Sie sind auf Seite 1von 3

AUMENTO DE EFICIENCIA EN LA OBTENCION DE ENERGIA EOLICA

ENERGIA EOLICA.

- La energía eólica como ya es sabido es una de las más antiguas usadas por el hombre,
usada antiguamente para moler granos, extraer agua, etc. En la actualidad esta clase
de energía es usada para obtener electricidad.

- En el más sencillo de los sistemas, unas paletas son movidas por el viento, y ese
movimiento ponen en funcionamiento un conjunto de engranajes que generan la
energía que puede ser usada para diferentes propósitos.
- Las utilizadas para producir electricidad van desde las hogareñas que producen apenas
unos kilovatios, a las de gran escala que producen cinco megavatios. Pero eso es el
máximo de potencia que pueden alcanzar.
Una de las desventajas de la energía eólica es que esta no es constante, esto se debe a que los
vientos no soplan siempre, si bien hay regiones en las que esto sucede, no pasa en todo el
mundo. Es por eso que los ingenieros siguen buscando una forma en cómo hacer que una
turbina eólica produzca más.

Por esta razón los ingenieros buscan que cada una de las turbinas sea confiable y constante. En
busca de esto se han lanzado Abolfazl Ahmadi y Mehdi Ali Ehyaei ingenieros iraníes de la
Universidad de Irán, han publicado un estudio en Journal of Exergy sobre cuánta energía
usable producen las turbinas eólicas.

El problema, dicen ellos, es que no se aprovechan todos los vientos. La mayoría de las
turbinas de los parques eólicos, generan electricidad con vientos de una cierta velocidad, no lo
hacen con vientos lentos, ni con vientos muy rápidos.

Por eso la clave, para maximizar la eficiencia de una turbina eólica es importante maximizar
el uso de los vientos de cualquier velocidad, desde la brisa más leve al viento más fuerte.
Siempre dentro de los parámetros seguros de la turbina.

A causa de ello, lo que han estudiado es la exergía de la energía eólica. Exergia es un término
técnico de la termodinámica que mide la energía disponible para ser usada, o sea el máximo
potencial.
Ellos han desarrollado una fórmula que puede lograr que cada turbina o parque eólico
aproveche al máximo el viento disponible en su región. El viento no sopla igual en todos lados,
por eso la fórmula de Ahmadi y Ehyaei logra que una turbina se adapte a cada zona.

Lo probaron en dos ciudades diferentes de Irán: Teherán y Manjil. En la primera el


viento suele ser bajo, y en la segunda es fuerte y constante. La fórmula optimiza los
valores de velocidad de rotación de la turbina eólica, que puede ser alterada
dependiendo de la velocidad de los vientos.

El resultado es un aumento en la eficiencia de un 20 por ciento, y una disminución del


80 por ciento en el desperdicio de energía.