Sie sind auf Seite 1von 15

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular para la Educación.

Universidad De Falcón “UDEFA”.

Punto Fijo – Estado Falcón

Materia: Electiva II

"PROPIEDAD INTELECTUAL"

Realizado por:

Samuel Morel CI 20.681.317

Punto Fijo – Estado Falcón, Junio de 2018.


La propiedad Intelectual ha marcado el rumbo de las relaciones jurídicas que
rigen las invenciones que se patentan dentro de una sociedad organizada, y de
la evolución particular de la Propiedad Industrial, a partir del conferimiento de
un privilegio real, para la enseñanza en la confección de un tejido, pasando por
la disposición de la Constitución Francesa de 1.790, donde las invenciones
entran en el orden constitucional, saliendo de la esfera de la discrecionalidad
real. Se estudia más recientemente el Convenio de Estocolmo de 1.967,
mediante el cual se crea la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual
(OMPI), delimitándose en ellas, las disciplinas contempladas bajo esa
denominación. El Acuerdo Sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad
Intelectual (ADPIC), en el que se realizan las clasificaciones que son objeto de
las selecciones protegidas, entre las que se encuentra en el numeral 5to
Patentes, objeto de principal estudio, en este trabajo. Sin dejar de vincular en
todo momento, la constante relación que en estos tiempos debemos visualizar
sobre la globalización y la sociedad de la información, como herramientas del
conocimiento y su aplicación a la información tecnológica que es incorporada a
ese título llamado Patente.

Antecedente:

Es conveniente comenzar un trabajo de investigación, hurgando en la historia,


para poder comprender, cuáles son los orígenes del punto a ser desarrollado o
abordado, la forma, como ha podido éste evolucionar, estancarse o perecer en
el tiempo, por no haber contado con las herramientas necesarias para
mantener su vigencia o prescindencia dentro del interés de la sociedad; a la
vez, saber cuál es el contexto histórico, político y cultural que se encuentra
presente en cada uno de esos tiempos, puesto que esa información
complementaria, ayuda a la formación de un criterio más estable y cercano a la
realidad del objeto que genera la investigación. Sirven esas preliminares
reflexiones, para expresar que, por el año de 1.336, se otorgan unas primeras
patentes en York, Inglaterra, a un grupo de tejedores foráneos, que en esa
tierra se habían establecido unos años atrás, producto de un Privilegio
concedido por Eduardo III, a Juan Instrumento de evaluación para proyectos de
investigación, para que se dedicará a la enseñanza en la fabricación de tejidos,
a los súbditos de ese reino. Posteriormente, a principios del siglo XV, en el año
de 1421, en la ciudad de Florencia, se conoce que un arquitecto de nombre
Filippo Brunelleschi, solicitó y le fue otorgado por el Estado un privilegio
temporal, para usar por tres años en forma exclusiva un diseño de una barca
para transportar mármol a la Catedral de Florencia; en el año de 1592, en pleno
Renacimiento, Galileo Galilei solicita al Duque de Venecia una garantía por lo
que él llama un privilegio o derecho de hacer y usar en forma exclusiva, su
máquina para elevar agua e irrigar tierra con pequeño gasto y gran
conveniencia, pues argumentaba, que ella le había ocasionado gran trabajo y
grandes gastos, como para que fuera hecha propiedad común de todos. Este
hecho es considerado por algunos autores como el antecedente inmediato del
concepto moderno de patente. Más tarde, en Inglaterra, en 1624, se establece
el Estatuto de Monopolios que habría de restringir prácticamente dicho
privilegio al “primer y verdadero inventor”. El primer antecedente en España 1 ,
proviene de la Junta General de Comercio y Moneda, creada en 1679 con el
objeto de favorecer el crecimiento económico en el país, pues una de sus
funciones era la de realizar exámenes de inventos y proponer al Rey, la
concesión de Reales Cédulas de Privilegio. La documentación a que dio lugar
la actividad de la Junta se encuentra, hoy día, en el Archivo General de
Simancas. Pero es el Real Gabinete de Máquinas del Buen Retiro, abierto en
1792, el que se convierte en el germen tanto de lo que actualmente es el lugar
de archivo de las patentes, como de la Escuela de Caminos, Canales y
Puertos. En el Gabinete se almacenaban y mostraban modelos y planos de
todo tipo de máquinas, así como la documentación resultante de la concesión
de Reales Cédulas de Privilegio. La protección al ingenio y a la creatividad, es
una práctica muy antigua, aun cuando no existen muchas referencias que lo
corroboren. Se trata de derechos que recaen exclusivamente sobre bienes
inmateriales, tal como explica, Fernando Fuentes 2 , es para esa época de
1.790, cuando en la Constitución Francesa, se incorpora un artículo en que se
consagra la propiedad de las invenciones a los creadores, sin necesidad de
“Privilegio Real”, y al año siguiente, entra en escena la primera Ley que rige la
materia. Ya por estas tierras, en 1.830, se le da protección a los inventores en
la disposición contenida en el artículo 217, de la Constitución que da
nacimiento a la República y nos separa definitivamente de la Gran Colombia,
siendo promulgada en ese mismo año, la primera ley de protección al área
técnica de la Propiedad Industrial, denominada “Ley Sobre Patentes de
Innovación, Mejoras e Introducción de Nuevos Ramos de Industria”, reformada
en 1.854 y luego en 1.860, mediante la cual se responsabiliza al legislativo, el
otorgamiento de las patentes; en 1.879, se dicta la “Ley de Privilegios de
Invención o Descubrimientos”, derogada cinco años más tarde; para que, en
1.927, se dicte la “Ley Sobre Patentes de Invención”, incorporando el sistema
de oposiciones, para el otorgamiento del título de la patente, hasta que el 29 de
agosto de 1.955, se promulga nuestra “Ley de Propiedad Industrial”, que aun
se mantiene vigente, habiéndose conseguido con ello, dos importantes logros,
el primero en el orden legislativo, al unificarse en un solo texto, el conjunto
disperso de normas que rigen la materia, y el segundo, en el orden
administrativo, por cuanto surge la figura del Registro de la Propiedad
Industrial, como ente encargado para el otorgamiento de las patentes y marcas,
capaz de brindar mayor seguridad a quienes intervienen en el marco de la
actividad.

Cronología:

La cronología de los tratados internacionales de la Propiedad Intelectual, se


presenta en dos vertientes, la primera, en referencia a la Propiedad Industrial, y
una segunda corriente, sobre aquellos tratados de Derecho de Autor
relacionados con el comercio, en el tiempo en los cuales se han ido
suscribiendo, y entrando en vigencia de la siguiente manera: 1.883. Convenio
de Paris. 1.886. Convenio de Berna. 1.891. Arreglo de Madrid, Unión de Madrid
relativo al Registro de Marcas 1.934. Arreglo de la Haya. 1.947. Acuerdo
General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio 1.952. Convenio Universal
Sobre Derecho de Autor. 1.955. Ley de Propiedad Industrial1.957. Arreglo de
Niza. 1.958. Arreglo de Lisboa. 1.961. Convenio Internacional para la
Protección de Variedades Vegetales. 1.961. Convenio de Roma. 1.967.
Convenio que establece la Organización Mundial del Comercio. 1.968. Arreglo
de Locarno. 1.970. Tratado de Cooperación en Materia de Patentes PCT.
1.971. Convenio de Estrasburgo. 1.971. Convenio de Ginebra. 1.995. ADPIC.
2.000. Decisión 486, de la Comunidad Andina de Naciones.
Definiciones:

En el desarrollo del presente punto, podremos observar, como es definida la


Propiedad Intelectual, la Propiedad Industrial y las Patentes, según los
diferentes criterios que esgrimen connotados estudiosos de esta apasionante
materia, los organismos y convenios internacionales, que regulan las
actividades de quienes intervienen en esta materia, los aportes que al respecto
provienen de las instituciones públicas y privadas de algunos países, que en su
conjunto, son los interesados primarios, para que la actividad se encamine por
los senderos de la uniformidad de criterios, en torno a los derechos que se
otorguen y la protección a esas creaciones del intelecto.

Propiedad Intelectual:

Comenzando con el planteamiento del Profesor venezolano, Ricardo Antequera


Parilli 3 , sobre la “Propiedad Intelectual”, quien, es uno de los propulsores de
la novísima teoría, del “Espacio Jurídico”, definiéndola como un “espacio
jurídico” dentro del cual caben diferentes sistemas normativos que tienen por
objeto la protección de bienes inmateriales de diferentes órdenes: industriales,
comerciales, técnicos, artísticos, científicos y literarios. También se afirma,
como regla general, que los derechos de “Propiedad Intelectual” tienen como
denominador común que reconocen derechos exclusivos de explotación, sobre
esos bienes inmateriales, además de que, en algunas de sus ramas
(particularmente en el Derecho de Autor) se atribuyen derechos “morales” o de
orden personal al autor. … Según la visión del Centro de Investigación
Científica y de Educación Superior de Ensenada 4 , (CICESE), con sede en
México, al formularse la pregunta en su portal en Internet, ¿Qué es la
propiedad intelectual?, nos informa de la siguiente manera … La propiedad
intelectual es el conjunto de derechos patrimoniales de carácter exclusivo que
otorga el Estado por un tiempo determinado, a las personas físicas o morales
que llevan a cabo la realización de creaciones artísticas o que realizan
invenciones o innovaciones y de quienes adoptan indicaciones comerciales,
pudiendo ser estos, productos y creaciones objetos de comercio. Para la
Organización Mundial de la Propiedad Intelectual OMPI 5 , o como también es
conocida por sus siglas en ingles (WIPO), la definición de la Propiedad
Intelectual es del tenor siguiente: ... La propiedad intelectual tiene que ver con
las creaciones La propiedad intelectual tiene que ver con las creaciones de la
mente: las invenciones, las obras literarias y artísticas, los símbolos, los
nombres, las imágenes y los dibujos y modelos utilizados en el comercio. La
propiedad intelectual se divide en dos categorías: la propiedad industrial, que
incluye las invenciones, patentes, marcas, dibujos y modelos industriales e
indicaciones geográficas de origen; y el derecho de autor, que abarca las obras
literarias y artísticas, tales como las novelas, los poemas y las obras de teatro,
las películas, las obras musicales, las obras de arte, tales como los dibujos,
pinturas, fotografías y esculturas, y los diseños arquitectónicos.

Propiedad Industrial:

Respecto de la Propiedad Industrial, recojo en este trabajo una definición que


es formulada por un investigador español, llamado Manuel Díaz Velasco 6 ,
que sobre la Propiedad Industrial considera al Conjunto de normas relativas a
los derechos sobre creaciones intelectuales de carácter industrial (invenciones
patentadas ,modelos de utilidad y dibujos y modelos industriales) y sobre los
signos distintivos de las empresas, de sus locales y sus productos (nombres
comerciales, rótulos de establecimiento y marcas de fábrica y de comercio) En
la Guía para solicitar Marcas y Patentes del Servicio Autónomo de la Propiedad
Intelectual, (SAPI), 7 como órgano perteneciente a la administración pública
venezolana, en apoyo al desarrollo y protección jurídica de la materia, se
produce un concepto sobre la Propiedad Industrial en los términos siguientes:
… Sistema regulado y administrado por el Estado para la concesión de
derechos a los inventores sobre sus creaciones, a través de las Patentes, y a
los comerciantes e industriales sobre los signos que utilizan para distinguir sus
productos en el mercado, mediante las Marcas Por lo que la propiedad
industrial siendo un derecho exclusivo que es otorgado por el Estado, para el
uso o la explotación, industrial o comercial, de las invenciones e innovaciones
de carácter industrial o signos distintivos comerciales, que son creación de las
personas o las empresas, para distinguir sus productos o servicios en el
mercado; le confiere a su titular, la facultad de excluir a otros, del uso o la
explotación comercial, de su propiedad, sin su consentimiento previo y expreso
para ello.

Invención:

Breve Reseña Histórica:

Sobre este bien intangible, que es objeto de regulación por parte del Derecho
Intelectual, podemos comenzar su tratamiento, cuando hilvano unas ideas,
recordando la solución encontrada por la señora Cochrane, habitante de la
población de Shelbyville, Estado de Illinois, en los Estados Unidos e
Norteamérica, ante el problema que constantemente enfrentaba, al partírsele
las piezas de su vajilla, cuando eran fregadas, tras culminar las fastuosas
fiestas que ofrecía en esa región a finales del siglo XIX, que hizo surgir al
“Lavaplatos”, invención que fue patentada y comercializada por ella; tal como
ha sido reseñada, por el profesor Francisco Astudillo Gómez, tanto, en las
clases del Doctorado en Ciencias, mención Derecho, auspiciado por la
Universidad Central de Venezuela, que por convenio es dictado actualmente,
en los espacios de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la
Universidad de Carabobo, así como, en su ponencia, “Aproximación al Estudio
de las Invenciones” presentada en el Congreso Internacional, que sobre
propiedad intelectual, se llevó a cabo, en la Universidad de Margarita,
Venezuela, que de cuyas disertaciones, surgió la presentación del Libro
homenaje al doctor Ricardo Antequera Parilli, que en su página 130, recoge en
esencia, los comentarios ut supra expresados.

Sobre la cuestión de su definición:

Seguidamente pasaré a hacer mención, a la Decisión 486 8 , de la Comisión de


la Comunidad Andina, sobre el Régimen Común sobre Propiedad Industrial,
que sobre este punto, en su artículo 14, se entiende que las invenciones
pueden ser de producto o de procedimiento, en todos los campos de la
tecnología, mientras sean capaces de demostrar su novedad, logren el nivel
inventivo y puedan ser aplicables en la industria. Sin que por ello, entre a definir
lo que debe entenderse por “invención”. Me he conseguido con la dificultad, de
encontrar definiciones sobre el término invención, dentro del conjunto de leyes
y acuerdos internacionales que rigen la materia, teniendo a mano, sólo, la que
en algunas legislaciones de Latinoamérica se han ido incorporado, como son
los casos, de Chile y México en 1.991, El Salvador, en 1.993, Argentina en
1.996 y Panamá, para ese mismo año; estando nuestro país, a la espera, de la
nueva ley que regulará la materia, “en actual descanso legislativo desde el
2.002”, por cuanto, se contempla en el Proyecto de “Ley de Propiedad
Intelectual”, que ha sido aprobado en primera discusión en la Asamblea
Nacional de Venezuela el 17 de octubre de 2.002, sobre este punto en su
artículo 4, dice lo siguiente A los efectos de la presente Ley y su Reglamento
se entenderá por: Invención: A los efectos de esta ley una invención es un
producto o proceso que satisface una necesidad técnica, Instrumento de
evaluación para proyectos de investigación (primera versión) La Propiedad
Intelectual, la Propiedad Industrial y las Patentes de invención. Ramón Barhi
Pinto. 100 entendiéndose por producto a las sustancias, dispositivos, máquinas
y otras entidades físicas o químicas con características determinadas. Por su
parte, los procesos consisten en una sucesión de etapas o de operaciones que
terminan en resultados concretos, (incluyendo entre éstos los usos) Dicha
omisión, en las normas vigentes, se justifica a través de las investigaciones que
ha realizado el profesor Francisco Astudillo Gómez 9 , en las decisiones de los
más altos tribunales de justicia de varias naciones, entre ellas la Corte
Suprema de Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica y el Consejo
Federal de Suiza.

Patente:

Para comenzar a presentar la definiciones sobre la Patente, regreso sobre los


comentarios que al respecto realiza el Centro de Investigación Científica y de
Educación Superior y Enseñanza, (CICESE), ubicado en México, que al efecto
señala: … Es un documento técnico con una estructura de contenido
determinada, en el que se describe la invención que se pretende patentar y se
fundamentan las diferencias y mejoras respecto de lo que ya existe. Una vez
que este documento o solicitud de patente se somete oficialmente ante la
Oficina encargada, se examina y si cumple con los criterios que establece la
Ley de la Propiedad Industrial, se expide el título de patente otorgada Así, para
el catedrático e investigador español José Massaguer 10, quien, al visitar
nuestro país con motivo al Congreso Internacional, que sobre la Propiedad
Intelectual, organizó la Universidad de Margarita, del 29 de septiembre al 02 de
octubre de 2.004, consideró que el concepto sobre la patente: es un concepto
extraordinariamente rico, en facetas y significados. A un tiempo de presenta
como el derecho exclusivo (derecho subjetivo de naturaleza patrimonial)
atribuido sobre una invención mediante la superación de un procedimiento
administrativo más o menos complejo según los casos, como certificado o título
otorgado precisamente por la resolución administrativa que pone fin
precisamente a ese procedimiento o como sistema de protección jurídica de las
invenciones, esto es, como conjunto de aspectos institucionales, formales y
sustantivos, mediante los que se establece la protección jurídica de las
invenciones. Se presenta a continuación, la expresión recogida en las clases
del Doctorado en Ciencias Mención Derecho, auspiciado por la honorable
Universidad Central de Venezuela, dictado mediante convenio, con la ilustre
Universidad de Carabobo, en el Campus de Bárbula, donde emergen los
nuevos espacios de la primigenia Facultad de Derecho, hoy, Facultad de
Ciencias Jurídicas y Políticas, de nuestra Alma Mater, por el muy respetado
profesor e investigador venezolano, Francisco Astudillo 11, quien al respecto,
en un primer momento expresó: “todas las invenciones son de libre acceso”,
indicando de seguida, la noción sobre patente, al esgrimir que son: … títulos
emitidos por el Estado para incentivar el progreso técnico, los cuales confieren
un derecho o privilegio exclusivo (derecho de exclusión) para la explotación de
una invención por un lapso determinado, lo que le permite al sujeto del derecho
excluir a terceros no autorizados de la producción y comercialización de la
misma. Se puede decir, que una patente como constituye un título que otorga
el Estado a las personas, sobre una invención, donde queda establecido, que
el inventor, despliega el conocimiento aplicado en la creación y, como
contraprestación, el Estado le otorga un derecho exclusivo para explotar
industrial y comercialmente la invención en cuestión; en nuestro país, por un
lapso de veinte años, contados a partir de la fecha de su solicitud ante el
S.A.P.I. y previo cumplimiento de los requisitos que sobre el particular se
establecen en la normativa que rige la materia. Una vez que se cumple con
dicho lapso, pasan a ser del dominio público, por lo que cualquier persona
puede producir y comercializar la invención patentada.

Pertinencia de la Patente:

Objeto:

La protección se dirige hacía la Invenciones Patentables, consideradas como el


conjunto de reglas técnicas revestidas de novedad, capaces de solucionar un
problema en el ámbito industrial, las cuales tienen que previamente cumplir con
un conjunto de requisitos materiales y Instrumento de evaluación para
proyectos de investigación formales, respecto de la creación, y subjetivos, que
recaen sobre la persona que debe ser capaz, para solicitar su tramitación ante
el órgano administrativo competente. Tienen signado un doble objetivo, por una
parte conceden un derecho de exclusividad para los inventores y por la otra,
proveen de información técnica a la sociedad; revistiendo de mucha
importancia, que los solicitantes logren describir detalladamente la invención,
para que el funcionario generalmente, con formación técnica, pueda ejecutarla.

Utilidad:

Se ha convertido en una herramienta de gran versatilidad, puesto que evita la


duplicación de esfuerzos y gastos en la planificación industrial; genera nuevas
ideas, aportando las soluciones técnicas necesarias para la producción efectiva
de los productos, dejando despejado el camino para emprender nuevos
proyectos de planificación, con la correcta previsión de las diferentes
alternativas tecnológicas que pudieran implementarse en cada paso del
proceso Son capaces de proporcionar el estado del arte en un campo
específico; son muestras de conocimiento para identificar la tecnología que
desarrollan los competidores, o que redunda en un beneficio adicional, que
permite la identificación de los mercados, con el fin de la correcta planificación
industrial.
Titularidad:

Aun cuando, sin mayores explicaciones, se hizo una breve referencia sobre
este tema en la parte final del punto 3.4 de este trabajo, cuando realizaba
consideraciones en torno a la definición de patente; estimo conveniente
regresar a él, dada la importancia que reviste dejar informado al lector, que las
patentes de invención otorgadas conforme a los lineamientos de la Propiedad
Intelectual, no son objeto de conferimiento de la propiedad, sino que estas,
dejan constancia de la misma; así pues, nos remitimos al Titulo II, Capitulo II,
de la Decisión 486 de la Comunidad Andina de Naciones, mencionando… “De
los Titulares de la Patente”… siendo abordado en iguales términos, en el
artículo 22 que da inicio al capitulo, de la Decisión, que se comenta; por lo que
el legislador, no procede a referirse sobre la titularidad de la invención por lo
que respecta a esta materia. La invención existe por el hecho de la creación
por parte de su inventor, otorgada o no la patente, siendo ese bien, el que
puede ser objeto de la propiedad y no el título que pudiera otorgarse sobre ella,
por ejemplo, el inventor, puede autorizar a una o varias personas para el uso
de su invención, y no por ello pierde la titularidad sobre ella.

Tipos de invenciones patentables:

Sin mostrar mayores complicaciones, plasmaremos el contenido del artículo 27


del Acuerdo Sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual
(ADPIC) 12 a tipos de invenciones patentables y ámbito tecnológico, de la
manera siguiente:

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos 2 y 3, las patentes podrán


obtenerse por todas las invenciones, sean de productos o de procedimientos,
en todos los campos de la tecnología, siempre que sean nuevas, entrañen una
actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial 5. Sin perjuicio
de lo dispuesto en el párrafo 4 del artículo 65, en el párrafo 8 del artículo 70 y
en el párrafo 3 del presente artículo, las patentes se podrán obtener y los
derechos de patente se podrán gozar sin discriminación por el lugar de la
invención, el campo de la tecnología o el hecho de que los productos sean
importados o producidos en el país.
2. Los Miembros podrán excluir de la patentabilidad las invenciones cuya
explotación comercial en su territorio deba impedirse necesariamente para
proteger el orden público o la moralidad, inclusive para proteger la salud o la
vida de las personas o de los animales o para preservar los vegetales, o para
evitar daños graves al medio ambiente, siempre que esa exclusión no se haga
meramente porque la explotación esté prohibida por su legislación.

3. Los Miembros podrán excluir asimismo de la patentabilidad: a) los métodos


de diagnóstico, terapéuticos y quirúrgicos para el tratamiento de personas o
animales; b) las plantas y los animales excepto los microorganismos, y los
procedimientos esencialmente biológicos para la producción de plantas o
animales, que no sean procedimientos no biológicos o microbiológicos. Sin
embargo, los miembros otorgarán protección a todas las obtenciones vegetales
mediante patentes, mediante un sistema eficaz sui generis o mediante una
combinación de aquéllas y éste. Las disposiciones del Instrumento de
evaluación para proyectos de investigación presente apartado serán objeto de
examen cuatro años después de la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC.

Modificación de la patente:

De acuerdo al contenido del capitulo VII, de la Decisión 486, constituye un acto


posterior válido al otorgamiento de la concesión, que quien sea titular de la
patente, podrá solicitar que ésta, sea modificada, para introducir cambios
formales en cuanto a ciertos datos, tales como nombres, direcciones, entre
otros, o para realizar modificaciones en cuanto al límite de las reivindicaciones,
así como, procurar la corrección de aquellos errores materiales que se
encontraren dentro de la patente. De igual forma, el titular de la patente, tiene
el derecho de renunciar a aquellas reivindicaciones contenidas en ella, sin
mayor formalidad en cuanto a su justificación, que la de presentar una
declaración, dirigida al organismo administrativo competente en la materia,
para lograr que comiencen a correr los efectos legales pertinentes, a partir del
momento de la recepción de la declaración antes señalada. Pudiendo, con vista
a las previsiones del capitulo que se comenta, de la Decisión 486 de CAN, el
titular de una patente, dividirla en dos o más patentes, con arreglo al mejor
aprovechamiento que estimare conveniente realizar; asistiéndole el derecho,
para fusionar dos o más patentes, siempre y cuando, para todas esta
posibilidades, sean tramitadas ante la oficina administrativa competente, para
comprobar la legalidad de los procedimientos y el pago de los aranceles y
gatos administrativos a que hubiere lugar.

Obligaciones del Titular:

En el Capitulo VI, de la Decisión 486 13, nos detenemos para comprender, el


alcance de las Obligaciones del Titular de la Patente, cuando se le impone la
explotación de la invención patentada, dentro de uno de los países miembros
de la CAN, bien sea de forma directa, o por haber autorizado a un tercero para
su ejercicio. Por lo que se determina, que se entenderá por explotación para los
efectos de ese Capitulo VI, de la decisión, en el artículo 60: la producción
industrial del producto objeto de la patente o el uso integral del procedimiento
patentado junto con la distribución y comercialización de los resultados
obtenidos, de forma suficiente para satisfacer la demanda del mercado.
También se entenderá por explotación la importación, junto con la distribución y
comercialización del producto patentado, cuando ésta se haga de forma
suficiente para satisfacer la demanda del mercado.

Nulidad:

Continuando en las previsiones de la Decisión 486 14, nos ubicamos en el


Capitulo IX, en el que se trata la Nulidad de la Patente, concretamente en su
artículo 75 15,bien de forma absoluta, en cuyo caso, el tramite puede comenzar
de oficio o a instancia de parte, cuando se contraríen, no se cumplan u omitan,
los aspectos formales establecidos en la normativa, que hagan insostenible su
ejecución sin acatar la legalidad del proceso; o, de nulidad parcial, que afecte
solamente, a aquellas reivindicaciones o partes de una reivindicación, que
resultare afectada, por el incumplimiento de una de las causales, enunciadas
en el artículo 75 de la Decisión 486, que sirve de marco al presente comentario.
Pero que en todo caso, tendrá que ser notificado de tales circunstancias, en
razón del derecho que le asiste para la promoción de aquellas pruebas que
estimare conveniente presentar, dentro de un lapso de dos meses siguientes a
la respectiva notificación. En ese sentido, puede también ser objeto una
licencia, de nulidad relativa, al momento en el cual, los vicios en los actos
administrativos no llegaron a producir efectos totales sobre la legalidad de la
patente y no fue declarada su nulidad absoluta, según el alcance de lo previsto
en el artículo 75, anteriormente citado. En el marco de ese mismo Capitulo,
podrá decretar la anulación de la patente, la autoridad administrativa, cuando
se hubiese intentado una acción en tal sentido por parte de quien habiendo
tenido el derecho para obtener la patente, estuviese siendo disfrutada por otro
distinto a él, teniendo un lapso prescriptito de cinco años para intentar la
acción, a partir del momento de otorgamiento de la patente, u otro lapso de dos
años, en el caso, de haber tenido conocimiento, quien es el titular del derecho,
de la explotación de la invención, para lo cual, en todo caso se aplicará, el
plazo que venza primero.

Información tecnológica en la patente:

Los documentos contentivos de la patentes, están impregnados de Información


Tecnológica, que en los actuales momentos llamamos de punta, en todo lo
referente a la planificación industrial, siendo de fácil utilización, y versátil para la
empresa, de prácticas actualizadas y manejo accesible, estando siempre
disponibles, por cuanto el Sistema de Patente, se basa, en el derecho
comercial y exclusivo, de forma temporal, que es otorgado a una persona,
siempre y cuando la Información Tecnológica se encuentre disponible para su
uso, la cual aparece publicada en los boletines que emiten los entes
administrativos de la Propiedad Industrial, o de forma personal y directa en el
cuerpo de los expedientes en esas mismas oficinas pasados que sean,
dieciocho meses, desde la fecha de la presentación de la solicitud, momento en
el cual se hacen públicos. Cobran gran importancia, por la cantidad de
información que generan.

Conclusiones:
Hemos podido observar, en estas breves reseñas sobre el nacimiento de los
derechos intelectuales, la propiedad intelectual y la Patente de Invención, su
evolución y protección por parte del derecho y muy especialmente en el área
del Derecho de Propiedad Industrial, donde ha encontrado el camino para
seguir emergiendo entre las normas que se dicten en aras de su consolidación
cercana; más por razones de orden práctico y en ocasiones por esa tecnología
de punta en la cual se basa su información, para la planificación industrial, que
es una conveniencia para el Estado, que hacen indispensable su protección
legal, pero débiles en algunos casos, en cuanto a su ejecución cotidiana, frente
a las grandes mafias que controlan la piratería; o como algunos autores han
venido sosteniendo en cuanto a los criterios que se manejan en torno a la
interpretación para la protección de su objeto. Siento, que han quedado
aspectos importantes de lado en la presente investigación, sobre los cuales,
tengo que regresar posteriormente para su estudio, sobre todo, la
jurisprudencia nacional e internacional, que mucho aportará sobre mis
recientes conocimientos y el criterio que me formaré al respecto.