia de juicio opuso excepción de prescripcirir r,
que fue declarada improbada por el Juez d.e la causa, en ctry,,
mérito interpuso recurso de apelación; posteriormente por St,rr
tencia de 28 de de agosto de 2003 se declaró al imputado autor tl.
la comisión del delito acusado imponiéndosele Ia sanción clc t,..,,

t20
r RECURSOS EN EL CÓD]GO DE PROCED]fuIIENTO PENAL BOL|VIANO

r)reses de reclusión. Es así, que el 25 de agosto de 2003 la parte


ir.putada formalizó la apelación incidental respecto al rechazo
.r la excepción de prescripción que opuso y por memo rial de 22
cle septiembre de 2003 interpuso recurso cle apelación restringida
con relación a la Sentencia pronunciada. Ambos medios imJue_
rrativos, fueron resueltos por Auto de vista 27 de febrero ¿" zooi
pronunciado por la sala Penal segunda de la Corte superior del
Distrito Judicial de Cochabamba, que declaró procedente la ape-
lación incidental revocando el Auto de 22 di agosto de 2003 y
ordenando el archivo de obrados al haberse opetádo la prescrip-
ción de la acción penal, Io que implica que a consecuencia del
efecto procesal extintivo respecto a la acción penal emergente de
esa decisión no era necesario un pronunciamiento respécto a la
apelación restringida, teniendo en cuenta que la resolución de ex-
cepciones en los términos señalados por el art. 30g del Cpp son de
previo y especial pronunciamiento. Ahora bien, la decisión asu_
mida por la Corte Superior, motivó a que el 7 de mayo de 2004,
el Banco Ganadero s.A. a través de sus representantes, presente
recurso de casación, quedando claro que Ia impugnación se refi_
rió a la decisión asumida por el Tribunal ad quem respecto a la
prescripción, pues solicitaron que el Tribunal de casacién declare
improcedente la excepción y se pronuncie respecto a la Sentencia
condenatoria dictada contra el imputado; este recurso, determinó
elpronunciamiento delAuto supiemo 397 de 23 de jurio de2004,
por el cual los ministros recurridos declararon inadmisible el re-
curso de casación interpuesto, bajo el argumento de que el mismo
impugnó el Auto de Vista de 27 de febrero de 2004 que resolvió
la apelación incidental, dentro de la excepción previa de extin-
ción de acción penal, y por 1o tanto no se hallaba comprendido
en los alcances de los arts.476 y 50 del Cpp, pues -r"gún funda_
mento del Auto Supremo- "el recurso de casación es procedente
para impugnar Autos de vista dictados por las Cortes superiores
que_resuelvan las apelaciones restringidas interpuestas contra
las Sentencia de primera instancia,, (sic.); interpretación que se
ajusta al análisis contextual del Código de procedimiento penal,
teniendo en cuenta el sistema de recursos previstos por eforde-
namiento jurídico, así como el trámite y requisitos paia el recurso
de casación, consecuentemente, al no ser procedente el recurso de

121
Rosa Pascua/ Senals

casación interpuesto por la parte r.ecurrente respecto a un Auto


de Vista que resolvió Ia apelación incidental de la excepción de
prescripción, los ministros recurridos al declarar su inadmisibili
dad se limitaron a dar cumplimiento a lo dispuesto por la parte
in fine del art. 399 del CPP, sin incurrir en ningún acto ilegal que
vuhlere eI derecho y la garantía invocada por la parte recurrente,
en cuyo mérito no corresponde otorgar la tutela establecida por
el art. 19 de la CPE.
De lo precedentemente analizado se concluye que el Tribunal de
amparo al haber declarado improcedente el recurso, ha realizado
una correcta aplicación del art. 19 de la CPE" ISC 1008/200b-R].

f) La Ley prevé como presupuesto de admisibilidad de la casa-


ción, la alegación del precedente contradictorio al interponer el recurso
de apelación restringida, debiendo aportar como única prueba en casa-
ción copia de este último recurso en el que se indicó tal contradicción.
Para que la casación sea admitida será necesario que, aún antes
de cuestionar el error en la interpretación o aplicación de la norma sus-
tantiva, se afirme que la doctrina sentada en la sentencia recurrida se
opone a lo que constituye la doctrina jurisprudencial sobre la materia,
de modo que esta oposición es presupuesto de admisibilidad del recur-
so. Siendo necesario, atendiendo al tenor literal del art. 4I7 Cpp, que tal
afirmación se haya realizado previamente en apelación.
Quiere ello deci¡, atendiendo al tenor literal del precepto citado,
que no será posible el control casacional de la infracción legal cometida,
por evidente que sea, si no se señalan resoluciones contradictorias dt'
las Cortes Superiores de Justicia o de la Sala Penal de la Corte Suprema,
que sirvan de sustrato al recurso. Pero además tal contradicción debt'
haberse alegado ya en apelación, sin saber cual va a ser el sentido de l;r
resolución que decida ésta, por lo que la contradicción debe existir entrt'
la sentencia de primera instancia y las resoluciones antes señaladas, rt,
cual entendemos que no tiene sentido. ¿Qué ocurre si la contradicciórr
no se produce en primera instancia sino al resolver la apelación res
tringida?. En tal caso, ¿ya no podemos recurrir en casación el auto cl.
vista?. Si lo interponemos, ¿será inadmitido por no haber alegado prt'
viamente, al interponer la apelación, el precedente contradictario que crr
tal momento no existía?.

122
7 RECURSOS EN Et CÓDIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

Al respecto se ha pronunciado el rribunal Constitucional Bolivia-


r r¡ r r,n ltu n1e rosas sentencias:

"rrr. FUNDAMENTOS IUnÍprCOS DEL FALLO.


t...)
III.3. (...) se establece que para la admisibilidad del recurso de ca-
sación indefectiblemente deben concurrir los presupuestos conte-
nidos en los arts. 41,6y 417 Cpp, requisitos que exigen cumpli1. por
una parte con el término establecido por ley para interponerlo, es
decir, dentro de los cinco días siguientes a la notificación del Auto
de Vista, por otra, señalar la contradicción en términos claros y pre-
cisos, lo que implica explicar en forma fundamentada la situación
de hecho similar y establecer el sentido jurídico contradictorio en-
tre el Auto de vista impugnado y los precedentes y finalmente ha-
ber invocado el precedente contradictorio a tiempo de formular el
recurso de apelación restringida, acompañando copia del mismo.
señalados como están los requisitos que hacen a la procedencia del
recurso de casación se interpreta que la falta de uno solo de ellos,
limita al Tribunal supremo abrir su competencia para analizar y
resolver el recurso.
IiI.4 En el caso de autos, las autoridades demandadas en obser-
vancia estricta de las disposiciones legales señaladas procedieron
a pronunciar el Auto Supremo 22 de IT de enero de 2003 que de_
clara inadmisible el recurso, ante el evidente incumprimiento de
indicar concretamente la contradicción y la omisión de haber se-
ñalado el precedente contradictorio que es la base y sustento legal
cuya observancia abre la competencia de la Corte Suprema para
analizar y establecer la contradicción, además de sostener que el
recurso fue interpuesto fuera del término legal, deduciendo de
ello que de acuerdo a los antecedentes procesales llegó a esa de-
terminación, pues de acuerdo con el art. 4\8 Cpp, es atribución
privativa del Tribunal supremo admitir el recurso, 1o que desvir-
túa lo aseverado por el recurrente de que el tribunal de alzada ad-
mitió el recurso de casación, por cuanto dicha instancia se rimita
sólo a remitir los antecedentes a la Corte suprema. No obstante
de ello, como se ha manifestado precedentemente, la omisión en
el cumplimiento de uno de los requisitos previstos por ras citadas

I z.i
Rosa Pascual Seffats

normas iegales, limita la competencia del Tribunal


Supremo, de_
terminando se declare inadmisible el recurso de casación, pues
son requisitos que no requiercn concurrir simultáneamente pa.a
determinar la declaratoria de inadmisibilicrad der recurso
[sC
1387l2003-Rl.

"rrl. FUNDAMENTOS JURÍUCOS DEL FALLO.


(...)
III.2 El primer problema que debemos resolver está vinculado
a pre_
cisar qué se debe enteld_er por la exigencia contenida
en el párrafo
segundo del art. 476 Cpp, referido a que ,, ... El precedente
contra,
dictorio deberá invocarse por el recurrente a tiempo de
interponer
la apelación restringida.,, Ahora bien, si se entendiera
que lo q.re lo
ley exige aquí es la existencia de unAuto de Vista,
qrr" r" imp.rgnrr,
por haber sido dictado en contradicción con otros Autos
de vist¿r
pronunciados por las Cortes Superiores de
Justicia o por la Sala pe
la.Corte Suprema, estaríamos frente a.,r-,u e*ig"rlcia
ld 1:
lización imposible y, consiguientemente no tenclría posibilidacl
de re¿r
dc
tener realización material el recurso de casación,
daáo que en estir
etapa del proceso no se tiene aún el Auto que entraría
en contradic
ción con otro fallo preexistente sobre la miima problemática;
Io qtr,.
no se condice con el sentido y fin de todo precepto legal,
qr" r_ri-.,.,
a la vida jurídica con vocación de realizacién plena;
pJ,"s, ú norn ). I

legal, es el instrumento de que se vale el Estado paü


posibilitar 1,,
coexistencia humana, bajo pautas previsibles y realizables.
Puestas las cosas asi como no podía ser de otro
modo, la proble'r,r
que nos presenta el caso de autos debe ser interpret-ada
licl cles, r,
la Constitución; pues, al ser ésta la base sobre la
qrr" ," configr-rr.r r
desarrolla todo el ordenamiento jurídico de la náción,
la int"er¡r,,,
tación que se haga debe guardar compatibilidad con los
precepti,
val.oreg J principios que inforrna el orden constitucional,
en lo ,,,,,
teria objeto de interpretación.
III.2.1 En este cometido, conviene recordar que el recurso
der t,,r,,.,
ción es un medio de impugnación que la ley concede
a las ¡r,rrr, ,

para que el más alto tibunal de la


Justicia ordinaria del r>,,i,,. ,,
suelva, en base al derecho objetivo, la probable contradicci.rr
,1. r

tente entre el fallo dictado en el caso concreto impugnado,


c()r r r,|,, ,

t24
RFCURSOq ENIICODtGO DE pROCEDilVIENTO pENAL BO|V|ANO

( l¡ctado por la misma sala Penal, por otra Corte, o por la s¿ria penal
, ir' la Corte Suprema. Lo que signitica que el recrrro tle c¿s,rcion es
r rr-r n-Ledio de defensa al que puecien acceder las partes para impug_
.¿rr un Auto de vista no ejecutoriado que consideren desfavorable.
l rr corrcordancia corr e5to, se tiene quó
el art. t6.ll de la Constitu-
ción, establece que "El derecho de defensa de Ia persona en juicio
c.s inviolable"; 1o que determina que la interpretación que se haga
cle los preceptos legales en análisis, debe desarrollar áe la mejár
manera posible, el i¡violable derecho a la defensa que proclama la
Constitución.
III.2.2 conforme a la directriz constitucional aludida, crel contenido
del título en el que se inserta el precepto en análisis, se extrae, que
el precedente cont¡adictorio como exigencia para acceder al recuisc,
d_e casación, a que se refiere la ley, no puede slr otro que
un Auto de
Vista preexistente, al que la Sentencia impugnada contradice.
I-a interpretación a la que se arriba -la de precisar el precedente al
que la sentencia irnpugnada contradice- además de sér conforme a
la Constitución, cumple con los principios que orientan eI sistema
de recursos establecidos en el Código de procedimiento penal, con-
forme a los cuales, los mismos deben ser planteados con claridad y
precisión, sin omitir los contenidos referenciales de rigor; por lo dé-
más, útiles y necesarios para que el Tiibunal de alzada, sepa qué se
impugna y cómo se considera que debe ser aplicada la normi. De
acuerdo a esto, en el caso del recurso de la apelación restringida, se
exige, entre otras cosas, que se citen " (...) las disposicioneslegales
que se consideren violadas o erróneamente aplicadas (...)"; que se
especifique " (...) cuál es la aplicación que se pretende (...) ináican_
do separadamente cada violación con sus fundamentos". Estas exi-
gencias, como lo dejó sentado laSCI0TS/2003 ,, tienen la finalidad
de que el Tribunal que conozca el recurso no tenga que indagar qué
ha querido decir el recurrente, cuál ha podido se, lu .o.-u or-"_
sal o sustantiva que el procesaclo e.tiende inobservacla o vitlada.
Pues, una tarea así para el tribunal que debe conocer el recurso,
dada la recargada e intensa actividad judicial, podría determinar el
colapso (la mora judicial), imposibilitando el cumplimiento de las
exigencias constitucionales de celeridad procesal,,.
III.2.3 Consiguientemente, de lo anterior también se extrae, que no
será exigible la invocación del prececlente contraclictorio, en lbs ter-

t25
Rosa Pascual Senals

miÍros precisados en el anterior punto (Fj: III. 2.2), cuando la senten-


cia que se impugna no contradiga Auto de Vista alguno, dado que
tal supuesto poclría surgir; recién, después de pronunciado eI fallo
sobre la sentencia impugnada, por el Tl.ibunal de Alzada.
III.2.4 En coherencia con el entendimiento interpretativo precisado,
debe entenderse que, en los supuestos en los que a tiernpo de in-
terponer el recurso de apelación restringida, no exista precedente
(Auto de Vista) que la sentencia impugnada contradiga, la invo-
cación del precedente contradictorio, debe ser realizada, recién, a
tiempo de presentar el recurso de casación.
Conforme a ello, en el caso de autos, del contraste entre el supuesto
de hecho analizado y la admisión del recurso de casación interpues-
to por los acusadores particulares, se establece que el Auto Supre-
mo 243, ha sido dictado conforme a las reglas procesales aplicables
al caso, dado en el momento de interponer eI recurso de apelación
restringida, la sentencia impugnada no contradecía ningún prece-
dente (Auto de Vista).
En conexión con lo manifestado precedentemente, la parte in fine
del segundo párrafo del art. 417 CPP que señala: "... y como úni-
ca prueba admisible se acompañará copia del recurso de apelación
restringida en el que se invocó el precedente", debe entenderse en
sentido de que tal extremo está dirigido a los supuestos en que esa
exigencia sea pertinente al caso concreto, en los términos fijados en
los fundamentos jurídicos expresados en la presente resolución.
III.3 En cuanto al otro punto invocado en la expresión de agravios,
referida a que el recurso de casación interpuesto por el Fiscal debía
ser rechazado por no haber éste apelado, carece de fundamento vá-
lido en derecho, por cuanto los principios que dan vida a uno y otro
recurso, son de naturaleza distinta. Pues, mientras que el recurso dc
apelación se estructura como ur-l mecanismo para revisar decisio
nes judiciales probablemente errónea s (SC 0727 / 2003-R); median rc
el recurso de casación se pretende uniformar criterios interpretati
vos. Es más, dos decisiones judiciales contradictorias debidamentt'
motivadas pueden resultar correctas; sin embargo, el legislador or.
dinario ha instituido este recurso, bajo la idea de que la ausencia clt'
un mecanismo que uniformice los criterios jurisprudenciales de lir:;
distintas cortes del País, provocaría una dispersión jurisprudencial,

126
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO
PENAL BOLIVIANO

creando un sentimiento de inseguridad jurídica


corectiva, con ras
c-onsecuencias pemiciosas que ello podría conllevar
para la seguri_
clad jurídica; sin embargo, conviene aclara4,
que si bién el fin qJe se
persigue con el recurso de casación es el de uniformar
la jurispru_
dencia, en forma consecuencial, instifuido como
está ,"..r.rá, ,"
constituye en un mecanismo idóneo de defensa, al "l
que lus purtes
tienen el derecho a accedel. en los términos establecidos
en la ley.
De lo anterior se establece que los Ministros de ra
sala penal de ra
Corte suprema de Justicia,il haber admitido el recurso
de casa-
ción interpuesto por el Fiscal, en el que de manera
clara y precisa
se invoca el precedente que contradice el
Auto de Vistá *prg_
nado, han acfuado conforme a ley, sin lesionar los
derechos a ia
seguridad jurídica, a la defensa y al debido proceso,
invocados
por el recurrenre ISC 1401 / 2003-R].

"III. FUNDAMENTOS IURÍDICOS DEL FALLO.


La recunente solicita futela a sus derechos a la igualdad,
a la se_
guridad jurídica, a la defensa, a la segunda insáncia
y'al debi_
do proceso (.....), denunciando que hair sido vulneradás
por l,os
tl""tr$g_r. p,"esto que dentro del injusto proceso penal
que le
sigue FUNBODEM, han declarado inadmisible
el recurso á".u_
sación que presentó con el fundamento de que
no cumplió con
los arts. 416 y 417 del CCp, aI no citar el precedente
contradictorio
al presentar su apelación restringida, con lo que han
incurrido
en actos ilegales y omisiones indebidas puesto que: a)
no toma_
t9l cuenta que no podían hacerlo ya que no sabían cuál sería
"n
el fundamento del Auto de Vista que se áictaría; b) en otro caso
similar al suyo declararon admisibie el recurso aún cuando
no se
citó el precedente en apelación restringida; c) hicieron juicios
de
valor que conciemen al fondo y es prápio de la casación;
d) no
consideraron que en la SC ,,870 / 02, áe 2- de abril de
2002,, ,r" ái""
que el no haber encontrado jurisprudencia contradictoria,
no es
suficiente para no otorgarlo, dado que el recurrente
no cuenta corr
otra instancia para asegurar el respeto a sus derechos;
y que ad.e_
más que en la SC "I044/09-R, se dice que no se puede
rechazar
un recurso por defectos de forma, sino concedei un plazo
para
ser subsanado, pues recién en la casación se puede
decidir si el

127
Rosa Pascua/ Sena¡s

precedente invocado es o no contradictorio; y e) fue sometida ¿r


un proceso penal cuando debió ser sometida a un proceso civil.
En consecuencia, en revisión de la Resolución del Tribunal de am-
paro, corresponde dilucidar si tales extremos son evidentes o si
constituyen un acto ilegal lesivo de los derechos fundamentales
referidos, a fin de otorgar o negar la tutela solicitada.
III.1. Con carácter previo a resolver la problemática planteada,
resulta necesario referirse a la interpretación de las normas pre-
vistas por el art. 416 del CPP, desarrollada por este Tribunal con
relación al requisito procesal de la invocación del precedente con-
tradictorio. Al respecto, en la 5C7407/2003-R, de 26 de septiem-
bre, se han expuesto los siguientes fundamentos de orden consti-
tucional: (Sentencia antes trascrita)
III.2. De los fundamentos jurídicos expuestos en la SC 740L / 2003-
R de 26 de septiembre, referidos precedentemente, se infiere que
este tibunal, realizando una interpretación de las normas pre-
vistas por el art. 416 del CPP, ha extraído dos sub-reglas con re-
lación al cumplimiento del requisito procesal previsto por dichas
normas: 1" El precedente contradictorio, como requisito para ac-
ceder al recurso de casación a que se refiere la ley, no puede ser
otro que un Auto de Vista (o Auto Supremo) preexistente, al que
la sentencia impugnada contradice, en cuyo caso será exigible la
invocación del precedente contradictorio al tiempo de plantear
Ia apelación restringida; y 2'. Cuando la sentencia no contradi,
ga ningún precedente anterior, sino es el Auto de Vista dictado
en apelación el que contradice el precedente, la invocación debe-
rá efectuarse a tierr{po de presentar el recurso de casación, no al
plantear la apelación restingida.
(...)
III.4 Analizados los antecedentes referidos precedentemente, st'
extraen las siguientes conclusiones:
(...) 3'. Existiendo el precedente contradictorio en el momento
de dictarse la Sentencia, es aplicable la 1' subregla establecid¿r
en la SC 1401/2003-R de 26 de septiembre; lo que supone qu('
la procesada, hoy recurrente, debió de invocar dicho precedentl
contradictorio al plantear el recurso de apelación; empero, de 1or,
antecedentes que cursan en el expediente original remitido a eslt'

128
RECURSOS EN FL CODJGO DE PROCEDII.4IENTO PENAL BOL]VIAI.JO

Iiibunal se evidencia qLre no io hizo, de ma.era que inc'mplió


con el requisito procesari previsto por el art. 416 clel Cpp.
III.5 (...) En efecto, conforme se ha referido prececlentemente. el
precedente invocado por la recurrente, al plántear el recurso de
casación, declarado inadrrLisible por los recurridos, existía al mo-
mento de dictarse la Sentencia condenatoria en su contra, por Io
mismo debió ser invocado al plantear la apelación restringida,
conforme a la norma prevista por el art. 416, segundo párrafo-, del
CPP; empero, al no haberse dado cumplimientó a dicño requisito
procesal el recurso de casación planteado por el recurrente resulta
inadmisible, situación que ha sido declarada por los ministros re-
curridos en estricto cumplimiento de las tlor-us prevista por los
arts.476,477 y 478 del CPP (...)" ISC 0546/20A4-R].

"III. FUNDAMENTOS IURÍDTCOS DEL FALLO.


El recurrente solicita tutela de su derecho al debido proceso v el
principio de irretroactividad de la Ley, (...) denunciando qué ha
sido vul.erado por los recurridos por cuanto: a) los ministios de
la sala Penal de la Corte suprema de Justicia, admitieron el re-
curso de casación interpuesto por el Ministerio público, que al
no haber interpuesto el recurso de apelación restringida no podía
ser considerado por falta de invocación oportuna del preceáente
contradictorio ("..).
IIL2. Sobre la admisión del recurso de casación, sin haber apelado
la Sentencia de primera instancia.
Dentro de la problemática planteacla, se ha identificado como uno
de los hechos denunciados contra los ministros de ra sala penal de
la corte suprema, la admisión del recurso de casación presentadc.r
por el Ministerio Público, sin que éste haya apeiado h Séntencia de
primera instancia y por lo tanto sin haber invocado el precedente
contradictorio. En ese sentido, corresponde señalar que no existe
fundamento válido en derecho que lirnite o restrinja ú posibilidad
de recurrir de casación cuando no se apeló la sentencia dictada
en primera instancia, puesto que de ser ási, se estaría limitando el
ejercicio del derecho a Ia defensa a quien se considere agraviado
por el Auto de vista dictado en su contra cuando no apeló el fallo
de prirnera insta'cia por estar conforme con el contenido y ros al-
cances del mismo. Al respecto, el Tiib'nal Constitucional en la SC

129
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL BOLIVIANO

l,rs formalidades exigldas_por Ley. En ese contexto,


el 20 de mayo
'
l. 2003, el Mini-sterio público agraviado por ra Resorución pronun-
t iada en segunda instancia, interpuso el iecurso
de casación contra
t'l Auto de vista Br/2003, de 14 de abril, invocando el precedente
contradictorio de la Resolución impugnada, a cuyo m¿rito
los mi-
.istros de la sala penal recurridos cumpriendo ú normativa
pro-
cedimental vigente, mediante Auto Supremo 372/2003, de
31 de
julio admitieron el recurso, no advirtiéndose acción u
omisión que
lesione o restrinja los derechos invocados por el recurrente,
devi_
por ello ra irnprocedencia del .".niro constitucional sobre
'iendo
la supuesta lesión invocada,, [SC 0191/2005_R].

Por tanto la invocación de la contradicción al interponer


el recurso
, ti',1g9l1ci9n restringida tan sólo podrá exigirse,
como reqr'isito de admi_
''rlrilidad de la casacióry cuando en dicho iromento
exista tal contradic-
r rtir-r. EÍr otro caso, deberá alegarlo
al interponer esta última.

g) Et recurso de casación se tramita inaudita parte, no se da


tras-
l.rc-lo del escrito de interposición a las demás partós del proceso
para
,rlegaciones.

h) La única prueba admisible en casación es la documental


y más
cn concreto, el escrito_interposición del recurso de apelación
restringida
en el que se alegaba el precedente contradictorio.

g) El tribunal de casación, si estima fundado el recurso,


casará Ia
resolución impugnada, decrarando cuár es la interpretación
que consi-
deracorrecta. Lo que se decida en casación no afeciará a las
si'tuaciones
creadas por las resoluciones distintas de la recurrida, que
se hubiesen
alegado para fundar la contradicción

II. PROCEDIMIENTO

1. Ante el órgano,,A euo,,

El recurso de casación deberá interponerse mediante


escrito mo-
tivado ante el mismo órgano jurisdiccional que dictó el Auto
de vista

lJl
Rosa Pascual Sera¡s

impugnado, dentro de los cinco días siguientes a la notificación clel mis-


mo.
En cuantoal contenido del escrito de interposición, el art. 4\7
CCP dispone que "se señalará la contradicción en término,
prrlirir,,. n ,"_
currente deberá indicar cuáles son los puntos o cuestiones
sobre los que
existe jurisprudencia contradictoria, ciáles la doctrina
contenida en las
resolucio-nes que se citen y en qué medida diverge
de lo resuerto en el
Auto de Vista impugnado.
Al escrito se acompañará, en su caso, copia del recurso de ape_
lación restringida en el que se aregó ra jurisprudencia
contradictoria,
configurándose como la única p.rrebu a¿mlsiUte en casación.
Ante el órgano ,,a quo,, no se realiza actuación alguna,
_ no se prevé
un trámite de admisión. De este modo, interpuesto
el iecurso se remiti-
rán las actuaciones a la Corte suprema de
Justicia dentro de las cuarenta
y ocho horas siguientes.

2. Ante el Tribunal ,,Ad euem,,

Recibidas las actuaciones, la Corte suprema resorverá


en primer
lugar sobre su admisión para lo cuar examinará ra concurrencia
de ros
requisitos establecidos en los afts.416 y 4I7 Cpp,esto
es:

- si se invocó el precedente contradictorio ar interponer er rt


curso de apelación restringida. Al respecto, debemos tener
e.
cuenta la jurisprudencia del Tiibunal óonstitucional Boliviarrr r
antes trascrita.

- si se ha señalado en qué consiste ra contradicción. Entencrt.


mos que su defecto es subsanable, de modo que la
Corte antt,:;
de inadmitir la casación debería conceder rin plazo para sl
subsanación.
- Si se ha aportado, en su caso, copia del recurso de apelaciri, ,

restringida. Sise alegó la contradicción en apelación


perc) r){¡
se acompaña dicha copia al escrito de interposición,
c'abrá ,,,,
subsanaciórr.

. Sirlo se cumple alguno de estos requisitos o su d.efecto no (..


subsanado, se desestimará er recurso y la Córte suprema
devolve¡¿r r,r,,

\)z
RECURSOS EN EL CÓDJGO DE PROCEDI[,4IENTO
PENAL BOLIVIANO

¡' ti¡'l{ r()rles al órgano "a quo". s1 por el contrario, concurren dichos
',, ¡r r r:,i los o su defecto es subsanado:

t].- se pondrá en conocimiento de las salas penales


r de todas las
superiores de Justicia con la finalidad de que se inhiban
' 'r r('s
i r rt.' ¡{g vista de dictar
en los recursos en que se debatan las mismas cuestiones
l' ' lt'r'ccho hasta que se res de a conocer la resolución de ra casación.
2".- se resolverá el recurso, dentro de los diez
días siguientes por
\'()ría absoluta de votos, decidiendo si existe o no
, I r, r
la contradicción en
,lr(. sc funda el mismo. La resolución puede ser:

a) Desestimatoria:
- Cuando considere que no existe Ia contradicción
aregada por er
|('( Ltffente.
- Declarará infundado el recurso, no haber lugar
al mismo y de_
r olverá las actuaciones a la Corte Superior de
Justiciá.
b) Estimatoria
-.Cuando aprecie contradicción entre elAuto de
vista impugnado
y I;r jurisprudencia invocada.
tribunal de casación no entrará a resorver el caso concreto
- El
sino
crue se limitará a señalar cuá_l es la interpretación o aplicación
de la nor-
ma que estima correcta e indicará entre las resolucio^nes
contradictorias
irvocadas aquella que estime más acorde con dicha
interpretación.
La sala Penal de ra Corte suprema, apreciada la infracción
de la
nofma/ no procede a resolver sobre el objelo del pleito
con arreglo a
Derecho, declarando lo que corresponda según
loi términos del caso.
Por el contrario, se limita a estimar él ,"arrrro
actuaciones al tribunal "a qno" que sea éste eí que
t su caso, a reenviar las
en
se prorrrrrrci" sobre el
fondo del asunto.
- si la doctrina contenida en elAuto de vista
impugnado se estima
incorrecta, dejará sin efecto dicha resorución y devolvlrá"ras
actuaciones
a la sala Penal de la Corte superior de
Justicia que lo hubiere dictado
para que resuelva de nuevo conforme a la doctrina
legal establecida.
- si la doctrina contenida en el Auto de vistaLpugnado
es la
que se considera correcta, lo declarará así, conservando
el Áismo toda
su eficacia.

IJJ
Rosa Pascra/ Se¡rals

- Cualquiera que sea su sentido, no afectará a las resoluciones que


se hubieran alegado para fundamentar la contradicción.
- La Sala Penal de la Corte Suprema comunicará a los órganos
jurisdiccionales inferiores las resoluciones de los recursos de casación a
efectos de dar a conocer la doctrina legal aplicable. Establece el art. 420
CPP que dicha doctrina será obligatoria y sólo podrá modificarse por
medio de una nueva resolución dictada con motivo de otro recurso de
casación.
Al respecto, entendemos que el juez tan sólo está sujeto a Ley.
Consecuentemente a la hora de resolver no se encuentra vinculado por
la doctrina jurisprudencial al respecto, pudiendo aplicar la norma que
estime procedente e interpretarla de la forma que estime correcta si bien
asume el riesgo de que recurrida en casación sea revocada. No obstante,
cabe la posibilidad de que como consecuencia de dicho recurso varíe la
doctrina jurisprudencial existente hasta ese momento, por estimar más
correcta la interpretación realizada en la resolución impugnada en ca-
sación.

RECURSO DE CASACIÓN

INTERPOSICIÓN

T - Mediante cscrito motivado.


L - Ante eI órgano jurisdiccional que dictó la sentencia i¡n-
pugnada.

REMISION DE LAS ACTUACIONES A LA CORTE SUPREMA DE ruSTICIA

'l'
Resolución Dentro de los 10 días siguientes a su admisión.

134
CAPÍTULO QUINTO

EL "RECURSO' DE REVISIÓN

CONCEPTO

El Código de procedimiento penal,


gula lo que deiomina,,recruso,,
a"
',::.';:.t*ru eI recurso de reaisión
r"rririoil;rXi:::?1G%:l$il:,
,t, to, srniricins condena'toiir'$r)rorioao,

Aun cuando la Ley lo denomina recurso


no se trata de un verda_
clero recurso en la medida que se
dirige rr"nt" a resoluciones firmes. Re-
sulta necesario distinguir entre mediós
de impugnación en sentido am-
plio - entre los que se encuentra la revisió:
en sentido estricio o recursos. Los
m€ntos puestos a disposición de las
medios [l$,#:.*Ti"xtffi:'#
partes para intentar ra modificación
o la anulación de un iesolución juaiÉar.
. . .¡ Cuando se ufliá
sión medios de impugnación,,iuede., f la expre-
qr"du, comprendidos aquellos
instrumentos jurídicos pormedio
de los cuales se pide la rescisión de las
sentencias que han alcanzado firmeza
(..). En sentido estricto los medios
de impugnación se refieren a resolucione,
q.r".ro han adquirido firme-
za, incidiendo así sobre un proceso
todavía pendiente y prolongando
su pendencia, por a
que llegue a producirse la llamada
cosa juzgada,, [MONTERO anOCa, J.; prdns f,¿alinS, "rri))o o, to,
-tT^t^Otden
recursos en er proceso cia-,,.yarencia ].,
2005,págs. 35-36. a quien p"r,".,"."r-,
los entrecomillados siguientes,
pag. nZ)1."

lJ)
Rosa Pascua/ Se/ia¡s

La revisión es un medio de impugnación de Ia cosa juzgada, es


en realidad Lln nLlevo proceso en el que se ejercita una nueva pretensión
fundada en la aparición de nuevas circunstancias que determinan la in-
justicia de la sentencia firme. Como afirma Montero Aroca es "un nuevo
proceso en qr'le se ejercita una pretensión autónoma y distinta de la que
se ejercitó en el proceso anterio¡, basada en hechos que han aparecido
fuera del mismo y que no fueron objeto de alegación y decisión en é1".
En este sentido se ha promrnciado el Tribunal Constitucional Bo-
liviano, entre otras, en Sentencia 803/2003-R:

"III. FUNDAMENTOS TURIDICOS DEL FALLO.


t...1
irr.á., O"rp"cto al fundamento de que existe otro proceso en eje-
cución de sentencia con identidad de objeto y causa. El derecho a
la conversión de acción deriva del derecho a la tutela jurisdiccio-
nal efectiva, la cual no se cumple con la existencia de un eventual
condenado, sino, con el fallo condenatorio dictado en contra del
verdadero autor o partícipe del hecho punible. Es un derecho de
la víctima que no está limitado -ni puede estarlo- a la existencia
o inexistencia de rrn condenado por el mismo delito por el cual
se pretende ejercer la acción penal; pues, se debe partir de la pre-
misa de la falibilidad humana, siendo posible, en este orden, que
quien está cumpliendo una condena no sea el verdadero culpa-
ble, sino, otra persona. Este entendimiento se halla asumido por
el art.421.1 CPP en el que se establece que "Procederá el recurso
de revisión de las sentencias condenatorias ejecutoriadas, en todc'r
tiempo y en favor del condenado (...) cuando los hechos tenidos
como fundamento de la sentencia resulten incompatibles con los
establecidos por otra sentencia penal ejecutoriada". Queda claro
que si la revisión de sentencias condenatorias ejecutoriadas pro-
cede cuando los hechos tenidos como fundamento de la sentencia
resulten incompatibles con los establecidos por otra sentencia pet
nal ejecutoriada, el legislador está dejando abierta la posibilidatl
para que la víctima ejerza la acción contra un tercero, si es qtrt'
cree y tíene posibilidad de fundamentar que a quien acusa es cor)
probabilidad autor del hecho punible imputado. Por lo expuesto,
queda claro que este fundamento no puede ser base de la motiva
ción de un rechazo de conversión de acciórr.

t36
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENfO PENAL BOLIVIANO

III.3.2 Respecto al fundamento de que se ha cumplido con todas


i.stancias incluyendo la revisión extraordinaria de sentencia. co-
I r',
ir.sponde puntualizar lo siguiente: a) El mal llamado recurso de revi-
'r{)^ -cuya denominación debiera cambiarse en una futura reforma- no
,'rnporta una instancia del proceso, sino que se trata de otro proceso
rrr.diante el cual se revisa lo actuado en el primer proceso; b) La revi-
"i.n de sentencia es un derecho del condenado (art. 421 cpp) distinto y
. rrrtónomo del derecho a ejercer la acción penal, sin que su ejercicio, por
l'.rrte del condenado, impida que la víctima ejerzael derecho a la acción
I'..a1; c) Ante el rechazo del petitorio de revisión, el condenado puede
Plantear una nueva solicitud, siempre que lo funde en motivos distintos
tl) Consiguientemente, el hecho de que el Auto supremo de 31 agosto
'.lc 7999 cursante de fs 30 a 31, hubiera declarado ';infundada" la revi-
sión de la sentencia, no supo'e Ia imposibilidad de plantear una nueva
lcvisión. ISC 803/2003-R].

En la revisión se da preferencia al principio de justicia respecto


del principio de seguridad juríclica. En virtud de este úliimo, debe llegar
L,n momento en que una resolución no pueda ser modificada; mientras
que el principio de justicia propugna la modificación de toda resolución
para obtener una más justa. A través del mismo se pretende enervar el
efecto de cosa juzgada deja.do sin efecto .rr-ru .oná"r,a impuesta con
notorio ertor o equivocación.

II. PRESUPUESTOS Y REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD


A. Competencia
La competencia para conocer del "recurso" de revisión se atribu-
ye a la corte suprema de |usticia. Así lo dispone el art. 50.2 Cpp: "La
Corte suprema de lusticia es competente para conocer de la sustanciación y
resolución de: (...)
2.- Los recursos de reuisión de sentencia condenatoria ejecutoriada;
( ..)." .

r37
Rosa Pascua/ Seíals

B. Legitimación

El Código de Procedimiento Penal configura de forma amplia la


legitimación activa al establecer de forma expresa su art. 422 "podrán
interponer el recurso:
"1.- El condenado o su defensor. Si el condenado es incapaz, sus repre-
sentantes legales.
2.-EI cónyuge, conaiaiente o pariente dentro del cunrto grado de con-
sanguinidad o segundo de afinídad, o por adopción si el condenado hq
fallecido.
3.- La Fiscalía y el juez de ejecución penal; y,
4.- El Defensor del Pueblo".

C. Plazo

La Ley no establece un plazo dentro del cual puede plantearse la


revisión. Al contrario, el art. 421 CPP dispone qte "procederá (...) en todo
tiempo".

D. Resoluciones recurribles

El mismo art.427 CPP establece "Procederá eI recurso de reaisión de


las sentenciqs condenat orias ej ecutoriadas (...) " .
El "recurso" de revisión cabe frente a sentencias firmes, es decir,
no susceptibles de recurso. Pero no cualquier sentencia es impugnable a
través de este recurso sino tan sólo las sentencias condenatorias.
La revisión penal sólo puede plantearse frente a sentencias de con-
dena, no admitiéndose frente a sentencias absolutorias. Son diversos los
argumentos de la doctrina para justificar este distinto tratamiento, asr
se ha afirmado que "no es comparable el daño que sufre la sociedad al
condenar a alguien inocente que el que puede sufrir observando com,,
personas culpables han obtenido sentencias absolutorias" -Muñoz Ro
jas-; que "si se autorizase la revisión de las sentencias absolutorias
1.,'r
los mismos motivos que procede en caso de condena, la institución rl,"
la cosa juzgada desaparecería del campo penal" -Gómez Orbaneja-; o,'r
principio pro reo -Tomé García-.

138

d
RECURSOS EN Et CÓDIGO DE PROCEDII\,4iENTO PENAL BOTJVIANO

E. Forma y Contenido

La revisión se interpondrá mediante escrito motivado. El aft. 423


( l'P establece "El recurso de reaisión se interpondrti por escrito, se qcompa-
ttttrn la prueba correspondiente y contendró, bajo pena de inadmisibilidad,
ta
I t)ttcretq referencia de los motiuos en que
se funda y las dísposiciones legales
,t¡tlicables. (...).
El recurrente deberá al interponer este "recurso" señalar el moti-
vc¡ de los previstos en el art.42i, Cpp, etr que lo funda. La fundamenta-
r:ión no es un requisito merame'te formal por lo que su defecto no será
subsanable conllevando la inadmisión del mismo.
Junto al escrito de interposición aportará la prueba documental de
que intente valerse, constituyendo un momento preclusivo para ello.

III. MOTIVOS

El carácter excepcional y extraordinario del "recurso" de revisión


justifica que el legislador establezca una relación tasada de los motivos
en que puede fundarse. No basta la alegación del simple perjuicio cau-
sado al recurrente sino que la Ley regula como "numerus clausus,, las
posibilidades de entablarlo, debiendo ser interpretadas restrictivamente
por su ya indicada excepcionalidad.
Cabe señalar como características comunes a todos ellos:
"a) Las causas o motivos de revisión tienen el carácter de ,,nu_
merus clausus", de modo que sólo resulta posible promoverla
con base en los específico supuestos que taxativamenté se señalan
en la ley (..)
La interpretación de los supuestos que integran dichos motivos
taxativos ha de realizarse de manera restrictiva, pues así lo exige
el principio de seguridad jurídica.
b.)_Lol hechos que dan lugar a la revisión han de haberse produ_
cido fuera del proceso en que se hubiere dictado la sentenira que
se trata de impugnar.
c) Táles hechos han de descubrirse con posterioridad al momento
de haberse dictado la sentencia objeto de la revisión o, más pre-

139
Rosa Pascuai Se¡¡als

cisamente, con posterioridad al último momento en que hubiere


sido posible su alegación o aportación al proceso en que dicha
sentencia se dictó.
d) Entre el hecho integrante del motivo alegado y la sentencia fir-
me cuya rescisión se pretende, ha de darse una relación decisiva
de probable eficacia causal, de modo tal que de no haber existido
aquel hecho o de haberse tenido conocirniento del mismo en el
proceso/ el fallo de la sentencia podría haber sido distinto. Ad-
viértase que la estimación de la revisión no tiene que suponer la
necesidad de que si existe proceso posterior el fallo de su senten-
cia sea contrario al primero y rescindido, pues la revisión se basa
en la posibilidad no en la seguridad, de una sentencia errónea o
ilegal.
e) Además de alegarse con precisión el ordinal en que se base,
deberá probarse cumplidamente la realidad de los hechos que lo
integran y la concurrencia del nexo causal entre los motivos y la
resolución judicial" IMONTERO AROCA; FLORS MATÍES, ?a-
tado de recursos ..., Ob. Cit., págs. 1180-11821.

Los concretos motivos en que puede fundarse la revisión están


previstos en el art. 427 CPP:
"Procederá el recurso de reaisión de Iss sentencias condenatorias ejeut
torhdas, en todo tiempo y a fauor del condenado, en los siguientes casos" :

"1.- Cuando los hechos tenidos como


fundamento de Ia sentencia resul,
ten incompatibles con los establecidos por otra sentencia penal ejecutoriada".
En este supuesto cabe entender comprendido, por ejemplo, erl
caso en que estén sufriendo condena dos o más personas en virtud dt'
sentencias contradictorias, por un mismo delito que no haya podido scr
cometido más que por una sola. Su estimación requiere: a) Que exist¿rn
dos o más sentencias penales firmes condenatorias; b) Que dichas sen
tencias hayan sido dictadas contra dos o más personas; c) Que el hecl'rt'
enjuiciado y por el que han sido condenado dichas personas sea el mis
mo; d) Que delito sólo haya podido ser cometido por una sola persorr;r.

"2. Cuando la sentencia impugnada se funde en prueba cuya falsedad 'u


declaró en fallo post erior ej ecutoriado" .

140
RECURSOS EN EL CÓOIGO DE PROCEDIMIENTO PENAL BOLIVIANO

Se trata del supuesto en que esté sufriendo condena una persona


, rr
'i.tud de sentencia cuyo fundamento haya sicto un documento o tes-
|,rr.^io declarado después falso por sentencia firme en causa criminal.
I r r t'ste caso, "la sentencia ha sido obtenida mediando delito, lo que sig-
,rlit:¿rría la absolución del condenado en el juicio rescisorio,,
Icólr¿pZ
t t )l,OMER, J.L.,Derecho lurisdiccional 14 Valencia2005,pág. a76)
La sentencia condenatoria se ha fundado en:
a) Documentos falsos. lJna vez firme la sentencia impugnada,
se han declarado falsos en sentencia firme dictadu otro proce-
"t
so penal los documentos que determinaron el pronunciamiento
condenatorio. Para su estimación se requiere que el documento
declarado falso fuera decisivo, hubiese determinado el contenido
de la sentencia impugnada.
b) Falso testimonio de perito o testigo. Este motivo será esti-
mado cuando concurran las circunstancias siguientes:
- La sentencia impugnada se haya fundado en la prueba tes_
tifical o pericial.
- EI testimonio del testigo o el dictamen del perito haya sido
declarado falso en un proceso penal posterior en el que
haya recaído sentencia firme condenanclo a dicho testigo o
perito por el delito de falso testimonio.

"3.- Cuando Ia sentencia condenstori, haya sido pronuncinda


a conse-
cue,ncia de delitos propios de Ia
función judicinl, cuya existencia se haya decla-
rado en fallo posterior ejecutoriado".
La sentencia se ha obtenido injustamente como consecuencia de
conductas ilícitas llevadas a cabo por el órgano jurisdiccional que ha
conocido del proceso. Para que el motivo prospere es necesario que este
último haya sido condenado en proceso penai posterior por dicira con-
ducta, siendo la sentencia firme. Además, para su esti¡nición, tal con-
ducta ha de haber tenido una influencia decisiva y causal en la sentencia
que se pretende revisar.

"4.- Cuando después de la sentencia sobreaenganhechos nueuos,


,
cubran hechos preexistentes o existan elementos de prueba que demuestren:
se des-

a) que el hecho no fue cometido

141
Rosa Pascual Seffals

b) que el condenado no fue autor o partícipe de la comisión del delito o,


c) que el hecho no senpunible".
Debe tratarse de hechos ocurridos con posterioridad a la senten-
cia, hechos anteriores pero conocidos con posterioridad a la misma, o de
nuevos medios probatorios que evidencien la inocencia del condenado.
Como por ejemplo, retractación de los testigos o la confesión de culpa-
bilidad de otra persona distinta a la del condenado.
Tales hechos o pruebas han de evidenciar la inocencia del conde-
nado porque acrediten:
a.- Que el hecho no fue cometido. Ejemplo de ello podría ser el
caso de supervivencia de la víctima del homicidio. Cuando se esté cum-
pliendo sentencia de condena como autor de un delito de homicidio de
una persona cuya existencia se acredite después de la condena. En este
supuesto, el hecho de la desaparición de una persona es el que vino a
determinar en su día la declaración de condena y Ia identificación de la
presunta víctima del homicidio es el supuesto fáctico de este motivo
b.- Que el condenado no fue autor o partícipe de la comisión del
delito. Los hechos nuevos deben evidenciar la inocencia del condenado.
No se estimará el recurso cuando esos hechos tan sólo determinen la
procedencia de una pena más leve pero no su inocencia. Ejemplo de:
ello, el supuesto en que se ha condenado a una persona por un delito
que no pudo cometer al estar en prisión cuando se produjo el hechri
delictivo; supuestos de uso indebido de la personalidad del condenadt'
por parte de otra persona.
c.- Que el hecho existió pero no reúne características delictivas,
por ejemplo constituye un ilícito civil.

"5.- Cuando corresponda aplicnr retroactiaqmente una ley nús benit


na".
El motivo será estimado cuando después de dictada sentencia fir
me se apruebe una ley penal que resulte más favorable al condenadti r
sea aplicable con carácter retroactivo.

"6.- Cuando unn sentencia del Tribunal Constitucional tenga efecfo tl,'
rogatorio sobre el tipo o norma penal que fundo la condenq".

142
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCEDIIVIENTO PENAL
BOLIVIANO

Por tanto, cuando el Tribunal Constitucional Boliviano derogue


rrcdiante sentencia una ley penal por estimarla inconstitucional,
cabrá
l.r revisión de las sentencias penales firmes y condenatorias
fundadas
r'n dicha norma, tanto para obtener una reducción cle la pena,
como una
t'xclusión, excepción o limitación de la responsabilidad.

tv. PROCEDIMIENTO

A. Interposición

Mediante escrito en el que deberá indicarse el motivo en que se


funda y las disposiciones aplicables. Al escrito deberá acompañarse
prueba de que intente valerse.
No sólo podrán-practicarse las pruebas propuestas por las partes
sino también las que el tribunal acuerde de oficio.

B. Sustanciación

En cuanto a su tramitacióry ra rey en su art. 423 úrtimo párrafo


dispone "Para el trámite del recurso de revisión regirán las reglás de
la
apelaciórr restringida, en cuanto éstas sean aplicabres". por
ánto, del
escrito de interposición se dará traslado a las áemás partes del proceso
en que se dictó la sentencia impugnada para que p.r"du. formular
ale_
gaciones en contrario.
Respecto de la celebración o no de vista, procederá la misma
cuan-
do haya sido propuesta y admitida una ptrrebu distinta a ra documen-
tal o cuando el tribunal de oficio acuerde la práctica de la misma *art.
423'2" CPP dice: "Tnmbién podrá pioducir pruebi de oficio en
Ia audiencia,'-.
Celebrada la vista o sin ella, trascurrido el plazo legalmente esta-
blecido, resolverá.

C. Resolución

El Tribunal resolverá el recurso de revisión:

143
Rosa Pascua/ Se¡¡a¡s

a) Rechazándolo, cuando estime improcedente el motivo alegado"


Tal rechazo no impedirá la interposición de un nuevo recurso fundado
en motivos distintos, tal y como dispone el aft.427 CPP.
b) Estimándolo, si aprecia la concurrencia del motivo en que se
fundó. En tal caso hay que distingr,rir entre el juicio rescindente y el jui-
cio rescisorio.

b.1. Juicio rescindente

Sus efectos dependen del motivo alegado y estimado:

1".- En el supuesto del número 1 del art. 421 CPP, declarada la


incompatibilidad entre las sentencias: Anulará la sentencia recurrida y
mandará de nuevo instruir la causa ante etr órgano jurisdiccional com-
petente.

2".- Cuando la prueba en que se fundó la sentencia impugnada


haya sido declarada falsa en sentencia firme posterior -art. 421.2 CPP-;
o la sentencia haya sido dictada a consecuencia de delitos propios de
la función jurisdiccional -art. 421.3 CPP-: Anulará la sentencia firme y
mandará al tribunal al que corresponda el conocimiento del delito, ins-
truir de nuevo la causa.

3'.- Cuando se aprecie la existencia de hechos nuevos, de hechos


de nuevo conocimiento o de nuevos elementos de prueba que eviden-
cien la inocencia del condenado -art. 427.4CPP-: Anulará la sentencia y
dictará sentencia absolutoria.

4".- Cuando estime aplicable con carácter retroactivo la norma pt


nal más favorable - art. 421.5 CPP-: Anulará la sentencia v dictará otr¡
aplicando esta última.

5".- Estimada la revisión por el motivo sexto del art. 427 CPP, esto
es, cuando el Tribunal Constitucional haya derogado el tipo o nornr,l
penal en que se fundó la sentencia recurrida: Anulará la sentencia rlc
condena y, en su caso llevará a cabo una nueva liquidación o acord¿rr',r
la absolución.

144
RECURSOS EN EL CODiGO DE PROCEDII\4IENTO PENAL EOLIV]ANO

b.2. Juicio rescisorio


una vez constatado el motivo de revisión y rescinclida la senten-
, r.r. SCva a iníciar el juicio rescisorio, salvo cuando se haya fundado
, , l.s motivos cuarto, quinto y sexto. En el primero, segundo y tercer
''rrl)(lesto se vuelve a juzgar a aquellas personas que fueron
condena-
,l.r:r por sentencia firme rescindida, pues la existencia de este motivo no
'rrirrifica necesariamente la inocencia del condenado, como ya hemos
,rr,licado, se anulará la sentencia y mandará, en su caso, a quiln corres-
I'trrrda el conocimiento del delito, instruir de nuevo la causá.
La competencia para conocer del juicio rescisorio se atribuye al
()rsano jurisdiccional que corresponda según las normas de compe_
I.ncia, pero en ningún caso podrán conocer los
1'ueces que dictaron la
scntencia objeto de revisión. El art. 42s cpp establece: " si se dispone la
rt'qlización de un nueao juicio, no podrán interaenir los mismos jueces que
,I c tn ron la senl enc ia"
i

El juicio rescisorio se acomodará al procedimiento correspon-


diente en la instancia y concluirá por sentencia. Esta última no pódrá
fundarse en una nueva valoración de la prueba que dio lugar a la sen-
tencia anulada. Y ello porque la revisión no es una nueva instancia en la
que se pueda llevar a cabo una modificación de la declaración de hechos
probados contenida en la sentencia impugnad.a.
La sentencia rescisoria, además de los efectos propios de toda
sentencia, produce ciertos efectos especiales previstos en el art. 426 cpp,
que varían según que el contenido de la misma sea condenatoria o ab-
solutoria:

a) Sentencia rescisoria condenatoria:


1".- No podrá agravar la situación del condenado derivada de
la sentencia impugnada y anulada en revisión. Rige la prohibición de
"reformatio in peius". El art. 425.2" Cpp establece: "Elfallo que se dicte
en el nueuo juicio no podrá contener sanción más graae que la impuesta en la
primera sentencis"
2".- Cuando la sentencia imponga una pena privativa de libertad
de duración inferior a la impuesta en la primera sentencia, "contentirá el
nueao cómputo precisando el día de fínalización del cuntplimiento de Ia con-
dena" (art. 426.2" cPP). A la hora de cumplir [a sentencia rescisoria se
abonará el tiempo de prisión ya cumptido.

r45
Rosa Pascua/ Senals

b) Sentencia rescisoria absolutoria:


Cuando la sentencia recaída en el iuicio rescisorio sea absolutoria
o declare la extinción de la pena, ordenará:
1".- La inmediata puesta en libertad del condenado.
2".- La rehabilitación del inhabilitado.
3".- El pago de la indemnización.
4o.- En su caso, la devolución de la cantidad pagada en concepto
de pena pecuniaria y los objetos confiscados.

Además, y con la finalidad de rehabilitar la imagen de condena-


do injustamente, dispondrá la publicación de la parte resolutiva de la
sentencia en un medio de comunicación social de alcance nacional (art.
426 CPP\.

RECURSO DE REVISIÓN

INTERPOSICIÓN
I

|
I

- Mediante escrito motivado


I

I Ante Ia Corte Suprema de Justicia


Y
TRASLADO A LAS OTRAS PARTES PARA CONTESTACIÓN
I

Y
AUDIENCIA ORAL:
I

fractica de prueba propuesta por las partes o acordada de oficio


I
I

RESOLUCIÓN

t46
RESOLUCIONES DEL
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL BOLIVIANO-

1. DERECHO A RECURRIR COMO DERECHO


CONDICIONADO
Auto núm. 906/1999, de g de noviembre
sc649/2002-R
sc687/2003-R
sc s03/2003-R
sc934/2003_R
sc 1075l2003-R
sc 1112l2003-R
sc7146/2003-R
sc1260/2003_R

2. EFECTO SUSPENSIVO DE LOS


RECURSOS

sc0244/2006_R
sc7691/2003-R
sc 116l2006-R

3. FACULTADES DEL ÓNCENO 'AD QUEM'

sc760/2003-R
sc857/2002-R
sc1176/ 2002-R
sc 1303/2002-R
sc 1358/2002-R

" Resoluciones extraídas de la Base de Datos


Tribunal Constitucional

t47
Rosa Pascua/ Senafs

4. PROHIBICIÓN DE'REFORMATIO IN PEIUS-

sc 306/2002-R
sc857 /2002-R
sc 318/2003-R
sc907 /2003-R

5. RECURSO DE REPOSICIÓN

sc107B/2002-R
sct159/2002-P.
sc11,67 /2002-R
sc 1603/2002-R
sc 528l2003-R
sc 803/2003-R
sc 818/2003-R
sc9u/2003-R
sc 1325l2003-R

6. RECURSO DE APELACIÓN INCIDENTAL

Auto 0306/1999-R
sc649/2002-R
sc 1333/2002-R
sc 1358/2002-R
sc 639l2003-R
sc649/2002-R
sc 854/2003-R
sc 1075/2003-R
sc 1089/2003-R
sc665/2004-F.
sc771/2004-F.
sc7176/2004-R
sc1298/2004-R
sc0265/2006-R

148
RECURSOS EN EL CÓDIGO DE PROCED¡MIENTO PENAL BOLIVIANO

7. RECURSO DE APELACIÓN RESTINGIDA

sc306/2002-R
sc857 /2002-R
sc1.461./2002-R
sc907/2003-R
sc 954l2003-R
sc1075/2003-R
scc7746/2003-R
sc1799/2003-R
sc 1811/2003-R
sc1747/2003-R
sc100/2004-R
sc1176/2004-R
sc1298/2004-R
sc7562/2004-R
sc 0338/2006-R

8. RECURSO DE CASACIÓN

sc370/2002-R
sc 1387l2003-R
sc 1401/2003-R
sc1.402/2003-R
sc0546/2004-R
sc 0191/2005-R
sc 1008/2005-R

9. RECURSO DE REVISION
sc 803/2003-R

149
El sistema de recursos constituve un pieza clave
de todo ordenamiento iurídico. Óespué! de su libro
La impugnación el de:recho boliviano,20O4, que
es un esiudio de la impugnación penal desde una
perspectiva constilucióná|, Rosa Pascual ha con-
sideiado oportuno profundizar sobre cada uno de
los recursós penal'es previstos en el Código de
Procedimienlo Penal.
Los recursos en el Códiso de Procedimiento Penal
Boliviano está estructulado en cinco oartes. Tras
un primer capítulo sobre el régimen geheral de los
recursos en la ley procesal pénal, los siguientes
se centran en el estudio de cada uno de los recurscls:
reposición, apelación, casación y revisión. Destacar
dós cuestion'es: a) En el tercer éapítulo, el recurso
de apelación, se examinan las modalidades de
apeláción v se plantea la distinción entre apelación
y'segunda' instancia; b) En el capílulo qüinto, el
;'recúrso" de revisión, se profundiza sobre su natu-
raleza.
Hay que resaltar que la aulora española, con su
obla.'se ha convértido en la méior referencia
bibliográfica respecto a los recursoden el derecho
nroceiál boliviano.