Sie sind auf Seite 1von 151

DANIEL

y
el reino mesiánico
Dedico esta obra con afecto a
Alberto T. Platt

y el reino mesiánico

Edición revisada y actual izada

EVIS L. CARBALLOSA

~
PORTAVOZ
,,,
Indice

Prefacio de la tercera edición ..•...•..••.......•....... 7


Prefacio de la segunda edición .•....................... 9
Prólogo l3

PRIMERA PARTE: LA AUTENTICIDAD,ARGUMENTO Y MARCO


HISTÓRICO DEL LIBRO DE DANIEl .••.... 17

1. Introducción: El libro de Daniel anee la crítica • . • . . . . • • . . . 19


2. El argumento del libro de Daniel 34
3. Daniel ante la cautividad babilónica (1: 1-21 > ..•.......... 39

Dt1111t•I \ el remo me\111111co. SEGUNDA PARTE: EL PLAN PROffllCO TOCANTE A LAS


NACIONES GENTILES (2:1-7:28) . . . . . . . . . . 55
O 1979porfüt L C.. rbollo-a Ediciénrevi-ada y actualizada
en 1999. Publicado con perrmso por Editorial Portavoz, Grand 4. El sueño de Nabucodonosor: Dios revela su plan para
Rap1J-.. Mu:higan 49501. 'lodos lo' derechos reservados.
con los gentiles (2: t-49) ..............•.............. 57
Tercera edición re\ isada ) actualizada 5. El hombre muestra su rebeldía hacia Dios mediante u
Ninguna parte de i:''ª
puhlicnción podrá reproducirse de soberbia (3:1-5:3)) . . • . . . . . . . . 85
cualquier lorma sin permiso escrito pre' 10 de los editores. 6. El hombre muestra su rebeldía hacia Otos mediante su
con la excepción de citas breves en revistas o reseña: ... impenitencia (cont.) . •• . • •. •. . . . • . . . . . . . . .•... 96
Portada: Brud D. Folli' 7. El hombre muestra su rebeldía hacia Dios mediante su
insensatez (cont.) . . . . . . . . . . . . . . 109
PDITOHI. \l. f>OHTA\'OZ 8. El hombre muestra su rebeldía hacia Otos mediante la
P. O Box 2607 práctica de Ja envidia (cont.} , . . . . . . . . . . 122
Grand Rapids. Michigan 49501 USA
9. La visión de las cuatro bestias y el fin del poderío gentil
Visuenos en. www.portavoz.corn, (7:1-28) 132
ISBN 978-0-8254-1101-4
TERCERA PARTE: El PLAN PROFfllCO TOCANTE A LA
7 8 lJ 10 11 imprcsién Z año 13 12 11 10 NACIÓN DE ISRAEL (8:1-12:13) ........• 155
1 O. La visión del camero y el macho cabrío (8: 1-27) . . . . . 157
lmprrsn c11 /11.1 Estado: Unidos Je América 1 1. La revelación de las setenta hebdómadas (9: 1-27) 168
/11 inted 111 tbe Umtt•d States of ·\mt'rl<'<l
6 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

12. La visión de la consumación del plan de Dios para Israel


(1 ?= ·~11: 1) . . . . . . . . .. . . . . . . . .. .. .. .. . . .. . . . . . 197
13. H1ston~ de Israel has La los tiempos del fin (11 :2-45) 206
14. La nac1~n de Israel y el tiempo del fin (12: 1-13} 233
Conclusión: El men aje de Daniel para el hombre de hoy .. 244

Glosario de expre iones teológicas u adas en esta obra .... 252 Prefacio de la
fBibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
ndice de años . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. 256
265
tercera edición
Índ~ce de térmmo importante . . . . . . . . . . . . • . . . . . . . . . 267
Indice
Índice de textos bíblicos .•.....................••..
de autores . .. ... .. ......... .. .... . 273
268
Índice de lema Hace aproximadamente viente años que salió a la luz por primera vez el
..... .. .. ...•.. .. . ... .. ....... .. 275 comentario Daniel y el reino mesiánico. La acogida dispen ada por el
pueblo evangélico a este trabajo ha superado las expectauvas del autor
Por ello expresa u más profunda gratitud a Dio' y a todo los que han
adquirido este libro.
En el año 1983. hubo una segunda edición. En dicha edición se ac-
tualizó la bibliografía) se corrigieron varios errores tipográficos. Tam-
bién 'e incorporaron algunas sugerencias aportadas por amigo!'> quienes
deseaban mayor éxito a este trabajo. El autor agradece profundamente
a e os amigos el interés que han manifestado hacia la persona del au-
tor > hacia su trabajo. De muchas partes del mundo han llegado cartas
y muestras de cariño. Gracias por todo ese interés.
En la preparación del material para la publicación de esta tercera edi-
ción. el autor ha intentado dar mayor claridad a ciertos conceptos
teológicos. También ha procurado dar mayor fuerza a ciertas expresio-
ne para facilitar al lector la comprensión de alguno" pasajes. Además.
la bibliografía ha sido actualizada. El autor. e ha beneficiado de la lec-
tura de una gran variedad de trabajos sobre el libro de Daniel. Ha procu-
rado leer las obras de autores que sosuenen puntos de vista contrario a
los del autor de este comentario. En muchos casos. ha encontrado ayuda
valiosa. Es necesario decir que, desafortunadamente. muy poco se ha
publicado en castellano tocante al libro de Daniel en los últimos años.
El autor ha tenido que apelar a la literatura en inglés.
Finalmente, el autor desea expresar su gratitud a Editorial Portavoz
por su disposición en publicar esta tercera edición de Daniel y el reino
mesiánico. Muchas gracias a Harold Krcgcl y a Luis Seoane por el áni-
mo y la ayuda que siempre han proporcionado al autor. Gracias, tam-
bién. a Germán Collazo Fernández por su buena disposrción y excelente
trabajo come secretario. Por encima de todo, gracias a Dios por conce-

7
8 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

der las fuerzas y Ja dirección en la preparación de esta obra. Quiera el


So.tx:rano Señor de cielos y tierra bendecir la publicación de esta tercera
edición y a todos los lectores de la misma.
Ev1s L. CARBALLOSA
Can Miret, Sant Anroni Vilamajor
Barcelona (España)
8 de agosto de J 999
Prefacio de la
segunda edición

Hace poco más de tres años que se publicó la primera edición de Daniel
y el reino mesianico. Durante ese tiempo dicha obra ha circulado tanto
en España como en Hispano América. Han sido muchas las muestras de
aceptación dispensadas a este trabajo. La gloria sea para Dios.
Al salir a la luz esta segunda edición, el autor desea expresar su más
profunda gratitud a los colegas, profesores, pastores, estudiantes y cre-
yentes en general, quienes de forma escrita o verbal han expresado su
aprecio hacia este trabajo.
Aunque el contenido de esta segunda edición es fundamentalmente
el mismo, ha sido necesario hacer algunas correcciones propias de una
segunda impresión. Se han corregido algunos errores tipográficos y se
han sustituido algunos vocablos por otros que transmiten más eficazmente
ciertos conceptos e ideas en el idioma castellano.
Se han hecho, sin embargo, tres alteraciones importantes con respec-
to a la primera edición. En primer lugar, se ha revisado y corregido la
transcripción de los vocablos hebreos y arameos al castellano. Esa es
una labor un tanto difícil y tediosa, pero se ha hecho con el fin de bene-
ficiar al estudiante interesado en seguir de cerca el texto original. El tra-
bajo de transcripción está basado sobre la obra Theological Wordbook
of the Old Testament, editada por los doctores Laird Harris, Gleason
Archer y Bruce Waltke.
También se ha revisado la bibliografía. Aunque, desafortunadamente,
no se ha publicado ninguna obra nueva sobre Daniel en castellano, sí han
aparecido algunas en el idioma inglés dignas de mencionarse. Además. se
han publicado algunas introducciones al Antiguo Testamento que deben
tenerse en cuenta si se desea hacer un estudio serio de las Escrituras. Por
ejemplo, este autor se ha beneficiado mucho con Ja lectura de la obra de
Brevard S. Childs, lntroduction to the Old Testament as Scripture. Aun-
que el doctor Childs se identifica con la escuela crítica, su aceptación del

9
10 0-\\lfL \ El REt\0 MESIÁNICO

carácter canónico del libro de Daniel es muy significativo.


Se ha añadido a esca segunda edición un capítulo final a manera de
conclusión donde se da consrderacíén aJ mensaje del libro de Daniel para
el creyente de hoy. El propé ..ito de ese capítulo es reseñar cómo cual-
quier porción o libro del Texto Sagrado puede ser útil para el hombre de
fe. Daniel contiene un mensaje de esperanza para la comunidad de fe
que sirve a Dios en un mundo Ueno de tensiones y rebeldía como el de
DANIEL
hoy
El autor agradece profundamente a todo" los que de un modo u otro
han contribuido a mejorar esta segunda edición de Daniel \ el reino
mesiánico. Muy especialmente agradece el interés > la ayuda mcalcula-
ble prestada por el Lic. Dante! Carroll Rodas. profesor de Antiguo Tes-
tamento en el Seminario Teológico Centroamericano. El Lic. Carroll
Rodas no sólo aporté sugerencias de inestimable valor. sino que conrri-
buyo con el trabajo de uanscripcién de lo" vocablos hebreo' > arameos
al castellano íbÍ como con sugerencias bibliográficas.
Otra mención especial de agradecimiento corresponde a D. Pablo
Casal. quien se dio a la larca de corregir algunas deficiencias upográfi-
cas y literarias del texto. El autor agradece profundamente el estímulo
constante recibido de pane de Harold J. Kregel. director de Editorial
Portavoz, quien ha hecho posible la edición de esta obra.
Quiera el Dio. del cielo. a quien Daniel ltelmeme sirvió. bendecir esta
obra y usarla para Su gloria.

Evis L. CARBAl t OSA


El Ferrol (España)
23 de mayo de1983
Prólogo

Pocas veces ocurre que el discípulo escriba un prólogo para un libro del
mae tro E ta es una de esas pocas veces. puesto que debo confesar que.
en materia de profecía y. sobre todo. de profecía escatológica. soy toda-
' ía un seminarista de primer curso al lado del Dr E\ 1s L. Carbal losa. ya
maduro y bien fogueado en estas lides
En e tas circunstancias. aceptar la mv nación para escribir un prólogo
podría parecer petulancia si no me brinda: e la oportunidad de ofrecer
un nece ..ario testimonio personal
Desde los largos año pasados en la clerecía de la Iglesia de Roma. y
aun en los primeros quince años de los diecisiete que llevo en mi actual
posicrón evangélica. el sistema que acepté sm muchas objeciones fue el
arnilenarismo. Mis pobres conocimientos acerca de las normas de inter-
pretación de la profccía no daban para más. Aunque me repugnaba el
alegorizar tantos y tamos pasajes proféticos, así del Antiguo Testamento
como del Nuevo Testamento. y nunca lograron convencerme de que. por
ejemplo. Satanás «yu esrá atado>, (contra la clara enseñanza de Apoca-
lipsis 20:2-7. cp con 1ª Pedro 5:8): vm embargo. había mucho' detalles
en la escatología prernilenansta que me parecian arbitrariamente
sofisticados, especialmente lo que yo creía dos futuras venidas del Se-
ñor.
Los Jos últimos años han significado para mi un cambio radical de
\ isrén, debido especialmente a la necesidad de profundizar en la profe-
cía. a fin de poder ofrecer a los miembros de mi congregación un e tu-
dio equilibrado y lo más profundo posible del libro del Apocalipsis. tan
temido por muchos expositores y tan descuidado por otros.
Apocalipsis sin Daniel resulta ininteligible. Así que mi estudio hubo
de abarcar ambos La bibliograffa que poseo de ambos es lo suficiente-
mente copiosa. tanto de autores amilenaristas (Dubarry. Grau. Caird,
Bartina, Hendriksen, etc.), como de prernitenaristas (Chafer, Pentecost,
Walvoord, Carballosa, Vila, Barchuk). Cotejando los disuntos comenta-
ÓO'.'>, he podido llegar a la siguiente conclusión: Dentro de unas nor-

13
15
14 DANIEL ) EL REINO MES/1\NJCO PRÓLOGO

mas correctas de hermenéutica bíblica, la posición premilenial, ello: el amilenarismo favorece grandemente a la.' pretensiones de perenne
dispensacional )' pretribulacíonísta me parece la única sólidamente primacía espiritual del Papado dentro de una concepción histórica que
sostenible, por la sencilla razón de ser la única en que todo los pa- descarta la restauración. en un próximo futuro. de una teocracia absolu-
sajes proféticos de la Biblia encajan perfectamente como las piezas ta en que el Rey no necesnará «vicarios». porque se ..entará personal-
de un grandioso rompecabezas mente en el trono de David. Dicho \Ca sin ánimo de ofender a nadie.
El hecho de que la inmensa mayoría de Jos rabinos convenidos estén Odio el dogmatismo en detalles discutibles. como odio el fanatismo cor-
a favor de la posición prernilenial dispensacionaJ ha sido quizás un m- dialmente. aunque no tanáucameme ¡Y bu-ta ya! No quiero entretener.
grediente decisivo en mi actual toma de posición respecto a la escarolo- por más uempo. al lector.
gía. Tengo ante mí obras de los sabios rabinos convertidos. como D.
Baron. H.J. Hoyt. L. Cohn J.H. Cohn. Z. Levin, S.C. Milis. ele. Todos FR \~cisco LAcu~A
ello ... maestros profundos de la Palabra de Dios. son de esta escuela. y Vigo <España)
lodos ellos explican, con singular solnira y sabiduría. los más nimios Abril de 1979
detalles de los más intrincados textos proféuco . que incluso a maduro ...
teólogos de otras escuelas podrían parecer sumamente confusos
En esta escuela se ha formado el doctor Carballosa, bebiendo de Ja..
enseñanzas de dos grandes mae . . iros actuales de la exéaesis bíblica: el
Dr. J.F. Walvocrd. actual presidente del Semanario Teolégico de Dalla".
cuyos comentarios a Daniel } Apocalipsis son obras maestras de inter-
pretación de la profecía escatolégicary el Dr. J.D. Pentecost, decano de
Ja Facultad de Exégesis Bíblica del mismo seminario. y cuya amistad es
para mí un gran priv ilegio Su volummo o labro eventos del porvenir es
un estudio exhaustivo de la escatología bíblica. Ambos profesores 'ion.
a su vez. discípulos del gran maestro L. S. Chafer. primer presidente )
fundador del prestigioso eminario ha estado.
El presente! comeruano del doctor Carballosa, al que me cabe el in-
merecido honor de estampar este modesto y breve prólogo. va a ser de
enorme provecho a todos los estudiosos de la profecía. por la rectitud de
su línea exegética, por la constante apelación al original hebreo y arameo,
por la claridad de la exposición y por la enorme erudición bibliográfica.
Por otra parte, estoy seguro de que. para emprender este estudio. no le
ha llevado ningun deseo de polemizar, ni siquiera de dogmatizar, sino
simplemente de ofrecer el fruto de sus propios estudios para provecho
espiritual, tanto exegético como devocional. de los lectores Antaño pensé
que poco. o nada, podía ayudarme en el terreno espiritual el estudio de
la profecía escatológica. Hoy estoy convencido de lo contrario. Nada mñs
estimulante, ningún acicate más activo para hacemos trabajar, testificar,
velar y orar, que la profunda convicción de que el SeñorJesús viene pres-
to. que está cerca. a las puertas.
No querría terminar esta prólogo sin hacer una necesaria ad venencia
a todo creyente evangélico- el mayor enemigo de toda escatología lite-
ralmente milenial. y que más favorece la confusión de los términos ~Igle-
sia» ) «Reino de Daos». es la Iglesia de Roma. Un ligero vistazo a la
eclesiología católico-romana nos descubrirá el motivo primordial de todo
PRIMERA PARTE

La autenticidad,
argumento y marco
histórico del libro
de Daniel

El material introductorio en un comentario exegético es de vital impor-


tancia. Un conocimiento de Ja naturaleza, el carácter y la estructura del
libro bajo consideración, ayuda sin duda, a su total comprensión. Tam-
bién es importante situar el libro dentro de su marco histórico y del gé-
nero literario al que pertenece. Daniel es un libro apocalíptico y. como
tal, debe ser estudiado teniendo en cuenta las características de dicho
género.
Tratándose del libro de Daniel, este estudio introductorio se hace aún
más necesario. Ningún otro libro del Canon Sagrado ha sido atacado más
cnconadamente. La profecía de Daniel ha sido impugnada por su conte-
nido histórico, teológico, filológico y exegético. La crítica racionalista
rechaza rotundamente la autenticidad y canonicidad del libro de Daniel.
Lo considera producto de un seudónimo del siglo segundo a.c. Exégetas
conservadores, sin embargo, afirman que dicho libro es histórico y
autoritativo. escrito por un profeta genuino que vivió entre los años 605-
535 a.c .• y, por lo tanto, es Palabra de Dios.
Otro aspecto importante para un entendimiento del libro de Daniel
concierne a su argumento. Es decir. el estudiante debe tener una pers-
pecti va panorámica del desarrollo del tema que el Espfritu de Dios reve-
la aJ profeta. Finalmente, se hace necesario ubicar el libro de Daniel

17
18 DANIEL Y EL RflNO MESIANICO

de.mro de su marco hístérico. Esa ubicación histórica la proporciona el


pnmer capitulo de la profecía de Daniel. El mirusterio del profeta se
exten~ió de,~e el año tercero de Joacim (605 a.C.). hasta pasado el pri- UNO
mer an,o de<;tro el _Grande (539 a.C.) De modo que en esta primer parte
se dará consideración a e os tres aspectos mencionados.
. Finalmente. e~ e~rudian~e debe prestar atención al hecho de que. como
literatura apocalíptica, et libro de Daniel contiene un número considera-
ble de .,imbo.tos } fi.guras de d!cción. La _tendencia de muchos interpre-
Introducción:El libro de
tes es recumr a la interpretacién alegórica o figurada para explicar el
mensaje de Daniel. La aplicación de ese método hermenéutico oscurece
Daniel ante la crítica
en lugar de aclarar el mensaje del libro. Sólo la utilización de una her-
menéutica normal, natural. histórica-gramatical. es decir. literal puede
llevar al estudiante y al expositor de la Palabra de Dios a desentrañar
Tanto la tradición Judía como la cristiana han considerado el libro de
con claridad y eficacia el mensaje del profeta Daniel.
Daniel como el producto genuino del profeta judío que fue llevado cau-
uvo a Babilonia en el año 605 a.c. 1 Daniel contaba unos 19 años de edad
cuando Nabucodonosor. rey de Babilonia, hizo su primera incursión
contra Jerusalén después de haber derrotado decisivamente a los egip-
cios en la famosa batalla de Carquemis. 2 Alli Nabucodonosor, quien aún
no era rey de Babilonia, derrotó de manera aplastante al fardón Necao TI
en mayo/junio del año 605 a.c.
Sin embargo. siguiendo la pauta trazada por un neoplatonista de la
antigüedad llamado Porfirio (233-300 d.C.).1 la critica moderna ha pro-
nunciado los más enconados ataques contra las profecfas de Daniel.
Muchas veces. descartando serias evidencias arqueológicas y optando
en favor de opinione prejuzgadas en contra de las Sagradas Escrituras.
la crítica racionalista afirma que el libro de Daniel es el producto de un
judío que vivró en et periodo intertestamemario "j fue escrito hacia el
año 165 a.C.' El libro de Daniel. es sin duda. uno de los libros más im-
pugnados de toda la Biblia.
Las objeciones de la críuca a la autenticidad de Daniel y la generali-
zada afirmación de que dicha profecía es de ongen espurio están basa-
da principalmente en cuatro líneas de argumentos: ( 1) histérico. (2)
lingüístico. (3) teológico y (4) exegético.'

ARGUMENTOS EN CONTRA DE LA AUTENTICIDAD DE DANIEL

1. LA SUPUESTA EXISTENCIA DE TRES CÁNONES


En base a la hipótesis de la existencia de tres cánones para el Antiguo
Testamento, eruditos rnoderrustas han tratado de negar la autenticidad
de Daniel. La raíz del argumento es el hecho de que en el canon hebreo
Daniel no está clasificado entre los proféticos, sino entre los literarios

19
20 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO INTRODUCOÓN: EL LIBRO DE DANIEL ANTE LA CR{TICA 21

o libros de sabiduría La critica concluye que ello se debe a que el libro contradicción ni conflicto entre ambos escritores sagrados. Jeremías es-
de Daniel fue escrito después de que el supuesto canon de los profetas cribe desde Jerusalén a partir del acceso al trono del monarca.9 En
había sido cerrado y por esa ratón no fue incluido entre los libros Babilonia. por el contrario, se acostumbraba a considerar el primer año
proféticos 6 La hipótesis de la crítica es que hubo tres cánones: 1} la ley como Ja inauguración del monarca y después de ese primer año seco-
(400 a.C.); 2) los profetas (200 a.C.) y 3) los libros de sabiduría ( 100 menzaba a contar los años propiamente del reinado. De modo que. des-
a.C.) Según la escuela crítica. el libro de Daniel no fue incluido entre de el punto de vista babilónico. Daniel estaba en lo correcto al referirse
lo profetas porque no había sido escrito aún en el año 200 a.C al tercer año de Joacim, el mismo penodo que Jeremías llama el cuarto
En realidad. la crítica establece un círculo vicioso al afirmar que el año de dicho rey.10
libro de Daniel fue colocado entre los libros literarios a causa de su ori- La crítica ha objetado el uso que el escritor hace de la palabra «cal-
gen tardío. Lo cieno es que los que objetan a Ja historicidad de la profe- deo». Los que niegan la histoncidad de Daniel afirman que el vocablo
cía de Daniel fijan de antemano la fecha en que suponen que dicha obra .. caldeo» es usado erróneamente con referencia a una clase sacerdotal o
fue escrita (generalmente sugieren 165 a.C.).; luego afirman que el ca- de hombres sabios. cosa que no se hizo '>IDO mucho más tarde en el rei-
non de los profetas permaneció abierto hasta el año 200 a.c. De modo nado de Nabucodonosor. Según estos eruditos, en la pnmera parte del
que, en la opinión de Ja crítica. un personaje desconocido escribió el li- reino de Nabucodonosor la palabra «caldeo» sólo tenía una connotación
bro de Daniel después de que el canon de los profetas se cerró y por e. a racial, mientras que el escritor de Daniel le asigna el sigruficado de cas-
causa dicho libro no se incluye entre Jos profetas en el canon hebreo. ta religiosa." La conclusión de la crítica es que el autor de la profecía
Dos cuestiones pertinentes parecen haber sido pasadas por alto por la de Daniel tuvo que haber escruo muchos años. tal vez siglos. después
critica. Primeramente, el hecho de que en los libros de sabiduría se ha- del colapso del imperio neo-babilónico y a eso se debe su error.
llan incluidas obras de gran anuguedad tales como el libro de Job. los Esta objeción no coma en cuenta el hecho de que el autor del libro de
Salmos de Da' id y los escrito de Salomón. De modo que el incluir un Daniel u a la palabra «caldeo» tanto en su acepción étnica como en su
libro entre Jos escritos poéticos no parece haberse basado en el origen acepción religiosa. Por ejemplo, en 5:30 se refiere a Belsasar como el
reciente de dicha obra. En segundo Jugar. los israelitas. al parecer, dis- rey de los caldeos. Además. también es sabido que en el siglo v a.C, los
tinguían entre los profetas oficiales, tales como Elías. Elíseo. Isaías. Je- caldeo eran prommentes como grupo religioso. No es de dudarse que
remías. etc., y aquellos que tenían el don de profeta pero su ocupación Nabucodonosor los colocase en una posición de influencia al comienzo
cotidiana era otra. como en el caso de Daniel y Nehemías, quienes eran mismo de su reinado.':
hombres dedicados a asuntos de gobierno.'
3. IMPUGNACIÓN DE LA MENCIÓN DE BELSASAR
2. SUPUESTOS FALLOS HISTÓRICOS Una tercera objeción a la seriedad histórica de Daniel ha sido la re-
Otra impugnación hecha contra el libro de Daniel es el supuesto des- ferencia a Belsasar que aparece en el capítulo 5. En realidad, la obje-
cuido del escritor al proporcionardatos históricos. Entre las menciones ción ha sido de carácter doble. En primer lugar. se acusaba al autor de
más notorias e!>lá la cita en Daniel 1: l que relaciona la invasión de incorrección histórica al afirmar que Belsasar fue rey de Babilonia. Se-
Nabucodonosor con el reinado de Joacim. Se dice que Daniel l: 1 con- gún todos Jos historiadores clásicos, Nabónido fue el último rey de
tradice lo escrito en Jeremlas 25: 1 y 46:2. También se ha atacado el uso BabJ!onia antes de que los medo-persas se apoderasen del imperio ba-
que el escritor hace de la palabra «caldeo» y la referencia a Belsasar que bilónico. La segunda acusación uene que ver con el hecho de que au-
aparece en el capítulo 5.8 tor se refiere a Belsasar como «hijo de Nabucodonosor». Según la
La primera de las objeciones mencionadas se relaciona con la crono- crítica. el escritor de Daniel había cometido un doble error en este caso
logía que aparece en el libro de Daniel. El escritor afirma ( 1: J) que panicular.
Nabucodonosor rey de Babilonia sitió a Jerusalén en el año tercero de Sin embargo, ambas objeciones han sido satisfactoriamente contes-
Joacim mientras que Jeremías afirma (25: 1 y 46:2) que Nabucodonosor tadas. Hace aproximadamente medio siglo que un grupo de arqueólogos
derrotó a los egipcios y sitió a Jerusalén en el cuarto año de Joacim. desenterró en las ruinas de Babilonia evidencias insertas en piedra con-
Contemplado a simple vista. parece haber una contradicción entre los teniendo el nombre de Belsasar. Estos descubrimientos arqueológicos
dos pasajes. Sin embargo, ha sido demostrado que no existe runguna también demostraron que Nabónido vivió en Teirna durante la mayor
22 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO INTRODUCCIÓN· EL LIBRO DE DANIEL ANTE LA CR{T/CA 23

parte de su reinado, habiendo dejado el control del gobierno a su hijo La cuestión lingüfsuco-filológica ha sido estudiada durante varias
mayor Belsasar, '-' En cualquiera de los casos el uso es correcto, ya que décadas a la luz de los más recientes descubrirruenros arqueológicos.
Belsasar era nieto de Nabucodonosor a la vez que su sucesor." Era cos- incluyendo los manuscritos del mar Muerto. Uno de los expertos que ha
tumbre de las civilizaciones antiguas identificar a sus reyes como «hijo» estudiado este asunto es K.A. Kitchen, profesor de egiptología de la
del monarca más famoso que la nación hubiese tenido. De modo que Universidad de Liverpool, quien ha afirmado lo siguiente:
cuando Daniel se refiere a Belsasar como «hijo» de Nabucodonosorestá
correcto tanto histórica como culturalmente. La explicación más pertinente en cuanto al porqué esos seis
En resumen, la crítica ha pretendido demostrar infructuosamenteque capítulos fueron escritos en lengua aramea es porque su con-
el libro de Dame) fue escrito durante el período de los macabeos como tenido está primordialmente relacionado con el plan de Dios
Vaticinia post eventum por alguien que no estaba totalmente familiari- para con los gentiles. De modo que. providencialmente, la por-
zado con los hechos históncos ) a eso atribuyen Jos errores históricos ción que tiene que ver con los gentiles está escnta en la lengua
que supuestamente han descubierto en el libro de Daniel. Lo cieno es, de los gentiles. El completo repertorio de arameo bíblico. en
sin embargo. que un estudio cuidadoso de los detalles históricos propor- parucular el que aparece en Daniel. ha sido enumerado. anah-
cionados por Daniel revela que el autor estaba bien compenetrado con zado y comparado con et fondo histórico de inscripciones ob-
los hechos que relata y lo hace con absoluta corrección histórica. El pro- jetivamente fechadas con papiros en arameo antiguo e imperial
feta Daniel demuestra estar debidamente familiarizadotanto con la his- v con los idiomas afines semítico occidental ) acadio
toria como con las costumbres de su época. (Babilonia} Asiria) El resultado ha sido que nueve décimas
del vocabulario es atestiguado en textos del siglo v a.C o an-
ARGUMENTOS LINGÜÍSTICO-FILOLÓGICOS terior a dicha fecha. P
EN CONTRA DE LA AUTENTICIDAD DE DANIEL
Otra línea de argumento frecuentemente usada contra el libro de Da- En realidad. muchas veces se pasa por alto el hecho de que el libro de
niel está relacionada con el aspecto lingüístico-filológico del libro. Se- Daniel fue escruo después de que los medo-persas se habían apoderado
gún la críuca, el vocabulario usado por el autor del libro de Daniel revela de Babilonia y que el autor del libro sirvió bajo el nuevo gobierno por
una composición tardía. El connotado erudito S.R. Driver, refiriéndose varios años. Ciertamente. no debe ser extraño que el e. critor incorpora-
al tiempo de la composición del libro de Daniel. a fines del siglo pasa- se dichas palabras. máxime cuando son palabras que tienen que ver con
do, declaró:«Las palabraspersas presuponen. un período de pués de que cuestionesde admirustracién gubernamental. También se ha descubier-
el imperio persa estaba bien establecido. las palabras griegas demandan. to que aproximadamente la mirad de las palabras persas usadas por el
el hebreo apoya. y el arameo permite, una fecha posterior a la conquista autor de Daniel aparece principalmente en escotos en arameo pertene-
de Palestina por Alejandro Magno (332 a.C.).»'s cientes al siglo \ 1 a.C.11
Lo que Driver y otros pretenden afirmar es que el libro de Daniel fue Tocantea las tres palabras griegas que aparecen en el libro de Daniel,
escrito en el período helenístico, durante e1 tiempo de la guerra de los e. de interés notar que son nombres de instrumentos musicales. Es de
macabeos contra Antfoco Epífaaes por el año 165 a.c. y no a fines del sobras conocido que mucho antes de las conquistas de Alejandro Mag-
siglo vr a.c .• como sostienen los eruditos conservadores. no (332 a.C.). los griegos tenían relaciones comerciales y culturales con
El argumento tiene su raíz en el hecho de que el libro de Daniel fue las naciones del Oriente Medio. De modo que no es de extrañarse que
escrito en dos idiomas: los capítulos 1: 1 al 2:4 y del 8: 1 al 12: 13 fueron instrumentos musicales de origen griego fuesen a parar a las cortes im-
escritos en hebreo mientras que desde el capítulo 2:4 hasta el 7:28 está periales de Babilonia y Persia. Como expresa un escritor:
escrito en arameo."
La crítica objeta el hecho de que aparecen unas diecinueve palabras En verdad. el argumento basado en la presencia de palabras grie-
de origen persa (casi todas en la porción de arameo) y tres palabras de gas se convierte en una de las más contundentes evidencias de
origen griego en el libro de Daniel. En base a esa supuesta anomalía, se que el libro de Daniel no pudo haber sido escrito tan tarde como
pretende concluir que las profecíasde Daniel fueron escritas hacia me· en el período griego. Para el año J 70 a.C. un gobierno de habla
diados del siglo u a.C, griega había estado ya en control de Palestina por 160 años. y
24 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO INTRODUCCIÓN· EL LIBRO DE DANIEL ANTE LA CRÍTICA 25

expresiones gnegas políticas y administraúvas ciertamente ha- En cuanto a la utilización de vocabulario apocalíptico no debería existir
brían invadido el vocabulario del pueblo subyugado." asombro alguno. Otros libros proféticos como Joel, Ezequiel y Za.carías con-
tienen dicho género lilerario. La literatura apocalíptica es propia del ambiente
Lo verdaderamente sorprendente no es que aparezcan tres palabras exílico y del mensaje escatológico. Ambos están presentes en Daniel.
(y sólo tres) de origen griego en todo el libro de Daniel, particularmente
cuando dichas palabras son nombres de instrumentos musicales. Lo ver- ARGUMENTOS EXEGfrlCOS CONTRA EL LIBRO DE DANIEL
daderamente in ólito es que si el libro fue escrito. como afirma la críti- Comenzando con el filósofo neo-platonista, Porfirio. hasta nuestros
ca, en el año 165 a.c .• sólo contase con tres palabras de origen griego. días, un número considerable de teólogos y eruditos ha afirmado que el
Debe recordarse que para ese tiempo la cuJrura helenístíca estaba en su Libro de Daniel es Yaticinium ex eventum. En la opinión de estos exper-
apogeo. De modo que si el libro de Daniel hubiese sido escrito en el año to . el librofue escritopor alguien que vivió mucho después que los su-
165 a.C; su contenido debía haber reflejado la influencia de la cultura cesos re/aradostuvieron lugar. De modo que, si esa conclusión es cierta.
dominante de aquella época que. sin duda, era griega En realidad. lo el escritor registró hechos históricos pero lo hizo en esuto profético.
que debía sorprender a la crítica es que todo el libro de Daniel no hubie- Los que así piensan, claramente niegan la existencia de lo obrenam-
ra sido escrito en griego si. como ellos mi mos afirman. fue escrito en el ral o milagroso. Es decir. afirman que es impo. ible que alguien sea ca-
año 165 a C .. cuando la helenizacién estaba en su apogeo. paz de escribir hechos histórico" antes de que ocurran como
evidentemente aparecen en el libro de Daniel En otras palabras. la críti-
ARGUMfNTOSTEOLÓGICOS CONTRA El LIBRO DE DANIEL ca lanza su ataque al mismo corazón del libro de Daniel. afirmando que
Según la críuca, el libro de Daruel contiene una teología demasiado es una imposibilidad profética-"
avanzada para haber sido escrito a finales del siglo vr a.c. Los que ª'¡ La críúca afirma que el libro de Daniel fue escrito en tiempos de
opinan. afirman que la teología del libro de Daniel armoniza más bien Antioco Epífanes IV. quien reinó entre los años 176 al 164 a.C. Esos años
con los escritos apocalípticos del período macabeo y tiempos posterio- fueron difíciles para los judío debido al amisemiusmo y a la crueldad
res. Generalmente. e impugna el hecho de que el libro de Daniel con- de Amioco. Se dice que el autor del Libro de Daniel escribió con eJ pro-
uene doctrinas acerca de los ángeles. la resurrección y el juicio venidero. pósito de estimular a sus compatriota'> a luchar contra el cruel rey. Tal
que se hallan demasiado desarrolladas y que pertenecen más bien al pe- conclusión tiene como objetivo negar el carácter profético del libro de
ríodo postenor a los macabeos. Daniel y al mismo tiempo impugna la naturaleza sobrenatural del regis-
En respuesta a e a objeciones debe observarse que la doctrina de los tro profético.
ángeles se encuentra arraigada en todo el Antiguo Testamento. Tanto el Uno de los problemas más serios en contra de los que arguyen a fa-
Pentateuco como los libros históricos y proféticos contienen enseñan- vor del origen macabeo del libro de Daniel es. sin duda. la identifica-
zas abundantes tocante a los ángeles y su ministerio. La doctrina de la ción del cuarto imperio aludido en los capítulos 2 v 7. Los que fijan la
resurrección es enseñada en el libro de Job (19:25). en los Salmos 16:7 fecha de la escritura del libro en el año 165 a.C. se ven obligados a sepa-
y 17, así como en lsaías 53. En cuanto a la doctrina del juicio venidero. rar a los medo-persas y hacer que el cuarto de los imperios sea el de los
es mencionada en Isaías. Sofonfas, Hageo, Zacarías, Malaquías y los griegos. en lugar del Imperio Romano. Según esta línea de pensamien-
Salmos. Debe recordarse que el Antiguo Testamento hace referencia al to. los cuatro imperios simbolizados en la estatua del capítulo 2 eran:
«libro de ta vida» en Éxodo 32:32. 33 e Isaías 4:3. También debe notarse Babilonia, Media, Persia y Grecia. De ser así. el escritor del libro de
el contenido de lsafas 65:6, Salmo 69:28 y Malaquías 3:16 donde se in- Daniel habría estado escribiendo historia en lugar de profecía.
dica ta enseñanza tocante a un juicio final. Lo cieno es. sin embargo, que las evidencias internas provistas por
Algo que la crítica pasa por alto es que el libro de Daniel contiene los capítulos 7 y 8 de Daniel identifican a Medo-Persa como el segundo
una teología equilibrada tocante a Dios, el hombre, la Biblia. Ja oración, imperio y a Grecia como el tercero, dejando solamente la posibilidad de
la providencia de Dios. la ley y otros aspectos de la doctrina bíblica. que el cuarto imperio sea el romano. Esto, por supuesto, ha sido amplia-
Tampoco debía resultar extraño que Dios revele alguna nueva verdad mente confirmado por la historia antigua.21
por medio de uno de sus profetas. La tendencia de la crítica es negar lo Tal vez ta confusión en cuanto a la identificación de los imperios se
sobrenatural y esa es una de las razones fundamentales del esfuerzo por centra en el hecho de que los capítulos 7 y 8 hablan de un cierto «Cuerno
desacreditar ta teología del libro de Daniel.

--
26 DANIEL ) EL REINO MFSIANICO INTRODUCCIÓN: EL LIBRO DE DANIEL ANTE LA CRÍTICA 27

pequeño». Debe notarse, sin embargo. que el «Cuerno pequeño» del capí- ciona detalles que solamente alguien que vivió en el siglo vt hubiese
tulo 7 aparece en la cabeza de la cuarta bestia. se opone al Anciano de notado (ver 8:2). TaJ vez uno de los segmentos más sorprendentes del
días y es destruido por intervención divina. Después de esto los remos libro es el capítulo 9. AIJí el e critor profetiza la venida del Mesías y su
del mundo son dado a los santos del Altísimo. El «cuerno pequeño) muerte Aún en el absurdo de que el libro hubiese sido escrito en el año
del capítulo 8 es el retoño que brota de uno de los cuatro cuernos del 165 a.C.. la crítica tendría que explicar satisfactoriamenteel origen de
macho cabrío». o sea Grecia. Ese cuerno pequeño salió de Siria. uno una profecía can estupenda.
de los cuatro remo en que se div idió el imperio de Alejandro Magno El censen o general de los erudito conservadores es que el libro de
después de su muerte en el año 323 a.c. El cuerno pequeño que aparece Daniel es el producto genuino de aquel judío que fue llevado cautivo
en el capítulo 8 es. sin duda, Antíoco Epífanes IV. quien cumplió esa por Nabucodonosor en el año 605 a.c. y que vivió más allá del período
profecía entre los años 175 al 164 a.c. La relación existente entre am- neobabilónico hasta los tiempos en que los medo-persas se apoderaron
bos «Cuernos pequeños» es más bien tipológica. El del capitulo 7 repre- de la ciudad de Babilonia. Ese era Daniel, quien por el año 535 a.c. y
senta a un personaje escatológico quien es destruido por el Señor el día bajo la superintendencia del Espíruu Santo. escribió la' maravillosas
de su venida. mientras que el del capítulo 8 es un prototipo del «Cuerno profecías que llevan su nombre y que revelan el plan de Dios para con
pequeño» escatológico." Ambos. sin duda, pertenecen a épocas distin- los gentiles y para con la nación de Israel.
tas de la historia. aunque el del capítulo 8 es una especie de precursor
del mencionado en Daniel 7:8. MARCO HISTÓRICO DEL PROFETA DANIEL
En resumen, se ha examinado de manera escueta las principales ob- Daniel nació por el año 625 a.C. en un hogar de la nobleza judía."
jeciones formuladas contra el libro de Daniel. Estas objeciones abarcan Aunque nada se sabe de su vida aparte de la información registrada en
aspectos históricos, lingüísticos, filológicos. teológicos y exegéticos. A el libro canónico que lleva su nombre, se sabe que fue uno de los jóvenes
pesar de los ataques y los esfuerzos de la crítica orientados a destruir la judíos llevados cautivos por Nabucodonosor. rey de Babilonia. en el año
autenticidad del libro de Daniel, esta profecía continúa demostrando ser 605 a.c. La vida de Daniel abarca el período de tiempo en que los
de ongen divino y Ja clave para la interpretación de gran parte de la re- babilonios y los medo-persas iuv ieron el control de todo el Oriente Medio.
velación profética de las Escrituras. particularmente las del Apocalipsis. El imperio neo-babilónico tuvo u comienzo en el año 626 a.C .. con
Desde Porfino hasta nuestros días. la crüica racionalista rehúsa aceptar el acce o al trono de Nabopolasur, el padre de Nabucodonosor Il.
lo sobrenatural o milagroso tal como aparece en Ja profecía de Daniel y Nabopolasar, como él mismo admite. no era de origen noble o real. sino
en muchos otro' libros del Canon Sagrado. que procedía de una familia humilde. ..:o De cieno modo. Nabopolasar se
las arregló para convertirse en un jefe militar de los caldeos en el urde
AUTENTICIDAD DEL LIBRO DE DANIEL Babilonia. En el año 626 a.c.. a raíz de la muerte de A urbanipal. rey de
A pesar de lo esfuerzos por parte de la crítica racionalista encamina- Asiria, Nabopolasar fomentó una rebelión que lo colocó en el trono de
dos a negar la autenticidad y la canonicidad deJ libro de Daniel. tanto Ja Babilonia, comenzando una serie de campañas expansivas que le pro-
tradición cristiana como la judía han reconocido que dicho libro perte- porcionaron cierto presugio,
nece, con todo su derecho. al conjunto de escritos autornauvos que for- En el año 615 a.c .. trató de capturar la ciudad de Asur pero fracasó.
man el Canon Sagrado. lográndolo. sin embargo. al año siguiente aJ formar una alianza con los
El Señor Jesucristo confirmé la autenucidad de la profecía de Daniel medos. Dos años más tarde, es decir, en el 612 a.c.. Nabopolasar, con la
y habló de su cumplimiento en Mateo 24: 15 (ver también Mt. 16:27: ayuda de Ciáxares, rey de los medos, capturó la ciudad de Nínive, po-
19:28; 24:30; 25:31 y 26:64).2~ Ciertamente la integridad de Cristo ja- niendo fin a la hegemonía asiria y al mismo tiempo elevando a Babilonia
más debe ponerse en tela de juicio. Es evidente, además, que el libro de a la supremacía del poder en el Oriente Medio.
Daniel era popular entre los judíos como lo demuestra el hecho de que El faraón Necao de Egipto trató de ayudar a Jos asirios. pero sin po-
copias de dicho libro fechadas por el año 150 a.c. han sido encontradas der lograrlo. En el año 605 a.C. tuvo lugar una de las más importantes y
entre los manuscritos del mar Muerto." decisivas batallas de la historia antigua. Cerca de Carquemis. en las
El escritor del libro de Daniel muestra un conocimiento correcto de márgenes del río Éufrates, se enfrentaron el ejército egipcio capitanea-
la historia y de la cultura del siglo v1 a.C. De manera cuidadosa propor- do por el faraón Necao y el babilónico bajo el mando de Nabucodonosor
28 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO INTRODUCCIÓN: EL LIBRO DE DANIEL ·\NTf IA (RITl(.A 29

ll En dicha batalla, Nabucodonosor derrotó a los egipcios de manera Estos libros son espunos y reflejan peculiaridades religiosas popula-
aplastante. Como resultado de dicha victoria, Babilonia incorporó la res durante el período intertestamenturio. Todos los estudiosos del tema
mayor parte del territorio del antiguo imperio de Asiria y el dominio de reconocen la inmensa diferencia entre estos libros y los genuinamente
la región de Mesopotamia.27 canónicos.
En el año 605 a.C .. y posiblemente al nusmo tiempo en que se pelea-
ba la batalla de Carquemis, Nabopolasar murió. Al saber la noticia de la DEFINICIÓN DE LITERATURA APOCALÍPTICA
muerte de su padre, Nabucodonosor se marchó a Babilonia acompaña- Para llegar a una definición correcta de la «literatura apocalfptica»,
do de algunos íntimos amigos y el 6n de septiembre del año 605 a.c .. es necesano tomar como punto de partida la palabra griega apokalypsis
fue coronado re}. Seguidamente se marchó de nuevo aJ campo de bata- que da nombre al último libro de la Biblia. e:-. decir. el Apocalipsis. En
lla. logrando incorporar a su territorio Siria y Palestina. realidad. el ÚlUIO literatura apocaliptica originalrneme fue lomado de
Fue también en el año 605 cuando Nabucodonosor, de paso por Jeru- Apocalipsis 1: l.
salén. llevó consigo algunos cautivos, incluyendo a Daniel y a sus ami- Apocalipsis l: 19 proporciona la div isión natural de dicho libro. La
gos Sadrac, Mesac y Abed-nego. i• Después de un período de pnmera parte. «las cosas que has visto», era la visión que Juan tu' o del
entrenamiento en la cultura babilónica que duró por lo meno tres años. Señor en el capítulo 1. La segunda parte. «las [co...as] que son». es decir.
Daniel comenzó su largo mínisteno en el exilio. sirviendo bajo tres go- la" cartas u las siete iglesias en los capítulos 2 y J. Por último, «las f co-
biernos di tintos. Hacia el final de su carrera. taJ vez por el año 535 a C . . as 1 que han de ser después de éstas», abarca la presentación escatológica
Daniel escribió la profecía que lleva su nombre. de la tribulación, la segunda venida de Cristo. el reino mesiánico y el
estado eterno en Jos capüulos 4 al 22. fa esta última ...ección la que pro-
LA LITERATURA APOCAlf PTICA Y El LIBRO DE DANIEL porciona la clave para una definición de la literatura apocaliptica,
La palabra «apocalfptica» se usa para clasificar ese cuerpo de litera- Las siguientes características pueden ser observ adas en esta última y
tura que posee las siguientes características: ( 1 ) origen o trasfondo exíhco; gran sección del libro del Apocalipsis:
(2) una forma literaria caractenzada por el uso de símbolos y visione :
(3) un guia o intérprete divino: (4) un contenido escatológico por el cual 1. El contenido profético: No en el sentido de la proclamación de ver-
Dios estimula a aquellos que sufren a causa del exilio y 5) una manifies- dades de Dios y sucesos que van más ull:í del tiempo histórico pre-
ta esperanza en la venida del Mesías-libertador. sente } <e extiende hasta el final de la historia y el tiempo. Puede
decirse. por lo tanto, que toda literatura apocalíptica es profética.
LITERATURA APOCALf PTICA SEUDOEPIGRÁFICA aunque no coda literatura profética es apocalíptica.
el período intertestamemario y princípalmente en los años
Durante 2. El fondo exilico: Una segunda característica de la literatura
200 al 100 a.C .• surgió una cantidad considerable de literatura anónima apocalíptica es su trasfondo cxflico. Los escritores Je este género
con características apocalípticas pero sin autoridad canónica. La mejor literario vivieron bajo la opresión de pueblos gentiles y generalmente
parte de dichos libros procedía de Ja ciudad de Alejandría. confinados al exilio.
Los libros apocalípticos no canónicos son denominados seudoepígrafa 1. Revelación por medio de visiones: La literatura apocalíptica se ca-
porque fueron escritos por seudónimos. Entre ellos se cuentan: racteriza, además. por el contenido de visiones como medio de re-
velación. Dichas visiones están repletas de símbolos. al igual que
1. Enoc (c. 164 a.C.). de acciones simbólicas y hechos familiares al recipiente. Este as-
2. El testamento de los doce patnarcas (fines del siglo n a.C.). pecto hterano se destaca sobremanera en la tercera sección del libro
3. Los oráculos sibelinos ( 150 a.C.-200 d.C.). del Apocalipsis.
4. La asunción de Moisés (30-6 a.C.). 4. Las visiones pueden contener stmbolismo: Un cuarto aspecto que so-
5. Enoco Libro de los secretos de Enoc (siglo 1 a.C.). bresale en la literatura apocalípuca es el simbolismo. Las visiones
6. Baruc o Apocalipsis sirio de Baruc (fines del siglo t a.C.). registradas por el vidente están saturadas de símbolos )' acciones sun-
7. Baruc o Apocalipsis griego de Baruc (siglo u a.C.). bélicas (Ap. 6: 11 ss. 8·2ss, 12 1 ss: 17· I 8). Es más, dichas visiones
necesitan la intervención de un intérprete paru su comprensión.
30 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO INTRODUCCIÓN: El LIBRO DE DANIEL ANTE LA CRÍTICA 31

5. Dirección divina e intérprete: Otra característica predominante es cir, contenido profético, fondo exílico, revelación por medio de visio-
un personaje celestial o mensajero divino, un ángel, que guía al vi- nes, uso de símbolos, y el intérprete celestial que descubre el signifi-
dente a través de las visiones e interpreta aquellas porciones que re- cado y contenido escatológico. De modo que la sección profética del
sultan incomprensibles al escritor. En el caso de Juan en el libro de Daniel encaja perfectamente en la clasificación de literatura
Apocalipsis, éste reconoce que el mensaje de Dios le fue enviado apocalíptica.
por mediación de un ángel (Ap. 1:1; 22:6, 16). Normalmente la in- La literatura apocalíptica debe ser interpretada con sumo cuidado, si-
terpretación es provista por un ángel (Ap. 4: 1; 10:9, 11; 11: 1-12; 21 :9. guiendo la hermenéutica normal o natural, teniendo en cuente la gramá-
10, 15; 22: 1, 6. 8-10), aunque a veces Dios mismo da la interpreta- tica, la historia, la cultura y Ja naturaleza propia del género literario que
ción (Ap. 1: 19-20: 21 :38; 22: 12-20), o uno de los veinticuatro an- se interpreta. Por encima de todo, el intérprete debe recordar su necesi-
cianos (Ap. 5:5; 7:13). dad de depender del ministerio del Espíritu Santo.
6. Contenido escatológico: La tercera sección del libro del Apocalip-
sis es primordialmente escatológica. El contenido de los capítulos 4 NOTAS
al 22 de dicho libro concierne a la tribulación, a Ja segunda venida 1. Bruce K. Waltke. «The Date of the Book of Daniel». Bibliotheca Sacra,
del Señor, al reinado milenial de Cristo y al estado eterno. Vol. 133 (octubre-diciembre. 1976), p. 319.
2. Edward J. Young, Una tntroduccián al Antiguo Testamento (Grand Rapíds:
En base a lo que se ha mostrado, es posible ofrecer la siguiente defi- TELL, 1970), p. 231.
nición: 3. Philip Schaff, History o/ the Christian Church, Vol. ll (Grand Rapids:
Eerdrnans, 1970). p. 1 O l.
4. Helmer Ringgren, Israelite Retigion, trad. David E. Green (Filadelfia:
La literatura apocalíptica es un género literario simbólico-visio- Fortress Press. 1966), p. 333.
nario-profético, escrito durante un tiempo de opresión y que 5. Gleason L. Archer Jr., Reseña crítica de una intraduccián al Antiguo Tes-
consiste de visiones que fueron registradas tal y como fueron tamento (Grand Rapids: Editorial Portavoz, 1981 ), pp. 418-443.
vistas por el autor y explicadas por un intérprete celestial y cuyo 6. Los eruditos que niegan la autoridad de la Biblia han formulado la teoría
contenido teológico es primordialmente escatológico." de que el canon del Antiguo Testamento se constituyó en etapas. La prime-
ra etapa fue la Ley o Torah (400 a.C.). la segunda fue Ja de los Profetas o
LITERATURA APOCALÍPTICA CANÓNICA Nabiim (200 a.C.). Y la tercera la de los libros de Sabiduría o Kethubim
Aunque existen diferencias de opinión entre los expertos en esta ma- ( J 00 d.C.). La realidad es que esa presuposición de la crítica carece de base
histórica ya que una triple división del Antiguo Testamento existía mucho
teria en cuanto a qué libros canónicos deben ser clasificados como lite- antes de los tiempos de Cristo. Pero lo que no existió nunca fue tres cáno-
ratura apocalíptica, no cabe duda que los libros de Ezequiel, Zacarías, nes. Véase Norman L. Geisler y Willíam E. Nix, A General Introduction to
Daniel y Apocalipsis poseen los requisitos indispensables que permite the Bible (Chicago: Moody, 1971 ), p. 151.
clasificarlos como apocalípticos canónicos. 7. Merrill Unger, lntroductory Guide to the Old Testameut (Grand Rapids:
Es importante. sin embargo, someter estos libros al criterio de la de- Zondervan, 1956), p. 393.
finición de literatura apocalíptica que se ha ofrecido anteriormente para 8. Se han formulado otras objeciones tocante a datos históricos que aparecen
comprobar si es correcto clasificar dichos libros como tal. en el libro de Daniel que no es posible mencionar por falta de espacio. Una
de las más interesantes es la referencia a Darío de Media (Dn. 5:3 J ). Para
LA SECCIÓN APOCALÍPTICA DEL LIBRO DE DANIEL una buena respuesta. véase el trabajo de John C. Whitcomb, Jr.. Darius the
Mede (The Presbyterian and Reformed Publishing Co., 1975).
El libro de Daniel se compone de dos partes principales. La primera 9. Edwin Thiele, The Mysterious Numbers of the Hebrew Kings (Grand
abarca los seis primeros capítulos, y es esencialmente histórica. La se- Rapids: Kregel, 1994). p. 185.
gunda, abarca los seis últimos capítulos y es esencialmente profética. 10. Los babilonios habían estado involucrados en una serie de conquistas
Además de ser profética, esa segunda parte pertenece al grupo litera- que les habían colocado en una posición prominente en el Oriente Me-
rio llamado literatura apocaltptica que hemos definido anteriormen- dio. En el año 605 a.C, Nabucodonosor. general y príncipe heredero de
te. En cada uno de los capítulos con contenido apocalíptico puede Babilonia. se enfrentó a los egipcios en la batalla de Carquernis (pn-
observarse las seis características apuntadas con anterioridad. Es de- mavera del año 605 a.C.). El 8 de agosto del 605 a.c . Nabopolasar, el
32 DANIEL \- EL REINO Mf.'i/ANICO INTRODUCCIÓN· EL LIBRO Df DANIEL ANrE LA CRÍTIO\ 33

padre de Nabuccdonosor, murió. El 6 de septiembre del mismo año el consenso general de los escritores conservadores e ... que nació ame' de
Nabucodonosor fue coronado rey de Babilonia. comentando :.t'-Í el año las reformas de Josfas, que tuvieron lugar en el año 621 a.C, Véase The
de su inauguración. Josía ... rey de Judá, murió en la batalla de Meguido Zondervan Pictorial Encvclopedia of tlu Bib!c, Vol. 11, p. 21.
en el año 609 y fue susuundo en el trono por su hijo Joacim quien co- 26 Bourñower, In and Aro1111d the Book o/ Daniel, pp, 90-91.
mentó a remar a fines del año 609 o a pnncipios del 608 a.C, Paro más 27 Véase The McMillcm Bibl( Atlas (Nueva York: McMillan. 1968). pp. 102-
información, véase Edward J. Young, Una introducción al Antiguo Tes- 105
tomento, pp. 423-424. 28. Nabucodonosor hizo otras dos incursiones en Palestina, En el año 597 a.C,
11. Para una respuesta a la objeción del uso del término -caldeo o, véase Archer, volvió a llevar más cautivos entre los que se contaba al profeta Ezequiel.
Reseña critica, p. 420 y Roben Dick Wilson. Studies m the Book o) Da- Finalmente. en el ano 586 a.C, dcstruyé la ciudad de Jerusalén y el templo
niel. Vol.1 (Grand Rapids: Baker, 1972). pp. 319-389. salomónico.
12. Para una di-cu ...i6n interesante de este tema. véase la obra de Roben Dick 29. Ralph Alexander, Hermeneutics of Old Testament Apocalyptic Luerature,
Wibon. Studies in 1/1e Book of Daniel, Vol 1 (Grand Rapids: Baker, 19721. (Dalla<;: Tesis doctoral inédua, 1968), pp, 3-5. Véase ademas. D S Rusell,
p. 319-366. T11t Method and Message of Je" i vh Apocahp11c (Londres: S.C \l • 1968).
13. Waltke, «The Dare of'the Book of Daniel». p. 328.
14. R.K. Harrison, lntroduction ro the Olá Testamem (Grand Rapid... : Eerdmans.
1973), p. 1114).
15. Citado por Bruce K. Waltke. «The Date of the Book of Daniel», p. 322.
16. El arameo es un idioma que pertenece a la rama noroccidental de la lengua
semítica. Tiene un vocabulario distinto al hebreo) también sus propia ...
peculiaridades gramaticales. Pero el arameo usado por Daniel a. reconoci-
do como «arameo imperial», o sea. una especie de linguafranca u'ada en
todo el Oriente Medio en transacciones comerciales y en cuestiones diplo-
máticas. Para más detalle .... véase The Zondervan Pictorial Encyclopedia
of tite Bibl~. Vol. l. pp, 249-255.
La explicación más pertinente en cuanto al porqué esos o;c1s capitulo'
fueron escritos en lengua aramea es porque su contenido está primordial-
mente relacionado con el plan de Dios para con los gentiles. De modo que.
providencialmente. la porción que tiene que ver con los gentiles c'lá escri-
ta en la lengua Je los gentiles.
17. K.A. Kuchen, et. al., Notes on Some Problems in the Book of Daniel ( Lon-
dres· The Tyndale Presc, 1970). p. 32.
18. /bid., p. J7.
19. Archer, Reseña critica de una Introducciónal Antiguo TeSll1J11e11to, p. 427.
20 W.A. Criswell. Expositorv Sermons 011 the Book of Daniel, vol. 1 (Grand
Rapids. Zondervan, 1968). pp. 32-34.
21 Para una excelente discusión tocante a la identificación del cuarto
impe- rio. véase Edward J. Young. Tire Prophecy of Dame/ (Grand
Rapids: Eerdmans, 1949), pp. 275-294.
22 Archer, Reseña critica de 11110 introducciónal Antiguo Testamento,p. 437.
Véase también. Harrison, lntroduction to tite Old Testament, p. 1129
23 Un excelente extudio tocante al testimonio de Jesús acerca del libro de D<1-
niel puede verse en Churles Boutílower. /11 and Around tite Boak of Da11it'I
(Gr.md Rapids: Kregel, 1977). pp. 286-293.
24 Menahen Mansoor file Dead Sea Scrolls (Grand Rapids, Eerdmans, 196-J),
p. 7.
25. La fecha exactu dd nacimiento de Daniel no es sabida con cxaciirud. pero
El ARGUMENTO DEL LIBRO DE DANIEL 35

plan a través del sueño que tuvo Nabucodenosor. Evidentemente dicho


sueño había causado tal impacto en Nabucodonosor que éste deseaba
DOS asegurarse de que obtendría la mterpreiacién correcta. Para ello deman-
dó que los abios consultado ... fuesen capaces de decirle el sueño en sí y
la interpretación del mismo. Debido a que nadie eru capaz de cosa se-
El argumento del mejante. Nabucodonosor promulgó un edicto que hubiese resultado en
la muerte de Daniel. Entonces el profeta pidió que el rey le diese tiempo
libro de Daniel y seguidamente invocó el favor del Dios del cielo. pidiéndole sabiduría.
Daos respondió y Daniel solicitó una entrevista con el rey para revelarle
el sueño. Fue así como Daniel descubnó el sueño a Nabucodonosor y.
además. interpretó su significado (2:31-45). En remuneración. el rey
colocó a Daniel en un lugar prominente dentro del reino.
La profecía de Daniel presenta el plan divino tamo para las naciones La historia de la humanidad. sin embargo. revela que los actos de Dios
gentiles como para Israel. El libro abarca grandes períodos históricos. no transcurren san recibir el reto de hombres malvados. Por esa razón.
pero al mismo tiempo provee un sorprendente número de detalles rela- Daniel registra los plane del hombre. que son diametralmente opuesto'>
cionados con el futuro de la nación de Israel y con la consumación de a los de Dio . En lugar de e ..perar el establecimiento del reino del «gran
·los tiempos de (o., gentiles». EJ desarrollo temático del libro. por lo tanto. monte», los hombres. controlados por el orgullo. procuran su propia glo-
no está basado en una cronología cansina de principio a fin. sino que ria. En el capítulo 3, Daniel presenta un ejemplo de cómo el hombre ha
proporcionase un énfasi-; inicial tocante a los gentiles (2: 1-7:28) segui- de afiado a Dios. Nabucodonosor establece un sistema falso de adora-
do de otro acerca de Israel (8: J-12: 13). ción cuando ordena la construcción de una gran imagen y decreta que
El profeta comienza con un breve bosquejo de su propia vida. Hace todos deben adorarla o sufrir la pena capital. Cuando el remanente fiel a
saber que había sido llevado cautivo a Babilonia por Nabucodonosor Otos rebú a lomar parte en aquella idolatría. es acusado delante del rey
En Babilonia, conjuntamente con otros jóvene . fue separado para una } sentenciado a monr quemado dentro de un gran horno. La liberación
preparación especial segun los deseos de Nabucodono ..or. Como parte milagrosa de aquellos judíos resultó en un tesumonio para quienes ha-
de esa preparación, Daniel habría tenido que comer alimentos conside- bían rechazado al Dio verdadero. De manera que Daniel demuestra que
rados ritualmente inmundos según las leyes judías. Por lo tanto. propu- lo., planes del hombre no frustran ru coartan los planes de Dios.
so en su corazón que no se contaminaría comiendo lo que era inmundo. En los capítulos 4 al 7. Daniel presenta algunos de los acontecimien-
Dios bendijo la determinación de Daniel de modo que fue relevado de tos y siruaciones que ocurrirán en la realización del plan de Dios para
la obligación de comer aquellos alimentos babilónicos. Además. Dios con los gentiles. Primero. menciona que Dios juzgará la arrogancia de
hizo que prosperase en aquel medio ambiente pagano. Por consiguiente. los gentiles (4: 1-5:31 ). El profeta usa tu vida de Nabucodonosor para
en el primer capítulo del libro. Daniel establece su carácter y cualidades ilustrar cómo Dios contenderá con el orgullo de los hombres Después
personales con miras al ministerio profético al que Dios le ha llamado. que Nabucodonosor relata un sueño que tuvo, Daniel interpreta el signi-
Debido a que Daniel no era un profeta en sentido oficial sino un hombre ficado de dicho sueño. indicando que Nabucodonosor sería humillado
de gobierno, era vitalmente importante que expusiese sus cualidades pcr- hasta el día que reconociese que sólo Yahveñ es Señor. El juicio anun-
sonales y el hecho de que había sido dotado por Dios para realizar la ciado mediante aquel sueño sería anulado sólo si Nabucodonosor se arre-
función de profeta en tierra extranjera. pentía de su iniquidad (4:27). Aproximadamente después de un año de
Los capítulos del 2 al 7 tratan del plan profético para con los gentiles. su encuentro con Daniel, el orgullo de Nabucodonosor (4:30) provocó
Primeramente, Daniel relata lo que ha de suceder y seguidamente indica el cumplimiento del sueño (4:31 ). Cuando el rey reconoció la soberana
algunos detalles tocantes a la realización histórica del programa proféti- majestad de Dios. fue restaurado a su posición como líder de su pueblo.
co al que hace referencia. De modo que en el capítulo 2. Daniel registro Seguidamente Daniel procede a relatar el trato de Otos hacia las ac-
el plan de Dios para con las naciones gentiles. Dios dio a conocer dicho cienes desafiantes de los gentiles (5: 1-31 ). En un desatino de rebeldía)'
depravación. Belsasar ordenó que se trajesen los vasos sagrados que

34
3() DANIEL r EL REINO M[S/ANICO EL ARGUMENTO DEL LIBRO DE DANIEL
37

Nabucodonosor había sustraido del templo de Jerusalén para beber de


ellos durante la fiesta que había organizado donde se adoraban dioses tocante a Israel en forma semejante a como lo había hecho en la sección
falsos. Dicha acción era un desafío a Dio ... y una afrenta al carácter sa- relacionada con los gentiles. Esta segunda parte de la revelación está
grado de dichos vasos. Dios responde aJ reto pronunciando juicio inme- adornada con abundancia de detalles que clarifican lo tocante a La reali-
diato sobre Belsasar, Tan pronto Belsasar hubo profanado los vasos antes zación del plan divino con Israel Daniel tuvo una visión (8: 1) que reve-
del templo. apareció una mano que escribía Ja sentencia del juicio divi- laba la caída del imperio medo-persa bajo el poder del rey de Grecia.
no sobre el depravado rey. Una vez más. to ... falso ... profetas demo ...traron Después de la muerte del rey de Grecia quien había derrotado a los medo-
su impotencia. pues no pudieron descifrar lo escrito. Y una vez más fue persas. el imperio griego seria dividido en cuatro partes. Por m~dio de
llamado Daniel a dar la interpretación del extraño escrito que había apa- esta visión se revelaba quién controlaría a Israel durante una porción del
recido en la pared. La interpretación fue una sentencia de juicio para periodo llamado «los tiempos de los gentiles ...
Bel. asar. El factor que había precipitado dicho juicio era la irreverente Una segunda visión le sigue (9:23) en la que se revela el futuro de
arrogancia de Belsasar al usar los vasos consagrados a Yahveh en una Israel en relación con la forma final del poderío gentil mundial. Esta vi-
fiesta pagana. En aquella misma noche. Belsasar murió a manos de los sión tuvo lugar en respuesta a Ja oración de Daniel, quien al leer la pro-
conquistadores medo-persas (5· 3) fecía de Jeremías se percató de que el tiempo de la cautividad babilónica
Daniel entra en detalles respecto de la certeza del juicio que ha de estaba a punto de concluir. Dios envió a Gabriel para que revelase a
verur sobre los gentiles. A pesar de las maquinaciones humanas y de la Daniel el futuro de Israel bajo el poder romano. el último aspecto del
insensatez de sus líderes. el plan de Dios se cumplirá. La certeza del predominio gentil mundial. Finalmente, Dios establecerá su reino en el
cumplimiento del plan de Dios. a pesar de las tramas díabóhcas de los que Israel como nación jugará un importantísimo papel.
gentiles. es atestiguada por la propia experiencia de Daniel en el foso de Daniel 9 contiene la asombrosa profecía de las setenta semanas que
los leones. El hecho de que Daniel fue designado por Darío para ocupar Dios ha determinado sobre la nación de Israel y la ciudad de Jerusalén.
una elevada posición provocó profunda consternación y envidia entre En un período de 490 años. Dios cumplirá su plan con el pueblo que ha
sus subalternos de origen gentil (6: 1-3 ). De modo que procuraban por escogido. Las promesas hechas por Dios a Abraharn. Isaac. Jacoh y Da-
todos los medios deshacerse de Daniel. Por un lado. tu pureza moral de vid tendrán su cumplimiento cabal.
Daniel y. por el otro lado ....u fidelidad a Dios causaron que hombres En los tres capítulos finales. el profeta considera los detattes tocantes
malvados buscasen su destrucción. Daniel era una IUL. que revelaba la a la revelación de su plan profético para Israel. La revelación de dicho
pecaminosldad de aquellos hombres. Pero el profeta no fue intimidado plan. como ha se ha indicado. muestra que habrá serios conflictos. De
por sus amenazas ru por la sentencia que el re} se vio obligado a pro- modo que es natural y pertinente que Daniel haga referencia a _los me-
mulgar. De manera soberana, Dio . . protegió a Daniel y trajo juicio "obre dio . . que asegurarán la victoria de Israel sobre las fuerzas gentiles que
aquellos que querían destruirlo (6:24). han sojuzgado la nación ( 10: 1-12:2). Es así como Daniel deja ver que el
En el último capítulo (cap. 7) de esta sección acerca del plan profético Mesías traerá victoria cuando regrese en poder y gloria.
para con los gentiles. Daniel escribió la visión relacionada con los pode- Entonces Daniel da atención a los sucesos principales que ocurrirán
res mundiales de los gentile: s. En la visión Daniel comempló los poderes en el conflicto que fonna parte del plan profético para Israel ( 11 :2.-45).
gentiles que se sucederán y que tendrán el control durante to.. tiempos de Los líderes claves de Jos imperios persa, griego y romano son mencio-
los gcntile .... A su debido tiempo la forma final del dominio universal de nados. así como los sucesos importantes relacionados con el programa
los gentiles será destruida y será inaugurado (7: 17-18) el remo mesiánico. de Dios para Israel. Al final, sin embargo. todos los líderes y sus planes
De modo que. a pesar del mal igno poder de la bestia. Dio» Juzgará defini- serán reducidos a la nada y el reino del Mesías será inaugurado. Daniel
tivamente a las naciones e instaurará su reino. Daniel concluye la sección revela la promesa de Dios que librará a Israel del conflicto ( 12: 1-1.3).
del libro relacionada con el plan profético para con los gentiles. mostran- Los justos serán bendecidos y participarán de los beneficios del reino
do que el único Dios vivo y verdadero a la postre. marufestara que sólo Él del Mesías. Esto ocurrirá después que Dios haya dispuesto de aquellos
es el Soberano del universo. El resto del libro nene que ver con a.l plan que perseguían a Israel ( t 2:7). El resultado de la cesación del conflicto
profético para la nación de Israel (8: 1-12: 13). es que los justos entrarán a gozar de las bendiciones del Señor. De ese
En la segunda parte de su libro. Daniel registra la revelación profética modo se realizará el plan profético para la nación de Israel.
Los capítulos 11:36-12:13 ponen de manifiesto que la nación de Israel
38 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

sufrirá _días de t~ble persecución y tribulaciones. El «príncipe que ha


de verur», mencionado en Daniel 9:26 perseguirá a los hijos de Israel
quienes. por el tiempo que durará la semana 70 de Daniel 9:27. sufrirán
la má.-. insólita crisis. El libro de Daniel pone de manifiesto cómo el Dios TRES
Soberano se propone establecer u soberanía sobre la tierra. Se demostrará
que Ya,·eh es tanto Señor sobre Israel como sobre los gentiles.
Daniel ante la cautividad
babilónica (1:1-21)

Después de su notable victoria . . obre los ejércuos asirio-egipcios.


Nabucodonosor recibe la noticia de la muerte de su padre. En su marcha
a Babilonia para tomar posesión del trono, el futuro rey pasa por Jerusa-
lén. recibe tributos y lleva consigo cautivos. entre los que se encontra-
ban Daniel} algunos de los más sobresalientes jóvenes judíos. Estos
constituian el remanente fiel que daría testimonio de In gracia de Dio).
entre los genules.
LA DEPORTACIÓN DE DANIEL A BABILONIA (1:1-2)
Con lenguaje terso. Daniel resume lo acontecido durante la primera
incursión de Nabucodonosor en la tierra de Juda y particularmente en la
ciudad de Jerusalén·

En el año tercero del reinado de Joacun rey de Juda, vmo


~abucodonosor rey de Babilonia a Jerusalén. y Ja -.iuo. Y el
Señor entregó en su ... mano' a Joacim rey de Judá. } parte de los
utensilios de la casa de Dios: y los trajo a la tierra de Sinar, a la
casa del tesoro de su dios, y colocó los utensilios en la ca ..a del
tesoro de su dios ( l: 1-2).

La expresión «en el tercer año del reinado de Joacirn ... ». como se ha


indicado anteriormente. no es una contradicción de lo dicho por el pro-
feta Jeremías (46:2). Daniel, quien había vivido en Babilonia la mayor
parte de su vida. en el momento de escribir su libro usa Ja cronología
babilónica que consideraba el primer año del reinado de un rey como
«CI año de su inauguración», Jerernías. por otro lado. vivía en Jeru . . alén
y usa el sistema judío que pasaba por alto el año de mauguracion y co-
menzaba a contar el tiempo del reinado desde el momento del acceso de

39
...
40 DANIEL Y EL REINO MtSIÁNICO DANIEL ANTE LA CAUTIVIDAD BABILÓNICA 11: 1-111 41

un rey De modo que lo que Daniel llama «el tercer año» es exactamente años. Durante su reinado. la ciudad de Babilonia fuc embellecida. Entre
igual cronológicamente a lo que Jeremías llama «el cuarto año».' las obras más prominentes figuran los famosos jardines colgantes" y más
de treinta templos que dan testimonio del politeísmo de Nabucodonosor.?
JOACIM REY DE JUDÁ (1 :1 a).
Joacim era el hijo mayor de Josfas. quien vino a ocupar el trono de Y EL SEÑOR ENTREGÓ EN SUS MANOS A
Judá en el año 608 a.C; después que el faraón Necao había depuesto a JOACIM REY DE JUOÁ ... (V. 2a)
Joacaz. Joacim era un hombre perverso e inepto para reinar. Fue él quien Ciertamente Nabucodonosor pensaba que u poderío militar} su im-
ordenó que el rollo del libro de Jeremías fuese quemado. desafiando así pecable estrategia eran los causantes de su tnunfo sobre Jerusalén. pero
a la Palabra de Jehová (Jer, 36). Lo once años de su reinado no pudie- en realidad era la soberanía de Dios que actuaba en cumpluruento de
ron haber 'ido má~ turbulentos. Sin duda, fue a causa de su rebelión por su perfecto plan. La palabra Señor .. no es Yahveh (el Dios guardador
lo que. en el año 597 a.C • Nabucodonosor sitió a Jerusalén por segunda del pacto). sino Adonai, que enfatiza la soberanía de Dios como Su-
vez llevándose más cauuvos. entre los que posiblemente se encontraba premo Señor de todas las cosas.' En un acto soberano de su voluntad.
el profeta El...equiel, Dios usa el poderío babilónico para castigar la maldad de la nación de
El reino de Judá había sido preservado algo más de un siglo después Israel.
del ce. e del reino del norte. Pero evidentemente ni los reyes ni el pueblo La expresión «entregó en sus manos» es una figura del lenguaje que
de Judá habían escuchado las palabras de los profetas que anunciaban el describe Ja impotencia de Joacim para hacer frente al ejército de
juicio de Dios sobre la nación. El escruor del segundo libro de Crónicas Nabucodonosor. El verbo «entregó .. (notan), e usa en el versículo 9.
explícitamente afirma que el rey «obstinó su corazón para no volverse a donde se traduce -puso (ci.y puso Dios a Daniel en gracia. .. »). Es decir.
Jehová el Dios de Israel» (2º Cr. 36: 13). También declara que «todos los Dio dio a Daniel gracia y buena voluntad frente al jefe de los eunucos.
principales sacerdote' y el pueblo aumentaron la iniquidad. siguiendo Aquí vemos una gran paradoja: ¡El Dios que soberanamente entregó a
todas las abominaciones de las naciones ) contaminando la casa de Joacim y parte de los utensilios del templo en manos de abucodonot or
Jehová. la cual él había santificado ea Jerusalén» (2° Cr, 36: 14). En re- del mi mo modo otorgó gracia y buena voluntad a Daniel!
sumen. el pueblo de Judá había violado el pacto mosaico, cometiendo El hecho de que Nabucodono or tornase solamente «parte» (miqsa1)
pecados de idolatrfa, menospreciando la Palabra de Jehová. proclamada de los vasos sagrados del templo explica el hecho de que en incursiones
a través de sus profetas. y había quebrantado la ley del año sabático (2º subsiguientes el emperador babilónico se llevó el resto de dichos obje-
Cr. 36:21 ).::i Fue a causa de la continuada rebelión, la idolatría y la viola- tos (2 R. 24:11-17).
ción de la ley del año sabático por parte de los israelitas por lo que la La tierra de Sinar es, sin duda. Babilonia," que en su uso bíblico «de-
intervención judicial de Dios tuvo lugar. nota la completa llanura aluvial de Babilonia entre el Tigris y el Éufrates.
Como resumen de los acontecimientos. dice Daniel que .. vino abarcando aproximadamente los ülurnos 320 kilómetros del curso de
Nabucodonosor rey de Babilonia a Jerusalén y la sitié» ( 1: 16). La refe- estos dos grandes ríos según el cauce que tenían en la antigüedad»."
rencia es. indudablemente. a la incursión hecha por Nabucodonosor con- Evidentemente, la tierra de Sinar estaba dividida en regiones o reinos
tra Jerusalén después de la batalla de Carquernis. En dicha ocasión (Gn. 10: 10). Fue allí donde Nimrod fundó el reino de Babilonia. típico
Nabucodonosor hizo al rey de Judá un vasallo y llevó consigo parte de de la corrupción moral. política y religiosa.11
los utensilios sagrados del templo de Jerusalén. Tal ocasión ponía de
manifiesto el carácter ascendente del poderío neo-babilónico. Y colocó Jos utensilios en la casa del tesoro de su dios ( l :2h)
Daniel se refiere a Nabucodonosor como «el rey de Babilonia», aun-
que en realidad todavía no hubfa ocupado el trono vacante a causa de la Nabucodonosor seguramente adoraba al dios Mnrduc, quien según el
muerte de su padre 1 El consenso general de los historiadores es que poema épico babilónico Enuma Elish, había logrado la ..upre.macía so-
Nabucodonosor fue uno de los reyes más sobresalientes de la antigüe- bre las demás deidades babilónicas después de haberlas vencido en ba-
dad. • Era el hijo mayor de Nabopolasar, fundador del imperio neo-babi- lalla.12 Marduc era considerado como el más sabio y más fuerte de todos
lónico. Se cree que tuvo dos esposas y, según datos arqueológicos los dioses. También. según la micología babilónica, fue él quien creó el
existentes, fue padre de tres h1jos.s Su reinado abarcó un período de 43 presente sistema cósmico. incluyendo al hombre a quien formó no del
42 DANIEL Y EL REINO ME:>IANICO DANIEL ANTE LA CAUTIVIDAD BABILÓNICA 11: 1-211 43

polvo de la tierra sino de la sangre que había creado. En realidad, la ado- El verbo «dijo» (heb. · amarv tiene aquí la fuerza de «mandar» u «or-
ración de Marduc tenía una profunda connotación política. Babilonia era denar». º1 El rey no hizo una petición, sino que dio una orden a su siervo.
la ciudad de Marduc. Al reclamar que Marduc era el dios supremo. los El nombre «Aspenaz» es de origen incíerto." aunque algunos expertos
sacerdotes afirmaban la supremacía de Babilonia sobre la.' demás ciu- sugieren la posibilidad de que tenga una derivación del persa antiguo-"
dades y territorios del Oriente Medio. 1' Es posible que los babi laníos o del arameo." El título de Aspenaz era «jefe de los eunucos» (heb, rab)
considerasen la v letona sobre los judíos en su carácter tamo político como y se usa aquí en referencia al encargado de la casa real Podría llamársele
rehgio o. ' Pensaban que Nabucodonosor había vencido a Joacirn del «jefe del personal del palacio» n Aunque se Je llama «Jefe de los eunu-
mismo modo que Marduc había vencido a Yahveh sin saber que el Sobe- cos ... la palabra «eunuco» (heb, saris), podría referir-e a un oficial del
rano (Adonai) cm el victorioso. palacio (como en el caso de Potifar en Gn. 37:36. quien era casado) o a
La tierra de Sinar, Babilonia. era sm duda un centro religioso. Las un verdadero eunuco." Aunque la palabra «eunuco» podía usarse meta-
excavaciones arqueológicas han producido suficiente información para fóricamente. lo más probable es que tanto Daniel como sus arrugos hu-
afirmar que tanto los babilonios como su'> parientes, los asirios. imita- biesen sido castrado con la finalidad de que pudiesen hacer un mejor
ron y hasta adoptaron los concepto'> religiosos de los sumerios. ·• quie- trabajo en el palacio real." Lo cierto es que no 'e conoce si Daniel con-
nes habían ocupado la parte baja de \fesopotamia antes que los acadios. trajo mammonio en Babilonia. Por lo que se puede deducir. no lo hizo.
Al igual que los sumerios. los babi lomos adoraban los tres dioses cós-
micos; delo. aire y tierra. a quienes llamaban Anu. Enlil v Ea. También De los hijos de Israel. del linaje real de los prfncipes .. ( 1:3)
rendían culto a una trinidad astral compuesta por la Luna. el Sol y Venu.,
tSin. Shumash e Ishtor). 111 Los babilonios poseían un panteón de La expresión «hijos de Israel es el nombre teocrático del puebl.o es-
drvmidades clasificadas jerárquicamente. en el que Marduc ocupaba la cogido por Dios.~ La orden de Nabucodono"~r fue que_"~ e cog1e~~n
autoridad máxima." A esa tierra saturada de idolatría fue llevada cauti- «de entre Jos hijo de Israel». Es decir. que hubiese una rígida selección
va la nación de Israel. El Dios soberano castigaba a un pueblo rebelde de personas que reunieran ciertos requisitos. Primeramente tenían que
que había violado las estipulaciones del pacto (Dt. 28>. Israel permane- ser de «Ja simiente del reino» tmizzera hammluca) y. además. de «los
cería en Babilonia por ..eterna largos años. según lo había profetizado príncipes» (heb, partmim), La palabra «príncipes» literalmente signifi-
Jeremías (25· 1 1: 29: 10). Durante muchos años había practicado la ido- ca «nobles» o gente de la nobleza sin ser de la familia reul.lt> La selec-
latría en la tierra prometida a Abraharn. Ahora la nación había sido lle- ción debía ser realizada de manera meticulosa. E\ idemernente, en la
vada cautiva a Ja cuna misma de la idolatría. opinión de Nabucodono or, lo'> miembros de la nobleza ~ Je la famili_a
real debían de estar mejor calificados para llenar los rcquivnos que el
DANIEL Y SUS COMPAÑEROS SON ENTRENADOS demandaba O sea, que el rey babilónico había fijado ciertos criterios
EN LA CORTE BABILÓNICA (1:3-7) sociales para tos miembros del personal de su palacio
Nabucodonosor pretendía organizar un imperio que abarcase codo el Además de poseer excelentes cualidades sociales Nabucodonm.~r
mundo conocido en aquellos tiempos. Era su propósito usar lo mejor en exigía que los miembros del personal real fuesen poseedores de cuali-
c.uanto a material humano para el funcionamiento de su corte cosmopo· dades flsicas superiores. «Muchachos en quienes no hubiese tacha algu-
lita. De modo que el re}' ordenó que se hiciera una selección cuidadosa na». La palabra «muchachos» (heb. v ladim) no especifica la edad de la
de entre todos los jóvenes que habían sido traídos cauu vos. Esas circuns persona, pero es de suponer que Daniel t~ndría aproximadamente u~o~
rancias. aparentemente adversas. fueron usadas por Dios para colocar u quince años de edad. La expresión «no hubiese tacha alguna» (heb. i" tobe
Daniel en un lugar prominente en la corte babíl6nica. mar'elú, quiere decir «bien parecidos» o «hermosos». Puede notarse que
había un énfasis marcado en el aspecto físico, tal vez. por el hecho de
Y dijo el rey a Aspcnaz. jefe de sus eunucos. que trajese de los que «la belleza era considerada casi como una virtud.n" . .
hijos de Israel. del linaje real de los príncipes. muchachos en También se requerían cualidades intelectuales elevadas como lo indi-
quienes no hubiese Lacha alguna. de buen parecer, enseñados en ca ta frase «Y capaces de emprender un programa de estudios como los
toda sabiduna. sabios en ciencia y de buen encendimiento, e idó- que pretendía Nabucodonosor» Además de la capacidad para est~~1ar Y
neos para estar en el palacio del rey: y que les enseñase las le- entender, debían tener discermmiento y habilidad pura hacer decisiones
tras y la lengua de los caldeos ( 1 3-4).
44 DANIEL Y EL REINO ME~IANICO DANIEL ANTE LA CAUTIVIDAD BABILÓNICA 11: 1 ·11) 45

correctas. Finalmente, debían ser «sabios en ciencia y de buen entendl- duda, el rey creía que hacía un favor a aquellos jóvenes. Podemos notar
miento». Debe notarse el énfasis que el rey Nabucodonosor da a los re- razones para dicho favor: pnmero, para solicitar la buena voluntad de
quisitos intelectuales de su' servidores. Cada una de las frases usadas es los jóvenes; y. segundo, para asegurar una dieta completa (o equilibra-
como el crescendo en una composición musical. El re} deseaba tener en da) para que los jóvenes mantuviesen y desarrollasen cuerpos saluda-
su corte lo mejor de lo mejor. Los jóvenes seleccionados debían ser su- bles.»:" Aquellos jóvenes Judíos. además, debían beber del vano que se
periores en lo social, lo físico} lo íntelecrual.> Una vez eleccionados, servía en la mesa del rey El vino es una bebida común en el Oriente
dichos jóvenes permanecerían en el palacio real y serían enseñados en Medio y se clasifica según edad ) grado~. El he~ho de que Daniel } s~s
«las letras y la lengua de lo' caldeos». En otras palabras. serian amigos bebiesen del vmo que el rey bebfa enfatiza una vez más la cali-
«culturizados», o tal vez (usando un vocablo contemporáneo). dad de la dieta a la que se les sometía.
•comext~alizados~. La literatura de los babilonios era abundante y es- La frase ...y que los criase tres años» lileralmen~e significa «Y que ~os
taba escnta en tablillas de barro. Se han descubierto bibliotecas comple- hiciese grandes por tres años». La referencia es. sin duda. a la duración
tas de Ja lüeranira de los caldeos." del período de entrenamiento y al hecho de que se ~pernba que en tres
El significado de la expresión «lengua de los caldeos» no ha sido de- años Ja preparación recibida capacita~e a aquellos JÓVe?es tanto en lo
terminada con precisión, ya que la palabra «caldeo» (heb. kasdim¡ era físico como en lo intelectual para servir al rey. La expresión «se presen-
usada con diferente· connotaciones-v ( 1) Se usaba para designar a Jos casen delante del rey... connota la idea de ministrar o servir en la pre en-
habitantes del reino babilónico fundado por Nabopolasar y cía del rey. El verbo «presentasen» ( 'amads. significa literalmente «estar
Nabucodonosor; (2) también si: usaba para designar la clase sacerdotal de pie» y «delante de» (lipnei) s!gnifica .«~te el ros~o de». ~ modo
babilónica con sus sabios y magos. Algunos escritores opinan que la re- que al final de los tres años. los Jóvenes [udíos «estanan de pie an.te el
ferencia en Daniel J :4 tiene que ver con el uso étnico 1• Otros, por su rostro del rey». que equivale a decir sirvi~ndo d~lante de la P"':-"encia de
parte. creen que tiene que ver con una designación especial de la clase Nabucodonosor no como siervos domésticos, smo como administrado-
sacerdotal y sabios babilónicos." También hay quiene piensan que la res gubernamentales con responsabilidades de alta envergadura.
referencia abarca ambos significados Lo cierto e que, aunque lapa-
labra «caldeo» se usa en el resto de la Biblia en un sentido étnico (p.ej. Entre éstos estaban Daniel. Ananías. Misael y Azarías. de los
Gn. J 1 :28. 31: 15:7~ 2 R 24:2. 25:4. 5. 10. 13, 24, 25. 26: Job 1 :17: etc.), h•JOS de Judá. A éstos el jefe de Jos eunucos puso nombres. puso
en Daniel 1 :4 y 2:2. 4 se usa en el sentido esmero con referencia a hom- a Daniel. Beltsasar; a Ananías. Sadrac: a Misael, Mesac; y a
bres sabios o casia sacerdotal, mientras que en Daniel 5:30 y 9: 1 se hace Azarías, Abed-nego ( 1:6-7).
referencia a una raza o nación. De modo que puede concluirse que Da-
niel conocía ambos w.. os de dicho vocablo." No se menciona el total de jóvenes seleccionados para el entrenamien-
to: sólo se hace constar que el número era mayor que los cuatro judíos
Y les señaló el rey ración para cada día, de la provisión de la mencionados. Tampoco debe pensarse que e.1 grupo .estaba .com~uesto
comida del rey. y del vino que él bebía: y que los criase tres años, sólo de judíos. Lo más probable es que hubiese vanas na~1onahdades
para que al fin de ellos se presentasen delante del rey ( 1 :5). representadas entre los futuros cortesanos. El nombre Daniel en~a~za
la lista de los cuatro judíos mencionados .: q Dicho nombre puede signiñ-
El rey Nabucodonosor, siguiendo la costumbre del Oriente Medio, car «Dios es rru Juez». o «mi juez es Dios», o «Dios ha JUZgad0>>:40 Su
asignó la alimentación de Daniel y sus compañeros, además de estipular nombre fue cambiado al de Beltsasar seguramente con el propósito de
las comidas que debían comer. De manera meticulosa el rey señaló ta dar un sabor netamente babilónico al palacio real Algunos opinan que
ración o porción que cada uno de aquellos jóvenes debía comer cada día. 0 Beltsasar procede del babilónico balatsu-usur que quiere decir «prote-
La expresión «de la comida del rey» imippatbag hammeteki se refiere ge su vida». Es más probable, sin em~ar~o. que In raíz de dicho nomb~~
al hecho de que los participantes disf rutarían de la misma clase de co- sea Belti-shar-usur (Dn. 4:8) que significa. «Belu, protege ~l rey» ..
mida que el rey. Ciertamente, el texto hebreo no sugiere la existencia de «Ananías. cuyo nombre signiñca « Yahveh ha mo~lra~o su gracia». reci-
algo dañino ni en lo moral ni en Jo físico en la dieta asignada por bió el nombre de Sadrac. posiblemente una cornbinación de sudur(man-
Nabucodonosor a los jóvenes judíos. Jb Pero, como señala un escntor: «Srn da) y aku (dios a la luna)." También podía ser una perversión del nombre

...
46 DANIEL )'EL REINO MESIÁNICO DANIEL ANTE LA CAUTIVIDAD BABIL ÓNl(A f 1; 1-21 J 47

Marduc (el daos principal de los babilonios)." Misael significa «¿quién minarse» (forma hitpael del verbo .~a 'al). La forma hitpael expresa una
es como Dios?» y recibe el nombre babilónico Mesac que posiblemente acción verbal reflexiva. De modo que la determinacién solemne de Da-
signifique «¿quién es lo que Aku es?,.. Por último. a Azarías, que signi- niel era no contaminarse a -.1 mismo participando de la dieta que se le
fica -Jehová ha ayudado». se le da el nombre Abed-nego, o sea. •siervo había a..agnado. Un cornentansta lo explica del modo siguiente:
de Nebo- ....
En cuanto al porqué del cambio de los nombres. un escritor sugiere El panicipar de la comida traída de la mesa de rey era para ellos
lo siguiente: contaminador. porque estaba prohibido por la le); no tanto por-
que la comida no hubiese sido preparada según la ordenan_za
Los nombres paganos dados a Dame! y a sus compatriotas no levítica, sino que tal ver consistía en animales que para los is-
son tan fácilmente interpretados como sus nombres hebreos, pero raelitas eran inmundos. ya que en dicho caso los jóvenes no es-
probablemente. se les dieron como un gesto para acreditarle a raban bajo la necesidad de abstenerse del vino. Pero la, razón de
los dioses paganos de Babilonia la victona sobre Israel y divor- su abstención era que los paganos en sus fiestas of rectan en sa-
ciar aún más a aquellos jóvenes de su trasfondo hebraico:" crificio a sus dioses parte de la comida y la bebida y de este modo
consagraban sus comidas mediante un rito ~eligaos~; por lo tan-
Pero a pesar de todos los esfuerzos de Nabucodonosor y sus vasallos to. no sólo aquel que participaba en lal comida participuba en la
por conseguir una completa identificación de Daniel y sus compañeros adoración a ídolos, sino que la comida y el vano como en todo
con la cultura y la religión babilónicas. éstos muestran una firmeza ab- eran la comida y el vino del sacrificio a un ídolo y participar de
soluta en sus principios y una fidelidad inamovible a Yahveh, su Dios. éste. según lo escrito por el apóstol ( 1 Co. 10:20) es lo rmsrno
que sacrificar a los demonios. El abstenerse de tal cornada y .be-
EL DECORO DE DANIEL V SUS COMPAÑEROS bida no manifiesta ningún rigorismo que exceda la ley mosaica.
FRENTE Al RETO DE LA VIDA EN BABILONIA (1 :8-16) tendencia que se manifestó en tiempos de los macabeos.'

Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción La determinación de Daniel ) sus compañeros de no participar de_ la
de la comida del rey. ni con el v ino que él bebía; pidió. por tan- comida y la bebida del re} era una demostración d~ valor y lealtad dig-
to. al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse. nos del mas alto reconocimiento. Negarse a cumplir una orden promul-
Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe gada por el re)· ponía en peligro sus vidas. Cie~~eme la ~omida era
de los eunucos ( 1 :8-9). atractiva y. de seguro, agradable al paladar. L:a}eJanta de la uerra d~ sus
padres y las circunstancias del momento facilitaban que aquel~os JÓ\e-
La fe de aquellos jóvenes judlos fue sometida a prueba. Ante nes hubiesen pasado por alto sus principios con ~iertaju,titicac1ón. Pero
ellos tenían la oportunidad de renunciar a lo principios religiosos que aquellos cuatro jóvenes judíos habían determinado en 'us_ cor~ones
habían aprendido durante la niñez o mantenerse firmes en dichos honrar a Dios por encima de todo. aún al precio de sus propias 'idas
principios. Daniel y !>US amigos no se dejaron controlar por las
circunstancias. Pidió, por lo ramo. al jefe de los eunucos que no se les obligase
a contaminarse (v. 8).
Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse.. él bebía ...
( 1 :8). El verbo «pidió» (heb. »baqqesh¡ es una forma acu~a intensa va (piel)
que se usa para indicar la fuerzu de 1.a acción. E~ la misma pal~b1:a .que
Parece ser que la decisión de Daniel incluía también a sus tres com- se usa en 2 Samuel 12: 16 en que David ruega a Dios que salve la vida<!;
pañeros. Es decir, los cuatro estaban plenamente identificados en el mis- su hijo. Daniel se dirigió directamente al jefe de los eunu~os (Aspenuz)
mo propósito. El verbo «propuso» (forma qal de süm) significa «ponen) para formular su peución Este hecho demuestra tam~a.en integridad de
o «colocar». pero la fuerza de la expresión es «determinó o resolvió so- carácter por parte de aquellos jóvenes al hacer la solicitud a la persona
lemnemente ·•.""Tal determinación era una demostración palpable de indicada.
madurez espiritual en aquellos jóvenes. La decisión fue de «no conta-
48 DANIEL Y El Rfl.'10 MESIÁNICO DANIEL ANTE LA CAUTMDAD 8A8/l ÓNICA { 1: 1-21 J 49

La palabra traducida «puso» en 1 :9 en realidad es el verbo «dar» Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más
(11átt111 ).Dios dio gracia a Daniel en aquel momento de deci ... ión.49 Da- robusto que el de los otros muchachos. CJ: 15).
niel ) sus -:migo, habían determinado honrar a Dios. Dios a su vez pro-
vee la gracia y el favor para que se cumpla dicho propésiro ( 1º S. 2'.30: AJ final de la prueba de diez días durante la que Daniel y sus amigos
Stg, 4:6). El vocablo «gracia- thesed¡ se usa en el Antiguo Testamento estuvieron comiendo vegetales y cereales y bebiendo agua. su' rostros
tanto en referencia al hombre como a Dios. A veces ...e traduce • rniseri- se veían mejores (heb, tób) y más robustos (literalmente, «grueso de
cordia» (Gn. 24: 12. 1 S 20: 15) > otras veces «bondad» {Gn. 21 :23) En carne») que el de los otros muchachos. La descripción de Ja condición
conexión con Dios se usa para indicar su amor inalterable hacia su pue- física de los Jóvenes Judíos indica que estaban más saludables que aque-
blo (Sal. 5:7; 36:5). La expresión «buena voluntad» trahamim¡ es un llos que se habían alimentado con la comida de la mesa del rey. Cierta-
plural intensivo que significa literalmente «hermandad», «sentimiento mente Dios había intervenido providencialmente y había honrado la
fraternal». «amor entrañable» o algo así como lo que se siente hacia un determinación de sus siervos.
hermano salido del mismo vientre ~ Dios dotó a Daniel y a sus com- La evidencia de la condición física y mental de los cuatro jóvenes
pañero ... de una gracia y simpatía especial delante del Aspenaz quien rna- judíos hizo que el rneltsar dispusiese de la ración de comida y bebida
nifestaba su cuidado pro' idencial hacia aquellos jóvenes. que les había sido asignada. b posible que la deci ...ión del mayordomo
dependiese de la condición diaria de los jóvenes judíos en lugar de ha-
Y dijo el jefe de los eunucos a Daniel: Temo a mi eñor el rey. ber sido una decisión final. De todos modos, la importancia de la victo-
que señaló vuestra comida y vuestra bebida ... (I; IOa). ria moral de Daniel y sus amigos quedó establecida. Sin duda. el nombre
de Dios fue glorificado.
Debe notarse que el Aspenaz no denegó la petición hecha por Daniel.
Su argumento es más bien un acto de autoproteccién. No era cuestión LA DISTINCIÓN DE DANIEL Y SUS COMPAÑEROS FRENTE
Imana desobedecer o alterar una orden dada por el rey. En verdad, Al RETO DE LA CAUTIVIDAD EN BABILONIA (1 :17-21) Daniel y sus
Nabucodonosor poseía derecho absoluto de la vida o muerte sobre sus compañeros habían demostrado verdadero decoro> dig-
súbditos." El jefe de los eunucos en realidad no se atrevía a dar permiso nidad aJ enfrentarse al desafío de la vida en Babilonia. La decisión que
a Daniel por temor a perder su propia vida. Seguidameme ofrece una habían tomado era no permitir que las circunstancias controlasen su com-
cxphcación completa de su situación: al abandonar el uso de la dieta portamiento ru afectasen su compromiso con D10s. <;on Ja ~m1c.1a.pro-
avignada por el rey, la constitución física de ellos se debilitaría, sus ros- ducto de una fe bien cimentada, aquellos jóvenes salte ron victoriosos de
tr~s se verían más pahdo s. menos saludables y eso, a ...u vez, provocaría la prueba. Dios honró la fidelidad de aquellos cuatro Jó''enes. dá.ndoles
la ira del rey que condenaría a muerte al jefe de los eunucos. El Aspenaz, habilidades sobrenaturales. Daniel ) !>US tre... companeros con ...muyen.
en efecto. dice: .. Quisiera. pero no puedo ... sin duda, un ejemplo para todo aquel que hu puesto su fe en el Mesías.
Daniel no se dio por vencido ante la falta de éxito de su primera ges-
tión, sino que fue al mayordomo (hammaehar)~1 y presentó su ca.;o." A estos cuatro muchachos Daos les dio conocimiento e inteli-
La nueva estrategia de Daniel es que tanto él como sus compañeros fue- gencia en todas las letras > ciencias; y Daniel tuvo entendimiento
sen sometidos a una prueba de diez días durante los cuales él y sus com- en roda visión y sueños ( 1: 17).
pañeros comerían legumbres (heb. zeroim) y beberían agua. Diez días
parecía un tiempo demai..iado corto para probar los resultados de una dieta La palabra «muchacho » (heb. yeladtm), literalmente significajtfre-
netamente vegetariano. Pero, una vez más, aquello era un acto de fe de nes. Daniel ) sus compañeros tendrían entre 15 y t 7 años cuando co-
aquel los jóvenes Judíos. menzaron el entrenamiento. De modo que al cabo de los tres anos sus
Al cabo de los diez días de prueba el mayordomo compararía los ros- edades oscilaban entre los 18 y los 20. Aunque ciertamente aquellos jó-
tros (heb. Maréh).es decir, las apariencia.' físicas de los cuatro Jóvenes venes ..e entregaron de lleno al estudio. preparándose con esmero para
con las de aquellos que comían la comida del rey Sobre los resultados el Ja carea a que habían sido seleccionados. debe notarse que el cré~it~l es
mehsar, o mayordomo, actuaria. La propuesta de Daniel. evidentemente, dado a Dios.$4 Fue Dios quien dio a Daniel y a . . us amigos «conocrrmen-
agradó al mayordomo ( 1: 14) quien consintié en la ejecución de la prueba. to» (maddé), es decir, una mente con la capacidad para discernir con cla-

..
50 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO DANIEL ANTE LA CAUTIVIDAD BABILÓNICA (1:1-21) 51

ridad y precisión la materia que estudiaban." También les fue dada «in- cípulos, sino que una vez: asignados al trabajo en el palacio, fueron ha-
teligencia!» (heb. haskeñ, o sea, «Conocimiento intuitivo». Las palabras llados superiores a los sabios de Babilonia. «En todo asunto de sabidu-
«conocimiento e inteligencia» sugieren que aquellos jóvenes «no sola- ría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejor que
mente estaban completamente familiarizadoscon el saber de los caldeos. todos los magos y astrólogos que había en codo su reino». Debe notarse
sino que, además, podían discernir su verdadero significado»." el énfasis dado a la superioridad de aqueUosjóvenes: ( 1) En «todo» asunto
La frase «Y Daniel tuvo entendimienro en toda visión y sueños» su- que el rey les consultó; (2) los halló diez veces «mejor que todos» los
giere que había recibido una capacidad especial, a saber. la habilidad magos y astrólogos (sabios del reino); y (3) en «todo» su reino. La ex-
de entender e interpretar revelaciones sobrenaturales que otros no te- presión «diez veces» literalmente significa «diez manos», o sea. «diez
nían en aquel momento. El hecho de que esa frase aparezca aquí es, personas». Es posible que dicha expresión fuese usada aquí metafórica-
sin duda, una anticipación al ministerio de Daniel en los capítulos su- mente con el propósito de enfatizar la eficiencia de Daniel y sus amigos
cesivos." Los sueños y las visiones en los que Daniel tuvo entendi- en comparación con sus colegas."
miento se relacionan con la manera en que Dios da a conocer su plan a
través del libro escrito por el profeta. El hecho es que Dios ha de usar Y continuó Daniel hasta el año primero del rey Ciro ( 1 :21 ).
aJ profeta Daniel de modo singular revelándole verdades proféticas
maravillosas. A pesar de trabajar para un rey pagano. Daniel era un Este versículo que concluye el primer capítulo de la profecía de Da-
genuino profeta de Dios. niel ha sido motivo de controversia entre los eruditos. particularmente
los pertenecientes a la escuela racionalista. Se ha pretendido demostrar
Pasados, pues. los días al fin de los cuales había dicho el rey que Daniel J :2 l es una contradicción con Daniel 1 O: 1, ya que el primer
que los trajesen, el jefe de los eunucos los trajo delante de texto dice que «Daniel continuó hasta el año primero del rey Ciro», mien-
Nabucodonosor. Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados tras que el segundo dice que ciena revelación fue dada a Daniel en el
entre todos ellos otros como Daniel. Ananías, Misael y Azarías: «año tercero del rey Ciro». AJ comparar ambos versículos. la crftica lle-
así, pues, estuvieron delante del rey. En todo asunto de sabidu- ga a la conclusión de que existe una contradicción en el libro."
ría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces La aparente contradicción desaparece si, como señala Keil, lo que
mejor que todos los magos y astrólogos que había en todo su desea subrayarse en 1:21 es que «Daniel vivió y actuó durante la totali-
reino ( 1: 18:20). dad del exilio en Babilonia, sin hacer referencia al hecho de que su tra-
bajo continúa después de la terminación del exilio».6() La crítica toma
La expresión «pasados, pues, los días» se refiere al período de tiem- cualquier ocasión para negar la historicidad del libro de Daniel. Todos
po de tres años de entrenamiento fijado por el rey Nabucodonosor, El esos esfuerzos, sin embargo, no han logrado el objetivo pretendido. Tanto
Aspenaz, jefe de los eunucos, es el encargado de traerlos a la presencia la historia como la lingüística, la arqueología y el consenso general de
del rey y Nabucodonosor personalmente realiza un examen oral de to- las Escrituras apoyan de manera indiscutible la autenticidade historicidad
dos los que habían pasado por el período de aprendizaje. La declaración del libro de Daniel. El canon de las Sagradas Escrituras estaría incom-
«y el rey habló con ellos» sugiere el carácter personal que este asunto pleto sin el libro del profeta Daniel.
tenía para Nabucodonosor. Aunque no se mencionan los asuntos trata-
dos en aquel examen oral. es fácil suponer que el rey estaba interesado RESUMEN Y CONCLUSIÓN
en saber la capacidad de aquellos jóvenes en comunicarse en los distin- El capítulo primero del libro de Daniel podría denominarse
tos idiomas del Oriente Medio. sus conocimientos de la cultura y reli- autobiográfico. Daniel no era un personaje conocido en la comunidad
gión de los babilonios. pero sobre todo la habilidad de saber judía cuando fue llevado cautivo a Babilonia. Tampoco era un profeta
desenvolverse en situaciones difíciles. El resultado de aquella prueba, de profesión como lo fueron Isaías y Jeremías. Era, más bien, un hom-
cualquiera que hubiese sido su naturaleza, fue que Daniel y sus compa- bre de gobierno. De modo que era necesario que explicase sus circuns-
ñeros se destacaron por encima de todos los demás y. consecuenternen- tancias, su origen, su llegada a Babilonia y, sobre todo, cómo llegó a
te. fueron seleccionados para servir en el palacio real. ocupar un cargo tan elevado en la corte de Nabucodonosor.
Pero no tan solamente sobresalieron en comparación con sus condis- Dios, evidentemente, le dio el don de profeta. como lo corrobora el
52 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO DANIELANT[ LA CAUTIVIDAD BABILÓNICA (1:1-21) 53

hecho de que en Mateo 24: 15, Cristo lo llama «profeta». El Soberano 20. C.F. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», Old Testament Commentaries;
Dios usó a Daniel como instrumento para registrar en el Canon Sagrado (Grand Rapids: Eerdmans). p. 447.
su plan profético tanto para los judíos como para los gentiles. Las profe- 21. Siegfried H. Home, citado por John F. Walvoord, Daniel, p. 33.
22. Keil, p. 447.
cías de Daniel conciernen la destrucción del poderío gentil en el mundo
23. Wood, A Commentary 011 Daniel, p. 32.
y el posterior establecimiento del reino glorioso del Mesías. Es impor-
24. Young sugiere que Daniel y sus amigos eran considerados eunucos sólo en
tante destacar que sin una compresión adecuada del libro de Daniel re- un sentido general o metafórico y no en un sentido real. Véase Young. The
sulta difícil comprender el mensaje del Apocalipsis. Prophecy of Daniel, p. 39.
25. Keil, p. 447.
26. Se ha objetado en sentido a que la palabra parte mim es de origen persa y,
por lo tanto, favorece una composición tardía del libro de Daniel. Dicha
NOTAS objeción, sin embargo, carece de fundamento ya que la etimología de di-
1. Véase John Whitcomb, Daniel (Grand Rapids: Editorial Portavoz. 1985), cha palabra no ha sido totalmente establecida.
pp. 23-25. 27. Leupold, Exposition of Daniel, p. 59.
2. John F. Walvoord, Daniel: The Kev to Prophetic Revelation, p. 30. 28. Walvoord, Daniel. p. 34.
3. Daniel usa una prolepsis, es decir. proporciona una información en un co- 29. Véase James B. Pritchard, ed., Ancient Near Eastem TextsRelaiing to tite
nocimiento anticipado de los acontecimientos ocurridos. Véase Dicciona- Old Testament(Princeton: University Press, 1955); Alexander Heidel, The
rio de la lengua española, XlX edición, (Madrid: Espasa-Calpe, 1970), p. Babylonian Genesis (Chicago: The University of Chicago Press, 1963):
1071. Alexander Heidel, The Gilgamesh Epic and Old Testament Paraltels
4. Véase Tite IntemationalStandard Bible Encyclopedia, vol. IV, pp. 2127- (Chicago: The Universiry ofChicago Press, 1963).
2129. 30. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 447.
5. Ibid., p. 2127. 31. Young, The Prophecyof Daniel.p. 41. También, Leon Wood, A Commentarv
6. Boutflower, In and Around the Book of Daniel, p. 66-69. on Daniel, p. 33.
7. El hecho de que Nabucodonosor tomase parte de los utensilios del templo 32. Robert Dick Wilson, Studies in the Book of Daniel, Vol. l. p. 329. Tam-
de Jerusalén para llevarlos «a la casa de su dios» (heb. ·elohayv,«dioses»), bién, Leupold, Expositionof Daniel. p. 61.
en parte sugiere el interés que tenía en asuntos religiosos. El dios principal 33. Walvoord, Daniel, p. 35.
de los babilonios era Marduc, pero se adoraban otras deidades inferiores. 34. Aquellos que impugnan el uso que Daniel hace de Ja palabra ..caldeo" para
8. Edward J. Young, The Prophecyof Daniel (Grand Rapids: Eerdrnans, 1972), afirmar una composición tardía del libro, pasan por alto que Heródoto. his-
p. 37. toriador griego del siglo v a.C .• usa dicho vocablo para referirse a una cas-
9. Herbert Car! Leupold, Exposition of Daniel (Grand Rapids: Baker Book ca sacerdotal, tal como lo hace Daniel Véase, Wilson. Studies in the Book
House, 1969), p 57. Véase también, D.J. Wiseman, "Babylon", The of Daniel, Vol. I. p. 330.
Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible, Vol. l, pp. 439-448. 35. Wood, A Commentary on Daniel, p. 34.
10. Merrill F. Unger. Archeofogy and the Old Testament (Grand Rapids: 36. Robert D. Culver, «Daniel», ComentanobíblicoMoocly: AntiguoTestamento
Zondervan, 1960), pp. 87-88. a ed. Charles F. Pfeiffer (Grand Rapids: Editorial Portavoz), p. 761.
1 1. lbfd. p. 86. 37. Wood, A Commentary 011 Daniel, p. 34.
12. Alexander Heidel, The Babylonian Genesis. (Chicago: The Unrversity of 38. El tiempo y los gastos requeridos para una preparación como Ja que
Chicago Press. 1963), p. 1-60. Nabucodonosor había programado ciertamente sugieren que aquellos jó-
13. Ibid.. p. 11 venes serian usados para tareas elevadas dentro de la estructura del impe-
14. Sabatino Moscati, The Pace of the Ancient Orient (Garden Cuy, N.Y.: rio babilónico. Véase G. H. Lang, The Historiesand Propheciesof Daniel.
Doubleday, 1962). p. 70. (Grand Rapids: Kregel, 1973), pp. 11-12.
15. lbfd., p. 59. 39. El hecho de que Daniel mencione su nombre primero no debe tomarse como
16. lbíd.,pp. 69- 70. señal de egoísmo de su parte. Daniel siempre pone cuidado en dar la gloria
17. Gerald A. Larue, Ancient Mythsand Modem Man, (Englewood Cliffs, N.J.: a Dios por todo lo que pasa en su vida.
Prentice Hall. 1975), pp. 35-44. 40. Young señala acertadamente que no debe dogmatizarse respecto al signifi-
18. Francis Brown, S.R. Driver, C.A. Briggs, Hebrew and English Lexicon of cado de nombres propios tThe Prophecyof Daniel, p. 43).
the Old Testament (Oxford: Ciaren don, 1962). pp. 56-57. 41. Belti es una forma del dios babilónico Bel.
19. Leupold, Exposition of Daniel, p. 58.
54 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

42. Leupold, Exposition of Daniel, p. 65.


43. Young, The Prophecy of Daniel. p. 43.
44. Para una explicación del cambio de «Nebo» por «Nego», véase Keil,
«Ezequiel XXV lo Malachi», p. 452.
45. Walvoord, Daniel. p. 36.
46. Leupold, Exposition of Daniel. p. 67.
47. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 452. SEGUNDA PARTE
48. Probablemente Aspenaz no era un nombre propio sino un título. «el
Aspena»,
49. La versión católica Nácar-Colunga ofrece la siguiente traducción: «Hizo
Dios que halJase Daniel gracia y favor ante el jefe de los eunucos.»
50. Brown, Driver y Briggs, A Hebrew and Engiish Lexicon of the Old
Testament, p. 933. Para un estudio profundo del tema de la gracia, véase El plan profético
Francisco Lacueva, Las doctrinas de La gracia. «Curso de Formación
Teológica», (Terrassa: Clie, 1975). También Charles C. Ryrie, La gracia
de Dios (Grand Rapids: Editorial Portavoz, 1979).
tocante a las naciones
51. Aspenaz usa la misma palabra (Adonai) para referirse a Nabucodonosor
que Daniel usa para referirse a Dios en 2: 1.
gentiles (2: 1-7 :2 8)
52. La versión castellana Reina-Valera usa Melsar como si fuese un nombre
propio. Pero el uso del artículo indica que más bien se refiere al título u
ocupación de dicho individuo.
53. Debe notarse que Daniel usa los nombres judíos y no los babilónicos que El libro de Daniel puede dividirse en tres partes principales. La primera
habían recibido. comprende una sección introductoria ( l: 1-21 ). La segunda tiene que ver
54. Leupold, Exposiüon of Daniel, p. 72. con el plan de Dios con respecto a las naciones gentiles (2:1-7:28) y la
55. Keíl sugiere acertadamente que Daniel y sus amigos aprendieron solamen- tercera concierne al plan de Dios tocante a la nación de Israel (8: 1-12: 13).
te la sabiduría de los caldeos sin adoptar el elemento pagano con que esta- Las siguientes páginas serán dedicadas al estudio de la segunda parte,
ba mezclada. Véase p. 454.
es decir, el plan de Dios con respecto a las naciones gentiles. Esta sec-
56. Walvoord, Daniel, p. 41.
57. Young, The Prophecy of Daniel, p. 49. ción comienza con el sueño de Nabucodonosor y el desafío planteado a
58. Aunque algunos hao considerado dicha expresión como una exageración, los sabios de Babilonia (2: 1-13 ). Seguidamente Dios concede a Daniel la
lo cierto es que a la luz de lo relatado en el capítulo 2 tocante a la interpre- revelación del sueño del rey (2:14-23) y la interpretación de dicho
tación del sueño de Nabucodonosor dicha frase se ajusta completamente a sueño (2:24-45). Nabucodonosor a su vez premia al intérprete, colocán-
la realidad. Véase. J. E. H. Thomson, «Daniel. Hosea aod Joel?», The Pulpit dolo en una posición superior. La segunda etapa de esta sección descri-
Commentary (Grand Rapids: Eerdrnans, 1950), pp. 27-28. be el acontecimiento relacionado con la gran imagen de oro erigida por
59. Para una extensa discusión de este asunto, véase el Pulpit Commentary, Nabucodonosor y la orden de que todos adorasen dicha imagen (3: 1-7).
Vol. XIIJ. p. 28-29, y Young, The Prophecy of Daniel, pp. 51-53. Los jóvenes judíos son acusador de rehusar la adoración a la imagen (3 :8-
60. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 555. 18). siendo condenados a muerte (3: 19-23), pero milagrosamente resca-
tados por el Señor (3:24-30).
El capítulo 4 registra otro sueño de Nabucodonosor (4: 1-7) que tam-
bién es interpretado por Daniel (4:8-27). El sueño se cumple tal como lo
interpretó el profeta (4:28-33) y el rey es humillado hasta que reconoce
la soberanía de Dios. El capítulo 5 relata el suceso histórico de la caída
del imperio babilónico y el ascenso a la supremacía mundial de Jos medo-
persas.

55
56 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

EL capítulo 6 presenta otro ejemplo de la fidelidad de Daniel. El pro-


feta sufre a causa de hombres malignos quienes. movidos por la envidia
y los celos. pretenden destruirlo (6: l-9). Daniel es hallado orando (6: 10- CUATRO
17) y echado en el foso de los leones (6: 18-24) de donde es librado por
el poder de Dios Esta sección termina con la visión de las cuatro terri-
bles bestias que. en armonía con el capítulo 2. presenta los cuatro gran-
des imperios mundiales de los gentiles (7: 1-8). A continuación. el profeta El sueño de Nabucodonosor:
contempla el reino del Anciano de Días (7:9-12). Luego. ve al Hijo del
Hombre. el Mesías (7:13-14) que viene rodeado de nubes como señal Dios revela su plan para con
de gloria y majestad. preparado para establecer su reino de paz y justi-
cia. Finalmente. el profeta recibe la interpretación de la visión (7: 15-18). los gentiles (2: 1-49)
En resumen. esta segunda pane del libro de Daniel enfoca el espacio
de tiempo referido por el Señor Jesucristo en Lucas 21 :24. llamado •lo
tiempos de los gentile .... Un estudio detallado de los pasajes aludidos El capítulo 2 del libro de Daruel es. sin duda, uno de los más sobresa-
revelará la imprescindible intervención divina en la historia de la huma- lientes de la literatura proféuca. Su contenido es tan sorprendente que
nidad. Esta sección pone de manifiesto que Dios pondrá fin al dominio la mayoría de los eruditos de la e .cuela critica lo consideran vaticinio
gentil en el mundo. Habrá una nueva etapa de la historia en la que Jesu- post eventum.r Los comentaristas conservadores, por su parte, mantie-
cristo. el Mestas reinará como Re> de reyes )' Señor de señores. nen que este capítulo 2. juntamente con el resto del libro. fue escrito
en el siglo v l (c. 535 a.C.) por el profeta Daniel.2 A través de este capi-
tulo Dios revela de manera maravillosa su plan para con los gentiles.
su soberanía sobre lo gobiernos mundiales y el establecimiento del
reino mesiánico.
EL SUEÑO DE NABUCOOONOSOR (2:1-13)
En el segundo año del reinado de Nabucodonosor. tuvo
Nabucodooosor sueños y se perturbó su espíritu, y se le fue el
sueño (2: 1 ).

La narrativa de este versículo está ligada a la conclusión del capítulo 1


mediante el uso de la conjunción «y» (heb. 1 av). J De modo que literalmente
1

debe leerse <<Y en el año segundo ... », Se ha objetado el hecho de que en Daniel
l · 18, él y sus compañeros han pasado los tres años de entrenamiento. En
2: l. sm embargo, se hace referencia al «segundo año del reinado de
Nabucodonosor». Nuevamente la críúca sugiere la existencia de una con-
tradicción en el texto e impugna la cronología de Daniel.'
Pero como se ha señalado anteriormente, la costumbre babilónica era
considerar el primer año del reinado de un monarca como el año de la
inauguración. La cuenta del reinado comenzaba al año siguiente. De
modo que. contando el año de su acceso al trono, en el año segundo de
su reinado Nabucodonosor ya había estado reinando un total de tres años.'

57
58 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (2:1-49) 59

Cuando el texto habla del segundo año del reinado de Nabucodonosor, nal, el espíritu de Nabucodonosor se golpeó a sí mismo. La interpreta-
en realidad quiere decir que el monarca ya ha ocupado el trono durante ción de dicha metáfora es, sin duda, que como resultado de la serie de
tres años. El escritor John F. Walvoord, rector del Seminario Teológico sueños, reconociendo que debía de ser algo de gran importancia, se lle-
de Dallas, apoyado en las investigaciones de eruditos de la talla de J.D. nó de ansiedad por saber el significado de lo que había visto. Edward J.
Wiseman, Edwin R. Thiele y Jack Finegan, ofrece la siguiente Young, famoso erudito y ex-rector del Seminario Teológico de
cronología:" Westminster, ha escrito:

Mayo-junio, 605 a.C.: Los babilonios triunfan sobre Jos egip- Este sueño, por su contenido y viveza, afectó profundamente el
cios en Carquemis. espíritu del rey. Tal vez, porque no era un sueño ordinario, sino
causado por el Espíritu de Dios para que el rey lo viese, su vive-
Junio-agosto, 605 a.C;: Jerusalén cae en manos de Nabu- za era particularmente intensa, de modo que el espíritu del rey
codonosor, y Daniel y sus compañeros son llevados cautivos. era constantemente azotado de terror. 7

7 de septiembre, 605 a.C.: Nabucodonosor, el general del ejér- «Y se le fue el sueño» es una frase usada para expresar el resultado
cito, es constituido rey de los babilonios después de la muerte traumático de los sueños que Nabucodonosor había tenido. Tanto le ha-
de su padre, Nabopolasar. bía inquietado lo que había visto y tanto se había turbado su corazón
que no podía dormir. Evidentemente, el contenido de los sueños y las
7 de septiembre, 605 a.c. a Nisán (marzo-abril) 604 a.C.: Año circunstancias históricas del momento hicieron que Nabucodonosor re-
del acceso de Nabucodonosor, como rey, y primer año del en- conociera que se trataba de algo sumamente importante.
trenamiento de Daniel.
Hizo llamar el rey a los magos, astrólogos, encantadores y
Nisán (marzo-abril) 604 a.c. a Nisán (marzo-abril) 603 a.C.: Pri- caldeos, para que le explicasen sus sueños ... (2:2).
mer año del reinado de Nabucodooosor, segundo año del entre-
namiento de Daniel. Buscando una solución a su inquietante condición, el rey
Nabucodonosor ordenó la presencia de los hombres que, en su opinión,
Nisán (marzo-abril) 603 a.c. a Nisán (marzo-abril) 602 a.C.: debían resolver la situación. La palabra «magos» (heb. hartummtmi es usa-
Segundo año del reinado de Nabucodonosor. tercer año del en- da en referencia a hombres considerados como poseedores de conocimien-
trenamiento de Daniel, también el año del sueño de tos de los misterios sagrados y las ciencias ocultas. «Tanto en Egipto como
N abucodonosor. en Babilonia, los magos eran considerados como hombres sabios, emi-
nentes en conocimiento y ciencia».8 Los «astrólogos» (heb. ashsháplm)
De modo que, según los datos históricos mencionados, no existe una se refiere a los que se dedicaban a contemplar los cielos y buscar señales
razón bien fundamentada para apuntar discrepancias históricas entre la en las estrellas con el propósito de predecir sucesos (Is. 47: 13). También
narrativa del capítulo 1 y la del 2. El escritor del libro de Daniel está se menciona a los, «encantadores» (heb. mekashshepim) quienes se ca-
totalmente consciente de la nomenclatura que debe usar al referirse a racterizaban por el uso de Ja magia y el exorcismo, invocando el nombre
hechos históricos o de otra naturaleza. de espíritus malignos.9 Por último, Nabucodonosor solicita la intervención
La expresión «tuvo Nabucodonosor sueños» literalmente significa de los «Caldeos» (beb. kasdim¡ y, como se ha indicado ya,'? la palabra cal-
«Soñó sueños». Esa expresión sugiere que el rey tuvo una serie de sue- deo se usa en el libro de Daniel con un doble significado. Por una parte se
ños o tal vez una repetición del mismo sueño o aspectos de éste durante usa para indicar una raza o descendencia étnica, 11 mientras que por otra se
un período de tiempo. Dichos sueños afectaron profundamente al rey usa para designar a una casta sacerdotal o clase de hombres sabios en
Nabucodonosor de modo que «Se perturbó su espíritu». En el idioma Babilonia. Sin duda, en este contexto, se refiere a un testamento de hom-
hebreo el verbo «perturbó» (pa'am) significa golpear y se encuentra en bres sabios.
la forma hitpae/ (reflexivo). Es decir, que literalmente, según el origi-
60 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (2:1-491 61

El connotado expositor y maestro bíblico, Leon Wood. ex-profesor cuerda en que la palabra hebrea traducida en la versión Reina- Valera .. 10
de Antiguo Testamento del Seminario Bautista de Grand Rapids, hace olvidé> es un vocablo tomado prestado del persa antiguo y xignifica «se-
la acertada observación siguiente: guro.. •cieno» o «firme»." De modo que Nabucodonosor en realidad
dijo: .. El asunto [la orden} es segura o cierta»
Ni é la (la palabra caldeos] ni las otras tres expresiones, sin em- fa posible que Nabucodonosor e tuviese sometiendo a los sabios de
bargo. deben forzarse en cuanto a sus distinciones técnicas ... En Babilonia a una prueba decisiva. Tal vez al razón de ello era la descon-
realidad. el libro de Daniel hace referencia a clases de hombres fianza que el rey tenía de aquellos hombres. Quizá Nabucodonosor sos-
sabios en numerosas ocasiones (véanse 2: JO. 27, 4:7: 5:7. 11. pechaba hacía algún tiempo que aquello caldeo eran deshonestos e
15). u ando para ello un total de seis expresiones diferentes, y incapaces y planeaba sustituirlos por hombres más jóvenes y de su con-
en ninguno de los casos deben forzarse las distinciones.P fianza. En esas circunstancias exigió que le proporcionasen el conteni-
do de su sueño) la correspondiente interpretación. S1 aquellos hombres
La orden del rey fue cumplida sin dilación; los hombres sabios del hubiesen sido capaces de tal hazaña. Nabucodonosor hubiese quedado
reino comparecieron ante él. Nabucodonosor les hizo saber que había convencido de que eran eficientes y üules para el reino De todos mo-
tenido un sueño que babfa turbado su espíritu y deseaba saber el signifi- dos. parece ser más lógico pensar que Nabucodonosor no había olvida-
cado de dicho sueño. Es evidente que hasta ese momento los sabios do el sueño y por eso su corazón estaba turbado en gran manera.
babilónicos no eran conscientes de la gravedad de la situación ni del reconociendo la importancia de su contenido.
peligro que sus vidas corrían." El rey demandaba que los sabios Je mostrasen el sueño y la interpre-
tación del mismo. De no ser así. tanto ellos como sus familiares serían
Entonces hablaron tos caldeos al rey en lengua aramea: Re). para destrurdos. La sentencia era: ( 1) seréis hechos pedazos: y (2) vuestras
siempre vive: dí et sueño a tus siervos. ) te mostraremos la in- ca ..as serán convertidas en muladares (2 5) La expresión «seréis hechos
terpretación (2:4) pedazos» se refiere a la desmembración del cuerpo. una forma de casu-
go común entre tos pueblos antiguos. particularmente entre tos asirios."
Con este versículo comienza la sección del libro de Daniel escrita en Además del castigo personal que los caldeos sufrirían. también c;us pro-
arameo, considerada el trozo más importante de ta Biblia escrito en di- piedades y familias, ~i las tuviesen, serían destruidas.
cho idioma." La lengua aramea era de origen semítico y estaba relacio- Ante la sorpresa }' perplejidad de los sabios de Babilonia. el rey ex-
nada con el hebreo y el fenicio. Posiblemente su Jugar de origen fue la presa Jo que haría en caso de que tuviesen éxito en la tarea:
Mesopotamia, extendiéndose luego hacia el norte y el oe.... te. En tiempo
de Daniel el arameo era la linguafranca del Oriente Medio. siendo adop- Y (pero] si me mostrareis el sueño ) su interpretación, recibi-
tada po teriormente por lo israelitas. u Lo que Daniel desea hacer re- réis de mis dones y favores y gran honra. Decidme. pues, el sueño
saltar aquí no es únicamente el hecho <le que está escribiendo esta sección y su interpretación (2:6).
en esa lengua sino que. además, el contenido de lo que escribe concier-
ne especialmente el trato de Dios con los gentiles." Como quiera que el Las primeras cosas que Nabucodonosor promete dar a los caldeos tie-
asunto tratado en esta sección está directamente relacionado con los gen- nen que ver con bienes materiales («dones y favores .. ). ii Pero además.
tiles, es propio que haya sido escrita en la lengua de los gentiles y no en les ofrece «gran honra», es decir. colocarlos en una posición elevada
hebreo." dentro del remo.
Los sabios de Babilonia seguramente poseían escritos y fórmulas di-
señadas para la interpretación de suenos. De ahf ta petición que hicieron Respondieron por segunda ver, y dijeron: Diga el rey el sueño a
al rey: «Di el sueño a tus siervos. y te mostraremos In interpretación». sus siervos. y Je mostraremos la interpretación. El rey respon-
La respuesta del rey ciertamente presentó un serio problema a los sabios dió y dijo: Yo conozco ciertamente que vosotros ponéis dilacio-
de Babilonia Desafortunadamente nuestra versión castellana dice: «El nes. porque veis que el asunto se me ha tdo Sr no me mostráis
asunto lo olvidé», dando a entender que Nabucodonosor había olvidado el sueño, una sola sentencia hay para vosotros. Ciertumeme pre-
el contenido del sueño (2:5). Un número considerable de eruditos" con- paráis respuesta mentirosa y perversa que decir delante de mí,
62 DANIEL Y El REINO MESIANICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR {1·/-49)
63

entre tanto que pasa el tiempo. Decidme, pues, el sueño. para d~ declarar el asunto del rey. fa decu. aquellos sabios admitieron que
que yo sepa que me podéis dar su interpretación (2:7-9). nmgun ser humano. mcluso ellos. era capaz de decir al rey el contenido
del sueño y proveer Ja interpreracion del mismo. (2) Era un axunto sin
La segunda respuesta de los sabio fue idéntica a la primera. Querían precedentes en la historia de la humanidad (jamás re). príncipe o señor
escuchar de labios del rey el contenido del sueño } seguidamente pro- había hecho petición semejante). (3) EJ asunto demandado por el rey era
veerían la interpretación.F De ese modo revelaban su incapacidad para extremadamente difícil. (4) La solución aJ problema yacía en las manos
resolver el problema que preocupaba a Nabucodonosor Los sabios son de alguien más poderoso que los hombres. En resumen, los caldeos tie-
acusados de «poner dilación» (literalmente. «comprar tiempo»). Es de- nen que confesar que definitiv amente carecen del poder para cumplir ta
cir, los sabios pretendían dar largas al asunto y extender tamo como fue- petición del rey.
se posible el momento en que su incapacidad fuese revelada También El profesor Wood hace la siguiente observación:
es posible que deseasen esperar el momento específico. según sus creen-
cias, cuando los signos del zodíaco serían propicios para resolver el enig- Era~ correctos al decir que «no hay hombre sobre la tierra» que
ma.23 La expresión «porque veis que el asunto se me ha ido». como se pudiese hacer aquello, pero lo que no sabían era que babia allí
ha sugerido al comentar el versículo 5 donde se traduce «el asunto lo un hombre que podía recibir aquella información del cielo is
olvidé», no se refiere aJ hecho de que Nabucodonosor hubiese olvidado
el sueño. sino más bien a que el asunto era algo cierto y el rey demanda- La palabra yaqquirá traducida «difícil» (2: 11) procede del verbo cal-
ba una solución de parte de los sabios. deo yáqar y significa «pesado», «precioso», «costoso»." Los sabios
El famoso exégeta C.F. Keil subraya lo siguiente: babilónicos apelan aJ carácter insólito de la demanda del rey como úhi-
mo recurso para confesar que no pueden hacer el trabajo.
Las mentiras de los sabios a los que Nabucodonosor acusa con- Los caldeos reconocen que sólo un poder sobrenatural podía solucio-
sistían en la explicación que prometieron si él les decía el sue- nar el asunto. Por supuesto, había suficientes «dioses» en Babilonia a
ño. en tanto que el deseo de ellos en oír el sueño contenía una los que apelar en circunstancias como aquellas." A pesar de que tanto
prueba de que no tenían la facultad de revelar secretos. Las pa- los babilonios como los astnos creían que el futuro podía controlarse y
labras del rey muestran claramente que sabía el contenido del predecirse." esta vez el asunto era demasiado pesado o dificil para aque-
sueño. ya que de otro modo no hubiese podido saber si los sa- llos hombre . Según los caldeos. la solución del asunto estaba en las
bios hablaban la verdad al decirles el sueño." mano ... de «los dioses cuya morada no es con la carne» 1 \Singuna na-
ción en Ja tierra superaba a Babilonia en religiosidad. «Uno de los facto-
El rey Nabucodonosor había determinado que aceptaría la interpreta- res más importantes en la' ida diaria de los babilonios era el temor a los
ción de los sabios únicamente cuando fuesen capace · de decirle el con- demonios } a Jos espíritus malignos. y en menos grado el temor a dioses
tenido del sueño. Por su parte los sabios solamente se arriesgaban a dar ofendidos»."
una interpretación del sueño s1 el rey les comunicaba el contenido de
éste. Por esto el rey con ira y con gr•m enojo mandó que buscasen a
todos los sabios de Babilonia. Y se publicó el edicto de que los
Los caldeos respondieron delante del rey. y dijeron: No hay hom- sabios fueran llevados a Ja muerte; y buscaron a Dame! y a sus
bre sobre la tierra que pueda declarar el asunto del rey: además compañeros para matarlos (2: 12-13).
de esto, ningún rey, príncipe ni señor preguntó cosa semejante a
ningún mago ni astrólogo ni caldeo. Porque el asunto que el rey La respuesta de los sabios causó la ira de Nabucodonosor, Ambas
demanda es difícil, y no hay quien lo pueda declarar al rey, sal- expresiones. «ira» y «enojo». son verbos en formas enfáticas («el rey
vo los dioses cuya morada no es con la carne (2: 10-11 ). estaba enfurecido y grandemente enojado»). La furia y profundo enojo
del rey se ven en Ja orden drástica que «matasen a todos los sabio" de
La respuesta de los caldeos al rey Nabucodonosor estaba formulada Babrtonia»." El profesor Wood señala que «Nabucodonosor tenía mu-
en lo, siguientes argumentos: ( 1) No hay hombre sobre la tierra capaz chas virtudes. pero el autocontrol no era una de ellas (cp. 3.19·22))•.32
64 DANIEL Y u. REINO MESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (2:1-49) 65

La publicacióndel edicto (2: 13) hacía firme la orden de ejecucióndada al edicto y a la ejecución de los sabios. Lo más sensato es pensar que los
por el rey. Como sugiere Montgomery: cuatro jóvenes judíos se habían mantenido separados del paganismo
babilónico durante aquellos tres años de cautiverio.
No iban a ser unas «vísperas sicilianas», sino una ejecución for-
mal bajo Ja dirección de los oficiales correspondientes y en el Y Daniel entró y pidió al rey que le diese tiempo y que él mos-
lugar designado, de modo que el propósito principal de los ofi- traría la interpretación al rey (2: 16).
ciales era reunir a los condenados.33
Lo más probable es que Arioc hiciese los arreglos pertinentes para
Cuando la noticia del edicto llegó a oídos de Daniel, ya las ejecu- que Daniel compareciese ante el monarca. Las palabras de buen juicio y
ciones de los sabios habían comenzado." El hecho de que se buscase a llenas de sabiduría que Daniel pronunció delante de Arioc seguramente
Daniel y a sus compañeros para matarlos, no significa que formasen le impresionaron de tal modo que se convenció de la sinceridad y segu-
parte de los sacerdotes paganos de Babilonia, sino más bien evidencia ridad del joven judío. Dios había dotado a Daniel de gracia y sabiduría
que eran reconocidos como consejeros de la corte de Nabucodonosor. para aquel momento crítico.
Debe añadirse que Dios estaba protegiendo providencialmente a Da- La entrada de Daniel en la presencia del rey por fuerza tuvo que cau-
niel y a sus compañeros. Esa es, sin duda, la razón más poderosa en sar una buena impresión. La sencillez de la frase sugiere que el joven
cuanto al porqué no fueron ejecutados conjuntamente con los sabios judío mostraba calma, seguridad, humildad, fe y otras virtudes espiri-
de Babilonia. tuales inherentes a su carácter. La petición de Daniel al rey fue «que le
diese tiempo». Ese tiempo sería empleado en oración delante de Dios.
DIOS REVELA A DANIEL El SUEÑO DEL Daniel, en cambio, promete al rey mostrarle la interpretación del sueño.
REY Y LE DA LA INTERPRETACIÓN(2:14-24)
Entonces Daniel habló sabia y prudentemente a Arioc, capitán Luego fue Daniel a su casa e hizo saber lo que había a Ananías,
de la guardia del rey que había salido para matar a los sabios de Misael y Azarías,sus compañeros,para que pidiesen misericordias
Babilonia. Habló y dijo a Arioc capitán del rey: ¿Cuál es la cau- al Dios del cielo sobre este misterio, a fin de que Daniel y sus com-
sa de que este edicto se publique de parte del rey tan apresura- pañeros no pereciesen con los otros sabios de Babilonia (2: 17-18).
damente? Entonces Arioc hizo saber a Daniel lo que había
(2:14-15). Una vez que Nabucodonosor consistió en dar tiempo a Daniel, éste
fue a reunirse con sus compañeros y les informó de lo sucedido. Aquí
Las cualidades morales y espirituales de Daniel sobresalen enlama- tenemos un ejemplo hermoso de la unidad espiritualexistente entreaque-
nera en que se enfrentó a la difícil situación. La versión castellana Rei- llos cuatro jóvenes. Daniel hizo saber lo ocurrido a sus amigos «para
na-Valera dice que habló «Sabiay prudentemente».La palabra traducida que pidiesen misericordias del Dios del cielo sobre este misterio». La
«Sabia» (ara. eta) procede de la raíz ye 'at y significa «COnSejO», «pru- palabra «misericordias» (cal. ra 'min) tiene un significado parecido a la
dencia»." La expresión «prudentemente», literalmente significa «sabor», expresión «buena voluntad» que aparece en 1 :9. Dicha expresión lite-
algo agradable al paladar," De modo que Daniel habló palabras pruden- ralmentesignifica «entrañas» y se usa metafóricamente para indicar com-
tes, sabias, apropiadas y agradables al capitán de Ja guardia del rey. En pasión, favor. amor (Zac. 7:9; Neh. 9:28; Dn. 9:9).
realidad Arioc había sido nombrado jefe de los verdugos, como lo indi- La frase «Dios del cielo» más estrictamente es «Dios de los cielos».
ca la expresión aramea rab tabbáhayyá. La palabra rab significa «jefe» Dicha designación de Dios aparece con frecuencia en tiempos del exilio
y tábah «matar». Fue ciertamente por intervención divina que Daniel babilónico (véanse Dn. 2:19, 44; Esd. 1:2; 6:10; 7:12, 21; Neh. 1:5;
pudo hablar con el más importante de los oficiales babilónicos en aquel 2:24).38 Como señala Young: «Es el Dios que está por encima de los cie-
momento y preparar así el camino para su comparecencia ante los, es decir, sobre el sol, la luna y las estrellas que los babilónicos ado-
Nabucodonosor. 37 raban».39 O como ha escrito John Walvoord: «La referencia al "Dios del
Es evidente que Daniel y sus compañeros no formaban parte del gru- cielo" o literalmente "de los cielos" es un contraste obvio con las su-
po de los caldeos, pues de otro modo, hubiesen sabido lo concerniente persticiones religiosas de los babilónicos quienes adoraban al ejército
de los cielos. El Dios de Daniel era el Dios de los cielos, y no el cielo en
66 DANIEL Y EL REINO A IESIÁNICO
1 FL SUEÑO DE NABUCOOONOSOR 12 1-49) 67

sí».4º La expresión «Dios del cielo» sugiere la soberanía de Daos. El Dios él controla tos hechos políticos de las naciones. pero es Dios quien en
del cielo. lo es también de la tierra y de todo el universo. La palabra tra- realidad lo hace. (4) «Da la sabiduría a los sabios y la ciencia a los en-
ducida «misterio» en el versículo 18 (ara. ra::a) era la misma que en el tendidos». Todo lo que el hombre posee le ha sido dado por Dios. Da-
versículo 19 es traducida «secreto». La referencia, por supuesto. es al niel podía testificar que el conocimiento y la ciencia que la capacitaban
sueño del rey y a la ínterpretacién del mismo. para conocer el contenido y dar ta mterpreración al sueño de
Nabucodonosor procedían del mismo Daos (5) f Él revela lo profundo y
Entonce!'. el secreto fue revelado a Daniel en visión de noche. to escondido». Aquello que ningún ser humano o ángel es capaz de co-
por lo cual bendijo Daniel al Dios del cielo (2:19). nocer Dio lo sabe y puede revelarlo a sus profetas. (6) «Conoce lo que
está en unieblas y con él mora Ja luz». Las tinieblas no pueden esconder
En re puesta a la oración de Daniel y sus compañero . Dio reveló el a Dios (Sal. 139: 19). En Dios no hay tinieblas de ninguna clase ( 1 ªJo.
secreto (el contenido del sueño y su interpretación). La revelación tue 1 ·5) En Él no hay mudanza ru ombra de variación (Stg. l: 17). Obsér-
dada en visión de noche." La palabra «visión» (he~·a) no significa sue- 'ese que ta alabanza de Daruel se centra en un claro reconocirmento de
ño. sino una manifestación sobrenatural de Dios por la que da a conocer la soberanía de Dio ·.
el secreto a Daniel mientras estaba despierto. La reacción de Daniel. como En su excelente trabajo obre el libro de Daniel. aunque e crito de. de
hombre de Otos que era. fue bendecir al Dios del cielo. La palabra ben- el punto de vi. ta de la critica radical, James Montgomery expresa:
dijo» (bari 'k) procede de una raíz que significa «arrodillarse» o «adorar
de rodillas». La expresión de gratitud por parte de Daniel se mostró en El santo alaba el Nombre de Dios. i.e .. Dios en su auto-revela-
un acto de adoración a Daos. Como hombres de fe. Daniel y su compa- ción. por su omnisciencia y omrupotencia. atributos revelados
ñero!'. reaccionaron positivamente al ver que habían sido hechos recep- en Ja historia humana.v. 21 Su poder es exhibido en su provi-
tores de Ja miscncordia de Dio'>. dencia obre «los tiempos y edade », Moff.latt]. «épocas y era. n
y en su determinación soberana de todos los cambios políticos.
Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Di<J" de siglos En esta expresión desean a un desafío al fatalismo de la reli-
en siglos. porque "tuyos son el poder y ta sabiduría. El muda los gión astral de Bab.[iJorua]. una caractenstica que en '>U influen-
uempos y las edades; quita reye. y pone ~eyes: da ta sabiduría a cia permaneció por largo tiempo en el mundo grecorromano."
los sabios. ) la ciencia a los entendidos. El revela to profundo y
to escondido: conoce lo que está en úrueblas y con él mora la Habiendo recibido respuesta a sus oracrones, Daniel da gracias y ala-
luz. A ti. oh Dio"> de mis padre s. Le doy gracias y Le alabo. por- ba al Señor. llamándole «Dios de mis padres». una frase de profundo
que me ha.' dado sabiduría y fuerza. y ahora me has revelado lo significado con la que Daniel se identifica con los patriarcas de la n~-
que te pedimos: pues nos has dado a conocer el asumo del rey cién judía (Abrabam. Isaac. Jacob, David. etc.), De esta manera enfáii-
(2:20-23). ca""' Daniel da gracias a Dios. reconociendo que ha sido Él quien le ha
revelado el secreto del sueño.
Estos versículos son considerados como un salmo de Daniel." fata
doxología de manera sucinta expresa una de las más bellas alabanzas al Después de esto fue Daniel a Arioc, al cual ~I rey había puesto
nombre de Dios encontradas en cualquier parte de la Biblia. Primera- para matar a los sabios de Babrlonia, y le d1J? asf: No mates a
mente. Daniel alaba «el nombre de Dios». El nombre de Dios represen- tos sabios de Babilonia; llévame a la presencia del rey, y yo le
ta la misma Persona del Señor. El profeta da seis razones en cuanto a mostraré la interpretación (2:24).
por qué alabar el nombre de Dios: ( l) «Porque suyos son el poder y la
sabiduría»." La palabra «poder» igehúrta¡ tiene que ver con la capaci- Con ta seguridad del conocimiento recibido de Dios, Daniel se entre·
dad para ejecutar una decisión: mientras que «sabiduría» ihokmeté¡ con- vista con Arioc y solicita que no mate a los sabios de Babilonia. Eviden-
cierne al conocimiento o la capacidad para tomar la decisión correcta . .1.1 temente, Daniel observa todas las normas protocolares en aquellos
(2) «Él muda los tiempos y las edades». E. a expresión enfatiza el con- tiempos al ir primeramente a Arioc y solicitar por medio de él ser lleva-
trol providencial de Dios sobre el universo. (3) «Quita reyes y pone re- do a la presencia del rey.
yes» Dios controla también los sucesos históricos. El hombre cree que
68 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (2:1-491 69

DANIEL HACE SABER Al REY El CONTENIDO DEL SUEÑO (2:25-35) De gran interés en este estudio es la frase «to que ha de acontecer en
Los tensos y dramáticos momentos vividos al principio de la narra- los postreros días». En relación con dicha frase. Edward J. Young reco-
ción del capítulo 2 son susuundos ahora por una calma que la mente noce que:
humana no podría explicar por sí sola. Dios ha intervenido de
manera Esta tiene referencia primaria con ese período que comenzará a te-
decisiva y gloriosa. ner su curso con la aparición de Dios en la tierra, C:'!lO es. los días
del Mesías. Aunque es verdad que el contenido completo del sueño
Entonces Arioc llevó prontamente a Daniel ante el rey. y le dijo no cae dentro de la era mesiánica. sin embargo. el punto principal.
así: He hallado un varón de los deportados de Judá, el cual dará el establecuniento del remo del Mesías si cae dentro de éste."
al rey la interpretación (2:25).
El reconocido teólogo Roben D. Culver observa que:
Arioc respondió con prontitud a la petición de Darnel. Sin embargo.
se acredita a sf mismo al afirmar: «he hallado a un varón de los deporta- «Los últimos días» en la literatura profética del Antiguo Testa-
dos de Judá ... ». En realidad Arioc no había hallado a Daniel sino que mento se refiere al futuro de los trato.'> de Dios con la humani-
éste se había ofrecido para el trabajo. Daniel es identificado como «de dad que han de ser consumado } concluidos hístérícameme en
los deportados de Judá». fato haría que Nabucodonosor lo reconociese los tiempos del Mesías .. ·
como perteneciente al grupo de jóvenes que se había entrenado por el
período de tres años. El monarca es informado, además. de que Daniel Otro teólogo de reputación. John F. Walvoord, ha escrito:
le daría la interpretación.
La ansiedad de Nabucodonosor se manifiesta inmediatamente en la En el contexto de Daniel 2 [la expresión] «los últimos días»
pregunta del versículo 26: «¿Podrá.-. tú hacerme conocer el sueño que vi incluye todas las visiones que Nabucodonosor recibió y se ex-
} su interpretación?», Una vez más el rey está interesado en saber el con- tiende desde el 606 a.c. hasta la segunda venida de Cristo a la
tenido del sueño y su interpretación. Ninguna otra cosa satisfaría al so- tierra. Se usa de manera similar en Daniel 1O:14, incluyendo
berbio monarca. La misma demanda hecha amenormente a los caldeos la extensa revelación tocante al resto del reino de los medo-
es hecha a Daniel. persas. muchos detalles acerca del imperio de Alejandro como
en el capítulo 11. y la consumación llamada «el tiempo del fin»
Daniel respondió delante del rey, diciendo: EJ misterio que el en Daniel 11 :36-45 Estas profecía.' sirven para dar detalles adi-
rey demanda, ni sabios. ni astrólogos. ni magos, ru adivinos lo cionales que no están incluidos en la revelación dada a
pueden revelar al re). Pero hay un Dios en los cielos. el cual re- Nabucodonosor. Habiendo declarado el propósito general, Da-
vela los misterios. y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo me! puede ahora descubrir lo que ha de ocumr «en los últimos
que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño y las días», es decir. la majestuosa procesión de los cuatro grandes
visiones que has tenido en tu cama (2:27-28). imperios. y su destrucción y sustitución por el 5° imperio. el
remo del cielo."
Una vez má.' la sobriedad y madurez del carácter de Daniel saltan a la
vista. Con palabras tersas y firmes Daniel comienza dando la gloria a Dios Generalmente. los teólogos conservadores reconocen que la frase «los
El profeta menciona los distintos grupos de sabios reconocidos en Babilonia últimos días» o «los postreros días», aunque incluye acontecimientos que
y hace saber al rey que ninguno de ellos era capaz de resolver el misterio ya pertenecen a la historia, vislumbra el establecimiento del reino
del sueño y su interpretación. El hecho de que los sabios de Babilonia fue- mesianíco."
sen incapaces de revelar el sueño al rey dejaba de manifiesto la inferion-
dad de la religión practicada por aquellos hombres. Daniel enfatiza que el Estando tú, oh rey, en tu cama, te vinieron pensamientos por sa-
Dios del cielo es quien ha hecho saber a Nabucodonosor lo que ha de acon- ber lo que había de ser en lo porverur; y el que revela los miste-
tecer en los postreros días. «Esto implica que el Dios da Daniel es rios te mostró lo que ha de ser Y a mí me ha sido revelado este
vastarnente superior al panteón de los babilonios y que Él es el Dios que rmsteno, no porque en mi haya más sabiduría que en todos los
es capaz de revelar secretos y de conocerlos» 47
70 DANIEL r EL REINO MESIÁNICO EL SUENO OC NABUCODONOSOR u. 1-19) 71

viviente). sino para que se dé a conocer al re)' la interpretación. y ner miedo», «temer». De modo que Daniel describe la estatua como algo
para que entiendas los pensamientos de tu corazón (2:29-30). que al ser contemplado infundía temor Su apariencia era tan colosal que
infundía miedo al que Ja miraba.
Nabucodonosor había escalado In cima de Ja gloria en relativamente
corto tiempo. EJ imperio neo-babilónico contaba solamente dos déca- La cabeza de esca imagen era de oro tino. Su pecho) -.u~ brazos, de
da.' cuando ocurrió la muerte de Nabopolasar (605 a.C.} y el súbito ac- plata; su vientre y susmuslos, de bronce; SUS piernas, de hierro.
ceso al trono de Nabucodonosor. Una familia que procedía de la baja Sus pies en parte de hierro y en parte de barro cocido (2:32-33)
nobleza de pronto se ve en una posición por encima de todos lo caldeos.
Todo esto ciertamente pesaba en la mente de Nabucodonosor cuando se La descripción de la imagen (estatua) se extiende de la cabeza a los
puso a meditar en su lecho. La pregunta que evidentemente golpeaba su pies. Montgomery observa que:
mente era: ¿CuáJ será mi futuro?, o. tal vez. ¿hasta qué límite llegará mi
grandeza'> Fue entonces cuando Dios d10 al monarca la sorprendente ... las sustancias que la componen están colocadas en orden de
revelación contenida en aquel sueño. Quizá lo que más preocupaba a su valor, desde el oro hasta el barro, en paralelismo con la Jerar-
Nabucodonosor era saber lo que ocurriría con el imperio de Babilonia quía de los miembros del cuerpo, desde la cabeza. el centro de
después de su muene. la dignidad, hasta los miembros más humildes. las piernas y
El rey deseaba saber lo que había de ocurrir en «lo por venir» (ara. pies."
'aharé de11á). es decir. lo concerniente al futuro de su imperio." Sabía
cómo había comenzado y cómo se estaba desarrollando. pero deseaba Otro escritor observa que también hay un correspondiente descenso
saber qué iba a ocurrir en el curso de los años} particularmente durante en la gravedad específica de los metales. siendo el oro el más pesado y
su reinado e incluso más allá de este. el barro el más liviano "' Keil, citando a otro escruor, nota correctamen-
La expresron «el que revela los misterios [secretos J» es una referen- te que sólo la cabeza forma una unidad ya que el resto de Jos miembros
cia a Dios. Sólo el Dios eterno. quien conoce el fin desde el principio y se menciona en plural (brazos. muslos. piernas. pies. etc ). \
es el Autor de un plan perfecto. tiene poder paca revelar los secretos.
pues nada se esconde a su conocimiento. Debe notarse el uso del singu- E.'itaba..\ mirando. hasta que una piedra fue cortada, no con mano.
lar (cal. participio activo ~álé ') que sugiere que Dios es el único capaz e binó a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido y los
de hacer tal cosa, También debe notarse el acto pro' idencial de Dios al desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados también el hierro.
usar un instrumento humano para realizar su propósito. Daniel. como el barro cocido. el bronce. la plata } el oro y fueron como tamo
en ocasiones anteriores. reconoce que lo que va a hacer (decir al re} el de las eras del verano. y se las llevó el viento sin que de ellos
contenido del sueño y su interpretación) no es producto de su ingemosr- quedara rastro alguno. Ma... la piedra que hirió a la imagen fue
dad. sino que es obra del Dios Todopoderoso. hecha un gran monte que llenó toda la tierra (2:34-35).

Tú, oh rey. veías. y he aquí una gran imagen. Esta imagen. que En su sueño Nabucodonosor vio caer .. una piedra cortada no con
era muy grande y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie ruano». Es decir. la piedra fue cortada de modo sobrenatural e hirió o
delante de ti, y su aspecto era terrible (2:31 ). golpeó a la estatua en los pies. provocando así la desintegración de aquel
coloso de metal. La palabra traducida «desmenuzó» (liadeqet) es un de-
En su sueño Nabucodonosor había contemplado una gran imagen, es rivado del verbo deqaq, que significa «triturar», «golpear algo hasta
decir, una estatua gigantesca, que es descrita como «muy grande» y «cuya quebrarlo en pequeños pedazos», «moler» (véanse Is. 41: 15 y Éx. 9:21 ).
gloria era muy sublime». La palabra «grande» (rab) describe un carác- El cuadro que se presenta es ilustrado por la costumbre Judía de trillar
ter masivo de la estatua, aunque se omiten las dimensiones exactas de la los granos, lanzándolos en el aire para que el viento hiciese volar la paja.
misma. Además. se menciona «la gloria <ublime» (zfreh vatttn de la Así el viento hizo desaparecer los metales que fueron triturados por la
estatua. Esa expresión Literalmente significa «y el esplendor [brillo) era piedra al golpear la estatua con fuerza sobrenatural.
excelente (muy intenso]»;« ... y su aspecto era terrible». La palabra «te- Hasta el momento de la caída de 1..1 piedra. la estatua ocupaba el cen-
rrible» tdehil) es un participio pasivo del verbo dehal, que significa «te- tro de interés. Ahora es la piedra que fue hecha un gran monte ) llena
72 DANIEL Y EL R[INO MESIANICO EL SUEÑO Df NABUCODONOSOR (2:1-49¡ 73

toda la tierra la que se convierte en prominente. Como afirma Daruel da una breve consideración a los reinos segundo y tercero en
Montgomery: «No queda el más leve rastro de las sustancias que com- esta ocasién. ya que. como observa Young, ésto" son considerados más
ponían la orgullosa creación. mientras que la Piedra se expande en un extensamente ea los capftulos 7. 8 y 10.e;• El segundo remo no puede ser
monte que llena toda la tierra»." otro que el medo-persa que. como se sabe. históricamente sucedió al
imperio babilónico. Algunos exegetas han tratado de separar a los medos
DANIEL COMUNICA A NABUCODONOSOR de los persas. concluyendo que el cuarto imperio fue el griego y no el
LA INTERPRETACIÓN DEL SUEÑO (2:36-45) romano." En relación a esta cuestión Walvoord ha escrito:
fa de suponerse que el rey escuchaba un tanto atónito, mientras
Da- niel le explicaba el contenido del sueño. Pero el joven judío añade El esfuerzo por dividir el segundo y tercer reino como si el se-
que también dirfa aJ rey la interpretación (2:36) gundo fuese el de los medos y el tercero el de Jos persas seguido
Los sabios de Babilonia eran incapaces de hacer ninguna de las dos por el cuarto imperio identi licado como Grecia. lo que Parrar apo-
co. as. Daniel. el profeta de Dios. por el contrario, afirma que haría am- ya con entusiasmo. es obviamente motivado por el deseo de re-
bas cosas. ducir el elemento profético al mínimo. Aún un Daniel espuno
viviendo en el siglo n, segun estos críticos, no hubiese podido pre-
Tú. oh rey. eres rey de reyes: porque el Dios del cielo le ha dado decir correctamente un futuro imperio romano. pero pudo haber
reino. poder. fuerza )' majestad. Y dondequiera que habitan hi- informado acerca de los imperios babilónico, medo y griego."
jos de hombres. bestias del campo y aves del cielo, él los ha
entregado en tu mano. y te ha dado dominio sobre todo: tú eres Tanto la evidencia bíblica como la historia secular confirman que el
aquella cabeza de oro (2:37-38). pecho y lo" brazos de plata simbolizan el imperio medo-persa. que en el
año 539 a.c. reemplazó al babilónico (Dn. 5:28 y 6:8). El vientre y la
Ningún otro soberano de ongen gentil ha recibido más atención en la cadera de bronce representan el imperio griego establecido por Alejan-
Biblia que Nabucodonosor.57 De modo que no es de sorprenderse que dro Magno por el año 333 a.C, después de su brillante victoria sobre Darío
Daniel lo llame «rey de reyes». Aunque había estado en el trono por sólo lII (>4
un corto tiempo. su fama se había extendido por todo el Oriente Medio,
incluyendo Egipto. Sina, Palestina y Asiria." Daniel hace saber a Y el cuarto reino será fuerte como hierro: y como el hierro des-
Nabucodonosor que debe su fama y fortuna al Dios del cielo quien le ha menuza y rompe todas tac; cosas. desmenuzará y quebrantará todo
dado .. reino. poder, fuerza > majestad .. A causa de su origen social, no (2:40).
se e peraba que un hombre como Nabucodonosor llegase a una posi-
ción tan prominente." Todo lo que el monarca tenía. por Jo tamo. Tocante a la identificación del cuarto reino. la gran mayoría de
proce- día de la mano providencial de Dios. exégetas conservadores concuerdan que es el Imperio Roman?.6~ ~s
El alcance del poder de Nabucodonosor queda de manifiesto en el teólogos modernistas, por ...u parte. consideran que es el Imperio Grie-
hecho de que su control abarca todo el mundo conocido en aquellos go.116 Muchos exégetas de la escuela liberal ínc;isten. en negar el.caráct~r
tiempos. Hubiese sido un acto temerario haber resistido su voluntad. Su sobrenatural de la profecía. Creen que el autor del hbro de Daniel escn-
palabra era ley y sus deseos eran cumplidos sin vacilación. Él bió cosas que ya habían ocumdo y no acontecimientos proféticos. .
(personalmente) es identificado como la cabeza de oro de la estatua. No El cuarto reino es descrito «fuerte como el hierro» que, como es uru-
obstante, hay una referencia al imperio. Sólo que éste es visto en la versalmcme reconocido. fue una de las características del Imperio Ro-
persona del emperador." Nabucodonosor era el rey y Babilonia era su mano. Esa fortaleza es demostrada en el hecho de que «desmenuza»
remo. ihaddéq) y «rompe» (lwshél) todas las cosas El hierro es el mds duro
de los cuatro metales mencionados y. sm duda. es la sustancia que me·
Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo: y luego jor describe a) Imperio Romano.
un tercer remo de bronce. el cual dominará sobre toda la tierra
(2:39). Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido
de alfarero y ea parte de hierro. será un reino dividido: mas ha-
74 DA.'IJIEL Y fL RflNO A.'IESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODOSOSOR 11:1-49) 75

brá en él algo de la fuerza del hierro. así como viste hierro mez- Este versfculo es. sin duda. de suma importancia en la interpreiación
clado con barro cocido (2:411. total del capítulo 2. Este versículo ha sido el campo de batalla entre los
intérpretes del libro de Daruel." Hemos de considerar las diferencias entre
EJ hecho de que ~os pi~c; y los de~ost>7 sean parte de barro cocido y las distintas escuelas de interpretación antes de prestar atención a la exé-
parte de hierro. se?un la interpretación dada por Daniel. significa que gesis del versículo.
s:ra u~ rem~ dividido, La palabra •di\ idido» (pel~S{á) sugiere la idea de La expresión •y en Jos días de estos reyes» ha causado no pocos des-
diversidad mterna, una de las caracrcnsucas del Imperio Romano El acuerdos. Por ejemplo. Young (de la escuela emílenansta) cree que la
lmpeno Ron:_iano e~ .fuerte (como el hierro) por su ejército. su-. leyes >' expresión se refiere a los reyes o reinos representados por la imagen."
su organización polftica. Pero. por otra parte, era débil (como el barro) Por otra parte, Leupold (también de la escuela amilenarista) es de la
por la diversidad étruca de SU'> súbditos y. por encuna de todo, a causa opmión que dicha frase se refiere «a algún uempo durante el cuano im-
de sus conceptos morales. perio. ya sea que a los gobernantes se les llame reyes. emperadores.
triunviros. o lo que sea»." Un interesante comentario de otro amilenarista,
Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de C.F. Ke1I. es de gran interés. Dice Keil. refiriéndose a la mencionada
barro cocido. el reino será en parte fuerte. y en parte frágil. Así frase:
com~ viste .el hierro mezclado con el barro, se mezclarán por
medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro. De los reyes de los reinos mundiales descritos al final; en el tiem-
como el hierro no se mezcla con el barro (2:42-43) po de los reinos denominados por los diez dedos de los pies de
la imagen en los que la cuarta monarquía se extiende."
Aquella estatua colosal teníu su debilidad en que sus pies eran en par-
te de hierro y e~ p_ane de barro cocido. Debe notarse que esa debilidad Una opinión muy significativa es la de James Montgornery, un erudito
se encuentra principalmente en los dedos de los pies, según las palabras de la escuela crítica que se melina por la posición amilenarista
del intérprete inspirado= Montgomery dice que la expresión «estos reyes» «diffcilmente se refiere
El Imperio Romano llegó a <er Ju que fue a causa de la diversidad de a una sucesión de monarcas o reinos. sino más bien a un número de
pueblos que lo integraban. Aun en la Península Itahca. además de 10., regímenes conternpo- ráneos» .~ Intérpretes como Walvoord." W00<J.''b
latino~. habían griegos. etruscos y celtas. A medida que se realizaban las Culver," Criswell." lroru ide,79 y Whucomb," pertenecientes a la
conquistas de los territorios circunvecinos y aún lejanos, los romanos se escuela premilenarista, opi- nan que dicha frase (-estos reyes-) ~ refiere
mezclaban racial y culturalmente con otros pueblo . . De modo que lo que a diez personajes que han de regir simultáneamente en un tiempo
engrandecía al lmpeno Romano llevaba consigo Ja semilla de su propia escatológico)' que dicha forma de go- bierno constituirá la fase final del
destrucción. cuarto imperio (véase Ap. 17: 12-14). Ge- neralmente esto" intérpretes
Un serio pro~lema interpretativo, q_ue muchos comentaristus pasan por apelan al hecho de que Daniel 7:24-27 es un pasaje paralelo a Daniel
a~to. es el relacionado con las dos piernas de la imagen Walvoord su- 2:36-45. De modo que los diez cuernos en Ja cabe- za de In cuarta bestia
giere que «el significado de las dos piernas. por lo tanto. es geográfico equivalen a los dedos de los pies de la imagen y. a su vez, a los reyes
en lugar de ser un asunto de nacionalidadess.w Según el mencionado mencionados en 2:44 y en 7:24.
expositor. las d?s pie~as repr~seman las áreas geogréfico-poítucns que La segunda frase importarue en este versículo es la afirmación de que
han de caractenzar la influencia del Imperio Romano en los dfus finales «el Dios del cielo levantará un reino que no será jamés destrurdo». Esta
~e 1~ historia tal como Ja conocemos ahora. Los pies con sus dedos. cons- es. sin duda. una verdad gloriosa y. a la vez. conmovedora En contraste
tituidos por la mezcla de hierro y barro, representan la forma final de con todos los reinos humanos representados por la estatua, el remo que
dicho unpeno que estará vigente al final de la edad presente Dios levantará no será jamás destruido, permanecerá para siempre 111 Debe
notarse, sin embargo. que aunque se habla de «un reino que no será ja-
Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino más destruido». dicho reino será establecido («el Dios del cielo levanta-
que no será jamás destruido. ni .será el reino dejado a otro pue- rá ... ») en un momento dado de la historia. De modo que, aunque se habla
blo: desmenuzará} consumirá a todos estos remos pero él per- de un reino que permanecerá para siempre. paradójicamente. ese reino
manecerá para siempre (2:44). se levantará o se establecerá den ero del armazón de la historia. La ref e-
rencia es. sin duda, al reino glorioso del Mesías. descrito en mucho!'.
r
76 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (l:l-·19) 77

pasajes del Antiguo Testamento (véanse Is. 35; 60-66: Miq. 4: Ap. 20: 1- 6. El cristianismo no «llenó la tierra» de súbito en tiempos del primer
6}. El Mesías reinará el la tierra después de destruir a los reinos gentiles. advenimiento de Cristo.
Es evidente que el crux interpretum del pasaje tiene que ver con el cuán- 7. Daniel dice que el sueño de Nabucoclonosor concierne a aquello que
do del establecimiento del reino y también es evidente que dicho aconte- -,erá «en los postreros días».
cimiento está estrechamente relacionado con la piedra que muele o tritura 8. La Iglesia no es un monte.
a la imagen (2:3+-35). Laopinión de Edward Young es que la piedra que 9. Cristo es ahora la principal piedra del ángulo para lo" creyentes (Ef.
destruye a la imagen representa Jo ocurrido en la primera venida de Cris- 2:20) y una piedra de tropiezo para los incrédulos ( 1 P t :28); pero
to. particularmente en el establecimiento de la Iglesia. IQ De modo que se- en esta edad no es una piedra que hiere o destruye a los reinos de los
gún ese punto de vista el reino y la Iglesia son equivalentes. Dicha posición hombres.
necesariamente requiere la creencia de que la Iglesia (el cristianismo o cual-
quier otro nombre que se Je quiera dar) fue el instrumento principal en la Del estudio de estas dos línea' de pensamiento se desprende la siguien-
destrucción del cuarto unpeno. a saber, Roma. 13 te conclusión. si la piedra (Cristo) hirió a la estatua (los reinos gentiles)
La opinión de los intérpretes de la escuela premilenarista es que la en su primera venida, la posición arnilenarista es la correcta Pero si. por
piedra que derriba y destruye a la estatua simboliza o representa la se- el contrario. la piedra (Cristo) herirá en un futuro a la imagen (los reinos
gunda venida de Cristo, quien vendrá a la tierra y establecerá su reino gentiles) en su segunda venida, entonces el premilenarismo es la posi-
mesiánico. mediado o histórico." Ese reino no será jamás destruido y, ción correcta. El problema debe resolverse mediante una hermenéuuca
una vez completado su aspecto histórico, continuará para siempre mds coherente que interprete el pasaje dentro de su ambiente histórico gra-
allá de las barreras del tiempo. matical. El intérprete no debe dejarse gobernar por sus prejuicios
Aquellos que sosuenen que la piedra hiere a la estatua en la primera teológicos sino que debe hacer una exégesis sobria y consonante del texto
venida de Cristo ofrecen las siguientes razones: antes de verter sus conclusiones Sólo a-.í logrará desentrañar el mensa-
je que el autor original quiso comunicar a sus lectores.
1. El cuarto reino (Roma) existía cuando Cristo vino a la tierra, Otro aspecto al que es necesario prestar consideración es la relación
2. El cristianismo comenzó a raíz de la primera venida de Cristo. estrecha existente entre el capitulo 2 y el 7 del hbro de Daniel · Sr se
acre- cer. extenderse y llenar la tierra. acepta que estos dos pasajes son paralelos y se admite. como Jo ha~e
3. Cristo es ahora la piedra angular de la Iglesia. Young. s que Daniel 7:24-27 tiene que ver con la etapa fin~l del poderío
4. La primera venida de Cristo tuvo lugar «en los días de estos reyes- gentil. se hace necesario contestar algunas preguntas cruciales afines a
(2:44). es decir. en tos días de los cuatro reyes o reinos descritos en este tema:
la estatua,
l. ¿fa la aparición del ..cuerno pequeño» de Daniel 7. pasada o futu-
Por otra parte, los que mantienen que el acontecimiento es aún futu- ra?
ro. es decir, que se refiere a la segunda venida de Cristo cuando la pie- 2. ¡,Cuándo en el Imperio Romano hubieron diez reyes gobem~ndo si-
dra herirá la estatua, basan su posición en los siguientes argumentos. multáneamente. seguido de un rey que derrocó a tres de 101, diez (Dn.
7.8. 20. 24)?
1. Cristo no destruyó el Imperio Romano en su primera venida. Más 3 ¿Cuándo en la historia del Imperio Romano Dios se opuso a un un-
bien el Imperio Romano lo crucificó. Por lo tanto, la destrucción es décimo rey (que reinó tres años y medio) y reinó sobrenaturalmente
aún futura. ..obre todas las naciones (Dn. 7: 13, 14, 26. 27)'>
2. La piedra se convertirá en una montaña de pronto y catastréficamerne, 4. ¿Cuándo es que el Anciano de días ha abierto los libros del juicio
y no de modo gradual, comenzando en la primera venida de Cristo. (7 JO)"?
3. Durante el primer advenimiento de Cristo, el Imperio Romano no 5 ¿Cuándo ha venido el Hijo del Hombre en las nubes del ciclo (7:,13)?
estaba dividido y no tuvo diez reyes reinando simultáneamente. 6 ¿Cuándo recibió el Hijo del Hombre los reinos del mundo y cuando
4. La presente edad de la Iglesia no consutuye un remo como tal.~ ha ...ido obedecido por todos los dominios (Dn. 7: 14. 27)?
5. La montaña (el reino de Cristo) no llenará la tierra sino hasta des- 7. ¿Cuándo recibieron los santos un reino CDn. 7:22. 27 r?
pués que los reino" gentiles sean destrufdos (Sal 2:8-9: Ap. 11·l5). 8. ¿Cuándo ha ocurrido la destrucción del anticristo (Dn. 7: 11. 26)?
78 DANIEL Y EL RfJ,\O MES/ANICO EL SUE:\O DE Nr\BUCQDO,\OSOR (2:1-191 79

Si esas preguntas se responden a la luz del texto biblico >' con ..ensa-
tez lustérica. la conclusión más natural será que el e ..tablecurnento del
reino mesiánico es un acontecimiento todavía futuro que coincidirá con
:;
,. i~ .,. ,-. el regreso físico, visible. literal y judicial de Cristo a la tierra."
»
~ "' ¡¡~
,,
!. a 1· o~
a.;;
!.
g ¡--,, Las distintas interpretaciones de los pasajes de Daniel 2 y 7 pueden
o

r ~¡ r ... :!

~ ... f ;:t Una conclusión a la que puede llegarse por medio del estudio del tex-
s
..
~
! ,. ,.

§: ~e: a....
!t u. apreciarse mejor en el esquema de la página 78.
IO O
r n
.
~
,"."
a.
.
~,,
3
..
,
~ a.¡ to es que el Dios del cielo establecerá su reino que tendrá un carácter
g o eªg- universal. Los remos humano' con su corrupción. injusticia. materialis-
.t :
f Q. mo. idolatría y carnalidad pasarán para siempre y no quedará vestigio


o o


! 3 alguno de ellos. Dios establecerá su justicia sempiterna y todo el univer-
so será lleno del conocimiento de Yahveh (véanse Hab . .2: 14, Is 1 l. 9)
J l lio; ~a!.le1.1

o
~11
.. r-
e ¡Jesucmto reinará como Rey de reyes y Señor de señores! (Ap. 11: 15:
19: l l-16).
3
i

f
a, f
"'
off ... z
DANIEL ES HONRADO POR NABUCOOONOSOR (2:46-49)

g t g
:o { ¡m-f ,~.,, Entonces el re} Nabucodonosor e postró sobre 'u rostro y se
.,, humilló ante Daniel. )' mandó que le ofreciesen presentes e in
.. --
f
-+ -k
-· i ~ cro es Dios de diese v. y Señor de los reyes. ) el que revela Jo,
cienso. El rey habló a Daniel. y dijo: Ciertamente el Dios vues-
s . -+ ~

o
:
:i o
l ~i¡
1 • e a ¡{ D misterios. pues pudiste revelar este rmsteno (2:46-47).

... g f;! o
.L ¡
o g ~ ,.,,z
,. ;.,,
g VI La escena descrita en estos dos versículos tuvo que haber sido en ver-
,.,, dad conmovedora. Nabucodonosor, a quien el mismo Daniel había lla-
o,.
!... l
~ o mado «rey de reyes», cae rostro en tierra y se humilla ante Daniel El
~l!,....
i;- .. tli~ g il!!
"i~
"'
~
,.,.,
profesor Wood describe elocuentemente lo ocurrido cuando dice:

~!4.,ia 1
j i
iri
..H. rH
a <ie.
-~ o
:JI!!
poº
c:il
¡·~=
1.~
N Los reyes no se postran ante simples cautivos. no importa la si-
~ .. .-.
E~ c2 < tuación o lo que pueda esperarse .. Que Nabucodonosor se haya
1 rj~o
t l~ i!.o ~o ......
&-: i" s;¡s... :o postrado ante Daniel indica su completa aceptación de todo lo
._uº-•
¡; ~,, 1
l
!."' que Daniel dijo: 'u gran aprecio por una interpretación en que
- Q. ~~'O !: 6
,.
!1-P
!~iª pocha confiarse. mostrando además cuánto la deseaba: y su de-
.~ ~e-
o
seo de humillarse ante el Dios de Daniel."
;.~
... . .
lt

Q.

ª Daniel. como profeta, representaba aJ mismo Dios. Así que el monar-


2>
a~ !
s
:oz
!4
io
º)
in
~i!j"'
h·e-
:>Z
ftt ca babilónico estaba reconociendo de aquel modo la grandeza del Dios
de Daniel ~1
En el versículo 47. Nabucodonosor reconoce plenamente la superio-
.J H
;e ce ridad del Dios de Israel por encima de todos los dioses de Babilonia,
llamándolo «Dios de! dioses». -Señor de reyes ) «revelador de miste-
e .e
u... u
'OC
i-C.
i!.l..
nos-. Reconoce también que: Daniel había sido usado como instrumen-
to de ese gran Dios.
80 DANIEL Y EL REINO MES/A l\/ICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (1:1-49) 81

Entonces el rey engrandeció a Daniel. )' le dio muchos honores Exegeticat Commentary on the Book o/ Daniel (Edimburgo: T.&T. Clarke,
y grandes dones, y le hilo gobernador de toda la provincia de 1964); Frederick W. Fartar, The Book o/ Daniel, «The Expositor' Bible»,
Babilonia. y jefe supremo de todos los sabios de Babilonia. Y Vol. IV (Grand Rapids: Eerdmans. 1946); Normun W. Porteous, Daniel: A
Daniel solicitó deJ rey. y obtuvo que pusiera sobre los negocios Commentary (Filadelfia: Wesrminister, 1965}
de la pro' incia de Babilonia a Sadrac. Mesac y Abed-nego: y 2. La escuela conservadora es1á representada por hombres como Robert D.
Daniel estaba en la corte del re) (2:~8-49). Wilson, Edward J Young. Hcrbert C. Leupold. D J. Wiseman. John F.
Walvoord. Leen Wood. Roben D. Culver y otros notables expositores.
3. Como sugiere Walvoord. el uso de la conjunción implica información con-
La expresión «el rey engrandeció a Daniel» es explicada por el resto secutiva. pero no necesariamente «sucesién cronolégica», Walvoord, Da-
del versículo 48. Lo engrandeció dándole muchos honores ) regalo' y. niel. p. 45.
al mismo tiempo. responsabilidades civiles (gobernador de Ja provincia 4. James A. Montgomery,A Critical and Exegetical Commentary on the Book
de Babilonia) y judiciales (jefe supremo de todos los sabios e.Je Babilonia). o/ Daniel. pp. 140-141.
Cienamente. todos esos honores fueron usados por Daniel para ta gloria 5. Para una aclaración interesante del asunto. véase Leupold, Exposition oj
de Dios. Una vez más. Daniel demuestra su integridad de carácter y fi- Daniel. pp. 81-8:!.
delidad al pedir aJ rey que sus amigos Sadrac, Mesac y Abed-nego fue- 6. Walvoord. Daniel p. 46.
sen colocados en posiciones de responsabilidad en la provincia de 7. Young. The Prophecy of Daniel. p. 56,
Babilonia. Daniel permaneció en Ja misma corte real, seguramente a 8. J.L. Kelso, «Magician•. The Zondervun Pictorial Encyclopedia o/ the Bibte,
\'OI. 4 (Grand Rapids: Zondervan, 1975). pp. 37-38.
petición del mismo Nabucodonosor.
9. Unger's Bible Dictionary (Chicago: Moody Press, 1957). p. 682.
10. V~p.16.
RESUMEN Y CONCLUSIÓN 11. El rey Nabucodonosor era racialmentc un caldeo.
El estudio del capitulo 2 de Damel no puede por menos que dejar al 12. Wood, A Commentary on Daniel, pp. 50-51.
estudiante serio de la!'. Escrituras con hambre)' sed por las cosas de Diov, 13. Con el versículo 3 del capítulo 2 termina la primera sección escrita en he-
AJ mismo tiempo. constituye un estímulo a implorar al Espíritu Santo breo. A partir de 2:4 basta 7:28 el libro está escrito en el idioma ommeo.
de Dio!'. que ilumine la mente ) corazón de todo intérprete para com- Luego. comenzando en 8: 1 y ha.<.l.D el final del libro vuelve otra vez el idio-
prender con claridad sus propósitos y. como Daniel. adquiera el valor ma hebreo.
para hacer su voluntad. Daniel capítulo 2 proporciona uno de los trozos 14. The lntemational Standard Bible Encyclopedlu, Vol. l. p. 222.
15. /bid.
de revelación bfblica más importante respecto de «los tiempos de lo» 16. Roben O Culver, «Daniel», Comentario bíblico Moody: Antiguo Testa-
gentiles», La enseñanza central radica en el hecho de que el Dios sobe- mento. p 765.
rano pondrá fin al gobierno humano y lo reemplazará con el reino glo- 17. Roben O Culver, Daniel and th« Latter Days (Westwoo<l, N.J Revelí.
rioso del Mcsia!-t. 1954). p. 99.
A través del sueño de Nabucodonosor, Dios reveló a Daniel el curso 18. Entre los eruditos que así piensan están Edward Young, Roben Culver, Leon
del gobierno gentil en el mundo. Además, le reveló que la destrucción Wood. Herbert Leupold, C.F Keil y otros. Estos escruores opinan que
del dominio gentil tendrá Jugar mediante un acto sobrenatural La pie- Nabucodonosor no había olvidado el contenido del sueño.
dra cortada «no con mano» caerá con plena fuerza sobre los pies de la 19. La palabra en cuestión es zuda, generalmente tomada por los expertos como
imagen. la derribará y pulverizará los metales que la componen. Así des- un adjetivo y no un verbo
cribe el texto bíblico la manera cómo desaparecerá el reino de los hom- 20. O.R. Gurney. The Hittles (Middlesex, Inglaterra: Penguin Books, Ltd ..
bres. La piedra que se convierte en un gran monte que llena toda In tierra 1976). p. 95.
21. Ln palabra "favores" en el original es singular (ne bi=bll) Se cree que di·
describe el reino universal del Mesías. El capítulo 2 de Daniel es, por lo cha palabra procede del persa y que es el nombre de un objeto en panicular
tanto, uno de los pasajes más contundentes tocante al tema del reino que. aunque conocido entonces, es desconocido hoy VéaseYoung, The
mesiánico. Prophecv of Daniel p. 61. .
22. Tal \IC¿ ésta sea In mejor prueba de que Nabucodonosor no había olvidado
NOTAS el sueño. fa de suponer que tos sabio« hubiesen podido inventar 'u propio
Ejemplos de In escuela críuca son S.R Driver. The Book of Daniel. contemdo v ofrecer una respuesta al rey.
(Cambridge: University Prcsv, 1900); fornes A. Momgomery, A Critica! ami 23. Culver, ·KÓaniel•. Comentario bíblico Mood»: Antiguo Testamento, p. 765
82 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (2:1-49) 83

24. Keil. «Ezekiel XXV to Malachi», p. 461-462. 54. Walvoord, Daniel. p. 63.
25. Wood, A Commentarv on Daniel. p. 54. 55. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 470.
26. Brown, Driver, Briggs. A Hebrew and English Lexicon of Old Testament, 56. Montgomery, A Critica/ and Exegetical Commentary on the Book o/ Da-
p. 429. niel, p. 169.
27. S.H. Hook, Babylonian and Assyrian Religion (Norrnan, Oklahoma: 57. Jack P. Lewis. Historical Backgrounds of Bible History (Grand Rapids:
University ofOkJahoma Press, 1975), pp. 14-39. Baker, 1971 ). p. 76.
28. lb(d. 58. Debe notarse que Ezequiel 26:7 también usa el título «rey de reyes» en re-
29. Es interesante notar que la versión católica Nácar-Colunga inserta una coma ferencia a Nabucodonosor.
después de «dioses» haciendo que la cláusula siguiente no sea restrictiva. 59. L..L. Walker, «Nabopolasar», The Zondervan Pictorial Encyclopedia of the
Como si dijese que todos los dioses tienen sus moradas aparte de los hom- etu« Vol. IV, pp. 352-353.
bres. La ausencia de la coma hace que la cláusula siguiente sea restrictiva. es 60. Young, Tite Prophecy of Daniel. p. 74.
decir. hay sólo una clase de dios o dioses que no habita entre los hombres. 61. Jbíd.
30. Hook, Babylonian and Assyrian Religion, p. 73. 62. lbíd.
31. Es posible que la expresión «todos los sabios de Babilonia» tuviese que 63. Walvoord, Daniel, p. 66.
ver con los que vivían en la capital del imperio en aquel tiempo. 64. George W. Botsford y Charles A. Robinson, Hellenic History (Nueva York:
32. Wood, A Commentary on Daniel, p. 55. McMillan. 1962), pp. 308-315. Véase también Daniel. capítulos 8 y 11.
33. Montgomery, A Critica/ and Exegeücal Commentary on the Book of Da- 65. Esa es la opinión de hombres como Young, Bourflower, Keil, Ironside.
niel, pp. 149-150. Walvoord, Wood, Culver, Unger, Leupold, Pentecost, para mencionar al-
34. Esto es evidente por el uso del participio mitgagg e lln, gunos.
35. Gesenius Hebrew and Chaldee Lexicon (Grand Rapids: Eerdmans). p. 620. 66. Así opinan Driver. Charles, Hirzing, entre otros.
36. lbid., p. 323. 67. Algunos escritores afirman que los dedos de los pies de la imagen no se
37. En el versículo 15. a Arioc se le llama Ahallita «Capitán del rey», que sig- mencionan explícitamente. Sin embargo. la palabra 'esbe 'ata' (dedos) se
nifica «tener control o dominio», «regir o gobernar algo». Dicha palabra menciona en 2:41-42.
parece usarse para enfatizar la elevada posición de Arioc. Véase Brown, 68. El hecho de que Daniel repita tanto la debilidad de los pies y los dedos de
Driver and Briggs, A Hebrew and English Lexicon of the Old Testament, p. los pies de la estatua ha hecho que algunos comentaristas lo acusen de usar
1020. «repeticiones insípidas». Véase Montgomery, p. 176.
38. Young. The Prophecy of Daniel, p. 65. 69. Walvoord, Daniel, p. 73.
39. lbíd .• p. 66. 70. Las interpretaciones de este texto varían según la escuela que el intérprete
40. Walvoord. Daniel, p. 55. siga, a saber, postrnilenarista. amilenarista o prernilenarista.
41. El uso de visiones es una de las características de la «literatura apocalíptica». 71. Young, The Prophecy of Daniel, p. 78.
Véanse páginas correspondientes de este libro. 72. Leupold, Exposition of Daniel, p. 123.
42. Véase Leupold, Exposition of Daniel, p. 99. 73. Keil, p. 476. Es interesante que Keil reconoce la presencia de Los diez de-
43. En el texto original «sabiduría» aparece antes de «poder». dos de los pies de la imagen, algo que Young y otros rehúsan considerar.
44. Wood, A Commentary on Daniel, p. 60. 74. Montgornery, A Critica/ and Exegetical Commentary on tire Book of Da-
45. Montgomery, A Critica/ and Exegetical Commentary on the Book of Da- niel. p. 177.
niel, p. 157. 75. Walvoord, Daniel. pp. 74-76.
46. El pronombre personal acusativo «a ti» aparece al principio de la oración 76. Wood. A Commentary 011 Daniel, pp. 71- 72.
para dar énfasis a Dios. 77. Culver, «Daniel». Comentario bíblico Moody: Antiguo Testamento, pp. 780-
47. Walvoord, Daniel, p. 59. 781.
48. Young. The Prophecy of Daniel, p. 70. 78. W.A. Criswell. Expository Sermons on the Book of Daniel, Vol. IV, pp. 47-58.
49. Culver, Dame/ and the Latter Days. p. 107. 79. Harry A. lronside, Lectures 011 Daniel the Prophet (Nueva York: Loízeaux
50. Walvoord, Daniel. p. 61. Brolhers, 1946). p. 38.
51. Se reconoce que existen varias interpretaciones en cuanto a detalles. Éstas 80. John C. Whitcomb. The Kingdom and the Church, notas inéditas, Grace
se señalarán más adelante. Theological Seminary.
52. Véase Young, The Prophecy of Daniel, p. 71. 81. Es una verdad sostenida por teólogos conservadores de todas las escuelas
53. Montgornery, A Critica/ and Exegetical Commentary on the Book of Da- (amilenaristas, postmilenaristas y premilenaristas).
niel, p. 166.
84 DANIEL Y fL RF/NO M[SIANICO

82. You~g. The Prophecy of Daniel. pp. 76- 78. La opinión de Young e' com-
partida con algunas ligeras variaciones por la escuela amilenarista,
83. l.eupold, Exposi11011 oj Daniel. p. 121. Es digno de notarse que los histo- CINCO
riadores serios no consideran que el cristianismo o la iglesia fue una fuerza
significativa en la caída del Imperio Romano. M~ bien consideran que el
deterioro ~oral. la falta de material humano. los problemas económicos y
cosas semejantes fueron lo' factores principales que provocaron el desmern-
bramiento del Imperio.
El hombre muestra su
84. Esta es la opiruón de expositores como John Walvoord. J.D. Penl.CCOSt. J.AJva
McClain. Eric Sauer, Roben Culver y otros. Debe notarse que estos
rebeldía hacia Dios mediante
expositores no enseñan que el reino de Cristo durará solamente mil años. Por
el contrano. enseñan que el reino c;erá eterno Véase Walvoord. p. 74
su soberbia (3: 1-5 :31)
85 Se reconoce que la Iglesia es una forma del reino de 010<; pero no es
equi- valente al reino mesiánico o mediado prometido en el Antiguo
Testamento y anunciado en Lucas 1 :30-33.
86. Young escoge hacer referir dicha frase al tiempo de la primero veruda de LA PRUEBA DE FUEGO NO HACE
Cristo, pero la expresión ahurit yomayyii significa «el final de los días». CLAUDICAR A LOS HOMBRES DE FE (3:1-30)
La palabra hartt se usa en el Salmo 139:9 y se traduce «extremo», en Dr. Desde su caída en el jardín del Edén, el hombre ha desafiado la auto-
11.12 se traduce «fin». en Job 8. 7 se traduce «postrer» (cp, 42.12). En sen-
tido profético se usa en Génesis 49· l: Números 24; 14. lsaías 2:2: Miqueas
ridad de Dios. La rebeldía del ser humano hacia su Creador se pone de
4:1: Daniel 2:28 > 10:4. C. F. Keil afinna que en Daniel 2:28 la frase se manifiesto en todas las esferas de la vida humana. En los órdenes reli-
refiere ni «futuro en "U conclusión o al futuro mesiánico del tiempo del gioso y moral, sin embargo, esa rebeldía alcanza su grado máximo. Los
mundo ... Keil, p. 468. capítulos del libro de Daniel que consideraremos seguidamente demues-
87. Young. The Prophecy of Daniel, p. 141, y Leupold, Exposition of Daniel, tran la insensatez del ser humano en su desafio a Dios.
p. 276, reconocen que esto-; do' capitulo), tratan el mismo asunto. El capítulo 3 del libro de Daniel relata la dramática prueba a la que
88. Young. op. cit .. pp. 141-164. fueron sometidos los jóvenes judíos por rehusar adorar a la imagen que
89. Roben Anderson. El príncipe que ha de \'enir(Grand Rapids: Editorial Por- Nabucodonosor hizo levantar en el campo o explanada de Dura. &le
tavoz. 1981 ). p. 89. capítulo relata la prueba (3.1-7). la acusación (3:8-12), la firmeza (3: 13-
90. \Vood, A Commentary 011 Daniel, p. 74. 18). la liberación (3:19-25) y la promoción (3:26-30) de Sadrac, Mesac
91. Montgomery opina que Nabucodonosor pretendió ofrecer a Daniel honores y Abed-nego. Una vez más quedó demostrado el cuidado providencial
divinos en armonía con el espíritu de los paganos. A Critical and Exeeetical
Commentary on the Book of Daniel, p. 180 (véase también Hch. 14: 11-14). de Dios hacia sus hijos}' el hecho de que Dios sabe recompensar la fide-
Y ~ood observa que la palabra •humilló» (segid) se emplea en el libro de lidad de quienes le sirven.
Daniel sólo en referencia a la adoración de una deidad (Dn. 3:5. 6. 7. 10. 11.
12. 14, 28); Wood. A Commentary on Daniel. p. 74. LA ORDEN DE NABUCODONOSOR (3:1-7)
El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro cuya altura era
de sesenta codos. y su anchura de seis codos; la levantó en el
campo de Dura. en la provincia de Babilonia (3: 1 ).

El texto no da ningún indicio de cuánto tiempo transcurrió entre los


capítulos 2 y 3. Lo que sí es evidente es que Nabucodonosor había que-
dado profundamente impresionado con la interpretación del capítulo 2.
Uno no puede evitar suponer que hubo una relación directa entre lo su-
cedido en el capítulo tres y el sueño del capítulo dos. La estatua de oro

85
86 DANIEL }' EL REINO MESIÁNICO H HOMBRE MUESTRA SU REBfL O{A HACIA DIOS f1: 1-5: J 1) 87
de tamaño impresionante erigida por orden de Nabucodonosor, muy «Consejero» (oidor)= (dliargo:. ra)'\'CI) persa. Consejero del gobier-
posiblemente, representaba su propia persona. El pueblo debía de acer- no.
carse y adorar la estatua al escuchar el sonido de ciertos instrumentos «Texoreroe ee (g tabari: (dudoso): Superintendente del tesoro públi-
musicales. El que no lo hiciese sería condenado a muerte. co
La cuestión de la estatua } 'iU'> dimensiones ha sido ampliamente dis- «Juez» = (d tabari: persa: Guardador de la ley.
cutida por comentaristas y erudito'>. Muchos opinan. y con buenas razo- «Magistrado» = (thiphtaye ): (dudoso).'º
ne.• que el texto no implica que la estatua en sí era de 60 codos de altura
por 6 de ancho. ni que era de oro macizo.' Lo más prudente es pensar que S1 el Libro hubiese sido escrito. como sugiera la critica racionalista,
era una especie de obelisco- o tal vez estaba alzada en una plataforma de en el siglo n a.c.. es decir. durante el período helenístico, lo más lógico
modo que sólo la parte superior de la imagen cenia figura humana.1 Tam- e' que todos los nombres de los oficiales mencionados procediesen del
bién es lógico pensar que la estatua en sf era de oro enchapado.' La cons- griego y no del persa o del arameo, como evidentemente ocurre.
trucción de imágenes o estatuas como esa no era algo sin precedentes.'
La estatua fue levantada -en el campo de Dura. en la provincia de Y el pregonero anunciaba en alta voz: Mándase a vosotros. oh
Babilonia .. ( 3: l ). El nombre Dura» ha sido identificado con varios ~i- pueblos. naciones y lenguas. que al oirel son de la bocina, de la
río en Babilonia. Alguno' creen que «estaba situada al sureste de nauta. del tamboril. del arpa, del salterio, de la zampoña y de
Babilonia en las cercaruas de un arroyo)' colinas llamadas 4 Douair» don- todo instrumento de rnúvica, os postréis y adoréis la estatua de
de también 'e ha encontrado lo que parece ser la base de una gran esta- oro que el re) Nabucodonosor ha levantado: y cualquiera que
tua».? Otros. por su parte, creen que era un sitio dentro de la misma ciudad no 'e postre :, adore, inmediatamente seni echado dentro de un
de Babilonia". Edwurd Young señala que «la mención de la palabra horno de fuego ardiendo (3:4-6).
[Dura] es en realidad una evidencia de autenticidad ya que presupone
algún conocimiento de la geografía babilénica-.s La palabra «pregonero- . aunque similar al vocablo griego kervx. pa-
rece más bien derivarse del persa antiguo khrausa, que significa un «\'O-
Y envió el rey Nabucodonosor a que se reuniesen los atrapas. cero» o «anunciador». Este pasaje también ha sido usado como blanco
los magistrados y capitanes. oidores. tesoreros, consejeros, JUe- por aquellos que niegan la autenticidad de Daniel. La presencia de tres
ces, y todos los gobernadores de las provincias. para que vmie- palabras griegas (gaytrós, psanterin y .um1pmJyah) ha hecho que la crí-
sen a la dedicación de la estatua que el rey Nabucodonosor había tica afirme que Daniel fue escrito en el siglo 11 a.C.12 Las tres palabra"
levantado (3:2). griegas son nombres de instrumentos musicales· arpa <ga\'troJ), salterio
tpsanterin¡ y la zampoña (.'itimpo11ycJ). Sin embargo. e sabe que mucho
De gran interés hu sido la lista de oficiales del gobierno babilónico antes del siglo l\ a.c. la influencia gnega a través del Onente Medio era
que aparece en este versículo y que se repite en los versículos 3 y 27. Se notoria. n John Walvoord observa que:
ha observado que algunas de las expresiones usadas son de origen per-
sa. Ese problema aparente ha causado que algunos expertos hayan con- No hay nada de extraño tocante a cierta cantidad de influencia
cluido que el libro fue escrito con posterioridad aJ período exflico." La griega en la cultura babilónica s1 se toman en cuenta los contac-
crítica pasa por alto el hecho de que Daniel vivió durante el período per- tos entre éstos y los griegos. Los mercaderes griegos hacían vi-
sa y muy posiblemente escribió su libro durante ese tiempo. De modo sitas frecuentes a Egipto y al oeste de Asia a parur del siglo v11
que lo más lógico es que usase la terminología común en la época en a.c. Los mercenarios griegos. quienes servían como soldados
que se escribió su composición. H.C. Leupold ofrece Ja relación de los en vanos paises. aparecen un siglo antes de Daniel, como. por
nombres usados y su posible origen en Ja siguiente lista: ejemplo. en el ejército asirio <le Esar-hadón (682 a.C.) y aún en
el ejército babilónico de Nabucodonosor.14
«Sátrápae >(arhashdarpenayyav: persa: Protector de los dominios.
«Prefecto» (rnagrstrado)e (si~hnayya): arameo: Líder militar. Al sonido de los instrumentos musicales. todos los presentes estaban
«Gobernador» (capitán)= (pach walhav: babilonio o persa Goberna- en la obligación de postrarse en adoración ante la monumental estatua.
dor civil. Es muy posible que más que un acto religioso. todo aquello fuera un acto
88 DANIEL Y EL REINO MFSIANICO El HOMBRE MUESTRA SU REBEL D(A HACIA DIOS (3: t-5:31 J 69

político. Postrarse ante la estatua era un reconocimiento público de la estuviesen celosos a causa de que aquellos judíos ocupaban posiciones
autoridad del estado, particularmente de la persona del rey importantes > aprovecharon aquella ocasión. haciendo uso de la calum-
Nabucodonosor. En realidad. la adoración de aquella estatua simboliza. nia para hacer daño a los siervos de Dios.
ba adoración al mismo Nabucodonosor." El monarca, por supuesto. pu. Los caldeos. echando mano de toda la sagacidad de que eran capa-
día imponer su voluntad. Después de todo. había conquistado aquel ces. formularon sus acusaciones delante de Nabucodonosor, presentan-
imperio por la fuerza En cierto sentido. Nabucodonosor fue un precur- do tres aspectos de supuesta lnsubordinacrón por parte de los jóvenes
sor del anticristo de los postreros días. Tenía patria potestad sobre todos judíos: ( 1) «No te han respetado»: (2) «no adoran tus dioses: y (3) «no
sus súbditos y exigía adoración de iodos los que estaban dentro de sus adoran la estatua de oro que has levantado». Walvoord ha resumido bien
dominios. Además. poseía control político. social y económico sobre mu- la situación en las siguientes palabras:
chas naciones y pueblos.
El concepto total de lealtad política, de lo que la adoración de la
LOS JÓVENES JUDÍOS SON ACUSADOS imagen era una expresión, está ligado a la idea de que los dioses
DE INSUBORDINACIÓN (3:8· 12) de Nabucodonosor le han favorecido y dado la victoria. Retar a
La orden dada por el rey requería un cumplimiento inmediato. Cual- los dioses de Nabucodonosor, por lo tanto, equivalía a retar al
quiera que desobedeciese el decreto seria lanzado a un horno de fuego mismo emperador. y ponía en tela de juicio la integridad política
ardiendo sin dilación alguna. En medio de aquella difícil situación los de Jos tres acusados. Como prueba de sus sospechas. acusaron a
jóvenes judíos demostraron el coraje y la dedicación que emana de una los tres compañeros de Daniel de no adorar la imagen de oro.1
fe viva y verdadera.
Es evidente que los caldeos semían envidia hacia los tres Judíos. Tam-
Por esto en aquel tiempo algunos varones caldeos vinieron y acu- bién parece existir prejuicio hacia los judíos. El tono en que aquellas
saron maliciosamente a los judíos. Hablaron )' dijeron al rey acusaciones parece que fueron pronunciadas revela que los caldeos no
Nabucodonosor: Rey, para siempre vive. Tú. oh rey. has dado consideraban a Jos tres jóvenes judíos dignos de ocupar los cargos para
una ley que todo hombre, al oir el son de la bocina. de la flauta, los que fueron escogidos.
del tamboril. del arpa, del salterio. de la zampoña. y de todo ins-
trumenro de música. se postre y adore la estatua de oro: y el que LOS JÓVENES iuoros MUESTRAN FIRMEZA, PRODUCTO DE LA FE
no se postre y adore. sea echado dentro de un horno de fuego EN DIOS Y REHÚSAN ADORAR LA IMAGEN (3:13-18)
ardiendo. Hay unos varones judío . los cuales pusiste "obre los Entonces Nabucodonosor dijo con ira y enojo que trajesen a
negocios de la provincia de Babilonia. Sadrac, Mesac y Abed- Sadrac, Mesac y Abed-nego. Al instante fueron traídos estos
nego: estos varones. oh rey. no te han respetado; no adoran tus varones delante del rey (3: 13).
dioses, ni adoran la estatua de oro que has levantado (3:8-12).
Las palabras «ira» (rega:) y «enojo» (hama) son casi sinónimas y se
La expresión «por esto» (kol-Robil dend} debe referirse al hecho de usan. sin duda. por razones de énfasis. «Al instante» (be!' idayin} sugie-
que aquellos jóvenes judíos rehusaron reverenciar la estatua de oro. Debe re la premura con que la orden fue cumplida.
recordarse que Sadrac, Mesac y Abed-nego habían sido colocados en altas
posiciones en el gobierno. Negarse a adorar la imagen significaba que Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad. Sadrac, Mesac y
perderían la oportunidad de ser elevados aún más. Pero aquellos Jóve- Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios. ni adoráis la es-
nes seguían viviendo según la pauta que los había distinguido en el ca- tatua de oro que he levantado'> Ahora, pues. ¿estáis dispuestos
pítulo 1. La acusación fue hecho por «varones caldeos» Aquí la palabra para que al oír el son de Ja bocina. de la flauta. del tamboril. del
«caldeos» parece referirse no a la casta de sabios. sino al aspecto arpa, del salterio. de la zampoña y de todo instrumento de músi-
étnico ca, os postréis y adoréis la estatua que he hecho'> Porque si no la
de los acusadores. Dice el texto que la acusación fue hecha «maliciosa- adorareis. en la misma hora seréis echados en medio de un hor-
mente". La f rase usada aquí ( 'alwllí garséhén di). líterulmente sigmfi- no de fuego ardiendo: ¿y qué dios ~crá aquel que os libre de mis
ca. «comer la carne de alguien», El sentido metafórico de dicha expresión manos? (3:14-15)
es «calumniar», «denunciar». 111 E" posible que los mencionados
caldeos
90 DANIEL ) EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA HACIA DIOS (3:1-5:31) 91

La interrogación por parte de Nabucodonosor («"Es verdad ... >•) tal Juntad de Daos librar a los suyos de los padecimientos físicos o de la
como aparece en la versión castellana Reina-Valera deja la impresión muen.e. El salmí ta dice: «Estimada es a tos ojo de Jehová la muerte de
de que el monarca dudaba de la acusación. Pero la palabra thasda ') sig- sus santos- (Sal. 116: 15) El patriarca Job confesó: «He aquí, aunque él
nifica «propósito .. o -designio»." De modo que lo que Nabucodonosor me macare. en él esperaré ... » (Job 13: 15).
deseaba saber es hl los JUWOl!i habían cometido el acto Je desobedrencia Los eres jóvenes judíos fueron echados en el terrible horno. pero fue-
..deliberadamente», «a propésuo-. «a modo de plan premeditado» ,~ ron librados del fuego por el poder de Dios (3: 19-25 ). La ira de
Parece ..er que el rey esta dispuesto a conceder a los tres judíos la Nabuccdono: or pretendía destruir a los siervos de Dios. pero el Señor
oportunidad de postrarse en adoración ante la estatua fato es Jo que Soberano los libró de aquella ituacién.
sugiere la expresión: «Ahora. pues. ¿estáis dispuesto- .... .,, . S1 los Jóve-
nes judío-. se negaban crían echados en medio de un horno de fuego Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, ) se demudó et aspee-
ardiendo y. en la opinión de Nabucodonosor, «¿qué dios será aquel que 10 de su rostro contra Sadrac. Mesac y Abed-nego, y ordenó que
os libre de mis rnanos?» Es evidente que el monarca había olvidado Ja el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado. Y man-
obra realizada por el Dios de los judius al revelar e interpretar el ueño dó a hombres mu) vigorosos que tenía en su ejército. que ata-
del capítulo 2. Pero después de todo. el hombre natural no percibe ni sen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de
entiende las cosas que son del Espíritu de Dios ( 1 Co. 2: 14). fuego ardiendo (3: 19-20).

Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, La respuesta pausada, pero segura de los tres jóvenes judíos encen-
diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asun- dió la ira de Nabucodonosor aún más. La frase «Se llenó de ira» thltmell
to He aquí nuestro Dio a quien servimos puede libramos del hemá) sugiere que el enojo del rey era tal que sus acciones eran
horno de fuego ardiendo; y de tu mano. oh re). nos librará Y si irracionales. A tal grado había llegado la ira del monarca que el aspecto
no, sepas, oh rey. que no serviremos a tus dioses, m tampoco de su rostro se demudó y ordenó que el horno fuese calentado siete ve-
adoraremos la e tatua que has levantado (3· 16-18). ces más de to normal. fa identerncnte. sm ofrecer resistencia alguna.
Sadrac, Mesac ) Abed-nego fueron atados con parte de sus propias ves-
Los tres judíos rehusan def enderse de la acusación que se les ha he- timentas > echados en el horno de fuego (3:21) Seguramente
cho. En realidad. admiten su culpabilidad Dan a entender que estaban Nabucodonosor imaginaba que una vez más su poder ) autoridad ha-
plenamente consciente de la demanda que e les hacía. De igual mane- bían quedado establecidas. que su victoria había sido total: pero no po-
ra ponen de manifiesto que no e-tan dispuestos a cumplir la orden de día estar más lejos de la verdad.
arrodillarse delante de Ja estatua. Como ha expresado Montgomery: Para que no hubiese duda de lo que estaba aconteciendo. dice el texto
que como ta orden era apremiante y el calor del horno era tan elevado.
La acusación es confesada. no hay defensa que hacer. Lo" acu- aún tos hombres que echaron al fuego a los tres judíos murieron a causa
sados desean an en su Dios. pero con el control de la fe, porque del gran calor.
admiten que es posible que [Dios] no mtervenga, pero. sin em-
bargo. mantendrán la fe y retarán al rey. Si la historia hubiese Y estos eres varones. Sadrac, Mcsac y Abed-nego, cayeron ata-
querido indicar que estaban seguros de ser librados. su respues- dos dentro del horno de fuego ardiendo. Entonces el rey
ta hubiese sido arrogancia espiritual zo Nabucodonosor se espantó. y se levantó apresuradamente y dijo
a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro
Aquellos tres jóvenes confiesan que su Dios puede librarlos del fue- del fuego? Ellos respondieron al rey. Es verdad. oh rey. Y él dijo:
go del horno. pero no afirman que lo hará. Aquí tenemos un ejemplo He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio
hermoso de la verdadera fe. Ya fuesen librados o no de las llamas del del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es se-
horno, Sadrac, Mesac y Abed-nego confiarían en Dios.' Su fe no de- mejante a hijo de los dioses (3:23-25).
pendía de lo que les podría ocurrir; No dudaban de la capacidad de Dios
para librarles. pero de no ser esa 'u voluntad. aceptarían con gozo la Esto" versículos relatan el momento más dramático de todo el capítu-
muerte pero no adorarían la estatua de oro. No toda'> las veces es Ja \'O- lo. Mientras que tos hombres que habían echado a los tres judíos en el
92 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO El HOMBRE MUESTRA SU REBELD(A HACIA DIOS (J: 1-S:J IJ 93

horno morían instantáneamente, éstos caían dentro del horno donde se LOS TRES JÓVENES JUDÍOS SON RECOMPENSADOS Y DIOS ES
produciría una de las escenas más gloriosas de todo el Libro de Daniel. HONRADO POR SUS TESTIMONIOS (3:26-30)
Dios interv rene milagrosamente para librar del fuego a sus siervos. Dios
había prometido: «Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo: y s1 Entonce" Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego
por los ríos. no te anegarán. Cuando pases por el fuego. no te quemarás, ardiendo. 'i dijo: Sadrac. Mesac y Abed-nego, siervo" del Dios
ni la llama arderá en U» (ls. 43:2). Esa promesa se cumplió aquel dfa en Altísimo, salid ) venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego
las vidas de Sadrac, Mesac y Abed-nego. salieron de en medio del fuego (3:26).
El rey Nabucodonosor quedó perplejo (tevah), se maravilló de tal
modo que se le hacía dificil creer lo que veía. ¿Cómo es posible. pre- El re) Nabucodonosor, consciente de que los tres jóvenes judíos es-
guntaba. que si ues hombres fueron echador eo el horno, ahora apare- tán vivo". "e dirige a ellos llamándolos «siervos del Dios Altísimo»
cen cuatro? La pregunta del monarca es confirmada por Ja respuesta de ( 'elaha lurn-fi ') Aunque tal referencia a Dios parece impresionante. en
sus consejeros. Los jóvenes judíos y el personaje que con ellos estaba realidad, como señala Edward Young:
«SC paseaban en medio del fuego s10 sufrir ningún daño». John Walvoord
describe elocuentemente la escena presenciada por Nabucodono ·or: El rey no se alza por encima del pagani: mo. También los grie-
gos llamaban a. Zeus el Altísimo. Nabucodonosor no reconoce
En lugar de tres hombres. vio cuatro: en vez de estar atados. es- que sólo el Señor es Dios. sino solamente que el Dios de los
taban suelto : en lugar de revolverse de dolor en la angustia de confesores es el más alto de los dioses. Aún la realización de
las llamas. se paseaban en medio del fuego sin hacer esfuerzo este poderoso milagro no hace que se convierta."
por salir. Además. era claro que no estaban lastimados: lo más
sorprendente de todo. tenía la impresión de que el aspecto del La sorpresa cundía en medio de los presentes. Los oficiales del pala-
cuarto personaje era como el hijo de Dios." cio y el mismo rey estaban maravillados al ver que el fuego no había
dañado los cuerpos de aquello .. jóvenes. Ni el cabello de sus cabeza, se
La expresión «hijo de los dioses» (bar- 'elahin), es traducida en algu- había quemado. sus ropas estaban intactas y no mostraban ni el más leve
nas ocasiones oel hijo de Dios». Pero la mayoría de los expertos prefie- rastro de haber estado en el horno de fuego ardiendo. Aquello era un
ren la traducción que aparece en nuestra versión. ?J H.C. Leupold está, auténtico milagro. Sólo Dios podía haber obrado así. Uno no puede ha-
sin duda. correcto cuando dice: cer menos que preguntarse: ¿Fue alguno de aquellos movido a rendir su
vida al Dios Todopoderoso?
El rey habla como un típico pagano cuando asemeja la cuarta
persona a •hijo de los dioses». La expresión bar- 'elahin tam- Entonces Nabucodonosor dijo: Bendito sea el Dio' de ellos. de
bién ha sido traducida «el hijo de Dios». pero esto implicaría un Sadrac. Mesac y Abed-nego, que envió 'u ángel y libró a sus
profundo y verdadero conocimiento al Dios por parte de este pa- siervos que confiaron en él, )' que no cumplieron el edicto del
gano y también provocaría la objeción que ya Jerónimo expre- rey. ) entregaron sus cuerpos antes que servir y adorar a otro
só en su día: «No sé cómo un rey inicuo se merezca ver al Hijo Dios que su Dios. Por lo tanto. decreto que todo pueblo. nación
de Dios»." o lengua que dijere blasfemia contra el Dios de Sadrac, Mesac
y Abed-nego, sea descuartizado, y su casa convertida en mula-
Es muy posible que el cuarto personaje en el horno fuese el Ángel de dar; por cuanto no hay dios que pueda librar como éste. Enton-
Yahveh. es decir, una aparición del Cristo preencarnado. Algo que ocu- ces el re) engrandeció a Sadruc, Mcvac y Abed-nego en la
rrió varia'> veces en el Antiguo Testamento (Gn. 18: Jos. 5: 13-6:5). De provincia de Babilonia (3:28 30)
todos modos, en estos versículos que hemos considerado, tenemos un
ejemplo patente del cuidado providenciaJ de Dios por sus hijos y un cum- fatos versículos son los que más 'e acercan a la posibilidad de que
plimiento de las promesas del Todopoderoso. Nabucodonosor llegase a hacer una entrega de su vida a Dios. El mo-
narca. en cieno modo. reconoce la grandeza de Dios y bendice su nom-
bre. Pero. al mismo tiempo. puede notarse que su decreto no es del todo
EL HOAIBRE MUESTRA SU REBELDÍA HACIA DIOS ( l: 1-S:J I J 95
94 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

NOTAS
positivo, El edicto promulgado prohibía hablar blasfemia tshátun¡ con-
tra Dios. pero no se dice nada tocante a proclamar su nombre de manera 1. Las dimensiones de la estatua en el sistema métrico decimal serian 27m.
de alto por 2.70 m. de ancho
positiva.
2 Young. Tite Prophecy o/ Daniel, p. 84.
La historia relatada en este capítulo 3 concluye con una breve decla- 3 Walvoord, Daniel, p. 80
ración en cuanto a que los tres jóvenes Judíos fueron elevados a cargos 4. Young. The Prophecy o/ Daniel. p. 84 y Walvoord, lbid.
de mayor importancia por el rey Nabucodonosor.Dios bendijo las v idas 5 Leupold, Exposuion o/ Daniel. pp. l.34-136.
de aquellos siervos suyos que no estimaron sus vidas preciosas para sí 6. lnternational Standard Bible Encyclopedia, Vol. 11. p. 883.
mismos. sino que las entregaron completamente al Señor. 7. lbid. La razón es que Babilonia era una ciudad lo suficientemerne extensa
Sadrac, Mesac > Abed-nego pudieron haber racionalizado su situa- paro tal acto
ción pensando de e te modo: ( 1) Todos están obedeciendo el decreto real 8. Young. T/1e Prophecy of Daniel. p. 85.
de adorar Ja estatua de oro: ¡,por qué lJevar nosotros la contraña?: (2) si 9. Leupold, Exposition of Dan1'1. pp. 1.W-141.
10. /bid .• pp. 139-1.W.
no- matan. ¿quién quedará para testificar de Dios?: (3) Dios no debe ser
11. Archer, Ir.. Reseña critica de una introduccián al ,\11ti8"" Testamento,p.
probado de esta manera: es posible que ÉJ no nos libre y eso dañarla \U 426.
reputación: y (4) después de todo. es solamente una estatua y Dios sabe 12. Véase K.A Kuchen. «The Ararnaic of Daniel ... Nt>UJ 011 Some Problems
que no pretendemos adorarla. Estas y otrasexcusas pudieron haber sido in rite Book. of Daniel. pp. 44-50
ofrecidas por aquellos tres jóvenes, Pero no fue así. Su inquebrantable 13. lbid.
fe y rotunda confianza en el Dios de la gloria les hizo actuar del modo 14 Walvoord, p. 84.
que lo hicieron )' Dios les dio la victoria. ¡Qué ejemplo de integridad 15 Keil. EzekieJ XX\ to Malachi ... p. 487.
moral y dedicación espiritual! 16 Véase Gesenius, Hebrew U11d Chaldee Lesicon, p. 745.
17 Walvcord. Daniel. pp. 86-87.
RESUMEN Y CONCLUSIÓN l 8. Gesenius. Heb"11 and Chaldee Lexicon. p. 701.
19. Kcil. «Ezekiel XXV to Malachi-, pp. 488-489.
El capítulo tres de la profecía de Daniel pone de manifiesto la terrible 20 Montgomery, A Critica/ and Exegetica! Commentary on the Bonk of Da-
corrupción moral y espiritual del corazón humano. La actitud de niel. p. 206.
Nabucodonosor es un claro ejemplo de ello. A pesar de haber experi- 21. El ejemplo de Sadrac. Mesac y Abed-nego ilustra las palabras de Pedro en
mentado el poder de Dios mediante la revelación del sueño del capítulo Hechos 5:29: -Es necesano obedecer a Dios ames que a los hombres ....
2 e. incluso. de haberlo reconocido. la dureza del corazón del monarca 22. Walvoord, Daniel. p. 91
se hace evidente. Su orgullo y fanatismo lo hacen ordenar Ja construc- 23. Young, The Prophecy of Daniel, p. 94.
ción de la gigantesca estatua y. a aún peor. decreta que todos sus súbdi- 24. H.C. Leupold. Exposition o/ Daniel. p. 158.
25, Young, The Prophecv o/ Daniel, p. 95.
tos adoren la mencionada imagen bajo la amenaza de la pena de muerte.
Por otro lado, el capítulo revela la actitud firme del remanente fiel.
Los tres jóvenes judíos rehúsan arrodillarse y rendir culto a la imagen.
Saben bien que su negativa les costaría la vida física. pero prefieren morir
antes que negar al único Dios vivo y verdadero. El Señor premia la fe de
los tres jóvenes judíos, librándolos de las llamas del horno de fuego.
Nabucodonosor se ve obligado a reconocer otra vez la grandeza de Dios
y promueve a Sadrac. Mesac y Abed Nego a posiciones más elevadas en
el reino de Babilonia. La lección es clara: La soberbia de hombres ini-
cuos no puede coartar el propásito eterno de Dios.
El HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA HACIA DIOS (CONT.> 97

ca es, sin duda, que un rey soberbio como lo era Nabucodonosor haya
promulgado un edicto como el que aparece en este capítulo. Debe
SEIS
recordarse, sin embargo, que ésta era la tercera vez que el monarca tenía
un encuentro con Dios. Parece ser que Dios tuvo que tocar judicialmen-
te el cuerpo de Nabucodonosor y afligirlo físicamente para que pudiese
El hombre muestra su reconocer su pequeñez en contraste con la grandeza del Dios del cielo:

rebeldía hacia Dios mediante Yo Nabucodonosor estaba tranquilo en mi casa, y floreciente en


mi palacio. Vi un sueño que me espantó. y tendido en cama, las
su impenitencia (cont.) imaginaciones y visiones de mi cabeza me turbaban. Por esto
mandé que vinieran delante de mí todos los sabios de Babilonia.
para que me mostrasen Ja interpretación del sueño. Y vinieron
magos. astrólogos, caldeos y adivinos, y les dije el sueño. pero
no me pudieron mostrar su interpretación (4:4-7).
EL SEGUNDO SUEÑO DE NABUCODONOSOR (4:1-39)
Ningún soberano de la antigüedad sobrepasó a Nabucodonosor en Después de plantear el asunto en los tres primeros versículos. el rey
fama e influencia. La grandeza de su reino, su vasto dominio y fortaleza pasa a explicar lo acaecido. El texto no dice la fecha del suceso, pero
constan en las páginas de la historia. 1 Pero el glorioso reinado de parece ser que tuvo lugar durante la segunda mitad del reinado de
Nabucodonosor fue interrumpido durante cierto tiempo a causa de una Nabucodonosor ya que, según 4:30. el monarca había completado su obra
enfermedad sufrida por el monarca. Según el capítulo 4 del libro de de edificación y embellecimiento de la ciudad.
Daniel, dicha enfermedad fue infligida a Nabucodonosor como juicio El sueño ocurrió en una época en que el rey estaba más confiado que nunca
divino a causa de su soberbia. El orgullo y Ja vanidad de los poderes en su trono, pues según 4:4, estaba «tranquilo» (slzelelz), es decir, «libre de
humanos tienen que ser humillados por Dios. todo afán o temor» y «floreciente» (ra 'nan), que literalmente quiere decir
«crecer con verdor», pero que se usa metafóricamente para indicar que
LA DECLARACIÓN DE NABUCODONOSOR (4:1-7) Nabucodonosor vivía lujosamente? Paradójicamente, cuando mayor era la
Nabucodonosor rey, a todos los pueblos, naciones y lenguas que prosperidad de su reino y resplandeciente la gloria que había alcanzado,
moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. Conviene que Nabucodonosor contempló en sueño el final de su supremacía.
yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho Los dos verbos usados en 4:5 por el rey para describir su reacción
conmigo. ¡Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus ante el sueño que había tenido, expresan un profundo estado emocional.
maravillas! Su reino. reino sempiterno. y su señorío de genera- El primero es «espanto» (behal), que significa «alarmarse» o «asustar-
ción en generación (4:1-3). se» y el segundo es «turbaron» (dehal) que quiere decir «atemorizarse»
o «llenarse de miedo».' No era para menos: Nabucodonosor estaba en el
En realidad estos versículos constituyen una proclamación de parte del apogeo de su carrera. Todo parecía indicar que su reinado duraría aún
rey. reconociendo la grandeza del Altísimo, sus señales. milagros y el ca- por muchos años. Pero los planes de Dios eran otros y cuando menos lo
rácter imperecedero de su reino. Evidentemente, Nabucodonosor revela esperaba el soberbio monarca, se vio humillado.
el contenido de la historia aquí relatada después de haberse recuperado de De nuevo Nabucodonosor apeló a los sabios de Babilonia para que le
su enfermedad. El profeta Daniel usó el documento de la proclamación diesen la interpretación del sueño. Esta vez. sin embargo. les diría el con-
del rey y bajo la dirección del Espíritu Santo registró su contenido. tenido del sueño. Pero aún así aquellos «respetables» sabios no se atrevie-
El monarca invoca sus poderes temporales al hacer su proclama y ron a decir al rey el significado de su sueño. Tal vez, como observa Wood:
confesión del Dios Altísimo en forma tal que Ja crítica lo tilda de un edicto
absurdo. sin paralelo en Ja historia anrigua." Lo que sorprende a la críti- La razón por la que [los sabios) no habrían querido darla era de-
bido a la naturaleza del sueño. Era un sueño que significaba
humillación y tragedia para el rey. cosa que muy probablemen-
96
98 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA lfAC/A DIOS tCONT.J 99

te sus fórmulas rnágicas habrían indicado. y ellos sencillamente referencia a un espíritu superior." La evidencia del contexto en este ca-
no hubiesen querido transmitir esa clase de información al püulo parece inclinarse con más peso al uso del singu!ar. No obstante,
gran Nabucodonosor.' como indica acertadamente Edward J. Young: «El epueto sa1110 no se
refiere aquí a pureza moral. sino más bien es un equivalente aproxuna-
En otra' palabras. el texto original sugiere que esta vez los sabres do de la palabra "divino?»." .
babílonios pudieran haber dicho al rey la interpretación del sueño. pero Daniel es reconocido como «jefe de los magos». Esta expresión debe
no se atrevieron a causa de la magnitud de su significado. Pen ...ar que el entenderse en el sentido amplio ele 2:48. donde el rey lo había nombra-
poderoso soberano de Babilonia sería humillado a tal extremo lo' llena- do «jefe . . upremo de todos lo' ...abios de Babilonia». La p~labra «mago».
ba de pánico. evidentemente. tenía una connotación distinta a la que tiene en nuc ..tra
cultura. Lo más probable es que el rey usa: e dicha expresión en el senu-
NABUCODONOSOR RELATA SU SUEÑO A DANIEL (4:8-18)
do de «erudito» o «sabio»." Ciertamente. '\abucodonosor recordaba la
En medio ele l.i perplejidad del re) a causa de su sueño y la renuencia experiencia (posiblemente de unos treinta anos atrás) cuando Daniel in-
de los sabios en interpretar el contenido al monarca. Daniel es recorda- terpretó el significado del sueño de la grao estatua. No p~e haber du~a
do por su habilidad y sabiduria para re olver situaciones como aquella. alguna en el vocabulario del monarca en cuanto a la habilidad de Daniel
p~ interpretar este segundo sueño.
Hasta que entró delante de mi Daniel cuyo nombre es Beltsasar,
como el nombre de mi dios. y en quien mora el espíritu de Jo, Estas fueron las visíones de mi cabeza mientras estaba en mi
dioses santos, Conté delante de él el sueño. diciendo: Behsasar, cama: Me parecía ver en medio de la tierra un árbol. cuya altura
jefe de los mago .... ya que he entendido que hay en ti espíritu de era grande. Crecía este árbol ) se hada fuene} su copa llegaba
los diose ... <;anto' y que ningún misterio se te esconde. declárame hasta el cielo. y se le alcanzaba a ver de ... de todos los confines
I~ \ islones de mi sueño que he vi . . lo, ) su imerpretacién ( ~:8-9). de la tierra (4: 10-11 ).
Se han sugerido varias poslbilidades en cuanto al porqué Daniel no En su extraño sueño. Nabucodonosor contempló un árbol de majes-
había acompañado al grupo de sabios mencionados en los versícuíos tuosa caractcrísuca en medio de la uerra 11 El mencionado árbol crecía
anteriores," Un autor ..ugiere c:omo má' probable el hecho de que Daniel hasta alcanzar tales proporciones que daba la irnpresión de llegar hasta
había tardado en venir a causa de sus ocupaciones o tal \-C7 porque espe- el cielo y era visto desde lo má..., recóndito de la .tierr..1. S.in duda. la des-
raba a que los sabios de Babilonia agotasen sus recursos." De lodos cnpción enfauza el carácter conspicuo («en medio de la uerra») )' el con-
modos. debe notarse que Daniel no fue obligado a comparecer anee el tinuo e impresionante crecimiento del árbol. .
rey. sino que vino por su propia voluntad. También se enfatiza el hecho de la hermosura del follaje y la abun-
A través del relato se u ...a tanto el nombre babilónico, Bcltsasar» como dancia de fruto en el árbol (vhabía en él alimemo para todos»). Debajo
el hebreo «Dantel «, La explicación que parece armonizar mejor con la de él se cobijaban las bestias del campo. en sus ramas ha?i~ban las aves
situación es que el edicto del rey csl.á dirigido a «todos los pueblos. na- del cielo y de él se mantenía toda carne. Young observa. siguiendo a otros
ciones y lenguas que moran en toda la tierra» (4: 1 ). De modo que era de exégetas, que «el significado no es que el árbol tenía alimento para to-
esperarse que el nombre del intérprete fuese dado a conocer de la mejor dos ... sino. más bien. que había alimento para todos los que estab~n ~n
rnancru posible él»." Hay quienes pretenden ale gomar el pasaje, aplicándolo a Babi loma
El rey se refiere a Daniel como un hombre en quien mora «el esprntu y no a Nabucodonosor," EJ texto claramente habla de La ~andez~ Y ~e
de los dioses santos». Estu frase ha sido ampliamente discuuda por los la autondad de Nabucodonosor durante el tiempo de su remado. EJerc1_a
comentarista s. 4 Se hu observado que la ex.presión ( 'eláhtn qaddishtn) autoridad sobre muchos pueblos y naciones que dependían de él. evi-
puede traducir ..e «droses santos» o (tDIOS Santo». Sólo el con~exto p~c- dentemente, aun para la comida.
de determinar la ultcrnauva a escoger. Algunos prefieren la forma sin-
gular. aludiendo que Nabucodonosor reconoce la superioridad del Dios Vi en tas vrsiones de rm cabeza mientra' estaba en rm cama. que
Je Daniel v Sin embargo. otros prefieren el plural debido a que el mo- he aquí un vigilante santo descendía del cielo. Y clamaba fuer-
narca babilónico nunca abandonó su poluefsmo ). por lo tanto . sólo hace temente y decía asr: Derribad el árbol. y cortad sus ramas.
100 DANIEL} Et REINO AtfSIÁNICO El HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA HACIA DIOS 1CONT.J 101

quitadle su follaje. y dispersad su fruto: váyanse las bestias que le conceden importancia a la exacta duración de dicho tiempo.20 Lo cieno
están debajo de él y las aves de sus ramas ( 4: 13-14 ). es que no debe dogmatizarse en cuanto al significado de dicha frase, no
es una imprudencia hermenéutica entender que se refiere a un período
La expresión «un vigilante santo descendía del cielo- ha dado origen de iete años literales."
a especulaciones por parte de algunos escritores, •i. Hay quienes han atri-
buido un origen pagano a la palabra -vigilante» C 'in). afirmando que es La sentencia C!> por decreto de los vigilante . y por dicho de los
tomada de las religiones sincretistas." Sin embargo. es preferible pen- sancos la resolución. para que conozcan los vivientes que el Al-
sar que: tísimo gobierna el reino de los hombres, ) que a quien él quiere
lo da, 'í consntuye sobre él al más bajo de los hombre (4: 17 ).
A la IUJ. de la completa revelación de la Palabra de Dios. la con·
clusión más natural es que la persona descrita como «un vigi- Algunos eruditos tildan el contenido de este versículo de pagano.
lante santo» es un ángel enviado por Dios. aún cuando la palabra Montgomery, por ejemplo. considera que es una fórmula astrológica que
«ángel» no es usada. Que los ángeles son vigilantes. o mejor aún representa una forma posterior de determinismo ecléctico . .a Sin embar-
«vigilantes. guardando una vigilia», no es un concepto extraño go. el énfasis del versículo radica en el control que el Allí. imo ejerce
tocante a los ángeles en las Escrituras, '" sobre el reino de los hombres. Los «vigilantes» y los «santos» represen-
tan ángeles que ejecutan la voluntad de Dios. Pero el «decreto» y la «re-
El vígilantc o ángel proclamaba en voz alta. ordenando que el árbol solución» no se originan en ellos. sino en el Dios Altísimo.
fuese derribado y completamente destruido de modo que perdiese toda El propósito del decreto es triple: ( 1) para que conozcan los vivientes
su gloria. Además. todos los beneficios derivados de aquel árbol cesa- que el Alásimo gobierna el reino de lo hombres: (2) el Altísimo du el
rían con su destrucción. gobierno a quien quiere: y (3) el Altísimo constituye sobre los gobier-
nos humanos aJ más insignificante de los hombres
Mas la cepa de sus rafees dejaréis en la tierra. con atadura Je La idea es que Dios es soberano. no sólo sobre la administración de
hierro> de bronce entre la hierba del campo: sea mojado con el lo asunto de la humanidad. sino también sobre su origen social ( l Co.
rocío del cielo. y con la.' bestias sea su parte entre la hierba de la 1:26). Evidentemente. Nabucodonosor no procedía de 135 altas esfera
tierra. Su corazón de hombre sea cambiado. y le sea dado cora- sociale de Babilonia. ino que había sido exaltado al trono inesperada-
zón de bestia. y pasen obre él siete tiempos (4:15-16). mente mediante la soberana voluntad de Dios. Los gobernantes de la tierra
se autoatribuyen el poder y el control sobre las naciones de la tierra.
La destrucción del árbol. sin embargo. no era una aniquilación del Desafían la autoridad de Dios y, en muchos casos. niegan su existencia.
mismo ya que se dejaría en la tierra cla cepa <le sus raíces». es decir. el Viene el día. stn embargo. cuando se manifestará plenamente quién de
tronco con la vida proporcionada por las raíces. La expresión «con ata- verdad es el Soberano del universo.
dura de hierro y de bronce» ha causado alguna dificultad de interpreta- Después de concluir el relato del sueño. el re) pide a Daniel que le
ción. El contexto parece sugerir una referencia a la condición en que diga la interpretación. reconociendo una vez más que el profeta puede
quedaría el sujeto en cuestión (Nabucodonosor) al experimentar el jui- hacerlo por la capacidad sobrenatural que hay en él (4: 18).
cio que vendría sobre él.
Los versículos que concluyen la descripción del sueño evidencian el DANIEL INTERPRETA El SUEÑO DE NABUCODONOSOR (4:19-27)
carácter simbólico de la cuestión. La segunda parte del versículo 15 ex- Entonces Daniel. cuyo nombre era Beltsasar, quedó atónito casi
presa un cambio de sujeto y el versículo 16 claramente indica que la re- una hora. y sus pensamientos lo turbaban. El rey habló y dijo:
ferencia es a un ser humano. Su corazón. es decir el centro de su Beltsasar, no te turben ni el sueño ni su interpretación. Bchsasar
razonamiento ) su capacidad para pensar serían cambiados por los de respondió y dijo. Señor mío. el sueño sea para tus enemigos. y
un animal. La duración de esa condición es descrita como «siete tiern- su mterpretacién para los que mal te quieren (4: 19).
pos». La expresión «siete tiempos» puede significar siete años." Tanto
Leupold como Young admiten la posibilidad de que signifique siete años. Daniel escuchó al rey relatar el sueño y su reacción es descota por la
También reconocen que la referencia es a un tiempo específico, pero no frase: «quedé atónito casi una hora .•. », Dicha expresión significa que el
102 DANIEL Y EL REINO M[SIÁNICO El HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA 11ACIA DIOS tCONT.J 103

prof eta quedó perplejo: enmudeció ante Ja realidad de lo que sobreven- De manera progresiva y sistemática, Daniel hace saber al rey que lo
dría .ª Nabucodonosor. Es el mi ..mo Nabucodonosor quien estimula a que vio ocumr al árbol le ocurriría a él por sentencia del Ahísimo».2J
Daniel y lo ayuda a recuperarse de su asombro. Seguidamente el profeta El rey 'cría echado de entre los hombres y viviría por el tiempo decreta-
expresa su ~eseo de que el contenido de aquel sueño se vea cumplido 00 do por 010-. comportándose como un animal hasta el día en que recono-
en el rey. sino en sus enemigos. ciese la sabiduría de Dio ...
Nabucodonosor seria restaurado tan pronto reconociese que .. el cielo
El árbol que viste. que crecía y se hacía fuerte. )' cuya copa lle- gobierna». La palabra -cielo» se usa figuradamente (metonimia) en lu-
gaba hasta el cielo. y que se veía desde Lodos los confines de Ja gar de Dios, siendo. como observa Edward Young. la única vez que di-
tien:-.i. c~yo follaje era hermoso, y su fruto abundante. y en que cha expresión es usada así en el Antiguo Testamento." En el Nuevo
había alimento para todos. debajo del cual moraban las bestias Testamento las expresiones «reino de Dios» ) reino de los cielos se
del campo. y en cuyas ramas anidaban las aves del cielo, tú mis- usan Intercambiablemente y deben entenderse como sinónimos. La idea
mo eres, oh rey, que creciste y te hiciste fuerte, pues creció tu que dichas frases contienen es que 010. llene autoridad soberana "'1 El
grandeza y ha llegado hasta el ciclo, y tu dominio hasta los con- Dios del cielo es el Soberano del universo que controla todos los movi-
fines de la tierra (4:20-22). mientos de la historia.
Daniel exhorta el rey a «romper» (peruq) con sus pecados. Es decir.
Daniel repite la descripción del sueño dada por el rey anteriormente el monarca es aconsejado a abandonar o separarse de sus pecados. Como
y_ luego da la interpretación: «Tú mismo eres. oh rey, que creciste y te hombre y como rey. Nabucodonosor seguramente sufría de la vanidad
hiciste fuerte» En el capítulo 2. Daniel había dicho a Nabucodonosor: el orgullo. la impiedad, la soberbia y cosas semejantes. El mismo juicio
«Tú eres aquel~a cabeza de oro» La cabeza de oro representaba al rey que predecía el sueño era a causa de su orgullo. Además, el rey debía
en toda su glona y esplendor. pero el árbol que es cortado vrmbohzaba «actuar justamente» (sidqá) En otras palabras. Nabucodonosor debía
la humillación. producto de su soberbia y orgullo. El profeta hace resal- demostrar con frutos de justicia ( «mostrando misericordia a los afligi-
tar el hecho de que el poder de Nabucodonosor había crecido. c;e había dos») que se sometía a Ja voluntad de Dios.
hec~o ~u~rte, había adquirido grandeza (glona, esplendor) y extensión Daniel está proclamando al monarca el principio bíblico de la sal-
temtonaJ ( «hasta los confines de la tierra»). Pero Dios había pronuncia- vación por la fe. el único que se conoce en la Palabra de Dios. La ... al-
do juicio sobre el monarca. vación por la fe. sin embargo. demanda que el hombre manifieste,
mediante actos de justicia. el cambio que ha ocurrido en :'\U corazón, A
Y en cuanto a lo que vio el rey. un vigilante ) santo que descendía era' és de todas las edades, Dios ha jusriñcado al pecador por medio de
del cielo y decía: Cortad el árbol y destruídlo: mas la cepa de sus la fe Como escribió el apóstol Pablo: «Mas al que no obra. sino cree
raíces dejaréis en la tierra. con atadura de hierro y de bronce en la en aquel que jusufica al impío. su fo es contada por justicia» (Ro 4.5).
hierba del campo: y sea mojado con el rocío del cielo. y con las ¡El impío Nabucodonosor no estaba fuera del alcance de la gracia de
besuas del campo sea su parte. hasta que pasen sobre él siete tiern- Dios! El texto pone de manifiesto ta enseñanza bíblica de que el peor
pos; esta es la interpretación. oh rey. ) la sentencia del Alusímo, de los hombres puede ser salvo si acude por medio de la fe al Dios
que ha venido sobre rm señor el rey: Que te echarán de entre los vivo y verdadero. A través de las edades la salvación del pecador -.e
hombres, y con las bestias del campo será tu morada. y con hierba basa exclusivamente sobre la gracia de Dios y sólo se recibe por me-
del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cie- dio de la fe.
lo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti. hasta que conoz-
cas que. el Altísi~o tiene dominio en el reíno de los hombres y lo El CUMPLIMIENTO DEL SUEÑO DE NABUCODONOSOR (4:28-33)
da a quien él quiere. Y en cuanto a la orden de dejar en la tierra ta Todas las promesas de Dios encuentran un cumplimiento seguro. Es
cepa de las raíces del mismo árbol. sigmñca que tu remo te queda- posible que haya dilación en el cumplimiento. pero tarde o temprano
1á firme, luego que reconozcas que el cielo gobierna. Por tanto. oh tendrá lugar Esto podemos verlo en el caso de Nabucodonosor, El rey
rey. acepta mi consejo: rus pecados redime con justicia, y tus ini- soberbio fue humillado
quidades haciendo misericordia." para con los oprimidos, pues taJ
vez será eso una prolongación de ru tranquilidad (4:23-37).
104 DANIEL Y EL RflNO MESIÁNICO fl HOMBRE MUESTRA SU REBfLDÍ-\ HACIA DIOS ICONTJ 105

AJ cabo de doce meses, paseando en el palacio de Babilonia. enfermedad mental que le hacía comportarse y pensar desí mismo como
habló el re} ) elijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifi- si fuera un animal. Dicha anomalía es considerad~ una m~nomaniuya
qué para casa real con la fuerza de mi poder para gloria de mi que Ja persona es afectada sólo en un área de su vida. El upo ru:
enf e~-
majestad? (4:29-30). rnedad que azotó al rey ha sido llamada por nombres tales como tnsama
0
zoa11throp1ca2" (considerarse un animal). licantropía" y boantropía.
Doce meses transcurrieron entre el tiempo en que Nabucodonosor tuvo Los detalles tocantes a lo sucedido a Nabucodonosor durante el uern
el sueño y el cumplimiento del mismo. Una vez más podemos ver la pode su enfermedad no son conocidos. Pero existen algunas evidencia"
manifestación de la gracia de Dios. El monarca había tenido todo un año históricas que apoyan el relato de Daniel. 1 De todos modos. la eviden-
para arrepentirse de sus pecados y refugiarse en la misericordia de Dios. cia bíblica permanece inalterable Dios trajo juicio sobre Nu~codono~or.
Pero. evidentemente. no lo hizo. Observando la belleza de Babilonia. el Su enfermedad y su recuperación fueron producto de la 1_merve~c16n
corazón del rey se llenó de orgullo. Debe notarse el uso del pronombre divina, fato es una demostración iocontrovertible de que Dios gobierna
personal: ayo edifiqué». «mi poder», «mi majestad», Todo esto denota soberanamente su universo. Nada ocurre en este mundo fortuitamente,
una autoglorificación por parte de Nabucodonosor }' aunque ahora por la providencia divina el hombn: administra los go-
La ciudad de Babilonia había sido embellecida en tal fonna durante biernos de tas naciones. el día viene en que (dos remos de este mundo
el reinado de Nabucodonosor que era considerada entre las primeras del pasarán a ser los reinos de Jehová y de su Mesías: y él reinará por los
mundo 26 Había más de cincuenta templos dentro de la ciudad, siendo el siglos de los siglos» (Ap. 11: 15).
mayor de todos aquel dedicado a Marduc. Una muralla exterior de unos
27 kilómetros de circunferencia protegía la ciudad. El ancho de dicha LA RECUPERACIÓN DE NABUCOOONOSOR (4:34-37)
muralla era tal que cuatro carros podían circular por ella al mismo tiem- Después que Dios curnpho !)U propósito en la v ida de Nabucodono ..or,
po para vigilarla. Por supuesto, la gloria de la ciudad era los jardines éste fue restaurado a su posición de dignidad. El rey recuperé sus facul-
colgante ... considerados una de las síete maravillas del mundo antiguo," tades y gobernó a Babi loma hasta su muerte. Lo ":lás so?resal1ente. ~n
Ninguna ciudad de la antigüedad podía compararse con Babilonia en esta etapa de su vida es que Nabucodoncsor expenmento una relación
belleza o riqueza. El monarca Nabucodonosor había sido el artífice de personal con el Dios Altí'>imo.
gran parte del esplendor de Babilonia Pero el orgullo de aquel gran rey
lo llevó hasta el punto de autogloríficarse. La respuesta divina. sin em- Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis OJOS al cielo.
bargo. fue fulminante. Dios lo humilló hasta el punto de hacer que se y rru razón me fue devuelta; y bendije al AJ~s.imo. y ala~ Y glo-
comportase como un animal. rifiqué al que vive para siempre. cuyo dominio es sempiterno. Y
su remo por todas las edades (4:34).
Aún estaba la palabra en la boca del re}'. cuando vino una voz
deJ ciclo: A ri se te dice. re)' Nabucodonosor' El reino ha sido La expresión al fin del tiempo» se refiere a los ..siete tiempos» _(4: 16)
quitado de ti: y de entre los hombres te arrojarán. y con las bes- por los que Dios hizo pasar a Nabucodonosor hasta que re~onoc1~~e la
tias del campo será tu habitación, y como a los bueyes te apa- soberanía del AJúsimo. Fue entonces que el rey calzó sus OJOs al cielo».
centarán: y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que reconozcas seguramente para expresar !>U dependencia de Dios. Con aq~l ~cto ~1
que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres. y lo monarca indicaba que deponía su orgullo y se acogia a la mlsericordia
da a quien él quiere. En la misma hora se cumphó la palabra del Altísimo. La frase ''Y rru razón me fue devuelta» sugiere que el rey
sobre Nabucodonosor. y fue echado de entre los hombres; y co- volvía a ta normalidad, es decir. recuperaba sus facultades mentales ..
mía hierba como los bueyes, y su cuerpo se mojaba con el rocío Seguidamente Nabucodonosor bendijo, alabó y glorificó al que vive
del cielo. hasta que su pelo creció como plumas de águila. y sus para siempre, es decir. aJ Dios eterno. Los tres verbos son usados para
uñas como la de las aves (4:31-33). indicar actos de adoración. Leon Wood ha escnto:

Nabucodonosor no pudo terminar su autoalabanza. Dios habló des- Esto!; [verbos] indican que Nabucodonosor ahora'~ preocu~a
de el cielo. pronunciando la sentencia. En aquella misma hora comen- por alabar a Dios. y muestran por parte de él un sentido de ma-
zaba a cumplirse el sueño profético del gran árbol. Le sobrevino una ra' illa y respeto hacia Dios, un reconocimiento de la grandeza
106 DANIEL Y EL Rf/NO MESIANICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELO/A HACIA DIOS i(ONT.) 107

de Dios. un sentimiento de su propia gratitud. una adrrusión de mente había sido restablecido. smo que también «le fue añadida mayor
dependencia personal, y un espíritu de humilde admiración .. grandeza». Es decir, su gloria después del restablecimiento superaba a
Estaba verdaderamente arrepenudo y humillado ahora delante Ja que había tenido antes de su hurrullacién
del gran Dio" del ciclo.' A causa de su propia experiencia, nuevamente Nabucodonosor ala-
ba, engrandece y glorifica al Rey del cielo. alegando que: ( 1) todas sus
El monarca reconoce. además. la autoridad de Dios al hablar de su obras son verdaderas: (2) sus carmnos justos, > (3) puede humillar a los
don~inio. También reconoce el carácter eterno del remo de Dios. El rey que andan en soberbia, El te timonio de Nabucodonosor es en verdad
sabia que su remo había tenido un principio y tendría an fin Pero. a singular entre los reyes paganos de la anuguedad o de cualquier época.
mod? de contraste. el reino de Dios es sempiterno, por los siglos de Algunos eruditos dudan que Nabucodonosor llegase a creer de corazón
los siglos. y fuese. alvo. 'l Otros, sm embargo. creen que el monarca babilónico fue
regenerado por el poder de Dios." E' posible que nunca sepamos aquí
en la tierra cuál de las dos posiciones es la correcta No ob. tante, la lec-
'!"odo-. los h?bicantes de la tierra s?n considerado como nada; y
ción que todos podemos aprender es que Dios es soberano aún en la ad-
el hace seg.un. su voluntad en el ejército del cielo. y en Jos habi-
tantes de la uerra y no hay quien detenga su mano, y le diga: ministración de su gracia. El hombre está muerto en delitos y pecados y,
¡,Qué haces? (4:35). por lo tanto. es totalmente incapaz de hacer algo en su favor para agra-
dar a Otos. Sólo el poder regenerador del Espíritu San ro puede reprodu-
Delante del Soberano. Yahveh, los habitantes de la tierra son conside- cir la vida de Dios en el corazón humano.
rados como nada. ~terrible equivocación del hombre es creerse que es
RESUMEN Y CONCLUSIÓN
algo cuando. en realidad no es nada delante de Dio . El gran pecado del
hombre en el huerto f~e querer ... uplantar la autoridad del Altísimo y Daniel capítulo 4. enseña claramente la soberanía de Daos sobre los
colocarse a la par de Dios. De Yahveh es la tierra) su plenitud. el mun- gobernantes de la uerra, El gran rey Nabucodonosor fue humillado por
do Y los que en él habitan (Sal 24:1 ). No tan solamente es el Señor de Dios a causa de su soberbia e impenitencia. Dios lo hirió con una enfer-
la tierra. sino también del ciclo: el ejército del cielo obedece su \OZ y medad que lo hacía comportarse como un animal. Dicha enfermedad le
hace MI voluntad. Uno de su' nombres es «Jehová de los ejércitos» duró por un período de siete años. hasta que el monarca reconoció la
( Yahveh Sehii( · Jól). soberanía de Dios.
La frase «~ no hay quien detenga su mano». literalmente significa Los gobernantes de la tierra debenan aprender de la lección que apa-
"Y no hay quien golpee su mano». Dicha expresión se usa metafórica- rece en este capítulo del libro de Daniel. Los reyes y autoridades de la.'>
mente para indi~ar que nadie en absoluto puede oponerse o subvertir naciones desafían a Dios} se oponen a su voluntad. Rechazan sus leyes
los planes de Dios. Todo lo que Dios hace es justo, santo y perfecto y demandas de manera abierta. Pero viene el día cuando los gobernan-
De modo que el hombre no está capacitado para cuestionar las accio- te . reyes o presidentes, tendrán que rendir cuentas delante del Dios To-
nes de Dios. dopoderoso (Ap. 20: 1 l-15).

NOTAS
E1~ el .mismo ci~mpo rm r3':ón me fue devuelta, y Ja majestad de
l. Josefo, Antigüedades de los judios, X. 1 O, Stephen Langdon, Building
nu remo. rru d1~n1dad y rm grandeza volvieron a mí. y mis go- lnscriptionsof the New Bnbylonian Empire(Parts: Ernest LcRoux. 1905);
bernadores y mis consejeros me buscaron: y fui restablecido en
D.J. Wíseman, lllustrationsfrom Bibhca! Ard1at•ology (Londres: Tyndnlc
mi reino. y mayor grandeza me fue añadida. Ahora yo Press, 1958); The Excavutions at Babvlon, trad. por A.S. Johns (Londres:
Nabucodoncsor alabo. engrandezco y glorifico al Rey del ciclo, McMillan, 1914).
porque todas sus obras son verdaderas. y sus caminos justos; y 2. Montgomery. A Critica/ ami Exegetical Commcntarv 011 the Baok of Da-
él puede humillar a los que andan con soberbia (4:36-37). niel. p. 222.
3. Véase Brown. Driver y Briggv. Heb11!11• muí E11.1tli.\h Le.\iwn of tite Old
La recuperaci.ón física ~e Nabucodonosor trajo consigo que el rey Testament, p. 1113.
recuperase también su po ... 1c16n como monarca de Babilonia. conjunta- 4. lbid.• pp. 1084, 1087.
mente con la dignidad ) autoridad inherentes a su cetro. No tan sola- 5. Wood. A Commentary cm Daniel. p. 104.
108 DANIEL )'EL RflNO Mf51ÁNICO

6. lbid.. pp. 104-105.


1. Leupold, Esposition of Daniel. pp. 17~ l 75.
8. Véanse Young, The Prophecy of Daniel. p. 99 y Leupold, Exposition of Da- S 1 ET E
niel. p. 176.
9. Montgomery. A Critica/ and E.ugetical Commentary on the Book of Da-
niel, p. 225. y Young. lbid.; p. 99.
1 O. Leupold. Expositiono/ Daniel. p. 176.
11. Young, The Prophec·y of Daniel, p 99.
12. Véase Leupold, Exposition of Daniel, p 178.
El hombre muestra su rebeldía
13. John F. Walvoord cita varias fuentes paro hacer resaltar la relevancia sim-
bólica que los árbole~ tenían en las culturas antiguas Véase Daniel p. 101-
hacia Dios mediante su
102
14. Young. The Prophecy o/ Daniel, p. J 02.
.
insensatez (cont.)
15 Véase Desrnond Ford, Daniel (Nashville. Soulhem Publishing Association,
1978).p. 117.
16. Véase Momgornery, A Critica/ and Exegetical Commemary on the Book
of Daniel. pp. 231-232. • LA FIESTA FINAL (5:1-31)
17. l~i~". La opinión de Bousset es que esos .. vigilantes» eran colegas de la"
divinidades astrales, Véase Young. p. 103. Nabucodonosor murió en el año 562 a.c. El trono de Babilonia fue
18. \\'~~oordD . ~niel. p. 102. También J~ Grau concuerda en que la palabra ocupado por Evil-Merodac, su hijo, quien reinó entre los años 562 y 560
«vigilante» significa •ángel» en este pasaje, Véase las profecías de Da- a.C, Evil-Merodac fue sucedido en el trono por Neriglisar. yerno de
me/ (Barcelona: Ediciones Evangélica<, Europeas, 1977). pp. 77-78. Nabucodonosor, Su reinado tuvo lugar entre los años 560 )' 556 a.c. No
19. Véase Leupold, Exposition of Daniel. p. 185, y Young. The Prophecy o/ se saben las circunstancias que llevaron a Neriglisar al trono. fa posible
Daniel, p. 105. que fuese una revolución.' Después de la muerte de Nerighsar, su hijo
20. Grau, las profecta: de Daniel, pp. 78-79. Labassi-Marduc reinó por breve uempo, siendo asesinado pocos meses
21. Wal voord, Daniel, p. 103
después de haber ocupado el trono.
22 Montgomery. A Critical and Exegetica! Commentarv on the Book. o/ Da· En el año 556 a C • Nabónido. probablemente yerno de
niel, p 236. ·
23. D~be notarse que no es por sentencia de los vigilantes. sino por sentencia
Nabucodonosor, accede al trono de Babilonia. Nabénido, según parece.
divina. Los ángeles sólo comunican el decreto de Dios. había sido uno de los líderes de la conspiración que había eliminado a
14. Young, The Prophecy of Daniel. p. 107. Labassi-Marduc. Es considerado como fCUO hombre de gran cultura e
25. Véanse Wah oord, Daniel, p. J 06 y Young. /bíd .. p. 107. interés religioso».'
26 Véase Boutllower. In and Around The Book: o/ Daniel, p. 66-67. El historiador. John Bright, ha escrito lo siguiente acerca de Nabónido:
27 Se cree que Nabucodono or ordenó la construccíon de los jardines colgan-
tes en fo~ de te~.u.o; como compensación a su esposa que procedía de Nabónido (556-539) evidentemente tenia el apoyo de los ele-
1:15 montanas de Media. Véase Unger, Arclieolog) and tite Old Testament, mentos disidentes de Babilonia, tal vez. principalmente el de
p. 295.
28 Keil, •Ezekiel XXV 10 Malachi», p. 516.
aquellos que se resentían del enorme poder. tanto eco.nómico
29. Ibid. como espiritual, de los sacerdotes de Marcluc Pero su remo oca-
JO. Young, The Prophecv of Daniel. p. 112. sionó gran disensión en Babilonia. Un devoro del dios de la luna
31. lbtd.• pp. 110-112. Sin como había sido su madre antes de él, favorecería el culto a
32 Wood. A Commentary 011 Daniel. p. 124. su dios. reconstruyendo su templo en Harán (destruido en el 610)
33. Keu «Ezekiel XXV to Malacln •.p. 517. y Leupold, fapo.fitwn of Daniel. y, aparentemente. pretendía elevar a Sin a la posición suprema
p. 2o.i. cm Babiloma
34. Young. The Propl1ecyof Daniel. pp. 113-114. y Wahoord. Daniel. p. J 12. También excavó el sitio de varios templos en Babilonia para
descubrir tos nombres)' la' fechas de sus constructores, hizo qui!

109
110 DA."\IEL r fl RE/:-.;Q MESIÁ~ICO EL HOMBRE .\iUESTRA SU REBELDÍA. HAOA DIOS CO~'T.JJ 111

·us eruditos descifrasen inscripciones antiguas. > reviv ié nu- postreros días. La invasión procederá del norte (Jer, 50:3 9. 41 >. La ciu-
merosos ritos que habían sido abandonados muchos años atrás. dad habrá sido abastecida y sus almacenes estarán repletos (50 26). Aque-
Sus mnovacrones te acarrearon la enemistad con muchos, parti- lla gran ciudad parecerá invulnerable a ataques enemigos. «A~nque suba
culannente de los sacerdotes de Marduc, quienes le considera- Babilonia hasta el cielo, y se fortifique en las alturas, de rru vendrán a
ron como un impío. Después de las primeras campañas en Cihcia ella destrurdores. dice Jehová» (51 :53 ). «Así ha dicho Jehov a de los ejér-
( 554) y en Siria (553 ). posiblemente para apagar revueltas, citos El muro ancho de Babilonia será derribado enteramente. Y sus al-
Nabénido trasladó su residencia de Babilonia al oasis de Terma, tas puertas serán quemadas a fuego: en vano trabajaron los pueblos. )
en el desierto de Arabia. al sureste de Edom, donde permaneció la.' naciones e cansaron sólo para el fuego» (51:58). Otro dato de gran
por diez años. Los asuntos de Babilonia quedaron en manos del interés proporcionado por Jeremías es el hecho de qu~ Babilonia 'er.í
príncipe heredero Bel-Sar-usur (Belsasar): pero ya que el rey no tomada por intervención divina. «Te puse lazos. y fuiste tomada oh
viajaba a Babilonia para la oración del Festival del Año Nuevo, Babilonia. y tú no lo supiste: fuiste hallada, y aún pre~a. porque prevo-
cumbre del año religioso en Babilonia, fue omitido. algo que caste a Jehová» (50:24). Dios trajo juicio sobre Babilonia a causa del
muchos ciudadanos consideraban un sacnlegio • orgullo. la vanidad y ta idolatría de aquella dudad. A~roximadamen.tc
medio siglo después que Nabucodonosor d~:.t~yó la c1ud.aJ de Jerusa-
De modo que. durante lo' años que duró su reinado. Nabónido e to- lén v el templo edificado por Salomón. Babilonia sucumbió al poder Je
\'Oprácticamente ausente de Babilonia.' En su ausencia. su hijo mayor los medo-persas. En los días finales de la historia tal como la conoce-
Belsasar, era el rey de jacto de Babilonia > lo fue hasta la caída de la mos ahora. Dios volverá a hacer juicio contra Babilonia. Solo qu~ c~-
gran ciudad y del imperio en manos de los medo-persas. Así se cumplió ronces será un juicio total y definiuvo. tal como se describe en A~a11ps1s
la profecía de Daniel 2:39 y 7:5. J 7 18. Eso sigmfica que. en cumplimiento estricto de la proíecía de Je-
El nombre de Belsasar y los hechos de su reinado son completamente remías 50-51. Babilonia será reedificada y volverá a ocupar un lugar
omitidos por los escritores clasicos.! Alguno' escritores, como Josefa. prominente en el mundo comercial. social. político y económico.
confunden a Belsasar con su padre. Nabónido "Sm embargo. los descu-
brimicmos arqueológicos y el desciframientc de las tablillas cuneiformes El rev Belsasar hizo un gran banquete a mil de sus príncipes. Y
no tan :-ólo producen evidencias históricas de la existencia de Belsasar, en presencia de los mil bebía vino (5: 1 ).
sino que también han aclarado totalmente el misterio de su corregencia
y el hecho de que actuaba como rey la noche de la captura de Babilonia." Como se ha observado anteriormente. la critica ha impugnado la
El capítulo que consideramos a continuación da fe de lo ocurrido la no- historicidad del capítulo 5 de Daniel ya que el profeta l~ama a Belsasar
che de la captura de la ciudad. «rey» de Babilonia. Dicha objeción. sin embargo. ha perdido í~crza desde
el descubrimiento de las tablillas cuneiformes aunque todavía hay ~lgu:
UNA NOCHE DE REBELIÓN (5:1-4) nos expertos que persisten en dudar de la veracidad de las e~ 1denc1as.~·
La caída de Babilonia en manos de los medo-persas había 'ido pro- Belsasar era el regente del reino en ausencia de su padre. quien se babia
fetizada por Jeremías (25 11-12) casi un siglo antes de que tuv iese lu- retirado a una biblioteca en la ciudad de Teirnu." .
gar aquel dramático suceso También lsaias, unos 200 años antes. La gran celebración ofrecida por B~lsasar e~ algo. c~1dememc~t~.
anunció que Ciro sería el instrumento usado por Dios para castigar a practicado por los grandes monarcas orientales. Un escrnor ha sugc n-
Babilonia (Is. 45: 1- 7) La toma de Babilonia por los medo-persas es do que Belsasar se hallaba en una especie de plataforma desde .dont.h!
descrita en Las crónicas babilánicas de manera dramática.'} Ciro, el era visible a todos los huéspedes de la fiesta. Sea como sea. Daniel ob-
famoso rey persa, capturó la ciudad de Babilonia el 12 de octubre del serva que el rey bebía vino en presencia de los mil invitados y. - egura-
año 519 a.C. tn La hazaña de Ciro no srgmficé la destrucción de mcnte. el exceso de licor lo llevó a ordenar que .. trajesen lo:. 'ao;o' de
Babilonia. De hecho. la ciudad continuó existiendo por muchos años oro y de plata que abucodonosor su padre había traído del templo de
Aunque fue dañada por Daño 1.11 Babilonia continuó en pié. Allí mu- Jerusalén. para que bebiesen en ellos el rey y ... us grande • sus mujere )
ñó Alejandro Magno en el año 323 a.C sus concubinas- (5·2)
Jeremías, escribiendo bajo la dirección del Esprntu Santo. proporcio- En un acto de desenfreno que demostraba la iniquidad de ...u corr11ón.
na una profecía sorprendente, detallando la caída de Babilonia en los Belsasar se dispuso a profanar los va...os sagrados del templo de Yahveh,
112 DAN/El Y fL REINO MCSIANICO El HOMBRE MUESTRA SU REBEl OÍAHACIA DIOS 1CONT.J 113

Daniel hace notar que fueron los vasos sustraídos por Nabucodonosor blasfemas habían quedado paralizadas en las bocas <le todos. Todo aquello
«padre de Belsasar» (véase 5: 1 J. 13. 18. 22). Los que ruegan la autenti- ocurrió «en la misma hora» en que el rey y sus invitados comenzaban a
cidad del libro de Daniel concluyen que el escntor era un mal informa- beber de los vasos sagrados y a alabar a los dioses paganos.
do o un descuidado en ofrecer datos históricos. Sin embargo. Ja expresión Sm duda. lo que ocurría a Belsasar también cm experimentado por
«hijo» también se usa para referirse a un «nieto». Belsasar era en verdad lo presentes. Pero había sido el re) quien dio la orden de que los vasos
nieto de Nabucodcncsor ya que su madre. Nirocris, era hija del gran mo- fuesen traídos al salén de la fiesta Era él quien abiertamente había de-
narca babilónico. u Debe añadirse también que Ja expresión «hijo de ... » safiado a Dios. Ahora el juicio de Dios había llegado y se manifestaba
es usada muchas veces en la literatura antigua para indicar la idea de en la apariencia total de la persona del soberbio monarca. Belsasar y sus
«sucesión» como en el caso de Jehú, quien es llamado «hijo de Ornri príncipe' conocían y practicaban el politeísmo babilónico en el que los
aun cuando no existiera ninguna relación sanguínea entre ambos " Se- dioses se comportaban como criaturas Sus prácticas inmoralev eran
gún Ja costumbre antigua. a un rey se le llamaba «hijo de ... » el re) mas notorias. Ahora sin embargo. se enf rentaban al juicio de un Dios santo
famoso que c:1 reino hubiese tenido. De manera que era totalmente apro- y justo, El re) y sus príncipes estaban aco . . turnbrados a tratar con d10.. . es
piado referirse a Belsasar como «hijo de Nabuccdonosor», del mismo hechos por la mano del hombre. Aquella noche se enfrentaron al Dios
modo que a lox reyes de Judá .;e les llamaba «hijos de David». soberano, creador y dueño del universo.

Entonces fueron traídos los va ·os de oro que habían traído del El rey gritó en alta voz que hiciesen venir magos, caldeos ) adi-
templo de la casa de Dios que estaba en Jerusalén, y bebieron vinos: ) dijo el rey a los sabios de Babilonia: Cualquiera que
en ellos el rey y sus príncipe , sus mujeres y sus concubinas. lea esta escritura y me muestre \U interpretación. seré vestido
Bebieron vino. y alabaron a los dioses de oro y de plata. de bron- de pürpura y un collar de oro llevará en su cuello. y será el ter-
ce. de hierro, de madera y de piedra (5:3-4). cer señor en el remo (5:7).

La orden del soberano fue ejecutada con prontitud. Los vasos sagrados Con el corazón lleno de temor a causa <le la visión de la mano que
del templo que se habían usado para el culto y la adoración al Dios Santo escribía en la pared. Belsasar «gritó» (bellayil). C'> decir, «llamé deses-
eran ahora profanado, por manos y labios pecaminosos. La descripción. peradamente», pidiendo que trajesen a «magos. cald~o-. y adivmos El
aunque breve. ofrecida por Daniel, deja entrever que la celebración era rey seguidamente hizo una triple pro.mesa al que pud1es: l7ere.1~terpre-
una verdaderabacanal. Los verbos «bebieron» y «alabaron» denotan que tar la escritura: ( 1) Sería vestido de purpura. algo que le distinguiría como
ambas cosas eran parte de un mismo acto. Los babilonios eran especialls- miembro de la nobleza: (2) llevaría un collar de oro en 'u cuello. como
tas en la construcción de irnágene de todo tipo de materiales. [Poco se una condecoración por haber prestado un servicio al rey: y {3) seria el
imaginaba Belsasar que en aquella noche el Dios del cielo intervendría tercer señor en el reino. ocupando así el cargo más elevado después del
judicialmente para poner fin a la blasfemia del rey y sus príncipes! de; Belsasar -y su padre.
En la desesperación de aquel momento, el rey haría promesas que le
UNA NOCHE DE REVELACIÓN (5:5-28) sería imposible cumplir a causa de su muerte inminente.
En aquella misma hora aparecieron los dedos de una mano de
hombre que escribía delante del candelero sobre lo encalado de Entonces fueron introducidos todos los sabios del rey, pero no
la pared del palacio real, y el rey veía la mano que escribía. En- pudieron leer la escritura nt mostrar al rey su intcrp~etac1ón.
tonces el rey palideció, y se debilitaron sus lomos, y sus rodillas Entonces el rey Belsasar se turbó sobremanera, y palideció. Y
daban la una contra la otra (5:5-6). sus príncipes estaban perplejos (5:8-9)

Cuando mayor era el ruido de la celebración ocurrió la gran revela- Los sabios de Babilonia hicieron acto de presencia progresivamente
ción de parte de Dios Hubo un silencio sepulcral. La risa se transformó delante del rey." Como había ocurrido con Nabucodonosor, el rey ~n~
en una mueca de espanto. Los ojos enrojecidos por el licor no podían saba que los sabios de Babilonia tendrían una respuesta para aquel enig-
ocultar el terror que los embargaba. Las rodillas de todos los presentes ma que ·e presentaba ante sus ojos. Su equivocación. sin embargo. no
y. en particular. las del rey. golpeaban la una contra la otra. Las lenguas podía ser mayor.
114 D~N/El )'EL REISO MES/,i.N/CO EL HOMRR[ MUESTR,~ SU R[BELDÍAHACIA DIOS 1CONT.J 115

Ni magos. ni caldeos. ni adivinos pudieron leer la!'> palabras escritas designado a Daniel como jefe de los sabio .. de Babilonia. Además. Da-
en la pared." ?el mlsrno modo fueron incapaces de declarar el signifi- niel había demostrado Ja capacidad para: ( J) descifrar enigma ...: (2) in-
cado de las mismas. Como re ultado del fracaso de los sabios. ta turba- lel'Jl':tar sueños: y (3) resolv er duelas. Seguidamente la reina sugiere que
ción d~I ':) aumentó y su rostro cambió de color. a tal punto que aún Daniel 'ea llamado, a egurando que es capaz de! dar la interpretación de
sus pnncrpes quedaron consternados. La situación. en una palabra. se la mrstenosa escnrura.
había tomado caótica .
. fa paradójico que las manos que antes se habían alzado para blasfemar, Entonce" Daniel fue traído delante del rey. Y dijo el rey a Da-
bnndando con las copas sagradas. ahora temblaban ame la visión de una niel: ¡,Eres tú aquel Daniel de los hijos de la cautividad de Judá,
sola numo que escribía la sentencia de juicio sobre Babilonia y su rey. que mi padre trajo de Judea? Yo he oído de ti que el espíritu de
los dioses santos está en ti, y que en ti se halló luz. entendimien-
La reina. por la ... palabras del rey y de sus príncipes. entró a la to y mayor sabiduría. Y ahora fueron traídos delante de mí sa-
sala del banquete. y dijo: Rey, vive para siempre: no te turben bios y astrólogos para que leyeran esta escrituro y me diesen su
tus pensamiento .... ni palidezca tu ro ...iro (5: 10). interpretación. pero no han podido mostrarme la interpretación
del asunto. Yo. pues. he oído de ti que puede dar interpretacio-
La confo~ión _que impera en la ,aJa de fiesta es de tal magnitud que nes y resolver dificultades S1 ahora puedes leer esta escritura y
«la rema» mterviene en la cue . . úón. Es muy posible que dicha expresión darme su interpretación. <erñs vestido de púrpura. ) un collar
no 'e refiera a la esposa de Belsasar, sino a ...u madre. ~ O ral vez. como de oro llevarás en tu cuello. y serás el tercer señor en el reino
sugiere Leupold. una viuda de Nabucodonosor, - ' La ex presión traduci- (5:13-16).
da «palabras» (mil/e) significa también «Cosas» ) sugiere el hecho de
que la entrada de la reina fue provocada tanto por las palabras como por El profeta Daniel contaba unos 85 años de edad cuando fue traído
la\ acciones del rey y sus príncipes delante de Belsasar, Aunque las nieves del tiempo habían descendido
sobre su cuerpo, su mente y su espíritu permanecfan alerta. Su dignidad
En tu reino hay un hombre en el cual mora el espíruu de los dio- y coraje no habían disminuido en lo más mf nimo. Belsasar idenuñca a
ses santos. y en los días de tu padre . . e halló en él luz e irueli- Daniel como «de los hijos de la cautividad de Judá» o uno de los depor-
genera y . . abiduna, como sabiduría de lo dioses: al que el rey tados por Nabucodonosor. } también reconoce sus cualidades intelec-
Na~ucodonosor tu padre. oh re). constituyó jefe de todos los tuales y espirituales.
magos. astrólogos, caldeos ) adiv inov, por cuanto fue hallado El rey reconoce el fracaso de los sabios de Babilonia ante el proble-
en él mayor espíritu ) ciencia y entendimiento. para interpretar ma de descifrar la escritura en la pared. Seguidamente. el atemorizado
sueños y descifrar enigmas > resolver duda.': e. to es. en Daniel. monarca solicita de Daniel que resuelva la dificultad. prometiéndole
al cual el rey puso por nombre Beltsasar. Llámese, pues. ahora dones > priv ilegio . Wah oord ha observado:
a Daniel. y él te dará la interpretación (5: 11-12).
Frecuentemente el mundo. al igual que Belsasar, no es1á dispues-
La reina parece hablar con conocimiento de causa JI rdenuficar a to a buscar Ja sabiduría de Dios hasta que su propia bancarrota
Daniel como «un hombre en el cual mora el espíritu de los dioses san- se hace evidente. Entonces procura ayuda. pero demasiado tar-
tos» Es muy. posible que Daniel no ocupase entonces la posición que de. como en el caso de Belsasar, y la acumulación de pecado e
mantuvo en nempos de Nabucodonosor, Siendo Belsasar, como era. un incredulidad que precipitaron la crisis al principio. se convierte
profundo de~oto del_culto a la luna (Sin) y al sol (Shamash), era lógico en la ocasión para la caída.
que los principales lideres de la casta rehgiosa fuesen los sacerdotes de
dichas divinidades." Como muchos políticos del pasado y del presente. Belsasar no d1s-
Las cualidades de Daniel mencionadas por la reina habían sido reco- cerrua lo precario de su situación. El ejército de los medo-persas ya es-
noc_id~ _por Nabucodono ...or ~4:18). Lo' nombres «luz e inteligencia y taba a ta.... puertas de Babilonia. EJ cumplimiento Je las profecía de Daniel
sabiduría» describen Ja, cualidades mentales de Daniel. La reina da a 2:39 estaba a las puerta .... La cabeza de oro sería reemplazada por los
entender que esa' fueron la"' razone .. por las que Nabucodono ..or había brazos y el pecho de plata de la imagen.
116 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELDfA HACIA DIOS (CONT.J 117

Entonces Daniel respondió y dijo delante del rey: Tus dones sean se usan como sinónimos para indicar el centro de la personalidad de
para ti, y da tus recompensas a otros. Leeré la escritura al rey, y Nabucodonosor. La expresión «en su orgullo» podría traducirse
le daré la interpretación (5: 17). adverbialmente. Es decir, Nabucodonosor se ensoberbeció en su cora-
zón y endureció su espíritu de modo que actuó orgullosamente.
La respuesta del profeta al rey Belsasar no podía ser más enfática. El EJ Dios del cielo humilló al soberbio Nabucodonosor quitándolo de
monarca seguramente estaba acostumbrado a recibir adulación y a com- un trono y despojándolo de su gloria. Belsasar debió saber todo lo que
prar los favores de los demás, pero el siervo de Dios no aceptaba ningu- le había acontecido a su abuelo y ese conocimiento debió servirle de lec-
na forma de remuneración por su trabajo. «Tus dones sean para ti, y da ción para su propia vida. Desafortunadamente no fue así.
tus recompensas a otros». Dicha expresión era una forma de decir al rey: Tal como hemos visto en el capítulo anterior, el monarca babilónico
«Gracias, pero no; gracias». El hombre de Dios jamás debe actuar fue herido con una enfermedad que le hacía comportarse como un ani-
corno un mercenario o un asalariado. Esa fue la actitud de Daniel. Su mal. Así permaneció hasta que reconoció la soberanía de Dios. Cierta-
largo ministerio de casi setenta años se había caracterizado por la mente Belsasar no estaba ajeno a lo que le había ocurrido a su predecesor,
fidelidad, pero evidentemente no había aprendido la lección. Ahora tendría que
devoción y dedicación a Dios, así como por el desinterés hacia las cosas enfrentarse al juicio anunciado por la mano de Dios.
materiales. Daniel leería la escritura al rey, pero no a cambio de una re-
compensa material. 23 Y tú, su hijo Belsasar, no has humillado tu corazón, sabiendo
todo esto; sino que contra el Señor del cielo te has ensoberbeci-
El Altísimo Dios, oh rey, dio a Nabucodonosor tu padre el reino do, e hiciste traer delante de ti los vasos de su casa. y tú y tus
y la grandeza, la gloria y la majestad. Y por la grandeza que le grandes, tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos:
dio, todos los pueblos, naciones y lenguas temblaban y temían además de estos, diste alabanza a dioses de plata y oro, de bron-
delante de él. A quien quería mataba. y a quien quería daba vida; ce, de hierro, de madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni sa-
engrandecía a quien quería, y a quien quería humillaba. Mas ben; y al Dios en cuya mano está tu vida. y cuyos son todos tus
cuando su corazón se ensoberbeció, y su espíritu se endureció caminos, nunca honraste (5:22-23).
en su orgullo, fue depuesto del trono de su reino, y despojado
de su gloria. Y fue echado de entre los hijos de los hombres, y El profeta de Yahveñ se dirige directamente al rey, declarándole que. a
su mente se hizo semejante a la de las bestias, y con los asnos pesar de haber sabido lo acontecido a Nabucodonosor, «no has humillado
monteses fue su morada. Hierba le hicieron comer como a buey, tu corazón». Es decir. el comportamiento de Belsasar había sido un acto
y su cuerpo fue mojado con el rocío del cielo, hasta que recono- de desafío al mismo Dios. H.C. Leupold ha observado que la acusación
ció que el Altísimo Dios tiene dominio sobre el reino de los hom- hecha por Daniel era algo que Belsasar nunca había experimentado."
bres, y que pone sobre él al que le place (5: 18-21 ). Daniel hace saber a Belsasar que lo que está ocurriendo tiene rela-
ción directa con la profanación de los vasos sagrados del templo. Aquel
Antes de confrontar al rey con la interpretación de la misteriosa es- había sido un acto de blasfemia contra el Señor del cielo, o sea, contra la
critura, Daniel se remonta a los días de Nabucodonosor. El profeta ob- autoridad misma de Dios. En lugar de adoración al «Dios en cuya mano
serva que la gloria y majestad alcanzadas por el famoso monarca está la vida» y «cuyos son tus caminos», Belsasar había honrado a dio-
babilónico fueron concedidas por Ja providencia del Dios Altísimo. El ses que« ni ven, ni oyen, ni saben». Como dice Young:
poderío de Nabucodonosor era de tal magnitud que se extendía a los pue-
blos, naciones y lenguas fuera del territorio caldeo. Además, Su acción fue una insensatez, ya que había alabado a dioses in-
Nabucodonosor tenía autoridad de vida o muerte sobre sus súbditos. Con animados, pero no había glorificado al verdadero Dios quien le
un sólo acto de su voluntad engrandecía o humillaba a cualquier perso- había dado vida."
na. Es decir, aquel gran rey era un dictador absoluto al que nadie se atre-
vía a desobedecer con impunidad. Pero los hombres de hoy se diferencian en poco de Belsasar. Al igual
Daniel apela a la historia y recuerda a Belsasar lo ocurrido a que aquel rey, la mayoría de los gobernantes de las naciones no toman
Nabucodonosor: «Su corazón se ensoberbeció y su espíritu se endure- en cuenta a Dios. La humanidad de hoy adora lo material, lo terrenal, lo
ció en su orgullo». Las palabras «corazón» y «espíritu», evidentemente.
118 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRF MUESTRA 5U REBELO[>\ H.\C/4 mas {CONT.J 119

perecedero. no aJza los ojos para reconocer la soberanía del Dios del cielo. UNA NOCHE DE RETRIBUCIÓN (5:29-31)
Eso explica el detenoro político, moral, espiritual ) social del mundo en Entonces mandó Belsasar vestir a Daniel de púrpura. Y poner
que vivimos en su cuello un collar de oro. y proclamar que era el tercer señor
La prácuca de la injusticia ociaJ y el desenfreno moral de la socie- del reino. La misma noche fue muerto Belsasar rey de los
dad humana han llegado a un nivel escalofriante entre las naciones de la caldeos Y Dano de Media tomó el reino. siendo de sesenta )
tierra. El desatino mundial da muestras de marchar sin control a la deri- dos año' (5:29-31 ).
va. Al igual que ocurrió con Bel-asar, el Juicio divino caerá sobre la hu-
manidad impenitente. En cumplimiento a 5U promesa. Bel asar ordenó que Daniel fuese
, estldo de púrpura. condecorado con un collar de oro y elevado a la po-
Entonces de su presencia fue enviada Ja mano que trazó e ta es- sición de tercero en el reino. Todo eso. sin embargo. era superfluo ya
critura. Y la escritura que trazó es: MENE, MENE. TEKEL, que los medo-persas tomarían a Babilonia poco tie~po después Sin dar
UPARSIN (5:24.25). mfu. detalles. Daniel nos informa que en aquella misma noche. Belsasar
munó. El juicio de Dios sobre el disoluto re}' había caído con la fuerza
El adverbio «entonces» connota tanto tiempo como causa. En cuanto de un rayo La Biblia afirma que el salario del pecado es muerte (Ro.
a tiempo, la presencia de la mano tuvo lugar al momento de la blasfemia 6:23). El caso de Belsasar es una demostracién de la veracidad de ese
de Belsasar. Pero también sugiere que la aparición de la mano fue cau- texto bíblico.
sada por la misma acción. La aparición de la mano era un acto sobrena- La identificacién de Darfo el medo ha sido tema de grandes discusio-
tural. Dios había intervenido de manerajudicial, poniendo fin al orgulloso nes entre los estudiosos de las Escrituras En la actualidad existen tres
y desafiante Belsasar puntos de vista tocante al tema. EJ inglés Donald J. Wiseman; profesor
Cumpliendo el deseo del rey. Daniel lee primero la inscripción, com- de asmologla en la Universidad de Londres. mantiene que Dano el medo
puesta sólo de tres palabras (tres verbos en la forma de participio pasi- era el mismo Ciro el Grande ti< Por otra parte. Charles Boutflower, en su
vo). Tal vez la brevedad de la inscnpción era lo que más sorpresa y excelente comentario. sugiere que Cambisex (hijo de Ciro) debe identi-
perplejidad había cau ado tanto al rey como a los sabios que habían fra- ficarse como Darío el medo." La tercera opínién, muy aceptada hoy, es
casado en su intento de descifrarla .... Ja ofrecida por John C. Whitcomb jef ~ de l_a cátedra ~e Teología del
El primero de los participio e' MENE (mene'). que se deriv a del verbo Seminario Teológico Gracia. es la que identifica a Darío .con el '!1edo
mená (<1COntar-). Según la interpretación dada por Daniel (5 26). dicha Gubaru. quien fue designado como gobernador de Babilonia por Ciro el
expresión significa que Dios había contado el reino de Belsasar y le había Grande 'VI Aunque el problema de la identificación de Darío el medo no
puesto fin. El hecho que la palabra MENE se repita estriba en el doble ha sido completamente resuello. lo que s1 es cierto es que en aquella noche
significado de la expre ión.~ Me11<i también significa «finalizar», En aque- (el día 16 del mes Tishri del año 539 a C.) Babilonia cayó en_ poder de
lla noche de JU1c10, Dios «conto» y «puso fin» al remo de los babilonios. los medo-persas en cumplimiento expreso de la Palabra de Dios.
El participio TEKEL procede del verbo teqal que significa «pesar» )
también •<ser liviano o falto de peso». También aquí. según la interpre- RESUMEN Y CONCLUSIÓN
tación ofrecida por el profeta (5:27). ambas ideas son aplicables al caso El capítulo 5 de la profecía de Daniel es de gran irnponancra respc~to
de Belsasar, «Pesado has sido en balanza y fuiste hallado falto». La vida de la confiabilidad histórica del profeta. La crítica racionalista ha ins~'>-
disoluta del rey en cuanto a lo moral y su concepto torcido de Dios. por tido que el autor de este libro ha cometido fallos al referirse a datos his-
cieno, eran factores importantes en la sentencia contenida en la palabra tóricos. U no de los más cacareados ha sido la mención de Bclsasar en el
TEKEL. capítulo cinco y, además, el hecho de que Daniel lo llama «hijo de
Finalmente, el parucipio PERES (peres), derivado del verbo peras. Nabucodonosor». Descubrimientos arqueológico realizados a finules del
que significa «romper. «dividir». La interpretación de dicha expresión siglo pasado 'y a comienzos de este han demostrado que el autor de la
aparece en 5·28. Dios quebrantaba el poderío de los babilonios y entre- profec Ca de Daniel está del todo correcto en ambos casos. Belsasur ~ea-
garía el reino a los medo-persa." El reino no seña dividido en dos par- lizaba las funciones de rey en lugar de su padre. Nabónido. Por ser meto
tes. una para los medos y otra para los persas. sino que pasaría en su de Nubucodonosor y también por ocupar el mi mo crono que el famoso
totalidad a las manos de una alianza medo-persa." monarca. era. perfectamente correcto llamarlo • bijo de Nabucodonosor»-
120 DANIEL )'EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA HACIA DIOS tCONT.J 121

Este capítulo enseña. también. la fidelidad de la Palabra de 010!.. La 23. Aunque en 5:29 dice que Daniel fue premiado por Bel"8.SUJ', debe recordarse
caída del imperio de los babilonios había sido anunciada tanto por Jere- que el profeta había dejado bien claro que no haría su labor a cambio de
mías como por el mismo Daniel. Los medo-persas tomaron el reino. cal dinero. privilegio o remuneración alguna.
como Dios lo anunció en el capítulo 2 de Daniel. Los gobernantes mo- 24 Leupold. Exposition o/ Daniel. p. 232.
25 Young. TI1e Prophecy o/ Daniel. p. 125.
dernos harían bien con leer cuidadosamente este capítulo y comprome-
26 Leupold observa que menii significa a tanto «contar» como «fijar el límite
terse a practicar la justicia. De esa manera podrían evitar correr la misma de algo». De modo que la repetición sugiere que Dios había fijado el limite
suerte que Belsasar, del reino del Belsasar, Véase Leupold. p. 234.
27. Algunos exégetas han ofrecido una interpretación distinta a la que aparece
NOTAS en et texto bíblico. Sin embargo. no hay duda de que la interpretación que
1. Ese fue el rey que sacó a Joaquín de la cárcel, según Jeremías 52:31. aparece en Daniel 5·26-28 e superior a cualquier otra, Para una conside-
2. Lewi • Historlcal BacI.grouruJand Bible History. p. 86. ración de algunos exegetas, véanse Walvoord, Daniel, p. 127-128: Leupold,
3. Unger, Arclieo/ogy and the Old Testameni; p. 297. Exposuion o/ Daniel. pp. 235-236 y Young. The Pn>pl1ecy cif Daniel. pp.
4. John Bright, la historia de Israel (Bilbao: Desclée de Brouwer, 1977), p. 125-127. Estos tres autores refutan la opinión de la critica y defienden la
369. interpretación del texto bíblico.
5. Nabónido rcgre'Ó a Babilonia para la fe..tividad del Año Nuevo. el 4 de 28. Donald J. Wiseman, et. al.• Notes on Some Pmblems in the Book tif Daniel.
abril del año 539 a.C •• para solicitar protección divina para la ciudad, ame- pp. 9-18.
na.lada )U por Ciro. Véase, Lew is Historical Backgrounds and Bible History, 29. Boutflower, /n and Around the Book of Daniel, pp. 142-155.
p. 89. 30. Whitcomb. Darius tht Med«. 1975.
6. lbtd.•• p. 87.
7. tbtd.• p. 88.
8. Boutílower, /11 and Am1111d the Book o/ Daniel. pp. 114-120.
9. Véa-.e Jame .. B. Pritchard, ed., The Ancient Near East, Vol. l. (Princeton:
Universiry Pre .. v, 1973). pp. 203-204.
10. Véase Charles H. Dyer, Babilonio ¡Renace! (Miami: Unilir. 1991 ). p. 80.
11. /bid •• p. 85.
12. Para una discuslén imeresante de las objecione de la crítica y una defensa
del punto de vistu conservador, véase Young. The Prophecy o/ Daniel. pp.
115-119.
13. Bourflower, In and Aruund th« Book o/ Daniel p. 118.
14. Morugomery; A Critica/ and Exegetical Commentarv on the Baok of Da-
ntel. p. 200.
15. Wood. A Commentary on Daniel. p. 133.
16. En el famoso obelisco negro de Salmanasar m aparece una inscripción en
la que '>C le llama o Jehú «hijo de Ornri» (Véase Unger. lntroduction Guide
to th« Old Iestament. 1951, p. 398; también Wilson. Studies in the Book of
Daniel, Vol l. pp. 117-118.)
17. Los «magos, caldeos y adivmos» mencionados en 5:7 no era la totalidad
de los sabios de Babilonia. Parece ser que en su desesperación, esos fueron
los que Belsusnr atinó a mencionar,
18. La dificultad de los sabios no estribaba en que no sabían leer la escritura
de la pared, sino rná." bien en su incapacidad para comprender el carácter
profético de aquellos palabras.
19. Walvcxird, Daniel. p. 123.
20. Leupold, Exposition of Daniel, p. 225.
21. Boutflower, /11 and Arormd the Book of Daniel, p. 114.
22. Walvoord, Daniel. p. 124.
[L HOMBREMUESTRA SU REBELD{AHACIA DIOS rCONT.J 123

que aunque Darío el medo fue constituido rey sobre los caldeos. no era
OCHO en realidad un monarca absoluto. sino que su poder estaba supeditado al
de Ciro.' No obstante. tenía poder administrativo como lo demuestra el
hecho que pudo nombrar 120 sátrapas y tres presidentes (gobernadores)
sobre ellos como asistentes del re)'.
El hombre muestra su Los medo-persas establecieron una organización política diferente de
la de los babilonios Dividieron el imperio en reinos tributarios y en gran-
rebeldía hacia Dios mediante des provincias llamadas «satrapias». Cada provincia era gobernada por
un «sátrapa» o gobernador.'
la práctica de la envidia La palabra «gobernador» tsérak¡ vignifica «presidente». «cabeza, •. o
.-jefe». Evidentemente. Daño había organizado la administración de su
(cont.) reino en tres grupos. Cada uno de ellos tenía su presidente. quien debía
informar regularmente al rey. Es posible que Darío hubiese averiguado
acerca de Daniel y. al conocer su habilidad administrativa. experiencia
y sabiduría, le nombrase para un cargo de tal importancia. Como había
ocurrido anteriormente, Daniel se distinguió por encima de los demás
DANIEL EN El FOSO DE LOS LEONES (6:1-28) ·1 loe; años ni las circunstancias habían cambiado Ja integridad personal
Existe una relación estrecha entre los capítulos 3 y 6 del libro de de Damel.
Daniel Ambos tratan de la fidelidad de Dios }' su poder protector ha-
cia sus hijo' Ambos presentan Ja dedicación incondicional de siervos LOS ENEMIGOS DE DANIEL PLANEAN DESTRUIRLO (6:4-9)
de Dios que prefirieron morir antes que negar al Señor de sus vidas. Aunque el texto bfblico omite las razones por las que aquel~os.hom-
Otra comparación entre ambos pasajes manifiesta la iniquidad delco- bres querían de mur a Daniel. es de suponer que entre los principales
razón humano y la determinación del hombre en mostrar vu rebeldía motivos estaban los celos y la envidia Daniel era un anciano judío que
contra Dios. había servido al gobierno babilónico. Seguramente los asistente de Dario
pensaban que eJ profeta no debía tener m une ni parte en la nueva admi-
DARfO DESIGNA A DANIEL JEFE DE LOS GOBERNADORES DEL nistración medo-persa, De modo que procuraron eliminarlo por cualquier
REINO (6:1-3) medio.
Pareció bien a Darío consuturr sobre el reino ciento vemte
sátrapas. que gobernasen en todo el reino. Y sobre ellos tres Entonces los gobernadores )' sátrapas buscaban ocasión para
gobernadores. de los cuales Daruel era uno. a quienes estos acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podf an hallar
sátrapas diesen cuenta, para que el rey no fuese perjudicado. Pero ocasión alguna o falta. porque él eru fiel. y ningún v1c10 ni falla
Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores. por- fue hallado en él. Entonces dijeron aquellos hombres. No halla-
que había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo remos contra este Daniel ocasión alguna para acusarle, si no la
sobre todo el reino (6: 1-3). hallamos contra él en relación con la ley de su Dios (6:4-5).

Como se ha Indicado ya. la rdenuficación de Darfo no ha sido absolu- El complot contra Daniel estaba encabezado por sus colegas (goberna-
tamente demostrada todavía. Se han hecho. sin embargo, dignas suge- dores o presidentes) y por un numero indeterminado de sátrapas. La pala-
rencias pero es necesario esperar evidencias más decisivas anees de llegar bra «ocasión» ( 'il/d) significa «pretexto» o «causa por la cual acusar a
a una conclusión final. Por el momento. la evidencia presentada por John alguien». Es decir, aquellos hombres buscaban la más mínima excusa para
C. Whncornb, identificando a Darío con Gubaru. el gobernador desig- descargar sus acusaciones contra Daniel con el fin de quitarlo de en me-
nado por Ciro el Grande, parece tener el mayor peso.' Se ha sugerido dio Principalmente procuraron sorprenderlo en algo relacionado con el
reino. O sea. que aquellos malvados «montaron guardia» ~nsan~o que
podrían acusar a Daniel de incapacidad administrativa o de infidelidad al
122
124 DANIEL Y El REINO MESIANICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA HACIA DIOS (CONT.J 125

rey, pero fracasaron. En segundo lugar. procuraron hallar alguna tacha una apanencia de pía religiosidad. Aparentan que nada sino ta más
moral o deshonesta en la persona del profeta, pero también fracasaron excelente lealtad se esconde detrás del proyecto.'
porque Daniel era fiel (mehiman). es decir, digno de confianza.
Habiendo fracasado en esas dos esferas de la vida de Daniel (pública La petición era que el rey Dario estableciese un edicto real que por
y privada). aquellos hombres determinaron atrapar a Daniel en algo que obligación tuviese que ser observado por los ciudadanos del reino. La
tuviese que ver con su vida religiosa. Evidentemente. Daniel había de- promulgación de dicho edicto obligaría a todos a tratar a Darío como si
mostrado su absoluta lealtad a Dios. Esa fidelidad sería sometida una fuese un dios. La expresión «demande petición» (ba 'LI) en este contexto
vez más a la prueba y como resultado se obtendría una maravillosa vic- significa «pedir» como se hace en oración delante de Dios. El castigo
toria para la causa de Dios. para el violador del edicto consistiría en ser echado en el fo o de los leo-
La expresión «la ley de su Dios» manifiesta que el testimonio de Da- nes. En tiempos de Nabucodonosor, la pena capital era el horno de fue-
niel con respecto a los mandamiento de Dios era notono entre aquellos go. Los medo-persas utilizaban fieros leones La crueldad en ambos casos
hombres La palabra «ley» significa «decreto» o «edicto» (2: 13. 15; 6:9. era indiscutible.
13. 15). De modo que aquello hombres sabían que Daniel no vtolana el Es evidente que la presión ejercita por los conspiradores > In tenta-
mandamiento de la ley de Dios que prohíbe arrodillarse o adorar a al- ción de ser considerado un dios. aunque fuese por un período de treinta
guien que no fuese Dio mismo. días, hicieron que Daría accediese a las demandas de los gobernadores
y sátrapas. ya que el texto afirma que «Darío firmó el edicto y la prolu-
Entonces estos gobernadores y sátrapas se juntaron delante del bicién» sin analizar con detenimiento las implicaciones de aquel acto.
rey y le dijeron así: ¡Rey Darío. para siempre vive! Todos los
gobernadores del reino. magistrados. átrapas, príncipes > ca- LOS ENEMIGOS DE DANIEL LO DENUNCIAN POR SU
pitanes han acordado por consejo que promulgues un edicto DESOBEOIENOA (6:10-15)
real y lo confirmes. que cualquiera que en e1 espacio de treinta Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado. entró en
días demande petición de cualquier dios u hombre fuera de ti, su casa. y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia
oh rey. ea echado en el foso de los leones. Ahora. oh rey. con- Jerusalén. se arrodillaba tres veces aJ día. y oraba y daba gra-
firma el edicto y fírrnalo para que no pueda ser revocado, con- cias delante de su Dios. como lo solía hacer antes (6: JO).
forme a la ley de Media y de Persia, la cual no puede ser
abrogada. Firmó. pues. el rey Darío el edicto y la prohibición Como en los días de su juventud, Daniel no permitió que las circuns-
(6:6-9). tancias alterasen sus convicciones. Aunque subía las implicaciones del
edicto promulgado por Darío. Daniel fue a su casa y con las ventanas
Los sátrapas y gobernadores previamente de acuerdo aparecieron de- abiertas se postró para orar y dar gracias a Yahveh,
lante del rey. El verbo traducido aJ castellano «se juntaron» (hargishli) Ha} un énfasis especial en la acción del profeta. El hecho de: ( 1 ) te-
expresa una idea enfática. En este caso la connotación es «se agrupa- ner la ventanas abiertas: (2) postrarse con el rostro hacia Jerusalén; y
ron». Es decir, concertadamente, habiéndose completado la trama, aque- (3) hacerlo tres veces al día. Todo ello indica la determinación de aquel
llos sátrapas y gobernadores se agruparon delante del rey para expresarle hombre de Dios en demostrar su fidelidad hacia Dios a quien había ser-
el consenso al que habían llegado. vido toda su vida. En el texto original los tres verbos aparecen en forma
El portavoz de la comitiva hace saber al rey el acuerdo que han toma- de participios e indican acción continua.
do. A primera vista, las pretensiones de aquellos hombres era hacer pen- Daniel tres veces al día arrodillándose. orando y dando gracias delante
sar a Darío que sus subalternos lo tenían en muy alta estima. Como lo de Dios testimoniaba su inquebrantable confianza en el Dios del Cielo.
apunta Leupold:
Entonces se jumaron aquellos hombres. y hallaron a Daniel oran-
Para obtener su finalidad aquellos oficiales hacen la más plausi- do y rogando en presencia de su Dios. Fueron luego ante el rey
ble declaración de sus deliberaciones; dicen: «Hemos acordado». y le hablaron del edicto real: ¿No has confirmado edicto que cual-
usan las más finas expresiones para idennficar su malvada trama quiera que en el espacio de treinta días pida a cualquier dios u
tales como «edicto real». «confírmacrón». Dan a todo el complot hombre fuera de ti. oh rey, sea echado en el foso de los leones?
126 DANIEL Y EL stu«: !vfESIANICO EL HOMBRE MUESTRA SL RfBEI DÍA HACIA DIOS CONT.) 127

Respondió el rey diciendo: Verdad e s. conforme a la ley de Me- aquello hombres rodearon al re) } le dijeron. Sepas. oh rey. que
dia y de Per . . ia, la cual no puede ser abrogada (6: 11-12). es le) de Media y de Persia que ningún edicto u ordenanza que
el rey confirme puede ser abrogado (6: 14-15) .
. Al igual que cuando hicieron su entrada en la presencia del rey. los cons-
piradores e.orno un grupo espiaron a Daniel y lo vieron «orando y rogando La reacción de Darío al escuchar el asunto fue un tanto contraria a Ja
~n presencia de su Dios». La expresión «rogando» (mithannón) significa que los presidentes y sátrapas esperaban La traducción castellana cele
literalmente «implorando el favor». Es de suponer que Daniel conocía o, pesó en gran manera» se acerca bastante a la idea del texto original
por lo men~s. sospechaba lo que estaba a punto de ocurrir e imploraba Ja tbe'esh 'tilfJhi).1' Es evidente que en ese momento el rey se percató de la
ayuda de Dios para soportar la prueba a que sería sometido, Los conspira- trama impía de aquellos hombres.
dores han logrado su propósito inicial, o sea, han conseguido que Darío No cabe duda de que el rey estaba convencido de la inocencia de
promul~e el decre~o y ahora están a punto de conseguir que el mencio- Daniel. De otra manera. no se explicaría su profundo interés en librarlo.
nado edicto sea aplicado por pnmera vez contra Daniel. Aquello hom- Pero el caso de Darío demuestra que muchos hombres están má., intere-

bre demuestran falsedad de sus corazones cuando tratan de aparentar sados en u reputación que en su carácter. Ese fue el caso de Poncío Pilato
~ue su preocupación es por el fiel cumplimiento de una ley cuando en rea- en el juicio de Jesús}' el del re} Agripa en el caso de Pablo. En situacio-
lidad lo que pretendían era destruir a Daniel. nes como éstas es impenoso recordar que • s1 D1~ es por no otros. ¿quien
podrá estar contra no otros? (Ro. 8:31 ).
Entonce re~pondieron y ~ijeron <letame del rey: Daniel. que es
u?o de los hijos de la cauuvos de Judá. no Le respeta a ti, oh rey. DANIEL ES ECHADO EN El FOSO DE LOS LEONES (6:16-18)
rn acata el edicto que confirmaste, sino que tres vece" al día hace Entonces el rey mandó. y trajeron a Daniel, y le echaron en el
\U petición (6: 13).
roso de los leones. Y el rey dijo a Daniel· El Dios tuyo a quien
tú continuamente sirves. él te libre. Y fue traída una piedra y
¡Los hijos de las tinieblas son en verdad astutos y sagaces! Una vez puesta sobre la puerta del foso. Ja cual selló el rey con su anillo
que h~ hecho que Darfo verifique oralmente el alcance del edicto. los y con el anillo de sus príncipes. para que el acuerdo acerca de
cons_Ptrad~res acusan abiertamente a Daniel de falta de respeto al rey y Daniel no se alterase. Luego el rey se fue a su palacio, y se acostó
de violación flagrante del edicto promulgado. ayuno; ru instrumentos de música fueron traídos delante de él. }'
Edward Young hace el siguiente comentario: se le fue el sueño (6: 16-18).
El carácter despreciable de los acusadores se pone de manifie - Habiendo fracasado en su intento de salvar a Daniel. el re) ordenó que
to en la manera en que formulan su acusación contra Daniel como fuese traído para que la sentencia fuese ejecutada. Esto ocurrió, según Keil,
un exiliado. en lugar del que ha vido designado como cabeza de la noche del día en que la acusación fue hecha.' Después de dictar la sen-
los ~re. ident~., y ~átr:apas. para que. al recordar que es un ex- tencia. Daño expresa a Daniel su deseo personal: «El Dios tuyo. a quien
tranjero. pudiesen msmuar que es políticamente desleal a Darío. tú conunuamente sirves, él te libre»." Ciertamente estas palabras son un
Además, pnmeramente declaran que Daniel ha sido infiel al rey tributo a la fidelidad de Daniel. El mismo rey reconoce que Daniel sen ía
y luego que ha quebrantado el edicto. El asunto es presentado «continuamente»a su Dios. ¿Cómo es posible que un rey pagano pudiese
de la manera más distorsionada posible, un truco común entre profenr tales palabras'? La respuesta a esa pregunta se encuentra, sin duda,
poi íticos corrompidos. s en el tesumoruo personal de Daniel. Aun el pagano Dario podía ver la di-
ferencia entre el Dios de Daniel y los otros dioses.
Este elocuente comentario de Young describe acertadamente ta El hecho de que se pusiese una piedra en la entrada del foso y luego
baje- za de aquellos hombres cuyos corazones. endurecidos por la se sellase con el anillo del rey y sus príncipes no era por razones de se-
envidia, albergaban sólo mala voluntad hacia Daniel. gundad, ya que humanamente hablando no existía la posibilidad de que
Daniel escapase," La razón más bien era demostrar que la sentencia se
<;uando el ~Y oyó el asunto. le pesó en gran manera. y resolvió había ejecutado y no era posible hacer cambio alguno ni por el re} ni
librar a Daniel: y hasta la puesta del sol trabajó para librarle. Pero por cualquier otra persona."
128 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELDÍA HAOA 0105 ¡CONT.J 129

El versículo 18 testimonia la tristeza que embargaba a Darío a causa delante de Dios y delante de los hombres al decir «Y aun delante de ti, oh
de la injusta condena de Daniel. El rey quebrantó su norma de vida aquella rey. yo no he hecho nada malo». Hay una justicia vertical que tiene que
noche: ( 1) se acostó en ayuna.'; (2) canceló el acostumbrado entreteni- ver con Dios. pero hay otra horizontal que se relaciona con el testimonio
miento de la corte.y (3) perdió el ueño. Aunque Darío era un rey paga- delante de los hombres. A Daniel. evidentemente. le preocupaban ambas.
no. demuestra que en su corazón había algo de sensibilidad que le
permitía distinguir entre la justicia y la injusticia. El hombre fue creado Entonces se alegró el rey en gran manera a causa de él. y mandó
con Ja capacidad de diferenciar entre el bien ) el mal. El rey Dario sabia sacar a Daniel del foso; y fue Daniel sacado del foso, y ninguna
que lo que se había hecho con Daniel era injusto. lesión se halló en él. porque había confiado en !'.U Dios. Y dio
orden el rey. y fueron traídos aquellos hombres que habían acu-
DANIEL ES LIBRADO DE LOS LEONES POR LA MANO DE DIOS sado a Daniel. y fueron echados en el foso de los leones ellos,
(6:19-24) sus hijos y sus mujeres, y aún no habían llegado al fondo del
El rey. puc . se levantó mu) de mañana, y fue apresuradamente foso. cuando íos leones se apoderaron de ellos y quebraron to-
al foso de los leones. Y acercándose al foso llamó a \OCCs a dos sus huesos 16:23-24).
Daniel con voz triste. y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente,
el Dios ruyo, a quien tú continuamente sirves; ¿te ha podido li- El rey ..e complació en el hecho de que Daniel estaba aún vivo y or-
brar de los leones'? (6: 19-20). denó que lo sacasen del foso. La idea aquí es que Daniel fue extraído
por la abertura superior del foso. La expresión ~ninguna ks!ón s~ h~ló
Él se levantó «al amanecer», o sea, al clarear el día. La palabra tradu- en él. porque había confiado en su Dios» consutuye un tesurnoruo sin-
cida «apresuradamente» se deriva del verbo bella/ y es usado en forma gular del poder de Dios y su cuidado providencial. La liberación de Da-
adverbial para indicar «premura» o «vetocidad de ejecución (véase 2:25 niel fue efectuada mediante un acto sobrenatural de Dios. 1...3 boca de
y 3:241. La idea es que. al levantarse Darío. no perdió tiempo. Inmedia- los leones había sido cerrada para que no hicieran daño al profeta de Dios.
tamente, y de manera apresurada, fue al foso de Jos leones Con voz an- El famoso expositor inglé s. G.H. Lang, ha escrito:
gustiada. aun antes de llegar a la en erada del foso. Darlo comenzó a llamar
a Daniel. La frase «Daniel, siervo del Dios viviente .. » tiene un signifi- El control de los ángeles 'obre la creación e.. ilustrado aquí de
cado muy singular. Darío reconoce que el Dios de Daniel es +<el Dios manera sobresaliente: pueden «cerrar la boca de los leones». No
viv iente» ( ·eláhá · hayyii'). En contraste con los dioses de Babilonia, ve nos dice la manera de esta influencia. E fácil concebir que
Media y Persia, el Dios di: Daniel era el «viviente». aquellos que pueden dar a un hombre la naturaleza de una be -
tia, como a Nabucodonosor, pueden suspender. como en este
Entonces Daniel respondió al rey: Oh rey. vive para siempre. Mi caso. la naturaleza fiera y destructiva de las bestias salvajes. que.
Dios envió su ángel. el cual cerró la boca de Jos leones, para después de todo. es una naturaleza foránea. No se encontraba
que no me hiciesen daño. porque ante él fui hallado inocente: y antes de que el hombre cayese en pecado, y será quitada cuando
aun delante de ti, oh rey yo no he hecho nada malo (6:21-22). ocurra la restauración general (Is. 11: 1-9. etc.)."

Daniel respondió, primeramente, con toda cortesía al rey: «Oh rey. El rey Daño ordenó que los acusadores de Daniel fuesen traídos )
vive para siempre ... », sin ningún rasgo de amargura en su corazón y sin echados en el foso de los leones. La expresión «aquellos hombres que
inculpar al rey por haberlo condenado. Al contrario. Daniel una vez más habían acusado a Daniel», lueralmente significa «los que habían comi-
testifica de su inocencia y da la gloria a Dios por haberlo librado de la do los pedazos». Esa es una expresión que se usa rnetaf ón~ament~ p~ra
boca de los leones indicar el concepto de calumniary acusarfalsamente. Daniel había sido
fa interesante notar que Daniel habla primero de su relación con Dios calumniado por hombres malvados que ahora tienen que pagar con sus
diciendo: «Porque ante él [Dios] fui hallado inocente». La palabra «IOO· propias vidas por hechos inicuos.' Aquí vemos el triste final de hom-
cente» (:ákt2) significa «moralmente limpio y puro». Pero el profeta afir- bres que deliberadamente se rebelan contra Dios.
ma su inocencia también delante de los hombres. Esta es una verdad
aplicable a todo creyente en todo tiempo. El hijo de Dios debe de ser puro
130 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL HOMBRE MUESTRA SU REBELD{A HACIA DIOS (CONT.J 131

EL DIOS DE DANIEL ES GLORIFICADO (6:25-28) RESUMEN Y CONCLUSIÓN


Entonces el rey Daría escribió a todos los pueblos, naciones y len- A pesar del esfuerzo de hombres inicuos para destruir a Daniel, la mano
guas que habitan en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. De parte protectora de Dios Libró al profet~ de la ~oca de los leon,es. El. testim~-
mía es puesta ordenanza: que en todo el dominio de mi reino to- nio de Daniel resultó para la glona de Dios. El rey Dano, quien había
dos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; por- promulgado aquel terrible decreto, ahora p~oclama u~a estupenda ma-
que él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su nifestación. reconociendo la grandeza del Dios de Daruel. Por otro lado.
reino no será jamás destruido, y su dominio perdurará hasta el fin. Jos hombres malvados que procuraban la muerte de Daniel son conde-
Él salva y libra. y hace señales y maravillas en el cielo y en la nados a morir en el sitio donde querían que Daniel muriese. Finalmente,
tierra; él ha librado a Daniel del poder de los leones (6:25-27). la fidelidad del anciano profeta es galardonada. El texto dice sencilla-
mente que «prosperó durante el reinado de Darío y el reinado de Ciro el
El rey Darío promulgó un edicto tal como lo había hecho persa». Por supuesto que el mayor de los galardones es el que había de
Nabucodonosor anteriormente (capítulos 3 y 4), proclamando que todos recibir de la mano del Señor.
debían reconocer al Dios de Daniel. La expresión «temblar y temer» su-
giere la idea de reconocer la grandeza de alguien. No obstante, es eviden- NOTAS
te que Daría no llegó al punto de reconocer que el Dios de Daniel es el 1. Whitcomb, Darius the Mede.
único Dios del universo. Es una triste realidad, pero han existido y existen 2. tu«. p. 7.
seres humanos en el mundo que han sido testigos de grandes evidencias 3. Véase Chester G. Starr, A History of the Ancient World(Nueva York: Oxford
del poder de Dios, pero ni aún así han rendido sus vidas al Señor. University Press, 1965), p. 279.
Las cosas que Darío dice de Dios son en verdad sobresalientes: 4. Leupold, Exposition of Daniel, p. 255.
5. Young, The Prophecy of Dantel. p. 136.
1. Es el Dios viviente. 6. El texto original expresa que «hubo un profundo malestar dentro del rey».
7. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 560.
2. Es el Dios eterno (permanece por todos los siglos). 8. Una posible traducción de esa frase es «El Dios a quien sirves continua-
3. Su reino es eterno. mente, te tiene que librar». Véase Walvoord, Daniel, p. 140.
4. Su dominio es eterno. 9. El foso tenía dos puertas. una lateral y una superior. La puerta sellada fue,
5. Salva y libra. sin duda, la lateral. La puerta superior estaba demasiado alta para que al-
6. Hace señales y maravillas en el cielo y en la tierra. guien escapase por ella.
7. Ha librado a Daniel del poder de los leones. 1 O. Montgomery, A Critica/ and Exegetical Commentary 011 the Book of Da-
niel, pp. 275- 276. . .
Estas evidencias de poder y majestad debieron haber hecho a Darlo 11. G.H. Lang, The History and Propheciesof Dame/ (Grand Rapids: Kregel,
reconocer que no hay otro Dios. 1973). p. 75.
12. Debe notarse que el texto no dice que la totalidad de los sátrapas con sus
familiares fueron echados en el foso. Solamente se dice que los que acusa-
Y este Daniel prosperó durante el reinado de Darío y durante el ban a Daniel fueron condenados a morir. Es posible que Darío condenase a
reinado de Ciro el persa (6:28). los cabecillas del grupo y a los que habían instigado el complot (véase
Walvoord, Daniel p. 143).
El Daniel que había sufrido injustamente y había sido echado en el 13. Estos dos reyes reinaron simultáneamente, estando Darío supeditado a la
foso de los leones, es el mismo que prospera en tiempos de Darío y Ciro.13 autoridad del Cito.
El verbo prosperar (sehal) es usado en 3:30 donde se traduce «engran-
deció». De modo que no tan solamente Daniel sirvió en el gobierno de
Darlo, sino que fue prosperado y engrandecido. La idea tal vez sea que
fue tenido en mayor estima que antes de haber sido echado en el foso de
los leones.
LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS Y EL FIN DEL PODER{O GENTIL (7: l ·28) 133

tos con el sueño de Nabucodonosor (capítulo 2), sino que trata el mismo
NUEVE asunto»."
Leupold afirma que «los capítulos 2 y 7 obviamente son paralelos».'
José Grau, por su parte, sostiene que «este capítulo [7] es paralelo al
2 en su temática (idéntica), por lo que ambos (el 2° y el 7°) debieran de
La visión de las cuatro bestias leerse conjuntamente».6
La gran mayoría de los exégetas conservadores, por lo general. con-

y el fin del poderío genti 1 (7:1- cuerdan con las opiniones antes expresadas. Más adelante señalaremos
las diferencias interpretativas entre las distintas escuelas teológicas.
Tanto el capítulo 2 como el 7 de Daniel presentan de manera panorá-
28) mica el período llamado «los tiempos de los gentiles» (Le. 21 :20-24).
La expresión «los tiempos de los gentiles» se refiere a esa época, co-
menzando con la destrucción de Jerusalén en el año 586 a.C. hasta la
segunda venida de Cristo, en que las naciones gentiles ocuparán el sitio
El capítulo 7 de Daniel inicia la sección apocalíptica de esta profecía. preeminente en el gobierno mundial.
Aquí comienza la primera de cuatro visiones que Dios dio al profeta. El capítulo 2 presenta una panorámica desde la perspectiva del hom-
Este capítulo presenta el poderío de los cuatro imperios gentiles en la bre, mientras que el capítulo 7 presenta una perspectiva divina del mis-
forma de cuatro bestias, culminando con la destrucción de dicho pode- mo tema.
río en la persona deJ «cuerno pequeño» que ha de aparecer en los días El escritor Robert D. Culver ha notado las siguientes diferencias en-
finales de la edad presente. Este capítulo concluye con el triunfo de Dios tre el sueño del capítulo 2 y la visión del capítulo 7:
sobre las fuerzas del mal. La segunda venida del Rey de reyes, Cristo
Jesús, da comienzo a una era de paz, justicia y gloria como el mundo 1. El «sueño» no fue visto originalmente por un hombre de
nunca ha experimentado. Dios, sino por un monarca pagano, de modo que era algo que
llamaría la atención a ese hombre y que podría ser fácilmente
LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS SIMBÓLICAS explicable a su intelecto. La «visión» fue vista por un santo hom-
DE LOS CUATRO GRANDES IMPERIOS (7:1-8) bre de Dios y. por 1 tanto, en términos más fácilmenteexplicables
Los sucesos presentados en esta visión son tan sorprendentes que la a su intelecto.
crítica incrédula rehúsa aceptarlos como verdaderamente proféticos. 2. El primero presenta la historia de las naciones en su as-
Según los eruditos de la escuela liberal-racionalista, el autor del capítu- pecto externo -majestuosidad, esplendidez-; el segundo en
lo 7 escribió después de que los hechos relatadostuvieran Jugar. De modo su aspecto espiritual interior-fierassalvajes-. Esto podría ela-
que, según ellos, el autor del capítulo 7 escribió historia y no profecía.' borarse diciendo que el primero es una perspectiva de la histo-
La escuela conservadora sostiene que el autor de la totalidad del libro ria de las naciones como la ve el hombre, la segunda como la ve
vivió antes de que los acontecimientos relatados en estas profecías ocu- Dios.7
rrieran. Daniel escribió a fines del siglo vr a.c. cosas que han de ocurrir
siglos después. El Espíritu de Dios reveló esas verdades al profetaquien No debe pensarse, sin embargo, que el capítulo 7 es sólo una repeti-
fielmente las registró como testimonio a Ja posteridad. ción del contenido del capítulo 2. La revelación de Dios es progresiva.
La importancia del capítulo 7 en la revelación profética es indiscuti- De modo que el capítulo 7 añade detalles importantes a la revelación
ble. El contenido de este capítulo es paralelo al del capítulo 2.2 dada anteriormente.
Según Young: «Este capítulo [7] contiene el mismo asunto que el ca-
pítulo 2.>>3 En el primer año de Belsasar rey de Babilonia tuvo Daniel un
C. F. Keil dice, «esta visión se corresponde no sólo en muchos aspee- sueño, y visiones de su cabeza mientras estaba en su Jecho; lue-
go escribió el sueño, y relató lo principal del asunto. Daniel dijo:
Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vien-
132
134 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO 1.A VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS\' fL FIN DEL f'ODERIO GCNTIL (l: 1 ·281 135

tos del cielo combatían en el gran mar. Y cuatro bestias gran- suelo y se puso enhie ta sobre los pies a manera de hombre. > le
des, diferentes la una de la otra. subían del mar (7: 1-3). fue dado corazón de hombre (7:4).

El primer año del reinado de Belsasar fue 553 a.C," En dicho año. Daniel usa La figura literaria llamada símil cuando dice que la prime-
Nabónido se retiró a Teima y dejó a su hijo (Belsasar) como regente. ra bestia «era como león y tenía alas de águila» Esta primera bestia re-
Leon Wood ha hecho la siguiente observación: presenta a1 imperio babilónico y más precisamente al rey Nabucodonosor,
El león es considerado como el re) de la selva y el águila como la reina
La importancia de por qué Dios escogió precisamente esta fe- de las aves. De modo que ambas figuras son muy apropiadas para des-
cha para la primera visión pudo haber sido que este era un tiem- cribir la grandeza e influencia del imperio babilónico bajo
po de gran preocupación entre los judíos cautivos tocante a u Nabucodonosor,
futuro, y Dios consideró adecuado darles seguridad e instruc- El hecho de que «sus alas fueron arrancadas. y fue levantada del sue-
cién," lo y e puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, > le fue dado
corazón de hombre» parece referirse a la experiencia de Nabucodonoscr
Una de las características de la literatura apocalíptica es el uso de sue- en el capítulo 4.1" Aquel soberbio monarca fue humillado por Dios hasta
ños y visiones." Después de haber recibido la revelación. tal vez a la que reconoció que era sólo un hombre. Sin embargo. la metáfora parece
mañana siguiente. Daniel «relaté [escribió] lo principal del asunto» La señalar al hecho de que la visión del león con alas de águila apunta a un
palabra «principal» (ret ')Jh} significa. en este contexto, que Daniel es- ser humano que es representado por la mencionada figura El oro de la
cribió un resumen de la visión y no todos lo" detalles de Ja misma En su cabeza de la estatua se corresponde con el león de la visión.
visión, Daniel contempló «que los cuatro viento del cielo combatían en
el gran mar». La expre . . ión «los cuatro viento del cielo- significa vien- Y he aquí otra segunda bestia. semejante a un oso. la cual se al-
tos procedentes de cuatro direcciones distintas. una posible referencia a zaba de un costado más que del otro. y tenía en su boca tres cos-
los cuatro puntos cardinales. Según C.F. Keil. estos -cuatro vientos del tillas entre los dientes. y le fue dicho así: Levántate. devora
cielo» tienen que ver con la intervencién divina en la tierra," mucha carne (7:5).
Algunos comentaristas insisten en que «el gran mar» se refiere al mar
Mediterráneo " Sin embargo, hay otros que prefieren identificarlo con La segunda bestia de la visión era semejante a un oso. Daniel enfatiza
las masas populare en estado de tumulto y conmoción." Es probable que era «Otra segunda bestia». es decir, una distinta de Ja primera. La
que la expresión «el gran mar- sea una referencia al abismo (véase Ap críuca de Ja escuela liberaJ se ha pronunciado a favor de la idea de que
11 :7; J 3; l) El abismo es la morada misma de Satanás. Las bestias de la el oso simboliza el imperio medo 11 Sin embargo. la escuela conserva-
visión, a la postre, producirán a1 anticristo, cuyo origen es el abismo. La dora so tiene que dicha segunda bestia simboliza al impeno resultante
expresión «combatían» es una traducción de Ja palabramegihán,que sig- de la alianza de los medos y persas. Varias razones apoyan la posición
nifica «romper» o «reventar». como cuando el viento «rompe» a soplar conservadora:
o como cuando una batalla comienza. En hebreo ese vocablo se usa para
describir cuando un río rompe de su fuente de origen y también cuando 1. Históricamente el imperio medo no sucedió al babilónico, como exi-
un niño sale del vientre de su madre." ge la interpretación de la escuela liberal La interpretación más c~-
La metáfora de la visión sugiere la lucha del Dios soberano y omni- herente que se deriva canto del capítulo 2 como del 7 es que el unpeno
potente con las naciones gentiles que se encuentran en un estado de con- babilónico fue reemplazado por el de los medo-persas en el año 539
moción. agitación y confusión, las cuatro bestias suben del mar de manera a. C.
sucesiva y no simultánea Además. son descritas como diferentes la una 2. El imperio medo no tuvo una influencia universal. históricamente,
de la otra." Cada una de las bestias se corresponde con cada división de como se describe en los capítulos 2 y 7 de Daniel.
la estatua del capítulo 2 de Daniel. 3. La crítica racionalista pretende hacer creer que la cuarta besua no
simboliza el Imperio Romano y es por esa causa que se esf uerza por
La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mi- demostrar que la segunda bestia sólo representa al imperio medo.
rando hasta que . us alas fueron arrancadas, y fue levantada del
136 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LAS CUATRO BEffiAS Y EL FIN DEL PODERÍO GENTIL (7: 1-18) 137

Según el texto, el oso «se alzaba más de un costado que del otro». La interpretación de la cuarta bestia es, sin duda. crucial para la com-
~icha expresión, sin duda. simboliza el hecho de que Ja rama persa del prensión de todo el capítulo 7 Daniel contempló en sus visiones una
impeno llegó a ser más preeminente que la meda. Cuando la liga medo- cuarta bestia tan diferente de las eres anteriores que le resulta imposible
persa conquistó a Babilonia, el líder indiscutible de la alianza era Ciro darle un nombre específico."
el Grande quien, como se sabe. era persa. Las «tres cosullas» que apare- Según Daniel. esta cuarta bestia era «espantosa y terrible» Su aspec-
cen en la boca del oso sugieren que había subyugado a tres de sus ene- to era tal que aterrorizaba al que ta contemplaba. Además, «era en gran
migos. La historia confirma que en el proceso de su aseen o a la manera fuerte». En contraste con la tercera bestia que se caracterizaba
supremacía mundial. los medo-persas conquistaron los reinos de Lidia, por su agilidad, la cuarta es notoria por su gran fortaleza. La fortaleza de
Egipto y Babilonia." El mandamiento «levántate, devora mucha carne» esta cuarta bestia se pone de manifiesto al describir sU!. «grandes dien-
se refiere al carácter conquistador del imperio medo-persa. tes de hierro». También «devoraba», «de menuzaba» y «las sobras
hollaba con sus pie. •. Todas e as expresiones ugieren fiereza e insen-
Despué de esto miré. y he aquí olla, semejante a un leopardo. sibilidad hacia sus' íctimas Et profeta también observa que esta bestia
con cuatro alas de ave en sus e spaldas: tenía también esta bestia era «muy diferente de todas las bestia' que vi ames de ella». No tan sólo
cuatro cabezas: y le fue dado dominio (7:6). en su apariencia. sino también en su modo de comportarse, la cuarta bestia
era completamente diferente de las demá ... Una de las cosas sorprendente.'
La tercera be tia que aparece en la \ isién era «semejante a un leopar- en esta cuarta bestia e. que «en su cabeza tenía diez cuernos». Estos cuer-
do». 19 El leopardo se caracteriza por su gran velocidad y agilidad en sus nos. más adelante son identificados como diez reyes.
movimientos. Si a t!.'>IO se le añade el hecho de que ~tenía cuatro alas de La mayoría de los intérpretes conservadores identifican a esta cuarta
ave en sus e paldas», C'll fácil comprender que se está dando énfasis a la bestia como el Imperio Romano. El aseen o del Imperio Romano a la
idea de velocidad. supremacía del poder fue algo sorprendeme.f En el año 241 a.C .. los
El imperio que históricamente sucedió al medo-persa fue el greco- romanos derrotaron a los cartagineses y ocuparon la isla de Sicilia. A
macedónico. En el año 334 a.c., Alejandro Magno emprendió su sor- raíz de las llamadas guerras púnicas, en el año 218 a.C .. las legiones ro-
prendente conquista que en un periodo de diez años le llevó a ser el manas hicieron su entrada en España. En el año 202 a.c .. Aníbal fue
soberano de un vasto imperio. En el año 323 a.C; sm embargo, de ma- derrotado en la batalla de Zarna y los romanos conquistaron Cartago,
nera inesperada, el gran conquistador murió en la ciudad de Babilonia. Pero aún faltaba controlar el Mediterráneo Oricntal."A esa tarea se die-
Pero esta bestia que era semejante a un leopardo también poseía .. cua- ron los romanos cuando en el año 146 a.C. de . . truyeron las ciudades de
tro cabezas». faras cuatro cabezas simbolizan las cuatro di visiones que Corinto y Cartago. En el año 63 a.C .. Pompeyo ocupó Palestina y en el
surgieron del imperio greco-macedónico a raíz de la muerte de Alejan- 30 a.c.. Marco Antonio incorporó Egipto al territorio romano De modo
dro. Aquel .vaMo imperio fue repartido entre Jos cuatro famosos genera- que antes del nacimiento de Jesucristo los romanos tenían prácticamen-
les de Alejandro de la forma siguiente: ( 1) Grecia y Macedonia. a te el control del mundo conocido.
Casandro: (2) Egipto y Palestina. a Ptolorneo: (3) Tracia y gran parte del El gran Imperio Romano del pa ado experimentó dos siglos de gloria
Asia Menor. a Lisfrnaco: y (4) Sina y gran parte del Medio Oriente. a y esplendor. En el año 476 d.C .• los bárbaros pusieron fin a dicho i_mpe-
Seleuco. ~La ~xpresión «y le fue dado dominio» es significativa debido rio en el Occidente y en el año 1453 d.C los turcos ocuparon la ciudad
a la forma pasiva del verbo. El dominio de esta tercera bestia es otorga- de Constantinopla y el Imperio Romano en Oriente se desintegró El
do por la providencia divina. Aunque a la vista humana parezca que los historiador podría pensar que el lmpeno Romano dejó de e~isur de una
hombres gobiernan este mundo, lo cierto es que Dios está en el control vec por todas, El libro de Daniel {capítulos 2. 7. 9 y 1 1 ). sin embargo.
de todas las cosas y, soberanamente. dirige todo lo que ocurre. enseña que habrá un renacimiento, un resurgir o una fase final del Impe-
rio Romano con una proyección histórica de carácter escatológico.
Después de esto miruba yo en las visiones de la noche, y he aquí
la cuarta bestia. espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno
cual tenía unos dientes grandes de hierro: devoraba y desmenu- pequeño salía entre ellos, y delante de él fue ron arrancados t:es
zaba. y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de cuernos de los primeros: y he aquí que este cuerno tenía OJOS
todas las bestias que vi antes de ella. y tenía diez cuernos (7:7). como de hombre. y una boca que hablaba grandes cosas (7:8).
138 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE W CUATRO BESTIAS Y CL FIN DEI l'ODlRfO GENTIL 17:1-181 139

Por quinta vez Daniel usa un participio que sugiere una acción conti- tar en las palabras del ángel el más leve indicio que sugiera que el nú-
nua. «Estaba contemplando los cuernos». es Jo que dice Daniel. cuando mero diez en Daniel 7:7 o que el número tres en 7:8 sean simbólicos y
de ~ronto .<<un cuerno pequeño surgió entre ellos». Debe notarse que. no literales. Jobn F Walvoord. presidente del Seminario Teológico de
segun la visión. el cuerno pequeño surge cuando Jos diez cuernos de la Dallas. ha hecho la siguiente observación:
cabeza de la bes ti~ esuin de pie. Esto es confirmado por el hecho de que
este cuerno pequeno «arranca a tres de los pnmeros >. Es decir. destrona Los intérpretes de este capítulo [Daniel 7) que concuerdan en
o quíta de sus puestos a tres de los diez. que los diez cuernos es el Imperio Romano se dividen en tres
Es importanre observ ar que el cuerno pequeño es .. pequeño» .,ólo grupos en su explicación de cómo éste se relaciona con el Im-
en su c~m1enzo. pero va c~eciendo progresivamente hasta el punto de perio Romano. Eruditos amilenañ tas como Young y Leupold
d~~arra1~ar a tres c..le los diez. fa en esta coyuntura donde surgen las se inclinan a espiritualizar tanto el número diez como el tres.
diferencias entre las principales escuelas de interpretación Por ejem- y asf se escapan de la necesidad de encontrar un cumplimiento
plo. Edward J. Young. quien representa un sector de la escuela lueral. Ambos encuentran imposible un cumplimiento literal
amilenarista, cree que la bestia, los diez cuerno· } el cuerno pequeño porque no hay diez reye remando simultáneamente en el pe-
repres~nt~ tres ~tapas del lmpeno Romano." Según el profesor Young, nodo romano Young, sin embargo. considera que su cumpli-
la bestia simboliza la etapa del lmpeno Romano en tiempos del naci- miento ocurrió en el Imperio Romano en el pasado, y no e'
miento de <;rhco. Los di~1 cuernos representan una segunda etapa de necesario ningún otro cumphrmento. Leupold encuentra el
f~gme_mac16n del Imperio Romano." Por último. el cuerno pequeño cumplimiento final en Ja segunda venida de Cristo. en lugar
s1mbo!ua la etapa final del Imperio Romano que estará en existencia de la historia pasada. Los prernilenaristas ofrecen un tercer
en el uempo de la segunda venida de Cristo. siendo -el cuerno peque- punto de vista. que provee un cumplimiento literal: diez ~ei-
ño- el amícristo.> nos hisróricos exisurán simultáneamente en la consumación
.La interpreraclén de Young presenta varios problemas hermenéuticos. futura."
Primeramente. el hecho de que -el cuerno pequeño» surge ..entre ellos»
(benéh~ón). e~' decir. entre los diez cuernos mencionados primero. es De modo que amilenaristas conservadores y premilenaristas concuer-
contrario a la .'dea de Young quien separa en etapas el tiempo de los diez dan en que las cuatro bestias representan los imperio' de Bab~lo~ia.
cuerno" del tiempo del cuerno pequeño. Según Daniel 7:8. el cuerno Medo-Persia, Grecia y Roma. pero están en desacuerdo con el signifl-
pequeño su~ge algo después, pero durante la misma época del «reina- cado de los diez cuernos. Los amilcnaristas como Young tienden a espi-
do» de lo diez cuernos. De otro modo. ¿cómo se explica que desarraiga ritualizar los «diez cuernos .. diciendo que sirnbotizan un número
a tres de ellos'? indeterminado de reyes que rigieron consecutivamerue en el Imperio
En segundo lugar. Young sugiere que el número diez (diez cuernos) Romano del pasado. El «cuerno pequeño» representa la etapa final del
debe tomarse de manera simbóhca: Imperio Romano en la que surgirá el anucnsto, quien será destruido por
el Señor en su segunda venida.
Esto" 1 los diez cuernos 1 representan diez reyes (v. 24 ). Como el La escuela premilenarista sostiene que «los diez cuernos» represen-
número cuatro en el versículo 6, el número diez aquí debe ser tan «diez reyes» que regirán de manera simultánea en la fu tura reesuuc-
lomado en un sentido simbólico indicando una multiplicidad de turación del Imperio Romano. El cuerno pequeño (el anticristo) surgirá
gobernadores o un gran número indefinido de reyes (Zoeckler ). '7 de en medio de los diez cuernos y poco a poco se engrandecerá hasta
llegar a derrocar o desarraigar a tres de los diez. Los prernilenaristas man-
Pero si lo que dice Young es correcto. o sea, que el número diez en In tienen. por lo tanto, que lo!'. diez cuernos y el cuerno pequeño. por lo
expresión «die¿ cuernos» es simbólico. representando a un número in- menos por un tiempo. actúan simultánearnente durante el período de íos
de~nido de reyes o gobernadores. ¿cómo deberíamos tomar Ja interprc- siete años de la tribulación escatológica, es decir. durante la semana se-
tación que el ángel (versrculo 16) da a Daniel en el versículo 24? En ese tenta de Daniel 9:27.
versículo. el án_gel ~ice· (Y los diez cuernos significan que de aquel rei- El cuerno pequeño es. indudablemente. una persona," La expresión
no se levamaran diez reyes; y tras ellos se levantará otro. el cual será ••Ojos como de hombre» sugiere la idea de imcligencia, inuiición capa-
diferente de los primeros. y a tres reyes derribará». fa imposible detec- cidad mental. Además. «tenía una boca que hablaba grandes cosas, Esta
140 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS Y EL FIN DEL POD[R{O GENTii. (1:1·28) 141

frase parece indicar que el personaje simbolizado por el cuerno peque- juicio. También dice el profeta que «SU trono (era] llama de fuego y las
ño hará grandes promesas y declaraciones que asombrarán a la humani ruedas del mismo, fuego ardiente». El trono de fuego es símbolo del jui-
dad. También se carnctenzará por hablar grandes co as en contra de cio de Dios y las «ruedas» puede referirse al carácter universal de dicho
Dios juicio, n La completa descripción del «Anciano de días» sentado en su
(Dn. 11 :36: Ap. 13:5-6). trono presenta un maravilloso cuadro del Dios de Gloria. Omnipotente
y Eterno que está a punto de juzgar la maldad y el pecado de los hom-
LA VISIÓN DEL ANCIANO DE DfAS Y bres. tal como lo ha anunciado a través de sus profetas.
El JUICIO DEL CUERNO PEQUEÑO (7:9-12)
Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y e sentó un Un río de fuego procedía y salta de delante de él; millares de
Anciano de días. cuyo vestido era blanco como la nieva. y el millares le servían. y millones de millones asistían delante de
pelo de su cabeza como lana lunpia: su trono llama de fuego. y él: el Juez se sentó. y los libros fueron abiertos (7: 10).
las ruedas del mismo. fuego ardiente (7:9).
El fuego no tao sólo describe el juicio de Dios, sino que también re-
Por sexta vez Daniel usa el participio del verbo lubí. que significa presenta su gloria y su justicia, El río de fuego es descrito por una pareja
«ver» o -contemplar». El participio expresa la idea de acción continua. de participios como «fluyendo» y «brotando» de la misma presencia de
Hasta ahora el profeta ha estado contemplando las bestias. Se ha deteni- Dios, La glona, la justicia, la santidad y los demás atributos son inhe-
do para describir más detalladamente la cuarta besua con u., cuernos y rentes a . u Persona. Como dice el autor de la epístola a los Hebreo'.'>:
luego el cuerno pequeño. De pronta la escena cambia) Daniel ve •cro- «Porque nue tro Dios es fuego consumidor» (He. 12:29).
nos» que eran colocado o puestos en forma tal que consuruyen una es- Las expresiones «millares de millares» y «millones de millones» que
pecie de tribunal preparado para la celebración de un juicio. Referente a servían> asistían delante de Dios es una clara referencia a la actividad
la palabra «tronos» (korsiJ,·iin). Young observa: del ejército angelical en la presencia de Dios. En el libro del Apocalip-
sis. el apóstol Juan dice haber visto «millones de millones» de ángeles
La palabra es plural. lo que implicaría que la escena es la de una (Ap. 5:11). Los ángeles. evidentemente. e tán clasificados según la acu-
corte celestial en sesión.JO vidad que realizan. La palabra ángel significa «mensajero», pero los
querubines y serafines tienen tareas específicas que tes han sido asigna-
Y má. adelante añade: das.33
La frase «el Juez se sentó» literalmente significa «el juicio se sentó»
Me inclino a pensar que el plural debe ser utilizado y que los o «el tribunal tomó asiento». H.C. Leupold traduce dicha expre ión: El
tronos estaban ocupados por ángeles cuya posición. naturalmen- tribunal entró en sesión>).34 El sentido que la expresión pretende dar. 'in
te. estaría subordinada 11 la de Aquel que se sentó en el trono." duda. es el un tribunal que está preparado para comenzar un juicio. Al
entrar el tribunal en su sesión «los libros fueron abiertos». Es posible
Debe notarse que los tronos de juicio aparecen simuhánearnente con que en esos libros se hallen las obras de los hombres." La Escritura dice
la aparición d.el cuerno pequeño. Los juicios de Dios sobre el reino de la que Dios «pagará a cada uno conforme a sus obras» (Ro. 2:6).
bestia abarcarán el período de la tribulación que vendrá sobre la tierra y
que fue profetizado por el Señor en su sermón del Mame de los Olivos Y entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que
(Mt. 24). Es importante destacar una vez. más que el Dios soberano ejer- hablaba el cuerno: miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuer-
ce control sobre todas las cosas y sobre el curso de la historia El cuerno po fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego.
pequeño aparecerá en el escenario mundial en el tiempo preordenado Habían también quitado a las otras besuas su dominio. pero les
por Dios y su juicio comenzará tan pronto haga su apancién había sido prolongado la vida hasta cierto tiempo (7: 11-12}.
La expresión «Anciano de días» tatttq yómin) es una referencia a Dios
el Padre visto en su carácter de Juez eterno con énfasis en la dignidad de La atención del profeta Daniel se concentra en «el sonido de las gran-
su persona. La descripción de su vestido («blanco como la níeve») y '-U des palabras que hablaba el cuerno». El cuerno profería palabras blasfe-
cabello (scomc lana Iimpia») sugieren la idea de pureza. verdad y santi- mas contra Dios. El profeta, por lo tanto. se interesa en ver el juicio que
dad. Esas son precisamente las bases sobre las que el Juez. ejecuta su
142 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA VISIÓN OC LAS CUATRO BESTIAS r EL FIN DEL PODERÍO GENTIL o. 1-28} 143

vendría sobre dicho personaje a causa de su desafío a Dios. El cuerno M: LA VISIÓN DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO (7:13-14)
refiere a la persona del aruicnsto. quien representa Ja forma final del Im- Después lle haber contemplado la \. ts1ón de 1~ cuatro be . . tias repre-
perio Romano que ha sido reestructurado. sentauv as de los cuatro imperios mundiales que abarcan el período lla-
La besna que es eJCCULada (v. 11) se refiere a la cuarta de la visión. mado «los tiempos de los gentiles». Daniel tiene la visión de la venida
Este juicio ocurre al final de la gran tribulación y coincide con la venida del Hijo del Hombre (Jesucn to), quien regresa para establecer su reino
en gloria de nuestro Señor Jesucristo (Ap. 19:17-21. Zac. 14:1-4). La mesiánico.
frase «) su cuerpo fue de. trozado y entregado para ser quemado en el
fuego» representa eJ juicio completo y final de la bestia y su líder. el Miraba vo en la visión de noche. y he aquí con las nubes del
anticristo cielo ve~ía uno corno un hijo de hombre. que vmo hasta el An-
El versículo 12 descnbe la destruccion de las tres primeras bestias de ciano de días. y le hicieron acercarse delante de él Y Je fue dado
la visión Dichas bestias han sido destruidas con anterioridad. pero Da- dominio gloria y reino. para que todos los pueblos. naciones y
niel da pnmero atención a la cuarta besua. debido al significado espe- lenguas le sirvieran: su dominio es dominio eterno, que nunca
cial que tiene paniculanneme en lo escatologico. pasara. y su remo uno que no será destruido (7: 13-14).
Edward J. Young está en lo correcto cuando dice:
El título «Hijo del Hombre» señala al mismo Mesías. Los e~angeli.os
Algunos expositores relacionan estas bestias con los siete cuer- abundan en pasajes donde dicha expresión se usa con referencia a Cris-
nos que no fueron desarraigados por el cuerno pequeño. Pero to (véanse Ml. 8:20; 9:6; 10:23; 1 l · 19; Le 19: 1 O: 22:48: 18:31: eic.). El
eso es imposible. ya que la completa destrucción de la cuarta Señor Jesucristo se refirió a sí rmsrno como «el Hijo del Hombre» (Mt.
bestia acaba de ser descrita. Por el contrario. la referencia es a 16.13-20). En el pasaje de Mateo t 6. el «Hijo del Hombre», <<el Mesías»
las primeras tres bestias que aparecieron en la ' isión: el león, y «el Hijo del Dios viviente» son la misma persona. Dicha cxpre;'>ión ...e
el oso y el leopardo. ¿Por qué entonces es la destrucción de la usa también con referencia a la segunda venida de Cristo en lo... siguien-
cuarta bestia narrada primero. cuando en realidad los tres pri- tes pasajes: Mateo 24:27. 37. 44: 25:31: Marco' 8:38: Locas 17:30: 18:8:
meros reinos perecieron antes que el cuarto? La respuesta es etc. El hecho de que Daniel ve a uno «como un hijo de hombre» con-
que la de... trucción de la cuarta bestia ~I poder que con Ja trasta con su visión de las bestia.". Et Me'>ía.., es visto en forma humana,
oposicién del cuerno pequeño tan vociferadamerue se opone a tal como ascendió a la gloria (Hch. 1: 1 1 ). De ese modo vendrá a esta-
Dios- debe ser enfatizada. Esta constituye. en un sentido. el blecer su reino de gloria.
corazón de la visión. En cuanto a una oposición abiena y pre- El personaje aquí referido y visto «corno hijo de hombre» es presen-
suntuo ...a contra Dios, las primeras tres bestias eran insignifi- tado ante el Anciano de días. Aquí tenemos un hermoso cuadro de la
cantes en comparación con lo cuarta. Por razón de énfasis. Persona del Padre y de Ja del Hijo como la que aparece en el Salmo. 2:6-
entonces. la completa destrucción de la cuarta bestia es men- 9: «Pero yo he puesto mi rey sobre Sion, mi santo monte. Yo pubhcar~
cionada primero." el decreto: Jehová me ha dicho: M1 hijo eres tú: yo te engendré hoy. Pt-
deme. y te daré por herencia las naciones. y como posesión tuya lo~.con-
La frase «pero les había sido prolongado la vida hasta cierto tiempo>, fines de la tierra. Los quebrantaras con vara de hierro: corno vasija de
ilustra el hecho de que los tres imperios anteriores fueron en realidad alfarero los desmenuzarás.»
absorbidos el uno por el otro (Medo-Persia absorbió a Babilonia, y Gre- La frase «Y le fue dado dominio. gloría y reino>, enfatiza tres caracte-
cia al Imperio Medo-persa), pero el imperio de la cuarta bestia es des- rísticas del reino mesiánico de Cristo:
tru ido de manera catastrófica y judicial tal como fue visto por
Nabucodonosor en el capítulo 2. En su sueño el monarca babilónico vio 1. Dominio (sllliltan) es una referencia a la autoridad del Señor para
una piedra. corcada no con mano. que hirió a la imagen en sus pies. Ese gobernar (véase Dn. 6:26 y 7 .27) . . .
aspecto del sueño de Nabucodonosor se corresponde con la destrucción 2. Gloria (yegár) se refiere al honor propm de la dignidad de su perso-
de la cuarta bestia en Daniel 7: 11. na
3 Reino (ma/kú) tiene que ver con la organización de su gobierno. Ese
remo incluye «pueblos. naciones y lengua ».Algo que connota una
144 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS Y EL FIN DEL PODER{O GENTIL (71-28) 145

situación terrenal. El reinado mesiánico del Señor incluye el hecho de Pablo: «El Padre ha puesto todas Las cosas bajo los pies de
de que naciones, pueblos y lenguas le servirán y adorarán (Zac. Cristo (pero cuando el Padre dice que todas las cosas son pues-
14: 16-17). tas bajo los pies de Cristo, es evidente que el Padre mismo está
Daniel menciona otras dos características del reino de nuestro Señor. exceptuado de esa sujeción, ya que el Padre mismo efectuó la
Primeramente, dice que «su dominio es dominio eterno», es decir, ni su sujeción). Y cuando todas las cosas sean finalmente sujetadas a
autoridad ni su poder podrán ser disminuidos. En segundo lugar, «SU reino Cristo. entonces también el Hijo se sujetará al Padre, quien su-
es uno que no será destruido». En contraste con los reinos terrenales (ba- jetó a Cristo todas las cosas, para que Dios sea todo en todos».
bilónico, medo-persa, griego y romano), el reino de nuestro Señor no Consiste en que Cristo une la autoridad que es suya como Rey.
podrá ser destruido por poder de clase alguno y que su reino es «reino con la del Padre, después que Él haya suprimido «todo domi-
eterno» (Dn. 7:27). Una cuestión de interés surge en relación con el rei- nio, toda autoridad y potencia» (1 Co. 15:24). El propósito ori-
nado mesiánico de Cristo. Se ha formulado la pregunta: ¿Por qué hablar ginal de Dios era el de manifestar su absoluta autoridad y este
de un milenio si el reino del Mesfas es eterno? Después de todo, la pala- propósito se realizará cuando Cristo reúna la teocracia terrenal
bra milenio (chma étei = mil años) solamente aparece en Apocalipsis con el reino eterno de Dios. De esta manera mientras el domi-
20: 1-6 y el Apocalipsis es un libro esencialmente simbólico. Además de nio teocrático terrenal se limita a mil años. que es suficiente tiem-
eso, las referencias bíblicas claramente enseñan que el reino de Cristo po para manifestar Ja teocracia perfecta de Dios sobre la tierra.
es eterno (véase 2 S. 7: 16, 28-29; Sal. 89:3-4, 34-37; 45:6; 75:5, 17; Is. su reino es eterno."
9:6-7: 51:6, 8; 55:3, 13; 56:5; 60:19-20; 61:8; Jer. 32:40; 33:14-17. 20-
21; 37:24-28; Ez. 16:60: 43:7-9; Dn. 7:13-14, 27; 9:24; Os. 2: 19; JI. 3:30; Otro escritor premilenarista, Robert D. Culver, observa que «el rnileruo
Am.9:15:Lc.1:30-33; 1 Ti.1:17;Ap. ll:15). es en verdad una etapa inicial del reino de Dios»." En otras palabras, el
¿Es posible armonizar la enseñanza bíblica del reino eterno de Cristo milenio o reino mesiánico de Cristo es el aspecto histéríco del reino eter-
con la de un milenio? Es aquí donde las escuelas premilenaristas y no de nuestro Señor." Los premilenaristas, por lo tanto, no enseñan que el
amilenaristas han sido más enfáticas en sus posiciones. El teólogo reino de Cnsto solamente durará mil años, sino más bien que el reinado
premilenarista J. Dwight Pentecost, ha hecho la siguiente aclaración que eterno de Cristo tiene una etapa inicial e histórica (donde el tiempo aún
debe notarse cuidadosamente: cuenta) que durará mil años. En esa etapa inicial e histórica se cumplirán
las promesas hechas por Dios a los patriarcas del Antiguo Testamento. Una
El arnilenarista ve un conflicto aquí e insiste en que la eternidad vez cumplidos los propósitos de Dios en el tiempo, el reinado de Cristo
del reino de Cristo no permite sitio alguno para un reinado te- continuará por toda la eternidad. Además, durante la era mileniaJ los atri-
rrenal de mil años. La razón por Ja que Cal vino rechazó el pun- butos de la absoluta deidad de Cristo y los de su perfecta humanidad serán
to de vista premilenial fue su concepto de que un reinado de mil plenamente manifestados dentro de la estructura del Liempo.
años anularía el reino eterno de Cristo. Si el premilenarista li-
mitase el reinado de Cristo a mil años, su argumento de que «su DANIEL RECIBE INTERPRETACIÓN DE LA VISIÓN (7:15-28)
ficción es tan pueril que no requiere ni merece refutación» sería Se me turbó el espímu a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo, y
verdad. Sin embargo, ese no es el caso. '7 las visiones de mi cabeza me asombraron. Me acerqué a uno de
los que asistían, y le pregunté la verdad acerca de todo esto. Y
El profesor Pentecost cita 1* Corintios 15:24-28, y luego explica lo me habló. y me hizo conocer Ja interpretación de las cosas (7: 15-
siguiente: 16).
En estas palabras el apóstol expresa el propósito final del reino El panorama contemplado por Daniel le había causado una profunda
teocrático: «para que Dios sea todo en todos». Esto vislumbra impresión. El profeta mismo dice que su espíritu se «turbó» y hubo <~tur-
la absoluta realización del propósito original en el establecimien- bación» en su mente. Queriendo saber el significado de lo que había v1s10.
to del reino teocrático. «preparado ... desde antes de la funda- Daniel acudió «a uno de los que asistían». La referencia es a uno de los
ción del mundo» (Mt. 25:34). Una paráfrasis de los versículos ángeles que estaba delante del Anciano de días. Fue así como recibió la
citados (1 Co. 15:24-28) aclarará el progreso del pensamiento interpretación de la visión.
146 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS) EL FIN DEL PODERÍO GENTIL 17:1·28/ 147

Estas cuatro grandes bestia'> son cuatro reyes que se levantarán fuerte». Debe notarse nuevamente que el «Cuerno pequeño» no surge en
en la tierra. De pués recibirán el reino los ...amos del Altísimo. y una etapa o tiempo en que los diez cuernos ya no existen, sino que por el
po . . eerán el remo hasta el /)iglo. eternamente y para siempre contrario urge cuando aún están en pie De modo que al menos por al-
(7:17-18). gún uernpo los diez cuernos grandes y el pequeño operan simultánea-
mente Sin embargo. en un momento específico de tiempo. el cuerno
La in ...pirada interpretación provista por el ser celestial identifica las pequeño derriba o desarraiga a tres de lo diez y evidentemente absorbe
cuatro bestias con cuatro reyes que se levantarán en la tierra. La hlstoria sus dominios La idea de Young de la existencia de tres etapas en la his-
de los cuatro remos es tomada como un todo." EJ reino del Mesías si- tona de la bestia no parece ser del todo correcta."
gue al cuarto de los reinos mencionados. El reino que los santos reciben
es aquél que es dado aJ Hijo del Hombre (7: 14 ). Los «santos» (qaddi\he) Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los antes. y los
son los vasallos del Re}. Ciertamente habrá gentiles (Miq. 4:2-3. Zac, vencía. hasta que vino el Anciano de días) se dio el juicio a los
8:20-21: 14 16-17). al igual que judíos participando de las bendiciones santos del Altísimo: ) llegó el tiempo y lo santos recibieron el
del reino (Am. 9: 11-15; Is. 60-62J. reino (7:21-22).
John F. Walvoord ha escrito:
Un nuevo detalle de la visión es añadido ahora. <<Y veía yo que este
Aunque ha habido gran discusión tocante a la palabra «los san- cuerno hacía guerra contra los santos». El cuerno pequeño, el anticristo,
tos», parece que dicha expresión incluye los redimidos de codas es visto en acción tal como aparece en Apocalipsis 13 haciendo guerra o
las edades como también Jos santos ángeles que pueden ser des- persiguiendo a los santos." Esta persecución de los santos parece ser el
critos como «los santos» (véanse Dn. 7:21. 22. 25, 27: 8:24. 12:7: tema de Apocalipsis 13:7. donde dice: «Y se le permitió hacer guerra
también Sal. 19:3; 34:9; Jud. 14)."~ contra los santos) vencerlos ... ,... Esa persecución es. sin lugar a dudas.
futura. ya que el cuerno pequeño (el anticristo) hará su aparición en el
D~ modo que es incorrecto decir que lo · premilenaristas enseñan que escenario de la historia en los últimos tiempos y será destruido por la
el remo que Cnsto e tablecerá ..era sólo para judíos. Lo" premilenaristas venida personal, visible y gloriosa de Jesucristo
enseñan que los gentiles serán abundantemente bendecidos en el El cuerno pequeño llamado también la bestia en Apocalipsis 13: 1-1 O
rnílenio," Los santos recibirán autoridad para poseer el reino y lo po- y el anticristo son la misma persona, quien ordenará una persecución de
seerán «ha ... la el siglo. eternamente y para siempre». O sea, que lo. san- «los santos srn precedentes en la hi stona Como el profesor Young ad-
to' continuarán reinando con el Señor más allá del aspecto histórico o mite:
milenial del reino. ¡Los santos remarán con el Señor eternamente!
Pero en los días del cuerno pequeño. esta oposición romperá
Entonce'> tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bes- como nunca antes. cuando el satánicamente inspirado cuerno
tia. que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran pequeño. desafiante en su orgullo y vanidad. hará guerra contra
manera. que tenía dientes de hierro) uñas de bronce. que devo- la Iglesia. .1<>
raba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, asimis-
mo. ucerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza. y del otro Aunque se difiere de Young en Ja inclusión de la Iglesia en el período
que le había salido. delante del cual habían caído tres: y este de persecución futura. si se comparte con él que dicha persecución será
mismo cuerno tenía ojos, y boca que hablaba grandes cosas, y única (como nunca antes) en la historia. Esa persecución se asocia en la
parecía más grande que sus compañeros (7: 19-20). Biblia con una futura destrucción de Jerusalén (Zac. 14: 1-3) y concluye
con la venida visible. literal, corporal. judicial y en gloria del Señor Je-
El carácter distinto de la cuarta bestia provocó en Daniel el deseo de sucristo. El Señor dijo: «E inmediatamente (euthéus) después de la tri-
sabe~ la ~t!alidad acercad~ s~ significado. De igual modo el profeta es- bulación de aquellos días. el sol se oscurecerá, y la luna no dará su
taba intrigado tocante al significado de los diez cuernos, y en particular resplandor. y las estrellas caerán del cielo. y las potencias de los cielos
el del cuerno pequeño. El cuerno pequeño es descrito como «más gran- serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre \ í-
de que sus compañeros». La expresión «más grande» da la idea de «més nicndo sobre las nubes del cielo con poder y gloria» (Mt. 2~:29-30).Je-
148 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS Y El FIN DEL PODERÍO GENTIL tl:l·lB) 149

süs habló de una tribulación escatológica que vendrá sobre el pueblo judío imagen en el capítulo 2 es la primera venida de Cristo. pero lo que des-
(«entonces los que están en Judea. vayan a los montes» Mt. 24: 16). truye al cuerno pequeño en el capítulo 7 es la segunda venida el Señor?
A la luz de esa ev idencia es sorprendente que se afirme como ha he- Lo exegeticamente congruente es que tanto la imagen como el cuerno
cho un autor que: pequeño son destruidos por el mismo acontecimiento, esto es. la segun-
da venida de Cristo en gloria.
La ira divina vino sobre la nación judía «hasta el extremo». cal Como señala Culver:
como había sido profetizada antaño (Dt, 28:49-57; Is. 51: 17-20:
Dn. 12: 1 ). y por el mismo Señor Jesús (Mt. 24: 15-22: Mr. 13: I+ El reino de Cnsto no es representado como establecido sino hasta
20) halló cabal cumplimiento." después de que la bestia final en la sene «fue muerte, y su cuer-
po destruido, y fue dada para ser quemada con fuego». fato está
Decir que ta tribulación del año 70 de nuestra era fue la única tribu- en completa armonía con la profecía del capítulo 2. Allí el reino
lacián, dando a entender que eso que ocurrió en el mencionado año fue de la piedra no crece gradualmente durante la etapa final de la
el absoluto y cabal cumplimiento de la gran tribulación profetizada por historia profética de la imagen, sino que el reino de la piedra
Cristo en Maleo 24: 1-30 (el párrafo no termina en el verstculo 22), sen- viene con fuerza, destruyendo violentamente a la imagen. Des-
cillamente no se ajusta a la clara revelación de la Palabra de Dios. En pués de la destrucción de la imagen, después que el mismo pol-
Mateo 24:3, la destrucción de Jerusalén aludida coincide con la venida vo ha sido esparcido, la piedra se convierte en un gran monte y
de Cnsto y con el fin de la era presente. Además, el Señor señaló que llena toda la tierra. 411
habrá una tribulación sin precedentes que precederá su segunda venida
a la tierra. Decir que todo eso ya ha ocurrido carece de fundamento Decir que la piedra que golpeó la imagen simboliza la primera veni-
exegético y sólo puede fundamentarse sobre una hermeneuuca alegórica. da de Cristo es perder la perspectiva de la historia. ya que el Evangelio
El reinado del cuerno pequeño termina a causa de la intervención del no ha conquistado al mundo ni Jesucristo destruyó aJ Imperio Romano
Anciano de días quien pone fin al poder del blasfemo personaje Segui- (más bien el Imperio Romano lo crucificó). Pero, además, es una
damente. como ya se ha indicado. será inaugurado el reino de nuestro autocontradiccién. Ya que afirmar que tos capítulos 2 y 7 son paralelos
Señor. Se hace necesario en esta coyuntura hacer otra observación perti- y luego arbitrariamente romper el paralelismo. carece de sentido lógico:
neme. S1, como se ha señalado ya. existe una estrecha relación entre los
capítulos 2 y 7 de Daniel. es lógico pensar que Ja parte final de la ima- Dijo así: La cuarta bestia será un cuarto reino en la Lierrn. el cual
gen (piernas)' pies) simboliza la etapa final de los reinos humanos. eta- será diferente de todos los otros reinos. y a coda la tierra devora-
pa con la que termina «los tiempos de los gentiles», De modo que los rá. trillará y despedazará. Y los diez cuernos significan que de
pies de la imagen deben corresponder de alguna manera con lo' cuernos aquel reino se levantarán diez. reyes: y tras ellos se levantará otro.
de la cuarta bestia y el cuerno pequeño que surge entere ellos, ya que el cual será diferente de los primeros. y a tres reyes derribará
ambas figuras simbolizan la etapa final del poderlo gentil. En el capítu- (7:23-24).
lo 2. la piedra golpea a la imagen en los pies. la derriba y la destruye. En
el capítulo 7. el cuerno pequeño (Ja forma final de la cuarta bestia) es El ángel intérprete comunica a Daniel que «la cuarta bestia será un
destruido por la venida personal de Cristo. Esto concuerda con lo que cuarto reino». Este reino, como se ha indicado repetidas veces, es el
dice Pablo en 2 Tesalonicenses 2:8 «Y entonces e manifestará aquel Impeno Romano. Pero en estos versículos se indica que este reino será
inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca. y destruirá diferente a los anteriores y que «a toda la tierra devorará. trillará y des-
con el resplandor de su venida» (véase Ap. 19: l 9-21 ). pedazará». Es decir, ejercerá un poder y control absolutos en toda la tie-
De modo que sl la destrucción de la cuarta bestia (cuarto reino) rra. Según Apocalipsis 13·7, dice que a la bestia « ... se le dio autoridad
personalizada por el cuerno pequeño en el capículo 7 ocurre con ta se- sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación». Es decir. Dio' por voluntad
gunda venida de Cristo, como admiten Young. Leupold, Keil y otros soberana. permitirá que la bestia ejerza un dominio que ningún otro go-
amilenaristas, lo lógico y exegéticamcnte correcto es que lo mismo ocu- bernante de la tierra ha tenido hasta entonces.
rra con la imagen en el capitulo 2. Ya que. como tambiénse admire. Daniel El ángel explica que habrá una etapa en la "ida de la .bestia e.n que
2 y 7 son capítulos paralelos, (,por qué decir que lo que destruye a la de su cabeza brotarán diez cuernos (reyes) y entre los diez surgirá un
150 DANIEL Y EL RFIN0.\1E51~NICO LA V/5/Ó.\' DE LA'iCUATRO BESTIAS r EL F/\' DEL PODERÍO CC1,'T/L 11:1·!81 151

cuerno pequeño que derribará a tres de los diez cuernos (reyes). Este La expresión «pero se sentará et Juez» es la misma que aparece en ~I
pasaje guarda una relación estrecha con ApocaJip ts 13 y 17. También versículo 10 y literalmente significa «el juicio tomó su lugar» o «el tn-
en esos pasajes se ve una bestia con diez cuernos en sus cabezas y se bunal tendrá su sesión». Edward J. Young observa que:
nos dice que esos cuernos representan diez reyes (Ap. 17:21). fat~
bestias se oponen tanto a Dios como a sus santos (Ap. 13:5-7: 17:6, El juicio cs. aquí descrito solame_nte en cu:m~o a ~u relación con
3
14: véase también Dn. 7:24). Si las bestias de Apocalipsis 13 y 17 son la destrucción del cuerno pequeno, el anucnsto.
el mismo personaje y si dichas bestias también concuerdan con el cuer-
no pequeño y ... us vasallos. mencionados por Daniel. entonce · no será La destruccién del cuerno pequeño ocurre cuando la duración de
difícil concluir que la forma final del Imperio Romano consistirá en la «tiempo. y tiempos. ) medio tiem~·· llega a .su _final. es ~.ecir. al ~inal
formación de una confederación de reinos cuyo origen tendrá relación de ta gran tribulación. Ese acontecumerno coincide también con la se-
con el pueblo que en el año 70 d.C destruyó la ciudad de Jerusalén. gunda venida de Jesucristo a la tierra ~ Daniel dice: el cuerno pequeño
De esa confederación. se sugiere. saldrá el cuerno pequeño o el será «destruido > arruinado hasta el fin •. o sea. completa ) absoluta-
anticristo escatológico. mente. Esa destrucción y ruina es de cnta con las siguientes palabras:
·K y la besua fue apresada. y con ella el falso profeta que había hecho

Y hablará palabras contra el Altísimo. y a los santos del Altísi- delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que reci
mo quebrantará. y pen ará en cambiar los tiempos y la ley: y bieron la marca de la bestia. y habían adorado su imagen. Estos dos fue
serán entregados en su mano hasta uernpo, y tiempos. y medio ron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre» (Ap.
tiempo (7 25). 19:20).
lnmediawmente después de la destrucción del anticristo. el Señor ~e-
Una de las principales características del cuerno pequeño es su arro- sucnsto establecerá su reino mesiánico e hi ronco Este será un remo
gancia. E~ personaje despreciable recibe poder satánico (Ap. 13.2; « ••.et de paz.ju: licia y santidad en el que el Mesías man1~es1ará su g~oria den-
dragón le dio su poder) su trono») hasta el punto que se atreve a blasfe- tro de la estructura de la historia. Ese reinado de Cristo no fue inaugura-
mas abienameme contra Dios (véanse Dn. 11 :36-37 y 2 rs. 2:4). Ade- do en su primera venida sino que lo será cuando el Señor' enga con poder
más. ordena una persecución universal contra los santos del Alusirno, y gloria <<) se siente en ..u trono de gloria» (Mt 25:31 ). Como subraya
tanto judíos como gentiles (véase Ap. 12: 13:7. 17). En tercer lugar, el un escritor:
anticristo procurará realizar algo espectacular como «Cambiar los tiern-
pos tzimmnln¡ y la ley (dat)». La expresión «tiempos y ley» parece te- Los versículos 13. 14 y 27 hablan claramente de la inaugura-
ner un sentido general y no una aplicación al calendario religioso." Debe ción del remo de Cristo (no de su concíusién. como arguye Keil)
notarse que la Escritura no dice que el anticristo llega a realizar su pro- v los versículcs muestran que este reino será un gobierno glo-
pósito. pero si dice que «pensará» (yisbar¡ en ejecutar dicho plan. rioso en el que codos los pueblos servirán a Cristo -algo que
El período de hegemonía del anticristo es de «tiempo. ) tiempos ) no ha ocurrido aún en nuestros días en lo que concierne a su go-
medio tiempo», aunque expositores como Leupold" } Young" recha- bierno espiritual=-, pero que será verdad cuando Él ven~a para
zan ta idea de que dicha expre ·ión significa tres años y medio. A la luz establecer su reinado terrenal después de la destrucción del
de pasajes como Apocalipsis 11:2-3: 12:6. 14: 13:5, no hay razón anticristo (Ez. 37:23).~'
exegética que impida atribuirle a dicha expresión la duración de tres años
y medio." Los santos. tanto judíos como gentiles, poseerán el reino porque les
será dado. El reino que será establecido es descrito como algo indestruc-
Pero se sentará el Juez. y le quitarán su dominio para que sea tible («reino eterno» o malkút 'álam) Dios cumplirá todas sus prorne
destruido y arruinado hasta el fin. y que el reino. > el dominio y sa' hechas a Abraham y J su descendencia tocante a ta tierra. el re1~0 )
la majestad de lo reinos debajo de todo el cielo. sea dado al otras bendiciones físicas. Jesucristo se sentará en el trono de Dav id Y
pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno: y reinará sobre la casa de Jacob para siempre. y su reino no tendrá fin (Le.
todos los dominios le servirán y obedecerán (7:26-27). 1:33).
152 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LAS CUATRO BESTIAS Y EL FIN DEL PODERÍO GENTIL (7: 1-28) 153

Aquí fue el fin de sus palabras. En cuanto a mí, Daniel, mis pen- 3. Young, The Prophecy of Daniel, p. 141.
samientos se turbaron y mi rostro se demudó; pero guardé el 4. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 565.
asunto en mi corazón (7:28). 5. Leupold, Exposition of Daniel, p. 276.
6. Grau, Las profecías de Daniel, p. 119.
Las palabras del versículo 27 concluyen la interpretación dada por el 7. Culver, Daniel and The Latter Days (Westwood: Fleming H. Revell Co ..
1954). pp. 125-126.
ángel a Daniel. Tanto la visión como su interpretación causaron una pro- 8. Samuel J. Schultz, Habla el Antiguo Testamento (Grand Rapids: Editorial
funda impresión en el anciano profeta. Era de esperarse. Daniel había Portavoz, 1976), p. 354.
tenido el privilegio de ver de manera simbólica lo que Dios haría con 9. Wood, A Commentary 011 Daniel, p. 179.
los imperios del mundo. 10. Véase capítulo l.
Los «tiempos de los gentiles» que comenzaron con la destrucción de 11. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 566.
Jerusalén en el año 586 a.C., llegarán a su final cuando el Rey de reyes y 12. Véase Wood, A Commentary on Daniel, p. 180; Lang, The History and
Señor de señores establezca su reino de gloria en la tierra. El reino del Prophecies of Daniel, pp. 78- 79.
Mesías es aún futuro porque, según Daniel 7, será establecido después 13. Véase Keil, p. 566 y Walvoord, Daniel, pp. 151-152.
de la destrucción del «cuerno pequeño, el anticristo», algo que, históri- 14. Véase Gesenius, Hebrew and Chaldee Lexicon, p. 168.
15. Recuérdese que los metales de la imagen en el capítulo 2 eran diferentes el
camente no ha ocurrido todavía.
uno del otro. Debe compararse también la descripción dada por Juan en
Ese reino será establecido con la presencia visible, corporal, literal y Apocalipsis 13.
gloriosa de Jesucristo. La piedra que golpea la imagen en los pies (Dn. J 6. Esta es una opinión muy generalizada entre los comentaristas como Young,
2:34) representa la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo y no la Walvoord, Wood y otros.
primera. En su primera venida, Cristo fue crucificado, pero en su segun- 17. Para una lista de los que afirman que el oso representa el imperio medo.
da venida vendrá a reinar. véase Walvoord, Daniel. p. 155.
18. Chester G. Starr, A History of tite Ancient World (Nueva York: Oxíord
RESUMEN Y CONCLUSIÓN University Press, 1965). pp. 140, 276-277.
Daniel capítulo 7 trata, al igual que el 2, de los grandes acontecimientos 19. Young prefiere llamarle una pantera. Véase The Prophecy of Daniel, p. 145.
relacionados con «los tiempos de los gentiles». En Daniel 7. La ense- 20. Como lo veremos más adelante (Dn. 11: 1-35), las guerras entre los
seleucidos y los ptolomeos causan grandes problemas en palestina, situada
ñanza es comunicada a Daniel a través de la visión de cuatro bestias sal-
entre ambos territorios.
vajes. Las cuatro bestias representan los cuatro grandes imperios que el 21. En el capítulo 13 del Apocalipsis, Juan tuvo la visión de una bestia con
mundo ha conocido: Babilonia. Medo-Persia, Grecia y Roma. Estos se semejantes características a las de Daniel 7. Juan dice que dicha bestia era
corresponden con las cuatro divisiones de la estatua del sueño de semejante a un leopardo, un oso y un león, es decir, reunía características
Nabucodonosor (cap. 2). similares a las de las tres primeras bestias de la visión de Daniel.
El capítulo 7, sin embargo, contiene Ja revelación adicional del «cuerno 22. Véase Arthur E.R. Boak, A History of Rome to 565 d. C. (Nueva York: The
pequeño» que aparecerá en Jos postrerosdías de forma sutil. Dicho cuerno McMillan Co .. 1963).
representa al personaje que en Apocalipsis 13: 1-10, se le llama «la bes- 23. La conquista del Mediterráneo Oriental por parte de los romanos fue ayu-
dada por el hecho de que en el año 133 a.C. el rey Atalo lll de Pérgamo,
tia que surge del mar». Poseerá el poder de Satanás y será el cabecilla para evitar que su descendientes peleasen, traspasó como herencia su reino
del Imperio Romano reactivado. La derrota total de dicho personaje y a los romanos.
sus ejércitos la efectuará el Mesías cuando regrese con poder y gloria. 24. Young, The Prophecy of Daniel, pp. 148-149.
25. lbfd.,p. 149.
NOTAS 26. lbid.. p. 150.
1. Entre los escritores de esta escuela se incluyen hombres como James 27. lbíd., p. 147.
Montgomery, H.H. Rowley, S.R. Driver y otros. 28. Walvoord. Daniel. p. 162.
2. Tanto prcrnilenaristas (Walvoord, Wood, Culver, Lang, lronside y otros) 29. Evis L. Carballosa, El dictador del futuro (Grand Rapids: Editorial Porta-
como amilenaristas (Young, Leupold, Keil, Grau y otros) reconocen que voz, l978),p.27-35.
los capítulos 2 y 7 de Daniel tratan el mismo terna, es decir, los cuatro im- 30. Young, The Prophecy of Daniel, p. 150.
perios gentiles. 3 l. lbld.• p. 151.
154 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

32. En Ezequiel 1: 13-21 se presenta una visión del trono de Dios semejante a
ta descrita por Daniel en este pasaje.
33. Véase L. Berkhof, Teología sistemática (Grand Rapids: T.E.L.L.. 1976).
pp. 171-173; y Lewis Sperry Chafer, Teología sistemática (Dalton, Ga.:
Publicaciones Españolas. 1974). pp. 437-441.
34. Leupold. Exposition of Daniel. p. 304.
35. lbíd.• p. 305. TERCERA PARTE
36. Young, The Prophecy of Daniel, p. 153.
37. J. Dwight Penrecost. Eventos del porvenir (Miami: Editorial Vida. l978).
p. 373.
38. lbíd.. p. 373.
39. Robert D. Culver, Daniel and The Latter Days, p. 36.
40. La palabra «reino» se usa en el Nuevo Testamento de diferentes maneras.
Se usa para hablar de Jos creyentes en la edad presente (Col. 1: 13 ); tam-
El plan profético
bién para indicar la esfera de realidad en la que una persona es salvada por
fe en Cristo (Jn. 3:3. 5). Otro uso es el que se refiere al desarrollo del plan
tocante a la nación
de Dios entre el rechazamiento de Cristo por Israel y la venida futura del
Mesías (MI. 13). Además. la palabra «reino» se usa para indicar et reino
de Israel (8:1-12:13)
mesiánico histórico {Ap. 5: 10; 20: 1-6). Finalmente, hay veces en que la
palabra «reino» se refiere al reino eterno de nuestro Señor (Ap. 11: 15:
l Ti. 1: 17). Estos usos de dicho vocablo no deben confundirse entre sí.
41. Nótese que las palabras «rey» y «reino» se usan de manera intercambiable Al considerar la segunda parte del libro de Daniel (capítulos 2 aJ 7) se
aquí (cp. v. 23). señaló que fue escrita en el idioma arameo. El arameo era básicamente
42. Walvoord. Daniel, p. 172.
la lengua de los gentiles, de modo que era apropiado que el plan proféti-
43. Véanse Pentecost, Eventos del porvenir, p. 385 y Alva J. McClain, The
Greatness of the Kingdom (Grand Rapids: Zondervan, 1959), p. 154. co tocante a las naciones gentiles fuese escrito en ese idioma.
44. Véase p. 159. La tercera parte de esca profecía que se expondrá a continuación con-
45. Expositores amilenaristas como Young, Keil y los llamados premilenaristas cierne primordialmente a la nación de Israel. El tema de esta sección tiene
del pacto como G.E. Ladd, ven aquí a la Iglesia siendo perseguida. Los que ver con los propósitos de Dios para con el pueblo judío durante «los
premilenaristas de la escuela dispensacionalista opinan que «los santos» tiempos de los gentiles», haciendo énfasis en lo que ha de acontecer a
perseguidos por el anticristo son aquellos que creen durante la tribulación. dicho pueblo cuando el anticristo haga su aparición en el escenario de la
(Véase Eric Sauer. El triunfo del Crucificado). historia.
46. Young. The Prophecy of Daniel. p. l58. Esta tercera sección comienza con la visión de una lucha entre un
47. Grau, Escatología: Final de los tiempos, p. 311. camero y un macho cabrío, símbolo de la lucha entre el imperio medo-
48. Culver, Daniel and che Lauer Days, pp. 128-129. persa y et greco-macedónico (8: 1-8). Seguidamente. aparece «un cuer-
49. Véase Leupold, Exposition of Daniel, p. 324.
no pequeño» que persigue y martiriza al pueblo judío (8:9-14). Ante la
50. lbíd., p. 325.
51. Young, The Prophecy of Daniel, p. 161.
perplejidad de Daniel un mensajero celestial le interpreta la visión (8: 15-
52. Para una defensa de igualar la expresión «tiempo. tiempos, y medio tiem- 27). A esto sigue la revelación de lo que Dios hará con la nación de Is-
po» a 3 años y medio. véase Wood. A Commentary on Daniel. pp. 201- rael en el período de 70 hebdómadas. Conociendo que el fin de la
202. cautividad estaba cerca. Daniel apela a las promesas de Dios estipula-
53. Young, The Prophecy of Daniel, p. 162. das en sus pactos. El profeta confiesa los pecados de la nación de Israel.
54. Carballosa, El dictador de/futuro, pp. 63-65. sabiendo que las bendiciones de Dios vendrían en base aJ arrepentimiento
55. Wood. A Commentary on Daniel, p. 204. por parte del pueblo (9: 1-19). En un acto de su gracia. Dios revela a
Daniel su propósito redentor para la nación de Israel (9:20-27). El pro-

155
156 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

feta Daniel se entrega a la oración, deseando saber más tocante al plan


de Dios (10: 1-14) y recibe la promesa de que le será concedido saber
más (10:15-21). Dios muestra al profeta lo que sucederá al pueblo en el DIEZ
futuro cercano ( 11: 1-35) y en el futuro lejano ( 11 :36-45). Finalmente,
Daniel recibe la revelación de la tribulación escatológica por la que la
nación de Israel pasará cuando sea perseguida por el anticristo. Esa tri-
bulación, sin embargo, terminará en la liberación del remanente fiel que La visión del carnero y el
disfrutará de las bendiciones del reino con el Señor ( 12: l-13 ). Estos te-
mas escuetamente enumerados aquí, serán tratados más ampliamente a macho cabrío (8:1-27)
continuación.

La visión del capítulo 7 ocurrió en el año primero de Belsasar (553 a.C.).


La visión del capítulo 8 ruvo lugar dos años más tarde, o sea, en el 551
a.c. Como se ha apuntado ya, los capítulos 8: 1 basta el 12: 13 están es-
critos en idioma hebreo, ya que los temas tratados conciernen particu-
larmente a la nación de Israel.

El CONTENIDO DE LA VISIÓN (8:1-14)


En el año tercero del reinado de Belsasar, me apareció una vi-
sión a mí, Daniel, después de aquella que me había aparecido
antes. Vi en visión; y cuando la vi, yo estaba en Susa, que es la
capital del reino en la provincia de Elarn; vi. pues. en visión,
estandojunto al río Ulai (8: 1-2).

El profeta Daniel nos proporciona el marco histórico en que ocurrió


la visión: ( l) el tercer año del rey Belsasar (551 a.C.); (2) en Susa (capi-
tal del reino en la provincia de Elarn); y (3) junto al río Ulai, Se ba suge-
rido la posibilidad de que Daniel no estuviese físicamente presente en
Susa, sino que fue llevado «en espíritu», es decir. en la visión.' También
debe notarse que Daniel hace referencia a «la provincia de Elam». La
región llamada Elam en la Biblia está situada al sur de la meseta del Irán,
en los montes Zagros y al este-nordestedel valle del río Tigris.2 En tiem-
pos de Harnmurabi, Elam fue hecha una provincia del antiguo imperio
babilónico.' Pero hacia el año 1200 a.c .• Elam obtuvo su independen-
cia, convirtiéndose en un poder internacional:' En tiempos de
Nabucodonosor 1 ( 1130 a.C.), Elam nuevamente perdió su independen-
cia pasando a ser parte del dominio babilónico. s Según las crónicas
babilónicas, en el año 742 a.c .• Elam volvió a ser un territorio indepen-
diente, pero en el año 550 a.C. los persas convirtieron dicha nación en
una satrapía. Sin embargo, Susa permaneció como ciudad importante

157
158 DAN/El t EL RFl.'\O MES/,<NICO LA \'ISIÓN DEL CARNERO Y EL MACHO CABRÍO 1B· 1-27J 159

donde l~s reyes medo-persas residían por tres meses al año.' Babilonia. pararse delante de él: lo derribó. por tanto. en tierra ) lo pisoteó.
la gran ciudad de Nabucodonosor; dejó de ser la capital cuando los Medo- y no hubo quien librase al carnero de su poder (8:5-7).
persas tomaron el poder,
El macho cabrío. según el versiculo 21. simboliza el impeno griego.
Alcé los ojos} miré, y he aquí un camero estaba delante del río El «cuerno notable» sm duda. se refiere a Alejandro Magno. quien con
Y tenía dos cuernos. y aunque los cuernos eran altos. uno era velocidad rneteénca conqursto el mundo conocido en aquellos tiempos
más alto que el otro; y el más alto creció después. Vi que el car- En el año 334 a.c.. Alejandro cruzó el estrecho de los Dardanelos, y en
n~ro hería c~n los cuernos aJ poniente. al norte y al sur, ) que su primera batalla en el Oriente. derrotó al ejército de los sátrapas en las
ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapa- márgenes del río Gránico. Poco tiempo después venció a Darío 111 en la
se de su poder; y hacía conforme a su voluntad y se engrandecía batalla de Issos (333 a.C.). Dos años más tarde (331 a.C.) el gran gene-
(8:J-4) ral macedonio derrotaba de manera aplastante al grueso de las fuerzas
medo-persa'> en la famo a batalla de Gaugarnela.
Esca visi?~ "e diferencia de la del capítulo 7, entre otras cosas en que La expresión «Sin tocar la faz de la tierra» se refiere a la velocidad
no es una visión en sueño. En el capítulo 8. evidentemente, Daniel está con que Alejandro ejecutaba sus campañas militares (recuérdese el leo-
desp1erto_c~ando Di~s ~e muestra la visión. El profeta contempla un car- pardo con cuatro alas en 7:6). El poderío y la fuerza de Alejandro son
ne~o de pie junto al no. El camero tema dos cuernos. algo normal en tal de. cruos en la manera en que se enfrenta al carnero: (l) lo hiere: (2)
animal. Pero lo sorprendente e que uno de los cuerno' creció y se hizo quebranta sus dos cuernos; (3) lo derriba en tierra; y (4) lo pisotea.
más alto que el otro, La interpretación de esa parte de la \ isión es pro-
vasca en e_J versfculo 20: «En cuanto al camero que viste que tenía dos Y el macho cabrío se engrandeció sobremanera: pero estando
cuernos. estos son los reyes de Media y de Persia», en su mayor fuerza. aquel gran cuerno fue quebrado. y en su lugar
L~ historia ~ontinna que los medos llegaron a ser un poderío de ma- salieron otros cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos
yor importancia que los persas en el siglo vu a.c.• Tal fue así que en el del cielo (8:8).
año 612 a.c. los medos formaron una alianza con los babilónicos y cap-
turaron la ciudad de Nínive. Pero con el ascenso de Caro el Grande. los Este versículo profetiza Ja inesperada muerte de Alejandro Magno en
persas crecieron en influencia y por el año 550 a.c. tomaron control de Babilonia en el año 323 a.C. Cuando se encontraba en el cenit de su ca-
Media. Fue así que se cumplió la profecía del cuerno que creció más rrera polfuco-rnilnar, su vida fue truncada de manera misteriosa. A raíz
que el otro. de su muerte. el impeno conquistado por Alejandro fue dividrdo entre
La unión de ':11edos Y_ pe~ en ~n solo imperio creó un ejército sus cuatro prormnentes generales (Casandro. Lisfrnaco. Seleuco y
pode- roso que conquistó terntonos hacia el oeste (Babilonia. Siria. Ptolomco). Debe notarse que esta maravillosa profecía del ascenso y
Asia Me- caída de Alejandro Magno se cumplió literalmente unos 200 años des-
"º!>· el norte (Arme~ia) y el s~ (Egipto y Etiopía). Ningún ejército pués de haber sido revelada a Daniel. Si el libro de Daniel fue escnto
ex1stenc~ en aquello" tiempos tenia la fuerza o Ja capacidad para detener por el año 535 a.C.. como creemos que fue. eso significa que dicha pro-
el empuje de los medo-persas. De modo que el camero «hacía conforme fecía fue leida durante dos siglos antes de que los acontecrrruentos en
a su voluntad y se engrandecía». ella predichos tuviesen su cumplimiento.
Mientras yo consideraba esto, he aquí un macho cabrío venía Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció mucho al
~el lado del poniente sobre la faz de toda la tierra, sin tocar Ja sur. y al oriente. y hacia la tierra gloriosa. Y se engrandeció hasta
uerra; Y aquel macho cabrio tenía un cuerno notable entre sus el ejército del cielo: y parte del ejército de las estrellas echó por
OJOS.':' vino hasta el carnero de dos cuernos, que yo había visto uerra. y las pisoteó. Aun se engrandeció contra el príncipe de los
en 1~ nbera del río, y corrió contra él con la furia de su fuerza. y ejércitos. y por él fue quitado el contmuo sacrificio. y el Jugar de
lo vr que ll~gó junto al camero, y e levantó contra él y lo hirió. su santuario fue echado por uerra, Y a causa de la prevaricación
y le quebro sus dos cuernos. y el camero no tenía fuerzas para
160 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO /.A VISIÓN DEL 0.RNERO Y EL MACHO CABRfO tB:l·27J 161

le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio. y echó trescientas Lardes y mañanas ha originado ciertas teorías. Entre las
por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó (8:9-12). más notorias está la de Jos Adventistas del Séptimo Día. Walvoord
explica lo siguiente:
Daniel nota en la visión que "de uno de ellos» (o sea. de uno de los
cuatro cuernos que habían surgido del gran cuerno que el macho cabño Los Adventistas del Séptimo Día han emenduío que los dos mil
tema entre 'u.' ojos), «salió un cuerno pequeño»," Este «Cuerno peque- trescientos días se refieren a años que. en base a su interpreta-
ño .. es identificado como Antioco IV Epifanes, quien remó en Sina en- ción. culminarán en el año J 884 con la segunda venida de Cris-
tre los años 175 y 163 a.C, Este Antíoco Epífanes se caractenzé por su to. La teoría año-día para todos los propósitos prácticos quedó
odio y persecución contra los judíos." En el año 168 a.c .. Antíoco orga- excluida por el hecho de que Cristo no vino en 1884 en ningún
nizó una invasión contra Egipto que resultó en un rotundo fracaso. En- cumplimiento real de la anticipación de esta interpretación."
furecido a causa de su fracaso quiso desahogarse embistiendo contra
Jerusalén. Las murallas de la ciudad fueron destruidas. el templo fue pro- El profesor WaJvoord sugiere que es mucho más adecuado tomar los
fanado. una imagen de Antíoco fue colocada en el lugar santísimo y un dos mil trescientos días de manera natural. De modo que. en su opinión.
cerdo ofrecido en el altar. Además. centenares de judíos fueron vendi- los dos mil trescientos d.ias constituyen el periodo de tiempo transcurrí-
dos como esclavos. do entre el año l 71 a.C, {año del asesinato de Onia .... 111 quien era el legi-
La persecución de los judíos llevada a cabo por el malvado Antíoco timo sumo sacerdote antes de la profanación del templo por Antíoco
Epífanes es descrita en los versículos 10 y 11 (<<el ejercito del cíelo»). Epífanes) y el año 165 a.C .. cuando el templo fue purificado (el 25 de
La expresión «contra el príncipe de los ejércitos» puede significar que diciembre de 165 a.C.). Una hermenéutica correcta conduce a encontrar
Anuoco 'e ensañó contra el mismo Dios. Aún mas, ordenó que cesasen el cumplimiento de los dos mil trescientos días dentro del período de
las ofrenda .. que continuamente eran ofrecidas en el templo y destruyó tiempo del que nos habla el contexto, es decir. en la época de Antíoco
el altar de los sacrificios. Amíoco Epífanes llegó a ordenar la ejecución Epífanes."
de miles de judíos. La' cosa' que eran preciosas para el pueblo de Dios
fueron pisoteadas por aquel rey inicuo. De ahí que. aunque el cuerno El MENSAJERO CELESTIAL INTERPRETA
pequeño de Daniel 7:8. 24 no es el mismo personaje de 8:9. sí puede LA VISIÓN DE DANIEl (8:15-27)
decirse que «el cuerno pequeño!') del capítulo 8 presagia o tipifica aJ Y aconteció que mientras yo Daniel consideraba la visión y pro-
«cuerno pequeño» del capítulo 7. Antíoco IV Epífanes fue un precursor curaba comprenderla. he aquí se puso delante de mí uno con apa-
del anticristo. Aquel rey blasfemo hizo localmente Jo que el anticristo riencia de hombre. Y oí una voz de hombre entre las riberas del
hará universalmente. Ulai, que gritó y dijo: Gabriel. enseña a este la visión C8: 15-16).

Entonces oí a un santo que hablaba y otro de los santos pregun- El profeta Daniel hizo un esfuerzo personal por comprender el signi-
1ó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del con- ficado de la visión (<• •.• consideraba ... y procuraba comprenderla»). Pero
tinuo sacrificio. y Ja prevaricación asoladora entregando el una orden es dada al ángel Gabriel para que «ensene» (hin, que significa
santuario y el ejército para ser pisoteados? Y él dijo: Hasta dos «hacer entender»). De modo que Dios no dejó a Daniel a expensas de su
mil trescientas tardes y mañanas: luego el santuario será purifi- propia intuición. sino que le comunicó el significado correcto de lo que
cado (8. l '.\-14). había visto.

Las expresiones «Un santo» y «otro santo» se refieren a seres an- Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asom-
gelicales. ya que, por lo menos. uno de ellos conoce el significado bré. y me postré sobre mi rostro. Pero él me dijo: Entiende. hijo
de la visión. La pregunta formulada («hasta cuándo ... ») está relacio- de hombre. porque la visión es para el tiempo del fin. Mientras él
nada con la duración de la profanación del templo. La respuesta dada hablaba conmigo. caí en tierra sobre mi rostro: y él me tocó y me
por el ángel es sencillamente: «hasta dos mil trescientas tardes y hizo estar en pie. Y dijo: He aquí yo le enseñaré lo que ha de ve-
mañanas: luego el santuario será purificado». La expresión dos mil nir al fin de la ira; porque eso es para el tiempo del fin (8: 17-19).
.,
162 DANIEL } EL REINO \lf5/ÁNICO LA \•JSIÓi\' DEL O.RNfRO Y EL MACHO CABRÍO f8: l·2 7) 163

El ángel Gabriel. obedeciendo la orden recibida • se acercó a Daniel El escntor José Grau parece diferir de la opinión de Young. pues ha
para darle la revelación de la vrsión, El profeta confiesa haberse asom- escrito lo sigwente:
brado y haber caído a tierra. El ángel hace saber al profeta que Ja visión
es «para el tiempo del fin» ile 'er-ges). Dicha expresión. como admite ¿Cuándo será el fin? Ya hemos estud~ado el sentido de esa ex-
Edward Young. es difícil de comprender," El ángel Gabriel usa otras dos presión -«el fin>>- y hemos aprendid~ que se refiere no tanto
expresiones que pueden ayudar a aclarar un tanto el problema: ( 1) El al punto final de la historia de la humanidad como a todo el .pe-
«fin de la ira» ( 'ahári: lza:.;.á 'mn);) (2) el .. tiempo del fin» Cmñ 'éd qés¡ ríodo úllimo de la histona del pueblo judío. Es decir. la última
Expositores como Young." Keil, '' y el español José Grau" (IO!> tres de etapa de aquella era que consutuyó la postrera vida nacional para
posición amilenarista) opinan que la expresión «para el tiempo del fin» Israel en los tiempos antiguos . .:n
aquí. tuvo su cumplimiento completo en el pasado.
Pero no debe pensarse que todos Jos anulenaristas concuerdan con las Es decir. para Young, por lo menos en Daniel 12:4, la expresión «el
opiniones de Young. Keil y Grau. El eminente expositor arnilenarista H.C. tiempo del fin» se refiere a una época ~ún futura que tiene que ver con la
Leupold ha escrito lo siguiente: segunda vemda de Cristo. Algo que ev1dent~mente está.del todo c?rrecto
Sin embargo. para Grau. la misma expresión en el mismo versfculo "e
Esta declaración [para el tiempo del fin] significa que. aparte de refiere a un suceso del pasado, algo que se cumplió en el .año 70 d.C.. ya
la relación obvia que la visíén tiene con Jos sucesos del futuro que •. egún él. no habrá más iribulación que la que ocumó en esa fecha.
imediato, a saber. en el tiempo de los imperios persa y griego,
esta completa visión también sirve como un tipo de lo que ha de En cuanto al camero que viste. que tenía dos cuernos. éstos son
ocurrir en el tiempo del fin del presente orden mundial. Así que los reyes de Media y de Persia. El macho cab~o es el rey d.e
el «fin» se refiere al final absoluto. De modo que el nombre gets, Grecia. y el cuerno grande que tenía entre sus OJOS es el re~ pn-
refiriéndose a un hecho especial. pase a tener el carácter de un mero. Y en cuanto al cuerno que fue qu~brado, y suced~eron
nombre propio } es usado sin artículo (K.S. 294 c.). En otras cuatro en su lugar. significa que cuatro remos se levantaran de
palabras. resumiendo. el re} Antíoco es visto como una clase de esa nación. aunque no con la fuerza de él (8 20-22).
anticristo antiguotestameruario semejante al gran anucristo: el
dembamiento )' la profanación del santuario se corresponderán EJ ángel Gabriel explica a Daniel el simbolismo de la visión .con~o
con expenencias similares de la Iglesia: el sufrimiento del pue- hemos estudiado a través de la exposición de este capítulo La histon.a
blo santo corresponde con los sufrimientos en la úlúma gran tri- secular confirma el curnphrmento cabal de tod~s los_detalles de la vi-
bulación. Cuando se tiene esto en mente. el capítulo pierde su sión. Dios tiene el control de la historia. Su providencia obra de manera
aislamiento de los acontecimientos del presente y es visto como que todos sus propósitos se cumplen exactamente como los planeó des-
upico en un sentido real. P de antes de la fundación del mundo.

Si se pasa por alto el hecho de que Leupold ve a la Iglesia en Ja tri- y al fin del reinado de éstos. cuando los transgresores llegu~n
bulación final. lo que dice dicho escntor (a pesar de ser amilenarista) al colmo. se levantará un re)' atuvo de ro tro) entendid~ en erug-
es lo mismo que dicen muchos premilenaristas.'! Es decir, que aunque mas. y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia. )' cau-
el pasaje en cuestión otuvo un cumplimiento hístónco en tiempos de sará grandes rumas. y prosperará. y hará arbitrariamente. '!
Antíoco Epífanes, tipológicamente tiene una proyección futura que se destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. Con su sagaci-
extiende al tiempo de la revelación del anticristo escatológico. Es in- dad hará prosperar el engaño en su mano; y en su coraz~n se
teresante observ ar que la misma expresión «e] tiempo del fin» ( · et-qes¡ engrandecerá. y sin aviso destruirá a muchos; y se levantara con-
ocurre en Daniel 12:4 ~ en su comentario de dicha frase Edward Young tra el Príncipe de los príncipes. pero . erá quebrantado aunque
dice: no por mano humana (8:23-25).

El tiempo del lin es la consumación. cuando el Señor regresará La frase ~Y al fin ~l reinado de estos» ~.refiere a los cuatro cue":~'.~
del cielo.19 reinos en que eJ imperio se Alejandro fue dividido. «Los transgresores · e
164 DANIEL Y El REINO .\.fESIÁNICO LA VISIÓN DEL O.R~ERO Y EL MACHO c.ABR(O (8: 1.2;1 165

opinión de algunos expositores como Wood!1 y Young~ se refiere a judíos que tomarlos literalmente y no ~ modo smlbóli~ porque _er~ una pro~e·
apóstatas que continúan con sus transgresiones después de la cautividad. cía que estaba próxima a cumplirse, O sea. que s1 el cumplimiento hubie-
El profeta dice que «se levantará un rey altivo de rostro y entendido en se estado lejano. entonces. los números de la misma profecía hu~iesen
enigmas». La identificación de este personaje ha producido una variedad tenido que ser tomados simbólicamente. EJ problema de tal afirmación es.
de opiniones entre intérpretes conservadores. Expositores premilenaristas en verdad, seña tanto en lo hermenéutico como en lo histórico.
como Walvoord,2' Wood" y Culver" opinan que los versículos 23 al 26 Como hemos observado. Antioco Epífanes tomó el poder en el año
tienen un alcance profético aunque hubo un cumplimiento histórico en t 75 a.e Daniel escribió su libro en el año 535 a.c. ¿Son 360 años un
tiempos de Anúoco Epifanes. Expositores de la escuela amilenarista como período corto de tiempo? Supongamos por un. m~mento que un judío
Young" y KeiJ27 limitan el pasaje al cumplimiento histórico en el período hubiese leído la profecía del capítulo 8 de Daniel, incluyendo los asun-
de los macabeos. Si se entiende que el pasaje tuvo un cumplimiento histó- tos del cuerno pequeño, los cuatro cuernos. los dos mil trescientos d!as,
rico en la persona de Anuoco Epífanes. pero que Antíoco fue. por decirlo etc.. trescientos años de su cumplimiento (lo cual, seguramente. ocurrió).
así. un precursor del anucnsto en cuanto a que realizó en menor escala lo ·Cómo pensamos que hubo de tomar eso números? ¿Los lomaría
que el anticristo escatológico hará en una mucho mayor, gran parte de la de
controversia pierde !)U fuerza ~odo simbólico pensando que su cumplimiento estaba lejano? Y si lo
fa decir. «el rey altivo de rostro y entendido en enigmas- se refiere hubiese tomado así: ¿significaba eso que la profecía no hubiese tenido
tanto a Amíoco IV Epffanes como al anticristo de los postreros tiempos un cumplimiento literal? ¿Qué sistema de interpret:ición demanda que
Aruíoco hizo en parte lo que el anticristo hará en su totalidad tos números de una profecía cercana se interpreten literalmente y los de
una profecía lejana lo sean figuradamente?
La visión de las lardes y mañanas que se ha referido es Aquí tenemos un ejemplo claro de cómo de~ i~terprerar:se la pro~e·
verdade- ra; y tú guarda la visión. porque es para muchos días cía. Toda profecía bíblica ya haya sido de cu~phm1en_to cerca_n~ o leja-
(8:26). no. se ha cumplido literalmente. El vocabulario proféuco no distingue o
clasifica et significado de números en base a un cumplimiento cercano
La visión aquí aludida se refiere a los dos mil trescientos días del ver- o escatológico. 29
sículo 14. Ese período de tiempo, como se ha sugerido, se refiere a lo
ocurrido entre los años 171 a C. y la fecha de la purificación del templo Y yo Daniel quedé quebrantado. y estuve enfermo algunos d1ai,.
(25 de diciembre de 165 a.C.) o tal vez a la fecha de la muerte de Antíoco y cuando convalecí. atendí los negocios del re}; pero estaba es-
Epífanes (163 a C.). pantado a causa de la visión. y no la entendía (8:27).
Debe notarse aquí la frase «porque es para muchos días». El libro de
Daniel fue escnto en el año 535 a.C. y la profecía del capítulo 8 tuvo un No cabe duda de que la visión que Dios había mostrado a Daniel hizo
cumplimiento histórico y hteral más de tres siglos después de haber sido un profundo impacto en la persona del profeta. tanto en Jo físico como
escrita. Siendo U..'>Í, y no tenemos dudas de que lo fue. resulta desconcer- en lo emocional. Después de la visión. Daniel quedó completnmentc
tante la siguiente declaración del escritor José Grau: exhausto y enfermo por algunos días. B profeta confiesa haber quedado
espantado como resultado de lo que había visto. Según él -no entendía
La profecía se cumplió literalmente. En este caso se trata de una la visión». Ciertamente. Daniel podía relatar y e cribir el contenido de
profecía con gran abundancia de detalles. Por otra parte. la con- lo que había visto. pero no podía comprender su significado. Hay mu-
templamos desde la perspectiva de su cumplimiento. De ahí la cho del significado de la Palabra de Dios que está más allá de la com-
facilidad de una identificación. No ha de extrañar. pues. que sien- prensión humana. Hay mucho que no se puede explicar. Pero todo lo
do tan visible la naturaleza misma de estas profecías, los núme- que está escrito en la Biblia puede y debe creerse porque es la Palabra
ros aquí haya que tomarlos literalmente y no de modo simbólico de D10,, inerrante e infalible
como suele ser lo aconsejable en las cifras proféticas. Se trataba
de una profecía cercana. muy próxima a cumplirse como la de
los setenta años profetizados por Jeremías.

Es decir que. según Grau, los números de la prof ecía en cuestión b.ay
166 DANIEL y EL REINO MESIÁNtro LA VISIÓN DEL CAR\/ERO Y El MACHO C·\BRÍO (8: 1-211 167

RESUMEN Y CONCLUSIÓN 25. Roben D. Culver, "Daniel", Comentario bibliro Mooc~v: Antiguo Testamen-
El capítulo 8 de la profecía de Daniel revela la lucha entre el imperio ro. p 792.
medo-persa y el greco-macedónico de Alejandro Magno. La carrera 26. Young. The Prophecy o/ Daniel. pp. 179-181.
meteórica de Alejandro y su súbita muerte diez años después se presen- 27. Keil. «Ezekiel XXV 10 Malachi-. pp, 640-642.
28. Grau, IAs prefectos de Daniel. p. 138.
can a través de la figura del «macho cabrio .. que poseía un cuerno pro- 29. fa esa clase de hermenéutica la que hace que exposuores como Young (Grau
minente. También se narra lo ocurrido despué de Ja muerte de Alejandro. sigue la misma escuela) digan que los diez cuernos de la cuarta bestia del
es decir. la cuádruple división de su imperio. capüulo 7 representan un número simbólico. mientra'> que los cuatro cuer-
La profecía da atención panicular a los reinos del none ( seleucidas) nos que brotan del cuerno del macho cabrio es un número literal. Ese mé-
y del sur (prolomeos) porque ambos se relacionan con la nación de h- todo de interpretación es. obviamente. inconsecuente,
rael. La mayor atención se le da a Anúoco IV Epífanes. Este rey tomó
la ciudad de Jerusalén y profanó el templo de los judíos. Ofreció sacri-
ficios inmundos sobre el altar y colocó una estatua del Dios pagano.
Zeus . en el lugar sanusimo. Antíoco se convirtió en un ser desprecia-
ble Sus hecho ... fueron un adelanto de lo que hará el anticnsto.
NOTAS
1. Véanse \Vood.1~ Commentaryon Daniel. p. 207 y Young, The Proplte9 of
Dame/. p. 166.
2. Zondervan Pictorial Encyclopediao/ The Bible. p. 262 .
.3. Ibid.
4. lbid.• p. 262.
5. /bid.. p. 261.
6. /b(d.
7. La palabra ..un» üqui no e., un articulo indeterminado. sino un adjetivo.
expresando cantidad.
8. Véase Bright la historia út Israel. pp. 313-315 )' Starr, A History of th«
Anciau Hí>rlú(Nucva York). pp. 137-141.
9. El cuerno pequeño de Daniel 7 y éste que aparece aquí en el capuulo 8 no
son el mismo personaje,
10. Véanse: 1 y JI de Macabeos entre los libros apócrifos.
11 Walvoord, Daniel. p. 188.
12. Ibkl., pp. 189-190. Véase también, Grau. Las profecías de Daniel. p. 138.
13. Young. Tite Prophecv of Daniel. p 176.
14. lbfd.
15. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 637.
16. Grau, Las profecíasde Daniel, p. 141.
17. Leupold, Exposition of Daniel, p. 360.
18. Véase Walvoord. Daniel. pp. 192-196.
19. Young, The Pruphecyof Dantel, p. 257.
20. Grau, ÚH profet'i(IJ de Daniel, p 250.
21. WooJ, A Cammentarv 011 Da111d. p. 225
22. Young, The Pmpht•c·~· of Dantel. p. 179.
23. Walvoord. Daniel. pp. 197-199.
24. Wood. A Commentary on Daniel, pp. 226-229.
LA REVELACIÓN DE 1.AS SETENTA HCBOÓMADAS 19: 1-27) 169

nocido históricamente como Jerjes y reinó entre los años 485 a 465 a.C,
En realidad el Asuero mencionado por Daniel no ha sido identificado
ONCE históricamente aún. El rey Darío mencionado por Daniel. tanto en este
capítulo como en el 6. estaba supeditado a la autoridad de Ciro el Gran-
de. Es por eso por lo que Daniel dice que «vino a ser rey», o sea. que
La revelación de las setenta .. fue hecho rey». Evidentemente. Ciro el Grande le había dado esa auto-
ridad sobre el reino de los caldeos.
hebdómadas (9:1-27) El profeta nos dice: «Miré atentamente en los libros». Debe notarse
el uso del aruculo determinado «los, •. Daniel está hablando de cienos
libros específicos entre los que se encontraba el libro del profeta Jere-
nuas De modo que podemos decir que estaba examinando el canon sa-
grado. o sea. el conjunto de libros inspirados.
El capítulo 9 del libro de Daniel ha sido reconocido generalmente como Daniel llegó a los pasajes en que Yahveh había revelado a Jeremías la
la piedra de toque para la interpretación de gran parte del material profén- duración exacta de la cautividad babilónica. Por ejemplo: «Toda esta ue-
c~ de las Escrituras. ~te capítulo se relaciona directamente con el plan de rra será puesta en ruinas y en espanto, y servirán estas naciones al rey de
Dios respecto a la nación de Israel. Esto puede verse claramente mediante Babilonia setenta años. Y cuando sean cumplidos los setenta años, cas-
un estudio objetivo del contenido del pasaje El material en cuestión se tigaré al rey de Babilonia y a aquella nación por su maldad ha dicho
divide en dos partes principales. Primeramente. Daniel busca en oración Jehová. y a la tierra de los caldeos: )' la convertiré en desiertos para siem-
una respuesta divina concerniente a la terminación de la cautividad de J..- pre» (Jer, 25: 11-12) «Porque ª'1 dijo Jehová: Cuando en Babilonia se
rael (9: 1-19). En respuesta a la oración del profeta. Dios Je revela Ja pro- cumplan los setenta años. yo os visitaré, y despertaré sobre vosotros mi
fecía tocante a las setenta semanas o hebdómadas (9:2()..27). buena palabra. para haceros volver a este lugar» (Jer, 29: l 0).
La expresión «el número de años de que habló Jehová al profeta Je-
LA ORACIÓN OE DANIEL TOCANTE A LA remías», es de vital importancia. Jehová es el Dios guardador del pacto.
TERMINACIÓN DE LA CAUTIVIDAD (9:1-19) Ese nombre ser relaciona directamente con la nación de Israel que es el
Daniel babia sido de los primeros judíos llevados cautivos a Babilonia. pueblo pactado de Dio s. De modo que Daniel e lá apelando, como vere-
Sabiendo que habían pasado unos cuantos años desde el día en que fue mos más adelante. al cumplimiento de las promesas hechas por Dios en
llevado ~ la corte de Nabucodonosor; el profeta comienza a investigar en su pacto. Daniel deseaba saber cuándo se cumplirían los setenta años.
las Escritura, .. para saber con precisión Ja fecha del fin de la cautividad. Sabía que ta desolación (harór) duraría setenta años (lo había leido en la
profecía de Jeremías). pero deseaba saber el termtnus a quo para poder
En el año primero de Daño hijo de Asuero, de la nación de los determinar el termtnus ad quem de dicha desolación.
medos, que vino a ser rey sobre el reino de los caldeos. en el
año primero de su reinado. yo Daniel miré atentamente en los Y volví mi rostro a Dios el Señor. buscándole en oracién y rue-
libros el número de los años en que habló Jehová al profeta Je- go. en ayuno, cilicio)' ceniza (9:3).
remías que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén
en setenta años (9: 1-2). Daniel sabía que sólo Dios podía resolver la cuesuon que le preocu-
paba, de modo que se entregó a la oración. La frase «y volví rm rostro a
Como en ocasiones anteriores, Daniel pone cuidado en Ja ubicación Dios el Señor» está saturada de significado. Prirneramerue. el verbo '<vol-
histérica del suceso a tratar. El Darío mencionado aqui es el mismo que veN es nátan. que literalmente significa «dar». «poner». «afirmarse».
apar~ce en el capítulo 6 de la profecía. De modo que Ja fecha a Ja que La connotación es que Daniel se dio de manera firme a la oración. El
D~mel '-C refiere es el año 538 a.C.1 El Asuero aquí referido no es el nombre Dios el Señor es Adonai-Elohim, que enfatiza la soberanía de
mismo que aparece en Ester l: 1. El rey mencionado en Ester l: J ev co- Dios. Daniel viene a Dios reconociéndole como Aquel que tiene toda
autoridad y señorío." El vasallo viene delante del Señor en oración (in-
tercesión), ruego (solicitando misericordia) y en una actitud de absoluta

168
170 DAN/El r fL REINO \1ESIÁNICO l.A REVELAC/Ó.'1 DE LAS SETfVTA HEBDÓMADAS ¡9; 1-27J 171

humildad (ayuno. cilicio y ceniza). Daniel. evidentememev ino delante hacia Yahveh De modo que si la nación iba a experimentar los benefi-
del Señor en una actitud de verdadero reconocimiento de '>U majestad. cios del hesed de Dios tema que arrepenurse > demostrar. por medio de
la obediencia a lo mandamiento de Yahveh, que de verdad le amaba.
Y oré a Jehová mi Dios e hice conf e ión diciendo: Ahora. Se-
ñ~r. ~1os grande. digno de ser temido. que guardas el pacto) la Hemos pecado. hemos cometido iniquidad, hemos hecho
misericordia con los que te aman y guardan tus mandamientos impíamente y hemos sido rebeldes. y nos hemos apartado de tus
(9:4). mandamientos y de tus ordenanzas. No hemos obedecido a tus
siervos los profetas. que en tu nombre hablaron a vuestros re-
Por segunda ve» en este capítulo Daniel usa el nombre Yahveh para yes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo
referirse a Dios.' Ya se ha observado que Yahveh se refiere a Dios como de la tierra (9:5-6).
el guardador del pacto. Ese es su nombre personal ) como tal se relacio-
na directamente con la nación de Israel. El versículo 5 sólo consta de siete palabras en el original. De manera
El ~rofeta viene al Señor y '<hace confesión-. Esto es importante por- enfática Daniel expresa cómo la nación ha desafiado a Osos." «Hemos
que !)tos no bendecirá a la nación de Israel hasta que no se haya arre- pecado» (luítéin"nú) significa «hemo falJado el blanco»: «hemos come-
pentid~ y confesado sus pecados (Dr. 30:1-10). Daniel. por así decir. tido iniquidad» ( 'al•ími) tiene la fuerza de « hemos actuado perversamen-
personifica a fa nación de Israel y hace confesión como si toda la nación te.. ; «hemos hecho impíamente» thirsha 'nú> quiere decir «hemos hecho
estuviese hablando por medio de él. Reconoce la grandeza de Dios al lo malo dehberadamentc»: «hemos sido rebeldes» tmárodnú) enfatiza
igual que -.u majestad,
la violación de la autoridad de alguren, La última frase del versículo 5.
Pero Dani~I apela también a la fidelidad de Dios: .. que guardas el «y nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus orden:inLa.4'» es
pacto» Enfatiza el hecho de que Dios no se oh ida de sus promesas. La más bien epexegerica, es decir. es una frase que resume o explica lo que
expresión «el pacto» ihubberñ¡ puede tener aquí una amplia referencia se ha dicho anteriormente. La forma verbal es un infinitivo absoluto que
a indos los pactos que Otos ha concertado con su pueblo. Dios hizo un hace la oración muy enfáuca («habiéndonos ciertamente apartado de tus
pacto con Abraham (Gn. 12: 1-3; J 3.14· 18; 15: 1-21 ). Ese pacto fue con- mandamientos y de tus ordenanzas»).
firmado a Isaac (Gn. 26:2.4-25) y a Jacob (Gn. 28: 10-22). También hizo La manera más evidente de la desobediencia del pueblo era que no
Dios un pacto con Das id (2 S. 7· l-17). Además. el profeta Jeremías nos habían obedecido a los profetas El profeta hablaba en nombre de Dios.
habla de un nuevo pacto que Dios haré con la casa de Israel \ con la De modo que desobedecer al profeta equivalía a desobedecer la Palabra
casa de Judá (Jer. 31 :27-40) Según el profeta Daniel, el cumplimiento de Dios que a su vez equivalía a desobedecer al mismo Dios. Tanto re-
de los pactos descansa en Ja absoluta fidelidad de Dios. yes como príncipes. padres como hijos eran culpables del mismo peca-
Además del pacto. Dios también guarda «la mrsencordía con los que do. La expresión -todo eJ pueblo de la tierra» tkol'am ha On'IS) significa
le aman) guardan sus mandamientos)'. La palabra misericordia> es el todos los miembros de la comunidad de Israel,
'.ocublo hebreo hesed, que significa «amor inamovible». Dicha expre-
sión ?Curre 250 veces en el Antiguo Testamento y guarda una estrecha Tuya es. Señor, la justicia, y nuestra la confusión de rostro, como
relación con la palabra «gracia»." Charles C. Ryrie observa que· en el día de hoy lleva todo hombre de Judá. los moradores de
Jerusalén, y Lodo Israel, los de cerca )' los de leJOS, en todas las
Las relaciones del pacto con Dios están reguladas por chesed. tierras en que los has echado a causa de su rebelión con que se
Por el lado divino del pacto. la manifestación del firme amor rebelaron contra ti. Oh Jehová, nuestra es la confusión de ros-
bondadoso de Dios está garantizado por la fidelidad de Dios (Sal. tro, de nuestros padres: de nuestros príncipes y de nuestros pa-
:25:10) y su jusucm (Sal 103:17) 5
dres; porque contra u pecamos (9:7-8)
Lox beneficios de la gracia de Dios son experimentados panicular- En su acto de confesión. Daniel contrasta la justicia de Dios con la
mente por los que «aman y guardan sus mandamientos». Daniel recono- .. confusión.o. mejor aún, con la «vergüenza» existente en la nación.
ce el hecho de que Israel estaba en cautividad a causa de su desobediencia Con respecto a Ja palabra •justicia>> (sedáqá). dicho vocablo significa
a los mandamientos de Dios. Esa desobediencla evidenciaba falla de amor primordialmente ju ticia legal: Dios ha sido vindicado como recto (se-
172 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA REVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBDÓMADAS (9: 1-27} 173

cundariamente como justo) por la experiencia del pueblo.7 una estructura parecida a los pactos antiguos en los que un señor pacta-
Debe notarse que el profeta está hablando de manera específica acer- ba con sus vasallos y se establecían las estipulaciones de dicha relación.9
ca de: ( l) todo hombre de Judá; (~)los moradores de Jerusalén; (3) todo Pero la nación de Israel había violado las estipulaciones del pacto y ahora
Israel, tanto los de cerca como los de lejos. Estas expresiones no dejan estaba experimentando las maldiciones resultantes de dicha violación
lugar a duda que Daniel está hablando de su propio pueblo. Ese era el (véanse Dt. 6: 10-25; 7: 12-26; 8: 11-20; 11 :8-21; 28: 1-68; 2 Cr. 36:20-
pueblo que estaba experimentando la confusión de rostro por haber des- 21 ). Dios como soberano tenía todo el derecho de infligir el castigo re-
obedecido los mandamientos de Yahveh. Walvoord hace el siguiente querido por Ja ley sobre el pueblo transgresor.
comentario:
Y él ha cumplido la palabra que habló contra nosotros y contra
En el versículo 8, los que están avergonzados son mencionados nuestros jefes que nos gobernaron. trayendo sobre nosotros tan
según sus clases sociales, o sea, «nuestros reyes», «nuestros prín- grande mal; pues nunca fue hecho debajo del cielo nada seme-
cipes» y «nuestros padres». El juicio de Dios no exceptuó nin- jante a lo que se ha hecho contra Jerusalén (9: 12).
guna clase, sino que fue hecho según sus pecados y rebeliones.
En este pasaje como en la confesión anterior, Daniel no escati- La expresión «ha cumplido» es la forma hifi/10 del verbo qüm, «ha-
ma palabras sino que se refiere a las transgresiones y pecados cer prevalecer» o «causar que permanezca». ~I sober~~ .habí~ actua~o
de Israel sin hacer ningún esfuerzo por excusarlos. 8 haciendo o causando que su palabra prevaleciese en JUtc10. Dios babia
prevenido al pueblo de las consecuencias de violar su Palabra y trans-
Daniel está considerando la transgresión nacional de Israel. Cierta- gredir su ley. A causa de la desobediencia de la palabra del Sobera~o.
mente habría judíos que de manera personal habrían confiado en Dios, una gran calamidad había sobrevenido al pueblo, a saber, las de~olac10-
pero la nación como tal continuaba sumergida en el pecado y la incre- nes de Jerusalén. Por setenta años la ciudad de Jerusalén y la tierra de
dulidad. Palestina eran testigos elocuentes de la realidad del juicio de Dios.

De Jehová nuestro Dios es el tener la misericordia y el perdo- Conforme está escrito en la ley de Moisés, todo este mal vino
nar, aunque contra él nos hemos rebelado (9:9). sobre nosotros; y no hemos implorado el favor de Jehová nues-
tro Dios. para convertirnos de nuestras maldades y entender tu
La situación ha sido planteada. Israel ha pecado contra Yahveh de verdad. Por tanto, Jehová veló sobre el mal y lo trajo sobre no-
manera colectiva. La culpabilidad ha sido demostrada. Ahora, Daniel sotros; porque justo es Jehová nuestro Dios en todas sus obras
apela a la misericordia y al poder perdonador de Dios. Misericordia y que ha hecho, porque no obedecimos su voz (9: 13-14).
perdón son dos acciones que Dios muestra cuando hay arrepentimiento
en el corazón de sus hijos (Lm. 3:22-23; Is. 55:7). Las calamidades que habían sobrevenido al pueblo eran el resultado
directo de la desobediencia al pacto mosaico. Daniel enfatiza el hecho
Y no obedecimos a la voz de Jehová nuestro Dios para andar en de que todo lo que está ocurriendo a la nación había sido avisado repeti-
sus leyes que él puso delante de nosotros por medio de sus sier- das veces a todo el pueblo judío. Además de eso, encontrándose ~om~
vos los profetas. Todo Israel traspasó tu ley apartándose para no estaban en cautiverio, el pueblo no había implorado el favor y la misen-
obedecer tu voz; por lo cual ha caído sobre nosotros la maldi- cordia del Soberano. El verbo «implorar» es la forma intensiva (piel)
ción y el juramento que está escrito en la ley de Moisés, siervo del verbo ha/ah que significa literalmente «suavizar» y la palabra «fa-
de Dios; porque contra él pecamos (9: 10-11 ). vor» literalmente significa «rostro». De modo que «implorar el favor»
equivale a decir «suavizar. ablandar o endulzar el rostro» de Jehová nues-
La voz de Yahveh había hablado al pueblo por medio de los profetas. tro Dios. La frase «para convertirnos de nuestras maldades y entend~r
El profeta era «la voz de Yahveh» en medio del pueblo. Además, Dios tu verdad». expresa la idea de arrepentimiento de pecado. El en.tend1-
había dado su ley por medio de Moisés. Aquella ley (tora) revelaba el miento de la verdad debe provocar en el hombre un deseo genuino de
carácter y las santas demandas de Dios. pero el pueblo había transgredido arrepentirse de sus pecados. Israel como nación había conocido la ver-
los límites de dicha ley. La ley dada por Dios a través de Moisés tiene dad teóricamente. pero se equivocaba pensando que por el mero hecho
174 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO t.J\ REVELACIÓN DE LAS SETENTA HfHDÓ•vtAOAS 19: 1 ·17) 175

de ser simiente deAbraham recibiría las bendiciones de Daos. El pueblo Oye. Señor: oh Señor. perdona: presta oído. Señor. y hazlo: ~o
había olvidado que fe > obediencia al Soberano son elementos impres- tardes. por amor de ti mismo. Dios mío: porque lU nombre es m-
cindibles para gozar de sus bendiciones. \ ocado sobre tu ciudad y 'obre tu pueblo (9: 17-l 9).
La frase Jehová veló sobre el mal significa que las maldades del
pueblo no habían pasado desapercibidas delante de Dios. El Soberano La intensidad de la oración de Daniel alcanza su cenit en estos últi-
sabía lo que el vasallo hacia y lo previno del mal que vendría sobre él. mos tres versículos. El profeta ha estado intercediendo por el pueblo. el
Nórese que el profeta reconoce que hubo justicia por parte del Soberano santuario. l.i ciudad de Jerusalén. en fin. todo aquello que estaba mu)
al traer Juicio sobre el vasallo que había desobedecido <;U voz. cerca e.le su propio corazón. Daniel ora con fervor y con eficacia. La Es-
critura dice • La oración eficaz el justo puede mucho · (Stg 5: 1 ~) ...
Ahora pues, Señor Dios nuestro. que sacaste a tu pueblo de la Debe observ ar ...e cuidadosamente que Daniel no apelá a su jusucia
tierra de Egipto con mano poderosa. y te hiciste renombre cual personal ni a la de ningún otro israelita. sino a «las mu.chas mbcric~r-
lo uenes hoy; hemos pecado. hemos hecho impíamente. Oh Se- dias de Dios». Es decir a esas muchas rrnsencordias que Daniel
ñor. conforme a todos tus actos de justicia, apártese ahora tu ira específicamente pide lo siguiente. { l ) O)C la oración de tu siervo. (2)
y tu furor de sobre tu ciudad Jerusalén. tu santo monte; porque a haz que tu rostro resplandezca sobre tu san tu ano asolado: ( 1) ubre tus
causa de nuestros pecados, y por la maldad de nuestros padres, OJOS y mira nuestras desolaciones. y (4) perdona. Total, que Darucl de-
Jerusalén y tu pueblo son el oprobio de todos en derredor nues- seaba ver la cautividad de Israel llegar a '>U fin. Anhelaba ver la ciudad
tro (9: 15-16). de Jerusalén restaurada > el samuano reconstruido. Pero má'> que nada
deseaba ver aJ pueblo gozándose de las bendiciones de Dios y en un es-
Continuando con la nota de alabanza y reconocimiento de la sobera- rado de comunión con Yahveh,
nía de Dios, Daniel hace referencia al terna del éxodo. es decir. a la es- La intercesión de Daniel a favor de su pueblo. Israel. es. 'in duda. un
pectacular liberación de la esclavuud en Egipto. Haciendo uso de señales modelo de oración en iodo el Antiguo Testamento. Así corno Daniel in-
y milagros. con mano poderosa Dios había sacado de la servidumbre a tercedió por su pueblo también hombres de fe deben interceder por su"
la nación de Israel. El acontecimiento del éxodo fue. sin duda. una ma- propia' naciones con humildad y compasión.
ravillosa demostración tanto del poder como de la fidelidad de Dios. Dio'
LA REVELACIÓN DE LAS SITTNTA HEBDÓMADAS (9:20-22)
cumplió cabalmente 'u promesa a Abraharn. Nuevamente Daniel con-
fiesa el pecado del pueblo y hace ...u petición. El profeta pide que Dios Dios respondió a 1:1 oración de Daniel mediante la r~v~lacil)n de ~na
aparte su ira de Jerusalén. a la que llama: (1) «tu ciudad, Jerusalén -; ) de la' más crandes profecía.' de toda la Biblia. Esta profecfa, conocida
(2) «tu santo monte», Pero la petición de Daniel es que Dios actué con- como fas .\;tema semanas. ha sido. y continúa siendo, el tema de mu-
forme a todos rus actos de ju ...ricia». Debe recordarse que no exivte con- chas discuxionev entre los e ...tudio-os de ternas escatológicos.
tradicción de clase alguna entre la gracia y la misericordia de Dios y su
justicia. Aún estaba hablando y orando. y confesando mi pecado Y el
El pueblo de Israel } Jerusalén se habían convenido en «oprobio» pecado de mi pueblo Israel. y derramab~ m_i rue~o delante de
delante de las naciones circunvecinas en las que el hombre de Yahveh Jehová mi Dios por el monte santo Je rm Dios. ?"" est~ba _ha-
había sido deshonrado. En la opinión de los pueblos de Canaán, los dio- blando en oración. cuando el \ aron Gabriel, a quien había visto
ses babilónicos eran más poderosos que Yahveh, de otro modo Israel no en In visión al principio. volando con presteza,' mo a 1111 com~
habría sido humillada como lo fue. a lu hora del sacrificio de la tarde. Y me hizo entender, y hablo
conmigo. diciendo: Daniel. ahora he salido paru darte sabrduna
Ahora pues. Daos nuestro, oye la oración de tu siervo. y su' rue- > crucndrrruemo (9:20-22)
gos: y haz que tu rostro resplandezca sobre ru santuario asolado.
Una vez más debe notarse que Daniel intercedía a favor de la nacién
por amor del Señor. Inclina. oh Dios mío. tu oído.} oye. abre tus
de Israel. Consecuentemente. la revelación que recibe en rcspuc:-.t~ a su
ojos. y mira nuestras desolaciones. y la ciudad sobre la cual es
oración se relaciona directamente con el pueblo judío. l,u rc\iclacaó~ es
invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti
dada a Daniel a través del «varón Gabriel». La palabra «varón» e' uh,
confiados en nuestra justicia, sino en tu' muchas misericordias:
176 DAN/El t' EL REINO MESl~NICO L.A REVELACIÓN DE LAS SETf"JTA HfRDÓMr\DAS t9:1·27) 177

que literalmente significa «hombre». EJ uso de dicha expresión. sin duda. La cuarta escuela de interpretación e la que siguen los teólogos
se debe a que en !\U forma visible Gabriel aparecía como un hombre. premilenaristas. Esta escuela e~t3 ~epresen~ada hoy por Jo~n F.
La sabiduría y entendimiento que Gabriel proporciona a Daniel tiene Walvoord." ex presidente del Seminario Teológico de Dallas. La inter-
que ver con el deseo del profeta por saber el plan tocante a Jerusalén, el pretación premilenansta considera que las setenta semana equivalen a
santuario y el pueblo de Israel. Este ser.i el tema especíñco de las seten- un período de 490 años literales, Sesenta y ~Ue\:e de esa~ semanas .tu-
ta hebdómadas al que ahora se dará consideración. \ ieron "u cumplimiento poco antev de la crucifixién de Cristo. También
mantiene la posición premilenarista que entre la semana sesenta y nue-
CUATRO ESCUELAS DE INTERPRETACIÓN ve y la setenta hay un intervalo de tiempo en el. q~e Dios está cumplien-
DE LAS SETENTA SEMANAS do su propósito durante esta edad presente. La u luma semana. la numero
Los eruditos que se han dado a la tarea de interpretar el significado setenta, aguarda un cumplimiento futuro que . e correspo~derá con los
de las setenta semanas o hebdámadas que aparecen en Daniel 9:24-27, juicios de la tribulación y la aparición del anucnsto, culmm~ndo con la
pueden clasi ficarse en cuatro grupos distintos. 11 En primer lugar, esui la segunda venida de Cristo para establecer su remado de gloria,
escuela racionalista representada por James Montgornery, que conside-
ra el pasaje como una cuestión totalmente del pasado. Según esta escue- EL CONTEXTO DE LAS SETENTA SEMANAS
la, el libro de Daniel fue escrito cerca del afio 165 a.c .. de modo que su La profecía de las setenta semanas fue dada a Daniel el primer año de
autor escribió asuntos que ya habían ocurrido Darío, es decir, por el año 538 a C Leyendo la prof ecía de Jeremías.
Unu segunda escuela de interpretución es la que representa el erudito Daniel llega a la conclusión de que el fin de la cautividad estaba muy
Edward J. Young. El punto de vista de Young es amilenarista. aunque próximo. La nación de Israel había sid_o llevad~ cautiva a Bab1lom~ a
no todos los de esa posición teológica estén de acuerdo con sus conclu- causa de su desobediencia a la ley de Dios y particularmente por la vio-
sienes tocante a este terna, El profesor Young considera que las setenta lación del primer mandamiento de la ley y la ley del año sabático (Jer,
semanas tuvieron su cumplimiento en el pasado. pero de la manera si- 29: 17-19: 2 Cr. 36:21: L\. 26:33-35). Conociendo que el arrepentimien-
guiente: to era necesario para gozar de las bendiciones de Dios. Daniel confiesa
los pecados de ta nación y pide a Dios que por su miserico!"1ia. gracia.
l. Semanas 1-7 se cumplieron entre el tiempo de Ciro (538 a.C.) y amor, fidelidad y justicia perdone los pecados del pueblo. En respuesta
Nehemia-. (440 a.C.). a la oración de Daniel, Dios revela su propósito para con 1 rael por me-
2. Semanas 8--09 se cumplieron entre el tiempo de ~ehemías y el na- dio de la profecía de las Setenta Semanas.
cimiento de Cristo.
3. La primera mitad de la "emana setenta se cumplió entre el nacimiento EL CONTENIDO DE LA PROFECÍA
Je Cristo y su muerte en la cruz. DE LAS SETENTA SEMANAS (9:23-27)
4. La segunda mitad de la 'emana setenta 'e cumplió entre la muerte Al principio de tus ruego' fue dada la orden. y yo he "e nido para
de Cristo y la destrucción de Jeru .. alén por los romanos en el año 70 enseñártela. porque tú eres muy amado. Entiende, pues, Ja or-
d.C.'2 den y entiende la visión. Setenta 'emanas están determinadas
sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad. para terminar la preva-
La tercera escuela está representada por otro famoso erudito CF. Kcil. ricación y poner ftn aJ pecado, y e_xpiar la iniquida_d. para L~a~r
Este gran expositor. aunque amilenurista. presenta un punto de vista dis- lu jusucia perdurable. y sellar la visión y la profecía, y ungir al
tinto al de Edward Young. Según el profesor Keil, las semanas, aunque Santo de los santos (9:23-24).
himb61kas, se cumplen del modo srgurente:
Con estos vers1culos se introduce uno de los trozos proféticos más
1. Semanas 1- 7 ven su cumplimiento con la primera venida de Cristo. importantes de toda la Biblia. «La orden» debe entende~~ como «~a pa-
2. Semana' 8-69 se cumplirán con la aparición del anticristo. labra» (dábdr). La palabra profética venía de Dios a Daniel a través del
3. Semana 70 se cumplirá con los hechos que culminan con la segun- ángel Gabriel. , . .
da venida de Cristo." La expresión «setenta semanas» denota un período de 11empo es~c1-
fico, La forma verbal •están determinadas» es la forma pasiva (nifal)
178 DANIEL y El REINO MESIÁNJro LA RfVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBOÓMAOAS f9:1-27J 179

.
del verbo hátak, que significa «cenar» y también «dccrdir», «determi. Varias consideraciones nos llevan a concluir que la palabra semanas
nar», «div idir» o «decretar»." Un escritor expresa el pensamiento de la o hebdómadas en Daniel 9:24-27 se refiere a unidades de siete años. De
frase de esta manera: modo que las setenta semanas equivalen a un periodo de 490 años.
Primero. debe notarse que en Daniel 9: 1-2 el profeta está pensando
Setenta semanas están definidamente seleccionadas y decididas, en relación a años. Su preocupación era lo concerniente al «número de
como un período en que varias cosas han de suceder. antes de Ja años que durarían las desolaciones de Jerusalén». Es mas, el versiculo 2
consumación final de la esperanza de la nación judía, o sea. la menciona los 70 años de la cauuvidad.
aparición del Mesías." Segundo. la cautividad habfa sido el resultado directo de la violación
del año sabático (2 Cr. 36:21 ~ Lv. 26:34-35). El año sabático tenía que
De vital importancia en este estudio es determinar el significado de ver con el hecho de que Israel debía cultivar La tierra por seis anos y de-
la palabra .. semana» (sháb« ·im). Dicha palabra es el plural de sháb1la • jarla descansar un año. La suma de seis años de trabajo más uno de des-
que significa una unidad o periodo de siete. hebdómada o semana.'? La canso constituía una semana de años.
palabra sháb« 'lm C semanas») es usada veinte veces en el Antiguo Tes- Tercero. el único otro sitio en el libro de Daniel donde e usa la pala-
tamento. Tres veces significa una unidad de siete y va acompañada de la bra .sernanas» es en 10:2. 3, y allí va acompañada de La palabra «días».
palabra .. días» (Ez 45:21: Dn. 10:2. 3); ocho veces significa «semana» fa como si el profeta. deliberadarneme, quisiera evitar una confusión
o «semanas», o sea, un período normal de siete días (Gn. 29:27. 28; Da. entre el uso de dicha palabra en el capitulo 9 y en el capúulo l O.

--
16:9, 10. 16; L\', 12:5: 2 Cr. 13:8): y seis veces se usa para indicar una Cuarto, de no referirse a años. tendría por fuerza que referirse a dias.
unidad de siete sin hacer referencia a días (Dn. 9:2+27). En este último Pero como el nusmo Edward J. Young admite:
c~o sólo el contexto determina la naturaleza de lo que la expresrón sig-
niñea, El breve periodo de 490 días no serv iría para llenar las necesi-
¡,A qué se refiere. pues, la palabra «semana»? Algunos comentaris- dades de ta profecra, no importa qué punto de vista se siga, De
tas. como Edward J. Young. tratan de restar importancia a la cuestión." modo que, hasta donde este escritor conoce. e:,a opinión es re-
Por un lado, el profesor Young admite que dicha palabra no puede, en c)t.lzada casi uníversalmente.f
manera alguna. referirse a días, pero por otro lado no se atreve a aceptar
que son años aunque reconoce que el concepto años armoniza mejor con En conclusión. un estudio sistemático y objetivo de la palabra
el texto y con la profecía en s1 1' fa más. en otra obra suya. Young dice: shábu 'im revela que su uso en Daniel 9:24-27 tiene el significado de
unidades de siete años. Hacer cualquier otra cosa del significado de di-
Ya que esos números representan períodos de tiempo cuya du- cha palabra en el contexto de Daniel 9 es absolutamente ilógico." El
ración no está expresada. y ya que son simbólicos no es justifí- contexto de Daniel 9 no permite que la palabra signifique semanas de
cable procurar describir la duración precisa de esos c;1eles.211 dias. Alegorizar dicha expresión. pretendiendo que signifique períodos
indefinidos de tiempo, crea grandes problemas en la interpretación total
Pero lo cieno es que sí es correcto y justificable procurar saber la de la profecía. De modo que lo más prudente es reconocer que aquí se
duración exacta de esos «siete», «hebdómadas» o «semanas», Después está hablando de 70 unidades de 7 años que hacen un total de 490 años.' ..
de todo, Daniel está hablando de cifras y de hechos específicos cuando La totalidad de las «setenta semanas» (490 años) e~tá determinada
menciona siete, sesenta y dos. y una. Habla de la salida de la orden para sobre «tu pueblo», o sea. el pueblo de Daniel (Israel) y sobre «tu santa
restaurar y edificar a Jerusalén, la venida del Mesías Príncipe y su muerte. ciudad», es decir. Jerusalén. Durante el mencionado período de 490 años,
Todo eso ocurrió en períodos de tiempo muy específicos y muy bien seis obras divinas serían realizadas. La primera de ellas aparece en la
documentados en las Escrituras. De modo que decir que las semana ... son frase «para terminar la prevaricación». La palabra «terminar» es la for-
simbólicas o que son períodos indefirudos de tiempo crea un problema ma «piel» del verbo k/J/{J' y tiene la fuerza de «cerrar», «tapar» o «suje-
mucho mas grande de lo que podría pensarse. Tal es así que el tar firmemente». El vocablo «prevaricación» deberá traducirse «la
amilenarista Philip Mauro usa el sistema literal para determinar el cum- prevaricación» (happesha ') ya que va acompañado del artículo definido
plimiento de las primera sesenta y nueve semanas. aunque arbitrariamente en el origmal. De modo que se refiere a una situación específica de co-
interpreta la duración de la última semana de modo srmboíico." sas. '~ Walvoord explica lo siguiente:
180 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA REVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBDÓMADAS (9: 1-21) 181

El significado más patente es que el curso de la apostasía de Is- que el Mesías introducirá cuando establezca su reino mesiánico. El rei-
rael, su pecado y su deambular por la faz de la tierra será lleva- no del Mesías es un reino eterno (Dn. 2:44; 7: 14, 27) y la justicia que
do a su fin dentro del período de setenta sietes. La restauración traerá tendrá el mismo carácter.
de Israel que Daniel buscaba en su oración tendrá su cumpli- En quinto lugar, «sellar la visión y la profecía». En opinión de Keil30
miento final en este concepto [de los 70 sietes]." dicha expresión tiene que ver con el futuro y se realizará cuando el reino
de Dios sea establecido. Edward Young opina que se refiere a la conclu-
La segunda obra de Dios durante las setenta semanas será «poner sión del ministerio profético del Antiguo Testamento." Pero lo cierto es
fin al pecado» o «poner fin a los pecados» (la palabra «pecado» está que aún no se había completado el canon del Antiguo Testamento ni, por
en plural en el original). Esta expresión resulta difícil de comprender supuesto, el del Nuevo Testamento. De modo que Young no parece estar
a causa de un problema textual con el verbo traducido «poner fin». La en lo correcto en su opinión a este respecto. Lo más probable es que la
mayoría de los expositores aceptan la traducción que aparece en cas- frase se refiera «al cumplimiento final de la revelación y la profecía, es
tellano con Ja excepción de la palabra «pecados». Una mejor traduc- decir, cuando sus funciones demuestren haberse cumplido. El tiempo en
ción de la frase sería: « ... para cancelar los pecados». El contexto del mente no puede ser otro sino el día final cuando Cristo regrese en poder»."
pasaje obliga a relacionar esta frase primordialmente con la obra de El sexto aspecto, «ungir al Santo de los santos». La expresión en el
Dios tocante a Israel. Esta nación escogida por Dios ha vivido en re- texto original es qodesh qádáshim que, literalmente, significa «santidad
beldía e iniquidad. El cumplimiento de las setenta semanas traerá para de santidades». Esa frase no parece referirse al Mesías (como cree
ese pueblo no sólo juicio sino también bendición. En los postreros tiem- Young),33 sino más bien aJ santuario, como opinan Wood).I y Keil." De
pos, particularmente con el cumplimiento de Ja última semana, el pue- modo que la referencia parece relacionarse más bien con el templo que
blo de Israel será sometido a] más severo de los juicios. Dios cumplirá será edificado por el Mesías cuando establezca su reino de gloria (véanse
su promesa a los patriarcas y salvará un remanente que disfrutará de Ez. 43 y Zac. 6: J 2).
los beneficios de los pactos. El profeta Isaías escribió: «Y vendrá el Para resumir: El versículo que acabamos de considerar en Daniel 9:24
Redentor a Sión, y a los que se volvieren de la iniquidad de Jacob, dice enseña que hay seis aspectos del plan de Dios para con Israel que serán
Jehová» (Is. 59:20). El Redentor es el Mesías que primero «vendrá a cumplidos en un período de tiempo de 490 años (70 hebdómadas). Esos
Sion» en su segunda venida y librará a su pueblo de la más terrible aspectos son: (1) terminar la prevaricación; (2) poner fin a los pecados;
angustia (Jer, 30:7; Ro. 11 :26-27). El remanente creyente será limpia- (3) hacer reconciliación por la iniquidad; (4) traer la justicia de los si-
do de todos sus pecados para que participe de las bendiciones del pac- glos; (5) sellar la visión y la profecía; y (6) ungir el lugar santísimo. En
to abrahámico. opinión de Young, estas seis cosas fueron realizadas completamente e.n
En tercer lugar. «expiar la iniquidad». La palabra «expiar» es el ver- el pasado." Algunos expositores como Wood37 creen que los cuatro pn-
bo kápar, que significa «cubrir». Este vocablo se usa a veces en el senti- meros aspectos se cumplieron en principio en la primera venida de Cris-
do de «hacer reconciliación» o «perdonan>. El énfasis con que se usa to, cuando el Señor realizó la expiación por los pecados del mundo, pero
aquí connota la idea de perdonar. Podemos hacer un breve resumen de los seis aspectos serán cumplidos en lo que concierne a los beneficios
los tres primeros aspectos mencionados de la obra que Dios hará coa en sí para Israel cuando Cristo venga por segunda vez, es decir, cuando
Israel: ( 1) terminar con la prevaricación; (2) poner fin a los pecados; y se hayan agotado los 490 años.
(3) expiar la iniquidad. El profesor Young considera que estos son tres Sí se acepta que hay una esperanza futura para la nación de Israel como
resultados negativos en lo que al cumplimiento de los setenta sietes se la que Pablo menciona en Romanos 11, entonces es posible ver la rela-
refiere.27 Esa clasificación es un tanto artificial porque el mismo Young ción de los seis aspectos del programa de Dios en lo que concierne al
traduce la expresión «expiar la iniquidad»28 como «hacer reconciliación pueblo judío y al reino mesiánico.38 El Antiguo Testamento abunda en
por el pecado». cosa que en ningún modo puede considerarse como algo referencias tocantes a un derramamiento de las bendiciones de Dios so-
negativo.29 Estos tres aspectos del programa de Dios fueron satisfechos bre la nación de Israel. El derramamiento de esas bendiciones se asocia
mediante la muerte de Cristo en la cruz. con la segunda venida de Cristo a la tierra y con el establecimiento del
El cuarto aspecto en el plan es «traer la justicia perdurable». La idea remo mesiánico (Zac. 12-14; Miq. 4; Is. 35; 54). Es entonces cuando
implicada en esa frase es «hacer venir la justicia de los siglos». La ex- esos seis aspectos del programa de Dios para con Israel tendrán un cum-
presión «justicia de los siglos» es una referencia clara a la era de justicia plimiento cabal y completo.
182 DANIEL Y EL REINO i\1ESIÁNICO LA REVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBOÓAIADAS 19: 1·27) 183

Sabe. pues. ) entiende que desde la salida de la orden para res- terrogante en el asumo es :-.i la historia registra el edicto de esa
taurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe. habrá sie- restauración. "1
te semanas.y sesenta y do semanas, se volverá a edificar la
plaza y el muro en tiempos angusuosos (9:25 ). CUATRO EDICTOS RELACIONADOS
CON LA RECONSTRUCCIÓN DE JERUSALtN
Uno de los aspectos cruciales en el estudio de la profecía de las «se- La Palabra de Dios menciona cuatro decretos relacionado con la ciu-
tenia semanas» es la determinación del temunus a qua de la profecía. dad de Jerusalén: ( 1) el decreto de Ciro el Grande, (2) el decreto de Dario:
Es decir. cuándo precisamente comienza la cuenta de los 490 anos. La (3) el decreto de Artajerjes a Esdras: y (4) el decreto de Artajerjes a
solución de este problema es importante ya que está relacionado con la Nehemías. Cada uno de esos decretos debe ser considerado a la luz de
cronología de la vida de Cristo. las Escrituras para poder determinar cuál de ellos reúne los requisuos
El ángel Gabriel exhorta a Daniel diciéndole «sabe y entiende». Arn- que merezcan identificarlo como el terminus o quo de los 490 años.
box verbos expresan la idea de urgencia en la acción y guarda relación El decreto de Ciro el Grande: A raíz de su conquista de Babilonia,
con I~ palabras de 9:22. La frase -desde la salida de la orden» se refie- Ciro el Grande alcanzó el cenit de su glona, El rey persa mostró una
re a cierto decreto o edicto que. según las palabras del ángel marca el gran impatia hacia el pueblo judio. En el año 539 a.C Ciro promulgó
inicio de la cuenta de los 490 años. La cuestión radica en determinar cuáJ un edicto que permíua a lo' judíos reedificar el templo en Jerusalén
fue ese decreto y cuándo fue promulgado. 2 Cr. 26:22-23: Esd. l:l-4: 6 3-5). Algunos expositores como Keil."
Primeramente. debe observarse que el mencionado decreto consistía Leupold" y Young" escogen este decreto como el punto de partida de
en una orden '<para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el punto de las seterua semanas (490 años) Pero Harold W. Hoehner observa acer-
tener su plaza y su muro edificados en tiempos angustiosos En su artí- tadamente que:
culo prev iamente mencionado, el profesor Harold W Hoehner señala tres
factores importantes en la determinación de la fecha del edicto refen- Este decreto tenía que ver con al regreso de los cauuvos y la
do:111 { J) la expresión «restaurar y edificar», (2) la frase «plaza y muro». reedificación del templo. pero no con una completa restauración
y (3) la expresión «en tiempos angustiosos». Según este autor. la expre- de la ciudad."
sión «restaurar y edificar» sugiere que la ciudad fue restaurada al estado
anterior a su destrucción «No fue una restauración parcial. <ino corn- El profesor Hoehner demuestra cm su artículo que el edicto <le Ciro
pleta»." tenía que ver con la reedificación del templo y no con la reconstruc-
En relación con la expresión «plaza y muro». debe notarse que lapa· ción de la ciudad. Además. no es lo mismo reconstruir una ciudad que
labra .. plaza» connota la idea de la existencia de calles que conducen iJ restaurarla al estado que tenía antes de su de truccíón. Otro serio pro-
un espacio amplio dentro de la ciudad y constituye el centro de la vida blema que ...urge sr se Loma el decreto de Ciro como punto de partida
ciudadana. 41 La palabra «muro» se refiere a las murallas que circunva- es el de los 490 años o las setenta semanas. si el decreto fue promulga·
laban la ciudad. proporcionando una barrera de defensa y proteeción. do en el año 539 a.c.. es imposible armonizar la cronología del versí-
Según Jame" Montgomery, la expresión «plaza y muro» proporcionan culo 26.
.. un cuadro gráfico de completa restauración». 11 Finalmente. según la Edward Young trata de resolver el problema ofreciendo la siguiente
re· explicación:
velación. la restauración y reedificación de Jerusalén se llevaría a cabo
«en tiempos angusuosos». Una lectura del libro de Nehemias sería sufi- Es mejor. por lo tanto, entender (aunque estoy profundamente
ciente para comprobar que efectivamente fue así. consciente de las dificultades) el texto como declarando que entre
Oc modo que el termtnus a quo para los 490 años (setenta . emanas) el termlnus a quo y la aparición de un ungido, un príncipe. huy
es el edicto que autorizó la completa restauración de Jerusalén eleván- un período de 69 sietes que es dividido en <los períodos de dura-
dola a la condición que tenía antes de su ruina en el año 586 a.C Como ción desigual. 7 sietes y 62 sietes. ¿A qué. entonces se refieren
ha escrito el famoso expositor inglés Sir Roben Anderson: estas da" subdivisiones'? Los siete sietes. aparentemente. tienen
referencia al tiempo que tran...currirá entre la promulgación de
Que Jerusalén fue en verdad reconstruida como una ciudad for- la palabra (orden) y la restauración de la ciudad y el templo:
iiñcada, e' absolutamente cierto e incuestionable; y el único in-
184 DANIEL Y EL REINO MESIANICO LA REVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBDÓMADAS (9: 1-2 7) 185

aproximadamente hasta el final del período de Esdras y confirmó su validez. De modo que no es posible considerar dicha orden
Nehemías. Los sesenta y dos sietes siguen a este periodo. En el como el punto de partida de las setenta hebdómadas.
versículo 25 estos 62 sietes no son caracterizados. pero en el ver- El decreto de Artajerjes a Esdras: Este tercer decreto (459 a.C.) Ha
sículo 26 se nos dice que ocurrirá después de la expiación de sido considerado por algunos prominentes expositores como el punto de
los sesenta y dos sietes. Los 62 sietes. por lo tanto. tienen refe- partida para las setenta semanas." Este edicto esurnuló el regreso a Pa-
rencia al periodo que sigue a la era de Esdras y Nebemía.s hasta lestina de un mayor número de judíos pero no hay nada en su contenido
la muerte de Cristo acerca de la recoastruccién de la ciudad (Esd. 7: 11-26). El mencionado
decreto trata solamente de la reconstruccién del templo. Este decreto
fata explicación del profesor Young ofrece un serio problema para el tampoco parece ser el que inicia la cuenta de las setenta semanas.
intérprete de las Escrituras. Si los 7 sietes abarcan un período de tiempo El decreto de Artajerjes a Nehemius: En el año 444 a.C .. eJ rey
que se extiende desde el año 539 a.C. hasta los tiempos de Esdras y Artajerjes dio una orden permitiendo a i\lehemías ir a Jerusalén para di-
Nehemías. e....o comprende un total de unos cien años. De ser a.. i, enton- rigir la reedificación de la ciudad (Neh 2.1-8). El profesor Hoehner se-
ces cada hebdómada equivale a unos catorce años. Pero según Young. el ñala cuatro razones que hacen de éste el más lógico de los referidos
segundo bloque de hebdómadas ( 62 semanas) abarca el período de tiempo decretos para marcar el terminus a quo de las setenta semanas."
desde Esdras y Nehernías hasta Cristo. O sea. un período de unos 450
años. Eso signlñcaría que en este segundo bloque cada hebdómada ten- l. Este decreto contiene una referencia directa a la reedificación de la
dría una duración aproximada de siete años. ciudad (2:3, 5). Del mismo modo menciona la puertas y los muros
Aunque el profesor Young no lo especifica así, da a entender que. en de Jerusalén (2:3. 8)
su opinión. la semana setenta abarca el período de la vida de Cristo has- 2. En 2:8 se menciona el hecho de que Artajerjes escribió una carta a
ta la destrucción de Jerusalén. es decir. un total de setenta años. Asaf requiriendo que éste le proveyera material para los muros de la
En resumen. la tabulación de Young es extremadamente arbitraria, ciudad.
confusa y contradictoria a las normas de la hermenéuuca, Por un lado. 3. Tanto el libro de Nehemías como Esdras 4:7-23 mencionan que la
afirma que las hebdómadas o semanas son periodos indefinido de tiempo reconstrucción de la muralla se efectuó en ... tiempos angustiosos»
y por otro hace que unas veces una hebdómada equivalga a catorce años, como los que menciona Daniel 9:25.
otras a siete años y por último le concede el valor de setenta años. Lo 4. El hecho de que después de éste no hubo más decretos que se refi-
menos que el venerable profesor pudo haber hecho es haber sido conse- riesen a la restauración de Jerusalén.
cuente en su interpretación."
Es evidente que el ángel Gabriel pretendía ser específico en la reve- Añádase a esto que una de las fechas más precisas en la cronología
lación que transmite a Daniel. De otro modo, sería imposible explicarse de la antigüedad es Ja que fija el reinado de Artajerjes Su ascenso aJ
que haga referencia a setenta sietes (70 hebdómadas o 490 años) y que trono ocurrió en el año 465 a.C .. siendo el primer año de su remado el
luego divida ese período en 7 sietes, 62 sietes y 1 siete. ¿Por qué hablar 464 a.c. y el año 20 de su reinado está fijado precisamente en 444 a.C."
de cifras tan específicas si la referencia fuese a períodos indefinidos de En conclusión, de los cuatro decretos que de alguna manera se relacio-
tiempo? ¿Por qué asignar un valor distinto a cada hebdómada dentro de nan con el punto de partida de las setenta hebdómadas. el que mejor ar-
los tres bloques mencionados? El intérprete tiene la responsabilidad y el moniza con la revelación bíblica es el llamado decreto de Artajerjes a
deber de considerar esas preguntas con toda seriedad y procurar una res· Nehemías, promulgado en el año 444 a.c.
puesta que sea congruente con los principios fundamentales de la ínter· La expresión «hasta el Mesías Príncipe» es de suma importancia. Di-
pretación bíblica. cha frase marca mdudablemente el terminus ad quem (fecha de termi-
El decreto de Dono· En el año 529/528 a.c. el rey Darlo 1 promulgó nación) de las primeras sesenta y nueve semanas o hebdómadas O sea,
una orden dirigida a un tal Tatnai, gobernador de Judá, quien deseaba que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén (444
saber qué derecho tenían los judíos para reconstruir el templo. Los capi- a.C ) hasta «el Mesías Príncipe». transcurre un período de tiempo de 69
tules 5 y 6 de Esdras demuestran que en realidad Darlo no promulgo hebdómadas o 483 años. La duración de esos años fue de 360 <lías u causa
ningún decreto sino que investigó los anales persas y leyó el decreto de del concepto de «año proféuco»."
Ciro el Grande. Después de la lectura de dicho decreto. Darío solamente El uso bíblico de años de 360 días como meses de 30 días no es di-


186 DAN/a r EL REINO ,\J[SMNICO LA REVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBDÓMADAS t9: 1 ·27) 187

fíci 1 de comprobar. En Génesis 7: 1 1 y 8:4 se nos dice que el diluvio ocurre después de agotado el bloque de 69 semana.' (7+62=69). pero no
duró cinco meses y seguidamente (7:2.t: 8:3) se nos aclara que su du- dentro de la semana setenta. que aguarda un cumplimiento futuro.
ración fue de 150 días. De modo que sa cmco meses equivalen a 150
días. entonces cada mes consistía de 30 días. También en el libro del Y después de las sesenta y dos semanas se quitaré la vida al
Apocalipsis las expresiones 4:! meses y l .260 día' se usan Mesías. mas no por sí: y el pueblo de un príncipe que ha de ve-
intercambiablemente ( Ap. 11 :2. 3: 12:6; 13:5). De modo que. si 1.260 nir destruirá la ciudad y el santuario: y su fin será con inunda-
días equivalen a 42 meses. entonces cada mes consta de 30 día,. Con- ción y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones (9:26).
cluimos. pues. afirmando que las 69 hebdómadas o 483 años consis-
tían en años como los que e usaban en el mundo bíblico. es decir. con Este versículo constituye una de las más claras profecías tocante a la
una duración total de 360 días. Siendo así. los 483 años equivalían a muerte del Mesías. La crítica racionalista pasa por alto esta referenc:ia al
un total de 173.880 días hecho histórico de la crucifixión aquí profetizado. Si como cree la es-
Resumiendo, el termmus a quo o punto de partida de las 70 cuela liberal. el libro de Daniel fue esenio por el año 165 a C., ¿cómo se
hebdómadas (490 años) fue la promulgación del decreto de Anajerjes a explica que el autor de dicho libro profetizase la muerte del Mesías dos-
Nehemías en el año 20 de su reinado. es decir. en el año 444 a.c. Desde cientos años antes de que ocurriese? La respuesta es clara. Daniel escri-
la promulgución de dicho decreto hasta el Mesías Príncipe transcurrie- bió toda su profecía en el año 535 a.c. bajo la dirección del Espíritu Santo.
ron 69 hebdómadas (483 años). Esos años eran de 360 dfas ya que esa De modo que ninguna parte de esta profecía es vaticinio post eventum.
era la duración normal de un año en la cultura bíblica. De modo que. El profeta dice que «después» ( 'aháré) del bloque de 62 semanas el
desde la promulgación del decreto de Anajerjes hasta el Mesías Prínci- Mesías sería «cortado» (yikkárh). En otras palabras. la muerte del Mesías
pe. transcurrieron exactamente 173.880 días. ocurre «después» de 7 más 62 semanas de años. Lo que equivale a decir
El profesor Leon Wood ha escnto lo siguiente en relación con la fe- que el Mesías es crucificado «después» de las 69 semanas o hebdómadas.
cha de la terminación de las pnrneras 69 hebdómadas· Nótese que el texto no dice que el Mesías fue «Cortado» dentro del pe-
riodo de sesenta y nueve semanas ni dentro del de la semana número
Tocante al terminus ad quem, de nuevo Ja mayoría de los 70.56 Como ha escrito el teólogo Roben H. Gundry ·
expositores escoge de entre tres posibles fechas. todas relacio-
nadas con La vida de Cristo su nacimiento (5/4 a.C.). su bautis- St la muerte del Me-.1as ocurrió en medio de la setenta semana.
mo. al principio de su mimsteno (26 d C.) • .> su entrada triunfal es muy extraño que e diga que su vida es quitada «después» de
(30 d.C.) Ya que la indicación de Gabriel aqui es simplemente sesema y nueve semanas (el total de la suma de las siete y ta...
que las sesenia y nueve semanas se extendían -hasia- que Crix- sesenta y dos semanas) . Mucho más naturalmente. el texto ha-
to v iruese. y. en el versículo siguiente. solamente que seria «des- bría expresado «durante» o «en medio de» la semana setenta.
pués» de esas sesenta y nueve semanas cuando Cristo sería como ocurre en el versículo 27 tocante a la cesación de los sa-
-conado» (quitada su vida), una vez más. cualquiera de estas crificios. La unica explicación adecuada para esa rara expresión
tres posibilidades llena los requisitos." es que la semana setenta no sigue inmediatamente después de
la sesenta y nueve. sino que hay un intervalo de separación en-
Pero las investigaciones hechas por Harold W. Hoehner" indican que tre ambas. La crucifixión, entonces, ocurre poco «después» de
la crurnda triunfal de Cristo en Jerusalén ocurrió el 30 de mano del año la [semana] sesenta y nueve. pero no dentro de la setenta a cau-
33 d.C .. siendo esa la fecha que mejor concuerda con el cumplimiento sa de la intervención de un lapso de tiempo. La posibilidad de
del termlnus ad quem de las 69 hebdómadas. Debe notarse que la muer- un lapso de tiempo. entre la semana sesenta y nueve y la setenta
te del Mesías ocurre «después .. de la terrrunacién de las 69 semanas. como está establecido por el fenómeno anuguotestamentano general-
lo indica la palabra 'aháré en el original (Dn. 9:26}. Las setenta sema- mente aceptado de La perspectiva profética. en que espacios de
na.' están divididas en tres secciones. uempo como el que ocurre entre la primera y la segunda venida
La primera abarca 7 semanas o sietes. es decir. 49 años. La segunda no fucron percibidos."
convta de 6~ ...emanas o sietes, o sea. 434 años. Por último. la tercera
consta de una semana de años. es decir. 7 años. La muerte del
Mesías
188 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA REVELACIÓN DE LAS SETENTA HEBDÓMADAS (9:1-27) 189
r
La cuestión de la relación entre la semana 69 y la 70 ha sido tópico de Antes de considerar el versículo 27 se hace necesario regresar a Ja
intenso debate entre exégetas de las distintas escuelas. Más adelante se cuestión de la secuencia de sucesos de las setenta hebdómadas. Existen,
dará atención a este asunto más detalladamente. por lo general, dos escuelas de pensamiento entre los conservadores. Hay
La frase «mas no por sí» es extremadamente difícil de expresar. aquellos que opinan que la totalidad de las setenta semanas ya se ha cum-
Edward Young observa acertadamente que dicha frase indica que «todo plido. Los que así piensan. consideran que dichas semanas tuvieron un
lo que propiamente debe pertenecer aJ Mesías, Él no lo tiene cuando cumplimiento continuo que culminó con la destrucción del templo en el
muere».58 Dicha expresión, taJ como ha sido traducida en la versión Rei- año 70 d.C.611 Hay otros que mantienen que las primeras sesenta y nueve
na-Valera, no expresa la idea del originaJ. La palabra 'ayin usada en el hebdómadas tuvieron su cumplimiento entre el tiempo de Nehemías y
hebreo es un sustantivo que significa «nada», «vacío». De modo que una la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén (posiblemente el año 33 d.C.).
mejor traducción del texto seria: «Y después de las sesenta y dos sema- Esta escuela (premilenarista) opina que la muerte de Cristo ocurrió «des-
nas el Mesías será cortado y no tendrá nada ... ». Un posible significado pués» del cumplimiento de la semana 69 pero no dentro o durante la se-
de esa extraña frase podría ser que Cristo murió aparentemente sin ami- mana 70."' Esta línea de pensamiento, por lo tanto, sostiene que existe
gos ni honor. Fue rechazado por los hombres, tratado como un criminal, un lapso de tiempo entre el cumplimiento de la semana 69 y la 70. Es
y aún abandonado por el Padre. En el área de cosas atractivas y desea- decir. Ja posición premilenarista mantiene que las 69 semanas se han cum-
bles, su porción equivalía a «nada».59 El Mesías Príncipe fue cortado sin plido históricamente.
tener aquello que era propio de Él. Una de las cosas que propiamente le La semana setenta está aún por cumplirse. Esa última semana es equi-
pertenece es el reino. Ese reino será establecido cuando el Mesías Néigf.d valente a los siete años de la tribulación escatológica. Hasta ahora, sólo
de Israel regrese a la tierra con poder y gloria. Otra posible interpreta- se han cumplido 69 de las 70 semanas. El llamado «domingo de ramos»
ción. más afín con el contexto, es la que dice que cuando el Mesías muere Cristo entró en la ciudad de Jerusalén, fue aclamado por Ja multitud, pero
(su primera venida) no logra las seis cosas mencionadas en 9:24 para la rechazado por los representantes oficiales de la nación de Israel. El se
nación de Israel. puesto que la nación lo rechazó (Ja. 1: 11 ). El cumpli- ofreció como el Mesías-Salvador, pero el sanedrín prefirió a otro y re-
miento de esas seis cosas en Ja nación de Israel aguarda la segunda veni- chazo al único que puede salvar. Aquel día se agotó la semana 69, ya
da del Mesías. Ese magno acontecimiento tendrá Jugar al final de la última que la vida fue quitada al Mesías «después» de dicha semana pero no
de las setenta semanas. dentro de la semana setenta. Dios, soberanamente, ha colocado un pa-
réntesis entre la semana 69 y la 70. Eso no debe causar ningún asombro.
Y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y Como señala Gundry,62 existen pasajes bíblicos en que dos sucesos
el santuario (9:26). que han de ocurrir en épocas distintas se mencionan en un mismo versí-
culo o grupo de versículos. Por ejemplo, las venidas de Cristo se men-
Es necesario notar en esta oración gramatical la diferencia entre «el cionan en Isaías 61: 1-2. Cuando Cristo citó ese pasaje en Lucas 4: 18-19,
pueblo» y «el príncipe que ha de venir». El acontecimiento referido en omitió las palabras que hacían referencia a su segunda venida, estable-
dicha frase es, como opina la gran mayoría de expositores conservado- ciendo así la existencia del lapso de tiempo entre ambos hechos. Dicho
res», la destrucción de Jerusalén por los romanos en el año 70 d.C. Pero sea de paso. ese lapso de tiempo ya casi alcanza 2.000 años de dura-
debe observarse que ese texto da la clave para le identificación de la pro- ción."
cedencia del anticristo (el cuerno pequeño, Dn. 7:24). El pueblo que Los que creen que la semana setenta tuvo su cumplimiento en el pa-
destruyó Ja ciudad y el santuario en el año 70 d.C, fue el romano. Según sado se ven obligados a forzar la exégesis del versículo 27. En la ver-
el texto de Daniel 9:26, el «príncipe que ha de venir» pertenece al mis- sión Rei na-Valera 60 dice: «Y por otra semana confirmará el pacto con
mo pueblo que destruyó la ciudad santa en el primer siglo de nuestra muchos». Hay varios aspectos exegéticos en esa frase que requieren
era. una consideración seria y cuidadosa. La expresión «otra» es la palabra
«Y su fin será con inundación» parece referirse a la magnitud de la hebrea 'ehád, que significa «una».1>1 Pero también ocurre que la expre-
destrucción de Jerusalén. El versículo 26 termina con la frase «Y hasta sión «una semana» podría ser el sujeto o predicado del verbo, es decir.
el fin de la guerra durarán las devastaciones». Esa expresión puede refe- gramaticalmente existe la posibilidad de que se leyese: «Y una sema-
rirse al hecho de que la ciudad de Jerusalén continuará bajo un estado de na confirmará el pacto ... » o «confirmará el pacto (por) una semana».
guerra hasta el fin (Le. 21 :24 ). Con referencia a esas dos posibilidades el erudito C.F. Keil afirma: «La
,
190
OM.;/EL r H stv«» MESIÁNICO U\ RE\'ELACIÓ!\' 0[ LAS sett« T..\ HEBDÓM .\fl~ ¡9. 1-21J 191

confirmación del pacto no e' obra del tiempo. sino el acto de una per- pacto y «hacer que un pacto prevalezca» o como en Iatiza el texto «for-
sona especílica,..c.5 Eruditos de la talla de Young. Montgomel). Wood. zar un pacto a los mucho-,-. Pero mis enigmático sena aun el uso de la
Culver, Leupold, Walvoord > otros toman la expresión «una semana» expresión « ww semana», <-No es esta una conclusión contradictoria por
como complemento y no como sujeto en la referida oración.06 parte del muy respetable profesor Young? Si es Cristo el sujeto del ver-
El problema crucial, sin embargo, radica en la pregunta: ¿Cuál es el bo y si lo que quiere decir el texto es que el Señor cumplió las estipula
sujeto del verbo higblr, traducido «confirmará»? Existen dos posibili- ciones del pacto de la Gracia. ¿qué sentido tiene decir que fue por una
dades:. ( 1) el Mcsí8;S ~rfncipe (Cristo), y (2) el príncipe que ha de venir semana?
(el. anucnsto). Los interpretes de Ja escuela amilenarista, por lo general. Hay otra cuestión que merece atención. Los traductores se ven obli-
opinan que e_l suJelo es el Mesi~. es decir. que es Cristo quien «confir- gados a suplir una preposición en la traducción del verxiculo 27. pues en
rna- el mencionado pacto Pero hay excepciones enter los amilenaristac, el original no aparece nada delante de la ex pre ión «una semana». Pero
Por ejemplo. H.C. Leupold dice: casi todos los traductores suplen algo Algunos u an las preposicrones
«por», •en,. o «para». Pero aunque se rehúse suphr la _mencionada pro-
La persona bajo consideración que ejecuta el pacto es natural- posición, todavía la mejor traducción del texto es: «Y El hará prevalecer
mente todav ía el anucnsto. El verbo higbir no puede tener sola- (impondrá] un pacto a los muchos una semana». Lo inconsecuente es
mente el significado de «él confirmará el pacto» ya que el verbo que se haga algo como lo que ha hecho Philip Mauro. quien objeta a que
empicado es más enfático. Por lo tanto. traducimos: <<Él hará que se supla ns« sola palabra (en este caso «por»); sin embargo, él se toma
prevalezca un pacto». La idea es que al tratar de tomar el lugar la libertad de suplir por lo meno!'! cuatro palabras (<• ... de que estarnos
de Cristo. así él [el anticristo] irrutará a Cristo de alguna mane- hablando»)." No es difícil observar que la traducción de Mauro resulta,
ra.67
más bien. en una manipulación del texto con el fin de apoyar su postura
arnilenansta
Los expositores de la escuela prernilenarista unánimemente entien- En resumen. la enseñanza más clara del texto es que la semana nú-
den que e! s~je10del verbo lligbir es «el príncipe que ha de venir». o mero setenta e., aún futura Esa semana consiste de los últimos siete años
sea. el anucnsto. Por ejemplo, Harold W. Hoehoer ha escrito: de los -l90 que están directamente relacionados con «el pueblo» y la
ciudad» de Dame! (9:24 ). Esos siete años "e caracterizarán. entre otras
~a perso~a que confirma el pacto en Daniel 9:27 no puede refe- cosas, por la aparición del «cuerno pequeño» (Dn. 7:8, 24. 25) o anticristo.
nrse a Cristo. ( 1) El anrecedenre más cercano es «el príncipe que Ese personaje impondrá un pacto «a los muchos» de la nación de Israel.
ha de venir», en el versículo 27. (2) En ningún momento en el Durante la parte final de esos siete años (los últimos 42 meses, Ap. 11 :2;
ministerio de Cristo confmnó Él un pacto ya existente ... (3) Si l 3:5). que Daniel llama «uempo y tiempos.y medio tiempo» (7:25), des-
Cristo confirmó un pacto en su primera venida. ¿cuándo Jo que- encadenará una persecución universal del pueblo judío. Cuando eso ocu-
brantó? ¿Quebramaña Cristo un pacto que haya hecho') De modo rra se cumplirán las palabras de Zacarías 13:8 }' 14 14. También habrá
que el confirmador del pacto no se refiere a Cristo sino a un prín- un cumplimiento literal de las palabras del apóstol Pablo en Romanos
cipe que aún está por venir," 11 :25-~· Porque no quiero. hermano ... que ignoréis ete rrusteno, para
que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido
Pero hay aún algo más tocante al verbo traducido en la Reina-Valera a Israel endurecimiento en parte. hasta (acllrif oü] que ha) a entrado la
«confim_1ará». Dicho ver.bo en eJ o~ginal es la forma hifil de gábar La plenitud de los genules: }' luego todo Israel será salvo, como está escn-
forma hifil e~presa una idea causativa.?" De modo que el verbo higbir to: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad».
podría traducirse de esta manera: «El hará prevalecer», «Él causará un Cuando Pablo habla de «todo Israel» significa el remanente menciona-
pacto fuene». La idea central en ese verbo es «imponer por la fuerza» 0 do en Romanos 9:27.
«forzar a a_lgo a alguien». De modo que el pacto del cual se habla aquí Ese remanente equivale a lo que dice Zacarías 13:8-9:
será algo impuesto o forzado a aquellos con quienes se concretará.
Ed_w~ J. Yo~ng ense~ que Cri_sto es el sujeto del verbo porque, en su Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová. que las dos terceras
opinión. el Señor cumplió las estipulacionex del pacto de ta Gracia. u Sm partes serdn cortadas en ella. y 'e perderán: mas la tercera parte
embargo. evrste una gran diferencia entre cumplir lo' preceptos de un quedará en ella. Y meteré en el fuego a la tercera parte. y 'º'
192 DANIEL Y El REINO AIESIÁNICO LA Rf\'fLACIÓN DE LAS SETENTA HEBDÓ¡\,1ADAS 19:1-21) 193

fundiré como se funde la plata. y los probaré como se prueba el 14 y 29: l O que el cautiverio en Babilonia duraría 70 año ... El profeta sabía
oro. Él invocará mi nombre. y yo le oiré. y diré: Pueblo mío; y que el cumplimiento de eso~ años estaba muy cerca ya que él fue .de los
él dirá: Jehová es mi Dios. primeros en ser llevado caunvo por Nabucodonosor. Además. sabia que .
.;egún Deuteronomio 30, Dios perdonaría a su pueblo tan pronto hubiese
El Mesías vendrá y salvará a aquellos que de entre Ja totalidad de Is- arrepentimiento y confesado sus pecados Con ese conocimiento el an-
rael hayan puesto su fe en El Será en ese remanente fiel en quien las ciano profeta se entregó a Ja oración. intercediendo y confesando los pe-
promesa.' de Jos pactos amiguotestamentarios se cumplirán dentro de la cados de la nación de Israel. Daniel apela a la fidelidad de Dios) a su
estructura del tiempo. O sea. durante el reino mesiánico de nuestro Se- compromiso de cumplir el pacto que había hecho con Abraham.
ñor. En respuesta a la oración de Daniel. quien estaba preocupado por la
El ángel Gabriel continúa su revelación a Daniel diciendo: «A la mitad situación de la nación de Israel. Dios le reveló la profecía de las setenta
de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda». La expresión «a la mi- hebdómadas Esas setenta hebdómadas o semanas constituyen un perio-
tad» sugiere que algo ocurre precisamente en medio del período de tiem- do de 490 años relacionados con el pueblo)' la ciudad de Daniel. Cuan-
po denominado «la semana» (7 años). Debe notarse el artículo definido do ese tiempo se agote Dios habrá cumplido los seis acto' de u plan
en la expre .. ión «la semana» (hm/r(habü" '). La persona que hace prevale- que conducen a la restauración del remanente de la nación de Israel:
cer o impone el pacto a los muchos de Ja nación de Israel causa la cesa-
ción de Jo. sacrificio ... Este acontecimiento tiene relación directa con la l. Terminar la prevaricación.
referencia que Jcsüs hizo a «la abominación desoladora de que habló et 2. Poner fin a los pecados.
profeta Daniel» (Mr. 24: 15). El Señor relaciona el período de tribulación 3. Expiar la iniquidad (hacer reconciliación por los pecados).
escatológica que vendrá 'obre Israel con la profecía de Daniel. 4. Traer la justicia de los siglos,
'\ Sellar la visión y la profecía.
De ..puéx con In muchedumbre de las abominaciones vendrá el 6. L ngir al lugar santísimo.
desolador (9:27).
Esas seis obras de Dios aún no se han cumplido en el remanente de
La palabra «muchedumbre» (kenap) significa Iiteralrnente «alas». De lsruel porque las «setenta semanas» o 490 años no se han agotado. Aún
modo que la expresión puede leerse asf: «Después con las alas de abo· falta por cumplirse la última semana. Philip Mauro se equivocó rotun-
rninaciones vendrá la dcsolacién» (o el desolador). Esta es una descrip- damente cuando hace más de medio siglo escribió:
ción de lo que hu de ocurrir durante ese período final de la semana setenta
de Daniel. Pero la durnción será «hasta que venga la consumación». L1 Cuando nuestro Señor ascendió al cielo y el Espíritu Santo des-
carrera del anticristo termina con la manifestación del Hijo de Dios, quien cendió. no quedaba ni uno solo de los aspectos de Daniel 9:24
con el espíritu de su boca destruiré al hombre de pecado (2 Ts. 2:8). Dios que no hubiese absolutamente cumplido."
cumplirá su plan poniendo lin a la era de rebelión e iniquidad y trayen-
do la justicia <le los siglos a la tierra La «abominación desoladora» s1; Mauro pasó por alto que las setenta semanas «están determinadas»
refiere a la persona misma del anticristo quien ocupará la ciudad de Je- sobre el pueblo y ta ciudad de Daniel (Dn. 9:24). El pueblo de Daniel
rusalén y se auroproclamará «dios», exigiendo que todos le adoren. era Israel y su ciudad era Jerusalén Sólo una interpretación alegénca
Ese personaje repudiable y blasfemo perseguirá a los santos de aquel del pasaje puede hacer que diga otra cosa. N1 aún ~m1lennñstas com~
periodo y blasfemará contra el Otos soberano. Se Ja permitiré gobernar e F. Keil y H. C. Leupold." concuerdan con la opmién de Mauro. Keil
extensamente sobre la tierra por un período de 42 meses. es decir. tres afirma: «Del contenido de estas seis declaraciones se desprende que la
años y medio (véase Ap. 13:5-8). terminación de las setenta semanas coincide con el final del curso pre-
senté del mundo» 74 Cuando la última de las setenta semanas se cumpla.
RESUMEN Y CONCLUSIÓN el Mesías establecerá su reino de paz, Justicia. santidad y verdad. En-
El capítulo 9 comienza con la oración de Dame l. El profeta conocía ronces esos seis aspectos del plan de Dios para con Israel se cumplirán
bien el Antiguo Testamento y. e' idcntemenre estaba familiarizado con d en el remanente fiel. De ese modo. Otos cumplirá sus promesas hechas
libro de Jeremías. Daniel entendió mediante la lectura de Jeremías 25: 11- a Abraham, Isaac. Jacob y David.
194 DANIEL \''EL RE/fl.'0 ME.St..\NICO LA Rf\'El.ACIÓN DE l.AS SETE.\'Tt\ HEBDÓ\tMJAS 19:1·21í 195

NOTAS :?9 Véase Walvoord, Daniel. p. 220.


1. Daniel fue llevado cautivo a Babilonia en el año 605 a.C Suponiendo que 30 Ke1I. «Ezekiel XXV to Malachi», p. 662.
1uv iera enionces uno- 17 años de edad. eso significa que cuando recibió la 31 Young, Thc Proplrecy of Daniel. p. 200.
rev elación de las 70 hebdómadas tenía entre los 84} 85 año .... 32. Leon Wood. A Commentary on Daniel (Grand Rapids: Zondervan. 1973).
2. Aquí vernos un cuadro claro de la relación entre el Señor)' el vasallo, p. 250.
3. El nombre Yahveh -e u ...a siete veces en el libro de Daniel: todas en el capi- 33. (bid.. p. 201.
tulo 9. 34. Wt~. A Commentary cm Daniel, p. 250.
.J. Charle .. C. Ryrie, la gracia Je D1m (Grand Rapids: Editorial Portavoz, 35. Keil. «El.ckiel XXV to Maluchi», p. 665 .
1979). pp. 16-22. J6. Young, p. 201. Lo mismo opina Grau, Los profecias de Daniel. p. 155.
5. lbid.. p. 17. 37. Wood. p. 251. .
6. Nótese el uso de Ja primera persona plural. 38. Lli Palabro de Dios enseña que habni un remanente creyente de la nación
7. Montgomery, A Critica/ ami E.\egetic•ttl Commentary 011 th« Book of Da· de Israel que heredará las promesas hechas en Jos pactos. En !º"
día" ~-n~-
nlel. p. 364. le' cuando aparezca el cuerno pequeño CDn 7:8). Israel expenmeniara JUI·
&. Walvoord, Daniel, p. 208 cio y persecución (Zac, 13:8; 1.J: 1-2: Dn. 12: 1 ). Pero al final de ese JU1c10
9 Helrner Ringgren, Israelue Religion (Filadelfia: Fonress Press, 1965), pp. un remanente será .. alvo (Ro. 9:27 ). fa u ese remanente al que Pablo llama
35-36. «todo Israel» en Romanos J 1 :26. «Todo tsrael» no significa •mdo judío».
10 La forma hifi! es causauva. sino los que quedan después de haber pasado los juicí?~ de la Lribulac1~>0
11 Véase Wood, A Commentary cm Daniel, pp. 2.J3-244. y Walvoord. Daniel, Ese remanente fiel disfrutaré plenamente de las bendiciones que se den-
pp. 216- 223. vW1 del pacto abrahárnico.
12. Young, Tite Pruphecv rif Daniel. pp. 191-221. 39 Hoehner ... Daniel's Seventy Weeks and Ncw Testament Chronology», pp.
13. Ke1I. E1el\1el XXV to Malachi», pp. 657-707. 50-52
14. Walvoord. Daniel. pp 216-237. .w lbtd
15. Brown, Driver) Bnggs, eds .. A Hebrew and English iextcon of the Old .JI. lbid.
Testament. p. 361. 42. Montgomery. A Critica/ and E.u,,w11cul Commentary 011 1/ie BcH1J.. nf Da·
16. Mose- Stuart. A Commcntarv on th« Book of Daniel (Boston; Crocker y niel, p . .'.\80.
Brew -ter, 1850>. p. 267. Citado por Frcdrich Holtzman .... A Re· Exarrunation 43. Anderson, El príncipe que ha de vemr. p. 91.
of the Se\cOI) Weeks of Daniel» (le"'' inédita, Dalla' Tbeological Sermnary, 44. Keil. •EleL.iel XXV to Malachi», pp. 668-670.
45. Leupold, An Exposition of Daniel, pp. -l 18-424.
1974). p. 7.
46. Young. n1e Proplren nj Daniel. pp. :!02-20.J
17. Brown, Driver y Briggs, eds .. .-\ Hebn» and English Lexicon of the O/d
47. Hoehner. «Daniel's Sc,enty Wcek and Ne" Te~tament Chronolog)"•. p. 5'2.
Testament, pp. 988-989.
F.n ~u anículo Hoehner demuestra que lo' p3S3JC!-. u~dm. por Young como
1 K. Young, 711e Prophecy of Daniel. p. 196. prueba de .;u opinión no son com.-ctos. El primero es Esdras 4: 1 '.!. uenc
19. lbid. que wr con el remado de ArtaJelJe<. (Ec.cl. 4: 1 ~· 16) y el segundo. e~ E..Jra.,
20. Edward J. Young. The .\feJsianic Prophecy of Daniel (Grand Rapid .. :
9:9. que también ~e refiere aJ reinado de ArtaJCIJCS > no al de C1ro.
Eerdmans, 195.J ). p. 56.
4~. Young. The Propl1en nf Da11iel. pp. 205-206.
21 Véase Walvoord. Daniel. PJl 232~2'.\7. 49 Grau "gue la mi:.ma linea de pen~amiento del profe or Young y. conse-
22. Young. The Pmphec, of Daniel. p. 196. cuentemente. cae en la misma incongruencia Véase Grau. uu profe< tas
23 l Iarold W. Hoehner, «Chronclogrcal Aspccrs of the Life of Christ, Pan VI: de Dcmit'I, p. 152.
Daruel's Seventy Weeks and Ncw Tesramem Chronology». Bibliotheca 50. Boutílowcr. !11 and Arrnmd tltt Bonk <if Daniel, pp. 179-193 y J Barton
Sacra, 132 (enero-marzo, 1975). p. SO. Puync. Tire /mmi11ent App(•armg of CliriH (Grand Rap1ds: Eerdmans, 1962).
24 Parrar, Tire Book of Daniel, 1895. p. '277.
pp. 148-150.
25 Young sugiere que la referencia e-; a la apostasía y a la rebelión que Daniel
51 Hochner. pp 56-57 . .
ha confesado en su oración (véase Tite Prophecy o/ Daniel, p. 198) 52. 5chultl, Habla el AntiKLU> re.\((Jt11l'lllO,pp. 247. 259-260. y Bngh1. UI lus-
26. Walvoord. Duutel, p. 221 torl(l de Israel (Bilbao. OeM:lée de Brouwer. 1977). p. -113. •
27. Young. The Prophecy o/ Daniel, pp. 197-199: Gran. evidentemente, adop- 53. McClain. Danie/'s Prophecy of tlrt Sn.elll)' \~i>eks. p. 16: Andcrson. El pnn-
ta la misma postura (véase. Las prrifc•c1iu de Daniel. p. 152). cipe que lw de \'enir. pp. 101-106.
28. /bid.
196 DANIEL \ EL REINO MES/1~NICO

54 Wood, A Commcntory on Daniel, p. 252.


55 Hoehner, «Chrolonogical A spects of lhe Life of Christ, Pan V. Thc Ycar of
Christ's Crucifixion», Bibliotheca Sacro 131 (octubre-diciembre, 197..J). DOCE
pp, 332-348.
56. Young opina que 13 muerte del Mesías ocurrió en medio de la semana 70.
Pero e ..a conclusión no encuentra ninguna evidencia en el texto de Daniel

57
9:24-27 Véase Young, The Pmplteq of Daniel. p. 206.
Roben H Gundry, Tite Cl1111H and the Tribulation (Grand Rapids: La visión de la consumación
Zondervan, 1973 ). p. 190.
58 Young. The Prophecy of Daniel. p 207 del plan de Dios para Israel
59. Wood, ,.1 Commentary on Daniel, p. 255
60. Ese es el modo de pensar generalizado entre expositores de la escuela
amilenarista,
(10:1-11:1)
61. Los que a<.i piensan pertenecen a In escuela premilenarista.
62. Véase p. 187 de este libro.
63. Otro' pasajes que mencionan do .. eventos juntos con cumplimiento, por
separado son l~ia .. 9:6 ~ Jocl 2::?8-32. Los capítulos 10. 11 y J 2 del libro de Daniel presentan el panorama de
64. fa la misma palabra que·~ usa en Génesis :?:24. El hombre unido a u mu- la consumación del plan de Dios para con el pueblo de Israel. De modo
jer forman una 'ola carne. que se hace necesario. para un mejor entendimiento de la verdad revela-
65. Kcil, •E1ekiel XXV 10 Malachi», p. 679. da en ellos. considerarlos como una unidad, En el capítulo l O. el profeta
66. La sugerencia de Philip Mauro de traducir el texto una semana confirma-
tuvo la '1s1ón de un personaje celestial quien le revela (capítulo l 1) en
rá el pacto» e .. ab ..olutamente absurda, Tanto es a-r que ni aún .. us colega'
arnilenaristav concuerdan con dicha traducción ( véase Grau, Las profecias forma detallada algunos de Jo, sucesos mencionados en el capítulo 8.
de Daniel, p. 163). Pero comenzando en 11 :36 y basta el 12: 13 el profeta recibe informa-
67. Leupold, Exposition of Daniel, pp. 431-432. ción de hechos relacionados con el tiempo de la tribulación escatológica
68. Hochner, •Danier .. Seventy Week-. and New Tesrament Chronology», p. que Israel experimentara cuando el anticristo haga su aparición en el es-
60. cenario de la historia.
69. J. Wcingreen, 1\ Practica! Grammur for Ciassical Hebrew (Oxford:
Clarendon Press, 1959), p. 112. MARCO HISTÓRICO DE LA VISIÓN (10:1-3)
70. Young. The Proplteq of Daniel, p. 212. En el año tercero de Ciro rey de Persia fue revelada palabra a
71. véase Grau. Las profecías de Daniel, p. 163. Daniel, llamado Beltsasar: y la palabra era verdadera. }' el con-
72. Philip Mauro. The Seventv Weeks and the Great Tribulation ( Bosion:
Hamilton Brotherv, 1923). p. 53 flicto grande: pero él comprendió la palabra. y tuvo inteligencia
7 3. Lcupold, Expnsition of Daniel, pp. 415-416. en la visión. En aquellos días yo Daniel estuve afligido por es-
74. Keil, «Ezekiel XXV to Malachi», p. 666. pacio de tres semanas. No comí manjar delicado ru entró en mi
boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cum-
plieron las tres semanas ( 1O:1-3).

Como en ocasiones anteriores, Daniel fija históricamente el uernpo


de la visión. Dice que fue «en el tercer año de Ciro rey de Persia». De
modo que esta cuarta visión ocurrió entre los años 536 y 535 a.C. O sea.
que la revelación fue dada a Daniel unos setenta años después de haber
llegado a Babilonia como cautivo. Debe notarse también que unos dos
años antes, Ciro había promulgado el decreto autorizando a los judíos a
regresar a Palestina. Es evidente que Daniel no regresó a Jerusalén con

197
198 DANIEL Y El REINO MESIANICO LA VISIÓN DE LA CONSUMACIÓN DEL PLAN DE DIOS PARA ISRACL (10:1-11:1)
199
los judíos que lo hicieron. sino que permaneció al servicio del gobierno El río Hidekel es una referencia al río Tigris.' fa decir. que Daniel
medo-persa. Es posible que el profeta prefiriese quedarse en el exilie a estaba lejos de la capital cuando tuvo la visión. Un escritor sugiere la
causa de su avanzada edad (cerca de 87 años) o tal vez por el hecho de posibilidad de que Daniel estaba cumpliendo con su responsabilidad
que desde su elevada poslcíon en el gobierno podía ayudar a sus compa- adminil>lrativa y por eso estaba fuera de la capital 'De todos modos. no
tnotas más eficazmente. parece haber ninguna razón histórica o de otra índole para impugnar la
Daniel se identifica por su nombre babilónico (Beltsasar). Como se referencia al río Hidekel o Tigris.
r~cordará, ese nombre le fue dado a su llegada a Babilonia con el propó- Daniel usa la forma verbal llamada perfecto dramático para describir
suo de hacer que Daniel se incorporase a la cultura de los caldeos la visión Es como sJ dijese: «Alcé mas OJOS y de pronto ante mí estaba
Walvoord sugiere que Daniel usa el nombre Beltsasar para enfatizar ~1 un hombre ... ,. La palabra «Varón» e.. et hebreo 'isla. que significa una
hecho de que es la mi. ma persona que unos setenta años antes había sido persona del !>eX.O masculino. La razón por la que se usa estriba en que el
llevada cautiva a Babilonia.' personaje a quien Daniel vio tenía la forma de un hombre
1:3 ~palabro era \·e~dadera se refiere. sin duda. a la revelación que En cuanto al personaje de la visión. existen varias opiniones. Por ejem-
~ba.~ sido dada a Daniel. El vocablo traducido «conflicto» en hebreo es plo. H.C. Leupold lo identifica como un ángel poderoso del mismo ~-
sa~a_.que en oca.~iones es traducido «guerra» ( 1 Cr. 5: 18: 7: 11 ). Daniel go que Miguel. pero diferente," Edward J. Young.' por otra parte. opina
~1b1ó la ~\'elación en medio de «gran conflicto» a causa de la oposi- que es el mismo Señor Jesucristo quien aparece en forma visible antes
ción satánica que encontró. Es evidente, por el contexto, que el mismo de su encamación (a esto -.e le llama teofanía o cristofanía) Un examen
Satanás se opuso a que el profeta recibiese la comunicación divina. El cuidadoso del pasaje favorece la opinión de Young y OlfOS eruditos quie-
período~ tiempo qu~ dicha revelación abarca coincide con un tiempo nes consideran que el «varán» de Daniel 10:4-6 es et Angel de J_ehová o
de angustia para la nación de Israel. Daniel confiesa haberentendido tanto el Cristo pre-encarnado." Debe mencionarse qu~ algunos exposnores e
el contenido de la revelación como su aplicación. resisten a identificar a dicho varán como Cristo por el hecho de que
La revelación reci~ida por Daniel. evidememente. Je afectó profun- en Daniel 10: 13 dice que es asisndo o ayudado por Miguel. La pregunta
damente. El profeta dice que «estuvo afligido por espacio de tres serna- que ha surgido es: ¿,Por qué ha de necesitar C~sto ayud~ de otro ángel?'
~as». La expresión -tres 'emanas es digna de notarse. ya que Daniel Aunque la objeción tiene su validez. es prefe.nble considerar dicho per-
lireralmente ~ice «res semanas de días» tshábhu' im yómim). La razón sonaje como una teof anía. particularmente s1 comparamos el pasaje en
de tal expresión seguramente es para distinguir este uso de la palabra cuestión con Apocalipsis 1 :9-16.
•s~mana• del que aparece en el capítulo 9:24-27. Durante tos días de su Daniel describe al varón de la visión de la manera siguiente:
aflicción. el profeta se abstuvo de comer manjar delicados, carne o vino
)' de ~ngirse. ~I ~ngimi~nlo era un acto que simbolizaba gozo. Daniel: J .• <Vestido de lino,» Generalmente el lino simboliza la pureza (Lv, 6: 1 O:
en señal de aflicción. deja de ungirse por espacio de tres semanas. Ap. 15:6; 19: 14). . _ .
2. «Ceñidos sus lomos con oro de Ufaz.» Esta frase describe un cintu-
LA VISIÓN DEL PERSONAJE CELESTIAL (10:4-8) rón tejido con libras de oro que bordeaba la cintura del .varón.
Y el ~ía v~mticuatro del mes primero estaba yo a la orilla del 3. «Su cuerpo era como berilo.» La palabra ~be~tlo» proviene del _he-
gran no ~1dekel. Y alcé mis ojos y miré, y he aquí un varón ves- breo tarshlsh y a veces se traduce como «crisólito». «topacio» o «Jas~
udo de ll~o. y ceñidos sus lomos de oro de Ufaz, Su cuerpo era pe amarillo.»! La mencionada piedra tenía su origen en el sur de
como ben lo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como España y se caracterizaba por su deslumbran~e belleza. .
antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de 4. «Su rostro parecía un relárnpago.» En el sentido de su brillantez.
bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo 5. «Sus ojos como antorchas de fuego.» A pesar de que su rostro eran
de una multitud ( 10:4-6). tan brillante. Daniel puede distinguir sus ojos y los comparacon «an-
torchas de íuego.»
El mes al que Daniel se refiere es el de Nisán. Las dos grandes fiestas 6. «Sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido> El bronce
en ese mes eran la de la pascua (el día 14) y la de los panes sin levadura bruñido también sugiere brillo y resplandor. De modo que aquel per-
(del _15 al 21 ). De modo que Ja visión tuvo lugar tres días después de Ja sonare se presenta en un aspecto glorioso y cautivador
terminación de la fiesta de los panes sin levadura. 7. «El sonido de sus palabras como estruendo de una multitud,» Por
200 DAN/El Y EL REINO MESIANICO 1.1\ VISIÓN DEL.A CONSU!MC/ÓN DEL PLAN DE DIOS PARA ISRAEL (/0·1-/ 1:1) 201

último. el profeta describe la voz de aquel personaje como potente, El personaje celestial habla a Daniel llamán~olo «varón ~u~ amado»
autoritativa, como aJguien a quien hay que obedecer. ( 'ish-lt/Jmudót). La expresión «muy an:iado» htera~ente s1gn1fi~a «al-
guien considerado precioso . En Daniel 9:.23. se dice que Dame! ~ra
Sugerimos, por lo canto. que Daniel tuvo una visión de la segunda «muy amado». Es evidente que el te~úmomo de aque~ profeta '. su vida
Persona de la Trinidad. el Eterno Hijo de Dios antes de su encarnación: de dedicación y su incuestionable fidelidad delante de Dios le hacia acree-
dor de ese título.
Y sólo yo. Daniel. \Í aquella vi . . ión. y no la vieron los hombres La expresién «ponte en pie» sugiere que Daniel ~ún estaba en su po-
que estaban conmigo. sino que se apoderó de ellos un gran te- sición anterior. o sea, apoyado en sus manos } rodillas. A pesar de las
mor. y huyeron y e escondieron. Quedé. pues. yo solo. y vi esta palabras estimulantes del personaje celestial. Daruel aún .está afectado
gran visión. y no quedó fuerza en mí. anees mi fuerza se cambió por la visión. como lo indica el hecho de que se puso en pie temblando.
en desfallecimiento, y no tuve vigor alguno ( 10:7-8).
Entonces me dijo: Daniel. no temas, porque desde el primer día
Por alguna causa. explicable solamente por el hecho de que tos hom- que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presen-
bres que acompañaban a Daniel eran paganos. sólo él contempló la vi- cia de tu Dios. fueron of das tus palabras: y a causa de tus pala-
sión del Cristo preencarnado. De todos modos, el suceso los impresionó bras yo he venido. Mas el príncipe del reino. de Persia se me
en forma tal que se llenaron de temor y huyeron a esconderse. La expre- opuso durante veintiún días: pero he aquí Miguel. un? de los
sión «huyeron y se escondieron» sugiere que aquellos hombres querían principales príncipes. vino para ayudarme. y quedé allí con los
esconderse y huyeron con tal propósito. reyes de Persia ( 1O:12-13 ).
Seguramente al quedar solo, Daniel pudo percibir mejor la visión que
él mismo llama «esta gran visión». Tan profundamente había afectado a El personaje cele tial dijo a Daniel: al-tira. que sig~ilica -cesa de te-
Daniel aquella experiencia que confiesa haber quedado sin fuerzas. de- mer», o «para de tener miedo». H.C. Leupold ha esenio:
bilitado, exhausto.
Los temores que el hombre penitente tiene de Dios c~cen de
EL MENSAJERO CELESTIAL EXPLICA fundamento. Dios siempre está favorablememe predispuesto
SU PROPÓSITO A DANIEL (10:9-14) hacia él. El hombre por naturaleza sospecha tanto de Dio' que
Pero oí el sonido de sus palabras; y aJ oír el sonido de sus pala- no muy fácilmente deja de desconfiar en El,"
bras, caí sobre mi rostro en un profundo sueño. con mi rostro en
tierra. Y he aquí una mano me tocó. e hizo que me pusiese sobre El profeta Daniel se había entregado de t~? corazón a e~tende: las
mis rodillas y sobre las palma.' de mis manos ( 10:9-1 O). revelaciones que Dios le había dado con anterioridad, pero al rrusmo uem-
po se había humillado delame de la presencia del Se~or. Seguram.ente
Daniel escuchó la voz del personaje celestial a pesar de su debilidad. eso sigrufica que Daniel se había entregado a la oració~. ~u)' posible-
Pero. C\ ideruernente. las palabras que escuchó lo conmovieron aún más mente acompañada del ayuno. cosa acostumbi:ida entre JUd!os devotos.
y cayó rostro en tierra como sumido en un profundo sueño. Fue enton- La referencia al «príncipe del reino de Persia», como señala Edward
ces cuando el profeta sintió el toque de una mano (seguramente la mano J. Young.1º tiene que relacionarse con un ser sobrenatural Yª. que se trata
del varón de la visión). Aquel toque hizo que Daniel se apoyase en sus de una guerra espiritual Otro autor señala que este personaje sobrepasa
rodillas y manos. La versión castellana Reina-Valera omite la palabra en poder a un simple ser humano ya que req~ería la presencia del arc~-
nog 'IJ que significa «me dejó temblando». De modo que cuando aquella gel Miguel para dominarlo.11 Leupold t~mb1én recon~e q~e «~!
prínci-
mano tocó a Daniel haciéndolo apoyarse en sus rodillas y manos. el pro- pe del remo de Persia» es una referencia a un poder diaból~c~.
feta estaba temblando notablemente. El arcángel Miguel es mencionado cinco veces en la Biblia, tre_s e.n
Daniel ( 10:13. 21: 12: 1), una en Judas (versículo 9) y otro en.~pocahps1s
Y me dijo: Daniel varón muy amado. e:.tá atento a ta... 12 7 Su nombre significa ~¿Quién es como Dios?» y es el umco ser an-
palabras que te hablaré, y ponte en pie; porque a ti he sido gelical especíñcamente designado en la Biblia como «arcángel», aunque
enviado ahora. Mientras hablaba esto conmigo. me pu.se en pie
temblando ( 1O:11 ).
202 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO LA VISIÓN oe LA CONSUMACIÓN DEL PLAN O[ DIOS PARA ISRAEl (10:1-11:/J 203

pudiera haber oo:os con ra~go similar. Según Daniel J 0:2 J y J 2: J. Miguel Dicha expresión se usa en señal de respeto y reverencia. Probablemen-
guarda una relación especial con la nación de Israel.' 1 te. como ya se ha indicado. el personaJe «con semejanza de hijo de hom-
bre» es una manifestación del Mesias antes de su encarnación.
He venido para hacerte saber lo que ha de verur a tu pueblo en Recuérdese que en Damel 7:3, el profeta vio a uno como «hijo de hom-
los postreros días: porque la \ isión es para esos días ( 1O:J4 ). bre» que venia con las nubes del cielo.
Daniel explica que el impacto de la visión le ha causado los «dolo-
El v_arón de la vivién ha venido para hacer saber a Daniel «lo que ha res» (palabra que se usa para expresar el nacimiento de un niño en 1 S
d~ venir a 1.u pueblo ~n los J>?Slrero~ día~». La expresión «los postreros 4: 19 y en Is. 13:8) y falta de fuerzas. Era de esperarse que Daniel hubie-
d13.:>,. (ah nt hayyamim¡ es, sm duda. de ímportancia. Dicha frase apare- se estado atento en presencia de Aquel glorioso personaje, pero su debi-
ce en_ Dru:iiel 2:28 y aparece por primera vez en el Antiguo Testamento lidad física sencillamente se le permiúa hablar ni escuchar con aleación
~.?. Ge_nesis 49: l. De '!lodo.que, ccntextualmente. la mencionada expre- al ser celestial.
sron tiene una conexión directa con lo que iba a ocurrir a Israel en ta
época pasterior a Daniel. es decir. en los tiempos de Antíoco Epífancs. Y aquel que tenia semejanza de hombre me tocó otra vez, y me
Pero ciertamente ese no es el límite de «los postreros días» para la na- fortaleció, y me dijo: Muy amado, no ternas: la paz sea contigo:
ción de Israel, Como afirma el profesor Walvoord: esfuérzate y aliéntate Y mientras él me hablaba. recobré las fuer-
zas. ) dije: Hable mi señor porque me has fortalecido ( l O: 18-
Lo ... postreros días contemplan Ja historia total de Israel como 19).
teniendo su clímax en la segunda venida de Cristo y el estable-
cimiento del reino terrenal." Daniel es fortalecido sobrenaturalmente mediante el toque del Perso-
naje celestial con apanencra humana. Por tercera ver: el profeta es lla-
La preocupación de Daniel. indudablemente. concernía al futuro in- mado «muy amado- y también de nuevo es ordenado a dejar de temer.
mediato ?e hr.iel._Pero el Señor extiende la revelación más allá. proyec- Las palabras traducidas aJ castellano «esfuérzate y aliéntate» son las mis-
tando la información hasta los tiempos escatológicos. cuando la nación mas en el original que se repiten por razón de énfasis. En el original so-
de Israel será per~guida por el «cuerno pequeño» de Daniel 7 y el re- lamente dice: «Sé fortalecido. sé fortalecido». El testimonio del profeta
rnanente fiel será librado por la venida en gloria de Jesucristo. es que en verdad «fue fortalecido».
EL PROFETA DANIEL ES CONFORTADO Él me dijo: ¿Sabes por qué he verudo a ti? Pues ahora tengo que
Y FORTALECIDO (10:15-11:1) volver para pelear contra el príncipe de Persia: y al terminar con
Mientras me decía estas palabra.". estaba yo con los OJOS pues- él, el príncipe de Grecia vendrá. Pero yo te declararé lo que está
tos ~~ uerra, y enmudecido, Pero he aquí. uno con semejanza escrito en el libro de la verdad; y ninguno me ayuda contra ellos.
de hijo de hombre tocó mis labios. Entonces abrí mi boca ) ha- sino Miguel vuestro príncipe ( 10:20-21 ).
blé. y dije al que estaba delante ele mi: Señor mío. con la visión
me han sobreverudo dolores. y no me queda fuerza. ¿Cómo, pues. Este pasaje es una dernostracién de la batalla espiritual que ahora se
podrá el siervo ele mi señor hablar con mi señor? Porque al ins- libra en esferas que pasan desapercibidas ante los ojos hum~nos. La ~n-
tante me faltó la fuerza. y no me quedó aliento ( 1O:15-17). señanza clara del pasaje parece ser que estas naciones mencionadas tie-
nen una especie de ángel o ser sobrenatural que administra sus asuntos.
Después. de haber mirado a Aquel que le hablaba, Daniel baJó sus ojos Siendo ese el caso. entonces Miguel es el arcángel que está encargado
y enmudeció como demostración de Ja debilidad que le embargaba. Fue de proteger los asuntos de la nación de lsrael." Aquí en este pasaje se le
en~onces cuando «Um1 con semejanza de hijo de hombre», es decir. al- llama «vuestro príncipe» y en 12: l dice que es «el gran príncipe que está
guien con forma humana «tocó sus labios». El acto de Locar los labio'.'. de parte de los hijos de cu pueblo [lsrael]». . .
de Daniel era para darle fuerzas para que hablase. El profeta se refiere al Las cosas que serían reveladas a Daniel estaban «esenias en el !1bro de
personaje llamándole 'udúnai. que literalmente significa «mi señor». la verdad». Es decir, eran cosas que pertenecían a los propósitos mrnuta-
204 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO LA VISIÓN DE LA CONSUMACIÓN DEL Pl.AN DF DIOS PARA ISRAEL ( 1O.1- 1 1: 1 J 205

bles de Dios. ¡Qué estupendo es saber que Dios llene control de todo lo '), Leupold, Exposuion of Daniel. p. 454.
que ocurre en el universo! Las maquinaciones de los hombres no causan 1 O. Young. The Prop!lecy of Daniel. pp. 226-227.
11. WooJ. A Commentarynn Daniel, p. 272.
sorpresa a Dios. El Dios eterno conoce el fin desde el principio. 12. Leupold, Exposition af Dan!el~pA57. . . . .
1 J. La expresión «Uno de los principales pnncipcs» usada en Daniel 10.1? <.u-
Y yo mismo, en el año primero de Darío el medo. estuve para giere que tal vez Miguel no sea el únicoarcángel en el ejércuo celestial,
animarlo y fortalecerlo ( 1 J: 1 ). 14. Walvoord. Daniel. p. 248. . .. .
15. El hecho de que un ser celestial con apariencia de •h•JO de h~~b.re• fuese
Una vez más, Daniel ubica históricamente la situación en que estaba asistido por el arcángel Miguel no debe ca~"'!' ~orp~'ª· Los JU1c1osde los
postreros días serán ejecutados por la mediación de ángeles.
viviendo. Darío el medo (Gubaru o Gobrfas)gobernaba en Babilonia bajo
la autoridad de Ciro el Grande. O sea que Ciro y Darío gobernaron simul-
táneamente aunque la autoridad de Ciro era mayor que la de su colega.

RESUMEN Y CONCLUSIÓN
En conclusión, el capítulo 10 de Daniel es introductorio a la última
sección del libro. El profeta es asegurado por medio de esta visión que
Dios está en el control de la situación. El Señor revela a Daniel los acon-
tecimientos relacionados tanto con el futuro cercano como con el lejano
de Israel. Los sucesos relacionados con la historia de Antíoco IV Epifanes
seguramente presentaban un cuadro antlcipatorío de lo que ha de ocu-
rrir a Israel en los po treros tiempos. Lo que Dios reveló a Daniel en los
capítulos l 1 y l 2 concierne a los tiempos de la gran tnbulación
escatológica o. como dice Jeremías 30:7 «•.•riempo de angustia para
Jacob,»
En el capítulo 11 :2-35, Daniel recibe la revelación de lo que ocurriría
a Israel hasta los tiempos de Antíoco Epífanes. Seguidamente. Dios le
revela ( 11:36-12:13) to que sucederá a la nación en los días finales. Esos
días finales tienen que ver con la tribulación escatológica que tendrá lu
gar cuando el hombre de pecado, el anticristo. haga su aparición y la ira
de Dios sea consumada. La angustia sufrida por Daniel refleja su amor
y plena identificación con su nación a pesar de que aquel pueblo vivía
de espaldas a Dios.
NOTAS
1. Walvoord. Daniel, p. 239.
2. James Montgomery considera que la referencia es al Éufrates por la pre-
sencia de la expresión «gran río», pero su argumento no tiene gran peso.
Véase Montgornery, A Commentary 011 Daniel, p. 408.
3. Walvoord, Daniel. p. 242.
4. Leupold. An Exposition of Daniel, p. "'48.
5. Young. The Pmpltecy of Daniel. p. 225.
6. Walvoord, Danirt, p. 24'.\.
7. Wood. A Commcmary "'' Daniel, p. 268.
8. Véase Walvoord, Daniel, p. 243.
HISTORIA DE ISRAEL HASTA LOS TIEMPOS DFL FIN ( 11 :~H '>) 207

El personaje celestial declara: «He aquí aún hab~ tres reye.s en Persia>:.
TRECE cuando esta revelación fue dada, Ciro era el rey del impeno m1~ntra.<> Dano
el medo (Gubaru) reinaba en Babilonia bajo la autoridad de Caro. Los tres
reyes referidos. evidentemente. son Carnbises 11 {530-522 a.C. l. 'Gautama
0 Seudo-E.smerd1s (522 a.c.> y Dano l el Grande {522-486 a C.~. fatos
Historia de Israel hasta los tres monarcas reinaron sucesivamente después de la muerte ~e Ciro. .
Según la revelación, «el cuarto rey se h~ de grandes nqu~zas mas
tiempos del fin (11 :2-45) que todos ellos; ) aJ hacerse fu~rte con. sus nqu:zas. levantará a todos
contra el reino de Grecia-. Darío 1 munó en el ano 486 a C . ) le suce-
dió en el trono su bJJO Jerjes (486-465 a.C.) ... Entre los año" .t81-480
a.C; Jerjes lanzó una masiva 10\ asión con~a <:Jr~cia.~ Después de alf~-
nas victorias iruciales. los griegos lograron infligir sena" derrotas al ejer-
El c~pitulo 11 <!ti l~bro de Daniel contiene un mensaje profético que cito invasor y JeJJe" se vio obligado a ret.irarse al Asia: . .
conc1e~e a la historia de Israel y su relación con las naciones genules. El historiador griego Herodoto menciona en su Historio cif ras que
La pnm~ra parte d~ este capítulo trata sobre una etapa de la historia parecen exageradas al referirse a '·ª"
fuerzas in~·~ ...~ras comandad.as por
del pueblo Jud10 que \.'IO su cumplimiemo entre los reinados de Darío el Jerjes, Sin embargo, es muy posible que el ejercuo medo-persa co~-
medo C539 a.C.J~ y Amíoco J\1 Epifanes e 175 al 163 a C >. La segunda sistie ...e de unos 200.000 hombres y 700 barco!'> de guerra," Eso ~xph-
parte de este capüulo C 11 :36-45) contempla la historia de Israel en tiem- ca. por Jo menos en parte. la frase «levantará a todos contra el remo de
pos escatológicos y e't:i ínurnamenre relacionada con el capítulo 12 La Grecia».
ver~d c_emral de este trozo de la profecía es que Dios el> el soberano de
la historia. Él controla tanto la historia de Israel como la de los gentiles Se levantará luego un rey valiente, el cual dominará con gran
poder y hará su voluntad ( 11 :3 ).
HISTORIA DE ISRAEL HASTA LA CUÁDRUPLE
DIVISIÓN DEL IMPERIO GRECO-MACEDÓNICO (11 :2-4) fata e .... sin duda. una referencia a Alejandro Magno. El famoso. c.on-
Y ahora yo le mostraré la verdad. He aquí que aún habrá tres quistador macedonio nació en Pc~la en el año 356 u.C . Su padre. Filipo.
reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas má:-. que elevó a Macedonia hasta convertirla en el estado dominame del mu~do
todo" ellos: y al hacerse fuene con sus riquezas. levantará a to- griego. A raiz de la muerte de Filipo y cuando a~nas cont~ba 20 anos
dos contra el reino de Greda ( 11 :2). de edad, Alejandro ascendió al trono de Macedom~. En el ano 3~4 ª·~. ·
el joven monarca se preparó para lanzar una fu~mantc camp~na mili-
La profecía de Daniel presenta acontecimientos históricos con tal cla- tar que lo llevó a la supremacía del poder ~undial y lo hizo se~or de un
ríd~d ~uc la critica incrédula '>C resiste a considerarlos como profecías vasto imperio. Su conquista. además de rnilnar, ~ue cultura!. La culLU'.J
a~tcnuc:K La escuela modernista considera que el autor del libro escri- griega se extendió prácticamente a todos los pa1~e., ~el Onc~te Medio
bió hcch?s que ya habí~ ocurrido." Según esta escuela. es imposible en lo que se ha llamado el movimiento de: hclenizacién Alejandro de-
que a~gu1en pudiese escribir con tanta precisión Jo que aún estaba por signó al sabio Aristóteles para que encabezara el equi.po de los maestros
ocun:r. La escuela consei:adora sostiene que Daniel escribió bajo la que enseñarían la cultura griega a los pueblos conquistados.
s~pcnntcnc.lcn~1a del Espfritu Santo. De modo que. por intervención di-
vina pudo escribir las sorprendentes profecías contenidas en el libro. Pero cuando se haya levantado. su reino sera quebrantado Y. re-
La rcvctacron dada a Daniel es designada como «la verdad» ( 'émet). partido hacia los cuatro vientos del cielo: no u sus descendien-
En ~ontraste con la opinión de la crítica que considera que el libro de tes. ni según el dominio con el que dominó; porque su remo será
Daniel es una obra cspuna, Dios declara. sin embargo, que la revelación arrancado, y será para otros fuera de ellos ( 11 :4).
es verdadera.
Si las conquistas de Alejandro fueron sorpren~ent~s y súbitas. ta~-
bién to fue su desaparición del escenario de la historia. De manera in-

206
208 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO HISTORIA DE ISRAEI. H.\SP. LOS TIEMPOS DEL FIN {11 :1-451 209

esperada y cuando se hallaba en el cenit de su brillante carrera. Ale- Al cabo de años harán alianza. y la hija del rey del sur vendrá al
jandro murió misteriosamente en la ciudad de Babilonia a Ja edad de rey del norte para hacer la pu. Pero ella no podrá retener la fuerza
33 años. Al no haber dejado heredero. el imperio greco-macedónico de su brazo ni permanecerá él, ni su brazo; porque ~.crá entrega-
fue dividido entre los cuatro famosos generales del ejército de Alejan- da ella , los que la habían traído. asinusmo su h1JO y los que
dro.' Una de las cosas positivas de Alejandro Magno fue la gran 5Ím- estabande parte de ella en aquel tiempo ( J t ·6).
paua que demostró hacia el pueblo judío. Después de Ja conxtruccién
de la ciudad de Alejandría (330 a.C.). muchos israelitas se trasladaron Ptolomeo Soter murió en el año 285 a.C. y fue ucedido en el trono
a dicha ciudad y adoptaron allí la cultura helénica. Fue allí donde años de Egipto por su hijo Ptolorneo Filadelto (283-2-1.6 a.C.). La ~lítica .de
más ta~de se traduciría el Antiguo Testamento del hebreo al griego en Ptolomeo Filadelfo (conocido también como Ptolomeo Il) hacia los JU-
la versión llamada la Septuaginta. Esa fue la Biblia generalmente usa- díos fue más favorable. fate rey mostró gran interés hacia la cultura )
da por los apóstoles. el pueblo judío. Promov 1ó la traducción del Antig~~ T~stamento del ~e-
breo al griego (la Septuaginta). Procuró la re~on:11tac16n.con los judfos
HISTORIA DE ISRAEL DESDE LA DIVISIÓN DEL IMPERIO palestinos y construyó varias ciudad~s en te~tono pales11~0 c~n,el pro-
DE ALEJANDRO HASTA ANTfoco EPÍFANES (11 :5-20) pósito de ganar la amistar y a la ver influenciar al pueblo judío. _
De los cuatro reinos en que el imperio de Alejandro tuc divrdído. dos Mientra' tanto. en Siria, Seleuco Nicator había muerto en el ano 281
guardan gran importancia en relación con la historia de Israel, a saber. a.C, y su hijo Antfoco Soter había pasado a o~upar el trono (281 -
el remo de los ptolomeos en Egipto y el de los seleucidas en Siria. Las 262
luchas con_stantes enn:e ambos reinos afectaron al pueblo de Israel que a u.C.). Pero el relato bíblico pasa por alto su remado: seguramente. po:-
veces se vio sorprendido entre dos fuegos. que no está relacionado con el des~rrollo de la_~stona de.J pue~lo J~d~o
que es el terna más claro de este capitulo. nt:spues de la muerte de Antíoco
GUERRA ENTRE LOS PTOLOMEOS Y SELEUCIDAS (11 :S-20) Soter c262 a.C.), su hijo Antioco 11 Teo asciende al ~rono ~261-~46 a.C.).
Y se hará fuerte el rey del sur. mas uno de sus pnncipes será Esre es el personaje al que Daniel 11 :6 hace especial referencia.
más fuerte que él. y se hará poderoso: su dominio será grande Según esta profecía. hubo una alianza entre el .rey del n~rte '! e.t del
( l l :5). sur. La hija de Ptolomeo Filadelfo llamada Berenice contrajo matnmo-
nio con Anuoco U Teo por el año 243 a.C. Anúoco estaba. casado con
L:acxp:C~ión «rey del su.o>.se usa para designar a Ptolomeo Soter, quien una mujer llamada Laodicea, pero se vio o~ligado a ~ivorcaarse d~e ~lla
había recibido el área de Egipto cuando el imperio de Alejandro fue di- para poder contraer matrimoni? con Be~mce. Do" ano" más la~dc (_46
vidido. En el año 323 a.C. } a raíz de la muerte de Alejandro. Ptolomeo a.C.) Ptolomeo Filadelfo munó y Anuoco abandonó a Berenice~ de
había sido designado como sátrapa en Egipto. Pero como re...ultado de nuevo tomó a Laodicea como esposa. Fue entonces cuando Laodicea.
las luchas internas que se sucedieron, en el año 301 a.C. Ptolomeo se tal ver. como venganza, ordenó la muerte de Beren~ce } a'>imj...m.o enve-
proclamó rey de Egipto y reinó hasta su muene en el año 285 a.C, nenó a su esposo. De ese modo trágico se cumplió de modo literal la
La frase «mas uno de sus príncipes» parece ser una referencia a profecía Je Daniel l 1 :6.
Seleuco 1 Nicator quien. al igual que Ptolomeo, a raíz de la muerte de
Alejandro recibió un segmento del imperio y gobernó con el título de Pero un renuevo de sus raíces se levantará sobre su trono. Y ven-
sátrapa hasta el año 304 a.c .• en que se proclamó a sí mismo rey de Siria. drá con ejército contra el re} del norte. y entrará en la fortaleza,
Por algunos años Ptolomeo Soter y Seleuco Nicator formaron una y hará en ellos a su arbitrio, y predominará ( 11 :7).
alianza para librarse del creciente poder de Antígeno, quien gobernaba
en Babilonia. Dicha alianza hizo posible que Seleuco tornase posesión El trono de Egipto fue ocupado entre los años 246 y 221 a C por
de un amplio territorio que incluía la India) Asia Menor. Eventualmen- Ptolomco l Evergetes. hermano de Bereruce, quien ~.Propuso tomar ven-
te, y como resultado de Ja derrota de Antígeno en el año 312 a.e .. Scleuco ganza contra el rey de Siria, A su vez.• el trono de Siria es oc:upadt~.ahora
incorporó a su territorio los reinos de Babilonia. Media y Siria. De modo por Seleuco Calínico (247-226 a.C.). Ptolomeo organ_1z6 u~a Invasión de
que la profecía bíblica C!'> absolutamente correcta cuando afirma que el Siria que tuvo gran éxito en su' comienzos. Pero se vio obligado a rc~-
rey del norte se baria fuerte y poderoso y su dominio sería grande. sar 3 Egip10 para aplacar una revuelta que había ocurrido en 'u ausencia.'?
210 DANIEL l EL REINO MESIANICO HISTORIA DE ISRAEL HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN (11:2~5) 211

Y aún los dioses de ellos. sus imágenes fundidas y sus objetos que no tuvo éxito, principalmente a causa de la destreza rmluar del ge-
preciosos de plata) de oro. llevará cauuv os a Egipto: ) por años neral del ejército egipcio. llamado Teodoreto. Pero Amíoco el Grande
se mantendrá él contra el re) del norte ( 1 1 :8). lanzó un segundo ataque que culminó con la captura de Seleucia y en el
año 219 a.C. también logró capturar las ciudades deliro y Tolornais. Al
El éxito de Ptolomeo Evergetes alcanzó grandes proporciones. ha ...ta parecer. el propósito principal de Antíoco el Grande cm la captura de
tal pun~o 9ue logró transportar a Egipto un botín de gran valor. inclu- Palestina. que por varios años había estado en manos del rey de Egipto.
yendo irnagenes y objetos que el rey persa. Cambises. había sustrafdo A través de las intensas luchas entre los ejércnos de Siria ) Egipto. el
de Egipto en el afio 525 a.C. pueblo judío sufría los embates de la guerra sin importar de qué lado
. La expresión .. y por años se mantendrá él contra el rey del norte». estuv tese la victoria.
literalmente sigmfica que por algunos años no habría guerra entre am-
bos reyes. Eso se debió a que en el año 241 Ptolomeo y Seleuco firma- Y al llevarse él la multitud. se elevará su corazón y derribará a
'"?n un a~u_erdo de paz.12 Ambos reyes reconocieron que su'> reinos habían muchos millares: mas no prevalecerá. Y el rey del norte volverá
ido debilitados por guerras hasta cierto punto innecesarias y decidieron a poner en campaña una multitud mayor que la primera. y al cabo
hacer la' pace .... de algunos años vendrá apresuradamente con gran ejército y con
muchas riquezas ( 11: 12-l 3 ).
Así entrará en el reino el rey del sur. y volverá a su tierra ( 11 :9).
El rey del sur (Egipto). contemporáneo con Antioco el Grande. era
La traducción que de ese versfculo aparece en la versión Rema-Va Ptolomeo IV Filopator (221-203 a.C.). caracterizado por ser indolente y
lera no e . . del todo clara. En el original dice •Y uno vendrá comra el voluble. Ptolomeo IV prácucamerue abandonó lo-, asuntos de su reina-
remo d~I rey del sur, pero _él regresará a ... u tierra». Lo que este do y los dejó en manos de su primer ministro. Sosibío. entregándose a
versículo -.u- giere es que. en una fecha posterior; Seleuco hizo un los placeres. 135 artes y las religiones de misteno, •~A pesar de su indo-
intento por recupe- rar parte de lo que había perdido en su primera lencia. Ptolomeo reunió un ejército de uno' 70.000 hombres y 73 ele-
guerra contra Ptolomeo Eve.rgctes. Este intento terminé en Iracaso j fantes. Por su parte Antíoco el Grande había reunido un ejército de cerca
Seleuco tuvo que regre...ar a de 70.000 hombres y 103 elefantes. El encuentro bélico tuvo lugar en
'u uerra con las manos vacías.'! Rafia. El ejército de Anúoco fue derrotado decisivamente por las fuer-
zas de Ptolomeo. Como lo indica el versículo 13. Antíoco no se conten-
Mas l.~s ~ijos de aquél se airarán. y reunirán multitud de gran- tó con aqueUa derrota. En los años subsiguientes el rey del norte hizo
des ejercuos: y vendrá apresuradamente e inundará y pasará los preparativos necesarios para vengarse E1 momento adecuado pare-
adelante: luego volverá y llevará la guerra hasta su fortaleza. Por ce haber sido la muerte de Ptolorneo IV Filopator, en el año 203 a.C
lo cual se enfurecerá el rey del sur, y saldrá y peleará contra el Aprovechando que el sucesor de Ptolomeo era su pequeño hijo de unos
rey del none: y pondrá en campaña mulurud grande. y toda aque- cinco años de edad. Antíoco inició su campaña contra Egipto. Et regre-
lla multitud será entregada en su mano ( 11: J0-1 l). so de Anúoco ocurrió unos 14 años después de ta derrota en Rafia. El
cumpltmiento de estas profecías demuestra sin lugar a duda la exacta
Lo que Selcuco fue incapaz de conseguir. sus hijos trataron de reali- fidelidad de ta Palabra de Dios.
zar, A su muerte en el año 226 a.C .. Seleuco Calínico dejó dos hijos. El
ma~or de ellos. Scleuco 111 C~rauno, reinó entre 226-223 a.c.. pero des- En aqueUos tiempos se levantarán muchos contra el rey del sur;
pues de su breve reinado munó durante una campaña militar en el Asia y hombres turbulentos de tu pueblo se levantarán para cumplir
Menor Fue así que ~nlíoco el Grande. hijo menor de Seleuco Calínico. la visrón, pero ellos caerán. Vendrá, pues, el rey del norte, y le-
ocupó el trono d~ Sina entre los años 223 al 187 a.c. Con el propósito vantará baluartes. y Lomará la ciudad fuerte; y las fuerzas del
de consohdar su trnpeno que sufría de la fragmentación producida por sur no podrán sostenerse. ni sus tropas escogida'>. porque no
1~~ confhctos amenores. Antíoco el Grande comenzó la «cuarta habrá fuerzas para resistír ( 11.14-1 S ).
guerra sina» contra Ptolomeo IV, Filopator, quien gobernaba en
Egipto.
El primer esfuerzo belico de Aruíoco fue un ataque contra el Líbano
....
212 DA~IEL ~ EL Rf/,\'O MESIÁNICO HISTORIA DE ISRML HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN (11-2--HJ 213

La oposición contra el re} del sur (Ptolorneo IV Filoparor) adquirió que Ptolomeo sólo contaba 1 O años de edad en el 197 a.C. La ~xpresión
fuerza, En el año 202 a.C; Antíoco pactó con Filipo V de Macedonia. u «hija de mujeres» se refiere a la categoría de Cleopatra y posiblemente
Por medio del mencionado pacto. ambos monarcas habían acordado a su belleza y juventud 19 La estratagema de Anáoco fue un rotundo fra-
repartirse a Egipto entre los dos. caso, ya que ni aún su hija. Cleopatra, se prestó a cooperar con él.
La expresión «hombre'> turbulentos de tu pueblo» es una referencia a El próximo paso de Antíoco fue invadir las_ islas del M3! Egeo. Se-
judíos que también se habían organizado en contra de PtoJomeo J\'. Es- guidamente. emprendió una campaña en el Asia Menor y aun panes de
tos judíos habían bu ...cado el favor de Antioco y ahora se confabulaban Grecia. En el año 196 a C .• Antioco fue asistido por Aníbal el cartagi-
en contra de Ptolomeo, posiblemente resentidos por el hecho de que con nés. quien después de haber sido derrotado por los romanos había bus-
la excepción de l4 años, Palestina había permanecido bajo el control de cado refugio en el oriente. El «príncipe que hará ces~ su af~enta» pai:ece
Jos piolomeos desde los tiempos de Alejandro Magno. referirse a Lucio Camelio Escipién, llamado también Escipión Africa-
La frase «para cumplir la visión» sugiere que aquellos que se opusie- no." En el otoño del año 190 a.C, Antíoco fue derrota.do en la batalla de
ron a Ptolomeo pretendían cumplir las profecías de Daniel. De ser asf, Magnesia. Como resultado de la derrota. cedió una gran cantidad_ de te-
ello indicaría que el libro de Daniel era va ampliamente conocido a fi. rritorio, entregó los elefantes de guerra y los barcos con excepción de
nes del siglo 1 1 a.c. · diez y pagó un total de 15.000 talentos." Ademés.se comprometía a no
Parece ser que la información del versículo 14 es un paréntesis y que atacar a tos aliados de Roma. Después de haber sufrido tan aplastante
el versículo 15 continúa el relato que aparece en el 13. La venida del rey derrota, Antfoco regresó a su tierra y murió en el año 187 a.c.
del norte se refiere a la campaña iniciada en el año 202 a.C cuando
Antí?Co invadió Gaza." En su ataque inicial Antfoco logró la captura Y se levantará en su lugar uno que hará pasar un cobrador de
de Sidén y Paneas. Las fuerzas egipcias parecían impotente ... contra lo tri bucos por la gloria del reino. Pero en pocos días será quebran-
avances del rey del norte. tado. aunque no en ira. ni en batalla ( J 1 :20).

Y el que vendrá contra él. hará su voluntad, y no habrá quien se El sucesor de Antíoco el Grande fue su hijo, Seleuco lV Filopator,
le pueda enfrentar; y estará en Ja tierra gloriosa. Ja cual será con- quien reinó desde el 187 al 176 a.e Este rey fue n~co~o ~r haber en-
sumida en ... u poder. Afirmará luego su rostro para venir con eJ viado cobradores de impuestos a través de sus temtonos. Una razón
podc~.de lodo _su reino: y har.i con aquel convenios. y le dará por la que estos impuestos eran necesarios radica.ha en la deuda que
una hija de mujeres para de ..truirle; pero no permanecerá, ni ten- Anúoco el Grande había contraído con Roma. El remado de Seleuc? IV
drá éxito, Volverá después su rostro a las costas, y tomará mu- Filopator duró un cota! de once años, habiendo muerto de manera miste·
chos; mas un príncipe hará cesar su afrenta. y aun hará volver riosa,"
sobre él su oprobio. Luego volverá su rostro a las fortalezas de Por más de siglo y medio después de la muerte de Alejandro Magno.
su tierra: mas tropezará y caerá. y no será hallado ( 11 : 16-19). el Medio Oriente había sido el escenario de las luchas bélicas entre sus
sucesores. Palestina se vio afectada directamente por las pugnas entre el
la frase «el que vendrá contra él» e una referencia a Aruíoco el Gran- rey del norte (Siria) y el del sur (Egipto). Pero aún faltaba el peor de
d~. q~ien n~ tan so!~eme pudo humillar a los egipcios sino que tarn- todos los períodos de esa época. a saber, la carrera de Antíoco IV
b1~n invadió co~ exuo Palestina («la tierra gloriosa» ). Los judíos. Epífanes.
ev1~entcmente. vieron con buenos ojos el cambio de gobierno." fata in-
vasión de Palesuna fue acompañada de la correspondiente desuuccron LA HISTORIA DE ISRAEL EN TIEMPOS
y del sufrimiento de los habitantes de la tierra. DE ANTfOCO rv EP(FANES (11 :21-35)
Despué~ de establec~r su dominio sobre Palestina, Antíoco planeó Y le sucederá en su lugar un hombre despreciable. al cual _no
hace_r lo rrusmo c_on Egipto. pero no ya usando la fuerza, sino la diplo- darán la honra del reino; pero vendrá rn av Í!'O} tomará el remo
mac~a. A~tfocu hizo_ una e ...pecie de conv enio con Ptolomeo V Epífanes con halagos ( l 1 :21 ).
que lncluía el ca ...armento de Cleopatra, hija de Anuoco, con Ptolomeo.P
Aunque el convenio fue pactado por el año 197 a.c ..la boda no se efec- A raíz de Ja muerte de Seleuco rv.
el trono de Siria fue ocupado por
tuó hasta el año 193 a C Una de las razones del retraso era. sin duda. su hermano Antíoco IV Epífanes, quien comenzó a reinar a la edad de
n..:o 2\5
214 D~S/El r EL REINO .\1ES/,(,Nlco HISTORIA DE 15RAH HASTA LOSnfMPOS DEL r:!-45)

40 años. Al ascender al crono en el año 175 a.C .. encontró un remo ines- Estando la provincia en paz y en abundancia. entrará Y hará lo
table y las arcas del tesoro vacías.21 También, Antíoco IV comenzó un que no hicieron sus padres. ni los padres de sus padres: botín,
vigoroso programa de helenización con miras a promover la unificación despojos ) riquezas repartirá a sus soldados: > contra las forta-
de sus dominios. La persona > el carácter de Antíoco IV Epífane • evi- lezas formará sus designios; y esto por un uernpo ( l l ·24)
dentemente. eran tan contrarias a las normas divinas, que 'e le llama
«hombre despreciable». Este es el mismo personaje que aparece en Da- Uno de los métodos de Anuoco Epífanes era atacar ~r sory:>resa. l:"1
niel 8:9-14 y el que se le identifica también como «Un cuerno pequeño» ex.presión «estando la provincia ~n paz y en ~bundancta>> quiere decir
porque su comportamiento fue un anticipo de las actuaciones del que el territorio estaba «en seguridad», es decir. cuando no s~ esperaba
anucnsro escatológico. ataque militar de clase alguna. El libro de 1° Macabeos describe la poh ·
La «bonra del reino». en verdad, no pertenecía a Antíoco sino al hijo rica de Antíoco Epífanes de este modo:
de Seleuco Filopator, Dernetno Soter, pero haciendo uso de su habili-
dad para engañar. Annoco IV Epífanes se apoderó del trono. Como afir- Se conmovió la tierra por la consternación de sus moradores, Y
ma el texto. el nuevo rey «vino sin aviso» y tomó el poder «con halagos», toda la casa de Israel quedó cubierta de confusión. Pasados dos
literalmente significa «con intrigas». De modo que Antíoco IV Epffanes años. envió el rey al jefe de los tributos a las ciudades de Judá Y
no terna escrúpulos al momento de actuar. Todo le estaba permitido siem- a Jerusalén con numerosas tropas. y con falsía les habló pal~-
pre y cuando promoviese sus mtere es personales. bras de paz. en la'> que ellos creyeron. Pero de repen_te se arrojó
sobre la ciudad. causando en ella gran estrago y haciendo pere-
Las fuerzas enemigas serán barndas delante de él como con inun- cer a muchos del pueblo de Israel."
dación de aguas; serán del todo destruidos, junto con el prínci-
pe del pacto. Y después del pacto con él, engañará y subirá. y La sagacidad de Antíoco Epifanes.era. cvidentem~~lí!, sin paralelo en
saldrá vencedor con poca gente ( 11 :22-33 ). la historia de Siria. t\1 sus padres ni su" abue!os hic1.ero~ 1~ que él se
había atrevido a hacer. No obstante. la "-Oberam~ de Dios l~mlla los des-
S1 las guerras anteriores habían sido de' astadoras, las de los uempos manes de Anuoco cuando dice: .. y esto por un uempo». Dios pu o fin a
de Antíoco IV aún más.25 El rey del norte logró reunir un ejército consi- su debido tiempo al rey soberbio ) despreciable.
derable de modo que, como dice el texto. «las fuerzas enemigas serán
barridas delante de él como con inundación Je aguas». La expresión «el y despertará sus fuerzas > su ardor contra el rey del sur con gran
príncipe del pacto» es uo tanto dificil de identificar. Algunos han suge- ejercito: y el rey del sur ..e empeñará en _la guerra con grande y
rido que se refiere a Ptolorneo Filornetor," mientras que otros creen que muy fuerte ejército: mas no prevalecer'ci. porque le harán trai-
se refiere a la muerte de Onias UI, el sumo sacerdote, asesinado en el ción (11 25 ).
año 171 a.C.? John F. WaJvoord observa que la palabra «pacto» se usa
en 11 :28, 30. 32 con referencia al pueblo de Israel." De modo que es Uno de los .. ueños de Antíoco IV Epífanes era posesionarse de Egip-
más lógico pensar que la expresión .. príncipe del pacto- se refiera al re- to De ese modo ururía su territorio por medio de Palestina a 1~ vasta
presentante legal de la nación de aquel tiempo. Dicha persona era el sumo región de Egipto. Este versículo describe la Invasión de Egipto ejecuta-
sacerdote. r da por Anúoco en la pnmavera del año 168 a.c.~!~)' del sur era a la
La frase ~y después del pacto con él» debía traducirse «desde el mo- sazón Ptolomeo Filometor. Este preparó un gran eJerctto para en~entar-
mento que se unieron con él». La palabra «pacto» en dicha frase no es se con Antíoco, pero fue traicionado por sus propios hijos (sobrinos de
berit, sino el verbo habar, que significa «asociarse» o «unirse» con al- Anúoco Epífanes). Sin embargo. Anuoco tuvo que enfr~ntarse al pode·
guien. Es posible que la referencia sea a la actitud de Anúoco IV Epifanes rio romano. El gobierno de Roma. considerando el peligro. que repre-
hacia Egipto. Al principio de su reinado. Antioco ofreció amistad al rey sentaba la caída de Egipt~ en manos de Ant~oc~ ~~ífanes, dio a éste un
del sur (debe recordarse que! et re> estaba casado con Cleopatra, herma- ultimátum para que 'e retuase de aquel terntono. . •
na de Antfoco). Pero, evidentemente. el malvado rey no era capaz de Los versicuíos 26 y 27 describen el acuerdo entre Anttoco Ep1fane<. Y
mantener sus promesas. sus sobrinos Ptolomco VI y Ptolomeo Vil Evergete~. Pei;> el plan frac~-
só a causa de la intervención romana Fue así como Antíoco se propuso
216 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO HISTORIA DE ISRAEL HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN (1 l:l·45J 217

retener a toda costa la tierra de Palestina. AqueJ territorio le servía de Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santua-
protección paro cualquier ataque futuro por parte del rey del sur y al rio y la fortaleza. y quitarán el continuo sacnficio. y pondrán la
mismo uempo le servía de plataf onna para lanzar sus propios ataques. abominación desoladora ( 1 1 :3 l ).

Y volverá a su tierra con gran riqueza. y su corazón será contra El insólito ataque de Anuoco Epffanes no doblegó el espíritu de los
el pacto santo: hará su voluntad y volverá a su tierra ( 11·28) judíos fieles. Al contrano. Ja persecución hizo que muchos se unieran
para dar corruenzo a lo que se conoce como la guerra de los macabeos.
La presión ejercida por el creciente poderío romano hizo que Antfoco El líder del movimiento contra Anúoco fue un anciano sacerdote llama-
regresara a Siria. no ,¡n antes llevar consigo mucha riqueza de Egipto do Matatías. El fiel sacerdote no sólo rehusó la orden de ofrecer sacrifi-
(vvolverá con gran riqueza»), Pero, seguramente. resentido por su Ira- cios a un dios pagano. sino que dio muerte al emisario real y destruyó el
Ca! o en Egipto y sabiendo que en su ausencia los judíos habían tratado altar. 4 Seguidamente Matatías y sus hijos (Juan. Simón. Judas. Eleazar
de rebelarse contra su autoridad. Antíoco Epífanes. de paso por Jeru ...a- ) Jonaian) organizaron una guerra de guerrillas que comenzó a causar
lén, aprovechó que los judíos estaban adorando durante el día de reposo serios estragos entre las fuerzas de Antfoco,
y ordenó indiscriminadamente la muen.e de mujeres y niños. También
se llevó gran parte de los utensilios del templo."
año
En el 166 a.c.. sólo unos meses después de comenzada la guerra.
Matatías murió y uno de us hijos, Judas, le sucedió como líder del rno-
vimiento. Aniíoco pensaba que su ejército aplastaría la rebelión en un
Al tiempo señalado volverá al sur: mas no erá la postrera veni- corto tiempo. pero se equivocaba. El ejército sirio sufrió derrota tras
da como la primera. Porque vendrán contra él naves de Quitim, derrota. En diciembre del año 164 a.C .. el ejército de los macabeo mar-
y él se contristará. y volverá, ~ se enojará contra el pacto santo, chó triunfante por las calles de Jerusalén. El 25 de diciembre de este año
y hará según <",U volumad; volverá, pues. y se entenderá con loo; el templo fue purificado y rededicado el culto a Yahveh,
que abandonen el pacto santo ( 11 :29-30). Lo esfuerzo de Anúoco por conseguir que un número de judíos trai-
cionara aJ pacto ( 11 :32) fracasaron ante et empuje y la fidelidad de aque-
La expresión «el tiempo señalado» se refiere a la segunda inva....ión con- llos descritos com «el pueblo que conoce a su Dios», fa evidente que
tra Egipto planeada por AnLíoco Epífanes y llevada a cabo en el año 168 hubo un esfuerzo concentrado de parte de los maestros ch: Israel, llama-
a.C.3l fata vez, sin embargo, Antíoco corrió peor suene. Las «naves de dos «los sabios del pueblo» para animar al remanente fiel ( 11 :33 ). Como
Quitim» se refieren a barcos de guerra procedentes de Chipre. Es muy posi- el versículo 33 sugiere. muchos pagaron con sus vidas. pero permane-
ble que Amíoco ni siquiera ofreciese combate. smo que se retirase a tiempo. cieron fieles a la ley de Dios.
Fue durante esa retirada cuando Antíoco Epffanes de nuevo pasó por
Palestina. Lleno de ira y enojo a causa de su fracaso. Antíoco la empren- Y en su caída serán ayudados de pequeño socorro: y muchos se
dió contra los judíos. Su propósito era destruir completamente el siste- juntarán a ellos con lisonjas. También algunos de los sabios cae-
ma de adoración de los judíos. El 16 de diciembre del año 167 a.c .. el rán para ser depurados y limpiados y emblanquecidos, hasta el
soberbio monarca erigió un altar al dios Zeus en el sitio donde estaba el tiempo determinado: porque aún para esto hay plazo ( l l :34-35)
altar del holocausto y ofreció un cerdo a dicha divinidad pagana. Los
judíos fieles no se doblegaron a los deseos de Antíoco. Pero hubo algu- Los que sufrieron persecución en tiempos de Antíoco Epífanes cier-
nos que traicionaron su religión y a esos se les llama «los que abando- rarnenre recibieron el consuelo y la ayuda de los que luchaban de parte
nan el pacto santo». Seguramente, a esos judíos traidores es a los que se de Judas Macabeo. La frase «muchos se juntarán a ellos con lisonjas» es
refería el autor de 1° Macabeos 1 :43-45. cuando escribió'. una clara referencia a los apóstatas que solamente buscaban la protec-
ción de sus vidas físicas, pero carecían de convicciones religiosas. Aque-
El rey Antioco publicó un decreto en todo su reino de que todos llos sufrimientos )' persecuciones redundarían en una depuració~ Y un
formasen un solo pueblo, dejando cada uno sus peculiares le· lirnpiamiento de la nación. La bendición de Dios para c~n t_n n~c1ón de
yes. Todas las naciones se avinieron a la disposición del re}'. Israel. aún en el tiempo futuro. está relacionada con el limpiarniento de
Muchos de Israel se acomodaron a este culto. sacrificando a Jos los inicuos )' rebeldes (Zac. 13:8-9). Al estudiar estas profecías toca~tc
ídolos y profanando el sábado. a la persona de Anúoco IV Epífanes, a las que la Palabra de Dios dedica
216 DA MfL Y EL REINO MESIANICO HISTORIA DE ISRAEL HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN (11:1-4SJ 219

un total de quince versículos. no es difícil ver por qué este hombre es un queño que crece entre los diez cuernos del cuarto imperio mun-
prototipo del anucristo escatológico. Su odio hacia el pueblo judío. su dial, y es descnto en el capítulo 9:26 como nágid habbá ', u ene
desafío a la misma Persona de Dios. sus engaños e imquidades y su pro- que ser introducido como un nuevo sujeto en e) versículo 36. 1
fanación del templo de Yahveh. Todo esto presagia lo que aún ha de ocu-
rrir cuando el hijo de perdición aparezca en el escenario de Ja historia. Otro escritor arnilenarista. H.C. Leupold, ha hecho la siguiente afir-
mación tocante al pasaje en cuestión:
El MISTERIOSO PERSONAJE DE DANIEL {11 :36-45)
Otro de los pasajes más controvertidos del libro de Daniel es, sin duda, Las posibilidades implicadas son estas: esta sección se refiere a
el que aparece en 11:36-45. El problema que ha ocupado Ja atención de Antíoco Epíf anes. o es una sección que de manera general e'>
exégeias de 1'1! distintas escuelas de pensamiento es la identificación del típica del anticristo. o es una profecía directa tocante al anticristo.
personaje que constituye el sujeto de este pasaje. El profesor Edward J. Nos adherimos a Ja última de estas posiciones porque ofrece el
Young reconoce Ja exrstencia de ocho interpretaciones distintas tocante menor número de dificultades cuando se considera en su totah-
a esta cuestión 's El hecho de que hayan existido y aún existan distintos dad."
puntos de vista en cuanto a la identificación de este personaje," hace
que la siguiente afirmación del escritor español José Grau sea un tamo De modo que comentaristas y teólogos desde Jerónimo (siglo~ d.C.),
pueril: Lutero (siglo xvr d.C.). Kliefoth (siglo xtx d.C.) hasta Leupold (siglo xx
d.C.), ninguno de ellos prernilenarista o dispensacionalista. ve en este
El cúmulo de testimonios históricos que corroboran ta identifi- pasaje una profecía directamente relacionada con I~ persona del anucnsto.
cación del personaje de Daniel 11 con Herodes el Grande es tan fa decir. que todos esos eruditos reconocen la existencia de un parén~e-
enorme que ello no sólo hace inevitable esta interpretación. sino sis que ya rebasa dos milenios de tiempo entre J?aniel 11 :35 y Daniel
que invalida las demás." 11 :36. Ciertamente. ninguno de los teólogos mencionados podrá ser acu-
vado de haber ido prejuiciado por Scofield ni por ningún otro
El punto de vista que favorece la identificación del personaje de Da- díspeosacionahsta.
niel 11 :35-36 con Herodes el Grande fue promovido por Philip Mauro. De ahí que resulte un tanto desajustada de la realidad > tendente a
teólogo de persuasión amilenarista, hace má-.. de una generación. Según confundir al lector Ja afirmación hecha por José Grau cuando escribe:
Walvoord esa es una de las iruerpretaciones que ha caído en desuso por
carecer de base exegética e histórica. 1" La teoría de un abismo de siglos. y aún de milenios entre el ver-
El notable exégeta C F Keil. también de la escuela amilenarista, ha sículo 34 l35] y el versículo 35 (361. teoría popularizada en nues-
escrito lo siguiente: tros días por el señor Scofield y. más recienter_nente, por. la
literatura de escaiologia ficción que escribe Hal Lindsey, obliga
Tocante al rey cuya carrera hasta su final es descrita en los a traspasar en bloque todo el resto de la profecía (incluyendo la
versículos 36-45. las opiniones de los intérprete difieren. Si- parte que abarca el capítulo 12) a .un ~uturo que es el.del fin del
guiendo el ejemplo de Porfirio. Efraim Siro y Gronno. casi to- mundo. y no al término de la nación Judía, como exige el con·
dos los intérpretes modernos encuentran predicha aquí solamente texto del libro de Daniel."
una descripción de la conducta de Antfoco Epífanes hasta el tiem-
po de su destrucción; intérpretes creyentes como C.B. Michalis Uno se pregunta por qué un escritor bien documentado c~mo lo es Grau,
Havernick, y otros. consideran el pasaje en su totalidad como omite el hecho de que escritores de distintas épocas y de diferentes e~cue-
teniendo una referencia típica al anticristo. Por el contrario, Je- las de interpretación también han reconocido la existencia de un «abismo
rónimo. Teodoreto, Ecolampadio. Osrander, Calvino, Geier, y de siglos» de separación entre los men~1onados ver:sículos. ~ más, mu-
extensamente Kliefoth, interpretan esta sección como una pro- chos de esos intérprete son de reputación establecida cuya literatura en
fecía directa referente al anticristo: según esta. hantmelek; ver- ningún modo puede ser considerada como •escai;otogía ficción:. sino que
sículo 36, no representa a Antíoco Epifanes, sino al príncipe. i.e .. son autores de obras clásicas. Parece ser que 0JIUS1ones como estas resul-
el anticristo. quien es prof erizado bajo la figura del cuerno pe- tan del repudio hecho por Grau a la interpretación ctispen..acionalista de la
220 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO HISTORIA DE /SRAEL HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN (11 :2-45) 221

Biblia y ese repudio lo ha llevado a hacer afirmaciones que distan mucho dad como del presente, afirman que un nuevo sujeto es introducido en el
de la realidad. Por ejemplo, en su obra Escatología: Final de los tiempos, versículo 36.46
Grau ofrece una cita de un libro escrito por David McPherson. En dicha El versículo comienza con la expresión «... y el rey... » (hammelek).
cita se hace una referencia al Seminario Teológico de Dallas y luego se Debe notarse la presencia del artículo determinado que ciertamente marca
añade entre paréntesis «el único seminario en el mundo donde se enseña una transición entre el pasaje presente y el anterior (11 :20-35). James
la interpretación dispensacionalista de la Biblia»." Montgomery trata de probar que «el rey» en cuestión no es otro que
La mencionada declaración, que aparece entre paréntesis, constituye Anúoco Epífanes." Por otra parte. Philip Mauro (seguido por Grau) tra-
una cuestión bastante seria. Primeramente, porque tal paréntesis con se- ta de probar que la profecía fue cumplida por Herodes el Grande.48
mejante contenido no aparece en la obra de David McPberson. De modo En defensa de que la profecíafue cumplida en la persona de Herodes
que si fue añadida por alguna razón, se debió de haber indicado así. Pero, el Grande, José Grau afirma:
en segundo lugar, lo cierto es que el Seminario Teológico de Dallas no
es el único en el mundo que enseña La interpretación dispensacionalista La Escritura no habla de ningún rey que se levante en el tiempo
de la Biblia. 43 Una caballerosa rectificación de la referida interpolación del fin de esta presente edad y que responda a todos los detalles
se hace necesaria para beneficio tanto del escritor como del lector. con que se le describe en esta profecía.49
De modo que interpretar el pasaje de Daniel 11 :35-45 como escato-
lógico, no es cuestión que pertenezca a la idiosincrasia de estudiantes Esa declaración de Grau necesita ser analizada con cuidado. Prime-
superficiales de las Escrituras, ni tampoco es algo característico de los ramente, la Escritura si habla de un rey que se levantará en el tiempo
seguidores de una escuela teológica determinada. Es más, según el dis- del fin de esta presente edad. Por ejemplo, en Daniel 7:24 se nos dice:
tinguido profesor Edward J. Young, la interpretación que identifica el «Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarándiez re-
personaje de Daniel 11 :36-45 con el anticristo «puede ser Uamada la yes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros,
interpretación tradicional de la Iglesia Cristiana. Fue abogada por Jeró- y a tres reyes derribará». Ese cuerno pequeño a quien expositores como
nimo, y en esto ha sido seguido por muchos»." Young'" y Leupold" identifican como el anticristo del fin de los tiem-
Para resumir, aunque existan algunos puntos de correspondenciaen- pos es específicamente llamado «rey».
tre el personaje de Daniel 11 :36-45 y algunos líderes del pasado tales En segundo lugar. nótese que José Grau establece un círculo vicioso
como Antíoco Epífanes, Herodes el Grande, Augusto César y otros, lo cuando dice que «la Escritura no habla de ningún rey... que responde a
cierto es que ninguno cumple con exactitud la profecía descrita en el todos los detalles con que se le describe en esta profecía». ¿Por qué ra-
mencionado pasaje. Esto ha hecho que teólogos de reconocida solven- zón, si esta es una profecía, tiene la Escritura que mencionar otro pasaje
cia, como los ya mencionados, entre los que se cuentan tanto que responda a todos los detalles con que se describe en esta profecía?
amilenaristas como prernilenaristas prefieran ver en Daniel 11 :36-45 una ¿Podría afirmarse categóricamente que Herodes el Grande cumplió «en
profecía tocante al anticristo escatológico. todos los detalles» la profecía de Daniel l l :36-45? Pruebade que la teoría
de que Herodes el Grande cumplió la mencionada profecía es defectuo-
UNA DESCRIPCIÓN DEL CARÁCTER sa puede verse en el hecho de que apenas ha tenido seguidores. Incluso,
DEL REY SOBERBIO DE DANIEL (11 :36-39) el mismo profesor Young la considera como «una interpretación forza-
Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandece- da» .52 Lo cierto es que Herodes el Grande en ningún sentido cumplió
rá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablará mara- todos los detalles de la profecía de esta porción bíblica, aunque al igual
villas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo que Antíoco Epffanes, pudiera ser considerado como un precursor del
determinado se cumplirá ( 11 :36). anticristo escatológico.
El pasajedice que «el rey hará su voluntad». O sea, que hará lo que le
Los intérpretes que ven esta profecíacumplida en la persona de Antíoco plazca. Además, «Se ensoberbecerá», es decir. promoverá su propia per-
Epífanes afmnanque no existe ninguna transición entre los versículos 35 sona elevándose por encima de los demás. Estas dos características fue-
y 36, sino que es todo un relato continuo. O sea, que el sujeto en cuestión ron demostradas por hombres como Alejandro Magno, Antioco Epífanes,
del pasaje de 11:36-45 es el mismo de los versículos anteriores." Herodes el Grande, Augusto César y otros. Pero en los últimos tiempos
En contraste con esta postura, muchos intérpretes tanto de la antigüe- alcanzarán un grado máximo en la persona del anticristo."
222 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO HISTORIA OE 15RAfL HASTA LOS TIEMPOS DEL F/\ t 11:2-151 223
-
También el pasaje dice que el personaje aludido aquí •1-.e engrandecerá Según este texto. hay tres cosas que «el rey soberbio>, despreciará: (
sobre todo dios». Esa declaración no se cumplió en la per-cna de Antioco 1) el Dios de sus padres; (2) el amor de las mujeres, y (3) dios alguno.
Epifanes. Como sabernos, Aruíoco era un adorador del dios griego Zeus Esta descripción no armoniza con el comportamiento de Antíoco Epííane,
Tampoco Herodes el Grande cumplió este aspecto de la profecía. a pesar ni tampoco con el de Herodes el Grande. La expresión «el Dios de \US
de que Grau, ~ siguiendc a Mauro. sugiere que dicha frase podría traducirse: padres- ha sido aplicada para tratar de demostrar el posible origen judío
«Se engrandecerá sobre toda potestad o gobierno», aludiendo que tal de- del anucnsto. y también para tratar que el origen idumeo de Herodes el
claración se refiere al despotismo de Herodes." Pero como ya se ha indi- Grande dio cumplínuento a esta profecía. Ambos esfuerzos han encon-
cado. Young considera que esa es una interpretación forzada del texto aún trado sus dificultades exegéticas. Una dificultad es que la palabra «Dios»
admitiendo que Herodes fue despótico en extremo." es elohim y no yahveh. fa más, tanto Leupold" como Young," traducen
Una interpretación más armoniosa con el tenor general de las Escri- la frase «los dioses de sus padres». reconociendo que esa es la posible
turas sería tomar esa referencia como el cumplimiento de lo que Pablo idea del texto. En cuanto a la posibilidad de que Herodes cumpliese esta
dice en 2ª Tesalonicenses 2:4. tocante al anticristo futuro: «El cual se profecía. debe recordarse que el personaje de esta profecía «sobre todo
opone ) se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto. se engrandecerá» ( «se engrandecerá sobre todas las cosas»). En el caso
tanto que se sienta en el templo de Dios, como Dios. haciéndose pa ar de Herodes. aunque promovió su propia persona. Jo cierto es que el rey
por Dios». Estando en el cenit de ..u carrera. el rev «contra el Dios idumeo. en el último análisis. estaba sujeto a Ja autoridad del emperador
de los dioses hablará maravillas» y «hablará cosas sorprendente », La de Roma. Es más. Herodes se vio obligado a promover Ja adoración del
pa- labra traducida «hablará maravillas» procede del verbo pala ) es la César
for- ma nifal, participio que literalmente significa «hablar cosas En cuanto a la expresión «ni el amor de las mujeres». debe observar-
horribles». se que esa frase podría traducirse: «no dará atención al deseo de las mu-
«hablar cosas increfbles». -hablar cosas sorprendentes». O, como dice jeres»." Philip Mauro pretende hacer referir dicha frase a Cristo." Pero
Young, «cosas que debido a su carácter blasfemo causaran profunda sor- como dice Young, ese punto de vista debe ser rechazado por estar basa-
presa». 57 Decir que este aspecto de la profecía fue cumplido por Herodes do en la suposición de que la frase «el deseo de las mujeres» se refiere a
cuando ordenó la matanza de los niños de dos años para abajo es histó- algo que las mujeres desean."
rica y exegéticamente insostenible. Herodes mandó matar a todos los La tercera frase. «ni respetará a dios alguno porque sobre todos se
niños porque se vio burlado por los magos y en su temor dio aquella engrandecerá». indica el completo desafío que el personaje de esta pro-
orde~ nefasta. Mientras que la profecía aquí relatada describe a alguien fecía hace de Dios. No tan solamente rehúsa someterse al Dios o dioses
que tien~ tanto poder que desafía al mismo Dios. El texto dice que este de '>US padres. smo que rotundamente rechaza someterse a cualquier dei-
personaje «hablará cosas monstruosas contra el Dios de los dioses» dad. Como afirma Edward Young: -Esto ciertamente no fue verdad de
Como afirma H.C. Leupold, «Oposición tan amarga yace en el mismo Anúoco Epífanes, ni tampoco de Herodes. La razón del porqué este rey
nombre que el Nuevo Testamento da a este personaje: Anticristo. esto no tiene respeto por dios alguno es que él se eleva por encima de todos
es, "en contra de" el Cnsto»." La blasfemia del .. re)' soberbios- j su ca- ellos»."
rrera contra Dios llegará a su fin mediante la soberana intervención de Ningún personaje hasta el presente ha cumplido este aspecto de la
Dios. Este personaje «prosperará hasta que sea consumada la ira: por- profecía de Daniel 11 :36-45. De modo que si ha de haber un cumpli-
que lo determinado se cumplirá». fa decir. su prosperidad y aparente miento literal de la misma.y no hay duda de que lo habrá. éste tiene que
éx110 terminarán con el derramamiento de la ira de Dios. Tal corno ocu- ser aún futuro.
rre con el cuerno pequeño de Daniel 7. con la bestia de Apocalipsis 13 y
con ~I hijo de perdición de 2 Tesalonicenses 2. así ocurrirá al «rey so- Mas honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus
berbio». Su destrucción será el resultado de la intervención sobrenatu- padres no conocieron: lo honrará con oro y plata, con piedras
ral del Señor cuando venga en su gloria. preciosas y con cosas de gran precio. Con un dios ajeno se hará
de la.' fortalezas más inexpugnables. y colmará de honores a los
Del Dios de sus padres no hará caso. ni del amor de las mujeres: que le reconozcan. y por precio repartirá la tierra ( 11:38-39).
ru respetará n dio-; alguno. porque sobre todos se engrandecerá
(l l 37)
224 DANIEL Y fL RC/NO MESIÁNICO HISTORIA DE /SRAEL HASTA LOS TIEMPOS DCL FIN (11 :2-45) 225

~I versículo 38 muestra un interesante contraste. «EJ rey soberbio» "Jad al .. rev soberbio», lo cierto es que ninguno de ellos ha cumplido en
VI ,, } • '6 de .
rehusa reconocer a dios alguno o dioses. pero «en su fugan. (el «!>U» es io dos los det alles la profecía en cuestión. Esta es a ~pm 1 n expositores
plural en el original). es decir. en lugar de cualquier dios o dio es.. este de reconocida solvencia como Culver, ~deNln~ Keil, Leupold, Walvoord.
personaje «honrará al dios de las fortalezas». La expresión •dios de Las Young. Pentecost y otros. El personaje de Daniel _ l l :36-39: por lo tant?·
fortalezas» Celóah nui 'u=:Jm) no debe identificarse con una divinidad es tomado aquí como equivalente al cuerno pequeno de Dan_iel 7, la ~sua
pe~onal como Baal o Júpiter. sino más bien al hecho de que este perso- de Apocalipsis t 3: 1-1 O y el hombre de ~a~o de 2 Te~omcenses -· qu.e
naje confiará~ apelará a la acción bélica para conseguir su . . objetivos. hará su aparición en el escenario de la historia en el uernpo de la gran tn-
Como ha escrito C.F. Keil: bulación y será desunido por el Señor en su venida,
~I «dios de las fortal~.zas,. es Ja personificación de la guerra y la LA CONSUMACIÓN DE LA IRA SOBRE El REY SOBERBIO (11 :40-45)
idea es ésta; no considerara otro dios, sino solamente la guerra; Pero al cabo del tiempo el rey del sur contenderá con él: Y el rey
el c~pturar fortalezas constituirá su dios: y adorará ese dios por del norte se levantará contra él como una tempestad. co~ carros
encimad~ todo como su medio para obtener el poder mundial. y gente de a caballo, y muchas na~es; y en~ por las uerras. e
De este dios. guerra como el objeto de deificación. podría de- inundará. y pasará. Entrará a la uerra gloriosa. y muchas pro-
cm¡~ que sus padres no supieron nada, porque ningún otro rey vincias caerán: mas éstas escaparán de su mano: Edom Y Moab,
hab1.a h~cho de la guerra su religión, su dios a quien ofreció en y la mayoría de los hijos de Amón ( 1 1 :40-41 ).
sacrificio todo. oro. plata, piedras preciosas. joyas."
El escritor José Grau está en lo correcto cuando hace ~nfasis en que
Como es evi~eme. el sujeto de est~ profecía no es en manera alguna el contenido del capítulo 11 de Daniel «atañe y afecta. d1~ctamc.mc al
una persona rehg1os~. Por el contrario, renuncia a toda religión. Esto destino del pueblo judío»." Lo ~ue no es correcto en ~ngun se~u.do ~
contrasta con las civihzacrones pasadas. incluyendo la romana. en que afirmar que el fin de la vida nacional de Israel es cues.uón del pasado.
era popular la consulta a los dioses como medio de buscar sus favores Lo" versículos 11 :40-41 contemplan la invasién de la uerra de Israel que
antes de i! a la guerra. EJ personaje descrito en esca profecía se cree tan el anticristo efectuará en tos postreros uempos. ~ro~ablementc ~n el
au1o~ufic1eme. tan_ seguro de la eficacia de su maquinaria bélica, que medio de la semana setenta de Daniel 9:27. es decir. JUSlO en !11ed10 de
considera absurdo invocar la ayuda de Dios. la tribulación. La expre: ión «la tierra gloriosa•. se refiere a la uerra pro-
El comentario que el profesor John F. Walvoord hace tocante a este metida por Dios a Abraham y a ... u de,cendenc1a (Gn. 13:_14~1_8).
pasaje re ...ume con claridad el tema de esta profecía: La expresión «pero aJ cabo del tiem~ .. literalmente ...1gm~1ca «en el
tiempo del fin». Decir que e"ª. expresión :>e. ~efiere a los uei:iipos ~e
Tomando el pasaje de Daniel 11 :36-39 como un todo, es evi- Herodes es una conclusión arbítraria )' exegeucamentc dudosa que. es
dente que la revelación provee un análisis incisivo de la combi- rechazada por expositores como Young, CI.Q Leupo ld.10 Ketu :11 \.\'oodn y
nación del materialismo, militarismo y religión. todo lo cual será otros. Estos versículos que estarnos cons1de~do se relacionan con el
encarnado en el dictador final del mundo. La situación en el ter- conflicto bélico que ocurrirá en la consumac16!1 de la edad pre~ente Y
cio final del siglo xx es en verdad sorprendente a la luz de esta que estén profetizados en pasajes como Ezequiel 38-39: Zacarías l 2-
revelación de la consumación de la historia humana. Ya activa 14· Apocalipsis 16; l 9· 11-2 l.
en el mundo está la promoción de una iglesia y una religión uni- El versículo 40 menciona tres per'ionaj~s: ( 1) el rey ?~I sur; (2) e~ rey
versal que tendrá su culminación primero en la ramera simbóli- del norte; y (3) el rey soberbio o el antic~sto '. Las acuv1dades de. estos
ca de Apocalipsis J 7, la forma temprana de la religión mundial. personajes uenen relación directa con la situación futura de la nación de
y entonces será reemplazada por la adoración de este rey como Israel Es posible que cada uno de estos reyes representa un bloque ~
la forma final de la religión universal"" confederación de naciones con los que la nación de Israel tendrá qu
contender en el tiempo del fin. . . .
En resumen, el personaje descrito en la profecía de Daniel J J :36-39 La enconada lucha descrita en el versículo 40 culm.t~a c~n la mva-
espera a.ún su cumplimiento. Aunque a través de la historia hayan habido ...ión de la tierra de Palestina («la tierra gloriosa>>) por el eJ~rc_uo del «rey
personajes que de alguna forma se hayan asemejado en su carácter y acti- soberbio». En su ínvasíón de Palestina. la armada del anucnsto toma la
226 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO HISTORIA DE /SRAEL HASTA LOS TIEMPOS DEL FIN (11 :2-45) 227

oportunidad para destruir al rey deJ sur (Egipto) y Jos territorios circun- el anticristo,quien procederáde un bloque de naciones occidentales. Estas
vecinos a Israel (Edorn, Moab y Amón). Es muy posible que esta activi- naciones occidentales básicamente abarcarán las que en el pasado for-
dad militar descrita en estos versículos sea equivalente a la campaña de maban el antiguo Imperio Romano. De modo que habrá una especie de
Armagedón (Ap. 16: 14-16), que culminará con el ataque masivo que reorganización,renacimiento o restauraciónde estados occidentales que
sufrirá la ciudad de Jerusalén descrito en Zacarfas 14: 1-3. se mancomunarán para formar una estructura política similar a lo que
La versión castellana Reina-Valera dice que «muchas provincias cae- una vez fue el Imperio Romano.
rán», pero en el original dice «muchos caerán». La referencia clara es a Un segundo bloque se naciones será aquel representado en el pasaje
la muerte de individuos. probablemente judíos, que serán víctimas de que estamos considerando por «el rey del norte». Vario~ pasajes bíbli-
estas campañas bélicas, la persecución ordenada por el anticristo, la in- cos se refieren a dicha confederación, tales como Ezequiel 38: 1-39:25;
vasión de «la tierra gloriosa» y la caída de la ciudad de Jerusalén. Joel 2: 1-27; Isaías 30:31-33; 31:8-9. Como hemos estudiado ya (11 :40),
el rey del norte se opondrá resueltamente al «rey soberbio». Tocante a
Extenderá su mano contra las tierras, y no escapará el país de esta confederación del norte, el profesor J. Dwight Pentecost ha escrito:
Egipto. Y se apoderará de los tesoros de oro y plata, y de todas
las cosas preciosas de Egipto; y los de Libia y Etiopía le segui- Por la profecía de Ezequiel sabemos que habrá una gran confe-
rán ( 11 :42-43). deración, que se conocerá como la Confederación del Norte, y
que estará bajo el liderazgo de uno que surgirá de la tierra de
Habiendo vencido aJ rey del sur (11 :40). el «rey soberbio» tomará Magog, es decir, de Rusia. Aliados con Rusia estarán Irán
posesión de sus territorios. El país de Egipto no tan sólo tiene importan- (Persia), algunos estados árabes (Fut o Etiopía), Alemania y al-
cia estratégica, sino también económica. Es por eso que el anticristo «Se gunos pueblos asiáticos que se distinguen con el nombre de
apoderará de los tesoros de oro y plata y de todas las cosas preciosas de Togarma, entre los cuales puede incluirse una coalición extensa
Egipto». La captura de Egipto y sus tesoros al igual que de Libia y Etio- de potencias asiáticas. Que ésta no es una lista exhaustiva se ve
pía demuestran el fenomenal poder controlado por el poderoso dictador en Ezequiel 38:6: «Muchos pueblos contigo». Esta profecíaprevé
del futuro.73 Una vez conquistados los países de Libia y Etiopía, «segui- una alianza extensa de potencias junto con Rusia. que resistirá a
rán en los pasos» del conquistador, es decir, unirán sus fuerzas como fieles lsrael y al Imperio Romano en los postreros días.75
aliados del anticristo.
A Ja luz de los acontecimientos que han estado ocurriendo en Euro-
Pero noticias del oriente y del norte lo atemorizarán, y saldrá pa, en el Oriente Medio. incluyendo a Irán y a Irak, lo que ha comenza-
con gran ira para destruir y matar a muchos. Y plantará las tien- do a llamarse «la globalización», la crisis en Rusia y la de los Balcanes,
das de su palacio entre los mares y el monte glorioso y santo; el análisis hecho por Pentecost debe producir en los estudiantes de las
mas llegará a su fin, y no tendrá quien le ayude ( l l :44-45). Escrituras a una reflexión seria acerca de estas profecías. Al mismo tiem-
po, debe ponerse cuidado a la hora de hacer conclusiones. La historia
Estos versículos con que concluye el capítulo 1 l describen lo que «el debe interpretarse a la luz de la Biblia y no la Biblia a la luz de la histo-
rey soberbio» hará una vez que haya tomado posesión de las tierras de ria. El expositor equilibradoevita los sensacionalismos y la colocación
Egipto y sus alrededores. Cuando parece marchar rumbo a una victoria de fechas para el cumplimiento de las profecías.
segura, el anticristo es «atemorizado»por noticias procedentesdel «orien- Se menciona también un tercer bloque o confederación de naciones.
te y del norte». Evidentemente, como dice Leupold, «en todo caso des- En Daniel 11 :44 se nos dice que «el rey soberbio» es «atemorizado» por
pués de sus grandes conquistas, el anticristo no tendrá paz alguna para «noticias del oriente»; esto sin duda concuerda con Apocalipsis 16: 12,
disfrutarlas»." donde dice que por intervención divina, el río Éufrates es secado «para
Hasta el presente ningún personaje ha cumplido los aspectos de la que estuviese preparado el camino a los reyes de oriente». Yaque el con-
profecía declarados en estos versículos finales. Ni Anúoco Epífanes, ni texto de Apocalipsis 16 (véase Ap. 16:16) habla de la gran confronta-
Herodes el Grande, ni Napoleón Bonaparte, ni Hitler encuadran en la ción bélica de Jos últimos tiempos, es propio concluir que la frase «los
totalidad de lo predicho por Daniel 11:36-45. reyes del oriente» está directamente relacionada con las «noti~ias del
La postura que se asume aquí es que «el rey soberbio» no es otro que oriente», que de manera traumática atemorizan al «rey soberbio». De
228 Dr'.NIEL Y EL Rf/NO MESIANICO HISTORIA DE ISRAEL HMTA LOS TIEMPOS DEL FIN /11:2-W 229

modo que la confederación de naciones asiáticas constituirá una de las expresión es interpretada como una referencia al Mediterráneo. al mar
más formidables fuerzas que se opondrá al anticristo de los tiempo. Muerto y la ciudad de Jerusalén." Es entonces. según la profecía de
escatológico . Zacarías 14. que la ciudad de Jerusalén será destruida. Debe notarse que
En cuanto a la confederación o bloque encabezado por el rey del sur esa destrucción de Jerusalén coincide con la segunda venida de Cristo
( 11 :40). se ha sugerido que se refiere a Egipto. Generalmente. en la Bi- en gloria (Zacarías 14:3-4). La profecía culmina con la afirmación. «~as
blia la tierra del 'urde Palestina es identificada como Egipto. La nación llegará a su fin. y no tendrá quien lo ayude». Las fuerzas del anucnsto
de Egipto, como ya se ha mencionado. será invadida y saqueada por las serán totalmente vencidas por la intervención personal de Yahveí: de los
fuerzas del anticristo ( 11 :43). J. D. Pentecost hace el siguiente plantea- ejércitos. La victoria del Señor será absoluta y rotunda s?bre las fuerz~
miento: del maligno. La nación de Israel, el pueblo pactado de _Dios. ?abrá sufri-
do de manera indescriptible durante ese período de tribulación. Los re-
AJ estudiar la alineación de las naciones gentiles para el tiempo beldes serán purgados y el remanente fiel dar:1 la bienvenida al Mesías
del período de la tribulación. encontramos que habrá: que regresa en glona. «Vendrá a Sion el Libertador, que apartará de Jacob
1. Una federación de diez reinos de naciones que llegará a la impiedad .. (Ro. 11:26).
ser la forma final del cuarto reino. o sea, el Imperio Romano
bajo el liderazgo de la bestia (Ap. 13: l-10}. RESUMEN Y CONCLUSIÓN
2. Una confederación del none: Rusia y sus aliados. El pasaje que ha sido estudiado (Dn. 11 ~2-45 ). :-'uno de los trozos de
3. Una confederación del este o asiática. la revelación profética más sorprendentes de Antiguo Testamento. Da-
4. Una potencia africana del ...ur. niel. como se ha sugerido. escribió su profecía cerca del añ.o 53.5 a. C.
Los movimiento de estas cuatro potencias aliadas contra Pa- De modo que todo el capítulo 11 señala dos aspectos de la historia d~ ~a
lestina. en el período de la tribulación, están claramente expre- nación de Israel. El primero ( 11 :2-35). tiene que ver con lo que ocun:na
sadas en las Escrituras y constituye uno de los temas principales a la noción durante el período comprendido entre el tiempo de Alejan-
de la profecía." dro Magno (334 a. C.) y el de Antíoco IV Epífanes. Ese segmento da
atención a la carrera de Anuoco, particularmente los años 171 al 164 a.
La profecía de Daniel dice que el «rey soberbio», atemorizado por C.. porque dicho rey fue un precursor del anticrist~ :scarológico. .
las noticias del oriente (la invasión procedente del este) y del norte (la El segundo trozo ( 11 :36-45). contempla la aparición en el escenario
destrucción de los ejércitos procedentes de esa región. Ez.. 38-39), «Sal- de la historia del anticristo a quien Daniel identifica como el «rey sober-
drá con gran ira para destruir y malar a muchos». Esta oración es bio », Dicho personaje invadirá la tierra de Israel y perseguirá a todo aquel
gramaticalmente enfática como lo demuestran las expresiones «gran ira». que rehúse someterse a su voluntad. Objeto principal de su ira 'e~ la
«destruir» y .. matar o aniquilar» Esta.' noueias y la resultante reacción simiente de Abraham. No sélo fijará su cuartel general en Jerusalén. sino
alcanzarán al aruicristo, como señala Young," cuando aún está en Egip- que también demandará adora~ión de su persona, ~u fin tendrá lugar
to y es de allí de donde se lanza a destruir y aniquilar a sus enemigos cuando el Mesías regrese a la tierra con poder y gloria,
Esa descripción ciertamente no fue cumplida por Antfoco Epffanes,
Herodes eJ Grande, Augusto César ni por ningún otro personaje que haya NOTAS
existido hasta ahora. t. Como ya se ha indicado. Darlo el Medo reinó ,.jmultáneamente con Ciro el
Grande
Y plantará las tiendas de su palacio enue los mares y el monte 2. La crfuca modernista sigue básicamente los argumentos e impugnaciones
glorioso y santo; mas llegará a su fin. y no tendrá quien le ayu- formuladas por el filósofo neoplatónico Porfirio. en el siglo ~11 ~e ~ueslr.l
de ( l l :45). era. Porfirio pretendía destruir el carácter sobrenatural del cns11_amsm~. Y
para ello escogió lo' libros de Daniel y Apocalipsis. Fue .Jerónimo quien
en el siglo v refutódecivivarnente íos argumentos de Porfino en u Comen-
Este versículo sugiere que 4<el rey soberbio» irá personalmente al tario sobre Daniel.
frente del ejército invasor, La frase «}' plantará las tiendas de su 3. Cambises lJ e llamado Anajerjes en Esdra..-.4:7. 11.
palacio- pue- de significar que establecerá 'u «cuartel general» en un 4. Jerjcs e' también llamado Asuero en Ester 1: 1 y Esdras -l :6.
sitio que. según la profecía. se encuentra «entre los mares y el monte 5. Véase Botsford y Robinson, Hellenie H istory, pp. 128-146.
santo». Esta última
230 DANIEL UL REINO MESIÁNICO HISTORIA DE ISR.·\EL HASTA LOS TICMPOS DEL n« ( 11 :1·-15} 231

6. lbíd.. p. 119. 36. Entre la-. diferentes opmronex están las de Jerónimo. Lutero. Calvino.
1. El caso de Alejandro fue. en un sentido. un tanto tri ... ce. Tuvo un medio her- Khefoih, Keil, Leupold, Stuan, Wahoord. etc.
mano que era retrasado mental. E.-.1e fue asesinado en el año 317 a.C. Pero. 37. Grau, Las profecias dt Daniel, p. 207.
además. Alejandro fue padre de dos hijos, Uno de ello' llamado Alejandro 38. Walvoord. Daniel. p. 271.
también, fue asesinado en el año 31 O a.C, y el otro, Hércules. corrió la misma 39. Keil -Ezekiel XXV to Malaclu -, p. 755
suerte poco tiempo después. 40. Lcupold. Exposiuon of Daniel, p. 51 1.
8 Harrison. lntroduction to th« Old Testament, p. 1J76. 41. Grau, 1.As profecías de Daniel. p 235.
9 lbid. 42. Grau, Escatolog(a: Fi11al de los tiempos (Tcrras'a CUE. 1977). p. 16~
10 Botsford )' Robinson, Hellenie Histarv, p. 393. 43. Entre loe; seminarios en Estados Unidos que enseñan la 1ntcrprclac.16n
11 El tírulo «Evergetcs» (Benefactor) dado a Ptolomeo, está relacionado con dispcnsacionalisla están· Tulbot Theological Serninary, Grace Theological
el haber devuelto aquellas imágenes que Cambises había sacado de Egip- Seminary. Western Conservative Baptist Semtnat)'.· Grand Rapids Bupust
to. Seminary, sólo para mencionar algunos. En ~mé~1ca Lau~a hay el Semi-
12. Botsford y Robinson, Hellenie History,p. 39~. nario EvangéhcoAc;ociado de Veneruela. Seminario Teoíégico <;entroame-
13. The Zondervan Pictoria! Encyclopedia ofTh« Bible (Vol 1\), p. 951. ricano de Guatemala. entre otros. También ha) un número con~~dcm~k de
14 Momgomery, A Commentary 011 the Book. o/ Daniel. p .in. colegio' e msututos bíblicos que siguen la línea di,pensac1onah'>ta, viendo
15 H.W. Hoehner, «Antiochus-. The Zondervan Pictorial Encyclopcdio of the el más notorio el Moody Bible Insiiune.
Bible. Vol. l. p. 190. 4-l. Young, The Proplr~Q nf Daniel, p. 43. , .
16. lbíd. 45. Ejemplo» de ese punto de \isla aparecen en f.\\. Farrar: Daniel, ~P· J 13-
17. Josefo,Antigiiedade.i, XII. 3.3.
18. Grau. las profectas de Daniel. p. 190.
318 v Montgomel). A C11111mmta')'on tire 8()(1J. "f Daniel, pp, ~-:4?º·
46. Enlt~ los que a5í prensan c-.lán Jerónimo. Teodoreto. Lutero. Kliefoth,
19. Young. Tite Prophecv of Daniel. p. 240. Leupold, Penteco .. 1. Walvoord, Culver, Wood y otros,
20. Arthur E.R. Boak, A History of Rome to -154 a.C. (Nueva York: The .+7. Montgomery, A Commentarv on tire Book o/ Daniel. p. ~2. .
McMillan Co., 1963). p. 129. 48. Véase Young, The Prophecv o/ Daniel. p. 247 y Grau, las profecia» de
21. 15.0001alentos equivaldrían a unos 20 millones de dólares.
22. Los territorios gobernados por Seleuco rv incluiun Siria, Palestina.
Daniel, p. 208.
Mesopotamia. Babilonia, Persia y Media 49. Grau, lbid
50. Young, Tire Prophec-y of Daniel, p. 161
23. La historia confirma que Seleuco IV fue asesinado por su propio primer 51. Leupold. Exposition "/ Dante]. p 322.
ministro. Heliodoro,
52. Young. Tire Prophecy oj Daniel. p. 247.
2-'. Para intentar mejurar la situacién económica. Anuoco 1 V Epífanes llegó al 53. Véase, Desmond Fortl. Daniel, p. 272.
extremo de poner a la venta el sumo sacerdocio de Jerusalén (véase Carlos 54 Grau. la.s profecíus de Da11iel. p. '215.
del Valle Rodrigue1. El mundo Judío. Madrid: Universidad Nacional de
Bducacién a Distancia. 1976. p. 41 ).
55 /bid.
56. Young. TI1e Pmpht•cy of Daniel. p. 249.
25. Los libros apócrifo, de 1 y U Macabeo' relatan de manero vívlda los acon- 51 1Md.. p. 2..is.
tecirmenros de esta época 58 Leupold. Expt>Siricm nf Duniel. p 514.
26. Edward Young rechaza ambas ideas. Véase The Propbecy o/ Daniel, p. 242. 59 /bid .• p. 515.
27. Walvocrd. Daniel, p. 265 y Wood.A Commensary 011 Daniel. p. 295 (Véa- 60. Young, The Pmphecy of Daniel. p. 248. . .
...e también 11Macabeos4:31-34.) 61. La palabra .. deseo• en el oñginal e~ un nombre y no un part1c1p10. Oc modo
28. lbid,
que no es correc10 traducirla «deseado». • ,
29. tu« 62. La opinión de Mauro c... expresada por Grau en l..t1s profec1us dt• Dcmit l. P·
30. 1 Macabeos 1 :29-32. 217.
31. Hoehner. «Anuochus», Tire Zondervan Pictonal Encvclapedia o/ the Bible, 63. Young, Tlrr Pmphi!C\' o/ /Ja11it'i. p. 249
pp. 192-193.
32. 1 Macabeos l ·20~24. 64. lbtd.
65. Ke1l. •E1ekiel XXV to Malachi ... p. 758.
33. Bright. La historia de Israel (Bilbao Dcsclée de Brouwer, 1977). p. 447. 66. Walvoord. Danitl, p. 276.
34. lbíd.. p. 45:!. 67. Grau, ltU profecías de Daniel, p. 212.
35. Young. The Prophecy of Daniel. pp. 246-:!47. 68. /bíd.• p 221.
232 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO

69. Young, The Prophecy of Daniel, p. 251.


70. Leupold, Exposition of Daniel, p. 520.
71. Keil, «Ezekiel XXV ro Malachi», p. 761. CATORCE
72. Wood, A Commentary on Daniel, p. 308.
73. Leupold. Exposition o/ Daniel, p. 522.
74. lbtd.. p. 523.
75. Pentecost, Eventos del porvenir, p. 253.
76. lbíd. La nación de Israel y el
77. Young, The Prophecy of Daniel, p. 252.
78. Walvoord. Daniel, p. 280. tiempo del fin (12:1-13)

El pueblo de Israel ha sufrido tres grandes cautiverios. El primero de ellos


fue en Egipto (Gn. 15:13-16) y duró cuatro siglos. La segunda gran dis-
persión tuvo lugar a raíz de la invasión de Nabucodonosor y la resultante
transmigración a Babilonia (Dt. 28:62-65; 30:1-3; Jer. 25: 11; 29: 10). Por
último, en el año 70 d.C., a raíz de la destrucción de Jerusalén por los ro-
manos, el pueblo judío fue esparcido prácticamente por todas las nacio-
nes del mundo (Le. 21 :24). Desde la destrucción de Jerusalén en el año 70
d.C. hasta el 15 de mayo de 1948 no existió en los anales de las naciones
un ente político que respondiese al nombre de la nación de Israel.
El 15 de mayo de 1948, sin embargo, el mundo fue sacudido por la
noticia de la formación del estado moderno de Israel. Muchos pensaban
que la nación judía era cosa del pasado, que era un cadáver sepultado y
olvidado, sin historia, pero la realidad ha sido otra. Como ha escrito John
F. Walvoord:

El hecho histórico es que Israel ha continuado como una enti-


dad reconocible en el mundo a pesar de siglos de dispersión y
corrupción de la simiente física.1

La historia de Israel no terminó en el año 70 d.C. con la destrucción de


Jerusalén. Es más, la existencia de la nación de Israel es indispensable para
que las promesas hechas por Dios a Abraham sean cumplidas (Gn .. 17:7-
8).2 El hecho de que Israel como nación no ocupaba la tierra que Dios
había prometido a Abraham, Isaac y Jacob y su descendencia no signifi-
caba en manera alguna que la raza israelita había terminado como tal. La
nación de Israel es una realidad histórica viviente. Su historia no terminó
en el año 70 d.C. 3 Dios prometió a Abraham lo siguiente: «Porque toda la
tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre» (Gn. 13:15).
Tal vez alguien diría que el pueblo árabe es descendencia de Abraham y

233
234 DANIEL Y EL RffNO MESIÁNICO ~NACIÓN DE fSRAEL Y EL TIEMPO DEL FIN (12:1-1 J) 235

tiene el rruxrno derecho a la tierra prometida. pero ese no !!S el caso. D10., diatamente después de la tribulación de aquellos días, el '>OI se oscure-
reiteró 1~ promesa a Jacob con estas palabras: «También le dijo Dio": Yo cerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y
soy el Dios omrnpoterue: Crece y multiplícate: una nación y conjunto de tas potencias de los cielos se conmoverán. Entonces aparecerá la s~ñal
naciones procederán de ti. y reyes saldrán de tus lomos. La tierra que he del HiJO del Hombre en el cielo, y entonces lamentarán todas las tnb_us
dado a Abraham y a f saac, la daré a u. y a tu descendencia después de u de la tierra. ) verán al hijo del hombre viniendo sobre Las nubes del cie-
daré la tierra» (Gn 35: 11-1 :?). lo con poder y gran gloria> (Mt. 24:29-30). Debe observarse que en M~
Las promesa hechas por Dios a los patriarca'> Abraham. l aac y Jacob 24:3. los discípulos formularon al Señor la siguiente pregu.nta: «... Di-
3.!.1 como aJ rey David. tendrán su cumphmiemo dentro de la estructura nos. r.cuándo serán estas cosas. y qué señal habrá de tu venida, y del fin
de la historia cuando el Mesías regrese en poder y gloria para comenzar del siglo?» La respuesta del Señor a los discípulos. sin ~uda. concierne
su remado de paz y justicia, Pero antes de que f srael pueda experimen. a los acontecimientos relacionados con su segunda venida Y con el fin
tar·'ª' bendiciones de Yahveh, tendrá que pasar por un período de tribu- de la lili toria tal como la conocemos ahora.
lación en que lo rebeldes serán purgados, el remanente creyente será A pesar de que algunos han intentado ubic_ar los su~esos de Mate~ 24
bendecido en gran manera (Jer. 30:5-9). • en el pasado (70 d.C.). el comexto no permite semejante c~nclus100 a
L1 situación presente de Israel. desafonunadamente, es de ab . . oluta menos que se pretenda colocar también allá la segunda venida de Cns-
apostasía e increduhdad. Pero la caída de Israel no ha sido final m to. El Señor Jesucristo claramente dijo que su venida «con poder Y gran
total. glona- ocurriría «inmediatamente después de la tribulación de aquellos
Hab~ u~ res1~uración .<Ro. 11: 1 z, 15. 25-36). Esto no quiere decir que días». Oc modo que el expositor serio} que verdaderamente desea ~on-
todo JUd10 sera salvo. smo aquellos que mediante el arrepentimiento y rar Ja Palabra de Dios. debe preguntarse a la luz del contexto: ¿Cuál es
la fe en el Mesías entren a recibir las bendiciones prometidas en los pac- la enseñanza clara del pasaje? Aquel que enseñe que la tnbulación anun-
tos Inclusu, hoy día, hay Israclirac que confían en el Mesías (Jesucristo) ciada en Mateo 24 y en Marcos 13 ocurrió en el año 70 d.C uene que
corno Señor) Salvador de sus vidas. Esos que creen son llamados por enfrentarse a una alternativa un tanto traumática si desea er congruente
Pablo «el remanente» (Ro. 9:27) y ese remanente será el «todo J. rael» en su interpretación. Tratar de soslayar el ~roblem~ di:iendo que la res-
(Ro 11:26) que entrará adisfruiar de las bendiciones del reino mesiánico:' puesta se halla en Lucas 11 no es la s~luc1ón en nmgun modo. ya que.
como admite el teólogo y notable escntor George Eldon Ladd.
ISRAEL Y LA TRIBULACIÓN (12:1)
En aquel tiempo se lev antará Miguel. el gran príncipe que está La dificultad de esta posición es que la parousia ocurrirá «in-
de parte de los hijos de tu pueblo; ) será uempo de angustia, mediatamente después de la tribulación de aquellos días· ( Ma1.
cual n~nca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en 24:29). Esto coloca la tribulación y la abominación desoladora
aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escatologicameme en los acontecimientos de los últimos días.'
escritos en el libro ( 12; 1 ).
Pretender enseñar que Mateo 24 15-28 se refiere al pasado (70 d.C.)
El capítulo 12 de Daniel es una continuación del tema comenzado en y Maleo 24:29-31 se refiere al futu~, pasa~do por alto la expr~sión «e
11 :36-45. El pasaje que concluye con el capítulo 11 expone la revela- inmediatamente después de la tribulacién de aquellos días», es
ción del anu~risto y el conflicto que lo lleva a establecer su cuartel ge exegéticamente insostenible porque pasa por alto el contexto inmediato
neral e~ la misma uerra de Israel El capítulo 12 revela el papel de del pasaje. Dicho sea de paso, .los que pretenden hacer tal gimnasia
Israel en ese tiempo. La expresión «en aquel tiempo» tiene una relación exegética están separando md~b1damente dos te~tos~ colocando un pa-
direc- ta con. la_ frase «CI tiempo del fin» en 11 :40. Este será el período réntesis entre ellos que ya casi alcanza los dos mil anos.
cuando el anticns.to desencadenará su persecución universal del La tribulación escatológica afectará no tan solamente a la nación de
pueblo judío. La gran tribulacíón de los postreros días para la nación de Israel, smo también a los moradores de la tierra (Ap. 3:10). De modo
Israel consis- tirá de las persecuciones del anticristo. Cronológicamente que la tribulación uene como propósito traer la ira de Dios dentro ~e la
eso ocurrirá cuando dicho personaje quebrante el pacto firme que él estructura de la historia sobre gentiles que han rechazado la gracia de
mismo impon- drá sobre la nación de Israel (Dn. 9:27). Dios y sobre la nación de Israel que sera purgada y preparada para que
Que esta tribulación no puede en manera alguna ser cosa del pasado reciba al Mesías.6
es confirmado por las propias palabras del Señor. cuando dijo: «E
inrne-
236 DANIEL Y El REINO MESIÁNICO 1.A NACIÓN DE ISRAEL Y EL TIEMPO DEL FIN (12:1-IJJ 237

~ revelación dad~ a ~aniel expresa claramente que la referida uibu- tada que tendrá lugar inmediatamente después de la tribulación.
lacién será una expenencia sin precedentes: «Y será tiempo de angustia y antes de la resurrección general final. .
cual ~unca fue desde que hubo gente basta entonces» (cp. ML 24:21 ): 3. Hay quienes entienden que la refen:nc1a es a la resurrec-
Es evidente que esos son .los juicios descritos en el libro del Apocalipsis ción de los justos antes de la segunda venida de Cn to. Y de los
6-19. Debe notarse también la promesa: «Pero en aquel tiempo será li- malignos al final de los tiempos. aunque el ángel no menciona
~rtado tu pueblo». La referencia sugerida por Ja expresión «tu pueblo» la separación de tiempo entre ambas. .
llene que _ver con el pueblo de Daniel. es decir, el pueblo judío y no. 4 Por último. hay quienes piensan que nene que ver con la
como sugiere José Grau. «el pueblo cristiano». 7 En ningún sentido de Ja resurrección de todos los que duermen en el poi\'~ después del
palabra pudo Daniel haber asociado la expresión «tu pueblo» con otra tiempo de la gran uibulación. los buenos. en ese uempo (1~me-
cosa que no fuese el pueblo judío. Nunca en las Escrituras el sustantivo diatamente), y los malos posteriormente. al final d~ todo e~ uem-
Israel 'e usa para designar a la iglesia cristiana. Pero. además. el hecho po. sin que el ángel haga mención de la separación de tiempo
de que se limite epexegéticameute la expresión «tu pueblo» a «todos los entre ambas."
que se hallen escritos en el libro» concuerda con la enseñanza bíblica de
que no todo israelita será salvo. sino solamence el remanente creyente Culver" observa que el primero de los cuatro punto~ de vi ta es man-
(Zac. 13:8-9). Eso cuyos nombres están escritos en el libro son llama- tenido por muchos amilenaristas y ~s~milcnarist_aS. m~entras que el se-
dos «los escogidos» en Maceo 24:22. ¿No constituye una contradicción gundo. tercero y cuarto lo son por dt~~mto prem1lenan"u:'· .
flagrante decir por un lado que esta profecía se refiere al pueblo de Da- Para resumir, el versículo en cuestión claramente cns~na la doctrina
niel.ª que o~,·i~ente es e_l pueblo judío. y por otro decir que se refiere de la resurrección del cuerpo. Esa resurrección e~tá re~ac1onada. con los
aJ pue~lo cristianoj? Lo cierto es que Daniel. quien vivía en Babilonia tiempo del fin y particularmente con la segunda venida de Cristo a la
en el siglo vt a.C, no podía, en ningún sentido de la palabra. referirse al tierra. Enseñar otra cosa resulta en una alegorizacién ílagra~te del texto
pueblo cristiano. Tal de....ignacién constituye un crudo anacronismo. bíblico. En segundo lugar. el texto no enseña una resurrección general.
como bien ha observado Young al comentar la palabra «muchos .. :
LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS (12:2-3)
Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán Esperaríamos que el texto dijese todos. Para escaparse del pro-
despert~dos. unos para vida eterna. y otros para vergüenza y blema. algunos expositores han tomado la palabra «muchos» con
corrupción perpetua ( 12:2). et sentido de todos, Sin embargo. eso es forzado)' anormal La
solución correcta parece encontrarse en el hecho de que la Es-
La_ crítica racionatist~ ha impugnado el libro de Daniel por enseñar Ja entura en esta coyuntura no está hablando de una resw:ecc1ón
doc~n:1 de la resw;ecc16n. La crítica pone objeciones en que alguien general. sino que está ~xpresando la_id~a de que la salvac1ón'q~e
del siglo v1 a.c. pudiese haber escnto de manera tan clara que habrá una ha de ocurrir en ese uernpo no se limitaba a aquellos que esta-
resurrección de los muertos. ban \ ivos, sino que también se extendía a los que habían perdi-
La enseñanza clara de este versículo es que habrá una resurrección do sus vidas."
del cuerpo. El lenguaje del contexto no admite ninguna otra explicación
a menos que se alegorice la enseñanza aquí expuesta. Las expresiones El versículo en cuesuón ( 12:2) muestra un contraste entre «unos», e!'.
«polvo de la tierra»~ 'admar-_'dpdr, Iiteralmente «Suelo de polvo») y «se- decir. los que «serán despertados» en el tiempo del cumplimiento ..de esta
rán despe.rtadOS>) (qts) no dejan lugar a duda que el texto se refiere a una profecía y «otros». es decir, l?s.que serán resucitados «para vergu~nza Y
resurrección d~l cuerpo Ifsico.!" Pero aún aquellos que concuerdan en confusión perpetua». Estos últimos son aquellos que_ serán resucitados
que la referencia es a una resurreción del cuerpo mantienen puntos de para condenación y son los que comparecen ante el JUICIO del gran trono
vista diferentes, como señala Roben D. Culver. blanco de Apocalipsis 20: 11 15.
J. Algunos creen que se refiere a una resurrección general al Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamen-
final de todas las cosas. to;)' Jos que enseñan la justicia a la multitud. como los estrellas
2. Otros creen que el pasaje se refiere a una resurreción limi- a perpetua eternidad ( 12:3 ).

-
238 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO LA NACIÓN DE ISRAEL} EL TIEMPO DEI FIN (1 .!: l • IJJ 239

«Los entendidos» thammaskiltm¡ son aquellos que han disfrutado de estaba sobre las aguas del río. el cual alz6 su diestra y su sinies-
1~ resurrección para «V1d3 eterna» ( 12:2) y pasarán a disfrutar de la glo- tra al cielo. y juró por el que vive por lo' siglos, que será por
~a del reino eterno de nuestro Señor. Son entendidos o sabios en el tiempo. tiempos ;, la mnad de un tiempo. Y cuando 'e acabe la
sen- dispersión del poder del pueblo santo. toda.' estas cosas serán
tido de qu~ recibieron el mensaje de las buenas nuevas de reino de Dios cumplidas. Y oí, mas no entendí. Y dije: Señor rruo, ,,cu:il será
Y se _idenllficaro~ con ~-persona del Mesías. A pesar de que estarán en el fin de estas casal)'? .. ( 12:5-8).
medio de gran tribulación, los entendidos enseñarán la Justicia de D10,
~la multitud." fa posible que esa expre ·16n («enseñan Justicia a la rnul- Al escuchar la voz que le hablaba. Daniel miró y vio que había
tirud») se refiera a la intensa actividad evangelfstica que tendrá lugar en dos ángeles a cada lado del río. además de aquél con qu.ien él habla-
los uempos de la gran tribulación. Loe, que reciben al Mesías enseñarán ha. La pregunta formulada en el ver,_iculo 6 es de su~a irnponancra:
a otros el camino de justicia para que también sean salvos. «rCuándo será el fin de esia-, rnaravillas?». corno señala Young, tela
PROFECÍATOCANTE A LA LIBERACIÓN FINAl DE ISRAEL (12:4-13) p<r·egunta no es .jiasra cuándo durarán cslas cosas mara' ·11i osas •.)• si.no
Pero tú. Daniel. cierra las palabras } sella el libro hasta el tiem- ·cuánto durará «el fin- de escas cosas mara' illc>!-.as'?».18 En otras pa-
po del fin. Muchos correrán de aquí para allá, ) la ciencia se labras. la pregunta 'e relaciona con la duración ~el período de tribu-
aumentará ( 12:4 ). lación que el pueblo de Doniel ha de expcrrmentar cuando ...e
manifieste el amicrisro escatológico. La pregunta. por lo tanto, e ...
El profeta Daniel recibe el mandamiento de «Cerrar» } «sellar» el li- congruente con el contexto de toda esta ...ecci6.n ( 11:.36-12:13 ).19 ~1
bro. La palabra ~cerTar» contiene la idea de -preservar», mientras que ángel ha anunciado que habrá un período de tn?ulac16n que '~~dna
«sellar» .se rela.c1ona con el concepto de -autenucar» o «asegurar». La sobre el pueblo de Daniel. La pregunta del versículo 6 es: ¡,que uern-
referencia es. sin duda. a la totalidad de las revelaciones dadas a Daniel po durará esa tribulación'?
a través del libro. La frase -hasta el tiempo del fin», como observa La respuesta a la pregunta es Jada en el \crsfculo. 7. D~ manera so:
Edward J. Young. tiene que ver con -el uempo de la consumación. cuando lernne y en base a la Palabra de Dios. ~I ser angelical die~ _que sera
el Señor regresará del cieJo,.u y no. como sugiere José Grau, el fin de la «por tiempo. uempos, y la mitad de un uempo>:·. Esa exp~e~1on ~pare-
historia del pueblo judío que en su opinión concluyó en el ano 70 d.C. n ce en Daniel 7:25 con relación con 1~1 duración del numsreno del
cerca de esa fecha." anticristo. En Apocalipsis 12: 14 ...e usa para ind~cur el pe_ri~do de per-
La fras~ qu~ concluye el versículo 4, «muchos correrán de aquí para secución que la nación Je Israel experimentará en los ulu':11º' uem-
allá y la ciencra se aumentará». en su contexto se refiere al esfuerzo de pos. De modo que existe una relación csrrccha entre ~amcl 7 25 }
muchos por querer comprender la profecía esenia por Daniel. La pará- Apocalipsis J 2: 14. Creemos que se refieren al mismo pen~o Je 11e~-
frasis que el profesor Young hace de este versículo es. ciertamente, apro- po. Pero también dice en Apocalipsis 13:5 que la besua recibe ·~auton~
piada: dad para actuar 42 meses» De modo que la expresión «uernpo. u~mpos
y medio tiempo» en Daniel 7:25. 12:7 y Apocalipsis 12: 14 e.qul\al_e_ a
Preserva el libro hasta el final. porque conuene Ja verdad tocan- Jos 42 meses de Apocalip"iis 13:5. Ese será el periodo de tríbuíacion
te al futuro. Muchos irán de acá para allá en busca de conoci- intensa que Ja nación de Israel sufrirá cuando «el príncipe ~ue ~a ~e
miento. pero no lo encontrarán. P venir» quebrante el pacto que él mismo impuso sobre la nación judía.
La frase «cuando se acaba la dispersión del poder del pueblo santo»
Este aspecto de la profecía de Daniel tiene que ver aún con el futuro puede traducirse más correctamente «cuando sea desmenuzado el po-
d~ Israel. :odo intento ~e colocarla en un pasado distante de casi dos der del pueblo santo» o «cuando el quebrantamiento del pode_r del p~e-
milenios distorsiona el significado del pasaje. blo santo haya llegado a su fin» (véase Sal. 2:9). Durante la tnbu~ac1on.
el poder del pueblo judío será totalmente destrozado por el anucnsio.
Y yo Daniel miré. y he aqu! otros dos que estaban en pie. el uno La nación de Israel de manera orgullosa estará confiando en su capa-
a e~te lado del ri~. y el otro al otro lado del río. Y dijo uno al cidad militar y en su"> arsenales para hacer frente al enemigo. pero será
vM?n vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: i.Cuándo vencida. Ese estado de calamidad y destrucción moverá al pueblo a
sera el fin de estas maravillas? Y oí al varón vestido de lino, que judío suplicar la ayuda de Yahveh (Zac 14: 1-4) y serán librados (Dn.
240 DANIEL Y EL Rf/NO MESIÁNICO LA NACIÓN DE ISRAEL Y EL TIEMPO DEL FIN (12:1-13) 241

12: 1 ). El profeta deseaba saber más e 12:8), pero su deseo no fue satis- O sea. que la deducción de Mauro sencillamente no encuadra con los
fecho ( 12:9) La expresión •< ••• Anda, Daniel.,.» equivale a decir: •<No sucesos ya acaecidos. Su esfuerzo por situar los sucesos de ~a tributa-
preguntes. Daniel» Dios vedó a Daniel de saber lo relacionado a ta ción en el año 70 d.C. carece de fundamento tanto histórico como
duración de las calurmdades de Israel, Esa revelación la recibiría Juan exegético.
en la isla de Patmos. Otros exégetas" como WaJvoord y Wood ~sugieren qu.e La diferen-
cia de tiempo entre 1.260. 1.290 y 1.335 días se relaciona con los
Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificado : Jos im- sucesos que seguirán a la segunda venida de ~risto Según estos
píos procederán impíamente. y ninguno de los impíos entende- exposuores los 1.260 días se refieren a la d~rac1ón de 1~ gran mbu-
rá. pe~ lox entendidos comprenderán. Y desde el tiempo que lacren que culminará con la venida en gloria de Jesucristo. Los 30
sea quitado el continuo sacrificio hasta Ja abominación días siguientes ( l.260 a l.290 días) se relacionan con 1~ duración de
desoladora. habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado los juicios mencionados en Mateo 25:31-46. Los 45 días que restan
el que espere. y llegue a mil doscientos treinta y cinco días Y tú ( 1.290 a 1.335 días) tienen que ver con el !iempo que .transcu!1'e .en-
irás hasta el fin. y reposarás. y te levantarás para recibir tu here- rre ta terminación de estos juicios y el com1en~o del rem~ mes1án1~0.
dad al fin de los día" ( 12: 10-13). La tierra será debidamente preparada para la 10a~gurac1ón del r~mo
(véa: e Is. 35). Debe añadirse que ni waívoord m Woo.d dogmatizan
Los «muchos» parece referirse al mismo grupo mencionado en 1 :!:3. tocante a este asunto. reconociendo la dificultad exegética ~e la c~es-
es decir. a «lo-; entendidos», celo que enseñan la justicia a la multitud». tión. La frase «bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescien-
«Los lmpiox», por otra parte. tiene que ver con lo) judíos que continúan tos treinta ) cinco días» podría significar el hecho de que e.mre el
en apo . . tacía, o sea, aquellos que a pesar de los juicios de la tribulación comienzo de ta segunda mitad de la tribulación>: la inaug~rac1ó.n del
continúan en incredulidad y se doblegan a las demandas del anticristo reino transcurrirían l.335 días. Quienes sobrevivan la tnbulactó~ )
de la misma manera que hubo judíos que se sometieron a Antíoco IV los juicios posteriores serán aquellos que han confi~do en el Mesías
Epffanes. y. por lo tanto. entrarán en el reino. Esos . on los «bienavemurados».
Seguidamente. el ángel da a Daniel una cronología de los hechos. es decir, plenamente felices. • .
Según esta cronología. habrá un período de tiempo de 1.290 dias «desde El profeta Daniel moriría antes de que estas pr~fecias viesen su cum:
el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio basta la abominación plimiento (•irás hasta el fin y reposarás» ). Pero Dios le.da una pr~mesa.
desoladora». ~lgunos. cxpo!)i~ores~ ..ugieren que los 1.290 días repre- «Te levantarás para recibir tu heredad al fin de. los díax». Dame~ será
sentan un período de tiempo simbólíco." Hay quienes lo identifican con uno de los que serán levantados del polvo de la uerra ( 12:2) para disfru-
las persecuciones. ocu~das durante el reinado de Antíoco IV Epífanes.n tar de Ja gloria del reino mesiánico de nuestro _Señor. Det>: notan-e que
Otro'> pretenden identificarlos con la destrucción del templo en el año Daniel ha de recibir su heredad «al fin de los días», es decir. después de
70 d.C .. ali miando que se refiere al período de uernpo entre la entrada que el Señor haya consumado su plan en la Lrihulaci<l~ csca~ológica '!ue
de Cestio en Jerusalén (66 d.C.} y la suspensión de los sacrificios en el vendrá sobre el pueblo de Daniel. Al final de esa tribulación el Senor
templo (70 d.C.). El principal exponente de esa teoría fue Philip Mauro. Jesucristo vendrá a la tierra y los santos de las edades pasadas serán
pero E~wan.1 J. Young demuestra que tal deducción es errónea. ya que resucitados para reinar con Él.
no se ajusta a la cronologra de los hechos ocurridos. ll Dice Young:
RESUMEN Y CONCLUSIÓN
Debe notarse, xm embargo. que en base a ese esquema los dos El último capítulo de la profecía de Daniel revelo el hecho de q~c la
sucesos son invertidos. Si esto estuviese correcto. esperaríamos nación de Israel sufrirá una terrible tnbulacién en los postrer~s uern-
que el ~cxto dijes~. desde la abominación hasta que sea quitado pos. De entre toda Ja nación. Dios salvará un remanente. En dicho re-
el continuo sacrificio hay 1.290 días. De modo que esta cons- manente. el Señor cumplirá todos las promesas del pacto abra~árnico.
trucción no hace una JUSLicm adecuada al texto. Además. el tiem- Esos son «los sabios y entendidos» que ponen su fe e~ el Mestas.
po entre estos dos acontecimientos no es 1.290 días, sino El capítulo también enseña que habrá una re~urrecc16n que ocurrirá
posiblemente 60 días más.2~ en dos etapas: l) Los que son resucitados para vida eterna. Esos son los

...
242
DA.\lfl Y EL Rf/,\0 MESIÁNICO U\ ,\'~CIÓS Df ISRAEL t EL TIEMPO DEL FIN (12:1-131 243

que han confiado en el Mesías ) reinarán con Él. 2) Los que han sido 7.Grau. ÚH profectas de Daniel. p. 24.J.
re~eldes y han permanecid? en sus pecados. Esos serán resucitados pos- 8.tbtd .. pp. 185. 239.
tenormente para condenación eterna. 9.lbtd . p. 244
. El Señor revela a Daniel que su profecía se cumplirá al final de los 1 O.El escritor premilenari ...ta Amo C. Gaebelein. no estaba en lo correcto cuan-
tiempo s. cuando ~1os ha de obrar la consumación de su plan eterno. Fi- do escribió: .. La resurrección física (como Irecueruememe se expresa· una
nalmente, comunica al profeta que la tribulación para la nación de Israel resurrección general) no es enseñada en el versículo segundo. La resurrec-
d~J 1.260 días (tre años y medio) Le seguirá un perfodo de 30 días ción física es usada como una figura del avivamiento nacional de Israel en
a~1c1onales ( 1.290 ~ías) durante los que se efectuarán los juicios rela- aquel dra, Han estado durmiendo nacionalmente en el polvo de la tierra.
c_1onados con la venida del Señor a la tierra (véase Me. 25: J--46). Por úl- enterrados entre los gentiles. Pero en ese tiempo tendrá lugar una restaura·
ción nacional. una reunión de la casa de Judá y la de Israel». Amo C.
~1mo. hab.rá un pe~fodo de 45 días entre el final de los juicios ) la Gaebelein, The Annotated Bible, (Vol V) (Wbeacon. Van Kampen Pres ...
ma_ugum_c•?~del remo.< 1.335 días). Daniel, por supuesto. no experimen- 1913). p 39.
tarta los JWCJO'.\ de la tribulación. pero c;í disfrutará con los redimidos Ja, 11. Culver, Daniel and tire IAJru Days, p. 173.
bendiciones del reino. 12. /bid.
13. Young. Th« Prophecv o/ Daniel, p 256.
NOTAS 14. En este versículo encontrarnos un paralelismo característico del estilo
John F. Wulvoord, The Millenniaí Kinedom (Dunham Publishina Co 1959) hebraico: «Los entendidos» y «los que enseñan la justicia a la multitud» se
p. 185 e ·• refiere al nusrno grupo. Mientras que «el resplandor del firmamento» y "las

2. /bid•• p. 18..t.
estrellas a perpetua etemidad» se usan como expresiones paralelas.
15 Young. The Prophtcyo[Danitl, p 257
3. Eric Sauer, Dr etemidad a eternidad (Grand Rapids: Editorial Portavoz. 16. Grau, Las profecias de Daniel, pp 221. 2:?2. 250.
1977). pp. 36-43.
17. Young, Tire Prophet'\' of Daniel. p 258
-t La doble acusación que Grau hace contra lo, di~pen"<lc:ionalhta~ [véase 18. lbid., p. 259.
farnte>fe>g~"· ~inol delos tiempos, p. 176) al decir que creen: ( 1) «el milenio 19. La pregunta no es: «e.Cuándo "crá el fin de estas cosas?», sino «¿has1n cuán
'>Cr~ un remo judfo»: y (2) «ni siquiera los judíos que va van en el milenio
serun regenerados», n? armoniza con la realidad. Por ejemplo, un promi- do durará el fin de estas cosas extraordinarias y difíciles de emender?» Ev1·
ne_nie premtl~nansta-d1spenc;ac1onalista. J Dwight Pentecost, ha escrito: e El dentemente, Daniel estaba profundamente preocupado por saber la duración
rem.o t~rá~co terrenal que in ...tituirá el Señor Jesucristo en "U segunda de Ja aflicción que le sobrevendría ala nación de hrael. El profeta no pre-
'~mda. mclu1~ a codo ... los salvo, de Israel } lo, salv os gentiles que estén gunta ¿cuáncloserá? sino ¿cuánto durará? la aflicción. Véase Ke1I. Ezrki«!
'" os para el uempo de su regreso. Las Escrituras dicen claramente que to Jfoladu. p. 777. También. Wood. A Commentary on Daniel, p. 323.
iodos los pecadores serñn cortados antes de la institucrén del reino (h. 1.19- 20. Keil, •E1d.1el XXV 10 Malachi», pp. 783-787.) Young, Tire Prophen o/
3·lt; 65 11-16; 66: 15-16; Jer, 25:27-33; 30:23-24; EL. 11 :21: 20:33-44; Mtq. Dame/, p. 263.
s.~ 15. Zac. 13:9; Mal. 3·2-6; 3: 18; 4:3). En el relato del juicio de las 21. Véa.<;e Keil. Eze/uel to Mofoc/11, pp. 782-783
na- 22. Véase J E. H. Thom.,on y W F. Adeney. «Daniel», Thc Pufpit Cnmmentary
ciones CMt. 25·35) ..e revela que sólo los salvos entrarán en el remo. En In (Grand Rapids: Ecrdm:ms. 1950). pp. 340-341
parábola dcllrigo} la ci7.a~ <Mi._ 13:_30-l n > en la parábola de fo, peces 23. Véa.~ Young. Tlie Pmp/1e,, of Daniel, p. 262.
buenos) m~lo (Me. 13:49~)0)se indica que sólo lo salvo ... entrarán en el 2-t /bid
remo. Daniel afirma claramente que el reino será dudo a los santos» 25 Veanse Walvoord. Da11iel. pp. 297-297 y Wood.A Ctm1memurynn Daniel.
(Pentecost. Eventos del porvenir, p. 382). Otro dispensacionahsr; del mis- pp. 327- 329.
mo pensar ~uc Pent~cº'' es el Dr. Federico A Tatford. quien afirma que:
( 1) los gentiles también disfrutarán de las bendiciones del remo mesiánico:
Y (2) tanto IOsJudf~s como los gentiles que entren en el remo serán regene-
rados. Vé~-.e ~edenco A. Tatford, El plan de Dios para las edades (Barce-
lona: Publicacionec Portavoz Evangélico. 1971 ). pp. 139-140.
5 <?eorge Eldon Ladd, Theology of the New Te,1ome111 (Grand Rapids:
Eerdrnans, 1975). pp. 197-198.
6. Véase Henry C Thiessen The Place of Israel m the Scheme of Redempuon
as se: m Rornans 9-11 "· Bibfitheca Sacra. April-June, 1941, pp, 203-217.
...
EL MESSAJE DE {)!.!\'/El P~Ri\ EL HOMBRE DE HOY 245

Ja vida y el componamiento de Daniel sería, sin duda. muy beneficioso


CONCLUSIÓN y proporcionaría respuestas a preguntas tales como: ¿De qué modo vive
un creyente en el cautiverio? ¿A qué presiones está someudo? ¿Qué cri-
terio gobierna su comportamiento? ¿Qué influencia ejerce en su contar
no? ¿Qué relación debe tener con los incrédulos en su medio? ¿Hasta
El mensaje de Daniel para el que punto está obligado a someterse al gobierno civil? ¿Puede un cre-
yente mantenerse firme en su fe cuando vive en un medio que es hostil a
hombre de hoy sus convicciones? Preguntas como éstas encuentran una clara respuesta
cuando se estudia la vida del profeta Daniel.
Recuérdese, en pnmer lugar. que Daniel era apenas un adolescente
cuando fue transportado a Babilonia. La mención de Ananías, Misael y
Azarías sugiere que había una comunidad de fe muy pequeña en el exi-
El libro de Daniel _es .una composición maravillosa Los destellos que lio. En un contorno desfavorable, Daniel y sus tres compañeros eviden-
emanan de las predicciones del vidente deslumbran al lector. Los hechos cian la dinámica de una fe madura. A pesar de las presiones socio-potülcas
relatados a través de los seis primeros capítulos y las visiones cuidado- y religiosas determinan vivir vidas santas delante de Dios ) de los hom-
samente registradas en el resto del libro podrían parecer al hombre mo- bres.
~erno cuestiones pertinentes a un pasado remoto, distanciado Considérese el caso de Daniel y sus amigos. lejos de su tierra y sus
1~superablemen~e de su re~idad no sólo por tiempo y espacio, sino por familiares. en un pais extraño con una estructura socio-política. cultural
la cultu~a y las orcunstancias. Sena apropiado, sm embargo, preguntar- y religiosa distinta. A pesar de los retos )' las constantes presiones, ex-
s~: ¿Que valor podría tener para el cristiano de hoy lo que Daniel escri- puestos a la ridiculización y arriesgándose a ser acusados de traidores,
bió bac~ unos 2.500 años? ¿Qué mensaje o enseñanza contiene la profecía los cuatro jóvenes supieron mantener viva la llama de la fe. Las circuns-
de Daniel para la comunidad de fe en este siglo xx? Esta.'> no son pre- tancias no controlaban !'U comportamiento. Nunca claudicaron en sus
guntas superfluas ya que, como creemos. toda la Escritura es útil. convicciones ni vacilaron en su devoción a Yahveh, Lo más sorprenden-
• ~ la pro~ecía de Daniel hay un asombroso despliegue de las caracte- te de tocio e to es. sin duda. el hecho de que en lugar de ser rebajados de
nsuc~ ~e Dios. El.profeta destaca qu_e Dios es Soberano. Omnipotente, categoría, Daniel y sus amigos fueron ascendidos, y llegaron a ocupar
Omm~1eme. Infinito. Providencial. Único. Fiel, Perdonador, Justo. Ce- Jos cargos de mayor importancia en las esferas gubernativas de sus tiem-
loso} uene completo control de todas las cosas. Yahveh es soberano tanto pos. El ejemplo de Daniel )' sus tres compañeros debe de marcar una
sobre la nación de lsrae! como sobre los gentiles. Él quita reyes y pone pauta para los creyentes de hoy.
reyes, condena las rebeliones de los hombres y exalta a los que hacen su Existe cieno paralelismo entre la comunidad de fe de los días de Da-
voluntad. niel y la de hoy La comunidad de fe de hoy también vive en una especie
D~iel se re~ere a D!os repetidas veces mediante los apelativos «Dios de cautiverio. El sistema mundial donde el creyente vive es hostil a los
del cielo:. «D1~s Altí-.1mo• ) «Altfsirno» para subrayar el hecho de la principios y a la éuca cristiana. La sociedad moderna aplica cnterics
So™:ran1a de Dios. D_aniel escribió en una época cuando los reyes eran racionalistas para explicar la moral, la fe. la verdad y lo sobrenatural.
considerados como dioses y. como tales, demandaban adoración (véase Daniel y sus amigos con la ayuda del Dios Altísimo vencieron aquellos
Daniel: capüulos 3 ) 6). El libro de Daruel contiene. por lo tanto, un obstáculos. El hombre de fe hoy debe imitar el ejemplo de Daniel y ser
mens~JC para los que pres1~en sobre los hombres y controlan la política luz y sal de la sociedad en que vive.
mundial Rey~s como Joacim, Nabucodonosor y Belsasar tuvieron que Tocante a lo político. Daniel y sus tres compañeros vivían en un am-
responder a Dios de sus hechos ) fueron humillados. La misma suerte biente de opresión. Nabucodonosor ejercía patna potestad sobre sus
correrán los que gobiernan hoy las naciones sin tomar en cuenta a Dios súbditos. es decir. tenía el poder de conceder o quitar la vida a cual-
. Un estudio provecho:-.~ en el libro de Daniel lo proporciona la vida quier ciudadano. Era de esperarse que en tal situación imperasen la'.'>
misma del profeta y las circunstancias en que vivió. Una penetración en injusticias. tramas. conjuras, componendas. traiciones y otros compor-
tamientos abominables. A pesar de todo eso, la comunidad d~ fe com-
puesta por Daniel y sus amigos no sucumbe ante las pres1ones de
244
246 DANIEL Y EL REINO MESIÁNICO EL lvlfNSAJf DE OA~IEL PARA fL HQ,\IBRE DE HOr 247

hombres malvados. sino que escoge obedecer al Dios del cielo y. como hecho de que el mal no triunfará. Los estuerzos de hombres malvados
recompensa. son elevados en sus puestos. Daniel. Ananías. Misael y no podrán obstaculizar los propósitos del Dios soberano.
Azarías estuvieron dispuestos a ofrendar sus vidas si fuese necesario La prof ecía de Daniel responde. sin embargo. a la pregunta: ¿Quién
para glorificar a Dios. ¿No es eso un ejemplo digno de imitarse? En es el soberano del Uní verso'? La respuesta a ese interrogante guarda una
Daniel y sus amigos el creyente de hoy tiene un ejemplo de propésuo relación directa con la esperanza del creyente. S1 Satanás o el hombre es
y dedicación ( 1 :8). vida de oración y confianza (capítulo 4), constan- el soberano, entonces el creyente en Cristo e.stá vacío de toda esperanza
cia y desinterés (capítulo 5). fidelidad > compromiso con Dios (capí- futura y ha sido víctima del peor <le los engaños. S1 por_ el contrario. como
tulo 6), patriotismo e identificación con las necesidades del pueblo afirma el profeta Daniel. Dios es el Soberano del Universo. entonces el
(capítulo 9). Sería difícil superar el reto planteado por Daniel y sus com- cristiano es dueño de la más estupenda de todas las esperanzas. La espe-
pañeros al cristiano de hoy. ranza de una herencia incorruptible. incontaminada e inmarcesible que
Tal como sucedió con Daniel, sucede con el hombre de fe hoy. Con tiene como base la promesa del Dios eterno ( 1 P 1 :4)
frecuencia tiene que hacer frente a la disyuntiva entre Dios )' el mundo. La esperanza del hombre de fe se basa sobre la Palabra del Dios_So-
la obediencia y la desobediencia. la justicia y la injusticia. la verdad y la berano. de modo que su realizacién es cierta El versículo final del libro
mentira, el amor y el odio. la dependencia de DIOs y el desafio de su de Daniel dice: "Y tú iráx hasta el fin. y reposarás. y te levantarás para
voluntad. Frente a todas esas alternativas. Daniel iernpre optó por ha- recibir tu heredad al fin de ll'~ días» ( 12: 13 ). E'> decir. Daniel suf rina el
cer lo que resultaría para Ja glona de Dios. trauma de la muerte física antes de ver cumplidas las promesas de Dios.
La profecía de Daniel destaca. además. que la comunidad de fe vive Sin embargo. la muene física no impediría el pleno di~frute de esas ~rc~-
en un ambiente de rebeldía espiritual. El hombre tanto a nivel indivi- mesas. Daniel. como todos los miembros de la comunidad <le fe. paruci-
dual como social desafía Ja autoridad de Dios. Esa actitud se evidencia pará de una gloriosa resurrección y se gozurá de las bendiciones de 1.a
en Nabucodonosor, Belsasar y los que acusaron a Daniel en el capítulo heredad que el Soberano ha preparado para todos los que se han someti-
6 del libro de Daniel do a su voluntad.
La rebeldía de los hombres contra Dios se encarnará, finalmente. en A la luz del mensaje del profeta Daniel. el hombre de fe debe pregun-
el personaje llamado «el cuerno pequeño» (7:8 y 8:9). «el príncipe que tarse: ¡,Cuál es mi misión en el mundo en que vivo? ¿Cuál es mi com-
ha <le venir» (9:26) y "el rey soberbio» ( 11.36) El contexto de esos pa- promiso con Dios de cara a la sociedad de la que "ºY parte? 'Ial va la
sajes apunta hacia los llamados «tiempos escatológicos» cuando apare- mejor respuesta a esas interrogantes sea las palabras de Pedro «Mas
cerá la persona del anticristo. quien 'e autoproclamará Dios)' demandará vosotros sois linaje escogido. real sacerdocio, nación sama, pueblo <!d:
adoración universal. Tanto el Señor Jesucristo (ML 24: 15) como el apóstol quirido por Dios. para que anunciéis las virtudes de aquel q~e .º' llamo
Pablo (2 Ts. 2) consideran 1~ actividades del anticristo como un suceso de las tinieblas a su luz admirable- ( 1 P. 2·9). Daniel supo \'I\ rr en
futuro. Ambos pasajes indican que las actividades de dicho personaje me-
finalizarán a causa de la segunda venida de Cristo a la tierra. dio de paganos sin comprometer su testimonio ni su compron_1i'o con
Aunque es cieno que habrá un conflicto final y definitivo entre Dios Dios Tanto él como sus tres compañeros fueron luces en medio de las
y las fuerzas del mal en los últimos tiempos. no es menos cieno que ese
tirueblas de su tiempo. El hombre de fe de hoy .puede y debe imi.tar a
conflicto se ha librado y se sigue librando a través de los siglos. El espí- Daniel y sus amigos en dar testimonio de la gracia de Dios en medio de
ritu del anticristo siempre ha estado presente entre los hombres. Daniel cualquier circunstancia.
y sus compañeros vivieron en un ambiente donde prevalecía una actitud
anti-Dios. Esa situación prevalecía en tiempos de Antíoco Epífanes IV
en la época de Jos macabeos. Ciertamente que la profecía de Daniel fue
de mucha consolación para los hombres y mujeres de fe que por prime-
ra ve: leyeron su contenido
Ese mensaje profético consolador sin <luda dio mucho ánimo a los
creyentes que sufrieron persecución y martirio durante el imperio roma-
no. 13:> invasiones mahometanas y el establecímrento de regfmenes iota-
liianos ~ ateos en las épocas más recientes. El libro de Daniel subraya el
EVENTOS HISTÓRICOS RELACIONADOS
CON LAS PROFECfAS OE'OANIEL

a.e.
-
='
1='
~
u~l·=·
·1"'~
- z.1·
~;[
"'l.
•;•
,. u~. ht ~

..
f,J1
JE
.,
J


:::

~
i;
f!it
;. i: ¡- 60S

S9S
,,.._.*lta•Nati

~
H~ab· ucodC1111oaor• ~
tJdtraa••r

~, -
zE' !o

f! ..-"&*~- t

t - -S
=1 i
... 1

SM o-n.aiDn•JonwWoo-
H 1 rta"°'
m
SJ2
~!
: ~

!t
·l
r ¡§
ihrl 590 SJO

~ na a.o lt1ltoriD .. ...-

a..-•Judlot-~llJd.ll.
• joodiOl •

SJalU
Lloro. ·-~·-12.
...
f t; ~ Slt ................ 10_

SWJOs--- .. ......, .... -..i.. su o..M.t _,_


>
f
.W-.plo. SWJO 5 -f-M.-ai
~ .._.......
t! e
..
i.
?
i ll t J}lfii
1 SJ
0/2 4S7
ra Judj,
Uullo) &dtu t• e lftvwl<ln.
(OlcMmbre)Esdruheblaelamu111111d..,
Jen1Salftl l&<l.10).
0
!Hh..,.1 .. tKlbe notid .. de la Mtu.c!O..
1 _ 445
enJenowl*n.
..
r ..
_
Nehemr .. ootldta pennlw d• Art•l••J"
P*ll Ir e .i.nosaJ•n (N1h. 21. (Agosto)
c:o.nMnll la -•lnKd6rlde los

f
murosde.len1Jalán (Nth.6:1S).
c
l
o
~1¡1 i>
i~
l
..
..
. . 1~
450

q ~~
..
,.,.i
i
~~e ....
(
b
c
l
.
4
'
l
4
l
.
Sl
All
l
M
W
ot
ori
o.
Ha
9".
,
z-
ilo
t.
SIS
T~
es
......
...
y~

E
s
d
r
a
s
y
.
.
,

g
¡
u
p
o

p
a
.
.
.
.
.
,

p
a
4-44 (s.ptkmbre) llecon\lrucd6n de lot m1mn
! ~ tompleU<l1.
IOrtJ eat.bnóón d1 ll flHta de lo•

-
1 tabffn.kulos (N1h.1: 14),

UOl2S H<tlwtmlü "'9ffW 1.lenosal"'-


CRONOLOGfA RELACIONADA CON EL LIBRO DE DANIEL Reyes de Babilonia
y Medo-Persia
IMPERIO DE BABILONIA Ptolomeo Soler. Egipto. Libia. Arabia. Pa-

AJO
616--,
..c. ........
:.:=.. ,_._........., ...
Nabopolasar
Nabucodonosor
626-605 a.C.
f.05-562 a.C
lestina y Ubaoo
Seleuco Nica1or: Sma, Babilonia ) gran
E' il Merodac 562-560 a.c.
...,._ c:-IMlod.i ""s-lo~ko.. Lisímaco Tracia, Bitinia y varias provin-

-
CMda de Hlnh••· l\eriglasar parte del Asia ._1enor
560-556 a.e
.os---;
~~ :: Labassi-Marduc 556 a.e: cias al oeste del Heíosponto.
IOS a.tan. cM C."1"""'1L
~<MH•IMtlolaW<.
l<lebuc d -~"'Y>
Nabónido 556-539 a.e Casandro: Macedonia y Grecia.
r Bel-..t<;ar 55l-539 a.C:
N 1 1
·- lt
r
IMPERIO MEDO-PERSA
REINO DE EGIPTO
Ptolomeo Soier
Fil.iJelfo
32.3-285 a.c.
285-2-l6 3.C.
!!" Ciro el Grande 539-530 a.C.. Ptolomco
{ Dano el \fedo 539-524 .1.C.' Ptolomeo Evergeres 246-221 a.c.
·-Ml -..n.•tf.el:M:lcr:•= 221-203 a.c.
Cambises n 530-522 a.c.•
oc;

sso su '~- ' Lebar~ sso e.Ida de labllonla ... poclet ·- ......
Gautama CSeudo-Esmerc!i<.) 522 a.c.
Ptolomeo Filopator
Ptolomeo Epífane~
Ptolomeo Frlometor
203-181 a.c.
181-145 a C.
HllWnldo ..,....,, pe<Us fDft.SI. Darlo 1 522-486 a C•
Jetjes l 486-465 a.C. Ptolomeo Neos Filopator 145-14..i a C.

~·~~
SJt
Anaje-rje.s l 465-424 a.c. Ptolomeo Evergetes 11 144-116 a C.
no -. .. .en. JeCJ~ Il 424 a.C,
ns
S.Zl
,.......
Ooriol~r 1° .., ...... _..
Sogdl3JIO ..u_. a.C REINO DE SIRIA
Dilfio 11 423..:io.t a.e Seleucn l\h..Jt<>r 301-281 a c.
Dwtel Anajerjes Jl 41»-359 s.c Anuoeo Soter 280-:?61 s.c,
500 Artejerjc!> m 359-338 a.c. AnúocoTw 261-247 D C~
Arses (Jerjes 111) 338-336 a.e Seleuco Calfrnco 247-226 a.c.
•----i "...", Jeojel comhm.u•u reinado.
Ubrode httf coml-.,. .t t..ur 1~0 Darlo 111 3'\6-330 a.c. Seleuco Cerauno 226-223 a.c.
.....,... $.:- ti....,_. 223 187 a.c.
"'°
. ....,...
•H<Jn.
•Gnda por
IMPERIO
Anuoco el Grande

Seleuco Filopator 187-175 a.c.


........ ... &ebalJlllll•
~ 471 ~
46J J-465
¡¡
.._.... ....... GRECO-MACEDÓNICO Anlioco IV Epíf~ 175-163 aC.
Alejandro el Magno 330-323 a C. Anúoco Eupátor 163-16:! a C.
uo f Después de cerca de W año'> de imriga y Demetno Sotcr
AlejanJro Balas
162-150
150.145
a C.
a C.
Malwfell i confusión. el imperio greco-macedónico
fue di vidido entre los cuatro principales ge·
4» .._,,,la•teifuaa l'ersla (Nell. U:6l.
nerales de Alejandro:
414 <~"SotlflMM •2• M..-.S..AIUjefj-.
l Sólo 4 meses,

-
Dwlel
2. Regente en ausencia de su padre. Nabónido .
..,.---1 3. El personaje que se mencioan en Daniel 6: 1
Gubaru.
4. Es llamado Artajc:rjc:~ en Esdras 4:7. 1 l.
251
y que ha "Ido identificado como
GLOSARIO DE EXPRESIONES TEOLÓCICAS USADAS [f\ ESTA OBRA 253

Penureuco así como la del libro de expresión siempre se basa en una


l!-aia... Segun la critica. el libro de realidad histérica, No debe confun-
Daniel pertenece a los e ..criros dirse el lenguaje figurado con la in-
'euducpigráficos. habiendo sido terpretación figurada.

Glosario de expresiones escrito por un autor desconocido


que vivió en tiempos de Antíoco IV Literatura apocalíptica: Género lile-
rario que se caracteriza por el uso
teológicas usadas en esta obra Epífune« ( 175 a.C.-163 a.C.).
de símbolos. ' isiones y la presen-
Exége.sls: Proceso de estudio bíblico cia de un intérprete divino para de-
que tiene por objeto reproducir el clarar el significado. La literatura
significado original del texto. apocalíptica trata ternas profetices
escatológicos.
Hebdómada: Una unidad de siete.
Alegorización: Mérodo de interpreta- gidos por Dios. El Canon ~lá com- Proviene del vocablo griego Mesías: Nombre hebreo que literal-
ción que anula la historicidad de los puesto de 66 libro (39 en el Anti- hébdomos, que significa «séptimo». mente signiflca «ungido" y se refie-
eventos bíblicos. Este método O'iCU· guo Testamento y 27 en el Nuevo). re al esperado Rey y Libertador de
rece el significado de la Biblia por- Sólo estos libro pueden ser llama- Hermenéutica: u ciencia y el arte los judlo«. La palabra «Cristo» es
que está basado en el subjetivismo dos Palabra de Dios. que se ocupa de la interpretación. el equivalente griego del vocablo
del intérprete. «Mesías»,
Dispen.sacionalismo: Sistema de in- Interpretación figurada: Método
Amilenarismo: Sistema de interpreta- terpretación que rnanuene que Dios erróneo de interpretación por el que Milenio: Expresión que .. ignifica
ción que niega la existencia de un ha revelado su plan de manera pro- se le da a una palabra o frase un 'ig- 1.000 anos y se usa en referencia a
reinado terrenal futuro de Cristo. gresiva (dispensaciones). El siste- nificado distinto al pretendido por la duración del reino mesiánico. El
Según este sistema, el milenio o reí· ma dispensacionalista enfatiza la milenio es el segmento histérico del
el escritor.
no histórico se está cumpliendo en diferencia entre Israel y la Iglesia, reino eterno de Cristo.
la edad presente. Existen algunas va- la interpretación normal, natural o Interpretación natural o literal:
riaciones dentro del amilenarismo. literal de toda la Biblia. incluyen- Método de interpretación que. to- Premilenarismo: Sistema Je interpre-
do las profecías y el cumplimiento mando en cuenta la presencia de tación que enfatiza un cumplimien-
Anticristo: Personaje que aparecerá en histórico de las prome.... as hechas figuras del lenguaje. símbolos, pa- to literal de las profecías. El
el escenario de la historia al princi- por Dios tocante a la nación de Is- rábolav v otras licencia' literarias, premilenarismo enseña que la xe-
pio de la tribulación de los últimos T3CI. da a cad~ palabra o frase '>U ''gnifi- gunda venida de Cri,10 ~rá -egui-
tiempos. Es designado en la Biblia cado normal. cultural. gr.unatical e da del establecimiento de un reino
como el «cuerno pequeño» (Dn, Escatología: Rama de la teología sis- históricc tal como pretendía el au- de paz. justicia y santidad, DcnLTO
1:2-n.e1 «rey sooerbio.. (Dn. JJ:36). temática que se ocupa del e ..rudio del premilenarismo, ha) quienes
tor original,
el «hombf"t! de pecado» (2 Ts. 2:3). de los eventos con lo que culmi- son dispensacionalistas y quienes
la «bestia» (Ap. 13:1-10). El nurá la historia de la humanidad. De Lenguaje Ogurado: Licencia literaria siguen la teología del pacto.
anticrisco se caracterizará por su de- interés particular en la escatología que permite a un escritor u orador
...afío a Dios y su persecución de la son los evento' que precederán y Racionalismo: Es la tilosofia que afir-
des vinr la" palabras. aleJándoJa...., de
nación de Israel, así como de todo seguirán a la segunda venida de !.U uso ordinario y común paro dar-
ma que toda verdad se puede detcr-
el que rehúse llevar la marca de la Cristo. m mar mediante la lógica. El
le, una forma. construcción y apli-
bestia. racionalista cree que por medio de
cación diferentes de "u uso normal.
Escuela Critica: Grupo de teólogos y la razón se puede probar la existen-
El lenguaje figurado se usa general-
Canon: Conjunto de libros escritos eruditos que niega la historicidad y mente cuando se habla o escribe de cia y la naturaleza de Dios. De
bajo 13 dirección del Espíntu San- autoridad de la Biblia. Por ejemplo, tema.'> abstractos o "e trota Je hacer moJo que la revelación obrenatu-
to por hombres especialmente esco- la escuela crítica niega la unidad del énfasis en una idea, Esta fonna de
ral no e-. necesaria,

252
254 DANIEL Y EL REINO /1 IESIÁNICO GLOSARIO DE EXPRESIONES TEOLÓGICAS USADAS [N [5TA OBRA 255

Rapto (Arrebatamiento): Evento de la Biblia añade algo nuevo a la velaciones entre Dios y el hombre culminará con la manifestación en
por el cual la lgfesla será quitada de la revelación dada por Dios. tienen su base en el pacto de obras gloria de Jesucristo,
uerra y uasladada paro recibir al Se- (hecho entre Dios y Adán antes de
ñoren el aire. Lo\ pretnbc-Iaciomstas Sátrapa: Gobernador de una de las la entrada del pecado) y el pacto de vaticinium ex eventum: Expresión la-
creen que el rapto oeumrá antes de Ja provincias del imperio medo-persa, la gracia (hecho por Dio' a favor tina que 'lignifica una predicción he-
mbulación. los ¡»>t-ribulocionic;uis en- El sátrapa ejercía funciones CI\ iles del pecador elegido). El pacto de cha antes de que ocurra et suceso.
señan que ocurrirá después y Jo, y militares. Entre otra" cosas era obras e\tUVO en efecto hasta la caí-
nüdtnbulacioni'ta.' opinan que sera en co- brador de impuestos ) el juez da de Adán. Después de la caída. el vaticinia post eventum Expresión la-
medio de la lribumción. prin- cipal de su provincia. pacto de la gracia entró en opera- tina que describe una obra escrita en
ción. estilo profético pero que describe
Reino eterno: El dominio u gobierno Segunda Venida de Cristo: Se refie- sucesos ya ocurridos.
urnv ersal y absoluto de Dios 'obre re al regreso del Señor Jesucristo Terminuso quo: Expresión latina que
toda '>U creación a través de todas con poder } gloria. También "e le se usa para indicar el punto de par-
las edades, llama la revelación. La segunda ve- tida de un hecho.
nida de Cristo tendrá lugar después
Reino mesiánico: El reino profética- de la tribulación y antes del Terminas ad quem: Expresión latina
mente prometido en el Antiguo Tex- milenio, No debe confundirse la que se usa para indicar el limite o
tamemo, Este reino será establecido segunda venida Je Cristo con el fin de algo.
cuando el Me'ia' regrese a la rapto de la Iglesra
tierra, Tiempos de los gentiles: Periodo de
incluirá a judíos y gentile .... y sola- Septuagínta: Expresión que literal- tiempo que abarca desde la de...true-
mente pueblo regenerado entrará en mente significa los setenta. Se usa ción de Jerusalén por Nabuco-
él. El reino mesiánico es sinónlmo para designar la traducción del An- donosor (685 a.C.) hasta la segunda
del reino teocrdrico y del milenio. uguo Testamento del hebreo al grie- venida de Cristo. Durante los tiem-
go hecha en Alejandría, Egipto, por po de los gentiles. la nación de Is-
Remanente. Número de israelitas que el año 250 a.C .. en tiempo'> de rael es de....alojada de su posición de
serán salvos y disfrutanin del reino Ptolomeo ll Filadelfo. preeminencia en el mundo ) lo'
del Mesías. gentiles toman control del gobier-
Seudoepígrafa: Este vocablo literal· no mundial. Jesucristo dijo que Je-
Restauración Bendiciones futur.i..\ que mente significafalsos escritos pero rusalén estarla <rendo pisoteada por
esperan a la nación de Israel como se usa en referencia al conjunto de los gennles hasta que los uempos de
resultado del cumphrmento de los hbros de origen espurio que apare- los gentiles se cumplan (Le. 21 :24).
pactos amiguotcstamentarios. cen entre los año 150 a.c. y 150
d.C. Los libros seudoepigráhcos nibulación: Periodo de uempo equi-
Revelación. Este vocablo se usa de son generalmente apocalíptico' valente a la semana setenta (última)
dos modos. A veces se emplea para pero nunca han sido reconocidos de Daniel. Durante ese período de
explicar el acto divino mediante el como canónicos. tiempo la ira de Dios será derrama-
cual Dios comunicó verdades que da sobre toda la tierra en cumplí-
el hombre no hubiese podido cono- Símbolo: El uso de un objeto o acon- miento a las profecías de Mateo 24.
cer de otro modo. También se usa tecimiento para enseñar o ilustrar El anticristo hará su aparición en el
para hablar de lo segunda venida de una verdad histórica. Por ejemplo, escenario de la historia (2 Ts, 2),
Cristo en gloria. el cuerno pequeño de Daniel 7 sim- habrá una religión falsa simboliza-
boliza al anticristo. da por la gran ramera (Ap. 17). y
Revelación progresiva: Una expresién una persecución universal de 1ot10~
que se usa paru explicar que Dios d10 Teología del pacto: Un sistema teoló- los que rehúsen llevar la marca de
a conocer sus verdades por etapas. gico que considera que toda' la.'> re- la bestia (Ap. 13). La tribulación
o sea. progresivameme, Cada libro
BIBLIOGRMÍ.A. 257

Daniel. Roben Culver es de teología conservadora. premilenarista y


di-.pensacionalisw. También e' el autor de una abreviada exposicién del libro
de Daniel que aparece en el Comentario bíblico Mo<>dy: An11g1m Testamento
(Grand Rapids: Editorial Portavoz, 1993).

Driver Samuel R. 711e Book o/ Daniel. Cambridge: Univesity Press.


Bibliografía 1900.
S R Driver fue un famoso erudito de la escuela critica. Su comentario es
una exposición versículo por versfculo, usando su propia traducción, Driver
escribió desde el punto de vi..ta liberal. En su opinión. el libro de Daniel es
La cantidad y variedad de la literatura existente en relación con el libro pseudoepigráfico Esta obra es útil para conocer la base exegética a histórica
de. Daniel es en verdad sorprendente. Desafortunadamente, muy poco que hace a la críuca rechazar la prof ecía de Daniel.
existe en castellano de esa vasta cantidad de literatura Las obras más
importantes hasta ahora escritas sobre las profecías de Daniel se encuen- Farrar, Frederic W. The Book o/ Daniel. The Expositors Bible. Lon-
tran en inglés. ~on el propósito de ayudar al lector, particularmente al
que pueda leer inglés. se ha preparado esta bibliografía. Se ha hecho una dres: Hodder & Stoughton. 1895.
breve reseña de los principales comentarios que podrían ser de ayuda al Esta obra connene una extensa introducción que abarca una tercera parte del
lector. Además. se proporciona una li'ita de obras que han sido usadas libro. Aunque el autor consulta el original hebreo. parece haberse basado más
en la preparación de este comentario. Estimulamos al lector a farnilian- en la Septuaginta, Fartar. al igual que Driver, pencneció a la escuela liberal.
zarse con el mayor número posible de e tas obras. Los libros editado Para él. Daniel fue escrito por un autor desconocido que vivió en el siglo n a.C,
en castellano aparecen con un asterisco t").
• Grau, José. Las profecias de Daniel. Barcelona: Ediciones Evangé-
Archer, Jr. Gleason L." Daniel», 711e Expositor's Bible Cammentary,
licas Europeas. 1977.
Grand Rapids. The Zondervan Corporation. 1988.
Una exposicién. a veces versículo por versículo, pero mi~ frecuentemente
Un exeiente comentario escrito por un reconocido erudito del Antiguo Tes-
por párrafo.,. de la pluma del conocldísimo escritor español, futa obra e~t.á es-
tameruo. fa prernilenarista > de teolog1a conservadora, Conocido entre los lec- crita dc...de el punto de vista conserv ador y amilenarista del pacto, José Grau es
rores de habla castellana por \U obra Reseña critico de una introd11cdó11 al un defensor de la inerrancia de las Escrituras. Considera que el libro de Daniel
Antiguo Testamento (Editoral Portavoz).
es una obro genuina. producto del Daniel histérico que vivió en el siglo \'I a.C.
En la interpretación de algunos pasaje' claves (por ejemplo 9:24-27: 11-12).
Barnc -. Alter. Bames 'Notes on tite 0/d Testament, 2 tomos. Grand Grau xigue de cerca la interpretación que hace más de medio siglo ofreció el
Rupids: Baker, 1950. teólogo amilenari ta Philip Mauro. Mauro fue un amilenarista conservador. pero
muchas de sus conclusiones han 'ido abandonadas por escritores de la misma
Un cornenrano exhaustivo escrito por un ramoso expositor y teólogo refor-
escuela. Dcsafonunadamente, José Grau, a través de su comentario. identifica
mado. Este comentario es una expos1c1ón versículo por versículo, presentando
In interpretación dispensacionalista de la Biblia casi exclusivamente con las notas
una perspectiva arnilenarista del libro de Daniel.
de Scofield. quien escribió hace más de setenta años (murió en 1923) También
pasa por alto que ha} muchos dispensacionalistas que difieren del pensamiento
Culver, Roben O Da11il L anti tite Lauer Days. Chicago: Moody Press,
1
de Scofield, por lo menos. en algunas cosas.
1954. A pesar de lo' problemas exegéticos. el lector se beneficiará con las ense-
f.,ta obra e' un estudio limitado solamente a la sección profética del libro de ñan1as prácticas. el estilo ameno y la defensa valiente que el autor hace de La
fidelidad de las Escrituras,

256
258 DANIEL t' EL R[lf'l;Q MESIÁNICO BIBLIOCRA(ÍA 259

lronside, Harry A. Daniel. Capital Federal. Argentina: Fundación exhaustivo basado en los idioma' originales y de gmn valor filológico. El autor
Cristiana de Evangelización, 1976. escribe de-de el punto de vista liberal. aunque no se extrema como hacen otros
de la mivma escuela. Esta obra contiene una introducción de 111 páginas, un
Este comentario es una traducción de lru. exposiciones hechas por el doctor aparato críuco excelente ) una documeotaclén excepcional.
Ironside durante 'u largo ministerio de predicación > enseñanza de la Biblia Montgomery proporciona información histórica. arqueológica. filológica y
lrouvide escribió desde una perspectiva sólidarnenre conservadora. cultural de mucho beneficio para el estudiante Esta obra. sin embargo. debe
premilenarista y dispensacionatísra. Su estilo es ameno. devocional, espmmal ser leída con mucho cuidado para poder detectar lo faJaI del argumento critico.
> repleto de ilustraciones prácticas.
Walvoord, John F. Daniel, The Key 10 Prophetic Revelation. Chicago:
Kcil, C. F. Daniel. Grand Rapids: Eerdmans. Moody, 197 l.
He aquí un comentario exhaustivo; una exposición versículo por versículo, John F. Walvoord, Rector del Seminario Teológico de Dallas desde 1951, es
ba ..ada en los idiomas origrnales, por el famoso exégeta conservador de la es· uno de los teólogos y educadores más sobresalientes en los Estados Umdos de
cuela calvinista reformada> amilenarista Esta obra comienza con una extensa Norteamérica, Además. Walvoord es, sin duda. el más notable representante
introducción en defensa de la autenucidad e historicidad del libro de Daniel. contemporáneo del premilenarismo dispensacionali<.ta.
Entre los muchos méritos de esta obra. sobresalen la erudición con que el Este comentario e.. una exposición ..-ersfculo por versículo. basado en el 1e:1:-
autor refuta lo' argumentos de la crítica. la exégesis equilíbrada y la valemía en to inglés del libro de Daniel, aunque con el apoyo del texto original. fata obra
la exposición de pasajes, aún cuando necesariamente no apoyen el punto de vista se caracteriza por su posición conservadora, evangélica, u excelente documen-
amilenarista, tación y una bibliografla excepcional WaJvoord presenta con pulcrirud lo'> puntos
de vista que difieren del suyo y los contesta con erudición y caballerosidad.
Lang, G.H. The Histories and Prophecies of Daniel. Grand Rapids:
Kregel Publications. 1973. Wilson, Robert Dick. Studies in the Book of Daniel (Dos tomos). Grand
Un estudio capítulo por capítulo basado en el texto en inglés del libro de Rapids: Baker Book House, 1972.
Daniel. El autor presenta Ja perspectiva premrlenarista de manera amena y con- He aquí una obra monumental en defensa de la autenticidad del libro de
servadora, El mérito principal de este trabajo es In consideración dada a los pro- Daniel. No se traía de un comentario. sino de un trabajo apologético que de-
blemas que el estudiante confronta al estudiar esta profecía. muestra el carácter genuino de la profecía de Damel Después de varios años
de sena y ardua invesugacién, el Dr Roben Dick Wilson. quien fuera por va-
Leupold, Herben C. Exposition of Daniel. Grand Rapids: Baker, 1969. rios años profesor de lenguas semíucas y críuca del Antiguo Testamento en el
Seminario Teológico de Princeton, responde golpe por golpe iodos los argu-
Indiscutiblemente. uno de los mejores comentario sobre el libro de Daniel mentes que la crítica ha asestado contra el libro de Daniel. El autor discute de
e...crit~ ~esde el punto de vista amilenarisia, El autor hace su propia traducción manera magistral las objecionc fllolégieas. históricas. cronológicas y teológicas
del original, } en su excelente incroducción de 40 págm:t!. refuta Jos argumen- lanzadas contra esta profecía y ofrece una respuesta satisfactoria a dichas obje-
tos de la críuca modernista
ciones.
Leupold es un expositor de la denominación luterana. pero
decididamente conservador. Su amilennnsmo le lleva a alegorizar ciertos
pasajes, panicular- mcnte los que tratan ternas escatolégicos. Sin embargo. su Young, Edward J. The Prophecy of Daniel. Grand Rapids: Eerdrnans,
erudición y conser- vadurisrno no dejan lugar a dudas. 1949.
Uno de los hombres que más ha contribuido al pensamiento cnsuano con-
Montgomery, James A. A Critica/ and Exegetical Commentarv 0111/re servador en el siglo xx fue. sin duda. el Dr Edward J Young. por mucho'> años
Book of Daniel. Edimburgo: T. & T. Clark, 1927. • rector del Seminario Teológico Westminster Su comentario sobre el libro de
Daniel es una obra exhaustiva, exegéuca, expositiva y de incuesuonable erudi-
Como su título indica. este comentario es critico y exegético. Es un trabajo