Sie sind auf Seite 1von 12

BB Warfield, Filosofía de sentido común y crítica bíblica

por Theodore P. Letis

TRADICIONALMENTE DENTRO DE LOS CÍRCULOS EVANGÉLICOS, la crítica superior ha sido


vista como el ámbito prohibitivo del subjetivismo destructivo. Por otra parte, desde finales del siglo
XIX, el o la crítica textual inferior, se ha visto como el dominio seguro, donde se cree que todos sean
limitadas por datos "objetivos" que en última instancia demostrar la responsabilidad de volver del texto
bíblico 1. Un el estudio histórico de la disciplina de la crítica inferior, sin embargo, demuestra que se
trata de un desarrollo bastante reciente.
Los historiadores han notado durante mucho tiempo que fue específicamente la crítica más baja la que
en un principio atormentó a los conservadores debido a la amenaza que representaba para su punto de
vista de inspiración verbal. Que fue que la crítica inferior precipitó la teoría de la inerrancia autográfica
del siglo XIX, adoptada por "varios teólogos ortodoxos protestantes ... después de que tuvieron que
enfrentar los resultados de la crítica textual" 2.

A veces se olvida que la crítica textual, como nos recuerda Kummel, proporcionó uno de los estímulos
más "decisivos" para el estudio científico y crítico de la Biblia al principio 3. Además, fue el deísta,
Anthony Collins, quien en el siglo XVIII utilizó la colección temprana de John Mill de 30,000
variantes textuales del Nuevo Testamento como un argumento para reemplazar revelado con religo
natural4. Y en la escena estadounidense, Joseph Stevens Buckminster persuadió a los funcionarios del
Harvard College en 1809 de publicar una edición estadounidense del crítico Nuevo Testamento
Griego de Griesbach, porque vio su valor en la promoción de la crítica de textos, en su opinión, "un
arma muy poderosa para ser usado contra los proveedores de inspiración verbal5.

Benjamin Breckinridge Warfield (1851-1921), profesor en el Seminario de Princeton desde 1887 hasta
1921, fue el erudito más astuto y crítico de NT en Princeton durante su mandato. Si bien también
retuvo la vieja visión escolástica de la inspiración verbal, lo hizo, muy consciente de este "arma" en
Nueva Inglaterra. Una buena parte de la carrera académica temprana de Warfield, por lo tanto, se gastó
dominando la disciplina de la crítica de texto del NT a fin de domesticar y neutralizar esta amenaza. La
forma en que hizo su tarea ayuda a explicar tres desarrollos en Princeton durante su vida y su influencia
duradera en la actual visión evangélica de la Escritura: 1) por qué dio un énfasis distintivo a la teoría de
la inerrancia autográfica; 2) cómo la crítica de textos llegó a ser vista por los evangélicos en el siglo
veinte como un reino seguro y neutral que solo puede apoyar la causa evangélica y nunca la
puede armar; 3) cómo Warfield contribuyó a un clima que era más tolerante hacia la crítica bíblica
genuina en Princeton en un momento en que se percibía que tal crítica era amenazante en la extrusión
6.

yo
El primer paso de Warfield en este proceso fue aislarse del enfoque escolástico de Protesant en
cuestiones críticas de texto, al tiempo que mantiene la visión escolástica de la inspiración verbal. Este
no fue un movimiento fácil. En la vieja escolástica sys-tem estos dos aspectos fueron accionados con la
mano la mano y dos partes de un todo 7. neverthe menos, en contraste con la opinión de Charles
Hodge, que se trata más adelante, Warfield comenzaron por desaprobar el texto establecido (lo
que llevó a la cal textus receptus -el " texto recibido") que hasta ahora había sido el objetivo de la
visión verbal de la inspiración . Para Warfield, los escolásticos habían tropezado cuando su "respeto
por la Palabra de Dios, contra toda lógica, pero no natura ONU ejercidos LLY, erigido el Dard Stan o
recibido texto en la norma de un texto cierto 8” . Warfield fue el primero de Princeton para romper tan
decisivamente con el viejo estándar de texto. Lo hizo con la confianza de que estaba surgiendo un texto
mucho mejor.
Sin embargo, abandonar este estándar significaba que estaría abandonando el texto que se creía
inspirado verbalmente por las D ivinas que produjeron la Confesión de Fe de Westminster. A fin de
salvar, por lo tanto , su visión verbal de la inspiración -el último vestigio de la influencia de
Francis Turretin- se vio obligado a relatar la inspiración a las au- torgrafías inescrutables de los
registros bíblicos. Según él,también argumentó que una vez reconstruido , sería inerrante de una
manera que superó con creces el texto que se pensaba que estaba inspirado por los Divinos de
Westminster. Contrariamente a la mayoría de las evaluaciones críticas de Warfield, la principal
influencia sobre él en este momento no fue el scholas ticismo reformado , sino más bien, la Ilustración
9.

La verdadera prueba para determinar si uno es heredero de los escolásticos reformados se encuentra en
el papel que desempeña la Confesión de Westminster en la localización de la autoridad final de las
Escrituras. Archibald Alexander (1772-1851 ), Charles Hodge (1797-1878) y el presbiteriano sureño
Robert Dabney (1820-1890) fueron auténticos herederos de Turretin . Concentraron su autoridad en las
copias actuales y existentes de los textos bíblicos ( un pographa ), con todos los fenómenos
equivalentes que acompañan , como la "providencia l y preservada" y la edificación
sancionada (Westminster Confession of Faith, 1: 8). Warfield, por otro lado, fue el primer profesor en
Princeton que le permitió a su filosofía de sentido común el papel de reconstruir el texto de acuerdo con
los cánones de la crítica alemana10. M oreover, este enfoque alemán para reconstruir el texto comparte
una conexión orgánica con la alta crítica más radical. Exigió que se abordara la Escritura "como
cualquier otra literatura", y legitimó el uso de la técnica radical de confección conceptual: la misma
base del método crítico superior. En este desarrollo , a Warfield se le debe atribuir la introducción de
una auténtica crítica bíblica en Princeton, que recibiría la aceptación en Princeton después de la
reorganización de esta institución en 1929.

Antes de la llegada de Warfield a Princeton , ningún Princetonian había alcanzado el estatus de experto
en la joven disciplina de la crítica de texto del Nuevo Testamento. Alemania fue el responsable de estos
estudios. Es interesante notar que, en ausencia de esto, el profesor fundador de Princeton Semi-nary,
Archibald Alexander, no sintió ningún remordimiento por admitir que los autógrafos no eran infalibles,
señalando, "que incluso es posible que algunos de los autógrafos, si los tuviéramos, podría no estar del
todo exentos de los errores que surgen del deslizamiento de la pluma, como los apóstoles y
(Had)amanuens es ( - es ) que no fueron inspirados 11. "

Alexander podía permitirse admitir este error, porque para él, como lo era para los escolásticos
a quienes estaba endeudado, el lugar primario de autoridad eran los textos disponibles a su
disposición. Para él no hubo una discontinuidad radical entre los autógrafos perdidos y el texto que
tenía antes de él. Por lo tanto, si el error existente manifestaba errores, era probable que estuvieran allí
originalmente . Por otra parte, aunque Alex ander w tan consciente de al menos
60.000 variantes tex tual en su día, que confía en que no afectan a la doctrina de ninguna manera. Al
igual que los escolásticos, Alejandro vio la uniformidad del texto existente, a pesar de cierta evidencia
de la diversidad, como explícito de la dirección Nduring validez de
la Confesión ster Westmin, promesa de preservación cial providen.

Reconoció que aunque Dios podría haber mantenido milagrosamente la perfección inerrante (si Él
había elegido proporcionarla en primer lugar) en el texto transmitido -siempre el lugar de su atención,
no los autógrafos- eligió no hacerlo. Al igual que los escolásticos, que ATTAC HED "más peso a la
cantidad de manuscritos que acredite" (el énfasis es mío), más que en la necesidad de reconstruir
una etype inerdiatriba arco. Él prefería un "manuscrito de MS con cuidado" sobre "uno escrito por
descuido diez, en igualdad de condiciones". Al igual que Turretin , no estaba dispuesto a considerar
traducciones sobre copias griegas. En resumen, Alejandro es un justo representante de la tradición
dogmática reformada del siglo XVII .
A diferencia de Alexander, que nunca en-contrarrestada métodos alemanes de primera mano, Charles
Hodge estudió en Alemania para t wo años entre 1826 y 1828. 12 Estableció relaciones significativas
con los alemanes más conservadores, Tholuck y N eander, y escucharon otra notewor tus teólogos tales
como Schleiermacher. Después de su regreso a casa, continuó leyendo
los diarios, Zeitschrift , Evangelische K irchen-Zeitung , y varias otras . Tholuck lo mantuvo
abastecido con las mejores obras de G erman sobre el lenguaje, la literatura y la exégesis del Antiguo y
Nuevo Testamento. Mientras Hodge todavía estaba en Alemania, Alexander le había advertido:
"Espero que mientras estés separado de tus amigos terrenales, te preocupes por mantener la
comunicación con el cielo abierto. Recuerda que respiras una atmósfera envenenada. una profunda
impresión de la verdad divina; si caes en el escepticismo o incluso en la frialdad, perderás más de lo
que ganas de todos los profesores y bibliotecas gitanos. 13.Parece que Alejandro nunca pensó que la
influencia podría funcionar en el otro. dirección, Hodge trayendo aire fresco a los alemanes
14. Mientras Hodge logró mantener su fe, también se dio cuenta del estado actual de la crítica de texto,
como lo dejan en claro sus notas de la conferencia sobre la crítica bíblica, dada en Princeton.
colecciones de notas, su " Crítica Bíblica : Lección Introductoria ", dada antes de irse a Alemania, (No
de noviembre de 18221 y "Leyes de Crítica del Nuevo Testamento", presentadas después de su regreso
(agosto de 1834), revela cómo la crítica de texto fue tratada en Princeton bajo Charles Hodge 15.

En la conferencia anterior, señala los diversos peligros a los que se han expuesto los textos de las
Escrituras, incluidas las alteraciones escritas intencionales. Dado que "la integridad del Texto es la gran
basesobre la que descansan todos los documentos cristianos y todas las esperanzas cristianas, es de
todos los puntos el último que debe darse por sentado". Aquellos que son "administradores de los
misterios de Dios" deberían poder demostrarles a los amigos y enemigos que la Biblia se ha convertido
en "esencialmente lo mismo" que "Dios primero entregado a su Iglesia". En sus conferencias sobre
"Leyes de la Crítica", reconoce que los cánones que enumera están tomados
de los Prolegómenos de Griesbach . En ninguna parte de la conferencia, sin embargo, él alguna vez
aplica estos cánones aceptados a pasajes individuales.

Como Alejandro antes que él, y su hijo, Caspar Wistar Hodge, después de él, considera como una "ley
fija" la ilegitimidad de practicar una enmienda conjetural en los textos de la Sagrada Escritura, porque
"sería sumamente dañino como todo crítico pensaría". él mismo autorizado a hacer alteraciones y así la
certeza y la autoridad de SS (Sagrada Escritura) sería destruida. "Hodge proporciona una breve historia
de las ediciones publicadas del Nuevo Testamento griego, señalando que la confianza que uno puede
tener en cualquier edición dada será basado en "las calificaciones de sus varios editores". Esto es de
gran importancia para él porque "estas ediciones difieren en algunos casos muy materialmente unas de
otras", y debemos determinar cuál es la correcta.

Él comenta favorablemente sobre las ediciones y los editores en la tradición


de Complutense / Erasmian mientras que respeta las críticas de esa tradición. Lo siguiente se convirtió
en su opinión definitiva, sin embargo, con respecto al estado de los estudios de texto del Nuevo
Testamento en el Seminario de Princeton en 1834:
Altho hay que confesar que las ediciones posteriores han ampliado considerablemente el stock
de materiales de ahí la verdadera lectura del texto sagrado se ha de obtener y puede en algunos
casos han señalado y corregido los errores en las ediciones Elzevir, sin embargo, bien puede ser
puesta en duda de los principios en los que h ay procedieron [posteriores tores EDI] si han
formados cualquier edición que, tomadas en su conjunto es digno de tanta confianza
una s es justamente debido a la la edición de 1624 [ Elzevir ] . Era la belleza de la edición y el
personaje que los Elzevirs habían obtenido por su corrección lo que la trajo a un uso general,
por lo que pronto se la consideró estándar y ganó un ascendiente que nunca perdió 16.

Para Hodge, como con Archibald Alexander y los primeros dogmáticos , los textos receptus todavía se
consideraba como el estándar reinante en Princeton en la primera mitad del siglo diecinueve.
Sin embargo, Hodge nunca llegó a plantear una crítica sustantiva a Griesbach , la actual edición
"crítica", aunque en un momento dado reveló una preocupación por sus principios: "De sus
talentos,aprendizaje y autoridad y honestidad, hay un acuerdo general. De la opinión de la exactitud de
sus principios críticos hay una diversidad considerable ... Cualquier duda que se una a la corrección de
estos principios debe conectarse con el texto encontrado sobre ellos 17. "

Fu rthermore, Hodge estaba preocupada de ser motivo de H es la primera


edición Griesbach "publi cado una declaración explícita de su fe en el di vinity de
nuestro Salvador. Este laratio Dec. o que posteriormente se retiró." Más encima, escritos exegéticos de
Griesbach eran "muy de acuerdo con los sentimientos predominantes de los críticos
continentales." Al final de su conferencia, mientras esperaba leer más sobre el
tema, Michael es "Introducción al Nuevo Testamento, los Prolegómenos de
Mill, Wetstein y Griesbach , también enumeró las Estricturas de Laurence en el Sistema de
Griesbach y Nolan sobre la integridad de la Vulgata griega, la defensa más completa de
los textos receptus publicado en Hodges day.

Debido a que el texto estándar del día era adecuado para Hodge, no sintió la necesidad de pedir
un autógrafo inerrante . De hecho, en una carta de su hijo, AA Hodge, a BB Warfield, el joven Hodge
reconoció su comprensión de la opinión de su padre con respecto a los errores y la Biblia:

Pero la pregunta que queda es ¿este libro [la Biblia] con sus (1 ) características humanas (2)
orientales y (3) hebreas pretende superar la prueba de la crítica microscópica en cuanto a su
precisión en cuestiones de detalle indiferente ? Parece que mi padre [ Charles Hodge] estaba
hablando de la posibilidad de inexactitudes infinitesimales de ninguna importancia en relación
con el diseño final d, en Systematic Theology vol. 1, p. 170. Lo digo también, muy
cordialmente. Pero la pregunta sigue siendo qué grado de precisión minuciosa prueban los
hechos que Dios ha firmado para que se produzca.Eso es para que los críticos y exégetas
determinen 18.
Esta cita se encuentra en marcado contraste con la agenda de Warfield: a diferencia de Alex-
ander, Charles Hodge, y al parecer AA Hodge, así, Warfield sentía que podía cumplir sin errores y así
postuló la teoría de autógrafo infalible.

Caspar Wistar Hodge, Charles Hodges otro hijo, puede ser visto como una figura de transición entre el
viejo enfoque Scho-Lastic de principios de Princeton, y lo que se convertiría en el
nuevo ianismWarfield- de Princeton tarde. Mientras que publicó poco, sus notas de la conferencia
sobre la crítica de Nueva Testarnent son existentes. Aquí él tampoco hace súplicas para la teoría del
auto-grafo inerrante.Por el contrario, plantea la pregunta: "¿Qué ha hecho Dios? ¿ No es lo que debería
haber hecho?" 19. Además, sintió el problema que confronta la visión de la Escritura de Princeton, y
preguntó: "¿Qué vamos a decir de la inspiración verbal cuando la Iglesia no puede estar de acuerdo con
las palabras del texto ? Su confianza en el enfoque de Sentido Común le aseguró, sin embargo, que una
investigación minuciosa solo podría evitar las dificultades, " pero antes algunos puntos obstinados
20. En su época, la acumulación de variantes textuales había alcanzado la suma de 120,000, pero
él juzgó que no más de 1600 a 2000, en su mayoría puntos menores, aún permanecían en duda 21.

Mencionó que racio-Considérant tanto doctrinales ortodoxos y heréticos-habían llevado a la alteración


deliberada del texto transmitido. Esta admisión, que él había aceptado de Griesbach , tenía
implicaciones que puede no haber captado alguna vez completamente 22 . Rechazó libremente la coma
controvertida Johanneum (I fn 5:71, y Hechos 8:37, sobre la base de que ambos habían sido
interpolados por escribas ortodoxos. Griesbach lo convenció de que cuando se involucraran viants,
todas las lecturas favorecían la ortodoxia). iban a ser im considerada como sospechosa -
mediately 23. Él estaba perfectamente dispuesto a renunciar a estos pas-sabios como adherencias, sin
embargo, debido a una pérdida no afectó "la integ ridad del libro o ... la doctrina 24.

CW Hodge, a diferencia de su padre, estaba menos dispuesto a reconocer, si es que realmente era
consciente de ello, la conexión en el método de Griesbach con el marco crítico superior. Ingenuamente
creyó que Griesbach estaba trabajando 'completamente libre de prejuicios en sus labores 25. De hecho,
Johann Salomo Semler (1725-1791), el mentor de Griesbach y uno de los arquitectos decisivos del
método de mayor crítico, había proporcionado Griesb ada con sus principios críticos de texto
26. Semler creía que el canon y el texto eran accidentes de la historia; no vio ni como inspirados ni
autoritarios, ya que ambos reflejaban las preocupaciones locales de sus diversos autores y
redactores. Sin embargo, CW Hodge no empleó el método de Griesbach estrictamente. Aunque
sostuvo que Griesbach estaba"completamente libre de prejuicios" , sin embargo tenía dudas sobre
su teoría de la recesión . Además, aunque consideraba que las pruebas más antiguas eran las mejores,
admitió que los manuscritos tardíos podían reflejar una forma temprana del texto. pensó que el valor
más alto pertenecía a la evidencia de fuentes remotas e independientes.

Cuando evaluó ejemplos, demostró ser independiente e inconsistente . Criticó a la FHA Scrivner por
elegir, basándose en razones subjetivas o teológicas, lecturas en los manuscritos posteriores . Sin
embargo, después de reconocer que las mejores autoridades, tanto los manuscritos como los críticos,
rechazaron la última parte de Juan 3:13, es decir, "ningún hombre ha subido al cielo, sino el que
descendió del cielo, incluso el hijo del hombre que está en el cielo". , se puso del lado de Scrivener y el
difunto MSS, simplemente con el argumento de que "el verso es genuino e importante." Podía ser tan
subjetivo como cualquier persona. Alojado con los alemanes, también rechazó la autoría de Markan del
largo . endi ng a este evangelio, aunque él re CONTENIDAS el pasaje como obstante ca nonical, y por
lo tanto, inspirado también rechazó Matt 6:13; Juan 5:. 3, 4, y Juan 7: 53-8: 11, que él considerado
como no cónico, aunque probablemente sea un evento histórico real . En ella 1:18 retenía la lectura
recibida, solo se obtiene el hijo. Como ya se mencionó, rechazó Hechos 8:37, aunque había sido
retenido por otro. Princetonian , JA Alexander, en su comentario sobre este libro 27. Sobre el problema
de cómo tratar variantes textuales, CW Hodge vio dos escuelas en el horizonte. El primero consistió en
los alemanes, Tregelles y Westcott y Hort ; estos son los que dependen de "MSS antiguos". El segundo
fue representado por Scrivener, quien parecía confiar en "MSS modernos". Sin embargo, esta
diversidad no representó un desafío para la visión optimista de CW Hodge del enfoque
de Sentido Común , ya que "dado que esta es una cuestión de evidencia", las dos organizaciones
estarían "de acuerdo después de un tiempo " .

En resumen, CW Hodge tenía una comprensión bastante tolerable del estado de la disciplina, pero
parecía carecer de conocimiento del trabajo de marco crítico superior del método alemán. O, si lo
reconoció, eligió ignorar esto. Además, cuando el consenso fue en contra de lo que él consideraba
un punto doctrinalmente vital , optó por la lectura tradicional. Aceptaría la crítica de texto solo en la
medida en que lo permitiera su criterio de sentido común. Sin embargo, su creencia, más una
proyección que una verdadera lectura d e el estado de cosas-que Ger crítica textual hombre había
alcanzado un método unbi obre la base, científica, le permitió conclud correo, "la crítica de manera
satisfactoria un Swers la pregunta de cuál es el las palabras del NT son ". Eventualmente, incluso la
mayoría de los alemanes renunciaría a tal noción.

II
Warfield se convirtió en un protegido de Charles Hodge y en 1887 tomó su silla en el Seminario de
Princeton. Al igual que Hodge, sabía que había que estudiar en Alemania para responder
inteligentemente a su crítica bíblica. Al igual que Hodge, sabía que Nueva Inglaterra era ahora la fuente
de la crítica alemana en Estados Unidos y que era la crítica más baja la que ofrecía la mayor amenaza a
la inspiración verbal. Buckminster en Harvard había declarado descaradamente, " cualquier persona
racional consciente de la historia del texto del Nuevo Testamento no podría sostener
una teoría rígida de la inspiración verbal". Charles Hodge había alcanzado tal conocimiento hasta
cierto punto, pero parece haber insistido en su creencia en la inspiración verbal al mantener la crítica de
texto en condiciones de plenacompetencia. Sin embargo, en los días de Warfield, los estudios críticos
de texto se habían trasladado de Alemania al clima moderado de Gran Bretaña 29. CW Hodge había
intuido esto y había comenzado a aceptar el práctica de la crítica de texto. Sin embargo, Warfield era
ahora el que confiaba plenamente en seguir adelante. Si los hombres de la iglesia inglesa (Westcott
y Hort ) pudieran hacer críticas textualessin dañar la fe, también lo harían los Princetonianos . el
primer estadounidense en producir una introducción a la práctica alemana de la crítica de texto N .T.
30 .

Siguiendo el consejo de CW Hodge31 y con una carta de presentación escrita por Philip S Chaff ,
Warfield ingresó en la Universidad de Leipzig en 1876 por un año

estudio . Regresó a los Estados Unidos, completamente al tanto del estado de la crítica
alemana . Después de pasar un año como pastor asistente , en 1878 se convirtió en un instructor de
Lengua y Literatura del Nuevo Testamento en el Western Theological Semi-nary (hoy en día pan de
Pittsburgh Semi-nary). El título de su discurso inaugural, inspiración y crítica, reflejó lo que creo que
Warfield vio como su llamado particular: la integración de la crítica bíblica con la visión escolástica de
la inspiración verbal 32 .

En la conferencia se refiere a una "cierta soltura de creencia" dentro de la iglesia y ante esto le aseguró
a la audiencia de su propia constancia. Él vio el problema como enfocado en el ataque del
hombrealemán a la inspiración verbal. Rechazó rápidamente cualquier teoría del dictado de la
inspiración, afirmando que el modo real era inescrutable. Evitó , sin embargo, cualquier mención de las
variantes textuales de amenaza planteadas a la inspiración verbal, calmando a sus oyentes en un tono
seguro, afirmando que "una revisión cuidadosa del texto" colocaría la Biblia fuera de toda duda. Aquí
vemos que la crítica ahora se convierte en el aliado de la fe. Con CW Hodge, estaba seguro de que
debido a que la crítica inferior se ocupa de los "hechos ", era inmune a las "especulaciones " de la
crítica superior. Sostuvo que "la crítica negativa moderna ni por razones internas ni externas ha podido
arrojar dudas sobre la autenticidad de un solo libro de nuestro Nuevo Testamento". De hecho, "la
crítica moderna ha ido paso a paso con la fe tradicional".

Lo que W. Arfield no pudo abordar fue el hecho de que grandes bloques de material tradicionalmente
encontrados en esos libros ahora, en su opinión, debían prescindirse como corrupciones del texto,
"hechos" producidos como resultado de la crítica moderna . Warfield estaba ahora preparado para ir
más allá de lo que cualquier persona en Princeton hubiera estado dispuesta a hacer alguna vez , dudar
de laespiración de Oct de la resurrección . El 2 de diciembre de 1882, publicó en el popular Sunday
School Times un artículo que trataba el largo final del Evangelio de Marcos. Aquí él declara que este
relato de resurrección "no forma parte de la palabra de Dios". "No estamos entonces", añadió, "para
atribuir a estos versículos la autoridad debida a la palabra de Dios 33, Profes sor N .M Wheeler, de
Lawrence University , c lo desafió en este punto. Al insistir en la visión de Warfield de la materia da a
entender que "hay que preguntar a los críticos cada rning mo lo es la
última sión conclu en un recipiente sobresaber lo que es que el guión Ure inspirada de Dios," Wheeler
percibió la relación cerca entre lo Warfield estaba haciendo y lo que se proponía en la llanura crítica
superior 34 .

Ciertamente, los datos textuales para este pasaje consistían en "hechos" duros, pero estos "hechos"
permitían dos reconstrucciones o interpretaciones opuestas. War field, junto con CW Hodge antes que
él (en menor medida ) 35 , adoptó lo que era la conclusión alemana. Esta posición apoyó la
interpretación crítica más elevada con respecto al desarrollo doctrinal de los Evangelios: esta sección se
agregó tarde para proporcionar el relato más antiguo del Evangelio con una conclusión sobrenatural ,
en armonía con los posteriores tratados del Evangelio de la resurrección. El teólogo inglés,
FC Conybeare , un contemporáneo de Warfield's, resumió la comprensión crítica superior de las
implicaciones de variantes como esta:

Estos hechos hablan por sí mismos. Nuestros textos griegos, no solo los evangelios, sino
también las epístolas, han sido revisados e interpolados por copistas ortodoxos . Podemos
rastrear sus perversiones d e el texto en algunos casos, con la ayuda de citas patrísticas y
versiones antiguas. Pero debe haber muchos pasajes que han sido tan corruptos, pero donde hoy
no podemos exponer el fraude 36

Sin embargo, Warfield estaba seguro de que al aceptar el consenso de opinión con respecto a la crítica
de texto, que ahora salía de Alemania, ahora vía Gran Bretaña, solo podía ayudar a la fe, incluso si se
necesitaran algunos ajustes importantes. Los críticos ingleses, Westcott y Hort , le dieron esta
confianza.

Tan pronto como apareció el texto crítico griego de Westcott y Hort (1881), Warfield le dio una reseña
que siempre se lo haría querer a los conservadores en los Estados Unidos: "No podemos dudar de que
los principios del método que han establecido lo harán. se encuentran con rápida aceptación universal.
Ofrecen por primera vez con un método realmente científico37 ", Philip Schaff , él mismo un erudito
textual consumado, estaba tan impresionado con la elucidación de Warfield del método de
genealogía de Westcott y Hort en esta revisión, invitó a Warfield a explicar esto en el propio
compañero de Schaff , en elTestamento griego y en la versión en inglés38. Esto equivalía a elevar a
Warfield al primer rango en esta disciplina en América, ya que Westcott y Hort se consideraban como
la vanguardia de los estudios textuales Westcott y Hort estaban, a su vez, simplemente adoptando el
método de Griesbach , cuyo nombre veneraban "por encima de cualquier otro crítico textual del Nuevo
Testamento39, whi". Si ellos sintieron que debían hacer algunos ajustes a sus teorías, dejaron en claro
que es su enfoque el que adoptan, y sostuvieron que "no hay objeciones válidas que podamos, creemos,
tener en contra de la mayor parte de la visión histórica de Gries bach " 40.

En esta revisión de Westcott y Hort , Warfield reveló su dominio tanto de la historia de la crítica de
texto como de los métodos de Westcott y Hort. Con el aliento de los lectores de la revisión, decidió
producir su propio manual sobre la crítica textual , después de los métodos "científicos "
de Griesbach, Westcott y Hort. En el prefacio de este trabajo, Warfield reveló claramente su deuda con
Westcott y Hort , al hacer "sin pretensión de originalidad " porque "las obligaciones con las obras
anteriores pueden ser reconocidas con certeza ". Creyendo que Westcott y Hort habían establecido un
método científico ensintonía con su propio criterio de sentido común , Warfield reprodujo sus teorías y
métodos en su propio manual. Él aceptó su demanda de reconocimiento P ARA tiene structed un texto
"neutral", basado enprinci pios establecidos por los críticos alemanes sí mismos y por lo que más allá
de los límites de sus críticas. Los dos eruditos ingleses afirmaron haber descubierto "aparentemente el
material puro del que todos los demás parecen haber divergido41 . Además , llegaron a tal conclusión
sin recurrir a la ayuda de la teología. Esto hizo sus argumentos aún más irresistible.

En la moda de la Ilustración, por lo tanto, Warfield dijo que en textos críticos , los fieles siguen el
mismo método que los alemanes, tratando las Escrituras como cualquier otra pieza de literatura, sin
referencia a la inspiración o la singularidad de la Biblia. Este que había aprendido de Westcott
y Hort, que argumentó, "Los principios de la crítica que se explican ... son válidas para todos los textos
antiguos que se conservan en una pluralidad de documentes. Al tratar con el texto del Nuevo
Testamento ningún nuevo principio WH en- siempre es necesario o legítimo42 . Obsérvese
cuidadosamente el eco de Warfield de este sentimiento en su propio manual: "No importa si la escritura
anterior es una carta de un amigo o una inscripción de Carchemish, o una copia de un periódico de
la mañana , o Shakespeare, u Homero, o la Biblia, estos y solo estos son los tipos de evidencia
aplicables [es decir, no teológicos , cánones de crítica de texto ] 43 .

Otro aspecto del método alemán que Warfield adoptó a través de Westcott y Hort fue la práctica de la
enmienda conjetural44. Ya hemos establecido que ningún erudito del NT en Princeton, hasta Warfield,
había aceptado este método de adivinación , aparte de la evidencia del manuscrito , en lo que era la
lectura verdadera (basado en la suposición de que todas las copias existentes son, en este punto,
corrompido). Una razón por la cual los Princetonianos eran sensibles a este problema se debe a que es
precisamente aquí donde un vínculo orgánico e s formó con el mayor crítico de ISM .AA Hodge reveló
su miedo a este método en estilo clásico en su Teología Evangélica:

Hay una fase arrogante de la " crítica más alta" que es mucho más ambiciosa e intenta
corregir, o incluso para reconstruir, el texto existente por amplia inducciones de la historia de
los tiempos, de los otros escritos, y del carácter conocido o supuesto, el conocimiento, el estilo,
la situación. o sujeto del escritor .... pero es muy claro que es th proceso de "alta crítica” es
susceptible de ser oloured c, e incluso controlada en su totalidad, por las subjec ns conditio
tivos de la crítica por sus simpatías, por sus teorías históricas, filosóficas y religiosas , y por sus
juicios a priori sobre lo que debe decir elescritor sagrado45.

Warfield había usado casi todos estos argumentos para rechazar el final largo de Mark.

Poco w onder, por lo tanto, que una vez vistas de Warfield en Westcott y Hort se hizo público, a través
de su revisión del texto EIR º en 1882, recibió una carta mos t interesante desde Charles Augustus
Briggs del Seminario de la Unión en Nueva York. Briggs más tarde sería expulsado por defender la
crítica bíblica46 . En su carta Briggs protestó a Warfield que él, (Briggs), Robertso n Smith y otros -
Ers ,simplemente estaban "trabajando en el AT como Tischend orf , Westcott y Hort [estaban] en el
N .T." y que él "no pudo ver diferencias de espíritu o métodos entre su artículo [revisión de Westcott
y Hort ] y el de profesor Smith47 ''. ¿Por qué es que Warfield podría ser visto como la
participación más alta w ith rit c ICS en su tarea de menor ismo crítico, con salida reciben el
mismo ción condemna como Briggs y Robertson Smith? 48 ".

III
En 1880, tw o años antes de Warfield escribirían su revisión de Westcott y Hort, AA Hodge lo invitó a
co aut hor un ensayo para la nueva vista Presby Terian Re sobre la doctrina de la inspira ción.

Hodge se quejó de que durante meses Charles Briggs lo había molestado para que publicara un ensayo
porque Hodge era considerado como un representante del antiguo orthod oxy. Briggs quería iniciar un
intercambio sobre el tema en la nueva revista .

Hodge comenzó su pedido a Warfield al reconocer su propia incapacidad para abordar las teorías
críticas de Briggs:
De alguna manera, puedo replantear el viejo lugar común de la ortodoxia en cuanto a la
inspiración y delimitarlo un poco en el aspecto a priori o metafísico , pero no puedo hacer
nada al decir o responder a las posiciones de la crítica hostil. en cuanto al origen o génesis o
fechas de los libros de cualquiera de los ensayos o en cuanto a las supuestas contradicciones de
deta il. 4 9
Invitó Warfield para escribir los es decir con él, con Hodge escribir la primera mitad de la DEA ling
con la doctrinal pecto s "que será seguida de una ilustración comunicado discusión [ sic" ilustrando "]
prueba de la verdad en cuanto a 1 st [ sic] el efecto de la nueva crítica prevaleciente50 " . Hodge le
suplicó a Warfield que abordara "el estado de los hechos reales (como el Nuevo Testamento) con
respecto a las inexactitudes afirmadas, o contr adictions". Hodge tenía una gran confianza en War field,
que había pasado un año en Leipzig solo tres años antes, dominando los "hechos". Él fue solo la
decisión de enfrentarse a Briggs, que también estudió en Alemania.De hecho, sería esto dicen que
revelaría a los críticos de la vieja ortodoxia que en el campo de la Guerra tuvieron un oponente
digno . El campo de guerra debe haber sentido una grave responsabilidad cuando se le pidió que
acudiera al rescate de Princeton. Su desafío fue abordar Briggs y otras crónicas, y aún así proteger su
propia reputación como una autoridad emergente en la crítica de tex tex , la única disciplina que parecía
más directamente socavar la visión de inspiración verbal de Princeton.
Warfield tuvo que admitir, junto con todos los críticos de post-Enligh , que en asuntos críticos de texto,
la Biblia debía ser tratada como cualquier otro tipo de literatura .
También tenía que mantener, sin embargo, que era la Palabra de Dios inspirada verbalmente. Esta fue
una tarea exigente para un gobierno no por el método dialéctico de ambos / y del alemán, sino por la
filosofía de sentido común escocés. Sin embargo, no estaba más allá de las habilidades de Warfield. La
respuesta de Warfield fue: "no afirmar que el texto común, sino solo que el texto autográfico original
fue inspirado. No se puede afirmar ningún 'error', por lo tanto, que no puede probarse como aborígen en
el texto51 .
Por otra parte, Warfield proporcionó una nueva interpretación ingeniosa de la Confesión de
Westminster que le permita reclamar credales vali fo dación r la nueva crítica. Los confes sión que
tenían una vez enseñaron la provi preservación confidencial de la iglesia se conservan textos , w como
se usa ahora para afirmar la provi dencial r ESTAURACIÓN de un ori infalible texto final, por medio
o f moderna texto criti CISM. Porque, argumentó, "creemos en el cuidado continuo de Dios sobre la
pureza de Su Palabra, podemos mirar el trabajo de los grandes críticos del siglo XIX: un Tregelles , un
Westcott, un Hort. -... como instrumentos de providencia para preservar [leer: restaurar] las
Escrituras para el uso del pueblo de Dios52 .
Th es, entonces, es cómo Warfield acom plished su pesada tarea: si el interp correcta retation del
Westminster Con confesión era, en opinión de Warfield, que enseñó el locus de la providencia era
ahora Resto ración, a través de la Ilustración criti CISM, en lugar de la preservación de
los textos tradicionales , entonces no necesitamos preocuparnos por las críticas presentadas en el
elemento humano en el texto de las Escrituras presente (e históricamente) usado en la iglesia. Esta
postura le permitió a Warfield unirse a los críticos de la posición de Précentón como agentes
providenciales de Dios en la tarea de restaurar el original inerrante, ahora el nuevo lugar de inspiración
y providencia.
Ironicall y, Warfield fue capaz en Gage en lo wer crítica, con crit mayores ICS, con total impunidad, y
por lo tanto conservan su integridad en ese campo. Podría hacerlo porque conservaba
el lenguaje tradicional de la confesión. Piel Thermore, también fue capaz de retener la edad de la
escuela doctrina stic de Inspira verbal ción, aunque esto requiere el cambio de la interpretación de la
confesión, y el cambio de la vieja doctrina de Princeton de la Escritura de nuevo en la bruma del
tiempo, ahora descansando sobre una aún no se ha reconstruido el autógrafo original inerrante.
Briggs, por otro lado, aunque también empleó las nuevas críticas en Union, como él vio que Warfield
aboga ahora , sin embargo, eligió no cambiar la comprensión histórica de la Confesión de Westminster,
de la forma en que lo hizo Warfield. Como resultado, sufrió severas reprimendas. Sin embargo, Briggs
tenía la historia de su parte cuando simplemente argumentó que "los teólogos de Westminster no
enseñaron la inercia de los auto-gráficos originales53 " .

IV
Cuando Warfield fue desafiado por su fórmula innovadora, basada en su desmitificación de la
Confesión de Westminster, su respuesta fue simple mente a suponer lo que podría no su toricall y
probar. Recientemente, sin embargo, los Warfieldianos estacionales han vuelto al argumento del siglo
pasado y han tenido la tentación de ofrecer evidencia histórica para la posición de Warfield. Randall
H. Balmer ha seleccionado (con la ayuda de John D. Woodbridge y Mark Noll), una serie de citas del
siglo XIX , revistas teológicas estadounidenses, que él cree que distinguen, al igual que Warfield, entre
autógrafos originales y copias54. " . Además, él cree que esta evidencia ayuda a probar que la visión de
Warfield era la de Princeton temprano. El elemento que falta en el tratamiento de Balmer , sin
embargo, es el papel que la crítica de texto desempeñó, o no , en estas discusiones a lo largo del
desarrollo del siglo XIX. Cer tainly todos los Princetonians admitió que había algunos grados ree de
error en las copias, declarado providentia LLY prese rved por el Westminster
Confes sión. Además, como los Divinos de Westminster, todos creían que solo los autógrafos
originales se daban por inspiración .
Pero a diferencia de Warfield, hemos demostrado que im portante temprana Princetonians aviso de
error mitted en los autógrafos. Además, nunca los descubrimos haciendo un llamado a los autógrafos
originales como el único depósito de inspiración, porque esta no fue la posición de los escolásticos
reformados, de quienes derivaron su teología . Futhermore , Iike los Prot estan t dogmáticos delante de
ellos, ser causa de su conocimiento ingenuo, poco desarrollado de, o la adopción de texto criti CISM,
nunca creyeron que haya un radical d iscontinuity entre la fre texto y copias finales. Warfield, sin
embargo, ciertamente lo hizo.
No había ninguna cartilla en el texto crítico icism publicado en los Estados Unidos hasta de
Schaff Compañero ... (1883) y Warf ield manual 's (1886). Texto crit datos de iCal, o un convenido
medios para que la activan, realmente no se convirtió w idespread, fuera de la libe instituciones ral del
Nordeste de la ONU hasta la publicación de la Ver revisado sión (1881). Ira V. Brown reconoció que,
" la forma se preparó para accep tancia de alta crítica por la aparición de la Vers revisado ion de la
Biblia en 1881 (NT) y 1885 (OT) .... Este wa alto punto sa en menor o crítica textual icismo ... La mera
publicación de una nueva traducción, basada en textos hebreos y griegos revisados, ayudó a modificar
el concepto tradicional de infalibilidad ".55 Ha sido la carga de este ensayo para demostrar justamente
lo que era la parte icular. modificación de la vista Prin ceton, a manos del campo War.56
Las muchas citas ofrecidas por Balmer no provienen de autores que todavía sienten la necesidad de
hacer el tipo de ajuste que hizo Warfield. En su mayor parte, no habrían sentido ninguna gran
discontinuidad entre las copias originales y las tradicionales. De hecho, un ejemplo utilizado
por Balme r ilustra esto bastante explícitamente . Un autor citado reformada argumentó, “ todos
sabemos que en la copia por errores manuales son susceptibles de fluencia en, como lo hacen a veces
incluso en los libros impresos ... la traducción contenida en nuestra Biblia común es una mucho mejor,
y mucho más conforme al significado de la o iginal, que cualquiera que haya Hemos tenido la intención
de suplantarlo57 "
Tal evidencia vuela directamente frente al punto que Balmer intenta establecer. Según la analogía del
autor , obtenemos una noción del tipo de errores que tuvo al minuto al hablar de las copias actuales :
los errores que se producen en la imprenta, errores totalmente técnicos. El autor anterior no está
discutiendo como lo hizo Warfield, que grandes bloques de materia l han sido p urposefully interpolado
en t él común t ext, con el fin de apoyar un resurrect io cuenta n, o algún otro impor tante theo principio
lógico. Más bien, este autor argumenta en la dirección opuesta. Sondeo muy parecido a Charles Hodge,
afirma que el texto común y existente , " es más conforme ... al original, que cualquiera que haya tenido
la intención de suplantarlo". Esto ciertamente no fue la opinión de Warfield. La disciplina del nuevo
testamento texto cr iticism tenía sim no surcan un rrived en Estados Unidos por Conserva tantes en el
momento de n1ost Tes e cupo t iones fueron publicados. Por lo tanto, que es poco probable que alguno
de ellos w argumentando ERE para el ajuste que Warfield se sintieron obligados a hacer.
Mo reover, si la posición del Warfield w tan consistente con la anterior Princetonian tra DICIÓN, ¿por
qué tenía que defender su posición a los contemporáneos Ágai NST la carga de la innovación ?
58 Warf ield era en realidad una petición de principio cuando se supone que la Iglesia Presbiteriana
tenía AL maneras sostuvo su vista. Sería ap pera que incluso el propio AA Hodge tuvo problemas con
Warf método de Bifur de ield cando. Después de leer un primer borrador de parte de su co-autor de
ensayo inspiración tratar de Warfield, Hodge pidió Warfield, "Si usted piensa que adecuado-Me
gustaría que expresar un punto diferente. En lugar de poner la autenticidad de un nd
genu Los prerrequisitos esenciales de la ineficiencia para la inspiración-yo diría que cualquier crítica
que niegue la verdad de cualquier testimonio de Cristo ... es inconsistente con la
inspiración59, Warfield evidentemente hizo que Hodge ajustara su opinión.
Eventualmente, Warfield persuadió a casi todos los que estaban dentro de la vieja tradición de
Princeton , durante el fragor del conflicto, de que su técnica apologética era correcta. Puso las
Escrituras para siempre fuera del alcance de los críticos antagónicos, ya que solo el texto autográfico
reconstruido podría ser criticado; al tiempo que permite a los críticos reformados entrar libremente en
la "búsqueda del texto histórico" contemporánea. Pero su avance demostró ser efímero.

V
Si Briggs pudiera ver su propio método reflejado en el de Warfield, también lo harían otros. Solo ocho
años después de la muerte de Warfield, la crítica más alta entró en Princeton y el seminario fue
reorganizado para acomodar esto. Lo cierto facile ty que Westcott y Hort sys tem parecía ofrecer
Warfield evapo clasificación. Más tarde, los críticos de texto abandonaron la esperanza de reconstruir
un texto "neutral" y hoy se desesperan por haber descubierto un urtext , el fundamento final de la
doctrina de inspiración e inerrancia de Warfield. Warfield había expresado sinceramente su esperanza
de que "el automóvil el texto gráfico del Nuevo Testamento está claramente dentro del alcance de la
crítica ... no podemos desesperarnos de restaurarnos a nosotros mismos y a la Iglesia de Dios, Su libro,
palabra por palabra, tal como lo dio por inspiración a los hombres60 ". años más tarde,
el estadounidense crítico de texto presbiterianos de Harvard, Kir SOPP Lake, de Fered una evaluación
más modesta: "a pesar de las afirmaciones de Westcott y Hort ... que no sé la forma original de los
Evangelios, y es muy probable que nunca lo haremos "61.
La adopción de los métodos alemanes por el sentido común de Warfield sería desarrollada más
completamente por otros en Princeton que ya no encontrarían su apéndice de la teoría de
los autógrafos intransigentes convincente o más relevante para los estudios de NT. Este último aspecto
de su legado se conservaría, sin embargo, en la institución de separación, el Seminario de Westminster.
Y puesto que era el Westcott y Hort método que Warfield canon zado como los medios científicos,
basada en su reinterpretación de la Westminster Confesión n, de restaurar las au inerrantes foto-,
Westminster ha sido congelado en el tiempo, sigue abogando por su método, WHI le la la disciplina se
ha movido62.
En este punto de la crítica de texto, Warfield no era un escolástico. Fue Warfield quien fue el máximo
responsable de aprobar el enfoque escolástico y credo de los primeros Princetonianos y quien primero
presenta una crítica bíblica genuina a Princeton. Decidió que si la crítica de texto -en alemán, Enlight y
la crítica de texto- podría separarse de la crítica más alta, con sentido común al timón, podría llevar a la
iglesia a salvo a los mares de la modernidad , a través de los vientos destructivos. de asalto63.
Fu rthermore, mediante la modificación del su tórico al entendimiento de la Westmin ster Confesión
con el fin de alojami fecha de este ajuste, Warfield sentía que estaba con Structing una apologética la
de Fered XX e misma clase de certeza mod ern presbiterianos, que el Westminster Confes sión había
ofrecido a los scholas tics en su día. Además, le permitió: 1) comprometerse por completo con la
disciplina de la crítica de textos y unirse a la búsqueda del texto histórico; Al retener el antiguo punto
de vista escolástico de la inspiración verbal por ahora relega ting este paradigma de la fre final
aut OGRAFÍAS solos, cuyo texto criti cismo, no la iglesia, ahora se presentaría al mundo; 3) dar a las
Escrituras el tipo de criterios científicos que necesitarían en la era moderna, a saber, la característica de
la inerrancia, algo que incluso los escolásticos no podían reclamar porque se habían atado al texto
común existente.
La medida del éxito de Warfield en su intento de enganchar la visión de Princeton de
la autoridad bíblica a la estrella de la crítica textual de nueve siglos del siglo XVI ha sido
poco analizada. Hasta la fecha, las au tografías inerrantes aún no han emergido. Tal vez el análisis de
George Marsden sobre el papel de la ciencia dentro de la academia evangélica estadounidense pueda
ayudar a arrojar más luz sobre la importancia del proyecto de Warfield:
En lugar de desafiar los primeros principios de la ciencia moderna, los [académicos evangélicos
estadounidenses] llegaron a estar entre los principales defensores de estos principios. Tenían
plena confianza en que la investigación científica objetiva solo podía confirmar la verdad
cristiana ... La comunidad cristiana, confiando plenamente en la ciencia y el método científico,
les había dado la bienvenida e incluso los había desfilado como sus amigos más firmes ... Esta
adaptación superficial los dejó. sin defensas cuando el famoso aliado demostró ser un enemigo
fuertemente armado ... La crítica bíblica convirtió el poder de fuego de tal explicación histórica
científica a boca de jarro en los orígenes de ... la Biblia misma. Con asombrosa rapidez, el
edificio construido por el método de suma que había funcionado tan bien para los cristianos
en acomodar el cristianismo a la primera revolución científica había sido demolido por el
segundo 64.
El Sr. Letis es un Ph.D. estudiante, New College, Universidad de Edimburgo.

NOTAS